Está en la página 1de 3

Diciembre

Ho
la!
Eclipse

El rostro de Jacob se endureció conforme


avanzábamos hacia él, con las
manos unidas.

Noté también otros rostros, los de mis compañeros de


clase. Me di cuenta de cómo sus ojos se dilataban al posarse
sobre los dos metros del corpachón de Jacob, cuya complexión
musculosa era impropia de un chico de poco más de diecisiete
años. Vi cómo aquellos ojos recorrían su ajustada camiseta
negra de manga corta aunque el día era frío a pesar de la
estación, sus vaqueros rasgados y manchados de grasa y la
moto lacada en negro sobre la que se apoyaba. Las miradas no
se detenían en su rostro, ya que había algo en su expresión que
les hacía retirarlas con rapidez. También constaté la distancia
que mantenían con él, una burbuja de espacio que nadie se
Con cierta sorpresa, me Edward se detuvo a unos
di cuenta de que Jacob 1
les cuantos metros de Jacob. Tenía
parecía peligroso. Qué raro. bien claro lo incómodo que le
resultaba tenerme tan cerca de
un licántropo. Retrasó
ligeramente la mano y me echó
hacia atrás para cultarme a
medias con su cuerpo

1
Jacob: licántropo.