Está en la página 1de 1

Quien mucho abarca, poco aprieta Quien emprende muchas cosas a un tiempo, generalmente no desempeña ninguna bien.

En casa de herrero, cuchillo de palo.A veces falta una cosa en el lugar donde nunca debiera hacer falta.

Por la boca muere el pez. Es inconveniente hablar más de lo necesario.

A mal tiempo, buena cara. Hay que saber sobrellevar los problemas de la vida.

A palabras necias, oídos sordos. No hay que hacer caso del que habla sin razón.

Cuando hay hambre, no hay pan duro.La necesidad obliga a valorar las cosas mínimas.

Nadie diga: de esta agua no he de bebe. Ninguno está libre de que le suceda lo que a otro.

A falta de pan, buenas son tortas. Cuando falta de algo, se valora lo que puede reemplazarlo.

Perro que ladra, no muerde. Los que hablan mucho, suelen hacer poco.

Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados.. Es diverso el destino de los hombres