Está en la página 1de 3

LALALALA PEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍA HUMANAHUMANAHUMANAHUMANA YYYY LALALALA ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA

YYYY LALALALA ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA Debemos enseñar a nu estros niños –¡y a nuestros

Debemos enseñar a nu estros niños –¡y a nuestros dirigentes políticos y empresariales!- los hech os fundamentales de la vida: por ejemplo, que la materia tiene ciclos con tinuos a través de la trama de la vida; que la energía que conduce los ciclos ecológicos fluye del sol; que la diversidad a segura la resiliencia; que los dese chos de una especie constituyen el aliment o de otra especie; que la vida, de sde sus inicios hace más de 3.000 millones de años, no se propagó por el plane ta por el combate sino por el trabajo en re d. Enseñar este conocimiento ecol ógico, que también es sabiduría antigua, s erá la función más importante de la educación en el siglo XXI.

La comprensión cabal d e los principios de la ecología requiere una forma de ver el mundo y una nueva forma de pensar en términos d e

relaciones, conexiones de relaciones entre los

comprender cabalmen te los principios de la ecología, por lo tanto, necesitamos pensar en términos de relaciones y contexto. Ese pens amiento “contextual” o “sistémico ” implica varios cambios de percepción qu e van a contrapelo de la cienci a y la educación tradicionales de Occident e.

nueva

y contexto. La ecología es en primer lugar u na ciencia miembros de las comunidades de los ecosi stemas. Para

Esta nueva forma de pe nsamiento también está surgiendo en la pr imera línea de la ciencia, donde se está desarrollando una nueva concepción sistémica de la vida. En lugar de v er al universo como una máquina compue sta de partes elementales, los científicos han descubierto que el mundo m aterial, de

última, es una red de m odelos de relaciones inseparables; que el p laneta en su

conjunto es un sistema

vivo, autoregulado.

La idea del organismo h umano como una máquina y de la mente como una

entidad separada está

solamente el cerebro, si no también el sistema inmunológico, los tej idos del

cuerpo e incluso cada

concepción ya no ve la evolución como una lucha competitiva po r la existencia, sino más bie n como una danza cooperativa en la cual l as fuerzas motoras son la creativid ad y el surgimiento constante de la noveda d.

siendo sustituido por una concepción que v e no

célula, como sistemas vivos, cognitivos. Esta

Por consiguiente, enseñ ar ecología exige tener un marco conceptu al que es

muy diferente al de las

señalan esto en todos lo s niveles de enseñanza, desde los niños mu y pequeños

hasta los estudiantes un iversitarios. Además, la ecología es intrínsec amente multidisciplinaria, porqu e los ecosistemas conectan al mundo vivo con el mundo inanimado.

disciplinas académicas convencionales. Lo s profesores

La ecología, por lo tanto , se basa no solamente en la biología sino también en la geología, la química atmosférica, la termodinámica y otras ram as de la ciencia. Y en lo referent e a la ecología humana, tenemos que aña dir una vasta gama de otros campos , entre ellos la agricultura, la economía, el d iseño industrial y la política. La educación para la sustentabilidad implica enseñar ecología en esta forma sistémica y multidisciplinaria. Cuando estud iamos en

profundidad los principi os básicos de la ecología encontramos que

estrechamente interrela cionados. Son tan solo aspectos diferentes de un único modelo fundamental d e organización que ha permitido que la nat uraleza

están

d e organización que ha permitido que la nat uraleza están PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH

PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA

que ha permitido que la nat uraleza están PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA

LALALALA PEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍA HUMANAHUMANAHUMANAHUMANA YYYY LALALALA ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA

YYYY LALALALA ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA sostenga la vida durant e miles de millones de años. En

sostenga la vida durant e miles de millones de años. En resumen: la naturaleza

sostiene la vida creando

y alimentando comunidades.

Ningún organismo podrí a existir aislado. Los animales dependen de

fotosíntesis de las planta s para sus necesidades energéticas; las pla ntas

dependen del dióxido d e carbono producido por los animales, así como del

nitrógeno fijado por las

y microorganismos, reg ulan toda la biosfera y mantienen las condic iones

propicias para la vida. L a sustentabilidad, por lo tanto, no es una pr opiedad individual sino una propi edad de toda una red de relaciones. Siem pre implica una comunidad.

la

bacterias en sus raíces; y todos juntos, plant as, animales

Esta es la lección profun da que necesitamos aprender de la natura leza. La forma de sostener la vid a es construir y nutrir la comunidad.

Cuando enseñamos est o en nuestras escuelas, para nosotros es im portante que

los niños no solamente

experimenten en la natu raleza –en el jardín escolar, en la playa, o

de un río- y que tambié n vivencien la comunidad mientras se conv ierten en alfabetizados ecológica mente. De lo contrario, podrían terminar la escuela y

ser ecologistas teóricos de primer nivel, pero sin que les importe mu cho la naturaleza, sin preocup arse mucho por el planeta. En nuestras escu elas de ecoalfabetización quer emos crear experiencias que provoquen un a relación emocional con el mund o de la naturaleza.

comprendan la ecología sino que también la

en el lecho

Vivenciar y comprender los principios de la ecología en el jardín de una escuela

o en un proyecto de rec uperación de un riachuelo son ejemplos d e lo que

actualmente los educa dores denominan “aprendizaje basado en

Consiste en facilitar exp eriencias de aprendizaje que comprometa n a los estudiantes en complej os proyectos del mundo real, en reminiscen cia de la vieja tradición del apren diz. El aprendizaje basado en proyectos no solamente brinda a los estudiantes importantes experiencias –cooperación, tut ela, integración de diversas i nteligencias- sino que también constituye u na mejor forma de aprender.

proyectos”.

Ha habido algunos estu dios muy interesante sobre cuánto retenem os cuando se nos enseña algo. Los investigadores han descubierto que despu és de dos semanas recordamos s olamente el 10 por ciento de los que leímos , pero el 20 por ciento de los que es cuchamos, el 50 por ciento de lo que disc utimos, y el 90 por ciento de lo que experimentamos. Para nosotros este es uno de los argumentos más persua sivos para optar por el aprendizaje vivencia l, basado en proyectos.

La comunidad es esenc ial para comprender la sustentabilidad, y ta mbién es

esencial para enseñar e cología en la forma multidisciplinaria que r equiere. En los colegios es necesari o integrar diversas disciplinas para crear un curriculum orientado a la ecología . Obviamente esto es posible únicamente s i los profesores de las distinta s disciplinas colaboran, y si la administració n de la institución hace posible esa colaboración. En otras palabras, las rel aciones

conceptuales entre las

si hay relaciones human as correspondientes entre los profesores y lo s

diversas disciplinas pueden hacerse explícit as solamente

s diversas disciplinas pueden hacerse explícit as solamente PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH

PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA

disciplinas pueden hacerse explícit as solamente PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA

LALALALA PEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍAPEDAGOGÍA HUMANAHUMANAHUMANAHUMANA YYYY LALALALA ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA

administradores.

ECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍAECOLOGÍA administradores. Diez años de trabajo no s han convencido de que la mejor

Diez años de trabajo no s han convencido de que la mejor manera de educar para una vida sustentab le es cuando toda la institución se transform a en una comunidad estudiosa. E n esa comunidad, los profesores, estudiant es, administradores y padre s están conectados en una red de relacion es,

trabajando juntos para f acilitar el aprendizaje. La enseñanza no fluy e de arriba

a abajo sino que hay un

aprender y cada uno e n el sistema es a la vez profesor y alumno.

intercambio cíclico de conocimiento. El o bjetivo es

En la visión convenciona l de la educación los estudiantes son conc ebidos como sujetos pasivos d e aprendizaje, y los programas de educació n constituyen un conjunto de informaciones predeterminadas, descontextualizadas. Nu estra pedagogía de la educación para la vida sustentable rompe com pletamente con este criterio. Compromete mos a los estudiantes en el proces o de aprendizaje con la ayuda de proyect os de la vida real. Esto genera una fu erte motivación y compromete emocional mente a los estudiantes. En lugar de presentar información predeterminada y descontextualizada pro movemos el pensamiento crítico, el cuestio namiento y la experimentación, rec onociendo que el aprendizaje implica la co nstrucción del significado conform e a la historia personal del estudiante y su c ontexto cultural.

La educación para una vida sustentable es una empresa que trasc iende nuestras diferencias étni cas, de cultura o de clase. El planeta Tierra es nuestro hogar en común, y crea r un mundo sustentable para nuestros niños y para las futuras generaciones es nuestra tarea en común. – Servicio Informa tivo de la Red del Tercer Mundo.

Sobre el autor: Fritjof Ca pra, PhD, físico y teórico de los sistemas, es director fundacional de la institu ción Center for Ecoliteracy en Berkeley, Cali fornia. Allí se promueve la ecología y el pensamiento sistémico en educación pr imaria y secundaria.

Traducción de Raquel N úñez del original en inglés “Understanding a nd Experiencing Ecology”, q ue fue publicado por primera vez en la rev ista Resurgence (Nº 226, set iembre/octubre de 2004, “Landscapes of L earning”).

set iembre/octubre de 2004, “Landscapes of L earning”). PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH

PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA

de 2004, “Landscapes of L earning”). PEPEPEPE DAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍADAGOGÍA HHHH UMANAUMANAUMANAUMANA