Está en la página 1de 2

La actividad física mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de

padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona


bienestar psicológico.

El ejercicio físico regular nos ayuda a nivel psicológico a afrontar la vida


con mayor optimismo y energía, ya que aumenta nuestra autoestima y nos
hace sentir bien. A nivel mental podemos decir que la realización de
actividad física mejora algunos trastornos mentales como la depresión o la
ansiedad.

El papel del ejercicio físico en la mejora del bienestar individual y social está
siendo cada vez más importante en la medida que se incrementa el número
de personas con problemas de ansiedad o depresión.

A continuación relacionamos algunos aspectos psicológicos que en


población clínica y no clínica son favorecidos por una práctica física
constante:

Los beneficios para un niño/a que practique un deporte son muchos pero
algunos de los principales serían los siguientes: .
1-Ingresa el niño/a en la sociedad ya que le enseña a seguir reglas.
2-Le ayuda a superar la timidez o a frenar impulsos excesivos.
3-Le enseñará a ser más colaborador y menos individual ya que tendrá que
respetar las normas, los turnos y la autoridad.
4-Le enseña a tener responsabilidades y obligaciones que cumplir.
5-A nivel físico: Aumento generalizado de movimientos coordinados,
6-Aumenta su crecimiento
7-Puede corregir posibles defectos físicos
8-Estimula la higiene y la salud
La práctica del ejercicio físico nos genera un bienestar
psicológico
1. Efecto del ejercicio físico sobre el bienestar psicológico: Existe una relación
positiva entre el ejercicio físico y el bienestar psicológico.

-El ejercicio físico regular ayuda a nivel psicológico a afrontar la vida con mayor optimismo
y energía, ya que aumenta la autoestima y nos hace sentir bien
-El ejercicio físico favorece la distracción de eventos estresantes.

2. Beneficios psicológicos del ejercicio físico en población clínica y no clínica


-Se ha relacionado algunos aspectos psicológicos que en población clínica y no clínica
son favorecidos por una práctica física.

3. Ejercicio físico y depresión: El ejercicio está asociado a cambios positivos en los


estados de ánimo.
-La mayoría de estudios que han investigado la relación entre el ejercicio físico y las
disminuciones en los niveles de depresión y ansiedad han sido positivos.
-El ejercicio regular está relacionado con la disminución de los niveles de depresión.

4. Ejercicio físico y salud mental: La actividad física facilita afrontar el estrés y la


depresión en las personas.
-El estado de forma física está relacionado positivamente con la salud mental y el
bienestar.
-El ejercicio físico está relacionado con la reducción de emociones vinculadas al estrés,
como el estado de ansiedad.
-La depresión grave requiere tratamiento profesional, que incluye medicación, terapia y/o
psicoterapia, con los ejercicios físicos como elemento complementario.

CONCLUSIÓN

Bueno, en conclusión la práctica de la actividad física nos ayuda a sentirnos mejor, nos
ayuda luchar contra la ansiedad y la depresión, nos da una vida sana, y nos sube el
autoestima, ya que así logramos también bajar de peso.

Nicolás Valle M.
8th Milton