LOS PROFESORES COMO INTELECTUALES TRANSFORMATIVOS- GIROUX CAPÍTULO IX.

El llamamiento actual al cambio educativo representa al mismo tiempo una amenaza y un desafío para los profesores de la escuela pública. La amenaza está representada por una serie de reformas educativas que muestran escasa confianza en la habilidad de los profesores para ejercer el liderazgo intelectual y moral por ejemplo ignoran el papel que desempeñan los profesores en la formación de los estudiantes como ciudadanos críticos y activos. Allí donde los profesores entran de hecho en el debate, son objeto de reformas educativas que los reducen a la categoría de técnicos superiores. El mensaje implícito parece ser el de que los profesores no cuentan cuando se trata de examinar críticamente el proceso de reforma educativa. Estos tienen el reto de comprometerse haciendo la autocrítica necesaria con respecto a la naturaleza y finalidad de la preparación del profesorado, el perfeccionamiento y las formas dominantes de enseñanza en el aula. Para que esto ocurra es necesario desarrollar una perspectiva teórica que redefina la naturaleza de la crisis educativa y que proporcione la base para un punto de vista alternativo sobre la formación y el trabajo de las profesores. El reconocimiento de que la actual crisis educativa tiene mucho que ver con la tendencia progresiva a la reducción del papel de los profesores en todos los niveles educativos es un prerrequisito teórico necesario para que los docentes se organicen con eficacia y dejen oír colectivamente su voz. Deben luchar además con una percepción pública cambiante de su papel como profesionales de la reflexión. En primer lugar opino que es necesario examinar las fuerzas ideológicas y materiales que han contribuido a la proletarización del trabajo del profesor (reducirlos a la categoría de técnicos) con la función de gestionar y cumplimentar burocráticamente programas curriculares. En segundo lugar está la necesidad de defender las escuelas como instituciones esenciales para el mantenimiento de la democracia crítica y para defender a los profesores como intelectuales transformativos que cambian la reflexión y la práctica con el fin de educar ciudadanos activos.

Devaluación y deshabilitación del trabajo del profesor. Ocurre a cargo de ideologías instrumentales que acentúan el enfoque tecnocrático que se basa en una serie de importantes postulados pedagógicos: -estandarización del conocimiento escolar con vistas a mejor gestión y control del mismo (por ejemplo) -orientación conductista

-énfasis en el dominio de áreas y métodos. No sólo se descalifica a los profesores. la enseñanza como ciencia aplicada y una visión del profesor como ejecutor de principios y leyes del aprendizaje. Estas son las pedagogías de gestión cuya cuestión central se reduce a cómo asegurar los recursos para lograr que se gradúe el mayor número posible de estudiantes dentro de un tiempo determinado. económicos y sociales a través de sus pedagogías. sino que el aprendizaje y la pedagogía se convierten en algo rutinario y además adoptando un postulado teórico según el cual todos los estudiantes pueden aprender usando los mismos materiales y técnicas. Los problemas de este enfoque son desarrollados por Dewey “son programas de adiestramiento que sólo acentúan la habilidad. En primer lugar ofrece una base teórica para examinar el trabajo docente como una forma de tarea intelectual. [MERIEU] Así pues. En tercer lugar aclara el papel de los docentes en la producción y legitimación de diferentes intereses políticos. Se detienen en la cuestión de de qué manera transmitir mejor un cuerpo dado de conocimientos (mediante recompensa-castigo). Bajo esta orientación se esconde una metáfora de producción. En segundo lugar aclara los tipos de condiciones ideológicas y prácticas necesarias para que los profesores actúen como intelectuales. con metodologías que hacen negar la necesidad misma del pensamiento crítico. La función de pensar y organizar los currículos le corresponde a otros. Las particularidades de cada subjetividad no interesan aquí. Los profesores como intelectuales transformativos contemplan así a los docentes es la base para reestructurar y repensar la naturaleza del trabajo docente. Desde esta perspectiva los profesores se contemplan como hombres y mujeres libres con una especial dedicación a los valores de la inteligencia y capacidad crítica de los jóvenes. No muestran preocupación por estimular el deseo intrínseco del niño por aprender. . El conocimiento se fracciona en partes discontinuas estandarizadas. el modo en que lo hacen y los objetivos que persiguen. Desde ya toda actividad humana implica alguna forma de pensamiento y desde aquí exaltamos la capacidad humana de integrar pensamiento y práctica. las racionalidades tecnocrática e instrumental desempeñan un papel cada vez más importante en la reducción de la autonomía del profesor con respecto al diseño de los currículos. Esto significa que deben tener un papel importante en la configuración de los objetivos y condiciones de la enseñanza. Debemos insistir en la idea de que los profesores deben ejercer activamente la responsabilidad de plantear cuestiones serias acerca de lo que ellos mismos enseñan. Además un postulado subyacente indica que la conducta de los profesores necesita ser controlada y convertida en algo coherente y predecible.

culturales y sociales ligados a temas de poder y control. Entonces la reflexión y la acción críticas se convierten en parte de un proyecto social fundamental. relaciones sociales y valores.También es importante contextualizar en términos políticos y normativos las funciones sociales concretas que realizan los docentes. Son instituciones que encarnan y expresan cierta lucha sobre formas de autoridad. por el contrario son lugares que representan formas de conocimiento. Sirven para introducir y legitimar formas particulares de vida social. Las escuelas no son lugares neutrales. Las escuelas no se limitan a transmitir conocimiento objetivamente. etc. Un punto de partida para plantear la cuestión de la función social de los profesores como intelectuales es ver las escuelas como lugares económicos. Hacer lo político más pedagógico significa servirse de formas de pedagogía que traten a los estudiantes como sujetos críticos. usos lingüísticos. . Propone examinar las fuerzas ideológicas y materiales que han contribuido a la proletarización del trabajo del profesor: Reduccionismo de los profesores a la categoría de técnicos especializados dentro de la burocracia escolar. regulación moral. y por tanto tampoco los profesores pueden adoptar una postura neutral. conceder a los estudiantes voz y voto en sus experiencias de aprendizaje. **** Giroux: “los profesores como Intelectuales transformativos”. hacer problemático el conocimiento. tipos de conocimiento. estableciendo qué relación tienen con la sociedad dominante. recurrir al diálogo. con la consiguiente función de gestionar y cumplimentar programas curriculares en lugar de desarrollar críticamente las currículas para ajustarse a preocupaciones pedagógicas específicas: defensa de la escuela como instituciones esenciales para el desarrollo de una democracia crítica y para también defender a los profesores como intelectuales transformativos: combinan la reflexión y la práctica académica con el fin de educar a los Estudiantes para que sean ciudadanos reflexivos y activos. pues dicha instrucción representa una lucha en torno a las relaciones de poder. Hacer lo pedagógico más político significa insertar la instrucción escolar directamente en la esfera política.

La conducta de los profesores necesita ser controlada y convertida en algo coherente y predecible a través de diferentes escuelas. Conceder a los estudiantes voz y voto en sus experiencias de aprendizaje. planificación y el diseño de los currículum de los procesos de aplicación y ejecución. Servirse de formas de pedagogía que encarnen intereses políticos de Naturaleza liberadora. económicos y sociales. - . devolución del trabajo crítico e intelectual en razón de la primacía de las consideraciones prácticas. Sirve para Relacional el objetivo de la educación de los profesores. opuesto a la concepción instrumental. la idea de que los estudiantes presentan una heterogeneidad social. Los programas de educación del profesorado proveen metodologías que anulan el pensamiento crítico. - Intelectual Transformativo: Debe hacer lo pedagógico más político.Como base teórica para examinar el trabajo de los docentes como tarea intelectual.Aclara el papel que desempeñan en la legitimación de intereses políticos. 3. Dentro de esta teoría pedagógica gestionaría. estandarización del conocimiento escolar. aludiendo a la reflexión crítica como parte de un proyecto social fundamental. Como crítica teórica de las ideologías tecnocráticas e instrumentales subyacente a una teoría educativa que separa la conceptualización. 2. Problema relacionado con el Aprendizaje se reduce a un problema de gestión.Aclara las condiciones ideológicas y prácticas nerviosas para que los profesores actúen como intelectuales.- Creciente desarrollo de Ideologías Instrumentales que acentúan el enfoque tecnocrático: Separación de la concepción de la ejecución. de la instrucción pública y del perfeccionamiento de los docentes como los principios necesarios para desarrollar una ordenación y una sociedad democráticas. hacer problemático el conocimiento. cultural y económica no halla asidero (¿?) - - - Categoría de Intelectual: 1. insertando la instrucción escolar en la vida política. que traten a los estudiantes como Sujetos Críticos.

b) Defender la escuela como institución esencial para el mantenimiento de una democracia crítica. el profesor como un profesional reflexivo de la enseñanza. No se limitan a transmitir objetivamente conocimiento y valores. Introduce la categoría de intelectual. Apunta a individuos y grupos de múltiples contextos culturales. insertar la enseñanza en el debate del proyecto social. no al estudiante aislado. las mismas técnicas y modalidades. cultural y social. que debe ejercer activamente la responsabilidad de plantear cuestiones serias acerca de lo que enseña. postura que actúa a partir del postulado teórico de que todos los estudiantes pueden aprender utilizando los mismos materiales. El reconocimiento de que la actual crisis educativa tiene mucho que ver con la tendencia progresiva a la reducción del papel de los profesores es un prerrequisito para que los docentes se organicen con eficacia: a) Observar las fuerzas ideológicas y materiales que llevaron a la proletarización del trabajo: los profesores reducidos a técnicos especializados. Lo que propone es hacer lo pedagógico más político y lo político más pedagógico.**** Las reformas educativas actuales muestran escasa confianza en la habilidad de los profesores de la escuela pública. . La función social sería ver la escuela como lugar económico. El enfoque tecnocrático se basa en: Estandarización del conocimiento escolar Devaluación del trabajo crítico e intelectual Los enfoques actuales constituyen pedagogías de gestión porque las cuestiones centrales referentes al aprendizaje se reducen a un problema de gestión.