Está en la página 1de 2

Resumen Reexposición Nº 4

Reclutamiento Captar, Reclutar, Seleccionar, Retener y Gestionar al mejor capital

Tiene como objetivo buscar y obtener candidatos que reúnan las vacantes por bajas,
renuncias, retiros, enfermedades y muertes, o por la creación de nuevos puestos de trabajos,
básicamente cuando crece la organización y así elegir a los candidatos idóneos tomando en
cuenta las políticas de la organización

Las fuentes de reclutamiento se clasifican en internas y externas

En las fuentes internas, además de cumplir con ordenamientos legales, siempre será
conveniente, cuando se registren vacantes, revisar si dentro de la misma organización se
encuentran personas que sean candidatos a ocupar el puesto vacante y que éste represente
una promoción o ascenso; para facilitar el proceso, deberá contarse con un inventario de
recursos humanos; de no existir candidatos idóneos, se recurrirá a otros medios de
reclutamiento. La fuente de reclutamiento se considera interna también cuando se obtienen
los candidatos por medio de personas que pertenecen a la organización, quienes comunican
a sus amigos o compañeros de estudios, la existencia de vacantes dentro de su organización,
para que acudan a iniciar los trámites requeridos para su posible ingreso.

La fuente de reclutamiento es externa cuando se atraen solicitantes mediante


anuncios, agencias de colocaciones, bolsas de trabajo, sindicatos o personal de otras
organizaciones, así como cuando los interesados en el puesto acuden por si mismos a la
organización para solicitar empleo.

Por lo general, el proceso de reclutamiento termina cuando los interesados llenan y


entregan la solicitud de empleo, la cual contiene básicamente información referente a:
nombre, edad, lugar de nacimiento, estado civil, domicilio, datos familiares, estudios
realizados, trabajos desempeñados, sueldos percibidos y el sueldo que aspira.
Selección y contratación

Estos tienen como objetivo el identificar y elegir entre los solicitantes a quienes
reúna las mejores condiciones para el cargo solicitado.

En el proceso de selección se utiliza una serie de técnicas que permiten elegir a la


persona adecuada para el puesto vacante; en principio se debe determinar quienes reúnen
los requisitos mínimos que necesitan cubrirse para ocupar el puesto (edad, escolaridad,
experiencia, etc.), eliminando a los que no los satisfagan.

En el proceso de selección se realizan: entrevistas, pruebas psicológicas, pruebas de


conocimiento o de práctica, investigación socioeconómica y exámenes médicos. Los
resultados de estos exámenes son comparados entre todos los candidatos y así llegar a la
decisión final para elegir al candidato que deben contratar.

Retener al mejor talento humano

Se ha dicho que el dinero, la remuneración, atrae a la fuerza de trabajo y la retiene.


Sin embargo, ello no garantiza que el trabajador se sienta feliz. El dinero si atrae y retiene,
pero casi siempre mientras ofrezcas más que la competencia. Pero, ¿actualmente las
empresas pueden sobrevivir a esta circunstancia?

Las empresas buscan un trabajo en equipo de calidad y que se mantenga en el


tiempo. Sin embargo, el dinero motiva de forma individual, no colectiva.

Para sentirse motivados los miembros de una organización requieren ambientes de


trabajo agradables, compañeros competentes y comprometidos con las metas establecidas.

Celebrar las victorias corporativas de otros tiempos, el éxito alcanzado tras décadas
de trabajo, las pequeñas hazañas, permiten afianzar el orgullo laboral. Este a su vez, se
convierte en un fuerte elemento motivador de la fuerza de trabajo.