P. 1
Ibarra, Hernan_ Trazos Del Tiempo_ La Caricatura Politica en El Ecuador

Ibarra, Hernan_ Trazos Del Tiempo_ La Caricatura Politica en El Ecuador

|Views: 211|Likes:
Publicado porPatricio Pilca

More info:

Published by: Patricio Pilca on Sep 11, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/23/2015

pdf

text

original

LA CAR I CATURA P O L Í T I C A EN E L ECUADOR A M E D I A D O S DE L S I G L O XX

LA CARICATURA POLÍTICA EN EL ECUADOR A M EDIADOS DEL SIGLO XX
Investigación efectuada en el marco del proyecto museológico: "Trazos del tiempo: la caricatura política en Ecuador (1948 - 1963)" Museo de la Ciudad, 26 de abril - 11 de junio de 2006 © Museo de la Ciudad, 2006

Investigación Hernán Ibarra, coordinación Manuel Espinosa Apolo, investigación y recopilación digital de caricaturas Manuel Kingman, recopilación digital de caricaturas Texto Hernán Ibarra Diseño gráfico Natalia Aguilar S. Imagen de la portada Imagen de la muestra tomada de caricatura de Galo Galecio Imagen de la contraportada
Asdrúbal. “En el aire”, en: El Comercio. Quito, 12 de febrero de 1959, p.4.
b ib l io t e c a
Fech

t

,

-m e s o - E C i-lf.lbyjí& l

r . f¡6

........................

Proveedor: C a n je ....... Donación.

Fotografías documento Christoph Hirtz Imprenta Impresora Flores
Serie Documentos Museo de la Ciudad 1000 ejemplares

, v I ?' * f

0*7

“i n i C

IS B N 3 9 7 8 - 3 2 8 - 0 * - 8

ISBN-10: ISBN-9978-328-06-8 ISBN-13: ISBN-978-9978-328-06-4 Derechos de autor 024495

Impreso en Ecuador Printed in Ecuador

Indice
P resentación Introducción

5 7

LA CARIC ATURA POLÍTICA A MEDIADOS DEL SIGLO \ \
1 La caricatura política, la opinión pública y el espacio político
• La caricatura y lo cóm ico • C aricatura po lítica y op inión pública • E sfera pú blica, op inión pública y esp acio político
11 11

12

14 17 19 24 25 33 33 34 35 46 58 61 65 69 72 77 82 85 89 96 99 105 113

2 Algunos aspectos históricos de la caricatura política
• C a ricatura y C ocoricó: dos revistas em blem áticas • A lgunas revistas entre los años veinte y treinta del siglo X X • L a caricatu ra po lítica en la prensa después de 1930

3 La caricatura política en el período de pos guerra • El am biente de la G uerra F ría • A m érica L atina en la po sguerra • U n período de estabilidad política • L as revistas políticas y el esp acio político • L as revistas efím eras • El esp acio político y los actores políticos • L as im ágenes de la nación • El uso de los sím bolos católicos • L o regional y lo local • La sociedad indígena y lo rural • E l m undo del trabajo • G uayaquil 2 y 3 de ju n io de 1959 • R epresen taciones de la cultura popular

N ota Final B ibliografía A nexo 1 A nexo 2

el centralismo. Por la libertad y dinámica de su particular lenguaje. con una postura ideológica definida. bajo un lincamiento ideológico. Así mismo. María Mercedes Jaramillo de Carrión Directora del Museo de la Ciudad Quito. realizada por Hernán ¡barra. presenta una visión e interpretación crítica sobre diversos hechos y personajes que influyen en la vida política del país. de inclinación socialista como las revistas Mañana y Don Pepe. todos representados gráficamente con símbolos o juegos lingüísticos. con énfasis en el período de estabilidad democrática (1948 . los conflictos internacionales. que incidieron en la creación de estereotipos. al pueblo. El Museo de la Ciudad pone a disposición de la ciudadanía la presente investigación. en la manera de visualizar a los gobiernos. servían de recurso para su difusión en serie.. la caricatura permite la creación de imaginarios sociales. la nación. que los caricaturistas tuvieron más libertad de expresión. constituye una ocasión para reflexionar sobre los posibles cambios o permanencias que existen en la actualidad. Sea de tendencia liberal. y aproximarnos a las representaciones simbólicas que fueron construidas alrededor de determinados personajes o acontecimientos políticos a mediados del siglo XX. como los diarios El Comercio. fue en el transcurso del siglo XX.1963). en la cual se sintetizan las realidades que vive un conglomerado social. como una oportunidad para apreciar el trabajo artístico de los caricaturistas. directa o indirectamente. Sin embargo. Desde el siglo XIX se tiene evidencias de la producción de caricaturas en Ecuador.Presentación La caricatura es una representación gráfica de opinión sobre acontecimientos. el mundo rural. que representaban una postura ideológica definida. hubo una mayor producción de caricaturas que cuestionaba la situación socio-política del momento. a las identidades regionales y a la nación. Varios temas aparecen reiteradamente en la caricatura de la época: las instancias de poder. o de tendencia populista como la revista Momento. El Día y El Universo. los levantamientos sociales. En ese periodo. la caricatura política. a los partidos políticos. Estos medios impresos acogieron la caricatura como recurso gráfico idóneo para generar en los lectores. junio del 2006 5 . así como el surgimiento de medios impresos que. personajes o instituciones. Específicamente. una reflexión crítica sobre la situación social y política del país. semanarios y revistas.. La caricatura política de mediados del siglo XX fue difundida en periódicos.

que sean verificados en el transcurso de los procesos históricos. 7 . Así mismo. lo que ha permitido ampliar los horizontes del conocimiento disponible. se requería establecer las relaciones existentes entre medios impresos y opinión pública. En este estudio se optó por observar los medios y la caricatura en el espacio político. Adicionalmente. De allí que surgieron algunas interrogantes sobre la trayectoria histórica de la caricatura en el Ecuador y su vinculación con los medios impresos. Pero el desarrollo del estudio mostró que aunque esta distinción inicial servía para definir la problemática. En el comienzo de la investigación. puesto que se necesita una indagación de mayor amplitud sobre los circuitos de producción y difusión de las opiniones de distintos públicos inmersos en los medios impresos. se vienen realizando estudios y recopilaciones sobre la caricatura política en América Latina. Sobre la trayectoria histórica de la caricatura existen dos antecedentes: el trabajo preliminar que hizo Xavier Bonilla en 1989. La caricatura política está indudablemente relacionada con la trayectoria de periódicos y revistas.Introducción Este estudio partió de la apreciación de que la caricatura política había alcanzado un sitio relevante en los medios impresos a mediados del siglo XX. y otra. Algo complejo. Por eso. Desde hace varias décadas. Y esto suponía entender esta trayectoria en el espacio político. se trata de un período de estabilidad política en la historia ecuatoriana que duró entre 1948 y 1963 cuyas coordenadas internacionales estuvieron marcadas por la Guerra Fría. Una cosa es que estos conceptos sean precisados. Y más aún cuando había altas tasas de analfabetismo a mediados del siglo XX. se estableció una problemática central sobre lo político y lo no político en la caricatura. y queda pendiente un trabajo más acotado al tema de la opinión pública. no era suficiente para abarcar los temas topados por los caricaturistas. y recientemente. una parte del estudio se dedicó a situar una adecuada perspectiva histórica. la incorporación de la caricatura al proyecto “Umbrales” del Museo Antropológico y Arte Contemporáneo del Banco Central en Guayaquil.

Capta eventos y personajes políticos. el uso de los símbolos religiosos.La caricatura política es una mirada fugaz sobre los acontecimientos. A partir del conocimiento aquí producido. se elaboró un corpus de más de 500 caricaturas seleccionadas y analizadas de modo descriptivo. La profusión de eventos plantea una duda sobre lo que expresan las caricaturas en un momento determinado. Una caricatura no explica los acontecimientos y puede ser difícil de descifrar para quien no vivió en ese tiempo. Siempre dependiendo de la inserción del medio impreso en el espacio político.000 caricaturas en periódicos y revistas de Quito y Guayaquil. tales como las representaciones de personajes políticos. Un acontecimiento del pasado tiene determinadas fuentes que nos permiten conocerlo. Pero sí puede darnos importantes indicaciones de la mentalidad que impera en una época. se podrá en el futuro trabajar de modo más acotado otros temas. Así mismo. y el caricaturista puede expresar esas coordenadas históricas. Es así que en el transcurso de la investigación surgió el dilema de la selección de caricaturas en circunstancias del crecimiento de éstas en los medios impresos. la cultura popular. Surge una manera de ver que se conecta a la representación de lo político y lo social. También se identificó lo “no político”. el espacio y los actores políticos. muy dependiente del medio en que aparece. lo específico del 2 y 3 de junio de 1959 en Guayaquil. el indio y lo rural. Durante el período que cubre esta indagación se publicaron más de 15. Para este estudio. lo regional y lo local. La selección fue un procedimiento de muestreo sustentado en la identificación de ciclos electorales. profundizar en aspectos simbólicos y el lenguaje de la caricatura política. el mundo del trabajo. contribuirá a distinguir una representación particular que se hizo de aquel evento. coyunturas y actores políticos. De este modo surgieron temáticas que permitieron establecer las representaciones de la nación. y una caricatura. ¿Qué dice la caricatura de un evento o personaje determinado? ¿Habla por si sola? Estas son preguntas que no pueden ser respondidas fácilmente. las trayectorias y estilos de los caricaturistas. . así como situaciones que carecen de una definición política o se han politizado transitoriamente.

que podían ser exagerados. En la discusión de lo cómico. La caricatura y lo cómico La aportación de Baudelaire al análisis de la caricatura. Todo esto desembocaba en la risa del espectador. que las recomienda a la atención de los artistas” (Baudelaire. A lo largo del siglo XX. de las que alcanzaban un valor artístico. Lo político es todo aquello que se refiere a los eventos que ocurren en el espacio público y son expresados en los medios. los actores y personajes políticos. precisamente porque no son considerados políticos. la opinión pública y el espacio político La caricatura política es una representación gráfica de acontecimientos o personajes políticos. siendo lo cómico una imitación y lo grotesco una creación. La caricatura política es un modo de representación gráfica que delimita lo político y lo no político. Y encontró una distinción entre lo cómico y lo grotesco. eterno. 2000: 87). a los debates parlamentarios. moviendo . durable. 1986: 153-154). Pero numerosos rasgos de la vida social y pública no son representados por la caricatura política. Corresponde a la comprensión social que en una determinada época existe sobre lo que se considera político. Para Bergson. aparte de los mismos actores políticos. era el rostro humano con su expresión lo que creaba la comicidad. Puesto que la vida privada y muchos eventos sociales se encuentran fuera de la política. pero no cubre jamás del todo” (Bobbio. que si bien no tuvieron como objeto central la caricatura. lo político se refiere a los actos de gobierno. Distinguía entre las caricaturas efímeras “que sólo valen por el hecho que representan” de aquellas que “contienen un elemento misterioso. estuvo ligada a su interés por establecer la noción de lo cómico también en la literatura y la comedia. los actos de corrupción. y que la política toca. las campañas electorales. cuando la caricatura captaba sus rasgos y la rigidez de los gestos. un factor fundamental en la delimitación de lo político. Se ha observado que “la vida de la gente común se desarrolla en la mayor parte de los casos en espacios diferentes que están fuera del área ocupada por la política. han sido muy importantes las aportaciones de Bergson y Freud. es decir. Para los medios impresos. Había visto con mucho entusiasmo el auge de la caricatura en los medios impresos.La caricatura política. es lo que los medios impresos fueron definiendo como lo político. sus reflexiones aludieron a los rasgos vinculados al chiste y lo cómico.

1145). Por eso los estudiosos han hablado de la “caricatura editorial” como un dibujo que condensa la opinión del medio. 1973 [1900]: 30-31). Es un mensaje político que funciona en un circuito de lectores informados: un público interesado en los acontecimientos políticos y los mismos políticos. 2002: 177-183). puesto que conducen a la ofensa. y pierden esa gravedad en cuanto nuestra imaginación las aísla de dicho objeto (Bergson. La caricatura es una lectura de los acontecimientos desde una graficación humorística que tiene códigos y signos que pueden ser o no compartidos por los lectores. Su análisis del chiste. con la ironía podía en cambio haber personas ofendidas. Esto porque el periódico o revista tiene una tendencia que lo alinea con los eventos políticos. El caricaturista es un visualizador de hechos y personajes políticos y no políticos. Si la sátira podía conducir a mejorar las costumbres. Freud ha puesto énfasis en la naturale­ za social del chiste y el humor. En la medida de que este célebre manual definió muchas pautas morales hasta bien entrado el siglo XX. Aunque esto no siempre es así ya que en ocasiones la caricatura refiere a un hecho que no está indicado como noticia u opinión. Las reglas del Manual de urbanidad y buenas maneras de Carreño consideran que en los círculos de las elites. que aparecen como similares a las estructuras del chiste en tanto suponen el trabajo del in­ consciente. el uso del chiste. Esto sobre lodo. Sus rápidas re­ ferencias a la caricatura. la vinculan con la iro­ nía y la capacidad de irreverencia hacia el poder y los sujetos caricaturizados (Freud. probablemente obstaculizó el desarrollo de corrientes humorísticas en la sociedad. Podría decirse que las ceremonias son a) cuerpo social lo que el vestido es al cuerpo individual. Caricatura política y opinión pública La caricatura política no puede ser desatendida de su papel en la constitución de una opinión pública. para nosotros. lo que se analiza de modo principal es el chiste como objeto de conceptualización. está planteado con el principio de la “condensación”. define al caricaturista y sus caricaturas. una población que alejada de la letra impresa forma sus opiniones en otros círculos más conectados a la vida cotidiana y el mundo del trabajo. Lo cómico encontraba sus materiales en la misma sociedad. se encuentra el tema del placer que supone para el productor del chiste y para el que lo escucha. y se vincula generalmente a un asunto relevante definido por el periódico en su editorial o un tema que ha sido principalizado como noticia. puesto que: el lado ceremonioso de la vida social encierra lo cómico en estado latente. la sátira y la ironía deben ser manejados con cuidado. Es un producto de tipo artístico que adquiere una finalidad explícitamente política. esperando la ocasión para salir a la luz. Por ello. la caricatura política es la prolongación de una forma de opinión impresa. es algo que se tratará de seguir en lo posible. En su exten­ so análisis del chiste verbal y sus diversos me­ canismos de producción. 1988: 1144 . La caricatura política está inserta en las páginas de opinión. La necesidad de vincular la historia de la caricatura con los eventos sociales y políticos observada por Baudelaire. se identifican con el objeto serio al cual las une el uso.a la risa del espectador (Bergson. ¿Pero qué implicaba una opinión pública en una sociedad con amplias capas de la población no alfabetizadas? Vale decir. La reflexión de Freud sobre el chiste se encuen­ tra vinculada a las definiciones que habían sido realizadas por Lipps y Fisher acerca de lo cómi­ co a fines del siglo XIX y también a su conoci­ miento de Bergson. 12 . 1973 [1900]: 46). conduce compa­ rativamente hacia los mecanismos del sueño. deben su gravedad al hecho de que. Esto también puede asociarse a la máscara en la medida que ésta supone la ridiculización y la negación de la identidad tal como lo ha expuesto Bajtin (1990: 41). En la problematización del chiste y lo cómico. en sus rutinas y ceremonias. La “línea” o el marco que define el medio impreso. y el chiste ser contraproducente (Carreño.

y con eso. Así mismo. También a la recepción de estilos y símbolos internacionales que han tenido una larga difusión. Se puede dar más visibilidad a unas cosas que otras. Lo que sí puede hacer el caricaturista es introducir un conjunto de símbolos y códigos que permiten caracterizar rápida y visualmente al mundo de los acontecimientos políticos. La risa (si es el caso). No se puede afirmar que la caricatura influya sobre los eventos políticos. Estos tienen una trayectoria de ubicación ante el espacio político. ni comparados. Y esto depende también del enfoque y la posición que está adoptando el medio frente a un público lector y los actores. En tanto la caricatura política es un medio de comunicación en sí mismo. los procesos políticos. Predominan los actos gubernamentales. En el caso de los periódicos. La caricatura en el medio impreso tiene una presencia efímera. los te­ mas de política económica. Con las revistas políticas. Existe una relación con el tiempo. los lectores de prensa no están interesados en las páginas de opinión y pueden pasar rápidamente por las caricaturas. lo que se llamaba “el momento político”. So­ bre todo predomina el tiempo de la coyuntura. Con frecuencia. es una vuelta al pasado. Se encuentran en un lugar privile­ giado para decidir lo que se difunde o no. estará definida por el acuerdo del lector con los rasgos de la caricatura que expresan comicidad. plantea el asunto de la recepción de la caricatura. estilos y temas que no podían ser confrontados entre sí. hay una historia propia de los medios impresos. La caricatura evidencia un tiempo histórico expresado en su lenguaje y representación. La lectura desde el presente permite ver secuencias. El tiempo de mirar es el de conectar el dibujo a la forma política que expresa. . un tema que en el país no ha sido estudiado. La caricatura también hace representaciones del tiempo. Los periodistas y los propieta­ rios de los medios tienen acceso a información que proviene del Estado. también el lector ofendido con la caricatura puede rechazarla. Hay un espacio político en el que la prensa y los medios impresos se insertan. Este se presenta con sus rasgos propios como un tiempo específico. se politizan. estos corresponden a una cultura y sus rasgos históricos. Esto implica entrar en las prácticas de lectura. Y también se afirma que ese rol cumplió la caricatura en Europa en el siglo XIX. en tomo a la duración de los eventos. Las caricaturas políticas corresponden en térmi­ nos generales a los problemas que son procesa­ dos en la escena política. El lector de caricaturas está inserto en un mundo cultural y político que puede corresponder al del caricaturista y el medio en el que publica. El acto de lectura de un periódico o revista desde el presente. Puede existir una recepción colectiva dada por la sociabilidad de la 13 población ilustrada o situada ante los eventos de tipo político. es cuando se integran a procesos de conocimiento histórico y se establecen sus vínculos con corrientes artísticas y los procesos políticos. Se puede hacer una conjetura: la recepción corresponde a la durabilidad de la mirada fijada en la caricatura. la sociedad y los acto­ res políticos. Este espacio no surge específicamente de los medios. sí existe un circuito más definido entre lectores y caricaturistas. La caricatura se sitúa ante el tiempo convencional del medio. tal como la del periódico que se consume a diario. y eventos que sin pertenecer a la esfera política. aunque es construido y modificado por ellos.La caricatura política es complementaria a la expresión escrita de los medios impresos que exige un nivel de politización e ilustración. Se torna necesario distinguir una caricatura en el tiempo cuando se publicó y el tiempo actual que establece otra lectura. Y cada caricaturista va configurando su propio lenguaje y símbolos. la caricatura es parte de las páginas de opinión. Es una recepción individual del lector de diario o revista. Por supuesto. generalmente a fines y comienzos del año. El estilo y enfoque empleado por los caricaturistas implica un tipo de intervención. Uno de los modos en que la caricatura como otro tipo de imágenes perdura.

no debe hacernos ignorar las definiciones ideológicas como demarcadoras del espacio político. Para Raúl Andrade. Una apreciación sobre las formas de hacer política en el Ecuador a fines de la década de 1940. Esto es lo que ocurrió en el siglo XVIII en las sociedades europeas que veían sur­ gir estamentos burgueses portadores de opinio­ nes contrarias a las sociedades absolutistas. p. 1990. Así que la opinión pública en realidad supone muchas opiniones que se producen en lugares de discusión y en­ cuentro de los individuos. era necesario observar có­ mo las opiniones privadas se convertían en una opinión pública como “un conjunto de opinio­ nes privadas aptas para expresarse en público” donde. Y uno de los mecanismos de expresión de la esfera pública son justamen­ te los periódicos y revistas. Banco Central. el aparecimiento de lu­ gares tales como clubes. el rumor irresponsa­ ble y escurridizo. ha sido objetada por no considerar a sectores de la población excluidos de la deliberación en la conformación de las sociedades modernas. “Genealogía de la opinión pública” [1954]. El espacio político es todo el conjunto de posi­ ciones e instituciones públicas y privadas a tra­ vés de las cuales se expresan los actores políti­ cos. sin embargo. 1 Raúl Andrade. como grupos sociales. supone considerar que hay controver­ sias en su definición. se está ante el hecho de que existe una sociedad civil que deli­ bera. ante la ausencia de las definiciones dadas por ideologías. “El susurro malintencionado. predominaban los rumores que se convertían en hechos verdaderos y que­ daban camuflados los intereses políticos. en: El Día. era necesario que los políticos y los partidos políticos se expresen directamente y confronten sus reales opiniones políticas.57. Así. elevados a categoría de opi­ nión pública. Los temas de la opinión pública son aquellos de 14 la política y de los asuntos públicos que con­ ciernen a toda la población. y son estos medios un testimonio de aquella. cuando aparece una distinción entre lo público y lo privado. Quito. Esta apreciación general de la esfera pública. Los temas de la opi­ nión pública se debaten en las revistas y los pe­ riódicos. han dado ciertamente frutos ópti­ mos a sus desleales forjadores” 1. Una aproximación general al tema de la opinión pública. Y es allí donde se inserta la caricatura política.155). cafés. 7 de enero de 1948. Tomando en consideración el espacio político que define los polos de la acción política. en Claraboya. Una lucha franca y valerosa de ideas o ideologías no existe en estas circunstancias.Esfera pública. La esfera pública permite el aparecimiento de la opinión pública como opiniones generales de sujetos activos y deliberantes que debaten y argumentan de mo­ do racional sobre la política y la sociedad (Habermas. Su­ cede que los trabajadores y las mujeres. Un espacio de esta índole está constituido por ideologías políticas e intereses que se expre­ san en conflictos y contiendas políticas. 2 “Política de ideas” . espacios dife­ rentes al ámbito privado que es propiamente aquel de la familia. “Juegan los nombres y los apellidos en ese tablero de los cálculos y las posibilidades. Lo público son los intereses generales que se cons­ tituyen en la deliberación y la sociabilidad de los individuos. Si se define a la opinión pública como aquella que ha sido constituida sobre la base de un interés general en el que pre­ dominan los intereses públicos. opinión pública y espacio político Se considera que la esfera pública es un espacio constituido en la modernidad. De acuerdo con Andrade. . 1986). son rasgos constitutivos de la esfera pública. por tanto. in­ siste sobre el predominio de las personas en la definición de la política. con sus pro­ pios intereses y sociabilidades. dado que hay múltiples públicos en una sociedad en la que se evidencian amplias desigualdades. asociaciones culturales y políticas. 1999: 149 . aparecen fuera de la esfera pú­ blica y tienden en la acción social a crear una esfera propia de actuación con sus vínculos y espacios (Fraser. se ex­ presa una opinión pública que puede tener algún grado de desarrollo e influencia. No vamos en pos de una altura ideológica sino en pos de un nombre o un ciu­ dadano”2. Esto por tanto supone la existencia de una ciudadanía informada y una capacidad de argu­ mentación de manera racional. Este peso del personalismo. Supone. Por ello se ha propuesto la necesidad de analizar la existen­ cia de una esfera pública plebleya. Quito.

Algunos aspectos históricos de la caricatura política
El aparecimiento de la caricatura en algunos países de América Latina ocurrió en las primeras décadas del siglo XIX, inicialmente con técnicas tales como la plumilla y la acuarela. La elaboración de la caricatura a través del dibujo, tuvo una circulación limitada entre las el ites. Luego, el grabado en madera y la posterior llegada de la litografía, fueron técnicas que permitían trabajar la ilustración de textos, y tuvieron un efecto multiplicador en la realización de caricaturas. Estas adquirían una forma impresa y circulaban sueltas o en álbumes. La primera caricatura política que está documentada para el Ecuador es la de un autor británico no identificado, en la que se ve a Simón Bolívar con su edecán Diego Ibarra, el General O'Leary, un soldado y un sacerdote en una iglesia de Guayaquil. El dibujo trae una leyenda en inglés sobre las relaciones entre Bolívar y su edecán (Pérez Vila, 1979: 11). En Colombia también se habían hecho caricaturas irónicas de Simón Bolívar. Esto había motivado el enojo de Manuela Saenz, quien quemó unas caricaturas que habían sido exhibidas en unos fuegos artificiales en Bogotá, en 1830 (Helguera, 1989: 117). La técnica litográfica permitió la publicación de caricaturas en los periódicos. Así, se conoce que las primeras caricaturas impresas en Colombia aparecieron hacia 1850. Las primeras caricaturas impresas en los periódicos mexicanos asomaron en 1861. Se han encontrado más de cuarenta periódicos que contenían caricaturas entre 1861 y 1877 en México (Acevedo, 2000: 8). A fines del siglo XIX ya la caricatura política estuvo ampliamente diseminada en Europa, Estados Unidos y América Latina. Y apareció en Estados Unidos la tira cómica, que supuso una poderosa innovación que permitió establecer una secuencia de acciones y personajes que podían ser seguidos por los lectores de los medios impresos. Las influencias que recibieron los caricaturistas latinoamericanos en el siglo XIX fueron principalmente británicas y francesas, aunque también surgió un influjo de los estilos de hacer caricatura en el mundo de habla española. La revista española Blanco y negro, que empezó a publicarse semanalmente en Madrid desde 1891, diseminó un estilo de ilustración que influyó en América Latina. Una revista argentina, Caras y caretas , fue publicada en Buenos Aires desde 1898 hasta 1942. Las dos revistas generalmente ponían una caricatura en la portada y su contenido incluía temas literarios y políticos (Helguera, 1989: 135). Los catálogos y avisos de libreros publicados en la prensa ecuatoriana en las primeras décadas del siglo XX, muestran la oferta de estas dos
17

importantes revistas y otras procedentes de Estados Unidos, Francia y México. En la medida de que la caricatura está en una prensa partidista o con intencionalidad política, se integra a las orientaciones ideológicas. Así, en Colombia desde 1860, la caricatura política expresaba tendencias liberales y conservadoras, de acuerdo con las corrientes de opinión política en pugna. Mientras que en México fue predominantemente de una vertiente liberal entre 1870 y 1890. Esto supone un público ilustrado y politizado, que traduce la conformación de una esfera pública marcada por las opciones políticas. Cuando aparece una prensa dirigida a los sectores populares hay un público no letrado que accede a la caricatura política. Se ha afirmado que la caricatura política contribuyó a la politización de los trabajadores urbanos en México, puesto que una activa prensa popular a fines del siglo XIX y al comienzo del XX, incluyó la caricatura precisamente para vincularse con un público iletrado (Díaz, 1990: 497 - 526). La representación femenina de la nación que se ve aparecer en América Latina en la segunda mitad del siglo XIX como una mujer con un gorro frigio, es una influencia de origen francés. La figura femenina como personificación del Estado, tal como surgió en Francia, es una consecuencia de la revolución francesa. En 1792, la república francesa decidió reemplazar la efigie del rey-Estado por la diosa Libertad, representada por una mujer con gorro frigio (Aghulon, 1994: 251 - 253). Había surgido una personificación alegórica y abstracta de mujer en contraposición a hombres singulares que representaban al antiguo régimen. El célebre cuadro La libertad guiando al pueblo (1830) de Delacroix, es una de las más conocidas representaciones. Todo esto se consolidó en el siglo XIX en Francia, asociado al ideal republicano. Es ésta la popular imagen de una república militante con el gorro rojo conectado a los ideales de libertad, justicia y amor al pueblo, una imagen de mujer conocida como “Marianne” en la tradición francesa. En esta línea de personificación de la nación, se encuentra el Tío Sam, símbolo de Estados Uni­
18

dos surgido en las primeras décadas del siglo XIX. Termina finalmente constituido en un in­ dividuo barbado con sombrero de copa, panta­ lón a rayas y frac. Y no puede haber Tío Sam sin América Latina. Los caricaturistas nortea­ mericanos representaron esta relación con una imagen personificada de las naciones latinoa­ mericanas, como campesinos, negros niños o mujeres desde fines del siglo XIX (Johnson, 1993). A partir de esa matriz norteamericana, los caricaturistas latinoamericanos han utiliza­ do profusamente este símbolo. En la caricatura latinoamericana del siglo XIX un recurso muy utilizado fue la animalización de los personajes. Figuras de animales tales como burros, muías, perros, ovejas y leones, o aves como buitres y gallinas, tienen un significado que atribuye a los seres humanos caricaturizados con esas figuras conductas animales o parecidos con la zoología. El burro significa estupidez, el perro ferocidad o servilismo, la oveja mansedumbre, la gallina cobardía. Este recurso de representación se mantuvo en el siglo XX de modo declinante. En ocasiones, la representación de la nación recurría al recurso de la animalización para definir a la otra nación en conflicto. Las caricaturas peruanas de comienzos del siglo XX muestran a la nación peruana enfrentándose a los monos que representan al Ecuador (Rivera Escobar, 2005). Una caricatura de 1891 publicada en El Cordero , un periódico aparecido en Guayaquil durante la época progresista, tiene una cruz en la que está crucificado un esqueleto que simboliza la patria3. Tres personajes que simbolizan a soldados romanos aluden a los gobernantes progresistas y juegan dados. La leyenda dice: “Y sobre mis vestiduras echaron suertes” . En México, una caricatura de 1877 pone a una mujer que está siendo clavada en la cruz y simboliza a la constitución (Acevedo, 2000: figura 26). A comienzos del siglo XX. La Guacamaya . un periódico popular mexicano publicó una caricatura, en la que un personaje que representa a la clase obrera se halla
3 El Cordero, número 5. Guayaquil, 12 de diciembre de 1891.

crucificado en medio del regocijo de los burgueses4. A mediados del siglo XIX el pintor y músico Juan Agustín Guerrero produjo en Quito algu­ nas caricaturas realizadas con la técnica litográfica. En el marco del aparecimiento de una prensa política que expresaba los conflictos en­ tre liberales y conservadores emergió la carica­ tura política en Guayaquil hacia la década de 1880. El Ecuador Ilustrado (1883), El Murcié­ lago (1884), El Perico (1885), El Gavilán (1889), La Argolla (1890), El Cordero (1891), La Marica , (1894) y El Látigo (1895), fueron periódicos guayaquileños que incorporaron ca­ ricaturas (Alvarez, Bedoya e Hidalgo, 2004). El Perico, fue un periódico muy popular que tuvo como caricaturista a Francisco Martínez Aguirre, liberal ilustrado que, con el triunfo de la re­ volución de Alfaro, llegaría a ser Ministro de Instrucción Pública (Hidalgo, s/f.) Cuando se produjo una queja de alguien ofendido sobre las caricaturas publicadas en El Látigo, esto fue respondido afirmando que:
Es necesario, pues, que entre nosotros no se tome tan a lo serio lo que no pase de ser sino una cosa baladí, y que las susceptibilidades se dejen para cuando en una de esas caricaturas se ofenda a la moral o a la persona a quien se ha tratado de presentar en público en tal forma (Citado en Gómez Iturralde, 1998: 217).

Terán, fue este diario el que “dio cabida al arte humorístico, y a él se debe que el pueblo guayaquileño busque, hoy, ávidamente, las páginas cómicas, que si ahora solo le hace reír, mañana le hará reflexionar”5. En este medio guayaquileño, divulgó desde 1918 sus caricaturas Virgilio Jaime Salinas. En Quito, la caricatura ingresó en la exposición del año de 1918 en el área de Artes Gráficas y Complementarias. El Ministerio de Instrucción Pública auspició las exposiciones anuales de Bellas Artes realizadas en Quito desde 1913. También se exhibieron caricaturas en las festividades por el centenario de la Batalla del Pichincha en 1922; después en el Primero y Segundo Salón de Humoristas (1925-1926) organizados por José María Roura Oxandaberro y en la primera muestra de la Galería Egas realizada en 1926 (Bedoya, s/f).

Caricatura y Cocoricó: dos revistas emblemáticas
Dos revistas que marcaron una huella en la caricatura política fueron Caricatura (1918­ 1924) y Cocoricó (1932-1934). A pesar de su corta duración, fueron la expresión de corrientes modernas del arte y la opinión política. Algunos caricaturistas que allí publicaron, se mantendrán activos en las siguientes décadas.

La revista Patria (1908-1910) de Guayaquil y La ilustración ecuatoriana (1910-1912) de Quito, publicaron caricaturas como ilustraciones. En las primeras dos décadas del siglo XX ya la caricatura fue incorporada en algunos periódicos. El Guante de Guayaquil, publicó caricaturas en 1910 y 1912, pero no aparecieron todos los días. En este último año asomaron caricaturas de Teobaldo Constante. En el estilo de Constante, las caricaturas se encontraban articuladas a una copla que firmaba “Anular”. En otras ocasiones las coplas eran de “Metacarpo” (César Borja Cordero). También El Telégrafo tenía caricaturas y, para Enrique
4 “Calvario moderno", en: La Guacamaya. México, 5 de diciembre de 1902. Esta ilustración eslá reproducida en el artículo de María Elena Díaz “The saliric penny press for workers in México. 1900-1910: a case study in the polilicization of popular culture” . En: Journal o f Laiin American Studies , volume 22, number 3, October 1990, p. 526.

Caricatura'.

entre la crítica cultural y política
Caricatura debe considerarse como una publi­ cación modernista que integró un propósito lite­ rario y artístico con la incorporación del graba­ do y las caricaturas. Se trata de un semanario cuyo primer número apareció el 8 de diciembre 1918 en Quito, con esta dedicatoria dirigida a sus posibles lectores:

5 Enrique Terán, “El arte de la caricatura en el Ecuador”, Caricatura, V (124), 17 de febrero de 1924. p. 426.

19

Circuló con interrupciones hasta 1924. dando un espacio a músicos y temas musicales. pero muy humanas. Portada de Caricatura . Se publicaron cortos artículos sobre la risa. La revis­ ta miraba a la política como algo que tenía ras­ gos detestables y manipulaciones. la novedosa publicación quiteña era calificada como “una revista satírica. Su figura central fue Enrique Terán. la caricatura. La revista se hallaba situada en un punto que implicaba un medio de expresión literario y ar­ tístico que no podía omitir lo político. Reproducido en Caricatura. muy seria. Humberto Fierro. Del segundo número se hizo un tiraje de 1. observaba que Enrique Terán había tomado un tipo de dibujo ya aparecido en una anterior revista ecuatoriana7. Para todos los que pudierais llamaros nuestros hermanos va nuestro saludo intelectual. pp. Una caricatura bien manejada. siempre de un modo irónico. I (10). “Quito era entonces una ciudad conventual. una ciudad casi muerta. La revista publicó textos de escritores extranjeros: Proust. Se ironizaba sobre los literatos que tenían “obras inéditas” . para disipar el aburrimiento de nuestra vida cotidiana. El tono general de las crónicas y artículos era de un malestar con los políticos y los literatos ya establecidos. El primer número de Caricatura. Ministro de Relaciones Exteriores. “La revista Caricatura”. 16 de febrero de 1919. según los recuerdos de Guillermo Latorre. Medardo Angel Silva. Caricatura 6 ‘'Guillermo Latorre: La caricatura muestra el alma” . Constantemente se comentaron las nuevas publicaciones y los diarios que se publicaban. músico. Una temprana muestra de la respuesta del público es una comunicación de “Unos liberales de Píllaro” . 14 de septiembre de 1980. El comentarista encontraba influencias españolas que la revista las asimiló y nacionalizó. Era “un espacio autónomo de opinión. sin la suerte de haber nacido con cuatro dedos de frente. dedicamos estas páginas ya crueles. se imprimió gracias a que el papel fue regalado por Carlos Tobar y Borgoño. que querían ver dibujada una 7 Un Rey Mago. Pero no de una sátira vulgar. La publicación de la poesía de Ernesto Noboa Arízaga. Arturo Borja. ya sonrientes y compasivas. Asunción Silva. Entrevista con Rodrigo Villacís Molina. También recibieron apoyo personal del Presidente Tamayo. algo difícil de realizar. frente a la legitimada la­ bor de los diarios y publicaciones oficiales exis­ tentes en aquel entonces” (Bedoya. Y añadía que la caricatura dejaba “ya de ser un arma de insulto como antes se conceptuaba. Benjamín Carrión. caricaturista y literato.A todos los que. Augusto Arias. 13-14. Se reivindicó la “música culta”. y se agotaron en un abrir y cerrar de ojos los 400 ejemplares que imprimimos del primer número”6. Quito. Latorre. en: El Comercio . s/f: 3). José María Egas y Miguel Angel León. y de evitar desviaciones” . 8 de diciembre de 1918. en: El Nacional de Guayaquil. De acuerdo con un comentario publicado en El Nacional. tienen una exquisita sensibilidad para las emociones estéticas y un cerebro pensante.000 ejemplares. es un medio poderoso de corregir vicios sociales y personales. Ocasionalmente se publicaron obras de teatro. número 1. para convertirse en un arma poderosa de lucha civilizada. 20 . Particularmente. Pero también se promocionaba a nuevos pintores y literatos. La revista le dio un remezón. sino de una sátira refinada y culta”. Se criticaba las formas de prestigio y consagración de los literatos. muestra la clara sintonía de los animadores de Caricatura con la “generación decapitada”. el humorismo. deseaba inicialmente mantenerse distante de la política.

y desearíamos que en el muy digno semanario que Ud. España... 70-71. alguien considerado abusivo: Es el caso. plantea que la revista era una prolongación literaria de la ideo­ logía liberal. porque todos no Pero el tono liberal y anticlerical. Caricatura fue además un mirador de los cambios que la vida moderna había implantado en Quito con los espectáculos. publicó par­ tituras musicales y proclamó un tiraje de 3. Definido como chagra. Se advierte a los lectores en el número 16 del 30 de marzo de 1919: “Nota: Este semanario no tiene Director” . 21 . Francia. para presentar el espectáculo desmoralizador y triste. 1999: 85-89). I (3).000 ejemplares. pp. la influyente revista argentina. Uno de los caricaturistas. los salones de baile y los espacios públicos de la ciudad. en: Caricatura. se alejó temprana­ mente de la revista y formó parte de una revista rival. Se reprodujeron ocasionalmente textos y carica­ turas provenientes de Caras y Caretas de Bue­ nos Aires. que no podemos ya soportar las arbitrariedades del Político. 8 "Comunicación trascendental”. que se cree con derecho para perpetrar cuanto abuso pueda imaginarse. independientes de toda política y ajenos a todo partido hemos condenado a todos.p. El ascenso social de un migrante de provincia está relatado en seis viñetas que se encuentran precedidas por un texto en donde se describe la continuidad de un vendedor de frutas de origen ambateño que se transforma en policía. Se trata de intelectuales que se ins­ cribieron en la cultura laica. Como Administrador: J. 111 (81). las librerías de Quito ofrecían en venta o suscripción revistas extranjeras provenientes de Estados Unidos. 10 9 “La Navidad de ios niños de Poulbot” . Pero en la redacción constan: Alberto Coloma Silva. diputados desprestigiados y funcionarios burlescos y rapaces. publicada en 1919. Algunos atisbos de una ruptura con la moral predominante fue la aparición de ilustraciones femeninas cercanas a un imaginario erótico. Precide (sic). marcan­ do una distancia con la política y los partidos. señor Director. en: Caricatura. luego en pesquisa y termina de comisario. Así. le saque una buena caricatura con cuatro palabras bien puestas debajo de ella y para lo cual le remitiremos un retrato del dicho abusibo [abusivo] político. la ya mencionada revista argentina Caras y Caretas que se publicaba en Buenos Aires desde fines del siglo XIX. ubicaba un problema típico de los intelectuales modernos. hay una nota y unas viñetas del dibujante francés Poulbot sobre la Navidad9. por el correo próximo8. Eran años de contacto con nuevas ideas y tendencias culturales modernas. ambicionan sino saciar su voracidad e imponer sus dominios desprovistos de honradez y de prestigio. 22 de diciembre de 1918. Entre ellas. dentro de un imaginario romántico (Goetschel. Había un relativo conocimiento de caricaturistas ex­ tranjeros. Calenturas. En 1923. 26 de diciembre de 1920. Carlos Andrade (Kanela). Puente Arévalo. Argentina y México. Cuando Jorge Diez expuso la línea de la revista situada en la crítica literaria y artística.caricatura del Jefe Político de ese cantón. Enrique Te­ rán y Guillermo Latorre. Se publicaron ilustracio­ nes sobre mujeres exaltando sus atributos feme­ ninos. Hubo una ruptura con los modos descriptivos costumbristas al señalar los rasgos anacrónicos de la vida social y pública. Jorge Diez. la búsqueda de autonomía de la acti­ vidad intelectual respecto a la acción política: . De acuerdo con los avisos publicados en Cari­ catura. de ministros sin autoridad. ilustra una secuencia del ascenso social de un migrante provinciano.

EL HEROE HECHO PEDAZOS PERO EL ESCAPULARIO INTACTO”. La desacralización de las figuras patrióticas fue uno de los motivos expuestos en la revista. La patria. Q uito. Se ve a Abdón Calderón que estalla en pedazos. está atrapada por los tentáculos. Galo Galecio. Una portada está dedicada a la Batalla del Pichincha. s.M2M.CS SU M iC Z Cocoricó y la oposición política a Bonifaz y Velasco Ibarra Durante la coyuntura de la elección de Neptalí Bonifaz apareció Cocoricó en Guayaquil. la pena de muerte. 1932. Galo Galecio y Latorre. Los tentáculos del pulpo. número 97.'24 de mayo de 1921. Las caricaturas fueron he­ chas por Virgilio Jaime Salinas. Guayaquil. Se unía al cuestionamiento que liberales e izquier­ da hacían sobre la discutida nacionalidad perua­ na de Bonifaz. y dice el comentario “EL CHIVO DE PICHIN­ CHA . III (97). “Una efemérides portentosa”. 22 . El comenta­ rio editorial. número 1. Portada de Cocoricó. son los diezmos y primicias. “Capítulos que se le olvidaron a González Suárez”. El número 1 fue publicado el 29 de abril de 1932. El marco tiene la forma del anuncio de un espectáculo contemplado por un personaje popular. Latorre. Con algunas interrupciones se publicó hasta 1934. en: Caricatura. Neptalí Bonifaz es representado como un pulpo con una cabeza humana que significa el regreso del control de la Iglesia. Quito. criti­ ca las celebraciones patrióticas y relata la haza­ ña de Abdón Calderón de un modo irónico. representada por una mujer.p. 24 de mayo de 1921. Portada de Caricatura .

Cuando se reinició la publicación. Guayaquil. Aunque gene­ ralmente el punto de vista de la revista deslinda­ ba posiciones con opiniones más radicales en la izquierda y se inclinaba por las corrientes socia­ listas moderadas.) el freno que impide el desen­ volvimiento de nuestras fuerzas productivas. era “el jefe de los gamonales asesinos de indios en Cayambe o en Angamarca (. quien creía que Bo­ nifaz era “un clérigo de capa española”. número 4. sobre todo. Tanto Bonifaz como Velasco Ibarra aparecían en las portadas como políticos vinculados a la Iglesia Católica. pp. en: Cocorícó . Guayaquil. Velasco no sería más que un acto de ventriloquia de la Iglesia. esclavo de la gleba”10. 10 Joaquín Gallegos Lara. es­ 23 La aguda posición de crítica a Velasco Ibarra se grafica con rasgos monstruosos en una caricatura de Caleció. número 31.. [Virgilio Jaime Salinasl. Un tipo de opinión propuesta por Cocorícó re­ vela la cercanía a la izquierda y el liberalismo. Así. Virgilio Jaime Salinas. L A E F E M E R ID E S P E R U A N A O N E P T A U D E J A R A N A m w -- mMrGalo Caleció. 2 páginas. Aparecieron ocasionales referen­ cias a personajes de la izquierda. Guayaquil. poniendo en evidencia su nacionalidad peruana.. “El ventrílocuo y su muñeco”. “La efemérides peruano Nepialí de Jarana” . número I. en: Cocorícó. 22 de mayo de 1934. 31 de julio de 1932.tancándose en una economía de hace cuatro si­ glos. por su aristocratismo y. Estaba más cercana al Coronel Larrea Alba. 8-9. y una historieta de Salinas muestra la trayectoria del político. Guayaquil. p. Portada de Cocorícó. a base de arado de palo y látigo al indio concierto. “Las garras del pulpo”. La revista participó en la campaña anti Bonifaz. 13 de julio de 1934. ya era presidente de la república José María Velasco Ibarra. 29 de abril de 1932. Un artículo condenatorio de Bonifaz fue escrito por Joaquín Gallegos Lara. número 14. 9. “La reacción feudal burguesa en Perú y el Ecuador”. en: Cocorícó. combinando en sus múltiples brazos las ofertas de vivienda con la cárcel. desde su infancia. .

La imagen del gallo tiene variadas formas y alude a un estado de agre­ sión. al cual. Julio Arévalo y Virgilio Jaime Salinas. Von Friede escribe una sección titulada “El momento político” y también “El panorama 11 Cocoricó . Gallo carioco. tiene una confrontación con las gallinas. pelea o desafío. número 1. no por irrumpir con ánimo y gesto fachendosos. <k i r n jji¡ ffUi ¿ i KÜ 9 -RJBUj CARLO S PÉREZ N0R1EGA Anular. En ese mismo año. Teobaldo Constante (1881-1965). Guayaquil. en tanto se diri­ ge a un público politizado. contempla en estos instantes la compactación de todas las gallináceas de nuestra escala zoológica y. compartían los mismos auspiciantes. Alejandro Mancheno. si algo desentonamos de la armonía.. Gallo canelo. será por el alto diapasón de nuestro canto.ri-có!!!". 1964: 55). Las “coplas” de Anular son décimas sobre algún suceso o personaje que se ilustran con los dibujos de Galo Galecio. número 1. Explíci­ tamente. sino por el orgullo de masculinidad. Ojo de pollo. . 29 de abril de 1932. Contraportada de Cocoricó . un dibujante y pintor que había vivido en Nueva York. estupefacta. Menos literaria que Caricatura. 29 de abril de 1932. número 31. Guayaquil. Otro círculo quiteño de literatos y artistas publicó la revista Calenturas entre 1919 y 1921 de modo irregular. Gallo de tapada. Otros seudónimos de colaboradores son: Gallo socialista. los adversarios políticos. quien se había alejado de Caricatura (Andrade Moscoso.¡Co-co. puso a circular la revista 24 Una sección firmada por “Anular” se llama “Espolazos” . OSIRIS. Gallo fino. y pese a todas las inversiones. Guayaquil. Co­ coricó es una contracción de ¡Co-co-ri-có! que traduce el sonido del canto de un gallo. Galo Galecio. Gallo suelto. 3. el “triste” Vega. Ya estamos en el gran corral. según la intención de la revista.. Otros caricaturistas no pueden ser identificados.político”. Una revista denominada Caricaturas apareció en Guayaquil en 1922. en el primer número de la revista se alude a la masculinidad enfrentada a las galli­ nas: La Nación. acompañando tex­ tos y coplas irónicas. Alejandro Campaña. Solo las caricaturas de Carlos Andrade (Kanela) son identificables. Es un gallo que. Quienes hicieron la revista fueron César Monge. La revista tiene co­ mo figura emblemática a un gallo que aparece en algún lugar de las viñetas. Algunas revistas entre los años veinte y treinta del siglo XX Enrique Terán se había quejado del aparecimiento de imitaciones de Caricatura. el “sordo” Benjamín Piedra y Carlos Andrade. Quienes escriben ni siquiera utilizan seudónimos en un afán de anonimato. en: Cocoricó . Leopoldo Rivas. de la dulcedumbre.. consiguientem ente. 13 de julio de 1934. con caricaturas de Valenzuela. “En la gallera (Coplas con un gallo)”.Harina -OSIRIS Los comentarios políticos giran sobre aconteci­ mientos que son ya conocidos.. y vivienda” . “Cuando este 'César' ascienda tendremos palo. no estamos dispuestos a renunciar. p.

Estrella. sin una temática definida. tiene escenas que incluyen en algunas viñetas temas tales como política nacional y local. así como sucesos de la vida cotidiana. Estaba dirigida por José Santiago Castillo y su jefe de redacción era Adolfo H. 25 . fragmentos de tipo literario e información de eventos sociales con las elites. eran diferentes a las que se publicaban en El Telégrafo. Los espacios comunes de periodistas. Las cari­ caturas de Salinas que salían en Semana Gráfi­ ca . Así. En una so­ ciedad muy acostumbrada a los rumores. El Universo había recibido la advertencia de que no trate descortésmente y evite caricaturizar al Dictador (Pérez Pazmiño. Sus dibujos también ilustraban relatos de autores nacionales y extranjeros. Por ejemplo. Ocasionalmente. Los artículos sólo llevaban seudónimos. La otra tiene dos perso­ najes campesinos. estilo que el mismo caricaturista conservó en otras tiras cómicas suyas: “Saeta y Rafles” y “Lo que se ve” publicadas desde los años cuarenta en El Universo. escolares y bomberos. En algunas ocasiones hay referencias a problemas de tipo regional. estos fueron una forma de circulación de la informa­ ción que definió el comienzo y el desarrollo de los eventos políticos. Siempre en la portada aparecía el retrato de una mujer joven de diversos lugares del país. mujeres y niños de las elites. con artículos de tipo misceláneo. dos personajes que discuten de temas amorosos y detalles de la vi­ da en pareja. y sugería su próxi­ mo reemplazo. La una tiene como per­ sonajes a un cerdo que hace de hombre y una chiva que hace de mujer. Virgilio Jaime Salinas dibujó los “monos de la semana”. en un banquete del Circulo Militar. La tira se denominó “Marranadas de Tripita y Eleadora”. Representó una innovación desde el punto de vista gráfico al incluir muchas ilustraciones. Es el modo en que se proyectan los su­ cesos políticos en los problemas o eventos de la vida diaria. La revista era una ventana hacia el mundo del espectáculo internacional y el cine de Hollywood. los precios que suben durante el primer gobierno de Velasco Ibarra y los inci­ dentes callejeros por las elecciones. Es un retrato de Guayaquil que revela el aparecimiento de los espacios públicos modernos de la ciudad. 1939: 2). ocho caricaturas vinculadas a un texto que resumían los eventos semanales más destacados. cultural y de la vida social de las elites. inicialmente en la primera página de El Telégra­ fo y después en la página de opinión. intelectuales y dibujantes estuvie­ ron plagados de informaciones inciertas o dudo­ sas provenientes de fuentes ligadas a los pode­ res del Estado y los actores políticos. Este es un ejemplo de las relaciones entre los rumores y la caricatura política. La empresa del diario El Telégrafo publicó la revista semanal Semana Gráfica entre 1931 y 1936. Es una revista profusa en fotografías y propaganda comercial. La caricatura política en la prensa después de 1930 Desde 1920 hasta 1959 se publicó regularmen­ te “Kaleidoscopio” de Virgilio Jaime Salinas. un semanario publicado durante 1932 en Quito. “Historietas campiranas de Encarnación y Gobea”. Latorre y King ilustraron Zumbambico . La sección “Ensalada por Constante”. Esta revista combinaba una perspectiva política. Simmons. Un hecho muy importante en la década de 1930 fue la clausura del diario El Universo ocurrida precisamente por la publicación de una carica­ tura que representaba a Federico Páez. los su­ cesos políticos forman parte de la vida cotidia­ na. Miguel Ángel Gómez (1906-1994) publicó en el mismo diario dos tiras cómicas a mediados de los treinta. fotografías y reproducciones de pinturas del arte universal a color. hay reportajes sobre temas urbanos. Caritas y Carotas ponía siempre en su portada una caricatura política de Constante.Caritas y Carotas en Guayaquil que circuló hasta 1926. Las caricaturas de Kanela. algo que corría como un rumor. además de numerosos retratos de personajes políticos.

Bolívar León en 1937. realizó una Exposición en 1939 y el Primer Salón de Humoristas. en: El Día. y el diario fue decisivo en la campaña electoral que le llevó a Carlos Guevara Moreno a la alcaldía de Guayaquil en 1951.. CFP. la caricatura fue una parte de la actividad artística convocada a los premios del Salón Mariano Aguilera instituido por el Municipio de Quito desde 1917.tl*:i ni» r» i l « i r p i v bun. 9 de junio de 1937. Reproducido en Pérez Pazmiño (1939: 207-208). También se expusieron caricaturas en el Primer Salón de Octubre (1939) y Segundo Salón de Octubre (1940) (Guerrero Blum. “La cena” . En los años treinta y comienzos de los cuarenta.g a (|u t s. en. 26 de junio de 1937. El diario El Día fue un periódico de tendencia liberal con el peso dominante de los artículos de opinión. fundado en 1906 y El Día (1913­ 1953).E S A Autor no identificado.. Sus propietarios Francis V. En el Salón de 1934-1935 fueron premiados Guillermo Latorre y Humberto Estrella. que debía respetar los temas vinculados al honor. En Guayaquil. Esta opinión recalcaba el papel moral de la prensa. Estos premios tenían un alto valor simbólico para los artistas puesto que otorgaban un reconocimiento en el medio 12 Editorial de El Día. Los estudiantes de la Universidad Central realizaron en 1944 una exposición de caricaturas con una temática centrada en la vida universitaria11. Coleman y Simón Cañarte. Aunque hace falta una indagación más profunda sobre la caricatura en la prensa quiteña. Generalmente los articulistas escribían con seudónimos. LA HORA GRAFI CA artístico. 1998: 453-460). apoyaron a la Concentración de Fuerzas Populares. Quito. La caricatura muestra a Páez rodeado de militares durante una cena y la leyenda sugiere una traición. •)l r-nlu t.lg. El Universo. 17 de mayo de 1944. Las críticas al gobierno de Velasco motivaron su clausura en julio de 1953 (Gómez Iturralde. y la caricatura con los militares cenando no había sido sino un pretexto. En estos años también hubo otros salones independientes en Quito y Guayaquil. los dos diarios principales de la época. está interesante” . Guayaquil. Antonio Gil Gilbert y Segundo Espinel. Se expusieron caricaturas de Rafael Rivas Nevares. 26 . insertaron caricatura política sin regularidad. Las caricaturas publicadas en mayo ya habían mostrado a Páez acosado por problemas políticos. 2001: 89-90). peto u rs c '• i‘ ■ 1:i‘' " ««« IV.La caricatura que motivó la clausura fue publicada el 9 de junio de 1937 y el periódico volvió a circular el 24 de junio de ese mismo año. I. la Sociedad de Artistas y Escritores Independientes creada en 1938. Neptalí Ordóñez en 1938. auspiciaron a Velasco Ibarra en las elecciones presidenciales de 1952. Así mismo. La Nación era un periódico guayaquileño que se imprimió entre 1949 y 1961. El Comercio . Estaba altamente concentrado 13 “La exposición de afiches y caricaturas en la Universidad. Era imperativo de decencias aclarar las cosas i manifestar que jamás se pudo tener intenciones denigrantes para la Institución Armada de la República”12. con las que arribó por tercera vez a la presidencia. Quito. que apuntaron al establecimiento y reconocimiento de la caricatura como arte. Tenía una caricatura diaria llamada “Greguerías” . Un editorial del diario El Día justificó la clausura y afirmó que los dueños del diario guayaquileño debían “reconocer la falta cometida al publicar aquella caricatura lesiva para el Ejército ecuatoriano. César Valencia en 1939 y 1942.

en: El Día. fm r q u r lio (« n id o el < u 'd f d n i | f i'stlat ro n lo » ir . Tuvo como caricaturistas a Guillermo Latorre y “Jorge” . Jorge. Estos eran espacios de formación real de la opinión. K s i a vez n o f a l l a r á . La opinión editorial tuvo impacto directo en los gobiernos. En 1948 aparecieron las caricaturas de “Jorge”. que tenían como personaje a un hombre de clase media que comentaba la política desde situaciones cotidianas. Sin título. p n .ln ' IN i. la publicidad inserta en el diario utilizaba el recurso de la historieta. f 'r r n có m o t-. había tertulias vespertinas en las que estaban presentes políticos y periodistas. en: El Día. Tal como se estilaba en otros periódicos. 22 de febrero de 1948. 1970: 262). en: El Día.Ir lia Ksto lo liaci..u 'f i O s la n í o r o m á n - lU o. No obstante. i|< ! h »iI» ron f u io r a l o * rjc rririrn . m . Quito. Sin título. Con otros personajes que discutían figuradamente lo que ocurría en la sociedad. La parte gráfica después de 1940 siguió siendo débil.p o r(|u c d trc c|uc s u b id o H -po d er a la eabtza Jorge.rus» f liá tia iu r jiu . Una sensación de que había incertidumbre en el horizonte. Sin título. Se aprecia en 1944-1945 que sólo traía caricaturas de origen internacional y eventuales caricaturas locales. revelaban un sentido de interrogación sobre lo que estaba por suceder. Jorge. A ditm l* irá n in . a m o r t r i o . Quilo 1 de marzo de 1948. la publicación de fotografías era ocasional. y los gobernantes y autoridades hicieron reclamos directos sobre las posiciones del periódico. Quito.iliV iju t n . Fue clausurado durante el gobierno de Federico Páez.s.s a 1.ls a r n n * lio (lo ru rt-ria s i n o d r pi-Kca.en la política nacional.i r u t re in o lorio-» It»' d¡»N r»ii . Esto aludía a que todavía había señales cercanas de una etapa de inestabilidad política. ro nin i ennóm iru*.i nnd D M in U iro d e K k Ij ii ' o s e r r a l b a r á n n u i-O ru * . TI . Quito.sB» 0 !t p»** r a r n í l a '' • l ’o ri|U r en lio n p 'f » p rc d t-rlO T a lrs h iy <iuc s a l i r co n ( s l. la “trastienda” de los periódicos (Troncoso. Sin título. 18 de febrero de 1948. en: El Día. Jorge. t lr r (lira les. lt*«J ra r¿ u > ' l a c»co p d a ro n £u. 23 de febrero de 1948.h r o p .

En 1952 apoyó a Eduardo Salazar Gómez y en 1956 a Raúl Clemente Huerta.ntftCHKERiR ¡7& }{fS E L inficen PtNoyffDOU Chivito. Eran varias viñetas que se mostraban agrupadas.. en: La Escoba . Chivito. Uno de los aspectos que estaba presente era el tema regional y la crítica al centralismo. Otro caricaturista de este diario fue Humberto Estrella. I. “Por eso te quiero ¡Cuenca!” . quien después sería un caricaturista regular de La Calle y Mañana. número 42. enseñando los rasgos tradicionales y modernos de Cuenca con los ciclos festivos y las escenas de la vida cotidiana. Se publicó en 1943 “La caricatura extranjera” que provino de la prensa internacional. Cuenca.MfSÍSTl PORQUE TUS LINDftS CHOLK L» V I M 1. El nombre retomaba otro análogo del siglo XIX que editó Fray Vicente Solano. Las caricaturas fueron elaboradas por Julio Montesinos Malo (Chivito) y Marco Antonio Sánchez (MAS). entre ellos Nelson Clavijo. En 1946 sufrió el ataque del gobierno de Velasco Ibarra: se empasteló la imprenta donde se producía el periódico y se incineró la edición y los archivos (Ibid: 657 . 1992: 640-641). publicado en Cuenca entre 1949 y 1961 con interrupciones. El periódico semanal La Escoba. p. en: Lx¡ Escoba . El diario se autodefinió como liberal y respaldó a Galo Plaza abiertamente en las elecciones de 1948 y 1960. El Partido Socialista editó el diario La Tierra en Quito entre 1945 y 1958 en su segunda época. Estas caricaturas se acercaban a una crítica de las costumbres de la ciudad.El Comercio . También se reprodujeron xilografías de Eduardo Kingman con la temática de obreros y campesinos. 8. Era un periódico centrado en las acciones partidarias. Aparecieron esporádicamente caricaturas desde 1950. p. . Había caracterizado como un arquetipo negativo al “pishquista” y al “pishquismo”. aunque publicó caricaturas ocasionalmente antes de 1952. puede ser considerado como una intervención político-cultural que buscaba posicionar a jóvenes intelectuales de distintas tendencias políticas en la cultura cuencana. La orientación circunstancial del periódico dependía de quien ejercía la dirección del partido.C. servía para pintar a 28 personajes y conductas que evidenciaban el arribismo y la exhibición de falsa erudición. número 40. generalmente dedicada a los actores de la Segunda Guerra Mundial. 6. Cuenca. DONDE CnCD NTRRRRTOMPRRR'SUO nCINFJ. 1980: 11-45). Se presentó siempre crítico de Velasco Ibarra y fue beligerante con el gobierno de Camilo Ponce (Zapater. la opinión ante los acontecimientos y la difusión doctrinal. & SCio OPRGC.658). cuando se resquebrajaba el dominio conservador en la ciudad (Malo González. 4 de septiembre de 1949. sólo desde ese año lo realizó de modo diario. En 1954 publicó caricaturas de la prensa norteamericana con temáticas de la Guerra Fría. Algunas provenían de otros medios que se reproducían junto a otras de colaboradores propios. 18 de septiembre de 1949. “Por eso te quiero ¡Cuenca!”. Este uso de términos de uso local. Precisamente en 1952 se iniciaron las caricaturas de Asdrúbal de la Torre (Asdrúbal). Esta caracterización negativa del pishquista era una manera de ver el surgimiento de grupos emergentes que carecían de autenticidad. Chivito dibujó unas viñetas tituladas POR ESO TE QUIERO ¡CUENCA! Se publicaban en cada número del semanario.

Nelson Jácome creó una tira cómica. Así.tenía una columna. Se publicaron diariamente las caricaturas de Galo Galecio en una columna titulada “A punta de lápiz”. Nelson Jácome publicó una historieta. Resolvía los contratiempos con ingenio. “Introducción a la vigilia. 2 de agosto de 1955. El Diario del Ecuador se publicó en Quito entre 1956 y 1962. de apren­ diz de la vida. Se daban sugerencias de lo que se debía hacer. Fue parcialmente una prolonga­ ción de El Sol. de quien nada aspira y encuentra una orgullosa satisfacción en no haber sido nada. “El Alacrán tumbando caña”. Una sección entera dedicada a Guayaquil evidencia un proyecto nacional. “Canuto”. Era una columna estilo “Consejero del Príncipe”.. Galo Galecio publicó caricaturas desde 1956. puesto que se dirigía directamente al titular del ejecutivo. oficinista. En 1960 y 1961 salieron las caricaturas de “Diablo Ocioso”. Alejandro Carrión -sobrino de Benjamín Carrión. que se publicaban los do­ mingos y tenían como tema la vida de las clases medias. También ilustró relatos de Raúl Penas. en: El Telégrafo. expresión de un tipo popular. “Canuto” vestía con leva. El se percibía frente a un escaparate como: . Raúl Andrade.Bajo la iniciativa de Benjamín Carrión y Alfredo Pareja Diezcanseco se publicó en Quito el diario El Sol entre 1951 y 1954. El punto de vista de Andrade se hallaba dirigido a la crítica de Acción Revolucionaria Naciona­ . Su columna tenía como encabezamiento característico una caricatura. Se titularon “Televisor”. sin te­ mor ni desmedro. ca­ miseta y un pequeño sombrero.. tal como ayer y como siempre. Políticamente apoyó al gobierno de Galo Plaza y se comprometió con el candidato liberal Eduardo Salazar Gómez en las elecciones de 1952. Fue un periódico que integró en su redacción al circuito cultural de la Casa de la Cultura y por ello dio mucha importancia al tema cultural. mese­ ro. Esta representaba al Palacio de Gobierno. desde el 3 de abril de 1961. El texto era una presenta­ ción de su punto de vista que correspondía a una visión distanciada y ácida de la escena política. ya que utilizó la misma maquina­ ria y una parte de la planta de colaboradores de ese periódico que había quebrado financiera­ mente. Raúl Andrade difundió la columna “Escaparate” en El Telégrafo desde el 2 de agosto de 1955 hasta 1957. en no ha­ ber solicitado nada. Escaparate”. en no haber obtenido nada. un observador con bastón y un escenario con unas manos que manipulaban unas marionetas en las que se reconocía a un cura y al pueblo en el piso. aco­ razado en su sonrisa. La primera que se divulgó se titulaba “Introducción a la vigilia”. Gonzalo Mendoza (Avispa) dio a conocer sus caricaturas con temas deportivos en enero de 1956. Recibía y reproducía cartas del público que formulaban quejas y peticiones. Por eso la acusación que Momento hizo a El Sol calificándolo como periódico bolchevique. fiel a su concepción irónica del mundo y a su íntima seguri­ dad en los recursos legítimos y en los propósitos ho­ norables. cuyos comentarios sirvieron para señalar lo que se hacía bien y mal en el gobierno. En 1959 se publicaron caricaturas de “Avispa” y “Chumbi”. Esta caricatura se mantuvo como rasgo identificatorio de la columna. Estaba siempre en situaciones embarazosas o ridiculas y desem­ peñaba múltiples ocupaciones: vendedor. Manifestó oposición al CFP. era equivocada. lo que estaba acorde con el es­ 29 píritu de reivindicación del río Amazonas para el Ecuador. Una bolsa de dinero y un muñeco de resorte completaban la escena. “El descubrimiento del Amazonas”. solitario y contemplativo. Guayaquil. escéptica y tranquila.el hombre aquel. había una postura cercana a la visión norteamericana de la Guerra Fría. La sección internacional tenía entre sus fuentes a la Associated Press.

así como la defensa de los principios morales en torno a la familia y el ho­ gar católico.lista Ecuatoriana. y también. puesto que éste fijaba so­ bre todo su comentario teniendo más la opinión crítica que tomaba como referencia los aconte­ cimientos. Esto no era casual. En el marco de la defensa de los círculos de opi­ nión conservadora. La Pa­ tria . La Patria era un diario algo más periodístico en su contenido. quienes eran rechazados por su ateísmo. Hubo también una visión cáusti­ ca del velasquismo y su líder reafirmando opi­ niones ya expuestas por él en los años treinta. los clisés están estereo­ tipando con bochornosa claridad la profunda miseria moral contemporánea. se había constituido la Liga de la Buena Prensa “ .. los independientes y la corrupción pública. También defendía la necesidad de los partidos políticos. El Debate estuvo ple­ namente inscrito en un combate a socialistas y comunistas. la prensa grande estaba “cargada de fo­ tograbados y plagada de páginas de crónica ro­ ja.000 ejemplares diarios. 1 por cada 10.. Lilo Linke.5 habi­ tantes. con­ sideraba que campeaba un clima de inmoralidad fomentado por el cine. defender y apoyar a la prensa católi­ ca. pero ausentes en el presen­ te que lucía deteriorado por la quiebra de los va­ lores morales. propaganda publicitaria y ti­ ras cómicas. 1954: 40). a la que había que oponer la buena prensa. donde los diarios conservadores con­ tenían caricaturas. Este círculo de opinión conservador. no incluía imá­ genes caricaturizadas. A diferencia de Colombia.”14. promovió los valores de la cultura católica internacional del momento. o sea. Esto en realidad comenzó débil­ mente en los años veinte. ARNE. los diarios ya contaban con abundantes ilustraciones gráficas constitui­ das por fotografías. Era una perspectiva libe­ ral que insistía en retomar los rasgos del libera­ lismo doctrinario. La mala prensa era “como el veneno”.. Hasta donde llega el nivel actual de conoci­ mientos. Su posición tra­ taba de evidenciar el punto de vista de un perso­ naje marginal a los circuitos políticos y de po­ der. Quilo. quizá. 14 “La liga de buena prensa” . expresión del patriotis­ mo y la decencia. a la prensa que hace pa­ tria” . El cine pro­ movía “espantosas tragedias familiares que han llegado a quebrantar la unidad del hogar y con­ secuentemente la unidad social (. La ausencia de caricatu­ ras se debía tal vez a que era más importante la presencia de la iconografía católica que apare­ cía ocasionalmente ilustrando sus páginas. la prensa conservadora daba poca im­ portancia a la imagen gráfica. En la década de 1950. II de mayo de 1948. además. porque remitirse a la historia liberal era referirse a una historia familiar. No obstante. En este diario se incluían temas la­ borales y artesanales del sindicalismo católico. En un pueblo situado al norte de Quito. a la prensa decente. por la falta de caricaturistas conservadores. Era evidente su fuerte vínculo con la iglesia y los 30 eventos católicos. el periódico El Debate . En una sociedad con una amplia po­ blación rural y analfabeta. Así mismo. cuya inicial publicación data de 1927. en las cuales además. Y asumía una con­ cepción de la ciudadanía como virtudes éticas. En 1948. Junto con otro periódico conservador. Estos atributos morales habrían estado algo vi­ gentes en el pasado.) que han amontonado de cieno sobre la sociedad”. aunque igualmente precario en su presentación gráfica. difundieron noticias de España y se alinea­ ron con el régimen de Franco. en el “Debate”. cabe interrogarse so­ bre el público realmente atrapado por la prensa y las revistas. una perio­ dista alemana que vivió muchos años en el Ecuador. El mayor peso se hallaba en una mi­ rada reflexiva. Siempre los comentarios de Andrade se remi­ tían a la historia del liberalismo y a los eventos políticos que marcaban el presente. las ilustraciones de los periódicos y la literatura pasional. para propagar. Las caricaturas de Virgilio Jaime Salinas no estuvieron vinculadas a las opiniones de Andrade. estimó que los diarios publicados en Quito tenían una circulación total de 20.. su percepción del ejercicio del poder era el imperio de los principios liberales y una ética política.. el único que recibía un diario era el cura del pueblo (Linke. Indudablemente su mayor fantasma era el velasquismo que emergía cíclicamente en la vida política. En su columna se hizo una constante referencia a sus rasgos conservadores y su presencia en la política. Eran diarios que llegaban restringidamente a pueblos y ciudades del interior. . en: El Debate..

s. el de la democracia occidental. La factibilidad de una conflagración nuclear era algo que estaba presente como posibilidad. lo que significó una expansión del llamado campo socialista. y por otro.La caricatura política en el período de pos guerra RACSO Biblioteca El ambiente de la Guerra Fría Se llama Guerra Fría al período histórico comprendido entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída del muro de Berlín. en: Momento . La muerte de Stalin en 1953 abrió un período de relativa liberalización del régimen soviético. Los dos modelos se presentaban por sus respectivos defensores como el único y verdadero. “ .p. el comunismo.. Fue una época signada por la confrontación entre Estados Unidos y la Unión Soviética como potencias “atómicas” . Guayaquil.Ambos bandos se vieron envueltos en una loca carrera de armamentos que llevaba a la destrucción mutua. 17 de febrero de 1951. en manos de la clase de generales atómicos y de intelectuales atómicos cuya profesión les exigía que no se dieran cuenta de esta locura” (Hobsbawm. Esto generaba campañas de propaganda que se evidenciaban en los segmentos internacionales de la prensa. Por un lado. La disputa entre las dos superpolencias llevó a una confrontación entre modelos políticos. la existencia de un período de dura represión y autoritarismo durante el mando del autoritario jerarca. que debió reconocer en el XX Congreso del Partido Comunista de la URSS realizado en 1956. 2000: 239). El triunfo de la revolución china y el establecimiento de la República Popular China en 1949 fue seguido por la guerra de Corea (1950-1953). Autor no identificado. 33 . número 62.. “Stalin".

4 de enero de 1959. El liderazgo de Kruschev entre 1958 y 1964. había una oposición entre el “mundo libre” dirigido por Estados Unidos y el “totalitarismo” dirigido por la Unión Soviética. Una caricatura situada al comienzo del triunfo de la Revolución Cubana representa a un cementerio. 34 . en: ¿7 Universo. produjo una reforma agraria radical y la nacionalización de la minería. y la crisis cubana de los misiles soviéticos en octubre de 1962 que planteó la posibilidad real de una conflagración nuclear. la rebelión de Hungría que buscaba una liberalización del régimen fue reprimida por la intervención soviética. Don Claro Mirón. reformas fiscales y mayor intervención estatal en la economía. Gestada por una alianza de mineros radicales y militares nacionalistas. dictadores de Colombia y Venezuela respectivamente. En un nicho recientemente abierto Cuba pone el ataúd de Batista. El asesinato de Eliécer Gaitán en 1948 produjo el “bogotazo”. La democracia simboliza a una mujer que tiene la ley bajo su brazo. con candado en la boca y amarrados. un programa de reformas que incluyó cambios agrarios. p. Así pues. El período de Kennedy (1960-1963) correspon­ de a la crisis de los misiles y las respuestas re­ formistas a la Revolución Cubana con la Alian­ za para el Progreso. expresó una corriente reformista limitada en el marco de una ruptura con China que a fines de los años cincuenta cuestionó el predominio soviético en el campo socialista. una insurrección popular que dio inicio a un ciclo de violencia en Colombia que produciría hasta 1964 alrededor de 200. En Brasil y Argentina concluían las primeras experiencias populistas con los regímenes de Vargas y Perón. corrieron vientos de cambio en América Latina. En los nichos están ubicados Rojas Pinilla y Pérez Jiménez. “Parodiando a Calle. cuando el ciclo reformista establecido entre 1945 y 1954 fue abruptamente interrumpido por una intervención militar apoyada por los Estados Unidos. surgían intervenciones dictatoriales. |EI minuto gráfico]". como corrientes políticas. MINUTO GRAFICO América Latina en la posguerra Después de la Segunda Guerra Mundial. El potenciamiento de respuestas nacionalistas tuvo un acontecimiento fundamenta] en la Revolución Boliviana de 1952.000 muertos. aunque Estados Unidos promovía un mo­ delo de democracia liberal a escala internacio­ nal con la visión de amenazas subversivas de naturaleza comunista. fomentaba y toleraba re­ gímenes dictatoriales adictos a sus intereses. Las huellas que dejaron estas dos experiencias. mientras República Dominicana y Nicaragua. fueron bastante duraderas. Con la Guerra Fría se instaló en la política nor­ teamericana una concepción de la “amenaza co­ munista” que orientó su política exterior. Dos episodios muy importantes de la Guerra Fría fueron la construcción del Muro de Berlín en 1961. Guayaquil. 4.En ese mismo año. contemplan el acto. Este fue el caso de Guatemala. Según la retórica de la Guerra Fría. Una tendencia impulsada por Estados Unidos fue la promoción de la democracia bajo el manto de la Guerra Fría. pero cuando se consideraba que había amenazas radicales.

f. El impacto de la Revolución Cubana produjo la respuesta norteamericana de la Alianza para el Progreso como un vasto intento reformista para eliminar amenazas de revoluciones y obligó “a reformular los términos de la lucha política y social dentro de cada país latinoamericano” (Halperin Donghi. En lo inme­ diato.5. “Nuevo programa” . Quito. 'f / - Diablo ocioso.460). tras el derrocamiento de Arroyo del Río. La invasión de tropas adversas a la revolución cubana en Bahía de Cochinos (abril de 1961) fue un estrepitoso fracaso para la administra­ ción de Kennedy. se vivían los ecos de la revolución “glo­ riosa” de mayo de 1944. una Asamblea Constituyente nombró a Carlos Julio Arosemena Tola como presidente hasta las elecciones de 1948. 15 de marzo de 1961. p. cuyos rasgos notables fueron las elecciones que permitieron una alternancia en el poder a presidentes de signos ideológicos distintos. Desapa­ reció del escenario el personaje omnipotente que directa o indirectamente había gobernado República Dominicana desde 1930. La población movilizada con­ tra la invasión fortaleció al régimen de Castro. en: Diario del Ecuador. quien fue asesinado por militares. NUEVO ?ROGUAMA . 35 . cuando 23 go­ biernos se sucedieron hasta 1948. En 1946 Velasco se proclamó dictador. Quito. pero fue reemplaza­ do en 1947 por su Ministro de Defensa Carlos Mancheno. Un período de estabilidad política El país vivió entre 1948 y 1963 un periodo polí­ tico de estabilidad.Un clima nacionalista y de reformas recorría América Latina. la confrontación del liderazgo cubano con Estados Unidos con­ cluyó en un alineamiento de Cuba con la Unión Soviética y la declaración de Fidel Castro como marxista-leninista en 1961. 5. En la si­ guiente caricatura Kennedy muestra el progra­ ma de reformas para América Latina. 18 de abrí! de 1961. 1972: 459 . Había concluido una fase de inestabi­ lidad política iniciada en 1925. En ese mismo año concluía el régimen de Rafael Leónidas Truji11o. que llevó a Velasco Ibarra al gobierno por segunda ocasión. quien le obligó a renunciar. en: Diario del Ecuador. La traducción del escenario internacional de la Guerra Fría al plano nacional se reveló dramáti­ camente en los sucesos que llevaron a la dicta­ dura militar de 1963 en el Ecuador. “Echándoles el muerto". p. Diablo ocioso. t v . Final­ mente. Sin embargo. cuando se puso en primer plano el temor por una probable situación de cambio radical.

En 1962.La vigencia de la polarización liberal-conservadora Hacia la mitad del siglo XX se encontraba vigente una polarización política liberal / conservadora. El clima modernizador de los años cincuenta es percibido como un cambio en el acceso a nuevos medios de con­ sumo y un mejoramiento de las condiciones de vida: “Hay en 1951 más personas que llevan za­ patos. constituía el núcleo central del alineamiento hacia la izquierda. los conservadores necesitaron formular planteamientos de reforma e incluso intervenir activamente en la disputa organizativa de los sectores populares guiados por la doctrina social de la Iglesia Católica. Pero a lo largo de la década del cincuenta. con el reconocimiento de la figura del Alcalde Municipal en 1947 y la refundación de los Con­ sejos Provinciales desde 1949. viven mejor o aspiran a lograrlo.000 habitantes. que se nutren con alimentos más variados. surgieron liderazgos políticos locales urbanos con sus propias particularidades. La lenta expansión del sistema escolar y la pro­ moción de la alfabetización incidieron en el cre­ cimiento de la población alfabetizada. la pro­ porción de votantes se incrementó notablemen­ te desde el 16% al 24% de la población (Quin­ tero y Silva. A escala local. p.000 habitantes. 36 El Ecuador era un país predominantemente ru­ ral. La creación de una autoridad electa en las capitales de provin­ cia y de una instancia de representación provin­ cial del poder. . Estas proporciones no eran muy distintas de las que existían para otros países de América Latina hacia el mismo perío­ do. que hacía equivalentes el liberalismo a la izquierda. puesto que en 1950. Entre 1948 y 1960.6. obligaba a todas las corrientes políticas a situarse en torno a la intervención del Estado. incidió en la creación de un espa­ cio para el surgimiento de liderazgos políticos locales como producto de las disposiciones de la Constitución de 1946. Quilo. en 1941”15. a mediados del siglo X X . Esto se articuló a un parlamento bicameral en el cual también se con­ servó una representación corporativa a través de los senadores funcionales. especialmente después de 1925. El velasquismo tenía reducidos impactos en la configuración de la representación en los municipios y consejos provinciales. Por ello.periferia. que. por ejemplo. que leen más libros. formaban parte de la definición de izquierda en las alianzas con los liberales. irrumpieron el Velasquismo y la CFP. a las capas medias de la población urbana. que poseen radios y refrigeradoras. las orientaciones políticas se dirimían en una polarización predominante entre conservadores y liberales. seguida por Quito con 224. el 71. El Estado además ingresó en un proceso de re­ definición de las relaciones centro . Los conservadores defendían sobre todo la vigencia de las autoridades religiosas de la Iglesia Católica y sus principios. con reser­ va. En Guayaquil había una enconada disputa entre el liderazgo cefepista y el velasquista por la 15 “De la realidad económica". implantado desde las reformas legales de comienzos de siglo que introdujeron la educación laica y el matrimonio civil. todavía el 64 % de la población seguía teniendo residencia rural. desde la constitución del Partido Socialista en 1926 y luego del Partido Comunista en 1931. 1991: 148).5 % de la pobla­ ción residía en el campo. Esto pro­ dujo un aumento de la participación electoral que. Esta apreciación optimista de la ampliación del con­ sumo moderno habría que aplicarla. Parecía quedar atrás la época de penuria de los años treinta y cuarenta. El laicismo. Lo que unía a socialistas y comunistas con los liberales era el laicismo como un conjunto de valores opuestos a los principios religiosos católicos que ostentaban los conservadores. y una parcial incidencia de la izquierda. la corriente de reformas sociales que implicaba la intervención estatal. 29 de julio de 1951. y el conservadurismo a la derecha. dos movimientos populistas que desafiaban la polarización liberal conservadora. coincidió con im­ pulsos de cambios socioeconómicos y un proce­ so de urbanización. en fin. La izquierda política. en: El Sol. Guayaquil era en 1950 la ciudad más grande con 259. Sin embargo. que. En este espacio político polarizado.

dando derecho a opinar y elegir a quienes no saben ni pueden opinar y elegir”16. Pero el problema de fondo y no dicho era la sobrevivencia de rasgos estamenta­ les en la sociedad y la diferenciación étnica que excluía a amplios sectores de la participación política. Atropellado por sus contrincantes 16 Manuel María Borrero. las definiciones forma­ les de ciudadanía resultaban inconvenientes pa­ ra la incorporación de los sectores populares si no estaban acompañadas de un acceso a la opi­ nión ilustrada. menos ilustrada o analfabeta. en confrontación con el candidato conservador Manuel Elicio Flor y el General Enríquez Gallo. “si tal puede llamarse. La relativa expansión del electorado se evidenciaba en una mayor participación electoral. juiciosa.. antes de 1948 el golpe de Estado se encontraba instalado como una rutina que se basaba en los faccionalismos del ejército. juiciosa. “Los vicios del sufragio”. Pero la redefinición de las relaciones centroperiferia se tradujo también en una nueva intervención estatal a nivel regional con la creación de aparatos de desarrollo regional y corporaciones con competencias específicas. Estos cambios institucionales sí tenían conflictos con la visión centralizadora de Velasco. hijo del mandatario liberal Leónidas Plaza Gutiérrez. Quito. irreflexivas. Sin embargo. acertada. . puesto que consideraba que el Estado debía concentrarse en las funciones de seguridad. El gobierno de Galo Plaza (1948-1952) La elección de Galo Plaza Lasso. Como sabemos. inconscientes. incultas. consciente. éste aparece en primer lugar seguido por Elicio Flor.FLACX? P. Esto se contrasta con la opinión de sectores de la población con poca ilustración. de manera que éste sea el pensar. Sólo en el tercer gobierno de Velasco Ibarra hubo por lo menos cuatro intentos de golpe de Estado. de las mayorías ignorantes. Plaza. un movimiento de corte liberal creado en 1947 que promovía Ja incorporación de los políticos independientes. En una caricatura.. existir y querer de la mayoría pensante y consciente de la ciudadanía y la que decida de los asuntos públicos. deliberante y responsable (. Pero esta herencia estuvo vigente en la década de 1950. Eran líderes sustentados en el apoyo de sectores populares precisamente cuando se había ampliado el cuerpo electoral. p. se presentó como candidato del Movimiento Cívico Democrático Nacional (MCDN). 24. Esmeraldas y Loja asociadas a la izquierda. las denominadas instituciones autónomas. una 37 ciudadanía constituida por quienes “son capaces de opinar. producto de una coalición liberal-socialista.) es acanallar la elección y establecer la dictadura del cuasi analfabetismo y la estulticia. que era atraída por caudillos y demagogos. Desde esta perspectiva. apta para hacerlo por docta. número 27 (111). que identifica la existencia de ciudadanos informados de las leyes y la política que optaban por posiciones ideológicas para el sufragio electoral. en la cual. hay una percepción expuesta por Manuel María Borrero. dio comienzo a una amplia modernización social y política sustentada en la exportación bananera y renovados lazos con Estados Unidos. educación y salud. ex Presidente del Ecuador. son merecedores de consulta y tienen aptitudes para traducir y revelar opinión pública sana. La acción política pasó a estar condicionada por el tiempo de preparación y realización de los eventos electorales que definían la actividad de los actores políticos como un horizonte cíclico y previsible.)”. Esta opinión de Borrero argumenta sobre una “ciudadanía capaz de opinar. Emergieron nuevas dirigencias políticas en Ambato. irresponsables.. por medio de representantes y mandatarios”. Los perdedores en las contiendas electorales actuaban como una oposición política desde el parlamento o negociaban su participación en el gobierno cuando surgían condiciones de cooperación. Para entonces el 40% de la población era analfabeta. 21 de septiembre de 1957. en: La Calle . 1986). sugestionables y cotizables (. el triunfo electoral de Galo Plaza se representa en el contexto de una carrera automovilística.. frente a otro tipo de población.ibfótccs conquista del poder local (Menendez-Carrión.

. El piloto saliente dice: “Bien. El yate tiene una vela maltrecha. Guayaquil. Los dos llevan puestos una gorra de piloto. Pero luego incor­ poró a su gobierno al Partido Socialista entre 1951 y 1952.. 31 de agosto de 1948. acompañado por llantos de la coalición que le apoyó. se ha señalado que su gobier­ no (1948-1952).). 4.. “Arroyador arrollado”. en el año final de su mandato. en: El Universo. MI NI !0 GRAFICO Por ü en C I. de respeto a la ley y a la dignidad humana (. sin duda. en la viñeta aparece el texto: “A buena hora que la tijera entró en funciones y evitó una lamentable reventazón”. En El Universo. permitió “cuatro años de paz. La naturaleza pacífica de la transición entre Carlos Julio Arosemena Tola y Galo Plaza Lasso inauguró un nuevo período de estabilidad. 7 de junio de 1948. LA COALICION: . en: El Universo. 1956: 133). colega aquí tiene el bote algo escoriado. Don Claro Mirón. El ejército simboliza una tije­ ra que corta la mecha de una bomba portada por un sujeto que encarna la reacción totalitaria (CFP). "Entrega del timón”. Aunque existieron momentos críticos con un fa­ llido intento de golpe de Estado militar y otro golpe intentado por Carlos Guevara Moreno desde Guayaquil. . Así. pero a flote. Ahora el tiempo es ideal para abrirse ya que las aguas están mansitas” .ro Miren | MINUTO GRAFICO Don Claro Mirón. Y bien. Guayaquil. Don Claro Mi­ rón caricaturiza el golpe de Estado intentado por Carlos Guevara Moreno en Guayaquil el 15 de julio de 1950. El MCDN fue el medio con el que Plaza superó los faccionalismos liberales.. p. la misma que representa a la economía. «hora lo « m b í l u m i n p»r* c o p u r .aparece ubicado en el piso “gallipelao” (Enríquez Gallo). de libertad. Una caricatura muestra al presidente saliente Carlos Julio Arosemena Tola entregando un yate a Galo Plaza.A yl A yl A yl S * m urió mi . jfio ti* recuerdo . un honroso período de entrenamiento democrático” (Pareja Diezcanseco. 38 .

la conclusión del gobierno de Plaza aparece ligada a su regreso al campo con un tractor agrícola en una sementera. "Regreso al campo". 6 de junio de 1952.6. La gestión de Galo Plaza fortaleció la capacidad interventora del Estado que sería continuada por los gobiernos que le sucedieron. Se colocaron los cimientos de un Estado desarrollista con po­ líticas de fomento a la industrialización. A PUNTA DE LAPIZ En el tercer gobierno de José María Velasco Ibarra (1952-1956) se ratificaron los fundamentos de la acción estatal inaugurada por Plaza Lasso. p. 10 de febrero de 1951. también conocido como “Rupango” . muy bien graficado por Galecio. Aunque Velasco Ibarra tuvo animadversión por los técnicos y los intelectuales. Una de las consecuencias del for­ talecimiento de la intervención del Estado fue el aparecimiento de los expertos. una institución clave. R tjrfjo al campo. en ese entonces en manos de Manuel Jijón Flores. Los contendores de Velasco Ibarra fueron Ruperto Alarcón Falconí.. mientras saluda alzando una mano a una mujer indígena (la nación) con un niño a las espaldas (la democracia). candidato conservador. La candidatura de Velasco se produjo por el impulso dado desde el diario La Nación de 39 Galo Galecio. se fundó en 1954. expresaba el surgimiento de corrientes que cuestionaban la conducción aristocrática del Partido Conservador. Tomado de “El Tiempo” de Bogolá del 5 de junio de 1952.MINUTO GRAFICO Í-OR DON CLARO MIRON | En una caricatura de “Aldor”. CNTRE GALLOS Y AULLIDOS A LA LUNA Don CJaro Mirón. “Entre gallos y aullidos a la luna”. en: El Sol. Guayaquil. la ex­ tensión del sistema educativo y la moderniza­ ción agrícola. Quito. en: El Universo. la Junta Nacional de Planificación. “El que mucho abarca poco aprieta”. (Tomado dt “El Tiempo” dr Bocutá de 5 il t Junio) Aldor. 16 de julio de 1950. El Tercer Velasquismo (1952-1956) Las elecciones presidenciales de 1952 dieron el triunfo a José María Velasco Ibarra. Quito. en: El Comercio. . y dos candidatos liberales José Ricardo Chiriboga Villagómez y José Modesto Larrea Jijón. Ruperto Alarcón..

Otra vez será”. 2004: 121­ 126). emerge del agua. La patria está simbolizada en la figura de una mujer joven con gorro frigio y ropa roída. La fractura en filas liberales está representada en una caricatura del diario El Universo. Don Liberato exclama: “Francamente que he vuelto a nacer.. El árbol está dentro de una laguna con la leyenda “Arrolladora votación pro Velasco”. que representa a los godos. En el caso de la CFP.i i 1 MINUTO POR GRAFICO DON CLARO M IRO N Don Claro Mirón. que empujó la inicial campaña para la nominación. en: El Universo. a estas horas estaría cantando gloria Rupango I” . R U P O /— T o d a v ía n o s * h a d ic h o la u lt im a p*l/»bra E l " S u p r a m o ' 1 p u e d e d a r n o s un. Aflójate Ruperto. Las otras fuerzas que lo apoyaron fueron CFP y ARNE. Velasco ¡barra está sobre una canoa enarbolando una bandera con la inscripción “5 de junio”. Guayaquil. mientras saca del agua a Don Liberato (El Liberalismo) justo el momento en que un tiburón. “Mami Day”. y si no es por don Pepe.— Y a p e r d im o s . 6 de junio de 1952. A f ló j a la R u p e rto O ír v a i »erá. el candidato liberal fue Larrea Jijón. El hijo de la mujer le ofrece una maceta con un cactus en el que consta la inscripción: “Tres candidatos. La idea de que Velasco de alguna manera representaba la ideología liberal emerge en la siguiente caricatura. Finalmente. 1J de mayo de 1952. Guayaquil.. “Super optimismo”. ante la renuncia de Eduardo Salazar Gómez que fue inicialmente nominado. la leyenda “Esperanza”. S U P E R O P T IM IS M O CL C O D O . Ruperto contesta en cambio: “Todavía no se ha dicho la última palabra! El Supremo puede darnos una soq^resa en el recuento final!” . M A M Y D AY LA PAT RIA.Guayaquil. La patria formula la siguiente reflexión: “¡Hijo! ¡Veo que has olvidado el árbol frondoso y estás regando esa planta que es peligrosa!” A un lado del niño se ve un árbol grande en cuyo tronco el autor ha colocado la inscripción “democracia” . El Godo dice: “Ya perdimos. La caricatura muestra encaramados en un árbol al personaje El Godo quien aparece aferrado al tronco y al candidato del Partido Conservador Ruperto Alarcón colgado de una rama que lleva 40 . División liberal”. El principal contendor de Velasco Ibarra en 1952 fue Ruperto Alarcón Falconi.* so rp rc * • n «I r * c u « n t o ( i n . en: El Universo. su líder Carlos Guevara Moreno había logrado la Alcaldía de Guayaquil en 1951 y se encontraba en un esfuerzo por dar proyección nacional a su movimiento (Norris.—H ijo! Veo n u i h as olvidado #1 Arbol frondo»o y e s lá j regando rta planta tan paNgi-oial Don Claro Mirón.

Camilo Ponce. el caricaturista coloca la siguiente inscripción: “¿Amecito. t i f .MINUTO POR GRAFICO DON CLARO M IRO N El Comercio m u e s t r a al p r e s i d e n t e José María Velasco Ibarra dirigiéndose al Palacio de Gobierno con un niño en la mano. Estrella. La caricatura lleva el siguiente comentario: “El cerco de hierro. y si no #> p pr don P ep í -* a s ta i horas un a c in ta n d o g loria R ufian g o I. ¿otra vez se romperá?” El caricaturista quiere evidenciar que las leyes existentes son una camisa de fuerza para el ejecutivo o. rodeado por un aro con la inscripción “leyes” . Quito. "Infantilismo” . así lo asume el presidente. quien había creado en 1951 el Movimiento Social Cristiano que pretendía modernizar las filas conservadoras con nuevos fundamentos y actualización doctrinaria (Lara Guzmán. por lo menos.— Fran c» m t n l i qu« h* vuelto * n a . "Adivinanza”. También el 13 de noviembre de 1953 fue clausurado El Comercio por negarse a publicar un comunicado gubernamental que atacaba a la prensa. y también surgió un conflicto con La Nación que había iniciado una política de denuncia y oposición a Velasco Ibarra y que terminó en la clausura del periódico en abril de 1953.. 19 de junio de 1952. niño terrible. Una caricatura de Estrella 41 Muy tempranamente se ocasionó el alejamiento de CFP. INFAK1IUSM 0 No estaba claro que Velasco Ibarra iba a respetar la Constitución. El niño lleva como un juguete el símbolo del falangismo español. Don Claro Mirón. te hará pasar malas horas?. en: El Comercio. Un ciudadano se sorprende al ver la escena bajo una leyenda que reza: “Liberté. egalite. A D I V I N A N Z A Estrella. 2005: 20-23). Una de las fuerzas que apoyó a Velasco Ibarra fue la (ARNE). una nueva agrupación conservadora. Bajo la caricatura. Estrella muestra a Velasco Ibarra tras el sillón presidencial. fraternite”. Y se produjo un giro que acentúo el carácter conservador del gobierno al incorporar como Ministro de Gobierno a un nuevo líder de derecha. Dos importantes conflictos rurales que terminaron con muertos y heridos ocurrieron en la hacienda “La Merced” de Pintag (agosto 1953) y en la hacienda “Guachalá” de Cayambe (enero 1954). Ponce . Por estos y otros eventos.. en: El Universo. p u b l i c a d a en SALVADO V IS P E R A S DEL SAN TO DON LIBE R A T O . Quito. "Salvado Vísperas del Santo” . 5 de junio de 1952. en: El Comercio. 24 de junio de 1952.

da­ ban la tónica de formas autoritarias de gober­ nar. a su vez manipulado por Velasco Ibarra. 19 de septiembre de 1953. aunque no se pudo probar la intervención de Camilo Ponce (Norris. Autor no identificado. «I<i. roariotwliu *u n/i quieren I L CiKAN 11. ‘‘Peñasco arrollador". .r o ru m r con la*. — Vf<r)a l» « cm-iduv Canuto. A esto se sumaron situaciones de corrupción como anotó Raúl An­ drade: “El tercer velasquismo se ha caracteriza­ do por un violento menosprecio a las viejas vir­ tudes del ciudadano. años de trabajo honesto y eficaz no conceden. MINUTO POR GRAFICO DON CLARO M IRON lHir*|UT «lijr. quien desde su columna diaria en El Universo . “La tramoya legislativa” .fue sometido a interpelaciones del Congreso que le permitieron crecer como figura política. conocido como “Juan sin Cielo”. junto a otros intelectuales. fue sobre la corrupción de los funcionarios de estancos. la beligerancia de ARNE. los que le agredieron brutalmente en un sitio desolado del norte de Quito.1'SIOXISTA. 14 de enero de 1955. fueron tomados presos supuestamente por ir en una camioneta con exceso de velocidad. en: Sábado. que se llamó a declarar al periodista. 1955). Un evento que tuvo amplia resonancia fue la agresión al periodista Alejandro Carrión. La noche del 15 de abril de 1955 fue apresado por agentes de seguridad política. destacando incluso las cantidades de dinero con que se habrían beneficiado. pero por esos mismos días él. El gobierno anunció que investigaría el caso. Una de las denuncias de Carrión. con la etiqueta partidista del velasquismo y la simpatía particular de su caudillo. El representante de los estancos se apura a coger una cuña que lleva la inscripción: "perdón y olvido". Quito. Un ver­ dadero cortejo de escándalos públicos ha sido la secuela inevitable del nuevo estilo gobernador’' (Andrade. La interpelación de Pedro Saad a Camilo Ponce está graficada en un escenario de mario­ netas que maneja Ponce. ni los compadrazgos lo liberarán de ser aplastado". Para alcanzar lo que. La importancia que tenía el periodista tuvo amplias repercusiones y se pudo demostrar que los agresores conocidos como los “pichirilos” habían actuado por orden de los altos jefes policiales. enfren­ tándose con la izquierda y el sindicalismo. queriendo detener una enorme roca que está a punto de caerle encima y que representa a las acusaciones de Juan sin Cielo. Así mismo. La confrontación con un movimiento estudian­ til que respaldaba a sus profesores terminó con el fallecimiento del estudiante Isidro Guerrero en noviembre de 1955. en: El Universo. 2004: 174-175). Guayaquil. La caricatura muestra a un representante de los funcionarios del estanco. se abrió un sumario en el 42 Don Claro Mirón. Al pie de la caricatura aparece la siguiente leyenda: "Parece que esta vez ni la conocida cuña. un suceso en el que es­ tuvo presente Velasco Ibarra. hasta ahora. realizaba sistemáticas denuncias contra el gobierno.

43 En el año de 1959 ocurrieron dos acontecimientos que motivaron un fuerte desprestigio al gobierno de Ponce: los sucesos de enero en el Lago San Pablo y los hechos del 2 y 3 de junio en Guayaquil. 2005: 32). solo que en esta ocasión la derecha presentaba una nueva figura. Ponce ganó a Huerta con un pequeño margen tras una campaña electoral con episodios de violencia. Arzobispo de Quito. Guevara Moreno esperaba un triunfo por la expansión nacional de CFP y el llamado “pacto de los caciques” con el que pensaba sumar una importante votación costeña. 31 de agosto de 1957. que deseaba capitalizar su paso por la Alcaldía de Quito. Quito. fue la autoridad de Carlos María de la Torre. que tenía una fractura entre los “auténticos” liderados por Alarcón y los “clásicos” dirigidos por Manuel Jijón. la que favoreció la final nominación de Camilo Ponce (Lara Guzmán. En San Pablo se sucedieron actos de represión contra los comuneros opuestos a la construcción de un hotel en tierras por ellos disputadas con el Municipio de Otavalo. en una aguda polarización. 17 de Febrero de 1956. Una alianza de liberales. Fue durante el gobierno de Ponce cuando apare­ ció la revista La Calle. presentó la candidatura de Raúl Clemente Huerta. El enfrentamiento de los dos candidatos fue entre los católicos y los ateos. número 24. Dado el peso de la Iglesia Católica. n t / i o Otro candidato liberal fue Ricardo Chiriboga Villagómez. en: 1m Calle. con temas co­ mo el debate del nuevo puente sobre el río Gua­ yas y los “pichirilos” que habían sido enjuicia­ dos. no fue clausurada ni amenazada como reconoció Pedro Jorge Vera en sus memorias. en: Diario del Ecuador. Lo de Guayaquil fue la consecuencia de un hecho que pasó en Portoviejo el 28 de mayo cuando un conscripto se suicidó y la población linchó a un oficial del . Quito. (Galo Galecio] Desafío. Este fue nominado en medio de la pugna interna del Partido Conservador. Aun­ que la revista combatió a Ponce duramente. pp. El primer año del gobierno de Ponce está descrito en unas viñetas del caricaturista Avispa. personaje omnipresente en los años cincuenta. está representada en una caricatura con dos espadachines en combate. Avispa.El Gobierno de Camilo Ponce (1956-1960) Para las elecciones de 1956 concurrieron parcialmente las tendencias que se enfrentaron en 1952. buscando expresar a las corrientes que habían apoyado a Huerta. Uno de estos famosos caciques era Emilio Bowen Roggiero. 18-19. Alarcón presenta la figura de torero y Ponce la de un aristócrata. i) /. propietario del diario El Siglo de Manta. La confrontación entre Alarcón y Ponce. Camilo Ponce. Velasco Ibarra desde el gobierno buscó impedir el triunfo de Huerta. “Un año a la derecha". socialistas y comunistas.

” . en el curso de los juicios que condujeron las autoridades militares. X < > . Jockey.. E t H B W WSr | J § _ ^ » f i . se de­ mostró que la mayoría de los apresados eran tra­ bajadores y pequeños comerciantes sin antece­ dentes penales17. i v m w p. Y se ponía en duda la popularidad de Velasco. En ellas se grafica la represión policial y el involucramiento de un profesor otavaleño en los acontecimientos. Velasco derrotó a Plaza.. Quito. p.. 30. Quito. en: Lo Calle .. * ( #r Pura Pose. Se reconocieron más de 17 muertos y 80 heridos. Los sucesos de San Pablo del Lago aparecen en unas viñetas de la página de caricaturas de Pu­ ra Pose. El triunfo de Velasco Ibarra aparece en varias viñetas de Pura Pose. Partido Comunista y CFP. p. los actos de protesta concluyeron en actos de violencia y sa­ queo de locales comerciales que fueron frena­ dos con la intervención militar. sustentado en una amplia votación costeña. 44 . en: La Calle . número 97.g . 17 Véase El Universo y El Telégrafo de junio de 1959. T A V I D A . pero la policía cometió el error de reprimirla. Antonio Parra por una alianza del Partido Socialista. con Parra y Cordero como espectadores. la contienda era entre Velasco y Plaza. 27 de febrero de 1960. La vida al galope— ^ j «ch E l G& am P a r t i d o > w * » » » * * • 5 — *'*J J4 o. Un ratón con fusil es la presencia amenazante de Unión Revolucionaria de Juventudes del Ecuador (URJE). en las que se destaca el lamento de los derrotados y el papel del dirigente socialista Gonzalo Oleas. Galo Plaza auspiciado por una coalición de independientes. Hubo más de 400 detenidos y. 17 de enero de 1959. En la perspectiva de La Calle . El 3 de junio.34. Fue declarado el estado de emergencia pero surgió la leyenda de que la intervención militar había sido necesa­ ria para detener el supuesto control que la delin­ cuencia había logrado de la ciudad. número 155.ejército que se consideró responsable del suici­ dio. y Gonzalo Cordero por los conservadores. La elección de Velasco Ibarra en 1960 y el fin de la estabilidad política Las elecciones de 1960 presenciaron una contienda entre Velasco Ibarra. “Esta bendita vida”. “La vida al galope. i ií v> i3mm r ^SÍ m S* P a Í- J¿ «i*91 }*»***! >. La movilización estudiantil guayaquileña del 1 de junio buscaba solidarizarse con los es­ tudiantes de Manabí.

V . Guayaquil.. dirigiendo a un cuarteto de vo­ ces que representan a los cefepistas. 45 . su vicepresidente. Monlañola. MOMENTO GRAFICO i . con batuta en mano.. c» f-íl’ft'' . en: El Universo. ‘"Alegro Moderato”. precipitaron su caída y el reemplazo por Carlos Julio Arosemena. una oposición virulenta de derecha le exigía romper relaciones con Cuba. Arosemena se encontraba acosado por el tema cubano. En un ambiente inestable y caldeado. adicionalmente se abanderó del tema de la nulidad del Protocolo de Río de Janeiro.. 16 de junio de 1960. Velasco situó por delante el te­ ma de la reforma agraria y una crítica al gamo­ nalismo. conservadores y socialistas. número 22. La movilización de campesinos en la sierra y la costa planteaban una situación de riesgo. 26.ft#á~Tot£ m ouuaoNn. 12 de noviembre de 1961. * * - ¿v I íiP ? . p. La coalición que apoyó a Arosemena se repre­ senta con éste subido en un estrado que lleva la inscripción "Gobierno de Concentración". . en el falsete".É .r f rg¡ *iVr% M' ' i . la activación de la oposición du­ rante 1961 y su negativa a romper relaciones con Cuba. los militares decidieron dar por concluido su gobierno implantando una Junta Militar en julio de 1963. En esa campaña. fr«li ilp n o no Oe ii nal* . mientras una izquierda movilizada le pedía medidas radicales. “El camino de la revolución”. en: Mañana . ojalá algunos no den la nota . »xihJU tlo . liberales. Al pie de la carica­ tura se lee la siguiente leyenda: "Los chicos de la melodía actuando en conjunto. Sin embargo. ALLEGRO MODERATO — L o c h ico » d t ia m c lc d a a c t u a n d o rr . Pura Pose.

dada su inserción en un ambiente político. Está claro que el público de estas revistas es un público involucrado en la política. Está claro su sentido instrumental. . y reiterar en imágenes que apoyaban al desarrollo de los argumentos discursivos de las revistas. quien había ocupado el Ministerio de Gobierno en el segundo velasquismo. partido fundado en 1949 por Carlos Guevara Moreno. No es lo mismo un medio partidario que un medio no partidario aunque inserto en una co­ mente de opinión política.Las revistas políticas y el espacio político Las revistas políticas tienen por objeto intervenir en el espacio político a partir de una posición sea o no directamente vinculada a un actor político específico. Las revistas Momento. estas revistas adquirieron una mayor regularidad en su publi­ cación y circulación. El uso de la caricatura en estas revistas fue un elemento que ayudó a caracterizar su enfoque de los actores y eventos políticos. Son lectores con instrucción formal interesados en adquirir una opinión política. El ciclo que cumplen las revistas políticas tiene que ver con la trayecto­ ria de los grupos sociales y políticos que le dan origen y sustento. pero circunscrita a criterios coincidentes. En el desarrollo inicial del movimiento cefepista. un término que fue creado por un cronista de El Universo. De hecho. Publicada semanalmente. Verdad. están sujetas a la marcha de los acontecimientos que pueden implicar censu­ ra o quiebres de la capacidad de expresión y li­ bertades públicas. La revista creó términos de oposición a sus adversarios políticos: “trincas”. Presentan una confluencia de políticos. Permiten vincular a un círculo de adeptos ya existente. y luego a escala nacional. introdujeron una manera beligerante de enfocar los eventos políticos y demarcaron el espacio político. “argollas” o “pulpos explotadores”. ocupó un papel destacado la revista Momento así como la radiodifusión. Permitía acentuar rasgos negativos de los adversarios. Momento y el surgimiento de Concentración de Fuerzas Populares Por su gravitación en la política regional ini­ cialmente. y luego se proyectó a las elecciones presidenciales. Guevara Moreno auspició la formación de un partido de masas que disputaba el poder local. Y. La Calle. Las revistas políticas están sujetas a los avatares de las discrepancias internas que pueden incidir en su continuidad. un círculo extemo de público simpatizante y los adversarios que son notificados de posiciones y acciones. Cuando demarcan un territorio de aliados y adversarios. y Ma­ ñana. cuando las publicaciones políticas perió­ 46 dicas eran efímeras y ocasionales. Las revistas políticas se dirigen a un círculo interno del público politizado afín. intelectuales y profesionales del periodismo situados en una tendencia. Quienes estén en una orilla distinta a la revista toman nota de lo que se propone para elaborar oposiciones o argumentos contrarios. promover figuras. criticar y atacar a los adversarios políticos. inciden en forjar determinados espacios de opinión que incluyen y excluyen de acuerdo con condiciones previamente establecidas de las tendencias políticas. homogeneizar puntos de vista. hay que referirse a Concentración de Fuerzas Populares. opuestos al pueblo que decía representar CFP. El punto de partida fue la denominada Unión Po­ pular Republicana conocida despectivamente como “Uperra”. Fueron instrumentos con los que se creó un lenguaje de acción política. Esta revista definió un ámbito de la lucha política y configuró una importante vertiente de la opinión pública local. los con­ trincantes de la CFP utilizaron en las caricaturas una pena como símbolo denigratorio del movi­ miento. A diferencia de un período an­ terior. las revistas políticas deben ser di­ ferenciadas entre las que tienen un sustento di­ recto en un actor político y aquellas que se si­ túan en un interés político más amplio y no di­ rectamente referido a un actor político específi­ co. Sin embargo. O simplemente las disensio­ nes internas pueden llevar al aparecimiento de una nueva publicación. La información política es procesada con un sesgo ideológico que parte de privilegiar los objetivos políticos.

“Necesitamos una nueva arquitectura política". Un partidario de Plaza definió a Momento como “pasquín especializado en insultar. 29 de octubre de 1949. Guevara Moreno. Sin embargo. para los que la población era una mesnada de indios inconscientes o de chagras hediondos y despreciables” 18.. Coello Serrano fue ex militante del Partido Comunista. Una denominación constante de Plaza fue la de “el membrete”. aunque de hecho Plaza fue un aficionado práctico en la fiesta de los toros.) régimen oligárquico. Mientras que el uso de la radio replicaba lo que ya hacían otras fuerzas políticas. Para CFP el gobierno de Plaza era una alianza de oligarquías de la sierra y costa opuestas al pueblo. esta caricatura muestra lances y quites en una lidia. por su parte. 19 Entrevista Jorge Swetl. 29 de oclubre de 1949. en: Momento .000 ejemplares. sistema de trinca regionalista y gamonal. El nombre completo de la revista es Comentarios Políticos del Momento. se asombraba de que Plaza no le aprese ni clausure la revista a pesar de las constantes provocaciones19. 27 de enero de 195 I . Se publicó semanalmente entre 1949 y 1952. número 1. ¿ ¿ /B S K T A D € l £ C r O M L ? Pollada de la revista Momento . 47 . Plaza no se opuso a la circulación de la revista e incluso mantuvo una colección de la publicación en el despacho presidencial. pp.construyó una posición que articuló la política local y nacional del CFP definiendo intereses regionales. La intención de CFP era acercarse a los sectores liberales proclamando las coincidencias políti­ cas con estos: Ni Socialismo. número 75. las acusaciones que el CFP le hacía en ese momento. “Preocupaciones de Estado”. número 59. como analogía al tratamiento de los problemas surgidos durante su mandato. caricatura presenta a Plaza como un torero. en: M omento. Guayaquil. que considera a la Nación ecuatoriana con el mismo criterio feudal que los encomenderos españoles de la época del coloniaje.SUC&t Autor no identificado. propalar rumores y levantar calumnias contra el Gobierno” (Albornoz. número I . recalcando que al liberalismo le hace falta no el auxilio de los cretinos dirigentes del socialismo sino la unión con el cefepé. 18. El director formal de la revista fue Carlos Guevara Moreno y su principal redactor era Rafael Coello Serrano hasta fines de 1951. Guayaquil. 1988: 173). nada de excesos: sólo el eclecticismo del cefepé puede neutralizar los ácidos violentamente cáusticos de la agresividad socialista y algo de la ya un poco rezagada doctrina liberal. ni Liberalismo puros. p. momento OCTUBRE 29. 4-5. Guayaquil. El tiraje inicial proclamado fue de 5. Su gobierno fue caracterizado así: “(. 18 de mayo de 1951. que todo lo orienta hacia el beneficio de los áulicos y palaciegos. / 9V 9 t.. 20 Nietzsche. de manera particular. p. oposición al Estado central y la reivindicación del “hombre de la calle” . en: Momento. Una 18 "Las caprichosas vueltas de la historia”. 15. en el que militan muchísimos liberales prominentes con tendencia a la renovación de la política liberal El Presidente Galo Plaza fue uno de los blancos principales de los ataques de la revista. 27 de enero 2006. Guayaquil.

Rafael Guerrero destaca su autodefinición como popular y costeño. También se reproducían caricaturas ya publicadas en El Universo y El Telégrafo. se reclamaba una mayor descentralización administrativa (Martz. que impugnaba también al centralismo de naturaleza serrana (Guerrero. 13 de abril de 1951. Guayaquil. 1989: 338-339). Era la irrupción de una fuerza política local en una coyuntura en la que se renegociaban las relaciones centro-periferia del Estado nacional.p. J6 de julio de 1950. p. seudónimo de Jorge Enrique Swett. p r o o r e k i s t v J3 r 19 Autor no identificado. Se reprodujeron informaciones y opiniones de la prensa internacional y agencias de noticias sobre el bloque soviético y las amenazas comunistas en el mundo. Guayaquil. 4iLa guillotina. El espacio que definió Momento era de oposición a liberales. En su análisis de la base doctrinaria de la CFP. La Guerra Fría y sus contenidos se hacían presentes en las fuentes que utilizó Momento para su información internacional. se abrió una sección denominada “Columna rota”. . otras eran de autores que se identificaban como Ficas y Ravdel. número 1. hace resistencia al vehículo. Los comunistas ecuatorianos fueron definidos como ejecutores de directrices de la URSS. 1994). Esta vez por el frente progresista” . Las caricaturas llevaban la firma de “Atila”. Guayaquil. en: Momento. Los eventos políticos locales y nacionales se encontraban relacionados en la revista. Desde el primer número de la revista. 1. el pueblo. número 70. dos periódicos que fueron acusados de estar al servicio de Plaza. mientras que CFP. non ix -n » e *T r.Esta posición queda descrita en una caricatura de Momento en la cual los socialistas. En la medida que habían redactores y colaboradores de Quito y otras ciudades. Estaba abierta la confrontación de Momento con los diarios El Comercio y El Universo . 29 de octubre de 1949. diferenciando lo que para el cefepismo eran los trabajadores e izquierdistas honestos.. conservadores e izquierda. La CFP hacía cotidianamente una crítica a los dirigentes de izquierda y a los sindicalistas influidos por ésta. 19. “Columna rola". La doctrina de la CFP era un conjunto de planteamientos que tendían a reformas socioeconómicas. susceptibles de ser incorporados al naciente partido. aunque una parte de sus activistas y lenguaje provinieron de ésta. el semanario adquiría un tono nacional. liberales y conservadores aparecen encadenados a un carro romano conducido por Plaza. En su enfrentamiento con ese medio fue calificado 21 El Universo. en: M omento . Fueron breves comentarios sobre hechos políticos que se acompañaban por un dibujo en miniatura. Desde un enfoque costeño. con una mayor centralidad del Estado en su capacidad de intervención en la economía. Carlos Guevara Moreno había sido definido por El Universo como “líder político anarquista”21. ACaíct -- LA GUILLOTINA e s ta va.

número 72. número 120. La denuncia constante de actos y acciones pro­ tagonizados por socialistas y comunistas. los Pérez Castro. donde también escribía Carrión. 20 de enero de 1951. 28 de marzo de 1952. 13. puesto que hacían pactos con los empresa­ rios y las trincas. Enrique Gil Gilbert y Segundo Ra­ mos. 3. El Sol . Ficas. y sus propietarios. 10-1i . 27 de abril de 1951. '‘Eclipse del sol". “La guillotina. p. p. los “cagatintas”. Se denunciaba también a maestros secundarios y universitarios influidos por socialistas y comunistas. Se caracterizaba a los comunistas como traidores de los trabajado­ res. Una historieta presenta la vida de El Sol y sus dificultades a través de la trayectoria de Benjamín Carrión. rómpan­ lo”23. Una portada de Momento pone a Guevara Moreno como un lu­ chador que aniquila a un dragón de tres cabezas: Pedro Saad. y si lo encuentran. Esto habría sido aclamado por los concu­ rrentes que tenían en sus manos La Nación . un diario proclive al CFP.fl BILiíioIeca como “diario enemigo del pueblo” . Autor no identificado. “como señalando que és­ te debería ser el favorito de los ciudadanos li­ bres y de los cefepistas de todas partes del Ecuador” . Otro diario quiteño. En la III Convención del CFP realizada en Gua­ yaquil en febrero de 1952. tenía como función la oposición a la influencia iz­ quierdista en el sindicalismo. quien lee El Sol. Guevara Moreno ha­ bía pedido a los militantes que a El Universo “No lo compren. fue calificado como “hoja bolchevique”. 22 de febrero de 1952. su principal mentor. p. la famosa columna titulada “Esta vida de Quito” donde se hacían frecuentes críticas a CFP y sus líderes. En una caricatura se ve a Juan sin Cielo limpiándole los zapatos a Galo Plaza. Esto se enfatiza en la contraportada de un número de Momento que reseña la con­ vención. 23 Momento . número 115. 49 . Guayaquil. pp. “traficantes de la mentira diaria”22. número 58. Guayaquil. en: Momento. Guayaquil. fueron caracterizados como “reptiles cobardes”. En aquel tiempo. Guayaquil. También el diario La Tierra fue criticado. en: Momento. 8. Lsla vez por Juan sin cielo”. una acusación absurda. Alejandro Carrión escribía una columna diaria en el periódico guayaquileño. 22 Momento.

desde París. Guillermo Lasso. Para Momento. La defensa de la democracia que hacía el Partido Comunista. como una memoria que insistía en los rasgos negativos del líder cefepista. Guayaquil. una revista anticonservadora El primer número de La Calle apareció el 5 de marzo de 1957. Consideraba que estaba realizando un combate a las oligarquías (Coello Serrano. Guevara Moreno apareció reiteradamente en las carica­ turas de “Atila”. Otro adversario era la CFP y Guevara 50 El semanario Verdad y el velasquismo La revista Verdad publicó su primer número el 7 de octubre de 1954 y circuló hasta 1956 en Guayaquil. La actitud general de la revista era anticonservadora. Se efectuó un frontal rechazo a la Kominform en América Latina. junto a una perra. a seis meses del comienzo de la gestión de Camilo Ponce como Presidente de la República. un organismo creado por el Partido Comunista de la Unión Soviética. su editor tuvo como motivación principal la crítica al CFP y a su líder Carlos Guevara Moreno. información internacional y comentarios del mundo del cine. El fue nombrado constantemente con relatos y menciones a hechos y actos de su pasado. Oscilaba en su autodefinición como publicación de centro izquierda o de izquierda. Fue publicada entre 1957 y 1966. estaba en la posición indicada para hacer un inventario de sus defectos. Pedro Jorge Vera. definido como “fascismo criollo”. Alguien que conocía al “capitán del pueblo”.. Figuraron en los primeros años como director Alejandro Carrión. Gonzalo Almeida Urrutia. gerente. La revista definió un espacio político de centro que privilegiaba las figuras de tipo liberal.PC. no sería más que un giro oportunista. La Calle . Había la intención de crear fundamentos ideológicos al velasquismo en circunstancias de que Velasco había dado un giro hacia apoyos conservadores. en 1947 para la coordinación internacional de los Partidos Comunistas. ■ w momento r t i cm k filando como un magazín. subdirector. 1954: 7). Hubo instantes en los que el liberalismo era definido como izquierda o cabeza de la izquierda. Con el tiempo se incorporó información deportiva y se fue per­ .000 ejemplares y 11. Los dirigentes comunistas Pedro Saad y Ricardo Paredes fueron definidos como agentes de la Kominform. Se estaba perfilando un cambio de mentalidad que le llevaría años más tarde a una conversión a la religión protestante. En 1957 tuvo un tiraje mayor a 10. Al comienzo colaboró. y jefe de Información. Entre los caricaturis­ tas de la revista estaban “Atila” y Humberto Es­ trella que no firmaba sus caricaturas. 25 de enero de 1952. Portada de la revista Momento . Su línea era la de proseguir con las corrientes políticas cobijadas bajo el Frente Democrático Nacional que había auspiciado la candidatura de Raúl Clemente Huerta. el símbolo denigratorio de CFP. número 111. los comunistas se encontraban protegidos por Galo Plaza. Coello Serrano se definió como humanista y cristiano. Fue una revista política que tenía segmentos de cultura general. pero no de derecha. Entre los colaboradores estaba el escritor conservador Wilfrido Loor. Jorge Vi vaneo.000 a fines de ese año. Rafael Coello Serrano. Uno de los adversarios en la derecha era ARNE. PCUS. El lenguaje era menos agresivo que el que caracterizó a Momento. Tuvo como objeto definir un apoyo al gobierno de Velasco Ibarra en su tercer período.

Los rostros caricaturiza­ dos de políticos servían para comentar los suce­ sos de la semana. número 8. Quilo. aunque no estuvo en sus prioridades el comentario de los ternas culturales. La revista elaboraba el tiempo político e incidía sobre éste. Ocurre que la apelación al pasado tiene como objeto situar a algún actor del pasado en su trayectoria que puede revelar cambios en su trajín político. La revista tenía un tiempo mayor para seleccionar los eventos más resaltantes desde su perspectiva. Ponce es Goliat. en un editorial afirmaba: Somos una revista de oposición al fraude electoral. al rapto de los ciudadanos en las calles. quien escribía una serie de “Nuevas cartas al Ecuador” . La presencia de facciones políticas dentro de los partidos era un indicativo de las estructuras partidarias subordinadas a jefes que entraban en conflicto. por ejemplo la revolución juliana. La cari­ catura de Daniel León sobre Velasco Ibarra pro­ ducida en los años cuarenta se reprodujo en va­ rias ocasiones en tanto expresaba un carácter grotesco del personaje. Si en este sentido hemos sido calificados de revista de oposición. La revista pulsó la cuestión cultural en Quito y Guayaquil. A esto nos oponemos. a la amenaza como medio de gobierno y a la utilización de Consejos de Estado y de Economía compuestos de “liborios” . Desde el número 25. La revista se percibía a sí misma en un conflic­ to con el gobierno de Camilo Ponce. co­ mentarios y caricaturas. 24 “Revista de oposición". lo que se tradujo en la columna “El intelectual de la semana” y las ocasionales reseñas de tipo cultural o de cine. al inicio. comenzó una sección fija de caricaturas al final de la revista. p. Lo que se consideraba actividad cultural estaba definido principalmente por lo que hacía la Casa de la Cultura. la guerra de los cuatro días y la revolución de mayo de 1944. Acusada de ser una revista de oposición. a la violación de las garantías constitucionales por el fácil expediente de la legislación de emergencia entendida a la manera velasquista. unidos a escenas de la cotidianidad. Una representación del enfrentamiento de la revista con Camilo Ponce consiste en una metáfora de un tema bíblico. Pero estas evocaciones siempre tenían que ver de alguna manera con hechos y personajes del presente. con reportajes y entrevistas a los participantes. al despilfarro de los fondos públicos. en: Ln Calle . La existencia de facciones en las fuerzas políticas como corrientes de opinión que se constituían casi siempre alrededor de algún líder político. La política era un tema de personajes que actuaban en relación con otros personajes. 11 de mayo de 1957. El garrote de Goliat tiene la cara y el bonete de un cura. Los textos más divulgados en la revista eran los de Benjamín Carrión. desde luego que lo somos24. Todo se hallaba ampliamente personalizado. y en la página final. sin fijarse en fechas precisas. También se realizaba una constante crítica al Partido Comunista. una serie de viñetas de Gonzalo Mendoza (Avispa) tituladas “Sucedió en la calle”. sus vínculos con la esfera intelectual progresista. las sesiones del congreso. Los intelectuales que la revista destacaba eran los de izquierda. Fueron relevantes los períodos electorales. los acontecimientos de la semana. Se comentaban eventos que ya eran descritos en la prensa diaria. Eran personajes que comentaban hechos políticos. Como medio de opinión. . a la paulatina destrucción de la educación laica. En la revista se efectuaban siempre reminiscencias de eventos políticos del pasado. David. 3. En la penúltima página se publicaba “Humor extranjero”. era destacada en las notas y comentarios. lo que es­ taba plenamente afirmado en los artículos. al encubrimiento de hechos 51 dolosos en administraciones anteriores.Moreno. daba un espacio a entrevistas y reportajes a políticos y secundariamente a intelectuales. Se advierte. La Calle . La reproducción de caricaturas antiguas como ilustraciones aparecía reiteradamente. La temporalidad semanal permitió tomar los acontecimientos con menos urgencia que la de la prensa diaria.

p. p. Voltaire y Unamuno. La una grafica una ho25 “Declaración de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana” . 52 . p. El artículo con el seudónimo de “Cura suelto” se tituló “Quien es responsable de la entrega a los curas extran­ jeros” en La Calle . Cuatro viñetas de la misma revista. otra presenta a Juan Pueblo excomulgado por leer la revista. Pero una lec­ tura completa y repetida no podía excusarse de pecado grave”25. 3 0 . abril de 1959. en. Yo. la última viñeta muestra a los redactores de la revista asándose en una paila del infierno. (Mayúsculas en el original). “Este pequeño mundo". desafiando la prohibición. tres de ellas dedicadas a la prohibición que realizara la Conferencia Epis­ copal de leer la revista. En otra. Una de ellas muestra a Velasco Ibarra pidiendo autorización al Vaticano para leer la revista. mostramos cuatro viñetas pu­ blicadas en La Calle . Las autorida­ des eclesiásticas consideraron que se trataba de una injuria al Cardenal Carlos María de la To­ rre: “QUEDA PROHIBIDO POR LA AUTORI DAD ECLESIASTICA A TODOS LOS FIE­ LES CATOLICOS DE LA REPUBLICA COM­ PRAR. Ponce bota sangre. un cura y una monja llevan La Calle bajo el brazo. El Universo . aluden a diversas situaciones relacionadas con la prohibición de su lectura. 7 de marzo de 1959. Q u i t o .mientras que el arma de David es la pluma. REPARTIR O CONSERVAR LA REVISTA LA CALLE". I I. 2 5 d e nbr il d e 1 9 5 4 . final­ mente. A continuación. 62. II (104). Lapiola. El enfrentamiento con la jerarquía católica ocu­ rrió cuando el 18 de abril de 1959. en: L i Calle. “Cosas do este pequeño mundo”. LEER. Quito. admitía materia leve. La infracción de es­ ta prohibición en el caso de lectura de algún breve trozo. la Conferen­ cia Episcopal Ecuatoriana prohibió la lectura de La Calle. güera donde se encuentra La Calle junto a Montalvo. El motivo: la revista publicó un artí­ culo de un sacerdote ecuatoriano oponiéndose a la llegada de curas extranjeros. 21 de abril de 1959. 111(111). La Calle.

en: El Universo. los socialistas y comunistas buscaban estar cerca del CFP. 12 de septiembre de 1959. Pedro Jorge Vera viajaba a La Habana invitado por el recientemente instalado gobierno revolucionario cubano. 27 de febrero de 1959. y la revolución cubana era exaltada como un ejemplo para América Latina. Pero la ruptura entre Carrión y Vera. Mientras Juan sin Cielo anunció en marzo de 1959 su viaje a Nueva York y Washington invitado en una gira por el gobierno norteamericano. acorde con la tesis de unificación de liberales e izquierda. La revolución cubana fue vista inicialmente con entusiasmo por Alejandro Carrión. Quito. Se anunciaba así la futura ruptura que llevaría a la salida de Vera y otros colaboradores para crear otra revista: Mañana. PSE. Guayaquil y otras ciudades de provincia. Caricatura que ilustra La ventana ilusoria. El verdadero Partido Comunista sería la facción de Manuel Agustín Aguirre en el Partido Socialista Ecuatoriano. Se produjo una visita de delegados del gobierno de Cuba a comienzos de 1959.forma absoluta. “La ardua y difícil unidad". . 26 Gosta Berlina. Quito. El Partido Comunista era definido como un grupo “más o menos tratable” . pero de menor importancia a la que se dio a los temas políticos. La revista había visto con simpatía la lucha de los rebeldes contra Batista a lo largo del año 1958. en: La Calle. "Este pequeño mundo”. el limpio. número 131. “Son para Cuba. 2 de junio de 1959. ill (112). El conflicto con la CFP bajó de tono en 1959. número 143. 27 Juan sin Cielo (Alejandro Carrión). 5 de diciembre de 1959. p. Según una nota. las figuras de la redacción de La Calle aparecen en una tertulia poco antes de la escisión. políticos vinculados al Partido Socialista. en: La Calle. a pesar de ello no dejaron de realizarse comentarios críticos sobre Guevara Moreno. domina al Partido Socialista en 53 L A V E N T A N A IL U S O R I A TIRANDO LA LENGUA Pura pose. con sus brazos sindicales. La Calle promovió figuras de la política local tales como Jorge Chiriboga de Esmeraldas y Neptalí Sancho de Ambato. estaba además condicionada por la posición que se debía adoptar ante las opciones de candidaturas presidenciales de las elecciones de 1960. 29. Desde la perspectiva de la revista era necesario unificar a las fuerzas anticonservadoras y por eso habían disminuido los ataques al CFP. Guayaquil. Quito. p. En ese año todavía aparecieron notas de temas culturales. Se hizo presente el tema de la revolución cubana. algunos guerrilleros se presentaron con uniforme y estuvieron en Quito. A mediados de 1959 La Calle propuso la candidatura presidencial de Benjamín Carrión a través del Movimiento Segunda Independencia. 12 de septiembre de 1959. “Este grupo ahora íntimamente enlazado con Guevara Moreno y CFP. 14. Yo. y para el resto de América son el ansiado futuro”27. En una caricatura. Esto muestra los nexos políticos internacionales que habían adquirido los dos animadores principales de La Calle. en: La Calle. “ Ya están aquí los “barbudos” (Esta vida de Quito]. y pone dificultades insalvables a toda gestión de verdadera unidad”26. Canión dice de ellos.Quito. el luminoso presente.

hizo que la primera defina a la segunda corno órgano comunista. en: Ixi Calle . en: La Calle . 19. número 147. "Deseos para el año nuevo". Se tomó distancia de Benjamín Carrión como candidato del Movimiento Segunda Independencia que expresaba una alianza entre el Partido Comunista y el Partido Socialista. mientras al fondo en una oficina. Caricatura que ilustra eJ artículo “Solo el paico salvará al país’'. Que podamos ver la realidad”29.En una célebre reunión en el local de la revista. Puso en el 29 Juan Sin Cielo. Quito. Se continuó con la línea de oposición a Velasco Ibarra. Así. Fue una ruptura “civilizada” con arreglos razonables en la parte económica como Vera evocó en sus memorias. La posición de apoyo a Plaza emergió en una caricatura que muestra a este candidato como futuro triunfador. Para entonces ya se puso en circulación la revista Mañana . Quito. 8-9. en: La Calle. p. p. "Nos oponemos a que el anillo Velasco-PonceVelasco se cierre sobre nosotros”. generadas por la Guerra Fría. Pedro Jorge Vera trazó una línea en el piso y pidió que la atravesaran quienes estaban de acuerdo con su posición. 9 de abril de 1960. Esto contrasta con el virulento lenguaje que Carrión y Vera utilizaron en las revistas para calificarse mutuamente. El número 147 de La Calle del 2 de enero de 1960. en la célebre cantina del “perro” Rojas. Alejandro Carrión había sostenido reiteradamente el rol de los independientes como actores decisivos en las elecciones. 30 de enero de 1960. S A L V A R Á EL PAIS Autor no identificado. 14 de enero de 2006. se opuso a la candidatura de Velasco Ibarra. Quilo. número 156. los simpatizantes de Vera cruzaron la línea. Quilo. I . Alejandro Carrión estaba encerrado escribiendo28. La enunciación de la revista propuso simultáneamente una oposición a un nuevo velasquismo y a Cuba: “Que la ventolera que sopla desde Buenos Aires no nos enloquezca de nuevo. quien fue presentado como la única opción democrática31’. número 161. 2 de enero de 1960. La abierta confrontación entre La Calle y M añana . Pinta monos. pp. no nos turben los ojos. 54 . Este tema había estado latente en La Calle. 30 Alejandro Carrión. alude a sus vínculos con Velasco Ibarra. Quito. Caricatura sobre Galo Plaza atenazando a los demás candidatos. Una caricatura sobre Pedro Jorge Vera. dando lugar a una disputa entre las dos revistas que mostraban un alineamiento que redefinía el espacio político por las tensiones 28 Entrevista con Nelson Clavijo (Pura Pose). Además. 37. número 151. p. en: La Calle . 5 de marzo de 1960. se realizó una Convención de Independientes en la que Carrión intervino para apoyar al candidato Plaza. Que los sueños juveniles que vienen desde Cuba y embargan hasta a los hombres maduros. Así. se publicó bajo la dirección de Alejandro Carrión con una posición de firme apoyo a la candidatura de Galo Plaza.

pueden presentar su revista no solo como inocua sino como útil y provechosa”32. 33 “Ubicación política de las candidaturas” . En una primera época. Quito. 30. 16-17. En Mañana aparece caricaturizado el incidente. en: La Calle. “Caricaturas. era escrita por Pedro Jorge Vera con el seudónimo de Georges Ferdinand Tapage. afirmando que “ . En esta visión del espectro político. Este cambio de posición política de Alejandro Carrión le llevó a la renuncia de su puesto de profesor en la Universidad Central (marzo de 1961) tras una confrontación con los estudian­ tes “urjistas” de la Facultad de Jurisprudencia. Quito. La revista evidencia la radicalización producida por la Revolución Cubana y un lenguaje de confrontación con liberales y conservadores. En el fragor de la coyuntura electoral de 1960. 4. p. 32 Contraportada de La Calle. y miraba el peligro de esas conexiones. Reveladora manera de identificar a La Calle con los sectores medios. “La Ventana Ilusoria”. Jaime Galarza. organismos laborales y estudiantiles. Dirigida por Pedro Jorge Vera. Mañana . e “izquierda popular” a Parra-Camón'3. Patricio Cueva. Apoyó la candidatura de Antonio Parra en las elecciones de 1960. “fuera del mapa” a Velasco Ibarra.. número 8. 20 de enero de 1961 . en: Mañana . líder velasquista. número 197. Quito. una revista radical La revista Mañana intervino en el espacio político a partir de una posición abiertamente vinculada a las corrientes de izquierda radicalizadas por la Revolución Cubana. p. Los cronistas de La Calle adoptaron una concepción eonspirativa sobre la penetración comunista en las instituciones culturales. el desempleo y la necesidad de vivir en un mundo de consumo moderno. se unía a los calificativos de gamonal y representante de la United Fruit.centro de sus preocupaciones a Manuel Araujo Hidalgo. número 202. Reapareció en 1966 y se publicó hasta 1970. 17 de diciembre de 1960. Adoptó el punto de vista de defender a “nosotros los de la clase media”. Prohias. Una sección. 10 de m ar/o de J960.. como una figura decisoria. pp. El tono de la nota es la defensa de las libertades políticas31. tal como había aparecido en unas caricaturas que enfocaban el lugar de los grupos medios. Posiblemente provienen de alguna publicación extranjera. Los ricos pobres”. y los caricaturistas “Avispa” y “Pura Pose” . 3J La Calle. Hugo Larrea Benalcázar. Una nota. número 189. Mentor Mera. era una manera de ya no darle una ubicación conservadora. su primer número apareció el 21 de enero de 1960 en Quito. criticaba los vínculos amenazantes con la URSS y Cuba. “Ayuda generosa”. “derecha conservadora” a Cordero. 22 de octubre de 1960. Quito. Plaza en la derecha. se publicó hasta julio de 1963 cuando fue clausurada por la Junta Militar. Fueron colaboradores de la revista Germán Carrión. y claro. que trataba de situar las coordenadas de la izquierda autodefinida como “popular” . haya levantado la prohibición de lectura de La Calle a los fieles católicos a fines de 1960. sorprende la ubicación de Velasco Ibarra “fuera del mapa”. La visión negativa de la trayectoria política de Plaza aparece en conjunto con la exaltación de la candidatura Parra-Carrión y una imagen burlona de Juan sin Cielo. No es extraño entonces que El Cardenal Carlos María de la Tone. Unas viñetas publicadas en la revista sitúan el tema de la clase media como un sector social agobiado por las deudas.. Mañana designó como “extrema derecha” a Galo Plaza. Arzobispo de Quito.

número 4 1. 19 de septiembre de 1959. 14 de septiembre de 1961. 3. Mas si aunque todos fueran revolucionarios activos -y no los inofensivos diletantes que son la mayoría. La fotografía era un apéndice a la intención de los artículos o comentarios. p. Quito. un pesquiza confeso dedicado a la trata de comunistas como pudo dedicarse a otra trata cualquiera. 56 . Quito. un periodista de alquiler. Mañana hizo lo propio con Alejandro Carrión. "¡Cambien ya la musiquita!". p. 3. contrariamente a lo que proponía el gobierno de Camilo Ponce: “Hay unos centenares de comunistas desperdigados en el Ecuador. el ala radical encabezada por Edelberto Bonilla. 36 Pedro Jorge Vera.. lo que no implicaba para él estar “velasqueando”36. 27 de octubre de 1960. p. había sugerido en 1959 que la acción del Partido Comunista carecía de efectividad. La biografía permite poner en perspectiva los eventos de las personas en un marco crítico.”35. quien fue acusado de un “delator que denunció a sus compañeros de trabajo. en: Mañana . y el ala reformista dirigida por Gonzalo Oleas. p. La política externa de Velasco Ibarra que definió una línea de independencia en el tema de Cuba. Gonzalo Oleas. 4 de febrero de 1960. número 84. En las dos revistas. 24 de marzo de 1960. en: Mañana. "No estamos Velasqueando”. La historia personal de los personajes políticos sirve para evidenciar sus defectos. Quito. “Esa cosa llamada Juan sin Cielo". Esta ruptura tuvo que ver con las alianzas electorales de 1960 y el tema cubano..tendrían ese divino poder y ese don de ubicuidad que se les quiere atribuir para encontrar un chivo expiatorio de la tragedia nacional. Tanto Mañana como La Calle presentaron a los personajes políticos bajo crítica con su biografía. Quito. 7. “Esta bendita vida”. un renegado de la poesía revolucionaria de su juventud. 35 Pedro Jorge Vera. Quilo. p. En esto se sigue una tradición de la prensa ecuatoriana. Una caricatura plantea el antagonismo con Plaza y Velasco Ibarra como candidatos presentados con una simulación de radiografías que evidencian el contenido de los candidatos. un descastado que traiciona a lo más representativo de su familia. Pura Pose. número 132. aparece caricaturizado exprimiendo a un indio. errores políticos o cambios de orientación. como culminación de una secesión que venía ocurriendo desde mediados de los años cincuenta. 34 Pedro Jorge Vera. Cuando en febrero de 1960 el PSE se dividió en dos alas. esa cosa llamada Juan sin Cielo. Esto sugirió la cercanía de Vera con el mandatario.” 34. según sea el caso. en: Mañana. 30. Pura Pose. 29. en: La Calle. número 10. en: Mañana. Cuando Pedro Jorge Vera todavía participaba en Im Calle. número 3..Mientras en La Calle se ironiza sobre Pedro Jorge Vera. Viñeta de "Esta bendita vida” .. un apatrida que clama porque el Ecuador adquiera el status colonial de Puerto Rico. se utilizaban fotografías repetidas y fragmentos de caricaturas. que se desempeñaba como abogado de comunidades indígenas. fue respaldada por la revista. El tortuoso camino de rompimiento que siguió el Partido Socialista está claramente reflejado en La Calle y Mañana con posiciones rivales. La Calle apoyó a Oleas y Mañana a Bonilla.

Una portada de Mañana presenta a Arosemena suici­ dándose en medio del fuego. Los conflictos rurales que adquirían ya un peso visible fueron reseñados. en: Mañana. esta revista redefinió el espacio políti­ co que proponía a la izquierda como una expre­ sión amplia que cubría el espectro liberal y las agrupaciones de izquierda cobijadas bajo el lai­ cismo. número 4Quito. establecer puentes dentro de la izquierda que adoptó un giro insurreccional. Caricatura de Gonzalo Oleas. 16 de junio de 1960. requería ajustar su identi­ dad en confrontación con La Calle. I Ide febrero de 1960. El ratón que aparecía siempre en las viñetas de “Pura Pose”. Y había que perseverar en el camino insurreccional puesto que para ellos las movilizaciones populares eran pruebas de que “el Ecuador vive al borde de la insurrección”'7. Quito. 14 Las posturas radicales de la revista se acentuaron entre 1961 y 1963. p. bajo la mirada bur­ lona de los militares. La confluencia de políticos. 23. el breve pe­ ríodo de Carlos Julio Arosemena y la instalación de una dictadura militar en julio de 1963. las opiniones y los aná­ lisis adquirieron un sesgo ideológico y propa­ gandístico que acompañaba los acontecimientos ocurridos en la movida coyuntura política del ascenso y caída de Velasco Ibarra. Caricatura del ratón urjista. aunque sin profundidad. El radicalismo de la revista estrechó el público destinatario que permitía. Pero ya se produjo una ruptura en el público lector que apoyaba La Calle. demarcó un territorio de aliados y adversarios. número 118. sin embargo. el sindicalismo y las movilizaciones callejeras. 37 “URJE habla sobre las guerrillas” . en: Mañana . Cuando Mañana. intelectuales y pro­ fesionales del periodismo situados en una ten­ dencia radicalizada. 57 . La información. p. trazado por la Revolución Cubana y la candidatura de ParraCarrión. Adoptaron tonos de agitación que acompañaban las actividades de URJE. 3. Mañana . Pura Pose.La Feria en la Plaza LA UNITED F-Rl'IT R EA LIZA R A EL SO C IA LISM O EN A M ER ICA : G O N Z A L O OLÉ URJE Pura Pose. El fracasado intento de los núcleos “urjistas” de iniciar un foco guerrillero en Santo Domingo de los Colorados se presentó para sus promotores corno un intento fallido por causas organizativas. 10 de mayo de 1962. p. vistió uniforme guerrillero y fusil desde el triunfo de la Revolución Cubana. número 22. Quito. puesto que prevalecía el nivel de denuncia.

$ 2 . La difusión de revistas norteamericanas ta­ les como Selecciones de Reader's Digest y Li­ fe. número U3. y un per­ sonaje. Virgilio Jaime Salinas y “Avispa” . En un ambiente caracterizado por la presencia de revistas políticas que adquirían cierta perma­ nencia y otras muy ocasionales e irregulares. tales como las secciones literarias con la publicación de cuentos. alrededor de la delincuencia. en sus primeros años. y la fundación de la revis­ ta Vistazo en 1957. Sin embargo trazó puentes hacia la problemáti­ ca nacional: se debatieron las propuestas regionalistas y se buscó captar los problemas de las provincias. No había una principalización de lo político. Quito. La revista Life se publicó semanalmen­ te desde 1936.- UN PRESIDENTE CIRCUNDADO POR MILITARES. Era evidente la transforma­ ción del chiste oral en chiste escrito que combi­ naba lo político y lo no político. m Pura Pose. Se publicaron tiras cómicas de “Marko”. se definió en el espectro liberal. implantó definitivamente es­ ta forma de hacer revistas. Algunos nú­ meros traían fecha y otros podían ser identifica­ dos por los eventos que relataban. “Silvestre”. En los años cincuenta estas revistas siguieron apareciendo y desapare­ ciendo en un marco de la dificultad de sostener medios que debían competir con otras publica­ ciones ya consolidadas o sustentadas en públi­ cos más amplios. la mendicidad y los barrios suburbanos. La preponderancia de las imágenes fo­ tográficas. Se estaba ya perfilando el estilo del magazín con Verdad y Sábado-. Otra tira cómica representa­ ba al chulla quiteño. oscilando entre la propuesta de reformas y la represión. Se produjo también un res­ cate de la historia nacional a través de las bio­ grafías de héroes y acontecimientos patrióticos. pe­ ro asumió la búsqueda de un público general. Las revistas efímeras Es sorprendente la cantidad de revistas efímeras que duran corto tiempo o aparecen sin regulari­ dad definida en el siglo XX. Una amplia sección deportiva estaba centrada en el fútbol profesional. Una intencio­ nal falta de identificación de señales de publica­ ción se evidencia en un ejemplar que dice “nú­ mero tal”. 5 de abril de 1962. una pers­ pectiva que priorizaba los temas de Guayaquil. Suponen la tenaci­ dad de sus realizadores que buscan auspicios políticos y comerciales. En algunos núme­ ros aparecieron como directores Hugo Rivadeneira Suárez y Rolando Montesinos Mejía. Persistieron un tipo de contenidos de las publicaciones periódicas anteriores. etc.. Realizada desde Guayaquil.. al­ gunas publicaciones internacionales adquirían 58 . Luis Peñaherrera.mañana No. A nivel grá­ fico incluyó muchas fotografías y mejoró el ni­ vel de presentación. 113 C/>jA j^IÍ t i . No sea hueso fue una revista humorística publi­ cada en Quito entre 1950 y 1960. “fecha tal” . y su versión en español apareció en 1953. Portada de Mañana. promovían un enfoque de los acontecimien­ tos internacionales y la información desde opi­ niones cercanas a la política exterior de Estados Unidos. el alcoholismo. También cir­ culaban la revista cubana Bohemia y la revista humorística chilena Topaze fundada en 1932. La revista tenía. un público con el crecimiento de las capas me­ dias. poesías y fragmentos de novelas de autores nacionales. introducía una impactante percep­ ción visual de los acontecimientos. En los primeros años publicaron caricaturas y realizaron ilustraciones para la revista Jorge Swett. Esta falta de mínimos rasgos formales de identificación alude a la in­ formalidad de la publicación.

Uno de los colaboradores fue 59 38 “Nosotros y el gobierno” . Quito. Quito. El semanario sobre todo estaba enfocado a criticar al CFP y sus líderes. “semanario profiláctico para la erradicación de la curunchuperra y sus cómplices”.DIARIO " J X DIA" Marko. 1951. Portada de El Alacrán. 1 (5). Tenía información política. número 5 y 6. . Ante la acusación de que El Alacrán estaba con Plaza. Era una publicación elaborada con profesionalismo periodístico y muy cercana a un estilo de magazin. 1950. Portada de No sea hueso. 1951. En una de las portadas.. Portada de El Alacrán. reportajes y caricaturas. Cada caricatura tenía un texto que identificaba lo que se ridiculizaba o caracterizaba de los personajes. Galo Galecio. de liberatos y adlátreres”38.. comentarios culturales. un abogado comunista ambateño. cada día vamos mostrando a nuestros lectores las tremendas fallas morales de conservadores y uperristas. Alejandro Camón decidió publicar en 1951 El Alacrán . Quito. en: El Alacrán. 27 de octubre de 1951. En las páginas centrales se mostraron caricaturas de personajes políticos bajo el título “Retablo de monigotes” . Quito. Mentor Mera. en una nota de la revista se justificaba su posición política de la siguiente manera: “Nuestra tarea es clara y simple: evitar que los conservadores lleguen al poder en el próximo período constitucional. El semanario Sábado se publicó en Quito en 1953 bajo la dirección de Juan Paz y Miño y Luis Maldonado Tamayo. la publicación muestra a Juan Pueblo pateando a una perra que está siendo atacada por alacranes. publicó en 1954 Don Pepe. Galo Galecio. Las caricaturas fueron elaboradas por Galo Galecio.

a muerte. Una portada de la revista presenta al mandatario con la figura de canguro. donde era reconocido como humorista y animador de la vida bohemia. el terrible. . líticos. chistes. 12 de junio de 1960. 16 de enero de 1954. poesías y publicidad. Fue un acto público que ocurrió al mediodía en una armería. disparóse un tiro de revólver". La revista había molestado al gobierno. En 1952 esta revista expresó su oposición a Velasco Ibarra. 1952. Vida Quiteña. insertó una bala y se disparó en la sien. Porlada de El Clarín . se tomó una fotografía que apa­ reció en El Comercio con una noticia sobre el trágico evento40. Portada de Dan Pepe . Quilo. En la por­ tada y contraportada se publicaron caricaturas. Momentos antes de su suicidio. cuando pidió un revolver. en: El Clarín .79. Allí apareció la típica caricatura que ilustra al gamonal como un personaje con botas y látigo. afirman­ do lo siguiente: “ . 30 de enero de 1954. es decir. 11. número 72. 39 Nota editorial. número !. Nació en Quito en 1900 y fue el edi­ tor de dos revistas: El Clarín y Vida Quiteña. 19 de abril de 1952. es lógico que nuestro com­ bate contra él [Velasco Ibarra]... Vino luego su agonía en un hospital público. y por eso Mentor Mera fue apresado el 4 de Febrero de 1954. comentarios po­ 60 Luis Martínez se suicidó a mediados de 1960. El Clarín se publicó desde 1938 hasta 1952. en: El Comercio. Luis Martínez. tiene que ser de­ finitivo.Alejandro Carrión. un personaje de la bohemia quiteña de los años cuarenta y cincuenta. Porlada.. Una faceta poco mencionada del “terrible” Mar­ tínez. Quito.. en: Don Pepe. número 2 Quito. fue su actividad pe­ riodística. Las dos publicaciones tenían una estructura pa­ recida. con una aparición poco regular y eventuales ca­ ricaturas en su contenido. Quilo. Salieron caricaturas en la prensa sobre este hecho. con artículos generales. Seguramente era el intento del “terrible” por en­ contrar un medio de sobrevivencia e integración en los espacios culturales. 40 “Sr. aparentemente solo circuló en 1939 cuando se imprimieron unos pocos núme­ ros. JÍkn íly it C R I T C A -H U M O R I S M O ■ C A R I C A T U R A C R I T C A -W U M O R lS V r C A R I C A T U R A (fe e y it ■&CK. sin que nos intimi­ de nada y sin que nadie pueda vanagloriarse de habernos hecho tener miedo alguna vez”19. Quilo.

Pero siempre la frontera de lo que se consideraba izquierda llegaba hasta los liberales. p. una revista orientada a apoyar al candidato conservador Gonzalo Cordero Crespo. definiendo su lugar en oposición a otros actores. Fue una identidad beligerante opuesta a todo el espectro político. en: El Sol. El espacio político y los actores políticos La polarización política liberal / conservadora. asumiendo la representación de la identidad del pueblo que coincide con el líder (Guevara Moreno) como un puño que castiga a sus adversarios. en: Diario del Ecuador. había ya definido un espacio propiamen­ te de izquierda identificado con principios doc­ trinarios relacionados con el marxismo y el sus­ tento en las capas medias y los sectores popula­ res sindicalizados. Esta polarización básica está reflejada en una caricatura que presenta un círculo con la división izquierda-derecha como una opción electoral. era un modo de representación del espacio político que tuvo plena vigencia hasta los años cincuen­ ta. era de tendencia velasquista. * o *«• h o n rJ id a S. que hacía equivalentes el liberalismo a la iz­ quierda y el conservadurismo a la derecha. Efectuaba críticas a la izquierda por su control de los sindicatos. 61 . A PUNTA DE LAP¡2 -"< * C‘ C'iitW Mr* > r>. I ) de enero de 1950. Monigotes. El velas­ quismo y CFP desafiaban esta polarización li­ beral/ conservadora. H it*><»"••• Galo Galecio. Su director Don Carlos “El Catalán”. “El Conservador". Era una revista de formato pequeño que tenía una caricatura en la portada y rostros caricaturizados que ocasionalmente ilustraban coplas. El tema clave que permitía esta alianza con los liberales era el laicismo como valores opuestos a la vinculación religiosa cató­ lica que ostentaban los conservadores. La revista incluía una página de caricaturas. en este caso. Para la campaña electoral de 1960 apareció El Gallo . Quilo. Acertijo Electoral Galo Galecio “Acertijo electoral".Una revista política ocasional que apareció entre 1958 y 1960. Hubo también breves artículos de comentarios políticos. Claro que la existencia del Partido Socialis­ ta en 1926 y luego el Partido Comunista en 1931. Fue un raro ejemplo de una revista política conservadora que seguía los formatos de las revistas políticas ya consolidadas de la época. aludía a Ruperto Alarcón bajo la sombra de una sotana. Su director era Gonzalo Bonilla Cortés.ito \n d*l tii-4o r l orden Una identidad política implica una autodefinición como aquella que hizo la CFP. Entre sus auspiciantes estaba Radio Tarqui. Quito. La perspectiva de situar a los conservadores implicaba condensar una imagen que. 12 de febrero de 1951. éstas se referían a sucesos políticos.6. sulo va.

p. Entre los diversos adherentes a las fuerzas políticas contendientes. P *3? áfa La cercanía del proceso electoral de 1960 sugirió por un instante una posible coalición entre liberales.LA GUILLOTINA patria”41. Es la tipología gráfica del velasquista reforzada además por una violenta campaña electoral. el del oprimido. ¡l x i» rR k ^'1 f* 'l V £ Autor no identificado. el del desposeído. p. E) auténtico frente unido". 9. en definitiva el pertenece al tipo del proletariado.” Para el caricaturista. El velasquismo (Una interpretación poética y un violento período de lucha). 19. el pueblo (o proletariado) se encontraba al margen de una clasificación y representación gráfica. “La guillotina. en: Mañana. p. en: Gustavo Tamayo Mancheno. Quito. Una caricatura de Vistavisión presenta a hombres y mujeres populares agresivos en una figuración negativa de la chusma. Guayaquil. Pedro Saad (PC) Guevara Moreno (CFP) y el liberal Rodrigo Vela Barona. los “urjistas” y las personas alineadas con Parra-Carrión contrastan con el “placista rocanrolero” . Caricatura sobre una posible coalición de los partidos políticos. Editorial Royal Print. 8 de junio de 1960. . el del engañado. número 47. Cuatro figuras representadas en la caricatura muestran a los jefes de los partidos abrazados y portando sus símbolos: Guillermo Jaramillo (PS). Guayaquil. En la campaña electoral de 1960. En un discurso. Así. Una chusma que expresaba ideales y “el alma de la 62 41 “ ¡Querida chusma!". en: La Calle. Pura Pose. El pertenece a su único tipo. apareció la chusma velasquista. exaltó a la chusma y la definió como un conjunto de sectores populares urbanos y rurales opuesto al gamonalismo. resalta una percepción positiva de quienes apoyaban al candidato de izquierda en 1960. "Pinceladas” . Velasco Ibarra. Vistavisión (La Chusma). socialistas. el aniñado conservador y el siniestro velasquista. 1960. Discurso de José María Velasco Ibarra en Quito. número 134. La leyenda aclara: “El pueblo no consta en esta clasificación de tipos políticos. P o r Frm ne i»co C h ir ib o g i. como siempre. 31 de mayo de 1960. Contratapa. entonces. en: M omento . cefepistas y comunistas. 250. 3 de octubre de 1959. 28 de septiembre de 195 I. Quito. número 94.

AN'A fl lib o T > n iiiif . Los comunistas y la alcaldía". Un liborio toma la forma de un personaje monstruoso lleno de cepillos en su cuerpo. el socialismo aparece como un niño que llora. Sus pies tienen forma de escoba. La CFP tenía una visión negativa sobre los comunistas. que apareció en una imagen correspondiente al comienzo del tercer velasquismo que ponía en riesgo a los empleados públicos. en: El Sol. Quito. Quito. Galo Galecio. Autor no identificado.in i. 63 Una mayor concreción de la figura del liborio. “El tipo político” . en: El Comercio. número 109. A ST RO ’ v'. Eran sobre todo diputados que estaban disponibles para apoyar decisiones a cambio de prebendas. 30 de enero de 1954.Avispa. Es­ ta es una manera de representar a los políticos independientes vinculados a posturas conserva­ doras. Esta mirada emergió en el conflicto del municipio de Guayaquil en 1952.n n n H » -p V rri'■ " L Estrella. La leyenda afirma: “El liborio se alarma ante el anuncio de elecciones libres” . “Un tipo en bancarrota”. Quito. % iLa guillotina. 12 de mayo de 1960. . en: Mañana. p. en: Momento. 21. lo acerca a posiciones e idearios de derecha. pudo ser el contrapunto para la caricatura del socialismo con la mamadera volando. número 17. Son recursos gráficos que estaban también en los avisos publicitarios. i 7 En una caricatura. Los comunistas fueron asimilados a una imagen delincuencial con la complacencia del pueblo que aplaude. 11 de enero de 1952. Unos personajes que representaban el oportunismo y el acomodo fueron los llamados “ liborios” . Guayaquil. y hay una mamadera que dice “empleo” . 23 de julio de 1952. Un anuncio de Seguros de Vida Sud América en el que se ve un niño con el biberón al lado. p. “Astromanía” .

Guayaquil. en una agresión que traduce el juego de carnaval como un conjunto de calamidades durante el tercer año del gobierno de Galo Plaza. . en: El Comercio.. “Marionetas’'. 42 “Juan Pueblo. El mono porta una serie de armas como bombas. p. este rompeolas. Durante el tercer gobierno velasquista jugó un papel destacado la ARNE. un hacha y gas lacrimógeno. manejado por una mano que representa a los socialcristianos y a los “azul itos” (conservadores). Galo Galecio presentó a Juan Pueblo de varias maneras. Pura pose. tirapiedras. para tu p ro tcceion !. En una de ellas aparece con una imagen cercana a un niño. personaje del alma guayaquileña”. Las imágenes iniciales de Juan Pueblo han sido atribuidas a Salinas. personaje del “alma guayaquileña” conocido como un hombre de rasgos cadavéricos. Don Claro Mirón. 18 de junio de 1952. 24 de octubre de 1959. Asdrúbal. número 137. “Esta bendita vida. Guayaquil.Juan Pueblo expresó en varias ocasiones el descontento del pueblo con las medidas de los gobiernos. en: El Universo. pies descalzos. 64 . sombrero y pantalón raídos junto a un perro flaco42.. para su protección” y Velasco responde: “Pero con esta muralla ¿podré respirar a mis anchas?” Mi MUTO POR GRAF I CO DON CLARO MIRON EL VELASQUISMO. asumiendo que era un portavoz del sentimiento popular. Sin título. Quito. rompaola». j M A R IO N E T A S ¡ Una identificación de Juan Pueblo con el velasquismo surge en una caricatura que muestra a Juan Pueblo construyendo una muralla para proteger a Velasco Ibarra. que corresponde a la participación de ARNE en las disputas con estudiantes y sindicalistas. Otras representaciones de ARNE eligieron la figura del cavernícola.. Juan Pueblo (el velasquismo) dice: “No es demás. Quito. en: La Calle . El personaje generalmente servía como un recurso valorativo que permitía mostrar lo positivo y lo negativo. Además. don Pepe.— No ♦» don P*p*. revelaba una identidad con la nación y los ideales republicanos. VELASCO. 30.—Poro con «>t» -muralla ¿podra rajp lrir * m l i a n e h a t ? . en: El Universo. 14 de mayo de 1954. 25 de julio de 1998. El liborio” . Una caricatura muestra a un representante del ARNE como un mono-marioneta. sin sombrero.

6.1 i i'i'-it . en: Calle . 'I It>u. 24 de febrero de 1951. El sombrero lleva una bandera que es la identificación con la nación. s ¡ . en: El Sol.<-«.. se A PUNTA DE LAPIZ P* Odlú ód¡*.'i v i i M f. Galo Galecio. "El pobre Juan Pueblo bajo el agua y el lodo".• («•■• h ! „ . fue su diferencia con el Perú. De modo que la constante aspiración ecuatoriana al acceso al río Amazonas. Quilo.\ / . aparecía como el país responsable de un largo y continuado proceso de mutilación territorial.A PUNTA DE LAPIZ Pw Cale Gilftít acompaña la caricatura dice: “Juan Pueblo. Uno de los aspectos centrales que definió la identidad nacional ecuatoriana.. “Circo electoral’'. r\» i / ../ /. 1 ‘ifrl)!'. vivan “la imagen de su comunión” (Anderson. Para esto también son muy importantes los idearios nacionalistas que han sido divulgados por el sistema escolar y los medios de comunicación masiva. Quito. Otra caricatura muestra la representación clásica de Juan Pueblo. traje elemental y descalzo.. Así. número 12. i i l j E! uobre luán Pueblo bajo el 0 £ua y el lodo Galo Galecio. Esto porque el Perú como enemigo externo. >. . la nación es una “comunidad política imaginada”. » r|. con sombrero.i ¡'n e b í. . 1993: 23). sigue enarbolando la bandera gloriosa” . Representación de Juan Pueblo (liberal).4. el rosca. imposibilitados de conocer realmente a la mayoría de sus compatriotas. Juan Pueblo.«!. La leyenda que . surgida a través de la creación de nuevos lazos que han desplazado el mundo ideológico tradicional anterior. Estas vinculaciones imaginarias son posibles mediante la prensa y la narrativa que definen identidades nacionales cercanas a las elites. se gesta una identidad nacional que pretende homogeneizar un sentido nacional. p. el fiero. Una identificación de Juan Pueblo con la ideología liberal se completa con identidades populares. 6 de febrero de 1951. 8 de junio de 1957. 16. Los lazos imaginarios hacen que quienes viven en un territorio nacional. .< lll r „ M . Las imágenes de la nación Según Benedict Anderson. p. n a . el cholo. Quito.1 n . Lleva una antorcha y una bandera que tiene escrita el 5 de junio.c d u r rm . en una actitud de indiferencia con respecto a los representantes de los partidos políticos que aparecen como miembros integrantes de un espectáculo de circo. Aparece Juan Pueblo acostado. V' ' > l n l'U<« '•* Galo Galecio. p. r c ir Juan Fiicblu.r P.<i M r¡. en: El Sol.> l u U n t a . Juan Pueblo.

La guerra de 1941 que enfrentó al Ecuador y Perú.HjrruiitfM . 31 de mayo de 1948.-jn U B ■ . La cuestión de la nación aparece vinculada a una crítica al General Enríquez Gallo. tema que implicó la construcción de biografías que destacaban la participación heroica de los oficiales y soldados durante la guerra. p. un individuo con sombrero se dirige a otro que tiene la cabeza de gallo. 25 de julio de 1951 «-M jom ad* c<mi ios iIi. La consecuencia fue la suscripción del Protocolo de Río de Janeiro el 29 de enero de 1942. 43 “Enríquez es el verdadero culpable de la desmembración territorial". “Remordímíenlo". debió ser procesada mediante varios mecanismos que aluden a la generación de una conciencia sobre el hecho. 66 . en: El Universo.o j c’ > u ■ ■ En la campaña electoral de 1948. fue una derrota humillante que se produjo luego de una actitud inicial poco realista y de desafío al poder militar peruano.vUiíh r>i L « v . Un dibujo representa el acto heroico de la cañonera Abdón Calderón en la guerra de 1941. MINUTO GRAFICO Por Den Cltro Mirin. En una caricatura del diario. Un recuerdo de esta índole fue manejado con mecanismos compensatorios que devolvieron simbólicamente el sentido que tenía el sujeto humillado. Juan Pueblo está sobre la nave con un fusil y una bandera. La otra dimensión del recuerdo fue la producción de héroes. 4. una evidente identificación con los símbolos patrios. Guayaquil» 6 de junio de 1948. Para el Ecuador. el diario El Universo adoptó una actitud contraria al General Enríquez Gallo.convirtió en la piedra de toque de un imaginario territorial de fronteras. ¿ PUNTA DE lápiz Juan JVicblo. Al fondo está el mapa del Ecuador con la huella de la mutilación. en el que se ratificó una pérdida territorial para el Ecuador.. y su imposibilidad de acceso al río Amazonas. es un acontecimiento histórico que ha contribuido a la definición de la identidad nacional del Ecuador. . p.. en: F. Ha sido principalmente un recuerdo traumático que se transmite como una humillación nacional. Fue una batalla desigual (como efectivamente aconteció) que llevó a la derrota ecuatoriana. la nación. “En el día de la Marina Nacional". Hablan sobre la patria que tiene figura de mujer. Quito. Guayaquil.O EN E L D IA D E I.. 4. Uno de los argumentos esgrimidos fue el tema de su responsabilidad en la guerra de 1941 y su papel en la creación del Cuerpo de Carabineros". traducido en representaciones cartográficas que aspiraban a un territorio ideal. Como fue una guerra perdida para el Ecuador. . en este caso.l Sol. . en: El Universo. .A M A RIN \ N A C IO N A L ' ■ s. El emblemático personaje adopta el cuerpo de la nación. Don Claro Mirón. Galo Galecio. ti¿aitt"'f .

Galo Galecio. MI NUTO PO R GRAFICO DON CLARO MIRON PFPU A PUNTA DE LAPIZ Por CALO CALECIO VECINO INSOPORTABLE EL ECUADOR. 3 de junio de 1954. Quito. en: Mañana. Cuando no me pisa el poncho intenta recortármelo. (Panamericanismo). Quito. lamentaba que haya un detalle lesivo a un país amigo. El Ecuador lleva poncho y sombrero. Las relaciones entre Perú y Ecuador adquirían un carácter tenso por incidentes fronterizos.. Ecuador exclama: "Vaya con este angelito!.. Una caricatura muestra al Ecuador y el Perú sentados en una banca. Una nota de la dirección del periódico al día siguiente. Presidente del Perú‘M.. una caricatura de Galecio graficaba el papel predominante del Perú a partir de una figuración del General Odría: un militar con espuelas. El tema de la caricatura se basaba en un comentario del General Odría. Haya de Ja Torre. Don Claro Mirón. En una jaula. Contratapa. Guayaquil." 44 El Sol. número 48. El punto culmi­ nante de esto fue la campaña electoral de 1960. o vic*. . El Perú en cambio está representado por un soldado negro quien porta unas grandes tijeras que llevan la inscripción "captura de soldados" con las cuales corta una parte del poncho de Ecuador. “Vecino insoportable*’ en: El Universo. político peruano que pasó largos años encerrado en la Embajada de Colombia en Lima. 30 de julio de 1951. Vistavisión. Dice: “Afuera todos. “Quiere adueñarse de América" en: El Sol. Esto aparece muy claramente con el papel de Estados Unidos que se presenta como la figura dominante del panamericanismo. 31 de julio de 1951. porque aquí todo es mío. prenda en la que consta la leyenda "Armonía.. Q U IE R E A D U EÑ A R SE D E AM ERICA Afuera lodos.— V «yj ton .. emergió completamente a favor del Perú. .”. 16 de diciembre de 1960. Chile está a sus pies de modo servil y Colombia es pateada..FLACiO D iübte A diez años de la guerra de 1941.. está representado como un campesino. La posición de los garantes del Protoco­ lo de Río de Janeiro. Cuando no m» pita *1 poncho ínleal# recorlírmelo. porque aq uí todo es m ío . 67 . Paz". cuando Velasco Ibarra proclamó la nulidad del tratado. o viceversa. El Protocolo de Río de Janeiro se convirtió en un tema de disputa con el Perú para lo que se apelaba a posibles intervenciones internaciona­ les que permitieran su nulidad. Quito. . garras y una insignia nazi.

mostrando la falta de contacto del gobierno con ellos. con unas tortugas que comentan si la solución para las islas Galápagos sea cuestión de un Gobernador. en: Diario del Ecuador. Quito. Este fue el caso del Archipiélago de Colón que implicaba alguna forma de administración. Quilo. dos indígenas amazónicos. DESCUBRIMIENTO DEL A M A Z O N A 5 / t u * jí * t j * . La patria. n s í ’ Nelson Jácome. 11. 18 de abril de 1961. Quito. 22 de marzo de 1959. La siguiente caricatura muestra a un personaje de autoridad sobre una roca en el mar. era importante una narración al respecto. Una historieta realizada por Nelson Jácome realza el papel de los conquistadores españoles en el acontecimiento. La construcción del Estado nacional suponía el vínculo con lugares remotos pero de alto valor simbólico.El relato histórico sobre el descubrimiento del río Amazonas fue muy importante para la historiografía ecuatoriana. una mujer con gorro frigio y ligueros. Asdrúbal. en: Diario deI Ecuador. En la siguiente caricatura. la patria aparece despojándose de su armadura. p. 11. “En el aire". “El descubrimiento del Amazonas”. EL DESCUBRIMIENTO DEL A M A Z O N A S Nelson Jácome. Esta . Quito. en: El Comercio. cuando La Ley Militar ha sido suspendida. se realizó un esfuerzo de divulgación de los derechos territoriales del Ecuador. G A L A P A G O S Asdrúbal. p. les visitan desde el aire. Y para ello. p. En los sucesos del 2 y 3 de junio de 1959 en Guayaquil. comentan que aunque les ofrecen carreteras. 12 de febrero de 1959. A comienzos de la década de 1960. “Ella: ojalá no tenga que volver a usar esta pesada armadura”. En diversos momentos del siglo XX se realizaron acciones de difusión tendientes a valorizar el papel de Quito en el descubrimiento de ese río. 2da sección. 26 de abril de 1961. adopta una forma guerrera vinculada a la violencia estatal.l. identificados como jíbaros. en: El Comercio.4. p. "El descubrimiento del Amazonas” . Las relaciones entre el Estado y las poblaciones indígenas amazónicas estaban teñidas de un profundo desconocimiento de esas poblaciones.

II! (107). Guayaquil. Completan el cuadro tres curas que juegan dados y un buitre que vuela: Velasco Ibarra. el cielo. opera sobre un imaginario que es un sentido común. un apóstol y a un costado Guevara Moreno que lleva dinero (Judas). p. usan los símbolos católicos para insertar allí el mensaje. Debajo de la cruz aparece Raúl Clemente Huerta.figuración femenina de la patria de contornos sensuales es un cambio influido por imágenes de vedettes del cine y espectáculos. Quito. el infierno. 17 de junio de 1959. 2005: 105-120). Está presente en la iconografía católica como un rasgo que expresa junto a Jesucristo o sin él. Permiten definir a la patria. Esta era ya una tradición en la caricatura latinoamericana desde el último tercio del siglo XIX. La cruz era un símbolo dominante en la religión católica. 4. 30. “Adiós a las armas" | MonocomediaJ. El uso de los símbolos católicos Las caricaturas. especialmente en los siglos XIX y XX. en: La Calle. Sombra. . cuidando la aparición de transgresiones. Otros símbolos son el diablo. La portada se completa con las fotos de los cancilleres Tobar Donoso y Tobar Zaldumbide acusados como responsables. Y cuando éstas se han producido por parte del arte occidental. Cuando la caricatura utiliza imágenes provenientes del catolicismo. generalmente hechas desde un enfoque laico. 28 de marzo de 1959. en: El Telégrafo. En la tradición iconográfica católica se encuentra habitualmente vigente el control de la autoridad eclesiástica sobre las imágenes. Personifican la bondad y la maldad. a la nación o al pueblo como víctimas. han sido objeto de condenación (Gubem. 69 [¿Lapiola?] “ Este pequeño mundo". ¡os ángeles. la condensación del culto religioso. Una representación del pueblo como Cristo crucificado permite definir a los personajes de la crucifixión con la intención de evidenciar rasgos de maldad y bondad. También las fechas de contenido ritual en el calendario católico pueden ser un motivo de metaforización. Una portada de La Calle alude a la cuestión nacional con una simbología cristiana. Se trata de la sobreposición de significados que revelan el peso de los símbolos religiosos en la cultura política laica. p. La cruz tiene la inscripción del Protocolo de Río y el pueblo crucificado.

4. “Vía crucis en Esmeraldas” lLo que mi lápiz dice]. “La realidad es esta” en: ¿7 Sol.. en: El Comercio. debido a que lleva amarradas unas alas. Quito. 3 de septiembre de 1953. Camilo Ponce lleva un vestido de escolar alemán y un bastón en que aparece el sello de la svástica.H SOL— (k¡^ V J* Lqah 4¡ f t r ) 1 P U N T A DE L A P I Z Por C » b C ik d e . Guayaquil. número 132.. “Adoración”. f - 1 : ’ rpculrt *n ti hi lir# Hrl Portada de La Calle. Camilo Ponce observa la escena. 30 de agosto de 1953 En una representación de cómo los agricultores de Esmeraldas se hallan agobiados por el Banco de Fomento y el Instituto de Colonización. u > }tr « I » Crin Redrován. En la siguiente caricatura Camilo Ponce y Pedro Saad. 19 de septiembre de 1959. tu. Galo Galecio. Velasco: "Enviado de la Divina Providencia para salvar a la Patria". Quito. pfH rrn .V vt> \ PROXIM O IN T f R -V LI-M X l . Saad solo tiene la ley como arma. Ponce tiene alas de ángel. LO QUE MI LAPIZ DICE Por REDROVAN Otra caricatura muestra al ministro de Gobierno Camilo Ponce Enríquez en una postura de adoración al presidente José María Velasco Ibarra. 26 de m ar/o de 1959. ADORACION VIA CRUCIS EN ESMERALDAS AGRICULTORES— Ayu~d»m* . E C U A T O R IA N O S IG U E irip ir/in n C. Camilo Ponce se inclina y le dice "Oh. cola de rata y un trinche diabólico. un negro lleva una cruz con la inscripción de terrateniente. quien aparece representado como un falso santo. aparecen con imágenes del mal y el bien. los contendores de una próxima interpelación en el Congreso. p. en: El Universo. a la vez que viste una sotana. 70 . Quilo. además tiene en la cintura una especie de esposas.. Asdrúbal.

en una caricatura de El Comercio . adopta la forma del demonio con cuernos y forma de fauno. La votación le había favorecido ampliamente. Ahí se ve al presidente Velasco Ibarra llevando unas flores para colocarlas en algunas tumbas que tienen a su frente. “El Día de los Difuntos”. I de noviembre de 1953. había salido avante en la interpelación realizada en el Congreso por pedido del senador de los trabajadores del Guayas. en: Sábado. Sin título. Velasco ¡barra es la figura superior. En una clara modificación de una obra de El Greco. DÍA DC LOS EU W TOB IAadrúbtU Asdrúbal. quien subyuga a la patria. para juzgar sus abusos. 26 de septiembre de 1953. E L E N r iF j v R O D E '. Pedro Saad. Uno de ellos dice: "A donde irá tan elegante" y otro responde "A recibir a Somoza".I El ministro de gobierno Camilo Ponce Enríquez. . Ponce habría expuesto argumentos poco creíbles. Dios. Dos hombres del pueblo conversan mientras miran al presidente. es sorprendido en la lectura de un libro religioso que está abierto en un capítulo intitulado "Los castigos del Infierno" el cual incluye una lámina en donde un demonio arranca la lengua a los mentirosos. Quito. "Gasolina" y probablemente a algunos políticos como "Teodoro Alvarado". Quito. el cementerio representa el ambiente político. 71 Autor no identificado. Debajo está Ponce. Estas tumbas corresponden a ciertos proyectos como "Reservados".A L IB E R T A D Asdrúbal. en: El Comercio. 20 de septiembre de 1953. Sin embargo. Al fondo se ve una carpa de Circo que representa al Congreso en donde los diputados lanzan insultos. Se refiere además a su reciente paso como Ministro de Bienestar Social y su actitud contraria al sindicalismo. 73 votos contra 15. i r . candidato conservador a las elecciones presidenciales de 1960. En una recreación del Día de Difuntos que aparece en la caricatura siguiente. Esta caricatura está hecha a raíz de la interpelación a Ponce en el Congreso en la cual no había podido justificar sus acciones de abuso de autoridad. el Cardenal Carlos María de la Torre y otros personajes que realizan el entierro a la libertad. Cordero. “El entierro de la libertad”. directores de periódicos y la clausura de alguno de ellos. Quito. el entierro del Señor de Orgaz se muta en el entierro de la libertad y la transformación de los signos originales. en: El Comercio. al haber ordenado el encarcelamiento de líderes políticos.

en: El Universo. 22 de abril de 1962. p. Teniendo como fondo una foto de la procesión del Viernes Santo. “Después de Semana Santa". La administración del Estado se enfrentó al manejo de las aduanas y 72 Montañola. La siguiente caricatura muestra al Arzobispo de Cuenca dando un sermón y con un cartel que dice "Viva Cordero". 30. El arzobispo de Cuenca. se evidenciaron gestos contrarios al comunismo. Esto ha coexistido con los procesos de provincialización y cantonización en el marco de la división político administrativa. De modo que uno de los as­ pectos del cuestionamiento al Estado central to­ mó la forma de una disputa por recursos y deci­ siones en torno al funcionamiento de la admi­ nistración estatal y las medidas para fomentar el desarrollo económico. 15 de abril de 1960. El Arzobispo dice: "Y por ahora. no penséis en el bacalao ni en las vacas Holstein. y recordad al 'cordero' pascual". en: El Comercio . Las regiones se han arti­ culado alrededor de Quito y Guayaquil como ciudades que han controlado espacios geográfi­ cos y áreas de influencia. Asdrúbal dibuja al margen derecho a dos individuos comunistas que al ver la multitud de creyentes comentan: "¿No crees . considerado una amenaza a las prácticas religiosas cristianas. número 8. 10 de marzo de 1960. Lo regional y lo local MOMENTO GRAFICO w MontuAnl* La constitución del Estado ecuatoriano supuso desde el siglo XIX la existencia de regiones que en distintos momentos han expresado situacio­ nes de conflictividad.que aquí estamos pasando el tiempo?". Cuenca es otra ciudad que ha ejercido también influencia en el sur del país. “Sermón en cadena". en un sermón llamó expresamente a los feligreses a votar por Cordero Crespo y se proclamó en contra de Galo Plaza a quien calificó de comunista. LOS COMUNISTAS: —¿No cree* qu# aquí estam os pavando el íiem po? Asdrúbal. en: Mañana. hermanos míos. DF5PUES DF S E M A N A SA N T A Avispa presenta. se produjo un fortalecimiento del Estado central como actor interventor y distri­ buidor de recursos. Guayaquil. Desde 1925. Justamente en las procesiones del Viernes Santo de comienzos de la década de 1960. Quilo.

Sin embargo. sobre el abastecimiento local de telas para la industria azucarera debido a que la industria textil serra­ na producía telas de algodón. M IN U TO POR DON G R A FIC O Ü 4 10 MIRON LEON DORMIDO Pár*t« qu« *1 jumbído d« »»■» m«c»rc¡¿n * t lí dc>p*r' nd. en: El Universo. lo local también es el lugar de conflictos por el poder y la existencia de personajes autoritarios. “León Dormido”. El primero. sobre la producción local de llantas que es­ taba proyectada desde una iniciativa impulsada por el Estado y capitales serranos. Así mismo. que representa a Quito y persigue a un ave que alude a la Aduana de Guayaquil y lleva una gran red en la que consta la inscripción "centralismo". 5 de junio de 1954.los impuestos. y sirven frecuentemente para dar a conocer demandas y peticiones al poder central. quienes eran indispensables para gestionar las relaciones con el Estado central y organizar el electorado. Desde 1930 y con más regularidad hacia 1950.. imposible”. puesto que en 1959 iba a ser la sede de la Undécima Conferencia Interamericana. Guayaquil. tales como los caciques costeños. Guayaquil.. en: El Universo .1 I* fi«** qu* dorn-i'**»» d o s * h*c« un tatn Don Claro Mirón. que suponían a Guayaquil como el mayor 73 . Los diarios de circulación nacional hechos en Quito y Guayaquil. en los años cincuenta. los periódicos ya incluyen notas y datos de corresponsales de provincia. El segun­ do. Existen otros modos de percibir lo local desde una posición de centralidad. M IN U TO PO R G R A FIC O DON CLATO MIRON Don Claro Mirón. Dos conflictos enfrentaron a los industriales serranos con los comerciantes costeños. El cazador dice: "Es tan veloz este pájaro que todos mis intentos me fallan!. estuvo en dispu­ ta el desarrollo industrial de la sierra frente al esquema importador costeño. Un león dormido representa al regionalismo importunado por el zumbido de un moscardón que representa a la Aduana en Quito. 18 de junio de 1954. que pusieron en tensión al Esta­ do central y los intereses guayaquileños. Un hombre maduro con leva y sombrero coco. mientras que la industria azucarera costeña deseaba reempla­ zarlas con yute importado de la India. Y cómo me gusta su vistoso plumaje". a través de la construcción de algunos edificios públicos. Para eso se impuso la creación de impuestos urbanos. presentan breves informaciones y notas de tipo local que permiten visualizar los espacios locales. “Quiersde. El texto tiene el siguiente comentario: "Parece que el zumbido de ese moscardón está despertando a la fiera que dormitaba desde hace un buen rato". Una nueva ley aprobada en el Congreso buscaba el embellecimiento de la ciudad de Quito.

Finalmente se lle­ gó al acuerdo de costear las obras con el presu­ puesto estatal. Don Claro Mirón.. ¿Verdad que queda regio en tu escudo esta leyenda?" .. MI NUT O GRAFICO Q U ITO . El hombre que representa a Quito tiene aspecto indígena. lleva sombrero. sin podar datlr como lo» chapltai: Tienen raión par© van pra*©*!. Por eso es que el efecto probable que se podía esperar de la firma del decreto que prohíbe la importación de llan­ tas era una medida proteccionista favorable a la próxima instalación de la fábrica de llantas en Cuenca.. Quito dice: "Que es pis eso. esta vez un zambo campesino que ahora va descalzo. Guayaquil. había sido constituida como parte de la política de protec­ ción industrial que impulsó el Estado...— U n * su g e r e n c ia . 10 de diciembre de 1954. defendiendo los intereses de los importadores de llantas (Quintero y Silva.. la ciudad de Quito está representada como un indio que mira un letrero entregado por el representante de Guayaquil.... m o nito ? 3 U A Y A Q U IL . A esto se opuso la Asociación Ecuatoriana Automotriz.— Q u é e s p is «so .t a la y e n d a ? . Este conflicto evidenció sobre todo la oposición entre un modelo de fomento industrial que im­ pulsaba la industrialización de la sierra y los grupos comerciantes costeños que defendían un modelo de tipo comercial... el presidente vetó la ley del Congre­ so.o . cholitico. que suda. Aparecía para Cuenca como una fuente de em­ pleo y punta de lanza del desarrollo industrial local.. pero al mismo tiempo se pidió insistir en di­ cha ley buscando nuevas fuentes de financia­ ción o impuestos sustitutivos. Don Claro Mirón.contribuyente.. una respuesta esperanzadora a una crisis regional originada en la decadencia de la pro­ ducción y exportación de los sombreros de paja toquilla.. con sombrero campesino pero calzado.. Es interesante considerar el conflicto por la ins­ talación de una fábrica de llantas en Cuenca. 1991: 157-158). El presidente Velasco.. fM PVESfo £»6M ()Pd Ante la presión de las fuerzas económicas de Guayaquil. Sin título. 74 UN ASALTO VELASCO— . sin poder decir como los chapitas: ¡Tienen razón pero van presos!". Guayaquil. Mientras que el representante de Guayaquil muestra el escudo de su ciudad en que se aprecia la leyenda: "Guayaquil fue libre por la voluntad y el esfuerzo de sus propios hijos". En otra caricatura. La Ecuadorian Rubber Co. que era una empresa que vinculaba capitales se­ rranos con la General Tyre de Estados Unidos.. En una caricatura de El Universo. ¿V erdad q u » q u ed a n g i o e n fu es c u d o o . .. El letrero dice: "Quito fue remodelado por la voluntad y el esfuerzo de sus propios hijos". monito? Guayaquil responde: "Una sugerencia. c h o ü lr. Esto originó que los sectores políticos y económicos de Guayaquil expresaran su oposición a estos impuestos. el presidente Velasco Ibarra aparece separando a los representantes de Quito y Guayaquil que intentan agredirse. . mientras que quien personifica a Guayaquil es un mestizo. exclama: "Y yo.Y ye. en: El Universo. "Un asalto” . La escena es contemplada por Juan Pueblo que advierte el perjuicio que dejará el decreto. va descalzo y empuña un gran trinche. 11 de diciembre de 1954. en: El Universo.

La tina en la que el niño es bautizado.4. en una alusión a su quebrantamiento. p. “AJadinesea ceremonia" [Minuto GráficoJ. está ubicada sobre el libro de la constitución. Guayaquil.. por su parte.4. 4 de febrero de 1959. Juan Pueblo espera que esto se arregle. NEGOCIO DERECHISTA V.. p. en: El Universo Guayaquil. Guayaquil. donde un niño bautizado por un cura y apadrinado por la Junta de Planificación y la Ecuadorian Rubber.. en: El Universo.4. . 1 de febrero de 1959. p. lyE\ cuento del lío" ¡Minuto Gráfico). en: El Universo.INTESORO— A mi nu Yo no tirmo . 5. M INU TO GRAFICO Por DON CLARO MIRON Don Claro Mirón. 75 Don Claro Mirón. Vo *oy Góeiti Itquiirdo y lie iiqun'dn:. M INUTO GRAFICO Por DON CLARO MIRON MI N U T O GRAFICO Por DON CLARO MIRON LA "MONE"— Ay. ALADINESCA CEREMONIA Don Claro Mirón. p. La Ecuadorian Rubber. "Allí está el detalle” [Minuto Gráfico]. es representada en la siguiente caricatura como un “supermonopolio” que muestra la dubitación de las autoridades del gobierno en firmar el acuerdo. 23 de noviembre de 1958. en: El Universo. “Negociado derechista" [Minuto Gráfico|. ■ Don Claro Mirón.MI NU T O GRAFICO Por DON CLARO MIRON simboliza el mencionado monopolio. 11 de diciembre de 1958. la prohibición de importación de yute y la fábrica de llantas. Se trata de un clavo situado en medio de una madeja que simboliza los cierres de negocios. La idea de que la instalación de la llantera en Cuenca iba a producir un monopolio se expresa en otra caricatura. Guayaquil. La Junta Monetaria aparece en la fi­ gura de una señora que tiene un hilo de la ma­ deja. La siguiente caricatura muestra la visión de la crisis desde la perspectiva regional guayaquileña.

2da. En la década de 1950. mientras “capullito” le ofrece una tuna espinosa. minimiza el conflicto desde una perspectiva de la sierra. "Alcanza para todos”. Chivito. el monopolio llantera. en: La Escoba . Cuenca.El conflicto de la llantera se representa acoplado a la cuestión del centralismo. en el cual aparecen encabezando los redactores del periódico. pusieron en discusión la posibilidad de un esquema federalista para el Ecuador. Desde atrás. La postura de los intereses estatales y los industriales de la sierra.l Don Claro Mirón. Esta representación.4. 3 de noviembre de 1949. p. “La tuna llantera’7 [Minuto Gráfico]. en cierto sentido. fecha de aniversario de la fundación de la ciudad. ALCANZA PARA TODOS MI NUTO GR A F I C O Por DON CLARO MIRON Asdrúbal. Quito. que es el centralismo. en: El Comercio. A tono con la postura inicial del semanario La Escoba de promover las demandas regionales de Cuenca. en la siguiente caricatura Juan Pueblo aparece amarrado a un poste. en: El Universo. 8 de febrero de 1959. para indicar que no es posible fabricar todos los tipos de llantas. Juan Pueblo exclama: “¡Me matan pero no la trago!” . La posición regional de los importadores se ha tomado en el pueblo como víctima de un monopolio. una parte de las elites de Cuenca. “Caricatura en la primera página". número 48. la siguiente caricatura muestra el desfile cívico del 3 de noviembre. Portan escobas y detrás aparecen claramente los carteles con las demandas de Cuenca al Estado central. insistía en que la producción local de llantas no afectaría al comercio importador. 76 . Guayaquil. El conflicto de la llantera también está representado en una caricatura en la cual un tractor aparece frente a un auto pequeño. 7 de febrero de 1959. un cura sostiene un cartel que dice “primero el partido” . sección. p.

según un relato del artista (Pérez Pimentel. Su poder partía del manejo de haciendas y negocios mer­ cantiles. propietario de haciendas. coexistieron las nociones de “raza” y de “campesinos” para la administración de poblaciones indígenas (Prieto. se basaba en atributos externos. El Comandante César Plaza Monzón. . 2004: 242). fue una figura dominante en la política esmeraldeña entre 1930 y 1970. Mientras que la designación de campesino. Equivalente a la figura del gamonal se­ rrano. Se trata del dualismo entre barba­ rie y civilización que mora en el cacique. La redención que provendrá del extranjero. Persistían los rasgos estamentales de la sociedad y surgían voces dirigidas a realizar una reforma agraria. No siempre ocurría una resolución pacífica de los conflictos. alude a un convenio del gobierno para el mejoramiento de la población indígena con la Organización Internacional del Trabajo que estaba en negociación y que dio origen a la Misión Andina en 1956. C aa» ilw O ^ r a : de !t Nirión.'V . “Caciquismo” .. Quito. dejando algunos indígenas heridos y fallecidos.vo El cacique costeño era un personaje asociado al control y ejercicio del poder local.c. en: Diario del Ecuador. 19 de enero de 1956. Eso originó un incidente donde intervino la policía. como el color de la piel. La idea de raza..”. Se encontraban vigentes las políticas indigenistas y formas de resolución de los conflictos rurales que recurrían a marcos legales ya definidos por la Ley de Comunas (1937) y el Código del Trabajo (1938). Tres conflictos alcanzaron está dimensión: La Merced (1953). se habría sentido aludido por lo que fue a recla­ marle directamente a Galecio amenazándolo de muerte. 77 CA C J Q U I S M O "También dsben lagtíimar I» inmortalidad Implantada por algunos caciques provinciales". Plaza Monzón. Y es así cómo determinados conflictos ocurridos entre los huasipungueros y los dueños o administradores de las haciendas. pero los nacionales me matan. servía para definir a poblaciones rurales sean o no indígenas. Dos de estos conflictos fueron representados en caricaturas. En la hacienda Guachalá se presentó un reclamo de los huasipungueros por la negativa del administrador a entregar un borrego diario para su consumo. La sociedad indígena y lo rural El modo en el que la caricatura miró la sociedad indígena y el mundo rural corresponde a una visión urbana. y la otra con semblan­ te civilizado. que había si­ do caricaturizado también en El Universo . Estos sucesos fueron figurados por Galecio con un indígena sangrante y el símbolo de la muerte. y otro por tierras comunales. 1994: 145). Los Ríos y Esmeraldas. Guachalá (1954) y San Pablo del Lago (1959). La leyenda dice: “Al fin que es lo que pasa: unos señores gringos dicen que quieren redimirme. En las políticas del Estado. que permitían identificar y clasificar a la población. alcanzaron resonancia pública. Eran frecuente­ mente electos como diputados o senadores y te­ nían una capacidad de negociación con el poder central. Velas­ co Ibaixa le designó Ministro de Gobierno en 1955 (Pérez. Una caricatura de Galecio muestra la doble personalidad del cacique. estaba vigente en los años cincuenta con personajes conocidos en las provincias de Manabí. La una con ar­ mas y aspecto de matón. [Galo Galecio|. 2004). Fueron siempre recordados por haber ocurrido cuando Camilo Ponce fue Ministro de Gobierno y Presidente. y como modo de denominación surgió en la segunda mitad del siglo XIX.

“Interrogación del indio”. El conflicto de San Pablo del Lago se trató de la represión a los comuneros opuestos a la construcción de un hotel en tierras por ellos disputadas con el Municipio de Otavalo. romper este frasco para que ese señor salga de allí y se dedique a trabajar!”. quien desde el cielo muestra su asombro por la existencia de nobles allá abajo. Una caricatura muestra a éste con una enorme roca llamada “Proyecto Reforma Agraria” con la cual pretende romper un gran frasco de vidrio que representa a los latifundios y da albergue a los "Terratenientes andinos". en: El Sol. Quito. A su lado. en: El Sol. durante el gobierno de Velasco Ibarra.. Quito. |yj F * c . fue elaborado un proyecto de ley de reforma agraria. en: El Comercio. ante una casa de tipo moderno con antena de radio. a propósito de este hecho. El 7 de enero de 1954. Galo Galecio. 78 . Io de febrero de 1959. Un modo irónico de ver un indio. está el documento del proceso de los indios de San Pablo. p. se grafica a un campesino indígena junto a una vivienda típica de la ciudad. LA VIVIEND A CAMPESINA Los indios y* no dorm irán a !i intemperie. Quito. según Atahualpa. el Ministerio de Previsión Social había pedido que se cumpla la normativa del Código de Trabajo sobre vivienda campesina. A PUNTA DE LAPIZ í. Velasco exclama: “Tengo que seguir a mi colega de Bolivia. “Origen común”.. Un indígena contento observa esta amenazante actitud de Velasco. En la visión de “Asdrúbal” se sobrepone otro tema. la existencia de una nobleza terrateniente en la tierra. Un rasgo de la intervención estatal en las relaciones laborales era el de promover el cumplimiento de la legislación. 14 de enero de 1954. sobredimensionado en tamaño. 1. La leyenda dice: “Los indios ya no dormirán a la intemperie”. En 1953.E SOL— Ouirf Jusru lí de ! v /. Él llevó a sus alumnos buscando respaldo. En una caricatura de Galo Galecio. 2a sección. En los incidentes estuvo presente un político otavaleño que era también director de un colegio secundario. y de enero de 1954.v lo c u l l : d Galo Galecio. A PUNTA DE LAFIZ Por C *LO CALECIO O R I G E N C O M U N Asdrúbal. El conflicto dejó algunos indígenas fallecidos. "La vivienda campesina".

l. Quito. Autor no identificado. tanto Galo Plaza como Camilo Ponce fueron designados como gamonales. Después de 1920 el uso de este tér­ mino tomó un giro pues servía para definir a los sectores terratenientes aristocráticos. Velasco Ibarra condenó a los gamonales en sus discursos de la campaña elec­ toral de 1960 (Ibarra. 2002). Hasta los años sesenta formó parte del repertorio discursivo de la izquierda y del progresismo liberal para caracterizar a los polí­ ticos de origen terrateniente.22. El diario El Comercio publicó en 1959 un reportaje sobre pobladores urbanos y rurales que se habían desplazado a la vertiente occidental de la cordillera con un proyecto colonizador al estilo de pioneros.I y e n d la f a r io ? 79 . La siguiente carica­ tura grafica a un gamonal castigando a un indí­ gena. Así.MBESOS: Asdrúbal. 4 de febrero de 1960. Con una graficación de la situación agraria de Cayambe caracterizada por la dominación de los latifundios. LOS CAYA. con dos campesinos que aparecen como parias. (El Gamonal). La noción del gamonal surge desde fines del si­ glo XIX como una caracterización de persona­ jes que ejercían el poder local en las áreas rura­ les de la sierra. Con la li­ teratura indigenista esta percepción se consolidó y después de 1930 se generalizó en el lenguaje político. en: Mañana. en: El Universo. Guayaquil. 16 de noviembre de 1953. Quito. 2a sección. se pone en duda que la solución sea la colonización. p . en: El Comercio. Se definía como gamonales ge­ neralmente a sectores pueblerinos o rurales as­ cendentes. apareció reiteradamente desde los años cincuenta como ilustración de temas ru­ rales en las publicaciones de izquierda.MINUTO POR GRAFICO DON CLARO MIRON Don Claro Mirón. p. Sus equivalentes en América Latina fueron el “cacique” mexicano y el “coronel” brasileño.c o n iu n d io s e s c la ­ v o s . sombrero y botas azo­ tando a un indio. 15 de marzo de 1959. ¿ n d u s tr ia s . Esta imagen del gamonal como un perso­ naje despótico con látigo. “Vidrio delicado”. “¿Colonización?” .

número 54. desperdiciados . aparece Manuel Jijón con un fondo de indios manifestantes que sostienen un cartel que dice: “Viva amo conde veva!!”.. “Reforma agraria”. REFORMA AGRARIA Vistavisión.. 16 de febrero de 1961. Una historie­ ta sobre los acontecimientos de Columbe relata el desarrollo y desenlace represivo de una mo­ 45 El Comercio. Quito. p.000 indígenas y comuneros recorrió la ciudad y terminó en La Alameda el 16 de diciembre de 1961.. Una movilización de huasipungueros basada en huelgas realizadas en las haciendas. vilización que dejó un saldo de dos indígenas muertos y 70 detenidos incluidos los abogados del Partido Comunista. Una manifestación de más de 12. En una caricatura de dicha manifestación. por la promulgación de una Ley de Reforma Agraria. que eviden­ cia sus vínculos políticos con los trabajadores indígenas de sus haciendas. desperdiciados. Aún cuando el sindicalismo rural y los conflic­ tos con los hacendados serranos tomaron cierta dimensión e importancia en el curso de los años cincuenta. culminaron en la ocupación del pueblo de Columbe (Chimborazo) en febrero de 1961. había producido la organización sindical de los huasipungueros de algunas haciendas de Columbe y Guamote.. L O S V1S1TANTVS: — ¡OI* v e !. estos lindos huasipungos. no se podía ignorar que amplios sec­ tores indígenas sostenían relaciones laborales que respondían a códigos de reciprocidad y au­ toridad patronal profundamente arraigados. en: Mañana. febrero de 1961. 17 de diciembre de 1961. Los incumplimientos de obligaciones laborales de­ sataron una avalancha de pliegos de peticiones. Quito.. 26. 1983: 97-98). Historia gráfica sobre lo de Columbe”. e*los lindo* hn*wpunr»tln«. con el fondo del Palacio de Carondelet.. fue una ocasión excepcional de irrupción en la escena política y el espacio urbano de una demanda por cambios agrarios (Guerrero... Asdrúbal.. El acontecimiento alcanzó trascendencia pública y obligó a la in­ tervención directa del ejecutivo"5.” Un letrero dice: “No pise el césped” . En una caricatura de “Pura Pose” que ilustra un ar­ tículo irónico sobre el conflicto entre los con­ servadores. 80 ..En el movido cuadro que terminó con el ascenso de Carlos Julio Arosemena. La intervención de la FEI. dos indígenas son definidos irónicamente como los visitantes: “ ¡Ois ve!. en: El Comercio. estaba la presión desde la Federación Ecuatoriana de Indios.. “Pinceladas. FEI.

CO M PET EN CIA EL: —Perdone señor. A lo largo de la década del cincuenta ocurrieron incidentes en los que aparecieron los indígenas huaorani.L0 S — . Guayaquil.t o rra m o s. 6 de abril de 1962. La caricatura muestra a dos censadores del Censo Agropecuario huyendo del ataque indígena con un garrote en medio de sus vacas. fue desbaratado en sus inicios cuando 30 guerrilleros fueron capturados en un sitio cercano a Santo Domingo de los Colorados en abril de 1962. porque temían que se les vaya a incautar sus animales y tierras. insinuaba la posibilidad de que análogos movimientos insurreccionales se produzcan en otros países de América Latina. Un evento muy divulgado fue la 46 Sábado. 7 de abril de 1962. que estos i co n ta rlo s a EL LO S1 LOS ANIMALES creen qus vam ot Robin. hacen sus víctimas cuando la despensa cocida por el sol y refrescada por los fuertes vientos. éste es Santo Domingo de los Colorados. Quito. Asdrúbal. éste es Santo Domingo de los Corolodo*. número 9.. EJ. 14. Quilo. Algunas comunidades indígenas del cantón Píllaro (Tungurahua) protagonizaron en 1962 un levantamiento en contra de las personas que realizaban el censo agropecuario.. no de los rojo» . planteando la inviabilidad de un movimiento armado. en: El Comercio. un intento guerrillero promovido por URJE. en: La Calle . En esas circunstancias los censadores exclaman: “ ¡Corramos que éstos creen que vamos a contarlos a ELLOS” . (Caricatura del Conde Jijón). II (101). El ambiente generado por la Revolución Cubana.Conquisíaré a Rupanso Pura Pose.14 de febrero de 1959. .. p. con un término de origen quichua que servía para identificar a los indígenas resistentes a la conquista española. 8 de agosto de 1953. en banquetes de canibalismo (sic) repugnante. Conocidos como “aucas” para la época.. Q uito. "Los animales” . empieza a escasear”46. “Competencia”. alude a la creencia de prácticas de canibalismo: “Los feroces Aucas que aun gustan de saborear la carne humana. La caricatura de Asdrúbal pone a un tsáchila señalándole a un barbudo con un fusil lo siguiente: "Perdone señor. Muchos de estos indígenas creían que el censo estaba vinculado con los comunistas. en: El Universo. no de los rojos". Las guerrillas tenían escenarios rurales y en el Ecuador. Un comentario erróneo de la revista Sábado que acompaña a una ilustración.

El mundo del trabajo Cuando se habla del mundo del trabajo. Cuando los conflictos laborales se transformaban en huelgas.. Y no haga ruido compa. Ya hacia los años cincuenta. Lo mismo ocurre con las segmentaciones étnicas y de género en el mundo laboral. en: Diario dpi Ecuador. Una representación de la huelga de los trabajadores de Ancón advierte la tensión entre el patrón y el trabajador que tiran de una soga con el público ahorcado. Quilo.. estaba observada por las autoridades. sin embargo. soledad.muerte de misioneros evangélicos en enero de 1956. “Silencio. Y no h«D» ruido com pa. El primero de mayo como fecha ritual era un momento de atención sobre una actividad que. . En una imagen de 1948 dos obreros festejan el primero de mayo en un local cerrado. Guayaquil.ron. Un obrero dice: “shhh!. en: El Universo. . Diálogo Civilizado plano problemático de la actividad laboral fue el de los empleados públicos y los maestros que formalmente estaban sujetos a relaciones laborales dependientes del Estado. SOLEDAD. “Diálogo civilizado”. MINUTO GRAFICO Por Don C I*ro M. 4. podían trascender al dominio público. ¡S a ­ lud por la Fiesta d«l T rab ajo ! Don Claro Mirón. COM PLETA CALMA EL OBRERO. Pero su vida social estaba más cerca de las clases medias. tenía un tono normalizado.—Sh h h I. * « " V 1 I r U m m ||V!'a44 Varea |>r»*ijaff4l ijrl p»lt A t r t K* 1 —K> *<1 o k b m |Galo Galecio]. se suele enfocar a este sobre todo en la constitución y trayectoria de los trabajadores organizados. Esta visión debe complementarse con otros aspectos de lo laboral. Un policía observa vigilante desde afuera. p. El marco institucional en el que se expresaban los trabajadores. completa calma” . algo que está poco documentado. salud por la fiesta del trabajo”. Estos fueron victimados con lanzas cuando buscaban contacto con los huaorani para su evangelización. Un 82 SILEN CIO . surgieron voces que apelaban a la búsqueda de diálogo con una población indígena que percibía a los extraños como amenazas. tales como los oficios y ocupaciones y su valoración social. fueron la expresión de corrientes políticas que influyeron en los trabajadores y sus demandas. La fundación de la Confederación de Obreros Católicos en 1938 y de la Confederación de Trabajadores del Ecuador en 1944. El Ministro de Previsión tiene la tijera que puede romper la cuerda. Por este y otros incidentes. había quedado atrás la época heroica de la organización laboral y era parte de una situación relativamente normalizada con episodios ocasionales de conflictos y eventos que adquirieron alguna dimensión pública. 1" de mayo de 1948. 14 de enero de 1956.

Sin embargo. |Galo Galecio]. M IN U TO FC3 G RAFICO DON CLARO MIRON Las viñetas de Miguel Angel Gómez. quien representa a la burocracia dentro de la boca de una ballena que lleva la inscripción: “Ley de Carrera Administrativa” . Así. una viñeta trata sobre los dirigentes sindicales que hacen demagogia y no cumplen sus obligaciones como trabajadores. Quilo. en: Diario del Ecuador.o r» l jr «■ x c t s r í s m o potiticol Don Claro Mirón. en: El Universo. Una medida tomada en los momentos finales del gobierno de Galo Plaza fue la promulgación de una Ley dedicada a dar estabilidad a los empleados públicos. En los alrededores flota uri cocodrilo en actitud de acecho que lleva la inscripción “palanqueo”. AYUNO Don Claro Mirón. 15 de enero de 1957.1 MINUTO GRAFICO Por Don Cl*ro Mirón Los trabajadores ferroviarios protagonizaron huelgas en los años cincuenta. 26 de mayo de 1952. EL NUEVO JOÑAS —Croo qu» »tto «* lo m»« Brjrwi* qu« h» hacho Galo _ Aquí vítor* a buen r t u u d o d»l «rribismo pc«-. El joven burócrata tranquilo dice: “Creo que esto es lo más grande que ha hecho Galo. 24 de junio de 1948. Uno de los motivos tenía que ver con remuneraciones atrasadas. La caricatura muestra a un empleado público joven. con una escena de una asamblea sindical con un orador. este importante medio de transporte había entrado en una fase de decadencia con )a ampliación de la red vial y el transporte terrestre.. “El Nuevo Jonás”. en: El Universo. La siguiente caricatura alude al necesario sacrificio de los trabajadores. « 'rc '. p.. Aquí estaré a buen recaudo del arribismo post-electoral y el sectarismo político”. toparon ocasionalmente el tema laboral desde su enfoque centrado en la moral pública. 83 . Guayaquil. “Corte difícil” | El minuto gráfico]. Guayaquil. “Ayuno” . 4.

IGalo GalecioJ. pp. Un breve relato testimonial apareció en Vistazo en 195947. Guayaquil. ESE E S E L M A E S T P C I M E S E i LE ENCOMEH V/VÉALO | . existía un pesado silencio que debía esperar todavía muchos años más para ser recordado y analizado. .rC . En una edición de aniversario.SOS AVIVA' AÚN rtUCSNO p e l a n e l OAM'WIAMlPU " LEAR'Ot %S0S falso s 040. 14 de febrero de J956. 2 de marzo de 1959. puso a sus personajes en medio de esos acontecimientos. I\E T C . su lugar carecía de visibilidad.A. r ' . X ingaOw ACEJ>0S s t>É UNA OBRA. “Lo que se ve% \ en. en: Diario del Ecuador. S« preparan las para t u Congrcw> Miguel Angel Gómez.TR'TufeEW O S.Y SE 3>E S O R tS LA Miguel Angel Gómez. QUE SE VE EL U N IV ER SO ----Por M. “Trabajadoras". incluyó una historieta sobre la historia del diario en la que consta una viñeta sobre esta insurrección popular que cumplió un papel fundacional en la historia de los trabajadores ecuatorianos. Fue un acontecimiento en el que confluyeron demandas laborales con la baja de la tasa de cambio propuesta por sectores bancarios e industriales. 44-46.E . LO QUE SE VE Viernes ?0 Marro ds 1959 EL UNIVERSO . 17. Si bien la mujer trabajadora ya era parte de la vida sindical de modo restringido. no se contaba con relatos o narraciones de este evento ocurrido durante la crisis del cacao y que provino de un despertar organizativo de los trabajadores guayaquileños dirigidos por corrientes mutualistas y anarcosindicalistas.0 íP U L P O < ? Ü E n o sC H U P A ” P A C IO N E S . 19. Fue una medida del sindicalismo orientado por la izquierda para ampliar el campo organizativo hacia la mujer trabajadora. p. "La fecha triste: el 15 de Noviembre. Uno de los pocos cronistas que se refirió al hecho ocasionalmente fue Raúl Andrade. Guayaquil. T O S « A Y & A&7W Í VOLADO t*: a o HML PATACO MES DE C. En otra viñeta dos trabajadores comentan sobre los dirigentes sindicales que habían perjudicado a los trabajadores. Gómez Por M. Reportaje a un día trágico en la historia de Guayaquil por un testigo”.-------- ur>. p. Gómez 17 TRABAJADORAS O B R E R O S <?UE 5 E T R A N S ­ F O R M A N E N A G IT A D O R E S d e s c u id a n d o s o s o c u -. . El Telégrafo informó sobre el acontecimiento en su tiempo con una perspectiva cercana a los trabajadores. 1 fe v & iR E lv m c A C iO N E S VIA 3 L L E G A to Y T E K E M O S | c o m p a h e r o s :i. “Lo que se ve".]. Quilo. 47 A. Aunque la novela de Joaquín Gallegos Lara Las cruces sobre el agua (1946).'. Un evento reunió en 1956 a las trabajadoras buscando establecer sus demandas particulares.A w o R A c e 5 descuartizar al m 1----. número 50. La siguiente caricatura simboliza a la mujer trabajadora con un bolillo de cocina en la mano. Castel. 1959. junto a otras mujeres que revelan su actividad doméstica. . 84 Cuando habían transcurrido más de tres décadas de la masacre del 15 de noviembre de 1922. El Universo. A. 20 de marzo de 1959. en: El Universo. en: Vistazo. Guayaquil.' % L A SAklG fte. OI R IG E N T E S S IN D IC A L E S 5>UE P E R O U D IC A N A SUS A S O C IA D O S .

livo de la cn jis económ ica iniciada trabajadores solicitaban mc¡o»c$ c o n d 'c o n rs da y b bata del cam bio. La m asacro ¿el 15 ¿o N r bie fue el epilogo <5c cía ¿ifua:ion A causo i • inconformidad con los suceso», e x p /e u d a b'Mfum a. don |o j c Abel C u tid o , salió c u 1'©

Virgilio Jaime Salinas. “Viñeta sobre el 15 de noviembre de 1922”, en: El Telégrafo. Guayaquil, 16 de febrero de 1959.

Revisando la prensa guayaquileña un año antes de estos acontecimientos, se encuentra un larvado malestar que alude a temas de desempleo urbano y desalojo de pequeños comerciantes del centro de la ciudad. Las páginas de crónica roja visibilizaron la delincuencia y el consumo de marihuana. Adicionalmente, la cárcel municipal se encontraba superpoblada de presos. Se denunciaban frecuentes casos de extorsión policial a los delincuentes. La dinámica del movimiento estudiantil correspondía al descontento activado por la izquierda contra el gobierno de Ponce. En tales condiciones, no resulta extraño que en la tarde y noche del 3 de junio, los manifestantes de origen popular se hayan dirigido a la temida OSIG (Oficina de Seguridad del Guayas) donde saquearon e incendiaron el local. Otro de los lugares asaltados fue una casa de empeños del centro de la ciudad. Esta rebelión en la que el rostro de la multitud parece difícil de precisar, puede parcialmente ser descifrada con quienes fueron apresados. De los más de 400 detenidos, a los que se sometió a juicios que condujeron las autoridades militares, se demostró que la mayoría de los detenidos eran trabajadores y pequeños comerciantes sin antecedentes penales. El capitán Galo Quevedo, jefe de la guarnición militar de Portoviejo, había sido considerado el responsable del suicidio del conscripto Pablo García Macías. En el traslado fúnebre del conscripto, dicho capitán se presentó en una actitud de desafío, situación que irritó a la concurrencia que lo persiguió hasta su cuartel. En esas circunstancias los mismos conscriptos entregaron armas al pueblo, sucediéndose así un enfrentamiento entre civiles y los militares de la guarnición. La población finalmente incendió el casino en donde se había refugiado el oficial, obligándolo a salir, luego de lo cual le dispararon y arrastraron su cadáver por las calles de Portoviejo. El levantamiento popular contra el capitán Galo Quevedo el día 29 de mayo, se representa en la siguiente caricatura con el dibujo de una mujer llorando, símbolo de la patria, en estado de tragedia. La patria llora
85

Guayaquil: 2 y 3 de junio de 1959
Los acontecimientos de Guayaquil del 2 y 3 de junio de 1959 se han relatado hasta la fecha bajo dos visiones contrapuestas. Una que insiste en la naturaleza represiva del gobierno de Camilo Ponce que decidió la intervención militar para restablecer el control de la ciudad. La otra, sustentada por la prensa y las elites de Guayaquil, según la cual, se trató de una sublevación caótica protagonizada por el hampa. Todo empezó en Portoviejo el 28 de mayo, cuando un conscripto se suicidó y la población linchó a un oficial del ejército que se consideró responsable del suicidio. Como consecuencia de esto el ejército reprimió a manifestantes de Portoviejo. Una movilización estudiantil guayaquileña, el l cr0 de junio, buscaba solidarizarse con los estudiantes de Manabí, pero la policía cometió el error de reprimir. El 3 de junio, después del entierro de los estudiantes fallecidos, empezaron jornadas de protesta que concluyeron en actos de violencia y saqueo de locales comerciales. Como resultado de la intervención militar se reconocieron más de 17 muertos y 80 heridos. Fue declarado el estado de emergencia, pero surgió la leyenda de que la intervención militar había sido necesaria para detener el supuesto control que la delincuencia había logrado de la ciudad.

por los caídos producto de una confrontación entre la población. “La Patria: ¡Lástima de ellos! como derrochan sangre y bravura en mi propio terreno, ante mis propios hijos”.

medios de Guayaquil apoyaron la labor del ejército como eficaz y decisiva, así como los periódicos y el Congreso. Al mismo tiempo El Telégrafo publicó en primera página la participación del Partido Comunista en los sucesos acaecidos, ya que así lo habría expuesto Radio Moscú en uno de sus noticieros. Cuando declaró el imperio de la “ley militar” y el toque de queda, la autoridad militar consideró que los incidentes de la noche del 3 de junio fueron producidos por “hordas sedientas de gente maleante que no respetan la propiedad y la vida de sus semejantes (...) creando así una situación de angustia y zozobra en el seno de las familias, de gentes de distintas clases sociales, comerciales e industriales de la ciudad”4*.

Sombra. “Resentimiento" |M onocom edia|, en: El Telégrafo. Guayaquil, P d e junio de 1959, p.4 .

Las caricaturas que aluden a los acontecimientos ocurridos entre e l l y 3 de junio en la ciudad de Guayaquil, plantearon la existencia de una situación conspirativa. El comienzo se dio cuando la Guardia Civil disparó la noche del 1 de junio a un grupo de estudiantes en huelga que se habían refugiado en un edificio en construcción frente al edificio del diario El Telégrafo. El saldo fue 5 muertos y muchos heridos. En estas circunstancias, el gobierno decretó el “estado de seguridad” y la ”ley militar”, y el ejército y la marina tomaron a cargo el control de la ciudad. El día 3 de junio se llevó un multitudinario traslado fúnebre de las víctimas, en la que participaron los máximos dirigentes de los partidos de izquierda incluidos los del velasquismo y liberalismo; ello concluyó en otra manifestación caótica. Un grupo de manifestantes, de gente de los sectores populares, quiso tomarse el Cuartel Modelo y terminaron quemando la Oficina de Seguridad del Guayas (OSIG). Luego se saquearon algunos comercios y almacenes cercanos a dicho edificio. En esas circunstancias intervino el ejército que abrió fuego contra los manifestantes produciendo numerosos muertos y heridos. Al parecer, las elites y los sectores
86

La interpretación que promovió el gobierno fue que se trató de un evento en el que intervinieron los comunistas. Esta explicación fue divulgada por El Telégrafo , pero los sucesos fueron aclarándose en los días siguientes. La mayoría de fallecidos, heridos y presos eran trabajadores y pequeños comerciantes. Solo un pequeño número de apresados tenía antecedentes penales. Y al producirse el enjuiciamiento de los detenidos por las manifestaciones, quedó en evidencia que la policía y los agentes de seguridad tenían mecanismos de extorsión que fueron denunciados por los detenidos. En efecto, el incendio de la OSIG, había sido producto de un larvado resentimiento de la población con los agentes de seguridad que eran acusados de extorsionar a los delincuentes. Los datos de la prensa guayaquileña durante los años cincuenta, muestran esporádicamente este tema de la extorsión que quedó evidenciado en los juicios que condujo el tribunal militar en las semanas siguientes a los incidentes. El estado de tensión se representa con los ojos de un hombre del pueblo de Guayaquil, Juan, con lágrimas, en medio de una oscuridad en la que aparecen algunas leyendas como “huelgas”, “incomprensión”, “broncas-balas” , “paros”, “comunismo”, “candidaturas” e incluyó una calavera que lleva la inscripción “Epidemias”.
48 “Comunicado del Comando Militar de la Zona” , en: El Telégrafo. Guayaquil, 4 de junio de 1959, p.4.

El ejercicio de la violencia por parte del ejército, en la siguiente caricatura, se transforma en un bombero que apaga el incendio de un edificio llamado “Guayaquil”. Del edificio sale una nube gris que lleva la inscripción "Actos de vandalismo, incendios, asaltos, robos”. El bombero dice: "Ante este devastador fuego no quedó otro remedio que usar el chorro de neblina".

MOMENTO GRAFICO
p or Montañola

Sombra. “Hoy le he visto sollozar", en: El Telégrafo. Guayaquil. 3 de junio de 1959.

Un ogro que quiere agredir a una mujer (Guayaquil) en el piso aparece en una caricatura. El ogro es frenado por un soldado, la ley militar. El ogro es un monstruo con dos brazos, la hamponería y la gendarmería; en un brazo, tiene la hoz y el martillo el símbolo comunista. El garrote que porta el ogro dice “hecatombe” . El fondo de la imagen tiene dos oposiciones: comunismo y dictadura. La leyenda: “La intervención fue oportuna y no permitió que ese terrible mazo incumbiera con la desamparada Venus; ahora falta averiguar el origen del ogro y el propósito del héroe”.

BOM BERO OPORTUNO — Ante este devastador fuego d e c lara d a, rio quedó otro rem edio que u sar e! chorro de neblina

Montañola. “Bombero oportuno”, en El Universo. Guayaquil, 5 de junio de 1959.

La perspectiva de una conspiración soviética fue alentada por el gobierno. Una caricatura de Montañola muestra a un cosaco que representa a la Unión Soviética bailando, mientras escucha el radio, que da cuenta de ciertos sucesos en La­ tinoamérica como: "Sucesos en el Ecuador", "Sucesos en Paraguay", "Sucesos en el Perú", "Sucesos en Centro América", "Sucesos en Ar­ gentina", "Sucesos en Colombia". El Cosaco llamado Don Tovariche dice: "Ahora si creo que ha logrado interesar mi música en Latinoaméri­ ca".

Sombra. “Bajo un cielo de negras influencias” | Monocomedia|, en: El Telégrafo. Guayaquil, 5 de junio de 1959, p. 4.

87

"El regocijo del hampa” IMonocomedia]. muestra a uno de sus personajes. Una misión policial norteamericana visitó Guayaquil a comienzos de 1959 y se entrevistó con la policía. p. 6 de junio de 1959. Sombra. La persistente idea de que la delincuencia era la ganadora se representa con dos delincuentes felices porque no había OSIG ni policía. Guayaquil. Este modo de mirar sugiere que los vínculos entre la policía y los delincuentes eran de naturaleza horizontal y no de dependencia. Las relaciones entre la policía y la delincuencia se representan bajo la forma de un monumento con dos estatuas que lucen abrazadas. Don Claro Mirón. Una ironía cruel sobre los métodos policiales locales está graficada con un negro torturado por los agentes de la OSIG delante de los visitantes norteamericanos. es evidente. ¡ a g r i o M i f « r « n i m i/un MI Latine- Montañola. Guayaquil.4 . en: El Telégrafo. 18. . “bananito”. 4. La tira cómica “Meyoco”. h . 6 de junio de 1959.MOMENTO GRAFICO por M&ntañoU M IN U T O G R A F IC O Pr. sorprendido por un policía rompiendo la reja de un calabozo. 14 de enero de 1959. p . en: El Universo. en: El Universo. Guayaquil. c '» * q j . en: El Telégrafo. . DON C L A ” -? M IÍO N MELODIAS SIBERIANAS DON "TO VARICHE".Aho/. “Nuestra OSIG" (Minuto Gráfico]. p. Uno de ellos brinca contento. Guayaquil. “Meyoco". Luis Peñaherrera. 8 de junio de 1959. “Melodías Siberianas". La cercanía con los acontecimientos de junio.

en: El Telégrafo. Indepen­ dientemente de sus posiciones políticas y los medios en los que dibujan. 18 de junio de 1959. Lo mismo. la radio y las historietas. Al pie de la caricatura hay la siguiente leyenda: “Tanto engordaron estos peces que están siendo fritos en su mismos aceite”. masifican determinadas concepciones de lo popular. fMonocomedía|. la literatura producida por los mismos actores. Entre estas representaciones de lo popular se encuentran las tiras cómicas de autores ecuatorianos que aparecieron con cierta regularidad en la prensa ecuatoriana. Lo popular serían las tradiciones culturales cristalizadas en la vida de amplios sectores sociales. p. o la “Dolce Vita” de Fellini sirven para titular dibu­ jos. La siguiente caricatura muestra la fritura de tres pescados que representan a los pesquisas en un sartén que lleva la inscripción “Acusaciones Concretas”. En el juzgamiento a los detenidos. producciones artesanales. 18 de junio de 1959. evocan un co­ nocido tango y albazo. Ellas están constituidas por elementos surgidos de las vivencias y experiencias codificadas en la vida social de grupos populares o étnicos específicos. P A R T ID O S POR E L t i l qwa « a tá a Ci .aito» pac» Sombra. Un aspecto problemático es el juego de intercambios y préstamos con la cultura dominante de la época que se expresa en el sistema escolar. Guayaquil. las industrias culturales. Guayaquil. “Del mismo material” [Monocomedía). tradiciones orales. “atracos” . El brazo que sujeta el sartén representa los Tribunales Militares. a través del cine. en: El Telégrafo. respectivamente. “abusos”. Sus expresiones serían la religiosidad. 4.i z Representaciones de la cultura popular Lo popular puede simplemente ser entendido como un conjunto de hechos y prácticas que se pueden identificar en diversas épocas. Los caricaturistas están situados en una posición ligada a la cultura de elite que mira a lo popular como un motivo a ser interpretado. p. Los leños de la hoguera o fogón llevan los nombres de “cohecho” . la “alta cultura” y los medios de comunicación. Dor Monlañóla !r‘•ü ■ r- Oí t /j t u 5= \L ¡ Q —Tanto engordaron émmé* • «n tu propio acalla. las fiestas. fragmentos de letras o títulos de canciones tales como “Cuesta abajo en su roda­ da” o “La piedra se desmorona”. “Del mismo material”. es obvio que la ba­ rrera de la letra impresa está lejos de públicos masivos. 4. quienes tenían antecedentes penales demostraron el papel corrupto de la policía. las culturas populares son las prácticas culturales que tienen un ámbito de producción y realización en los sectores populares urbanos y rurales. “A volar joven” de Cantinflas. “extorsiones” . “robos” . Los caricaturistas utilizaron ocasional­ mente motivos extraídos de películas o cancio­ nes para incorporar a las caricaturas como títu­ los o textos. De acuerdo con esto. Por otro lado. independientemente de los juicios que de estos hechos y prácticas se hagan en la época en que surgen. Sin embargo. su posición era bastante subordinada Sombra.

el Ministerio de Gobierno. se alquilan revistas inmundas y se las proporciona a los niños. habían emprendido una crítica a las industrias culturales norteamericanas con una perspectiva que veía la amenaza de la trivialización y mercantilización de los productos de la “alta cultura”. los teóricos de la escuela de Frankfurt hacia los años cincuenta. predominaba la noción de que la cultura era algo que hacía referencia a una formación del gusto y una asimilación de cánones estéticos que implicaban la apreciación del arte. con lo que los sujetos populares solo eran susceptibles de ser educados o instruidos en la asimilación de las formas cultas de lo artístico. el asalto y el crimen”. los censores municipales y la sociedad. todos miran hacia un cartel de anuncio de un espectáculo donde está de espaldas una mujer desnuda. la moral por los suelos y las taras prematuras al orden del día”. 5. antiestéticas” . Se había autorizado por parte de la censura municipal de Guayaquil la exhibición de la película “Campamento de nudismo” o “Extasis de amor”. Esto se agravaba por la transmisión de novelas policiales en la radio. no sólo por su venta. número 9. 50 “La sociedad porteña está alarmada por los espectáculos inmorales que se vienen presentando en la ciudad” .ante el predominio de las contribuciones extranjeras en las páginas de tiras cómicas. El elenco de personajes y los ambientes tratados en Condorito. bastante diferente al enfoque moralizador. Por otro lado. Por eso es importante considerar una polémica sobre la pornografía y la moral que corresponde a la presentación de películas en las salas de cine. Y había un problema adicional. Excepto el ministro de gobierno. Se debe mencionar que la famosa tira cómica “Condorito” empezó a publicarse en Chile en la revista Okey desde 1948 y la primera recopilación en libro apareció en 1955 con gran éxito. Esta opinión sobre las historietas y otras formas de la cultura masiva como modos de corrupción de la juventud. 49 “Folletines y revistas''. El tema de la censura está representado con una caricatura en la que se observa a los actores involucrados: La Iglesia. Acción Policíaca. Guayaquil. terminaron por adaptarse en los modos locales de expresión humorística en América Latina. La circulación y lectura de historietas producidas en el extranjero había logrado ya un considerable alcance. sino por la diseminación mediante su alquiler en lugares públicos que también eran sitios de lectura. Por contraste.. Se aseguraba que los espectáculos y el cine “traen continuas e innumerables y nefastas propagandas pornográficas y escenas además de amorales de pésimo realismo. su intervención. Ministro de Gobierno. la Casa de la Cultura. Lo que este comentario afirma. 90 . puesto que “a pretexto de comercio. Las consecuencias eran de tipo moral.) el Presidente de la República ha emprendido en una verdadera purga de revistillas como Cuentos de Brujas. En la época. Ja Ja. preparándole para el camino del vicio. señalaba que “(. con “los estudios abandonados.. denunciaron la pornografía y espectáculos inmorales en el puerto. 9 de enero de 1954. p. pidiendo a Camilo Ponce. es la creencia de que los comics policiales inducen al delito. en: El Sol Quilo. en: Verdad. Esto coincidía parcialmente con el enfoque conservador de la “mala prensa”. se encontraban los folkloristas que en la sierra y costa ecuatorianas hacían recopilaciones de tradición oral y música popular que buscaban la autenticidad de la vida especialmente rural. 2 de diciembre de 1954. con lo que se había “completado un panorama de hampa y de miseria para las generaciones del futuro”49. y se sugería la prohibición de la importación “de estos mamotretos que hacen saltar la imaginación del niño y del adolescente. era una crítica a las industrias culturales desde un enfoque moral. Esto desató una controversia en la que las sociedades de damas católicas y otras de las elites. envenenando el espíritu de los hombres del porvenir”50. Dick Tracy. etc”. Una nota de la revista Verdad. Lo popular venía a ser concebido como lo ‘'inculto”. Dollman.

En la caricatura. 6 de enero de 1954. un derivado fermentado del jugo de caña. existían chicherías y guaraperías. jn A n Don Claro Mirón. 91 . Guayaquil.... Menéndez Gilbert.. Galo Galecio. Triunfó la perspectiva de los empresarios de espectáculos sobre las de las fuerzas moralizantes.MI NUTO POR GRAFICO DON CLARO M IRO N A PUNTA DE LAPIZ fo * C.. A esta realidad de desfallecimientos. “Nudismo". “Payaso que no valís”: “Hoy. Quito. Quito. P o E r e w A J{ í\^ i s t r i . con la indicación de que se darían funciones separadas para damas y caballeros. era considerado un tóxico por los ingredientes usados en su prepa­ ración. ___________________________________ 52 El Sol. En los barrios populares y la periferia de Quito. De ingratitudes y de miserias... 5) “Alcalde encontró solución en la cuestión exhibición de películas consideradas como no apropiadas” . El Alcalde. 7 de enero de 1954.. en: El Universo. en: El Sol.AI.t e o v . el pueblo aparece con una máscara en un costado y un traje de payaso.... Guayaquil. mostrar a Juan Pueblo con una máscara de payaso. todos vamos en retorno a la realidad. Eran parte de la cara tradicional de la ciudad que buscaba ser eliminada. Dice: “Ahora si soy un pobre payaso que no valís” . “Un triste despertar”.. La ciudad ha escondido una vez más su traje dominical en el oscuro armario. con prohibición a los menores de edad51.. El instante depresivo del fin de la temporada de inocentes le permitió a Galo Galecio.. ilustran el fin de una temporada de inocentes. 7 de enero de 1954.. en triste caravana. "Un triste despertar”..s r r . Pedro J. ratificó la autorización para seguir exhibiendo la película. de contrariedades. en: La Nación. La g cm e ■« de*poi* de »ui v *itid o * p ara lib r a n * de lo» c itra g a * <U| c a l o r ..f» CALEC-IC N U D ISM O . 7 de enero de 1954. El guarapo. Y esconderá también por un año sus entusiasmos de viejecita traviesa”52. La caricatura está conectada a un artículo de opinión de Pancho Verde. Unos papeles con deudas y unas copas por el suelo. titulada al igual que un pasillo ecuatoriano. Las autorida­ des sanitarias realizaron una persecución siste­ mática a estos establecimientos que eran fre­ cuentados por indígenas y sectores populares.. en una de sus caricaturas...

Así. Los candidatos al Concejo Municipal de Guayaquil toman los nombres de luchadores. Marko. haz tú la Reforma Agraria!” . “Guarapo". |Gaio Galcciol. Silvestre es un personaje que apareció en la 92 Una contienda electoral local en Guayaquil. No encuentra mejor salida que utilizar los carteles para empapelar su cuarto. 1955(7). SIL V E ST R E Unas viñetas de “Avispa” contrastan el festejo navideño en los distintos grupos sociales: los ricos. Tiene rasgos indígenas. el indio. Como espectáculo de simulación. viste poncho y está descalzo. número 3. los pobres. 1. Fue candidato del movimiento . Quilo. haciendo una plegaria al cielo y un mate de chicha regado al lado. Todos beben licores de acuerdo con su status social. 34. La leyenda correspondiente dice: “El indio muy embriagado eleva triste plegaria: ¡si el gobierno me ha engañado. En una secuencia de viñetas se aprecia su astuto manejo de la participación política. p. la lista 2-3 como “El Cavernario” . el velasquismo como “El triturador”. En los combates siempre aparece el luchador “técnico” frente al “rudo” . p. o la personificación de la bondad frente a la maldad. la propaganda electoral termina decorando el interior de la casa. Quilo. en: La Calle. 17 de enero de 1956. un espectáculo popular que enfrenta a luchadores que usan formas de combate como las “llaves” que inmovilizan al adversario. ■ - revista No sea hueso. s| i1 lreilíf l£1ECT0^ j Avispa. lo muestra de rodillas. y CFP es “El quebrantahuesos”. La imagen del indio.1 P O . Utilizaba una bicicleta en la que se desplazaba y realizaba sus campañas políticas. en: No sea hueso. Se vincula a un comité electoral y recibe propaganda. 1988: 14). El profesor Eusebio Macías aparece como “El atropellador” . La incógnita es “El enmascarado” . la mayor sorpresa fue la elección de Eusebio Macías como concejal en las elecciones seccionales de 1958. 19 iQ “ í jp • -R 'A l _ c o n i T t M ■ /■ . Sin embargo. Algunas concepciones sobre la mentalidad política en los sectores populares. es graficada recurriendo a luchadores de catchascán. se espera que el luchador realice “exactamente los gestos que se esperan de él” (Barthes. “Como festejarán las navidades”.(. “Silvestre". atribuyen a estos una vinculación utilitaria con la política. t í H . 21 de Diciembre de 1957. en: Diario del Ecuador. Quito. número 40.

I S E HAN OLVIDA” ________r r " " 'v 3 150 HAVTA DEL f [f X I ESTOM AGOD E . Representa el punto de vista de los usuarios de los servicios. 25 de enero de 1954. W o» . “Agárrate como puedas electoral" | Minuto G ráfico|. MI NUTO GRAFICO POR DON CLARO MIRON Miguel Angel Gómez. AGARRATE COMO PUEDAS ELECTORAL JUAN PUEBLO— Hmt D. “Lo que se ve” .4. unas viñetas sobre costumbres urbanas. éstos se refieren al funcionamiento de las oficinas y servicios públicos. Guayaquil.í& E H F fc A S C A p ^ S DIA A DIA LO S %¡§ EN tA P O L A C A . Saeta y Rafles son dos personajes cercanos a una idea de clases medias bajas que realizan acciones situadas en el espacio doméstico y las calles en torno a cuestiones de la vida diaria y ocasionalmente irrumpen en sus vidas los temas políticos cuando hay que usar palancas o tomar decisiones como votantes. Guayaquil. Los temas tratados en las viñetas de “Lo que se ve” se refieren a situaciones en los mercados.Ü T O R \D ^D 'eS /tó’ T A IW P Q S lB L E . “Lo que se ve". Un claro contraste entre el cobrador de un bus que maltrata a pasajeros de otro sector social se presenta en una viñeta.£ v íü a n pueblo Miguel Angel Gómez. “Lo que se ve” .Concentración Revolucionaria Nacional (CRN) que obtuvo una votación más alta que la registrada por los candidatos de izquierda.E L ASI MEO. SE V E P o r M . 11 de diciembre de 1958. dos usuarios comentan sobre la interfe­ rencia de la política en los servicios. También son comentarios casa adentro.ro»''. en: El Universo. la calle y los espacios públicos.E i SE. en: El Universo. * E U 0 ftlT A . ■I qva m*» mm inlri^* • • »il« i n n ii - c«r»do . . Surge la desconfianza en los políticos y la justicia. Siempre se contraponen los ejemplos de malas costumbres frente a principios que implican las buenas costumbres. buses. V IV E R E S SU&EN. a lo rn»¡»r ratwlx un Don Claro Mirón.V . en una situación de diálogo entre un ama de casa y su empleada negra. ^ Y. Se trata de una crítica al Estado desde la perspectiva del funcionamiento administrativo evidenciado en la mala atención y negligencia de los empleados públicos. p. En la viñeta rotulada “Servicios públicos en manos de la demagogia y la politi­ quería”. LO O U E E L A L T O C O S T O D £ L A V 'D A . A G R A V A D ÍA A ' Entre 1940 y 1960.ito» "fw ro'. 25. El cobrador está caracterizado por su gestualidad agresiva y lenguaje vulgar. Los políticos serian los responsables del alto costo de la vida. en: El Universo. 2 de noviembre de 1958. A . p. el caricaturista guayaquileño Miguel Angel Gómez mantuvo en El Universo la tira cómica “Saelta y Rafles” y. Guayaquil. LAS M ERCADO m í. Cuando se enfocan temas de tipo político. los ac­ tos de corrupción y el deterioro de los servicios. G O .

de acuerdo a una convención lingüística costeña. El mundo de Meyoco es el de los traba­ jos ocasionales que le dan el diario sustento. I AA O V Miguel Angel Gome/. modo de escribir melloco transformando la “11” en “y”. Son pues las rela­ ciones entre el pueblo y la “alta cultura” que produce malentendidos. Meyoco y Bananito están en una exposición de pintura. Bananito está con su tío -un veterinario. Las primeras caricaturas publicadas en diciembre de 1958 presentan al personaje con sombrero y poncho. 19 de junio de 1959. 5 de febrero de 1959. Sus relaciones son con otros habitantes urbanos y campesinos cos­ teños. en: El Telégrafo. G R O S E R IA V E l. en: El Universo. p. p.. Este se sorprende por los modales del profesional que le dice “para servirle” provocando el desconcierto de Meyoco al no entender el alcance de una frase de cortesía que proviene de un superior. LA.o iT “ ^ T E 1 U F O R M A . Hay un cuadro con una mujer que dice “Estío”. apareció “Meyoco”. prikyih v-A pata. Guayaquil. ^ c u t ' o r a B i ­ n a n e : h o r N tí2 . 19. Es un indígena con trenza que habla mal el castellano. p 18. y las circunstancias que le hacen mostrar su in­ ventiva para obtener dinero.que le presenta a Meyoco. 10 de enero de 1959. Guayaquil.D E S ­ P L A N T E t>E A L G U N O S EM P L E A t ) I T O S P Ú B L IC O S . t N ' ‘ --£ \ -i•I •S g V C O M O V O S < j V L < 5 0 E C A U t^ t« v e m a r g i n a -A ^ ty ^ -ig p v o j a O P IC IN A W A B L & SCL ijE v o u t i c a C O N O C ID O E N E tfl- __OT U— . Una serie que duró varios días tuvo a Meyoco como conscripto y se basaba en las vivencias del caricaturista cuando fue a la conscripción. “Lo que se ve". S O B R E B L P6RNM SO 9 U E S E c e . Luis Peñaherrera creó un personaje serrano migrante en Gua­ yaquil. R O K C H I C O . 94 . Guayaquil. V L A P O L IT IQ U E R IA . Es un modo de re­ presentar la cultura serrana. El interlocutor costeño es “Bananito” .Í A > fe V -a l a IVi' \ _A En la página de tiras cómicas de El Telégrafo. “Lo que se ve".mu II ■ i S E R V IC IO S P Ú B L IC O S tW MIAMOS £>E L A D E M A G O ­ GIA. “Meyoco". un personaje que frecuentemente va a la cárcel. Dos usuarios vestidos de terno se quejan de la grosería y el desplante de los empleados públicos que adoptan modales situados en la patanería. i ! -_S-X \G0 9U yET C H 6S í)O N Miguel Angel Gómez. en: t í Universo. y Meyoco se sorprende por que una mujer “Es tío”. Luis Peñaherrera. 19.

DON CANUTO P or N tL S0NJ4C 0M E Nelson Jáeome. 18. oficinista. cuando está pensando en el estado de las obras públicas. Nelson Jácome -su autor. 4 de marzo de 1961. Pero lo que aquí nos interesó resaltar fue el modo tangencial en que emergieron aspectos políticos a través de la vida cotidiana. camiseta y un pequeño sombrero. Don Canuto cae en un bache. “Canuto”. 21 de marzo de 1961. JAC OM E.N Por Slcphcin SIc. Su astucia se revela en su capacidad de conquista a las mujeres. “Meyoco” . K tX M O H O A. Primero es ángel y luego diablo porque al recibir un auto en el cielo atropella a san Pedro. p. En esta tira cómica. se publicó en Diario del Ecuador.l Telégrafo. Guayaquil. Quito. Nelson Jáeome. mesero. “Don Canuto".0'0 <?Jfc Don Canuto <SiR W >V 0 EW N.Miigcr Luis Peñahcrrcra. p. en: F. Las tiras cómicas nacionales en los diarios ecuatorianos. 11. 25 de junio de 1959. FArtofc. Un tipo popular quiteño. en: Diario del Ecuador. IJ . Es un modo figurado de criticar a la administración pública. p. Don Canuto es atropellado y muere.le presentó vestido con leva. V ETER'«£. En un accidente. tenían un papel marginal frente a aquellas producidas en Estados Unidos. “Don Canuto”. Sus situaciones suelen ser embarazosas o ridiculas y desempeña múltiples ocupaciones: vendedor. Argentina y México. 95 . Quito. en: Diurio del Ecuador.H* Junio de 1959 í l .

estamos observando a medios que introdujeron una manera belige­ rante de enfocar los eventos políticos y demar­ caron el espacio político. so­ lo puede ser factible si las imágenes son com­ prendidas en las posiciones que adoptan los dia­ rios y revistas en el espacio político. Era el tiempo breve de los eventos donde se confrontaban los actores sociales y políticos. se producían de­ cisiones políticas. des­ de una graficación humorística que tiene códi­ gos y signos vinculados a medios impresos. Al poner atención a las revistas Momento . Ver­ dad. representa un partido. estilos y temas que no podían ser confrontados entre sí. La caricatura política es un producto de tipo ar­ tístico que adquiere una finalidad explícitamen­ te política. también fue construido y modificado por ellas. Los conservadores defendían sobre todo la vigencia de la autoridad religiosa de la Iglesia Católica y sus principios. los recursos de animalización para elaborar significados y refe­ rencias. los temas de política económica. Presentaban una con­ fluencia de políticos. incidieron en forjar determinados espacios de opinión de acuerdo a condiciones ya previamente establecidas de las tendencias políticas. ni comparados. Dependiente de esta polarización se encontraba la izquierda política propiamente dicha (socia­ listas y comunistas) y.” (Foucault. implantado desde las reformas legales de comienzos de siglo que in­ trodujeron la educación laica y el matrimonio civil. La lectura des­ de el presente permite ver secuencias. ha permitido un acercamiento a la vida política de esa época. lo que se llamaba “el momento político” . intelectuales y profesiona­ les del periodismo situados en una tendencia. y eventos que sin pertene­ cer a la esfera política se politizan. desafiándola. y. recluta partidarios. los procesos electorales. . los velasquistas y cefepistas. El espacio político en el que la prensa y las re­ vistas se insertaron. fue importante destacar los símbolos de la nación y la patria vinculados a formas religiosas y laicas de representación. estuvieron moldeadas por los avatares de la lucha política. Se inscribe esto en la polémica “que define alianzas. tal como la del periódico que se consume a diario. El período de estabilidad política que transcurre entre 1948 y 1963 está inserto en la Guerra Fría. Predominan los actos guberna­ mentales.NOTA FINAL Este recorrido por la caricatura política ecuato­ riana a medidos del siglo XX. Así mismo. puede perdurar si se integra a procesos de cono­ cimiento histórico y se establecen sus vínculos con corrientes artísticas y los procesos políticos tal como advirtió Baudelaire. Sobre todo predomina el tiempo de la coyuntura. Pero todo esto ocurrió en un ambiente internacional. Una caricatura plantea una lectura en el tiempo cuando se pu­ blicó y otra en el tiempo actual. Cuando delimitaron un territorio de aliados y adversarios.. El uso de la caricatura en es­ tas revistas fue un elemento que ayudó a carac­ terizar su enfoque de los actores y eventos polí­ ticos. y Mañana. constituía el núcleo central del alinea­ miento hacia la izquierda. Permitía acentuar rasgos negativos de los adversarios y reiterar en imágenes que apoya­ ban al desarrollo de los argumentos discursivos de las revistas. Cuando establecimos el tiempo “largo” de la producción de caricaturas desde el siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Se hallaba vigente una polarización política li­ beral / conservadora. Se convierte en un mensaje político que funciona en un circuito de lectores informa­ dos: un público interesado en los acontecimien­ tos políticos y los mismos políticos. que hacía equivalentes el liberalismo a la izquierda y el conservadurismo 96 a la derecha. La caricatura en el medio impreso tiene una pre­ sencia efímera. Como otro tipo de imágenes. consti­ tuye al otro en un enemigo portador de intereses opuestos contra el que hay que luchar. que condiciona la actividad política. Las caricaturas políticas que los medios impresos de Quito y Guayaquil portaron a mediados del siglo XX.. La Calle. 1999: 354). coliga inte­ reses u opiniones. La lectura de los acontecimientos del pasado. con las limitaciones del conocimiento disponible. Las carica­ turas políticas corresponden en términos gene­ rales a los problemas que son procesados en la escena política. El laicismo.

puesto que un actor político es representado fre­ cuentemente desde una orilla opuesta a partir de un arquetipo. El modo de representar el espacio político y sus actores estaba plagado de imágenes negativas. Entre estas representaciones de lo popular se encuentran las tiras cómicas de artistas ecuatorianos que apare­ cieron con cierta regularidad en la prensa ecua­ toriana. que es un sentido común. La cruz junto a Jesucristo o sin él revela la sobreposición de significados en la cultura políti­ ca laica. Ya en ese tiempo. en cambio. Con las representaciones de la cultura popular. los caricaturistas están situados en una posición ligada a la cultura de elite que mira a lo popular como un motivo a ser interpretado. su posición era bastante subordinada ante el predominio de las contribu­ ciones extranjeras en las páginas de tiras cómi­ cas. es una época que incrementa notablemente el campo visual con la prolifera­ ción de la fotografía impresa y el cine que fue creando otro mundo visual donde ya la mirada adquiere otros puntos de referencia. los ángeles. El mundo del trabajo. Otros símbolos: el diablo. Más allá de eso estaban también las dimensiones de la vida local donde el Esta­ do tenía baja presencia o requería de interme­ diarios como los caciques costeños. En és­ tas. La disputa por re­ cursos y decisiones.RACSO BV'r. El uso de los símbolos católicos en las caricatu­ ras era ya una tradición en la caricatura latinoa­ mericana desde el último tercio del siglo XIX. Esto puso en tensión al Estado central y los in­ tereses guayaquileños. El predominio de visiones negativas sobre las “clases peligro­ sas” . permite apreciar como lo productores de imágenes presentan “prejuicios que no eran concientes de tener” (Burke. aparecieron los temas de la delincuencia y la policía encargada de su control dentro de un jue­ go que tenía como telón de fondo el temor y la justificación del control militar. que sirve para expresar una opi­ nión atribuida a los sectores populares. el infierno personi­ ficaron la bondad y la maldad. 2001: 240). La na­ ción. Sin embargo. a la nación o al pueblo como víctimas. Con este tema. articulándose a la patria. la radio y las historietas. las industrias culturales. el cielo. Un caso especial es la figura de Juan Pueblo. la existencia de regiones expresaron en distintos momentos si­ tuaciones de conflictividad. en torno al funcionamiento de la administración estatal y las medidas para fomentar el desarrollo económico. Las percepciones que establecen las caricaturas sobre la sociedad indígena y el mundo rural. La atención dedicada a los sucesos del 2 y 3 de junio en Guayaquil. Revelan prejuicios y una mira­ da lejana de esos actores. Estas imágenes operan sobre la iconografía proveniente del ca­ tolicismo. . recurre a imágenes condensadas con una figura femenina que iba evolucio­ nando hacia una mujer sensual. masifican determi­ nadas concepciones de lo popular. Ya era una si­ tuación relativamente normalizada con episo­ dios ocasionales de conflictos y eventos que ad­ quirieron alguna dimensión pública. Estas imágenes fueron esca­ sas y aparecieron cuando la conflictividad o las demandas indígenas se tomaron temas de dis­ cusión pública. a través del ci­ ne. obedece a la necesidad de entender el modo en el que las caricaturas de la prensa guayaquileña presentaron una explosión social que espera ser estudiada. Aunque desde 1925 se produjo un fortaleci­ miento del Estado central como actor interven­ tor y distribuidor de recursos. en términos amplios. permanece abierta la pre­ gunta de las relaciones entre lo político y lo no político. 97 también ocupa un sitio marginal. Las caricaturas produci­ das en la prensa guayaquileña representaron es­ tos conflictos. se revelaron alrededor de las aduanas y la instalación de in­ dustrias en los años cincuenta del siglo pasado. una interrogante que abrió esta investi­ gación. co­ rresponde a una visión urbana de los medios y los caricaturistas. Además.

Benedict. Andrade Moscoso. La Habana. Instituto Mora. Editorial Arte y Literatura. 1973. en: Baudelaire y la crítica del arte. 7a. Barthes. Trazos insurgentes: la mirada de la caricatura. 1989. De la risa [1900]. en general. 1993. Editora Nacional. Quito. s/f. María Elena Bedoya y Ángel Emilio Hidalgo. Madrid. El uso de la imagen como documento histórico. México. 2002. Nacionales. Quito.Calpe. Roland. 3a reimpresión. Claraboya. Manual de urbanidad y buenas maneras [1854]. María Elena. Umbrales del arte en el Ecuador. México D. ed. Charles. Esther. Carlos. Álvarez. 1990. Comunidades imaginadas. MAAC / BCE. Barcelona. Lupe. Manuel Antonio. Los inolvidables. Madrid. 2004. Banco Central del Ecuador. Momentos de nuestra caricatura. Siglo XXL 1988. Visto y no visto. 1964. Crítica.. Bonilla. A. Alianza Universidad. Mijail. Quito. Baudelaire. Quito. Guayaquil. Xavier. Banco Burke. FCE. 2001. Peter. Castel. Reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. Carreño. 2000. 1994.F. Raúl. 1990. Talleres Gráficos Andrade. La cultura popular en la Edad Media y el Renacimiento . México.. Henri. Reportaje a un día 99 . “De la esencia de la risa y. La caricatura política en México en el siglo XIX. Espasa . “La fecha triste: el 15 de Noviembre. Maurice. CONACULTA. Una mirada a los procesos de nuestra modernidad estética. de lo cómico en las artes plásticas” . texto inédito. México. Bergson. Historia vagabunda. Bajtin. 1986. Anderson. Mitologías . México. Aghulon. Central. Bedoya.Bibliografía Acevedo.

1994. Anagrama. tomo I. P. Foucault. Guerrero Blum. pp. 497-526.trágico en la historia de Guayaquil por un testigo”. pp. Haciendas. Tulio. Nancy. Editorial Orbis. Jürgen. pp. Guayaquil. Helguera. Historia contemporánea de América Latina. 1988-1989. pp. “Polémica. Patologías de la imagen. volume 22. Mujeres e imaginarios. ética y hermeneútica. capital y lucha de clases andina. Quito. 1988. Román. Hallo. Quito. Los periódicos guayaquileños en la Goetschel. Wilson. Halperin Donghi. Andrés. Historia y crítica de la opinión pública. 1999. Sociedades ecuatorianas de escritores y artistas. Michel. 3a edición. 1959. Sigmund. 100 . José Antonio. pp. Díaz. Abya-Yala. Guerrero. número 46. Síntesis histórica de la comunicación y el periodismo en el Ecuador. volumen 16-17. III. 2001. number 3. México. 115-140. 1972. abril de 1999. 1998. Barcelona. 1999. Edvving. Archivo Histórico del Guayas. “The satiric penny press for workers in México. Obras Esenciales. 1992. Gubern.H. Vistazo.l986. Quito. CAAP. Editorial El Conejo. 1821-1997 . en Colombia: 1830-1930”. política y problematizaciones” . María Elena. en: Obras Completas . en: Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura. Quito. 50. Fraser. volumen 5. Paidós. 1821-1883. José León. 2005. Madrid. Editorial El Sol. Estética. Ediciones. 353-361. Buenos Aires. Ana María. Rafael. Quito en los inicios de la modernidad. Regionalismo y democracia social en los orígenes del "CFP ". historia. Guerrero. 1900-1910: a case study in the politicization of popular culture”. Quito. October 1990. Gómez Iturralde. En Freud. “Repensando la esfera pública: una contribución a la crítica de la democracia actualmente existente”. Bogotá. en: Ecuador Debate. Guayaquil. en: Journal o f Latín American Studies. 1983. Alianza. Editorial Gustavo Gili. “Notas sobre un siglo de la caricatura política Habermas. “El chiste y su relación con lo inconsciente”. Vol. 139-173. Quito. 44-46. No. Barcelona.

Hernán. Linke. Libri Mundi. 2002. Ángel Emilio. Las ciudades en la historia. Nicolás. Guayaquil. La Prensa. Biografía de Velasco Ibarra. Quito. Norris. ecuatoriana”.p p . Virgilio. International Affairs. Hernán. Latin America in caricature. Robert. en: Eduardo Kingman. Texto inédito. Guayaquil. Pérez. Historia contemporánea de Esmeraldas 1956-1976. en: Releer los populismos. Quito. Una tempestad alrededor de una caricatura.Hidalgo. [1941].78-92. University of Texas Press. CIUDAD. “Origen y decadencia del gamonalismo en la sierra Ibarra. Ibarra. CAAP. Austin. 491-510. Camino y significación del Partido Social Cristiano. Editorial Don Bosco. SAG. Cuenca. “El humor de los quiteños”. Jaime Salinas. s/f. en: Antología de La Escoba. Los tiempos pasados fueron mejores (II). Imprenta El Mercurio. 11-45. 101 . Editorial Rumiñahui. 1989. pp. La Prensa. pp. Jaime Salinas. John. 2004. Alfredo. Cuadernos Logoven. 1954. 1979. 1980. número 41. Guayaquil. Lilo. Royal Institute of Malo González. UASB / CEN. Arte y sarcasmo: La caricatura en Guayaquil (1883-1896). Quito. Marco. Caracas. 419-422. Los tiempos pasados fueron mejores (I). 2004. exaltación y desencanto de las culturas populares en América Latina”. 1956. Hernán. 2004. 1939. 1993. Pérez Pazmiño. Quito. El gran ausente. Claudio. La forzada clausura de “El Universo”. Marcel. 1997. Pérez Vila. 2005. en: Anuario de Estudios Americanos. pp. volumen LIX. Pareja Diezcanseco. número 2. [1944]. Johnson. Kingman. La caricatura política en el siglo XIX. II. Quito. Ibarra. Ismael. Ecuador: country o f contrasts. Lara Guzmán. Quito. “El populismo en la política ecuatoriana contemporánea”. Sevilla. “Negación. “Introducción”. London. en: Ecuador Debate. Quito. Virgilio. La lucha por la democracia en el Ecuador. Manuel.

en: Diccionario biográfico del Ecuador. Quito. volumen 8. Quito. Voluntad. El velasquismo (Una interpretación poética y un violento período de lucha). Gracias a la vida. 2004. Universidad de Guayaquil. Ecuador: una nación en ciernes. Rodolfo. postguerra (1944-1960)” . 1997. “Memorias íntimas del diario capitalino El Día”. 1960. Julio. Prieto. Lima. Universidad de Pérez Pimentel. Guayaquil. Gustavo. 1993. “Enrique Terán Vaca”. pp.Pérez Pimentel. 635-686. 1994. Vera. 142-148. Pedro Jorge. Quito. en: El Ecuador de la postguerra (1944­ 1960). Troncoso. Guayaquil. Mercedes. 1992. tomo II. “Los diarios quiteños en el período de la 102 . Guayaquil. El período clásico Tamayo Mancheno. 1969-1970. Caricatura en el Perú. indígenas en el Ecuador poscolonial. Editorial Royal Print. Banco Central. Quito. Rafael y Erika Silva. Irving Iván. volumen 14. Guayaquil. Liberalismo y temor: imaginando los sujetos Quintero. pp. pp. (1904-1931). 371 -376. FLACSO / Abya-Yala. 2005. FLACSO / Abya-Yala. Rodolfo. Ed. Raúl. Biblioteca Nacional del Perú. “Galo Galecio Taranto”. en: El Año Ecuatoriano. Quito. Zapater. en: Diccionario biográfico del Ecuador.1950. volumen II. Rivera Escobar. 1895. 1991.

“Semanario político festivo. No. Quito. No. (Arte . Incluye una fotografía de 1950 del grupo de personas que hicieron la revista (Localización: Biblioteca del Banco Central del Ecuador).Anexo 1 REVISTAS CON CARICATURA POLÍTICA Este es sólo un acercamiento a varias revistas que han sido consultadas durante la investigación. a excepción de Carlos Andrade (Kanela) (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). hasta el No.humorismo . Desde el No. Caricaturas de Valenzuela y Julio Arévalo y Virgilio Jaime Salinas (Localización: Biblioteca Municipal de Guayaquil). Se publica un número extraordinario en marzo de 1950. 8 de Caricaturas. Caricatura. 1. 14. diciembre 1918. pero se incluyen sus rasgos formales y localización. No es un inventario exhaustivo. Guayaquil No. Io de mayo de 1921. apareció con la dirección artística y literaria de Enrique Terán. del persona] que llamé. según sus palabras. “desligándome en absoluto. 8 de octubre de 1932. 8. 20 de marzo de 1921. No. Redacción: Alfredo Batallas y José Antonio Aguilera.14 de julio de 1919 hasta el No. El No.literatura-actualidades). 4 de diciembre de 1932. 2. 9. Se publicó hasta el No. Se le puso simbólicamente año XXXII. cuando ya es el Año III. de la Agencia Comercial y de Propaganda. Propiedad Calenturas. Semanario humorístico de la vida nacional. septiembre de 1921. 109. hasta el No. Para entonces se vuelve quincenal. No están identificados los editores y autores de caricaturas. Dijó equivocadamente “Año II”. Los artículos sólo 105 Zumbambico. Órgano del sindicato del rj- . Tomó a su cargo la dirección de la revista nuevamente. I (1). enero de 1922. 100. 1. del 6 de julio de 1924 es el último número registrado. 1. Se reinició en el No. Directores: Enrique Terán y Eduardo Batallas. Quito. La revista dejó de publicarse entre julio y septiembre de 1920. I. cuando la fundación”. Reapareció el 3 de junio de 1923 (IV: 110).10. (V) 134. equilibrio político”. Declaró inicialmente carecer de director. Administrador: Ernesto Rojas. noviembre de 1921. febrero de 1922. 14 de septiembre de 1919.

Caritas y Carotas.l. aparecieron en las portadas como políticos vinculados a la iglesia católica. Guayaquil. quien se suicidó públicamente en 1960 (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Año 1. Simmons. . Quito. N o. Inicialmente se publicó hasta el No. 31 (13 de julio de 1934). Cocoricó. Ocho caricaturas vinculadas a un texto que resumen los eventos más destacados de la semana. Revista profusa en fotografías y propaganda comercial. El No. Jefe de Redacción: Adolfo H. hasta VI (279). Apareció en la coyuntura de la elección de Neptalí Bonifaz. En su portada se pone una caricatura política de Teobaldo Constante. sin una temática definida. La revista carece de paginación. Tanto Bonifaz como Velasco Ibarra. 13 de febrero de 1938. 26 de diciembre de 1931. II (8): 5 de diciembre de 1943.llevan seudónimos. septiembre de 1922. Una revista que representó una innovación desde el punto de vista gráfico al incluir muchas ilustraciones. Con artículos de tipo misceláneo. Es visto como un personaje que manipula la iglesia. La figura emblemática es un gallo de pelea. ilustra los monos de la semana. Combinaba una perspectiva política. cultural y de la vida social de las elites. No. Caricaturas de Kanela. Una revista con artículos generales. Sus caricaturistas fueron Galo Galecio. 1. En la portada y contraportada se publicaron caricaturas. 10 de octubre de 1936. conocido personaje de la bohemia quiteña. ya es presidente de la república José María Velasco Ibarra. 17 salió en mayo de 1926. Martínez Cevallos. Director: José Santiago Castillo. Virgilio Jaime Salinas. 1(30). Cuando se reinició la publicación. II (79): 19 de abril de 1952. comentarios políticos. Semana Gráfica. Sus dibujos también ilustran relatos de autores nacionales y extranjeros (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Su director fue el famoso “terrible Martínez”. Importantes caricaturas de Constante (Localización: Biblioteca Municipal de Guayaquil). poesías y publicidad. Propietarios: Constante y Ruiz. Semanario Político. Estrella. fotografías y reproducciones de pinturas del arte universal a color. chistes. Latorre y King (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). 106 El Clarín. Director: Luis E. Revista semanal publicada por el diario El Telégrafo. 29 de abril de 1932. Guayaquil. Siempre en la portada aparecía el retrato de una mujer joven de diversos lugares del país. 30 (11 de diciembre de 1932) y se reactivó en el No. Virgilio Jaime Salinas y Latorre (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). I (4). Editores Paz y Avilés. Guayaquil. Dejó de salir más de un año. Las portadas de la revista y las caricaturas le vinculan a la iglesia.

No. 48. I (2). curunchuperra y sus cómplices. 47 en que había concluido La Escoba de Fray Pedro Vicente Solano en el siglo XIX.” firmada por Benitín. La característica del título del semanario tiene a Juan Pueblo 107 Fantoches. es para empatar con el No. Editor responsable: Carlos Guevara Moreno. Las caricaturas fueron elaboradas por Julio Montesinos Malo (Chivito) y Marco Antonio Sánchez (MAS). socialistas y comunistas. Este inicio en el No. Un pequeño periódico de cuatro páginas que publicaba ocasionalmente caricaturas. Empieza en el No. 29 de septiembre de 1951. No. En general los artículos tienen una tendencia humorística de crítica política y social. quien también hacía caricaturas con el seudónimo de “Atila”. Quito.Su director artístico era Jorge Swett. Guayaquil. 3 de noviembre de 1951. Uno de los aspectos que está presente es el tema regional. El Alacrán. 1. La Escoba. 15. Notas sin autor. 1(6). Otros caricaturistas fueron “Ficas” y “Ravdel” (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Su animador principal hasta 1951 fue Rafael Coello Serrano. Fue la revista que posicionó a Concentración de Fuerzas Populares en el espacio político. construyó una posición que articuló la política local y nacional del CFP promoviendo intereses regionales.Serrano. Artículos firmados por Benitín. 27 de octubre de 1951. es Director Héctor Valencia. 3 de noviembre de 1949. 16 de octubre de 1951. “Con la complicidad artística de Galo Galecio”. 1. oposición al Estado central y la reivindicación del “hombre de la calle”. 48. 29 de octubre de 1949. Cuenca. 4 de noviembre de 1945. liberales. Director: Eduardo Comentarios Políticos del Momento. 1(7). Una sección dedicada a criticar políticos se llama “Reportajes imaginarios a las gentes que son o se creen importantes. 1(4). I (1). Conocida como Momento. 1(3). Semanario profiláctico para la erradicación de la . 22 de septiembre de 1951. Publicada semanalmente.. Editor responsable: Gabriel Cevallos García. 1(5).. 17 de noviembre de 1951. El semanario circuló hasta 1961 con interrupciones (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). 31 de marzo de 1946 (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Quito. A partir del No. Su lenguaje agresivo estaba dirigido a criticar a conservadores. Definió un ámbito de la lucha política y configuró una importante vertiente de la opinión pública local. se publicó hasta 1952. 17. El semanario sobre todo estaba enfocado a criticar al CFP y sus líderes. Quito. 6 de octubre de 1951. No. Secretario de Redacción: Francisco Estrella Carrión. Director: El Alacrán (Alejandro Cairión). discutiendo la posibilidad de una salida federalista. Era un semanario que buscaba posicionar a jóvenes intelectuales de distintas tendencias políticas en la cultura cuencana.

Jefe de Redacción: Luis Maldonado Tamayo. información internacional y comentarios del mundo del cine. 13 de junio de 1953 hasta el I (28). Una intencional falta de identificación de señales de publicación en un ejemplar dice “Número tal”. No. Avispa. 2. No. 1. Tiras cómicas de Marko. No. 6. 5. 3 . Se publicó hasta 1956. etc. Cada caricatura tiene un texto que identifica lo que se ridiculiza o caracteriza de los personajes. Entre los caricaturistas están Atila y Humberto Estrella que no firma sus caricaturas. Quito. 1 7 de octubre de 1954. febrero de 1954. Mentor Mera. No. Revista caústica del momento político. con Avispa como dibujante principal. Se titula “Retablo de monigotes” . mayo de 1960. Tercera época: 1967-1968. Travesura que edita el Dr. Caricaturas de Galo Galecio (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Primera época: 1950-1952 (?) Segunda época (1957 (?)-1960). En la segunda época hay caricaturas de Avispa. Don Pepe. Cha chapita. septiembre de 1960. Uno de los colaboradores es Alejandro Carrión (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). 7. 3. Sábado. Quito. Nos. No. Directores: Hugo Rivadeneira Suárez y Rolando Montesinos Mejía. 1. junio de 1960. Quito. Verdad. 1958. 25 de diciembre de 1953. Editor: Juan J. 2. 16 de enero de 1954. “Fecha tal”.4 . Paz y Miño C. Silvestre. Entre los colaboradores está el escritor conservador Wilfrido Loor.2. No. Director: Don Carlos El Catalán. 4. I (1). Semanario de la vida ecuatoriana. 3.6. Un semanario con información variada y con ocasionales caricaturas (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Monigotes. Director Artístico: Jorge Swett Palomeque No. Quito. Tiene segmentos de cultura general.pateando a una perra que también es atacada por un alacrán. Es una revista que apoyó a Velasco Ibarra y criticó al CFP. No. Guayaquil..No. En las páginas centrales se publican caricaturas de personajes políticos. Al comienzo colabora desde Paris Gonzalo Almeida Urrutia (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit).. (BAEP).l. No sea hueso. Revista humorística publicada en Quito entre 1950 y 1960. No. 5. Esta falta de mínimos aspectos formales de identificación alude a la informalidad de la publicación (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). 30 de enero de 1954. Editor: Rafael Coello Serrano. No. tal. Una revista de 108 . agosto de 1960. 17 de septiembre de 1960 con formato de periódico. Con el tiempo incorporó información deportiva y se fue perfilando como un magazín. Algunos números traen fecha y otros pueden ser identificados por los eventos que relatan.

junio 1957. Director La Calle.l: 5 de marzo de 1957. Carece de caricaturas (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). 147 (2 de enero de 1960). Entre 1957 y 1959. se identifica con la izquierda entendida de modo amplio como liberalismo. I (1). Director: Alejandro Carrión. En 1960 adoptó un punto de vista de apoyo a la candidatura de Galo Plaza y de crítica a Cuba y los regímenes socialistas. Revista satírico humorística. Fidias. 1960. Quito. Quito. N o. Avispa. “C”. cuando incluyó discusiones sobre las propuestas regionalistas y buscó incluir los problemas de las provincias. socialismo e independientes. Lápiz Mágico. 12 de febrero de Carlos Navarrete. Título completo: El gallo cantaclaro. Director Gerente: Xavier Alvarado Roca.formato pequeño que tiene una caricatura en la portada y rostros caricaturizados que ocasionalmente ilustran coplas. Subdirector: Pedro Jorge Vera. Guayaquil. y ubicada en el espectro liberal. el alcoholismo y la mendicidad. No. Trazó puentes hacia la problemática nacional. Pelo y Barba. (Localización: Biblioteca de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador). Desde el No. Los caricaturistas principales fueron Gonzalo Mendoza (Avispa) y Nelson Clavijo (Pura Pose). Luego del triunfo de Velasco Ibarra. Una pequeña revista con chistes que son versificados. Quito. Algunos que trataban situaciones con indígenas y cholos. Se publicó hasta 1966. Director: Gonzalo Bonilla Cortés. Con una periodicidad mensual. estaban priorizados los temas de Guayaquil. 1. Estas se refieren a sucesos políticos. definió una línea de oposición al mandatario y a las corrientes de izquierda. 109 . Orcatura. Vivanco. Vistazo. Otros caricaturistas: Yo. Los caricaturistas que se incorporaron desde 1960: Pinta monos. asumió la búsqueda de un público general. Pura Pose y otros colaboradores que fundaron la nueva revista Mañana. Su línea inicial coincide con las corrientes políticas cobijadas bajo el Frente Democrático Nacional que había auspiciado la candidatura de Raúl Clemente Huerta en las elecciones de 1956. No. Gerente: Guillermo Lasso y Jefe de Información: Jorge E. Hay también breves artículos de comentarios políticos. Es una publicación velasquista que tiene entre sus auspiciantes a Radio Tarqui. 1. 4 de junio de 1957. Lapiola. Incluye una página de caricaturas. se publicó ya sin Pedro Jorge Vera. En sus primeros años. alrededor de la delincuencia. Es una revista orientada a apoyar al candidato conservador Gonzalo Cordero Crespo (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). El Gallo. Efectúa críticas al control de los sindicatos por parte de la izquierda (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit).

Mañana. Una sección. “La Ventana Ilusoria”. Pura Pose Orcatura y Vistavisión. La revista evidencia la radicalización producida por la revolución cubana y un lenguaje de confrontación con liberales y conservadores. Virgilio Jaime Salinas y Avispa. Una amplia sección deportiva estaba centrada en el fútbol profesional.Persistieron un tipo de contenidos de las publicaciones periódicas anteriores. Surgida en la coyuntura de la revolución cubana. Patricio Cueva.21 de enero de 1960. Año . cuando fue clausurada por la Junta Militar. Gerente: Rodrigo Cabezas. Luis Peñaherrera.N o . era escrita por Pedro Jorge Vera con el seudónimo de Georges Ferdinand Tapage (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Pólit). Mentor Mera. Quito. Savir. tales como las secciones literarias con la publicación de cuentos. Se promovió también un rescate de la historia nacional a través de las biografías de héroes y acontecimientos patrióticos. l. (Localización: Biblioteca Aurelio Espinosa Polit). Reapareció en 1966 y se publicó hasta 1970. A nivel gráfico incluyó muchas fotografías y mejoró el nivel de presentación. En los primeros años publicaron caricaturas y realizaron ilustraciones para la revista Jorge Swett. los caricaturistas Avispa. definió una línea de abierto apoyo. Jaime Galarza. se publicó hasta julio de 1963. Hizo la campaña por la candidatura de Parra-Carrión en las elecciones de 1960. 1. Hugo Larrea Benalcázar. y. Pura Pose. poesías y fragmentos de novelas de autores nacionales. En una primera época. Fueron colaboradores de la revista Germán Carrión. Director: Pedro Jorge Vera.

escritor y caricaturista. Reconoció influencias de Roura Oxandaberro y del caricaturista español Bagaría. Compiló sus viñetas de tipo costumbrista en Los tiempos pasados fueron mejores . Quito. y “Don Claro Mirón” y “El Minuto Gráfico” en El Universo. Quito. Fuente: Rodolfo Pérez Pimentel.1943. Su novela “El cojo Navarrete” fue finalista del concurso de novela que promovió el Grupo América en 1935. Sus colaboraciones literarias y políticas se publicaron en revistas y periódicos de los años veinte y treinta. 371-376. El Comercio y El Sol. Colaboró con caricaturas e ilustraciones para Cocoricó y Semana Gráfica en los años treinta. “Enrique Terán Vaca” . Fuente: “Guillermo Latorre: 'la caricatura muestra el alma'. Guayaquil. I (1941) y II (1944). Fundó y dirigió la revista Caricatura (1918-1924). Sus dibujos se titularon “Kaleiodoscopio” en El Telégrafo . Antonio Bellolio y el caricaturista Manuel Valenzuela. Se incorporó a El Telégrafo desde 1918 y sus caricaturas aparecieron impresas en la parte inferior derecha de la primera página del periódico.Anexo 2 MICROBIOGRAFÍAS DE ALGUNOS CARICATURISTAS Enrique Terán. Guillermo Latorre. quién le descubrió. Quito. Dirigió la Biblioteca Nacional desde 1936 hasta su fallecimiento (13 de abril de 1943). volumen 14. Participó en el Partido Socialista y fue su Secretario General en 1928. Trabajó en el Ministerio de Obras Públicas y en el Seguro Social hasta su jubilación. en: E l C o m e r c io . Formó parte de la bohemia guayaquileña con Augusto San Miguel. Entrevista con Rodrigo Villacís Molina” . Hizo algunas exposiciones. Durante su vida estudiantil ya había hecho caricaturas. I 13 Virgilio Jaime Salinas. 1997. Se educó en el Colegio . Vicente Rocafuerte y fue compañero de aula de Medardo Angel Silva. 1887. Se le atribuye la creación de “Juan Pueblo”. Universidad de Guayaquil. Estudió en la Escuela Sucre y el Colegio Mejía. Se encontraba vinculado en la década del cincuenta al movimiento federalista guayaquileño. 1896-1986. Participó en Cocoricó (1932-1934) y realizó caricaturas en El Día. En el Colegio Mejía. Fue músico. 1900-1959. pp. Perteneció al grupo inicial de Caricatura. Guayaquil. su profesor de dibujo fue Rafael Salas. en: D ic c io n a r io b io g r á fic o d e l E c u a d o r . 14 de septiembre de 1980.

Cuando estudiaba derecho en la universidad. Entre 1951 y 1954. Entre 1940 y 1960 produjo la tira cómica “Saeta y Rafles” y las viñetas “Lo que se ve” que también aparecieron en El Universo. Fue Presidente de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas. entre ellas. Guayaquil. es autor de más de 100 murales. Hizo caricaturas con el seudónimo de Atila. 1908 . en: de 1959. 10 de febrero Miguel Ángel Gómez. él se integró a la revista por ser administrador de la imprenta en la que se imprimía la revista.Quito. Fuente: Rodolfo Pérez Pimentel. Realizó la caricatura política del Diario del Ecuador (1956-1958). Antes y durante la revolución de 1944. volumen 8. “Galo Galecio Taranto” . pp. Después de 1952 hizo ilustraciones y desarrolló sus intereses como escritor. E l U n iv e r s o . Galo Galecio.Fuente: “Duelo de la clase periodística” . Guayaquil. 142-148. Guayaquil. También colaboró con la revista Verdad (1954-1956) y editó la revista Crítica (1960-1962) donde también aparecieron sus caricaturas e ilustraciones. Comenzó haciendo dibujos e ilustraciones en la revista Nosotros de los estudiantes del Colegio Vicente Rocafuerte entre 1942 y 1943. Sus caricaturas se publicaron en Cocorícó (1932-1934). Fuente: E n tr e v is ta . 27 de enero de 2006. La una tira se denominó “Marranadas de Tripita y Eleadora”. Volvió a realizar caricatura política en el vespertino La Hora desde 1985. 1994. Guayaquil. Sobre todo desarrolló una carrera artística como grabador. Realizó ilustraciones y caricaturas en la revista Vistazo. dejando la carrera de abogado. Estudió en la Escuela de Bellas Artes en Guayaquil y fue alumno de Roura Oxandaberro. No fue miembro del CFP y colaboró con Momento por su amistad con Carlos Guevara Moreno. Publicó en El Universo dos tiras cómicas a mediados de los treinta. Hizo caricatura política en El Telégrafo. Universidad de Guayaquil. Se dedicó al arte mural. en: D ic c io n a r io b io g r á fic o d e l E c u a d o r . Hizo numerosas ilustraciones para libros. las de la Historia del Ecuador de Alfredo Pareja Diezcanseco. Colaboró con El Alacrán (1952) y Don Pepe (1954). Jorge Swett. Vinces. éstas circularon como hojas volantes entre 1944-1945. . y la otra con tema rural y personajes campesinos se tituló “Historietas campiranas de Encarnación y Gobea”. hizo caricaturas junto a Eduardo Borja Illescas. 1993. Cuando apareció la revista Comentarios Políticos del Momento . Fue su maestro de dibujo el caricaturista Teobaldo Constante. sus caricaturas aparecieron en hojas volantes. hizo la caricatura política del diario quiteño El Sol. Efectuó también algunos murales. 1906-1994. 1925.

Fue concejal de Quito y vicepresidente del Concejo Municipal. Ministro de Salud y Director del Centro de Estudios de la Comunicación para América Latina. Cuenca. Al producirse el conflicto entre Alejandro Carrión y Pedro Jorge Vera que llevó al segundo a crear la revista Mañana a comienzos de 1960. Contrapunto. San Rafael. De profesión ingeniero civil. Cuando se fundó la revista La Calle en 1957. Vive en Quito desde 1950. tituladas “Mens sana. Fuente: E n tr e v i s t a . fue uno de los caricaturistas de la nueva publicación. Hoy (1981-1983). Junto con Gonzalo Bonilla hizo la revista humorística El Pasquín y realizó la caricatura para El Tiempo en los años setenta. fue militante de la Juventud Comunista y URJE.. Nelson Clavijo (Pura Pose). 10 de febrero de 2006. 1934. Entre otros en Orientación. Después publicó caricaturas con temas deportivos e ilustraciones en Diario del Ecuador en 1956. También es pintor y ha realizado numerosas exposiciones. Dibujaba sobre todo a sus profesores del Colegio Montúfar. 1935. hizo la caricatura política y tiras cómicas del Periódico del Mediodía. Ha recibido algunos premios y distinciones por su trabajo como caricaturista. Ambato. Fue dirigente estudiantil en el colegio y la universidad. Dibuja la caricatura política de Hoy desde 1983. Gonzalo Mendoza (Avispa). Entre 1980 y 1985. 1927. Desde 1952 realizó la caricatura política para El Comercio hasta 1975. Empezó a dibujar caricaturas como estudiante de secundaria y realizó una exposición al finalizar el colegio. Desde 1960 hizo las caricaturas de Mañana. En los años sesenta fue uno de los animadores de la revista humorística La Bunga (1967-1969). hizo las caricaturas firmadas como Pura Pose. Entre 1957-1958 vivió en Guayaquil. Realizó caricaturas para el diario La Tierra en 1954-1956. Vive en Quito desde 1949. Sus primeras colaboraciones aparecieron en El Pueblo . semanario del Partido Comunista. Comenzó dibujando caricaturas en su época de colegial en Cuenca.habilidad como dibujante de modo autodidacta mientras realizaba sus estudios de medicina. Colaboró con Don Pepe (1954). Fuente: E n tr e v is ta . Asdrúbal de La Torre (Asdrúbal).en cuerpo torcido” . Sus dibujos aparecieron en periódicos y revistas entre fines de los años sesenta y comienzos de los años ochenta. Entre 1957 y 1959 colaboró con caricaturas en la revista La Calle y Vistazo. por 1 15 . Desarrolló su 10 de febrero de 2006.. Fundó URJE y mantuvo un vínculo con el Partido Socialista. Estudió sociología en la Universidad Central. Sus caricaturas se han publicado los últimos años en el periódico Opción (2001-2006). Quito. Publicó caricaturas en la revista No sea hueso. y también ejerció de reportero. trabajando para una agencia de publicidad y realizó durante unos tres meses la caricatura política de El Telégrafo y las ilustraciones del suplemento dominical del diario La Nación. Quito. Comenzó realizando caricaturas deportivas en El Sol en 1951.

y la última de ellas es El Indio Lorenzo. Elaboró ilustraciones y caricaturas en Vistazo. Fuente: E n tr e v is ta . con el seudónimo “Sombra”. y después del fallecimiento de Virgilio Jaime Salinas. En los años sesenta pasó a El Universo y dibujó con el seudónimo “Robín” hasta su jubilación.su cuenta. Desde fines de 1958. hizo la caricatura política de El Telégrafo desde 1959. Luis Peñaherrera. 6 de agosto de 2005. 1936. produjo la tira cómica “Meyoco”. Guayaquil. Hace pintura y escultura y se desempeña como profesor del Colegio de Bellas Artes de Guayaquil. Quito. . mantiene publicaciones humorísticas eventuales. Empezó haciendo dibujos en la escuela y luego estudió en la Escuela de la Sociedad Filantrópica del Guayas. Fuente: E n tr e v is ta . 13 de enero de 2006. Reconoce influencias de los autores de cómics norteamericanos y argentinos. Guayaquil. En 1953 realizó las ilustraciones para el suplemento dominical de El Telégrafo y también estudió en la Escuela de Bellas Artes de Guayaquil.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->