P. 1
Frases Célebres cristianas 2

Frases Célebres cristianas 2

4.0

|Views: 29.198|Likes:
Publicado porFrancisco Martinez

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Francisco Martinez on Jun 17, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPT or read online from Scribd
See more
See less

08/13/2013

original

Frases celebres para meditar

Os presento este segundo power
de Frases cristianas, con el fin de
sigan meditando su contenido.

F/M/A. febrero 2009
Rvdo. D. Mario Santana Bueno Paisajes de Canadá
El que se cree perfecto, que tire la primera piedra...

Pidamos al Señor por la gente que tiene dudas de fe.

A Dios hay que darle todo.

11.- “Mi bondad es más grande que tu mal, y por eso
Yo sigo a tu lado”.

12.- “Si supieras el Amor que Dios te tiene, dejarías de
mendigar cualquier amor, y serías más feliz” (canción
de la Hermana Glenda).

La gente no tiene conciencia de pecado.
¿Qué es confesar? :
1º Pedir Perdón al que hieres.
2º Controlar el pensamiento negativo hacia otra
persona.
3º En la Eucaristía encontrar el acto de reconciliación
donde va a desembocar todo.
4º Cuando decimos en Misa "Por mi culpa..." estamos
pidiendo perdón.
5º Perdonamos con la oración reconciliándome con el
otro enemistado.
6º Controlar el pecado, no dejarme caer.
7º Cada uno tiene que buscar el camino de
reconciliación en sí mismo, buscando la obra buena que
hizo Dios en ti y olvidarte de tus errores, encontrando al
Señor.
La vida del cristiano es un constante
agradecimiento a Dios.

Ofrécele a Dios tus limitaciones.

La hora de la fe es ponerme en manos de Dios sin
pedir nada a cambio.

Miremos a los otros con ojos de hermano no con ojos
de juez.

No juzguemos la calidad del encuentro con los
demás.
La vida cristiana es tener compasión por los
demás, en especial por los más débiles y
necesitados.

A veces callamos a los demás porque nos da miedo
el sufrimiento ajeno y su repercusión en nosotros.

En el camino de la fe es Jesús quien te llama.
Tenemos fe no porque hemos elegido a Cristo sino
porque ha sido Él quien nos ha llamado a seguirle.
La pena no es igual que la compasión por los
demás; la compasión comparte con el otro
porque se pone en el lugar del otro.

Hay gente que viene a Misa para que no se
enfrié el seguimiento a Cristo, seguramente si
realmente supieran lo que es seguir a Cristo no
vendrían, ni tan siquiera querrían seguir al
Señor.

Hay gente que dice: “ yo no mato, ni robo....” El
pensar mal del otro, el hablar mal del otro, es
matar a la otra persona.
Cuando realmente Dios está presente en la vida de una
persona se nota en el estilo de vida que lleva, porque
es distinta a los demás y porque sus valores no son
los valores de los demás.

En la medida en que tenemos presente a Dios somos
buenos como Dios.

En el proyecto de mi vida yo puedo amar a otra
persona, con sus errores, con sus flaquezas y también
con sus aciertos.

Quien vive en paz, muere en paz. La paz de la muerte,
es la paz de la vida.
Para el creyente el matrimonio son dos personas que
forman una sola persona sin perder su identidad
ninguna de las dos ...

No nos apeguemos en exceso a los demás. Dios nos
pone en el camino a otras personas para ayudarnos a
crecer, no para cuando falte uno el otro se hunda...

Dios va al ritmo que tú puedes andar...

El Señor no pide imposibles, Él va al ritmo que tú
vayas, sólo quiere que te dejes acompañar.

Al tener paz interior consigues entender al otro.
La vida del cristiano es un constante agradecimiento a
Dios.

Ofrécele a Dios tus limitaciones.

La hora de la fe es ponerme en manos de Dios sin pedir
nada a cambio.

Miremos a los otros con ojos de hermano no con ojos
de juez.

No juzguemos la calidad del encuentro con los demás.

Aprendamos de la gente que son una referencia de
modelo de fe.
Para algunas personas, la llamada de Dios es
como una gasolinera, cuando el depósito de mi
vida está vacio, vengo, repongo y me voy...

La vida cristiana es una vida orientada a Dios.

Cuando ponemos a Cristo como modelo
terminamos pareciéndonos a Cristo.

No te puedes llevar bien con Dios y llevarte mal
con los demás porque Dios está en todos.

Es importante dar una palabra de claridad.
Recemos por la comunicación, hay gente que sufre
por no tener con quién hablar ni quien le escuche.

Recemos por los que se han cansado en el camino
por querer ayudar a los demás y no ayudarse ellos:
física, mental y espiritualmente.

¿Qué significa amar a Dios? Tener fe, ayudar a los
demás, tenerle en el corazón, hacer cosas buenas,
ser feliz...


El signo de darnos golpes en el pecho cuando
decimos: “por mi culpa, por mi culpa..”, es el hacer
despertar el corazón dormido...
Tenemos que permitirle a Dios que ordene
nuestra vida, de igual manera que yo puedo
entrar en el ordenador de una persona si ella me
autoriza a entrar, y no hace nada mientras
observa en la pantalla todos los movimientos
que hago para arreglarlo, algo así es Dios en
nuestra vida.

Para no desanimarse en el camino de la fe, lo
mejor es tener los pies en la tierra porque el
camino de la fe es un camino de madurez.

Quien vive en paz, muere en paz. La paz de la
muerte, es la paz de la vida.
No conozco a ninguna persona que siga a Cristo y se
quede sin nada, pero si conozco a muchas personas
que son egoístas y no tienen nada.

Tenemos que estar vigilantes con nuestra vida de fe
para no confundirla con el mundo.

“ De lo único que presumo, es de conocer a Cristo ”
(San Pablo)

Cuidado con el mercado de vanidades.

Entregar la vida por los demás es el mejor regalo del
mundo.

Cristo vino al mundo, y muchas personas no lo han
aceptado.
El tiempo de Adviento es un tiempo de esperanza, de
espera, porque parece que hemos perdido la esperanza
de que todo mejore.

Aunque las cosas duras me pasen yo tengo la esperanza
puesta en Dios y Él no se olvida de mí.

María acompañó a Jesús en su camino mientras vivía,
también en su Pasión y a la vez era discípula de Jesús.

Para aprender hace falta humildad, porque la persona
humilde sabe callar a tiempo y hablar a tiempo.

Dios nos eligió para vivir como santos e irreprochables
en el amor como vivió María.
Estamos invitados en esta cuaresma a la conversión, a
orientar nuestra vida a la luz de Dios.

Siempre que nos fijamos en los demás nos sentimos
inferiores, cuando orientamos nuestra vida a la luz no
nos comparamos a nadie sino que nos comparamos con
nosotros mismos y vemos nuestro proceso con ternura.

20.- Los afanes de la vida nos pueden alejar de Dios.

Dedica más tiempo a ti mismo, para analizar cómo es tu
vida diaria.

Nunca llegaremos a la plenitud de nada porque la
plenitud es Dios, no nos torturemos con la perfección,
sólo cuando amamos nos vamos pareciendo a Dios.
Cuando nuestra vida se hace interrogante en los demás,
es cuando estamos empezando a evangelizar.

Los cristianos hemos de ser reflejo de la luz de Dios en el
mundo.

Los fallos de tu padre y de tu madre, Dios te los ha
puesto delante, para que les ayudes a llevarlos, no para
que se los eches en cara.

Nuestros padres son colaboradores de Dios en el camino
de la fe.

La alegría, es fruto del Espíritu Santo.

La alegría, no es ser chistoso, es la alegría que hay en el
corazón cuando la persona cree.
Nadie ama a Dios sino antes no ama a los demás.

Pidamos al Señor para que nuestros jóvenes sepan
encontrar los valores de la familia.

Cuando decimos: “ mi hijo..” Eso no es verdad, es hijo
de Dios el cual te lo prestó para que le enseñaras a ser
feliz.

El Señor no vino para gente remilgada, escrupuloso y
trabada, El vino para darnos la felicidad que Dios nos
da.

Los cristianos somos hijos de la Luz, centrados en
Cristo.

Dios no insiste más para no quitarnos la libertad.
La Parábola del hijo prodigo, es la historia de
cada persona.

La historia del cristiano es como una pelota de
pingpong, va y viene del pecado a la gracia...

De nada sirve una Iglesia bonita y grande sino
no hay corazones que sigan a Jesucristo que la
llenen.

Dios es un Dios que va de camino con
nosotros.

Vayas donde vayas, eres un seguidor de Cristo.
De nada sirve una Iglesia bonita y grande sino no
hay corazones que sigan a Jesucristo que la llenen.

Dios es un Dios que va de camino con nosotros.

Vayas donde vayas, eres un seguidor de Cristo.

36.- Mirar a los demás como regalo de Dios, porque
todo lo que hemos recibido de los demás, nos habla
de Dios.

La confianza puesta en Dios nos libera de la
ansiedad.

Busca lo que Dios quiere y lo demás vendrá sólo.
La muerte para el cristiano no es una despedida, es un
encuentro.

La vida cristiana son como cauces de un mismo río que
van a parar al mismo mar.

Cuando hago mi recorrido con el Señor, lo demás viene
sólo, incluso el día de la muerte, porque si de otros
graves problemas me ha sacado Dios, la hora de la
muerte será también parte de ese recorrido.

“ Quien en la Vida está con Dios, en la Muerte está con
Dios ”

Aprender de lo bueno y lo malo; de lo malo, para no
volver a repetir y estar siempre agradecidos de tantas
cosas que nos da la vida. ¡Siempre aprender!
Cuando agradecemos las debilidades de nuestros padres,
aprendemos a ser transparentes, y a no querer ser de otra
manera de cara a los demás.

El agradecimiento a Dios nos libera del estrés.

Esta jaculatoria nos ayuda a Vivir:
“Dios me quiere de verdad y como me quiere de verdad
quiere lo mejor para mí”.

Vamos por la vida tremendamente distraídos, ¡ojala
pusiéramos nuestra atención más en Dios y Dios cuidaría
de nosotros sin violentar nuestra vida!

Cuando yo hago de Dios mi centro Él hace de mí su
preocupación...
9A veces los problemas y las preocupaciones existen
para no endiosarnos y es importante que veamos
nuestra vida así.
La Iglesia ha aportado a la humanidad, entre otras
muchas buenas cosas, el concepto de persona, el
concepto teológico de persona. La palabra "persona"
viene del griego y era el nombre de la máscara que
utilizaban los actores en las obras teatrales...

A las personas nos da gran alivio saber que Dios es
compañero de camino.

Todas las horas del dia le parece poco al que vive a Dios
en su vida.

Tenemos que vivir a Dios desde el día a día no desde los
grandes momentos.

Hemos de procurar ser buenos en todo: en la familia, en
el trabajo, en la comunidad, en todo lo que hacemos.

Todo está en el Señor, Él es mi pastor y nada me falta...

La fe que no se forma, se deforma.

El Espíritu Santo es Dios mismo.

Para tener una fe fuerte hay que tener un dialogo de
cabeza y corazón.

Si no cuidas la fe, se muere.

La fe, la esperanza, el amor y la eucaristía, son las cosas
que de verdad importa, no la vela o el manto.
Nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en
Dios.

Tenemos que experimentar el amor que Dios nos tiene.

Los amores que tenemos por los demás son amores
limitados y que duran el tiempo en que los conocemos.

El amor humano tiene fecha de caducidad el amor de
Dios no.

El amor de Dios compromete.

El amor ilimitado de Dios no se puede hacer limitado...
Por un lado queremos el amor inmenso de Dios y
por otro lado tenemos miedo de sus exigencias, de
su compromiso.

“Para orar hay que tener una determinada
determinación ”( Santa Teresa)

Si Dios entra en nuestra vida tienes que tener la
necesidad de cambiar.

Jesús dice: “Saca toda la infelicidad y maldad que
llevas dentro”.

En la vida no hay que ser ingenuos, pero no hay que
tener maldad...
La palabra encorvado en la Biblia significa lo mismo
que pecador.

“Toda tu carga la he llevado yo, para que tu camines
erguido” es el Mensaje de Jesús...

Piensa en amor, activa tu vida al amor, es lo que hace el
que sigue a Jesús.

El primer paso para reconciliarnos es reconocernos tal
como somos.

El enfermo más difícil de curar es el que no cree que
está enfermo.
Lo importante de la confesión, es saber el por qué
hago daño. Examen de conciencia: saber qué he
hecho.
Dolor de corazón: de verdad siento lo que he
hecho. Propósito de enmienda: propósito de
arreglar las cosas.

Jesús hace que te cuestiones todo en tu vida, te
pone cara a cara con tu vida.

“ ¿El que esté libre de culpa, que tire la primera
piedra?”

Jesús dice: “ Yo te perdono, vete y no peques
más”

El sentimiento hay que educarlo.
El pobre no es el que no tiene dinero, el pobre es el que
no sabe salir de su propia pobreza.

El cristiano nunca estará orgulloso de sus miserias.

Lo importante de nuestra vida no se lo damos a
cualquiera, sólo a la gente que queremos.

Las personas que dejan el ancla de sus vidas en el
pasado no avanzan.

El pago de los errores que cometemos en la vida se
paga con sufrimiento.
Revisar nuestra vida y con la ayuda de Dios perdirle
nos dé la misericordia para el perdón.

Hay una frase judía que dice:“Cuando educas a tu
hijo, educas a tu nieto”.

Sólo puede hacer feliz a los demás, quien es feliz.

Pidamos al Señor que conozcamos nuestra fe y
formarnos en la fe.

Dios te pone frente a frente contigo mismo.

Cuanto más claro seas más cerca estás de Dios.
Cuando el Evangelio habla de “hambre”, se refiere a
hambre de camino, hambre de que te aceptes.

El no creernos más que los demás es muy importante.
Conócete a ti mismo y lo comprenderás.

La vida del cristiano tiene que ser interrogante para los
demás.

Hay gente cautiva del orgullo y de la envidia, sólo Cristo
transforma su vida y acaba con esa esclavitud.

El Evangelio es para salir de la Iglesia queriéndonos
más y respetándonos más.

“Tus Palabras Señor, son Espíritu y Vida”
Pidamos al Señor por los niños que han hecho la
primera comunión, para que todo no se quede solo, en
la celebración de la primera comunión, sino que sigan
descubriendo a Jesús.

Pidamos al Señor por la sociedad; si la ociedad está
mal, nosotros estamos mal.

La vida del cristiano no es lo que uno hace, sino lo que
es.

Dios nos quiere, aunque estemos postrados en una
cama...

El alma que anda en el amor, ni cansa ni se cansa.
Vivir la oración sin agobios...

Lo importante en la vida no es conseguir cosas, es
avanzar.

Pidamos al Señor por las personas alejadas de la fe, para
que vean la invitación del Evangelio.

Pidamos al Señor por los niños que han hecho la
primera comunión, para que todo no se quede solo, en la
celebración de la primera comunión, sino que sigan
descubriendo a Jesús.

Nadie da la vida por aquello de lo que no está
convencido.
Las personas creemos que son los otros los que
tienen que pasar por la cruz...

El dio su vida por nosotros y nosotros a su vez por
los demás; la entrega al otro por Amor.

Más vale ir dando tumbos por el camino, que en
línea recta hacia la perdición.

No nos sintamos amenazados por Dios sino que
vivamos la pedagogía de Dios.

La Semana Santa está presente en la vida de cada
uno.

Hagamos el ejercicio de la pasión, muerte y
resurrección de Cristo preguntándonos: ¿en qué parte
de ese pasaje estoy?

Esta semana deja todo y ponte ante la cruz. Tú y la
cruz, la cruz y tú.

- Confesarnos es encontrar un Padre Bueno que nos
entiende.

Tenemos que hacer no sólo una reflexión de nuestros
pecados, sino de nuestra vida en general como padre,
madre, hijos, compañeros de trabajo... de toda nuestra
vida diaria.
El confesar es algo necesario al menos una vez al año,
pero hay otras fechas que también son propicias
como: cuaresma, adviento, fiestas de la parroquia en
incluso nuestro cumpleaños. O cuando tengamos algo
grave que confesar.


El cristiano no tiene que vivir atado con reglas lo que
tiene que intentar vivir día a día al Señor.

La comunión no es una rutina, es mi libertad en el
amor, no en la esclavitud o en la torpeza.


Las dudas al comienzo del camino de la fe, es normal.
Es más fácil hablar de la muerte de los demás que
la de la nuestra. ¿Qué le diré a Dios en ese
momento?

El cristiano tiene que aprender a dominar sus
sentimientos

La gran tentación es dejar de creer en Dios...
Cansarnos de su presencia en nuestra vida.

La Iglesia que ya está en el cielo son nuestros
familiares y amigos difuntos, el resto es la Iglesia
que está en camino.

El camino de Jesucristo es el camino de la libertad.
Mirar a los demás como regalo de Dios, porque todo lo
que hemos recibido de los demás, nos habla de Dios.

Las sombras son los sufrimientos que traban y hacen
infelices a muchas personas.

Hay gente que muere porque no tiene otra cosa que
hacer...

El que ve la vida con problemas no encuentra
soluciones y el que ve la vida como un reto busca
soluciones...

¿En qué grupo estoy: en el que ve la vida como un
problema o como un reto?
El que ve la vida con problemas no encuentra soluciones y el
que ve la vida como un reto busca soluciones...

Si abrimos la puerta al mal eso trae dolor y sufrimiento, en
una palabra infelicidad, porque el diablo, el que divide, nos
quiere apartar.

Las personas felices se sienten como una unidad porque
tienen claro lo que quieren.

Pidamos al Señor para que nos ayude a superar nuestras
miserias.

Para los que aman a Dios, todo lo que les pasa, es para su
bien.
¿Qué significa amar a Dios? Tener fe, ayudar a los
demás, tenerle en el corazón, hacer cosas buenas,
ser feliz...

En el camino de la fe el protagonista es Dios.


No es lo que hacemos, es lo que soy.

Cuando sonreímos, el cerebro recibe oxigeno y se
relaja y luego recupera la atención. Necesitamos
sonreír más. A nuestro corazón le pasa lo mismo

Tenemos que pedirle a Dios que nos aumente la
fe.
La percepción que tienen los demás de nosotros
nos ayuda también a conocernos.

El Evangelio no es para mediocres es para
grandes seres humanos.

Vamos a pedir al Señor para que vayamos por la
vida sin juzgar a nadie.

Quiero comprender a los demás, pero no estoy
entrenado para comprender...

El metro que tu utilizas para medir a los demás,
utilizan los demás contigo.
Amar a los amigos es fácil, pero amar a aquellos que
nos fastidian no es tan fácil, pero es la mejor medicina
para fortalecer el alma.

Qué bueno sería que nos preguntáramos cuando
estamos pasando un mal momento: ¿pienso como los
hombres o como Dios?

La razón de que haya imágenes en la Iglesias es para
que la gente piense en Dios, en María y en Jesucristo y
los lleven a su Vida.

Pidamos al Señor: “ Acaba la buena obra que
empezaste en mi”
“Aunque camine por sendas oscuras, nada
temo porque Tú vas conmigo” (Salmo 22)

Le damos las gracias a Padre Dios por acabar la
buena obra que empezó en nosotros.

La Unción de los Enfermos, es fuerza para el
camino.

La paga del que se entrega a los demás por
amor es una vida entera de felicidad.

El Señor mejora la vida de la persona.
La Iglesia que ya está en el cielo son nuestros familiares y
amigos difuntos, el resto es la Iglesia que está en camino.

En la vida de fe entramos en el desierto cuando
atravesamos las grandes pruebas en tu vida; si las
superas haces de la vida una gran experiencia porque
valoras todo.

Si abrimos la puerta al mal eso trae dolor y sufrimiento, en
una palabra infelicidad, porque el diablo, el que divide,
nos quiere apartar

Amar a los amigos es fácil, pero amar a aquellos que nos
fastidian no es tan fácil, pero es la mejor medicina para
fortalecer el alma...
Nuestras reacciones humanas, tienen que pasar por
el filtro del Evangelio, y preguntarnos: ¿cómo he
comportarme como cristiano en esta situación ?

La gran tentación es dejar de creer en Dios...
Cansarnos de su presencia en nuestra vida.

Le damos las gracias a Padre Dios por acabar la
buena obra que empezó en nosotros.

El camino de Jesucristo es el camino de la libertad.

¿Estamos dispuestos a querer, aunque no nos
quieran?
FRASES CÉLEBRES DE SAN JUAN MARÍA
VIANNEY, SANTO CURA DE ARS.
-1-
Hay muchos cristianos que no saben
por qué están en el mundo.-¿Por qué
Dios mío, me has puesto en el
mundo?-Para salvarte.-y ¿por qué
quieres salvarme?-Porque te amo.
iQue bello y grande es conocer, amar
y servir a Dios! Es lo único que
tenemos que hacer en el mundo. Todo
lo demás es tiempo perdido.
-2-
El hombre había sido creado para el cielo. El
demonio rompió la escalera que conducía a él.
Nuestro Señor, por su pasión, ha construido otra
para nosotros. La santísimaVirgen está en lo alto de
la escalera y la sostiene con sus manos".
-3-
La Santa Virgen está entre su Hijo y nosotros.
Aunque seamos pecadores, ella está llena de ternura
y de compasión hacia nosotros. El niño que más
lágrimas ha costado a su madre es el más querido.
¿No corre una madre siempre hacia el más débil y
expuesto? Un médico en un hospital, ¿no presta más
atención a los más enfermos?"
-4-

Si alguien le dijera: Me gustaría ser rico..
¿Qué hay que hacer? Usted le
respondería: Hay que trabajar. Pues para ir
al cielo hay que sufrir. iSufrir! ¿Qué más
da? Sólo es un momento. Si pudiésemos
pasar ocho días en el cielo,
comprenderíamos lo que vale este
momentode sufrimiento aquí en la tierra.
Ninguna cruz nos parecería pesada, y
ninguna prueba sería amarga.
-5-

Su cariño a los pobres era muy
sobrenatural. Jesús quiso ser pobre, y
santificó la pobreza. Por eso le gustaba
contar sucesos de la vida de Jesús en los
que se presentaba pobre. Contaba con
frecuencia aquella anécdota de San Juan
de Dios, que al darse cuenta de que los
pies del pobre a quien socorría estaban
llagados, los besó mientras decía: iEres tú,
Señor!; al contar esta anécdota, solía
emocionarse.
-6-

En invierno iban muchos pobres a su casa a pedir:
"Qué feliz estoy -decía- de que vengan los pobres!
Si no viniesen, tendría que ir yo a buscarlos y no
siempre hay tiempo".Les encendía el fuego de la
chimenea, les calentaba, y mientras tanto también
aprovechaba para hablarles del Buen Dios, les
animaba a que le amasen. Algunos le propusieron
hacerse cargo ellos, de los pobres, para quitarle
trabajo al Cura; pero los pobres, con quien
querían estar era con el Cura. Juan Pertinand, que
lo vio, cuenta: Los llamaba 'amigos míos' con una
voz tan dulce, que se retiraban muy consolados:
¡Se sentían queridos!
El fin de este documento
estriba en concienciar las
palabras realizadas en las
homilías por el Pbro. D.
Mario Santana Bueno, así
como el pensamiento de San
Juan María Vianney
conocido como el Santo Cura
de Ars.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->