Está en la página 1de 1

apertura directa : Comunicar con la mayor precisión posible lo que nos ha motivado a acercarnos a esa desconocida.

Le afirmo que me interesa conocerla por unos rasgos físicos, textuales, contextúales o conductuales reales, que he percibido en ese momento, y le brindo la oportunidad de que me seduzca de una forma oficial. Por otra parte, yo la ayudo a seducirme. Ella puede que no sepa que puede hacerlo y que puedo llegar a atraerle, o puede que no sepa gestionar bien su atraccion sobre mi La examino. A partir de ahí, fomentando una conversación de descubrimiento mutuo, voy narrando nuestras reacciones en voz alta.