Está en la página 1de 7

Definición de Valores

Los valores son aquellas características morales en los seres humanos, tales
como la humildad, la piedad y el respeto, como todo lo referente al genero
humano, el concepto de valores se trato, principalmente en la antigua Grecia,
como algo general y sin divisiones, pero la especialización de los estudios en
general han creado diferentes tipos de valores, y han relacionado estos con
diferentes disciplinas y ciencias. Se denomina tener valores al respetar a los
demás; asimismo los valores son un conjunto de pautas que la sociedad
establece para las personas en las relaciones sociales.

Su estudio corresponde a la, una rama de la Filosofía, y de una forma aplicada


pueden ocuparse otras ciencias como la Sociología, la Economía y la Política,
realizándolo de maneras muy diferenciadas

Tipos:

Para entender la clasificación de los valores es importante entender qué es un


valor, y hacer conciencia de que los valores nos separan de la vida animal. Hay
quienes llevan la bandera de defensa de lo natural para hacernos pensar que
ser naturales es aceptar los impulsos salvajes y poco comunitarios de los
animales. Lo correcto es ver y copiar de los animales sus mejores ejemplos y
usar nuestra típica inteligencia humana para vivir nuestro destino evidente que
es controlar todo y administrar todo lo que se deje gobernar en el universo,
aprendiendo al vivir, y viviendo mejor cada vez.

Los valores son aquellos conceptos que pueden ser puestos en práctica en
nuestra vida para que podamos vivir mejor. Tanto en forma íntima, personal,
familiar, grupal y social. Por ello todo valor es un concepto operativo.

Al igual que las computadoras nosotros tenemos un Sistema Operativo; es toda


esa gama de instrucciones y comandos que nos conducen en el diario vivir.

Nuestro sistema operativo tiene una serie de “Parámetro Consejeros” que son
los valores.

El ser humano no sabe vivir sin estos parámetros por lo cual en su ausencia los
sustituye con cualquier sistema de pensamientos o por directrices de alguna
autoridad. Por eso la búsqueda instintiva de caudillos y líderes en la mayoría de
los seres humanos.
Uno de los objetivos de este curso es determinar una jerarquía de valores
personales, íntimos y sociales para practicar y difundir.

Hasta que no nos sinceremos y reconozcamos los valores como la verdadera y


única plataforma para formar, elegir y poner en marcha el nuevo liderazgo
político y empresarial, no habrá resultados serios y efectivos que generen
verdadera felicidad y satisfacción en el pueblo, en los accionistas y en los
empleados.

Escuchamos y elegimos a políticos sin que nos hablen ni demuestren nada de


esto. Eso no está bien, porque así se promueve la gran escala de anti-valores
que hay difundida y en marcha en el mundo.

Los valores pueden ser clasificados de muchas formas, de acuerdo a su radio


de acción:

- Íntimos.

- Personales.

- Familiares.

- Grupales.

- Sociales.

- Nacionales.

- Internacionales.

- Universales.

- Humanos.

- Divinos.

- Naturales.

Según sus polaridades :

- Valores.
- Anti-valores.

Según la disciplina:

- Éticos.

- Morales.

- Políticos.

- Ecológicos.

- Sociales.

- Económico.

- Religioso.

- Culturales.

- Artístico.

Solidaridad

La solidaridad es el vinculo que se une a hombres y pueblos de modo que el


bienestar de los unos determina el de los otros .

Es el acto mediante el cual una persona se adhiere a la causa , necesidad o


interés de otra persona.

La generosidad

Actua a favor de otras personas desinteresadamente ,y con alegria, teniendo


en cuenta la utilidad y la necesidad de la aportacion para esas personas
,aunque le cueste un esfuerzo.

Responsabilidad

Las fuentes de la dignidad humana constituyen su conciencia , inteligencia ,


voluntad , libertad y sentido moral de sus actos ; todo esto se manifiesta en ser
responsables ; es decir , en la capicidad de responder a sus obligaciones.
Veracidad

La veracidad es un valor en que las personas dicen o profesan siempre la


verdad con eficacia y logra hacer efectivo un intento o un proposito .

Se trata de decir como son realmente las cosas, los sucesos y las acciones que
comentamos o que vemos cometerse al contrario de decir mentiras.

Situaciones en las que debemos actuar de acuerdo a los valores ......

HONRADEZ:

“Vicente ha ido al cine y en la boleteria le han dado vuelto demas. Vicente


piensa utilizar el dinero para comprarse una gaseosa en el cine , pero sabe que
si falta dinera en la boleteria al final del dia , este sera descontado del señor
que lo atendio.

HONESTIDAD

“Alejandra ha encontrado de casualidad una de las pruebas de matematica


que la profesora va a tomar el dia el siguiente . Alejandra necesita sacarse un
16 para aprobar el curso y sabe que nadie la ha visto con la prueba. “

RESPETO:

“Daniel esta con un grupo de alumnas y descubre que sus amigos le han
puesto un chinche en el asiento de un compañero , que es considerado el
“punto “ de la clase .El profesor no esta en el salón y todos estan esperando
que el “punto” se siente para reirse de él. Daniel sabe que su compañero se
podria hacer una dolorosa herida si se sienta en el chinche , pero sus amigos
lo fastidiarán a él si le avisa .”

JUSTICIA

“Monica y Patricia han comprado amedias un boleto de loteria del barrio.


Monica ha guardado el boleto mientras Patricia estaba de viaje .El boleto
resulta ganador de 50 soles . Monica necesita 30 soles para pagar sus utiles
del colegio , y sabe que Patricia no necesita la plata realmente y no se va ha
enterar de cuanto fue el premio , por lo que esta pensando darle a Patricia 20
soles , en vez de los 25 que le corresponde.”
La función del docente como acto público está definida y reconocida en el
marco de los estados modernos como una profesión con todo lo que esto
implica en el contexto del ámbito sociocultural y sociopolítico.
La profesión docente es una práctica que se expresa como correlato de los
imaginarios y las comprensiones que las sociedades y comunidades nacionales
y regionales tienen de la educación. No se puede entender la profesión
docente, por fuera de esas comprensiones, que además caracterizan
epocalmente su naturaleza.
La educación como discurso propone las finalidades éticas como expresiones
de valor y aspiraciones de dignificación humana. El maestro es convocado, a
través de los tiempos, a gestar en el proceso vital de las personas las
condiciones de su sujeción a los fines sociales, mediante un proceso al que se
le ha denominado educación o formación, que señala los límites ético-políticos
a su propia práctica profesional.
La sociedad valora al maestro desde los mismos parámetros que él suscita y
propone como procesos y estructuras de formación de los sujetos y los
reconoce como maestro en tanto representa y expresa los valores socialmente
reconocidos en el espacio de su propia práctica educativa.
Por su parte el maestro se confronta con una dualidad: la de educar como un
acto de conducir a los sujetos a su propio marco de sujeción y la de convocar al
mismo sujeto a su afirmación como ser libre y emancipado, esta ultima
convocatoria es pedagógica, trasciende la naturaleza empírica de las
conductas y reclama la posición de los espíritus.
La relación entre educación y pedagogía establece la tensión de la práctica
profesional del docente. La primera inducirá los procesos de sujeción que
permitan el desarrollo personal y grupal de los individuos como actores sociales
y la segunda inducirá la conciencia emancipatoria que reclama para la
condición humana el profundo sentido de la libertad personal y social.
No siempre coinciden los intereses ético-políticos de la sociedad con las
prácticas y desarrollos educativos del maestro. Esta diferencia propone una
tensión crítica que debe examinarse en todo lo que ella es y representa a partir
de las estructuras básicas que la sociedad tiene para el ejercicio de una
profesión.
La ciencia y la tecnología como discursos propios de la modernidad y el
conocimiento y la cultura como estructuras determinantes del desarrollo social
sostenible se median a través de la práctica docente por la relación entre
educación y pedagogía, y proponen en el marco de tensión fundamental el
objeto en el que se expresa el conflicto al convertirsen en el principal objeto
enseñable a partir del cual el maestro convoca la subjetividad. En este contexto
se da la función del docente: entre los compromisos éticos y la valoración
social.
La función del maestro, tal como la conocemos hoy, no ha existido siempre.
Realmente los maestros, si bien desde antiguo han cumplido la misma función
sustantiva de transmitir la cultura heredada a las jóvenes generaciones, no
siempre lo han hecho en el marco de las mismas exigencias sociales, ni
tampoco han tenido siempre ante la sociedad la misma responsabilidad que
hoy se les exige.
En la Antigüedad e inclusive en la Edad Media, el papel del maestro no tuvo la
misma claridad de definición que tendría en épocas posteriores. Se sabe que la
función de pedagogo no constituyó de por sí un oficio noble. Según Gabriel de
la Mora, un proverbio de la antigüedad latina decía: a aquel mortal que quieren
castigar los dioses, lo destinan a cuidar niños. La sociedad veía con lástima a
todo pupilero. Ejercían la pedagogía aquellos que fracasaban en repetidos
intentos de ser alguien, los ineptos para los oficios, los remansados por inútiles”
(1976: XXX) Con la consolidación de los estados nacionales modernos la
necesidad social de su formación y su rol adquirió más claridad, siendo la
emergencia de la escuela un elemento clave de este proceso.
Simultáneamente, la pedagogía fue surgiendo como discurso humanista sobre
el sentido de la formación, y con ella toda la problemática en torno a la
didáctica y la preparación del maestro.
Sin embargo, y si se puede hablar de consensos históricos en torno a lo que
significa ser maestro, con relativa facilidad se puede encontrar que en la
mayoría de sociedades no se ha desconocido la importancia de su función.
Discursos laudatorios sobre el maestro, promulgados desde diferentes
instancias (élites intelectuales, voceros de la alta oficialidad, ministerios de
educación, agencias internacionales, etc) han hecho hincapié en la importancia
del maestro, ya como promotor de los mas altos valores religiosos y morales,
ya como promotor del cambio social y cultural que favorece el desarrollo de los
pueblos.