Está en la página 1de 1

INFECCIONES DE TRASMISION SEXUAL Son causadas por virus, bacterias, hongos y otros gérmenes microscópicos.

Una persona infectada puede seguir propagando la enfermedad sin saber que lo hace, porque puede estar sin síntomas y la infección puede pasar desapercibida. Atacan a personas de cualquier edad y sexo, pero los adolescentes y adultos jóvenes son los que están en mayor riesgo de contagiarse. Las más conocidas son:
         

Tricomoniasis Clamidiasis Candidiasis o Moniliasis Vaginal Gonorrea o Blenorragia Sífilis Chancro blanco Herpes Condilomatosis Hepatitis virales VIH/SIDA Si no se evitan o tratan rápidamente ocasionan esterilidad, enfermedades crónicas e incluso la muerte. Las condiciones que favorecen su contagio son:

Contacto sexual sin protección con personas infectadas.  Recibir transfusiones con sangre no segura o no certificada.  Uso de agujas contaminadas de personas infectadas.  A través de la placenta de la madre enferma al feto o al recién nacido.  Lactancia materna de una madre enferma de SIDA. No es necesaria la penetración anal o vaginal para contagiarse, es suficiente el roce y tocamiento de los genitales para infectarse. Antes de la eyaculación masculina existe salida de líquido preseminal que también es potencialmente infectante. Una persona puede tener dos o más enfermedades en un mismo momento de la vida. El tratamiento de una enfermedad de transmisión sexual debe de ser otorgado y vigilado por un médico y se trata tanto al paciente como a su pareja sexual. No se deben de autorecetar, debido a que si son tratadas de manera errónea pueden tener graves repercusiones.