P. 1
Columna torácica o dorsal

Columna torácica o dorsal

|Views: 24.412|Likes:
Publicado porcinthik_v

More info:

Published by: cinthik_v on Jun 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/06/2013

pdf

text

original

Columna Dorsal

Desarrollo
Concepto y ubicación
La columna torácica o dorsal es una de las cuatro porciones que conforman la columna vertebral o raquídea. Corresponde a las doce vértebras de la parte central de la misma. Están a continuación de las vértebras cervicales y son más gruesas y menos móviles que éstas. A ellas les continúan las vértebras lumbares. Al proceder de la primera vértebra torácica hasta la duodécima, cada una es más voluminosa que la anterior.

Características
Las vértebras torácicas tienen características que comparten con las otras vértebras, así como características peculiares a su grupo vertebral. El cuerpo de cada vértebra torácica soporta el peso de la vértebra que se encuentra encima incluso del cráneo, mientras que el arco permite crear una zona en forma de canal a lo largo de la columna que protege la médula espinal. Sus partes son:  Cuerpo: es la parte más voluminosa de la vértebra, localizado en el medio de la región torácica, es ancho tanto antero-posterior como transversalmente, y un tanto más grueso por detrás que por delante. El cuerpo de forma de un cubo, con dos carillas articulares, superior e inferior. Cada carilla articula con la carilla inferior de la vértebra que esta por encima y con la carilla superior que está por debajo. Se distinguen de las demás vértebras de la columna por presentar semicarillas articulares a cada lado del cuerpo (una inferior y otra superior), destinadas a recibir la cabeza de las costillas, con excepción de la vértebra T11 y T12. Pedículos: unen el cuerpo vertebral a la masa ósea, de la cual se desprenden las apófisis transversas y las articulaciones. Están escotados en sus dos bordes, pero la escotadura inferior es más profunda que la escotadura superior. Agujero raquídeo: el agujero raquídeo es relativamente pequeño y tiene una disposición irregular circular. Apófisis espinosa: se inclina de gran manera hacia abajo. Es muy larga de forma prismática triangular y además no está bifurcada en su vértice como la apófisis espinosa de la vértebra cervical. Apófisis transversas: arrancan de la vértebra algo por detrás del pedículo: desde allí se dirige oblicuamente hacia fuera y atrás. Presentan un vértice más o menos redondeado, y en la cara anterior de este vértice se encuentra una pequeña carilla articular destinada a articularse con la tuberosidad de la costilla correspondiente. Apófisis articulares: las superiores se levantan verticalmente por encima de la base de las apófisis transversas; sus carillas miran hacia atrás y un poco hacia fuera, entre las dos existe una profunda escotadura de forma triangular cuyo vértice corresponde al origen de la apófisis espinosa. Las inferiores podría decirse que no existen puesto que están reducidas a simple carillas articulares que apenas sobresalen, situadas en la cara anterior de las láminas y que miran hacia delante y un poco hacia adentro. Láminas: son cuadriláteras, su diámetro transversal (anchura) y su diámetro vertical (altura) son aproximadamente iguales.

 

Vértebras que la conforman
La columna torácica o dorsal está formada por 12 vértebras. La primera vértebra torácica, denominada T1 es atípica, en comparación con las otras vértebras torácicas. De igual manera, desde la vértebra T9 hasta la vértebra T12 son igualmente atípicas, debido a sus características peculiares.  Primera vértebra dorsal: es una vértebra de transición; se parece a las vértebras cervicales por sus apófisis articulares, por su pedículo y sobre todo por su cuerpo en cuya cara superior se ven los dos ganchitos laterales característicos de las vértebras cervicales. Se la reconoce por tener en cada cara lateral del cuerpo: arriba, una carilla entera para la primera costilla, abajo una cuarta parte de carilla solamente para la segunda costilla, la cual se articula casi en su totalidad con la vértebra que tiene debajo. Novena vértebra dorsal: la vértebra D9 puede que no tenga las carillas articulares en las apófisis transversas para la novena costilla de cada lado. En algunos individuos puede que tenga dos carillas articulares en cada lado. De ser así, la D10 sólo contará con la carilla articular costal superior. Décima vértebra dorsal: se distingue por no tener más que una semicarilla, situada en la parte superior del cuerpo, destinada a la décima costilla. La semicarilla inferior no existe, porque la undécima costilla se articula exclusivamente con la undécima vértebra dorsal. Undécima y duodécima vértebra dorsal: estas dos vértebras por su aspecto exterior se parecen ya a las vértebras lumbres y están caracterizadas: por la carencia de carillas articulares en las apófisis transversas, por la presencia de una carilla única a cada lado del cuerpo para recibir las costillas undécima y duodécima. Las dos costillas inferiores, llamadas flotantes, se articulan, exclusivamente con los cuerpos vertebrales. La duodécima se distingue de la undécima en las apófisis articulares inferiores de esta vértebra, idénticas en esto a las apófisis articulares inferiores de las vértebras lumbares, son convexas y miran hacia fuera, al paso que las de las vértebras dorsales son planas y miran hacia delante. También se reconocerá la duodécima por el aspecto de su apófisis transversa: es un poco atrofiada.

Funciones
La columna dorsal o torácica permite:  Es una estructura de sostén: al igual que otras partes del cuerpo, el tronco necesita esta estructura para evitar que se derrumbe. Esta función la cumple fundamentalmente los cuerpos vertebrales. Debido a que el peso corporal que tienen que soportar se incrementa de arriba hacia abajo, los cuerpos vertebrales aumentan su tamaño de craneal a caudal. Movimientos de flexión, extensión, rotación y flexión lateral Aloja a la médula espinal dorsal a lo largo del conducto raquídeo y protege a los pares raquídeos.

 

A través de orificios laterales de cada vértebra salen las 12 raíces dorsales o nervios intercostales hacia los huesos, músculos, ligamentos y la piel en la región torácica

Inserciones musculares
Se compone de los músculos: Romboide superior: se inserta en apófisis espinosa de las cuatro o cinco primeras vértebras dorsales. Serrato menor posterior y superior: Apófisis espinosa de las tres primeras vértebras dorsales. Serrato menor posterior e inferior: Parte de las apófisis espinosas de las dos ultimas vértebras dorsales. Esplenio: Apófisis espinosa de las cuatro o cinco primeras vértebras dorsales. Complexo mayor: Apófisis transversas de las primeras cinco o seis vértebras dorsales. Cervical transverso: Parte inferior de las primeras cinco vértebras dorsales

Bibliografía
1.- L. Testut – A. Latajet; Anatomía humana; Salvat Editores; Vigésima segunda edición española; Capítulo II Osteología: columna vertebral; páginas 44-52. 2.- Gerard J. Tortora – Sandra Reynolds Grabowski; Principios de anatomía y fisiología; Editorial Oxford; Novena edición; Capítulo XII Esqueleto axial: columna vertebral; páginas 205-211

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->