Está en la página 1de 1

IMGENES PHOTOSHOP Edmundo Paz Soldn Vctor nunca record con nostalgia su infancia en aquel pueblo rido, de calles

estrechas y parques sin gracia y cielo plomizo. Por eso apenas aprendi a usar Photoshop, retoc sus fotos, ensanch sus calles, aadi una Torre Eiffel a la desvalida plaza principal, renov los cielos con un azul sobresaturado. Tampoco tuvo un inters particular en sus compaeros de curso, a quienes consideraba torpes, bulliciosos, de rostros y cuerpos para el olvido. Uno por uno, alter sus caras en su computadora Macintosh, de modo que al final no se asemejaban en nada a s mismos. Uno de sus compaeros pareca ahora un mellizo de Cristiano Ronaldo, su jugador favorito. Otro era igual a Jhony Deep, su actor preferido. Cuando le hacan notar las similitudes, l sonrea. Nunca se llev bien con sus padres, de quienes haba heredado su fealdad y los cambi por seres similares a Madonna y a Silvester Stallone. Hizo desaparecer a sus tres hermanos de todas las fotos, y se qued de nico hijo. Una vez que comenz, le fue fcil seguir. Retoc su propio rosotro surcado de arrugas antes de tiempo, la papada abusiva y la prematura calvicie, y se prest los ojos de Tom Cruise y el resto del rostro y del cuerpo de Antonio Banderas. A su gorda esposa, a quien quera cada vez menos a medida que ella pasaba de la juventud a la madurez y se afeaba, la transform en una Cameron Daz pelirroja. A su hija, patticamente parecida a su madre, en una aprendiz de Valeria Mazza. Mostraba con orgullo las fotos en su billetera. Cuando alguien que las llegaba a conocer en persona le haca notar la diferencia, l deca, con solemne conviccin, que ellas eran muy fotognicas. Cuando su esposa se enter que l la haba borrado de sus fotos, rompi con rabia las fotos que guardaba de l, en las que se hallaba sospechosamente parecido a un maduro Ricky Martin. Cuando su hija lo supo, se dijo que deba combatir la ofensa con una ofensa mayor. Cmo hacerlo? Encendi la computadora y busc en los archivos las fotos de su padre. Se le ocurri borrar con furia ese rostro que era la sumatoria de los de Brad Pitt y Aston Catcher. En su lugar, coloc un intocado retrato de su padre, calvo y mofletudo, feo y aventajado, cruel vctima del tiempo.