P. 1
Moda y costumbres en la época victoriana

Moda y costumbres en la época victoriana

|Views: 77|Likes:
Publicado porVirgi Ban

More info:

Published by: Virgi Ban on Aug 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/18/2014

pdf

text

original

• •

• •

1. Modas y costumbres en la Inglaterra Victoriana Trabajo realizado por : Karen Espigares, Carmen García Natalia Bravo 2. Características de la época Victoriana La época victoriana de gran bretaña marcó la cúspide de la revolución industrial británica, aunque se usa comúnmente para referirse al periodo del reina victoria, esta etapa fue precedida por la regencia y continuada por el periodo edurniano. La reina victoria gobernó en un tiempo dominado por los hombres. Tenía 18 años cuando fue coronada reina de los británicos y supo mantener su trono durante 64 años. Cuando victoria ascendió al trono, Inglaterra era esencialmente agraria y rural; a su muerte, el país se encontraba altamente industrializado y estaba conectado por una de ferrocarril en expansión. Las primeras décadas del reinado de victoria fueron testigos de una de serie de epidemias (tifus y cólera), fallo en la producción de grano, colapsos económicos y disturbios por el derecho al voto. A medida que el país crecía, cada vez mas conectado mediante la expansiva red de ferrocarril, las pequeñas comunidades, antes aisladas, quedaron expuestas y economías enteras se trasladaron a las ciudades, ahora más accesibles. 3. La reina Victoria (1819-1901) Fue una mujer seria y con gran sentido de la autoridad y de la familia, devolvió el prestigio a la corona y símbolo viviente de los éxitos sociales y económicos obtenidos. Viuda desde 1861, instauró con la ayuda de Disraeli una amplia política imperialista. En el plano religioso fue muy tolerante y como jefe supremo de las iglesias inglesa y escocesa, evitó todo enfrentamiento entre ellas. También protegió a los católicos, eternos perjudicados en la Inglaterra protestante. 4. Características del periodo victoriano Se despierta una conciencia social nueva. Las clases medias se hacen más exigentes que en la época romántica. El imperio británico impone su hegemonía. La revolución industrial alcanza su máximo grado de desarrollo. Hay un lugar para el mercado literario activo. La literatura se dirige a la sociedad. La controversia religiosa, el reformismo social, el debate político, la educación de las masas y el interés por el arte son temas del momento tratados por la literatura. 5. La época victoriana recibe influencias del romanticismo: La novela gótica, fantástica y sentimental del romanticismo cede el paso al compromiso social y al realismo detallista. Literatura y sociedad están fuertemente entrelazadas no es posible separar la personalidad del escritor de su entorno social. Principales rasgos de la sociedad victoriana: Políticamente: estrechos prejuicios de insularidad y grandes planes imperiales. Intelectualmente: creencia en el progreso y negación del pecado original. Literariamente: actitud romántica y a la vez didáctica. El hombre en todos los campos. Filosofía social: Mill, Carlyle, Morris Ciencia: Darwin, Newton Literatura: Arnold, Pater Ficción: Dickens, George Eliot. Estética: Morris, Ruskin . 6. Entretenimiento de los ingleses victorianos Las bandas de música municipales y los quioscos de música fueron populares durante esta época. El quiosco de música: es una construcción simple que no solo crea un lugar ornamental, facilita necesidades acústicas y ofrece protección ante el cambiante clima británico. Las bandas de música municipales: era común escuchar el sonido de las bandas mientras se paseaba por los parques, en aquellos tiempos la grabación musical era aún algo muy novedoso. La literatura también fue una forma muy popular de entretenerse en la época victoriana y surgieron grandes escritores que aunque causaron escándalo son reconocidos hoy en día. Son : Chales Dickens Las hermanas Brontë ( Emily, Charlotte y Anne ) Lewis Carroll. George Wells Oscar Wilde Robert Louis Stevenson 7. Costumbres de la sociedad victoriana 8. LA RELIGIÓN La Religión fue uno de los valores más sólidos de la época en un estado confesional en el que la reina ocupaba la cabeza de la Iglesia anglicana. Además de la Iglesia oficial o establecida, otros credos religiosos compiten por abrirse paso: son las iglesias protestantes separadas en diversos momentos de la Iglesia anglicana, y la Iglesia católica La religión enmarcó la biografía de las personas en una serie de ceremonias (bautismo, boda, fallecimientos) y también pautó su calendario, imponiendo la observancia

• •

del domingo como día del Señor. Clasificación de los grupos religiosos. Junto a las tres divisiones mayores (Anglicanismo, Disidencia y Catolicismo) Dentro de la Iglesia Anglicana surgió en la década de 1830 una corriente, el Movimiento de Oxford, que insistió en el desarrollo del ceremonial litúrgico como vía de acercamiento de los fieles a Dios. 9. LA MUJER En las primeras décadas del siglo XIX fue extendiéndose entre la clase media, y con más dificultad entre los restantes grupos sociales, un ideal de feminidad que suponía la exclusión de la mujer de la esfera pública y laboral, reservada al varón, y su dedicación al cuidado de la familia. La idea de la separación de esferas, con la mujer dedicada al ámbito doméstico, tenía como reverso la exclusividad del ámbito público para el marido, un territorio en el que la mujer no estaba capacitada para desempeñarse. El reino de la mujer es el hogar y a su cuidado y embellecimiento, Una de las pocas actividades independientes de la mujer fuera del hogar es la visita a familias pobres para ejercer la caridad. El complicado ejercicio de vestirse. . Y es que vestir a la mujer resulta laborioso, como también lo es moverse dentro de unos ropajes. Las mujeres de las clases media y alta contaban para el desempeño de los trabajos del hogar con el auxilio de personal doméstico, en su mayor parte femenino, que en las familias más acomodadas constituía un numeroso grupo dividido en categorías y albergado en las habitaciones de la planta superior, reservadas a los criados. 10. LA SEXUALIDAD La sexualidad fue uno de los ámbitos en los que más se aprecian las diferencias que los victorianos asignaban a mujeres y hombres. Frente a la imagen angélica de una mujer carente de apetitos sexuales, el varón, que llega tarde al matrimonio, ha de dar rienda suelta a sus impulsos. El desarrollo de la prostitución, también facilitado por la situación de pobreza de amplios sectores de la población, la prostitución fue objeto de regulación ante el temor de la expansión entre el ejército de enfermedades venéreas 11. MUJER DE LOS SECTORES POPULARES La mujer siguió ejerciendo actividades remuneradas fuera del hogar, hasta el punto de componer la mayoría de la población trabajadora en la industria textil, Distribución por sectores de la población femenina británica: el servicio doméstico, sobre todo, la industria textil y la confección. Si los ingresos aportados por las mujeres trabajadoras fueron escasos fue porque su trabajo estuvo peor pagado que el varón, tanto por la falta de cualificación de la mayoría de sus ocupaciones. Desde mediados del siglo XIX la introducción de centros de enseñanza secundaria para mujeres,supuso un cambio importante en la calidad de la educación femenina. El acceso a las profesiones relacionadas con la salud fue uno de los terrenos en los que la mujer encontró mayor oposición. La participación en la vida política en igualdad de derechos con los hombres fue una temprana reivindicación de las mujeres de clase media que no se cumplió durante la época victoriana Planteamiento de la primera petición de sufragio femenino. 12. La moda de la mujer victoriana 13. La moda femenina de 1840 se puede resumir en tres grandes rasgos: cintura baja, mangas más ceñidas o abombadas solo en el antebrazo, y faldas largas y voluminosas. El cuerpo y la falda estaban habitualmente unidos, y para dar volumen a las faldas se utilizaba multitud de enaguas (lo que producía el llamado "efecto cubretetera") En los últimos años este efecto se exageró con el uso de un polisón llamado "crinoline"- porque estaba hecho de crin de caballo-. No hay que confundirlo con la futura "crinoline", que era un armazón de círculos metálicos atados con cintas, que se emplearía a partir de la década de los 50 para ahuecar todavía más las faldas, pero que acabó llamándose igual. 14. Alrededor de 1800 el estilo de vestido que estaba en boga en Europa era el denominado estilo imperio : El diseño era sencillo, con la cintura muy alta, anudada bajo el pecho, sin marcar la figura, con un largo hasta los tobillos dejando ver los pies. Las mangas cortas tipo farol o largas ajustadas. Bajo el vestido, elaborado con telas muy finas como la muselina, se usaban ligeras enaguas de algodón. Para protegerse del frío las damas utilizaban abrigos de

• •

lana fina; uno de los modelos más utilizados era una chaquetilla corta del tipo torera, habitualmente con mangas abullonadas y doble botonadura. En otras ocasiones los vestidos se cubrían con chales 15. No podemos dejar de mencionar la importancia del "chal", como complemento que vuelve a estar de moda en esta década -y no solo los de cachemira, sino también los de Paisley, ya que la reina Victoria tenía una residencia en Balmoral-. También aparecen distintos tipos de capas. 16. Los mobcaps o cofias de algodón blanco tan populares en el siglo XVIII y los primeros años del XIX utilizados para cubrir la cabeza en el interior del hogar y posteriormente utilizados por el servicio, fueron paulatinamente evolucionando hacia los bonnets, un sombrero de ala ancha que se ataba con una lazada bajo la barbilla. El bonnet se confeccionaba en varios estilos : el cottage bonnet un bonete tipo campesino, hecho de paja y adornado con sencillez, el sun bonnet, más ancho para proteger la cara de los rayos solares, el drawn bonnet, un gorro más elegante y elaborado, típico de las damas victorianas de ciudad, el poke bonnet, o bonete con un velo muy fino que cubría el rostro y el elaborado y recargado tall-crowned bonnet, con la parte posterior más alta y muy ornamentado con flores, lazos y telas. Los materiales utilizados para confeccionarlos eran terciopelo, satén, algodón, gasa y paja. 17. A medida que avanzaban los tiempos y la sociedad industrial adquiría un mayor nivel adquisitivo, los trajes fueron haciéndose más recargados, con vistosos bordados, telas llamativas y caras como el terciopelo y la seda de colores, mientras que lazos y azabaches dotaban de un espectacular acabado a trajes como los flounced dresses, vestidos de faldas de capas o volantes. Estos vestidos, contrariamente a los empire gowns, eran muy ajustados al cuerpo, de mangas largas marcando la cintura con chaquetas estrechas y ceñidas a la cintura. Su longitud era larga, sin dejar ver los pies de las damas. 18. Hacia la segunda mitad del siglo, sobre 1870 un nuevo estilo de vestido se hizo muy popular: el hourglass dress . Su forma de reloj de arena con un cuerpo muy ceñido, destacando el busto y la cintura para hacerse más ancha en las caderas la proporcionaba no sólo el vestido sino también los corsés que tan de moda se pusieron – y tantos problemas de salud le causaron a las mujeres. Para acentuar aún más la estrechez de la cintura, el vestido se ancheaba en las caderas y a la altura del trasero con la ayuda de un polisón. 19. En la última década del siglo, la mujer comenzó a liberarse poco a poco de las incomodidades de los polisones y las crinolinas , sustituyéndolas por simples enaguas y pantaloncitos o drawers más adecuados para usar trajes más cómodos y prácticos. La mujer comenzaba a incorporarse paulatinamente al mundo laboral administrativo y necesitaba libertad de movimientos. Las vistosas exageraciones de mitad de siglo dieron paso a trajes con twill walking skirts, faldas circulares , ceñidas con un cinturón y acampanadas en la parte inferior, ligeramente más cortas que sus antecesoras, dejando ver sus botines. Completaba el vestuario de esta nueva mujer una blusa de cuello alto y mangas abullonadas y una chaqueta corta y ajustada. 20. Los complementos más utilizados por las mujeres victorianas eran los parasoles y los pequeños bolsos, tipo bombonera, adornados con azabaches y hechos de satén y terciopelo, con elaborados bordados y abanicos. Como hemos visto poco a poco el proceso de revolución industrial y la incorporación de la mujer a la vida social más allá de la anfitriona casera y madre de familia fueron moldeando los diseños de la moda a través de los años, pero también creando un nuevo modelo de negocio muy lucrativo, que no ha dejado de crecer en los siglos sucesivos. 21. Moda del hombre victoriano 22. Moda del hombre El atuendo masculino , al igual que sucedía con la moda femenina, se va a volver más sobrio, sencillo y funcional. Desaparecen las cinturas estrechas, las espaldas almohadilladas, los calzones coloridos o las levitas con grandes faldones para dar paso a

líneas menos marcadas, colores más oscuros - se considera muy poco elegante vestir en tonos llamativos- y diseños más discretos. 23. El frac, prenda por excelencia del periodo victoriano, se usa tanto durante el día como por la noche, pero en este último caso suele ser de color negro. Sin embargo muchos hombres comienzan a preferir el redingot durante el día, y en verano, la americana. 24. El sombrero de copa, otro icono de la época, se extiende a todas las clases sociales y se utiliza en todo momento; al principio de la década la copa es muy alta, pero progresivamente irá disminuyendo de tamaño. En el campo, se usa a veces un sombrero informal de copa baja. Las camisas de volantes desaparecen, aunque en los primeros años todavía se usan durante la noche; las corbatas se vuelven pequeñas, pero el cuello de las camisas sigue llevándose subido hasta las mejillas, y en ocasiones cubre por completo el de la chaqueta. 25. No obstante la sobriedad de la indumentaria de la época victoriana, hacia 1840 siguen existiendo los dandis, pero son vistos como reliquias del pasado: la figura preminente en la sociedad inglesa de la década es la del respetable burgués, que no desea llamar la atención sino presentar un aspecto respetable en todo momento y lugar. 26. FIN

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->