P. 1
MacroEcoNoMia InterMedia - Gregorio de Jose

MacroEcoNoMia InterMedia - Gregorio de Jose

5.0

|Views: 3.892|Likes:
Publicado porjhon_sc

More info:

Published by: jhon_sc on Jun 25, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

Macroeconom´ Intermedia ıa

Jos´ De Gregorio1 e Versi´n: 20 de mayo de 2004 o

´ Esta version es preliminar e incompleta. Puede contener, y seguramente contiene, errores. Encontrar los errores es un buen ejercicio para estudiar. Por favor dirija cualquier comentario sobre los apuntes a:jose.degregorio@bcentral.cl. c Derechos reservados 2003 Jos´ De Gregorio e

Se agradece la valios´ ısima colaboraci´n de Crist´bal Huneeus L., quien ha coordinado y prepao o rado el material b´sico para estos apuntes. Desde Stanford sigue colaborando con mis constantes a A combates con L TEX. El es adem´s responsable de cualquier error. Se agradece adem´s la colaboa a raci´n de Rodrigo Alfaro, Christian Ferrada, Alvaro Garc´ Francisco Parro, y en especial Marco o ıa, N´nez. u˜

1

2

´ Indice general
´ Indice general 3

I

Elementos B´sicos a

9
11 11 13 15 15 24 28 28 32 35 36 40 42 51

1. Introducci´n: ¿Qu´ es la Macroeconom´ o e ıa? 1.1. Preguntas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1.2. Debates en Macroeconom´ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ıa 2. Los datos 2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica . . . . . . . . o o 2.2. Variables nominales y reales y la medici´n de la inflaci´n . o o 2.3. PIB (Real) como Medici´n de Bienestar . . . . . . . . . . o 2.4. PIB y PNB . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.5. Ahorro-Inversi´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 2.6. El D´ficit de la Cuenta Corriente como exceso de Gasto . e 2.7. La Cuenta Financiera y la Balanza de Pagos . . . . . . . 2.8. La Posici´n de Inversi´n Internacional y la Deuda Externa o o 2.9. Tipo de Cambio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.10. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

. . . . . . . . . .

II

Comportamiento de los Agentes Econ´micos o
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

55
57 57 61 63 71 73 77 78 78

3. Consumo 3.1. La Funci´n Consumo Keynesiana . . . . . . . . o 3.2. Restricci´n Presupuestaria Intertemporal . . . o 3.3. Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos 3.4. La Teor´ del Ciclo de Vida . . . . . . . . . . . ıa 3.5. Seguridad Social . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.6. Teor´ del Ingreso Permanente . . . . . . . . . ıa 3.7. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.8. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

4 4. Inversi´n o 4.1. La Demanda de Capital . . . . . . . . . . . . . . . . 4.2. Tasa de Inter´s Nominal y Real . . . . . . . . . . . . e 4.3. El Precio de Arriendo del Capital (costo de uso) . . 4.4. Del Stock de Capital Deseado a la Inversi´n . . . . o 4.5. Evaluaci´n de Proyectos y Teor´ q de Tobin . . . . o ıa 4.6. Restricciones de Liquidez y la Teor´ del Acelerador ıa 4.7. Impuestos e Inversi´n . . . . . . . . . . . . . . . . . o 4.8. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.9. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

´ INDICE GENERAL 83 83 85 86 88 90 92 93 97 97 101 101 102 109 112 116 117 122 124

. . . . . . . . .

. . . . . . . . .

. . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . . . . . . . .

5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal 5.1. Introducci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 5.2. Definiciones y Evidencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5.3. Restricci´n Presupuestaria Intertemporal . . . . . . . . . o 5.4. Din´mica de la Deuda P´blica y Efectos del Crecimiento . a u 5.5. Equivalencia Ricardiana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5.6. Ciclo Econ´mico y Balance Estructural . . . . . . . . . . o 5.7. Financiamiento, Inversi´n P´blica y Contabilidad Fiscal . o u 5.8. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

III

La Econom´ de Pleno Empleo ıa
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

127
129 130 133 137 139 150 155 156 158 162 165 169 173 177 178 179 182 191

6. La Econom´ Cerrada ıa 6.1. Equilibrio de Econom´ Cerrada ıa 6.2. Pol´ ıtica Fiscal . . . . . . . . . . . 6.3. Est´tica Comparativa . . . . . . a 6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos * . . . . 6.5. Problemas . . . . . . . . . . . . .

7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa 7.1. Cuenta Corriente de Equilibrio . . . . . . . 7.2. Movilidad Imperfecta de Capitales . . . . . 7.3. Est´tica Comparativa . . . . . . . . . . . . a 7.4. Ahorro e Inversi´n en la Econom´ Abierta o ıa 7.5. Modelo de Dos Per´ ıodos * . . . . . . . . . . 7.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa 8.1. Paridad del Poder de Compra (PPP) . . . . . . . . . . . 8.2. El Tipo de Cambio Real, Exportaciones e Importaciones 8.3. Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real . . . . . a 8.4. Tasa de Inter´s, Tipo de Cambio y Nivel de Actividad . e

´ INDICE GENERAL

5

8.5. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a 9.1. La Teor´ de Harrod-Balassa-Samuelson . . . . . . . . . ıa 9.2. M´s Factores y Libre Movilidad de Capitales * . . . . . a 9.3. T´rminos de Intercambio . . . . . . . . . . . . . . . . . e 9.4. Efectos de Demanda: Gasto de Gobierno * . . . . . . . . 9.5. Tasas de Inter´s Real y Tipo de Cambio * . . . . . . . . e 9.6. Dimensi´n Intertemporal de la Cuenta Corriente . . . . o 9.7. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9.8. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 201 205 206 208 210 212 217 217

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

IV

Crecimiento de Largo Plazo

221

10.Introducci´n o 223 10.1. ¿Por Qu´ es Importante el Crecimiento? . . . . . . . . . . . . . . . . 224 e 10.2. La Evidencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226 10.3. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233 11.El Modelo Neocl´sico a 11.1. El Modelo B´sico . a 11.2. La Regla Dorada . 11.3. Progreso T´cnico . e 11.4. Aplicaciones . . . . 11.5. Problemas . . . . . de . . . . . . . . . . Crecimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 239 239 246 249 251 255 261 261 264 266 268 269 273 273 276 280 286 294 296 303

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

12.Modelos de Crecimiento: Extensiones 12.1. El Modelo de Solow Ampliado: Capital Humano . . . . . 12.2. Trampas de Pobreza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12.3. Crecimiento End´geno: El Modelo AK . . . . . . . . . . . o 12.4. Crecimiento End´geno: Externalidades y Capital Humano o 12.5. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13.Evidencia Emp´ ırica 13.1. Contabilidad del Crecimiento: Aspectos Anal´ ıticos 13.2. Los Datos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13.3. Contabilidad del Crecimiento: La Evidencia . . . . 13.4. Descomposici´n en Niveles . . . . . . . . . . . . . . o 13.5. Convergencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13.6. Determinantes del Crecimiento . . . . . . . . . . . 13.7. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

. . . . . . .

6

´ INDICE GENERAL 305 306 311 315 318 319 323 328 333

14.Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o 14.1. El Modelo de Ramsey: El Comportamiento de Hogares y Empresas 14.2. Equilibrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14.3. An´lisis de Pol´ a ıticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14.4. Crecimiento End´geno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 14.5. La Econom´ Abierta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ıa 14.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14-A.Ap´ndice: Optimizaci´n Din´mica y Control Optimo . . . . . . . . e o a 14-B.Integraci´n de la Restricci´n Presupuestaria Individual . . . . . . . o o

. . . . . . . .

V

Dinero, Inflaci´n y Pol´ o ıtica Monetaria
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

337
339 339 340 343 345 346 353 355 355 359 363 366 370 375 377 377 379 380 385 389 392

15.Demanda por Dinero e Inflaci´n o 15.1. Introducci´n . . . . . . . . . . . . . . . . o 15.2. ¿Qu´ es el Dinero? . . . . . . . . . . . . e 15.3. La Teor´ Cuantitativa del Dinero . . . ıa 15.4. Dicotom´ Cl´sica y Ecuaci´n de Fisher ıa a o 15.5. Demanda por Dinero . . . . . . . . . . . 15.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . .

16.Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria 16.1. La Oferta de Dinero . . . . . . . . . . . . . . . . 16.2. Pol´ ıtica Monetaria . . . . . . . . . . . . . . . . . 16.3. El Impuesto Inflaci´n y el Se˜ioriaje: Definiciones o n 16.4. El Se˜ioriaje, la Inflaci´n e Hiperinflaciones . . . n o 16.5. Los Costos de la Inflaci´n . . . . . . . . . . . . . o 16.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . . . . . B´sicas a . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

17.Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros 17.1. Introducci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . o 17.2. Definiciones B´sicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a 17.3. Precios, Retornos, Forward y Estructura de Tasas . . . . . . . . . . . 17.4. Interpretando la Curva de Retorno: La Hip´tesis de las Expectativas o 17.5. Transmisi´n de Cambios en Pol´ o ıtica Monetaria: Arbitraje y Precio de Acciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17.6. Burbujas Especulativas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

VI

Fluctuaciones de corto plazo

395

18.Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o 397 18.1. Introducci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 397 o 18.2. Oferta y Demanda Agregada: El Modelo B´sico . . . . . . . . . . . . 399 a

´ INDICE GENERAL

7

18.3. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mercado del Trabajo . . 400 e a 18.4. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: Mercados de Bienes . . . . 409 e a 18.5. Resumen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 412 19.El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa 19.1. El Modelo Keynesiano Simple . . . . . . . . . . . . . . . 19.2. Multiplicadores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19.3. La Tasa de Inter´s y el Mercado de Bienes: la IS . . . . e 19.4. El Mercado Monetario: la LM . . . . . . . . . . . . . . . 19.5. Equilibrio y Din´mica en el Modelo IS-LM . . . . . . . . a 19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas . . . o 19.7. La Trampa de la Liquidez y el Problema de Poole . . . 19.8. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 413 413 416 420 423 428 430 440 445 451 452 458 464 469 474 480 484

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

. . . . . . . .

20.El Modelo de Mundell-Fleming: IS-LM en Econom´ Abiertas ıas 20.1. Tipo de Cambio Flexible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20.2. Tipo de Cambio Fijo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20.3. Din´mica del Tipo de Cambio y el Overshooting de Dornbusch . . a 20.4. Movilidad Imperfecta de Capitales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20.5. Crisis Cambiarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20.6. Tipo de Cambio Fijo versus Tipo de Cambio Flexible . . . . . . . 20.7. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

. . . . . . .

21.La Oferta Agregada y la Curva de Phillips 491 21.1. Introducci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 491 o 21.2. El Modelo de Lucas: Informaci´n Imperfecta y Expectativas Racionales496 o 21.3. Rigideces de Salarios Nominales y Expectativas . . . . . . . . . . . . 500 21.4. Rigideces de Precios e Indexaci´n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 503 o 21.5. La Nueva Curva de Phillips* . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 505 21.6. Econom´ Abiertas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 510 ıas 22.Oferta, Demanda Agregada y Pol´ ıticas Macroecon´micas o 22.1. El Modelo B´sico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a 22.2. La Demanda Agregada y la Regla de Pol´ ıtica Monetaria . . 22.3. La Nueva Demanda Agregada* . . . . . . . . . . . . . . . . 22.4. Aplicaciones de Modelo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22.5. Econom´ Abierta I . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ıa 22.6. Econom´ Abierta II . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ıa 511 511 514 520 522 528 528 529 531

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

. . . . . .

23.Otros Modelos de Fluctuaciones y Pol´ ıtica Macroecon´mica o Bibliograf´ ıa

8

´ INDICE GENERAL

Parte I

Elementos B´sicos a

9

Cap´ ıtulo 1

Introducci´n: ¿Qu´ es la o e Macroeconom´ ıa?
La definici´n m´s tradicional para la macroeconom´ es el estudio de los o a ıa agregados econ´micos. A diferencia de la microeconom´ que tiene que ver o ıa, con la conducta de las empresas, consumidores, mercados, e incluso sectores, la macroeconom´ se preocupa de los datos agregados, como son el nivel de ıa producci´n y el nivel de precios. Se concentra tambi´n en algunos mercados o e espec´ ıficos que tienen un impacto importante a nivel de la econom´ agregada, ıa como son el mercado del trabajo y el mercado de capitales. Asimismo, al mirar dichos mercados, y otros, usa niveles de agregaci´n mayor, y as´ por ejemplo, o ı, se analiza el “mercado de bienes”. Hace muchos a˜os se pensaba en la microconom´ como el estudio de la n ıa determinanci´n de precios relativos, y la macroeconom´ la determinaci´n del o ıa o nivel de precios. Esta ultima divisi´n es tal vez m´s apropiada para la teor´ o a ıa monetaria, que es una parte de la macroeconom´ Sin embargo, una parte muy ıa. importante de la macroeconom´ est´ interesada en variables “reales” como el ıa a nivel de actividad y su crecimiento en el tiempo, la inversi´n, y otros. o

1.1.

Preguntas

Tal vez, para apreciar de mejor forma lo que es la macroeconom´ sea util ıa ´ plantear algunas preguntas que la macroeconom´ intenta responder. ıa (i) ¿Qu´ factores determinan el crecimiento de largo plazo de un pa´ En e ıs? 1870 el ingreso per-c´pita de Noruega era menor que el ingreso per-c´pita de a a Argentina. Sin embargo hoy d´ el ingreso per-c´pita de Noruega es dos veces ıa a mayor al de Argentina.
11

12

Cap´ ıtulo 1. Introducci´n: ¿Qu´ es la Macroeconom´ o e ıa?

(ii) ¿Por qu´ fluct´a la actividad econ´mica? En 1982 el crecimiento de e u o Chile fue de -13.4 % y en 1992 fue de un 12.3 %. ¿Qu´ factores inciden para que e la actividad econ´mica var´ tanto? Aunque, en general la actividad econ´mica o ıe o no fluct´a en un rango tan amplio como el reci´n descrito, igualmente existen u e per´ ıodos de expansi´n as´ como ´pocas de recesi´n. o ı e o (iii) ¿Qu´ causa el desempleo? En primer lugar debemos definir lo que e entendemos por desempleo, y para ello veamos los datos para Chile en el per´ ıodo septiembre-octubre de 1997: • Poblaci´n total: 14.700.000 habitantes. o • Poblaci´n Econ´micamente Activa (P.E.A.): 10.440.000 habitantes. Esta es o o la poblaci´n de mayores de 15 a˜os de edad. o n • Fuerza de Trabajo: 5.684.000 personas, estos son la fracci´n de la fuerza de o trabajo que trabaja o busca trabajo.1 • En consecuencia, la Fuerza de Trabajo se divide en ocupados (5.380.000) y desempleados (304.000).2 La tasa de desempleo es la raz´n entre los desempleo ados y la fuerza de trabajo, 5,3 % en al per´ ıodo en cuesti´n. o T asa de Desempleo = Desocupados = 5, 3 % F uerza de T rabajo (1.1)

• Los desocupados a su vez se distinguen se dividen en cesantes, que son quienes perdieron su trabajo, y quienes buscan trabajo por primera vez. Cesantes: 261.000 personas. Buscan trabajo por primera vez: 43.000 personas. (iv) ¿Por qu´ hay inflaci´n? En 1990 la inflaci´n en Chile fue de un 27.3 % e o o y en 1997 fue de un 6 %. ¿Que factores inciden en que la inflaci´n haya bajado? o (v) ¿Qu´ impacto tiene ser una Econom´ Abierta? Aqu´ uno est´ preocue ıa ı a pado de variables como tipo de cambio, balanza comercial y saldo en la cuenta corriente. ¿Por que hay crisis externas? Si el cobre no vale nada:¿que pas´ en Asia o en 1997 y en M´xico en 1994? ¿Como se ajustan la econom´ a dichas crisis? e ıas
Esta definici´n es ciertamente algo arbitraria ya que la definici´n de quien trabaja y de quien o o desea trabajar se basa en encuestas y criterios de clasificaci´n. Por ejemplo, es discutible si alguien o que trabaja 5 horas a la semana efectivamente deber´ estar en la fuerza de trabajo. O por qu´ habr´ ıa e ıa que excluir de la fuerza de trabajo a gente que no busca trabajo porque sabe que no encontrar´. a Para resolver esto existen una serie de recomendaciones internacionales para tener al menos un tratamiento homog´neo. e
2 1

Quienes tambi´n reciben el nombre de Desocupados e

1.2. Debates en Macroeconom´ ıa

13

(vi) ¿Deben las autoridades intervenir en la evoluci´n macroecon´mica? o o y ¿Qu´ pueden hacer? En particular nos interesa estudiar los efectos de la e pol´ ıtica monetaria, el funcionamiento del mercado del trabajo, el grado de apertura financiera de la econom´ el rol de la pol´ ıa, ıtica fiscal. etc.

1.2.

Debates en Macroeconom´ ıa

Los debates en macroeconom´ han ido cambiando en el tiempo. ıa [pendiente] Existe, sin embargo, alg´n acuerdo en algunos aspectos claves en macroeu conom´ en particular en lo referente al largo plazo. Los acuerdos principales ıa, son:3 : 1. En el lago plazo el crecimiento depende de la innovaci´n y acumulaci´n o o de factores. 2. No existe trade off entre inflaci´n y desempleo en el Largo Plazo. Phillips, o descubri´ para Inglaterra: Hasta los a˜os sesenta se crey´ en esta relaci´n o n o o
Desempleo

Inflaci´n o

Figura 1.1: Curva de Phillips

negativa. Sin embargo Friedman, Phelps entre otros mostraron que esta relaci´n s´lo existe en el corto plazo y en el largo plazo desaparece. Es o o decir, la curva de Phillips es vertical. 3. Existe un trade off en el corto plazo entre inflaci´n y desempleo. o 4. En el largo plazo la inflaci´n es un fen´meno monetario. o o
3 Para m´s antecedentes ver las posiciones de varios destacados macroeconomistas en el American a Economic Review de mayo 1997 titulada “Is there a core of practical macroeconomics that we should believe?”

14

Cap´ ıtulo 1. Introducci´n: ¿Qu´ es la Macroeconom´ o e ıa?

5. Las expectativas juegan un rol fundamental, en especial en la evaluaci´n o del impacto de las pol´ ıticas macroecon´micas. o

Cap´ ıtulo 2

Los datos
2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica o o

La actividad econ´mica deber´ pretender medir la suma total de produco ıa ci´n en la econom´ Al igual que cuando se define la funci´n de producci´n o ıa. o o para un bien particular, a nosotros nos gustar´ tener una relaci´n entre los ıa o factores de producci´n, capital y trabajo, y el producto total de la econom´ o ıa. Es decir, lo que queremos es medir el nivel de producto agregado Y que una econom´ puede producir dada una tecnolog´ o sea la funci´n de producci´n ıa ıa, o o F , con una dotaci´n de factores K, para denotar capital, y L, para denotar o trabajo:1 Y = F (K, L). (2.1) El nivel de actividad de un pa´ se mide a trav´s del Producto Interno Bruto ıs e (PIB) que representa el valor de la producci´n final de bienes y servicios en o un per´ ıodo dado. Recalcamos el hecho que sea la producci´n final, ya que de o lo contrario podemos estar sumando los productos intermedios de la econom´ ıa dos veces. PIB tambi´n se llama producto geogr´fico bruto (PGB). Representa la proe a ducci´n dentro de la econom´ independientemente de la nacionalidad de los o ıa propietarios de los factores. Es decir, contempla la producci´n de los factoo res JK y L existentes en la econom´ sin distinguir si estos factores son de ıa, propiedad nacional o extranjera. Esto es particularmente importante con respecto al capital, el que muchas veces es de propiedad extranjera. Y en otras ocasiones, las personas de una econom´ pueden ser propietarias de capital en ıa el extranjero. De ah´ saldr´ en concepto de producto nacional bruto (PNB) ı a que discutiremos m´s adelante. a El PIB es una variable de flujo, porque representa el flujo producido en un per´ ıodo de tiempo. Las variables de flujo tienen s´lo sentido en la medida que o
Por supuesto que esta funci´n de producci´n es generalizable a muchos m´s factores de proo o a ducci´n. o
1

15

16

Cap´ ıtulo 2. Los datos

se refieran a un lapso de tiempo: exportaciones mensuales, anuales, etc. Otro ejemplo podr´ ser las compras de auto en una ciudad en un a˜o. ıa n Tambi´n se definen las variables de stock, como aquellas que represene tan una variable en un instante de tiempo, como por ejemplo el n´mero de u autom´viles en una ciudad en un momento dado. El cambio en el stock es un o flujo: la diferencia entre el stock de autos a fines de un a˜o y fines del a˜o n n previo corresponde a las compras de autos durante ese a˜o. No tiene sentido n de hablar de un stock en un per´ ıodo sino que en un momento del tiempo. Existen tres formas de medir el PIB. Medirlo por el lado del gasto, que se refiere al gasto en bienes y servicios de los diferentes agentes econ´micos: o empresas, hogares, gobierno y extranjeros. Medirlo directamente como el producto total, es decir el valor de la producci´n final de la econom´ Por ultimo o ıa. ´ se puede medir por el lado de los Ingresos. 2.1.1. Medici´n por el lado del Gasto o

Todos los bienes que una econom´ produce se gastan. Incluso si no se vende ıa un producto y este se guarda para venderlo despu´s corresponder´ a una forma e a de gasto involuntario en que incurren las empresas en forma de acumulaci´n o de inventarios. Asimismo si una empresa no puede vender sus productos y estos se destruyen (por ejemplo, bienes agr´ ıcolas que no se pueden almacenar) entonces la empresa habr´ tambi´n realizado un gasto. a e De acuerdo al agente econ´mico que realiza el gasto (hogares, empresas, o gobierno, o extranjeros) y la naturaleza de este gasto, el PIB por el lado del gasto se puede escribir como: Y = C + I + G + XN (2.2)

donde Y es PIB, C es consumo, I inversi´n, G gasto de gobierno y XN exporo taciones netas, las que corresponden a la diferencia entre exportaciones (X) e importaciones (M ), que tambi´n se conoce como balanza comercial, es decir, e el saldo en la balanza comercial es: XN = X − M (2.3)

En el cuadro 2.1 se presenta la composici´n del gasto para un conjunto o de pa´ en el a˜o 2000. En el cuadro se puede observar que el consumo es ıses n aproximadamente dos tercios del PIB, mientras el gasto de gobierno es entre un 10 y 15 %, y la inversi´n es en general entre un 20 y 30 % del PIB. o Las exportaciones netas son en general bajas, en promedio 3 % del PIB, pero la importancia de las exportaciones e importaciones var´ mucho entre ıa pa´ ıses. As´ por ejemplo, en econom´ muy abiertas las exportaciones son m´s ı, ıas a de un tercio del PIB, e incluso m´s de la mitad, mientras en econom´ m´s a ıas a cerradas las exportaciones bordean s´lo un 10 % del PIB. Una forma de medir o

2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica o o Cuadro 2.1: Composici´n del PIB a˜o 2000 o n
(Millones de d´lares a PPP) o

17

Pa´ ıs Argentina % PIB Brasil % PIB Chile % PIB Corea % PIB Espa˜a n % PIB M´xico e % PIB Polonia % PIB Prom. ( %) PIB PIB

Cons. 325,424 71 818,592 63 90,242 63 476,558 58 453,388 59 601,102 68 223,896 64 64

Gasto 64,168 14 233,884 18 17,189 12 82,165 10 130,637 17 97,237 11 55,974 16 14

Inv. 73,335 16 272,864 21 32,946 23 238,279 29 199,798 26 203,314 23 94,456 27 24

Exp. 52,058 11 142,929 11 45,837 32 369,743 45 230,536 30 274,032 31 94,456 27 27

Imp. 50,418 11 155,922 12 44,405 31 345,094 42 245,905 32 291,711 33 118,945 34 28

PIB 458,344 101 1,299,353 101 143,242 99 821,652 100 768,454 100 883,974 100 349,838 100

PIB per c´pita* a 12,377 7,625 9,417 17,380 19,472 9,023 9,051

Fuente: World Development Indicators * Datos en d´lares de 1995 o

el grado de apertura muy usada es medir la cantidad total de comercio (X +M ) con respecto del PIB.2 A continuaci´n discutiremos los distintos componentes del PIB: o (a) Consumo Es el gasto final de los hogares e instituciones sin fines de lucro. Este consumo puede ser de bienes durables, como autos refrigeradores y otros, bienes de consumo no durable, o servicios, que puede ser un corte de pelo, educaci´n, o llamadas por tel´fono, etc. El consumo representa aproximadamente 2/3 del e gasto total de la econom´ ıa. En el cuadro 2.2 se presenta la composici´n el consumo en varios pa´ o ıses donde la desagregaci´n es posible e ilustra los ordenes de magnitud de cada o componente del consumo en pa´ industrializados. El item m´s importante ıses a son los servicios, que corresponden a aproximadamente el 60 %, lo sigue el consumo en bienes no durables (alimentaci´n, vestuario, etc.) con algo as´ como un o ı
2 Hay que ser en todo caso cuidados ya que las exportaciones e importaciones no miden valor agregado, algo que se discute m´s adelante, y por ejemplo, una econom´ podr´ importar much´ a ıa ıa ısimas camisas y botones separados, y vender las camisas con los botones puestos.

18 Cuadro 2.2: Composici´n del consumo o
(Como porcentaje del consumo total)

Cap´ ıtulo 2. Los datos

Pa´ ıs Alemania Canada Estados Unidos

Durable 12,6 13,6 11,9

No durable 25,4 32,8 28,5

Servicios 62,0 53,6 59,6

Fuente: Statistics Canada, Federal Statistical Office Germany y Bureau of Economics Analysis U.S.

30 %, mientras aproximadamente el 10 % restante corresponder´ a bienes de ıa consumo durable. Aunque no existen buenos datos para comparar, es de esperar que en pa´ de ingresos m´s bajos, la participaci´n de bienes de consumo ıses a o no durable, en particular alimentaci´n, tenga una participaci´n mayor. o o ´ (b) Inversion La inversi´n se clasifica en dos grandes rubros: inversi´n fija y variaci´n o o o de existencias. A la variaci´n de existencias se le llama tambi´n variaci´n o e o de inventarios. La diferencia clave de la inversi´n con el consumo es que la o inversi´n son bienes que se mantienen para el futuro, y por lo tanto no son o consumidos. Los bienes se mantienen ya sea para la producci´n de bienes, o como es el caso de las maquinarias y los edificios, o productos finales para ser vendidos en el futuro, es decir corresponden a inventarios. La variaci´n de existencias es la variaci´n de inventarios. Las empresas pueo o den acumular inventarios voluntaria o involuntariamente. Suponga una firma que enfrent´ inesperadamente una gran demanda y se le acabaron los inventao rios para responder a demandas inesperadas. En el futuro puede producir m´s a all´ de sus ventas con el prop´sito de acumular inventarios. Por el contrario, en a o el momento que la demanda se expandi´ la firma puede haber desacumulado o inventarios involuntariamente. Esto es importante, ya que en las fluctuaciones sorpresivas de la actividad econ´mica, parte importante ocurre a trav´s de la o e acumulaci´n y desacumulaci´n de inventarios. As´ y como veremos m´s adeo o ı, a lante, los modelos keynesianos de corto plazo consideran a la acumulaci´n y o desacumulaci´n de inventarios como el primer efecto que tienen los cambios o en la demanda agregada. A la inversi´n fija se le llama tambi´n formaci´n bruta de capital fijo. La o e o palabra fija se usa para destacar que, al contrario de los inventarios, estos bienes estar´n fijos en la econom´ por un tiempo largo y se usar´n para a ıa a producir nuevos bienes. En consecuencia, la inversi´n es la adici´n de bienes o o de capital al stock existente de bienes de capital.

2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica o o

19

Pero no todo es adici´n al capital (K) sino que tambi´n hay reemplazo. o e Las maquinarias, las construcciones, los caminos, etc., se van gastando con el tiempo y por lo tanto parte de la inversi´n simplemente repone el capital o que se deprecia. A partir de esta distinci´n se distingue entre inversi´n neta e o o inversi´n bruta. La inversi´n bruta es la cantidad total que invierte la econom´ o o ıa en un per´ ıodo dado, tanto como para reponer el capital que se ha ido gastando as´ como para agregar nuevo capital. La inversi´n neta es la cantidad de capital ı o que se agrega por sobre el capital ya existente, en consecuencia es la inversi´n o bruta menos la depreciaci´n.: o Inversion Bruta = Inversion N eta + Depreciacion (2.4)

Luego, si denotamos como Kt al capital a inicios del per´ ıodo t (recuerde que es una variables de stock) e It a la inversi´n fija bruta en el periodo t, se tiene o que: It = Kt+1 − Kt + δKt ; (2.5) Donde Kt+1 − Kt representa la inversi´n neta. Kt+1 es el capital a principios o o del periodo t + 1, o a fines del periodo t, y δKt representa la depreciaci´n.3 Por lo tanto: It = ∆Kt + δKt . (2.6) Por lo tanto, el capital a fines del per´ ıodo t, Kt+1 , que es lo mismo que el e capital a principios de t + 1, corresponde al capital que queda despu´s de la depreciaci´n, Kt (1 − δ) m´s la inversi´n bruta. o a o La inversi´n fija se subdivide, a su vez, en: construcci´n y otras obras, y o o maquinarias y equipos. A su vez, la inversi´n en construcci´n se divide en o o construcci´n habitacional, no habitacional y obras de ingenier´ En el cuadro o ıa. 2.3 se presenta una descomposici´n de la formaci´n bruta de capital fijo en o o sus componentes para Alemania, Chile y Espa˜a el a˜o 2001. La mayor´ de n n ıa la inversi´n corresponde a construcci´n y otras obras, y dentro de esta las m´s o o a importante son la construcci´n habitacional y la obras de ingenier´ o ıa. Por ultimo, se debe destacar que la inversi´n p´blica se contabiliza dentro ´ o u de la inversi´n y no en el gasto de gobierno. o (c) Gasto de gobierno Representa el gasto del gobierno en bienes y servicios de consumo final. Entonces es una medida an´loga a C pero gastada por el gobierno. Por supuesto a ´ hay diferencias en los determinantes de C y G y por ello es util separarlos para efectos de entender los agregados macro. Como ya se se˜al´, esto no incluye n o
3 Los valores t´ ıpicos para la tasa de depreciaci´n son en torno al 3 % y 5 %. La evidencia muestra o que la tasa de depreciaci´n ha ido aumentado en el tiempo, esto es las m´quinas pierden su utilidad o a m´s r´pido en la actualidad. Para convencerse s´lo piense en los computadores. a a o

20

Cap´ ıtulo 2. Los datos Cuadro 2.3: Composici´n de la Inversi´n Fija a˜o 2001 o o n
(porcentajes sobre medici´n a precios corrientes) o

Construcci´n y o Otras Obras Habitacional No habitacional Obras de Ingenier´ ıa y otras obras Maquinarias y Equipos Formaci´n Bruta o de capital fijo
y Banco Central de Chile

Alemania 60,2 31,5 5,8 22,9

Chile 60,9 20,6 11,6 28,7

Espa˜a n 72,4 23,1 16,1 33,2

39,8 100,0

39,1 100

27,6 100,0

Fuente:INE Espa˜ a, Federal Statical office Germany n

la inversi´n p´blica, la que est´ medida en la inversi´n total (I). Ejemplos del o u a o gasto de gobierno son el gasto en defensa, educaci´n, servicios provistos por o el gobierno, etc. Como es dif´ medir el consumo del gobierno ya que para ıcil la mayor´ de ellos no existe mercado donde obtener informaci´n sobre los ıa o precios, parte importante de G se mide indirectamente como el gasto del gobierno en sueldos y salarios, en consecuencia se intenta medir indirectamente el valor de los servicios que consume el gobierno a trav´s de la medici´n de su e o costo. G representa s´lo una parte del total de lo que el gobierno gasta, y en la o pr´ctica es casi la mitad del gasto total, ya que el resto lo gasta el gobierno en a forma de transferencias al sector privado. El caso m´s t´ a ıpico son las pensiones y las asignaciones familiares. Esto representa ingreso de los hogares que ellos son los que decidir´n gastarlo en forma de C o ahorrarlos. Estos gastos son a importantes en t´rminos de las finanzas p´blicas, y se discuten con m´s detalle e u a en le cap´ ıtulo 5. (d) Gasto Interno (A) Hasta ahora hemos definido el gasto total de los nacionales: hogares, empresas y gobierno. Al total de los gastos de los nacionales se le llama gasto interno o absorci´n, el que corresponde a: o A=C +I +G (2.7) Sin embargo, no todo el gasto interno corresponde a gasto en bienes y servicios producidos dentro del pa´ o sea PIB. Parte importante de los bienes ıs,

2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica o o

21

de consumo demandado por los hogares es importado, al igual que la inversi´n, o tal como se demuestra en el cuadro 2.1. El gasto de gobierno tambi´n incluye e bienes importados. Por lo tanto si queremos saber el gasto que los nacionales hacen en bienes dom´sticos deber´ e ıamos descontar las importaciones. Asimismo, no s´lo los locales gastan en bienes producidos internamente. o Los extranjeros tambi´n consumen bienes nacionales. Por ejemplo la mayor´ e ıa, casi la totalidad, del cobre chileno o el petr´leo venezolano es consumido por o extranjeros, y estas son exportaciones. Por lo tanto para llegar al PIB debemos agregar el gasto de los extranjeros en bienes nacionales: las exportaciones. Luego, podemos escribir la ecuaci´n (2.2) como: o Y = A + X − M = A + XN (2.8)

En las ecuaciones (2.2) y (2.8), XN representan las exportaciones netas o saldo comercial. Cuando existe alg´n d´ficit en la Balanza Comercial, o sea el saldo u e es negativo, el gasto es mayor que el producto. Esto es, el pa´ gasta m´s de lo ıs a que produce. Por otro lado cuando balanza comercial es positiva, es decir las exportaciones son mayores que las importaciones, entonces tenemos un exceso de producto por sobre gasto. 2.1.2. Medici´n por el lado del Producto o

En vez de medir el producto por los distintos tipo de gasto tambi´n se puede e medir directamente, calculando la producci´n final de bienes y servicios. Para o esto, en la pr´ctica, la actividad econ´mica se separa en muchos sectores y se a o mide la producci´n final de cada sector. El cuadro 2.4 muestra la composici´n o o del producto para un conjunto de pa´ ıses, donde se observa que hay cierta dispersi´n entre los pa´ y esto depende de la especializaci´n as´ como de la o ıses o o dotaci´n de recursos de las econom´ o ıas. (a) Valor agregado versus valor bruto Se debe destacar que nos interesa la producci´n final. Es por ello que el o PIB no mide todo lo que se produce en la econom´ sino que el valor agregado. ıa, El ejemplo m´s cl´sico es el trigo, la harina y el pan. Suponga que sumamos el a a valor de la producci´n4 de trigo, de la harina y del pan. Puesto que la harina es o un insumo en la producci´n del pan, y por lo tanto un costo que estar´ reflejado o a en el precio, habremos contado dos veces la producci´n de harina. o Aqu´ debemos diferenciar claramente entre dos conceptos usados en ecoı nom´ factor e insumo. El factor corresponde a aquello que nos permite produıa: cir, comunmente capital (K) y trabajo (L). En cambio, el insumo corresponde
La medici´n del PIB enfrenta el tradicional problema de sumar peras y manzanas. Para resolver o eso se mide el “valor” de la producci´n usando, en la medida de lo posible, los precios de mercado. o
4

22

Cap´ ıtulo 2. Los datos

Cuadro 2.4: PIB por clase de actividad econ´mica 2001* o
(como porcentaje del PIB)

Actividad - Pa´ ıs Agrop., silvicola y pesca Miner´ ıa Industria manufac. Construcci´n o Elect., gas y agua Comercio, rest. y hoteles Trans., almacenaje y comunicaciones Serv. financieros, seguros, actividades inmob. y de alquiler Serv. comunales, sociales y pers.

Canada 1,9 3,1 15,6 4,7 n.d 9,7 4,1 17,2

Chile 5,2 7,5 19,2 7,5 3,1 11,1 7,7 14,6

M´xico e 3,8 1,2 17,8 4,5 1,1 19 10,2 11

U.S. 1,4 1,4 14,1 4,8 n.d 16 8,1 20,6

24,6

18,1

23,7

22,1

Fuente:Statistics Canada, Bureau of Economics Analysis U.S, INEGI M´xico y Banco Central de Chile. e * Para llegar al PIB se deben agregar otros ajustes que aqu´ se ignoran ı y por ello el total se reescala a 100.

2.1. Medici´n del Nivel de Actividad Econ´mica o o

23

a bienes que ya se han producido a partir de capital y trabajo, pero en vez de venderse como bienes finales se usan en la producci´n de otros bienes. Hay o bienes que son insumos intermedios y bienes de consumo final. La bencina para pasear en auto es un consumo final, pero la bencina para un cami´n o es un insumo en la producci´n de transporte. Lo que nos interesa es conocer o Y = F (K, L) y para ello s´lo debemos considerar en cada etapa de producci´n o o la contribuci´n de los factores de producci´n y no los insumos. o o Volviendo al caso del trigo, la harina y el pan, para el trigo, habremos sumado tres veces su valor, si es que sumamos la producci´n total de cada o etapa. Para evitar la doble, o m´s bien la m´ltiple, contabilidad, s´lo se cona u o sidera el valor agregado, descontando en cada etapa el valor de los insumos. En consecuencia, para el caso del pan, si la harina s´lo se usa en pan y es el o unico insumo usado en su producci´n, al valor de la producci´n del pan se le ´ o o descontar´ el valor de la producci´n de harina, y esta diferencia ser´ el valor a o a agregado en la producci´n de pan. Igualmente para la harina, y as´ se sumar´n o ı a los valores agregados de cada sector sin doble contabilizar. Al valor total de la producci´n, incluyendo los insumos intermedios, se le o suele llamar valor bruto de la producci´n, y al descontar la compras intermedias o se llega al valor agregado: V alor Agregado = V alor Bruto de la P roducci´n − Compras Intermedias o Para medir el valor agregado por sector a partir de sus producciones totales se usa la matriz insumo-producto. Esta matriz indica cuanto de la producci´n o en cada sector se usa como insumo intermedio en los otros sectores y cuanto corresponde a ventas finales. A partir de dicha matriz se pueden separar las compras intermedias del valor bruto de producci´n. o (b) Valores reales versus valores nominales En este punto se deben considerar dos conceptos importantes: PIB nominal y PIB real. Si pudi´ramos medir todos los bienes de consumo final en la e econom´ en un per´ ıa ıodo t (denotando la producci´n final de cada bien por qi,t o y su precio por pi,t ) tenemos que el PIB nominal, denotando como Y , es:
n

Yt =
i=0

pit qit

(2.9)

Tambi´n se conoce como PIB a precios corrientes, ya que la producci´n se e o valora al precio actual de los bienes y servicios. Sin embargo el PIB nominal a aumenta porque aumenta la producci´n (los q’s) o los precios (los p’s). M´s o a´n, en una econom´ con alta inflaci´n, es decir donde los precios aumentan u ıa o muy r´pido, el PIB nominal puede aumentar, pero no porque hay m´s bienes a a

24

Cap´ ıtulo 2. Los datos

sino porque los mismos bienes son m´s caros y por lo tanto la producci´n sube a o cuando se mide en unidades monetarias. Es por ello que es muy importante medir el PIB real. El PIB real es un intento para medir s´lo los cambios de producci´n. Para ello, en todos los o o per´ ıodos, el PIB real se mide a los mismos precios de un a˜o base (t = 0 y los n precios son pi,0 ). Por ello tambi´n se le llama PIB a precios constantes o PIB e a precios del a˜o ‘0’. El PIB real, que denotaremos con letras min´sculas y, n u es:
n

yt =
i=0

pio qit

(2.10)

a partir de ambas medidas tenemos una definici´n impl´ o ıcita de los precios, pero est´ discusi´n la continuaremos en la subsecci´n 2.2. a o o 2.1.3. Medici´n por el lado de los ingresos o

Para entender la medici´n del PIB por el lado de los ingresos es util ver o ´ el flujo circular de una econom´ que para simplicidad supondremos que es ıa, cerrada. En la figura 2.1 se observan cuatro flujos entre firmas y hogares. En primer lugar los hogares, due˜os del capital y del trabajo de la econom´ se lo n ıa, arriendan a las empresas para que ellas a trav´s de la funci´n de producci´n e o o produzcan bienes que van tanto a hogares como gobierno (suponemos que la inversi´n la realizan los hogares pero mirando a la rentabilidad de las empreo sas). Este flujo (l´ ınea punteada de bienes) corresponde a la medici´n directa o de productos. Los hogares y gobierno gastan en C + I + G, que es la medici´n o por el lado del gasto. Por el lado de los ingresos, las empresas deben pagar a las familias por arrendar el capital y el trabajo. Entonces podemos medir el ingreso al capital y al trabajo, pero no todo eso es el PIB ya que parte de los ingresos, que est´n a en el valor de los bienes y servicios que las empresas venden, una fracci´n se o va al gobierno, y corresponde a los impuestos indirectos (IVA, etc.), y en una econom´ abierta habr´ que agregar aranceles. ıa ıa El flujo circular lo volveremos a usar para entender la relaci´n entre ingreo sos, consumo y ahorro.

2.2.

Variables nominales y reales y la medici´n de la o inflaci´n o

Puesto que se mide el PIB nominal y real separadamente, tenemos una medida impl´ ıcita del nivel de precios en la econom´ Es decir hay impl´ ıa. ıcitamente

2.2. Variables nominales y reales y la medici´n de la inflaci´n o o

25

Trabajo y Capital

Ingresos
c c T c

Impuestos Indirectos

Hogares
T

Impuestos E Directos

c

Gobierno G

Firmas
T

C +I

Bienes

Figura 2.1: Flujo de la econom´ sin Extranjeros ıa

un precio medio para la producci´n. Este precio es: o Y P = = y
n i=0 pi,t qit n i=0 Pi,o qit

(2.11)

Donde P se conoce como el deflactor impl´ ıcito del PIB. Es un deflactor porque para transformar una variable nominal en real se “deflacta” por un ´ ındice de precios. As´ el PIB real es el PIB nominal deflactado (dividido) por ı el deflactor impl´ ıcito del PIB: Y y= (2.12) P asimismo, el crecimiento del PIB real ser´ igual al crecimiento del PIB nominal a menos el aumento porcentual de los precios, o inflaci´n del deflator del PIB.5 o
Observaci´n: El crecimiento porcentual de dos variables que se multiplican es la suma de los o crecimientos de cada variables por separado. Nota matem´tica: a A continuaci´n se justificar´ un resultado matem´tico que ser´ muy utilizado a lo largo del curso, o a a a con el fin de estudiar las variaciones porcentuales de las diversas variables en estudio que se ir´n a presentando: Consideremos tres funciones distintas A,B y C, donde A=B×C Aplicando la funci´n logaritmo natural: o ln(A) = ln(B × C) ln(A) = ln(B) + ln(C) (2.14) (2.15) (2.13)
5

26

Cap´ ıtulo 2. Los datos

Pero el deflactor impl´ ıcito del PIB no es el unico ´ ´ ındice de precios. De hecho, el ´ ındice de precios m´s usual, y que adem´s se usa para medir el aumento del a a costo de la vida es el ´ndice de precios al consumidor (IPC). El IP C se define ı como: n IP Ct =
i=0

pi,t αi

(2.18)

donde pi,t es el precio de un bien i en el periodo t y αi es un ponderador fijo de los elementos de la canasta. Lo que se hace en la pr´ctica es considerar a una canasta de bienes de consumo representativa y cada ponderador se calcula como: pi,o qi,o αi = n (2.19) j=0 pj,o qj,o Por lo tanto:6 IP Ct =
n i=0 pi,t qi,o n i=0 Pi,o qi,o

(2.20)

Es decir, el IPC usa ponderadores fijos. Hay dos diferencias fundamentales entre P e IP C. 1. El deflactor del producto usa bienes que se producen, por ejemplo cobre, mientras el IPC usa bienes que se consumen y no necesariamente se producen localmente, como autos. 2. El deflator impl´ ıcito del PIB usa ponderadores variables, donde el peso de un bien es su participaci´n en la canasta del per´ o ıodo. Estos ´ ındices se conocen como ´ ındices de Pasche. En cambio el IPC usa como ponderador la participaci´n del bien en la canasta del a˜o base. Estos ´ o n ındices se conocen como ´ ındices de Laspeyres. La ultima caracter´ ´ ıstica del IPC hace que este sobreestime el aumento del costo de la vida por el hecho de usar ponderadores fijos. Esto quiere decir que no considera el efecto de sustituci´n, pues a cualquier aumento de alg´n precio o u el IPC considera que la persona mantiene el consumo de la misma canasta y en
Derivando: dA dB dC = + A B C Aproximando dA como ∆A (el cambio en A)y as´ para las dem´s funciones tenemos: ı a ∆A ∆B ∆C = + A B C (2.16)

(2.17)

Por lo tanto: El crecimiento porcentual de dos variables que se multiplican es la suma de los crecimientos de cada variable por separado. En rigor se deber´ medir el precio de un bien con respecto a su precio en el a˜o base para ıa n llegar a una f´rmula tipo (2.20), es decir en (2.18) deber´ aparecer pi,t /pi,o multiplicando a αi,t . o ıa
6

2.2. Variables nominales y reales y la medici´n de la inflaci´n o o

27

las mismas cantidades que antes de la subida de precio. Por ejemplo si suben de precio las papas los individuos consumen m´s arroz y fideos y menos papas. a Este efecto no lo considera el ´ ındice de precios al consumidor. Por lo tanto el IPC es siempre una cota superior del aumento del costo de la vida, ya que la gente sustituir´ los bienes caros por bienes baratos para maximizar su nivel de a utilidad. Inversamente, puede decirse que subestima la disminuci´n del costo o de la vida en el caso de haber una baja en el precio. Por otro lado el deflactor impl´ ıcito del PIB subestima el aumento del costo de la vida pues asume que las personas van a consumir la canasta actual y que el sustituir no tiene costos en t´rminos de utilidad. Si sube el precio de e las papas la gente puede dejar de consumir papas, y si los otros precios no cambian tal vez el nivel de precios no cambie, pero el dejar de consumir papas producto del alza de su precio el individuo incurre en costos en t´rminos de e utilidad. Existen otras variables que se pueden medir como real o nominal. Cualquier variable medida en unidades monetarias corrientes se puede deflactar por un ´ ındice de precios y transformarla en una magnitud real medida en unidades monetarias de alg´n per´ u ıodo base. Veamos el caso de los salarios. Se denomina salario real al cuociente entre el salario nominal y el nivel de precios de la econom´ Dependiendo de la pregunta que uno se quiera hacer o tema a ıa. analizar se elegir´ un deflactor. Si se quiere conocer el poder de compra de a los salarios, cuantos bienes pueden adquirir, tal vez sea lo m´s adecuado usar a el IPC. Pero si se quiere saber el costo para las empresas del trabajo, tal vez sea mejor un precio de los bienes que producen las empresas, y en este caso el deflactor impl´ ıcito del producto puede ser mejor. Si consideramos los salarios reales para dos a˜os diferentes, 1 y 2, tendremos n que se cumple lo siguiente: Sean: W1 P1 W2 P2 Salario Real a˜o 1, y n

Salario Real a˜o 2, y n

Entonces, si el cuociente entre ambos salarios reales tiene un valor de 1.3, tenemos que los sueldos del a˜o 2 han aumentado un 30 %, en t´rminos reales, n e con respecto a los sueldos del a˜o 1. Si el ´ n ındice de precios que se est´ usando es a a base un a˜o b cualquiera, es decir Pb = 1, entonces los salarios reales estar´n n medidos en unidades monetarias (pesos) del a˜o b. Esto quiere decir que si n usamos como deflactor el IPC estamos midiendo el poder de compra de los u n salarios dados los precios del a˜o b (y la canasta de alg´n a˜o base que puede n ser o no ser b).

28

Cap´ ıtulo 2. Los datos

2.3.

PIB (Real) como Medici´n de Bienestar o

Sabemos que el PIB real utiliza precios de un a˜o base (que son constann tes) y que el PIB nominal utiliza tanto los precios como las cantidades de cada producto correspondientes a cada a˜o en estudio. Por lo tanto la medida de la n producci´n de un pa´ debe ser el PIB real. Sin embargo nos gustar´ saber si el o ıs ıa PIB real es una buena medida de bienestar. Es cierto que mientras m´s bienes a dispone un pa´ mayor ser´ su nivel de bienestar. Sin embargo la distribuci´n ıs a o de los ingresos que est´ producci´n genera tambi´n ser´ importante en la evaa o e a luaci´n del bienestar de una econom´ Pero sin desconocer la importancia del o ıa. tema de la distribuci´n, a´n es importante discutir si, incluso con los ingresos o u distribuidos igualitariamente, el PIB es una buena medida de bienestar. A pesar de todas las ventajas que el PIB tiene como un indicador agregado de bienestar, es importante destacar que presenta algunos defectos. Entre ellos destacan: 1. Econom´ informal: son muchos los bienes y servicios de la econom´ que ıa ıa ıses. no son medidos, y que var´ en el tiempo7 y entre pa´ ıan 2. Actividades que no se transan en el mercado y por lo tanto no se incluyen en el PIB. Por ejemplo, la actividad de las due˜as de casa no se mide. n No se contabiliza su trabajo, a pesar que claramente tiene un costo de oportunidad. 3. Males y bienes se cuentan igual. Si un bien es un bien tendr´ un precio y a eventualmente se puede medir el valor de su producci´n. Pero hay bienes o que producen males, el caso m´s relevante hoy es la contaminaci´n, y a o estos males no est´n descontados en el valor del bien. Esto es lo que en a econom´ se conocen como externalidades. ıa

2.4.

PIB y PNB

El PIB es una medida de la producci´n total de un pa´ Sin embargo, esto o ıs. no es necesariamente el ingreso de ese pa´ La primera aproximaci´n para ıs. o llegar al ingreso nacional es darse cuenta que no todos los factores son de propiedad de nacionales. M´s a´n, incluso el tener deuda externa significa que a u el prestamista es due˜o (aunque no gestione) de los activos. Por ello, es util el n ´ concepto de PNB: producto nacional bruto. El PNB le resta (suma) al PIB el pago (ingreso) neto a factores del (en el) exterior. P N B = P IB − F
7

(2.21)

En econom´ se presume, y hay evidencia que sustentar´ esta presunci´n, que mientras m´s se ıa ıa o a desarrolla un pa´ m´s actividades se formalizan. ıs a

2.4. PIB y PNB Cuadro 2.5: PIB y PNB 2001
(Miles de millones de US$ de cada a˜o) n

29

Pa´ ıs Alemania Argentina Brasil Chile Corea Espa˜a n Estados Unidos Jap´n o M´xico e Nueva Zelanda Per´ u Polonia

PIB 1,846.1 268.8 509.0 66.5 427.2 581.8 9,837.4 4,141.4 623.9 50.4 54.2 183.0

PNB 1,939.6 260.6 528.3 70.8 449.4 588.0 9,872.6 4,523.3 552.5 51.0 52.4 167.8

Fuente: World Development Indicators y Bureau of Economics Analysis U.S.

Lo normal es que en pa´ ıses en desarrollo, con poca capacidad de financiar todas sus potenciales actividades parte de los factores sean de propiedad de extranjeros. Si todas las variables estuvieran bien medidas la suma mundial del PNB deber´ ser igual a la suma total del PIB. ıa El factor m´s importante es el capital. Si el pa´ tiene un stock neto de a ıs activos con el exterior, es decir lo que tiene afuera menos lo que no es de su propiedad adentro de la econom´ de B y el retorno por este capital es R, el ıa, pago neto de factores ser´ RB, y ser´ positivo si el pa´ tiene m´s afuera de ıa ıa ıs a lo que el resto del mundo es due˜o adentro de la econom´ Volveremos a esta n ıa. distinci´n cuando discutamos el sector externo en m´s detalle. o a El cuadro 2.5 se presenta el PIB y el PNB para un conjunto de pa´ el ıses a˜o 2001. Hay pa´ como Alemania o Jap´n que tienen m´s propiedad en el n ıses o a exterior de lo que el extranjero es due˜o en esos pa´ n ıses, de ah´ que los pa´ ı ıses tengan activos netos positivos y su PNB sea mayor que su PIB. En el grueso de los pa´ en desarrollo ocurre lo contrario. Esto es razonable en la medida ıses que los habitantes no tengan los suficientes ingresos para invertir en todo el capital disponible, y por ello parte del capital es extranjero. Estados Unidos es una excepci´n dentro de los pa´ industrializados, ya que su PIB es muy o ıses similar a su PNB. El PNB se asocia usualmente al ingreso nacional, y as´ lo usaremos en geı neral aqu´ Sin embargo para ser m´s preciso habr´ que hacer un ajuste para ı. a ıa pasar de PNB a ingreso nacional bruto (INB). estas son las transferencias des-

30

Cap´ ıtulo 2. Los datos Cuadro 2.6: Producto Ingreso a˜o 2000 n
(En billones de moneda local de cada a˜o) n

PIB Ingreso neto de factores PNB Transferencias netas del ext. Ingreso Nacional Bruto Disp. Consumo Total Ahorro Nacional Bruto Ahorro externo Inversi´n o

Chile 40393 -1547 38846 302 39148 30832 8316 497 8814

Corea 521959 -2732 519227 644 519872 350757 169115 -21400 147714

Espa˜a* n 609319 -1112 99761 -15 99746 75978 23768 2330 26098

Fuente: Banco Central de Chile, Oficina Nacional de Estad´ ısticas de Corea e INE Espa˜a. n (*) cifras en millones de euros. Nota: el PNB fue obtenido restando al PIB el pago neto de factores.

de el exterior. Estas son pagos no por concepto de pago a factores ni pr´stamos e sino que esencialmente pagos a cambio de nada. Hay pa´ que tienen mucha ıses asistencia humanitaria, en Africa, y que parte importante de su ingreso son las transferencias. Tambi´n esto ocurre en pa´ con una importante fracci´n e ıses o de la poblaci´n que ha emigrado y despu´s env´ transferencia a sus familiao e ıa res (El Salvador es un caso importante). En general estas transferencias son relativamente menores. En el cuadro 2.6 para Corea, Chile y Espa˜a se presenta el ingreso de estos n pa´ y se observa que las transferencias son cifras menores, de modo que el ıses ingreso nacional no es muy distinto del PNB. Una vez conocido el ingreso podemos definir el ahorro. El ahorro es el ingreso no consumido. Como se aprecia en el cuadro 2.6 el ingreso es igual al ahorro m´s el consumo. Si agregamos el ahorro externo llegamos al ahorro total, que a como veremos en una p´ginas m´s adelante debe igualar a la inversi´n. a a o N´tese que la discusi´n anterior es para el PIB, PNB e INB a precios o o corrientes. Pero alguien se preguntar´ qu´ pasa cuando se mide a precios consa e tantes. La primera idea ser´ que no pasa nada. Bastar´ con medir todas las ıa ıa cantidades a los precios del a˜o base. Sin embargo esto ser´ incorrecto ya que n ıa

2.4. PIB y PNB

31

si queremos aproximarnos a una medida de ingresos deber´ ıamos considerar que el costo de los bienes que importamos puede cambiar en t´rminos del pree cio de los bienes que vendemos al exterior. Si este precio baja, el pa´ tendr´ ıs ıa mayores ingresos: una misma cantidad de bienes podr´ comprar m´s bienes ıa a en el exterior. Imagine que el precio de petr´leo cae a la mitad y el precio o del cobre se duplica. Al calcular el INB a precios corrientes este efecto estar´ ıa incorporado, pero no cuando se usan los precios de un a˜o base. Es por ello n que en la medici´n del PIB real se hace una correcci´n por las variaciones en o o los t´rminos de intercambio para poder llegar al INB real. e Los t´rminos de intercambio es la raz´n entre los precios de exportaci´n (un e o o ´ ındice agregado para todas las exportaciones), denotado por PX y los precios de importaci´n (PM ), es decir: o TI = PX PM

Ambos precios deben estar en la misma unidad monetaria (pesos, d´lares, etc.). o Las unidades de T I son (unidades monetarias/bien exportado)/(unidades monetarias/bien importado)=bien importado/bien exportado. Es decir, T I representa cuantas unidades de bienes importados se pueden comprar con una unidad de bien exportado. En consecuencia si T I se deteriora, cae, entonces se requieren m´s exportaciones por unidad de importaci´n. Esto se debe a o considerar cuando se mide el PNB en t´rminos reales. e En la pr´ctica lo que se hace es agregar al PNB real el ajuste de t´rminos a e de intercambio, el que se puede aproximar como8 : ˆ ti = T I M ˆ Donde T I es el como el cambio porcentual en los t´rminos de intercambio. Por e ˆI < 0, habr´ que usar m´s exportaciones por lo tanto si los T I se deterioran, T a a unidad de importaci´n. El costo ser´ proporcional a las importaciones. o a Para tener alg´n orden de magnitud suponga que un pa´ importa un 30 % u ıs del PIB y los t´rminos de intercambio se deterioran un 10 %. Entonces para e mantener el mismo nivel de importaciones ser´ necesario destinar 3 % adicional a del PIB para mantener el nivel de ingreso constante. Usando letras min´sculas u para variables reales tendremos que: inb = pnb + ti = pib − f + ti En el cuadro 2.7 se presentan los datos reales comparables con del cuadro 2.6. En el caso de Chile hubo una ganancia en t´rminos de intercambio respecto e de 1995, mientras en Corea hubo una p´rdida. e
T´cnicamente el ajuste es m´s engorroso pues toma en cuenta exportaciones e importaciones, e a pero el que se presenta en el texto es una buena aproximaci´n para c´lculos r´pidos. o a a
8

32

Cap´ ıtulo 2. Los datos Cuadro 2.7: Producto Ingreso Real a˜o 2000 n
(´ ındice sobre moneda local de 1995)

PIB Ingreso neto de factores PNB Transferencias netas del ext. Efecto de t´rminos e de intercambio Ingreso Nacional Bruto Disp.

Chile 124.89 -3.66 121.23 0.88 7.95 130.06

Corea 126.21 -0.52 125.69 0.15 -17.57 108.27

Espa˜a n 120.23 -1.32 118.91 -0.02 -0.55 118.35

Fuente: World Development Indicators

2.5.

Ahorro-Inversi´n o

Ahora discutiremos la relaci´n entre las identidades producto-ingreso y o gasto y su relaci´n con ahorro e inversi´n. o o 2.5.1. Econom´ cerrada y sin gobierno ıa

En una econom´ cerrada tenemos que todo lo que se produce en ella tiene ıa que ser consumida en ella, pues esta cerrada a todo tipo de comercio con el exterior. Si adem´s no hay gobierno el gasto total va a corresponder al gasto a que realizan los hogares en consumo e inversi´n; es decir el gasto en esta o econom´ es C + I: ıa Y =C +I (2.22) Como esta econom´ es cerrada todo lo que se gasta tiene que ser igual a lo ıa que se produce, y lo que se produce, al no haber impuestos entre medio, igual al total de los ingresos. Ahora bien, el sector privado (los hogares) puede usar sus ingresos en dos actividades: consumir o ahorrar. El ahorro lo denotaremos por S. Como ya definimos el ahorro es el ingreso no gastado por los hogares: Y =C +S De las ecuaciones (2.22) y (2.23) tenemos inmediatamente que: S = I. (2.24) (2.23)

Esta ecuaci´n tiene una interpretaci´n bastante muy importante: si la gente o o decide dedicar una mayor fracci´n de sus ingresos a ahorrar (no consumir) la o

2.5. Ahorro-Inversi´n o

33

econom´ tendr´ m´s inversi´n. Aquellos bienes que no se consumen tendr´n ıa a a o a 9 que quedar para el futuro en forma de inversi´n, ya sea como inventarios o o como bienes de capital que se usar´n para producir nuevos bienes. Debemos a pensar que Y es como si fuera un bien no perecibles, que la gente decide consumir o ahorrar, cuando lo ahorra alguien tiene que demandar ese bien para que sea gasto. No se debe confundir est´ igualdad con la noci´n popular que lo que los hoa o gares ahorran ellos mismos lo invierten (depositando en el banco, por ejemplo), porque no es necesariamente el mismo agente el que ahorra del que invierte. Quien ahorra est´ sacrificando consumo, que otro agente lo gasta en forma de a inversi´n. o En la econom´ moderna esto ocurre, en gran medida, a trav´s del mercado ıa e de capitales. La gente ahorra sus recursos en activos financieros, que al otro lado del mercado tienen demandantes de fondos para invertir. Sin embargo, los bancos tambi´n le pueden estar prestando a otros hogares para que ellos e tengan m´s consumo. En este caso se podr´ argumentar que ese ahorro no a ıa genera inversi´n. La l´gica es correcta, pero lo que ocurre es que desde el o o punto de vista agregado de los hogares, ellos no est´n ahorrando. Lo que unos a ahorran otros lo desahorran, y con una mirada agregada nos interesa el ahorro neto de los hogares, el que ser´ destinado a inversi´n. Estos fondos ahorrados a o son los que las empresas captan para invertir, ya sea en la forma de deuda bancaria, emisi´n de acciones o bonos, uso de retenci´n de utilidades, u otras o o formas de financiamiento.10 2.5.2. Econom´ abierta con gobierno ıa

Ahora supondremos que la econom´ se abre al exterior. Esta econom´ ıa ıa exporta bienes al exterior por un valor de X, e importa bienes del resto del mundo por un valor M . Como ya vimos XN = X − M son las exportaciones netas, es decir el saldo en la balanza comercial. El gobierno gasta G en bienes de consumo final, T R en transferencias al sector privado (quien decide gastar o ahorrar), y lo financia v´ impuestos. Por lo tanto en esta econom´ el producto, ıa ıa Y ser´: a Y = C + I + G + XN (2.25) Ahora nos interesa ver el ahorro de los tres agentes de esta econom´ el ıa: sector privado (Sp ), al ahorro del gobierno (Sg ), y el ahorro externo (Se ). Analizaremos a cada uno de ellos por separados.
Esto, en general, se asocia con una inversi´n involuntaria, aunque tambi´n muchas veces las o e empresas deciden cambiar sus niveles de inventarios. Note que si un ahorrante compra acciones que las ten´ otra persona, no hay ahorro neto, ya ıa que el que ahorra se lo compra a quien desahorra.
10 9

34

Cap´ ıtulo 2. Los datos

(a) Los Privados Los agentes privados tienen un ingreso Y , reciben transferencias T R por parte del gobierno,11 pagan impuestos directos T . Adem´s le deben pagar a al exterior por la propiedad de factores de ellos (colocados en empresas que producen en el pa´ lo que puede ser utilidades o intereses sobre la deuda. ıs), Los pagos netos son F . Por lo tanto su ingreso disponible para consumir y ahorrar es: Y d = Y + T R − T − F, (2.26) sin embargo los privados gastan una buena parte de sus ingresos en bienes de consumo final. A ese gasto lo llamamos consumo, C. Los ingresos que no gastan corresponden a ahorro: Sp = Y + T R − T − F − C (b) El gobierno El gobierno, en esta econom´ solo tiene ingresos a trav´s de los impuestos ıa, e que recauda. Estos impuestos los usa para pagar las transferencias y para gastar en bienes de consumo final (su inversi´n, si la tiene se mide en I). Por o lo tanto el ahorro del gobierno es: Sg = T − (G + T R). (2.28) (2.27)

Hasta este momento hemos analizado solo la econom´ sin considerar lo que ıa, sucede en el mundo exterior. Definiremos por lo tanto el ahorro nacional Sn como lo que ahorran tanto del sector privado, como el gobierno, es decir: Sn = Sp + Sg = Y − F − (C + G) (c) Resto del mundo El resto mundo tiene ingresos de esta econom´ a trav´s del pago que la ıa e econom´ nacional realiza por los bienes que consumen y son producidos en el ıa exterior, es decir el pago de las importaciones; la otra fuente de ingresos es pago que recibe por lo que le presta a la econom´ nacional (intereses, dividendos, ıa etc.). Por otra parte el resto del mundo le paga a esta econom´ los bienes que ıa ella le exporta al resto del mundo, es decir paga por las exportaciones (X). Por lo tanto el ahorro externo, que tambi´n se llama d´ficit de la cuenta corriente, e e es: Se = M + F − X (2.30)
11

(2.29)

T´ ıpicamente podemos pensar en pensiones para los jubilados etc.

2.6. El D´ficit de la Cuenta Corriente como exceso de Gasto e

35

Supongamos por un momento que esta econom´ no tuviera compromisos fiıa nancieros con el resto del mundo, es decir F = 0, entonces si esta econom´ ıa importa m´s bienes de los que exporta significa que el pa´ se est´ endeudando a ıs a con el resto mundo o visto de otra forma, el resto del mundo est´ ahorrando a para que la econom´ pueda gastar m´s. Luego, el ahorro total de la econom´ ıa a ıa ser´: a S = Sn + Se = Y − (C + G + X − M ) (2.31) Al igual que en la econom´ cerrada, en la econom´ abierta todo lo que se ıa ıa ahorra se invierte. Esto se ve claramente de la ecuaci´n (2.31): o S=I

2.6.

El D´ficit de la Cuenta Corriente como exceso de e Gasto

El ahorro externo (Se ) tambi´n se denomina D´ficit de la Cuenta Corriente. e e La cuenta corriente registra el intercambio de bienes y servicios y transferencias que la econom´ realiza con el resto del mundo. La cuenta corriente est´ comıa a puesta en su mayor´ por la balanza comercial, que registra las exportaciones ıa e importaciones, m´s el pago de intereses por deuda y la remesas de utilidades a ya sea del exterior o hacia el exterior.12 Como ya hemos visto: XN = X − M = Y − A, es decir, el super´vit comercial es el exceso de producto sobre gasto. a Se define la Cuenta Corriente (CC) como: CC = X − (M + F ) = Y − (F + A) (2.32)

donde Y − F corresponde al PNB. Por lo tanto el d´ficit en la cuenta corriente e mide el exceso de gasto sobre ingreso. Comparando (2.30) con (2.32) llegamos a: CC = −Se = Sp + Sg − I = Sp − I + (T − G − T R) De lo anterior se puede notar que la cuenta corriente es deficitaria(CC < 0) cuando:
Tambi´n se incluyen transferencias del exterior, por ejemplo regalos que mandan familiares que e viven en el extranjero, lo que es muy relevante en pa´ ıses africanos y centro americanos, o transferencias de organismos internacionales que donan dinero a pa´ pobres. Este item ser´ ignorado en ıses a la discusi´n del texto. o
12

36

Cap´ ıtulo 2. Los datos

El ahorro privado (Sp) es bajo, porque por ejemplo se consume mucho. Este podr´ ser un caso, muy com´n en pa´ que sufren crisis, donde el ıa u ıses ahorro externo no aporta ahorro adicional para mayor inversi´n en el pa´ o ıs sino que sustituye ahorro nacional, y la inversi´n no se ve incrementada. o La inversi´n (I) es alta. En este caso el ahorro externo podr´ estar o ıa aumentando el ahorro nacional y por lo tanto al aumentar el ahorro total aumenta la inversi´n. o El ahorro del gobierno, (Sg), es bajo, tal vez porque el gobierno gasta mucho. Esto es lo que se conoce como el “twin d´ficit”: d´ficit fiscal con e e d´ficit de la cuenta corriente. Estados Unidos lo hizo famoso en los a˜os e n 80 y nuevamente se ha observado a partir del 2003.

2.7.

La Cuenta Financiera y la Balanza de Pagos

La balanza de pagos es el registro de todas las transacciones entre un pa´ y el resto del mundo. La balanza de pagos est´ compuesta por la cuenta ıs a corriente y la cuenta financiera y de capitales (ver figura 2.2). A esta ultima le ´ llamaremos por brevedad cuenta financiera. Hace algunos a˜os, y por mucho n tiempo, a la cuenta financiera y de capitales se le llamaba cuenta de capitales, y a´n mucha gente usa ese t´rmino. En recientes modificaciones de los manuales u e de balanza de pagos se ha decidido enfatizar el aspecto financiero de esta cuenta. Ya hemos discutido la cuenta corriente, pero s´lo recordemos que registra o todos los flujos de bienes y servicios (incluidos los servicios financieros), m´s a las transferencias. La cuenta de financiera por su parte registra todo lo que un pa´ pide ıs prestado y le presta al resto del mundo. M´s rigurosamente mide los cambios a en su posici´n de activos y pasivos respecto del resto del mundo. En suma, esta o cuenta corresponde al financiamiento de la cuenta corriente. La otra parte de la cuenta financiera y de capitales es la cuenta de capitales propiamente tal. La cuenta de capital registra todas las “transferencias de capital y transacciones en activos no financieros no producidos”, como es el caso por ejemplo de las patentes. Esta cuenta en general es muy menor as´ que la ignoraremos.13 ı Una analog´ con un hogar deber´ clarificar la diferencia entre la cuenta ıa ıa corriente y la financiera: suponga que un hogar gasta m´s que su ingreso, si a fuera un pa´ tendr´ un d´ficit en la cuenta corriente. Ahora bien, el exceso ıs ıa e
Recuerde que como se se˜ala en el texto antes a toda la cuenta financiera y de capital se le n llamaba cuenta de capital. Lo importante es que en la pr´ctica referirse a la cuenta de capitales a o a la cuenta financiera corresponde a lo que en la actualidad se denomina cuenta financiera y de capitales.
13

2.7. La Cuenta Financiera y la Balanza de Pagos

37

de gasto se debe financiar de alguna forma. Por ejemplo el hogar se puede endeudar, puede sacar plata que ten´ en el banco, puede vender algunas acıa ciones que tiene. Todas estas transacciones corresponden al financiamiento del d´ficit. Lo opuesto ocurrir´ si tiene un super´vit, es decir reducir´ su deuda, e ıa a ıa prepag´ndola por ejemplo, tendr´ dep´sitos, etc., o sea acumular´ activos. a ıa o ıa Ser´ un error pensar que ese exceso el hogar lo puede gastar en un viaje, ıa porque en ese caso este gasto se contabilizar´ en la cuenta corriente y tal vez ıa no haya exceso de ingreso. Por supuesto que la diferencia entre financiamiento y gastos no siempre es obvia, y por ello depende de donde ser “tire la l´ ınea” que separa transacciones corrientes de financiamiento. Por ejemplo, si el hogar compra un auto, ¿es un activo o gasto corriente? Sobre estos temas volveremos cuando discutamos el presupuesto fiscal donde esta distinci´n es m´s relevante, o a en el caso de la balanza de pagos la diferenciaci´n es simple. o Naturalmente en la cuenta financiera no s´lo nos referimos a pr´stamos o e bancarios. Cuando un extranjero invierte en una empresa chilena le est´ presa tando al pa´ recursos, y est´ teniendo un “claim” (derecho) sobre los activos ıs a del pa´ Es decir el pa´ aumenta sus pasivos con el exterior. Si el saldo en la ıs. ıs cuenta de financiera en alg´n per´ u ıodo fuera positiva (super´vit) ello significa a que los extranjeros han invertido m´s en el pa´ que los habitantes del pa´ han a ıs ıs invertido en el resto del mundo. Sobre esto volveremos en la siguiente secci´n. o
Cuenta Corriente (CC)

b

Transacciones Internacionales
‚ Cuenta Financiera y de Capitales

Figura 2.2: Balanza de Pagos

Ejemplos de transacciones registradas en la cuenta financiera: Todas las inversiones extranjeras se registran a trav´s de la cuenta financiera. Si las e empresas extranjeras generan utilidades y desean retornarlas a la casa matriz, la transacci´n se contabiliza en la cuenta corriente. Del mismo modo si un o empresa extranjera decide endeudarse en el exterior (emitiendo un bono) para financiar sus inversiones, la emisi´n de bonos se registra a trav´s de la cuenta o e financiera, pero el pago de intereses se registra en la cuenta corriente. La amortizaci´n de la deuda se contabiliza como una salida de capital, y por lo o tanto es un flujo negativo en la cuenta financiera. Si contamos los gastos e ingresos en una cuenta, y en otra todo el financiamiento, se tiene que el saldo en la cuenta corriente m´s el saldo en la cuenta a

38

Cap´ ıtulo 2. Los datos

financiera y de capital es cero. En otras palabras, el total de las transacciones con el exterior debe ser balanceado, los excesos de gastos o ingresos corrientes tienen su contraparte en la acumulaci´n o desacumulaci´n de activos. o o Es importante destacar que la cuenta de financiera incluye la variaci´n de o reservas del Banco Central. El banco central tiene un stock de reservas en divisas (moneda extranjera). Esta cantidad de reservas se usa como resguardo ante la falta de liquidez internacional y es particularmente importante en reg´ ımenes donde no se quiere que el tipo de cambio este plenamente libre. Sobre esto discutiremos m´s adelante en el libro. Si un d´ficit en la cuenta corriente, que a e demanda divisas en t´rminos netos, no alcanza a ser cubierto con la entrada de e capitales, el banco central deber´ vender las divisas que faltan. Por lo tanto, a una desacumulaci´n p´rdida reservas del banco central es equivalente a una o e entrada de capitales: el banco central liquida posiciones en bancos extranjeros e ingresa las divisas para su uso en el pa´ De manera opuesta, una acumuıs. laci´n de reservas es equivalente a una salida de capitales: el Banco Central o compra las divisas (tal como lo har´ un individuo o un banco privado) y las ıa deposita afuera, aumentando su cantidad de reservas internacionales. La medici´n en la pr´ctica de la cuenta financiera y de capitales y la cueno a ta corriente se hace en forma separada. La primera viene principalmente de registros en el sistema financiero y mercado cambiario y la segunda, en particular la balanza comercial, de datos de aduanas. Es de esperar que las dos cuentas no cuadren exactamente y por ello se existe una partida de errores y omisiones para contabilizar la diferencia. Esta cuenta de errores y omisiones se asocia, entre otras cosas, a actividades ilegales como el lavado de dinero. O la sobre facturaci´n de importaciones y sub facturaci´n de exportaciones o o para dejar divisas no registradas en el exterior: fuga de capitales. Tambi´n son e simplemente distintas maneras de medir las partidas de la balanza de pagos u otros flujos, legales, pero no registrados adecuadamente. El saldo de la balanza de pagos es igual a la suma del saldo en la cuenta cuenta corriente m´s el saldo en la cuenta financiera, excluida la variaci´n de a o reservas, m´s los errores y omisiones. Dado que la suma de la cuenta corriente a y la cuenta financiera, corrigiendo por errores y omisiones, es cero, el saldo de la balanza de pagos ser´ igual a la acumulaci´n de reservas. a o En el cuadro 2.8 se presenta la balanza de pagos para un conjunto de pa´ ıses. En ella se ve que el saldo de la cuenta de capital es mucho menor al de la cuenta financiera, incluso algunos pa´ ıses, como Chile y M´xico, a´n no contabilizan e u separadamente la cuenta de capital, y de ah´ que su saldo sea cero. Por otro ı lado, se ve que los errores y omisiones no son nada de despreciables, aunque el saldo final de la balanza de pagos si est´ bien medido pues es la variaci´n a o de reservas. Como ya discutimos, la cuenta corriente se compone de la balanza por bienes y servicios (exportaciones netas o balanza comercial), la cuenta de renta,

2.7. La Cuenta Financiera y la Balanza de Pagos

39

Cuadro 2.8: Balanza de Pagos 2002
(En millones d´lares de U.S.) o

Cuenta/ Pa´ ıs I Cuenta corriente A. Bienes y Servicios Balanza Comercial Servicios B. Renta C. Transferencias II. Cuenta Financiera y capital A. Cuenta de Capital B. Cuenta financiera Inversi´n directa o Inversi´n de Cartera o Instrumentos derivados Otra Inversi´n o Activos de Reserva* III. Errores y omisiones Saldo Balanza de Pagos % Cuenta Corriente del PIB

Chile -553 1,556 2,513 -957 -2,536 426 800 0 800 1,139 -1,876 -124 1,858 -199 -246 199 0.9 %

Corea 6,092 6,719 14,180 -7,460 451 -1,079 -10,246 -1,091 -9,155 -702 -96 279 3,134 -11,770 4,155 11,770 1.3 %

Espa˜a n -15,942 -8,228 -33,098 24,870 -9,890 2,176 22,225 7,072 15,153 2,624 6,628 -4,513 14,104 -3,690 -6,282 3,690 2.5 %

Estados Unidos -480,860 -418,040 -479,380 61,340 -3,970 -58,850 526,690 -1,290 527,980 -98,210 437,240 192,640 -3,690 -45,840 3,690 4.6 %

M´xico e -14,020 -12,836 -7,916 -4,920 -11,436 10,252 14,848

Polonia -5,007 -6,400 -7,249 849 -1,887 3,280 6,300 -7 6,307 3,901 1,669 -898 2,283 -648 -1,293 648 2.7 %

14,848 13,653 408 8,146 -7,359 -828 7,359 2.2 %

Fuente: Yearbook 2003 International Monetary Fund * Un signo (-) implica acumulaci´n de reservas o

40

Cap´ ıtulo 2. Los datos

que el pago de factores al exterior, principalmente servicios financieros, y las transferencias. La cuenta financiera tiene cinco componentes. El primero corresponde a la inversi´n extranjera directa, estas son empresas que traen capital para instao larse localmente. El segundo es la inversi´n de cartera, que consiste principalo mente de la compra de acciones y bonos. El tercer componente es la compra de instrumentos financieros conocidos como derivados. El cuarto componente es la otra inversi´n, la que est´ constituida b´sicamente de flujos de deuda extero a a na, y la variaci´n de reservas. Cuando el pa´ acumula reservas est´ ocurriendo o ıs a una salida de capitales, por ejemplo por la v´ de comprar bonos extranjeros ıa o dep´sitos en bancos del exterior, y por eso aparece con signo negativo, es o decir es un d´bito. La desacumulaci´n de reservas por su parte es un cr´dito e o e en la cuenta financiera.

2.8.

La Posici´n de Inversi´n Internacional y la Deuda o o Externa

Como ya hemos discutido, la cuenta corriente tiene una contraparte de financiamiento externo. Si denotamos por CCt el saldo de la cuenta corriente en el per´ ıodo t, y por Bt la posici´n neta de activos internacionales, o posici´n o o de inversi´n internacional neta (PII) como se le denomina hoy en d´ al inicio o ıa, del per´ ıodo t, tendremos que: CCt = Bt+1 − Bt . (2.33)

Es decir, el super´vit (d´ficit) en la cuenta corriente corresponde al aumento a e (disminuci´n) en la PII neta. La PII neta son los activos internacionales neto o de los pasivos. Conociendo toda la historia de la cuenta corriente podr´ ıamos determinar Bt . Esto es:
t−1 i=0

Bt =

CCi + B0 .

(2.34)

Con lo cual necesitar´ ıamos conocer el valor de B0 , pero si vamos muy atr´s a en el tiempo este valor puede ser ignorado. Sin embargo, los activos cambian de precio, por lo tanto el principal problema para usar la f´rmula para conocer o Bt son los cambios en los valores de los activos netos de una econom´ es decir ıa, las ganancias o p´rdidas de capital. e Por lo anterior, en la actualidad se ha hecho un esfuerzo importante para construir cifras de PII en el mundo. Hace muchos a˜os, cuando los flujos de n capitales eran primordialmente deuda externa, B se aproximaba como menos la deuda externa neta, D. La idea de deuda neta es que debemos descontar las reservas, que corresponden a un activo. Como la deuda neta es un pasivo, la

2.8. La Posici´n de Inversi´n Internacional y la Deuda Externa o o Cuadro 2.9: Posici´n de Inversi´n Internacional a˜o 2000 o o n
(Porcentaje del PIB en US$)

41

PII Neta/PIB Activos/PIB Pasivos/PIB Activos sobre PIB IED/PIB IEC/PIB Otros/PIB Reservas/PIB Pasivos sobre PIB IED/PIB IEC/PIB Otros/PIB Deuda Externa*/PIB

Argentina -0.24 0.54 0.78

Chile -0.40 0.75 1.15

India -0.17 0.12 0.29

Tailandia -0.50 0.44 0.94

USA -0.16 0.75 0.91

0.07 0.12 0.24 0.09

0.17 0.14 0.23 0.21

0.00 0.00 0.03 0.08

0.02 0.00 0.15 0.27

0.27 0.24 0.22 0.01

0.24 0.30 0.24 0.51

0.64 0.13 0.38 0.52

0.04 0.05 0.19 0.22

0.24 0.13 0.56 0.65

0.28 0.39 0.24 n.d.

Fuente: Balance of Payments Statistics IMF. * Fuente World Development Indicators y corresponde a la deuda total

ecuaci´n (2.33) se pod´ escribir como −CCt = Dt+1 − Dt , es decir el d´ficit o ıa e en la cuenta corriente tiene su contraparte en un aumento de la deuda externa neta, si los flujos de capital son s´lo deuda. o El cuadro 2.9 muestra la PII neta para un conjunto de pa´ ıses. La PII son los activos menos los pasivos internacionales. Por su parte, los activos corresponden a los que los nacionales poseen en le extranjero, mientras los pasivos es lo que los extranjeros poseen en la econom´ nacional. Tanto en activos ıa como pasivos los componentes m´s importantes son la inversi´n extranjera, la a o inversi´n de cartera y otros. En este ultimo se encuentra la deuda externa. La o ´ ultima fila muestra los datos de deuda externa bruta, es decir sin descontar re´ servas.14 Adicionalmente, en los activos se incluyen las reservas internacionales del pa´ ıs. Los datos de este cuadro corresponden a stocks acumulados. Por ejemplo en los activos est´ el stock de inversi´n extranjera en el pa´ En cambio, en a o ıs. la cuenta financiera de la balanza de pagos se registran los flujos anuales que van incrementando los stocks. En el mundo debiera darse que la PII agregada ıses es cero. Los pa´ del cuadro 2.9 son pa´ deudores del resto del mundo, en ıses
Hay diferencias en las cifras de deuda externa, que incluyen por ejemplo bonos emitidos en el exterior, los que en la PII se registran en invesi´n extranjera de cartera. o
14

42

Cap´ ıtulo 2. Los datos

el sentido que tienen m´s pasivos que activos, incluido Estados Unidos. a Tal como la apertura comercial de una econom´ puede medirse por la ıa suma de exportaciones e importaciones, las cifras de PII pueden usarse para medir el grado de integraci´n financiera de una econom´ Para ello se suman o ıa. los activos y pasivos, lo que da una medida del grado de propiedad cruzada que existe entre una econom´ y el resto del mundo. En el cuadro 2.9, Chile ıa y estados Unidos aparecen como pa´ muy integrados, mientras en le otro ıses extremo se encuentra India. De los datos de la PII podemos tambi´n conocer el pago neto de factores e (F ), es decir la cuenta de servicios financieros (o renta) de la cuenta corriente. Si R es el retorno medio de los activos internacionales, tendremos que el pago de factores ser´ −RB. El signo menos se debe a que en nuestra nomenclatura a F es un pago, y por lo tanto si B < 0, es decir el pa´ paga por los factores, ıs el t´rmino −RB ser´ positivo, y este es el t´rmino que restamos al PIB para e a e llegar al PNB. En cambio si el pa´ es un acreedor (B > 0), el pa´ recibe pagos ıs ıs por un monto RB, lo que hace que su PNB sea mayor que su PIB.

2.9.

Tipo de Cambio

En primer lugar es necesario, al igual que ya lo hemos hecho antes con otras variables, distinguir entre el tipo de cambio nominal y tipo de cambio real, que a estas alturas de la discusi´n deber´ ser intuitivo que significan. Tambi´n o ıa e distinguiremos entre tipos de cambio bilaterales y multilaterales. 2.9.1. Tipo de cambio nominal

El tipo de cambio nominal, que denotaremos e, es el precio de una moneda extranjera, usualmente el d´lar, en t´rminos de la moneda nacional. Si la o e u moneda local es el peso, e corresponde al n´mero de pesos para comprar un d´lar. Esto es igual como se mide el precio de cualquier bien, es decir cu´ntos o a pesos se requieren por unidad de bien, en el caso del tipo de cambio el bien es la moneda extranjera. El cuadro 2.10 presenta los tipos de cambio entre un conjunto de monedas en enero del 2004.15 Por ejemplo, en enero del 2004 el tipo de cambio en Chile era de 573 pesos por d´lar, y en Brasil de 2.85 reales por d´lar. Por lo tanto o o el tipo de cambio con respecto real en Chile era de 201 pesos por real. Por su parte, el d´lar costaba 0,79 euros, es decir por un d´lar habr´ que pagar s´lo o o ıa o 0,79 euros, o visto de manera inversa, un euro compraba 1.26 d´lares.16 o
Este tipo de cuadros aparecen en muchos sitios de internet como conversiones de monedas (currency converters). El Euro es la moneda europea, que fue lanzada el 1o. de enero del 2002, y reemplaz´ al chelin o de Austria, el dracma de Grecia, el escudo de Portugal, el flor´ de Holanda, el franco belga, el ın
16 15

2.9. Tipo de Cambio Cuadro 2.10: Tipos de cambio bilaterales* US$ Yen Euro Libra $ Chile Real US$ Yen Euro Libra $ Chile Real D´lar o Canada 1 106.3 0.793 0.549 573.7 2.849 1.294 0.009 1 0.007 0.005 5.3 0.027 0.012 1.261 134.1 1 0.692 723.6 3.594 1.633 1.822 193.7 1.445 1 1045.5 5.192 2.359 0.002 0.1 0.001 0.001 1 0.005 0.002 0.351 37.3 0.193 0.193 201.3 1 0.454

43

D´lar o Canada 0.773 82.1 0.612 0.424 443.2 2.201 1

Fuente: Bolet´ Estad´ ın ıstico de Espa˜a, Banco Central de Chile y Bloomberg n * Corresponden a los promedios mensuales de enero del 2004

El tipo de cambio se aprecia, o tambi´n se dice el peso se aprecia, cuando e la moneda extranjera se hace m´s barata. En nuestra definici´n e cae. En caso a o contrario se habla de una depreciaci´n del tipo de cambio. Obviamente cuando o una moneda se aprecia respecto de otra, la otra se deprecia. Cuando el tipo de cambio se aprecia, la moneda local se aprecia, es decir aumenta su valor con respecto a la moneda extranjera, o dicho de otra forma, la moneda extranjera se hace m´s barata, es decir se deprecia. a La apreciaci´n de una moneda se le conoce tambi´n como un fortalecimieno e to de la moneda, mientras una depreciaci´n, es decir una p´rdida de valor, o e corresponde a un debilitamiento. Otros t´rminos muy usados son devaluaci´n y revaluaci´n. Estas expree o o siones se usan muchas veces como sin´nimos de depreciaci´n y apreciaci´n, o o o respectivamente. Sin embargo, y con mayor rigor, la devaluaci´n y la revaluao ci´n se refieren m´s a cambios discretos decretados por la autoridad econ´mica. o a o Entonces devaluaci´n y revaluaci´n se usan m´s cuando el tipo de cambio var´ o o a ıa en esquemas de tipo de cambio donde la autoridad decide su valor. En cambio, cuando estas variaciones ocurren en el mercado cambiario, es decir est´n m´s a a asociados a mecanismos de tipo de cambio flexible, se habla de depreciaci´n y o apreciaci´n. M´s adelante estudiaremos los distintos reg´ o a ımenes cambiarios. Las monedas en el mundo fluct´an de manera importante, y esto tiene u implicancias respecto de si una moneda se est´ fortaleciendo o no. En el cuadro a 2.11 se presentan los valores del d´lar en t´rminos del yen, el euro y el peso o e chileno ($) promedios en febrero del 2002 y febrero del 2004. La segunda parte
franco franc´s, la libra irlandesa, la lira italiana, el marco alem´n, el marco finland´s y la peseta de e a e Espa˜a. El euro fue hecho sobre la base de una combinaci´n fija de estas monedas, con lo cual es n o posible calcular cual hubiera sido su valor en per´ ıodos anteriores.

44

Cap´ ıtulo 2. Los datos

del cuadro presenta los tipos de cambio del yen, euro d´lar en t´rminos del o e peso chileno. Como explicaremos m´s abajo la ultima columan representa una a ´ medida de tipo de cambio multilateral. Esta segunda parte se construye en base al panel superior. En febrero del 2002, se necesitaban 125 yenes, 1,15 euros y 679 pesos para comprar un d´lar. En febrero del 2004 todas las monedas se fortalecieron o respecto del d´lar, en otras palabras, el d´lar se depreci´ contra este conjunto o o o de monedas, y muchas otras. ¿El que haya ca´ el d´lar en Chile significa que ıdo o el peso se fortaleci´?. Como se aprecia en el cuadro el peso se debilit´ respecto o o del yen y del euro. En febrero del 2002 se requer´ de 5,1 pesos y 591 pesos ıan para comprar un yen y un euro, respectivamente. Dos a˜os a˜os m´s tarde se n n a requer´ m´s pesos para comprar un yen y un euro, 5,5 y 738, respectivamente. ıan a
Cuadro 2.11: Tipos de Cambio en Chile Yen /US$ Euro /US$ $/US$ $/canasta 2002 125,3 1,15 679 679 2004 106,5 0,79 584 677 $/Y $/Euro $/US$ Indice mult. 2002 5,08 591 679 100.0 2004 5,49 738 584 99.6

Febrero Febrero Febrero Febrero

Fuente: Bloomberg y Reuters.

De las cifras anteriores no se puede decir que el peso se haya fortalecido o debilitado, porque ello depende de la moneda con que se le compare. Esto se debe a que hasta ahora nos hemos referido a medidas de tipos de cambio bilaterales: una moneda respecto de otra. Para analizar la posici´n de una moo neda respecto de las otras monedas del mundo podemos usar el tipo de cambio multilateral. Estos consisten en ponderar los tipos de cambio con respecto a diferentes monedas, es decir crear una canasta de monedas, y medirlo a partir de una unidad com´n.17 Los ponderadores regularmente se calculan respecto u de la importancia del comercio de un pa´ o alg´n otro indicador relevante ıs, u para la econom´ ıa. La ultima columna de del cuadro presenta una medida de tipo de cambio ´ multilateral para Chile. En el panel superior se muestra la canasta expresada en d´lares y en la parte inferior se presenta en forma de ´ o ındice. Lo que las cifras o muestran es que el peso chileno se apreci´ en un 0,3 %.18 Esta apreciaci´n es o mucho menor del 14 % que se fortalece el peso respecto del d´lar, y es debido a o
Los derechos especiales de giro son una unidad de cuenta usada por el FMI que es basado en una canasta de monedas. Los dos paneles dan obviamente el mismo resultado pues el ´ ındice de la parte inferior es construido proporcionalmente de los valores de la parte superior.
18 17

2.9. Tipo de Cambio

45

que las otras monedas tambi´n se fortalecen, y a´n m´s que el peso, respecto e u a del d´lar. o La canasta del cuadro 2.11 se construye asumiendo que tiene un 50 % de d´lar estadounidense, 25 % de yenes y 25 % de euros, en base a sus valores de o febrero del 2002. Entonces si la canasta corresponde a un d´lar, debe tener o 50 centavos de d´lar, m´s 25 centavos de d´lar en yenes, esto es 31,3 yenes, y o a o otros 25 centavos de d´lar en euros, esto es 0,29 euros. Esta canasta vale un o d´lar, es decir 679 pesos en febrero del 2002. Ahora bien, en febrero del 2004, o la canasta tiene 29,4 centavos de d´lar en yenes (31,3/106,5), 36,7 centavos o de d´lar en euros, y 50 centavos de d´lar en d´lares. Es decir, la canasta vale o o o 1,16 d´lares estadounidenses, que a los 584 pesos de febrero del 2004 equivale o a 677 pesos, casi el mismo valor de la canasta dos a˜os antes, pero con una n mayor proporci´n de su valor en las monedas que se han fortalecido. o La figura 2.3 presenta la evoluci´n del tipo de cambio respecto del d´lar y o o una medida multilateral en Chile. Esta ultima medida considera adem´s del ´ a d´lar, el yen, el euro, el d´lar canadiense y la libra esterlina. En la parte fio o nal de la figura se observa que el tipo de cambio respecto del d´lar ha ca´ o ıdo m´s bruscamente que el multilateral, y esto es el resultado del debilitamiena to global del d´lar. Algo similar se observa a principios de los 90, y es que o el tipo de cambio respecto del d´lar fue por debajo del multilateral, lo que o deber´ representar una debilidad relativa del d´lar, la que se revierte hasta ıa o aproximadamente el 2002. Como es de esperar, el tipo de cambio multilateral tiende a ser una medida m´s estable que los tipos de cambio bilaterales, pues a consideran un conjunto de monedas que entre ellas tambi´n fluct´an. e u Otra forma muy usual de medir el tipo de cambio es usar el inverso de e, es decir 1/e. En este caso, dicha medida es cu´ntos d´lares, o moneda extranjera a o en general, se requieren por unidad de moneda nacional. Esta forma es muy com´n en los pa´ u ıses desarrollados. Medido el tipo de cambio de esta forma (1/e), una apreciaci´n corresponde a un aumento del tipo de cambio, es decir o 1/e sube. Si bien esta forma de medir el tipo de cambio tiene la desventaja de que no se expresa el precio de la moneda extranjera al igual que el precio de cualquier bien, es decir expresado en moneda local, tiene la ventaja que una apreciaci´n de una moneda es equivalente a un aumento de 1/e. Esto sin duda o que lleva a confusiones, en particular cuando se dice el tipo de cambio sube o baja, hay que ser preciso sobre a que medici´n uno se refiere. Sobre lo que si o no hay duda es cuando se dice que una moneda se aprecia o deprecia. Cuando la moneda se aprecia significa que compra m´s monedas extranjeras, es decir a 1/e aumenta o e disminuye. En la figura 2.4 se grafican las paridades del del euro, la libra esterlina y el yen con respecto del d´lar. En este caso podemos pensar en el d´lar como o o la moneda local comparado con las monedas extranjeras yen, libra y euro. La medici´n corresponde a unidades de yen, euro o libra por d´lar. Es decir cuando o o

46

Cap´ ıtulo 2. Los datos

180
TCM Dólar

160

140

120

100

80

60 01/90

01/91

01/92

01/93

01/94

01/95

01/96

01/97

01/98

01/99

01/00

01/01

01/02

01/03

Figura 2.3: Tipo de cambio multilateral y d´lar en Chile (´ o ındice construido sobre el promedio del per´ ıodo, $/moneda extrajera)

2.9. Tipo de Cambio

47

estos tipos de cambio suben corresponde a una apreciaci´n del d´lar. El euro o o no se transaba antes del 2002, pero se puede calcular ya se construy´ como o una canasta de monedas europeas. En la figura se observa la gran fortaleza del d´lar de principios de los 90. El d´lar lleg´ a costar 270 yenes, 0,91 libras y o o o 1,48 euros. Luego viene un per´ ıodo de depreciaci´n del d´lar, y a mediados de o o los 90, el d´lar lleg´ a costar 83 yenes, 0,74 euros y 0,62 libras. De ah´ el d´lar o o ı o se vuelve a apreciar, hasta principios del a˜o 2002. n
2
Euro Libra Yen

300

1.8

250 1.6

1.4 200 1.2

1

150

0.8 100 0.6

0.4 50 0.2

0 12/78

0 12/80 12/82 12/84 12/86 12/88 12/90 12/92 12/94 12/96 12/98 12/00 12/02

Figura 2.4: Tipo de cambio de Euro, Yen y Libra por d´lar o

Tambi´n se puede definir un tipo de cambio multilateral para el d´lar. En e o la figura 2.5 se presenta el tipo de cambio del d´lar para una canasta de las o principales monedas del mundo desde 1973.19 Nuevamente este ´ ındice mide el valor del d´lar, es decir cuantas canastas de monedas se requieren para o comprar un d´lar. Cuando este ´ o ındice sube significa que el d´lar se aprecia, o mientras que una reducci´n es una depreciaci´n del d´lar. O sea, este ´ o o o ındice es para el valor del d´lar y no para el valor de la canasta. Este ´ o ındice reproduce lo que observamos para los tipos de cambio bilaterales del la figura 2.4, es decir una fuerte apreciaci´n a mediados de los 80, luego un debilitamiento, y o
19

Este ´ ındice es el “main currency index” que calcula el Fed en Estados Unidos.

48

Cap´ ıtulo 2. Los datos

un nuevo proceso de fortalecimiento hasta principios del 2002.
160

150

140

130

120

110

100

90

80 01/73 01/75 01/77 01/79 01/81 01/83 01/85 01/87 01/89 01/91 01/93 01/95 01/97 01/99 01/01 01/03

Figura 2.5: U.S. d´lar con respecto a canastas de principales monedas del mundo o (canasta de modedas/d´lar) o

2.9.2.

Tipo de cambio real

Si bien el tipo de cambio nominal es una variable relevante desde el punto de vista financiero y monetario, uno tambi´n est´ interesado en saber no cuantos e a pesos se requieren para comprar un d´lar, sino que el poder de compra del o peso. Para esto se define el tipo de cambio real, el que se asocia tambi´n a la e competitividad. Si e es el tipo de cambio nominal, P el nivel de precios dom´sticos (costo e ∗ en $ de una canasta de bienes nacionales) y P el nivel de precios internacional (precio de bien externo en moneda extranjera), el tipo de cambio real (T CR) se define como: eP ∗ T CR = (2.35) P Las unidades de T CR ya no son monedas nacionales por unidad de moneda extranjera, sino que bienes nacionales por unidad de bien extranjero. Es decir

2.9. Tipo de Cambio

49

si el tipo de cambio real se aprecia (T CR cae) se hace m´s caro el bien nacional. a Esto puede ocurrir por una disminuci´n de los precios en el extranjero medidos o en $—lo que a su vez puede ocurrir porque el precio en moneda extrajera baja o el peso se aprecia—o un alza de los precios en Chile. ¿Es bueno o malo esto que el tipo de cambio real se aprecie?. Esto es equivalente a preguntarse si es bueno que los bienes nacionales se hagan m´s caros a que los bienes extranjeros. La respuesta no es obvia, y ser´ un tema que disa cutiremos m´s adelante. En todo caso hay algo positivo en una apreciaci´n a o del tipo de cambio real, ya que se abaratan los bienes extranjeros, y habr´ ıa que destinar menos bienes nacionales para comprar un bien extranjero. Sin embargo tambi´n tiene un lado negativo y es que la rentabilidad de los proe ductores nacionales se reduce respecto de la de los extranjeros haciendo a las empresas locales menos competitivas en los mercados internacionales. Lo importante ser´ estudiar los determinantes del tipo de cambio real de equilibrio, a y poder evaluar cuando se producen desviaciones de este valor y las causas que lo pueden explicar. Si e se deprecia, pero el nivel de precios nacional sube en la misma proporci´n, claramente T CR se mantiene constante. De ah´ la importancia de o ı analizar medidas de precios relativos entre los bienes nacionales y extranjeros. En la figura 2.6 se presenta la evoluci´n del tipo de cambio real en Chile o desde 1980, donde se observa la fuerte apreciaci´n real de principios de los 80 o y que estuvo al centro de la crisis cambiaria que ocurri´ en 1982 junto a la o crisis de la deuda externa de los a˜os 80. Este tipo de cambio real se define n en forma multilateral, por lo tanto refleja cuantas unidades del bien nacional cuesta una unidad de un bien extranjero promedio. Tambi´n es posible definir e tipos de cambio reales bilaterales. Las mediciones del tipo de cambio real son importantes para evaluar la competitividad de las econom´ El tipo de cambio nominal da s´lo una viıas. o si´n parcial pues no corrige por la evoluci´n de los precios internos ni externos. o o Sin embargo, en pa´ con inflaci´n similar a la internacional la correcci´n al ıses o o ajustar por al evoluci´n de los precios no es tan importante. M´s importante o a puede resultar la distinci´n entre el tipo de cambio bilateral y el multilateral. o Por ejemplo, Argentina tuvo desde principios de los 90 hasta fines del 2001 un tipo de cambio fijo igual a 1 d´lar por peso argentino. Despu´s de la crisis o e cambiaria ocurrida en Brasil en 1999, Argentina sufri´ una fuerte p´rdida de o e competitividad con respecto a Brasil. Pero al mismo tiempo el peso argentino estaba atado al d´lar, moneda que tal como discutimos anteriormente o sufri´ una significativa apreciaci´n, la que tambi´n, por la paridad fija, arraso o e tr´ al peso argentino. o

50

Cap´ ıtulo 2. Los datos

125

115

105

95

85

75

65

55

45 01/80

01/82

01/84

01/86

01/88

01/90

01/92

01/94

01/96

01/98

01/00

01/02

01/04

Figura 2.6: Tipo de cambio real en Chile (1986=100)

2.10. Problemas

51

2.10.

Problemas

1. Indices de precios, crecimiento y utilidad. Considere una econom´ ıa cerrada que consume y produce dos bienes (A y B). La evoluci´n de los o precios y las cantidades producidas-consumidas en dos per´ ıodos son:
Cuadro 2.12: Producci´n y Consumo o Per´ ıodo 1 2 A 50 55 PA 11.0 16.9 B 60 80 PB 20.0 28.0

a) Calcule, para ambos per´ ıodos, el PIB nominal (Y ), el PIB real (y) medido a precios del per´ ıodo 1, el crecimiento del PIB real entre ambos per´ ıodos (γy ) y la inflaci´n entre el per´ o ıodo 1 y 2 medida por el deflactor impl´ ıcito del PIB (πy ). b) Calcule el aumento del IPC (medido con el per´ ıodo 1 como base) entre ambos per´ ıodos (πp ). Deflacte (divida) ahora el PIB nominal por el IPC y calcule el crecimiento del PIB deflactado por el IPC (γp ). c) Asuma que la funci´n de utilidad del individuo t´ o ıpico en esta econom´ es: ıa 1 1 2 1 2 U = A2 + B 2 , (2.36) 3 3 adem´s, defina el siguiente ´ a ındice de precios (el cual se basa en la funci´n de utilidad): o 1 4 Pu = + 9PA 9PB
−1

.

(2.37)

Calcule el crecimiento de la utilidad entre el per´ ıodo 1 y 2 (˜u ), el γ crecimiento del PIB deflactado por Pu (γu ), y la inflaci´n impl´ o ıcita en el ´ ındice de precios Pu (πu ). Compare γu con γu y comente por ˜ qu´ a Pu se le llama el “´ e ındice de precios verdadero”. Se le ocurre por qu´ el INE no calcula este ´ e ındice. d ) Compare πy , πp y πu . Compare asimismo γy , γp y γu . ¿Qu´ est´ pae a sando con los ´ ındices de precios y los efectos sustituci´n? o 2. Tipos de Cambios y Devaluaciones. Usted ha sido contratado por un inversionista institucional para determinar que monedas se han deteriorado en el ultimo tiempo. A continuaci´n se presentan los valores de ´ o algunas monedas:

52

Cap´ ıtulo 2. Los datos Cuadro 2.13: Tipos de Cambios B/US$ rp/US$ RM/US$ 30 Julio 1997 31.7 2.575 2.63 1 Diciembre 1997 42.2 4.405 3.67 1 Marzo 1998 43.7 10.500 3.94
Fuente: The Economist. B es la moneda de Tailandia, rp de Indonesia y RM de Malasia.

Adem´s se entregan la evoluci´n de las inflaciones mensuales (en % resa o pecto del mes anterior) de los pa´ ıses:
Cuadro 2.14: Inflaciones Mensuales Tailandia Indonesia Malasia Agosto 1997 0.6 0.5 0.2 Septiembre 1997 0.6 0.6 0.3 Octubre 1997 0.8 0.8 0.2 Noviembre 1997 0.7 1 0.1 Diciembre 1997 0.7 1.6 0.3 Enero 1998 0.4 1.7 0.2 Febrero 1998 0.5 2.4 0.4
Fuente: The Economist.

EE.UU 0.1 0.2 0.3 -0.1 0.2 0.1 0.3

a) Calcule en cuanto se han depreciado o apreciado el tipo de cambio nominal de Tailandia, Indonesia y Malasia entre el 30 de julio y el 1 de diciembre de 1997 y entre el 1 de diciembre y el 1 de marzo de 1998. b) Calcule en cuanto se han depreciado o apreciado el tipo de cambio real de Tailandia, Indonesia y Malasia entre el 30 de julio y el 1 de diciembre de 1997 y entre el 1 de diciembre y el 1 de marzo de 1998. Por simplicidad supondremos los pa´ ıses s´lo comercian con o EE.UU.20 c) ¿Qu´ sucede con el poder de compra de los habitantes de Tailandia, e Malasia e Indonesia despu´s de la depreciaci´n/apreciaci´n real del e o o tipo de cambio?
Indicaci´n: Los datos que se entregan son las inflaciones de los pa´ y no el ´ o ıses ındice de precios de cada pa´ Recuerde que para calcular el tipo de cambio real usted necesita los ´ ıs. ındices de precios de cada pa´ Obviamente la relaci´n entre uno y otro es muy simple s´lo debe notar que la base ıs. o o del ´ ındice da lo mismo para calcular cambios porcentuales as´ que puede usar la que le convenga. ı
20

2.10. Problemas

53

d ) Suponga ahora que en estos pa´ ıses la canasta de consumo de los habitantes est´ compuesta por un 30 % de bienes importados y el a resto de bienes nacionales. Suponga adem´s que los precios de los a bienes importados se mueven 1 a 1 con la paridad del d´lar. Suponga o ahora que el 1 de marzo los pa´ ıses se ven forzados a devaluar sus moneda en un 20 %. ¿En cu´nto deber´ aumentar la la inflaci´n de a ıa o marzo como producto de la devaluaci´n? o 3. Las exportaciones y el PIB ¿Pueden ser las exportaciones mayores que el PIB de un pa´ En esta pregunta trataremos de encontrar una ıs? soluci´n. Imag´ o ınese que Beaucheflandia importa bienes intermedios por un valor de 1.000 millones. Suponga adem´s que los transforma en bienes a finales usando s´lo factor trabajo. Suponga adem´s que la cantidad de o a salarios pagados corresponde en 200 millones y que no hay utilidades monop´licas. Suponga que Beaucheflandia exporta 1.000 millones del bien o final y que el resto es consumido en el pa´ Se pide determinar: ıs. a) El valor de los bienes finales. b) El PIB de Beauchefflandia. (Nota: Recuerde la definici´n del PIB). o c) ¿Cu´nto son las exportaciones respecto al PIB? a 4. Cuentas nacionales. Considere un pa´ que tiene un PIB de 100 mil ıs millones de schmoos (S) y un gasto agregado de 103 mil millones de S. El pa´ tiene una deuda externa (es la unica relaci´n financiera con el resto ıs ´ o del mundo) de 10 mil millones de d´lares. Si el tipo de cambio de este o pa´ es de 2 schmoos por d´lar y la tasa de inter´s internacional (que se ıs o e paga por la deuda externa) es de 5 %, calcule: a) El PNB. b) El saldo (d´ficit o super´vit) en la balanza comercial como porcene a taje del PIB. c) El saldo en la cuenta corriente como porcentaje del PIB. d ) Suponga que las exportaciones son 8 mil millones de d´lares, calcule o las importaciones. e) Si el ahorro nacional es 14 % del PIB, cu´nto es la tasa de inversi´n a o de esta econom´ ıa. 5. Contabilidad de la Inversi´n. Considere una econom´ que tiene una o ıa tasa de inversi´n bruta de 23 % del PIB. Suponga que el capital se deo precia a una tasa de 4 % por a˜o y la raz´n entre el capital y el PIB es n o de 3, (i) calcule cu´ntos puntos del PIB es la depreciaci´n del capital por a o a˜o. (ii) Calcule la tasa de inversi´n neta (inversi´n neta como porcentaje n o o

54

Cap´ ıtulo 2. Los datos

del PIB). (iii) Comente por ultimo la siguiente afirmaci´n: “el stock de ´ o capital es igual a la suma hist´rica de la inversi´n neta”. o o 6. Cuentas Nacionales En el pa´ de Amka durante 1998 se realizaron las ıs siguientes transacciones financieras:
Cuadro 2.15: Transacciones Item Monto Inversi´n Extranjera o 950 Inversi´n en el Extranjero o 350 Amortizaci´n Deuda o 150 Pago intereses Deuda 150

Adem´s en este pa´ el gasto agregado, durante 1997, fue de 5300 U.M., a ıs la inversi´n fue un 25 % del producto. Asimismo el gobierno recaudo o impuestos por 1150 U.M. y mantuvo un presupuesto equilibrado. Se pide calcular:21 a) El saldo de la cuenta capital. Indique si esta en super’avit o d´ficit. e b) Las exportaciones Netas. c) PIB. d ) PNB. e) Ahorro Nacional. f ) El consumo.

Indicaci´n: En todos los c´lculos suponga que las reservas internacionales del pa´ no han o a ıs variado.

21

Parte II

Comportamiento de los Agentes Econ´micos o

55

Cap´ ıtulo 3

Consumo
Como ya fue expuesto, la demanda agregada est´ compuesta en aproxia madamente un 80 % a 90 % por consumo e inversi´n, y por lo tanto para o entender sus determinantes y que es lo que la hace fluctuar es indispensable conocer sus componentes. Por ahora nos concentraremos en consumo e inversi´n y asumiremos que el gasto de gobierno es ex´geno y no analizaremos sus o o determinantes. Durante muchos a˜os los economistas han tratado de entender el consumo n y la inversi´n y aqu´ estudiaremos las teor´ m´s importantes. o ı ıas a El modelo de consumo m´s usado en macroeconom´ es la conocida funci´n a ıa o keynesiana y empezaremos por ella. Sin embargo esta teor´ es incompleta ıa de modo que estudiaremos formulaciones m´s generales y consistentes con la a teor´ microecon´mica. Para consumo seguiremos usando la letra C, e I para ıa o inversi´n. o

3.1.

La Funci´n Consumo Keynesiana o

La idea original de Keynes para modelar el consumo, y la que hasta el d´ ıa de hoy es la m´s usada en modelos macroecon´micos sencillos, as´ como en la a o ı gran mayor´ de textos b´sicos, es la siguiente: ıa a ¯ Ct = C + c(Yt − Tt ). (3.1) ¯ Donde C es el consumo, C es una cantidad de consumo que se gasta en cada per´ ıodo independiente de las condiciones econ´micas, en particular del o nivel de ingresos. El t´rmino Y − T es el ingresos disponible (Y d )1 que tienen e los para consumir y ahorrar despu´s de que con el ingreso total (Y ) se han e pagado los impuestos (T ). Muchas veces se usa el hecho que los impuestos directos son impuestos a los ingresos, de modo que se representan como una
1

Suponiendo Transferencias T R = 0, de otra forma tendr´ ıamos que Y d = Y − T + T R.

57

58

Cap´ ıtulo 3. Consumo

proporci´n del ingreso, por ejemplo: T = τ Y . El sub´ o ındice t denota el per´ ıodo de tiempo t. ¯ Al t´rmino C tambi´n se le llama consumo aut´nomo. Una forma de rae e o cionalizar este consumo aut´nomo es como el consumo de subsistencia que o cubre necesidades b´sicas, o alternativamente un consumo m´ a ınimo que la gente incurrir´ de todos modos independiente del ingreso. Tal vez este es el caso a del acostumbramiento con un nivel m´ ınimo de consumo, el cual ciertamente depender´ de la experiencia pasada consumiendo. a La funci´n consumo se encuentra graficada en la figura 3.1. o
C

1

PMC < 1

Y −T

Figura 3.1: Funci´n consumo keynesiana o

Esta teor´ plantea que el principal determinante del consumo en el per´ ıa ıodo t es el ingreso (disponible) durante ese per´ ıodo. En esta formulaci´n lineal, el par´metro c es igual a la Propensi´n marginal o a o a consumir (PMgC), que representa cuanto aumenta el consumo si el ingreso disponible aumenta marginalmente en una unidad. El individuo usa su ingreso disponible para consumir y ahorrar, por lo tanto c es una fracci´n entre 0 y o 1, ya que el resto se ahorra.. Es decir, si el ingreso sube en $ 1, el consumo subir´ en $ c, donde c ∈ [0, 1]. a Formalmente esto quiere decir que: PMgC = c = ∂C ∂(Y − T )

Puesto que el ingreso no consumido corresponde al ahorro de los hogares, a e o la fracci´n 1 − c se le llama tambi´n propensi´n marginal al ahorro y se denota o 2 como s.
2 Si consideramos impuestos proporcionales al ingreso, la propensi´n marginal al ingreso total o (Y ) ser´ c(1 − τ ) y la propensi´n al ahorro (1 − c)(1 − τ ), y obviamente no suman uno, ya que una a o fracci´n τ se destina al pago de impuestos. o

3.1. La Funci´n Consumo Keynesiana o

59

Oro concepto importante, y bastante f´cil de medir en los datos, es la a propensi´n media a consumir (PMeC) y es simplemente la fracci´n del ingreso o o disponible que se usa para consumir. Es decir PMeC = C Y −T

Se puede verificar que cuando el consumo est´ descrito por la funci´n keya o nesiana (3.1), la PMeC cae a medida que el ingreso disponible aumenta. La ¯ PMeC es c + C/(Y − T ), o sea converge desde arriba hacia c. El principal problema de esta funci´n consumo es que si bien puede repreo sentar adecuadamente per´ ıodos relativamente largos de tiempo, puede contener muchos errores de predicci´n en per´ o ıodos m´s breves. Como las autoria dades econ´micas, as´ como los analistas y los mercados, desean predecir lo o ı que ocurrir´ en los pr´ximos trimestres, esta funci´n consumo es muchas veces a o o incapaz de predecir adecuadamente cambios bruscos. Desde el punto de vista de tener una teor´ que describa bien el mundo necesitamos explicar con funıa damentos s´lidos lo que determina el consumo de los hogares, y ciertamente o decir que es mec´nicamente el nivel de ingresos es insuficiente. Adem´s, la evia a dencia internacional muestra que la propensi´n media al consumo no pareciera o tener un movimiento secular a la baja como lo predice la ecuaci´n keynesiana o simple. Aa sido ampliamente documentado que en algunas experiencias de estabilizaci´n, es decir cuando se han aplicado pol´ o ıticas para reducir la inflaci´n, el o consumo tiende a aumentar aceleradamente, mucho m´s de lo que aumenta el a nivel de ingreso. Por ejemplo, en la estabilizaci´n en Israel en 1985 el consumo o subi´ en un tres a˜os en aproximadamente un 25 %, mientras el PIB lo hizo en o n torno a un 10 %. En algunas ocasiones, el consumo colapsa despu´s, mientras e el ingreso tambi´n se mueve moderadamente. La formulaci´n keynesiana m´s e o a simple no permite entender estos fen´menos.3 o Para entender mejor los problemas que puede tener en el corto plazo y las virtudes en per´ ıodos m´s largos se estim´ una ecuaci´n muy sencilla de consua o o mo usando para Chile datos trimestrales desde 1986 hasta el primer trimestre del 2003. Por disponibilidad de datos, y dado que no es un factor que explique mucho de las fluctuaciones del consumo, se consider´ como determinante o el ingreso nacional bruto real, sin ajuste por impuestos. El resultado de un estimaci´n muy sencilla da la siguiente expresi´n: o o C = 45692 + 0,644Y. Los resultados de esta estimaci´n se encuentran en representados en la fio
3

M´s antecedentes son presentados en De Gregorio, Guidotti y V´gh (1998). a e

60

Cap´ ıtulo 3. Consumo

gura 3.2, y como se puede observar el ajuste es muy bueno (R2 = 0,99).4 Esta ecuaci´n replica bastante bien las tendencias de mediano plazo del consumo. o Sin embargo tiene serios problemas prediciendo per´ ıodos m´s cortos. Por ejema plo, partiendo de los datos del 2000 y asumiendo que el ingreso del 2001 se hubiera conocido con exactitud, se hubiera predicho que el consumo hubiera crecido en un 1.7 %, cuando en la pr´ctica lo hizo en un 2.7 %. Esta magnitud a puede parecer peque˜a, pero explicar´ una diferencia de crecimiento del PIB n ıa de aproximadamente 0.6 % por este s´lo concepto. Al contrario, en el a˜o 2002 o n se hubiera predicho un crecimiento de 3 %, cuando s´lo lo hizo un 1.7 %. En un o lapso de dos a˜os la proyecci´n hubiera andado mejor, pero a nivel trimestral n o es claramente deficiente. Ciertamente existen formas de mejorar la forma de hacer la predicci´n, pero lo importante es que el ingreso no es suficiente para o explicar la evoluci´n del consumo. Como se observa en la figura, los mayores o problemas ocurren en 1995, donde el consumo estimado fue entre 5 y 10 % superior al consumo efectivo. En el otro extremo, a fines de los 80 hubo trimestres en que el consumo efectivo crec´ mucho m´s r´pido que el estimado. ıa a a
6500000 6000000
Millones de pesos de 1996

5500000 5000000 4500000 4000000 3500000 3000000 2500000 2000000 1500000 1986:1 1986:4 1987:3 1988:2 1989:1 1989:4 1990:3 1991:2 1992:1 1992:4 1993:3 1994:2 1995:1 1995:4 1996:3 1997:2 1998:1 1998:4 1999:3 2000:2 2001:1 2001:4 2002:3

Consumo efectivo

Consumo ajustado

Figura 3.2: Consumo en Chile, 1986-2003

Sin embargo, lo que es m´s importante desde el punto de vista conceptual a es que esta ecuaci´n no es una buena representaci´n del consumo y por lo o o
¯ El t´rmino C es muy bajo, ya que representa un 0.2 % del consumo el 2002, lo que sugerir´ e ıa ¯ que C es m´s bien cercano a cero. a
4

3.2. Restricci´n Presupuestaria Intertemporal o

61

tanto debemos estudiar m´s si queremos entender mejor los determinantes del a consumo. Eso es lo que haremos en el resto del cap´ ıtulo.

3.2.

Restricci´n Presupuestaria Intertemporal o

La teor´ keynesiana es esencialmente est´tica. No obstante, en la vida real ıa a la gente “planifica el consumo”. Cuando alguien se endeuda para consumir de alguna u otra forma debe considerar que en el futuro deber´ pagar su deuda, a para lo cual requerir´ tener ingresos. a La pieza fundamental de cualquier teor´ de consumo es entender la restricıa ci´n presupuestaria de los individuos. Existir´ una restricci´n presupuestaria o a o en cada per´ ıodo de tiempo: el ingreso, despu´s de pagar impuestos, se tene dr´ que asignar entre consumo y ahorro. Sin embargo las restricciones de cada a per´ ıodo se relacionan entre s´ Si alguien ahorra mucho hoy, en el futuro tenı. dr´ mayores ingresos puesto que los ahorros pagan intereses. Se dice en este a caso que el individuo tiene m´s ingresos financieros. a Una vez que conocemos la restricci´n presupuestaria de las personas es o f´cil proseguir suponiendo que un individuo determina su consumo de forma a de obtener la mayor utilidad posible dado los recursos que posee. El individuo podr´ planificar su consumo sabiendo que no dispone siempre a de los recursos en el momento que los necesita. Pero, si el individuo sabe que ma˜ana va a tener los recursos puede preferir endeudarse hoy. Por el contrario n si el individuo tiene muchos recursos hoy y sabe que ma˜ana no tendr´, le n a puede ser conveniente ahorrar mucho. Las teor´ que veremos m´s adelante, ıas a la del ciclo de vida de Modigliani, y la del ingreso permanente de Friedman, tienen como piedra angular la restricci´n presupuestaria intertemporal de los o individuos. El primer paso para ver la restricci´n presupuestaria de los individuos es o examinar sus ingresos. Los ingresos totales, antes de impuestos, tiene dos or´ ıgenes: ingresos del trabajo (Y ) (labor income) e ingresos financieros. Si el individuo tiene a principios del per´ ıodo t activos netos (dep´sitos en el banco, o acciones, plata debajo del colch´n, etc., menos deudas) por At y estos activos o le pagan en promedio una tasa de inter´s r, los ingresos financieros ser´n rAt . e a En consecuencia, los ingresos totales (Yt ) en el per´ ıodo t son: Yt = Y ,t + rAt (3.2)

Por otra parte, el individuo gasta en consumo (C), paga impuestos (T ), y acumula activos. La acumulaci´n de activos es At+1 −At , es decir parte con At y o si sus ingresos totales m´s activos iniciales son mayores que el gasto en consumo a o m´s pago de impuestos, estar´ acumulando activos: At+1 > At . La acumulaci´n a a

62

Cap´ ıtulo 3. Consumo

de activos el ahorro del individuo. Considerando que el ingreso total debe ser igual al gasto total, incluyendo la acumulaci´n de activos, tenemos que: o Y ,t + rAt = Ct + Tt + At+1 − At La que re-escrita corresponde a: At+1 = Y + At (1 + r) − Ct − Tt ∀t (3.4) (3.3)

Se debe notar que todas las restricciones pesupuestarias est´n ligadas entre a s´ At aparece en dos restricciones, una en compa˜´ de At−1 y en la otra con ı. nıa At+1 . Esto genera una relaci´n recursiva que relaciona todos los per´ o ıodos. Por otra parte como pensaremos que los individuos miran al futuro para realizar sus decisiones de gasto resolveremos esta ecuaci´n “hacia adelante”, donde todo el o pasado a t est´ resumido en At . Los activos en t proveen toda la informaci´n a o relevante del pasado para el futuro. Podr´ ıamos resolver esta ecuaci´n tambi´n o e hacia atr´s, pero ello es irrelevante, puesto que habremos explicado como se a a lleg´ a At , la variable que resume completamente el pasado. Adem´s lo que o interesa es la planificaci´n futura que hace el individuo de sus gastos, y depu´s o e las empresas de sus inversiones, y para ello hay que mirara su restricci´n o presupuestaria en el futuro. Reemplazando esta ecuaci´n recursivamente, es decir escribimos (3.4) para o At+2 y reemplazamos At+1 , llegamos a: (1 + r)At = Ct + Tt − Y ,t + Ct+1 + Tt+1 − Y ,t+1 At+2 + , 1+r 1+r

ecuaci´n en que podemos seguir sustituyendo At+2 , luego At+3 y as´ sucesivao ı mente, para llegar a: (1 + r)At = Ct+s + Tt+s − Y ,t+s At+N +1 + s (1 + r) (1 + r)N s=0
N

Si la gente se muere en el per´ ıodo N , no tiene sentido que At+N +1 sea distinto de cero, es decir, no tiene sentido guardar activos para el comienzo del per´ ıodo siguiente a la muerte, pues obviamente conviene m´s consumirlos a 5 antes. Esto no es m´s que el principio de la no saciaci´n en teor´ del cona o ıa sumidor. Entonces asumamos At+N +1 = 0. Esto dice formalmente que en valor (1+r)N presente al final de la vida no quedan activos, aunque en valor corriente de dicho per´ ıodo no sea cero.
Una sofisticaci´n, realista, de este an´lisis es suponer que los individuos se preocupen de sus o a hijos y por lo tanto, cuando pueden, le dejan riqueza a ellos, en esos casos At+N ser´ distinto de ıa cero. Otra forma, usual en econom´ de incorporar motivos altru´ ıa, ısticos es asumir que el horizonte del individuo es infinito, es decir debido a la preocupaci´n por sus descendientes, el individuo o planificar´ para un per´ a ıodo que va m´s all´ de su horizonte de vida. a a
5

3.3. Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos

63

Finalmente, con este ultimo supuesto, llegamos a: ´
N Ct+s Y t+s − Tt+s = + (1 + r)At s (1 + r)s s=0 (1 + r) s=0 N

(3.5)

Se podr´ reconocer que estas expresiones representan el valor presente del a consumo, y de los ingresos del trabajo neto de impuesto. Por lo tanto esta ultima ecuaci´n corresponde: ´ o V P (consumo) = V P (Ingresos netos del trabajo) + Riqueza F´ ısica donde V P denota el Valor Presente de los t´rminos respectivos 6 e Por ultimo note que si el individuo “vende” todos sus ingresos futuros le ´ pagar´n una suma igual a V P (Ingresos netos del trabajo), y por lo tanto a a este t´rmino le podemos llamar riqueza humana ya que es el valor presente de e todos los ingresos del trabajo: el retorno al capital humano. Y por lo tanto la restricci´n presupuestaria intertemporal es: o V P (consumo) = Riqueza Humana + Riqueza F´ ısica lo que sin duda es una expresi´n muy simple: el valor presente del total de o consumo debe ser igual a la riqueza total: no se puede consumir m´s all´ de a a ello.

3.3.
3.3.1.

Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos
El modelo b´sico a

Este es el modelo m´s sencillo de decisiones de consumo, y en el cual se a pueden analizar una serie de temas din´micos en macroeconom´ Para analizar a ıa.
6 Concepto de Valor Presente (VP): Si nos paramos en el tiempo cero (0) y existen flujos de recursos en per´ ıodos posteriores, debemos notar que el flujo de cada per´ ıodo t no tiene el mismo valor en el presente. Si consideramos una tasa de inter´s r constante (precio relativo entre el consumo e hoy y el consumo ma˜ ana), debemos actualizar cada uno de estos flujos con esta tasa r. Una unidad n del bien dejada para el siguiente per´ ıodo se transforma en 1 + r unidades del bien, es decir 1 hoy es lo mismo que 1 + r ma˜ana. En consecuancia 1 ma˜ana equivale a 1/1 + r ma˜ ana. De manera que n n n para actualizar un flujo futuro, en el siguiente per´ ıodo, debemos dividirlo por 1 + r. Para ctualizar un flujo dos per´ ıodos m´s adelante hay que traelo a un per´ a ıodo adelante, es decir 1/1 + r, y de ah´ al presente es 1/(1 + r)2 . Por lo tanto el valor presente de una secuencia de flujos Ft est´ dada ı a por: ∞ Ft V P (f lujos) = . (1 + r)t t=0

Es f´cil derivar que en el caso m´s general en quie las tasas de inter´s fluct´an, donde rt es la tasa a a e u vigente en el per´ ıodo t, tenemos que le valor presente est´ dado por: a

V P (f lujos) =
t=0

t (1 0

Ft . + rt )

64

Cap´ ıtulo 3. Consumo

las decisiones de consumo suponemos que los individuos viven dos per´ ıodos, despu´s de los cuales el individuo muere. Su ingreso en el per´ e ıodo 1 es Y1 e Y2 en el per´ ıodo 2. Para pena de algunos, felicidad de otros, o simplemente para simplificar, asumimos que no hay gobierno en esta econom´ ıa. En el primer per´ ıodo la restricci´n presupuestaria es: o Y1 = C1 + S, (3.6)

donde S representa el ahorro (Si S > 0 el individuo ahorra, y si S < 0 se endeuda). Note que el individuo nace sin activos, de modo que no hay ingresos financieros en el primer per´ ıodo. 7 El individuo muere en el per´ ıodo 2, por lo tanto para el individuo es ´ptimo consumirse toda su riqueza, es decir se o consume todo el ahorro en el segundo per´ ıodo. La restricci´n presupuestaria o en el segundo per´ ıodo es: C2 = Y2 + (1 + r)S (3.7)

Despejando S de (3.6), que es la variable que liga las restricciones presupuestarias est´ticas en cada per´ a ıodo, y reemplaz´ndolo en (3.7) llegamos a la a restricci´n presupuestaria intertemporal: o Y1 + Y2 C2 = C1 + , 1+r 1+r (3.8)

que es una versi´n simple de la restricci´n (3.5). En la figura 3.3 podemos o o ver como el individuo determina su consumo ´ptimo mirando al futuro, esto o porque sabe que en el per´ ıodo 2 va a tener ingreso Y2 por lo tanto puede ser ´ptimo endeudarse en el per´ o ıodo 1 y pagar la deuda en el per´ ıodo 2. El individuo tiene funciones de isoutilidad convexas y elige el consumo tal que la tasa marginal de sustituci´n entre dos per´ o ıodos (la raz´n entre las utilidades o marginales) sea igual a la tasa marginal de transformaci´n (1+ tasa de inter´s) o e de consumo presente por consumo futuro. Este simple ejemplo muestra que el consumo del individuo depende del valor presente del ingreso m´s que del ingreso corriente. Si dependiera s´lo a o del ingreso corriente, entonces el consumo del individuo en el per´ ıodo 1 no depender´ de Y2 . Sin embargo este ejemplo muestra que un aumento de X ıa ıa en Y1 es equivalente a un aumento de X(1 + r) en Y2 . Por lo tanto podr´ aumentar Y2 con Y1 constante, pero nosotros observar´ ıamos en los datos que C1 aumenta. Esto no lo captura la funci´n keynesiana tradicional. o Debido a que la funci´n de utilidad es c´ncava, el individuo prefiere consuo o mir de forma m´s pareja, sin grandes saltos. Es decir, no es lo mismo consumir a
7 De acuerdo a la notaci´n de la secci´n anterior S = A2 − A1 , donde A1 es cero, ya que el o o individuo parte su vida sin activos. Si se quisiaera considerar que el individuo nace con activos es equivalente a agreg´rselo a su ingreso en el primer per´ a ıodo.

3.3. Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos

65

C2

(1 + r)V Y2..................... . . . . . . Pagar . . . ∗................................... C2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deuda . . . . . . .∗ C1 Y1

Pendiente = - (1+r) U1

V

C1

Figura 3.3: Funci´n Utilidad del Modelo de Dos Per´ o ıodos

20 en un per´ ıodo y 20 en otro; que consumir 40 en un per´ ıodo y cero en otro. De aqu´ la idea b´sica en todas las teor´ de consumo de que el individuo ı a ıas intenta suavizar el consumo sobre su horizonte de planificaci´n. o Tambi´n podemos intentar dar una interpretaci´n a la experiencia chilena e o de 1992 o de pa´ despu´s de experiencias de estabilizaci´n comentadas anteıses e o riormente. Por ejemplo, en Chile el consumo el a˜o 92 creci´ un 15 %, mientras n o el ingreso lo hizo un 12 %, lo que hubiera significado s´lo un aumento del 8 %, o es decir casi la mitad de crecimiento. En el caso de Chile, lo m´s probable es a despu´s de cierta incertidumbre sobre el posible rumbo de la pol´ e ıtica econ´mio ca de los 90 y un buen escenario internacional, las expectativas de mantener el crecimiento elevado por muchos a˜os despu´s de la recuperaci´n de la crisis n e o de la deuda se consolidaron (lo que habr´ sido una proyecci´n acertada). Enıa o tonces, el consumo podr´ haber crecido m´s all´ de “lo normal”. Asimismo, ıa a a en las experiencias exitosas de estabilizaci´n, tambi´n podr´ haber una pero e ıa cepci´n de mayor riqueza que podr´ impulsar el consumo. Por el contrario, o ıa despu´s de recesiones que siguen a largos per´ e ıodos de expansi´n, como en Asia o despu´s de la crisis del 97, o M´xico despu´s de 1984 y Chile despu´s de 1999, e e e e las expectativas futuras se pueden ensombrecer lo uke repercute en ca´ ıdas de consumo m´s all´ de los que la evoluci´n del ingreso predecir´ a a o ıa.

66

Cap´ ıtulo 3. Consumo

3.3.2.

Cambios en la tasa de inter´s e

Note que la tasa de inter´s es un precio relativo. En la restricci´n presue o puestaria para dos bienes, cada bien est´ ponderado por su precio. En este a caso 1/(1 + r) es el precio relativo del consumo en el per´ ıodo 2 en t´rminos del e bien del per´ ıodo 1 (en la restricci´n presupuestaria C1 aparece con un precio o unitario). Si 1/(1 + r) baja, es decir la tasa de inter´s sube, el futuro se hace e m´s barato respecto del presente (trasladar una unidad de presente a futuro a produce 1 + r en el futuro) y por lo tanto conviene trasladar consumo al futuro. Eso se hace ahorrando. De ah´ que se estime en general que un aumento ı de la tasa de inter´s incentiva el ahorro. Esta conclusi´n, sin embargo, no es e o completa ya que hay que considerar la presencia de efectos ingreso. La evidencia emp´ ırica ha concluido en general, aunque siempre hay quienes discrepan de esta evidencia, que los efectos de las tasas de inter´s sobre el ahorro son e 8 m´s bien d´biles. En t´rminos de la figura 3.3 un cambio en la tasa de ina e e ter´s corresponde a un cambio de pendiente de la restricci´n presupuestaria. e o Cuando r sube la restricci´n gira, aumentando su pendiente. La restricci´n de o o presupuesto sigue pasando por el punto {Y1 , Y2 }, pero se hace m´s empinada. a Como se desprender´ de la figura hay efectos sustituci´n e ingresos que hacen a o incierta una respuesta definitiva. El efecto ingreso depende de si el individuo es deudor (S < 0) o ahorrador (S > 0), tambi´n acreedor. Si un individuo no ahorra ni pide prestado, es decir e su ´ptimo se ubica en Y1 , Y2 , s´lo opera el efecto sustituci´n, con lo cual un o o o aumento en la tasa de inter´s lo lleva a ahorrar, desplazando ingreso hacia el e futuro. Ahora bien, si el individuo es deudor, el efecto ingreso tambi´n lo lleva a e aumentar el ahorro (reducir deuda) cuando la tasa de inter´s sube. Piense en e el caso extremo en que s´lo hay ingreso en el segundo per´ o ıodo, el hecho que en el segundo per´ ıodo deber´ pagar m´s intereses, para un ingreso dado, lo lleva a a reducir su endeudamiento en el per´ ıodo 1. Si el individuo es ahorrador, el aumento de la tasa de inter´s tiene dos efece tos contrapuestos. El efecto sustituci´n lo lleva a desplazar consumo al per´ o ıodo 2, pero para que ocurra este desplazamiento el individuo podr´ ahorrar menos ıa ya que los retornos por el ahorro han aumentado. 3.3.3. Un caso particular interesante*

Aqu´ desarrollaremos anal´ ı ıticamente un caso de funci´n de utilidad muy o usado en la literatura y que nos permite analizar con cierto detalle el impacto de las tasas de inter´s sobre las decisiones de consumo-ahorro. e
Un buen resumen de la evidencia hasta hace algunos a˜os atr´s se puede encontrar en Deaton n a (1992).
8

3.3. Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos

67

Supondremos que el individuo vive dos per´ ıodos y maximiza una funci´n o de utilidad separable en el tiempo: 1 u(C2 ) (3.9) C1 ,C2 1+δ donde ρ es la tasa de descuento. El individuo maximiza sujeto a la siguiente restricci´n intertemporal: o m´x u(C1 ) + a Y1 + Y2 C2 = C1 + . 1+r 1+r (3.10)

La funci´n de utilidad que usaremos es conocida como la funci´n de avero o si´n relativa al riesgo constante (CRRA) o de elasticidad intertemporal de o sustituci´n constante.9 En cada per´ o ıodo esta utilidad est´ dada por: a C 1−σ − 1 1−σ u(C) = log C u(C) =

para σ ≥ 0 y = 1 para σ = 1.

M´s adelante demostraremos que la elasticidad intertemporal de sustitua ci´n es 1/σ.10 o La funci´n logar´ o ıtmica corresponde a la elasticidad de sustituci´n unitaria. o Mientras m´s cerca de cero est´ σ, la elasticidad est´ m´s cerca de infinito, a a a a en consecuencia la funci´n de utilidad se aproxima a una funci´n lineal en o o consumo. La elasticidad de sustituci´n infinita, es decir σ = 0, es una funci´n o o de utilidad lineal, y el individuo ante un peque˜o cambio en la tasa de inter´s n e preferir´ cambiar su patr´n de consumo pues valora poco la suavizaci´n del a o o consumo comparado a aprovechar de consumir en los per´ ıodos donde esto resulte m´s barato intertemporalmente. El el otro extremo, cuando σ se acerca a a infinito, la elasticidad se aproxima a cero, la funci´n corresponde a una o funci´n de utilidad de Leontief. En este caso el individuo no reaccionar´ a o a cambios en la tasa de inter´s, y en general s´lo le interesar´ tener un consumo e o a completamente plano en su vida. Para resolver este problema escribimos el lagrangiano:
1−σ 1−σ 1 C2 − 1 Y2 C2 C1 − 1 + + λ Y1 + − C1 − , L= 1−σ 1+ρ 1−σ 1+r 1+r

(3.11)

9´ Esta funci´n se usa para el an´lisis de decisiones bajo incertidumbre, en cuyo caso es util o a ´ verla como una funci´n de aversi´n relativa al riesgo constante. Sin embargo nuestro foco es en o o decisiones intertemporales, por lo tanto conviene pensar en que esta funci´n tiene una elasticidad o de sustituci´n intertemporal constante. o

El -1 en la funci´n de utilidad es irrelevante en nuestra discusi´n, pero en problemas m´s o o a generales facilita el ´lgebra. a

10

68

Cap´ ıtulo 3. Consumo

donde λ es el multiplicador de Lagrange y es igual a la utilidad marginal del ingreso. Diferenciando respecto de C1 y C2 llegamos a:
−σ C1 = λ −σ C2 = λ

(3.12) 1+ρ . 1+r (3.13)

Combinando estas dos ecuaciones para eliminar λ llegamos a: C1 C2
σ

=

1+ρ . 1+r

(3.14)

Usando esta expresi´n podemos calcular la elasticidad intertemporal de o sustituci´n (EIS). Esta se define como el cambio porcentual en la raz´n entre o o el consumo en el per´ ıodo 2 y el consumo en el per´ ıodo 1 cuando cambia un uno por ciento el precio relativo del per´ ıodo 1. Esto es: EIS = − ∂ log(C1 /C2 ) . ∂ log(1 + r)

En consecuencia la EIS nos dice cuanto cambiar´ la composici´n del consumo a o cuando los precios cambian. Si la EIS es elevada, C1 /C2 cambiar´ mucho cuana do r cambie. Si la tasa de inter´s sube, el precio del presente aumenta, con lo e cual un individuo que tenga alta preferencia por sustituir consumir´ m´s en a a el futuro, con lo cual −C1 /C2 sube m´s (C1 /C2 cae m´s). Por el contrario, si a a la EIS es baja, C1 /C2 cambiar´ poco cuando r cambia. a Tomando logaritmo a ambos lados de (3.14) y diferenciando llegamos a: EIS = 1 . σ

Para llegar a las expresiones para C1 y C2 reemplazamos en (3.14) la restricci´n presupuestaria, que no es m´s que derivar L respeto de λ. Como lo o a que nos interesa es el ahorro, s´lo se muestra a continuaci´n la expresi´n para o o o C1 . Esta es: C 1 = Y1 +
1−σ Y2 (1 + ρ)1/σ (1 + r) σ + (1 + ρ)1/σ 1+r

−1

.

(3.15)

Por otra parte sabemos que el ahorro S ser´: a S = Y1 − C 1 . (3.16)

Por lo tanto, para determinar que pasa al ahorro frente a un cambio en r s´lo basta con mirar que pasa con C1 . o

3.3. Modelo de Consumo y Ahorro en Dos Per´ ıodos

69

Para comenzar suponga que Y2 = 0. En este caso: C1 = Y1 (1 + ρ)1/σ (1 + r)
1−σ σ

+ (1 + ρ)1/σ

−1

.

(3.17)

El signo del impacto de un cambio en r sobre C1 depender´ de σ. Si σ < 1, a es decir la EIS es mayor que 1, el consumo caer´ con un alza en la tasa de a inter´s, lo que significa una relaci´n positiva entre ahorro y tasa de inter´s. e o e Este es el caso donde hay suficiente sustituci´n intertemporal de consumo, de o modo que el efecto sustituci´n, por el cual se reduce en consumo en el per´ o ıodo 1 al ser m´s caro, domina al efecto ingreso, por el cual el ahorro disminuye ya a que por la mayor tasa de inter´s hay que ahorrar menos para un mismo nivel e de consumo en el per´ ıodo 2. En cambio, cuando σ > 1, es decir la EIS es baja, domina el efecto ingreso, y un aumento en la tasa de inter´s reduce el ahorro (aumenta el consumo en e el primer per´ ıodo). En el caso logar´ ıtmico, cuando σ = 1, el efecto sustituci´n o y el efecto ingreso se cancelan. Ahora bien, tal como lo discutimos en la subsecci´n anterior, el efecto final o depende de si el individuo tiene ahorro neto positivo o negativo el primer per´ ıodo. Esto se puede ver anal´ ıticamente asumiendo que Y2 es distinto de cero. Ahora aparece un nuevo efecto y es que el ingreso en el per´ ıodo 2 vale menos cuando la tasa de inter´s sube porque es descontado a una tasa de e inter´s m´s alta. Esto es el primer t´rmino en la ecuaci´n (3.15). Este efecto lo e a e o podemos llamar efecto riqueza, porque el valor presente de los ingresos cambia. El efecto opera en la misma direcci´n que el efecto sustituci´n. En consecuencia o o mientras m´s importante es el efecto riqueza m´s probable es que el ahorro a a reaccione positivamente a un aumento de la tasa de inter´s, ya que el efecto e riqueza y el efecto sustituci´n lo llevan a reducir C1 cuando la tasa de inter´s o e sube. Este es precisamente el caso que discutimos en la subsecci´n anterior o donde planteamos que un individuo deudor es m´s probable que aumente el a ahorro cuando aumenta la tasa de inter´s. e N´tese que a diferencia de la funci´n consumo keynesiana el ingreso corrieno o te no es lo que determina el consumo, sino que el valor presente de sus ingresos. Da lo mismo cuando se reciban los ingresos, asumiendo que no hay restricciones al endeudamiento. Sin embargo, para la reacci´n del consumo y ahorro a o las tasas de inter´s si importa cuando se reciben los ingresos, y la raz´n es e o simplemente que el ahorro si depende se cuando se recibe los ingresos puesto que es el ingreso corriente no consumido. Este caso especial nos ha permitido obtener resultados m´s precisos sobre a la relaci´n entre el ahorro y las tasas de inter´s. Aqu´ hemos podido ver que un o e ı elevado grado de sustituci´n intertemporal y/o un perfil de ingresos cargado o hacia el futuro hacen m´s probable que la relaci´n entre ahorro y tasas de a o inter´s sea positiva. e

70

Cap´ ıtulo 3. Consumo

3.3.4.

Restricciones de liquidez

El modelo de dos per´ ıodos es sin duda estilizado y uno se preguntar´ como a puede la teor´ keynesiana reconciliarse con un enfoque din´mico. La respuesta ıa a es que las restricciones de liquidez son la mejor forma de conciliar ambos enfoques. Si el individuo no puede endeudarse en el per´ ıodo 1, aunque si puede ahorrar, y es un individuo que le gustar´ endeudarse, as´ como el ejemplo ıa ı presentado en la figura 3.4, no le quedar´ otra que consumir en el per´ a ıodo 1 todo su ingreso. Si su ingreso sube en el per´ ıodo 1, a un nivel en que todav´ la ıa restricci´n de liquidez es activa, su consumo crecer´ en lo mismo que el ingreso, o a llegando a una situaci´n similar a la del caso keynesiano, con una propensi´n o o a consumir unitaria.
C2

(1 + r)V Y2..................... Pagar
∗ . C2................................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Deuda . . . .∗ C1 Y1

Pendiente = - (1+r) U1 U2 C1

V

Figura 3.4: Restricciones de Liquidez

Puesto que una econom´ con restricciones de liquidez la gente que quiere ıa tener ahorro negativo no lo puede hacer, el ahorro agregado en la econom´ ıa con m´s restricciones de liquidez ser´ mayor. Pero esto no quiere decir que esta a a situaci´n sea buena ya que mucho ahorro, indeseado, implica mayor sacrificio o del consumo. De hecho, la figura 3.4 muestra que el individuo que no puede o pedir prestado, en vez de alcanzar un nivel de utilidad U1 , s´lo alcanzan a U2 , ya que su restricci´n presupuestaria es la misma a la del caso sin restricciones o hasta el punto correspondiente a (Y1 , Y2 ) donde se hace vertical, puesto que no se puede acceder a mayor consumo en el per´ ıodo 1.

3.4. La Teor´ del Ciclo de Vida ıa

71

3.4.

La Teor´ del Ciclo de Vida ıa

Esta teor´ cuyo principal precursor es Modigliani, enfatiza el hecho que ıa, cada persona cumple con un ciclo de vida econ´mica, en particular en lo que o a sus ingresos se refiere. Este ciclo de vida es: no percibe ingresos, trabaja y jubila. En la figura 3.5 se presenta el ciclo de vida de un individuo desde el momento en que comienza a percibir ingresos. El primer aspecto que se debe destacar, y basados en el modelo de dos per´ ıodos visto previamente, es que los individuos intentan suavizar su consumo y para eso deben ahorrar y desahorrar en su ciclo de vida de manera de tener un consumo parejo. En la figura 3.5 ¯ suponemos que el individuo intenta tener un consumo parejo, a un nivel C a 11 lo largo de su vida. La trayectoria de ingresos del trabajo es la descrita en la figura, es creciente hasta alcanzar un peak, luego descender moderadamente hasta el momento de jubilaci´n, y luego los ingresos del trabajo caen a cero despu´s que el individuo o e jubila. El ´rea A corresponde a la acumulaci´n de deuda, ya que el ingreso va a o ¯ por debajo de C. La l´ ınea recta hacia abajo muestra el total de activos, que en este caso son pasivos. Luego el individuo comienza a recibir ingresos m´s elevados y en el ´rea B a a comienza pagando la deuda, los pasivos se reducen hasta un punto en el cual se comienzan a acumular activos. Este ahorro es el que se gasta despu´s de e que se retira. Al final el individuo se consume todos sus ahorros y termina con cero activos. Se supone que en la figura, si la tasa de inter´s es cero, el ´rea B deber´ e a ıa ser igual a la suma de las ´reas A y C. Si hay una tasa de inter´s positiva la a e suma de los valores presentes de las ´reas deber´ igualar cero. a ıan ¯ Si el individuo quiere tener exactamente consumo igual a C de su restricci´n o presupuestaria intertemporal, dada por (3.5), podemos encontrar el valor de ¯ C consistente con esta restricci´n. Este valor est´ dado por:12 o a ¯ C = r At +
N s=t

Y ,s − Ts (1 + r)s+1

(3.18)

El individuo ir´ ajustando At en los per´ a ıodos futuros de manera de mantener el consumo constante.
11 M´s en general deber´ a ıamos maximizar la utilidad en el tiempo del individuo, as´ como en ı el modelo de dos per´ ıodos. Sin embargo, lo importante es enfatizar que el individuo suaviza su consumo. El caso discutido aqu´ podemos racionalizarlo como una elasticidad intertemporal de ı sustituci´n igual a cero, bajo la cual el ahorro no reacciona ante cambios en la tasa de inter´s. o e

Este valor es aproximado como si N fuera infinito, para as´ resolver una suma m´s sencilla. La ı a ∞ N expresi´n o 1/(1 + r)j = (1 + r)/r. En cambio, 1/(1 + r)j = [(1 + r)/r] − [1/r(1 + r)N ]. j=0 j=0

12

72

Cap´ ıtulo 3. Consumo

Y, C, A

Y −T
” U

Ahorra Consumo Promedio
T

Se Endeuda ¯ C
T

B

A

C

. . . . . . . . . . . . . . . . a . . . Activos Netos . . . .

N
T T

t

Muere Jubila c Se Gasta el Ahorro

Figura 3.5: Teor´ del Ciclo de Vida ıa

Lo que la expresi´n anterior nos dice es que el individuo, con un horizonte o suficientemente largo, para mantener el consumo parejo en cada per´ ıodo tendr´ que consumir el “valor de anualidad”de su riqueza, que est´ dado por el a a inter´s real. Al considerar que el horizonte es finito, el individuo ir´ adem´s e ıa a consumiendo adem´s del inter´s real algo del stock riqueza. a e Lo importante de esta teor´ es que al decidir su trayectoria de consumo, ıa la que presumiblemente es suave a lo largo de la vida, el individuo planifica tomando en cuenta toda su trayectoria de ingresos (esperados en un caso m´s a real) futuros. Este esquema lo podemos usar para analizar el ahorro y el consumo agregado de la econom´ y as´ analizar el impacto de factores demogr´ficos sobre ıa, ı a el ahorro. Por ejemplo si suponemos que la poblaci´n no crece, toda la gente o tiene el mismo perfil de ingresos y la cantidad de gente en cada grupo de edad o o es la misma, la figura 3.5 no s´lo representa la evoluci´n del consumo en el tiempo para un individuo dado, sino que adem´s corresponde a una fotograf´ a ıa de la econom´ en cualquier instante. En este caso en el agregado (dado que ıa A+C=B) el ahorro es cero. Lo que unos ahorran otros lo desahorran o se endeudan.13 En consecuencia, aunque haya individuos ahorrando, en el neto en esta econom´ no se ahorra. ıa
Para ser riguroso hay que asumir una tasa de inter´s igual a cero, ya que las areas hay que e sumarlas descontando por la tasa de inter´s. e
13

3.5. Seguridad Social

73

La implicancia es distinta cuando consideramos que la econom´ crece. ıa Podemos analizar el impacto del crecimiento de la poblaci´n o de la produco tividad. La consecuencia de esto es que la parte m´s joven de la distribuci´n a o tiene m´s importancia. Esto es las ´reas A y B ser´ m´s importantes y por a a ıan a lo tanto ser´ m´s grandes que el ´rea C. Por lo tanto, el crecimiento afecta ıan a a al ahorro. Mientras exista un mayor crecimiento, habr´ mayor ahorro, esto a porque habr´ m´s gente en el ciclo A y B de la vida que en C. Si bien A es a a desahorro, B es ahorro, y ambas juntas son ahorro neto, pues en la vejez hay desahorro. Lo importante es que las ´reas A y B sean crecientes en el tiempo, a y de esta forma quienes est´n en la parte de ahorro neto, ahorran m´s que a a quienes est´n en la etapa del desahorro. Esto puede pasar porque la poblaci´n a o crece, o porque la productividad de las personas crece. Debe notarse que esta teor´ predice que mayor crecimiento resulta en ıa mayor ahorro. Muchas veces, y tal como veremos m´s adelante con raz´n en la a o o parte IV, se argumenta la causalidad en la direcci´n contraria, es decir mayor ahorro produce mayor crecimiento. Si alguien graficara ahorro y crecimiento ver´ una relaci´n positiva. Sin embargo, esta relaci´n puede ser bidireccional, a o o y es importante para un an´lisis correcto entender que la causalidad va en a las dos direcciones. Por ejemplo, hay quienes plantean que la mayor parte de esta correlaci´n se debe al efecto ciclo de vida. Es decir la mayor parte de la o correlaci´n no justifica que aumentar el ahorro sea lo mejor para crecer. o Tambi´n podemos analizar restricciones de liquidez. Una restricci´n de lie o quidez implica que se consume el ingreso mientras los agentes no se pueden endeudar (At = 0). Despu´s el individuo comienza a ahorrar para la vejez. e Puesto que en la primera parte de la vida no se endeuda, y en la medida que haya crecimiento, las restricciones de liquidez deber´ ıan, al igual que el crecimiento, aumentar el ahorro agregado en la econom´ y eso es lo que en la ıa, 14 pr´ctica se observa. a

3.5.

Seguridad Social

Habiendo estudiado la teor´ del ciclo de vida ahora podemos discutir una ıa de las principles aplicaciones de esta teor´ la seguridad social. En particular ıa: de los muchos componentes que tienen los sistemas de seguridad social no concentraremos en el sistema de pensiones, por el cual se permite que la gente que jubila pueda tener ingresos una vez que jubila. Existen dos sistemas de seguridad social, aunque en la pr´ctica los sistemas a imperantes en el mundo combinan ciertos elementos de ambos.
14 Modigliani gan´ el Premio Nobel de econom´ en 1985 por el desarrollo de esta teor´ adem´s o ıa ıa, a por sus contribuciones a finanzas. Su “Nobel Lecture”es una interesante revisi´n de la teor´ del o ıa ciclo de vida. Fue publicada en el American Economic Review en 1986.

74 . Activos netos ..... . q ... .. . .. . ... .. ... .. . . ... . . . ... . . Y .. . .. . . . . .. . . . . ‚ .. ¯ . . C . . .. . . .. . . . . ... . c . . . . ... . . . . .. . . . . .. . . . . . .. . . . . . ‰ . . .. . . . . . . . Y = C.... .. .. .. . .. .. .. . .. .. .. .. . .. .. .. . . .. . . . . N

Cap´ ıtulo 3. Consumo

C

t

Figura 3.6: Ciclo de vida con restricciones de liquidez

1. Sistema de Reparto (pay-as-you-go). Bajo este esquema quienes est´n a trabajando pagan impuestos que son luego entregados a quienes est´n a jubilados. Se ”reparte”la recaudaci´n de los trabajadores entre los jubio lados (lo llamaremos m´s abajo SR). a 2. Sistema de Capitalizaci´n Individual (fully-funded). Bajo este esquema o quienes est´n trabajando y recibiendo ingresos se les obliga a ahorrar en a una cuenta individual que se invierte en el mercado financiero y cuyos fondos acumulados, incluido intereses, se entregan durante la jubilaci´n o (lo llamaremos m´s adelante SCI). a Ambos sistemas tiene diferencias e implicancias diferentes sobre la econom´ pero su discusi´n popular est´ tambi´n llena de mitos. ıa, o a e En primer lugar es f´cil darse cuenta que si los individuos ahorran de a acuerdo a la teor´ del ciclo de vida el SCI no tendr´ ning´n efecto sobre ıa ıa u la econom´ Todo lo que un individuo ser´ obligado a ahorrar lo desahorrar´ ıa. ıa ıa voluntariamente para tener un nivel de ahorro constante. Entonces el ahorro nacional no cambiar´ salvo que el ahorro forzoso sea excesivo y la gente tenga ıa, restricci´n de liquidez que le impidan compensar la previsi´n. o o En un SR las implicancias son similares, aunque hay que hacer una primera distinci´n importante: el retorno en el SCI es la tasa de inter´s de mercado, en o e el SR la tasa de crecimiento de la poblaci´n y de los ingresos. Si la poblaci´n o o crece muy r´pido, o el ingreso crece my r´pido, habr´ pocos jubilados respecto a a a

3.5. Seguridad Social

75

de j´venes y por lo tanto habr´ mucho que repartir. Si suponemos que la o a rentabilidad del mercado de capitales es igual al crecimiento de los ingresos, de modo que en ambos esquemas el retorno es el mismo, el SR, al igual que el SCI, no tendr´ ning´n efecto sobre el ahorro de la econom´ si la gente se ıa u ıa comporta de acuerdo a la teor´ del ciclo de vida. ıa Entonces surge una primera pregunta de por qu´ existe seguridad social. e ¿Por qu´ los pa´ crean estos sistemas obligatorios si la gente podr´ ahorrar e ıses ıa por su propia voluntad? A continuaci´n se mencionan cuatro razones que juso tifican la introducci´n de tal sistema. o • Tal vez la m´s importante tiene que ver con un problema de inconsistena cia intertemporal. La idea, articulada originalmente por Martin Feldstein, plantea que la gente no tiene los suficientes incentivos para ahorrar para la vejez debido a que saben que si no ahorran, los gobiernos no los dejaran pasar una vejez pobres. En consecuencia, la gente sub-ahorra ante la certeza que si no tienen recursos, estos le ser´n provistos por el gobierno. a Esta es una conducta ´ptima por cuanto para que se ahorra si se pueo de conseguir recursos adicionales al no ahorrar. Ahora bie, esta es una conducta inconsistente intertemporalmente. Aunque los j´venes planteen o que no subsidiar´n a los irresponsables que no ahorran, al ver a los viejos a sin ingresos, terminar´n subsidi´ndolos en cualquier caso. Por lo tanto, a a para que la sociedad se proteja de esta incapacidad de cumplir con el compromiso de no apoyar a quienes no ahorran, la sociedad los obliga a ahorrar desde j´venes para cuando jubilen. o • Otra raz´n que se ha dado es para resolver problemas en el mercado o del trabajo. En muchos pa´ la condici´n para recibir jubilaci´n es no ıses o o estar trabajando, o al menos cobrar un impuesto muy alto al jubilado que trabaja. Esto ha llevado a algunos, Casey Mulligan y Xavier Sala-iMartin (1997), a plantear que los sistemas de pensiones lo que persiguen es buscar una forma de obligar, de un modo m´s humano, a gente que a ya tiene baja productividad a retirarse de la fuerza de trabajo. • Finalmente, siempre es posible, y hasta util, plantear que hay una fracci´n ´ o de la poblaci´n que es miope y por lo tanto no planifica el consumo y o ahorro durante su vida como lo predice la teor´ del ciclo de vida. ıa • Las tres razones dadas anteriormente son teor´ basadas en la idea que ıas la seguridad social introduce eficiencia en la econom´ Si embargo uno ıa. tambi´n puede argumentar razones de econom´ pol´ e ıa ıtica para justificar la seguridad social. Por ejemplo, los ancianos pueden ser m´s poderosos a en el sistema pol´ ıticos que los j´venes y por lo tanto esto los hace a ellos o decidir en favor de que haya redistribuci´n desde lo j´venes hacia ellos. o o

76

Cap´ ıtulo 3. Consumo

Las razones de econom´ pol´ ıa ıtica son fundamentales para entender la evoluci´n y distorsiones que se generan con el sistema de pensiones. Incluso si o ambos sistemas tienen exactamente el mismo efecto el ahorro, algo que no necesariamente es as´ como se sigue discutiendo m´s abajo, el gran problema ı a con los sistemas de reparto con respecto a los de capitalizaci´n individual, es o que los primeros al estar los beneficios desvinculados del esfuerzo personal, distintos grupos de inter´s tienen incentivos para aumentar sus jubilaciones e a trav´s de redistribuci´n. Una mirada r´pida por la seguridad social por el e o a mundo permite darse cuenta como muchos sistemas se han distorsionado a trav´s de tener diferentes edades de jubilaci´n por sectores, sin ninguna racioe o nalidad para estas diferencias, o distintos de beneficios. No es sorprendente que muchas veces los trabajadores del sector p´blico son los m´s beneficiados en u a materia de seguridad social cuando los beneficios de los sistemas no se basan en la contribuci´n personal. o Otra ventaje de los SCI, y que explican porque muchos pa´ se mueven en ıses esa direcci´n, es que sus retornos dependen menos de variaciones demogr´ficas o a y m´s del retorno efectivo del mercado de capitales. Mientras en EEUU los a “baby-boomers”(la generaci´n que naci´ despu´s de la post-guerra cuanod o o e hubo un fuerte aumento de la poblaci´n) trabajaban, los jubilados disfrutaban. o Ahora que los baby-boomers empiezan a jubilar, y producto de que tuvieron pocos hijos, la seguridad social enfrenta problemas de financiamiento. En general se argumenta que los SCI generan m´s inversi´n y permiten a o a las econom´ tener m´s capital que los SR. La l´gica es que al ser ahorro ıas a o el SCI genera m´s ahorro global en la econom´ mientras el SR es simple a ıa, traspaso de uno a otro y no genera ahorro. Hasta aqu´ el argumento parece ı perfecto. Sin embargo ignora un s´lo elemento: ¿Qu´ hacemos con la primera o e generaci´n cuando se introduce un sistema de pensiones? o Si se introduce un SCI, efectivamente los j´venes al momento de la introo ducci´n del sistema ahorran y el ahorro global aumenta. Pero los jubilados al o momento de la introducci´n del sistema no recibir´n ning´n beneficio. Esto o a u es equivalente a introducir un SR, cobrarle a la primera generaci´n joven, no o darle en esa primera oportunidad a los jubilados sino que ahorrarlo, y a partir de cuando esos j´venes jubilan empezar a pagar jubilaciones. o LO mismo ocurre en la transici´n de un sistema a otro. Su se reemplaza un o SR por un SCI, la pregunta es que hacer con los jubilados cuya jubilaci´n ya o no se financiar´ con impuestos de los j´venes. En ese caso ser´ de cargo fiscal, y a o a probablemente por ejemplo el fisco deber´ endeudarse, en exactamente lo que a los j´venes est´n empezando a ahorrar. O sea en vez de aumentar el capital o a de la econom´ la deuda p´blica demanda esos nuevos ahorros. Po lo tanto, al ıa, u pensar realistamente en como introducir o reformar un sistema de seguridad social, no es mec´nico su efecto sobre el ahorro. a Sin embargo hay razones para pensar que habr´ efectos, aunque no de la a

3.6. Teor´ del Ingreso Permanente ıa

77

magnitud de todo lo que se ahorra en el sistema, sobre el ahorro al introducir un SCI. El principal efecto, en especial en pa´ en desarrollo, es que el mercado ıses de capitales se dinamiza ofreciendo nuevas oportunidades que incentivan el ahorro. Al mismo tiempo, al reducir distorsiones generadas por la econom´ ıa pol´ ıtica del SR un SCI puede tambi´n generar nuevos incentivos al ahorro. e

3.6.

Teor´ del Ingreso Permanente ıa

Esta teor´ fue desarrollada por otro Premio Nobel, Milton Friedman quien ıa gan´ el premio en 1976, al igual que la teor´ anterior se basa en el hecho que o ıa la gente desea suavizar el consumo a lo largo de la vida. Pero en vez de ver al ciclo de vida enfatiza que cuando el ingreso de los individuos cambia ellos est´n inciertos en si estos cambios son transitorios o permanentes. La reacci´n a a o cambios permanentes no ser´ los mismo que la reacci´n a cambios transitorios. a o Esto es f´cil de ver en el modelo de dos per´ a ıodos analizado previamente. Si Y1 sube, pero Y2 no, el aumento del consumo ser´ menor que si Y1 e Y2 suben. a En el primer caso hay una aumento transitorio en el ingreso, en el segundo un aumento permanente. La explicaci´n es simple: si el cambio es permanente el o aumento del valor presente de los ingresos es mayor que cuando el cambio es transitorio. Supongamos que un individuo desea un consumo parejo y la tasa de inter´s e r es cero. Entonces: N ¯ = At + s=0 (Y ,s − Ts ) C (3.19) N Si Y s aumenta por s´lo un per´ o ıodo en x, el consumo aumentar´ en x/N . a a En cambio si el ingreso sube para siempre en x el consumo subir´ en x, es decir mucho m´s que cuando el aumento es transitorio. a En general la gente no sabe si los cambios de ingreso son permanentes o transitorios. Una forma sencilla de ligar la funci´n keynesiana y la teor´ del o ıa ingreso permanente es suponer que la gente consume una fracci´n c de su o ingreso permanente Y p , es decir: Ct = cYtp y el ingreso permanente se supone que es una combinaci´n entre el ingreso o corriente y el ingreso pasado: Ytp = θYt + (1 − θ)Yt−1 es decir si el ingreso sube en t s´lo una fracci´n θ ∈ (0, 1) se considera aumento o o permanente. Si el aumento persiste por otro per´ ıodo m´s se considera que el a aumento es permanente. La funci´n consumo entonces queda como: o Ct = cθYt + c(1 − θ)Yt−1

78

Cap´ ıtulo 3. Consumo

La propensi´n marginal al consumo en el corto plazo es cθ y en el largo o plazo c. El hecho que el ingreso pasado afecta al consumo presente no es porque la gente no mira al futuro para hacer sus planes, sino que a partir del pasado extrae informaci´n para predecir el futuro. En general uno podr´ pensar que o ıa no s´lo el ingreso en t − 1 sino que tal vez en t − 2 y m´s atr´s, se use para o a a predecir si los cambios son permanentes o transitorios.

3.7.

Resumen

¯ 1. Teor´ m´s simple keynesiana: C = C + c(Y − T ) ıa a 2. M´s en general el consumo depende de: a Riqueza Expectativas de Ingreso Tasas de inter´s real. e Ingreso corriente cuando hay restricciones de liquidez o cuando se usa como predictor del ingreso permanente (o futuros). En el agregado depende tambi´n de variables demogr´ficas. e a 3. El consumo deber´ ser m´s parejo que el ingreso. No obstante, en los ıa a datos se ha observado que el consumo es a veces m´s vol´til que el ingreso a a y esto ha dado lugar a muchos estudios que han intentado conciliar las teor´ aqu´ estudiadas con la evidencia. ıas ı 4. La teor´ del ciclo de vida y la del ingreso permanente no son contraıa dictorias sino que se complementan en analizar distintos aspectos del consumo. La teor´ del ciclo de vida mira a una planificaci´n de largo ıa o plazo y permite estudiar el ahorro, la seguridad social, etc. La teor´ del ıa ingreso permanente enfatiza el impacto de las fluctuaciones del ingreso sobre el consumo.

3.8.

Problemas

1. Paralelismo del Consumo e Ingreso Unos economistas graficaron la tasa de crecimiento del ingreso (γy ) versus la tasa de crecimiento del ıses consumo (γc ) para 15 pa´ de la OECD entre 1960 y 1985. Los resultados obtenidos fueron:15
15

Este ejercicio es basado en Carroll y Summers (1989).

3.8. Problemas γy

79

γc

Figura 3.7: Crecimiento del ingreso versus Crecimiento Consumo

Sin hacer ning´n calculo, ni sin pensar que el ahorro afecta al crecimienu to, discuta si los datos son consistentes o inconsistentes con las teor´ ıas del Ciclo de Vida de Modigliani y Ingreso Permanente de Friedman. ¿Qu´ piensa usted deber´ ser la predicci´n de dichas teor´ e ıa o ıas? 2. Vacas flacas y vacas gordas El pa´ de MacIntosh s´lo produce manıs o zanas, un bien cuyo precio (real) internacional ha sido sorprendentemente estable en las ultimas d´cadas. La poblaci´n de MacIntosh tambi´n ha ´ e o e sido estable en las ultimas d´cadas. ´ e El rey de MacIntosh sue˜a con siete vacas gordas seguidas de siete vacas n flacas. Basado en un incidente similar sobre el cual ley´ en sus a˜os o n de colegial, el primer ministro explica al rey que el sue˜o indica que n vienen siete a˜os con una cosecha excepcionalmente buena de manzanas, n seguidos de siete a˜os con una cosecha particularmente mala (y luego las n cosechas se normalizar´n). La producci´n promedio de manzanas durante a o los catorce a˜os ser´ la misma que antes y despu´s de este per´ n a e ıodo. a) ¿Qu´ debiera aconsejar el primer ministro al rey basado en el ree sultado de suavizamiento del consumo? Suponga que MacIntosh no afecta el precio mundial de las manzanas y que el pa´ puede ahorrar ıs en el extranjero a una tasa de inter´s (real) positiva. e b) Determine si el standard de vida de MacIntosh mejorar´ despu´s del a e per´ ıodo de catorce a˜os, comparado con el per´ n ıodo anterior al sue˜o n del rey. c) ¿C´mo cambia su respuesta a la parte (b) si la tasa de inter´s real o e es cero?

80

Cap´ ıtulo 3. Consumo

d ) ¿C´mo cambia su respuesta a la parte (b) si la producci´n de mano o zanas de MacIntosh afecta el precio mundial de las manzanas? 3. Seguridad social. Considere una econom´ donde todo el mundo se ıa comporta de acuerdo a la teor´ del ciclo de vida o del ingreso permaıa nente. Suponga que el gobierno obliga a todos los ciudadanos a ahorrar una fracci´n de su ingreso (que se llama cotizaci´n previsional). Cu´l cree o o a usted que ser´ el efecto sobre el ahorro (comparado con el caso donde a a nadie se le exige ahorrar) de la econom´ en las siguientes situaciones: ıa a) Si toda la gente tiene pleno acceso al mercado financiero y puede pedir prestado o ahorrar todo lo que quiera (siempre que no viole su restricci´n presupuestaria intertemporal por supuesto) a una tasa o de inter´s dada (igual a la del retorno del fondo de pensiones). e b) Si hay una fracci´n importante de gente, en especial los m´s j´venes, o a o que no pueden pedir prestado todo lo que quisieran. Para simplificar la discusi´n suponga que esta fracci´n de gente no puede pedir o o prestado nada. c) En el caso anterior c´mo podr´ variar su respuesta si los padres o ıa se preocupan por el bienestar de sus hijos y les pueden transferir recursos mientras est´n vivos (o sea pueden transferir no s´lo a trav´s a o e de la posible herencia). d ) Considere ahora el siguiente supuesto sobre el comportamiento de las personas: cuando llegan a la edad de jubilar y dejan de trabajar, ellos saben que el gobierno no los dejar´ morirse de hambre y les a proveer´ transferencias en caso de no tener ingresos. Suponga en este a contexto que el gobierno obliga a la gente a ahorrar y les entrega la plata s´lo cuando jubilan. ¿Qu´ cree usted que pasa con el ahorro?. o e ¿Le parece esta una racionalizaci´n util para justificar la existencia o ´ de un sistema de pensiones? 4. Relaci´n entre ahorro presente e ingreso futuro La evidencia ino dica que frecuentemente a continuaci´n de un per´ o ıodos en que el ahorro es bajo viene un per´ ıodo en que los ingresos son altos. En este problema usamos la teor´ racional del consumo para explicar este fen´meno. ıa o Considere un consumidor que vive dos per´ ıodos, con funci´n de utilidad o U (c1 , c2 ), donde c1 y c2 denotan consumo en el primer y segundo per´ ıodo, 16 respectivamente. Los ingresos en los per´ ıodos 1 y 2 son y1 y y2 , respectivamente, y el ahorro correspondiente es s1 ≡ y1 − c1 y s2 ≡ y2 − c2 .
Las curvas de indiferencia (en el plano (c1 , c2 )) tienen la forma convexa habitual. Adem´s el a consumo en ambos per´ ıodos es un bien normal.
16

3.8. Problemas

81

Finalmente suponemos que el consumidor puede endeudarse y ahorrar a una tasa r y que no deja herencia. a) ¿Puede la funci´n Keynesiana de consumo explicar el fen´meno obo o servado? Justifique cuidadosamente. b) Muestre gr´ficamente los niveles ´ptimos de consumo que el indivia o duo elegir´ en cada per´ a ıodo para valores dados (positivos) de y1 y y2 , donde le sugerimos tomar y1 mucho mayor que y2 , de modo que en el primer per´ ıodo haya ahorro y no endeudamiento. Indique en la figura el ahorro en el primer per´ ıodo. c) Manteniendo y1 fijo, incremente y2 y vuelva a determinar el ahorro durante el primer per´ ıodo. Le sugerimos mostrar el ahorro antes y despu´s del aumento de ingreso en la misma figura. Concluya que e mientras mayor es el ingreso futuro que espera el consumidor, menor ser´ su tasa de ahorro corriente. a d ) Argumente claramente por qu´ su derivaci´n gr´fica no depende de e o a su particular elecci´n de y1 , y2 , r, y U (c1 , c2 ). o 5. Consumo y Restricciones de Liquidez Considere un consumidor que vive dos per´ ıodos y cuyas preferencias son representadas por una funci´n de utilidad U (c1 , c2 ), donde c1 y c2 denotan consumo en el primer o y segundo per´ ıodo, respectivamente, y la utilidad no es necesariamente separable. Los ingresos del consumidor en los per´ ıodos 1 y 2 son y1 y y2 , respectivamente, y no hay incertidumbre. El consumidor puede endeudarse a una tasa rD y puede ahorrar a una tasa rA , con rA < rD . a) Dibuje la restricci´n presupuestaria del consumidor en el plano (c1 , c2 ). o Concluya que esta se compone de dos rectas e identifique la pendiente de cada una de ellas. b) Determine condiciones necesarias y suficientes para que la trayectoria de consumo ´ptima sea (y1 , y2 ). Estas condiciones debieran ser o dos desigualdades en t´rminos de la funci´n u(c1 , c2 ) y sus derivadas e o parciales evaluadas en (y1 , y2 ) y ambas tasas de inter´s. e c) ¿En qu´ se traducen las condiciones de la parte anterior cuando e u(c1 , c2 ) es aditivamente separable? d ) Considere las condiciones de desigualdad derivadas en la parte (b) y suponga ahora que estas desigualdades se cumplen estrictamente. n Muestre (gr´ficamente) que si y1 aumenta en una cantidad peque˜a, a ∆y1 , entonces ∆c1 /∆y1 = 1 y ∆c2 /∆y1 = 0, lo cual es mucho m´s a

82

Cap´ ıtulo 3. Consumo

cercano a lo que predice la funci´n de consumo Keynesiana que lo o que se infiere de las teor´ racionales del consumo. ıas e) Notando que la brecha entre rD y rA es mayor en pa´ ıses en desarrollo (indique al menos un motivo micro explicando esto) discuta, utilizando sus resultados de las partes anteriores, si las restricciones de liquidez son m´s relevantes en pa´ en desarrollo o pa´ a ıses ıses industrializados. f ) Notando que el caso de restricci´n total de liquidez (no hay acceso o a cr´dito) corresponde a rD = +∞, vuelva a responder las partes e anteriores para este caso. 6. Ahorro y crecimiento. Considere un individuo que vive por tres per´ ıodos. ıodo el Sus ingresos son: en el primer per´ ıodo y1 = y, en el segundo per´ ingreso crece a una tasa γ, es decir y2 = y(1 + γ). Finalmente, en el per´ ıodo 3 se jubila y no tiene ingresos, o sea y3 = 0. La tasa de inter´s e en la econom´ es cero. Por otra parte su utilidad es tal que siempre ıa querr´ un consumo parejo durante toda su vida (es decir c1 = c2 = c3 ). a a) Calcule el consumo y ahorro (s1 , s2 y s3 ) en cada per´ ıodo. b) Suponga que en esta econom´ no hay crecimiento de la poblaci´n. ıa o Tampoco crecen los ingresos entre generaciones¿Qu´ pasa con el e ahorro agregado en cada momento del tiempo? Interprete su resultado. c) Suponga que se introduce un sistema de pensiones donde se le obliga a cada individuo joven y en edad media a ahorrar una magnitud A, y le devuelven 2A cuando viejo. ¿Qu´ pasa con el ahorro de los e individuos? ¿Tiene alguna implicancia sobre el ahorro o la conducta de los individuos la introducci´n de un sistema de seguridad social? o d ) Suponga que la poblaci´n crece a una tasa n. Calcule el ahorro agreo gado de la econom´ (cuide de ponderar adecuadamente el ahorro ıa de cada generaci´n). o e) ¿Cu´l es la tasa de crecimiento del ingreso agregado en esta ecoa nom´ Muestre c´mo var´ (sube o baja) el ahorro agregado con un ıa? o ıa aumento en la tasa de crecimiento de esta econom´ Interprete su ıa. resultado, y comp´relo con el obtenido en b). a f ) Suponga que esta econom´ es una buena descripci´n del mundo y ıa o un economista grafica las tasas de ahorro versus las tasas de crecimiento de todas las econom´ Despu´s de ver el gr´fico concluye: ıas. e a “La evidencia apoya definitivamente la idea que para crecer m´s hay a que ahorrar m´s”. Comente esta conclusi´n en dos dimensiones: ¿es a o cierto lo que ve en los datos?¿De ser as´ es correcta la conclusi´n?. ı o

Cap´ ıtulo 4

Inversi´n o
Como ya se discuti´ anteriormente, la inversi´n corresponde a la acumulao o ci´n de capital f´ o ısico. El aumento en la cantidad de m´quinas, edificios u otros, a de una empresa corresponde a inversi´n. Por lo tanto para analizarla debemos o en primer lugar preguntarnos que es lo que determina la cantidad de capital que una empresa desea tener, y posteriormente como se acerca a ese capital deseado: se hace en un instante o lo hace gradualmente. Esos son los temas que discutiremos en esta secci´n. Por ahora no discutiremos otro importante o componente de la inversi´n que es la acumulaci´n de inventarios. o o

4.1.

La Demanda de Capital

Analizaremos la demanda de capital de una empresa cualquiera. Para ello definiremos el precio de arriendo del capital, denotado por R. Este es el precio que una empresa le paga a otra empresa (propietaria del capital) por arrendar el capital por un per´ ıodo. Nosotros pensaremos que en esta econom´ las emıa presas no son las due˜as del capital sino que unas empresas que lo arriendan a n una precio R por unidad. Los due˜os de todas estas empresas, arrendatarias y n arrendadoras, son los hogares. Este es un supuesto para facilitar la discusi´n, o aunque tambi´n se puede suponer que las firmas son las que invierten y son e due˜as del capital, lo que al final significa que los due˜os de las empresas son n n directamente los due˜os del capital. n Denotaremos por r a la tasa de inter´s. Por cada unidad monetaria que se e presta o pide prestado se debe pagar un inter´s de r. M´s adelante distinguie a remos entre tasa de inter´s real y nominal. e De la teor´ microecon´mica sabemos que las empresas deciden el uso de ıa o factores con el objeto de maximizar sus utilidades: m´x P F (K, L) − (wL + RK) a
K,L

(4.1)

83

84

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

R

. . R∗........................................................... . . . . . . . . . . . P × P M gK . . . . . . . . . . K K∗

Figura 4.1: Decisi´n de Inversi´n o o

donde P es el precio del bien que las empresas venden, w el salario, L el empleo y K el capital. F (·, ·) es la funci´n de producci´n, creciente y c´ncava o o o en cada uno de sus argumentos. La condici´n de primer orden al problema de la firma es: o R ∂F (K, L) = ≡ P M gK P ∂K Lo que esto nos dice es que las empresas arrendar´n capital hasta que su a costo real de arriendo sea igual a la productividad marginal del capital. Dado que la funci´n de producci´n tiene rendimientos decrecientes (FKK < 0), si o o el costo es menor que la productividad marginal, a las empresas les conviene contratar m´s porque cada unidad le da m´s beneficio (P M g) que lo que cuesta a a (R/P ). Como la productividad marginal es decreciente y R/P son precios dados por el mercado, habr´ un punto en el cual la empresa contratar´ lo a a suficiente como para que la productividad haya ca´ lo suficiente para igualar ıdo su costo. Similarmente, cuando el costo real es superior a la productividad marginal del capital, a la empresa le conviene arrendar menos capital, lo que har´ subir su productividad marginal. La empresa reducir´ la contrataci´n de a a o capital lo suficiente como para que su costo iguale la productividad. An´logamente podemos hacer el an´lisis en t´rminos nominales: el costo a a e monetario de arrendar el capital (R) debe igualar el valor de la productividad marginal del capital (P × P M gK ). Esto se encuentra representado en la figura 4.1, donde K ∗ representa el stock de capital ´ptimo. o

4.2. Tasa de Inter´s Nominal y Real e

85

Como ejemplo podemos considerar una funci´n de producci´n Cobb Douo o glas, es decir: F = A K α L1−α con 0 ≤ α ≤ 1 de donde se obtiene: FK = ∂F =αA ∂K L K
1−α

= P M gK

y por lo tanto, el capital ´ptimo estar´ dado por: o a R = P · P M gK = P α A lo que equivale a: K =L En consecuencia: K
∗ ∗ (+) (+) ∗

L K∗
1 1−α

1−α

(4.2)

Aα R/P

(−)

= K ( A , L , R/P )

es decir, el capital aumenta cuando aumenta la productividad total de los factores (A), o el empleo, y disminuye cuando sube el precio de arriendo del capital.

4.2.

Tasa de Inter´s Nominal y Real e

Supongamos que nos endeudamos con un banco a una tasa de inter´s noe minal i = 7 % por un monto de $100.000. Entonces el inter´s a pagar ser´ de e ıa o $7.000. Pero hay que considerar la inflaci´n, π, que es la variaci´n porcentual o de los precios, pues debido a ella el dinero pierde su valor, e igualmente la deuda denominada en pesos. La inflaci´n est´ dada por: o a π= ∆P Pt+1 − Pt = P Pt (4.3)

Si le pedimos al principio del per´ ıodo al banco D, al principio del per´ ıodo ıodo es D/Pt+1 . En la deuda en t´rminos reales es de D/Pt y al final del per´ e t´rminos de moneda igual valor a la de principios del per´ e ıodo la deuda cae ´ e de D a D × Pt /Pt+1 . Este ultimo t´rmino es igual a D/(1 + π). Es decir, la inflaci´n reduce el valor de las deudas expresadas nominalmente. o El pago total por dicha deuda, en t´rminos reales es: e D 1+i 1+π

86

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

la tasa de inter´s real r se define como: e D Resolviendo llegamos a que: i = r + π + rπ Podemos asumir que rπ es un t´rmino de segundo orden, lo que es cierto para e valores bajos de r y π. Por ejemplo, si la tasa de inter´s real es 3 % y la inflaci´n e o 1 4 %, el producto de ambas es 0,12 %, lo que es despreciable. Por ello se usa la siguiente relaci´n para la tasa de inter´s real y nominal: o e i=r+π (4.5) 1+i 1+π ≡ D(1 + r) (4.4)

Para las decisiones futuras no interesa la inflaci´n pasada, y no conocemos con o exactitud la inflaci´n futura, pero si se puede hacer una estimaci´n (π e ). Se o o define la tasa de inter´s real ex-ante: e r = i − πe la cual no se conoce, y es necesario hacer alg´n supuesto respecto de como u calcular π e . Esta es la tasa relevante para las decisiones econ´micas. La tasa o de inter´s que usa la inflaci´n efectiva durante el per´ e o ıodo se llama tasa de inter´s real ex-post y se usa como proxy de la tasa ex-ante. e

4.3.

El Precio de Arriendo del Capital (costo de uso)

Si hay un mercado competitivo por arriendo de bienes de capital, el precio al que se arrienda deber´ ser igual al costo de usarlo. ıa Analicemos el costo de uso del capital en un per´ ıodo dado. Suponga que una empresa compra una unidad de capital a un precio, denominado en unidades ıan monetarias, Pk . El costo de no disponer de esos recursos que bien podr´ depositarse (o el costo financiero si el bien se compra con una deuda) es de i·Pk . El bien de capital se deprecia a un 100·δ %, entonces el costo por depreciaci´n o ıodo podr´ ıa es δ · Pk . Finalmente el precio del bien de capital al final del per´ pasar de Pk,t a Pk,t+1 , pudiendo subir o bajar. Si el bien sube, la empresa tiene una ganancia de capital de ∆Pk ≡ Pk,t+1 − Pk,t . En consecuencia el costo de uso del capital ser´ de: a R = Pk i + δ −
1

∆Pk Pk

(4.6)

En general (1 + x)(1 − y)/(1 + z) lo escribiremos como 1 + x − y − z.

4.3. El Precio de Arriendo del Capital (costo de uso)

87

donde se descuentan del costo de uso las ganancias de capital. Supongamos por un momento que ∆Pk /Pk = ∆P/P = π = π e , es decir el precio del capital cambia en la misma proporci´n que el nivel general de o precios (la inflaci´n), y es igual a la inflaci´n esperada. Entonces el costo de o o uso est´ dado por: a R = Pk (r + δ) (4.7) Ahora bien, si hay cambio de precios relativos tenemos que a nivel agregado i = r + π, entonces: R = Pk r + δ − ∆Pk −π Pk (4.8)

El ultimo t´rmino se refiere a un cambio de precios relativos: si la inflaci´n ´ e o sube m´s r´pido que el aumento del precio de los bienes de capital, la empresa a a tiene un costo adicional a r y δ, ya que el bien de capital se hace relativamente m´s barato. Alguien podr´ preguntarse como es esto si las empresas que se a a endeudan a una tasa nominal fija i, le conviene desde el punto de vista finano ı ciero2 que suba la inflaci´n, y aqu´ se observa lo contrario. Lo que ocurre que este t´rmino es independiente de si la empresa se endeuda en pesos o en UF, e lo importante es el cambio de precios relativos. N´tese que la derivaci´n del costo de uso del capital es independiente de o o la unidad en que se contrata el cr´dito. Aunque anteriormente vimos que si la e empresa se endeuda en pesos a i y de ah´ seguimos el an´lisis, tambi´n podemos ı a e pensar que la empresa se endeuda a una tasa indexada r (suponemos de nuevo que no hay diferencias entre inflaci´n esperada y efectiva de modo que r es una o tasa real ex-ante y ex-post). Suponga que el valor de la unidad indexad (UI)3 al principio de t es 1 y la empresa compra K unidades de capital a Pk,t , que por normalizaci´n es igual en pesos y UI, es decir 1. La empresa se endeuda. o Entonces al final del per´ ıodo tendr´ que pagar en UI’s una cantidad igual a a (1 + r)Pk,t K. Supongamos que vende el bien de capital al final del per´ ıodo. La venta la hace a Pk,t+1 K(1 − δ), en pesos, lo que adem´s considera que el a capital se deprecia. La UI a final del per´ ıodo ser´ igual a UI(inicial)·(1 + π), a pero por normalizaci´n hemos tomado la UI inicial igual a 1. En consecuencia o la venta final ser´ equivalente Pk,t+1 Pk,t K(1 − δ)/(1 + π)Pk,t , lo que equivale a a: 1 + ∆Pk /Pk,t ∆Pk Pk,t K(1 − δ) ≈ 1 + − δ − π Pk,t K 1+π Pk Esto es lo que recibe al final, que restado del costo (1+r)Pk,t K da exactamente la ecuaci´n (4.8) para el costo de uso del capital. Por lo tanto, independiente o
Como veremos m´s adelante la inflaci´n es costosa as´ que el que exista este efecto no implica que a o ı sea beneficiosa, aunque despu´s estudiaremos las implicancias de cambios en la inflaci´n esperada e o sobre el nivel de actividad cuando las tasas de inter´s nominal est´n fijas. e a
3 2

UI en el caso chileno es una UF: unidad de fomento.

88

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

de la denominaci´n del cr´dito, y en un mundo donde no hay incertidumbres o e sobre la inflaci´n, da lo mismo si la empresa se endeuda en pesos o toma un o cr´dito indexado. e

4.4.

Del Stock de Capital Deseado a la Inversi´n o

Lo que observamos en la realidad es que las empresas no se ajustan instant´nea- mente a su nivel deseado de inversi´n sino que est´n continuamente a o a invirtiendo. Es decir, vemos a las empresas como Ford, Compaq, Escondida, realizar grandes inversiones cada cierto tiempo, pero no las vemos ajustando en cada momento su stock de capital. La raz´n detr´s de este fen´meno es que o a o las empresas enfrentan costos cada vez que desean ajustar su stock de capital, es decir, si una empresa desea modernizar su planta y con ello aumentar su productividad, tiene primero que parar la planta, despu´s capacitar a los trae bajadores, etc. Asimismo, las empresas enfrentan irreversibilidades al invertir ya que no pueden vender el capital ya instalado una vez que lo desean cambiar. Por ejemplo, ¿Qu´ pasa si baja el nivel de capital deseado?. Tendr´ que vene ıa der parte de las m´quinas y equipos, pero esto no siempre es posible. Debido a a la existencia de estos costos de ajuste e irreversibilidades es que las empresas ajustan su stock de capital gradualmente al stock de capital deseado, K ∗ . En general una empresa tendr´ dos costos asociados a su capital. Primero a est´ el costo de estar fuera del ´ptimo. Esto es al no tener un capital al nivel de a o K ∗ las empresas dejan de obtener mayores utilidades. Pero tambi´n tendr´n e a un costo de ajustar el capital, y depender´ de la cantidad que se invierte. a Mientras mayor es la inversi´n mayor el costo. M´s a´n, ambos costos pueden o a u ser convexos: aumentan m´s que linealmente mientras m´s lejos estamos del a a ´ptimo para el caso del primer costo, y tambi´n aumenta m´s que linealmente o e a mientras m´s se invierta. De ser este el caso, el ajuste hacia el capital ´ptimo a o ser´ gradual. Las empresas invertir´n para llegar al ´ptimo pero lo har´n de a a o a a poco. En la figura 4.2 se muestran tres alternativas de ajuste del capital, suponiendo que en t = 0 se produce un cambio en K ∗ . La primera es cuando no hay costos de ajuste, y en la pr´ctica no habr´ inversi´n: el capital se ajusa ıa o ta instant´neamente. La segunda es gradual y la tercera es a´n m´s gradual. a u a Mientras m´s gradual el ajuste mayor es el costo de ajuste comparado con el a costo de estar fuera del ´ptimo. Para formalizar esto, podemos pensar en la o siguiente funci´n de costo: o Costo = (Kt+1 − K ∗ )2 + (Kt+1 − Kt )2 (4.9)

El primer t´rmino es el costo de estar fuera del ´ptimo, y el segundo el costo e o de ajuste. La empresa parte con Kt y conoce K ∗ . Entonces debe decidir Kt+1

4.4. Del Stock de Capital Deseado a la Inversi´n o

89

Kt

K∗

t t=0

Figura 4.2: Ajuste de capital: inversi´n o

de modo de minimizar costos. Realizando la minimizaci´n es f´cil verificar que o a la inversi´n neta en el per´ o ıodo t es: I = Kt+1 − Kt = λ(K ∗ − Kt ) (4.10)

donde λ = +1 . El par´metro λ es igual a la fracci´n de lo que se ajusta el a o capital con respecto al ajuste necesario para llegar al ´ptimo, y 0 ≤ λ ≤ 1. Si o λ = 0,5, entonces en cada per´ ıodo se ajusta la mitad de la brecha. Es f´cil ver a adem´s que para cercano a cero, λ es tambi´n cercano a cero. En este casi a e el costo de estar fuera del ´ptimo es muy bajo respecto del costo de ajuste de o modo que el ajuste es muy gradual. Por otro lado si es muy grande, el ajuste es mucho mayor ya que el costo de ajuste pasa a ser muy bajo respecto del costo de estar fuera del ´ptimo. o N´tese que hemos derivado una ecuaci´n para la inversi´n neta. Podr´ o o o ıamos, alternativamente, pensar el costo de ajuste depende del capital que existir´ ıa si no hubiera ning´n tipo de inversi´n, es decir de Kt+1 − (Kt − δKt ) como u o ıamos una ecuaci´n o segundo t´rmino en la expresi´n (4.9). En este caso tendr´ e o del tipo de (4.10), pero para la inversi´n bruta en vez de la inversi´n neta. o o Debe destacarse adem´s que el ajuste depende de λ pero tambi´n de cuan a e a lejos se est´ del ´ptimo. Si Kt es muy bajo, entonces deber´ aumentar la a o inversi´n para alcanzar K ∗ . Por ej: despu´s de un terremoto aumenta I para o e recuperar el capital perdido. Por otro lado, si sube la tasa de inter´s K ∗ cae y e por lo tanto se frena la inversi´n. o

90

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

4.5.

Evaluaci´n de Proyectos y Teor´ q de Tobin o ıa

Las empresas en la pr´ctica no calculan directamente K ∗ a partir de su a funci´n de producci´n, as´ como las empresas no fijan su precio calculando el o o ı costo marginal. Esto es una simplificaci´n de la conducta de las empresas, sin o embargo es una aproximaci´n razonable.4 Para tomar decisiones de inversi´n o o las empresas eval´an proyectos. Esto inmediatamente le da una dimensi´n de u o indivisibilidad a las decisiones de inversi´n que no abordaremos. o Suponga que una empresa decide comprar un bien de capital a principios del per´ ıodo por un precio de Pk . Este bien le producir´ un flujo de utilidades a 5 de zj para todo j desde t + 1 en adelante. La decisi´n depender´ del costo del o a proyecto comparado con el valor presente de sus utilidades. El valor presente de la utilidad neta a partir del per´ ıodo t + 1 es: V P (z) = zt+2 zt+1 + + ... 1 + rt (1 + rt )(1 + rt+1 ) (4.11)

y corresponde al valor presente de los flujos zj para j > t. Dado que en bien de capital(fijo) cuesta PK . ¿C´mo decide una empresa si o invertir o no en ´l? e La empresa invierte s´lo si: o V P (z) ≥ PK (4.12)

es decir, si la utilidad esperada de la inversi´n es mayor que el costo de adquirir o el capital. Es decir en buenas cuentas esta relaci´n nos dice que conviene o invertir si los beneficios V P (z) son mayores que los costos PK . En otra palabras si el VAN (valor actualizado neto del proyecto) es mayor o igual cero. Se debe destacar adem´s que se puede comprar o arrendar el capital, o endeudarse a para comprarlo. Si no hay costos de transacci´n y las tasas de inter´s a las que o e se presta o pide prestado son iguales, deber´ dar lo mismo ya que Pk deber´ ıa ıa ser el valor presente de arrendar el capital. A partir de lo anterior podemos pensar entonces que determina el nivel de inversi´n en una econom´ En una econom´ existen muchos proyectos, pero o ıa. ıa s´lo se invierte en aquellos en que se cumple (4.12). Por lo tanto podemos o concluir: I = I(V P (z)) Una primera implicancia importante de este an´lisis es que al igual que la a demanda por capital ya discutida, un aumento en la tasa de inter´s reduce e
Hay quienes argumentar´n que si una empresa no se comporta de manera equivalente a estos a principios no sobrevivir´ en el largo plazo. a Estos flujos son en general inciertos, por lo cual en rigor son flujos esperados, pero ignoraremos los efectos de la incertidumbre.
5 4

4.5. Evaluaci´n de Proyectos y Teor´ q de Tobin o ıa

91

la inversi´n, pues reduce el VAN de los proyectos. Puesto que la inversi´n se o o realiza en el presente y los beneficios llegan en el futuro, estos son descontados por la tasa de inter´s. Un alza en la tasa de inetr´s reduce el valor presente de e e los flujos futuros. Usando esta idea de valor presente surge la Teor´ de q de Tobin6 , que ıa formaliza la condici´n que se debe cumplir para que una firma invierta. La o teor´ postula que una firma invierte cada vez que: ıa q= V P (z) ≥1 PK (4.13)

donde q es conocida como la “q de Tobin”. Si ´sta fuera una empresa con e acciones en la bolsa, entonces q ser´ el valor de cada unidad de capital: V P ıa o es el valor econ´mico del capital y Pk es su “valor de reposici´n”, o sea lo que o cuesta comprar el capital. Mientras q sea alto conviene comprar el capital. Hay que realizar todos los proyectos hasta que q = 1, esto es hasta que el VAN sea cero. Una implicaci´n interesante de entender el valor de las acciones como el vao lor econ´mico (estimado por el mercado) de las empresas es que el precio de las o a acciones puede ayudar a predecir el ciclo econ´mico. Los z estar´n relacionados o a las utilidades y por lo tanto al estado de la econom´ Si el mercado prev´ que ıa. e viene una recesi´n, donde las ventas y utilidades se resentir´n, el precio de las o a acciones comenzar´ a bajar, o al menos su crecimiento se desacelerar´. a a Un caso sencillo para analizar es aquel donde el bien de capital se usa para producir una cantidad Z de un bien que se vende a un precio P . El bien de capital se deprecia δ por per´ ıodo, de modo que en cada per´ ıodo Z cae una fracci´n δ. Adem´s suponemos que el precio del bien aumenta con la inflaci´n o a o π. Supondremos adem´s que el bien se empieza a producir y vender al final del a primer per´ ıodo cuando ya ha habido inflaci´n (esto se hace s´lo para simplificar o o las f´rmulas) y la tasa de inter´s nominal es constante e igual a i. N´tese que o e o usamos tasa de inter´s nominal porque los flujos son nominales, en la f´rmula e o (4.11) usamos real bajo el supuesto que z se med´ en t´rminos reales. El VAN ıa e del proyecto es: VAN = −Pk + P Z(1 + π) P Z(1 + π)2 (1 − δ) + + ... 1+i (1 + i)2 P Z(1 − δ) PZ + + ... = −Pk + 1+r (1 + r)2 PZ = −Pk + r+δ

6

James Tobin se gano el Premio Nobel de econom´ el a˜o 1981 por esta teor´ ıa n ıa.

92

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

con lo que llegamos a que el proyecto se hace si: Pk ≤ PZ r+δ

La empresa realizar´ la inversi´n hasta que llegue a la igualdad. M´s a´n, a o a u podemos suponer que Z depende del capital. Y m´s a´n, Z puede estar ligado a u a una funci´n de producci´n. Si Z cae con K, podemos pensar que Z(K) es o o la productividad marginal del capital. Y, sorpresa, llegamos a: P M gK = Pk (r + δ) P (4.14)

que no es m´s que la ecuaci´n del capital ´ptimo derivada anteriormente (ver a o o ecuaci´n (4.2)). Por lo tanto, el mismo an´lisis de evaluaci´n de proyectos lo o a o podemos hacer an´logo al enfoque tradicional de evaluaci´n de proyectos. a o

4.6.

Restricciones de Liquidez y la Teor´ del Aceleraıa dor

Tambi´n, al igual que en el caso del consumidor, podemos pensar en el e efecto de restricciones de liquidez sobre la inversi´n. Si la empresa no tiene o acceso pleno al mercado de capitales, la inversi´n no s´lo depende del VAN o o del proyecto sino que tambi´n de sus posibilidades de financiamiento, la que e en el caso de acceso restringido al mercado de capitales depender´ tambi´n de a e los flujos de caja actuales. ¿Qu´ implicancia tiene ´sto desde el punto de vista de la inversi´n? Que el e e o nivel de actividad econ´mica actual tambi´n ser´ un determinante importante o e a de la inversi´n. Si las empresas necesitan tener un flujo de caja suficiente para o invertir, este depender´ del ciclo econ´mico y por lo tanto del nivel de actividad a o agregada. Si la econom´ est´ en un boom, habr´ mucho flujo de caja y muchos ıa a a proyectos rentables se realizar´n, incluso proyectos para los que convendr´ tal a ıa vez esperar se pueden adelantar aprovechando los excedentes de caja de las empresas. Lo opuesto pasar´ en recesiones. ıa Lo importante de considerar restricciones de liquidez es que la inversi´n o ser´ m´s sensible al nivel de actividad econ´mica, de manera an´loga a como a a o a ocurre con el consumo. El timing de los flujos de un proyecto ser´n relevantes, no s´lo su valor a o presente. Si las firmas enfrentan restricciones de liquidez elegir´n proyectos a no s´lo con VAN positivo, sino que aquellos que tengan flujos de caja m´s o a cercanos en el tiempo. Otra teor´ tradicional de inversi´n, y que en cierta medida podemos asociar ıa o a las restricciones de liquidez, es la llamada teor´ del acelerador. Esta teor´ ıa ıa

4.7. Impuestos e Inversi´n o

93

plantea que cuando la actividad econ´mica crece elevadamente las empresas o invierten m´s y esto genera un proceso acelerador que hace que este aumento a persista en el tiempo. En este caso la inversi´n depende no s´lo del nivel de o o actividad, sino que tambi´n de su tasa de crecimiento. Si la econom´ crece, e ıa esto puede liberar con mayor flexibilidad las restricciones de liquidez y hacer a las empresas invertir m´s. a Otra raz´n por la cual al tasa de crecimiento del PIB afecta positivamente o la inversi´n es porque un mayor crecimiento puede ser una se˜al de mejores o n expectativas futuras. esto a su vez puede incentivar a las empresas a invertir m´s. Esto es particularmente el caso de la inversi´n en inventarios. Si las a o empresas perciben que sus ventas aumentar´n pueden decidir aumentar sus a existencias para poder afrontar de mejor forma el crecimiento.

4.7.

Impuestos e Inversi´n o

Hay empresas que son due˜as del capital y sus utilidades est´n asociadas n a a lo que ganan al arrendar el capital (R). Dada una tasa de inter´s real r, una e depreciaci´n δ y un impuesto a las utilidades 7 τ , entonces se cumplir´: o a (1 − τ )R = PK (r + δ) Esta relaci´n dice que las firmas que arriendan el capital tendr´n que elevaro a lo para cubrir el costo de uso y los impuestos, de hecho R = costo de uso/(1 − τ ). Tal como lo muestra la figura 4.3 al agregar un impuesto para cada nivel de inversi´n se exige una mayor tasa de inter´s para poder pagar el impuesto. o e Si adem´s agregamos la existencia de un subsidio s por usar una unidad a de capital, tendr´ ıamos que: (1 − τ ) R = PK (r + δ) (1 − s) s se entiende como una tasa efectiva de subsidio por peso gastado en capital. Esta es sin duda una presentaci´n sencilla e ignora algunos aspectos imo portantes en materia de impuestos e inversi´n. Para ello nos concentraremos o en los efectos de los impuestos sobre el stock de capital deseado. Lo que es importante reconocer es que un aumento de impuestos no s´lo reduce los ino gresos de las empresas, sino que tambi´n sus costos. Simplemente piense en las e empresas cuando calculan los VAN de sus proyectos. Si todos los flujos (costos a y utilidades) tienen un impuesto parejo de τ , esto no afectar´ si el VAN es o no cero, ya que VAN/(1 − τ ) > 0 se cumple independiente del valor de τ . Tampoco afectar´ el ranking, y por lo tanto podr´ no afectar la inversi´n. a ıa o
7

En Chile el impuesto a las utilidades de primera categor´ es del 15 % ıa

94

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

r
'
r 1−τ

. ........................... . . . . . . . . . . r ..................................... . . . . . ' . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

I sin impuesto I con impuesto I

Figura 4.3: Inversi´n e Impuestos o

Las diferencias pueden provenir del hecho que las utilidades econ´micas o de las empresas no son las mismas que las utilidades desde el punto de vista contable, y por lo tanto puede introducir distorsiones.8 Supongamos una empresa que vende un bien a un precio unitario, el que produce con una funci´n, f (K) de producci´n que por simplicidad s´lo depende o o o del capital, K, y es creciente y con rendimientos decrecientes (f > 0 y f > 0). El capital se deprecia completamente en un per´ ıodo y la tasa de inter´s es r. e En consecuencia el costo del capital, asumiendo que su precios tambi´n es 1, e es 1 + r. Las utilidades “econ´micas”de la empresa (ΠE ) son: o ΠE = f (K) − (1 + r)K. Si el sistema tributario midiera las utilidades econ´micas y les cobrara un o impuesto τ a las utilidades, entonces las empresas maximizar´ (1 − τ )ΠE , ıan que es exactamente lo mismo que maximizar ΠE , en consecuencia el impuesto a las utilidades no tendr´ efectos sobre el nivel de capital deseado. En este ıa caso el capital ´ptimo est´ dado por: o a f (K) = 1 + r (4.15)

El problema es que en la realidad las utilidades para efectos contables (ΠC ) no son iguales a las econ´micas. En la pr´ctica, para efectos tributarios, a los o a
8 La referencia cl´sica a este respecto es Hall, R. y D. Jorgenson (1967). La discusi´n que aqu´ cona o ı tin´a se beneficia de valiosas discusiones con Eduardo Engel, y sigue el trabajo de Bustos, A., E. u Engel y A. Galetovic (2003).

4.7. Impuestos e Inversi´n o

95

ingresos se les descuenta el pago de intereses sobre la deuda incurrida para invertir, pero no se descuenta el costo de oportunidad cuando las empresas usan fondos propios para financiar la inversi´n. Asumiremos que la deuda de o la empresa es una fracci´n b del capital total. Es decir el costo imputable o ser´ de rbK y no rK. a Por otra parte est´ la depreciaci´n. En general a las firmas se les permite a o depreciar una fracci´n d del capital invertido. En nuestro caso, la depreciaci´n o o econ´mica es 1, pero supondremos que para efectos tributarios la depreciaci´n o o es d. Como estamos considerando inversi´n por un s´lo per´ o o ıodo, consideraremos que d puede ser mayor que 1. Esto es para contemplar la posibilidad que haya depreciaci´n acelerada9 o que haya subsidios a la inversi´n (“investment o o 10 tax credits” . Por lo tanto, el descuento por la depreciaci´n y/o compra del o capital ser´ dK. De esta forma las utilidades contables ser´n: a a ΠC = f (K) − (b + d)K. Sobre estas utilidades las empresas pagan τ en impuestos, lo que las hace e tener utilidades despu´s de impuestos de (1 − τ )ΠC . Las utilidades despu´s de e impuestos de esta empresa ser´n: a Π = (1 − τ )f (K) − (1 + r − τ (b + dr))K. (4.16)

Note que s´lo en el caso que b = 1, es decir todo el capital se financia con o deuda y en consecuencia todo su costo de intereses es descontado, y d = 1, es decir se deprecia exactamente todo el capital, las utilidades contables ser´n a iguales a las econ´micas y por lo tanto el sistema tributario no afectar´ el o a capital deseado, K ∗ . Derivando la ecuaci´n (4.16) e igualando a cero para determinar el capital o ´ptimo, llegamos a: o f (K) = 1 + r − τ (br + d) . 1−τ (4.17)

Si b = 1 y d = 1, el t´rmino 1−τ se cancela en el numerador y denominador, e y la decisi´n de capital es igual a qu si no hubieran impuestos. Claramente si o d + br < 1 + r, el capital deseado cuando hay impuestos ser´ menor que el a capital sin impuestos, y por lo tanto el sistema tributario y los aumentos de impuestos reducen el capital deseado.
En un caso de m´s de un per´ a ıodo esto consiste en imputar en cada per´ ıodo m´s de lo que corresa ponder´ de acuerdo a ciertos est´ndares que intentan reflejar c´mo el capital se va depreciando. ıa a o
10 En la pr´ctica este mecanismo permite a las empresas que cuando adquieren el capital puedan a descontar parte del gasto de impuestos, lo que ocurre antes que se deprecie. este es otro mecanismo de subsidio al capital, como es el caso de la depreciaci´n acelerada. o 9

96

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

Una manera de incentivar la inversi´n ser´ tener d > 1, lo que representa o ıa la aplicaci´n de depreciaci´n acelerada o un cr´dito tributario a la inversi´n. o o e o De hecho, se podr´ pensar en un esquema que de un cr´dito tributario a la ıa e inversi´n, financiado con un aumento a las utilidades que incentive la inversi´n. o o En general los sistemas tributarios no est´n indexados, lo que genera que a la inflaci´n reduzca la inversi´n. Por ejemplo, al imputarse la depreciaci´n o o o nominal para la depreciaci´n contable, un aumento de la inflaci´n reduce el o o valor real del capital que est´ siendo depreciado, reduciendo el capital deseado. a Otro aspecto que aqu´ no discutimos es como se determina b, par´metro ı a que hemos supuesto ex´geno. En la medida que endeudarse tiene una veno taja tributaria a usar capital propio, las empresas tendr´n un sesgo al elegir a su forma de financiamiento a favorecer la deuda por sobre el capital propio que proviene de las utilidades retenidas.11 Para esta discusi´n basta tener en o claro que los bancos en general no financiar´n el total de la inversi´n de una a o a a empresa, de modo que no podr´n elegir b = 1. Esto ser´ particularmente v´lia do para empresas peque˜as y con poca historia, que har´ a los bancos m´s n a a conservadores al prestarles. Hemos encontrado algunas condiciones bajo las cuales los impuestos a las empresas pueden no afectar, tal como se repite en las discusiones populares, la inversi´n. Sin embargo hay dos elementos muy importantes que matizan este o resultado y deben ser tomados en cuenta: Este an´lisis es de equilibrio parcial y considera s´lo como cambia la a o demanda por inversi´n con los impuestos, sin explorar lo que ocurre con o el ahorro, y m´s en general con la acumulaci´n de capital, cuando los a o impuestos a las empresas suben. Aunque el ahorro tenga una sensibilidad baja a la tasa de inter´s actual, los impuestos a las empresas afectan todo e el flujo de retornos del ahorro, lo que probablemente reduzca, en equilibrio general, la inversi´n. o Tal como discutimos en la secci´n 4.6, cuando las empresas enfrentan o restricciones de liquidez, los flujos de caja, en consecuencia las utilidades despu´s de impuestos, son importantes determinantes de la invere si´n. Cuando los impuestos suben, las utilidades de las empresas caen, y o por lo tanto tienen menos recursos disponibles para invertir. Este es un mecanismo adicional a trav´s del cual los impuestos pueden reducir la e inversi´n, por la v´ de afectar a las empresas con mayores dificultades o ıa para endeudarse.
De hecho esta es una de las razones por las cuales se plantea que el teorema de ModiglianiMiller, una de las proposiciones m´s famosas en finanzas corporativas, no se cumple. El teorema de a Modigliani-Miller plantea que las firmas est´n indiferentes en la forma de financiar su inversi´n si a o es con deuda o levantando capital.
11

4.8. Resumen

97

4.8.

Resumen

1. Las empresas tienen un nivel de capital ´ptimo, pero producto de costos o de ajuste, este capital se alcanza gradualmente, lo que permite entender la inversi´n. o 2. La inversi´n depende de: o La productividad total de los factores (A). El nivel de empleo agregado. la tasa de inter´s real. e La tasa de depreciaci´n. o Las posibles ganancias o p´rdidas de capital. e El valor de las acciones. El nivel de actividad de la econom´ (PIB) y su tasa de crecimiento. ıa La estructura de impuestos.

4.9.

Problemas

1. Inversi´n. Considere una empresa (o conjunto de empresas) que est´ cono a siderando invertir en una serie de proyectos. La empresa tiene una gran cantidad de proyectos indizados por j, con j=1, 2, 3, . . . (hay muchos proyectos y nunca se llegar´ al final as´ que no se preocupe). a ı Cada proyecto dura un per´ ıodo y contempla una inversi´n de K unidades o de un bien de capital. Las K unidades del bien de capital cuestan al momento de planificaci´n P0 , y se pueden vender al final del proyecto a o un precio conocido de antemano e igual a P1 (todo est´ medido en UF’s a para ignorar la inflaci´n). La tasa de inter´s real es igual a r por per´ o e ıodo. Cada proyecto genera un retorno de Vj , donde los Vj est´n ordenados a a ıcito suponga que de modo que V1 > V2 > V3 > .... Para ser m´s expl´ Vj = v/j. Responda: a) ¿Cu´nto es la inversi´n total si se realizan los j proyectos m´s rena o a tables (tome j como dado para responder esto)? b) Dados los par´metros anteriores, y suponiendo que P0 > P1 /(1 + r), a determine el valor de j (ignore problemas de que el valor es un entero y puede suponer una variable continua) del ultimo proyecto ´ que conviene realizar. ¿Cu´nto es la inversi´n en este caso? a o c) Discuta que ocurre si P0 < P1 /(1 + r). Le parece razonable. De argumentos econ´micos. o

98

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

2. Inversi´n y tasa de inter´s Suponga que el stock deseado de capital o e viene dado por: vY K∗ = . (4.18) R Donde v es constante y R denota el costo de arrendar capital.12 a) Suponga que el producto de la econom´ est´ fijo en Y ∗ . Determine ıa a si un incremento permanente en la tasa de inter´s tendr´ un efecto e a transitorio o permanente sobre la inversi´n. Considere tanto el cao so en que no hay costos de ajuste (capital efectivo igual a capital deseado) como el caso en que
∗ It = λ(Kt+1 − Kt ),

con 0 < λ < 1. b) La ecuaci´n de inversi´n Keynesiana supone que I = I(r), con o o I (r) < 0. ¿Es este supuesto consistente con el resultado de la parte (a)? c) Suponga ahora que el producto crece cada per´ ıodo en una cantidad fija, de modo que ∆Y = g. Suponiendo que no hay costos de ajuste, ¿cambia su respuesta a la parte (b)? 3. Inversi´n e incertidumbre En clases dijimos que parece razonable o suponer que mientras mayor es la incertidumbre menor ser´ la inversi´n. a o El problema que sigue muestra que esto no necesariamente es cierto. Suponemos que la incertidumbre que enfrenta la firma tiene su origen en que al momento de elegir su stock de capital no conoce el salario que pagar´ a sus trabajadores. En cambio, al momento de contratar los a trabajadores, s´ conoce el salario. La firma maximiza el valor esperado ı de sus utilidades. Sus utilidades, como funci´n del capital (K), trabajo o (L) y salario (w) vienen dadas por: π(w, K, L) = 2K γ/2 L1/2 − wL − K, donde 0 < γ < 1 y hemos supuesto que el precio del capital es uno. Adem´s suponemos que el salario w puede tomar dos valores, igualmente a probables, los cuales son w0 (1+α) y w0 (1−α), donde 0 < α < 1 captura el a grado de incertidumbre (mientras mayor es α, m´s incierto es el salario que deber´ pagar la firma). N´tese tambi´n que el salario esperado es a o e igual a w0 , es decir, no depende de α.
12 Por lo visto en clases, un caso particular en que se cumple (4.18) es cuando la funci´n de o producci´n de la firma es Cobb-Douglas y el precio (real) del bien que vende la firma permanece o constante.

4.9. Problemas

99

Muestre que el capital deseado por la firma es una funci´n creciente del o par´metro α. a 4. Inversi´n y costos de ajustes Suponga que la demanda por inversi´n o o de una econom´ esta dada por: ıa It = λ(K ∗ − Kt−1 ) donde K ∗ es el nivel deseado de capital que esta dado por: K ∗ = 0,1 Y R

donde Y es el producto y R es la tasa de inter´s. Se supone que no hay e depreciaci´n. Asuma que R = 0,05, λ = 0,25. o a) Interprete econ´micamente el termino λ. o b) Calcule el nivel de inversi´n del a˜o 1 si el producto de ese a˜o es o n n 400 y el stock de capital del per´ ıodo anterior es 400. c) Suponga ahora que debido a un avance tecnol´gico, el valor de λ o aumenta al doble. Como cambia su respuesta a la parte anterior. d ) De alguna intuici´n econ´mica de por qu´ su respuesta no es la o o e misma en la parte (b) y (c).

100

Cap´ ıtulo 4. Inversi´n o

Cap´ ıtulo 5

El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal
5.1. Introducci´n o

Una vez analizados los hogares, con respecto a sus decisiones de consumo, y las empresas, en cuanto a inversionistas, ahora nos concentraremos en el gobierno. El ´nfasis ser´ en aspectos contables, tanto est´ticos como de lare a a go plazo, pues ignoraremos los determinantes de su conducta. En los cap´ ıtulos anteriores formalizamos la conducta de los hogares, que maximizan su utilidad cuando toman sus decisiones de consumo, y de las empresas, que maximizan utilidades para decidir el nivel de inversi´n. Sin embargo ahora simplemente o supondremos las decisiones de gasto e impuestos son dadas. La raz´n es simpleo mente que no existe una teor´ ampliamente aceptada sobre los determinantes ıa del gasto de gobierno. Se han hecho importantes avances en esta ´rea, como la a incorporaci´n de elementos de econom´ pol´ o ıa ıtica para estudiar la conducta del gobierno, con lo cual se pueden estudiar, por ejemplo, las implicancias sobre la situaci´n fiscal de tener un r´gimen administrativo unitario, versus un sistema o e federal, y se ha mostrado que en general este ultimo sistema tiende a tener ´ una posici´n fiscal m´s d´bil. Sin embargo, es razonable suponer que el gasto o a e de gobierno y los impuestos es una variable de pol´ ıtica econ´mica y con ello o podremos estudiar en pr´ximos cap´ o ıtulos los efectos de la pol´ ıtica fiscal sobre el equilibrio macroecon´mico. o Por ahora nos concentraremos en aspectos contables, en particular en las restricciones presupuestarias que enfrenta el gobierno. En cap´ ıtulos posteriores veremos el impacto global de la pol´ ıtica fiscal. En todo caso, en la discusi´n de o este cap´ ıtulo avanzaremos en muchos temas de pol´ ıtica macroecon´mica como o es la sostenibilidad de las cuentas fiscales. Para comenzar, es preciso aclarar que la definici´n de gobierno presenta o ciertas dificultades. ¿Son las municipalidades parte del gobierno?¿y las empresas p´blicas? Las definiciones contables y estandarizaci´n de ellas las ha u o
101

102

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

hecho el FMI en su manual de estad´ ısticas financieras del gobierno.1 Para ello se define el gobierno como aquel “responsable de la implementaci´n de pol´ o ıticas p´blicas a trav´s de la provisi´n de servicios que no tienen mercado y la u e o transferencia de ingresos, apoyado principalmente por las recaudaciones obligatorias sobre otros sectores de la econom´ Por ello, en general se excluyen ıa”. empresas p´blicas. Tambi´n se excluye al sector p´blico financiero, que comu e u promete principalmente al banco central, cuyo d´ficit se le denomina como e d´ficit cuasi-fiscal. e La unidad encargada de la administraci´n central del estado, los ministerios o y todas las reparticiones directamente dependientes, se llama gobierno central. Cuando uno agrega los gobiernos locales, como es el caso de las municipalidades y estados en pa´ ıses federales, hablamos del gobierno general. Finalmente si agregamos las empresas p´blicas, hablaremos del sector p´blico no financiero. u u En este cap´ ıtulo estaremos por lo general haciendo referencia al gobierno central. En todo caso, las transferencias desde el gobierno central hacia las municipalidades, as´ como las transferencias desde las empresas p´blicas al fisco, ı u est´n incluidas ya que es operaci´n del gobierno central. Lo que no se analiza a o en el gobierno central son los presupuestos particulares de municipalidades y empresas p´blicas, pero si su interacci´n con el gobierno central. La ventaja u o de mirar el gobierno central es que tambi´n es donde hay un mayor esfuerzo de e homogeneizaci´n estad´ o ıstico, y est´n m´s claras las responsabilidades fiscales a a de las autoridades. En pa´ federales muchas veces los estados son los princiıses pales responsables de los desequilibrios fiscales, en cuyo caso es m´s relevante a hablar del gobierno general.

5.2.

Definiciones y Evidencia

Tal como discutimos en el cap´ ıtulo 2, el gasto total de gobierno tiene tres componentes principales: gasto final en consumo de bienes y servicios, que lo denotamos por G, las transferencias, representadas por T R, y la inversi´n o p´blica, Ig , que es parte de la inversi´n total, I. Los tres componentes son u o relevantes desde el punto de vista presupuestario, pero s´lo el primero y el o ultimo son los relevantes desde el punto de vista de la demanda agregada por ´ bienes y servicios finales. Ese es el consumo de gobierno y parte de la inversi´n. o Por su parte, las transferencias del gobierno al sector privado, son finalmente gastados por los consumidores. Al gasto final en bienes y servicios de consumo final del gobierno y las transferencias se le llama gasto corriente, si
El FMI ha esfuerzos dedicado a homogeneizar y dar pautas para la construcci´n de cifras o macroecon´micas. As´ por ejemplo, tiene manuales de cuentas fiscales, de balanza de pagos y de o ı cifras monetarias. Estos esfuerzo, sin embargo, abarcan cooperaci´n con otras instituciones como o son el Banco Mundial, Naciones Unidas y OECD.
1

5.2. Definiciones y Evidencia

103

a eso agregamos la inversi´n, o sea el gasto en capital, llegamos al gasto total o del gobierno. En el cuadro 5.1 se ven claramente las diferencias. El gasto en consumo final es s´lo una parte del gasto total del gobierno, al que hay que agregar la o inversi´n y las tranferencias para llegar al gasto total. Sin embargo, se podr´ o ıa dar que el gasto final del gobierno de cuentas nacionales es mayor que el gasto total, ya que el de cuentas nacionales se refiere al gobierno general y el resto de las cifras son del gobierno central.
Cuadro 5.1: Gasto, Ingreso, y Balance Presupuestario del Gobierno ( % del PIB en 1999) Pa´ ıs Gasto en consumo Gasto total Ingreso Total Balance fiscal final (Ctas. Nac.) Gob. central Gob. central Gob. central Argentina 13 17,0 14,0 -2,9 Brasil 19 26,8 24,9 -7,8 Chile 12 23,9 22,4 -1,5 M´xico e 10 15,5 13,8 -1,6 Israel 29 47,4 41,5 -2,1 Rep. Korea 10 17,4 20,0 -1,3 Malasia 11 19,7 23,1 2,9 Polonia 15 35,2 32,5 -0,8 Rep. Checa 20 35,5 33,1 -1,6 Alemania 19 32,6 31,3 -0,9 Francia 24 46,2 41,4 -3,5 Gran Breta˜a n 18 36,4 36,4 0,0 Irlanda 14 33,0 31,9 0,7 Italia 18 41,9 41,3 -1,6 Suecia 27 39,5 39,6 0,1 Canad´ a 19 21,4 22,2 1,0 EEUU 14 19,3 20,6 1,3
Fuente: Banco Mundial, World Development Indicators 2001, en base a datos del FMI.

La composici´n del gasto del gobierno central se presenta en el cuadro 5.2. o Ah´ se observa que en pr´cticamente todos los pa´ ı a ıses, salvo Malasia, el gasto en transferencias y subsidios directos es en torno a la mitad o a´n m´s del gasto u a total. La principal transferencia son los gastos en seguridad social, en particular el pago de pensiones. El gasto en bienes y servicios es cerca de un quinto a un a tercio del gasto total. De nuestra discusi´n del cap´ o ıtulo 2 se recordar´ que no s´lo el gasto en bienes y servicios es parte del gasto en consumo final, ya que o tambi´n se deben agregar los salarios pagados por el sector p´blico. La idea es e u que como el gobierno produce bienes que no tienen mercado, la medici´n de o

104

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

dichos servicios sin mercado se hace sobre la base del costo de producirlos, el que se aproxima por los salarios pagados para producirlos .2 Abusando de la notaci´n llamaremos G al gasto total del gobierno, para o ahorrarnos llevar separadamente las transferencias, y T a sus ingresos, principalmente tributarios. Si adem´s el gobierno tiene una deuda neta de Bt a a comienzos del per´ ıodo t y paga una tasa de inter´s de i, llegamos a que el e d´ficit fiscal global, DF , corresponde a: e DFt = Gt + iBt − Tt . (5.1)

Si DF es negativo, entonces corresponde a un super´vit. Como se puede a observar de esta ecuaci´n, el d´ficit puede ser alto no s´lo porque el gasto no o e o financiero supera a los ingresos, sino porque el pago de intereses puede ser elevado. Este ultimo a su vez puede ser elevado porque la tasa de inter´s que ´ e se paga por la deuda p´blica es alta, t´ u ıpico caso de pa´ Latinoamericanos, ıses o porque el volumen de la deuda p´blica es elevado, t´ u ıpico caso en pa´ ıses europeos. Tal como ya lo hemos discutido para el caso de los hogares, si alguien gasta m´s (menos) de lo que tiene de ingresos, entonces debe endeudarse (prestar) a por la diferencia. Esto significa que el d´ficit fiscal del gobierno corresponde e a sus necesidades de financiamiento, o sea a lo que se “endeuda”, o m´s bien a en lo que aumenta su stock de pasivos. Los pasivos netos del gobierno son denotados por B, entonces la restricci´n presupuestaria es: o DFt = Bt+1 − Bt = Gt + iBt − Tt . (5.2)

Debemos aclarar que otra fuente de financiamiento es la creaci´n de dinero o (impuesto inflaci´n) que se presentar´ en el cap´ o a ıtulo 16. Mientras no hayamos incluido el dinero, el financiamiento inflacionario lo podemos pensar como parte de T . Si los datos fiscales son dif´ ıciles de comparar, m´s dif´ es tener buenas a ıcil cifras para deuda p´blica. Tal como vimos, un importante componente de u la trasferencias son las pensiones. Como contraparte, los gobiernos tiene una significativa deuda previsional en la medida que cuando la gente va jubilando se deben pagar las pensiones. Como medirlo no es obvio, adem´s que depende a del esquema de funcionamiento del sistema de pensiones, si se financia con impuestos corrientes, si es privado, etc. Por otra parte, B representa deuda neta (o m´s en general pasivos netos). a De la deuda bruta debemos descontar los activos del gobierno, como por ejemplo las reservas internacionales y los dep´sitos que tiene en el sistema financiero o
Se debe agregar adem´s que se deben hacer ajustes para tener una estimaci´n de del gasto a o desde el punto de vista de la demanda agregada.
2

5.2. Definiciones y Evidencia Cuadro 5.2: Composici´n del Gasto Total del Gobierno Central o ( % del total en 1999) Pa´ ıs Bienes y Salarios Pago de Subsidios Gasto de servicios intereses y otras capital transferencias Argentina 20 15 17 57 6 Brasil 22 12 14 62 2 Chile 28 20 1 54 16 M´xico e 24 17 16 49 11 Israel 33 15 12 49 6 Rep. Korea 27 13 3 49 22 Malasia 42 26 12 24 23 Polonia 15 8 9 72 4 Rep. Checa 14 8 3 74 9 Alemania 31 8 7 57 4 Francia 24 16 7 65 4 Gran Breta˜a n 29 6 8 59 4 Irlanda 18 13 13 61 9 Italia 20 16 15 59 6 Suecia 18 6 11 69 2 Canad´ a 18 8 16 65 2 EEUU 21 8 14 61 5
Fuente: Banco Mundial, World Development Indicators 2001, en base a datos del FMI. Por diversos ajustes y no inclusi´n de informaci´n menor los totales no suman 100. o o

105

y el banco central. Las diferencias pueden no ser menores como se muestra en el caso de Chile en el cuadro 5.3. Estas cifras muestran la importante reducci´n de la deuda que ocurri´ duo o rante los noventa, producto del acelerado crecimiento y la fortaleza de las cuentas fiscales. Esta situaci´n se ha debilitado en los ultimos a˜os producto o ´ n del d´ficit fiscal, resultado en parte importante por el menor crecimiento de e la econom´ Las cifras m´s recientes muestran que al consolidar con el Banco ıa. a Central se observa una reducci´n en el monto global producto del debilitao miento del peso lo que ha mejorado su situaci´n patrimonial. Esto es producto o que el Banco Central tiene una posici´n activa en d´lares, es decir tiene m´s o o a d´lares en el activo que pesos en el pasivo. o En el cuadro 5.4 se muestran la cifras de deuda p´blica bruta de un conjunto u de pa´ emergentes. Tambi´n se presentan los pasivos financieros brutos, un ıses e concepto m´s general y que da una mejor visi´n del financiamiento global a o del gobierno, de un grupo de pa´ ıses de la OECD. De este cuadro, m´s los a

106

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

Cuadro 5.3: Deuda P´ blica Gobierno Central: Chile u ( % del PIB) 1990 1995 2000 2001 2002 (junio) Deuda P´blica Bruta u 43,0 17,7 13,9 15,6 17,0 Deuda P´blica Neta u 36,4 8,4 7,1 9,3 10,7 Deuda Consolidada Gobierno central y Banco Central 41,2 12,6 9,8 8,8 9,1
Fuente: Ministerio de Hacienda y Banco central.

antecedentes de 5.3, se ve por qu´ pa´ e ıses como Chile, Corea, y en menor medida Polonia, gastan menos en intereses: porque tiene menores niveles de deuda p´blica.3 En los pa´ desarrollados, a pesar de enfrentar bajas tasas u ıses de inter´s, se puede entender por qu´ pa´ como Suecia y Estados Unidos, e e ıses y en menor medida Reino Unido, destinan una mayor parte de sus gastos a pago de intereses. En el caso de B´lgica, cuyos pasivos superan el valor de su e PIB, y que no est´ en el cuadro 5.2, el 16 % de los gastos de gobierno est´n a a destinados a pagar intereses.
Cuadro 5.4: Deuda y Pasivos Financieros Brutos (Gobierno General % del PIB) Deuda Pasivos financieros Pa´ emergentes 2000 Pa´ industriales ıses ıses 2000 Corea 21,9 Australia 26,7 Hungr´ ıa 58,8 B´lgica e 109,3 Malasia 61,4 Estados Unidos 69,4 M´xico e 46,2 Jap´n o 123,2 Polonia 28,9 Suecia 62,1 Tailandia 57,3 Reino Unido 53,8
Fuente: Ministerio de Hacienda de Chile sobre datos de FMI, OECD y Moody’s.

Si la deuda p´blica est´ expresada en t´rminos nominales, como impl´ u a e ıcitamente se ha supuesto en (20.16), un tema importante, y que siempre despierta controversia, es si uno debiera medir el pago de intereses con la tasa de inter´s e e nominal, tal como est´ en (20.16), o con la tasa de inter´s real, r, es decir rBt a en vez de iBt . Este tema no es menor y ha surgido de la discusi´n en pa´ de o ıses a alta inflaci´n, donde la diferencia entre i y r es importante. Lo m´s correcto o
3 Hay que notar que las cifras no dan una visi´n exacta porque son deuda bruta, y no neta de o reservas internacionales u otros activos, y las cifras del cuadro 5.2 son % del total de gastos y no del total del PIB.

5.2. Definiciones y Evidencia

107

ser´ usar la tasa de inter´s real, ya que la deuda pierde valor cuando hay inıa e flaci´n, es decir se amortiza, por lo tanto los requerimientos reales disminuyen. o Sin embargo, sus necesidades de financiamiento incluyen el pago nominal de intereses. Para analizar este punto podemos arreglar la ecuaci´n 20.16. Se define con o 4 letras min´sculas a los valores reales (xt = Xt /Pt ). Adem´s se debe advertir u a a el hecho que Bt+1 /Pt es igual a bt+1 (1 + πt ), donde 1 + πt es uno m´s la tasa de inflaci´n del per´ o ıodo t (Pt+1 /Pt ). En consecuencia se puede dividir ambos lados de la ecuaci´n (20.16) por Pt para expresarla en t´rminos reales, con lo o e que se llega a: 1+i g − tt + bt . bt+1 = t (5.3) 1 + πt 1 + πt Como se ve de la relaci´n anterior la tasa de inter´s relevante es la tasa de o e inter´s real. Usando la aproximaci´n que (1 + a1 )/(1 + a2 ) ∼ 1 + a1 − a2 , y que e o i − π es la tasa de inter´s real, podemos escribir la restricci´n presupuestaria e o 5 de la siguiente forma: bt+1 − bt = gt − tt + rbt . 1 + πt (5.4)

Lo que muestra que la tasa de inter´s relevante deber´ ser la tasa real.6 e ıa Sin embargo, para justificar el uso de la tasa de inter´s nominal se puede e argumentar que los recursos que el fisco demanda a los mercados financieros (sus necesidades de financiamiento) est´n dados por el lado derecho de la a e o (20.16), que usa la tasa de inter´s nominal, aunque la inflaci´n reduzca el valor real de la deuda. Para efectos de la discusi´n en este cap´ o ıtulo asumiremos que la inflaci´n o es cero, de modo que i = r, por cuanto no consideraremos el efecto de la inflaci´n sobre el presupuesto, tema que ser´ relegado al cap´ o a ıtulo 16 una vez que hayamos introducido dinero en la econom´ ıa. Otro concepto importante, y que ser´ central en la discusi´n m´s adelante, a o a es el d´ficit primario o tambi´n llamado d´ficit operacional, D, el cual excluye e e e el pago de intereses. Esto es: Dt = Gt − Tt ,
4

(5.5)

Peque˜ o detalle de notaci´n para el resto de este cap´ n o ıtulo: usamos x para la variable en t´rminos e reales, y no x, puesto que esto ultimo lo usaremos para denotar variables con respecto al PIB. Es ´ decir, por ejemplo, b es deuda real y b ser´ deuda sobre PIB. a En rigor es tasa de inter´s real ex-post y no esperada, que es la relevante para la tasa de inter´s e e real, en consecuencia esta es una tasa real ex-post. La raz´n es simplemente que lo que deprecia el o valor de la deuda es la inflaci´n efectivo y no esperada. o Si la restricci´n presupuestaria la hacemos en tiempo continuo, no necesitar´ o ıamos hacer la aproximaci´n. Esto es lo que se hace con el dinero en el cap´ o ıtulo 16.
6 5

108

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

el que en t´rminos reales es: e dt = gt − tt . (5.6)

Cuadro 5.5: Composici´n del Ingreso Total del Gobierno Central o ( % del total en 1999) Pa´ ıs Impuestos Ingresos Directos Seguridad Bienes y Comercio Otros no social servicios internac. tribut. Argentina 16 24 42 6 1 11 Brasil 20 34 21 3 4 17 Chile 17 7 47 7 4 18 M´xico e 37 11 58 4 1 11 Israel 36 14 31 1 4 14 Rep. Korea 27 9 34 6 10 14 Malasia 36 1 26 13 5 18 Polonia 19 29 38 3 1 11 Rep. Checa 14 44 36 2 1 3 Alemania 15 48 20 0 0 16 Francia 20 42 29 0 4 6 Gran Breta˜a n 40 17 31 0 7 5 Irlanda 42 13 37 0 4 4 Italia 36 30 24 0 3 7 Suecia 14 33 27 0 15 11 Canad´ a 54 20 16 1 0 9 EEUU 56 32 4 1 1 6
Fuente: Banco Mundial, World Development Indicators 2001, en base a datos del FMI. Por diversos ajustes y no inclusi´n de informaci´n menor los totales no suman 100. o o

Para finalizar con la descripci´n de los datos, el cuadro 5.5 presenta la o composici´n de los ingresos del gobierno. La variabilidad entre pa´ es signio ıses ficativa. En un extremos, Estados Unidos y Canad´ recaudan m´s de la mitad a a de sus ingresos por la v´ de impuestos directos (a las personas y empresas), ıa mientras en los pa´ de Am´rica Latina y algunos europeos su participaci´n es ıses e o menor al 20 %. En estos pa´ ıses, la recaudaci´n tributaria descansa mucho m´s o a en impuestos a los bienes y servicios, como es el IVA. Tambi´n hay una recaue daci´n importante por los impuestos a la seguridad social, aunque en lugares o como Chile, donde el grueso de la poblaci´n que cotiza, lo hace en sus cueno tas personales, por lo tanto no pasa por el presupuesto p´blico. Aqu´ vemos u ı como los arreglos institucionales de los pa´ pueden afectar la interpretaci´n ıses o de las cifras, aunque los conceptos sean similares. Donde hay sistema estatal

5.3. Restricci´n Presupuestaria Intertemporal o

109

de seguridad social, el sistema tiene similitudes desde el punto de vista fiscal con el sistema privado en la medida que el impuesto en un sistema de reparto estatal es similar a un ahorro colectivo que financia a los jubilados. Por ultimo se debe notar que el hecho que haya una importante recaudaci´n ´ o por impuestos al comercio internacional, principalmente aranceles, adem´s de a impuesto a las exportaciones, no significa que la econom´ tenga aranceles ıa altos. Lo que puede ocurrir es que los impuestos al comercio exterior tengan una base amplia, es decir si las importaciones son elevadas, incluso un arancel bajo provocar´ una recaudaci´n significativa. Esos pueden ser los casos de a o Chile, Corea y Malasia.

5.3.

Restricci´n Presupuestaria Intertemporal o

Puesto que asumiremos que no hay inflaci´n, podemos escribir la restricci´n o o presupuestaria del gobierno asumiendo que paga un inter´s real r, igual al e nominal, sobre su deuda. La restricci´n presupuestaria en cada per´ o ıodo ser´: a Bt+1 − Bt = Gt + rBt − Tt , (5.7)

y es v´lida tanto en t´rminos nominales como reales (Pt+1 = Pt ). Para detera e minar la restricci´n intertemporal del gobierno podemos integrar (5.7) hacia o adelante tal como lo hicimops en le cap´ ıtulo de consumo para los individuos. Partiendo un per´ ıodo hacia adelante tenemos que: (1 + r)Bt = Tt − Gt + Tt+1 − Gt+1 Bt+2 + . 1+r (1 + r)2

Siguiendo as´ llegamos a la siguiente expresi´n: ı, o (1 + r)Bt = Tt+s − Gt+s Bt+N +1 + l´ ım . s N →∞ (1 + r)N (1 + r) s=0

Lo b´sico de esta ecuaci´n es que para que el fisco sea solvente, el ultimo a o ´ t´rmino debe ser igual a cero, es decir en el largo plazo la deuda p´blica debe e u crecer m´s lento que la tasa de inter´s. Por ejemplo, si la deuda crece a θ, se a e tendr´ que el ultimo t´rmino ser´: Bt+1 [(1 + θ)/(1 + r)]N , y la condici´n para a ´ e a o que converja a cero es que θ < r. Esto elimina la posibilidad que el gobierno entre en un “esquema Ponzi”, es decir que por ejemplo tenga un d´ficit primario permanente y para cubrirlo en e conjunto con los los intereses, se endeude indefinidamente. La deuda la va adquiriendo para pagar la deuda previa y cubrir su d´ficit. En este caso la deuda e crece m´s r´pido que el pago de intereses, y en alg´n momento el gobierno no a a u ser´ capaz de pagar. Basta que un prestamista desconf´ o simplemente que se a ıe, acaben los que ya est´n dispuestos a prestar, para que no se pueda seguir con e

110

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

este esquema. En este caso los acreedores no podr´n ser pagados, y al ver que a esa posibilidad es muy cierta, nadie va a querer prestar. Esto no es m´s que la a historia de las cadenas de carta donde el ultimo de la lista tiene que enviarle ´ dinero a los anteriores. En alg´n momento la cadena se corta y el esquema es u insostenible. Esto se conoce como esquema de Ponzi (“Ponzi game”), en honor (¿honor?) a un famoso embaucador en Boston a principios del siglo XX, que estaf´ a muchos usando este esquema. Charles K. Ponzi, inmigrante italiano en o Boston, ide´ un sistema donde ped´ prestado, promet´ retornos de 50 % en o ıa ıa 90 d´ los que pagaba con los nuevos depositantes que llegaban a su negocio ıas, llegando a tener 40000 participantes. En un per´ ıodo menor a un a˜o, desde n fines de 1919, su esquema creci´, lo hizo rico, y explot´. El resto de su vida lo o o pas´ entre la c´rcel, o con otros creativos negocios financieros cuando estuvo o a libre, para morir pobre en 1949. La condici´n de que no haya esquema Ponzi, o o condici´n no-Ponzi, es la condici´n de solvencia. o o En consecuencia, solvencia requiere que la deuda no “explote”en valor presente. Con lo que llegamos a la siguiente restricci´n intertemporal: o
∞ Tt+s − Gt+s Dt+s (1 + r)Bt = =− = V P (super´vit primario). a s s (1 + r) s=0 s=0 (1 + r) (5.8) La que nos dice que el valor presente del super´vit fiscal primario debe ser a ıa igual a la deuda neta.7 Por lo tanto, en una econom´ donde el gobierno tiene una deuda (pasivos) neta (netos) positiva, no podr´ tener permanentemente a un d´ficit primario o incluso equilibrio, por cuanto deber´ generar super´vits e a a primarios para pagar la deuda. De esta discusi´n quedara claro la importancia que tiene el concepto de o d´ficit fiscal primario. Pero, podemos ver tambi´n que le pasa al d´ficit global, e e e es decir agregando el pago de intereses. Suponga que la autoridad desea tener un super´vit primario constante e igual a D. Usando el hecho que la sumatoria a del lado derecho de (5.8) es D(1+r)/r, tenemos que el super´vit primario debe a ser: D = rBt , ∞

es decir el super´vit debe ser igual al pago de intereses sobre la deuda, lo a que implica que el presupuesto global debe estar balanceado. Veremos en la pr´xima secci´n que agregando crecimiento econ´mico es posible que en el o o o largo plazo haya un super´vit primario pero un d´ficit global. a e Mirar adem´s la restricci´n intertemporal tiene la ventaja que nos muestra a o claramente que no existe una pol´ ıtica fiscal gratis: es decir subir gastos o bajar
Para ser m´s preciso se debe decir la deuda neta m´s los intereses del per´ a a ıodo, pero tambi´n e podr´ ıamos pensar que es la deuda a fines del per´ ıodo, suponiendo que se cargan autom´tico los a intereses. Todos estos detalles son el resultado de las convenciones que se usan para cuando se hacen los gastos y como se definen los stocks.
7

5.3. Restricci´n Presupuestaria Intertemporal o

111

impuestos, sin que esto signifique hacer un movimiento compensatorio en el futuro. Si un gobierno decide bajar impuestos hoy, sin tocar el gasto fiscal, la unica forma de hacer esto es con alguna compensaci´n futura, ya sea subiendo ´ o m´s los impuestos en el futuro, o bajando el gasto futuro. a Lo mismo ocurre por el lado del gasto. Si un gobierno decide subir el gasto sin subir los impuestos, lo unico que est´ haciendo es o bajar el gasto en el ´ a futuro para compensar, o postergar el alza de impuestos. Con este mismo esquema podemos discutir el rol fiscal de las privatizaciones. Las empresas p´blicas son parte de B, es decir su valor es descontado de u la deuda bruta. Las empresas p´blicas son activos del gobierno, las que deben u ser descontadas de la deuda bruta, para medir pasivos netos y no simplemente deuda, que es uno de los muchos pasivos. La forma de verlo aqu´ sin otra conı, sideraci´n, es que vender activos es equivalente a aumentar la deuda. Si el fisco o vende una empresa para financiar un agresivo programa de gastos significa que tarde o temprano, tal como lo indica (5.8), tendr´ que subir los impuestos o a 8 bajar el gasto. Sin embargo, despu´s de esta visi´n m´s bien cr´ e o a ıtica, podemos pensar en dos razones que pueden justificar una privatizaci´n por razones macro-fiscales. o En primer lugar, si el fisco no se puede endeudar porque por ejemplo no tiene credibilidad en los mercados financieros internacionales, o ya est´ muy endeua dado y le cuesta muy caro seguir endeud´ndose, una alternativa m´s barata a a puede ser vender activos. Esto significa que el r que paga la deuda es muy u alto respecto del r que redit´a la empresa, o sea la deuda es muy cara. Este es el t´ ıpico caso en pa´ Latinoamericanos que han debido privatizar empresas ıses para resolver sus problemas fiscales. En este caso la privatizaci´n constituye o un financiamiento m´s barato, o el unico posible. Este es el t´ a ´ ıpico caso de econom´ emergentes sin acceso a los mercados financieros internacionales. ıas En segundo lugar, en la medida que el sector privado le pueda sacar m´s a rentabilidad a estos activos, significar´ que el valor que le asigna el privado a a la empresa es mayor que lo que vale en manos del estado. En este caso parte de la recaudaci´n por privatizaci´n podr´ ser contabilizada como “ino o ıa gresos”provenientes de vender activos. Lo que ocurre en este caso esque el r que redit´a para el fisco es menor que el del sector privado, y en consecuencia u este ultimo estar´ dispuesto a pagar m´s de lo que vale para el estado la em´ a a presa. Esto es similar al caso anterior de dificultades de financiamiento, pero mirando a la rentabilidad relativa de este activo para el sector privado versus el p´blico, en vez de la rentabilidad relativa para el fisco. Es por ello, que u contablemente s´lo una parte de los ingresos por privatizaciones se podr´ o ıan incorporar como financiamiento v´ ingresos corrientes (es decir en conjunto ıa con los impuestos), y corresponde a esta ganancia de capital. Contablemente
Por lo anterior, y tal como se discute en la secci´n 5.7, las privatizaciones son parte del finano ciamiento y no gasto y por ello van “bajo la l´ ınea”.
8

112

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

se puede medir como el valor de la venta por sobre el valor libro de la empresa. Este ingreso extra proviene de un cambio de composici´n de activos y pasio vos. Sin embargo, hay que ser cuidados ya que el valor libro es un concepto contable que usamos para aproximar el valor econ´mico de la empresa “en o manos del Estado”, lo que puede ser una muy mala aproximaci´n, y tal vez o podr´ incluso ser preferible no contabilizar ning´n ingreso, lo que asume que ıa u el valor para el fisco es igual que el de mercado. esto ser´ el caso de venta de ıa acciones minoritarias que tenga el estado en alguna empresa, ya que se supone que el valor de las acciones refleja el valor de mercado, por lo tanto no habr´ ıa ganancia de capital. Finalmente, el problema no es tan simple, porque muchas veces los gobiernos, como manera de hacer m´s atractivas las privatizaciones las sobre-venden, a es decir empiezan a regalar bastante m´s de este ingreso extra. Lo que la resa tricci´n intertemporal nos ense˜a, es que de ser este el caso, habr´ que subir o n a impuestos en el futuro, o bajar el gasto. Por ultimo, otros conceptos importantes son las diferencias entre solvencia ´ y liquidez. En el caso de gobiernos, la discusi´n usual es si su posici´n fiscal o o tiene problemas de solvencia (o tambi´n llamado sostenibilidad) o liquidez. e Como ya se mencion´ la idea de solvencia tiene que ver con la capacidad o de pago en el largo plazo. Siempre habr´ que ser solvente, lo que ocurre es a que la posici´n fiscal se puede cuestionar en el sentido que “a las actuales o tendencias” las expectativas de d´ficit primario no es sostenible, es decir la e deuda podr´ crecer exponencialmente. En consecuencia se esperar´ que el ıa a gobierno realize alg´n ajuste en sus cuentas que sit´en la evoluci´n futura del u u o d´ficit en una posici´n de sostenibilidad. Sobre este tema y la din´mica de la e o a deuda no referiremos en la siguiente secci´n. o La idea de problema de liquidez tiene que ver con la restricci´n intratemo a o o poral (5.7), m´s que con la satisfacci´n de la restricci´n intertemporal (5.8). Lo que en este caso ocurre es que a pesar de que la posici´n fiscal sea solvente, o puede no haber financiamiento para cerrar el d´ficit presente. Por lo tanto, es e un problema que tiene que ver m´s con el financiamiento de corto plazo de los a desequilibrios, que con la capacidad de pagar el total de la deuda en el largo plazo. Estas discusiones han estado por lo general presentes cuando los pa´ ıses enfrentan crisis externas y dificultades para financiar sus necesidades fiscales.

5.4.

Din´mica de la Deuda P´ blica y Efectos del Crea u cimiento

En materia de din´mica de deuda, y m´s en general en temas de solvencia, a a en general el foco de an´lisis es el nivel de deuda p´blica respecto del PIB. Este a u an´lisis, conocido tambi´n como la aproximaci´n contable a la sostenibilidad, a e o

5.4. Din´mica de la Deuda P´blica y Efectos del Crecimiento a u

113

es ampliamente usado por el FMI y Banco Mundial, as´ como los bancos de ı inversi´n, para estudiar la sostenibilidad y din´mica de la posici´n fiscal de los o a o pa´ ıses. Para analizar la raz´n deuda-PIB re-escribiremos la restricci´n presupueso o taria de cada per´ ıodo en funci´n de las variables medidas como porcentaje del o PIB. Usaremos τt para denotar los impuestos como porcentaje del PIB, lo que es aproximadamente la tasa de impuesto promedio. Dividiendo (20.16) por el PIB en el per´ ıodo t, Yt 9 se llega a: Bt+1 − bt = gt − τt + rbt . Yt Usando γ para denotar la tasa de crecimiento del PIB, y notando que 1+γ = Yt+1 /Yt , llegamos a la siguiente expresi´n para la restricci´n presupuestaria: o o bt+1 − bt = dt r−γ + bt . 1+γ 1+γ (5.9)

Esta ecuaci´n permite discutir el tema de sostenibilidad desde otro ´ngulo al o a de la condici´n de no-Ponzi de la secci´n anterior. o o Se entiende que la posici´n fiscal es sostenible cuando la raz´n deudao o producto converge a un estado estacionario. En cambio, es insostenbible cuando dicha raz´n diverge. Una primera condici´n que usaremos es que la tasa o o de inter´s real es mayor que la tasa de crecimiento, de otra forma, como se e observa en (5.9) cualquier evoluci´n del d´ficit primario dar´ solvencia, puesto o e ıa que la deuda como raz´n del PIB tender´ a desaparecer como resultado del o ıa acelerado crecimiento. En otras palabras, no habr´ propiamente una restricıa ci´n presupuestaria, por lo tanto un supuesto razonable, y consistente con lo o que estudiaremos en teor´ del crecimiento, es que r > γ. Este es un supuesto ıa de largo plazo, ya que el buen desempe˜o econ´mico puede llevar a muchas n o econom´ a crecer m´s r´pido que la tasa de inter´s, como qued´ ilustrado ıas a a e o para el caso de Chile en los 90 en la discusi´n anterior. Otra nota de cautela o es que hemos supuesto que la tasa de inter´s es constante. Es f´cil extender el e a an´lisis a tasas de inter´s variable, lo que adem´s es m´s realista, sin embargo a e a a complica la notaci´n. o El estado estacionario est´ dado por la raz´n b que hace que bt+1 = bt , es a o decir: d = −(r − γ)b. (5.10)

De esta simple expresi´n, que relaciona la deuda con el d´ficit primario y las o e tasas de inter´s y crecimiento, podemos sacar varias conclusiones interesantes: e
Da lo mismo si es nominal o real ya que asumimos que no hay inflaci´n, en casos m´s generales o a s´lo hay que ser consistente en el numerador y denominador. o
9

114

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

Dado un nivel de deuda positiva, es necesario generar un super´vit pria mario en estado estacionario para financiar la deuda. Sin embargo, puede haber un d´ficit global, cuyo valor es creciente con la tasa de crecimiento. e El d´ficit global como proporci´n del PIB es d+rb, que corresponde a γb. e o Lo que ocurre es que el crecimiento econ´mico “paga”parte de la deuda o y permite tener un d´ficit global. e Dado un nivel de deuda, el requerimiento de super´vit primario para a garantizar sostenibilidad es creciente con el nivel inicial de esta deuda y la tasa de inter´s, y decreciente con el crecimiento del PIB. Por ejemplo, e un pa´ con deuda en torno al 60 % del PIB, como el objetivo de largo ıs plazo en la Uni´n Monetaria Europea, con una tasa real de 6 %, similar a o una tasa larga nominal de papeles del tesoro de los EEUU, y crecimiento del PIB nominal de 5 %, necesitar´ generar un super´vit primario de 0,6 % a a del PIB. En cambio, una econom´ con deuda de 40 % del PIB, pero con ıa una tasa de inter´s alta, por ejemplo 10 % real y con el PIB creciendo en e t´rminos reales a 4 %, necesitar´ generar un super´vit primario de 2,4 % e a a para sostener dicho nivel de deuda. Claramente la diferencia es la tasa de inter´s a la que se puede endeudar. e Mirado desde el otro lado, dado un super´vit primario, las econom´ a ıas que crecen m´s converger´n a una mayor relaci´n deuda-PIB, producto a a o de que el crecimiento permite “pagar”parte del servicio de dicha mayor deuda. Lo contrario ocurre con la tasa de inter´s, ya que para que haya e sostenibilidad, el elevado nivel de tasas s´lo permitir´ alcanzar menores o a niveles de deuda. esto permite explicar, en parte, por qu´ los pa´ en e ıses desarrollo, que enfrentan mayores tasas de inter´s que los desarrollados, e tienen tambi´n menores niveles de deuda-PIB, y los mercados son mucho e m´s exigentes en el nivel al cual hay dudas sobre la sostenibilidad. a En general, existe incertidumbre acerca de la evoluci´n futura de las cifras o fiscales y para eso, es muy usual ver ejercicios de sostenibilidad analizando al din´mica de la deuda basados en ecuaciones como (5.9). Estos ejercicios pera miten hacer variar el perfil de crecimiento y tasas de inter´s en el tiempo, y las e simulaciones ofrecen bastante flexibilidad para estudiar escenarios alternativos de ajuste y din´mica. a La figura 5.1 ilustra un ejemplo de an´lisis de sostenibilidad. Se asume una a econom´ con serios problemas de financiamiento, que enfrenta una tasa de ıa inter´s internacional de 15 % real y su producto est´ cayendo en un 5 %. Al a˜o e a n siguiente la tasa de inter´s comienza a bajar gradualmente hasta llegar a 8 % el e sexto a˜o. El producto crece a 2 % al a˜o siguiente y se recupera gradualmente n n hasta un 4 %. El gobierno se compromete a un super´vit primario bastante a elevado, de 4 % del PIB. La figura muestra dos alternativas, de acuerdo al

5.4. Din´mica de la Deuda P´blica y Efectos del Crecimiento a u

115

nivel inicial de deuda. Si la deuda inicial es de 80 % del PIB, la situaci´n o es insostenible y la raz´n deuda-PIB explota. La deuda es impagable en el o escenario descrito. Para que la raz´n deuda-PIB comience a caer, lo que ocurre o el el a˜o 6, es necesario un 6 % de super´vit primario. De no ser posible esto n a habr´ que reprogamar con algunos premios o simplemente condonar parte de a la deuda, para que as´ la situaci´n fiscal sea sostenible con un 4 % de super´vit ı o a primario.
110

100

Deuda/PIB (%)

90

80

70

60

50 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 Período 60 80

Figura 5.1: Din´mica de Deuda a

Si la deuda inicial es de 60 % del PIB, la deuda comienza a estabilizarse una vez que las tasas de inter´s empiezan a bajar y a retomar el crecimiento. e Pero incluso en este caso hay que esperar a que los indicadores mejoren. Un super´vit permanente de 4 % permite sostener una deuda de 100 % del PIB, a lo que no parece razonable. M´s bien, uno deber´ pensar que una vez que a ıa la econom´ se estabilice a niveles de 65 % del PIB, el super´vit primario se ıa a ajuste a un nivel de 2,6 % del PIB para seguir sirviendo la deuda y que esta se mantenga constante a niveles de 65 % del PIB. Este es un ejercicio extremadamente simple, pero sirve para mostrar la utilidad de este enfoque. En la vida real hay que ser mucho m´s detallado en a el an´lisis, en particular en pa´ a ıses en desarrollo, donde parte importante de su deuda est´ en moneda extranjera, y por lo tanto el tipo de cambio es una a variable relevante a la hora de medir sostenibilidad fiscal. Por ultimo, es necesario distinguir la medici´n de solvencia de acuerdo a ´ o

116

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

la restricci´n presupuestaria intertemporal, que requiere que no haya esquema o Ponzi, y la de estabilidad de la raz´n deuda-PIB. Claramente, esta ultima es o ´ m´s restrictiva. La anterior, esquema no-Ponzi, requer´ que la deuda no crea ıa ciera tan r´pido, y es f´cil ver que cuando asumimos crecimiento del producto, a a y de acuerdo a la ecuaci´n (5.9), requerir´ que la raz´n deuda-PIB no crezo ıa o ca m´s r´pido que r − γ. En todo caso, y dadas las incertidumbres sobre los a a cursos futuros de la pol´ ıtica fiscal, un escenario de estabilidad en la relaci´n o deuda-producto parece razonable. ¿En qu´ nivel? depender´ de cada pa´ pero e a ıs, como la evidencia indica, para pa´ en desarrollo es claramente menor por la ıses mayor carga financiera que implica esta deuda.

5.5.

Equivalencia Ricardiana

Un tema importante cuando se ve la restricci´n intertemporal del gobierno o y se combina con la restricci´n intertemporal de los individuos, es la conocida o equivalencia ricardiana. En la realidad su validez es muy discutible, en particular en econom´ en desarrollo. Sin embargo es una primera aproximaci´n ıas o muy util para pensar en el impacto intertemporal de la pol´ ´ ıtca fiscal. Esta dice que cualquier cambio en el timing de los impuestos, es decir por ejemplo bajar transitoriamente impuestos hoy, financiar con deuda y repagarla en el futuro, no tiene efectos sobre la econom´ en particular sobre las deciıa, siones del p´blico. De ah´ que se pueda argumentar que, en base a esta idea, u ı la deuda p´blica no es riqueza agregada ya que al final hay que pagarla, y lo u que la restricci´n del gobierno nos dice es que se har´ con impuestos. Obviao a mente tener deuda p´blica es poseer un activo que genera una remuneraci´n, u o pero desde el punto de vista agregado no es riqueza neta sino pr´stamos entre e gobierno y privados, y el gobierno le cobrara impuestos a los privados para servir la deuda. Para ver la l´gica de este argumento, podemos apelar a las restricciones ino tertemporales de los individuos, ecuaci´n (3.5) y la del gobierno (5.8). Supono dremos que el individuo vive hasta el infinito y sus activos A, est´n divididos en a deuda p´blica, B, y otros activos, AA. Entonces, la restricci´n presupuestaria u o de los individuos es:
∞ Y t+s − Tt+s Ct+s = + (1 + r)(Bt + AAt ). s (1 + r)s s=0 s=0 (1 + r) ∞

(5.11)

Ahora bien, si combinamos la restricci´n presupuestaria del gobierno (5.8) o (la primera igualdad), llegamos a:
∞ Y t+s − Gt+s Ct+s = + (1 + r)AAt . s (1 + r)s s=0 s=0 (1 + r) ∞

(5.12)

5.6. Ciclo Econ´mico y Balance Estructural o

117

Es decir, hemos tomado en cuenta que el valor presente de los impuestos menos la deuda es igual al valor presente de los gastos. Si el gobierno anuncia un cambio de impuestos, haciendo los ajustes v´ deuda p´blica, esto no ıa u afectar´ la decisi´n de los consumidores, quienes no ven afectada su restrica o ci´n presupuestaria. S´lo los cambios de pol´ o o ıtica fiscal que impliquen cambios en el valor presente de los gastos de gobierno, afectan las decisiones de los consumidores. Existe un conjunto de razones por la cuales esta proposici´n no es v´lida: o a Existen restricciones de liquidez que impiden por ejemplo que cuando hay un alza de impuestos, a ser devuelta en el futuro, los individuos puedan endeudarse para deshacer el efecto del cambio impositivo. T´cnicamente, e como vimos en el cap´ ıtulo 3, m´s all´ de la restricci´n presupuestaria a a o intertemporal, el individuo est´ restringido en su endeudamiento m´ximo a a en cada per´ ıodo. La gente no tiene horizonte infinito. Esto no es tan importante en la medida que los cambios impositivos ocurren en horizontes dentro de una d´cada. Sin embargo lo relevante es que cuando pasa el tiempo hay nuee vos individuos que comienzan a pagar impuestos. En consecuencia desde el punto de vista individual una rebaja hoy se paga con un alza ma˜ana, n pero debido al crecimiento, lo que le corresponder´ pagar a los benefia ciados de la rebaja tributaria es menor, ya que lo comparten con nuevos imponentes que no se beneficiaron de la rebaja pasada pues no trabajaban . Existe incertidumbre y distorsiones. Por ejemplo, los cambios de impuestos tienen impacto sobre las decisiones de trabajo, consumo, etc. por la v´ de cambio en precios relativos. Todo ello implica que los cambios del ıa timing de de impuestos no son irrelevantes. Finalmente los individuos, al menos algunos, son miopes y no hacen una planificaci´n de largo plazo, en consecuencia son m´s cercanos al consuo a midor keynesianos que consume mec´nicamente su ingreso disponible, en a vez de planificar con tanta precisi´n el futuro. o

5.6.

Ciclo Econ´mico y Balance Estructural o

Por diversas razones el PIB fluct´a en el tiempo alrededor de su tendencia u de largo plazo. Al PIB de tendencia se le conoce como PIB potencial o PIB de pleno empleo. Estas fluctuaciones son las que se les llama al ciclo econ´mico. o Por otra parte la cuentas fiscales tambi´n dependen del PIB, con lo cual es e esperable que est´n afectadas por el ciclo econ´mico. Si G y T fueran constantes e o

118

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

a lo largo del ciclo, el balance fiscal no se ver´ afectado. Sin embargo, tanto ıa el gasto como la recaudaci´n tributaria est´n afectadas por la posici´n c´ o a o ıclica de la econom´ ıa. Dos conceptos importantes a este respecto son: 1. Estabilizadores Autom´ticos. que Son aquellos componentes de las finana zas p´blicas que se ajustan autom´ticamente a los cambios en la actiu a vidad econ´mica, generando un comportamiento contrac´ o ıclico. Es decir, son componentes del gasto que aumentan (se reducen) en per´ ıodos de baja (alta) actividad. Y tambi´n son componentes de los ingresos que se e reducen (aumentan) cuando la actividad econ´mica se debilita (fortaleo ce). El caso m´s importante es de los impuestos, los que generalmente est´n a a relacionados con el nivel de actividad. En per´ ıodos de restricci´n econ´mio o ca las empresas reciben menos utilidades, por lo cual pagan menos impuestos, las personas tambi´n reciben menos ingresos, con lo cual pagan e menos impuesto a la renta, y tambi´n consumen menos, lo reduce la e recaudaci´n por impuesto indirectos (ej., IVA). Por el lado del gasto, o los estabilizadores m´s importantes son los programas sociales ligados al a desempleo, en particular los subsidios de desempleo. 2. Balance Estructural. Conocido tambi´n como balance de pleno empleo. e Es el balance del presupuesto p´blico que corrige por los efectos c´ u ıclicos sobre ingresos y gastos, y usa las variables de largo plazo para medir los principales componentes del gasto. En este concepto se deben corregir a su valor de largo plazo los estabilizadores autom´ticos. a En pa´ ıses donde el fisco recauda una magnitud significativa de alguna actividad econ´mica, ya sea por la v´ de tributos o directamente a trav´s o ıa e de la propiedad de las empresas, como el cobre en Chile o el petr´leo en o M´xico y Venezuela, estos ingresos deber´ estar valorados a precios de e ıan tendencia. Se debe notar que si bien los ingresos del gobierno caen con una reducci´n o en el precio de los recursos naturales, esto no corresponde a un estabilizador autom´tico, sino que m´s bien lo contrario, un desetabilizador. Los menores a a impuestos no son un beneficio para los residentes, lo que les permitir´ comıa pensar su merma de ingresos, sino que son un beneficio para el mundo por cuanto ellos son quienes pagan el menor precio por el recurso natural. Esto termina poniendo presi´n sobre el presupuesto en per´ o ıodos de malos t´rminos e de intercambio. M´s a´n, si el fisco enfrenta m´s problemas de financiamiento a u a en per´ ıodos de malos t´rminos de intercambio y baja actividad, porque ene frenta restricciones de liquidez en los mercado financieros, su situaci´n fiscal o

5.6. Ciclo Econ´mico y Balance Estructural o

119

se puede deteriorar a´n m´s. De ah´ la importancia que para evaluar y dise˜ar u a ı n la pol´ ıtica fiscal sea util mirar al balance de pleno empleo. ´ En el cuadro 5.6 se presenta el balance global y el balance estructural para alguna econom´ desarrolladas (los G-7), en 1998. ıas
Cuadro 5.6: Balance Global y Estructural en los G-7, 1998 ( % del PIB) Alemania -2.0 -0.7 Canad´ a 0.9 1.6 Estados Unidos 1.3 1.3 Francia -2.7 -1.3 Italia -2.7 -1.5 Jap´n o -5.3 -3.8 Reino Unido 0.3 -0.3

Balance Global Balance Estructural

Fuente: FMI, World Economic Outlook, Octubre 1999. Las cifras corresponden al balance fiscal incluyendo seguridad social.

En el cuadro se observan las diferencias de medir el balance fiscal a valores efectivos versus valores tendenciales. En los casos de los pa´ de Europa contiıses nental, Canad´, y en particular Jap´n, las cifras revelan que dichas econom´ a o ıas se encontraban con el PIB por debajo del pleno empleo. Los diferenciales entre el d´ficit efectivo y el estructural supera en la mayor´ de los casos un e ıa punto porcentual. En Estados Unidos el super´vit fue igual al de pleno ema pleo, y en Reino Unido la situaci´n era la inversa a la del resto de Europa, o es decir el ciclo econ´mico se encontraba en un per´ o ıodo de alta actividad que mejor´ coyunturalmente las cifras fiscales. o En el cuadro 5.7 se muestran las elasticidades de los ingresos y gastos en los G-7. En promedio la elasticidad de los impuestos agregada es aproximadamente uno, o levemente por encima de uno. El gasto por su parte presenta mayores rigideces y su elasticidad es menor. En econom´ con un estado de bienestar ıas m´s grande, que provee mayores subsidios de desempleo, es esperable una a elasticidad mayor del gasto respecto del PIB. Combinando los cuadros 5.6 y 5.7 podr´ ıamos tener una estimaci´n gruesa o de cuan desviado est´ el producto del pleno empleo. Por ejemplo, en Jap´n la a o desviaci´n del d´ficit es 1,5 puntos porcentuales, lo que dado un efecto total o e de 0,26, significa que el PIB estar´ desviado aproximadamente 5,8 puntos ıa porcentuales de la plena capacidad. En cambio, en pa´ ıses con mayor efecto total, como el caso de Francia, la desviaci´n ser´ menor. En Francia, una o ıa estimaci´n gruesa da que la desviaci´n del pleno empleo ser´ de 3 puntos o o ıa porcentuales. En Europa el efecto total del PIB sobre el d´ficit no es s´lo el e o resultado de mayores elasticidades de ingreso y gasto, sino que principalmente se produce por el hecho que el tama˜o del sector p´blico en Europa es m´s n u a grande. Por lo tanto, el impacto de un punto porcentual sobre los impuestos es mucho mayor como proporci´n del PIB en pa´ con niveles de impuestos o ıses

120

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

elevados.
Cuadro 5.7: Estabilizadores autom´ticos en los G-7 ( % del PIB) a Alema- Canad´ Estados a nia Unidos Elasticidad producto de los impuestos: Corporativo 0.8 1.0 1.8 Personal 1.3 1.0 0.6 Indirectos 1.0 0.7 0.9 Seguridad social 1.0 0.9 0.6 Elasticidad producto del gasto: Gasto corriente -0.1 -0.2 -0.1 ∗ Efecto Total: 0.51 0.41 0.25 Francia Italia Jap´n o Reino Unido 0.6 1.4 1.1 1.2 -0.2 0.50

1.8 0.6 0.7 0.5 -0.3 0.46

1.4 0.8 1-3 0.6 -0.1 0.48

2.1 0.4 0.5 0.3 -0.1 0.26

Fuente: Van den Noord, P. (2000), “The size and the role of automatic stabilizers in the 1990s and beyond”, OECD Economics Department Working Paper No. 230. ∗ Basado en ponderaciones de 1999 y corresponde al efecto sobre el d´ficit, como % del PIB, e por un punto porcentual de cambio en el PIB.

En Chile, desde el a˜o 2000 se han fijado los objetivos de la pol´ n ıtica fiscal sobre la base de una regla para el balance estructural. El objetivo es tener un super´vit estructural del 1 % del PIB en todos los a˜os. En los c´lculos de a n a Chile no se hacen ajustes sobre el gasto, sino que s´lo sobre los ingresos. A o este respecto los dos principales ajustes son corregir los ingresos tributarios sobre la base de la brecha entre el producto efectivo y el producto potencial, y medir los ingresos de del cobre usando un precio de largo plazo. Para definir ambos par´metros, la brecha del producto as´ como el precio del cobre, se han a ı conformado grupos de expertos para dar credibilidad e independencia a los c´lculos. a El gr´fico 5.2 muestra la evoluci´n del balance estructural y del balance a o convencional. En el se ve que hasta 1997, y producto del acelerado crecimiento, el balance efectivo era superior al balance estructural, situaci´n que se o revirti´ a partir de 1999. Es necesario aclarar que de estas cifras no se puede o discernir directamente la brecha de producto, ya que en las cifras chilenas se hacen dos ajustes importantes. El primero es el fondo de compensaci´n del o cobre, que suplementa los ingresos por cobre cuando los precios son bajos, y viceversa. Segundo, est´n los bonos de reconocimiento. Esta es una deuda que a asumi´ el fisco con quienes se cambiaron de sistema de pensiones (de reparto a o capitalizaci´n individual a principios de los 80) y que el estado les reconoci´ lo o o ya trabajado y lo ya pagado al sistema antiguo, a trav´s de sus impuestos a la e

5.6. Ciclo Econ´mico y Balance Estructural o

121

seguridad social. Cuando esa gente est´ en condiciones de jubilar, se le paga a todo lo acumulado incluyendo todos los intereses. Lo correcto es ir anotando como gasto per´ ıodo a per´ ıodo los intereses que se van acumulando, y la amortizaci´n del bono no incluirla como gasto corriente (G), ya que es la cancelaci´n o o de una deuda.10
3 2.5 2 1.5 1 0.5 0 1987 -0.5 -1 -1.5 -2 Balance Convencional Balance Estructural 1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002

Figura 5.2: Balance Convencional y Estructural en Chile ( % del PIB)

Esta regla permite que operen los estabilizadores autom´ticos sin necesidad a de forzar la pol´ ıtica fiscal a tener que compensar todos los per´ ıodos las ca´ ıdas de ingreso, lo que podr´ agravar las fluctuaciones del producto, ya que se ıa volver´ restrictiva en per´ ıa ıodos recesivos y expansiva en per´ ıodos de boom. Tal como mostraremos con m´s detalle m´s adelante, una pol´ a a ıtica que siga ese patr´n agravar´ las recesiones y agregar´ combustible a los booms, que es o ıa ıa precisamente lo que la pol´ ıtica macroecon´mica deber´ evitar. En este sentido, o ıa muchos pa´ han pensado adoptar este tipo de reglas, aunque algunas son m´s ıses a r´ ıgidas y dif´ ıciles de manejar en el ciclo econ´mico. Por ejemplo, los pa´ de o ıses la Uni´n Europea tienen como regla no superar un 3 % de d´ficit fiscal efectivo, o e
El detalle de la metodolog´ y otros ajustes realizados se encuentran descritos en Marcel et. al ıa (2001.
10

122

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

lo que pone problemas a los pa´ que se encuentran cerca del l´ ıses ımite ya que cualquier mala noticia que desacelere el ritmo de crecimiento puede resultar en un d´ficit excesivo que habr´ que corregirlo, obligando a un ajuste en el e ıa momento menos oportuno. En el largo plazo la idea es que los pa´ en Europa ıses converjan a un balance fiscal, lo que le daria m´s respiro entre 0 % y 3 % de a d´ficit. Sin embargo la regla actual ha significado una serie de dificultades para e pa´ como Alemania y Portugal. ıses

5.7.

Financiamiento, Inversi´n P´ blica y Contabilidad o u Fiscal

Hasta este punto hemos omitido la discusi´n sobre la contabilidad de la o deuda p´blica. En G hemos puesto todos los gastos del gobierno, y dependienu do de si hablamos de gasto total o gasto corrientes, estaremos incluyendo o excluyendo la inversi´n, respectivamente. o Sin embargo, no existe acuerdo sobre cual es la definici´n m´s correcta. La o a inversi´n es un gasto, pero que genera ingresos futuros y aumenta el patrimonio o del estado. O sea, como gasto lo anotar´ ıamos “sobre la l´ ınea”, pero como un aumento en el patrimonio del gobierno ir´ “bajo la l´ ıa ınea”. La idea de hablar de sobre o bajo la l´ ınea, jerga muy com´n cuando se habla de d´ficit fiscales, tiene u e que ver con la contabilidad de flujos de ingresos y gastos, que van sobre la l´ ınea, y cambios en el stock de activos netos, que corrresponden al financiamiento, y por lo tanto van bajo la l´ ınea.11 Volvamos al caso de la inversi´n. Suponga que el gobierno compra acciones o de una empresa, cosa poco usual pero util para ilustrar la idea. Estas operacio´ nes aumentan el valor de los activos netos del gobierno, por lo tanto ir´ bajo ıan la l´ ınea. Con esta misma l´gica los ingresos de privatizaciones, tal como fue o discutido anteriormente, son parte del financiamiento y por lo tanto tambi´n e deber´ ir bajo la l´ ıan ınea. Pero suponga que la inversi´n p´blica es construir o u una escuela. ¿Es realmente un aumento de los activos netos del estado, y que podr´ ıan, v´ enajenaci´n, financiar el presupuesto en el futuro? Ciertamenıa o te los gobiernos no venden las escuelas para obtener financiamiento. Lo que ocurre adem´s es que, ojal´, el gobierno realiza muchas inversiones que tienen a a una alta rentabilidad social, pero no privada. En consecuencia son activos con alto valor social, pero bajo valor de mercado. En este caso la inversi´n parece o m´s un gasto corriente que una inversi´n, y probablemente haya que ponerlo a o sobre la l´ ınea. Al menos la escuela, a diferencia de las acciones, no implicar´n a ingresos futuros. Otro caso es el de la inflaci´n discutido anteriormente. De acuerdo a dicha o
Esto es an´logo a la contabilidad externa, donde la cuenta corriente ser´ arriba de la l´ a ıa ınea, y la cuenta financiera abajo.
11

5.7. Financiamiento, Inversi´n P´blica y Contabilidad Fiscal o u

123

discusi´n, el pago del inter´s real ir´ sobre la l´ o e ıa ınea, y la amortizaci´n por o concepto de inflaci´n bajo la l´ o ınea. Situaciones m´s complejas ocurren en el caso que el gobierno haga un a leasing por un bien de capital. ¿Se deber´ anotar el valor total del bien o s´lo ıa o el costo del arriendo sobre la l´ ınea?. Lo que deber´ quedar claro de esta discusi´n es que hay muchas partidas ıa o del presupuesto cuya clasificaci´n en el balance presupuestario no es simple. o M´s a´n, las definiciones dependen tambi´n de caracter´ a u e ısticas institucionales y espec´ ıficas de los pa´ ıses. Una autoridad que quiera “maquillar”el balance, tendr´ incentivos a poner sobre la l´ a ınea el m´ximo de ingresos, aunque puedan a ser endeudamiento, y por el contrario, querr´ poner la mayor´ de los gastos a ıa como aumento del patrimonio, es decir bajo la l´ ınea, en vez que como gastos corrientes. Lo contrario har´ quien quiera demostrar una situaci´n precaria y a o promover un ajuste fiscal. Una discusi´n de esta ´ o ındole se ha realizado realizado en Argentina a ra´ ız de su reciente crisis econ´mica. ¿Era el d´ficit fiscal excesivo? Michael Mussa, o e ex-director de investigaciones del FMI ha argumentado que el problema tuvo su origen fiscal.12 En la figura 5.3 se ve que el aumento de la deuda p´blica fue u superior al d´ficit fiscal durante el per´ e ıodo 1993–98. El d´fict fiscal del gobierno e nacional acumulado durante dicho per´ ıodo fue de 7 % del PIB, mientras que la deuda p´blica subi´ de 29,2 % a 41,4 %, es decir 12 puntos, en igual per´ u o ıodo. Claramente hay contradicci´n entre ambas cifras. Mussa argumenta que esta o diferencia se debe a que con el plan Brady se difirieron pagos de intereses, que en la pr´ctica se anotaron sobre la l´ a ınea como ingresos adicionales,13 al igual que el ingreso obtenido de las privatizaciones. La contabilidad fiscal es siempre discutible y sujeta a interpretaciones, las que en muchos casos dependen de caracter´ ısticas particulares de los pa´ ıses. No es sorprendente ver diferencias importantes en los reportes de bancos de inversi´n sobre la posici´n fiscal de los pa´ o o ıses. Esto es en gran medida producto que los analistas tienen diferentes criterios para analizar las cifras. La existencia de manuales y pautas generales sirve, pero est´ lejos de ser suficiente. Es a tambi´n indispensable la transparencia. Esto es, que las autoridades reporten e el m´ximo de informaci´n y de la forma m´s oportuna posible. No se puede a o a evitar que haya diferentes criterios para ver las cifras, lo importante es que exista suficiente informaci´n para un an´lisis detallado. o a

12 13

Ver M. Mussa (2002).

Lo m´s adecuado hubiera sido poner el pago total de intereses sobre la l´ a ınea y bajo la l´ ınea un financiamiento igual al diferimiento de intereses, aunque obviamente esto es discutible.

124
14.0 12.0 miles de millones US$

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal
12.5 11.3 10.0 10.0 8.0 6.0 6.0 4.0 2.0 0.0 1994 1995 Déficit fiscal 1996 1997 Cambios en la deuda pública 1998 4.7 4.2 6.1 4.0 6.3 8.7

Fuente: Ministerio de Economía de la Argentina.

Figura 5.3: D´ficit fiscal y cambios en la deuda p´blica argentina e u

5.8.

Problemas

1. Pol´ ıtica fiscal en tiempos dif´ ıciles. Considere una econom´ que emıa pieza el per´ ıodo t − 1 con un nivel de deuda de 40 (es decir Bt−1 = 40). Esta deuda est´ toda a una tasa flotante e igual a la tasa de inter´s a e vigente en el mundo en ese per´ ıodo.14 En el per´ ıodo t − 1 el PIB (Y ) alcanz´ un valor de 100. El gasto total del gobierno (G), excluido s´lo el o o pago de intereses por su deuda, fue de 20, la recaudaci´n tributaria (T ), o que es su unica fuente de ingresos, lleg´ a 20 tambi´n. La tasa de inter´s ´ o e e internacional fue de 5 %. a) ¿Cu´nto fue el d´ficit operacional (D), el d´ficit fiscal total (DF ), y a e e el nivel de deuda acumulado a finales de t − 1 (lo mismo que inicios de t y denotamos como Bt ). Exprese sus resultados como porcentaje del producto. Suponga ahora que el a˜o t fue un muy mal a˜o en el mundo. El PIB n n del pa´ cay´ a 95. La recaudaci´n tributaria cay´ consistente con ıs o o o e una elasticidad recaudaci´n-producto igual a 2.15 La tasa de inter´s o
14 15

En rigor uno puede pensar que toda la deuda es de corto plazo y se renueva a˜o a a˜o. n n

Esta elasticidad es elevada de acuerdo a la evidencia internacional, pero este n´mero reflejar´ u ıa otros problemas, como por ejemplo la ca´ de la recaudaci´n producto de una recesi´n internacional ıda o o que reduce el valor de las exportaciones (ej: cobre).

5.8. Problemas

125

internacional sube a un astron´mico 15 %. El gobierno por su parte, o para atenuar la recesi´n decide subir el gasto p´blico en 3 % respecto o u del a˜o anterior. Conteste: n b) ¿Cu´nto fue el d´ficit operacional (D), el d´ficit fiscal total (DF ), a e e y el nivel de deuda acumulado a finales de t, Bt+1 ?. Exprese sus resultados como porcentaje del producto. c) Suponga que los mercados financieros internacionales est´n preoa cupados por este pa´ y aseguran no prestarle m´s de un 50 % de ıs a su PIB. ¿Es consistente con esta restricci´n con la pol´ o ıtica fiscal reci´n descrita?¿Cu´l es el m´ximo G consistente con esta restrice a a ci´n?¿Lograr´ el gobierno evitar una ca´ del gasto p´blico? o a ıda u d ) Suponga que las autoridades prev´n que t viene muy malo. Para e no apretar el gasto en una recesi´n y para cumplir la restricci´n de o o endeudamiento p´blico, el gobierno desea dise˜ar un plan para la u n emergencia. Para ello suponen algo peor que lo que dijimos hab´ ıa ocurrido: suponen que el producto caer´ un 10 % y las tasa de inter´s a e internacionales subir´n hasta 20 %. Las autoridades desean mantener a al menos el gasto total constante. ¿Cu´nto deber´ ser el nivel de a ıa deuda como porcentaje del PIB a inicios de t para estar preparados para esta emergencia sin necesidad de reducir el gasto (es decir para que el gasto sea al menos igual al del per´ ıodo anterior)? e) Un asesor sugiere privatizar activos p´blicos para prepagar deuda u y as´ llegar a una deuda razonable (la que usted encontr´ en d). ı o ¿Qu´ le parece esta opci´n?¿Qu´ puede decir de esta opci´n en una e o e o econom´ que no enfrenta problemas de financiamiento de su deuda ıa p´blica? u 2. Suponga un gobierno que tiene una deuda p´blica de 60 % del PIB, y u est´ en crisis de pagos. Los acreedores le exigen que esta proporci´n no a o suba. La deuda paga una tasa de inter´s de 10 %. Para cumplir con el e requerimiento el gobierno plantea que con la misma tasa de inter´s, un e super´vit primario de 4 % del PIB, y una tasa de crecimiento de 2 % la a raz´n deuda/PIB no subir´ en el futuro de 60 %, lo que le permitir´ reo a a ducir la tasa de inter´s a que se endeuda el gobierno en algunos a˜os e n m´s. a a) Argumente, sin necesidad de hacer algebra, por qu´ el gobierno dice e que estabilizando la deuda respecto del PIB las tasas de inter´s que e paga por su deuda caer´ en el futuro. ¿Qu´ implicancias tiene sobre a e el super´vit fiscal necesario para mantener la raz´n deuda-producto a o en 60 % una ca´ de la tasa de inter´s? ıda e

126

Cap´ ıtulo 5. El Gobierno y la Pol´ ıtica Fiscal

b) ¿Tiene raz´n el gobierno y efectivamente la raz´n deuda/PIB no o o subir´ de 60 % en el futuro? a (Basta mirar la evoluci´n de la raz´n deuda/PIB al siguiente a˜o o o n y las perspectivas futuras para darse cuenta si el techo de deuda ser´ siempre cumplido). a Se sugiere que dada una tasa de crecimiento γ, aproxime 1 + γ a 1 (use s´lo esta aproximaci´n, el resto se hace trivial). o o c) ¿Cu´nto es el super´vit primario como porcentaje del producto m´ a a ınimo que deber´ tener para satisfacer el requerimiento de los prestaıa mistas. d ) ¿Qu´ pasa con la raz´n deuda producto durante los pr´ximos 3 a˜os e o o n si el crecimiento del PIB sube en forma permanente a 4 %? 3. Considere la siguiente restricci´n presupuestaria del gobierno (vista en o clases): Bt+1 − Bt = Gt − Tt + rBt . a) Explique la restricci´n. o b) dada la tasa de inter´s r (no hay inflaci´n), la tasa de crecimiento e o γ y un super´vit primario del gobierno respecto del PIB constante a e igual a s, derive el equivalente de la restricci´n presupuestaria o expresada en t´rminos de producto (es decir una restricci´n para e o deuda y super´vit, ambos expresados como raz´n del PIB). a o c) Calcule la raz´n deuda/PIB de largo plazo (estado estacionario), o den´tela por b∗ y explique que pasa con dicho valor si la tasa de o inter´s sube. Explique por qu´. Suponga dos econom´ id´nticas, e e ıas e salvo que una tiene un super´vit primario de 2 % del PIB, y otra de a super´vit de 4 % del PIB. Cual de ellas tendr´ en el largo plazo una a a mayor deuda producto y por qu´. e Suponga por ultimo que r =6 %, γ =4 %, y s =1 %. ¿Cu´l es el valor ´ a ∗ de b ? (5.13)

Parte III

La Econom´ de Pleno Empleo ıa

127

Cap´ ıtulo 6

La Econom´ Cerrada ıa
En los cap´ ıtulos anteriores estudiamos los principales determinantes del consumo y la inversi´n. Asimismo, estudiamos la pol´ o ıtica fiscal. En vez de buscar explicaciones para el nivel de gasto del gobierno, nos concentramos en entender la restricci´n presupuestaria del gobierno, sus implicancias intertemo porales y la din´mica de la deuda. Respecto del nivel del gasto de gobierno a supondremos que este es ex´geno. Esto significa que est´ determinado “fuera o a del modelo lo denotaremos por G, el que ciertamente puede fluctuar y necesita ser financiado. Por su parte usaremos lo estudiado sobre consumo e inversi´n o para ver sus implicancias macro. Con lo estudiado hasta ahora hemos cubierto todos los componentes del gasto dom´stico con cierto grado de profundidad. Este gasto es igual al produce to en una econom´ cerrada. En una econom´ abierta deber´ ıa ıa ıamos considerar el gasto de los extranjeros sobre nuestros productos para cubrir todo el nivel de actividad. Una vez analizados los determinantes de la demanda agregada podemos abocarnos a estudiar el equilibrio de la econom´ cuando todos los factoıa res est´n siendo utilizados a su maximiza capacidad. debe advertirse que a est´ m´xima capacidad es adonde debiera tender la econom´ si no hubiera a a ıa rigideces. Sin embargo, esta plena capacidad, o pleno empleo, no necesariamente es ´ptimo socialmente. o Las econom´ fluct´an en el corto plazo. Hay recesiones y booms. Pero ıas u en esta parte ignoramos las fluctuaciones de corto plazo, para entender el comportamiento de la econom´ una vez que el pleno empleo se ha establecido. ıa El plazo de an´lisis es entre el corto plazo, donde no siempre se est´ en pleno a a empleo, y el muy largo plazo donde deber´ ıamos considerar el crecimiento de la econom´ ya que la capacidad productiva crece en el tiempo. ıa, Empezaremos analizando el de una econom´ cerrada. Nuestro inter´s es ıa e entender la composici´n del producto de pleno empleo, cu´l es el equilibrio o a y c´mo cambia el equilibrio de estas econom´ despu´s de ser afectada por o ıas e
2

129

130

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

una variedad de shocks. En los cap´ ıtulos siguientes analizamos de la econom´ ıa abierta, estudiando los determinantes de la cuenta corriente y el tipo de cambio real. Si bien la econom´ sufre fluctuaciones y las variables end´genas, tasa de ıa o inter´s real, cuenta corriente y tipo de cambio real no necesariamente se ubie car´n en su valor de pleno empleo, este ejercicio es util por cuanto el valor a ´ de estas variables es hacia donde esperar´ ıamos que converjan estas variables. As´ podemos entender los determinantes del equilibrio y a partir de ah´ analizar ı ı las desviaciones de dicho equilibrio. Para lo que resta de este cap´ ıtulo denotaremos el producto de pleno empleo ¯ como Y .

6.1.

Equilibrio de Econom´ Cerrada ıa

El equilibrio de una econom´ es cuando el ingreso de los habitantes es ıa igual a su gasto, pero como hemos supuesto que la econom´ se encuentra en ıa pleno empleo se tiene: ¯ Y = C + I + G. (6.1) Se debe destacar que la ecuaci´n (6.1) se puede considerar como una o “identidad” o como una “condici´n de equilibrio.” Sabemos que el produco to es id´nticamente igual al gasto, por lo tanto (6.1) se puede escribir como e ¯ Y ≡ C + I + G. Esto se cumple siempre as´ porque, por ejemplo, si una empreı sa no vende todo lo que produce acumular´ inventarios, lo que es un gasto de a inversi´n, aunque no es un gasto “deseado”, por lo tanto la identidad no signio fica que se est´ en equilibrio. Sin embargo, en (6.1) nos referimos al equilibrio, e en el sentido que el producto es igual al gasto “deseado”, o planeado, por los agentes econ´micos, y las empresas no producen m´s all´ de lo que planean o a a vender o acumular voluntariamente como inventario. Cuando la producci´n o alg´n componente del gasto cambian ex´genameno u o te, el equilibrio se restablece con cambios en la composici´n del gasto, y eso es o lo estudiaremos aqu´ ı. En los cap´ ıtulos anteriores vimos que las decisiones de consumo e inversi´n son muy complejas, aunque para facilitar la discusi´n haremos algunas o o simplificaciones. Vimos que el consumo depende positivamente del ingreso disponible, aunque su respuesta a cambios permanentes o transitorios es distinta, y negativamente de la tasa de inter´s real, aunque esta relaci´n era emp´ e o ıricamente m´s d´bil. Por otra parte, cuando estudiamos inversi´n mencionamos a e o que entre otras cosas ´sta depend´ negativamente de la tasa de inter´s real. e ıa e Para simplificar, (6.1) la escribimos como: ¯ ¯ Y = C(Y − T, r) + I(r) + G (6.2)

6.1. Equilibrio de Econom´ Cerrada ıa

131

donde G y T son variables ex´genas. La ecuaci´n (6.2) nos indica que la unica o o ´ variable end´gena del sistema es la tasa de inter´s real. Es decir, la tasa de o e inter´s real es el mecanismo a trav´s del cual la inversi´n y el consumo junto al e e o gasto de gobierno se igualan al producto de pleno empleo. Gr´ficamente este a equilibrio se puede observar en la figura 6.1. Respecto de la pol´ ıtica fiscal tambi´n vimos que su impacto sobre la ecoe nom´ es complejo. El efecto de un aumento del gasto de gobierno tambi´n ıa e depende de si es percibido transitorio o permanente, de si la equivalencia ricardiana es v´lida o no, de si los impuestos generan o no distorsiones, etc. a Trataremos de llevar esta discusi´n adelante, pero cuando sea necesario hareo mos algunos supuestos simplificatorios.
r OA

rA .............................

DA ¯ Y Y

Figura 6.1: Equilibrio Econom´ Cerrada ıa

La curva OA corresponde a la oferta agregada de la econom´ es decir, ıa, cu´ntos bienes y servicios ofrece la econom´ en un per´ a ıa ıodo dado y DA corresponde a la demanda interna, es decir cuanto esta demandando o gastando la econom´ ıa. La oferta agregada la suponemos vertical, es decir independiente de la tasa de inter´s r. Se puede generalizar el modelo para permitir que la tasa de e inter´s afecte positivamente la oferta, para ello deber´ e ıamos aumentar la oferta de factores y el primer candidato es el empleo. Tal como fue discutido en el e a cap´ ıtulo 3.1, si la tasa de inter´s sube el consumo presente se hace m´s caro. Si agregamos ocio en la funci´n de utilidad del individuo, cuando la tasa de inter´s o e suba los hogares reducir´n el consumo presente de bienes y ocio, trasladando a

132

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

consumo al futuro. Por ello el ahorro subir´, pero tambi´n la oferta de trabajo, a e lo que permitir´ aumentar la oferta agregada. Este efecto no aparece ser muy ıa importante cuantitativamente, ni tampoco hace una diferencia significativa a la discusi´n que sigue, as´ que ser´ ignorado. o ı a La demanda agregada tiene pendiente negativa porque la inversi´n y el o consumo dependen negativamente de la tasa de inter´s. El equilibrio de la e econom´ es donde la oferta agregada es igual a la demanda interna, lo cual ıa ocurre cuando la tasa de inter´s es rA . e Otra manera de entender el equilibrio de la econom´ de pleno empleo es ıa reescribiendo la ecuaci´n (6.2) como: o ¯ ¯ Y − C(Y − T, r) − G = I(r), (6.3)

donde el t´rmino al lado izquierdo corresponde al ahorro de la econom´ (ine ıa greso menos gasto), mientras que el lado derecho corresponde a la inversi´n. El o ahorro nacional corresponde al ahorro del gobierno (Sg = T − G) y el ahorro ¯ privado (SP = Y − T − C). Como el consumo de los hogares depende negativamente de la tasa de inter´s real el ahorro depende positivamente de ella, pues e si el consumo de un individuo disminuye con r entonces su ahorro aumenta. Por otra parte sabemos que la inversi´n depende negativamente de la tasa de o inter´s real, por lo tanto el equilibrio se puede apreciar en la figura 6.2. e
r S

rA.........................

I

S, I

Figura 6.2: Equilibrio Econom´ Cerrada ıa

El equilibrio se produce cuando la tasa de inter´s real es rA , es decir donde e el ahorro es igual a la inversi´n o dicho de otra forma la demanda de bienes es o igual a la oferta de bienes. Cuando la econom´ se encuentra en un punto donde r > rA , la inversi´n ıa o es mayor que el ahorro. La cantidad de bienes que se demandan para invertir,

6.2. Pol´ ıtica Fiscal

133

y as´ aumentar el stock de capital de la econom´ es superior a la cantidad de ı ıa, bienes que los hogares y el gobierno no desean consumir. Para que haya menos demanda por inversi´n y mayor oferta de ahorro, es necesario que la tasa de o inter´s suba. e Otra manera m´s intuitiva de interpretar el equilibrio, y considerando que a en las econom´ modernas el sistema financiero hace calzar la oferta de ahorros ıas y la demanda por inversi´n, es considerar la oferta y demanda por fondos. Si o A r < r quiere decir que la cantidad de proyectos de inversi´n que andan o buscando financiamiento es muy alta comparada con la cantidad de recursos disponibles para prestar a los inversionistas (ahorro). Por lo tanto los proyectos de inversi´n van a competir por los recursos estando dispuesto a pagar una o tasa de inter´s mayor. Esta competencia tiene como consecuencia que r sube e hasta tal punto en que I = S. Por otra parte cuando r < rA , la cantidad de recursos (ahorro) para los proyectos de inversi´n es demasiado alta, por lo o tanto r va a bajar hasta el punto donde el ahorro sea igual a la inversi´n. o

6.2.

Pol´ ıtica Fiscal

La primera aplicaci´n que haremos con este sencillo modelo de econom´ o ıa cerrada ser´ estudiar las implicancias de cambio en la pol´ a ıtica fiscal sobre el equilibrio, en particular sobre la tasa de inter´s. e (a) Aumento transitorio del gasto de gobierno Para comenzar hay que preguntarse si el aumento del gasto es financiado con impuestos o no. Esta pregunta es relevante s´lo en el caso en que la equivao lencia ricardiana no es v´lida, de lo contrario da lo mismo cuando se cobran los a impuestos, lo importante es que pasa con el gasto. Para comenzar supondremos que el aumento del gasto es plenamente financiado con impuestos. El gobierno decide aumentar su gasto en una cantidad ∆G, y los impuestos los sube en la misma magnitud. Es decir ∆T = ∆G. Por lo tanto al ahorro p´blico no le pasa nada. En la medida que los impuestos no distorsionen las u decisiones de inversi´n, la curva I(r) es la misma. o La pregunta que debemos responder es qu´ pasa con el ahorro privado. e ¯ Dado que SP = Y − T − C, tenemos que: ∆SP = −∆T − ∆C. (6.4) Si el consumo se mantiene constante claramente el ahorro cae en exactamente lo que sube el gasto de gobierno (o impuestos), pero el consumo reaccionar´. Si a a consideramos que lo que ocurre es que el ingreso disponible (Y − T ) est´ cambiando transitoriamente, el consumo se ajustar´ s´lo una fracci´n, porque la a o o reacci´n del consumo a cambios transitorios de ingreso es inferior a la de camo bios permanentes. Es decir, podemos pensar que ∆C = −ccp ∆T , donde ccp es

134

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

la propensi´n marginal a consumir ingresos de de corto plazo, es decir trano sitorio. Mientras m´s transitorio es el cambio en impuestos, menos ser´ la a a propensi´n. Por lo tanto el ahorro total caer´ en: o a ∆S = ∆Sg + ∆SP = −(1 − ccp ∆G). (6.5)

Donde se usa el hecho que ∆G = ∆T . La ca´ en el ahorro est´ repreıda a sentada por una desplazamiento de la curva de ahorro a la izquierda, como se muestra en la figura 6.3, desde S1 a S2 .
S2 r
'
A r2 ...................

S1

'
A r1 ...........................

I

S, I

Figura 6.3: Aumento transitorio del gasto de gobierno

Al subir el gasto de gobierno, la econom´ se encuentra en un punto donde ıa la inversi´n es mayor al ahorro. Esta mayor cantidad de proyectos respecto a o los fondos disponibles presiona la tasa de inter´s al alza. A medida que sube la e tasa de inter´s tambi´n lo hace el ahorro, teniendo como consecuencia que la e e inversi´n cae en una cantidad menor que la reducci´n del ahorro nacional. Esto o o se explica porque parte de la ca´ del ahorro, producto del aumento del gasto ıda de gobierno, se ve compensada por el aumento del ahorro de las personas. De la ecuaci´n (6.2) se tiene que ∆C + ∆I = −∆G, donde el nuevo equilibrio o A ıa se produce a una tasa de inter´s r2 > r1 . Como la econom´ se encuentra e A siempre en pleno empleo el mayor gasto de gobierno lo unico que produce en ´ la econom´ es una recomposici´n del gasto, desde gasto privado hacia gasto ıa o p´blico. Por supuesto que esto puede tener efectos de m´s largo plazo en la u a medida que afecte el crecimiento, tema que se discute m´s adelante. a Consideremos ahora que el aumento del gasto no se financia con impuestos, sino que el gobierno se endeuda. Por ejemplo esto puede suceder cuando el pa´ ıs

6.2. Pol´ ıtica Fiscal

135

decide entrar en un guerra, o cuando reconstruye la infraestructura despu´s e de un desastre natural. No es pol´ ıticamente tolerable reconstruir despu´s de e un terremoto o participar en una guerra subiendo impuestos. El efecto de esta pol´ ıtica depender´ de si se cumple o no la equivalencia a ricardiana. Si hubiera equivalencia ricardiana sabemos que al final lo que los hogares consideran es la evoluci´n del gasto, en consecuencia actuar´n como o a si les hubieran aumentado los impuestos en ∆G, y no afecta nuestro an´lisis a previo. Para eso hay que considerar que lo que cae el ahorro p´blico sube el u ahorro privado. Esto se puede ver considerando que ∆SG = −∆G. Los ingresos del sector privado no cambian, pero ellos internalizan el hecho que ese mayor gasto ser´n mayores impuestos, por lo cual aumentar´n su ahorro. Podemos a a pensar que lo que los hogares hacen es tomar en cuenta que los impuesto subir´n ∆G, entonces ajustar´n su consumo en −ccp ∆G, lo que representa un a a aumento del ahorro, que en parte compensa la ca´ de ahorro p´blico. La ıda u compensaci´n no es total, como en el caso puro de equivalencia ricardiana ya o que el gasto de gobierno vari´ y la equivalencia ricardiana se refiere a cambio o en el timing de os impuestos. En este caso el ahorro cae en la misma magnitud que en el caso que el gobierno financia el aumento transitorio del gasto con impuestos, y por lo tanto la tasa de inter´s sube lo mismo. El alza de la tasa e de inter´s permite abrir espacio en la producci´n total en la econom´ para un e o ıa mayor gasto p´blico, reduciendo el gasto en consumo y la inversi´n. u o Si no hay equivalencia ricardiana, tendremos que en un caso extremo el consumo y ahorro privados no cambian, de modo que la ca´ del ahorro ıda global es por el total de ∆G. De acuerdo a la evidencia emp´ ırica la equivalencia ricardiana se cumple s´lo en una fracci´n, entre 30 y 60 %, que denotaremos α. o o Entonces podemos pensar que el aumento del gasto de gobierno es percibido que repercutir´ s´lo en α∆G de impuestos. El aumento de la carga tributaria a o futura afectar´ al consumo actual. En este caso es f´cil ver que ∆SG = −∆G a a y ∆SP = ccp α∆G, es decir el ahorro total cae en una magnitud mayor que cuando los impuestos financian el aumento del gasto ya que la gente considera parte del aumento de la deuda p´blica como riqueza. En este caso: u ∆S = −(1 − ccp α)∆G. (6.6)

Donde en el extremo, la ca´ del ahorro es exactamente igual a la ca´ del ıda ıda ahorro p´blico. En este caso el alza de la tasa de inter´s es mayor a la del caso u e de un aumento financiado, ya que la ca´ del ahorro es mayor. ıda (b) Aumento permanente del gasto de gobierno En este caso no tiene sentido plantear que no ser´ financiado, ya que lo a usual, en particular si no se quiere despu´s subir a´n m´s los impuestos, es e u a pensar que el aumento permanente de los gastos es financiado por impuestos. Este puede ser el caso en que el gobierno decide aumentar el gasto social, por

136

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

ejemplo aumentando las pensiones asistenciales y las asignaciones familiares, para lo cual propone subir impuestos. El ahorro p´blico no cambia, debido a que impuestos y gastos suben lo misu mo. Lo interesante de este caso es que en una primera aproximaci´n el ahorro o privado tampoco cambia. La raz´n de esto es que la ca´ de ingresos producto o ıda de los mayores impuestos es compensada 1:1 con una ca´ del consumo ya ıda que la ca´ de ingresos es permanente y nosotros esperamos una propensi´n ıda o a consumir del ingreso permanente cercana a uno. En rigor la ca´ del consumo privado es −clp ∆G, lo que significa una ca´ ıda ıda del ahorro de (1 − clp )∆G, donde clp es la propensi´n marginal del consumo a o cambios permanentes de ingreso, que en la medida que es cercana a 1 implica que el ahorro no cambia, y por lo tanto la tasa de inter´s es la misma. Efectie vamente hay crowding out de gasto p´blico por gasto privado, pero para ello u no es necesario que la tasa de inter´s suba porque el consumo privado le abre e espacio como resultado del aumento permanente de impuestos. (c) Aumento de los impuestos Veremos ahora los efectos que tiene sobre la econom´ un aumento de los ıa impuestos, que es percibido ser transitorio, en una cantidad ∆T , que el gobierno recauda de las personas. Supondremos que los mayores impuestos no son usados por el gobierno para gastar. Podemos pensar que la intenci´n del o gobierno es aumentar por un tiempo el ahorro nacional y para eso sube impuestos. Como se desprender´ de la discusi´n anterior el efecto final depender´ de a o a si hay o no equivalencia ricardiana. Veamos primero el caso de equivalencia ricardiana. El ahorro p´blico suu bir´ en ∆T , en la medida que el p´blico se da cuenta que en el futuro de lo a u devolver´n, ya que el gasto no cambia, disminuir´ su ahorro en exactamente a a ∆T mientras dure el alza de impuestos y mantendr´ el consumo inalterado. a Cuando se lo devuelvan, debidamente actualizado con intereses, pagar´ la deua da, y el ahorro no cambiar´. a Si no hay equivalencia ricardiana, como ocurre en la realidad, los individuos pagar´n los mayores impuestos en parte con menor ahorro, pero en parte a tambi´n con menor consumo. Si el individuo no considera que le devolver´n e a los impuestos, o no se puede endeudar, reducir´ su consumo en ccp ∆T , donde a ccp es la propensi´n a consumir de corto plazo. Por lo tanto el efecto total o sobre el ahorro nacional de un aumento de los impuestos en una cantidad ∆T es: ∆S = ∆SG + ∆SP = ∆T − (1 − ccp )∆T = c∆T Un aumento de los impuestos en ∆T tiene como consecuencia que el ingreso disponible de los individuos cae en la misma cantidad. Sin embargo el consumo de los individuos cae s´lo en una cantidad ccp ∆T , y por lo tanto el ahorro del o individuo cae en −(∆T − ccp ∆T ), es decir el efecto total del aumento del

6.3. Est´tica Comparativa a

137

impuesto sobre el ahorro nacional es de ccp ∆T . Este resultado indica que los mayores impuestos del gobierno, los financia el individuo con menor consumo pero tambi´n con menor ahorro, esto tiene como consecuencia que el ahorro e nacional no aumenta en la misma cantidad que el aumento de los impuestos. Gr´ficamente el aumento de los impuestos sin mayor gasto de gobierno a desplaza la curva del ahorro hacia la derecha, disminuyendo la tasa de inter´s e de equilibrio. En este caso aumenta el ahorro y la tasa de inter´s baja. e M´s en general uno puede esperar que el p´blico no considera todo el a u ∆T como reducci´n de ingresos, sino s´lo (1 − α)∆T , donde α es la fracci´n o o o ricardiana. El cambio en el ahorro privado ser´ ∆SP = −[1 + c(1 − α)]∆T , y a el aumento del ahorro total ser´: a ∆S = ∆SG + ∆SP = c(1 − α)∆T. El aumento del ahorro llevar´ a una ca´ de las tasas de inter´s para aumentar a ıda e la inversi´n. La pol´ o ıtica tributaria no afecta directamente el gasto, sino que a trav´s de su efecto sobre el ingreso disponible, y por esa v´ afecta al consumo. e ıa Si todo el efecto es sobre el ahorro privado y el consumo permanece constante, el equilibrio de la econom´ no cambia en la medida que el ahorro global se ıa mantiene constante. Sin embargo, si el ahorro del gobierno no es plenamente compensado con ahorro privado, el ahorro total sube y las tasa de inter´s caen e para que el gasto se reoriente de consumo a inversi´n. o

6.3.

Est´tica Comparativa a

En esta secci´n haremos algunos ejercicios de “est´tica comparativa”, esto o a es, compararemos dos equilibrios, antes y despu´s de un shock, sin discutir e formalmente la din´mica del ajuste. En particular veremos un aumento en la a demanda por inversi´n y un aumento de la productividad. o ´ (a) Aumento de la demanda por inversion Veamos ahora que sucede en esta econom´ si aumenta la demanda por ıa inversi´n, podemos imaginar que se descubrieron m´s proyectos y por lo tanto o a las empresas deciden invertir m´s. Esto significa que a una misma tasa de a inter´s hay m´s proyecto que se desean realizar, por lo tanto los proyectos e a compiten por los fondos disponibles, lo que se traduce en que la tasa de inter´s e A A sube de r1 a r2 (figura 6.4). Otra raz´n por la que la demanda por inversi´n aumente es que la inversi´n o o o p´blica sea la que aumenta. Si el gobierno decide aumentar la inversi´n p´blica, u o u a entonces la inversi´n agregada, I, aumentar´. Sin embargo, como la tasa de o inter´s sube en equilibrio, la inversi´n privada cae. Es decir, lo que se desplaza e o horizontalmente la demanda por inversi´n es mayor que lo que aumenta la o

138

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

inversi´n y el ahorro debido al efecto amortiguador de la tasa de inter´s. Ahora o e bien, no hemos discutido como se financia esta mayor inversi´n p´blica, con lo o u cual estamos de vuelta en la discusi´n sobre impuestos de la secci´n anterior. o o Para que no cambie el ahorro debemos pensar que es un aumento permanente de la inversi´n p´blica financiada con impuestos. De otra forma, la discusi´n de o u o la secci´n anterior sobre pol´ o ıtica fiscal nos lleva a concluir que lo m´s probable a es que el ahorro agregado caiga, lo que aumentar´ m´s la tasa de inter´s y a a e frenar´ la expansi´n de la inversi´n agregada. a o o Se podr´ analizar muchos otros casos, pero lo importante para ver el ıan impacto sobre las tasas de inter´s es analizar que ocurre con el ahorro y la e inversi´n, o dicho de otra forma lo que ocurre entre la oferta y la demanda por o fondos prestables.
r
E
A r2

S

...................................

A r1 ...........................

E

I2 I1 S, I

Figura 6.4: Aumento de demanda por inversion

(b) Aumento de la productividad Nuevamente nos debemos preguntar si es un aumento permanente o transitorio de la productividad. Aunque m´s adelante nos referiremos con m´s a a precisi´n al t´rmino productividad (parte IV sobre crecimiento econ´mico) o e o primero vamos a analizar qu´ pasa si la econom´ sufre transitoriamente un e ıa ¯ aumento de productividad, esto es Y sube. Esto puede ser una mejora en los ¯ t´rminos de intercambio (valor de Y ), o un clima particularmente favorable e que mejora el rendimiento de la tierra. Tal como lo prev´ las teor´ de consumo, el ahorro privado subir´, ya e ıas a que los hogares tratar´n de suavizar consumo ahorrando parte de este mayor a ingreso. El desplazamiento de la curva de ahorro nos conducir´ a una baja de a

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

139

la tasa de inter´s de equilibrio, y consecuentemente la inversi´n de equilibrio e o tambi´n subir´. e a Ahora bien, nos deber´ ıamos preguntar qu´ pasa con la inversi´n. Es espee o rable que si la econom´ es m´s productiva tambi´n habr´ un aumento de la ıa a e a demanda por inversi´n, desplazando la curva de inversi´n hacia arriba, como o pensando en parte el efecto de mayor ahorro sobre la tasa de inter´s. En todo e caso, al ser el aumento transitorio podemos esperar que el efecto sobre la inversi´n no ser´ tan importante ya que la productividad sube s´lo por un tiempo, o a o en cuyo caso no es necesario tener mucho m´s capital. a En el otro extremo, podemos pensar en un aumento de la productividad permanente, por ejemplo debido a la adopci´n de una nueva tecnolog´ que o ıa, a diferencia del clima tender´ a persistir en el tiempo. Este caso es en cierta a medida el opuesto del aumento transitorio. Aqu´ es esparable que el ahorro ı no cambie, debido a que la mayor productividad permitir´ sostener permaa nentemente un mayor nivel de consumo sin necesidad de cambiar el patr´n o de ahorro. Por otro lado, dado que la productividad sube para siempre, las empresas querr´n tener un mayor stock de capital ´ptimo, lo que las llevar´ a a o a aumentar la inversi´n m´s que si el aumento fuera transitorio, ya que el mayor o a capital se usar´ por m´s tiempo. Por lo tanto, con el ahorro relativamente estaa a ble, el aumento de la productividad corresponde a un aumento de la demanda por inversi´n, que sube las tasas de inter´s de equilibrio. o e Toda la discusi´n realizada en esta secci´n y la anterior tienen fundameno o taci´n en modelos de equilibrio general incluyendo comportamiento cosistente o con la teor´ microecon´mica de los agentes. Esto se estudia en la siguiente ıa o secci´n. o

6.4.

Modelo de Dos Per´ ıodos *

En esta secci´n examinaremos los fundamentos microecon´micos del equio o librio ahorro-inversi´n que hemos discutido para la econom´ cerrada. Para o ıa ello analizaremos una econom´ muy sencilla, la cual dura dos per´ ıa ıodos y tiene un s´lo agente, es decir todos los agentes son iguales. Esta es la econom´ o ıa m´s simple que se puede analizar para estudiar el equilibrio general y proveer a fundamentos microec´micos para el an´lisis de ahorro e inversi´n. En primer o a o lugar veremos el equilibrio general en una econom´ sin producci´n (“endowıa o ment economy”), conocida como la econom´ de Robinson Crusoe, por razones ıa obvias, y luego lo extenderemos a una econom´ con producci´n e inversi´n. ıa o o 6.4.1. La econom´ sin producci´n ıa o

La econom´ est´ compuesta por un individuo, que nace en el per´ ıa a ıodo 1 y recibe una cantidad Y1 del unico bien que hay en la econom´ y es perecible. Su ´ ıa

140

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

ultimo per´ ´ ıodo de vida es el per´ ıodo 2 en el cual recibe Y2 del mismo bien. El individuo consume C1 y C2 en cada per´ ıodo. Puesto que la econom´ es cerrada ıa y no hay posibilidades de producci´n ni de trasladar bienes del primer per´ o ıodo al segundo, ya que el bien es perecible, el equilibrio ser´ tal que C1 = Y1 y a C2 = Y2 . En consecuencia, y como mostraremos a continuaci´n la tasa de o inter´s de equilibrio debe ser tal que se cumpla dicha condici´n de equilibrio, e o y es equivalente a que el ahorro sea igual a la inversi´n. Como la inversi´n es o o cero, la condici´n ser´ ahorro igual a cero. o a El equilibrio se encuentra graficado en la figura 6.5. El individuo tiene una funci´n de utilidad que depende de C1 y C2 , y en la figura se encuentra repreo ´ sentada la isoutilidad que pasa por (Y1 , Y2 ), el unico punto sobre el cual debe pasar la restricci´n presupuestaria. La tasa de inter´s de equilibrio debe ser o e tal que sea tangente a la isoutilidad en ese punto. Si no fuera as´ el individuo ı, podr´ querer ahorrar o pedir prestado, lo que en equilibrio no puede ocurrir ıa ya que habr´ excesso de demanda u oferta de los bienes en cada per´ ıa ıodo. Esta es una econom´ en que hay dos bienes que aunque son el mismo ıa producto, est´n disponibles en momentos distintos. El an´lisis es exactamente a a igual al de una econom´ est´tica en la que hay dos bienes distintos y la ıa a pendiente de la restricci´n presupuestaria es el precio relativo entre ambos o bienes.
C2 T

. . C2 = Y2 ........................ . . . . . .. . . . . . .. . . . . . . . C1 = Y1

−(1 + r)
B

C1

E

Figura 6.5: Equilibrio Econom´ Cerrada ıa

Ahora examinaremos este problema anal´ ıticamente. Supondremos, por conveniencia, que la funci´n de utilidad es separable y por lo tanto el problema a o

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

141

resolver es: m´x u(C1 ) + a

1 u(C2 ) 1+ρ

(6.7)

sujeto a las siguientes restricciones presupuestarias en cada per´ ıodo: Y1 = C1 + S Y2 + S(1 + r) = C2 . (6.8) (6.9)

El par´metro ρ es la tasa de descuento, que se puede definir en base a a β ≡ 1/(1 + ρ) donde β es el factor de descuento. Puesto que el individuo prefiere el presente al futuro β ser´ menor que 1 o lo que es lo mismo ρ es a mayor que cero. La funci´n de utilidad por per´ o ıodo es creciente y c´ncava, es o decir m´s consumo provee m´s utilidad, pero la utilidad marginal del consumo a a decrece a medida que el consumo aumenta. Esto es u > 0 y u < 0. Las restricciones presupuestarias presentan al lado izquierdo los ingresos y al lado derecho los gastos. En el primer per´ ıodo el individuo tiene un ingreso Y1 y puede usarlo en consumo C1 o ahorrar S. En el segundo per´ ıodo sus ingresos son Y2 m´s los intereses, adem´s del pago del principal, que recibe a a por sus ahorros, los que podr´ ser negativos si el individuo de ha endeudado ıan (S < 0). El ahorro es lo que liga las decisiones en el per´ ıodo 1 y 2, y podemos eliminarlo de ambas ecuaciones para llegar a la restricci´n presupuestaria ino tertemporal que nos dice que el valor presente del consumo debe ser igual al valor presente de los ingresos: Y1 + Y2 C2 = C1 + . 1+r 1+r (6.10)

Para resolver este problema escribimos el lagrangiano: L = u(C1 ) + 1 Y2 C2 u(C2 ) + λ Y1 + − C1 − , 1+ρ 1+r 1+r (6.11)

donde λ es el multiplicador de Lagrange y es igual a la utilidad marginal del ingreso. Las condiciones de primer orden de este problema establecen que la derivada del lagrangiano con respecto a las variables de decisi´n sean iguales a cero, o con los cual llegamos a: ∂L = 0 ⇒ u (C1 ) = λ ∂C1 ∂L 1+ρ = 0 ⇒ u (C2 ) = λ . ∂C2 1+r (6.12) (6.13)

142

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

Estas condiciones se pueden combinar en la siguiente ecuaci´n de Euler: o u (C1 ) 1+r = . u (C2 ) 1+ρ (6.14)

Esta ecuaci´n nos determina la pendiente de la funci´n consumo. Tenemos o o as´ una ecuaci´n para dos inc´gnitas, C1 y C2 . Si quisi´ramos determinar la ı o o e funci´n consumo para cada per´ o ıodo, y por lo tanto obtener una expresi´n para o el ahorro, deber´ ıamos usar la restricci´n presupuestaria. o Si la tasa de inter´s es mayor que la tasa de descuento el individuo tene dr´ consumo creciente. Recuerde que la utilidad marginal es decreciente, en a consecuencia si la raz´n es mayor que uno, u (C1 ) > u (C2 ), es decir C2 deo be ser mayor a C1 . El individuo prefiere posponer el consumo por la v´ del ıa ahorro, ya que a medida que r aumenta el precio del futuro se reduce. Para relacionar el precio del futuro con la tasa de inter´s basta con examinar e la ecuaci´n (6.10). Multiplicando la restricci´n presupuestaria por 1 + r, y o o escribiendo el lado derecho en t´rminos de precios relativos, tendremos que e corresponde a p1 C1 + C2 . Entonces, p1 representa el precio del consumo en el per´ ıodo 1 en t´rminos del consumo en el per´ e ıodo 2. Por lo tanto cuando r aumenta el presente se encarece y el futuro se abarata. Hasta ahora no hemos descrito m´s que la funci´n consumo analizada en a o el cap´ ıtulo 3.3, con un poco m´s de matem´ticas. Sin embargo ahora estamos a a equipados para resolver el equilibrio general. En equilibrio general se cumplen las siguientes condiciones: Los consumidores maximizan utilidad. Esto es lo que hemos hecho hasta ahora. Los productores maximizan utilidades de sus empresas. Esto en este caso es irrelevante ya que la producci´n est´ dada. o a Los mercados est´n en equilibrio de oferta y demanda. a Las dos primeras condiciones son las que definen las ofertas y demandas, mientras la tercera establece que las ofertas y demandas se equilibran. dadas estas condiciones s´lo nos queda agregar que Y1 = C1 e Y2 = C2 , lo que o reemplazando en la ecuaci´n que define la trayectoria del consumo nos lleva a o la siguiente ecuaci´n para la tasa de inter´s: o e 1+r = u (Y1 ) (1 + ρ). u (Y2 ) (6.15)

La interpretaci´n de esta condici´n que cuando Y1 es grande relativo a Y2 , la o o tasa de inter´s debe ser baja para que el precio del consumo del primer per´ e ıodo sea relativamente alto y as´ tendremos una trayectoria de consumo creciente. ı

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

143

Si r fuera mayor, el individuo preferir´ trasladar consumo al futuro, y si es ıa menor a este equilibrio se querr´ endeudar. Ninguna de esas cosas puede hacer a ya que nadie le prestar´ (se necesita alguien que quiera ahorrar) ni nadie le a pedir´ prestado (se necesita alguien que se quiera endeudar). Robinson Crusoe a est´ solo en su isla, o son todos los Robinsons iguales. a Si Y1 = Y2 el consumo ser´ parejo, y para ello se necesita que el individuo a descuente el futuro a una misma tasa que la de mercado de modo que quiera mantener el consumo constante.
r S(Y1 = Y2 ) S(Y1 > Y2 ) ρ

S, I

Figura 6.6: Equilibrio Ahorro-Inversi´n, Econom´ Cerrada o ıa

¿C´mo se relaciona esto con el an´lisis ahorro-inversi´n? La respuesta se o a o encuentra en la figura 6.6. La curva de inversi´n coincide con el eje vertical o ya que no hay posibilidades de inversi´n La curva de ahorro que se deriva o del problema del consumidor corresponde a la curva creciente S. El equilibrio es cuando S corta el eje vertical. Cuando Y1 = Y2 hemos demostrado que el equilibrio es r = ρ, tal como lo muestra la figura. Cuando Y1 > Y2 el individuo tendr´ mayor incentivo a ahorrar para cada nivel de tasa de inter´s que en el a e caso de igualdad de ingreso, y por lo tanto la curva S se desplaza a la derecha y la tasa de inter´s de equilibrio cae, tal como lo muestra la ecuaci´n (6.15). e o El aumento de Y1 por sobre Y2 graficado en la figura 6.6 puede ser interpretado como un aumento transitorio en la productividad, es decir la econom´ ıa produce s´lo por el per´ o ıodo 1 m´s bienes. La conclusi´n es que los individuos a o ahorraran parte de este aumento de la productividad para gastarlo en el segundo per´ ıodo, es decir para cada nivel de r el ahorro sube. Sin embargo, dado que la inversi´n no sube, la mayor disponibilidad de ahorro reduce la tasa de o inter´s. Mirando el problema del consumidor lo que ocurre es que para que e

144

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

el individuo consuma esta mayor producci´n el precio del presente, la tasa de o inter´s, debe bajar. En cambio si la productividad sube proporcionalmente lo e mismo en ambos per´ ıodos, manteniendo Y1 = Y2 , es decir hay un aumento permanente de la productividad, no habr´ efectos sobre la tasa de inter´s. a e A continuaci´n analizaremos los efectos de la pol´ o ıtica fiscal. Asumiremos que la pol´ ıtica fiscal es de presupuesto equilibrado en cada per´ ıodo. El gobierno financia con impuestos su gasto en bienes, es decir G1 = T1 y G2 = T2 . El ingreso del individuo se ve reducido por los impuestos en cada per´ ıodo. Usando al restricci´n intertemporal y el hecho que elpresupuesto es equilibrado o llegamos a: Y2 − G2 C2 Y1 − G1 + = C1 + . (6.16) 1+r 1+r Resolviendo el equilibrio general llegamos a la siguiente condici´n para la tasa o de inter´s de equilibrio: e 1+r = u (Y1 − G1 ) (1 + ρ). u (Y2 − G2 ) (6.17)

N´tese que lo que importa es la trayectoria del gasto del gobierno y no o su nivel en un per´ ıodo dado, sino que como se compara con el resto del gasto. Por lo tanto el ejercicio interesante es pensar en un aumento del gasto del gobierno en el per´ ıodo actual (per´ ıodo 1), lo que es similar a una reducci´n futura (per´ o ıodo 2) del gasto de gobierno. Esto es similar a plantear un aumento transitorio del gasto fiscal, como es en el caso del aumento del gasto que ha ocurrido en los per´ ıodos de guerra o causado por las necesidades de reconstrucci´n despu´s de un terremoto. o e De acuerdo a (6.17) la tasa de inter´s subir´. La raz´n es que un aumento e a o del gasto del gobierno reduce el consumo presente. Para que esto sea un equilibrio y el individuo no anticipe consumo v´ endeudamiento, como ocurrir´ ıa ıa a la tasa de inter´s original, el precio del presente debe subir y el del futuro e bajar para que se mantenga una trayectoria creciente de consumo. En t´rmie nos de ahorro inversi´n, el aumento del gasto de gobierno, manteniendo ahorro o p´blico constante, reduce el ahorro por cuanto el individuo tendr´ m´s incenu a a tivos a traer consumo al presente, pero como la inversi´n es constante esto s´lo o o traer´ un aumento de la tasa de inter´s. a e Por ultimo el caso de un aumento permanente del gasto del gobierno no ´ tiene efectos claros sobre la tasas de inter´s real. Para ver esto asuma el caso e m´s est´ndar: que el ingreso y el gasto del gobierno son iguales entre per´ a a ıodo, es decir Y1 = Y2 y G1 = G2 . En este caso r = ρ. Si G1 y G2 suben en igual magnitud, la tasa de inter´s permanece constante. e Hemos asumido balance presupuestario equilibrado, sin embargo podemos suponer, de modo m´s realista como es el caso por ejemplo de finaciamientos a

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

145

especiales transitorios en casos de guerras o terremotos, que el gasto se financia v´ deuda. En este caso no podemos saltar tan r´pido a una restricci´n ıa a o presupuestaria como (6.16) sino que deber´ ser: ıa Y1 − T 1 + Y2 − T 2 C2 = C1 + . 1+r 1+r (6.18)

Para encontrar la relaci´n entre impuesto y gastos debemos mirar a la reso tricci´n presupuestaria del gobierno. Denotando por B1 la deuda que adquiere o el gobierno en el per´ ıodo 1 y paga con una tasa de inter´s r en el segundo e per´ ıodo, tenemos las siguientes restricciones presupuestarias para el gobierno en cada per´ ıodo : G1 = T1 + B1 G2 + (1 + r)B1 = T2 . (6.19) (6.20)

Despejando B1 de las dos restricciones anteriores llegamos a la siguiente restricci´n intertemporal para el gobierno: o G1 + G2 T2 = T1 + , 1+r 1+r (6.21)

que nos dice simplemente que el valor presente de los gastos del gobierno es igual al valor presente de sus ingresos tributarios. En consecuencia, reemplazando la restricci´n intertemporal del gobierno o en la restricci´n preupuestaria (6.18) llegamos exactamente a la restricci´n o o presupuestaria (6.16). Es decir el problema cuando el gobierno usa deuda para financiar sus gastos, y paga su deuda en el futuro, es exactamente el mismo que el problema que cuando el gobierno sigue una regla de presupuesto equilibrado. En consecuencia se cumple la equivalencia ricardiana, tal como la discutimos en el cap´ ıtulo 5. En particular, al no haber incertidumbre, al ser los impuestos de suma alzada y por lo tanto no distorsionan, al ser el horizonte del gobierno igual al del individuo y al no haber restricciones al endeudamiento, la equivalencia ricardiana debe cumplirse en este modelo. 6.4.2. La econom´ con producci´n e inversi´n ıa o o

La econom´ sin producci´n es util para enfocarnos en la conducta de ahorro ıa o ´ de los individuos y su impacto sobre el equilibrio de la econom´ Sin embargo, ıa. hemos ignorado completamente el efecto de las decisiones de inversi´n. Para o ello extenderemos el modelo anterior para considerar que el individuo, a´n u viviendo en una econom´ cerrada, puede sacrificar bienes hoy para usarlos en ıa producci´n futura, de modo que en equilibrio habr´ ahorro. o a Comenzaremos analizando ahora una econom´ donde hay empresas que ıa producen bienes, y consumidores (hogares), todos id´nticos, que son al final e

146

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

los due˜os de las empresas y trabajan para recibir ingresos por su trabajo. n Analizaremos hogares y firmas separadamente, y despu´s veremos el equilibrio e general. Hogares Al igual que en el caso anterior, los individuos maximizan utilidad en los dios per´ ıodos. Su funci´n de utilidad es la misma que en (6.7). La restrico ci´n presupuestaria la escribiremos de forma gen´rica para cualquier per´ o e ıodo t como: (1 + rt )At + wt Lt = Ct + At+1 , (6.22) es decir, el individuo tiene dos fuentes de ingresos, la primera son los ingresos financieros que vienen del hecho que el individuo posee activos netos por At que le rentan rt . La otra fuente de ingreso son los ingresos laborales, donde el salario es wt y el empleo Lt que asumiremos constante y no cambia con el salario, lo que es equivalente a asumir que la oferta de trabajo es infinitamente el´stica. a Las condiciones de primer orden del problema del individuo son tal como ya vimos: u (C1 ) 1+r = . (6.23) u (C2 ) 1+ρ Empresas Las empresas producen bienes con la siguiente funci´n de producci´n: o o Yt = F (Kt , Lt ). (6.24)

la que satisface FK > 0, FKK > 0 y F (0, Lt ) = 0. estas empresas productoras de bienes arriendan el capital a una tasa R, y asumiremos que el capital se deprecia a una tasa δ. Las empresas pagan tambi´n w por unidad de trabajo. e En consecuencia las empresas resuelven el siguiente problema con el objetivo de maximizar unidades en cada per´ ıodo (puesto que hay un solo bien su precio lo normalizamos a 1):
Kt ,Lt

m´x F (Kt , Lt ) − Rt Kt − wt Lt . a

(6.25)

La soluci´n a este problema establece que se emplean factores hasta que la o productividad marginal iguale a su costo unitario (FK = R y FL = w). Tal como discutimos en el cap´ ıtulo 4, el costo de uso del capital es igual a la tasa de inter´s real m´s la tasa de depreciaci´n, y debido a que en condiciones de e a o competencia las utilidades son cero, tendremos que: FK = Rt = rt + δ wt Lt = F (Kt , Lt ) − (rt + δ)Kt (6.26) (6.27)

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

147

Equilibrio general Las decisiones de consumo y ahorro de los individuos estar´n dadas por la a ecuaci´n (6.23). En equilibrio en la econom´ el unico activo es el capital es o ıa ´ decir: A t = Kt . (6.28) Al ser todos los individuos iguales no hay transacciones intertemporales entre ellos. Este es un elemento distintivo con la econom´ abierta, en la cual el ıa individuo puede prestar o pedir prestado del exterior, y por lo tanto los activos netos no necesariamente coinciden con el stock de capital. Combinando la restricci´n presupuestaria del individuo, (6.22), con la cono dici´n agregada que At = Kt y la ecuaci´n (6.27), tenemos que: o o F (Kt , Lt ) + Kt = Ct + Kt+1 + δKt (6.29)

que no es m´s que la restricci´n que la disponibilidad total de bienes (Yt + Kt ) a o del lado derecho, sea igual al uso total de estos bienes, ya sea para consumir, dejar capital para el siguiente per´ ıodo o el gasto por depreciaci´n. Otra forma o de verlo, y reconociendo que la inversi´n bruta (It ) es igual al aumento del o stock de capital m´s la depreciaci´n (It = Kt+1 − (1 − δ)Kt ), llegamos a la a o tradicional igualdad entre la producci´n de bienes y el gasto en consumo e o inversi´n: o Yt = Ct + It . (6.30) Para estudiar este problema, lo especializaremos en dos per´ ıodos, ya que hasta ahora no usamos el hecho que la econom´ dura s´lo dos per´ ıa o ıodos. Suponemos que la econom´ comienza el per´ ıa ıodo 1 con un stock de capital K1 , terminar´ con K3 = 0 porque la econom´ termina en el per´ a ıa ıodo 2. Entonces tenemos que (para empleo usamos L constante en ambos per´ ıodos): F (K1 , L) + (1 − δ)K1 = C1 + K2 F (K2 , L) + (1 − δ)K2 = C2 . (6.31) (6.32)

Habiendo dos bienes para consumir (C1 y C2 ) y una dotaci´n de capital o inicial (K1 ), podemos ver la “frontera de posibilidades de producci´n” (FPP) o a a de esta econom´ Es decir, dado valores para C1 y K1 cu´nto es el m´ximo C2 ıa. que se puede conseguir con producci´n dom´stica. Para esto combinamos las o e dos ecuaciones anteriores, para eliminar K2 , de modo de encontrar todas alas o combinaciones posibles de C1 y C2 dado K1 . Por supuesto cada combinaci´n de consumo implicar´ un K2 distinto, es decir una inversi´n distinta. Combinando a o las ecuaciones llegamos a la siguiente expresi´n que representa la FPP: o C2 = F (F (K1 , L) + (1 − δ)K1 − C1 , L) + +(1 − δ)[F (K1 , L) + (1 − δ)K1 − C1 ]. (6.33)

148

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

C2 T

A C2 ........................ E . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . C1 B

−(1 + r)
B E

C1

Figura 6.7: Equilibrio Econom´ Cerrada con producci´n ıa o

La FFP se encuentra representada en el gr´fico 6.7. Diferenciando (impl´ a ıcitamente) la expresi´n anterior llegamos a que la pendiente de la FFP es: o dC2 = −FK − (1 − δ). dC1 (6.34)

En el ´ptimo para las empresas debe cumplir la condici´n que la productio o vidad marginal del capital es igual a su costos de uso, es decir: dC2 = −(1 + r), dC1 (6.35)

que es exactamente igual a la pendiente de la restricci´n presupuestaria del o individuo, y tal como los establece la soluci´n ´ptima para los hogares debe o o ser tangente a las curvas de isoutilidad. Es decir, en el ´ptimo se tiene que o las curvas de isoutilidad y la FPP deben ser tangentes, y la pendiente de esa tangente es la que nos determina la tasa de inter´s real de equilibrio. e La posibilidad que los hogares tienen de acumular capital permiten conciliar las decisiones de ahorro de los individuos con las posibilidades de trasladar o producci´n hacia el futuro por medio de la inversi´n. K1 determina la posici´n o o de la FPP. Si K1 es muy bajo, la FPP se trasladar´ hacia el origen. ıa Si no hubiera inversi´n, y todo se consume en el per´ o ıodo 1 alcanzar´ ıamos un consumo como el de B, pero dado que la producci´n en E envuelve capital o

6.4. Modelo de Dos Per´ ıodos *

149

para el segundo per´ ıodo, habr´ inversi´n por un monto equivalente al trazo a o C1 B. ¿Cu´l es la relaci´n con el esquema ahorro-inversi´n analizado previamena o o te? A diferencia del caso anterior donde la inversi´n es igual a cero, en este o −1 caso sabemos que K2 = FK (r + δ), en consecuencia la inversi´n est´ dada por o a la siguiente relaci´n: o
−1 I1 = FK (r + δ) − (1 − δ)K1 .

(6.36)

Que es una funci´n decreciente de la tasa de inter´s. Es decir a medida que r o e baja nos movemos hacia arriba por la FPP. Por otra parte, del comportamiento del consumidor podemos derivar el ahorro, el que ser´ creciente en la tasa de a inter´s, moviendo el consumo hacia el segundo per´ e ıodo.1 Consumidores-Productores Hasta ahora supusimos que las empresas son entidades separadas de los consumidores. Ahora, para simplificar veremos que pasa si quien consume es tambi´n quien produce (granjeros). este problema es m´s simple y demostrae a remos que la soluci´n es id´ntica a la del caso anterior. o e En este caso el individuo tiene dos activos al inicio del per´ ıodo t, At que es un activo financiero que rinde rt y capital, Kt que lo puede usar para producir. En consecuencia su restricci´n presupuestaria en cualquier per´ o ıodo es: (1 + rt )At + F (Kt ) + Kt (1 − δ) = Ct + Kt+1 + At+1 . (6.37)

En nuestro modelo de dos per´ ıodos suponemos que el individuo nace sin o activos financieros, A1 = 0, s´lo tiene el un stock de capital inicial. dado que el mundo se acaba en el segundo per´ ıodo, el individuo no dejar´ activos, o a sea A3 = 0. Adem´s hemos ignorado L de la funci´n de producci´n ya que la a o o oferta de trabajo es fija. La restricci´n presupuestaria en el per´ o ıodo 1 ser´: a F (K1 ) + K1 (1 − δ) = C1 + K2 + A2 . (6.38)

El individuo decidir´ la inversi´n que le servir´ para aumentar el stock de a o a capital, de modo que la restricci´n la podemos escribir como (dado que K2 = o I1 + K1 (1 − δ)): F (K1 ) = C1 + I1 + A1 . (6.39) La restricci´n en el per´ o ıodo 2 es: (1 + r)A2 + F (K1 (1 − δ) + I1 ) + K1 (1 − δ)2 + I1 (1 − δ) = C2 . (6.40)

1 En rigor habr´ que derivar la funci´n de ahorro dado Y1 e Y2 , la que puede tener, te´ricamente, ıa o o cualquier pendiente, pero el gr´fico muestra que en equilibrio el ahorro subir´ con la tasa de inter´s a a e por el efecto ingreso de cambiar la composici´n intertemporal del producto. o

150

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

Poniendo ambas restricciones juntas, v´ la eliminaci´n de A2 , llegamos a ıa o la siguiente restricci´n intertemporal: o F (K1 (1 − δ) + I1 ) + K1 (1 − δ)2 C2 + I1 (1 − δ) = C1 + I1 + . (6.41) 1+r 1+r

F (K1 ) +

El consumidor-productor elegir´ C1 , C2 e I1 de modo de maximizar su a funci´n de utilidad (6.7) sujeto a la restricci´n (6.41). Formando el lagrangiano o o y maximizando llegaremos a las siguientes condiciones de primer orden: u (C1 ) = λ 1+ρ 1+r FK (K2 ) = r + δ. u (C2 ) = λ (6.42) (6.43) (6.44)

las primeras dos ecuaciones nos dan la ecuaci´n de Euler (6.23), y la ultio ´ ma nos determina la inversi´n que, despejando para I1 , corresponde a (6.36). o esta es exactamente la misma soluci´n que el problema descentralizado entre o empresas y hogares. Para cerrar el equilibrio general debemos imponer que no hay activos financieros, nadie se presta ni presta s´lo se mantiene capital, en o consecuencia A2 = 0. En base a estos resultados podemos usar la figura 6.7, y el equilibrio es el mismo.2 El equilibrio es independiente del arreglo institucional y por lo tanto podemos separar las decisiones de consumo de las de inversi´n, lo que se conoce o como el teorema de separaci´n de Fischer. Este teorema de separabilidad se o cumple bajos condiciones ciertas condiciones, y si las decisiones de ahorro de los individuos afectan las decisiones de inversi´n no podremos hacer la sepao raci´n.3 o

6.5.

Problemas

1. Econom´ de Pleno empleo En el lejano pa´ de Torrentlandia, la ıa ıs econom´ se encuentra en el nivel de pleno empleo, existe un gobierno ıa que gasta y cobra impuestos. Los siguientes par´metros representan la a econom´ ıa:
2 La soluci´n general consiste en usar el hecho que A2 = 0 en las restricciones presupuestarias de o cada per´ ıodo para resolver para C1 y C2 en funci´n de r e I1 , y despu´s usar la ecuaci´n de Euler y o e o la condici´n de optimalidad del capital para encontrar estos dos valores y resolver completamente o el equilibrio.

Para m´s detalle sobre este punto y el modelo de dos per´ a ıodos ver el cap´ ıtulo 1 de Obstfeld y Rogoff (1996).

3

6.5. Problemas

151

¯ Y = 100 C = 1 + c(Y − T ) Iprivada = 20 − 1,5r Ipublico = 10 T = τY G = γT TR = 5 ¯ donde Y es el producto de pleno empleo, T R las transferencias del gobierno al sector privado, γ es la fracci´n de los impuestos que gasta el o gobierno,4 τ es la tasa de impuestos. a) Calcule el ahorro de gobierno (SG ), ahorro privado (SP ), ahorro o e nacional (Sn ), Inversi´n (I), la tasa de inter´s de equilibrio (r), super´vit fiscal.5 (Los valores de los par´metros a usar son: τ = 0,3, a a γ = 1, c = 0,8.) b) El gobierno decide aumentar el gasto, es decir el nuevo valor de γ es 1.2, sin aumentar los impuestos. Calcule la nueva tasa de inter´s de e equilibrio, la variaci´n de la inversi´n y del gasto. ¿Cu´l de ellos es o o a mayor? Justifique. c) ¿Cu´l debe ser el nivel del gasto de gobierno (γ), de manera que a a cualquier nivel de impuestos el ahorro nacional permanezca constante? De una intuici´n de su resultado. o d ) Suponga que τ sube de 0.3 a 0.4 y que γ = 1, al igual que en la parte (a). ¿Qu´ efecto tiene esta alza de impuestos sobre el ahorro e nacional? Puede ser que el ahorro nacional caiga con un alza de impuestos. Justifique. Calcule adem´s la variaci´n de la inversi´n y a o o del gasto, con respecto a la parte (a), y compare. Explique si sus resultados son iguales o distintos a los obtenidos a la parte (b), de alguna intuici´n de por qu´ de los resultados. o e e) Suponga ahora que la inversi´n p´blica aumenta en un 20 %, calcuo u le la tasa el ahorro de gobierno (SG ), ahorro privado (SP ), ahorro nacional (SN ), Inversi´n (I) y la tasa de inter´s de equilibrio (r). o e Vuelva a usar los par´metros de la parte (a). Justifique. a
4 5

Este valor puede ser a veces mayor que 1.

Indicaci´n: Este se define como el gasto total del gobierno (tanto corriente como de capital) o menos ingresos totales.

152

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

2. Gasto de Gobierno y Tasa de Inter´s En la econom´ de Humbi usted e ıa ha sido contratado por el Ministro de Hacienda para calcular el impacto econ´mico que habr´ tenido algunas de las medidas que el hab´ pensado o ıa ıa tomar el a˜o que reci´n se termina. n e Para los siguientes c´lculos suponga que la semi-elasticidad de la inversi´n a o respecto a la tasa de inter´s es de 0.8 %, mientras que la semi-elasticidad e del consumo respecto la tasa de inter´s es de 0.3 %.6 e
Cuadro 6.1: Demanda del PIB 1997 1998 Demanda Interna 8910360 9083756 FBKF 2526156 2579026 Resto 6384204 6504731 Exportaciones 3021005 3200693 Importaciones 4072884 4157943
Fuente: Banco Central. Cifras en millones de pesos de 1986. FBKF es la formaci´n bruta de capital fijo. o

Cuadro 6.2: Gasto del PIB 1997 1998 Gasto Privado 5417874 5607441 601276 624904 Gasto Gobierno Variaci´n de Existencias 365054 o 272385 FBKF 2526156 2579026
Fuente: Banco Central. Cifras en millones de pesos de 1986. FBKF es la formaci´n bruta de capital fijo. o

a) A partir de los datos entregados (ver cuadro 6.1 y 6.2 en la ultima ´ hoja), calcule el PIB de 1998. Para ello suponga que las exportaciones tienen la misma magnitud que las importaciones, esto significa que las exportaciones netas son cero. b) Suponga que el gobierno desea elevar el gasto de gobierno (sin aumentar los impuestos) en un 1 %. Calcule en cu´nto var´ la tasa de a ıa inter´s de equilibrio, calcule adem´s el nuevo nivel de inversi´n y e a o
Esto significa que si la tasa de inter´s aumenta en un punto porcentual la inversi´n cae en 0.8 %, e o mientras que el consumo cae en 0.3 %.
6

6.5. Problemas

153

consumo. Para ello suponga que el PIB que calculo en la parte (a) es de pleno empleo y que la econom´ es cerrada. ıa c) Suponga ahora que la autoridad ten´ como meta aumentar el gasto ıa de gobierno (en 1998) para que fuera 1 % mayor como porcentaje del PIB. Bajo esta situaci´n en cu´nto habr´ variado las tasas de o a ıan inter´s. Calcule adem´s el crecimiento del gasto de gobierno durante e a 1998. d ) Suponga ahora que el consumo y la inversi´n son insensibles a la o tasa de inter´s, y que el aumento del gasto de gobierno de un 1 % e consiste en un 50 % de mayores transferencias para el sector privado y el resto es gasto de gobierno en mayores sueldos p´blicos. Suponga u que de las mayores transferencias el sector privado s´lo se consume el o 70 %, ahorrando el resto. Calcule en cu´nto var´ el ahorro privado, a ıa el ahorro de gobierno y el ahorro nacional. 3. Equilibrio de largo plazo en dos per´ ıodos y pol´ ıtica fiscal. En este problema analizaremos el equilibrio en un modelo de dos per´ ıodos. Considere una econom´ que dura por dos per´ ıa ıodos. Hay un s´lo indio viduo (o muchos pero todos iguales) que recibe un ingreso (ca´ del ıdo cielo) Y1 e Y2 en ambos per´ ıodos, respectivamente, de un bien que no se puede almacenar. Hay un gobierno que gasta G1 y G2 en cada per´ ıodo, respectivamente. Este gasto lo financia con impuestos de suma alzada T1 y T2 , en cada per´ ıodo, a los individuos, con una pol´ ıtica de presupuesto balanceado en todo momento. La funci´n de utilidad est´ dada por: o a U = log C1 + β log C2 y una restricci´n presupuestaria intertemporal: o Y1 − G1 + Y2 − G2 C2 = C1 + , 1+r 1+r (6.46) (6.45)

donde hemos usado el supuesto que impuestos y gastos son iguales, o que la equivalencia ricardiana se cumple. Responda lo siguiente: a) Encuentre la funci´n consumo para el per´ o ıodo 1 y per´ ıodo 2. b) Determine la tasa de inter´s de equilibrio como funci´n de Y1 , G1 , Y2 e o y G2 y otros par´metros del modelo si es necesario. a

154

Cap´ ıtulo 6. La Econom´ Cerrada ıa

c) ¿Qu´ pasa con la tasa de inter´s de equilibrio cuando s´lo el gasto e e o de gobierno en el corto plazo sube (G1 )? ¿Y qu´ pasa cuando s´lo e o el gasto futuro aumenta (G2 )? De una explicaci´n intuitiva a sus o resultado. d ) Suponga que se anticipa gasto del gobierno, aumentando el gasto en el per´ ıodo 1 y reduci´ndolo compensadamente en el per´ e ıodo 2. Es decir si el gasto presente sube en ∆, el gasto futuro se reducir´ en a esta magnitud m´s los intereses, es decir ∆(1 + r) (esto es similar a a suponer que se reducen impuestos corrientes y se elevan en el futuro y en eso se basa la equivalencia ricardiana). Qu´ pasa con la tasa de e inter´s de equilibrio. e e) Suponga que G1 = G2 = 0. Relacione la tasa de inter´s real de la e econom´ con la tasa de crecimiento de su producci´n. Discuta el ıa o resultado.

Cap´ ıtulo 7

Econom´ Abierta: La Cuenta ıa Corriente
Extenderemos el an´lisis de la secci´n anterior al caso de una econom´ a o ıa abierta. Existen distintas formas y grados en que una econom´ puede ser ıa abierta. Por ejemplo la econom´ puede ser abierta al resto del mundo en el ıa comercio de bienes, los flujos de capitales, o los flujos migratorios. La teor´ ıa del comercio internacional se preocupa del comercio de bienes. Analiza el por qu´ distintos pa´ se especializan en producir y vender local e internacionale ıses mente distintos tipos de bienes. La teor´ del comercio enfatiza el rol de las ıa ventajas comparativas. Desde el punto de vista macroecon´mico nos interesa o saber el por qu´ puede haber econom´ que a pesar de producir los mismo e ıas bienes pueden estar dispuestas a comerciar. La raz´n es que pueden producir o el mismo bien, pero en distintos momentos del tiempo. En el fondo, la apertura a los flujos financieros permite a la econom´ consumir hoy m´s (o menos) de ıa a lo que tiene, siempre y cuando pague (o reciba los pagos) ma˜ana. Esto es n “comercio intertemporal”, y tambi´n est´ presente el principio de las ventajas e a comparativas, porque como veremos m´s adelante los pa´ tender´n a vender a ıses a los bienes en que tienen mayor abundancia, donde los bienes son bienes en el presente o en el futuro. En la mayor parte de este cap´ ıtulo nos concentraremos en pa´ que tienen ıses d´ficits en la cuenta corriente. Esto no puede ser as´ para todos los pa´ e ı ıses, ya que los d´ficit se deben compensar a nivel global con super´vits. Sin embargo, e a nuestro foco es en econom´ en desarrollo, que como se muestra m´s adelante ıas a lo natural es que tiendan a tener d´ficits en la cuenta corriente. e Para comenzar supondremos que hay perfecta movilidad de capitales. Para esto suponemos que los agentes de la econom´ nacional pueden prestar o ıa pedir prestado todo lo que quieran a una tasa de inter´s r∗ , con el resto del e mundo, para financiar los proyectos de inversi´n. Tambi´n veremos como se o e puede analizar la movilidad imperfecta de capitales. Finalmente abordaremos
155

156

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

modelos m´s dim´micos mas formales como es el modelo de dos periodos, que a a ya comenzamos a ver en el capitulo anterior. Definiremos como rA la tasa de de inter´s de equilibrio si la econom´ es e ıa ∗ cerrada y la compararemos con r .

7.1.

Cuenta Corriente de Equilibrio

Hemos discutido en el cap´ ıtulo 2 varias formas de definir el balance en la cuenta corriente (CC),1 todas ellas son equivalentes pero enfatizan distintos aspectos de la relaci´n de un pa´ con el resto del mundo. Ellas son: o ıs (a) CC = X −(M +F ). Esta definici´n es basada en la contabilidad externa, es o decir el super´vit en la balanza comercial o exportaciones netas, menos el a pago de factores al exterior que son b´sicamente los servicios financieros. a (b) CC = P N B − A donde A es la demanda interna. Es decir la cuenta corriente es la diferencia entre el ingreso de un pa´ y su gasto. El suıs per´vit corresponde al exceso de ingreso sobre gasto. a (c) CC = −SE , es decir el d´ficit en la cuenta corriente (-CC) es el ahorro e externo, SE = I − SN . Puesto que ahorro es igual a inversi´n el ahorro o externo es la diferencia entre la inversi´n y el ahorro nacional. o (d) La CC es el cambio de la posici´n neta de activos respecto al resto del o mundo. Para entender mejor esta ultima definci´n, y que es la definici´n b´sica ´ o o a para entender el comercio intertemporal, supondremos que Bt son los activos netos que posee un pa´ al principio del per´ ıs ıodo t, si Bt > 0 la econom´ le ıa ha prestado al resto del mundo en t´rminos netos una cantidad igual a Bt . e Si Bt < 0 la econom´ se ha endeudado por esa misma cantidad con el resto ıa del mundo. Por notaci´n si Bt < 0, los pasivos netos los denotaremos por o Dt = −Bt . Podemos pensar que Dt es la deuda externa del pa´ Sin embargo ıs. considerando que en el mundo hay muchos flujos de portafolio (compra de acciones por ejemplo) y de inversi´n extranjera, el valor de Dt es cubre pasivos o m´s all´ que simplemente la deuda externa, ya que adem´s incluye todos los a a a otros pasivos que un pa´ tiene con el resto del mundo. ıs La definci´n (d) se puede expresar como: o CCt = Bt+1 − Bt . o el d´ficit en la cuenta corriente se puede escribir como: e −CCt = Dt+1 − Dt
1

Si CC < (>)0 es un d´ficit (super´vit). e a

7.1. Cuenta Corriente de Equilibrio

157

Cuando un pa´ tiene un d´ficit en la cuenta corriente significa que se ıs e est´ endeudando con el resto del mundo o dicho de otra forma, los activos a netos que el resto del mundo posee de ´l disminuyen. El cuadro ?? ilustra la e evoluci´n del d´ficit en la cuenta corriente en Chile desde 1990. o e Cuando un pa´ tiene un d´ficit en la cuenta corriente significa (mirando ıs e definici´n (b)) que su ingreso es menor que su gasto y por lo tanto los bienes o faltantes se los est´ prestando el resto del mundo. En este caso la econom´ a ıa tiene un ahorro externo positivo, o dicho de otra forma, el exterior est´ proa veyendo m´s fondos prestables (ahorro). El equilibrio de econom´ abierta a ıa ser´ entonces el que se aprecia en la figura 7.1. Esta figura considera el caso a m´s tradicional de pa´ en desarrollo, esto es cuando la tasa de inter´s de a ıses e la econom´ est´ cerrada es mayor que la tasa de inter´s mundial, es decir ıa a e rA > r∗ .
r S

rA........................... . . r∗................................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . SN I Def. CC

I

S, I

Figura 7.1: Econom´ en Desarrollo ıa

De la figura 7.1 se puede apreciar que el hecho que la tasa de autarqu´ ıa sea mayor que la internacional, significa que cuando la econom´ se abre haıa br´ una mayor demanda por inversi´n y menor ahorro, producto de la ca´ a o ıda en la tasa de inter´s. En consecuencia esta econom´ tendr´ un d´ficit en la e ıa a e cuenta corriente. Para entender por qu´ esto ocurre basta pensar por que una e econom´ puede tener ahorro bajo respecto del ahorro mundial o tener una ıa ıa inversi´n alta.2 Lo primero puede ocurrir porque es una econom´ de bajos o
2 La econom´ mundial es cerrada . . . hasta que no encontremos en otros planetas con quien ıa comerciar, tarea en la que est´n empe˜ ados nuestros astr´nomos. Esta es la mayor conecci´n entre a n o o la astronom´ y la econom´ . . . que ambas miran a la luna. M´s en serio, en la econom´ mundial ıa ıa a ıa

158

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

ingresos y con gente sin muchas intenciones de ahorrar ya que apenas les alcanza para consumir. Lo segundo puede ocurrir porque es una econom´ donde ıa la inversi´n es muy productiva, lo que ocurre en pa´ con escasez de capital, o ıses o sea econom´ menos desarrolladas. Cuando se discuta crecimiento econ´miıas o co esta discusi´n ser´ m´s clara, pero por ahora basta pensar en donde es o a a m´s rentable un kilometro de camino. En una econom´ desarrollada donde a ıa el ultimo kil´metro a pavimentar es para llegar a la cima de una monta˜a ´ o n con linda vista, o el de una econom´ donde el siguiente kilometro ser´ de un ıa a punto de producci´n a un puerto. Por ello en general se piensa que los pa´ o ıses A ∗ en desarrollo tienen d´ficit en la cuenta corriente (r > r ), mientras que en e las econom´ desarrolladas ocurre lo contrario.3 ıas

7.2.

Movilidad Imperfecta de Capitales

Hay suficiente evidencia cuestionando la perfecta movilidad de capitales en el mundo. Esto puede ser particularmente v´lido en pa´ en desarrollo, a ıses los cuales no tiene la posibilidad de endeudarse todo lo que quieran a la tasa de inter´s internacional. Tal como en las econom´ nacionales la gente no e ıas puede endeudarse todo lo que desee debido a problemas de informaci´n, lo o mismo sucede, y con mayor raz´n, entre pa´ o ıses. Esto es lo que se conoce como riesgo pa´ y es una importante limitaci´n a la movilidad de capitales. En esta ıs o secci´n estudiaremos dos casos. En la primera parte veremos los efectos del o riesgo pa´ o soberano y como podemos pensar en ´l dentro del esquema que ıs e ya presentamos, y en la segunda parte se analizar´n los controles de capital. a Este es un segundo mecanismo a trav´s del cual los pa´ e ıses, mediante pol´ ıticas restrictivas a los flujos de capitales, reducen la movilidad. 7.2.1. Riesgo soberano

En econom´ de la informaci´n es muy conocido el caso en que los problemas ıa o de informaci´n conducen a un racionamiento del cr´dito, es decir, los individuos o e enfrentan limitaciones a su endeudamiento. Esto puede significar que le sube la tasa de inter´s a la que le prestan, o que le dejan de prestar. Algo similar se e puede pensar para los pa´ ıses. Pa´ muy endeudados pueden ser m´s riesgosos ıses a y es m´s probable que no paguen. M´s a´n, un pa´ soberano puede declarar a a u ıs que no pagar´ sus deudas y no hay muchas formas de cobrarle. O sea la a institucionalidad legal para exigir el cobro es d´bil, introduciendo m´s riesgo e a de no pago. Es distinto al caso de un pa´ donde al sr regidos por una ley ıs, com´n no se puede renegar f´cilmente de un cr´dito, lo que si bien tampoco es u a e
la tasa r∗ es la que equilibra ahorro e inversi´n mundial. o Esto no siempre es as´ y la principal excepci´n son los Estados Unidos, que es un pa´ acreedor ı o ıs neto, es decir en nuestra notaci´n B < 0. o
3

7.2. Movilidad Imperfecta de Capitales

159

trivial entre estados soberanos es m´s plausible que ocurra y varias experiencias a recientes as´ lo demuestran. ı Por riesgo soberano se entiende el riesgo de no pago de un estado soberano. Una empresa tiene riesgo comercial, pero tambi´n riesgo soberano si en el caso e de que un pa´ se declare en moratoria o cesasi´n de pagos le impide a sus ıs o empresas que sirvan sus deudas. En el mundo real no es que se les obligue a las empresas a no pagar, sino que ellas pueden no conseguir moneda extranjera para cancelar sus deudas, aunque ellas quieran cancelar sus compromisos. Formalmente esto se puede ilustrar de la siguiente forma: supongamos que la tasa de inter´s internacional libre de riesgo sea r∗ (papel del tesoro americae no). Consideremos un pa´ que est´ endeudado y con probabilidad p no paga ıs a 4 su deuda y con 1 − p si la paga. En este caso un banco que decide prestarle recursos a ´ste pa´ va exigir un retorno mayor, r, porque sabe que en un e ıs porcentaje 100 × p % de las veces que invierta en ese pa´ no recuperar´ su ıs a pr´stamos. Si hay competencia entre prestamistas, en promedio estar´n indifee a rentes entre colocar sus fondos a r∗ o prestar en el pa´ en cuyo caso recibir´n ıs, a un retorno esperado de pr ya que el otro 1 − p de las veces el retorno es cero. Entonces:5 r∗ r= , p es decir mientras mayor sea la probabilidad de que un pa´ no pague su deuda ıs mayor ser´ el retorno que los prestamistas le van a exigir a los proyectos. Este a hecho tiene como consecuencia que la tasa de inter´s del pa´ deudor aumente. e ıs Es razonable pensar que la probabilidad de no pago p depender´ de cuana to sea la deuda, o los pasivos totales, de un pa´ con respecto al resto del ıs mundo. Esto es, cuanto d´ficit en la cuenta corriente ha acumulado, incluyene do el d´ficit del per´ e ıodo actual. Como el pasado es un dato, podemos pensar simplemente que el riesgo pa´ sube con el d´ficit en la cuenta corriente. ıs e La idea reci´n discutida se puede apreciar en la figura 7.2. Cuando un pa´ e ıs no tiene d´ficit en la cuenta corriente entonces la tasa de inter´s interna es e e igual a la externa,6 sin embargo a medida que aumenta el d´ficit en la cuenta e corriente la tasa de inter´s del pa´ sube porque la probabilidad de que el pa´ e ıs ıs
No entraremos a ver porque un pa´ toma esta decisi´n, pero a grosso modo esto ocurre cuanıs o do los pa´ ıses entran en severas crisis de pagos y no tienen moneda extranjera para afrontar sus obligaciones. Para esta condici´n se requiere no s´lo competencia sino que adem´s alg´n agente que sea o o a u neutral al riesgo, as´ no se exige una prima de riesgo. No hay problemas en extender la presentaci´n ı o al caso de la prima de riesgo. Esto no es completamente correcto, ya que si el pa´ parte con un elevado nivel de deuda, aunque ıs en el per´ ıodo bajo an´lisis no se endeude igualmente tendr´ riesgo pa´ positivo. Para modificar el a a ıs an´lisis basta considerar que el pa´ no parte con r∗ cuando el d´ficit es nulo sino que parte con un a ıs e r∗ + , donde es el nivel de riesgo inicial. Para simplificar la presentaci´n se asume que inicialmente o es cero.
6 5 4

160

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

r S

.. .. ... rrs............A.rs.............B.rs . . . . . . . . . A. . .............................B . . . . . . r∗ . . . . . . . . . . Def CC . . . . . . . . I . . . . . . . . . . . . . . . . . . rs SN I rs

S, I

Figura 7.2: Efecto Riesgo Soberano

no cumpla con sus compromisos aumenta, esto lleva a que los inversionistas externos est´n dispuestos a prestarle m´s recursos s´lo a una mayor tasa de e a o inter´s. De la figura 7.2 se aprecia que si el pa´ enfrenta imperfecta movilidad e ıs de capitales entonces el equilibrio de esta econom´ se encuentra en el punto ıa Brs , donde a la tasa de inter´s rrs se tiene que el ahorro nacional (SN rs ) m´s e a rs el d´ficit en la cuenta corriente es igual a la inversi´n (I ). Si el pa´ tuviera e o ıs perfecta movilidad de capitales entonces la principal diferencia con un pa´ ıs ∗ que no la tiene es que su tasa de inter´s ser´ la internacional r < r. Esto e a implica que la inversi´n es mayor (punto A de la figura), el ahorro menor (B) o y el d´ficit en la cuenta corriente mayor cuando hay perfecta movilidad de e capitales.7 En el caso que el pa´ no pueda pedir prestado todo lo que quiera a r∗ , la ıs relaci´n entre la tasa de inter´s dom´stica y la tasa de inter´s internacional se o e e e puede escribir como: r = r∗ + ξ. Donde ξ representa el riesgo pa´ es decir la prima de riesgo que el pa´ debe ıs, ıs pagar para tomar cr´ditos en el exterior (risk premium). e Este caso es interesante y realista, pero para efectos de nuestros ejercicios de est´tica comparativa nos concentraremos en el caso de perfecta movilidad a de capitales, donde la oferta de fondos externos es horizontal a r∗ . Cualitativamente los resultados son similares, aunque ayudan a entender algunos hechos estilizados en la econom´ mundial que son dif´ ıa ıciles de entender sin movilidad
En este caso la imperfecta movilidad de capitales no tiene ning´n costo para el pa´ pues u ıs, estamos suponiendo que el producto se encuentra en pleno empleo.
7

7.2. Movilidad Imperfecta de Capitales

161

imperfecta de capitales, como la relaci´n ahorro-inversi´n que discutiremos o o m´s adelante. a 7.2.2. Controles de capital

Otra alternativa para que los capitales no fluyan libremente entre pa´ es ıses que el gobierno no lo permite. Esto sucede, razonablemente, en lugares donde la autoridad pretende reducir la vulnerabilidad de la econom´ a violentos ıa cambios en la direcci´n de los flujos de capital. o Para controlar el flujo neto de capitales al pa´ la autoridad debe necesaıs riamente controlar el d´ficit en la cuenta corriente. Para conseguir ello debe e impedir que los agentes econ´micos nacionales presten o pidan prestado todo o lo que quieran a una tasa de inter´s r∗ , si es que esto fuera posible. e La manera m´s simple de pensar en controles de capital es suponer que se a pone un impuesto a las transacciones financieras con el exterior. Por lo tanto si alguien se endeuda paga un inter´s recargado en un τ %, esto es r∗ (1 + τ ) e que ser´ igual a la la tasa de inter´s dom´stica. En este caso el an´lisis es a e e a simple ya que se pone una brecha entre r∗ y el costo dom´stico, proporcional e al impuesto. El control de capital visto de esta manera es equivalente a subir la tasa de inter´s a la cual existe perfecta movilidad de capitales, pero el efecto e que tiene es reducir el d´ficit en la cuenta corriente como se observa en el e a o gr´fico 7.3, ya que la mayor tasa induce m´s ahorro y menos inversi´n. a En el mundo real los controles de capitales son algo m´s complicados, en a parte por las complicaciones de cobrar impuestos a los flujos de capitales y a las transacciones financieras, as´ como al limitado rango de acci´n al que est´n ı o a sometidos los bancos centrales. Chile, durante la d´cada de los 90, populariz´ el famoso encaje (o m´s e o a precisamente: requerimiento de reservas sin remuneraci´n) el cual consiste en o que una fracci´n e de los flujos de capitales que ingresan al pa´ deben ser o ıs depositados en el Banco Central, pero no reciben remuneraci´n (intereses), en o la pr´ctica es como si le aplicaran un impuesto al no darle intereses por una a fracci´n e del cr´dito, mientras que por la fracci´n 1 − e si recibe un retorno o e o r. En consecuencia, el equilibrio de tasas de inter´s debe ser: e r= r∗ 1−e

Lo que es equivalente a cobrar un impuesto τ igual a e/(1 − e). El efecto total del encaje sobre la econom´ es el mismo que se observa en la figura ıa 7.3. Sin embargo, el problema se complica por el hecho que para la salida de capitales no hay encaje, de modo que si la tasa de inter´s internacional subiera e lo suficiente como para que el pa´ deje de ser deudor (o sea sube por sobre la ıs tasa de autarqu´ en ese caso el impuesto se hace cero. ıa),

162

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

r S

r∗ (1 + τ )................... r∗............... I S, I

Figura 7.3: Efecto de control de capitales

Lo que este ejemplo muestra es que las limitaciones a los flujos de capitales no s´lo provienen de problemas en el funcionamiento de los mercados finano cieros, sino que tambi´n por decisiones de pol´ e ıtica econ´mica. En este caso, o la autoridad limitar´ el flujo de capitales, y en consecuencia el d´ficit en la ıa e cuenta corriente, haciendo m´s caro el endeudamiento externo. Nuevamente se a puede escribir la relaci´n entre la tasa de inter´s dom´stica y la internacional o e e como: r = r∗ + ξ, Aunque en este caso el riesgo pa´ tambi´n incluye el efecto de los controles ıs e de capital. Por ultimo, es necesario destacar que no hemos hecho ning´n juicio sobre ´ u la deseabilidad de los controles de capital. Para ello deber´ ıamos argumentar por qu´ si el mundo quiere prestar a una tasa baja, la autoridad desea que e esta suba, y adem´s habr´ que discutir en que medida son efectivos para a ıa lograr su prop´sito y no existen otros veh´ o ıculos financieros a trav´s de los e cuales igualmente se producen los flujos de capitales, eludiendo el efecto de los controles de capital.

7.3.

Est´tica Comparativa a

A continuaci´n analizaremos algunos casos de est´tica comparativa, resero a vando algunos otros ejercicios para la secci´n siguiente. o ´ (a) Ca´ de los terminos de intercambio ıda

7.3. Est´tica Comparativa a

163

Supongamos que los t´rminos de intercambio (TI), que son el precio de las e exportaciones dividido por el precio de las importaciones, se deterioran.8 Por ejemplo baja el precio del cobre. Para efecto del an´lisis es necesario distinguir a si ´sta baja es permanente o transitoria, ya que dependiendo de ello ser´ la e a respuesta del ahorro y el consumo. Cuando la baja es permanente lo que se ajusta es el consumo, porque el ingreso disminuye de manera permanente y de acuerdo a lo ya estudiado, los consumidores reducir´n su consumo uno a uno a con la ca´ del ingreso. En cambio, cuando la baja es transitoria los consuıda midores enfrentan el mal momento con una ca´ del ahorro y no ajustando ıda plenamente el consumo porque el individuo intenta suavizar su consumo y usa el ahorro para financiar parte del consumo mientras que los t´rminos de ine tercambio est´n bajos. Un caso extremo se describe en la figura 7.4, en el a cual suponemos que el cambio es tan transitorio que el nivel de consumo y de inversi´n permanecen constantes. Por lo tanto, el d´ficit en la cuenta corriente o e aumenta. La tasa de inter´s sigue siendo la tasa internacional y el d´ficit en e e cuenta corriente aumenta. Una consideraci´n adicional es ver que pasa con la inversi´n. Si caen los o o t´rminos de intercambio, es posible que la productividad del capital nacional e se reduzca, aunque transitoriamente, llevando a una ca´ ıda, aunque menor, en la inversi´n. En consecuencia, tanto el ahorro como la inversi´n bajar´ o o ıa, aunque pensando que el primero cae m´s significativamente, es de esperar que a el d´ficit en la cuenta corriente aumente cuando hay una ca´ de los t´rminos e ıda e de intercambio transitoria. Al incorporar las decisiones de inversi´n en el an´lisis, el resultado es el o a opuesto cuando hay una ca´ permanente en los t´rminos del intercambio. ıda e En este caso la inversi´n cae, y significativamente porque la baja rentabilidad o es permanente, mientras tal como ya se mencion´ el ahorro deber´ permanecer o ıa relativamente constante. Por lo tanto una ca´ permanente de los t´rminos ıda e de intercambio deber´ reducir el d´ficit en la cuenta corriente. En la realidad ıa e esto no se observa mucho, y una interpretaci´n adecuada ser´ que en general o ıa no se observan cambios permanentes y se com´nmente se espera que, aunque u tarde, habr´ cierta reversi´n de la ca´ de los t´rminos de intercambio. a o ıda e ´ (b) Aumento del consumo autonomo Supongamos que las expectativas de la gente respecto del futuro mejoran, expectativas que lo llevan a aumentar su consumo aut´nomo.9 El efecto dio recto es una disminuci´n del ahorro nacional y un aumento del d´ficit en la o e
En el siguiente cap´ ıtulo incorporamos en m´s detalle el hecho que las importaciones y expora taciones son bienes distintos.
9 Pues el resto del consumo depende de la tasa de inter´s y del ingreso disponible. Esto es e pensando que la funci´n consumo es C + c(Y − T ) + f (r), y C contempla las expectativas futuras o como lo predicen las teor´ del ciclo de vida y de ingreso permanente. ıas 8

164

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

r
'

S2 S1

'

r∗................................. I

S, I

Figura 7.4: Efecto del deterioro transitorio de los T I

cuenta corriente. El consumo aut´nomo tambi´n puede aumentar producto de o e una liberalizaci´n financiera. En este caso los hogares tendr´ un consumo o ıan reprimido respecto del consumo que quisieran tener en caso que tuvieran la posibilidad de pedir prestado en los mercado financieros. Tal como lo vimos en el cap´ ıtulo sobre consumo la relajaci´n de las restricciones de financiamiento o llevar´ a un aumento del consumo. Gr´ficamente el resultado es similar a la ıan a figura 7.4. ´ (c) Aumento de la demanda por inversion Suponga que por alguna raz´n las empresas deciden invertir, por ejemplo o porque mejoran las expectativas empresariales, o hay un boom en la bolsa y las empresas deciden que es un momento barato para financiar su inversi´n. Otro o raz´n posible al igual que en el caso analizado en econom´ cerrada, es que el o ıa pa´ haya sufrido un terremoto o alg´n fen´meno adverso que destruye parte ıs u o del stock de capital existente, lo que al igual que en caso anterior aumenta la demanda por inversi´n. Este aumento en la demanda por inversi´n desplaza o o hacia la derecha la curva de inversi´n porque a una misma tasa de inter´s la o e cantidad de proyectos a realizarse es mayor, ver figura 7.5, esto tiene como consecuencia que el d´ficit en la cuenta corriente aumenta. e Este an´lisis lo podr´ a ıamos complicar si supusi´ramos que las mejores expece tativas empresariales o el boom en la bolsa tambi´n genera un aumento en el e consumo, reduciendo el ahorro. Esto agregar´ un efecto adicional al deterioro ıa en el d´ficit de la cuenta corriente. e (d) Pol´ ıtica fiscal expansiva

7.4. Ahorro e Inversi´n en la Econom´ Abierta o ıa

165

r S
E

r∗.......................................

E

I1

I2 S, I

Figura 7.5: Aumento de demanda por inversi´n o

En el cap´ ıtulo anterior discutimos en detalle los efectos de una pol´ ıtica fiscal expansiva sobre el ahorro nacional. El resultado final depend´ de la forma de ıa financiamiento, de si hab´ o no equivalencia ricardiana, o de si el cambio era ıa permanente o transitorio. Sin embargo, en general deber´ ıamos esperar que un aumento del gasto del gobierno, incluso financiado con mayores impuestos, aumentar´ el d´ficit en a e la cuenta corriente, salvo en el caso extremo, y menos realista, que hay un aumento permanente del gasto de gobierno financiado con impuestos, ya que la gente pagar´ estos impuestos consumiendo menos, y al ahorro p´blico ni ıa u privado cambian. Sin embargo, en los casos m´s generales deber´ a ıamos observar una ca´ del ahorro nacional. La ca´ del ahorro significa que el d´ficit en la ıda ıda e cuenta corriente aumenta. Este es el famoso caso de los twin deficit o d´ficit gemelos que se populae riz´ en los Estados Unidos a principios de los 80, y en la actualidad se estar´ o ıa repitiendo. esto es, la ocurrencia simult´nea de d´ficit fiscales y d´ficit en la a e e cuenta corriente. La l´gica en este caso es que el aumento del d´ficit fiscal es o e lo que deteriora la cuenta corriente.

7.4.

Ahorro e Inversi´n en la Econom´ Abierta o ıa

Esta discusi´n, o m´s bien un t´ o a ıtulo alternativo para esta secci´n, es el o conocido puzzle de Feldstein-Horioka .10 El punto es muy simple, y ha resultado en un gran volumen de investigaciones en el ´rea de finanzas internacionales. a
10

Llamado as´ despu´s del trabajo de M. Feldstein y C. Horioka (1980). ı e

166

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

Tal como la figura 7.1 lo muestra claramente, en una econom´ abierta y ıa con perfecta movilidad de capitales, las decisiones de ahorro e inversi´n est´n o a separadas. Dada la tasa de inter´s internacional r∗ los hogares deciden cuanto e ahorrar y las empresas cuanto invertir. Si la demanda por inversi´n sube, se o invertir´ m´s, pero esto no tendr´ consecuencias sobre las decisiones de ahorro. a a a Esto es completamente opuesto al caso de econom´ cerrada: si la inversi´n ıa o sube, sube la tasa de inter´s y en consecuencia tambi´n sube el ahorro. Esto es e e directa consecuencia que en la econom´ cerrada en todo momento el ahorro ıa es igual a la inversi´n, lo que no ocurre en la econom´ abierta. o ıa Por lo tanto, si alguien fuera a graficar para todos los pa´ del mundo su ıses tasa de ahorro contra su tasa de inversi´n, no deber´ o ıamos encontrar ninguna correlaci´n. Habr´ pa´ o a ıses que ahorren poco, pero inviertan mucho, teniendo un gran d´ficit en la cuenta corriente. Habr´ otros pa´ que inviertan poco, e a ıses pero tal vez ahorren mucho, teniendo super´vit en su cuenta corriente. a Sin embargo, Feldstein y Horioka graficaron para 16 pa´ desarrollados ıses (de la OECD) la tasa de inversi´n y la tasa de ahorro para el per´ o ıodo 1960-74 y encontraron una alta correlaci´n positiva entre ambas variables. La relaci´n o o indica que por cada 1 % que suba la tasa de ahorro en un pa´ la inversi´n ıs, o lo har´ en 0,9 %. Esta alta correlaci´n es contradictoria con el an´lisis m´s ıa o a a simple de la econom´ abierta, y requiere de una explicaci´n. Lo que se necesita ıa o explicar es por qu´ cuando sube el ahorro tambi´n lo hace la inversi´n como e e o en una econom´ cerrada. ıa En la figura 7.6 se replica el resultado de Feldstein-Horioka para una muestra amplia de pa´ en el per´ ıses ıodo 1970–1990 y se observa que los resultados se mantienen, lo que reflejar´ que efectivamente la correlaci´n entre ahorro e inıa o versi´n es un hecho estilizado con abundante evidencia apoy´ndolo y requiere o a de mayor estudio. La primera explicaci´n y muy plausible, de hecho la preferida por este o autor, es la de que la movilidad de capitales no es perfecta, y tiene ciertos l´ ımites. Los pa´ ıses no pueden pedir prestado todo lo que quisiera a la tasa de inter´s internacional vigente. Considere el gr´fico 7.2, en el cual la tasa de e a inter´s a la que el mundo le quiere prestar a un pa´ aumenta con el d´ficit e ıs e en la cuenta corriente, es decir, la curva O representa la oferta de fondos externos, y depende de la curva de ahorro, pues comienza en el punto sobre la curva de ahorro para el cual r = r∗ . Suponga ahora que tal como el la figura 7.7, el ahorro sube, entonces la oferta de fondos se desplazar´ paralelamente a al desplazamiento de S, desde O a O . Ahora bien, tanto el ahorro como la inversi´n en esta econom´ suben de (I1 , S1 ) a (I2 , S2 ), con lo cual, a pesar que o ıa la econom´ es abierta, la limitada movilidad de capitales genera una relaci´n ıa o positiva entre la inversi´n y el ahorro. No podemos decir nada de lo que pasa o con el d´ficit en la cuenta corriente. Un ejercicio similar podr´ e ıamos hacer si en vez del ahorro, es la inversi´n la que aumenta. Tambi´n se puede chequear o e

7.4. Ahorro e Inversi´n en la Econom´ Abierta o ıa

167

Ahorro-Inversion (1971-1990)
40 35 30 25 20 15 10 5 0 0 5 10 15 20 25 Tasa Inversion (1971-1990) 30 35 40
JPN FIN NOR CHE ISL KOR AUS FRA DFA AUT MYS IRL ITA CYP ESP CPV DZA NAM DNK NZL CAN GRC ISR NLD BEL PRT BWA ECU TUR SWE CHN IDN USA GUY SYC PAN OMN MLT HKG BRA CHL VEN THAZAF JAM DOM TGO GBR PER CRI IRN ZMB MEX PHL ARG MRT JORFJI PRY SUR COM PNG COL GNB SYR ZWE BOL URY LSO TUN KENNGA IND HND TTO SWZ WSM BRB NIC KNA CIV LKA MUS MWI TZA CMR MAR BFA PAK GTM SOM COG BLZ NER SLV MMR BEN SLB LBR GMB HTI MLI GRD BDI GIN NPL CAF GHA BHS SEN RWA EGY ZAR ETH BGD TCD UGA MOZ MDG SLE LCA TON VCT SGP

Tasa Ahorro (1971-1990)

GAB BHR

SDN

VUT

AGO

Figura 7.6: Ahorro-Inversi´n en el mundo (1970-1990) o

168

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

r

O S 

S 

O

r∗

A

'

I S1 I1 S2 I2 S, I

Figura 7.7: Feldstein-Horioka con movilidad imperfecta de capitales

que ambos, ahorro e inversi´n aumentan. La raz´n de esto es sencilla, y es el o o resultado que la econom´ es similar a una econom´ cerrada, pero con una ıa ıa oferta de fondos (O) algo m´s abundante que s´lo el ahorro dom´stico, pero a o e igualmente creciente con la tasa de inter´s. e Una segunda posible explicaci´n es que a pesar que haya perfecta movilidad o de capitales los gobiernos no quieran que el d´ficit en cuenta corriente excee da de cierto valor. Esto se puede hacer con pol´ ıticas que afecten los flujos de exportaciones e importaciones, puede ser a trav´s de aranceles, movimientos e cambiarios u otros, o limitando los flujos de capital tal como lo vimos en la secci´n anterior. Independiente de la pol´ o ıtica que se use para lograr este objetivo, el estado final ser´ que en orden a que la inversi´n suba, el ahorro tambi´n lo a o e tendr´ que hacer si el d´ficit en cuenta corriente se encuentra limitado. a e Una tercera forma de racionalizar esta evidencia sin tener que asumir imperfecciones en el mercado de capitales o intervenciones de pol´ ıtica, es buscar la explicaci´n por el lado de shocks ex´genos que muevan el ahorro y la ino o versi´n en la misma direcci´n. Este es el caso potencialmente de los shocks o o de productividad. Suponga un cambio permanente de la productividad. La inversi´n deber´ aumentar ya que el capital deseado subir´ producto de la o ıa a mayor productividad. Sin embargo, y como ya lo discutimos, el ahorro deber´ ıa permanecer constante ya que la propensi´n a consumir el ingreso permanente o

7.5. Modelo de Dos Per´ ıodos *

169

deber´ ser cercana a uno, y el ahorro deber´ permanecer constante. Por lo ıa ıa tanto shocks permanentes de productividad no ayudan mucho a generar una correlaci´n positiva entre el ahorro y la inversi´n. o o Sin embargo, shocks transitorios de productividad si pueden generar una correlaci´n positiva entre ahorro e inversi´n. La inversi´n aumentar´, aunque o o o a menos que en el caso permanente, si la productividad sube por alg´n tiempo, u ya que el capital ser´ m´s productivo. Por otra parte los individuos querr´n a a a ahorrar parte de este ingreso transitorio para el futuro y por lo tanto ambos, ahorro e inversi´n, aumentan. Este aumento transitorio de la productividad se o puede deber a factores tecnol´gicos, pero a muchos otros, como es el caso del o clima. N´tese que este caso es muy similar al de la secci´n anterior donde vimos o o que una mejora transitoria de t´rmino de intercambio generaba aumentos de e la inversi´n y el ahorro, y el d´ficit de cuenta corriente deber´ mejorar. o e ıa Finalmente, existen otras razones por las cuales ahorro e inversi´n se pueo den correlacionar positivamente que no analizaremos aqu´ pero vale la pena ı, mencionar, como es el caso de los factores demogr´ficos. En todo caso, a´n hay a u mucho debate y evidencia para reafirmar los resultados de Feldstein y Horioka, pero por sobre todo para saber a que se debe dicha correlaci´n. Una de las o evidencias m´s persuasivas es que al observar las correlaciones entre regiones a de un mismo pa´ comparado con la correlaci´n entre pa´ ıs, o ıses, se ve que dichas relaciones son muchos m´s d´biles al interior de los pa´ que en el mundo, a e ıses lo que sugiere que efectivamente hay algo entre las fronteras de pa´ ıses que explica la elevada correlaci´n ahorro-inversi´n, y en ese contexto la movilidad o o imperfecta de capitales vuelve a ser una de las razones de mayor peso.

7.5.

Modelo de Dos Per´ ıodos *

A continuaci´n analizaremos el modelo de dos per´ o ıodos en una econom´ ıa sin producci´n con individuos id´nticos (Robinson Crusoe) y que viven por o e dos per´ ıodos. El individuo recibe un ingreso de Y1 en el per´ ıodo 1 y de Y2 en el per´ ıodo 2. Es posible pedir prestado o prestar sin restricciones a una tasa de inter´s internacional r∗ . Seguiremos suponiendo que su funci´n de utilidad e o es: 1 u(C2 ) m´x u(C1 ) + a (7.1) 1+ρ Su restricci´n presupuestaria en cada per´ o ıodo ser´: a Yt + (1 + r∗ )Bt − Ct = Bt+1 − Bt (7.2)

donde Bt es el stock de activos internacionales netos al principio del per´ ıodo t. Como el individuo nace sin activos, y tampoco deja activos despu´s del segundo e

170

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

per´ ıodo, tendremos que B1 = B3 = 0. En consecuencia sus dos restricciones presupuestarias son: Y1 = C1 + B2 Y2 + B2 (1 + r∗ ) = C2 . (7.3) (7.4)

Si combinamos ambas ecuaciones tenemos la siguiente restricci´n presuo puestaria intertemporal: Y1 + Y2 C2 = C1 + . 1 + r∗ 1 + r∗ (7.5)

El problema del individuo es id´ntico al problema del consumidor en ecoe nom´ cerrada. Esto es natural puesto que en ambos casos el individuo enfrenta ıa una tasa de inter´s y elige su trayectoria ´ptima de consumo. Sin embargo el e o equilibrio general es diferente. En la econom´ cerrada el equilibrio es tal que ıa no hay ahorro neto, es decir B2 = 0. En el caso de econom´ abierta, puede ıa haber un d´ficit en la cuenta corriente (B2 < 0), el que se debe pagar en el e per´ ıodo siguiente. Resolveremos el problema gr´ficamente para entender las a diferencias con la econom´ cerrada. ıa El equilibrio se encuentra representado en la figura 7.8. Para comenzar el e equilibrio de econom´ cerrada es en E, donde la tasa de inter´s, rA , es tal que ıa el ´ptimo es consumir toda la dotaci´n de bienes en cada per´ o o ıodo. Ahora suponga que la econom´ se abre y enfrenta una tasa de inter´s r1 > ıa e ∗ A r . En este caso el individuo tendr´ un menor consumo en el primer per´ a ıodo, dado que la tasa de inter´s alta aumenta el precio del consumo corriente, con e lo cual se traspasa consumo al segundo per´ ıodo. Para ello, la econom´ tiene ıa un super´vit en la cuenta corriente (Y1 − C1 > 0), el que le permite mayor a consumo en el per´ ıodo 2. La apertura financiera aumenta el bienestar pues le permite al individuo transferir bienes entre per´ ıodos, lo que en la econom´ ıa cerrada no pod´ hacer. ıa An´logamente, si la tasa de inter´s internacional es menor que la de autara e qu´ (r2 < rA ), el individuo prefiere tener m´s consumo en el per´ ıa ∗ a ıodo 1, para lo cual la econom´ experimenta un d´ficit en la cuenta corriente en el primer ıa e per´ ıodo, que es pagado con menor consumo respecto de la disponibilidad de bienes en el per´ ıodo 2. Se debe recordar que la tasa de inter´s de autarqu´ depende de la dotae ıa ci´n relativa de bienes entre ambos per´ o ıodos. As´ podemos pensar que una ı, econom´ en desarrollo, con menor ingreso presente relativo al segundo que el ıa resto del mundo, tendr´ una tasa de inter´s de econom´ cerrada mayor que a e ıa la del resto del mundo. Podemos pensar que esta es una econom´ con Y1 muy ıa o a bajo respecto de Y2 . En consecuencia, la conducta ´ptima ser´ pedir prestado a cuenta de la producci´n del segundo per´ o ıodo para suavizar consumo.

7.5. Modelo de Dos Per´ ıodos *

171

Independiente de si la tasa de inter´s internacional es mayor o menor que e la de autarqu´ en la figura 7.8 se observa que el bienestar sube cuando la ecoıa, nom´ es financieramente abierta. En ambos caso, ya sea la econom´ deudora ıa ıa o acreedora, el bienestar sube ya que se ampl´ las posibilidades de consumo ıan de los hogares al poder prestar (si r∗ > rA ) o pedir prestado (si r∗ < rA ) en los mercados financieros internacionales.

C2

T

∗ −(1 + r1 )

0

E1

. Y2 ............................. . E. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Y1

E2

∗ −(1 + r2 ) 

E + rA ) −(1 E

C1

Figura 7.8: Equilibrio Econom´ Abierta sin Producci´n ıa o

Nuevamente podemos relacionar el an´lisis reci´n realizado con el esquema a e ahorro inversi´n de las secciones previas. Ello se hace en la figura 7.9, donde o nuevamente la curva de inversi´n es igual al eje vertical, y dibujamos la curva o ıa de ahorro S. Donde S cruza el eje vertical tenemos el equilibrio de autarqu´ A e a la tasa r (punto E en la figura 7.8). Si la tasa de inter´s internacional ∗ es m´s baja que la que prevalecer´ en la econom´ cerrada, r1 , el ahorro a ıa ıa

172

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

ser´ menor, la inversi´n sigue siendo cero, y se produce un d´ficit en la cuenta a o e corriente. An´logamente si la tasa de inter´s internacional fuera superior a la a e de autarqu´ la econom´ se beneficiar´ teniendo un super´vit en la cuenta ıa ıa ıa a corriente.

r S
∗ r2

................. rA

∗ ............... r1

S,I

Figura 7.9: Equilibrio Ahorro-Inversi´n, Econom´ Abierta o ıa

Hasta ahora esta econom´ no ha tenido producci´n, y podr´ ıa o ıamos completar el an´lisis del cap´ a ıtulo anterior asumiendo que la econom´ tiene un stock ıa de capital dado, el cual puede ser usado para producci´n y as´ tener bienes o ı en el segundo per´ ıodo. Sin embargo, una vez que la econom´ se abre, es ıa posible prestar capital o pedir prestado capital, de acuerdo a la relaci´n entre o la productividad marginal del capital y la tasa de inter´s internacional, y e as´ ajustar producci´n, pero tambi´n suavizar consumo v´ la cuenta corriente. ı o e ıa En la figura 7.9 se dibuja la misma PPF del cap´ ıtulo anterior, en la cual el equilibrio, donde el consumo iguala a la producci´n en ambos per´ o ıodos, de a autarqu´ es A. Lo m´ximo que se puede producir si todos el capital se usa ıa M M para producir en el per´ ıodo 1 (2) es C1 (C2 ). Ahora veremos el caso en que la econom´ se abre al mercado financiero internacional y enfrenta una ıa tasa de inter´s internacional r∗ menor que la de autarqu´ A esa tasa de e ıa. inter´s internacional el equilibrio de producci´n es P , en el cual la econom´ e o ıa termianr´ produciendo menos en el per´ a ıodo 1 y m´s en el per´ a ıodo 2. Esto es el resultado que la productividad del capital en la econom´ dom´stica es mayor ıa e que la del mundo, en consecuencia se beneficia invirtiendo m´s, por la v´ del a ıa endeudamiento con el resto del mundo y pagando la deuda con el retorno a la

7.6. Problemas

173

inversi´n que es elevado. 11 o Desde el punto de vista de consumo, esta econom´ consumir´ en C, que ıa a implica mayor consumo en el per´ ıodo 1 y menor en 2 con respecto al equilibrio de autarqu´ N´tese que esta figura muestra que es posible consumir m´s ıa. o a M de C1 en el per´ ıodo 1, producto de la capacidad que tiene de endeudarse. Este endeudamiento se usar´ para financiar mayor inversi´n y mayor consumo: a o M La inversi´n en el caso de autarqu´ es C1 Y1 , mientras que en la econom´ o ıa ıa abierta ser´ C1 M Y1 , sin que esa mayor inversi´n requiera de una compresi´n a o o del consumo, el que aumenta, por la posibilidad de conseguir financiamiento externo. En consecuencia, la econom´ aumenta su inversi´n en Y1A Y1 respecto ıa o de autarqu´ y aumenta el consumo en C1 Y1A tambi´n respecto de la situaci´n ıa e o de econom´ cerrada. ıa El mayor consumo e inversi´n se financia con un d´ficit en la cuenta o e corriente en el per´ ıodo 1 que est´ dado por la distancia C1 Y1 (efecto consumo a m´s efecto inversi´n), el que se paga en el siguiente per´ a o ıodo con el super´vit a en la balanza comercial Y2 C2 . Por la restricci´n presupuestaria tenemos que o C1 − Y1 = (1 + r∗ )(Y2 − C2 ), que como veremos en el pr´ximo cap´ o ıtulo significa que en valor presente el d´ficit en la balanza comercial es cero, o que e simplemente los d´ficit en la cuenta corriente deben sumar cero . e

7.6.

Problemas

1. La reunificaci´n Alemania y sus efectos economicos. Con la ca´ o ıda del muro de Berlin en el a˜o 1989 el gobierno de Alemania Federal inin ci´ un vasto programa de infraestructura, que consisti´ en construir autoo o pistas, aereopuertos etc, en Alemania oriental. Adem´s las empresas viea ron en las nuevas regiones de Alemania un lugar donde obtener mano de obra m´s barata que en Alemania Federal. a a) A partir de lo expuesto anteriormente, usted dir´ que la tasa de ıa inter´s en Alemania se mantuvo igual, subi´ o baj´. e o o b) ¿Qu´ puede decir sobre los efectos de la reunificaci´n sobre la cuenta e o corriente de Alemania? c) Discuta los posibles efectos que tuvo la reunificaci´n sobre los dem´s o a miembros de la Comunidad Europea. 2. Robinson, la tasa de inter´s y la cuenta corriente. En el pa´ de e ıs “Maskara” vive s´lo Robinson. El cual vive s´lo por dos per´ o o ıodos.12 Su
Si la r∗ fuera mayor que la tasa de inter´s de autarqu´ (la dada por la tangente en A), el punto e ıa P ser´ m´s a la derecha de A, es decir con mayor Y1 y menor Y2 . esta ser´ una econom´ que le ıa a ıa ıa conviene prestar parte de su capital al mundo cuando se abre.
12 11

Despu´s pueden suponer que se acaba el mundo. e

174 2 T

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

. Y2 ............................ . P. . . . . . . A = Y........................................ A . . C2 . . 2 A. . . . . ........................................................C . . . . . . . . C2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . M . . . . C . . . . . . 1 Y1 C A = Y A C1 1 1

M C2

∗ X −(1 + r ) E

1

Figura 7.10: Equilibrio Econom´ Abierta ıa

funci´n de utilidad es: o U (c1 , c2 ) = log(c1 ) + βlog(c2 ), (7.6)

donde c1 es el consumo en el primer per´ ıodo, c2 el consumo del segundo per´ ıodo. En cada per´ ıodo nuestro unico habitante recibe un ingreso de ´ Y1 = 100 y Y2 = 200. Este ingreso proviene de sus cosechas de manzanas (es el unico bien en este pa´ Suponga que su factor de descuento ´ ıs). 13 subjetivo ρ es un 15 %. a) Suponga que Robinson no puede comerciar con nadie. ¿Cu´l es la a tasa de inter´s de equilibrio prevaleciente en esta econom´ Calcule e ıa? su utilidad. b) Suponga ahora que Robinson puede comerciar, calcule el consumo de Robinson en ambos per´ ıodos. Asuma una tasa de inter´s de 20 %. e Calcule su utilidad. c) Sin hacer c´lculos, diga si “Maskara” tendr´ un super´vit o un d´ficit a a a e en la cuenta corriente en el primer per´ ıodo. d ) Calcule el d´ficit(super´vit) de la cuenta corriente. e a
13

β=

1 1+ρ

7.6. Problemas

175

e) Con los resultados anteriores responda si la siguientes afirmaciones son verdaderas, falsas o inciertas. 1) Los d´ficit comerciales son siempre negativos para los pa´ e ıses. 2) Pa´ses con tasa de inter´s de autarqu´ mayores que la tasa de ı e ıa inter´s mundial, tendr´ un d´ficit en la cuenta corriente porque e a e para ellos es m´s barato consumir en el futuro que en el presente, a por lo tanto importar´n en el primer periodo y exportar´n en el a a segundo. 3. Equivalencia Ricardiana. Suponga una econom´ abierta y peque˜a ıa n donde los individuos viven por dos per´ ıodos. La funci´n de utilidad de o los individuos de esta econom´ viene dada por: ıa U (c1 , c2 ) = log(c1 ) + 1 log(c2 ) 1+δ

donde c1 y c2 representa el consumo del individuo en el per´ ıodo 1 y 2 respectivamente, mientras que δ es el factor de descuento. Los individuos trabajan en cada per´ ıodo recibiendo un salario y1 en el primer per´ ıodo e y2 en el segundo. Cada individuo puede prestar y pedir prestado a la tasa de inter´s internacional r∗ , donde r∗ = δ. e En esta econom´ existe un gobierno que construye que recauda impuesıa ıodos y esto es sabido tos y que gasta G1 = G2 = G en cada uno de los per´ por los individuos. a) Suponga que el gobierno es responsable y por lo tanto recauda los impuesto de tal manera de mantener un presupuesto equilibrado, es decir G1 = T1 y G2 = T2 . Calcule el consumo y el ahorro del individuo en el primer y en el segundo per´ ıodo. b) El ministro de Hacienda motivado por lo que ha aprendido con estos apuntes propone aumentar el ahorro de la econom´ y para ello ıa propone recaudar todos los impuestos en el primer per´ ıodo (manteniendo G1 y G2 ). Calcule el consumo y el ahorro del individuo en ambos per´ ıodos. Calcule el ahorro del gobierno y el ahorro de la econom´ ıa. c) Compare los consumos calculados en la parte (a) y (b) y a partir de ello comente: El momento en que se cobran los impuestos no afectan la decisi´n o de consumo de los individuos. d ) ¿A qu´ se debe este resultado? e

176

Cap´ ıtulo 7. Econom´ Abierta: La Cuenta Corriente ıa

Cap´ ıtulo 8

Econom´ Abierta: El Tipo de ıa Cambio Real
Hasta ahora hemos impl´ ıcitamente asumido que en el mundo se produce un s´lo bien. Ahora extenderemos el an´lisis al caso en que existe m´s de un o a a bien y por lo tanto tiene sentido hablar sobre el tipo de cambio real. Partiremos recordando que el tipo de cambio real, q = eP ∗ /P , es la cantidad de bienes nacionales que se requieren para adquirir un bien extranjero. Es decir, si el tipo de cambio real es alto significa que se requieren muchos bienes nacionales para adquirir un bien extranjero o dicho de otra forma, se requieren pocos bienes extranjeros para adquirir un bien nacional. En este caso el tipo de cambio real est´ depreciado, los bienes nacionales son baratos. a Consideremos una apreciaci´n nominal (del peso). Esto significa que se o requieren menos pesos por unidad de moneda extranjera (e cae). Esto es, la moneda extranjera se hace m´s barata respecto de la moneda nacional. a Por otro lado, una apreciaci´n real significa que se requieren menos bienes o nacionales por unidad de bienes extranjeros, esto es, el bien extranjero se hace m´s barato que el bien nacional. Esto puede interpretarse de dos formas. La a primera es que cuesta menos, en t´rminos de recursos nacionales, comprar e bienes extranjeros. La segunda forma es la que se asocia con competitividad: los bienes nacionales se vuelven m´s caros y, por lo tanto, se har´n menos a a competitivos. Sin embargo, y como deber´ quedar m´s claro en este cap´ ıa a ıtulo y el pr´ximo, si el encarecimiento relativo de los bienes nacionales se debe a que o el pa´ es m´s productivo, no habr´ p´rdida de competitividad. Esto se debe a ıs a ıa e que los bienes no transables ser´ m´s caros debido a que los salarios son m´s ıan a a caros ya que la econom´ es m´s productiva, y aunque los bienes transables ıa a tengan igual precio en el mundo, el pa´ m´s productivo tendr´ salarios m´s ıs a a a altos sin ser menos competitivo. Sin embargo, si los salarios y precios son m´s a altos en la econom´ nacional por una distorsi´n de mercado, los productores ıa o nacionales ser´n efectivamente menos competitivos. a
177

178

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

Nuestro principal inter´s ser´ encontrar qu´ factores de la econom´ detere a e ıa minan el valor del tipo de cambio real. Discutiremos las formas m´s tradicioa nales de ver el tipo de cambio real, y despu´s haremos algunos ejercicios de e est´tica comparativa. a

8.1.

Paridad del Poder de Compra (PPP)

La teor´ de PPP1 sostiene que en el largo plazo el valor de los bienes es ıa igual en todas partes del mundo, es decir la manzana en Chile tiene el mismo precio que la manzana en EE.UU, esto significa que en el largo plazo se tiene que: P = eP ∗ , (8.1) y por lo tanto el tipo de cambio no tiene variaciones. Esta se conoce como la versi´n “en niveles” de PPP. Sin duda que esto es extremo porque habr´ que o ıa considerar que existen aranceles distintos para un mismo bien entre pa´ ıses, hay costos de transporte, etc., que hacen que esta relaci´n no se cumpla. o En su versi´n m´s d´bil, o en “tasas de variaci´n”, la teor´ de PPP afirma o a e o ıa que el cambio porcentual del precio en un pa´ es igual al cambio porcentual ıs del mismo bien en el extranjero. Esto es (usamos “ ˆ” para denotar tasas de cambio): ˆ ˆ ˆ P = e + P ∗. (8.2) En este caso, reconociendo que los precios pueden diferir en distintos mercados, se tiene que cambios en los precios en un mercado se transmiten proporcionalmente al otro. Esta teor´ tiene un fuerte supuesto de “neutralidad nominal” ıa ya que todos los cambios en el tipo de cambio nominal se transmiten uno a uno a precios, y no se puede alterar el tipo de cambio real. Esta teor´ falla emp´ ıa ıricamente para per´ ıodos de tiempo razonable. Si bien en per´ ıodos muy prolongados, hasta un siglo, pareciera que entre pa´ los preıses cios convergen, esto no ocurre en per´ ıodos de tiempo relevante para nuestro an´lisis. Esto no significa que esta teor´ sea in´til. De hecho, muchos bancos a ıa u de inversi´n y analistas cuando eval´an si una moneda est´ sobre o subvaluada o u a miran estimaciones PPP. En particular entre pa´ desarrollados. La metodoıses log´ es simple y consiste en elegir en alg´n momento del tiempo–o tal vez en ıa u base a un promedio de muchos a˜os–el tipo de cambio real de “equilibrio”, el n cual se asume es el tipo de cambio de paridad del poder de compra. Normalmente se usa el promedio de un cierto n´mero de a˜os. Luego se compara el u n tipo de cambio actual con el tipo de cambio de paridad, y a esa diferencia se le llama desviaciones de PPP. Muchas predicciones de tipo de cambio real de
Del ingl´s purchasing power parity y que fue formulada por el economista austr´ e ıaco Gustav Cassel en los a˜ os veinte. n
1

8.2. El Tipo de Cambio Real, Exportaciones e Importaciones

179

equilibrio entre pa´ desarrollados se hacen basados en PPP, a pesar de los ıses problemas que esta teor´ tiene como predictor de mediano y corto plazo de ıa tipos de cambio. Una de las razones m´s importantes porque PPP no se cumple es porque a los bienes son diferentes. Argentina vende carne, Chile cobre, Colombia caf´, e y todos consumen televisores Sony. Es por ello que es util pensar en bienes ´ distintos. Eso es lo que estudiaremos a continuaci´n. o

8.2.

El Tipo de Cambio Real, Exportaciones e Importaciones

A partir de la definici´n del tipo de cambio real que mencionamos recieno temente podemos entender que ´ste afecta de manera importante la cantidad e de exportaciones e importaciones que tiene un pa´ con el resto del mundo. ıs Para racionalizar nuestro an´lisis podemos suponer que la econom´ nacioa ıa nal produce un bien homog´neo que tiene un precio P , mientras el mundo nos e vende otro bien a un precio (en moneda nacional) de eP ∗ .2 En consecuencia, el valor del PIB ser´: a P Y = P (C + I + G + X) − eP ∗ M o expresado “en t´rminos” de bienes nacionales, tenemos que: e Y = C + I + G + X − qM N´tese que las exportaciones netas son: o XN = X − qM ya que es necesario corregir por el hecho que los precios son distintos. A estas alturas es necesario aclara que q no es igual a los t´rminos de e intercambio que discutimos en el cap´ ıtulo 2, aunque se relacionan. De hecho si todos los bienes importados son iguales y cuestan lo mismo (PPP se aplica para ellos), tendremos que PM = eP ∗ , pero por el lado de las exportaciones es m´s complicado. El bien en el cual el pa´ gasta incluye bienes nacionales a ıs e importados, de modo que uno puede pensar que la demanda agregada es P (C + I + G) + PX X − eP ∗ M . Todo esto agrega ciertas complicaciones que discutimos m´s adelante, pero a se refieren al hecho que cuando q cambia no s´lo cambian los vol´menes de X o u y M , sino que tambi´n el valor de las exportaciones netas, ya que qM cambia. e Comenzaremos discutiendo como afecta el tipo de cambio real a los vol´menes u de comercio.
2 En rigor el bien exportado tiene un precio PX , que debe ser distinto de P , ya que este ulti´ mo tambi´n est´ compuesto de bienes importados. Suponemos que P y PX son iguales s´lo para e a o simplificar la notaci´n. o

(8.3) (8.4)

180

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

8.2.1.

Exportaciones

Las exportaciones son b´sicamente la demanda del resto del mundo por los a bienes nacionales. Como cualquier demanda depender´ del precio y el ingreso. a Si el precio de los bienes nacionales baja, el mundo demandar´ m´s de ellos. a a Esto es, cuando el tipo de cambio real sube se necesitan menos unidades del bien extranjero para adquirir un bien nacional, es decir, un individuo del resto del mundo tiene que sacrificar menos bienes para poder adquirir un bien nacional, esto tiene como consecuencia que la demanda por los bienes nacionales aumenta, es decir, aumentan las exportaciones. Si el nivel de ingreso del mundo (Y ∗ ) sube, el mundo demandar´ m´s de los bienes nacionales. Por lo a a tanto, podemos resumir los principales determinantes de la exportaciones, X, en la siguiente ecuaci´n: o X = X( q , Y ∗ )
(+) (+)

(8.5)

Se podr´ agregar otros determinantes de las exportaciones, los que ciertaıan mente existen, pero que no escribiremos formalmente. Por ejemplo, la presencia de subsidios a las exportaciones las aumentar´, las trabas comerciales pueden a reducirlas, etc. Los subsidios son cada vez menos relevantes como instrumento de pol´ ıtica econ´mico puesto que se encuentran prohibidos por la OMC3 , y su o uso puede ser sancionado con costosas medidas compensatorias. Tambi´n podr´ e ıamos hacer depender X de Y . La justificaci´n es que el bien o exportable es tambi´n consumido localmente. las exportaciones ser´ el sale ıan do de lo no consumido localmente, en consecuencia un aumento del ingreso aumentar´ el consumo local, reduciendo el saldo disponible para exportacioıa nes, es decir ∂X < 0. Un caso cl´sico de esto es la carne en Argentina. Cuando a ∂Y hay recesi´n en Argentina se consume menos carne y las exportaciones aumeno tan. Tambi´n excluiremos este elemento, pero en nada cambiar´ el an´lisis. e ıa a 8.2.2. Importaciones

La l´gica para las importaciones es similar a la de las exportaciones. Cuano do el tipo de cambio sube un agente nacional requiere de m´s bienes nacionales a para comprar un bien extranjero, por lo tanto ante un aumento de q el individuo reduce su demanda por bienes extranjeros. Cuando aumenta el ingreso de los habitantes del pa´ estos aumentan su demanda por todo tipo de bienes, lo ıs que implica un aumento de la demanda por bienes importados. En presencia de un arancel t, el costo de un bien importado ya no es ∗ eP sino que eP ∗ (1 + t). Por lo tanto cuando los aranceles suben, para el consumidor nacional, aunque no para el pa´ el costo del bien importado sube, ıs,
Organizaci´n Mundial del Comercio, principal organismo de discusi´n de temas de comercio o o multilaterales en el mundo, y es sucesora del GATT.
3

8.2. El Tipo de Cambio Real, Exportaciones e Importaciones

181

y en consecuencia su demanda baja. De hecho, al precio relativo eP ∗ (1 + t)/P se le llama tambi´n tipo de cambio real de importaci´n. e o En general, podemos resumir los principales determinantes de la importaciones, M , en la siguiente ecuaci´n: o M = M ( q , Y , t , ..) Las exportaciones netas depende por lo tanto de: XN = XN ( q , Y ∗ , Y , t∗ )
(+) (+) (−) (+) (−) (+) (−)

(8.6)

(8.7)

Aqu´ es donde el efecto valor versus el efecto volumen es importante. Esta ı o ecuaci´n asume que cuando q sube, la expresi´n: o XN = X(q, Y ∗ ) − qM (q, Y ) (8.8)

tambi´n sube. Pero como se ve, esto ocurre porque el alza de X en conjunto con e la disminuci´n de M dominan al efecto “aumento en el valor de M ” (alza de q o en qM ). Si X y M no reaccionan, lo unico que ocurre es que las exportaciones ´ netas caen ya que el costo de las importaciones sube. En la medida que X y M reaccionan los efectos volumen empezar´ a dominar. De hecho, hay dos ıan conceptos importantes que surgen de esto: La curva J: esta se refiere a la forma que tiene la evoluci´n de la balanza o comercial en el tiempo producto de una depreciaci´n. Al principio se o deteriora (la parte decreciente de la J) producto del efecto precio, pero luego mejora a medida que los vol´menes responden. u Condiciones de Marshall-Lerner: estas son los valores m´ ınimos que deben tener las elasticidades de las importaciones y exportaciones con respecto al tipo de cambio real para que la balanza comercial mejore cuando se deprecia el tipo de cambio real.4 Se puede demostrar anal´ ıticamente que lo que se necesita es que la suma de la elasticidad de las exportaciones m´s el valor absoluto de la elasticidad de las a importaciones debe ser igual a uno (partiendo de una situaci´n de equilibrio o comercial). Nosotros supondremos que las condiciones de Marshall-Lerner se cumplen, lo que en alg´n plazo siempre ocurre, en especial dado que el requeu rimiento no parece emp´ ıricamente muy estricto.
4

Las condiciones de Marshall-Lerner son derivadas y discutidas en el cap´ ıtulo 20.

182

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

8.2.3.

El tipo de cambio real de equilibrio

La ecuaci´n (8.7) nos muestra una relaci´n entre las exportaciones netas o o y el tipo de cambio real. Ahora nos debemos preguntar de donde viene el tipo de cambio real de equilibrio, el cual estar´ asociado a un cierto nivel de a exportaciones netas. Nosotros vimos en los cap´ ıtulos anteriores que las decisiones de ahorro e inversi´n nos determinan el nivel de ahorro externo requerido. Por su parte el o ahorro externo no es m´s que el d´ficit en la cuenta corriente, el cual es igual a e a menos las exportaciones netas m´s el pago de factores al exterior, o sea: a SE = −CC = −XN + F Por lo tanto, si conocemos el equilibrio ahorro e inversi´n, sabremos el d´fict o e en cuenta corriente, y de ah´ podremos determinar el tipo de cambio real ı con dicho d´ficit. En otras palabras, el tipo de cambio real que induce cierto e volumen de exportaciones e importaciones que iguala la relaci´n anterior. o Una forma m´s intuitiva de verlo, y m´s moderna, es considerar que la a a econom´ est´ compuesta de la producci´n de bienes transables (exportables ıa a o y sustitutos de importaci´n) y no transables. Un aumento del tipo de cambio o real desv´ recursos a la producci´n de transables, exportaciones y compeıa o tencia de las importaciones, desde el sector no transable. En consecuencia, el tipo de cambio real de equilibrio nos indica cuantos recursos se orientar´n al a sector productor de bienes transables para generar un nivel dado de d´ficit en e la cuenta corriente. Si el pa´ ahorra muy poco y tiene un elevado nivel de ıs inversi´n, tendr´ un elevado d´ficit en la cuenta corriente, para lo cual el tipo o a e de cambio real tendr´ que apreciarse. Esto se observa en la figura 8.1, donde a el tipo de cambio real de equilibrio queda determinado a partir del d´ficit en e la cuenta corriente, SE , y la ecuaci´n (8.7). Se puede apreciar tambi´n que si o e el pa´ fuera un prestamista, es decir F < 0 entonces su tipo de cambio real ıs de equilibrio ser´ q2 , menor al caso cuando es un pa´ deudor. Esto es un ıa ∗ ıs importante efecto riqueza que discutiremos m´s adelante. a Por ultimo, es necesario hacer una importante aclaraci´n. El tipo de cambio ´ o real es una variable end´gena, que en equilibrio se determina dentro del modelo. o Las pol´ ıticas econ´micas pueden afectarla, pero no podemos arbitrariamente o elegir el valor que queramos, como si se podr´ hacer con el tipo de cambio ıa nominal.

8.3.

Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real a

A continuaci´n analizaremos algunos casos de est´tica comparativa. o a ´ (a) Expansion fiscal

8.3. Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real a q CC

183

XN .. .... ... . .... .... .. .... ' F .... . .... .... .... ∗ .. q.1.... . .... .... . .... .... ∗ .. q2 .... .... .. .... .... . SE XN, CC

.

Figura 8.1: Determinaci´n del Tipo Cambio Real o

El gobierno decide aumentar su gasto, sin subir los impuestos, pero gasta s´lo en bienes nacionales. Asumiendo las conductas lo m´s simple posible, es o a decir una funci´n consumo que depende del ingreso disponible, e ignorando o la discusi´n de si el aumento es permanente o transitorio, esta pol´ o ıtica reduce el ahorro del gobierno, mientras que el ahorro de las personas y la inversi´n o permanecer´n constantes. Por lo tanto el saldo de la cuenta corriente se reduce, a sube el ahorro externo para compensar la ca´ de ahorro nacional, apreciando ıda el tipo de cambio, que pasa de un valor q1 a un valor q2 como se observa o o en la figura 8.2.5 De esta discusi´n se puede concluir que una reducci´n del ahorro de gobierno aprecia el tipo de cambio real, porque el mayor d´ficit en e cuenta corriente se produce trasladando recursos del sector productor de bienes transables, reduciendo las exportaciones y aumentando las importaciones. En otras palabras, la presi´n sobre los bienes nacionales que genera el aumento o del gasto de gobierno aumenta su precio relativo a los bienes extranjeros, lo que corresponde a una apreciaci´n que deteriora la cuenta corriente. o Este es el t´ ıpico caso de los twin deficits. El d´ficit fiscal aumenta el d´ficit e e en la cuenta corriente y aprecia el tipo de cambio. Podemos tratar de ver num´ricamente la relevancia de este efecto. Para e eso podemos preguntarnos que pasar´ con el tipo de cambio si el gobierno ıa aumenta su d´ficit fiscal en 1 punto del PIB. Supongamos que las exportaciones e
Un aumento del gasto en general, sea inversi´n o consumo tiene el mismo efecto sobre el tipo o de cambio real.
5

184

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

e importaciones son 25 % del PIB, en consecuencia, para generar un deterioro en la cuenta corriente de 1 punto del PIB se requiere que las exportaciones caigan en 2 % y las importaciones suban un 2 %, as´ se llega a un punto del ı PIB. Ahora bien, si las exportaciones tienen una elasticidad unitaria, al igual que las importaciones (en valor absoluto), se requerir´ que el tipo de cambio a real se aprecia un 2 %. Es decir la elasticidad tipo de cambio real con respecto al d´ficit fiscal ser´ de 2, lo que es consistente con la evidencia emp´ e ıa ırica. Si las elasticidades de comercio fueran menores, por ejemplo 0.5 cada una, tendr´ ıamos que un aumento del d´ficit de 1 punto del producto implicar´ una e ıa apreciaci´n de 4 %. Este ejercicio muestra que la pol´ o ıtica fiscal tiene efectos sobre el tipo de cambio, pero sus magnitudes son acotadas.
q CC

.

'

............. q1 ................... q2

SE

CC

Figura 8.2: Expansi´n fiscal en bienes nacionales o

Ahora bien, si el aumento del gasto de gobierno es s´lo en bienes imporo tados, el tipo de cambio real queda inalterado. La raz´n es que la reducci´n o o de ahorro del gobierno se compensa perfectamente con el aumento del ahorro externo sin necesidad que cambie el tipo de cambio porque el aumento de SE se produce por el aumento del gasto de gobierno. En t´rminos de la figura 8.2 e esto significa que las curvas CC (XN tambi´n) se mueven exactamente en la e misma magnitud que el desplazamiento de la vertical SE dejando q inalterado, tal como se muestra en la figura 8.3 Si hubiera imperfecta movilidad de capitales el an´lisis ser´ similar, pero a ıa estos efectos ser´ acompa˜ados por un aumento de las tasas de inter´s. ıan n e ´ (b) Reduccion de aranceles

8.3. Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real a q CC2
' '

185

.

CC1

................... q1

2 1 SE SE

CC

Figura 8.3: Expansi´n fiscal en bienes importados o

El gobierno, con el fin de mejorar el bienestar de los ciudadanos, decide reducir los aranceles t del pa´ Para analizar los efectos de esta pol´ ıs. ıtica tenemos que distinguir dos casos; el primero una rebaja sin compensaciones de otro tipo de impuestos, el segundo una rebaja con compensaciones tributarias.6 Cuando la rebaja es con compensaciones tributarias, por ejemplo se suben otro tipo de impuestos, el ahorro del gobierno permanece constante, por lo tanto el saldo de la cuenta corriente, dado que el ahorro total y la inversi´n o permanecen constante. El ahorro p´blico es compensado tributariamente, y u el ahorro privado tampoco cambia ya que se le bajan los impuestos llamados “aranceles”, pero se le suben otros impuestos. Sin embargo como bajaron los aranceles aumenta la demanda por bienes importados, pues estos son m´s a baratos, esto significa que para cada nivel de tipo de cambio el saldo de la cuenta corriente es menor. De la figura 8.4 se observa que esto significa que la curva CC se desplaza a la izquierda, depreciando el tipo de cambio de q1 a q2 . La raz´n por la cual aumenta el tipo de cambio real es porque al reducirse los o aranceles aumentan las importaciones, como el d´ficit en la cuenta corriente no e cambia entonces el tipo de cambio tiene que subir para compensar las mayores importaciones producto de la rebaja de aranceles, con mayores exportaciones. Cuando la rebaja es sin compensaciones los ingresos (impuestos ) y el ahorro
6 De acuerdo a la restricci´n presupuestaria intertemporal del gobierno compensaciones siempre o tiene que haber, pero en la discusi´n que sigue ignoraremos como ocurrir´ este ajuste y suponemos o a que el p´blico no mira las implicancias de pol´ u ıtica fiscal hacia el futuro.

186

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa q CC2
'

.

CC1

'

............. q2 ............. q1

SE

CC

Figura 8.4: Rebaja aranceleria con compensaciones

del gobierno se reducen, produciendo una reducci´n del saldo de la cuenta o ınea SE se desplaza a la corriente. Es decir, al igual que en la figura 8.2 y 8.3, la l´ izquierda, sin embargo dado que el arancel es menor para cada nivel de q el pa´ ıs importa m´s, esto implica que la l´ a ınea CC tambi´n se desplaza a la izquierda, e como en la figura 8.3. Puesto que el d´ficit en la cuenta corriente aumenta, pero e tambi´n aumentan las importaciones, el movimiento compensatorio del tipo e de cambio real podr´ ser en cualquier direcci´n. En otras palabras, el d´ficit ıa o e en la cuenta corriente sube por la ca´ del ahorro, lo que se acomoda en parte ıda con un aumento de las importaciones al caer su costo. Si las importaciones caen menos que lo que cae el ahorro externo, el tipo de cambio real podr´ ıa incluso apreciarse. Sin embargo se puede presumir que el tipo de cambio real se deprecia en algo, debido a que hay una compensaci´n adicional por el lado o del ahorro como producto del aumento de recaudaci´n producto de que se va o a importar m´s. 7 Lo que ocurre en este caso es que hay dos fuerzas operando a en distintas direcciones: una rebaja de aranceles que tiende a depreciar el tipo de cambio real, y una expansi´n fiscal que tiende a apreciar el tipo de cambio o real. ´ (c) Ca´ de terminos de intercambio ıda
Como ejercicio puede analizar bajo qu´ condiciones el tipo de cambio podr´ apreciarse, y si e ıa hay forma de argumentar que esto no ocurre.
7

8.3. Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real a

187

En pa´ ıses que una parte importante de sus exportaciones/importaciones son un par de bienes, como el caso del cobre en Chile que representa un 40 % aproximadamente de las exportaciones, la variaci´n del precio de esos produco tos puede tener efectos importantes en la econom´ 8 ıa. A continuaci´n analizamos los efectos de una ca´ permanente en los o ıda t´rminos de intercambio (TI). Por ejemplo pensemos que en el caso de Chile, e el precio del cobre cae. Una de las forma de escribir la cuenta corriente es CC = PX × X − PM × M (estamos suponiendo que F es cero), donde PX y PM son el precio de las exportaciones e importaciones. Cuando PX cae respecto de PM implica para cada nivel del tipo de cambio el saldo de la cuenta corriente es m´s negativo. De la figura 8.5 se puede apreciar que esto significa que la a curva CC se desplaza hacia la izquierda. Como la ca´ es permanente los individuos ajustan su consumo en la ıda misma magnitud que caen sus ingresos, de donde se concluye que el d´ficit e en la cuenta corriente no var´ Podr´ ıa. ıamos adem´s agregar el hecho que la a inversi´n probablemente caiga, lo que incluso podr´ reducir el d´ficit de cuenta o ıa e corriente, pero en la figura ignoramos ese efecto.
q CC2 CC1

.

'
∗ ............. q2 ∗ ............. q1

'

SE

CC

Figura 8.5: Ca´ permanente de los TI ıda

Para mantener el mismo nivel de la cuenta corriente despu´s de la ca´ de e ıda los TI, el tipo de cambio tiene que subir para disminuir las importaciones y aumentar las exportaciones y de esa manera volver a mismo nivel de la cuenta
Tambi´n se requiere que sus exportaciones/importaciones sean una parte importante del proe ducto.
8

188

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

corriente antes de la ca´ de los TI. Otra manera de entender ´sta depreciaci´n ıda e o del tipo de cambio, es que la ca´ de los TI hace a los habitantes del pa´ m´s ıda ıs a pobres, por lo tanto demandar´n menos bienes dom´sticos, lo que reducir´ su a e a precio relativo. Si agregamos una ca´ en la inversi´n, lo que puede reducir ıda o el d´ficit en cuenta corriente, esto resultar´ en una depreciaci´n del tipo de e ıa o cambio real a´n mayor. u Ahora bien, si la caida es transitoria, el movimiento en CC es el mismo, pero ahora habr´ un aumento del d´ficit en la cuenta corriente, lo que atenuar´ la a e a depreciaci´n del tipo de cambio real. En resumen, mientras m´s persistente es o a la ca´ de los t´rminos de intercambio, mayor ser´ la depreciaci´n del tipo de ıda e a o cambio real. (d) Aumento de productividad o descubrimiento de un recurso natural El boom minero en Chile o el petrolero en el mar del Norte, entre otros ejemplos, ha generado una discusi´n sobre sus efectos en el tipo de cambio o real. En esta parte analizaremos esta relaci´n en m´s detalle. o a Supondremos que en una econom´ se descubre una riqueza natural, por ıa ejemplo minas de cobre o pozos de petr´leo. Esto es lo mismo que decir que o hay un aumento permanente de la productividad, pues con el mismo nivel de factores productivos (capital y trabajo) la econom´ produce m´s bienes y serıa a vicios. El aumento de la productividad significa que para cada nivel de tipo de cambio el saldo de la cuenta corriente es menor, pues el hecho que la econom´ ıa produce m´s cobre lo hace aumentar sus exportaciones. Es importante que a este descubrimiento es un aumento de exportaciones. En caso de pensar que es un aumento de productividad deber´ ser en la producci´n de exportables. ıa o Es decir la l´ ınea CC se desplaza en la figura 8.6 a la derecha. Sin embargo como el aumento de la productividad es permanente los individuos aumentan su consumo en la misma magnitud que el aumento de sus ingresos, dejando inalterado el saldo de la cuenta corriente, lo que resulta en que que el tipo de cambio real se aprecie. Esto se puede entender de la siguiente manera: el aumento de la producci´n del pa´ genera mayores ingresos, los que o ıs se gastan en bienes locales e importados. La presi´n sobre los bienes locales o hace que su precio relativo a los bienes extranjeros aumente, lo que corresponde a una apreciaci´n real. esto hace subir los salarios y los ingresos del pa´ y o ıs la apreciaci´n no es m´s que un reflejo de la mayor riqueza relativa del pa´ o a ıs. En este caso podemos tambi´n pensar que hay una aumento de la invere si´n, y toma alg´n tiempo para que la producci´n se materialize. En este caso o u o habr´ inicialmente un d´ficit en la cuenta corriente ya que la inversi´n y el a e o consumo, sobre la base de mayores ingresos futuros, aumenta, pero el shock positivo sobre las exportaciones tomar´ un tiempo en ocurrir. En consecuena

8.3. Est´tica Comparativa del Tipo de Cambio Real a

189

cia, en un primer momento se podr´ esperar un aumento del d´ficit con una ıa e apreciaci´n, la que luego se sostendr´ con una reducci´n en el d´ficit y un o ıa o e aumento en las exportaciones.
q CC1 CC2

.

E
∗ ............. q1

E

............. q2

SE

CC

Figura 8.6: Aumento permanente de la productividad

Aqu´ tenemos una conclusi´n importante. El tipo de cambio real se puede ı o apreciar porque la econom´ ahorra menos, lo que puede ser s´ ıa ıntoma de preocupaci´n. Pero, el tipo de cambio real tambi´n se puede apreciar cuando la o e econom´ es m´s rica y productiva, lo que es un buen signo. Sin embargo, hay ıa a una extensa literatura que argumenta que esto tambi´n puede ser un problee ma porque el descubrimeinto de una riqueza natural impacta negativamente a otros sectores, pudiendo tener elevados costos. Este efecto, de la apreciaci´n o del tipo de cambio producto de la mayor producci´n de recursos naturales, se o conoce como el s´ ındrome holandes o “Dutch Desease”. Su inspiraci´n es cuando se descubri´ petr´leo en el mar del norte. En o o o la d´cada de los 70 Holanda y otros pa´ e ıses europeos descubrieron una gran cantidad de petr´leo en el mar del Norte. Estos nuevos yacimientos indujeron o un aumento de la producci´n de petr´leo que trajo como consecuencia una o o apreciaci´n de su tipo de cambio real, ´ste menor tipo de cambio tuvo efectos o e negativos sobre los sectores industriales pues perdieron competitividad. De aqu´ viene la connotaci´n de enfermedad para la “Dutch Desease”. 9 Es cierto ı o que esto podr´ ser un problema, pero principalmente en la transici´n, porque, ıa o a menos que exista una raz´n espec´ o ıfica porque preferir un sector econ´mico a o
9

En el caso de chile, el boom del salitre a principios del siglo XX, tuvo efecto parecidos.

190

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

otro, el producir m´s con los mismos factores deber´ aumentar el bienestar. a ıa (e) Control de Capitales Ahora podemos tratar de entender cual es el prop´sito de un control de o capital que trate de acotar el d´ficit en la cuenta corriente. Como vimos ane teriormente, un control de capital, actuando como un impuesto a los flujos de capitales, y en consecuencia encareciendo el cr´dito puede reducir el d´ficit en e e la cuenta corriente (ver figura 7.3). Una reducci´n en el ahorro externo, tal o como lo muestra la figura 8.1, eleva el tipo de cambio real. La depreciaci´n o ocurre porque el menor ahorro externo requiere de m´s recursos en produciena do bienes transables. Por lo tanto, una conclusi´n directa de nuestro an´lisis es que restringiendo o a los movimiento de capitales, por la v´ de encarecer el cr´dito aumenta el tipo ıa e de cambio real y reduce el d´ficit en la cuenta corriente. ¿Es as´ de simple? e ı Desafortunadamente no, pero es util hacer algunas observaciones respecto de ´ este resultado: El intento de depreciar el tipo de cambio en el corto plazo puede terminar con una apreciaci´n en el largo plazo. Esto lo discutimos en el cap´ o ıtulo siguiente. En todo caso, muchas veces las autoridades se resisten a permitir una apreciaci´n real bajo el supuesto que puede afectar el dinamismo o de la econom´ ıa. ¿Por qu´ restringir los movimientos de capital? Como lo vimos en el e modelo de dos per´ ıodos, y es un resultado bastante general, exigir que la econom´ no tenga d´ficit en la cuenta corriente (o su contraparte la ıa e cuenta de capitales) reduce el bienestar. Es como exigirle a la gente que no ahorre ni desahorre. Por lo tanto hay que ser expl´ ıcito con que distorsi´n o se desea evitar para justificar este tipo de intervenci´n. Una raz´n dada o o usualmente es que los mercados financieros sobrereaccionan de manera que depender mucho de altos flujos de financiamiento puede generar una situaci´n de vulnerabilidad si estos flujos se interrumpen bruscamente. o ¿Si el costo del cr´dito en el mundo es r∗ por qu´ los agentes nacionales e e deben pagar con un recargo? Tambi´n es necesario justificar esto. En e general se piensa que por razones de estabilidad hay per´ ıodos en los cuales una tasa de inter´s muy baja puede llevar a un gasto excesivo. Esa e es al menos el tipo de justificaci´n que deber´ dar un banquero central. o ıa En nuestro modelo el producto est´ siempre en pleno empleo, con lo cual a ignoramos uno de los problemas de restringir el gasto, y es que tambi´n e puede restringir el consumo. Sobre este tema nos detenemos al final de este cap´ ıtulo.

8.4. Tasa de Inter´s, Tipo de Cambio y Nivel de Actividad e

191

8.4.

Tasa de Inter´s, Tipo de Cambio y Nivel de Actie vidad

Hasta el momento hemos supuesto que el producto de equilibrio siempre se encuentra en su nivel de pleno empleo. Este supuesto tiene como consecuencia que todo aumento de tasa de inter´s, que disminuye el d´ficit en la cuenta e e corriente por la v´ de aumentar el ahorro y reducir la inversi´n, no tiene ıa o efectos sobre el producto. Es decir todo tipo de ajuste de la econom´ proviene ıa del lado del gasto. En otras palabras, cuando se quiere reducir el d´ficit en e cuenta corriente (o balanza comercial) lo que se hace es reducir el gasto y dejar inalterado el ingreso (o producto), entonces sin duda el d´ficit se reduce. e Esto es una aproximaci´n razonable en el mediano plazo, pero en el corto o plazo, y tal como discutimos extensivamente en la la parte V de estos apuntes, esperar´ ıamos que haya efectos sobre el nivel de actividad. Como consecuencia de una reducci´n del d´ficit en cuenta corriente nosotros o e esperamos que el tipo de cambio real suba, o sea, se deprecie. Sin embargo, la evidencia emp´ ırica muestra que los aumentos de tasa de inter´s generan e una apreciaci´n del tipo de cambio. es la misma l´gica que uno escucha en la o o discusi´n econ´mica habitual. Un alza de la tasa de inter´s aprecia el tipo de o o e cambio, esa es casi una ley para los banqueros centrales. El prop´sito de esta secci´n es salir del esquema de producto dado a nivel o o de pleno empleo, y permitir que el tipo de cambio real fluct´e por razones fiu nancieras, afectando el d´ficit en la cuenta corriente y el producto de equilibrio. e Con el ejemplo que aqu´ se desarrolla podremos entender como una pol´ ı ıtica restrictiva, que suba las tasas de inter´s, puede reducir el gasto y tambi´n e e el nivel de actividad, con consecuencias inciertas para el saldo en la cuenta corriente. Comenzaremos analizando el efecto de las tasas de inter´s sobre el tipo de e cambio, para luego hacer algunos supuestos sencillos sobre la determinaci´n o del producto. 8.4.1. Paridad de Tasas de Inter´s e

Supondremos una econom´ con perfecta movilidad de capitales, pero a ıa diferencia de la discusi´n anterior asumiremos que el tipo de cambio se puede o ajustar lento. Considere un individuo esta analizando la posibilidad de invertir 1$ de moneda local en un instrumento de inversi´n en el mercado local u otro en o e los EE.UU (o el exterior en general), desde t a t + 1. La tasa de inter´s nominal de EE.UU es i∗ y la tasa de inter´s nacional es i. Ambas tasas representan e retornos en moneda local. El tipo de cambio (pesos por d´lar) en el per´ o ıodo t es et y es conocido. Si el individuo desea invertir 1$ de moneda nacional en EE.UU obtiene

192

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

1/et d´lares en el per´ o ıodo t, los que invertidos dan (1 + i∗ )/et US$ d´lares o en el per´ ıodo t + 1. Para calcular la cantidad de moneda nacional que va poseer en el per´ ıodo t + 1 el individuo tiene que realizar alguna estimaci´n o E del tipo de cambio en t + 1, la que denotaremos por et+1 —el valor esperado del tipo de cambio en el per´ ıodo t + 1. Por lo tanto la cantidad de moneda nacional que el individuo tendr´, incluido intereses y capital invertido, en t + 1 a ser´ (1 + i∗ )eE /et . a t+1 Por otra parte si el individuo desea invertir el peso en el mercado local obtendr´ al final de per´ a ıodo (1 + i). Como hay perfecta movilidad de capitales, el retorno del inversionista debe ser el mismo independientemente donde decida realizar la inversi´n, por lo o tanto los retornos en EEUU y en el mercado local se tienen que igualar, es decir: eE 1 + i = (1 + i∗ ) t+1 et reescribiendo la ultima ecuaci´n y aproximando los t´rminos de segundo orden ´ o e (las multiplicaciones de dos porcentajes) obtenemos: i = i∗ + ∆eE t+1 et (8.9)

donde ∆eE /et = (eE − et )/et .10 La ecuaci´n (8.9) se conoce como “pario t+1 t+1 dad de tasa inter´s descubierta”. Ella es simplemente un reflejo de perfecta e movilidad de capitales y dice que si i > i∗ , o sea el retorno en $ es mayor que el retorno en dolar´s, los inversionistas tiene que estar esperando que el e peso se debilite (pierda valor) respecto del d´lar. Es decir, se espera que se o deprecie. De no ser as´ todo el mundo se endeudar´ al m´ximo en d´lares y lo ı, ıa a o invertitr´ en pesos, haciendo una ganancia ilimitada, lo que por supuesto no ıa puede ser posible si hay competencia y movilidad de capitales. Por lo tanto, los diferenciales entre tasas de inter´s tienen que reflejar expectativas de cambios e en los tipos de cambio. Sin embargo, esta relaci´n no siempre se cumple debido a que hay un riesgo o envuelto y es el hecho que el c´lculo se basa en un valor esperado (eE ) y no a t+1 uno que se conozca con exactitud. Es por ello que en general se piensa que hay un t´rmino adicional que representa una prima de riesgo. e Sin embargo, en el caso que no haya restricciones en los mercados financieros, es posible hacer una operaci´n libre de riesgo usando los mercados de o futuro. Para esto, si alguien pide prestado en pesos a una tasa i e invierte en o dolar´s, sabe que al final del per´ e ıodo tendr´ 1 + i∗ por cada d´lar invertido, a entonces puede vender a futuro esos d´lares a un valor ft+1 . En t + 1 entrega o o con certeza 1 + i∗ d´lares y los vende recibiendo, sin riesgo, (1 + i∗ )ft+1 pesos.
10

Para la aproximaci´n hemos supuesto que i × ∆eE /et ≈ 0. o

8.4. Tasa de Inter´s, Tipo de Cambio y Nivel de Actividad e

193

Suponiendo que los instrumentos en que se invierte son libres de riesgo (i e i∗ son tasas libres de riesgo), esta operaci´n no tiene ninguna incertidumbre. Por o lo tanto, con perfecta movilidad de capitales, la “paridad de intereses cubierta” se debe cumplir exactamente: 1 + i = (1 + i∗ ) la cual puede ser aproximada a: i = i∗ + ft+1 − et et (8.11) ft+1 et (8.10)

De la ecuaci´n (8.9) podemos ver que si la tasa de intere´s nacional sube se o e debe esperar que el tipo de cambio se deprecia. Sin embargo esto puede suceder de dos maneras, o sube eE o baja et . Pero, en el largo plazo esperar´ ıamos t+1 que el tipo de cambio de equilibrio no cambie. Por lo tanto, podemos suponer que eE = e, donde e es el tipo de cambio de largo plazo. De esta forma, la ¯ ¯ t+1 relaci´n entre el tipo de cambio y la tasa de inter´s queda; o e e ¯ e= . (8.12) 1 − i∗ + i De esta ultima ecuaci´n se obtiene que un aumento de la tasa de inter´s ´ o e nacional genera una apreciaci´n del tipo de cambio. Esta es la unica forma o ´ que el tipo de cambio se deprecie hacia su valor de largo plazo. Existe otra interpretaci´n para este tipo de resultados. La que hemos preo sentado se basa en que en los mercados financieros no pueden haber oportunidades de arbitraje no explotadas. La otra interpretaci´n mira a los flujos, y o por lo tanto asume cierta falta de movilidad de capitales. Esta idea plantea que cuando la tasa de inter´s dom´tica sube entran capitales. este exceso de e e moneda extranjera, demandando pesos, presiona al tipo de cambio a la baja, encareciendo el valor de la moneda dom´stica (apreci´ndola) . Esta es la visi´n e a o tradicional que se ve en la prensa. Hasta ahora s´lo hemos hablado de la paridad de tasas de inter´s nominal. o e Veremos a continuaci´n que ´sta relaci´n tambi´n se cumple para la tasa de o e o e inter´s real. e Recordemos que la relaci´n entre las tasas de inter´s nominal y real es: o e 1 + i = (1 + r) × (1 + π E ) donde π E es la inflaci´n esperada. Ignorando las complicaciones que surgen o de pensar en valores esperados de la inflaci´n, podemos pensar que la inflaci´n o o es cierta. Aproximando el t´rmino r × π E = 0 se tiene que: e i = r + πE i∗ = r∗ + π E∗ (8.13)

194

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

donde los t´rminos con ∗ corresponden a las variables del pa´ extranjero. e ıs Usando las ecuaciones (8.13) podemos reescribir la ecuaci´n (8.9) como: o r = r∗ + donde se tiene que ∆eE + π E∗ − π E et (8.14)

∆eE ∆q E + π E∗ − π E = et qt ∆q E . qt

por lo tanto ecuaci´n (8.14) queda: o r = r∗ + (8.15)

que corresponde a la paridad “real” de intereses. Ahora podemos suponer con mucha mayor propiedad que en el largo plazo el tipo de cambio real no depende E ¯ de los movimientos de tasas de inter´s. Esto es suponer que qt+1 = q donde e q corresponde al valor de largo plazo del tipo de cambio real. De la ecuaci´n ¯ o (8.15) obtenemos la relaci´n entre el tipo de cambio real y la tasa de inter´s o e real, q ¯ q= . (8.16) 1 − r∗ + r esta ecuaci´n muestra claramente que un aumento de la tasa de inter´s real o e provoca una apreciaci´n del tipo de cambio real. o Sin duda que a alguien le puede confundir el en el cap´ ıtulo anterior supusimos que la libre movilidad de capitales implicaba que r = r∗ , mientras ahora usamos r = r∗ + ∆q E /qt . Pareciera que lo que estudiamos antes est´ cojo y a ahora debemos reestudiar todo . . . que pesadilla! Pero no es tan as´ El supuesı. to que usamos hasta el inicio de esta secci´n, r = r∗ , impl´ o ıcitamente considera que el tipo de cambio real siempre se ajusta instant´neamente a su equilibrio a de largo plazo, de modo que para el futuro se esperaba que el tipo de cambio se quedara constante a su nivel de largo plazo. En esta secci´n, y en la mayor o parte de lo que sigue, hay un supuesto impl´ ıcito de que los precios se ajustan lento.11 8.4.2. Determinaci´n del Producto y la Cuenta Corriente o

Lo primero que hemos determinado es una relaci´n negativa entre tasas de o inter´s y tipo de cambio real: e q = q(r)
11

q <0

(8.17)

Es posible, sin embargo, que no haya ajuste lento de precios, sino que otro tipo de inercias en la econom´ que hacen al tipo de cambio se ajuste lento. En modelos m´s sofisticados un cambio ıa a en las tasas de inter´s puede indicar cambios futuros en las variables macroecon´micas, lo que hace e o que el tipo de cambio fluct´ e en conjunto con estas variables. u

8.4. Tasa de Inter´s, Tipo de Cambio y Nivel de Actividad e

195

Ahora supondremos que dada la tasa de inter´s y el tipo de cambio real, el e producto queda determinado por la demanda agregada:12 Y = A(r, Y ) + XN (q, Y ) (8.18)

donde q es funci´n de r. Por lo tanto, dada la tasa de inter´s real, la ecuao e ci´n de demanda agregada determina inequ´ o ıvocamente el nivel de actividad econ´mica. o Por ultimo, el d´ficit en la cuenta corriente estar´ dado por: ´ e a Def CC = SE = −XN (q, Y ) + F = A(r, Y ) − Y − F. (8.19)

Ahora podemos analizar cualitativamente el efecto del alza de la tasas de inter´s real sobre el producto y el d´ficit en la cuenta corriente. La ecuaci´n e e o (8.17) nos dice que el tipo de cambio real se aprecia. La apreciaci´n del tipo de o cambio real reduce las exportaciones netas (XN en (8.18)) y el alza de la tasa de inter´s real reduce el gasto (A en (8.18)), mediante una baja de la inversi´n e o y el consumo. Ambos efectos reducen la demanda agregada y el producto. De acuerdo a (8.19) si A cae menos que Y podr´ ıamos llegar al resultado que el alza de las tasas de inter´s aumenta el d´ficit en la cuenta corriente. Esto e e se puede ver tambi´n en (8.19) en la tercera igualdad. La ca´ en q genera e ıda ıda un aumento del d´ficit comercial (XN cae), pero la ca´ del producto genera e un efecto compensatorio debido a la ca´ de la demanda por importaciones. ıda ¿Qu´ efecto domina? No es obvio, pero si pensamos con cuidado podr´ e ıamos argumentar que un alza de las tasas de inter´s tiene un efecto directo y m´s e a fuerte sobre el gasto, y de ah´ afecta el producto. En consecuencia, si fueramos ı a poner par´metros a las ecuaciones, los calibrar´ a ıamos para que efectivamente tengamos el efecto gasto dominando. La lecci´n de este ejercicio es que levantando el supuesto de pleno empleo o puede entregar resultados menos categ´ricos acerca de los efectos de ciertas o variables sobre los equilibrios macroecon´micos. Adem´s hemos introducido el o a concepto de paridad de tasas de inter´s, una de las relaciones m´s importantes e a en la macroeconom´ de econom´ abiertas. ıa ıas Finalmente, es importante notar que el modelo descrito por (8.17) a (8.19) es consistente con el largo plazo con pleno empleo descrito al principio de este cap´ ıtulo. Cuando r = r∗ , el tipo de cambio real se ubica en el largo plazo y el producto en su nivel de pleno empleo. Si r∗ , igual a r en el largo plazo, el d´fciit en la cuenta corriente en esta econom´ se reducir´ y su tipo de cambio e ıa a real de largo plazo se depreciar´. a
Esta es la base de la macroeconom´ keynesiana de corto plazo en la cual el producto no es el ıa de pleno empleo, sino que determinado por la demanda.
12

196

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

8.5.

Problemas

1. Schocks, cuenta corriente y tipos de cambio. Suponga una econom´ en pleno empleo y perfecta movilidad de capitales. ıa a) Explique en el diagrama ahorro-inversi´n qu´ pasa con el d´ficit en o e e la cuenta corriente cuando hay una ca´ transitoria en los t´rminos ıda e de intercambio (suponga que el cobre cae de precio). ¿Es este un cambio que se produce primordialmente por un cambio en el gasto o un cambio en el ingreso?. b) Suponga ahora que hay un boom de consumo e inversi´n en bieo nes nacionales (es ex´geno y no se sabe porque ocurre). Explique o qu´ pasa con el d´ficit en la cuenta corriente en este caso. ¿Es ese e te un cambio que se produce primordialmente por un cambio en el gasto o un cambio en el ingreso?. c) ¿Cu´l de los dos escenarios anteriores es m´s complicado desde el a a punto de vista inflacionario? En particular si las presiones de gasto aumentan la inflaci´n. basado en su respuesta, en cual de los dos o casos se justifica mantener un esfuerzo por impedir que el d´ficit en e cuenta corriente exceda un cierto valor de “prudencia”. d ) ¿Qu´ pasa en (a) y (b) con el tipo de cambio real?13 e e) ¿Qu´ pasa con la cuenta corriente y el tipo de cambio real si la ca´ e ıda en los t´rminos de intercambio de la parte (a) es permanente en vez e de transitoria. Compare con el caso de un cambio transitorio. 2. Efectos del Gasto de Gobierno En la econom´ de Humbi se ha venido ıa discutiendo que el gasto de gobierno ha sido el causante de la apreciaci´n o del tipo de cambio real. En esta pregunta analizaremos m´s en detalle a esta relaci´n. Suponga que la econom´ es abierta y esta en pleno empleo. o ıa La elasticidad de las exportaciones respecto al tipo de cambio real es de 1 % ( X = 1), mientras que la elasticidad de las importaciones respecto al tipo de cambio es de -1 % ( M = −1). El tipo de cambio real es de 100. a) Suponga que el gasto de gobierno G (en bienes nacionales de consumo final) sube en 1 % del PIB y no hay compensaci´n transitoria. o ¿Qu´ sucede con el d´ficit en la cuenta corriente y el Tipo de cambio e e real? b) Suponga que el gasto de gobierno G (en bienes importados de consumo final) sube en 1 % del PIB sin compensaci´n. Pero esta vez, a o diferencia de la parte anteriores en bienes importados de consumo
Suponga que en el caso (a) domina el efecto sobre el valor de las exportaciones (si es el precio del cobre) o importaciones (si es precio del petr´leo) sobre el efecto cambios en el ahorro. o
13

8.5. Problemas Cuadro 8.1: Gasto del PIB
(MM de pesos de 1986.)

197

Consumo Gasto Gobierno Inversi´n o Exportaciones Importaciones

1998 5607441 624904 2851411 3200693 4157943

Fuente: Banco Central de Humbi.

final. ¿Qu´ sucede con el d´ficit en la cuenta corriente y el Tipo de e e cambio real? c) Suponga que el gobierno decide aumentar las pensiones en 1 % del PIB y el sector privado ahorra el 25 % de su ingreso. Calcule el efecto de ´sta pol´ e ıtica sobre el tipo de cambio real y el saldo de la cuenta corriente. d ) Un distinguido economista ve que el gasto de gobierno, como porcentaje del producto, incluido las transferencias y excluyendo el pago de intereses en 1990 fue de 19,1 %, mientras que en 1996 fue de 21 %. Seg´n el economista estas cifras indican que claramente una fracci´n u o importante de la ca´ del 24,9 % del tipo de cambio real entre 1990 ıda y 1996 se debe al mayor gasto de gobierno. Comente esta afirmaci´n o basado en sus c´lculos anteriores. a 3. Aranceles y Tipo de Cambio Real Considere una econom´ de pleno ıa empleo con las siguientes caracter´ ısticas: X = 15,500 M = 18,600 Inicialmente exist´ un arancel del 11 % a las importaciones, sin embargo, ıa el gobierno decidi´ rebajarlo en un 5 % (o sea baj´ de 11 % a 6 %). o o Ahora usted deber´, aplicando los conocimientos adquiridos en clase, a responder las siguientes preguntas. Se le recomienda graficar las siguientes situaciones a modo de facilitar las inferencias. a) Suponga que la rebaja arancelaria es completamente compensada con otros impuestos, de modo de mantener el ahorro p´blico y priu vado invariante. Suponga adem´s que la elasticidad tipo de cambio a real, exportaciones es ex = 1, y la elasticidad tipo de cambio real, importaciones es em = −1.

198

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

1) ¿Qu´ pasa con el costo de importar (sube o baja)? ¿Cu´nto e a (como %)? 2) ¿Cu´l es el efecto sobre el tipo de cambio real (sube o baja)? a ¿Cu´nto (como %)? a 3) Rehaga su c´lculo usando ex = 0,5 y em = −0,8 a 4) ¿Existen valores de elasticidades (razonables) que puedan causar un alza del TCR mayor a la rebaja de aranceles? b) Suponga ahora que la p´rdida de recursos fiscales no se compensa e con otros impuestos. 1) ¿Cu´nto es la ca´ de los ingresos fiscales? Para esto ignore el a ıda IVA y considere que el arancel y las importaciones cambian con la rebaja.¿Qu´ pasa con el ingreso del sector privado despu´s de e e impuestos (incluyendo arancel)? 2) Suponga que el ahorro privado sube en 40 % del aumento del ingreso despu´s de impuestos. ¿Cu´l es el efecto de la rebaja e a arancelaria sobre el ahorro privado, ahorro de gobierno y ahorro nacional? 3) Dado que la inversi´n no cambia, ¿Qu´ pasa con el d´ficit de la o e e cuenta corriente y que debe ocurrir con el tipo de cambio real? Calcule su aumento porcentual. 4. Tipo de cambio real y t´rminos de intercambio. Suponga las sie guientes cuentas nacionales para una econom´ abierta sin gobierno que ıa est´ siempre en pleno empleo: a C I X M = = = = 80 20 30 30 (8.20) (8.21) (8.22) (8.23)

suponga que el pago neto de factores es igual a cero. a) Calcule el PIB, la cuenta corriente y la balanza comercial en esta econom´ ıa. El comportamiento del consumo es consistente con la hip´tesis del o ingreso permanente para un individuo que vive mucho tiempo. Ahora analizaremos una ca´ de los t´rminos de intercambio. Supondreıda e mos que las exportaciones (que est´n dadas en una cantidad fija) a caen a 20. Es decir: ¯ X=X (8.24) ¯ donde originalmente X era 30 y depu´s cae a 20. e

8.5. Problemas

199

b) Explique por que esto se puede considerar an´logo a una ca´ en a ıda los precios de exportaci´n. Si originalmente el precio de las exporo taciones era de 100, y el de las importaciones es siempre constante, cu´nto deber´ ser el nuevo precio equivalente para que con la misa ıa ma cantidad las exportaciones caigan a 20. ¿Qu´ pasa con el ingreso e nacional? c) Explique por qu´ es razonable asumir que la inversi´n no es afectae o da por la ca´ de X. Efectos consumo y cuenta corriente: discuta ıda que pasa con el consumo y la cuenta corriente si la ca´ de X es ıda permanente (para siempre). Y qu´ pasa con el consumo y la cuenta e corriente si la ca´ es transitoria. ıda Nota: Usted deber´ hacer supuestos de ajuste y si en alg´n caso ıa u supone que el consumo cae suponga que la propensi´n a consumir o del ingreso es 0.5. d ) Suponga que las importaciones se comportan de acuerdo a: ¯ M = M − 50 ln q (8.25)

¯ Donde M = 30 y q es el tipo de cambio real. Calcule el tipo de ¯ cambio real de equilibrio cuando X es 30, y luego cuando es 20. Qu´ pasa con el tipo de cambio real de equilibrio, se aprecia, deprecia e y qu´ porcentaje. e e) Suponga ahora que la ca´ es transitoria. Qu´ pasa con el tipo de ıda e cambio real de equilibrio, se aprecia, deprecia y qu´ porcentaje. e f ) Discuta a la luz de sus resultados cu´l debiera ser el ajuste de una a econom´ su tipo de cambio real y cuentas externas, a una ca´ de ıa, ıda los t´rminos de intercambio permanente versus transitoria. e 5. Ajuste de cuenta corriente y tasas de inter´s Suponga una ecoe nom´ abierta caracterizada por las siguientes ecuaciones: ıa C G T X M I F = = = = = = = 1 + 0,8(Y − T ) 15 20 5 + 20q 26 − 20q + 0,3(Y − T ) 27,5 − 0,5r 3 (8.26) (8.27) (8.28) (8.29) (8.30) (8.31) (8.32)

por si no recuerda, F es el pago neto de factores al exterior.

200

Cap´ ıtulo 8. Econom´ Abierta: El Tipo de Cambio Real ıa

a) Dada una tasa de inter´s internacional r∗ = 5 %, calcule el producto e de equilibrio (que es de pleno empleo), el ingreso (PNB), el ahorro nacional (separado en p´blico y privado) y el d´ficit en la cuenta u e corriente (CC), suponiendo que el tipo de cambio real de equilibrio es igual a 1 (q = 1). b) Suponga que la econom´ permanece en pleno empleo. Suponga que ıa T aumenta en 2 (o sea T = 22) y el gasto de gobierno permanece constante. Calcule el impacto de esta pol´ ıtica sobre el d´ficit en la e cuenta corriente y el tipo de cambio real. ¿Cu´nto es el aumento a porcentual del tipo de cambio real? ¿Cu´nto sube el tipo de cambio a real por punto del PIB que sube la recaudaci´n tributaria? o c) Suponga ahora que q permanece fijo al nivel del equilibrio inicial (o sea igual a 1), y el producto puede desviarse de pleno empleo. Cual es el impacto del aumento de impuestos de la parte anterior (de 20 a 22) sobre el producto (cu´nto cambia respecto del pleno empleo) a y sobre el d´ficit en la cuenta corriente. e d ) Suponga que se decide subir la tasa de inter´s, en 2 puntos porcene tuales sobre el nivel internacional (r∗ = 5) para controlar el gasto y el d´ficit en la cuenta corriente, y en la econom´ con movilidad de e ıa capitales la relaci´n entre el tipo de cambio real y la tasa de inter´s o e est´ dada por la siguiente relaci´n de paridad: a o r = r∗ + 100 q−q ¯ q (8.33)

Donde q es el de la primera parte. (El 100 en la ecuaci´n de arbitraje ¯ o es para ser consistente con la medici´n de tasas en por ciento en vez o de por uno). En una econom´ donde el producto se puede desviar ıa de pleno empleo, de acuerdo a lo que var´ la demanda agregada, ıe calcule el nuevo tipo de cambio real (q), el producto, y el d´ficit en e la cuenta corriente. Calcule cu´ntos puntos var´ el PIB por punto a ıa de reducci´n en el d´ficit en la cuenta corriente. ¿Es esta una pol´ o e ıtica efectiva para reducir el d´ficit en la cuenta corriente? ¿Cu´les son e a los costos?.

Cap´ ıtulo 9

M´s sobre Tipo de Cambio Real a y Cuenta Corriente
La teor´ base de tipo de cambio real es la de PPP revisada en el cap´ ıa ıtulo anterior. Se ha escrito una numerosa cantidad de trabajos emp´ ıricos intentando verificar la validez de PPP. tal como ya se se˜al´, la conclusi´n general es que n o o en el corto y mediano plazo hay sustanciales desviaciones de PPP, aunque en el muy largo plazo podr´ haber cierta tendencia a que PPP se satisfaga entre ıa pa´ desarrollados. ıses Las debilidades de PPP y las grandes fluctuaciones de los tipos de cambios reales en el mundo, hacen necesario necesario estudiar teor´ alternativas ıas que permitan identificar cambios importantes y persistentes de PPP. En este cap´ ıtulo nos adentraremos en teor´ m´s formales de tipo de cambio real, lleıas a gando incluso a discutir aspectos intertemporales relacionados con la cuenta corriente y la evoluci´n del tipo de cambio. o En este cap´ ıtulo se discuten muchos aspectos ya analizados en el cap´ ıtulo anterior. Este es el caso de los efectso que tiene sobre el tipo de cambio real los aumentos de productividad o las variaciones del tipo de cambio. Sin embargo, en este cap´ ıtulo estos temas se discuten con m´s rigor lo que a su vez permite a explorara algunos aspectos con mayor profundidad.

9.1.

La Teor´ de Harrod-Balassa-Samuelson ıa

Existen muchas razones posibles para justificar desviaciones de PPP. La existencia de restricciones comerciales al flujo internacional de bienes y la existencia de poderes monop´licos en los mercados de bienes, sirven para rao cionalizar diferencias en los niveles de precios entre pa´ ıses. Sin embargo, no es obvio que en la presencia de dichas desviaciones la teor´ del PPP en su ıa versi´n m´s d´bil no se cumpla. Por ejemplo, si las empresas fijan un markup o a e constante sobre el costos internacionales de los bienes, como consecuencia de
201

202

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

poderes monop´licos, no hay razones para no pensar que (8.2) no se cumpla. o Por el contrario, podr´ ıamos tener que se cumpla P = (1 + τ )eP ∗ , donde τ es un margen constante y, por lo tanto, la versi´n de PPP en tasas de variaci´n o o a´n se cumplir´ u ıa. Sin embargo, Harrod (1939), y posteriormente Balassa (1965) y Samuelson (1965) enfatizaron las implicancias de que existan bienes que no se pueden comerciar internacionalmente (no-transables) y por lo tanto sus precios est´n a determinados por las condiciones de demanda y oferta locales. En particular, en un mundo con libre movilidad de capitales y ley de un solo precio para los bienes transables es posible que las diferencias de productividad entre sectores expliquen las diferencias en los niveles de precios entre pa´ ıses. De hecho, Harrod (1937) plantea que hay 3 tipos de bienes, A, B y C: (i) For A goods [transables] there are common world prices. The price of each A commodity in one place will not differ from its price in another by more than the cost of transporting them, plus the monetary equivalente of any impediment to trade, such as a tariff dividing them. (ii) The price of B goods [semi-transables] also tend towards a common level. . . . (iii) There is no world price for C goods [no-transables]. The national price levels are only related through the relationship of each to the price levels fo the other classes. . . . Consumable C goods and all retail goods are likely to be more expensive in more efficient countries. Para ilustrar el efecto Harrod-Balassa-Samuelson (HBS) a continuaci´n se o presenta un modelo sencillo. Considere una econom´ ricardiana donde el unico ıa ´ factor de producci´n es el trabajo, y se requiere una fracci´n 1/aT de el para o o producir una unidad de bienes transables, cuya producci´n total se denota por o YT (YT = aT LT ). Para producir una unidad de bienes no transables se requiere una fracci´n 1/aN de trabajo. La producci´n de bienes no-transables se denota o o por yN (YN = aN LN ). Considere adem´s competencia perfecta en los mercados de factores, de a bienes y ley de un solo precio para los bienes transables. Si W es el salario, los precios de los bienes transables y no-transables, PT y PN respectivamente, ser´n: a PT = W/aT PN = W/aN , (9.1) (9.2)

∗ pero como PT est´ dado por la ley de un solo precio (PT = ePT ), los salaa rios quedan determinados por el precio de los bienes transables. Es decir, de

9.1. La Teor´ de Harrod-Balassa-Samuelson ıa

203

∗ ´ (9.1), obtenemos W = ePT aT . Por otra parte, dado que el trabajo es el unico factor de producci´n, el precio de los bienes no-transables estar´ enteramente o a determinados por este nivel de salarios, de acuerdo a (9.2). En consecuencia, el precio relativo de los bienes transables en t´rminos de bienes no transables, e denotado por p, ser´: a PT aN p≡ = . (9.3) PN aT

N´tese que este precio relativo es un pariente cercano del tipo de cambio real. o De hecho, si asumimos que los ´ ındices de precios en los dos pa´ ıses tiene la misma proporci´n de bienes transables (1 − α), podemos concluir que el tipo o de cambio real es: ∗ α ∗ ePT PT α PN , q= (9.4) ∗ PT PN PT asumiendo que se cumple la ley de un solo precio para los bienes transables tenemos que: α ∗ α PT α PN p q= = . (9.5) ∗ PN PT p∗ En consecuencia, usando p y p∗ para denotar el precio relativo de los bienes no-transables respecto de los transables nacionales y extranjeros, respectivamente, tenemos que el cambio en el tipo de cambio real se puede escribir como: q = α[ˆ∗ − p] ˆ p ˆ (9.6)

Ahora bien, el principal mensaje de la teor´ de HBS es que pa´ con proıa ıses ductividad m´s elevada en los bienes transables tendr´n tambi´n precios m´s a a e a altos. Supongamos que la producci´n en el extranjero es an´loga a la nacional o a (con productividades a∗ y a∗ ), entonces, log-diferenciando la ecuaci´n (9.3) o T N con (9.5) se llega a: q = α[(ˆN − a∗ ) − (ˆT − a∗ )]. ˆ a ˆN a ˆT (9.7)

Es decir, pa´ con productividad de transables creciente, respecto del resto ıses del mundo, tendr´n un tipo de cambio real apreci´ndose. a a El mecanismo para el efecto anterior es simple. Si aT sube respecto de a∗ , T entonces hay dos alternativas: o el precio local de los bienes transables cae, o bien el salario sube. Sin embargo, el precio no puede cambiar debido a la ley de un solo precio. En consecuencia, lo unico que ocurre es que los salarios ´ deben subir. El alza de salarios se transmite enteramente a un alza en el precio de los bienes no-transables. Por el contrario, si la productividad de los bienes no-transables aumenta, los salarios no pueden subir ya que aumentar´ el ıan precio de los bienes transables, lo que no puede ocurrir. En consecuencia s´lo o puede bajar el precio relativo de los bienes no-transables.

204

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

N´tese que en este caso una apreciaci´n del tipo de cambio real no implica o o una p´rdida de competitividad, sino que es consecuencia de la mayor productie vidad. Los productores nacionales siguen enfrentando las mismas condiciones externas, sus utilidades siguen siendo arbitradas e igual a cero dado los supuestos de competencia, pero son capaces de pagar mejores salarios debido a la mayor productividad. Los factores de producci´n nacional se benefician o de esta mayor productividad ya que el poder adquisitivo de los salarios en t´rminos de los precios externos sube, ya que es un factor m´s productivo. e a Tal vez el punto m´s controvertido para interpretar este enfoque es por a qu´ la productividad de los bienes transables es la que crece r´pido y no se e a aplica a la de los bienes no-transables. Harrod ten´ en mente los cortes de ıa pelo, donde los aumentos de productividad est´n sin duda acotados y no hay a grandes diferencias tecnol´gicas en el mundo. Sin embargo, se hace m´s dif´ o a ıcil pensar que esto ocurre en el sector telecomunicaciones, servicios financieros, y todos aquellos donde las tecnolog´ de informaci´n y las comunicaciones han ıas o provocado cambios de productividad de significativas proporciones. Pero, como se destaca en la ecuaci´n (9.7) lo que interesa es la diferencia de los cambios de o productividad de no transables en el pa´ en comparaci´n al resto del mundo. ıs o Los avances que se han producido en el sector servicios han ocurrido en todo el mundo. Por lo tanto no es una exageraci´n asumir aN = a∗ , en particular o ˆ ˆN entre econom´ relativamente integradas y en las cuales los flujos de inversi´n ıas o extranjera as´ como los flujos de de conocimiento ayudan al progreso t´cnico ı e en sectores no-transables. Sin embargo, considerando las especificidades de la producci´n nacional en cada pa´ en particular en el sector exportador, es o ıs, esperable que los diferenciales de productividad entre pa´ se verifiquen en el ıses sector de bienes transables, ya que son estos bienes los que difieren m´s entre a pa´ ıses. En Chile y todo el mundo las telecomunicaciones han mejorado, pero lo que ha distinguido a Chile es el aumento de la productividad en la extracci´n o y procesamiento de madera, la producci´n de fruta y vinos, salmones, etc., con o respecto a la t´ ıpica canasta exportada en el mundo. La consecuencia evidente de esto ha sido la penetraci´n en los mercados internacionales. o Si suponemos que la productividad de los bienes no-transables es la misma en todos los pa´ ıses, y la productividad total de los factores crece a una tasa a = (1−α)ˆT +αˆN , entonces la expresi´n para el cambio en el tipo de cambio ˆ a a o real es: α [ˆ − a∗ ]. a ˆ q=− ˆ (9.8) 1−α Esta ecuaci´n implica que el crecimiento m´s r´pido de la productividad total o a a de los factores genera una apreciaci´n real. o Dos son las principales conclusiones que se desprenden de este an´lisis: a En primer lugar un pa´ cuya productividad crece m´s r´pido que la del ıs a a resto del mundo tender´ a tener un tipo de cambio real que se aprecia. a

9.2. M´s Factores y Libre Movilidad de Capitales * a

205

La evoluci´n del tipo de cambio depende exclusivamente de diferencias o en tecnolog´ es decir se dan en el lado de la oferta, y los elementos de ıas, demanda no juegan ning´n rol en la determinaci´n del tipo de cambio. u o La evidencia emp´ ırica para el aumento de la productividad fue primero enfatizada para los casos del tipo de cambio real entre Jap´n y Estados Unidos, o donde el primero se aprecio desde los sesenta hasta los ochenta de manera muy significativa.

9.2.

M´s Factores y Libre Movilidad de Capitales * a

Varios supuestos simplificatorios fueron hechos en la secci´n previa, a contio nuaci´n se mostrar´ como se mantienen los resultados cuando estos supuestos o a se levantan. En primer lugar podemos considerar que existen dos factores de producci´n, capital y trabajo, y el capital es perfectamente m´vil entre pa´ o o ıses. M´s a espec´ ıficamente suponga las siguientes funciones de producci´n. o YT = aT LT θT kT 1−θT , YN = aN LN θN KN 1−θN . (9.9) (9.10)

El caso de la subsecci´n anterior es aquel donde θT = θN = 1. o Bajo el supuesto de competencia perfecta en los mercados de bienes, los precios en cada sector (expresados en t´rminos de bienes transables) son: e 1= pN = 1 θT 1−θT −θT W r θT (1 − θT )−(1−θT ) , aT 1 W θN r1−θN θN −θN (1 − θN )−(1−θN ) , aN (9.11) (9.12)

donde W es el salario, r el costo de uso del capital, y pN es el precio de los bienes no transables, todos expresados en t´rminos de bienes transables.1 e Considere ahora una econom´ peque˜a y abierta al exterior, con perfecta ıa n movilidad de capitales, donde la ley de un solo precio se cumple para los bienes no transables. Movilidad perfecta de capitales asegura que r es igual a la tasa de inter´s internacional. Podemos adem´s escribir ecuaciones an´logas para el e a a resto del mundo y obtener el precio internacional de los bienes no transables. Dado r, la ecuaci´n (9.11) determina el salario. Dado ambos, W y r, la o ecuaci´n (9.12) determina el precio relativo de los bienes no transables. Por lo o
N´tese que en la secci´n anterior pN era el precio absoluto y ahora se interpreta como precio o o relativo.
1

206

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

tanto, bajo los supuestos de econom´ peque˜a y abierta, con perfecta moviliıa n dad de capitales se confirma el resultado de la subsecci´n anterior en el sentido o que el tipo de cambio real es determinado exclusivamente por las condiciones tecnol´gicas, independiente de las condiciones de demanda. o Derivando logar´ ıtmicamente las ecuaciones de precios, calculando su diferencia y usando (9.6), se llega a: ˆ ˆ q = α [ˆ∗ − a∗ + (θN − θT )W ∗ ] − [ˆT − aN + (θN − θT )W ] ˆ aT ˆN a ˆ (9.13)

Luego, diferenciando (9.11), igual para su an´loga de bienes extranjeros, y a sustituy´ndolo en (9.13) se obtiene la siguiente expresi´n para la evoluci´n del e o o 2 tipo de cambio real: q = α (ˆN − a∗ ) − ˆ a ˆN θN (ˆT − a∗ ) , a ˆT θT (9.14)

y finalmente, asumiendo nuevamente que el aumento de la productividad de los no transables es la misma en todo el mundo llegamos a: q=− ˆ αθN [ˆ − a∗ ]. a ˆ (1 − α)θT (9.15)

Note que esta ecuaci´n es pr´cticamente la misma que la ecuaci´n (9.8) con la o a o unica diferencia que el diferencial de productividad est´ ponderado por θN /θT . ´ a La raz´n es que un aumento de la productividad de los bienes transables proo vocar´ un aumento de salarios inversamente proporcional a la participaci´n a o del trabajo en la producci´n de bienes transables. El aumento del precio de o los bienes no transables, como consecuencia del aumento de productividad en el sector transable, ser´ proporcional a la participaci´n del trabajo en dicho a o sector (θN ). La importancia de la libre movilidad de capitales en eliminar la posibilidad de que los efectos de demanda impacten al tipo de cambio real descansa en el hecho que los retornos al capital estar´n dados internacionalmente, a al igual que los salarios, de modo que las condiciones de demanda interna no cambiar´n el precio relativo de los bienes no transables. a

9.3.

T´rminos de Intercambio e

Hasta ahora hemos supuesto que el bien transable en el mundo es homog´neo, a pesar que la discusi´n se ha motivado pensando que los pa´ se e o ıses especializan en bienes diversos. Un supuesto m´s realista es suponer que los a bienes son distintos y as´ se puede adem´s analizar el efecto de los t´rminos ı a e
Rogoff (1992) obtiene una relaci´n similar considerando el equilibrio en el mercado de factores. o V´ase tambi´n Obstfeld (1993). e e
2

9.3. T´rminos de Intercambio e

207

de intercambio sobre el tipo de cambio real. Para esto se volver´ al supuesto a donde el unico factor de producci´n es el trabajo. Sin embargo se asumir´ que ´ o a el pa´ produce un bien transable que no es consumido localmente,3 y cuyo ıs ∗ precio internacional, en moneda dom´stica es PX = ePX . Este bien es produe cido usando trabajo y requiriendo una 1/aT unidades de trabajo por unidad de bien producido, de modo que su precio es PX = W/aT . El bien de consumo transable es producido en el extranjero con un requerimiento de trabajo de 1/a∗ por unidad de producto. La ley de un solo precio T prevalece para los bienes importados, y su precio (que es el precio relevante en ∗ el IPC dom´stico) es PM = ePM = W ∗ /a∗ . En consecuencia, la ecuaci´n (9.5) e o T queda expresada como: PM q= PN
α ∗ PN ∗ PM α

= e−α

∗ PN PN

α

.

(9.16)

El precio de los bienes no transables, locales y extranjeros, estar´n determinaa dos por sus respectivos salarios, los cuales est´n dados por las productividades a y los precios de los bienes. Como ahora se consideran dos tipo distintos de bienes es posible analizar cambios en sus precios. Reemplazando por el salario de cada pa´ en las ecuaciones de precios, se llega a: ıs PN =
∗ PN ∗ ePX aT aN ∗ ∗ PM aT = . a∗ N

(9.17) (9.18)

Usando estas dos ecuaciones y procediendo de igual forma que antes se puede derivar la siguiente expresi´n para el tipo de cambio real: o q=− ˆ α [ˆ − a∗ + (1 − α)(ˆX − pM )]. a ˆ p ˆ 1−α (9.19)

Esta ecuaci´n agrega adem´s de los diferenciales de productividad los cambio o a en los t´rminos de intercambio como determinantes del tipo de cambio real. e Cuando el precio de las exportaciones sube relativo al precio de las importaciones se produce una apreciaci´n del tipo de cambio real. El mecanismo o es el cambio en los salarios relativos. Si sube, por ejemplo, el precio internacional de las exportaciones nacionales, debido a un aumento de la demanda mundial, los salarios nacionales respecto de los salarios extranjeros subir´n, ya a que la productividad y los precios son dados para todos los bienes transables (exportable e importables). Similarmente si los precios de importaci´n suben, o tambi´n lo har´n los salarios extranjeros. Finalmente, los resultados de esta e a
Este es sin duda el caso m´s relevante para la econom´ chilena y todas aquellas econom´ con a ıa ıas un elevado contenido de recursos naturales y bienes primarios en su canasta exportadora.
3

208

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

secci´n no deber´ ser sorprendentes, por cuanto un aumento del precio de los o ıan bienes exportables es similar a un aumento de la productividad de los bienes transables.

9.4.

Efectos de Demanda: Gasto de Gobierno *

En el modelo y sus extensiones estudiadas hasta ahora no permiten que la demanda afecte el tipo de cambio real. S´lo el lado de la oferta determina el o tipo de cambio real. La raz´n es muy similar a los modelos de competencia en o microeconom´ donde el precio al final de un bien depende–debido a supuesıa tos de competencia perfecta y movilidad de factores–de los costos. Aqu´ las ı, condiciones de demanda s´lo afectan la composici´n de la producci´n, pero no o o o los precios.4 Para que la demanda tenga efecto en los precios es necesario asumir que los factores de producci´n no son perfectamente m´viles. Por ejemplo, un caso o o que ha recibido atenci´n en la literatura es el caso de factores espec´ o ıficos. Esto es, el capital es inm´vil, al menos en el corto plazo, entre sectores. o Cualquier factor que cambie la composici´n de la demanda entre transables o y no transables afectar´ el precio relativo de los bienes no transables, y cona secuentemente el tipo de cambio real. En general, un aumento en la demanda por bienes no transables deber´ aumentar su precio relativo, y por lo tanto, ıa una apreciaci´n del tipo de cambio real. o Los dos efectos de demanda m´s importantes discutidos en la literatura a son los efectos de la pol´ ıtica fiscal y los t´rminos de intercambio. Este ultimo e ´ caso fue discutido por el lado de la oferta, y los resultados por el lado de la demanda son similares, aunque mucho m´s complejos de derivar, y por ello a no se discutir´n a continuaci´n. Nos concentraremos en el caso de la pol´ a o ıtica fiscal. Para lo anterior presentaremos un simple modelo de decisi´n del consuo midor, que elige en cada per´ ıodo entre consumo de transables (CT ) y de no transables (CN ), de acuerdo a: m´x CT CN a φ
(1−φ)

(9.20)

p se usa para denotar el precio relativo de los bienes no transables (pN /pT ), esto es, una transformaci´n del tipo de cambio real como se se˜al´ anteriormente. o n o Si consideramos que el individuo recibe un flujo de bienes transables y no ı transables de YT e YN , respectivamente. Para simplificar aqu´ ignoramos por completo los ajustes de oferta asumiendo que la producci´n de cada bien es o
En otras palabras, la PPF en la versi´n de un s´lo factor es lineal, y la pendiente es el precio. o o Cuando hay m´s factores, la libre movilidad de ellos transforma nuevamente la PPF en lineal. a
4

9.4. Efectos de Demanda: Gasto de Gobierno *

209

fija. La restricci´n presupuestaria del consumidor ser´: o a CT + pCN = YT + YN (9.21)

El problema de optimizaci´n es bastante simple y tiene por soluci´n la o o siguientes condici´n: o (1 − φ)cT = p, (9.22) φcN Consideremos ahora un gobierno que tiene un flujo de gatos G en bienes no transables, el cual es financiado con un impuesto de suma alzada en base a un presupuesto equilibrado. Este es el supuesto clave para incorporar los efectos del gasto de gobierno: que gasta en una fracci´n diferente a los consumidores. o Es decir, el gobierno saca una fracci´n de demanda de cada bien del sector o privado a trav´s del impuesto, pero lo gasta exclusivamente en no-transables, lo e que aumenta su demanda relativa. En consecuencia el equilibrio en el mercado de bienes no transables implica: C N + G = YN . (9.23)

En el sector de bienes transables no necesariamente oferta igual demanda ya que cualquier exceso de demanda ser´ un d´ficit en la balanza comercial. a e Puesto que para simplificar no analizamos las decisiones intertemporales que dan lugar a los d´ficits y super´vits en la balanza comercial, supondremos que e a hay un d´ficit comercial fijo de magnitud B. Esto implica que: e CT = YT + B. (9.24)

Finalmente reemplazando las condiciones de equilibrio de mercado en la ecuaci´n de demanda del consumidor llegamos a la siguiente ecuaci´n para el o o precio realtivo de los bienes no-transables: (1 − φ)(YT + B) = p. φ(YN − G) (9.25)

Esta ecuaci´n nos permiten concluir que una aumento en el gasto de goo bierno produce una apreciaci´n en el tipo de cambio real, por cuanto aumenta o la demanda por bienes no-transables y, en la medida que no hay ajuste de oferta, el aumento de la demanda se traduce en un aumento del precio relativo de e los bienes no-transables. N´tese tambi´n que si B aumenta tambi´n lo hace al o e precio de los no-transables, lo que significa una apreciaci´n del tipo de cambio o real. Previo al an´lisis emp´ a ırico y para evaluar cuantitativamente las implicancias de este modelo se puede hacer un c´lculo sencillo usando la ecuaci´n (9.25). a o Primero, consideremos que la mitad de la producci´n y consumo privado es o

210

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

en bienes no transable. Por otra parte, asumamos que el gasto de gobierno es un 24 % del PIB, pero un 75 % de ´l es en bienes no transables, implicar´ que e ıa G en la ecuaci´n (9.25) es un 12 % del PIB.5 Usando (9.25) se puede concluir o que un aumento de 1 punto del PIB del gasto de gobierno en bienes no transables, implicar´ un 2,7 % de apreciaci´n real. Como veremos m´s adelante, ıa o a la magnitud emp´ ırica de este par´metro es menor. Si el porcentaje de gasto a es 10 % o 20 %, el impacto de un aumento de un punto porcentual implicar´ ıa una apreciaci´n de 2,5 % y 3,3 %, respectivamente. Es importante, finalmente, o destacar que un aumento de un punto del producto requiere que el gasto del gobierno crezca 8 puntos porcentuales por sobre el crecimiento del PIB, lo que sugiere que cualquier impacto de esta magnitud se da al menos en 2 a 3 a´os. n

9.5.

Tasas de Inter´s Real y Tipo de Cambio * e

Hasta ahora la discusi´n sobre el tipo de cambio real se ha centrado en lo o que podr´ ıamos denominar el tipo de cambio real de largo plazo. Pero, desde mucho tiempo sabemos que las fluctuaciones de las tasas de inter´s entre pa´ e ıses tienen efectos sobre los tipos de cambio nominales. En la medida que los precios se ajustan lentos y existen desviaciones de PPP, las fluctuaciones de las tasa de inter´s afectar´n a los tipo de cambio reales. Este efecto es el que se discute e a en esta secci´n y corresponde a una extensi´n a la discusi´n de paridad de o o o 6 tasa de inter´s discutida en 8.4. e La literatura sobre tasas de inter´s parte del supuesto de libre movilidad e de capitales entre pa´ y la tradicional ecuaci´n de paridad de intereses noıses o minales descubierta: ik = ik∗ + Et et+k − et (9.26) t t donde ik y ik∗ representan las tasas de inter´s nominal dom´stica e internae e t t ıodos. El cional, respectivamente, en el per´ ıodo t para una madurez de k per´ logaritmo del tipo de cambio es e y Et es el operador de expectativas condicional en la informaci´n del per´ o ıodo t. Las tasas de inter´s real estar´n dadas por: e a
k rt = ik − Et πt+k + πt t k∗ ∗ ∗ rt = ik∗ − Et πt+k + πt . t

(9.27) (9.28)

De estas dos ecuaciones y la ecuaci´n de arbitraje nominal se llega a la o tradicional ecuaci´n de arbitraje para tasas de inter´s reales y tipo de cambio o e reales: k k∗ rt = rt + Et qt+k − qt (9.29)
Esta es la componente residual del gasto de gobierno que se gasta de manera distinta a la del consumo privado y por lo tanto es la presi´n neta sobre el sector de bienes no transables. o
6 5

Aqu´ se sigue el desarrollo de Baxter (1984). ı

9.5. Tasas de Inter´s Real y Tipo de Cambio * e

211

Sin embargo, esta ecuaci´n relaciona las tasa de inter´s real, el tipo de o e cambio real, y sus expectativas futuras. Para encontrar una relaci´n entre vao riables del per´ ıodo t es necesario hacer algunos supuestos sobre la expectativas y el tipo de cambio futuro. Para esto considere primero que el tipo de cambio real de equilibrio de largo plazo es q , presumiblemente dado por la ecuaci´n ¯ o (9.19), y sigue un camino aleatorio: Et (¯t+k ) = qt q ¯ (9.30)

Para llegar a una condici´n que relacione el tipo de cambio real con las tasas o de inter´s reales es necesario definir un proceso de ajuste de precios. Para esto e se asume que qt se ajusta gradualmente a su valor de largo plazo qt : ¯ Et (qt+k − qt+k ) = λk (qt − qt ) ¯ ¯ (9.31)

donde λ es el coeficiente de ajuste por per´ ıodo. Esta ecuaci´n dice que en k o per´ ıodos m´s el diferencial de tipo de cambio respecto de su equilibrio ser´ λk a a de la desviaci´n actual. Si λ es cero, el ajuste es instant´neo, y el tipo de o a cambio real est´ siempre, en valor esperado, en su nivel de equilibrio. Si, en a cambio, λ es cercano a uno, los ajustes ser´n muy lentos, ya que se espera que a persista la la desviaci´n actual. o Despu´s de algunas transformaciones, usando las ecuaciones anteriores se e llega a: k ∗k qt = qt − ψ[rt − rt ], ¯ (9.32) 1 . 1 − λk La ecuaci´n (9.32) muestra la relaci´n entre el tipo de cambio real actual, su o o valor de largo plazo y el diferencial de tasas reales internas y externas. Si λ es bajo, es decir el ajuste de precios es r´pido y el tipo de cambio real est´ siempre a a en torno a su valor de largo plazo, independiente de donde comienza, entonces el impacto de un punto de diferencial real ser´ cercano a la unidad. La intuici´n a o de este resultado se obtiene de (9.32). Dado que en el futuro el tipo de cambio real se ajustar´ (en valor esperado) a su equilibrio, en el corto plazo, cualquier a cambio en las tasas de inter´s reales se traducir´, por arbitraje, en desviaciones e a 1:1 del tipo de cambio real de su equilibrio q . Un aumento de la tasa de ¯ inter´s real nacional respecto de la internacional, generar´ una ca´ de igual e a ıda magnitud (porcentual) en el tipo de cambio real de corto plazo, ya que se espera ¯ que en el largo plazo, el tipo de cambio real ser´ Et (qt+k ) = qt (ecuaciones a (9.30) y (9.31)). Es decir se espera que este en equilibrio. Mientras m´s lento es el ajuste de precios, λ es m´s elevado, mayor ser´ el a a a impacto del diferencial de tasas sobre el tipo de cambio real. Asimismo, miena tras m´s largas sea las tasas de inter´s (mayor k), mayor ser´ el impacto de a e ψ≡ donde

212

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

los diferenciales de tasas sobre el tipo de cambio real. Si el tipo de cambio real se ajusta lento, la expectativa futura de tipo de cambio real ser´: a Et (qt+k ) = λk qt + (1 − λk )¯t , q y por lo tanto se espera que no se ajuste completamente a su valor de largo plazo, y depender´ en cierta medida del tipo de cambio actual. Por lo tanto, el a efecto del diferencial de tasas tiene que ser mayor sobre el tipo de cambio real actual ya que si q baja, tambi´n lo hace su valor esperado de largo plazo—por e el lento ajuste de los precios—, y en consecuencia, la ca´ en el tipo de cambio ıda en t tiene que ser mayor para preservar el arbitraje. La evidencia emp´ ırica sobre los efectos de diferenciales de tasas ha sido relativamente elusiva, pues es dif´ distinguir entre el corto y el largo plazo. ıcil

9.6.

Dimensi´n Intertemporal de la Cuenta Corriente o

La cuenta corriente est´ esencialmente ligada a las decisiones intertema porales de los agentes de una econom´ Como ya hemos discutido la cuenta ıa. corriente es la variaci´n de activos netos de un pa´ respecto del exterior. Cuano ıs do un pa´ tiene un saldo de la cuenta corriente positivo significa que ´ste le ıs e est´ prestando recursos al resto del mundo, por otra parte si el saldo es negatia vo el pa´ se esta endeudando con el resto del mundo. A nosotros nos gustar´ ıs ıa saber si un pa´ puede tener d´ficit permanentes, o que puede ocurrir si duranıs e te un per´ ıodo prolongado tiene elevados d´ficits. En esta secci´n intentaremos e o dar luz a estas interrogantes. Pareciera que lo normal ser´ que un pa´ y en general los individuos no ıa ıs pueden acumular riqueza para siempre, pues esto no ser´ ´ptimo. Lo ´ptimo ıa o o en este caso ser´ consumirse la riqueza. Algo similar sucede a nivel de un ıa pa´ Un pa´ no puede acumular riqueza para siempre (otro desacumula) ya ıs. ıs que ser´ el due˜o de toda la riqueza del mundo, algo que no observamos. ıa n Tambi´n sucede algo similar con las deudas. No es posible acumular deudas e para siempre pues de lo contrario el sistema en alg´n momento colapsa y el u deudor no puede pagar. 9.6.1. La restricci´n presupuestaria intertemporal o

Para derivar la restricci´n presupuestaria que enfrenta un pa´ a trav´s del o ıs e tiempo, consideramos la definici´n del d´ficit en la cuenta corriente: o e Def. CC = Dt+1 − Dt = −XNt + r∗ Dt (9.33)

donde Dt es la deuda que tiene el pa´ al inicio del per´ ıs ıodo t, r∗ es la tasa de inter´s internacional y XNt son las exportaciones netas en el per´ e ıodo t. A

9.6. Dimensi´n Intertemporal de la Cuenta Corriente o

213

partir de esta ecuaci´n se tiene: o Dt (1 + r∗ ) = Dt+1 + XNt (9.34)

es decir, la deuda total que el pa´ paga al final de t, la deuda inicial m´s los ıs a intereses, se debe financiar con el super´vit comercial o exportaciones netas, a es decir el exceso de producci´n interna respecto del gasto, m´s la deuda que o a se contrae al final del per´ ıodo para cubrir la diferencia. Si en la ecuaci´n o e e ı (9.34) reemplazamos el t´rmino Dt+1 , despu´s Dt+2 y as´ sucesivamente hacia adelante, obtenemos: Dt (1+r∗ ) = XNt + XNt+1 XNt+2 XNt+3 Dt+n (1 + r∗ ) + + +...+ . (9.35) 1 + r∗ (1 + r∗ )2 (1 + r∗ )3 (1 + r∗ )n

Como mencionamos anteriormente, en el infinito el individuo paga su deuda, esto significa que en valor presente es cero. Entonces si hacemos tender la ∗ e ım ecuaci´n (9.35) al infinito, el t´rmino l´ n→∞ Dt+n (1+r ) debe ser igual a 0, de o (1+r∗ )n donde la ecuaci´ n anterior queda:7 o Dt (1 + r∗ ) = XNt+s ∗ s s=0 (1 + r )

(9.36)

Esta ultima ecuaci´n tiene implicancias muy importantes. Nos dice que la ´ o deuda y los inter´ses de esa deuda (lado izquierdo de la primera igualdad) que e un pa´ tiene en el per´ ıs ıodo t tiene que ser igual al valor presente de las futuras exportaciones netas. Si un pa´ por ejemplo, tiene hoy una deuda elevada ıs, producto de los d´ficit en la cuenta corriente que tuvo en el pasado, ´sta e e tiene que ser igual al valor presente de las futuras exportaciones netas, lo que requerir´ en valor presente elevados niveles de super´vit comerciales. Un pa´ a a ıs que hoy tiene una deuda no puede tener para siempre un d´ficit en la balanza e comercial. En alg´n momento del tiempo ´ste debe ser super´vit para poder u e a pagar la deuda. Esta restricci´n presupuestaria tiene muchas implicancias y o aqu´ analizaremos dios importantes. La primera es las caracter´ ı ısticas del ajuste del d´ficit en la cuenta corriente de acuerdo a la naturaleza de los hsocks que e afectan a la econom´ La segunda son las implciancias cambiarias. ıa. 9.6.2. La ecuaci´n fundamental de la cuenta corriente o

Podemos explotar m´s a´n la relaci´n (9.36) para entender la importancia a u o de los elementos intertemporales. Para ello, podemos recordar que XN =
Los mismo sucede en el caso cuando el pa´ en vez de acumular deuda, acumula activos. En ıs D (1+r ∗ ) este caso no es ´ptimo que l´ n→∞ t+n ∗ )n sea negativo. o ım (1+r
7

214

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

Y − C − I − G y reemplazarlo en (9.36), para llegar a: Dt (1 + r∗ ) = Yt+s − Ct+s − It+s − Gt+s (1 + r∗ )s s=0

(9.37)

˜ Ahora bien, podemos definir Xt , o “valor de anualidad de X”. Este es un flujo contante de X que produce el mismo valor presente que la trayectoria efectiva de X. En otras palabras, si uno tuviera un activo cuyo valor es el ˜ valor presente del flujo actual de X, X es el equivalente de flujo constante (anualidad se usa pensando en flujo anual). Esto es:
∞ ˜ ˜ Xt+s Xt Xr∗ = = ∗ s ∗ s 1 + r∗ ) s=0 (1 + r ) s=0 (1 + r ) ∞

(9.38)

donde la ultima expresi´n viene del hecho que ∞ 1/(1 + r∗ )s = (1 + r∗ )/r∗ . ´ o 0 Entonces, la ecuaci´n (9.37) se puede escribir como: o Dt (1 + r∗ ) = 1 + r∗ ˜ ˜ ˜ ˜ [Y − I − C − G] r∗ (9.39)

Ahora podemos usar esta expresi´n (despu´s de simplificar los 1 + r∗ ) en o e conjunto con el hecho que el d´ficit en la cuenta corriente es −XN + r∗ D = e r∗ D − (Y − C − I − G), para llegar a lo que se ha denominado la “ecuaci´n o fundamental de la cuenta corriente”:8 ˜ ˜ ˜ ˜ Def CC = (C − C) + (I − I) + (G − G) − (Y − Y ) (9.40)

Esta expres´n es importante porque nos muestra como el d´ficit en la cuenta o e corriente puede ser explicado como desviaciones del gasto y sus componentes respecto de sus valores de largo plazo. Recuerde adem´s que si los individuos a optimizan al tomar sus decisiones de consumo, nosotros sabemos que preferir´n a ˜ ≈ C, con lo cual el primer suavizar el consumo, o sea presumiblemente C t´rmino del lado izquierdo desaparecer´ En consecuencia, tenemos que: e ıa. Un aumento transitorio del gasto de gobierno o de la inversi´n, sobre su o valor de largo plazo, llevar´n a la econom´ a experimentar un d´ficit en a ıa e la cuenta corriente. Por ejemplo, en un a˜o de muy buenas expectativas n de inversi´n, es esperable que el d´ficit en la cuenta corriente aumente. o e Un aumento transitorio del producto sobre su valor de largo plazo deber´ ıa llevar a un super´vit en la cuenta corriente. Note que esto es opuesto a a lo que hemos visto anteriormente, y lo que se observa en la realidad: un
Para simplificar la notaci´n estamos eliminando la barra sobre Y , aunque sigue siendo el proo ducto de pleno empleo, el cual puede cambiar en el tiempo.
8

9.6. Dimensi´n Intertemporal de la Cuenta Corriente o

215

aumento del nivel de actividad econ´mica deteriora la cuenta corriente o ya que las importaciones aumentan. El mecanismo, sin embargo es muy distinto. En el caso tradicional la idea es que el aumento del ingreso de los agentes econ´micos aumenta la demanda por importaciones. La idea o en la ecuaci´n (9.40) es que un aumento transitorio del producto de pleno o empleo, por ejemplo porque la cosecha estuvo muy buena ese a˜o, lleva a n una mejora en la cuenta corriente ya que parte de ese producto se ahorra (prest´ndoselo al resto del mundo) para ser gastado en el futuro. a 9.6.3. Implicancias sobre el tipo de cambio real

Este hecho necesariamente tiene implicancias sobre la trayectoria del tipo de cambio. Por ejemplo, podr´ ıamos definir una trayectoria de largo plazo del tipo de cambio real. Si el tipo de cambio real se aprecia “artificialmente” por un lapso de tiempo por debajo de dicha trayectoria, esto deber´ ser revertido a en el futuro con una depreciaci´n por encima de la trayectoria de equilibrio. o Alternativamente, dado que un menor nivel de Y genera un aumento en XN , la unica forma de mantener permanentemente el tipo de cambio real por debajo ´ de su nivel de largo plazo o equilibrio, puede ser con un nivel de producto permanentemente por debajo del pleno empleo. A continuaci´n analizaremos la evoluci´n del tipo de cambio usando un o o ejemplo de dos per´ ıodos. Supongamos que en un pa´ las exportaciones netas est´n dadas por: ıs a XNt = φqt + zt donde φ > 0 es la sensibilidad de la balanza comercial al tipo de cambio real y es positivo en la medida que se satisface la condici´n de Marshall-Lerner. La o variable zt representa todos los dem´s factores que afectan a las exportaciones a netas, como la productividad, las pol´ ıticas comerciales, el nivel de actividad mundial, el nivel de actividad econ´mica dom´stica, etc. Despejando de (9.34) o e el tipo de cambio real obtenemos: qt = r∗ Dt − zt − (Dt+1 − Dt ) (1 + r∗ )Dt − zt − Dt+1 = φ φ (9.41)

N´tese que una econom´ que tiene un elevado nivel de pasivos externos o ıa (Dt ) tendr´ un tipo de cambio real depreciado para generar los recursos que a le permitan paga dichos compromisos. Por otra parte, un elevado d´ficit en la e a cuenta corriente (Dt+1 − Dt ), resultar´ en un tipo de cambio real apreciado. Para simplificar el an´lisis supondremos que ´sta econom´ existe s´lo por a e ıa o dos per´ ıodos y que nace con una deuda D1 . La ecuaci´n (9.41) determina el o

216

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

tipo de cambio en ambos per´ ıodos (1 + r∗ )D1 − z1 − D2 φ ∗ (1 + r )D2 − z2 = φ

q1 = q2

(9.42) (9.43)

donde hemos asumido que D3 = 0. Esto es razonable porque la econom´ no ıa puede desaparecer dejando deuda, sus acreedores no lo pemitir´n. Por otro a lado no tiene sentido terminar con D3 < 0. N´tese que si D es elevado al principio de cada per´ o ıodo, el tipo de cambio se depreciar´ (q subir´). La raz´n es que hay que aumentar las exportaciones a a o netas para financiar la mayor deuda. Si la tasa de inter´s internacional sube, e tambi´n se deprecia el tipo de cambio. En consecuencia, mientras m´s rico es e a el pa´ al inicio (menor es D1 ), m´s apreciado ser´ su tipo de cambio real. ıs a a Por otra parte si aumenta la productividad, z sube, el tipo de cambio real se aprecia tal como ya vimos anteriormente. En este problema el d´ficit de la cuenta corriente queda determinado de la e relaci´n ahorro-inversi´n. Por lo tanto el d´ficit en la cuenta corriente, D2 −D1 , o o e es un dato en nuestro an´lisis. Un modelo m´s general deber´ analizar la a a ıa decisi´n de consumo, ahorro e inversi´n. Sin embargo, podemos pensar que las o o autoridades tienen instrumentos para reducir el d´ficit en cuenta corriente. De e las ecuaciones (9.42) y (9.43) vemos que si las autoridades desean controlar D2 , baj´ndolo, entonces el tipo de cambio en el primer per´ a ıodo sube. Este es el efecto est´tico que ya hemos analizado. Sin embargo, el tipo de cambio a real en el segundo per´ ıodo baja. Si D2 baja el tipo de cambio real se deprecia en el primer per´ ıodo y se aprecia en el segundo. La apreciaci´n del segundo o per´ ocurre porque la econom´ tiene que desviar menos recursos al sector ıdo ıa de bienes transables para pagar las menores deudas asumidas en el primer per´ ıodo. En consecuencia, este ejemplo nos permite mostrar que el intento de frenar la apreciaci´n del tipo de cambio y el control del d´ficit en la cuenta o e corriente pueden ser efectivos en el corto plazo, pero inefectivos en el largo plazo producto de este efecto riqueza. Esto podemos pensar le sucedi´ a Jap´n o o desde los a˜os sesenta hasta principios de los 90, que junto con generar muchos n super´vit en la cuenta corriente (es u pa´ con las tasas de ahorro m´s altas a ıs a del mundo) coincidi´ con una fuerte apreciaci´n del Yen. Por lo tanto su alta o o tasa de ahorro no fue capaz de generar una depreciaci´n del tipo de cambio. o Algo que puede funcionar de una forma en el corto plazo, puede funcionar de manera opuesta en el largo plazo.

9.7. Resumen

217

9.7.

Resumen

En este cap´ ıtulo y el anterior hemos discutido en detalle los muchos determinantes del tipo de cambio real. La discusi´n ha tratado de avanzar con o el m´ximo rigor, pero sin presentar un marco conceptual unificado. M´s a´n a a u aspectos que fueron tratados en un esquema simple en el cap´ ıtulo anterior, en este se les di´ mayor formalidad para estudiar con m´s profundidad los o a determinantes del tipo de cambio real. Por ello es util resumir los principales ´ determinantes del tipo de cambio que aqu´ hemos discutido. ı El tipo de cambio real (ep∗ /p) se deprecia (sube), cuando: Se reduce el gasto fiscal. El grado de apertura de la econom´ ıa. Un deterioro en los t´rminos de intercambio. e Un mayor crecimiento de la productividad total de los factores respecto del resto del mundo y un crecimiento m´s acelerado de la productividad a dom´stica en el sector de bienes transable vis-`-vis el de no-transables. e a Un aumento en el diferencial de la tasa de inter´s real dom´stica con e e respecto a la tasa de inter´s real internacional. e Un elevado nivel de pasivos internacionales netos, por cuanto habr´ que a generar mayores super´vits en el futuro. a La fuerza de estos efectos depender´ de cuan persistente es el cambio en a una variables, es decir si es transitorio o permanente, del plazo en que estamos haciendo el an´lisis, tipo de cambio real de corto o largo plazo, y del grado de a movilidad de capitales.

9.8.

Problemas

1. La cuenta corriente y el tipo de cambio intertemporal. Considere una econom´ similar a la discutida en pruebas anteriores, con la diferenıa cia que ahora esta econom´ existe por dos per´ ıa ıodos. Tiene un PIB de 100 y un nivel de ahorro nacional de 24 (en una unidad cualquiera, pero todas las otras magnitudes reales se expresan en la misma unidad), y es insensible a las tasas de inter´s. La inversi´n est´ dada por: e o a I = 42 − 2r, (9.44)

donde r mide la tasa de inter´s real medida en porcentaje. La econom´ es e ıa abierta a los flujos financieros internacionales y la tasa de inter´s a la cual e

218

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

el mundo est´ dispuesto a prestarle y pedirle prestado a esta econom´ a ıa es 4 % por a˜o. n Las exportaciones e importaciones est´n dadas por: a X = 60q − 20 M = 108 − 60q, (9.45) (9.46)

donde q es el tipo de cambio real. El hecho que esta econom´ viva por dos per´ ıa ıodos significa que s´lo ahorra o e invierte en el primer per´ ıodo (Note bien que el ahorro total en el segundo per´ ıodo es cero), y en el segundo cancela sus compromisos con el exterior (y vive de lo que le queda). Al principio no hay deuda externa. a) Calcule el tipo de cambio real de equilibrio en ambos per´ ıodos. ¿Cual es la intuici´n detr´s de su resultado? o a b) Suponga ahora que las autoridades econ´micas deciden que esta ecoo nom´ no puede tener un d´ficit en la cuenta corriente mayor a 4 % ıa e del PIB durante el primer per´ ıodo. Para esto deben subir la tasa de inter´s dom´stica, como usted ya lo sabe. Calcule la tasa de ine e ter´s de equilibrio en el primer per´ e ıodo y el tipo de cambio real de equilibrio en ambos per´ ıodos. c) Comente las consecuencias sobre el tipo de cambio real de tener una pol´ ıtica de controlar el d´ficit en la cuenta corriente. En particular e sobre el nivel y la estabilidad en el tiempo del tipo de cambio real. d ) Suponga que no hay gasto de gobierno ni impuestos y que cada unidad invertida en el per´ ıodo 1 significa m´s PIB en el per´ a ıodo 2 de 1,1. Calcule la trayectoria del consumo en ambos per´ ıodos en el escenario de la parte (a) y en el de la parte (b). 2. Desalineamientos del tipo de cambio real. El siguiente problema tiene por objetivo analizar las consecuencias intertemporales que puede producir, en un pa´ peque˜o, intentar mantener un tipo de cambio fijo en ıs n una econom´ en pleno empleo con un patr´n r´ ıa o ıgido de ahorro e inversi´n. o El pa´ en cuesti´n puede ser modelado por los siguientes par´metros y ıs o a ecuaciones: Y S I X M = = = = = ¯ Y sY I0 − br∗ dq − X0 M0 − f q (9.47) (9.48) (9.49) (9.50) (9.51)

9.8. Problemas

219

¯ donde Y , s, I0 , b, d, X0 , M0 y f son constantes y r∗ es la tasa de inter´s e internacional, que para efectos del problema tambi´n la consideramos e constante. (a) Calcule el ahorro externo, cuenta corriente, balanza comercial y tipo de cambio para el primer per´ ıodo en esta econom´ (Suponga que ıa. el pa´ comienza a existir en este per´ ıs ıodo y por lo tanto su deuda inicial es 0). (b) Calcule los mismos par´metros de la parte (a) para el segundo a per´ ıodo de la econom´ ıa. (c) ¿C´mo cambia la cuenta corriente y la balanza comercial?, ¿C´mo o o cambia el tipo de cambio?, explique intuitivamente a que se debe la evoluci´n del tipo de cambio. ¿Puede ser sostenible esta econom´ o ıa en el largo plazo? Explique. Suponga ahora que el gobierno decide implementar una pol´ ıtica de tipo de cambio fijo, para lo cual fija qn = ...... = qk = .... = q3 = q2 = q1 , es decir estanca el tipo de cambio en su valor del primer per´ ıodo, para poder realizar esta pol´ ıtica suponga que ahora el gobierno puede mediante alg´n u mecanismo alterar el valor del nivel de ahorro s. (d) Discuta por qu´ el gobierno no podr´ implementar esta medida si e ıa la tasa de ahorro se mantuviera constante y calcule la nueva tasa de ahorro para el segundo per´ ıodo. (e) Calcule el valor de la balanza comercial para un per´ ıodo n, con n ≥ 2. Discuta si es sostenible este valor de la balanza comercial en el largo plazo. 3. Tipo de cambio intertemporal. Considere una econom´ que exisıa te por dos per´ ıodos y produce y consume bienes transables (T ) y notransables (N ). El unico factor de producci´n es el trabajo y existe en ´ o ¯. Las funciones de producci´n son: oferta fija e igual a o qT =
α T N

(9.52) (9.53)

qN = aN

donde α ∈ (0, 1), y aN es un coeficiente tecnol´gico mayor que 1. o Las preferencias intratemporales (en cada per´ ıodo) de consumo de bienes transables y no-transables son: u = m´ T , cN } ın{c (9.54)

220

Cap´ ıtulo 9. M´s sobre Tipo de Cambio Real y Cuenta Corriente a

Para simplificar el problema, suponga que las preferencias intertemporales son tal que en el primer per´ ıodo la producci´n de transables de o equilibrio (den´tela qT (1)) es igual a 1, y adem´s suponga que ¯ = 2. o a o Nota: En su notaci´n use xj (t) para x consumo (c), producci´n (q) o o empleo ( ), j para el tipo de bien (T y N ), y t para el per´ ıodo (1 y 2). a) Encuentre anal´ ıticamente la frontera de posibilidades de producci´n. o b) ¿Qu´ implicancia tiene la funci´n de utilidad (9.54) con respecto e o a la relaci´n entre consumo de transables y no-transables en cada o per´ ıodo (cT (1)/cN (1)). c) Calcule en el per´ ıodo 1 los niveles de producci´n y consumo de cada o uno de los bienes, el saldo en la cuenta corriente, y en la balanza comercial? d ) Normalize el precio de los bienes transables en ambos per´ ıodos (pT ) a 1 (¿Por qu´ lo puede hacer?) y calcule el nivel de salarios en el e per´ ıodo 1 (w(1)) y el precio de los bienes no-transables (pN (1)). e) Demuestre que qT (2) > 1, y calcule la balanza comercial y la cuenta corriente en el per´ ıodo 2. f ) Compare w(2) y pN (2) con w(1) y pN (1) y explique el por qu´ de e los cambios. ¿Qu´ pasa con el tipo de cambio real en 2 con respecto e a 1? 4. Tipo de cambio real y tasa de inter´s internacional. Considere una e econom´ abierta, donde se producen bienes transables y no transables, ıa con perfecta movilidad de capitales a una tasa real r en t´rminos de bienes e transables. Los bienes se producen de acuerdo a las siguientes funciones de producci´n: o
1−α YT = aT LαT KT T T 1−α YN = aN LαN KN N N

(9.55) (9.56)

La notaci´n es la tradicional. Los mercados de bienes y factores son o perfectamente competitivos. Encuentre anal´ ıticamente el impacto de un alza en la tasa de inter´s e internacional sobre el precio relativo de los bienes no transables. Explique su resultado y c´mo podr´ usarlo para predecir el impacto que el alza o ıa de las tasas de inter´s reales en el mundo a principios de los a˜os 80 tuvo e n sobre el tipo de cambio real en los pa´ en desarrollo. ıses

Parte IV

Crecimiento de Largo Plazo

221

Cap´ ıtulo 10

Introducci´n o
Hasta el momento hemos analizado las componentes de la demanda agregada y el equilibrio de pleno empleo en econom´ abiertas y cerradas. En ıas econom´ abiertas la variable de ajuste a diferencias de producci´n y gasto ıas o (demanda) es el d´ficit en la cuenta corriente y el tipo de cambio real. En una e econom´ cerrada el equilibrio se logra a trav´s de movimientos en la tasa de ıa e inter´s que equilibra la demanda y oferta de fondos. En esta parte estudiaremos e como evoluciona la producci´n de pleno empleo de una econom´ a trav´s del o ıa e tiempo. Nuestra principal interrogante a responder es por qu´ existen pa´ e ıses que han crecido m´s r´pidamente que otros. ¿Cu´les son las caracter´ a a a ısticas principales que diferencian a estos pa´ ıses?¿Existen algunas variables de pol´ ıti1 ca que pueden afectar el crecimiento de largo plazo?. Aqu´ nos concentramos en econom´ cerradas. Despu´s de enfatizar la imı ıas e portancia del an´lisis de econom´ abiertas, pareciera decepcionante volver a a ıas cerrar la econom´ Si bien podemos perder algunos elementos importantes del ıa. crecimiento al cerrar la econom´ no hay grandes diferencias entre considerar ıa, una econom´ abierta o cerrada. El crecimiento de largo plazo depende del ıa crecimiento de la productividad y la velocidad a la que crece el capital en la econom´ es decir de la inversi´n. Nosotros estudiamos que en una econom´ ıa, o ıa abierta la inversi´n no necesariamente iguala al ahorro, lo que podr´ hacer o ıa suponer que es muy distinto tratar de entender el crecimiento en una econom´ ıa abierta que en una econom´ cerrada. Sin embargo, la evidencia emp´ ıa ırica, tal
El an´lisis de estos cap´ a ıtulos no s´lo representa las preferencias del autor, sino que tambi´n los o e grandes avances que se han hecho en esta ´rea en los ultimos a˜os. Esto ha dado tambi´n origen a ´ n e a una voluminosa literatura llena de investigaciones interesantes. Tambi´n hay algunos libros que e profundizan en aspectos discutidos en este cap´ ıtulo y que son muy utiles para los lectores interesados. ´ Libros de nivel intermedio y muy buenos son Sala-i-Martin (2000), el unico disponible en castellano, ´ Barro (1997), que es un excelente resumen de la literatura emp´ ırica y Jones (1998) que es una excelente revisi´n del modelo neocl´sico de crecimiento, la teor´ evidencia y extensiones. El libro o a ıa, de Barro y Sala-i-Martin (1995) es el m´s completo de los libros de crecimiento. Tambi´n Aghion y a e Howitt (1997) presenta un an´lisis avanzado y muy profundo de modelos de crecimiento enfatizando a la idea de destrucci´n creativa de Schumpeter. o
1

223

224

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

como fue discutido en el cap´ ıtulo 7, muestra que en el largo plazo, los pa´ ıses que ahorran m´s tambi´n invierten m´s. En otras palabras en el largo plazo a e a las diferencias entre ahorro e inversi´n no son muy grandes, por lo cual consio derar una econom´ cerrada no representa un muy mal supuesto. Es decir, la ıa evidencia emp´ ırica dice que si bien los pa´ pasan por per´ ıses ıodos de super´vit a y d´ficits, estos son menores respectos de los niveles de ahorro e inversi´n. Por e o ejemplo, es normal ver pa´ con tasas de ahorro e inversi´n en los niveles de ıses o 20 a 30 %, pero los d´ficits en la cuenta corriente est´n entre 0 y 5 %. Esto e a es el puzzle de Feldstein-Horioka, que se presenta en el cap´ ıtulo 7. Ha habido mucha investigaci´n sobre las razones para esta relaci´n, y un buen candidato o o es la falta de movilidad perfecta de capitales en el largo plazo. Hay quienes dicen que esto ocurre porque el capital humano no es m´vil. En fin, sea cual o sea la raz´n, que es importante en todo caso para entender mejor el comportao miento de las econom´ abiertas, nos centraremos, sin cometer un error muy ıas grande, en econom´ cerradas. Naturalmente si quisi´ramos profundizar m´s ıas e a en el crecimiento en econom´ abiertas, ser´ necesario explicitar por qu´ la ıas ıa e correlaci´n ahorro-inversi´n es tan alta. o o

10.1.

¿Por Qu´ es Importante el Crecimiento? e

Para responder la pregunta realizaremos un simple ejercicio num´rico. Sue pongamos que existen tres pa´ ıses A, B y C. Estos tres pa´ ıses tienen en el a˜o cero el mismo producto per-c´pita de 100. La unica diferencia entre estos n a ´ pa´ es la tasa a la cual crecen, el pa´ A crece a un 1 % anual, el B a un 3 % ıses ıs y el C a un 5 %. Estas cifras son razonables, en la medida que en el el siglo XX se observan crecimientos per-c´pita entre 1 y 3 %, y crecimiento r´pido, a a en per´ ıodos algo m´s cortos, son de 5 % o incluso m´s. a a El cuadro 10.1 resumen el nivel del producto per-c´pita que tendr´ un pa´ a ıa ıs que parte con un nivel de 100 el a˜o cero, despu´s de crecer durante 30, 50 y n e 100 a˜os a las tasas inidicadas en la primera columna de crecer a esas tasas.2 n
Cuadro 10.1: Escenarios de Crecimiento Crecimiento 1% 3% 5% 30 a˜os n 130 250 430 50 a˜os n 160 450 1100 100 a˜os n 300 2000 13000

Del cuadro 10.1 se puede apreciar que despu´s de 100 a˜os el pa´ A tiene e n ıs
Los n´meros del cuadro 10.1 est´n aproximados a las decenas. Se obtienen al calcular x = u a 100 × (1 + γ)t , donde x es el producto per-c´pita, γ la tasa de crecimiento per-c´pita y t el tiempo. a a
2

10.1. ¿Por Qu´ es Importante el Crecimiento? e

225

un producto per-c´pita tres veces superior al de inicios del per´ a ıodo, mientras que en el pa´ B es 20 veces superior y en C 130. Diferencias que pueden ıs aparecer moderadas se magnifican exponencialmente con el correr del tiempo. Este simple ejercicio muestra que crecer m´s r´pido implica para el pa´ C a a ıs tener al cabo de 30, 50 y 100 a˜os una calidad de vida sustancialmente mejor n que B, y por sobre todo A. Incluso en un lapso de 3 d´cadas la diferencia es e significativa, por cuanto C multiplica por m´s de 4 su PIB per-c´pita, mientras a a en A aumenta apenas un 30 %. En ese lapso, dos econom´ que parten con ıas el mismo ingreso, se distancian, y la que crece m´s r´pido tiene al cabo de 30 a a a˜os el triple del ingreso, y 7 veces m´s en 50 a˜os. n a n A partir de este simple ejercicio podemos entender que crecer es muy importante porque permite mejorar los ingresos promedio de un pa´ Diferenciales ıs. moderados de crecimiento en el corto plazo pueden hacer diferencias abismantes si persisten en el tiempo. De hecho, otra forma de ilustrar estas diferencias es calculando el n´mero de a˜os que toma a un pa´ duplicar su ingreso si crece u n ıs a una tasa γ× 100 %. Una buena aproximaci´n es que el n´mero de a˜os para o u n duplicar el PIB per-c´pita es igual a 70 dividido por la tasa de crecimiento, a expresada en porcentajes. Es decir, creciendo al 1 % se duplica el producto en 70 a˜os y a 3,5 % en s´lo 20 a˜os.3 n o n Sin duda que desde el punto de vista de bienestar no s´lo importa el creo cimiento y el nivel de ingreso agregado, sino que tambi´n su distribuci´n. Se e o podr´ pensar que el escenario de crecimiento de 5 %, es porque una peque˜a ıa n fracci´n de la poblaci´n disfruta del crecimiento muy acelerado de sus ingresos o o mientras los otras se estacan. Ese ser´ un caso en el cual podr´ ıa ıamos cuestionar la efectividad del crecimiento para aumentar el bienestar. A este respecto se deben hacer dos observaciones. La primera es que una econom´ donde algunos ıa ven crecer sus ingresos a 5 %, otros a 3 %, es mejor, en un sentido de Pareto, a una econom´ donde a todos les crece el ingreso a un 2 %, a pesar que en ıa la primera la distribuci´n del ingreso se hace m´s desigual. M´s a´n, en la o a a u econom´ que hay m´s crecimiento, de todos, la reducci´n de la pobreza es ıa a o m´s r´pida. En segundo lugar, la evidencia emp´ a a ırica no sustenta la hip´tesis o que en el largo plazo las econom´ que crecen m´s r´pido ven su distribuıas a a ci´n de ingresos m´s desigual, al menos no existe evidencia que muestre que o a con el crecimiento econ´mico el ingreso de los m´s pobres disminuya. Pudiera o a haber un aumento de la desigualdad en algunas de las fases de crecimiento, o sea el ingreso de los m´s ricos crece m´s que el de los m´s pobres, pero lo a a a no suficiente como para resultar en que el bienestar de los de menos ingresos baja con el crecimiento elevado. Por lo tanto, podemos asumir de manera bastante realista que en pa´ que logran crecer de manera sostenida por largos ıses
3 Esta aproximaci´n viene del hecho que queremos conocer N en la siguiente ecuaci´n: (1+γ)N = o o 2. Tomado logaritmo (natural), se llega a: ln(1 + γ) = log 2. Aproximando ln(1 + x) x y usando el hecho que ln 2 = 0,693, tenemos N = 0,693/γ 70/(γ × 100).

226

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

per´ ıodos de tiempo, su poblaci´n est´ mejor que si este crecimiento no hubiera o a ocurrido. Por lo tanto crecer m´s r´pido en el largo plazo es siempre mejor, y a a una condici´n necesaria para el desarrollo.4 o

10.2.

La Evidencia

En esta secci´n mostraremos alguna evidencia internacional respecto al o crecimiento de los pa´ ıses. La teor´ que mostraremos a continuaci´n de alguna ıa o manera intenta explicar al evidencia internacional. 10.2.1. El muy-muy largo plazo

El crecimiento econ´mico, mirado desde per´ o ıodos muy antiguos, es un fen´meno reciente. Comenz´ a principios del siglo XIX. El cuadro 10.2 muestra o o la evoluci´n del PIB per-c´pita desde el a˜o 1500. Entre 1500 y 1820 el PIB o a n per-c´pita creci´ s´lo un 15 %, lo que es aproximadamente el 0,04 % anual. a o o En cambio, el crecimiento desde 1820 hasta 1992 fue de 1,2 % anual, es decir 30 veces m´s que en el per´ a ıodo previo. La parte inferior del cuadro muestra como ha sido el crecimiento en distintas regiones del mundo. Claramente los pa´ que hoy son industrializados, son los que crecieron m´s r´pido. En el ıses a a otro extremo se sit´a Africa. u Incluso la evidencia para ´pocas previas tambi´n muestra un crecimiento e e muy bajo, virtualmente nulo. De acuerdo a Maddison (1985), entre el 500 y 1500, el PIB per-c´pita no creci´.5 a o 10.2.2. El siglo XX

El crecimiento durante el siglo XX se presenta en la figura 10.3 y la figura 10.1. Las disparidades del crecimiento son evidentes. Por ejemplo, Argentina en 1900, era el pa´ de ingresos m´s altos en Am´rica Latina en ese entonces, ıs a e ten´ un ingreso igual o superior al de muchos pa´ en Europa, y hoy d´ es ıa ıses ıa menos de la mitad. No es sorprendente que sea uno de los pa´ con menor ıses crecimiento durante el siglo XX. Las cifras nos permiten tambi´n distinguir en que per´ e ıodos se han producido los famosos milagros econ´micos. En Asia, el crecimiento de Jap´n ocurre o o
Sin duda que el crecimiento puede llevar a tensiones no menores. El da˜ o al medio ambiente n es un caso t´ ıpico. Pero hay pol´ ıticas p´blicas, basadas en la teor´ microecon´mica, que pueden u ıa o aliviar dichos problemas minimizando su impacto sobre el crecimiento. De ah´ surgen muchas de ı las ideas de crecimiento sustentable. Asimismo, la evidencia tampoco muestra que las naciones m´s a ricas tienen peor medio-ambiente. Por el contrario, la evidencia sugiere que los pa´ ıses m´s ricos a demandan un mejor medio ambiente, y tienen los medios para conseguirlo. Angus Maddison es tal vez quien ha aportado m´s evidencia sobre el crecimiento econ´mico a o desde per´ ıodos muy pasados. Ver Maddison (1982) y Maddison (1995).
5 4

10.2. La Evidencia Cuadro 10.2: La Econom´ Mundial ıa PIB per c´pita (US$ 1990) a PIB (miles mill. US$ 1990) Poblaci´n (millones) o PIB per c´pita (US$ 1990) a Europa Occidental Otros industriales* Europa del Sur Europa del Este Am´rica Latina e Asia y Ocean´ ıa Africa 1500 565 240 425 [13] [17] [10] [6] [7] [6] [3] 1820 651 695 1068 1292 1205 804 772 679 550 450 1992 5145 27995 5441 17387 20850 8287 4665 4820 3252 1284

227

Fuente: Maddison (1995). * Corresponde a Australia, Canad´, Estados Unidos a y Nueva Zelandia. N´meros entre par´ntesis cuadrado: cu´nto se u e a multiplic´ el PIB p.c. entre 1820 y 1992. o

despu´s de la segunda guerra mundial, mientras el de Corea comienza algo e despu´s, entre los a˜os 50 y 60. En el gr´fico tambi´n se observa la crisis e n a e asi´tica de 1997. En China, la nueva estrella del crecimiento, comienza a crecer a m´s r´pidos hacia fines de los 80. a a El crecimiento de Am´rica Latina es dispar, y decepcionante. El eje del e PIB per-c´pita es menos de la mitad del de las otras regiones. Venezuela, a por ejemplo, tuvo un acelerado crecimiento en la post-guerra, pero el PIB per-c´pita medido a PPP desde los 60 no ha crecido. En Brasil se observa el a llamado milagro econ´mico ocurrido en los 60 y 70. Por ultimo, se observa el o ´ acelerado crecimiento de la econom´ chilena desde mediados de los 80. Entre ıa 1900 y 1973 el PIB per-c´pita de Chile creci´ a una tasa anual de 1,3 %, la que a o se sit´a en el rango bajo del crecimiento del siglo XX. Luego el crecimiento se u redujo 0,2 % entre 1973 y 1985, para luego elevarse a un excepcional 5,4 % en los ultimo 15 a˜os del siglo pasado. ´ n Las cifras muestran que el crecimiento de los pa´ en el siglo XX fue aproıses ximadamente entre 1 y 3 %. La evoluci´n del PIB per-c´pita demuestra la gran o a diferencia que puede representar tasas de crecimiento dispares, que aunque en un horizonte anual puedan parecer modestas, la persistencia en el tiempo de dichas tasas pueden significar enormes diferencias en el nivel de ingreso perc´pita. El contraste entre Chile y Noruega, o Argentina y Canad´ demuestran a a esto.

228

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

Cuadro 10.3: PIB per c´pita 1900 - 2000 (medici´n a PPP, d´lares de 1990) a o o
Crecimiento anual s. XX* 1.96 1.96 2.55 1.71 2.60 2.11 1.90 1.47 2.03 1.67 2.18 1.98 1.45 1.82 2.06 2.37 2.21 2.31 2.24 1.11 1.45 2.15 1.65 1.59 1.24 2.17 1.77 1.77 1.64 2.47 1.84 2.96 2.33 1.05 1.58 2.99 2.04 3.01 2.28 1.08 1.72 1.11 1.12 1.23 1.25

1900 Europa Occidental Alemania Austria Finlandia Francia Noruega Suecia Suiza UK Promedio** Otros Industriales Australia Canad´ a EEUU Nueva Zelandia Promedio** Europa del Sur Espa˜ a n Grecia Irlanda Portugal Promedio** Europa del Este Bulgaria Hungr´ ıa Polonia Rumania Promedio** Am´rica Latina e Argentina Brasil Chile M´xico e Per´ u Venezuela Promedio** Asia Corea del Sur China Filipinas Indonesia Jap´n o Tailandia Taiwan Promedio** Africa Costa Marfil Egipto Etiop´ ıa Ghana Sud Africa Promedio** 3134 2901 1620 3849 1762 2561 3531 4593 2994 4299 2758 4096 4320 3868 2040 2495 1408 n.a. 1682 n.a. 2756 704 1949 1157 817 821 1367 850 652 1033 745 1135 812 759 855 509 462 n.a.

1913 3833 3488 2050 3452 2275 3096 4207 5032 3429 5505 4213 5307 5178 5051 2255 1621 2733 1354 1991 1498 2098 n.a. 3797 839 2653 1467 1037 1104 1816 948 688 1418 917 1334 846 794 992 508 648 1451 n.a.

1950 4281 3731 4131 5221 4969 6738 8939 6847 5607 7218 7047 9573 8495 8083 2397 1951 3518 2132 2500 1651 2480 2447 1182 1940 4987 1673 3827 2085 2263 7424 3710 876 614 1293 874 1873 848 922 1043 859 517 277 1193 2251 1019

1960 8463 6561 6051 7472 6549 8688 12286 8571 8080 8539 8459 11193 9491 9421 3437 3204 4368 3095 3526 2912 3649 3218 1844 2906 5559 2335 4304 2781 3023 9726 4621 1302 878 1488 1131 3879 1029 1399 1587 1051 712 302 1232 2624 1184

1973 13152 11308 10768 12940 10229 13494 17953 11992 12730 12485 13644 16607 12575 13828 8739 7779 7023 7568 7777 5284 5596 5334 3477 4923 7970 3913 5028 4189 3953 10717 5962 2840 1186 1956 1538 11017 1750 3669 3422 1727 947 412 1260 3844 1638

1992 19351 17160 14646 17959 17543 16927 21036 15738 17545 16237 18159 21558 13947 17475 12498 10314 11711 11130 11413 4054 5638 4726 2565 4246 7616 4637 7238 5112 2854 9163 6103 10010 3098 2213 2749 19425 4694 11590 7683 1134 1927 300 1007 3451 1564

2000 21725 20303 20034 20879 22956 20671 23101 19851 21190 22442 23919 29043 18161 23391 15599 12442 22126 13810 15994 3918 7129 7093 2677 5204 9442 6008 11309 6676 4150 9442 7838 15714 6517 2940 3555 21507 6133 n.a 1469 2812 482 1403 4198 2073

Fuente: Maddison (1995) hasta 1992, en adelante se empalma usando las tasas de crecimiento del PIB per-c´pita en moneda nacional a precios constantes de a World Bank (1992), World Development Indicators 2002. * Corresponde a la tasa de crecimiento geom´trico del m´ximo n´mero de a˜os disponibles. e a u n ** Corresponde al promedio aritm´tico de todos los pa´ del cuadro. e ıses

10.2. La Evidencia

229

Asia
GDP per cápita PPP US$ de 1990 25000 20000 15000 10000 5000 0 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1980 1990 2000 2000 2000

China

Indonesia

Corea del Sur

Japón

América Latina
GDP per cápita PPP US$ de 1990 12000 10000 8000 6000 4000 2000 0 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1980 1990 1990

Argentina

Brasil

Chile

Venezuela

Industriales
GDP per cápita PPP US$ de 1990 35000 30000 25000 20000 15000 10000 5000 0 1900 1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1980 Noruega

USA

España

Irlanda

Figura 10.1: Evoluci´n del PIB siglo XX o

230

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

10.2.3.

La post-guerra y convergencia

M´s detalle sobre el crecimiento despu´s de la segunda guerra mundial se a e 6 presenta en los cuadros 10.4 a 10.6.
Cuadro 10.4: Evidencia OECD PIB per-c´pita a Crecimiento 1950 1970 2000 50 60 70 80 90 n.d. 12428 22856 n.d. n.d. 2.5 2.1 1.6 4214 11176 23676 5.7 4.3 3.5 2.3 1.8 6100 12143 23781 2.5 4.6 3.0 2.0 1.8 9093 14102 26904 1.3 3.1 3.0 1.6 1.9 8424 16038 26608 2.7 3.9 1.3 1.8 2.0 2830 9076 18047 5.1 6.9 2.4 2.3 2.2 2853 8441 14614 4.3 7.3 3.5 0.1 2.0 6949 13320 24313 2.9 3.7 2.0 1.8 2.2 7525 12085 22190 2.5 2.2 1.7 2.5 1.9 4266 7260 26381 1.9 3.5 3.2 3.6 6.4 6205 10925 24777 2.9 2.9 5.2 1.5 1.6 4043 11294 21780 5.5 5.1 3.0 2.4 1.2 2227 11474 24675 7.4 9.7 3.1 3.6 1.1 10215 15121 43989 1.4 2.6 1.7 4.2 5.0 6633 11188 27060 2.2 3.1 4.2 2.0 2.8 2216 6296 15923 4.5 6.3 3.7 3.1 2.6 7799 14828 23635 3.0 3.8 1.5 1.9 1.3 10451 20611 26414 3.7 3.2 0.8 1.6 0.1 1808 3619 6832 4.0 3.0 1.7 3.0 1.8 10703 16351 33293 1.4 2.9 2.7 2.2 2.3 6029 11860 23942 3.4 4.3 2.7 2.3 2.2

Alemania * Austria B´lgica e Canad´ a Dinamarca Espa˜a n Grecia ** Holanda Inglaterra Irlanda Islandia Italia Jap´n o Luxemburgo Noruega Portugal Suecia ** Suiza Turqu´ ıa USA Promedio

1950-2000 2.1 3.5 2.8 2.2 2.3 3.8 3.4 2.5 2.2 3.7 2.8 3.4 4.9 3.0 2.9 4.0 2.3 1.9 2.7 2.3 3.0

Fuente: Penn World Table 6.1. PIB per-c´pita medido US$ de 1996. a * Datos disponibles desde 1970 hasta 2000. ** Datos disponibles desde 1951 hasta 2000.

La experiencia internacional muestra que si bien en per´ ıodos muy prolongados, un siglo, no hay crecimiento muy por encima de 3 %, esto si ocurre en per´ ıodos de varias d´cadas. Esto ha sido particularmente el caso de muchos e pa´ desde los 50 hasta la primera crisis del petr´leo en 1974. Entre los pa´ ıses o ıses
Estas cifras corresponden a datos medidos a PPP en US$ de 1996. Su origen son las Penn World Tables, versi´n 6.1. Por estas razones no coinciden con las cifras de Maddison, aunque el panorama o que presentan es muy similar. Las Penn World Tables contiene la mayor cantidad de pa´ y datos ıses desde aproximadamente 1950 a 1960 hasta el 2000 y son la base usada para el grueso de los estudios emp´ ıricos sobre crecimiento en el mundo. Est´n disponibles en http://pwt.econ.upenn.edu/. a
6

10.2. La Evidencia

231

de la OECD, entre 1950 y 1990 Jap´n, Portugal, Espa˜a y Grecia tuvieron un o n crecimiento r´pido, en particular en los 50 y 60. Alemania tambi´n tiene un a e crecimiento acelerado, en particular despu´s de la guerra hasta los 60. e Los caso de Jap´n y Alemania son interesantes por cuanto se ha arguo mentado, y los modelos que veremos m´s adelante as´ lo demuestran, que la a ı destrucci´n del capital que tuvieron durante la II Guerra Mundial explica el o r´pido crecimiento posterior. Sin embargo esto puede ser razonable para el caso a de Alemania, pero se necesita agregar algo adicional para Jap´n que mantuvo o un crecimiento hasta principios de los 90. En 1960 ten´ menos de la mitad del ıa PIB per-c´pita de Alemania, y en 1992 ten´ pr´cticamente el mismo. a ıa a En la OECD tambi´n destaca Irlanda, el caso m´s reciente de excelente e a rendimiento en materia de crecimiento entre los pa´ desarrollados. Teniendo ıses siempre una respetable tasa de crecimiento, en los a˜os 90 casi alcanza un 7 %.7 n En Am´rica Latina, hasta 1990, destaca el crecimiento de Brasil hasta los e a˜os 70, pero su desaceleraci´n desde entonces. Toda Am´rica Latina tuvo n o e un muy pobre desempe˜o en los 80, y en promedio en 1990 la poblaci´n en n o Am´rica Latina ten´ un ingreso per-c´pita un 10 % menor que en 1980. Esta e ıa a es la conocida “d´cada perdida”. El crecimiento volvi´ a retomarse, aunque e o moderado respecto del pasado, en los 90. Argentina, Chile y Uruguay destacan como pa´ que lograron tasas inusualmente altas de crecimiento respecto de ıses su historia. En el caso de Asia, el crecimiento ha sido por al menos 30 a˜os muy acen lerado. Los 4 tigres, Corea, Hong-Kong, Singapur y Taiwan, han tenido una expansi´n del PIB per-c´pita promedio anual por sobre el 5,5 % en 40 a˜os. o a n En Singapur, Corea y Taiw´n, el ingreso se multiplic´ por 10 en el lapso de 4 a o d´cadas. e De las cifras presentadas hasta ahora se ve claramente que el crecimiento es dispar, y de ah´ la importancia de entenderlo y extraer conclusiones de ı pol´ ıtica econ´mica. Hay pa´ que han crecido muy r´pido, por ejemplo en o ıses a PIB per-c´pita en Asia creci´ por 4 d´cadas a un 5.2 %, en la OECD8 a un a o e 3.3 % y en Am´rica Latina a un 1.2 %. La experiencia es dispar tambi´n a e e trav´s del tiempo. Por ejemplo, lo pa´ de la OECD crecieron cerca de un e ıses 4 % entre 1950 y 1970, para luego descender a niveles del 2.5 %. Hay grandes diferenciales de ingreso entre los pa´ ıses. Un aspecto importante que veremos despu´s es si los pa´ e ıses m´s pobres a crecen m´s r´pido que los m´s ricos, como lo predice el modelo neocl´sico que a a a a
7 La cifra de 7 % tiene la virtud que cualquier variable creciendo a esa tasa duplicar´ su valor ıa en 10 a˜os. n

Es la Organizaci´n para la Cooperaci´n y el Desarrollo Econ´mico, que agrupa principalmente o o o a pa´ ıses industrializados. Como an´cdota, y una simple casualidad, los dos ultimos miembros en e ´ incorporarse fueron M´xico y Corea del Sur, y ambos tuvieron una crisis a los meses de haber e ingresado. Pero tambi´n ambos han sido capaces de salir exitosamente adelante. e

8

232

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o Cuadro 10.5: Evidencia Am´rica Latina e PIB per-c´pita a Crecimiento 1950 2000 50 60 70 80 90 6430 11006 1.4 2.3 1.4 -3.8 4.3 2749 2724 -1.5 0.6 2.0 -2.2 1.1 1655 7190 3.7 4.3 5.8 -0.3 1.5 3367 9926 1.5 2.2 1.2 1.3 4.9 2208 5383 1.4 2.2 3.2 1.4 0.9 1637 3468 2.3 1.4 6.3 -1.2 -0.8 2990 8762 2.9 3.3 3.3 -0.4 1.8 2488 4589 2.6 3.8 0.4 -3.1 2.5 2412 4684 0.1 1.7 4.6 1.0 -0.6 5278 9622 1.1 0.4 2.7 -1.0 2.9 5908 6420 2.9 3.0 -2.7 -1.4 -0.8 3375 6707 1.7 2.3 2.6 -0.9 1.6

Argentina Bolivia Brasil Chile * Colombia Ecuador * M´xico e Per´ u Paraguay * Uruguay Venezuela Promedio

1950-2000 1.1 0.0 3.0 2.2 1.8 1.5 2.2 1.2 1.4 1.2 0.2 1.4

Fuente: Penn World Table 6.1. PIB per-c´pita medido US$ de 1996. a * Datos disponibles desde 1951 hasta 2000.

discutimos m´s adelante. Los gr´ficos muestran algunos patrones interesantes. a a Cuando se grafica el crecimiento en el per´ ıodo 1960–90 contra el nivel de ingreso inicial (ver figura 10.2) para grupos grandes de pa´ se observa que ıses no hay una relaci´n clara. Sin embargo cuando el gr´fico se hace para pa´ o a ıses m´s similares (OECD o Am´rica Latina), se observa que los pa´ m´s ricos a e ıses a crecen m´s lento mientras los pa´ m´s pobres crecen m´s r´pido, (figuras a ıses a a a 10.3 y 10.4). En consecuencia, si esta tendencia se mantiene en el tiempo habr´ una tendencia a la convergencia en los niveles de ingresos entre pa´ ıa ıses. En otras palabras, a nivel mundial no hay convergencia, pero si cuando se consideran pa´ m´s similares. ıses a Otra evidencia que apuntar´ contra la idea que los niveles de ingresos de ıa los pa´ converger´ es la evidencia de muy largo plazo (cuadro 10.2), que ıses ıan precisamente muestra que los pa´ ricos a principios del s. XIX, son tambi´n ıses e e los que crecieron m´s r´pido. Pero, una mirada r´pida al cuadro 10.3 tambi´n a a a indica que al interior de regiones m´s homog´neas, las inicialmente m´s ricas a e a crecer´ m´s lento, y viceversa. ıan a Por ultimo, otro aspecto importante del crecimiento es que hay una clara ´ relaci´n positiva entre el crecimiento y la inversi´n (figura 10.5). o o

10.3. Resumen Cuadro 10.6: Evidencia Milagro Asi´tico a PIB per-c´pita a Crecimiento 1960 2000 60 70 80 90 1960-2000 China 682 3747 1.8 2.8 5.3 7.7 4.4 Hong Kong 3090 26699 7.7 6.8 5.2 2.5 5.5 Indonesia 936 3642 1.5 5.7 4.2 2.5 3.5 Corea 1495 15876 6.1 5.8 7.6 4.8 6.1 Malasia 2119 9919 3.1 5.4 3.0 4.3 3.9 Singapur * 2161 24939 9.3 8.1 4.6 5.7 7.0 Taiw´n ** a 1430 17056 6.9 7.7 6.5 5.7 6.7 Tailandia 1091 6857 5.3 4.1 5.9 3.6 4.7 Promedio 1626 13592 5.2 5.8 5.3 4.6 5.2
Fuente: Penn World Table 6.1. PIB per-c´pita medido US$ de 1996. a * Datos disponibles hasta 1996. ** Datos disponibles hasta 1998.

233

10.3.

Resumen

Una primera mirada a la evidencia de largo plazo se puede resumir como lo proponen S. Parente y E. Prescott y agregando alguna de la evidencia vista en este cap´ ıtulo:9 1. Despu´s de 1800 el ingreso per-c´pita de los pa´ e a ıses industriales cre10 ci´ r´pido, duplic´ndose cada cuarenta a˜os. o a a n 2. Antes de 1800, el nivel de ingreso crec´ muy poco o nada. El crecimiento, ıa tal como lo conocemos hoy empieza en el siglo XIX. 3. Entre 1800 y 1950 las diferencias de ingreso entre occidente y oriente crecieron de manera importante, y posteriormente se redujeron. En 1820 la raz´n entre el ingreso de occidente y de oriente era de 2.1, la que o aument´ sistem´ticamente a 7.5 en 1950 o a 4. Las diferencias de ingreso en el mundo han declinado con el crecimiento moderno desde los 50 o 60 hasta hoy d´ Desde 1950 la raz´n entre el ıa. o ingreso de occidente y el de oriente ha ca´ hasta 4.3 en 1992. ıdo 5. Ha habido milagros econ´micos, de muy r´pido crecimiento, los que han o a ocurrido en pa´ rezagados en materia de ingreso. ıses
9 10

Ver S. Parente y E. Prescott (2000).

De acuerdo a la regla 70/x, tenemos que el crecimiento promedio fue cercano a 1,75 %, lo que es consistente con las cifras para Europa Occidental y los otros pa´ industriales del cuadro 10.3. ıses

234
10

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

Sng Twn Kor Bot Hkg

crec. % (1960−2000)

5

0

Thl Chn Jap Irl Bar Port May Mas Cap Con Indo Esp Syr Sey Gre Gab Dom Pak Mor Isr Ind Egy Bra Chl T&T Pan Tur Irn Gui Les Lnk Mex Zim Guy Col Mlw Alg Par Nep Jor Uga Gha Mau Ecu Phi Cos Uru Gua Ken Saf Tan Gam Png JamPer Sal Bur Cam EthRwa Cot Bol Hon Bur Ben Tog Mal Gui Cha Sen Com Nia Moz Zam Mad Nic Ang Nig Cen Con

Lux Nor Ita AusBel Isl Fra Hol Can Din Ing Sue Ara NZ USA Sui

Arg

Ven

−5 0 5000 10000
PIB per capita 1960

15000

Figura 10.2: Convergencia en el Mundo 1960 - 2000

6. No hay convergencia de los niveles de ingresos en el mundo, es decir los pa´ m´s pobres no crecen m´s que los pa´ m´s ricos. ıses a a ıses a Es necesario asimismo, mirar a otra evidencia que nos permita iluminar de mejor forma la teor´ del crecimiento. Un muy buen resumen de esta evidencia ıa de la post-guerra son los 6 hechos estilizados que describi´ Kaldor en 1961 y o son aspectos que los modelos de crecimiento deber´ tartar de explicar, o asuıan mir cuando se especifica la tecnolog´ u otra caracter´ ıa ıstica fundamental de la econom´ A esto hechos estilizados se agregan 3 (de los 5) hechos incorporados ıa. a la lista por Romer (1989).11 1. La producci´n por trabajador crece continuamente en el tiempo. o 2. El capital por trabajador [raz´n capital-trabajo] muestra crecimiento cono tinuo. 3. La tasa de retorno del capital es estable. 4. La raz´n capital-producto es estable. o 5. El capital y el trabajo reciben proporciones constantes de ingreso total.
11

Ver Romer P. (1989) en Barro R. (ed.)y Kaldor N. (1961) en F. A. Lutz y D. C. Haggue (eds.).

10.3. Resumen
Bar

235

4

3
Crec. % (1960−2000)

Dom

Bra Pan Chl Mex T&T

2

Guy Ecu

Col Par Gua Cos Per Jam Sal

Uru Arg

1
Hon Bol

0
Ven

−1 2000

Nic

4000
PIB per capita 1960

6000

8000

Figura 10.3: Convergencia en Am´rica Latina 1960 - 2000 e

6. Hay grandes diferenciales de crecimiento por trabajador entre pa´ ıses. 7. En el mundo no se observa una correlaci´n entre el nivel y la tasa de o crecimiento del ingreso per-c´pita. a 8. El crecimiento del producto est´ positivamente correlacionado con el crea cimiento del comercio internacional. 9. El crecimiento de la poblaci´n est´ correlacionado negativamente con el o a nivel de ingreso. Los hechos (1) y (6) son evidentes de la discusi´n que ya tuvimos. Por su o parte, (2), (4) y (5) tienen que ver con la tecnolog´ Los hechos (3) y (5) est´n ıa. a basados en la evidencia para los Estados Unidos. (5) es el m´s dif´ de verifia ıcil car, pues es dif´ de construir indicadores muy confiables para los retornos de ıcil los factores, y hay alguna evidencia que sugerir´ que el retorno a los factores ıa cambia con el grado de desarrollo. Con respecto a (3) hay evidencia que esto no ocurre en el resto del mundo, y tal como se discute m´s adelante, a medida a que los pa´ se desarrollan y el capital aumenta es esperable que las tasas de ıses retorno se reduzcan. Romer (1989) agrega el hecho que vimos anteriormente, y discutiremos en detalle en el cap´ ıtulo 13, y se refiere a la ausencia de convergencia incondicional en el mundo. Asimismo, reporta dos correlaciones muy

236
5

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

Jap Irl

4
Crec. % (1960−2000)

Port Esp Gre

Lux Nor Ita Aus Isl Bel Fra

3
Tur

Hol

2

Can Din Ara IngSue

USA

Sui NZ

1 0 5000 10000
PIB per capita 1960

15000

Figura 10.4: Convergencia en la OECD 1960 - 2000

estables en el mundo. La primera es que los pa´ de mayor ingreso tambi´n ıses e tienen menor crecimiento de la poblaci´n. La relaci´n de mayor crecimiento o o de la poblaci´n generando menor ingreso en el largo plazo es una conclusi´n o o del modelo neocl´sico que se presenta en el cap´ a ıtulo 11, y la relaci´n causal o inversa, es decir mayor ingreso resulta en menor crecimiento de la poblaci´n, o tiene que ver con teor´ sobre fertilidad que aqu´ no analizaremos. La segunıas ı da correlaci´n se refiere al hecho que el mayor ingreso en el mundo ha estado o acompa˜ado por mayor integraci´n y comercio entre los pa´ n o ıses.

10.3. Resumen

237

10

Sng Twn Kor Bot Hkg Thl Jap

crec. % (1960−2000)

5
Chn Irl Bar Port May Mas Cap Con Indo Esp Lux Gre Syr Sey Gab Dom Pak Ita Isl Bra Bel Aus Isr Egy Fra T&T Ind Mor USAPan Can Hol TurChl Irn Lnk Les Din Ing Gui MexGuy Sue Ara Zim Col Mlw Alg Par Nep Jor Uga Ecu Sui Mau Gua Gha Uru Cos Phi NZ Ken Arg Saf Per Tan GamSal Png Jam Cam Bur Eth Rwa Bur Ben Cot Bol Hon Tog Mal Cha Gui Sen Com Ven Zam Nia Moz Mad Nic Ang Nig Cen Con

Nor

0

−5 0 10 20
Tasa de inversión 1960−2000

30

40

Figura 10.5: Crecimiento e Inversi´n en el Mundo o

238

Cap´ ıtulo 10. Introducci´n o

Cap´ ıtulo 11

El Modelo Neocl´sico de a Crecimiento
11.1. El Modelo B´sico a

En este cap´ ıtulo veremos el modelo neocl´sico de crecimeinto, desarrollado a por Robert Solow (1956), quien recibi´ el premio Nobel por esta contribuci´n.1 o o En la secci´n anterior vimos que pa´ m´s pobres crec´ m´s que pa´ o ıses a ıan a ıses m´s ricos y que pa´ que ahorran m´s crecen m´s. En esta secci´n intentaa ıses a a o remos explicar esta evidencia. Antes de partir haremos algunos supuestos simplificatorios. Supondremos que no hay crecimiento de la poblaci´n (luego relajamos este supuesto) y que o no hay crecimiento de la productividad. El crecimiento de la productividad se discute en la siguiente secci´n. Por ultimo supondremos que toda la capacidad o ´ productiva de un pa´ se puede resumir en una funci´n de producci´n: ıs o o Y = AF (K, L), donde Y es el PIB, A es un par´metro de productividad y K, L son la cana tidad de capital y trabajadores que existen en un momento determinado en el pa´ Ambos factores est´n plenamente utilizados. Supondremos que la funıs. a ci´n de producci´n presenta retornos decrecientes a cada factor pero retornos o o constantes a escala. Esto significa que a medida que aumenta la cantidad de capital en la econom´ cada unidad extra de capital es menos productivo que ıa las anteriores. Por ejemplo un kil´metro extra de camino es m´s productivo o a en un pa´ Africano, donde presumiblemente hay muy pocos caminos, que en ıs un pa´ como EE.UU.2 ıs
Tambi´n se le conoce como el modelo de Solow-Swan, ya que Trevor Swan, en 1956 el mismo e a˜o que Solow, publico un trabajo donde presenta tambi´n un modelo en el mismo esp´ n e ıritu.
2 1

Matem´ticamente esto significa que Fi (K, L) > 0, pero que Fii K(K, L) < 0, donde i = K, L. a

239

240

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

Una transformaci´n util para proseguir con el an´lisis es estudiar esta ecoo ´ a nom´ en t´rminos per-c´pita, para esto denotamos y = Y /L, donde y es el ıa e a PIB per-c´pita.3 Esto es importante ya que esta es una variable que en el lara go plazo no crece aunque haya crecimiento de la poblaci´n. Adicionalmente, o como suponemos que no hay progreso t´cnico, normalizamos el par´metro tece a nol´gico A a 1. Posteriormente relajaremos este supuesto. Por lo tanto tenemos o que Y K y= =F , 1 = f (k). L L A partir de esta ultima ecuaci´n podemos ver que la unica manera de crecer ´ o ´ para este pa´ es acumular m´s capital y esto se logra invirtiendo. ıs a Por convenci´n los t´rminos en min´scula son per-c´pita, mientras que los o e u a t´rminos en may´scula son totales. e u Adem´s supondremos que la econom´ es cerrada y que no hay gobierno. a ıa Primero analizaremos el caso de crecimiento sin progreso t´cnico y sin cree cimiento de la poblaci´n, luego asumiremos que la poblaci´n crece, y en la o o secci´n siguiente estudiamos el progreso t´cnico. o e

11.1.1.

Poblaci´n Constante o

De la contabilidad sabemos que en una econom´ cerrada sin gobierno el ıa producto se gasta en consumo e inversi´n, lo que expresado en t´rminos pero e c´pita es: a y =c+i (11.1) y por otra parte sabemos que el capital se acumula de acuerdo a cuanto invierte el pa´ menos lo que se deprecia el capital instalado, es decir: ıs ˙ k = i − δk (11.2)

Finalmente supondremos que los individuos ahorran una fracci´n s de su o ingreso. Por lo tanto consumen una fracci´n 1 − s de su ingreso. Este supuesto o es muy importante porque simplifica mucho la presentaci´n. En el fondo, toda o la conducta de los hogares se resume en s, sin entrar a discutir como la gente decide ahorro y consumo. En cap´ ıtulos anteriores argumentamos que esta decisi´n es mucho m´s compleja y depende del objetivo de maximizar utilidad o a de los hogares durante su ciclo de vida. La simplificaci´n que aqu´ hacemos es o ı
Esto se llama rendimientos decrecientes a cada factor. Por otra parte retornos constantes a escala significa que F (λK, λL) = λF (K, L). Una de las funciones que cumple con ambas condiciones es la funci´n de producci´n Cobb-Douglas, F (K, L) = K 1−α Lα . (Demu´strelo). o o e
3

En realidad esto es PIB per trabajador y no per c´pita. a

11.1. El Modelo B´sico a

241

similar a la funci´n de consumo keynesiana, que resume toda la conducta en o la propensi´n marginal a consumir (1 menos la propensi´n a ahorrar). Existen o o modelos m´s generales y rigurosos que parten de una conducta del consumidor a m´s compleja, pero lo poderoso del modelo de Solow es que una formulaci´n a o muy sencilla captura elementos muy importantes de la realidad. A partir de las ecuaci´n (11.1) y (11.2), m´s el ultimo supuesto se tiene o a ´ que que: ˙ k = f (k) − (1 − s)f (k) − δk = sf (k) − δk (11.3) Gr´ficamente la ecuaci´n (11.3) se puede apreciar en la figura 11.1.4 a o
f (k) δk f (k) sf (k)

k∗

k

Figura 11.1: Modelo de Solow

Como la funci´n de producci´n presenta retornos decrecientes con respecto o o al capital, cada unidad extra de k aumenta el valor de f (k) en una menor cantidad. La diferencia entre sf (k) y δk es lo que se acumula el capital en t´rminos per-c´pita. En k ∗ la inversi´n en nuevo capital sf (k ∗ ) es igual a e a o la depreciaci´n del capital δk ∗ , en este punto por lo tanto el capital deja de o ˙ acumularse, es decir k = 0. Esto se conoce como el estado estacionario. A la ∗ izquierda de k el capital se acumula pues cada unidad adicional de capital, la inversi´n, no s´lo cubre la depreciaci´n sino que adem´s permite que el stock o o o a crezca. Sin embargo a la derecha de k ∗ el capital se desacumula pues en este caso la depreciaci´n del capital es mayor a lo que se invierte. o
4 Como la oferta y demanda son los gr´ficos m´s cl´sicos en microeconom´ a mi juicio este debe a a a ıa, ser el gr´fico m´s importante en macroeconom´ Al menos en todos los libros de macro aparece, a a ıa. cosa no com´n con los otros gr´ficos. u a

242

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

Por lo tanto la primera conclusi´n que podemos obtener del modelo neoo cl´sico es: a Conclusi´n 1: No hay crecimiento en el largo plazo si no hay crecimiento o de la productividad ni de la poblaci´n o Para esta conclusi´n es clave que la productividad marginal del capital sea o decreciente, as´ las unidades adicionales de capital son menos productiva, preı viniendo que la acumulaci´n de capital contin´e indefinidamente. Imponiendo o u el estado estacionario en la ecuaci´n (11.3) se obtiene: o k∗ k∗ s = = ∗ ∗) y f (k δ Si la funci´n de producci´n es Cobb-Douglas se obtiene de la ultima ecuao o ´ ci´n: o 1 s α k∗ = δ esta ultima relaci´n nos indica que pa´ ´ o ıses que ahorran m´s tiene mayores a niveles de capital de estado estacionario. Volveremos sobre este punto m´s a adelante.

11.1.2.

Crecimiento de la Poblaci´n o

Relajamos el supuesto anterior que la poblaci´n no crece, supondremos que o la poblaci´n crece a una tasa ex´gena n, es decir L = L0 ent . La ecuaci´n (11.2) o o o est´ en t´rminos per-c´pita, pero ahora hay que tener cuidado y partir de la a e a igualdad expresada en t´rminos totales: e ˙ K = I − δK si dividimos por L, usamos el hecho que i = sf (k) y hacemos un poco de ´lgebra, llegamos a:5 a ˙ k = sf (k) − (δ + n)k (11.4) Si comparamos la ecuaci´n (11.4) con (11.3) se puede concluir que son o o iguales, con la unica diferencia que en la ecuaci´n (11.4) la tasa de depreciaci´n ´ o efectiva es δ +n. Gr´ficamente la ecuaci´n (11.4) se puede observar en la figura a o 11.2. En el fondo la depreciaci´n efectiva es la depreciaci´n f´ o o ısica δ m´s la a
˙ ˙ Si K = I − δK lo dividimos por L obtenemos que K = i − δk, donde i = I/L. Por otra parte L ˙ ) = k = K/L − K L/L2 , usando el hecho que L/L = n se tiene que k = K/L − nk. K ˙ ˙ ˙ ˙ ˙ ˙ se tiene que ( L De donde se obtiene la ecuaci´n (11.4). o 5

11.1. El Modelo B´sico a

243

depreciaci´n por crecimiento de la poblaci´n n. Esto es as´ porque el capital o o ı per c´pita se deprecia a δ + n. Si la depreciaci´n δ fuera cero, el capital per a o c´pita caer´ si no hay inversi´n a una tasa n. a ıa o
f (k) (δ + n)k f (k) sf (k)

k∗

k

Figura 11.2: Modelo de Solow con Crecimiento de la Poblaci´n. o

Al igual que en el caso sin crecimiento de la poblaci´n, si imponemos el o estado estacionario en la ecuaci´n (11.4) y usamos una funci´n Cobb-Douglas o o obtenemos que: 1 α s ∗ k = (11.5) δ+n y k∗ s = (11.6) y∗ δ+n N´tese que esta ecuaci´n ya nos permite hacer algunas calibraciones. Si la o o tasa de ahorro es alta, de 30 %, y la tasa de depreciaci´n es 5 % y el crecimiento o de la poblaci´n es 2 %, tendremos que el capital es aproximadamente 4 veces o el producto. Si, en cambio, el ahorro es 20 % del PIB, el coeficiente capitalproducto ser´ alrededor de 3. Estas cifras son un poco altas y como veremos ıa m´s adelante son algo menores en la realidad y para tener una calibraci´n m´s a o a realista habr´ que agregar el crecimiento de la productividad. ıa Existe una forma alternativa de entender gr´ficamente la din´mica y el a a estado estacionario de la acumulaci´n de capital, si dividimos la ecuaci´n (11.4) o o por k se llega a: ˙ sf (k) k − (δ + n), γk = = (11.7) k k

244

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

donde γk es la tasa de crecimiento del capital per-c´pita. Gr´ficamente se puede a a observar en la figura 11.3. Esta figura no es m´s que el diagrama cl´sico de a a Solow dividido por k, pero tiene la ventaja que la distancia entre la curva sf (k)/k y la horizontal δ + n nos da inmediatamente la tasa de crecimiento del capital. Adem´s, como no hay crecimiento de la productividad, el PIB per-c´pita a a crece proporcionalmente al crecimiento del capital per-c´pita (y = k 1−α ), en a a consecuencia, la distancia γk es proporcional al crecimiento del PIB per-c´pita, γy .
f (k) k

T

γk δ+n
c

sf (k) k

k∗

k

Figura 11.3: Tasa de crecimiento del capital

La figura 11.3 nos confirma nuestra conclusi´n 1, en ausencia de crecimieno to de la productividad los pa´ no crecen en el largo plazo, s´lo crecen en la ıses o transici´n. Por otra parte podemos confirmar lo que nos mostraba la evidencia o emp´ ırica para pa´ “similares”, esto es nuestra segunda conclusi´n: ıses o Conclusi´n 2: Pa´ m´s pobres crecen m´s r´pido que pa´ m´s ricos, o ıses a a a ıses a relativo a su estado estacionario. En la figura esto es que los pa´ que est´n m´s a izquierda de k ∗ crecen ıses a a m´s r´pido (sf (k)/k − (δ + n) es mayor). Esto se conoce como convergencia. a a Entendemos por pa´ ıses m´s pobres a pa´ a ıses que tienen un menor nivel de capital. Este resultado proviene del hecho de que una unidad extra de capital es m´s productiva en pa´ a ıses como Nepal que en pa´ ıses como Jap´n, por lo o tanto con la misma tasa de inversi´n y depreciaci´n Nepal va a crecer m´s o o a

11.1. El Modelo B´sico a

245

rapido que Jap´n simplemente porque el capital es m´s productivo en Nepal. o a N´tese que este concepto de convergencia presume que los pa´ tienen el o ıses mismo estado estacionario, y por lo tanto convergen al mismo nivel de ingreso per-c´pita. Esta se conoce como convergencia no condicional, ya que pa´ a ıses m´s ricos (pobres) crecen m´s lento (r´pido). a a a Sin embargo uno se puede preguntar que pasa con pa´ que tienen distinıses tos niveles de ingreso de largo plazo, como los ilustrados en la figura 11.4. El ∗ pa´ que tiene equilibrio k1 , el pobre, est´ m´s cerca de su equilibrio si parte ıs a a ∗ de k1 , que el pa´ m´s rico, que partiendo de k2 debe convergere a k2 . En este ıs a caso puede ser que el pa´ m´s pobre crezca m´s lento porque est´ m´s cerca ıs a a a a de su nivel de ingreso de largo plazo. En este caso hay convergencia, pero convergencia condicional al estado estacionario, esto es, pa´ relativamente m´s ıses a ricos (pobres) respecto de su estado estacionario crecen m´s lento (r´pido). a a
γk

δ+n

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . k1

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .∗ k1

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . k2

. . . . . . . . . . . . . . . . . . .∗ k2

k

Figura 11.4: Convergencia Condicional

A partir de la figura 11.3 uno podr´ intentar entender qu´ factores influyen ıa e en que difiera el nivel de k ∗ entre los pa´ ıses. La respuesta a esta interrogantes proviene de la misma figura 11.3: Pa´ que ahorran m´s tienen mayor nivel de capital de estado estacioıses a nario. Pa´ ıses que tienen mayores tasa de crecimiento de la poblaci´n tienen o menor nivel de capital de estado estacionario.6
6

Sin embargo existe tambi´n una relaci´n en el sentido inverso que pa´ e o ıses con mayor nivel de

246

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

Nosotros normalizamos el par´metro de productividad A a uno. No obsa tante si aceptamos que es constante, pero diferente, entre pa´ ıses, podr´ ıamos concluir que pa´ con mayor A tendr´n mayores niveles de ingreso en estado ıses a estacionario. Recordemos que en el caso cuando hay crecimiento de la poblaci´n y la o funci´n de producci´n es Cobb-Douglas se tiene que el nivel de capital pero o c´pita viene dado por la ecuaci´n (11.5), de donde se observa adem´s que el a o a capital (e ingreso) de largo plazo ser´ menor para pa´ con un capital que a ıses se deprecia m´s r´pido. Sin embargo, no hay razones ni evidencia poderosa a a para argumentar que el crecimiento difiere porque las tasas de depreciaci´n o son diferentes. Un aumento de la tasa de crecimiento de la poblaci´n o de la o depreciaci´n frena el crecimiento porque el esfuerzo de inversi´n para mantener o o el capital per-capita constante deber´ ser mayor y por lo tanto el capital de a equilibrio deber´ ser menor (la productividad es decreciente). a Por ultimo debemos recordar que es importante saber que pasa con el ´ producto-ingreso de largo plazo, porque econom´ con un nivel de ingreso ıas mayor en largo plazo crecer´n m´s r´pido dadas condiciones iniciales similares. a a a

11.2.

La Regla Dorada

Que una econom´ tenga en estado estacionario un nivel de ingreso maıa yor no significa necesariamente que su nivel de bienestar sea mayor. Si bien podr´ ıamos pensar que una econom´ que crece siempre m´s r´pido que otra, ıa a a tarde o temprano terminar´ teniendo mayores niveles de ingreso o consumo. a No obstante, en el estado estacionario de largo plazo, donde no se crece m´s, no a es claro que tener un nivel de ingreso mayor es mejor, porque esto se puede deber a que se sacrifica mucho consumo, y sabemos que una mejor aproximac´n o al bienestar no es el nivel de ingreso, sino que el consumo. A partir de esto nos interesar´ determinar cu´nto es el k ∗ ´ptimo de tal manera que el individuo ıa a o maximize su consumo. Para ese k ´ptimo podemos entonces saber cuanto es o la tasa de ahorro ´ptima que sustenta dicho k como equilibrio de largo plazo. o Este es un an´lisis en estado estacionario. Es decir queremos encontrar k ∗ de a tal manera de:7 m´x c∗ = f (k ∗ ) − (δ + n)k a ∗
{k }

La soluci´n a esta problema es o f (k RD ) = δ + n (11.8)

capital per-c´pita tiene menores tasas de crecimiento de la poblaci´n pues su costo de oportunidad a o de tener hijos es mayor. 7 Esta relaci´n viene de aplicar el estado estacionario en la ecuaci´n k = f (k) − c − (δ + n)k. o o ˙

11.2. La Regla Dorada

247

donde k RD se conoce como el capital de la regla dorada. Gr´ficamente esto a se puede apreciar en la figura 11.5. Esta misma figura nos muestra que la tasa de ahorro que maximiza el consumo en el estado estacionario es sRD . El siguiente ejemplo permite entender mejor que significa que s = sRD . Ejemplo: Supondremos una econom´ con funci´n de producci´n ıa o o 1−α f (k) = k . En este caso el nivel de capital que maximiza el consumo viene dado por la ecuaci´n (11.8), en caso de una funci´n de o o producci´n Cobb-Douglas es: o k
RD

1−α = δ+n

1 α

.

Por otra parte se tiene que el nivel de capital de estado estacionario es: s k = δ+n

1 α

.

A partir de estos dos niveles de capitales podemos concluir: Si s = 1 − α entonces la econom´ se encuentra en su nivel de ıa RD regla dorada. Es decir s = s . Si s > 1−α el nivel de capital de estado estacionario es demasiado alto, y por lo tanto su tasa de ahorro es demasiado alta. Si s < 1 − α el nivel de capital es menor al que maximiza el consumo en estado estacionario. Es decir su tasa de ahorro es muy baja. En la figura 11.5, el capital de estado estacionario k ∗ es mayor al de la regla dorada. En otras palabras esta econom´ ahorra mucho (a una tasa ıa s). El consumo est´ dado por la distancia vertical entre f (k) y (δ + n)k a a nivel de k ∗ . Lo que la figura muestra es que en k RD dicha distancia es mayor, es decir se puede sostener un nivel de consumo mayor en equilibrio con una ıa tasa menor. M´s a´n, imaginemos que partimos de k ∗ , se podr´ hacer una a u ∗ RD gran fiesta, consumir k − k , quedarnos con una tasa de ahorro menor, y ser m´s felices en el nuevo estado estacionario. Es por ello que en teor´ del a ıa crecimiento, cuando el capital es mayor al de la regla dorada se le llama un equilibrio ineficiente. Hay una estrategia en la cual sin esfuerzo todos mejoran. ¿C´mo pueden la econom´ ahorrar excesivamente? La raz´n nuevamente o ıas o es la productividad marginal decreciente. Ahorrar mucho nos puede conducir a un nivel de capital muy elevado, en el cual al k marginal (y medio) es muy bajo,

248

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

f (k) .. ... ... ... ... ... .. ... ... ... ... ... ... ...

(δ + n)k f(k) sf(k)

sRD f (k)

k RD

k∗

k

Figura 11.5: Regla Dorada

o sea el t´rmino f (k)/k es muy bajo, pero iguala a la depreciaci´n efectiva con e o una tasa de ahorro muy alta. Ser´ posible alcanzar con una menor tasa de ıa ahorro un capital m´s productivo, que conduzca a un mayor nivel de consumo, a que en equilibrio lo que se invierta alcance a reponer lo que se deprecia. Aunque aqu´ no profundizaremos en este tema, una pregunta importante es ı c´mo una econom´ descentralizada y de mercado puede ser ineficiente, si como o ıa nos dice la teor´ microecon´mica de equilibrio general, el equilibrio deber´ ıa o ıa ser Pareto ´ptimo. La literatura en esta ´rea es abundante, pero solo como o a anticipo se puede se˜alar que el equilibrio puede ser ineficiente cuando los n mercados no son completos, es decir faltan mercado que internalizen todas las demandas y preferencias de los hogares. En un mundo donde la gente no vive para siempre, podr´ no existir un mecanismo que asegure que las decisiones ıa de las personas sean consistentes con un equilibrio din´mico eficiente de largo a plazo. El problema del modelo neocl´sico para analizar con mayor profundidad a este tema es que asume que la tasa de ahorro es constante y ex´gena al modelo. o Lo que si nos permite entender este ejemplo es que existe la posibilidad que pa´ ahorren mucho. Esto adem´s nos recuerda que no todo en la vida ıses a es ahorrar y pretender forzar el ahorro excesivamente puede ser perjudicial. En pa´ desarrollados con elevadas tasas de ahorro, como el caso cl´sico de ıses a Jap´n, la pregunta de si el ahorro es excesivo puede ser relevante. Sin embargo, o para pa´ en desarrollo esta pregunta nos tan relevante pues si hay algo que ıses es claro es que tienen poco capital, por lo tanto dif´ ıcilmente est´n con exceso a de capital. Adem´s, como vemos m´s adelante, es posible que mayores tasas a a

11.3. Progreso T´cnico e

249

de ahorro generen de manera permanente mayores tasas de crecimiento de la econom´ en cuyo caso ser´ m´s dif´ pensar que puede haber ahorro ıa, ıa a ıcil excesivo.

11.3.

Progreso T´cnico e

Una de las principales conclusiones de la secci´n anterior fue que en largo o plazo la econom´ no crece. Este resultado es bastante distinto a la evidencia ıa internacional donde observamos que los pa´ ıses crecen siempre m´s all´ de a a su crecimiento de la poblaci´n. Para hacer compatible esto con el modelo o neocl´sico es necesario incorporar crecimiento tecnol´gico. a o Para incorporar al modelo neocl´sico el avance tecn´logico suponemos que a o la funci´n de producci´n es: o o Y = AF (K, L) (11.9)

donde A es la productividad total de los factores, la cual crece a una tasa ex´gena x, es decir At = Ao ext . El suponer que la productividad total de o los factores crece ex´genamente implica que s´lo analizaremos cuales son la o o consecuencias que ´ste avance tecnol´gico tiene sobre el crecimiento econ´mico, e o o no intentaremos analizar porque algunos pa´ el progreso t´cnico es mayor ıses e que en otros. Seguiremos suponiendo que la poblaci´n crece a una tasa n. Si la o funci´n de producci´n es Cobb-Douglas, entonces la ecuaci´n (11.9) se puede o o o escribir como: Y = A0 K 1−α L0 e(n+x/α)t
α

= A0 K 1−α E α

(11.10)

donde E = L0 e(n+x/α)t . El t´rmino E se conoce como las unidades de eficiencia e de trabajo. Esto es algo as´ como las horas de trabajo disponible (o n´mero ı u de personas) corregidos por la calidad de esta fuerza de trabajo. Esto se puede deber, por ejemplo, a los mayores niveles de educaci´n, as´ como los nuevos o ı conocimientos, incorporados en la fuerza de trabajo. Se puede notar que la ecuaci´n (11.10) es b´sicamente la misma que la ecuaci´n del modelo de Solow o a o o con crecimiento de la poblaci´n. En este caso A es constante, y la funci´n de o producci´n consta de dos factores y rendimientos constantes (decrecientes) o a escala (a los factores). El factor K se acumula con inversi´n y E crece o ıa ex´genamente a una tasa n + x/α. En consecuencia parecer´ natural trabajar o con variables medidas en t´rminos de unidad de eficiencia, en vez de medidas e en t´rminos per-c´pita como lo hicimos antes, y el modelo es an´logo. e a a Para esto normalizamos A0 = 1 y definimos cualquier variable z como z = ˜ ˜ Z/L0 e(n+x/α)t , es decir z corresponde a Z por unidad de eficiencia. La relaci´n ˜ o entre la variable medida por unidad de eficiencia y per-c´pita es simplemente a z = Z/e(x/α)t . ˜

250

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

A partir de la ecuaci´n de producto-gasto tenemos que: o ˙ Y = C + I = C + K + δK y transformando esta ecuaci´n a unidades de eficiencia llegamos a:8 o x ˜ ˙ ˜ ˜ ˜ k = f (k) − c − (δ + n + )k α ˜ − (δ + n + x )k ˜ = sf (k) α Gr´ficamente el equilibrio se puede observar en la figura 11.6 a
f (k) k

(11.11)

(11.12)

T

γk
c

δ+n+

x α

sf (k) k

˜ k∗

k

Figura 11.6: Progreso T´cnico e

A partir de la figura 11.6 podemos ver que en estado estacionario el producto (Y), consumo (C) y capital (K), crecen a una tasa n+x/α, mientras que los valores per-c´pita crecen a una tasa x/α. Por lo tanto podemos concluir a que: Conclusi´n 3: En el largo plazo el progreso t´cnico hace crecer el producto o e per c´pita de los pa´ a ıses. El crecimiento del producto total es la suma del crecimiento de la poblaci´n m´s el crecimiento de la productividad del trabajo. o a Tenemos, en consecuencia que: γ = γY = γ K = γC = n +
8

x α

Ver ap´ndice para demostraci´n. e o

11.4. Aplicaciones

251

y γy = γk = γc =

x α

De la ecuaci´n (11.12) podemos encontrar el valor del coeficiente capital o producto en estado estacionario como: ˜ k K s s = = = y ˜ Y δ+γ δ+n+
x α

(11.13)

Ahora podemos calibrar esta ecuaci´n y si usamos una tasa de ahorro de 30 a o 20 %, tasa de crecimiento de 4 a 5 % y depreciaci´n de 5 %, llegamos a que el o capital es entre 2 y 3 veces el nivel de producto. Esto es m´s o menos lo que a indica la evidencia emp´ ırica, lo que permitir´ concluir que en el largo plazo ıa los pa´ andan en torno a su equilibrio. ıses Al igual que en el caso de crecimiento sin progreso t´cnico podemos calcular e el nivel del capital que maximiza el consumo en estado estacionario, es cual es: x ˜ f (k RD ) = δ + n + α Esta ecuaci´n tiene adem´s otra implicancia interesante y es que la tasa de o a inter´s real de equilibrio, que en el cap´ e ıtulo 4 vimos que era f (k) − δ, es igual a la tasa de crecimiento de la econom´ es decir si la econom´ est´ en la ıa, ıa a regla dorada r tiene que igualar a γ. Si la tasa es menor, quiere decir que la productividad del capital es baja, en consecuencia hay mucho capital. De manera que para que no haya mucho capital la tasa de inter´s deber´ ser al e ıa menos igual a la tasa de crecimiento. Este es un resultado interesante y tambi´n e podr´ ıamos usarlo para pensar en la realidad. Una tasa de inter´s real de largo e plazo para los pa´ de la OECD, de acuerdo a la evidencia del cuadro 10.4, ıses ser´ en torno a 3 %. Si hay pa´ que lograran crecer al nivel de los pa´ ıa ıses ıses milagrosos estar´ ıamos hablando de tasas reales de largo plazo en torno a 5 %. Por supuesto hay que ser cuidadoso al usar este resultado por cuanto se refiere al largo plazo. Usar esto para hacer pol´ ıtica monetaria de corto plazo es un buen ejemplo del mal uso de la teor´ macroecon´mica. ıa o

11.4.

Aplicaciones

A continuaci´n realizaremos algunos ejercicios de est´tica comparativa. o a Analizaremos cuatro casos: Reducci´n del stock de capital, aumento de crecio miento de la poblaci´n, aumento de la tasa de ahorro, y aumento de la tasa o de crecimiento del progreso t´cnico. e ´ (a) Reduccion del stock de capital

252

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

Considere una econom´ que esta creciendo, ya en la transici´n hacia su ıa o estado estacionario, o simplemente est´ en ´l. Producto de un terremoto, una a e guerra o alg´n otro desastre su stock de capital se reduce ex´genamente. En u o t´rminos de la figura 11.3 lo que ocurre es que el capital inicial se desplaza a e la izquierda, cualquiera sea su nivel inicial. La reducci´n en el capital aumenta su productividad marginal, en conseo cuencia una misma tasa de inversi´n generar´ mayor crecimiento. As´ aumeno a ı tan las tasas de crecimiento del capital y PIB. Obviamente este es un caso simple en el cual el aumento de la tasa de crecimiento es consecuencia de un desastre y ciertamente el bienestar es menor, ya que la econom´ s´lo crece ıa o m´s r´pido para recuperar lo reci´n perdido, y como resultado de la mayor a a e productividad del capital. Esta es la explicaci´n que se ha usado para el r´pido crecimiento de Alemao a nia y Jap´n despu´s de la II Guerra Mundial. Esto es una buena explicaci´n o e o razonable para los a˜os inmediatamente, pero no es suficiente cuando la econ nom´ ya ha recuperado sus niveles de capital previos a la guerra, que en ıa ambos pa´ ocurre a mediados de los 50. En a˜os posteriores, particularmenıses n te en Jap´n, el crecimiento se mantuvo muy alto, cerrando as´ la brecha de o ı productividad que Jap´n ten´ con Estados Unidos desde antes de la guerra o ıa y le permiti´ llegar a ser de las econom´ m´s ricas del mundo. Obviamente, o ıas a la historia de destrucci´n de parte del stock de capital, y de la mano de obra o tambi´n, no es suficiente para explicar esta experiencia de crecimiento. e ´ (b) Aumento crecimiento de la poblacion Supondremos que la tasa de crecimiento de la poblaci´n aumenta de n1 a o n2 . Esto significa que para mantener el mismo nivel de capital per-c´pita la a econom´ tiene que invertir m´s, pues este se deprecia en t´rminos efectivos ıa a e m´s r´pido. Para mantener un nivel dado de capital per-c´pita ahora es nea a a cesario acumular m´s capital, lo que se logra con un capital marginalmente a m´s productivo, o sea el stock de capital ser´ menor. Por lo tanto el nivel a ıa ˜∗ a k ∗ , ver figura 11.7.9 Sin embargo ˜ per-c´pita en estado estacionario cae de k1 a 2 en el largo plazo el producto, consumo y capital siguen creciendo a la misma tasa de antes del aumento de la tasa de crecimiento de la poblaci´n, es decir o a x/α. Dada la tasa de ahorro de esta econom´ y obviando el caso en el cual la ıa, econom´ puede haber partido con mucho capital (mayor al de la regla dorada), ıa la ca´ del stock de capital producir´ una ca´ en el producto y en el consumo ıda a ıda de largo plazo, y en la transici´n hacia el la econom´ experimentar´ una o ıa a reducci´n en su tasa de crecimiento per-c´pita. o a
En este caso suponemos que el aumento de la poblaci´n no tiene ning´n efecto sobre el progreso o u t´cnico. e
9

11.4. Aplicaciones
f (k) k

253

T

γk
c

δ + n2 + δ + n1 +

x α x α

sf (k) k

˜∗ ˜∗ k2 k1

k

Figura 11.7: Aumento de la tasa de crecimiento de la poblaci´n o

(iii) Aumento tasa de ahorro La econom´ se encuentra en estado estacionario, como se puede apreciar ıa en la figura 11.8, con una tasa de ahorro s1 . Esta tasa aumenta ex´genamente o a s2 . Esto significa que la econom´ se mover´ a un estado estacionario de ıa a ˜∗ ˜∗ mayor capital, de k1 a k2 , y consecuentemente el producto per-c´pita tambi´n a e aumentar´, con un aumento en la tasa de crecimiento durante la transici´n. a o Como la econom´ ahorra m´s, en el estado estacionario original el capital adiıa a cional supera la depreciaci´n permitiendo que el capital crezca. Esto significa o que durante la transici´n ´sta econom´ invierte el mayor capital ahorrado, o e ıa trayendo como consecuencia que el capital de estado estacionario aumente . Sin embargo a medida que el capital se va acumulado cae su retorno y en el largo plazo la econom´ sigue creciendo a la misma tasa de antes, es decir x/α. ıa El mayor crecimiento ocurre en la transici´n, la cual puede ser muy larga. o Por ultimo, de acuerdo a nuestra discusi´n sobre la regla dorada uno puede ´ o concluir que no es claro lo que pasar´ con el consumo per-c´pita de largo plazo, a a y depende de la posici´n respecto de la regla dorada. En todo caso, es necesario o repetir que en pa´ en vias de desarrollo claramente un aumento del ingreso ıses de largo plazo es beneficiosos porque dif´ ıcilmente tiene exceso de capital al inicio. No obstante, hay un trade-off en la transici´n. En el instante que esta o econom´ pasa de s1 a s2 el stock de capital y el producto son los mismos, por ıa lo tanto el consumo al principio cae, lo cual no aumenta el bienestar. Esto es obvio si se piensa que dado el ingreso, un aumento del ahorro necesariamente

254
f (k) k

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

T

γk
c

δ+n+
s2 f (k) k s1 f (k) k

x α

˜∗ k1

˜∗ k2

k

Figura 11.8: Efectos de aumento de la tasa de ahorro

requiere reducir los gastos. Si producto de esto el ingreso es m´s elevado en el a futuro se puede tener que aumente el ahorro, el consumo y el bienestar. ´ (d) Aumento progreso tecnico En este caso analizamos los efectos de un aumento de la tasa de crecimiento de la productividad de x1 a x2 , es algo m´s complicado a lo analizado hasta a ahora. Las consecuencias en el gr´fico son similares al caso analizado en la a ˜∗ parte (i), es decir el capital y el ingreso por unidad de eficiencia cae de k1 a ˜∗ k2 . Dada la tasa de ahorro se puede verificar que c tambi´n cae. Esto puede ˜ e sonar paradojal: la econom´ tiene un crecimiento de la productividad m´s ıa a acelerado y c cae, con lo cual alguien podr´ pensar que el bienestar cae. Sin ˜ ıa embargo esto no es as´ ya que lo que nos interesa desde el punto de vista ı de bienestar es el consumo per-c´pita y no por unidad de eficiencia. Por eso a centraremos el an´lisis en determinar qu´ sucede con el consumo y el nivel de a e capital per-c´pita. a Supondremos que en t = 0, la productividad aumenta de x1 a x2 , en cuyo caso se tiene que: ˙ ˜ ∆x k (x2 − x1 ) =− =− ˜ α α k

11.5. Problemas

255

Por otra parte sabemos que: ˙ ˙ ˜ k k x2 = + ˜ k α k Juntando estos dos t´rminos obtenemos que: e ˙ k (x2 − x1 ) x2 x1 =− + = k α α α (11.14)

es decir cuando aumenta la tasa de crecimiento del progreso t´cnico el nivel e de capital per-c´pita sigue creciendo a la tasa x1 /α en el instante del cambio a de x y despu´s su tasa de crecimiento debe aumentar gradualmente a x2 /α. e Para analizar qu´ sucede con el producto recordemos que ´ste esta dado en e e 1−α t´rminos per-c´pita por y = Ak . Diferenciando ´sta expresi´n y dividiendo e a e o por Ak 1−α obtenemos: ˙ ˙ y ˙ A k = + (1 − α) y A k Reemplazando la ecuaci´n (11.14) en la ecuaci´n anterior se llega a: o o x1 y ˙ x1 x2 < = + (x2 − x1 ) < . α y α α Es decir la tasa de crecimiento del producto aumenta discretamente en el momento del cambio de x, pero por debajo de x2 /α y luego su crecimiento se ajusta gradualmente a x2 /α. Estos dos resultados se puede apreciar en la figura 11.9. ¿Qu´ pasa con el consumo per-c´pita? Claramente aumenta, ya que el proe a ducto siempre aumenta, y el consumo no es m´s que una fracci´n del ingreso. a o Por lo tanto podemos concluir que una mayor tasa de crecimiento de la productividad aumenta el crecimiento y el bienestar.

11.5.

Problemas

1. Crecimiento.10 Considere una econom´ con los siguientes datos en un ıa per´ ıodo de tiempo (la notaci´n es la misma que la del curso y los apuntes): o I ≡ i = 30 % tasa de inversi´n bruta o Y γ = 5,5 % crecimiento del PIB agregado
10

(11.15) (11.16)

Para efectos de este problema puede usar la aproximaci´n que el crecimiento porcentual de un o producto es igual a la suma de los crecimientos porcentuales de cada uno de sus t´rminos e

256
y ˙ y

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

x2....................................................................... α

. . . . . . . . . . . . . . . t . . . . ˙ . k . . . k . . . . . . . . . . . . . . . . x2....................................................................... . . α . . . . . . . . . x1 . . . α . . . . . . . . . t
x1 α

Figura 11.9: Aumento de la tasa de crecimiento de la productividad.

K = 2,5 raz´n capital producto al inicio del per´ (11.17) o ıodo Y δ = 5,0 % tasa de depreciaci´n o (11.18) ˆ L = 2,0 % tasa de crecimiento del empleo (11.19) Suponga adem´s que la funci´n de producci´n est´ dada por: a o o a Y = ALα K 1−α donde α = 0,6, responda lo siguiente: a) ¿Cu´l es la tasa de crecimiento del stock de capital? a b) Usando contabilidad del crecimiento determine cu´nto fue el crea cimiento de la productividad total de factores durante ese per´ ıodo (den´telo x). o c) Si esta econom´ quisiera crecer en vez de 4.5 a 8 %, dados constantes ıa ˆ los valores de x y L, determine a cu´nto tendr´ que subir la tasa de a ıa inversi´n. o (11.20)

11.5. Problemas

257

d ) Considere que x es el valor de crecimiento de la productividad de largo plazo. Suponga adem´s que la poblaci´n crece a la misma tasa a o que el empleo dado por la ecuaci´n (11.19). ¿Cu´l es el crecimiento o a de largo plazo del producto per capita y del producto agregado en esta econom´ Comp´relo con el crecimiento actual e interprete la ıa? a diferencia de acuerdo al modelo neocl´sico de crecimiento. a e) Suponga que la tasa de ahorro de la econom´ s, es 30 %. ¿Es este ıa, supuesto razonable (considere que en la econom´ no hay gobierıa no)? ¿Cu´l es la relaci´n capital producto a la cual converge la ecoa o nom´ 11 ıa? f ) Calcule la tasa de ahorro consistente con la regla dorada. ¿C´mo se o compara con el 30 % supuesto en este problema? ¿C´mo se compara o con la que usted calcul´ en la parte (c)? Podr´ argumentar, supoo ıa niendo que la econom´ est´ en estado estacionario, que el 30 % o el ıa a valor encontrado en la parte (c) son sub´ptimos. ¿Por qu´? o e 2. Cuando los Capitalistas Ahorran m´s que los Trabajadores. Cona sidere una econom´ cuya funci´n de producci´n depende del capital y ıa o o el trabajo y suponga que los factores de producci´n reciben como pago o el valor de sus productividades marginales. Al igual que en el modelo de Solow-Swan, supondremos que la tasa de ahorro es ex´gena. A difeo rencia de este modelo, supondremos que todo el ahorro lo realizan los capitalistas, quienes ahorran una fracci´n s de sus ingresos. o a) Determine el nivel de k estacionario de esta econom´ Muestre que ıa. si s = 1 este corresponde al nivel dorado. b) Muestre que a diferencia del modelo de Solow-Swan, en este caso no son posibles equilibrios din´micamente ineficientes. a 3. An´lisis de la Post-Guerra. Describir los efectos que predice el modelo a de Solow-Swan en el per´ ıodo de la postguerra si: a) Durante esta se produjo una destrucci´n del capital. o b) Las bajas durante la guerra redundaron en una disminuci´n de la o mano de obra. Considere el efecto de ambas hip´tesis por separado. o 4. Modelo de Solow-Swan con migraci´n. Bajo los supuestos del moo delo de Solow, considere el caso de una econom´ cerrada en la cual existe ıa
Para esta parte necesitara recordar, o tendr´ que derivar, pero nunca copiar, la relaci´n entre a o la relaci´n capital-producto de largo plazo como funci´n de s y otros par´metros del modelo. o o a
11

258

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

la posibilidad de migraciones tanto hacia adentro como hacia afuera del pa´ El flujo de inmigrantes (denotado M ) es: ıs. M (K, L) = K − kL (11.21)

a) De una interpretaci´n econ´mica de esta ecuaci´n. Adem´s, escriba o o o a el flujo en t´rminos per-c´pita e interprete el significado del par´mee a a tro k. b) Determine la tasa de crecimiento de la poblaci´n en este modelo. o c) Suponga adem´s que cada inmigrante trae (o se lleva) una cantidad a ko de capital. Determine la din´mica de Solow en t´rminos per-c´pia e a ta para este modelo. Encuentre la expresi´n para el stock de capio tal per-c´pita en estado estacionario. Grafique. ¿Existe convergencia a condicional? d ) Considere ahora que los inmigrantes pr´cticamente no traen (o llea van) capital consigo al momento de irse de su pa´ Determine y ıs. grafique el estado estacionario. ¿Existe convergencia condicional? e) A partir de su respuesta en c) determine que ocurre con el capital per-c´pita de estado estacionario si ko aumenta o disminuye. De una a interpretaci´n de este resultado. o 5. Modelo de Solow con deuda p´ blica. En el modelo se Solow-Swan, u suponga que el gobierno mantiene un nivel de deuda p´blica per-c´pita u a constante igual a b ≥ 0. Es decir, en cada instante del tiempo el gobierno vende b bonos a cada agente privado y recibe a cambio b unidades del unico bien en la econom´ El ahorro privado es un fracci´n s del total ´ ıa. o disponible por el sector. Las recaudaciones que obtiene el gobierno no son ahorradas por este. a) Muestre que para valores de b peque˜os habr´ dos estados estacion a narios, de los cuales s´lo uno es estable. o b) Denote el nivel de capital per-c´pita de este ultimo por k ∗ (b). Muesa ´ tre que k ∗ (b) es menor que el nivel de k ∗ cuando no hay deuda p´blica. De una interpretaci´n econ´mica de su resultado. u o o c) ¿Qu´ sucede para valores grandes de b? Tambi´n de una interpretae e ci´n al respecto. o 6. Modelo de Solow-Swan con impuesto al ingreso. En el modelo de Solow-Swan suponga que el gobierno cobra un impuesto de tasa T al ingreso de la empresas que tienen una funci´n de producci´n dada por: o o Y = AK α L1−α , e invierte una fracci´n v de lo recaudado. o (11.22)

11.5. Problemas

259

a) b) c) d)

Describa en t´rminos per-c´pita la din´mica de esta econom´ e a a ıa. Calcule el capital k ∗ (v) en el estado estacionario. Calcule el capital k ∗ , si no hubiera impuesto a las empresas. ¿Para qu´ valores de v es k ∗ (v) mayor que k ∗ ? e

7. Crecimiento e Impuestos. Considere una econom´ sin crecimiento ıa, de la poblaci´n (entonces podemos normalizar la poblaci´n a uno) con o o la siguiente funci´n de producci´n: o o y = f (k) = Ak 1−α el capital se deprecia a una tasa δ. El gobierno gasta un flujo g, el cual es financiado con una tasa de impuesto τ proporcional al ingreso (se recauda τ y). El gobierno sigue una pol´ ıtica de presupuesto equilibrado, o sea en todo momento los ingresos de gobierno son iguales a sus gastos. Las personas ahorran una fracci´n s de su ingreso disponible (neto de o impuestos). a) Escriba la restricci´n de recursos de esta econom´ (demanda agreo ıa gada igual producci´n o ahorro igual inversi´n). o o b) Determine el stock de capital de estado estacionario (k ∗ ). Determine tambi´n el consumo (c∗ ) y la producci´n (y ∗ ) de estado estacionario. e o c) Discuta intuitivamente el efecto que tienen los impuestos sobre el capital de largo plazo y discuta que pasa con el crecimiento en la transici´n. Para esto ultimo compare dos econom´ que tienen diso ´ ıas tintos τ , uno alto y uno bajo, y suponga que ambas parten de un nivel de capital menor que el capital de largo plazo. Cu´l de las dos a econom´ crece m´s r´pido? ıas a a d ) Considere una econom´ sin impuestos ni gasto de gobierno. Cu´l ıa a es el nivel de capital de la regla dorada (k RD )? Compare el nivel de capital de estado estacionario de la regla dorada con k ∗ de la parte 1. Determine cual deber´ ser la tasa de impuesto (que si es negativa ıa ser´ un subsidio) para que se llegue a la regla dorada. Discuta su ıa resultado considerando la tasa de ahorro s y como se compara con la tasa de ahorro requerida para llegar a la regla dorada. e) Ahora cambiaremos un poco el problema para suponer que el gasto de gobierno es productivo, pero sujeto a congesti´n (piense en un o camino). En consecuencia la productividad total de los factores A es una funci´n creciente de g/y = τ , es decir A = A(τ ) con A > 0 o y A < 0. M´s a´n asumiremos que A(τ ) = Bτ . Calcule la tasa a u (11.23)

260

Cap´ ıtulo 11. El Modelo Neocl´sico de Crecimiento a

de impuesto que maximiza el consumo de estado estacionario (que usted ya ha calculado en la parte 2, aunque ah´ se asumi´ que A era ı o constante). Comente intuitivamente por qu´ el impuesto ´ptimo no e o es cero.

Cap´ ıtulo 12

Modelos de Crecimiento: Extensiones
Sin duda que el modelo neocl´sico es un instrumento muy bueno para a entender el crecimiento econ´mico, pero puede ser adaptado para analizar o otros temas importantes. En esta secci´n analizaremos algunas extensiones al o modelo neocl´sico b´sico. a a

12.1.

El Modelo de Solow Ampliado: Capital Humano

La fuerza de trabajo no es simplemente L, es decir horas trabajadas. El trabajo tiene impl´ ıcita cierta calidad y capacidad para ser m´s productivo, a y eso es el capital humano. El conocimiento y las habilidades que adquiere la mano de obra es el capital humano. El proceso de adquisici´n del conocio miento se puede hacer por la v´ de sacrificar ingresos, dejando de trabajar ıa y educ´ndose, o se puede aprender en el mismo trabajo (learning-by-doing). a Sin duda, que la forma de adquisici´n de conocimientos depender´ del tipo de o a conocimientos que se quiere. En una primera etapa es posible pensar que basta con trabajar para aprender, pero a medida que los conocimientos se sofistican y especializan es necesario alguna forma de educaci´n m´s formal. o a A continuaci´n analizaremos dos maneras de formaliziar capital humano. o Ellas, aunque similares, tienen usos distintos en t´rminos de lo que podemos e aprender de ellas. 12.1.1. Sustituci´n perfecta capital humano-capital f´ o ısico

Asumiremos, realistamente, que hay tres factores de producci´n: trabajo o (horas), L, capital humano (conocimientos y habilidades), H, y capital f´ ısico, K. La funci´n de producci´n es Cobb-Douglas con retornos constantes a escala o o y un par´metro A que denota productividad total de los factores: a
261

262

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

Y = F (L, H, K) = ALλ H β K 1−λ−β .

(12.1)

Para simplificar asumimos que L es constante. El supuesto crucial para simplificar el modelo es asumir que ambos tipos de capital se acumulan ahorrando (“se compran”), y la tasa de ahorro es la misma s. Asimismo, y para facilitar m´s el ´lgebra, asumiremos que ambos tipo de capital se deprecian a la misma a a tasa, δ. En consecuencia, expresando todo en t´rminos per-c´pita, tenemos la e a siguiente ecuaci´n de acumulaci´n: o o ˙ ˙ k + h = sf (h, k) − δ(h + k). (12.2)

Como deber´ ser evidente de esta ecuaci´n, ambos tipos de capital son ıa o perfectos sustitutos. As´ podr´ ı, ıamos trasladar cualquier cantidad de capital f´ ısico a capital humano en un instante. Lo que no podemos es aumentar el total de este “capital ampliado”, ya que s´lo lo podemos hacer ahorrando y o destinando parte de la producci´n a capital. o En consecuencia, la combinaci´n ´ptima de ambas formas de capital ser´ tal o o a que la productividad marginal de ambos sea igual. De otra forma convendr´ transformar capital menos productivo en el m´s productivo. Este movia a miento har´ que la productividad marginal del capital menos productivo suba, a en la medida que se reduce su stock, y la del m´s productivo se reduce proa ducto de que hay m´s de ´l. Esta condici´n de igualdad de las productividades a e o nos dar´ la raz´n ´ptima en que deben estar K y H en todo momento del a o o tiempo. Igualando las productividades marginales tenemos: β Y Y = (1 − λ − β) . H K (12.3)

Es decir el capital humano siempre ser´ la siguiente proporci´n del capital a o f´ ısico: β H= K. (12.4) 1−λ−β Definiendo ξ = β/(1 − λ − β) y escribiendo todo en t´rminos per-c´pita e a llegamos a: y = Aξ β k 1−λ . (12.5) Que es una funci´n de producci´n igual, ajustando la constante, a la estudiada o o en el modelo del cap´ ıtulo pasado, con la unica diferencia que el nivel de capital ´ por trabajador est´ elevado a la participaci´n total del capital humano y el a o capital f´ ısico. En este contexto, es razonable suponer que cada factor tiene una participaci´n igualitaria en el producto. Es decir, β = λ = 1 − β − λ = 1/3. De esta o forma cuando se mide en conjunto el capital humano con el trabajo, como debe

12.1. El Modelo de Solow Ampliado: Capital Humano

263

ser, ya que se cuentan horas trabajadas pero con el capital humano incorporado, tendr´ ıamos una participaci´n cercana a los dos tercios. Sin embargo, al o considerar que ambas formas de capital se mantienen una misma proporci´n, o la participaci´n del capital se eleva a cerca de 2/3. Como veremos al analio zar la evidencia en el pr´ximo cap´ o ıtulo, este valor es m´s consistente con las a velocidades de convergencia que se observan en la realidad. Lo que ocurre en este caso es que si bien contablemente H y L est´n unidos, a desde el punto de vista de la mec´nica del modelo neocl´sico es que los factores a a reproducibles (K y H) son los relevantes en la din´mica del crecimiento. Y a en este caso, los factores reproducibles tienen una participaci´n en torno a los o 2/3. 12.1.2. Capital humano y educaci´n o

Como ya discutimos, otra forma de ver la acumulaci´n de capital humano o es considerar que la gente debe estudiar para tener m´s conocimiento, y el a capital humano depende de la cantidad de estudios que ha tenido la fuerza de trabajo. Consideremos la funci´n de producci´n: o o Y = AH α K 1−α , y el nivel de capital humano corresponde a: H = eφu L. (12.7) Donde u es el nivel de educaci´n de la fuerza de trabajo L y φ es un n´mero o u positivo que representa la eficiencia del proceso educacional, o sea la calidad de la educaci´n. Al t´rmino eφu le llamaremos capital humano per-c´pita, y o e a lo denotamos por h. El lector podr´ verificar que la funci´n de producci´n a o o (12.1) es la misma que (12.6). La unica diferencia es c´mo se acumula capital ´ o humano, y esta parece m´s realista. a El modelo en este caso es exactamente el mismo que el modelo analizado en el cap´ ıtulo anterior, solo con un cambio en el par´metro tecnol´gico, que a o incorpora el nivel y la calidad educacional: Y = A(eφu L)α K 1−α . (12.8) Charles Jones ha usado extensivamente esta funci´n de producci´n para o o 1 explicar las diferencias de ingreso per-c´pita entre los pa´ a ıses. De la ecuaci´n o o (11.13), tenemos la raz´n entre capital y trabajo en estado estacionario, la que implica que el ingreso per-capita en estado estacionario ser´: a s y= δ+n+
1 1−α α

(12.6)

x α

hα A.

(12.9)

V´ase Jones, C. (1998) e

264

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

Usando esta expresi´n podemos explicar por qu´ los pa´ tienen distino e ıses tos niveles de ingreso per-c´pita. Ignorando las diferencias de crecimiento de a productividad las que resultar´ en distintas tasas de crecimiento y por lo ıan tanto en trayectorias de ingreso divergentes2 , podemos ver que las diferencias de ingreso se producen por: diferencias en la tasa de ahorro-inversi´n, s, difeo rencias en las tasas de crecimiento de la poblaci´n, n, diferencias en el nivel del o capital humano, h, y diferencias en la tecnolog´ A. El trabajo de Jones ha caıa, librado estas diferencias y ha demostrado que son poderosas para explicar los diferenciales de ingreso en el mundo. Por supuesto, esta es una primera aproximaci´n, ya que deber´ o ıamos explorar m´s profundamente los determinantes a de la inversi´n, la educaci´n, la difusi´n de las tecnolog´ y el crecimiento de o o o ıas, la poblaci´n. o Esta aproximaci´n para medir capital humano es util para cuando veamos o ´ modelos de crecimiento end´geno con acumulaci´n de capital humano. o o

12.2.

Trampas de Pobreza

A partir del modelo neocl´sico aqu´ queremos analizar si es posible que a ı pa´ se queden estancados en situaciones de pobreza, es decir que se encuenıses tren en un cierta “trampa” de la pobreza. Pensemos en los pa´ del continente ıses africano, exceptuando algunos casos, la mayor´ de esos pa´ ha crecido muy ıa ıses poco en los ultimos 30 a˜os, ¿por qu´?. M´s a´n podr´ ´ n e a u ıamos pensar que si estos pa´ lograran superar esta condici´n de pobreza podr´ “despegar”. La idea ıses o ıan es que pueden haber equilibrios m´ltiples. Por un lado si la econom´ es pobre u ıa se queda pobre y nada la saca de ah´ Por otro lado si la econom´ es rica, ı. ıa podr´ tambi´n quedarse en esa posici´n. a e o Una alternativa para explicar esto es suponer que la tasa de ahorro del pa´ ıs es baja para un nivel bajo de capital y es alta para niveles alto de capital. Esto es decir un pa´ pobre tendr´ bajo ahorro lo que al mismo tiempo significa que ıs ıa su equilibrio ser´ con un nivel de ingreso bajo. Por el contrario, si la econom´ a ıa tiene un nivel de ingreso elevado y tiene un ahorro elevado, entonces su ingreso de equilibrio ser´ alto. Formalmente esto es: a s = s1 s = s2 para y < y ˆ para y ≥ y ˆ (12.10)

ˆ donde y = f (k). Gr´ficamente esta idea se ve en la figura 12.1. ˆ a Cuando el pa´ tiene bajo nivel de capital su tasa de ahorro es baja porque ıs su consumo se puede encontrar cerca de su nivel de subsistencia, por lo tanto el individuo no puede ahorrar porque no tiene nada o poco que ahorrar. La
Jones (1998) y sus otros trabajos discute m´s en detalle este hecho, pero como una primera a aproximaci´n es util para explicar las diferencias de ingreso. o ´
2

12.2. Trampas de Pobreza
f (k) k

265

∗ k1

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ˆ k

δ+n
s1 f (k) k s2 f (k) k

∗ k2

k

Figura 12.1: Trampa de la Pobreza.

fracci´n de su ingreso que destina al ahorro es baja. Por otra parte cuando el o nivel de capital y de ingreso es alto su tasa de ahorro es mayor porque ahora tiene recursos para satisfacer sus necesidades b´sicas, m´s consumo e incluso a a ahorrar. Por lo tanto un pa´ que se encuentra en su estado estacionario pobre ıs podr´ permanecer ah´ por mucho tiempo. ıa ı Este tipo de explicaciones puede ayudar a racionalizar la ayuda internacional, sin embargo el problema de este tipo de ayuda es que es dif´ de estimar ıcil cuanto capital necesita el pa´ para pasar de un equilibrio pobre a rico, es ıs decir si un pa´ recibe una cantidad insuficiente de capital puede ser que la ıs ayuda no sirva para sacar al pa´ de la situaci´n de pobreza. Segundo, existe ıs o un serio problema de riesgo moral para los pa´ con la ayuda internacional. ıses Si la ayuda internacional se da como un flujo a pa´ que clasifican por ser ıses pobres, el progreso puede reducir la posibilidad de mayor ayuda. Este es un argumento similar que se usa para criticar el estado de bienestar, a trav´s del e cual existen muchas donaciones que en la pr´ctica no sirven el prop´sito de a o inducir a la gente a aumentar sus ingresos. No es obvio cual es la respuesta correcta, pero claramente establecer ayuda por un per´ ıodo acotado de tiempo, atada a ciertos progresos, y otros, son recetas b´sicas para que la ayuda tenga a m´xima efectividad. a Otra manera an´loga de explicar trampas de pobreza es suponer que la a funci´n de producci´n Ak 1−α tiene dos valores de A. Para un nivel de capital o o bajo, el conocimiento es limitado y los efectos del capital para inducir mayor

266

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

conocimiento en el resto de la econom´ es limitado. En cambio, cuando el caıa pital supera cierto nivel, sus efectos sobre el resto de la econom´ son mayores, ıa induciendo aumentos de productividad y por lo tanto un A mayor.

12.3.

Crecimiento End´geno: El Modelo AK o

¿Es posible que las econom´ crezcan para siempre sin necesidad de asuıas mir que hay un crecimiento ex´geno?¿hay alguna fuerza end´gena a la ecoo o nom´ que puede permitir que el conocimiento y la producci´n se reproduzcan ıa o permanentemente? En esta secci´n queremos analizar las respuestas a estas o interrogante. Antes del an´lisis es bueno se˜alar que este tema ha sido uno de los que a n ha tenido mayores progresos y ha envuelto mayores esfuerzos de investigaci´n o en macroeconom´ desde mediados de los ochenta. Despu´s de importantes ıa e avances en la d´cada de los sesenta, el inter´s por la teor´ del crecimiento e e ıa decay´. No fue sino hasta mediados de los ochenta donde la disponibilidad de o grandes bases de datos as´ como avances te´ricos que permit´ analizar casos ı o ıan de crecimiento m´s complejos, que la teor´ del crecimiento se revitaliz´. Una a ıa o de las ´reas de mayor avance es la teor´ del crecimiento end´geno, la cual a ıa o intenta explicar la posibilidad que el crecimiento se pueda sostener sin necesidad de suponer alguna fuerza externa. Su ´xito es discutible, y el consenso se e acerca a versiones “extendidas” del modelo de Solow, pero sin duda las investigaciones han permitido estudiar con mucho detalle una de los fen´menos m´s o a interesantes en econom´ y es el por qu´ las econom´ crecen mientras otras se ıa e ıas estancan y empobrecen. Por qu´ hay diferenciales de ingreso tan grande entre e las econom´ del mundo. ıas Para que exista crecimiento en el largo plazo de alguna manera tenemos que explicar o suponer que el capital efectivo (hablaremos de el significado m´s adelante) no presenta retornos decrecientes. Al menos la productividad a marginal del capital no puede caer de manera sistem´tica. La formalizaci´n a o m´s sencilla es asumir la siguiente funci´n de producci´n:3 a o o Y = AF (K, L) = AK, (12.11)

m´s conocido como el modelo “AK”. Este tipo de modelos predice que la tasa a de crecimiento del capital es: γk = sA − (δ + n) lo que se puede apreciar en la figura 12.11.
3

(12.12)

Este modelo se desarrolla en Rebelo S. (1990)

12.3. Crecimiento End´geno: El Modelo AK o

267

sA (δ + n)

T

γk

k

Figura 12.2: Modelo AK

De la figura se puede observar que este tipo de modelos predice que los pa´ crecen para siempre y la tasa de crecimiento no depende del nivel de ıses capital. En este tipo de modelos no existe convergencia. Las disparidades de ingreso entre los pa´ se mantendr´ para siempre. ıses ıa Sin embargo el problema de estos modelos es que si incluimos el factor trabajo en la funci´n de producci´n ´sta presenta retornos crecientes a escala. o o e El problema de las funciones de producci´n con retornos crecientes a escala o es que no se puede definir un equilibrio competitivo y la producci´n estar´ o ıa dominada por una sola empresa. Para evitar este problema hay que enfrentar problemas con cierta complejidad t´cnica, pero que intuitivamente son m´s o e a menos sencillos. Para ello hay que reinterpretar K de manera que pueda ser consistente con una historia en la cual las empresas no tienen el problema de las econom´ de escala, o al incorporar el factor trabajo no introduzcamos las ıas econom´ de escala. En la siguiente secci´n examinaremos algunas formas de ıas o obtener este tipo de linealidad, pero una forma simple de entender este tipo de tecnolog´ es pensar que “K”es capital ampliado, m´s all´ de maquinarias, ıas a a equipos y edificios. Las empresas para producir no ocupan s´lo el capital f´ o ısico sino tambi´n otras formas de capital. Por ejemplo capital organizacional, e informaci´n, etc. o Una extensi´n al modelo AK para incluir convergencia ser´ postular que o ıa la funci´n de producci´n es: o o Y = AK + BK 1−α (12.13)

La evoluci´n del capital per-c´pita se puede observar en la figura 12.3. o a

268

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

sA ............................... (δ + n) k

Figura 12.3: Modelo AK con convergencia

12.4.

Crecimiento End´geno: Externalidades y Capital o Humano

Como ya discutimos, lo que necesitamos para que haya crecimiento end´geo no es que la productividad marginal del factor reproducible no caiga a cero a medida que este factor crece, o simplemente que la tecnolog´ sea de retornos ıa constantes a este factor. Una manera de generar esta linealidad es suponer que hay externalidades a al capital.4 Si bien a nivel de las empresas habr´ retornos constantes al capital y el trabajo, lo que garantiza la existencia de un equilibrio competitivo, a nivel agregado puede haber una externalidad. En este caso la funci´n de producci´n o o ser´ ıa: ¯ y = Ak 1−α k α Lα ¯ donde k es el capital de la empresa, pero k es alguna forma de capital agregado externo a la empresa, de manera que las empresas no enfrentan econom´ ıas econom´ de escala, aunque a nivel agregado si las hay. Esto puede ser una ıas externalidad del concocimiento. A medida que haya m´s capital, habr´ m´s a a a conocimiento, del cual no se puede apropiar el inversionista sino que se disemina a trav´s de toda la econom´ En el agregado la funci´n de producci´n e ıa. o o es lineal en capital. Otra alternativa para generar crecimiento end´geno es considerar la acuo mulaci´n de capital humano. La caracter´ o ıstica clave de pensar en el trabajo como capital humano es que se puede acumular. El trabajo se reproduce a la tasa de crecimiento de la poblaci´n y es, en una primera aproximaci´n, un o o
4

Ver Romer P. (1986)

12.5. Problemas

269

dato. Sin embargo la fuerza de trabajo se puede hacer m´s eficiente invirtiena do en capital humano. Por ejemplo, sacrificando trabajo y usando ese tiempo en estudiar se puede mejorar la calidad de la mano de obra, o sea tener m´s a capital humano. Si denotamos el capital humano per-c´pita por h, la funci´n a o de producci´n en t´rminos per-c´pita ser´ o e a ıa: y = Ak 1−α hα (12.14)

Lucas (1998) sugiere que la acumulaci´n de capital humano se produce deso tinando tiempo a la educaci´n tal como se discute en 12.1.2.5 La acumulaci´n o o de capital humano est´ dada por: a ˙ h = φuh − δh h, (12.15)

donde u es la fracci´n del tiempo que los individuos ocupan en acumular cao pital humano educ´ndose, mientras 1 − u es la fracci´n de tiempo destinada a a o trabajar. La tasa de depreciaci´n del capital humano es δh y φ es la eficiencia o de la educaci´n. Al usar esta especificaci´n para el crecimiento del capital huo o mano, tendremos que h crece dependiendo del tiempo dedicado a la educaci´n o y su eficiencia, y esto genera crecimiento permanente del ingreso per-c´pita a sin necesidad de asumir que la productividad total de los factores, A, crece ex´genamente. o El motor de crecimiento ser´ el capital humano, pero para hacer un an´lisis a a m´s detallado del proceso de crecimiento y el efecto de las pol´ a ıticas debemos no solamente especifica la evoluci´n del ahorro, tal como se hace en el modelo o de Solow al asumir una tasa de ahorro constante, sino que adem´s analizar la a determinaci´n de u. o

12.5.

Problemas

1. Modelo de Solow y trampas de pobreza. Suponga una econom´ sin ıa crecimiento de la poblaci´n, con una tasa de depreciaci´n del capital de o o δ, una tasa de ahorro constante e igual a s y una funci´n de producci´n o o (per c´pita) igual a: a y = ak α (12.16) donde a es un par´metro de productividad dado por: a a = a1 a = a2 donde
5

˜ para k < k ˜ para k ≥ k

(12.17) (12.18) (12.19)

˜ a1 < k 1−α (δ/s) < a2

Lucas, R. (1988)

270

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

La idea es que cuando el nivel de producci´n es elevado tambi´n lo es la o e productividad producto de que hay m´s conocimiento para difundir, se a aprovechan econom´ de escala, etc. ıas a) Muestre que hay dos estados estacionarios y encuentre el valor del producto de equilibrio en estos dos equilibrios, y1 e y2 . De qu´ sirve e la condici´n (12.19), y que pasa si: o ˜ k 1−α (δ/s) < a1 < a2 (12.20)

b) Muestre que si la tasa de ahorro aumenta, una econom´ estancada ıa en el equilibrio de bajo ingreso podr´ salir de ´l. Justifique adem´s ıa e a que incluso un aumento “transitorio”de la tasa de ahorro podr´ ıa sacar a la econom´ de la trampa de pobreza. ıa 2. La Controversia de Harrod-Domar. Harrod (1939) y Domar (1946) son los trabajos m´s importantes en crecimiento econ´mico antes de los a o trabajos de Solow y Swan. Harrod y Domar trabajaron con la funci´n de o producci´n de Leontieff: o Y = m´ ın(AK, BL). (12.21)

donde A y B son constantes tecnol´gicas. Con esta funci´n se utilizan o o plenamente los recursos productivos de la econom´ s´lo si AK = BL. ıa o En efecto si AK ≤ BL hay trabajadores desempleados. Salvo por la funci´n de producci´n anterior, en el modelo de Harrod y o o Domar se cumplen los supuestos est´ndares del modelo de Solow. a a) Muestre que no habr´n factores de producci´n ociosos en estado a o estacionario si y solo si sA = n + δ. b) Harrod y Domar concluyeron que en econom´ capitalistas es ineıas vitable que existan factores de producci´n ociosos que crecen sin o limites. Relacione esta conclusi´n con el resultado anterior. o 3. Crecimiento End´geno o Ex´geno. Considere una econom´ con funo o ıa ci´n de producci´n: o o Y = AK + BK α L1−α (12.22) donde K denota el stock de capital, L el n´mero de trabajadores y A, u B y α constantes positivas con 0 ≤ α ≤ 1. Esta econom´ cumple con ıa todos los supuestos del modelo de Solow-Swan, salvo que la funci´n de o producci´n no satisface una de las condiciones de Inada. Denotamos la o tasa de ahorro mediante s, la tasa de crecimiento de la fuerza de trabajo o mediante n, la tasa de depreciaci´n mediante δ y el capital por trabajador mediante k = K . No hay progreso tecnol´gico y suponemos que sA ≥ o L

12.5. Problemas

271

n + δ. A continuaci´n se le pide que responda varias preguntas. Recuerde o que ˙ k = sf (k) − (n + δ)k (12.23) e a) Determine la tasa de crecimiento de k: γk = k . A qu´ valores conk verge γk a medida que k crece. b) En cuanto aumenta γk si: 1) s aumenta en ∆s. 2) n disminuye en ∆n. Determine en cada caso si se trata de un efecto transitorio o permanente. c) Compare sus respuestas en la parte final de (b) -si el efecto es transitorio o permanente- con los resultados correspondiente del modelo de Solow-Swan. d ) Sin ning´n c´lculo adicional, determine si en el modelo anterior se u a tiene 1) Crecimiento End´geno. o 2) Que los pa´ mas pobres crecen m´s rapido que los pa´ m´s ıses a ıses a ricos. 4. Crecimiento con Tasa de Ahorro Variable Considere un modelo o tradicional de crecimiento donde: y = f (k) y la tasa de depreciaci´n es igual a δ. La unica diferencia es que ahora la tasa de ahorro no es ´ constante sino que depende de k, es decir s = s(k). ˙ a) Escriba la restricci´n presupuestaria de la econom´ y despeje k. o ıa, En lo que sigue discutiremos la posibilidad de que existan m´ltiples u equilibrios, y las implicancias de esta situaci´n en las pol´ o ıticas de ayuda a pa´ subdesarrollados. ıses Se ha determinado que en Etiop´ la tasa de ahorro depende del ıa stock de capital de la siguiente forma: s(k) = k k + 20
10 ˙

(12.24) (12.25)

f (k) = 5k 0,5

adem´s la depreciaci´n es δ=0.14 a o ˙ ˙ b) Grafique en el espacio (k, k) o ( k , k) y determine el n´mero de equiu k librios. En particular, discuta si y = k = 0 es un equilibrio. Indicaci´n: grafique los puntos k=(0,100,200,500,1000). o

272

Cap´ ıtulo 12. Modelos de Crecimiento: Extensiones

c) Analice la estabilidad de cada equilibrio. El Banco Mundial ha visto que Etiop´ se encuentra en una situaci´n ıa o cr´ ıtica puesto que k=0, y propone hacerle un pr´stamo. Conteste lo e siguiente: d ) Que suceder´ con Etiop´ en el largo plazo si el pr´stamo haciende a ıa e a 100. e) Como cambia su respuesta si el pr´stamo haciende a 300. e

Cap´ ıtulo 13

Evidencia Emp´ ırica
Hay tres aspectos que son importantes al momento de analizar la evidencia respecto del crecimiento econ´mico. El primero es el enfoque tradicional de o descomponer el crecimiento en su “fuentes”, esto es aumento de dotaci´n de o factores vis-`-vis aumento de la productividad de los factores. La descompoa sici´n del crecimiento en la contribuci´n de la acumulaci´n de factores versus o o o crecimiento de la productividad tiene importantes implicancias. El crecimiento de la productividad en el modelo neocl´sico depende s´lo de la productividad. a o Por otra parte para acumular factores es necesario ahorrar, es decir sacrificar consumo, mientras que el crecimiento de la productividad no requiere de dicho esfuerzo. Es por ello que hay quienes ironizan planteando que este tipo de descomposiciones revela si el crecimiento ha sido resultado de la “inspiraci´n” o (productividad) versus “transpiraci´n” (ahorro e inversi´n). Como se discute o o m´s adelante este ha sido un tema que ha generado mucho debate en torno al a milagro asi´tico. a El segundo tema que abordaremos, y ha estado presente en nuestra discusi´n de los modelos te´ricos, es el de la convergencia de los niveles de ingreso o o entre pa´ ıses. Esto tambi´n se ha analizado a nivel de regiones de un mismo e pa´ ıs. Por ultimo se discute la evidencia emp´ ´ ırica respecto de determinantes del crecimiento, y las variables que aparecen en la literatura emp´ ırica como factores que estimulan el crecimiento.

13.1.

Contabilidad del Crecimiento: Aspectos Anal´ ıticos

Hasta el momento hemos supuesto que la capacidad de producci´n de un o pa´ se puede resumir en la siguiente funci´n: ıs o Y = AF (K, L)
273

(13.1)

274

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

por lo tanto desde el punto de vista contable los pa´ pueden crecer porque ıses crece la productividad total de los factores, el stock capital o la cantidad de trabajadores. La descomposici´n del crecimiento es otra de los aportes o fundamentales de Solow, quien propuso realizar esta descomposici´n contable o del crecimiento, estimado A como un residuo, al que se le llama “productividad total de los factores” o “residuo de Solow”. Sin embargo hay que ser cuidadosos al interpretar estos resultados, ya que este an´lisis no nos permite entender las causas del crecimiento, es decir por a qu´ en unos pa´ A crece m´s que en otros, o por qu´ en unos pa´ acumue ıses a e ıses lan m´s K y L que otros pa´ a ıses, pero si la composici´n de este crecimiento. o A continuaci´n presentaremos el enfoque tradicional de descomposici´n del o o crecimiento (enfoque primal), luego lo analizaremos desde el punto de vista del modelo de Solow, para finalmente presentar una medici´n alternativa que o mira a los ingresos y es conocido como el enfoque dual. (a) Enfoque primal Para iniciar la descomposici´n podemos aplicar logaritmo y diferenciar la o ecuaci´n (13.1) para llegar a: o dY dA dF = + Y A F (13.2)

Para poder proseguir y estimar las fuentes del crecimiento haremos algunos supuestos: La funci´n de producci´n presenta retornos constantes a escala. o o Existe competencia en el mercado de bienes y factores Como la funci´n de producci´n tiene retornos constantes a escala se puede o o escribir como:1 F = FK K + FL L (13.3) lo que se conoce como la ecuaci´n de Euler. Diferenciando la funci´n de proo o ducci´n se llega a: o dF = FK dK + FL dL (13.4) Reemplazando las ecuaciones (13.3) y (13.4) en la ecuaci´n (13.2) se tiene o que: dY dA FL L dK FL L dL = + 1− + (13.5) Y A F K F L
1 Cuando una ecuaci´n tiene rendimientos constantes a escala significa que: F (λK, λL) = o λF (K, L). Derivando la ecuaci´n anterior respecto a λ y evaluando en λ = 1 se tiene FK K + FL L = o F.

13.1. Contabilidad del Crecimiento: Aspectos Anal´ ıticos

275

Adem´s usando el supuesto de competencia en los mercados de bienes y mera cados de factores, lo que en este ultimo caso significa que el pago al trabajo es ´ igual a su productividad marginal, es decir, P AFL = w. Usando el hecho que AF = Y y adem´s el supuesto de competencia en el a mercado de bienes tenemos que: FL L wL = =α F PY (13.6)

Reemplazando (13.6) en (13.5) obtenemos la f´mula que nos permitir´ deso a componer el crecimiento del producto en el crecimiento de la productividad total de los factores y el aporte del crecimiento de los factores:2 ∆Y ∆K ∆L ∆A = (1 − α) +α + , Y K L A (13.7)

donde el primer t´rmino del lado derecho corresponde a la contribuci´n que e o hace el capital al aumento del producto, el segundo t´rmino es la contribue ci´n del trabajo y el tercer t´rmino es la contribuci´n de la productividad. o e o Esta f´rmula nos permite obtener en forma de residuo (“residuo de Solow”) el o crecimiento de la PTF. Otra forma de escribir esta descomposici´n del crecimiento es: o ∆K ∆L ∆Y ∆L ∆A − = (1 − α) − + , Y L K L A (13.8)

donde el t´rmino al lado izquierdo corresponde al crecimiento del producto e per-c´pita (m´s precisamente el producto por trabajador3 ) que puede descoma a ponerse en la contribuci´n del aumento del capital por unidad de trabajo m´s o a la contribuci´n del crecimiento de la productividad total de los factores. o (b) Contabilidad y el modelo de Solow Antes de revisar la evidencia es util ver como funciona la descomposici´n en ´ o el modelo neocl´sico con crecimiento de la productividad. Usando la ecuaci´n a o (13.7) tenemos que le producto crece a n + x/α. El trabajo crece a n que con una participaci´n de α da una contribuci´n de αn. El capital crece al igual que o o el producto, el cual multiplicado por su participaci´n da una contribuci´n de o o (1 − α)(n + x/α). Calculando el crecimiento de la productividad como residuo tenemos que:
2 3

Donde en este caso hemos reemplazado el diferencial d por ∆.

Pero en el largo plazo podemos esperar que el empleo y la poblaci´n crezcan a tasas parecidas. o Esto, no obstante, puede ser discutido, ya que en muchos pa´ se observan cambios en la tasa de ıses participaci´n, es decir en la cantidad de gente en edad de trabajar que desea trabajar. Por ejemplo, o la incorporaci´n de la mujer a la fuerza de trabajo ha implicado que el empleo ha crecido m´s o a r´pido que la poblaci´n. a o

276

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

∆A x x = n + − αn − (1 − α)(n + ) A α α = x que es exactamente lo que supusimos, que el par´metro de productividad A a crec´ a una tasa x. La causa fundamental del crecimiento en esta econom´ es x ıa ıa y n y la descomposici´n del crecimiento nos sirve para tener alguna estimaci´n o o de cuanto es x en la econom´ Por lo tanto no se debe pensar que este ejercicio ıa. encuentra los “or´ ıgenes del crecimiento”, sino que nos permite recuperar el valor de x y entender el proceso de crecimiento hacia el estado estacionario. (c) Enfoque dual Una alternativa a usar la funci´n de producci´n para encontrar el residuo o o de Solow, o PTF, es partir de la igualdad entre ingresos y pagos a los factores: P Y = RK + wL. Diferenciando esta expresi´n y dividi´ndola por Y llegamos a: o e dY RdK KdR wdL Ldw = + + + . Y PY PY PY PY Lo que es lo mismo que: dY RK dR dK wL dw dL = + + + . Y PY R K PY w L (13.10) (13.9)

(13.11)

Por ultimo,usando el hecho que α = wL/P Y y (1 − α) = RK/P Y y reem´ plazando la descomposici´n primal para reemplazar dA/A 13.7 llegamos a la o siguiente expresi´n para la descomposici´n dual:4 o o ∆A ∆R ∆w = (1 − α) +α , (13.12) A R w que es otra forma de calcular la PTF sin necesidad de calcular el stock de capital ni la mano de obra. S´lo obteniendo datos confiables para el retorno o de los factores y la participaci´n de los factores en la producci´n es posible o o derivar la tasa de crecimiento de A.

13.2.

Los Datos

Uno de los aspectos fundamentales para calcular correctamente la contabilidad del crecimiento es calcular correctamente el nivel de capital, el nivel de empleo y la productividad. Mencionaremos a continuaci´n algunos de los o problemas t´ ıpicos que se pueden tener al hacer estas estimaciones.
4

Nuevamente se reemplazan los d por ∆.

13.2. Los Datos

277

Empleo (L): en la mayor´ de los pa´ existen organismos que se encarıa ıses gan de medir per´ ıodicamente el nivel de empleo. Sin embargo el problema que surge es que un trabajador hoy no es lo mismo que un trabajador de hace 20 a˜os, pues el trabajador de hoy tiene m´s capital humano que n a el trabajador de hace 20 a˜os. Su nivel de conocimiento es mayor, no n porque sea m´s capaz sino porque la informaci´n que tiene acumulada le a o permite ser m´s productivo. Por lo tanto es necesario corregir el nivel de a empleo por alg´n tipo de ´ u ındice que mida la calidad de la mano de obra y nos aproxime a una buena medida de capital humano. Alguna de las formas de hacer esto es a trav´s de los a˜os de escolaridad de la fuerza e n de trabajo, que puede ser una aproximaci´n a la cantidad de capital huo 5 mano. Sin embargo, esto refleja s´lo parcialmente los mejoramientos de o calidad. Alguien podr´ pensar que tambi´n hay que corregir la fuerza de ıa e trabajo por el hecho que hoy trabajan con mejores m´quinas, por ejema plo computadores, lo que los hace ser m´s productivo. Eso ser´ un grave a ıa error ya que eso deber´ estar medido en K. En este caso la gente es ıa m´ productiva porque tiene m´s capital para trabajar. Lo que queremos a a medir es que dado K y la tecnolog´ resumida en A, la gente es capaz ıa, de producir m´s. a Capital (K): El stock capital de un pa´ corresponde a la suma de todas ıs las inversiones realizadas en ´l durante el pasado, descontada la depree ciaci´n. En este caso es necesario hacer alg´n supuesto sobre la tasa de o u depreciaci´n y el stock de capital inicial. A partir de estos supuestos m´s o a las inversiones es posible calcular el stock de capital todos los a˜os. Para n calcular de esta forma el capital partimos de la relaci´n entre capital e o inversi´n: o Kt+1 = (1 − δ)Kt + It (13.13) Podemos usar esta ecuaci´n para despejar Kt en funci´n de Kt−1 , que o o reemplazado en (13.13) nos lleva a: Kt+1 = (1 − δ)2 Kt−1 + It + (1 − δ)It−1 Siguiendo an´logamente obtenemos al final que: a
t

(13.14)

Kt+1 =
j=0

It−j (1 − δ)j + (1 − δ)t+1 K0

(13.15)

Esta utlima ecuaci´n nos permite visualizar que para calcular el stock de ´ o capital de un pa´ es necesario conocer δ, las inversiones y K0 . ıs
En el caso de Chile por ejemplo esta informaci´n se obtiene de la encuesta de empleo que realiza o la Universidad de Chile.
5

278

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

No conocemos K0 , pero podemos usar lo que hemos aprendido para hacer una “aproximaci´n juiciosa” (´nica traducci´n que se me ocurri´ para o u o o educated guess). Sabemos que en estado estacionario el coeficiente capital producto es K/Y = s/(δ + γ). Tenemos informaci´n de Y , γ, y s, con o lo cual podemos hacer una aproximaci´n a K en 0 como si estuviera en o estado estacionario. Mientras m´s atr´s en el pasado es t = 0, menos a a efectos tiene el supuesto de K0 sobre la medici´n, incluso hay quienes o suponen que es cero, y en la medida que el per´ ıodo sea suficientemente largo no se estar´ cometiendo un error muy significativo. ıa Sin embargo existen algunos problemas si se basa el c´lculo de K s´lo en a o esta definici´n, estos son: o • Utilizaci´n del capital: al igual que en el caso de empleo, no siempre o el capital esta plenamente utilizado, por lo tanto la cantidad efectiva de capital que se esta usando puede ser menor a la total. En el caso del empleo esto no es problema si se mide bien cuanta gente est´ empleada y no cuanta gente quiere trabajar (fuerza de trabajo). a En los pa´ desarrollados se realizan encuestas que le preguntan a ıses las empresas cu´nto de su capacidad est´ utilizando, sin embargo las a a medidas son imprecisas, en especial en econom´ menos desarrollaıas das. Este problema es particularmente importante cuando se trata de medir el capital anual y estimar la productividad trimestral o anual (esto es en frecuencias de ciclo econ´mico), donde la utilizao ci´n puede variar mucho al ritmo que fluct´a el ciclo econ´mico. En o u o frecuencias m´s largas, por ejemplo d´cadas, este problema es menos a e importante porque podemos pensar que en el largo plazo estamos en torno a la plena utilizaci´n. Pero en per´ o ıodos cortos puede ser problem´tico. Piense por ejemplo que pasa si de un a˜o a otro hay una a n fuerte recesi´n donde el capital crec´ a 0 %, pero su utilizaci´n cae o ıo o en un 10 %, esto es una ca´ del capital efectivamente usado de un ıda 10 %, con una participaci´n de 0.3, cuando no consideramos la utilio zaci´n estaremos estimando 0 % de contribuci´n del capital, cuando o o lo medimos correctamente es una contribuci´n negativa de -3 %. Si o el PIB cay´ en -3 % (y con el empleo no pas´ nada), en el caso de o o la mala medici´n diremos que lo que pas´ fue una ca´ del residuo o o ıda en 3 %, cuando lo que ocurri´ efectivamente es que la productividad o permaneci´ constante y la ca´ en la capital efectivamente usado o ıda explica la ca´ del 3 %. ıda • Calidad del Capital: el capital, al igual que el empleo, de hoy tiene un nivel de calidad mayor al capital de hace 20 a˜os, por lo tanto es n necesario ajustar el capital por su calidad cuando se quiere medir su contribuci´n al crecimiento. Un caso importante son las diferencias o

13.2. Los Datos

279

entre el capital en forma de maquinarias y equipos versus el capital residencial. La literatura ha mostrado que el primero es m´s proa ductivo, de modo que una manera sencilla de incorporar esto en la medici´n del capital es considerar los cambios de composici´n del cao o pital, y en la medida que la participaci´n de la maquinaria y equipo o aumente el capital se har´ de mejor calidad. a Participaci´n de factores (α y 1−α). Esto es definitivamente complicado, o en especial en econom´ en desarrollo. Existen esencialmente dos formas ıas tradicionales de estimar la participaci´n de los factores: o • La primera consiste en medir directamente de las cuentas nacionales la participaci´n en el ingreso total de los ingresos a los distintos o factores de producci´n. Esta es una manera directa que usa cuentas o nacionales (ver cap´ ıtulo 2) y las identidades de ingreso. El problema de esto es un problema de clasificaci´n de los ingresos. Por ejemplo, o el trabajo informal, no contabilizado, deber´ ser catalogado como ıa ingreso del trabajo. Sin embargo, el ingreso al trabajo se mide directamente y el ingreso al capital se obtiene como residuo. Entonces el ingreso al trabajo informal se puede, err´neamente, contabilizar o como ingreso de capital. Esta es una raz´n importante de porque o la participaci´n del trabajo es usualmente menor en los pa´ o ıses en desarrollo. • La otra forma tradicional es estimar directamente una funci´n de o producci´n y de ah´ obtener los par´metros. Este m´todo pareciera o ı a e ser m´s adecuado, aunque tiene el inconveniente que no permite que a las participaciones cambien en el tiempo, y de hecho, la tecnolog´ ıa agregada cambia a medida que los pa´ se desarrollan. Existe eviıses dencia que con el desarrollo la participaci´n del capital se reduce, o lo que ser´ inconsistente con estimar una funci´n Cobb-Douglas o ıa o alguna otra con par´metros constantes. Una manera de obviar este a problema ser´ estimar funciones de producci´n por sectores, pero ıa o obviamente medir los factores de producci´n ser´ bastante dif´ o ıa ıcil. La otra opci´n es simplemente estimar funciones de producci´n m´s o o a complicadas. Por supuesto se puede usar la evidencia existente para tener una estimaci´n razonable. La evidencia indicar´ que la participaci´n del capital o ıa o (trabajo) estar´ entre 0.25 y 0.4 (0.75 y 0.6), siendo mayor (menor) en ıa los pa´ en desarrollo. Parte de esto puede ser que en los pa´ en deıses ıses sarrollo parte del capital humano, especialmente en el sector informal, est´ contabilizado en el capital. Tambi´n puede ser que el supuesto de a e competencia no se cumpla con mayor raz´n en econom´ en desarrollo o ıas

280

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

lo que sesgar´ el coeficiente del capital hacia arriba porque en el residuo ıa contable (ingreso del capital) no s´lo estar´ el retorno al capital sino que o ıa tambi´n las rentas monop´licas. e o Productividad (A): usualmente la productividad se calcula como el residuo de la ecuaci´n (13.7), es decir se tienen todos los valores de la o ecuaci´n, α, K y L, Y y a partir de la ecuaci´n (13.7) se calcula A. El o o problema surge en que A va contener todos los errores de medici´n de o todas las dem´s variables, es decir si se calcula mal el nivel de capital, a por ejemplo, entonces el valor de A estar´ mal calculado tambi´n. Tama e bi´n se puede medir usando el enfoque dual, usando (13.12), que requiere e menos datos, pero descansa en la medici´n adecuada de los retornos al o trabajo y al capital.

13.3.

Contabilidad del Crecimiento: La Evidencia

El cuadro 13.1 presenta alguna evidencia sobre descomposici´n del crecio miento alrededor del mundo basado en “The Empirics of Growth: an Update” de Barry Bosworth y Susan Collins (2003) . Los datos est´n agrupados en las a siete regiones m´s importantes del mundo, contabilizando un total de 84 pa´ a ıses, los cuales representan el 95 % del total del PIB del mundo y el 85 % de la poblaci´n total. El cuadro est´ dividido en cinco columnas, la primera (Producto) o a corresponde al crecimiento del producto total del per´ ıodo correspondiente. La segunda, tercera, cuarta y quinta columna corresponden a la t´ ıpica funci´n o Cobb Douglas presentada en la ecuaci´n (12.6), la cual ha sido dividida por o la cantidad de trabajo, es decir las variables est´n medidas en t´rminos por a e trabajador, posteriormente se aplic´ logaritmo natural. Notese que la suma de o las columnas tres (Capital por trabajador), cuatro (Educaci´n por trabajador) o y cinco (Productividad total de factores) deber´ ser aproximadamente igual a ıa la segunda (producto por trabajador), adem´s se incorpor´ el capital humano a o tal como se vio en la secci´n 12.1.2. o En general, se observa que hasta antes de la crisis del petr´leo en 1974, el o crecimiento de la productividad total de los factores fue muy elevado, reduci´ndose de manera significativa, con excepci´n de Asia, posteriormente. Esto e o es conocido como el “productivity slowdown”, que se dio con particular fuerza en los pa´ industriales y EEUU en especial. Esto ha motivado una serie de ıses estudios tratando de explicar la desaceleraci´n de la productividad despu´s de o e un r´pido crecimiento experimentado posterior a la segunda guerra mundial. a Existen varias explicaciones para este fen´meno, entre las cuales cabe destacar: o Alza del Precio del Petr´leo a principios de los setenta (el primer “shock”del o petr´leo). Las econom´ eran muy dependientes del petr´leo, al aumeno ıas o tar su precio cay´ su productividad. En general uno puede pensar que el o

13.3. Contabilidad del Crecimiento: La Evidencia

281

mayor costo de los insumos es similar a una ca´ de la productividad. ıda El problema de esta explicaci´n es que despu´s, en los ochenta, el precio o e del petr´leo retrocedi´ fuertemente pero no la productividad total de los o o factores, por lo tanto no es una explicaci´n muy satisfactoria. o Cambio en la composici´n de la producci´n. En los 50 y 60 el produco o to era m´s intensivo en manufactura y despu´s se torno m´s intensivo a e a en servicios. Como los servicios tienen presumiblemente un menor crecimiento de la productividad, la productividad agregada habr´ crecido ıa m´s lento. Esto tiene cierta validez si al menos se considera que en los a 90 ha vuelto a crecer la productividad m´s r´pido en conjunto con una a a mayor participaci´n del sector manufacturero. o Por ultimo, se puede argumentar que lo excepcional no es la ca´ de ´ ıda los a˜os 70 y 80, sino que los excepcionalmente alto del crecimiento de n la productividad en las d´cadas de los 50 y 60. Despu´s de la segunda e e guerra mundial y producto de la fuerte inversi´n en el sector defensa, o hubo muchas innovaciones tecnol´gicas que luego fueron usadas en otros o sectores con un fuerte aumento de la productividad. Esta explicaci´n o tiene claramente cierto atractivo. Los resultados de la descomposici´n de la contabilidad de crecimiento reao lizados por Bosworth y Collins se muestran en la figura 13.1. Obs´rvese que e no ha sido graficado el capital humano ya que como muestra el cuadro 13.1 esta variable es estable en el tiempo. La figura 13.1 detalla la conducta que tuvo el crecimiento sobre el per´ ıodo. En cada gr´fico, la l´ a ınea quebrada marca la contribuci´n del K/L del incremento del capital por trabajador relativo al o crecimiento del producto per c´pita. La l´ a ınea delgada muestra la contribuci´n o de cambios en la productividad. La multiplicaci´n de los dos ´ o ındices da igual al producto por trabajador, el que se muestra con la l´ ınea gruesa. Es importante notar que la contribuci´n del capital es estable a trav´s del tiempo, debido a o e que la mayor´ de las fluctuaciones anuales del ingreso por trabajador se refleıa jaron en la productividad. Considerando el total de pa´ de la muestra, entre ıses el per´ ıodo (1960-2000) el crecimiento en promedio en el mundo fue alrededor de 4 % por a˜o mientras el producto por trabajador creci´ en 2.3 % por a˜o. n o n El incremento en el capital f´ ısico por trabajador y la mejora de productividad contribuye cada uno en aproximadamente 1 % por a˜o al crecimiento mientras n el capital humano agrega alrededor de 0.3 % por a˜o. El Este de Asia (exn cluyendo China) tiene un crecimiento regional r´pido, con un incremento del a producto per c´pita de 3.9 % por a˜o entre el per´ a n ıodo 1960-2000. Pero la productividad de esos pa´ no creci´ m´s r´pido que el promedio mundial. En ıses o a a lugar de eso, el r´pido crecimiento de la regiones es asociado en parte con las a ganancias en capital humano, y mas importante, a una elevada acumulaci´n o

282

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica Cuadro 13.1: Fuentes de crecimiento regional
Regi´n/Per´ o ıodo Mundo 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Pa´ Industriales ıses 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Este de Asia menos China 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Am´rica Latina e 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Asia del Sur 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Africa 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Medio Oriente 1960-70 1970-80 1980-90 1990-2000 1960-2000 Crecimiento de Producto Producto por Trabajador 5.1 3.9 3.5 3.3 4.0 5.2 3.3 2.9 2.5 3.5 3.5 1.9 1.8 1.9 2.3 3.9 1.7 1.8 1.5 2.2 Contribuci´n de o Capital Educaci´n TFP o

1.2 1.1 0.8 0.9 1.0 1.3 0.9 0.7 0.8 0.9

0.3 0.5 0.3 0.3 0.3 0.3 0.5 0.2 0.2 0.3

1.9 0.3 0.8 0.8 0.9 2.2 0.3 0.9 0.5 1.0

6.4 7.6 7.2 5.7 6.7 5.5 6.0 1.1 3.3 4.0 4.2 3.0 5.8 5.3 4.6 5.2 3.6 1.7 2.3 3.2 6.4 4.4 4.0 3.6 4.6

3.7 4.3 4.4 3.4 3.9 2.8 2.7 -1.8 0.9 1.1 2.2 0.7 3.7 2.8 2.3 2.8 1.0 -1.1 -0.2 0.6 4.5 1.9 1.1 0.8 2.1

1.7 2.7 2.4 2.3 2.3 0.8 1.2 0.0 0.2 0.6 1.2 0.6 1.0 1.2 1.0 0.7 1.3 -0.1 -0.1 0.5 1.5 2.1 0.6 0.3 1.1

0.4 0.6 0.6 0.5 0.5 0.3 0.3 0.5 0.3 0.4 0.3 0.3 0.4 0.4 0.3 0.2 0.1 0.4 0.4 0.3 0.3 0.5 0.5 0.5 0.4

1.5 0.9 1.3 0.5 1.0 1.6 1.1 -2.3 0.4 0.2 0.7 -0.2 2.2 1.2 1.0 1.9 -0.3 -1.4 -0.5 -0.1 2.6 -0.6 0.1 0.0 0.5

Fuente: Collins y Bosworth (2003)

13.3. Contabilidad del Crecimiento: La Evidencia

283

Países Industriales
3
3

Industrial Countries

Sur de Asia

South Asia

Output por Worker Productoper Trabajador Sustitución K/L K/L Substitution Crecimiento TFP TFP growth

2.5

2.5

2

2

1.5

1.5

1

1

0.5 1960

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

0.5 1960

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

Middle East Medio Oriente
3
3

Latin America América Latina

2.5

2.5

2

2

1.5

1.5

1

1

0.5 1960

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

0.5 1960

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

EsteEast Asia de Asia (excluding China) (Excluye China)
7 6 5 4 3 2 1 0 1960 7 6 5 4 3 2 1 0 1960

China

China

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

Africa Africa
3

World
3

Mundo

2.5

2.5

2

2

1.5

1.5

1

1

0.5 1960

0.5
1965 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000

1960

1965

1970

1975

1980

1985

1990

1995

2000

Figura 13.1: Evoluci´n Fuentes del Crecimiento o

284

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

de capital f´ ısico. La contribuci´n del incremento del capital f´ o ısico por trabajador, es superior por m´s de dos veces el promedio mundial. En contraste, a los pa´ ıses industrializados tuvieron un r´pido crecimiento de la TFP previo a a 1970. Africa es la regi´n con crecimiento mas bajo con un incremento del o PIB por trabajador de s´lo 0.6 % por a˜o (1960-2000). Para estos pa´ o n ıses, los incrementos de capital por trabajador contribuyeron s´lo 0.5 % al crecimiento o por a˜o, la mitad del promedio mundial. El modesto incremento en educaci´n n o antes de 1980 implic´ una peque˜a contribuci´n del incremento del capital huo n o mano. Pero la raz´n primaria por la que Africa creci´ tan lento es la evoluci´n o o o de la productividad, la cual declina en cada d´cada desde 1970. e En el cuadro 13.2 se presenta una descomposici´n del crecimiento para o Chile desde 1975. Los datos se presentan en forma quinquenal y se observan algunos aspectos interesantes. El crecimiento de Chile desde 1985 a 1997 ha sido relativamente parejo, pero la contribuci´n de los distintos factores ha camo biado en el tiempo. Despu´s de la crisis de 1982 el desempleo subi´ sobre el e o 20 %, e incluso de acuerdo a algunas medidas habr´ llegado al 30 %. La recuıa peraci´n en la segunda mitad de los 80 fue producto principalmente de que la o gente volvi´ a conseguir trabajo y la contribuci´n del empleo fue excepcionalo o mente alta. En la primera mitad de los 90, con la econom´ ya en pleno empleo ıa lo que hubo fueron fuertes aumentos de la inversi´n. Finalmente, la econom´ o ıa cre´ menos empleo entre 1995 y el 2000, adem´s se produjo una fuerte ca´ o a ıda en el crecimiento del capital y un leve descenso en la tasa de crecimiento del producto.6 El alto crecimiento se sostuvo producto de una mayor crecimiento de la productividad total de los factores. N´tese que conociendo el crecimiento de la productividad total de los faco tores podemos predecir el crecimiento de largo plazo de una econom´ usando ıa el hecho que con crecimiento de la productividad el PIB crecer´ a n + x/α. ıa Si el crecimiento de la productividad total de los factores es 2 %, α es 0.6, y el crecimiento de la poblaci´n 1.5 % la econom´ podr´ crecer a 5 %. Sin emo ıa ıa bargo, note que esto es crecimiento de largo plazo, en la transici´n deber´ o ıamos agregar un t´rmino de convergencia, y eso permitir´ crecer m´s r´pido con e ıa a a un crecimiento de la productividad menor, aunque en el largo plazo el efecto convergencia reducir´ el crecimiento. Para crecer en el largo plazo al 7 %, por ıa ejemplo, con una tasa de inversi´n constante, se requerir´ un crecimiento de o ıa la productividad total de los factores de aproximadamente 3.3 %. Otra aplicaci´n interesante ha sido la discusi´n del milagro de Asia (preo o crisis por supuesto). La discusi´n ha sido acerca de si el crecimiento de los o pa´ ıses del Este Asi´tico, es producto de un aumento de la productividad o a un aumento del capital y trabajo. Es decir de acuerdo a la ecuaci´n (13.7), o qu´ variable al lado derecho contribuye en mayor medida en explicar el crecie
El crecimiento de Chile fue muy elevado hasta 1998, despu´s sufri´ una recesi´n con una ca´ e o o ıda del PIB tras la repercusiones de la crisis asi´tica. a
6

13.3. Contabilidad del Crecimiento: La Evidencia Cuadro 13.2: PTF en Chile 70-74 75-79 80-84 85-89 90-94 95-00 70-00 ∆Y /Y 0.93 2.98 0.39 6.18 7.04 5.39 3.82 (1 − α)∆K/K 1.00 0.24 0.72 1.78 3.13 3.05 1.65 α∆L/L 0.46 1.65 1.35 2.34 1.74 0.67 1.37 ∆A/A -0.53 1.09 -1.67 2.05 2.17 1.66 0.80

285

C´lculos del autor usando α = 0,6 y las cuentas nacionales. a

miento del producto. Esto tiene grandes implicancias, ya que crecer con mayor inversi´n y ahorro no es lo mismo que crecer con m´s productividad. El prio a mero puede ser ineficiente (recuerde la regla dorada de excesivo ahorro), o al menos requiere un esfuerzo en t´rminos de menor consumo. En cambio, mayor e productividad permite tener m´s producto y consumo. a Como lo revela el cuadro 13.1 y el 13.3, Asia tuvo una fuerte expansi´n o de la productividad total de factores, pero tambi´n un importante esfuerzo de e inversi´n que los llev´ a aumentar significativamente su stock de capital. Sin o o embargo, existen diferencias entre los pa´ asi´ticos en cuanto a la imporıses a tancia del factor acumulaci´n de capital versus el factor productividad. o
Cuadro 13.3: ¿El Milagro Asi´tico? (1960–90) a Brazil M´xico e Singapore ∆Y /Y 3.6 4.9 8.4 (1 − α)∆K/K 1.6 1.8 4.3 α∆L/L 1.0 1.1 3.7 ∆A/A 1.0 2.0 0.4

Fuente: A. Young. Promedio de 1960-1990.

Alwyn Young, un destacado economista actualmente en la Universidad de Chicago, analiz´ esta interrogante. Sus resultados despu´s fueron popularizao e dos y apoyados fuertemente por uno de los economistas m´s influyentes en la a actualidad, Paul Krugman de Princeton. Young conclu´ que el crecimiento de ıa los pa´ de Asia en gran parte fue producto de un aumento del capital y de ıses la fuerza de trabajo pero no tanto de la productividad, como supon´ muıan chos economistas. Es decir el crecimiento fue producto del esfuerzo y no de la creatividad como los datos del cuadro 13.3 muestran para el caso de Singapur, el cual es sin duda el m´s extremo. Singapur aument´ su tasa de ahorro de a o

286

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

niveles cercanos al 20 % a niveles cerca del 40 %. En este caso se puede observar que el crecimiento de Singapur en casi en su totalidad se puede explicar por un aumento del capital y de la fuerza de trabajo, mientras que la productividad contribuye muy poco. En Brazil y M´xico, pa´ que tuvieron sus ´pocas de e ıses e elevado crecimiento, la productividad juega un rol mucho m´s importante en a explicar el crecimiento del producto. Esto ser´ evidencia de que Asia no es ıa tan milagroso despu´s de todo, y as´ su crecimiento habr´ sido el resultado de e ı ıa transpiraci´n m´s que de inspiraci´n. Sin embargo ha habido otros estudios o a o posteriores que, basados principalmente en discusiones metodol´gicas sobre o como medir la productividad, suavizan estas conclusiones mostrando que Asia ha tenido crecimiento de la productividad alto, aunque claramente su mayor ahorro e inversi´n fue clave. o

13.4.

Descomposici´n en Niveles o

Hasta ahora hemos estudiado las fuentes de crecimiento comparando como han crecido los factores de producci´n y la productividad a trav´s del tiempo. o e Otra aplicaci´n de este tipo de metodolog´ es comparar pa´ en un mismo o ıas ıses instante de tiempo. Por ejemplo se puede analizar que explica que un pa´ sea ıs m´s pobre que otro. ¿Es la productividad o la menor dotaci´n de factores? a o Esto se hace noramalmente comparando a los pa´ del mundo con alg´n pa´ ıses u ıs base, por ejemplo los pa´ industrializados, o Estados Unidos. ıses El modelo de Solow dice que en estado estacionario el producto crecer´ a a la tasa de crecimiento de la poblaci´n m´s la tasa de crecimiento de la proo a ductividad del trabajo (x/α), adem´s concluimos que los pa´ m´s pobres a ıses a deber´ crecer m´s r´pido que los m´s ricos. Sin embargo, este hecho impliıan a a a car´ que todos los pa´ tender´ a tener el mismo nivel de capital y producto ıa ıses ıa por trabajador en estado estacionario, lo cual no ocurre en la realidad. Como se mencion´ anteriormente este hecho s´lo se da con pa´ o o ıses de similares caracter´ ısticas, es decir, pa´ ıses con similares caracter´ ısticas tendr´ similares ıan estados estacionarios y por ende deber´ tender a la convergencia. ıan Por lo tanto, podemos analizar la brecha del producto respecto de un pa´ ıs base, y ver que factores explican esta brecha. Para ello se descompone la brecha de producto en brecha de productividad y brecha en la dotaci´n de factores. o 13.4.1. Aspectos anal´ ıticos

Para ver como han evolucionado las brechas entre un pa´ cualquiera y el ıs pa´ tipo se realiza un ejercicio similar al propuesto hace algunos a˜os por ıs n Robert Hall y Charles Jones (1999), pero por un per´ ıodo de tiempo mayor7 .
7

En su trabajo s´lo calculan para el a˜ o 1988 o n

13.4. Descomposici´n en Niveles o

287

Considere la siguiente funci´n de producci´n: o o Y = K 1−α (AH)α (13.16)

Esta es la misma funci´n de producci´n usada en estos cap´ o o ıtulos, pero poniendo expl´ ıcitamente la productividad como productividad del trabajo, y usando capital humano (H) en vez de usar simplemente trabajo. Se supone que el capital humano es homog´neo dentro del pa´ esto es todas la unidades e ıs, de trabajo poseen los mismos a˜os de estudio. El aporte del capital humano n es medido seg´n la siguiente funci´n: u o H = eφ(E) L (13.17)

En esta especificaci´n la funci´n φ(E) refleja la eficiencia de una unidad de o o trabajo con E a˜os de escolaridad relativa a una sin escolaridad. Consistente n con la idea de rendimientos decreciente, se considera que φ < 0. La derivada de la funci´n corresponde al retorno de la educaci´n estimado en una regresi´n o o o de salarios de Mincer (1974). Por simplicidad se supone que la funci´n φ(E) o es lineal por tramos de educaci´n y se escalan los retornos seg´n la cantidad o u promedio de a˜os de educaci´n. Esto es, para los primeros cuatro a˜os de n o n educaci´n la tasas de retorno asumida es 13.4 %, correspondiente al retorno de o Africa. Para los siguientes cuatro a˜os asumimos una tasa de retorno de 10.1 %, n promedio del mundo como conjunto. Finalmente para la educaci´n sobre los o ocho a˜os usamos el retorno de la educaci´n de los pa´ de la OECD, 6.8 %. n o ıses Es conveniente ahora expresar la ecuaci´n en t´rminos por trabajador: o e K (1−α) (Ah)α . (13.18) L Sin embargo, esta descomposici´n no nos sirve para separar adecuadamente o capital de productividad, puesto que si hay un aumento de la productividad, el modelo de Solow predice que K/L tambi´n crecer´, aunque la tasa de inversi´n e a o permanezca constante. No obstante, no ocurre as´ con el coeficiente capital ı producto, el que depende de la tasa de inversi´n y no de la productividad o en estado estacionario. Por lo tanto, algunos incrementos del producto que son fundamentalmente debidos a incrementos de productividad pueden ser atribuidos a una acumulaci´n de capital en un esquema basado en tasa de o capital por trabajador. Entonces, quisi´ramos reemplazar K/L por K/Y . Para e ello, podemos escribir: y= K L K K 1−α (AH)α Y L 1/α K = . Y =

(13.19)

288

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

Reemplazando (13.19) en (13.18) llegamos a: y = (K/Y )(1−α)/α Ah (13.20)

Tomando esta ecuaci´n y dividiendo y en un pa´ dado con el del pa´ base, o ıs ıs y lo mismo para los dos t´rminos del lado derecho, se puede descomponer la e brechas en el producto por trabajador, en brechas en la raz´n capital-producto, o brecha educacional, y brecha de productividad. 8 Usando los datos de producto de n´mero de trabajadores, promedio de u escolaridad y capital f´ ısico entre el per´ ıodo 1960 y 2000 podemos descomponer las diferencias de producto por trabajador tal como se expresa en la funci´n (13.20). Los datos de producto, inversi´n, trabajadores se obtienen de o o las Penn World Tables 6.1, mientras los datos de promedio de a˜os de educan ci´n se obtuvieron de Barro y Lee (con actualizaci´n el 2000 ) y corresponden o o a la poblaci´n con una edad igual o mayor a los 25 a˜os. El capital f´ o n ısico es construido usando el m´todo de inventarios perpetuos9 . Finalmente se usa e una depreciaci´n igual a 6 % y se asume α = 0,6, que es la medida usada o com´nmente en la literatura de contabilidad de crecimiento. u 13.4.2. Resultados

La figura 13.2 muestra los niveles de productividad total de factores y producto por trabajador para cada pa´ de la muestra el a˜o 2000. ıs n La correlaci´n entre estas dos series es 0.79. Esto es una primera prueba o de lo importante que son las diferencias en la productividad total de factores para explicar las diferencias en el producto por trabajador. Los pa´ con m´s ıses a alto nivel de productividad son Espa˜a, Francia, Italia, Mauritus y Barbados. n Los pa´ con menor productividad son: Tanzania, Zambia, Kenya Rep´blica ıses u del Congo, Zimbabwe y Togo. A nivel regional Africa presenta la peor productividad mientras que Europa muestra los mejores ´ ındices. Por otra parte de un listado de 80 pa´ ıses, 76 presentaron productividades m´s bajas que Estados a Unidos. Un hecho que cabe destacar es que pa´ como Guatemala, Trinidad ıses y Tobago y Barbados poseen un alt´ ısimo ´ ındice de productividad pero un bajo nivel de producto por trabajador mientras que pa´ como Hong Kong y ıses B´lgica, que superan por m´s de tres veces el producto por trabajador del prie a mer conjunto de pa´ ıses, observan menores productividades que estos. La raz´n o fundamental para explicar este hecho es que el capital f´ ısico y humano, que
8 Esta descomposici´n de capital-producto es utilizada tambi´n por Mankiw, Romer, y Weil o e (1992), David (1977) y Klenow y Rodriguez (1997).

El m´todo es el mismo visto en la secci´n 13.2. Consiste en calcular el stock de capital inicial, e o recordemos que el capital inicial es calculado como si ´ste estuviera en estado estacionario usando e la siguiente formula K/Y = s/(δ + γ), luego para obtener el stock de capital cada per´ ıodo se usa la ecuaci´n de acumulaci´n de capital 13.13 o o

9

13.4. Descomposici´n en Niveles o
1.4

289

1.2

Productividad 2000, U.S.=1

1

0.8

0.6

0.4

0.2

0 0 10000 20000 30000 40000 50000 60000 70000

Producto por trabajador, 2000

Figura 13.2: Correlaci´n entre productividad y PIB por trabajador o

exhiben pa´ que presentan alta productividad y bajo PIB por trabajador, ıses es muy bajo comparado con el resto de la muestra. A continuaci´n se presenta las descomposici´n de fuentes de crecimiento o o relativas a Estados Unidos. El cuadro 13.4 presenta los promedios regionales, tanto del crecimiento del PIB por trabajador como de sus fuentes respecto a ´ Estados Unidos, cada 5 a˜os entre el per´ n ıodo 1970 a 2000. Este est´ dividido a en cinco regiones, para las cuales se analizan el crecimiento del producto por trabajador y sus fuentes de crecimiento y est´ basado en la ecuaci´n (13.20). La a o primera columna (Y /L) corresponde al promedio del producto por trabajador que observa una regi´n en un a˜o dado (valor de la columna izquierda) respecto o n a Estados Unidos, si el valor de la columna es 0.3 implica que el producto por trabajador de esa regi´n durante ese a˜o es el 30 % del que ten´ Estados o n ıa Unidos. Esta explicaci´n es v´lida para el resto de las columnas (raz´n capitalo a o producto, educaci´n y productividad total de factores) las cuales corresponden o a las fuentes de crecimiento y que en la ecuaci´n (13.20) corresponden a las o del lado derecho. Por lo tanto, los valores de estas columnas corresponden a la cantidad de capital-producto, capital humano y productividad de una regi´n en una a˜o en particular relativos al que ten´ ese mismo a˜o Estados o n ıa n Unidos. La multiplicaci´n de estas variables debe ser aproximadamente igual o al producto por trabajador10 . De la tabla 13.4 se desprenden varios hechos; no es de sorprender que los
10 A veces la aproximaci´n no es muy buena, esto es porque cuando se realiz´ el c´lculo, fue o o a hecho pa´ a pa´ lo que se muestra ac´ es s´lo un promedio de los pa´ que conforman una regi´n ıs ıs a o ıses o determinada

290

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

Cuadro 13.4: Crecimiento y fuentes del crecimiento respecto a Estados Unidos Regi´n/ per´ o ıodo Africa Sub-Sahara 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Am´rica Latina e 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Norte de Africa y Medio Oriente 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Pa´ ıses Industriales 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Este de Asia (incluye China) 1970 1975 1980 1985 1990 1995 2000 Y/L 0.099 0.107 0.102 0.097 0.083 0.082 0.080 0.311 0.318 0.310 0.255 0.223 0.222 0.212 Contribuci´n de o Raz´n K/Y Educaci´n Productividad o o 0.744 0.740 0.728 0.678 0.629 0.602 0.548 0.856 0.815 0.815 0.824 0.790 0.744 0.728 0.341 0.347 0.329 0.369 0.396 0.418 0.423 0.423 0.463 0.49 0.522 0.559 0.576 0.581 0.437 0.467 0.466 0.406 0.322 0.315 0.336 0.873 0.842 0.729 0.558 0.462 0.462 0.430

0.316 0.367 0.349 0.348 0.329 0.367 0.298 0.741 0.791 0.778 0.746 0.748 0.746 0.744

0.869 0.851 0.948 0.913 0.892 0.851 0.803 1.341 1.321 1.283 1.243 1.204 1.186 1.137

0.454 0.633 0.482 0.509 0.642 0.709 0.716 0.769 0.799 0.814 0.824 0.876 0.903 0.907

0.966 0.701 0.832 0.790 0.575 0.625 0.556 0.737 0.781 0.781 0.754 0.730 0.718 0.746

0.173 0.208 0.242 0.254 0.301 0.367 0.260

0.842 0.889 0.927 0.980 0.941 0.968 0.960

0.567 0.621 0.616 0.686 0.696 0.734 0.768

0.419 0.379 0.417 0.362 0.439 0.484 0.339

Fuente: C´lculos realizados por el autor a

13.4. Descomposici´n en Niveles o

291

pa´ industriales son los que poseen los calores m´s altos de producto por ıses a trabajador relativo a Estados Unidos. Esta raz´n parece invariable durante o varios a˜os. El resto de regiones sigue muy por debajo, incluso las econom´ n ıas del Este de Asia las cuales a´n observan una raz´n casi tres veces menor que los u o pa´ industriales. El peor desempe˜o es el de Africa Sub-Sahara cuyo ´ ıses n ındices son los m´s bajos, incluso han ca´ con el tiempo aumentando m´s la brecha a ıdo a respecto a Estados Unidos. Respecto a la raz´n capital producto, nuevamente o vemos a los pa´ ıses industriales con los ratios m´s altos superiores a uno, lo a que implica que estos pa´ est´n acumulando m´s capital por producto que ıses a a Estados Unidos. En este mismo factor los pa´ del Este de Asia presentan ıses los segundos mejores ´ ındices llegando en las ultimas d´cadas a casi igualar ´ e la raz´n de Estados Unidos. Nuevamente encontramos que Africa Sub-Sahara o muestra los ´ ındices m´s bajos e igual que en el caso anterior la brecha respecto a a Estados Unidos va aumentando. Respecto a educaci´n el promedio que exhiben o los pa´ industriales es el m´s cercano al de Estados Unidos. Los pa´ del ıses a ıses Este de Asia junto con los del norte de Africa y Medio Oriente presentan ´ ındices de educaci´n similares pero muy lejanos de los pa´ industriales. En o ıses lo que respecta a las a los promedios de la educaci´n las regiones de Africa o Sub-Sahara y Am´rica Latina presentan los peores ´ e ındices muy por debajo de pa´ industriales y econom´ del Este de Asia. Si se pude destacar que en ıses ıas ambas regiones el factor educacional ha ido evolucionando positivamente. Es interesante notar que los pa´ industriales tienen en promedio ua raz´n ıses o capital-producto mayor que la de Estados Unidos, pero este ultimo tiene mayor ´ productividad, la que hace que su producto por trabajados sea mayor a pesar de un menor capital relativo al producto. Algo similar se observa con el Este de Asia, que ha tenido un importante avance en se raz´n capita-producto, o manteniendo una mayor brecha. Este ejercicio ilustra claramente que la brecha que explica en mayor medida el diferencial de ingresos en el mundo es la productividad. 13.4.3. Evoluci´n de las brechas de productividad o

En la secci´n anterior se enfatiz´ la comparaci´n de ingresos en un mismo o o o momento del tiempo. Si embargo, tambi´n podemos ver como evolucionan las e brechas de ingreso y sus distintos componentes. El cuadro 13.5 al igual que el anterior est´ dividido en cinco regiones y cuaa tro columnas. Las columnas estan basadas en la ecuaci´n (13.20) y se presentan o en el mismo orden que el cuadro anterior, es decir, la columna uno corresponde a la evoluci´n del producto por trabajador respecto a Estados Unidos, la o segunda columna corresponde a la evoluci´n de la raz´n capital-producto, la o o tercera a la evoluci´n del capital humano y la cuarta a la evoluci´n de la proo o ductividad total de factores. A diferencia del cuadro anterior ´ste muestra el e

292

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

Cuadro 13.5: Evoluci´n de las brechas respecto a Estados Unidos (1970-2000) o Regi´n/ per´ o ıodo Africa Sub-Sahara 1970-2000 Am´rica Latina e 1970-2000 Norte de Africa y Medio Oriente 1970-2000 Pa´ ıses Industriales 1970-2000 Este de Asia (incluye China) 1970-2000 Producto -0.288 -0.277 Contribuci´n de o Raz´n K/Y Educaci´n o o -0.143 -0.112 0.009 0.003 Productividad -0.033 -0.168

0.033 0.054

0.109 -0.038

0.095 0.012

0.049 0.08

0.967

0.657

0.054

0.241

Fuente: C´lculos realizados por el autor a

crecimiento de las variables durante todo el per´ ıodo global 1970-2000. La interpretaci´n de los valores tiene relaci´n con como han evolucionado las razones o o de capital-producto, capital humano y productividad desde el a˜o 1970 al a˜o n n 2000. Matem´ticamente se toma la raz´n que ten´ la regi´n en el a˜o 2000 y se a o ıa o n le compara con la raz´n que ten´ el a˜o 1970. Por ejemplo si el producto por o ıa n trabajador tiene un valor de 0.1 significa que el producto por trabajador que tiene el a˜o 2000 es 10 % m´s cercano al de Estados Unidos que el que ten´ n a ıa en 1970. Este cambio es explicado por los factores capital-producto, capital humano y productividad total de factores. Si bien los valores son promedios regionales la suma de las fuentes de crecimiento debe ser aproximadamente igual a la del producto por trabajador. El cuadro 13.5 muestra los promedio regionales de las fuentes del crecimiento. Los valores de la primera columna corresponden al aumento porcentual de la raz´n entre el PIB per c´pita de la regi´n respecto del de EEUU. Esto o a o corresponde al inverso de la reducci´n de la brecha. Por ejemplo, la raz´n del o o PIB del Este de Asia y el de EEUU aumento un 96,7 %, lo que es casi una reducci´n a la mitad de la brecha con EEUU.11 Este cambio se descompone o o en la contribuci´n de cada uno de los t´rminos de (13.20) a la reducci´n, o o e aumento, de la brecha. La suma de estos tres t´rminos es igual a la primera e
11 Los c´lculos no son estrictamente comparables a los del cuadro anterior, porque en este se a reporta el promedio entre pa´ ıses del cambio de cada regi´n, mientras el cuadro anterior toma el o promedio entre pa´ de la raz´n entre el PIB del pa´ y el de los EEUU. ıses o ıs

13.4. Descomposici´n en Niveles o

293

columna.12 . Respecto al producto por trabajador la mayor´ de las regiones han presenıa tado irregularidades aumentando y disminuyendo las diferencias. Destacable es el caso del norte de Africa y Medio Oriente, ya que siempre han ido acortando sus diferencias en producto por trabajador respecto a Estados Unidos. Sin embargo, durante todo el per´ ıodo de 1970 al 2000 ´sta regi´n s´lo acort´ su e o o o diferencia en 3.3 %. Respecto de los pa´ industriales, estos tuvieron un comıses portamiento irregular con aumentos y disminuciones de las diferencias del PIB por trabajador, a´n as´ estos pa´ disminuyeron su diferencia respecto a Esu ı ıses tados Unidos durante el per´ ıodo 1970-2000 en 5.4 %. Un caso interesante son los pa´ del Este de Asia, los cuales mostraron un patr´n positivo durante ıses o casi todo el per´ ıodo excepto el ultimo per´ ´ ıodo entre 1995-2000 (per´ ıodo en que ocurri´ la crisis asi´tica). Al contrario de la regi´n del Norte de Africa y o a o Medio Oriente los pa´ del Este de Asia acortaron su diferencia en producto ıses por trabajador m´s que cualquier regi´n del mundo, llegando a un aumena o to en su raz´n respecto de los EEUU en un 96.7 %. Finalmente las regiones o con peor desempe˜o han sido Africa Sub-Sahara y Am´rica Latina las cuales n e aumentaron su diferencia con Estados Unidos en 28 %. Respecto a la raz´n capital-producto las diferencias se incrementaron duo rante el per´ ıodo para las regiones de Am´rica Latina, Africa Sub-Sahara y e Pa´ Industriales; mientras que las regiones de Este del Asia y Norte de Afriıses ca y Medio Oriente redujeron sus diferencias. Notable resulta el caso de las econom´ del Este de Asia en las cuales dos tercios del acortamiento de la ıas brecha con EEUU se debi´ a un aumento en la raz´n capital-producto. o o En educaci´n la brecha a nivel mundial se acort´, esto porque durante el o o per´ ıodo 1970-2000 todos las regiones presentaron ´ ındices finales positivos. La mayor disminuci´n la present´ la regi´n de Norte de Africa y Medio Oriente o o o con una reducci´n de casi 10 %; mientras que la menor reducci´n de la brecha o o la tuvo Am´rica Latina. e En aspecto de productividad las regiones que presentaron disminuci´n en o las diferencia respecto a Estados Unidos fueron Este de Asia, Pa´ Industriaıses les y Norte de Africa y Medio Oriente, por el contrario las regiones que presentaron aumentos en su brecha fueron Am´rica Latina y Africa Sub-Sahara. e Nuevamente la regi´n del Este de Asia fue el punto alto, al exhibir la mayor o disminuci´n en la brecha en alrededor de 24 %; por el contrario Am´rica Latina o e aparece con el peor desempe˜o aumentando su brecha en 17 %. n Por lejos la regi´n que aparece con un mejor crecimiento y reducci´n de o o brechas es Este de Asia. Esto se puede descomponer en una gran alza del
12

Algebra´ ıcamnte: d(Y /L) d(K/Y )((1−α)/α) dA dh + = + Y /L A h (K/Y )((1−α)/α) (13.21)

y cuya unica diferencia es que los valores ahora est´n divididos por su hom´logo de Estados Unidos. ´ a o

294

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

la raz´n capital-producto, es decir la mayor fuente de crecimiento de estos o pa´ ıses vino dada por la fuerte acumulaci´n de capital, tal como enfatiza el o trabajo de Alwyn Young. Un punto no menor tambi´n fue el crecimiento de e la productividad respecto a Estados Unidos y en menor medida del capital humano. En general el desempe˜o de los pa´ de esa regi´n fue el mejor. En n ıses o lo que respecta a los pa´ industriales y Norte de Africa y Medio Oriente, ıses si bien estos redujeron sus brechas respecto a Estados Unidos lo hicieron en un proporci´n muy peque˜a comparada con el Este de Asia. El factor que o n m´s contribuy´ a disminuir la brecha en pa´ industrializados fue educaci´n a o ıses o y en menor cantidad la productividad, en cambio la acumulaci´n de capital o fue en lo que peor se desempe˜aron lo que aument´ la brecha,esto puede ser n o ocasionado porque estos pa´ ıses ya ten´ m´s nivel de capital-producto que ıan a Estados Unidos y su tendencia es a la convergencia. Para la regi´n de Norte de o Africa y Medio Oriente el bajo crecimiento se contrasta con una disminuci´n o en las brechas con respecto a Estados Unidos de todos los factores. Am´rica e Latina presenta unos de los peores desempe˜os junto con Africa, las bajas n tasas de crecimiento han incrementado las brechas con Estados Unidos. Los principales factores que parecen contribuir a la ampliaci´n de las brechas son o el capital-producto y la productividad, este ultimo factor es el peor a nivel ´ mundial y constituye sin duda una de las principales causas del estancamiento que sufre la zona. Caso similar es el de Africa Sub-Sahara, regi´n que presenta o el pero desempe˜o a nivel mundial en crecimiento. n

13.5.

Convergencia

Nosotros mostramos en el cap´ ıtulo 10 que en el mundo no hay convergencia, si entre econom´ m´s similares. Esto indicar´ que las econom´ m´s simiıas a ıa ıas a lares convergen al mismo estado estacionario, de modo que cuando graficamos su tasa de crecimiento con respecto a su nivel de ingreso inicial deber´ ıamos observar una relaci´n negativa. Estos pa´ o ıses exhibir´ convergencia inconıan dicional. Este tipo de convergencia se observa tambi´n entre los estados de e Estados Unidos, las prefecturas de Jap´n, las regiones de Italia, etc., incluso o en pa´ en desarrollo. No es sorprendente, puesto que es m´s f´cil pensar que ıses a a al interior de un pa´ la movilidad de factores y las condiciones econ´micas ıs, o comunes generales que tienen los hacen tener el mismo producto de estado estacionario. No obstante, en el mundo no observamos convergencia (figura 10.2). Lo que esto indicar´ es que los pa´ convergen a distintos estado estacionarios, ıa ıses por lo tanto un gr´fico correcto ser´ el de la tasa de crecimiento respecto del a ıa nivel de ingreso respecto de su estado estacionario, que simplemente respecto de su nivel de ingreso. Para tener alguna noci´n del estado estacionario (y ∗ ) o uno deber´ buscar variables, por ejemplo la tasa de ahorro, que nos permitan ıa

13.5. Convergencia

295

predecir y ∗ y con eso ver si hay convergencia. En otras palabras, podr´ ıamos intentar estimar emp´ ıricamente el valor de β en la siguiente relaci´n: o
∗ γi = log yi,t − log yi,t−1 = −β(log yi,t − log yi )

(13.22)

Donde el sub´ ındice i representa un pa´ y esa relaci´n la estimar´ ıs, o ıamos para ∗ un gran n´mero de pa´ o regiones. Si los y son los mismos bastar´ mirar a u ıses ıa las diferencia en crecimiento, si s´lo hay convergencia condicional habr´ que o ıa ∗ tratar de controlar por elementos que nos permitan aproximarnos a y , cosa que veremos m´s adelante. a ¿Qu´ dice la evidencia respecto de la convergencia? tanto la evidencia de e convergencia incondicional, que se oibserva en regiones espec´ ıficas del mundo o al interior de pa´ ıses, como la convergencia condicional, que se observa para el mundo en su conjunto, muestra que efectivamente las econom´ que se encuenıa tran m´s lejos de su estado estacionario crecen m´s r´pido. El par´metro β a a a a (“velocidad de convergencia”) es positivo, o sea los pobres crecen m´s r´pido. a a M´s a´n, la evidencia indica que la velocidad de convergencia es entre 0.015 y a u 0.030. Esto implica que la mitad del recorrido hacia la convergencia se cubre en un lapso de unos 23 a 46 a˜os.13 n Esto es exactamente lo que predice el modelo neocl´sico, lo que es sin duda a un buen test. Pero podr´ ıamos ir m´s lejos y preguntarnos la predicci´n cuantia o tativa del modelo por la v´ de una calibraci´n sencilla. Aqu´ no iremos sobre ıa o ı el ´lgebra, pero veamos la figura 13.3, que muestra la convergencia cuando la a funci´n de producci´n es f (k) = k 1−α . La curva decreciente es sf (k)/k = sk −α . o o La curva m´s empinada representar´ una velocidad de convergencia mayor, ya a a que para un mismo capital inicial, la econom´ representada en la curva m´s ıa a empinada (que tiene α bajo y 1−α alto) converger´ m´s r´pido. En el extremo a a a donde la participaci´n del capital es 1 (1 − α = 1), tenemos el caso AK y no o hay convergencia. En consecuencia, usando los datos de δ + n y de α, podr´ ıamos predecir la velocidad de convergencia. Los valores de 1 − α, participaci´n del capital, o como ya discutimos, fluct´an entre 0.25 y 0.4, con el valor probablemente m´s u a alto en pa´ en desarrollo. La poblaci´n crece entre un 1 y 2 % por a˜o y la ıses o n depreciaci´n es alrededor de 5 a 8 %. Se puede demostrar algebra´ o ıcamente que la velocidad de covergencia predicha por el modelo neocl´sico es (1 − α)(δ + n), a con lo cual la velocidad de convergencia predicha es del orden de 0.04 a 0.08, lo que implica que el tiempo medio predicho por el modelo m´s simple es entre a 17 y 9 a˜os, mucho m´s r´pida que lo que la evidencia emp´ n a a ırica indica.
Nota t´cnica: La ecuaci´n (13.22) en t´rminos de tiempo continuo es d log y/dt = −β(log y − e o e log y ∗ ). Esta ecuaci´n tiene por soluci´n log yt = (1 − e−βt ) log y ∗ + e−βt log y0 si al tiempo 0 el o o ingreso era y0 (condici´n de borde). Por lo tanto partiendo de y0 la mitad del ajuste se cubre en T o a˜os, donde T est´ dado por: log yt − log y0 = (log y ∗ − log y0 )/2, o sea log yt = (log y ∗ + log y0 )/2, n a lo que requiere que en la soluci´n general a la ecuaci´n diferencial tengamos e−βT = 1/2, lo que o o implica que el tiempo para cubrir la mitad del ajuste es T = log 2/β.
13

296

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

En el fondo la evidencia nos dir´ que si bien el modelo neocl´sico est´ bien, ıa a a pareciera que la econom´ es tambi´n “cercana a AK”. Lo que se necesita ıa e para reconciliar la evidencia con la teor´ es subir la participaci´n del capital a ıa o niveles entre 0.65 y 0.8, y aqu´ es donde los modelos de crecimiento end´geno ı o nos ayudan. Dichos modelos nos dicen que el capital hay que considerarlo en una versi´n m´s ampliada, por ejemplo a trav´s de la incorporaci´n del o a e o capital humano, de esta forma la participaci´n de este capital m´s ampliado o a (m´s ampliado que simplemente m´quinas y equipos e infraestructura) ser´ a a ıa m´s consistente con las lentas velocidades de convergencia que se observan en a el mundo.
γk

(1 − α)alto

δ+n (1 − α)bajo

k

Figura 13.3: Convergencia cuando y = k 1−α

13.6.

Determinantes del Crecimiento

Un aspecto que no hemos discutido es que el crecimiento de las econom´ ıas en estado estacionario es igual al crecimiento de la productividad. En consecuencia uno quisiera saber que determina el crecimiento de la productividad. Es algo ex´geno, o las pol´ o ıticas o caracter´ ısticas de un pa´ afectan el creciıs miento de la productividad. Asimismo, cuando consideramos la convergencia al estado estacionario, y considerando que en el mundo hay muchos pa´ que ıses no est´n en estado estacionario, sabemos que pa´ con ingreso de equilibrio a ıses mayor crecer´n m´s r´pido. M´s a´n sabemos que el PIB de largo plazo dea a a a u pende de la tasa de ahorro, el crecimiento de la productividad, la depreciaci´n o (que probablemente es la misma entre pa´ ıses, o al menos no sabemos como

13.6. Determinantes del Crecimiento

297

se diferencian) y el crecimiento de la poblaci´n. M´s a´n, si pensamos que la o a u tasa de ahorro y el crecimiento de la productividad dependen de caracter´ ısticas importantes de la econom´ podr´ ıa, ıamos tratar de encontrar la siguiente relaci´n: o γi = f (Zi ) − β log yi,0 (13.23) donde f (Zi ) es una funci´n de variables Z’s que representan dichas caraco ter´ ısticas del pa´ i, y el t´rmino −β log yi,0 es el que mide la convergencia. ıs e Entonces nos interesar´ saber cuales son los Z y poder explicar que caracıa ter´ ısticas de los pa´ hacen que algunos crezcan m´s r´pido que otros. Esto ıses a a tiene, entre otras cosas, implicancias muy importantes para pol´ ıtica econ´mica, o pero tambi´n para poder predecir el crecimiento de los pa´ sin necesidad de e ıses asumir x como lo hicimos cuando revisamos la descomposici´n del crecimiento. o La literatura es vasta y variada. Hay algunas variables Z que han mostrado ser importantes en muchos estudios, con muchos m´todos de estimaci´n, y en e o diversas muestras de pa´ ıses. Aqu´ mencionaremos algunas de ellas, se˜alando en par´ntesis el signo de ı n e la “derivada parcial”, es decir el impacto que tiene sobre el crecimiento un aumento en dicha variable.14 Las variables que aparecen con m´s frecuencia y a cuyo signo es relativamente incuestionable son: La tasa de inversi´n (+). Se ha mostrado adem´s que la tasa de inversi´n o a o en maquinaria y equipo estimula m´s el crecimiento que el resto de la a inversi´n. o El nivel de educaci´n de la poblaci´n (+) y la expectativa de vida (+), o o ambas como medidas de la calidad de la fuerza de trabajo, es decir el capital humano. Tasa de fertilidad (-) como predice el modelo neocl´sico, a Variables institucionales indicar´ que el grado de protecci´n de los deıan o rechos de propiedad y el grado de desarrollo institucional estimulan el crecimiento. En general se observa que bajos niveles de corrupci´n, de o criminalidad y revueltas, elevado nivel de respeto a las leyes y estabilidad pol´ ıtica estimular´ el crecimiento. ıan Inflaci´n (-), premio del mercado negro cambiario (-) y algunas otras o variables que miden la inestabilidad econ´mica, como la ocurrencia de o crisis cambiarias, indicar´ que la estabilidad macroecon´mica es buena ıan o para el crecimiento. Asimismo se ha mostrado que pa´ ıses con bancos centrales independientes crecer´ m´s r´pido. ıan a a
14 La discusi´n es ciertamente controvertida y la lista tiene cierto grado de arbitrariedad basado o en la evaluaci´n del autor sobre la literatura. Por lo tanto hay que tomarlo como indicativo y no o algo completamente comprobado.

298

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

Consumo final del gobierno (-), los gastos del gobierno requieren ser financiados con impuestos los que introducen distorsiones y reducen el crecimiento. Puede haber efectos encontrados con ´ ıtemes de gasto que promuevan el crecimiento. Este es el caso de la inversi´n en infraestruco tura o gasto en educaci´n que tendr´ un componente de aumento de o ıan productividad. Asimismo, esta medida no incorpora el gasto en transferencias (no es consumo final) que hay alguna evidencia que muestra que podr´ tener un efecto positivo. ıa Apertura al exterior (+) e Inversi´n extranjera (+,?). En general se ha o encontrado que las econom´ m´s abiertas crecen m´s. ıas a a T´rminos de intercambio (+). En general se observa que pa´ donde los e ıses t´rminos de intercambio mejoran crecen m´s r´pido. e a a Desarrollo financiero (+). Tambi´n se ha mostrado que econom´ que e ıas tienen mercados financieros m´s profundos crecen m´s, principalmente a a porque mejoran la eficiencia en la asignaci´n de los fondos de inversi´n. o o Grado de equidad en la distribuci´n de ingresos (+). Una distribuci´n de o o ingresos m´s equitativa estimular´ el crecimiento por cuanto los potena ıa ciales conflictos as´ como las demandas por pol´ ı ıticas m´s distorsionadoras a ser´ menores. ıan Democracia tiene efectos no lineales, pues por un lado genera paz social e integraci´n, pero por otra parte puede generar mucha pugna distributiva, o la que puede inducir pol´ ıticas que retarden el crecimiento. Por ultimo, es importante advertir que ha habido muchos trabajos anali´ zando y cuestionando la validez de resultados espec´ ıficos, de manera que la evidencia no se debe tomar como demostraci´n definitiva de la relevancia de o algunas variables. No obstante, la evidencia nos muestra efectivamente que hay algunas variables cuya relevancia aparece ser menos controvertida. 13.6.1.
15

Ejemplo de regresiones sobre crecimiento

De Gregorio y Lee (2003) estudiaron los determinantes del crecimiento y analizaron que variables explicaban mejor las diferencias de crecimiento entre Am´rica y econom´ del Este de Asia durante el per´ e ıas ıodo 1960-2000. Se estim´ una ecuaci´n igual a (??). La regresi´n se estim´ con datos de panel para o o o o una muestra amplia de pa´ en seis per´ ıses ıodos de cinco a˜os cada uno desde n
15

Los resultados que se presentan en esta parte provienen de De Gregorio J. y J-W. Lee (2003).

13.6. Determinantes del Crecimiento

299

1970 a 2000. (a) Resultado de las regresiones El cuadro 13.6 presenta los determinantes del crecimiento que estudiaron los autores o las variables Z‘s. Las columnas 1, 2, 3 y 4 corresponden a los resultados de las regresiones para las variables cuyos coeficientes aparecen en la tabla. Para cada fila el n´mero de la parte superior corresponde al valor del u coeficiente y el valor entre par´ntesis corresponde al error est´ndar. e a El cuadro 13.6 muestra que existe una fuerte evidencia para la convergencia condicional: el coeficiente en valor logar´ ıtmico del PIB inicial en la columna 2 es altamente significativo, y su coeficiente estimado es 0.025 de esta manera, un pa´ pobre con un bajo ingreso inicial crecer´ m´s r´pido, controlando ıs a a a por las variables que influencian el nivel de ingreso de estado estacionario. Espec´ ıficamente, el coeficiente implica que un pa´ con la mitad del ingreso ıs crecer´ m´s r´pido que un pa´ rico en 1.73 puntos porcentuales. La tasa de a a a ıs inversi´n y la tasa de fertilidad tienen fuertes efectos en la tasa de crecimiento. o El coeficiente de la tasa de inversi´n es positivo y significativo mientras que el o coeficiente de la tasa de fertilidad es fuertemente negativo 0.015. Los resultados de la columna 2 muestran que las variables de capital humano tienen un efecto significativamente positivo en el crecimiento econ´mico. El logaritmo de la exo pectativa de vida es altamente significativo en la regresi´n. Se encontr´ clara o o evidencia que la instituci´n y variables pol´ o ıticas juegan un rol determinante en el crecimiento. El ´ ındice de las reglas de ley tiene un fuerte efecto positivo en el crecimiento, lo que indica que los pa´ con leyes m´s efectivas en ıses a la protecci´n de la propiedad y derechos contractuales tienden a tener mayoo res tasas de crecimiento. La variable de apertura est´ positivamente asociada a con el crecimiento. Los resultados de la regresi´n confirman la no linealidad o entre democracia y crecimiento, tal como Barro (1997). Los coeficientes del indicador de democracia y sus t´rminos cuadrados son positivos y negativos e respectivamente y ambos estad´ ısticamente significativos. El patr´n del valor o de los coeficientes indica que el crecimiento se incrementa con libertad pol´ ıtica en bajos niveles de democracia pero decrece cuando una sociedad tiene un cierto nivel de libertad pol´ ıtica logrado. La columna 2 muestra que el efecto de la inflaci´n en el crecimiento de la econom´ es negativo. Sin embargo, cuando o ıa se agrega una variable que indica si durante el quinquenio el pa´ tuvo o no ıs una crisis de balanza de pagos, el coeficiente se hace estad´ ısticamente insignificante. La raz´n no es que la inflaci´n no importe sino que es dif´ separa o o ıcil ambos efectos por cuanto los pa´ de alta inflaci´n tienden a tener m´s criıses o a sis. La regresi´n muestra un menor efecto en el crecimiento de los t´rminos de o e intercambio. De Gregorio y Lee agregan crisis de balanza de pagos y concluyen que estas

300

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

afectan transitoriamente el crecimiento en 1.6 puntos porcentuales. Las crisis de balanza de pagos tienen un efecto negativo en el crecimiento. El retardo en el crecimiento originado por una crisis de balanza de pagos no persiste m´s a all´ de los subsecuentes cinco a˜os. Por tal, los efectos de las crisis de balanza a n de pagos reducen el ingreso permanentemente, pero estas no tienen efectos permanentes en el crecimiento. (b) Crisis, ajuste y crecimiento Una crisis de balanza de pagos esta t´ ıpicamente definida como un evento donde un ´ ındice de presi´n de intercambio excede cierto umbral16 . La figura o 13.4 muestra los movimientos del la tasa de crecimiento del PIB real antes y despu´s de las crisis monetarias durante los per´ e ıodos 1970 a 1999.

Años antes/después de la crisis
L. América Sin Crisis Todas las crisis Este de Asia

Figura 13.4: Tasas de crecimiento durante crisis monetarias

Claramente se observa que la tasa de crecimiento muestra una conducta tipo “V” durante los periodos que bordearon la crisis. Esta conducta “V” del ajuste del PIB real antes y posterior a la crisis es ampliamente consistente con lo encontrado en Gupta et al. (2002), y Park y Lee (2002). Cuando una
Por ejemplo, Kaminsky y Reinhart (1999) han construido un indicador de presi´n monetaria o con el peso promedio de la tasa de depreciaci´n del tipo cambio real y el cambio mensual del o las reservas extranjeras, con tales pesos como componentes del indicador se tiene el tama˜ o de la n volatilidad de la muestra. Una crisis de balanza de pagos ocurre espec´ ıficamente cuando un cambio en el indicador de la presi´n monetaria en cualquier mes excede tres desviaciones est´ndar a la media o a del indicador durante el mismo per´ ıodo. Lee y De Gregorio (2003) utilizan dos aproximaciones para crisis monetarias. Un pa´ tuvo una crisis de balanza de pagos si experiment´ una depreciaci´n ıs o o monetaria de al menos 25 % en cualquier semestre de un a˜o espec´ n ıfico y la tasa de depreciaci´n o excede a la del semestre anterior por un margen de al menos un 10 %.
16

13.6. Determinantes del Crecimiento

301

Cuadro 13.6: Regresi´n de panel de un cruce de pa´ o ıses para tasa de crecimiento Per C´pita del PIB a Log (PIB per c´pita) a Inversi´n/PIB o Log (Tasa de fertilidad) Escolaridad: Hombres en nivel superior Log (Expectativa de vida) Gobierno Consumo/PIB Respeto a la Ley Tasa de inflaci´n o Democracia Democracia al cuadrado Apertura Tasa de crecimiento en t´rminos de intercambio e Crisis de balanza de pagos Crisis de balanza de pagos en per´ ıodo anterior Grupo de 9 del Este Pa´ asi´ticos ıses a Grupo de los 21 de Am´rica e Pa´ americanos ıses N de pa´ ıses N de observaciones (1) -0.0236 (0.0036) 0.0723 (0.0272) -0.018 (0.0058) 0.0021 (0.0017) 0.0546 (0.0209) -0.0723 (0.0272) 0.0178 (0.0074) -0.0284 (0.008) 0.0556 (0.0183) -0.0456 (0.0171) 0.0072 (0.0045) 0.0312 (0.0229) – – – – 85 464 (2) -0.0251 (0.0036) 0.056 (0.0274) -0.0151 (0.006) 0.0029 (0.0017) 0.0653 (0.0214) -0.0722 (0.0239) 0.0179 (0.0075) -0.0129 (0.009) 0.0599 (0.0188) -0.0472 (0.0175) 0.0086 (0.0046) 0.0346 (0.0233) -0.0165 (0.0053) – – – 85 464 (3) -0.027 (0.0039) 0.0558 (0.027) -0.0153 (0.0064) 0.0031 (0.0018) 0.0614 (0.0237) -0.1068 (0.0267) 0.0184 (0.0084) -0.0077 (0.009) 0.0562 (0.0212) -0.0387 (0.0196) 0.0112 (0.0049) 0.0558 (0.027) -0.0168 (0.0058) 0.0061 (0.0056) – – 85 391 (4) -0.0224 (0.0036) 0.0497 (0.028) -0.0132 (0.006) 0.0019 (0.0017) 0.0661 (0.0225) -0.0646 (0.0238) 0.0161 (0.0075) -0.0144 (0.0091) 0.0555 (0.019) -0.0422 (0.0179) 0.0038 (0.0046) 0.0307 (0.0234) -0.0161 (0.0051) – 0.0106 (0.0056) -0.0033 (0.0041) 85 464

Fuente: De gregorio y jong-Wha Lee (2003), ”Growth and Adjustement in East Asia and Latin America”, working paper, Banco Central de Chile

302

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

econom´ es golpeada por una crisis, esta tiende a recobrar su tendencia de ıa crecimiento r´pidamente. Sin embargo, la recesi´n causada por la crisis de a o balanza de pagos necesariamente causas perdidas permanentes de producto porque los promedios de la tasa de crecimiento posterior a la crisis no excede a la anterior a la crisis, y por esta raz´n no se puede pensar que el producto o se mueve alrededor de su tendencia de largo plazo. Aunque la conducta tipo “V” es similar, el ajuste es mucho mas brusco en el Este de Asia que en Am´rica Latina. La gran contracci´n inicial que sigue a la e o crisis en los pa´ del Este de Asia puede ser atribuida a la dura crisis del Este ıses de Asia durante 1997. Hay muchos factores que han contribuido a la profunda contracci´n experimentada durante 1997 por los pa´ del Este de Asia. Un o ıses aspecto importante es la grave crisis de liquidez causada por el p´nico de los a inversionistas. Cuando los inversionistas extranjeros se atemorizaron los flujos de capitales se revirtieron. En el periodo anterior a la crisis, desde 1993 a 1996 los 5 pa´ ten´ una excedente en la cuenta de capitales en promedio de un ıses ıan 7 % del PIB. Este excedente se revirti´ a 0 en 1997 y a un d´ficit de 4.8 % del o e PIB en los siguientes 4 a˜os. Pese a la profunda contracci´n inicial la econom´ n o ıa del Este de Asia regreso r´pidamente a la tendencia de crecimiento anterior a la a crisis. La velocidad con que se recupero sigue la t´ ıpica conducta tipo “V”. Un hecho estilizado previo al episodio de la crisis es que el sector externo condujo la recuperaci´n y contribuy´ a sostener un cambio en el crecimiento del PIB. o o La depreciaci´n de la tasa de cambio real despu´s a la crisis tuvo un fuerte o e impacto en el crecimiento de las exportaciones posterior a la crisis. Como la econom´ del Este de Asia son m´s orientadas a las exportaciones, ellas se ıa a beneficiaron m´s del incremento de la competitividad de las exportaciones a producto de la depreciaci´n de la tasa de cambiara. La sostenida depreciaci´n o o que las econom´ enfrentaron y la moderada inflaci´n en 1998 condujeron a ıas o una gran ganancia de competitividad. Posteriormente, la inflaci´n volvi´ a los o o niveles anteriores a la crisis e incluso a niveles menores. La tasa de depreciaci´n o cambiara equilibr´ la banza comercial muy pronto en el Este de Asia. Esta o depreciaci´n condujo a un desplazamiento de recursos laborales desde el sector o no transable al sector transable, la cual se hizo relativamente sencilla debido a la flexibilidad del mercado de factores. La experiencia de Am´rica Latina es muy diferente a la de Asia. En los e ultimos 25 a˜os, Am´rica Latina ha sufrido dos per´ ´ n e ıodos de crisis. El primero fue la crisis de deuda en los inicios de los ochenta la cual golpe´ a toda la o regi´n y la subsecuente crisis comenzada con M´xico en 1994 la cual tuvo su o e impacto en especialmente en Argentina. Posteriormente vino la crisis de Asia y subsecuentemente la de Rusia, Brasil tuvo una crisis monetaria al final de 1999, el crecimiento de toda la regi´n declin´ y finalmente vino la crisis Argentina. o o Es posible encontrar muchas similitudes entre las crisis de Am´rica Latie na y Este de Asia, especialmente en que ambas fueron crisis regionales. Sin

13.7. Problemas

303

embargo, lo notable es que la evoluci´n de las econom´ fue muy diferente. o ıas Una diferencia importante entre la crisis de Asia y la crisis de deuda, se encuentra en los grandes desequilibrios fiscales que en la mayor´ de los pa´ ıa ıses fueron la causa de la gran del endeudamiento extranjero y el colapso ulterior. Chile es tal vez el m´s cercano predecesor a la crisis de los 90s. Es interesana te notar que el ajuste del PIB en los 80s en Chile fue muy similar al patr´n o de la crisis de Asia. Las causas fueron similares. Un fuerte posici´n fiscal, un o excedente presupuestario de 2.4 % del PIB en 1981, lo cual posteriormente se deterior´ significativamente como resultado del rescate de bancos y la declinao ci´n del ingreso. La mayor diferencia entre Chile y Asia fue la evoluci´n de la o o inflaci´n la cual fue de un 20 % anual y m´s en el primer pa´ excepto en el a˜o o a ıs; n de la recesi´n donde esta fue de un 13 %. Se puede destacar que la declinaci´n o o de la tasa de inflaci´n en el a˜o de la crisis estuvo mas ligada con una tasa o n de cambio fija y la declinaci´n del producto en lugar de una reducci´n de la o o inflaci´n en t´rminos de largo plazo. Es interesante notar que la crisis de Chile o e en 1982 y la crisis de M´xico en 1994, son ambas de pa´ de Am´rica Latina e ıses e y presentan una conducta tipo “V” de ajuste similar a los de Asia. En contraste, el r´pido giro de las econom´ del Este de Asia desde la crisis de a ıas 1997 han iluminado las perspectivas de la econom´ regional. Como la recupeıa raci´n continua en el Este de Asia, estas econom´ observan un crecimiento o ıas sustancial. Sin embargo, el crecimiento sustancial en t´rminos de largo plazo e no es garant´ para que los pa´ ıa ıses no sean susceptibles a nuevas crisis. Los pa´ asi´ticos aun enfrentan retos en incrementar la flexibilidad frente a una ıses a crisis, especialmente el sector financiero.

13.7.

Problemas

1. Pago a los factores en el Modelo de Solow. Recuerde que en el modelo de Solow el producto Y , viene dado por: Y = F (K, L) (13.24)

donde estamos ignorando los incrementos de productividad; K y L denotan capital y trabajo; y la funci´n de producci´n F exhibe retornos de o o escala, es creciente en cada uno de sus argumentos, tiene retornos decrecientes en cada uno de los argumentos y cumple con las condiciones de Inada. La raz´n capital-trabajo se denota mediante k = K y la forma o L intensiva de la funci´n de producci´n viene dada por o o y = f (k) (13.25)

donde f (k) = F (K, 1). La din´mica del capital queda caracterizada por: a ˙ k = sf (k) − (n + δ)k (13.26)

304

Cap´ ıtulo 13. Evidencia Emp´ ırica

donde s, n y δ denotan la tasa de ahorro, tasa de crecimiento de la poblaci´n y la tasa de depreciaci´n del capital, respectivamente. Las tres tasas o o son ex´genas al modelo. En este problema consideramos una econom´ o ıa pobre (es decir, con menos capital que en estado estacionario) y estudiamos como evolucionan los precios de los factores (salario y retornos al capital) camino al estado estacionario.
(K,L) a) Suponga que el pago al capital r, viene dado por ∂F∂K y el salario, (K,L) w, por ∂F ∂L . ¿Bajo que condiciones es apropiado este supuesto?

b) Muestre que r = f (k) y w = f (k) − kf (k). A´n si no puede responu der esta parte, puede usar estos resultados en las partes siguientes. c) Muestre que la suma de los pagos a ambos factores es igual al producto, es decir, que rK + wL = F (K, L). d ) Determine si el pago al capital crece o cae camina al estado estacionario. Haga lo mismo para los salarios. e) Suponga que la funci´n de producci´n es de tipo Cobb-Douglas. o o r ˙ Determine la tasa de cambio del pago al capital, γr = r , y la tasa w ˙ de cambio del salario γw = w . Relacione ambas tasas con la tasa de crecimiento del capital. f ) La tasa de retorno al capital en Chile durante el ultimo a˜o ha sido ´ n considerablemente menor que en a˜os anteriores (v.g., IPSA, IGPA). n ¿Es posible explicar este fen´meno en base a los resultados de este o problema? Justifique. g) Los salarios reales (medidos correctamente) vienen creciendo sostenidamente en los ultimos a˜os, sin que se note una ca´ en la tasa ´ n ıda de crecimiento. Es consistente con los resultados de este problema? Si su respuesta es afirmativa, justifique cuidadosamente. Si es negativa, discuta cu´l aspecto excluido del modelo estudiado en este a problema puede explicar la aparente discrepancia.

Cap´ ıtulo 14

Crecimiento Econ´mico con o Ahorro Optimo*
En los cap´ ıtulos anteriores hemos analizado el crecimiento asumiendo que la tasa de ahorro es constante, e igual a s. Aunque en una primera aproximaci´n esta es una excelente idea, tiene tambi´n alguna limitaciones. La primera o e es que el crecimiento al final depende de lo que pase con el crecimiento de la productividad, ignorando los posible cambios en la tasa de ahorro. S´lo poo demos especular en como cambia la tasa de ahorro sin mayores fundamentos. Y aqu´ est´ la segunda raz´n para estudiar las decisiones de ahorro, y es que ı a o desde el punto de vista de tener una buena teor´ que entre otras nos permita ıa, analizar el bienestar, se debe tener un modelo bien especificado que incluya al menos la utilidad de los consumidores. Por lo anterior, en este cap´ ıtulo se presenta el modelo de Ramsey, que es similar al modelo de Solow, pero con individuos que deciden ´ptimamente su o trayectoria de consumo. Frank Ramsey fue un matem´tico ingl´s nacido en a e 1903 y muri´ poco antes de cumplir 27 a˜os. Sus contribuciones a la econom´ o n ıa fueron fundamentales, y debe ser de los economistas m´s influyentes del siglo a XX. En su corta existencia no s´lo desarrollo el modelo de los consumidores o din´micamente optimizadores en 1928) sino que adem´s lo que hoy se llama a a “Ramsey taxation”por sus resultados sobre como fijar los impuestos para maximizar la eficiencia en 1927. Otra ´rea en la cual su trabajo fue premonitorio a de lo que vendr´ mucho despu´s es en la teor´ econ´mica bajo incertidumbre. ıa e ıa o Ya en los a˜os 20 Ramsey, criticando el trabajo sobre probabilidades de su con lega en Cambridge, nada menos que J. M. Keynes, anticip´ lo que despu´s ser´ o e ıa en an´lisis de utilidad esperada de Von Neumann-Morgenstern. Tambi´n hizo a e importantes contribuciones, las que hasta hoy se estudian, en matem´ticas, a l´gica y filosof´ o ıa. El modelo de Ramsey se concentr´ en cual era el ahorro ´ptimo de los o o individuos, y en los a˜os 60 fue incorporado en modelos de crecimiento por n
305

306

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

T. Koopmans, quien gan´ el premio Nobel, y D. Cass, haciendo uso de las o matem´ticas de control ´ptimo, y que es lo que usamos aqu´ Por ello, al a o ı. modelo de Ramsey se le llama tambi´n el modelo de Ramsey, Cass y e Koopmans. Este cap´ ıtulo comienza presentando el modelo de Ramsey, para luego extenderlo a crecimiento end´geno y a una econom´ abierta. El modelo de Ramsey o ıa es considerado como uno de los modelos b´sicos de macroeconom´ din´mica. a ıa a Es una extensi´n natural del modelo de dos per´ o ıodos discutido en cap´ ıtulos anteriores, y permite analizar fen´menos de m´s largo plazo que lo que se o a puede hacer con dos per´ ıodos. El otro modelo din´mico b´sico es el de generaa a ciones traslapadas, el cual no se discutir´ aqu´ pero b´sicamente son modelos a ı, a din´micos, de dos per´ a ıodos por ejemplo, donde en cada per´ ıodo van entrando nuevas generaciones. Estos modelos tambi´n permiten analizar la econom´ en e ıa el largo plazo, la din´mica del crecimiento y la acumulaci´n de capital. a o Lo que en definitiva nos interesa incorporar aqu´ es la tasa ´ptima de ahorro ı o en un horizonte infinito, como se comportan el ahorro, el consumo, la inversi´n o y el producto, y como pueden ser afectados por la pol´ ıtica econ´mica. o

14.1.

El Modelo de Ramsey: El Comportamiento de Hogares y Empresas

Esta econom´ est´ compuesta por hogares y firmas, m´s adelante incluiıa a a remos al gobierno. Los hogares trabajan por un salario dado, su oferta de trabajo est´ fija y reciben intereses por sus ahorros. Se analizar´ primero las a a decisiones que toman los hogares para despu´s analizar las decisiones de las e firmas y posteriormente analizar el equilibrio. Los hogares Consideraremos que los individuos viven infinitamente.1 La unidad b´sica es a una familia, y por simplicidad asumiremos que hay una familia, o un n´mero u fijo m´s en general. El n´mero de individuos en la familia crecen a una tasa a u n. Es decir, la poblaci´n crece a una tasa n: Lt = L0 ent . Los hogares en t=0 o resuelven el siguiente problema:
{ct }t=0

m´x U = a ∞

∞ 0

Lt u(ct )e−ρt dt,

(14.1)

donde u(ct ) representa la utilidad de un individuo en el tiempo t. Esta funci´n o de utilidad es creciente y c´ncava, es decir, u < 0 y u > 0. Esto signifio ca que el individuo prefiere el promedio del consumo que el promedio de las utilidades y por lo tanto va tratar de suavizar su consumo. Adem´s tenemos a
1

En realidad es como si un individuo se preocupan de sus hijos, nietos etc.

14.1. El Modelo de Ramsey: El Comportamiento de Hogares y Empresas

307

que u(ct ) cumple con las condiciones de Inada, esto es l´ ct →0 u (ct ) = ∞, ım l´ ct →∞ u (ct ) = 0. Finalmente ρ representa la tasa de descuento de la utilidad ım de cada individuo. En consecuencia, la funci´n objetivo corresponde a la mao ximizaci´n de la utilidad agregada del consumo familiar. La utilidad de cada o miembro de la familia vale lo mismo, en la medida que se descuenta a una tasa ρt el consumo en el per´ ıodo t. Normalizando L0 = 1, tenemos que el objetivo de la familia es: ∞ u(ct )e−(ρ−n)t dt, m´x U = a (14.2) ∞
{ct }t=0 0

Cada persona trabaja una unidad, a cambio de lo cual recibe un salario w. Llamaremos rt la tasa de inter´s real de mercado. Por lo tanto la restricci´n e o presupuestaria que enfrentan las familias cada per´ ıodo es: ˙ wt Lt + rt At = Ct + At , (14.3)

˙ donde At son los activos que posee la familia al inicio de t y At representa la acumulacion-desacumulacion (ahorro-desahorro) que la familia realiz´ durante o el per´ ıodo t. Dividiendo por Lt , el n´mero de trabajadores de la econom´ y despu´s de u ıa, e un poco de algebra se llega a la siguiente restricci´n per-c´pita : o a at = wt + rt at − nat − ct . ˙ (14.4)

La intuici´n detr´s de la restricci´n es que el ahorro/desahorro del individuo o a o a es igual a su salario, w, m´s los intereses de sus ahorros, ra, menos los activos que debe acumular para mantener el nivel de activos per-c´pita, menos el a consumo. Otras de las condiciones que tenemos que imponer, antes de encontrar la soluci´n, a este problema es que las familias no pueden terminar con deuda o en el infinito. Al igual que cuando discutimos la restricci´n presupuestaria del o gobierno, esto es lo que se llama la condici´n de no-Ponzi. Formalmente esto o significa que (expresado en tiempo continuo):
t→∞

l´ At e−rt ≥ 0, ım

(14.5)

y como no es razonable dejar activos positivos al final del horizonte, esta restricci´n se cumplir´ con una igualdad. o a Por lo tanto las familias resuelven el problema de maximizar la utilidad del consumo del individuo representativo, (14.2), sujeto a (14.4) y (14.5). La soluci´n a este problema se obtiene usando el principio del m´ximo de optio a mizaci´n din´mica para lo cual escribimos el hamiltoniano en valor presente o a asociado a este problema:2
2

Ver ap´ndice de este cap´ e ıtulo para detalles.

308

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

H = [u(ct ) + λt (wt + (rt − n)at − ct )]e−(ρ−n)t .

(14.6)

Las condiciones de primer orden de este problema son (los sub´ ındices t se omiten en lo que sigue a no ser que sea estrictamente necesario): ∂H = 0 ∂c ∂H d[λe−(ρ−n)t ] = − ∂a dt Lo que conduce a las siguientes ecuaciones: u (c) = λ ˙ λ(r − n) = −(λ − (ρ − n)λ) Las que combinadas (eliminando λ de ambas ecuaciones) nos llevan a: c ˙ u (c) =− (r − ρ), c u (c)c l´ λt at e−(ρ−n)t = 0, ım (14.9) (14.7) (14.8)

A esta ecuaci´n debemos agregar adem´s la condici´n de transversalidad: o a o
t→∞

(14.10)

la que m´s adelante nos servir´ para eliminar algunas trayectorias que satisa a facen (14.9), pero no son ´ptimas. o De (14.9) la tasa de crecimiento del consumo depende exclusivamente de las preferencias del individuo. El t´rmino −u (ct )/[u (ct )ct ] corresponde a la elase a ticidad de sustituci´n intertemporal del individuo,3 Esta indica cu´n dispuesto o esta el individuo a sustituir consumo de hoy por consumo futuro. Gr´ficamena te, el inverso de esta elasticidad es la curvatura de la funci´n de utilidad (es o algo as´ como la elasticidad de la derivada). Si la elasticidad de sustituci´n es ı o cercana a cero significa que el individuo no desea cambiar algo del consumo hoy por el consumo de ma˜ana, a no ser que el beneficio sea muy alto, y por n lo tanto tender´ a tener un consumo relativamente plano a trav´s del tiempo. a e Esto es una funci´n de utilidad “muy c´ncava”, o sea con elevada curvatuo o ra. En el otro caso, cuando la elasticidad es muy alta, la tasa de crecimiento del consumo es muy alta tambi´n (en valor absoluto), ya que est´ dispuesto e a
El inverso de la tasa de sustituci´n intertemporal es el coeficiente de aversi´n al riesgo. Se ha o o estudiado el hecho que estas funciones de utilidad no pueden separar la actitud del individuo frente al riesgo versus sus preferencias por sustituir consumo en el tiempo. Ambas cosas son conceptualmente distintas, pero no se pueden separar al asumir una funci´n de utilidad del tipo (14.1). Sin embargo, o en nuestro caso esta distinci´n no es importante por cuanto asumimos que no hay incertidumbre. o
3

14.1. El Modelo de Ramsey: El Comportamiento de Hogares y Empresas

309

a cambiar consumo presente por futuro ante peque˜os cambios en la tasa de n inter´s. Este es el caso de una funci´n de utilidad casi lineal. e o El t´rmino r − ρ indica cuanto m´s es la tasa de inter´s de mercado come a e parada con la tasa de descuento de la utilidad. Si el la diferencia es positiva el individuo querr´ tener una trayectoria de consumo creciente, es decir a ahorrar´ en el presente para consumir en el futuro, ya que el mercado le da a un retorno mayor que lo que el subjetivamente descuenta la utilidad. La sensibilidad de la tasa de crecimiento del consumo respecto de la tasa de inter´s e es directamente relacionada a la elasticidad de sustituci´n intertemporal del o consumo. La funci´n de utilidad instant´nea que usaremos es la funci´n con elaso a o ticidad intertemporal de sustituci´n constante que discutimos en el cap´ o ıtulo 3.3.3.4 La funci´n est´ dada por: o a c1−σ 1−σ u(c) = log c u(c) =

para σ ≥ 0 y = 1 para σ = 1

Tambi´n mostramos que la elasticidad intertemporal de sustituci´n es 1/σ. e o Para obtener la funci´n de consumo del individuo definiremos la tasa meo dia de inter´s entre 0 y t como rt = 1 0t rs ds. Usando la ecuaci´n (14.9) y e ¯ o t asumiendo que la funci´n de utilidad es del tipo CRRA, tenemos que: o c ˙ 1 = (r − ρ), c σ (14.11)

lo que indica que el consumo crece a una tasa igual a (1/σ)(r − ρ). En consecuencia el consumo en cualquier momento del tiempo el consumo es:
r ct = c0 e σ (¯t −ρ)t .
1

(14.12)

Ahora lo unico que faltar´ para derivar la funci´n consumo es sustituir ´ ıa o c0 de la ecuaci´n (14.12), como funci´n de los par´metros, es decir la funci´n o o a o de utilidad, las tasa de inter´s y la trayectoria de los salarios. La forma de e hacerlo, y que aqu´ se omite consiste en integrar hacia adelante la restricci´n ı o ı o presupuestaria de cada per´ ıodo.5 As´ llegar a una restricci´n que ligue los valores presentes de consumo e ingresos, y luego, resolviendo las integrales,
4 Una peque˜a diferencia con la especificaci´n del cap´ n o ıtulo 3.3.3 es que ah´ el numerador era ı c1−σ − 1, y aqu´ ignoramos el “-1”que para nuestros problemas no presenta ninguna diferencia. ı t

Para el detalle se pueden consultar los libros de Blanchard y Fischer (1989) o Barro y Sala-iMartin (1995), cap. 2 en ambos casos. En el ap´ndice 14-B de este cap´ e ıtulo se presenta la integraci´n o de la restricci´n presupuestaria, que nos da una expresi´n an´loga a la derivada en el cap´ o o a ıtulo 3.1, pero esta vez en tiempo continuo.

5

310

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

para lo que usamos la expresi´n ´ptima del consumo como funci´n de c0 dada o o o por (14.12), se puede encontrar el unico valor de c0 que satisface la restricci´n ´ o presupuestaria. As´ tendremos la funci´n consumo para el per´ ı o ıodo “0”, y por extensi´n para cualquier otro per´ o ıodo t. Lo que se puede demostrar despu´s de realizar el ejercicio reci´n descrito e e 6 es que: c0 = v0 [a0 + H0 ] , donde v0 es la propensi´n marginal a consumir de la riqueza del individuo, o que est´ constituida por su riqueza financiera (a) y su riqueza humana (H), a la que, como es de esperar, corresponde al valor presente de sus ingresos del trabajo (valor presente de los w). Si adem´s suponemos que la tasa de inter´s es constante, es decir rt = r, a e ¯ entonces se puede demostrar que v0 = [σρ − r(σ − 1) − n]−1 . Las firmas En esta econom´ la funci´n de producci´n de las firmas es:7 ıa o o Yt = F (Kt , Lt ), (14.13)

donde Kt es la cantidad de capital que hay al inicio del per´ ıodo t, y Lt es la cantidad de trabajo empleada durante el per´ ıodo t. En t´rminos per-c´pita, o e a m´s bien dicho por unidad de trabajo, esta es la misma funci´n que vimos en a o el cap´ ıtulo 11, es decir la podemos escribir como f (k). Supondremos que no hay crecimiento de la productividad de los factores. Este supuesto es para facilitar la presentaci´n, porque tal como vimos en el o cap´ ıtulo 11 la notaci´n se complica. En todo caso, asumir crecimiento de la o productividad total de los factores ayudar´ a tener crecimiento de largo plazo ıa m´s all´ del crecimiento de la poblaci´n.8 Las firmas arriendan el capital y a a o el trabajo. Se podr´ pensar en las firmas como entidades que lo unico que ıa ´ tienen es acceso a la tecnolog´ La tasa de arriendo del capital es R. Por otra ıa. parte el capital se deprecia a una tasa δ. Por lo tanto la tasa de retorno real del capital es igual a la tasa de inter´s de mercado: r = R − δ. Las firmas e demanda factores hasta el punto en que la productividad marginal del factor es igual a su costo. Para el capital esta condici´n es: o FK (K, L) = r + δ,
6 7 8

(14.14)

El lector puede demostrar esto usando la ecuaci´n (14.12) y (14.76). o La funci´n de producci´n cumple con las condiciones de Inada. o o Barro y Sala-Martin (1995) presentan el modelo de Ramsey con progreso t´cnico. e

14.2. Equilibrio

311
9

la que en t´rminos per-c´pita es igual, es decir: e a f (k) = r + δ.

(14.15)

Para el trabajo podemos encontrar su productividad marginal a partir (14.15). Para ello consideramos que las funciones homog´neas de grado 1 cume ple con el teorema de Euler en el sentido que FK K + FL L = F . Por lo tanto, expresado en t´rminos per-c´pita tenemos que la decisi´n ´ptima de demanda e a o o de trabajo estar´ dada por: a w = f (k) − kf (k). La que usando (14.14) se reduce a: w = f (k) − k(r + δ) (14.16)

Antes de analizar el equilibrio de la econom´ es util destacar que en esta ıa ´ econom´ hemos hecho un supuesto institucional espec´ ıa ıfico, simple, pero que podr´ ser poco realista. Este es que las empresas son cajas negras que produıa cen dado los factores, no invierten ni nada por el estilo. S´lo arriendan el capital o existente en el mercado. Esto facilita el algebra y los resultados son independientes del esquema institucional supuesto. Por ejemplo podr´ ıamos pensar que las empresas son due˜as del capital y deciden invertir emitiendo acciones que n poseen los hogares, a los que les entregan los dividendos. La formalizaci´n o del problema es algo m´s compleja por cuanto habr´ que maximizar el valor a ıa presente de la empresa, sin embargo el resultado final es el mismo.

14.2.
14.2.1.

Equilibrio
Estado estacionario

El equilibrio de esta econom´ se produce cuando la cantidad de capital ıa ahorrado por parte de los hogares es igual a la cantidad de capital arrendada por las firmas. Esto significa a = k. Usando esto en la restricci´n presupuestaria o de los hogares, y usando la conducta de las empresas para determinar los valores de mercado de salarios y renta del capital se llega a: ˙ k = f (k) − c − (n + δ)k. (14.17)

Que no es m´s que la restricci´n productiva de la econom´ que dice que a o ıa la producci´n total o se consume o se ahorra, o simplemente que el ahorro es o
9 La raz´n es muy sencilla y viene de dividir el argumento de (14.14) por L, notando que la o derivada de una funci´n homog´nea de grado uno, es homog´nea de grado cero, es decir si G(x1 , x2 ) o e e es de homog´nea de grado cero se tiene que G(θx1 , θx2 ) = G(x1 , x2 ). e

312

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

igual a la inversi´n. Por otra parte usando (14.11) y el valor de equilibrio de o r, llegamos a la siguiente expresi´n para la evoluci´n del consumo: o o c ˙ 1 = (f (k) − δ − ρ). (14.18) c σ Estas dos ecuaciones definen un sistema din´mico para c y k. Las variables a per-c´pita no crecen en esta econom´ ya que no hay crecimiento de la proa ıa, ductividad total de los factores y la productividad marginal es decreciente a un punto en el cual excesivo capital no genera en el margen suficiente producci´n o para recuperar la depreciaci´n ni para proveer capital para la nueva poblaci´n. o o La condici´n del estado estacionario es que la cantidad de capital per-c´pita o a ˙ no crece, es decir k = 0, lo mismo sucede con el consumo, c = 0. Imponiendo ˙ las condiciones de estado estacionario en (14.17) y (14.18) determinamos k ∗ y c∗ . Adem´s k = 0 en (14.17) y c = 0 determinan el espacio donde el capital a ˙ ˙ o el consumo no crecen, respectivamente, y nos permiten ver la din´mica del a sistema en un diagrama de fase. En la figura 14.1 se representa el estado ˙ estacionario. La curva k = 0 es una recta vertical, ya que es independiente del nivel de consumo y plantea que el capital de estado estacionario satisface f (k ∗ ) = ρ + δ. Recuerde que el capital de la regla dorada, aquel que maximiza el consumo de estado estacionario, est´ dado por f (k D ) = n + δ. La figura muestra que el a capital de la regla dorada es mayor al de estado estacionario. Esto se debe al ´ o hecho que la funci´n de producci´n es c´ncava y ρ > n. Esta ultima condici´n o o o no la hab´ ıamos impuesto antes, pero es necesaria para definir bien el problema de las familias, ya que si la poblaci´n, y la felicidad en consecuencia, crecen m´s o a r´pido que la tasa de descuento, la utilidad ser´ infinita y cualquier trayectoria a ıa del consumo dar´ lo mismo. ıa La pregunta es entonces por qu´ un individuo que est´ consumiendo en e a D ∗ c , preferir´ irse a c . Para ello nos ayudar´ primero discutir la din´mica del a a a sistema. 14.2.2. Din´mica a

La din´mica de esta economia se puede apreciar en el diagrama de fase a 14.2. A la izquierda de c el consumo aumenta. La raz´n es que la tasa de in˙ o ter´s es alta producto del bajo stock de capital, en consecuencia los individuos e preferir´n tener una trayectoria de consumo creciente. Lo opuesto ocurre a la a ˙ derecha de c. ˙ Respecto de k esta no es m´s que la din´mica de capital al igual que en a a el modelo de Solow. Por arriba de esta curva el consumo es muy alto, con lo cual el ahorro es bajo y no alcanza a cubrir por depreciaci´n y crecimiento de o ˙ la poblaci´n. Lo opuesto ocurre debajo de k. o

14.2. Equilibrio

313

c=0 ˙

. cD......................... . . . . . . ∗............. . . c . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . k∗ kD

˙ k=0
%

Figura 14.1: Estado Estacionario

Con este an´lisis tenemos los cuatro conjuntos de flechas que indican el a sentido de la din´mica. Dado cualquier k y c, las flechas, sustitutas de la a soluci´n matem´tica de las ecuaciones diferenciales, indican la trayectoria de o a equilibrio. Hay una sola trayectoria que conduce al equilibrio, y este sistema se conoce como “saddle-path stable”. No es globalmente estable ya que hay muchas trayectorias que divergen, y s´lo SS conduce a E. Tiene pendiente o positiva, es decir el consumo y el capital o aumentan juntos o se reducen juntos. Uno se puede preguntar como le apunta la econom´ a estar exactamente a ıa SS. Esa es precisamente la virtud de esta soluci´n. Al ser c una variable de o control que se puede ajustar a cualquier valor en cualquier instante, dado un k inicial, c se ubicar´ en el valor correspondiente sobre SS. En cambio k es a una variable de estado evoluciona lentamente. Si el sistema fuera globalmente estable, tendr´ ıamos infinitos equilibrios, de cualquier punto se llegar´ a E, y ıa poco podr´ ıamos decir de la din´mica de la econom´ a ıa. Es importante notar que la econom´ podr´ diverger a un punto como A. ıa ıa Sin embargo este punto viola la condici´n de transversalidad en el sentido que o se queda con capital en el infinito y sin consumo. Por otra parte cualquier trayectoria que llegue al eje vertical no es factible puesto que en ese punto no hay capital y el consumo no podr´ ser creciente, violando la condici´n de ıa o optimalidad. Ahora es f´cil ver que har´ un individuo que est´ ubicado en la regla dorada. a a a Instant´neamente su consumo saltar´ a SS, consumiendo parte del capital, y a a aprovechando de consumir por sobre el consumo de la regla dorada durante un tiempo para luego descender en el futuro hasta E. ¿Por qu´ esto es ´ptimo? e o porque el consumo presente vale m´s que en el futuro, por lo tanto por el a

314

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

c c =' ˙ 0
T ' '

S
c

E
T

E E E % c

˙ k=0

T S E

A

k∗

k

Figura 14.2: Din´mica a

hecho que el individuo prefiere consumir ahora, se comer´ parte del capital, a disfrutando de mayor valor presente de la utilidad. Existe una extensa literatura sobre este t´pico. Al consumo en E se le o llama de la regla dorada modificada, y se dice adem´s que cualquier punto a la a izquierda de la regla dorada es din´micamente eficiente, puesto que consumir a m´s hoy debe ser a costa de sacrificar consumo futuro. Sin embargo, si una a econom´ estuviera con k a la derecha de la regla dorada, podr´ consumirse ıa ıa una cantidad grande de capital, darse una gran farra, y mantener el consumo de constante. Para ello bastar´ que consumiera una cantidad igual a la distancia ıa ˙ horizontal entre dos puntos sobre k = 0. Podr´ ıamos resolver este modelo desde el punto de vista de un planificador central que maximiza la utilidad de los hogares y toma las decisiones de la empresa para maximizar la utilidad de los consumidores. Es f´cil demostrar en a este caso que la soluci´n del planificador central es la misma que la soluci´n de o o mercado. Esto significa que la soluci´n decentralizada es ´ptima socialmente, o o con lo cual satisfacemos el primer teorema del bienestar. La raz´n es simpleo mente que en este modelo no hay ninguna distorsi´n o externalidad que haga o que la soluci´n competitiva no sea la ´ptima. En otros contextos, como por o o ejemplo cuando el individuo tiene horizonte finito, pero la econom´ vive por ıa m´s tiempo, es posible que las decisiones no sean las ´ptimas desde el punto a o de vista social ya que en las decisiones privadas el horizonte de planificaci´n o es incompleto. Este es el t´ ıpico caso de generaciones traslapadas.

14.3. An´lisis de Pol´ a ıticas

315

14.3.

An´lisis de Pol´ a ıticas

No teniendo dinero en este modelo, aunque es posible incorporarlo, de la unica pol´ ´ ıtica macroecon´mica que podemos hablar es de pol´ o ıtica fiscal, de impuestos y gastos. Gasto del gobierno financiado con impuestos de suma alzada En esta econom´ ahora introduciremos el gobierno, el cual tiene un gasto ıa agregado de G. Para financiar el gasto el gobierno recauda impuestos de suma alzada, tt por persona. El gobierno mantiene un presupuesto equilibrado en todos los per´ ıodos.10 La restricci´n presupuestaria de los hogares es: o a = w + ra − na − c − t. ˙ (14.19)

El equilibrio de esta econom´ se obtiene igual que en el caso sin gobierno, ıa s´lo que ahora con (14.19) como la restricci´n presupuestaria, es decir: o o ˙ k = f (k) − c − δk − g ˆ c ˙ 1 = (f (k) − δ − ρ). c σ (14.20) (14.21)

Con la llegada del gobierno lo unico que sucede es que baja el consumo, ´ pero el nivel de capital de estado estacionario es el mismo que la econom´ sin ıa gobierno. Esto se puede apreciar en la figura 14.3. Es decir, hay un crowding out exacto. Todo lo que sube el gasto del gobierno es a costa de una reducci´n o del gasto privado de igual magnitud. Los individuos reducen su consumo en la magnitud de los impuestos, y por lo tanto sus decisiones de ahorro e inversi´n o no cambian, con lo cual el modelo es cualitativamente el mismo, ya que ni el gasto ni los impuestos generan distorsiones. Si no hubiera gobierno, y repentinamente aparece el gobierno y decide gastar g, el ajuste hacia el nuevo estado estacionario ser´ instant´neo. a a Impuestos y distorsiones Si en vez de aplicar un impuesto de suma alzada se aplica un impuesto al capital lo que va a suceder es que se la va a exigir mayor rentabilidad al capital antes de impuesto, por lo tanto k ∗ disminuye.11 Veamos el caso de un impuesto al ingreso de los hogares, a una tasa de τ por unidad de ingreso. Para simplificar la descripci´n asumiremos que el gasto o recaudado por este impuesto se le devuelve en forma de suma alzada a los
Lo importante es el valor de los gastos y el timing de impuestos es irrelevante ya que en este modelo se cumple la equivalencia ricardiana discutida en el cap´ ıtulo 5.
11 10

Esto viene del hecho que f (k) es c´ncava. o

316

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

˙ c=0 ˆ

. cD......................... . . . . . . ............. . . . . . g . . . . . ∗............. . . c . . . . . . . . . . . . . k∗ kD

˙ k = 0, cuando g = 0
%

Figura 14.3: Estado Estacionario con Gobierno

individuos, donde la transferencia es de por individuo. As´ nos concentramos ı s´lo en el efecto de la distorsi´n, ya que como vimos en el caso anterior el gasto o o s´lo genera crowding-out con gasto privado. o En este caso la restricci´n presupuestaria del individuo est´ dada por: o a a = (w + ra)(1 − τ ) − na − c + . ˙ (14.22)

Realizando los reemplazos correspondientes, veremos que la ecuaci´n k = 0 o ˙ no cambia, ya que no cambia la restricci´n agregada de los individuos al ser o quienes consumen todos los bienes. Sin embargo la trayectoria del consumo estar´ afectada por los impuestos: a c ˙ 1 = (f (k)(1 − τ ) − δ − ρ). c σ (14.23)

∗ ∗ Lo que implica que el capital de estado estacionario caer´ de k0 a k1 en la figura a 14.4, debido a que se requerir´ un capital con productividad marginal igual a a (δ + ρ)/(1 − τ ), lo que implica una ca´ en el capital de estado estacionario, ıda y en consecuencia algo similar pasa con el consumo. Si a la econom´ se le ponen impuestos partiendo del estado estacionario E0 ıa sin impuestos, ir´ gradualmente a E1 . La din´mica ser´ un salto inmediato del a a a consumo hacia abajo hasta el punto S que se ubica sobre la unica trayectoria ´ estable. Luego, ir´ gradualmente convergiendo a E1 . a Este ejercicio muestra como podemos ganar en el an´lisis de las pol´ a ıticas econ´micas al especificar con rigor y fundamentos microecon´micos la conduco o ta de los hogares. Adem´s, al especificar su funci´n de utilidad, y al asumir a o

14.3. An´lisis de Pol´ a ıticas

317

c c=0 ˙

E0
c ..1 c∗ .......E....A S 1

˙ k=0
%

∗ k1

∗ k0

k

Figura 14.4: Impuestos Distorsionadores

que todos los individuos son iguales, es decir aqu´ vimos al agente represenı tativo, es f´cil hacer an´lisis de bienestar. Por usar un agente representativo a a obviamente estamos ignorando uno de los aspectos m´s complejos en teor´ a ıa del bienestar, y es analizar los efectos distributivos. El an´lisis para un impuesto al capital, o dividendos, o pago de intereses, a es similar al an´lisis de impuestos al ingreso. En todos ellos al final termia namos con un retorno despu´s de impuestos igual a r(1 − τ ), lo que implica e que se le exige m´s rentabilidad al capital para poder pagar impuestos. En el a modelo analizado hasta aqu´ eso no ocurre con los impuestos al trabajo. Al ı agregar w(1 − τ ) en la restricci´n presupuestaria no hay ning´n efecto sobre o u el equilibrio. Uno estar´ tentado a decir que el ´ptimo es no poner impuestos ıa o al capital y s´lo cobrar impuestos al trabajo, algo que efectivamente algunos o modelos m´s completos demuestran. Sin embargo, en nuestro caso esto es el a resultado que el trabajo es ofrecido de manera inel´stica, en consecuencia los a impuestos no afectan las decisiones de trabajo y en consecuencia son equivalentes a impuestos de suma alzada. Esto es una extensi´n trivial de la teor´ o ıa de finanzas p´blicas (Ramsey-taxation) que indica que hay que gravar m´s los u a bienes ofrecidos m´s inel´sticamente. Si, por ejemplo, agreg´ramos la acumua a a laci´n de capital humano, el resultado ser´ muy distinto en t´rminos de los o ıa e impuestos relativos al trabajo y el capital. El prop´sito de realizar estos ejercicios es s´lo dar el sabor de lo que este o o tipo de modelos permite estudiar. Podr´ ıamos pensar en muchos otros ejemplos no s´lo de impuestos sino tambi´n de gastos. Podr´ o e ıamos, por ejemplo, asumir que el gasto del gobierno provee bienes complementarios para la producci´n de o

318

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

la econom´ (gasto productivo), en cuyo caso uno podr´ discutir temas como ıa ıa tama˜o del gasto de gobierno y su financiamiento. n

14.4.

Crecimiento End´geno o

En el cap´ ıtulo anterior explicamos lo que son los modelos de crecimiento end´geno: aquellos en los cuales el PIB per-c´pita puede crecer permanenteo a mente sin necesidad que asumamos ex´genamente crecimiento de la productio vidad. Ahora podr´ ıamos poner dichos modelos en el contexto de un individuo representativo que tiene un horizonte infinito y decide su ahorro. 14.4.1. El modelo AK

El modelo de Rebelo, que asume una tecnolog´ AK, es f´cil de resolver ıa a reconociendo que f (k) = A. En consecuencia, la tasa de crecimiento del consumo ser´: a c ˙ 1 = (A − δ − ρ), c σ y es f´cil demostrar, usando la restricci´n de producci´n de la econom´ que a o o ıa, el capital y el producto crecer´n a esta misma tasa para siempre. No hay a convergencia ni din´mica transicional. Si agreg´ramos impuestos al ingreso, a a el t´rmino A lo deber´ e ıamos reemplazar por A(1 − τ ), con lo cual la tasa de crecimiento caer´ permanentemente producto de los impuestos. ıa 14.4.2. Externalidades y gasto p´ blico u

Otro caso interesante de analizar es cuando hay desbordamiento del conocimiento, como lo propuso Romer (1986). En este caso la funci´n de producci´n o o 1−α ¯ α per-c´pita es Ak k . La productividad marginal desde el punto de vista de a ¯ una empresa individual es A(1−α), tomando en cuenta que en equilibrio k = k. Por lo tanto la tasa de crecimiento, para el consumo, capital y producto, de esta econom´ denotada por γ, ser´: ıa, a 1 (A(1 − α) − δ − ρ), σ pero desde el punto de vista de un planificador central, que incorpora en su ¯ a decisi´n el que k = k, la productividad marginal del capital ser´ A, ya que o incorpora el efecto a nivel de la empresa, pero tambi´n el efecto de spillover e sobre el resto de las empresas a trav´s de la difusi´n del conocimiento, medido e o ¯ o por k α . En consecuencia, la tasa de crecimiento ´ptima desde el punto de vista social, denotada por γ s , ser´: a γ= γs = 1 (A − δ − ρ). σ

14.5. La Econom´ Abierta ıa

319

La tasa de crecimiento de la econom´ decentralizada es menor que el ´ptimo ıa o social, por cuanto las empresas no internalizan el hecho que cuando invierten est´n produciendo un beneficio social sobre las otras empresas a trav´s de a e la difusi´n del conocimiento. Para llegar al ´ptimo habr´ que subsidiar la o o a inversi´n, m´s bien al capital. Si por el uso de una unidad de capital la firma o a recibe un subsidio s, la productividad privada del capital ser´ A(1−α)(1+s), en a cuyo caso el subsidio ´ptimo ser´ tal que (1+s)(1−α) = 1, o sea s = α/(1−α). o a Por ultimo, otro caso interesante de analizar es el de gasto de gobierno com´ plementario con la acumulaci´n de capital. Bastar´ considerar que la funci´n o ıa o de producci´n per-c´pita es de la forma f (k, g), donde g es gasto productivo de o a gobierno, por ejemplo infraestructura o gasto en educaci´n, que permite tener o una fuerza de trabajo m´s calificada, y por lo tanto fg > 0 y en la medida que a sea complementario con el capital tendremos que la productividad marginal del capital crece con el gasto de gobierno (fk,g > 0). De esta forma podr´ ıamos analizar el g ´ptimo y la forma de financiarlo, ya que habr´ que recurrir a o ıa impuestos que distorsionan las decisiones de ahorro y por lo tanto tambi´n e afectan el crecimiento.

14.5.

La Econom´ Abierta ıa

Hemos ignorado temas de econom´ abierta, lo que sin duda puede aparecer ıa poco realista dado el ´nfasis puesto en tipos de cambio, flujos de capitales, etc. e ya que vivimos en un mundo muy integrado. Si embargo, la econom´ abierta ıa tiene ciertos problemas t´cnicos que discutiremos a continuaci´n Adem´s, no e o a parece ser muy exagerado considerar econom´ cerradas cuando analizamos ıas el crecimiento de largo plazo, porque tal como mostraremos a continuaci´n, o y basados en la evidencia de Feldstein-Horioka, no hay muchas diferencias cualitativas, salvo que uno quiera espec´ ıficamente tocar temas de econom´ ıas abiertas, como el efecto de los flujos de capitales o la apertura al exterior. Si una econom´ peque˜a es abierta a los flujos de capitales, y la tasa ıa n de inter´s internacional es r∗ , uno esperar´ flujos de capitales hasta que la e ıa rentabilidad del capital sea igual a r∗ , es decir habr´ un stock de capital tal a ∗ que f (k) = r + δ. M´s a´n, a diferencia de la econom´ cerrada, donde a u ıa para acumular capital hay que ahorrar, lo que provoca un ajuste gradual al equilibrio de largo plazo, en el mundo hay suficiente ahorro para llevar instant´neamente el stock de capital al nivel de equilibrio de largo plazo. O sea, a el principal problema que enfrentamos con una econom´ abierta es que hay ıa una predicci´n completamente poco realista y es que los capitales se mover´ o ıan instant´neamente para igualar su productividad alrededor del mundo, con lo a cual la convergencia ser´ inmediata. ıa Por lo tanto, hay que agregar algo al modelo est´ndar de Ramsey para a poder aplicarlo realistamente a un econom´ abierta. Aqu´ mencionar´ dos ıa ı e

320

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

rutas que parecen muy interesantes. La primera fue desarrollada por Olivier Blanchard, de MIT, que propuso incorporar costos de ajuste a la inversi´n. Es decir, no habr´ inversi´n infinita, o a o pues existen costos de instalaci´n. No se pueden construir todas la carreteras y o f´bricas instant´neamente porque esto tiene costos. Hay costos de coordinaci´n a a o y organizaci´n, las f´bricas hay que construirlas, y pesar en los fondos para o a financiarlas, no se pueden llegar e instalar. Esto mismo ocurre a nivel de las empresas. Existen costos para llevar el stock de capital hacia el ´ptimo. La idea o formal es que si bien el aumento del stock de capital es igual a la inversi´n o ˙ neta, k = i − δk, donde i es la inversi´n, los inversionistas, para invertir i o deben gastar m´s de i. Una formalizaci´n interesante es suponer que para a o tener una inversi´n de i hay que gastar i(1 + φ), donde φ representa el costo o de instalaci´n, y es una funci´n creciente y convexa de i/k. Es decir, el costo o o de instalaci´n aumenta con la fracci´n que se desea aumentar el capital. Note o o que si no hay depreciaci´n i/k representa el porcentaje que aumenta el capital. o Para una econom´ pobre en capital, ser´ muy costoso que suba demasiado ıa a para alcanzar la productividad mundial. La convexidad de φ es un supuesto usual a cualquier funci´n de costos. o Ahora, sin necesidad de detallar el algebra, podemos intuir como ser´ el a modelo de Ramsey en una econom´ abierta con perfecta movilidad de capitales ıa y costos de ajuste a la inversi´n. En el largo plazo las econom´ convergeran, o ıas salvo por diferencias en instituciones y pol´ ıticas, al mismo estado estacionario. Sin embargo el ajuste ser´ gradual porque es costoso instalar el capital. Esta a es exactamente la misma l´gica usada en el cap´ o ıtulo sobre inversi´n, donde o tuvimos que asumir costos de ajuste para que las empresas (pa´ ıses en este caso) no fueran al mercado de capitales (mundial en este caso) y consiguieran todo el capital para alcanzar su nivel de capital ´ptimo y as´ poder definir una o ı funci´n de inversi´n. o o La segunda forma de racionalizar el no ajuste instant´neo al equilibrio dado a por la econom´ mundial es simplemente considerar restricciones al movimienıa to de capitales. En particular se asume que hay dos tipos de capital: humano y f´ ısico. El capital f´ ısico es completamente m´vil, pero no as´ el capital humano o ı debido a que no se puede colateralizar la inversi´n en capital humano, al menos o desde que se acab´ la esclavitud.12 Esta una idea interesante y realista, cuyas o conclusiones son m´s cercanas a lo que observamos en la evidencia internacioa nal. Podemos pensar en que la inversi´n en capital f´ o ısico se puede usar como colateral para los pr´stamos y as´ es posible conseguir financiamiento. No es ese e ı el caso del capital humano. Esta es s´lo una forma realista de hacer un punto o tal vez m´s general. Hay dos formas de capital: los que pueden colateralizarse a en los mercados internacionales, y aquellos en que no es posible.
12

Esta idea es desarrollada en Barro, Mankiw y Sala-i-Martin (1995).

14.5. La Econom´ Abierta ıa

321

La intuici´n del modelo es relativamente simple y plantea que habr´ siemo a pre una raz´n capital-producto constante y dada por la condici´n de libre o o movilidad de capitales. Sin embargo, el capital humano se ir´ acumulando a gradualmente, con lo que el producto y el capital tambi´n ir´n creciendo de e a forma gradual, a pesar que no hay restricciones al movimiento de capital f´ ısico, puesto que su productividad est´ limitada por la dotaci´n de capital humaa o no, la que no se puede ajustar instant´neamente a su ´ptimo de largo plazo a o debido a las imperfecciones de los mercados de capitales internacionales. A continuaci´n se presenta una versi´n simplificada de este modelo. La funci´n o o o de producci´n es: o Y = AK η H α L1−α−η donde α + η < 1. En t´rminos per-c´pita tenemos: e a y = Ak η hα La productividad marginal de cada factor viene dada por: ∂y ηy = ηAk η−1 hα = (14.24) ∂k k ∂y αy = αAk η hα−1 = (14.25) ∂h h Supondremos que los consumidores son tambi´n productores. De esta forma e integramos a las firmas con los consumidores, lo que facilita el desarrollo del modelo. Por lo tanto el consumidor-productor resuelve el siguiente problema: m´x a s.a.
∞ 0

c1−σ − 1 −(ρ−n) e dt 1−σ

(14.26) ˙ donde n es el crecimiento de la poblaci´n y c es el consumo per capita, d es o ∗ la acumulaci´n de deuda externa y r d es el pago de intereses de la deuda. o El retorno a los factores est´ todo incorporado en el primer t´rmino del lado a e derecho, debido a que los consumidores tambi´n producen. e Si hay perfecta movilidad de capitales para el capital f´ ısico, su productia vidad, dada por (14.24), deber´ igualar a su costo de uso, es decir la tasa de inter´s internacional m´s la depreciaci´n. De ah´ podemos resolver para la e a o ı relaci´n entre capital y producto que vendr´ dada por: o a ηy . k= ∗ (14.27) r +δ Reemplazando esta expresi´n para el capital en la funci´n de producci´n o o o y resolviendo para el producto, llegaremos a la siguiente seudo-funci´n de o producci´n, la que ya incorpora la decisi´n ´ptima de capital: o o o y = Bhθ , (14.28)

˙ ˙ ˙ k + h − d = Ak η hα − (δ + n)(k + h) − (r∗ − n)d − c

322

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o
η 1−η

donde A1/η η B= ∗ r +δ

y θ=

α . 1−η

(14.29)

Finalmente, asumiremos que la restricci´n financiera es activa, es decir se o demanda financiamiento externo para todo el stock de capital f´ ısico, es decir d = k. De esta forma, la restricci´n presupuestaria del individuo representativo o es: ˙ h = Bhθ − (δ + n)h − (r∗ + δ)k − c. (14.30) Pero, por el teorema de Euler tenemos que el pago al factor capital, (r∗ + δ)k, debe ser igual a su participaci´n en la producci´n, ηy = ηBhθ , con lo que la o o restricci´n presupuestaria queda reducida a: o ˙ h = (1 − η)Bhθ − (δ + n)h − c. (14.31)

El problema del consumidor-productor queda reducido a maximizar su funci´n de utilidad sujeto a esta ultima restricci´n presupuestaria. Por analog´ o ´ o ıa con el problema de Ramsey, o resolviendo directamente la optimizaci´n din´mio a ca, llegamos a la siguiente condici´n ´ptima para la trayectoria del consumo: o o c ˙ 1 = ((1 − θ)Bhθ−1 − ρ − δ). c σ (14.32)

Con esto hemos concluido que una econom´ abierta pero con limitaci´n ıa o parcial al endeudamiento, debido a que parte del capital no se puede usar como colateral, tendr´ una evoluci´n cualitativamente similar a la econom´ cerrada. a o ıa Sin embargo, su velocidad de convergencia no ser´ necesariamente la misma y a depender´ de los par´metros del modelo. Calibraciones sencillas muestran que a a la velocidad de convergencia de econom´ abierta ser´ similar a la de econom´ ıa a ıa cerrada, y al interpretar m´s ampliamente el capital, incluyendo capital f´ a ısico y humano, este modelo predice una velocidad de convergencia similar a la que observamos en la realidad. Existen otros consideraciones adicionales que hab´ que hacer a los modelos ıa de econom´ abierta. Por ejemplo, es importante la relaci´n entre la tasa de ıa o ∗ e ıa a descuento ρ y la tasa de inter´s internacional r . Si la econom´ local es m´s paciente que el resto del mundo (ρ < r∗ ), uno podr´ imaginar una situaci´n ıa o en la cual la econom´ dom´stica le presta continuamente al mundo, hasta ıa e un punto en que poseer´ toda la riqueza mundial. Por ello, en general se ıa supone igual grado de impaciencia, o alguna otra forma que haga variar los par´metros de impaciencia de modo de evitar estas implicaciones extra˜as. a n Aqu´ no entraremos en esa discusi´n. ı o En todo caso, a modo de resumen podemos concluir que desde el punto de vista del crecimiento de largo plazo no existen diferencias cualitativas muy importantes al analizar el crecimiento econ´mico como si este ocurriera en o

14.6. Problemas

323

econom´ cerradas. No obstante, en teor´ de crecimiento, en particular en ıas ıas lo que se refieren a la difusi´n del conocimiento y la productividad, factores o como cuan abierta es la econom´ son de primera importancia y pueden tener ıa implicancias muy significativas.

14.6.

Problemas

1. Inmigraci´n y Distribuci´n del Ingreso Considere una econom´ ceo o ıa rrada con un individuo representativo, no hay crecimiento de la poblaci´n o (“N” nativos iguales) con utilidad: U=
∞ 0

c1−σ −ρt t e dt 1−σ

(14.33)

Todos los individuos tienen una unidad de trabajo sin calificaci´n que o percibe un salario w. Adem´s cada individuo tiene un nivel de calificaci´n a o 13 h, que paga un salario wh por unidad de h. La funci´n de producci´n presenta retornos constantes a escala, y los o o factores son trabajo sin calificaci´n (L) y con calificaci´n (H).14 o o Y = F (L, H) donde H = N h y L = N . El nivel de habilidad o capital humano se deprecia a una tasa δ. Otra simplificaci´n es que el capital humano se acumula sacrificando consumo, o o sea: ˙ h = (wh − δ)h + w − c (14.35) (14.34)

a) Resuelva el problema del consumidor encontrando una expresi´n o ˙ para la tasa de crecimiento del consumo ( c ). c b) Escriba la funci´n de producci´n en t´rminos per c´pita, y encuentre o o e a o las expresiones para w y wh en funci´n de h. c) Muestre las dos ecuaciones diferenciales que describen la evoluci´n o de h y c. ¿Cu´l es el estado estacionario? ¿C´mo es la din´mica? a o a
Esto es como si la gente se desdoblara en una parte con educaci´n y la otra sin educaci´n. o o Es una simplificaci´n para resolver el modelo con agente representativo y sin heterogeneidad entre o nativos.
14 13

Suponga que F es estrictamente c´ncava. o

324

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

d ) Suponga una econom´ que parte con h < h∗ (de estado estacionaıa rio). A medida que h va subiendo a h∗ , ¿Qu´ pasa con wh y w? Cone sidere wh /w como el diferencial de salario calificado vs. no calificado. Interprete su resultado en t´rminos de qu´ pasa con el diferencial de e e salario a medida que una econom´ se desarrolla. ıa e) Suponga que repentinamente llegan al pa´ M inmigrantes que s´lo ıs o poseen cada uno una unidad de trabajo no calificado y no tienen calificado. Dado que inicialmente la econom´ estaba en equilibrio con ıa ∗ h capital humano per c´pita. ¿Qu´ pasa con el capital humano per a e c´pita en el instante que llegan los inmigrantes? Escriba la expresi´n a o exacta. Explique qu´ pasa con wh y w cuando llegan los inmigrantes y como e se ajusta la econom´ al equilibrio. ¿Es h∗ el mismo que antes y ıa despu´s de la llegada de los inmigrantes? e f ) Explique que D = F (N h, N + M ) − F (N h, N ) − M Fl (N h, N + M ) es la diferencia entre el ingreso de los nativos antes de la llegada de los inmigrantes y despu´s (cada con sus h de equilibrios) ¿estar´n los e a nativos mejor o peor despu´s de la llegada de los inmigrantes?15 ¿‘Pie llar´n” los inmigrantes a los nativos en su nivel de capital humano? a ¿Por qu´? e 2. Distorsiones y crecimiento.16 Considere una econom´ que produce ıa un solo bien, de acuerdo a la siguiente funci´n de producci´n: o o
α 1−α Y = K1 K2

(14.36)

Donde K1 y K2 son dos tipos de capital. El primero se considera que es capital en el sector formal, y el segundo en el sector informal, y por lo tanto no est´ sujeto a tributaci´n. a o En este ejemplo analizaremos los efectos de la tributaci´n sobre el crecio miento econ´mico. o Hay un individuo consumidor-productor que vive infinito y no hay crecimiento de la poblaci´n. La utilidad est´ dada por: o a
∞ 0

c1−σ −ρt e dt 1−σ

(14.37)

Ambos capitales se acumulan invirtiendo y tienen la misma tasa de depreciaci´n, δ, es decir: o
Para esto use el hecho que una funci´n estrictamente concav´ cumple ∀ x, y que f (x) < o a f (y) + f (y)(x − y).
16 15

Este problema se basa en Easterly, W. (1993).

14.6. Problemas

325

˙ Ki = Ii − δKi para i = 1, 2.

(14.38)

Cada unidad de capital invertido en el sector formal (1) es gravado con una tasa τ . Los ingresos tributarios son despu´s devueltos al individuos e en forma de una transferencia T de suma alzada, ex-post igual a τ I1 , pero tratada por el consumidor como fija. El capital puedes ser instant´neamente traslado de 1 a 2 y viceversa, o a sea son sustitutos perfectos, salvo que uno paga impuestos y el otro no. a) Escriba la restricci´n presupuestaria del individuo. o b) Resuelva el problema de optimizaci´n del individuo y encuentre la o tasa de crecimiento del consumo en equilibrio, como funci´n de los o par´metros del modelo. Muestre que ambos capitales crecen a la a misma tasa que el consumo y el producto tambi´n. ¿Por qu´ esta e e econom´ puede crecer end´genamente en equilibrio? ıa o Nota: si tiene problemas planteando la parte (a), puede pasar directo a (b), y ah´ ocupar la condiciones de primer orden para responder ı (a). Defina apropiadamente un capital ampliado. c) ¿Cu´l es la relaci´n entre la tasa de impuesto y el crecimiento? ¿Por a o qu´? ¿Cu´nto deber´ ser el impuesto que maximiza el crecimiento? e a ıa Suponga ahora que los ingresos tributarios son usados para subsidiar la inversi´n en el sector 2, a una tasa s. o d ) Escriba la nueva restricci´n presupuestaria del gobierno, suponiendo o que este mantiene un presupuesto equilibrado. e) Vuelva a resolver el problema y encuentre la nueva relaci´n entre o entre K1 y K2 . f ) A partir de sus resultados en (d) usted puede demostrar (pero no lo necesita hacer, salvo que le sobre tiempo) que en estado estacionario se cumple: τ K1 = sK2 Use este resultado en la soluci´n de (e) para analizar el efecto de un o aumento en la tasa de impuesto (y por lo tanto tambi´n del subsidio) e en la tasa de crecimiento de la econom´ ıa.

326

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

3. Servicios p´ blicos y derechos de propiedad en el modelo de u Ramsey. Actividades como infraestructura, generaci´n de energ´ el´ctrio ıa e ca, etc. pueden ser vistas como afectando la funci´n de producci´n. Por o o otro lado actividades que resguardan los derechos de propiedad como polic´ defensa nacional, justicia, etc. pueden ser vistas como afectando la ıa, probabilidad que los agentes econ´micos retengan la propiedad sobre sus o bienes. Suponga que la probabilidad, p, de mantener la propiedad de la producci´n que un agente produce es una funci´n creciente del gasto en o o seguridad p(G) (p > 0, p < 0). Suponga adem´s que el gasto se finana cia con un impuesto de suma alzada τ sobre la base de un presupuesto equilibrado. La funci´n de utilidad del individuo consumidor-productor representativo o (no hay ni progreso t´cnico ni crecimiento de la poblaci´n) es: e o U=
∞ 0

c1−σ −ρt t e dt 1−σ

(14.39)

Su restricci´n presupuestaria es: o ˙ p(G)f (kt ) = kt + ct + δkt + τ (14.40)

a) Explique la restricci´n presupuestaria. o b) Resuelva el problema ´ptimo y descr´ o ıbalo en un diagrama de fase en c y k. c) Analize un aumento permanente y no anticipado de G. Describa la trayectoria de equilibrio, y explique que pasa con el nivel de consumo y capital en el nuevo estado estacionario. ¿Sube o baja el consumo de estado estacionario? ¿y el capital?. d ) Suponga que el gobierno financia en un inicio el aumento del gasto con deuda p´blica, “chuteando”para adelante el aumento de impuesu tos. Sin usar algebra conteste si su respuesta en la parte anterior cambia o no con este cambio en el m´todo de financiamiento. Si el e o impuesto fuera a los ingresos ((1 − τy )p(G)f (kt ) ¿ C´mo cambia su respuesta? 4. Considere una econom´ donde un individuo representativo vive eternaıa mente y maximiza la siguiente funci´n de utilidad (de aversi´n relativa o o al riesgo constante. CRRA):
∞ 0

c1−σ −ρt t e dt 1−σ

14.6. Problemas

327

a) Encuentre la expresi´n para la tasa de crecimiento de la econom´ o ıa. b) Demuestre que esa es la tasa de crecimiento de la econom´ en estado ıa estacionario. 5. Considere una empresa que maximiza su valor presente: V =
∞ 0

[f (k) − i − δk] e−ρt dt

˙ donde i es la inversi´n bruta (k + δk), y f (k) = Ak. Demuestre que o la soluci´n ´ptima a su problema de acumulaci´n de capital consiste en o o o igualar el costo de uso de capital r + δ con la productividad. 6. Crecimiento End´geno Considere una econom´ competitiva donde o ıa el consumidor-productor representativo vive eternamente y maximiza la siguiente funci´n de utilidad (la poblaci´n es normalizada a uno y no o o crece):
∞ 0

c1−σ −ρt t e dt 1−σ

La funci´n de producci´n es la siguiente: o o
α 1−α yt = kt gt

donde 0 < α < 1, y es la producci´n, k el stock de capital (no se deprecia) o y g el gasto de gobierno (imagine que es infraestructura). El gobierno sigue una pol´ ıtica de presupuesto equilibrado con una tasa de impuesto proporcional al ingreso de τ (es decir gt = τ yt para todo t). a) Calcule la tasa de crecimiento del consumo en estado estacionario como funci´n de τ (note que y, k y g crecen a la misma tasa que o g y usted no necesita demostrarlo). ¿Por qu´ esta econom´ puede e ıa crecer permanentemente? b) Calcule el valor de τ que maximiza la tasa de crecimiento de la econom´ ıa. c) Suponga ahora que la econom´ es dirigida por un planificador cenıa tral. ¿Cu´l es la tasa de crecimiento que ´l elegir´ (Recuerde que en a e ıa? este caso maximiza utilidad sujeto a la ecuaci´n de acumulaci´n m´s o o a a ıa la restrici´n de presupuesto del gobierno). Dado τ . ¿cu´l econom´ o crece m´s, la de mercado o la planificada? ¿Por qu´? a e

328

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

7. Bienes Transables y no-transables. Considere una econom´ abierta ıa habitada por un individuo con horizonte infinito. El individuo consume dos tipos de bienes, no transables internacionalmente (cN ) y transables (cT ). Su funci´n de utilidad est´ dada por: o a U=
∞ 0

[cT (t)φ cN (t)1−φ ]1−σ −ρt e dt 1−σ

(14.41)

Denote el consumo agregado como c(t) y que corresponde a: c(t) = cT (t)φ cN (t)1−φ (14.42) El individuo tiene ingresos y m´s pago de intereses r∗ b, donde r∗ es la tasa a de inter´s internacional y b su stock de activos netos. El precio relativo e de los bienes no transables respecto de los transables ser´ denotado por a q = PN /PT , y corresponde al tipo de cambio real. En consecuencia, la restricci´n presupuestaria instant´nea del individuo ser´: o a a ˙ b = y + r∗ b − cT − qcN (14.43)

a) Resuelva el problema de optimizaci´n del individuo, asumiendo que o q cambia en el tiempo, y su tasa de cambio porcentual es q . En ˆ particular, muestre la relaci´n est´tica entre el consumo de bienes o a transables y no transables como funci´n de q y los par´metros. Eno a cuentre adem´s la ecuaci´n de Euler para la evoluci´n del consumo a o o como funci´n de la tasa de inter´s internacional y otros par´metros o e a del modelo. b) Muestre en base a sus resultados, y explique por qu´ cuando el tipo e de cambio real est´ apreci´ndose (ˆ > 0, o sea el precio relativo de a a q los no transable respecto de los transables aumenta) el crecimiento sectorial es desbalanceado por cuanto el consumo de bienes transables sube con el tiempo. c) Muestre adem´s que cuando esta econom´ alcanza su estado estaa ıa cionario, en el cual el consumo agregado c no crece, la tasa de inter´s e real dom´stica no se iguala con la tasa de inter´s internacional. Exe e plique.

14-A.

Ap´ndice: Optimizaci´n Din´mica y Control Ope o a timo

En econom´ asumimos que la mayor´ de las decisiones se hacen a trav´s ıa ıa e de un proceso de optimizaci´n. Aqu´ se presentan los elementos b´sicos pao ı a ra resolver problemas de optimizaci´n din´mica en tiempo contin´o. En este o a u

14-A. Ap´ndice: Optimizaci´n Din´mica y Control Optimo e o a

329

ap´ndice se discutir´ el “Principio del M´ximo de Pontriagyn”que se usa para e a a 17 resolver problemas de control ´ptimo. o El prop´sito es presentar una derivaci´n simple de los resultados y por o o ello se sacrifica en rigor para ganar intuici´n. Por ejemplo no se dicutir´n o a condiciones de existencia, unicidad de la soluci´n, o condiciones suficientes. o El foco ser´ en las condiciones necesarias que deben satisfacer las soluciones a ´ptimas. o El problema general a resolver es: [P.1] m´x J ≡ a subject to: x ˙ Ψ(x(t), u(t), t) x(t = 0) x(t = T ) = ≥ = = G(x(t), u(t), t) 0 x0 xT . (14.45) (14.46) (14.47) (14.48)
T 0

F (x(t), u(t), t)dt

(14.44)

x(t) es la variable de estado. Define el estado del sistema en el instante t, y su evoluci´n temporal est´ determinada por (14.45). Por ejemplo, en muchos o a problemas esta variable representa el stock de capital, la deuda p´blica, el u capital humano, y en general variables de stock. Estas son variables que en general no pueden “saltar”, s´lo se mueven gradualmente. o La variable u(t) es la variable de control. Es continua a pedazos: es decir es continua en [0, T ] excepto un n´mero finito de veces, t1 , t2 , . . . , tm que u pertenecen al interior de [0, T ]. Adem´s u(t) tiene l´ a ımites finitos por la derecha e izquierda en cada ti . Esta variable puede ser: consumo, precios, y en muchos casos variables asociadas a x. La variable de estado es determinada por la ˙ elecci´n del control y las condiciones iniciales. Dado un valor de x(t), una vez o que se decide u(t), estamos tambi´n determinando, v´ (14.45), la evoluci´n e ıa o de x(t), o m´s precisamente determinamos x(t + dt), puesto que u(t) y x(t) a determinan el cambio de x. La presencia de variables de control y de estado es lo que hace a un problema din´mico esencialmente distinto a un problema est´tico. No podemos resolver a a el problema din´mico como una secuencia de problemas est´ticos, ya que los a a per´ ıodos est´n ligados a trav´s de las decisiones que se toman en cada uno a e o a de ellos. u(t) puede decidirse en cada instante, pero dicha decisi´n afectar´ al sistema en el futuro, de modo que no s´lo afectar´ retornos corrientes, pero o a tambi´n los retornos futuros. e
17 Buenas presentaciones de optimizaci´n din´mica se pueden encontrar en A. Dixit (1976) y M. o a Intriligator (1971). Algo m´s avanzado es is Kamien and Schwartz (1981), el que es base para este a ap´ndice. Para un tratamiento rigurosos se puede ver W. Fleming and R. Rishel (1975). e

330

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

La ecuaci´n (14.46) es una restricci´n est´ndar, y en lo que sigue ser´ omio o a a tida. T puede ser ∞, pero trabajaremos con tiempo finito, destacando las diferencias cuando el horizonte es infinito. Se puede considerar tambi´n un e problema “libre de condici´n terminal”. En ese caso xT y/o T se eligen ´ptio o mamente, en vez de ser dados ex´genamente. o El problema espec´ ıfico que resolveremos es: [P.2] m´x J ≡ a subject to: x = G(x(t), u(t), t) ˙ x(t = 0) = x0 x(t = T ) ≥ xT . (14.50) (14.51) (14.52)
T 0

F (x(t), u(t), t)dt

(14.49)

N´tese que al final la variable de estado puede tomar cualquier valor mayor o o igual que xT , en particular podemos pensar que es cero. Esta simplificaci´n o facilitar´ la soluci´n adem´s de mostrar la importancia de la condici´n de a o a o transversalidad. Para resolver el problema, escribamos el lagrangiano: L =
t 0

[F (x(t), u(t), t) + λ(t)[G(x(t), u(t), t) − x(t)]] dt ˙ (14.53)

+η0 (x0 − x(0)) + ηT (xT − x(T )),

λ(t) se conoce como la variable de coestado y m´s adelante la interpretaremos, a que como ya se puede adivinar estar´ asociada a los precios sombra. η0 y ηT a son los multiplicadores de lagrange asociados a las restricciones (14.51) and (14.52), respectivamente. Estamos interesados en determinar la trayectoria ´ptima de u(t) y x(t). Sin o embargo, en el lagrangiano tenemos x(t). Entonces, para tener L como una ˙ funci´n s´lo de u(t) y and x(t), y no de sus derivadas con respecto al tiempo, o o podemos usar integraci´n por partes. Usando u = −λ y dv = xdt, tenemos: o ˙
T 0 T

−λ(t)x(t)dt = −λ(t)x(t) ˙
0

+

T 0

˙ x(t)λ(t)dt.

Por lo tanto el lagrangiano se transforma en: L =
t 0

˙ F (x(t), u(t), t) + λ(t)G(x(t), u(t), t) + λ(t)x(t) dt

+λ(0)x0 + λ(T )x(T ) + η0 (x0 − x(0)) + ηT (xT − x(T )). (14.54)

14-A. Ap´ndice: Optimizaci´n Din´mica y Control Optimo e o a

331

Ahora podemos diferenciar el lagrangiano con respecto a u(t) y and x(t) e igualar las derivadas a cero: ∂L = Fu + λGu = 0 ∂u ∂L ˙ = Fx + λGx + λ = 0. ∂x En los puntos extremos tenemos las siguientes condiciones necesarias: λ(0) = −η0 and λ(T )) = ηT . (14.55) (14.56)

Finalmente, por las condiciones de “complementary slackness- de KuhnTucker tenemos la siguiente condici´n de transversalidad (CTV): o λ(T )(x(T ) − xT ) = 0. En particular, en caso que xT es zero, la CTV es: λ(T )x(T ) = 0, as´ para x(T ) > 0, λ(T ) = 0 y para x(T ) = 0, λ(T ) ≥ 0. Si x(T ) fuera xT > 0, ı, la CTV ser´ λ(T ) = 0. ıa Cuando T va a infinito, esta CTV es:18
T →∞

l´ λ(T )x(T ) = 0. ım

Antes de dar intuici´n a las CTV, primero interpretaremos λ(t). En el o ´ptimo, L = J, por lo tanto λ(0) y and λ(T ) son (por el teorema de la o envolvente): ∂J = λ(0) ∂x0 ∂J = −λ(T ). ∂xT Entonces, λ(0) es el valor marginal de tener una unidad m´s de x al prina cipio. λ(T ) es el costo marginal de dejar una unidad m´s de x al final del a horizonte de planificaci´n. En general, usando el principio de optimalidad de o Bellman, λ(t) puede ser interpretado como el precio sombra de x(t). La intuici´n de la CTV es que en T el valor de lo que se deja deber´ o ıa e o ser cero. Cuando una unidad de x en T tiene valor en t´rminos de la funci´n a objetivo λ(T ) > 0, ser´ llevada a su menor valor posible, xT . Cuando se deja
La CTV en tiempo infinito no siempre es necesaria. Para mayor discusi´n ver Benveniste L. y o Scheinkman J. (1982), Michel P. (1982) y las referencias en esos trabajos.
18

332

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

alg´n x en exceso de xT , esto ser´ porque (λ(T ) = 0). La importancia de la u a CTV es que elimina trayectorias que pueden satisfacer el sistema de ecuaciones dado por (14.55), (14.56), y (14.50), pero que no son ´ptimas. De hecho, las o CTV son importantes para encontrar una trayectoria ´ptima unica. o ´ Las ecuaciones (14.55), (14.56), la restricci´n (14.50) y la CTV describen o el sistema para λ, x y u. Entones usted se puede preguntar´ donde aparece a el hamiltoniano. El hamiltoniano es una funci´n que facilita la manera de o encontrar la soluci´n ´ptima, y se define como: o o H = F (x, u, t) + λ(t)G(x, u, t), (14.57)

o sea, consiste de dos t´rminos dentro de la integral del lagrangiano (14.53), e esto es: “L = H + algo”. Note que: ∂H = Fu + λGu ∂u ∂H = Fx + λGx , ∂x comparando estas dos expresiones con (14.55) and (14.56) podemos ver que las condiciones necesarias para optimalidad se pueden escribir como: ∂H = 0 ∂u ∂H ˙ = −λ. ∂x (14.58) (14.59)

Las que son bastante f´ciles de recordar: la derivada parcial del hamiltoniano a respecto de las variables de control es cero, y la derivada parcial del respecto de la variable de estado es menos la derivada de la variable de coestado respecto del tiempo. Finalmente, se puede notar que las derivadas parciales de H con respecto a la variable de coestado es igual a G(·), que es la tasa de acumulaci´n o de x: ∂H = x, ˙ (14.60) ∂λ o sea se recupera la restricci´n. Por lo tanto, el sistema final de ecuaciones o diferenciales que caracterizan la soluci´n ´ptima est´ dado por (14.58), (14.59) o o a y (14.60), y las dos condiciones en los extremos. Para analizar en m´s detalle la soluci´n en muchas aplicaciones es posible a o obtener u(t) de (14.58) como una funci´n de λ(t) y x(t). Entonces podemos o a sustituir esta expresi´n en (14.59) y (14.60). Estas dos ecuaciones constituir´n o un sistema de dos ecuaciones diferenciales para x(t) y λ(t). Adem´s. las cona a diciones en los extremos: x(t = 0) = x0 , y λ(T )(x(T ) − xT ) = 0, nos dar´n una descripci´n del sistema de ecuaciones diferenciales. o

14-B. Integraci´n de la Restricci´n Presupuestaria Individual o o

333

Con esas tres ecuaciones podemos encontrar una relaci´n entre u y λ, de o ˙ modo que en vez de tener un sistema para x y λ (capital y q en teor´ de ıas la inversi´n por ejemplo), podemos tener una relaci´n para u y x (consumo o o y capital en Ramsey). Por supuesto, un diagrama de fase puede ayudarnos a entender la soluci´n sin necesdiad de resolver anal´ o ıticamente el sistema de ecuaciones diferenciales. La mayor´ de los problemas intertemporales en econom´ envuelven el ıa ıa descuento del futuro, de modo que puede ser util definir el valor corriente de ´ las variables de coestado, en vez de su valor presente. Considere la siguiente versi´n de la funci´n F (·) en [P.2]: o o F (x(t), u(t), t) ≡ e−ρt f (x(t), u(t)). Podemos escribir el hamiltoniano como: H = [f (x, u) + λ (t)G(x, u, t)]e−ρt , (14.61)

λ (t) es conocido como el valor correinte de la variable de coestado y la expresi´n entre par´ntesis cuadrado se concoce como el valor correinte del hamiltoo e niano (H ): λ(t) = λ (t)e−ρt y H(t) = H (t)e−ρt , entonces, las condiciones necesarias pueden expresarse en t´rminos de valoe res corrientes. Sustituyendo los valores corrientes en las condiciones ´ptimas o (14.58) and (14.59) llegamos a: ∂H ∂u ∂H ∂x y la CTV para el caso de xT = 0: λ (T )e−ρT x(T ) = 0. Cuando hay descuento, es conveniente escribir el valor corriente del hamiltoniano como en la ecuaci´n (14.61), porque F (·) est´ valorada en el tiempo o a t. Sin embargo, basta con recordar (14.58) and (14.59), escribiendo la ultima ´ ρt −ρt condici´n como ∂H/∂x = d(λ (t)e )/dt, y e o se cancelar´ en ambos lados a de la ecuaci´n. o = 0 ˙ = λ + ρλ , (14.62) (14.63)

14-B.

Integraci´n de la Restricci´n Presupuestaria Ino o dividual

La restricci´n presupuestaria en cada instante es: o

334

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

at = wt + (rt − n)at − ct . ˙

(14.64)

r Multiplicando ambos lados por e−(¯t −n )t e integrando entre 0 y T , tendremos que la restricci´n es: o

T 0

r at e−(¯t −n)t dt = ˙

T 0

r wt e−(¯t −n)t dt + T 0 r ct e−(¯t −n)t dt

T 0

r (rt − n)at e−(¯t −n)t dt

(14.65)

Para simplificar esta expresi´n, el t´rmino del lado izquierdo lo integrareo e mos por partes, para pasar de a a a. ˙ Recordando la f´rmula de integraci´n por partes: o o udv = uv − vdu (14.66)

En nuestro caso haremos la siguiente elecci´n de u y v: o dv = a =⇒ v = a ˙ y
r u = e−(¯t −n)t

(14.67) (14.68)

En este ultimo caso para encontrar du tenemos que: ´ du = d[−(¯t − n)t] −(¯t −n)t r e r dt dt (14.69)

donde la primera derivada del lado derecho corresponde a: d[−(¯t − n)t] r d¯t r = −(¯t − n) − t r dt dt (14.70)

Recordando que definimos rt como la tasa de inter´s instant´nea promedio ¯ e a entre 0 y t, es decir: rt t = ¯
t 0

rs ds,

(14.71)

y diferenciando a ambos lados es f´cil ver que: a t d¯t r + rt = rt . ¯ dt (14.72)

Con lo cual reemplazando (14.70) y (14.72) en (14.69) tendremos que:
r du = −(rt − n)e−(¯t −n)t dt

(14.73)

14-B. Integraci´n de la Restricci´n Presupuestaria Individual o o

335

Ahora podemos volver a la restricci´n presupuestaria (14.65), escribiendo o el lado izquierdo, despu´s de hacer los reemplazos de la integraci´n por partes, e o de la siguiente forma:
T 0 r r at e−(¯t −n)t dt = aT e−(¯t −n)T − a0 + ˙ T 0 r at (rt − n)e−(¯t −n)t dt

(14.74)

Usando el lado derecho de esta expresi´n en (14.65) y simplificando, llegao mos a:
r aT e−(¯t −n)T = a0 + T 0 r wt e−(¯t −n)t dt − T 0 r ct e−(¯t −n)t dt,

(14.75)

que nos provee un resultado muy intuitivo: el valor presente de los activos en T es todo lo que se dej´ despu´s de consumir entre 0 y T , es decir los o e activos iniciales, m´s el valor presente de los ingresos del trabajo, menos el a valor presente del consumo. Finalmente tomando el l´ ımite de T cuando va a infinito y considerando la condici´n de transversalidad discutida en clases, tendremos que la integraci´n o o de la restricci´n presupuestaria nos lleva a: o a0 +
∞ 0 r wt e−(¯t −n)t dt = ∞ 0 r ct e−(¯t −n)t dt,

(14.76)

es decir el valor presente del consumo debe ser igual a la riqueza total, la que esta constituida de riqueza financiera (a0 )n y de riqueza humana, que corresponde al valor presente de los ingresos laborales. Este es el mismo resultado que obtenemos en modelos de horizonte finito, o de tiempo discreto, ya que la idea fundamental de la restricci´n presupuestaria o es la misma.

336

Cap´ ıtulo 14. Crecimiento Econ´mico con Ahorro Optimo* o

Parte V

Dinero, Inflaci´n y Pol´ o ıtica Monetaria

337

Cap´ ıtulo 15

Demanda por Dinero e Inflaci´n o
15.1. Introducci´n o

La econom´ que hemos analizado hasta ahora ha carecido de dinero, aunıa que impl´ ıcitamente hemos hablado del ahorro o fondos para prestar. Sin embargo la no existencia del dinero no ha sido un problema para entender muchos aspectos de la macroeconom´ como la determinaci´n de la tasa de inter´s real ıa, o e o el d´ficit en cuenta corriente. La raz´n principal para ello, y como ser´ claro e o a m´s adelante, es que nos hemos concentrado en la econom´ real, esto es en la a ıa determinaci´n de la composici´n del producto y precios relativos. Hemos ignoo o rado la parte “nominal”de la econom´ ya que no ha sido relevante. Ello ocurre ıa debido a la conocida dicotom´ cl´sica, esto es, las variables reales se deterıa a minan en la parte real y las nominales en la parte monetaria. Ahora veremos la parte monetaria (o nominal) de la econom´ lo que nos permitir´ estudiar ıa, a fen´menos como la determinaci´n del nivel de precios y la inflaci´n. o o o Este enfoque significa que en el largo plazo m´s o menos dinero no tiene a influencia en cu´ntos bienes y servicios se producen. Si tiene implicaciones a desde el punto de vista del bienestar ya que la inflaci´n es costosa. Esto puede o extenderse para ver las implicancias que puede tener la inflaci´n sobre el proo ducto de largo plazo, o pleno empleo, o el crecimiento potencial. Pero, como una primera aproximaci´n al tema podemos suponer que el dinero es neutral. o Este resultado se conoce como la dicotom´ cl´sica. ıa a Cuando analicemos las fluctuaciones de corto plazo nos separaremos de la dicotom´ cl´sica, en el sentido que las variables nominales s´ tienen efectos reaıa a ı les. Clave para ello ser´ suponer que los precios no se ajustan instant´neamena a te, sino que hay rigideces nominales. La mayor´ del an´lisis de este cap´ ıa a ıtulo seguir´ siendo de utilidad, pero no en cuanto a la determinaci´n de los precios a o y las cantidades en el corto plazo. La existencia de rigideces es una representaci´n m´s razonable de la econom´ pero para introducir el dinero es util o a ıa, ´ comenzar asumiendo que ´l no tiene efectos reales. En el fondo, seguimos mie
339

340

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

rando la econom´ en pleno empleo, donde no existen distorsiones que alejen ıa el producto de su nivel de pleno empleo, y por ello seguimos enfocados en el largo plazo. La utilidad de este enfoque es que m´s adelante nos permitir´ ser a a precisos en cuanto a las desviaciones del largo plazo. En ´ste cap´ e ıtulo intentaremos entender por qu´ existe el dinero y qu´ fune e ciones cumple en la econom´ Posteriormente veremos cuales son los beneficios ıa. y costos de tener m´s o menos dinero. a

15.2.
15.2.1.

¿Qu´ es el Dinero? e
Funciones del dinero

El dinero es un activo que es parte de la riqueza financiera de las personas y las empresas que es ampliamente usado para hacer transacciones. Se debe notar, en consecuencia, que el dinero es una variable de stock. La ventaja del dinero por sobre otros activos es que permite hacer transacciones. Cuando no exist´ dinero, las transacciones se realizaban en base al trueque. Sin duda ıa es dif´ pensar en una econom´ moderna sin dinero, ya que encontrar comıcil ıa pradores y vendedores de bienes y servicios cuyas necesidades coincidan es virtualmente imposible. As´ el dinero evita el conocido problema de la “doble ı, coincidencia del trueque”. En el lenguaje com´n, uno a veces se refiere a alguien como una persona u que tiene mucho dinero, con la intenci´n de decir que ella o ´l tiene mucha o e riqueza. Sin embargo, el dinero es s´lo una de las formas de poseer riqueza, o con la ventaja que puede ser usado en transacciones aunque la rentabilidad de este activo sea baja, e incluso negativa con la inflaci´n. o Para que el dinero sea util en las transacciones debe tener una caracter´ ´ ıstica fundamental: ser l´ ıquido. Existen otros activos, como por ejemplo una casa, un bono de una empresa, o una acci´n, que no son f´cilmente liquidables y, por o a lo tanto, improbable que se usen para transacciones. Esta caracter´ ıstica nos lleva de inmediato a un problema en la definici´n del dinero, y que veremos o m´s adelante en la oferta de dinero, y es que debemos escoger los activos a “m´s”l´ a ıquidos. Esto es lo que da origen a muchas definiciones de dinero, de acuerdo a su grado de liquidez (M1, M2, etc.). Para precisar que es el dinero, resulta m´s util definir cuales son sus funa ´ ciones. El dinero se puede demandar como medio de pago, como unidad de cuenta, o por ultimo como dep´sito de valor. A continuaci´n veremos cada ´ o o una de sus funciones. Que el dinero sea un medio de pago, se refiere a su caracter´ ıstica b´sica a que se puede usar para transacciones, y los bienes y servicios se intercambian por dinero. Para pagar un taxi, comprarse un helado, o pagar salarios, se usa el dinero como medio de pago por excelencia. Normalmente se le llama a esta

15.2. ¿Qu´ es el Dinero? e

341

la demanda de dinero por motivo de transacci´n, y es la m´s importante. o a La innovaci´n en los mercados financieros as´ como el progreso t´cnico han o ı e permitido la existencia de otros medios de pago que no son dinero. Es decir el dinero no es el unico medio de pago. Por ejemplo, las tarjetas de cr´dito ´ e son medios de pago, pero son contra una deuda en que incurre quien paga—y por lo tanto no es parte de sus activos—, y que debe cancelar con dinero en el futuro. Tambi´n hay otras formas de dinero electr´nico, todo lo que tiene e o implicancias importantes sobre la demanda por dinero. Que el dinero sea una unidad de cuenta, significa que los precios de los bienes se expresan en t´rminos de dinero. Tambi´n hay quienes se˜alan que e e n el dinero es una est´ndar de pagos diferidos, a trav´s de la cual los contratos a e estipulan pagos futuros, pero para efectos pr´cticos, esto tambi´n es parte de a e su funci´n como unidad de cuenta. El dinero no es la unica unidad de cuenta. o ´ En el caso de Chile, la UF es la alternativa m´s conocida, pero tambi´n existen a e otras unidades, en especial que se usa para pagos diferidos,como la UTM, IVP y otras. Tambi´n el d´lar se usa como unidad de cuenta, en especial en pa´ e o ıses con inestabilidad de precios, a´n cuando en dichas econom´ no se pueda usar u ıa como medio de pago, es decir no es moneda de curso legal. Por lo tanto el d´lar, y las monedas extranjeras en general no constituyen dinero, a no ser o que sean ampliamente aceptadas por uso o por ley. Finalmente, que el dinero sea un dep´sito de valor significa que se puede o usar para acumular activos. Esto es, el dinero puede ser usado para ahorrar, y as´ permite transferir recursos hacia el futuro. Sin embargo, es poco el diı nero que se usa para ahorrar, puesto que existen muchos otros instrumentos financieros que dominan al dinero como veh´ ıculo para ahorrar. Para fijar ideas en el resto de este cap´ ıtulo avanzaremos la definici´n de o dinero a la suma del circulante, C (billetes y monedas de libre circulaci´n) y los o dep´sitos a la vista, Dv . Estos ultimos son dep´sitos que pueden ser liquidados o ´ o r´pidamente, en la pr´ctica con un llamado o visita al banco, y por lo tanto se a a pueden usar para transacciones. El caso m´s conocido de dep´sitos a la vista a o son las cuentas corrientes. En consecuencia el dinero es: M = C + Dv (15.1)

Como veremos en el siguiente cap´ ıtulo esta es la forma m´s l´ a ıquida de definir dinero y se conoce como M1. 15.2.2. Un poco de historia

La historia del dinero es muy antigua. Se han usado m´ltiples medios de u pago, pero en tiempos m´s modernos, el tipo de dinero que m´s se us´ era a a o el oro, sin embargo cada vez que uno lo usaba hab´ que pesarlo y ver que ıa la calidad de oro fuera buena. Esto necesariamente introduc´ costos altos en ıa

342

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

las transacciones. Ante esto los gobiernos empezaron a acu˜ar monedas de oro n para reducir aquellos costos de transacci´n. As´ era posible tener piezas de oro o ı est´ndar, cuyas caracter´ a ısticas (contenido de oro) estaban certificadas por el gobierno. Al producir monedas ya no era necesario pesar el oro y verificar su calidad. Con el pasar del tiempo, los gobiernos se dieron cuenta que en realidad no ten´ sentido que las personas transportaran todo el oro. Adem´s de ser ıa a pesado, era peligroso. Por ello, se decidi´ por la emisi´n de papeles que se o o pod´ canjear por la cantidad de oro que dec´ en el papel. Nuevamente, ıan ıa era una autoridad la que certificaba la validez del certificado y garantizaba su respaldo en oro. Se debe notar que en este caso, de patr´n oro, para que o se emitiera m´s dinero era necesario que se contara efectivamente con m´s a a oro. Por lo tanto, para que se emita dinero en una econom´ con patr´n oro ıa o (o d´lar, por ejemplo), es necesario que aumenten las tenencias de oro (o o d´lares, por ejemplo) del Banco Central, que es quien emite la moneda. Dicho o de otra forma, si el p´blico demanda m´s dinero tendr´ que cambiar oro (o u a a d´lares) por dinero, para que as´ el respaldo contin´e 1:1. Si la gente no quiere o ı u mantener dinero y deseara retirar todo el oro (o d´lares) del Banco Central, o habr´ suficiente oro (o d´lares) en el Banco Central para recomprar el dinero.1 ıa o Posteriormente se hizo evidente que tampoco era necesario respaldar el dinero, por cuanto su valor depend´ de lo que pod´ comprar y no del oro que ıa ıa lo respaldaba. M´s a´n, el dinero mercanc´ no necesariamente tiene que ser a u ıa oro, en particular si el oro tiene otros usos m´s all´ de estar en una b´veda a a o para respaldar el dinero. De hecho, en muchas ocasiones se han usado otras mercanc´ como dinero, como es el caso de los cigarrillos, que en la segunda ıas guerra mundial se usaban en los campos de prisioneros. En definitiva, en la medida que exista un certificado que especifique cierto valor y sea aceptado ampliamente para transacciones, no es necesario usar dinero mercanc´ ıa. As´ es como llegamos al dinero de hoy d´ conocido como dinero fiduciario, ı ıa, el cual no tiene valor intr´ ınseco, sino que vale porque la gente lo acepta para transacciones. El dinero es aceptado la mayor´ de las veces por ley, pero ıa muy en el fondo es aceptado porque todos conf´ que podr´ ser usado en las ıan a transacciones. Como veremos m´s adelante, el que tiene la capacidad de crear a dinero tiene un beneficio, porque puede comprar bienes y servicios por el s´lo o hecho que la gente quiera m´s dinero (conocido como se˜ioriaje). Si la gente a n no quiere m´s dinero, y se emite m´s dinero, tal como veremos a continuaci´n, a a o ell dinero pierde valor, lo que es equivalente a que suban los precios en la econom´ ıa. El valor del dinero depende de la cantidad de bienes que puede comprar.
1 Como notara el lector la convertibilidad 1 a 1, como la que supuestamente reg´ en Argentina ıa hasta diciembre del 2001, es un patr´n d´lar en vez del patr´n oro, pero conceptualmente son casi o o o lo mismo.

15.3. La Teor´ Cuantitativa del Dinero ıa

343

Es por ello, que en pa´ ıses donde hay inflaci´n, es decir los precios de los o bienes suben, es lo mismo que el precio del dinero baje, perdiendo valor. Este fen´meno es extremo en el caso de las hiperinflaciones donde el dinero pierde o valor continua y aceleradamente. Al final a nadie le interesa tener dinero porque en un futuro breve, y muy breve, no vale nada. De ah´ la historia que durante ı la hiperinflaci´n alemana alguien olvido un canasto lleno de billetes, el cual o fue robado. Pero s´lo se robaron el canasto, dejando los billetes al lado. o

15.3.

La Teor´ Cuantitativa del Dinero ıa

Las teor´ cuantitativa del dinero est´ en la base de la teor´ monetaria, y ıa a ıa su formulaci´n se debe a Irving Fisher, y despu´s fue revitalizada por Milton o e Friedman. Basado en esta teor´ Friedman sostuvo que la inflaci´n es siempre ıa, o un fen´meno monetario. o La teor´ cuantitativa parte de la siguiente definici´n: ıa o M ×V ≡P ×y (15.2)

donde M es la cantidad de dinero, V la velocidad de circulaci´n, P el nivel de o precios e y el PIB real. Es decir el lado derecho de la ecuaci´n representa el PIB o nominal, que denotaremos por Y .2 La idea es que el PIB nominal representa el total de transacciones que se realizan en la econom´ Estas transacciones ıa. se realizan con dinero, el cual “circula”varias veces en la econom´ realizando ıa transacciones. Ejemplo 1: Supongamos una econom´ en la cual el pan es el unico bien ıa ´ que se produce, y su producci´n anual son 60 Kg. por periodo. Supongamos o que el precio del pan es P = $200 por kilo, adem´s y = 60Kg por a˜o. a n Luego Y = P y = $12000 al a˜o. Supongamos que la cantidad de dinero en la n econom´ son M = 1000 entonces la velocidad del dinero es 12 veces al a˜o. ıa n Esto significa que para realizar $12000 pesos en transacciones con una oferta de $1000 en la econom´ significa que cada peso cambia de manos 12 veces. ıa Ejemplo 2: si el PIB nominal es 120 y M es 15, esto es 12,5 % del PIB, la velocidad de circulaci´n es 8, esto significa que para realizar transacciones de o magnitud del PIB, el stock dinero debe circular 8 veces en el a˜o. n En rigor, uno deber´ usar transacciones nominales en vez de PIB nominal, ıa que ciertamente supera al PIB en varias veces, ya que hay bienes que se transan m´s de una vez, hay insumos no incluidos en el PIB, etc. Sin embargo, se asume, a impl´ ıcitamente, que las transacciones son proporcionales al PIB.
2 Rigurosamente, para que el lado derecho sea el PIB nominal debemos usar el deflactor impl´ ıcito del producto en vez del ´ ındice de precios al consumidor que es el que usualmente se usa para medir inflaci´n. Ignoraremos esa discusi´n en el resto de la presentaci´n. o o o

344

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

Si nosotros consideramos (15.2) como una relaci´n de equilibrio, es decir o en equilibrio M V = P y, debemos hacer algunos supuestos te´ricos para como pletar la historia. Si el producto es el producto de pleno empleo y y la velocidad es constante, ¯ entonces esta teor´ nos dice que el nivel de precios en la econom´ est´ deterıa ıa a minado por la cantidad de dinero: P = MV . y ¯ (15.3)

Si la cantidad de dinero sube, dado que V e y no cambian, el nivel de ¯ precios aumentar´ proporcionalmente. Log-diferenciando la ecuaci´n (15.2), a o asumiendo que efectivamente el producto crece en el tiempo, y manteniendo el supuesto que la velocidad es constante, llegamos a: π≡ ∆P ∆M ∆y = − . P M y (15.4)

En una econom´ sin crecimiento la tasa de inflaci´n, π, es igual a la tasa ıa o de crecimiento de la cantidad de dinero. Cuando hay crecimiento, hay espacio para que la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero sea positiva sin que haya inflaci´n, puesto que el aumento de las transacciones en la econom´ lleva o ıa a un aumento de la demanda por dinero, el que es absorbido sin necesidad que suban los precios. En este caso la autoridad que imprime el dinero puede comprar bienes y servicios sin que el valor del dinero se deteriore. La ecuaci´n (15.4) muestra claramente porque la inflaci´n es siempre un o o fen´meno monetario. Si la cantidad de dinero crece r´pido, sin haber cambios o a de velocidad ni de producto, tendremos mucho dinero persiguiendo la misma cantidad de bienes, y por lo tanto los precios subir´n m´s r´pido. a a a Es importante destacar que esta es una teor´ que compara la oferta de ıa dinero (M/P ) con la demanda por dinero (y/V ), la que es dada por la necesidad de transacciones. Si la gente quisiera m´s dinero, porque V disminuye, a los precios caer´n, a menos que se aumente la oferta de dinero. a Friedman, basado en la idea de una velocidad constante y la ecuaci´n cuano titativa, propuso que como regla de pol´ ıtica monetaria se siguiera una regla de crecimiento constante de la cantidad de dinero (“the Friedman money rule”), consistente con el objetivo de inflaci´n. o En una econom´ abierta, suponiendo que se cumple la paridad del poder ıa de compra, tendremos que: P = eP ∗ (15.5) Combinando esta relaci´n con la teor´ cuantitativa del dinero, tendremos o ıa que la oferta de dinero determinar´ el tipo de cambio nominal: a e= MV , yP ∗ ¯ (15.6)

15.4. Dicotom´ Cl´sica y Ecuaci´n de Fisher ıa a o

345

y la tasa de depreciaci´n del tipo de cambio nominal ser´ igual al crecimiento o a de la cantidad de dinero menos el crecimiento del PIB. As´ hemos presentado la versi´n de econom´ cerrada y de econom´ abierta ı o ıa ıa de la teor´ cuantitativa del dinero, la que es combinada con la paridad del ıa poder de compra en la econom´ abierta. ıa

15.4.

Dicotom´ Cl´sica y Ecuaci´n de Fisher ıa a o

La discusi´n sobre la teor´ cuantitativa, y el an´lisis de los cap´ o ıa a ıtulos previos, nos permiten entender lo que es la dicotom´ cl´sica, que aunque poco ıa a realista en el corto y mediano plazo, es una buena base para pensar en el largo plazo. Es cierto que en el largo plazo estamos todos muertos, como dijo Keynes, pero desde el punto de vista anal´ ıtico este enfoque nos permite ordenar nuestra forma de pensar, se˜alando exactamente donde y como ocurren las desviacion nes de este largo plazo, en vez de simplemente decir como nos demoraremos en que se cumpla, podemos usar un esquema completamente distinto. La dicotom´ cl´sica plantea que en una econom´ plenamente flexible y ıa a ıa competitiva, es decir donde estamos siempre en pleno empleo, la parte real es determinada en el sector real y la nominal en el sector monetario, y la pol´ ıtica monetaria no tiene efectos reales. Por lo tanto, y tal como lo hemos hecho aqu´ para analizar la econom´ real ignoramos el dinero, como efectivamente ı, ıa lo hicimos en los cap´ ıtulos anteriores, y para analizar los fen´menos nominales o basta que miremos el mercado monetario. Como ya discutimos largamente, en el sector real de la econom´ ıa—excluidas las influencias monetarias de corto plazo—se determinan variables como la tasa de inter´s real y el tipo de cambio real, ambas por el equilibrio ahorroe inversi´n en econom´ cerradas y abiertas, respectivamente. Si la econom´ o ıas ıa existe perfecta movilidad de capitales, la tasa de inter´s real est´ dada por e a la tasa de inter´s real internacional. Tanto en econom´ abiertas como en e ıas econom´ cerradas la tasa de inter´s real es determinada independiente de la ıas e variables nominales, y denotamos por r. Recordando la definici´n de la tasa o de inter´s nominal del cap´ e ıtulo 4, tenemos la famosa ecuaci´n de Fischer: o i = r + πe. (15.7)

Dada la tasa de inter´s real de equilibrio tenemos que la tasa de inter´s e e nominal es igual a la tasa real m´s la inflaci´n esperada, la que en ausencia de a o incertidumbre, es la tasa de inflaci´n efectiva. o Con la teor´ cuantitativa en mente, Fisher plante´ la idea que los aumentos ıa o de la inflaci´n esperada se transmiten uno a uno a aumentos de la tasa de o inter´s nominal, lo que se conoce como el efecto de Fisher. e N´tese bien que aqu´ podemos cerrar nuestro peque˜o modelo macro. La o ı n parte real de una econom´ cerrada determina la composici´n del producto, ıa o

346

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

la tasa de inter´s real, y la parte nominal el nivel de precios, la inflaci´n y la e o tasa de inter´s nominal. En la econom´ abierta la parte real explica tambi´n e ıa e el comportamiento del tipo de cambio real y el d´ficit en cuenta corriente y e la balanza de pagos, mientras la parte nominal determina el tipo de cambio nominal. Ahora bien, en el caso de una econom´ abierta con perfecta movilidad de ıa capitales, y ajuste instant´neo de precios de bienes y activos, tendremos que a en cada momento del tiempo: r = r∗ , (15.8) Es decir en todo momento la tasa de inter´s real est´ dada por la tasa de e a inter´s real internacional. En la medida que no existen rigideces de precios, e no habr´ que agregar un t´rmino por ajuste de tipo de cambio real como a e discutimos anteriormente el el cap´ ıtulo 8. Ahora bien, tal como discutimos en la subsecci´n anterior tambi´n tenemos o e por PPP que la inflaci´n es igual a la inflaci´n internacional (que supondremos o o cero) y la depreciaci´n del tipo de cambio, y por la teor´ cuantitativa sabemos o ıa que la inflaci´n es igual a la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero. o Entonces tenemos que tanto los precios como el tipo de cambio aumentan a la tasa que crece el dinero (asumiendo por supuesto que no hay crecimiento del producto). Esto es: ˆ π = e = M. ˆ (15.9) Usando la ecuaci´n de Fisher vemos que dado que la tasa de inter´s real o e no cambia, s´lo se puede ajustar la tasa de inter´s nominal consistente con la o e tasa de inflaci´n y depreciaci´n del tipo de cambio. o o

15.5.

Demanda por Dinero

La teor´ cuantitativa es la versi´n m´s simple de la demanda por dinero, ya ıa o a que postula que la demanda por dinero real (M/P ) es una fracci´n constante o del producto. Sin embargo, para entender el mercado monetario es necesario entender de una manera m´s realista y completa de la demanda por dinero. a Nos concentraremos en la demanda por dinero por motivo de transacci´n. o Existen muchas otras teor´ como por ejemplo la demanda por precauci´n en ıas, o caso que aparezcan necesidades imprevistas de liquidez, que no analizaremos dado que son menos importantes. 15.5.1. Demanda real y el costo de mantener dinero

En primer lugar se debe destacar que los agentes econ´micos est´n intereo a sados en la capacidad de compra de sus tenencias de dinero, y por lo tanto, demandan dinero real. No les interesa el dinero por su valor nominal, sino

15.5. Demanda por Dinero

347

que por la capacidad que tiene de comprar bienes, que en promedio tienen un precio P , y por ello lo que les interesa es M/P . Si el precios de los bienes se duplica, deber´ ıamos esperar que la demanda nominal de dinero tambi´n se e duplique. Hace algunas d´cadas se enfatiz´ la demanda por dinero nominal, en el e o entendido que los agentes econ´micos ten´ ilusi´n monetaria. Es decir, cono ıan o fund´ los cambios nominales con los cambios reales. Esta idea de ilusi´n ıan o monetaria no s´lo se aplica al caso del dinero, tambi´n se podr´ pensar en o e ıa el caso de los salarios, o precios de la empresas, etc. En el contexto de la demanda por dinero, la idea de ilusi´n monetaria significa que para el p´blico o u no es lo mismo que baje M que que suba P , y considera que los aumentos de M son m´s importantes que las reducciones de P con respecto al poder a adquisitivo del dinero. En este caso uno podr´ pensar que la gente demanda ıa M/ξP , donde 0 < ξ < 1. Mientras m´s cerca se encuentra ξ de cero, mayor es a el grado de ilusi´n monetaria, la que desaparece cuando ξ es uno. Esta es una o discusi´n principalmente de inter´s hist´rico, y que puede aparecer relevante o e o en otros contextos econ´micos, ya que lo m´s razonable es suponer que para o a efectos de demandar dinero al p´blico le interesa su poder adquisitivo. As´ si u ı, los precios se duplican, la demanda nominal tambi´n se duplicar´, dejando la e a cantidad real de dinero (o tambi´n conocido como saldos reales) constante. e Siendo el dinero un activo financiero que poseen los agentes econ´micos, la o decisi´n de cuanto mantener no s´lo depende de la necesidad para transaccioo o nes, sino que tambi´n debe ser comparado con el retorno que ofrecen los otros e activos financieros. La riqueza real se puede mantener en saldos reales o en una gran cantidad de activos financieros que rinden intereses, de distinta forma. Puede tener dep´sitos en el banco, tener instrumentos de renta fija, como los o bonos, acciones, que son de renta variable, etc. Para simplificar supondremos que se puede tener la riqueza financiera (F ) en dinero (M ) o en un bono, B, que rinde un inter´s nominal (en pesos) de i. Es decir, la riqueza total de la e econom´ est´ dividida en dinero y bonos : ıa a F = M + B. (15.10)

Esta es la oferta de riqueza financiera, es decir el stock existente de cada instrumento. Sin embargo, el p´blico demanda ambos activos, sujeto a su u restricci´n de riqueza financiera total. Si el p´blico desea m´s dinero, ser´ equio u a a valente a que desee menos bonos. En definitiva, vender´ bonos a cambio de a dinero, o viceversa. Es por ello, que m´s adelante diremos que un exceso de a oferta de dinero es equivalente a un exceso de demanda por bonos. Si el individuo quisiera s´lo maximizar rentabilidad de sus activos no deo mandar´ nada de dinero, ya que este ofrece un retorno nominal de cero, versus ıa o un bono que rinde i. Es por ello que el motivo de transacci´n es fundamental, es decir el dinero es necesario, o facilita, las transacciones. Sin embargo, la tasa

348

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

de inter´s nominal representa el costo de oportunidad del dinero, y si la tasa e de inter´s sube, bajar´ la demanda por dinero. e a Como el dinero es usado para hacer transacciones, la demanda por dinero deber´ depender del nivel de transacciones, el cual hemos aproximado por el a nivel de ingreso, y. Por lo tanto, podemos escribir la demanda por dinero como: M = L(y, i). P (15.11)

Donde L es una funci´n creciente en y, mientras m´s actividad m´s demano a a da para transacciones, y decreciente en i, mientras mayor la tasa de inter´s e nominal mayor es el costo alternativo de mantener dinero. En la figura 15.1 se grafica la demanda por dinero como funci´n de la tasa de inter´s nominal, o e la que es decreciente. Un aumento del ingreso, de y1 a y2 corresponde a un desplazamiento hacia la derecha de la demanda.
i .... .... .... .... .... .... .... .... .... .... .... .. U ...... .... .... .... . L(y2 , i) L(y1 , i)
M P

Figura 15.1: Demanda por dinero.

Vale la pena comparar el dinero con otros activos, no s´lo activos finano cieros, sino que activos reales como las maquinarias, y en general, bienes de capital que estudiamos en el cap´ ıtulo 4. El dinero, al igual que los bienes de capital, tiene p´rdidas y ganancias de capital dependiendo de como cambie su e precio. Su precio es el inverso del precio de los bienes, en consecuencia en la medida que hay inflaci´n el dinero pierde valor proporcionalmente a la tasa de o inflaci´n. Es decir, la inflaci´n deprecia el valor del dinero. o o

15.5. Demanda por Dinero

349

Si un per´ ıodo un individuo comienza con M/P1 de dinero real, pero los precios suben a P2 , se tiene que el poder adquisitivo del dinero pas´ a M/P2 . o La p´rdida de poder adquisitivo es M/P1 − M/P2 = M (P2 − P1 )/P1 . Notando e que P2 − P1 /P1 es la tasa de inflaci´n, la p´rdida por unidad de dinero que se o e pierde es la tasa de inflaci´n. Usando la notaci´n m ≡ M/P , tenemos que cada o o per´ ıodo el dinero se deprecia mπ, lo que como veremos est´ muy relacionado a al impuesto inflaci´n. o Por ultimo, asumiremos normalmente que y es la variable de escala re´ levante en la demanda por dinero, aunque eso no est´ exento de discusi´n. a o En primer lugar, la variable de escala debiera estar m´s relacionada con el a gasto que el ingreso. Sin embargo, para los bienes que se comercian internacionalmente, importaciones y exportaciones, los m´s seguro es que no se use a dinero local para ello. Por esta raz´n, la variable ingreso, o PIB que para estos o prop´sitos asumimos iguales, puede ser la variable de escala m´s adecuada. o a Tal vez el consumo es variable que tiene m´s justificaciones para reemplazar a al ingreso como las variable escala relevante en la demanda por dinero. La raz´n es que en los tipos de bienes que los consumidores transan, es m´s o a probable que se necesite dinero. En cambio, en el caso de las empresas, sus transacciones est´n menos sujetas a requerimientos de que ellas se hagan con a dinero. Al menos, las empresas podr´n destinar recursos a hacer un manejo a m´s eficiente de sus tenencias de dinero, para as´ ahorrarse el m´ximo posible a ı a de p´rdida de intereses. Si bien esta discusi´n es interesante y puede tener e o algunas implicancias relevantes, en t´rminos generales usaremos y como la e variable escala de la demanda por dinero. 15.5.2. La demanda por dinero y la teor´ cuantitativa nuevamente ıa

Ahora estamos en condiciones de analizar m´s en detalle la teor´ cuantia ıa tativa del dinero. Comparando las ecuaciones (15.2) y (15.11), podemos ver que la velocidad de circulaci´n del dinero, una vez que consideramos una demanda por dinero o m´s general, corresponder´ a: a ıa y V = . (15.12) L(y, i) Si la demanda por dinero tiene elasticidad ingreso unitaria, es decir L es de la forma L(y, i) = yl(i), la velocidad de circulaci´n depender´ s´lo de la o ıa o tasa de inter´s nominal. e Podemos derivar, a partir del equilibrio entre demanda (L(y, i)) y oferta de o o o dinero (M/P ) una ecuaci´n similar a (15.4), para la relaci´n entre la inflaci´n y el crecimiento de la cantidad de dinero, que toma en consideraci´n el crecimieno to del PIB, que implica un aumento de la demanda por dinero proporcional a la elasticidad ingreso de la demanda por dinero ( y = ∂ log L/∂ log y):

350

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

π=

∆M − M

y

∆y y

(15.13)

Por otra parte, es importante reconocer que cambios en la tasa de inter´s e nominal afectan la demanda por dinero (velocidad) y por lo tanto el ajuste de la inflaci´n a un cambio en el crecimiento del dinero. o Por ejemplo, con esta generalizaci´n podemos concluir que en per´ o ıodos de aumento de la oferta de dinero, que sean acompa˜ados de ca´ n ıdas en las tasas de inter´s, es posible observar en los datos un aumento de la cantidad de e dinero mayor al indicado por la relaci´n dinero, inflaci´n y crecimiento dada o o por la ecuaci´n (15.13). En el otro extremo, durante un per´ o ıodo de contracci´n o monetaria, que vaya acompa˜ado de un alza en la tasa de inter´s nominal, es n e posible observar una reducci´n en la cantidad de dinero m´s all´ de lo que o a a la inflaci´n y el crecimiento del producto har´ prever, ya que el alza de las o ıan tasas de inter´s aumentar´ la velocidad de circulaci´n.3 e ıa o En todo caso, la teor´ cuantitativa fundamenta la noci´n que la inflaci´n ıa o o es siempre un fen´meno monetario. Es decir, la inflaci´n ocurre producto del o o crecimiento de la cantidad de dinero. La intuici´n es poderosa: cuando hay o mucho dinero para una cantidad dada de bienes, los precios aumentan y se deteriora el valor del dinero. En otras palabras la inflaci´n es el resultado de o “mucho dinero persiguiendo pocos bienes”. Efectivamente, es una proposici´n poco contenciosa que para que haya ino flaci´n persistente es necesario que la cantidad de dinero crezca a tasas que o sostengan altas tasas de variaci´n en el nivel de precios. Sin embargo, dicha o afirmaci´n es cuestionable como una proposici´n de corto plazo, donde fluco o tuaciones de oferta o demanda agregada, unida a un mecanismo de ajuste gradual de precios, que examinamos m´s adelante, pueden generar inflaci´n, a o tema que se aborda m´s adelante cuando veamos las interacciones de la oferta a y demanda agregada bajo la existencia de rigideces. Pero para que la inflaci´n o sea persistente, debe haber una acomodaci´n monetaria. o Ahora bien, quedarse en que hay una fuerte correlaci´n entre la tasa de o inflaci´n y la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero no es lo suficienteo mente iluminador, ya que primero debe entenderse qu´ es lo que causa que la e cantidad de dinero se expanda aceleradamente. En otras palabras, por qu´ las e autoridades deciden seguir pol´ ıticas de expansi´n de los agregados monetarios. o
Como veremos m´s adelante, un aumento en la oferta de dinero (sin cambios en su tasa de a crecimiento) producir´ una baja en la tasa de inter´s. Sin embargo, si el aumento se produce en a e la tasa de crecimiento de la cantidad de dinero, esto implica que en el largo plazo la inflaci´n es o mayor, y de acuerdo al efecto Fisher, la tasa de inter´s nominal ser´ mayor y, consecuentemente, la e a demanda por dinero ser´ menor. Por lo tanto es posible imaginar una situaci´n en que el aumento a o en la tasa de crecimiento del dinero lleve a un aumento de la demanda por dinero con una ca´ ıda en las tasas de inter´s, con un posterior aumento en la tasa de inter´s y ca´ en la demanda por e e ıda saldos reales.
3

15.5. Demanda por Dinero

351

En el pr´ximo cap´ o ıtulo veremos c´mo la inflaci´n se puede generar por desequio o librios fiscales, y la necesidad de financiar el presupuesto. Cuando analicemos las fluctuaciones de corto plazo veremos las interacciones de corto plazo entre inflaci´n y desempleo, y como la institucionalidad macroecon´mica puede o o generar inflaci´n. o 15.5.3. La teor´ de inventarios de Baumol-Tobin y Allais ıa

A continuaci´n se presenta un modelo sencillo, y muy tradicional, sobre o demanda por dinero. El nos ayudar´ a entender que hay detr´s de la demanda a a de dinero, as´ como nos permitir´ derivar una forma exacta para la demanda. ı a este modelo se basa en la teor´ de inventarios y consiste en resolver la cantidad ıa ´ptima de inventario. o Suponga que el dinero lo demanda el p´blico, el cual recibe un pago mensual u directamente en su cuenta de ahorro en el banco de Y . Esta cuenta es el unico ´ activo financiero que recibe intereses, por un monto nominal de i. El dinero no recibe intereses.4 Cada vez que el individuo mueve fondos de su cuenta de ahorro a su cuenta corriente (o lo transforma en efectivo) debe pagar un costo, en pesos (nominal), igual a Z. Este costo puede ser debido a las molestias de haciendo la operaci´n con el banco, as´ como el cobro directo que le puede o ı hacer el banco por permitir esta operaci´n. o Suponemos que el individuo gasta linealmente su ingreso y realiza n retiros de igual magnitud, R, de su cuenta de ahorro. Cada retiro ocurre cuando el dinero del retiro anterior se ha acabado. En consecuencia, la relaci´n entre o retiros e ingreso ser´: a nR = Y. (15.14) La evoluci´n del dinero se encuentra graficada en la figura 15.2. El dinero o promedio que el individuo tendr´ ser´ R/2, es decir Y /2n. Por este dinero a a dejara de percibir un monto iY /2n de intereses. Si las transferencia fueran gratis, en dinero y comodidad, el individuo retirar´ exactamente lo que neceıa sita cada instante, maximizando de esta forma los ingresos por intereses. Sin embargo, dado que por cada retiro el individuo paga Z, el costo total ser´ nZ. a Por lo tanto, el problema del manejo ´ptimo de dinero se reduce a minimizar o los costos totales, los que est´n dados por: a nZ + iY . 2n (15.15)

4 Uno de los componentes del dinero, las cuentas corrientes, son en general remuneradas y reciben intereses. Sin embargo, en promedio el inter´s recibido por el dinero es menor al de los otros activos e financiero, que aqu´ resumimos en un dep´sito a plazo. ı o

352 R

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

R/2

1

2

3

...

n

Figura 15.2: Demanda por dinero en modelo Baumol-Tobin.

La soluci´n a este problema se obtiene derivando respecto de n e igualando o a cero, lo que da el siguiente resultado: n∗ = iY , 2Z (15.16)

donde n∗ es el n´mero de retiros que minimiza el costo, puesto que la funci´n u o objetivo es convexa. Ahora bien, notando que el saldo real promedio es igual a Y /2n, tenemos que la demanda por dinero (M d ) ser´: a Md = ZY =P 2i zy . 2i (15.17)

Esta demanda cumple con la propiedad que no tiene ilusi´n monetaria, ya o que si definimos las magnitudes reales correspondientes al ingreso y el costo de retiro, es decir y = Y /P y z = Z/P , tendremos la relaci´n de m´s a o a la izquierda, la que se˜ala que si los precios en la econom´ se duplican, la n ıa demanda tambi´n se duplicar´. Otra forma de ver esto es que si Z e Y crecen e a en la misma proporci´n, n∗ no cambia. o Por otra parte la elasticidad ingreso es 1/2 y la elasticidad respecto de la tasa de inter´s es -1/2. Esta demanda contiene econom´ de escala en e ıas el manejo del dinero. Si el ingreso (real) aumenta, el n´mero de retiros se u reducir´, y por lo tanto, la cantidad ´ptima de dinero aumentar´ menos que a o a proporcionalmente. De acuerdo a esta teor´ a medida que la econom´ crece, ıa, ıa la cantidad de dinero como proporci´n del PIB va cayendo, y la velocidad de o circulaci´n aumenta. o

15.6. Problemas

353

15.6.

Problemas

1. Demanda por Dinero y la Gran Depresi´n. Entre 1930 y 1933 o m´s de 9000 bancos suspendieron sus operaciones en Estados Unidos. a Cada vez que uno de estos bancos entr´ en falencia, los clientes perdieron o el valor de los dep´sitos que ten´ en el banco (no exist´ un seguro o ıan ıa estatal a los dep´sitos) con la consiguiente disminuci´n de la oferta de o o dinero. La escuela monetaria argumenta que la Gran Depresi´n su pudo o haber evitado si el Banco Central de los Estados Unidos hubiera tomado medidas para evitar la ca´ en la oferta de dinero que se produjo como ıda consecuencia de la crisis bancaria. La tabla siguiente muestra datos del sistema monetario de Estados Unidos y despu´s de la crisis del sistema bancario (1929-1933). e
Cuadro 15.1: Evoluci´n de Indicadores Financieros o Agosto 1929 M arzo 1933 Oferta de Dinero 26.5 19.0 Circulante 3.9 5.5 Depositos 22.6 13.5 Base Monetaria 7.1 8.4 Circulante 3.9 5.5 Reservas 3.2 2.9 Multiplicador Monetario 3.7 2.3 Razo˜ reservas-dep´sitos n o 0.14 0.21 Raz´n circulante-dep´sitos o o 0.17 0.41

a) Utilice la ecuaci´n cuantitativa del dinero para explicar por qu´ una o e combinaci´n de velocidad constante, precios rigidos a la baja y una o caida abrupta de la oferta de dinero lleva a una caida del producto. b) Explique por que aument´ la raz´n circulante-dep´sitos. o o o c) Explique por que aument´ la raz´n reservas-dep´sitos a pesar de que o o o la tasa de encaje requerida por el Banco Central no vari´ significao tivamente. d ) Se habr´ evitado la ca´ en la oferta de dinero si hubiese existido un ıa ıda seguro estatal a los depositos en 1929? Explique como habr´ variado ıa la evoluci´n de las razones circulante-dep´sitos y reservas-dep´sitos o o o de haber existido este seguro. 2. El dinero en Domeyko. En esta peque˜a econom´ de Domeyko los n ıa ciudadanos no usan circulante. Adem´s los bancos tienen que guardar por a

354

Cap´ ıtulo 15. Demanda por Dinero e Inflaci´n o

ley un 20 % de los depositos de las personas en sus bovedas. La demanda por dinero esta dada por M = Y (0,2 − 0,8i), (15.18)

e donde Y es el ingreso nominal e i es la tasa de inter´s nominal. Inicialmente la base monetaria es de 100 y el ingreso nominal de 5000. a) Determine la oferta de dinero. b) Calcule la tasa de inter´s de equilibrio. Se sabe que el ingreso de las e personas durante el a˜o aumento a 5750. Y en ese mismo per´ n ıodo el Banco Central, suponga que la velocidad de circulaci´n se mantiene o constante, aument´ la base monetaria a 123. o c) Calcule la inflaci´n de ese per´ o ıodo. d ) Calcule el crecimiento del PIB real. 3. Jugando al Banco Central La funci´n de demanda por dinero de una o econom´ resulta ser: ıa Ln( M (t) ) = 0,8Ln(Y (t)) − 0,5Ln(i(t)) P (t) (15.19)

a) Calcule el crecimiento de la cantidad de dinero necesario si desea reducir la tasa de inter´s en un 1 % y si se espera que el producto e real crecer´ en un 4 %, de forma que se mantenga constante el nivel a de precios. b) Suponga ahora que el gobierno esta dispuesto a aceptar una inflaci´n o del 5 %. Repita sus calculos para la parte a). c) El PIB crece a una tasa de un 5 % anual, la inflaci´n acaba siendo o de un 10 % y el Banco Central ha elevado la cantidad de dinero en un 8 %. Qu´ habr´ ocurrido a las tasas de inter´s? e a e

Cap´ ıtulo 16

Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria
En este cap´ ıtulo analizaremos m´s en detalle el proceso de creaci´n de a o dinero y c´mo el Banco Central puede aumentar la oferta de dinero. Despu´s, o e se discutir´n aspectos como el impuesto inflaci´n e hiperinflaciones, as´ como a o ı los costos de ella.

16.1.

La Oferta de Dinero

Como discutimos en el cap´ ıtulo anterior, el dinero son los medios de pagos, los que est´n constituidos por los billetes y monedas en circulaci´n o circulante, a o C, y los dep´sitos a la vista, Dv , los que para iniciar la discusi´n supondremos o o es la unica forma de dep´sitos. En consecuencia M , o usualmente llamado M1 ´ o en su versi´n restringida, se define como: o M = C + Dv . (16.1)

Por otra parte, el banco central es quien tiene el monopolio de la emisi´n o de billetes y monedas. Lo que el banco central emite es conocido como emisi´n, o dinero de alto poder o base monetaria, y denotaremos por H. Suponga que los bancos son simplemente lugares donde se hacen dep´sitos, o y no prestan nada, es decir son s´lo lugares que certifican los dep´sitos del o o p´blico. En este sistema, conocido como sistema de 100 % de reservas, todo lo u que el banco central ha emitido se encuentra en libre circulaci´n o en la forma o de dep´sitos. Es decir, H = M = C + Dv . Sin embargo, no es esa la forma en o que funcionan las econom´ modernas. Los bancos comerciales efectivamente ıas pueden prestar los dep´sitos que reciben, ellos son “intermediadores”de fondos. o Los bancos en general est´n obligados a mantener una fracci´n de sus a o dep´sitos en la forma de reservas, y el resto lo pueden prestar. La idea que o tengan reservas es para mantener la solidez del sistema bancario. Al operar
355

356

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

los bancos como intermediadores entre los depositantes y los deudores, deben siempre estar en condiciones de devolver a los clientes sus dep´sitos. Las corrio das bancarias ocurren cuando hay un desbalance entre lo que el banco tiene disponible y lo que el p´blico demanda. Si los bancos no tienen los fondos disu ponibles, se puede generar un grave problema de liquidez del sistema bancario y en el extremos de podr´ generar una crisis de pagos, es decir que el sistema ıa de pagos en la econom´ deje de funcionar adecuadamente. ıa Las reservas son un porcentaje de los dep´sitos que debe mantener un banco o en reservas, R = θDv . Existe un m´ ınimo legal para este encaje, pudiendo los bancos tener mayores reservas. El encaje depende del tipo de dep´sitos, en o lo fundamental de la capacidad que tenga el p´blico de retirarlos. En general u se exige m´s encaje a los dep´sitos a la vista, ya que pueden ser retirados a o f´cilmente. Los dep´sitos a plazo tiene restricciones sobre n´mero de giros, a o u pueden perder intereses cuando son retirados antes de tiempo, etc., y es por que en general se les exige menor encaje.1 Alguien podr´ argumentar que el encaje no debiera obligarse, ya que los ıa bancos deber´ voluntariamente elegir el ´ptimo. Sin embargo, este es una de ıan o los casos m´s cl´sicos de riesgo moral, donde se justifica regulaci´n. Para que a a o la gente conf´ en el sistema financiero es necesario que haya un “prestamista ıe de ultima instancia ese es el banco central. Es decir, cuando el p´blico no ´ u puede ser cubierto con los fondos de un banco, es el banco central quien de alguna forma se hace cargo, total o parcialmente, de la diferencia. Esto se hace a trav´s de sistemas de seguros de dep´sito, en los cuales se intenta establecer e o expl´ ıcitamente cuanto cubrir´ el banco central de los dep´sitos de un banco a o privado. Estos sistemas var´ de pa´ en pa´ pero la idea b´sica es proveer ıan ıs ıs, a alguna forma de seguro que d´ confianza a los depositantes y as´ elimine, o e ı minimize, los riesgos de crisis bancarias. Puesto que se otorga alguna forma de seguro, esto podr´ inducir a los bancos a adoptar actitudes m´s agresivas de ıa a lo socialmente ´ptimo, en consecuencia se establecen regulaciones prudenciales o para el sistema bancario, las que incluyen los encajes obligatorios. Por lo tanto, la emisi´n del banco central, es decir la base monetaria, s´lo o o corresponde a las reservas de los bancos y el circulante:
2

H = C + R.

(16.2)

Es decir, todos los billetes y monedas que el banco central ha emitido, o est´n en libre circulaci´n en la econom´ o est´ depositado en forma de a o ıa, a reservas en el banco central. Ahora veremos que parte de la creaci´n de dinero tambi´n la realizan los o e bancos comerciales. Para ello considere que las reservas son una fracci´n θ de o
En Chile a los dep´sitos a la vista se les exige un 9 % y a los a plazo 3,6 %. Adem´s en Chile o a existe lo que se conoce como la reserva t´cnica y corresponde a un encaje de 100 % a todos los e dep´sitos a la vista que superen 2,5 veces el capital de un banco. o
1

16.1. La Oferta de Dinero

357

los dep´sitos, y el p´blico desea, dadas sus preferencias, mantener una raz´n o u o 2 igual a c entre de circulante y dep´sitos, es decir: ¯ o C = cDv . ¯ (16.3)

La decisi´n sobre cu´nto mantener en forma de dep´sitos y cu´nto en circulante o a o a depender´ por un lado del costo de cambiar dep´sitos por efectivo y el uso de a o cada uno en diferentes transacciones. Combinando las ecuaciones (16.1), (16.2) y (16.3), llegamos a: M = Oferta (1 + c) ¯ (¯ + θ) c Multiplicador H . Base (16.4)

Como se puede observar, el multiplicador monetario es mayor que uno (debido a que θ < 1). Por lo tanto, la emisi´n del banco central se ve amplificada o por el sistema bancario a trav´s del proceso multiplicador. e La del multiplicador idea es sencilla y la podemos ilustrar con el siguiente caso: suponga que el banco central emite $ 100 que llegan al p´blico. De eso, u 100¯/(1 + c) quedar´n en la forma de circulante, pero el resto 100/(1 + c) c ¯ a ¯ ser´ depositado. De este dep´sito habr´ 100(1 − θ)/(1 + c) despu´s de reservas a o a ¯ e que volver´n al p´blico. De ese total, volver´ al banco 100(1 − θ)/(1 + c)2 , de a u a ¯ 2 2 los cuales s´lo habr´n 100(1 − θ) /(1 + c) que volver´n al sistema despu´s o a ¯ a e de encaje. En consecuencia, en la primera operaci´n la cantidad de dinero o aumentar´ en 100, despu´s en 100(1−θ)/(1+¯), despu´s en 100(1−θ)2 /(1+¯)2 , a e c e c y as´ sucesivamente. Por lo tanto, por cada peso que se emita, la oferta de ı dinero crecer´ en: a 1+ 1−θ 1−θ + 1+c ¯ 1+c ¯
2

+

1−θ 1+c ¯

3

+ ... =

1 1+c ¯ , 1−θ = c+θ ¯ 1 − 1+¯ c

(16.5)

que efectivamente es el valor del multiplicador derivado en (16.4). N´tese que mientras menor es el encaje, mayor es el efecto multiplicador, o y mientras menos la preferencia del p´blico por circulante tambi´n el efecto u e multiplicador es mayor. En el caso de Chile, c ≈ 0,37 y θ ≈ 0,24.3 Todo esto ¯ da un multiplicador para M1A de 2.26. En el caso de Estados Unidos, c ≈ 0,43 ¯ y θ ≈ 0,1, con lo cual el multiplicador es aproximadamente 2.7.
Es f´cil notar que dado este comportamiento la fracci´n del dinero que se mantiene en forma a o de dep´sitos, Dv /M , ser´ 1/(1 + c), y la fracci´n en forma de circulante, C/M , ser´ c/(1 + c). o a ¯ o a¯ ¯ Este ultimo valor puede parecer elevado dada la estructura del encaje de 9 % para dep´sitos ´ o a la vista, pero hay que considerar que los datos de reservas del banco Central de Chile incluyen tambi´n las reservas por dep´sitos a plazo, y en consecuencia no est´n desagregados. Por lo tanto e o a esta cifra para el encaje corresponde a las reservas totales, incluyendo los dep´sitos a plazo, sobre o dep´sitos a la vista. o
3 2

358

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

En el cuadro 16.1 se encuentra la definici´n y magnitud de los agregados o monetarios en Chile. Se parte con la versi´n m´s restringida de M1 y se le o a van agregando, de acuerdo a su liquidez, agregados monetarios, hasta llegar a la versi´n m´s amplia de M7, que se conoce como “ahorro financiero privado o a total”. El uso de M1A (M1 ampliado) en vez de M1 se produjo al ver que la definici´n ampliada definici´n, que incluye adem´s activos financieros l´ o o a ıquidos distintos de dep´sitos a la vista, como son los dep´sitos de ahorro a la vista, o o es m´s apropiada al estimar una relaci´n estable para la demanda por dinero. a o Los datos muestran que la definici´n m´s restringida de M1A es cercana al o a 10 % del PIB, la que aumenta a m´s de 40 % una vez que se le agregan los a dep´sitos a plazo, para llegar al ahorro financiero total del sector privado de o magnitud similar a la del PIB anual.

Cuadro 16.1: Agregados Monetarios en Chile, promedio dic. 2001 Agregado H Definici´n o Emisi´n, incluye billetes, monedas y cheques emitidos o por el Banco central de Chile que se encuentran en libre circulaci´n, m´s los dep´sitos del sistema finano a o ciero en el Baco Central C + D1 (D1: Dep´sitos en cuenta corriente del sector o privado no financiero netos de canje) M1 + Dv (Dv: Dep´sitos a la vista distintos de cueno tas corrientes) + Ahv (Ahv: Dep´sitos de ahorro a la o vista) M1A + Dp (Dp: Dep´sitos a plazo del sector privado) o MM de $ 1831 % del PIB 4.3

M1

3454

8.2

M1A

4111

9.7

M2A

18716

44.4

M7

M2A + Ahp (Ahp: Dep´sitos de ahorro a plazo ino cluidos los de vivienda) (M3) + Documentos del Banco Central en poder del p´blico (Sector privado no u financiero) (M4) + Pagar´s de Tesorer´ en poder del e ıa p´blico (Sector privado no financiero) (M5) + Letras u de cr´dito en poder del p´blico (Sector privado no fie u nanciero) (M6) +Dep´sitos en moneda extranjera del o sector privado

39023

92.5

16.2. Pol´ ıtica Monetaria

359

16.2.

Pol´ ıtica Monetaria

Para poder discutir como se hace pol´ ıtica monetaria en la realidad es importante analizar los balances de cada sector econ´mico. A continuaci´n se o o presentan balances muy simplificados de la econom´ con foco en la cantidad ıa, de dinero. En los cuadros 16.2, 16.3 y 16.4 se presentan los balances del banco central, el sector financiero, y se consolidaron los sectores p´blico y privados u no financiero. Los activos del banco central est´n compuestos por las reservas internaa cionales, las que est´n depositadas en moneda extranjera en el exterior, luego a el cr´dito interno, que es el cr´dito que el banco central otorga a las instie e tuciones financieras, puede poseer adem´s deuda del gobierno (que es pasivo a del gobierno) y tiene otros activos. Por el lado de sus pasivos est´ la emisi´n, a o compuesta de circulante (que es un activo del p´blico) y el encaje (que es u activo de los bancos). Adem´s puede tener deuda, que en el caso de Chile es a importante, aunque para efectos de la pol´ ıtica monetaria se podr´ consolidar ıa con la deuda del gobierno. Suponemos que la deuda del banco central est´ en a manos exclusivamente del sistema financiero. El sistema financiero le presta al sector privado, al banco central y al gobierno, y adem´s de otros activos tiene las reservas de encaje depositadas en a el banco central. Por el lado de los pasivos le debe al banco central el cr´dito e interno y al p´blico los dep´sitos. u o Finalmente el sector no financiero tiene la deuda del gobierno (excluye la deuda al sector privado no financiero que por simplicidad asumimos es cero) y la deuda del sector privado con los bancos. En sus activos tiene el dinero M , constituido por dep´sitos y circulante (no distinguimos dep´sitos a la vista y o o a plazo), y el resto de sus activos.
Cuadro 16.2: Balance del banco central Activos Reservas internacionales (R∗ ) Cr´dito Interno (CI) e b Deuda Gobierno (Bg ) Otros activos Pasivos Circulante (C) Encaje (R = θD) Deuda banco central (Bb ) Patrimonio Neto

Ahora podemos ver como se hace pol´ ıtica monetaria: La forma m´s simple ser´ emitir, creando circulante, y repartirlo usando a ıa un helic´ptero. Dem´s est´ decir que esto es imposible, pero el famoso o a a “helicopter drop”se usa muchas veces en modelos te´ricos para suponer o un aumento de la cantidad de dinero sin tener ninguna otra repercusi´n. o

360

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria Cuadro 16.3: Balance del sistema financiero Activos Pr´stamos sector priv. no fin. (Bp ) e f Deuda gobierno (Bg ) Deuda banco central (Bb ) Encaje (R) Otros activos Pasivos Cr´dito interno (CI) e Dep´sitos (D) o Patrimonio neto

Cuadro 16.4: Balance sector p´ blico y privado no financiero u Activos Dep´sitos (D) o Circulante (C) Otros activos Pasivos Deuda gobierno (Bg ) Deuda privada no fin. (Bp ) Patrimonio Neto

Variando el encaje exigido. El banco central podr´ aumentar la oferta de ıa dinero permitiendo que el encaje sea menor, con lo cual el multiplicador aumentar´ expandiendo la demanda por dinero. Sin embargo, y como ıa, ya lo discutimos, el encaje tiene m´s que ver con regulaci´n prudencial a o del sistema bancario y se usa s´lo en ocasiones excepcionales. o Aumentando el cr´dito interno a los bancos. De esta forma los bancos e tendr´ cr´dito para prestar al sector privado, el cual dejar´ una parte ıan e ıa como circulante y el resto como dep´sitos, con los cual opera el multiplio cador y aumenta la cantidad de dinero m´s de lo que aumenta el cr´dito a e interno. Es importante notar que este es el resultado neto, ya que los bancos probablemente prestar´n a quienes quieren comprar activos, por a ejemplo invirtiendo, de manera que se efect´an transacciones en dentro u del sector no financiero y al final alguien se queda con el aumento de dinero. Este m´todo se usa s´lo para operaciones de muy corto plazo e o (repos: operaciones con pacto de retrocompra) con el objeto de afectar la liquidez de muy corto plazo. En general tampoco se usa esta forma de expandir la cantidad de dinero, ya que envuelve decisiones de quien recibe el cr´dito y en qu´ condiciones. Adem´s el banco central podr´ e e a ıa quedarse con el riesgo del cr´dito, pasando a actuar m´s como un banco e a comercial, desvirtuando de esta forma su rol de autoridad monetaria por uno de prestamista directo. Operaciones de mercado abierto. Esta forma es la m´s usada por los bana

16.2. Pol´ ıtica Monetaria

361

cos centrales y consiste en comprar y vender instrumentos financieros, a cambio de dinero. Por ejemplo, si el banco central desea expandir la cantidad de dinero, podr´ comprar, emitiendo dinero, deuda del gobierno ıa (el caso m´s t´ a ıpico) de los bancos, los que reducir´ sus pr´stamos al ıan e f gobierno (cae Bg ) a cambio de poder aumentar sus colocaciones al sector privado, el que aumentar´ su stock de dinero a trav´s del proceso mulıa e tiplicador ya descrito. La deuda p´blica quedar´ igual, pero una mayor u ıa proporci´n en manos del banco central. Es decir sube la emisi´n compeno o b ıda sado por el lado de los activos con un aumento en Bg , igual a la ca´ en las tenencias de deuda p´blica por parte del sector financiero. u En el caso de Chile, donde el banco central tiene un elevado volumen de deuda, el banco central puede recomprar su deuda a cambio de emisi´n, dejando igual su total de activos, pero aumentando la cantidad de o dinero. Es decir, por el lado de los pasivos del banco central cambiar´ ıa emisi´n por deuda del banco central. Los bancos reducir´ Bb a cambio o ıan de aumentar sus pr´stamos al sector p´blico y privado no financiero, lo e u que en definitiva se traduce en m´s circulante y dep´sitos, por lo tanto a o aumenta la cantidad de dinero. En el caso opuesto, si el banco central quiere reducir la cantidad de dinero, retirando liquidez, saldr´ a vender deuda a cambio de dinero, ıa con lo cual los activos disponibles de los bancos para prestar al sector privado y p´blico no financiero se reducir´ u ıan. M´s adelante discutiremos como funciona la pol´ a ıtica monetaria en una econom´ abierta, pero por ahora nos hemos concentrado en los movimiento ıa en las cuentas de los distinto sectores de la econom´ en una econom´ cerrada. ıa, ıa Las operaciones de mercado abierto son el m´todo m´s usado, y tal como se e a describi´ es la compra y venta de t´ o ıtulos financieros a cambio de dinero. Ahora, equipados con la oferta y demanda por dinero, podemos estudiar el equilibrio en el mercado monetario en el gr´fico 16.1. La intersecci´n de la a o oferta y demanda por dinero nos da la tasa de inter´s nominal de equilibrio. A e esta tasa los individuos est´n con su portafolio en equilibrio. C´mo vimos en el a o cap´ ıtulo anterior, la riqueza financiera de los agentes econ´micos (F ), se puede o separar en dinero (M ), aquella parte que sirve para hacer transacciones pero que no percibe intereses, y bonos (B), que son instrumentos financieros que si pagan intereses. M´s adelante iremos m´s en detalle sobre la relaci´n entre a a o el precio y el retorno de un bono, pero para efectos de la discusi´n de ahora o s´lo basta reconocer que si el p´blico se encuentra satisfecho con sus tenencias o u de dinero, tambi´n lo estar´ con las de bonos. Por el contrario, si desea tener e a m´s dinero que el que posee (demanda mayor que oferta), entonces querr´ tea a ner menos bonos, (demanda por bonos menor que oferta) y estar´ cambiando a bonos por dinero. Por el otro lado, si el individuo quiere menos dinero, en-

362

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

tonces querr´ m´s bonos, y estar´ usando el dinero indeseado para comprar a a a bonos. Esto se puede resumir considerando que dada la restricci´n de activos o financieros la suma de la demanda por cada uno debe satisfacer la siguiente restricci´n presupuestaria: o F = M d + Bd, (16.6) pero en equilibrio se debe tener que esto es igual a la oferta total, es decir, F = M + B, y por lo tanto tenemos que: M d − M + B d − B = 0, (16.7)

lo que implica que la suma de excesos de demanda es igual a cero, y si hay un activo que esta en exceso de demanda el otro estar´ en exceso de oferta. a Ahora podemos estudiar el equilibrio. En equilibrio, la tasa de inter´s hace e que tanto la demanda por dinero (activos l´ ıquidos que no perciben intereses) y por otros activos que si pagan intereses est´n ambas en equilibrio. Si la tasa a de inter´s es mayor, el p´blico querr´ deshacerse de una parte de su dinero e u a (exceso de oferta de dinero) para comprar bonos u otros t´ ıtulos (exceso de demanda de t´ ıtulos), con los cual la tasa de inter´s que pagan estos otros e activos caer´ hasta que ambos mercados est´n en equilibrio.4 Un aumento de a e la oferta de dinero lleva a una ca´ de la tasa de inter´s para generar los ıda e incentivos a la mantenci´n de un mayor stock de dinero. o Despu´s de haber analizado la determinaci´n de la tasa de inter´s real en e o e el lado real de la econom´ y usando la ecuaci´n de Fisher para determinar la ıa, o tasa de inter´s nominal, puede aparecer contradictorio que ahora miramos otro e mercado para saber que pasa con la tasa de inter´s nominal, la que dadas las e expectativas inflacionarias producir´ una tasa de inter´s real que tal vez no sea a e consistente con el equilibrio de largo plazo. Este razonamiento es correcto, y para hacerlo consistente podemos debemos notar que hemos quebrado la dicotom´ cl´sica al asumir que cuando aumentamos la oferta de dinero los precios ıa a permanecen constantes, y en consecuencia la oferta real de dinero aumenta. En el caso que la teor´ cuantitativa se cumpla, no se puede aumentar la oferıa ta real, ya que un aumento en M lleva a un aumento proporcional en P , de modo que M/P permanece constante. Por lo tanto, para este an´lisis hemos a supuesto que hay rigideces de precios que hacen que el dinero no sea neutral y por lo tanto tenga efectos reales. Sobre este tema volveremos en los cap´ ıtulos siguientes. Adem´s debemos considerar que la tasa de inter´s que afectan las operaa e ciones monetarias son las tasas de de corto plazo, ya que la tasa de largo plazo,
M´s adelante, cuando revisemos de nuevo el mercado del dinero en el modelo IS-LM veremos a que esto se asocia al precio de los activos. Si un bono sube de precio porque hay mucha demanda por ´l, su rentabilidad bajar´ producto que para un mismo flujo de pagos futuro, un mayor precio e a resulta en un menor retorno.
4

16.3. El Impuesto Inflaci´n y el Se˜ioriaje: Definiciones B´sicas o n a

363

es decir para instrumentos a 10 o 20 a˜os, se determinan en el lado real. As´ la n ı pol´ ıtica monetaria afectar´ la pendiente de la curva de madurez, en particular ıa el corto plazo.

i

i1 ........................ i2 ...................................

L
M P 1 M P 2

M P

Figura 16.1: Equilibrio mercado monetario

16.3.

El Impuesto Inflaci´n y el Se˜ ioriaje: Definiciones o n B´sicas a

Para comenzar la discusi´n asumiremos que la econom´ no crece y hay o ıa plena flexibilidad de precios, o sea la inflaci´n es igual al crecimiento de la o cantidad de dinero. Adem´s asumiremos que no hay dep´sitos a la vista, de a o o modo que el dinero M 1 es igual al circulante e igual a la emisi´n (dinero de alto poder). El se˜ioriaje, S, corresponde al ingreso real que percibe quien tiene el mon nopolio de la creaci´n de dinero, por el hecho de ser capaz de crear dinero. Al o distribuir el dinero en el mercado este se hace a trav´s de pagos por bienes, e servicios, o compra de activos. Quien emite el dinero puede comprar con la emisi´n, lo que le significa un ingreso nominal de ∆M . En consecuencia, el o

364

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

se˜ioriaje corresponde a:5 n

∆M . (16.8) P La expresi´n se˜ioriaje viene de la Edad Media, en la cual el se˜ioriaje o n n era el ingreso del se˜or feudal por ser capaz de crear los medios de pago, y n con ello pagar salarios, comprar bienes, etc. Multiplicando y dividiendo por M el lado derecho de (16.8), usando m para definir dinero real, y notando que ∆M/M = π, tenemos la tradicional definici´n del impuesto inflaci´n: o o S= IT = πm. (16.9)

N´tese que en esta definici´n ambos son iguales, se˜ioriaje e impuesto inflaci´n, o o n o pero como veremos a continuaci´n, en una econom´ que crece, puede haber o ıa se˜ioriaje y no impuesto inflaci´n. n o ¿Por qu´ la inflaci´n es un impuesto? como ya mencionamos, la inflaci´n e o o deprecia el valor del dinero. Si el p´blico quisiera mantener sus saldos reales, u deber´ acumular dinero, el que presumiblemente lo podr´ adquirir por ejemıa ıa plo trabajando. En otras palabras, habiendo inflaci´n, la adiciones de dinero o nominal para mantener el stock de dinero real constante es el impuesto inflaci´n. Anal´ o ıticamente esto se ve de diferenciar la definici´n de dinero real, con o lo que se llega a: ∆m ∆M = − πm. (16.10) m P Si se quiere mantener m constante, es necesario aumentar las tenencias de dinero nominal, expresada en t´rminos reales, en πm. El se˜ioriaje es el ingreso e n real que recibe el estado por la emisi´n de dinero, mientras el impuesto inflaci´n o o es la p´rdida de capital de quienes tienen dinero producto de la inflaci´n. e o Que el se˜ioriaje no coincide con el impuesto inflaci´n se ve claramente en n o una econom´ en crecimiento, en la cual la demanda por dinero crece producto ıa del crecimiento del ingreso. Tomando el equilibrio demanda-oferta por dinero M/P = L(i, y), diferenciando, y usando y para denotar la tasa de crecimiento del producto, llegamos a la siguiente expresi´n para el se˜oriaje: o n S= ∆M = π+ P
y

∆y m, y

(16.11)

lo que implica que incluso con inflaci´n cero es posible recaudar se˜ioriaje o n producto del aumento de la demanda por dinero. Es posible analizar gr´ficamente el impuesto inflaci´n, tal como se hace con a o cualquier impuesto. En la figura 16.2 se observa la demanda por dinero con
5 En rigor deber´ ser emisi´n en vez de dinero, ya que la diferencia es dinero creado por el sector ıa o bancario el cual, y las cuentas corrientes, en la medida que no paguen intereses tambi´n generan e se˜ioriaje. Por simplicidad aqu´ no hacemos distinci´n entre dinero de alto poder y M1. n ı o

16.3. El Impuesto Inflaci´n y el Se˜ioriaje: Definiciones B´sicas o n a

365

pendiente negativa. El impuesto inflaci´n corresponde al ´rea del rect´ngulo o a a 6 riAB.
Tasa de inter´s e

π

.A  i .......................   
  

B r ......................................... C 0 m Saldos reales

Figura 16.2: Impuesto inflaci´n. o

El costo marginal de proveer dinero podemos asumirlo igual a cero, es decir no cuesta su producci´n, al menos una magnitud relevante. En este caso, el o precio social deber´ ser cero. Esa es la forma de maximizar el bienestar social, ıa que en este caso es el bienestar del consumidor (el ´rea debajo de la curva de a demanda) ya que el costo es cero. En consecuencia el ´ptimo ser´ la soluci´n de o ıa o m´xima liquidez, donde el dinero es el m´ximo posible, y corresponde al punto a a de saciaci´n. Este es un ´ptimo social ya que no cuesta producirlo, entonces o o hay que producir hasta que no provea ninguna utilidad adicional. Este nivel corresponde a una tasa de inter´s nominal igual a cero, es decir una tasa de e inflaci´n ¡negativa! igual a menos la tasa de inter´s real. esta es conocida como o e
6 En ciertos contextos es mejor definir el impuesto inflaci´n como im, es decir la tasa de impuesto o ser´ la tasa de inter´s nominal. La raz´n intuitiva para esto es que la emisi´n de dinero le evita ıa e o o al gobierno tener que endeudarse a una tasa i. Esto se puede ver simplemente considerando un individuo que tiene su riqueza financiera (W ) en la forma de activos que pagan intereses (A) y dinero (M ), o sea W = A + N . En cada per´ ıodo el individuo tiene la siguiente restricci´n presupuestaria: o Yt + (1 + i)At + Mt = Ct + At+1 + Mt+1 , la que es equivalente a Yt + (1 + i)Wt = Ct + Wt+1 − iMt . Lo que el ultimo t´rmino de esta ecuaci´n muestra es que el individuo pierde en t´rminos nominales ´ e o e iM por tener dinero en vez de activos que rindan intereses. Aunque esto no es muy importante en el an´lisis y depende del modelo espec´ a ıfico que se est´ hablando, esta nota es util para entender a ´ p´rdida del consumidor. Una manera de evitar estos problemas habr´ sido directamente asumir e ıa r = 0.

366

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

la “regla de Friedman”. Sin duda este es un punto de vista interesante y basado en teor´ b´sica, lo ıa a que lo hace adem´s elegante. Sin embargo, tanto la teor´ como la pr´ctica lo a ıa a han desechado como recomendaci´n de pol´ o ıtica. La primera l´ ınea cr´ ıtica viene de la teor´ de las finanzas p´blicas, la que plantea que todos los impuestos ıa u deben ser analizados en conjunto ya que todos introducen distorsiones. El ´ptio mo es igualar el costo marginal social de cada uno de ellos, y por ello siempre se observa una combinaci´n de impuestos. Hay tambi´n otras razones, tal vez o e m´s importantes, para desechar esta recomendaci´n. No obstante, este an´lisis a o a nos muestra claramente que la inflaci´n tiene costos sociales en t´rminos de o e p´rdida de bienestar del consumidor como cualquier bien, y una econom´ con e ıa alta inflaci´n estar´ usando innecesariamente muy poco dinero para facilitar o a transacciones. Por ultimo es necesario se˜alar que en el cap´ ´ n ıtulo anterior, usando la teor´ ıa cuantitativa y el supuesto de flexibilidad de precios que nos permit´ estar ıa en pleno empleo, indic´bamos que el dinero es neutral en el largo plazo, y su a tasa de crecimiento s´lo determinaba la inflaci´n. Aqu´ sin embargo, hemos o o ı, visto que la inflaci´n tiene un efecto real, y sobre el bienestar, producto que o introduce una distorsi´n. Agregando decisiones de oferta de trabajo, es f´cil o a introducir efectos de la inflaci´n sobre el nivel de actividad, con lo cual la o inflaci´n tendr´ efectos reales, rompiendo la dicotom´ cl´sica. No obstante, o ıa ıa a estos son efectos de largo plazo, y no alterna de manera sustancial nuestro an´lisis de separar las partes real y monetaria. M´s a´n, te´ricamente se dice a a u o en este caso que el dinero no es superneutral, ya que su tasa de crecimiento (inflaci´n) afecta las variables reales. Pero, sigue siendo neutral ya que cambios o en el nivel del stock de dinero no tiene efectos de largo plazo.

16.4.

El Se˜ ioriaje, la Inflaci´n e Hiperinflaciones n o

En esta secci´n discutiremos la relaci´n entre la tasa de inflaci´n y el o o o se˜ioriaje, lo que nos permitir´ entender como se relacionan las finanzas p´blin a u cas, es decir la recaudaci´n “tributaria”de la inflaci´n, y la tasa de inflaci´n. o o o A continuaci´n discutiremos como es posible que se genere hiperinflaci´n. o o e Considerando una demanda por dinero definida por L(r+π , y), y asumiendo que y es a nivel de pleno empleo, la tasa de inter´s real es constante y dada, e tendremos que la demanda por dinero depender´ solamente de la inflaci´n esa o perada. Normalizaremos la tasa de inter´s real a cero. Supondremos, que en e ausencia de incertidumbre, la inflaci´n esperada es igual a la inflaci´n efectiva. o o En consecuencia podemos simplicar la demanda por dinero en L(π), donde la relaci´n entre ambas variables es negativa y dada por la elasticidad inter´s de o e

16.4. El Se˜ioriaje, la Inflaci´n e Hiperinflaciones n o

367

la demanda por dinero ( i = (∂L/∂i)(i/L) < 0). El se˜ioriaje ser´ entonces: n a S = πL(π). (16.12)

No hay una relaci´n uno a uno entre inflaci´n y se˜ioriaje. Si la demanda o o n por dinero es inel´stica a las tasas de inter´s, cualquier aumento en la inflaa e ci´n aumentar´ el se˜ioriaje, pero a medida que la elasticidad sube en valor o a n absoluto, la ca´ en la demanda compensar´ el aumento en se˜ioriaje, puıda a n diendo incluso dominar la ca´ de demanda por sobre el aumento de la tasa ıda de inflaci´n. o Anal´ ıticamente esto se ve tomando la derivada del se˜ioriaje respecto de la n inflaci´n (recordando que la derivada respecto de la inflaci´n es la misma que o o la derivada respecto a la tasa de inter´s): e S ≡ dS ∂L =L+π = L(1 + i ). dπ ∂i (16.13)

S es positivo cuando i > −1, es decir mientras la elasticidad se baja y se ubique en el rango (-1,0). En caso contrario, cuando la demanda es muy el´stica, o sea la elasticidad es m´s negativa que -1 (est´ en el rango (-∞,a a a 1)), un aumento de la inflaci´n llevar´ a una reducci´n en la recaudaci´n de o a o o se˜ioriaje. n Lo m´s probable es que a inflaciones bajas la demanda sea m´s inel´stica a a a que a inflaciones altas, de manera que uno puede esperar que la relaci´n entre o el se˜ioriaje y la inflaci´n sea la presentada en la figura 16.3. Para un mismo n o A nivel de se˜ioriaje (S1 ), habr´ dos tasas de inflaci´n, una alta (π1 ) y una n a o B inflaci´n baja (π1 ). Este es ya un cl´sico en la literatura de finanzas p´blicas o a u y se conoce como la curva de Laffer, uno de los precursores del “supply side economics”, que plantea que subir la tasa de impuesto (inflaci´n en nuestro o caso), no necesariamente aumenta la recaudaci´n, porque la base tributaria o (dinero en nuestro caso cae). La aplicaci´n de la curva de Laffer es popular en o la discusi´n de los impuestos al ingreso, y muchos la han usado para sugerir o reducciones en las tasas de impuestos, en el sentido que se plantea que una reducci´n de la tasa puede llevar a un aumento de la recaudaci´n porque o o la econom´ producir´ m´s. Esto supone que los impuestos actuales ser´ ıa a a ıan muy altos y la econom´ en cuesti´n estar´ en el “lado equivocado”de la ıa o ıa curva de Laffer. En nuestro caso con la inflaci´n, una econom´ podr´ tener o ıa ıa innecesariamente mucha inflaci´n, pero en este caso la din´mica de como se o a llega a ese punto es importante. Si la inflaci´n est´ al lado equivocado de la o a curva de Laffer una reducci´n de ella llevar´ a un aumento del se˜ioriaje. o ıa n Si S est´ fijo ex´genamente, y se produce una ca´ en la demanda por a o ıda dinero, producto por ejemplo de sustituci´n de monedas hacia el uso de moneda o extranjera, o innovaci´n financiera que permite que la gente ahorre en el uso o

368

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

Se˜ioriaje n

S ∗ ...........................

. . S1 ......................................................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
B π1 A π1

Inflaci´n o

Figura 16.3: Inflaci´n y se˜ioriaje. o n

del dinero, la curva de S se desplazar´ hacia abajo, y en caso de estar en π1 , a la inflaci´n aumentar´. o a Tambi´n existe una recaudaci´n m´xima (S ∗ ), la que ocurre cuando la e o a elasticdad inter´s de la demanda por dinero es -1. la raz´n es sencilla: cuando e o = −1 un aumento o reducci´n marginal de la inflaci´n en un x %, produo o i cir´ una ca´ o aumento de la demanda por dinero de exactamente x %, y por a ıda lo tanto la recaudaci´n no var´ en ese punto, estando en el nivel m´ximo. o ıa a Para conducir la discusi´n nos enfocaremos en una demanda por dinero o espec´ ıfica, conocida como la demanda por dinero de Cagan, propuesta en 1956 y que tiene todas la virtudes anal´ ıticas para analizar la relaci´n entre inflaci´n o o y las finanzas p´blicas. Para ello asumimos que la demanda es de la forma: u ln m = b − ai + ln y, (16.14) donde b y a2 son constantes positivas y se asume una elasticidad ingreso unitaria. Asumiendo que y es constante, no hay crecimiento del ingreso, la tasa de inter´s real es constante, y las expectativas de inflaci´n igual a su valor e o efectivo, llegamos a la cl´sica formulaci´n de Cagan: a o m = Be−aπ , S = Bπe−aπ . (16.15) (16.16) donde B = yebr es una constante. Por lo tanto el se˜ioriaje est´ dado por: n a Es f´cil chequear que la inflaci´n que maximiza el se˜ioriaje es el inverso a o n de la semi-elasticidad del dinero respecto de la tasa de inter´s. e

16.4. El Se˜ioriaje, la Inflaci´n e Hiperinflaciones n o

369

Ahora podemos discutir varios mecanismos por los que se pueden producir hiperinflaciones. Por hiperinflaci´n se entiende que son inflaciones muy altas. o Se usa la idea que son inflaciones superiores al 50 % mensual, esto es aproximadamente ¡13000 %! a˜ a˜o. Lo m´s relevante, sin embargo, es que estos n n a fen´menos se caracterizan por un aumento exponencial de la tasa de inflaci´n, o o lo que tiene como contraparte una reducci´n a cero de la cantidad de dineo ro. Aunque en general esto requiere de m´s detalle anal´ a ıtico, esbozaremos los principales argumentos dados en la literatura para que haya hiperinflaciones. En todos estos caso es clave la formaci´n de expectativas. o Din´mica especulativa: si la gente espera que la inflaci´n suba, esto proa o duce que la demanda por dinero caiga, lo que deber´ significar mayor ıa inflaci´n para financiar un S dado. La mayor inflaci´n puede conducir a o o mayor inflaci´n esperada, repiti´ndose el proceso, con inflaci´n creciente o e o y dinero reduci´ndose. Para que esto ocurra es necesario agregar algue nas restricciones sobre los par´metros de la demanda por dinero y/o la a formaci´n de expectativas que aqu´ no analizaremos. o ı Excesivo desequilibrio fiscal: en este caso la idea es que el proceso hiperinflacionario se produce porque la autoridad desea financiar m´s de lo a ∗ que se puede, es decir, intenta financiar m´s de S . Por ejemplo, cona sidere el caso en que dada la aceleraci´n inflacionaria es muy r´pida y o a en consecuencia en este proceso las expectativas van rezagadas. Dado m, demandado con una inflaci´n esperada dada, la autoridad puede crear o m´s inflaci´n aumentando m´s aceleradamente la cantidad de dinero, y a o a ser capaz de financiar S ∗ . Pero, inmediatamente despu´s las expectativas e subir´n, con lo cual m se reduce m´s, lo que requiere que la autoridad a a acelere m´s la creaci´n de dinero, generando m´s inflaci´n. Este es un a o a o proceso inestable que conduce a una explosi´n de la inflaci´n . . . o de la o o econom´ Alternativamente, las expectativas de inflaci´n se podr´ ajusıa. o ıa tar instant´neamente, pero el ajuste de la demanda por dinero es m´s a a lento. De nuevo es posible que se genere una hiperinflaci´n por tratar de o financiar un se˜ioriaje superior a S ∗ , y ese caso veremos a continuaci´n n o con la ayuda de un poco de c´lculo. a Analizaremos una hiperinflaci´n generada por un ajuste lento de la deo manda por dinero e inflaci´n igual a la inflaci´n efectiva (predicci´n perfecta o o o o “perfect foresight”). Para ello asumiremos la demand de Cagan para la cantidad de dinero ´ptima: o m∗ = Be−aπ . (16.17) Consideraremos que la cantidad real de dinero se aproxima (porcentualmente) una fracci´n α del desequilibrio entre el dinero deseado y el efectivo. Si denoo tamos por m el aumento instant´neo en la cantidad de dinero, es decir dm/dt, ˙ a

370

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

el supuesto sobre el ajuste gradual de la demanda puede ser escrito como: m ˙ = α(ln m∗ − ln m). (16.18) m Denotando por σ el crecimiento porcentual de la cantidad nominal de dinero, y notando que π = σ − m/m, y reemplazando la demanda de Cagan en lugar ˙ de m∗ , llegamos a la siguiente ecuaci´n que describe la evoluci´n de los saldos o o reales: α m ˙ = (ln B − aS/m − ln m). (16.19) m 1 − aα Para llegar a esta relaci´n hemos adem´s considerado que S = σ/m, adem´s o a a se supone que aα > 1, o sea el ajuste de los saldos reales es relativamente r´pido a (pero no infinito). La figura 16.4 presenta esta relaci´n para dos supuestos o de se˜ioriaje. La curva A lo hace para S < S ∗ , es decir para una cantidad n de se˜ioriaje menor que el m´ximo posible con inflaci´n estable. Todos los n a o puntos sobre el eje horizontal corresponden a aumentos en los saldos reales, y viceversa. En este caso hay un equilibrio estable, de los dos posible de la curva de Laffer, y ´ste corresponde al de m alto, es decir el de inflaci´n baja. La curva e o B representa un caso en que el gobierno quiere recaudar m´s de S ∗ , lo que es a imposible en una situaci´n de estabilidad como lo vimos anteriormente. Sin o embargo, producto que la demanda no se ajusta instantane´mente, es posible, a a trav´s de un crecimiento en la tasa de expansi´n del dinero, producir m´s e o a inflaci´n, lo suficiente como para financiar S, pero con una inflaci´n explosiva, o o “corriendo delante de la demanda por dinero”, lo que conduce a un permanente disminusi´n de los saldos reales, los que convergen a cero. En este caso ocurre o una hiperinflaci´n causada por un desequilibrio fiscal. o Como muestra este ejemplo, no es f´cil generar anal´ a ıticamente hiperinflaciones, y es por ello que la literatura ha asumido procesos puramente especulativos en contra del dinero, o supuestos de ajuste lento de expectativas as´ como la demanda por dinero. En todo caso, esto muestra como en realidad ı la hiperinflaci´n puede ser el resultado del intento de financiar una cantidad o excesiva de recursos v´ impuesto inflaci´n, y de ah´ que las hiperinflaciones ıa o ı hayan estado hist´ricamente asociadas con desequilibrios fiscales. o

16.5.
16.5.1.

Los Costos de la Inflaci´n o
¿Por qu´ la inflaci´n es costosa? e o

Cuando se habla de los costos de la inflaci´n es importante, en primer o lugar, distinguir entre aqu´llos de la inflaci´n anticipada y de la inflaci´n no e o o anticipada, la que se asocia m´s con la incertidumbre. a Respecto de la inflaci´n anticipada ya vimos que ella genera distorsiones o en el funcionamiento de la econom´ resultando en p´rdidas de bienestar. Ya ıa, e

16.5. Los Costos de la Inflaci´n o

371

ln m ˙

b   ) )  G % © }

‚ w w

ln m
} o o “A “

B

Figura 16.4: Din´mica de hiperinflaci´n. a o

vimos que el p´blico ahorra en el uso del dinero, reduciendo su beneficio en u el facilitamiento de las distorsiones, e incluso como ya se discuti´, el ´ptimo, o o desde este punto de vista, es producir la m´xima liquidez con una tasa de a inter´s nominal igual a cero, pero llegar a este punto es tambi´n costoso, tal e e como se plantea m´s adelante. a Se han realizado numerosos estudios para cuantificar esta p´rdida de biee nestar, la que no es menor. Los c´lculos realizados hasta hoy muestran que a en pa´ ıses de inflaciones bajas y moderadas, de 0 a m´s o menos 25 %, una a rebaja de la inflaci´n de entre 5 y 10 puntos porcentuales puede acarrear gao nancias de bienestar entre 0,1 y 1 % del PIB de manera permanente. Como se ve, los c´lculos indican que bajar un par de puntos la inflaci´n podr´ tener a o ıa beneficios menores, pero la inflaci´n tiene muchos otros costos que seguiremos o discutiendo. Existen otras razones por las cuales los costos de la inflaci´n anticipada o pueden aumentar, o sea, los tri´ngulos se pueden magnificar. Una primera a raz´n es la interacci´n entre el sistema tributario y la inflaci´n. La idea es o o o que la inflaci´n reduce el retorno al ahorro, desincentivando la acumulaci´n o o de capital y distorsionando la decisi´n entre consumo corriente y consumo o futuro. Por ejemplo, ai los impuestos sobre ganancias de capital e intereses se hacen sobre una base nominal, implica que una mayor inflaci´n aumenta o los impuestos. Sin duda, muchos de estos costos se pueden evitar corrigiendo el sistema tributario, o al menos indiz´ndolo. Sin embargo, la indizaci´n no a o est´ exenta de costos. Lo importante de resaltar los efectos sobre el sistema a

372

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

tributario es que en la medida que la operaci´n de la econom´ se basa en o ıa cantidades nominales, la inflaci´n genera distorsiones. o Otro aspecto importante al discutir los costos de la inflaci´n anticipada es o su impacto distributivo. Se ha argumentado que la inflaci´n afecta de manera o especial a los sectores de menores ingresos. Existe alguna evidencia que muestra que la inflaci´n afecta negativamente la distribuci´n de ingresos, aunque no o o es un resultado general. La principal raz´n para esto es que los asalariados de o bajos ingresos, personas jubiladas y trabajadores del sector informal, tienen menos mecanismos para protegerse de la erosi´n inflacionaria de sus ingresos. o En general ellos no tienen cl´usulas de indizaci´n de ingresos, o si las tienen son a o muy infrecuentes. Tambi´n la inflaci´n no anticipada genera redistribuciones e o de riqueza de acreedores a deudores, con los consiguientes efectos distributivos y sobre los incentivos en el mercado de ahorros y pr´stamos. En situaciones de e inflaci´n extrema las redistribuciones de riqueza son masivas. El otro elemento o regresivo de la inflaci´n, aunque no aparezca en las cifras de distribuci´n de o o ingresos, es el hecho de que la gente de menores ingresos tiene una mayor fracci´n de su riqueza financiera en forma de dinero y por lo tanto pagan una o fracci´n mayor, como porcentaje de su ingreso, del impuesto inflaci´n. o o La inflaci´n tambi´n crea incertidumbre, y tal vez la principal raz´n dada o e o por las autoridades econ´micas para reducir la inflaci´n es que un ambiente o o macroecon´mico estable reduce la incertidumbre y permite planificar en un o horizonte m´s largo, incentivando la inversi´n y la innovaci´n. En general hay a o o una correlaci´n positiva entre el nivel de la inflaci´n y la variabilidad de la o o inflaci´n, y tambi´n hay una correlaci´n positiva entre el nivel de la inflaci´n o e o o y la variabilidad de los precios relativos. La mayor incertidumbre generada por la inflaci´n genera desincentivos a la inversi´n lo que afecta el crecimiento o o de largo plazo. La mayor variabilidad de precios relativos aumenta los costos de b´squeda por buenos precios, generando tambi´n un gasto innecesario u e de recursos. Con inflaci´n alta y variable los precios pierden su contenido ino formativo sobre los precios futuros. En otras palabras, es dif´ saber si un ıcil vendedor de precios bajos hoy lo seguir´ siendo ma˜ana, puesto que los fuera n tes cambios en precios relativos implica que su valor actual no puede predecir el precio relativo del futuro. Por lo tanto, los costos de b´squeda aumentan y u los m´rgenes de comercializaci´n tambi´n. Pero, a´n as´ los costos de b´squea o e u ı u da y m´rgenes no aumentan, el reducido contenido informativo de los precios a har´ que los consumidores realicen transacciones menos beneficiosas por la a falta de informaci´n. o Tal vez la distorsi´n m´s importante que genera la inflaci´n, en especial su o a o variabilidad, en la asignaci´n de recursos sea el incentivo a desviar recursos o a actividades de protecci´n contra la inflaci´n. Cuando la inflaci´n es alta y o o o variable, las empresas destinan m´s recursos al manejo de su portafolio para a evitar p´rdidas financieras producto de la inflaci´n que a actividades de ine o

16.5. Los Costos de la Inflaci´n o

373

novaci´n y a incrementos de la productividad. Los directivos de las empresas o tienden a pasar m´s tiempo preocupados de analizar las perspectivas inflaa cionarias que las perspectivas de su propio negocio. En definitiva, la inflaci´n o genera incentivos para rent seeking y distorsiona la asignaci´n de los talentos. o Asimismo, el sector financiero tiende tambi´n a crear instrumentos de proe tecci´n contra la inflaci´n en vez de realizar una eficiente intermediaci´n fio o o nanciera que permita canalizar de la mejor forma posible el ahorro financiero. Fluctuaciones bruscas de la inflaci´n pueden generar enormes ganancias y o p´rdidas de capital, lo que hace que los esfuerzos se destinen a este tipo de e actividades. La gente en su trabajo, u horas libres, tambi´n tiene que dedicarse e a proteger sus activos contra la inflaci´n. o La inflaci´n m´s variable tiene un impacto directo en el mercado de cao a pitales, introduciendo m´s riesgo en los contratos nominales de largo plazo. a El premio por riesgo inflacionario puede ser importante y llegar hasta un 1 % en econom´ de baja inflaci´n y a´n mayor en econom´ inestables. Esto ıas o u ıas encarece el costo del cr´dito y reduce la inversi´n. e o Es tambi´n posible, que dados las distorsiones en la asignaci´n de recursos e o y los desincentivos a la inversi´n tengan efectos negativos sobre el crecimiento o de largo plazo. 16.5.2. La inflaci´n ´ptima o o

Habiendo argumentado que la inflaci´n es costosa, la pregunta natural es o por qu´ no eliminarla por completo. Esto se podr´ lograr eliminando las causas e ıa fundamentales de la inflaci´n, por ejemplo desequilibrios fiscales, e ignorando o los costos de reducir la inflaci´n (lo que se estudia m´s adelante). ¿Significa o a esto que la inflaci´n deber´ ser reducida a cero? o m´s a´n, ¿se deber´ llegar o ıa a u ıa a la regla de Friedman de tener una deflaci´n igual a la tasa de inter´s real? o e En general, existen razones de peso para pensar que una tasa baja, pero positiva, deber´ ser el objetivo de mediano y largo plazo. Por baja, y depenıa diendo del pa´ se est´ pensado en inflaciones positivas, pero debajo de un ıs, a 5 %. Es necesario fundamentar por qu´ la inflaci´n media no deber´ estar en e o ıa torno a cero. A este respecto existen cuatro razones importantes: La inflaci´n baja, pero positiva, “lubrica”el funcionamiento del mercado o del trabajo y de bienes. En un mundo con rigideces de precios es m´s a f´cil bajar los salarios reales con un aumento en el nivel de precios que a con la ca´ de los salarios nominales. Asimismo, es m´s f´cil lograr una ıda a a depreciaci´n real con un aumento del tipo de cambio nominal que con o una baja de los precios dom´sticos. e La inflaci´n que convencionalmente se mide por el incremento del ´ o ındice

374

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

de precios al consumidor, tiene un sesgo hacia arriba con respecto al verdadero aumento del costo de la vida. En los Estados Unidos se estima que este sesgo podr´ llegar a ser del orden del 2 %. ıa Una inflaci´n positiva permite que la tasa de inter´s real sea negativa, o e entragando un rango mayor para pol´ ıticas, que v´ bajas de tasas de ıa inter´s, pretendan estimular la actividad econ´mica en el corto plazo. e o Si bien hay suficiente evidencia, y acuerdo, sobre los da˜os de inflaciones n moderadas y altas, la evidencia para niveles de inflaci´n en torno a cero o es menos concluyente, en especial debido a que no existen suficiente experiencias de pa´ exitosos con inflaciones permanentes en torno a cero ıses (algo nos dice esto respecto de sus costos). La primera de las razones reci´n enunciadas es sin duda la m´s importante. e a El permitir algo de inflaci´n positiva se le ha llamado el el efecto de lubricaci´n. o o Las econom´ est´n sujetas a una serie de shocks sectoriales y externos que ıas a requieren de cambios en los precios relativos. Normalmente los precios que tienen que subir lo har´n, pero los que tienen que bajar se resistir´n, con a a consecuencias sobre el nivel de actividad y una eficiente asignaci´n de recursos. o Es m´s f´cil que los precios (relativos) que necesiten caer lo hagan ayudado a a por algo de erosi´n inflacionaria que por una ca´ en su valor nominal. Los o ıda casos m´s claros son los salarios reales y el tipo de cambio real. a Otra raz´n para tener inflaciones positivas es que el IPC sobrestima el vero dadero aumento del costo de la vida. Los sesgos del IPC son varios, pero hay dos particularmente relevantes. Primero, al ser un ´ ındice de Laspeyres, o sea, los ponderadores no cambian cuando cambian los precios relativos, est´ sobrea estimando los verdaderos aumentos en el costo de la vida, por cuanto en la pr´ctica la gente sustituye los bienes que se encarecen por bienes m´s baratos. a a Si el precio relativo de un bien sube, y sube mucho, es probable que incluso se deje de consumir, pero su ponderaci´n en el IPC ser´ con su participaci´n en o a o la canasta de consumo a los precios relativos del per´ ıodo base. Y en segundo lugar, los precios de un bien no consideran, a lo m´s s´lo parcialmente, el hea o cho de que ellos mejoran de calidad y, en consecuencia, su precio por calidad se reduce. El ejemplo cl´sico son los computadores. Un computador de 1.500 a d´lares en 1988 es muy distinto de uno del mismo valor el 2001. Claramente o el precio por unidad de servicio del computador ha ca´ abruptamente. ıdo La posibilidad que la tasa de inter´s real pueda ser negativa con inflaciones e positivas se debe a que si la inflaci´n es cero o negativa, la tasa de inter´s real o e a ınimo en cero. La raz´n es que la tasa de inter´s nominal o e (r = i−π) tendr´ su m´ nunca puede ser negativa. Debido a que el p´blico es libre de mantener dinero, u el cual tiene un retorno nominal exactamente igual a cero, no puede haber un activo que ofrezca un retorno nominal negativo ya que nadie lo mantendr´ ıa.

16.6. Problemas

375

Ser´ mejor quedarse con la plata bajo el colch´n. Esta es una de las razones ıa o por la cual muchos analistas argumentan que la econom´ japonesa tiene diıa ficultades para salir de la recesi´n, ya que con tasas de inter´s nominal igual o e a cero el 2001, la inflaci´n fue negativa. Por esta raz´n, muchos se preguntan o o como generar una inflaci´n positiva para que la tasa de inter´s real caiga de o e cero. La mayor´ de la evidencia emp´ ıa ırica apunta a la conclusi´n que la inflaci´n o o es costosa. Cuando se llega a niveles en la parte inferior de un d´ ıgito, digamos en la mitad de abajo, los efectos son menos concluyentes. No hay suficiente evidencia de casos de inflaci´n en torno a cero por un per´ o ıodo prolongado. Es cierto que la evidencia, incluso para pa´ ıses de la OECD, muestra que la inflaci´n frena el crecimiento, pero tambi´n se debe reconocer que hay inveso e tigaciones que encuentran efectos m´s d´biles. Es dif´ pensar que los costos a e ıcil m´s importantes que se han discutido aqu´ para casos de inflaciones modea ı radas, como son la desviaci´n de recursos a actividades de protecci´n contra o o la inflaci´n, o las distorsiones de informaci´n sobre precios relativos y en los o o mercados financieros, sean muy altos a niveles bajo un 5 %. Incluso no es claro qu´ ocurre con “el tri´ngulo de inflaci´n”. El debate en torno a cu´nto deber´ e a o a ıa llegar la inflaci´n en pa´ o ıses desarrollados a´n no tiene conclusiones definitiu vas. M´s escasa a´n es la discusi´n en pa´ en desarrollo. En gran medida a u o ıses la inflaci´n ´ptima depender´ de caracter´ o o a ısticas espec´ ıficas de las econom´ ıas. Hay que tomar muy en serio el tema de la volatilidad de los precios relativos, y aspectos como la falta de flexibilidad a la baja de precios y salarios son un poderoso argumento para descartar inflaci´n cero, como una inflaci´n ´ptima. o o o Si consideramos que los pa´ de la OECD que tiene pol´ ıses ıticas monetarias basadas en metas de inflaci´n tienen un objetivo promedio en torno a 2 %, con o un rango que va entre 0 y 3,5 %, y en los pa´ en desarrollo es ligeramente ıses superior. Estos rangos sin duda proveen utiles gu´ para la pol´ ´ ıas ıtica econ´mica. o

16.6.

Problemas

1. Dinero y Se˜ oriaje En el pa´ de Kuta viven N individuos, que mann ıs tienen el dinero tanto como circulante, como tambi´n en sus dep´sitos e o ˜ en el banco. Se ha determinado que el multiplicador monetario es θ. La demanda por dinero de los habitantes de Kuta es: L(i, y) = ay(b − i) donde y es el producto de Kuta. a) Suponga que todos los individuos tienen ingreso y , calcule el se˜oria˜ n je, si la inflaci´n es de un 10 %. ¿Qu´ supuestos tienen que ocurrir o e en la econom´ para poder calcular el se˜oriaje? ıa, n (16.20)

376

Cap´ ıtulo 16. Oferta de Dinero y Pol´ ıtica Monetaria

b) Suponga que b > r, donde r es la tasa de inter´s, calcule la tasa de e inflaci´n que maximiza los ingresos del gobierno. ¿Qu´ sucede con o e la inflaci´n, que usted recien calculo, si sube la tasa de inter´s real? o e c) Recientes estudios del Banco Central de Kuta han determinado que ˜ el multiplicador en realidad era aθ, donde a > 1. ¿Qu´ efecto tiene e este anuncio sobre su respuesta en la parte anterior?

Cap´ ıtulo 17

Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros
17.1. Introducci´n o

La pol´ ıtica monetaria afecta a la econom´ b´sicamente a trav´s de los ıa a e mercados financieros. Al cambiar las tasa de inter´s, en particular la de corto e plazo, afecta los retornos y precios de los muchos activos financieros, y de ah´ afecta las decisiones de ahorro e inversi´n del p´blico, transmitiendo las ı o u decisiones financieras sobre la actividad econ´mica. o El prop´sito de este cap´ o ıtulo es analizar el mercado de renta fija y como contiene importante informaci´n relevante sobre las perspectivas econ´micas, o o 1 en particular sobre el curso futuro de la pol´ ıtica monetaria. Existen b´sicamente dos segmentos importantes que es util distinguir en el a ´ mercado financiero: el mercado de renta fija (fixed-income) y el de renta variable (equity market). Es importante notar que excluimos del an´lisis el sistema a bancario en cuanto a su rol intermediando el cr´dito, es decir nos enfocamos e en el mercado de valores, o tambi´n llamado t´ e ıtulos de oferta p´blica. Sin u embargo, cuando analicemos la estructura de tasas y queramos ver el comportamiento de las tasas en plazos cortos, usualmente menores a un a˜o, estas son n fundamentalmente tasas bancarias ya que en la mayor´ de los pa´ ıa ıses, salvo los desarrollados con grandes mercados de capitales, los mercados de renta fija a menos de un a˜o son peque˜os. n n Las tasa que al final cobran los bancos depende de sus costos de fondeo, los cuales est´n asociados a las tasa de pol´ a ıtica monetaria (corto plazo) y los retornos de otros activos, que es lo que en definitiva determina el costo de oportunidad de los recursos que tiene para prestar. De ah´ la importancia de ı
1 Para una presentaci´n m´s formal y muy completa de los t´picos tratados en este cap´ o a o ıtulo ver ver Campbell, J., A. Lo y C. MacKinlay (1997). Ver tambi´n Campbell, J. (1995). Para una e presentaci´n m´s desde el punto de financiero ver Garbade, K. (1996). o a

377

378

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

entender el mercado de renta fija. Los instrumentos de renta fija, llamados bonos o pagar´s, son instrumentos e que especifican un pago fijo, que el emisor pagar´ (de ah´ la expresi´n pagar´) a ı o e en el futuro al tenedor del instrumento en una fecha, o fechas, especificadas. La denominaci´n de este pago puede ser en diferentes monedas: pesos, d´lares, o o euros, yenes, etc., o denominaciones especiales como la deuda indexada, por ejemplo en UF en Chile. La idea de los instrumentos de renta fija es que son muy f´ciles de ponerle precio, dada su simplicidad. Por supuesto si queremos a comparar bonos en d´lares versus pesos, y transarlos, elementos de riesgo o cambiario son importantes. Sin embargo, y como veremos m´s adelante, existe a una relaci´n muy sencilla entre el retorno y el precio de un instrumento de o renta fija. La idea es que los instrumentos de renta fija representan un pago que se har´ con seguridad, esto nos ahorra la complicaci´n de agregar otros tipos de a o riesgo, como por ejemplo el riesgo de no pago (default). Sin embargo, en la pr´ctica hay pocos emisores que aseguren pagar siempre. En teor´ ninguno, a ıa pero la probabilidad de no pago de algunos es ´ ınfima. El caso m´s usado son a los papeles emitidos por el Tesoro de los Estados Unidos (T-bills, T-notes). En pa´ emergentes a sus bonos se les exige un retorno adicional por el riesgo de ıses no pago (spread respecto de un T-bill). Aqu´ ignoraremos, en la mayor parte ı de la discusi´n, la probabilidad de no pago. o Los instrumentos de renta variable son todos aquellos cuyo pago futuro es incierto. El caso m´s cl´sico son las acciones, que pagan dividendos que son a a variables. Existen tambi´n bonos con caracter´ e ısticas especiales, por ejemplo se pueden convertir en acciones, lo que tambi´n implica que su pago es incierto e y depende del estado naturaleza futuro. Tambi´n est´n las opciones y todos e a los instrumentos derivados, que son combinaciones de diferentes instrumentos. Hac´ el final del cap´ ıa ıtulo haremos algunos comentarios sobre el precio de las acciones y la pol´ ıtica monetaria. Los instrumentos de renta fija s´lo tienen riego emisor, es decir que este no o pueda cumplir su compromiso pactado. Por su parte los instrumento de renta variable tienen riesgo emisor y tambi´n riesgo precio. e Entender la estructura de tasas de inter´s y su interacci´n con la pol´ e o ıtica monetaria es fundamental para entender la transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria hacia las tasas de m´s largo plazo, que son muy importantes desde el punto a de vista de la actividad econ´mica. La decisi´n de comprar una casa o hacer o o una inversi´n depende de las tasas largas. Incluso decisiones como capital de o trabajo o consumo dependen de tasa a plazos de un a˜o. La pol´ n ıtica monetaria por su parte act´a de forma directa sobre tasas de muy corto plazo, por u ejemplo la interbancaria, a la cual se prestan los bancos por un d´ Pero esta ıa. tasa, y en particular sus expectativas de evoluci´n futura definen la estructura o de tasas de inter´s en un momento dado. Eso es lo que discutiremos en este e

17.2. Definiciones B´sicas a

379

cap´ ıtulo.

17.2.

Definiciones B´sicas a

Los bonos podemos separarlos en dos tipos: 1. Ceros: tambi´n conocidos como bonos descontados (discount bonds). Ese tos son los m´s simples desde el punto de vista de estructura: prometen a un pago fijo en una fecha futura dada. Es decir ofrecen s´lo un pago a o t´rmino. Obviamente, aunque desde el punto de vista anal´ e ıtico este bono es muy sencillo, desde el punto de vista del inversionista puede no ser muy adecuado por cuanto puede preferir pagos m´s frecuentes. Por a normalizaci´n supondremos que el bono paga 1 a t´rmino.2 o e El precio de un cero en t que cuya de n per´ ıodos, es decir pagadero en n n t + n, ser´ denotado por Pt , y su retorno rt . Note que un cero de n a n−1 per´ ıodos en t + 1, le quedan n − 1 per´ ıodos a t´rmino y su precio es Pt+1 , e n mientras el precio de un cero que le quedan n per´ ıodos a t´rmino es Pt+1 . e 2. Bonos con cupones: a estos les llamaremos en general bonos, versus ceros los anteriores. Estos bonos pagan un cup´n fijo, por una magnitud Ct , o la que puede ser variable, en fechas (t’s) especificadas. Lo usual es pagos cada 6 meses, hasta la fecha de t´rmino. Existen varios tipos importantes e de estos bonos: a) El caso m´s general, aunque no el m´s usado en el mundo, son bonos a a que pagan un C fijo hasta su fecha de t´rmino. Al precio de este bono e n gen´rico lo denotaremos Qn y su retorno rqt . e t b) Un caso particular, y sencillo, es el consol, o perpetuidad, que no tiene fecha de t´rminos. Es decir paga C cada per´ e ıodo para siempre. Su precio lo denotaremos Qt y su retorno R. c) Bullet. Este tambi´n es un bono conveniente desde el punto de vista e de determinar su precio, y corresponde a un bono que paga intereses todos los per´ ıodos, semestralmente por lo regular, y en la fecha de t´rmino paga el capital. e A modo de normalizaci´n cuando hablemos de retornos o tasas de inter´s o e todas estar´n normalizadas al mismo per´ a ıodo, normalmente es un a˜o, inden pendiente del per´ ıodo de vigencia del bono. En general no se emiten ceros, pero es simple construir ceros a partir de bonos con cupones. Basta simplemente transar los cupones de cada bono como
Esto es simplemente definici´n de unidades, ya que podemos pensar que un bono que paga a o t´rmino X corresponde a X bonos cero. e
2

380

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

un bono particular. En consecuencia un bono con cupones es un conjunto de ceros a diferentes fechas. Este mercado no es menor, y as´ fue como surgieron ı en Chile el mercado de ceros. En Estados Unidos este mercado es mucho m´s a generalizado y se conoce como el strip market. Otras definiciones importantes son la madurez y la duraci´n de un bono. o La madurez de un bono es el per´ ıodo de vigencia del bono. A medida que se acerca la fecha de t´rmino, la madurez se acorta. La idea es saber por e cuanto tiempo se ha hecho la inversi´n en un bono. Sin embargo este concepto o puede ser confuso para comparar dos papeles con igual madurez, pero distinta estructura de pagos, por ejemplo para comparar un cero con otro bono que tiene igual madurez pero paga cupones altos al principio. Para ello se define la duraci´n, y se entiende que la duraci´n y madurez o o son iguales s´lo en el caso de los ceros. Es decir un cero que madura en tres o a˜os, dura tres a˜os. Pero un bono con cupones dura menos de su madurez, n n pues paga retornos antes que madure. Por ejemplo, un bono que paga C en el primer per´ ıodo, y n per´ ıodos despu´s paga una segunda cuota y final de e C << C, su madurez es mucho menos de n, y por lo tanto ser´ incorrecto ıa llegar y comparar su precio y retorno con un cero de duraci´n n. Es decir, un o bono que paga mucho al principio tendr´ una madurez mucho mayor que su a duraci´n. o T´cnicamente se define la duraci´n de McCaulay como el promedio pondee o rado de la duraci´n de cada uno de los ceros de que est´ compuesto un bono. o a Para una misma madurez un bono con cupones iguales tendr´ menor duraci´n a o 3 que un bullet y estos a´n menor que un cero. En consecuencia, el concepto u de duraci´n es importante para comparar bonos de similares caracter´ o ısticas.

17.3.

Precios, Retornos, Forward y Estructura de Tasas

Ahora podemos analizar la relaci´n entre tasas de retorno y precio de los o bonos. Considere un cero a plazo n que paga 1, en t + n. Su precio de mercado en t es Ptn . Su tasa de retorno, equivalente a la tasa interna de retorno (TIR) en evaluaci´n de proyectos, corresponde a la tasa que hace que el valor presente o de tener el bono sea igual a cero. Es decir el precio debe ser igual al valor n descontado del cup´n, descontado a la tasa de retorno rt . Esto es: o Ptn =
3

1 . n (1 + rt )n

(17.1)

En Chile, el Banco Central, emit´ hasta hace poco bonos con cupones fijos en UF a 8 y 20 ıa a˜os, llamados PRC8 y PRC20, los que fueron reemplazados por bonos bullet en UF a 5, 10 y 20 n a˜os. La comparaci´n corregida por duraci´n es el PRC8 con el BCU5 y el PRC20 con el BCU10. n o o En Estados Unidos los bonos de largo plazo m´s importante son los T-bills a 10 y 30 a˜ os, los que a n son del tipo bullet.

17.3. Precios, Retornos, Forward y Estructura de Tasas

381

Si el precio de mercado sube, por ejemplo porque hay m´s demanda, su tasa a de retorno caer´. La intuici´n es simplemente que cuesta m´s una promesa de a o a pago fija en el futuro, el retorno de esta inversi´n. Por el contrario, cuando los o bonos valen poco, como el pago especificado en el cup´n est´ fijo en el futuro, o a el retorno aumenta. Esto ocurre cuando el banco central conduce operaciones de mercado abierto. Si desea aumentar la cantidad de dinero, el banco central sale al mercado a comprar bonos a cambio de dinero que emite. El precio de los bonos aumentar´ debido a la mayor demanda, y en consecuencia las tasas de mercado a bajar´n. a Desv´ deuda soberana ıo: Aunque hemos asumido que no hay riesgo de no pago (riesgo emisor), los precios de los bonos de pa´ soberanos fluct´an mucho debido no a cambios ıses u de oferta versus demanda, sino a cambios en las percepciones acerca de la solvencia del emisor. Hay pa´ que llegan a transar a varios puntos porcentuales ıses por encima de los T-bills para bonos similares expresados en d´lares.4 Brasil y o Argentina en los momentos de mayor incertidumbre en los mercados llegaron a transa sobre 10 puntos porcentuales, y en la actualidad Argentina supera esos niveles. A Mayo del 2003 el bono promedio de pa´ emergentes estaba ıses en torno a 400 puntos bases (4 puntos porcentuales). Una forma de racionalizar este premio es considerar que existe una probabilidad que un pa´ soberano no pague su deuda. Supongamos que el mercado ıs asigna s´lo una probabilidad p a que el pa´ pague. Si el bono se pagara con o ıs certeza ser´ un T-bill que da un retorno r. Si hay arbitraje en los mercados ıa financieros internacionales, el retorno esperado deber´ ser igual para un T-bill ıa que para un bono soberano, en consecuencia el precio del bono ser´ (suponiena do es un cero) p/(1 + r). Mientras menor es p menor ser´ el precio del bono. Su a retorno esperado ser´ r, pero ciertamente el retorno en caso de pago ser´ muy a a alto, ya que fue comprado con un fuerte descuento. Tal como discutimos en el cap´ ıtulo 5, a gobiernos con una deuda p´blica u alta y finanzas p´blicas d´biles se les asigna una probabilidad alta que no u e paguen, su spread (respecto de T-bill) sube, lo que hace adem´s m´s caro el a a endeudamiento marginal, deteriorando a´n m´s las finanzas p´blicas. u a u fin desv´ ıo Volviendo a bonos que se pagan con certeza veamos el precio de un bono ıodo por n per´ ıodos. La relaci´n entre su o que paga cupones C = 1 en cada per´ precio de mercado y el retorno ser´: a 1 1 1 Qn = + + ... . (17.2) t n n 2 n 1 + rqt (1 + rqt ) (1 + rqt )n
4 Un punto base (pb) es una cent´sima de un punto porcentual, o sea un punto porcentual son e 100pb. Esta terminolog´ se usa mucho en los mercados financieros donde las diferencias de retornos ıa son d´cimas o cent´simas de puntos porcentuales. e e

382

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

Usando la conocida f´rmula5 que o Qn t

n i=1

ai = (a − an+1 )/(1 − a), llegamos a:
n

1 1 = n 1− n rqt 1 + rqt

.

(17.3)

Es posible verificar, lo que se ve adem´s directamente en (17.2), que hay una a relaci´n negativa entre el precio del bono y su retorno. La intuici´n es exactao o mente la que discutimos para el caso del bono cero. A menor precio, el retorno por peso invertido sobre un flujo dado, y cierto, de ingresos aumenta. Un caso interesante es el consol, en cuyo caso n = ∞, con lo que llegamos a la siguiente expresi´n para la relaci´n entre su precio Qt y su retorno R: o o Qt = 1 . R (17.4)

Calculando, a partir de los precios de mercado, el retorno de los bonos para todas las madureces existentes tenemos la estructura de tasas (term-structure). El gr´fico de la estructura de tasas corresponde a la curva de retorno, tambi´n a e llamada curva de rendimiento, o su nombre en ingl´s, yield curve. e El ideal ser´ tener una curva de retorno compuesta de puros ceros, lo ıa que simplificar´ la aplicaci´n de la teor´ de las expectativas que discutimos ıa o ıa adelante, pero en general se grafica dependiendo de la disponibilidad de instrumentos. En la figura 17.1 se presenta la curva de rendimiento a fines de mayo del 2003 para papeles del gobierno en Estados Unidos y en Euros. Como veremos m´s adelante, el que la curva en Euros sea decreciente para per´ a ıodos antes de un a˜o es una indicaci´n que en esa fecha el mercado esperaba una rebaja de n o la tasa de inter´s de pol´ e ıtica monetaria de Banco central Europeo. Es normal que la tasa de largo plazo sea superior a la de corto plazo por al menos dos razones. En primer lugar hay un riesgo inflacionario, es decir de volatilidad en el valor real del retorno futuro hace que la tasa larga tenga un premio por riesgo inflacionario.6 En segundo lugar los papeles largos son menos l´ ıquidos, s´lo se transan en mercados secundarios, lo que tambi´n los hace tener un o e premio respecto de instrumentos m´s l´ a ıquidos. En la figura 17.2 se presenta la curva de retorno para Chile con tres denominaciones y la de Estados Unidos para comparar. La primera es la estructura de tasas en pesos (CH$), la que se construye con la tasa de captaci´n de los banco o en plazos cortos, los instrumentos de banco central para plazos m´s largos, y a se finaliza con las tasas indexadas, UF, m´s la meta de inflaci´n de 3 %. De a o
Esta f´rmula es f´cil de derivar. Para ellos basta llamar S = i=1 ai = a + a2 + . . . + an . Por lo o a tanto aS = a2 + a3 + . . . + an+1 . Restando a S la expresi´n para aS llegamos a (1 − a)S = a − an+1 , o de lo que se despeja el valor de S. Esto no se aplica si se analiza la estructura de tasas de bonos indexados, o sea es un argumento v´lido para la estructura de tasas para instrumentos denominados en moneda corriente. a
6 5 n

17.3. Precios, Retornos, Forward y Estructura de Tasas

383

5.0 4.5 4.0 3.5 3.0 2.5 2.0 1.5 1.0 0.5 0.0

%

EEUU Euro

3 m. 6 m. 1 a. 2 a. 3 a. 4 a. 5 a. 5 a. 7 a. 8 a. 9 a. 10a. 15a. 20a. 30a.

Figura 17.1: Curva de Retorno Estados Unidos y Zona Euro

manera similar se tiene la curva de retorno para las tasa en UF, que normalmente van por debajo de la curva en pesos ya que esta tasa est´ indexada a la a inflaci´n efectiva. Por lo tanto del diferencial de ambas curvas se puede estimar o o la expectativa de mercado sobre la inflaci´n.7 La curva de retorno en d´lares o (US$CH) se construye al principio con datos del mercado bancario, luego con papeles en d´lares emitidos dom´sticamente, y finalmente con bonos emitidos o e por el fisco en los mercados externos. La diferencia de esta curva con la curva de retorno en d´lares, para papeles del gobierno de Estados Unidos, refleja el o spread por riesgo soberano que se le aplica a los bonos chilenos, la que se sit´a u a todos los plazos por debajo de los 200 puntos base, y, como es de esperar, es creciente con el plazo. Por ultimo es util definir la tasa forward. Suponga que un inversionista ´ ´ desea asegurar hoy una tasa de retorno fija en n per´ ıodos m´s por un per´ a ıodo. Es decir si hoy es t, el inversionista quiere poner 1 peso en t + n y obtener en e t + n + 1 un monto igual a 1 + ftn , donde ftn corresponde a la tasa de inter´s forward en t + n, de duraci´n igual a un per´ o ıodo. Para asegurarse esto el inversionista puede hacer hoy una operaci´n que o no le signifique ning´n flujo de caja neto, y que le asegure el retorno futuro. u El inversionista puede vender $ 1 en bonos (ceros) de duraci´n n, con lo cual o
Esto no se puede hacer para plazos mayores a 5 a˜ os donde s´lo hay papeles en UF, y la curva n o en pesos, tal como se explica en el texto, se construye asumiendo 3 % de inflaci´n. o
7

384

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

9.0 8.0 7.0 6.0 5.0 4.0 3.0 2.0 1.0 0.0

%

o/n

1 m.

3 m.

6 m. CH$

1 a. UF

2 a. US$Ch

5 a.

10 a. US$

20 a.

30 a.

Figura 17.2: Curva de Retorno Chile y Estados Unidos

le alcanza para 1/Ptn unidades de bono que lo obliga a pagar dicha cantidad en t + n, cuando los bonos vencen. Con el peso que obtuvo de vender el bono, el inversionista compra bonos a n + 1. Le alcanza para 1/Ptn+1 bonos que le dar´n igual cantidad en t + n + 1. Por lo tanto el retorno por esta operaci´n a o le da: P n+1 1 + ftn = t n . (17.5) Pt Lo que define la tasa forward a partir de la estructura de precios, y retornos, vigente en la actualidad. Usando la ecuaci´n (17.1) para la relaci´n retornoo o precio, llegamos a: n+1 (1 + rt )n+1 1 + ftn = . (17.6) n (1 + rt )n Por ultimo usando la aproximaci´n logar´ ´ o ıtmica que log(1 + x)m ≈ mx, 8 llegamos a que: n+1 n ftn = rt + (n + 1)[rt − rt ]. (17.7) Podemos tambi´n, usando el mismo razonamiento, definir tasas forward e por m´s de un per´ a ıodo, pero para nuestros prop´sitos nos basta con la forward o de un per´ ıodo.
Otra forma de presenta esta aproximaci´n es pensar si V es la tasa de inter´s en un per´ o e ıodo, v es la tasa capitalizable continua, es decir v = log(1 + V ).
8

17.4. Interpretando la Curva de Retorno: La Hip´tesis de las Expectativas o

385

Considerando un el retorno en t de un bono que madura en n per´ ıodos m´s, a n despejando para rt y resolviendo recursivamente tenemos:
n rt =

ftn−1 rn−1 + (n − 1) t n n ftn−1 n − 1 ftn−2 n − 2 n−2 = + + r n n n−1 n−1 t ftn−1 ftn−2 = + + otros n n 1 1 = [rt + ft1 + ft2 + ft3 + . . . + ftn−1 ]. n

(17.8)

Esta ecuaci´n nos dice que la tasa larga es igual al promedio entre la tasa o actual y todas las tasas forward hasta t´rmino. Note que todas las tasas est´n e a expresadas en su equivalente para un per´ ıodo igual. Esto se hace usualmente con tasas a un a˜o. n Por analog´ la expresi´n sin aproximaci´n logar´ ıa, o o ıtmica corresponde al promedio geom´trico: e
n 1 1 + rt = [(1 + rt )(1 + ft1 )(1 + ft2 )(1 + ft3 ) × . . . (1 + ftn−1 )] n .
1

(17.9)

17.4.

Interpretando la Curva de Retorno: La Hip´tesis o de las Expectativas

B´sicamente la hip´tesis de las expectativas (HE) nos dice que la expectaa o tiva de la tasa de inter´s futura es igual a la tasa forward. Esto es: e
1 Et rt+k = ftk .

(17.10)

Donde Et corresponde al operador de expectativas condicional en toda la informaci´n en el per´ o ıodo t. Esto significa que la tasa esperada de retorno por un per´ ıodo en t + k es igual a la tasa forward que rige actualmente para dicho per´ ıodo. De esta forma, y reemplazando todas las tasas forward por expectativas, llegamos a la ecuaci´n fundamental de la HE: o
n 1 1 1 1 1 + rt = [(1 + rt )(1 + Et rt+1 )(1 + Et rt+2 ) . . . (1 + Et rt+n−1 )] n ,
1

(17.11)

o, lo que despu´s de usar la aproximaci´n lineal es igual a: e o
n rt =

1 1 1 1 1 [r + Et rt+1 + Et rt+2 . . . + Et rt+n−1 ], n t

(17.12)

386

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

es decir, la tasa de inter´s de largo plazo es el promedio de las tasas cortas e desde hoy a t´rmino. e A partir de la curva forward podr´ ıamos determinar las expectativas de mercado de tasas de pol´ ıtica monetaria, considerando que la autoridad monetaria 1 lo que fija es rt , la curva forward nos da la expectativa de mercado sobre la evoluci´n de la tasa de pol´ o ıtica monetaria (TPM). Por ejemplo, usando los futuros de tasas (forward) de la LIBOR a 3 meses en Europa y los Estados Unidos la figura 17.3. Como estas son tasas a 3 meses se puede descomponer para derivar la TPM en ambos lugares, y esa es la que se encuentra graficada a partir de enero, con las tasas efectivas, empalmadas con las tasas impl´ ıcitas de la curva forward. En Europa se espera un relajamiento hasta el tercer trimestre para luego devolverse a una tasa m´s contractiva despu´s. En Estados a e Unidos no se esperaban en mayo, en promedio y de acuerdo a una observaci´n de mercado, nuevos relajamientos monetarios de la Fed. Se esperaba una o disminuci´n de la expansi´n monetaria vigente a partir del segundo semestre. o o

6.0 5.0 4.0 3.0 2.0

%

Euro (enero) Euro (28 mayo) USA (enero)

1.0 0.0 Ene-01

USA (28 mayo)

Jul-01

Ene-02

Jul-02

Ene-03

Jul-03

Ene-04

Figura 17.3: Forward de Libor a 90 d´ y Expectativas Tasas de Pol´ ıas ıtica Monetaria

En el caso de Chile el mercado es mucho menos profundo, y existen pocos ceros. De esta forma para derivar la curva forward, de la cual podemos leer las expectativas de mercado de la TPM, se estima una curva suavizada en base a las observaciones de ceros, y de aqu´ usando las f´rmulas anteriores de precio, ı o retorno y forward, se puede construir la curva forward. Esto se presenta en la figura 17.4. La curva forward va por encima de la curva de retorno de ceros producto que esta ultima es creciente, lo que implica, de acuerdo a la HE, que ´

17.4. Interpretando la Curva de Retorno: La Hip´tesis de las Expectativas o

387

las tasas marginales ir´n subiendo. El eje horizontal muestra los meses desde a mayo e indica que el mercado espera una tasa en el muy largo plazo en torno a 8 %, aunque para saber con exactitud la tasa de largo plazo libre de riesgo que percibe el mercado deber´ ıamos ser capaces de descontar la prima de riesgo que se le asigna a los papeles largos.

10.0% 9.0% 8.0% 7.0% 6.0% 5.0%

3.0% 2.0% 1.0% 0.0% 0 12 24 36 48 60 72 84 96

108 120 132 144 156 168 180

Meses

Figura 17.4: Curva Foward y de Retono en Chile

La tasa de inter´s de largo plazo deber´ situarse en la tasa de inter´s real e ıa e de largo plazo de la econom´ (r), que est´ fundamentalmente determinada ıa a por el equilibrio ahorro inversi´n y debe igualar a la productividad marginal o del capital, tal como lo discutimos en los cap´ ıtulos de la parte III. Es decir, es razonable esperar que hacia el largo plazo el mercado espera que prevalezca la tasa de inter´s de equilibrio. Pudiendo haber desviaciones en el corto plazo, e si tom´ramos un promedio de las tasas largas estas deber´ aproximarse a la a ıan tasa real de equilibrio. La tasa de inter´s larga es dif´ de afectar directamente por pol´ e ıcil ıticas. Una forma de hacerlo es cambiar la oferta y demanda por papeles largos, pero ıa como queda en evidencia en la ecuaci´n (17.12), el arbitraje deber´ llevarla a o tener m´s que ver con las expectativas de tasas que con los cambios de oferta a y demanda de activos. Esto es particularmente importante en mercados de capitales profundos donde es dif´ cambiar los stocks de papeles largos ya ıcil que son muy elevados y requerir´ de intervenciones cuantiosas. ıan ¿Qu´ se˜al se puede inferir de un alza de las tasas largas?¿Es buena o e n

£  £ ¤     ¦¤ £   ¡ ¦¤ £ ¢     ¦© ¤ ¨§ ¦¤ £ ¢  ¡ £ ¥ ¡

4.0%

388

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

mala noticia? Si la pol´ ıtica monetaria est´ siendo expansiva y su objetivo es a permitir mayor actividad econ´mica, esto puede ser negativo por cuanto limita o las posibilidades de expansi´n de la econom´ Sin embargo, si el sector privado o ıa. est´ esperando una recuperaci´n m´s vigorosa de la actividad, entonces la a o a noticia es buena y es el propio mercado el que est´ anticipando un aumento a de las tasas de pol´ ıtica monetaria. Pero, por otro lado, la noticia podr´ ser ıa negativa si lo que espera el mercado no es m´s actividad, sino que m´s inflaci´n, a a o por ejemplo producto de un alza desmedida del tipo de cambio o del precio de alg´n insumo, por ejemplo petr´leo, que haga esperar m´s inflaci´n, con una u o a o consecuente contracci´n monetaria, pero no necesariamente m´s actividad. En o a todo caso son las expectativas de mercado las que ajustan las tasas largas. Existen muchas razones, algunas de las cuales ni siquiera conocemos, que tambi´n provocan cambios en las tasas largas. Todo lo que nos haga esperar e un mayor tasa de largo plazo, como puede ser el caso de un debilitamiento del presupuesto fiscal, un aumento del riesgo pais, o razones t´cnicas de e funcionamiento del mercado. La HE, que usamos en la pr´ctica para interpretar la estructura de tasas, a tiene dos implicancias importantes: 1. Si la tasa larga es mayor a la tasa corta, m´s all´ de premios por plazo a a normales, entonces se espera que la tasa corta suba en el futuro. Es decir n 1 si rt > rt se espera, de acuerdo a (17.12), que las tasas cortas suban, y esa es exactamente la interpretaci´n que le hemos dado a la curva forward. o Esta implicancia es en general confirmada por la evidencia. 2. Si la tasa larga es mayor que la tasa corta, es decir al igual que en el caso n 1 anterior, si rt > rt , entonces se espera que la tasa larga siga subiendo. Esta suena extra˜o porque dice que si la tasa larga es alta se espera que n sea m´s alta a´n. Esta implicancia tiene mucho menos apoyo en los datos a u y la discutiremos en lo que sigue. De la ecuaci´n (17.12) se puede ver que si la tasa larga es alta es porque se o espera tasas cortas futuras m´s altas, lo que a medida que se acerque el futuro, a y se mantenga el muy largo plazo relativamente m´s estable, esto har´ subir a a las tasas largas. Si embargo la raz´n de fondo es debido al arbitraje de tasas. o Suponga el precio un bono largo, por simplicidad un consol, igual a Qt y una tasa Rt , mientras la tasa corta es rt . Tener un instrumento de corto plazo por un per´ ıodo renta rt . Tener por igual per´ ıodo el bono largo renta rt , pero al fin del per´ ıodo el precio del bono habr´ cambiado a Qt+1 , de modo que en a la rentabilidad de tener un bono largo por un per´ ıodo habr´ que agregar la a ganancia de capital. Por arbitraje debemos tener que para que un inversionista est´ indiferente entre ambos instrumentos se debe satisfacer la siguiente e

17.5. Transmisi´n de Cambios en Pol´ o ıtica Monetaria: Arbitraje y Precio de Acciones389

igualdad: rt = Rt + Qt+1 − Qt . Qt (17.13)

De donde se concluye que cuando R > r los inversionistas deben estar esperando que el precio baje, es decir la diferencia la hace un p´rdida de capital. e Pero dicha reducci´n en el precio significa, tal como ya lo discutimos, un alza o en el retorno del instrumento. Por lo tanto si R > r, m´s all´ de los premios a a normales, se esperar´ que la tasa larga siga subiendo. La evidencia es en ıa general contraria a esta proposici´n y muchos trabajos han intentado dar una o explicaci´n, ya sea apelando a fallas de mercado, racionalidad o caracter´ o ısticas de los instrumentos transados, a esta anomal´ ıa.

17.5.

Transmisi´n de Cambios en Pol´ o ıtica Monetaria: Arbitraje y Precio de Acciones

En esta secci´n discutiremos que pasa con la pol´ o ıtica monetaria si el p´blico u espera, por ejemplo, rebajas de tasas futuras. ¿Significa esto que puede haber espera hasta que las tasas bajen m´s? Mostraremos que ese argumento es, en a una primera aproximaci´n, incorrecto si hay arbitraje en el mercado financiero. o Finalmente discutiremos el impacto de cambio en las tasas de inter´s sobre el e precio de las acciones. El an´lisis que hemos desarrollado nos sirve tambi´n para entender de mejor a e forma la transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria. Un tema que siempre est´ prea sente en las discusiones de la pol´ ıtica monetaria es si en un per´ ıodo donde se prev´n alzas de tasas puede terminar siendo expansivo, apuntando en la direce ci´n opuesta a la deseada por la pol´ o ıtica monetaria. La raz´n es que el p´blico, o u ante la expectativa que las tasas futuras ir´n subiendo anticipar´ sus gastos a a para no contratar cr´ditos cuando la tasa sea efectivamente m´s alta. Es decir, e a el efecto contractivo de las mayores tasas de inter´s se ver´ aminorado por un e ıa efecto expansivo de anticipaci´n de gasto. El efecto opuesto podr´ surgir en o ıa un momento de relajaci´n de la pol´ o ıtica, en el cual el gasto podr´ detenerse ıa en espera de tasas a´n menores. En consecuencia, alguien podr´ sostener que u ıa ir aumentando las tasas gradualmente puede ser expansivo, en vez de causar el efecto deseado de contraer el gasto. Lo contrario ocurrir´ con un a relajaıa ci´n monetaria. Alguien podr´ pensar que en un escenario de baja de tasas el o ıa p´blico genet puede esperar antes de endeudarse porque conf´ que las tasas u ıa seguir´n bajando. Por lo tanto, mientras las tasas no lleguen al “piso”, el gasto a no se expandir´, por el contrario, se podr´ frenar. a ıa Esta l´ ınea de argumentaci´n es, en general, incorrecta, y la raz´n la poo o o demos ver usando la ecuaci´n (17.12). Ignora la informaci´n que posee la o estructura de tasas.

390

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

Para mostrar este punto consideremos s´lo tres per´ o ıodos. En per´ ıodo 1 se espera que la tasa de inter´s est´ baja en r y del per´ e e ıodo 2 en adelante subir´ para siempre a r. Si la operaci´n es por un s´lo per´ a o o ıodo no hay dudas en que hay que efectuar la operaci´n financiera, prestar o pedir prestado, en el o primer per´ ıodo. El problema es cu´l es la decisi´n m´s correcta para alguien a o a que tiene 1 peso para depositar por 3 per´ ıodos y no sabe si hacerlo ahora con una tasa baja o esperar al pr´ximo per´ o ıodo por una tasa m´s alta. Usando la a f´rmula exacta para la tasa de tres per´ o ıodos tenemos que la tasa larga vigente en 1 ser´: a 1 3 1 + r1 = [(1 + r)(1 + r)2 ] 3 . (17.14)
3 Es decir si alguien deposita 1 peso hoy recibir´ 1 + r1 pesos en el per´ a ıodo 3. Ahora bien, la tasa larga en el siguiente per´ ıodo ser´ el promedio de tres a tasas iguales a r, esto es: 3 1 + r2 = 1 + r. (17.15) 3 De modo que depositando en el per´ ıodo 2 se recibir´n 1 + r2 en el per´ a ıodo 4. En consecuencia, para hacer una comparaci´n correcta hay que adelantar o 3 el flujo 4 a 3, lo que se hace descontando 1 + r2 por (1 + r)( 1/3), que es la tasa para el per´ ıodo 3 en base al largo de ese per´ ıodo (por eso se le toma ra´ ız c´bica) . Pero asimismo, el pr´ximo per´ u o ıodo el individuo depositando en el corto plazo tendr´ no 1 peso sino que 1 + r, en consecuencia el retorno bruto a que obtendr´ actualizado al per´ a ıodo 3 ser´: a

(1 + r)

1+r , (1 + r)1/3

3 que es exactamente igual a 1+r1 . Por lo tanto el individuo est´ completamente a indiferente entre moverse un per´ ıodo o no, y por lo tanto no existir´ el supuesto ıa efecto retrasamiento o adelantamiento basado en las expectativas de cambios de tasas, pues el mercado ya los habr´ arbitrado. ıa La intuici´n de este resultado es que el mercado arbitra las tasas de inter´s o e de modo que el inversionista estar´ indiferente entre realizar la operaci´n hoy a o d´ a una tasa menor, a esperar un per´ ıa ıodo para realizar la operaci´n el pr´ximo o o per´ ıodo a una tasa mayor, pero con el costo que implica esperar. Las tasas de inter´s presentes ya deber´ incorporar la posible evoluci´n de las tasas e ıan o futuras. Este es sin duda un ejercicio simple. A´n se podr´ pensar que persisten u ıa efectos especiales producto de la miop´ de los mercados o problemas de expecıa tativas, que lo llevan a calcular mal la evoluci´n de tasas futuras. Es posible, o aunque se necesita una cantidad peque˜a de arbitradores para que esto no n cause problemas serios. Tambi´n se podr´ apelar a un mal funcionamiento e ıa del mercado de capitales, lo que ser´ posible y en la medida que este sea el ıa

17.5. Transmisi´n de Cambios en Pol´ o ıtica Monetaria: Arbitraje y Precio de Acciones391

caso habr´ que identificar la imperfecci´n para aplicar las medidas correctiıa o vas. En todo caso, no se puede determinar el signo de estos efectos perversos y el an´lisis presentado aqu´ es una buena primera aproximaci´n. a ı o Por ultimo, es util preguntarse como afecta la pol´ ´ ´ ıtica monetaria a los precios de las acciones. En particular, estamos interesados en saber que pasa con el precio de las acciones cuando hay un cambio en las tasas de inter´s de e corto plazo. Una baja en las tasas de inter´s deber´ presionar al alza al precio de las e ıa acciones. En particular cuando esta baja de tasas afecta a toda la estructura de tasas. El argumento tradicional es que cuando bajan las tasas de inter´s, e los inversionistas no tendr´n incentivos para entrar al mercado de renta fija a ya que dichos activos est´n rindiendo poco o, dicho de otro modo, su precio a est´ muy alto. Los inversionistas, en consecuencia, se orientaran al mercado de a renta variable, aumentando la demanda por acciones y con ello aumentando su precio. Este es un mecanismo que le da fortaleza a la pol´ ıtica monetaria por cuanto otro de sus efectos ser´ a trav´s del valor de la riqueza, al aumentar ıa e el precio de las acciones, estimulando la inversi´n y el consumo. o A continuaci´n mostraremos que la presunci´n que las acciones suben cuano o do las tasas bajan es correcta. Sin embargo, el mecanismo no es tanto cambios en los flujos de inversi´n sino que tiene m´s que ver con arbitraje. o a En cualquier per´ ıodo la rentabilidad de una acci´n est´ dada por al dio a videndo que reparte a los accionistas, d, m´s las expectativas de cambios de a precios, es decir las ganancias de capital esperada. A diferencia de la secci´n o anterior aqu´ consideraremos el arbitraje con bonos libres de riesgo, pero de ı largo plazo. Si el precio inicial de una acci´n es qt , la ganancia entre t y t+n ser´ (qt+n − o a qt )/qt . Por arbitraje, esto debe igualar a la tasa de inter´s libre de riesgo de e largo plazo Rt (la de corto plazo igual a rt ): nRt = Dt + qt+n − qt . qt (17.16)

Donde Dt es el valor presente de los dividendos de t a t + n, y nR es la aproximaci´n lineal del inter´s acumulado por n per´ o e ıodos a una tasa anual o o o de R. Esta discusi´n es similar a la discusi´n de la relaci´n entre precios de bonos de distinta madurez de la secci´n anterior, y es a´n m´s parecida a o u a la relaci´n entre tasas de inter´s y tipo de cambio discutidas en el cap´ o e ıtulo8, en la cual fijamos el tipo de cambio de largo plazo (ver secci´n 8.4. En este o caso, supongamos en primer lugar que la pol´ ıtica de dividendos es fija, y que el ¯ precio de la acci´n en el largo plazo es constante y converge a q . Por lo tanto si o r baja, entonces el t´rmino de ganancia de capital debe bajar tambi´n, y dado e e ¯ ´ que qt+n es q lo unico que puede ocurrir es que el precio actual de las acciones suba. Es decir, el alza en el precio de las acciones reduce las futuras ganancias

392

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

de capital en acciones lo que iguala las rentabilidades entre mantener acciones o papeles de largo plazo. Es importante notar que cuando las tasas de inter´s de mercado bajan es e una se˜al de debilidad econ´mica, lo que deber´ resultar al mismo tiempo en n o ıa un mal rendimiento de las acciones. Por lo tanto, ser´ equivocado pensar que ıa la baja de tasa de inter´s traer´ un boom en el mercado de acciones. Lo que e a ocurre, tal como se deduce de la ecuaci´n (17.16), es que en una situaci´n de o o debilidad econ´mica, Dt , es decir se espera una reducci´n de las utilidades de o o las empresas y de los dividendos que reparten. Por lo tanto, la ca´ de la tasa ıda de inter´s evita un deterioro adicional en el precio de las acciones. e Existe una discusi´n reciente y relevante con el fuerte aumento de los preo cios de las acciones en los Estados Unidos, y consiste en cuestionar si la pol´ ıtica monetaria deber´ reaccionar al precio de las acciones y estabilizar sus fluctuaıa ciones. La idea es que en per´ ıodos de fuerte alza, basadas m´s en especulaci´n a o que en razones fundamentales asociada a su rentabilidad futura, el aumento del precio de las acciones empuja excesivamente la actividad, lo que puede tener graves consecuencia cuando el precio de las acciones se corrige. De ah´ que ı, los defensores de esta idea, argumentar´ que la FED debi´ haber subido las ıan o tasas de inter´s con mayor agresividad para haber evitado el fuerte aumento e del precio de las acciones de fines de los noventa y as´ haber atenuado su ca´ ı ıda.

17.6.

Burbujas Especulativas

Hemos supuesto que el precio de los activos responde a condiciones de arbitraje. Cuando un activo tiene el precio muy bajo para las condiciones de mercado y expectativas futuras, habr´ inversionistas en comprar dicho activo, a lo que deber´ provocar un inmediato aumento de su precio. Las expectativas ıa por su parte, se forman basados en toda la informaci´n econ´mica disponible, o o las que a su vez se usa para tener percepciones sobre el curso futuro de la econom´ As´ los precios miran al futuro (son “forward looking”). Esto hace ıa. ı adem´s que en general, dadas las percepciones del p´blico, los mercados ponen a u los precios de los activos en base a sus determinantes fundamentales. Sin embargo, es posible que en mercados financieros, incluso considerando que los inversionistas arbitran precios racionalmente, haya precios de activos que no respondan a sus fundamentos. A esto se le llama gen´ricamente “bure bujas especulativas”. La idea es que el mercado puede llevar a un activo a tener precios irreales, pero incluso como conducta de actitudes racionales. Por supuesto, es posible suponer que hay burbujas completamente irracionales y conductas a´n m´s complejas en los mercados financieros. u a Haciendo uso de las condiciones de arbitraje para el precio de las acciones aqu´ analizaremos la existencia de burbujas especulativas y despu´s discutireı e mos sus implicancias. Considere la ecuaci´n (17.16) al comparar con la tasa o

17.6. Burbujas Especulativas

393

de inter´s de un per´ e ıodo (rt ), es decir: rt = dt + qt+1 − qt . qt (17.17)

Suponga ahora que la empresa no vale nada y nunca reparte dividendos (dt = 0 para todo t)es de papel. Resolviendo la definici´n del precio de las o acciones hacia adelante, o simplemente aplicando pura intuici´n, podr´ o ıamos concluir que el valor de cada acci´n es cero, y la empresa no se transar´ Sin o ıa. embargo, dado un valor de q0 cualquiera, basta que el precio de esa acci´n o crezca a una tasa r, que consideraremos constante, para que satisfaga la condici´n de arbitraje. De hecho, al resolver la ecuaci´n (17.17) con dt igual a cero o o y rt constante, llegamos a: qt = (1 + r)t q0 . (17.18) En la medida que las percepciones son que la burbuja, es decir el precio de la acci´n, contin´a es completamente racional para un inversionista como u prar y transar dicha acci´n, aunque de acuerdo a sus fundamentales deber´ o ıa valer cero. El precio d euna acci´n que intr´ o ınsecamente vale cero puede crecer indefinidamente a una tasa r. M´s a´n, podemos suponer que esta burbuja puede reventar con una proa u babilidad 1 − p y su precio caer a cero. En este caso el arbitraje nos dice que el precio esperado es pqt+1 , y por lo tanto la ecuaci´n (17.17) se transformar´ o ıa en qt+1 = qt (1 + r)/p, lo que implica que el precio evolucionar´ mientras la ıa, burbuja no ha reventado, de acuerdo a: (1 + r) qt = p
t

q0 .

(17.19)

Es decir, una burbuja que pueda explotar crecer´ a una tasa a´n m´s a u a r´pida, e igual a (1 + r − p)/p, la que se aproxima a infinito a medida que a sui probabilidad de subsistencia, p, se acerca a cero, o dicho de otro modo, a medida que su probabilidad de reventar se aproxima a uno. La preocupaci´n ante la presencia de una burbuja especulativa reside en o el hecho que la evoluci´n de los precios de los activos no responde a factores o fundamentales, y por lo tanto representa un aumento insostenible que tarde o temprano se puede revertir, provocando problemas en la econom´ como reıa, cesiones y fuertes redistribuciones de ingresos. En el per´ ıodo de expansi´n hay o efectos riqueza que puede generar sobre-inversi´n, en particular por ejemplo o en el sector inmobiliario, la que puede ser seguida de un per´ ıodo prolongado de bajo crecimiento. El concepto de burbujas se puede no s´lo aplicar a precios de o acciones, se puede aplicar al precio de la tierra, al dinero, lo que puede inducir hiperinflaciones en la medida que el precio del dinero cae, al tipo de cambio, etc.

394

Cap´ ıtulo 17. Pol´ ıtica Monetaria y Mercados Financieros

El reconocer la existencia de burbujas no es suficiente, por cuanto no tenemos formas de identificar cuando el aumento del precio de un activo se debe a un fen´meno especulativo o a a factores fundamentales, debido a que est´ basao a do principalmente en percepciones del futuro. Por lo tanto, las implicancias no son evidentes, aunque como se˜alamos anteriormente hay quienes argumentan n que es necesario actuar preventivamente para reventar una potencial burbuja. La contraparte de este argumento es que se puede terminar sobrereaccionando a una situaci´n que no amerita dicha intervenci´n. o o

Parte VI

Fluctuaciones de corto plazo

395

Cap´ ıtulo 18

Introducci´n a Fluctuaciones de o Corto Plazo
18.1. Introducci´n o

En los cap´ ıtulos de pleno empleo, parte III, vimos que el equilibrio en la econom´ se alcanzaba en la intersecci´n entre la oferta y la demanda agreıa o gada. Sin embargo, la oferta agregada era vertical pues en pleno empleo la econom´ utiliza los factores de producci´n a plena capacidad (ver figura 6.1). ıa o De esta manera pudimos estudiar los determinantes de la tasa de inter´s real e en econom´ cerradas y el nivel de la cuenta corriente y el tipo de cambio real ıas en econom´ abiertas. ıas Otro elemento importante a la hora de analizar el equilibrio real de la econom´ era que no era necesario considerar el dinero. Esta es la dicotom´ ıa ıa cl´sica, en la cual el dinero, en un mundo con plena flexibilidad de precios que a conduce al pleno empleo. El dinero s´lo es determinante del nivel de precios y o las variables nominales. As´ se pueden separar del an´lisis la parte real de la ı a parte monetaria. Lo anterior se ilustra en la figura 18.1. Dada la oferta agregada vertical OA1 , si la demanda agregada es DA1 , entonces el equilibrios ser´ A. Si la demanda a agregada sube, producto de una expansi´n monetaria, a DA2 , entonces el nivel o de precios subir´ proporcionalmente como lo vimos en el cap´ a ıtulo 15.4, de modo que el equilibrio ser´ en B con el mismo nivel de producto. a Sin embargo, en el mundo real existe desempleo y las econom´ fluct´an ıas u c´ ıclicamente en torno a su nivel de pleno empleo. El pleno empleo se alcanza en el largo plazo, pero en general, en el corto plazo observamos que las econom´ ıas pasan por per´ ıodos de expansi´n acelerada o por per´ o ıodos recesivos donde el desempleo es elevado. Para explicar dicho comportamiento necesitamos levantar el supuesto de una oferta agregada vertical. Un caso extremo es suponer una oferta agregada horizontal como OA2 . Este es el caso que se atribuye a
397

398

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

P

OA1

B C OA2

A

DA2 DA1 ¯ Y Y

Figura 18.1: Oferta y Demanda Agregada

Keynes cuando pensaba en la Gran Depresi´n de los a˜os 30. Impl´ o n ıcitamente se asume que la empresas est´n dispuestas a ofrecer cualquier cantidad de a bienes a un nivel de precios dado. Por ejemplo, si la demanda sube de DA1 a DA2 el equilibrio ser´ C, en el cual los precios no sube y las empresas produıa cen m´s, por ejemplo usando sobre tiempo. Similarmente, si la demanda cae, a las empresas podr´ despedir trabajadores y producir menos sin cambiar sus ıan precios. Por lo tanto, es necesario incorporar de lleno las rigideces de precios para entender las fluctuaciones de corto plazo. Anticipando las principales conclusiones del modelo tradicional de la oferta agregada, es razonable esperar que en el corto plazo la oferta agregada tenga cierta pendiente, en la medida que haya rigideces de precios, pero en el largo plazo esta deber´ tender a una vertical. ıa Es importante advertir tambi´n, y como discutiremos m´s adelante en este e a cap´ ıtulo, hay teor´ del ciclo econ´mico que no necesitan de rigideces para ıas o explicar las fluctuaciones, ya que pueden ser fluctuaciones en la oferta de trabajo las que muevan a la econom´ Estas son las conocidas como teor´ de ıa. ıas ciclo econ´mico real. Sin embargo, por lo general, en los modelos del ciclo real o los movimientos en el desempleo son de equilibrio y no existir´ desempleo ıa involuntario. En esta parte del libro, despu´s de este cap´ e ıtulo introductorio, analizaremos

18.2. Oferta y Demanda Agregada: El Modelo B´sico a

399

en detalle la demanda agregada en econom´ cerradas y econom´ abiertas. El ıas ıas supuesto impl´ ıcito es que la demanda agregada determina el producto, entonces esta subyacente la idea que la oferta es horizontal. Lugo analizaremos en m´s a detalle la oferta agregada y la curva de Phillips. Finalmente integraremos oferta agregada y pol´ ıticas macroecon´micas. o En esta introducci´n se presentan los elementos b´sicos del modelo de oferta o a y demanda agregada, y el rol de las rigideces para generar una curva de oferta agregada no vertical.

18.2.

Oferta y Demanda Agregada: El Modelo B´sico a

El equilibrio en la econom´ se da en la intersecci´n de la oferta y la deıa o manda agregada. La demanda, como por ejemplo la discutida m´s adelante en a detalles en el modelo IS-LM, nos explica qu´ variables desplazan la curva de e demanda agregada. Sin embargo, el equilibrio final que determina el nivel de precios y la producci´n, tal como vimos antes, depender´ de c´mo modelemos o a o la segunda parte de esta historia: la oferta agregada. La demanda agregada es la cantidad total por bienes y servicios de una econom´ demandada tanıa to por los residentes como por los extranjeros. Dicha relaci´n se representa o considerando los principales componentes del gasto: consumo (C), gasto de gobierno (G), inversi´n (I), y exportaciones (X), a la cual debemos restar o las importaciones (M ) que corresponden a demanda de los residentes por bienes extranjeros. Es decir, como ya lo hemos expresado en muchas partes, la demanda corresponde a: Y = C + I + G + XN (18.1)

donde XN son las exportaciones netas de importaciones, respectivamente. Gr´ficamente, la relaci´n anterior puede representarse mediante una relaci´n a o o negativa entre P , o π para denotar la inflaci´n, e Y : o Esta relaci´n es negativa porque una aumento (disminuci´n) en el nivel o o de precios, reduce (aumenta) la demanda agregada a trav´s de dos canales e principales, que se discuten en extenso en los pr´ximo dos cap´ o ıtulos: Un aumento del nivel de precios P produce un desequilibrio en el mercado monetario, haciendo que la oferta real de dinero sea menor que su demanda real. Como la gente demanda m´s dinero del que hay, vende boa nos, con lo cual aumenta la oferta por estos instrumentos financieros, lo cual hace caer su precio y por ende subir su retorno o tasa de inter´s, con e lo cual se reestablece el equilibrio en el mercado monetario. Esta alza en la tasa de inter´s, de acuerdo a las distintas teor´ vistas anteriormente, e ıas har´ caer el consumo y la inversi´n, con lo cual la demanda agregada a o disminuye.

400

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

Adem´s, en econom´ abiertas se produce un efecto adicional. El aumena ıas to de los precios dom´sticos, dada el tipo de cambio nominal producir´ un e a encarecimiento de los bienes nacionales respecto de los extranjeros, es decir una apreciaci´n real, la que reduce XN . Adicionalmente el alza en o la tasa de inter´s como resultado de un aumento en el nivel de precios, e bajo ciertos supuestos, producir´ una entrada de capitales y con ello una a apreciaci´n de la moneda. Esta ca´ del tipo de cambio tambi´n provoca o ıda e una apreciaci´n del tipo de cambio real, reduciendo las exportaciones y o aumentando las importaciones, contrayendo en ultima instancia la de´ manda agregada. Pero, es necesario recordar que los desplazamientos de la demanda agregada dado un nivel de precios producto de shocks externos o de pol´ ıticas internas, nos revela s´lo una parte de la historia. El resultado final, depender´ de los o a supuestos que hay detr´s de la curva de oferta agregada y por ende, de la forma a que supongamos para esta en el corto y largo plazo. Existe consenso entre los economistas que en el corto plazo la curva de oferta agregada tiene pendiente positiva, debido a imperfecciones o rigideces en el mercado del trabajo o de bienes, por lo que cambios en la demanda agregada (por ejemplo fluctuaciones monetarias) tendr´n efecto sobre el producto y con ello se producir´ los a ıan ciclos econ´micos. Sin embargo, en el largo plazo, la curva de oferta agregada o ser´ vertical, por lo que cambios en la demanda agregada tendr´ efectos s´lo ıa ıan o sobre el producto y la dicotom´ cl´sica ser´ v´lida. ıa a ıa a Pero entonces, ¿qu´ hay detr´s de la oferta agregada?, ¿qu´ tipos de rigie a e deces producen un ajuste lento del producto al de pleno empleo?. Dichas preguntas se intentar´n responder preliminarmente a continuaci´n, y en cap´ a o ıtulos posteriores se analizar´n con m´s detalle. a a

18.3.

¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mere a cado del Trabajo

El primer paso es establecer c´mo se determina el equilibrio en el mercado o del trabajo. Para ello, deberemos analizar los determinantes de la demanda por trabajo por parte de las firmas y los determinantes de la oferta de trabajo por parte de los individuos. Para esto, supongamos la siguiente funci´n de o producci´n para una firma representativa: o ¯ Y = AF (K, L), (18.2)

donde FL > 0 y FLL < 0. Esta funci´n de producci´n supone un capital fijo en el corto plazo (deo o pende de inversiones anteriores). De esta manera, el producto de cada firma

18.3. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mercado del Trabajo e a

401

(y a nivel agregado de la econom´ al suponer que todas las firmas son id´ntiıa, e cas) estar´ dado exclusivamente por la cantidad de trabajo utilizado, el cual a suponemos presenta rendimientos decrecientes al factor. As´ el problema a resolver por la firma representativa consiste en maximiı, zar sus ingresos netos (IN ): IN = P Y − W L − CostosF ijos, (18.3) donde W es el salario nominal pagado al factor trabajo. Cada firma elegir´ la cantidad de trabajo (´nico factor variable en el corto a u plazo) que maximice sus ingresos netos, es decir: ∂IN = 0, ∂L lo que conduce a la siguiente soluci´n: o FL ≡ P M GL = (18.4)

W (18.5) . P De esta forma, cada firma contratar´ trabajadores hasta que el producto mara ginal del ultimo trabajador contratado iguale el salario real pagado. Si esto ´ no fuese as´ y por ejemplo el salario real fuese menor al producto marginal de ı contratar un trabajador m´s, la firma podr´ incrementar sus ingresos netos a ıa contratando una unidad m´s de dicho factor pues lo que produce dicha unidad a es mayor que su costo. Lo contrario ocurre cuando el salario real es mayor que el producto marginal del ultimo trabajador. ´ Por lo tanto, podemos establecer que el salario real afecta de manera negativa la demanda por trabajo la firma representativa. Si el salario real sube, el costo de haber contratado la ultima unidad del factor trabajo es mayor que ´ su aporte a la producci´n. En consecuencia, una firma maximizadora dismio nuir´ la cantidad de trabajo utilizado, con lo cual, por la ley de los rendimientos a decrecientes, la productividad marginal del trabajo se incrementar´ hasta el ıa punto en que W/P = P M GL, en donde la disminuci´n en la utilizaci´n de o o las unidades cesar´ pues la firma se encontrar´ en un nuevo ´ptimo en que ıa, ıa o maximiza sus ingresos netos. La demanda por trabajo agregada se encuentra representada en la figura 18.2, si los precios de los bienes suben de P0 a P1 , el salario real caer´ y la a demanda por trabajo aumentar´. a Para determinar la relaci´n entre el salario real y la oferta de trabajo de o los individuos, debemos analizar dos efectos que interact´an en la decisi´n de u o los hogares al momento de ofrecer su trabajo en el mercado laboral: Un aumento (disminuci´n) del salario real hace que el consumo de ocio o se encarezca, lo que incentiva a los individuos a disminuir (aumentar) el tiempo dedicado al ocio y aumentar (disminuir) la horas ofrecidas de trabajado. Este efecto es un efecto sustituci´n. o

402

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

W P

W P0 W P1

P M GL L

Figura 18.2: Demanda por Trabajo

Por otra parte, un aumento (disminuci´n) del salario real hace que aumeno te (disminuya) el ingreso de los individuos, lo que hace aumentar (disminuir) el consumo de todos los bienes (siempre que estos sean bienes normales), incluido el ocio, por lo que disminuir´n (aumentar´n) las hoa a ras ofrecidas de trabajo. Este es un efecto ingreso. Por lo tanto, la pendiente de la curva de oferta de trabajo depender´ de cu´l a a de los dos efectos anteriores es el que predomina. Si suponemos, y lo haremos en adelante porque es el supuesto m´s razonable, que el efecto sustituci´n a o domina al efecto ingreso, un alza del salario real har´ aumentar la cantidad a de trabajo ofrecida, por lo que la curva de oferta de trabajo tendr´ pendiente a positiva. De esta forma llegamos al equilibrio en el mercado del trabajo cuando no hay rigideces que se muestra en la figura 18.3. 18.3.1. Mercado del trabajo competitivo

Un primer caso que analizaremos ser´ el mercado del trabajo competitivo a e de la figura 18.3. Adicionalmente, tambi´n asumimos que los mercados de bienes son competitivos. La determinaci´n de la oferta agregada se resume en o las siguientes ecuaciones: W = P M GL P Ls = f (W/P ) ¯ Y = AF (K, L) (18.6) (18.7) (18.8)

18.3. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mercado del Trabajo e a

403

W P

Ls

W P

Ld ¯ L L

Figura 18.3: Equilibrio en el Mercado del Trabajo

Las primeras dos ecuaciones determinaran el nivel de empleo de esta econom´ el cual est´ determinado por la interacci´n de la demanda, (18.6), y la ıa, a o oferta de trabajo, (18.7). Una vez determinado el nivel de empleo, usando la funci´n de producci´n, (18.8), llegamos a la producci´n total, que corresponde o o o ¯ a la oferta agregada. Dada la cantidad de trabajo de equilibrio, L, podemos volver a la funci´n de producci´n para determinar la oferta de producto que o o ¯ = AF (K, L), y como veremos a continuaci´n esta correspon¯ ¯ corresponde a Y o ¯ de a la oferta agregada vertical, es decir la oferta es Y para todos los niveles de precio. Ante un alza en el nivel de precios P , el salario real cae, por lo cual el producto marginal es mayor que el salario real, con lo cual las firmas maximizadoras desean contratar m´s trabajadores1 hasta que el producto marginal de a la ultima unidad contratada iguale al salario real pagado. Por ende, aumenta ´ la cantidad demandada de trabajo. Por su parte, al caer el salario real el consumo de ocio se abarata, por lo que los individuos desean sustituir trabajo por ocio y ofrecer menos trabajo (o horas trabajadas). En suma, se produce un exceso de demanda por trabajo, por lo que las firmas para atraer m´s trabajadores ofrecen pagar un salario nominal m´s a a alto con lo cual el salario real empieza a subir. Como no hay rigideces que impidan este movimiento del salario nominal, este proceso contin´a hasta que u
Esto porque, tal como vimos antes, lo que produce el ultimo trabajador contratado es mayor ´ que su costo real.
1

404

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

la oferta se iguala nuevamente a la demanda en el nivel de empleo anterior y el salario nominal haya aumentado lo mismo que el nivel de precios. Como el nivel de empleo es el mismo que antes, la producci´n total de la econom´ o ıa tampoco cambia. As´ el resultado final es un aumento en el nivel de precios y ı, una producci´n que no cambia. En t´rminos generales, al realizar el ejercicio o e repetidamente, nos damos cuenta que cualquier cambio en el nivel de precios, producir´ un cambio similar del salario nominal, de manera que el salario real a no var´ ni tampoco el empleo ni el producto. En otras palabras, en una ıa, econom´a competitiva en los mercados de bienes y del trabajo, y en que no ı existen rigideces, la oferta agregada es vertical. As´ en este tipo de econom´ no hay desempleo involuntario, todo el ı, ıa que ofrece trabajo es contratado y tampoco es posible explicar fluctuaciones econ´micas. La unica manera de explicar variaciones del producto es mediante o ´ shocks reales que mueven el producto de pleno empleo2 . Es decir, se puede ¯ ¯ explicar que Y cambie, pero no que Y = Y . Es decir se desplaza la oferta agregada, la que en todo momento es vertical. En la figura 18.4 se muestra un caso en el cual hay por ejemplo un aumento de la productividad (A) que aumenta la demanda por trabajo de Ld a Ld . 0 1 ¯ En un mercado del trabajo competitivo aumenta el empleo hasta L1 , lo que produce un desplazamiento de la oferta agregada a la derecha. Tambi´n los e desplazamientos de la oferta agregada se podr´ producir por cambios en ıan la oferta de trabajo, por ejemplo debido a cambios demogr´ficos, a aspectos a regulatorios como aquellos que afectan la participaci´n de la mujer o los j´venes o o en la fuerza de trabajo, y otros. En conclusi´n, este es el modelo de mercado del trabajo impl´ o ıcito en nuestro an´lisis de la econom´ de pleno empleo. El desempleo en este caso es a ıa voluntario, es decir quienes est´n desempleados porque no quieren trabajar3 , o a friccional, que corresponde a aquel normal producto, por ejemplo, del tiempo que se demora la gente en encontrar un nuevo trabajo. Que el desempleo sea voluntario o friccional tampoco significa que sea ´ptimo. Por ejemplo, en Euo ropa, es particular en Espa˜a en la d´cada de los 80, el desempleo de “pleno n e empleo era cercano al 15 %, producto de una serie de regulaciones que induc´ ıan a la gente a declararse desempleados para recibir beneficios de cesant´ Por ıa. ello, en vez de hablar de la tasa de desempleo de pleno empleo o natural, en la terminolog´ de Friedman, en Europa se acu˜o la expresi´n NAIRU por ıa n´ o non-accelerating rate of unemployment (tasa de desempleo que no acelera la inflaci´n), idea que quedar´ m´s clara cuando hablemos de las interacciones o a a
Por ejemplo, si aumenta la productividad, a cada nivel de salario real la demanda por trabajo ser´ mayor, con lo cual aumentar´ el nivel de empleo potencial, aumentando el producto de pleno a a empleo. Hay que ser cuidadosos en esta interpretaci´n ya que en rigor si alguien no desea trabajar no o estar´ en la fuerza de trabajo. ıa
3 2

18.3. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mercado del Trabajo e a

405

W P

P Ld 0
B

Ld 1 Ls . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E

OA0

OA1

¯ L0

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

DA ¯ L1 ¯ Y0 ¯ Y1 Y

Figura 18.4: Cambios en Producto de Pleno Empleo

entre desempleo e inflaci´n. o En general, se entiende por desempleo (o producto) de pleno empleo, sin ninguna connotaci´n normativa o de bienestar, como la tasa de desempleo o (nivel de producci´n) que prevalecer´ si todos los precios y salarios en la o ıa econom´ fueran plenamente flexibles. ıa 18.3.2. Desempleo: Rigideces reales

En el caso anterior vimos que una econom´ sin rigideces no era capaz ıa de explicar fluctuaciones del producto alrededor del pleno empleo, sino s´lo o movimientos del propio producto de pleno empleo, y que en dicho caso todo el desempleo que se producir´ ser´ voluntario. ıa ıa Sin embargo, en la realidad, se observa que hay gente que quiere trabajar, pero que no puede hacerlo. Esto significar´ que habr´ desempleo involuntario. ıa ıa Una forma simple y directa de introducir esto en el modelo de marcado del trabajo competitivo es introducir una rigidez al salario real. Por ejemplo, la existencia de restricciones institucionales, como es el caso del salario m´ ınimo u otras restricciones legales, podr´ generar desempleo involuntario a trav´s ıa e de impedir que el salario real se ajuste a su nivel de equilibrio. Este se conoce como desempleo cl´sico. Si este es el caso, el salario real ser´ distinto al de a ıa pleno empleo y por ende habr´ desempleo involuntario. As´ introduciendo ıa ı, una rigidez real, explicamos porqu´ existe desempleo que no es voluntario. e Supongamos que por alguna raz´n institucional el salario real es r´ o ıgido

406

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

en un nivel mayor al de pleno empleo. Usaremos min´sculas para el salario u real: w ≡ W/P , en consecuencia consideraremos un salario real r´ ıgido w > w ˜ ¯ como se ilustra en la figura 18.5. En este caso, la cantidad de desempleados ˆ ˜ involuntariamente ser´ igual a L− L. Toda esa gente est´ dispuesta a trabajar ıa a al salario de mercado pero no consigue trabajo.

w=

W P

Ls

w ˜ w∗

Ld ˜ L ¯ L ˆ L L

Figura 18.5: Rigidez del salario Real

Veamos ahora como es la curva de oferta agregada. Si aumenta el nivel de precios P , dado que hemos asumido que externamente se ha fijado el salario real, el salario nominal subir´ en lo mismo que subi´ el nivel de precios, dea o jando inalterado el salario real y con ello el empleo y el producto. As´ en una ı, econom´ en que existen rigideces reales, existir´ desempleo involuntario, aunıa ıa que la oferta agregada seguir´ siendo vertical. En otras palabras, el producto ıa puede ser menor al de pleno empleo (cuando el salario real r´ ıgido es mayor que el de equilibrio), pero en todo momento la oferta agregada es vertical, por lo que no es posible explicar fluctuaciones econ´micas de corto plazo del o producto, pues si bien, cambios en la demanda agregada s´lo tendr´ efecto o ıa sobre el nivel de precios. En la figura 18.6 se muestra que la oferta agregada sin rigideces implica un mayor nivel de producci´n Y que en el caso que haya una o ¯ ˜ e rigidez real, donde se produce Y . Podemos cuantificar la p´rdida de producto ¯ ˜ como resultado de la rigidez real y es igual a Y − Y .

18.3. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: El Mercado del Trabajo e a

407

P OA OA

DA ˜ Y ¯ Y Y

Figura 18.6: Oferta Agregada y Rigideces Reales

18.3.3.

Desempleo: Rigideces nominales

Ahora veremos que sucede si en vez de existir una rigidez real en la econom´ lo que hay es una inflexibilidad en los salarios nominales. Para simpliıa, ficar el an´lisis, partamos del caso anterior en que el salario real es mayor que a el de pleno empleo, pero abandonamos el supuesto de salario real r´ ıgido por el de una inflexibilidad nominal. En este caso, al ser el salario nominal r´ ıgido, un aumento en el nivel de precios, provocar´ una ca´ del salario real y con a ıda ello un aumento del empleo. Al aumentar el empleo, aumentar´ tambi´n el a e producto de la econom´ ıa. ˜ Considere la figura 18.7. El salario nominal es fijo a un nivel de W . Si ˜ /P0 a W /P1 , ˜ el nivel de precios sube de P0 a P1 , el salario real caer´ de W a y el empleo aumentar´ de L0 a L1 . Usando estos valores para el empleo en a la funci´n de producci´n llegamos a una oferta con pendiente positiva como o o la representada en 18.8. Hay que ser cuidadosos con lo que ocurre cuando el salario real cae mucho, por debajo del equilibrio, ya que lo que restringir´ ıa el mercado del trabajo ser´ la oferta de trabajo, pero si suponemos que la ıa flexibilidad salarial es m´s a la baja que al alza, y que las empresas pueden a ˜ ofrecer salarios por encima de W , es esperable que a niveles de precios muy altos, el mercado se comporta m´s cercano al caso competitivo y la oferta se a comienza a hacer vertical. En consecuencia, la presencia de rigideces nominales s´ logran explicar flucı

408

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

tuaciones del empleo y el producto en el corto plazo. Es decir, la existencia de rigideces nominales produce una oferta agregada con pendiente positiva. Esto porque, cualquier cambio en el nivel de precios, har´ cambiar el salario real y a con ello fluctuar el empleo y producto. En este caso variaciones de la demanda agregada tendr´ efectos tanto en el nivel de precios como sobre el producto. ıan
W P

Ls
˜ W P0 ˜ W P1

Ld L0 L1 L

Figura 18.7: Rigideces Nominales

Una lecci´n importante de esta discusi´n es que para que la demanda agreo o gada, o m´s precisamente el dinero, tenga efectos reales, rompiendo la dicoa tom´ cl´sica, es que existan rigideces nominales. Las rigideces reales explican ıa a comportamientos sub´ptimos y distorsiones en la econom´ pero no permiten o ıa, explicar por qu´ la demanda agregada afecta al producto y por qu´ hay un cie e clo econ´mico que puede ser causado, y estabilizado con pol´ o ıticas econ´micas, o por la demanda agregada. Si bien el supuesto de rigideces nominales en el mercado del trabajo ayuda a generar una curva de oferta con pendiente positiva, sus implicancias no son del todo satisfactorias. De acuerdo a este modelo los salarios reales ser´ ıan contrac´clicos, lo que es contrario a la evidencia emp´ ı ırica. Cuando los precios suben, los salarios reales bajan y el producto sube, es decir hay un boom cuando el salario real es bajo, y una recesi´n cuando es alto. La evidencia o emp´ ırica para los Estados Unidos apunta a que los salarios reales mostrar´ ıan poca correlaci´n con el ciclo, y si algo, la correlaci´n es positiva. Es decir, si o o

18.4. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: Mercados de Bienes e a

409

P OA

Y

Figura 18.8: Oferta Agregada con Rigideces Nominales

algo, los salarios reales ser´ proc´ ıan ıclicos. En pa´ ıses en desarrollo esto ser´ ıa m´s pronunciado a´n, pues los booms ocurren en per´ a u ıodos donde tambi´n los e salarios reales son altos.4 Por lo tanto hay que mirar a otros or´ ıgenes para las rigideces nominales, y por ello ahora miraremos a las rigideces en los mercados de bienes.

18.4.

¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: Mercae a dos de Bienes

Para la discusi´n que sigue separaremos el caso de empresas competitivas o versus empresas monopol´ ısticas. En ambos casos asumiremos que el mercado del trabajo es competitivo. 18.4.1. Mercados de bienes competitivos

Una empresa en un mercado competitivo enfrenta un precio relativo por su bien dado (p). De teor´ de la firma sabemos que su decisi´n de producci´n ıa o o ser´ producir a un nivel tal que su costo marginal (CM G) sea igual a p, tal a como se muestra en la figura 18.9.
4 Hay que tener cuidado en todo caso con la interpretaci´n de este resultado. Que el salario real o sea alto cuando el producto es alto se podr´ explicar por ejemplo por efecto de la productividad, ıa pero no significa que para generar una expansi´n del producto haya que subir salarios. Como o

410 p

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

CM G

y

Figura 18.9: Decisi´n de Producci´n en Mercado Competitivo o o

Si la demanda por el bien que produce la empresa aumenta, ella no querr´ proa ducir m´s, a menos que el aumento de la demanda provoque un aumento del a precio relativo del bien respecto de los otros bienes de la econom´ en partiıa, cular respecto del costo de los factores de la empresa. Ahora podemos ver como es la curva de oferta agregada. Si todos los precios nominales de los bienes, es decir expresados en unidades monetarias, suben, a o el nivel de precios P subir´ en la misma proporci´n. Sin embargo los precios relativos se mantienen constantes, a pesar del aumento de precios, con lo cual ninguna empresa querr´ producir m´s y en consecuencia la producci´n no a a o aumenta. Por lo tanto, en presencia de mercados de bienes competitivos la curva de oferta es vertical. En mercados perfectamente competitivos las empresas toman los precios (son price-takers), por lo tanto no se puede hablar propiamente de rigideces de precios. 18.4.2. Mercados de bienes no competitivos y rigideces de precios

Para analizar rigideces de precios lo relevante es pensar en una empresa que puede fijar su precio. La forma m´s sencilla de analizar esto es considerar a a todas las empresas como peque˜os monopolios, que enfrentan una demanda n con pendiente negativa. Como es conocido en el caso de un monopolio (figura
discutimos aqu´ ello generar´ desempleo. ı, ıa

18.4. ¿Qu´ hay detr´s de la Oferta Agregada?: Mercados de Bienes e a

411

18.10, la producci´n ´ptima es aquella que igual el costo marginal con el ingreso o o marginal. Ese nivel de producci´n estar´ asociado a un punto sobre la curva o a de demanda, el que entrega el precio ´ptimo. Es decir la empresa fija el precio o o la cantidad, estando ambos relacionados por la demanda.
p CM G

. p0 ............................. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ............................. CM G
0

D IM G y

Figura 18.10: Determinaci´n del Precio de un Monopolio o

Si todos los precios fueran plenamente flexibles, volver´ ıamos al caso de la curva de oferta vertical. Supongamos que todas las empresas suben sus precios en la misma proporci´n, el nivel de precios agregados subir´, pero los precios o a relativos permanecer´n constantes y por lo tanto la producci´n no cambia. a o Por lo anterior, nuevamente debemos considerar rigideces de precios. Si una empresa particular decide mantener su precios, cuando una parte del resto de las empresas lo sube, el precio relativo de este bien se reducir´ y su producci´n a o aumentar´ sobre la curva de demanda. Esta es la base de los modelos de precios a r´ ıgidos. Las empresas que no deciden subir sus precios ver´n un aumento en a su demanda, lo que producir´ un aumento de la producci´n. a o En el caso extremo, si todos los precios son r´ ıgidos un aumento de la demanda producir´ un aumento en la actividad de todas las empresas y el nivel a de precios agregado ser´ constante. Es decir, la curva de oferta ser´ horizontal. a a Por su parte la demanda por trabajo no es igual a su productividad marginal. La raz´n es que las empresas deciden cuanto producir en el mercado por su o producto, y dada la producci´n habr´ una demanda efectiva por trabajo que o a es la cantidad de trabajo necesaria para cumplir con el plan de producci´n de o la empresa. Por lo tanto, un aumento de la producci´n aumenta la demanda o

412

Cap´ ıtulo 18. Introducci´n a Fluctuaciones de Corto Plazo o

efectiva por trabajo, lo que redunda en un aumento del salario real. Por lo tanto, al incorporar rigideces de precios de bienes, es posible generar un movimiento proc´ ıclico del salario real, lo que es m´s consistente con la evidencia a emp´ ırica. La pregunta clave es por qu´ los precios son r´ e ıgidos. En el caso del mercado del trabajo existen muchas teor´ que explican rigideces reales, como las ıas teor´ de salario de eficiencia, pero las rigideces nominales se deben racionaıas lizar a trav´s de rigideces que impone la fijaci´n de salarios en contratos por e o per´ ıodos relativamente prolongados, por ejemplo de 1 a 2 a˜os. n En el caso de las rigideces de los precios de los bienes, la teor´ m´s popular ıa a ha sido desarrollado por O. Blanchard, G. Mankiw y N. Kiyotaki, quienes argumentan que existen costos de menu, es decir hay un costo de reimpresi´n o del men´ de precios. Lo interesante que los autores anteriores muestran es que u incluso con costos de men´ relativamente bajos existen rigideces nominales. Lo u que ocurre es que las p´rdidas que tiene las empresas de desviarse de su precio e ´ptimo son tambi´n menores. Esto es una conclusi´n directa del teorema de la o e o envolvente en optimizaci´n. Este teorema plantea que las p´rdidas de utilidad o e de no tener el precio ´ptimo, cuando este esta cerca del ´ptimo son menores o o ya que la derivada de las utilidades en ese punto respecto del precio es igual a cero. Existen muchas teor´ que explican las rigideces nominales. Sin embargo ıas es ecu´nime plantear que si bien sabemos mucho de como se comportan las a econom´ con rigideces de precios, lo que a su vez parece ser un supuesto muy ıas realista, poco sabemos de las causas microecon´micas de dichas rigideces. o

18.5.

Resumen

Se necesitan rigideces nominales para que la oferta agregada tenga pendiente positiva en el corto plazo y as´ poder explicar las fluctuaciones ı econ´micas de corto plazo. o Si bien las rigideces reales no pueden explicar la pendiente de la oferta agregada, ellas juegan un rol importante para generar fluctuaciones del orden de las que se observan en la realidad (ver Romer (2002)). Si bien hay razones de peso que explican rigideces de precios y salarios, es necesario incorporar las inflexibilidades de los precios de los bienes para poder explicar lo que se observa en la realidad, en particular respecto de la conducta de los salarios reales en el ciclo. Pareciera razonable suponer que en el muy corto plazo la oferta agregada es m´s bien horizontal, pero en el mediano plazo se ajustar´ a una oferta a ıa vertical a niveles de pleno empleo.

Cap´ ıtulo 19

El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa
En este cap´ ıtulo estudiaremos el modelo keynesiano tradicional. A´n cuanu do hay quienes puedan argumentar que este no era el modelo que Keynes ten´ ıa en mente, es ampliamente aceptado como la formalizaci´n de que Keynes plano te´ en su gran obra en 1936. En el centro de esta teor´ est´ la idea de que hay o ıa a abundante exceso de capacidad no utilizada en la econom´ con muchos reıa, cursos desocupados. En consecuencia, los precios se asumen dados, y cualquier presi´n de demanda se traducir´ en aumento de cantidad y no de precios. Es o a decir, para usar este modelo como una descripci´n global de la econom´ hay o ıa que asumir que la oferta agregada es vertical. Comenzaremos la presentaci´n del modelo m´s simple, el cual no s´lo asuo a o me precios r´ ıgido, sino que ignora completamente los mercados financieros al asumir que la inversi´n est´ dada, y no es afectada por las tasas de inter´s. En o a e este caso la inversi´n est´ determinada por los “esp´ o a ıritus animales”, como lo plante´ Keynes. Este modelo es conocido como el modelo keynesiano simple, o o la cruz keynesiana por lo que es su representaci´n gr´fica. o a Luego presentaremos el modelo IS-LM. IS es por investment and savings, es decir el mercado de bienes, y LM por liquidity and money, es decir el mercado financiero. Este modelo fue formalizado por Sir. John Hicks (1937). Toda la discusi´n de este cap´ o ıtulo es de una econom´ cerrada, para abrirla ıa al comercio de bienes y los flujos de capitales en el pr´ximo cap´ o ıtulo.

19.1.

El Modelo Keynesiano Simple

En este modelo mostraremos como la demanda agregada determina el producto. La demanda agregada est´ compuesta (en una econom´ cerrada) por a ıa tres componentes: el gasto del gobierno (G), el consumo privado o de los hogares (C) y la inversi´n (I). este es el gasto agregado o absorci´n, y lo denoo o
413

414

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

taremos con una A, esto es: A=C +G+I (19.1)

En la parte II discutimos en detalle la conducta de cada una de estas variables, pero ahora haremos supuestos muy sencillos, como los usados en gran parte del cap´ ıtulo 6. Los supuestos simplificados de conducta que haremos son los siguientes: Inversi´n: consideremos que est´ fija durante el per´ o a ıodo de tiempo en estudio. Esto puede ser razonable en el muy corto plazo, donde las condiciones que cambiar´ la inversi´n son relativamente constantes. Sin ıan o embargo, la idea aqu´ de acuerdo a Keynes es que los esp´ ı ıritus animales determinan la inversi´n, y esta puede fluctuar, pero de manera ex´gena. o o La inversi´n la denotaremos como I. o Gasto de Gobierno: es otra variable ex´gena para nuestro modelo. Al o igual que en el caso cuando estudiamos la econom´ en pleno empleo ıa nos interesa estudiar los efectos que un mayor/menor gasto tiene sobre la econom´ y no por qu´ algunos gobiernos gastan m´s que otros. Denotareıa e a mos el gasto de gobierno por G. Ignoraremos temas como las perspectivas intertemporales del presupuesto p´blico. u Consumo: el consumo de los hogares depende s´lo del ingreso disponible o (esto es, una vez descontado los impuestos al ingreso). Por otra parte, las familias deben consumir un m´ ınimo de bienes y servicios para poder vivir, por ejemplo, en alimentaci´n b´sica, agua, luz, locomoci´n y otros. o a o Llamemos C a ese consumo m´ ınimo. Luego, podemos escribir el consumo como: C = C(Y − T, ...) = C + c(Y − T ). (19.2) donde c es la propensi´n marginal a consumir. Tambi´n se podr´ asumir o e ıa que los impuestos son una fracci´n de los ingresos, esto es, T = τ × Y , o con lo cual obtenemos finalmente una expresi´n de la forma: o C = c + c(1 − τ )Y. El lector reconocer´ que en el cap´ a ıtulo 3.1 a esta funci´n le llamamos o la funci´n consumo keynesiana. Ahora es evidente porque se usa en este o modelo. Finalmente, la ecuaci´n para la demanda agregada es: o A = C + c(Y − T ) + I + G (19.3)

19.1. El Modelo Keynesiano Simple

415

En equilibrio se debe cumplir que la producci´n total es igual a la demanda o total por bienes y servicios de la econom´ es decir Y = A, o equivalentemente, ıa, que el ahorro es igual a la inversi´n (S = I). La demanda es la que determina o el nivelde producto de la econom´ ıa. Gr´ficamente podemos ver este equilibrio trazando una l´ a ınea con pendiente de 45o que parte en el origen, para representar el conjunto de puntos que cumplen con la relaci´n Y = A. Si adem´s trazamos la demanda agregada, o a como funci´n del producto y las constantes, podemos ver que el equilibrio se o encontrar´ en la intersecci´n de la recta de 45o grados y la demanda agregada, a o tal como se representa en la figura 19.1. A esta figura se le suele llamar la cruz Keynesiana.
A 45o ..... . ... ... ... ... ... .. . . ... . . ... ........... c . .. .. .. .. .. A∗ ... ... ... ... ... C +I +G .. ... ... .. ... ... . ... Y∗

Y

Figura 19.1: Equilibrio del producto con la demanda agregada

Si nos encontramos en un punto de la figura donde Y > A, significa que la cantidad producida por la econom´ es mayor a la cantidad demandada por los ıa agentes econ´micos, esto representa un exceso de producci´n y por lo tanto no o o se puede vender todo lo producido. En consecuencia existe una acumulaci´n o (indeseada) de inventarios. Debe notarse que en equilibrio Y = A, pero siempre tendremos que el gasto iguala al producto. Lo que ocurre es que la ecuaci´n o (19.3) nos da la demanda o gasto deseado. Si el producto no coincide con el gasto deseado, por ejemplo porque las firmas producen m´s, la diferencia a ser´ gasto no deseado, y corresponder´ a inventarios no deseados, en nuestro a a ejemplo ser´ una acumulaci´n indeseada de inventarios. a o Por el contrario, si Y < A, la cantidad consumida o demandada por la

416

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

econom´ es mayor a la cantidad producida, ante esta situaci´n lo que ocurre ıa o es que las firmas desacumulan inventarios para de esa manera satisfacer la demanda. Anal´ ıticamente, el equilibrio se encuentra haciendo Y = A en la ecuaci´n o (19.3), y despejando el producto: Y = C +I +G 1 − c(1 − τ ) (19.4)

19.2.

Multiplicadores

En los comienzos del an´lisis keynesiano, se destac´ una implicancia intea o resante de la ecuaci´n (19.4). De acuerdo a ´sta ecuaci´n, un alza en el gasto o e o fiscal G lleva a un aumento de la demanda agregada que es a´n mayor que u el alza inicial del gasto fiscal. En la forma como lo describi´ Keynes, el gasto o p´blico tiene entonces un efecto multiplicador. Los multiplicadores no son m´s u a que las derivadas de la ecuaci´n (19.4) respecto de la variable en cuesti´n. o o En esta secci´n determinaremos e interpretaremos los multiplicadores y luego o examinaremos la llamada paradoja de la frugalidad. 19.2.1. Multiplicador del gasto de gobierno, del consumo aut´nomo o e inversi´n o

Nos interesa determinar cu´l es el efecto en t´rminos de producto de un a e aumento del gasto de gobierno, inversi´n y consumo aut´nomo. Para ello usao o mos la ecuaci´n (19.4), de donde obtenemos: o dY dY dY 1 = = = >1 1 − c(1 − τ ) dG dI dC (19.5)

Entonces, si aumento G, Y o C en ∆X, tenemos que el producto Y aumenta en una cantidad mayor que ∆X, que depende del valor de la propensi´n o marginal a consumir c y la tasas de impuestos τ . Si el gobierno decide aumenn tar el gasto de gobierno en ∆X, por ejemplo dando leche a los ni˜os en escuelas p´blicas, el efecto inmediato que tiene este mayor gasto es aumentar el prou ducto en ∆X, porque el mayor gasto del gobierno significa m´s ingresos para a las empresas productoras de leche y de esta forma aumenta el producto del pa´ Por su parte, este mayor ingreso de las empresas se traduce en un mayor ıs. ingreso de las personas, ya sean trabajadores o due˜os de las firmas. Debido n al mayor ingresos, las personas deciden aumentar su consumo en c(1 − τ )∆X, ya que el ingreso disponible ha aumentado en (1 − τ )∆X. El mayor consumo hace que el ingreso de las empresas productoras de los bienes consumidos aumente en esa misma cantidad y por lo tanto el producto del pa´ aumenta ıs

19.2. Multiplicadores

417

adicionalmente en c(1 − τ )∆X. Nuevamente este mayor producto aumenta el ingreso de las personas en la misma cantidad, lo que aumenta su consumo en c(1−τ )×c(1−τ )∆X. Si volvemos a repetir este an´lisis muchas veces llegamos a a que el efecto total es: ∆Y = ∆X(1 + c(1 − τ ) + c2 (1 − τ )2 + c3 (1 − τ )3 + ....) = ∆X 1 − c(1 − τ )

En la figura 19.2 podemos ver el efecto multiplicador, trazando primero las curva de demanda agregada inicial (D0 ) y final(D1 ), adem´s de una recta a o que parte en el origen de los ejes y que tiene pendiente de 45 . La intersecci´n o de la recta D0 con la recta de 45o (punto E0 ) determina el primer equilibrio del producto en el eje horizontal (abscisas), mientras que la intersecci´n de D1 o con la misma recta determina el segundo equilibrio (E1 ) y su correspondiente nivel de producto sobre las abscisas. La distancia entre estos dos niveles de producci´n resulta ser ∆Y (aumento en el producto). Por otra parte, ∆G o corresponde a la distancia sobre el eje vertical (ordenadas) de las dos curvas de demanda agregada. Pero, usando la recta de 45o podemos proyectar la distancia vertical sobre la horizontal, es decir, ∆G, sobre el eje de las abscisas.1 Ah´ se observa que el producto aumenta m´s que el aumento inicial del gasto ı a de gobierno. Uno de las grandes interrogantes de la econom´ actual es porque la gran ıa depresi´n de 1930 fue tan severa en t´rminos de producto y de empleo. A´n no o e u existe consenso respecto de cuales fueron las causas de ´sta depresi´n. A pesar e o de ello Keynes plante´ que una de las maneras de salir de una depresi´n es o o aumentar el gasto de gobierno, porque como vimos reci´n, el producto termina e aumentando m´s que el gasto de gobierno. Volveremos sobre este punto m´s a a adelante, ya que este an´lisis, que fue hist´ricamente muy importante ignora a o otras interacciones. 19.2.2. Multiplicador de los impuestos

Analizaremos el impacto de una aumento en la recaudaci´n tributaria T , y o no en la tasa de impuestos. Supondremos que T es cobrado independientemente del nivel de ingresos. Esto nos permitir´ comparar m´s adelante una pol´ a a ıtica de presupuestos equilibrado. Debe notarse que en este caso el multiplicador del gasto del gobierno ser´ 1/(1 − c). Para calcular la derivada parcial del ıa
1 Para ello debemos trazar una segunda recta con pendiente de 45o , pero que debe cortar a D0 en el punto A, que es donde corta la proyecci´n vertical del punto E1 a D0 . A continuaci´n, o o proyectamos en forma horizontal el punto donde la curva D1 corta el eje de las ordenadas, hasta que corte a la segunda curva de 45o , con lo cual obtenemos el punto B. Al bajar el punto B hasta las abscisas encontramos la misma distancia ∆G que ten´ ıamos en las ordenadas, con lo cual queda m´s f´cil comparar las magnitudes de los incrementos en G y en Y , y se ve gr´ficamente el efecto a a a multiplicador.

418

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

A 45o D1 D0

∆G

E1 . . . . . . . . .‰ . . E0 . . . ............................... . A . . . . . . . .B. . . . . . . . . . . . . . . . ....................... . ... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ∆G ∆Y

T

∆G

Y

Figura 19.2: Efecto multiplicador de la pol´ ıtica fiscal

producto (Y ) respecto de los impuestos (T ) usaremos la ecuaci´n (19.2), de o donde obtenemos: dY −c = dT 1−c Entonces, cada vez que los impuestos aumentan en, digamos ∆T , tenemos que el producto de la econom´ cae en −c/(1 − c) veces ∆T . En este caso los ıa individuos financian los mayores impuestos no s´lo con menor consumo sino o tambi´n con menor ahorro. Si un individuo ver reducido sus ingresos en ∆T , e producto de un alza de impuesto, su consumo se va a reducir en c × ∆T . Para financiar la fracci´n 1 − c que le queda por financiar el individuo tiene que o recurrir a sus ahorros. En esta discusi´n tambi´n hemos ignorado complicaciones que estudiamos o e anteriormente, como las implicancias de la equivalencia ricardiana. Tal como lo discutimos anteriormente, el impacto de una rebaja de impuestos sobre el consumo depender de lo que se prevea ser´ la evoluci´n futura de la posici´n fiscal. a o o Una rebaja transitoria, que despu´s se compensa sin alterar la trayectoria de e gasto de gobierno tendr´ una efectividad baja. a Si comparamos el multiplicador del impuesto con el multiplicador del gasto de gobierno podemos concluir que es mucho m´s efectivo para el gobierno a aumentar el gasto de gobierno que reducir los impuestos para aumentar el producto de la econom´ La raz´n de este resultado radica en que los individuos ıa. o

19.2. Multiplicadores

419

no se consumen todo el ingreso extra producto de una rebaja de impuestos, pues ahorran una fracci´n (1 − c) de la rebaja impositiva. Por lo tanto 1$ m´s o a de gasto de gobierno aumenta el producto m´s que una rebaja de impuesto de a 1$, y eso es lo que discutiremos a continuaci´n. o 19.2.3. Multiplicador de presupuesto equilibrado

Queremos saber qu´ sucede cuando el gobierno decide aumentar el gase to, pero manteniendo equilibrado el presupuesto, es decir, subiendo tambi´n e los impuestos T en la misma cantidad. Este ejercicio es m´s realista si ina cluy´ramos consideraciones intertemporales, es decir la restricci´n presupuese o taria intertemporal del gobierno, en el an´lisis de los cambios de pol´ a ıtica fiscal. Aqu´ ignoraremos todas las consideraciones din´micas como la equivalencia riı a cardiana y la percepci´n del p´blico sobre si los cambios son permanentes o o u transitorios. Por ello, el aumento del gasto financiado con impuestos provee un an´lisis m´s ajustado a consideraciones de financiamiento del presupuesto. a a Para ver el impacto global de un cambio de gasto financiado por impuestos podemos sumar ambos multiplicadores2 , con lo cual tenemos: dY dG =
G=T

c 1 − =1 1−c 1−c

En este caso un aumento del gasto de gobierno acompa˜ado de un aumento n de los impuestos en la misma cantidad aumenta el producto en la misma cantidad que aumento el gasto de gobierno. En este caso el aumento del producto debido al mayor gasto de gobierno se ve compensado en parte por una ca´ ıda del producto como resultado de la alza de impuesto, porque los individuos financian los mayores impuestos no s´lo con ahorro sino tambi´n con menor o e consumo. 19.2.4. La paradoja de la frugalidad (o del ahorro)

Nosotros vimos que cuando el gasto aut´nomo sube (G, I o C), el producto o sube. esto nos lleva a la famosa paradoja de la frugalidad. Si el p´blico decide u aumentar su ahorro en forma aut´noma, es decir no porque el ingreso sube, el o producto cae. Esto es equivalente a decir que el aumento del ahorro consiste en una reducci´n en C, lo que produce una reducci´n del producto en 1/(1−c) o o por cada unidad que aumenta el ahorro. Esta es la paradoja de la frugalidad. Es una paradoja porque sabemos, de nuestro an´lisis de crecimiento, que m´s ahorro es m´s acumulaci´n de capital, a a a o mayor nivel de ingreso de largo plazo, y mayor crecimiento. Esta paradoja nos dice todo lo contrario.
2

Anal´ ıticamente basta tomar la ecuaci´n (19.3) diferenciar respecto de G y T y hacer dG = dT . o

420

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

Lo paradoja nos muestra adem´s que a pesar que el p´blico quiera aumena u tar el ahorro no puede hacerlo ya que el ahorro es igual a la inversi´n, que o est´ dada y es igual a I. Precisamente en el hecho que la inversi´n no aumente a o esta la clave para explicar esta paradoja, por cuanto el ahorro no subir´. El a ahorro aut´nomo sube, pero el inducido por la ca´ del ingreso lo compensa. o ıda Veamos como ocurre. El ahorro es (supondremos T = 0 para simplificar): S = Y − C = Y − C − cY = (1 − c)Y − C. El aumento del ahorro es ∆C < 0, lo que de acuerdo a los multiplicadores genera una ca´ del producto de ∆C/(1 − c), que induce una ca´ del ahorro ıda ıda de (1 − c)∆C/(1 − c), que es exactamente igual al aumento aut´nomo del o ahorro, lo que hace que el ahorro no aumente. El resultado que obtenemos aqu´ es muy distinto a lo discutido en el cap´ ı ıtulo 6, donde vimos que si la gente deseaba ahorra m´s, la tasa de inter´s bajar´ a e ıa y el ahorro e inversi´n subir´ o ıan. La gran diferencia es que en ese cap´ ıtulo asumimos que el producto estaba fijo en el nivel de pleno empleo, por lo tanto mayor ahorro resulta en mayor inversi´n puesto que no hay efectos sobre el o producto. M´s a´n, en nuestra discusi´n de crecimiento en el cap´ a u o ıtulo 11 fuimos m´s a all´ y mostramos que las econom´ que ahorran m´s tienen mayor nivel de a ıas a ingreso en el largo plazo y crecen m´s r´pido producto de que acumulan m´s a a a capital. Ese canal aqu´ ha sido eliminado y por ello es que este an´lisis es de ı a corto plazo. La l´gica del modelo keynesiano simple, y que nos acompa˜ar´ en parte en o n a la discusi´n del modelo IS-LM, es que el producto es afectado por la demanda o agregada y la inversi´n es fija. Por lo tanto este an´lisis puede ser considerado o a en una econom´ con alto nivel de desempleo, donde no es costoso aumentar ıa la producci´n, y con una inversi´n estancada. De ah´ la preocupaci´n de las o o ı o autoridades en los pa´ porque la confianza de los consumidores se recupere ıses en momentos de baja actividad de modo que el aumento del gasto impulse un aumento del producto. Por el contrario si en esas circunstancias, y producto de malas expectativas, la gente comienza a ahorrar todos sus ingresos extra, ser´ dif´ que se reactive la demanda agregada. a ıcil

19.3.

La Tasa de Inter´s y el Mercado de Bienes: la IS e

El modelo IS-LM sigue el mismo esp´ ıritu del modelo keynesiano simple: la demanda agregada determina el producto. Sin embargo extiende el an´lisis a en la direcci´n de incorporar la tasa de inter´s y el mercado monetario en el o e an´lisis de la demanda agregada. a Seguiremos suponiendo que los precios son fijos. Por ello una interpretaci´n o del modelo IS-LM es la de un esquema para derivar la demanda agregada que

19.3. La Tasa de Inter´s y el Mercado de Bienes: la IS e

421

relacione precios y cantidad demandada.3 Esta interpretaci´n es discutible, sin o embargo para efectos de nuestra discusi´n supondremos que este modelo es de o determinaci´n del producto cuando los precios son fijos y las empresas est´n o a dispuestas a vender lo qe se les demande sin cambiar los precios. El modelo IS-LM al considerar una variable end´gena m´s, la tasa de ino a ter´s, requerir´ de un equilibrio adicional, y ese es el mercado del dinero que e a discutimos en la secci´n 19.4. o Denotando por r la tasa de inter´s real, la IS corresponde al conjunto de e puntos (r, Y ) en los cuales el mercado de bienes est´ en equilibrio, es decir a la producci´n (Y ) es igual a la demanda agregada (A). Considerando que la o inversi´n depende de la tasa de inter´s real, la IS estar´ definida por la siguiente o e a 4 relaci´n: o Y = C + c(Y − T ) + I(r) + G (19.6) donde al lado derecho tenemos la demanda por los bienes de la econom´ y al ıa lado izquierdo la producci´n. Como en equilibrio son iguales, podemos obtener o una relaci´n entre el producto y la tasa de inter´s. o e Podemos analizar la pendiente de esta relaci´n. Derivando la ecuaci´n o o (19.6) respecto a r obtenemos: dY dY =c +I , (19.7) dr dr de donde podemos obtener la pendiente de la IS, lo que denotaremos expl´ ıcitamente en la derivada para evitar confusiones con la pendiente de la LM y los efectos totales. La pendiente, considerando que en el eje vertical ir´ r, a est´ dada por: a dr 1−c < 0, (19.8) = dY IS I el signo se obtiene de asumir que c < 1 y que la inversi´n depende negativao mente de la tasa de inter´s (I < 0). e A partir de este resultado concluimos que en todos los puntos donde la demanda por bienes es igual a la producci´n existe una relaci´n negativa entre o o el producto y la tasa de inter´s, esto significa que a medida que aumenta la e tasa de inter´s la producci´n disminuye porque la mayor tasa de inter´s reduce e o e la inversi´n. Como disminuye la producci´n tambi´n tiene que disminuir el o o e consumo, para que de esa manera haya equilibrio en el mercado del bienes. La IS se encuentra representada en la figura 19.3.
3 A modo de historia macro reciente, hasta los 80 m´s o menos, se hablaba tambi´n del modelo a e IS-LM de pleno empleo. En este caso se asum´ que los precios eran plenamente flexibles, y por lo ıa tanto el producto era el de pleno empleo. El modelo IS-LM en vez de ser sobre la determinaci´n de o la tasa de inter´s y el producto, se usaba para la determinaci´n de los precios y la tasa de inter´s. e o e

Parte importante de los desarrollos y sofisticaciones del modelo IS-LM corresponde a suponer comportamientos m´s generales de C, I y G, de acuerdo a lo ya discutido en la parte II. a

4

422

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

Sobre la IS tenemos que dY /dr es igual a I /(1−c) y esto tiene una relaci´n o directa con los multiplicadores discutidos n la secci´n anterior. Cuando la tasa o de inter´s sube en una unidad la inversi´n cae en I , lo que reduce el producto e o en I veces el multiplicador, que es 1/(1 − c).
r

. r0 ................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . r1 ....................................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Y0 Y1

IS Y

Figura 19.3: La curva IS

Es importante notar que este equilibrio en el mercado de bienes se construye para valore C, G y T dados, y por lo tanto cambios en las variables C, G y T significan desplazamientos paralelos de la curva IS. As´ por ejemplo un ı aumento en el gasto del gobierno G implica un desplazamiento hacia la derecha de la curva IS, tal como se muestra en la figura 19.4, mientras que un alza en los impuestos T provoca una contracci´n de la IS. Donde el desplazamiento o de la IS depende de la magnitud del multiplicador, como ya estudiamos en la secci´n 19.1. o La pendiente de la IS, ver ecuaci´n (19.8), depende de cuan sensible sea o o la inversi´n a la tasa de inter´s r y del valor de la propensi´n marginal a o e consumir c. Tal como se puede ver en la figura 19.5, cuando la inversi´n es o muy sensible a cambios en la tasa de inter´s (es decir, I es grande en valor e absoluto), tenemos una curva m´s horizontal, ya que peque˜as variaciones en a n la tasa de inter´s provocar´n grandes cambios en el producto. Por el contrario, e a n cuando la inversi´n no depende mucho de la tasa de inter´s (I peque˜o en o e valor absoluto), la IS resulta casi vertical, debido a que aunque cambie mucho la tasa de inter´s el producto no var´ mayormente, o equivalentemente, el e ıa producto est´ dentro de un rango peque˜o de valores para cualquier tasa de a n inter´s. Cuando la IS es vertical, es decir la inversi´n no es afectada por la e o

19.4. El Mercado Monetario: la LM

423

r

E

E

IS Y

IS

Figura 19.4: Desplazamiento de la IS

tasa de inter´s, estamos de vuelta en el modelo keynesiano simple. e Por ultimo debemos preguntarnos que pasa en los puntos fuera de la IS, ´ esto nos servir´ para discutir el ajuste m´s adelante. Cuando el producto a a est´ a la derecha de la IS, esto quiere decir que hay mucha producci´n respeto a o de lo que se demanda (A) a ese nivel de tasas de inter´s, es decir A < Y . e Existe un exceso de oferta de bienes, y las empresas no podr´n vender todo a lo que producen, lo que significa que las firmas acumularan indeseadamente inventarios, y para restablecer el equilibrio la producci´n caer´. Similarmente, o a cuando la producci´n est´ a la izquierda de la IS, la producci´n es muy baja, o a o las firmas desacumular´n inventarios y comenzar´n a ajustar su producci´n a a o hacia arriba.

19.4.

El Mercado Monetario: la LM

Como hemos dicho, la IS representa el nivel de demanda agregada para un nivel dado de la tasa de inter´s. Para determinar la tasa de inter´s de equilibrio e e debemos ahora considerar el mercado monetario. Para entender la relaci´n entre la tasa de inter´s y el nivel de producto, o o e ingreso, usaremos la demanda por dinero discutida extensamente en el cap´ ıtulo 15. Denotamos por M a la oferta de dinero. La consideraremos fija para la ıtulo 16 analizamos como se econom´ y esta ser´ denotada por M . En el cap´ ıa, a determina la oferta y su relaci´n con la emisi´n, pero para nuestra discusi´n o o o

424

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

r

I alto

I bajo

Y

Figura 19.5: La curva IS

aqu´ supondremos que las autoridades, el banco central en particular, pueden ı fijar M . Adem´s consideraremos que el nivel de precios en la econom´ es P . a ıa As´ tenemos que M /P es la oferta real de dinero y es controlada por el banco ı, central. A continuaci´n consideremos la demanda por saldos reales. Tal como diso e cutimos en el cap´ ıtulo 15, la demanda por dinero depende de la tasa de inter´s nominal y el nivel de actividad econ´mica. Adem´s la demanda por dinero es o a una demanda por saldos reales. Es decir: Md = L(i, Y ), (19.9) P > 0 y Li < 0. El costo de mantener dinero es la tasa de inter´s e

donde LY nominal. La LM corresponde a las combinaciones de (Y, i) que generan equilibrio en el mercado monetario. Es decir en la LM se cumple que:

M = L(i, Y ) (19.10) P El equilibrio en el mercado monetario se encuentra en el lado izquierdo de la figura 19.6. La pendiente de la curva de demanda es negativa porque alzas en la tasa de inter´s reducen la demanda por saldos reales. Para determinar la e tasa de inter´s combinamos la oferta y la demanda por dinero, donde la oferta e corresponde a una l´ ınea vertical.5
5

Se asume que la oferta es independiente de la tasa de inter´s, pero como se recordar´ del e a

19.4. El Mercado Monetario: la LM

425

Ahora podemos derivar la curva LM . Esta curva representa todos los puntos (i, Y ) donde la oferta de dinero es igual a su demanda. Ahora podemos ver que le pasa a la tasa de inter´s cuando var´ el nivel de ingreso. Por ejemplo, e ıa consideremos lo que sucede en la figura 19.6, cuando el ingreso aumenta desde Y1 hasta Y2 . Este aumento en el ingreso, de acuerdo a la figura de la izquierda, desplaza a la curva de la demanda por dinero hacia arriba, es decir para la misma tasa de inter´s el p´blico demanda m´s dinero para transacciones. La e u a mayor demanda de dinero tiene como consecuencia que la tasa de inter´s suba e como resultados del exceso de demanda. Es decir cuando el producto sube, la demanda por dinero sube, y por lo tanto para que se restablezca el equilibrio en el mercado del dinero la tasa de inter´s sube, lo que genera una relaci´n positiva entre Y e i, que corresponde e o a la LM.

i L(i, Y2 )

i

L(i, Y1 ) ................................. . i2 ............................................................... . . . . . . . . . . . . . . ................... . i1 ............................................................... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . M/P Y1 Y2 M /P

LM

Y

Figura 19.6: Derivando la curva LM

La pendiente de la LM se puede obtener diferenciando la ecuaci´n (19.10): o 0 = LY dY + Li , di (19.11)

de donde podemos despejar la pendiente:
cap´ ıtulo 16, la oferta depende del multiplicador monetario, y un alza de la tasa de inter´s puede e llevar a los bancos comerciales a reducir al m´ximo permitido sus reservas de modo de expandir la a oferta de dinero.

426

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

di dY

=−
LM

LY > 0, Li

(19.12)

i

Li bajo (LY alto)

Li alto (LY bajo)

Y

Figura 19.7: Pendiente de la LM

Esta ultima ecuaci´n nos indica que cuando la demanda por dinero es muy ´ o sensible a la tasa de inter´s (Li elevado en valor absoluto), o menos sensible e al ingreso (LY bajo), la pendiente de la LM es menor, es decir la LM es m´s a plana. Cuando la demanda por dinero es muy sensible a la tasa de inter´s, un e cambio en el producto requerir´ de un muy peque˜o cambio en la tasa de a n inter´s para restablecer el equilibrio en el mercado monetario. An´logamente, e a si la demanda por dinero es poco sensible al producto, un cambio en el producto inducir´ un cambio peque˜o en la demanda, lo que tambi´n requerir´ de un a n e a peque˜o cambio en la tasa de inter´s para restablecer el equilibrio. En ambos n e casos la demanda es relativamente horizontal. La pendiente de la LM depende del tama˜o relativo de la sensibilidad de la demanda por dinero a la tasa de n inter´s versus la sensibilidad al nivel de actividad. e Como mencionamos anteriormente la oferta de dinero esta controlada por el banco central. Veremos a continuaci´n que sucede cuando el banco central o decide variar la oferta de dinero. Si el banco central decide reducir la oferta de e a dinero de M 1 a M 2 , la cantidad real de dinero, M/P , tambi´n caer´ debido al supuesto de precios fijos. En la figura 19.8 la oferta de dinero se desplaza a la izquierda. La tasa de inter´s de equilibrio aumenta desde i1 hasta i2 . Esto e significa que para un mismo nivel de ingreso, la tasa de inter´s que equilibria el e

19.4. El Mercado Monetario: la LM

427

i
'

i LM
'

i2 ................................................................................. . . . . . . . . . ............................... ................................................... . i1 . . . . . . . . . . . . . . . . L(i, Y1 ) . . . ' . . . . . . . . M . P Y1 M 2 /P M 1 /P

LM

Y

Figura 19.8: Desplazamiento de la LM

mercado del dinero es mayor. Este mismo razonamiento se puede aplicar para cualquier nivel de ingreso. Por lo tanto, una reducci´n en la cantidad real de o dinero implica un desplazamiento hacia la izquierda de la LM . El efecto final de ´sta pol´ e ıtica sobre la tasa de inter´s y producto depende de su interacci´n e o con el mercado de bienes, lo que es analizado en la secci´n 19.5. De manera o similar se puede concluir que una expansi´n de la masa monetaria desplaza la o LM a la derecha. Para dar una interpretaci´n m´s precisa sobre el mercado financiero, y o a lig´ndolo con lo estudiado en los cap´ a ıtulos 15 a 17 debemos considerar que en la econom´ aparte del dinero hay otros activos, que asumiremos son bonos que ıa pagan una tasa de inter´s nominal i y su precio es PB . Tal como se mostr´ en e o la secci´n 17.3 hay una relaci´n negativa entre el precio del bono y su retorno o o (la tasa de inter´s i). La raz´n es simplemente que el precio del bono es el valor e o presente de los cupones descontados a la tasa de retorno del bono. Si la tasa de retorno sube, el valor presente, es decir el precio, cae. Por otro laso, si el precio del bono sube, dado el flujo de cupones, estos deber´n ser descontados a a una tasa menor, para que el valor presente suba, con lo cual la tasa de inter´s e baja. El p´blico debe decidir su portafolio entre estos dos tipo de activos. Dinero, u que es demandado en M d , y bonos, demandados en B d . Ambos se expresan en la misma unidad monetaria. E dinero es demandado porque es l´ ıquido, ya que en t´rminos de retorno es dominado por el bono. Nadie ahorrar´ en dinero. Por e a eso la demanda por dinero representa preferencias por liquidez. Si la oferta de

428

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

dinero es M y la de bonos es B, el equilibrio global en los mercados de activos requiere que la demanda por activos sea igual a la oferta, es decir: M d + B d = M + B. (19.13)

En consecuencia, si el p´blico demanda m´s activos en forma de dinero que u a lo que hay disponible eso implica que est´ demandando menos bonos que los a disponibles: M d − M = B − Bd. Cuando las personas demanda m´s dinero del que hay, existe un exceso de a demanda de dinero (EDD). Esto puede ocurrir porque para un nivel de ingreso dado, la tasa de inter´s es muy baja, lo que ocurre en puntos debajo de la LM. e Por otro lado, cuando la tasa de inter´s est´ por encima de la que equilibra el e a mercado monetario dado el nivel de ingresos, es decir estamos arriba de la LM, hay un exceso de oferta de dinero, y consecuentemente un exceso de demanda por bonos. Cuando la demanda por dinero es igual que la oferta, tambi´n la e demanda de bonos ser´ igual a su oferta. a ¿C´mo ocurre el ajuste en el mercado monetario? Considere un punto cualo quiera bajo la LM, es decir donde hay un exceso de demanda por dinero. A esa tasa de inter´s el p´blico preferir´ tener m´s dinero y, por lo tanto, menos e u ıa a bonos. Pero esto no puede ser porque las ofertas est´n fijas. Lo que ocurrir´ es a a que para tener m´s dinero el p´blico saldr´ a vender sus bonos. Este exceso a u a de oferta de bonos har´ caer su precio, lo que significar´ que la tasa de inter´s a a e suba, hasta que la demanda por dinero cae a un nivel igual que la oferta. El razonamiento es an´logo para excesos de oferta de dinero. a En consecuencia, los movimientos de la tasa en los mercados financieros ser´n el resultado de cambios de portafolio entre activos l´ a ıquidos y bonos.

19.5.

Equilibrio y Din´mica en el Modelo IS-LM a

Hasta ahora hemos descrito el equilibrio en el mercado de bienes y en el del dinero. Ahora veremos el equilibrio global en el modelo IS-LM. Consideremos las ecuaciones para la IS y la LM : Y M LM : P IS : = C(Y − T ) + I(r) + G = L(Y, i) (19.14) (19.15)

y la definici´n de la tasa de inter´s nominal: o e i = r + πe. (19.16)

19.5. Equilibrio y Din´mica en el Modelo IS-LM a

429

Estas tres ecuaciones describen completamente el modelo y nos permiten encontrar los valores para las tres variables end´genas: Y , i y r. Hay dos o aspectos que son necesarios de resaltar respecto de esta especificaci´n: o A menos que se explicite de otra forma, asumiremos en esta parte que π e = 0, con lo cual la tasa de inter´s nominal es igual a la real. e Asumiremos la forma m´s general para las funciones de conducta. En para ticular para el consumo, en cuyo caso supondremos una funci´n C(Y −T ), o donde s´lo asumiremos que C est´ entre 0 y 1. En el caso especial de o a una funci´n lineal C es la constante c. Esta forma m´s general nos sero a vir´ para discutir con un poco de mayor formalidad la est´tica comparatia a va. Adem´s se aprovechar´ de mostrar como se resuelven anal´ a a ıticamente este tipo de problemas, que consisten en evaluar el impacto del cambio de una variable ex´gena sobre todas las variables end´genas del sistema. o o En la figura 19.9 se muestran dos puntos (D1 yD2 ) en los cuales la econom´ se encuentra fuera del equilibrio. Lo que nos interesa es saber como se ıa ajusta la econom´ Partiremos asumiendo algo relativamente poco contencioıa. so: los mercados financieros se ajustan instant´neamente, o al menos muchos a m´s r´pido que los mercados de bienes. Esto nos permitir´ asumir que dado a a a cualquier punto en la figura, las tasas de inter´s siempre saltar´n para estar e a sobre la LM. El producto por su parte responde en forma m´s lenta a excesos a de oferta y demanda de bienes. Es decir, se puede considerar que la din´mica a del productoi est´ dada por: a ˙ Y = f (A − Y ), ˙ donde f’¿0 e Y = dY /dt. En resumen, hemos asumido, realistamente, que cuando la econom´ se ıa encuentra fuera del equilibrio se mueve r´pidamente para equilibrar el mercado a del dinero y despu´s se va ajustando lentamente para equilibrar el mercado de e bienes. En el gr´fico 19.9 se han marcado con n´meros romanos cuatro ´reas a u a delimitadas por la IS y LM , las que reflejan los distintos estados de excesos de oferta o demanda en los mercados de bienes o dinero. El cuadro 19.1 resume las posibles combinaciones de excesos de oferta y demanda en los mercados del dinero y de bienes. Esta tabla nos muestra que, por ejemplo, un punto en el cuadrante I tiene exceso de oferta de bienes (lo que significa que Y > A) y exceso de oferta de dinero (es decir, M > L). El punto D1 corresponde a un exceso de demanda P por bienes, o sea las empresas desacumular´n indeseadamente inventarios para a satisface la demanda y luego aumentar´ gradualmente la producci´n, y a un a o exceso de oferta de dinero, lo que har´ caer la tasa de inter´s. En el punto D2 a e

430

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa Cuadro 19.1: Desequilibrios en mercados de bienes y dinero Cuadrante I II III IV Mercado de Bienes EO EO ED ED Mercado de Dinero EO ED ED EO
EO=Exceso de oferta. ED=Exceso de Demanda

hay un exceso de oferta de bienes, lo que llevar´ a acumulaci´n de inventarios a o y una gradual reducci´n de la producci´n, mientras hay un exceso de demanda o o de dinero que har´ subir la tasa de inter´s. a e
r, i I LM
T

D1 IV
c

© 

D2 II

III

IS Y

Figura 19.9: Equilibrio y din´mica a

19.6.

Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´mio cas

El modelo IS-LM ha sido profusamente usado para discutir muchos t´picos o relevantes de macroeconom´ de corto plazo. M´s all´ de la capacidad para ıa a a explicar todos los fen´menos, el modelo destaca importantes mecanismos de o transmisi´n de las pol´ o ıticas y los diversos shocks que afectan a la econom´ En ıa. esta secci´n y la siguiente usaremos el modelo IS-LM para discutir temas releo vantes de pol´ ıtica macroecon´mica. En particular en esta secci´n discutiremos o o

19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas o

431

pol´ ıtica monetaria y fiscal, efectos riqueza y cambios en la inflaci´n esperada. o Podemos derivar anal´ ıticamente los efectos de las distintas variables que consideremos. Para resolver ana´ ıticamente los ejercicios de est´tica comparaa tiva podemos diferenciar el sistema IS-LM definido por las ecuaciones (19.14), (19.15) y (19.16), con lo que obtenemos: dY = C (dY − dT ) + I dr + dG, dM /P = LY dY + Li di, di = dr + dπ e (19.17) (19.18) (19.19)

Con estas ecuaciones podemos resolver los cambios en Y , i y r para cambios en las distintas variables ex´genas. Salvo para la ultima parte, donde o ´ examinaremos los cambios de expectativas, asumiremos por ahora que r = i. 19.6.1. Pol´ ıtica Monetaria

Supondremos que el banco central decide aumentar la masa monetaria, es decir sigue una pol´tica monetaria expansiva. Este aumento en M provoca un ı desplazamiento de la LM hacia la derecha, como se observa en el lado izquierdo de la figura 19.10. El aumento del dinero genera un exceso de oferta de dinero, con un exceso de demanda por bonos. A la tasa de inter´s original el p´blico querr´ cambiar el e u a dinero por bonos, lo que subir´ el precio de los bonos y bajar´ la tasa de inter´s. a a e Con nuestro supuesto de que el mercado monetario se ajusta instant´neamente a la econom´ pasa del punto A al punto B de la figura 19.10, para de esa manera ıa restablecer el equilibrio del mercado monetario. En el mercado de bienes la ca´ de la tasa inter´s aumenta la demanda por ıda e inversi´n. Entonces habr´ un exceso de demanda de bienes, lo que har´ reducir o a a los inventarios y gradualmente la producci´n ir´ aumentando. La econom´ se o a ıa desplaza gradualmente de B a C, y en esta trayectoria la tasa de inter´s y e el producto van subiendo. La reversi´n parcial de las tasas de inter´s se debe o e a que el aumento del producto va aumentando la demanda por dinero que presiona al alza a la tasa de inter´s. Comparando la situaci´n inicial con la e o final el producto aumenta y la tasa de inter´s bajan. e El lado derecho de la figura 19.10 muestra la evoluci´n de la tasa de inter´s o e y del producto a trav´s de tiempo. Podemos concluir que el mercanimos de e transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria es la tasa de inter´s, por lo tanto si la e inversi´n no depende de la tasa de inter´s un aumento de la masa monetaria o e no tiene ning´n efecto sobre el producto (figura 19.10). u El mecanismo de transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria es su efecto sobre la tasa de inter´s que estimula la inversi´n. Tambi´n, y como discutimos en el e o e e cap´ ıtulo 3.1, el consumo y el ahorro dependen de la tasa de inter´s, por lo cual la pol´ ıtica monetaria se transmite a la actividad por la v´ de aumentar el gasto ıa

432

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

i LM ... ... i1 ........................... A ..... .. . . i3 ...................................... C .. . c . .. . . i2 .............................. . . . . . . .B . . . ... . . . . . . . ‚ ..... . . . . . . . . ... . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Y1 Y2
‚..... LM ..

Y Y2..................................................... . Y1 . . . . . . . . . . . t . . . . . . . i . . . . . . . . . i1 . . . . i3 ..................................................... . . . . . . ............. . i2 . . . . t0 t

IS

Y

Figura 19.10: Efectos de una Pol´ ıtica Monetaria Expansiva

privado al reducir los costos de financiamiento. Si el gasto privado (consumo e inversi´n) no depende de la tasa de inter´s, la pol´ o e ıtica monetaria ser´ inefectiva a para modificar la demanda agregada. Gr´ficamente esto se puede observar en a la figura 19.11, en la cual la insensibilidad del gasto a la tasa de inter´s, resulta e en una IS vertical6 , y por lo tanto la expansi´n monetaria reduce la tasa de o inter´s pero no tiene efectos sobre la actividad. e Para encontrar anal´ ıticamente los efectos del aumento de la cantidad de dinero sobre Y y r podemos usar (19.17) y (19.18). Puesto que asumimos π e = 0 y mantenemos la pol´ ıtica fiscal inalterada, tenemos que dT = dπ e = dG = 0. Entonces despu´s de algunos reemplazos llegamos a: e dY 1 = ≥0 Li (1−C ) dM /P LY + I (19.20)

de donde podemos ver que el efecto es positivo y depende de los valores valores de los par´metros. Mientras menor es Li /I , mayor es la efectividad de la a pol´ ıtica monetaria sobre el producto, ya que si Li es bajo, el cambio en i para equilibrar el mercado monetario deber´ ser significativo, y si I es elevado en a valor absoluto, el impacto del cambio de tasas sobre la demanda agregada ser´ importantes. En el otro extremo, cuando si Li → ∞ o I → 0 entonces la a pol´ ıtica monetaria es inefectiva. El primer caso se llama trampa de la liquidez y ser´ discutido m´s adelante. a a
6

Esto se puede verificar revisando la ecuaci´n (19.8)para la pendiente de la IS cuando I = 0. o

19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas o

433

r, i

LM . ... ... . ... ... E... .. ... ........................... i1 .. . ... ... . ... ... .. i2 ............................. .. . ... ... ... ... IS Y

LM

Figura 19.11: Pol´ ıtica Monetaria Inefectiva, caso de I = 0

Tambi´n podemos derivar el efecto sobre las tasas de inter´s, el que se e e puede demostrar que es:
 

dr 1  LY  < 0. = 1− Li dM /P LY + Li (1−C ) I 19.6.2. Pol´ ıtica Fiscal

El gobierno hace pol´ ıtica fiscal a trav´s de dos instrumentos, variando el e gasto de gobierno o variando los impuestos. Estas dos decisiones no son independientes como se discuti´ extensamente en el cap´ o ıtulo 5, pero aqu´ haremos ı un an´lisis simple, donde las complicaciones son relevantes pero analizables a con este esquema. Por ejemplo, la presencia o no de equivalencia ricardiana afectar´ la respuesta del consumo a cambios en los impuestos. a Aqu´ examinaremos el caso en que el gobierno aumenta su gasto, G. Si ı pens´ramos que este aumento es en inversi´n p´blica, el aumento deber´ a o u ıa ser en el componente aut´nomo de I, pero ambos casos son anal´ o ıticamente id´nticos aunque contablemente y en lo que respecta sus implicancias de largo e plazo distintos. El aumento del gasto de gobierno produce un desplazamiento de la IS, como se observa en la figura 19.12. Ante este desplazamiento de la IS la econom´ que originalmente parte de ıa, un punto A de la figura 19.12, se encuentra en equilibrio en el mercado del dinero y con un exceso de demanda por bienes. Este exceso de demanda por bienes lleva en una primera etapa a las empresas a desacumular inventarios

434

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

para satisfacer la mayor demanda, pero luego empiezan a ajustar gradualmente sus planes de producci´n y comienzan a producir m´s. A medida que el nivel o a de actividad va creciendo, la demanda por dinero va aumentando, y las tasas de inter´s van subiendo. e En consecuencia, la econom´ terminar´ con mayor producto y con mayor ıa a tasa de inter´s, lo que har´ que en el nuevo equilibrio la inversi´n ser´ menor, e a o a aunque la demanda total ser´ mayor. Es por ello que se dice que una pol´ a ıtica fiscal expansiva genera crowding out, en el sentido que parte de su impacto es reducir el gasto privado, por la v´ de subir las tasas de inter´s. ıa e
... ... ... ... ... ... LM ... ... ... E.. ... ... ... .. i2 ................................... .....B . . . . . .. . i1 ............................... . ..... . . . . ... A. . . . . ... . . . . . . .. E.. . . . . ... . . . . ... . . . . ... IS . . . . ... . . . . ... . . . . . . . . . . . . . . . . . IS . . . . . . Y Y1 Y2 i

Figura 19.12: Efectos de una Pol´ ıtica Fiscal Expansiva

La pol´ ıtica fiscal es inefectiva cuando la demanda por dinero no depende de la tasa de inter´s, como se muestra en la figura 19.13. Cuando la demanda e por dinero no depende de i, se produce un crowding out total, en el cual el aumento en G se contrarresta con una ca´ en igual magnitud de la inversi´n ıda o privada. La raz´n es que el producto est´ enteramente determinado por el lado o a monetario. Esta discusi´n podemos relacionarla con la discusi´n que tuvimos en el o o a e cap´ ıtulo 6. Cuando el producto est´ en pleno empleo, las tasas de inter´s subir´n y producir´n un crowding out total. El efecto es muy similar, pero en a a ese caso era la flexibilidad que aseguraba que el PIB siempre est´ en pleno eme pleo. En este caso el crowding out total es resultado del hecho que el mercado monetario determina el producto a trav´s de una demanda de dinero como la e teor´ cuantitativa (M V = P Y ), con los precios fijos y el producto plenamente ıa flexible.

19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas o

435

i

LM ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . i2 ................................. ... ... ... ... ... ............................. i1 ... ... .. IS IS Y1 Y

Figura 19.13: Pol´ ıtica Fiscal y casos extremos de LM

Algebraicamente se puede demostrar que el efecto de la pol´ ıtica fiscal es: dY 1 = dG 1−C +
I LY Li

,

que es el mismo que el efecto multiplicador del modelo keynesiano simple, pero atenuado por el t´rmino I LY /Li en el denominador del multiplicador, e producto del efecto amortiguador que tiene el alza de tasas sobre la inversi´n. o Si este t´rmino es cero, llegamos a la m´xima efectividad de la pol´ e a ıtica fiscal. En cambio, si este t´rmino tiende a infinito, ya sea porque Li = 0, o I LY → ∞, e entonces dY /dG = 0. el lector deber´ encontrar f´cilmente la intuici´n a este ıa a o resultado. Por su parte, el efecto sobre la tasa de inter´s est´ dado por: e a
 
I LY Li

dr Ly 1 =−  dG Li 1 − C +

 > 0.

Finalmente, debemos recordar nuestra discusi´n de pol´ o ıtica fiscal considerando que sus efectos sobre el gasto privado no son mec´nicos, y depender´n a a de su naturaleza. Por ejemplo, un aumento permanente del gasto de gobierno financiado por impuesto puede tener alg´n efecto sobre la demanda agregau da, pero su efecto sobre la demanda agregada ser´ menor que el caso de una a pol´ ıtica fiscal expansiva de car´cter transitorio. a

436

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

19.6.3.

El “Policy Mix”

Claramente la discusi´n de pol´ o ıtica fiscal y monetaria nos deja dos lecciones importantes, a las que generalmente se refieren como la mezcla de pol´ ıticas (el “policy mix”). En primer lugar, cuanto de pol´ ıtica monetaria y/o pol´ ıtica fiscal depende de la efectividad de ambas pol´ ıticas. En segundo lugar, si se quisiera estabilizar el PIB, cualquier pol´ ıtica fiscal expansiva deber´ ser compensada a con una pol´ ıtica monetaria contractiva y viceversa. Por lo tanto la elecci´n de o la mezcla de pol´ ıticas no es enteramente arbitraria pues existen trade-offs. La principal diferencia entre la pol´ ıtica monetaria y fiscal respecto de sus resultados finales es el impacto sobre las tasas de inter´s. Una pol´ e ıtica monetaria expansiva reduce la tasa de inter´s, mientras una pol´ e ıtica fiscal expansiva aumenta la tasa de inter´s. En consecuencia la composici´n final del gasto e o ser´ distinta. Con pol´ a ıtica fiscal expansiva aumenta la participaci´n del gasto o p´blico en el gasto total, mientras con pol´ u ıtica monetaria expansiva aumenta la participaci´n del gasto privado. o Durante el apogeo del modelo IS-LM en los 60 y 70, que adem´s era base a para muchos modelos de predicci´n y evaluaci´n de pol´ o o ıticas, hubo mucho esfuerzo por examinar las caracter´ ısticas de la IS y LM para determinar que tipo de pol´ ıtica, fiscal o monetaria, era m´s efectiva para estabilizar el ciclo. a Algunos de esos refinamientos los discutiremos m´s adelante en este cap´ a ıtulo. El consenso fue que no hay ninguna peculiaridad en este modelo que permita soportar la preminencia de una pol´ ıtica sobre otra, salvo per´ ıodos espec´ ıficos como la posibilidad que haya trampa de la liquidez. Sin embargo, la evaluaci´n de pol´ o ıticas macroecon´micas va mucho m´s o a all´ del modelo IS-LM. Este modelo da una primera aproximaci´n, pero es a o necesario incorporar elementos adicionales para una correcta evaluaci´n. La o interacci´n de las pol´ o ıticas con la inflaci´n, sus efectos sobre la credibilidad de o las pol´ ıticas, los efectos sobre el tipo de cambio y el precios de otros activos, como los precios de las acciones o las tasas de inter´s largas, son elementos e que deber´ considerarse al momento de evaluar las pol´ ıan ıticas.

19.6.4.

Efecto riqueza (o efecto Pigou)

La transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria ocurre a trav´s de la tasa de inter´s, e e por la v´ de afectar los costos de financiamiento. Sin embargo, se ha arguıa mentado tambi´n que al ser el dinero un activo financiero, la mayor riqueza e financiera producto de un aumento en la cantidad de dinero estimula el consumo y constituye un mecanismo adicional a trav´s del cual un relajamiento e monetario genera una expansi´n de demanda agregada. o En nuestro caso hay dos activos financieros, dinero y bonos, y por lo tanto

19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas o

437

la riqueza financiera real ser´: a WF M +B = , P P donde W F es la riqueza financiera nominal de las personas. Para generar este efecto se asume que el consumo depende adem´s del ingreso disponible, de la a riqueza financiera real. Entonces: C = C(Y − T, WF ), P (19.21)

donde un aumento de la riqueza real aumenta el consumo. Este supuesto es consistente con la teor´ del ciclo de vida. ıa En consecuencia tendremos que una pol´ ıtica monetaria expansiva no s´lo o desplaza la LM a la derecha, sino que tambi´n a la IS. Por lo tanto, incluso si e la LM no se moviera con la pol´ ıtica monetaria, un aumento real de la cantidad de dinero expandir´ el consumo. El efecto final se aprecia en la figura 19.14, ıa donde una expansi´n monetaria mueve la IS y LM. En primer lugar cae la o tasa de inter´s de A a B para equilibrar el mercado monetaria y despu´s se e e desplaza gradualmente sobre la LM hasta llegar al punto C. ¿Cu´n relevante es este mecanismo de transmisi´n? relativamente bajo. a o Si pensamos que, de acuerdo a las cifras ya discutidas en el cap´ ıtulo 16, el dinero de alto poder es en torno al 5 % del PIB, y la riqueza financiera total aproximadamente el 100 % del PIB, una expansi´n monetaria, con los precios o fijos, generar´ muy poco impacto sobre la riqueza financiera total. Un aumento ıa del dinero de alto poder en la exagerad´ ısima cifra de 50 % resultar´ en un ıa aumento de la riqueza financiera en torno a 2 a 3 %. Ahora suponiendo que los hogares se consume la anualidad real de este aumento, con una tasa de inter´s e real de 5 %, se generar´ un aumento del consumo de 0.1 a 0.15 %, es decir a ıa lo sumo un 0.1 % del PIB, para un aumento de 50 %! de la base monetaria. Podemos concluir que este mecanismo de transmisi´n de la pol´ o ıtica monetaria es menor. Sin embargo, este esquema sirve tambi´n para analizar los efectos de una e ca´ en el nivel de precios, esto es una deflaci´n. Una ca´ en el nivel de ıda o ıda precios aumenta la oferta real de dinero, aumenta toda la riqueza financiera real ((M + B)/P ), y expande el consumo v´ efecto riqueza. En este caso el ıa efecto es mayor pues cubre tambi´n la deuda nominal. Si la riqueza financiera e es igual al PIB, una ca´ de los precios en un 1 % aumenta la riqueza en ıda el equivalente a un aumento de la base monetaria de 20 %. En todo caso, el efecto es atenuado porque la deuda de unos es activo de otros, por lo tato una deflaci´n redistribuye ingresos de acreedores a deudores, m´s que generar o a ingresos o riqueza. Recu´rdese simplemente que la deuda p´blica es un activo e u del p´blico, pero un pasivo del fisco. u

438

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

i LM
E

LM 1 E . C . . . . . . . . . . . . . E . . . . . . 2 . . . . . . . . . . . Y2

A
c E .B .

IS

. . . . . . . . . . . Y1

Y

Figura 19.14: Cambios en los precios y efecto riqueza.

19.6.5.

Cambio de expectativas inflacionarias

En este caso analizaremos una reducci´n en la tasa de inflaci´n esperada. o o Aqu´ no modelamos las expectativas, pero para efectos de esta discusi´n basta ı o pensar que por alguna raz´n ex´gena el p´blico espera que la inflaci´n baje. o o u o e Supondremos que la gente espera un nivel de inflacion π1 > 0 y luego cambia e e e su expectativa a π2 , donde π1 > π2 . Este es la situaci´n que analizamos a o continuaci´n. o Sabemos que la ecuaci´n de de Fisher es: o i = r + πe (19.22)

En el cap´ ıtulo 15.4 planteamos que en el largo plazo se cumplir´ el efecto ıa Fischer. La tasa de inter´s real estar´ determinada en el lado real de la ecoe ıa nom´ y ello deber´ relacionarse con la productividad marginal del capital. ıa, ıa Por lo tanto, cualquier aumento en la inflaci´n esperada, por ejemplo producto o de un aumento en el crecimiento del dinero, se transmitir´ 1:1 a una mayor a tasa de inter´s nominal. Aqu´ veremos que en este modelo, donde los precios e ı son r´ ıgidos, la transmisi´n a la tasa nominal es s´lo parcial. o o En el modelo IS-LM la tasa de inter´s real es aquella que equilibria el e mercado del dinero menos la inflaci´n esperada, y no tiene un ancla que la o fije en el largo plazo a la productividad marginal del capital. Por lo tanto una ca´ de π e , tal como se ilustra en la figura 19.15, tiene como efecto que la ıda tasa de inter´s real suba y la tasa de inter´s nominal caiga. El efecto total de e e

19.6. Est´tica Comparativa y Pol´ a ıticas Macroecon´micas o

439

la ca´ de π e es una ca´ del producto de Y2 a Y1 debido a la ca´ de la ıda ıda ıda inversi´n generado por el aumento de la tasa de inter´s real. o e
r, i .. LM (i).. .. ... . ... e. π... .1 . A ... . B ....... ' . .. . . . ... . . . . . . ... B . . . . . LM (r + π e ) ... . . . . ... . .A . . ... . . .. . . . . ... . .  . . .. . . .. ' . . ..  . . . . .. e . . ...π0 . . . . . . . .  . . . .  IS . . . . . . . . . . . . . . Y

Figura 19.15: Efectos de la disminuci´n de la inflaci´n esperada o o

Para entender como se resuelve este ejercicio se puede examinar la figura e 19.15. Para π0 el equilibrio para la tasa de inter´s real es A, pero la tasa de e e inter´s nominal ser´ π0 mayor, y est´ en A , es decir sobre la LM “nominal”, e a a que es independiente de la inflaci´n esperada. Ahora bien, cuando la inflaci´n o o esperada baja, la LM nominal sigue en el mismo lugar, pero la LM para la a tasa real se desplaza en ∆π e hacia la izquierda, con lo cual el equilibrio ser´ en B para la tasa real y en B para la tasa nominal. Por lo tanto, parte de la ca´ en la inflaci´n esperada se traduce en menor i, pero otra parte de la ıda o ca´ en π e la absorbe un alza en r. En consecuencia una deflaci´n esperada es ıda o contractiva por cuanto sube la tasa de inter´s real de equilibrio, deprimiendo e la inversi´n privada. o Algebraicamente el efecto de un variaci´n de π e sobre la tasa de inter´s o e nominal se obtiene a partior de las ecuaciones (19.17) y 19.18. Procediendo de esta forma se obtiene: 1 di = Li (1−ci ) ≤ 1. e dπ +1
LY I

el efecto total es menor que 1 y es lo que obtuvimos de la figura. S´lo se o cumplir´ el efecto de Fisher cuando LY (1 − C )i/LY I = 0, lo que ocurre a cuando cuando Li → 0 o cuando I → ∞. El primer caso significa que la LM es vertical mientras que el segundo caso ocurre cuando la IS es horizontal. Un caso interesante a analizar es la situaci´n de Jap´n a fines de los 90 prino o

440

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

cipios de los 2000, donde la deflaci´n les ha impedido reducir la tasa de inter´s o e e real, ya que π < 0. El p´blico no espera inflaci´n, lo que deprime la demanda u o agregada, y los posibles efectos riqueza (Pigou) son poco significativos.

19.7.

La Trampa de la Liquidez y el Problema de Poole

Para finalizar el cap´ ıtulo aplicaremos el modelo IS-LM de econom´ cerrada ıa a dos problemas muy relevantes en pol´ ıtica macroecon´mica. o 19.7.1. Trampa de la liquidez y deflaci´n o

Anal´ ıticamente este caso corresponde a un caso en el cual la pol´ ıtica monetaria no es efectiva para expandir el producto porque la elasticidad tasa de inter´s de la demanda por dinero es muy alta. Si la cantidad de dinero e se expande, un peque˜o movimiento de tasas ser´ suficiente para absorber n a ese mayor dinero, y en consecuencia la pol´ ıtica monetaria no podr´ afectar la a inversi´n ni el gasto. o Observando la ecuaci´n (19.20) podemos ver que cuando Li se aproxima o infinito la pol´ ıtica monetaria es inefectiva para expandir el producto. Este caso se ilustra en la figura 19.16. La LM es horizontal y cualquier aumento de la cantidad de dinero es absorbido por el p´blico sin necesidad de que baje la u tasa de inter´s. e
r, i

LM

IS Y

Figura 19.16: Trampa de la Liquidez

Este esquema fue usado como un caso a favor de la pol´ ıtica fiscal, que es la unica que puede aumentar el producto v´ un desplazamiento en la IS. ´ ıa

19.7. La Trampa de la Liquidez y el Problema de Poole

441

Esta idea fue desechada en la literatura como una curiosidad extrema, pero ha resurgido con fuerza a ra´ de la experiencia de Jap´n y las posibilidades ız o de deflaci´n en Estados Unidos y Europa en el a˜o 2003.7 o n La idea de la trampa de la liquidez es que esta ocurre cuando la tasa de inter´s nominal est´ cerca de cero. El cero es un l´ e a ımite natural a la tasa de inter´s nominal, pues ese es el retorno del dinero. Nadie estar´ dispuesto a e a depositar dinero en un banco si al final le devuelven una cantidad menor. Para evitar eso bastar´ con acumular el dinero bajo el colch´n y no acudir a los ıa o bancos. En consecuencia la tasa de inter´s nominal tiene como piso el cero. e Dado este l´ ımite natural para la tasa de inter´s nominal, cuando esta llega e a cero, por m´s que la autoridad monetaria expanda la cantidad de dinero, a esto no se transmitir´ a la demanda agregada v´ est´ a ıa ımulos a la inversi´n. Si o a esto se suma la posibilidad que las expectativas inflacionaria van cayendo, se puede generar un espiral deflacionario con una econom´ en una grave y ıa prolongada recesi´n. o Se podr´ argumentar que el efecto riqueza le devuelve poder a la pol´ ıa ıtica monetaria por la v´ de expandir la IS, pero como ya discutimos, es esperable ıa que este efecto sea de magnitud insignificante. M´s poderoso pueden ser los llamado mecanismos no convencionales de a pol´ ıtica monetaria. La pol´ ıtica monetaria afecta a las tasas cortas, pero si pudiera hacer caer las tasas largas, las que en la pr´ctica no llegan al l´ a ımite cero, la pol´ ıtica monetaria podr´ estimular el gasto. Para ello se ha propuesto, ıa por ejemplo, que el banco central compre papeles largos para as´ subir su precio ı y bajar su retorno. Similarmente, podr´ hacer operaciones en los mercados ıa accionarios para subir los precios de acciones, estimulando la inversi´n, y en los o mercados cambiarios. Aunque como medidas est´n en el men´ de lo posible, a u no hay suficiente evidencia que permita evaluar su efectividad. 19.7.2. El problema de Poole y la elecci´n de instrumento moneo tario

Hasta el momento hemos hablado de la pol´ ıtica monetaria y sus efectos sobre el producto y la tasa de inter´s de equilibrio, sin embargo no hemos e discutido nada de c´mo se aplica en la pr´ctica. Hoy d´ en el mundo la o a ıa mayor´ de los bancos centrales no fijan M , sino que m´s bien fijan la tasa de ıa a inter´s nominal i. Aqu´ intentaremos en darle cierta racionalidad a esta forma e ı
Paul Krugman, un destacado profesor de econom´ de Princeton, ha planteado en una serie de ıa columnas de opini´n y art´ o ıculos acad´micos que el problema que atraviesa Jap´n actualmente se e o est´ en una trampa de liquidez. Sin embargo su elevado nivel de deuda p´blica unido a un fr´gil a u a sistema financiero limitan las posibilidades que una pol´ ıtca fiscal expansiva ayude a aumentar el producto.
7

442

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

de implementar la pol´ ıtica monetaria.8 El banco central tiene b´sicamente dos opciones para implementar su pol´ a ıtica monetaria. La primera es fijar la cantidad de dinero. En este caso la tasa de inter´s nominal se ajustar´ de acuerdo a las condiciones de la econom´ e a ıa. La segunda opci´n es fijar la tasa de inter´s nominal y dejar que la oferta de o e dinero se ajuste todo lo que sea necesario para producir una tasa de inter´s e constante. Esta ultima es la que m´s se usa en la actualidad. ´ a Un an´lisis m´s general deber´ considerar el objetivo inflacionario de la a a ıa autoridad monetaria y de ah´ seguir alguna estrategia ´ptima. Sin embargo, ı o en este modelo de precios fijos deber´ ıamos seguir una estrategia m´s modesta. a Para ello supondremos que en ausencia de inflaci´n el objetivo de la autoridad o monetaria es la estabilidad del producto. Por lo tanto su objetivo ser´ que a ´ste fluct´e lo menos posible. La variaci´n del producto ser´ el indicador para e u o a evaluar ambas opciones. Para poder responder a esta pregunta tenemos que reconocer que la econom´ esta enfrentada a dos tipos de shocks: unos que proviene del lado de ıa la demanda por dinero, es decir corresponden a fluctuaciones de la LM, y los otros shocks provienen de la demanda agregada, es decir son fluctuaciones de la IS. Analizaremos ambos shocks separadamente. (a) Shocks a la demanda por dinero Supongamos que la demanda por dinero la podemos representar por la siguiente ecuaci´n: o M = L(i, Y ) + , P donde corresponden a los shocks de la demanda por dinero. Si la autoridad decide fijar la cantidad de dinero, como en el lado izquierdo de la figura 19.17, entonces el producto puede variar entre Y− y Y+ , porque la tasa de inter´s se ajusta (por condiciones de mercado) a las variaciones en e la demanda de dinero, ya que estamos suponiendo que la oferta esta fija. Estas variaciones en la tasa de inter´s hacen variar la inversi´n y de esa manera el e o producto. Por otro lado si la autoridad monetaria decide fijar la tasa de inter´s, e tendr´ que comprar (vender) bonos para aumentar (disminuir) la cantidad de a dinero si el shock que enfrenta la demanda por dinero es positivo (negativo). De esta forma acomodar´ las fluctuaciones de la demanda por dinero para a evitar que la tasa de inter´s cambie. En este caso la LM no var´ ya que es e ıa, una horizontal al nivel de la tasa fijada por la autoridad, tal como se aprecia a en el lado derecho de la figura 19.17. No habr´ repercusiones monetarias sobre
Este problema fue resuelto por William Poole (1970), actual Presidente de la Reserva Federal de St. Louis.
8

19.7. La Trampa de la Liquidez y el Problema de Poole

443

i

Fijar M/P . ... ... LM +.... LM .. ... ... . ... ... ...' E..... .. .. .. ... ... ... ... LM − ... ... ... ... ... ... .. ... ... ... ... ... ... ... ... . ... Y Y Y
− +

i

Fijar i

LM

IS Y Y

Figura 19.17: Efecto de fijar M/P y fijar i ante shocks de la LM

la demanda agregada. De la figura 19.17 se puede concluir que la mejor pol´ ıtica cuando la econom´ se enfrenta a shocks en la demanda de dinero es fijar la tasa de inter´s. ıa e Esta pol´ ıtica aisla las fluctuaciones monetarias y evita que estas tengan impacto sobre la actividad por la v´ de afectar la inversi´n. ıa o (b) Shocks a la demanda agregada Supongamos que la demanda agregada se puede representar por la siguiente ecuaci´n: o Y =C +I +G+ , donde representa las variaciones de la demanda agregada. Estos movimientos pueden ser generados por shocks tecn´logicos que aumentan la inversi´n, o o cambios en las preferencias de los hogares que hace cambiar el consumo, fluctuaciones de la pol´ ıtica fiscal, etc. El lado derecho de la figura 19.18 muestra los efectos de fijar la cantidad de dinero cuando la econom´ enfrenta shocks a la demanda agregada, mientras ıa que el lado izquierdo muestra los efecto de fijar la tasa de inter´s. e De estas dos figuras se puede observar que la mejor pol´ ıtica para estabilizar el producto en este caso es fijar la cantidad de dinero, porque en esta situaci´n la tasa de inter´s act´a como un amortiguador ante las variaciones del o e u producto. Por ejemplo si la demanda agregada enfrenta un shock positivo, por ejemplo la gente decide aumentar su consumo, la tasa de inter´s sube amortie guando el aumento del producto puesto que el aumento del consumo aumenta

444

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

i

Fijar M/P ... ... ... ... ... ... ... ... LM ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... Y− Y+ Y

i

Fijar i ... ... ... ... ... ... ... ... IS + ... ... ... ... ... ... ... ... LM ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... IS − .... IS .. Y− Y+ Y

Figura 19.18: Efecto de fijar M/P y fijar i ante shocks de la IS

la demanda por dinero y as´ aumenta la tasa de inter´s, lo que compensa el ı e aumento de demanda con una ca´ en la inversi´n y los otros componentes ıda o sensibles a la tasa de inter´s del gasto agregado. Si embargo cuando se fija la e tasa de inter´s se anula este efecto amortiguador de la tasa, lo que magnifica e las fluctuaciones de la actividad. Por lo tanto en este caso conviene fijar M/P . ´ (c) Conclusion La econom´ est´ por lo general sujeta a todo tipo de shocks. El an´lisis de ıa a a Poole asume que las autoridades no cambian su variable instrumental. Esto es limitado, pero ofrece un esquema util para analizar la opci´n de instrumentos ´ o monetarios. Para hacer una evaluaci´n m´s realista debemos permitir que las o a autoridades ajusten sus instrumento para atenuar las fluctuaciones. Por ejemplo, para atenuar un shock de demanda positivo, las autoridades podr´ subir la tasa de inter´s, haciendo lo mismo que har´ una pol´ ıan e ıa ıtica de fijar los agregados monetarios. En este caso las autoridades estar´ mirando ıan lo que pasa con la demanda para ir ajustando la tasa de inter´s. e En cambio, si la autoridad fija los agregados monetarios, la autoridad deber´ estar permanentemente evaluando si las fluctuaciones de la tasa de inter´s ıa e son producto de shocks de demanda por bienes, en cuyo caso corresponde estabilizar y mantener el objetivo monetario, o son shocks a la demanda por dinero, en cuyo caso la autoridad deber´ acomodarlos para evitar agregar ıa fuentes de inestabilidad. Por otra parte los shocks monetarios son mucho m´s a frecuentes y dif´ ıciles de reconocer. Los shocks de demanda agregada son m´s a

19.8. Problemas

445

persistentes y distinguibles en los datos. Por ello que en la pr´ctica resulta a m´s simple fijar la tasa de inter´s que los agregados monetarios.9 a e

19.8.

Problemas

1. Impuesto y nivel de actividad en el modelo IS/LM. Considere el modelo IS/LM tradicional: Y M P = C(Y − T ) + I(i) + G = L(i, Y ) (19.23) (19.24)

donde C > 0, I < 0 y G es dado. a) Muestre gr´ficamente el efecto de una reducci´n de impuestos sobre a o el nivel de actividad y las tasas de inter´s y explique en palabras lo e que ocurre. b) Suponga ahora que la demanda por dinero no depende del nivel de ingreso sino que el nivel de ingreso disponible, YD = Y − T . Es decir la LM est´ ahora dada por: a M = L(i, YD ) (19.25) P muestre que en este caso una reducci´n de impuestos puede ser cono tractiva. ¿Por qu´? e 2. Pol´ ıtica fiscal y ahorro. Considere una econom´ donde el producto ıa (Y ) es determinado por la demanda agregada, cuyos componentes son: ¯ C = C + c(Y − T0 ) ¯ I = I G = G0 donde la notaci´n es la est´ndar. o a ¯ ¯ a) Calcule (como funci´n de C, I, G0 , T0 , y c) el nivel de actividad de o u equilibrio, el ahorro privado (Sp ), el ahorro p´blico (Sg ), y el ahorro total (S).
Existe una discusi´n mucho m´s amplia al respecto, la que parte por tratar de aclarar cual es el o a objetivo monetario que deber´ observar la autoridad: agregados estrechos como la base, o agregados ıa amplios como M2 o M3. Estas consideraciones dan mayor fuerza a la idea de implementar la pol´ ıtica monetaria v´ tasas de inter´s. ıa e
9

(19.26) (19.27) (19.28)

446

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

b) Suponga que las autoridades encuentran que hay poco ahorro y para aumentarlo deciden subir impuestos (de T0 a T1 > T0 ) ya que esto aumentar´ el ahorro p´blico. C´mo cambia el ahorro privado, a u o p´blico y total y el producto, como consecuencia de esta pol´ u ıtica. c) Tras resolver esta pregunta un economista sugiere que en vez de subir impuesto se deber´ hacer una reducci´n equivalente de gasto ıa o de gobierno (bajarlo de G0 a G1 , donde G0 −G1 = T1 −T0 ). Cambian sus conclusiones de la parte anterior. d ) Suponga ahora que la inversi´n en vez de estar dada por la ecuaci´n o o (19.27) est´ dada por: a ¯ I = I + bY (19.29) ¯ (los I no son necesariamente iguales y esto no es relevante para el resto del an´lisis) conteste las dos primera partes bajo este nuevo a supuesto. 3. Cambios Monetarios Considere una econom´ con la siguiente demanıa da por dinero: M = kY − hi. P (19.30)

El producto es aleatorio y fluct´a en torno a su media Y con varianza u 2 σy . Normalize P = 1. La oferta de dinero est´ dada por: a M = αH (19.31)

donde H es la base monetaria, perfectamente controlada por el Banco Central. El multiplicador monetario es α, y es aleatorio con media α y 2 varianza σα . a) Explique qu´ es el multiplicador monetario y por qu´ es razonable e e asumir que α > 1. b) Suponga que el Banco Central sigue una pol´ ıtica de mantener la base monetaria fija. ¿Cu´l es la varianza de la cantidad de dinero? a c) Suponga que el Banco Central decide fijar la tasa de inter´s, y acoe modar su pol´ ıtica monetaria a esta regla. ¿Cu´l es la varianza de la a cantidad de dinero? Suponga que la autoridad desea minimizar la varianza de la oferta de dinero, bajo que circunstancias elegir´ fijar a la tasa y en cu´les fijar la base monetaria. a

19.8. Problemas

447

4. Estabilizadores autom´ticos Suponga una econom´ cerrada donde el a ıa producto es determinado por la demanda agregada, y los componentes de la demanda agregada est´n dados por: a ¯ C = C + c(Y − Γ) ¯ G = G ¯ I = I+ (19.32) (19.33) (19.34)

el ingreso disponible es el ingreso Y menos los impuestos Γ. La inversi´n o est´ sujeta a shocks estoc´sticos, donde es una variable aleatoria (i.i.d.) a a con media 0 y varianza σ 2 . El gobierno financia su gasto con dos tipo de impuestos: un impuesto proporcional al ingreso con tasa τ (la recaudaci´n es τ Y ) y un impuesto o de suma alzada T . De esta forma la carga tributaria es Γ = τ Y + T . El gobierno sigue una pol´ ıtica de presupuesto balanceado en promedio, es decir no balancea el presupuesto en todo momento del tiempo sino que ¯ solo para el producto medio (Y que es Y cuando = 0). Es decir: ¯ ¯ G = τY + T ¯ Como se ve de aqu´ en general Γ = G. ı, a) Suponga para empezar que = 0 (o se puede decir que σ 2 = 0): ¯ ¯ ¯ ¯ Calcule Y como funci´n de c, Y , I,τ ,T y C (para esto deber´ usar la o a restricci´n presupuestaria del gobierno). Calcule los multiplicadores o ¯ ¯ ¯ para C, I y Y . ¿Son ellos iguales o distintos, por qu´? e Ahora considere el caso m´s general de variable y conteste: a b) Calcule el producto de equilibrio y su varianza. Indicaci´n: Si X es o una variable aleatoria con varianza V (X)y a y b constantes, entonces tendremos que la varianza de una transformaci´n lineal de X, Z = o aX + b es: V (Z) = a2 V (X) ¿Qu´ impacto tiene un cambio marginal (con todo lo dem´s conse a tante) de τ sobre la varianza de Y y cu´l es el signo? ¿Qu´ impacto a e tiene un cambio marginal (con todo lo dem´s constante) de T sobre a la varianza de Y y cu´l es el signo? Compare y explique por qu´ al a e impuesto proporcional al ingreso se le conoce como un estabilizador autom´tico. a c) Suponga ahora que el gobierno tiene que decidir su pol´ ıtica tributaria y elegir los valores de τ y T que minimizen las p´rdidas sociales e del sistema tributario. La funci´n de p´rdida tiene dos componeno e tes. El primero es la varianza del producto. Es decir, es perjudicial (19.35)

448

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

que el producto fluct´e. Sin embargo, el impuesto proporcional a u los ingresos introduce distorsiones en la asignaci´n de recursos, con o lo cual son preferibles los impuestos de suma alzada que no tiene distorsiones. Por lo tanto, supondremos que la funci´n de p´rdida o e del gobierno (L) est´ dada por una combinaci´n lineal de la variana o za del producto y del nivel del impuesto al ingreso (T no involucra p´rdidas): e L = αV (Y ) + βτ (19.36) Usando su respuesta anterior determine el valor ´ptimo de τ (como o 2 funci´n de α, β, c y σ ). ¿Qu´ pasa con el valor de τ ´ptimo cuando o e o α sube?¿y cu´ndo β sube? Interprete sus resultados. a 5. Casos extremos de IS y LM. Explique porque cada uno de las siguientes fraces es correcta. Discuta el impacto de la pol´ ıtica monetaria y fiscal en cada uno de los siguientes casos: a) Si la inversi´n no depende de la tasa de inter´s, la curva IS es vertical. o e b) Si la demanda por dinero no depende de la tasa de inter´s, la curva e LM es vertical. c) Si la demanda por dinero no depende del ingreso, la curva LM es horizontal. d ) Si la demanda por dinero es extremadamente sensible a la tasa de inter´s, la curva LM es horizontal. e 6. Supply Side. Considere una econom´ cerrada, descrita por las siguienıa tes ecuaciones: Y = C +I +G C = 160 + 0,8Yd Yd = (1 − t)Y − Z, (19.37) (19.38) (19.39)

La inversi´n y el gasto de gobierno son ex´genos e iguales a 200. El siso o tema de impuestos tiene dos componentes: un impuestos de suma alzada (Z), y un impuesto al ingreso (t). a) Asuma que Z = 200 y t = 0,25. Encuentre el nivel de ingreso que satisface el gasto balanceado. ¿Cu´nto recauda el gobierno en ima puestos? ¿Cu´l es el ahorro del gobierno? a b) Suponga que el impuesto de suma alzada se reduce a 100. Encuentre el nuevo nivel de ingreso con gasto balanceado. ¿Cu´l es el multiplia cador del impuesto de suma alzada? ¿Cu´nto es el nuevo ahorro del a gobierno y cuanto recauda el gobierno en impuestos?

19.8. Problemas

449

c) Comparando sus respuestas en (a) y (b), la baja de impuestos aumenta o disminuye los ingresos por impuestos? ¿Por cu´nto? Explique a por qu´ los ingresos por impuestos no caen en 100 con la baja del e impuesto a suma alzada. d ) Uno de los argumentos de un grupo de economistas en EE.UU durante los ochenta fue que una baja en los impuestos podr´ reducir ıan el d´ficit fiscal. ¿Qu´ ocurre en este modelo con baja del impuesto a e e suma alzada? e) ¿Qu´ tendr´ que ocurrir en esta econom´ para que el argumene ıa ıa to de los economistas (llamado Supply Side) fuera cierto? Analice detenidamente el multiplicador del impuesto de suma alzada. 7. El dinero en el corto plazo. Suponga que en el pa´ de Lombok la ıs demanda por dinero es: M P
d

= Y − 100r I = 200 − 25r C = 200 + 0,75(Y − T ),

(19.40) (19.41) (19.42)

donde r es la tasa de inter´s real en porcentaje y T son los impuestos e recaudados por el gobierno. Los impuestos y el gasto de gobierno son variables ex´genas de este modelo valiendo cada una de ellas 100. La o base monetaria es de 400 y los individuos de la econom´ mantienen el ıa 20 % de su dinero como circulante y el resto como dep´sitos. Los bancos o mantienen el 25 % de sus dep´sitos a la vista como reservas. El nivel de o precios P es 2. a) Cu´l es la tasa de inter´s de equilibrio? a e b) Cu´l es el producto en equilibrio? a c) Suponga que el gasto de gobierno sube de 100 a 150. Cu´l es la nueva a tasa de inter´s de equilibrio y el nuevo nivel de producto? e d ) Suponga que la base monetaria aumenta a 480. Cu´l es la nueva tasa a de inter´s de equilibrio y el nuevo nivel de producto? e e) Suponga que el nivel de precios sube a 4. Partiendo de (a) que ocurre con r e y.

450

Cap´ ıtulo 19. El Modelo Keynesiano de Econom´ Cerrada: IS-LM ıa

Cap´ ıtulo 20

El Modelo de Mundell-Fleming: IS-LM en Econom´ Abiertas ıas
En la secci´n anterior estudiamos el comportamiento de la demanda agreo gada en una econom´ cerrada y c´mo esta reacciona ante cambios en las ıa o pol´ ıticas fiscales y monetarias y otros shocks. En este cap´ ıtulo extenderemos nuestro an´lisis de IS-LM al caso de una econom´ abierta. a ıa La extensi´n del modelo IS-LM a una econom´ abierta se conoce como o ıa el modelo de Mundell-Fleming, debido a Robert Mundell, actual profesor en la Universidad de Columbia y premio Nobel de Econom´ en 1999 por sus ıa contribuciones al an´lisis de las pol´ a ıticas fiscales y monetarias bajos distintos reg´ ımenes cambiarios y su an´lisis de ´reas cambiarias ´ptimas, y Marcus a a o Fleming, ya fallecido, quien fuera economista en el Fondo Monetario Internacional.1 Estos modelos han sido la base de muchas discusiones en macroeconom´ internacional. Con ellos se pueden discutir por ejemplo la conveniencia ıa de distintos reg´ ımenes cambiarios o las ´reas cambiarias ´ptimas, es decir rea o giones en las cuales se puede tener una sola moneda. Se puede decir, sin temor a equivocarse, que esta es la base de todo el prol´ ıfico desarrollo del ´rea de a macroeconom´ internacional. ıa En este cap´ ıtulo comenzamos estudiando los sistemas de tipo de cambio flexible y fijo, bajo el supuesto de perfecta movilidad de capitales. Luego se muestra como se puede extender el modelo para considerar movilidad imperfecta de capitales y la din´mica del tipo de cambios en reg´ a ımenes de flotaci´n. o Asimismo, con este an´lisis se pueden analizar los efectos de corto plazo de a una devaluaci´n del tipo de cambio y las crisis cambiarias. Finalmente discuo tiremos, en el contexto del modelo de Mundell-Flemming, la conveniencia de adoptar distintos reg´ ımenes cambiarios.
1 Los trabajos m´s importantes de Mundell se encuentran editados en su libro de 1968. Los a trabajos cl´sicos de Mundell, en lo referente al modelo de Mundell-Fleming los articulos principales a fueron publicados en 1960 y 1963. El trabajo cl´sico de Marcus Fleming es publicado en 1962. a

451

452 Cap´ ıtulo 20. El Modelo de Mundell-Fleming: IS-LM en Econ