P. 1
El viaje en la literatura

El viaje en la literatura

|Views: 26.465|Likes:
Publicado poralvarosimon

More info:

Published by: alvarosimon on Jun 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

El viaje en la literatura

Como tema literario
Integrantes: Jorge Méndez Pedro Verdugo 3ºC

Tradición Literaria
Uno de los temas que adquiere mayor

relevancia en la tradición literaria es el viaje, indudablemente porque representa, de una forma u otra, la existencia humana misma. Esto en el sentido de que la vida misma es un peregrinar en la búsqueda de algo, ya sea refiriéndose a un viaje interno (la búsqueda del propio ser) o externa (que implica recorrer lugares distintos a los conocidos).

El viaje en la Literatura
Adquiere, por lo tanto, el estatus de un

símbolo o metáfora de la vida humana con variables que permiten establecer sus diversos sentidos en el plano de la interpretación de una cantidad importante de obras, consideradas como clásicos y parte del repertorio cultural de una persona en nuestra sociedad. Por tanto se puede decir con franqueza que este es un tema fundamental en la vida de las personas, al punto que gana un nivel importante para la sociedad, pues representa la esencia de esta.

El viaje en la Literatura
El dominio de los sentidos que

adquiere el viaje en la tradición literaria, como en muchos otros temas, resulta fundamental para orientar los estudios a una apropiada comprensión de tales obras y obtener aquellos aprendizajes que les permitan dar sentido a variados aspectos de la vida humana, tanto propia como de

El viaje en la Literatura
Si se considera la vida común y

corriente de los seres humanos, el viaje constituye una actividad cotidiana, habitual, con un propósito definido (trabajar para vivir, un tramite en alguna oficina, visitar a alguien, ir de compras, divertirse, etc.) no exenta de posibilidades insospechadas que muchas veces rompen nuestros esquemas rutinarios de vida.

El viaje en la Literatura
Estos viajes cotidianos que muchas

veces toman rumbos inesperados definen nuestra vida hacia horizontes fuera de nuestros cálculos. Podemos afirmar que nuestra condición de trashumantes se proyecta constantemente en nuestras formas de vida y la literatura, como representación de ellas, no hace más que dar al viaje aquellos sentidos prioritarios que preocupan a los seres humanos.

El viaje en la Literatura
 Este tema se da básicamente desde dos

puntos de vista (pueden perfectamente darse en forma conjunta), aun cuando se subdividen en otros más específicos:  El viaje Interno: que incluye un recorrido a nivel intelectual o espiritual. En él, el ser humano provoca un cambio interno (positivo o negativo), que lo lleva a modificar su forma de vida y de ser.  El viaje Externo: que implica recorrer lugares distintos a los conocidos (tanto en la tierra como fuera de ella) y conocer otras culturas y formas de vida.

El viaje en la literatura
El ser humano siempre ha sentido la

necesidad de viajar, de explorar y de conocer nuevos lugares y poder contar sus experiencias a otros. Pero esta necesidad es siempre de acuerdo a los contextos sociales e históricos en que se den. De esta forma un viaje a la Meca no será visto de la misma manera para un musulmán y un cristiano, como tampoco lo será para un hombre de la edad media como para uno de la edad contemporánea. Por ello el viaje, como tema literario, puede ser abordado de un sin fin de puntos de vista.

El viaje en la Literatura
Fruto de estas distintas concepciones

sociales sobre el sentido del viaje, tenemos que hacer una primera distinción entre el viaje real y el viaje ficticio o literario. El primero va a ser el campo propio de un género “paraliterario”: el de los libros de viajes; el segundo, mucho más amplio, es un elemento indispensable de esto que llamamos literatura.

Los libros de Viaje
 El libro de viaje es un tópico que esta más

cercano a la historia que a la ficción, pues intenta (en la mayoría de los casos) dar relato fiel de las experiencia, en virtud de esta necesidad del hombre de contar sus experiencias vividas que ya habíamos comentado.  Ya en la antigua Grecia aparecen los llamados libros de itinerarios, similares a las actuales guías de viaje.  En la Edad Media encontramos las guías de peregrinos, que además de servir como guías nos daban descripciones elaboradas de los lugares, de la gente e incluso de gastronomía.

Los libros de Viaje
 Más adelante, el afán de descubrimientos, que

caracterizo la época, nos deja libros de ruta y diarios de a bordo de capitanes de barco.  Ya desde el siglo XIV aparece el libro de viaje como tal, mezcla de realidad y ficción.  A partir del siglo XVIII, fruto de las ambiciones culturales de una la nobleza que viaja por placer en busca del desarrollo personal, surgen los viajes ilustrados;  Para ya en el siglo XIX ponerse de moda los viajes de aventura a lugares exóticos como el sur de España, Egipto, de Turquía o el norte de África. El viajero acude al extranjero en busca de emoción y aventura y si no los encuentra... se los inventa dando paso a un hibrido: libros de viaje que se asemejan más a la ficción que a datos objetivos y reales.

El viaje en la Literatura
 El viaje literario, siempre ficticio, puede ser de dos tipos:  a) Un viaje físico que el protagonista emprende y el

autor nos muestra de distintas maneras:  En un libro con estructura de viaje: el libro en sí cuenta un viaje del o de los protagonistas. Es una modalidad que se ha dado en todas las épocas histórico – literarias.  En un viaje imaginado pero realista: el escritor se inventa que ha hecho un viaje y nos lo cuenta, pero incluye en él referencias reales que convierten el relato en algo ficticio pero verosímil; es fácil encontrar el Estambul que Gala nos describe en La pasión turca, con su Gran Bazar y sus mezquitas.  En un viaje totalmente inventado e inverosímil, un viaje fantástico a lugares donde sólo podemos llegar con nuestra imaginación, como los que nos describen en sus obras Julio Verne o Tolkien.

El viaje en la Literatura
 b) Un viaje psicológico, mental, que en muchas

ocasiones va a presentársenos unido al anterior y que tendrá por objeto mostrarnos la evolución interior del personaje protagonista, su aprendizaje en la vida, sus miedos o la búsqueda de sí mismos. A pesar de que es algo que ya apreciamos en algunas de las obras citadas anteriormente, el viaje psicológico es algo que se ha desarrollado extraordinariamente a partir del siglo XIX y, sobre todo, en el siglo XX, gracias a las aportaciones del psicoanálisis y el interés de los intelectuales por mostrarnos el mundo interior de unos personajes en plena evolución.

Formas Narrativas del viaje Literario
 Para contar la experiencia viajera de los personajes

en aquel viaje en que este es el centro mismo de toda la historia, tres han sido y son las formas más habituales de llevarlo a cabo:  Modelo narrativo: al más sencillo y el más prolífico de todos, en el que el narrador o el propio protagonista va narrando el viaje paso a paso, desde el principio hasta el final.  Modelo epistolar: a través de una serie de cartas sucesivas a un destinatario determinado, el viajero nos va descubriendo los distintos aspectos del lugar en que se encuentra.  Modelo narrativo-temporal: en forma de diario en el que el protagonista va narrando día a día sus experiencias y su visión del otro.

Sentidos del Viaje
 Viaje interior: Emprender el viaje interior es

reconocer que nuestro crecimiento pasa por un camino de dentro hacia afuera. En este viaje, nos encontraremos con nuestro espíritu que da vida a nuestra forma física con el fin de fortalecernos como seres humanos en nuestra interacción con el resto de la humanidad.  Viaje a lo infiernos: puede referirse a un viaje físico, como también a la caída moral del ser humano, que convierte su vida en un infierno, donde el sufrimiento, la angustia y la pérdida del verdadero sentido de la vida, arrastran a un vacío existencial, del cual no se puede salir.  Viaje a la muerta: el enfrentarse a la muerte produce un aserie de emociones contradictorias (aceptación/rechazo) las que dependen de la visión personal que se tenga de ella.

Sentidos del Viaje
Sentidos del viaje: - búsqueda de la verdad, de la felicidad, de la inmortalidad; descubrimiento de un centro espiritual: el viaje interior; - la peregrinación y la búsqueda de la tierra prometida; - rito de iniciación: el viaje mítico, su sentido y sus etapas; - visión y crítica social: la moral en la vida humana.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->