P. 1
Autoestima

Autoestima

4.0

|Views: 9.245|Likes:
Publicado porJavier_E

More info:

Published by: Javier_E on Jun 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/15/2013

pdf

text

original

Autoestima ¿Que es la Autoestima?

La autoestima es el sentimiento valorativo de nuestro ser, de nuestra manera de ser, de quienes somos nosotros, del conjunto de rasgos corporales, mentales y espirituales que configuran nuestra personalidad. Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar. Es a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores (padres, maestros), compañeros, amigos, etcétera y las experiencias que vamos adquiriendo. Según como se encuentre nuestra autoestima, ésta es responsable de muchos fracasos y éxitos, ya que una autoestima adecuada, vinculada a un concepto positivo de mí mismo, potenciara la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso. Características de la autoestima positiva

Cree firmemente en ciertos valores y principios, está dispuesto a defenderlos aún cuando encuentre fuerte oposiciones colectivas, y se siente lo suficientemente segura como para modificar esos valores y principios si nuevas experiencias indican que estaba equivocada. Es capaz de obrar según crea más acertado, confiando en su propio juicio, y sin sentirme culpable cuando a otros le parece mal lo que halla hecho. No emplea demasiado tiempo preocupándose por lo que halla ocurrido en el pasado, ni por lo que pueda ocurrir en el futuro. Tiene confianza por su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar por los fracasos y dificultades que experimente. Se considera y realmente se siente igual, como persona, a cualquier otra persona aunque reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica. Da por supuesto que es una persona interesante y valiosa para otros, por lo menos para aquellos con quienes se asocia. No se deja manipular por los demás, aunque está dispuesta a colaborar si le parece apropiado y conveniente. Reconoce y acepta en sí mismo una variedad de sentimientos e inclinaciones tanto positivas como negativas y está dispuesta a revelarlas a otra persona si le parece que vale la pena. Es capaz de disfrutar diversas actividades como trabajar, jugar, descansar, caminar, estar con amigos, etc. Es sensible a las necesidades de los otros, respeta las normas de convivencia generalmente aceptadas, reconoce sinceramente que no tiene derecho a mejorar o divertirse a costa de los demás • Tengo una autoestima alta :

• • • • • • •


Cuando tenemos características:

las

siguientes

* Nos aceptamos tal y como somos, es decir, valorarnos con nuestras virtudes y defectos, nos queremos así como venimos al mundo, en lo físico y en nuestra manera de ser. * Nos valemos por nosotros mismos en diferentes situaciones, en otras palabras, tratamos de resolver solos nuestros problemas, sin necesidad de que alguien lo haga por nosotros, es decir, saber buscar una solución a cualquier situación difícil que se nos presente. OJO , que no es igual que creernos autosuficientes, pero sí capaces de enfrentar cualquier situación por nosotros mismos. * Ser capaces de dar y recibir afecto: Si nosotros queremos decirle a alguien “te quiero” primero debemos saber querernos a nosotros mismos para que así aprendamos a querer y a recibir cariño. * Valoramos a los demás, los respetamos y somos tolerantes con ellos. • La baja autoestima Es una muestra de que no hemos aprendido a valorarnos y dejamos que las demás personas nos hagan sentir menos y consideramos que no somos capaces de realizar lo que nos hemos trazado. Una persona llega a tener la autoestima baja después de haber sido afectada por un grupo de factores entre los cuales podemos mencionar: Tipos de autoestima 2. Tipos de Autoestima La autoestima se puede desarrollar en las personas de tres formas • Autoestima Alta (Normal): La persona se ama, se acepta y se valora tal cual es. • Autoestima Baja: La persona no se ama, no se acepta y no se valora en sus cualidades.

• Expuesto/a a expresiones negativas continuas como calificativos, insultos, entre otros. Por ejemplo, cuando te dicen que eres feo y que nadie se fijará en ti y cosas así, que te pueden hacer sentir muy mal. • Expresiones de rechazo de nuestros familiares y amigos: Por ejemplo, cuando nos dicen que no valemos para nada y que ninguna cosa la podemos hacer bien. • Amenazas violentas: Casi siempre cuando somos niños y hacemos las cosas mal nos dicen que si las volvemos a hacer, nos castigarán y creceremos con esa amenaza que nos baja el autoestima.

• Autoestima Inflada: La persona se ama más que a los demás y valora exageradamente sus cualidades 2.1 Características de las personas con Alta autoestima (Campos y Muños, 1992) • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • Saben que cosas pueden hacer bien y qué pueden mejorar. Se sienten bien consigo mismos. Expresan su opinión No temen hablar con otras personas. Saben identificar y expresar sus emociones a otras personas. Participan en las actividades que se desarrollan en su centro de estudio o trabajo. Se valen por sí mismas en las situaciones de la vida, lo implica dar y pedir apoyo. Les gusta los retos y no les temen. Tiene consideración por los otros, sentido de ayuda y están dispuestos a colaborar con las demás personas. Son creativas y originales, inventan cosa, se interesan por realizar tareas desconocidas, aprenden actividades nuevas. Luchan por alcanzar lo que quieren. Disfrutan las cosas divertidas de vida, tanto de la propia como de la de los demás. Se aventuran en nuevas actividades Son organizados y ordenados en sus actividades Preguntan cuando algo no lo saben. Defienden su posición ante los demás Reconocen cuando se equivocan No les molesta que digan sus cualidades, pero no les gusta que los adulen Conocen sus cualidades y tratan de sobreponerse a sus defectos Son responsable de sus acciones Son lideres naturales Tipos de autoestima 1. Autoestima positiva o alta autoestima • •

Es consecuencia de un historial de competencia y merecimiento altos. Existe una tendencia a evitar las situaciones y conductas de baja autoestima. Las personas tienen una sensación permanente de valía y de capacidad positiva que les conduce a enfrentarse mejor a las pruebas y a los retos de la vida , en vez de tender a una postura defensiva. Se sienten más capaces y disponen de una serie de recursos internos e interpersonales.

• • • • • • •

Sólo una grave agresión a la autoestima puede afectarles (p .e. pérdida trabajo, divorcio,...). Es una persona menos crítica consigo misma que una persona con autoestima baja o media. No necesita esforzarse por dar una imagen ideal de sí mismo/a. Su auto concepto es suficientemente positivo y realista. La persona se respeta a sí misma y a los demás. El/la presuntuoso/a: Tiene un concepto de sí mismo/a irreal basado en ideales y no en realidades objetivas. Despierta comentarios como "se cree mejor de lo que es" o "presume de lo que no es". Tiene una actitud déspota hacia los demás. 2. Autoestima media


Suele ser la más frecuente teniendo en cuenta que por diferentes motivos la vida nos conduce a retos y dificultades diversos. Cabe la posibilidad de rechazo. Lo más frecuente es que uno de los dos componentes de la autoestima esté más desarrollado que el otro. Un momento puntual de autoestima positiva puede hacernos aumentar de forma natural nuestra o grado general de autoestima, este aumento puede ser aprovechado para abandonar posiciones más bajas. Debemos abandonar la idea de que sólo una autoestima alta es la fuente de satisfacción y crecimiento personal, la autoestima media también lo es. La autoestima tiende a ser estable, de hecho si alguna vez se ha tenido muy alta es muy difícil que se pierda y a la inversa, es casi imposible alcanzar un nivel de autoestima alto si en el pasado dicho nivel ha sido bajo. 3. Autoestima baja Defensiva - Narcisista - Seudoautoestima

• • •

Implica grandes deficiencias en los dos componentes que la forman (competencia y merecimiento). La persona tiende a hacerse la víctima ante sí misma y ante los demás. El sentirse no merecedora puede llevar a este tipo de persona a mantener relaciones perjudiciales que además de reforzarla negativamente dificultan la búsqueda d e fuentes de merecimiento tales como el hecho de ser valorado por los demás o saber defender los propios derechos. Está más predispuesta al fracaso que otra porque no ha aprendido las habilidades necesarias para alcanzar el éxito y tiende a centrarse más en los problemas que en las soluciones.

Suelen evitar las situaciones en que pueden ser consideradas personas competentes o merecedoras dado que estas implican un cambio de patrón y para ella es más fácil evitar el cambio que afrontarlo. No son capaces de mantener durante mucho tiempo un buen empleo o una relación positiva y enriquecedora. Huyen ante cualquier posibilidad de cambio, aunque sea para mejorar; o bien lo evitan o hacen lo posible para que fracase y eso a su vez refuerza la idea que tienen de sí mismos (recordar profecía auto cumplidora). Sus elecciones son incorrectas y los resultados que obtienen poco eficaces, llegando a ser en ciertas ocasiones contraproducentes. El temor al fracaso les hace evitar la posibilidad de éxito: un ascenso, un nuevo trabajo, inicio de relación de pareja, ... Las nueva situaciones implican el desarrollo de ciertas habilidades que no han sido aprendidas. Explicación del círculo vicioso que mantiene una baja autoestima La persona no sabe cómo hacer frente a errores, éxitos, retos y ciertas situaciones hostiles porque ante la posibilidad de fracaso opta por evitarlas, con lo que está impidiendo la posibilidad de aprender. Esto crea una especie de círculo vicioso, difícil de romper donde el miedo al fracaso, al rechazo y a la sensación de incompetencia se convierten en escudo de defensa. La persona no adquiere los anticuerpos que nos vacunarían contar estas situaciones en el futuro, que como no afronta dichas situaciones, nunca acaba de vacunarse contra ellas, y por lo tanto nunca supera su temor.

• •


• •

• •

Existe relación entre baja autoestima y propensión a tener sentimientos de inferioridad, depresión, sensación de inadecuación, dependencia de drogas, ansiedad, ... Sigue una línea de comportamiento basada en experiencias negativas pasadas que la persona tiende a evitar en vez de afrontarlas La evitación es un mecanismo de defensa más primitivo y más rápido pero el más perjudicial a largo plazo porque la persona no aprende las habilidades necesarias para superar estos retos. La autoestima es importante porque la valoración de si mismo es la fuente de la salud mental. La autoestima es la idea que usted tiene de si mismo. Es cuanto usted se valora y cuan importante piensa que es usted. La autoestima es importante porque es el primer paso en creer en usted mismo. Si usted no cree en usted mismo, otras personas no creerán en usted. Si usted no puede encontrar su grandeza, los demás no la encontraran. La autoestima tiene grandes efectos en su pensamietos, emociones, valores y metas. II IMPORTANCIA DEL AUTOESTIMA

Tomar conciencia de la trascendencia de la autoestima es un presupuesto determinante de la eficacia y de la perfección que deseamos alcanzar en su formación. La causa de que en los objetivos, programaciones y actividades escolares se descuida la educación de la autoestima estriba en la ignorancia o inadvertencia respecto al influjo decisivo que tiene en todo el proceso de maduración personal. La autoestima alcanza varios aspectos, como a continuación destacamos. La autoestima tiene dos componentes relacionados entre sí. Uno es la sensación de confianza frente a los desafíos de la vida: la eficacia personal. El otro es la sensación de considerarse merecedor de la felicidad: el respeto a uno mismo. La eficacia personal. Significa confianza en el funcionamiento de mi mente, en mi capacidad para pensar y entender, para aprender, elegir y tomar decisiones; confianza en mi capacidad para entender los hechos de la realidad que entran en el ámbito de mis intereses y necesidades; en creer en mi mismo; en la confianza en mi mismo. En un mundo en que la totalidad del conocimiento humano se duplica cada diez años, nuestra seguridad sólo puede consistir en nuestra capacidad de aprender. El respeto a uno mismo. Significa el reafirmarme en mi valía personal; es una actitud positiva hacia el derecho de vivir y de ser feliz; el confort al reafirmar de forma apropiada mis pensamientos, mis deseos y mis necesidades; el sentimiento de que la alegría y la satisfacción son derechos innatos naturales. El respeto a uno mismo no es la ilusión de que somos perfectos o superiores a los demás, no es ni comparativo ni competitivo. Componentes de la autoestima

Algunos de los componentes de la autoestima son el autoconcepto, la eficiencia personal, el respeto por uno mismo, la confianza y, por supuesto, el amor. Otros autores apoyan la idea de que la autoestima se forma a través de la observación de modelos; por ejemplo, cuando se es niño las figuras que se imitan generalmente son los padres, mientras que, en la adolescencia, el joven busca fuera del seno familiar a las figuras que le ofrecerán una gama diferente de conductas por reproducir, como son los profesores y los amigos. Cuando la persona ha formado y emitido sus primeras valoraciones y juicios acerca de sí mismo, con base en el juicio de sus padres, empieza a tener en cuenta la opinión de los que

le rodean, sobre todo cuando son personas importantes para él, y de ahí surge el concepto que tiene de sí mismo (autoconcepto). El ser humano puede seleccionar y filtrar la información que proviene de quienes lo rodean, referida a su persona, y la compara con sus autopercepciones. Así se determina la autoestima, no en el exterior, o en lo que los demás digan, sino en el interior del individuo. La autoobservación de la conducta y la repercusión de ésta en los demás, conducen al análisis y a la evaluación de sí mismo; es decir, al autoconcepto. Esto es lo que uno cree que es, de manera parcial, y está compuesto por percepciones de las propias habilidades y características, junto con los valores, experiencias y metas que se persiguen. En la adolescencia, el joven continúa la construcción y definición de su identidad, es decir del autoconcepto. Al enfrentarse a preguntas como "¿Quién soy?" busca el encuentro consigo mismo; y empieza a cuestionar lo que ha ido aprendiendo de su familia, su escuela, la sociedad, los valores. AUTOACEPTACION: es el proceso mental que se ejerce apartir de evaluar nuestros sentimientos positivos y negativos con el objetivo principal de aceptarnos tal como somos ante la sociedad. Autoaceptación significa reconocer que somos valiosos y dignos de ser queridos y respetados a pesar de no ser perfectos. La autoaceptación es el primer paso para una autoestima alta. La autoaceptación surge de enfrentar los retos de la vida con energía. No te insensibilices ante las experiencias difíciles y las dificultades, ni construyas una muralla mental que excluya el dolor de tu vida. Encontrarás la paz, no a través de escapar de tus problemas sino enfrentándolos valerosamente. Encontraras la paz, no en la negación, sino en la victoria". El autoconocimiento es el conocimiento de uno mismo. Todavía no está considerado por la Real Academia Española pero este término ya es empleado en numerosos textos de psicología. Es el proceso reflexivo (y su resultado) por el cual la persona adquiere noción de su yo y de sus propias cualidades y características. Como todo proceso, puede ser desglosado en diversas fases, como: autopercepción, autoobservación, memoria autobiográfica, autoestima, autoaceptación. No puede haber, pues, autoestima sin autoconocimiento. De ahí la importancia del autoconocimiento para el desarrollo personal. (Lic. Elena Ianantuoni) El autoconocimiento esta basado en aprender a querernos y a

conocernos a nosotros mismos. (maria josepa) es el conocimiento propio, supone la madurez de conocer cualidades y defectos y apoyarte en los primeros y luchar contra los segundos. (pilar belda plans) Es conocerce a si mismo, saber cuales son todas nuestras cualidades aceptando las buenas y cambiando todas las que nosotros vemos que estan mal. (Edy Mónchez) AUTOCONOCIMIENTO POTENCIA TU RENDIMIENTO Autoconocimiento es el proceso de conocer al ser que vive en nosotros desde que nacimos. Parece sencillo pero no lo es, consiste en saber bien lo que uno quiere. Cuando Alicia preguntó al gato que camino tomar, éste le dijo: depende de a dónde quieras ir, ella dijo que le daba igual y el gato concluyó: entonces, es indiferente el camino que elijas. CONCEPTO DE AUTOEVALUACIÓN: En la Universidad Libre se concibe la autoevaluación como un ejercicio de autorreflexiónvalorativa de las acciones teóricas y prácticas desarrolladas por los estudiantes, docentes, egresados, directivos y personal administrativo. Se asume como un proceso permanente en la medida que no responde a caprichos personales o coyunturales sino, por el contrario, a la conciencia, la voluntad y el interés de la comunidad, que deberá valorar de manera individual y colectiva hasta dónde su trabajo está contribuyendo para alcanzar con calidad, los objetivos y los propósitos institucionales establecidos en el Proyecto Educativo Unilibrista. La autoevaluación es un proceso permanente de verificación, diagnóstico, exploración, análisis, acción y realimentación que realizan las instituciones de educación superior, a nivel interno, y en cada una de sus estructuras orgánicas, académicas y administrativas, con el fin de identificar sus fortalezas y debilidades, sus oportunidades y amenazas, buscando el

mejoramiento continuo que garantice altos niveles de calidad en la prestación de sus servicios. Necesidad para una persona es una sensación de carencia unida al deseo de satisfacerla. Ejemplo: sed, hambre, frío, afecto, logro, realización, poder etc. Las necesidades son inherentes en el ser humano. Jerarquía de necesidades Las necesidades están jerarquizadas (Maslow):
• • • • •

Necesidades fisiológicas, comida, bebida, vestimenta y vivienda. Necesidades de seguridad, seguridad y protección. Necesidades de pertenencia, afecto, amor pertenencia y amistad. Necesidades de autoestima, autovalía éxito y prestigio. Necesidades de autorealización, de lo que uno es capaz, autocumplimiento.

Necesidad o deseo Por definición deseo es una necesidad que toma la forma de un producto, marca o empresa. Ejemplo: Se tiene sed, necesidad de hidratarse, y se desea un vaso de agua para satisfacer dicha necesidad. Por principio las necesidades no se crean, existen. Lo que se crea o fomenta es el deseo. El papel del marketing es detectar necesidades, que puedan transformarse en oportunidades de negocio, producir satisfactores (productos y/o servicios), y despertar el deseo por dichos productos o servicios, es decir convencer al consumidor que la mejor opción para satisfacer dicha necesidad es el satisfactor desarrollado por la empresa. Para una organización necesidad es aquello que precisa para cumplir o alcanzar un objetivo determinado. Una descripción alternativa es la del economista chileno Manfred Max-Neef, para quien las necesidades humanas básicas forman una matriz de componentes finitos (9 en cuatro formas de realización: Subsistencia, Protección, Afecto, Comprensión, Participación, Creación, Recreo, Identidad y Libertad, mediante el Ser, el Tener, el Hacer y el Relacionarse), no estando jerarquizadas entre ellas. Las emociones son fenómenos psicofisiológicos que representan modos eficaces de adaptación a ciertos cambios de las demandas ambientales. Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas en la jerarquía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoria. Fisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluyendo expresiones faciales, músculos, voz, actividad del SNA y sistema endocrino, a fin de establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo. Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, impulsándonos hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y alejándonos de otras. Las emociones actúan también como depósito de influencias innatas y aprendidas, poseyendo ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas (Levenson).

Son, pues, estados anímicos que manifiestan una gran actividad orgánica, que se refleja a veces como un torbellino de comportamientos externos e internos, y otras con estados anímicos permanentes. Estas se conciben como un comportamiento que puede ser originado por causas externas e internas; que puede persistir, incluso, una vez que ha desaparecido el estímulo y que acompaña necesariamente, en mayor o menor grado, toda conducta motivada. Se puede decir, que las emociones no son entidades psicológicas simples, sino una combinación compleja de aspectos fisiológicos, sociales, y psicológicos dentro de una misma situación polifacética, como respuesta orgánica a la consecución de un objetivo, de una necesidad o de una motivación Las emociones como los motivos pueden generar una cadena compleja de conducta que va más allá de la simple aproximación o evitación. Es ese conjunto de cosas que nos hace a cada uno de nosotros únicos e irrepetibles, que pauta nuestra identidad y en resumen es nuestra expresión en su más intima y pura extensión. La personalidad es muy compleja a simple vista y es necesario agudizar la vista al máximo para penetrar el velo de misterio que envuelve la misma. Los mecanismos exactos que intervienen en la formación de la personalidad (hasta el día de hoy) no son 100 % comprendidos por los estudiosos en psicología. Pero existen algunas reglas generales que podemos tomar en cuenta. Una de estas reglas constantes es que cada hecho importante o superfluo va, tonificando y moldeando la personalidad de cada individuo. Si recordamos la definición de represión síquica y hacemos un paralelismo asociando la palabra "hechos" podremos relacionar a las represiones síquicas con el desarrollo de la personalidad. Dicho de otra forma, cada represión síquica es un ladrillo fundamental en la consolidación de la personalidad, dado que la misma esta formada por la interrelación de todas las represiones actuando en conjunto con los recuerdos consientes que posee el individuo, más todas sus condiciones biológicas. Las condiciones biológicas están pautadas por la maduración del SNC (sistema nervioso central) Dependiendo del tipo de condicionamiento entre las represiones y la maduración biológica temporal. Esto explica porque existen padrones definidos de conductas específicas que nos permiten identificar claramente distintos tipos básicos de personalidad. Los presentes tipos básicos de personalidad fueron enunciados por Sigmundo Freud y modificados a efectos de este trabajo ahora por el autor del presente texto Dichos trabajos identifican los siguientes padrones... La personalidad es un constructo psicológico, con el que nos referimos a un conjunto dinámico de características de una persona. También es conocida como un conjunto de características físicas, sociales y genéticas que determinan a un individuo y lo hacen único. Concepto de personalidad.

El estudio de la personalidad dentro de la Psicología es amplio. Los Psicólogos no están de acuerdo con una definición única de la personalidad. Una definición actual es que la Personalidad se refiere a los patrones de pensamientos característicos que persisten a través del tiempo y de las situaciones, y que distinguen a una persona de otrala personalidad está íntimamente relacionada con el temperamento y el carácter. El concepto de personalidad es más amplio que ellos, si bien los incluye y completa. TIPOS DE PERSONALIDAD: Tenemos una variedad de tipos de personalidad pero los mas resaltantes son:

Yo o Ego [editar] El Yo (Ego) tiene como fin cumplir de manera realista los deseos y demandas del Ello con el mundo exterior, a la vez conciliándose con las exigencias del Superyó. El Yo evoluciona según la edad y sus distintas exigencias del Ello actuando como un intermediario contra el mundo externo. El yo sigue al principio de realidad, satisfaciendo los impulsos del Ello de una manera apropiada. Utiliza razonamiento realista característico de los procesos secundarios que se podrían originar. Como ejecutor de la personalidad, el Yo tiene que medir entre las tres fuerzas que le exigen: el mundo de la realidad, el Ello y el Superyó, el yo tiene que conservar su propia autonomía por el mantenimiento de su organización integrada. Ego significa yo en latín (la palabra alemana original que Freud había aplicado era Ich). Aunque en sus escrituras tempranas Freud comparó el Yo con nuestro sentido del uno mismo, en adelante comenzó a retratarlo más como un sistema de funciones psíquicas tales como realidad-prueba, defensa, síntesis de la información, funcionamiento intelectual, memoria y similares. Es la consciencia propiamente dicha. Es el ente que actúa como regulador entre las demandas del Ello y del Superyó. Se basa en un concepto realista del mundo para adaptarse al mundo. Casi ejemplificado como un poder o una persona dentro de la mente, que nos presta atención en todo momento, incluso en nuestras acciones más íntimas, esta observación no es lo mismo que una persecución, pero no esta muy lejos de serlo. Todas las acciones ejecutadas, son analizadas por el Yo y a menudo se les comunica los resultados: “ahora debe decir esto…”, “ahora deberá salir”. Amenazando con el castigo en caso de incumplimiento. El Yo, en su observación nos permite reconocer las acciones que realizamos, la oportunidad de elegir el camino a seguir, y razonar los impulsos que realizábamos con tal de no ceder lugar a la liberación libidinosa, y velar por la integridad general de la realidad. Es el primer paso del reconocimiento, para afrontar las alegrías, culpabilidad o castigo. Superyo o Superego [editar] El Superyó (Superego) es la parte que contrarresta al ello, representa los pensamientos morales y éticos recibidos de la cultura. Consta de dos subsistemas: la "conciencia moral" y el ideal del yo. La "conciencia moral" se refiere a la capacidad para la autoevaluación, la crítica y el reproche. El ideal del yo es una autoimagen ideal que consta de conductas aprobadas y recompensadas. El yo . Es lo que esta en contacto con la realidad, viene siendo algo así como la parte consciente del ello, o una parte mas exterior o la que se a modificado por estar en contacto con la realidad. Es así por ejemplo que si nos encontramos en el medio de un almacén comprando productos y nuestro cuerpo pide renovar energías, el ello lo notará y comenzará

a mandar impulsos para comer, porque sabe que estamos rodeados de comida. El yo y la próxima división que veremos que es el "súper yo" como se encuentran en contacto con la realidad, saben que si no pasamos antes por la caja registradora para pagar no se puede agarrar y abrir un paquete para comer, porque no esta permitido. Tal es así que el yo le envía continuamente información al ello "como tratando de hacerle entender la realidad". El yo domina la descarga de los impulsos que envía el ello. Existe lo que se a denominado "súper yo" que es la parte ética y moral que ha sido creada en el hombre. Esta parte ética y moral se fue formando por enseñanzas de nuestros padres o cuidadores y por las creencias religiosas que nos frenan; el nombre un poco lo dice es algo mas que el yo, es un yo moral o religioso. Volviendo al ejemplo sencillo del almacén: una persona que no tenga desarrollado el súper yo como sabe que no esta permitido comer sin antes pagar, se escondería en donde pueda para saciar su necesidad, ahora bien esa persona con un poquito mas de ética sabe que podría comer inmediatamente y sin pagar, pero no lo hará porque sabe que esta mal, es incorrecto. Si todos tuviéramos mas desarrollada nuestra parte moral o religiosa todos estaríamos mejor. QUE ES EL EXITO? El éxito no siempre tiene que ver con lo que mucha gente ordinariamente se imagina. No se debe a los títulos que tienes, sean de nobleza o académicos, ni a la sangre heredada o a la escuela donde estudiaste. No se debe a las dimensiones de tu casa, a cuántos carros caben en tu cochera o si éstos son último modelo. No se trata de si eres jefe o subordinado, si escalaste la siguiente posición en tu organización o estás en la ignorada base de la misma. No se trata de si eres miembro prominente de clubes sociales o si sales en las páginas de los periódicos. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador, si hablas bonito, si las luces te siguen cuando lo haces. No es la tecnología que empleas, por brillante y avanzada que esta sea. No se debe a la ropa que usas o si gozas de un tiempo compartido, si vas con regularidad a la frontera o si después de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu estatus para el espejo social. No se trata de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo. El éxito... Se debe a cuánta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Se trata de si en tus triunfos incluiste siempre tus sueños. De si no fincaste tu éxito en la desdicha ajena y si tus logros no hieren a tus semejantes. Es acerca de tu inclusión con los otros, no de tu control sobre los demás; de tu apertura hacia todos los demás y no de tu simulación para con ellos. Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón; si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y te preocupaste por los ancianos. Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta ajena.

No es acerca de cuantos te siguen, sino de cuantos r ealmente te aman. No es acerca de transmitir todo, sino cuántos te creen, de si eres feliz o finges estarlo. Se trata del equilibrio, de la justicia, del bien ser que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más, no de tener más. La persona que verdaderamente tiene exito es aquella que tiene a Cristo en su corazón. El camino al Éxito no es recto. Hay una curva llamada falla, un periférico llamado confusión, topes llamados amigos, luces de precaución llamada familia, y tendrás ponchaduras llamados trabajos. Pero...si tienes una refacción llamada determinación, un motor llamado perseverancia, un seguro llamado fé, un conductor llamado Jesús, llegarása un sitio llamado Éxito! Empieza por hacer lo necesario, luego lo que es posible y de pronto te encontraras haciendo lo imposible.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->