EL FASCISMO ITALIANO Y EL NAZISMO ALEMÁN

Eje cronológico convencional y eje cronológico interactivo (time rime) sobre el periodo de Entreguerras.

Presentación en PREZI del Nazismo alemán. 4º ESO.

LA CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS TRADICIONALES. EL ORIGEN DE LOS FASCISMOS.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / ITALIA EN 1920.
"Pero eso era en 1920: toda Italia se estremecía con la fiebre revolucionaria y muy rápido la cosa cambió de carácter. Los obreros pensaron que había llegado el momento de apoderarse definitivamente de los medios de producción. Se prepararon armados para la defensa, transformando muchas fábricas en verdaderas fortalezas y comenzaron a organizar la producción por su propia cuenta. Los patronos fueron apartados o declarados en estado de arresto. Era la abolición de hecho del derecho de propiedad y el gobierno dejaba hacer porque se sentía impotente para oponerse. El movimiento se extendía y tendía a englobar a las otras categorías: aquí y allá los campesinos ocupaban la tierra. Era la revolución que comenzaba y que se desarrollaba de una forma, diría yo, casi ideal.“ E. Malatesta. Publicado en L 'Umanitá Nuova. 28 de junio de 1922.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / ALEMANIA / REVOLUCIÓN ESPARTAQUISTA.
“¿Se podía esperar, del presente enfrentamiento, una victoria decisiva del proletariado revolucionario, se podía dar por sentado la caída de los Ebert-Scheidemann (2) y la instauración de la dictadura socialista? Ciertamente no, si no se tiene en cuenta todos los elementos que determinan la respuesta. Basta con poner el dedo en la llaga sobre la situación actual de la revolución; la falta de madurez política de la masa de soldados que continúan tolerando los abusos de sus oficiales y son utilizados con fines contrarrevolucionarios, sólo esto prueba que la posibilidad de una victoria duradera de la revolución no era posible (…). Los campos, de donde ha partido un elevado porcentaje de la masa de soldados, continúan estando poco más o menos al margen de la revolución. Incluso Berlín está poco más o menos aislado del resto del Reich. En algunas provincias -en Renania, en la costa del mar del Norte, en Brunswick, Sajonia, Wurtemberg-, los focos revolucionarios están en cuerpo y alma al lado del proletariado berlinés. Pero lo que falla es la coordinación del movimiento, la acción común que diese a los impulsos y a las luchas de la clase obrera berlinesa una mayor eficacia.”

Rosa Luxemburgo. Artículo publicado en el periódico espartaquista Rate Fahne. 14 de enero de 1919.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / OCUPACIÓN DEL RUHR. 1923.
“Pueblos obreros de Europa: la ocupación del Ruhr significa una guerra nueva, por más que ahora por parte alemana no exista una fuerza armada capaz de resistencia, este acto de violencia acentuará los antagonismos entre los diferentes Estados y exasperará e inflamará las pasiones nacionalistas. A ambos lados de la frontera, desencadenará la reacción más extremista y desbrozará el camino a todas las formas de fascismo. (...) ¡Trabajadores de Francia¡ Levantad todos juntos y con fuerza vuestra voz contra la ocupación del Ruhr, contra la explotación de los obreros franceses y alemanes reunidos. Oponeos a la marea nacionalista, luchad por la retirada inmediata de las tropas de las regiones ocupadas. Luchad para obtener la más alta tasación de las fortunas capitalistas con vistas al pago de las deudas de guerra y de la restauración de las regiones devastadas. Decid a vuestros hermanos y a vuestros hijos que sirven bajo el uniforme que, combatiendo para reducir a servidumbre a los obreros alemanes, están combatiendo en realidad en favor de su propia esclavitud.” Oposición de sindicatos y partidos de izquierda europeos contra la ocupación franco-belga de la cuenca del Ruhr.

P. Llimouzin. Textos y documentos de historia.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / OCUPACIÓN DEL RUHR. 1923.
“El 11 de enero las tropas francesas y belgas, en contra del derecho y los tratados, ocuparon el territorio del Ruhr. Desde este momento el Ruhr y la Renania están en la mayor miseria. Más de ciento ochenta mil alemanes, hombres, mujeres, viejos y niños han sido expulsados de sus hogares. Para millones de alemanes no existe más que un concepto de libertad personal. Innumerables actos de violencia han acompañado la ocupación; más de cien compatriotas han perecido allí. Centenares languidecen todavía en prisión. Frente a la ilegalidad de la invasión se levantó el sentimiento del derecho y el de la patria. La población se ha negado a trabajar bajo las bayonetas extranjeras. El pueblo alemán en su totalidad, en estos momentos de gran angustia, le expresa su gratitud por su fidelidad y esa constancia testimoniada hacia el Reich. El Gobierno del Reich se ha hecho cargo, tanto como le ha sido posible, de asistir a nuestros compatriotas en la aflicción; se ha recurrido a los medios posibles de acción del Reich en proporciones siempre crecientes. Durante la semana pasada las ayudas para el Ruhr y la Renania se han elevado a la suma de 3.500 billones de marcos y es de esperar que en la semana en curso esta suma sea como mínimo doblada. El anterior nivel de producción del Ruhr y de la Renania se ha hundido. La vida económica en los territorios ocupados y no ocupados se ha trastornado. Esto es de tal gravedad que, si se continúa con los procedimientos empleados hasta ahora, el peligro amenaza con hacer imposible una moneda estable, el mantenimiento de la vida económica y, por consiguiente, la posibilidad de asegurar la simple existencia de nuestro pueblo. Es preciso, pues, en interés del porvenir de Alemania, así como del Ruhr y de Renania, detener este peligro. Para mantener la vida del pueblo y del Estado, nos encontramos hoy ante la amarga necesidad de cesar el combate (...). No olvidaremos jamás lo que han sufrido aquellos que, en los territorios ocupados, fueron objeto de severos castigos. No olvidaremos jamás lo que han abandonado aquellos que prefirieron marcharse de su país natal antes que romper su fidelidad a la patria (...). El presidente y el Gobierno del Reich afirman aquí solemnemente ante el pueblo alemán y ante el mundo que no aceptarán ningún acuerdo que arrebate el más pequeño trozo de tierra alemana al Reich alemán (...). " Ocupación del Ruhr. Llamamiento del Gobierno para el cese de la resistencia pasiva. 20 de septiembre de 1923. Recogido en M. Chaulanges y otros. Textes historiques. 1973.

HIPERINFLACIÓN EN ALEMANIA, 1923.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS. / RACISMO / USA. “Por otra parte, el racismo del siglo xx está muy lejos de limitarse a los nazis. En el período que siguió al término de la Primera Guerra Mundial -una época que vio el auge del Ku-Klux-Klan, con más de dos millones de afiliados- se practicó en EE.UU. una política de esterilización de "variedades biológicas humanas socialmente inadecuadas" y se puso en marcha una política de restricciones a la emigración para "mantener pura la sangre de América", favoreciendo la entrada de individuos de raza nórdica y dificultando la de gentes de los pueblos mediterráneos, de eslavos, judíos y otras "razas inferiores". (...) Tan sólo en el estado de Virginia se ha esterilizado a más de 7.500 personas entre 1924 y 1980: débiles mentales, pero también prostitutas, madres solteras, delincuentes menores de edad y niños con problemas de conducta.” Josep Fontana. Introducción al estudio de la Historia. 1999.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / GRAN BRETAÑA / HUELGA DE 1926.

“La industria estaba anticuada, era improductiva y necesitaba urgentemente una reorganización drástica. La respuesta de Baldwin fue exigir recortes de salarios para hacer que los precios fueran más competitivos […] El 30 de junio de 1925 los propietarios de las minas anunciaron que iban a acabar con el acuerdo nacional sobre salarios de 1924, a recortar los sueldos entre un 73% y un 48% y a mantener el nivel de beneficios. El presidente de los mineros, Herbert Smith, replicó con un característico «no cederemos» […] El TUC [Congreso de Sindicatos] acordó apoyar a los mineros […] La huelga, que nunca fue general, empezó el 3 de mayo a medianoche. La respuesta a la convocatoria de huelga fue abrumadora. A pesar de los ridículos razonamientos del Gobierno diciendo que la huelga era anticonstitucional, los huelguistas se comportaron generosamente para apoyar la exigencia de los mineros de un sueldo adecuado para poder vivir. […] Hubo que esperar hasta diciembre para que los mineros se vieran obligados por pura necesidad a volver al trabajo con jornadas más largas y salarios más bajos. En mayo de 1927, el Gobierno remató la situación al aprobar la Ley de Disputas Sindicales. Esta ley declaraba ilegales las huelgas de apoyo […] A los sindicatos de funcionarios se les prohibió unirse al TUC.”
Martín Kitchen, El período de entreguerras en Europa.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / FRANCIA.
“La Tercera República ya ha dado a nuestra democracia lo esencial de sus formas políticas. La obra no está acabada. Es hora de proceder a una extensa reforma administrativa que acreciente las libertades locales. No permitiremos que se recorten las ventajas adquiridas por el mundo del trabajo. Mantendremos la ley de ocho horas cuya experiencia ha demostrado la flexibilidad, y que ha mejorado muy profundamente la condición material y moral del asalariado (...). Pero el agente esencial de la producción, obrero o campesino, tiene el derecho de estar protegido contra el desempleo y la enfermedad, la vejez y la invalidez. Queremos llevar adelante los seguros sociales (…), y realizar para la democracia un estatuto de salud, de seguridad familiar, de dignidad. No es posible concebir la liberación de los trabajadores sin el desarrollo de la instrucción. Suprimiremos los decretos que tienden a privar de la cultura general a los niños (…). Un régimen democrático debe ofrecer el ejemplo del orden y de la buena administración. ¿Cómo podemos, sin unas finanzas rigurosas, llevar a cabo nuestro programa? Defendemos equilibrio. Como lo ha solicitado con autoridad la comisión de finanzas del Senado, reforzaremos el control de los gastos comprometidos; resueltos a perseguir sin consideración a los defraudadores, de cuya mala fe son víctimas todos los buenos ciudadanos, haremos del impuesto sobre la renta, honradamente aplicado, la base de una fiscalidad verdaderamente democrática (…).” Programa de gobierno del "Cártel de la izquierda” expuesto por el jefe del Gobierno, E. Herriot a la Cámara de Diputados francesa. 17 de junio de 1924

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / LA SOCIEDAD DE NACIONES.
Pacto de la Sociedad de Naciones. “Preámbulo. Las altas partes contratantes, considerando que para fomentar la cooperación entre las naciones y para garantizarles la paz y la seguridad, importa: aceptar ciertos compromisos de no recurrir a la guerra mantener a la luz del día las relaciones internacionales, fundadas sobre la justicia y el honor; observar rigurosamente las prescripciones del Derecho internacional, reconocidas de aquí en adelante como regla de conducta electiva de los Gobiernos; hacer que reine la justicia y respetar escrupulosamente todas las obligaciones de los tratados en las relaciones mutuas de los pueblos organizados, adoptan el presente Pacto, que instituye la Sociedad de Naciones. Artículo 10: Los miembros de la Sociedad se comprometen a respetar y a mantener contra toda agresión exterior la integridad territorial y la independencia política presente de todos los miembros de la Sociedad. En caso de agresión, de amenaza o de peligro, el Consejo determinará los medios para asegurar el cumplimiento de esta obligación. (...). Artículo 16: 1. Si un miembro de la Sociedad recurriese a la guerra (...), se le considerará ipso facto como si hubiese cometido un acto de guerra contra todos los demás miembros de la Sociedad. Estos se comprometen a romper inmediatamente toda relación comercial o financiera con él, a prohibir toda relación de sus respectivos nacionales con los del Estado que haya quebrantado el Pacto y a hacer que cesen todas las comunicaciones financieras, comerciales o personales entre los nacionales de dicho Estado y los de cualquier otro Estado, sea o no miembro de la Sociedad. 2. En ese caso, el Consejo tendrá el deber de recomendar a los diversos Gobiernos interesados los efectivos militares, navales o aéreos con que los miembros de la Sociedad han de contribuir, respectivamente, a las fuerzas armadas destinadas a hacer respetar los compromisos de la Sociedad (…). 4. Todo miembro que se haya hecho culpable de haber violado alguno de los compromisos de la Sociedad podrá ser excluido de ésta. La exclusión será acordada por el voto de los demás miembros de la Sociedad representados en el Congreso (...).” La Sociedad de Naciones. Preámbulo y artículos.

AISLACIONISMO NORTEAMERICANO

"Deseo que nuestros representantes decidan, después de una madura reflexión, si están dispuestos a contemplar a la juventud de los Estados Unidos conducida al combate por otras naciones sin tener en cuenta lo que ellos o sus representantes desean. Quisiera que decidieran después de una madura reflexión, si están dispuestos a ver a los Estados Unidos forzados a entrar en guerra, contra su voluntad, por las otras naciones. Lo que deseo por encima de todo es ver a nuestros soldados en sus hogares. La creación de la Sociedad de Naciones no les llevará a ellos. Traigámoslos a su patria cuanto antes y para eso, hagamos la paz con Alemania, hagámosla ahora y no la retrasemos hasta que el complejo problema de la Sociedad de Naciones se pueda arreglar con todo el cuidado y atención que merece. ¿Qué es lo que retrasa la paz con Alemania? La discusión del asunto de la Sociedad de Naciones y nada más (…) La constitución de la S.D.N. que estamos estudiando implica un problema que sobrepasa con mucho todos los demás. Se nos pide que abandonemos por primera vez la política exterior de Washington (...) Tenemos en este país un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, el mejor y más libre gobierno del mundo. A este gobierno, que era el de Lincoln, se le pide que para muchos asuntos importantes se constituya en un gobierno de, por y para otros pueblos". Henry Cabot Lodge, 28 de febrero de 1919 (Jefe de la Comisión Senatorial de Asuntos Exteriores)

CHARLES G. DAWES: EL PLAN DAWES (1924)

PLAN DAWES (1924)

REPARACIONES DE GUERRA

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS TRATADO DE LOCARNO.
“El acuerdo de Locarno presenta la novedad de sustituir el espíritu de desconfianza por un espiritu de solidaridad. Y es por la solidaridad humana que hay que hacer que la guerra sea imposible. Ahí tengo, delante de mi, a los delegados de Alemania ... y eso no quiere decir que yo no siga siendo un buen francés, como ellos son, a buen seguro, unos buenos alemanes. Pero es que aquí todos nosotros no somos más que unos buenos europeos. Basta de guerras, basta de soluciones sangrientas para nuestras diferencias. Desde luego que no han desaparecido, pero a partir de ahora va a ser el juez quien fije el derecho. Del mismo modo que los ciudadanos individuales van a solucionar sus dificultades ante los magistrados, también nosotros vamos a solucionar las nuestras por procedimientos pacificas. ¡Atrás los fusiles, las ametralladoras, los cañones! ¡Que dejen lugar a la conciliación, al arbitraje, a la paz!” A. Briand. Declaraciones sobre el Tratado de Locarno.

ACUERDOS DE LOCARNO

PACTOS DE LOCARNO (16-octubre-1925) “Artículo 1º. Las altas partes contratantes garantizan individual y colectivamente, como se estipula en los artículos que siguen, el mantenimiento del statu quo territorial, resultante de las fronteras entre Alemania y Bélgica, y entre Alemania y Francia, y la inviolabilidad de dichas fronteras fijadas por el Tratado de Paz firmado en Versalles el 28 de junio de 1919, (...). Artículo 2º. Alemania y Bélgica, y también Alemania y Francia, se comprometen recíprocamente a no entregarse de una u otra parte a ningún ataque o invasión, y a no recurrir de una u otra parte en ningún caso a la guerra. (...) Artículo 3º. Tomando en consideración los compromisos respectivamente adquiridos en el artículo 2 del presente Tratado, Alemania y Bélgica y Alemania y Francia se comprometen a arreglar por vía pacífica y de la manera siguiente todas las cuestiones, de cualquier naturaleza que sean, que vengan a dividirlos y que no hayan podido ser resueltas por los procedimientos diplomáticos ordinarios… Artículo 4º. Si una de las altas partes contratantes estima que ha sido o es cometida una violación del artículo 2 del presente Tratado o una contravención del artículo 2 del presente Tratado (...), llevará inmediatamente la cuestión ante el Consejo de la Sociedad de Naciones.“ Stresemann, A.Chamberlain, B.Mussolini, Briand y Vandervelde

Impresiones de los protagonistas del Tratado de Locarno
“¡Ah, el pueblo alemán! ¿Piensa usted que me reuní junto a un lago con ministros alemanes sin tener ningún tipo de emoción? ¿Piensa que mis sentimientos no fueron totalmente complejos y profundos? Fui allí, ellos fueron allí y hablamos en europeo. Este es un nuevo idioma y la gente tendrá que aprenderlo. (...) Locarno es una barrera contra la irresponsabilidad. Locarno es la necesidad del diálogo”. Aristide Briand, debate parlamentario, 26 de Febrero de 1926 “…Saludamos con sincera alegría el desarrollo de la idea de la paz europea afirmada en esta conferencia y encarnada en el Tratado de Locarno, que significará un momento decisivo en la historia de los estados y los pueblos. (...) Pese a toda su importancia, los acuerdos de Locarno sólo tendrán plena trascendencia si marcan no un fin, sino el principio de un periodo de colaboración y confianza internacional. ¡Ojalá que las esperanzas nacidas tras el esfuerzo hecho en Locarno se conviertan en realidad! Gustav Stresseman, discurso, 16 de Octubre de 1925 “ esta tarde firmaremos los acuerdos que permitirán que Alemania ingrese en la Sociedad de Naciones y la conviertan de nuevo en un miembro de la familia europea, lo que, pienso, marcará en la historia un momento de separación entre una era de guerra y una era de paz. Seguimos aún pensando sobre la facilidad con que este resultado se ha conseguido. Hubo desde el principio buena voluntad general, buen talante y un serio deseo de acuerdo. No podemos evitar repetirnos y no le importará que le repita que el ambiente de Locarno es algo que nunca habíamos obtenido (...) Nosotros, los delegados, lo hemos sentido, pero también la prensa ha experimentado su influencia”. Austen Chamberlain, carta a Sir Eric Drummond, 16 de Octubre de 1925 “ (…) Si el sueño nos ha llevado a un mundo ideal, si nos ha capacitado a dar forma aspiraciones legales y moralmente elevadas, si ha sido la imagen de un futuro más humano y más divino, no nos lamentemos de que estemos soñando”.

Vittorio Scialoja, Sexta Asamblea de la Sociedad de Naciones, 12 Diciembre 1925

El Pacto Briand-Kellogg El presidente del Reino Alemán, el Presidente de los Estados Unidos de América, S.M. el Rey de los Belgas, el Presidente de la República Francesa, S.M. el Rey de Gran Bretaña (…), S. M. El Rey de Italia, S.M.. el Emperador de Japón, el Presidente de la República de Polonia, el Presidente de la República Checoslovaca, persuadidos de que ha llegado el momento de proceder a una sincera renuncia a la guerra como instrumento de política nacional, a fin de que las relaciones pacíficas y amistosas que actualmente existen entre sus pueblos puedan ser perpetuadas; convencidos de que cualquier cambio en sus relaciones recíprocas no debe ser buscado sino por procedimientos pacíficos y ser realizado en orden y en paz, y de que toda potencia firmante que intentara en lo sucesivo desarrollar sus intereses nacionales mediante el recurso a la guerra deberá ser privada del beneficio del presente Tratado; esperando que, alentados por su ejemplo, todas las demás naciones del mundo se unirán a estos esfuerzos humanitarios y, adhiriéndose al presente Tratado desde el momento en que entre en vigor, pondrán a sus pueblos en condiciones de aprovechar sus beneficiosas estipulaciones, uniéndose de esta forma las naciones civilizadas del mundo en una común renuncia a la guerra como instrumento de su política nacional, han decidido concluir un Tratado(…): Articulo 1º. Las altas partes contratantes declaran solemnemente, en nombre de sus pueblos respectivos, que condenan el recurso a la guerra para la resolución de los desacuerdos internacionales, y que renuncian a ella, en tanto que instrumento de política nacional, en sus relaciones recíprocas. Articulo 2º. Las altas contratantes reconocen que el arreglo o la solución de todos los desacuerdos o conflictos, cualesquiera que puedan ser su naturaleza o su origen, que puedan surgir entre las mismas, no deberán jamás intentarse resolver sino por medios pacíficos. El presente Tratado, una vez puesto en vigor del modo previsto en el párrafo anterior, permanecerá abierto tanto tiempo como sea necesario para la adhesión de todas las demás potencias del mundo. El instrumento de adhesión de cada potencia será depositado en Washington, e inmediatamente después de este depósito entrará en vigor el Tratado entre las potencias adherida y las demás potencias contratantes.(…) En fe de todo lo cual, los plenipotenciarios respectivos han firmado el presente Tratado (…)

IMÁGENES: PACTO BRIANDKELLOGG (1928)

PLAN YOUNG (1929-1930)

Owen D. Young

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / REINO UNIDO / GOBIERNO DE UNIÓN NACIONAL. 1931.
“En la época en que llegó a primer ministro del gobierno de Unión Nacional, Mac Donald era ya un hombre fatigado ... Cuarenta años antes habia errado por las calles de Londres, joven sin dinero y en busca de trabajo, y cuando por fin consiguió un empleo fue como secretario del Touring Club ciclista, cobrando diez chelines por semana para escribir direcciones en los sobres. Hubo por entonces una oscura época de luchas incesantes que le llevaron a participar activamente en los diversos esfuerzos que desembocaron en 1893 en la creación del Partido Laborista. (…). Desempeñó, sin duda, un papel importante en la vida política del país. Uno de los fundadores del grupo parlamentario laborista, fue el hombre que más hizo para ganar para el Partido un lugar en el gran mundo de la política y de la opinión pública (…) a pesar de su oposición pacifista, primero a la Guerra de los Boers y luego a la de 1914. (…) Cuando el Partido Laborista alcanzó el poder en 1923, fue él y no Clynes, Henderson o Lansbury quien fue el primer ministro. En esta función mostró a la vez tacto y juicio. En particular, consiguió rebajar la temperatura internacional. Su amor por la tradición fue un antídoto valioso contra el anarquismo irresponsable de algunos de sus amigos políticos.” Samuel Hoare (conservador) hace elogios del laborista MacDonald. Gobierno de Unión Nacional de 1931. Voillard. Documentos de Historia.

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / USA / FINANCIACIÓN PARTIDOS POLÍTICOS.

“Los suscriptores ricos alimentaban las cajas de propaganda electoral de los dos grandes partidos y en las campañas presidenciales de 1912 a 1928 figuraron entre los principales donantes de las cajas republicanas Mellan, el hombre más rico de los Estados Unidos, J. D. Rockefeller, Irenée Dupont, de Nemours, Alfred Sloan, de la General Motors, Harvey Firestone, Dominique Goodrich, etc. (...) El Partido Republicano sitúa en los puestos clave de la administración a los mismos representantes de los grandes intereses, especialmente Mellan, secretario del Tesoro, que practica una política de reducción de impuestos sobre las grandes fortunas (el índice del impuesto sobre la renta se reduce del 65 por 100 en 1919 al 50 por 100 en 1921 y al 26 por 100 en 1929).”
M. Crouzet. Historia Civilizaciones. 1967. General de las

J.D. Rockefeller

H. Firestone

A. Sloan

CRISIS DE LAS DEMOCRACIAS / USA / LEYES SOBRE LA INMIGRACIÓN.
“Se recordará que la ley de 1921 sobre los contingentes, preveía que el número de extranjeros de una nacionalidad dada que se podía dejar entrar en los Estados Unidos en un año estaba limitado al 3 % por año del número de personas pertenecientes a esta nacionalidad y residentes en los Estados Unidos en el momento del censo de 1910. Y estaba además previsto que en un mes no se podría aceptar más del 20 % del contingente anual. Según la ley de 1924, el contingente anual de cada nacionalidad que se puede admitir se reduce al 2 % de la población de esta nacionalidad que residía en los Estados Unidos en el momento del censo de 1890, y el número máximo de emigrantes por mes se ha reducido al 10 % del contingente anual, salvo cuando éste sea menor a 300. Según la ley de mayo de 1921, la zona sometida a contingentación estaba limitada a Europa, al Próximo Oriente, a África y a Australasia. Los países de América del Norte y del Sur con las islas vecinas y los países sometidos a otras reglas de inmigración especiales, tales como el Japón y China y de los países situados en las zona asiática, no entran en el marco de la ley sobre contingentes. Según la nueva ley, sin embargo, la inmigración del mundo entero, a excepción de Canadá, Haití, Terranova, Méjico, Cuba, República Dominicana, la zona del canal y los países independientes de América Central y de América del Sur, está sometida a contingentación. Los diferentes contingentes establecidos según las nuevas leyes están indicados en la siguiente proclama del presidente. (Sigue una lista de 67 países con su cuota, por ejemplo: Gran Bretaña, 30.007; Alemania, 51.227; Italia, 3.845, etc. Ninguna cuota es inferior a 100; así, países como Afganistán, Albania, San Marino, pueden enviar 100 emigrantes a los Estados Unidos)." Estados Unidos. Leyes sobre la inmigración.

Annual Report of the Commissioner-general of Immigration, 1924.

LOS MOVIMIENTOS FASCISTAS EN EUROPA

FASCISMOS EN PAÍSES DEMOCRÁTICOS / BÉLGICA.
“El concepto de individuo, que constituye el fundamento filosófico equivocado de! régimen actual, y que fue generado por las catastróficas ideologías de los siglos XVII y XVIII, debe ser sustituido por el concepto de ser humano […]. El ser humano no se realiza reduciéndolo todo a un individualismo vano y egoísta, sino al contrario, renunciando a sí mismo y volviéndose parte de la comunidad […]. El Estado debe servir a la comunidad del pueblo. El papel del Estado es el de servir al bienestar común, manteniendo la paz entre los ciudadanos y promoviendo la prosperidad pública. El papel del Estado es el de vigilar, estimular o frenar, según las necesidades y las circunstancias. El papel del Estado no consiste en sustituir a las comunidades particulares, sino en cooperar con ellas para realizar el bienestar de los seres humanos […].

El movimiento rexista quiere: 1. La destrucción de todo aquello que, en el régimen actual, compromete la existencia de las comunidades particulares y suprime su dignidad […]. La actual congestión del Estado debe ser aliviada, de modo que se halle en condiciones de cumplir con mayor libertad y de manera más eficaz las funciones que le son propias. 2. La reconstrucción de las comunidades particulares a través de una serie de medidas que conduzcan a restituirles su posición, sus derechos y sus deberes en el seno de la comunidad popular. Y es por esto por lo que el programa de Rex es familiar, profesional, cultural, lingüístico y nacional. “

Jean Denis. Los fundamentos de la doctrina rexista. 1936. * Rexismo. Movimiento de carácter fascista y católico fundado por León Degrelle en Bélgica.

FASCISMOS EN PAÍSES DEMOCRÁTICOS / NORUEGA.
“El Principio Nórdico se funda en las tradiciones nórdicas, en el pensamiento nórdico y en la cooperación constructiva, en contraste con el liberalismo de raíz judía y con el marxismo, que ponen en práctica sus objetivos destructivos por medio del odio y de la lucha de clases, fines en sí mismos.
El primero se alía con la Divinidad; el segundo con el Diablo. El poder espiritual del Principio Nórdico es, por ello, más fuerte y más profundo que la visión del mundo marxista-materialista, que amenaza con destruir nuestra raza y nuestra civilización […]. La Unión Nacional invita a todos los pueblos de raza nórdica y de aspecto nórdico de cualquier país […] a unirse en un Movimiento Mundial Nórdico para dar vida a la paz y a la cooperación del mundo, y para llevar adelante la lucha por la salvación y el progreso de nuestra civilización.”

Vidkun Quisling. El Principio Nórdico, 1937.

* Vidkun Quisling. Fundador del Partido fascista noruego Unión Nacional.

IMPERIALISMO DE JAPÓN
La guerra chino-japonesa. Incidentes del 7 de julio de 1937. Versión china. “Sin el consentimiento por parte china, las tropas japonesas han emprendido el 7 de julio, un ejercicio nocturno de gran envergadura en Liukouchiao, donde ellos no tienen derecho a instalarse. En el transcurso de este ejercicio hay que lamentar la desaparición de un soldado japonés. Entonces los japoneses exigieron tener acceso a la ciudad de Wangpinshien para buscar al desaparecido. Tras la negativa de los soldados chinos a aceptar esta exigencia, las tropas japonesas cercaron la ciudad y abrieron fuego de ametralladoras y de artillería (...). En lugar de retirar sus tropas a la vista del apaciguamiento, tanques y convoyes militares japoneses llegaron en refuerzo. Hay que señalar además que el soldado japonés extraviado ha regresado a su acantonamiento. Para nosotros la necesidad ahora es de defendemos y nuestro primer deseo es un acuerdo pacífico de esta diferencia por vías diplomáticas.” Comunicado de la Embajada china en Berlín. Julio de 1937. Versión japonesa. “Hay que deplorar que, en la tarde del 7 de julio, se haya producido un choque fatal cuando tropas japonesas, que estaban estacionadas en la China del Norte para asegurar allí la paz y el orden, hayan sido atacadas. No obstante, las autoridades japonesas se han esforzado seriamente para localizar el conflicto. Efectivamente, el comandante de las tropas japonesas llegó a un acuerdo pacífico. Pero el 10 de julio, el 29 ejército chino ha roto el acuerdo y abierto de nuevo fuego sobre las tropas japonesas. Además China se ha lanzado a los preparativos militares haciendo venir aquí tropas del Sur. El Gobierno japonés ha decidido tomar las medidas necesarias para el envío de fuerzas militares a China del Norte.” Comunicado del Gobierno japonés. Julio de 1937.

ANTIPARLAMENTARISMO EN FRANCIA

“Creedme, algunas patadas bien dadas serian suficientes para desparramar, como a una bandada de gorriones, a nuestros «eminentes» representantes. Si tienen mucho aprecio por sus estómagos que son insaciables, tienen mucho más amor por la integridad de su querida piel. (…) a la república parlamentaria e individualista que divide y que corrompe, es necesario sustituirla por una república corporativa y familiar. Nosotros no retrocederemos ante la ilegalidad.”
Henri Dorgeres. 1935.
* Político y sindicalista francés, partidario del corporativismo y autoritarismo de corte fascista. Colaboró con el Gobierno de Vichy durante la invasión alemana de Francia.

FASCISMOS / DICTADURAS EN EUROPA.
"Cuando llegaron al poder dictadores como Primo de Rivera, Pilsudski, Rydz Smigly, Metaxas, Calinescu, Antonescu, Stojadinovic y Salazar, mostraron temor a la movilización de masas, pues su toma del poder era, en cierto modo, una acción defensiva contra la politización incontrolada. Mas todos ellos se dieron cuenta muy pronto de que las bayonetas y los decretos no bastaban como instrumentos exclusivos de gobierno en países que habían pasado por la experiencia, breve pero a veces intensa, de un proceso de politización, aunque lo hicieron como un medio de moldear y manipular la opinión pública. Sus instrumentos fueron partidos políticos [...] A diferencia del fascismo y el nazismo, esos partidos no se utilizaron para la toma del poder, sino que se concibieron como medios de conservarlo. […] Eran... dictadores fundamentalmente conservadores que desconfiaban de la extrema derecha radical tanto como de la democracia de masas, pero que no podían o no deseaban apoyarse en dictaduras pura y simplemente militares.”

Shlomo Ben Ami. Las dictaduras de los años veinte. En Europa en crisis, 1919-1939.

FASCISMO EN ESPAÑA. FRANCO.

“En realidad, y en contra de lo que se cree, tanto en la Alemania nazi como en la Italia fascista, los partidos nazi y fascista no fueron las únicas fuerzas que estuvieron presentes en sus Estados. En Italia, el partido fascista estuvo en ocasiones (…) marginado en el Estado italiano, compitiendo con otras fuerzas que incluyeron desde el empresariado al ejército, entre otros grupos, que entraban en conflicto con asesinatos entre ellos. (…). En realidad, hubo incluso más diversidad en las cúpulas del poder de Italia y Alemania que la que hubo en España, donde el Partido Fascista (Falange), más tarde convertido en Movimiento Nacional, junto con el ejército y la Iglesia, constituyeron un bloque de poder que, a pesar de sus tensiones, estuvo menos dividido que el bloque de poder nazi alemán o fascista italiano, y ello como consecuencia de sus orígenes históricos: el golpe fascista de 1936. Es importante señalar que el caparazón ideológico del sistema del régimen dictatorial español, caracterizado por un misticismo nacionalista exacerbado, racista y profundamente anticomunista, persistió hasta el final del régimen, aun cuando su intensidad fuera diluyéndose. (…) En este aspecto, el régimen dictatorial español fue mucho más intervencionista que el fascismo italiano y el nazismo alemán, convirtiendo esta dictadura en uno de los regímenes más totalitarios existentes en Europa occidental, portador de una ideología totalizante que abarcaba todas las dimensiones del ser humano. (…) Contenía dosis elevadas de fascismo, incluyendo su racismo, su imperialismo, su apego a los valores militares y de fuerza (como lo denota el término Cruzada), su ansia de conquista, su espíritu enormemente reaccionario, su extrema forma de represión psicológica y sexual, su odio al liberalismo, laicismo, socialismo, comunismo y anarcosindicalismo, y que contribuyó a una de las represiones más violentas que han existido en el siglo XX en la Europa occidental.” V. Navarro. Franquismo o fascismo. Claves de razón práctica, Nº 115. 2001.

EL FASCISMO. CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS.

“El fascismo parece ser una especie de respuesta a la crisis estructural y coyuntural que azota a las sociedades capitalistas europeas en el periodo de entreguerras. El fascismo se presenta, por tanto, como un arma de combate, que se pretende absoluta, en la lucha contra las clases explotadas. El fascismo propone los principios de una estrategia política: liquidación total y definitiva del movimiento obrero mediante la destrucción del bolchevismo, instauración de un Estado totalitario conservando un orden jerárquico inexorable que aplaste definitivamente a las masas, con intenciones de expansión imperialista declaradas y justificadas. El fascismo propone una solución radical frente al comunismo, y significó una nueva y aterradora realidad para las clases explotadas.”
R. Bourderon, Fascismo. Ideología y práctica.

“¿En qué consiste el fenómeno totalitario? Este fenómeno, como todos los fenómenos sociales, se presta a múltiples definiciones, según el aspecto que el observador retenga. Creo que los cinco elementos principales son los siguientes: 1º El fenómeno totalitario consiste en un régimen que otorga a un partido el monopolio de la actividad política. 2º El partido que monopoliza la actividad pública está armado de una ideología que le confiere una autoridad absoluta y que, en consecuencia, se transforma en la verdad oficial del Estado. 3º Para difundir esta verdad oficial, el Estado se reserva para sí un doble monopolio, el monopolio de la fuerza y el de los medios de persuasión. El conjunto de los medios de comunicación, radio, televisión, prensa, está dirigido, dominado, por el Estado y los que lo representan. 4º La mayor parte de las actividades económicas y profesionales están sometidas al Estado (...). 5º Estando toda actividad dominada por el Estado y sometida a la ideología, cualquier fallo cometido en una actividad económica o profesional es simultáneamente un error ideológico (...). Se puede considerar como esencial, en la definición del totalitarismo, bien el monopolio de un partido, bien la estatalización de la vida económica o bien el terror ideológico. El fenómeno es perfecto cuando todos esos elementos se juntan y se cumplen plenamente.”

Raymon Aron. Democracia y totalitarismo. 1965.

OMNIPOTENCIA DEL ESTADO

“Siendo antiindividualista, el sistema de vida fascista pone de relieve la importancia del Estado y reconoce al individuo sólo en la medida en que sus intereses coinciden con los del Estado. Se opone al liberalismo clásico que surgió como reacción al absolutismo y agotó su función histórica cuando el Estado se convirtió en la expresión de la conciencia y la voluntad del pueblo. El liberalismo negó al Estado en nombre del individuo; el fascismo reafirma los derechos del Estado como la expresión de la verdadera esencia de lo individual. La concepción fascista del Estado lo abarca todo; fuera de él no pueden existir, y menos aún valer, valores humanos y espirituales. Entendido de esta manera, el fascismo es totalitarismo, y el Estado fascista, como síntesis y unidad que incluye todos los valores, interpreta, desarrolla y otorga poder adicional a la vida entera de un pueblo (...). El fascismo, en suma, no es sólo un legislador y fundador de instituciones, sino un educador y un promotor de la vida espiritual. No intenta meramente remodelar las formas de vida, sino también su contenido, su carácter y su fe. Para lograr ese propósito impone la disciplina y hace uso de su autoridad, impregnando la mente y rigiendo con imperio indiscutible (...).”

Benito Mussolini. La doctrina del fascismo, 1932.

“El fascismo se afirma a través de: - Una concepción mística de la política y de la vida en general, fundada en la fe en el activismo irracional (otorga una gran importancia a la acción directa para resolverlo todo) y en el menosprecio del individuo ordinario, al cual se oponía la exaltación de la colectividad nacional y de las personalidades fuera de lo común (elites y superhombres), de ahí el mito esencial en el fascismo, el del jefe (o caudillo). - Un régimen político de masas (en el seno de una movilización permanente de las masas y de una relación directa entre el jefe y la masa, sin intermediarios), fundado en el sistema de partido único y en la milicia del partido, llevada a cabo mediante métodos policíacos y por el control de todas las fuentes de información y de propaganda.

- Un revolucionarismo verbal surtido de un conservadurismo de fondo (...).
- La tentativa de crear una nueva clase dirigente, expresión del partido y, sobre todo, a través de él, de la pequeña y mediana burguesía. - La creación e importancia de un potente aparato militar.

Un régimen económico privado, pero caracterizado por la tendencia a la expansión de la iniciativa pública y por el paso del liderazgo económico de los capitalistas y de los jefes de empresa a los altos funcionarios del Estado, así como por la asunción por parte del Estado, del papel de mediador en los conflictos sociales (corporativismo) y por una orientación autárquica.”

Renzo de Felice. Comprender el fascismo. 1975.

NACIONALISMO

“No fue sino después de la guerra cuando las dictaduras irrumpieron e Europa; dictaduras que diferían en sus orígenes y en los propósitos reales o jactanciosos, pero tenían en común la necesidad de imponer el despotismo más absoluto [ ... ].

Un cierto desencanto respecto a las viejas instituciones parlamentarias hizo el resto [...]. Cuando los dictadores apelan a las pasiones populares, es casi siempre a las pasiones más peligrosas a las que ellos recurren, aunque sólo sea porque se encuentran obligados a despertar los sentimientos de guerra, de nacionalismo furioso. En efecto, las dictaduras no pueden permanecer y prosperar más que en una atmósfera de guerra.
Se puede decir que esta excitación de las pasiones nacionalistas entre las masas constituye la característica común y esencial de las dictaduras de posguerra, Stalin incluido”. Conde de Sforza. Dictadores y dictaduras tras la guerra. 1931

CORPORATIVISMO

“Cuando, por medio de la creación de la Milicia, guardia armada del Partido y de la Revolución y por la constitución del Gran Consejo, órgano supremo de la Revolución, se golpeó con un sólo golpe la práctica y la teoría del liberalismo, entonces nos metimos definitivamente por la vía de la Revolución. Hoy estamos enterrando el liberalismo económico. El corporativismo desempeña en el terreno económico el mismo papel que el Gran Consejo y la Milicia han desempeñado en el plano político. El corporativismo es la economía disciplinada y por consiguiente, controlada, porque no es posible una disciplina sin control. El corporativismo supera al socialismo y al liberalismo, creando una síntesis nueva. He aquí un hecho sintomático, sobre el que se ha reflexionado muy poco: la decadencia del capitalismo coincide con la decadencia del socialismo. Todos los partidos socialistas de Europa están por los suelos. Y no me refiero sólo a Italia y Alemania, sino también a otros países.” Discurso de Mussolini sobre el Estado corporativo. 28 octubre 1933.

“La definición puede ser ésta: El Consejo Nacional de las Corporaciones es en la economía italiana lo que el Estado Mayor en el Ejército: el cerebro pensante que prepara y coordina. La semejanza militar. No os desagradará, porque la economía italiana tiene que combatir en verdad, una ruda e incesante guerra que requiere un Estado Mayor, mandos y tropas que se hallen a la altura de la situación para la misión que se les confía. (…) En el artículo 12 está toda la corporación, tal como la entiende y la quiera el Estado fascista. En las corporaciones, el sindicalismo fascista encuentra su meta. El sindicalismo, de cualquier índole, tiene un proceso que podría llamarse común, salvo en los métodos; se comienza por la educación del individuo a la vida asociativa; se continúa con la estipulación de los contratos colectivos, se efectúa la solidaridad de asistencia mutual es, se perfecciona la habilidad profesional. Pero mientras el sindicalismo socialista, por el camino de la lucha de clases desemboca en la política con su programa de supresión de la propiedad privada y de la iniciativa individual, el sindicalismo fascista, a través de la colaboración de las clases, desemboca en las corporaciones, que dan a la colaboración armonía y sistema, defendiendo la propiedad pero elevándola a función social, respetando la iniciativa privada, pero en el ámbito de la vida y de la economía de la nación. El sindicalismo no puede ser un fin en sí: o se convierte en socialismo político o en corporaciones fascistas. Sólo en las corporaciones se realiza la unidad económica en sus diversos elementos: capital, trabajo y técnica.”

Benito Mussolini. Discurso en el Consejo Nacional de las Corporaciones. 22 de abril de 1930.

CONTROL DE LOS MEDIOS

“El control de la prensa cotidiana y periódica de todo tipo fue efectiva en la segunda mitad de los años 1930 (...). El ministerio de Cultura intervenía en todo, desde la elección de los directores y de los periodistas hasta en los temas y en la manera de tratarlos, incluso las reglas tipográficas a respetar. Mediante estas directrices tipográficas, es del Ministerio de Cultura del que proviene la obligación de escribir sistemáticamente Duce con mayúsculas con el fin de subrayar la superioridad de Mussolini sobre todos, incluso sobre el rey. Si se añade a esto el hecho de que el Ministerio de Cultura detentaba todos los poderes en materia de secuestro y de suspensiones, decidía la oportunidad de toda nueva iniciativa periodística, controlaba las subvenciones y las concesiones de carnets de prensa y, a partir de noviembre de 1939, lograba, después de dos años de lucha sorda, extender su jurisdicción sobre la prensa "oficial" del PNF (dependiente hasta entonces de la Oficina de prensa del partido), es fácil comprender desde entonces el poder del Ministerio de Cultura popular. Este poder era muy superior al que había podido tener anteriormente y de ello se derivaba un capacidad potencial de condicionamiento y de manipulación de las masas a través de la creación de un universo cultural homogéneo y, poco a poco, cada vez más impedir los discursos disidentes.“

Renzo De Felice. El fascismo, ¿Un totalitarismo a la italiana? 1988.

ANTIDEMOCRACIA

“El fascismo niega que el número, por el solo hecho de ser número pueda dirigir las sociedades humanas, niega que este número pueda gobernar gracias a una consulta periódica. Afirma la desigualdad indeleble, fecunda y bienhechora de los hombres, que no es posible nivelar gracias a un hecho mecánico y exterior como el sufragio universal. Se puede definir a los regímenes democráticos como aquellos que dan al pueblo, de tiempo en tiempo, la ilusión de la soberanía (...). El fascismo rechaza de la democracia la absurda mezcla convencional de igualdad política, el hábito de la irresponsabilidad colectiva, el mito de la felicidad y del progreso indefinido. Pero si la democracia puede entenderse de modo diferente, si ella significa no dejar al pueblo al margen del Estado, el fascismo puede ser definido por el que escribe estas líneas como una 'democracia organizada, centralizada y autoritaria. (...).
Ni agrupaciones (partidos políticos, asociaciones, sindicatos) ni individuos fuera del Estado. Por consiguiente, el fascismo es contrario al socialismo que limita el movimiento histórico al punto de reducirlo a la lucha de clases y que ignora la unidad del Estado que, de suyo, funde las clases en un sólo bloque económico (...).”

Benito Mussolini. La doctrina del fascismo, 1932.

ANTIMARXISMO

"Lo que de modo natural pretendía el conservadurismo era la estabilidad, así como un orden asociado a la Europa de preguerra. [...] Desde la instauración del sufragio universal, a partir de la década de 1860, la izquierda se fue haciendo cada vez más amenazadora, especialmente en la medida en que invocaba cambios en las relaciones de propiedad. Bajo esta presión, los miembros de las viejas elites percibieron los mismos peligros que los dirigentes de la burguesía. [...] Al llegar el siglo XX, la mayor parte de las viejas élites se habían integrado en un bloque defensivo con los representantes políticos de la burguesía. Ambas fuerzas identificaban los mismos enemigos y defendían las mismas prerrogativas. Entre estos enemigos, el más preocupante fue el de la socialdemocracia, fijando las reglas del ataque tanto para los defensores del orden social como para sí mismos. […] A los conservadores les gustaba proclamar que el conflicto de clases, tal y como lo retrataban los marxistas, era solo fruto de la imaginación de agitadores y demagogos. A pesar de ello, dedicaron todos sus esfuerzos a apuntalar aquellas mismas instituciones que fundamentaban la dominación de clase a ojos de la izquierda: ensalzaban al estado-noción, se angustiaban ante la nacionalización de las minas de carbón o los ferrocarriles, elogiaban la propiedad y el espíritu de empresa.“

Charles S. Maier. La refundación de la Europa burguesa.

Diferencias Fascismo y Liberalismo

“A diferencia del Estado liberal, que tiene la misión de administrar una sociedad de manera que puedan desarrollarse los individuos, los grupos y la economía sin limitación de la libertad, el Estado totalitario pretende, mediante la coerción, organizar la sociedad para evitar los defectos y las taras del liberalismo. [ ... ] El fascismo italiano sitúa su ideal en un Estado todopoderoso, «conciencia inmanente de la nación», cuyos intereses deben prevalecer por encima de los intereses individuales. [ ... ] A las gentes, desprovistas así de sus esquemas habituales de organización, el régimen propone un ideal de unión en el Estado: en lugar de las luchas sociales, la colaboración de las clases mediante estructuras corporativistas; en vez de la lucha de los partidos, un ideal moral de espíritu de sacrificio en favor de la comunidad nacional; en lugar de la fe religiosa, la mística comunitaria, de la cual el partido fascista es la encarnación y el sustento. El caso de la Alemania nazi es, a la vez, parecido y distinto. La voluntad de unificación de la comunidad nacional es idéntica, pero en este caso es la raza y no el Estado, simple instrumento al servicio de los objetivos raciales, lo que constituye el punto de encuentro.”

S. Berstein. Los regímenes políticos del siglo XX.

“Ruego a los señores liberales que me digan si ha habido en la Historia un gobierno fundamentado en la voluntad exclusiva del pueblo y que haya renunciado al empleo de la fuerza. No ha habido nunca un gobierno semejante, ni lo habrá. La opinión es cambiante como las arenas en la playa. No puede existir siempre y no puede ser total. Nunca ha habido un gobierno que haya hecho feliz a todos sus gobernados. Sea cual fuere la solución que se dé a un problema, quedará siempre un grupo de insatisfechos, aunque se estuviera en posición de la verdad divina. Así como en geometría no se ha conseguido la cuadratura del círculo, en política se está asimismo muy lejos de ello. Si viene a ser así insoslayable que cada medida del gobierno crece insatisfacción, ¿como impedir que la insatisfacción se extienda y llegue a ser un peligro para la fortaleza del Estado? Eso se conseguirá con el poder. Con la utilización de este poder, con su inexorable utilización cuando sea necesario. Quitadle a un Estado el poder -es decir, el poder físico y armado- y dejadle únicamente dotado de sus inmortales principios; no cabe la menor duda de que dicho gobierno será víctima del primer grupo organízado que esté decidido a hundirle. El fascismo ha arrojado al rincón de las cosas inservibles esta teoría montada contra la vida. Cuando un grupo o un partido está en el poder, se ve obligado a fortificarse allá y defenderse contra todos. La verdad que salta ante los ojos de cuantos no estén ciegos por la venda del dogmatismo, es que el hombre está cansado acaso de la libertad. La libertad no es hoy aquella virgen virtuosa y prudente por la que lucharon y murieron en la primera mitad del pasado siglo. Para la juventud inquieta, intrépida y ruda que aparece en los albores de esta nueva hora histórica, hay otras palabras que poseen una mayor fascinación y disciplina. Este pobre liberalismo italiano que lucha y aspira a una mayor libertad, está tremendamente retrasado. Está alejado de toda la comprensión y escapa a cualquier oportunidad. Se habla de las simientes para las que llegará la primavera. ¡Qué ocurrencia tan chistosa! Algunas semillas mueren bajo la capa invernal. El fascismo, que no tuvo temor alguno en calificarse de reaccionario, cuando muchos de los actualmente liberales estaban atemorizados por el engendro victorioso (el socialismo), no teme de ninguna manera calificarse hoy de aliberal o antiliberal. El fascismo no está dispuesto a ser víctima de ciertos trucos habituales.”

Mussolini. Poder y consenso. Artículo publicado en marzo de 1923.
Recogido en: Nolte. El Fascismo, de Mussolini a Hitler. 1975.

ATRACTIVO PARA LA JUVENTUD

“Nosotros, los jóvenes (de entonces) no nos habíamos adherido al fascismo. Nacidos dentro de él, esto nos había eximido de la elección. En todas nuestras casas había ancianos que añoraban y exaltaban la Italia liberal de los «notables», su rigor administrativo, sus correctas finanzas, la lira y su agio (lucro) sobre el oro, etc. Pero eran viejos, viejo era su lenguaje (...). Para nosotros, la liberaldemocracia era la impotencia, el desorden, las divisiones sectarias y, por último, la deserción y la rendición. Tal vez este sumario juicio de condena no era del todo desinteresado. Nos permitía abandonamos con la conciencia tranquila al fascismo, que, en el fondo, era la solución más cómoda. El fascismo era, por el momento, el gregarismo querido a todos los jóvenes, el uniforme militar, las reuniones y asambleas, el coro, el deporte, las excursiones al mar y a la montaña; y para el mañana inmediato, una carrera segura ampliamente favorecida. El entusiasmo es fácil si, además, procura beneficios.”

Indro Montanelli y M. Cervi. La Italia victoria.

CULTO AL LÍDER –DUCE-

"En las reuniones, en la Cámara, en el Senado. en cualquier parte donde el mágico encanto de su palabra incisiva y fuerte ha vibrado en el aire como una música melódica, he mirado alrededor, para observar sobre los demás el efecto de su potencia. Jóvenes, viejos, hombres, mujeres están literalmente poseídos, compenetrados con él. A veces su adoración es tan dolorosa que se traduce en miradas fijas, alucinadas, que hacen pensar en un estado patológico colectivo. Los jóvenes, especialmente, están impresionados. Vi a una jovencita de dieciséis años, hermosa como un ángel, mirar al Duce con el aspecto extasiado que los fieles deben de tener al adorar a Dios en el cielo.“ Marga. I1 volo deil'aquila. En Biondi. El tinglado del Duce.

CULTO AL LÍDER –DUCE-

"P ¿Cuál es el significado del nombre Duce? R. Duce viene del latín dux que deriva de duco y significa «el que conduce». P ¿Quién es el Duce? R. El Duce, Benito Mussolini, es el creador del fascismo, el renovador de la sociedad civil, el jefe del pueblo italiano, el fundador del imperio. P ¿Por qué el Duce es el creador del Fascismo? R. Porque fundó el Fascio de Combate y porque se debe a él la Revolución Fascista y la doctrina del fascismo. P ¿Qué quiere el Duce para el pueblo italiano? R. Quiere mejorarlo moralmente y materialmente, garantizándole el máximo de trabajo y bienesta1; y quiere que a través de la educación y la organización política, sindical, deportiva y moral del fascismo, seamos siempre conscientes de sus fines y su misión en el mundo. P ¿Cuál es la diferencia entre el Duce y los jefes de gobierno liberales y demócratas? R. En el régimen liberal y democrático, el jefe del gobierno es el exponente de los intereses de un partido y está sujeto al beneplácito del Parlamento, que puede ocasionar su caída; por el contrario, el Duce representa, como jefe del Gobierno, a la nación entera, que está a sus órdenes en la disciplina fascista y en la de la Patria. P ¿Cuáles son las atribuciones del Duce? R. El Duce es presidente del Gran Consejo del Fascismo, jefe del Gobierno, jefe del PNF, Primer Mariscal del Imperio, Comandante general de la Milicia Voluntaria para la Seguridad Nacional. P ¿Por qué el Duce es el fundador del Imperio? R. Porque conduce y vence, contra una coalición de 52 Estados, la más grande guerra colonial de la historia, guerra para aumentar el prestigio, la grandeza y la vida de la Patria fascista. A través de esta guerra y la conquista de Etiopía, Italia ha tenido su Imperio.“
El catecismo fascista, Il primo libro del fascista. Roma PNF. 1938.

RACISMO. NAZISMO

“La raza nórdica es alta, de piernas largas, delgada y con un promedio de estatura que entre los elementos masculinos supera normalmente 1,74 m, Los miembros son vigorosos y ágiles en su apariencia externa. (…) El corte de cara de las facciones nórdicas, especialmente en el elemento masculino, da el efecto de arrojo y valentía especialmente a través de los rasgos dominantes de su perfil: su frente, su elevada y distinguida nariz, y finalmente su barbilla prominente, La suavidad de sus facciones da una clara expresión a su fisonomía, En el elemento femenino la barbilla tiene más arco, la nariz es menos aguda y además se une con un rostro no tan prominente. (…) . Si un pintor, un dibujante o un escultor quiere representar la imagen de la determinación, de la decisión o de la resolución, o una característica de nobleza, superioridad o heroísmo humano, tanto en hombre como en mujer, en la mayoría de los casos crea imágenes que son más o menos aproximadamente la imagen de la raza nórdica.”

Hans Günther. Recogido por Mosse. La cultura nazi.

BELICISMO

"Ante todo, el fascismo, en lo que concierne en general al futuro y al desarrollo de la humanidad, y dejando aparte toda consideración de política actual, no cree en la posibilidad ni en la utilidad de la paz perpetua. Por esa razón rechaza el pacifismo, el cual en el fondo esconde una renuncia a la lucha y una cobardía ante el sacrificio. Únicamente la guerra, lleva a su punto máximo de tensión todas las energías humanas e imprime un sello de nobleza a los pueblos que poseen la valentía de enfrentarse a ella. Las restantes experiencias son sólo sucedáneos que no colocan nunca al hombre frente a él mismo, ante la alternativa de la vida o la muerte. Es por ello que una doctrina que parta del postulado previo de la paz es ajena al fascismo. Así como son ajenos al fascismo, aunque se hayan aceptado por lo que puedan tener de útiles en ciertas situaciones políticas, todas las construcciones internacionales y societarias, las cuales, como bien ha demostrado la historia, pueden disgregarse en el viento en cuanto que ciertos elementos sentimentales, ideales o prácticos, agitan el corazón de los pueblos."
B. Mussolini. Discurso. 1932.

BELICISMO

“Veo muchos soldados. ¡Muchos guerreros, es lo que querría ver! "Uniforme” se llama lo que llevan puesto. ¡Ojalá no sea uniformidad lo que encubre!

Debéis ser de aquellos cuyos ojos buscan constantemente un enemigo, su enemigo. Y en algunos se descubre el odio a primera vista.
Debéis buscar vuestro enemigo, debéis hacer vuestra guerra, y hacerla por vuestros pensamientos. Y si vuestro pensamiento sucumbe, vuestra honradez debe cantar victoria por ello. Debéis amar la paz como medio para nuevas guerras, y la paz breve mejor que la larga. No os aconsejo el trabajo, sino la lucha. No os aconsejo la paz, sino la victoria. ¡Sea vuestro trabajo una lucha, sea vuestra paz una victoria! Solamente se puede callar o descansar cuando se dispone de una flecha y de un arco. En caso contrario no se hace sino charlar y disputar. ¡Sea vuestra paz una victoria! ¿Cómo es que decís que una buena causa santifica incluso una guerra? Yo os digo: la buena guerra santifica toda causa! La guerra y el valor han hecho cosas más espléndidas que el amor al prójimo. No vuestra piedad, sino vuestra valentía es lo que ha salvado hasta ahora a los náufragos periclitantes.”

Nietzsche. Así habló Zaratustra.

IMPERIALISMO

“¡Italianos! Escuchad la ley que pone punto final a un período de nuestra historia y abre otro repleto de inmensas posibilidades de futuro. 1º Los territorios pertenecientes hasta el presente al imperio de Etiopía pasan a la soberanía absoluta e indeclinable del reino de Italia. 2º El rey de Italia adopta para sí y para sus herederos el título de emperador de Etiopía.
¡Oficiales' ¡Suboficiales! ¡Soldados de todas las fuerzas de África e Italia! «Camisas negras» ¡Italianos e italianas! ¡Levantad, legionarios, vuestros corazones y vuestras banderas con esta convicción y saludad como se merece la reaparición del Imperio, después de mil quinientos años, sobre las colinas de Roma!” Proclamación del Imperio desde el 9 de mayo de 1936. E. Nolte. Fascismo. 1970.

EL FASCISMO ITALIANO

PROGRAMA POLÍTICO

“Italianos: Éste es el programa de un movimiento italiano hecho por italianos. Es revolucionario porque es antidogmático y antidemagógico; es un programa de renovación porque se levanta contra todos los anteriores prejuicios. [...] En lo que concierne a los problemas sociales propugnamos: a) La inmediata aprobación de la ley que garantice y asegure la jornada de ocho horas. b) Establecimiento de un salario mínimo. c) Inclusión de los representantes obreros en la ejecución técnica de la producción industrial. d) Traslado de industrias y servicios públicos a las organizaciones proletarias (aquellas que hayan adquirido la suficiente madurez moral y técnica para ello).

e) La nacionalización inmediata de los ferrocarriles y de todos los medios de transporte.
f ) Modificación de las leyes sobre el seguro de vejez e invalidez. Establecimiento del límite de edad en 55 años en 1 lugar de 65. [...] Por lo que respecta a los problemas financieros: a) Establecimiento de un fuerte impuesto sobre el capital, de tal manera que obre como nivelador parcial de la riqueza. b) Confiscación de todos los bienes propiedad de las órdenes religiosas [...]. c) Revisión de todos los contratos sobre el suministro de material de guerra y confiscación del 85 % de los beneficios de guerra.” Programa político de los Fasci italianii di combattimento. Agosto de 1919.

MARCHA SOBRE RÁVENA
“Esta noche, las escuadras han procedido a la destrucción de los espaciosos locales de la Confederación Provincial de las Cooperativas Socialistas de la provincia (...). Hemos acometido esta empresa con el mismo espíritu con el que se destruían, durante la guerra, los depósitos del enemigo. (...) Sobre todo debemos provocar el sentimiento de terror en los adversarios. (...) Hemos atravesado ciudades y pueblos de las provincias de Forli y de Rávena, destruyendo e incendiando todas las casas rojas, sedes de organizaciones socialistas y comunistas. Ha sido una noche terrible.”
Informe sobre la Marcha sobre Rávena”, Diario de Italo Balbo, 12 de septiembre 1921

ANTILIBERALISMO. FASCISMO ITALIANO.

“Es perfectamente concebible que un Consejo Nacional de las Corporaciones sustituya en su totalidad a la actual Cámara de Diputados, que nunca fue de mi gusto. Es anacrónica hasta en su misma denominación; pero es una institución que ya existía cuando nosotros entramos, con su carácter ajeno a nuestra mentalidad y a nuestra pasión de fascistas. Esa Cámara presupone un mundo que nosotros hemos demolido; presupone la existencia de diferentes partidos políticos y, a menudo, una injuria al espíritu de trabajo. Desde el día en que suprimimos la pluralidad de partidos, la Cámara de diputados ha perdido su razón de ser.”

B. Mussolini. Discurso del 14 de noviembre de 1933.

PODERES DE MUSSOLINI

“Él (Mussolini) es nombrado y revocado por el rey ante el cual es responsable de la orientación de la política general del gobierno; es la encarnación suprema del poder ejecutivo; elige a sus ministros que son responsables ante el rey, pero también ante él; él decide el número de ministerios y puede asumir personalmente varias carteras ministeriales; forma parte del Consejo de tutela de los miembros de la familia real y ejerce las funciones de chambelán de la Corona; las Cámaras no pueden abordar ninguna cuestión sin su consentimiento previo; transcurrido un plazo de tres meses, tiene el derecho a volver a presentar un proyecto de ley previamente rechazado por una de las dos Cámaras; del mismo modo puede tramitar y someter a votación de una de las dos Cámaras una proposición de ley rechazada por la otra Cámara (...). Quienquiera que atente contra la vida, la integridad física o la libertad del jefe del gobierno será merecedor de una reclusión cuya duración no será inferior a quince años, y en caso de un atentado fatal, se le castigará con la pena de muerte. Quienquiera que ofenda con actos o palabras al jefe del gobierno será castigado con una pena de reclusión de seis a treinta meses.” Ley del 24 de diciembre de 1925.

VIOLENCIA

"Se habla mucho de la actividad violenta de los fascistas. Nos arrogamos para nosotros solos el derecho de controlarla y, si el caso llega, de eliminarla (...). Entre tanto y mientras lo consideremos necesario, seguiremos golpeando con mayor o menor intensidad los cráneos de nuestros enemigos, es decir hasta que la verdad haya penetrado en ellos (…) El programa de la política exterior del fascismo comprende una sola palabra: expansionismo.” Benito Mussolini. Fragmento de un discurso. 1921.

VIOLENCIA EN EL FASCISMO ITALIANO.

“En plena noche, cuando la gente honrada está en su casa, durmiendo, los camiones de los fascistas llegan a las pequeñas aldeas situadas en medio del campo, o a los caseríos de algunos centenares de habitantes. Llegan en compañía de los dirigentes de la Agraria local (organización patronal), naturalmente, siempre conducidos por ellos, pues de lo contrario sería imposible, en plena oscuridad. reconocer la casa del jefe de la Liga (el sindicato agrario local) o la pequeña oficina de colocación. Llegan hasta una de las casas y se oye la orden: «Rodead la casa». Son de veinte a cien hombres armados con fusiles y revólveres. Llaman al jefe de la Liga y le ordenan que baje. Si este no obedece se le dice: «Si no bajas, quemaremos la casa, con tu mujer y tus hijos». Entonces el jefe de la Liga baja. Se abre la puerta, lo cogen, lo atan, lo suben al camión, donde le someten a las torturas más inverosímiles, simulando que lo van a ahogar o a matar, y después lo abandonan en pleno campo atado a un árbol, desnudo. Si, por el contrario, este es un hombre con agallas, que no abre la puerta y utiliza algún arma para defenderse, entonces el resultado es el asesinato inmediato del ciento por uno.”

Matteotti. Discurso de marzo de 1921.

El Duce Mussolini declara la guerra a Etiopía
"¡Camisas negras de la revolución! ¡Hombres y mujeres de toda Italia! ¡Italianos, habitantes de todas las regiones del mundo, más allá de las montañas y los océanos! ¡Escuchad! Una hora solemne en la historia de la patria está a punto de sonar. Veinte millones de italianos están en estos momentos reunidos en las plazas de Italia. Es la más grande manifestación de toda la historia del género humano. Veinte millones de italianos, pero un único corazón, una única voluntad, una sola decisión. Esta manifestación demuestra que la identidad de Italia y el fascismo es perfecta, absoluta e inalterable. Sólo cerebros reblandecidos en ilusiones pueriles o aturdidos por la profunda de las ignorancias pueden pensar lo contrario, porque ignoran lo que es la Italia fascista de 1935.

En la Sociedad de Naciones, en vez de reconocer el justo derecho de Italia, se atreven a hablar de sanciones. (...) Hasta que no se demuestre lo contrario, me niego a creer que el pueblo de Gran Bretaña, el verdadero, quiera verter su sangre y empujar a Europa por la vía de la catástrofe, por defender a un país africano, universalmente reconocido como bárbaro e indigno de figurar entre los pueblos civilizados. Sin embargo, no podemos fingir ignorar las eventualidades del mañana. A las sanciones económicas, nosotros responderemos con nuestra disciplina, con nuestra sobriedad, con nuestro espíritu de sacrificio". (Aplausos) Discurso de Mussolini difundido por radio el 2 de octubre de 1935

IMPERIALISMO. FASCISMO ITALIANO.

"El mariscal Badoglio telegrafía: "Hoy, 5 de mayo, a las 16 horas, a la cabeza de las tropas victoriosas, he entrado en AddisAbeba". En el transcurso de treinta siglos de su historia, Italia ha vivido muchas horas memorables, pero la de hoy es ciertamente una de las más solemnes. Yo anuncio al pueblo italiano y al mundo que la guerra ha terminado. Anuncio al pueblo italiano y al mundo que la paz ha sido restablecida. No sin emoción y sin orgullo, y después de siete meses de terribles hostilidades, pronuncio esta gran palabra, pero es estrictamente necesario que añada que se trata de nuestra paz, de la paz romana, que se expresa por esta simple, irrevocable, y definitiva proposición: Etiopia es italiana. Italiana de hecho, porque ha sido ocupada por nuestros ejércitos victoriosos; italiana de derecho, porque, por el poder de Roma, es la civilización la que triunfa sobre la barbarie, es la justicia la que triunfa sobre la arbitrariedad y la crueldad, es la redención de los débiles la que triunfa sobre la esclavitud milenaria. En los pueblos etíopes, la paz es ya un hecho consumado. Las numerosas razas del antiguo imperio del León de Judá se muestran claramente que quieren vivir y trabajar tranquilamente a la sombra de la bandera tricolor de Italia (...). En la concentración del 2 de octubre, prometí solemnemente que haría todo lo posible para evitar que el conflicto etíope no se transformase en una guerra europea. He mantenido este compromiso, dado que estoy aún más convencido que nunca que perturbar la paz europea significa provocar el derrumbamiento de Europa. Pero debo añadir inmediatamente que nosotros estamos prestos a defender nuestra brillante victoria con la misma intrépida e inquebrantable decisión con la que nosotros la hemos ganado (...). Italia tiene, al fin, su imperio. Imperio fascista, porque lleva las insignias indestructibles de la voluntad y del poder del Lictor Romano, porque tal es el objetivo hacia el cual estaban dirigidas durante catorce años las energías poderosas y disciplinadas de las jóvenes generaciones italianas. Imperio de paz, porque Italia quiere la paz para ella y para todos (...). “

Discurso de Mussolini del 5 mayo de 1936. Recogido en M. Laran y Willequet.

Imperio Italiano de 1918 a 1939.

ESTADO Y CLASES SOCIALES

"Poco a poco los defectos desaparecen y el fascismo se presenta llamado a dirigir los destinos del pueblo italiano. Es la fuerza nueva, que señala el advenimiento de los tiempos nuevos. Llevamos esta soberbia confianza en nuestro espíritu, sentimos que regula el ritmo de nuestro corazón y no ignoramos que con el fascismo trabaja la juventud más sana, más bella, más ardiente de Italia (…).
Muy pronto los conceptos de fascismo de Italia se confundirán en un mismo pensamiento. Porque nuestra fórmula, creación de un régimen político nuevo, es la que sigue: “Todo en el Estado, todo por e1 Estado, nodo fuera del Estado.” Además, aportando a la vida todo lo que sería un grave error confinar en la política, crearemos (..) la generación nueva. Cada uno cumplirá un deber determinado. A veces me sonríe la idea de (…) creación de clases: una clase de guerreros presta a morir, una clase de jueces competentes y rectos, una clase de gobernadores enérgicos y autoritarios, una clase de explotadores inteligentes y atrevidos, una clase de soberbios capitanes de industria. Únicamente por esta selección metódica sistemática se crean las grandes categorías, las cuales a su vez crean los grandes imperios.“ Benito Mussolini. El fascismo expuesto por Mussolini. 1934.

RELACIONES IGLESIA-ESTADO
“En nombre de la Muy Santísima Trinidad, Considerando: Que la Santa Sede e Italia han reconocido que convenía eliminar toda causa de discrepancia existente entre ambos y Ilegar a un arreglo definitivo de sus relaciones recíprocas que sea conforme a la justicia y a la dignidad de las dos Altas Partes y que, asegurando a la Santa Sede, de una manera estable, una situación de hecho y de derecho que le garantice la independencia absoluta para el cumplimiento de su alta misión en el mundo, permita a esta misma Santa Sede reconocer resuelta de modo definitivo e irrevocable la "Cuestión Romana", surgida en 1870 por la anexión de Roma al reino de Italia bajo la casa de Saboya; que es necesario para asegurar a la Santa Sede la independencia absoluta y evidente, garantizarle una soberanía indiscutible, incluso en el terreno internacional, y que, como consecuencia, es manifiesta la necesidad de constituir con modalidades particulares la "Ciudad del Vaticano" reconociéndose a la Santa Sede, sobre este territorio, plena propiedad, poder exclusivo y absoluto y jurisdicción soberana; Su Santidad el Soberano Pontífice Pío XI y Su Majestad Víctor Manuel III, rey de Italia, han resuelto estipular un tratado, nombrando a este efecto dos plenipotenciarios, los cuales han acordado los siguientes artículos: Artículo 1.° Italia reconoce y reafirma el principio consagrado en el artículo 1° del Estatuto del reino, de fecha de 4 de marzo de 1848, en virtud del cual la religión católica, apostólica y romana es la única religión del Estado. Art. 2.° Italia reconoce la soberanía de la Santa Sede en el campo internacional como un atributo inherente a su naturaleza, de conformidad con su tradición y con las exigencias de su misión en el mundo. Art. 3.º Italia reconoce a la Santa Sede la plena propiedad, el poder exclusivo y absoluto de la jurisdicción soberana sobre el Vaticano (...). Art. 4.º La soberanía y la jurisdicción exclusiva que Italia reconoce a la Santa Sede sobre la Ciudad del Vaticano implica esta consecuencia: que ninguna injerencia por parte del Gobierno italiano podrá manifestarse allí y que no habrá otra autoridad allí que la Santa Sede (...). Art. 8º Italia considera como sagrada e inviolable la persona del Soberano Pontífice, declara punible el atentado contra ella y la provocación al atentado, bajo amenaza de las mismas penas establecidas para el atentado o provocación al atentado contra el Rey. (...). Art. 12º Italia reconoce a la Santa Sede el derecho de legación activa y pasiva según las normas del derecho internacional (...). Art. 18º Los tesoros de arte y de ciencia que existen en la Ciudad del Vaticano y en el palacio de Letrán permanecerán visibles a los estudiosos y a los visitantes, reservándose a la Santa Sede, sin embargo, plena libertad de reglamentar la entrada del público. Art. 24º La Ciudad del Vaticano será siempre y en todos los casos considerada como un territorio neutral e inviolable. Roma, 11 de febrero de 1929 Pacto de Letrán. Extractos de la primera parte correspondiente a las cláusulas políticas. 1929

MARCHA SOBRE ROMA (1922)

EL NAZISMO ALEMÁN

“1. Pedimos la unión de todos los alemanes para constituir una Gran Alemania fundada en el derecho de la independencia que tienen las naciones. 2. Pedimos para el pueblo alemán la igualdad de derechos en los tratados con las otras naciones y la abolición de los tratados de Versalles y de Saint-Germain. 3. Pedimos espacio y territorio para la alimentación de nuestro pueblo y para establecer nuestro exceso de población. 4. Nadie, salvo los miembros de la nación, podrá ser ciudadano del Estado. Nadie, salvo aquellos por cuyas venas circula sangre alemana, sea cual sea su credo religioso, podrá ser miembro de la nación. Por consiguiente, ningún judío será miembro de la nación. 8. Es preciso impedir toda la inmigración no alemana. Pedimos que se obligue a todo no ario llegado a Alemania a partir del 2 de agosto de 1914 a abandonar inmediatamente el territorio nacional. 11. Se abolirá todo ingreso no conseguido por medio del trabajo, así como la servidumbre impuesta por el interés. 13. Pedimos la nacionalización de todas las empresas que actualmente están en poder de los trusts. 16. Pedimos la creación y el mantenimiento de una sana clase media […]. 17. Pedimos una reforma agraria que sirva a nuestros intereses nacionales, la sanción de una ley que ordene la confiscación sin compensaciones de la tierra con propósitos comunales, la abolición del interés en el préstamo sobre las tierras y la prohibición de especular. 20. […] Exigimos que el Estado eduque a su cargo a los niños dotados de talento superior y los hijos de padres pobres, sean cuales sean la clase y la ocupación de éstos. 21. El Estado procurará elevar el nivel de la salud de la nación protegiendo a las madres y los niños, prohibiendo el trabajo infantil, aumentando la eficacia corporal mediante la gimnasia obligatoria y los deportes […]. 22. Pedimos la abolición del ejército mercenario y la formación de un ejército nacional. 25. Para llevar a cabo todo lo precedente, pedimos la creación de una poderosa autoridad central del Estado: indiscutibles atribuciones del parlamento políticamente centralizado sobre toda la nación y sobre su organización […]. “ Programa del Partido Obrero Alemán. 1920. * Este ideario constituirá el núcleo conceptual del Partido Nacionalsocialista Alemán (Nazi).

"Somos un partido antiparlamentario, con buenos fundamentos, que rechazamos la Constitución de Weimar y las instituciones republicanas por ella creadas; somos enemigos de una democracia falsificada, que incluye en la misma línea a los inteligentes y los tontos, los aplicados y los perezosos; vemos en el actual sistema de mayoría de votos y en la organizada irresponsabilidad la causa principal de nuestra creciente ruina. ¿Qué vamos a hacer por tanto en el Reichstag?
Vamos al Reichstag para procuramos armas en el mismo arsenal de la democracia. Nos hacemos diputados para debilitar y eliminar el credo de Weimar con su propio apoyo. Si la democracia es tan estúpida que para este menester nos facilita dietas y pases de libre circulación, es asunto suyo. (…). También Mussolini fue al Parlamento. Y a pesar de ello, no tardó en marchar con sus camisas negras sobre Roma.“ J. Goebbels. Artículo en Der Angriff. 1928.

HITLER CONTRA LA SOCIEDAD DE NACIONES
“Nosotros hace tiempo que hemos abandonado la SDN porque conforme a su origen y a sus obligaciones, nos ha negado el derecho a la igualdad de armamento y, por consiguiente a la igualdad en la seguridad. No volveremos más porque no tenemos la intención de dejarnos, en un punto cualquiera del mundo, encadenar a la defensa de la injusticia por la decisión de una mayoría de la SON, y porque creemos rendir así un servicio a todos esos pueblos que la desgracia arrastra a apoyarse en la SDN y a otorgarle su confianza considerándola como un factor de ayuda real. Habíamos considerado, como más justo, en el caso de la guerra de Abisinia, por ejemplo, en primer lugar, tener una mayor comprensión hacia las necesidades vitales de Italia y, en segundo lugar, conceder menos esperanzas y, sobre todo, menos promesas a Abisinia. Ello habría podido, quizá, acarrear una posible solución más amplia y más razonable de todo el problema. Nosotros no tenemos en absoluto la intención, en un caso grave, de dejar implicar a la nación alemana en conflictos donde no estuviera interesada ella misma [Alemania]. No estamos dispuestos a intervenir en favor de intereses económicos o territoriales de otros sin que haya a la vista la menor ventaja para Alemania. Por otra parte, nosotros mismos no esperamos un apoyo tal de otros pueblos. Pero si una parte de los intereses alemanes llegaran a ser seriamente puestos en juego, no nos esperaremos nunca a obtener de una SDN un apoyo tangible; al contrario, suponemos, "a priori", que habremos de hacer frente nosotros mismos a los problemas que se deriven de ello. En fin, nosotros no tenemos en el futuro la intención de dejarnos trazar por cualquier institución internacional una línea de conducta que, excluyendo el reconocimiento de estados de hecho indiscutibles, no tiene nada que ver con el comportamiento de gentes reflexivas, pero emparentadas con la política de la avestruz.” Discurso de Hitler pronunciado en el Reichstag. 20 de febrero de 1938. Recogido en M. Chaulanges y otros.

LA 1ª GM Y EL REVANCHISMO
“La guerra de 1914 no fue impuesta a las masas -Dios es testigo de ello-, sino todo lo contrario, deseada por todo el pueblo […] También para mí estas horas fueron como una liberación de penosas impresiones de mi juventud. No me da ninguna vergüenza decir hoy que, transportado por un entusiasmo tumultuoso, caí de rodillas y agradecí al cielo de todo corazón el haberme otorgado la dicha de poder vivir en una época como aquella […] [Para los alemanes, sin embargo] […] ¡fueron vanos todos los sacrificios y todas las privaciones!, ¡fue en vano haber sufrido hambre y sed durante meses interminables; inútiles las horas en que, oprimidos por la angustia de la muerte, cumplíamos, sin embargo, con nuestro deber! ¡Inútil el holocausto de dos millones de hombres que encontraron la muerte! ¿No van a abrirse las tumbas de estos centenares de miles de hombres, que un día salieron de las trincheras para no volver jamás? ¿No debieran abrirse y enviar, como fantasmas vengadores, a los hombres mudos, cubiertos de lodo y de sangre, hacia la patria que con tal irrisión les escamotea el supremo sacrificio que un hombre puede hacer por su pueblo en este mundo? […] ¿Fue este el objetivo del sacrificio que la madre alemana ofrendó a la patria, cuando con su corazón transido dejó partir a sus hijos más queridos, para no volver a verlos jamás? ¿Todo esto ocurrió para que un puñado de criminales pudiera apoderarse de nuestro país?”

Adolf Hitler. Mi lucha.1924.

"Al principio votamos por el partido populista (conservador); pero los conservadores no podían gobernar el país: eran demasiado débiles. En esta lucha implacable por el pan y el poder, teníamos necesidad de ser guiados por una mano vigorosa y firme. La de Hitler lo era. Tras los años transcurridos bajo su mando, nos sentíamos mucho más satisfechos. Queríamos un sistema que funcionase bien y que nos proporcionase los medios para trabajar tranquilamente.“ A. Krupp. Declaración en el Proceso de Nuremberg. 1948.

“A continuación habló de la alianza concertada entre su partido y el partido popular nacional alemán. Este último había sido, entretanto, reorganizado por el señor Von Papen. Finalmente, tocó el punto que, en mi opinión era el verdadero motivo de la reunión. Recalcó la necesidad de que los dos partidos acabados de mencionar alcanzaran la mayoría en las elecciones que se avecinaban para la formación del Reichstag. Krupp van Bohlen dio a Hitler las gracias por el discurso y éste abandonó acto seguido la sala. El doctor Schacht propuso crear un fondo electoral de tres millones de marcos; esta cantidad sería repartida equitativamente entre ambos aliados, con arreglo a sus fuerzas respectivas.”

Juicio de Nüremberg. Declaración jurada de Von Schenitzler.

APOYO DEL CAPITAL AL NSDAP

“El cuatro de enero de 1933, Hitler, Von Papen, Hess, Himmler y Keppler llegaron a mi casa en Colonia. Hitler, Von Papen y yo nos metimos en una habitación donde tuvo lugar una discusión por espacio de dos horas. Papen vino a decirle que él pensaba que lo mejor era formar un gobierno en el que estuvieran representados elementos conservadores y nacionalistas, junto con los nazis a los que estaban apoyando. Sugirió que este gobierno podría ser dirigido por Hitler y él mismo.
Entonces Hitler hizo un discurso en el que dijo que, si era elegido canciller, los seguidores de Von Papen podrían participar en el gobierno como ministros, si estaban de acuerdo en apoyar su política, en la que planeaba grandes cambios sobre el estado actual de las cosas, incluyendo la separación de todos los judíos, comunistas y socialdemócratas de los puestos clave de Alemania, así como la reestructuración del orden público (…). Este encuentro en mi casa lo organicé a petición de Von Papen (…). Antes de dar este paso, hablé con muchos hombres de negocios y me informé sobre cómo el mundo de los negocios veía una colaboración entre estos dos hombres. El deseo unánime de los empresarios era que un hombre fuerte accediera al poder en Alemania y que formase un gobierno que permaneciera en el poder por largo tiempo.”

Testimonio de Von Schroeder en los Juicios de Nuremberg.

ATRACCIÓN DE LA CLASE OBRERA POR EL NAZISMO

“Tanto el nazismo como el fascismo italiano lograron agrupar un núcleo considerable de apoyo dentro de la clase obrera que no se obtuvo -en mi opinión- por la promesas tan liberalmente formuladas de rescatarla del desempleo y la penuria (aunque es indudable que tuvieron cierta influencia, especialmente en las primeras etapas del desarrollo del movimiento). La mayoría del apoyo obrero fue atraído al nazismo mucho más por su intransigente nacionalismo y racismo que por su atractivo económico.”

G.D. Cole. Historia del pensamiento socialista. Socialismo y fascismo, 1931-1939. 1940.

APOYO DE LAS CLASES MEDIAS A HITLER

"¡Clases medias, escuchad! ¡Votad por la lista de Adolf Hitler! Desde hace años el sistema funciona a expensas de las clases medias artesanales y comerciantes. Las clases medias y el campesinado eran uno de los pilares más sólidos del Estado. Pero con el ascenso del marxismo y del capitalismo financiero, esas clases quedaron cada vez más atrapadas. A pesar de que fueron, entre todas las clases sociales, las que hicieron los más grandes sacrificios durante la guerra, la inflación les arrancó sus últimos bienes. (...) La idea del nacionalsocialismo es la única que posee la fuerza necesaria para emprender el buen camino, para salvar a nuestro pueblo y no dejarse detener por ningún obstáculo. Las clases medias pueden ganarlo todo o perderlo todo."
Vólkischer Beobachter, 31 de julio de 1932.

LEGISLACIÓN DEL III REICH
“A tenor del articulo 48, párrafo segundo de la Constitución del Reich, y con objeto de impedir los actos de violencia comunistas que ponen en peligro la existencia del Estado, se decreta con carácter de ley lo siguiente: 1. Quedan derogados hasta nueva orden los artículos 114, 115, 117,118,123, 124 y 153 de la Constitución alemana. Por consiguiente, se puede coartar la libertad personal, el derecho de libre expresión del pensamiento, incluida la libertad de prensa, de reunión y asociación: intervenir las comunicaciones postales, telegráficas y telefónicas; disponer registros domiciliarios y confiscaciones, así como limitaciones de la propiedad, también más allá de los límites fijados en estos artículos. (…) 5. Incurrirán en la pena de muerte los reos de los delitos castigados con cadena perpetua por el Código Penal en sus artículos 181 (alta traición), 229 (envenenamiento), 307 (incendio), 311 (explosión), 312 (inundación), 315, número 2 (descarrilamientos) y 324 (epidemia). Con la pena de muerte, o si hasta la fecha no está establecido un castigo superior, con la de cadena perpetua o de presidio hasta quince años, será castigado: 1.° Quien intentare dar muerte al presidente del Reich o a un miembro o un funcionario del Gobierno del Reich o de cualquier Gobierno de los Estados alemanes; quien instigara la comisión de tal muerte; quien aceptare ejecutara, o quien se pusiera de acuerdo con otra persona para cometer el delito.”

Decreto-ley del presidente del Reich para la protección de la nación y el Estado. De 28 de febrero de 1933.

EDUCACIÓN

“(...) Fundándose en esta convicción, el Estado racista no particulariza su misión educadora a la mera tarea de insuflar conocimientos del saber humano, no; su objetivo consiste, en primer término, en formar hombres físicamente sanos, en segundo plano está el desarrollo de las facultades mentales y aquí, a su vez en lugar preferente, la educación del carácter y sobre todo el fomento de la fuerza de voluntad y de decisión, habituando al educando a asumir gustoso la responsabilidad de sus actos, sólo después de todo es lo viene la instrucción científica (...). Del mismo modo que el Estado racista tendrá un día que dedicar la máxima atención a la educación de la voluntad y de la fuerza de resolución, deberá igualmente desde un comienzo imbuir en los corazones de la juventud la satisfacción de la responsabilidad y la fe en su credo ideológico (...). Por lo demás, es tarea de un Estado racista velar porque al fin se llegue a escribir una Historia Universal donde el problema racial ocupe lugar preponderante (…). También la ciencia tiene que servir al Estado racista como un medio hacia el fomento del orgullo nacional. Se debe enseñar desde este punto de vista no sólo la Historia Universal, sino toda la historia de la cultura humana. No bastará que un inventor aparezca grande únicamente como inventor, sino que debe aparecer todavía más grande como hijo de la nación. La admiración que inspira todo hecho magno debe transformarse en el orgullo de saber que el promotor del mismo es un compatriota. Del innumerable conjunto de los grandes hombres que llenan al Historia alemana, se impone seleccionar los más eminentes para inculcarlos en la mente de la juventud, de tal modo que esos hombres se conviertan en columnas inconmovibles del sentimiento nacional (...). La culminación de toda labor educacional del Estado racista consistirá en infiltrar instintiva y racionalmente en los corazones y los cerebros de la juventud que le está confiada, la noción y el sentimiento de raza. Ningún adolescente, sea varón o mujer, deberá dejar la escuela antes de hallarse plenamente convencido de lo que significa la puridad de la sangre y su necesidad. Además, esta situación desde el punto de vista racial, tiene que alcanzar su perfección en el servicio militar, es decir, que el tiempo que dure este servicio hay que considerarlo como la etapa final del proceso normal de la educación del alemán en general (...).” A. Hitler. Mi lucha. 1924.

LAS LEYES PARA LAS JUVENTUDES HITLERIANAS El futuro de los alemanes depende de su juventud. Por lo tanto, toda la juventud alemana debe estar preparada para sus futuros deberes. El gobierno nacional por lo tanto ha decretado lo siguiente: Berlín, el 1 de Diciembre de 1936 Líder y Canciller Nacional Adolf Hitler 1. Todos los jóvenes alemanes dentro de las fronteras de la nación alemana serán incorporados en la Juventud de Hitler. 2. Todos los jóvenes alemanes deben ser educados en la Juventud de Hitler, así como en las casas de sus padres y en su instrucción, físicamente y moralmente, en el espíritu de socialismo nacional, al servicio para la gente y la comunidad.

3. Darán a la tarea de levantar a la juventud alemana en la Juventud de Hitler al líder Nacional del NSDAP. Él es por lo tanto el Líder Juvenil de la Nación alemana. Él sostiene la posición de una alta oficina de gobierno con la ubicación en Berlín, y él es directamente bajo el mando del Líder y el Canciller Nacional.

4. Las leyes y regulaciones generales administrativas necesarias a la puesta en práctica y la corrección de esta ley son gobernadas por el Líder y el Canciller Nacional

RACISMO

"Lugano, sábado, 1 de abril de 1933. Ayer llegaron nuevas noticias de Munich. Para cada salida al extranjero es necesaria la presentación de un certificado de inculpabilidad política. (…) Malignidad estúpida en el modo de llevar a cabo el boicoteo contra los judíos: sus tiendas han de permanecer abiertas y han de pagar a los empleados, pero se impide a la clientela entrar en ellas, y el que entre, pese a todo, es filmado y mostrado públicamente. Marcas amarillas en los establecimientos judíos. Todo esto es increíblemente bestial y absurdo.“
Thomas Mann. Diarios, 1918-1936.

RACISMO

"Sólo un territorio suficientemente amplio puede garantizar a un pueblo la libertad de su vida (…) Hacía siglos que Rusia se había mantenido gracias al núcleo germánico de sus esferas superiores (…). En su lugar se ha puesto el judío; pero así como es imposible que el pueblo ruso sacuda por sí solo el yugo israelita no es menos imposible que los judíos logren sostener, a la larga, bajo su poder, el gigantesco organismo ruso (…). El coloso del este está maduro para el derrumbamiento. Y el fin de la dominación judaica en Rusia será al mismo tiempo el fin de Rusia como estado. Estamos predestinados a ser testigos de una catástrofe que constituirá la prueba más formidable para la verdad de nuestra teoría racista." A. Hitler, Mi lucha, 1924.

RACISMO. LEYES DE NÜREMBERG

“Convencidos de que la pureza de la sangre alemana es condición para el progreso del pueblo alemán y poseídos de la voluntad inquebrantable de otorgar a la nación alemana la necesaria seguridad para el futuro, el Reichstag ha aprobado por unanimidad la ley que se detalla seguidamente: Primero. Quedan prohibidos los matrimonios entre judíos y ciudadanos de sangre alemana. Los matrimonios celebrados a pesar de ello se considerarán nulos, aunque se efectúen en el extranjero con la finalidad de soslayar la presente ley. Tan sólo el fiscal podrá levantar esta nulidad. Segundo. Queda prohibido el trato extraconyugal entre judíos y ciudadanos de sangre alemana”. (Ley para la defensa de la sangre y el honor alemanes, 1936).

RACISMO
"Profundamente convencido de que la preservación de la sangre alemana es la condición primera de la supervivencia del pueblo alemán y animado de la irreductible voluntad de asegurar definitivamente el porvenir de la nación alemana, el Reichstag ha adoptado por unanimidad y promulga la siguiente ley: Artículo 7: 7. Quedan prohibidos los matrimonios entre judíos y súbditos de sangre alemana o asimiladas. Los matrimonios concertados a pesar de esta prohibición son nulos de todo derecho, incluso si, para burlar la ley, hubiesen sido contraídos en el extranjero. 2. Sólo el Procurador puede invocar una causa de nulidad. Artículo 2: Quedan asimismo prohibidas las relaciones extraconyugales entre judíos y súbditos de sangre alemana o asimilada. Artículo 3: Queda prohibido que los judíos contraten como empleadas de hogar a mujeres de sangre alemana o asimilada, de menos de 45 años. Artículo 4: 7. Queda prohibido que los judíos enarbolen o engalanen con los colores nacionales.

2. En cambio, pueden engalanar con los colore: judíos. El ejercicio de este derecho queda garantizado: por el Estado.
Articulo 5: 7. Quien contravenga las disposiciones del artículo 1, puede ser sometido a reclusión. 2. El hombre que contravenga las disposiciones del artículo 2, puede ser sometido a prisión o reclusión. 3. Quien contravenga las disposiciones de los artículos 3 y 4 puede ser sometido a multa o a una pena de prisión de hasta 1 año. Artículo 6: El Ministerio del Interior del Reich de acuerdo con el Representante del Führer, dictará las prescripciones legales y administrativas necesarias para la aplicación y publicación de la presente ley. Artículo 7: La presente ley entrará en vigor el día siguiente de su promulgación, excepto el artículo 3, cuya vigencia será a partir del 1 de enero de 1936. Nuremberg, 15 de septiembre de 1935. El Führer y Canciller del Reich."

RACISMO E IDEOLOGÍA NAZI

(El nacionalismo), en principio, considera el Estado solo como un medio hacia un determinado fin y cuyo objetivo es la conservación racial del hombre. De ninguna manera cree, por tanto, en la igualdad de las razas, sino que, por el contrario, al admirar su diversidad, reconoce también la diferencia cualitativa existente entre ellas. Esta persuasión de la verdad le obliga a fomentar la preponderancia del más fuerte y a exigir la supeditación del inferior y del débil, de acuerdo con la voluntad inexorable que domina el universo. En el fondo, rinde así homenaje al principio aristocrático de la Naturaleza y cree en la evidencia de esa ley, hasta tratándose del último de los seres racionales. La ideología racista distingue valores, no solo entre las razas, sino también entre los individuos. Es el mérito de la personalidad lo que para ella se destaca del conjunto de la masa obrando, por consiguiente, frente a la labor disociadora del marxismo, como fuerza organizadora. Cree en la necesidad de una idealización de la humanidad como condición previa para la existencia de esta. Pero le niega la razón dé ser una idea ética, si es que ella, racialmente, constituye un peligro pare la vida de los pueblos de una ética superior, pues, en un mundo bastardizado o mulatizado, estaría predestinada a desaparecer para siempre toda noción de lo bello y digno del hombre, así como la idea de un futuro mejor para la humanidad (...).
Hitler, A., Mi lucha, 1925.

ANTISEMITISMO

“Todo lo que admiramos en este mundo -la ciencia, el arte, la habilidad técnica y la inventivaes producto creador de un número reducido de naciones únicamente y en su origen, quizá, de una sola raza. La existencia misma de esa cultura depende de aquellas naciones. Si las mismas pereciesen se llevarían consigo toda la belleza de esta tierra. Si dividiéramos a la raza humana en tres categorías -fundadores, conservadores y destructores de la cultura- sólo la estirpe aria podría ser considerada como representante de la primera categoría (...). La mezcla de la sangre y el menoscabo del nivel racial que le es inherente constituyen la única y exclusiva razón del hundimiento de las antiguas civilizaciones. No es la pérdida de una guerra lo que arruina a la Humanidad, sino la pérdida de la capacidad de resistencia, que pertenece a la raza solamente (…). El antípoda del ario es el judío. Es difícil que exista en el mundo nación alguna en la que el instinto de la propia conservación se halle tan desarrollado como en el "pueblo escogido". La mejor prueba de ello la constituye el hecho de que esta raza continúa existiendo. Si pasamos revista a todas las causas del desastre alemán (en la pasada guerra), advertiremos que la causa final y decisiva habrá de verse en el hecho de no haber comprendido el problema racial y, en especial, la amenaza judía.”

A. Hitler. Mi Lucha. 1925.

ANTISEMITISMO
“El judío se hace también intempestivamente liberal y se muestra un entusiasta del progreso necesario a la humanidad. Poco a poco llega a hacerse de ese modo el portavoz de una nueva época. Pero lo cierto es que él continúa destruyendo radicalmente los fundamentos de una economía realmente útil al pueblo. Indirectamente, adquiriendo acciones industriales, se introduce en el círculo de la producción nacional; convierte esta en un objeto de fácil especulación mercantilista, despojando a las industrias y fábricas de su base de propiedad personal. De aquí nace aquel alejamiento subjetivo entre el patrón y el trabajador que conduce más tarde a la división política de las clases sociales. Al cabo de todo, gracias a la bolsa, crece con extraordinaria rapidez la influencia del judío en el terreno económico. Asume el carácter de propietario o por lo menos el de controlador de las fuentes nacionales de producción. Para reforzar su posición política, el judío trata de eliminar las barreras establecidas en el orden social y civil que todavía le molestan a cada paso. Se empeña, con la tenacidad que le es peculiar, en favor de la tolerancia religiosa y tiene en la francmasonería, que cayó completamente en sus manos, un magnífico instrumento para cohonestar y lograr la realización de sus fines. Los círculos oficiales, del mismo modo que las esferas superiores de la burguesía política y económica, se dejan coger insensiblemente en el garlito judío por medio de lazos masónicos. Pero el pueblo mismo no cae en la fina red de la francmasonería; para reducirlo sería me¬nester valerse de recursos más torpes, pero no por eso menos eficaces. Junto a la francmasonería está la prensa como una segunda arma al servicio del judaísmo. Con rara perseverancia y suma habilidad sabe el judío apoderarse de la prensa, mediante cuya ayuda comienza paulatinamente a cercar ya sofisticar, a manejar ya mover el conjunto de la vida pública (…). Mientras el judío parece desbordarse en el ansia de «luces», de «progresos», de «libertades», de «humanidad», etc., practica íntimamente un estricto exclusivismo de su raza. Si bien es cierto que a menudo fomenta el matrimonio de judías con cristianos influyentes, en cambio, sabe mantener pura su descendencia masculina. Envenena la sangre de otros, en tanto que conserva incontaminado la suya propia. Rara vez el judío se casa con una cristiana, pero sí el cristiano con una judía. Los bastardos de tales uniones tienden siempre aliado judío. Esta es la razón por la cual, ante todo, una parte de la alta nobleza está degenerando completamente. Esto lo sabe el judío muy bien y practica por eso sistemáticamente este modo de «desarmar» a la clase dirigente de sus adversarios de raza. Para disimular sus manejos y adormecer a sus víctimas no cesa de hablar de la igualdad de todos los hombres, sin diferencia de raza ni color. Los imbéciles se dejan persuadir (…)”. Adolf Hitler. Mi lucha. 1924.

ANTISEMITISMO
"El programa es claro. Hele aquí: eliminación total, segregación completa. ¿Qué significa eso? Eso significa no sólo la eliminación de les judíos de la economía alemana, -eliminación que ellos han merecido por sus crueldades y por sus incitaciones a la guerra y al asesinato-. ¡Esto significa mucho más! No se puede consentir que el alemán viva bajo el mismo techo que los judíos, raza marcada de asesinos, de criminales, de enemigos mortales del pueblo alemán. Por consiguiente, los judíos deben ser expulsados de nuestras casas y de nuestros barrios y deben estar alojados en calles y en casas donde estén juntos y tengan el menor contacto posible con los alemanes. Es preciso estigmatizarles y quitarles el derecho de poseer en Alemania casas e inmuebles, pues no es conveniente que un alemán dependa de un propietario judío y que le alimente con su trabajo. Una vez que viva en un aislamiento completo, este pueblo de parásitos se empobrecerá, pues no puede, ni quiere trabajar por sí mismo. Caerán todos en la criminalidad como consecuencia de la propensión de su raza. Pero nadie crea que en este caso nosotros observaremos tranquilamente tal evolución. El pueblo alemán no tiene ganas de tolerar en su territorio a centenares de miles de criminales que sólo mediante el crimen quieren asegurar su existencia, ¡sino también ejercer todavía la venganza! Menos aún tenemos ganas de soportar a estos centenares de miles de judíos depravados, una guarida de bolchevismos y un refugio para el desecho criminal que, mediante un proceso natural de eliminación, se extienda a nuestro propio pueblo. Si quisiéramos tolerar semejante cosa, el resultado sería una conjura de los bajos fondos tal, que quizá es posible en América, pero indudablemente no en Alemania. Si tal evolución se produjese, nos encontraríamos frente a la dura necesidad de exterminar los bajos fondos de la misma manera que tenemos la costumbre de exterminar a los criminales en nuestro Estado: mediante el fuego y la epada. El resultado será la desaparición efectiva y definitiva del judaísmo en Alemania, su destrucción total.” Afirmaciones antisemitas publicadas en la prensa nazi. Periódico Das Schwarze Korps. 24 de noviembre de 1938.

Recogido en M. Laran y J Willequet. L’epoque contemporaine (1871-1965). 1969.

ESTADO RACISTA
"El fin supremo del Estado racista debe ser el asegurar la conservación de los representantes de la raza primitiva, creadora de la civilización que hace la belleza y el valor de una humanidad superior. El Estado racista habrá cumplido su papel supremo de formador y educador cuando haya grabado en el corazón de lo juventud que le ha sido confiada el espíritu y el sentimiento de la raza. Es preciso que ni un solo muchacho o muchacha pueda dejar la escuela sin estar plenamente instruido de la pureza de la sangre y de la necesidad absoluta de mantenerla pura (...) El Reich alemán, como Estado, tiene que abarcar a todos los alemanes e imponerse la misión, no sólo de cohesionar y de conservar las reservas más preciadas de los elementos raciales originarios de este pueblo, sino también lo de conducirlos, lenta y firmemente, a una posición predominante (...) La existencia de tipos humanos inferiores ha sido siempre una condición previa esencial para la formación de civilizaciones superiores (...). La política exterior del Estado racista tiene que asegurar a la raza que abarca ese Estado los medios de subsistencia, estableciendo una relación natural, vital y sana, entre el aumento de su población y la extensión y la calidad del suelo que habita (...) Sólo un territorio suficientemente amplio puede garantizar a un pueblo lo libertad de su vida (...).“ Adolf Hitler. Mi lucha, 1925.

ESTADO RACISTA. RACISMO.

"La ideología nacional racista ve el valor de la humanidad en sus elementos raciales de origen. En principio considera el Estado sólo como un medio hacía un determinado fin y cuyo objetivo es la conservación racial del hombre. De ninguna manera cree, por tanto, en la igualdad de las razas, sino que, por el contrario, al admitir su diversidad, reconoce también la diferencia cualitativa existente entre ellas. Esa persuasión de la verdad le obliga a fomentar la preponderancia del más fuerte y a exigir la supeditación del inferior y del débil, de acuerdo con la voluntad inexorable que domina el universo. (...) El Estado tiene que empezar por hacer de la cuestión raza el punto central de la vida general; tiene que velar por la conservación de su pureza y tiene también que consagrar al niño como el bien más preciado de su pueblo. Está obligado a cuidar de que sólo los individuos sanos tengan descendencia.

(…) Todos aquellos que, en este mundo, no son de raza pura, no son más que desechos."
Adolf Hitler. Mein Kampf. Mi lucha. 1924.

CULTO AL LÍDER. FÜHRER.

Antes de la comida. "¡Fürher, mi Fürher, concedido a mí por el Señor, ¡Protégeme y resguárdame mientras viva¡ Tú has salvado o Alemania de la más profunda aflicción. Hoy te doy gracias por mi pan cotidiano. Estate mucho tiempo ¡unto a mí, no me desampares ¡Fürher, mi Fürher, mi fe y mi luz¡ ¡Heil, mein Fürher! Después de la comida. Gracias a ti por esta generosa comida ¡Protector de la juventud y de los ancianos. Sé que tienes desvelos, pero no inquietudes. Estoy contigo día y noche, descansa tu cabeza en mi regazo. ¡Ten, mi Furher, la seguridad de que eres grande¡ ¡Heil, mein Furher!.” Plegaria de los niños de Colonia antes y después de las comidas.

“Cuántos lo admiran [a Hitler] con conmovedora fe, como la persona que los ayudará, los salvará, los liberará de la angustia insoportable.” -Louis Solmitz, maestro de escuela de Hamburgo, 1932.

LOS CAMPOS DE EXTERMINIO

“Las ejecuciones en masa por gas empezaron en el curso del verano de 1941 y se prolongaron hasta el otoño de 1944. Yo controlaba personalmente las ejecuciones en Auschwitz (...).
Por “solución final" se entendía el exterminio de todos los judíos de Europa. Tenía orden de dejar en disposición de funcionar los procedimientos de exterminio en Auschwitz, el mes de junio de 1941 (…) Había visitado Treblinka con objeto de ver la forma en que allí se llevaba el exterminio (...). El comandante del campo me dijo (..) que había empleado gas monóxido y, en su opinión, sus métodos no eran muy eficaces. Así pues, una vez mandados construir los edificios de exterminio, decidí emplear el Ciclón B, ácido prúsico cristalizado que introducíamos en la cámara de gas por una pequeña hendidura. Para matar a las personas que había dentro de la cámara de gas se requerían de tres a quince minutos, según las condiciones climatológicas (...). Ordinariamente esperábamos media hora para abrir las puertas con objeto de sacar los cadáveres. Una vez estaban fuera, nuestro comando especial se apoderaba de los anillos y dentaduras de oro de los cadáveres (…). También, de vez en cuando, se realizaban experimentos con los prisioneros; entre ellos, la esterilización y experiencias relativas al cáncer. La mayoría de personas que morían a consecuencia de tales experimentos habían sido previamente condenadas a muerte por la Gestapo (…).” Declaración de Rudolph F. Hoss, comandante del campo de Auschwitz, ante el Tribunal de Nuremberg en 1945.

GENOCIDIO
“Auschwitz-Birkenau era un doble campo, tan amplio que solamente la alambrada electrificada que rodeaba a Birkenau (el centro de exterminación), tenía aproximadamente doce kilómetros; cada uno de los campos, uno a cada lado del ferrocarril, medía unos siete kilómetros cuadrados (...) Torres de vigilancia se levantaban a intervalos regulares a lo largo de la alambrada electrificada. Estas torres estaban dotadas de guardias armados de las SS y de la Waffen-SS. Disponían de reflectores que iluminaban las instalaciones por la noche. Las cámaras de gas y el crematorio esperaban a aquellos que habían sido rechazados en la selección para el trabajo. Éstos eran los viejos, los débiles, los tullidos, todos los que presentaban algún síntoma de desorden mental, mujeres embarazadas y todas las mujeres con hijos hasta unos catorce años de edad (… ) Los hombres y las mujeres aptos eran conducidos en formación y desnudos, numerados mediante tatuajes y vestidos con un sucio uniforme de presidiario. Su alejamiento en el futuro serían los atestados barracones de madera.
Los prisioneros que debían morir eran llevados a las cámaras de gas en los camiones. Las antesalas de las cámaras de gas estaban disimuladas, aparentando ser unas casas de baños (…) El Sonderkommando [la brigada especial que se encargaba de este "trabajo"] regaba los cadáveres apartándolos y cargándolos en plataformas, que los descendían a los crematorios que estaban en la parte inferior. Allí se realizaba la última profanación: los dientes de oro eran arrancados de las mandíbulas yertas con alicates e introducidos en recipientes con ácido, y el cabello que podía ser aprovechado era afeitado de las cabezas de las mujeres.”

VV.AA. Historia Contemporánea.

VIOLENCIA Y TERROR
“El terror sigue siendo utilizado por los regímenes totalitarios incluso cuando ya han sido logrados sus objetivos psicológicos: su verdadero horror estriba en que reina sobre una población completamente sometida. Allí donde es llevado a la perfección el dominio del terror, como en los campos de concentración, la propaganda desaparece por completo; quedó incluso totalmente prohibida en la Alemania nazi. La propaganda, en otras palabras, es un instrumento del totalitarismo, y posiblemente el más importante, en sus relaciones con el mundo no totalitario; el terror, al contrario, constituye la verdadera esencia de su forma de gobierno […] matando a pequeños funcionarios socialistas y a miembros influyentes de los partidos adversarios trataron de demostrar a la población los peligros que implicaba la mera afiliación a esos partidos […] como «propaganda del poder», advertía a la población en general que resultaba más seguro ser miembro de una organización paramilitar nazi que ser un republicano leal.”

Hannah Arendt. Los orígenes del totalitarismo.

EXPANSIONISMO NAZI

"El Gobierno del Reich alemán y de la URSS deseosos de fortalecer la causa de la paz (...) han alcanzado el siguiente acuerdo:
Artículo 1. Las Altas Partes Contratantes se obligan a desistir de cualquier acto de violencia, acción agresiva o ataque entre sí, bien individualmente o junto a otras potencias. Artículo 2. En el caso de que una de las Altas Partes Contratantes sea objeto de una acción de guerra por parte de un tercer país, la otra Parte no apoyará de ninguna manera a ese tercer país. Artículo 3. Ambos gobiernos mantendrán en un futuro un contacto continuo para consultarse e intercambiar información respecto a los problemas que afectan a sus intereses comunes. Artículo 4. Niguno de los dos países participará en ninguna alianza de potencias directa o indirectamente organizada contra la otra parte. Artículo 5. En el caso de que algún conflicto surgiera entre ambos países (...) ambas partes lo resolverán mediante el intercambio amigable de opiniones o, si fuera necesario, mediante el establecimiento de comisiones arbitrales. Artículo 6. El presente tratado tendrá una vigencia de 10 años (...)" Von Ribbentrop, Molotov Moscú, 23 de Agosto de 1939

RESISTENCIA A LOS FASCISMOS

“Mientras se me permita elegir, sólo viviré en un país en el que haya libertades políticas, tolerancia e igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. La libertad política implica la libertad de expresar las propias opiniones políticas verbalmente y por escrito; la tolerancia implica el respeto por todas y cada una de las creencias individuales. Estas condiciones no existen en Alemania, hoy. Quienes más han hecho por la causa de la comprensión internacional, entre quienes se encuentran muchos artistas, sufren, en ella, persecución.

Todo organismo social puede desequilibrarse psicológicamente, tal como ocurre con los individuos, en especial en tiempos difíciles. Las naciones, por lo común, sobreviven a esas enfermedades. Tengo la esperanza de que bien pronto la normalidad vuelva a imponerse en Alemania y de que en el futuro sus grandes hombres, como Kant y Goethe, no sean recordados de cuando en cuando, sino que los principios que ellos defendieron y enseñaron se tomen en cuenta en la vida pública y penetren en la conciencia general.”

A. Einstein. Mis ideas y opiniones. Marzo de 1933.