Está en la página 1de 2

Cómo enseñar a leer a un niño disléxico

La dislexia, un trastorno del aprendizaje que hace que tengas dificultades para leer, es algo que ningún padre desea para su hijo. A pesar de todo, es una lucha a la que debes enfrentarte. Quieres que tu hijo tenga éxito en el colegio pero la dislexia es más difícil para él. Afortunadamente, se han descubierto algunas técnicas que ayudarán a tu hijo cuando está aprendiendo a leer. Esta es una guía sobre la forma de ayudar a que un niño disléxico aprenda a leer casi cualquier cosa.
Nivel de dificultad:

Instrucciones
1.

1
Debes darte cuenta de que tu hijo va a luchar más que sus compañeros cuando vaya al colegio. Esto podría parecer obvio pero resulta difícil para cualquier padre aceptarlo. Estudios han mostrado que a los niños disléxicos les pueden llevar tres años aprender a leer. Podrías luchar durante un período de tiempo significativo. Haz todo lo posible por ser persistente. Recuerda animar siempre a tu hijo.

2.

2
Comienza temprano. Si empiezas pronto a enseñar a tu hijo a leer y deletrear, los resultados serán mejores a largo plazo. Tan pronto como veas que tu hijo tiene problemas, busca formas de ayudarle. La palabra "mediación" es la forma en que la gente suele describir estos programas anticipados, pero realmente es una forma intensiva de enseñar a los estudiantes que necesitan un poco más de ayuda que la mayoría.

3.

3
Céntrate en la fonética. Para los niños disléxicos, la fonética ayuda a aprender a leer a un paso más rápido. Una palabra se divide en sílabas y sonidos. Uno debe aprender primero la forma en que se supone que suena cada sílaba y luego la forma en que suenan juntas. Si enseñas fonética a tu hijo tempranamente, le ayudará más tarde.

4.

4
Consigue un tutor. Los tutores tienen conocimientos de métodos para tratar la dislexia y vienen con soluciones probadas. Un ejemplo de esto es el método OrtonGillingham. Es mejor optar por un tutor que no pertenzca al personal del colegio. De esta forma estarán sólo tu hijo y el tutor, uno a uno. Siempre puedes aprender el método Orton-Gillingham por ti mismo si no puedes permitirte un tutor, pero los tutores son altamente recomendados. Mira la sección de recursos para obtener más información sobre este método.

Necesitarás trabajar con el profesor de tu hijo para animarle a que siga intentándolo.5. Trabaja con el maestro para garantizar que reciba un trato justo y unas tareas adecuadas. Algunas tareas como leer en voz alta o pruebas de lectura serán muy difíciles para tu hijo. 5 Consigue ayuda de su profesor en la clase. .