P. 1
Manual para Producir Chile Serrano

Manual para Producir Chile Serrano

5.0

|Views: 52.737|Likes:
Publicado porAlex78
Reporte final y monografía de cómo hacer el manejo fitosanitario del chile serrano
Reporte final y monografía de cómo hacer el manejo fitosanitario del chile serrano

More info:

Published by: Alex78 on Jun 16, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/02/2014

pdf

text

original

Universidad Autónoma Chapingo

Departamento de Parasitología Agrícola

El cultivo del Chile Serrano en Gonzalez, Tamaulipas
Equipos y Técnicas de Aplicación de Plaguicidas

Martes 16 de junio de 2009

Contenido
Introducción Municipio: Gonzalez, Tamaulipas Generalidades
Particularidades… Practicas y Labores Agrícolas Manejo fitosanitario

1 2 4
4 4 8

Situación en Tamaulipas
Las plagas Mosquita blanca Minador de la hoja Plagas de lepidópteros (gusano soldado y gusano del fruto) Picudo del chile o Barrenillo Pulgones Araña roja Las enfermedades Enfermedades del cuello y raíz Ahogamiento o Damping off. Marchitez del chile. Moho Blanco Enfermedades del follaje Mancha de la hoja Mancha Bacterial Cenicilla Polvorienta Enfermedades del fruto Caída de botones, flores y fruto pequeño Antracnosis Pudrición suave del fruto Malezas

9
9 9 10 11 12 12 13 14 14 14 15 17 17 17 17 17 19 19 19 19 20

Calibración del equipo de aplicación (ejemplos)
Problema 1.- Manejo de malezas (amargosa, quelite, lechosas, correhuela, polocote, etc.) Problema 2.- Manejo de mancha de la hoja, Alternaria y cenicilla con aplicaciones preventivas. Problema 3.- Manejo del barrenillo haciendo aplicaciones de Vydate L (oxamil)

21
22 23 24

Resumen de aplicaciones fitosanitarias Cuidados en el uso y manejo de plaguicidas Bibliografía Anexos
Fórmula despejada para calcular cualquiera de las diferentes variables que la componen

26 28 28 30
31

Chile Serrano
Alejandro Aníbal Calixto Rojas. Universidad Autónoma Chapingo.Departamento de Parasitología Agrícola, 5° grado, grupo B. Materia: Equipos y Técnicas de aplicación de plaguicidas. Profesor: Ing. Carlos Antonio Funes Tirado

Monografía del cultivo para la región sur de Tamaulipas.

Introducción
El Chile, Capsicum annuum , actualmente ha encontrado nuevas ventanas de comercialización alrededor del mundo, tanto en Europa, Asia y Norteamérica; gracias a que se ofrece en salsas procesadas o bien directamente sobre los guisos. Dichas ventanas de comercialización no son las más grandes, sin embargo ofrecen oportunidades a los productores de Chile de México. En México tenemos una gran variedad de Chiles cultivados, de donde podemos distinguir dos grupos bastante diferenciados: el chile para consumo en fresco y los chiles secos usados para especiar los guisos. La superficie sembrada fluctúa alrededor de 170 mil hectáreas, distribuidas en la mayoría de las entidades federativas del país, en donde destacan por el área sembrada y volumen de producción, los estados de Zacatecas, Chihuahua, Sinaloa, San Luis Potosí y Guanajuato. El volumen de producción que se obtiene es de alrededor de un millón de toneladas de frutos frescos y 100 mil toneladas de secos. Este trabajo se centra sobre el primer grupo, los chiles para consumo en fresco, de donde el chile Jalapeño, el chile Serrano y el pimiento morón destacan por la popularidad que tienen en las mesas de México. Aunque ello no demerita otras variedades de chiles como el Habanero y el chile poblano. Se cree que el centro de origen del chile, el lugar donde fue domesticado, es Mesoamérica por la alta variedad de chiles que encontramos en México (Serrano, Habanero, Piquín y Cascabel), sin embargo en algunas zonas de Sudamérica tienen sus propios chiles, tal y como la zona andina, de donde proviene el pimiento morón (Capsicum pubescens), así como las cercanías de la selva amazónica donde encontramos un chile “largo”, Capsicum frutescens. El Chile Serrano, se cultiva en México ampliamente, tanto en Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí, Nayarit, Jalisco y Guanajuato. Es la Zona de Tamaulipas la que se considerara en este trabajo donde se plantea hacer una aproximación hacia los problemas fitosanitarios presentes en el cultivo para dicha región.

Parasitología Agrícola

1

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Municipio: Gonzalez, Tamaulipas
Ubicación El nombre de Gonzalez se debe a que se encuentra en los terrenos de la hacienda del General Manuel González Aldama, dueño de la hacienda del Cojo. Villa González, la Cabecera Municipal, se localiza a 22º 48´ latitud y a los 99º 41´de longitud oeste, a una altitud de 56 metros sobre el nivel del mar Cuenta con una extensión territorial de 3,491.41 kilómetros cuadrados, que representa el 4.2 por ciento de la superficie total del Estado. Colinda al Norte con el municipio de Llera y Casas; al Sur con el Estado de Veracruz; al Norte con los municipios de Aldama y Altamira y al Oeste con Xicotencatl y Mante. Clima El clima predominante es el subhúmedo, en el cual se agrupan los subtipos de humedad media, siendo su precipitación en el mes más seco menor de 60 milímetros; La oscilación térmica anual es extremosa y al norte del municipio hay una baja en la precipitación, marcando un clima seco estepario cálido. La temperatura media anual es de 25ºC, y la precipitación es de 850 milímetros. Clasificaciónn de suelos En la zona Norte del Municipio se encuentran los suelos de rendzinas y regosoles calcáricos;en la zona suroeste, aledaña a los ríos y lagunas, dominan los fluvisoles, cuyo horizonte está saturado de agua y su nivel freático es variable, pueden ser susceptibles para desarrollo de algunos cultivos que toleran el exceso de agua; al norte de la presa Ramiro Caballero y de Lagunas del sur, existen los suelos salinos que con un lavado recuperan su nivel de producción; en el resto del municipio predominan los vertisoles pélicos, de textura fina, arcillosos y pesados, agrietándose notablemente cuando se secan y expandiéndose cuando se saturan, presentan dificultades en su labranza, pero con el manejo adecuado son aptos para una gran variedad de cultivos por su fertilidad; susceptibles a salinarse si se emplea un uso excesivo de agua. Hidrografía La principal corriente hidrográfica es el Río Guayalejo, en el poniente y en el sur, pero con el nombre de Río Tamesí, sirviendo de límite con el Estado de Veracruz. Se encuentra una presa llamada Ramiro Caballero, con una capacidad útil de 508 millones de metros cúbicos. Existen también las llamadas lagunas del sur y los arroyos de corriente intermitente como el Cojo, San Vicente, el Comedor, el Estero y el Verde. También se cuenta con la presa San Lorenzo y Venustiano Carranza.

Parasitología Agrícola

2

10 Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Temperaturas registradas en Gonzalez, Tamaulipas.
35 Temperatura mínima (°C)

30

Temperatura media (°C)

Temperatura máxima (°C) 25

20

15

10 Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

200

Precipitación y evaporación registradas en Gonzalez, Tamaulipas.
Evaporación (mm)

Precipitación (mm) 150

100

50

0 Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

200 Por lo tanto de acuerdo con las gráficas anteriores las mejores fechas de siembra se dan en los meses de abril y mayo, ya que se aproEvaporación (mm) vecha la precipitación normal de la región con lo cual se economiza el gasto por riegos y si el cultivo es de temporal, se aprovecha el agua de las lluvias que se presentan en junio, julio, agosto, hasta septiembre. Esto de acuerdo a la relación que se observa en la Precipitación (mm) segunda gráfica que es agua precipitada/agua evaporada. 150

100

50

Parasitología Agrícola

3

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Generalidades
Chile serrano
Se presume que el chile serrano es originario de las serranías del norte de Puebla e Hidalgo, en donde se sembró originalmente. Debido al amplio rango de adaptación que tiene y al constante incremento en la demanda del producto, su cultivo se desplazo a otras regiones en donde encontró condiciones favorables para su desarrollo, como son las costas del Golfo de México (Veracruz y Tamaulipas) y del Pacífico (Nayarit y Sinaloa). Sin embargo, es común encontrarlo en todas las regiones chileras del país: en climas tropicales al igual que en zonas templadas y semiáridas, en altitudes que varían desde el nivel del mar hasta los 2000 m.s.n.m..

Particularidades…

De gran importancia en la elaboración de salsas, se cree se originó en la sierra de Hidalgo y Puebla

Practicas y Labores Agrícolas
• La selección del terreno El chile se desarrolla bien en diferentes tipos de suelo, desde los ligeros hasta los pesados. Los óptimos son los franco-arenosos, con buena aireación, excelente drenaje y alta retención de humedad. La planta presenta mediana tolerancia a la salinidad, no obstante, es aconsejable buscar terrenos sin problemas de sal y con un mínimo de 70 centímetros de profundidad para favorecer el establecimiento del sistema radicular. • Preparación del terreno Para lograr buenos resultados en la germinación, establecimiento del cultivo y rendimiento, se debe tener una cama de siembra mullida y suelta de unos 30 centímetros de profundidad aproximadamente. Es conveniente que la superficie del terreno esté libre de terrones y piedras que pueden obstaculizar la emergencia y/o el crecimiento de las plántulas. Dependiendo de la consistencia del suelo y el cultivo anterior, se sugiere realizar lo siguiente: barbecho, dos a cuatro pasos de rastra, desterronar si es necesario, cuadrado del terreno o nivelación y formación de camellones. Esto último es bien importante para mejorar el flujo de agua en caso de tener riegos por gravedad o aspersión. De manera alterna se puede hacer uso de acolchados con plásticos a lo largo del camellón, lo cual implica contar con un nivel mayor de tecnificación del cultivo aunque también implica directamente mejor manejo del cultivo y por lo tanto un ligero aumento en los rendimientos. • Selección de variedades Para el caso del chile serrano en la región sur de Tamaulipas se conocen las siguientes variedades: Tampiqueño Variedad de chile serrano de polinización libre que se ha mantenido en el mercado por más de 30 años debido a su adaptación a las diferentes condiciones ambientales del país y a sus características de fruto. Fue desarrollada por el Campo Experimental Sur de Tamaulipas (CESTAM) del INIFAP en 1974; en la actualidad cubre cerca del 70% del área sembrada con chile serrano en México. Este material presenta plantas vigorosas de follaje verde ceroso debido a su escasa pubescencia. Su fruto es largo, liso, sin punta, de coloración verde esmeralda brillante, lo que le da una excelente apariencia comercial. Su producción en el primer mes de cosecha es de 3 a 7 t/ha y puede alcanzar las 25 a 35 t/ha con riego por gravedad o aspersión y de 35 a 50 t/ha con fertirrigación (goteo). Coloso Híbrido de chile serrano que fue generado por el INIFAP, utilizando como progenitores líneas puras del Programa de Mejoramiento Genético con sede en el CESTAM. Este híbrido presenta un rendimiento superior en 50 a 60% al de la variedad Tampiqueño- 74 que es el cultivar más utilizado; es de hábito de crecimiento compacto (80 a 90 cm. de altura); precoz (105 días a inicio de cosecha) y de producción concentrada, ya que durante el primer mes de cosecha produce más de 20 t/ha. Sus frutos son grandes, de color verde esmeralda a madurez comercial y rojos a la maduración total.

Parasitología Agrícola

4

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Centauro Es un híbrido desarrollado por el INIFAP en el CESTAM. Sus plantas son de altura intermedia y buena cobertura del follaje, de ramificación basal escalonada y de producción precoz, con aproximadamente 100 días a inicio de cosecha. Los frutos son largos y delgados (6 a 8 cm de largo y 1.4 cm de diámetro), de forma recta de buena vida de anaquel, muy atractivos para el mercado fresco. Tuxtlas Tuxtlas es un híbrido de chile serrano desarrollado por Seminis. Es un material precoz, con 95 a 100 días de siembra a inicio de cosecha; sus plantas son compactas con 70 a 90 cm de altura las cuales presentan un tallo dominante principal y ramificación dicotómica. Su follaje presenta pubescencia moderada lo que le da un tono grisáceo. Es un híbrido que puede producir de 7 a 12 ton/ha en el primer mes de cosecha y que puede superar las 50 ton/ha bajo fertirrigación. Tiene frutos típicos en forma, de color verde oscuro brillante uniforme, con tamaño de 6 a 8 cm. • Siembra El chile se puede establecer siguiendo dos métodos de establecimiento principales, que son: la siembra directa y el trasplante. Las cuales tienen diferencias bien marcadas, cada cual con sus beneficios y sus contras. Se recomienda una densidad de población de 30,000 a 40, 000 plantas/ha, en el caso de este trabajo recomendamos la mayor densidad (40,000 plantas/ha) previniendo que esta densidad se reduzca al paso del tiempo por cuestiones de manejo y/o por daño de plagas y enfermedades. 1. Especificaciones de siembra H Siembra directa Es más sencilla de efectuar y produce hasta un 15% mas que el trasplante , pero es más susceptible a daños por damping off, insectos trozadores, gasterópodos (caracoles y babosas), heladas tardías y actividades mecánico-manuales en sus primeras etapas, por lo que es más riesgosa. La siembra de chile puede ser manual o mecánica; en seco, en camellones a hilera sencilla, al centro, mateada y a una profundidad de alrededor de 2 centímetros dependiendo del tipo de suelo. La siembra puede efectuarse a chorrillo, con lo cual se aumenta la producción, debido a una mejor distribución de la población de plantas. En la siembra mateada se requieren al menos 6 kilogramos de semilla por hectárea, colocando alrededor de 30 semillas por punto de siembra. El aclareo de plantas se debe efectuar cuando éstas tengan de 10 a 15 centímetros de altura, lo cual sucede entre de los 50 y 65 días después de la siembra. Cabe mencionar que la emergencia de las plantitas en el campo se ven afectadas por la textura y la estructura del

La variabilidad genética garantiza satisfacción en todos los gustos del mercado Un correcto manejo de las plantulas garantiza mayores posibilidades de éxito al momento de la cosecha

Parasitología Agrícola

5

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

suelo; puesto que en suelos demasiado pesados la emergencia suele retardarse demasiado en comparación con suelos francos y del mismo modo suele ocurrir en suelos demasiado arenosos donde la disponibilidad de humedad y las variaciones de la temperatura del suelo retardan la germinación e la semilla. H Trasplante Es una práctica que requiere del establecimiento y manejo de las plántulas bajo invernadero o túnel, sin embargo presenta una serie de ventajas que es conveniente tomar en cuenta: 1. Ahorro en la cantidad de semilla utilizada. 2. Disminución de los riesgos de daños por: Plagas y enfermedades (trozadores, damping off, caracoles, babosas, trips, etc.), heladas tardías, actividades mecánico-manuales y por factores abióticos (como temperatura, humedad, viento, etc). 3. Menos problemas con la maleza 4. Hace posible el empleo de híbridos (cuya semilla cuesta hasta $36,000 el kilo), que tienen mayor potencial de rendimiento que las variedades tradicionales. 5. Menos fallas en la densidad de población. 6. Permite adelantar la cosecha hasta en 22 días con lo que se escapa de algunas plagas como el barrenillo. Las plántulas que se van a producir en el almácigo ( también en charolas) deben tener sus raíces envueltas en un cepellón o maceta, ello permitirá una mayor sobrevivencia al trasplante (cuando menos un 90 por ciento) y más rápida recuperación a esta práctica (15 días). Se sugiere establecer el almácigo en charolas de poliestireno o plástico negro de 200 hoyos piramidales. Existen en el mercado varios sustratos o tierra para desarrollar las plántulas como son: Sun’shine, Terra lite, Premier, germinaza, Cosmo peat most, etc. Para sembrar se requieren de 250 a 400 gramos de semilla por hectárea y para ello se hace lo siguiente: se humedece el sustrato a un punto tal que no se apelmace, se llenan las charolas (alrededor de 1000 gramos de sustrato por charola), se marcan los hoyos con una plancha marcadora o un rodillo a una profundidad de 0.5 a 1.0 cm, se colocan de una (híbridos) a dos semillas (variedades) por hoyo, se tapa y se riega hasta saturación. Las plántulas se pueden desarrollar bajo invernaderos con control de temperatura, o bien bajo túneles (estructuras similares a un invernadero, salvo que carecen de algún material que cubra sus costados, el plástico solo cubre el cenit o techo) de alrededor de 2 metros de altura provistos de una fuente de calor, para evitar que la temperatura descienda abajo de cero grados centígrados y con buena ventilación para evitar que la temperatura pase de los 35 ºC. Solo cuando se aprecie poco crecimiento, es conveniente el sombreo de las plántulas mediante la colocación de malla de 50 a 70% de sombra en la parte externa del túnel. El almácigo debe de regarse cada tercer día o diario, dependiendo de las temperaturas de la región y del tamaño de las plántulas, se recomienda seguir las siguientes cantidades de nutrientes en la solución nutritiva, dado que se ha demostrado que aportar adecuadamente las cantidades de nutrientes favorece un rápido desarrollo de las plántulas y así se logra tener una mejor respuesta en campo. Se recomienda el uso del fertilizante foliar Poly-feed Arranque a una concentración del 1% para aplicar en plantula, quiere decir 1 kg/10 litros de agua, esta solución no únicamente se puede poner de manera foliar, de hecho en la practica se puede utilizar con el riego que se le da a las plantulas, aplicando el producto cada 7 días hasta antes de llevar el chile al campo. Este producto suple la mayoría de los elementos nutritivos que requiere la plantula. Después de 55 a 65 días de la siembra, las plantas estarán listas para trasplantarse. Los mejores resultados se obtienen realizando el trasplante con plántulas de seis a ocho hojas verdaderas y de 15 a 20 cm de altura. Para realizar el trasplante, se le da un riego pesado a las plántulas y se cuida que no les falte agua antes de ser trasplantadas. El trasplante puede hacerse a tierra venida o en seco. Se colocan las plantas procurando enterrar la planta hasta que el nivel del suelo quede 2 cm abajo de la primera hoja verdadera y se tapan evitando que queden bolsas de aire entre las raíces y el suelo. Inmediatamente después se riega y de ocho a 15 días después, se aplica un riego de auxilio.

Parasitología Agrícola

6

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

2. Época de siembra La época de siembra del chile serrano depende de los riesgos de daños por heladas tardías o por sequías (dependiendo de la zona donde se pretende cultivar) del rendimiento y calidad de fruto óptimos y de la época en que se desea cosechar el producto. A continuación se presentan unas recomendaciones en cuanto a fechas de siembra considerando las condiciones climáticas de la región de Gonzalez, Tamps. Siembra temprana. Generalmente comprende la siembra en el mes de febrero, dado que se está por salir de la temporada fuerte de heladas, aunque el riesgo que se corre aún es alto; se puede tener una cosecha anticipada y por lo tanto se logra un mejor precio del mercado. Siembra intermedia. Está se considera en los primeros 15 días de marzo, ya que es en este momento que las heladas fuertes han casi terminado y las probabilidades de una son demasiado bajas. Es la época preferida para la siembra, aunque no se garantiza una buena posición en el mercado al momento de la cosecha, dado que la gran mayoría de los productores realizan la siembra en estas fechas. Siembra tardía. Se consideran los últimos 15 días de marzo y hasta el final del mes de mayo, aunque se puede retrasar aún más la fecha de siembra. Su limitante más grande es la disponibilidad de lluvia. Sin embargo se puede tener éxito si se cuenta con riego (este se define en el punto siguiente) y se realiza un buen manejo del cultivo durante todo el ciclo; se puede tener una buena posición en el mercado y alcanzar buenos precios. Los meses mejores para sembrar son abril y mayo, ya que cuando la planta es muy pequeña no se corre el riesgo de ahogamiento por exceso de humedad provocado por las lluvias, y ya que la planta se encuentra en plena etapa de crecimiento en los meses de junio y julio se puede aprovechar que ha iniciado la temporada de lluvias para ahorrar costos de riego. El invierno en Gonzalez no es demasiado crudo, por lo cual el chile puede tolerar de buena manera las temperaturas que ahí se presentan que llegan a los 12°C en diciembre y enero aproximadamente. • Riegos En suelos de textura media o pesada, se sugiere regar de la siguiente forma: H Aplicar el riego de siembra H Dar cuatro a cinco riegos ligeros; el primero a los 10 días después del riego de siembra, el resto espaciados a cada 15 días. En este período, la planta no requiere de grandes cantidades de agua ya que está en la etapa de establecimiento. H Después, aplicar cinco riegos espaciados cada 10 a 15 días; en este lapso, se presenta el crecimiento rápido de la planta, la floración y la aparición de primeros frutos. H Finalmente, a partir del inicio de la cosecha, aplicar riegos cada 10-12 días; el número de riegos entre corte dependerá de la maduración de frutos y de las condiciones del tiempo, en los mese cálidos la demanda de agua es mayor. H De acuerdo a lo anterior, se requieren de 12-14 riegos y alrededor de 92 cm de lámina total de riego acumulada en riego por gravedad, para cumplir el ciclo de desarrollo del cultivo. Existen algunas consideraciones a tomar en el manejo del agua de riego en esta hortaliza, las cuales son: H Los riegos deben ser ligeros frecuentes y con desagüe para evitar encharcamientos y la presencia de enfermedades. H La forma de aplicar el agua de riego se puede alternar (un surco sí y otro no), sobre todo en la temporada de lluvias, lo cual ayudaría a disminuir los daños por la enfermedad marchites o secadera. H En los chiles de trasplante es necesario estudiar la forma de regar. Sobre todo porque el sistema radicular es más ramificado y superficial.

Parasitología Agrícola

7

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Manejo fitosanitario
· Virus. A nivel nacional, las enfermedades virales son de los problemas que limitan los rendimientos y calidad del fruto, ocasionan daños económicos severos por el costo de la provocación y control del complejo VIRUS-VECTOR. El Rizado Amarillo del Chile que es un complejo de geminivirus transmitido por la mosca blanca, es el responsable de más del 80% de la infección y su vector tiene un amplio rango de adaptación y gran número de hospederas cultivadas y silvestres; se han identificado los geminivirus Chino del Tomate (ChdTV), Pepper Mild Tigre Virus (PMTV), Serrano Goleen Virus (SGV) y el Pepper Huasteco Virus (PHV). Hay 5 además otros virus transmitidos por Myzus persicae Z., que están presentes en la mayoría de las regiones, como el Jaspeado del Tabaco (VJT), Mosaico del Pepino (VMP) y el Y de la Papa (VYP). · Marchitez del chile o pudriciones radiculares. Es un problema importante principalmente en las regiones templadas del centro y el Bajío, en donde se registran daños que oscilan de 20 a 60% de pérdidas de población durante la fructificación, que es la etapa fenológica de mayor susceptibilidad de la planta, en el caso de Tamaulipas este problema se presenta en la temporada de lluvias y cuando la planta se encuentra muy jóven de alrededor de 10 -20 cm.. Uno de los hongos responsables de esta enfermedad es Phytophthora capsici, que tiene una amplia variación patogénica y perdura por varios años en los terrenos infectados. En las demás regiones son cada vez más importante las pudriciones radiculares del chile, con daños que se incrementan cada ciclo; dependiendo de la región y las condiciones ambientales prevalentes de alta humedad en el suelo y temperaturas elevadas, se han identificado además de P. Capsici a los hongos Fusarium sp, Rhizoctonia, solani, Verticillium y eventualmente Sclerotinia sclerotiorum. · Bacteriosis. En los últimos años las enfermedades transmitidas por bacterias, se han convertido en un problema de consideración, tanto en la producción de plántulas en el invernadero o el almácigo, como en el campo; sobre todo en el periodo de lluvias que es cuando se dan las condiciones ambientales ideales para su infección. La bacteria más prevalerte en todas las áreas productoras del país, es la mancha bacterial causada por Xanthomonas campestre pv. Vesicatoria; sin embargo están presentes también Pseudomonas solanacearum, Erwinia carotovora, que causan daños a la planta y al fruto. Aún cuando el daño no ha sido consistentemente cuantificado, las inversiones que se realizan en su prevención y control son cuantiosas y muchas veces con resultados pocos satisfactorios. · Complejo de Plagas. El picudo o barrenillo del fruto, minador de la hoja, los ácaros, gusano soldado y del fruto, son plagas que con frecuencia causan daños económicos directamente al fruto o al follaje; eliminando gran parte de la producción potencial. Aún cuando, en algunos casos se han identificado los productos y dosis convenientes para su control, se requiere conocer el manejo adecuado de los agroquímicos, que minimicen los efectos de resistencia del insecto y de las altas concentraciones de residuos que se detectan en el fruto.

Las enfermedades en el cultivo del chile se han convertido en un serio problema, más aún cuando hablamos de hongos y virus. Aunque ambos se pueden prevenir, una vez que infectan el cultivo es difícil darles un control 100% satisfactorio.

Las enfermedades más comunes causan daños a la raíz durante las primeras etapas del cultivo.

Parasitología Agrícola

8

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Situación en Tamaulipas
Situación del cultivo en Tamaulipas El cultivo de chile serrano Capsicum annuum L. es de gran importancia en la zona de Las Huastecas, sobre todo en el Sur de Tamaulipas y Oriente de San Luis Potosí en donde se siembra una superficie mayor a las 3,000 ha. Tradicionalmente esta región se ha caracterizado por ser una de las principales regiones productoras de chile serrano en el país, por lo cual, es una zona con fuertes problemas causados por plagas y enfermedades, debido al continuo proceso de producción, el manejo de las plagas en forma tradicional a base de productos sintéticos, los cuales provocan problemas de resistencia de las plagas a dichos productos, eliminación de enemigos naturales, contaminación de los productos y ambiental e intoxicaciones entre otros. Del mismo modo mediante el presente trabajo se hará una serie de observaciones de acuerdo a la información sobre las plagas y enfermedades que se ofrece tanto en la bibliografía como en los documentos publicados por el CONAPROCH (Consejo Nacional de Productores de Chile) a los cuales se puede acceder de forma gratuita en su página de internet.

Las plagas
Mosquita blanca
Al igual que en otros cultivos hortícolas a nivel nacional Bemisia tabaci y Bemisia argentifolii son la principal plaga a controlar. Y es que no son los daños directos los que obligan a los productores de chile a poner especial atención, son los daños indirectos los que en verdad más preocupan; puesto que estos insectos son los principales vectores de enfermedades virales. Manejo de la población Es necesario seleccionar terrenos en áreas que no tengan siembras adelantadas con fuerte incidencia de enfermedades virales y mosca blanca, plantaciones abandonadas (deficientemente atendidas), ya que en éstas es donde normalmente la plaga se reproduce abundantemente y toma el inoculo, el cual dispersa a las nuevas plantaciones. Además, es necesario que los terrenos tengan buena fertilidad y sin problemas de drenaje, para evitar encharcamientos, ya que en estas condiciones se estresa y debilitan las plantas que son más susceptibles al ataque del insecto y de los geminivirus, además provoca un desfasamiento en el desarrollo fenológico de la planta respecto a la fenología de la plaga. En el Sur de Tamaulipas la mosca blanca se encuentra presente durante todo el año, presenta un pico poblacional en el mes de septiembre por moscas migrantes de plantaciones de soya, aunque en forma consistente se inicia el incremento las poblaciones a partir de los meses de octubre, con máximas en noviembre, diciembre, lo cual se mantiene hasta el mes de mayo. Las fechas de siembra más adecuadas para el trasplante del chile son los meses de junio, julio y agosto, que es cuando existen pocas hospederas tanto cultivadas como silvestres en las cuales se pueda reproducir la mosca, por lo tanto al ubicar en estas fecha la siembra del chile, permitirá desarrollar las primeras etapas del cultivo en baja presencia de la plaga. Es fundamental que en dentro de la plantación de chile y a su alrededor, se elimine a las malezas donde se desarrolla tanto de la mosca blanca como de las enfermedades virales. Algunas de las principales hospederas que hay que eliminar son la amargosa, quelite, lechosas, correhuela, polocote, etc., como hospederas de virus se deben eliminar las plantas solanáceas cultivadas (socas), chile piquín con virus, hierba mora, tomate silvestre (Physalis), etc. El uso de acolchado con plástico es una alternativa muy eficiente en siembras tecnificadas para disminuir la incidencia de los insectos que transmiten enfermedades virales, debido a su capacidad de reflexión de la luz del sol, suficiente para dificultar la visibilidad tanto de la mosquita blanca como de los pulgones. El efecto del plástico es más notorio en las primeras etapas de desarrollo de la planta, ya que la mayor parte de la superficie del plástico está expuesta a la luz del sol. Posteriormente, su eficiencia como repelente disminuye conforme crece la planta y se reduce el área de reflexión.

Parasitología Agrícola

9

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Se puede hacer uso de barreras vegetales el maíz y sorgo pueden utilizarse en altas densidades, para dificultar la llegada de mosca blanca y pulgones, sobre todo si se toma en cuenta que una de las formas que usan los insectos para localizar la planta hospedera es por medio de la vista y el olfato, como son plantas erectas actúan como barreras y al intercalarse producen aceites esenciales que se mezclan con los de la planta de chile y se les dificulta la ubicación de la planta huésped. En cuanto a control biológico es conveniente mencionar que en las condiciones del Sur de Tamaulipas existen enemigos naturales de la mosca blanca, los cuales deberán ser protegidos en la medida de lo posible, de tal forma que cuando sea posible controlar biológicamente cualquier otra plaga que ataque al cultivo deberá aplicarse, para así disminuir los efectos dañinos sobre los insectos benéficos. Normalmente el cultivo de chile en la mayor parte de su ciclo de vida no es colonizado por la mosca blanca, y en estas condiciones no se han tenido resultados satisfactorio con el uso de bioinsecticidas tales como Paecelomyces fumosoroseus y Verticillum lecanii; sin embargo, en las fases finales del cultivo si existen condiciones de altas temperaturas y baja humedad relativa se presentan casos de colonización y es ahí donde pueden usarse Paecelomyces fumosoroseus y Verticillum lecanii, en dosis de 2.4 x 1012 conidias por hectárea, es decir 1..0 litro de producto comercial, con los cuales se ha tenido un control del 70 a 80%. Control químico. En almácigo. Si la producción de planta se hace en invernadero, donde no se evite la entrada de vectores, es recomendable, tratar la semilla con el insecticida imidacloprid (Gaucho 70 WS) en dosis de 70 gramos de producto comercial por kg de semilla. Aplicación de pretransplante. Este tratamiento deberá hacerse entre tres a cinco días antes del trasplante, con la finalidad de aumentar la protección, debido a que ha disminuido el efecto del tratamiento de la semilla. Para dicho tratamiento es necesario diluir un mililitro de imidacloprid (Confidor 350 SC) (0.35 gramos de imidacloprid) en medio litro de agua y con esta cantidad asperjar 1,000 plántulas. Aplicación al cuello. La aplicación deberá hacerse a los cinco o siete días después de la aplicación del pretrasplante, si se usa imidacloprid deberá ser en dosis de 1 litro de producto comercial/Ha, la aplicación deberá ser dirigida al cuello de la planta. También se puede hacer uso del thiametoxam (Actara) en dosis de 600 gr de producto comercial por hectárea de manera foliar, este producto también controla al barrenillo del chile. Ambos productos son sistémicos, los cuales dan una protección de 50 días, durante este periodo de tiempo se presenta un buen control de plagas secundarias como diabróticas, minador de la hoja, pulga saltona y pulgón, lo cual debe ser considerado para el manejo integrado del complejo de plagas del cultivo del chile. En infestaciones posteriores, deberán utilizarse los siguientes insecticidas: Endosulfán (Thiodan 35 CE) en dosis de 1.5 a 2 litros de producto comercial por hectárea y/o Oxamil (Vydate L) 2.0 lts/ha de producto comercial.

Minador de la hoja

Liriomyza sp. Esta plaga se presenta en forma continua durante los meses de noviembre, diciembre, enero y febrero, y es más probable que lo haga en mayores cantidades si se utilizan para el control de otro tipo de plagas insecticidas de amplio espectro, que eliminan sus enemigos naturales que son abundantes, los cuales si se protegen, mantienen bajo control a dicha plaga o por lo menos disminuye el número de brotes poblacionales que ameriten control. En estado adulto es una mosquita de 2 a 3 milímetros de largo, de color negro con manchas amarillas, sobresaliendo el color amarillo en la parte dorsal y lateral del tórax, de vuelos rápidos y muy activos. Se alimenta en las hojas, dejando pequeños puntos claros cloróticos. Los huevecillos son ovalados blanco crema, de 0.25 cm de longitud, los cuales están incertados en los tejidos, en forma individualmente en medio de la lámina foliar y tardan de 2 a 4 días para eclosionar. Las larvas son ápodas, no tienen patas, son de color amarillo pardo, cuando han terminado su desarrollo son de 1 a 2 milímetros de largo, para el desarrollo de este estado se requieren de 7 a 10 días. El ataque de esta plaga se presenta en forma de túneles o minas, que en un principio son pequeños, pero aumentan su tamaño a medida que la larva se alimenta. Si el ataque es muy severo puede destruir la mayor parte de la hoja y provocar su caída. Posteriormente entra al estado de pupa, la cual es ovalada de color amarillo anaranjado, que se torna a café amarillento, en este estado puede pasar en las hojas o en el suelo y requiere de 8 a 15 días. El ataque de esta plaga puede ocurrir en cualquier etapa de desarrollo de la planta, es muy peligrosa en plantas pequeñas, ya que fácilmente pueden ser defoliadas, aunque puede ocasionar defoliaciones totales en plantaciones próximas a cosecha.

Parasitología Agrícola

10

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Manejo de la población Esta plaga encuentra en la maleza de hoja ancha abundantes hospederas, por lo que deben ser eliminadas para que no se reproduzca abundantemente, tanto en el terreno donde está el cultivo como a su alrededor. Así también una vez que se terminó la última cosecha, deberá destruirse la plantación para evitar la reproducción indiscriminada de dicha plaga. Control químico. El control deberá iniciarse después de que pasó el efecto de los insecticidas nicotinoides usados para el control de mosca blanca en los primeros días. Para ello pueden usarse los siguientes productos abamectina (Agrimec) en dosis de 750 ml de producto comercial/ha y cyromazina (Trigard) en dosis de 150 grs de producto comercial/ha, los cuales pueden usarse en forma intercalada para disminuir la probabilidad de inducir rápidamente resistencia a alguno de ellos. Ambos productos son de buen efecto sobre estados inmaduros, pero no en adultos, si se hace necesario controlar a dicho estado de desarrollo, puede usarse clorpirifos etil (Lorsban 75 WG) en dosis de 1 litro de producto comercial/ha. . La cyromazina es un producto que puede integrarse fácilmente en programas de manejo integrado de plagas.

Plagas de lepidópteros (gusano soldado y gusano del fruto)

Gusano soldado. Spodoptera exigua (Hübner). Dicho insecto se ha convertido en una plaga cada vez más recurrente en los sembradíos de chile, donde ocasiona fuertes daños en el follaje, sobre todo en las primeras etapas de desarrollo de la planta. Además muestra una gran capacidad de tolerar a una gran cantidad de insecticidas, lo cual dificulta su manejo. El estado adulto de esta plaga es una palomilla, la cual mide aproximadamente 3.1 cm en su extensión alar. La hembra oviposita en masas de 80 huevecillos en el envés de las hojas de brotes jóvenes de ahí las altas poblaciones que pueden presentarse. El huevecillo es esférico ligeramente achatado en la parte superior, tarda en incubar de tres a 6 días dependiendo de la temperatura. El estado larval pasa por cinco estadíos, la larva recién emergida es de color verde claro con la cabeza negra y las grandes son de color verde con cuatro franjas longitudinales claras y miden de 2.5 a 3.0 cm. Inmediatamente de su emergencia empiezan a alimentarse del parénquima, debajo de la telaraña de seda en el envés de las hojas, donde hace unas perforaciones irregulares y si el ataque ocurre en etapa productiva de la planta puede llegar a dañar botones, flores y el fruto Manejo de la población Para el manejo de esta plaga, es necesario revisar periódicamente la plantación, con la finalidad de detectar oportunamente los huevecillos o larvas de primer instar, para evitar que cause graves daños debido a su gran capacidad de defoliación y a que en las fases iniciales son más susceptibles a la acción de los insecticidas. Una situación general en todos los sitios donde se detectan problemas con esta plaga, es la dificultad para controlarla con los productos químicos de los grupos toxicológicos más comunes (tales como organofosforados, organoclorados y piretroides), aparentemente por ciertos niveles de resistencia a los mismos. Gusano del fruto Heliothis zea (Bodie). Esta plaga es de importancia económica, debido a que daña el fruto al alimentarse del interior del fruto, para después al salir dejar un agujero, por el cual penetra el agua de lluvia y provoca la pudrición total del mismo, ya sea en la planta o una vez cosechado, donde llega a ocasionar mayores pérdidas pues provoca ya en las arpillas el manchado y pudrición de los frutos que están a su alrededor y en los que caen los líquidos. El adulto es una palomilla cuyo color es predominantemente café grisáceo claro, presenta líneas de color gris, dispuestas en forma irregular, que en ocasiones pueden ser de color verde olivo y un área oscura en las puntas de las alas. La palomilla es de hábitos crepusculares y nocturnos y por las noches oviposita en el follaje, colocando los huevecillos en forma individual, en hojas cercanas a las inflorescencias. El huevecillo incuba entre dos a 10 días de acuerdo a la temperatura. Las larvas son de color café a verde, con rayas longitudinales, aún cuando puede presentar un patrón amplio de coloraciones y rayas, las larvas al emerger inmediatamente emigran a los frutos, en donde se introducen para alimentarse de las semillas, placenta y en algunas ocasiones parte del pericarpio del fruto. Pasan por cinco mudas y en su último instar que miden casi 5 cm, se deja caer al suelo donde pupa a una profundidad de 5 a 15 centímetros, la pupa es de color café, de la cual sale el adulto para iniciar un nuevo ciclo. Manejo de la población

Parasitología Agrícola

11

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Control cultural de lepidópteros. Es de suma importancia eliminar la maleza que se desarrolla dentro de la plantación y a su alrededor, sobre todo en quelite donde se reproduce abundantemente el gusano soldado. A su vez es necesario eliminar la plantación de chile una vez realizado el último corte, para evitar que se sigan reproduciendo. Control biológico. Puede hacerse uso de Trichogramma pretiosum el cual parasita huevecillos tanto de H. zea como de S. exigua, mostrando mayor eficiencia de parasitismo en la primer especie, se colocan 12 pulgadas cúbicas (196.56 cc) por hectárea con intervalos semanales entre liberaciones. Es necesario hacer una buena distribución de los parasitoides en por lo menos 10 puntos por hectárea. Si las liberaciones de dicho parasitoide se hacen oportunamente cuando son dirigidas para el caso de S. exigua, puede tener resultados aceptables sobre todo en las primeras etapas de desarrollo, cuando está protegido contra mosca blanca por las aplicaciones de nicotinoides. Otra alternativa de control biológico es a base de Bacillus thuringiensis, ya que presentan buena efectividad, sobre todo cuando se aplican en los primeros instares larvales en dosis de 0.5 a 1.0 kilogramos de producto comercial como Lepinox. Adicionalmente se tiene la posibilidad del uso del virus de la poliedrosis nuclear Spode X en dosis de 250 mililítros de producto comercial, el cual deberá usarse en los primeros estados de desarrollo, con esta dosis se reporta un 90 % de mortalidad de la plaga. Control químico. Puede hacerse uso de clorpirifos etil (Lorsban 75 WG) en dosis de 1 litro de producto comercial/ha. Spynosad (Spintor 12SC) en dosis de 400 ml de producto comercial/ha.

Picudo del chile o Barrenillo

Anthonomus eugenii Cano. Esta plaga es una de las más persistentes en la mayoría de las áreas productoras y puede llegar a ocasionar fuertes pérdidas, ya que afecta a flores y frutos pequeños, con lo cual además puede afectar severamente la calidad, pues llegan a pasarse frutos afectados por la plaga hasta los mercados. Es un coleóptero que mide 2.5 a 3.0 milímetros de longitud en estado adulto, es de una coloración de gris a negro brillante o café rojizo, con antenas y patas de este último color y pubescencia de color café amarillento, su pico es recurvado y ligeramente más largo que la cabeza y tórax. Solo ocasiona daños en la etapa reproductiva de la planta y oviposita preferentemente en agujeros que hace en chiles tiernos de 1-7 milímetros, pero también lo hace en botones y flores, sobre todo en los chiles que producen frutos de un diámetro muy grueso en sus fases iniciales. El huevecillo es oval aunque toma frecuentemente la forma de donde es depositado, de color blanco aperlado y después se tornan amarillentos. La larva es apoda, robusta, curvada de 4.3 a 5.0 milímetros de longitud, su cabeza es de color amarillo y es mucho más ancha que larga. Desde que nace se empieza a alimentar de los tejidos internos del fruto (semillas y placenta). La pupa es de color blanco cremoso y cuando está por emerger el adulto, adquiere un color café claro. Los frutos atacados por barrenillo presentan un punto negro y un ligero hundimiento en el sitio donde la hembra ovipositó. Posteriormente el pedúnculo de los frutos pequeños adquiere una coloración verde amarillento y se desprende de la planta. En frutos grandes sobre todo en genotipos de con orígenes criollos los frutos pueden no desprenderse, cosa que si sucede con los genotipos originados fuera de México, los cuales muestran una gran susceptibilidad a la plaga. Manejo de la población En las fechas recomendadas para evitar los ataques más fuertes por mosca blanca, son las menos atacadas por esta plaga. Se recomienda después de la última cosecha hacer una destrucción rápida de los residuos de cosecha. Eliminar las hospederas silvestres como la hierba mora, donde este insecto se puede reproducirse. En casos donde se presentaron ataques de la plaga y no fueron controlados oportunamente, deberán colectarse los frutos caídos y enterrarse a una profundidad de 40 cm para destruir todos los estados de desarrollo de la plaga, que se encuentren en esos residuos. Control químico. Los insecticidas recomendados son oxamil (Vydate L) en dosis de 2 lts de producto comercial/ ha y Clorpirifos etil (Lorsban 75 WG) en una dosis de 1litro de producto comercial/ha.

Daño en cultivos de chile por el barrenador. De arriba a abajo: larvas de picudo, fruto dañado y cultivo en campo severamente afectado

Pulgones

Myzus persicae Sulzer. Este insecto puede ocasionar pérdidas al actuar como plaga directa o al actuar como vectores de virus, esta especie tiene una gran capacidad de trasmitir virus. El adulto es un insecto que puede ser alado o

Parasitología Agrícola

12

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

áptero, los cuales presentan una variación de colores, que mide de 1.7 a 2.2 milímetros de longitud. Se alimenta de una gran cantidad de especies de plantas, al succionar la savia. Frecuentemente se encuentra en plantas de la familia Solanaceae y Cruciferae. Esta especie en climas tropicales son vivíparas y pueden presentar partenogénesis. Esta plaga pasa por cuatro estados ninfales, los cuales se completan en 11 días. Es común observar grupos de pulgones alados y ápteros en el follaje nuevo, debajo de las hojas, en los brotes y/o flores, pero si ocurren abundantes poblaciones pueden encontrarse en cualquier parte de la planta, y afectar severamente el vigor y la altura de la planta, además de provocar amarillamiento y deformaciones de las hojas. Esta plaga produce una mielecilla que normalmente cubre el follaje atacado y que favorece el desarrollo del hongo del género Capnodium llamado fumagina. La presencia de este hongo puede afectar las funciones fotosintéticas de las plantas de chile, y si el ataque ocurre en la fase reproductiva, puede afectar la calidad del fruto. Manejo de la población La mayor cantidad de prácticas culturales que se sugieren para el manejo de mosca blanca, son de utilidad para el manejo de los pulgones. Lo mismo sucede con el control mecánico para esta plaga, es el mismo sugerido que para la mosca blanca. Control biológico. Puede usarse un depredador como la Chrysopa carnea, la cual afecta los estados ninfales y adultos de este pulgón. Se recomienda usar una dosis de 4,000 huevecillos/ha por liberación, las liberaciones pueden ser semanales y el tiempo en que se deben realizar, estará en función de la infestación. También se pueden utilizar el hongo Verticillum lecanii, el cual ha demostrado una buena efectividad en el control de esta plaga, deberá usarse en una dosis de 2.4 x 1012 conidias por hectárea, o sea un 1.0 litro de producto comercial. Control químico. Con los mismos productos que se recomienda para el manejo de la mosca blanca, tanto en la producción de planta en invernadero como en el campo se puede lograr un buen control sobre las poblaciones de áfidos.

Araña roja

Tetranychus urticae Koch. Esta plaga ataca tanto en estado ninfal como adulto la savia de las hojas, a las cuales puede afectar totalmente al provocar clorosis que pueden llegar a defoliaciones. Las hembras son de forma ovoide y globosa, de color amarillo verdoso a café rojizo, de un tamaño de 0.5 a 0.6 milímetros, su parte posterior es alargada, tiene patas más largas que los machos, son de color claro. Los machos son de forma casi oval, con la parte posterior angosta y presentan el mismo color que las hembras sólo que menos intenso. Las hembras pueden utilizar de 40 a 50 huevecillos. Bajo de condiciones de temperatura de 25 a 28ºC y 60 a 70 % de humedad relativa, necesitan de 12 a 14 días para llegar al estado adulto, el cual puede durar 22 días. Esta plaga pasa por cinco estados de desarrollo que son: huevo, larva, protoninfa y deutoinfa y adulto. Manejo de la población En los primeros días del ataque, se le encuentra en el follaje de la parte media de la planta, donde ocasiona daños en el envés de las hojas, al succionar la savia. En la parte superior, los daños se aprecian en forma de pequeños puntos aislados de color amarillo pálido a blanquecinos. A medida que la población y el daño de la plaga aumentan, se forman manchas grandes de color amarillo pálido, hasta que la hoja adquiere un aspecto café rojizo, después de lo cual ocurre su defoliación. Cuando se presentan abundantes poblaciones, es común observar arañas en el haz de las hojas y telarañas en toda la planta, aunque son más evidentes en las partes tiernas. Cuando se inician las infestaciones son en manchones, pero puede dispersarse fácilmente en toda la plantación. Puede identificarse a simple vista, pero se recomienda usar una lupa como la descrita anteriormente para identificar al ácaro blanco. Este ácaro se presenta generalmente durante los periodos secos del año (temperatura de 30-32ºC y 30 % de humedad relativa. Control químico. Deberá realizarse un muestreo en 200 plantas/Ha al azar y al observar las primeras infestaciones deberán iniciarse las aplicaciones. El producto que mejores resultados ha dado es la Abamectina (Agrimec) en dosis de 750 ml de producto comercial por hectárea. No se recomienda el uso de otros productos que aunque son efectivos para el control de esta plaga, son sumamente tóxicos para la fauna benéfica.

Parasitología Agrícola

13

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Las enfermedades
Enfermedades del cuello y raíz
Ahogamiento o Damping off.
Phytophtora spp, Fusarium spp, Rhizoctonia spp, Phythium spp, Verticillium spp. Esta enfermedad era muy común en almácigos tradicionales de tierra y en siembra directa, en donde con frecuencia se tenían altas incidencias que ocasionaban severos daños a la población de plántulas en desarrollo. Con la adopción generalizada de producción de plántulas bajo condiciones controladas de invernadero y charolas de germinación, el problema fue controlado satisfactoriamente; sin embargo, en los últimos ciclos agrícolas el problema se incrementó considerablemente, causando severos daños, no solo en el invernadero, sino también en plántulas ya transplantadas que por lo general, llevan la infección del invernadero al terreno. Esta enfermedad la ocasiona un complejo de hongos habitantes del suelo que pueden infectar solos o en complejos asociados, como los mencionados en el título. Afectan la semilla en preemergencia, en donde el tallo muere antes de emerger y convertirse en un eficiente foco de infección, si las condiciones ambientales le son favorables. Cuando la enfermedad se presenta en plántulas emergidas, se observa inicialmente hojas flácidas que gradualmente se van marchitando hasta la muerte total; a la altura del cuello (nivel del suelo) se observa un estrangulamiento del tallo de color café oscuro o rojizo que se prolonga por todo el sistema radical que deja completamente desintegrado. La mayoría de los hongos de este complejo, pueden sobrevivir indefinidamente en el suelo, produciendo esclerosios, oosporas u otras fructificaciones en reposo. Cuando las condiciones ambientales son favorables para su desarrollo, que se propicia con un exceso de humedad, materia orgánica no descompuesta y poca aireación del suelo, germina e inicia su ciclo de infección en semillas o plántulas recién emergidas. El primer punto clave para su eficiente manejo de la enfermedad es evitar su presencia en el almácigo, invernadero y en el campo. Por lo tanto se deben implementar las siguientes medidas preventivas:

de Sodio al 10% (100 ml de cloro por cada litro de agua) b) Desinfección de la semilla, con Thiram (Gustafson 42 S) a dosis de 3.9 gramos por kilogramo de semilla. c) Evitar excesos de humedad. El agua es el vehículo más eficiente de infección; por lo tanto se debe evitar dar condiciones favorables para los patógenos, al dar riegos ligeros con agua limpia, ya que este líquido puede ser una fuente primaria de inóculo e infección. d) Control en campo. Dar riegos livianos, aplicar Folpet (Folpan) 3-4 kg por hectárea y Tiabendazol (Tecto 60) a una dosis de 0.5 kg por hectárea. En los últimos años se está usando con éxito el control biológico de patógenos del suelo, mediante la aplicación al sustrato, a la semilla, a las plántulas en crecimiento, al transplante en el campo por el goteo, de microorganismos benéficos como Trichoderma y Bacillus subtilis, que tienen la particularidad de proteger las raíces de las plantas, cubriéndolas completamente, compitiendo por espacio y alimento con otros microorganismos.

a) Desinfección de charolas, sustrato, suelo, con Bromuro de Metilo, vapor o Hipoclorito

Parasitología Agrícola

14

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Marchitez del chile.

Phytophtora capsici Leonina. Es el hongo responsable de la enfermedad que es la más devastadora del cultivo y está ampliamente distribuida en las regiones productoras tradicionales. Los síntomas de la enfermedad se inician con clorosis ligera y marchitez temporal que se acentúa a medida que avanza el día, por la dificultad que tienen las plantas infectadas de absorber el agua que requieren para su metabolismo, debido al taponamiento de los vasos conductores y la destrucción de sus raíces. Esta enfermedad, ha sido asociada con los excesos de humedad por lluvias prolongadas o riegos pesados. Phytophthora capsici, tiene un amplio rango de hospederos (tomate y cucurbitáceas) y sobrevive en el suelo o residuos de cosechas como oosporas, que son las estructuras de reposo. Las semillas son el medio más eficiente de diseminación debido a que el micelio inverna dentro de ella; el patógeno también puede infectar las hojas, cuando el inóculo se dispersa por las salpicaduras de las lluvias desde el suelo al follaje, en donde causa lesiones circulares y grisáceas. En la infección en frutos se observan esporangios blancos como signo del patógeno. Bajo condiciones de campo y cuando se tienen condiciones ambientales que favorecen a la enfermedad, aunado a la susceptibilidad de las variedades y terrenos infectados, es prácticamente imposible controlar la enfermedad con productos químicos. Por lo tanto, el manejo de la epidemia es preventivo, mediante prácticas culturales sencillas que minimicen su efecto ó contribuyan a un mejor impacto del control químico o biológico. Se sugiere las siguientes prácticas: a) Selección del terreno · Que tengan buen drenaje interno y superficial. · Que sean terrenos que no hayan registrado problemas en los últimos 4 o 5 años. · No usar terrenos donde otros cultivos como tomate, pepino o frijol hayan tenido marchitéz o pudrición de la raíz. · Emplear rotación de cultivo con gramíneas, evitar usar solanáceas o cucurbitáceas. b) Preparación del terreno · Propicie el drenaje interno y superficial, mediante bordos o camas altas y surcos cortos orientados para evitar encharcamientos. · En suelos pesados de difícil drenaje interno, aplique materia orgánica (gallinaza) para mejorar su estructura. c) Siembra · Siembre semilla certificada y desinfectada. · Transplante plántulas sanas y vigorosas, provenientes de almácigos o invernaderos certificados. Esta enfermedad, ha sido asociada con los excesos de humedad por lluvias prolongadas o riegos pesados. Phytophthora capsici, tiene un amplio rango de hospederos (tomate y cucurbitáceas) y sobrevive en el suelo o residuos de cosechas como oosporas, que son las estructuras de reposo. Las semillas son el medio más eficiente de diseminación debido a que el micelio inverna dentro de ella; el patógeno también puede infectar las hojas, cuando el inóculo se dispersa por las salpicaduras de las lluvias desde el suelo al follaje, en donde causa lesiones circulares y grisáceas. En la infección en frutos se observan esporangios blancos como signo del patógeno. Bajo condiciones de campo y cuando se tienen condiciones ambientales que favorecen a la enfermedad, aunado a la susceptibilidad de las variedades y terrenos infectados, es prácticamente imposible controlar la enfermedad con productos químicos. Por lo tanto, el manejo de la epidemia es preventivo, mediante prácticas culturales sencillas que minimicen su efecto ó contribuyan a un mejor impacto del control químico o biológico. Se sugiere las siguientes prácticas: a) Selección del terreno · Que tengan buen drenaje interno y superficial. · Que sean terrenos que no hayan registrado problemas en los últimos 4 o 5 años. · No usar terrenos donde otros cultivos como tomate, pepino o frijol hayan tenido marchitéz o pudrición de la raíz.

Parasitología Agrícola

15

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

· Emplear rotación de cultivo con gramíneas, evitar usar solanáceas o cucurbitáceas. b) Preparación del terreno · Propicie el drenaje interno y superficial, mediante bordos o camas altas y surcos cortos orientados para evitar encharcamientos. · En suelos pesados de difícil drenaje interno, aplique materia orgánica (gallinaza) para mejorar su estructura. c) Siembra · Siembre semilla certificada y desinfectada. · Transplante plántulas sanas y vigorosas, provenientes de almácigos o invernaderos certificados. Se pueden hacer aplicaciones curativo-preventivas cuando la enfermedad ha iniciado con la infección, normalmente se usa el mefenoxam (Ridomil gold 4E) a una dosis de 2 lt/ha haciendo aplicaciones cada 30 días a partir de que se observan los primeros síntomas, las aplicaciones deben de ser dirigidas a la base de la planta.

Phytophtora capsici atacando a una planta de chile ya adulta, esta enfermedad tiene importancia cuando no hay un control de la calidad de la plantula llevada a campo.

Daño en raíces por Damping off.

Daño por Damping off en plantula de chile antes de ser llevada a campo, la cual se encuentra completamente infectada.

Parasitología Agrícola

16

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Moho Blanco

Sclerotinia sclerotiorum spp. El hongo tiene un amplio rango de hospederas. En el cultivo de chile está presente en climas cálidos y de alta humedad ambiental (suelo saturado, rocío, nieblas), y ocasiona daños en cualquier etapa de desarrollo del cultivo. La enfermedad aparece a nivel del suelo, en el cuello, o bien en la horqueta primaria, lugares donde se acumula agua que facilita la infección; los primeros síntomas, son lesiones acuosas que se tornan en pudriciones color café, seguida del crecimiento de un moho blanco (micelio) de aspecto algodonoso, después el hongo produce unas estructuras negras de forma irregular llamadas esclerosios, que es la forma en que sobrevive el hongo bajo condiciones adversas. Cuando los frutos son infectados, rápidamente se cubren de moho blanco. Como todos los hongos del suelo, se debe evitar los excesos de humedad, la siembra de genotipos de follaje denso que propicia un microclima húmedo que a su vez estimula el desarrollo de las esporas. Hay un eficiente control químico, con producto de contacto como el Folpet (Folpan) a dosis de 2-3 kg por hectárea o sistémico como Benomilo (Benomil) a dosis de 500 gramos de producto comercial por hectárea.

Enfermedades del follaje
Mancha de la hoja
Cercóspora capsici Heald y Wolf. Es una enfermedad casi exclusiva de climas cálidos y húmedos. Los síntomas son pequeñas manchas circulares con el centro color gris o blanco, y márgenes oscuros; en infecciones severas puede causar una rápida defoliación de la planta, que además de reducir los rendimientos, deja los frutos expuestos a quemaduras de sol. Cuando se tienen las condiciones ambientales favorables al hongo, el cual produce rápidamente gran cantidad de conidios, es necesario realizar un control oportuno de la enfermedad, con productos a base de Mancozeb o Captan (2-3 Kg. por hectárea), con intervalos de 7 a 10 días.

Mancha Bacterial

Xhanthomonas campestri pv vesicatoria Doige Dows.Esta bacteria ataca tanto al follaje, como al tallo y frutos. Los síntomas en las hojas son lesiones circulares acuosas que se necrosan y se tornan cafés con los bordos cloróticos. La enfermedad se inicia en las hojas basales ya maduras y recorre rápidamente todo el follaje, en infecciones severas se desarrolla una rápida defoliación de las plantas. Los daños también se observan en botones, flores y frutos pequeños que se caen, en el tallo se presentan lesiones alargadas. Esta enfermedad tiene amplia distribución geográfica y puede infectar cultivos de chiles que están bajo irrigación, y de secano, se distribuye rápidamente bajo lloviznas frecuentes. Esta bacteria es muy persistente en residuos de cosecha y se distribuye eficientemente por la semilla; siendo necesaria como medida preventiva su desinfección, posteriores aplicaciones de cobre, en mezclas con Estreptomicinas más Oxitetraciclina dan buenos resultados. En los últimos años, han aparecido en el mercado bactericidas a base de Cobre Pentahidratado, nuevas Terramicinas que han dado excelentes resultados. Se recomienda el uso de Cuprimicín 500 Hyper a dosis de 600 gr/ha, este producto es una mezcla de Estreptomicina + Tetraciclinas + Cobre.

Cenicilla Polvorienta

Oidium spp. Esta enfermedad se ha convertido en un serio problema en los cultivos de chile jalapeño y chile morrón en regiones semiáridas, o bien en la temporada de seca de bajo porcentaje de humedad relativa en el subtrópico. Los síntomas se inician con pequeñas manchas o lesiones en el envés de las hojas basales y dependiendo del grado de infección o densidad del inóculo, aunado a la susceptibilidad del genotipo, se distribuye rápidamente por toda la planta, posteriormente se desarrolla en el haz un polvillo blanco o gris (cuerpo del hongo), que en infecciones severas se desprende y se distribuye por el viento, de donde proviene su nombre de cenicilla. El hongo puede atacar cualquier órgano aéreo de las plantas; sin embargo en infecciones severas causa defoliación y reducción de la capacidad fotosintética de las plantas. El hongo sobrevive en los residuos de la cosecha en forma de Cleistocitos y curiosamente a sus necesidades epidemiológicas de periodos secos con altas temperaturas, los Cleistocitos requieren de alta humedad relativa para germinar, condición que se da en el invierno con fuertes neblinas en la noche y en la mañana temprano, seguido de periodos secos el resto del día.

Parasitología Agrícola

17

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Para tener un control satisfactorio es necesario el muestreo constante del cultivo, a fin de detectar en el envés de hojas viejas, los primeros síntomas de la enfermedad. Si notan los primeros síntomas se debe iniciar un programa de aspersiones con fungicidas como el Triadimefón (Bayleton) a dosis de 1.5 kg por hectárea o Benomilo (Benomil) a razón de 500 gramos por hectárea de producto comercial.

Daño por cenicilla polvorienta en jitomate Daño por Xhanthomonas campestris en jitomate

Daño por Xhanthomonas campestris en una hoja de chile.

Parasitología Agrícola

18

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Enfermedades del fruto
Caída de botones, flores y fruto pequeño
Alternaria solani Ell y G. Martin. Es una enfermedad que infecta principalmente los órganos reproductivos tiernos y no manifiesta síntomas en hojas y tallos, por lo que es factible que pase desapercibido al productor o técnico que no esté familiarizado con el problema o que no sea buen observador. Los síntomas iniciales son amarillamiento ligero del pedúnculo seguido de marchitamiento del tejido y posterior abscisión o caída del órgano. Se tiene evidencias que el hongo sobrevive en la semilla, siendo necesaria su desinfección con Captan 50 PH a dosis de 4 gramos d de producto comercial por kilogramo de semilla; en la etapa reproductiva la enfermedad se puede utilizar Captan (Captan 50 PH) a dosis de 2 kg/ha de producto comercial.

Antracnosis

Colletotrichum spp y Gloesporium spp.Esta enfermedad se desarrolla tanto en el campo como en poscosecha e infecta frutos verdes y maduros, que pierden su valor comercial. Los primeros síntomas en el fruto son lesiones acuosas, circulares y hundidas color café, que se desarrollan rápidamente formando anillos concéntricos en donde se pueden observar las esporas de los hongos. Aún cuando el hongo ocasionalmente se desarrolla en frutos inmaduros, las lesiones son más visibles en frutos maduros, cuando cambian de color. El patógeno puede invernar en el suelo o en las semillas y la infección se presenta con alta humedad ambiental, principalmente en el transporte o almacenaje. Esta enfermedad puede ser satisfactoriamente controlada con fungicidas como Clorotalonil (Cheyene 720 F) a dosis de 2 a 3 kilogramos por hectárea o bien Captan (Captan 50 PH) a dosis de 2 kg/ha de producto comercial.

Pudrición suave del fruto

Erwinia carotovora ( Jones) Bergey et al pv carotovora.Por lo general ésta enfermedad es considerada como de almacén o poscosecha. Sin embargo es cada vez más frecuente su presencia en campo, en frutos inmaduros en donde la infección se inicia en la inserción del pedúnculo y el cáliz del fruto, aún cuando se puede presentar en cualquier parte del cuerpo. El tejido infectado adquiere un aspecto acuoso que se expande rápidamente hasta cubrir todo el fruto que queda completamente podrido, en forma de bolsa de agua. La bacteria se localiza en el suelo y su infección en el follaje y fruto es por acción de las salpicaduras del agua durante un periodo lluvioso; sin embargo la penetración de la bacteria al fruto se realiza a través de daños mecánicos durante las labores de cultivos o por daños de insectos. La infección en el almacenaje se reduce, al cosechar y guardar frutos secos en cuartos fríos. Se sabe que la práctica de lavado del fruto incrementa las posibilidades de infección, misma que se reduce y controla con la aplicación de cloro al agua.

Daño por Erwinia en un fruto de pimiento moron.

Vista al microscopio de los conidios de Colletotrichum gloesporioides

Parasitología Agrícola

19

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Malezas
Actualmente no hay un herbicida que controle malezas en chile cuando ya se ha establecido el cultivo, por lo que se recomienda hacer un control antes del transplante, cuando la maleza es de tamaño pequeño de alrededor de 10-15 cm de altura como máximo. Esto se puede hacer con Glifosato (Faena Ultra) a dosis de 1 litro de producto comercial por hectárea. Lás malezas que se han reportado para el chile en la región son las siguientes: Acahual : Simsia amplexicaulis Aceitilla : Bidens spp. Cadillo : Cenchrus echinatus Zacate muela de caballo: Brachiaria plantaginea Quelite: Amaranthus hybridus Quelite cenizo :Chenopodium album Zacate pitillo: Ixophorus unisetus Quesito Anoda cristata Zacate pinto :Echinochloa colona Zacate cola de Zorra: Setaria verticillata Zacate pata de gallo: Eleusine indica Verdolaga: Portulaca oleracea Tambien es impostante eliminar plantas de chile que silvestres, ya que estas, además de las solanáceas son resevorios para algunas enfermedades y plagas que atacan el cultivo; destacando enfermedades virales y algunas fungosas. El glifosato por ser de amplio espectro de acción, no solo controla las malezas mencionadas arriba, sino a una gran mayoría de platas, incluidas aquellas provenientes de cultivo, y por no ser residual se recomienda antes del transplante o siembra del chile en el tereno. Cuando ya no es posible efectuar cultivos mecánicos por el mismo desarrollo de las plantas o por la presencia de lluvias, es necesario efectuar deshierbes manuales.

Aceitilla

Quelite

Quelite cenizo

Parasitología Agrícola

20

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Calibración del equipo de aplicación (ejemplos)

A continuación se presentan algunos ejemplos de como llevar a cabo la calibración de su equipo de aplicación, tomamos en cuenta que se trabajará con un equipo tractorizado por cuestiones de que este realiza el trabajo mucho mas rápido que un equipo de mochila, suponiendo que se tratan de parcelas medianas de más de dos hectáreas. Este ejemplo es ilustrativo para demostrar cómo se lleva a cabo la calibración e los equipos de aspersión tractorizados Supongamos que tenemos una superficie a tratar que será de 4 hectáreas, donde se planea hacer las aplicaciones con un equipo tractorizado, para hacer más rápida y barata la aplicación, por lo que se desea conocer cuanta agua es necesaria para realizar las aspersiones, que cantidad de producto comercial es necesario verter en el tanque de aspersión y cuantas hectáreas podemos aplicar con un tanque lleno de aspersión. Manejamos tres problemas tipo, considerando que las aplicaciones se hicieran por separado, sin embargo es de mencionarse que muchas veces para reducir costos y ahorrar tiempo se recurre a hacer aplicaciones con mezclas de productos diferentes, para lo cual es necesario hacer mezclas previas antes de juntar los productos y ponerlos en el cultivo. Esto se hace en un recipiente pequeño como una cubeta o una jarra (de preferencia que sea un material transparente) donde ponemos los productos a mezclar, y hay que observar que entre ellos se logre una mezcla homogénea, que no haya grumos que no se puedan disolver (si son polvos), que los productos no se separen (como lo hace el agua y el aceite) que no haya una sedimentación rápida de los producto y que no haya un desprendimiento de calor, lo cual nos indicaría que al poner juntos los productos en el tanque estos pueden reaccionar y al aplicarlos en campo podemos tener resultados inesperados que pueden ser negativos en el peor de los casos. Usaremos una aspersora Agrícola para Tractor modelo “LOLA HUEVO” fabricada por la empresa Swissmex la cual posee un tanque con una capacidad para 600 litros, posee un aguilón con 24 boquillas a una distancia de 50 cm (Las boquillas son modelo 1029.025 con filtro de 50 mallas) cada una, de fábrica posee boquillas de cono hueco, las cuales pueden se cambiadas por otro tipo de boquillas según las necesidades del agricultor, en este caso solo las cambiamos en la aplicación de herbicidas, de otro modo dado que son de cerámica nos pueden servir durante largo rato para aplicaciones de insecticidas y fungicidas que requieren de un tamaño de gota más pequeño que en el caso de las aplicaciones de herbicidas. El ancho de trabajo es de 12 metros y del mismo modo se recomienda operar a bajo las siguientes condiciones el equipo: salida a una presión máxima de 15 bar = 217.56psi, las mangueras pueden soportar una presión máxima de 40 bar = 580 psi, pero no se recomienda trabajar con esas presiones ya que puede dañar el equipo. A 540 rpm en la toma de fuerza del tractor y con una velocidad de avance del tractor de alrededor de 7 km/hora. Sin embargo hay que hacer la calibración del equipo antes de tomar cualquier medida, ya que con base en ello podemos hacer más eficiente la aplicación de nuestros plaguicidas. A continuación se plantean los problemas fitosanitarios más representativos de la región y para cada uno, se hace la calibración del equipo para determinar qué cantidad de producto plaguicida aplicar por tanque de aspersión. Para esto se considera el uso de diferentes boquillas y se determinará en cuanto tiempo se asperjaran las 4 hectáreas de cultivo. Para hacer una calibración básicamente haga lo siguiente 1.- Cheque la bomba, boquillas y barra. 2.- Ajuste la presión en el manómetro a la presión con la cual va a trabajar en el caso de los ejemplos manejados aquí 1 a 4 bar=58.016psi, en el segundo ejemplo a 5 bar=72psi, aunque puede llevarlo a valores más altos y en el tercer ejemplo que mostramos la llevamos hasta 10 bar=140.05psi. 3.- Llene el tanque de agua, mida el gasto de cada una de las boquillas con ayuda de probetas o algún recipiente con escala en mililitros. 4.- Con ayuda de un cronometro y una cinta cheque que distancia recorre en un minuto o si posee tacómetro su tractor cheque la velocidad en km/hr. 5.- Proceda a hacer los cálculos.

Parasitología Agrícola

21

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Problema 1.- Malezas (amargosa, quelite, lechosas, correhuela, polocote, etc.)
Supongamos que usted tiene el campo sin sembrar, se recomienda utilizar glifosato (Faena ultra) a razón de 1kg de producto comercial por hectárea. Pensando en que vamos a aplicar herbicidas, entonces podemos sustituir las boquillas del aguilón por boquillas del tipo abanico, en este caso utilizaremos el modelo XR8004, entonces se hace una calibración donde se registra cuantos metros avanza el tractor en un minuto, cuanto es el ancho que cubre el aguilón en el suelo (en este caso son 12 metros) y cuánta agua tiran las boquillas en un minuto lo cual se conoce como flujo del equipo. En este caso el equipo trabajó a una presión de 4 bar = 58.016 psi. Los datos son los siguientes: f (flujo de las boquillas) = 32.16 lts min (considerando que las 24 boquillas son nuevas y están en buen estado), el flujo de cada boquilla es de 1.34 lts/min a 4 bar de presión (si son 24 el flujo es 32.16 lts/min) r (ancho de faja) = 12 metros (se considera como ancho de faja el ancho del aguilón, ya que aunque las boquillas extremas mojen un poco más allá de 12 metros se considera que debe de haber un traslape entre las vueltas del tractor. d (velocidad) = 108mts/min esto es 6.48km/hora (velocidad con la que aplicará el equipo en el terreno. a (gasto lts/ha) = incógnita deseamos saber cuanto gastamos por hectárea. Con estos datos pasamos a utilizarlos en la siguiente fórmula: a = (f )(10,000)/(r)(d) Si trabajamos con la velocidad expresada en metros/min, o bien usamos a = (f )(600)/(r)(d) si trabajamos la velocidad en kilómetros por hora. Utilizaremos ambas en este ejemplo, aunque en los ejemplos siguientes solo usaremos la segunda, por razones de practicidad. 1.- Con velocidad en mts/min a= (32.16 lts/min)(10,000)/(12mts)(108mts/min) => 248.14 litros/ha. Si usted tiene 4 hectáreas entonces multiplicamos el volumen por hectárea por cuatro que son las hectáreas a tratar y tendremos un volumen total a aplicar de 992.59 litros para las cuatro hectáreas. Si se nos recomienda aplicar 1 kg de Faena ultra® por hectárea entonces necesitamos 4 kg de producto para el total de terreno a tratar (4 has) Necesitamos saber cuanta hectáreas aplicamos con un tanque lleno hacemos la siguiente regla de tres. 992.59 litros – 4 hectáreas 600 litros – x hectáreas Por cada tanque lleno de aspersión aplicamos 2.41 hectáreas Entonces necesita llenar 1 tanque y el segundo únicamente poner 392.59 litros de aspersión. Para conocer que cantidad de producto plaguicida poner en el tanque de aspersión hacemos la siguiente proporción, si en 248.14 litros hay 1 kilogramo de herbicida, en 600 litros que es la capacidad del tanque cuantos kilogramos de plaguicida necesita poner 248.14 litros—1kg de Faena Ultra ® 600 litros - x kg de Faena Ultra ®  Por lo tanto necesito 2.41 kilogramos de producto en cada tanque de aspersión. En el primer tanque lleno ponemos dicha cantidad y en el segundo donde deben de ir los 392.59 litros solo ponemos 1.59 kilogramos de producto (que es el resto del producto comprado para tratar las cuatro hectáreas). 2.- Ahora comprobamos que el gasto por hectárea es el mismo utilizando la otra alternativa usando la velocidad en km/ hr. a = (32.16 lts/min)(600)/(12mts)(6.48 km/hr) 248.14 litros/hectárea. Como se puede observar el gasto es el mismo, por lo que el resultado de las operaciones posteriores será igual que en el ejemplo donde usamos la velocidad en mts/min. Finalmente la recomendación es poner 597.86 litros de agua + 2.14 kilos de Faena Ultra ® en el tanque lleno y poner 516.62 litros de agua + 1.86 kg de Faena Ultra ® en el segundo tanque que llevará solo 518.48 litros de aspersión.

Parasitología Agrícola

22

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Problema 2.- Manejo de mancha de la hoja, Alternaria y cenicilla con aplicaciones preventivas.
En este caso utilizaremos La misma aspersora montada al tractor usando boquillas de cono hueco que trae de fabrica el equipo a una presión de 5 bar=72.52 psi. En este caso se recomienda prevenir las enfermedades mencionadas antes usando Captan 50 PH en dosis de 2 kg/ha, si deseamos tratar 4 hectáreas de cultivo entonces necesitamos 8 kilogramos de producto comercial. Los datos que se obtuvieron fueron los siguientes: f (flujo de las boquillas) = 30.96 lts min (considerando que las 24 boquillas son nuevas y están en buen estado), el flujo de cada boquilla es de 1.29 lts/min (si son 24 el flujo es 30.96 lts/min). Según la información proporcionada por Swissmex las boquillas son modelo 1029.025 con filtro de 50 mallas. r (ancho de faja) = 12 metros (se considera como ancho de faja el ancho del aguilón, ya que aunque las boquillas extremas mojen un poco más allá de los 12 metros se considera que debe de haber un traslape entre las vueltas del tractor. d (velocidad) = 108mts/min esto es 6.48km/hora, velocidad con la que aplicará el equipo en el terreno. a (gasto lts/ha) = incógnita deseamos saber cuántos litros de aspersión gastamos por hectárea. Como ya se mencionó solo usaremos la fórmula en la cual tomamos la velocidad en km/hora para hacer un poco más rápido el cálculo. a = (30.96lts/min)(600)/(12mts)(6.48 km/hr)  238.88 litros/ha, por lo que en las cuatro hectáreas tendremos un gasto de 955.52 litros de agua. Para saber cuántas hectáreas aplicamos con un tanque lleno de aspersión hacemos la siguiente regla de tres: 955.52 litros – 4 hectáreas 600 litros – x hectáreas Con un tanque lleno de aspersión aplicamos 2. 51 hectáreas. Por lo que el primer tanque se llenará con los 600 litros y el segundo únicamente con 355.52 litros de aspersión. Para saber cuanto producto poner en el tanque hacemos las siguientes proporciones si un son 2 kg de Captan 50 PH® por hectárea y se aplican 238.88 litros/ha de aspersión, cuanto producto se debe de poner en el tanque lleno de aspersión. 2 kg Captan 50 PH® -- 238.88 litros X kg Captan 50 PH® -- 600 litros Por cada tanque ponemos 5.02 kg de Captan 50 PH® y en el otro tanque donde irán los 355.52 litros restantes ponemos 2.98 kg de producto (el resto de los 8 kg planeados para tratar las 4 hectáreas) Finalmente la recomendación es poner 594.98 litros de agua + 5.02 kg de Captan 50 PH® en el tanque que será lleno y 352.54 litros de agua+2.98 kg de Captan 50 PH® en el segundo tanque que no ira lleno.

Parasitología Agrícola

23

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Problema 3.- Manejo del barrenillo haciendo aplicaciones de Vydate L (oxamil)
En este caso de nuevo utilizamos la misma aspersora con las mismas boquillas que trae de fábrica por motivo de ahorrar costos en la aplicación de plaguicidas, estas boquillas nos sirven para insecticidas y fungicidas de buena manera, salvo que esta vez aumentaremos las presión a la cual van a trabajar llevándolas hasta los 10 bar = 145.04 psi. Así determinaremos qué cantidad de agua gastamos por hectárea y qué cantidad de producto poner en el tanque lleno. La dosis recomendada para controlar el barrenillo del chile es 2 litros de producto comercial por hectárea aplicando al inicio de la primera floración, haga de 2-3 aplicaciones seguidas cada 3 días, posteriormente “cuelgue” los tiempos hasta hacer las aplicaciones cada 12 días, no aplique más de 24 Lts de producto por temporada ni 7 días antes de la cosecha, si se recomiendan 2 lts de Vydate L®/ha y aplicaremos 4 has entonces necesitamos 8 lts de producto comercial.

Usamos la siguiente fórmula: Donde: P1 = presión a probar (10 bar) P2 =Presión con la cual ya se ha trabajado (5 bar) Q1 =Gasto con el cual ya se ha trabajado (238.88 lts/ha) Q2= Gasto que se desea buscar (en este caso es nuestro problema) Se requiere entonces hacer un despeje de la fórmula, la cual queda de la siguiente manera: De la cual al sustituir los valores tenemos lo siguiente:

De este modo comprobamos que al aumentar la presión en el equipo el gasto aumenta, el nuevo gasto en lts/ha es de 337.87 lts/ha utilizando las mismas boquillas de cono hueco que trae la aspersora de fábrica, salvo que esta vez aumentamos la presión del equipo.

Ahora para calcular la cantidad de aspersión necesaria para aplicar en cuatro hectáreas multiplicamos el resultado del gasto en lts/ha por el número de hectáreas a tratar, en nuestro caso es de 1351.48 litros de agua para cuatro hectáreas. Ahora determinaremos cuanto producto necesitamos para un tanque lleno, para esto recurrimos a hacer la siguiente proporción, en 337.87 lts de aspersión (lo necesario para una hectárea) hay 2 litros de Vydate L® cuantos litros de Vydate L® hay que poner en 600 litros de aspersión. 337.87 lts – 2 litros de Vydate L® 600 lts – x litros de Vydate L®  El resultado es 3.55 litros de Vydate L® por tanque de aspersión.

Parasitología Agrícola

24

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Ahora falta determinar cuantas hectáreas podemos tratar con un tanque lleno de aspersión. Si con 337.87 litros de aspersión tratamos una hectárea, cuantas hectáreas podemos tratar con 600 litros de aspersión. 337.87 lts – 1 hectárea 600 lts – x hectáreas  El resultado es 1.77 has tratables con un tanque lleno de aspersión. Por lo tanto para asperjar el terreno de 4 has necesitamos dos tanque llenos de aspersión y un tercer tanto donde solo se llenara al tanque con 151.48 lts de aspersión, con esto juntamos los 1351.48 lts de aspersión. Finalmente podemos decir que en los tanques que se usarán llenos de aspersión ponemos 596.55 lts de agua + 3.55 litros de Vydate L® y en el tercer tanque que no ira lleno pongamos 150.58 lts de agua + 0.9 lts de Vydate L® con lo cual completamos las dosis que necesitamos para controlar el barrenillo.

Como se puede observar en los ejemplos superiores, hacer la calibración del equipo es fundamental, debido a que no siempre tendremos el mismo gasto de mezcla de aspersión por hectárea, en esta influyen diversas variables como el tipo de boquillas, la velocidad con que hacemos la aplicación, en el caso de equipos motorizados o checar la presión con la cual trabajamos influye grandemente en dicho gasto de mezcla por hectárea, como pudimos observar, esta no guarda una relación directamente proporcional, quiero decir que si aumentamos al doble la presión con la cual trabaja el equipo el gasto de mezcla en lts/ha no aumenta al doble.

Siempre revise y calibre su equipo de aspersión

Parasitología Agrícola

25

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Resumen de aplicaciones fitosanitarias
Resumiendo, se han generalizado algunas recomendaciones tomando en cuenta las condiciones de la región y el comportamiento natural algunas de las plagas y enfermedades más destructivas en el cultivo del chile serano. Se presenta una especie de cronograma con recomendaciones rápidas paa la aplicación de productos plaguicidas en su cultivo. Plagas: Mosca blanca, el control químico hágase de la siguiente manera. Al momento de la siembra en el almácigo o las charolas es necesario dar un tratamiento a la semilla con Imidacloprid (Confidor) a una dosis de 24.5 grs de I.A. por cada 454 grs de semilla a sembrar. Esto protegerá la platula al menos hasta antes de ser llevada a campo (30 días aprox), antes de llevar a campo a la plántula es necesario dar un tratamiento con Imidacloprid (Confidor) diluyendo 1ml de producto comercial en ½ litro de agua y con esto aspejar alrededor de 1000 plántulas, esto le brindará protección por alrededor de 20 días en campo. Para infestaciones posteriores utilice Endosulfán a razón de 716 grs de I.A. /hectárea cada 8-12 días dependiendo si cómo observe la cantidad de plaga en el cultivo. El endosulfan a la misma dosis sirve para controlar también a los pulgones, la misma dosis es efectiva, las aplicaciones se recomiendan cada 10 días para el caso de pulgones. Si están presentes ambas plagas haga las aplicaciones cada 8 días hasta que vea reducida la población de insectos, entonces “cuelgue” los tiempos haciendo aplicaciones cada 12 días. Como normalmente el minador de la hoja se presenta en meses fríos (diciembre, enero, febrero) se recomienda hacer aplicaciones cuando observe las primeras larvas atacando el cultivo, puesto que su ataque puede causar seros daños si no hay un manejo causando la defoliación del chile; para este caso se recomienda hacer las aplicaciones con Abamectina (Agrimec) a una dosis de 6-9 grs de I.A. por hectárea, haciendo las aplicaciones cada 10 días hasta ver reducida la población de insectos que estén dañando su cultivo. Otro problema que se presenta es la araña roja, normalmente se dispara su población en los meses cálidos y secos (abril, mayo y junio), sin embargo se sigue la misma recomendación que para el caso del minador de la hoja, la abamectina a la misma dosis ha dado buenos resultados, procure no hacer muchas aplicaciones para no crear resistencia en la plaga, máximo 4 aplicaciones cada 12 días. La plaga más importante cuando el chile se encuentra en producción es el barrenillo o picudo, el cual se controla con Oxamil a una dosis de 520 grs de I.A. /ha lo cual ha dado buenos resultados en su manejo. Las plagas causadas por larvas de lepidóptera (mariposas) como el gusano soldado y el gusano del fruto, se pueden controlar satisfactoriamente utilizando Spinosad en dosis de 48-70 grs de I.A /ha, otros productos aparentemente han creado cierta resistencia en los insectos. Enfermedades: Damping off, esta enfermedad es bastante importante cuando el chile se encuentra en estado pequeño o de plántula, se recomienda desinfectar las charolas utilizando cloro diluido 100ml por cada litro de agua. Se debe de dar un tratamiento a la semilla con Thiram utilizando 2.5 grs I.A. /kg de semilla. En campo se recomienda que tras hacer el trasplante se haga un tratamiento con Carbendazim a dosis de ½ kg de producto por hectárea con lo cual se previene el daño que causa esta enfermedad. Otro problema serio es la pudrición del pie causada por Phytoptora capsici la cual se puede controlar utilizando Ridomil gold a razón de 500 grs de I.A/ha cada treinta días cuando se sabe que el tereno ha tenido problemas con este hongo y/o haya excesos de humedad en el suelo. Las aplicaciones preventivas con Manzate y Captán (2-3 kg/ha para ambos) nos previenen de problemas como el moho blanco, la mancha de la hoja y la cenicilla polvorienta. Las aplicaciones con estos producto solo se debe hacer cuando se observen las condiciones para el desarrollo de las enfermedades tales como alta humedad relativa y altas temperaturas. Si en campo ya tenemos presente el problema se puede utilizar benomilo (benlate) a razón de 500 grs de producto comercial por hectárea. Malezas: A continuación se presenta una tabla donde se indica el tiempo máximo que se permite aplicar algún producto plaguicida antes de cosechar, principalmente previniendo que el chile cosechado no contenga residuos de plaguicidas que pudieran causar problemas de salud a quienes los consumen, además usted garantiza de esta manera que su cultivo es exitoso y responsable. Del mismo modo se indica el tiempo de reentrada para que usted y/o sus trabajadores puedan volver a laborar dentro del cultivo sin que haya riesgo alguno.

Parasitología Agrícola

26

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Producto
Confidor Thodan 35 CE Manzate 200 Captán 50 PH Agrimec Spintor 12 SC Benlate

Días antes de la cosecha en que no se debe de aplicar
21 días antes de la cosecha 4 días antes de cosecha 7 días antes de cosecha No hay intervalo 7 días antes de cosecha 1 día antes de cosecha 7 días antes de cosecha

Tiempo de reentrada
12 horas 24 horas 24 horas 24 horas 24 horas 24 horas 24 horas

Esta tabla es mera referencia para algunos de los productos utilizados en el control de plagas y enfermedades en el cultivo del chile, otros productos que usted pudiera utilizar y que se recomiendan en el apartado de plagas y enfermedades indican en la etiqueta el intervalo de seguridad y el tiempo de reentrada al cultivo.

Parasitología Agrícola

27

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Cuidados en el uso y manejo de plaguicidas
Usted puede pensar que los productos plaguicidas que utiliza no son peligrosos, o quizá pos su experiencia considere que los daños que causan no son tan graves, sin embargo no es así. Recuerde que todo producto utilizado para controlar las plagas, enfermedades y malezas es fundamentalmente un veneno, un producto tóxico que en ciertas cantidades puede causar daños al organismo y en el peor de los casos la muerte. Algunos de los daños que causan los plaguicidas son inmediatos (podemos encontrar nauseas, fatiga, vómito, dolor de cabeza, irritación en piel u ojos, etc) en el organismo de quien se encuentra aplicando, normalmente esto ocurre si se ha estado expuesto a un plaguicida muy tóxico durante mucho tiempo. Pero también existen efectos que son a largo plazo, donde podemos encontrar una diversidad de daños que van desde el cáncer, anemias, daño en los órganos (pulmón, riñones, hígado, estómago, entre otros) y hasta daños a la descendencia (malformaciones, abortos o muerte del feto); esto se da cuando se da una exposición crónica al producto, que es estar en contacto durante largo tiempo trabajando con los plaguicidas sin tener la más mínima protección. Y es que los plaguicidas pueden entrar a nuestro cuerpo a través de los ojos, la piel, la boca y la nariz. Las vías directas de entrada son boca, ojos y nariz, mientras que la piel es una vía de entrada indirecta, ya que el plaguicida se absorbe hacia el interior de nuestro cuerpo. Si usted se ha expuesto a productos plaguicidas y su contacto directo, no dude en lavar el área afectada con abundante agua, si ha se ha inhalado el plaguicida trate de llevar a la persona a un lugar bien ventilado o sacarlo del campo o almacén, afloje la ropa y trate de acudir a un médico; si se ha ingerido el plaguicida, no induzca el vómito a menos que la etiqueta lo indique, de otro modo puede causar más daños que beneficios, procure no ingerir nada grasoso (leche, huevo o aceite). De preferencia acuda a un médico con la etiqueta de su producto. También puede llamar al SINTOX (Servicio De Información Toxicológica) el cual puede orientarlo en qué hacer cuando se ha intoxicado, los número son: (55) 55 98 66 59 , (55) 56 11 26 34 y Lada sin costo 01 800 00 928 00; cuando usted llama a esto número se le orientará de manera gratuita las 24 horas del día y los 365 días del año, no dude, le atiende personal que sabe lo que hace, así que no piense, cada segundo cuenta. Si usted tras haber manejado un plaguicida se siente mal, no piense demasiado y acuda a un médico para que le dé las recomendaciones pertinentes y tratamiento contra su problema. Usted debe de considerar lo siguiente antes de utilizar un producto plaguicida: Lea siempre la etiqueta antes de usar el producto: Leer la etiqueta del producto que va a utilizar en el control de los problemas en su cultivo es fundamental para entender cómo protegernos del mismo. Normalmente en las etiquetas encontramos información resumida en cuanto a la toxicidad del producto, las plagas, enfermedades o malezas que controla y los cultivos en los cuales se recomienda su uso. Esta información es muy útil tanto para el técnico, como para usted e, incluso, si se llega a presentar una intoxicación para el médico que va a atender a la persona afectada. En la etiqueta principalmente distinguimos bandas de colores en la parte baja de la misma; esto es para indicarle a usted que tan peligroso es el producto que está utilizando. A continuación se presentan las descripciones para cada color: Rojo.- Extremadamente tóxico, además de la banda de color podemos ver una serie de pictogramas de los cuales destaca una calavera con la leyenda ¡PELIGRO VENENO! Esto quiere decir que el producto es muy tóxico y por lo tanto se debe de tener especial cuidado en su manejo; de manera resumida indico que estos productos con una baja cantidad (muy pocos mililitros o gramos) que sea ingerida puede causar daños bastante severos en el organismo. Amarillo.- Altamente tóxico, de igual modo que el producto anterior presenta una calavera que nos indica ¡CUIDADO VENENO! Quiere decir que el producto tiene una toxicidad alta y que requiere de un especial cuidado en su manejo. Resumiendo, estos producto requieren cantidades bajas para causar daños severos al organismo (algunos cuanto gramos o mililitros). Azul.- Moderadamente tóxico, estos no presentan el pictograma de la calavera en la etiqueta, sin embargo si pueden tener la leyenda ¡CUIDADO MODERADAMENTE TÓXICO! Estos productos requieren cantidades más elevadas para causar daños al organismo (varios mililitros o varios gramos); sin embargo esto no quiere decir que no se deba de tener cuidado en su manejo. Verde.- Ligeramente tóxico, estos productos son poco nocivos en relación con los mencionados arriba ya que necesitan varios gramos o mililitros para causar algún daño al organismo; sin embargo no por eso se debe de tener menos precaución en su manejo, ya que existen distintos tipos de exposición en los cuales no solo se involucra la categoría toxicológica sino el tiempo de exposición.

Parasitología Agrícola

28

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Complementando un poco lo que ya mencionamos, el riesgo que se corre al aplicar un plaguicida no solo depende de la categoría toxicológica a la que pertenece (la cual se indica en los colores de las bandas rojo=categoría 1, amarillo=categoría 2, azul= categoría 3 y verde= categoría 4) sino del tiempo al cual se expone quien está aplicando el producto. Esto quiere decir que el riesgo aumenta cuando se expone la persona al plaguicida durante periodos muy largos. Nunca guarde los plaguicidas dentro de la casa, no los ponga o transporte junto a alimentos, ni los deje al alcance de los niños; el lugar donde debe de guardarlos debe ser alejado de la casa, bien ventilado y cerrado con llave. Guardarlos en su envase original nos evitará problemas, como que el producto se degrade por acción de la luz y se vuelva más tóxico y por lo tanto peligro, también nos evita el peligro de confundir el plaguicida con algún otro producto (alimento, jabones líquidos, solvente, etc.) previniendo cualquier riesgo de accidentes. Utilizar siempre el equipo de protección completo: usar guantes (pueden ser de látex o hule), utilizar una camisa de manga larga, un pantalón grueso (de preferencia de mezclilla por ser más gruesos), utilizar botas de hule o en su defecto zapatos cerrados que no permitan que se mojen los pies durante la aplicación (deben evitarse tenis porque son de materiales absorbentes que pueden empaparse con el plaguicida); ya en la cabeza se debe de utilizar una mascarilla o bien de concha, de filtros o un pañuelo que cubra la boca y las vías respiratorias, gogles para proteger los ojos y una gorra o sombrero de ala ancha. Este equipo se debe de usar adecuadamente, las botas como los guantes deben de ir por dentro de la ropa, no la ropa dentro de éstos, para evitar que algún escurrimiento llegue a introducirse en manos y/o pies. Los gogles y la mascarilla (pañuelo en su defecto) no deben de andarse tocando y moviendo durante la aplicación, para evitar que el producto llegue a la boca o a la nariz y ojos y penetre por estas vías. El sombrero o gorra deben de colocarse de buena manera para evitar que el producto moje el cuero cabelludo y penetre de esa manera. Un mal uso del equipo de protección resta la capacidad de protegernos de los daños que pudieran causarnos los plaguicidas. Nunca y por ningún motivo acuda a aplicar plaguicidas solo, siempre vaya acompañado de alguien que pueda auxiliarlo en caso de intoxicación. Deshacerse de manera correcta de los envases de los plaguicidas: Los envases vacíos de plaguicidas también representan un riesgo, no solo para usted, sino para el ambiente. Estos envases contienen residuos del producto que utilizamos, por lo cual si deseamos reutilizar los envases para guardar alimentos, objetos o bebidas estamos exponiéndonos al contacto con el producto. Se pudiera pensar que se eliminan los residuos aplicando un lavado al envase, sin embargo dado el tiempo que estuvo el plaguicida dentro del envase este pudiera contener residuos que no son lavables con facilidad, por lo que se recomienda no volver a utilizar los envases por ningún motivo. Lo más recomendable en este caso es enviar los envases a un centro e acopio para que sea destruido de la mejor manera. Estos centros de acopio han sido promovidos por la SAGARPA (Secretaría De Agricultura, Ganadería, Recursos Naturales, Pesca Y Alimentación) y la AMIFAC (Asociación Mexicana De La Industria Fitosanitaria A.C.) principalmente, es en estos centros donde se recopila a los envases para ser enviados posteriormente a ser destruidos mediante procesos que no perjudiquen a nadie, ni siquiera a la naturaleza. Esto ha surgido con la finalidad de evitar las intoxicaciones causadas por reutilizar envases y por la gran contaminación que generan los mismos en el campo; ya que hace algunos años, inclusive actualmente, se puede encontrar una gran cantidad de envases tirados en la mayoría de las zona agrícolas del país, no solo de Tamaulipas. Antes de llevar los envases al centro de acopio es necesario que usted los lave perfectamente para evitar que el sitio donde se juntan sea un foco de alta contaminación. Para esto se ha creado una metodología bastante aceptada y recomendad, incluso por las empresas, que consiste en hacer un triple lavado o triple enjuague. Los pasos son los siguientes: Una vez vacío el envase llene hasta una cuarta parte con agua limpia, tape y agite vigorosamente con la tapa hacia arriba por 30 segundos, hecho esto vierta el producto del lavado dentro del tanque de la aspersión. Repita el llenado hasta una cuarta parte y cierre perfectamente el envase, agite vigorosamente 30 segundos con la tapa del producto hacia abajo, de nuevo vierta el producto del enjuague dentro del tanque de aspersión. Vuelva a llenar el envase hasta una cuarta parte de su capacidad, cierre y agite vigorosamente, esta vez con la tapa en posición vertical. Vacié el contenido del enjuague dentro del tanque de aspersión. Perfore el envase en el fondo del mismo para evitar su reutilización y que acumule líquidos. Separe la tapa y cuando considere que tiene suficientes envases guardados en lugar seco y fresco (alejado de la casa) llévelos al centro de acopio más cercano o con su distribuidor local de productos plaguicidas (ambos tienen la obligación de llevarse los envases).

Parasitología Agrícola

29

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Bibliografía

Agrios G. N. Fitopatología 2a edición. 2007. Editorial Limusa. México. INIA campo agrícola las huastecas. Guía para producir Chile Serrano en las Huastecas, Folleto Técnico. 1984. Tampico, Tamps. México. Segura Flores, Jorge Luis. Evaluación de insecticidas en el control de la mosca blanca (Bemisia tabaci G.) y barrenillo del fruto (Capsicum annuum L.) cv. Tampiqueño 74. 1990. Marín, N. L. Publicaciones CONAPROCH en internet: http://www.conaproch.org/it_publicaciones.htm CONAPROCH. Memorias convencion nacional de productores de chile en Tamaulipas, accesible desde internet: http://www.conaproch.org/documentos/Memorias_Tamaulipas2004.pdf Candela Salazar, Juan Manuel. Control de virosis en chile. (Tesis). 1999. Cocula Guerrero. Catalogo de boquillas Teejet en internet: http://www.teejet.com/spanish/home/literature/catalogs/catalog-50a-e. aspx Manual de usuario de la aspersora modelo LOLA marca Swissmex en internet: http://www.swissmex.com.mx/nacional/productos/Maquinaria_Tractor/Explosivos/891020-891040_manual.pdf

Parasitología Agrícola

30

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas

Anexos
Fórmula despejada para calcular cualquiera de las diferentes variables que la componen
Usted desea calcular: flujo total del equipo: f = (r)(d)(a)/ 10, 000 gasto de mezcla por hectárea a = (f )(10,000)/(r)(d) velocidad de avance d = (f )(10,000)/(r)(a) ancho de faja r= (f )(10,000)/(d)(a) Si usted desea calcular alguna variable observe que datos tiene y en base a ello sustituya en la fórmula, esta no aplica para aspersiones foliares en frutales ni en drench (planta por planta). * El valor 10, 000 se usa cuando la velocidad se expresa en mts/min, cuando se expresa en km/hr sustituya la constante por el valor 600 y si se le proporciona la velocidad en millas/hr esta constante toma el valor de 373 en las fórmulas mencionadas. r=ancho de faja (metros) d=velocidad de avance en la aplicación (mts/min, km/hr o millas/hr) a= gasto de mezcla por hectárea (lts/ha) f = flujo total del equipo (cantidad de agua que expulsa el equipo en un minuto, se expresa en lts/min)

Parasitología Agrícola

31

Equipos y técnicas de aplicación de plaguicidas
Tabla de flujos para las boquillas XR de abanico plano

Boquilla utilizada en el ejemplo de calibración en herbicidas

Tabla de caudales y gastos para los modelos de boquilla 1029.025 y 1029.03 usando filtros de malla 50. Según Swissmex

Parasitología Agrícola

32

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->