P. 1
Puente De Hierro entre Sevilla y San Juan de Aznalfarache

Puente De Hierro entre Sevilla y San Juan de Aznalfarache

|Views: 1.385|Likes:
Publicado porguilledh
Historia del Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache a Sevilla, contada por Juanma Ureña
Historia del Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache a Sevilla, contada por Juanma Ureña

More info:

Published by: guilledh on Jun 16, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/13/2012

pdf

text

original

El Puente de Hierro de San Juan de Aznalfarache, tras  décadas de abandono y varios años de esperas y promesas,  sigue cortado para peatones, autobuses y bicicletas.

Dicho puente, ha sido  desde 1934 un paso  natural para todo tipo de  vehículos, animales y  personas desde el Aljarafe  a la capital y viceversa.

Sin embargo, desde que en 1992, se impuso “el progreso” de la Expo 92 que consistió  en hacer obras de infraestructuras como la SE­30 para mejorar la movilidad y el  transporte de Sevilla, se olvidaron completamente de todo aquello que no tuviese un  motor y caminase a menos de 80Km/Hora, incomunicando de esta manera, toda el área  metropolitana de Sevilla.  El Aljarafe, que ha ido creciendo y  dependiendo injustamente de la Se­30 para  absolutamente está sin embargo tan cerca del  centro de Sevilla como pudiera estarlo  cualquier barrio sevillano periférico. El  sindrome de la SE­30 ha causado una  sensación de lejanía en la población del  Aljarafe, que ve el trayecto Aljarafe­Sevilla en  bicicleta sólo para los domingos y sólo para  los más atrevidos, mientras miles de sevillanos  de diferentes edades hace, por los carriles bici  de la capital, distancias que duplican a la que  hay entre San Juan y Sevilla, sin problema  alguno y en menos de 25 minutos. Habiendo cortado la carretera que unía San  Juan de Aznalfarache con el barrio de Tablada  en 1992, dicho puente quedó obsoleto, a  excepción nuevamente del vehículo a motor,  que ha usado este puente desde 1992 como vía  de escape en las horas punta hacia el puente  del quinto centenario.

Tras varias manifestaciones en los años noventa, con miles de ciclistas reclamando la  conexión segura que siempre existió, se consiguió acotar la mitad del puente como  carril bici, pero la gloria duró poco, ya que dicha obra no incluía un tramo que  conectase las zonas urbanas de San Juan y Sevilla, por ninguno de los dos municipios,  dejando al lado de Sevilla, la insalvable SE­30, y en el lado de San Juan, una carretera  sin aceras y ni tan siquiera arcén. La única solución para peatones, ciclistas y animales  era arriesgar la vida en las salidas de ambos municipios, o tomar la opción de dar un  rodeo de varios kilómetros  por el descampado del Charco de la pava. Todos los tramos  sin iluminación,  asfaltado correcto ni  señalización alguna. En 2006, el puente se  volvió a cortar con la  promesa de  convertirlo en una  infraestructura para el  transporte público,  peatones y ciclistas.  Estuvo menos de un  mes abierto como  plataforma de alta  ocupación, pero seguía  sin iluminación ni  conexión segura con  ambos municipios. 

La medida causó el descontento en  parte de la población Sanjuanera,  que dependía y depende del coche  totalmente. Sin embargo, otras  muchas personas aplaudieron la  medida, aunque sin poder  demostrar su posición, ya que es  imposible para la gran mayoría ir  andando o en bicicleta en las  pésimas condiciones actuales. Tras varias reuniones con el  Consorcio de Transportes y una  con Obras Públicas, se llegaron a  acuerdos muy atractivos y  prometedores, Una conexión total mediante acerado y carril bici iluminado en todo su  recorrido desde San Juan hacia Tablada y Sevilla.

Todo esto, se ha ido retrasando por diversos motivos, primero debido la U.T.E Metro de  Sevilla, que se comprometió a reformar el puente y posteriormente hizo el suyo propio,  desentendiéndose totalmente del asunto, a pesar de seguir publicitando en su pagina  web un carril bici paralelo a lo largo de todo el recorrido de la línea de metro,  retrasando dos años más la obra del puente. Desde principios de 2008, El puente de Hierro está cortado para su reforma, aunque  dichas obras han sido retrasadas y no tenían en principio ninguna solución concreta al  paso sobre la SE­30, que finalmente fue resuelto con un proyecto paralelo de Obras  Publicas, consistente en una pasarela peatonal y ciclista sobre la Se­30.  La obra ha estado paralizada en la zona de Tablada durante más de 1 año, por que dos  familias gitanas habitaban bajo el puente, alegando estar empadronados por el  municipio de Sevilla. Mientras tanto, el puente totalmente  cortado no está dando  posibilidad alguna a todas las personas que viven cerca de cruzar de otra manera distinta  al coche, que  potencialmente son  más de 50.000  habitantes.  Finalmente, en marzo,  un niño de 17 años  que murió de un  disparo a causa de una  pelea en el barrio de  las 3.000 viviendas, ha  sido lamentablemente  el desencadenante  para que se llevase a  cabo el  desmantelamiento de  las chabolas bajo el  puente, debido a que la familia amenazada por la familia del fallecido se traslado al  puente, formando un gran asentamiento chabolista. Hubo varios detenidos y se  incautaron varias armas. Actualmente las familias siguen viviendo allí, a unos metros  del puente. Dicho desmantelamiento, debería poner fin a la paralización de las obras, que han  mantenido cortado el puente durante 2 años y poner en marcha la construcción de la  pasarela prometida sobre la SE­30. Con los deberes a medio hacer, la realidad es que  actualmente, en 2009, llevamos décadas esperando una conexión segura, y varios años  esperando una obra, que debería estar ya terminada, que ha sido paralizada por la poca  sensibilidad de la U.T.E del metro de Sevilla y por la falta de voluntad por parte de los  ayuntamientos de San Juan de Aznalfarache y Sevilla para desmantelar un asentamiento  en el que, para ello, antes ha tenido que morir un menor.

Actualmente los tres proyectos cuentan con un presupuesto de unos 20millones de euros  para hacer la plataforma de BUS­VAO desde Gelves a Sevilla, aún no iniciada, 5  millones de euros para la reforma del puente, iniciada y no paralizada oficialmente, pero  hasta día de hoy sin empezar por la parte de Sevilla y finalmente, la pasarela peatonal y  ciclista sobre la Se­30, que tampoco ha empezado y que tiene un presupuesto total de  1,7 millones de euros.

Las posibilidades para que todo siga paralizado son altas, ya que los gitanos podrían  volver a asentarse, habiendo más de 70 personas viviendo actualmente allí, y ahora que  llega el verano y las temperaturas alcanzan los 40 grados a la sombra. La actual crisis  también podría poner en entredicho el comienzo de las obras de una pasarela peatonal  que tiene un presupuesto de casi dos millones de euros, así como la construcción de la  plataforma de transporte público, que aún no ha comenzado, y que en el caso de que  comenzase podría volver a retrasarse por cualquier imprevisto. Los ciclistas y peatones,  como siempre, esperando. Mientras tanto, las distintas Administraciones Públicas  demuestran cuales son sus prioridades dando ayudas para la compra de automóviles  Juan Manuel Ureña Pérez. Acontramano.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->