Está en la página 1de 2

1.

La tierra

2. El sembrador

3. La semilla

4. Las espinas

Parroquia San Jorge (Quilmes Oeste)

Cada día al encender la televisión o leer el diario uno se encuentra con robos.47).  La tierra somos cada un@ de nosotr@s. La gente se queja en este tiempo de lo difícil que es convivir con los otr@s. Si la semilla es buena y la tierra también. Si no se dan estas condiciones será cada vez más difícil que las personas acepten el mensaje de Jesús y que puedan transformar sus vidas. A continuación ofrecemos una dinámica que les permita a l@s catequistas.6). en las calles.  Las espinas/abrojos son las angustias y preocupaciones cotidianas. maltrato y agresiones dentro y fuera de las casas.13. En estos tiempos donde todo hay que hacerlo muy rápido el ritmo de la naturaleza y de la fe nos enseña que lo importante es sembrar. un tiempo para preparar la tierra. asesinatos. entre otr@s. La comparación del sembrador quiere mostrar al Mesías como un campesino y enseñar a sus oyentes la fuerza que tiene la Palabra en la construcción del Reino.Objetivo: Ayudar a descubrir a l@s niñ@s que El Reino de Dios es una realidad sembrada en las personas.4-15 Jesús es el mejor catequista que podamos imaginar. Para ayudar a completar la ficha de l@s niñ@s:  La Semilla es la Palabra de Dios.6-9) Al final también llega el momento de la cosecha. es decir. discriminación. La germinación nos permite ver cómo crece la semilla. injusticias. de la vida cotidiana (Mt 13.33). en el colegio o en los hospitales. Todas estas experiencias no son queridas por Dios y. con papel secante. tierra. obreros. ¿Por quiénes? ¿Quiénes las siembran? ¿Dónde? ¿Con qué objetivo? (Ayudar a ver a los chicos que la sociedad es muy violenta e injusta. . Utiliza entonces imágenes del campo (Lc 13. Descubrir y ayudar a descubrir el Reino de Dios y sembrar las actitudes que corresponden como bautizad@s es trabajar como un/a campesin@ sembrando en el corazón de las personas una Palabra que permita vivir en una sociedad más justa. Los grupos sociales del tiempo de Jesús luchaban por mantener sus privilegios (Cf. Para terminar el catequista podría invitar a realizar la germinación del poroto en un vaso. Sabemos que si sembramos odios. más libre y más fraterna. Pero en el mejor de los casos es necesario esperar el tiempo que lleva la germinación (1Cor 3. y por eso se “recoge” la violencia que se ha sembrado) La gente del campo suelen estar más acostumbrados a esperar los tiempos de la naturaleza. e imaginaban que el Reino de Dios haría su irrupción trayendo libertad a Israel de la mano de un Mesías que tendría atributos guerreros y actuaría como un conquistador. El sabe qué y cómo es El Reino de Dios. otro para sembrar en los surcos la semilla. por ej. la ficha 7). Hay cosas que no se pueden apurar: la vida del campesino tiene el ritmo propio de la naturaleza. caseras (Lc 11. etc. generalmente tampoco las deseamos cada un@ de nosotr@s. niñ@s y sus padres y madres identificarse con diferentes tipos de suelo donde podría germinar la Palabra de Dios. ni plagas. artesanos y campesinos.  Cada tierra es diferente y cada una produce según su posibilidad. pero que es necesario cuidar que germine y crezca. Sin embargo son provocadas. corrupción de todo tipo. enferm@s. Leer: Lc 8.. mentiras.. etc.33) y de los trabajos comunes de esa época (Mt. Para todo es necesario esperar al menos unos meses y rezar para que no haya sequías. según el terreno y el cuidado. se le podría poner distintos materiales. arena. violencias.  Los pájaros son aquellos que sacan de nosotr@s la Palabra sembrada. cosecharemos más de lo mismo y nuestros deseos verdaderos y profundos de paz y armonía cotidiana quedarán en deseos. piedras. Para enseñar aprovecha todo lo que tiene cerca y hace comparaciones con el objetivo de ayudar a las personas a comprender qué es el Reino que el anuncia. Y quiere compartirlo con sus paisanos: amas de casas. sólo hay que cuidarla de los pájaros y de las malezas.

Intereses relacionados