Está en la página 1de 1

La sociedad individualizada Zygmunt Bauman Los hombres estn tan necesariamente locos que no estar loco equivaldra a otra

forma de locura, Blaise Pascal. El hombre en su mundo simblico es un intento de negar y superar su grotesco destino con juegos sociales, trucos psicolgicos y preocupaciones que constituyen formas de locura, una locura acordada, compartida, una locura dignificada y disfrazada, pero locura de todas formas, Ernest Becker. Sociedad es el nombre del acuerdo y la participacin, pero tambin el poder que confiere dignidad a lo que se ha acordado y es compartido. Sin embargo, la costumbre, el hbito y la rutina sacan el veneno del absurdo del aguijn de la vida Todas las sociedades son fbrica de significados, son semilleros de la vida con sentido. El sometimiento a la sociedad es una experiencia liberadora. La libertad se presenta como el exorcismo de la mortalidad. El conocimiento de la mortalidad desencadena el deseo de la trascendencia, que adopta una de estas dos formas: o el apremio a obligar a la vida efmera a dejar huellas ms duraderas o el deseo de tener experiencias ms fuertes que la muerte. Donde hay uso siempre hay ocasin de abuso. Los sentidos de la vida no se pueden clasificar. Llevan consigo satisfacciones que difieren en plenitud, profundidad y duracin emocional, pero que quedan lejos de la satisfaccin de las necesidades. Toda cultura vive merced a la invencin y propagacin de unos sentidos de la vida y todo orden vive merced a la manipulacin del apremio a la trascendencia.