Está en la página 1de 2

CARACTERI STI CAS DE UN

BUEN COMUNI CADOR
POSI BLE EFECTO EN EL
OYENTE
Sabe escuchar El oyente se siente escuchado y
apreciado
Usa adecuadamente el contacto
ocular: mira mucho, pero no
demasiado
El oyente se siente escuchado, pero
no amenazado
Articula con claridad; no utiliza un
vocabulario 'raro¨ o inusual
El oyente se siente escuchado, pero
no amenazado
Secuencia las ideas con lógica y con
claridad
El oyente puede comprenderle con
facilidad
Muestra sensibilidad y preocupación
hacia los sentimientos del oyente
El oyente puede relajarse, sabiendo
que el hablante no va a herir sus
sentimientos
Sabe cuándo debe terminar una
conversación
El oyente puede dejar la
conversación cuando quiera
Cuenta historias o hechos interesantes
para el oyente
El oyente encuentra la conversación
interesante
Deja pausas y no interrumpe Demuestra al oyente que entiende lo
que le ha contado previamente
A veces comete errores en la
conversación
El oyente se siente cómodo y no le
preocupa cometer errores
Utiliza el sentido del humor y se ríe
con el oyente
Sentir que se comparten sentimientos
hace que la conversación sea más
agradable
Usa una entonación adecuada (no
monótona)
Ayuda a la comprensión y a que sea
agradable escuchar al otro
Recuerda lo que el oyente ha dicho
antes durante la conversación
Confirma que el oyente está
poniendo atención y que valora lo
que el hablante ha dicho previamente
Está lo suficientemente cerca (pero
no demasiado) del oyente
El oyente no tiene que hacer
esfuerzos para escuchar lo que dice
el hablante.
Está lo suficientemente lejos del
oyente
El oyente no se siente incómodo o
amenazado
Demuestra al oyente que entiende lo
que le ha contado previamente
Confirma que el oyente está
escuchando entendiendo lo que el
hablante dice







CARACTERI STI CAS DE UN
MAL COMUNI CADOR
POSI BLE EFECTO EN EL
OYENTE
Mira aburrido o no escucha El hablante se siente poco valorado
Toca al otro muchas veces o está
demasiado cerca
El interlocutor se siente irritado o
amenazado
Mira fijamente o hacia otro lado El interlocutor piensa que el otro no
está interesado en la conversación
Habla muy bajo como mascullando Dificultades para entender al
hablante; le pide muchas veces que
repita
Habla mucho y no deja pausas Aburre al interlocutor y no permite
que se introduzca en una
conversación
Habla demasiado deprisa Dificultades para comprender lo que
dice
Interrumpe Interrumpe el flujo de pensamiento
del hablante; indica falta de interés
Habla con una entonación monótona
o demasiado bajo o demasiado alto
Irrita al interlocutor; el oyente tiene
que prestar mucha atención
Habla continuamente sobre sus
propias opiniones o intereses
Aburre al otro y hace que el oyente
se sienta escasamente valorado
Mira al reloj cuando está escuchando El interlocutor siente que el oyente
está más interesado en otras cosas
Habla de forma agresiva o poco
educada durante las discusiones
El oyente se siente amenazado o
enfadado
No explica la jerga que utiliza El oyente se siente confundido o
tiene que pedir muchas aclaraciones
Divaga o vacila cuando habla El interlocutor encuentra difícil
entenderle y pierde interés en la
conversación
No entiende al hablante El hablante se siente frustrado y
necesita continuamente hacer
clarificaciones o repetir