P. 1
Manual Vacunación México 2008-2009

Manual Vacunación México 2008-2009

4.3

|Views: 113.993|Likes:
Publicado porcat909
Documento de consulta técnica en la aplicación de vacunas, toxoides, sueros, antitoxinas e inmunoglobulinas.
Establece lineamientos para la aplicación, manejo y conservación de productos biológicos en todas las instituciones del sector salud de México
Documento interinstitucional que sirve como base para la capacitación del personal operativo en México
Documento de consulta técnica en la aplicación de vacunas, toxoides, sueros, antitoxinas e inmunoglobulinas.
Establece lineamientos para la aplicación, manejo y conservación de productos biológicos en todas las instituciones del sector salud de México
Documento interinstitucional que sirve como base para la capacitación del personal operativo en México

More info:

Published by: cat909 on Jun 23, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/18/2015

pdf

text

original

Generalidades

La disposición final de los materiales que se utilizan en la aplicación de productos
biológicos es parte importante del proceso que permite brindar una atención libre de
riesgos a la población, la conservación del ambiente y la protección del personal
involucrado en este proceso, por lo que es fundamental el manejo adecuado de los
frascos vacíos o con sobrantes, productos caducados, jeringas y agujas hipodérmicas.

Las disposiciones sanitarias en torno a la recolección, tratamiento físico o químico,
transporte y disposición final de los residuos peligrosos biológico - infecciosos (RPBI), son
de observación obligatoria en las unidades de atención médica y brigadas que realicen
actividades de vacunación, que generen más de 25 kg al mes, o 1 kg al día de residuos.
Las unidades de salud con áreas de inmunización que dispongan de un sistema de
recolección y transporte de residuos peligrosos biológico-infecciosos deberán depositar la
almohadilla y la jeringa con aguja sin encapuchar en el contenedor rígido. Los frascos
vacíos o que requieran desecharse deberán ser colocados en una bolsa de plástico para
su posterior inactivación; con las especificaciones establecidas por la NOM-087-ECOL-
1995.

Los depósitos de los residuos peligrosos biológicos infecciosos deberán estar separados
de las siguientes áreas: pasillos, salas de espera, cocina, instalaciones sanitarias y áreas
de esparcimiento.

Inactivación de vacunas

Pentavalente, DPT, toxoide tetánico diftérico, antineumocóccicas, antiinfluenza,
antihepatitis B, contra el VPH, inmunoglobulinas homólogas y heterólogas.

No requieren ningún proceso de inactivación, ya que son estériles y están elaboradas con
antigeno muerto o sus derivados, que son producto del metabolismo o material que se
destoxifica. Para su descarte, se vierte libremente al drenaje. Por seguridad, nunca se
deben tirar a la basura los frascos llenos o con residuos, para evitar un rehuso
inadecuado. El frasco vacío y sin etiqueta se desecha a la basura.

Las vacunas antihepatitis B, antiinfluenza y contra el VPH se desechan siguiendo el
mismo procedimiento para las vacunas bacterianas. Estas vacunas contienen una
preparación de la proteína antigénica del virus de superficie, esta proteína es obtenida
mediante procedimientos de recombinación del ADN, a partir del cultivo de una levadura;
es decir, no contiene virus vivos.

La BCG es una vacuna viva atenuada; para evitar riesgos durante su manejo en el
descarte es necesario inactivarla. La vacuna no representa peligro si cae sobre piel
intacta, sin embargo, en heridas u ojos puede causar inflamación o irritación. Existen tres

263

métodos para su inactivación, sin embargo, el más recomendado para este biológico es
por calor húmedo, mediante olla de presión o autoclave.

Antipoliomielitis tipo Sabin, SRP, SR, antihepatitis A, vacuna contra rotavirus, antivaricela
y antirrábica, por ser elaboradas con virus atenuados, y su capacidad de infectividad y
replicación está latente, se recomienda inactivarlos con calor húmedo, ya que la mayoría
de los virus mueren cuando son expuestos durante 30 minutos a una temperatura entre
55°C y 65°C .

Métodos de inactivación

El tratamiento podrá realizarse dentro del establecimiento generador o en instalaciones
específicas fuera del mismo. En ambos casos, siempre y cuando se cuente con el recurso
y no se contravengan las normas de conservación del ambiente.

Los métodos que pueden ser utilizados para la inactivación de las vacunas son calor
húmedo, ebullición e incineración. Estos procedimientos deben realizarse al final de cada
jornada de trabajo, para evitar el acúmulo de RPBI en la unidad de salud.

1. Calor húmedo

Se coloca el frasco del biológico con el sobrante en un recipiente que resista altas
temperaturas, y se introduce en un autoclave u olla de presión y se somete a una
temperatura de 121°C durante 15 minutos, como mínimo.
Una vez terminado este proceso el contenido del frasco se vierte en el drenaje y el frasco
vacío, sin etiqueta, se envía a la basura.

2. Ebullición

Se coloca el frasco del biológico con el sobrante en un recipiente, con tapadera, que
contenga el agua suficiente que le permita cubrirlo y, que al hervir, ésta no se derrame.
Se debe mantener en estado de ebullición durante 20 minutos.
Una vez terminado este proceso el contenido del frasco se vierte en el drenaje y el frasco
vacío, sin etiqueta, se envía a la basura.

Contaminación de la vacuna

Ante la sospecha de contaminación de la vacuna, los frascos se deben desechar de
inmediato para evitar alguna reacción indeseable en menores de edad o personas
vacunadas, lo que puede ocasionar posteriormente rechazo a la vacunación. Los
procedimientos serán similares a los descritos anteriormente.

Caducidad de la vacuna

Es de vital importancia llevar a cabo un adecuado control de la caducidad de las vacunas,
debiéndose utilizar primero los biológicos próximos a caducar, y después los de fecha de
caducidad más amplia.

Una vez concluida la vigencia de su uso, todas las vacunas deben darse de baja,
inactivarse y desecharse, siguiendo los procedimientos descritos anteriormente. En las
vacunas en las que únicamente se señala el mes de caducidad, la vigencia del producto
abarca todos los días naturales del mes registrado.

264

Aunque la OMS propone algunos indicadores, para determinar si se justifica, o no, evaluar
la potencia de las vacunas que hayan estado expuestas a temperaturas y períodos de
tiempo que pudieran afectar su efectividad, la Comisión de Control Analítico y Ampliación
de Cobertura, es la autoridad que determina la utilización de los productos expuestos, por
lo que se deberá consultar a esta Dependencia, en caso de requerir pruebas de potencia.

265

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->