Está en la página 1de 1

COSTUMBRES GARIFUNAS Ubicado al final del Ro Dulce, en Izabal, Livingston es un pueblo con gran personalidad debido a la herencia que

dejaron sus pobladores originales del siglo XVIII (africanos trados a Amrica como esclavos). El da de hoy, Livingston est habitado principalmente por personas pertenecientes a la etnia garfuna que mantienen muchas de sus antiguas tradiciones basadas en una mstica combinacin musical y religiosa debido a la mezcla que se dio entre africanos, europeos e indgenas guatemalteco. Honduras cuenta con 6 etnias, seguramente que una de las ms destacadas es la comunidad Garfuna (Garinagu en dialecto Garfuna) con 92.000 personas distribuida en 42 comunidades todos a lo largo de la Costa Caribe. Los Garfunas, son tambin conocidos como los garinagu, descendientes de los indios Caribe o "Arawak" y esclavos africanos que naufragaron en la isla de San Vicente en 1635. Estas dos culturas se entrelazaron y dieron nacimiento a un pueblo que pudo preservar su cultura, lengua, forma de vivir, tradiciones, costumbre y creencias hasta nuestra poca. Al pesar de la .discriminacin, migracin, interaccin y reasentamiento que han sufrido a lo largo de los aos los Garfunas, es sorprendente ver hoy en da, la identidad de esta cultura fuerte y que permanece en diversas expresiones y formas: - La lengua Garfuna "Garinagu", escrita, leda y hablada casi al 100% por los Garfunas. - La msica con varios estilos propios como la Punta, o la la parranda que tienen una fuerte influencia africana con tambores, maracas y caracol. Las danzas, warinera, punta, yancunu entres otras. - La gastronoma, Machuca (yuca, pltano, coco, pescado), Tapado, Kasave y el Guifiti (rhum con plantas y races). - Las costumbres, leyendas y creencias, la historia Garfuna est llena de leyendas y creencias. Todava se celebran los difuntos espritus de una forma muy similar a la del "voodoo" en ritos como el Velorio, novenario o el Dugu.Hoy en da, todava muchas de las aldeas Garfunas dependen de los cultivos y de la pesca que se practica como forma de subsistencia