Está en la página 1de 250
COMENTARIOS A LAS NORMAS TECNICAS COMPLEMENTARIAS PARA DISENO POR SISMO RESUMEN INTRODUCCION NOTACION ELECCION DEL TIPO DE ANALISIS Andlisis est&tico y dindmico Método simplificado de andlisis ESPECTROS PARA DISENO sfsmico REDNCCION DE FUERZAS SiSMICAS Factor reductivo FACTOR DE COMPORTAMIENTO SfSMICO CONDICIONES DE REGULARIDAD METODO SIMPLIFICADO DE ANALISIS ANALISIS ESTATICO Fuerzas cortantes Reduccién de las fuerzas cortantes Péndulos invert idos Apéndices Momentos de volteo Efectos de torsién Efectos de segundo orden Efectos bidireccionales Falla de cimentacién Revisién por rotura de vidrios Comportamiento asimétrico i wi 12 15 23 23 31 39 a7 a7 48 50 50 51 52 56 58 59 59 60 9.1 9.2 9.3 9.4 10. 10.1 10.2 Te ANALISIS DINAMICO Anélisis modal Andlisis paso a paso Revisién por cortante basal Efectos bidireccionales 63 63 68 68 69 ANALISIS Y DISENO DE OTRAS CONSTRUCCIONES NUEVAS 71 Tanques, péndulos invertidos y chimeneas Muros de retencién ESTRUCTURAS EXISTENTES APENDICE Al. Alcance A2. Notacién adicional A3. Del tipo de andlisis A4. Espectros para disefio sismico AS. Anélisis estatico A6. Andlisis din&mico AT. Interaccién suelo-estructura ANEXO: CENTRO DE TORSION EN EDIFICIOS RECONOCIMIENTO REFERENCTAS 72 73 75 7 77 79 80 81 84 84 85 93 97 99 PRESENTACION El 4 de julio de 1987, al dia siguiente de su publicacién en el Diario Oficial, entré en vigor una nueva versién del Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal. Las disposiciones que contiene se agrupan en los siguientes titulos: TiTULoI TITULO TITULO III TITULO IV TiTULO Vv TITULO VI TiTULO-vIL TITULO vill TITULO Ix TITULO X TITULO Xt THTULO XII TITULO xi DISPOSICIONES GENERALES VIAS PUBLICAS Y OTROS BIENES DE USO COMUN DIRECTORES RESPONSABLES DE OBRA Y CORRESPONSABLES LICENCIAS Y AUTORIZACIONES PROYECTO ARQUITECTONICO SEGURIDAD ESTRUCTURAL DE LAS CONSTRUCCIONES CONSTRUCCION USO, OPERACION Y MANTENIMIENTO AMPLIACIONES DE OBRA DE MEJORAMIENTO DEMOLICIONES EXPLOTACION DE YACIMIENTOS DE MATERIALES PETREOS MEDIDAS DE SEGURIDAD VISITAS DE INSPECCION, SANCIONES Y RECURSOS Las. disposiciones relativas a disefio estructural (Titulo. VI) se refieren exclusivamente a aquellos requisites aplicables a cualquier material y sistema estructural y a los criterios generales de disefio que ‘se espera sean validos por. un lapso considerable. Este titulo incluye, ademds, disposiciones detalladas relativas a disefio por sismo y a disefio de cimentaciones, por ser temas de particular importancia en el Distrito Federal. Las disposiciones relativas a materiales y sistemas particulares se estipulan en Normas Técnicas Complementarias, las cuales tienen la misma validez legal.que el Reglamento pero pueden sor modificadas con mayor facilidad,.ya que requieren un proceso de legalizacién mas sencillo. En esta forma sera factible incorporar con prontitud a las Normas los nuevos procedimientos de construccién 0 de disefio que vayan siendo aceptados. En la Gaceta Oficial de! Departamento del Distrito Federal, se publicaron las siguientes normas en las fechas indicadas: = Normas Técnicas Complementarias para Disefio y Construccin de Estructura de Concreto, 26 de noviembre de 1987 = Notmas Técnicas Complementarias para Disefio y Construccién de Estructuras de Metélicas, 3 de diciembre de 1987 = Normas Técnicas Complementarias para Disefio y Construccién de Estructuras, de Mamposteria, 19 de noviembre 1987 ~ Normas Técnicas Complementarias para Disefio y Construccién de Estructuras de Madera, 10 de diciembre de 1987 = Normas Técnicas Complementarias para Disefio y Construccién de Cimentaciones, 12 de noviembre de 1987 + Normas Técnicas Complementarias para Disefto por Sismo, 5 de noviembre de 1987 = Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Viento, 29 de octubre de 1987 EI Instituto de Ingenieria, UNAM, edita esta serie de publicaciones donde se presentan los comentarios al Titulo VI del Reglamento de 1987 y a sus Normas Técnicas Complementarias, que ayudan a interpretar y explicar fa raz6n de ser de dichos documentos. Para algunas normas se incluyen ayudas de disefio formadas por tablas y graficas, a fin de evitar repeticiones laboriosas en el uso rutinario de los procedimientos prescritos, y ejemplos, que ilustran la forma de aplicar tales procedimientos. I material ha sido preparado por el personal técnico del Instituto de Ingenieria y de otras instituciones que intervino en fa elaboracién del Reglamento y de las Normas Técnicas. Se considera que estas publicaciones resultaran dtles tanto para la préctica de! disefio estructural como para la docencia en ese campo. COMENTARIOS EMILIO ROSENBLUETH* ROBERTO GOMEZ* * Investigador, Instituto de Ingenieria, UNAM RESUMEN Se comenta ampliamente cada una de las secciones de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo del Réeglamento de Construcciones para el Distrito Federal, versi6én de 1987. Se describen algunos de “los estudios que condujeron a las nuevas disposiciones reglamentarias. Se discuten los nuevos conceptos Y procedimientos y se marcan sus limitaciones. Se incluyen con- sideraciones sobre investigaciones futuras. ABSTRACT The Complementary Technical Norms for Earthquake Resistant Design of the Building Code for Mexico's Federal District. are. fully. commented.’ Some of the research work that led to the new xecommendations is described. New.concepts and procedures are discussed and their limitations are stated. Considerations for further investigations are given. INTRODUCCION Las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo deben aplicarse al disefio de todo edificio de los grupos Ao B que se pretenda construir en el Distrito Federal, asi como a aquellos cuya capacidad ante sismo deba revisarse y se ‘hallen en dicha entidad.. Las disposiciones incluidas en estas Normas tienen como objetivos : 1) Evitar pérdidas de vidas humanas y lesiones a seres. humanos durante cualquier evento sismico que pueda afectar al. Distri- to Federal. 2) Impedir, durante los temblores de frecuente ocurrencia, dafios en la estructura y en los componentes no estructurales, sin descartar la posibilidad de dafios durante sismos de intensi- dad excepcional y de ocurrencia poco frecuente. 3) Lograr que a raiz de todo sismo que afecte al Distrito Fede~ ral sigan operando las construcciones que prestan servicios esenciales. No obstante, 1a naturaleza de los temblores es a tal grado impredecible que nunca puede asegurarse que se logren cabalmente los objetivos enunciados. Los comentarios que a continuacién se presentan han sido revisa- dos teniendo en cuenta las opiniones de ingenieros activos en la practica profesional y de especialistas en el tema. Algunas de estas opiniones han dado lugar a modificaciones tanto en los comentarios como en las Normas, particularmente en lo rela- cionado con los efectos de torsién. Dada 1a importancia de este aspecto, se incluye en el presente texto un anexo sobre ese tema. La publicaci6én de las nuevas Normas en el Diario Oficial de la Federacién es inminente; por tanto, con objeto de justificar algunas de las nuevas recomendaciones y aclarar dudas que surjan durante su aplicacién, a continuaci6n se comenta cada una de las secciones que las componen. La numeraci6én empleada corresponde a la utilizada en las Normas. 1. NOTACION El’ significado de ciertos simbolos merece comentario. En par- ticular, con referencia a la fig 1.1, la relacién fuerza-defor- macién de cualquier entrepiso de un edificio puede diferir en los dos sentidos de una direcci6n dada. Ello suele implicar desigualdad en las aceleraciones del centro de masa requeridas en cada uno de los sentidos para que la estructura ceda ineldsticamente. Suponiendo que esta aceleracién se aplica est&ticamente pero que la distribucién de aceleraciones segGn la altura del edificio.es la que resulta de su andlisis sismico, se entiende por d la-diferencia en valor absoluto entre las acele- raciones. que producirfan la cedencia en. un sentido y en el opuesto. Las causas de esta asimetria pueden ser, por ejemplo: la incli- nacién del inmueble . (fig 1.2a), determinada disposicién de la estructura (fig 1.2b) 0 la accién de presiones asimétricas debi- das a 1Squidos o al suelo (fig 1.2c). En todos estos casos, la accién de la gravedad es favorable en un sentido y desfavorable en el opuesto, lo cual ocasiona la asimetria. En algunas estructuras de concreto reforzado se puede contra rrestar tal asimetria adoptando cierta disposicién asimétrica del refuerzo, pero en general no es facil hacer lo anterior cuando se presentan condiciones como las ilustradas en la fig fed Un’ simbolo que también conviene comentar es eg. Se relaciona con el centro de torsién, concepto que se trata en textos clasicos sobre resistencia de materiales. El centro de torsién de un entrepiso puede definirse como el punto por el cual debe pasar la fuerza cortante del entrepiso para que este no experimente torsién. Otro ‘ simbolo que merece comentario es Q. En este Reglamento,.a diferencia del anterior y de las Normas de Emergencia de 1985, Q no solo esté asociado a la ductilidad estructural, sino también al deterioro -efecto que puede llegar a contrarrestar gran parte de la capacidad extra en resistencia que suministra la ductili- dad- y a reservas de resistencia estructural que los métodos usuales de disefio no cuantifican. Fig 1.1 Relaciones asimétricas de fuerza-deformacién (a) Fig 1.2 Configuraciones estructurales con comportamiento asimétrico 2. ELECCION DEL TIPO DE ANALISIS 2.1 Analisis estdtico y din&mico SegGn lo dispuesto en esta secci6én, el método simplificado de la seccién 7 solo es aplicable a ciertos edificios con altura no mayor de 13 m. Para alturas entre 13 y 60 m, el disefio de edifi- cios se puede basar en un andlisis estético acorde con lo que marca la seccién 8. Para alturas superiores a 60 m, es obligato- rio realizar un anélisis dindmico segin se describe en la sec cién 9. En la literatura reciente se incluyen otros dos métodos de andlisis que cumplen con los requisitos de aplicacién del método estético: uno de ellos, el denominado cuasidinaémico (Aranda y Rasc6n, 1986), suministra una precisién muy superior a la del estético y se acerca mucho a la del andlisis modal; el otro (cruz y Chopra, 1986), con’base en una estimacién de pardmetros 12 de la estructura, permite decidir el grado de refinamiento que se debe emplear en el andlisis. Cualquiera de estos dos métodos puede utilizarse como, alternativa de los que sefiala el Regla- mento, siempre y cuando se calculen correctamente los parémetros necesarios y se sigan razonablemente los procedimientos sefiala~ dos. La obligatoriedad de emplear andlisis dinfmico para el disefio sismico de edificios con altura mayor de 60 m proviene de que el método estético puede no dar suficiente importancia a la contri- bucién de los modos superiores de vibracién en la respuesta estructural, sobre todo cuando el periodo fundamental de vibra~ cién sobrepasa de Tp o el edificio en cuestién tiene una altura considerable. Algo de este fenémeno se corrige tomando las aceleraciones horizontales de disefio como se especifica en el inciso 2c de la seccién 8 para el caso en que T excede de Tp, pero aun dicha correci6én es imprecisa y puede ser insuficiente cuando el periodo fundamental de vibracién es muy largo. ya sea que se emplee an&lisis estatico o dindmico para el disefio sismico, si el edificio est& cimentado en las zonas II o III del Distrito Federal, es optativa la aplicaci6n del apéndice de estas Normas Complementarias. 2.2 Método simplificado de andélisis Las limitaciones que ahora se fijan para que sea aplicable el 13 método simplificado de an4lisis sismico son m&s liberales que las que habia en el Reglamento de 1976. Actualmente se permite que los muros de carga sean de madera, que los diafragmas hori- zontales no sean losas de concreto reforzado siempre que tengan suficiente resistencia y rigidez, y que baste con una distribu- cién aproximadamente simétrica de los muros de carga cuando no existan dos muros perimetrales sensiblemente paralelos entre sf. La satisfaccién de algunas de las limitaciones queda a criterio de quien sea responsable del disefio estructural. En caso de duda, habr& de acudir a uno de los otros métodos de andlisis que se describen en estas Normas Complementarias. Con frecuencia se hallaré que el método simplificado produce disefios menos conservadores que los métodos m4s rigurosos. Esta aparente anomalfa, asi como la liberalizacién de los requisitos para que sea aplicable el método simplificado, obedecen al exce~ lente comportamiento sismico que en general han tenido las estructuras que cumplen con dichos requisitos. Esto es valido en lo que atafie a la experiencia habida con grandes temblores de foco lejano, como los de 1957, 1979, 1981 y 1985, y con los tem- blores de foco somero que frecuentemente ocurren en la zona de lomerios del valle de México, cuyos efectos solo han causado grietas pequefias aun en estructuras muy rigidas, pero no dafos mayores. 3. ESPECTROS PARA DISENO SIsMICO En Rosenblueth et al (1987) se describen los criterios y cAlculos que condujeron a establecer los espectros correspon- dientes a las tres zonas en que se divide el Distrito Federal segin su subsuelo. Para determinar dichos espectros se emplearon procedimientos deterministas y probabilistas, registros del tem- blor de 1985.9.19 y de varios otros sismos, f6rmulas semiempfricas de atenuacién, soluciones teéricas para las formas de los espectros de amplitudes de Fourier, andlisis unidimen- sionales de los efectos locales del suelo y teorfa de vibra- ciones casuales para pasar de espectros de Fourier a espectros de respuestas. Los resultados analfticos y numéricos se comple- mentaron adem&s mediante el an4lisis de registros de ruido ambiental en campo libre obtenidos por Kobayashi et al (1986a, 1986b) y Lermo et al (1987), que confirmaron lo asentado respecto a la bondad del anélisis unidimensional para predecir 16 periodos dominantes locales. Los anélisis bidimensio: nales todavia no habian avanzado lo suficiente como para cuantificar analiticamente los efectos de ondas superficial es, pero ya per- mitian asegurar que los periodos dominantes en cada sitio se pre decian adecuadamente con la teoria unidimensii onal aunque las amplitudes espectrales pudieran quedar escasas al aplicar esta teoria. Los espectros de disefo que especifica esta secci6én, ya sea para analisis estatico o para andlisis dinaémico, poseen una ancha porcidn horizontal lo cual podria hacer pensar que todas las estructuras cuyo periodo fundamental se halle en esta parte del espectro tendrian respuestas iguales; sin embargo, ese no e: sel caso: que esta porci6n sea plana obedece en parte a que las rigideces estructurales se deterioran ante la a [ccion des. ismos Y, como consecuencia, se alargan sus periodos naturales de vibracién. También con esta porcién horizontal algin grado de incertidumbre en los periodos en los naturales de vibracién de la estructura largo entre los dominantes del terreno. Asi, T que dan las Normas se cubren estos aspectos se busca c calculados, como en el en los valor y se incluye ubrir tanto mas es de una reduccién de 0.05 Ts que tiene por objeto considerar los etectos de la consolidacién regional del valle durante los pré decenios. xLMOS. Con respecto a la consolidacién, e1 estudio de distribucién de intensidades de danos en edificios realizado por Iglesias et al 17 (1987) con datos de efectos del temblor de 1985.9.19 ~confirmado con informacién sobre dafios causados por ese temblor a tuberias de abastecimiento de agua potable, asi como con la distribucién de dafios a edificios en 1957 y 1979- hizo concluir que hay una parte de la zona III (la porci6n del primer cuadro de la ciudad ocupada por las consttucciones aztecas y coloniales mas pesadas) donde los dafos son en. general apreciablemente menores que en el resto de dicha zona. En el’ estudio mencionado también se encontrd que en ciertas partes de la zona III y una pequejia porcién de la II la intensi- dad del movimiento del terreno habia sido significativamente mayor que en el resto de estas zonas, tanto en 1985 como en 1957 y 1979. Las. partes de mayor intensidad coinciden grosso modo con aquellas donde se supone una mayor amplitud de las ondas superficiales. Es probable que deba distinguirse marcadamente entre estas partes més vulnerables y el resto de las zonas II y III (fig 3.1). Por otro lado, informacién sismolégica reciente revela una parte de mayor amplificacién de los movimientos sismicos en una pequefia porcién de la zona III, préxima al rea sombreada en la carta de zonificacién del Reglamento, y otras partes de menor amplificaci6én. Sin embargo, los datos disponibles son insufi- cientes para justificar las disminuciones, asi que en la revi- sién de 1990 se opt6 por ignorarlas y tener en cuenta solamente la mayor amplificaci6n mencionada, extendiendo para ello el area 18 sombreada. Con base en la revisién de 1990, se muestran en la fig 3.1 las tres zonas y el area sombreada. También se consider6 improcedente aumentar el valor de c més all4 de los valores que contiene ahora el Reglamento para la zona III, pues en dicho Reglamento, adem&s de incrementar los coeficientes de disefio sismico, en muchos casos se disminuyeron los factores reductores de resistencia y los factores Q, se aumentaron algunas cargas vivas de disefio y se marcaron requi- sitos m4s rigurosos de detalles estructurales, incrementando asf de manera importante la resistencia de todos los edificios. El valor de 0.4, adoptado para el coeficiente sismico en la zona III, se bas6 en las interpretaciones de las experiencias del grupo de especialistas integrantes del Subcomité de Normas y Procedimientos de Construccién. Este proceder, no obstante su subjetividad, constituye la forma més viable para definir el nivel de seguridad de las obras que han de disefiarse de acuerdo con un reglamento. El valor mencionado implica una reduccién al 40% de la-ordenada m&xima del espectro de aceleraciones para 5% de amortiguamiento, calculado a partir del registro més intenso que se obtuvo en 1985. El grupo de especialistas también consider6é adecuado no reducir los valores de c para el resto de las zonas II y III pues se carece de bases analiticas fehacientes que justifiquen esa reducci6én. Por la misma raz6n, se opt6 por no reducir c en la 19 parte del primer cuadro de la ciudad, antes mencionada. Para puntos representativos de las tres zonas del Distrito Fede- ral, los valores de r que consigna la tabla 3.1 son apreciable- mente menores que los que se inferirfan directamente de los espectros de aceleraciones de diversos temblores (incluyendo el de 1985.9.19) y los que resultarian directamente de los anAlisis unidimensionales mencionados. Esta diferencia obedece a las siguientes consideraciones: 1, El disefio 6ptimo -el equilibrio entre inversi6n inicial para incrementar la seguridad de una obra y las pérdidas que pueda ocasionar su dafio o falla~ establece que cuanto menores sean las fuerzas por resistir mayores seraén los margenés de segu- ridad que se justifica tomar. Puesto en otros términos, si se han de resistir fuerzas m4s pequefias, cabe darse el lujo de disefiar ms conservadoramente para resistirlas. Ahora bien, cuando T >Tp, las ordenadas espectrales son funciones decre- cientes de r. De allf que proceda adoptar valores de este pardmetro més pequefios que los que resultarfan de ajustarse a las ordenadas medias de los registros 0 a las esperanzas de las ordenadas calculadas. 2. Generalmente sucede que cuanto mayor es el periodo fundamen- tal de vibracién tanto mayor es el nGmero de grados de liber- tad de la estructura que contribuyen a-las respuestas de esta y, en consecuencia, més desfavorable puede ser la distribu- 20 cién de las demandas de ductilidad que se requieren para resistir una familia cualquiera de macrosismos. Finalmente, los efectos P-delta son tanto ms importantes cuanto mayores son la altura de un edificio y su flexibilidad y, por ende, cuanto més largo es su periodo fundamental de vibracién. Dado que la posibilidad de inestabilidad de la estructura por efectos P-delta es algo que afin no se analiza con gran preci- sién, conviene ser tanto m4s conservadores en el. disefio por fuerzas laterales cuanto més largo sea el periodo fundamental de vibracién; esto se logra justamente reduciendo los valores de x que se adopten para disefar. Por otra parte, cuando se consideran el periodo dominante mas largo del terreno en el sitio de interés y la interaccién suelo-estructura, se disminuyen apreciablemente las incerti- dumbres en los periodos naturales de vibracién de la estruc- tura. Esto permite ser menos conservadores en el disefio, reduciéndo tanto los valores de c y el ancho de la porcién plana del espectro en buena parte de las zonas II y III como las ordenadas de las envolventes de los espectros de disejio en amplios intervalos de los periodos naturales de la estruc- tura para un valor dado de c. An4lisis més realistas también tendrian en cuenta los efectos que la interaccién suelo- estructura ocasiona en el amortiguamiento y en la ductilidad de las estructuras.° Sin embargo, afin falta investigar mas sobre estos temas antes de que se esté en posibilidad de dic- tar normas realistas y fidedignas que tengan en cuenta esos aL efectos (Rosenblueth y Reséndiz, 1987). De todo lo anterior se puede inferir la complejidad de las ta- reas necesarias para definir un espectro de disefio. No obstante, el Reglamento considera la alternativa de que los ingenieros estructuristas obtengan los espectros correspondientes a sitios y obras especificas, siempre y cuando se cumpla con niveles de seguridad razonables y los procedimientos utilizados reciban la aprobacién de autoridades en la materia. Sin embargo, experien- cias recientes han demostrado el mal uso de esta alternativa por lo que deber& suprimirse e1 empleo de 1a misma. Esta situaci6n errénea ha surgido de los siguientes factores : desconocimiento de las bases te6ricas sobre las que se apoyan los modelos unidimensionales para el c&lculo de las funciones de trasferencia; desconocimiento de conceptos de la teorfa de vibraciones casuales; mal manejo e interpretaci6én de los resul- tados de los programas de computadora que se usan comercialmente para estos fines, y pr&ctica defectuosa en la realizacién de pruebas de campo y de laboratorio necesarias para estimar las propiedades de los depdsitos de suelo. Es deéseable que en una futura edicién del Reglamento se propon- gan procedimientos detallados con bases teéricas fundamentadas que permitan emplear la alternativa que por ahora se debe supri- mir, sin olvidar la consideracién de criterios rigurosos de evaluacién de los procedimientos propuestos. Bosque de Chapultepec C, de lo Estrella “0 1000 2000 metros Fig 3.1 Subzonificacién de la zona del lago y de la zona de tran, sicién (Versién corregida en 1990) 4. REDUCCION DE FUERZAS S{SMICAS 4.1 Factor reductivo Seria impr&ctico -y, por tanto, esté fuera de consideraci6n- pretender que las estructuras resistieran los grandes temblores sin rebasar su intervalo de comportamiento eldstico. De hecho, se eligen los materiales de construccién atendiendo a su capaci- dad de deformarse ineld4sticamente sin fallar, es decir, a su ductilidad. Por ello, en disefio s{smico hay que tener en cuenta explicitamente la ductilidad de las estructuras, sin descartar con esto la posibilidad de usar dispositivos adicionales disipa- dores de energfa. No todo el exceso de la capacidad estructural real ante sismos, por encima de la cual se calcula convencionalmente, se debe a comportamiento dfictil. Hay estructuras cuya resistencia ante una sola aplicacién de carga se acerca al triple de la que 24 resulta de un andlisis convencional (Aktan y Bertero, 1984); es frecuente que la capacidad estructural real ante temblores de corta duracién sea muy superior a la calculada, aun cuando se trate de estructuras relativamente fragiles (Meli y Avila, 1987); en cambio, el deterioro que sufren ciertos materiales de construccién (como el concreto sin confinar y la mamposter{fa) cuando son sometidos a gran n&mero de ciclos de carga alternante puede contrarrestar mucha de la resistencia extra que suministra la ductilidad. Los primeros estudios sobre el comportamiento sismico de estruc- turas dictiles se realizaron en sistemas elastoplasticos con un grado de libertad sujetos a movimientos de banda ancha. En esas investigaciones se determin6é que, mientras el -periodo natural inicial del sistema no ‘sea excesivamente corto, las deforma ciones méximas en valor absoluto que sufren dichos sistemas son en promedio casi iguales a las que experimentan sistemas elasticos con el mismo periodo natural y grado de amortigua~ miento que los sistemas elastopldsticos tienen inicialmente (Newmark y Rogenblueth, 1971). Con referencia a la fig 4.1, si u designa el factor de ductilidad del sistema elastoplastico -es decir, el cociente de la deformacién maxima entre la defor- macién a la fluencia- entonces la fuerza maxima que desarrolla ese sistema es 1/u veces la que desarrolla el sistema elastico cuyas propiedades coinciden con las iniciales del que se consi dera. Por tanto, la aceleracién maxima en valor absoluto que se presenta en este sistema elastoplastico se obtiene dividiendo 25 entre » la que correspofide al sistema eldstico de referencia. De manera aproximada; este concepto es aplicable a edificios reales. Por otra parte, cuando el periodo inicial del sistema tiende a cero, las aceleraciones que experimenta dicho sistema necesaria- mente tienden a ser las del terreno, cualquiera que sea la rela~ cién fuerza-deformaci6n existente. Si se admite que la divisién de las aceleraciones entre u vale para periodos naturales mayo- res que Ta, y que es razonable una interpolaci6én lineal del fac~ tor reductivo entre 1 y u cuando T se halla entre 0 y Ta, se concluye que las aceleraciones horizontales adecuadas para un sistema el4stico han de dividirse entre u', siendo y'=» si ToTay w= 1+ (t/a) (u- 1) si T< TQ. Esta xreducci6n tiene como fin principal considerar el comporta- miento ineldstico de la estructura. La semejanza entre uy Qy entre u'y Q' podria hacer pensar que Q es el factor de ductilidad, pero no es asi; a continuacién se presentan las principales razones de ello, por las cuales ademas hubo de cambiarge“el nombré dél faétor"Q"segin™sé ésbdz6 al -co- mentar la secci6én 1: . Pafa’ la ‘zona’ dé’ maxitha*inteASidad**sismiea, las’ ordenadas éspectralés’ “éon'' Fespééto® a°laS8cudles' seshace la. reduccién (dividiéndolas ‘entre Q) ya’ éstan' reducidas 40%: O-poco 26 menos de las envolventes de los espectros de los temblores que se desea resistir. Seg{n este razonamiento considerado aisladamente, Q serfa igual cuando mucho a 0.4 veces el fac- tor de ductilidad. Pareceria reforzar esta conclusién el hecho de que las Q de nuestras Normas son casi iguales a la tercera parte de los factores reductivos que contiene el reglamento elaborado por la Sociedad de Ingenieros Estructu- ristas de California (Tentative Lateral Force Requirements, 1986) +: mientras estos factores varian entre 3 y 12, los del Distrito Federal se hallan entre 1 y 4, y las condiciones para su adopcién en disefio son comparables. El an&lisis de estructuras que disipan energia por histéresis sujetas a temblores de banda estrecha (como los del suelo blando del valle de México) muestra reducciones mucho mas draméticas en la proximidad del periodo dominante mas largo del terreno, en funcién del factor de ductilidad, que las que ocurren con temblores de banda ancha. cuanto mayor es la duracién de un temblor, tanto mayor es el deterioro que experimentan ciertos materiales de construc~ cién. Este efecto es m4s notorio en materiales de baja duc- tilidad como el concreto no confinado y la mamposteria. El deterioro contrarresta los beneficios dé la ductilidad. De ahf{ que, en comparacién con los espectros de respuesta calcu- lados determinista o probabilistamente (Rosenblueth et al, 25 entre uy la que corresponde al sistema eldstico de referencia. De manera aproximada; este concepto es aplicable a edificios reales. Por otra parte, cuando el periodo inicial del sistema tiende a cero, las aceleraciones que experimenta dicho sistema necesaria- mente tienden a ser las del terreno, cualquiera que sea la rela- cién fuerza-deformaci6n existente. Si se admite que la divisién de las aceleraciones entre » vale para periodos naturales mayo- res que Ta, y que es razonable una interpolacién lineal del fac- tor reductivo entre 1 y u cuando T se halla entre 0 y Ta, se concluye que las aceleraciones horizontales adecuadas para un sistema eldstico han de dividirse entre u', siendo u!=u si T2Tay wis 1+ (T/Ta) (v- 1) si T< Tae Esta reducci6n tiene como fin principal considerar el comporta~ miento inelastico de la estructura. La semejanza entre uy Qy entre u'y Q' podrfa hacer pensar que Q es el factor de ductilidad, pero no es asf; a continuacién se presentan las principales razones de ello, por las cuales ademas hubo de cambiarse el nombre del factor" Qsegin*se esboz6 al co- mentar la sééci6n 1: 1, Para la ‘zona’ dé' m&xima”intensidad® “sismica; las. ordenadas @spectrales’ “¢on’ réspecto’ a las cudles*sevhace™la. reduccién (dividiéndolas éntre Q) ya’ estén’ reducidas~’ al''-40% 0° poco 26 menos de las envolventes de. los espectros de los temblores que se desea resistir. Segiin este razonamiento considerado aisladamente, Q seria igual cuando mucho a 0.4 veces el fac- tor de ductilidad. Pareceria reforzar esta conclusién el hecho de que las Q de nuestras Normas son casi iguales a la tercera parte de los factores reductivos que contiene el reglamento elaborado por la Sociedad de Ingenieros Estructu- ristas de California (Tentative Lateral Force Requirements, 1986) : mientras estos factores varfan entre 3 y 12, los del Distrito Federal se hallan entre 1 y 4, y las condiciones para su adopcién en disefo son comparables. El anAlisis de estructuras que disipan energia por histéresis sujetas a temblores de banda estrecha (como los del suelo blando del valle de México) muestra reducciones mucho més dram&ticas en la proximidad del periodo dominante m&s largo del terreno, en funcién del factor de ductilidad, que las que ocurren con temblores de banda ancha. Cuanto mayor es la duracién de un temblor, tanto mayor es el deterioro que experimentan ciertos materiales de construc- cién. Este efecto es més notorio en materiales de baja duc- tilidad como el concreto no confinado y la mamposteria. El deterioro contrarresta los beneficios de la ductilidad. De ahf que, en comparaci6én con los espectros de respuesta calcu- lados determinista o probabilistamente (Rosenblueth et al, a7 1987) 0 los obtenidos de los registros del temblor de 1985.9.19, os espectros de disefio que establecen las Normas sean proporcionalmente més conservadores donde se esperan las mAs largas duraciones, sitios que adem4s coinciden con los de m&s alto valor de Tg; por lo mismo, dichos espectros son pro- porcionalmente mas conservadores en la zona III que en la II yenesta queen la I. videntemente, tal diferenciacién deberfa ser creciente con la susceptibilidad al deterioro ante carga alternante; sin embargo, no se reconoce asf en las Normas para no introducir una complicaci6n adicional. Siempre que no ocurra una falla de tipo fragil, la mayorfa de las estructuras posee reservas de capacidad ante carga lateral no consideradas en el disefio convencional (aktan y Bertero, 1984). Estas reservas son consecuencia de diversos hechos : del uso de factores reductores, Fr, de la resisten- cia que se utiliza en disefio; de que las resistencias reales de los materiales exceden en promedio a sus resistencias no- minales; de que las f6rmulas que se emplean para calcular la capacidad de una seccién de un miembro estructural ante di- versos tipos de solicitacién son conscientemente conservado- ras; y de que en el disefio, al redondear hacia nGmeros enteros de elementos de tamajios comerciales, se yerra sis- tem&ticamente del lado conservador. Asociar las reservas de resistencia a estos efectos es congruente con el concepto de probabilidad de falla y lo que ello implica. Las reservas son particularmente notorias ante perturbaciones de corta duracién. £1 resultado neto es que un aparente grado uniforme de seguridad conduce a grados que en realidad son variables y apreciablemente superiores, mismos que est&n englobados en los factores Q como adicién a los efectos de ductilidad. Estas reservas son especialmente significativas para estructuras cimentadas en la zona, lo cual refuerza los comentarios del pérrafo anterior. Reservas también importantes se deben a que, al realizar el andlisis convencional, en la modelacién estructural no se consideran elementos y/o efectos que contribuyen a la resis- tencia, como losas, firmes, muros divisorios y los efectos tridimensionales. Las estructuras que poseen doble lfnea de defensa ofrecen mayor seguridad ante sismo que las que solo tienen una. La doble linea se logra usando para la primera materiales rigidos y fr&giles y para la segunda marcos dfictiles capaces de tomar una porcién. significativa de la energia sismica. Esta praéctica permite emplear valores més elevados de Q en el .disefio sin que tales valores necesariamente coincidan con factores de ductilidad. La reduccién en Q' establecida para edificios que no cum~ plen con requisitos de regularidad refleja el resultado de la experiencia y de la intuicién. En efecto, se espera mejor comportamiento ante sismo de los edificios que satisfacen dichos requisitos; ademés, un examen de los efectos de tem- blores intensos recientes confirma en términos generales la menor vulnerabilidad de tales inmuebles. Sin embargo, no existen andlisis ni pruebas de laboratorio que fundamenten cuantitativamente la reducci6n de Q' en 20% para los edifi- cios menos regulares, asi que esta disposicién no necesaria~ mente implica que dichas estructuras desarrollan menores fac- tores de ductilidad. i SistemAticamente las aceleraciones horizontales en las bases de as construcciones son menores que en campo libre. Ello obedece a la interacci6n cinem&tica suelo-estructura: la ri- gidez de los cimientos en su plano hace que los desplazamien- tos del terreno se promedien marcadamente en cada instante, dando por resultado perturbaciones efectivas menores que las m&ximas, es decir, las que se registran en campo libre. 30 Fig 4.1Curva fuerza-deformacién de un sistema elastoplastico 5. FACTOR DE COMPORTAMIENTO SfSMICO Puesto que el valor de Q depende del sistema estructural, y en un edificio dado la estructuracién puede ser diferente en las @irecciones de anélisis, podrfa pensarse en utilizar distintos valores de Q en cada direccién. Otra situacién ambigua que se presta a disefar con el mayor valor de Q se presenta en edificios con marcos en algunos nive~ les y muros en otros. Por otro lado, debido a que los factores Q no solamente dependen de la estructuracién sino que también reflejan reservas que el andlisis convencional no tiene en cuenta, cabr{a considerar ~particularmente en edificios esbeltos- un valor de Q mis ele- vado en el disefio de la superestructura que en el de su cimenta- cién, lo cual seria contrario a lo que indica la experiencia 32 pues segin ella tal vez algunas cimentaciones exhibieron mejor comportamiento que el que las disposiciones reglamentarias pa~ recen implicar. En todo caso, aun si fuera licito violar estas disposiciones, el presente estado del conocimiento y el hecho de que la totalidad de lo que el Reglamento y las Normas Técnicas Complementarias establecen para el disefio sismico se basa en la hip6tesis de que se usar4 un mismo valor de Q en cada direccién de andlisis para toda la estructura, incluyendo su cimentaci6n, hacen improcedente la adopcién de valores distintos de Q para los diversos subsistemas estructurales. Es importante que, al revisar el comportamiento de una estruc- tura desde el punto de vista de los efectos P-delta y de los estados lfmite que est&n determinados por desplazamientos 0 deformaciones, no se haga la reduccién que proviene del uso de los factores Qo Q', ya que los efectos de la ductilidad no se reflejan en la magnitud de los desplazamientos espectrales pero si en la de las aceleraciones. Lo anterior vale también para reducciones provenientes de reservas en capacidad estructural. Los estados limite 4 los que se aplica el comentario anterior comprenden los de rotura de vidrios y otros dafios no estructu- rales determinados por las deformaciones de entrepiso en cor- tante y los choques con estructuras contiguas. Por consiguiente, las separaciones que deben dejarse entre un edificio y sus lin- deros y entre partes de un mismo edificio tampoco han de afec- tarse con factores Q y Q'. Sin embargo, si los desplazamientos 33 y deformaciones se han calculado empleando el método estético o el din&mico modal espectral con fuerzas reducidas, los valores calculados deben multiplicarse por Q para verificar las condi- ciones correspondientes a estados limite de servicio, las sepa raciones con estructuras colindantes y los efectos P-delta. En la revisi6n de la separacién entre construcciones vecinas, a los desplazamientos obtenidos como se indica en el parrafo ante- rior se deben agregar los desplazamientos calculados en funcién de la posicién del nivel en cuestién sobre el terreno. Esta exigencia pretende cubrir asentamientos diferenciales modera~ dos. A continuacién se comentan los requisitos que deben satisfacerse para poder usar Q = 4 1. Los marcos dGctiles tienen la capacidad de desarrollar las mas. altas ductilidades de todos los sistemas estructurales. La reduccién que la ductilidad pueda sufrir porque se recurra a muros o contravientos se ve contrarrestada por la doble linea de defensa, la cual suministra el requisito de que los marcos por si solos puedan resistir al menos la mitad de la fuerza cortante en cada entrepiso, como si los muros y con- travientos hubieran fallado totalmente. Para verificar este requisito, se debe llevar a cabo un andlisis del edificio considerando solo los marcos que lo componen. La magnitud de las cortantes de entrepiso obtenidas en dicho anlisis debe 34 ser mayor que el 50% de la fuerza cortante total. En el andlisis donde se tomen en cuenta los muros de concreto debe verificarse que estos sean continuos en su plano desde la cimentaci6n. Este requisito es semejante al anterior pero mis restrictivo pues, dada una capacidad en cortante, la energia que se disi- paria al fallar los muros de mamposterfa serfa apreciable- mente menor que la disipada en la falla de muros de concreto © contravientos de acero o concreto reforzado. Una causa frecuente de falla en edificios de varios pisos es la denominada “planta baja débil" 0, con mayor generalidad, “planta débil". No necesariamente ocurre cuando un entrepiso es m&s débil de lo que requerirfa un cédigo de construccién, sino cuando el resto de los entrepisos es demasiado resis- tente. Dado un movimiento del terreno, la situacién mis favorable es aquella en que la disipacién de energia por deformacién ineléstica se réparte uniformemente en todos los entrepisos.. Si todos los entrepisos menos uno, o menos unos cuantos, estén sobredisefiados, aquel o aquellos que no lo estén tienen que encargarse de la totalidad de la energfa que ha de disiparse en deformaci6n inelastica, lo cual les impone una enortie demanda de ductilidad: 35 Desde luego que el cuadro antes escrito es una sobresimpli- ficacién de la realidad. En primer lugar, no se disefa para resistir un temblor especifico sino una familia grande de posibles temblore: por tanto, la distribuci6n de resisten- cias que daria absorcién uniforme por histéresis en los di- versos entrepisos ante determinada perturbacién solo propor- cionaré en la realidad una aproximaci6én a esta uniformidad. En segundo lugar, el comportamiento real de las estructuras nunca es estrictamente elastopldstico; siempre hay cierta disipaci6n inelastica de energia en cada entrepiso antes de que alcance su.capacidad. ¥, en tercer lugar, la cantidad de energia que ha de disiparse histeréticamente no es estricta~ mente -constante; puede haber trasferencia a energfas que se traduzcan en deformacién ineldstica o por amortiguamiento (Zahrah y Hall, 1986). No obstante lo anterior, sigue siendo cierto que si -en rela~ cién con las fuerzas cortantes esperadas- todos los entrepi sos est&n sobredisefiados salvo uno o unos cuantos, la demanda de ductilidad que se impone a estos Gltimos es desmesurada- mente grande. De alli que, para que pueda aprovecharse un factor de ductilidad elevado, haya que asegurarse de que en ningGn entrepiso el cociente de fuerza cortante resistente entre el actuante sea muy inferior al promedio. Esta conclu- sién se ha confirmado en andlisis numéricos de gran cantidad de edificios, de cinco pisos ante la acci6n de movimientos del terreno semejantes a los que en diversos puntos del valle de 36 México se registraron en 1985.9.19 (Esteva y Lépez, 1988). Una estimacién burda del cociente mencionado se puede basar en la suposicién de que el edificio se comporta como una estructura de cortante. Asf, la fuerza resistente de entre- piso se calcula como la suma de las fuerzas cortantes resis- tentes de las columnas més las de los muros. 4. Para que puedan desarrollarse altos factores de ductilidad y sus beneficios no se pierdan por deterioro, deben satisfacer- se requisitos que se marcan en las Normas Técnicas Complemen- tarias de Concreto. Esencialmente estos tienden a asegurar, bajo la condici6n de que no se presente una falla fragil, que la capacidad de marcos y muros se alcanza por fluencia del acero de refuerzo longitudinal en tensién o bien del concreto en compresi6n si esta debidamente confinado. 5. Tratdndose de marcos met4licos, las limitaciones que tienden aasegurar su ductilidad sin deterioro significativo son tales que précticamente impiden que se presenten fallas frSgiles y pandeo ineléstico. (E1 pandéo inelastico comparte con las fallas fr&égiles el hecho de que la capacidad dismi- nuye répidamente en cuanto se alcanza la carga maxima; por tanto, se disipa poca energia en el proceso.) Los requisitos para el empleo de Q = 3 son parecidos a los ante- riores, salvo que pueden no satisfacerse el 1 0 el 3 y que, en 37 vez de marcos de concreto reforzado, cabe que haya losas planas siempre que su disefio asegure el desarrollo de una ductilidad razonable por impedir fallas muy concentradas en las intersec~ ciones losa-columna. 1 castigo a las losas planas obedece a que su comportamiento en el temblor de 1985.9.19 fue particular- - mente deficiente (Meli et al, 1986). A tal grado resultaron vulnerables estas estructuras que parecerfa no justificarse la adopcién de Q mayor de, por ejemplo, 2. Sin embargo, ha de reconocerse que antes de 1966 las disposiciones reglamentarias del Distrito Federal no inclufan losas planas, y que las dispo- siciones de 1976 y en particular las de 1966 eran seriamente deficientes al no exigir refuerzo suficiente en las intersec- ciones con las columnas y sobrestimar las rigideces laterales. En efecto, casi todo caso de colapso o dafio grave de estructura a base de losas planas a raiz del sismo de 1985.9.19 ha dejado ver la presencia de estas deficiencias en el andlisis o en el disefio. Por tal raz6n, y siempre y cuando se cumpla con los requisitos establecidos en las normas de concreto reforzado, no parece excesivamente optimista permitir Q = 3 Cabe comentar que el hecho de utilizar en el disefio factores de comportamiento sismico de 3 0 4 no asegura que ante sismos intensos o moderades los edificios no sufran dafio y, como conse- cuencia, no requieran trabajo de reparaci6én después de ocurrido el sismo. Los requisitos que permiten el uso de Q = 1 a 2 probablemente no merezcan mayor comentario como no sea sefialar que la mayor vul- nerabilidad de los muros de mamposterfa hechos con piezas huecas respecto a los fabricados con piezas macizas proviene de que, ante deformaciones relativamente pequefias, se desprenden las paredes de los bloques que constituyen dichos muros, lo cual los hace particularmente fragiles. CONDICIONES DE REGULARIDAD Tal como se expuso antes, las condiciones de regularidad que establece esta seccidén son el resultado de la intuicién fre- cuentemente confirmada por la experiencia. El objetivo de la presente secci6én no es prohibir la construcci6n de edificios que no cumplan con las condiciones de regularidad, sino dar recomen- daciones al respecto. Quizd se justifiquen los siguientes comen- tarios referentes a cada condici6n: 1. Con la condici6n de simetria o de simetr{a aproximada se tra- tan de limitar las torsiones que puedan presentarse. Si bien los métodos que se autorizan, excepto el método simplificado de andlisis, tienen en cuenta las torsiones que pueden intro- ducir las asimetrfas, cuanto mayor es la torsién en una estructura tanto mayor es la incertidumbre respecto a los resultados del anélisis. 40 Fue notorio el porcentaje de casos de colapso o dafio severo registrados en 1985 que correspondieron a edificios de esquina 0 por otra raz6n asimétricos (Meli et al, 1986). cuanto mayor sea la esbeltez de un edificio tanto mayores ser&n los momentos de volteo que este desarrolle, lo cual trae consigo mayor importancia de los efectos P-delta y pro- blemas en 1a cimentacién. De nuevo ello implica incrementos en las incertidumbres sobre los resultados del anlisis y frecuentemente modos de falla m&s_ peligrosos. Adem4s, a mayor esbeltez mayores efectos de las ondas superficiales con componente vertical del movimiento del terreno, perturbaci6n que no se tiene en cuenta explicitamente en el presente Reglamento ni en sus Normas Técnicas Complementarias. En edificios muy alargados, se pide a los sistemas de piso un funcionamiento eficaz como diafragmas para distribuir las fuerzas horizontales de inercia entre los subsistemas resis~ tentes verticales. La mayor flexibilidad y la menor capacidad de sistemas de piso muy alargados pueden disminuir la efi- ciencia de los subsistemas verticales, aumentar la incerti- dumbre sobre los resultados del andlisis e introducir nuevos modos de falla. La presencia de entrantes o salientes como las que mues~ tran las plantas de la fig 6.1 puede ocasionar flexiones en los sistemas de piso trabajando como diafragmas horizontales, 41 con lo que se incurre en situaciones semejantes a las de plantas excesivamente alargadas, as{ como en una disminucién en la eficiencia de la estructura para resistir torsiones, ya sea que estas provengan de asimetrias en masas, rigideces, amortiguamientos o resistencias, o sean inducidas por movi- mientos del terreno. Otro efecto que puede esperarse. en este tipo de plantas es el de concentraciones de esfuerzos en los vértices de las aberturas. 5. La escasez de rigidez o resistencia en los diafragmas hori- zontales puede ocasionar situaciones como las descritas a propésito de la tercera condicién de regularidad. De aqui la necesidad de verificar, asi sea empleando métodos toscamente aproximados, que la resistencia de tales diafragmas es ade- cuada y que su rigidez basta para no introducir modifica- ciones en las fuerzas que segGn el andlisis obran sobre los subsistemas verticales. En caso contrario, se deben modificar la rigidez y la resistencia en el disefio. 6. Condiciones como las que muestran las plantas de la fig 6.2 pueden disminuir la efectividad de los diafragmas horizon- tales o inducir excentricidades de dificil cuantificaci6n. Por otra parte, la variacién de posicién de las aberturas de un piso a otro puede exigir un estado de esfuerzos en los elementos verticales que sea dificil de cuantificar. 7, Las variaciones bruscas de masa de un piso a otro pueden 42 10. producir cambios en los. modos naturales de vibracién que invaliden el andlisis estitico de fuerzas sismicas y las aproximaciones comunes en anflisis modal, introduciendo asi incertidumbres en los resultados de los andlisis usuales. La estadistica de los dafios registrados en 1985 se asocia en un porcentaje alto de los casos a tal tipo'de variacién (Meli et al, 1986). Los argumentos que llevan a fijar. esta limitacién son los mismos que operan para la anterior. El propésito es evitar la presencia de columnas que, en una direccién o en ambas, trabajen como de doble altura o mas, situaci6n que conducirfa a una’ distribuci6n: de momentos fle~ xionantes muy diferente de aquélla con que se tiene mayor experiencia y que podria ademas inducir efectos P-delta de diffcil cuantificacién. Bjemplos tipicos de estas situaciones lo son las mezzanines articuladas o los pisos escalonados de algunos estacionamientos. De no respetarse esta limitacién, se tendrian estructuras para las cuales la experiencia no ha sancionado suficiente- mente los métodos usuales de an4lisis. Se ha propuesto que, en vez dei presente requisito, se limite la relacién de altu- ras de columnas en éntrepisos. consecutivos, pero ello tendria raz6n de ser solo en tanto que afectara las rigideces corres- pondientes. 43 11.Se retoman las consideraciones planteadas a propésito del primer requisito de regularidad. Fig 6.1 Entrantes y salientes 7 ‘ 1 1 1 i 1 1 1 u Fig 6.2 Planta con aberturas METODO SIMPLIFICADO DE ANALISIS Los coeficientes de cortante basal incluidos en la tabla 7.1 se obtuvieron de acuerdo con el método estético de andlisis que describe la seccién 8, aplicando la reducci6én que alli se per- mite en funci6n del factor Q y del periodo fundamental de vibra~ cién del inmueble. Se tomé Q = 2 6 1.5 segiin el tipo de muros conforme lo establecido en la seccién 5. El periodo fundamental se estim6 en funcién de la altura y del tipo de suelo de cimen- tacién. Los coeficientes para edificios en las zonas II y III resultaron muy préximos entre si; por tanto, se adopt6 su prome- dio para ambas zonas a fin de simplificar la tabla. La aplicacién del método simplificado conduce a disefios menos conservadores que los obtenidos con el método estatico, tanto por las aproximaciones empleadas para calcular los coeficientes de cortante basal como porque en el método simplificado no se 46 tienen en cuenta rigideces relativas, torsiones, momentos de volteo ni efectos P-delta. Esto se justifica para edificios con muros de mamposterfa pues la experiencia del desempefio de estos edificios ante sismo cuando satisfacen los requisitos para hacer aplicable el método simplificado ha sido excelente. La exten- sién del método a edificios con marcos de madera se ve justifi- cada en vista de que, con pocas excepciones, tales edificios han tenido también en otros pafses un desempefio muy satisfactorio y se les han asignado valores indudablemente conservadores de Q. (Las excepciones se refieren a construcciones de.madera atacada biolégicamente y al estilo de construcci6n que era frecuente en Jap6n, donde las casas se apoyaban en columnas asentadas, cada una sobre una piedra que hacfa las veces de cimiento.) 8. ANALISIS ESTATICO A continuaci6n se comentan todos los incisos de esta seccién. 8.1 Fuerzas cortantes El inciso estipula variaci6én lineal de las aceleraciones con la altura sobre el nivel en el cual cabe suponer nulos los despla~ zamientos de la estructura respecto al terreno. Esto es con- gruente con las hipétesis de que el modo fundamental de vibra- cién es casi una linea recta que pasa por el punto de desplaza~ miento igual al del terreno y de que el modo fundamental contri- buye con mucho a la mayor parte de las respuestas estructurales. La primera de estas hip6tesis es generalmente razonable, ya que suponer una variaci6én lineal de aceleraciones proporciona, de manera aproximada, la envolvente de las fuerzas cortantes de entrepiso. La segunda es congruente mientras el periodo funda- 48 mental no sea excesivamente largo, y deja de serlo si, por ejem- plo, >Tp. Sin embargo, en estas condiciones resulta conserva~ dor no disminuir las fuerzas horizontales en funcién de T, y tanto més moderado cuanto més largo sea T en comparacién con Tp. En términos generales se contrarrestan el efecto de los modos superiores de vibracién y el de tomar a c independientemente del periodo fundamental; por tanto, cabe esperar resultados satisfactorios de la aplicacién de la presente versién del método est&tico, aunque en general tales resultados pueden ser demasiado conservadores en las plantas inferiores de los edifi- cios muy flexibles y en toda la altura de los excepcionalmente rigidos. Por ello, cuando se aplica la versi6n del método estatico que describe el presente inciso, no se permite reducir la fuerza cortante basal en funcién del periodo fundamental de la estructura sino solo de su factor Q. A diferencia del reglamento anterior, en este Wo incluye el peso de los apéndices. Por otra parte, ya se coment6 la variaci6n de c segin la zona aludida del Distrito Federal, o segGn esté sombreada o no la parte de interés de la zona II en la fig 3.1. 8.2 Reduccién de las fuerzas_cortantes En el inciso a) se propone una férmula para calcular de manera aproximada el periodo fundamental en la direccién en que se 49 analiza. Esta f6rmula se denomina cociente de Schwarz (Newmark y Rosenblueth, 1971), después de sustituir 6.3 por 27. Dicho cociente suministrarfa resultados exactos si la distribucién de aceleraciones fuera la del modo fundamental; sin embargo, aun cuando solo toscamente se asemeja a este, tal cociente suminis~ tra una excelente aproximacién. La hipétesis que marca el inciso b) acerca de la distribucién lineal de aceleraciones con la altura sobre el nivel en que los desplazamientos son iguales a los del terreno, como en el proce- dimiento que describe el inciso 8.1, se ve justificada mientras el periodo fundamental de vibracién no sea demasiado largo. En este parrafo se permite ademas reducir la aceleracidén de acuerdo con las formas de los espectros de disefio, pero sustituyendo Q' por Q (Q' es el resultado de una interpolacién lineal del factor reductivo entre 1 y Q en funcién de T cuando este se halla entre 0 y Ta). El inciso c) especifica que, cuando T>Tp, en vez de la varia-~ cién lineal de la aceleracién de disefio, en lo alto del edificio se adopte una variaci6n cuadratica en funcién de la coordenada vertical. La variacién da proporcionalmente mayores acelera- ciones en las plantas altas, tanto mayores cuanto més grande sea el cociente T /Tp. 50 8.3 Péndulos invertidos La fig 8.1 muestra un péndulo invertido tipico, as{ como sus grados de libertad. Es claro que, adem4s de la traslaci6n hori zontal del extremo superior, se presentan giros de la masa del péndulo y estos inducen momentos flexionantes en la columna que deben tomarse en cuenta. Un andlisis estatico convencional da fnicamente la magnitud del giro ante la accién de una fuerza lateral de inercia, pero este giro ha de incrementarse precisa- mente por el efecto de la‘aceleraci6n angular de 1a masa. Del analisis de algunos péndulos invertidos representativos se con- cluye que el incremento es xegularmente del orden de 50% o menos; de ahf que se utilice el coeficiente 1.5 en la expresién para cuantificar el momento en cuestién. 8.4 Apéndices Practicamente todos los reglamentos del mundo que contienen dis- posiciones sobre disefio sismico de edificios fijan para los ele~ mentos a que se xefiere este parrafo coeficientes muy superiores a los correspondientes al resto del edificio. La raz6én de lo anterior es que frecuentemente ocurren fuertes amplificaciones dindmicas en los elementos de que se trata. Mas que fijar coef. cientes arbitrariamente grandes para el disefio de estos elemen- tos independientemente de su ubicacién en el edificio, como algunos reglamentos proponen, o fijar coeficientes constantes de amplificacién de las aceleraciones que se emplean para calcular st las fuerzas de inercia sobre las que se basa'el disefio del resto de la estructura, aqui se opt6 por-la amplificaci6én 1 + 4c'/ce que se estipula. El coeficiente c' no debe ser afectado por los factores Q 0 Q', ya que en el cAlculo de las fuerzas laterales se emplea el factor c/Q. Ello da como aceleracién de diseiio a nivel de desplante del edificio 1a que se habria empleado de apoyarse el elemento en cuestién directamente sobre el terreno. Cuando el elemento yace a ‘gran altura sobre el terreno, la amplificacién én aceleraciones tiende a 4. Este valor no abarca las m&ximas amplificaciones que se obtienen de andlisis dindmicos rigurosos de los ejemplos mis desfavorables que pueden presentarse, aunque si cubre la gran mayorfa de los casos de interés pr&ctico. La posible deficiencia en amplificacién se justifica con base en el razonamiento de que la falla de los elementos de que se trata es siempre mucho menos grave que la del edificio donde tales elementos est4n fijos. 8.5 Momentos de volteo La principal raz6n para permitir que se reduzcan en disefio los momentos de volteo caléulados como la integral del diagrama de cortantes de éntrepiso es que ‘este diagrama, si se hubiera cal- culado exactamente, constituirfa en rigor la envolvente de los que se presentan a lo largo de todo el temblor y aun después de terminado este. Seria demasiado conservador considerar el valor méximo de las integrales de los diagramas instanténeos igual a 52 la integral de su envolvente. En segundo lugar, debe notarse que aun. la envolvente de cortantes es casi necesariamente sobresti- mada por las fuerzas cortantes de disefio al menos en la mayorfa de los entrepisos, ya que estas, si se consideran adecuadas para disefio, no. pueden subestimar a la envolvente y solo por casuali- dad ser iguales a ella en vista de la gran cantidad de aproxima- ciones que conducen a su evaluacién. Los limites que especifica este parrafo son el resultado de gran nGmero de andlisis modales de edificios representativos (Busta- mante y Rapoport, 1964). La disposicién de que el momento de volteo no se suponga menor que el producto de la fuerza cortante en el nivel de que se trata por la distancia al centro de grave~ dad de las masas que se hallan sobre é1 asegura que se satisfard el equilibrio dindémico en-el Gltimo entrepiso del edificio. @ambién por equilibrio din&émico no se permite reduccién del momento de volteo en péndulos invertidos. 8.6 Efectos de torsi6én El anélisis estatico de estructuras sujetas a fuerza lateral dentro del rango .de. comportamiento lineal toma en cuenta, en forma parcial, las torsiones de entrepiso que se pueden causar, pero no da idea alguna de las torsiones que pueden aparecer cuando la.estructura ingresa al rango no lineal de su comporta~ miento. Para ilustrar los fenémenos que pueden presentarse, imaginese un edificio simétrico en cuanto a masas y rigideces 53 sujeto a movimiento sismico por traslacién de su base. Mientras no-'se rebasen los. limites de comportamiento lineal, no habra torsiones ‘de entrepiso, salvo las debidas a excentricidad acci dental. Sin embargo, si el comportamiento de la estructura es elastoplastico con limites de fluencia asimétricos en planta, apenas se alcancen estos 1fmites el edificio comenzaraé a vibrar en torsién, y esta-se incrementaré dindmicamente pues los momen tos torsionantes de-entrepiso aumentarén las deformaciones jus- tamente del lado’mds débil de la estructura. Hay pocos estudios publicados sobre este fenédmeno. En los mas recientes (Gémez et al, 1987; Escobar et al, 1989), se analizan modelos de edificios de un piso provistos de varios muros para- lelos, con comportamiento elastoplastico, diseflados segin el Reglamento y sus Normas Complementarias y se supone que un tem- blor actfia en la direccién de los muros. 1 temblor supuesto es semejante a los registros s{smicos obtenidos en el valle de México en 1985. Los anflisis del-modelo se llevaron a cabo suponiendo distribu~ ciones dsimétricas en planta de rigideces y resistencias. La asimetrfa en resistencias se gener6 cambiando las diferentes magnitudes de los momentos de fluencia de cada. uno de los ele- mentos resistentes; los distintos valores. de asimetria en rigi- deces se lograron fijando la posicién del, centro de rigideces en el centro geométrico de la planta y moviendo..1la posicién . del centro de masas hasta lograr el valor deseado. Este proceder 34 condujo en algunos casos a condiciones poco representativas de edificios tipicos (Damy, 1988); incluso fue eliminado el calculo de 1a excentricidad en resistencias, ey, en las nuevas Normas. Sin embargo, los resultados obtenidos revelaron varios aspectos importantes acerca de la respuesta sismica torsional inelastica de editicios, entre ellos: el efecto de la distribuci6n asimétrica en resistencias sobre las demandas de ductilidad de los modelos estudiados; el aumento en la ductilidad requerida para valores altos de Q; el efecto de las incertidumbres de las propiedades de rigidez y resistencia sobre las demandas de duc~ tilidad; la influencia en las demandas de ductilidad de la rela- cioén de las frecuencias trasiacional y torsional; y finalmente ja equivalencia aproximada -en ciertos rangos.de la respuesta- de modelos en. que 1a-excentricidad es causada por-una distribu- cin asimétrica de la masa con aquellos en los que la excentri- cidad es causada por una distribucién asimétrica de la rigidez. La rigidez y la resistencia de un muro o un marco ante carga lateral estan bien definidas en edificios de un piso. En los de mayor nfmero de niveles, tanto la rigidez como la resistencia dependen de la configuraci6n de las fuerzas laterales y varian incluso de un modo natural de vibracién a otro. Los valores que es razonable emplear en esta parte del andlisis son los corres- pondientes a las distribuciones de fuerzas cortantes y de momen- tos de volteo de diserio, obtenidos como lo especitica el resto del presente articulo. 5S Se especifica también que la excentricidad torsional de disefio para cada elemento resistente se considere igual a la que resulte m&s desfavorable entre 1.5e, + 0.Ib y @g - 0-1b. EL factor 1.5 proviene de la amplificacién dindémica que experimenta la excentricidad calculada estdticamente, mientras que 0.1b es una excentricidad -denominada accidental- que se debe a dos conceptos: el primero son las variaciones impredecibles y, por tanto, aleatorias que hay en las rigideces reales comparadas con las que resultan del cAlculo (Bustamante y Rosenblueth, 1960; Elorduy y Rosenblueth, 1966); e1 segundo alude a que los’ movi- mientos del terreno tienen siempre componentes de rotacién, incluso con respecto a un eje vertical (Newmark, 1969; Newmark y Rosenblueth, 1971), que no se consideran explicitamente en el anflisis. La amplificacién dindmica de 1.5 resulta escasa en ciertos casos donde eg es mucho menor que b, pero en ellos la excentricidad accidental cubre el exceso en amplificacién dinémica. La raz6n para no afectar eg de ninguna amplificaci6n en la expresi6n correspondiente al limite eg - 0.1b es que hay casos donde la amplificaci6n dindémica resulta insignificante. Por otra parte, los efectos de la torsién ineldstica son mas pronunciados cuanto mayor sea la Q de disefo. Por ello en las Normas, a fin de reconocer los incrementos de ductilidad en estructuras con Q mayor o igual a 3, se adopt6 el limite de 0.2b para la excentricidad torsional. 56 Finalmente, este parrafo incluye disposiciones que tienen en cuenta, asf sea de manera toscamente aproximada, la torsién que obra en entrepisos distintos del que se considera. Estas dispo- siciones no se basan en andlisis cuantitativos; en defensa de ellas solo puede argiiirse que parecen razonables. En efecto, en una torre simétrica unida asimétricamente a cuerpos bajos, el c&lculo explicito del momento torsionante mediante andlisis esttico daria cero en todos los entrepisos arriba de los cuer- pos bajos. Sin embargo, evidentemente las torsiones de las plan- tas inferiores hacen vibrar a la torre en torsi6n y no hay entrepiso que est€ exento de ella, independientemente de la tor- sién accidental que también aparecerfa en 61. De igual manera, si algunas masas de los pisos superiores tuvieran excentricidad en un sentido y las demas en sentido opuesto, podria suceder que de cierto nivel hacia abajo el anAlisis convencional estatico arrojara excentricidades practicamente nulas, aun cuando las vibraciones rotacionales de las Gltimas plantas harfan vibrar toda la torre en torsi6n y serfa importante protegerla contra este fendmeno. 8.7 Efectos de segundo orden Una manera aproximada de tener en cuenta los efectos P-delta en edificios consiste en analizar primero la estructura ante las fuerzas laterales de disefio despreciando estos efectos; después, calcular la configuracién de la estructura deformada; a conti- nuacién, amplificar en cada entrepiso la fuerza cortante y los S87 momentos que se hayan calculado en los extremos de las columnas, asi como la diferencia en desplazamientos horizontales relati- vos, y dividir todos estos valores entre 1 -aj ¥jWi/Vj (¢ es un coeficiente ligeramente mayor de 1 y que casi invariablemente resulta conservador suponerlo igual a 1.2, y es el cociente de la diferencia entre desplazamientos horizontales en los pisos que delimitan al entrepiso en cuestién dividida entre la altura del entrepiso, Wes el peso de lo que se halla arriba del entre- piso -incluyendo cargas miertas y vivas- multiplicado por el factor de carga correspondiente para disefio por fuerzas late- rales, Ves la fuerza cortante de disefio que se calcul6 en el entrepiso en cuestién, i se refiere al iésimo entrepiso), y finalmente satisfacer de nueva cuenta el equilibrio en cada nudo de la estructura (Rosenblueth, 1966). Considerando todas las aj iguales' a 1.2, se concluye que el Ifmite »j <0-08Vj/Wj estable- cido en este inciso para que puedan despreciarse los efectos P-delta equivale a admitir la introducci6én de errores no mayores de 10% “del lado de’ la inséguridad en las fuerzas cortantes y momentos flexionantes de disefio. En el cAlculo de los desplazamientos laterales para determinar si han de tenerse en cuenta los efectos P-delta y en su caso cuantificarlos, deben incluirse los desplazamientos debidos a cortantes de entrepiso, al acortamiento y alargamiento de colum- nas y flexién de muros por momento de volteo y, si se acude al apéndice de las Normas, a rotaciones de la base por interaccién suelo-estructura. 60 8.11 Comportamiento asimétrico El significado de los conceptos que aqui intervienen se explicd en relacién con la seccién 1. La especificacidn se basa en una interpretacién de los resultados obtenidos en un estudio rela- tivo a la respuesta sismica de modelos simplificados de edifi- cios realizado por Ruiz et al (1987). Sin embargo, investiga ciones recientes (Ruiz y Rosas, 1990) revelan que la especitica- cin propuesta es poco conservadora; por tanto, se debera modi- ticar en la préxima versi6n de las Normas. Fig 8.1 Péndulo invertido 61 Cargo vertical Fuerza de inerciaS Aceleracién del terreno Fig 8.2 Superficiede falla bajo la cimentacién ‘ , 9 ANALISIS DINAMICO 9.1 An&lisis modal El requisito de .analizar por lo menos los tres primeros modos naturales de traslacion en cada direccién de an@lisis puede en apariencia ser. innecesariamente exigente cuando se trata de estructuras de. corto periodo fundamental. Sin embargo, esta con- dicién queda cubierta por la posibilidad de usar el método estatico de analisis, el cuasidindmico o la serie de soluciones de precisi6n creciente debida a Cruz y Chopra, como se comenta a proposito de la seccion 2, Las disposiciones de esta seccidn son aplicables, aun cuando sé analice | el . edificio con programas de computadora que reconozcan explicitamente el. acoplamiento entre los grados de libertad por traslacion horizontal y por rotaci6n con respecto a un eje ver- tical. En estas situaciones, el enésimo modo natural de vibra~ 64 ci6én en determinada direccién de andélisis ha de interpretarse como el modo, con reconocimiento explicito del acoplamiento, que mayor semejanza guarda con el modo a que se refieren las Normas. Sin embargo, en tales condiciones las disposiciones referentes a torsién deben interpretarse segtin se expresa a continuacién. El uso del andlisis modal con ordenadas espectrales reducidas, como se especifica en esta seccién, implica una aparente contra~ diccién. Por una parte, la aplicabilidad rigurosa del andlisis modal se basa en la validez de la hipétesis de comportamiento lineal; por otra, la reduccién de las ordenadas espectrales obedece en buena medida al reconocimiento del comportamiento no lineal. La contradicci6én se resuelve suponiendo que el artifi- cio adoptado suministra una aproximaci6én a las respuestas de las estructuras reales. Sin embargo, para que esta aproximacién sea aceptable se necesita que, sobre todo cuando se adoptan valores elevados de Q, la disipacién de energia por comportamiento inel&stico sea marcadamente uniforme en la mayor parte de la estructura y que las torsiones de entrepiso en condiciones no lineales guarden cierta relacién con las que obran en condi- ciones de comportamiento lineal. De aqui que, cuando se use el andlisis modal, se exija respetar la disposicién que se estipu- la, al describir el método estatico de andlisis, sobre distribu- cién del cociente de cortante resistente entre el actuante a lo alto del edificio. 65 Cuando en el andlisis modal se emplea la simplificacién consis~ tente en despreciar acoplamientos entre los desplazamientos ho- rizontales en direcciones ortogonales y entre estos y las rota~ ciones con respecto a un eje vertical o cuando por simetria de la estructura no se presentan nominalmente dichos acoplamientos, es evidente que deben respetarse todas las disposiciones de la seccién 8 en lo referente a torsiones de entrepiso. En cambio, si se reconocen explicitamente los acoplamientos mencionados, bastaré con tener en cuenta lo que se especifica respecto a la torsién accidental de 0.1b, pues ya se estaran incluyendo en el an4lisis la amplificaci6n dinamica y las oscilaciones rotacio-— rales en cada entrepiso causadas por excentricidades en uno o mas del resto de los entrepisos. La f6rmula incluida en la presente secci6én para combinar las respuestas modales como la rafz cuadrada de la suma de sus ‘cua- drados es aplicable mientras las frecuencias de los modos natu- rales de vibracién que contribuyen significativamente a las respuestas de disefio disten lo suficiente entre ellas. Las dife- rencias que debe haber entre dichas frecuencias para lograr una precisién dada dependen de 1és grados dé amortiguamiento de los modos en cuestién y de la duraci6n del movimiento (Rosenblueth, 1951). Para situaciones donde cabe esperar frecuencias con valores cer~ canos entré si -por éjemplo': édificios simétricos o con apén- dicés- procéde emplear “la siguiente expresién (Newmark y Rosen- 1 i j j { | | | | i | { 68 9.2 Analisis paso a paso En el andlisis tridimensional paso a paso donde se trata explicitamente el comportamiento no lineal procede ignorar todas las disposiciones de las secciones 5 y 8 referentes a la uni-~ formidad del cociente de cortante resistente de entrepiso a cor~ tante actuante y a torsién de entrepiso, excepto la concerniente a la inclusién de una excentricidad accidental de 0.1b. Lo mismo vale para estructuras doblemente simétricas en planta pues en ellas no hay, nominalmente, acoplamiento entre los tres gra- dos de libertad que se asignan a cada piso. Sin embargo, cuando cabe esperar que se presenten los acoplamientos mencionados y en el andlisis se decide ignorarlos, llevando a cabo los cAlculos como si la estructura se comportara bidimensionalmente para cada una de las dos direcciones horizontales de andlisis, entonces deberan tenerse en cuenta todas las disposiciones de la seccién 8 sobre torsi6n de entrepiso. 9.3 Revisi6én por cortante basal La disposicién enunciada en la seccién 9 para que la fuerza cor- tante basal no se suponga menor del 80% de la que arrojarfa un andlisis estético (incluida la opcién que toma en cuenta el valor del periodo fundamental), cualquiera que sea el resultado del andlisis dindémico que se haya realizado, obedece a dos con- sideraciones. La primera es que los andlisis dindmicos se pres- tan mis a error que los est&ticos; en caso de error importante 69 del lado de la inseguridad, se tiene asf cierta proteccién. La segunda es que la mayor parte de lo que se sabe sobre el desempefio de las estructuras sujetas a temblor tiene un caracter empirico basado en el andlisis estético de las estructuras que han sufrido accién sismica. Esta Gltima consideraci6n, aunada a que la incertidumbre que se asocia al modelado de las estructu- ras irregulares es mayor que la de las regulares, hace que se conserve la disposicién relativa a la reduccién de Q' estable- cida en la seccién 4 para el disefio de las estructuras irregu- lares aun cuando se las analice dindmicamente y se piense que, por tratarse de un andlisis ms refinado que el estatico, pudiera adoptarse un criterio menos conservador. 9.4 Efectos bidireccionales La disposici6n que se refiere a la combinaci6n de los efectos de los dos componentes horizontales del movimiento del terreno para los cuales se analiza la estructura obedece a la misma conside~ raci6n establecida en el andlisis estatico. 10. ANALISIS Y¥ DISENO DE OTRAS CONSTRUCCIONES NUEVAS La intencién de limitar el presente cuerpo normativo a edificios obedece en parte a que la mayorfa de las estructuras de otra indole que se construyen en el Distrito Federal -puentes, pasos a desnivel, conductos subterraneos, etc- pertenecen al dmbito de las obras pGblicas y su disefio puede estar regido por otras dis- posiciones dirigidas a usuarios que no necesariamente son los que se encargan del disefio de, edificios, y en parte a que la preténsién de abarcar tanto edificios como la totalidad de estos otros tipos de estructura en un solo documento lo habria hecho demasiado voluminoso y de mas dificil asimilacién. De ninguna manera ha de suponerse que las disposiciones que con- tiene esta seccién, incluso la de que sean congruentes con el resto de las normas complementarias redactadas teniendo en mente a los’ edificios, bastan para definir integramente los criterios 72 aplicables en cada tipo de estructura. La manera de llevar a cabo la aplicacién no est4 univocamente determinada; ademas, hay conceptos que no admiten aplicacién directa. Si en esta seccién se consignan algunas disposiciones para el disefio de tanques, péndulos invertidos, chimeneas y muros de retencién es solo con el fin de asegurar que se respetaran tales disposiciones cuando se elaboren procedimientos reglamentarios, pues en ellas se incluyen resultados de andlisis que de otra manera pudieran olvidarse. 10.1 Tanques, péndulos invertidos y chimeneas Mientras que en el diseiio de edificios se pedfa que a los efec- tos de un componente horizontal del movimiento del terreno se sumara o restara el 30% de los efectos del componente horizontal perpendicular a 61, en el disefio de tanques, péndulos invertidos y chimeneas el porcentaje de esta fracci6én de los efectos del componente perpendicular se eleva a 50. La diferencia proviene de que un edificio doblemente simétrico en planta, al sacarlo de su configuracién de equilibrio est&tico y dejarlo que vibre libremente, describe oscilaciones solo en la direccién en que se le imprimieron desplazamientos iniciales; sin embargo, al hacer lo mismo con una de las estructuras a las que se refiere la pre- sente disposicién, al cabo de algin tiempo dicha estructura estaré oscilando con fuerte componente perpendicular a la direc- cién inicial, aunque sea infinitesimal su grado de asimetria. Por ello, en estas estructuras adquiere mayor importancia el 73 efecto. del-movimiento del terreno en direccién perpendicular a aquella que se analiza (Rosenblueth, 1973). Como criterio complementario para el disefio sismico de chimeneas procede consultar el Manual de Disefio de Obras Civiles de CFE (1987). una idealizacién generalmente satisfactoria para el anélisis dinamico de tanques consiste en sustituir el ligquido almacenado por una masa rfigida y una o dos masas ligadas horizontalmente con un resorte eldstico (Housner, 1963; Newmark y Rosenblueth, 1971). Este modelo (fig 10.1) suministra buenas aproximaciones a las presiones laterales hidrodindémicas que el 1fquido ejerce en las paredes del tanque; no obstante, si los momentos que si- multdneamente obran en el, fondo del recipiente pueden ser impor- tantes para el disefio de este, tales momentos requieren conside- racién explicita, sta es la raz6n por la cual asi se especi- fica en la presente secci6n. 10.2 Muros de retencién Lo que se establece para el disefio de muros de retencién supone una amplificacién dinémica de 4/3 respecto a la aceleracién ho- rizontal a que se ve sujeto el suelo retenido, habiendo ya afec- tado dicha aceleracién con un factor de 0.4. El criterio es sumamente burdo y, aunque puede bastar para el disefio de obras de poca importancia y de aquellas donde los empujes del suelo no 74 sean del todo determinantes en el disefio, frecuentemente se jus- tificarén criterios mas refinados. Al respecto puede acudirse al trabajo de Arias et al (1981). K/2 kK/2 PA _ [7 | Fig 10.1 Modelo de masas equivalentes para el andlisis sismico de tanques il. | ESTRUCTURAS EXISTENTES Las disposiciones de esta seccién en lo referente al factor de comportamiento’ sismico Q dejan mayor latitud que las correspon- dientes a estructuras nuevas. Asi tiéne que ser en vista de que los detalles constructivos e incluso los materiales mismos de construccién no necesariamente se fijaron de conformidad con las nuevas Normas. En este caso cabe un mayor ejercicio del crite- rio que en el disefo de estructuras nuevas, tanto porque las exiStentes pueden ya haber pasado la prueba de verse sujetas a uno o m4s temblores intensos como porque este mismo hecho segu~ ramente las dafié en algfin grado aun cuando ello no se detecta a Simple vista. Adems, el equilibrio 6ptimo entre el costo de suministrar determinada seguridad contra la accién sismica y las consecuencias dé esa accién puede dictar un grado de seguridad para estructuras existentes distinto del que corresponde a las nuevas. Sin embargo, no cabe dejar esta latitud de criterio al 76 total arbitrio de quien aplica el Reglamento y las Normas Técnicas Complementarias. De ahi la necesidad de que la dife- rencia entre el criterio que se desee aplicar a una estructura existente y los que se adopten para estructuras nuevas cuente con la aprobacién del Departamento del Distrito Federal. La disposicién referente al efecto de desplomes en la capacidad sismica estructural resulta de la aplicacién directa de lo que se especifica en el inciso 11 de la seccién 8 para estructuras cuya capacidad ante carga lateral difiere en los dos sentidos de la direccién en que se analiza. Tratdndose de estructuras en cuyo andlisis sismico se emplea el método simplificado, Q vale 1.5 6 2.0 segfin la naturaleza de los muros de carga. Por sen-~ cillez se supuso Q = 2.0 para sustituir 1 + 10f por 1 + 5Qf. El permitir que se adopte en ciertas condiciones el valor de Q que corresponde a los elementos estructurales adicionales para estructuras que se refuercen constituye una concesién con el fin de no encarecer su refuerzo excesivamente. Al hacer esta conce- sin se admite que podra dafiarse ligeramente la estructura existente, pero se protege su estabililidad con los elementos que se adicionan. Debe, sin embargo, verificarse que las fuer- zas verticales y horizontales se trasmitan adecuadamente para que.la estructura existente no falle ante ninguno de estos sistemas de fuerzas. APENDICE Al. Alcance La principal intenci6n del apéndice es dar un primer paso en la consideracién explicita de la interaccién suelo-estructura, li- mitando esta consideracién a su efecto en el periodo fundamental y en el modo fundamental de vibracién en la direccién que se analiza y a lo que dicho efecto implica. Con este apéndice tam- bigén se pretende reconocer la dependencia de los espectros en cada sitio con respecto al periodo dominante més largo que ca~ racteriza al sitio. Dado que solo en las zonas II y III del Dis- trito Federal estos efectos son significativos, se excluye la aplicacién del apéndice a estructuras cimentadas en la zona 1. Al confinar el reconocimiento de la interaccién suelo-estructura a sus efectos en el modo fundamental de vibracién y en su perio- do, se ignoran los efectos de dicha interaccién en los modos y 78 periodos naturales superiores, en el amortiguamiento y en la ductilidad. Los efectos en los modos y periodos naturales superiores de vibracién son generalmente pequefios. Bielak (1969) ha demostrado que tales efectos son nulos si el modo fundamental es un conjunto de desplazamientos horizontales proporcionales a la altura sobre el desplante de la estructura y esta hipétesis, si bien no se cumple con estricto rigor en la practica, sf cons- tituye una buena aproximaci6én en la mayorfa de los casos de in- terés. Ignorar los efectos de la interaccién en el amortiguamiento introduce errores del lado de la seguridad, mientras que ignorar los efectos en el factor de ductilidad introduce errores. del lado de la inseguridad.- tampoco se tienen-en cuenta los efectos de 1a interaccién en la rotacién de la base con respecto a su eje vertical. $i por ahora se ha decidido ignorar todos estos fendmenos es en parte por sencillez, en vista de ser esta la primera ocasién en que en nuestro pafs un reglamento incluye la consideraci6n explicita de 1a interaccién; en parte también porque aGn falta calibrar todas las implicaciones que tendrfan los efectos que no se consideran, y en parte porque no se dis- pone de herramientas. fidedignas para cuantificar los componentes de la excitacién sismica que obran segiin los grados de libertad de rotacién de la base. En el Instituto de Ingenieria de la Universidad Nacional Auténoma.de México, se hallan en proceso diversas investigaciones tendientes a dilucidar estas cues~ tiones. Es de esperarse que en ediciones posteriores de las Nor- 79 mas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo se cubran dichas cuiestiones de manera m&s ambiciosa y satisfactoria que en la presente. A2. Notaci6n adicional La totalidad del apéndice est& redactada como si las direcciones horizontales de andlisis: coincidieran con las de dos planos ver- ticales principales de la cimentacién y de la estructura, prin- cipales ‘en cuanto a que, al vibrar tal estructura segGn una de las direcciones mencionadas, no se presenta acoplamiento con desplazamientos en la‘ direcci6n horizontal perpendicular a ella ni’ con rotaciones con respecto a un eje vertical. Se da por sentado pues que, de analizarse dindmicamente, se despreciarén tales posibles acoplamientos. Se supone que los planos verticales mencionados pasan por el centroide de la su- perficie de desplante. En estas condiciones, los ejes con €specto ‘a los que se calculan los momentos de inercia I-y J son las intersecciones de la superficie de desplante con los planos verticales referidos. Si la estructura se analiza dindmicamente considerando explicitamente los acoplamientos a que se ha hecho referencia, valen los comentarios que al respecto se hicieron en Ya secci6n 9. Con fines de aplicacién del apéndice, el peso Wo’ incluye el de los cimientos menos el del volumen de suelo desplazado por la 80 subestructura. Con este mismo criterio han de calcularse los momentos polares de peso, J, en ambas direcciones. Las constantes eld4sticas Ky y Ky definidas en-la presente sec~ cién son las rigideces de los resortes que se introducen en el andlisis como equivalentes a la deformabilidad del suelo, segGn se ilustra esquemfticamente en la fig A2.1 para estructuras con losa corrida de cimentaci6n o para la direccién de mayor dimen- sién de zapatas corridas si-se desplanta la estructura sobre estas. Kyj es la rigidez del iésimo resorte vertical que se toma como equivalente a la deformabilidad del suelo en direccién ver- tical cuando la estructura se apoya sobre zapatas aisladas o en la direccién de la dimensi6n menor de las zapatas corridas si la estructura se apoya en estas. A3. Del tipo de andlisis Se excluye la posibilidad de aplicar el apéndice cuando se emplea el método de andlisis simplificado, ya que la finalidad del apéndice es mejorar el c&lculo del modo y periodo fundamen- tales de vibracién en la direcci6n analizada, o al menos del periodo fundamental en esa direccién, yen el método simplifi- cado no se consideran explicitamente los periodos naturales de vibracién. 81 Aa. Espectros para disejio sismico En dos aspectos, el disefio sismico de una estructura en las zonas II o III del Distrito Federal puede resultar menos conser- vador cuando se aplica el apéndice que cuando el uso de las Nor- mas Técnicas Complementarias se limita al cuerpo principal del texto. En primer lugar, si se conoce el periodo dominante mas largo del sitio de interés, Ts, el valor de c puede ser menor que el que se requerirfa de no aplicarse el apéndice. En segundo lugar, al tener en cuenta la interaccién suelo- estructura, el ap€ndice permite conocer el periodo fundamental de vibracién dé la estructura con mayor precisién que si se ignora dicha interaccién y ello a su vez puede permitir emplear ordenadas espectrales, a,. menos conservadoras para un valor dado de c. En ningGn caso debe modificarse el valor del exponente en las expresiones para el cAlculo de tales ordenadas. El valor de Tg en cada sitio donde se conoce este periodo puede obtenerse de la fig A4.1, que ya se comenté a propésito de la secci6n 3. Donde se desconoce Tg porque el sitio de que se trata cae fuera del 4rea cubierta por la fig A4.1, puede calcularse este periodo realizando un andlisis unidimensional de ondas SH que incidan verticalmente en la roca basal, y verificar los resultados con registros locales de vibraciones ambientales; el andlisis debe basarse en informaci6n local sobre estratigrafia, densidades del: suelo y velocidades de ondas de corte. Este pro- ceder permite: identificar con. buena precisién los periodos domi- 82 nantes del sitio pero no las amplitudes ni las formas espec- trales pues, al confinarse el andlisis a un modelo lineal unidi~ mensional de ondas SH con trayectoria vertical, se desprecian los efectos de la incidencia oblicua de las ondas de corte, los de las ondas P y SV, los de las ondas superficiales y los del comportamiento no lineal del suelo. De todos ellos, los mds importantes son los debidos a ondas superficiales; sin embargo, gracias a que los periodos dominantes de estas practicamente coinciden con los de las ondas SH de trayectoria vertical, se obtienen buenas estimaciones de Ts. Inicialmente, se hard referencia a las partes de las zonas IT y 111 que no estén sombreadas en la fig 3-1. De acuerdo con la expresién planteada én esta seccién para calcular ¢ en “funci6n de Tg, se obtiene la variacién que muestra la fig 4.2. En ella se marcan las fronteras entre las zonas I y II y entre la IT y la ‘ITT como si coincidieran con las lineas correspondientes a 5 = 0-5 y 1.0 s respectivamente, lo cual es aproximadamente cierto a muy grandes rasgos. Segiin se aprecia en esa figura, el reconocimiento explicito de Ts en cada sitio conduce, para edi- ficios del grupo B, a valores de c comprendidos entre 0.40 y aproximadamente 0.32 en la zona III si Ts varia de 2.0 a 1.0 S» y hasta c = 0.28 si Tg = 5-0 s 0 varia, grosso modo, entre 0.19 y 0.32 s en la zona II, valores que han de compararse con 0.40 y 0.32 en las zonas III y IT, respectivamente, si no se aplica el apéndice. Se concluye que, en la zona III, el uso del apéndice puede hacer factibles reducciones hasta de 31% en cy ¥ hasta de 83 41% en la zona II. Sin embargo, en las pequefias porciones de la zona II donde Tg excede de 1.0 s, c puede resultar ligeramente superior a 0.32. En las partes sombreadas de las zonas II y III, se adopta uni- formemente c = 0.40 para edificios del grupo B por las razones expuéstas al comentar la seccién 3. La variacién de Ta y Ty en funciGn de Ts se muestra en la fig 4.3, donde de nuevo se supone que las fronteras entre las zonas corresponden a Ts = 0.5 y 1.0 s. En esta figura se muestran asimismo los valores de Ta y Th que se obtienen si se ignora el valor de Tg en el Sitio. En todos los casos, el conocimiento de B, permite aumentar Tg con respecto al valor que tendria de no conocerse ese pardmetro. Sin embargo, tal conocimiento solo permite reducir Ty en la zona III si T,<3.25 s, ya que cuando se desconoce Tz debe tomarse Tp, = 3.9 5 en la zona III y si se conoce Tg se toma Tp = 1.215. Aun asf, y con la sola excepcién que. corresponde a sitios préximos a la frontera entre las zonas II y III, el conocimiento de Tz siempre lleva a ordenadas espec- trales iguales o menores que las que deben emplearse cuando se desconoce ‘Ts, como puede constatarse en la fig A4.2 que co~ xresponde a las partes de las zonas II y III no sombreadas en la fig 3:1. 84 A5. Andlisis estaético En esta secci6n se pide que se proceda como en el cuerpo princi- pal de las Normas con excepcién de dos conceptos. Por una parte, se debe tener en cuenta el efecto de interaccién suelo- estructura al calcular el periodo fundamental de vibracién en cada direccién de an&lisis, asi como emplear el espectro de disefio que sea aplicable segGn se conozca o no el periodo domi- nante més largo del terreno en el sitio en cuestién. Por otra, se estipula que se reconozca el efecto de dicha interacci6n en los desplazamientos laterales que sufre la estructura ante la accién de las fuerzas laterales de disefio, tanto por desplaza- miento horizontal’de su base como por rotacién de la misma, y las consecuencias que ello tiene en la posibilidad de choques con las estructuras contiguas y en los efectos P-delta. AG. Analisis dindémico Esta secci6n meramente introduce el requisito de considerar los efectos de la interaccién suelo-estructura en el periodo y el modo fundamentales en cada direccién de andlisis. Se sabe que las estructuras que interactéan dinémicamente con el suelo carecen de modos cldsicos de vibracién; es decir, carecen de modos naturales de vibracién cuya forma no depende del tiempo (Newmark y Rosenblueth, 1971).:+ No obstante, con fines normati- vos se adoptan las hipétesis de que tales modos existen, se 85 pueden calcular con solo agregar al modelo de la estructura los grados de libertad que corresponden a la interaccién y las rigi- deces asociadas a ellos, y el grado de amortiguamiento de cada modo natural es el mismo para el que se han calculado los espec- tros de disefio (5% del critico). En consecuencia, se puede apli- car el método de anflisis modal que especifica el cuerpo princi- pal de las presentes Normas Complementarias, empleando los espectros de disefio que se describen en el apéndice y los modos y periodos naturales que resultan de las hipétesis de la seccién A7 de este apéndice. Si se opta por el anAlisis paso a paso considerando el comporta- miento no lineal de la estructura, cabe incluix también los amortiguamientos por deformaciones del suelo y por radiacién que xesultan del andlisis m&s riguroso del fenémeno de interaccién (Wolf, 1985). A7. Interaccién suelo-estructura E1 modelo muy simplificado de interaccién que se adopta no tiene en cuenta las deformaciones de los cimientos, sus desplazainien- tos verticales ni sus rotaciones con respecto a un eje vertical. En la literatura existen métodos para considerar estos aspectos de la interaccién suelo-estructura (Wolf,1985), cuyos efectos son pequefios en la mayoria de los casos. De esta manera quedan dos grados de libertad en cada direccién’de anlisis, adicio- nales a los que tendria la estructura si se apoyara sobre una 86 base rigida. Con las simplificaciones adoptadas, uno de estos grados es de traslaci6én horizontal en la direccién que se anali- za y el otro es la rotacién con respecto al eje centroidal de, la superficie de desplante perpendicular a la direccién de andlisis. Es f4cil demostrar que en tales condiciones el periodo fundamen- tal de vibracién que suministra la f6rmula dada en esta seccién, t) = (m2 + m2+ 12)1/2, subestima ligeramente el periodo fundamental del sistema suelo-estructura, y que el error que asi se introduce es generalmente despreciable (Newmark y Rosen- blueth, 1971). Los periodos naturales Tx y Ty se obtienen como sefiala esta seccién, empleando los modelos de estructura rigida que se muestran esquemAticamente en la fig A7.2. Los criterios adoptados para el cAlculo de las rigideces de, los resortes que se muestran en la fig A7.2 (resortes cuya deforma- bilidad se toma como equivalente a la del terreno) se exponen en Rosenblueth y Reséndiz (1987). Con el requisito de que W5 y J no se consideren menores que 0.7 veces sus valores originales, es decir, sin restar la influencia del volumen del terreno despla~ zado, se pretende limitar estos pardmetros al rango en que es aplicable la teoria con base en la cual se formulé este apéndice. En los sitios que quedan cubiertos por las figs Ad.1 y A7.1, se conocen tanto Tg como la profundidad hasta los depésitos firmes 87 profundos H, asi que puede calcularse el médulo de rigidez medio © efectivo G que se necesita para obtener las rigideces en cues- ti6n. Para ello basta con aplicar la fOrmula G = p (4H/Ts)? “que consigna la presente seccién. Esta f6rmula se obtiene de las relaciones 3 o " = 4H/vs (a9.1) (G/ 9) 1/2 (a9.2) < " donde vg es la velocidad de las ondas de cortante en el suelo y ® es la densidad del suelo; p se obtiene de p = Y/g, donde Y es el peso volumétrico del suelo. Las expresiones anteriores suponen que el suelo consiste en un manto homogéneo de espesor H que se apoya en un semiespacio de roca, segGn se muestra en la fig A7.3. La ec A9.1 supone que todo el movimiento del terreno es causado por ondas SH que viajan en direccién vertical. Con esta hipétesis la ec A9.1 es. rigurosamente valida aun si el manto no es homogéneo sino que consta de estratos horizontales. En tal caso, debe sustituirse vg por el reciproco de la lentitud media de las ondas $ en el manto. En otras palabras, Ts es cua- tro veces el tiempo que una onda de corte tarda en atravesar el manto. Si se supone Y = 1.226 ton/m3, se obtiene G = 2(H/T.)?; este valor de Y es representativo de la arcilla compresible del valle. Si no se conocen los pardmetros Ts y H del sitio, o se descono- 88 ce uno de ellos, se pueden determinar por exploracién y ensaye de campo o laboratorio, o bien utilizar el valor més desfavora- ble de G entre los limites que marca esta seccién, limites que practicamente cubren la totalidad de los valores obtenidos en las exploraciones que hasta la fecha se han realizado en el valle de México. tt, Fig A2.1 Sistema equivalente suelo-estructura 90 00 05 10 15 20 25 30 35 40 4.5 T,en s Fig A4.2 Variacién del coeficiente sismico en funcién del pe riodo dominante m4s largo (zonas no sombreadas) 5.0 4.0 3.0 To.Tb,en s 2.0 0.0 5 10 15 20 25 30 35 4.0 Te,en s Fig A4.3 Variacién de T, y T, en funcién del periodo dominante ms largo (zonas no sombreadas) ZONA T ZONA Fig A7.1 Valores de ll,en metros 92 Fig A7.3 Estrato homogéneo ANEXO : CENTRO DE TORSION EN EDIFICIOS La respuesta sismica de edificios generalmente se determina con base en dos tipos de anAlisis: bidimensional y tridimensional. En el primero de ellos,aun cuando los® cos No Sean ertogonales, Las coordenadas del centro de torsién de un entrepiso se pueden cal~ cular con las siguientes expresiones (Damy, 1988): Kyx CE Kyxys{ - DKjyisici) + Kyy( 2 Kiyied ~ EKixisica) xp = KxxKk, - K aexKyy XY Kyy( BKiyiey - UKyxisici) + Kxy( 2 Kixiey - EKiyisica) yr = Kxxyy — Kay 94 donde Kxx = EKG Kyy = EKG SE Kyy = EKG CG Si c Ki = rigidez de entrepiso del marco i Xi, ¥j = coordenadas de un punto — del eje del marco i 51 = sen Bj ey = cos By 85 = Angulo que forma el eje x con el eje del marco i Las sumatorias se llevan a cabo en todos los marcos del entre~ piso. Por otra parte, si se utiliza el anflisis tridimensional, la posici6én del centro de torsi6n en un entrepiso se puede obtener a partir de la matriz de rigideces del edificio y de la distribu- cién de las fuerzas sismicas (Bazan y Meli, 1985; Cheung y Tso, 1986). Para ello, se establece la ecuaci6én de equilibrio del edificio; se determinan los desplazamientos laterales sin perm~ 95 tir las deformaciones por giros y, con ayuda de estos desplaza— mientos, se calculan los momentos de entrepiso que anulan los efectos de torsién. Con base en este proceder, se puede llegar a las siguientes expresiones para las coordenadas del centro de torsién del entrepiso j (Damy y Alcocer, 1987): xpi Fi on Ti fn z Fi yri Fi yay = z Fi isj donde N = nGmero total de entrepisos Mi xp = = abscisa del centro de torsi6én del nivel i Fi Mi yrio= 7 = ordenada del centro de torsién del nivel i Fi = momento neces rio paraevitar la torsidn enel nivel idél edificio | = fuerza sismica que actfia en el nivel i del edificio 96 y el centro de torsién del nivel i se define como el punto donde se deben aplicar las fuerzas que obran en cada nivel para que el movimiento en ese nivel sea solo de traslacidn, sin rotacién de su diafragma de piso. RECONOCIMIENTO El CONACyT y el Departamento del Distrito Federal, a través del Comité Asesor de Seguridad Estructural, proporcionaron el apoyo econ6mico para el desarrollo de este trabajo. Santiago Loera, Enrique Del valle y Luis Esteva revisaron criticamente el presente texto. Mencién especial merecen los comentarios de Julio Damy al inciso 8.6. REFERENCIAS Aktan, A Ey Bertero, VV, "Seismic response of R/C frame-wall structures", Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol 110, No 8, EUA (1984), 1803-1818 Aranda, R y Rasc6n, 0, “An improved method for seismic analysis of buildings irregular in elevation", Procs VIII European Con- ference on Earthquake Engineering, Vol 3, 6.6/9-6.6/16, Lisboa (1986), 6-6/9-6.6/16 Arias, A, SAnchez-Sesma, F J y Ovando-Shelley, E, "A simplified elastic model for seismic analysis of earth-retaining structures with limited displacements", Procs of the International Confer~ ence on Recent Advances in Geotechnical Earthquake Engineering and Soil Dynamics, Vol I, San Luis, Missouri (1981), 235-240 100 Bazén, E y Meli, R, Manual de Disefio Sismico de Edificios, Ed Limusa, México (1985) Bielak, J, “Base moment for a class of linear systems", Journal of Engineering Mechanics, ASCE, Vol 95, BUA (1969), 1053-1062 Bouwkamp, J C y Meehan, J F, “Drift limitations imposed by glass", Procs II World Conference on Earthquake Engineering, Tokio (1960), 1763-1778 Bustamante, J I y Rapoport, L, “Momentos de volteo y fuerzas cortantes sismicas", Boletin de la Sociedad Mexicana de Ingenie— xia Sismica, Vol 2, No 1,19-31, México (1964), 19-31 Comisién Federal de Electricidad (CFE), Manual de Disefio de Obras Civiles, Sec C.2.7, México (1987) Bustamante, J I y Rosenblueth, E, "Building code provisions on torsional oscillations", Procs II World Conference on Earthquake Engineering, 879-894, Tokio (1960), 879-894 cruz, E. Fy Chopra, A K (1986), "Simplified procedures for earthquake analysis of buildings", Journal of Structural Engin neering, ASCE, Vol 112, No 3, BUA (1986), 461-480 101 Cheung, V WT y Tso, WK, “Eccentricity in irregular multistory buildings", Canadian Journal of Civil Engineering, Vol 13, Canada (1986), 46-52 Damy, 3 y Alcocer, S, "Obtencién del centro de torsién de edifi- cios", Memorias del VII Congreso Nacional de Ingenieria Sismica, Querétaro, México (1987), C60-C67 Damy, J, "Comentarios al inciso 8.6 de las Normas Técnicas Com- plementarias para Disefio por Sismo", Revista de la Sociedad Me- xicana de Ingenieria Sismica, No 33, México (1988) ,66-99 Elorduy, J y Rosenblueth, E, Torsiones sismicas en edificios de un piso, Series del Instituto de Ingenierfa, UNAM, No 164, México (1968) Escobar, J A, Ayala, Gy Gémez, R, “Respuesta no lineal de estructuras con pardmetros inciertos", Memorias del VIII Con- greso Nacional de Ingenieria Sismica, Vol II, Acapulco, México (1989), B105-E114 . Esteva, L y L6pez, J, “Respuesta dindmica de edificios con planta baja libre", investigacién en desarrollo, Instituto de Ingenieria, UNAM, México (1988) 102 Gémez, R, Ayala, Gy Jaramillo, J D, “Respuesta sismica de edificios asimétricos", informe interno, Instituto de Ingenie- ria, UNAM, México (1987) Housner, G W, “The dynamic behavior of water tanks", Bulletin Seismological Society of America, Vol 53, No 2, EUA (1963), 381-387 Iglesias, J et al, " Estudio de las intensidades del sismo del 19 de septiembre en la ciudad de México", Universidad Auténoma Metropolitana, Divisi6n de Ciencias Basicas e Ingenieria, México (1987) Kobayashi, H, Seo, K y Midorikawa, S, "Measurements of micro~ tremors in and around Mexico D.F.", Report on seismic microzon~ ing studies of the Mexico earthquake of September 19, 1985, Parte 1, Tokyo Institute of Technology, Yokohama, Jap6n (1986a) Kobayashi, H, Seo, K Yy Midorikawa, S, “Estimated strong ground motion in the Mexico city due to the Michoacan, Mexico earthquake of Sept. 19, 1985 based on characteristics of micro- tremor", Report on seismic microzoning studies of the Mexico earthquake of September 19, 1985, Parte 2, Tokyo Institute of Technology, Yokohama, Japén (1986b) 103 Lermo, J y Rodriguez, M, "Microzonificacién de México, D F usando microtemblores", informe interno, Instituto de Ingenieria, UNAM, México (1987) Meli, R et al, Evaluaci6én de los efectos de los sismos de sep- tiembre de 1985 en los edificios de la ciudad de México, DE/EST, Vol 2-1, Instituto de Ingenieria, UNAM, M&xico (1986) Meli, Ry Avila, J, "Sismo de San Salvador, octubre de 1986" Revista IMCYC, Vol 25, No 193, México (1987), 31-49 Newmark, NM, "Torsion in symmetrical buildings", Procs IV World Conference on Earthquake Engineering, Vol II, Santiago, Chile (1969), A3-19-A3-32 Newmark, NM y Rosenblueth, E, Fundamentals of Earthquake Engi- neering, Prentice-Hall, Englewood Cliffs, Nueva Jersey (1971) Rosenblueth, E, "A basis for aseismic design", tesis doctoral, Universidad de Illinois, Urbana (1951) Rosenblueth, E, “Efectos de esbeltez en edificios", Revista de Ingenierfa, Vol XXxxV, No 1, UNAM, México (1966) Rosenblueth, E, "The six components of earthquakes", Procs of the Australian and New Zealand Conference on the Planning and Design of Tall Buildings, Sydney, Australia (1973), 63-81 104 Rosenblueth, E y Contreras, H, “Approximate design for multicom- ponent earthquakes", Journal of the Engineering Mechanics Divi- sion, ASCE, Vol 103, EUA (1977), 881-893 Rosenblueth, E y Reséndiz, D, Disposiciones reglamentarias de 1987 para tener en cuenta la interaccién dindmica suelo- estructura, Series del Instituto de Ingenierfa, UNAM, No 509, México (1988) Rosenblueth, E, Singh, SK, Ordaz, M y S&nchez~Sesma, F J, "“Espectros de disefio para el Distrito Federal", Memorias del VII Congreso Nacional de Ingenieria Sismica, Querétaro, México (1987), Al-Al7 Ruiz, § E y Rosas H, “Factor de amplificacién de la respuesta de estructuras con resistencia asimétrica", Revista de la Sociedad Mexicana de Ingenieria Sismica, No 39, México (1990), 15-26 Ruiz, S E, Rosenblueth, E y Diederich, R, "Respuesta sismica de estructuras con asimetria en fluencia", Memorias del VII Con- greso Nacional de Ingenierfa Sfsmica, Querétaro, México (1987), c45-C59 Tentative Lateral Force Requirements, Seismology Committee, Structural Engineers Association of California, EUA (1987) 105 Villaverde, R, "On Rosenblueth“s rule to combine the modes of systems with closely spaced natural frequencies", Bulletin Seis mological Society of America, Vol 74, No 2, EVA (1984), 325-338 Wilson, E L, Der Kiureghian, A y Bayo, E P, "A replacement for the SSRS method in aseismic analysis", Earthquake Engineering and Structural Dynamics, Vol 9, No 2, Inglaterra (1981), 187-194 Wolf, J P, Dynamic soil-structure interaction, Prentice-Hall, Englewood Cliffs, Nueva Jersey (1985) Zahrah, TF y Hall, W J, "Earthquake energy absorption in SDOF structures", Journal of Structural Engineering, ASCE, Vol 110, EVA (1984), 1757-1772 EJEMPLOS JORGE A. AVILA‘ “Instituto de Ingenieria, UNAM CRITERIOS DE SUPERPOSICION MODAL EN EJEMPLO 1 UN EDIFICIO REGULAR DE NUEVE NIVELES h 1/25 Se considera un edificio simétrico regular, con una distribucién uniforme de la masa en cada nivel. Y, para fines comparativos, se supone un segundo caso con una distribucion itregular de las masas de los niveles. Se hace ver cémo se combinan las respuestas modales calculadas con diferentes criterios de superposicién para obtener las respuestas méximas. Los criterios utilizados son el de la ralz cuadrada de la suma de los cuadrados y el de la combinacién cuadrética completa de Wilson et a/ (ref 5). igas Seccién (cm x cm) Principales —— 40 x 100 Secundarias ~--- -30 x 70 Ovo. titer de cokimna DQ ho-erutie Espesor de losas 10 cm lumn: Seccién e (cm x cm) Entrepisos 1-3. 100 x 100 Entrepisos 4-6 90 x 90 a) Planta tipo Entrepisos 7-9 80 x 80 EJEMPLO 1 h 2/25 ° 33 , 33] 5 35) : Dimensiones en m, si no se a3 indica otra cosa ey ‘ Los claros son entre ejes ss . Las alturas son de piso a piso 2 de losa b) Elevacién FIG 1.1 PROPIEDADES ESTRUCTURALES NUEVE NIVELES EDIFICIO REGULAR CON ARCHIVOS Y REGISTROS PUBLICOS DE PARTICULAR IMPORTANCIA GRUPO A ZONA Ili (COMPRESIBLE): c = 0.4x 1.5 = 0.6, 7, = 0.6s, 7, = 3.95,7 = 1 Q=4 CONCRETO CLASE 1: £) = 250 kg/cm’, E, = 14,000 £2 (kg/cm’) CONSTANTES E, = 14,000 y250 = 221,360 kg/cm? = 221.36 t/cm? EJEMPLO 1 h 3/25, b = by = 24 m (sismo en la direccién X) = by = 32 m (sismo en la direccién Y) a =a=4 siT, 2 7, = 0.6 0 se desconoce 7, a (14 (TITIAN siT, <7, 4 PROPIEDADES ESTRUCTURALES DE INTERES Se considera como caso 1 el edificio simétrico en planta y elevacién en cuanto a distribucién de rigideces y de masas, y como caso 2 el mismo edificio, pero con una distribucién irregular de masas en los niveles. Para el caso 1 el centro de masas del nivel i coincide con el centro geométrico de dicho nivel; en el caso 2 el centro de masas de cada uno de los niveles se localiza a una distancia igual a 0.1 b del centro geométrico de la planta, en ambas direcciones (ver fig 1.2). Las tablas 1.1 y 1.2 contienen los valores de las propiedades de piso mds importantes (casos 1 y 2), que servirén para los célculos posteriores de este ejemplo; en la tabla 1.2 se describe cémo calcular las masas (traslacional y rotacional) de cada nivel, para fines de los andlisis sismicos dinamicos posteriores. ESPECTROS PARA DISENO SISMICO El edificio es del grupo A, estaré ubicado en Ia zona Ill (compresible), y se disefiard para el factor de comportamiento sismico Q = 4; segtin la secci6n 3 de las NTC-S y el articulo 206 del Reglamento, los valores de los periodos caracteristicos (7, 7,). exponente (r) y coeficiente (c), que dependen de la zona sismica en que se halla la estructura, son: EJEMPLO 1 h 4/25 Tr = 06s T% = 39s ros] ¢ = 0.4 (grupo B) ¢ = 0.4.x 1.5 = 0.6 (grupo A) Con los datos de este ejemplo, la ordenada del espectro de aceleraciones para disefio sfsmico, a, expresada como fraccién de la aceleraci6n de la gravedad, esta dada por: (1 + 37/7, c/4 = (1 + 3710.6) 0.6/4 = 0.15 + 0.75 T, si Tes menor que 7, c = 0.6, si Testé entre T, y 7, (T/T c = (3.9/7! (0.6) = 2.34/7, si T excede de 7, donde T es el periodo natural de vibracién de cada uno de los modos que se consideran al emplear ef método de andlisis modal de la seccién 9. Asimismo, de acuerdo con la seccién 4 de las NTC-S, y como el edificio satisface las condiciones de regularidad de !a seccién 6, el factor reductivo Q° se calcularé como sigue: Q° = Q = 4, sise desconoce Tosi éste es mayor o igual que 7, Q°= 1 + (T/T) (Q-1) = 1 + (710.6) (4-1) = 1 + 5T, si Tes menor que 7, La fig 1.3 muestra la comparacién de los espectros para disefio sismico para Q= 1y Q=4, para el sitio en que se localiza el edificio (grupo A) de este ejemplo; también se presentan los correspondientes espectros para estructuras del grupo B, para fines comparativos. La tabla 1.3 presenta los cdlculos. 10 qi 12 EJEMPLO 1 h 5/25 PERIODOS DE VIBRACION Conocidas las principales caracteristicas estructurales del edificio (figs 1.1 y 1.2, tablas 1.1 y 1.2), se procedié a calcular los periodos de vibracién con base en el modelo tridimensional del edificio. Lo anterior se realiz6 para las dos condiciones de posicién de los centros de masa de cada uno de los niveles (casos 1 y 2). La tabla 1.4 presenta la comparacién de los periodos y frecuencia circulares, obtenidos analiticamente, entre los casos 1 y 2. Las diferencias en los periodos de la direccién X son pequefias; para la direccién Y dichas diferencias resultaron ligeramente mayores, con valores superiores para el caso 2. Cabe aclarar que los tres primeros periodos de los modos naturales de vibracién de cada direccién de andlisis difieren entre si en mas del 10 por ciento, tanto para el caso 1 como para el caso 2, por lo que, segin la seccin 9.1 de las NTC-S, las respuestas modales S, (donde S, puede ser fuerza cortante, desplazamiento lateral, momento de volteo, etc), pueden combinarse para calcular las respuestas totales S de acuerdo con el criterio de la raiz cuadrada de la suma de los cuadrados (RCSC}. Sin embargo, se aplica también el criterio de superposicién modal de la combinacién cuadrética completa (CCC), con fines ilustrativos. DESPLAZAMIENTOS LATERALES MAXIMOS TOTALES CRITERIO DE LA RAIZ CUADRADA DE LA SUMA DE LOS CUADRADOS De acuerdo con el criterio de superposicién modal de la raiz cuadrada de la suma de los cuadrados, la respuesta maxima puede estimarse con la expresién s= (Ys? S,es la respuesta en el /-ésimo modo de vibracién. EJEMPLO 1 h 6/25 Enseguida se muestra cémo calcular la respuesta maxima del desplazamiento lateral para el noveno nivel, casos 1 y 2 y sismo en direcciones X y Y, con base en los resultados numéricos de los desplazamientos de cada uno de los modos de vibracién que tienen mayor participacion (ver tablas 1.5 y 1.6); dichas tablas presentan los valores de los niveles restantes. CASO 1 Nivel 9 Sismo en direcci6én X So, = 1(14.689)? + (-0.591)? + (0.108)7]"” 14.701 cm Sismo en direccién Y Soy =-[(15.661)? + (-0.630}? + (0.114)?}'? = 15.675 cm CASO 2 Nivel 9 Sismo en direccién X u So, = 115.875)? + (11,876)? + (-1.048)? + (-0.252)? + (-0.465)7}"? = 13.302 cm Sismo en direccién Y Soy = (17.791)? + (3.186)? + (-1.732)? + (-0.710)? + (-0.140)7]"? = 18.171 cm EJEMPLO 1 h 7/25 Las respuestas maximas totales (con participacién de los tres primeros modos) son iguales a las determinadas con el programa de computadora, con la participacién de todos los modos; los resultados anteriores estén referidos a las hileras de columnas con mayor respuesta lateral, y ya estén multiplicados por Q = 4. CRITERIO DE LA COMBINACION CUADRATICA COMPLETA Como alternativa al método de combinacién modal descrito anteriormente, puede emplearse el método de la combinacién cuadratica completa, con el cual la respuesta méxima se estima con la expresién 8-(E Reef” donde 8 (a+r) 29/2 os (i-r#)? + 4 (?r (ier)? 0 Coeficiente de correlacién modal = r= uy/y, wy w; Son las frecuencias circulares de los modos i-ésimo y j-6simo, en radianes/s; { es la relacién de amortiguamiento critico viscoso, supuesta constante (0.05) para todos los modos de vibracién. Con base en los resultados numéricos de las frecuencias circulares de los casos 1 y 2 (ver tabla 1.4) de cada.uno.de los modos con mayor participaci6n en la respuesta lateral, enseguida se muestra como ejemplo el céiculo del coeficiente de correlacién correspondiente a los modos 4 y 5; las tablas 1.7 y 1.8 tienen el resto de los valores. EJEMPLO 1 h 8/25 CASO 1 f= 21.954/21.371 = r= 1.027 Gag = { 8(0.05)? (1 + 1.027) (1.027)? }/{[1-(1.027)?}? +4(0.05)? (1.027)(1 + 1.027) Pas = 0.042/0.045 = 0.934 CASO 2 21.764/19.846 = r= 1,097 as = {8(0.05)? (1 + 1.097)(1 097)? }/{[1-(1.097)7}? + 4(0.05)? (1.097)(1 + 1.097)?} = as = 0.048/0.089 = 0.539 0 Pas Como ejemplo, se calcula enseguida el desplazamiento horizontal maximo total para el nivel superior, casos 1 y 2, sismo en las direcciones X y Y; para ello se utilizan los desplazamientos de cada uno de los modos de vibracién que tienen mayor participacién en la respuesta lateral (ver tablas 1.5 y 1.6). Dichas tablas presentan los valores de los niveles restantes. EJEMPLO 1 h 9/25 CASO 1 Nivel 9 Sismo en la direccién X 1.000 0.006 0.002] [+ 14.689 {+14.689 -0.591 +0.108}| 0.006 1.000 0.027 |{- 0.591 } = 0.002’ 0.027 1.000} (+ 0.108 0.591 + 0,108 + 14.689 (414.686 -0.500 +0.121) {+ 14.686) (+14.689) + (-0.500) (-0.591) + (+0.121) (+0.108) = 216.027 Por tanto, al obtener la raiz cuadrada Sy, = V2i6.027 = 14.698 cm cAsO'1 Nivel 9 Sismo en la direccién Y {415.661 -0.630 +0.114)| 0.006 1.000 0.026 | { - 0.630 1.000 0.006 0.002} [+15.662 0.002 0,026 1.000} {+ 0.114 14 EJEMPLO 1 h 10/25 + 15.661 (#15.657 -0.533 +0.129}} - 0.630 } = + 0.114 (+15.670) (+15:661) + (-0.533) (-0.630) + (+0.129) (+0.114) = 245.562 Asi, al obtener raiz cuadrada So, = 245.562 = 15.670 cm CASO 2 Nivel 9 Sismo en la direccién X 1.000 0.538 0.071 0.006 0.005] [+ 5.875 0.538 1.000 0.123 0.008 0.006 | | + 11.876 (45,875 +11.876 -1.048 -0.252 -0.465| 0.071 0.123 1.000 0.015 0.012 |} - 1.048 0,008 0.008 0,015 1,000 1,000} |- 0.252 0.005 0.006 0.012 0.539 1.000} {- 0.465 + 5.875 + 11.876 {+12.188 +14,903 +0821 -0,388 -0.513} | - 1.048 } = - 0.252 - 0.465 EJEMPLO 1 h 11/25 (+12.186)(+5.875) + (+14.903)+11.876) + (+0.821)(-1.048) + (-0.388}1-0.252) + (-0.513)(-0.465) = 248.057 Por tanto, al obtener la rafz cuadrada So, = 248.057 = 15.750 cm CASO 2 Nivel 9 Sismo en la difeccién Y 1.000 0.538 0.071 0.006 0.005 + 17.791 0.538 1.000 0.123 0.008 0.006 || + 3.186 {+17.791 +3.186 -1.732 -0.710 -0.140)| 0.071 0.123 1.000 0.015 0.012 - 1.732} = 0.006 0,008 0,015 1.000 0.539]|- 0.710 0.005 0.006 0.012 0.539 1.000 - 0.140 + 17.791 + 3.186 {+19.377 +12.538 +0.089 -0.679 -0.435}{ - 1.732 | = - 0.710 ~. 0.140 {4+19.377)(4+ 17.791) + (412.538)(+3.186) + (-0.089)(-1.732) + {-0.679){-0.710) + {-0.435)(-0.140) = 385.383 EJEMPLO 1 h 12/25 Por lo tanto, al obtener la raiz cuadrada So, = ¥385.383 = 19.631 cm CONCLUSIONES: Alaplicar los dos métodos de superposicién modal (RCSC y CCC) se obtienen resultados précticamente iguales para el caso 1, y ligeramente diferentes para el caso 2 (mayores con el método CCC}, debido a Ia influencia de los efectos de acoplamiento modal existentes en el segundo caso. COMENTARIOS, tb El ejemplo se basa en la seccién 9 de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo (NTC-S). En algunos casos, como edificios con apéndices 0 con distribuciones asimétricas (en planta) de rigideces 0 masas, se pueden obtener resultados diferentes a los obtenidos con el criterio de la raiz cuadrada de la suma de los cuadrados (RCSC). En estos casos es conveniente aplicar el método de la combinacién cuadrética completa (CCC). Segun la seccién 9.1 de las NTC-S, las respuestas modales (fuerza cortante, desplazamiento lateral, momento de volteo, etc) se combinardn para calcular las, respuestas totales con el criterio RCSC siempre que los periodos de los modos naturales en cuestién difieran al menos 10 por ciento entre si. Si no es el caso conviene utilizar el método CCC. En el ejemplo se hace una comparacién de las respuestas modales espectrales méximas, determinadas con los criterios anteriores, para las dos condiciones de posicién de los centros de masa (en el primer caso se hacen coincidir con los centros de rigidez, y en el segundo se supone que estén a una distancia igual a 0.1 6, suponiendo la excentricidad tedrica, e, = e,, igual a cero); esta comparacién sélo se hace con base en los resultados de los desplazamientos laterales, para sismo en ambas direcciones. EJEMPLO 1 h 13/25 Los tamafios propuestos de vigas y columnas son los necesarios para que las deformaciones laterales de entrepiso debidas a fuerza cortante, sin los efectos de las deformaciones axiales de columnas, resultaran del orden de 0.006 veces la altura de entrepiso (art 209 del Reglamento); se obtuvieron por tanteos. Las rigideces de las vigas se determinaron considerando las secciones rectangulares brutas; para las columnas se utilizaron las secciones transversales brutas. El modelo matemético para el andlisis consideré 20 hileras de columnas y 31 crujfas (16 para los ejes de la direccién X y 15 para los de la otra direccién), como se indica en la fig 1.14, Por la importancia, en cuanto a su uso, su disefio sismico, deberd hacerse con un coeficiente sismico superior en 50 por ciento adicional con respecto de las construcciones del grupo B (art 206 del Reglamento). Se desconoce el periodo dominante més largo del terreno, T,, del sitio de ubicacién de fa estructura; el coeficiente c se obtiene del articulo 206 de! Reglamento y los valores de T,, 7, y 6 de la tabla 3.1 de las NTC-S. La seguridad ante el estado limite de falla (resistencias) deber4 proporcionarse cumpliendo con los requisitos generales y con los del capitulo 5 de marcos ductiles de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio de Estructuras de Concreto (NTC-C). Es la dimensién méxima del piso que se analiza, medida perpendicularmente a la direccién de andlisis. En este ejemplo se consideré que las excentricidades de disefio, para tomar en cuenta los efectos de torsién (segun lo especifican las NTC- §), sélo dependen del término que es funcién del ancho perpendicular a la direccién de andlisis. Por tratarse de un edificio regular, con la carga uniformemente distribuida, la excentricidad tedrica o calculada es nula. Cabe aclarar que este segundo caso surgié de la idea de comparar qué pasa con los criterios de superposicién modal cuando hay o no dichos efectos de torsién; al suponer el segundo.caso con la distribucién asimétrica de masas de cada uno de los niveles, aunque el edificio es simétrico en rigidez, se hace ver qué pasa ai utilizar ambos EJEMPLO 1 h 14/25 10. 1. criterios de superposicién modal. El siguiente ejemplo muestra con detalle cada uno de los pasos a seguir en un edificio irregular para tomar en cuenta los efectos de torsién, segun lo requiere el cédigo. Por tratarse de un edificio regular, el factor reductivo Q’ no sufre la reduccién adicional que fija la seccién 6 de las normas, incluyendo el caso de masas asimétricas, en que se supuso que el centro de masa se localiza a 0.1 b con respecto del centro geométrico de la planta. Las propiedades geométricas de los miembros estructurales son las mismas en los: dos casos; sdlo hay diferencias en la posicién del centro de masa de cada uno de los niveles (ver fig 1.2). El clculo de las masas rotacionales para el caso 2 incluye los efectos anteriores. El edificio se localiza en la zona compresible, de acuerdo a las NTC-S. Por su importancia, las ordenadas espectrales correspondientes al grupo B se multiplican por 1.5. Para fines del ejemplo, se supone que se desconoce el periodo dominante més largo del lugar en que se ubicard el edificio. Para el cdlculo de las respuestas sismicas se utiliz6 el espectro de disefio reducido por el factor Q’, pero los desplazamientos se calcularon multiplicndolos por Q, segtin la seccién 4.1 de las NTC-S. Los resultados analfticos se obtuvieron con computadora con base en el modelo matemético tridimensional del edificio, sin considerar la influencia de la interaccién suelo-estructura, y con los efectos de las deformaciones por flexién, cortante y axiales de los diferentes miembros estructurales. Lo anterior se llevé a cabo para las dos posiciones de los centros de masa de cada uno de los niveles (casos 1 y 2). Ya estén multiplicados por el factor de comportamiento sismico Q = 4, segiin la seccién 4 de las NTC-S. Para fines de mostrar la aplicacién de los dos métodos de superposicién modal (RCSC y CCC), sélo se determinaron los desplazamientos horizontales dindmicos; para el cdlculo de otro tipo de respuestas maximas la forma de proceder es similar. EJEMPLO 1 h 15/25 12. 13. 14, Este método de superposicién modal es s6lo aplicable, segin la seccién 9.1 de las NTC-S, para aquellas estructuras en que los periodos naturales en cuestién difieran al menos 10 por ciento; esto es, aquellos casos en que no hay necesidad de tomar en cuenta el acoplamiento entre los modos naturales de vibracién, para el calculo de la respuesta lateral. Cabe aclarar que para los casos 1 y 2 de este ejemplo era suficiente utilizar dicho criterio para combinar las respuestas nodales. Sin embargo, se utilizé también el segundo criterio para hacer ver cémo se determinan los diferentes parémetros necesarios para su aplicacién. Con este método se pueden calcular las respuestas méximas totales combinando las respuestas de los modos de vibraci6n, tomando en cuenta el acoplamiento entre ellos. Es un método muy util para estructuras en que los efectos de torsién son de consideracién, con importante acoplamiento entre los diferentes modos de vibracién. Al aplicar el método CCC en el caso 2, se obtienen respuestas ligeramente mayores (ver tablas 1.5 y 1.6) porque dicho criterio permite inciuir de mejor forma el acoplamiento existente entre todos los modos de vibracién. TABLA 1.1 ALTURAS, CARGAS Y PESOS. “TT Sistema de piso Nivel Entrepiso Altura Altura |" Carga* Carga viva Peso Columnas Peso (mn) total | muerta | instanténea @. ( total im) (tm?) (tim?) (t) g 32.5 | 0.572 0.070, 493.06 55.76 802.56 3 a6 e 73.0_| 0.581 0.180 92.15 10752 355.55 e 35 7 255] 0581 0.180 392.13 107.52 955.39 ii 35 6 22.0 | 0.591 0.180, 592.13 727.80 969.67 € a5 3 765 | 0.591 0.180 392.13, 136.08 385.95 5 35 z 15.0 | 0.501 0.160 592.13 136.08] 983.95 a 35 a TS | 05oT 0180, 592.13 752.04 359.97 3 35 z €0_| 0.581 0.180 392.13 768.00 1,015.87 Zz 35 7 a5 | 0.551 0.180 592.13 192.00 7,039.87 7 +5 Pe. 00 = = = = = Sumas 8,706.50 *No incluye el peso propio de los elementos estructurales, excepto las losas ** Toma en cuenta el peso propio de todas las columnas, con la contribucién de la mitad de las del entrepiso superior mas la mitad de las del entrepiso inferior Area por nivel = 768 m? Peso de trabes secundarias por nivel = 41.47 t Peso de trabes principales por nivel = 214.27 t Sz/9t 4 T O1dWard TABLA 1.2 PROPIEDADES DE PISO PARA EL ANALISIS SISMICO DINAMICO MODAL ESPECTRAL. CASO 1) CENTRO DE MASA DE CADA NIVEL COINCIDE CON EL CENTRO GEOMETRICO DE LA PLANTA, CASO 2) CENTRO DE MASA DE CADA NIVEL LOCALIZADO 0.1 b DEL CENTRO GEOMETRICO DE LA PLANTA DE CADA NIVEL, Caso 1 Caso 2 Nivel m ™, Kew Vow ™, Kou Yeu {t-s?/m) (t-s7/m) (m) (m) {t-s?/m) a) 81.81 10,908.1 16.0 12.0 12.217.0 19.20 14.40. 8 97.39 12,985.3 16.0 12.0 14,543.6 19.20 14.40 7 97.39 12,985.3 16.0 12.0 14,543.6 19.20 14.40 6 98.85 13,179.4 16.0 12.0 14,760.9 19.20 14.40, 5 100.30 13,373.5 16.0 12.0 14,978.3 19.20 14.40, 4 100.30 13,373.5 16.0 12.0 14,978.3 19.20 14.40 3 101.93 13,590.4 16.0 12.0 15,221.2 19.20 14.40 2 103.56 13,807.3 16.0 12.0 15,464.2 19.20 14.40 1 106.00 14,133.5 16.0 12.0 15,829.5, 19.20 14.40 Masa traslacional esolg (g = aceleracién de la gravedad = 9.81 m/s’) Masa rotacional = m, (i, + /,/A Area de cada planta, en m? Momentos de inercia de cada planta, en m*, con respecto a los ejes centroidales del centro de masa de cada nivel >33 nun Coordenadas de la posicién del centro de masa por nivel, referidas al sistema de ejes global X, ¥ (ver fig 1.1) T o1award S2/LT 4 EJEMPLO 1 h 18/25 TABLA 1.3 CALCULO DE LAS ORDENADAS DE ESPECTROS DE ACELERACIONES PARA DISENO SISMICO PARA ESTRUCTURAS DEL GRUPO A, ZONA Il, Q =1Y 4, T, DESCONOCIDO T, (Desconocido) fa Q=1 a=4 a Q alQ 0.0 0.150 1.0 0.150 0.1 0.225 15 0.150 0.2 0.300 2.0 0.150 0.3 0.375 2.5 0.150 0.4 0.450 3.0 0.150 08 0.525 3.5 0.150 0.6 0.600 4.0 0.150 3.9 0.600 4.0 0.150 4.0 0.585 4.0 0.146 T, : Periodo dominante més largo del sitio de interés, desconocido a: Ordenada espectral entre la aceleracién de la gravedad (seccién 3 de las NTC-S) Q°: Factor reductivo (seccién 4 de las NTC-S) TABLA 1.4 EJEMPLO 1 h 19/25 COMPARACION DE PERIODOS NATURALES DE VIBRACION Y FRECUENCIAS CIRCULARES. CASO 1) CENTRO DE MASA DE CADA NIVEL COINCIDE CON EL CENTRO GEOMETRICO DE LA PLANTA, CASO 2) CENTRO DE MASA DE CADA NIVEL LOCALIZADO A 0.16 DEL CENTRO GEOMETRICO DE LA PLANTA DE CADA NIVEL Periodo de vibracién, 7; (s) Direccion Modo Caso 1 Caso 2 Longitudinal 1121 0.867 (7.250) | 0.875 (7.182) oxy 2151 0.286 (21.494) | 0.289 (21.764) 318) 0.160 (39.245) | 0.161 (38.978) Transversal 1m 0.894 (7.031) | 0.960 (6.546) ow 214) 0.294 (21.371) | 0.317 (19.846) 3171 0.164 (38.429) | 0.177 (35.538) Torsién 113) 0.688 (9.139) | 0.672 (9.357) cro) 2161 0.228 (27.534) | 0.222 (28.252) 319) 0.128 (49.011) | 0.125 (50.386) (.) Frecuencia circular wy = en radianes/segundo [1 Modo de vibracién del modelo tridimensional TABLA 1.5 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS MODALES Y MAXIMOS TOTALES {EN CM) CALCULADOS CON LOS CRITERIOS DE LA RAIZ CUADRADA DE LA SUMA DE LOS CUADRADOS Y COMBINACION CUADRATICA COMPLETA. CASOS 1Y 2, SISMO EN LA DIRECCION X Caso 1 Caso 2 Nivel Modo* Respuesta m: Modo** [Respuesta maxima total] 2 5 8 RCSC 1 2 3 4 5 RCSC ccc 9 14.689 | -0,591 0.108 14,701 5.875 11.876 | -1.048 | -0.252 } -0.465 13.302 15.750 (14.701) | (14.698) (13.302) | (15.750) 8 14.134 | -0.423 | 0.030 14.140 14.138 5.662 11.430 | -1.015 | -0.181 | -0.333 12.801 15.160 (14.140) | (14.138) (12.801) | (15.160) 7 13.178 | -0.151 | -0.061 13.179 13.178 5.286 10,660 | -0.951 | -0.070 | -0.127 11.937 14.139, (13.179) | (13.178) (11.937) | (14.139) 6 11.808 | 0.136 | -0.103 11.809 11.810 4.741. 9.553 |] -0.856 | -0.057 | 0.107 10.700 12.675 (11.809) | (11.810) (10.700) | (12.675) 5 10.177 | 0.371 0.072 10,184 10.186 4.090 8.235 | -0.741 0.157 0.292 9.231 10.938 (10.184) | (10.186) (9.231) _| (10.938) 4 8.269 0.511 0.004 8.285 8.288 3.326 6.693 | -0.604 | 0.217 0.402 7.512 8.903 (8.285) (8.288) (7.512) (8.903) 3 6.152 0.520 0.074 6.174 6.178 2.476 4.980 | -0.451 0.220 0.409 5.599 6.637 (6.174) (6.178) (5.599) (6.637) 2 4.017 0.407 0.094 4.039 4,042 1.618 3.252 | -0.295 | 0.172 | 0.320 3.662 4.344 (4.039) (4.042) (3.662) _| (4. 344) 1 1.914 0.216 | 0.063 1.927 1.928 0.771 1.549 | -0.141 | 0.092 0.170 1.747 2.071 (1.927) (1,928) (1.747) (2. om | Resultados del andlisis tridimensional, medidos en la direcci6n del sismo (multiplicados por Q = 4), referidos a las hileras de columnas 16 ¥ 20 (ver fig 1.1) () Resultados obtenidos con el programa de computadora, considerando la participacién de todos los modos de vibrar Se incluyen los tres primeros modos de traslacién en la direccién de anélisis, no obstante que solo el primer modo de vibracién tiene periodo: mayor de 0.4 s, segun la seccién 9.1 de las NTC-Sismo (masa modal efectiva global = 0.922 masa total) ad Se incluyen los modos que tienen mayor participacién en la respuesta lateral (masa modal efectiva global = 0.915 masa total) RCSC Criterio de superposicién modal: rafz cuadrada de la suma de los cuadrados CCC Criterio de superposicién modal: combinacién cuadrética completa (supuesto ¢ = relacién de amortiguamiento critica = 0.05, constante para todos los modos } T o1dwara $z/0z 4 TABLA 1.6 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS MODALES Y MAXIMOS TOTALES (EN CM) CALCULADOS CON LOS CRITERIOS DE LA RAIZ CUADRADA DE LA SUMA DE LOS CUADRADOS Y COMBINACION CUADRATICA COMPLETA. CASOS 1Y 2, SISMO EN LA DIRECCION Y Caso 1 Caso 2 ea ‘Modo Respuesta maxima total Modo [Respuesta maxima total 7 a 7 REST cee i 2 3 4 5 RSC CCC | 15-661 [-0.630 | 0.114 | 15.674 | 15.670 [17.791 [3.186 [1.732 | -0.710 | -0.140 | T8.I71 | 19.657 (18.674) | (15.670) (18.171) | 119.631) | 15.047 | -0.447 | 0.030 | 15.048 | 15.045 [17.123 | 3.086 | “1.679 | -0.608 | -0.099 | 17.482 | 18.882 (15,048) | (15.045) (17.482) | (18.882) 7 | t00T | -0.166 [-0.064 | 14.002 [14.001 | 15.868 | 2.842 |-1.576 [-0.193 | -0.037 | 16.297 | 17.598 (14,002) | (14.001) (16.297) | (17.598) | 12828 | 0.148 | -0.108 | 12.827 | 12.528 [14308 [2.540 |-1.420 | 0.163 | 0.033 | 14.602 | 15.766 412.527) | (12.528) (14,602) | 115.766) | W773 | 0.387 | -0.074 | 10.781 | 10.783 | 12.527 | 2.162 | 1.237 | 0.445 | 0.088 | 12.587 | 13.590 (90.781) | (10.783) (12.587) | (13.590) a | 8733 | 0844 [0.005 | 6.750 | 8.763 | 10.010 | 1.767 |-1.006 | 0.612 [0.121 | 70.233 | 17.047 (8.750)_{ (8.753) (10.233) | (11.047) 3 | 8d77 | 0.882 | 0.078 | 6.501 6.504 | 7.437 | 1.308 | -0.752 | 0.622 | 0.122 | 7.615 | 8.221 (6.501) _| (6.504) (7.615)_|_ (8.221) 2 | %208 | 0.428 | 0.089 | 4.231 4.234 | 4.846 | 0.849 | -0.495 | 0.485 | 0.095 | 4.969 | 5.364 (4.231) _| (4.234) (4,969)_| (5.364) 7 1.988 | 0.227 | 0.066 | 2002 | 2.008 | 2.298 | 0.400 | -0.238 | 0.257 | 0.050 | 2.359 | 2.547 (2,002) _| (2.004) (2.359 | (2.547) RCSC ccc Resultados del andlisis tridimensional, medidos en la direccién del sismo (multiplicados por Q. = 41, referidos a las hileras de columnas 5 y 20 (ver fig 1.1) Resultados obtenidos con el programa de computadora, considerando la participacién de todos los mados de vibrar Se incluyen los tres primeros modos de traslacién en la direccidn de andlisis, no obstante que solo el primer modo de vibracién tiene periodo mayor de 0.4 s, segin la secci6n 9.1 de las NTC-Sismo (masa modal efectiva global = 0.960 masa total) Se incluyen los modos que tienen mayor participacién en la respuesta lateral (masa modal efectiva global = 0.911 masa total) Criterio de superposicion modal: ratz cuadrada de la suma de los cuadrados Criterio de superposicin modal: combinacién cuadrética completa (supuesto ¢ = relacién de amortiguamiento critico = 0.05, constante para todos los modos) $2/z 4 T O1dWara EJEMPLO 1 h 22/25 TABLA 1.7 COEFICIENTES DE CORRELACION MODAL PARA EL CRITERIO DE SUPERPOSICION MODAL DE LA COMBINACION CUADRATICA COMPLETA, CASO 1 Modo 2 3 4 5 6 7 8 9 1 1.000 | 0.914 | 0.125 | 0.006 | 0.006 | 0.004 | 0.002 | 0.002 | 0.001 2__| 0.914 | 1.000 | 0.156 | 0.007 | 0.006 | 0.004 | 0.002 | 0.002 | 0.001 3__| 0.125 | 0.156 | 1.000 | 0.012 | 0.011 | 0.006 | 0.003 | 0.003 | 0.002 4 _| 0.006 | 0.007 | 0.012 | 1.000 | 0.934 | 0.133 | 0.026 | 0.024 | 0.012 5__| 0.006 | 0.006 | 0.011 | 0.934 | 1.000 | 0.161. | 0.029 | 0.027 | 0.013 6 | 0.004 | 0.004 | 0.006 | 0.133 | 0.161 | 1.000 | 0.081 | 0.072 | 0.027 7__| 0.002 | 0.002 | 0.003 | 0.026 | 0.029 | 0.081 | 1.000 | 0.957 | 0.144 8 | 0.002 | 0.002 | 0.003 | 0.024 | 0.027 | 0.072 | 0.957 | 1.000 | 0.168 9 _{ 0.001 | 0.001 | 0.002 | 0.012 | 0.013 | 0.027 | 0.144 | 0.168 | 1.000 Resultados de los primeros nueve modos de vibracién del modelo tridimensional TABLA 1.8 MODAL DE LA COMBINACION CUADRATICA COMPLETA, CASO 2 EJEMPLO 1 h 23/25 COEFICIENTES DE CORRELACION MODAL PARA EL CRITERIO DE SUPERPOSICION [ Modo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 1 1,000 | 0.538 | 0.071 | 0.006 | 0.005 | 0.003 | 0.002 | 0.002 | 0.001 2 | 0.538 | 1.000 | 0.123 | 0.008 | 0.006 | 0.004 | 0.002 | 0.002 | 0.001 3 | 0.071 | 0.123 | 1.000 | 0.015 | 0.012 | 0.006 | 0.004 | 0.003 | 0.002 4 | 0.006 | 0.008 | 0.015 | 1.000 | 0.539 | 0.072 | 0.027 | 0.020 | 0.010 5 | 0.008 | 0.006 | 0.012 | 0.539 | 1.000 | 0.127 | 0.038 | 0.027 | 0.012 6 | 0.003 | 0.004 | 0,006 | 0.072 | 0.127 | 1.000 | 0.158 | 0.086 | 0.027 7__| 0.002 | 0.002 | 0.004 | 0.027 | 0.038 | 0.158 | 1.000 | 0.539 | 0.074 8 | 0.002 | 0.002 | 0.003 | 0.020 | 0.027 | 0.086 | 0.539 | 1.000 | 0.130 9 | 0.001 | 0.001 | 0.002 | 0.010 | 0.012 | 0.027 | 0.074 | 0.130 | 1.000 } Resultados de los primeros nuave modos de vibracién del modelo tridimensional EJEMPLO 1 i h 24/25 caso t cM (16,12) m XCM=CG bys24m lam x Y by232 m SO 8m oon, caso 2 xem O.1by22.4m ee O.1by=3.2m CM(19.2, 14.4)m Bm 2m x a FIG 1.2 UBICACLON DE LOS CENTROS DE MASA DE LOS CASOS 1 Y 2 h 25/25 EJEMPLO 1 OdLDONODSad SL ‘a A V SOdMYD Aq SVUNLINULSA “(aI@ISa¥dNod) ILI vNOZ ‘p =D A T =0 VYVd ODINSIS ONESIG ad SOYLAdSa £°1 91d (s) ogolwad v s ic ge @ gh t s$ 0 oO 0 (8 oanue) » =0 . ro tv OdNwO) » 7 €'0 ———— aaa ro (a Odnuo) + =O s'0 90 (vy Odn¥S) F=0 pL'0 80 Ill VNOZ :€6-4G9H ‘ONSSIG JG SOULOSdSA 5 /qwuLoadS3 VOVNS0uO EFECTOS DE TORSION EN UN EDIFICIO EJEMPLO 2 ASIMETRICO DE DIEZ NIVELES h 1/37 Con base en un edificio asimétrico de diez niveles, se ilustra un procedimiento paso a paso para determinar la posicién de los centros de torsién, las excentricidades tedricas © calculadas (e, = e,), las excentricidades de disefio E,, = 1.5e, + 0.1b y Ey. = &- 0.1b, 'y cémo incluir dichos célculos en programas de andlisis estructural que no los consideran explicitamente. Vigas Seccién (cmxem). Principales’ —— 40x100 Secundarias ---- 30x70 Espesor de losas: 10 cm 1 Ne HERA cova 1D ne cri Columnas Seccién a (cmxcm) Entrepisos 1-3 90x90 Entrepisos 4-6 80x80 Entrepisos 7-10 70x70 a) Planta tipo EJEMPLO 2 h 2/37 Muros Espesor (cm) Entrepisos 1-3. 40 Entrepisos 4-6 30 Entrepisos 7-10 25 LOK fa SWISS LES FEF E LESLS LL LES ze SSSI SUSoTIN NLR WAH RS L} Ye LA LZ 0: AY INK TK Dimensiones en m, si no se indica Re otra cosa Los claros son entre ejes Las alturas son de piso a piso de losa FIG 2.1 PROPIEDADES ESTRUCTURALES DIEZ NIVELES EDIFICIO PARA OFICINAS GRUPO B ZONA II (COMPRESIBLE): c = 0.4, 7, = 0.6s, 7, = 3.9s,r=1 Q=2 FACTOR DE IRREGULARIDAD = 0.8 CONCRETO CLASE 1: ££ = 250 kg/cm’, £, = 14,000 Vf (kg/om?) EJEMPLO 2 h 3/37 CONSTANTES E, = 14,000 250 = 221,360 kg/cm? = 221.36 t/cm? b = b, = 16 m (sismo en direccién X) b = b, = 24m (sismo en direcci6n Y) Q’ =0.80 siT, = 7, = 0.65 0 se desconoce T, QO” = 0.8 11+(T,/T,) (0-10) si T, < T, E IN REDUCIR DEBIDO AL PERIODO FUNDAMENTAL Conocidas las principales caracteristicas estructurales del edificio (ver fig 2.1 y tabla 2.1) se procedié a calcular las fuerzas sismicas, F, que acttan sobre cada uno de los puntos donde se concentraron las masas; hasta este instante se desconoce el periodo, fundamental de vibracién de la estructura, por lo que dichas fuerzas sélo estén reducidas por el factor 1.6. Los resultados se presentan en la tabla 2.2; son iguales las fuerzas F; para el sismo en ambas direcciones. Posteriormente se revisa si se reducen también por los efectos del periodo fundamental de vibracién. CULO APROXIMADO DEL PERIODO FUNDAMENTAL Con las fuerzas sismicas F; de la tabla 2.2 (iguales para ambas direcciones) se hizo un primer analisis con base el modelo tridimensional del edificio, pero permitiendo Gnicamente el movimiento de traslacién; con este andlisis se determinaron los desplazamientos A, y A, para luego sustituir en el cociente de Schwarz. El cdiculo de los periodos fundamentales se muestra en la tabla 2.3. La tabla 2.4 presenta la comparacién de los periodos obtenidos analiticamente y con la férmula aproximada propuesta en ‘estas normas; las diferencias en los periodos fundamentales son practicamente nulas. Para fines de ilustracién, las figs 2.2 y 2.3 muestran una vista (desde la parte superior del edificio) de todas las plantas del edificio ante el primer modo de traslacién pura (sin torsién), para ambas direcciones. EJEMPLO 2 h 4/37 REDUCCION ANTES POR DEL PERIODO FUNDAMENTAL DIRECCION X Ty, = 0.963 < 7, = 3.9s y como T,, > T, = 0.6 s, entonces Como no se cumplen las condiciones de regularidad, a’ , = 0.8X 2.0 = 1.6 DIRECCION Y Ty = 0.3748 < 7, = 3.98 ycomo T,, < T, = 0.6 s, entonces a = a, = 11+(3x0.37/0.6) 24 = 0.285 Q’= 1+(0.37/0.6) (2-1) = 1.62 Como no se cumplen las condiciones de regularidad, a 0.8x1.62 = 1.30 Conocidos estos valores, se calcularon las fuerzas cortantes reducidas por la influencia del periodo fundamental de vibracién; la tabla 2.2 muestra los resultados. 10 EJEMPLO 2 h 5/37 ETERMINACION DE LAS POSICIONES DE ENTROS DE TORSION Se hizo un anilisis tridimensional con las fuerzas sismicas F, de la tabla 2.2 sin permitir las deformaciones por giros (sélo efectos de traslacién), y se determiné la distribucién de fuerzas cortantes en los elementos resistentes del edificio, para el sismo en la direcci6n X (tabla 2.5) y en la direcci6n Y (tabla 2.6). Enseguida se muestra cémo calcular las coordenadas del centro de torsién CT (X;, Y;) a nivel de cada piso, con base en los resultados numéricos de las fuerzas y ubicacién de los diferentes elementos resistentes. Las operaciones sélo se hacen para los tres pisos superiores. La tabla 2.7 tiene el resto de los valores; en esta tabla también se presentan las coordenadas correspondientes de las posiciones de los centros de torsién a nivel de entrepiso. Con estos datos es posible revisar el requisito del Uitimo pérrafo de la seccién 8.6 de las NTC-Sismo. NIVEL 10 x, [(1.23+1.46+1.23)(0)+(6.09+11.07 +8.09)(8) +(6.24+10.28)(16) +(2.39)(24)] ol 113.87 = 523.54 _ Xo = EERE = 4.60 m _ 111.30+25.34+19.19+8.84)(0)+(10.54+20.18+15.51(8) +(6.78+11.28)(16)) 128.96 x _ 658.72 _ 728.96 "217 EJEMPLO 2 h 6/37 NIVEL 9 Xqq = {(5-27+9.76+6.95)8)+(5.34+8.65)16) +(2.02)(24)] - [(113.87)(4.60)] an 117.88 227191 2 Xn" size ~~O-8tm Vy = ((21,96+38.19+31,53)(8)+(19.59+25.98)(16)]-((128.96)(5.11)] 133.86 ~ 804.50 _ 1° T3g.g6 7 601m NIVEL 8 X px H(.95+10.97 +7.82)(8)+(6.02+9.90)(16] +(2.21(24)]-U(113.87)(4.60) +(117.88)(-0.61)] 105.37 Vre = ((31.18+56.35 +45.82)(8)+(28.91 +38.41)(16)]-[(128.96)(5.11)+(133.86}(6.01)) ne 120.07 = 882.00 _ Yip = SEAS = 5.68 m 11 12 10 13 14 15 EJEMPLO 2 h 7/37 EXCENTRICIDADES TEORICAS 0 CALCULADAS Conocidos los centros de masa (tabla 2.1) y los centros de torsi6n (tabla 2.7) de cada nivel, se calcularon las excentricidades tedricas, e, La misma tabla 2.7 presenta os resultados correspondientes. Asimismo, en esta tabla se muestran los valores de e, medidos a nivel de entrepiso, para fines comparativos. EXCENTRICIDADES DE DISENO La tabla 2.8 muestra los c4lculos de las excentricidades torsionales de disefio para ambas direcciones; se tienen también en dicha tabla los valores de las excentricidades de disefio determinadas a nivel de entrepiso. Con estos datos es posible revisar el requisito de la Ultima parte de la seccién 8.6 de las NTC-S. CENTROS DE MASA DESPLAZADOS Conocidas las coordenadas de los centros de torsién y las excentricidades de disefio (Ey, E,l, se calculan las coordenadas de los centros de masa desplazados para incluir los efectos de torsién segin lo especifican las NTC-S. Los resultados se presentan en la tabla 2.9, para las opciones Ey, y Ex2- Para el sismo en la direccién X se realizan dos andlisis sismicos de tipo estatico, uno para cada juego de centros de masa (desplazados por las excentricidades torsionales de disefio). Para el sismo en direccién Y se procede de manera anéloga. Esto es, se llevan a cabo cuatro andlisis estaticos, y de todas las respuestas (desplazamientos y elementos mec4nicos) se toma la condicién mas desfavorable. Las comparaciones posteriores de este ejemplo no incluyen los cambios resultantes por la éspecificacién del ultimo pérrafo de la seccién 8.6 de las NTC-S. 16 17 EJEMPLO 2 h 8/37 COMPARACION DE PERIODOS DE VIBRACION La tabla 2.10 contiene los periodos naturales de vibracién del edificio, para las diferentes posiciones de los centros de masa; estos célculos se hicieron para observar qué pasa con esta propiedad dinémica cuando el centro de masa de cada nivel cambia de posicién. Se presentan también los periodos de vibracién de la estructura sin permitir las deformaciones por giros (traslacién pura). Para la direccién larga (X) no se tienen valores significativamente diferentes, ya que en esta direccién los efectos de torsién no son importantes; el periodo fundamental es del orden de 1.0 s, independientemente de la condicién que se considere. Para la direccién Y si se observan cambios de consideracién entre una y otra condicién de anilisis. El caso con la opcién E,, resulta ser el ms desfavorable. Para este ejemplo, como era de esperarse, debido al muro de concreto, la solucién de traslacién pura esté totalmente del lado de la inseguridad. COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS, En las tablas 2.11 y 2.12 se comparan los desplazamientos (4,, A, y giros) calculados para las condiciones de: 1) traslacién pura (cortante directo); 2) la excentricidad calculada; 3) la excentricidad de disefio E,,; y, 4) la excentricidad de disefio E,.. Los valores de las tablas estén referidos al origen del. sistema de ejes X-Y y fueron determinados con el procedimiento paso a paso (descrito en este ejemplo) para incluir los efectos de las excentricidades torsionales de disefio, y con el programa de andlisis tridimensional de la ref 4; las diferencias son poco significativas. Para complementar las tablas anteriores, las figs 2.4 y 2.5 muestran los desplazamientos de la planta del nivel superior cuando el sismo obra en una y otra direccién, para las diferentes condiciones de andlisis. El comportamiento de la estructura varia considerablemente para cada tipo de anélisis, en particular para el sismo en la direccién Y. Este tipo de resultados describe la importancia de los anélisis sismicos con y sin los efectos de la torsion de disefto. 18 EJEMPLO 2 h 9/37 COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS TRABES Las tablas 2.13 y 2.14 contienen los momentos flexionantes y torsionantes de algunas vigas tipo de los niveles 2 y 6, para el sismo actuando en las direcciones X y Y, respectivamente. Se hacen comparaciones, con y sin los efectos de las excentricidades torsionales de diseiio, entre los resultados determinados con los anélisis con los centros de masa modificados y con los del programa de la ref 4; no se detectan diferencias entre ambos métodos. En cambio, hay respuestas bastante diferentes cuando se consideran las excentricidades E,, y E42, con respecto al andlisis sin dichos efectos. COLUMNAS Se hacen comparaciones similares en los elementos mecénicos de algunas columnas tipo de los entrepisos 1-2 y 5-6; los resultados se presentan en las tablas 2.15 y 2.16 Las diferencias en los valores determinados segtn el! procedimiento descrito para modificar los. centros de masa y los del programa de la ref 4, son despreciables. Las variaciones en los elementos mecénicos de las columnas, segun el tipo de anilisis {con y sin torsién), son de consideracién, dependiendo de la direccién del sismo y de la ubicacién del miembro estructural. COMENTARIOS 1, Elejemplo estd basado en la seccidn 8.6 de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo {NTC-S). El tipo de andlisis es mediante el método estético (seccién 8.1). Las fuerzas cortantes adoptadas para el andlisis en la direccién Y son menores que las calculadas segin la seccién 8.1, debido al efecto del periodo fundamental de vibracién de la estructura en dicha direccién (secci6n 8.2); las fuerzas de la direccién X no sufren reduccién EJEMPLO 2 h 10/37 Como la estructura no satisface los requisitos 1 y 11 de las condiciones de regularidad que fija la seccién 6, se multiplicé por 0.8 el valor del factor reductivo Q’; el factor de comportamiento sismico adoptado para este ejemplo fue de Q = 2. Para este ejemplo se supone que se desconoce el periodo dominante mas largo del suelo, 7,, en el sitio de interés. ‘Se comparan las respuestas sismicas (desplazamientos y elementos mecénicos de vigas y columnas tipo) calculadas con los efectos de torsién segin el procedimiento paso a paso, descrito en el ejemplo, contra las obtenidas con un programa para computadora desarrollado por Damy (ref 4); las diferencias obtenidas son prdcticamente nulas, lo cual muestra la bondad de la metodologia propuesta para tomar en cuenta la torsién mediante programas de andlisis sismico tridimensional, versi6n microcomputadoras personales. Los tamajios propuestos de vigas, columnas y muros son los necesarios para que las deformaciones laterales de entrepiso debidas a fuerza cortante, incluyendo los efectos de torsién y sin los de deformaciones axiales de columnas, resultaran del orden de 0.006 veces la altura de entrepiso (art 209 del Reglamento); se obtuvieron por tanteos a partir del anélisis bajo fuerzas laterales. El modelo matemético consideré nueve hileras de columnas y 13 crujfas, como se puede observar en la fig 2.1a. Las rigideces de las vigas se determinaron considerando las secciones rectangulares brutas; para las columnas se utilizaron las secciones transversales brutas. No cumple con los requisitos 1 y 11 de las condiciones de regularidad de la seccién 6 de las NTC-S, El edificio cuenta con plantas asimétricas con respecto a dos ejes ortogonales por lo que toca a muros y otros elementos resistentes. En particular para la direccién Y (por la presencia del muro de concreto del eje 1) no se‘cumple que la excentricidad torsional calculada estéticamente, e,, sea menor que 10 por ciento de la dimensién en planta medida paralelamente a la excentricidad mencionada; los resultados posteriores confirman esta observacin. Es la dimensién maxima del piso que se analiza, medida perpendicularmente a la direcci6n de anilisis. EJEMPLO 2 h 11/37, El factor reductivo Q’ se multiplica por 0.8 porque el. edificio no satistace las condiciones de regularidad.que fija la‘seccién 6 de-las normas. T, es el periodo fundamental de vibracién de la estructura. Para un primer caso en que se desconoce T;, las fuerzas F, solo se reducen dividiéndolas entre Q’= 0.8 Q = 0.8 x2= 1.6. Con. este conjunto de fuerzas horizontales, reducidas Unicamente por Q’= 1.6 (se desconoce- hasta el momento el periodo fundamental de vibracién en cada direccién), se hizo un primer andlisis de la estructura, permitiendo. sélo un movimiento de traslaci6n pura en cada direccién de andlisis, y se determinaron los desplazamientos laterales A, y A, pata ambas direcciones, para fines de calcular el valor aproximado del periodo fundamental de vibracién (seccién 8.2). De acuerdo con la seccién 8.2 de las NTC-S podrén adoptarse fuerzas cortantes menores que las calculadas segun la parte 8.1, siempre que se tome en cuenta el valor aproximado del periodo fundamental de vibracién de.la estructura, 6.3 Dwix? 1 oD ex |” como se muestra en la tabla 2.3. Los resultados analiticos se determinaron por computadora con base en el modelo tridimensional del edificio. Para este ejemplo se considera que se desconoce T, (period dominante més largo del suelo en el sitio de interés). Como T,, y 7;, resultaron menores que 7, (segundo inciso de la parte 8.2 de las. normas), para el cdlculo de las fuerzas cortantes se procede como se indica en la EJEMPLO 2 h 12/37 parte 8.1, pero de tal manera que la relacién V,/W, sea igual a a/Q’, calculéndose 2 y Q’ como se especifica en las secciones 3 y 4 de las presentes normas. La estructura no cumple con los requisitos 1 y 11 de las condiciones de regularidad (seccién 6), por lo que el valor de Q’ de la seccién 4 se reduce 20 por ciento. Las fuerzas cortantes para el sismo en la direccién X no se redujeron debido al efecto del periodo fundamental; son los mismos valores calculados anteriormente, para fines de la obtencién de los valores aproximados de los periodos fundamentales. El centro de torsién del nivel r se define como el punto donde se deben aplicar las fuerzas que obran en ese nivel para que el movimiento sea solo de traslacién, sin rotaci6n de su diafragma de piso. Los resultados de las tablas 2.5 y 2.6 incluyen los efectos de segundo orden (P-A). Las coordenadas del centro de torsién del Ultimo piso (), se pueden calcular con (ref 2): NW " D VX D Ma x, . fa Fy donde: Xi Yq: Coordenadas del centro de torsién en el nivel j (ultimo) Vir Vig + ‘Fuerza cortante del elemento resistente / en el entrepiso abajo del nivel j Fy Fy Fuerza sismica total aplicada al piso jen direccién X 0 Y EJEMPLO 2 h 13/37 X, (, ¥; + Distancias del elemento resistente / a los ejes X y Y N : Numero total de elementos resistentes Para el pentiltimo piso (/-1), Para un piso tipico (r), w N Dar % - Fy Yq y, «i ion 1 7 Las coordenadas del centro de torsién (X;, Y;) a nivel del entrepiso / se calculan con (ref 4): EJEMPLO 2 10. 1. h 14/37 donde: Xu Yn Coordenadas del centro de torsién en el nivel /, por arriba del entrepiso j Fan Fy, + Fuerza sismica total aplicada al piso / en direccién X 0 Y, por arriba del entrepiso j Vi, Vy + Fuerza cortante en el entrepiso j Las coordenadas se miden con respecto al sistema de ejes globales (ver fig 2.1) Estos cdlculos sirven para revisar el requisito de la Ultima parte de la seccién 8.6 de las NTC-S en que se especifica que la excentricidad de disefio en cada sentido no se tomaré menor que la mitad de! maximo valor de e, = e, calculado para los entrepisos que se hallan abajo del que se considera, ni se tomard el momento torsionante de ese entrepiso menor que la mitad del maximo calculado para los entrepisos que estan por arriba del considerado. Cuando el sismo acttia en la direccién X, la excentricidad teérica 0 calculada, e,, en el nivel / sera: eg = Yeu Yq Para el sismo en la direccién Y, Xeuj~ Xr donde : Xen» Yeu: Coordenadas del centro de masa del nivel j (ver tabla 2.1) Xt Yq: Coordenadas del centro de torsién del nivel j (ver tabla 2.7) EJEMPLO 2 h 15/37 12. 13: En las NTC-S se denomina e, = e, a la excentricidad teérica, la cual toma en cuenta Unicamente las torsiones de entrepiso que se causan dentro del intervalo de comportamiento lineal; s6lo depende de la distribucién de ri Se definen Ey, teérica y b es la anilisis. 1,5¢,+0.16 y Ez = e,-0.1b, donde e, es la excentricidad imensién mdxima en planta perpendicular a la direccién de En las NTC-S se especifica que la excentricidad torsional de disefio para cada elemento resistente se considere igual a la que resulte més desfavorable entre E,, y Eq. Para el nivel j, se tiene que = 1.5e, +0.1b Eq = €j- 0.10 donde b debe tener el signo de e,,, segiin la direccién del sismo. El objetivo principal del ejemplo fue presentar un método confiable para evaluar los efectos de torsién, utilizando las especificaciones de las NTC-S, por medio de programas de andlisis tridimensional de uso del dominio publico (versién micro-PC), que no toman en cuenta esos efectos. Como parte del procedimiento propuesto fue necesario determinar la posicién del centro de torsién de cada nivel, asf como las excentricidades teéricas y de disefio. Ahora, para incluir estos resultados se desplazan los centros de masa de cada nivel definidos en la tabla 2.1, y se introducen asf los efectos de las excentricidades torsionales de disefio; los centros de masa desplazados son los de la tabla 2.9. Las coordenadas modificadas del centro de masa del nivel j, son: Xow = Xq + Exe = Xq + (1.5eqy + (0.10) (signo e,,)] EJEMPLO 2 h 16/37 14, 15. 16. 17. X* owe = Xq + Eaton = Xq + lay - (0.16) (signo e.,.)) Yom = Yon + Cay Yrom2 = Yo + Fay Los resultados se tienen en la tabla 2.9. Hacer cambios en el archivo de datos de las coordenadas de los centros de masa desplazados es sencillo; el resto de informaci6n (geometrias, dimensiones, etc) no sufre modificaci6n. Las fuerzas sismicas son las de la tabla 2.2. Para este ejemplo el momento torsionante de disefio de un entrepiso / siempre resulté mayor que la mitad del maximo calculado para los entrepisos por arriba de dicho entrepiso. S6lo para el entrepiso superior, sismo en la direccién Y, no se cumple que E,., sea mayor que la mitad del maximo valor de e,, de los entrepisos que estan por abajo. Para el sismo en la direccién X, la Ey, de todos los entrepisos, excepto en planta baja, resulta ligeramente menor que la mitad del maximo valor de e,, de los correspondientes entrepisos que se hallan por abajo del que se considera Para el cdlculo de los periodos de-la tabla 2.10 se consideraron los. cambios necesarios para obtener las propiedades de masa, de acuerdoa la nueva posicién del centro de masa de cada nivel y al caso que se estudie. Estos resultados son solo para mostrar la variacién de esta propiedad dinamica segun se alteren las condiciones de torsién, como ocurre en la direccién Y. Con estas comparaciones basicamente se pretendieron dos objetivos. Por un lado verificar la bondad de la metodologia propuesta y aplicada en este ejemplo para tomar en cuenta los efectos de las excentricidades torsionales de disefio; se comprobé con las respuestas obtenidas con el programa de computadora de EJEMPLO 2 17/37 18. la ref 4 (que incluye explicitamente todas las consideraciones necesarias para hacer participar los efectos de torsién}, y se observé cémo varia la respuesta sismica en este tipo de estructuras con y sin la influencia de la torsién. Solo se presentan los resultados de algunas vigas y columnas tipo para mostrar lo indicado en el comentario anterior. EJEMPLO 2 h 18/37 TABLA 2.1 ALTURAS, PESOS Y CENTROS DE MASA. Centro de masa Nivel Entre- h; H, W, ran You piso (m) im) im) im) 10 36.40 283.3 8.33 6.72 10 3.5 9 32.90 324.4 8.08 6.76 9 35 8 29.40 324.4 8.08 6.76 8 3.5 7 25.90 324.4 8.08 6.76 Zz 3.5 6 22.40 330.4 8.04 6.76 6 3.5 18.90 336.5 8.00 6.77 5 35 4 15.40 336.5 8.00 6.77 4 3.5 3 11,90 345.1 7.91 6.78 3 3.5 2 8.40 353.8 7.83 6.80 2 3.5 1 4.90 375.6 7.66 6.82 1 49 Sumas 3,333.5 Xu ¥ Ye Son las coordenadas de los centros de masa sin modificar para fines de incluir los efectos de la torsién en planta EJEMPLO 2 h 19/37 TABLA 2.2 CALCULO DE FUERZAS SISMICAS ESTATICAS ela EDte A; W, WH; Fy Vie Fy Viy piso to_| tm ) (em) () ) i ( 70 364 [283.3 __[ 10,311.0 _[128.7 37 10 [35 1287 137 3 329 [326-4 [70671.1_[135.2 TT a [35 2619 237: s 234 S244 9535.5 [T19.0 105. 3 [35 3805 3366 7 Wo [3244 8400.7 [104.8 927 7 [35 4857 429-3 S Wa |___ 330.8 TaOV2 | 924 B16 6s 378.1 310.9 J 183 | 336: 6389.3 | 75.4 70: 5 [35 6575 SBT = a | 3365 186 | 647 37.2 as 7224 538.5 3 To | _345.1 41072 [ 813 455 Te sa S856 z Ba [3531 2966.4 | 37.0 S27 2 [ss 310.4 7163 T 43 | _ 3756 T8404 | 23.0 203 Tas eas. = 736.6 = Vor v, Sumas} 3,3335 = W,| 66,774.8 Solo las fuerzas para el sismo en direccién Y se redujeron debido al efecto del periodo fundamental = 1.60; a, = 0.400 = 1,30; a, 0.285 EJEMPLO 2 h 20/37 TABLA 2.3 CALCULO APROXIMADO DE LOS PERIODOS FUNDAMENTALES DE VIBRACION Direcci6n X Direccién Y Nivel | w, o, | wor | Faby | Oo, |r, | Fa, eo wo fem) (om) 10 283.3, 128.7 9.40 | 25,032.4 | 1,209.8 1.69 809.1 217.5 9 324.4 133.2, 9.06 | 26,627.9 1,206.8 1.50 729.9 199.8 8 324.4 119.0 8.51 23,493.1 1,012.7, 1.30 548.2 154.7 7 324.4 104.8 7.75 | 19,484.3 812.2 1.10 392.5 115.3 6 330.4 92.4 6.82 | 15,367.7 630.2. 0.89 261.7 82.2 5 336.5 79.4 5.84 | 11,476.5 463.7 0.70 164.9 55.6 4 336.5 64.7 4.75, 7,592.3 307.3 0.51 87.5 33.0 3 345.1 51.3 3.50 | 4,227.5 179.6 0.35 42.3 18.0 2 353.1 37.0 2.44 (2,102.2 90.3 0.21 15.6 7.8 1 375.6 23.0 1.29 625.0 (29.7 0.10 3.8 2.3 Sumas 136,028.9 | 5,942.2 3,055.5 886.2 Ty, = 6.3 { (136,028.91981 x 5,942.2) }"" T, = 6.3 { ZW, O7/g EP, A; }'1? 7), = 0.96 5 Ty, = 6.3 ( (3,055.5)/(981 x 886.2) }'? Ty = 037s EJEMPLO 2 h 21/37 TABLA 2.4 COMPARACION DE PERIODOS DE VIBRACION CALCULADOS POR COMPUTADORA Y CON FORMULA Periodo de vibracién, 7; (s) Direccién Modo Férmula Por computadora* 0.96 0.960 0.325 0.183 0.373 Y 20 | 0.098 oln 3 == 0.050 * Los resultados anallticos se obtuvieron a partir del modelo matematico con computadora, ante el movimiento de traslaci6n pura nie Dw,x? GEPLX, T, (FORMULA) = 6.3 9 = 981 cm/s? TABLA 2.5 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION X Fuerza cortante (t) Ne, de hilera de columna Entrepiso Total 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11.30 | 25.34 | 1919] @e4 | 1054 | 2018 | 15.51 | 6.78 | 11.28 | 128.96 9 2287 | 41.88 | 37.24| 23.88 | 21.96 | 38.19 | 31.53 | 19.60 | 25.98 | 262.82 8 31.73 | 60.17 | s496| 35.36 | 31.18 | 56.35 | 45.82 | 28.91 | 38.41 | 382.89 7 41.21 73.86 | 69.02 | 46.68 | 40.76 | 70.52 | 58.17 | 38.96 | 49.89 | 489.07 6 45.78 | 91.66 | 66.02 | 54.63 | 45.28 | 987.52 | 70.73 | 42.91 | 58.01 | 582.54 5 53.27 | 101.29 | 96.33 | 63.68 | 52.90 | 97.82 | 80.16 | 51.05 | 66.94 | 663.44 4 59.23 | 109.34 | 104.96 | 70.91 | 58.96 | 10657 | 7.64 | 57.72 | 74.31 | 729.65 3 61.08 | 119.41 | 115.39 | 75.64 | 60.85 | 11663 | 95.13 | 59.39 | 78.38 | 781.89 2 60.98 | 127.16 | 123.80 | 79.00 | 60.85 | 125.39 | 100.40 | 60.42 | 82.18 | 820.17 1 ao.ea | 10819 | 106.91 | 88.55 | 80.84 | 108.03 | 96.84 | 81.40 | 90.53 | 842.17 Son resultados del andlisis sismico estatico; las F;, no se redujeron debido al efecto del periodo fundamental 7,, “e/tz 4 2 O1award TABLA 2.6 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION Y Fuerza cortante (t) Entrepiso N? de hilera de columna Muro | Total } (11/(2) a (2) 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 1.23 | 6.09 | 6.24 | 2.39 | 1.46] 11.07 |10.28 | 1.23 | 8.09 | 65.81 | 113.87 | 0.58 9 3.82 | 5.27 | 5.34 | 2.02 | 4.23 | 9.76 | 8.85 | 3.81 | 6.95 {181.72 | 231.75 | 0.78 8 5.70 | 5.95 | 6.02 | 2.21 | 6.34 |10.97 | 9.90 | 5.70 | 7.82 {276.51 | 337.12 | 0.82 7 7.37 | 6.17 | 6.22 | 2.40 | 820 |11.10 | 9.96 | 7.37 | 7.96 |363.21 | 429.95 | 0.84 6 10.80 | 6.88 | 6.91 | 2.47 |12.40 | 13.12 | 11.54 |10.80 | 9.10 | 427.73 | 511.72 | 0.84 5 12.42 | 6.50 | 6.51 | 2.34 [14.22 | 12.27 | 10.74 |12.41 | 8.53 _|496.04 | 581.98 | 0.85 4 13.71 | 6.66 | 6.67 | 2.71 | 15.61 | 11.93 [10.47 | 13.71 | 8.49 [549.27 | 639.21 | 0.86 3 15.46 | 5.45 | 5.43 | 1.92 | 18.19 | 10.51 | 9.03 | 15.46 | 7.18 [595.79 | 684.44 | 0.87 2 17.52 | 4.19 | 4.16 | 0.89 ']19.81 | 8.83 | 7.41 [17.51 | 5.74 [631.03 | 717.09 | 0.88 1 9.68 | 4.60 | 4.60 | 3.28 | 10.08 | 6.35 | 5.80 | 9.68 | 5.17 {677.95 | 737.17 | 0.92 Son resultados del andlisis sismico estético con las fuerzas F, reducidas debido al efecto del p jo fundamental T,, ug/sz 4 ACA 2 OTdW EJEMPLO 2 h 24/37 TABLA 2.7 COORDENADAS DE LOS CENTROS DE TORSION (X;, Y,) Y EXCENTRICIDADES TEORICAS (e,) A NIVEL DE PISO Centro de torsién Nivel | Entrepiso x; Y; ex | ey (mn) (oo) toad_| toh 10 4.60 5.11 3.73 | 1.61 10 4.60. 5.11 3.73 | 1.61 9 -0.61 6.01 8.70 | 0.75 3 1.95 5.57 6.13 | 1.19 8 0.52 5.68 7.57 | 1.08 8 1.50 5.60 6.58 | 1.16 7 0.13 5.96 7.95 | 0.79 7 1.21 5.68 6.87 | 1.08 6 0.84 4.98 7.20 | 1.78 6 115 5.57 6.89 | 1.19 5 0.52 6.08 8.52 | 0.69 5 0.95 5.63 7.05 | 1.14 4 0.09 6.09 7.91 | 0.68 4 0.87, 5.67 7.13 | 1.10 3 -2.06 4.73 9.97 | 2.05 3 0.68 5.61 7.23 [1.17 2 3.25 4.95 11,08 | 1.85 2 0.50 5.58 7.33 | 1.22 1 0.86 21.00 6.80 |-14.18] 1 0.51 6.00 7.15 | 0.82 Excentricidades teéricas: Cex = Xe Xr e, ey = Yew Yr Las coordenadas de las posiciones de los centros de torsién y excentricidades teéricas a nivel de entrepiso s6lo se muestran para fines comparativos. EJEMPLO 2 h 25/37 TABLA 2.8 EXCENTRICIDADES DE DISENO A NIVEL DE PISO (Eys, Eyal Sismo en direccién X Sismo en direccién Y i Entrepiso Faw fay fae fam 10 4.02 0.01 8.00 1.33, 10 4.02 0.01 8.00 1.33 9 2.73 -0.85. 15.44 6.30 9 3.39 2041 11.60. 3.73 8 3.22 -0.52 13.75 5.17 8 3.34 0.44 12.27 4.18 7 2.79 -0.81 14.32 5.55 7 3.22 0.52 12.71 4.47 6 4.27 0.18 13.20 4.80 6 3.39 -0.41 12.74 4.49 5 2.64 0.91 15.17 6.12 5 3.31 -0.46, 12.98 4.65 4 2.62 -0.92, 14.27 5.51 4 3.25 -0.50 13.10 4.73 3 4.68 0.45, 17.36 7.57 3 3.36 -0.43 13.25 4.85 20 4.37 0.25, 19.02 8.68 2 3.43 -0.38, 13.40 4.43 1 =12.58 -22.87 12.60. 4.40 7 2.83 “0.78 13.13 4.75 Sismo en direcci6n X: b= 16m Eqny = 15 @py + 0.1 b (signo €,y) Exgy = Gy 0.1 6 (signo @,,) Sismo en direcci6n Y: b= 24m Eqn, = 1.5 Gg + 0.1 b (Signo @,) Exge = Cex ~ 0-1 b Isigno €.,) Ete Eary = Maximo de (Egy, Exe) Eau Eaay = Minimo de (Ey), Exo) Los resultados a nivel de entrepiso sélo se muestran para fines comparativo. EJEMPLO 2 h 26/37 TABLA 2.9 COORDENADAS DE LOS CENTROS DE MASA DESPLAZADOS: Opcion Ey Opcién Eye ive X eur emt “cme Y'em2 {m) (mm) (m) im) 10 12.60 9.12 5.93 5.12 9 14.83 8.73 5.68 5.16 8 14.27 8.90 5.68 5.16 7 14.46 8.75 5.68 5.16 6 14.04 9.25 5.64 5.16 5 14.66 8.71 5.60 5.17 4 14.36 8.71 5.60 5.17 3 15.30 9.41 5.51 5.18 2 15.77 9.32 5.43, 5.20 1 13.46, 8.42 5.26 -1.87, X our = Xr + Fares Yous = Yr + ay X cua = Xr + Caan Yome = Vr + Exay EJEMPLO 2 h 27/37 TABLA 2.10 COMPARACION DE PERIODOS NATURALES DE VIBRACION CALCULADOS ANALITICAMENTE Y CON FORMULA PARA DIFERENTES CONDICIONES DE POSICION DE LOS CENTROS DE MASA DE CADA PISO Periodo de vibracién, 7; (s) Direccién Modo Caso A Caso B Caso C Caso D Larga 1 0.960 (0.96) 0.973 0.951 1,005 x) 2 0.325 0.328 0.322 0.344 Corta 1 0.373 (0.37) 0.909 1.435 0.783 m 2 0.098 0.307 0.491 0.304 Torsién 1 0.243 0.208 0.263 (2 2 0.170 0.128 0.195 () Valor aproximado del periodo fundamental de vibracién de la estructura, segin la formula de la sec Caso A: Caso B: Caso C: Caso D: in 8.2 de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo. Resultados ante un movimiento de trasiacién pura (un solo grado de libertad por piso) Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién yun giro), y centros de masas sin modificar (solo efectos de la excentricidad tedrica) Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién Yun giro), y centros de masa desplazados segun la excentricidad de disefio Ey, Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién Y un giro), y centros de masa desplazados segtin la excentricidad de disefio Ey, TABLA 2.11 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS (MULTIPLICADOS POR @ = 2) DE LA ESQUINA A-1, CALCULADOS PARA LOS EFECTOS DE: 1) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO), 2) LA EXCENTRICIDAD TEORICA, e,, 3) EXCENTRICIDAD DE DISENO, £4), 4) EXCENTRICIOAD DE DISENO, £,,. SISMO EN LA DIRECCION X. Sismo en la direccién X ae 1) Traslacion pura 2) Excentricidad tedrica, e, 3) Excentticidad de disefio, Ey, _| 4) Excentricidad de disefo, E, a | 4 1 61 4, 4, é a ry @ rN @ 70 | 18.80 | - | ~ | 19.16 | 0.262 | 0.000626] 16.82 | 0.602 | -0.002633 | 20.90 0.003089 (19.16) | (0.262) (0.000626 (17.43) | 10.512) | 1-0.002214) | (21.11) (0.003349) 9 | 1612 | ~ | ~ | 18.44 0.230 [0.000572] 16.21 | 0.530 | -0.002544 | 20.11 0.002903 (18.44) | (0.230) |10.000572i| (16.79) | 0.452) | (-0.002149) | (20.30) (0.003166) 3 | 1702 | = | = | 17.30 | 0.198 ]0.000513] 15.23 | 0.458 | -0.002395 | 18.86 0.002692 (17.30) | (0.198) |{0.000513/ (15.761 | (0.390) | -0.002037) | (19.02) (0.002925) 7 | 1650 | ~ | ~ | 15.74 | 0.164 [0.000446] 13.87 [ 0.384 | -0.002188 | 17.15 0.002422 (15.74) | (0.164) |(0.000445)| (14.36) | (0.326) | (-0.001877) | (17.30) (0.002622) S| 13.64 | ~ | ~ | 13.84 [0.132 |0.000373] 12.20 | 0.310 | -0.001931 | 15.07 0.002105 (13.84) | (0.132) }(0.000373)| (12.62) | 0.280) | (-0.001664) | (15.19) (0.002268) 3 | 11.68 | ~ | = ] 11.83 | 0.102 [0.000296 [ 10.45 | 0.242 | -0.001657 | 12.87 | -0.014 | 0.001766 (11.83) | (0.102) |10.000284i| (10.80 | 10.220) | 1-0.001429) | (12.97) | (-0.0141 | (0.001890) 7 350 | = | = | 9.60 | 0.074 10.000215| 8.50 | 0.176 | -0.001354 | 10.45 | -0.012 | 0.001405 (9.60) | 10.074) |(0.0002151|_(8.78)_| (0.161) | (-0.001166) | (10.51) | (-0.011) | (0.001490) 3 716 | ~ | = | 7.24 | 0.048 [0.000140] 6.42 [0.119 | -0.001028 | 7.86 | -0.008 | 0.001031 (7.24) | 10.0481 |(0.000140| _16.63)_| (0.101) | (-0.000881) | (7.90) | (-0.008) | 0.001079) z | #88 | ~ | ~ | 492 | 0.028 |0.000070[~ 4.38 | 0.072 | -0.000706 | 5.33 | -0.006 | 0.000870 (4.92 | 10.028) |10.000070|_14.51)_| (0.061) | (-0.000602) | (5.34) | (-0.006) | (0.000885) 7 z58 | = | = | 258 | 0.012 J0.000015] 2.31 | 0.033 | -0.000377 | 2.79 | -0.004 | 0.000324 (2.58) | (0.012) |(0.0000151]_{2.38)_| (0.028) | (-0.000317) | (2.79) | (-0.004) | (0.000317) {_) Valores obtenidos con el programa TORSION (ref 4) Los desplazamientos de traslacién (componentes A, y A,) estén en cm, y los giros (6) en rad 2 O1AWald is /87 4 TABLA 2.12 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS (MULTIPLICADOS POR Q = 2) DE LA ESQUINA A-1, CALCULADOS PARA LOS EFECTOS DE: 1) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO}, 2) LA EXCENTRICIDAD TEORICA, e,, 3) EXCENTRICIDAD DE DISENO, E,,, 4) EXCENTRICIDAD DE DISENO, Ey. SISMO EN LA DIRECCION Y Sismo en ta direccién ¥ nie) 1) Traslacién pura 2) Excentricidad tebrica, e, 3) Excentricidad de disefio, Ey _| 4) Excentricidad de disefo, E, 4 a, | 6 ay 3 6 by 4 6 4, A 6 10 = }2.98] ~ | 696 | 1.65 [0.009311] 12.56 | 0.85 | 0.01713 | 4.70 | 1.98 | 0.006155 (6.96) | (1.65) |(0.009308)| (12.56) |_ (0.85) _| (0.01712) | (4.70) | (1.98) | (0.006153) 9 = ase} - | 6.69 | 1.46 0.009008] 12.07 | 0.74 | 0.01653 | 4.53 | 1.75 | 0.005983 (6.69) | (1.46) |10.009002 (12.06) | (0.74) | (0.01652) | (4.53) | (1.75) | (0.005981) @ = [2a0{ ~ | 6.27 | 1.26 |0.008484|" 11.30 | 0.64 | 0.01554 [4.25 [ 1.82 | 0.005663 (6.27) | (1.26) |(0.008482) (11.30) |_ (0.64) | (0.01554) | (4.25) |_(1.52)_| (0.005661) 7 = [ras] ~ | 5.69 | 1.06 [0.007742] 10.26 |~0.54 [0.01416 | 3.87 | 1.28 | 0.005188 (5.691 _|_ (1.06) {(0.007740}| (10.26) | (0.54) | (0.01416) | (3.87) |_(1.28) | (0.005186) 6 = |iss} - | 498 [0.86 |o.0osei3| 8.98 | 0.43 | 0.01245 | 3.40 | 1.04 | 0.004582 (4.98) | (0.86) (0.006811 (8.98) | (0.43) | (0.01245) | (3.40) | (1.04) | (0.004580) 5 = ptaap— | 4.23 | 0.68 [0.00ser3|~ 7.62 | 0.34 | 0.01060 | 289 | 0.81 | 0.003923 (4.23) | (0.68) |10.005811| (7.62) | (0.34) | (0.01061) | (2.89) | (0.81) ]10.003921) 4 = [oso] ~ | 340 | 0.50 |0.004704[~ 612 [ 0.25 | 0.00857 | 2.33 | 0.60 | 0.003185 (3.40) | (0.50) (0.004702) _(6.12)_|_(0.25)_| (0.00857) | (2.33) | (0.60) | (0.003184) 3 = [o62] - | 252 | 0.34 |ooossi7[ 4.54 | 0.17 | 0.00640 | 1.73 | 0.41 | 0.002389 (2.52) | (0.34) |10.003516) (4.54) |_(0.17) | (0.00640) _| (1.73) | (0.41) | (0.002389) 2 = Poss} | 1.66 | 0.21 | 0.002348] 3.00 | 0.10 | 0.00427 | 1.14 [0.25 | 0.007599 (3.66) | (0.21) }10.002347) 13.00) | 10.10) | (0.00427) | (1.14) | (0.25) | (0.001599) 7 = foie} - | 082 | 0.10 [o.oo1rgel 149 | 0.05 | 0.00216 | 0.57 [| 0.12 | 0.000810 (0.82) | (0.10) {0.001187} (1.49) | (0.05) | (0.00216) | (0.57) | (0.12) |10.000810) (1) Valores obtenidos con e! programa TORSION (ref 4) Los desplazamientos de traslacién (componentes A, y A,) estén en cm, y los giros (8) en rad Le /67 4 2 o1dWara TABLA 2.13 COMPARACION DE MOMENTOS FLEXIONANTES Y TORSIONANTES DE VIGAS TIPO, CALCULADOS PARA LOS EFECTOS DE: 1) LA EXCENTRICIDAD TEORICA, e,, 2) EXCENTRICIDAD DE DISENO, E,y, 3) EXCENTRICIDAD DE DISENO, E42. SISMO. EN LA DIRECCION X Sismo en la direcci6n X ‘Momento flexionante (t-m) ‘Momento torsionante Nivel | Trabe Extremo izquierdo Extremo derecho (em) Caso A Caso B Caso C Caso A Caso B Caso C Caso A Caso B Caso C 7 181.11 185.00 178.15 182.70 185.95 180.27 0.39 0.43 1.01 : (181.11) | (184.04) | (177.82) | (182.70) | (185.10) | (180.02) | (0.40) | (0.21) | (1.08) 2 12 82.63 107,32 64.15 83.71 109.55 64.39 0.15 0.74 0.81 (82.63) | (100.87) | (62.36) (83.71) | (102.79) | (62.47) (0.15) (0.51) (0.89) 14 190.98 167.26 208.73, 191.03 167.27 208.83 0.16 0.69 0.79 (190.98) | (173.44) | (210.45) | (191.03) | (173.44) | (210.55) (0.16) (0.47) (0.86) 7 125.35 129.47 122.30 128.09 131,11 125.86 0.54 0.13 1.04 (125.35) | (128.39) | (121.84) | (128.09) | (130.32) | (125.53) (0.55) (0.05) (1.12) 6 12 $7.31 75.27 44.06 58.89 78.61 44.35 0.18 0.62 0.77 (87.31) (70.55) (42.05) (58.89) (73.43) (42.13) (0.18) (0.41) (0.86) 14 139.97 120.61 154.26 140.25 120.75 154.65 0.19 0.52 0.72 (139.97) | (125.69) | (154.23) | (140.25) | (125.87) | (154.64) (0.19) (0.34) (0.81) a) Valores obtenidos con el programa TORSION (ref 4) La ubicacién de las trabes se muestra en la fig 2.1 Caso A: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masas sin modificar (solo efectos de la excentricidad tedrica) Caso B: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masa desplazados segun la excentricidad de disefio Ey, Caso C: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masa desplazados segtin la excentricidad de disefio Ey. Lg/0e ¥ z O1dWara TABLA 2.14 COMPARACION DE MOMENTOS FLEXIONANTES Y TORSIONANTES DE VIGAS TIPO, CALCULADOS PARA LOS EFECTOS DE: 1) LA EXCENTRICIDAD TEORICA, e, (SIN CODIGO), 2) EXCENTRICIDAD DE DISENO, E,,, 3) EXCENTRICIDAD DE DISENO, E qq. SISMO EN LA DIRECCION Y Sismo en la direccion Y ‘Momento flexionante (tm) ‘Momento torsionante Nivel | Trabe Extremo Izquierdo Extremo derecho (tm) CasoA | CasoB | CasoC | CasoA | CasoB | CasoC | CasoA | CasoB | CasoC a 5.03 | 143.13 | 62.35 | 84.48 | 142.30 | 61.91 2.43 448 7.65 (85.01) | (143.16) | (62.34) | (84.46) | (142.33) | (61.89) | (2.45) | (4.47) | (1.68) 2 a 756.19 | 272.98 | 110.65 | 168.70 | 277.41 | 11241 | 212 3.87 1.43 (156.15) | (273.05) | (110.62) | (158.66) | (277.48) | (112.38) | (2.13) | (@.90) | (1.44) i ra 80.28 | 147.25 | 5647 | 63.98 | 147.79 | 5908 | 2.68 4.87 7.83 (80.25) | (141.27) | (6.45) | (83.94) | (147.81) | (59.04) | (2.70) | (4.91) | (1.84) r 66.46 | 105.76 | 50.47 | 65.63 | 104.73 | 49.72 | 1.82 3.38 118 (66.45) | (105.77) | (50.46) | (65.62) | (104.72) | (49.71) |_ (1.83) | (3.41) | (1.19) A a 110.15 | 187.33 | 78.78 | 114.07 | 194.10 | e154 [1.34 283 0.86 (110.14) | (187.32) | (78.76) | (114.05) | (194.11) | (61.52) | (1.35) | (2.55) _| (0.87) nH 58.95 | 101.85 | 41.49 | 64.60 | 117.70 | 45.44 | 2.30 4.20 152 (58.93) | (101.84) | (41.48) | (64.58) | (111.68) | (45.42) | (2.32) | (4.23) | (1.53) O Valores obtenidos con el programa TORSION (ref 4) La ubicacién de las trabes se muestra en la fig 2.1 Caso A: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masas sin modificar (solo efectos de la excentricidad tedrica) Caso B: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masa desplazados segun la excentricidad de disefio E,, Caso C Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masa desplazados segtin Ia excentricidad de disefio Ey, “e/te 4 Z O1aWard TABLA 2.15 COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS DE COLUMNAS TIPO, CONSIDERANDO LOS EFECTOS DE: A) LA EXCENTRICIOAD TEORICA, e, (SIN CODIGO), 8) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO, &,,, C) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO, £,,, SISMO EN LA DIRECCION X Slama en la direccién X Elemento mecérico entee- | Hilera | Excro- piso | de | mo Ml) Mom Myer mw vue vo eolum- Tuo] Case 8] Coxe] Case A] Cosa 8] Coss S| Goro A] Cas 8] Casa G | Caso A] Caso B | Caso | Caso A] Caso] Caso | Caso A] Caso B [Caso C Ta | Beat | tia.t2| 60.88 | 2472 | aa.a1 | 10.88 9 Lf eesn |eis.ot 7-01] 4.73) |29.00)] (08 Ga} set2 | esa] suas | 2207 | a4.t0 [3.0 | oss | sso | sas | r20s8| 17196] 20632] 77287 | 240 | see | ngs | 2308 | aoe ue | (seria) fer1.8ai} 2.46) | (22.010 | (24.00) ¢a.2a) | 10.349 | «2.931 | (6.271 |(190.88)(176.881](200.22)] (77.97 | 189.96) | 64.43) | (18.69)] 129.19) | (6.99) ven | 7308 | 735 | 72.59 | 13687 |sT0z8 | 64.80 va |g Lit [irom | 3. | 2.28 [t3ee.n}.a949.0 9-56) Sef 8037 | or 78] Vazs prone fa7is.al waar | 2.66 | 21.78 | 2264 | 240s aes.70| 297.23] 61.26 | 6226 | 2078 | e9.10 | tesed | b0 up- | igorar | eat aa | 79.271 [crtga.sil(2sy4.2if 87.77) (3.86) | (20.700] (24.45) (340.94)](944.491](996.98)] (61.39) | (62.01) | (60.610 | (66.10) |(141.54)] (8.70) me | t0RT | 100.18 | 10awe [Fras | 27-88 | 9.75 LOS _[n92.7m|0101-12]005.781 21-39) | 25.201] 6.81) eae | o775 ios 3e] 2568 | 3284] 1925] 0.92 | sso | 5.96 | 392.39] 375.78] 997.29] 90.63 | 78.98 | 81.88 | t9.st | 24.39 | 15.40 sup. | aves) | 7-590 | (99-74) | (25.69) (31-25) (21.251| (0.94) | (3.931 | (6.27) |1982.391[(877.51)]1987.971|(@0.63) | (73.49) | (82.20) | (18.81) | (22.54 | (13.500 3e89 | 73.27 | 40.38 | 1608 | 2701 | Taz 52.90) | (69.41) | (48.801 | (16.08) | (25.10) | (6.96) 2 Pyypasso [soso Perse] te2e | aoa | soz | ons | 290 | ase | e274) soos | over | saz | cues | seo) | tae | 2 | ae sue. | 173.80) | 188.15) | (89.73) | (16.28) | (26-541 | (5.43) | (0.88) | 11.92) | (4.020 | (62.741 | (67.92% | (69.58) | (63.12) | 62.22) | 142.59) ] 112.95) | (20.51) | 14.86) wa | S078 | Stas | Soa? [sez8s [Ties] 65.07 se| s 60.77) | (81.27) | (60.16) |(552.651]11117.3)] (81.49), ; Tan] sae | G725 | 85.0 [as00a | sv0.s6[ Tae | 212 | 757 | 2.97 | 12484) 1a5.s0| 125.57] as.e2 | 47.48 | 295 | secs | Joe) O7e up. | ve-zey | 66.97) | 168-48) tcao.o8eat-s2] (71.27 | (2.19) | (6.04% | (40.531 |1134.873}1136.149]1733.96)] (66.82) | (47.301 (48.26) | (49.03) (99.33) | (3.91) Texsa | 6245 | 624 | 1753 | 19.88 | 15.82 182.84) | (62.64) | (62.43)| (17-33) | (18.88) | (15.08) S| TH | 7828 | 7980 | v7.53 | 2529] Tie] 099 | 229 | ase | 12658) 13462] 137.97] sot | sso | £7.21 | tage) te | toe up. | ga-aay | 76.95) 80.04) | (17.33) (23.08) | 110.64) (0.28) | 11.92) | (4.02) (138.56)]1135.14)]1138.25i] (56.51) | (85.80) | (57.991 | (13.86) | 116.77) | 10.29) (1 Valores abtenidos con el programa TORSION (ref X.Y Sistema de sjes globst My Mf, Momentos laxionentes dela direccion X y ¥, respectivamente U,V, Fuerzas cortantes de la direceién X y Y. respectivamente 14,” Momento torsionante P" Fuerza normal tLe ubicacién de tas columnas se muestra ena fig 2.1 th muro de concreto se model come columns anche, incluyendo la paticipacién de las columnas 1. Sy 8 Caso A: incluye solo os efectos de la excentcidad te6rica 0 calculads, o, (sin eédigo) Cato B: Incluye los efectos dela excenticidad de disefo Ey, Caso C: Incluye los efectos de la excenticidad de diseFo Ey, 2 o1aWara us/ts TABLA 2.16 COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS DE COLUMNAS TIPO, CONSIDERANDO LOS EFECTOS DE: A) LA EXCENTRICIDAD TEORICA, e, (SIN CODIGO), B) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO, E,,, C) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO, E,,, SISMO EN LA DIRECCION Y Sismo ena dveccién ¥ Elemento mecénico Hitera | Be piso | de | treme Mseen) Mem Mem) Pu vo vo eolum- caso A | cov08 | caso c | cos A | Caso | Casoc | Caso A| Caso8 | Cat0C | Coro A| Caso 8 | Cosoc | Caso A| Caso.8| Ces0C| Caso A| Caso | Cosoc Ta] S828 [TsO] 45.05 | OTT | T1603 | 8.98 ° | cg9.20) |«129,201) (46.941 | (67.79) [1116.14] (48.97), Sal TERE TORTS GOAT | 55.85] 9577 P3EA7 | 19.67 | 95.77 | 19.28 | 109.26] 154.45] 91.95 | 50.0 | 20.94 | 24.03 | 40.00 | 02.95 | 25.90 . | ($8.21) |tros.22)] (40.40) | 13.841 | (93.80) | (38.409 | (18.79) | (36.01) | (13.46) [1103.95)](154.¢0}] (31.34) | 50.59) | (91.009 | 34.92) | (49.65) (63.98) | (34.95) Te] ie | S01 | oe [aais.e [4256.8 | T0103 wlos 16 | (3.021 | (0.44) |18421-1)]14260.8)] (10103) SP ESP TaT L277 13783 1374.2] esa7e] 70.85 | 139.41] 52.10 | 7.6 | 12.47] 3.21 | 212 | 427 | 3.29 | s16.ea] 19502 | soz.te P| casa | area | 277 \7379.39|03773.81|c@848.21| 77.13) |1040.34i] 2.471| 7-98) | its.4sy| @aw | (2-12) | 4.20 | (1.20) [1416.50 (194.75)] (502.25) va | 838 | 387 | a107 | Tea | 482 | T88 ‘ 639 | ase | 107 | 89a{n4ean| ass, Sor | EST | BOR] 7a3 | 2283 | FOS] TEHA | 19.67 | 35.77 | rasa] 9.14 | cage) 273 | ar2 | eat | 286 | 17.48 | 31.09 | t2¢0 ve | csioir | we.101 | (2-43) { 22.821 | 40.971 | «18.94 | 119.791] (38.01)| (13.480] (9.14) | (2s.9ei| 2.7m | ¢6.121 | 8.249 | (2.57) | 147.485 | (91.171 | (12.30) Te | ASE | 75:78 | 26.12 | 4450 | 72.97 [3308 ° (2198) | (75.76 | (28.12) | 144.49) | 72.349 | (33.08) Jo | BOE [aS | 3382 | $0.80 | 85 | G7aB | 10.59 | 19.50 | 6.97 | «9.34 | o4.70 | ane 66.20 | 24.91 | 28.18 | 62.88 | 28.19 u- | 150.03) | c@9.94 | (33.919 | ($0.80) | 184.36) | 137.38) | (10.660 | (19.629] (7.02) | (29.34) | 64.70) | (42.840 | (96.80) | (66.20) | (26.81) | (28.16) (62.88) | (28.19), a] O72 | 248 | 008 [31452 [T6955 | 37589 asi (0.72) | 12.291 | (0.061 {43145.4111703.01)13758.0) TEE] SSE] OFT | POS] TST S| BEGET] 27.73 | 51.05 | 19.27) 1.17 | 5.12 | os | 0.96 | 248 | 0.39 | 289.72] 143.03 | a49.42 sep. | aeey | (31921 | 10.77) |r24at.on|tra4s.aifizees.ail 27-900 | (51.38) | ag.3a)| «1.171 | 5.10) | (0.51) | (0.96) | 12.48) | 10.830 |\269.76)] (143.091) (949.48) me] hp 048 | 138) 673 | 10.74 | a8 ‘ aay | (o:se | 'se | (6.74 | 10.66) | 4.69) So ter PSaE | FI4 Paz | 4456] 17ET] 10.59 | 1980} 690 | oss | 3.21 | 250 | rts | 242 | o2 | 1278 | 2208) 294 up | eon | is.oa | 2.4 | c2s.2n| can | 17.97 | 10.68)| (19.62 (7-02) | 10.63) | se | 2.501 | (1.16) | (3.43) | 0.23) [32.789] (22.091 18.95) mae (1 Valores abtenidas con el programs TORSION (ref 4) X.Y Sistema do sjes global ‘My, M, Momentos tlexionantes de la dreccién X y Y, cespectivamente Vi Vy ueraes cortantes de la diteccién X y Y, respectivament Mi, -' Momento torsionance PT” Fuerza normal La ubicacidn de fas columnes se muestra ena fig 2.1 El muro de concreto se model6 como columna ancha, incluyendo la petticipaciéa de Caso A: Incluye solo los electos de I6 axcantricidad tegrca 9 celculade, 2, (sin e6cigo) Caso 8: Incluye lor efectos de la excentvicidad de disefo E,, Caso C: Incluye los efectos de Ia excenticidad de diseno Ey columnas 1, 5 8 2 O1dNara ug/se 4 Posicién desplazada de los niveles 1 a 10 - Configuracién no deformada FIG 2.2 VISTA EN PLANTA DEL PRIMER MODO DE VIBRACION DE TRASLACION PURA (RESTRINGIDOS LOS GIROS) EN LA DIRECCION X Posicién desplazada de los niveles 1 a 10 - Configuracién no deformada FIG 2.3 VISTA EN PLANTA DEL PRIMER MODO DE VIBRACIGN DE TRASLACION PURA (RESTRINGIDOS LOS GIROS) EN LA DIRECCION Y SIMBOLOGIA: “= TRASLACION PURA SIN CODIGO (e¢) EXCENTRICIDAD DE DISENO Edt EXCENTRICIDAD DE DISENO E42 ESCALA GRAFICA FET CCONFIGURACION ORIGINAL me 4 om SS CONFIGURACION DEFORMADA os 0 8 cm —~xX FIG 2.4 COMPARACION DE DEFORMADAS DE LA PLANTA DEL NIVEL 10 CON Y SIN LOS EFECTOS DE LAS EXCENTRICIDADES TORSIONALES DE DISENO, SISMO EN LA DIRECCION X Ls/ 95M 2 o1awara SIMBOLOGTA: ++ TRASLAGION PURA SiN C0160 (ec) EXCENTRICIOAD DE DISENO E41 EXCENTRICIDAD DE DISENO Ed2 x Sy ESCALA GRAFICA PRET CONFIGURACION ORIGINAL ore «om HES, conricurAcion vEFoRMADA ; oe FIG 2.5 COMPARACION DE DEFORMADAS DE LA PLANTA DEL NIVEL 10 CON Y SIN LOS EFECTOS DE LAS EXCENTRICIDADES TORSIONALES DE DISENO, SISMO EN LA DIRECCIGN Y es/Le 4 Z O1dWara EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA EJEMPLO 3. EN UN EDIFICIO REGULAR DE DIEZ NIVELES. h 1/30 Se determinan los efectos de la interaccién suelo-estructura en un edificio regular de diez niveles. Se ilustra cémo definir el espectro para disefio sismico, conocido el periodo dominante més largo del sitio de interés, T, (fig 3.2 y tabla 3.1); se muestra el cdlculo del valor aproximado del periodo fundamental de vibracién, incluyendo las contribuciones provenientes de interaccién suelo-estructura debidas al desplazamiento horizontal y rotacién de la base de la construccién (tabla 3.2 y fig 3.3). Asimismo, se presenta cémo determinar los elementos elésticos (resortes) de rigideces K, y K, que simulan la flexibilidad del terreno; para ello se recurre al artificio de modelaci6n estructural con un entrepiso ficticio cuyas propiedades de vigas y columnas corresponden a la rigidez y masa de la cimentacién (fig 3.4). DATOS Vigas Seccién (emxem) —— Principales 40x100 ---+ Secundarias 35x70 v - Espesor de losas: 0 20. 0 10cm Columnas —_Seccién (omxcm} Exteriores 120x60 (todas) Interiores 10x60 (Hasta nivel 4) 110x60 (Entrepisos 5-7) 100x60 a) Planta tipo {Entrepisos 8-10) EJEMPLO 3 h 2/30 = a 3 8 oe 4 ge & 8. 5 oQn 0 a 9 uoSHetmm , eo 2 gE és ° ce OU ne ees gy +80 28 $8 3 Be 2 eo 8 | 233 S Eo ef s 222 2085 a 8 2 ges yo § € eo so 8 Os 8 Sg sees ESaua® @ 8 Ee —s 5 3 ora ad Sa&S358 Bee 282 5 a 2B s § 3 8 $ 3 a Oe Pte ms a x Ne XXA Oe XX ict CC XXXN Xe Aen eee \We XXX ACO FIG 3.1 PROPIEDADES ESTRUCTURALES. DIEZ NIVELES + CAJON DE CIMENTACION + PILOTES DE FRICCION EDIFICIO PARA OFICINAS. GRUPO A ZONA II! (COMPRESIBLE) = 0.006 Ye T, = 2.0s H=40m 000 FL (kg/em*) 14, 250 kg/cm, E, CONCRETO CLASE 1: f’ EJEMPLO 3. h 3/30 CONSTANTES E, = 14,000 y250 = 221,360 kg/cm? = 221.36 t/cm? _ _ 28°(36) . “ Iz vi 17,496 m’ 28 (36?) _ ty = 24808 ) = 69,984 m* A = 18x36 = 648 m? R= (A/n)¥? R, = (648/n)¥? = 14.36 m R= (4I/n)¥4 R, (Longitudinal) = [4 (69,984)/m]"* = 17.26 m R, (Transversal) = [4 (17,496)/m]" = 12.22 m i 10 EJEMPLO 3 h 4/30 G = 2 (HIT? G = 2(40/2)? = 800 t/m? K, = 8GR, K, = 8 (800) (14.36) = 91,904 t/m K, = 11 GR’, K, (Longitudinal) = 11 (800) (17.26)° K, (Transversal) = 11 (800) (12.22)° = 45,406,067 t-m/rad = 16,058,179 t-mirad ESP! MODIFICADQS PARA DISENO SISMI Conocido T, = 2 s, para estructuras del grupo A y zona Ill: T, = 1.2 T, = 1.2(2) = 2.48 ee 2.5(1.6)T, | 1.5(1.6) (2) 4+Tp 442? 0.35 T, = 0.7s > 0.64, se utiliza 7,,= 0.7 = 0.6 1 EJEMPLO 3 h 5/30. La fig 3.2 muestra la comparacién de los.espectros para disefio sfsmico para Q = 1y Q = 2 para los casos en que se desconoce y se conoce T,. La tabla 3.1 presenta los clculos. CALCULO DEL PERIODO FUNDAMENTAL, T, Urgerge rg)? T, = Periodo fundamental, base rigida (empotramiento en PB) CALCULO DE T, Suponiendo que el desplazamiento de la base esta restringido por un elemento eldstico cuya rigidez vale K, (en t/m), entonces: ~ " re 2n(W3/g9K,)/? (segundos) = Peso neto de la construccién en el nivel de desplante = valor de W, en el nivel de desplante de la estructura, incluyendo el peso de la cimentacién menos el peso del suelo desplazado en el nivel de desplante 9 = Aceleracién de.ta gravedad (9.81 m/s’) EJEMPLO 3 h 6/30 = 11,226 - (6.6 x 18 x 36)1.5 = 4,811t 0.7 W, = 0.7(11,226) = 7,859 Como W’, resulta menor que 0.7W,, se utiliza W’, = 7,859 t, tal que sustituyendo valores: 27 ((7,859)/(9.81 x 91,904)]"? = 0.59 s CALCULO DE 7, Suponiendo ahora que la rotacién de la base esté restringida por un elemento eldstico de rigidez K, (en t-m/rad), se tiene que: = 2m (J/gK,)*? (segundos) donde J = Momento de inercia neto del peso de la construccién con respecto al eje centroidal de su base y perpendicular a la direccién que se analiza, descontando el momento de inercia del peso del suelo desplazado por la estructura J = Wyh2g ~ Wyyor. (profundidad desplante/2)? EJEMPLO 3 h 7/30 v= (11,226) (18.32)? - (6.6x18x36) (1.5) (SJ = 3,697,990 tm? 0.7 J, = 0.7 (W,h3,) = 0.7 (11,226) (18.32)? = 2,637.496 t-m? Como ¥ resulta mayor que 0.7J,, se utiliza J = 3,697,990 t-m’, Sustituyendo valores, T, (Longitudinal) = 27 ((3,697,990)/(9.81) (45,406,067)}"? = 0.57 s T, (Transversal) = 2m [(3,697,990)(9.81) (16,058,179)]" = 0.96 s CALCULO DE T, Conocidos 7, (base fija), 7, y 7 T, (Longitudinal) = (0.82? + 0.59? + 0.577)" = 1.16 s T, (Transversal) = (0,61? + 0.59? + 0.962)"? = 1.28 s Los periodos fundamentales de vibracién en las direcciones longitudinal y transversal del edificio con base fija se obtuvieron a partir del modelo tridimensional de la estructura. Para incluir en los anélisis los efectos de la flexibilidad de la base se incluyé en la cimentacién un piso ficticio, con columnas de propiedades equivalentes que simulan la rigidez lineal y angular del terreno. EJEMPLO 3 h 8/30 CALCULO DE PROPIEDADES GEOMETRICAS PARA LOS MIEMBROS DEL PISO FICTICIO EFECTOS DE LA RIGIDEZ LINEAL DEL TERRENO 12E,I, 3 J, es el momento de inercia de las columnas ficticias. Para E, = E, |, = /y n columnas, resulta x, L n(12E) Sustituyendo valores (ver fig 3.4), = [(91,904) (1)°V/{(20(12)(2,213,600] = 0.000173 m* 1 = 17,300 cm* EFECTOS DE LA RIGIDEZ ANGULAR DEL TERRENO. 14 | A, (Transversal) EJEMPLO 3 h 9/30 Sustituyendo valores (ver fig 3.4) para ambas direcciones, se tiene que: 45,406,067 (1) 2,213,600 (56.56) A, (Longitudinal) = A, (Longitudinal) = 0.3627 m? = 3,627 cm? 16,058,179 (1) 2,213,600 (15.71) A, (Transversal) = 0.4618 m? = 4,618 cm? ESULT, PERIODOS (tabla 3.3) Se presentan los periodos de vibraci6n del edificio con y sin los efectos de la interaccion suelo-estructura, asf como también con y sin la influencia de las deformaciones axiales de las columnas, pata fines comparativos. En la direcci6n transversal los efectos de la interaccién son més importantes. Al comparar los resultados analiticos con los determinados mediante la férmula aproximada de las NTC-S, para la direccién longitudinal se observa muy buena congruencia (1.12 s contra 1.16 s); para la direccién corta el valor con férmula parece sobrevaluar el periodo (1.27 s contra 0.97 s). 15 16 EJEMPLO 3 h 10/30 DESPLAZAMIENTOS (tablas 3.4 y 3.5, figs 3.5 a 3.7) Se tienen los resultados de desplazamientos laterales m4ximos totales y los de las relaciones desplazamiento relativo entre altura de entrepiso, con y sin la influencia de la interaccién suelo-estructura y de las deformaciones axiales de los miembros estructurales verticales, para fines comparativos. La revisién ante el valor permisible de 0.006 debe hacerse con los resultados que no incluyen los efectos de las deformaciones axiales de las columnas, pero determinados con las fuerzas sismicas dindmicas F, que se calcularon a partir del andlisis con la influencia de la interaccién y de las deformaciones axiales de dichos miembros estructurales verticales. La estructura en la direccién longitudinal resulta més flexible, lo que concuerda con los resultados de los periodos de vibracién. Con los efectos de interaccién suelo-estructura se incrementan los desplazamientos con respecto a los calculados bajo la hip6tesis de que la estructura se apoya rigidamente en su base; ocurre lo mismo con los periodos de vibracién. FUERZAS CORTANTES DE ENTREPISO (tablas 3.6 y 3.7, figs 3.8 y 3.9) En los entrepisos inferiores se tienen mayores diferencias entre la condicién de base fija y base flexible, resultando mayores para esta ultima condicién de apoyo. Para el edificio del ejemplo.no se tienen cambios importantes en las fuerzas del modelo con y sin la influencia de los efectos de las deformaciones axiales de las columnas. EJEMPLO 3. h 11/30 COMENTARIOS El ejemplo esta basado en ef apéndice A de las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sisrrio (NTC-S). Se utilizé el factor de comportamiento sismico Q = 2 sdélo para fines de aplicacién. Tal vez en una estructura nueva de este tipo convendria Q = 3. Depende de que se cumplan ciertas condiciones. Se muestran comparaciones de respuestas sismicas del ejemplo, con y sin la influencia de los efectos de la interaccién suelo-estructura (tablas 3.3 a 3.7 y figs 3.5.2 3.9). Las escuadrias propue'stas de vigas, columnas y murcs son las necesarias para que las deformaciones laterales de entrepiso debidas a fuerza cortante (sin la influencia de las deformaciones axiales de columnas), incluyendo los efectos de interaccién suelo-estructura, resultaran del orden de 0.006 veces la altura de entrepiso (art 209 del Reglamento); se obtuvieron por tanteos a partir de! andlisis bajo fuerzas laterales. La estructura se considera ubicada en un sitio en que se conoce el periodo dominante mas largo del terreno, T,, y la profundidad de los depésitos firmes profundos en dicho sitio, H. A es él drea de la superficie neta de cimentacién; Iz , Iz los momentos de inetcia de dicha superficie con respecto a sus ejes centroidales, perpendiculares a la direccidn que se analiza, respectivarnente. R, y R, son los radios equivalentes para el cdlculo de K, y K,, respectivamente. EJEMPLO 3 h 12/30 10. WwW. R, (Longitudinal) y R, (Transversal) son los radios equivalentes para incluir los efectos de la interaccién suelo-estructura debidos a la rotacién de la base de la construccién en las direcciones larga y corta del edificio, respectivamente. Es el médulo de rigidez del suelo, en t/m?. Valor definido en la tabla A7.1 de las NTC-S para la zona Ill, para una profundidad de desplante mayor de 3 m. Valor definido en la tabla A7.1 para estructuras cimentadas sobre pilotes de friccién, zona Ill y profundidad de desplante mayor de 3 m. El edificio se ubica en un sitio fuera de las partes sombreadas de la figura de las NTC-S en que se muestra la subzonificacién de la zona del lago y de la zona de transicién (seccién A4). Las ordenadas de los espectros de aceleraciones para disefio s{smico, a, expresadas como fraccién de la aceleracién de la gravedad, se especifican segin la seccién 3. T, es el periodo fundamental de vibracién de la estructura en la direccién que se analiza, corregido por la interaccién con el suelo; T,, el periodo fundamental que tendria la estructura si se apoyara sobre una base rigida; 7,, el periodo natural que tendrfa la estructura si fuera infinitamente rigida y su base sélo pudiera trasladarse en la direcci6n que se analiza, y 7, es el periodo natural que tendrfa la estructura si fuera infinitamente rigida y su base sdlo pudiera girar con respecto a un eje horizontal que pasara por el centroide de la superficie de desplante de la estructura y fuera perpendicular a la direccién que se analiza (secci6n A7 de las NTC-S). EJEMPLO 3 h 13/30 12, 13. La altura (h,,) del centro de gravedad de los diferentes pesos de la construcci6n se obtiene de la relaci6n h,, = £ Wh/W,, donde las diferentes variables utilizadas se entienden con la ayuda de la tabla 3.2. Para la masa del suelo desplazada se supone que el centro de gravedad se localiza en el centro de la profundidad de desplante; esto es, 6.6/2 = 3.3 m. El peso volumétrico del suelo se considera de 1.5 t/m?. Algunos programas de computadora permiten considerar de manera explicita los resortes que simulan la flexibilidad del terreno, Cuando este no es el caso se puede recurrira artificios de modelacién estructural como puede ser un entrepiso ficticio. Para el caso de la rigidez lineal se da al entrepiso un desplazamiento unitario en la direcci6n de andi is (fig 3.4). La suma de las fuerzas ocasionadas en las columnas de la estructura debe ser igual al valor de K,. De esta condicién se obtiene el valor del momento de inercia, /, de las columnas. Para simular la rigidez angular del terreno se procede de manera similar:-se da un: giro unitario al entrepiso (fig 3.4), ocasionando asf fuerzas verticales en cada columna, cuyos momentos con respecto al centro de giro (para cada direcci6n de andlisis) deben ser igual a la rigidez K,. De esta igualdad se obtiene el valor de las. éreas transversales de las columnas de los marcos. El programa de andlisis estructural empleado permite simular _ a rigidez lateral del terreno mediante ta definicién de resortes con propiedades elésticas, o también con la ayuda del entrepiso ficticio; para ilustrar el procedimiento se procedié a considerar la interaccién mediante el modelo comentado anteriormente. EJEMPLO 3 h 14/30 14, 15. 16. Los resultados analiticos se obtuvieron con computadora con base en el modelo: mateméatico tridimensional del edificio, con y sin la influencia de la interaccién suelo-estructura. Las respuestas se calcularon con y sin los efectos de las deformaciones axiales de las columnas para hacer ver su influencia en la revisién del estado limite de servicio (desplazamientos relativos de entrepiso); esta revisi6n debe hacerse sin considerar los acortamientos o alargamientos de las columnas. Se propone que para revisar la condicién de servicio se analice el modelo restringiendo las deformaciones axiales de las columnas, pero ante las fuerzas sismicas F; del andlisis con los efectos de dichas deformaciones. Estos resultados se determinaron con el espectro modificado por efectos de interacci6n, reducido en sus ordenadas espectrales por el factor Q’; no se notaron diferencias al comparar los valores de desplazamientos laterales y fuerzas cortantes de entrepiso calculados con el espectro modificado (7, se conoce} y sin modificar (T, se desconoce). Ya estén multiplicados por el factor de comportamiento sismico Q = 2, segun la secci6n 4 de las NTC-S. Son resultados de los andlisis sismicos con el espectro modificado por interaccién (se conoce T,), con ordenadas espectrales reducidas por el factor Q’, Estas fuerzas se determinaron segun el siguiente procedimiento: Primero se hizo un anilisis sismico dinémico modal espectral, incluidos los efectos de Jas deformaciones axiales de columnas (caso A}. De este andlisis se obtuvieron unas fuerzas s{smicas dinémicas F;,, dependientes de los diferentes modos de vibrar de cada direccién del edificio. EJEMPLO 3 h 15/30 Posteriormente, con las fuerzas F, del caso A, se hizo un analisis sismico estatico, restringiendo las deformaciones axiales de las columnas (caso C). Los resultados de este andlisis sirvieron para revisar el estado limite de servicio (desplazamientos). Las respuestas del caso B se obtuvieron con base en un anilisis sismico dinémico modal espectral, restringidas las deformaciones axiales de las colummnas, para fines de compararse con el procedimiento anterior. En los resultados del caso B esté presente {a influencia implicita de fos modos de vibrar més rigidos (no se estén incluyendo los acortamientos y alargamientos de las columnas), con respecto de la estructura del caso A. Las diferencias en respuesta entre un modelo y otro no tesultan importantes para fines practicos. TABLA 3.1 CALCULO DE LAS ORDENADAS DE ESPECTROS DE ACELERACIONES PARA DISENO SISMICO PARA ESTRUCTURAS DEL GRUPO A, ZONA Ill, Q = 1 Y 2, 7, CONOCIDO Y DESCONOCIDO 2. (Conocidol T, (Desconocido) T Q=1 a=2 a=1 Q=2 {s) @ a 210’ @ a 210" 0.0 0.150 1,000 0.150 0.150 1.00 0.150 0.1 0.214 1,143 0.188 0.225 1.167 0.193 0.2 0.279 1.286 0.217 0.300 1.333 0.225 0.3 0.343 1.429 0.240 0.375 1.500 0.250 0.4 0.407 1.871 0.259 0.450 1.657 0.270 0.5 0.471 1714 0.275 0.525 1,833 0.286 0.8 0.536 1.857 0.289 0.600 2.000 0.300 0.7 0.600 2.000 0.300 0.600 2.000 0,300 24 0.600 2.000 0.300 0.600 2.000 0.300 25 0.576 2.000 0.288 0.600 2.000 0.300 27 0.533 2.000 0.267 0.600 2.000 0.300 2.9 0.487 2.000 0.248 0.800 2.000 0.300 3.41 0.465 2.000 0.232 0.600 2.000 0.300 3.3 0.436 2,000 0.218 0.600 2.000 0.300 3.5 0.411 2.000 0.206 0.800 2.000 0.300 3.7 0.389 2.000 0.195 0.600 2.000 0.300 3.9 0.369 2.000 0.185 0.600 2.000 0.300 4.0 0.360 2.000 0.180 0.585 2.000 0.293 Ordenadas espectrales entre la aceleracién de la gravedad (seccién 3 de las NTC-S): a= +37/T) arc = (1M T, conocido: qT, 07s % 24s r 1.0 c 0.4x 1.5 = 0. a 2.0 siT Ty 6 Factor reductivo (seccién 4 de las NTC-S}: Q’= Q sise desconoce 7 0 O’= 1H(T/T) (0-1) T, desconocido: Ts r © a 0.4x1.5 = 0.6 siT2 T, siT) (on) te (tem) 10 40.60. 633.1 25,704.3 10 29 2 37.30 767.3 8,618.8 2 3.3 8 24.00 77.03 26,190.2 8 3.3 so70 | 73a | 2azai2 | 7 3.3 6 1.40 TTA 21,292.3 6 3a 5 24.10 | 780.8 18,818.2 5 33 4 20.80 284.6 1 4 33 3 12.50. 788.9 13.806.9 2 33 2 14.20 789.7 11,213.6 2. 22 1 10.90. 819.8 8,935.8 1 4.3 PB 6.60 PB 3.3 Sotano 3.30 1,447.4 4.7768. otano. 3.3 Ciment. : 4,150.3 : Sumas 11,226.5, 205,646.6 = 295,646 6 _ 19.32 m = 0.45 (altura total) eo 11, 226.5 TABLA 3.3 COMPARACION DE PERIODOS NATURALES DE VIBRACION CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, Y 2) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS Periodo de vibracién, 7; (s) Direccién Modo Empotramiento en PB Base flexible (base rigida) Caso A Caso 8 Caso A Caso B Longitudinal 1 0.820 0.809 4.421 14 & 2 0.262 0.259 0.414 0.411 Transversal 1 0.608 0.578 0.968 0.825 ) 2 0.134 0.133 0.387 0.227 Torsién 1 0.405 0.391 0.483 0.260 () 2 0.088 0.087 0.411 0.059 Base rigida : Empotramiento en planta baja (PB) Base flexible : Efectos de la interaccién suelo-estructura (Periodos calculados con formula para base flexible: T,, = 1.165 s; T;, = 1.27 s) Caso A: Resultados del modelo tridimensional, con los efectos de las deformaciones axiales, de cortante ¥ de flexién en fos miembros estructurales Caso B: Resultados del modelo tridimensional, sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas os/8t YW © OTdWICa TABLA 3.4 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES Y DE RELACIONES DE DESPLAZAMIENTOS RELATIVOS ENTRE ALTURA DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, Y 2) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS, SISMO EN LA DIRECCION X Nivel Empotramiento en PB (Base rigida) Base flexible ° entrepiso Caso A CasoB Caso C Caso A Caso B Caso C 4, [ase | 8, [ae] 8, | adh | oy 27h Torre ooors | rete posore | rte poorest ratory SL aae [ocoss | Teas [osore| Taze [Osos FTF 0.6037 w 11,98 | 0.0028 | 11.68 | 0.0027} 11.64 | 0.00: 2500 0.0030 Tiree focors [ose fo-soss| rors fooosa| 2736 3.5058 Tsao fosoar| sce fonoar] se7fovoat | ares B50 Sess [ocoas [eae foooar [aie fooow | ToT 3.0057 aes o.coss| ere fo.cosz]| 72 fooosr] 1830 OOF a 14 [0008S] 5.08 [0.003] 5.04 [0.0053] 16.76 0086 | z 3.35 [OOOSs| 33: 0.0053 1406 0.0065, Tee foxoar| ref ovors Te 0.506e FE = eae TOE Stano T 7.68 0.00TS Giana TH : oe 4: Desplazamiento horizontal maximo total (multiplicado por Q), en cm 4, : Desplazamiento relativo entre dos niveles consecutivos PB : Planta baja; A: altura de entrepiso Caso A: Resultados de un andlisis sfsmico dindmico modal espectral, con efectos de las deformaciones axiales, de cortante y de flexién en los miembros estructurales Caso 8: Resultados de un andlisis sismico dindmico modal espectral, sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas Caso C: Resultados de un andlisis sismico estético (con las fuerzas F, del caso A), deformaciones axiales en las columnas los efectos de las © O1aWara os/6t 4 TABLA 3.5 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES Y DE RELACIONES DE DESPLAZAMIENTOS RELATIVOS ENTRE ALTURA DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, Y 2) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS, SISMO EN LA DIRECCION Y Nivel Empotramiento en PB (base rigida) Base flexible ° entrepiso Caso A Caso B Caso A Caso B Caso C By By [Syn] By | yh | By | Ayn mu T0078 ie hadeae rie amaer tet onto = 3.0026. 1784 [0.0040] 11.20-[ 0.00078 | 9.68] 0.00078 7 0.0027 T6.52 | 0.00aT | 10.96 | 0.00085 | 9.42] 0.00091 e 0.00% 15.18 [0.0047 | 10.68 | 0.0008: B.1z] 0.0005 _| 5 0.0028 13.84 [o.00s1] 10.40] 0.00085 | 882] 0.00103 = o0077 1250 [ O.00ST] 10.12 | 0.00087 | B.48 | 0.0087 3 3.0015 TF [O00 0.00081 | 8.16] 0.00087 O00 TO.OE-[O.00ST] SEO | OOOO | TBA] 0007S. T 0.0008 358 [ODIO] B18] 0.00107 | 7.48] 0.00107 PE = [= = [8.08] 0.0070] 8.70] 0.00087 | 7.02 0.0008 Satan = = [TIE [0.0007] 848 0.50087 | 6.80] 0.00087 Timentacion LTO ee oa A; Desplazamiento horizontal m4ximo total (multiplicando por Q}, en cm Desplazamiento relativo entre dos niveles consecutivos PB : Planta baja; A: altura de entrepiso Caso A : Resultados en un andlisis sismico dinémico modal espectral con efectos de las deformaciones axiales, de cortante y de flexién en los miembros estructurales Caso 8: Resultados de un andlisis s{smico dindmico modal espectral, sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas Caso C : Resultados de un andi 20 estético (con las fuerzas F; del caso A), sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas os/oz uw © oTdWara TABLA 3.6 COMPARACION DE FUERZAS CORTANTES DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO- ESTRUCTURA, Y 2) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS, SISMO EN LA DIRECCION X . : Fuerza cortante de entrepiso, V, (t Entrepiso Empotramiento en PB Base flexible (Base rigida) Caso A = Caso C Caso B Caso A = CasoC Caso B 10 261.24 259.38 267.75 285.66 8 556.86 554.07 592.81 579.56 8 831.32 828.78 885.43 881.69 z 1081.51 1080.03 171.43 1187.94 6 1304.75 1304.87 1438.05 1435.43 5 1497.95, 1498.90 1683.08 1981.75 4 1857.86 1661.63 1904.89 3905.18 3 1781.36 1788.68 2102.71 2104.72 2 1866. 1870.98 2274.62 2278.34 1 1907.08 1914.20 2425.57 2430.92 PB = — 2561.39 2568.37 Sétano 2749.62 2758.83 PB: Planta baja Caso A: Resultados de un andlisis sismico dindémico modal espectral, con efectos de las deformaciones axiales, de cortante y de flexién en los miembros estructurales Caso B: Resultados de un andlisis s{smico dindmico modal espectral, sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas Caso C: Resultados de un andlisis sismico estatico (con las fuerzas F; del caso A), sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas © oTaWard os/tz 4 TABLA 3.7 COMPARACION DE FUERZAS CORTANTES DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO- ESTRUCTURA, Y 2) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS, SISMO EN LA DIRECCION Y Fuerza cortante de entrepiso, Vy (t) Entrepiso Empotramiento en PB Base flexible (Base rigida) Caso A = Caso Caso B Caso A = Caso Caso B 10 298.07 293.74 290.92 223.36 8 603.23 595.88 618.60 488.96 8 859.17 850.61 921.73 749.74 1 1072.83 3084.51 1200.14 1005.35 6 1248.58 3241.12 1453.86 1258.47 5 1389.62 1383.48 1683.66 1498.92 4 1498.07, 1493.20 1890.70 1738.27 3 1575.98 1572.20 2077.18 1970.65 2 1828.22 1622.21 2244.85 2195.66 1 1649.86 1647.27 2402.86 2421.12 PB - —_ 2567.80 2667.77 Sétano —_ 2817.12 3037.08 PB: Planta baja Caso A: Resultados de un andlisis sismico dindmico modal espectral, con efectos de las deformaciones axiales, de cortante y de flexidn en los miembros estructurales Caso B: Resultados de un andlisis sismico dindmico modal espectral, sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas Caso C: Resultados de un andlisis sismico estatico (con las fuerzas F; del caso A), sin los efectos de las deformaciones axiales en las columnas os/zz u p & ESPECTROS DE DISENO; RCDF-93; ZONA III 0.8 GRUPO A 07: (Is desconoeide) Q=1,0 @ 08 cofeninenenepnetn penne, a fs conocido) Q=1.0 é 05 5 a 3 & 04: < a = (Ts _desconocido) Q=20 G 03 = a < © 6 0.2 (Ts conocide) a=2.0 0.4 04 + 7 1 x 1 1 1 1 0 0.5 1 15 2 25 3 35 4 PERIODO (S) FIG 5.2 ESPECTROS DE DISENO SISMICO PARA Q =1 Y Q = 2, ZONA III (COMPRESI- BLE), GRUPO A; T, CONOCIDO Y DESCONOCIDO os/sz 4 © OTaNacE EJEMPLO 3; NTC-SISMO-RCDF93 ZONA Ill; Q= 2; GRUPO A VALOR | PERMISIBLE NIVEL SISMO EN Y 0 0.001 0.002 0.003 0.004 ~- 0.005 0.006 0.007 0,008 DESP. RELAT. / ALTURA DE ENTREPISO = INT SY —— EMP-SY 3 INT-SY (SIN) EMP-SY (SIN) ] FIG 3.7 COMPARACION DE RELACIONES DE DESPLAZAMIENTO RELATIVO ENTRE ALTURA DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUNNAS, SISMO EN Y os/ez 4 © OTaWara EJEMPLO. ; NTC-SISMO-RCDF93 ; GRUP ZONA Ill; Q= OA 14 134 to SISMO EN X Wy 104 tc | eo? a 8 F— Sox om 2 64 * : : 2 1 oO T T 1 T- T. 0 500 4000 1500 2000 2500 3000 FUERZA CORTANTE DE ENTREPISO (t) —— INT-SX —- EMP-SX —*— INT-SX (SIN) -&- EMP-SX (SIN) FIG 3.8 COMPARACION DE FUERZAS CORTANTES DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN LA DIRECCION X 0s /62 4 mf cq gl 2 5 eS S EJEMPLO 3; NTC-SISMO-RCDF93 ZONA Ill; Q= 2; GRUPO A 13: NIVEL 7 SISMO EN Y O 500 1000 1800 2000 2500 3000 3600 FUERZA CORTANTE DE ENTREPISO (t) —— INT-SY —+ EMP-SY — INT-SY (SIN) -&- EMP-SY (SIN) FIG 3.9 COMPARACION DE FUERZAS CORTANTES DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN DIRECCION Y os/os 4 © OldWara ANALISIS SISMICO COMPLETO DE UN EJEMPLO 4 EDIFICIO DE DIEZ NIVELES h 1/62 Se ilustra cémo definir el espectro para disefio sismico, conocido el periodo dominante més largo del sitio de interés, 7, (fig 4.2 y tabla 4.1). Se muestra el célculo del valor aproximado del periodo fundamental de vibracién, incluyendo las contribuciones provenientes de interaccién suelo-estructura debidas al desplazamiento horizontal y a la rotacién de la base de la construccién (fig 4.3 y tabla 4.2). Se presenta cémo determinar los elementos elésticos (resortes) de rigideces K, y K,, que simulan Ia flexibilidad del terreno; para ello se recurre al artificio de modelacién estructural con un entrepiso ficticio cuyas propiedades de vigas y ‘columnas corresponden a la rigidez y masa de la cimentacién (fig 4.4), similar al que se utiliz6 en el ejemplo 3. Se ilustra también, el procedimiento paso a paso para determinar la posicién de los centros de torsién, las excentricidades tedricas 0 calculadas (e, = e,], las excentricidades de disefio E,, = 1.5 e, + 0.1 by Ex. = @, - 0.1 b, y cémo tomar dichos efectos en programas de anilisis estructural que no los consideren explicitamente, de forma similar al ejemplo 2; el tipo de andlisis con que se calcularon las fuerzas “micas (traslaci6n pura) fue mediante el método dinémico modal espectral (secci6n 9.1). Se hizo la revisién por cortante basal (seccién 9.3) para asegurar gue Ja fuerza cortante basal dinémica fuera al menos igual a 0.8 a W,/Q" (tabla 4.3). Y DATOS Vigas Seccién oo © as Principales 35x95 © Secundarias ---> 30x70 oa Espesor de losas: 10cm 20 © Columnas Seccion 20] UY {emxcm} (fa) i . Hasta nivel 3 95x95 7 he Entrepisos 4-5 85x85 8 Entrepisos 6-8 75x75 CALE © Vpn a Entrepisos 9-10 65x65 a) Planta tipo LL 12 EJEMPLO 4 h 4/62 K, = 8(703) (18.05) = 101,531 t/m K, = 11GR3 K, = 11(703) (18.26)* = 47,089,876 t-m/rad (ambas direcciones) ESPE MODIEIC, ‘A DISENO SiSMICO La estructura esté ubicada en la parte sombreada de Ia fig 3.1 de las NTC-Sismo, pertenece al grupo B, y se conoce T, = 1.6 s: c =04 0.35 T, = 0.35 (1.6) = 0.56 s < 0.645, se utiliza T, = 0.64 s T, = 1.27, = 1.2(1.6) = 1.925 ro=l La fig 4.2 muestra la comparacién de los espectros para disefio sismico para Q = 1 y Q = 3 para los sitios en que se desconoce y se conoce 7,. La tabla 4.1 presenta los. cdlculos. Para incluir los efectos de irregularidad que especifican las normas técnicas, las ordenadas espectrales, calculadas para Q = 3 en este ejemplo, se dividen entre el factor 0.8. 13 14) EJEMPLO 4 h 5/62 EF: DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA CALCULO DEL PERIODO FUNDAMENTAL, 7, T= tm + m+ reve T, = Periodo fundamental de la estructura para la condicién de base rigida (empotramiento en’PB) CALCULO DE 7, Se supone que el desplazamiento de la base esté restringido por un elemento eldstico cuya rigidez vale K, (en t/m). Ty = 20-(wh/gk,)/2 (segundos) donde wi = Peso neto de la construccién'en.el nivel de su desplante = valor de W, en el nivel de desplante de fa estructura, incluyendo el peso de la cimentacién - peso del suelo desplazado por la infraestructura g = Aceleraci6n de la gravedad (9.81 mis”) We = 13,805.1 - (6.75 x 32 x 32)1.5 = 3,437 t 18 EJEMPLO 4 h 6/62 0.7W, = 0.7(13,805.1) = 9,663.6 t Como Ww, resulta menor que 0.7 W,, se toma W, = 9,663.6 t; sustituyendo valores: = 2nl(9,663.6)/(9.81x101,531)}'? = 0.62 s CALCULO DE 7, Suponiendo ahora que la rotacién de la base esté restringida por un elemento elastico de rigidez K, (en t-m/rad), se tiene que: = 2nU/gK,)"? * (segundos) donde J = Momento de inercia neto del peso de la construccién con respecto al eje centroidal de su base perpendicular a la direccién que se analiza, descontando el momento de inercia del peso del suelo desplazado por la estructura (t-m*) v W,h2g-Weue10 (profundidad desplante/2)? (13,805.1) (16.49)? - (6.75x32x32) (1.5) (6.75/2)? = 3,635,786 t-m? 0.7 J, = 0.7 (Woh3g) = 0.7 (13,805.1) (16.49)? = 2,627,719 t-m? Como J resulta mayor que 0.7 J,, se utiliza J = 3,635,786 t-m’. La tabla 4.2 presenta el cdlculo de la altura 4,, del centro de gravedad de los diferentes pisos del edificio. 16 wet . EJEMPLO 4 h 7/62 Sustituyendo valores, T, (ambas direcciones) = 2m [(3,635,786)/(9.81) (47,089,876)]"? = 0.56 s CALCULO DE T, Conocidos T, (base fija), T, y 7, T, (direccion X) = (0.93? + 0.62? + 0.567)? = 1.255 T, (direcci6n Y) = (0.97? + 0.62? + 0.564)? = 1.28 s Los periodos fundamentales de vibraci6n en las direcciones X y Y del edificio con base fija (empotramiento en PB) se obtuvieron con computadora a partir del. modelo tridimensional de la estructura. CALCULO DE PROPIEDADES GEOMETRICAS PARA LOS MIEMBROS DEL. PISO FICTICIO. EFECTOS DE LA RIGIDEZ LINEAL DE TERRENO & 128, T, fai 2 K= J, es el momento de inercia de las columnas ficticias “Para E, = E,-1, =:/y.n columnas iguales, resulta que = Kb? ~ “n(12B) EJEMPLO 4 h 10/62 x 1,051.52 , To STS Yio = {5.99¢14.35+6.8010)0(5.99+14.25,6.0010)0(5.99+14.256.80)116)15.99+14.95+6.9011249+15.90+14.36 16.2016) T3570 Ymio = 227129. 16.00m NIVEL 9 Xyq = 1(12.87+22.03+29.19+22.09611.0700)0111.99+22.05+23.20+22.05+11.699116N-10133.23110 SSSEESEESEAESESIEESEAESTESSESLARSIEGS “7” adSSEESIESSESIEESIEDSESIEESSABIEEIEA Xqq = 2213458. 9.00 m Yop wltls8s26 46018. 101011459-26.4595 01901414 88-26 4601, 1021489264501, 1ONR18 7 148 Yqp = 282222 - 16.00 NIVEL 8 x 1(15,86+33.72+35.29+33,72+15,86018)+(15.89+39.74+35,30+33.74+15.89)(16N-1(131.9308)01141,73118)) Te = T3037 Xre = 84488 = 0.00m qq = 120:12r41,06+21.1998+16+24092)1-1198.701116)01145.00)(16) ——— EE Yyo = 2988,89 - 16.00 m EJEMPLO 4 h 11/62 INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA NIVEL 10 Xqiq = Uo.s6+11.89616.951.89+3.4610)«19.46+11.90+14.95+11,90+3.48)106) ———T Xno = 48522 «00m Yqyq = 280181867 Antt99°98.92°7 2910815 99°15.1807.42018.17-15.51-752102) Yrro = 289044 » 16.00m NIVEL 9 Xgq = MI2A8+2870025 01028 7001245)8)112.45029:78:25.01-23. 78012 481001117. 1910 Xzo = 12858 « 2.00.m Yqg = iSthrt6e0r18. S005 69.79 655106 15 64;25,89016 6424-5 81°28,07~16 68192145, 88116 Yyo = 258588 « 16.00 m NIVEL 8 Xqg = H17.0128713680 01097 19°17 998)5107.0297.14-9,01-97.14%17.0210 8111097. 201187.07180 1,196.24. 9.00 m “rao” #08 N22,02+45,63+23.6918+24)+121.99+45.58+23.67)(16)+(22.26+45.97 +29.00N(92N1-12303.44+(162.29917 611 TSTST 2,430.58 m 16.00 19 20 21 22 EJEMPLO 4 h 12/62 EXCENTRICIDADES TEORICAS 0 CALCULADAS Conocidos los centros de masa (tabla 4.2) y los centros de torsién (tablas 4.9 y 4.10 para la condicién de base fija y flexible, respectivamente) de cada nivel, se calcularon las excentricidades tedricas, e,. Las mismas tablas 4.9 y 4.10 presentan los resultados correspondientes, para cada tipo de condicién de apoyo; estas tablas contienen también las excentricidades teéricas determinadas a nivel de entrepiso. EXCENTRICIDADES DE DISENO Las tablas 4.11 y 4.12 muestran los cdlculos de las excentricidades torsionales de disefio de cada nivel para ambas direcciones y condiciones de apoyo supuestas; en estas tablas se presentan las excentricidades de disefio medidas a nivel de entrepiso, para fines comparativos. CENTROS DE MASA DESPLAZADOS Conocidas las coordenadas de los centros de torsiGny las excentricidades de disefio (E,,, E,), se determinaron las coordenadas de los centros de masa desplazados para incluir los efectos de torsién segun lo especifican las NTC-S. Las tablas 4.13 y 4.14 presentan los resultados para las dos condiciones de apoyo consideradas. Para el sismo en la direccién X se deben realizar dos andlisis sismicos de tipo estatico, uno para cada juego'de centros de masa (desplazados por las excentricidades torsionales de disefio), y con las fuerzas sismicas F,, de la tabla 4.4, dependiendo de la condicién de apoyo considerada. Para el sismo en direccién Y se procede de manera anéloga. Esto es, se tienen que llevar a cabo cuatro anilisis estaticos para cada condicién, base rigida 0 23 24 EJEMPLO 4 h 13/62 base flexible, y de'todas las:respuestas (desplazamientos y elementos mecanicos) se tomaré la condicién més desfavorable, para fines del disefio definitivo. Las comparaciones posteriores no incluyén los efectos de la especificacién del ultimo parrafo de la seccién 8.6 de las NTC-S. COMPARACION DE PERIODOS DE VIBRACION La tabla 4.15 tiene los resultados de los periodos naturales de vibracién del edificio, para las dos condiciones de apoyo (empotramiento en PB y, base flexible) y las diferentes posiciones de los centros demasa; estos cdlculos se hicieron para observar qué pasa con esta propiedad dindmica con y sin efectos de la interaccién suelo-estructura, y cuando el centro de masa de cada nivel cambia de posicién. Se presentan también los periodos ‘de vibracién de la estructura sin permitir las deformaciones por giros (traslacién pura). Al revisar los efectos de las diferentes posiciones de los centros de masa, para el sismo en la direccién X no se tienen valores significativamente diferentes, ya que en dicha direccién, debido a la geometria del edificio, los efectos de torsién no son importantes, independientemente de'la condicién de apoyo. El caso con la opcién E,, resulta ser el més desfavorable. EI periodo fundamental es del orden de 0.95 s y 1.17 s para las condiciones de empotramiento en PB e interacci6n suelo-estructura, respectivamente, sin importar la condicién de los centros de masa, desde el punto de vista préctico. La soluci6n de traslacién pura resulta ‘suficientemente adecuada. Para la direccién Y sf se observan cambios mas importantes entre una y otra posicién de los centros de masa, independientemente de la condicién de apoyo. El caso con la opcién Eq resulta ser el més desfavorable. El periodo fundamental con y sin excentricidades accidentales es de 1.252 s y 0.967 s, respectivamente, para la condicién de base fija; 25' EJEMPLO 4. h 14/62 para la condicién de base flexible, con y sin cédigo, para incluir los efectos de torsién, resulta de 1.355 s y 1.172 s, respectivamente. La influencia de los efectos de la flexibilidad de la base es ligeramente més importante en la direccién X, debido al cambio de geometria en el edificio, a partir del nivel seis. IMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS Y DE RELACI DESPLAZAMIENTO RELATIVO ENTRE ALTURA DE ENTREPISO Se tienen los desplazamientos laterales maximos totales (tablas 4.16 y 4.17, figs 4.5 y 4.6) y las relaciones desplazamiento relativo entre altura de entrepiso, con y sin la influencia de la interaccién suelo-estructura, de la torsién segtin el cédigo y - de las deformaciones axiales de las columnas. Los valores estén referidos a los centros de masa de cada nivel y alas hileras de columnas en que se tienen respuestas mayores; estén medidos: en Ia direccién del sismo. Los efectos de las diferentes posiciones de los centros de masa, con o sin la torsién accidental, y de la flexibilidad de la base se toman en cuenta como se describié en los ejemplos 2 y 3, respectivamente. La revisién ante el valor permisible de 0.006 debe hacerse con los resultados que no incluyen los efectos de las deformaciones axiales de las columnas, pero determinados con las fuerzas. sismicas dindmicas F, que se calcularon a partir del anélisis con la influencia de le flexibilidad de la base, con las deformaciones axiales de los miembros estructurales verticales, y para la condicién.de movimiento de traslacién pura. Asimismo, la revision debe considerar la posici6n mds desfavorable del centro de masa de cada nivel para incluir los efectos de las excentricidades de torsién que especifica el codigo. 26 EJEMPLO 4 h 15/62 La estructura en Ia direccién Y resulta més flexible, lo que concuerda con los resultados de los.periodos de vibracién. No son importantes los efectos de las deformaciones axiales de las columnas, para el sismo en cualquier direccién. Con los efectos de la interaccién suelo-estructura los desplazamientos se incrementan hasta en un 50 por ciento con respecto a los calculados bajo la hipétesis de que la estructura se apoya rigidamente en su base; ocurre lo mismo con los periodos de vibracién, Dichos efectos son ligeramente mas importantes cuando el sismo actda en la direccién X. Al revisar la influencia de los efectos de las diferentes posiciones de los centros de masa, con y sin la influencia de la torsién de disefio, el comportamiento de la estructura varia para cada tipo de andlisis, en particular para el sismo en la direccién Y. Nuevamente se hace ver la importancia de los. andlisis sismicos con y sin los efectos de la torsién de disefio; se tienen diferencias del orden de 20 y 40 por ciento en las direcciones X y Y, respectivamente, al comparar los resultados de las excentricidades de disefio contra los de la condicién de trastacién pura. COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS TRABES Las tablas 4.20 y 4.21 contienen los momentos flexionantes y torsionantes de algunas vigas tipo de los niveles 1, 5 y 8, para el sismo actuando en las direcciones X y Y. Se hacen comparaciones con y sin los efectos. de la interaccién suelo-estructura, y de las excentricidades torsionales de disefio para las diferentes posiciones de los centros de EJEMPLO 4. h 16/62 masa. Los resultados de elementos mecénicos de trabes, inclusive columnas, toman en cuenta los efectos de las deformaciones axiales de los miembros estructurales verticales. Con los efectos de Ia flexibilidad de la base y sismo en la direccién X se alcanzan momentos flexionantes superiores hasta en 35, 15.y 10 por ciento para las vigas tipo seleccionadas de los niveles 1, 5 y 8, respectivamente, con respecto de los resultados determinados para la condicién de empotramiento en planta baja; las diferencias anteriores précticamente no dependen de {a condicién de torsién que se esté considerando. En cambio, cuando el sismo acttia en la direcci6n Y las diferencias en los momentos flexionantes de las vigas tipo fluctuan entre 30 y 40 por ciento, 14 y 24 por ciento, 8 y 15 por ciento para los niveles 1, 5 y 8, respectivamente, con los porcentajes mayores para la condici6n de torsién menos desfavorable (traslacién pura). Al comparar los elementos mecanicos para las diferentes posiciones de los centros de masa con y sin cédigo, independientemente del tipo de condicién de apoyo, se tienen respuestas diferentes cuando se consideran las excentricidades de disefio Ed, y Ed, con respecto de los analisis sin dichos efectos; las diferencias son mayores cuando el sismo actda en la direccién Y, como era de esperarse, debido a la geometria del edificio. COLUMNAS Se hacen comparaciones similares en los elementos mecdnicos de algunas columnas tipo de los entrepisos PB-1, 4-5 y 7-8; los resultados se presentan en las tablas 4.22 y 4.23. Las diferencias en los valores determinados con y sin los efectos de la interaccién suelo-estructura, independientemente de la condicién de posicién de los centros de masa para incluir la torsién, son mas importantes en los miembros del entrepiso PB-1; dichas diferencias resultan ligeramente superiores que cuando el sismo actuia en la direccién X. EJEMPLO 4 h 17/62 Las variaciones en los elementos mecanicos de las columnas, segin el tipo de andlisis (con y sin torsién), son de consideracién dependiendo de la direccién del sismo y de la ubicacién del miembro estructural. Para el sismo en la direccién Y se tienen diferencias mayores entre un andlisis de traslacién pura (cortante directo) y otro tomando en cuenta las excentricidades torsionales de disefio. COMENTARIOS 1. El ejemplo estd basado en las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo (NTC-S), incluyendo el Apéndice A. Se utilizé el factor de comportamiento sismico Q = 3 para fines de aplicacién. Como ia estructura no satisface los requisitos 7, 8 y 11 de las condiciones de regularidad que fija la seccién 6, se multiplic6 por 0.8 el valor del factor reductivo 2 ee ‘Se comparan las respuestas s{smicas (desplazamientos y elementos mecénicos de vigas y columnas tipo) del ejemplo, con y sin la influencia de los efectos de la interacci6n suelo-estructura, y de los efectos de torsién segtin el procedimiento paso a paso, descrito en el ejemplo, similar al ejemplo 2; se hacen comparaciones, también,contra los resultados determinados con el programa para computadora TORSION desarrollado por Damy (ref 4); las diferencias obtenidas son practicamente nulas al utilizar la metodologia propuesta para incluir la torsién con programas de andlisis sismico tridimensional versién microcomputadoras personales. No se muestran los resultados determinados con el programa TORSION. EI calculo de desplazamientos laterales de los andlisis sismicos de este ejemplo se hizo con y sin los efectos de las deformaciones axiales de las columnas, para fines comparativos. EJEMPLO 4 h 18/62 Los tamafios de vigas y columnas se propusieron de forma preliminar para que las deformaciones laterales de entrepiso debidas a fuerza cortante, incluyendo los efectos de interaccién suelo-estructura y los de torsion, sin las deformaciones axiales de columnas, resultaran del orden de 0.006 veces la altura de entrepiso (art 209 del Reglamento). Sin embargo, seguin los resultados finales, dichas dimensiones requieren un incremento para satisfacer el estado limite de servicio especificado. Los muros de contencién estén en toda la periferia; el modelo matemético para el andlisis consideré 25 hileras de columnas y 40 crujias (ver fig 4.1a). No cumple con los requisitos 7, 8 y 11, de las condiciones de regularidad de la seccién 6 de las NTC-S. El peso y drea del nivel 6 es menor que 70 por ciento del peso y rea del piso inmediato inferior (nivel 5), debido al cambio de geometria en esa zona. En la direccién Y (por la irregularidad existente a partir del nivel 6) no se cumple que la excentricidad torsional calculada estéticamente, e,, sea menor que 10 por ciento de la dimensién en planta medida paralelamente a la excentricidad mencionada; los resultados posteriores confirman esta observacién. La estructura se considera ubicada en un sitio en que se conoce el periodo dominante més largo del terreno, 7,, y la profundidad de los depésitos firmes profundos, H. Es la dimensién maxima del piso que se analiza, medida perpendicularmente a la direccién de anéali El factor reductivo Q° se multiplica por 0.8 porque el edificio no satisface las condiciones de regularidad que fija la seccién 6 de las normas. 7, es el periodo fundamental de vibracién de la estructura. Cuando se desconoce 7, el factor de reduccidn de las fuerzas Fes Q°= 0.8 Q = 0.8x3 = 2.4. EJEMPLO 4 h 19/62 10. an. 12. 13. Aes el drea de la superficie neta de cimentacién; Iz, Iy los momentos de inercia de dicha superficie con respecto. a sus ejes centroidales, perpendiculares a la direccién que se analiza, respectivamente. R, y R, son los radios equivalentes para el célculo de K, y K,, respectivamente. Para este edificio, por la forma cuadrada de la cimentacién, son iguales los radios equivalentes para incluir los efectos de la interaccién suelo-estructura, debidos a la rotacién de la base de la construccién, en las dos direcciones. Es el médulo de rigidez del suelo, en t/m*. Valor definido en la tabla A7.1 de las NTC-S para la zona Ill, para una profundidad de desplante mayor de 3 m. Valor definido en la tabla A7.1 para estructuras cimentadas sobre pilotes de friccién, zona lll y profundidad de-desplante mayor de 3m. El edificio se ubica en un sitio dentro de las partes sombreadas de la fig 3.1 de las NTC-S en que se muestra la subzonificacién de la zona del lago y de la zona de transicién (seccién A4). Las ordenadas de los espectros de aceleraciones para disefio sismico, a, expresadas como fraccién de la aceleracién de la gravedad, se especifican segun la seccién 3. Como el edificio se considera ubicado en un sitio en que se conoce el periodo dominante més largo del terreno, T,, esté en una de las 0.4, partes sombreadas, y es del grupo B, se-adopta c Enel disefio de estructuras ubicadas en las zonas I! 0 Ill pueden tenerse en cuenta los efectos de la interaccién suelo-estructura (seccién A1), utilizando un modelo EJEMPLO 4 h 20/62 14. 15. 16. como el que se muestra.en la fig 4.3. Los efectos de la flexibilidad de la base se incluyen en los andlisis adicionando en la cimentacién un piso ficticio (de la misma manera que en el ejemplo 3), con columnas con propiedades que simulan la rigidez lineal horizontal y angular del terreno. T, @s el periodo fundamental de vibracién de la estructura en la direccion que se analiza, corregido por la interaccién con ef suelo; T,, el periodo fundamental que tendria la estructura si se apoyara sobre una base rigida; T,, el periodo natural que tendria la estructura si fuera infinitamente ri a y su base sdlo pudiera trasiadarse en la direccién que se analiza, y T, es el period natural que tendria la estructura si fuera infinitamente rigida y su base sélo pudiera girar con respecto a un eje horizontal que pasa por el centroide de la superficie de desplante de la estructura y fuera perpendicular a la direcci6n que se analiza. La altura (h,,) del centro de gravedad del peso total de la construccién se obtiene de la relacion h,, = EW, h/W,; las diferentes variables utilizadas se entienden con la ayuda de la tabla 4.2. Para la masa del suelo desplazado se supone que el centro de gravedad esté a la mitad de la profundidad de desplante; esto es, 6.75/2 = 3.375 m. El peso volumétrico del suelo se considera de 1.5 t/m?. Para modelar los resortes que simulan la flexibilidad de! terreno se recurre al.artificio de afiadir un entrepiso ficticio, como se hizo en el ejemplo 3. Para determinar la rigidez lineal se da al entrepiso un desplazamiento unitario en la direcci6n del andlisis (fig 4.4). La suma de las fuerzas ocasionadas en las columnas de la estructura:debe ser igual a K,. A partir de esta condicién se obtiene el valor del momento de inercia, /, de las columnas. EJEMPLO 4 h 21/62 17. Para simular la rigidez angular del terreno se da un giro unitario al entrepiso (tig 4.4), ocasionando asi fuerzas verticales en las columnas, cuyos momentos con respecto al centro de giro (para cada direccién de andlisis) deben ser igual a la rigidez K,. A partir de esta igualdad se obtienen las dreas transversales de las columnas de los marcos en el entrepiso ficticio. El programa de andlisis estructural empleado permite simular de manera implicita y explicita la rigidez lateral del terreno; para ilustrar el procedimiento, se procedié a considerar la interaccién mediante el modelo descrito:-anteriormente. Se incluyen s6lo los efectos de la excentricidad torsional de rigideces calculada en cada entrepiso, en que, para fines de-disefio, e! momento torsionante se toma por Jo menos igual ala fuerza cortante de entrepiso multiplicada por la excentricidad que para cada marco resulte mas desfavorable de las siguientes: E,, = 1.5 e, + 0.10 0 Eg = e,- 0.1 b{seccién 8.6). El clculo de las: fuerzas cortantes a diferentes niveles.de la estructura ante un movimiento de traslacién. pura (sélo cortante directo, sin torsién), se hizo con un anélisis dinémico modal (secci6n 9.1). Se incluyé el efecto de fos tres primeros modos naturales de traslacién en cada direccién de anilisis; en todos los casos se consideraron modos con periodo menor de 0.4 s. El efecto dindmico torsional de excentricidades estaticas y de la excentricidad accidental se calculé como to especifica el articulo correspondiente al anélisis estético (seccién 8.6), partiendo de la distribucién de fuerzas laterales dinémicas determinada, como se indic6 anteriormente. EJEMPLO 4 h 22/62 18. 19. Estos cdiculos sirven para revisar el requisito de la Ultima parte de la seccién 8.6 de las NTC-S, como se describié en el décimo comentario del ejemplo 2. Se comparé el cortante basal, V,, calculado con el método dindmico modal {traslaci6n pura), para sismo en las dos direcciones, con el valor resultante de 0.8 a W,/Q" (seccién 9.3), y se encontré que no habia necesidad de incrementar las fuerzas de disefio y desplazamientos laterales correspondientes; si acaso slo para la condicién de base fija (empotramiento en PB) habria que incrementar ligeramente dichas respuestas. El centro de torsi6n del nivel r se define como el punto donde se deben aplicar tas fuerzas que obran en ese nivel para que su movimiento sea solo de traslacién, sin rotacién del diafragma de piso. Las coordenadas del centro de torsién del ultimo piso (), penuiltimo piso (j-1), y de un piso tipico (r), asi como para cada entrepiso, se pueden calcular con tas mismas ecuaciones planteadas en los comentarios del ejemplo 2. Las coordenadas estén medidas con respecto al sistema de ejes globales (ver fig 4.1). : Cuando el sismo actua en Ia direccién X, la excentricidad tedrica o calculada, e,, en el nivel j seré: eg = You Ya Para el sismo en la direccién Y, Cy = Xemj = Xj EJEMPLO 4 20. 21. h 23/62 donde Xen Yow + Coordenadas del centro de masa del nivel J (vér tabla 4.2) xq Vy : Coordenadas del centro'de torsién del nivel j (ver tablas 4.9 y 4.10, ambas condiciones de apoyo) En las NTC-S se denomina e, la excentricidad tedrica, la cual toma en cuenta Gnicamente las torsiones de entrepiso que se causan dentro del rango de comportamiento lineal; s6lo depende de la distribucién de rigideces y de te distribucién de masas. Se definen E,, = 1.5 e, + 0.1 by Ey, = e, - 0.1 b, donde e, es la excentricidad tedrica y b es la dimensién méxima en planta perpendicular a ta direccién de andlisis. ‘Para el nivelj, se tiene que E, = 15e, +016 O.1b donde b debe tener él signo de e,, segtin el sentido que se considera. Uno de los objetivos del ejemplo fue presentar un método confiable para evaluar los efectos de torsién, utilizando las especificaciones de las NTC-S, por medio de programas-de anélisis tridimensional de Uso publico (versién micro-PC), que no toman en cuenta implicitamiente dichos efectos; lo anterior es similar a lo realizado en el ejemplo 2. Como parté del procedimiento propuesto fue necesario determinar EJEMPLO 4 h 24/62 22. 23. 24. la posicién de los centros de torsién de cada nivel, asi como las excentri jades tedricas y de disefio. Ahora, para incluir estos resultados es necesario desplazar los centros de masa de cada nivel definidos en la tabla 4.2, y asi introducir los efectos de las excentricidades torsionales de disefio; los centros de masa desplazados son los de las tablas 4.13 y 4.14, para. ambas condiciones de apoyo. Las coordenadas modificadas para el centro de masa del nivel j, son: Xtew = Xq + Eat = Xq + (1.5 @ey + (0.1 4) (signo e,,))) Xewa = Xn + Fane = Xn + Ue, - (0.1 d) (signo e,,)) Yom = Yn + Eany Yee = Yo + Eaay Los resultados se tienen en las tablas 4.13 y 4.14 para !a condicién de empotramiento en PB e interacci6n suelo-estructura, respectivamente. Hacer cambios de las coordenadas de los centros de masa desplazados, en el archivo de datos, es sencillo; el resto de informacién (geometria, dimensiones, etc) no sufre cambio. Las fuerzas sismicas son las de la tabla 4.4. En este ejemplo su aplicacién result6 poco significativa. Para el cdlculo de los periodos de la tabla 4.15 se consideraron los cambios necesarios para obtener las propiedades de masa, de acuerdo a la nueva posici6n del centro de masa de cada nivel y condicién de apoyo supuesta. EJEMPLO 4 h 25/62 25: Con estos resultados se trata de mostrar la variacion de esta propiedad dinamica, segtin se alteren lds condiciones de torsi6n y de Ia flexibilidad de la base. Para el sismo en la direccién Y los efectos de torsién son mas importantes; la influencia de la interaccién suelo-estructura es ligeramente mayor para el sismo en ladireccién X. Ya estén multiplicados por el factor de comportamiento sismico Q = 3, segun la seccién 4 de las NTC-S. Se obtuvieron con computadora'con base en el modelo matematico tridimensional del edificio, con y sin la influencia de los efectos de la interaccién suelo-estructura, y los de torsién. Se calcularon con y sin los efectos de las deformaciones axiales de las columnas para hacer ver su influencia en la revisién del estado limite de servicio: (deformaciones angulares de entrepiso); esta revisién debe. hacerse sin ‘considerar los acortamientos o alargamientos de tas columnas. Se propone que al revisar la seguridad ante la condicién de servicio se analice el modelo restringiendo las deformaciones axiales de las columnas, pero ante las fuerzas sismicas F, del andlisis con los efectos de dichas deformaciones. Se verificé la bondad de.la metodologia propuesta y aplicada en este ejemplo para calcular los efectos de torsi6n, a partir de los centros de masa desplazados, al comparar las respuestas con las obtenidas con el programa de computadora de la ref 4; las diferencias fueron practicamente nulas. Dichas comparaciones no se muestran, pero se procedié de forma similar que en el ejemplo 2. Lo anterior se hizo sélo para la condicién de base fija. EJEMPLO 4 h 26/62 26. Sélo se presentan los resultados de algunas vigas y columnas tipo para mostrar las diferencias con y sin los efectos de la interaccin suelo-estructura, y los de la torsién. Incluyen los efectos de las deformaciones axiales de los miembros estructurales verticales. Son resultados de los anélisis sismicos con el espectro modificado por interaccién (se conoce T,) con ordenadas espectrales reducidas por el factor Q’. Las fuerzas sismicas con las que se obtuvieron estos elementos mecdnicos se determinaron de un andlisis dinamico modal espectral, incluidos los efectos de las deformaciones axiales de las columnas, ante un movimiento de traslacién pura, con y sin la influencia de Ia flexibilidad de la base (caso A); las fuerzas sismicas dindmicas F, de este tipo de andlisis son dependientes de los diferentes modos de vibrar de cada direccién del edificio. Posteriormente, con las fuerzas F, del caso A, se hicieron los analisis sismicos estéticos para las diferentes posiciones de los centros de masa, segun las excentricidades torsionales del cddigo (casos C y D), para las dos condiciones de apoyo. Las respuestas del caso B, con.y sin base flexible, se obtuvieron de un andlisis sismico dinémico modal espectral. En este tipo de anélisis s6lo se esta tomando en cuenta la influencia de los efectos de la excentricidad calculada, e,. TABLA 4.1 CALCULO DE LAS ORDENADAS DE ESPECTROS DE ACELERACIONES PARA DISENIO SISMICO PARA ESTRUCTURAS, DEL GRUPO B, ZONA Ill, @ = 1 y 3, T, CONOCIDO.Y DESCONOCIDO 7, = 1.6 5 (conocido) a 0.40 BO 0.274 3.20 0.240 3.60 0.215 oT 7.00 0.192 Ordenadas espectrales entre la aceleraci6n de la gravedad (seccién 3 de la NTC-S): a= (1 + 37/T)cl4, siT Ty T, conocido: , (desconocido) a=3 7.000 1.667 2.000 Pak 5000 3.000. 10 r rt 7 3.000 O17 3.000 0.133 3.000 135 r 7 Factor reductivo (seccién 4 de las NTC-S): a=a, i se desconoce To siT > 7, Q’ = 1 + (TIT) (0-1), siT<7, T, desconocido: = 06s = 3.95 t T, a c a vores Shoe u 29/Lz vy O1dWACa EJEMPLO 4 h 28/62 TABLA 4.2 ALTURAS, PESOS, CENTROS DE MASA Y CALCULO DE LA ALTURA (fh) DEL CENTRO DE GRAVEDAD DE LOS DIFERENTES PESOS DE LA CONSTRUCCION Centro de masa Nivel | Entrepiso h, H, w, Xew Yow WH, (nm (m) a (m) (mn) (em) 10 43.25 459.0 eo | 160 | 19,8518 10 3.50 9 39.75 551.3 8.0 16.0 21,913.8 9 3.50 a 36.25 572.8 3.0 | 16.0 | 20.7633 8 3.50 7 32.75 582.0 8.0 16.0 19,059.8 7 3.50 é 29.25 5815 80 | 160 | 17,0080 6 3.50 5 25.75, 1,139.9 16.0 16.0 29,352.7 5 3.50 4 22.25 1,179.8 16.0 16.0 26,249.7 4 3.50 3 18.75 1,221.7 16.0 16.0 22,906.9 3 3.50 2 15.25 1,241.7 16.0 16.0 18,935.8 2 3.50 1 11.75 1,282.3 16.0 16.0 15,067.0 7 5.00 T PB 6.75 1,615.0 16.0 16.0 10,900.93 PB 3.75 Sot. 3.00 1,896.7 16.0 16.0 5,690.0 Sot. 3.00 Cim. = —_ 1,481.6 16.0 16.0 on Sumas 13,805.1 [227,699.6 Xem¥ Yow ‘son las coordenadas de los centros de masa teéricos, sin desplazar para incluir los efectos de torsién en planta Neg = (227,699.6)/(13,805.1) = 16.49 m = 0.38 {altura total) TABLA 4.3. REVISION POR CORTANTE BASAL, EMPOTRAMIENTO EN PB E INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN LAS DIRECCIONES X Y Y Direccién del sismo ‘Empotramiento en PB Interaccién suelo-estructura Vo = 1,157.22 t < 0.8 2 W/O" factor= 1,174.91/1,157.22 = 1.015 Tix = 0.9305 Tix = 1-155 5 Te < Tix < Ty h 0.8.2 W/O! + factor = 1,174.91/1,130.65 = 1.039 factor = 1.0 Ty = 0.9105 Ty = 11435 The 0.8 2 W/O + factor = 1.0 Vo = Fuerza cortante basal (entrepiso PB-N1) W, = 13,808.10 - (1481.60 + 1896.70 + 1615.00) = 8,811.80 t (valor de W hasta antes de Ia PB de la estructura) T, = 0.645; T, Q =3x08= 24 92 s Para T, <1) < Te: @=c = 0.4 0.8 2 Wo/0’ = 0.8 (0.4) (8,811.80)/(2.4) = 1,174.91 y OldWars 29/62 4 TABLA 4.4 FUERZAS SISMICAS Y CORTANTES DE ENTREPISO, EMPOTRAMIENTO EN PB E INTERACCION SUELO- ESTRUCTURA, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN LAS DOS DIRECCIONES Empotramiento en PB Tnteraccion suelo-estructura Nivel | Entrepiso | Sismo en X ismo en ¥ ismo en X jismo enV. v0 [Fw] Vv, | Aw] vw | A] va | Ao 10 735.70 137.33 143.60 137.18 10 135.70 131.33 143.84 137.15 o 145.00 Ta 7S 7 57.07] 9 280.70 273.08 306.07 294.22 S T3085 | 130.37) TST.oT 745.70 | 8 411.55 403.43 457.98 443.92 T 112.70 114.30 134.82] 135.73] 7 824.25 518.33 592.80 579.71 6 90.45 | 35.35 T1S.6F 7. 6 614.70 613.66 706.44 697.13 5 146-70, TS5.77 T3235 201.33 | 5 761.40 769.43 899.39 £98.46 a 129-40, 138.10 TET.2T 188.72 | 4 890.80 907.53 1080.60 1087.18 o [116.60 T1687 16.46 174.25 | 3 1002.40 1024.20 1250.08 1261.43 | z | 85.00 8628 TABBT E25 2 1085.40 1110.48 1398.69, 1413.93 T 48.25 46.74 T2263 125.76 1 1430.65 1187.22 1521.32 1539.69 E a es OT.85 35.68] PB = = 1613.17 1634.37 5 = = TSOTE Ta537] Sot. = = 1752.91 1778.34 | Cim. = = 112.38 113.58] cim. = = 1865.29 1892.32 Son resultados del andlisis sismico dinémico modal espectral 29/08 4 EN v O1dNae TABLA 4.5 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, EMPOTRAMIENTO EN P8, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION X Fuerza cortante (t) Entrepiso N* de hilera de columna 1 2 3 4 5 6 2 a 2 10 u 2 13 10 ss9 | 1405 | 680] saa | 14.35 | 6.80 - seo | 1335 | 6.20 3 14.59 | 2645 | isto | ~ 1459 | 26.45 | 15.10 | 1459 | 26.45 | 15.10 8 2o12 | 41.06 | 21.13 2012 | aos | airs | =| 20.12 | 4106 | 2112 7 27.05 | soso | 26.90 | ~~ 27.05 | 50.90 | 26.90 27.08 | 50.90 | 26.90 6 aso | s479 | 3635 | aieo | 5479 | 3635 | — ~ 3180 | 54.79 | 36.35 5 g.18 | 2786 | 35.14 | 5431 | 25.79 | 918 | 27.86 | 35.14 | 54.31 | 2570 | 9.18 | 27.06 | 35.14 4 24.67 | a4s6 | 4558 | 41.67 | 2102 | 2457 | 4456 | 4sse | 41.07 | 21.60 44.58 | 45.58 3 24.29 50.24 | 51.69 24.29 | 48.35 | so.26 | si.so | 25.91 | 24.29 | 40.35 | 50.24 2 26.25 | sé16_| $5.00 | $5.20 | 26.47 | 26.95 | 4.16 | 55.00 | 55.20 | 26.47 | 26.35 | sat6 | 55.00 1 39.41 | 49.62 | 49.54 | $0.00 | 38.56 | aa.41 | 49.62 | 49.54 | 50.00 | see | 8.41 | 49.62 | 4950 Son resultados del an: is sismico dindmico modal espectral zo/te 4 y oTaWaca TABLA 4.5 (Continuacién) Fuerza cortante (t) Entrepiso Nt de hilera de columna 1“ 15 18 v7 18 19 20 2 22 23 24 2s | Total 10 : = sso | 149s | seo | — seo | 1435 | sao | ~ - 135.70 2 5 E s4s0 | 26.08 | 15.10 | 1aso_| 2645 | 15.10 | ~ 7 280.70 8 : 20.12 | 4108 | 2113 | ~ 20.12 | 08 | 2113 | ~ E 411.58 7 = 270s | soso | 2630 | ~ --_| 270s _| 50.90 | 2690 | - 824,25 6 = aiso | 5479 | 36.35 a Ee eee = 614,70 5 saa | 2579 | ote | 27.06 | asa | soar | 2579 | ore | 2786 | as.r4 | soar | 25.79 | 761.40 4 avs7 |‘ 2108 | 2467 | 44.56 | 45.58 | 4167 | 21.08 | 2467 | 44.56 41.07 | 21.68 | 290.80 3 si | 2501 | 2429 | 48.35 | 50.24 | sies | 2501 | 24.29 | 45.95 | so.2¢ | st.cs | 25.91 | 1002.40 2 5.20 | 26.47 | 26.25 | 54.16 | 55.00 | 55.20 | 26.47 | 2635 | S416 | 55.00 | s5.20 | 26.47 | 1085.40 1 50.00 | 3056 | a8.41 | 49.62 | 40.54 | 50.00 | sa.se | a.er_| 49.62 | 49.54 | 50.00 | 30.56 | _ 1130.65 z9/z7e 4 y Olawara TABLA 4.6 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, EMPOTRAMIENTO EN PB, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION Y Fuerza cortante (t) Entrepiso N* de hilera de columna 1 2 3 4 5 6 7 3 9 10 n w|i | 4 10 see | see | 390 | — a _|otna2 |oviae | oss | : 1334 | 13.34 frass 2 aia7 | rier | tse | s-_| 2203 | 2203 | 2205 | - za.a_| 23.19 |23.20 8 ts. | 15.98 | 15.89 aa7t_| 33.72 | 33.74 - 35.28 | 35.29 |ss.a0 | z 22.01 | 2201 | 23.03 | a-_| 42st | azsr | a2sa | : 4371 | 43.71_[a3.7t 6 ze.ts | 20.18 | 2819 | -- | 49.08 | aso | 49.12 | : 0.03 | 50.03" |s0.08, 5 ans | 1157 | 11.62. | 25.13 | 25.22 | 3207 | 3207 | 32.15 | sos | soss | 33.46 | 33.46 [aa.st_| 51.27 4 2s.as | 2a95 | 2405 | 2231 | 2231 | 45.73 | 45.73 | 45.73 | 42.36 | 4236 | 40.59 | 45.59 [40.50 | 42.81 3 25.2 | 25.12 | 25.14 | 26.39 | 2642 | 50.36 | $0.36 | soss | sis¢ | 51.87 | 51.21 | 51.21 [51.20 | 52.26 2 26.94 | 20.96 | 26.98 | 27.06 | 27.07 | 5591 | $5.81 | 55.92 | seos | 56.07 | 56.21 | 56.21 |56.22 | 56.10 1 39.34 | 39.24 | 39.35 | see | 20.46 | 5093 | soos | 50.93 | si.o¢ | st.os | 50.89 | 50.89 [50.70 | 50.74 Son resultados del andiisi sismico dinémico modal espectral zo/ss 4 y OTAWArd TABLA 4.6 (Continuacién) oT Fuerza cortante (t) Entrepiso Nt de hilera de columna 15 16 7 18 19 29 21 2 2 2 | 25 Total 10 raz | ins | 11.38 ~ | sse [see | 3.90 = 131.33 s zz.03 | 2203 | 22.05 sxa7_|1187_| 11.89 = 273.08 e 3a.7i_| 33.72 | s3a74 | ~ = 1326 | 1589 | — 403.43 7 421 | 42st | 4253 | ~ =| 2201 | 2201 | 2203 | 518.93 6 4s.ce | 49.08 | 49.12 =| 261s | 2015 | 2819 E 619.88 s 1.23 | 3207 | 3207 | a215 | soes | sos | 1156 | 1157 | trea | 25.19 | 25.22 | 769.43 4 4220 | 4573 | 45.73 | 45:73 | 42.06 | 4236 | 2095 | 2405 | 245 | 22.91 | 2201 | 907.53 3 52.27 | 036 | 50.36 | soso | sie4 | ster | 25.12 | 25.12 | 25.14 | 2039 | 26.62 | 1024.20 2 seo | 5.01 | 5591 | sse2 | seos | seor | 2606 | 2894 | 26.95 | 27.08 | 27.07 | 1110.48 50.74 | $0.93 | 50.92 | so.s3 | s1.os | s10s | 39.26 | 39.24 | 39.38 39.48 | 1157.22 zo/rs ¥ v O1dNALT TABLA 4.7 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION X Fuerza cortante (t) Entrepiso N¢ de hilera de columna 1 2 3 4 5 8 7 8 2 10 uw 12 13 14 10. 617 | 1sst | 752] - Ss soa | sie | 741 | - seo | tsa2 | 739 | ~ 9 as.ar_| 2907 | 16.65 | ~ --_| 15.66 | 203 | 16.56] - ts.er | 22.79 | 1653 | —~ 8 22.26 | 45:97 | 20.80 | ~ | -- | 2202 | 45.03 | 23.69 | ~ | 21s9 | 45sa | 23.67 - 7 30.51 | 57.86 | 30.61 | ~ o-_| 30.28 | s7s4 | 30.49 | - ~__| 30.25 | 57.49 | 30.48 7 6 36.37 | 63.12 | 42.21 ~-_|_se18 | 6278 | 4211 ~ | 30.12 | 6274 | 4210 | — 5 10.s1_| 32.89 | 42.73 | 64.63 | 29.74 | 10.19 | 3249 | 42.69 | 64.58 tors | 3244 | 42.69 | 64.59 4 29.23 | 3.86 | 56.07 | 51.34 | 25.98 | 29.12 | 53.48 | 56.03 | 51.29 | 26.02 | 29.09 | 53.42 | 56.02 | 51.29 3 30.9 | 59.99 | 63.54 | 64.90 | 3287 | 29.38 | 59.60 | 62.48 | 64.04 | 31.86 | 29.35 | 59.58 | 63.49 2 29.86 | 70.76 | 72.73 | 73.02 | 30.32 | 32.78 | 70.08 | 72.70 | 72.79 | 33.45 | 32.77 | 70.02 | 72.70 | 72.80 1 57.66 | 65.42 | 66.12 | 66.41 | 57.91 | 49.93 | 65.26 | 66.11 | 66.51 | 50.32 | 49.91 | 65.23 | 66.10 | 68.51 PB ~ | - |- ~_| -a7.s1 | -44.10 | -42.57 | -42.96 | -47.24 | -47.59 | -44.10 | -42.57 | -42.95 Sétano a 3 7 = i oo = Cimentacién | 74.88 | 74.06 | 74.45 | 74.48 | 74.98 | 74.81 | 78.48 | 74.8 | 74.48 | 74.81 | 74.91 | 74.46 | 74.46 | 74.45 Son resultados del anélisis sismico dindmico modal espectral 29/S¢ 4 mn & TABLA 4.7 (Continuacién) eT Fuerza corante {t) Entre: de hitera de columna je de cimentacién® piso 3 foe |v [we [| o | a | 2 [| we [os | a a-[ c | o e_| Tort 10 soa | isie | ror | ~ | = | rr | ssi] ree — | —- | — as ar : -_| i386 2 ise | 2043 | ose | ~ | — | rsa | aso | ross | — | ~ | - = = | = | s0s07 a [ = [2202 [asa | 2a0e [~~ [zeze | oser [aso | - | - | -~ | - | - [- | — [asso 7 | = | soz [ s7se | sove [ — | — J aosr | sree een ~ | - [= [= [esee0 s gers | eave [azn | ~ [ — | s0a7 [oorefan | —- | - | - [ - [ - | - | — [rose 5 29.53 | 10.19 | 32.49 | 42.69 | 64.58 | 29.54 | 10.51 | 32.89 | 42.79 | 64.63 | 29.74 - ~ _ = = 29.20 | «| 2002 | 20:12 | 53.46 | soos | 51.28 | 20.02 | 20.25 | sate | so.07 | sie | 2596 | - = = | = [ = hrosose | arss [200 [50.00 | cs.0e | sass | 16 | sos | soo [ sxe | soso | azsr | — = : 1250.08 2 _| 33.0 | s27e | 70.00 | 7270 | 12.79 | 33.05 | 206 | 7078 | 7273 | 2.02 | s0a2 | - | ~ = 398.09 1_| soar | 4990 | 05.24 | 60.11 | os.s1 | soa 5.42 wafer] - | - | - | - = fisaiaa ee | 472 | -a7.51 | 44.0 | -42.57 | 4296 | -47.24] — a ee eee sx [ - [| -[- |] - | - -_|- aso.3 | 350.69 asos [i7sas1 Cim, | 74.81 74s | 7040 | 7408 | 7081 7446 =a 905.29 ‘Incluye colurmas, muros de contencién y contratrabes, segin sea el ele n g ard z as se $65 TABLA 4.8 DISTRIBUCION DE FUERZAS CORTANTES EN LOS ELEMENTOS RESISTENTES, INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, EFECTOS DE TRASLACION PURA, SISMO EN DIRECCION Y Fuerza Cortante (t) de hilera de columna Entrepiso 1 2 3 4 s 6 z 8 8 10 u 2 13 14 10 see | ase | 34s | ~ | isa | tras | no | - tso1 | seas | 1495 | 2 12.45 | 1245 | 1248 | zB 23.7e | 23.78 | 23.78 | : 2s.e1_| 2561 | 25.02 | a s703 | 17.01 | 17.02 | ~ cf azte-} azta | az1e | --_| 30.60 | 39.61 | 39.61 2 2422 | 24.21 | 2a20 | - o-_ | 47.82 | a7se | 475s | - 49.66 | 49.59 | 49.60 6 aisa | stse | aiso | - ssea | 55.79 | ssa | | 57.62 | 87.55 | 57.58 z 8 13.5 | 19.07 | 13.12 | 20.93 | 28.64 | 37.88 | 37.61 | 37.69 | sete | 59.47 | 40.11 | 40.03 | 40.10 | 60.73 4 201s | 29.08 | 29.07 | 26.37 | 26.32 | 54.97 s46e | 51.07 | 51.22 | s6s1 | seas | 56.44 | 52.27 3 31.23 | 30.18 | 30.17 | 91.76 | 32.74 | 62.11 | 61.86 | 61.90 | 63.04 | 62.97 | 63.07 | 02.79 | 63.91 | 65.22 2 3039 | 33.38 | 33.40 | 32.73 | 30.87 | 7259 | 72.05 | 7208 | 7251 | 72.90 | 73.26 | 72.91 | 73.92 | 72.28 1 se.42 | sos | so.65 | soso | ses1 | 66.63 | o8ss | 6655 | 66.04 | 66.02 | 65.05 | o6.03 | 6604 | 66.98 PB ~ -48.01 | -48.08 | 47.03 | | 44.13 | -4a.12 | -a382 | 43.16 | -83.16 | -43.04 Sétano : ca = - = : ~ : c : Es = Cimentacién | 75.97 | 75.89 | 75.89 | 75.89 | 75.97 | 7554 | 75.54 | 75.5¢ | 75.54 | 75.54 | 75.54 | 7554 | 7554 | 75.54 Son resultados del andlisis sismico dinémico modal espectral y O1dWEra zo/es 4 TABLA 4.8 (Continuacién) Fuerza cortante (t) Ente: 1 de hilera de colurnna Ej de cimentacién® piso elelelel»ele[ax|]2l] = ]-« ls | os 2 2 [| «+ [5 | rom ve | =~ [9a | se [sree | ~ | — {ses | ane | sae | - = =e ee 137.45 o [= fez | aaze | zare | — | — | szas | vzas [reas | -~ [ - T - = p= | = | = [aera 3 | — | arse | ara | are = _| 709 | v70r | 1702 ~ ~ [= eel faass 7 | — [avez | arse | arse | — [| caze aad eee | eeu = = S78. «| - ss7o | os0a| — | ~ | arse ase | - | - | — sree | ee=eed geen | Set Nad [fone s | cows | azo | 37.01 | 97.09 | sv.te | soar | 1298 ta.12 | zeas | 2200 | — = ~ | 6 | sz2s | seer | sao | cee | s1.07 | siz | 20:5 asor | 2a7 | zaa2 | 5 az = hosre a e525 | carr | ores | 6190 | ose | x07 | st2e 207 | auze | sare | Sn = _fiaeraa 2_| 7aa0 | 7280 | 7205 | 7208 | 7251 30.38 aa0 | 3373 | 9087 : =a = _frars.e0 1 _| eae | cosa | oss | oss | os.0s soe sos | sos | saat | — e = hiss. pe] | | sata | woz | anne | “49.08 = | =| sre ~_| 11850 [ieaea7 sé. | ~ - ~[- |- |- ~_| asses | 255.29 356.29 | 386.49 [r77ese cm. | 7558 | 75s | 7550 | 756 | 7554 | 7584 | 7597 wae | 7500 | 7597 : Sl = _ fresza2 ‘incluye columnas, muros de contencién y contratrabes, sequin sea el f > g es se £5 EJEMPLO 4 h 39/62 TABLA 4:9. COORDENADAS DE LOS CENTROS DE TORSION {X;, ¥-) ¥ EXCENTRICIDADES. TEORICAS le.) A NIVEL DE PISO, EMPOTRAMIENTO EN PB Centro de Torsién Nivel "| Entrepiso x, Y, en ey (oa) (md (on) (mn 10 8.00 16.00 0.00 0.00 10 8.00 16.00 0.00 0.00 9 8.00 16.00 0.00 0.00 9 8.00 16.00 0.00 0.00 8 8.00 16.00 0.00 0.00 8 8.00 16.00 0.00 0.00 7 8.00 16.00 0.00 0.00 7 8.00 16.00 0.00 0.00 6 8.00 16.00 0.00 0.00 6 8.00 16.00 0.00 0.00 5 60.27 16.00 “44,27 0.00 - 5 18.58 16.00 2.58 0.00 4 21.10 16.00 17.10 0.00 4 15.59 16.00 +0.41 0.00 3 20.58 16.00. 4.58 0.00 3 16.16 16.00 -0.16 0.00 2 14.27 16.00 1.73 0.00 2 16.01 16.00 0.01 0.00 1 16.10 16.00 0.10 0.00 1 16.01 16.00 -0.01 0.00 Excentricidades teéricas: Las coordenadas de las posiciones de los centros de torsién y excentricidades tedricas a nivel de entrepiso s6lo se muestran para fines comparativos, EJEMPLO 4 TABLA 4.10 COORDENADAS DE LOS CENTROS DE TORSION (X,, Y;) Ke Y EXCENTRICIDADES TEORICAS (e,) A NIVEL DE PISO, INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, Centro de torsién x, Y, eon uy Nivel | Entrepiso | (m) tm) (m) (m) 10 8.00 16.00 0.00 0.00 10 8.00 16.00 0.00 0.00 9 8.00 16.00 0.00 0.00 9 8.00 16.00 0.00 0.00 8 8.00 16.00 0.00 0.00 8 8.00 16.00 0.00 0.00 7 8.00 16.00 0.00 0.00 7 8.00 16.00 0.00 0.00 6 8.00 16.00 0.00 0.00 6 8.00 16.00 0.00 0.00 5 54.96 16.00 -38.96 0.00 5 18.52 16.00 0.00 0.00 4 1.80 16.00 14.20 0.00 4 15.62 16.00 0.38 0.00 3 19.51 16.00 “3.51 0.00 3 16.16 16.00 -0.16 0.00 2 14.89 16.00 ww 0.00 2 16.02 16.00 0.02 0.00 1 15.96 16.00 0.04 0.00 1 16.02 16.00 | _-0.02 0.00 PB 16.00 16.00 0.00 0.00 PB 16.01 16.00 20.01 0.00 Sét. 15.87 16.00 0.13 0.00 Sot. 16.00 16.00 0.00 0.00 Cim. 15.95 16.00 0.05 0.00 Cim, 16.00 16.00 0.00 0.00 Excentricidades teéricas: Las coordenadas de las posiciones de los centros de ee = Xow Xr torsi6n y excentricidades tedricas a nivel de entrepiso ey = Yous Yr s6lo se muestran para fines comparativos EJEMPLO 4 1/62 TABLA 4.11 EXCENTRICIDADES DE DISENO A NIVEL DE PISO (E,,, Excl, may EMPOTRAMIENTO EN PB Sismo en direcci6n X Sismo en direccin Y Nivel. | Entrepiso = Ex = (mm) (en) (mi) 10 3.20 1.60 21.60 10 3.20 1,60 71.60 9 3.20 1.60 “1.60 9 3.20 1.60 -1.60 8 3.20 1.60 -1.60 8 3.20 1.60 71.60 7 3.20 1.60 “1.60 7 3.20 1.60 71.60 6 3.20 1.60 71.60 6 3.20 1,60 =1.60 5 3.20 241.07 | _-69.61 5 3.20 0.62 -7.07 4 3.20 28.85 13.90 4 3.20 3.82 -2.79 3 3.20 -1.38 | -10.07 3 3.20 3.04 “3.44 2 3.20 5.80 “1.47 2 3.20 3.19 -3.22 1 3.20 3.10 -3.35 1 3.20 3.19 “3.22 Sismo-en direcci6n X: bo Ea Exzy ‘Sismo en direccién Y: o En Eze Los resultados a nivel de entrepiso s6lo se muestran para fines comparativos = 32m E, 1.5 €, + 0.1 6 (signo e,,) G7 ~ 0.1 b (signo e,,) = 32 m hasta el nivel 5, y 16 m del nivel 6 al 10 1.5 e,, + 0.1 b (signo e.,) ee, - 0-1 b (signa e,.) Exne Eany Maximo de (E,,, Eze) Minimo de (E.,, Ey) EJEMPLO 4 42/62 TABLA 4.12 EXCENTRICIDADES DE DISENO A NIVEL DE PISO (E,,, Ey), n / INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA ismo en direccion X jamo en direction Niver | Entre: Ear Ex Ene Ee p tm} (mj ) (i 10 3.20 5-20 60 =1-60} 0 3.20" “3.207 T-60| 7-60 Cs 3.20 5.20 7.60) 1.60] go 520 -3.20 60 +160] [8 3.20 “3.20 T-60] 1.60 o 3.20 75.20 1.60] =T.60 7 3.20 5.20 60 -1.60] T 3.20 “5.20 Ts =1.60] i 3.20 5.20 T “160 6 3.20 “3.20 1.60 -7.60] [5 3.20 520_ “35.76 “61.64 5 3.20 “3.20 0.68 “6.58 | 4 3.20 5.20 24.50 11.00 a 3.20 “5.20 377 “28 z 3.20 =3.20 “0.37 8.47 z 3.20 “3.20 EXC, “5.4 | 3.20 “3.20 a87 =2.09 Z 3.20 =3.20 318 “3.23 | 7 3.20 “5.16 | T 320 PB 3.20 PS Sot Tr Cim. Tim. Sismo en direccién X: b 32m Ex Eqry = Mbximo de (Egy, Eg) Evy 1.5 e, + 0.1.6 (signo e,,) Exaw Eazy = Minimo de (Ey). Eq) Ey = 4,-0.1 (signa e,) ‘Sismo en direccién Y: 6 32 m hasta el nivel 5, y 16 m del nivel 6 al 10 Ean 1.5, + 0.16 (signo e,,) iain denned Los resultados a nivel de entrepiso sélo se muestran para fines comparativos TABLA 4.13 _ COORDENADAS MODIFICADAS DE LOS CENTROS DE MASA, EMPOTRAMIENTO EN PB Opcion E,, Opcion Eze Nivel Xteur | Yeu | "our | Yona (m) (mn) (ma) (mn) 10 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 9 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 8 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 7 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 6 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 5 19.20 | 19.20 | -9.34 | 12.80 4 27.75 | 19.20 | 12.80 | 12.80 3 19.20 | 19.20 | 10.51 | 12.80 2 20.07 | 19.20 | 12.80 | 12.80 1 19.20 | 19.20 | 12.75 | 12.80 Xems = Xp + Eat Yom = Yr + Eary X* cma = Xr + sani Y"cme = Yr + Exay EJEMPLO 4 h 43/62 TABLA 4.14 COORDENADAS MODIFICADAS DE LOS CENTROS DE MASA, INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA [ Opcién E,, Opsién Ex Nivel Xe | Your | Xewe | Veme (mn) (on) im) im) 10 9.60 | 19.20 | 640 | 12.80 9 9.60 | 19.20 | 640 | 12.80 8 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 7 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 6 9.60 | 19.20 | 6.40 | 12.80 5 19.20 | 19.20 | -6.68 | 12.80 4 26.30 | 19.20 | 12.80 | 12.80 3 19.20 | 19.20 | 11.04 | 12.80 2 19.76 | 19.20 | 12.80 | 12.80 1 19.26 | 19.20 | 12.80 | 12.80 PB 19.20 | 19.20 | 12.80 | 12.80 Sétano 19.27 | 19.20 | 12.80 | 12.80 Cimentacion | 19.23 | 19.20 | 12.80 | 12.80 Xm = Xr + Eat Xow = Xr + Eva Yous = Yr + Bary Yeua = Yr + Euay EJEMPLO 4 h 44/62 TABLA 4.15 COMPARACION DE PERIODOS NATURALES DE VIBRACION CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y DE LA TORSION PARA DIFERENTES CONDICIONES DE POSICION DE LOS CENTROS DE MASA DE CADA PISO. Periodo de vibracién, 7; (s) Direccién | Modo Base rigida Base flexible dominante Caso A | CasoB | CasoC | CasoD | Caso A | CasoB | Caso | CasoD x 1 0.930 | 0.930 | 0.978 | 0.929 | 1.155 | 1.155 | 1.181 | 1.156 2 | 0.409 | 0.409 | 0.463 | 0.463 | 0.536 | 0.536 | 0.557 | 0.551 Y 1 0.910 | 0.967 | 0.913 | 1.252 | 1.143 | 1.172 | 1.147 | 1.355 2_| 0.387 | 0.397 | 0.394 | 0.394 | 0.514 | 0.519 | 0.506 | 0.509 TORSION | 1 - 0.671 | 0.740 | 0.690 0.720 | 0.781 | 0,799 9) 2 - 0.311 | 0.308 | 0.349 0.338 | 0.333 | 0.414 Base rigida mpotramiento en planta baja (PB) Base flexible _ : Efectos de la interaccién suelo-estructura (Periodos calculados con férmula para base flexibl Ty, = 1.26 8; T,, = 1.28 s) Caso A: Resultados ante un movimiento de traslacién pura (un solo grado de libertad por piso} Caso B: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), ¥ centros de masas sin desplazar (solo efectos de la excentricidad teérica) Caso C: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de traslacién y un giro), y centros de masa desplazados segun la excentricidad de disefio Ey, Caso D: Resultados ante un movimiento de tres grados de libertad por piso (dos de trasl ¥ centros de masa desplazados segun la excentricidad de disefio Ey iién y un giro}, v OTaNAra z9/Sb 4 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES (MULTIPLICADOS POR Q = 3, EN CM), CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) TABLA 4.16 LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, 2) TORSION SEGUN EL-CODIGO, Y'3) LAS:DEFORMACIONES AXIALES OE LAS GOLUMNAS. SISMO EN LA DIRECCION x : % Empotranvento en PB (base Hala) Bose Font Nivel Ton deformacignes exiles ‘Sin doformacones axa Ton Geformaciones aales Sin dolormactones avalos de de colimnas de columnas de colurma: ‘columnas Taso] Caso 8] Caso C | Caso | Caso] Cosoc | Cord | CasoA] CosoS] Caso C ] Casod | CasoB] Cosoe | Cosod yo ieas press | yar | wai | ietie | 16.76" | 1676" | 27.18" | 2718" | 26.17" | 28.17" | 25.66" ] 26.07" | Zea7* (26.9715 | 120.971, 19.7715 | 118.771 131.991, | (21.89 120.33} | (30.331 sp rsae ESET ese | teas | TSS8] 180s | 1808] Wea2 | BoM] 27.06 | 2.08 | Ta7e | 25.08 | 7503 3.86) | 19.86) 18.901 | 118.901 130.601 | 130.60) (29.24) | 129.341 EP Taa ea sas | sas ais | 147s | 1973 | 2465 | BaGe | 2582 | 25.32 | BEAT | 2aa0 | 2496 18.031 |. 118.031 017.221 | 07.28) 428.53) | (28.53) 127.541 | (27.541 7 Pinas Pinas] 350 [1380 | eae] iase | izes | anes | Wes | 73.07 | 3.07 | aime | 2235 | 22.38 uis.72) | 115.721 uisiie1 | 15.18) 125.261 | (25.86) w2s.tt1_| 125.111 ora ere | 332 | tizz | 1048 | 10.86 | tose [2031 | wat | 70.40 | 20.40 | Te20 | T0.69 | 19.99 12.961 | 112.961 112.601 | 112.601 (22.68) | (22.651 22.t4y | 122.141 Ea Teas [17.48 | 1746 10.381 | 110.351 110.14) | (10.14) 119581 119.231 | 119.231 aay ras rae Pa 7s 7 | eT | ter | eat | is.e1 | ve08 | 15.87 [1587 19.49) | 18.491 + | t34_| 34 7.28) | 117.28) v7.04 | 117.041 ap eae sas] sea] see | Sar | ss] sa | veto | Tato | isos | toes Prant | taa7 | t3a7 : 1s.48)_| (6.481 te.391_| 16.381 (14.79) | 114.791 tr4ea) | 14.641 Fae DES ES a) gsany_| 14.41 (aaa) | 14:38) tata | 2izi 112.001 | 112.001 Tre ie ise aa as as se eas | eae ave [are | ae 378 2.20 | 2281 22a | 12.281 taza | 19.241 tate)_| 19.30) Fe = : 5 ea | S87 [870 | 870 | 670 | 570 | 5.70 1s.701_|_ 15.701 t5.70)_| 15.701 Bar : cs = ae] eae] S58] ss0 | Ss | s0 | 5.58 ts.501_| 1558 ssai_| (5.58) ta = = az | tar | sa5 | s88 | Ses | 585 | 558 1s.551_| 15:58) 15.551_| 18.55) PB Planta Bal HB Desplazemionto horizontal ref [1 Desplazamiento horizontal ref Caso A: Incluye solo los efectos ante un movimiento de taslacién pur aso 8: Incluye solo los efectos de le excenticidad tedtica o.calculads, (sin cédigol Caso C: Incluye los efectos de la excenticidad de disefo E,, Caso D: Incluye los efectos de la excenticidad de disefo Ea nivel y medido en la dreccién del sismo ido a la hileta de la columna i (ver fig 4.1) z9/ov 4 v otawara TABLA 4.17 COMPARACION DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES (MULTIPLICADOS POR Q = 3, ENCM, CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, 2) TORSION SEGUN EL CODIGO, Y 3) LAS DEFORMACIONES AXIALES OE LAS COLUMNAS. SISMO EN LA DIRECCION Y Empotramiento PB these rigidal Base flexible iver | 00? deformaciones axialos de [Sin deformaciones axaies de| Con deformaclones exialos de | Sin deformaciones axioles de columnas ‘columnas ccolumnas columnge Gas A] Caso B | Ceso 6 | oso | Caso B | Caso | Cased |Gaso A] Gaso& | Casoc | CosoD | CasoB | Cosoc | Cased To [15.60*| t6.14* | 16.41" | 19.62" | 15.03" | 15.69" | 18.84° [25.77"| 27-15" | 26.16" | 30,18" | 2629" | 28.17" | 29,19" 119.175 | 116.801 | 122.471 | 116.381 | 118.781 | (21.86), {30.031 | (26.161 | (33.031 | (26.911 | 125.171 | 132.521 a [isar| i654 | 18.72 | 18.90 | 14.49 | 16.09 | 16.27 | 2802] 26.43 | 25.05 | 29.37 | 24.60] 2481 | 2847 t3a.5n1 | 115.871 | (21.721 | 18.841 | 118.241 | (21.03) (29.251 | 125.441 | (92.781 | 126.281 | 124.571 | 131.831 a [isse] 1482 [1462 | i773 | 1383 | 1407 | 17.19 | 23.79 | 25.20 | 2.03 | 2802 | 23.49 | 23.31 | 27.27 (37.341 | 114,791 | 120.461 | 114.951 | 114.281 | (19.69) (27.931 | t24.211 | 131.951] (25.14)_| 123.481 | 130.571 7 [izaz] 13.20 [1298 | 1617 | 1224 | 12.60 | 18.78 | 2200] 20.61 | 22.29 | 2628] 2103 | 2172 | 2568 (35.8u1 | 13.38) | 8.81) | 113.581 | 112.985 | (18.391 126.161 | (22.621 | 129.48) | t23.611_| 122.05 | (28.83) @ [10.85] 1152 | 11.13 | 1428 | 10.88 | 10.83 | 13.98 | 20.22] 2187 | 20.13 | 2409 | 19.98 | 19.68 | 23.61 3.86) | (11.671 | 06.77) | 11.911] 111.371 | 8.461 123.944 | (20.641 | (27.121 | 121.801_ | (20.191 | 126.611 S| ear [| 700 | eer | 17.73 | 762 | 840 | 17.49 | 1812] 17.34 | 17.28 | 2724] 16.20 | 1658 | 2665 (11,701 | 19.781 | 14.431 | 110.08) | 19.871 | 114.191 (21.451 | (98.421 | (24.36) | 119.35) [24.003 4 [7a | eas [ere | ate | 627 | 608 | 801 | 1628] 1557 | 1826 | 16.74 | 1488 ]-16.00 | 1647 95a) | 17.891 | 111.821 | (9.221 | 17.741 | 111.671 {18.041 | 118.171 | (21.271 | 117.01) _| 118.901 | 121.001 3 [ser | 495 [S43 | 675 | 4a3-| 540 | 668 | 1425] ta59 | ise | i368 | 1263 | 13.29 | 1467 17.26) | 15.941 | 19.001 | 16.271 | 15.851 | 18.911 t16.055 | (12.831 | 197.851 |. 114.48) | 113.851 | 117.871 Z [sar | ase | 372 | 423 |-s30 | see | 420 |i20s| i143 | 11.18 | 11.82] 10.80 | 11.07 | 11.73 4.021 | (6.091 | 14.231 | 13.961 | 18.031 113.08) | 111.371 | 114.221 | 119.78) | 111.201 | 14.131 1] 138 vas | 213 | 7 | is2 | 21a | ses | 912 | a76 | sia | a28 | a3 | 908 ton | 12.151 | (2.191 | 12.041 | 13.121 tro.o21 | te.e51 {tron | ts.9n | (8.791 | 110.981 Pap ees | 630 | 578 | 878 | 5.48 | S79 | S78 : (6.331 | 15.791 | 15.821 | 15.401_| 15.791 | 15.821 sa = = [ear] 61a | S67 | 867 | 538 | 567 | 5.67 = ~ ~ te.2n | 15.671 | 15.871 | 15.371_| 15.67 | 15.671 Gm] e - i <—Vesr [ets [ssa | sea | sai | sea | S00 6.151 | 15.841 | 15.64 | 15.30 | (5.641 | 15.64) PB Planta aja Coro A: Caso B: Caso c: Caso 0: Desplazamiento horizontal referido al centro de masa de cada nivel y medido en la direccién del sismo Desplazamionto horizontal referido a la hilera de la columns 1 (ver fig 4.1) Incluye solo los efectos ante un movimiento de traslacidn puro Incluye solo los efectos de la excenticidad teérica © caleulada, e, (sin e6digo) excentiicidad de disefo Ey, Incluye los efectos de la excentricidad de diseno Ea, Incluye los efectos de zo/ly 4 y OTA Cd COMPARAGION DE RELACIONES DESPLAZAMIENTO LATERAL RELATIVO MAXIMO ENTRE ALTURA DE ENTREPISO, CON Y SIN LOS EFECTOS DE: 1) LA TARA STE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA, 2) LA TORSION SEGUN EL CODIGO, Y 3) LAS DEFORMACIONES AXIALES DE LAS COLUMNAS. SISMO EN LA DIRECCION X Eepotrenienta PB bare foe) Bove fone Zon deformclones anes Sin deformadiones als Go Zon datonnediones eralos Tin dafesnationny alos de cohimnes cat da colnet Ge col TaaeK [aso 8 | Cesoe [ Cos | Coss | Geso | Gevod | Goro A] Goro | cowoS | Cuod | CorwS] curot | Cored To [0.5024 | 6.0028" [fo oaarg | To.00821, [0.00217 [700251 | 000281, [0.0027 [0.0027 [1.0097 | 1.00371, fo.0022° [70.00261,| 10.0028), 36a7 | 0.0037 | 1.00821 [1.00821 | 0.0038 | 10.0048 | (0.00801 | 0.0045 | 0.0005 | f.008a1 | 10.0088) | 0.0080 | 0.0050 | 10.0051 e051 | 0.0051 | 1.00861 | 1.00881 | 00087 | to.coe0r} 10.0580 | 0.0087 | 0.0987 | 1.0071 | 10.0078 | 0.0084 | 10.00891 [1.00801 EFT eoae | o.0060 | 10.00781 | 0.00701 | 0.0087 | to.00rar | 0.007a1 | 0.0068 | 0.0060 | (o.c0ea | 10.00821 | 0.0085 | 10.0088) [1.00881 =a [0.0089 | 0.0059 | 10.00781 | 10.0078! | 0.0087 | (0.00701 | 0.00701 | 0.0087 | 0.0087 | 10.008e1 | 10.00801 | 0.0086 | 1.00831 | 1.00851 Te [ensae | o-0044 | 10.00881 [1000881 | 0.0089 | 1000811} .005H1 | 0.0089 | 0.0058 | (0.0008 | 16.0088 | 0.0081 | 10.00651 | 1.00631 Sa 0.0087 [0.0047 [10.00871 | 10:00571 | 0.0086 | 10.0056! | 10.00561 | 0.0087 | 0.0057 | 10.0071 | 0.00711 | 0.0087 | (0.0068) | 10.0088) 73 [0.0080 [0.0080 | 10.0080 t0.00801 | 0.0049 | 0.00871 | 10.0871 | 0.0068 | 0.0088 | 0.00761 | 16.0076 | 0.0063 | 10.0078) | 10.0078) 72 [00081 [0.008% | 1.00811 | 0.00811 | 0.0981 | 0.00801 | 16.00601 | 0.0068 | 6.0068 | 1.00821 | 1.00821 | 0.0087 | (0.00811 | (0.00811 75-1 o.sese [0.0038 | 0.00301 | omosar | o-ase | 16.0861} 10.0088) | 0.0088 | 0.0058 | 1.00711 | 0.00711 | 0.0088 | 10.00701 [0.00701 Sere E : Sane 0,000 | 0.0002 | 10.000a1 | 10:00081 | 0.0008 | 10.0031 | 10.000a1 Gms] =f 5 5 2.0002 | 0.0002 | 1000011 | 1.00011 | 6.000% | 1.00011 | 1.00011 PB Plana ia + Valor mains de 8h reterdos a contr da mace decade nivel y madidos onto dvecién dl same 1k Valores mbsimos de Auth, eferdos ala Klara de In colina fy medides on draccén dl seme Caso A: Incluye solo fos efectos ante un movimiento de traslacién pure Caso B: Incluye solo los efectos de lo excentrcidad teéri Case C: Incluye los efectos de excontricidad de disefo Ey Caso D: Incluye los efectos de la excentricidad de disefio Ey © calculada, «, (sin eécigo) 29/8b 4 y OldNara TABLA 4.19 COMPARACION OF RELACIONES DESPLAZAMIENTO LATERAL RELATIVO MAXIMO ENTRE ALTURA DE ENTAEMSO, CON Y SiN LOS EFECTOS OE: 1) LA INtenAccion SURLOESTAUCTURA, a] La TORSION GUN GL CODISO, 3} LNs DeFOMUAIENES ARALLS BE LAG COLINAS. Sere Sato Doge : Tapetanions 108 bs Tal tn foie enue Con dlaatonet Sin Sotcencoin OEE Sea Soman alas Tin dfomadinas ease ass teams Tatras Socshres de coumes Caso A Caso8 | Casoc Caso D CasoB | Casoc Caso0 | CasoA | CasoB | CosoC | CasoD Caso B Caso Caso D Ei [eoote~ [Toso | weoorer | T.coatt | woooisi | ecoret [fool [oon | toon [Tessa | ecosel[Tosovel| Toso Tomie 25 | 9.0082 [900001 | toooai1 | 1onoaei | 2cozet | ro.o0zn [10.0sa1 | oxoas [wanrar | feoosat | feoova [fososai[ tocoset | ema Te [ 0.0081 [20ser | iaoser| aoa [to.coa7r | roa [ta0esr | o.ooas [nasil [feaoast | foooea [ fesoear | fossa | teaora 57 | o0osr | 120801 | iooa | woaoser | to.c0a7 | ro.coal | woaoser | owes? [wanes feaoetr[ fosoen [eooenr | ioaosat | Wenoe Se | o.c0s2 | 19.008a1 | w2caeat [19.0007 | eaosai | Yecoett [tea | o-ooee [woorir | inooeat | teccTal | foooear| wooosir| war £5 | ono | ws0ser | (onosa [a07sr | ve.coear | (o0osai | oaorat | ooss | inaara [teaasar| foooaat [ leaoent [ leaoear | inset 3< [0.0048 [1000081 | 1909881 | 220811 | v.c08e1 | 19.008 | -c07ei | ooose | w2coen [leaner | wooser | leaorar LTeaoedr [Ieee 23| 00081 | cose! | 1900851 | wea0ear (.c088) [1000881 | ocoeat | oc00s | moeasi[leanvar|[ foaront | isaovitflecoear | To-otoT 12 | 00057_| weaoear [1900861 | weaoaer | f.c0881[1000ssi | recowar | ocoes | xcoeTi | ecarar[ tearoat [iecomit | ocerir | Toto Per | 0.0000 [1oo0s0r | wo2oen [wo9ea1 | recoeal | toooati | txcdear [cose | lecorar | ieaneir[ teaosat | iecoear | 1-o0e0/| Toot sere =| .ce02 [1.0031 | w.coea | 1.00031 |t-co02r | f-ceen | Weal tinsel = 3.0002 | ooo0et | wooit | taaeent| w20o0e | w.e0on | reooit | re moma Bl ' Valores méximos de Ah, 1 [1 Valores maximos de B,lhy 1 Caso A: Incluye solo los efectos ante un movimiento de taslacién pure Caso B: Incluye solo tos efectos de la excentricidad tedrice o ealeuiada, e, (sin ebdiga) Caso C: Incluye los efectos de Ia excentrcidad de diseio Ey, Caso D: Incluys los efectos dea excenticidad de diseho Eg idos al centro de masa de cade nivel y medidas en te direccién del sismo ‘dos a la hilera de la columna 1 y medidos en a direcciGn del sismo Z9/6b 4 t v OTAWE SE: TABLA 4,20 COMPARACION DE MOMENTOS FLEXIONANTES Y TORSIONANTES DE VIGAS TIPO, CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE: A) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO), 8) LA EXCENTRICIDAD TEORICA @., C) LA EXCENTRICIDAD DE DISEfIO E,,, D) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO E,. SISMO EN LA DIRECCION X Sismo en direccién X i Momento flexionante (tm) Nivel | Trabe Extremo izquierdo Extremo derecho Momento torsionante (t-m) Caso A | Caso B | Caso | CasoD | CasoA | casoB | Casoc | CasoD |Caso A] Caso B[Caso C] Caso D 77.08 | 77.08 | 61.78 | 92.15 | 74.54 | 74.54 | 69.60 | 69.19 | 00 [ 00 [018] 0.18 1 {(106.55)}(106.55)| (85.83) | (127.24) |(101.97)|(101.97)| (82.12) | (121.79) | (0.0) | (0.0) | (0.27) | (0.27) 1 far] 00 [ 00 | ie31 | 15.31 | OO [ 00 | t4e2 | i402 | 00 | 00 [018 | 0.18 (0.0) | 10.0) | (22.00) | (19.66) | (0.0) | (0.0) | (21.12) | (18.77) | (0.0) | 10.0) | (0.20) | (0.34) 37 | 00 | 00 | 1528 |" 15.28 [0.0 [00 | 14.80 [74.80 [0.0 [00 | 0.18 | 0.18 (0.0) | (0.0) | (21.33) | (20.38) | (0.0) | 10.0) | (20.46) | (19.50) | (0.0) | (0.0) | (0.20) | (0.34) 7 | 6278 | 62.78 | 49.01 | 75.86 | 61.26 [61.24 | 47.79 | 74.08 [0.0 | 0.0 | 0.17 | 0.17 (72.87) | (72.87) | (87.30) | (88.61) | (71.04) | (71.04) | (65.82) | (86.43) | (0.0) | (0.0) } (0.21) | (0.21) s far} oo | 00 | i198 [i198 | 00 | 00 | i165 [1165 [0.0 [00 | 0.17 | 0.17 (0.0) | 10.0) | (14.88) | (13.02) | t0.0 | 10.01 | (14.46) | (12.60) | 10.0) | (0.0) | (0.21) | (0.21) a7 | 09 0.0 | 1158 | 1158 | 00 | 00 | 11.08 | 11.08 [ 00 [00 [O14 | O14 to.0r | 10.0) | 43.95) | (13.14) | (0.0) | (0.0) | (13.35) | (12.53) | (0.0) | (0.0) | (0.18) | (0.18) 7 | 88:60 | 88.60 | 42-10 [74.62 [east [ear [40.21 | 7131 | 00 | 00 | 0.22 | 0.22 F (64.63) | (64.63) | (46.68) | (82.59) | (61.61) | (61.61) | (44.48) | (78.75) | (0.0) | (0.0) | (0.24) | (0.24) my | 00 { 00 | 880 | 850 |" 00 [00 | Bit Bit | 0.0 | 0.0 | 0.22 | 0.22 (0.0) | 10.0 | (10.09) | (8.55) | (0.0) | (0.07 | (9.61) | (8.09) | (0.0) | 10.0) | (0.24) | (0.24) 0) Caso A: Caso B: Caso C: Caso D: Resultados con efectos de la interaccién suelo-estructura La ubicacién de las trabes se muestra en la fig 4.1 Incluye solo los efectos ante un movimiento de traslacién pura Incluye solo los efectos de la excentri Incluye los efectos de la excentricidad de disefio E,, Incluye los efectos de la excentricidad de disefio E,, idad tedrica 0 calculada, e, {sin cédigo) 29/05 4 y O1dWara TABLA 4.21 COMPARACION DE MOMENTOS FLEXIONANTES Y TORSIONANTES DE VIGAS TIPO, CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE: A) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO), B) LA EXCENTRICIDAD TEORICA e., C) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO £,,, D) LA EXCENTRICIDAD DE DISENIO Ey. SISMO EN LA DIRECCION Y ‘Sismo en direcci6n Y Momento flexionante (tm) Sees Extremo izquierdo Extremo derecho Momento torsionante (t-m) Caso A | CasoB | CasoC | CasoD |CasoA] Caso 8 | CasoC | Caso0 [Caso A] Caso 6 [Caso ©] Caso D 0.0 | 2151 | 481 | 49.00 | 00 | 2083 | 466 | 47.44 | 00 | 0.26 | 0.06 | 0.60 1_| (0.0) | (39.27) | (1.92), | 159.41) | 0.0) | (37.60) | (1.80) _| (56.90) | 10.0) | 10.58) | (0.11) | (0.85) 1 | ay | 88:38 [100.48 | 83.77 [128.04 | 67.06 | 97.24 [81.01 | 123.91 | 0.0 | 0.26 | 0.06 | 0.60 (103.56)|(138.22)| (111.18) | (168.79) |(99.07)](132.29)| (106.39) | (161.59) | (0.0) | (0.52) | (0.04) | (0.78) 37 | 70.01 | 58.16 | 74.91 | 30.62 [67.71 | 56.28 | 7250 | 29.64 [00 | 0.26 | 0.08 | 0.60 (104.47)| (75.54) | (106.28) | (48.70) |(99.96)] (72.24) | (101.69) | (46.52) | (0.0) | (0.52) | (0.04) | (0.78) 7 | 00 | 2012 | 11.54 | 3885 [0.0 [19.46 | i106 | 3767 | 0.0 | 0.25 | 014 | 0.45 (0.0) | (34.11) | (11.81) | (43.26) | (0.0) | (33.12) | (11.28) | (41.87) | (0.0) | (0.46) | (0.16) | (0.58) 5 | 21 | 5598 | 84.41 | 7293 | 98.37 [64.41 | 78.37 | 70.77 | 95.47 | 0.0 | 0.25 | O14 | 0.49 (69.52) { (67.50) | (83.78) | (113.03) |(67.50)} (95.36) | (81.24) | (109.58) | (0.0) | (0.46) | (0.16)| (0.58) 37 | 9202 | 35.31 [43.14 [16.41 | 48.76 [33.79 | 41.28 | 15.69 | 0.0 [0.27 | 017 | O51 (64.88) | (38.72) | (50.76) | (19.98) |(61.96)] (37.00) | (48.50) | (19.07) | (0.0) | (0.44) | (0.20) | (0.59) Fi 0.0 | 0.22 | 8.12 757 | 00 | 0.24 | 7.79 7.18 | 0.0 | 0.01 | 011 | 0.17 (0.0) _| (25.82) |_(9.83)_| (7.40) | (0.0) | (24.63) | (9.17) | (6.93)_| (0.0) | (0.36) | (0.12) | (0.13) a ay | 3:16 | 4652 [4241 [80.85 [41.07 | 44.28 [40.37 | 48.10 | 0.0 | O01 | 0.11 | O17 (49.84) | (63.42) | (46.17) | (54.82) |(47.34)] (50.69) | (43.82) | (51.96) | (0.0) | (0.36) | (0.12) | (0.13) ) Resultados con efectos de la interaccién suelo-estructura La ubicacién de las trabes se muestra en la fig 4.1 Caso A: _ Incluye solo los efectos ante un movimiento de traslacién pura Caso B: _ Incluye solo los efectos de la excentricidad teérica 0 calculada, e, (sin cédigo) Caso C: _Incluye los efectos de la excentricidad de disefio E,, Caso D: Incluye tos efectos de la excentricidad de disefio E,, zo/ts 4 y o1aWara TABLA 4.22 COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS DE COLUMNAS TIPO, CON Y SIN EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO- ESTRUCTURA Y LOS DE: A) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO}, 8) LA EXCENTRICIDAD TEORICA @,, C) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO £,,, D) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO £,,. SISMO EN LA DIRECCION X Hilera jamo ena direccion X Entre-| de | Extre-| Elemento mecanico piso | columnas | mo 7, ma 74, era i, em), CaS AT] Caso B | Caso C] Caso D | Caso A | Cato 8 [Caso CI Caso D | Caso A] Caso & [Caso C] Caso Ta] 138.27 | 138.21 | 110.39 | 16438) 0.0 | 00 | 27.03 | 27.03 (193.13) | (193.13) | (155.89) |(230.20)| (0.0) | (0.0) | (37.65)|(36.82)} 0.0 | 0.0 | 1.65 | 1.65 [3.88 | 3.85 | (0.0) | (0.0) | (2.46) | (2.46) (8.18) | (7.18) “O0T | O.0T 40.13) | (0.22) } 0.0 | 0.0 | 1.65 | 1.65 0.02 [0.02 | (0.0) | (0.0) | (2.46) } (2.46) (0.16) | (0.21) | 27.05 (37.05)] 0.0 | 0.0 | 1.65 | 1.65 SBE] (0.0) | (0.0) | (2.46) | (2.46) (7.52) Vo bgapr 782] 178F | 14.1 | 20.75 (40.29) | (40.29) | (32.62) | (47.85) TAR] 154.84] 154.94 | 125.86] 185.54 | PB-1 3 (190.03) | (190.03) | (153.31) | (227.77) [Sip | 46.28 | 46.28 | 37.14 | 85.86 | (79.24) | (79.24) | (62.56) | (92.27) Tat] 138.47 | 138.47 | 110.81 | 164. 5 {193.57} | (193.57) | (156.26) | (230.70) [Sap] 18.08] 18.08 | 14.86] 2228 F (41.01) | (41,01) | (33.23) | (48.67) 83 2a Bg gs ded ededed 2 1 (0.0) inf. | 17.53 TT5S [| TOOT | 1228 [00 TIS ‘i (11.82)_| (11.82) | (11-40) | (12.47) |_ (0.0) (2.90) } 0.0 | 0.0 | 1.21 | 1.21 ap] 10.84 | 10.65 | 11.83 | 3s ]-00 Z6E | 4.64] (0.0) | (0.0) | (1.45) | (1.45) (14.09) | (14.09) | (15.18) | (13.12) |_ (0.0) (5.30) Tat | aa-a1 | 43-41 | 36.80 ct 00 TIE ea A (51.14) | (51.14) | (43.139 | (69.44) | (0.0) (2.68) | 0.0 | 0.0 | 1.21 | 1.21 . sup | 46.32 | 46.32 | 40.59 [82.29 | 00 75.63] (0.0) | (0.0) | (1.45) | (1.45) (57.84) | (67.84) | (50.33) | (65.57) | (0.0) (6.63) Inf. | 26.00 [26.00 1.06 | 31.16 | 00 x BET 5 (28.36). | (28.36) | (22.97) | (33.96) | (0.0) .27) | (5.83) | 0.0 | 0.0 | 1.21 | 1.21 up. | 39.92 | 39.92 | 32.00 | 47.68 [00 18.05 78.03} 10.0) | (0.0) | (1.45) | (1.45) (47.31) | 47.31) | (38.05) | (56.87) | (0.0) 77) | (9.23) Taf. | 18-5 18.37 TS12 [2541 | 00 2.68 7 (19.56) _| (19.56) | (14.06) | (25.06) | (0.0) (2.49) | 0.0 | 0.0 | 1.17 | 1.17 up. | 32.96 | 32.96 | 2356 | 41.98 | 00 486} (0.0) | (0.0) | (1.32) | (1.32) aa (37.31) | (37.91) | (26.63) | (47.40) | 10.0) | 10.0) | (5.80) | (5.09) i Tint] 20.00 | 20.00 | 14.54 | 25.50 | 0.0 292 | 292 & A (22.01) | (22.01) | (16.04 | (27.98) | (0.0) (3.28) | (3.05) | 0.0 | 00 | 147] 1.47 7 > & up. | 34089 | 34.09 | 24.51 | 43.37 | 00 4.84 | 4.84 | (0.0) | (0.0) | (1.32)] 11.32] ow 3 (38.82) | (38.82) | (28.09) | (49.55) | 10.0) | 10.01 | (5.59) | (5.35) $6 TABLA 4.22 (Continuacién) ‘Sismo en la direccion X Entre | Mier Elemento Mecanico BisO | ciumnas Pw Vz (0 Va | Caso as0_ Taso C | Caso D | Caso A] Caso B | Caso C] Caso D | Caso A| Caso B | Caso C [Caso D| 165.85 | 169.85 | 160.56 [179.13 | 38.36 | 38.56 | 30.76 | 45.56 | 0.0 0.0 7.635 “63 | 1. (205.94) | (205.94) | (195.54) | (216.44) | (57.66) | (57.66) | (46.55) | (68.65)| (0.0) | (0.0) | (11.32)|(10.87) 65.7 C5.18 |~S0.10 | 78.26 [45-57 | 45.57 | 35.78 | 59.35 | 00 0.0 0.0T | 00 PB4 3 | (76.12) | (76.12) | (66.22) | (86.04) | (66.12) | (66.12) | (63.30) | (79.02)} (0.0) | (0.0) | (0.07) | 10.11) DIAS | SAS [VET | ITI | TEST | IEET | 30-90 | AEE | 00 0.0 | 7-85 -| 7-85 | ss |(526.18)| (126.18) | (426.34) | 126.10) | (7.91) | (57.91) | (46.79) | 168.98)| (0.0) | 10.0) |(11.19) «14.01 $9.03 | 85.03 | 75.39 | 96.68 | 869 | 669 | 892 | Ba 00 | 00 | 305 [305 1 | (101.42) | (101.42) | (90.60) | (112.30) | (10.51) | (10.51) | (10.43) | (10.04) (0.0) | (0.0) } (3.86) | (3.22) 745 74.52 | 64.70 84.35 [35.55 | 35.35 | 30.38 | 40.35 | 00 00 3.08 [3.08 45 3 (84.57) | (84.57) | (73.45) | (95.70) | (42.73) | (42.73) | (36.65) | (49.02)} (0.0) | (0.0) | (3.43) | (3.65) 15.74 | 15.74 | 15.85 | 15.62 | 25.86 | 25.86 | 20.80 | 30.97 [0.0 0.0 Bat | 5.at 5 (18.85) | (18.55) | (18.70) | (18.48) | (29.74) | (29.74) | 23.93] (35.54)| (0.0) | (0.0) | (6.29) | (5.91) 29.82 | 29.82 | 26.92 [3371 | 20.02 | 20.02 | 14.38 65 | 0.0 0.0 | 2.56 | 296 1 {33.07) | (33.07) | (28.79) | (37.36) | (22.26) | (22.26) | (15.96) | (28.41)} (0.0) | (0.0) | (3.51) | (2.97) 7-8 31.83 [31.83 7.69 | 35.57 | 21.16 | 21.16 | 15.01 | 27.01 | 0.0 0.0 | 3.05 [3.05 | 3 (38.80) | (35.80) | (31.16) | (40.44) | (23.80) | (23.80) | (17.31) | (30.40) } (0.0) | (0.0) | (3.48) | (3.29) oO Resultados con efectos de Ia interaccién suelo-estructura X,Y Sistema de ejes global La ubicacién jest nla fig 4.1 VV, Fuerzos cortantes de las direcciones X y Y, respectivemente Jones X y Y, respectivamente P Fuerza normal Caso A: Incluye solo los efectos ante un movimiento de traslacién pura Cato 8: Incluye solo los efectos de la excenticided teérice 0 ealeulada, e, (in eSigo) Caso C: _Incluye los efectos de Ia excentricidad de disefo E,, Caso D: Incluye los efectos de la excenticidad de disoho Ey zo/ss 4 bv OTANICH TABLA 4.23 COMPARACION DE ELEMENTOS MECANICOS DE COLUMNAS TIPO, CON Y SIN EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO- ESTRUCTURA Y LOS DE: A) TRASLACION PURA (CORTANTE DIRECTO}, B) LA EXCENTRICIDAD TEORICA e,, C) LA EXCENTRICIOAD DE DISENO E,,, D) LA EXCENTRICIDAD DE DISENO £,. SISMO EN LA DIRECCION Y Hilera Sis fa direccion ¥ Entre- de Extre-| Elemento mecanico piso |columnas} mo Mi, (my M, tems Mi, Wray [Case Al Caso BI Caso C] Caso D | Caso A | Caso | Caso C] Case D | Case A] Caso B [Caso C] Caso TT 00 | S713 | 758 | BBAT | 1280: TTT ert TaeTE HO 1 (0.0) | (69.73) | (3.35) } (105.26) | (186.70) (264.55)| (198.45) |(300.93)} 0.0 2.30 0.49 5.26 [ Sup. | 0.0 F585 O52 TAT 75.80 [23.14 | 18.84 | 2570 | (0.0) | (4.70) | (0.30) | (7.06) (0.0) } (12.37)] (1.18) | (19.27) | (38.95) | {49.821} (40.26) | (60.76) THT -0.0-] 41.51 | 8.88] S607 | 124.03 [140,62] 140.82 | 140.82 PB-1 3 {0.0) }{70.71)] (4.37) |{106.41)} (160.59) 160.60)] (168.06) |(168.06)| 0.0 2.30 0.49 5.26 Sup. | 0.0 256 | 2.25 25.04 15.8 6.56 | 18.55 TS57 | (0.0) | (4.70) | (0.30) | (7.06) (0.0) }{27.20)} (0.97) | (41.18) | (34.93) | (35.33) | (36.81) | (36.83) TOOT S71E | 7ST | 85.48 | 128.21 | 0S-O4] 13ST | BS. 5 (0.0) |(70.22)} (3.84) | (105.78)] (187.14) | (137.2) | (192.23) | (90.27) | 0.0 2.30 0.49 5.26 [Sup. | 0.0 a5 0.25 TT.10 TS.12 [14.35 | 18.65 7-80 {0.0) | (4.70) | (0.30) | (7.06) (0.0) |(12.97)} (0.62) | (19.89) | (39.40) | (30.92) | (42.31) | (21,80) Tar T 0.0 | 14.05 | 16.21 | 18.98 | 11.93 | 25.73 | 26.77 | 31.28 1 (0.0) | (15.58) } (18.10) | (20.67) | (13.19) | (29.91) | (29.21) | (33.70) | 0.0 2.25 1,35 | 4.27 sup. | 0.0 DOS | 17-64 | 3225 T3555 | 35.66 | 30.48 | 50.63 | (0.0) | (3.61) | (1.49) | (4.94) (0.0) | (22.72)} (19.10) | (36.57) | (19.34) | (44.43) | (36.28) | (60.00) Taf, 0.0 | 25.86 | 2531 | 40.65 | 11.95 [11.74 | 10- T2.2F 45 3 {0.0) | (34.40) | (26.57) | (46.86) | (12.83) | (13.64) | (10.47) | (12.14) | 0.00 2.25 1.35 | 4.27 Up. . 3263 | 26.64 | S515 365 | 15.84 | 15.08 B36] (0.0) | (3.61) | (1.49) | (4.94) (0.0) | (41.89) | (28.64) | (64.18) | (19.14) | (23.92) | (16.72) | (22.69) TE] 00] Tae] 172 | 1701 | 2288 | 1201 | 12.08 | 5.05 5 (0.0) | (16.85) (18.96) | (26.14) | (14.77) | (11.97) | (5.37) 0.0 2.25 1.35 4.27 [Sop- [0.0 | 14.33 2736 | 3607 | 25.26] 31.68] 17-43] 10.0) | 13.61) | (1.49) | (4.94) (0.0) | (23.15) (32.13) | (45.66) | (27.85) | (37.88) | (14.35) Tat 0.0 | 058 TSE | 1230 | 1288] 11.76 | 13.98 1 (0.0) | (8.28) (4.21) | (13.58) | (14.05) | (12.20) | (14.39) | 0.0 0,02 | 0.55 | 0.61 up. | 0.0 | 0.08 | 465 | 24.72 | 26.67 | 24.28 | 29.10 | (0.0) | (1.90) | (0.61) | (0.70) 738 (0.0) | (14.73) (4.81) | (29.20) }{31.72)] (27.06) | (32.33) Tat. | 0.0 | 0.03 x 68 | 12.35 | 13.55 | 14.96 | 1218 3 {0.0) | (8.93) | (2.77) | (3.07) | (13.36) |{14.16) | (15.32) | (12.32)] 0.0 (0.02) | 0.55 0.61 HT OO] O56 | 426] 5.40 | 24,75 | 26.59 | 28.98 | 24.18 | 10.0) | (1.90) | (0.61) | (0.70) (0.0) | (15.33)} (4.71) | (6.29) | (28.98) |(28.45) | (31.97) | (26.61) z9/rs 4 y O1dNALa TABLA 4.23 (Continuaci6n) amo nla dreccion V Entre: | Mere “Elemento Mecanico Piso | ope PU V0 Var Taso A | CasoB | CasoC | Caso | Caso A] Caso 6 | Caso C | Caso D| CasoA| Caso B | Caso C [Caso D TaS.1S] 158.27 | 162.80 | 153.49 0.0 [10.31] 1.98 | 23.85 | 39.38 | 4082 | 47.23 | 63.16 | 1 (185.76) | (180.16) | (195.96) | (185.62) } (0.0) | (20.27)} (0.54) | (30.75) | (58.42) | (73.14) | (59.06) |(89.31) TEOBS | TS7OS | ASLAT | TOZSET OO | TIAS | ZIT] BOT | SUIS TITS | TIO | ITT | PB-1 3 (177.29) | (180.44) | (178.96) | (189.86) | (0.0) | (24.18)} (1.32) | (36.44) | (50.65) | (48.33) | (50.59) |(50.60) BIBT] TOOET TOOT | WOOT OO | TOIT] TIL] SET STAT TITAS STE | SBT 5 (121.86) | (120.96) | (126.05) | (125.71) } (0.0) | (20.54) } (0.79) | (31.03) | (58.61) | (41.47) | (57,91) |(27.67) 69.74 aa BO.1T 0.50 0.0 75.32 | 13.28 | 20.07 | 11.56 | 24.07 | 22,45 | 32.17 1 | «83.60 | (81.58) | (90.08) | (79.43) | (0.01 | 114.929] (14.59) | (22.45) | (13.36) | (28.960 | (25.68) | (36.74) COIE | VEL TAS] OTST TOO | ILIF | 18.20] ST SE] WES | OST | TST TET 4-5 3 (80.49) | (86.74) | (78.00) | (90.47) (0.0) | (29.86) | (21.65) | (43.55) | (13.12) | (14.19) | (10.66) |(13.66) 14.27 [18.4 15.54 | 15.31 0.0 [10.14 | 7.77 [17.64 | 25. THOT | 17.17 | 6.77 5 (47.82) | (17.55) | (18.09) | (17.82) (0.0) | (15.67) } (8.88) | (20.03) | (28.64) | (16.11) | (19.55) | (7.73) TIE BETS EDT PATIO OO TOIT ETL Bae | ABBE] TESS] TTS | TOBE 1 (24.52) | (24.64) | (27.13) | (23.05) (0.0) (8.98) | (3.42) | (2.36) | (17.03) | (17.92) | (15.39) |(18.32) ta a 3 (23.68) | (26.09) | (22.38) | (27.42) (0.0) (9.50) | (2.93) | (3.67) | (17.02) | (16.62) | (18.55) |(15.27) (1) Resultados con efectos de a interaccién sueo-estucturn X.Y Sistema de sje global Ls ubicacin de fs columnas se muestra en laf 4.1 VV, Fuares cortantes de las drecciones X yY,respecivamante Mz M, Momentos flesionantes dels decclones K yY. repectivamente PO" puaree arma! th Somanto torionante Coto A: Incuye solo los efectos ante un movimiento de treslacién pura Caso & Incluye solo los cloctoe dee excentncidad toticno caloulde, a, (sin o6digo) Cese C: Incluy los efectos dela exconticidad de dseho Eg Cese D: inclye ls eectes dela excenticided de deefo Ey z9/ss 4 vy OTANI ESPECTROS DE DISENO; RCDF-93; ZONA III 0.6 0.54 O41 ORDENADA ESPECTRAL/ g ° 2 GRUPO B espn desconocido ) a ( Tal, desconceido ) Q = 10 Gn conocido ) Q a ( 8 conocido ) Q= 5.0 as 3.0 0 Os i 15 2 PERIODO (s) 25 3 35 4 FIG 4.2 ESPECTROS DE DISENO SISMICO PARA Q= 1Y Q = 3, ZONA III (COMPRESIBLE) , GRUPO B, T, CONOCIDO Y DESCONOCIDO 29/95 4 » OTdWA rT FIG 4.3 MOVIMIENTOS DE CUERPO RIGIDO PARA INCLUIR LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA zo/es4 vy O1dWACT EJEMPLO 4 h 58/62 Dimensiones en m 5 é FIG 4.4 CONSIDERACIONES PARA MODELAR LAS PROPIEDADES GEOMETRICAS DEL PISO FICTICIO E INCLUIR LOS EFECTOS DE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA EJEMPLO 4;NTC-SISMO-RCDF93 ZONA IllQ=3;GRUPO B:FI=0.8 NIVEL Emp. PB, casos A y B (con) Emp. PB, casos C y D (con) Emp. PB, casos C y D (sin) Inter. S+E, casos C y D (con) - Inter. S-E, casos C y D (sin) 5 to ) 25 30 35 DESPLAZAMIENTO MAXIMO TOTAL (cm) FIG 4.5 COMPARACIGN DE DESPLAZAMIENTOS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES CON Y SIN LOS EFECTOS DE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN DIRECCION X 29/65 4 y O1dWald NIVEL EJEMPLO 4;NTC-SISMO-RCDF93 ZONA II|;Q=3;GRUPO B;FI=0.8 px + PB, caso A (con) ws. Emp. PB, caso B (con) 3 Emp. PB, caso D (con) ‘Emp. PB, caso D (sin) — Inter. S-E, caso D (con) a. Inter. S-E, caso D (sin) 0 5 10 i 20 25 30 35 DESPLAZAMIENTO MAXIMO TOTAL (cm ) FIG 4.6 COMPARACION DE DESPLAZANIENTQS HORIZONTALES MAXIMOS TOTALES CON Y SIN LOS EFECTOS DE INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES -AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN DIRECCION Y 29/09 4 y O1aWara EJEMPLO 4;N ZONA IIl;Q: 14 13% 12 a Ww * 104 — Emp. PB, casos A y B (con) 4 Bmp. PB, casos ¢ y D (con) a] BRD. PB, casos Cy D (sin) gd — Inter. 8-8, casos A y B (con) 2 7 2 ss Inter. S-E, casos C y D (sin) 6 5 4 3x + 2: 1 O+ + 1 1 x 7 7 r 1 + © 0,001 0,002 0,003 0.004 0.005 0.006 0.007 0.008 0.009 0.01 DESP. RELAT./ALTURA DE ENTREPISO FIG 4.7 COMPARACION DE RELACIONES DE-DESPLAZAMIENTO RELATIVO ENTRE ALTURA DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN DIRECCION X 29/19 4 " & mi z fe S = EJEMPLO 4;NTC-SISMO-RCDF93 ZONA I!l;Q=3;GRUPO B;FI=0.8 VALOR PERMISIBLE 114 Bae 40 — Emp. PB, caso A (con) g|--- Bmp. PB, caso B (con) | BRP: PB, caso D (eon) a 4 Emp. PB, caso D (sin) B "| — inter. s-£, caso D (con) 8} ..... inter. S-E, caso D (sin) 5 4 ro 3 2a 1 0 r r r r T r r r r © 0,001 0.002 0.003 0.004 0.005 0.008. 0.007 0.008 0,009 0.01 0.011 0.012 DESP. RELAT./ALTURA DE ENTREPISO FIG 4.8 COMPARACION DE RELACIONES DE DESPLAZAMIENTO RELATIYO ENTRE ALTURA DE ENTREPISO CON Y SIN LOS EFECTOS DE LA INTERACCION SUELO-ESTRUCTURA Y LOS DE LAS DEFORMACIONES AXIALES DE COLUMNAS, SISMO EN DIRECCION Y 29/29 4 v OlaWard REFERENCIAS 1, Rosenblueth, E y Gémez, R, "Comentarios a las Normas Técnicas Complementarias para Disefio por Sismo", Series del Instit Ingenierfé UNAM, N° ES-7, México (1991) 2. Avila, J A, Gallegos, H y Diaz JL, "Criterios para incluir los efectos de torsion en la respuesta sismica de estructuras tridimensionales", Memorias de! Vill Conareso Nacional de Ingenieria Sismica_y Vil Congreso Nacional de Ingenieria Estructural, Vol 1, Acapulco, México (1989) 3. Wilson, E L and Habibullah, A, "ETABS, A User’s manual", Computers and Structures, Inc., Berkeley, California (1989) 4. Damy, J, “Programa de Analisis Sismico de Edificios por Computadora”, Informe Interno, Instituto de Ingenieria, UNAM, México (1986) 5. Wilson, E L, Der Kiureghian, A and Bayo E P, “A Replacement for the SRSS Method in Seismic Analysis", Earthquake Engineering and Structural Dynamics, Vol 9, pp 187-194 (1981) RECONOCIMIENTO Este trabajo se realizé con el patrocinio del Departamento del Distrito Federal. Emilio Rosenblueth corrigié la primera versién. Oscar de Buen y Eduardo Miranda revisaron su contenido final; sus sugerencias y observaciones fueron muy valiosas.