Está en la página 1de 1

Introducción: se evalúa la acción del tratamiento con losartán sobre la uricemia, en pacientes hipertensos en el medio comunitario.

Material y método: estudio de farmacovigilancia, observacional, prospectivo, multicéntrico, no aleatorizado, abierto, de 1 año de seguimiento. Centros de atención primaria de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora. Se incluyó a 275 pacientes de 67,5 años, con hipertensión arterial, no diabéticos y diabéticos (n = 19), a los que se trató con losartán, 50 mg/día. A las 8 semanas se aumentaba a 100 mg/día si era preciso. Si a las 24 semanas la presión arterial (PA) persistía elevada, se añadía hidroclorotiazida, 25 mg. Se procedió a la toma de sangre para uricemia, creatinina, electrolitos, glucemia, colesterol y triglicéridos al comienzo y a las 48 semanas de tratamiento. Resultados: la uricemia disminuyó significativamente en el grupo de pacientes tratados con losartán y losartán + tiazidas. El 30% de los pacientes recibió 50 mg de losartán, el 14%, 100 mg y el 56%, losartán + tiazida. La PA media ± desviación estándar varió desde 166 ± 29 mmHg de sistólica y 96 ± 19 mmHg, al comienzo del estudio, a 145 ± 23 mmHg de sistólica y 83 ± 18 mmHg de diastólica al finalizarlo. La creatinina, el sodio, el potasio, la glucemia, el colesterol y los triglicéridos no sufrieron deterioro durante el año de seguimiento. Conclusiones: el losartán es un fármaco seguro, con pocos efectos secundarios y que, tras 1 año de seguimiento, disminuye la uricemia sin deterioro del perfil lipídico, hidrocarbonato ni renal. Se postula como fármaco de primera elección en hipertensos mayores con hiperuricemia.