P. 1
Calculo Integral y Series -Jesus Del v Alle S

Calculo Integral y Series -Jesus Del v Alle S

|Views: 49|Likes:
Publicado porAndrea Urrego

More info:

Published by: Andrea Urrego on Aug 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/10/2014

pdf

text

original

Apéndice I

Métodos de aproximación en el cálculo
1 Fórmula de Taylor
En esta primera parte nos proponemos desarrollar un método general que nos permita encontrar, dada una función
derivable cualquiera y un punto de su dominio, una función polinómica cuya gráfica pase por dicho punto y que nos haga
posible estimar, con un error menor que un valor previamente elegido, los valores que toma la función en un intervalo
abierto que contenga al punto en mención (a este intervalo se le llama entorno del punto).
Para ilustrar nuestro propósito tratemos de hallar un polinomio que nos aproxime los valores de la función
x
y e = en un
entorno del punto 0. x = Para comenzar, hallemos una función polinómica de primer grado (recta) que pase por el punto
(0,1) y tenga una pendiente igual a la de la función ,
x
y e = o equivalentemente hallemos la recta tangente en (0,1) .
Como
x
y e = entonces
0
(0) 1, y e ' = = de donde la recta buscada es 1 1( 0) y x ÷ = ÷ o 1 . y x = + Intuitivamente se espera
que la recta tangente sea, generalmente, la que mejor aproxima los valores que toma la función en los puntos vecinos al
punto de tangencia ya que, además de pasar por el punto, tiene la misma pendiente de la curva (figura 1).
Figura 1
Tratemos ahora de encontrar un polinomio de segundo grado que pase también por el punto (0,1) y tal que sus dos primeras
derivadas en 0 x = coincidan con las de ,
x
y e = que son todas iguales a 1.
420
Lo que se busca con tal polinomio de segundo grado es obtener una curva que tiene en el punto (0,1) la misma ordenada,
la misma pendiente y concavidad con el mismo signo de la función que se desea aproximar.
Por este motivo es de esperar que se haya mejorado la aproximación obtenida con el polinomio de primer grado.
Sea
2
( ) y f x a bx cx = = + + la función buscada.
Entonces, ( ) 2 f x b cx ' = + y ( ) 2 . f x c '' = Luego se debe cumplir que
(0) 1 f b ' = = y (0) 2 1 f c '' = = , de donde
1
2
c =
.
Como hemos supuesto que ( ) f x pasa por (0,1) , entonces (0) 1. f a = = El polinomio buscado será en consecuencia
2
1
2
x
y x = + + (figura 2).
Figura 2
Si se calculan algunas ordenadas para valores de x cercamos a 0, x = se encuentra que el polinomio de segundo grado
proporciona una aproximación mejor que el de primer grado, tal como se puede apreciar en la tabla 1.
De aquí surge una pregunta: ¿cómo lograremos seguir mejorando la aproximación?
Tabla 1
x
0.1
x
e
1.1052
1 y x = +
0.2
÷0.2
1.2214
0.9048
0.8187
1.1000
1.2000
0.9000
0.8000
1.1050
1.2200
0.9050
0.8200
2
1
2
x
y x = + +
0.1 ÷
421
Elementos básicos de cálculo integral y series
La llamada fórmula de Taylor nos permite hallar un polinomio tan aproximado como lo deseemos a la función ,
x
y e = de tal
modo que para mejorar la aproximación basta con aumentar el grado del polinomio.
El siguiente teorema nos da la fórmula general para conocer el polinomio aproximador.
Teorema 1.1: Fórmula de Taylor
Sea ( ) f x una función y n un entero no negativo tal que
( 1)
( )
n
f x
+
existe en el intervalo I. Si a, b son puntos distintos de
I, entonces existe z en ( , ) a b tal que
( ) ( 1)
2 1
( ) ( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( ) ... ( ) ( ) .
1! 2! ! ( 1)!
n n
n n
f a f a f a f z
f b f a b a b a b a b a
n n
+
+
' ''
= + ÷ + ÷ + + ÷ + ÷
+
(1)
Demostración
Definamos a
n
R como la diferencia entre ( ) f b y los primeros ( 1) n + términos de la suma de la derecha de la ecuación (1);
esto es,
( )
2
( ) ( )
( ) ( ) ( )( ) ( ) ... ( ) .
2! !
n
n
n
f a f a
R f b f a f a b a b a b a
n
''
' = ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
(2)
Sea
1 ( )
2
1
( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( )( ) ( ) ... ( ) .
2! ! ( )
n n
n n
n
R b x f x f x
g x f b f x f x b x b x b x
n b a
+
+
'' ÷
' = ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
÷
(3)
Claramente, la función ( ) g x está definida para todo x en I.
Derivándola se obtiene:
( 1) ( )
2 1
1
( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( )( ) ( ) ( ) ( )( ) ... ( ) ( )
2! ! ( 1)!
( 1) ( )
.
( )
n n
n n
n
n
n
f x f x f x
g x f x f x b x f x b x f x b x b x b x
n n
n R b x
b a
+
÷
+
'''
' ' '' ' '' = ÷ ÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ ÷ ÷ + ÷
÷
+ ÷
+
÷
Después de cancelar términos semejantes en la igualdad anterior se llega a:
( 1)
1
( 1) ( )
( ) ( ) ( ) .
! ( )
n
n n n
n
R n f x
g x b x b x
n b a
+
+
+
' = ÷ · ÷ + ÷
÷
(4)
Se ve inmediatamente que si se cambia x por b en la igualdad (3) se llega a ( ) 0. g b = Ahora, haciendo x a = en la misma
igualdad (3), se llega a:
422
1 2
1
2
( ) ( )( )
( ) ( ) ( ) ( )( ) ... o
2! ( )
( )( )
( ) ( ) ( ) ( )( ) ... .
2!
n
n
n
n
R b a f a b a
g a f b f a f a b a
b a
f a b a
g a f b f a f a b a R
+
+
'' ÷ ÷
' = ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
÷
'' ÷
' = ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
Reemplazando la (2) en esta última igualdad y simplificando se obtiene inmediatamente ( ) 0. g a =
Como ( ) ( ) 0, g a g b = = podemos utilizar el teorema de Rolle (módulo 22 del texto Elementos básicos de cálculo diferen-
cial), del cual se deduce que existe z en ( , ) a b tal que ( ) 0. g z ' =
Cambiando x por z en (4), haciendo ( ) 0 g z ' = y despejando
n
R se obtiene:
( 1)
1
( )
( ) ,
( 1)!
n
n
n
f z
R b a
n
+
+
= ÷
+
lo cual completa la demostración.
Observaciones
i. Si en la fórmula para ( ) f b dada por el teorema anterior (fórmula (1)) cambiamos a b por x, se obtiene:
2 ( 1)
1
( )( ) ( ) ( )
( ) ( ) ( )( ) ... ( ) ( ) ; en ( , ).
2! ! ( 1)!
n n
n n
f a x a f a f z
f x f a f a x a x a x a z a x
n n
+
+
'' ÷
' = + ÷ + + + ÷ + ÷
+
Esta fórmula se conoce como desarrollo de Taylor de ( ) f x alrededor del punto . x a =
ii. La suma de los ( 1) n + primeros términos del lado derecho de la igualdad anterior se conoce como polinomio de
Taylor de grado n para la función ( ) f x alrededor del punto x a = y se representa por ( )
n
P x .
iii. El término
( 1)
1
( )
( ) ( )
( 1)!
n
n
n
f z
R x x a
n
+
+
= ÷
+
se llama residuo de grado n (forma de Lagrange) del desarrollo de ( ) f x alrededor del punto x a = .
Cuando ( )
n
R x es pequeño con respecto a ( )
n
P x se puede escribir ( ) ( )
n
f x P x ~ para . x a ~ El error, en valor
absoluto, que se comete en la aproximación está dado por ( )
n
R x .
423
Elementos básicos de cálculo integral y series
iv. Si en la fórmula de Taylor hacemos 0 a = obtenemos la llamada fórmula de Maclaurin para ( ); f x es decir:
( 1)
2 1
(0) (0) ( )
( ) (0) (0) ... ,
2! ! ( 1)!
n n
n n
f f f z
f x f f x x x x
n n
+
+
''
' = + + + + +
+
con z en (0, ) x .
v. Si en la fórmula de Taylor hacemos 0, n = obtenemos:
( ) ( ) ( )( ), f b f a f z b a ' = + ÷ con z ( , ) a b ,
o también,
( ) ( )
( ) ,
( )
f b f a
f z
b a
÷
' =
÷
fórmula que ya habíamos obtenido en el teorema del valor medio (módulo 22 del texto Elementos básicos de
cálculo diferencial).
Ejemplo 1
Halle el desarrollo de Taylor de grado 3 para ( ) ln f x x = en el punto 1. a =
Solución
La función y sus derivadas sucesivas en el punto 1 a = son:
2
3
4 4
( ) ln y (1) 0.
1
( ) y (1) 1.
( ) y (1) 1.
( ) 2 y (1) 2.
( ) 6 y ( ) 6 .
iv iv
f x x f
f x f
x
f x x f
f x x f
f x x f z z
÷
÷
÷ ÷
= =
' ' = =
'' '' = ÷ = ÷
''' ''' = + =
= ÷ = ÷
Por tanto podemos escribir
2 3 4
4
( 1) 2( 1) 6
ln 0 ( 1) ( 1)
2 3! 4!
x x z
x x x
÷
÷ ÷
= + ÷ ÷ + ÷ ÷
, con z en (1, ), x
que simplificada se convierte en
2 3 4
4
( 1) ( 1) ( 1)
ln ( 1) .
2 3 4
x x x
x x
z
÷ ÷ ÷
= ÷ ÷ + ÷
424
Se considera que una aproximación es exacta en las k primeras cifras decimales si el error E, en valor absoluto, es menor
que
( 1)
5 10 .
k ÷ +
×
Así por ejemplo, la primera cifra decimal es exacta si
2
5 10 0.05, E
÷
< × = y las dos primeras cifras decimales serán exac-
tas si
3
5 10 0.005 E
÷
< × = , etc…
Ahora, si a un número que tiene n cifras decimales exactas se le quiere suprimir de la k-ésima cifra decimal en adelante
( ) k n < , entonces se adoptará el siguiente criterio de redondeo:
Si 5,
k
a > entonces la cifra anterior se aumenta en 1.
Si 5,
k
a < entonces la cifra anterior no se modifica.
Así por ejemplo, para reducir a dos cifras decimales el número 1.97695, el 7, por estar seguido del 6, se aumenta en 1, con
lo que se obtiene 1.98. En cambio, el número 1.97495, escrito con dos cifras decimales únicamente, queda reducido a 1.97.
Ejemplo 2
Con la fórmula obtenida en el ejemplo 1 calcule un valor aproximado para ln 1.1 y determine una cota superior para el valor
absoluto del error cometido en la aproximación.
Solución
Sustituyendo x por 1.1 en la fórmula para ln , x tenemos:
2 3 4
4
(0.1) (0.1) (0.1)
ln 1.1 0.1 ,
2 3 4z
= ÷ + ÷
con
1 1.1. z < <
Sumando los tres primeros términos se obtiene
ln 1.1 0.0953. ~
Ahora, como 1, z > podemos escribir
4 4
5
3 4 4
(0.1) (0.1)
(1.1) 2.5 10 .
4 4(1)
R
z
÷
= < = ×
En consecuencia la aproximación para ln 1.1 es exacta en sus cuatro primeras cifras decimales.
425
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 3
Utilice la fórmula de Taylor con 2 n = para calcular cos 60.5º y determine una cota superior para el valor absoluto del
error.
Solución
Como 60.5º está próximo a 60º, o sea a
3
t
rad, y la función coseno y sus derivadas sucesivas son fáciles de evaluar en
dicho punto, eligiremos .
3
a
t
=
Tenemos entonces:
1
( ) cos y cos .
3 3 2
3
( ) sen y sen .
3 3 2
1
( ) cos y cos .
3 3 2
( ) sen y ( ) sen .
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f z z
t t | |
= = =
|
\ ¹
t t | |
' ' = ÷ = ÷ = ÷
|
\ ¹
t t | |
'' '' = ÷ = ÷ = ÷
|
\ ¹
''' ''' = =
Entonces, el polinomio de Taylor de segundo grado
2
( ) P x será
2
2
1
1 3 2
( ) .
2 2 3 2! 3
P x x x
| |
|
| |
t t | | | | \ ¹
= ÷ ÷ ÷ ÷
|
| |
|
\ ¹ \ ¹
\ ¹
Debemos convertir el ángulo de 60.5º a radianes para poder utilizarlo en la fórmula anterior:
0.5
60.5º
3 180 3 360
t t t t
= + = +
radianes.
Por tanto,
2
2
1
1 3 2 360
cos 60.5º 0.49242346.
3 360 2 2 360 2!
P
t | || |
| |
| |
t t t | | | | \ ¹\ ¹
~ + = ÷ ÷ ~
|
| |
|
\ ¹ \ ¹
\ ¹
El error será
3
2
sen
( ) ,
3 3!
z
R x x
t | |
= ÷
|
\ ¹
y como sen 1 z < , podemos escribir:
3
3
7
2
sen 360
1.1 10 .
3 360 360 3! 3!
z
R
÷
t | |
|
t t t | | | | \ ¹
+ = s < ×
| |
\ ¹ \ ¹
426
En consecuencia,
cos60.5º 0.492423, ~ con sus seis cifras decimales exactas.
Ejemplo 4
Encuentre la fórmula de Maclaurin para ( ) sen y 6. f x x n = =
Solución
er
( ) sen y (0) 0.
( ) cos y (0) 1.
1. ciclo
( ) sen y (0) 0.
( ) cos y (0) 1.
( ) sen y (0) 0.
( ) cos y (0) 1.
2.
( ) sen y (0) 0.
( ) cos y (0) 1.
iv iv
v v
vi vi
vii vii
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f
f x x f
= = ¹
¦
' ' = =
¦
`
'' '' = ÷ =
¦
¦
''' ''' = ÷ = ÷
)
¹ = =
¦
= =
¦
`
= ÷ =
¦
¦
= ÷ = ÷
)
º ciclo
Entonces,
2 3 4 5 6 7
0 0 0 cos
sen 0 ,
2! 3! 4! 5! 6! 7!
x x x x x x z
x x
· · · ·
= + + ÷ + + ÷ ÷
con z en (0, ). x
Es decir,
3 5 7
cos
sen ,
3! 5! 7!
x x x z
x x = ÷ + ÷
con z en (0, ). x
Ejemplo 5
Utilice la fórmula anterior para hallar un valor aproximado de sen0.1 y hallar el error cometido.
Solución
Si en la fórmula anterior despreciamos el término
7
cos
7!
x z ÷
obtenemos
3 5
(0.1) (0.1)
sen0.1 0.1 0.099833416.
3! 5!
~ ÷ + ~
427
Elementos básicos de cálculo integral y series
El error de la aproximación, en valor absoluto, será
7
7 11
7
cos (0.1)
(0.1) (0.1) 2 10 .
7! 7!
z
R
÷
= · s < ×
Por tanto, el valor hallado para sen0.1 es correcto en sus siete cifras decimales.
Ejemplo 6
Utilice el polinomio de Taylor en 0 a = (Maclaurin) para hallar el valor de e con una exactitud de cuatro cifras decimales.
Solución
Tomemos ( ) .
x
f x e = Como
( )
( )
k x
f x e = para todo k, entonces (0) 1,
k
f = y en consecuencia
2 3
( ) 1 ... .
2! 3! !
n
n
x x x
P x x
n
= + + + + +
Para el residuo tenemos
1
( ) ,
( 1)!
z n
n
e x
R x
n
+
=
+
con z en (0, ). x
Se requiere que
1
0.00005
2
n
R
| |
<
|
\ ¹
para lograr un resultado con cuatro cifras decimales exactas.
Ahora, sabemos que
1/ 2
2,
z
e e < < de donde
1
1/ 2
1
1
1 2 1 2
.
2 ( 1)! 2 ( 1)! 2 ( 1)!
n
n
n n
e
R
n n n
+
+
| |
|
| | \ ¹
< < =
|
+ ( ( · + + \ ¹
¸ ¸ ¸ ¸
Si ensayamos distintos valores de n, obtenemos para n = 4
4 4
1 1
0.0005208.
2 (2 5!)
R
| |
< ~
|
·
\ ¹
Como el error está por encima del valor propuesto, ensayamos el valor siguiente de n.
428
Para n = 5,
5 5
1 1
0.000043 0.000050.
2 (2 6!)
R
| |
< ~ <
|
·
\ ¹
En consecuencia
1 1 1 1 1
1 1.6490,
2 8 48 348 3840
e ~ + + + + + ~
con cuatro cifras decimales exactas.
El valor exacto con cinco decimales sería 1.64872.
2 Método de Newton (para el cálculo de raíces)
El llamado método de Newton es un procedimiento iterativo para calcular valores aproximados de una raíz o un cero de la
ecuación f (x) = 0, partiendo de un punto conocido y cercano a la raíz buscada.
Describiremos a continuación el método:
Sea r una raíz de f (x) = 0 situada en el intervalo (a, b) y supóngase que f ’(x) existe en (a, b).
La recta tangente a la curva en el punto P(a, f (a)) de abscisa a (valor que se toma como la aproximación inicial de r)
viene dada por:
( ) ( )( ). y f a f a x a ' ÷ = ÷ (1)
Figura 3
Para determinar el punto de intersección de esta recta con el eje x, que se llamará a
1
y que se considera como la siguien-
te aproximación de r, se hace y = 0 en (1), de lo cual se obtiene:
1
( )
; ( ) 0.
( )
f a
a a f a
f a
' = ÷ =
'
429
Elementos básicos de cálculo integral y series
En muchas ocasiones a
1
es una aproximación a r mejor que a; en tales casos se repite de nuevo el procedimiento reempla-
zando el punto a por a
1
y obtenemos
2
, a así (figura 3):
1
2 1 1
1
( )
; ( ) 0.
( )
f a
a a f a
f a
' = ÷ =
'
El procedimiento se continúa de esta manera utilizando la siguiente fórmula de recurrencia:
1
( )
; ( ) 0.
( )
n
n n n
n
f a
a a f a
f a
+
' = ÷ =
'
Son muchos los casos en los cuales la fórmula anterior nos proporciona una sucesión de valores
n
a que progresivamente se
van acercando a la raíz exacta.
Observaciones
i. Hay casos en los cuales el procedimiento efectuado no proporciona una raíz que se acerca a la raíz buscada. Este
hecho se reconoce al notar que la sucesión de valores
n
a no se estabiliza por más que se aumente el número de
iteraciones.
ii. La elección de la primera aproximación puede ser fundamental. Si se hubiese elegido el punto b de la figura como
valor inicial, la aproximación siguiente b
1
sería peor que b.
Puede demostrarse, aunque aquí no se hará, que se debe elegir el extremo del intervalo (a, b) en donde f y f ’’
coincidan en el signo. En la función de la figura 3, por ejemplo, en el extremo a se cumple que f (a) y f ’’(a) son
positivas (cóncava hacia arriba); en el extremo b, por el contrario, f (b) < 0 y f ’’(b) > 0.
iii. Una manera práctica de utilizar el algoritmo o método de Newton consiste en repetir el procedimiento hasta que
ciertos dígitos del resultado se estabilicen. Así, si se desean dos cifras decimales exactas, se repite el procedimiento
hasta que la tercera cifra decimal se empiece a repetir y las dos primeras estén completamente estabilizadas.
Ejemplo 1
Use el método de Newton para resolver la ecuación
5
ln , x
x
= con tres cifras decimales exactas.
Solución
Escribamos la ecuación en la forma
( ) ln 5 0; 0. f x x x x = ÷ = >
Por simple inspección se encuentra que las raíces deben caer en el intervalo (1, 10) ya que f (x) cambia de signo en él y,
además, en el intervalo (0,1] la función es siempre negativa y en [10, ) +· es siempre positiva.
También, como la función es creciente en [1,10] ya que ( ) 1 ln 0, f x x ' = + > sólo existe una raíz entre 1 y 10.
430
Ahora,
1
( ) , f x
x
'' =
y por tanto:
(1) 5; (1) 1, (10) 18 y (10) 0.1; f f f f '' '' = ÷ = ~ =
en consecuencia, de acuerdo a la observación ii elegiremos el punto 10 como aproximación inicial.
Sea a = 10 el primer valor; entonces:
1
( ) (10ln10 5)
10 4.5419.
( ) (1 ln10)
f a
a a
f a
÷
= ÷ = ÷ ~
' +
Repetimos ahora el procedimiento a partir del punto
1
4.5419 a = y obtenemos
1
2 1
1
( ) (4.5419ln 4.5419 5)
4.5419 3.7965.
( ) (1 ln 4.5419)
f a
a a
f a
÷
= ÷ = ÷ ~
' +
Continuando tenemos:
2
3 2
2
3
4 3
3
( ) (3.7965ln3.7965 5)
3.7965 3.7687.
( ) (1 ln3.7965)
( ) (3.7687ln3.7687 5)
3.7687 3.7687.
( ) (1 ln3.7687)
f a
a a
f a
f a
a a
f a
÷
= ÷ = ÷ ~
' +
÷
= ÷ = ÷ ~
' +
En este punto se observa que las tres primeras cifras decimales se han estabilizado (el 7 que ocupa la cuarta cifra decimal
en a
3
y a
4
se ha obtenido por redondeo, así que su estabilidad puede ser aparente), con lo cual se puede considerar resuelto
el problema.
Ejemplo 2
Use el método de Newton para calcular 7 con tres cifras decimales exactas.
Solución
El problema propuesto es equivalente a resolver la ecuación
2
( ) 7 0. f x x = ÷ =
Como (2) 3 y (3) 2, f f = ÷ = entonces la raíz buscada está en el intervalo (2, 3). Más aún, como f (x) es creciente en el
intervalo (2, 3), sólo existe una raíz en dicho intervalo.
431
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ahora,
( ) 2 ( ) 2 f x x y f x ' '' = = ,
luego
(2) (3) 0 f f '' '' = > .
De acuerdo a la observación ii se debe elegir el punto a = 3 como aproximación inicial ya que en él la función y su segunda
derivada tienen el mismo signo.
Hallemos la forma particular de la ecuación de recurrencia
2
1
( ) ( 7) ( 7)
.
( ) 2 2
n n n
n n n
n n n
f a a a
a a a
f a a a
2
+
÷ +
= ÷ = ÷ =
'
Iniciando las iteraciones con a = 3 tenemos:
2
1
2
1
2
1
2
2
3
2
( 7) (3 7)
2.6667,
2 6
( 7) (2.6667 7)
2.6458,
2 2 2.6667
( 7) (2.6458 7)
2.6458.
2 2 2.6458
a
a
a
a
a
a
a
a
a
2
2
2
+ +
= = ~
+ +
= = ~
×
+ +
= = ~
×
Se puede mostrar que 7 2.645751 ~ con seis cifras decimales exactas; por tanto, dos aplicaciones del método (hasta
2
) a
bastaron para obtener tres cifras decimales exactas.
3 Métodos numéricos de integración
El cálculo de una integral definida exige conocer la primitiva o antiderivada de la función que se está integrando.
Infortunadamente, en muchísimas ocasiones, a pesar de saber que la integral existe, la primitiva no se conoce, no se puede
expresar en términos de un número finito de funciones elementales o es muy difícil de calcular; es en estos casos cuando
son útiles los métodos aproximados de integración que estudiaremos enseguida.
3.1 Método 1: Regla del trapecio
Sea ( ) f x una función continua en [ , ] a b y { }
0
,...,
n
P a x x b = = = una partición de [ , ] a b en n subintervalos iguales de
longitud .
b a
h
n
÷
=
432
Entonces,
| |
0 1 2 1
( ) ( ) 2 ( ) 2 ( ) ... 2 ( ) ( ) .
2
b
n n
a
h
f x dx f x f x f x f x f x
÷
| |
~ + + + + +
|
\ ¹
}
A continuación presentaremos una justificación de la fórmula anterior.
Por la definición de integral definida sabemos que cualquier suma de Riemann puede tomarse como una aproximación al
valor de la integral, y que dicha aproximación mejora a medida que hacemos más y más pequeña la norma de la partición del
intervalo[ , ] a b .
Si
i
t es un punto cualquiera del i-ésimo intervalo
1
[ , ],
i i
x x
÷
entonces
1
( ) ( ) .
n
b
i i
a
i
f x dx f t x
=
~ A
¿
}
Ahora, si tomamos
1 i i
t x
÷
= , o sea, si evaluamos la suma de Riemann en los extremos izquierdos de los subintervalos
determinados por la partición y tomando todos los
i
x A iguales entre sí e iguales a h, la aproximación anterior se convierte
en
1 1
1 1
( ) ( ) ( ).
n n
b
i i
a
i i
f x dx f x h h f x
÷ ÷
= =
~ =
¿ ¿
}
De igual manera, tomando
i i
t x = , o sea, evaluando la sumatoria en los extremos derechos de los intervalos determinados
por la partición, la aproximación se convierte en:
1
( ) ( ).
n
b
i
a
i
f x dx h f x
=
~
¿
}
Una aproximación que muchas veces es más cercana al valor de la integral es el promedio de las dos anteriores, esto es,
1
1 1
( ) ( ) ( ) .
2
n n
b
i i
a
i i
h
f x dx f x f x
÷
= =
| | | |
= +
| |
\ ¹\ ¹
¿ ¿
}
Exceptuando
0
( ) y ( )
n
f x f x que aparecen una sola vez, los demás ( )
i
f x aparecen dos veces cada uno en las sumatorias
del lado derecho; por tanto, se puede escribir
| |
0 1 2 1
( ) ( ) 2 ( ) 2 ( ) ... 2 ( ) ( ) ,
2
b
n n
a
h
f x dx f x f x f x f x f x
÷
| |
~ + + + + +
|
\ ¹
}
que es la fórmula que queríamos justificar.
433
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observaciones
i. Si ( ) f x es no negativa en [ , ] a b (figura 4), la fórmula aproximada que hemos obtenido equivale a sumar las áreas de
los trapecios (parte sombreada de la figura); de ahí su nombre de regla o fórmula del trapecio.
Figura 4
ii. Una cota superior para el error cometido al utilizar la regla del trapecio está dada por
3
2
( )
12
M b a
n
÷
,
en donde M es un número positivo tal que ( ) f x M '' s para todo x de [ , ], a b y n es el número de subintervalos
que determina la partición (no se demostrará esta fórmula por exigir recursos avanzados).
Ejemplo 1
Utilice la regla del trapecio para calcular
2
1
dx
x
}
con 5. n =
Solución
( ) (2 1)
0.2.
5
b a
h
n
÷ ÷
= = =
La partición será entonces
{ } 1, 1.2, 1.4, 1.6, 1.8, 2.0 .
434
Los valores funcionales que entran en la suma, calculados hasta la cuarta cifra decimal, son:
1
(1) 1.0000.
1
2
2 (1.2) 1.6667.
1.2
2
2 (1.4) 1.4286.
1.4
2
2 (1.6) 1.2500.
1.6
2
2 (1.8) 1.1111.
1.8
1
(2.0) 0.5000.
2
suma 6.9564
f
f
f
f
f
f
= =
= =
= =
= =
= =
= =
=
Por tanto podemos escribir:
2
1
0.2 6.9564
0.6956.
2
dx
x
×
~ ~
}
Si queremos conocer una cota superior del error cometido, de acuerdo a la fórmula dada en la observación ii necesita-
mos calcular un valor para M.
Sabemos que
2
1
( ) f x
x
' = ÷
y que
3
2
( ) f x
x
'' =
, luego el valor máximo de ( ) f x '' en [1, 2] ocurre en el punto 1; x = por
tanto,
3
2
( ) 2.
1
f x '' s =
En consecuencia, el máximo error posible no puede ser mayor que
3 3
3
2 2
( ) 2(2 1)
7 10 .
12 12 5
M b a
n
÷
÷ ÷
= < ×
×
Lo anterior significa que no tenemos ninguna seguridad en la tercera cifra decimal.
|
2
2
1
1
ln ln 2 0.69315.
dx
x
x
== = =
}
En este problema es fácil calcular el valor «exacto» de la integral.
435
Elementos básicos de cálculo integral y series
En efecto,
|
2
2
1
1
ln ln 2 0.69315,
dx
x
x
= = =
}
lo que nos muestra que la aproximación que encontramos sólo tiene dos cifras decimales exactas.
3.2 Método 2: Regla de Simpson o regla de la parábola
Sea ( ) f x un función continua en [ , ] a b , sea n un entero positivo par y { }
0 1 2 1
, , ,..., ,
n n
a x x x x x b
÷
= = una partición regular
de [ , ] a b , es decir,
b a
h x
n
÷
= A = . Entonces:
| |
0 1 2 3 2 1
( ) ( ) 4 ( ) 2 ( ) 4 ( ) ... 2 ( ) 4 ( ) ( ) .
3
b
n n n
a
h
f x dx f x f x f x f x f x f x f x
÷ ÷
~ + + + + + + +
}
(1)
Esta última igualdad aproximada se conoce como la regla de Simpson o regla de la parábola.
Daremos enseguida una justificación para esta fórmula de aproximación.
Comencemos por calcular el área encerrada por la parábola que pasa por los puntos
0 1 2
, P P y P (figura 5), el eje x y las rectas
0 2
. x x y x x = = Supongamos además que
1 0 2 1
x x x x h ÷ = ÷ = y que el eje y pasa por el punto
1
. P
Figura 5
Sabemos que el área limitada superiormente por la parábola
2
y Ax Bx C = + + y lateralmente por las rectas y x h x h = ÷ =
viene dada por:
3 2
2 3
2
( ) 2 .
3 2 3
h
h
h
h
Ax Bx A
A Ax Bx C dx Cx h Ch
÷
÷
(
= + + = + + = +
(
¸
}
(2)
436
Ahora, puesto que los puntos
0 1 2
, P P y P pertenecen a la parábola, entonces se verifica que
2
0
, y Ah Bh C = ÷ + (3)
1
, y C = (4)
2
2
. y Ah Bh C = + + (5)
Resolviendo el sistema anterior para A, B y C se obtiene:
0 2 1 2 1 1 2
1 1
( 2 ); ( ); ,
2 2
A y y y B y y C y
h h
= + ÷ = ÷ =
con los cuales, después de sustituir en (2) y simplificar, se obtiene para el área del segmento parabólico:
0 1 2
1
( 4 ).
3
A h y y y = + +
(6)
Para deducir la fórmula (1), y como su nombre lo indica, puesto que tenemos un número par de puntos
0 1 2 2
, , ,...,
m
P P P P
y para los cuales i
b a
x h
n
÷
A = =
, podemos considerar segmentos parabólicos que pasan por cada tres puntos conse-
cutivos (figura 6). Es decir,
2 4 2
0 2 2 2
( ) ( ) ... ( ) .
m
m
x x x
x x x
A f x dx f x dx f x dx
÷
= + + +
} } }
Figura 6
Como para cada tres puntos f (x) se aproxima a un arco parabólico, se tiene entonces de acuerdo con (6):
| | | | | |
| |
0 1 2 2 3 4 2 2 2 1 2
0 1 2 3 4 2 2 2 1 2
4 4 ... 4
3 3 3
4 2 4 2 ... 2 4 .
3
m m m
m m m
h h h
A y y y y y y y y y
h
y y y y y y y y
÷ ÷
÷ ÷
~ + + + + + + + + +
~ + + + + + + + +
437
Elementos básicos de cálculo integral y series
Es decir,
| |
0 1 2 3 4 1
( ) ( ) 4 ( ) 2 ( ) 4 ( ) 2 ( ) ... 4 ( ) ( ) .
3
b
n n
a
h
f x dx f x f x f x f x f x f x f x
÷
~ + + + + + + +
}
Nota: el número 2m de los puntos de división es arbitrario, pero cuanto mayor sea este número, mejor es la aproximación
que se alcanza con respecto al valor real de la integral.
Ejemplo 2
Utilice la regla de Simpson para calcular un valor aproximado de la integral
2
1
1
dx
x
}
tomando 6. n =
Solución
2 1 1
.
6 6
h x
÷
= A = =
Los puntos de la partición son:
0 1 2 3 4 5 0
7 8 4 3 5 11
1, , , , , , 2.
6 6 3 2 3 6
x x x x x x x = = = = = = = =
Entonces, de acuerdo a la regla de Simpson:
| |
2
0 1 2 3 4 5 6
1
1
( ) 4 ( ) 2 ( ) 4 ( ) 2 ( ) 4 ( ) ( )
3
1 24 3 8 6 24 1
1 0.69316.
18 7 2 3 5 11 2
h
dx f x f x f x f x f x f x f x
x
~ + + + + + +
(
~ + + + + + + =
(
¸ ¸
}
Como vimos antes el valor exacto de la integral es 0.69315, lo que nos muestra que la aproximación con la regla de Simpson
presenta cuatro cifras decimales exactas.
438
439
Elementos básicos de cálculo integral y series
Apéndice II
Otros sistemas de coordenadas
En este apéndice incluiremos tres nuevos sistemas de coordenadas muy importantes, uno de ellos en el plano y los otros
dos en el espacio. Estos dos últimos desempeñan un papel muy trascendente en algunos cálculos que se presentan con
integrales dobles y triples y que son tediosos y difíciles de efectuar en el sistema de coordenadas rectangulares.
1 Sistema de coordenadas polares
Para definir las coordenadas polares de un punto en el plano fijamos inicialmente en él un punto Ollamado origen (polo)
y un rayo inicial (eje polar) desde O (figura 1a).
Figura 1
A cada punto P del plano puede asignársele un par de coordenadas, ( , ), r u llamadas coordenadas polares del punto P
y tales que:
r: distancia dirigida de O a P.
è: ángulo (positivo o negativo y expresado en radianes) formado por el eje polar y el rayo OP (figura 1b).
Observaciones:
i. Para un ángulo dado è, la coordenada r puede ser positiva o negativa, dependiendo de si se toma sobre OP o
sobre su prolongación. En la figura 2 se ilustra esta situación para diferentes puntos en el plano polar.
440
Figura 2
ii. Un punto ( , ) P r u en coordenadas polares puede tener diferentes representaciones según la escogencia que se
haga de las coordenadas r y u.
Así por ejemplo, el punto 3,
4
P
t | |
|
\ ¹
(figura 3a) puede tener las siguientes representaciones:
1
3
3, 3,
4 4
P P
t t | | | |
· ÷ ÷
| |
\ ¹ \ ¹
(figura 3b)
2
5
3,
4
P
t | |
· ÷
|
\ ¹
(figura 3c)
3
7
3,
4
P
t | |
· ÷
|
\ ¹
(figura 3d)
4
9
3,
4
P
t | |
·
|
\ ¹
(figura 3e)
De aquí se deduce que no existe una correspondencia biunívoca entre los puntos ( , ) P r u y los puntos del plano,
como sí se cumple en el sistema de coordenadas rectangulares.
Figura 3
441
Elementos básicos de cálculo integral y series
1.1 Relación entre las coordenadas rectangulares y polares
Para establecer la relación existente entre los sistemas de coordenadas polares y rectangulares, hacemos coincidir inicial-
mente los dos planos. Es decir, el polo del plano polar coincidiendo con el origen del plano cartesiano y el eje polar con el
eje x (figura 4).
Figura 4
De esta forma para el punto P podemos establecer las siguientes relaciones, que se deducen fácilmente de la figura 4;
2 2 2 2 2
. x y r r x y + = · = ± +
(1)
1
tan tan .
y y
x x
÷
| |
= ¬ =
|
\ ¹
u u
(2)
cos cos
x
x r
r
= ¬ = u u.
(3)
sen sen
y
y r
r
= ¬ = u u.
(4)
„ Si conocemos las coordenadas rectangulares del punto ( , ), P x y entonces usando (1) y (2) podemos determinar
las coordenadas polares ( , ) P r u del mismo punto.
„ Si conocemos las coordenadas polares ( , ) P r u del punto, entonces usando (3) y (4) podemos determinar las
coordenadas rectangulares ( , ) P x y del mismo punto.
Ejemplo 1
Escriba en coordenadas rectangulares los siguientes puntos dados en coordenadas polares:
a.
1
(3, ). P t b. 2
3
2, .
4
P
t | |
÷
|
\ ¹
442
Solución
a. Como 3 y = r = t u , se sigue entonces de (3) y (4) que:
cos 3 cos 3,
sen 3 sen 0.
x r x
y r y
= ¬ = · t = ÷
= ¬ = · t =
u
u
En consecuencia, el punto
1
(3, ) P t en coordenadas polares tiene su homólogo
1
( 3, 0) P ÷ en coordenadas
rectangulares.
b. Como
3
2 y
4
r
t
= = ÷ u
, se deduce entonces de (3) y (4):
3
cos 2 cos 1,
4
3
sen 2 sen 1.
4
x r
y r
t | |
= = ÷ =
|
\ ¹
t | |
= = ÷ = ÷
|
\ ¹
u
u
En consecuencia, el punto 2
3
2,
4
P
t | |
÷
|
\ ¹
en coordenadas polares tiene su homólogo
2
(1, 1) P ÷ en coordenadas
rectangulares.
Ejemplo 2
Escriba en polares ( 0, 0 2 ) r > s < t u los siguientes puntos dados en coordenadas rectangulares:
a.
1
( 3,1). P ÷ b.
2
( 2, 2 3). P ÷ ÷
Solución
En la figura 5 aparecen los puntos localizados en el plano cartesiano, los cuales nos ayudarán a determinarlos en coorde-
nadas polares.
Figura 5
443
Elementos básicos de cálculo integral y series
a. Como 3 x = ÷ e y = 1, se deduce entonces de (1) y (2) que:
2 2 2 2
1
( 3) 1 2,
1 5
tan .
6 3
r x y
÷
= + = ÷ + =
t | |
= ÷ =
|
\ ¹
u
En consecuencia, el punto
2
( 3,1) P ÷ en coordenadas rectangulares tiene su correspondiente 2
5
2,
6
P
t | |
|
\ ¹
en coor-
denadas polares.
b. Similarmente, como 2 e 2 3 x y = ÷ = ÷ (figura 5b), se deduce de (1) y (2) que:
2 2
4 12 4, r x y = + = + =
1
4
tan ( 3)
3
÷
t
= = u
(puesto que x < 0 y y < 0).
Luego el punto 2
4
4,
3
P
t | |
|
\ ¹
es el correspondiente en coordenadas polares al punto
2
( 2, 2 3) P ÷ ÷ en coordena-
das rectangulares.
Las ecuaciones (1), (2), (3) y (4) no sólo son útiles para transformar puntos de un sistema a otro, sino que también permiten
expresar una relación de la forma ( ) y f x = en una de la forma ( ) r f = u y viceversa, como lo mostraremos en la próxima
sección.
1.2 Gráfica de ecuaciones en coordenadas polares
La gráfica de una ecuación en coordenadas polares ( , ) r u consiste en todos aquellos puntos P que tienen por lo menos
un par de coordenadas que satisfacen la ecuación.
Se llama ecuación polar a la ecuación de una gráfica cuyos componentes se dan en coordenadas r y
u
, para distinguirla
de la ecuación cartesiana cuyas componentes se dan en términos de x e y.
Ejemplo 3
Escriba la ecuación polar de las siguientes ecuaciones cartesianas:
a.
2 2
16. x y + = b.
2 2 2 2 2
( ) 4( ). x y x y + = ÷
444
Solución
a. De acuerdo con (1),
2 2 2
. x y r + =
Luego, en nuestro caso,
2 2
16. x y + =
Así que
2
16, r = lo cual implica que 4. r = ±
Esto es, 4 r = o 4 r = ÷ representa en coordenadas polares la ecuación de una circunferencia centrada en el
polo y radio 4.
Nota: en coordenadas polares, la ecuación r = 4 o 4 r = ÷ se lee:
«Cualquiera que sea el ángulo , u r = 4»
«Cualquiera que sea el ángulo , u
4 r = ÷
»
Note además que ambas ecuaciones representan la misma circunferencia, pero recorridos en formas diferentes.
b. Usando las ecuaciones (1), (3) y (4) podemos escribir en este caso:
2 2 2 2 2 2 4 2
2 2
2
( ) 4( cos sen ) 4 cos 2
( 4cos 2 ) 0
0 4cos 2 .
r r r r r
r r
r r
= ÷ · =
· ÷ =
· = v =
u u u
u
u
Pero r = 0 (ecuación del polo), lo cual indica que la curva pasa por el origen.
La otra igualdad,
2
4cos 2 r = u, representa la ecuación polar de la ecuación cartesiana dada.
Ejemplo 4
Escriba la ecuación cartesiana de las siguientes ecuaciones polares:
a.
2
2 sen 2 r = u. b.
6
, 0.
2 3 sen
r r = >
÷ u
Solución
a. En primer lugar,
2 2
2 sen 2 2 2 sen cos r r = · = · u u u.
445
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ahora, usando las igualdades (1), (3) y (4), se puede escribir la última igualdad:
2 2
2 2 2
4 4
2 2 .
y x xy xy
x y
r r r x y
| || |
+ = · = =
| |
+
\ ¹\ ¹
Es decir,
2 2 2
( ) 4 x y xy + = es la ecuación cartesiana de la ecuación polar dada.
b. La ecuación
6
2 3sen
r =
÷ u
puede escribirse en las formas equivalentes:
2 2
6 6 6
3
2 3sen 2 3
2
2 3 6
2 6 3 .
r
r r
y
r y
r
r y
x y y
= · = =
÷ ÷
÷
· ÷ =
· + = +
u
Esto es, la ecuación
2 2
2 6 3 x y y + = +
es la ecuación cartesiana de la ecuación polar dada.
1.2.1 Algunas gráficas importantes en coordenadas polares
i. La ecuación en su forma polar
( : en radianes)
= 2 n
u = o o ¦
¦
´
¦
u o ± t
¹
representa una línea recta que pasa por el polo, formando un ángulo o con el eje polar (figura 6a).
ii. La ecuación en su forma polar
sen csc r b r b = · = u u
representa una recta paralela al eje polar, que corta al rayo
2
t
b unidades por encima o por debajo del polo
(figuras 6b y 6c).
iii. La ecuación en su forma polar
cos sec r a r a = · = u u
representa una recta paralela al rayo
2
t
, que corta al eje polar a unidades a la derecha (a > 0) o a la izquierda
(a < 0) del polo (figuras 7a y 7b).
446
Figura 6
Figura 7
iv. La ecuación en su forma polar:
r = c, c = constante,
representa una circunferencia centrada en el polo y cuyo radio es c (figura 8).
Las curvas r = c o r c = ÷ representan la misma circunferencia, sólo que su recorrido se inicia en el punto (c, 0)
o en el punto ( c ÷ , 0) (figuras 8a y b).
447
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 8
v. Considere ahora la ecuación en forma cartesiana:
2 2
2 2 0, x y ax by + ÷ ÷ =
la cual representa una circunferencia que pasa por el origen, cuyo centro es el punto ( , ) C a b y su radio es
2 2
. a b +
Para analizar la ecuación dada la escribiremos en la forma polar así:
2
2 cos 2 sen 0 ( 2 cos 2 sen ) 0
0 (ecuación del polo)
2 cos 2 sen
r ar br r r a b
r
r a b
÷ ÷ = · ÷ ÷ =
· =
v
= +
u u u u
u u.
Es decir,
2 cos 2 sen r a b = + u u (*)
representa la misma circunferencia.
„ Si b = 0, entonces (*) se transforma en:
2 cos r a = u,
la cual representa una circunferencia con centro en el punto ( , 0) C a y que pasa por el polo (figuras 9a y 9b).
448
Figura 9
„ Si a = 0, entonces (*) se transforma en:
2 sen r b = u,
la cual representa una circunferencia con centro en el punto
,
2
C b
t | |
|
\ ¹
y que pasa por el polo (figuras 10a
y 10b).
Figura 10
vi. La gráfica de una ecuación en la forma polar
cos
sen
r a n
r a n
= ¦
¦
´
¦
=
¹
u
u
representa una rosa de n «pétalos» si n es impar, y de 2n «pétalos» si n es par.
449
Elementos básicos de cálculo integral y series
Así por ejemplo, la ecuación 2 sen 3 r = u representa una rosa de tres pétalos, como la que aparece en la figura 11a.
Figura 11
La ecuación 3 cos 2 r = u representa una rosa de cuatro «pétalos», como la que aparece en la figura 11b.
vii. La gráfica de una ecuación de cualquiera de las formas:
cos
con 0, 0
sen
r a b
a b
r a b
= ± ¦
¦
> >
´
¦
= ±
¹
u
u
se denomina limazón (figura en forma de caracol) y su forma depende de la relación entre los valores de a y b
así:
„ Si a = b, se llama cardiode (figura 12).
„ Si 0 1,
a
b
< < se llama limazón con nudo (figura 13).
„ Si 1 2,
a
b
< < se llama cardioide con hendidura (figura 14).
„ Si
2,
a
b
>
se llama limazón convexo (figura 15)
viii. La gráfica de una ecuación de cualquiera de las formas:
2 2
2 2
cos 2
sen 2
r a
r a
= ±
= ±
u,
u,
representan curvas en forma de aspa de hélice y se denominan lemniscatas (figura 16).
450
Figura 12
Figura 13
Figura 14
Figura 15
451
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 16
Para trazar todas las curvas mencionadas anteriormente y muchas otras de importancia que aparecen en el cálculo, se
precisa conocer de ellas algunas propiedades adicionales: simetrías, pertenencia o no pertenencia del polo a la curva,
tangentes en el origen, valores máximos y mínimos, etc., las cuales para su uso mencionamos a continuación:
1.2.2 Elementos adicionales para trazar curvas en polares
„ Simetrías
Sea ( ) r f = u la ecuación de una curva en coordenadas polares. Entonces: (1)
i. Si la ecuación (1) no varía al sustituir:
(u por ÷u ) o (r por ÷ r y u por ÷ t u ),
entonces la curva es simétrica con respecto al eje polar (figura 17).
Figura 17
452
ii. Si la ecuación (1) no varía al sustituir
(u por ) ÷ t u o (r por ÷ r y
u
por ) ÷u ,
entonces la curva es simétrica con respecto al rayo
2
t
(eje y) (figura 18).
Figura 18
iii. Si la ecuación (1) no varía al sustituir
(r por ÷ r) o (
u
por
+ t u
),
entonces la curva es simétrica con respecto al polo (origen) (figura 19).
Figura 19
Observación
Dos simetrías implican la tercera. Así por ejemplo, si una curva ( ) r f = u es simétrica con respecto al eje polar y con
respecto al rayo
2
t
, entonces también es simétrica con respecto al origen.
453
Elementos básicos de cálculo integral y series
„ Tangentes en el origen
Cuando el polo (origen) pertenece a la curva, al hacer r = 0 en (1) se obtiene ( ) 0. f = u (2)
La ecuación (2) es una ecuación trigonométrica que al resolverla para
u
da:
1 2 3
, , , ..., .
n
= = = = u o u o u o u o
Entonces, las rectas
1 2 3
, , , ...,
n
= = = = u o u o u o u o son las rectas tangentes en el origen de la curva
( ) r f = u .
Las tangentes en el origen, conjuntamente con las simetrías, permiten conocer la gráfica de muchas curvas en
coordenadas polares con no muchos valores de
u
y los correspondientes valores de r.
„ Máximos y mínimos de r = f ( ) u
En muchas ocasiones los máximos y/o mínimos de r ayudan a construir la gráfica.
Para determinarlos, hallamos los valores de
u
para los cuales ( ) 0 r f ' ' = = u o ( ) f ' u no existe, y los correspon-
dientes valores de r.
Ejemplo 5
Trace la gráfica correspondiente a ( ) 2sen3 . r f = = u u (1)
Solución
De acuerdo a 1.2.1 (vi), la gráfica corresponde a una rosa de «tres pétalos». Para trazarla, usemos los elementos adicio-
nales descritos en 1.2.2.
„ Simetrías
i. Eje polar: cambiar (u por ÷u ) o (r por ÷ r y
u
por ). ÷ t u
Al cambiar u por ÷u en la ecuación (1) resulta:
2 sen3( ) 2 sen ( 3 ). r = ÷ = ÷ u u
Pero sen ( 3 ) sen (3 ). ÷ = ÷ u u
Luego
2sen3 . r = ÷ u (2)
Al comparar (1) y (2) se deduce que la ecuación de la curva sí varía y, por tanto, la curva no es simétrica con
respecto al eje polar.
454
De otro lado, al cambiar r por ÷ r y u por ( ) ÷ t u en (1) resulta:
2 sen3 ( ) 2 sen (3 3 ) 2 sen (3 ) 2 sen 3 . r r ÷ = ÷ = ÷ = ¬ = ÷ t u t u u u (3)
Al comparar (1) y (3) se deduce que la ecuación sí varía y, por tanto, la curva no es simétrica con respecto al eje
polar.
ii. Rayo
2
t
: cambiar (u por ) ÷ t u o (r por ÷ r y
u
por ). ÷u
Al cambiar u por ( ) ÷ t u en (1) se obtiene:
= 2 sen3( ) 2 sen (3 3 ) 2 sen 3 , r ÷ = ÷ = t u t u u
entonces se obtiene
2 sen 3 r = u
y la ecuación de la curva no varía, lo cual indica que 2 sen 3 r = u sí es simétrica con respecto al rayo
2
t
.
Geométricamente esto indica que la parte de la gráfica de los cuadrantes I y IV se refleja exactamente en los cuadran-
tes II y III.
iii. Con respecto al polo.
No es simétrica con respecto al polo (demuéstrelo por reducción al absurdo).
„ Tangentes en el origen
Al hacer r = 0 en la ecuación (1), podemos escribir:
0 2 sen 3 . = u
Resolviendo para
u
la ecuación trigonométrica anterior, se obtiene:
3 2 , . n n = e` u t
De aquí,
2
, .
3
n
n = e`
t
u
Esta fórmula proporciona todas las tangentes en el origen.
Esto es,
455
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 4 6
0, , , , etc...
3 3 3
= = = =
t t t
u u u u
son las rectas tangentes a la curva en el origen.
„ Tabla de valores
La tabla de valores que se adjunta, conjuntamente con la simetría y las tangentes en el origen, es suficiente para
trazar toda la curva.
Tabla 1
Al llevar al plano polar los pares de valores de r y de la tabla 1 se obtiene la porción de curva que aparece en la
figura 20a.
Figura 20
Como la curva es simétrica con respecto al rayo
2
t
, entonces la porción de curva en el primer cuadrante se refleja en el
segundo y la porción de curva en el tercer cuadrante se refleja en el cuarto, obteniendo así la gráfica completa que aparece
en la figura 20b.
èrad

10º 15º
20º 30º 40º 45º 50º 60º
70º
75º 80º
90º
3è 0
r
0
1 2
1 0
è
2
t 4
9
t 5
12
t 7
18
t
3
t 5
18
t
4
t
2
9
t
6
t
9
t
12
t
18
t
0
6
t
4
t
3
t
2
t 2
3
t 3
4
t 5
6
t
t
7
6
t
5
4
t 4
3
t 3
2
t
2
3
3 2 1 ÷ 2 ÷
3 ÷ 2 ÷
456
1.3 Área entre curvas en coordenadas polares
La idea central en esta sección es establecer, usando integrales, una fórmula para determinar el área de una cierta región
acotada por las gráficas de dos curvas en polares ( ) r f = u , ( ) r g = u y las rectas y = = u o u | que pasan por el polo
(figura 21a).
Usaremos la aproximación en forma diferencial para calcular el área.
Para ello consideremos el área sombreada como el área de la corona circular de radio exterior ( ) r f =
c
u , radio interior
( )
i
r g = u y ángulo central du (figura 21b).
Figura 21
De acuerdo a la figura 21b:
2 2
1 1
2 2
i
dA r d r d = ÷
c
u u
(ejemplo 9 de la sección 18.2)
2 2 2 2
1 1
( ) ( ) ( ) ( ) .
2 2
f g d A f g d ( ( = ÷ ¬ = ÷
¸ ¸ ¸ ¸ }
|
o
u u u u u u
(1)
Observaciones
i. En la fórmula (1) o y | son las rectas de intersección de las dos curvas, es decir, los valores de u para los
cuales ( ) f u = ( ). g u
ii. En muchas ocasiones, la igualdad ( ) ( ) f g = u u no proporciona todas las rectas de intersección entre ( ) r f = u y ( ) r g = u .
Si en estos casos se quieren conocer todas las rectas de intersección se deben expresar ( ) f u y ( ) g u en todas sus
representaciones posibles y luego buscar las intersecciones entre todas ellas.
En particular, se debe tener en cuenta que si ( ) r f = u es la ecuación de una curva en polares, entonces la misma
curva viene dada por ( 1) ( ), .
n
r f n n ÷ · = + e] u t
457
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 6
Use coordenadas polares para determinar el área que está fuera del círculo 4cos , r = u pero interior al limazón con nudo
1 2 cos . r = + u
Solución
En la figura 22 aparecen dibujadas las dos curvas y el área sombreada por determinar.
Figura 22
Determinemos inicialmente los puntos de intersección entre las curvas.
Así,
1
1 2 cos 4 cos cos
2
+ = ¬ = u u u
1
1
cos , .
2 3 3
÷
| |
¬ = = ÷
|
\ ¹
t t
u
También,
2
3
t
= u resulta de intersecar 1 2cos r = ÷ + u (otra forma de la ecuación del limazón usando la observación ii)
con el círculo 4cos r = u.
Ahora, como la región es simétrica con respecto al eje polar, podemos asumir que el área total
1
2 . A A =
Pero,
2 2 3
2 2 2
1
3 2
2 3 2
2 2
3 3
1
( )
2
1 1
,
2 2
L c L
L c
A r r d r d
r d r d
t t
t t
t t
t t
= ÷ +
= ÷
} }
} }
u u
u u
458
donde
L
r corresponde al r del limazón y
c
r corresponde al r del círculo.
Entonces,
2
3
3
2 3 2
2 2
1
3 3
2 3 2
3 3
2
3
2 (1 2cos ) (4cos )
(1 4cos 2 2cos 2 ) (8 8cos 2 )
[3 4sen sen 2 ] [8 4sen 2 ]
4 3 3
[ 3] 2 3 3 .
3 3 3
A A d d
d d
t
t
t t
t t
t t
t t
t
t
= = +
= + + + +
= u+ + ÷ +
t t ÷ t (
= t÷ ÷ ÷ = ÷ =
(
¸ ¸
} }
} }
u u ÷ u u
u u u ÷ u u
u u u u
2 Sistema de coordenadas cilíndricas
En este sistema, a un punto
3
( , , ) P x y z e9 (espacio euclídeo) le asociamos la terna (r,
u
,z), donde ( , ) r u son las coordena-
das polares de la proyección del punto P sobre el plano x-y. Esto es, (r, ) u son las coordenadas polares del punto
( , , 0) P x y ' (figura 23).
Por esta razón, algunos autores llaman a las coordenadas cilíndricas (r, u , z) «coordenadas polares de
3
9
», y en las cuales
la tercera componente que mide la altura del punto P al plano x-y coincide con la del sistema rectangular.
Figura 23
Con las restricciones
0 r >
y 0 2 , s < u t cualquier punto de
3
9 que no esté en el eje z tiene una representación única
(r,
u
, z).
2.1 Relación entre las coordenadas cartesianas y cilíndricas
Como (r, ) u son las coordenadas polares de la proyección P' sobre el plano x-y, se tiene entonces:
cos , x r = u (1)
459
Elementos básicos de cálculo integral y series
sen , y r = u (2)
. z z = (3)
También,
2 2 2 2 2
, r x y r x y = + · = +
(4)
1
tan tan .
y y
x x
÷
| |
= ¬ =
|
\ ¹
u u
(5)
„ Si conocemos las coordenadas rectangulares ( , , ) P x y z de un punto de
3
, 9 entonces, usando (3), (4) y (5),
podemos determinar las coordenadas cilíndricas ( , , ) P r z u del mismo punto, donde el cuadrante al cual pertene-
ce
u
está determinado por los signos de x e y.
„ Si conocemos las coordenadas cilíndricas ( , , ) P r z u de un punto de
3
, 9 entonces, usando las ecuaciones (1),
(2) y (3), podemos determinar las coordenadas cartesianas ( , , ) P x y z del mismo punto.
Estas ecuaciones también serán usadas en el próximo curso Cálculo III para transformar la ecuación de una superficie de
un sistema de coordenadas a otro.
Así por ejemplo, la superficie:
2 2 2
3 0 x y z + ÷ =
que está en coordenadas cartesianas es equivalente a:
2 2
3 0 r z ÷ =
en coordenadas cilíndricas.
Ejemplo 7
Exprese en coordenadas cartesianas el punto P(4,
3
t
, 2) dado en coordenadas cilíndricas:
Solución
Como r = 4, u =
3
t
y z = 2, se tiene entonces de (1), (2) y (3) que:
1
cos 4cos 4 2,
3 2
x r = = = · =
t
u
3
sen 4sen 4 2 3,
3 2
y r = = = · =
t
u
2. z =
460
Por tanto, P(2, 2 3 , 2) son las coordenadas cartesianas del mismo punto.
Ejemplo 8
Escriba las coordenadas cilíndricas del punto cuyas coordenadas cartesianas son P(4, 0, 1).
Solución
Como 4, 0, 1 x y z = ÷ = = , se tiene entonces de (3), (4) y (5) que:
2 2
4, r x y = + =
1 1
0
tan tan 0
4
÷ ÷
| |
= = =
|
÷
\ ¹
u t (puesto que x < 0),
z = 1.
De esta forma, las coordenadas cilíndricas del punto dados son (4, ,1). P t
2.1.1 Algunas ecuaciones de superficies importantes en coordenadas cilíndricas
i. r = c (radio polar constante, cualquiera que sea el valor de u y de z) representa un cilindro circular recto de radio c
y cuyo eje es el eje z (figura 24a).
ii. = u o (ángulo u constante, independiente de los valores de r y z) representa un semiplano unido al eje z,
formando un ángulo o con el eje x (figura 24b).
iii. z = k (z es constante para todos los valores de r y u ) representa un plano horizontal paralelo al plano x-y
(figura 24c).
Figura 24
461
Elementos básicos de cálculo integral y series
3 Sistema de coordenadas esféricas
Otro sistema coordenado de
3
9 y de gran importancia en el cálculo es el de las coordenadas esféricas, y en el cual a
cada punto P(x, y, z) en coordenadas rectangulares le corresponde el punto ( , , ), P µ u ¢ donde:
µ : distancia del punto P(x, y, z) al origen de coordenadas.
u
: ángulo que forma la proyección del punto P sobre x-y con la parte positiva del eje x.
¢ : ángulo que forma el vector OP con la parte positiva del eje z (figura 25).
Los rangos de variación de cada una de estas coordenadas dependen de la manera como se efectúa la medición.
Así:
0 > µ
,
0 2 s < u t
, 0 . s s ¢ t
Figura 25
3.1 Relación entre las coordenadas cartesianas y esféricas
Las relaciones que aparecen en la figura 25 para x, y, z, r se deducen fácilmente como sigue:
En el triángulo rectángulo ORP se tiene:
sen sen ,
RP
RP = ¬ = ¢ µ ¢
µ
sen , OQ RP r = = = µ ¢ (1)
cos cos .
OR
OR QP z = ¬ = = = ¢ µ ¢
µ
(2)
462
Ahora, en el triángulo OTQ se tiene:
sen sen
y
y r
r
= ¬ = u u
sen sen . y ¬ = µ ¢ u (3)
cos cos
x
x r
r
= ¬ = u u
sen cos . x ¬ = µ ¢ u (4)
De otro lado, usando las ecuaciones (1), (2), (3) y (4) podemos deducir además:
2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2
sen cos sen sen cos x y z + + = + + µ ¢ u µ ¢ u µ ¢
2 2 2 2 2 2
sen (cos sen ) cos = + + µ ¢ u u µ ¢
2 2 2 2 2 2 2 2
sen cos (sen cos ) . = + = + = µ ¢ µ ¢ µ ¢ ¢ µ
Esto es,
2 2 2 2 2 2 2
? . x y z x y z + + = · + + µ µ
(5)
También,
1
tan tan .
y y
x x
÷
| |
= ¬ =
|
\ ¹
u u
(6)
1 1
2 2 2
cos cos .
z z
x y z
÷ ÷
| |
| |
| = · =
|
|
\ ¹ + +
\ ¹
¢ ¢
µ
(7)
„ Si conocemos las coordenadas rectangulares ( , , ) P x y z de un punto de
3
, 9 entonces, usando (5), (6) y (7),
podemos determinar las coordenadas esféricas ( , , ) P µ u ¢ del mismo punto.
„ Si conocemos las coordenadas esféricas ( , , ) P µ u ¢ de un punto P de
3
, 9 entonces, usando (2), (3) y (4),
podemos determinar las coordenadas rectangulares ( , , ) P x y z del mismo punto.
Ejemplo 9
Escriba las coordenadas esféricas del punto cuyas coordenadas cartesianas son ( 2, 2 3, 4) P ÷ .
463
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
Como 2, 2 3, 4 x y z = ÷ = = , se tiene entonces de (5), (6) y (7) que
2 2 2 2 2 2
( 2) (2 3) 4 4 2. x y z = + + = ÷ + + = µ
1 1
2
tan tan ( 3) .
3
y
x
÷ ÷
| |
= = ÷ =
|
\ ¹
t
u
1 1
2 2 2
4
cos cos .
4 4 2
z
x y z
÷ ÷
| |
| |
| = = =
|
|
\ ¹ + +
\ ¹
t
¢
Por tanto,
2
4 2, ,
3 4
P
| |
|
\ ¹
t t
son las coordenadas esféricas del punto en mención.
Ejemplo 10
Escriba las coordenadas rectangulares del punto cuyas coordenadas esféricas son 4, ,
6 6
P
| |
|
\ ¹
t t
.
Solución
Como 4, = µ
6
=
t
u ,
6
=
t
¢
, se tiene entonces de (2), (3) y (4):
3
cos 4 cos 4 2 3.
6 2
z = = · = · =
t
µ ¢
1 1
sen sen 4 sen sen 4 1.
6 6 2 2
y = = · = · · =
t t
µ ¢ u
1 3
sen cos 4 sen cos 4 3.
6 6 2 2
x = = · = · · =
t t
µ ¢ u
Por tanto, ( 3, 1, 2 3) P son las coordenadas cartesianas del punto 4, ,
6 6
P
| |
|
\ ¹
t t
en coordenadas esféricas.
3.1.1 Algunas ecuaciones de superficies importantes en coordenadas esféricas
i. c = µ (todos los puntos de
3
9 cuya distancia al origen es constante) representa una esfera de radio c y centrada en
(0, 0, 0) (figura 26a).
ii.
= u o
(ángulo
u
constante, independiente de los valores de µ y ¢ ) representa un semiplano unido al eje
z formando un ángulo o con el eje x (figura 26b).
464
iii. = ¢ | (ángulo | constante, independiente de los valores de µ y
u
) representa:
Un cono abierto hacia arriba (figura 26c) si
0 .
2
< <
t
|
Un cono abierto hacia abajo (figura 26d) si
.
2
< <
t
| t
iv.
2
=
t
¢
representa el plano x-y.
Figura 26
Apéndice III
TABLA DE INTEGRALES
Integrales elementales
1. du u C = +
}
2. a du au C = +
}
3. [ ( ) ( )] ( ) ( ) f u g u du f u du g u du + = +
} } }
4.
1
( 1)
1
n
n
u
u du C n
n
+
= + = ÷
+
}
5.
ln
du
u C
u
= +
}
Integrales que contienen a + bu
6.
2
1
[ ln ]
u du
a bu a a bu C
a bu b
= + ÷ + +
+
}
7.
2
2 2 1
2 3
1
( ) 2 ( ) ln
u du
a bu a a bu a a bu C
a bu b
( = + ÷ + + + +
¸ ¸
+
}
8. 2 2
1
ln
( )
u du a
a bu C
a bu a bu b
(
= + + +
(
+ +
¸ ¸
}
9.
2 2
2 3
1
2 ln
( )
u du a
a bu a a bu C
a bu a bu b
(
= + ÷ ÷ + +
(
+ +
¸ ¸
}
10. 3 2 2
1 1
( ) 2( )
u du a
C
a bu a bu b a bu
(
= ÷ +
(
+ + +
¸ ¸
}
11.
1
ln
( )
du u
C
u a bu a a bu
(
= +
(
+ +
¸ ¸
}
12. 2 2
1
ln
( )
du b a bu
C
au u u a bu a
+
= ÷ + +
+
}
13. 2 2
1 1
ln
( ) ( )
du u
C
a a bu a bu u a bu a
= + +
+ + +
}
Integrales que contienen a bu +
14.
3/ 2
2
(3 2 )( )
15
u a bu du bu a a bu C
b
3
+ = ÷ + +
}
15.
2 2 2 2 3/ 2
3
2
(15 12 8 )( )
105
u a bu du b u abu a a bu C
b
+ = ÷ + + +
}
16.
3/ 2
1
2 ( ) 2
(2 3) (2 3)
n
n n
u a bu an
u a bu du u a bu du
b n b n
÷
+
+ = ÷ +
+ +
} }
17.
2
2
( 2 )
3
u du
bu a a bu C
b a bu
= ÷ + +
+
}
18.
2
2 2 2
3
2
(3 4 8 )
15
u du
b u abu a a bu C
b a bu
= ÷ + + +
+
}
19.
1
2 2
(2 1) (2 1)
n n n
u du u a bu an u du
b n b n a bu a bu
÷
+
= ÷
+ + + +
} }
1
1
ln si 0
20.
2
tan si < 0
a bu a
C a
a a bu a du
u a bu
a bu
C a
a a
÷
¦
+ ÷
+ > ¦
+ + ¦
=
´
+
¦ +
+
¦
÷ ÷ ¹
}
21.
1 1
(2 3)
2 ( 1) ( 1)
n n n
du a bu b n du
a n a n u u a bu u a bu
÷ ÷
+ ÷
= ÷ ÷
÷ ÷ + +
} }
22.
2
a bu du du
a bu a
u u a bu
+
= + +
+
} }
23.
3/ 2
1 1
( ) (2 5)
2 ( 1) ( 1)
n n n
a bu du a bu b n a bu du
a n u a n u u
÷ ÷
+ + ÷ +
= ÷ ÷
÷ ÷
} }
Integrales que contienen
2 2
± a u
24.
1
2 2
1
tan
du u
C
a a a u
÷
= +
+
}
25.
1
2 2
1
1
tanh si
1
ln
1 2
coth si
u
C u a
du u a
a a
C
u a u a a u
C u a
a a
÷
÷
¦
+ <
¦
+ ¦
= + =
´
÷ ÷
¦
+ >
¦
¹
}
1
2 2
1
1
tanh si
1
26. ln
1 2
coth si
u
C u a
du u a
a a
C
u a u a u a
C u a
a a
÷
÷
¦
÷ + <
¦
÷ ¦
= + =
´
+ ÷
¦
÷ + >
¦
¹
}
Integrales que contienen
2 2
± u a
En las fórmulas 27 a 38 puede reemplazarse
En
2 2
u u a + +
por
1
senh .
u
a
÷
En
2 2
u u a + ÷
por
1
cosh .
u
a
÷
En
2 2
a u a
u
+ +
por
1
senh .
a
u
÷
27.
2 2
2 2
ln
du
u u a C
u a
= + ± +
±
}
28.
2
2 2 2 2 2 2
ln
2 2
u a
u a du u a u u a C ± = ± ± + ± +
}
29.
4
2 2 2 2 2 2 2 2 2
(2 ) ln
8 8
u a
u u a du u a u a u u a C ± = ± ± ÷ + ± +
}
30.
2 2 2 2
2 2
ln
u a du a u a
u a a C
u u
+ + +
= + ÷ +
}
31.
2 2
2 2 1
sec
u a du u
u a a C
u a
÷
÷
= ÷ ÷ +
}
32.
2 2 2 2
2 2
2
ln
u a du u a
u u a C
u u
± ±
= ÷ + + ± +
}
33.
2 2
2 2 2 2
2 2
ln
2 2
u du u a
u a u u a C
u a
±
= ± ÷ + ± +
±
}
34.
2 2
2 2
1
ln
du a u a
C
a u
u u a
+ +
= ÷ +
+
}
35.
1
2 2
1
sec
du u
C
a a
u u a
÷
= +
÷
}
36.
2 2
2
2 2 2
du u a
C
a u
u u a
±
= ÷ +
±
±
}
37.
4
2 2 3/ 2 2 2 2 2 2 2
3
( ) (2 5 ) ln
8 8
u a
u a du u a u a u u a C ± = ± ± + + ± +
}
38. 2 2 3/ 2
2 2 2
( )
du u
C
u a
a u a
= +
±
± ±
}
Integrales que contienen
2 2
÷ a u
39.
1
2 2
sen
du u
C
a
a u
÷
= +
÷
}
40.
2
2 2 2 2 1
sen
2 2
u a u
a u du a u C
a
÷
÷ = ÷ + +
}
41.
4
2 2 2 2 2 2 2 1
(2 ) sen
8 8
u a u
u a u du u a a u C
a
÷
÷ = ÷ ÷ + +
}
42.
2 2 2 2
2 2 2 2 1
ln cosh
a u du a a u a
a u a C a u a C
u u u
÷
÷ + ÷
= ÷ ÷ + = ÷ ÷ +
}
43.
2 2 2 2
1
2
sen
a u du a u u
C
u a u
÷
÷ ÷
= ÷ ÷ +
}
44. 2 2
2 2 1
2 2
sen
2 2
u u a u
a u C
a
a u
÷
= ÷ ÷ + +
÷
}
2 2
1
2 2
1 1
45. ln cosh
du a a u a
C C
a u a u
u a u
÷
+ ÷
= ÷ + = ÷ +
÷
}
46.
2 2
2
2 2 2
du a u
C
a u
u a u
÷
= ÷ +
÷
}
47.
4
2 2 3/ 2 2 2 2 2 1
3
( ) (2 5 ) sen
8 8
u a u
a u du u a a u C
a
÷
÷ = ÷ ÷ ÷ + +
}
48. 2 2 3/ 2
2 2 2
( )
du u
C
a u
a a u
= +
÷
÷
}
Integrales que contienen - au u
2
2
49.
2
2 2 1
2 2 cos 1
2 2
u a a u
au u du au u C
a
÷
÷ | |
÷ = ÷ + ÷ +
|
\ ¹
}
50.
2 2 3
2 2 1
2 3
2 2 cos 1
6 2
u au a a u
u au u du au u C
a
÷
÷ ÷ | |
÷ = ÷ + ÷ +
|
\ ¹
}
51.
2
2 1
2
2 cos 1
au u du u
au u a C
u a
÷
÷ | |
= ÷ + ÷ +
|
\ ¹
}
52.
2 2
1
2
2 2 2
cos 1
au u du au u u
C
u a u
÷
÷ ÷ | |
= ÷ ÷ ÷ +
|
\ ¹
}
53.
1
2
cos 1
2
du u
C
a
au u
÷
| |
= ÷ +
|
\ ¹
÷
}
54.
2 1
2
2 cos 1
2
u du u
au u a C
a
au u
÷
| |
= ÷ ÷ + ÷ +
|
\ ¹
÷
}
55.
2 2
2 1
2
( 3 ) 3
2 cos 1
2 2
2
u du u a a u
au u C
a
au u
÷
+ | |
= ÷ ÷ + ÷ +
|
\ ¹
÷
}
56.
2
2
2
2
du au u
C
au
u au u
÷
= ÷ +
÷
}
57. 2 3/ 2
2 2
(2 )
2
du u a
C
au u
a au u
÷
= +
÷
÷
}
58. 2 3/ 2
2
(2 )
2
u du u
C
au u
a au u
= +
÷
÷
}
Integrales que contienen funciones trigonométricas
59. sen cos u du u C = ÷ +
}
60. cos sen u du u C = +
}
61. tan ln sec u du u C = +
}
62. cot ln sen u du u C = +
}
( )
1 1
4 2
63. sec ln sec tan ln tan u du u u C u C = + + = t + +
}
1
2
64. csc ln csc cot ln tan u du u u C u C = ÷ + = +
}
65.
2
sec tan u du u C = +
}
66.
2
csc cot u du u C = ÷ +
}
67. sec tan sec u u du u C = +
}
68. csc cot csc u u du u C = ÷ +
}
69.
2 1 1
2 4
sen sen 2 u du u u C = ÷ +
}
70.
2 1 1
2 4
cos sen 2 u du u u C = + +
}
71.
2
tan tan u du u u C = ÷ +
}
72.
2
cot cot u du u u C = ÷ ÷ +
}
73.
1 2
1 1
sen sen cos sen
n n n
n
u du u u u du
n n
÷ ÷
÷
= ÷ +
} }
74.
1 2
1 1
cos cos sen cos
n n n
n
u du u u u du
n n
÷ ÷
÷
= +
} }
75.
1 2
1
tan tan tan
1
n n n
u du u u du
n
÷ ÷
= ÷
÷
} }
76.
1 2
1
cot cot cot
1
n n n
u du u u du
n
÷ ÷
= ÷ ÷
÷
} }
77.
2 2
1 2
sec sec tan sec
1 1
n n n
n
u du u u u du
n n
÷ ÷
÷
= +
÷ ÷
} }
78.
2 2
1 2
csc csc cot csc
1 1
n n n
n
u du u u u du
n n
÷ ÷
÷
= ÷ +
÷ ÷
} }
79.
sen ( ) sen ( )
sen sen
2( ) 2( )
m n u m n u
mu nu du C
m n m n
+ ÷
= ÷ + +
+ ÷
}
80.
sen ( ) sen ( )
cos cos
2( ) 2( )
m n u m n u
mu nu du C
m n m n
+ ÷
= + +
+ ÷
}
81.
cos ( ) cos ( )
sen cos
2( ) 2( )
m n u m n u
mu nu du C
m n m n
+ ÷
= ÷ ÷ +
+ ÷
}
82. sen sen cos u u du u u u C = ÷ +
}
83. cos cos sen u u du u u u C = + +
}
84.
2 2
sen 2 sen (2 ) cos u u du u u u u C = + ÷ +
}
85.
2 2
cos 2 cos ( 2) sen u u du u u u u C = + ÷ +
}
86.
1
sen cos cos
n n n
u u du u u n u u du
÷
= ÷ +
} }
87.
1
cos sen sen
n n n
u u du u u n u u du
÷
= ÷
} }
1 1
2
1 1
2
sen cos 1
88. sen cos sen cos
sen cos 1
sen cos
m n
m n m n
m n
m n
u u m
u u du u u du
m n m n
u u n
u du
m n m n
÷ +
÷
+ ÷
÷
÷
= ÷ +
+ +
÷
= +
+ +
} }
}
Integrales que contienen funciones trigonométricas inversas
89.
1 1 2
sen sen 1 u du u u u C
÷ ÷
= + ÷ +
}
90.
1 1 2
cos cos 1 u du u u u C
÷ ÷
= ÷ ÷ +
}
91.
1 1 2
tan tan ln 1 u du u u u C
÷ ÷
= ÷ + +
}
92.
1 1 2
cot cot ln 1 u du u u u C
÷ ÷
= + + +
}
1 1 2 1 1
93. sec sec ln 1 sec cosh u du u u u u C u u u C
÷ ÷ ÷ ÷
= ÷ + ÷ + = ÷ +
}
1 1 2 1 1
94. csc csc ln 1 csc cosh u du u u u u C u u u C
÷ ÷ ÷ ÷
= + + ÷ + = + +
}
Integrales que contienen funciones exponenciales y logarítmicas
95.
u u
e du e C = +
}
96.
ln
u
u
a
a du C
a
= +
}
97. ( 1)
u u
ue du e u C = ÷ +
}
98.
1 n u n u n u
u e du u e n u e du
÷
= ÷
} }
99.
1
ln ln
n u
n u n u
u a n
u a du u a du C
a a
÷
= ÷ +
} }
100. 1 1
1
1 ( 1)
u u u
n n n
e du e e du
n u n u u
÷ ÷
= ÷ +
÷ ÷
} }
101. 1 1
ln
1 ( 1)
u u u
n n n
a du a a a du
n u n u u
÷ ÷
= ÷ +
÷ ÷
} }
102. ln ln u du u u u C = ÷ +
}
103.
1
2
ln [( 1) ln 1]
( 1)
n
n
u
u u du n u C
n
+
= + ÷ +
+
}
104.
ln ln
ln
du
u C
u u
= +
}
105.
2 2
sen ( sen cos )
au
au
e
e nu du a nu n nu C
a n
= ÷ +
+
}
106.
2 2
cos ( cos sen )
au
au
e
e nu du a nu n nu C
a n
= + +
+
}
Integrales que contienen funciones hiperbólicas
107. senh cosh u du u C = +
}
108. cosh senh u du u C = +
}
109. tanh ln cosh u du u C = +
}
110. coth ln senh u du u C = +
}
111.
1
sech tan (senh ) u du u C
÷
= +
}
112.
1
2
csch ln tanh u du u C = +
}
113.
2
sech tanh u du u C = +
}
114.
2
csch coth u du u C = ÷ +
}
472
115. sech tanh sech u u du u C = ÷ +
}
116. csch coth csch u u du u C = ÷ +
}
117.
2 1 1
4 2
senh senh 2 u du u u C = ÷ +
}
118.
2 1 1
4 2
cosh senh 2 u du u u C = + +
}
119.
2
tanh tanh u du u u C = ÷ +
}
120.
2
coth coth u du u u C = ÷ +
}
121. senh cosh senh u u du u u u C = ÷ +
}
122. cosh senh cosh u u du u u u C = ÷ +
}
123.
2 2
senh ( senh cosh )
au
au
e
e nu du a nu n nu C
a n
= ÷ +
÷
}
124.
2 2
cosh ( cosh senh )
au
au
e
e nu du a nu n nu C
a n
= ÷ +
÷
}
473
Elementos Básicos de Cálculo Integral y Series
Bibliografía
1. Anton H. 1984. Cálculo y geometría analítica. Vols. I y II. México: Limusa.
2. Edwards CH, Penny DE. 1996. 4.
a
ed. Cálculo con geometría analítica.
México: Prentice Hall.
3. Fernández Viña JA. 1981. Lecciones de análisis matemático I. 2.
a
ed. Madrid:
Editorial Tecnos.
4. Finney RL y otros. 2000. Cálculo de una variable. 2.
a
ed. México: Editorial
Pearson Educación.
5. Haaser NB, La Salle JP, Sullivan JA. 1977. Análisis matemático. Vol. 2, Curso
intermedio, 9.
a
reimpr. México: Editorial Trillas.
6. Larson RE, Hostetler RP. 1998. Cálculo. 6.
a
ed. Madrid: McGraw-Hill Interame-
ricana.
7. Larson RE, Hostetler RP, Edwards BH. 2006. Cálculo I. 8.
a
ed. Madrid:
McGraw-Hill Interamericana.
8. Leithold L. 1998. El cálculo. 7.
a
ed. México: Editorial Oxford University Press.
9. Pita Ruiz C. 1998. Cálculo de una variable. México: Prentice Hall Hispano-
americana.
10. Purcell E, Varberg D. 1992. Cálculo con geometría analítica. 6.
a
ed. México:
Pearson Prentice Hall Hispanoamericana.
11. Purcell EJ, Varberg D, Rigdon SE. 2001. Cálculo. 8.
a
ed. México: Editorial
Pearson Educación.
12. Smith RT, Minton RB. 2003. Cálculo. 2.
a
ed. Madrid: McGraw-Hill Interame-
ricana.
13. Spivak M. 1970. Cálculo infinitesimal.Barcelona: Reverté.
14. Stein SK. 1995. Cálculo y geometría analítica. 5.
a
ed. México: McGraw-Hill.
15. Sullivan M. 1997. Precálculo. 4.
a
ed. México: Prentice Hall Hispanoamericana.
16. Swokosky EW. 1998. Cálculo con geometría analítica. 2.
a
ed. México: Edi-
torial Iberoamericana.
17. Thomas GB Jr. 2005. Cálculo, una variable. 11.
a
ed. México: Editorial Pearson
Educación.
18. http://huitoto.udea.edu.co/Matematicas/
474
Elementos básicos
de cálculo integral y series
Elementos básicos
de cálculo integral y series
Jesús del Valle Sierra
Primera edición, marzo de 2006
Todos los derechos reservados. No se permite la reproducción, archivo o transmisión total o parcial de este texto mediante
ningún medio, ya sea electrónico, mecánico, óptico, de fotorreproducción, memoria o cualquier otro sin permiso de los
editores Ude@.
Impreso en Medellín, Colombia.
Imagen de la portada
Fotografía de la escultura Candelaria al fresco en Ambalema
Martha Lucía Villafañe es una artista colombiana nacida en Roldanillo, Valle del Cauca, residenciada en Medellín y Maestra
en Artes Plásticas de la Universidad de Antioquia. Sus obras, en ocasiones de tinte político y de crítica social, siempre
poseen el sello del trópico y muestran la exploración de una amplia diversidad de técnicas y materiales, tanto en el dibujo
como en la escultura.
Candelaria al fresco en Ambalema, situada frente al Museo, es una escultura en hierro y cemento vaciado y policromado,
que data de 1992 y pertenece a la Colección Museo Universidad de Antioquia.
Autor
Acerca del
autor
Jesús del Valle Sierra
Jesús del Valle Sierra
Matemático de la Universidad de Antioquia 1977, especialista en Matemá-
ticas Avanzadas de la Universidad Nacional de Colombia (sede Bogotá, 1987)
Actualmente se desempeña como Coordinador de Cursos de Servicio del
Departamento de Matemáticas de la Facultad de Ciencias Exactas y Natura-
les de la Universidad de Antioquia.
Correo electrónico: jadeva@matematicas.udea.edu.co
Como estudiante del programa Ude@, usted es el centro del modelo educativo y puede controlar el proceso de aprendizaje
mediante la organización del tiempo alrededor de sus intereses. La autonomía, la disciplina, la creatividad y el trabajo en
equipo son características que le ayudarán en su formación, para solucionar problemas reales de la sociedad, recurriendo al
método de la ingeniería.
La Universidad de Antioquia, a tra-
vés del programa Ude@, ha puesto
a su disposición contenidos acadé-
micos en diferentes medios con el
fin de facilitarle el aprendizaje me-
diante las tecnologías de informáti-
ca y telecomunicaciones clásicas y
modernas:
„Radio
„Televisión
„Impresos
„Web
„Multimedia
„Videoconferencias
En el modelo Ude@ los conocimientos son aportados por cada medio en igualdad de importancia y con las
fortalezas propias de cada uno de ellos, pero el texto desempeña un papel fundamental en el aprendizaje ya
que es el que más diversidad ofrece en términos de funcionalidad y cantidad de contenidos. El texto Ude@
no sólo permite analizar con más detalle y profundidad los contenidos de cada curso, sino que facilita en
mayor medida la realización de ejercicios, tareas y autoevaluaciones.
La estructura del texto es lineal, con una progresión gradual de cada tema, lo cual hace más fácil la transmisión del contenido
de una manera lógica.
La división del texto está dada por capítulos que, a su vez, agrupan módulos (sesiones de clase). Al empezar cada capítulo
se encuentra un “Contenido breve” en la columna externa, que incluye una lista del número y el título de los módulos que
componen el capítulo. Por su parte cada módulo contiene, en su primera página, un índice temático del contenido, objetivos
específicos, preguntas básicas y una introducción, que le guiarán en el proceso de aprendizaje sobre el tema en particular
de cada sesión de clase.
El texto Ude@
Estructura del texto Ude@
Cómo usar este libro
El material Ude@ ha sido producido de manera integral, teniendo como objetivo primordial el autoestudio. Por tanto, la
producción de los contenidos se desarrolla en los diferentes formatos (radio, televisión, web, multimedia, videoconferencias),
con enlaces entre los mismos. La esencia de este enlace está dada por los iconos Ude@.
Los iconos, como representaciones gráficas de la realidad, serán los elementos gráficos que le
ayudarán a guiarse en su navegación por los diferentes medios. El espacio gráfico de cada página
del texto está dividido en dos columnas: en la interior, más ancha, podrá observar todo lo relaciona-
do con el desarrollo del contenido y las correspondientes figuras (gráficas, fotos, etc.), mientras que
en la exterior encontrará las llamadas a otros medios. Estas llamadas permiten que haya interrelación
y retroalimentación entre los mismos.
Los iconos de radio, televisión, multimedia, mapa conceptual,
videoconferencia o web le indicarán la ruta a seguir. Por ello es importante que sepa que sobre el
tema que está estudiando en el módulo impreso, también hay material disponible en otros medios,
y que ese material representa valor agregado puesto que el contenido de los diferentes formatos no
se repite sino que se complementa.
Los iconos y la interrelación de medios
El mapa conceptual
„Es importante que durante su proceso de aprendizaje se pregunte cons-
tantemente si de verdad comprendió el significado de los términos y su
uso. Una buena manera de comprobarlo es explicándole el concepto a otra persona. No dude en
solicitar ayuda a su tutor.
„Antes de iniciar el estudio de un capítulo lea el contenido breve y la presentación.
„ Las preguntas básicas de cada módulo le ayudarán a valorar la comprensión de los nuevos
conceptos presentados y de la temática tratada a lo largo del mismo.
„El estudio de los ejemplos intercalados en los bloques de texto y la solución de los ejercicios
incrementarán sus habilidades en la solución de problemas reales.
„Tome apuntes, plantéese preguntas y trate de resolverlas.
Sugerencias para el estudiante Ude@
Al comienzo del texto Ude@ usted encontrará un mapa conceptual del
curso, que lo orientará en el universo temático de la disciplina. Esta herra-
mienta pedagógica hace posible la integración conceptual, jerárquica y
funcional, en forma gráfica y espacial, de todos los contenidos.
Elementos básicos de cálculo integral y series
Contenido
Capítulo 1: Integral indefinida
Módulo 1
Función primitiva o antiderivada 23
Módulo 2
Integral indefinida 27
Módulo 3
Regla de sustitución o cambio de variable 31
Módulo 4
Algunas aplicaciones de la integral indefinida 35
Ejercicios
Capítulo 1, módulos 1 al 4 43
Capítulo 2: Métodos de integración
Módulo 5
Tabla preliminar de integrales indefinidas 49
Módulo 6
Integración por partes 53
Módulo 7
Integración por sustitución 63
Módulo 8
Sustituciones trigonométricas 73
Módulo 9
Integración por descomposición en fracciones simples 87
Módulo 10
Integración de funciones racionales propias 93
Módulo 11
Sustituciones diversas 101
Ejercicios
Capítulo 2, módulos 5 al 11 109
Tabla de contenido
Capítulo 3: Integral definida
Módulo 12
Notación sigma ( ) ¦ y partición de un intervalo 117
Módulo 13
Integral según Riemann 127
Módulo 14
Propiedades de la integral definida 141
Módulo 15
Teorema del valor medio (TVM) para integrales 149
Módulo 16
Los teoremas fundamentales del cálculo 155
Módulo 17
Integrales impropias 173
Ejercicios
Capítulo 3, módulos 12 al 17 187
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Módulo 18
Área de una región plana 203
Módulo 19
Volúmenes de sólidos por secciones transversales 219
Módulo 20
Volúmenes de sólidos de revolución 225
Módulo 21
Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución 243
Módulo 22
Momentos y centros de masa 263
Módulo 23
Los teoremas de Pappus 285
Módulo 24
Trabajo mecánico 293
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulo 25
Presión de líquidos 299
Ejercicios
Capítulo 4, módulos 18 al 25 303
Capítulo 5: Series numéricas
Módulo 26
Sucesiones de números reales 319
Módulo 27
Series de términos constantes 331
Módulo 28
Criterios de convergencia y divergencia de series 339
Módulo 29
Convergencia absoluta y convergencia condicional 359
Ejercicios
Capítulo 5, módulos 26 al 29 372
Capítulo 6: Series de potencia
Módulo 30
Intervalo de convergencia y radio de convergencia
de una serie de potencias 379
Módulo 31
Representación de funciones por medio de series de potencias 395
Ejercicios
Capítulo 6, módulos 30 y 31 415
Apéndice I
Métodos de aproximación en el cálculo 419
Apéndice II
Otros sistemas de coordenadas 439
Apéndice III
Tablas de integrales 465
Prólogo
Como es de manifiesto conocimiento, los conceptos funda-
mentales del cálculo son el límite, la continuidad, la deriva-
da y la integral de una función.
En el primer texto, Elementos básicos de cálculo diferen-
cial, he presentado los tres primeros, los cuales conforman
en su conjunto lo que es en nuestro Departamento de Mate-
máticas el curso actual de Cálculo I que se ofrece para la
Facultad de Ingeniería, y en este segundo texto de la serie
presento el último concepto (integral de una función) y las
series numéricas, que constituyen el de Cálculo II que, igual-
mente, se dicta para los estudiantes de dicha Facultad.
En lo que respecta al orden de los capítulos, he recibido e
incluido algunas sugerencias de los docentes del área de
cálculo para que el curso se desarrolle de una manera más
ágil. Por esta razón, presento el capítulo de «métodos de
integración» inmediatamente después de la «primitivación»,
buscando con ello que el estudiante adquiera mayor habili-
dad para manipular y resolver integrales antes de las aplica-
ciones.
Igual que en el primer texto, éste también está escrito en el
lenguaje normal de nuestros cursos de cálculo. Las defini-
ciones y teoremas están seguidas de observaciones y ejem-
plos gráficos que ayudan a su comprensión. Durante el de-
sarrollo de los temas, éstos se ilustran con muchos ejemplos
que le dan pautas al estudiante para resolver los más de 600
ejercicios propuestos al final de los capítulos.
Las preguntas básicas en cada uno de los módulos pueden
responderse después de estudiado el módulo correspon-
diente. Con ellas se busca no sólo medir el grado de apren-
dizaje de los mismos por parte del estudiante sino empezar a
prepararlo para las pruebas tipo ECAES que debe presentar
para la cualificación profesional respectiva.
He adjuntado al final del texto tres apéndices que completan
cualquier curso de cálculo. El primero de ellos, «Métodos
de aproximación en el cálculo», será de gran utilidad para
aquellos estudiantes que en sus cursos avanzados precisan
del análisis numérico. El segundo corresponde a «Otros sis-
temas de coordenadas», que serán de gran utilidad en el
desarrollo de las integrales múltiples en el próximo curso. Y
el tercero es una tabla sencilla de integrales que no puede
faltar en cualquier texto de cálculo integral. La tabla ha sido
tomada del libro Cálculo y geometría analítica de Howard
Anton que aparece reseñado en la bibliografía.
Agradezco los comentarios positivos que ayuden a mejorar
una futura edición. Todos serán bien recibidos en la direc-
ción: jadeva@matematicas.udea.edu.co.
El autor
Elementos básicos de cálculo integral y series
Objetivos generales
Objetivos específicos
1. Facilitarle al estudiante, mediante el desarrollo teórico
de los temas, la comprensión de la integral indefini-
da, la integral definida y las series numéricas.
2. Presentar la integración como «operación inversa»
de la diferenciación. Esto es, dada una función f se
precisa hallar otra función F cuya derivada sea igual
a f.
3. Desarrollar en el estudiante, mediante modelos pro-
pios de la ingeniería, la capacidad de plantear y resol-
ver problemas relacionados con las aplicaciones de
la integral: áreas, volúmenes, momentos y centros de
masa, etc.
4. Indicar las diferentes etapas y estrategias que puedan
emplearse cuando se analiza una situación problemá-
tica y se busca llegar a su solución. Evidenciar la
necesidad de distinguir con claridad cuáles son los
datos y cuáles son los resultados pedidos; así mis-
mo, diferenciar claramente, en los teoremas, las
hipótesis y las tesis.
5. Diseñar situaciones problema integrales que facili-
ten la intervención del mayor número posible de
elementos teóricos básicos, mostrando la necesidad
de establecer relaciones adecuadas entre ellos para
su utilización óptima.
6. Proponer situaciones problema que involucren pro-
piedades interesantes del cálculo y que estimulen el
espíritu investigativo.
7. Mostrar en el desarrollo temático del curso cómo se
articula la teoría, introduciendo las definiciones co-
rrectas que surgen de manera natural para designar
relaciones y demostrar los teoremas más importantes.
8. Presentar las series numéricas, juntamente con los
criterios de convergencia y divergencia de las mismas.
9. Presentar las series de potencias y los correspondien-
tes intervalos de convergencia absoluta y convergen-
cia.
10. Establecer los fundamentos y nexos requeridos con
los proyectos de aula que tiene este curso como
prerrequisito o correquisito, especialmente con Cál-
culo III, Ecuaciones diferenciales y Álgebra Lineal.
1. Presentar el concepto más importante de la integral
indefinida, la primitiva o antiderivada, y sus nexos
con la derivación de funciones.
2. Presentar las propiedades de la integral indefinida o
fórmulas de integración y su demostración simple
con base en las fórmulas de derivación correspon-
dientes y mostrar cómo usarlas en la solución de
ejercicios.
3. Mostrar algunas aplicaciones de la integral indefini-
da a las ecuaciones diferenciales ordinarias y a la
física (movimiento rectilíneo).
4. Construir, con base en las reglas de derivación y las
reglas diferenciales, una primera tabla de integrales.
5. Ampliar la tabla del objetivo anterior con la ayuda de
los métodos o técnicas de integración.
6. Establecer las «técnicas o métodos de integración»
como el estudio de métodos sistemáticos para hallar
primitivas o antiderivadas.
7. Enunciar y demostrar la regla de sustitución (cam-
bio de variable) y hacer notar que es uno de los méto-
dos más importantes del cálculo de integrales defini-
das.
8. Presentar todos los tipos de integrales de potencias
de funciones trigonométricas y sus correspondien-
tes combinaciones.
9. Establecer las sustituciones trigonométricas como
método para calcularalgunas integrales de las for-
mas
2
(a
con . r Q 
10. Establecer y demostrar el método de integración
por partes y dar algunas observaciones con respec-
to a su uso.
11. Estudiar la técnica de integración por descompo-
sición en fracciones simples para calcular la integral
de funciones racionales.
12. Presentar las sustituciones diversas como técnicas
adicionales para calcular integrales que presentan
una forma particular; en especial, conocer las inte-
grales de los binomios diferenciales.
13. Comprender el sentido de la notación sigma ( ) ¦ y
la integral definida, y aplicar estos conceptos en la
solución de algunos problemas básicos y afines a la
integración.
14. Introducir, por medio de la idea intuitiva de área y de
las sumas aproximantes, la integral definida según
Riemann.
15. Destacar la relación existente entre la continuidad e
integrabilidad mediante un teorema que proporciona
una gran familia de funciones integrables.
16. Enunciar y demostrar las propiedades más importan-
tes de la integral definida.
17. Presentar los teoremas fundamentales del cálculo y la
relación de los mismos con la derivación y con la
primitivación.
18. Usar la integración en aplicaciones geométricas: cál-
culo de áreas entre curvas, volúmenes de sólidos de
revolución, longitud de un arco de curva plana y
superficie de revolución.
19. Usar la integración en aplicaciones a la física: momen-
tos y centros de masa, trabajo mecánico y presión de
un fluido.
20. Extender la noción de integral para funciones no
acotadas y que no están definidas en todos los pun-
tos del intervalo de integración mediante las llama-
das integrales impropias.
21. Dar sentido a integrales de la forma
( ) , ( ) , ( ) ,
b
a
f x dx f x dx f x dx
f f
f f
³ ³ ³
e integrales de la forma
( ) ,
b
a
f x dx
³
donde f presenta discontinuidad infinita en algún
punto del intervalo [ , ]. a b
22. Presentar las sucesiones de números reales, su clasi-
ficación y el cálculo de límites de sucesiones.
23. Presentar las series numéricas como una sucesión de
sumas parciales, y los criterios de convergencia y
divergencia de las mismas.
24. Indagar qué tipo de funciones pueden represen-
tarse mediante series de potencias y darle sentido
al intervalo de convergencia y al intervalo de con-
vergencia absoluta como dominio de las mismas.
Mapa conceptual
1
Integral
indefinida
Capítulo 1
En este capítulo se definirá el concepto matemático de integral de tal manera que el
estudiante empiece a conocer lentamente el proceso u operación de «integración»,
mostrándole además la relación que existe entre esta operación de integración y la
operación «inversa» de derivación, a la cual llamaremos «primitivación».
En general, este proceso es más complicado que el de la derivación y debemos ser
más cautelosos y pacientes con los métodos que se expongan, los cuales nos
permitirán, cuando sea posible, obtener la primitiva o antiderivada de un gran nú-
mero de funciones.
Iniciamos el capítulo presentando las definiciones correspondientes a la función
primitiva, para posteriormente hacer el estudio de la regla de sustitución o cambio
de variable, quizás el método de integración más importante, ya que en cualquiera
de los otros métodos, por lo general, en algún paso intermedio se hace uso de dicha
regla.
Al finalizar el capítulo ilustramos con algunos ejemplos sencillos una primera apli-
cación de la integral indefinida a las ecuaciones diferenciales y a la física.
Módulo 1
Función primitiva o antiderivada
Módulo 2
Integral indefinida
Módulo 3
Regla de sustitución o cambio de
variable
Módulo 4
Algunas aplicaciones de la inte-
gral indefinida
Ejercicios
Módulos 1 al 4
La ley de caída de Galileo establece que todos los cuerpos caen en el mismo tiempo desde la misma
altura, independientemente de su peso.
22
23
Elementos básicos de cálculo integral y series
1
Función primitiva o antiderivada
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1.1 Función primitiva o antiderivada
1.2 Teorema 1
1. Presentar el concepto más importante de la integral indefinida, la primitivación o
antiderivada, y sus nexos con la derivación de funciones.
1. Se puede demostrar, usando métodos de integración, que la función
3
2
( )
25
x
f x
x
=
+
tiene las siguientes primitivas:
2 3 2 2 1 2
1
1
( ) ( 25) 25( 25) ,
3
F x x x C = + ÷ + +
2 2 1 2 2 3 2
2
2
( ) ( 25) ( 25) .
3
F x x x x C = + ÷ + +
Demuestre que F
1
(x) = F
2
(x).
En el capítulo 3 del texto Elementos básicos de cálculo diferencial hemos estudia-
do el siguiente problema: dada una función F(x), hallar su función derivada f (x),
esto es, ( ) ( ). F x f x ' = En este módulo consideraremos el problema inverso: dada la
función f (x), se precisa hallar otra función F(x) cuya derivada coincida con f (x).
Esta función F que tratamos de buscar se llama primitiva o antiderivada de f (x).
Gabrielle Émile le Tournelle de Breteuil
Émile le Tournelle, conocida como la
marquesa de Châtelet, estudió a Newton y
Leibniz, tradujo al francés los Principia de
Newton y contribuyó a divulgar los concep-
tos del cálculo diferencial e integral.
Émile, nacida en 1706 y fallecida en 1749,
no respondía al prototipo de belleza de su
época pues ya de niña era muy alta (1,65
m) y tenía las manos y los pies grandes. Tal
vez por esto su padre, pensando que no
iba a casarse, se preocupó de que recibiese
una excelente educación. Sin embargo, a
los diecinueve años se casó con el marqués
de Châtelet y suspendió temporalmente sus
estudios, pero los reanudó a los veintisiete
años, después del nacimiento de su tercer
hijo.
En los salones de su residencia, en vez de
frivolizar con conversaciones intrascenden-
tes, Émile y sus invitados deliberaban con
ardor sobre problemas matemáticos. A
tanto llegó su pasión por esta actividad
académica que mandó que le confeccio-
naran unas ropas de hombre, y con sus
piernas enfundadas en calzas y calzones
logró entrar vitoreada por sus colegas en
el café Gradot de París, en donde se reunían
matemáticos y científicos y al cual se le había
prohibido la entrada por ser mujer.
Émile le Torunelle escribió Las instituciones
de la física, libro que contiene uno de los
capítulos más interesantes sobre cálculo
infinitesimal.
24
1.1 Función primitiva o antiderivada
Definición
Sea f una función definida en un intervalo I. Una función F (x) se llama primitiva o
antiderivada de f (x) en I si F es diferenciable y ( ) ( ) F x f x ' = para todo x en I.
Ejemplo 1
Sea
3 2
( ) 4 8 4 5. f x x x x = + ÷ +
Son primitivas de f (x) las siguientes funciones:
4 3 2
1
8
( ) 2 5 6
3
F x x x x x = + ÷ + ÷
,
4 3 2
2
8
( ) 2 5 4.
3
F x x x x x = + ÷ + +
En efecto,
3 2
1 2
( ) ( ) 4 8 4 5 ( ). F x F x x x x f x
' '
= = + ÷ + =
Ejemplo 2
Sea ( ) sec . f x x =
Son primitivas de f (x) las siguientes funciones:
1 2
( ) ln(sec tan ) 3, ( ) ln(sec tan ) 2. F x x x F x x x = + + = + ÷
En efecto,
1 2
( ) ( ) (ln (sec tan ) 3) (ln (sec tan ) 2).
x x
F x F x D x x D x x
' '
= = + + = + ÷
1
(sec tan )
sec tan
x
D x x
x x
= +
+
(RD26)
2
1
(sec tan sec )
sec tan
x x x
x x
= · · +
+
(RD15 y RD13)
1
sec (tan sec )
sec tan
x x x
x x
= · +
+
sec ( ). x f x = =
Observación
En los ejemplos anteriores es fácil ver que si una función dada f (x) tiene función
primitiva F(x) ésta no es única. Así, en el ejemplo 1 las funciones F
1
(x) y F
2
(x)
figuran como funciones primitivas de f (x), o en general, cualquier función de la
Capítulo 1: Integral indefinida
Vea el módulo 1 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
25
Elementos básicos de cálculo integral y series
forma
4 3 2
8
( ) 2 5 ,
3
F x x x x x C = + ÷ + + donde C es una constante, es también pri-
mitiva de f (x).
Por otra parte, puede demostrarse que las funciones de la forma
4 3 2
8
( ) 2 5
3
F x x x x x C = + ÷ + +
abarcan todas las funciones primitivas de
3 2
( ) 4 8 4 5, f x x x x = + ÷ + lo cual se deduce fácilmente del siguiente teorema.
1.2 Teorema 1
Si F
1
(x) y F
2
(x) son dos funciones primitivas de f (x) en un intervalo I, entonces la
diferencia entre ellas es una constante.
Demostración
Designemos por
1 2
( ) ( ) ( ). x F x F x ¢ = ÷ (1)
Como F
1
(x) y F
2
(x) son dos funciones primitivas de f (x) en un intervalo I, se tiene,
de acuerdo con la definición,
1
( ) ( ), F x f x
'
=
(2)
2
( ) ( ). F x f x
'
=
(3)
Ahora, de (1), (2) y (3), se tiene
1 2
( ) ( ) ( ) 0. x F x F x ¢
' ' ' = ÷ =
En conclusión, ( ) 0, x ¢' = y de acuerdo con el ejercicio 19 del módulo 28 del texto
Elementos básicos de cálculo diferencial, se deduce que existe una constante C
tal que ( ) , x C ¢ = es decir,
1 2
( ) ( ) ( ) . x F x F x C ¢ = ÷ =
Observación
Del teorema anterior se deduce que si F(x) es una primitiva de f (x), entonces
( ) ( ) G x F x C = + también lo es, y G(x) así definida se denomina primitiva más
general de f.
Módulo 1: Función primitiva o antiderivada
26
27
Elementos básicos de cálculo integral y series
2
Integral indefinida
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
2.1 Integral indefinida
2.2 Primeras fórmulas de integración
1. Presentar las propiedades de la integral indefinida o primeras fórmulas de integra-
ción y su demostración simple con base en las fórmulas de derivación correspon-
dientes, y mostrar cómo usarlas en la solución de ejercicios.
2. Construir, usando las reglas básicas de derivación y diferenciales, una primera
tabla de integrales.
Diga si las siguientes igualdades son verdaderas o falsas:
1. ( ) ( )
( ) ( ) ( ) ( ) . f x g x dx f x dx g x dx · = ·
} } }
Justifique su respuesta.
2.
( )
( )
( )
( )
f x dx
f x
dx
g x
g x dx
=
}
}
}
. Justifique su respuesta.
En el módulo 1 definimos la primitiva o antiderivada de una función f, y también la
primitiva más general de f. Esta última es la que se conoce como la integral indefini-
da de f. En este módulo mostraremos que en muchos casos puede ser calculada
mediante la operación «inversa» de la derivación, la cual llamaremos
antidiferenciación o integración.
Arquímedes de Siracusa
Arquímedes, considerado por muchos
como el más grande de los matemáticos de
la antigüedad, nació en el año 287 a.C. y
murió en el 212. Pasó casi toda su vida en
su ciudad natal de Siracusa, aunque se sabe
que visitó Egipto al menos en una ocasión.
La fama de Arquímedes se basa fun-
damentalmente en sus numerosos descu-
brimientos matemáticos. Halló, por ejemplo,
un valor aproximado del número pi con un
error muy pequeño. Calculó volúmenes y
áreas, algunos muy difíciles, entre ellos el
volumen de la esfera, y demostró el siguiente
resultado fundamental del que se sentía
particularmente orgulloso: «Los volúmenes
de un cono, de una semiesfera y de un
cilindro, todos de la misma altura y radio,
se encuentran en la razón 1:2:3». Consi-
derado este teorema con la perspectiva que
nos da la historia, era verdaderamente un
resultado excepcional para la época. La
pureza de su matemática en las obras De la
esfera y del cilindro, De los conoides y
esferoides, De las espirales, y la originalidad
de sus nuevas ideas (método de exhaución,
cuadratura del segmento de parábola), en
las que se puede ver el germen del cálculo
infinitesimal de Newton y Leibniz, se unen y
se complementan armoniosamente con sus
trabajos sobre estática e hidrodinámica,
poniendo de manifiesto cómo las dos
matemáticas (la pura y la aplicada) se
complementan mutuamente, de manera que
Escuche el audio ¡Eureka! Arquí-
medes y el cálculo integral en su
multimedia de Elementos básicos
de cálculo integral y series.
28
2.1 Integral indefinida
Definición
Si F(x) es una función primitiva de f (x), la expresión F(x) + C se llama integral
indefinida de la función f (x) y se denota por el símbolo ( ) . f x dx
}
Esto es:
( ) ( ) . f x dx F x C = +
}
En este caso f (x) se llama integrando (o función bajo el signo de integral), C se llama
constante de integración y dx indica que la variable de integración es la letra x.
Observaciones
1. El significado geométrico de la integral indefinida es una familia de curvas,
una para cada valor de C.
2. Toda función continua f (x) en el intervalo [ , ] a b tiene una función primitiva
y por consiguiente una integral indefinida. Sin embargo, no siempre es po-
sible encontrar la integral indefinida (primitiva más general) de una función
continua en [ , ] a b como sucede por ejemplo con la función
4
( ) 1 f x x = +
.
Más adelante estudiaremos métodos que permiten determinar las funciones
primitivas (y por consiguiente las integrales indefinidas) de ciertas clases de
funciones.
3. De la definición anterior podemos deducir lo siguiente:
a. La derivada de una integral indefinida es igual al integrando. Es decir,
( ) ( ),
d
f x dx f x
dx
=
}
o también,
( )
( ) ( ) . d f x dx f x dx =
}
b. Como ( ) ( ), F x f x ' = entonces ( ) ( ) . dF x f x dx =
Por tanto, ( ) ( ) . dF x F x C = +
}
De acuerdo con la observación 3, podemos obtener fórmulas de integración a partir
de las fórmulas de diferenciación. Usaremos las siguientes fórmulas que aparecen
en el teorema 1 y cuya igualdad podemos comprobar mediante la derivación; es
decir, se puede verificar que la derivada del segundo miembro es igual a la derivada
del primer miembro.
Capítulo 1: Integral indefinida
cada una actúa como estímulo y ayuda para
la otra y forman en conjunto una única y
bien definida línea de pensamiento.
Arquímedes fue además un genio de la
mecánica. Entre sus inventos más célebres
se encuentra el «tornillo de Arquímedes»,
utilizado en muchos países, entre ellos
España, para extraer agua de los pozos.
Construyó también planetarios que, pese a
la lejanía en el tiempo, eran tan populares
como lo son en la actualidad.
Sin embargo, no fueron sólo los inventos
«pacíficos» los que dieron a Arquímedes
su gran fama en la antigüedad, sino también
su contribución a la defensa de Siracusa
contra los romanos. Este matemático había
dotado al ejército de dicha ciudad de armas
muy modernas, las cuales causaron el
desconcierto total entre los soldados
romanos. Los historiadores de la época
no describen los «espejos ustorios»
(espejos cóncavos que, puestos de frente
al Sol, reflejan sus rayos y los reúnen en el
punto llamado foco, produciendo un calor
capaz de quemar, fundir y hasta volatilizar
los cuerpos allí colocados), pero sí lo hacen
los posteriores. Fueron mencionados por
primera vez por Galeno (el más destacado
médico de aquellos tiempos, después de
Hipócrates). Si realmente existieron, debió
tratarse de alguna especie de espejo
parabólico. Según cuenta la leyenda,
durante el asedio de las tropas romanas a
Siracusa, en el año 213 a.C., fueron
capaces de concentrar los rayos de sol en
una zona muy reducida, que de esta forma,
dirigidos hacia la armada romana,
provocaron el incendio de las naves.
Arquímedes los situó de forma que los
rayos llegaran paralelos al eje y que, una
vez concentrados, apuntaran a las velas de
los barcos enemigos. Muy pronto los
romanos vieron atónitos cómo las velas de
sus barcos ardían como por arte de magia.
29
Elementos básicos de cálculo integral y series
2.2 Primeras fórmulas de integración
Teorema 1
1
F : . dx x C = +
}
2
F : ( ) ( ) , af x dx a f x dx =
} }
siendo a una constante.
| |
3 1 2 1 2
F : ( ) ( ) ( ) ( ) . f x f x dx f x dx f x dx + = +
} } }
Generalización:
| |
1 2 1
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) .
n n
f x f x f x dx f x dx f x dx + + + = + +
} } }
! !
1
4
F : ,
1
n
n
x
x dx C
n
+
= +
+
}
si 1 n = ÷ y n real.
El ejemplo siguiente ilustra la manera de usar las fórmulas anteriores en el proceso
de integración.
Ejemplo 1
Resuelva cada una de las siguientes integrales indefinidas:
a.
2
( ) , , , kx px t dx k p t + +
}
constantes.
b. ( )
3
3 4 . w w dw +
}
c.
2
2
3
1
. x dx
x
| |
+
|
\ ¹
}
Solución
a.
2 2
3
2
2
3 2
1 2 3 4
3 2
( ) (F )
(F )
( ) (F )
3 2
,
3 2
kx px t dx kx dx px dx t dx
k x dx p x dx t dx
x x
k C p C t x C
x x
k p tx C
+ + = + +
= + +
| | | |
= + + + + +
| |
\ ¹ \ ¹
= + + +
} } } }
} } }
donde
1 2 3
C kC pC tC = + + .
Módulo 2: Integral indefinida
Vea el módulo 2 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
El ejército de Siracusa fue así capaz de
destruir la armada de los invasores.
Experimentalmente se ha demostrado que
la leyenda es creíble, como probó en 1747
el conde de Bufón (Georges Louis Leclerc,
1707-1788, naturalista francés, autor de
uno de los primeros tratados globales de
historia de la biología y la geología no
basados en la Biblia). Sin embargo, Siracusa
cayó en manos romanas a causa de una
traición y Arquímedes fue asesinado. El
general romano Marcelo, a modo de
desagravio, mandó erigir para Arquímedes
una tumba sobre la cual se veía una esfera
circunscrita por un cilindro que simbolizaba,
de acuerdo con sus deseos, su teorema
favorito sobre los volúmenes del cono, el
cilindro y la esfera. Cuando Cicerón visitó
Sicilia pudo ver todavía el monumento que
se ha perdido para la historia.
Aunque no de una manera explícita,
Arquímedes contribuyó a la aplicación de
las matemáticas. En efecto, en su obra
Equilibrio trató el problema de la palanca,
que, junto a la cuña, el plano inclinado, el
rodillo y la polea, componía la colección de
las sencillas máquinas utilizadas en la
antigüedad para construcciones tan
asombrosas como las pirámides de Egipto,
los templos griegos y los acueductos
romanos. Se sirvió libremente de la noción
de baricentro o centro de gravedad de un
cuerpo como si la conociese y le fuese
familiar. Casi dieciocho siglos más tarde
Galileo Galilei y el matemático holandés
Simón Stevin construyeron la teoría de la
estática, esto es, una teoría del equilibrio
para complicados sistemas mecánicos.
30
b.
( )
1 1
3 2
1 1
3 2
1 1
3 2
3 4
3 2
3
2 3
1 1
1 2 4
1 2
3
3 4 (3 4 )
3 4 (F yF )
3 4 (F )
1 1
1 1
2 3
2 3 3 4
2 3 .
w w dw w w dw
w dw w dw
w w
C C
w C w C
w w w w C
+ +
+ = +
= +
( (
( (
= + + +
( (
( (
+ +
¸ ¸ ¸ ¸
= + + +
= + +
} }
} }
Como
1 2
3 4 C C + es una constante arbitraria, la hemos denotado por C.
Al aplicar la F
3
para cada ( )
i
f x dx
}
aparece una constante C
i
. Entonces
podemos evaluar cada ( )
i
f x dx
}
sin escribir la constante C
i
, pero al final
escribimos C para indicar la suma de todas las constantes.
c.
5 2
3 3
5 2
3 3
8 1
3 3
2
2 4
3
4
5
1
( 2 )
2
3
3 .
5 4
x dx x x x dx
x
x dx x dx x dx
x
x x C
÷
÷
| |
+ = + +
|
\ ¹
= + +
= + + +
} }
} } }
Capítulo 1: Integral indefinida
31
Elementos básicos de cálculo integral y series
3
Regla de sustitución o cambio de
variable
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
3.1 Teorema 1: Regla de sustitución o cambio de variable
3.2 Ejemplos ilustrativos del uso de la regla
1. Enunciar y demostrar la regla de sustitución y hacer notar que es uno de los
métodos más importantes en el cálculo de integrales indefinidas.
2. Ilustrar con ejemplos el uso de la regla de sustitución.
1. En el módulo 2 se calculó la integral
2
2
3
1
x dx
x
| |
+
|
\ ¹
}
desarrollando el binomio al
cuadrado y usando las fórmulas del teorema 1. ¿Cómo se podría evaluar la integral
( )
40
5 3 x dx + ·
}
?
Las primeras fórmulas de integración en el teorema del módulo anterior permiten
evaluar o calcular la integral indefinida de un número muy limitado de funciones.
Supongamos ahora que deseamos determinar la integral indefinida
2 3
3 1 . x x dx +
}
En este caso ninguna de las fórmulas de integración nos permite calcular en forma
directa la primitiva de
2 3
( ) 3 1, f x x x = +
aunque sabemos que dicha primitiva
existe. Daremos una regla llamada integración por sustitución o integración por
cambio de variable, por medio de la cual podemos evaluar muchas integrales inde-
finidas que no pueden calcularse en forma directa.
Jacques (Jacob) Bernoulli
Jacques Bernoulli nació el 27 de diciembre
de 1654 en Basilea, Suiza, y falleció el 16 de
agosto de 1705 en la misma ciudad. Jacob
era hermano de Johann (o Jean) Bernoulli
y tío de Daniel Bernoulli, otros dos
matemáticos de renombre que hicieron
aportes importantes al primitivo desarrollo
del cálculo. Obtuvo el grado de teología en
Basilea en el año 1676 y recibió enseñanzas
en matemáticas y astronomía contra los
deseos de sus padres.
En los años 1676 y 1682 Jacques Bernoulli
viajó a lo largo de Francia, Inglaterra y los
países nórdicos, y luego se reunió en
Inglaterra con Robert Boyle (uno de los
fundadores de la química moderna) y
Robert Hooke (conocido por su estudio de
la elasticidad). Después retornó a Suiza y
enseñó mecánica y matemáticas en la
Universidad de Basilea.
En una disputa matemática con su hermano
Johann inventó el cálculo de las variaciones.
También trabajó en la teoría de la
probabilidad. La «distribución de Bernoulli»,
la «ecuación diferencial de Bernoulli» y los
«números de Bernoulli» fueron deno-
minados así en su honor. Muchas de sus
publicaciones fueron sobre series finitas.
Jacques Bernoulli fue el primero en usar el
término integral en el año 1690. Utilizó
tempranamente las coordenadas polares y
descubrió el isócrono, o curva que se
forma al caer verticalmente un cuerpo con
velocidad uniforme. Estudió la espiral
equiangular o logarítmica (que aparece en
la naturaleza en lugares muy dispares, como
telas de araña, conchas, disposiciones de
semillas, espirales de nebulosas...). Tan
orgulloso estaba de haber descubierto que
la espiral permanece igual a sí misma bajo
tantas transformaciones geométricas que
pidió fuese grabada en su lápida junto a la
expresión «eadem mutata resurgo»
(«aunque cambiado, resurgiré»). Y así se
puede ver en la tumba del matemático en
Basilea, aunque con una salvedad: el
32
3.1 Teorema 1: Regla de sustitución o cambio de variable
Sea u = g(x) una función diferenciable cuyo rango es un intervalo I, y sea f una
función definida en I y F una primitiva de f en I. Entonces:
( ( )) ( ) ( ) ( ) ( ( )) . f g x g x dx f u du F u C F g x C ' = = + = +
} }
Demostración
Puesto que u = g(x), y como el rango de g es I, se concluye entonces que u está en
I. Como F es una primitiva de f en I, se tiene que ( ) ( ) F x f x ' = para todo x en I.
En particular, ( ) ( ) F u f u ' = ó ( ) ( ).
d
F u f u
du
= (1)
De aquí se tiene que ( ) ( ) . f u du F u C = +
}
(2)
Ahora, ( ( )) ( ), F g x F u = y derivando en ambos miembros con respecto a x se tiene:
( ( )) ( )
( ) · (regla dela cadena)
( ) · (sustituyendo la ecuación (1))
( ( )) ( ).
d d
F g x F u
dx dx
d du
F u
du dx
du
f u
dx
f g x g x
=
=
=
' =
De esta última igualdad se sigue que F(g(x)) es una primitiva de ( ( )) ( ), f g x g x ' y por
tanto ( ( )) ( ) ( ( )) , f g x g x dx F g x C ' = +
}
(3)
y como u = g(x),
( ( )) ( ) ( ) . f g x g x dx F u C ' = +
}
(4)
De la igualdad entre (2) y (4) resultan las dos primeras igualdades del teorema. La
última igualdad se obtiene de comparar (3) y (4).
Observación
La regla de sustitución es uno de los métodos más importantes del cálculo de
integrales indefinidas. Inclusive, cuando se utiliza cualquier otro método por lo
general en los pasos intermedios recurrimos a la regla de sustitución.
Capítulo 1: Integral indefinida
cantero cometió un lapsus y en lugar de la
espiral logarítmica dibujó en la tumba una
espiral de Arquímedes. En su epitafio se
lee:
«Amado por su familia: Jacob Bernoulli, el
incomparable matemático, más de
dieciocho años profesor de la Universidad
de Basilea, miembro de las Reales
Academias de París y Berlín, famoso por
sus escritos, por una enfermedad crónica,
completamente lúcido hasta su muerte, en
el año de gracia de 1705, el 16 de agosto,
a la edad de 50 años y 6 meses, falleció
esperando la resurrección. Judith Stupan,
su mujer durante veinte años, ha erigido
un monumento junto con sus dos hijos al
marido y padre que tanto echan de menos».
Pero la historia de la espiral tiene más para
decir, porque un antiguo conocido,
miembro de una familia de genios
irrepetible, se maravilló tanto con esta curva
que la llamó «espiral maravillosa». Y no es
para menos, si tenemos en cuenta algunas
de las cosas que consiguió con la curva.
Veamos:
1. La expresó en polares mediante el
logaritmo
1
log ,
r
k c
= u
donde c y k son constantes y u es el ángulo
de giro (lo cual justifica su otro nombre de
«espiral logarítmica»).
2. También verificó que mientras que el
ángulo de giro aumenta en progresión
aritmética, el radio correspondiente lo hace
en progresión geométrica. Dicho de otra
manera: la separación de las espiras
aumenta al crecer el ángulo.
3. Verificó su autosemejanza (o sea que es
invariable), lo que la emparenta con los
fractales.
33
Elementos básicos de cálculo integral y series
3.2 Ejemplos ilustrativos del uso de la regla
Los ejemplos siguientes ilustran el uso de la regla conjuntamente con las fórmulas
de integración presentadas en el módulo anterior.
Ejemplo 1
Sea g(x) una función diferenciable. Demuestre que:
| |
| |
1
( )
( ) ( ) , 1,
1
n
n
g x
g x g x dx C n n
n
+
' = + = ÷
+
}
real.
Solución
Sea u = g(x); entonces, ( ) du g x dx ' = .
Por tanto,
| |
| |
1
4
1
( ) ( ) ; 1
(por F )
1
( )
.
1
n
n
n
n
g x g x dx u du n
u
C
n
g x
C
n
+
+
' = = ÷
= +
+
= +
+
} }
Ejemplo 2
Calcule las siguientes integrales indefinidas:
a.
2
3
1
x dx
x +
} ; b.
2
1 t t dt ÷
}
; c.
1
.
x
dx
x
+
}
Solución
a. Sea
3
1 u x = + ; entonces,
2
3 , du x dx = de donde
2
1
.
3
x dx du =
Luego
1 1
2 2
2
3
1 2
,
3 3 3
1
x dx du
u du u C
u
x
÷
= = = +
+
} } }
y como
3
1, u x = + se tiene finalmente
1
2
2
3
3
2
( 1) .
3
1
x dx
x C
x
= + +
+
}
b. Sea 1. u t = ÷ (1)
Entonces, du dt = y
2 2
. t dt t du = (2)
De (1) se tiene que 1, t u = + y sustituyendo en el segundo miembro de (2)
obtenemos:
2 2
( 1) . t dt u du = +
Módulo 3: Regla de sustitución o cambio de variable
Vea el módulo 3 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
«El cálculo es así una puerta abierta
milagrosamente; aún las teorías físicas
más complejas y profundas llevan un
rastro de sus más simples ecuaciones
diferenciales y una huella de su
arquitectura global».
David Berlinski
34
Luego
5 3 1
2 2 2
7 5 3
2 2 2
7 5 3
2 2 2
2 2
1 ( 1)
( 2 )
2 4 2
7 5 3
2 4 2
( 1) ( 1) ( 1) .
7 5 3
t t dt u u du
u u u du
u u u C
t t t C
÷ = +
= + +
= + + +
= ÷ + ÷ + ÷ +
} }
}
Otra manera de calcular la integral anterior es haciendo la sustitución
2
1 u t = ÷ y
2 2 2
2 ( 1) . t dt u u du = + Verifique la solución.
c. Sea 1 ; u x = + entonces, ,
2
dx
du
x
= de donde 2 . dx x du =
Luego
3
2
3
2
3
1 4
·2
3
4
(1 )
3
4
(1 ) .
3
x
dx u du u C
x
x C
x C
+
= = +
= + +
= + +
} }
Capítulo 1: Integral indefinida
35
Elementos básicos de cálculo integral y series
4
Algunas aplicaciones de la integral
indefinida
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
4.1 Algunas aplicaciones de la integral indefinida
4.1.1 Aplicaciones a las ecuaciones diferenciales de primer orden
4.1.2 Aplicaciones a la física: movimiento rectilíneo
1. Usar el método directo para resolver algunas ecuaciones diferenciales de primer
y segundo orden.
2. Usar el supuesto de que los cuerpos en caída libre sólo están bajo la acción de la
gravedad y de esta manera usar la integral indefinida para determinar la ecuación
de movimiento del objeto en cualquier tiempo t.
1. Demuestre que si f cf ' = para algún número x, entonces ( )
c x
f x k e
·
= · para
algún número k.
2. La ley del enfriamiento de Newton afirma que un objeto se enfría en razón
proporcional a la diferencia entre su temperatura y la temperatura ambiente.
Demuestre que la temperatura T(t) del objeto en el tiempo t, en términos de su temperatura
0
T en el tiempo 0, y suponiendo que la temperatura ambiente A permanece cons-
tante, viene dada por la fórmula
0
( ) ,
c t
T t A T e
·
= + · en donde c es la constante de
proporcionalidad.
En el estudio de las ecuaciones diferenciales ordinarias a veces puede ser muy
difícil resolver una ecuación diferencial de primer orden, ya que no existe un método
general que pueda usarse en todos los casos. En este módulo ilustraremos con
algunos ejemplos sencillos el método directo de solución, dejando el tratamiento
completo para el curso de ecuaciones diferenciales ordinarias.
Igualmente, en las aplicaciones a la física supondremos que los objetos de estudio
están bajo la acción de la gravedad, y por medio de integraciones podemos conocer
la ecuación de movimiento del objeto y así responder preguntas relativas al movi-
miento.
Oliver Heaviside
El físico inglés Oliver Heaviside nació en
Londres en 1850 y murió en Torquay en
1925. Carente de formación universitaria,
Heaviside comenzó en el mundo laboral
trabajando como operador de telégrafos,
hasta que la sordera le obligó a abandonar
su empleo. Nunca alcanzó puesto aca-
démico alguno pese a haber recibido nume-
rosos honores y murió en la pobreza.
Heaviside solía trabajar sin colaboradores y
en soledad logró desarrollar gran parte de
los fundamentos matemáticos que
sustentan la teoría de la telegrafía y de los
circuitos eléctricos, formulando los ahora
familiares conceptos de impedancia,
autoinductancia y conductancia, y empleó
los números complejos en el análisis de las
redes de corrientes alternas varios años
antes de que otros lo hicieran. También
mostró cómo procede la transmisión de
señales auditivas a lo largo de cables y sin
sufrir distorsiones, proponiendo un método
consistente en utilizar una única línea
telefónica para canalizar diversas con-
versaciones simultáneamente (sistema
multiplex).
Como consecuencia del éxito de Guglielmo
Marconi (ingeniero electrotécnico italiano,
premiado con el Nobel y conocido como el
inventor del primer sistema práctico de
señales de radio) tras haber transmitido
señales de radio a través del Atlántico,
Heaviside sugirió en 1902 que en la zona
superior de la atmósfera tenía que existir
una capa reflectora, pues, de lo contrario,
la curvatura de la Tierra habría impedido la
recepción de las señales de radio. La
existencia de la capa de Heaviside (que
resultó ser la ionosfera, y a la cual se
denominó capa Kennelly-Heaviside porque
la predicción de su existencia fue realizada
también en 1902, en forma independiente,
por el ingeniero estadounidense Edwin
Kennelly) fue demostrada experimentalmen-
te veinte años después, de la mano del físico
36
4.1 Algunas aplicaciones de la integral indefinida
4.1.1 Aplicaciones a las ecuaciones diferenciales de primer orden
A la ecuación
( )
dy
f x
dx
=
o al diferencial ( ) dy f x dx = se le llama ecuación dife-
rencial de primer orden.
Resolver una ecuación diferencial es encontrar todas las funciones ( ) y G x = que
satisfagan la ecuación diferencial.
Si y = F(x) es una primitiva de f (x), también lo es F(x) + C.
Entonces podemos decir que todas las funciones que satisfacen la ecuación dife-
rencial
( ),
dy
f x
dx
=
cuando F es la primitiva de f, son de la forma:
y = F(x) + C. (1)
Esta ecuación se llama solución general de la ecuación diferencial.
En los problemas que incluyen ecuaciones diferenciales frecuentemente se desea
encontrar soluciones particulares y para ello se dan unas condiciones llamadas
condiciones iniciales o condiciones de frontera.
Así por ejemplo, resolver la ecuación 2 1,
dy
x
dx
= + tal que y = 3 cuando x = 1,
consiste en hallar la solución general y emplear luego la condición inicial para
encontrar el valor particular de C, obteniéndose así la solución particular que satis-
face la condición dada.
Para la ecuación del ejemplo anterior se puede verificar que
2
y x x C = + + es la
solución general. Como y = 3 cuando x = 1, resulta entonces que y = x
2
+ x + 1 es una
solución particular.
Gráficamente, la solución general
2
y x x C = + + representa una familia de parábo-
las, una por cada valor de C (figura 4.1).
La solución particular y = x
2
+ x + 1 es una parábola abierta hacia arriba y cuyo
vértice es el punto
1 3
,
2 4
| |
÷
|
\ ¹
.
Capítulo 1: Integral indefinida
y premio Nobel Edgard Victor Appleton.
A pesar de que casi todos los primeros
trabajos de Heaviside fueron ignorados, lo
que acentuó su amargura y retraimiento,
sus valiosas contribuciones fueron
reconocidas finalmente, cuando fue elegido
miembro de la Royal Society de Londres
en 1891. El último volumen de su Teoría
electromagnética, que no había llegado a
publicarse, fue destrozado por unos
ladrones, y sólo sabemos en la actualidad
que Heaviside trató de describir en el
volumen perdido una teoría unificada de
los campos, en la que combinaba
electromagnetismo y gravitación.
Heaviside quedó fascinado al leer el Tratado
sobre electricidad y magnetismo de
Maxwell. Comenzó a desarrollar sus propias
ideas sobre el tema y logró simplificar las
ecuaciones que proponía este famoso físico
usando un método de cálculo operacional
que él mismo desarrolló (de hecho, lo que
hoy llamamos ecuaciones de Maxwell son
la versión simplificada propuesta por
Heaviside). Sin embargo, los métodos de
Heaviside causaron gran controversia
entre sus contemporáneos y su validez
tardó algún tiempo en ser demostrada.
37
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 4.1
Ejemplo 1
Sea la ecuación diferencial 2 .
dy
x
dx
= ÷ (1)
a. Halle la solución general.
b. Halle la solución particular si y = 1 cuando x = 2.
Solución
a. De (1) tenemos que 2 , dy xdx = ÷ y si integramos en ambos lados de esta
última ecuación obtenemos:
2
1 2
2
2 1
( 2 ) ,
,
( ).
dy x dx
y C x C
y x C C
= ÷
+ = ÷ +
= ÷ + ÷
} }
Sea
2 1
k C C = ÷ ; entonces,
2
, y x k = ÷ + (2), es la solución general de (1).
b. Si se sustituyen las condiciones iniciales en (2) se obtiene 1 4 , k = ÷ + de
donde k = 5.
Por tanto la solución particular a la ecuación diferencial es
2
5. y x = ÷ +
La solución general es una familia de parábolas y una solución particular es la
parábola que pasa por el punto (2, 1) (figura 4.2).
Módulo 4: Algunas aplicaciones de la integral indefinida
Vea el módulo 4 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
«Arquímedes, uno de los más impor-
tantes de todos los matemáticos, fue el
hombre práctico de sentido común, el
Newton de su época, que poseía la
habilidad imaginativa y la perspicacia
para tratar la geometría y la mecánica, y
que incluso inventó el cálculo integral».
Herbert W. Turnbull
38
Figura 4.2
Ejemplo 2
Encuentre la solución general a la ecuación diferencial
2
2
2 3.
d y
x
dx
= +
(1)
Solución
A pesar de que esta ecuación no presenta la forma de una ecuación diferencial de
primer orden, puede ser transformada a una ecuación de dicha forma de la siguiente
manera:
Sea
dy
u
dx
= ; entonces
2
2
.
du d y
dx dx
=
Luego la ecuación (1) queda como sigue:
2 3,
du
x
dx
= +
de donde (2 3) . du x dx = +
Por tanto,
(2 3) . du x dx = +
} }
Y resolviendo las integrales obtenemos:
( )
2
3 , u x x x k = + +
Es decir,
2
3
dy
u x x k
dx
= = + + o
2
( 3 ) . dy x x k dx = + +
Capítulo 1: Integral indefinida
39
Elementos básicos de cálculo integral y series
Entonces
2
( 3 ) , dy x x k dx = + +
} }
y resolviendo las integrales obtenemos finalmente:
3 2
3
,
3 2
x x
y kx C = + + +
que es la solución general a la ecuación diferencial (1).
Observaciones
La ecuación diferencial del ejemplo anterior se llama ecuación diferencial de se-
gundo orden.
Para obtener la solución general fue necesario efectuar dos operaciones de integra-
ción, de ahí que aparezcan dos constantes arbitrarias. Si se quiere obtener una
solución particular es necesario dar dos condiciones iniciales.
Ejemplo 3
En cualquier punto (x, y) de una curva se verifica que
2
2
2
1 ,
d y
x
dx
= ÷
y la ecuación de
la recta tangente a la curva en el punto (1, 1) es 2 . y x = ÷ Encuentre la ecuación de
la curva.
Solución
Debemos buscar una solución a la ecuación diferencial
2
2
2
1
d y
x
dx
= ÷
con las si-
guientes condiciones iniciales:
a. y = 1 cuando x = 1.
b. 1
dy
dx
= ÷ cuando x = 1 (puesto que la pendiente de 2 y x = ÷ es –1).
Sea ;
dy
u
dx
= entonces,
2
2
du d y
dx dx
=
.
Luego
2
1 ,
du
x
dx
= ÷
de donde
2
(1 ) . du x dx = ÷
En consecuencia,
2
(1 ) , du x dx = ÷
} }
Módulo 4: Algunas aplicaciones de la integral indefinida
40
y por tanto,
3
( ) .
3
x
u x x C = ÷ +
(1)
Si reemplazamos u por
dy
dx
obtenemos:
3
,
3
dy x
u x C
dx
= = ÷ +
de donde
3
.
3
x
dy x C dx
| |
= ÷ +
|
\ ¹
Entonces
3
,
3
x
dy x C dx
| |
= ÷ +
|
\ ¹
} }
y por tanto,
2 4
.
2 12
x x
y Cx k = ÷ + + (2)
La ecuación (2) es la solución general. Para conocer los valores de Cy k utilizamos
las condiciones iniciales.
Utilizando las condiciones iniciales b en (1) obtenemos:
1
1 1 ,
3
C ÷ = ÷ + de donde
5
.
3
C = ÷
Utilizando el valor de C y las condiciones iniciales a en (2) obtenemos:
1 1 5
1 1 ,
2 12 3
k
| |
= ÷ + ÷ +
|
\ ¹
de donde
9
4
k =
.
Entonces la ecuación de la curva que pasa por (1, 1) y cuya recta tangente tiene
pendiente –1 en dicho punto es
2 4
5 9
2 12 3 4
x x
y x = ÷ ÷ +
.
4.1.2 Aplicaciones a la física: movimiento rectilíneo
En el módulo 20 del texto Elementos básicos de cálculo diferencial vimos que
cuando la ecuación de movimiento de un móvil está dada por ( ), s f t = la velocidad
instantánea está dada por ( ),
ds
v f t
dt
' = = y la aceleración instantánea por
2
2
( ).
d s dv
a f t
dt dt
'' = = =
Capítulo 1: Integral indefinida
41
Elementos básicos de cálculo integral y series
Teniendo en cuenta aquel desarrollo, veamos ahora que es posible encontrar la
ecuación de movimiento de un móvil dada la velocidad o la aceleración.
Ejemplo 1
Una piedra es lanzada verticalmente hacia arriba desde el suelo, con una velocidad
inicial de 20 m/s (figura 4.3). ¿Cuánto tiempo tardará la piedra en llegar al suelo y con
qué velocidad llegará? ¿Durante cuánto tiempo estará subiendo la piedra y qué tan
alto llegará? (utilice como aceleración de la gravedad
2
10 m/s g = ).
Solución
Sean s: la posición de la piedra al cabo de t segundos.
v: la velocidad de la piedra en t segundos.
: a g = ÷
la aceleración de la gravedad, que consideramos constante.
Figura 4.3
Condiciones iniciales: 20 m/s v = cuando t = 0; s = 0 cuando t = 0.
Para simplificar la escritura prescindiremos inicialmente de las unidades y al final las
retomaremos.
Como
10,
dv
dt
= ÷
se tiene que 10 . dv dt = ÷ Por tanto, 10 , dv dt = ÷
} }
luego
10 v t C = ÷ +
.
Si v = 20 cuando t = 0, entonces 20 10(0) , C = ÷ + de donde C = 20.
Por tanto, se tiene que la velocidad en cualquier instante es 10 20. v t = ÷ + (1)
Pero ,
ds
v
dt
= y en consecuencia 10 20,
ds
t
dt
= ÷ +
Módulo 4: Algunas aplicaciones de la integral indefinida
42
Capítulo 1: Integral indefinida
de donde
( 10 20) ,
( 10 20) ,
ds t dt
ds t dt
= ÷ +
= ÷ +
} }
y por tanto
2
1
5 20 s t t C = ÷ + + .
Como s = 0 cuando t = 0, se deduce que C
1
= 0. Es decir, la ecuación de movimiento
en cualquier instante t es
2
5 20 . s t t = ÷ + (2)
De acuerdo con las ecuaciones (1) y (2) podemos obtener los resultados pedidos.
Tiempo para llegar al suelo y velocidad con que llegará:
Hacemos s = 0 en la ecuación (2). Entonces,
2
0 5 20 , t t = ÷ + de donde t = 0 ó
t = 4 s.
Es decir, t = 0 es en el momento de iniciarse el movimiento y t = 4 s es el
tiempo que demora la piedra en caer al suelo.
Si en (1) reemplazamos t = 4 s, obtenemos la velocidad con que la piedra llega
al suelo. Es decir,
10(4) 20 20, v = ÷ + = ÷ esto es, 20 m/s. v = ÷
Tiempo durante el cual está subiendo la piedra y máxima altura alcanzada:
Hacemos v = 0 en la ecuación (1). Entonces, 0 10 20, t = ÷ + de donde t = 2 s,
y si este valor de t lo reemplazamos en (2) obtenemos la altura máxima alcan-
zada por la piedra, es decir,
2
5(2) 20(2) 20 m. s = ÷ + =
43
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulos 1 al 4
En los ejercicios 1 a 8 se dan las funciones f y F. Compruebe, usando derivación, que ( ) F x es la primitiva más general
de ( ) f x . ¿Qué fórmula de integración puede deducirse en cada caso?
1.
2
3
( ) = ;
1
x
f x
x +
3
1
( ) = ln (1 ) .
3
F x x C + +
2. ( ) ln ; f x x = ( ) ln . F x x x x C = ÷ +
3.
3
( ) ln ; f x x x =
4 4
1 1
( ) ln .
4 16
F x x x x C = ÷ +
4. ( ) arctan ; f x x =
2
( ) arctan ln 1 . F x x x x C = · ÷ + +
5.
2
1
( ) ;
4
x
f x
e
=
+
2
1 1
( ) ln ( 4) .
4 8
x
F x x e C = ÷ + +
6.
2
( ) ;
x
f x x e
÷
=
2
( ) ( 2 2) .
x
F x e x x C
÷
= ÷ + + +
7.
2
( ) sen 2 ; f x x =
1 1
( ) sen 4 .
2 8
F x x x C = ÷ +
8.
3
( ) ( 3) ;
x
f x x e
÷
= +
3
1
( ) (3 10) .
9
x
F x x e C
÷
= ÷ + +
En los ejercicios 9 a 13 encuentre la primitiva más general para la función dada.
9.
2
( ) 3 4 5. f x x x = + +
10.
2 3
1 3
( ) . f t
t t
= +
11.
3 2
( ) 1 . g x x x x = + ÷ +
12. 2 2
2
( ) .
( 1)
x
h x
x
=
+
13.
1 2
( ) ( 1) . f x x = +
Capítulo 1: Integral indefinida
14. Calcule las siguientes integrales indefinidas:
a.
5
. x dx
}
b.
2
( ) . x x dx +
}
c. 2
1 4
2 . dx
x x x
| |
+ +
|
\ ¹
} d.
3
2
( 1)
.
x
dx
x
+
}
e.
2
1 . x x dx +
}
f.
2
3
.
1
t dt
t +
}
g.
5 3
1 . w w dw +
}
h.
1 3 4
3 2
( 2)
.
r
dr
r
+
}
i.
3 2
3 8 . x x dx ÷
}
j.
2
( 1) ( 2 8) . x x x dx + + +
}
k.
2
3 2
( 2)
.
6 12 4
x
dx
x x x
+
+ + +
} l.
sen
.
x
dx
x
}
m.
2 2
cos (cos ) sen . x x x dx · ·
}
n.
2
sen (11 10) . x x dx · ÷
}
o. sen (4 2) .
x x
e e dx · +
}
p.
3 3
cos .
x x
e e dx ·
}
q.
4tan
2
.
cos
x
dx
e
x
·
}
r.
2
4 sen sen cos . x x x dx + ·
}
s.
2
2
sen 4
.
4
x x
dx
x
+
+
} t.
2 3 8 3 9
( 5) cos [( 5) ] . x x x dx + · +
}
u.
2 2
cos ( 4) sen ( 4) . x x x dx + +
}
v. 1 . t t t dt +
}
w.
2
cos (ln 4 )
.
x
dx
x
}
x.
2 3
3 2
cos ( 2)
.
[sen ( 2)]
t t
dt
t
· ÷
÷
}
15. Encuentre la solución general de las siguientes ecuaciones diferenciales.
a.
3
3 2 5.
dy
x x
dx
= + ÷
b.
2
(2 3) .
dy
x
dx
= +
c.
.
dy
x y
dx
=
d.
2
3 .
dy
xy
dx
=
En los ejercicios 16 a 19 halle la solución particular de las ecuaciones diferenciales dadas teniendo en cuenta las condiciones
iniciales.
16.
2
1, si 3 cuando 0.
dy
x x y x
dx
= + = ÷ =
Ejercicios de los módulos 1 al 4
17.
4
, si 2 cuando 4.
dy dx
y x
y x
= = ÷ =
18.
2
2
2
4(1 ) , si 2 y 1 cuando 1.
d y
x y y x
dx
' = ÷ = = ÷ = ÷
19.
2
2
2
1 , si 1 y 1 cuando 1.
d y
x y y x
dx
' = ÷ = = ÷ =
20. ¿Puede existir una curva que satisface las siguientes condiciones: cuando 0, x = entonces 0 y 1
dy
y
dx
= = y
2
2
0
d y
dx
= para todo x?
21. Encuentre la ecuación de la curva que pasa por el punto (1, 1) y cuya pendiente en el punto (x, y) es
2
3 2. x +
22. Encuentre la ecuación de la curva que pasa por los puntos (0, 3) y (1, 5) y satisface la ecuación diferencial
2
2
2
3 .
d y
x x
dx
= +
23. Una pelota se lanza verticalmente hacia arriba desde el suelo con una velocidad de 10 m/s. ¿Cuánto tiempo le tomará
llegar al suelo y con qué velocidad caerá? ¿Durante cuánto tiempo estará subiendo y qué tan alto llegará? (utilice
como gravedad
2
10m/ s ). g =
24. Un hombre en un globo deja caer un zapato cuando se encuentra a 100 m de altura y está subiendo a razón de 10 m/s.
¿Cuánto tiempo tardará el zapato en llegar al suelo y con qué rapidez llegará? ¿Cuál es la distancia recorrida por el
zapato antes de caer?
25. Si los frenos de un carro pueden darle una aceleración negativa constante de 30 m/s, ¿cuál es la velocidad máxima
a la que puede ir si es necesario parar el carro dentro de 90 m después de aplicados los frenos?
En los ejercicios 26 a 29 halle la ecuación de una partícula que se mueve en línea recta y en donde , , y a v s t son la
aceleración, velocidad, espacio y tiempo, respectivamente.
26. 2 3 , 1 y 1 cuando 0. a t s v t = + = = =
27. 100, 1 y 1 cuando 0. a s v t = = = =
28. 2 1 y 2 cuando 1. a s v s = + = =
29.
2
3 , 1 y 2 cuando 1. a t t v s t = ÷ = = =
Capítulo 1: Integral indefinida
2
Métodos de
integración
Capítulo 2
En casi todos los textos de cálculo, lo que vamos a desarrollar en este capítulo es
conocido bajo el nombre de «métodos de integración». Puede ser que dicha deno-
minación dé lugar a confusión en el principiante, puesto que lo que realmente se
enseña es a calcular primitivas de muchas clases de funciones para que conjunta-
mente con el segundo teorema fundamental del cálculo que se enuncia y demuestra
en el capítulo 3 puedan usarse con mucha soltura en las aplicaciones del capítulo 4.
La expresión «técnicas o métodos de integración» se refiere al estudio de métodos
sistemáticos para hallar primitivas o antiderivadas.
Principalmente, se utilizan tres técnicas que son:
1. Integración por sustitución. Método basado en la regla de la cadena.
2. Integración por partes. Método basado en la diferenciación de un produc-
to.
3. Integración por descomposición en fracciones simples.
Estas técnicas no sólo explican cómo se han elaborado las llamadas tablas de integra-
les indefinidas que aparecen en todos los textos de cálculo y que también están
incluidas en el apéndice III de este texto, sino que también pueden utilizarse para
evaluar integrales de tipos diversos y permitir transformar ciertas integrales reducién-
dolas a otras ya conocidas.
Módulo 5
Tabla preliminar de integrales
indefinidas
Módulo 6
Integración por partes
Módulo 7
Integración por sustitución
Módulo 8
Sustituciones trigonométricas
Módulo 9
Integración por descomposición
en fracciones simples
Módulo 10
Integración de funciones
racionales propias
Módulo 11
Sustituciones diversas
Ejercicios
Módulos 5 al 11
Para los sintetizadores de música, los coeficientes de Fourier son las amplitudes de los distintas
armónicos de las formas de ondas dadas. Los controles graves y agudos en un equipo estéreo
se interpretan como las amplitudes de diferentes términos en una serie de Fourier. La integración
por partes (módulo 6) permite calcular los coeficientes de las series de Fourier.
48
49
Elementos básicos de cálculo integral y series
5
Tabla preliminar de integrales
indefinidas
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
5.1 Primera tabla de integrales
1. Construir, con base en las reglas de derivación (RD1-RD32) y las reglas diferen-
ciales (Rd1-Rd10) de los módulos 19 y 28 del texto Elementos básicos de cálculo
diferencial, una primera tabla de integrales.
1. Deduzca la fórmula sec ln sec tan x dx x x C = + +
}
escribiendo
2 2
1 cos cos 1 cos cos
sec ,
cos 2 1 sen 1 sen cos 1 sen
x x x x
x
x x x x x
(
= = = = +
(
+ ÷ ÷
¸ ¸
expresión inspirada en la descomposición en fracciones parciales.
Antes de exponer los métodos de integración se dará una lista de primitivas (inte-
grales indefinidas) para las funciones ya conocidas. La tabla que se presenta
seguidamente reúne las integrales o primitivas de las funciones estudiadas hasta el
momento.
La tabla de integrales se deduce de manera inmediata de la definición dada en la
sección 2.1 del módulo 2 y de la tabla de derivadas del módulo 19 del texto Elemen-
tos básicos de cálculo diferencial. Se puede comprobar fácilmente que las igualda-
des de la tabla son válidas mediante la derivación, es decir, se puede verificar que la
derivada del segundo miembro es igual al integrando.
Pietro Mengoli
El nombre de Pietro Mengoli aparece en el
registro de la Universidad de Bolonia en el
periodo 1648-1686, en el que sustituyó a
su maestro Francesco Bonaventura Cavalieri
(1598-1647) en la cátedra de mecánica. Se
graduó en filosofía en 1650 y tres años
más tarde en leyes civiles y canónicas. En
este primer periodo escribió tres obras de
matemática pura. Después fue ordenado
sacerdote y hasta su muerte fue prior de la
iglesia de Santa María Magdalena de Bolonia.
Aunque de 1660 a 1669 no publicó nada,
en 1670 aparecieron tres de sus obras:
Refracción solar, Especulación sobre música
y Círculo. Estas obras reflejaban el nuevo
propósito de Mengoli de investigar no
únicamente sobre matemáticas puras sino
también sobre matemáticas mixtas como la
astronomía, la cronología y la música.
Además, su investigación estaba claramente
dirigida a justificar escritos bíblicos y a hacer
apología de la fe católica. Mengoli continuó
escribiendo en esta línea, publicando Año y
Mes, dos obras sobre cosmología y
cronología bíblica, y Aritmética racional y
Aritmética real sobre lógica y metafísica.
También escribió una obra sobre cuadra-
turas, compuesta por seis capítulos, que él
llama elementos, y una introducción. En
esta introducción explica cada uno de los
capítulos por separado. El primer capítulo
da las potencias de un binomio expresadas
en letras tanto para la suma como para la
resta, y el segundo calcula numerosas
sumas de potencias y productos de
potencias con una notación propia. En el
tercero, a partir de la definición de los
conceptos razón «cuasinula», razón
«cuasiinfinita» y razón de «cuasiigualdad»
desarrolló una teoría de cuasiproporciones
basándose en la teoría de proporciones del
libro V de Euclides. En el cuarto capítulo,
basándose también en el libro V de Euclides,
elaboró una teoría de proporciones
logarítmicas. En el quinto construyó el
50
5.1 Primera tabla de integrales
Esta primera tabla que se incluye es pequeña. Su memorización permitirá adquirir
habilidad para calcular muchas otras integrales.
Capítulo 2: Métodos de integración
Vea el módulo 5 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
1.
1
, 1
1
ln , 1
n
n
u
C n
u du n
u C n
+
¦
+ = ÷
¦
= +
´
¦
+ = ÷
¹
}
(Aquí y en las fórmulas siguientes C designa una constante arbitraria)
2. adu au C = +
}
3. du u C = +
}
4.
u u
e du e C = +
}
5.
1
ln
u u
a du a C
a
= +
}
6. sen cos u du u C = ÷ +
}
7. cos sen u du u C = +
}
8. tan ln cos u du u C = ÷ +
}
9. cot ln sen u du u C = +
}
10.
2
sec tan u du u C = +
}
11.
2
csc cot u du u C = ÷ +
}
12. sec tan sec u u du u C · = +
}
13. csc cot csc u u du u C · = ÷ +
}
14. sec ln sec tan u du u u C = + +
}
15. csc ln csc cot u du u u C = ÷ +
}
16.
1
2 2
1
sen
,
cos
u
C
du
a
u
a u
C
a
÷
÷
¦
+
¦
¦
=
´
÷
¦
÷ +
¦
¹
}
siendo a una constante positiva.
17.
1
2 2
1
1
tan
1
cot
u
C
du
a a
u a u
C
a a
÷
÷
¦
+
¦
¦
=
´
+
¦
÷ +
¦
¹
}
, siendo a una constante positiva.
18.
1
2 2
1
1
sec
1
csc
u
C
a a du
u
u u a
C
a a
÷
÷
¦
+
¦
¦
=
´
÷
¦
÷ +
¦
¹
} , siendo a una constante positiva.
logaritmo y sus propiedades y en el sexto
calculó las cuadraturas de curvas utilizando
unas tablas triangulares y la teoría de
cuasiproporciones.
Ya en las primeras páginas de esta obra
Mengoli afirmaba que su método era una
conjunción de los métodos conocidos hasta
entonces: «Ambas geometrías, la antigua
de Arquímedes y la nueva de los indivisibles
de Bonaventura Cavalieri (preceptor mío),
así como también el álgebra de Viète, han
sido tratadas con bastante acierto por
personas cultas; de ellas, ni confusamente
ni como si fuese una mezcla, sino por una
perfecta conjunción, se obtiene una nueva,
la especie propia de nuestro trabajo, que
no podrá desagradar a nadie».
51
Elementos básicos de cálculo integral y series
19. senh cosh u du u C = +
}
20. cosh senh u du u C = +
}
21.
2
sech tanh udu u C = +
}
22.
2
csch coth udu u C = ÷ +
}
23. sech tanh sech u udu u C · = ÷ +
}
24. csch coth csch u udu u C · = ÷ +
}
Módulo 5: Tabla preliminar de integrales indefinidas
Observaciones
1. En el cuadro general de derivadas (sección 19.1, módulo 19, del texto Elemen-
tos básicos de cálculo diferencial) no aparecen fórmulas que correspondan
a las fórmulas 8, 9, 14 y 15; sin embargo, es fácil verificarlas mediante
derivación.
Así por ejemplo, en el caso particular de la fórmula 8 se tiene:
cos si cos 0
cos
cos si cos 0
u u
u
u u
> ¦
=
´
÷ <
¹
De esta forma,
ln cos ln(cos ) u u ÷ = ÷ si cos 0, u >
ln( cos ) u = ÷ ÷ si cos 0. u <
Así que,
( ln cos ) (ln (cos ))
1
( sen )
cos
tan , si cos 0.
x x
D u D u
du
u
u dx
du
u u
dx
÷ = ÷
= ÷ ÷ ·
= · >
( ln cos ) (ln ( cos ))
1
(sen )
cos
tan si cos 0.
x x
D u D u
du
u
u dx
du
u u
dx
÷ = ÷ ÷
= ÷ ·
÷
= · <
En cualquiera de los casos,
( ln cos ) tan ( ln cos ) tan ,
x
du
D u u d u u du
dx
÷ = · · ÷ = ·
52
y de aquí se deduce la fórmula 8.
De manera análoga pueden deducirse las fórmulas 9, 14 y 15, las cuales se
dejan como ejercicio para el lector.
Las fórmulas dadas en 17, 18 y 19 pueden igualmente deducirse de manera
análoga; sin embargo, se deducen también usando sustituciones trigonométricas,
como lo veremos en el módulo 8 de este mismo capítulo.
2. Durante el cálculo de integrales indefinidas es útil tener en cuenta las si-
guientes reglas que se deducen fácilmente usando derivación y que son de
frecuente uso en el resto del texto.
Si ( ) ( ) , f x dx F x C = +
}
entonces:
(1).
1
( ) ( ) , f ax dx F ax C
a
= +
}
0. a =
(2). ( ) ( ) . f x b dx F x b C + = + +
}
(3).
1
( ) ( ) , f ax b dx F ax b C
a
+ = + +
}
0. a =
Así por ejemplo,
1
sen5 cos5
5
x dx x C = ÷ +
}
(regla 1 anterior y fórmula 6).
1
ln 5 3 .
5 3 3
dx
x C
x
= ÷ ÷ +
÷
}
4 4
1
.
4
x x
e dx e C = +
}
Capítulo 2: Métodos de integración
53
Elementos básicos de cálculo integral y series
6
Integración por partes
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
6.1 Fórmula para la integración por partes
6.2 Observaciones importantes del método de integración por partes
6.3 Ejemplos ilustrativos del método
1. Establecer y demostrar el método de integración por partes y hacer algunas
observaciones importantes con respecto a su uso.
Deduzca las fórmulas:
1.
1 2
1 1
cos cos sen cos .
n n n
n
x dx x x x dx
n n
÷ ÷
÷
= · · +
} }
2. 2 2 1 2 1
1 1 2 3 1
2 2 2 2 ( 1) ( 1) ( 1)
n n n
x n
dx dx
n n x x x
÷ ÷
÷
= · +
÷ ÷ + + +
} } escribiendo
2
2 2 1 2
1 1
,
( 1) ( 1) (1 )
n n n
x
dx dx dx
x x x
÷
= ÷
+ + +
} } }
y trabaje sobre la última integral.
Las preguntas básicas 1 y 2 formuladas en el módulo 2, en general son falsas. Así,
2
2
x
xdx C = +
}
; también,
3
2
2
x
x dx C = +
}
; sin embargo,
2 2
. x x dx x dx x dx · = ·
} } }
El método de integración por partes es una técnica para resolver integrales de la
forma ( ) ( ) f x g x dx ·
}
especialmente cuando f (x) y g (x) presentan formas particu-
lares y para las cuales otros métodos no permiten evaluar la integral.
Brook Taylor
Brook Taylor nació en Edmonton en 1685
y falleció en Londres en 1731. Se dedicó a
la matemática y a otras ciencias, pero
también fue un hombre lo suficientemente
sensible como para destacarse en campos
artísticos como la música y la pintura.
Taylor hizo parte de un grupo de discípulos
de Newton, por lo que se vio fuertemente
influenciado por las enseñanzas de este
famoso científico. El primer trabajo de gran
envergadura que presentó fue uno que
expuso ante la Real Sociedad Británica y
que hacía referencia a los centros de
oscilación de los cuerpos. Descubrió la
célebre fórmula conocida como «serie de
Taylor», cuya importancia no fue
reconocida hasta 1772 cuando Lagrange
proclamó los principios básicos del cálculo
diferencial, y se le atribuye el método para
la integración por partes. También
desarrolló los principios fundamentales de
la perspectiva en sus obras Perspectivas
lineales y Los nuevos principios de la
perspectiva lineal. Pero quizás su obra de
mayor importancia fue el Método de los
incrementos directos e inversos, en la que
se explican los principios básicos de lo que
ahora se conoce como «cálculo de las
diferencias finitas».
54
6.1 Fórmula para la integración por partes
Este segundo método de integración está basado en la fórmula para la diferencial de
un producto de funciones. Esto es, si U y V son dos funciones diferenciables,
entonces, de acuerdo con la diferencial de un producto, se tiene:
( ) . d U V V dU U dV · = · + · (1)
Integrando en ambos lados de la ecuación (1), se obtiene:
( ) . d U V V dU U dV · = · + ·
} } }
Es decir,
. U V V dU U dV · = · + ·
} }
De donde,
. U dV U V V dU · = · ÷ ·
} }
(2)
La fórmula (2) se conoce como la fórmula de la integración por partes y se aplica
generalmente cuando V dU ·
}
y dV
}
son más «fáciles» de calcular que la integral
inicial . U dV ·
}
Nótese que para aplicar el método de integración por partes se llama U una parte del
integrando y dV la parte restante con el diferencial.
Derivando U, se obtiene: dU.
Integrando dV, se obtiene: V.
La figura 6.1 permite recordar el método.
Figura 6.1
Capítulo 2: Métodos de integración
Escuche el audio Nota histórica:
Poi ncaré en su multimedia de
Elementos básicos de cálculo
integral y series
55
Elementos básicos de cálculo integral y series
Nótese además que al integrar dV, si se escribe
1
( ) V C + en lugar de V en el segundo
miembro de la ecuación (2), se tiene
1 1
( ) ( ) . U dV U V C V C dU U V V dU · = + ÷ + · = · ÷ ·
} } }
Esta última ecuación coincide con (2), lo que indica que al determinar la función V a
partir de su diferencial dV se puede prescindir de la constante C.
6.2 Observaciones importantes del método de
integración por partes
1. Cuando la integral del lado derecho de (2) es más difícil de calcular que la
integral original, se debe a la elección no apropiada del U y del dV. Por esta
razón, el éxito que se tenga en la aplicación del método estriba fundamental-
mente en la habilidad que se tenga para la elección de los factores U y dV,
habilidad que se adquiere con la práctica.
Así por ejemplo, si en la integral cos x x dx ·
}
se hace (figura 6.2):
Figura 6.2
Entonces,
¸
2 2
cos (cos ) cos ( sen )
2 2
dV U
x x
x x dx x x dx x x dx · = · = · ÷ · ÷
} } }
¸_¸
2
2
1
cos sen .
2 2
x
x x x dx = · +
}
Nótese que la integral de la última igualdad es más difícil de calcular que la
integral inicial, puesto que en vez de disminuir la potencia de x, aumentó, lo
cual indica que la elección del U y del dV no es la apropiada.
Sin embargo, si se hace (figura 6.3):
Módulo 6: Integración por partes
Vea el módulo 6 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
56
Figura 6.3
Entonces,
¸
cos cos sen sen
U
dV
x x dx x x dx x x x dx · = · = · ÷
} } }
¸¸_¸¸
sen cos . x x x C = + +
2. Algunas veces, al aplicar el método para calcular la integral · , U dV
}
y des-
pués de algunas manipulaciones algebraicas, aparece en el lado derecho de
la igualdad la expresión · , K U dV
}
transformándose la integral en una ecua-
ción de la forma:
· ( ) · . U dV H x K U dV = +
} }
(1)
Si K = 1, la ecuación es una identidad ( ( ) 0) H x ÷ y, por tanto, se debe
ensayar otra elección del U y del dV, ya que la elección inicial no es la
apropiada.
Si 1, K = se tiene de (1),
1
· ( ) ,
1
U dV H x C
K
= +
÷
}
lo cual proporciona la solución a la integral (vea el ejemplo 5 de este módulo
y 1c de la sección 7.1.5).
3. En algunos casos el método de integración por partes es iterativo, esto es,
algunas veces, para calcular la segunda integral · , V du
}
es necesario apli-
car nuevamente el mismo método.
4. Al menos inicialmente, algunas integrales no presentan muchas opciones
en la elección del U y del dV. Los siguientes ejemplos ilustran la elección
única que debe hacerse en algunos casos particulares:
ln ; x dx
}
hacer U = ln x y dV = dx.
arcsen ; x dx
}
hacer U = arcsen x y dV = dx.
Capítulo 2: Métodos de integración
57
Elementos básicos de cálculo integral y series
arc tan ; x dx
}
hacer U = arctan x y dV = dx.
( ) ( ) ;
n
P x f x dx ·
}
hacer ( )
n
U P x = y ( ) . dV f x dx =
5. Es importante tener cuidado con la interpretación de las integrales indefini-
das de la fórmula (2) de la integración por partes, ya que una constante de
integración puede entenderse de manera implícita; por ejemplo:
Si
x
U e
÷
= y ,
x
dV e = entonces
x
dU e dx
÷
= ÷ y .
x
V e =
Entonces, la fórmula (2) de la integración por partes se transforma en:
1 ( 1) 1 1 .
x x
e e dx dx dx
÷
· = ÷ ÷ · = + ·
} } }
Es decir,
1 1 1 . dx dx · = + ·
} }
(A)
El significado de la ecuación (A) es el siguiente :
Si la constante 1 es sumada a cualquier primitiva de 1 en el lado derecho de
la ecuación (A), el resultado es una primitiva de 1 sobre el lado izquierdo de
(A); y similarmente, si la constante 1 es restada a cualquier primitiva de 1 en
el lado izquierdo de la ecuación (A), el resultado es una primitiva de 1 sobre
el lado derecho de (A).
Ante todo, (A) no significa que el símbolo 1 dx ·
}
pueda cancelarse en
ambos lados de la ecuación y producir así el resultado absurdo 1 = 0.
6.3 Ejemplos ilustrativos del método
Ejemplo 1
Use integración por partes para calcular la integral ln . x dx
}
Solución
Sean: ln U x = y . dV dx =
Entonces,
dx
dU
x
= y . V x =
Luego
ln ln ln (ln 1) .
dx
x dx x x x x x x C x x C
x
= · ÷ · = · ÷ + = ÷ +
} }
Módulo 6: Integración por partes
58
Ejemplo 2
Use integración por partes para calcular la integral arctan . x x dx ·
}
Solución
Sean arctan U x = y . dV x dx =
Entonces,
2
1
dx
dU
x
=
+
y
2
.
2
x
V =
Luego
2 2
2
1
arctan arctan .
2 2 1
x x dx
x x dx x
x
· = ÷
+
} }
Pero
2 2
2 2 2
(1 ) 1 1
arctan .
1 (1 ) 1
x dx x
dx dx dx x x
x x x
+ ÷
= = ÷ = ÷
+ + +
} } } }
Así que:
2
1 1
arctan arctan arctan
2 2 2
x
x x dx x x x C · = ÷ + +
}
2
1 1
arctan .
2 2 2
x
x x C
| |
= + ÷ +
|
\ ¹
Ejemplo 3
Use integración por partes para calcular la integral
3
.
x
x e dx
}
Solución
Sean
3
U x = y .
x
dV e dx =
Entonces,
2
3 dU x dx =
y
.
x
V e =
De esta forma,
3 3 2
3 .
x x x
x e dx x e x e dx = · ÷
} }
(1)
Capítulo 2: Métodos de integración
59
Elementos básicos de cálculo integral y series
Para calcular la integral del lado derecho de (1) se aplica de nuevo la integración por
partes, así:
Sean
2
3 U x = y .
x
dV e dx =
Entonces,
6 dU x dx = y .
x
V e =
Luego
2 2
3 3 6 .
x x x
x e dx x e x e dx = · ÷ ·
} }
(2)
Aplicando nuevamente integración por partes a la integral del lado derecho de (2),
se tiene:
6 U x = y
.
x
dV e dx =
6 dU dx = y
.
x
V e =
Por tanto,
6 6 6 6 6 .
x x x x x
x e dx x e e dx x e e C · = · ÷ = · ÷ +
} }
(3)
Al sustituir (3) en (2) y luego (2) en (1), se obtiene finalmente:
3 3 2
3 6 6 .
x x x x x
x e dx x e x e x e e C = · ÷ · + · ÷ +
}
Ejemplo 4
Use integración por partes para calcular la integral
3
2
.
25
x
dx
x +
}
Solución
Para usar integración por partes, se escribe la integral en la forma:
3
2
2 2
.
25 25
x x
dx x dx
x x
| |
=
|
|
+ + \ ¹
} }
Sean
2
U x = y
2
.
25
x
dV dx
x
=
+
Entonces,
2 dU x dx = y
2
2
25
25
x
V dx x
x
= = +
+
}
(verifique este resultado ha-
ciendo la sustitución
2
25 Z x = + ).
Módulo 6: Integración por partes
60
De esta forma se tiene que:
3
2 2 2 2
2 2
25 2 25 .
25 25
x x
dx x dx x x x x dx
x x
| |
= = + ÷ +
|
|
+ + \ ¹
} } }
Ahora, la última integral puede calcularse fácilmente, haciendo la sustitución
2
25 Z x = +
y 2 . dZ x dx =
Esto es,
3 3
1 2 2
2
2 2
2 2
2 25 ( 25) .
3 3
x x dx Z dZ Z dZ Z x + = = = = +
} } }
En consecuencia,
3 1
2 2
3
2 2 2
2
2
( 25) ( 25) .
3
25
x
dx x x x C
x
= + ÷ + +
+
} .
Observación
Si se calcula la integral usando la sustitución trigonométrica x = 5 tan θ (sección
8.2), se obtiene como resultado (verifique):
3 1
2 2
3
2 2
1
2
1
( 25) 25( 25) .
3
25
x
dx x x C
x
= + ÷ + +
+
}
Este resultado tiene una apariencia distinta al obtenido en el ejemplo 4 inmediata-
mente anterior; sin embargo, como puede verificarse,
3 1
2 2
2 2 2
1
2
( ) ( 25) ( 25)
3
g x x x x = + ÷ +
y
3 1
2 2
2 2
2
1
( ) ( 25) 25( 25)
3
g x x x = + ÷ +
tienen la particularidad de que
3
1 2
2
( ) ( )
25
x
g x g x
x
' '
= =
+
y, en consecuencia, la
diferencia
2 1
( ) ( ) g x g x ÷ es una constante.
En efecto,
3 3 1 1
2 2 2 2
2 2 2 2 2
2 1
1 2
( ) ( ) ( 25) 25( 25) ( 25) ( 25)
3 3
g x g x x x x x x ÷ = + ÷ + ÷ + + +
3 3 3 1
2 2 2 2
2 2 2 2 2
( 25) ( 25) ( 25) ( 25) ( 25) 0. x x x x x = + ÷ + + = + ÷ + =
Capítulo 2: Métodos de integración
61
Elementos básicos de cálculo integral y series
De esta forma, no solamente
2 1
( ) ( ) g x g x ÷ difieren en una constante, sino que son
de hecho la misma función con apariencia distinta.
Ejemplo 5
Evaluar la siguiente integral indefinida: cos
ax
e bx dx ·
}
, a ≠ 0, b ≠ 0.
Solución
En este caso existen dos posibilidades para elegir el U y el dV.
La primera de ellas es hacer:
ax
U e = y
cos . dV bx dx =
Entonces,
ax
dU ae dx = y
1
sen . V bx
b
=
De esta forma,
1
cos sen sen .
ax ax ax
a
e bx dx e bx e bx dx
b b
· = · ÷ ·
} }
(1)
Ahora, para calcular la integral del lado derecho de (1), se utiliza nuevamente inte-
gración por partes, así:
Sean U = e
ax
y dV = sen bx dx.
Entonces,
dU = ae
ax
dx y
1
cos . V bx
b
= ÷
Luego
1
· sen · cos · cos .
ax ax ax
a
e bx dx e bx e bx dx
b b
= ÷ +
} }
(2)
Sustituyendo (2) en (1), se obtiene:
1 1
· cos · sen · cos · cos .
ax ax ax ax
a a
e bx dx e bx e bx e bx dx
b b b b
(
= ÷ ÷ +
(
¸ ¸
} }
Esto es,
2
2 2
1
· cos · sen · cos · cos .
ax ax ax ax
a a
e bx dx e bx e bx e bx dx
b b b
= + ÷
} }
Nótese que en el segundo lado de la última igualdad aparece la integral inicial que
se pretende calcular, y considerándola como incógnita se puede transponer al pri-
mer lado y despejarla así:
Módulo 6: Integración por partes
62
2
2 2
1
· cos · cos · sen · cos .
ax ax ax ax
a a
e bx dx e bx dx e bx e bx
b b b
+ = +
} }
Factorizando y simplificando, se tiene:
2 2
2 2
1
· cos · sen · cos .
ax ax ax
a b a
e bx dx e bx e bx
b b b
+
= +
}
De donde
2
2 2 2
1
· cos · sen · cos
ax ax ax
b a
e bx dx e bx e bx C
b a b b
(
= + +
(
+
¸ ¸
}
es la integral pedida.
Capítulo 2: Métodos de integración
63
Elementos básicos de cálculo integral y series
7
Integración por sustitución
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
7.1 Integración de potencias de funciones trigonométricas
7.1.1 Integrales de la forma sen
n
u du
}
y cos
n
u du
}
7.1.2 Integrales de la forma sen cos
m n
u u du ·
}
7.1.3 Integrales de la forma tan
m
u du
}
y cot ,
m
u du
}
siendo m cualquier
entero positivo, 2 m >
7.1.4 Integrales de la forma sec
n
u du
}
y csc
n
u du
}
1. Usar la regla de sustitución en la integración de potencias de funciones trigonométricas.
2. Presentar todos los tipos de integrales de potencias de funciones trigonométricas
y sus correspondientes combinaciones.
1. Demuestre la siguiente fórmula de reducción:
1
2
tan
tan tan ,
1
n
n n
u
u du u du
n
÷
÷
= ÷
÷
} }
para 2 n > .
A pesar de que la regla de sustitución fue presentada con todo detalle en el módulo
3, adoptamos aquí el mismo nombre para darle importancia en el papel que la regla
desempeña en los métodos de integración.
Iniciamos este módulo con la integración de las potencias de funciones
trigonométricas, las cuales nos permitirán, con la ayuda de la regla de sustitución,
desarrollar con toda claridad y detalle los módulos siguientes.
7.1.5 Integrales de la forma tan sec
m n
u u du ·
}
y cot csc
m n
u u du ·
}
Sheila Scott Macintyre
Sheila Scott Macintyre fue una notable
matemática escocesa nacida el 23 de abril
de 1910 en Edimburgo y fallecida el 21 de
marzo de 1960 en Cincinnati. Su primer
trabajo matemático, «Sobre los periodos
asintóticos de funciones integrales», fue
publicado en 1935. Se doctoró en la
Universidad de Aberdeen con la tesis
«Algunos problemas en la teoría interpolar
de la función».
Sheila Scout es, quizás, más conocida
debido al hecho de haber publicado un
diccionario científico multilingüe escrito en
inglés, alemán y ruso; a la hora de su muerte
trabajaba también en la vinculación del
japonés.
64
7.1 Integración de potencias de funciones
trigonométricas
7.1.1 Integrales de la forma
}
n
u du sen y
}
n
u du cos
1. Si n es impar, entonces n es de la forma n = 2k + 1, con k = 1, 2, 3,…
Luego
2 1
2
2
sen sen
(sen ) sen
(1 cos ) sen ,
n k
k
k
u du u du
u u du
u u du
+
=
= ·
= ÷
} }
}
}
y esta última integral se convierte en la integral de un polinomio haciendo la
sustitución V = cos u y sen u du = – dV.
Igualmente,
2 1
2
2
cos cos
(cos ) cos
(1 sen ) cos ,
n k
k
k
u du u du
u u du
u u du
+
=
= ·
= ÷
} }
}
}
y esta última integral se convierte en la integral de un polinomio haciendo la
sustitución V = sen u y cos u du = dV.
2. Si n es par, se escribe el integrando en la forma:
2 2
sen sen (sen ) ,
n k k
u du u du u du = =
} } }
o
2 2
cos cos (cos ) ,
n k k
u du u du u du = =
} } }
siendo k entero positivo.
Luego se utilizan las identidades trigonométricas
2
1 cos 2
sen ,
2
u
u
÷
=
2
1 cos 2
cos
2
u
u
+
=
para transformar la integral en la de un polinomio.
Ejemplo 1
Calcule las siguientes integrales:
a.
5
sen xdx
}
b.
4
cos x dx
}
Capítulo 2: Métodos de integración
Vea el módulo 7 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
65
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
a.
5 2 2 2 2
sen sen sen (sen ) sen (1 cos ) sen . x dx x x dx x x dx x x dx
4
= · = · = ÷ ·
} } } }
Haciendo V = cos x y sen x dx = –dV se obtiene:
2 2 2 2 3 5
2 1
(1 cos ) sen (1 ) .
3 5
x x dx V dV V V V C ÷ · = ÷ ÷ = ÷ + ÷ +
} }
Por tanto,
5 3 5
2 1
sen cos cos cos .
3 5
x dx x x x C = ÷ + ÷ +
}
b.
2
4 2 2 2
1 cos 2 1
cos (cos ) (1 2cos 2 cos 2 )
2 4
x
x dx x dx dx x x dx
+ | |
= = = + +
|
\ ¹
} } } }
2
1 1 1
cos 2 cos 2 .
4 2 4
dx x dx x dx = + +
} } }
Para calcular la última integral se debe expresar nuevamente cos
2
2x en
función del ángulo doble, es decir,
2
1 1 1 cos 4
cos 2
4 4 2
1 1
cos 4
8 8
1 1
sen 4 .
8 32
x
x dx dx
x x dx
x x
+ | |
=
|
\ ¹
= +
= +
} }
}
Luego
4
3 1 1
cos sen 2 sen 4 .
8 4 32
x dx x x x C = + + +
}
7.1.2 Integrales de la forma ·
}
m n
u u du sen cos
1. n es un entero positivo impar, marbitrario.
Se debe separar inicialmente el factor cos u du y expresar la potencia par
restante de coseno en términos de seno (recuerde que
2 2
cos 1 sen ). u u = ÷
2. m es un entero positivo impar, n arbitrario.
Se debe separar inicialmente el factor sen u du y expresar la potencia par
restante de seno en términos de coseno (recuerde que
2 2
sen 1 cos ). u u = ÷
3. m y n son enteros positivos pares.
Módulo 7: Integración por sustitución
Escuche el audio Euler, el calculista
en su multimedia de Elementos
básicos de cálculo integral y series.
66
Se escribe el integrando en la forma:
2 2
sen cos sen cos ,
m n k p
u u du u u du · = ·
} }
con k, p enteros positivos.
2 2
1 cos 2 1 cos 2
(sen ) (cos ) .
2 2
p
k
k p
u u
u u du du
÷ + | | | |
= · = ·
| |
\ ¹ \ ¹
} }
Al desarrollar los binomios y efectuar el producto se obtiene una suma de poten-
cias de coseno cuya solución corresponde al caso 7.1.1.
Ejemplo 1
Calcule las siguientes integrales:
a.
2 3
sen cos x x dx ·
}
b.
3
sen 2
cos 2
t
dt
t
}
c.
2 2
sen cos x x dx ·
}
Solución
a.
2 3 2 2 2 2
sen cos sen cos cos sen (1 sen ) cos . x x dx x x x dx x x x dx · = · · = ÷ ·
} } }
Haciendo V = sen x y cos x dx = dV se obtiene:
2 3 2 2 3 5
3 5
1 1
sen cos (1 )
3 5
1 1
sen sen .
3 5
x x dx V V dV V V C
x x C
· = ÷ = ÷ +
= ÷ +
} }
.
b.
1 1
2 2
3
3 2
sen 2
sen 2 cos 2 sen 2 cos 2 sen 2
cos 2
t
dt t t dt t t t dt
t
÷ ÷
= · = · ·
} } }
=
1
2
2
(1 cos 2 ) cos 2 sen 2 . t t t dt
÷
÷ · ·
}
Haciendo V = cos 2t, entonces dV = –2sen 2t dt y sen 2t dt = .
2
dV
÷
Así que:
1
2
1
2
3
2
2
sen 2
(1 cos 2 ) cos 2 sen 2
cos 2
1
(1 )
2
t
dt t t t dt
t
V V dV
÷
÷
= ÷ · ·
= ÷ ÷
} }
}
5 1
2 2
1 2
2
2 5
V V C
(
= ÷ ÷ +
(
¸ ¸
Capítulo 2: Métodos de integración
67
Elementos básicos de cálculo integral y series
1 1
2 2
2 2
1 1
1 cos 2 1 cos 2 .
5 5
V V C t t C
( (
= ÷ ÷ + = ÷ ÷ +
( (
¸ ¸ ¸ ¸
c.
2 2
sen cos x x dx ·
}
=
1 cos 2 1 cos 2
2 2
x x
dx
÷ + | || |
| |
\ ¹\ ¹
}
2
1 1
cos 2
4 4
dx x dx = ÷
} }
1 1 1 cos 4 1 1
sen 4 .
4 4 2 8 32
x
dx dx x x C
+ | |
= ÷ = ÷ +
|
\ ¹
} }
7.1.3 Integrales de la forma tan
m
u du
}
y cot ,
m
u du
}
siendo m
cualquier entero positivo, 2 m >
Se escribe
2 2 2 2
tan tan tan tan (sec 1)
÷ ÷
= · = ÷
m m m
u u u u u en la primera integral, y
2 2 2 2
cot cot cot cot (csc 1)
÷ ÷
= · = ÷
m m m
u u u u u en la segunda, con lo cual
2 2
2 2 2
tan tan (sec 1)
tan sec tan
m m
m m
u du u u du
u u du u du
÷
÷ ÷
= ÷
= ÷
} }
} }
(1)
2
2
2 2 2
cot cot (csc 1)
cot csc cot
m m
m m
u du u u du
u u du u du
÷
÷ ÷
= ÷
= ÷
} }
} }
(2)
La primera integral en el lado derecho de (1) y (2) puede calcularse fácilmente hacien-
do la sustitución V = tan u y dV = sec
2
u du (V = cot u y dV = –csc
2
u du en (2)). Con
la segunda integral se procede en la misma forma que se hizo con tan
m
u y cot
m
u
al iniciar este caso.
Ejemplo 1
Calcule las siguientes integrales:
a.
5 2
tan (3 )
}
x x dx b.
4
cot ( ) ,
}
mx dx m constante, 0. = m
Solución
a. Antes de calcular la integral se hace la sustitución u = 3x
2
y x dx =
.
6
du
Módulo 7: Integración por sustitución
68
Así que:
5 2 5 3 2
3 2
1 1
tan (3 ) tan tan tan
6 6
1
tan (sec 1)
6
x x dx u du u du
u u du
= = ·
= · ÷
} } }
}
=
3 2 3
1 1
tan sec tan .
6 6
· ÷
} }
u u du u du
La primera de estas dos últimas integrales puede calcularse directamente
haciendo la sustitución V = tan u y dV = sec
2
u du . Esto es,
3 2 3 4 4 4 2
1 1 1 1 1
tan sec tan tan (3 ).
6 6 24 24 24
· = = = =
} }
u u du V dV V u x
Ahora,
3 2 2
1 1 1
tan tan tan tan (sec 1)
6 6 6
= · = ÷
} } }
u du u u du u u du
=
2
1 1
tan sec tan
6 6
· ÷
} }
u u du u du
=
2
1 1
tan ln cos
12 6
+ + u u C
=
2 2 2
1 1
tan (3 ) ln cos (3 ) .
12 6
+ x x
De esta forma se tiene finalmente:
5 2 4 2 2 2 2
1 1 1
tan (3 ) tan (3 ) tan (3 ) ln cos (3 ) .
24 12 6
x x dx x x x C = ÷ ÷ +
}
b.
4
cot ( )
}
mx dx =
2 2 2 2
cot ( ) cot ( ) cot ( ) (csc ( ) 1) · = · ÷
} }
mx mx dx mx mx dx
2 2 2
cot ( ) csc ( ) cot ( ) = · ÷
} }
mx mx dx mx dx
3 2
3
1
cot ( ) (csc ( ) 1)
3
1 1
cot ( ) cot ( ) .
3
= ÷ ÷ ÷
= ÷ + + +
}
mx mx dx
m
mx mx x C
m m
Capítulo 2: Métodos de integración
69
Elementos básicos de cálculo integral y series
7.1.4 Integrales de la forma
}
sec
n
u du y
}
csc
n
u du
1. n es un entero positivo par.
Se debe separar el factor sec
2
u du en la primera integral (csc
2
u du en la
segunda) y se expresa la potencia restante de secante (cosecante) en
términos de tangente (cotangente).
2. Si n es impar, es necesario utilizar el método de la integración por partes,
como se ilustra en el ejemplo 1c.
Ejemplo 1
Calcule las siguientes integrales:
a.
4
sec 2
}
x dx b.
6
csc
}
x dx c.
3
sec xdx
}
Solución
a.
4 2 2 2 2
sec 2 sec 2 sec 2 (1 tan 2 ) sec 2 . = · = +
} } }
x dx x x dx x x dx
Sea V = tan 2x; entonces, dV = 2sec
2
2x dx.
Por tanto,
4 2 3
3
1 1 1
sec 2 (1 )
2 2 6
1 1
tan 2 tan 2 .
2 6
= + = + +
= + +
} }
x dx V dV V V C
x x C
b.
6 4 2 2 2 2
csc csc csc (1 cot ) csc . = · = +
} } }
x dx x x dx x x dx
Sea V = cot x; entonces, dV = –csc
2
x dx.
Así que,
6 2 2 2 4
3 5
csc (1 ) (1 2 )
2 1
3 5
= ÷ + = ÷ + +
= ÷ ÷ ÷ +
} } }
x dx V dV V V dV
V V V C
3 5
2 1
cot cot cot .
3 5
= ÷ ÷ ÷ + x x x C
c. Para usar integración por partes, se escribe la integral en la forma:
3 2
sec sec sec . = ·
} }
x dx x x dx
Módulo 7: Integración por sustitución
70
Sean: sec = U x y
2
sec . dV x dx =
Entonces,
sec tan = · dU x x dx y tan . = V x
Luego
3 2 2
sec sec sec sec tan sec tan = · = · ÷ ·
} } }
x dx x x dx x x x x dx (1)
Pero
2 2 3
sec tan sec (sec 1) sec sec · = · ÷ = ÷
} } } }
x x dx x x dx x dx x dx
3
sec ln sec tan . = ÷ +
}
x dx x x (2)
Sustituyendo (2) en (1) se obtiene:
3 3
sec sec tan sec ln sec tan . = · ÷ + +
} }
x dx x x x dx x x
Obsérvese que la integral que se está calculando,
3
sec ,
}
xdx aparece de
nuevo a la derecha de la última igualdad, la cual podemos transponer al
primer miembro y escribir:
3
2 sec sec tan ln sec tan . = · + +
}
x dx x x x x
De donde,
3
1 1
sec sec tan ln sec tan .
2 2
= · + + +
}
x dx x x x x C
7.1.5 Integrales de la forma ·
}
tan sec
m n
u u du y
m
·
}
cot csc
n
u u du
1. n entero positivo par, m cualquier entero positivo.
Se debe separar el factor
2
sec u du en la primera integral
2
(csc udu en la
segunda).
Se expresa luego la potencia restante de secante en términos de tangente
en la primera integral (potencia de cosecante en términos de cotangente en
la segunda).
2. m entero positivo impar, n cualquier entero positivo.
Se debe separar el factor sec tan u u du · en la primera integral (csc cot u udu ·
en la segunda).
Capítulo 2: Métodos de integración
71
Elementos básicos de cálculo integral y series
Se expresa luego la potencia restante de tangente en términos de secante
en la primera integral (potencia de cotangente en términos de cosecante en
la segunda).
3. Si n es impar y m es par, es necesario utilizar el método de la integración
por partes, como se ilustra en el ejemplo 1c.
Ejemplo 1
Calcule las siguientes integrales:
a.
6 4
tan sec ·
}
x x dx b.
5 3
cot csc ·
}
x x dx c.
2 3
tan · sec
}
x x dx
Solución
a.
6 4 6 2 2 6 2 2
tan sec tan sec sec tan (1 tan ) sec . x x dx x x x dx x x x dx · = · · = +
} } }
Al hacer la sustitución U = tan x y
2
sec = x dx dU en la última integral, se
obtiene:
6 4 6 2 2
6 2
7 9
tan sec tan (1 tan ) sec
(1 )
1 1
7 9
x x dx x x x dx
U U dU
U U C
· = +
= +
= + +
} }
}
7 9
1 1
tan tan .
7 9
= + + x x C
b.
5 3 4 2
cot csc cot csc (csc cot ) · = ·
} }
x x dx x x x x dx
2 2 2
(cot ) csc (csc cot ) = ·
}
x x x x dx
2 2 2
(csc 1) csc csc cot . = ÷ ·
}
x x x x dx
Al hacer la sustitución U = csc x y csc cot = ÷ x dx dU en la última integral,
se obtiene:
5 3 2 2 2 6 4 2
cot csc ( 1) ( 2 ) · = ÷ ÷ · = ÷ ÷ +
} } }
x x dx U U dU U U U dU
7 5 3
7 5 3
1 2 1
7 5 3
1 2 1
csc csc csc .
7 5 3
U U U C
x x x C
= ÷ + ÷ +
= ÷ + ÷ +
Módulo 7: Integración por sustitución
72
c.
2 3 2 3
tan sec (sec 1) sec x x dx x x dx · = ÷ ·
} }
5 3
sec sec x dx x dx = ÷
} }
(1)
Pero,
5 3 2
sec sec sec , x dx x x dx = ·
} }
y desarrollando un procedimiento similar (integración por partes) al descrito
para
3
sec x dx
}
en la sección 7.1.4, se deduce que:
5 3 3
1 3
sec sec tan sec .
4 4
x dx x x x dx = · +
} }
(2)
Sustituyendo (2) y el valor obtenido para
3
sec x dx
}
de la última sección en
(1) podemos escribir:
2 3 3 3 3
3 3
1 3
tan sec sec tan sec sec
4 4
1 1
sec tan sec
4 4
x x dx x x x dx x dx
x x x dx
· = · + ÷
= · ÷
} } }
}
3
3
1 1 1 1
sec tan sec tan ln sec tan
4 4 2 2
1 1
sec tan sec tan ln sec tan .
4 8
x x x x x x C
x x x x x x C
(
= · ÷ + + +
(
¸ ¸
= · ÷ + + ( +
¸ ¸
Capítulo 2: Métodos de integración
73
Elementos básicos de cálculo integral y series
8
Sustituciones trigonométricas
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
8.1 Integrales que contienen expresiones de la forma
2 2
( )
r
a U ÷
8.2 Integrales que contienen expresiones de la forma
2 2
( )
r
a U +
8.3 Integrales que contienen expresiones de la forma
2 2
( )
r
U a ÷
8.4 Integración de expresiones que contienen trinomios de la forma
2
, ax bx c + +
con 0 a =
1. Establecer las sustituciones trigonométricas apropiadas como método para cal-
cular algunas integrales de las formas
2 2
( )
r
a x ±
y
2 2
( ) .
r
x a ÷
2. Reducir integrales que contienen trinomios de la forma
2
ax bx c + + , con 0, a =
a alguna de las formas expresadas en el objetivo 1.
1. Demuestre la siguiente fórmula de reducción:
2 2 1 2 1
1 1 2 3 1
,
2 2 2 2 ( 1) ( 1) ( 1)
n n n
x n
dx dx
n n x x x
÷ ÷
÷
= · +
÷ ÷ + + +
} }
haciendo la sustitución tan . x u =
Cuando el integrando contiene alguna de las siguientes expresiones:
2 2
( ), a U ±
2 2
( ) U a ÷ ,
2 2
a U ± y
2 2
, U a ÷
donde U es una función diferenciable y a es una constante positiva, es posible
realizar la integración efectuando una sustitución trigonométrica adecuada, la cual
transforma la integral inicial en una integral que generalmente contiene funciones
trigonométricas y cuya primitiva es conocida o puede encontrarse usando cual-
quiera de los casos de la sección 7.1.
Para el estudio de las integrales que contienen expresiones como las anteriores se
tratarán varios casos.
John Wallis
Nacido en Ashford en 1616 y fallecido en
Oxford en 1703, John Wallis fue el más
importante de los matemáticos ingleses
inmediatamente anteriores a Newton. Wallis
se ordenó sacerdote, pero dedicó la mayor
parte de su tiempo a su profesión de
matemático. Escribió extensos trabajos de
matemáticas y fue el primero en extender el
uso de los exponentes a los números
negativos y a las fracciones. También utilizó
por primera vez el símbolo con el que
actualmente se designa el infinito. Además
fue el primero en expresar geométricamente
los números imaginarios y en escribir una
historia seria de las matemáticas.
Profesor en la Universidad de Oxford, Wallis
fue uno de los fundadores de la Royal
Society. Sus trabajos sobre aritmética y
álgebra dieron a estas ramas de las
matemáticas independencia respecto de la
geometría. Fue un precursor del cálculo
infinitesimal. Destacan sus obras Aritmética
de los infinitesimales y Las secciones
cónicas. En este último Wallis culmina el
proceso de aritmetización de las secciones
cónicas que había iniciado Descartes veinte
años antes. También trató de introducirse
en el análisis, pero tuvo la desgracia de
quedar a la sombra de su joven contem-
poráneo Newton, quien se entregó de lleno
al cálculo.
74
8.1 Integrales que contienen expresiones de la
forma -
2 2
( )
r
, a U donde a > 0, U (x) una función
derivable y r ¸ e
En este caso, cualquiera de las sustituciones:
U = a senθ y dU = a cosθ dθ, o (1)
U = a cosθ y dU = – a sen θ dθ, (2)
transforma la integral dada en una integral que contiene potencias de funciones
trigonométricas y cuya solución corresponde a algunos de los casos 1, 2 de la
secciones 7.1.1 y 7.1.2.
En efecto,
2 2 2 2 2 2 2 2 2
( ) ( sen ) ( (1 sen )) cos . u u u ÷ = ÷ = ÷ = ·
r r r r r
a U a a a a
También,
2 2 2 2 2 2 2 2 2
( ) ( cos ) ( (1 cos )) sen . u u u ÷ = ÷ = ÷ = ·
r r r r r
a U a a a a
Ejemplo 1
Evalúe la siguiente integral indefinida:
2
9 4 . ÷
}
x dx
Solución
La expresión subradical se puede escribir como una diferencia de cuadrados, esto
es,
2 2 2
9 4 3 (2 ) . ÷ = ÷ x x
Al hacer la sustitución:
2 3sen , u = x (1)
se obtiene
3
cos .
2
dx d = u u
Entonces,
2 2 2
3
9 4 3 (3sen ) cos
2
u u u ÷ = ÷ ·
} }
x dx d
Capítulo 2: Métodos de integración
Las fórmulas de Wallis
1. Si n es impar ( 3 n > ), entonces
2
0
2 4 6 1
cos ... .
3 5 7
n
n
x dx
n
÷ | || || | | |
=
| | | |
\ ¹\ ¹\ ¹ \ ¹
}
t
2. Si n es par ( 2 n > ), entonces
2
0
1 3 5 1
cos ... .
2 4 6 2
n
n
x dx
n
÷ | || || | | || |
=
| | | | |
\ ¹\ ¹\ ¹ \ ¹\ ¹
}
t
t
75
Elementos básicos de cálculo integral y series
2
9 9 9 9
cos (1 cos 2 ) sen 2
2 4 4 8
u u u u u u = · = + = + +
} }
d d C
9 9
sen cos .
4 4
C = + · + u u u
(2)
con
.
2 2
t t
u ÷ s s
Ahora, como se debe regresar a la variable original x, se utiliza el siguiente procedi-
miento geométrico.
De (1) se tiene que
2
sen ;
3
u =
x
así, θ puede interpretarse como el ángulo agudo
de un triángulo rectángulo cuyo cateto opuesto es 2x e hipotenusa igual a 3. Así que
al cateto restante es, usando el teorema de Pitágoras,
2
9 4 ÷ x (figura 8.1).
Figura 8.1
Del triángulo de la figura se deduce que
2
9 4
cos ,
3
u
÷
=
x
y como
1
2
sen ,
3
u
÷
| |
=
|
\ ¹
x
se deduce finalmente que:
2 1 2
9 2 1
9 4 sen 9 4 .
4 3 2
÷
| |
÷ = + ÷ +
|
\ ¹
}
x
x dx x x C
Ejemplo 2
Evalúe la siguiente integral indefinida:
3
2
2 2
.
( ) ÷
}
dx
a x
Solución
Al hacer la sustitución:
cosu = x a (1)
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
Vea el módulo 8 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
76
se obtiene
sen . dx d = ÷ u u
Entonces,
3 3
2 2
2 2 2 2 2
1 1
( sen )
( ) ( cos )
dx a d
a x a a
= · ÷
÷ ÷
} }
u u
u
3
2
2
2 2 2 2
sen 1 1
csc cot .
( sen )
u u
u u u
u
÷
= = ÷ = +
} }
a d
d C
a a a
Ahora, para regresar a la variable original, se utiliza un procedimiento similar al del
ejemplo 1. Esto es, como cos u =
x
a
, se puede construir el triángulo de la figura 8.2.
Figura 8.2
De allí se deduce que
2 2
cot u =
÷
x
a x
y, en consecuencia,
3
2
2 2 2
2 2
1
.
( )
(
= +
(
÷
÷ ¸ ¸
}
dx x
dx C
a a x
a x
8.2 Integrales que contienen expresiones de la forma
2 2
( ) +
r
a U , con a > 0, U (x) una función derivable
y r ¸ e
En este caso, cualquiera de las sustituciones:
U = a tan θ y dU = a sec
2
θ dθ, o (1)
U = a cot θ y dU = – a csc
2
θ dθ, (2)
transforma la integral dada en una integral que contiene potencias de funciones
trigonométricas y cuya solución corresponde a algunos de los casos de la seccio-
nes 7.1.4 y 7.1.5.
Capítulo 2: Métodos de integración
77
Elementos básicos de cálculo integral y series
En efecto,
2 2 2 2 2 2 2 2 2
( ) ( tan ) ( (1 tan )) sec ; u u u + = + = + = ·
r r r r r
a U a a a a
también,
2 2 2 2 2 2 2 2 2
( ) ( cot ) ( (1 cot )) csc . u u u + = + = + = ·
r r r r r
a U a a a a
Ejemplo 1
Evalúe la siguiente integral indefinida:
2 2
.
1+
}
dx
x x
Solución
Al hacer la sustitución:
tanu = x (1)
se obtiene
2
sec . dx d = u u
Entonces,
2 2
2 2
2 2 2 2
sec sec cos
tan sec sen
1 tan 1 tan
1
sen
dx d d d
x x
C
= = =
·
+ +
= ÷ +
} } } }
u u u u u u
u u u
u u
u
csc . u = ÷ + C
Ahora, como
tan ,
1
u =
x
se puede construir el triángulo de la figura 8.3.
Figura 8.3
De allí se deduce que
2
1
cscu
+
=
x
x
y, en consecuencia,
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
78
2
2 2
1
.
1
+
= ÷ +
+
}
dx x
dx C
x
x x
Ejemplo 2
Evalúe la siguiente integral indefinida:
3
2
2
cos
.
(4 5sen ) +
}
xdx
x
Solución
Nótese inicialmente que
2 2 2
4 5sen 2 ( 5sen ) . x x + = +
Al hacer la sustitución:
5 sen 2cot x = u
(1)
se obtiene
2
2
cos csc .
5
x dx d u u = ÷
Entonces,
3 3
2 2
2 2
3 3 2 2
cos 2 csc 2 csc
2 csc (4 5sen ) (4 4cot ) 5 5
x dx d d
x
· ·
= ÷ = ÷
+ +
} } }
u u u u
u u
1 1
sen cos .
4 5 4 5
d C u u u = ÷ · = +
}
Ahora, de (1) se tiene
5 sen
cot
2
x
u = , con lo cual se puede construir el triángulo
de la figura 8.4.
Figura 8.4
Capítulo 2: Métodos de integración
79
Elementos básicos de cálculo integral y series
De allí se deduce que
2
5 sen
cos
4 5sen
x
x
u =
+
y, en cosecuencia,
3
2
2
2
cos sen
.
(4 5sen )
4 4 5sen
x dx x
C
x
x
= +
+
+
}
8.3 Integrales que contienen expresiones de la forma
, ÷
2 2
( )
r
U a con U >
a
> 0, U (x) una función
derivable y r ¸ e
En este caso, cualquiera de las sustituciones:
U = a sec θ y dU = a sec θ · tan θ dθ, o (1)
U = a csc θ y dU = – a csc θ cot θ dθ, (2)
transforma la integral dada en una integral que contiene potencias de funciones
trigonométricas y cuya solución corresponde a algunos de los casos de las seccio-
nes 7.1.4 y 7.1.5.
En efecto,
2 2 2 2 2 2 2 2 2
( ) ( sec ) ( (sec 1)) tan ;
r r r r r
U a a a a a u u u ÷ = ÷ = ÷ = ·
también,
2 2 2 2 2 2 2
( csc ) ( (csc 1)) cot .
r r r r
a a a a u u u = ÷ = ÷ = ·
Ejemplo 1
Evalúe la siguiente integral indefinida:
2
3
16
.
x dx
x
÷
}
Solución
Puesto que en el integrando aparece el término x
2
– a
2
(con a = 4), se hace la
sustitución:
4sec x u =
y 4sec tan . dx d u u u = · · (1)
En este caso se tiene:
2 2 2 2
16 16 sec 16 16(sec 1) 16 tan . x ÷ = ÷ = ÷ = u u u
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
80
Entonces,
2 2
3 3 3
16 16tan 4tan 4sec tan
4sec tan
(4sec ) 64sec
x dx d
d
x
u u u u u
u u u
u u
÷ · · ·
= · · · =
} } }
2
2
2
2
2
2
sen
1 tan 1 1
cos
sen .
1
4 4 4 sec
cos
d d d
u
u
u
u u u u
u
u
= · = = ·
} } }
Para evaluar la última integral se debe expresar sen
2
θ en función del ángulo doble.
Esto es,
2
1 cos 2
sen
2
u
u
÷
= .
Así que:
2
2
3
16 1 1 1 1
sen (1 cos 2 ) sen 2
4 8 8 2
x dx
d d C
x
u u u u u u
÷ | |
= · = ÷ = ÷ +
|
\ ¹
} } }
1
( sen cos ) .
8
C u u u = ÷ · +
Para regresar a la variable original de integración, se recuerda de (1) que
sec
4
x
u =
1
arcsec sec ,
4 4
x x
u
÷
| |
= =
|
\ ¹
y de aquí se puede construir el triángulo rectángulo de
la figura 8.5, y del cual se deduce que:
2
16
sen
x
x
u
÷
= y
4
cos .
x
u =
De esta forma, el resultado final de la integral es:
2 2
3
16 1 1 16 4
( sen cos ) arcsec
8 8 4
x dx x x
C C
x x x
u u u
(
÷ ÷
= ÷ · + = ÷ · + (
(
¸ ¸
}
2
2
1 16
arcsec .
8 4 2
x x
C
x
÷
= ÷ +
Capítulo 2: Métodos de integración
Figura 8.5
81
Elementos básicos de cálculo integral y series
8.4 Integración de expresiones que contienen
trinomios de la forma ax
2
+ bx + c, con a ≠ ≠≠ ≠≠ 0
Caso 1: Integrales de la forma
2
dx
ax bx c + +
}
Para calcular la integral se transforma previamente el trinomio
2
ax bx c + + en la
forma de suma o diferencia de cuadrados dependiendo del signo de la constante a.
Así,
2 2
b c
ax bx c a x x
a a
(
+ + = + +
(
¸ ¸
2
2
2
2 4
b c b
a x
a a a
(
| |
| |
= + + ÷
(
| |
\ ¹
( \ ¹
¸ ¸
(completación de cuadrados)
2
2
2
2
2
2
2
2
si
2 4
si
2 4
b c b
a x K
a a a
b c b
a x K
a a a
¦ (
| |
+ + > ¦ (
|
\ ¹ ¦ (
¸ ¸
=
´
(
¦ | |
+ ÷ <
(
| ¦
\ ¹
(
¸ ¸ ¹
De esta forma,
2 2
2
1
.
dx dx
a ax bx c
b
x K
a
=
+ + (
| |
+ ±
(
|
\ ¹
(
¸ ¸
} }
En la última integral al hacer la sustitución
b
x u
a
| |
+ =
|
\ ¹
y dx = du se obtiene:
2 2 2
1 dx du
a ax bx c u K
=
+ + ±
} }
,
y esta integral puede calcularse haciendo una sustitución trigonométrica apropia-
da.
Ejemplo 1
Calcule la integral
2
.
3 2 4
dx
x x ÷ +
}
Solución
En primer lugar , el trinomio
2
3 2 4 x x ÷ + puede transformarse en la siguiente forma:
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
82
2 2
2 4
3 2 4 3
3 3
x x x x
(
÷ + = ÷ +
(
¸ ¸
2
2
2
2
2 1 4 1
3
3 9 3 9
1 11
3
3 9
1 11
3 .
3 3
x x
x
x
(
= ÷ + + ÷
(
¸ ¸
(
| |
= ÷ +
(
|
\ ¹
(
¸ ¸
(
| |
| |
(
= ÷ +
|
|
|
( \ ¹
\ ¹
¸ ¸
Luego
2 2
2
1
.
3 3 2 4
1 11
3 3
dx dx
x x
x
=
÷ + (
| |
| |
( ÷ +
|
|
|
( \ ¹
\ ¹
¸ ¸
} }
Al hacer la sustitución
1
3
x u
| |
÷ =
|
\ ¹
y dx = du
se obtiene:
2 2
2
1
.
3 3 2 4
11
3
dx du
x x
u
=
÷ +
| |
+
|
|
\ ¹
} }
En esta última integral al efectuar la sustitución trigonométrica
11
tan ,
3
u u =
2
11
sec ,
3
du d u u = ·
y simplificar la integral resultante, se obtiene:
1
2
2
1 1 3
tan .
3 11 11
11
3
du u
C
u
÷
= +
| |
+
|
|
\ ¹
}
Al reemplazar u por
1
,
3
x
| |
÷
|
\ ¹
se tiene finalmente que:
1
2
1 (3 1)
tan .
3 2 4 11 11
dx x
C
x x
÷
÷
= +
÷ +
}
Capítulo 2: Métodos de integración
83
Elementos básicos de cálculo integral y series
Caso 2: Integrales de la forma
2
.
Ax B
dx
ax bx c
+
+ +
}
Nótese en primer lugar que si se llama
2
, u ax bx c = + + entonces (2 ) , du ax b dx = +
lo cual es posible obtener transformando previamente el numerador en el integran-
do de la siguiente forma:
2 2 2
(2 ) (2 ) ( )
2 2 2
A A Ab
ax b b B ax b B
Ax B
a a a
dx dx dx
ax bx c ax bx c ax bx c
+ ÷ + + + ÷
+
= =
+ + + + + +
} } }
2 2
(2 )
( ) .
2 2
A ax b dx Ab dx
B
a a ax bx c ax bx c
+
= + ÷
+ + + +
} }
La primera de estas dos integrales puede calcularse fácilmente haciendo la sustitu-
ción:
2
u ax bx c = + + y (2 ) du ax b dx = + ,
obteniendo como resultado una expresión logarítmica. La segunda integral puede
resolverse usando el método empleado en el caso 1 inmediatamente anterior.
En el ejemplo siguiente se muestra dicho proceso.
Ejemplo 1
Calcule la integral
2
7 1
.
6 1
x
dx
x x
+
+ ÷
}
Solución
2 2 2 2
7
(12 1 1) 1
7 1 7 (12 1) 5
12
.
12 12 6 1 6 1 6 1 6 1
x
x x dx dx
dx dx
x x x x x x x x
+ ÷ +
+ +
= = +
+ ÷ + ÷ + ÷ + ÷
} } } }
Si en la primera de estas dos últimas integrales se hace la sustitución
2
6 1 u x x = + ÷
y (12 1) , du x dx = + se obtiene:
2
1 1 2
7 (12 1) 7 7 7
ln ln 6 1 .
12 12 12 12 6 1
x dx du
u C x x C
u x x
+
= = + = + ÷ +
+ ÷
} }
La segunda integral puede resolverse usando un procedimiento similar al del caso 1,
teniendo en cuenta que
2 2
2
1 5
6 1 6 .
12 12
x x x
(
| | | |
+ ÷ = + ÷
(
| |
\ ¹ \ ¹
(
¸ ¸
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
84
Así que,
2 2 2
5 5
.
12 12 6 1
1 5
6
12 12
dx dx
x x
x
=
+ ÷ (
| | | |
+ ÷
(
| |
\ ¹ \ ¹
(
¸ ¸
} }
Si en esta última integral se hace la sustitución:
1 5
sec
12 12
x u
| |
+ =
|
\ ¹
(1)
y
5
sec tan ,
12
dx d u u u = · ·
se obtiene:
2 2 2
2
5
sec tan
5 5 1 12
csc
12 72 6
5 1 5
tan 6
12 12 12
d
dx
d
x
u u u
u u
u
| |
· ·
|
\ ¹
= = ·
(
| | | | | |
+ ÷
( | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹
(
¸ ¸
} } }
2
1
ln csc cot .
6
C u u = ÷ +
Ahora, como de (1)
12 1
sec
5
x
u
+
= , se puede contruir el triángulo de la figura 8.6, y
del cual se puede deducir que
2
12 1
csc
24(6 1)
x
x x
u
+
=
+ ÷
y
2
5
cot .
24(6 1) x x
u =
+ ÷
Figura 8.6
Luego
3 2
2
5 1 3 1
ln ,
12 6 6 1
6 1
dx x
C
x x
x x
÷
= +
+ ÷
+ ÷
}
Capítulo 2: Métodos de integración
85
Elementos básicos de cálculo integral y series
donde
3 2
1 1
ln 4 ln 24.
6 6
C C = + ÷
Por tanto,
2
2
2
7 1 7 1 3 1
ln 6 1 ln .
12 6 6 1
6 1
x x
dx x x C
x x
x x
+ ÷
= + ÷ + +
+ ÷
+ ÷
}
Caso 3: Integrales de la forma
2
dx
ax bx c + +
}
Previamente el trinomio
2
ax bx c + + debe transformarse en una suma o diferencia
de cuadrados, usando el procedimiento de completación de cuadrados indicado en
el caso1. De esta forma, la integral inicial queda reducida a una de las integrales:
2 2
du
u K ±
}
si a > 0, o
2 2
du
K u ÷
}
si a < 0,
y estas integrales pueden calcularse efectuando sustituciones trigonométricas.
Ejemplo 1
Calcule la integral
2
2 3 4
dx
x x ÷ ÷
}
.
Solución
En primer lugar,
2 2
2
2
2 2
3 1
2 3 4 4
4 2
3 9 9 1
4 (completación de cuadrados)
4 64 64 2
41 3 41 3
4 2 .
16 8 4 8
x x x x
x x
x x
| |
÷ ÷ = ÷ + ÷
|
\ ¹
| | | |
= ÷ + + ÷ ÷
| |
\ ¹ \ ¹
| |
( | | | |
= ÷ + = ÷ +
|
| | (
|
\ ¹ \ ¹ ¸ ¸
\ ¹
De esta forma,
2 2
2
.
2 3 4
41 3
2
4 8
dx dx
x x
x
=
÷ ÷
| |
( | |
÷ +
|
| (
|
\ ¹ ¸ ¸
\ ¹
} }
Módulo 8: Sustituciones trigonométricas
86
Si en la última integral se hace la sustitución:
3 41
2 sen
8 4
x u
| |
+ =
|
\ ¹
(1)
y
41
cos ,
8
dx d u u = ·
después de simplificar el integrando se obtiene:
2
1 1
.
2 2
2 3 4
dx
d C
x x
u u = = +
÷ ÷
} }
Ahora, de (1),
1 1
3
8
8 3 8
sen sen
41 41
x
x
u
÷ ÷
| |
+
|
+
\ ¹
= =
.
Por tanto,
1
2
1 8 3
sen .
2 41
2 3 4
dx x
C
x x
÷
+
= +
÷ ÷
}
Caso 4: Integrales de la forma
2
Ax B
ax bx c
+
+ +
}
La solución de este tipo de integrales puede obtenerse haciendo transformaciones
análogas a las del caso 2, descomponiendo así la integral inicial en la suma de dos
integrales; una de ellas se resuelve por sustitución directa, y la otra corresponde al
caso 3 inmediatamente anterior.
Capítulo 2: Métodos de integración
87
Elementos básicos de cálculo integral y series
9
Integración por descomposición en
fracciones simples
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
9.1 Integración por descomposición en fracciones simples
9.2 Integración de funciones racionales propias simples
9.2.1 Integración de funciones simples tipo I y II
9.2.2 Integración de funciones simples tipo III y IV
1. Estudiar la técnica de integración por descomposición en fracciones simples para
calcular la integral de funciones racionales.
Sea
2 2
1
( )
n n
I dx
x a
=
+
}
, con 2 n > .
1. Demuestre que:
2
1 2 2 2
1
[ ]
( )
n n n
x
I I dx
a x a
÷
= ÷
+
}
.
2. Use integración por partes en la última integral para demostrar que:
1 2 2 2 2 1
3 2
2 (1 ) 2 (1 )( )
n n n
n x
I I
a n a n x a
÷ ÷
÷
= ÷
÷ ÷ +
.
El objetivo de esta sección es estudiar una importante técnica de integración con la
cual se pueden calcular integrales de la forma ( ) , f x dx
}
siendo f (x) una función
racional, es decir, f (x) es el cociente de dos funciones polinómicas. Algunos casos
simples de las integrales de este tipo de funciones ya han sido presentados en las
secciones anteriores y no requieren explicación adicional alguna. Por ejemplo,
Johann (Jean) Bernoulli
El matemático suizo Johann Bernoulli,
también conocido como Jean (en francés)
y John (en inglés), nació en Basilea el 27 de
julio de 1667 y murió allí mismo el primer
día del año 1748. Fue maestro de Leonhard
Euler y padre de Daniel Bernoulli (famoso
por sus trabajos en hidráulica), Nicolas
Bernoulli y Johann Bernoulli II.
Como la cátedra de matemáticas de la
Universidad de Basilea estaba ocupada por
su hermano Jacques, Johann, por
recomendación de Christiaan Huygens
(astrónomo, matemático y físico holandés),
obtuvo una plaza en la Universidad de
Groninga, en los Países Bajos. Allí estuvo
diez años, hasta que regresó a Basilea.
Durante el viaje se enteró de la muerte de
su hermano Jacques, y cuando llegó la
Universidad de Basilea le ofreció, sin
necesidad de concurso, el puesto que aquél
había dejado vacante. Johann ocupó la
cátedra durante 42 años, durante los cuales
enseñó a estudiantes de toda Europa y
participó en numerosas disputas acadé-
micas, entre ellas la que tuvieron Newton y
Leibniz por la paternidad del cálculo y en la
que Johann tomó partido a favor de este
último. Su alumno más importante fue, sin
duda, Leonhard Euler. Johann, que era
poco dado a alabar a otros, lo admiraba y
le dedicó frases como: «incomparable
Leonhard Euler, líder de todos los
matemáticos» o «sabio y talentoso joven
Euler».
Johann Bernoulli hizo importantes aportes
no sólo a las matemáticas (fue el primero
en introducir el método de descomposición
en fracciones parciales), sino también a la
física. Él y Leonhard Euler contribuyeron al
conocimiento de cuestiones como el tono
y el timbre del sonido producido por un
instrumento musical determinado, o la
velocidad y naturaleza de la transmisión del
sonido en diferentes medios.
88
1 1
ln , dx ax b C
ax b a
= + +
+
}
siendo 0, a =
2
1
arctan ,
1
dx x C
x
= +
+
}
2
2
1
ln 1 ,
2 1
x
dx x C
x
= + +
+
}
etc.
Algunos otros también han sido ya estudiados previamente, con recomendaciones
específicas para tratarlos; así por ejemplo, para calcular la integral 2 2
1
(9 )
dx
x +
} se
usa la técnica de sustitución trigonométrica ( 3tan ) x = u como se vio en la sección
8.2 del módulo 8. Sin embargo, casos más generales, como
4
3
3
1
x
dx
x +
}
o
2
4 2
,
3 2
x
dx
x x ÷ +
}
no han sido discutidos. Se pretende entonces no solamente resolver estos dos
ejemplos, sino presentar el esquema de solución para los casos generales que estas
dos integrales representan.
Capítulo 2: Métodos de integración
Como dato curioso, hay que decir que
Johann tuvo problemas con su hijo Daniel
porque éste se presentó a un concurso de
la Academia de las Ciencias de París en el
que él estaba participando (aunque
después la Academia de las Ciencias
concedió el premio a los dos). Los
problemas llegaron a tal grado que Johann
lo expulsó de la casa familiar. Pero allí no
pararon las cosas: cuando Daniel publicó
su obra más importante, Hidrodinámica,
su padre publicó otro libro, Hidráulica, y
acusó a su hijo de plagio.
El epitafio que mandó escribir en su tumba
resume muy bien tanto su valía como
matemático como su personalidad: «Aquí
yace el Arquímedes de su tiempo».
89
Elementos básicos de cálculo integral y series
9.1 Integración por descomposición en fracciones
simples
Supóngase que se quiere calcular la integral de la forma:
1
1 1 0
1
1 1 0
( ) ...
( ) .
( ) ...
n n
n n n
m m
m m m
P x a x a x a x a
f x dx dx dx
Q x b x b x b x b
÷
÷
÷
÷
+ + + +
= =
+ + + +
} } }
Se presentan entonces dos posibilidades:
1. La función racional dada f (x) es propia, es decir, cuando n < m (el grado
del numerador es menor que el grado del denominador de la fracción).
2. La función racional dada f (x) es impropia, es decir, cuando n ≥ m.
Si se da el caso 2, el algoritmo de la división entre polinomios permite escribir:
( ) ( )
( ) ( ) ,
( ) ( )
n k
n m
m m
P x R x
f x C x
Q x Q x
÷
= = +
donde ( )
n m
C x
÷
es un polinomio de grado (n – m), y ( )
k
R x es un polinomio de
grado k, k < m.
De esta forma, la integral inicial se transforma en la suma de dos integrales: una de
ellas, la de una función polinómica, y la otra, la integral de una función racional
propia. Por tanto, es suficiente estudiar la primera posibilidad, es decir, si se sabe
cómo se integran las funciones racionales propias, se sabrá cómo se integran todas
las funciones racionales.
9.2 Integración de funciones racionales propias simples
Entre las funciones racionales propias existen algunas de gran importancia llama-
das funciones racionales propias simples o funciones simples.
Se conocen cuatro tipos de ellas, a saber:
„ Funciones racionales simples tipo I
Son funciones de la forma
( ) ,
I
A
f x
x a
=
÷
en donde A, a son constantes.
„ Funciones racionales simples tipo II
Son funciones de la forma ( ) ,
( )
II k
A
f x
x a
=
÷
en donde A, a son constantes,
k ∈ , N k ≥ 2.
Módulo 9: Integración por descomposición en fracciones simples
Vea el módulo 9 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
90
„ Funciones racionales simples tipo III
Son funciones de la forma
2
( )
III
Ax B
f x
x px q
+
=
+ +
, en donde A, B, p, q son
constantes, y
2
x px q + + es un factor cuadrático irreducible, es decir, un
factor para el cual
2
4 0. p q ÷ <
„ Funciones racionales simples tipo IV
Son funciones de la forma
2
( )
( )
IV k
Ax B
f x
x px q
+
=
+ +
, en donde A, B, p, q son
constantes, k ∈ , N k ≥ 2, y
2
x px q + + es un factor cuadrático irreducible.
9.2.1 Integración de funciones simples tipo I y II
En muchos ejemplos de las secciones anteriores se han presentado integrales de
esta forma, en las cuales la sustitución U = x – a y dU = dx transforma la integral
( ) ln ln
I
A dU
f x dx dx A A U C A x a C
x a U
= = = · + = · ÷ +
÷
} } }
en las integrales del tipo I, y
1
1
( ) ( )
1 1 ( )
k
k k
II k
A U A
f x dx dx A U dU A C x a C
k k x a
÷ +
÷ ÷
= = = · + = ÷ +
÷ + ÷ ÷
} } }
en las integrales del tipo II.
9.2.2 Integración de funciones simples tipo III y IV
Para calcular la integral de cualquiera de estos tipos se sigue un procedimiento
similar al desarrollado en la integración de expresiones que contienen trinomios de
la forma
2
, ax bx c + + con a ≠ 0 (casos 1 y 2 de la sección 8.4). El procedimiento
consiste en descomponer la integral inicial en la suma de dos integrales, una de las
cuales es directa, mientras que para la segunda, después de completar cuadrados,
se hace una sustitución trigonométrica apropiada.
El siguiente ejemplo ilustra el procedimiento.
Ejemplo 1
Calcule la siguiente integral:
2 3
5
.
( 4 5)
x
dx
x x
+
+ +
}
Capítulo 2: Métodos de integración
91
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
Nótese que
2
4 5 x x + + es un factor cuadrático irreducible, puesto que
2
4 16 20 4 0. p q ÷ = ÷ = ÷ <
Ahora,
2 3 2 3 2 3
5 1 2 10 1 (2 4) 6
2 2 ( 4 5) ( 4 5) ( 4 5)
x x x
dx dx dx
x x x x x x
+ + + +
= =
+ + + + + +
} } }
2 3 2 3
1 2 4 1
3 .
2 ( 4 5) ( 4 5)
x
dx dx
x x x x
+
= +
+ + + +
} }
La primera de las dos últimas integrales se resuelve fácilmente haciendo la sustitu-
ción:
2
4 5 U x x = + +
y (2 4) . dU x dx = +
De esta forma se puede escribir, después de sustituir y evaluar la integral,
2 3 2 2
1 2 4 1
.
2 ( 4 5) 4( 4 5)
x
dx
x x x x
+
= ÷
+ + + +
}
Para resolver la segunda integral se completan cuadrados en el denominador y
luego se hace una sustitución trigonométrica adecuada, esto es,
2 3 3
2
1 1
3 3 .
( 4 5)
( 2) 1
dx dx
x x
x
=
+ +
( + +
¸ ¸
} }
Al hacer la sustitución:
( 2) tan x u + =
y
2
sec dx d u u = ·
(1)
la integral se transforma en:
2
3 2 3
2
2
4
1 1
3 3 sec
(sec )
( 2) 1
1 cos 2
3 cos 3 .
2
dx d
x
d d
u u
u
u
u u u
= · ·
( + +
¸ ¸
+ | |
= · =
|
\ ¹
} }
} }
Después de desarrollar el binomio al cuadrado y calcular las integrales
trigonométricas resultantes, se obtiene:
2 2
3
2
1 9 3 3
3 sen cos sen cos (cos sen )
8 2 8
( 2) 1
dx
x
u u u u u u u = + · + · ÷
( + +
¸ ¸
}
Módulo 9: Integración por descomposición en fracciones simples
92
2
2 2 2
9 3( 2) 3( 2)(1 ( 2) )
arctan ( 2) .
8 2( 4 5) 8( 4 5)
x x x
x
x x x x
+ + ÷ +
= + + +
+ + + +
En consecuencia, el resultado final de la la integral original es:
2 3 2 2
5 1 9
arctan ( 2)
8 ( 4 5) 4( 4 5)
x
dx x
x x x x
+
= ÷ + +
+ + + +
}
2
2 2 2
3( 2) 3( 2)(1 ( 2) )
.
2( 4 5) 8( 4 5)
x x x
C
x x x x
+ + ÷ +
+ + +
+ + + +
Capítulo 2: Métodos de integración
93
Elementos básicos de cálculo integral y series
10
Integración de funciones racionales
propias
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
10.1 Ejemplo 1
10.2 Ejemplo 2
10.3 Ejemplo 3
10.4 Ejemplo 4
1. Repasar los cuatro casos de descomposición en fracciones parciales de una
función racional propia.
2. Descomponer la integral de una función racional en la suma finita de integrales.
1. Sabiendo que
4 2 4
1
,
( 1) ( 1)
x
dx dx
x x x x
=
÷ ÷
} }
calcule la integral anterior hacien-
do inicialmente el cambio de variable
2
. u x =
En el módulo precedente se dijo cómo integrar funciones racionales propias sim-
ples. Esta técnica es suficiente para resolver el problema general de integrar una
función racional propia (no necesariamente simple) y, por tanto, el problema de
integrar una función racional en general.
El resultado más importante en que se basa esta afirmación es el hecho de que toda
función racional propia puede descomponerse como suma de fracciones parcia-
les simples de alguno de los tipos anteriores, o combinación de ellos. Esto significa
que la integral ( ) f x dx
}
de una función racional puede descomponerse en la suma
finita de integrales de las formas
( )
k
A
dx
x a ÷
}
y
2
( )
t
Ax B
dx
x px q
+
+ +
}
, en donde A, B
son constantes, y k, t ∈ N.
Johann Heinrich Lambert
Lambert nació en Mulhouse en 1728 y
murió en Berlín en 1777. Astrónomo,
matemático y físico, fue principalmente
autodidacta y publicó libros sobre las órbitas
de los cometas, la teoría de la luz y la
construcción de mapas. Redescubrió la
fórmula propuesta por Euler para unir las
posiciones, el intervalo temporal, los radios
y la cuerda de las órbitas de los cometas, y
fue el primero en idear métodos para medir
la intensidad de la luz con cierta exactitud
(motivo por el cual una de las unidades de
brillo luminoso, el lambert, lleva su nombre)
y por haber acuñado el concepto de albedo
para designar la fracción de luz reflejada
por un cuerpo iluminado.
A Lambert se le recuerda entre los
matemáticos por haber introducido las
funciones hiperbólicas en trigonometría y
por haber presentado la primera prueba de
que el número pi es irracional.
94
Antes de analizar los ejemplos siguientes se recomienda al lector repasar los cuatro
casos que existen de descomposición de una fracción racional propia en sus frac-
ciones parciales simples, en lo concerniente a la determinación de las constantes
que aparecen en ellas.
Capítulo 2: Métodos de integración
95
Elementos básicos de cálculo integral y series
10.1 Ejemplo 1
Calcule la integral
2
2 2 2
(8 4)
.
( 1) ( 1)
x
dx
x x
÷
÷ +
}
Solución
En primer lugar, se debe descomponer la fracción que aparece bajo el signo de
integral en sus fracciones parciales simples. Esto es,
2
2 2 2 2 2 2 2
8 4
( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1)
x A B Cx D Mx N
x x x x x x
÷ + +
= + + +
÷ ÷ + ÷ + +
,
donde A, B, C, D, M y N son constantes por determinar.
Quitando denominadores en la última descomposición, se tiene:
2 2 2 2 2
2 2 2
8 4 ( 1)( 1) ( 1)
( )( 1) ( 1) ( )( 1) .
x A x x B x
Cx D x x Mx N x
÷ ÷ ÷ + + +
+ + ÷ + + + ÷
(1)
Al hacer x = 1 en la última identidad, se obtiene B = 1.
Al igualar coeficientes de potencias iguales en ambos lados de la identidad (1), y
resolviendo el sistema resultante, se obtiene:
A = 2, B = 1, C = –2, D = –3, M = –6 y N = 0,
con lo cual
2
2 2 2 2 2 2 2
8 4 2 1 2 3 6
( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1)
x x x
x x x x x x
÷ +
= + ÷ ÷
÷ ÷ + ÷ + +
,
y en consecuencia,
2
2 2 2 2 2 2 2
8 4 2 1 2 3 6
( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1) ( 1)
x x x
dx dx dx dx dx
x x x x x x
÷ +
= + ÷ ÷
÷ ÷ + ÷ + +
} } } } }
2
2
1 3
2ln 1 ln 1 3arctan
( 1) ( 1)
x x x C
x x
= ÷ ÷ ÷ + ÷ + +
÷ +
2
2 2
( 1) 1 3
ln 3arctan .
( 1) 1 ( 1)
x
x C
x x x
÷
= ÷ ÷ + +
÷ + +
10.2 Ejemplo 2
Calcule la integral
4
3
3
.
1
x
dx
x +
}
Módulo 10: Integración de funciones racionales propias
96
Solución
Puesto que la fracción que aparece en el integrando es impropia, se efectúa primero
la división entera para obtener:
4
3 3 2
3 3 3
3 3 .
1 1 ( 1)( 1)
x x x
x x
x x x x x
= ÷ = ÷
+ + + ÷ +
Pero
2 2
3
.
1 ( 1)( 1) 1
x A Bx C
x x x x x x
+
= +
+ + ÷ + ÷ +
Después de quitar denominadores e igualar coeficientes de potencias iguales en
ambos miembros de la igualdad resultante, se obtiene A = –1, B = C = 1.
De esta forma,
2 2
3 1 1
1 ( 1)( 1) 1
x x
x x x x x x
+
= ÷ +
+ + ÷ + ÷ +
y por tanto,
4
3 2
3 1 1
3
1 1 1
x x
dx x dx
x x x x
+ | |
= + ÷
|
+ + ÷ +
\ ¹
} }
2 2
3 1 2 1
ln ( 1) ln 1 3arctan
2 2 3
x
x x x x C
÷
= + + ÷ ÷ + ÷ +
2
2
3 1 2 1
ln 3 arctan .
2 3
1
x x
x C
x x
+ ÷
= + ÷ +
÷ +
10.3 Ejemplo 3
Calcule la integral
2
4 2
.
3 2
x
dx
x x ÷ +
}
Solución
En primer lugar, nótese que:
( )( )
2 2 2
4 2 2 2
3 2 ( 2)( 1)
2 2 ( 1)( 1)
x x x
x x x x
x x x x
= =
÷ + ÷ ÷
÷ + ÷ +
.
1 1 2 2
A B C D
x x x x
= + + +
÷ + ÷ +
Capítulo 2: Métodos de integración
Vea el módulo 10 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
97
Elementos básicos de cálculo integral y series
Al quitar denominadores e igualar coeficientes de potencias iguales en ambos
miembros de la igualdad resultante, se obtiene:
2 2 1 1
, , , .
2 2 2 2
A B C D = = ÷ = ÷ =
De esta forma,
2
4 2
2 2 1 1
2 2 2 2
1 1 3 2 2 2
x
dx dx
x x x x x x
| |
|
| = ÷ ÷ +
÷ + ÷ + | ÷ +
|
\ ¹
} }
2 2 1 1
ln 2 ln 2 ln 1 ln 1
2 2 2 2
x x x x C = ÷ ÷ + ÷ ÷ + + +
2 2 1 1
ln ln .
2 2 1 2
x x
C
x x
÷ +
= + +
÷ +
10.4 Ejemplo 4
Calcule la integral tan . x dx ·
}
Solución
La sustitución
2
tan , u x = (1)
de la cual se deduce además que:
2 4
2 2
sec 1
u du u du
dx
x u
= =
+
permite escribir la integral inicial en la forma:
2
4
2
tan
1
u du
x dx
u
· =
+
} }
.
Para calcular la última integral se usa el método de descomposición en fracciones
simples.
Nótese que:
2 2
4 2 2 2 2
2 2
.
1 ( 2 1)( 2 1) ( 2 1) ( 2 1)
u u Au B Cu D
u u u u u u u u u
+ +
= = +
+ ÷ + + + ÷ + + +
Módulo 10: Integración de funciones racionales propias
98
Quitando denominadores, igualando coeficientes de potencias iguales y resolvien-
do el sistema resultante, se obtiene:
2 2
, 0, .
2 2
A B D C = = = = ÷
Así que:
2
4 2 2
2 2 2
.
2 2 1 2 1 2 1
u du u u
du du
u u u u u
= ÷
+ ÷ + + +
} } }
(2)
Pero,
2 2 2
1 (2 2) 2 1
2 2 2 1 2 1 2 1
u u du
du du
u u u u u u
÷
= +
÷ + ÷ + ÷ +
} } }
2
2
1 2 1
ln 2 1 .
2 2 2 1
u u du
u u
= ÷ + +
÷ +
}
La integral de la última igualdad puede efectuarse por completación de cuadrados y
una sustitución trigonométrica adecuada, esto es:
2 2 2
2 1 1 2 2
arctan .
2 2 2 1 2
2 2
2 2
du du u
u u
u
| |
= = ÷
|
|
÷ +
| | | |
\ ¹
÷ +
| |
| |
\ ¹ \ ¹
} }
Luego
2
2
1 2 2
ln 2 1 arctan .
2 2 2 1 2
u
du u u u
u u
| |
= ÷ + + ÷
|
|
÷ +
\ ¹
} (3)
Efectuando un proceso similar al anterior para la integral
2
,
2 1
u
du
u u + +
}
se
obtiene:
2
2
1 2 2
ln 2 1 arctan
2 2 2 1 2
u
du u u u
u u
| |
= + + ÷ +
|
|
+ +
\ ¹
} (4)
Sustituyendo (3) y (4) en (2) y simplificando, la integral de la función racional
2
4
2
1
u du
u +
}
puede escribirse así:
Capítulo 2: Métodos de integración
99
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 2
4 2
2 2 2 1 2 2 2
ln arctan
4 2 2 1 2 1 2
2 2
arctan .
2 2
u du u u
u
u u u
u C
| |
÷ +
= + ÷ |
|
+ + +
\ ¹ ¸
( | |
+ + + ( |
|
( \ ¹¸
}
Ahora, como de (1) se deduce que tan , u x = se tiene finalmente:
2 tan 2tan 1 2 2 2
tan ln arctan tan
4 2 2 tan 2tan 1 2
x x
x dx x
x x
| |
÷ +
· = + ÷ |
|
+ +
\ ¹ ¸
}
2 2
arctan tan .
2
2
x C
( | |
+ + + ( |
|
( \ ¹¸
En el módulo siguiente se presentan otras sustituciones que son de uso frecuente
en el cálculo de integrales.
Módulo 10: Integración de funciones racionales propias
100
101
Elementos básicos de cálculo integral y series
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
11
Sustituciones diversas
11.1 Integrales de la forma ( , , ,..., )
m n p q r s
f x x x x dx
}
, donde , , , ,..., , m n p q r s eZ
11.2 Integrales de la forma
, ,..., ,
m n r s
ax b ax b
f x dx
cx d cx d
| |
+ + | | | |
|
| |
|
+ +
\ ¹ \ ¹
\ ¹
}
donde m, n, p,
q, ..., r, s eZ
11.3 Integrales de la forma (sen , cos ) f x x dx
}
11.4 Integración de los binomios diferenciales
1. Presentar algunos tipos de funciones cuyas integrales se reducen, después de
un cambio de variable apropiado, al problema de integrar una función racional.
1. ¿Por qué la integral
3
1 x dx +
}
no puede expresarse por medio de funciones
elementales? Es decir, ¿por qué no existe ninguna función elemental F(x) tal que
4
( ) 1 F x x ' = +
para todo x?
Cuando se tiene la integral de una función irracional (funciones de la forma
( ) ( )
n
f x f x = o combinación de expresiones de esta forma), no siempre es posible
expresarla en términos de funciones elementales. En este módulo estudiaremos
algunos casos de integrales de funciones irracionales y veremos cómo dichas inte-
grales se reducen, mediante sustituciones apropiadas, a la integral de una función
racional, y de esta forma se pueden calcular usando los procedimientos ya estable-
cidos en el módulo anterior.
Pierre Francois Verhulst
Verhulst, matemático belga nacido en
Bruselas en 1804 y fallecido allí mismo en
1849, fue el primero que sugirió, en 1838,
la aplicación de la curva logística al
crecimiento poblacional. Fue él quien
elaboró en sus estudios sobre el crecimiento
de la población un modelo matemático y
utilizó el término logístico para referirse al
«límite superior que condicionaba el
crecimiento exponencial de una población».
Actualmente se acepta este modelo con un
enfoque más ambiental que económico,
estableciéndose las restricciones al
crecimiento de la población en función de
la capacidad de carga del sistema como
consecuencia de la presión ambiental sobre
dicho crecimiento. La curva teórica del
crecimiento de la población resultante sería
una curva logística en forma de «S».
El crecimiento de la población humana, por
tanto, se regula por factores ambientales.
Sin embargo, además de éstos, el tamaño
poblacional está limitado por su capacidad
de autorregulación, que viene condicionada
por factores socioeconómicos y culturales
Ésta se realiza por medio de estructuras de
alimentación que presentan bucles positivos
y negativos. Los primeros favorecen el
crecimiento exponencial, mientras que los
segundos limitan este crecimiento y, por
tanto, facilitan su control manteniéndolo
dentro de los límites ambientalmente
tolerables.
102
11.1 Integrales de la forma
/ / /
( , , , ..., ) ,
m n p q r s
f x x x x dx
}
donde
, , , ,..., , m n p q r s eZ
Si en el integrando aparecen las expresiones
, , , ,
m n p q r s
x x x x
, donde m, n, p,
q,…, r, s∈ , Z combinadas mediante las operaciones de suma, producto, cociente y
elevación a potencias, entonces la sustitución
k
x U =
y
1
,
k
dx kU dU
÷
=
donde k = MCM (mínimo común múltiplo) de los denominadores de las fracciones
m/n, p/q,…, r/s, transforma la integral inicial en la integral de una función racional
de U.
Ejemplo 1
Calcule la integral
6
6 4 7 5
1
.
x
dx
x x
+
+
}
Solución
La integral puede escribirse en la forma
1
6
7 5
6 4
6
6 4 7 5
1 1
.
x x
dx dx
x x
x x
+ +
=
+
+
} }
Haciendo la sustitución
12
x U = y
11
12 dx U dU = (12 es el MCM de los denomina-
dores de las fracciones 1/6 , 7/6 y 5/4), la integral se transforma en:
1
6
7 5
6 4
2 11 2
14 15 3
1 ( 1) 12 12( 1)
.
( 1)
x U U dU U dU
dx
U U U U x x
+ + · +
= = =
+ + +
} } }
Para calcular la última integral se descompone el integrando en sus fracciones par-
ciales simples, esto es,
2
3 2 3
12( 1)
.
1 ( 1)
U A B C D
U U U U U U
+
= + + +
+ +
Quitando denominadores, se puede escribir:
2 2 3
12( 1) ( 1) ( 1) ( 1) , U AU U BU U C U DU + = + + + + + +
con la cual se obtiene A = 24 , B = –12 , C = 12 y D = –24 .
Capítulo 2: Métodos de integración
103
Elementos básicos de cálculo integral y series
De esta forma:
2
3 2 3
12( 1) 24 12 12 24
1 ( 1)
U dU
dU
U U U U U U
+ | |
= ÷ + ÷
|
+ +
\ ¹
} }
2
12 6
24 ln 24 ln 1 . U U C
U U
= + ÷ ÷ + +
Al regresar a la variable original x y simplificar se obtiene finalmente:
6
12
6 12 6 4 7 5
1 12 6
2ln 24ln 1 .
x
dx x x C
x x
x x
+
= + ÷ ÷ + +
+
}
11.2 Integrales de la forma
/ /
, ,..., ,
m n r s
ax b ax b
f x dx
cx d cx d
| |
+ + | | | |
|
| |
|
+ +
\ ¹ \ ¹
\ ¹
}
donde , , , ,..., , m n p q r s eZ
Si en el integrando aparecen las expresiones
, ,..., ,
m n r s
ax b ax b
x
cx d cx d
+ + | | | |
| |
+ +
\ ¹ \ ¹
donde
m, n, p, q,…, r, s∈ Z combinadas mediante las operaciones de suma, producto,
cociente y elevación a potencias, entonces la sustitución
,
k
ax b
U
cx d
+
=
+
donde k = MCM (mínimo común múltiplo) de los denominadores de las fracciones
m/n , p/q ,…, r/s, transforma la integral inicial en la integral de una función racional
de U.
Ejemplo 2
Calcule la integral
2
1
.
1
x dx
x x
÷
+
}
Solución
La integral puede escribirse en la forma
1
2
2 2
1 1
.
1 1
x dx x dx
x x x x
÷ ÷ | |
=
|
+ +
\ ¹
} }
Módulo 11: Sustituciones diversas
Vea el módulo 11 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
104
Al hacer la sustitución:
2
1
1
x
U
x
÷
=
+
y 2 2
4
(1 )
U
dx dU
U
÷
=
+
(verifique),
la integral se transforma en:
2
2 2 2
1 4
.
1 (1 ) (1 )
x dx U
dU
x x U U
÷ ÷
=
+ ÷ +
} }
Pero
2
2 2 2 2
4
.
1 1 (1 ) (1 ) (1 ) (1 )
U A B C D
U U U U U U
÷
= + + +
÷ + ÷ + ÷ +
O, quitando denominadores,
2 2 2 2 2
4 (1 ) (1 ) ( 1) (1 ) ( 1) (1 ) , U A U U B U C U U D U ÷ = + ÷ + + + ÷ + + ÷
con lo cual se obtiene: A = 1, B = –1, C = 1 y D = –1.
Luego
2
2 2 2 2
4 1 1 1 1
1 1 (1 ) (1 ) (1 ) (1 )
U
dU dU
U U U U U U
| | ÷
= ÷ + ÷
|
÷ + ÷ + ÷ +
\ ¹
} }
2
1 1 1 2
ln 1 ln 1 ln .
1 1 1 1
U U
U U C C
U U U U
+
= ÷ ÷ + + + + + = + +
÷ + ÷ ÷
Al regresar a la variable original, reemplazando Upor
1
2
1
1
x
x
÷ | |
|
+
\ ¹
y simplificando, se
obtiene finalmente:
2
2
1 1 1 1
ln .
1 1 1
x dx x x x
C
x x x x x
÷ + + ÷ ÷
= ÷ +
+ + ÷ ÷
}
Capítulo 2: Métodos de integración
Jean Baptiste Joseph Fourier
Matemático francés nacido en Auxerre en
1768 y fallecido en París en 1830, Fourier
asistió a la escuela militar de su ciudad natal
dirigida por monjes benedictinos y mostró
tal habilidad para las matemáticas que
finalmente fue profesor de esta disciplina
en su escuela. Como muchos franceses de
su época, fue arrastrado a la política de la
Revolución Francesa y, gracias a la caída de
Robespierre tras una conspiración político-
militar, se salvó de ser guillotinado. Después
se incorporó a la Escuela Normal Superior
en donde tuvo entre sus profesores a los
famosos matemáticos Joseph-Louis
Lagrange y Pierre-Simon Laplace.
Fourier fue uno de los primeros maestros
de la Escuela Politécnica de París y llegó a
ser profesor de análisis matemático. A la
edad de treinta años fue designado por
Napoleón consejero científico en una
expedición a Egipto y durante cuatro años
fue secretario del Instituto de Egipto, donde
se estableció la egiptología como una ciencia
separada. A su regreso de ese país, en
1801, empezó a ocuparse de lleno en la
ciencia y llevó a cabo experimentos sobre
el problema que más le interesaba: el del
modo en que el calor fluía de un punto a
otro a través de un objeto en particular.
Propuso a la comunidad científica en
diciembre de 1807 una idea polémica y de
consecuencias entonces imprevisibles. En
una memoria sometida a la consideración
del Instituto de Francia, titulada «Teoría de
la propagación del calor en los sólidos»,
afirmaba que «cualquier función periódica
se puede escribir como una serie
trigonométrica». En aquel tiempo la
definición de función no tenía la precisión
necesaria y la convergencia de las series
trigonométricas estaba muy lejos de adquirir
los significados que hoy conocemos. Sin
embargo, su trabajo fue rechazado porque,
105
Elementos básicos de cálculo integral y series
11.3 Integrales de la forma
}
f x, x dx (sen cos )
Si en el integrando aparecen las funciones seno y coseno combinadas mediante las
operaciones de suma, producto y cociente, la sustitución:
tan 2 arctan
2
x
U x U = · = y
2
2
1
dx dU
U
=
+
(1)
lleva a las siguientes expresiones:
2
2
sen ,
1
U
x
U
=
+
(2)
2
2
1
cos ,
1
U
x
U
÷
=
+
(3)
las cuales transforman la integral inicial en la integral de una función racional de U.
Nota: las sustituciones dadas en (1), (2) y (3) se denominan a veces sustitución
trigonométrica universal y permiten integrar cualquier función de seno y coseno
como una función racional. Sin embargo, en la práctica esta sustitución conduce a
menudo a integrar funciones racionales demasiado complicadas. Por esta razón se
recomienda aplicar esta sustitución sólo en aquellos casos en los cuales hayan
fallado los demás métodos de integración.
Así por ejemplo, si se desea calcular la integral sen cos x x dx ·
}
por este último
método, se tiene, reemplazando (1), (2) y (3) en la integral dada, que:
2
2 3
4 (1 )
sen cos .
(1 )
U U
x x dx dU
U
÷
· =
+
} }
Obsérvese que la segunda integral es demasiado complicada para evaluarla, sa-
biendo además que la integral puede calcularse fácilmente haciendo la sustitución
U= sen x y dU= cos x dx.
Ejemplo 3
Calcule la integral
.
5 3cos
dx
x ÷
}
Solución
Al reemplazar los valores de dx y de cos x dados por las ecuaciones (1) y (3), en la
integral inicial, se obtiene:
Módulo 11: Sustituciones diversas
según opinión de un comité formado por
Laplace, Lagrange, Lacroix y Monge, «no
contenía nada nuevo ni interesante». La
memoria fue publicada en 1822 con pocas
modificaciones. La conjetura de Fourier
tenía, hoy lo sabemos, mucha parte de
verdad, y «únicamente» había que
desarrollar convenientemente algunos
conceptos (por ejemplo, qué se entiende
por función y cómo se construye la integral
de una función) y establecer la naturaleza
de la convergencia de las series de funciones
en general y de las trigométricas en
particular.
Fourier recopiló todo su ingenio matemático
y descubrió lo que hoy se conoce como
teorema de Fourier. Según éste, cualquier
oscilación periódica, por complicada que
sea, se puede descomponer en una serie
de movimientos ondulatorios simples y
regulares, la suma de los cuales es la
variación periódica compleja original. Es
decir, se puede expresar como una serie
matemática en la cual los términos son
funciones trigonométricas. El teorema de
Fourier tiene muchas aplicaciones; puede
ser utilizado en el estudio del sonido y de la
luz y desde luego en cualquier fenómeno
ondulatorio. El estudio matemático de tales
fenómenos, basado en el teorema de
Fourier, se llama análisis armónico.
En su obra Los miserables, Victor Hugo,
evocando el año 1817, cita a dos Fourier:
uno célebre, que pertenecía a la Academia
de Ciencias y que sería olvidado por la
posteridad (referencia a Jean Baptiste), y
otro oscuro, que sería recordado en el
futuro (referencia al pensador socialista
Charles Fourier). La profecía de Victor Hugo
no se cumplió exactamente. La explosión
del análisis y tratamiento de la señal, y del
análisis armónico computacional en
particular, sobre todo a partir del
descubrimiento de un algoritmo numérico
para el cálculo de la transformada rápida,
ha puesto el nombre del matemático Fourier
en lo más alto del Olimpo de la Ciencia.
106
2 2 2
2
1 2
.
5 3cos 1 1 4 1
5 3
1
dx dU dU
x U U U
U
= · =
÷ + + | | ÷
÷
|
+
\ ¹
} } }
La última integral se calcula fácilmente haciendo la sustitución
2U = tan θ y
2
1
sec .
2
dU d u u = ·
Así que,
2
1 1 1
arctan 2
5 3cos 2 2 2 1 4
1
arctan (2tan ) .
2 2
dx dU
d C U C
x U
x
C
= = = + = +
÷ +
= +
} } }
u u
Una integral de cualquiera de las formas:
sen ( ) sen ( ) , mx nx dx
}
sen ( ) cos ( ) , mx nx dx
}
cos ( ) cos ( ) , mx nx dx
}
donde m, , n eZ se puede calcular usando la integración por partes, o utilizando las
siguientes identidades trigonométricas:
| |
1
sen ( ) sen ( ) cos ( ) cos ( ) ,
2
mx nx m n x m n x = ÷ + + ÷
| |
1
sen ( ) cos ( ) sen ( ) sen ( ) ,
2
mx nx m n x m n x = + + ÷
| |
1
cos ( ) cos ( ) cos ( ) cos ( ) .
2
mx nx m n x m n x = + + ÷
11.4 Integración de los binomios diferenciales
Una expresión de la forma ( ) ,
m n p
x a bx + donde a, b, m, n y p son números raciona-
les, se denomina binomio diferencial.
Chébishev demostró que la integral de los binomios diferenciales ( ) ,
m n p
x a bx dx +
}
con a ≠ 0 y b ≠ 0, puede reducirse a la integral de una función racional, y por
consiguiente puede expresarse mediante funciones elementales sólo en los tres
casos siguientes:
1. p es un entero.
2.
1 m
n
+
es un entero.
3.
1 m
p
n
+
+ es un entero.
Capítulo 2: Métodos de integración
107
Elementos básicos de cálculo integral y series
Si ninguno de los números p,
1 m
n
+
,
1 m
p
n
+
+ es entero, la integral no puede
expresarse por medio de funciones elementales.
De lo anterior se puede concluir que cualquier integral de la forma ,
n
a bx dx +
}
con a, b ≠ 0 y n ≥ 3, no puede expresarse por medio de funciones elementales.
Ejemplo 4
Calcule la integral
( )
3 3 2 2
.
1
dx
x x +
}
Solución
La integral puede escribirse en la forma
( )
2 2
3 3
1
3 3 2 2
(1 ) .
1
dx
x x dx
x x
÷
÷
= +
+
} }
En este caso,
2 2
, , 1
3 3
m n p = ÷ = = ÷
Puesto que p es un entero, la integral puede reducirse a la integral de una función
racional.
Para ello se hace la sustitución
3
x U = y
2
3 . dx U dU =
Entonces,
2 2
3 3
1 2 2 1 2
2
3 3 2 2
(1 ) (1 ) 3 3
1
(1 )
3 arctan
dx dU
x x dx U U U dU
U
x x
U C
÷
÷ ÷ ÷
= + = + · =
+
+
= +
} } } }
3
3 arctan . x C = +
Ejemplo 5
Calcule la integral
5 3 2
3
(1 ) . x x dx · +
}
Solución
La integral puede escribirse en la forma
2
3
5 3 2 5 3
3
(1 ) (1 ) . x x dx x x dx · + = · +
} }
Módulo 11: Sustituciones diversas
108
Capítulo 2: Métodos de integración
En este caso, m = 5, n = 3, p =
2
3
.
Puesto que
1
2 ,
m
n
+
= e Z
la integral puede reducirse a la integral de una función
racional.
Si se hace la sustitución
3 3
1 x U + =
y
2
2
U
dx dU
x
= (1)
se obtiene:
2
3
2
5 3 5 2 3 4
2
(1 ) .
U dU
x x dx x U x U dU
x
· + = · · = ·
} } }
Pero de (1) se tiene que
3 3
1, x U = ÷ y al sustituir en la última integral se puede
escribir:
2
3
5
3
5 3 3 4
8 5
3 3
(1 ) ( 1)
8 5
1
(1 ) (5 3) .
40
x x dx U U dU
U U
C
x x C
· + = ÷ ·
= ÷ +
= + ÷ +
} }
Ejemplo 6
Calcule la integral 3
2
2
.
(1 )
dx
x +
}
Solución
La integral puede escribirse en la forma
3
2
3
2
0 2
2
(1 ) .
(1 )
dx
x x dx
x
÷
= · +
+
} }
En este caso,
3
0, 2, .
2
m n p = = = ÷
Puesto que
1
1 ,
m
p
n
+
+ = ÷ e Z la integral puede reducirse a la integral de una
función racional.
La integral puede calcularse haciendo la sustitución tan x u = y
2
sec dx d u u = · .
De esta forma,
3
2
2
2
cos sen .
(1 )
1
dx x
d C C
x
x
u u u = · = + = +
+
+
} }
109
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulos 5 al 11
I. Integración por sustitución
1. En los ejercicios a-i escriba la integral a la que se transforma la integral dada después del cambio de variable
sugerido (f es una función continua dada).
a. ( 2) , f x dx +
}
haciendo 2. u x = +
b. (4 1) , f x dx +
}
haciendo 4 1. t x = +
c. (3 1) , xf x dx +
}
haciendo 3 1 . x t + =
d.
1 3
( ) , f x x dx
÷ ÷
}
haciendo
1
. t x
÷
=
e. ( 1) , f x dx +
}
haciendo 1. t x = +
f.
3
( 2 3) , f x dx +
}
haciendo
3
2 3. u x = +
g. ( 1) ,
x
f e dx +
}
haciendo 1.
x
u e = +
h.
2 2
(1 ) , x f x dx ÷
}
haciendo sen . x = u
i.
2
(4 + ) , xf x dx
}
haciendo 2senh . x = u
2. En los ejercicios a-d calcule la integral dada realizando la sustitución indicada.
a. 3 1 , x x dx ÷
}
haciendo
2
3 1. u x = ÷
b.
2
2 , x x dx +
}
haciendo
2
2. t x = +
c.
1
,
1 2
dx
x + +
}
haciendo
2
1 . x t + =
d. 4
2
,
( 3)
x
dx
x +
} haciendo 3 . x u + =
II. Integración de potencias de funciones trigonométricas
1. En los ejercicios a-j calcule la integral indicada.
a.
3
sen cos . x x dx
}
b.
3 2
sen cos . x x dx ·
}
c.
3 3
sen 3 cos 3 . x x dx ·
}
d.
3
sen 4 cos 4 . x x dx ·
}
Capítulo 2: Métodos de integración
e.
4
cos 2 . x dx
}
f.
5
sen .
x x
e e dx
}
g.
4 2
cos sen .
2 2
w w
dw
| | | |
| |
\ ¹ \ ¹
}
h.
4
cot 2 . x dx
}
i.
4
csc 3 . y dy
}
j.
4
sec 7 . x dx
}
III. Sustituciones trigonométricas
1. En los ejercicios a-p use la sustitución trigonométrica apropiada para calcular las integrales indicadas.
a.
2
.
1
x
dx
x +
}
b.
2
2
.
1
x
dx
x +
}
c.
3
2
.
1
x
dx
x +
}
d.
2
2 2
.
(4 )
x
dx
x +
} e.
3
2
.
1
x
dx
x ÷
} f.
3
2
.
1
x
dx
x ÷
}
g.
2
2
4
.
x
dx
x
÷
}
h.
2 3 2
2
(4 )
.
x
dx
x
÷
}
i.
2 3 2
( 4) . x dx ÷
}
j.
2
1
.
7
dx
x ÷
} k.
2
9
.
x
dx
x
÷
}
l.
2
5 4 . x x dx ÷ ÷
}
m.
2
.
4
dx
x x ÷
} n.
2
.
16 6
dx
x x + ÷
} o.
2
2
du
u u + +
}
p.
2 2
2cos sen cos sen
d
+ +
}
u
u u u u
2. Encuentre el valor de la integral
3
2
9
x dx
x +
} mediante las sustituciones
2
9 u x = +
,
2 2
9 u x = +
,
2 2 . u du x dx =
3. Encuentre
2
4 x
dx
x
÷
}
mediante:
a. La sustitución
2
4 . u x = ÷
b. Una sustitución trigonométrica.
Compare después las respuestas.
Ejercicios de los módulos 5 al 11
IV. Integración por partes
1. Use integración por partes para calcular las integrales indicadas en los ejercicios a-t.
a.
2
(3 7 1) .
x
x x e dx + +
}
b.
2
( 5 1) .
x
x x e dx
÷
÷ +
}
c.
3 2
.
x
x e dx
}
d.
3 1
.
x
x e dx
÷
}
e.
3 1
( 1) .
x
x e dx
÷
÷
}
f. (4 3) cos3 . x x dx +
}
g.
2
cos 6 . x x dx
}
h.
2 2
sen . x x dx
}
i.
2 2
cos . x x dx
}
j. ln 2 . x x dx
}
k.
2
(ln 2 ) . x dx
}
l.
2
cos 4 .
x
e x dx
÷
}
m. sen 3 .
x
e x dx
}
n.
2
cos 4 . x x dx
}
o. sen .
ax
e bx dx
}
p. cos .
ax
e bx dx
}
q. sen .
x
xe x dx
}
r. cos .
x
xe x dx
}
s.
5
sec . x dx
}
t.
arctan
2 3 2
.
(1 )
x
e
dx
x +
}
2. Deduzca la fórmula de reducción:
1
2
cos sen 1
cos cos .
n
n n
x x n
x dx x dx
n n
÷
÷
· ÷
= +
} }
3. Una función ( ) g x satisface las siguientes condiciones:
i. ( ) g x está definida en todo x.
ii. ( ) g x '' es continua.
iii. (0) (2) g g = .
iv. (2) 3 g' = .
Demuestre que
2
0
( ) 6. x g x dx '' · =
}
4. Deduzca las fórmulas de reducción de las preguntas básicas.
Capítulo 2: Métodos de integración
112
V. Integración de funciones racionales
1. En los ejercicios a-o use descomposición en fracciones simples antes de efectuar la integral indicada.
a.
2
4 10
.
6 8
x
dx
x x
÷
÷ +
}
b.
2
7 8
.
2 +5 2
x
dx
x x
+
+
}
c.
3 2
1
.
3 2
dx
x x x ÷ +
}
d.
2
3 2
2 3 1
.
6 5
x x
dx
x x x
+ ÷
÷ +
}
e.
2
2 2
5 6 5
.
( 1)
x x
dx
x
÷ +
÷
} f.
2
2
3 1
.
( +4)
x x
dx
x x
÷ ÷
}
g.
4 2
1
.
+ 3 + 2
dx
x x
}
h.
3
2 2
2
.
( 9)
x
dx
x
+
+
}
i.
5 4
3
8
.
4
x x
dx
x x
+ ÷
÷
}
j.
4
2
.
( 1) ( 2)
x dx
x x ÷ +
}
k.
2
2 2 2
(8 4)
.
( 1) ( 1)
x
dx
x x
÷
÷ +
} l.
4
3
3
.
1
x
dx
x +
}
m.
2
sen
.
cos cos 2
d
+ ÷
}
u
u
u u
n.
2
.
3 + 2
t
t t
e dt
e e +
}
o.
1
.
1 e
x
x
e
dx
+
÷
}
VI. Diversas sustituciones
En las integrales a-l efectúe una sustitución apropiada para convertir el integrando en una función racional y de
esta manera poder calcular más fácilmente la integral:
a.
6
6 4 7 5
1 x
dx
x x
+
+
} b.
2
1
1
x dx
x x
÷
·
+
}
c.
4 3
1
x
dx
x +
}
d.
3
6 3
2
1
x
dx
x x x
+
+ + +
}
e.
3 3
4
6
x x
dx
x
÷
}
f.
1
1
x dx
x x
÷
·
+
}
g.
2 3
3
x
dx
x
+
÷
}
h.
5 3 cos
dx
x ÷
} i.
4 5 sen
dx
x ÷
}
j.
.
1 sen
dx
x +
}
k.
.
2 cos
dx
x +
}
l. sen 2 cos 3 . x x dx
}
Ejercicios de los módulos 5 al 11
113
Elementos básicos de cálculo integral y series
VII. Integración de los binomios diferenciales
En los ejercicios a-j calcule la integral de los binomios diferenciales dados:
a.
3
3 2
1
.
x
dx
x
+
}
b.
1 3 2 3 1 4
(2 ) . x x dx +
}
c. 2 2 3 2
.
(1 )
dx
x x +
} d.
1 2 3
4
(1 ) . x dx +
}
e.
3
3
2
.
x
dx
x
÷
}
f.
3
2
.
1
x
dx
x ÷
}
g
3
.
1
x
dx
x +
}
h.
5 2
4 . x x dx +
}
i.
4 3
1
. dx
x x ÷
} j.
3
3 2
.
4
x
dx
x +
}
Capítulo 2: Métodos de integración
3
Integral
definida
Capítulo 3
En geometría elemental se deducen fórmulas para las áreas de muchas figuras pla-
nas, pero escasamente se da una definición precisa de lo que significa área. En
muchas ocasiones se define el área de una región como el número de cuadrados de
lado unidad que caben en la región. Sin embargo, dicha definición sólo es aceptable
para algunas regiones simples del plano. Así por ejemplo, el círculo de radio 1 tiene
como área el número irracional t . Pero, ¿qué significa «t cuadrados» de área?
En este capítulo iniciamos el estudio intentando definir el área de algunas regiones
particulares R del plano, es decir, aquellas regiones limitadas superiormente por la
gráfica de una curva ( ) 0 y f x = > en [ , ] a b , y lateralmente por las rectas verticales
Módulo 12
Notación sigma ( ) ¿ y
partición de un intervalo
Módulo 13
Integral según Riemann
Módulo 14
Propiedades de la integral
definida
Módulo 15
Teorema del valor medio
(TVM) para integrales
Módulo 16
Los teoremas fundamentales
del cálculo
Módulo 17
Integrales impropias
Ejercicios
Módulos 12 al 17
Juicio final, detalle del panel derecho: el ángel hace sonar una trompeta y el condenado cae al
infierno. Obra del pintor flamenco Hans Menling (c. 1435-1494). Museo Promorskie, Gdansk
(Polonia). Scala/Art Resource, N.Y.
y . x a x b = =
El número que se asigna como área de R recibe el nombre de integral definida de f
sobre [ , ] a b , aunque también la integral se definirá para funciones f para las
cuales ( ) 0 f x s en [ , ] a b .
Se conocen fundamentalmente tres formas de acercarse a la definición de integral:
a través de funciones escalonadas, a través de las sumas superiores e inferiores
116
(sumas de Darboux) y a través de las llamadas sumas de Riemann.
En este texto lo hacemos siguiendo la tercera forma, por ser la manera clásica en los
textos de cálculo y la que menos exigencias tiene del análisis real para su compren-
sión.
Capítulo 3: Integral definida
117
Elementos básicos de cálculo integral y series
12.1 La notación sigma ( ) E y propiedades de la sumatoria
12.2 Partición de un intervalo cerrado
12
Notación sigma (E) y partición de
un intervalo
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Recordar el sentido de la notación ( ) E y establecer algunas propiedades impor-
tantes de la sumatoria.
2. Definir la partición de un intervalo cerrado y en particular conocer la llamada
partición regular.
1. Demuestre que
1
( 1)
2
n
k
n n
k
=
+
=
¿
.
2. Demuestre que si P y Q son dos particiones de [a, b], y si Qes una partición más
refinada (más fina) que P, entonces Q P s .
Para indicar en forma compacta la suma de varios números, existe una notación que
facilita la escritura. Expresiones tales como
2 2 2 2 2
1 2 3 1 n n
x x x x x
÷
+ + + + + ! se pueden
escribir en forma simplificada utilizando la notación
. E
En el cálculo integral usare-
mos frecuentemente esta notación, así como también en el desarrollo de series de
números reales.
Otra noción importante en el desarrollo teórico de la integral definida es la partición
de un intervalo cerrado y en particular la partición regular, la cual, conjuntamente
con la sumatoria, ayuda a simplificar y obtener resultados difíciles de alcanzar
usando otros medios.
Por esta razón iniciamos el capítulo 3 presentando estos dos conceptos.
Carl Friedrich Gauss
Carl Friedrich Gauss, matemático alemán
conocido por sus muy diversas contribu-
ciones al campo de la física, especialmente
por sus estudios del electromagnetismo,
nació el 30 de abril de 1777 en Brunswick y
falleció el 23 de febrero de 1855 en Gotinga.
Cuando Gauss tenía diez años de edad su
maestro solicitó a la clase que encontrara la
suma de todos los números comprendidos
entre uno y cien. El maestro, pensando que
con ello la clase estaría ocupada algún
tiempo, quedó asombrado cuando su
alumno levantó en seguida la mano y dio la
respuesta correcta. Gauss reveló que
encontró la solución usando el álgebra y el
maestro se dio cuenta al instante de que el
niño era una promesa en las matemáticas.
Hijo de un humilde albañil, Gauss dio señales
de ser un genio antes de que cumpliera los
tres años. A esa edad aprendió a leer y
hacer cálculos aritméticos mentales con
tanta habilidad que descubrió un error en
los cálculos que hizo su padre para pagar
unos sueldos. Ingresó a la escuela primaria
antes de que cumpliera los siete años;
cuando tenía doce criticó los fundamentos
de la geometría euclidiana; a los trece le
interesaban las posibilidades de desarrollar
la geometría no euclidiana; y a los quince
entendía la convergencia y probó el binomio
de Newton. El genio y la precocidad de Gauss
llamaron la atención del duque de Brunswick,
quien dispuso, cuando el muchacho tenía
catorce años, costear tanto su educación
secundaria como universitaria. Gauss, a
quien también le interesaban los clásicos y
los idiomas, pensaba que haría de la filología
la obra de su vida, pero las matemáticas
resultaron ser una atracción irresistible.
Cuando estudiaba en Gotinga, descubrió
que podría construirse un polígono regular
de diecisiete lados usando sólo la regla y el
compás. Enseñó la prueba a su profesor,
quien se mostró un tanto escéptico, pero
118
12.1 La notación sigma (
E
) y propiedades de la
sumatoria
Definición
Sea f una función, y m, n y k enteros tales que m k n s s y pertenecientes al
dominio de f . Entonces el símbolo
( )
n
k m
f k
=
¿ se define así:
( ) ( ) ( 1) ( 1) ( )
n
k m
f k f m f m f n f n
=
= + + + + ÷ +
¿
!
,
donde k se denomina índice de la sumatoria, m es el límite inferior y n es el límite
superior.
Observaciones
i. A veces se define
( )
n
k m
f k
=
¿ de la siguiente forma:
1
( ) ( ) ( )
n n
k m k m
f k f k f n
÷
= =
= +
¿ ¿ (definición por recurrencia)
ii. En
( )
n
k m
f k
=
¿ se puede sustituir el índice k por cualquier otro índice i que
no aparezca en ella, sin que se altere el valor de la sumatoria; así por
ejemplo,
( ) ( )
n n
k m i m
f k f i
= =
=
¿ ¿ .
Ejemplo 1
Calcule: a.
5
1
2
i
i =
¿ ; b.
4
1
( 1)( 2).
j
j j j
=
+ +
¿
Solución
a. Es este caso ( ) 2 ;
i
f i = luego
5 5
1 2 3 4 5
1 1
( ) 2 2 2 2 2 2 62.
i
i i
f i
= =
= = + + + + =
¿ ¿
b. En este caso ( ) ( 1)( 2); f j j j j = + + luego
4
1
( 1)( 2) 1 2 3 2 3 4 3 4 5 4 5 6 210.
j
j j j
=
+ + = · · + · · + · · + · · =
¿
Capítulo 3: Integral definida
Gauss demostró que tenía la razón.
Posteriormente encontró la fórmula para
construir los demás polígonos regulares
con la regla y el compás.
Gauss se graduó en Gotinga en 1798 y al
año siguiente recibió su doctorado en la
Universidad de Helmstedt. Pero las
matemáticas no fueron el único tema que
le interesó: fue también astrónomo, físico,
geodesta e inventor. Hablaba con facilidad
varios idiomas, e inclusive dominó el ruso
a la edad de 60 años. En 1807 fue
nombrado director del observatorio y
profesor de astronomía en la Universidad
de Gotinga.
A principios del siglo XIX Gauss publicó
sus Disquisiciones aritméticas, que ofrecían
un análisis lúcido de su teoría de números
y comprendían las complicadas ecuaciones
que confirmaban su teoría y una exposición
de una convergencia de una serie infinita.
Gauss estudió la teoría de los errores y
dedujo la curva normal de la probabilidad,
llamada también «curva de Gauss», que
todavía se usa en los cálculos estadísticos.
En 1833 inventó un telégrafo eléctrico que
usó entre su casa y el observatorio, a una
distancia de unos dos kilómetros. Inventó
también un magnetómetro bifilar para
medir el magnetismo y, en compañía del
físico alemán Wilhelm Eduard Weber,
proyectó y construyó un observatorio no
magnético. Tanto Gauss como el matemáti-
co Bernhard Riemann, que fue discípulo
suyo, pensaban en una teoría electro-
magnética que sería muy semejante a la ley
universal de la gravitación, de Newton.
Sin embargo, la teoría del electromagnetis-
mo fue ideada más tarde, en 1873, por
Maxwell, aunque Gauss ya poseía los
cimientos matemáticos para explicarla. En
1840, las investigaciones de Gauss sobre
la óptica tuvieron especial importancia
debido a sus deducciones relacionadas con
los sistemas de lentes.
Gauss falleció a la edad de 78 años. Se ha
dicho que la lápida que señala su tumba
fue escrita con un diagrama, que construyó
el mismo Gauss, de un polígono de
diecisiete lados. Durante su vida se
reconoció que era el matemático más
grande de los siglos XVIII y XIX. Su obra en
las matemáticas contribuyó a formar una
base para encontrar la solución de
problemas complicadísimos de las ciencias
físicas y naturales.
119
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 2
Exprese utilizando la notación ¿ , la siguiente suma:
1 2 2 3 3 4 4 5
. a b a b a b a b + + +
Solución
Obsérvese que los subíndices de la letra a varían de 1 a 4 y los de b son una unidad
mayor que los de a, luego cada término de la suma es de la forma
1 k k
a b
+
, en donde
k recorre los valores 1, 2, 3 y 4. Entonces,
4
1 2 2 3 3 4 4 5 1
1
.
k k
k
a b a b a b a b a b
+
=
+ + + =
¿
De otra manera, se puede observar que los subíndices de b varían de 2 a 5 y los de
a son una unidad menor que los de b, luego cada término de la suma es de la forma
1 k k
a b
÷
, donde k recorre los valores 2, 3, 4 y 5. Entones,
5
1 2 2 3 3 4 4 5 1
2
k k
k
a b a b a b a b a b
÷
=
+ + + =
¿ .
En general, existen muchas formas para expresar una misma suma.
Teorema 1: Propiedades de ¿
Sean f y g dos funciones, y m, n, k y p enteros pertenecientes al dominio de f y g,
tales que m k n s s , y sea c una constante real.
Entonces:
i.
| | ( ) ( ) ( ) ( )
n n n
k m k m k m
f k g k f k g k
= = =
+ = +
¿ ¿ ¿ (propiedad aditiva sobre la función)
ii.
( ) ( )
n n
k m k m
cf k c f k
= =
=
¿ ¿ (propiedad distributiva generalizada)
iii.
( 1)
n
k m
c n m c
=
= ÷ +
¿ (sumatoria de una constante)
Si y 1 , entonces m n m k p p n s s s s + s
iv.
1
( ) ( ) ( )
p n n
k m k m k p
f k f k f k
= = = +
= +
¿ ¿ ¿ (propiedad aditiva de los límites)
v.
( ) ( )
n p n
k m j m p
f k f j p
+
= = +
= ÷
¿ ¿ (desplazamiento del índice)
Módulo 12: Notación sigma ¿
( )
y partición de un intervalo
Vea el módulo 12 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
120
vi. | | ( ) ( 1) ( ) ( 1)
n
k m
f k f k f n f m
=
÷ ÷ = ÷ ÷
¿
(propiedad telescópica)
Demostración
ii.
| |
( ) ( ) ( 1) ( ) (definición)
( ) ( 1) ( ) (factorizando)
. ( ). (definición)
n
k m
n
k m
cf k cf m cf m cf n
c f m f m f n
c f k
=
=
= + + + +
= + + + +
=
¿
¿
!
!
vi.
| | | | | | | |
| | | |
| | | |
| |
( ) ( 1) ( ) ( 1) ( 1) ( ) ( 2) ( 1)
( 1) ( 2) ( ) ( 1)
( 1) ( ) ( ) ( 1) ( 1)
( 1) ( 1) ( )
( ) ( 1).
n
k m
f k f k f m f m f m f m f m f m
f n f n f n f n
f m f m f m f m f m
f n f n f n
f n f m
=
÷ ÷ = ÷ ÷ + + ÷ + + ÷ +
+ + ÷ ÷ ÷ + ÷ ÷
= ÷ ÷ + ÷ + + ÷ +
+ + ÷ ÷ ÷ +
= ÷ ÷
¿
!
!
La demostración de las partes i, iii, iv y v se deja como ejercicio para el lector.
Presentamos ahora algunos ejemplos en los cuales se muestra la manera de aplicar
las propiedades anteriores en una situación específica.
Ejemplo 3
Demuestre que
1
( 1)
.
2
n
k
n n
k
=
+
=
¿
Solución
Como
2 2
1 1
( 1) ( 2 1),
n n
k k
k k k
= =
+ = + +
¿ ¿ entonces,
2 2
1 1 1 1
( 1) 2 1
n n n n
k k k k
k k k
= = = =
+ = + +
¿ ¿ ¿ ¿ (propiedades i y ii),
de donde
( )
2
2 2 2
1 1 1 1 1 1
2 ( 1) 1 1 1
n n n n n n
k k k k k k
k k k k k
= = = = = =
(
= + ÷ ÷ = + ÷ ÷
¸ ¸
¿ ¿ ¿ ¿ ¿ ¿ .
Capítulo 3: Integral definida
121
Elementos básicos de cálculo integral y series
Como
2 2 2
1
( 1) ( 1) 1
n
k
k k n
=
( + ÷ = + ÷
¸ ¸
¿ (propiedad telescópica aplicada a
2
( ) ( 1) f k k = + )
y
1
1
n
k
n
=
=
¿ (propiedad iii),
se tiene que
2 2
1
2 ( 1) 1 ( 1)
n
k
k n n n n n n
=
= + ÷ ÷ = + = +
¿ .
Luego
1
( 1)
2
n
k
n n
k
=
+
=
¿ .
Ejemplo 4
Calcule: a.
5
1
(2 1)
k
k
=
÷
¿ ; b.
3
1
(2 1)
j
j
=
÷
¿ ; c.
4
3
(2 1).
r
r
=
+
¿
Solución
a.
5 5 5
1 1 1
(2 1) 2 1
k k k
k k
= = =
÷ = ÷
¿ ¿ ¿ (propiedades i y ii)
5(5 1)
2. 5
2
+
= ÷
(ejemplo 3 y propiedad iii)
= 25.
b.
3 3 3
1 1 1
3(3 1)
(2 1) 2 1 2. 3 9.
2
j j j
j j
= = =
+
÷ = ÷ = ÷ =
¿ ¿ ¿
c.
4
3
(2 1) (2 3 1) (2 4 1) 16.
r
r
=
+ = · + + · + =
¿
Las fórmulas siguientes, numeradas para referencias posteriores, también son de
gran utilidad.
F.12.1.1
1
( 1)
.
2
n
k
n n
k
=
+
=
¿
F.12.1.2
2
1
( 1)(2 1)
6
n
k
n n n
k
=
+ +
=
¿ .
F.12.1.3
2 2
3
1
( 1)
.
4
n
k
n n
k
=
+
=
¿
Módulo 12: Notación sigma ¿
( )
y partición de un intervalo
122
F.12.1.4
3 2
4
1
( 1)(6 9 1)
.
30
n
k
n n n n n
k
=
+ + + ÷
=
¿
La fórmula F.12.1.1 fue demostrada en el ejemplo 3; las demás pueden demostrarse
por inducción o directamente con el teorema 1 y con la ayuda de algunos artificios
algebraicos.
12.2 Partición de un intervalo cerrado
Definición
Una partición P del intervalo [ , ] a b , con a b < , es un conjunto finito de puntos
{ }
0 1 2 3 1
, , , , , ,
n n
P x x x x x x
÷
= ! tales que
0 1 2 1
.
n n
a x x x x x b
÷
= < < < < = !
Utilizaremos las letras , , , , P Q R ! etc., para denotar diferentes particiones del inter-
valo [ , ] a b .
Observaciones
i. Dos particiones P y Q de un mismo intervalo [ , ] a b son diferentes si
difieren por lo menos en un punto.
ii. Toda partición de [ , ] a b contiene por definición al menos los puntos a y
b; por tanto, siempre es un conjunto no vacío.
iii. Toda partición { }
0 1 1
, , , ,
n n
P x x x x
÷
= ! de [ , ] a b divide a dicho intervalo
en n-subintervalos cerrados:
1 0 1 2 1 2 1 1
[ , ]; [ , ], , [ , ]; ; [ , ]
k k k n n n
I x x I x x I x x I x x
÷ ÷
= = = = ! ! .
En la figura 12.1 aparece una partición { }
0
, ,
n
P x x = ! de [ , ] a b y los
subintervalos que ella determina.
Figura 12.1
Capítulo 3: Integral definida
123
Elementos básicos de cálculo integral y series
Definiciones
i. La longitud del subintervalo
1
[ , ]
k k k
I x x
÷
= , denotada por ,
k
x A se define
como
1 k k k
x x x
÷
A = ÷ .
ii. Sea P una partición de [ , ] a b . La norma de la partición, denotada por || || P ,
se define como el mayor entre los siguientes valores:
1 2
, , ,
n
x x x A A A ! .
iii. Se dice que la partición Qde [ , ] a b es más refinada o más fina que la parti-
ción P de [ , ] a b si Q contiene todos los puntos de P y por lo menos un
punto más (figura 12.2).
Figura 12.2
iv. Si
1 2 3 n
b a
x x x x x
n
÷
A = A = A = = A = A = ! , entonces la partición se llama
regular.
Observaciones
i. 0
k
x A > para todo 1, 2, 3, , k n = ! , puesto que
1 k k
x x
÷
> . En consecuen-
cia, || || 0 P > .
ii. || ||
k
x P A s para todo 1, 2, , . k n = !
iii. 1
1 1
( )
n n
k k k
k k
x x x
÷
= =
A = ÷
¿ ¿
1 0 2 1 1 2 1
0
( ) ( ) ( ) ( )
.
n n n n
n
x x x x x x x x
x x b a
÷ ÷ ÷
= ÷ + ÷ + + ÷ + ÷
= ÷ + = ÷
!
iv. Si P y Q son dos particiones de [ , ] a b , y si Q es una partición más refinada
que P, entonces || || || || Q P s .
v. Decir que || || 0 P ÷ es equivalente a decir que n ÷+·.
Módulo 12: Notación sigma ¿
( )
y partición de un intervalo
124
Ejemplo 1
Sea { } 1, 0, 0.5, 2, 2.4, 3 P = ÷ una partición del intervalo [ 1, 3] ÷ (figura 12.3).
Figura 12.3
Los subintervalos en los cuales P divide al intervalo [ 1, 3] ÷ son:
1 2 3 4 5
[ 1, 0]; [0, 0.5]; [0.5, 2]; [2, 2.4]; [2.4, 3] I I I I I = ÷ = = = = .
Las longitudes de cada subintervalo son:
1 2 3
4 5
0 ( 1) 1; 0.5 0 0.5; 2 0.5 1.5;
2.4 2 0.4; 3 2.4 0.6.
x x x
x x
A = ÷ ÷ = A = ÷ = A = ÷ =
A = ÷ = A = ÷ =
Además, || || P es el mayor valor entre: 1, 0.5, 1.5, 0.4 y 0.6; es decir, || || 1.5 P =
Ejemplo 2
Efectúe una partición regular P de [ , ] a b .
Solución
longituddel intervalo[ , ]
.
a b b a
x
n n
÷
A = =
Entonces la partición P de [ , ] a b será { }
0 1 2,
, , ,
n
P x x x x = ! , en donde
0
1
,
.
x a
b a
x a x a
n
=
÷
= + A = +
2
2 2 ,
b a
x a x a
n
÷
= + A = +
Capítulo 3: Integral definida
125
Elementos básicos de cálculo integral y series
3
3 3 ,
,
k
b a
x a x a
n
b a
x a k x a k
n
÷
= + A = +
÷
= + A = +
# # # #
.
n
b a
x a n x a n b
n
÷
= + A = + =
Ejemplo 3
Evalúe el siguiente límite:
0
1
lim .
n
k
P
k
x
÷
=
A
¿
Solución
Como
1
( )
n
k
k
x b a
=
A = ÷
¿
es una constante, se sigue entonces que
0 0
1
lim lim( ) ( ).
n
k
P P
k
x b a b a
÷ ÷
=
A = ÷ = ÷
¿
Módulo 12: Notación sigma ¿
( )
y partición de un intervalo
126
127
Elementos básicos de cálculo integral y series
13
Integral según Riemann
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
13.1 Área bajo una curva a través de sumas superiores e inferiores
13.2 Sumas de Riemann
1. Introducir por medio de la idea intuitiva de área y de las llamadas sumas
aproximantes, la integral definida según Riemann.
2. Ilustrar con ejemplos la definición de integral definida.
1. Demuestre las siguientes fórmulas:
a.
( )
b
a
Cdx C b a = ÷
}
b.
2 2
2 2
b
a
b a
x dx = ÷
}
c.
3 3
2
3 3
b
a
b a
x dx = ÷
}
En este módulo nos ocuparemos del concepto de integral definida de una función
acotada en un intervalo cerrado [a, b].
Se parte de un problema particular, como es el problema del área de una región
plana, el cual dio origen al cálculo integral. El método expuesto, conocido como
«método de los recubrimientos», se debe a Arquímedes, el más grande de los mate-
máticos griegos y uno de los mayores de toda la historia de la humanidad, quien
determinó el área de un segmento parabólico por este método, que aún hoy, des-
pués de conocer los modernos métodos infinitesimales, resulta laborioso.
Georg Friedrich Bernhard Riemann
Bernhard Riemann nació en la ciudad
alemana de Breselenz el 17 de septiembre
de 1826. Durante sus estudios universita-
rios en Gotinga y en Berlín se interesó por
las teorías de los números primos, las
funciones elípticas y la geometría, que
relacionó con las teorías más avanzadas de
la física. En Berlín fue discípulo de los
famosos matemáticos Jakob Steiner, Karl
Jacobi y Peter Dirichlet. Se doctoró en 1851
en Gotinga con una tesis sobre los
fundamentos de una teoría general de
funciones en la que establecía las relaciones
existentes entre los números complejos bajo
las leyes de la geometría. Su definición de
superficie multiestrato (riemanniana), que
asociaba una función de variable compleja
múltiple a una función de un solo valor,
contribuyó notablemente al desarrollo de la
topología.
Fueron muchas las contribuciones que
Riemann aportó a las matemáticas, pero
probablemente la más conocida es la que
presentó en 1854 en su disertación para
ingresar como profesor asistente en la
Facultad de Filosofía de la Universidad de
Gotinga. Cuando estuvo a punto de dar su
conferencia sometió a consideración, según
la tradición, tres posibles temas. Gauss, bajo
cuya dirección estudió Riemann en esa
universidad, pasó por alto los dos primeros
y pidió que expusiera el tercero. Este tema
era nuevo, repleto de controversias y de
peligros, y basado en una geometría no
inspirada en los antiguos postulados
euclidianos de la línea recta y el paralelismo.
Pero después de un trabajo intensivo
Bernhard Riemann ofreció una conferencia
en la que, sin utilizar ni una figura o fórmula,
presentó su hipótesis de la curvatura del
espacio, en términos que podían entender
incluso quienes no estaban familiarizados
con las matemáticas de alto nivel.
128
13.1 Área bajo una curva a través de sumas
superiores e inferiores
Partiremos de una idea intuitiva de lo que entendemos por área y profundizaremos
luego para llegar a una definición apropiada de la integral (según Riemann).
Supongamos que f es una función continua en [ , ] a b y tal que ( ) 0 f x > para todo
x perteneciente al intervalo [ , ] a b . Deseamos determinar, en una forma razonable, la
manera de asignar un valor al área de la región R limitada por las rectas , , x a x b = =
el eje x y la curva ( ) y f x = (figura 13.1).
Figura 13.1
Sea A el área de la región R. Lo que hacemos es aproximarnos a este valor mediante
rectángulos cuyas áreas se calculan fácilmente y usaremos luego un cierto tipo de
paso al límite para llegar al resultado deseado.
Sea { }
0 1 2
, , , ,
n
P x x x x = ! una partición cualquiera de [ , ] a b . En cada uno de los
subintervalos
1
[ , ]
i i
x x
÷
levantamos un rectángulo
i
R cuya base es
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ y
su altura el valor mínimo de la función en
1
[ , ]
i i
x x
÷
, el cual existe ya que f es continua
en [ , ] a b (figura 13.2).
Figura 13.2
Capítulo 3: Integral definida
Riemann pudo visualizar el significado físico
de esta generalización de la geometría
euclidiana. Entre las geometrías no
euclidianas definidas a lo largo del siglo
XIX, la riemanniana tuvo una enorme
trascendencia en los conceptos de la física
teórica del siglo XX. Años después se
desarrolló el cálculo tensorial, principal-
mente por los matemáticos italianos Ostilio
Ricci y Tullio Levi-Civita.
La geometría riemanniana, así como es
difícil de apreciar en términos visuales, es
bastante fácil de concebir como una
posibilidad abstracta, es decir, como una
simple progresión a partir de una línea en
el espacio unitario de la longitud, a un plano
en el espacio bidimensional de anchura y
longitud, a un sólido en el espacio
tridimensional de altura, anchura y
profundidad, y de aquí a espacios de más
dimensiones –por ejemplo, de altura,
anchura, profundidad y tiempo–.
Riemann generalizó las propiedades de las
curvas y superficies de forma tal que
pudieran aplicarse a los espacios. Por
ejemplo, referente a la propiedad
geométrica de la curvatura, ésta se define
como la proporción en que varía una línea.
Una medida de esta proporción es la
medida del círculo oscilador en un punto;
si el círculo que más se acerca a la línea
curva en este punto es muy pequeño,
entonces la curva se cierra poco a poco y
se dice que tiene una curvatura pequeña.
La curvatura de una superficie se define
casi de la misma forma que la curvatura de
una línea, excepto que ésta no tiene por
que ser la misma en todas direcciones.
Gauss había averiguado que la curvatura
en un punto cualquiera de una superficie
puede definirse útilmente como el producto
de las curvaturas mayor y menor de todas
las líneas que constituyen la superficie en
dicho punto (curvatura gaussiana). Así, una
superficie de curvatura positiva es una que
siempre da vueltas para encontrarse a sí
misma, como la cáscara de un huevo,
mientras que una superficie de curvatura
negativa sería, por ejemplo, una silla de
montar, en donde el producto de una
curvatura positiva y una negativa resulta
negativa. Gauss había encontrado también
que la curvatura de una superficie puede
definirse no sólo en términos de una
persona que mira a la superficie desde el
exterior sino equivalente en términos de
mediciones realizadas dentro de la delgada
superficie. Riemann amplió esta idea hasta
dar una descripción matemática exacta de
la curvatura del espacio. En el sistema
cartesiano, las líneas de referencia son
líneas rectas en un plano; en el globo
terrestre, las líneas de referencia son las de
129
Elementos básicos de cálculo integral y series
Si
i
m es el valor mínimo de f en
1
[ , ],
i i
x x
÷
entonces el área de
i
R es
i i
m x A para todo
1, 2, 3, , , i n = ! y el área de todos los rectángulos es:
1 1 2 2
1
.
n
n n i i
i
m x m x m x m x
=
A + A + + A = A
¿
!
En este caso, la suma de las áreas de los rectángulos es menor o igual al área de la
región R, o sea:
1
.
n
i i
i
A m x
=
> A
¿
Siguiendo un procedimiento similar al anterior, pero tomando como altura de cada
rectángulo el valor máximo de la función en
1
[ , ],
i i
x x
÷
obtenemos que la suma de las
áreas de los rectángulos es mayor o igual que el área de la región R (figura 13. 3). Es
decir,
1
.
n
i i
i
A M x
=
s A
¿
donde
i
M es el máximo de f en
1
[ , ]
i i
x x
÷
.
De lo anterior podemos concluir entonces que
1 1
.
n n
i i i i
i i
m x A M x
= =
A s s A
¿ ¿ (1)
Figura 13.3
Ejemplo 1
Sea
2
( ) f x x = definida en [0, 2] y { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una partición regular de
[0, 2] . Si
i
M es el valor máximo de f en
1
[ , ]
i i
x x
÷
, 1, 2, 3, , i n = ! y
i
m es el valor
Módulo 13: Integral según Riemann
Vea el módulo 13 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
latitud y longitud; en un huevo, pudieran
ser círculos en una dirección y óvalos en
otra perpendicular; en el reflector de un
faro, pudieran ser círculos en una dirección
y parábolas en otra perpendicular a ésta.
Riemann se dio cuenta de que toda superficie
o espacio de su geometría superior podía
trazarse por medio de distintas redes de
curvas de referencia y halló que las
ecuaciones escritas en términos de un
sistema de coordenadas a menudo podían
ser ampliamente simplificadas al escribirse
en términos de un conjunto distinto de
curvas de referencia.
Uno de los más prácticos conjuntos de
curvas de referencia está formado por las
llamadas geodésicas. Una geodésica es el
camino de la distancia más corta entre dos
puntos: en un espacio plano es un segmento
de línea recta; en una esfera es un arco de
un círculo máximo análogo al que siguen
los viajes aéreos intercontinentales; en una
superficie irregular en forma de lámpara o
en un espacio curvo, puede ser cualquier
tipo de curva. Al manipular ecuaciones
diferenciales elaboradas para minimizar las
distancias, Riemann encontró que podía
trazar redes geodésicas de líneas de
referencia y seguir la curvatura de cualquier
espacio desde tres dimensiones hasta n
dimensiones. El prestigio y la calidad de
sus trabajos, que llevaron a la posteridad a
aplicar su nombre a innumerables teoremas
matemáticos, le valieron la obtención de la
cátedra de Gotinga en 1859.
En 1860, en una memoria sobre la
propagación del sonido, Riemann presentó
un método, actualmente clásico, para la
integración de una clase de ecuaciones
diferenciales de primer orden en derivadas
parciales. Debe mencionarse también el éxito
que obtuvo de su exposición rigurosa del
concepto de integral definida (integral según
Riemann).
Riemann trabajó hasta el día anterior a su
muerte, la cual se produjo el 20 de julio de
1866, en Selasca, Italia, por tuberculosis
adquirida pocos años antes a causa de su
débil constitución física. Su último trabajo,
que trataba sobre la teoría de la transferencia
del sonido desde un enfoque de principios
hidráulicos, quedó inconcluso.
130
mínimo de f en
1
[ , ]
i i
x x
÷
e 1, 2, 3, , , i n = ! halle
1
n
i i
i
M x
=
A
¿ y
1
.
n
i i
i
m x
=
A
¿
Figura 13.4
Solución
Puesto que
2
( ) f x x = es creciente en [0, 2] (figura 13.4), también lo es en cada
subintervalo
1
[ , ]
i i
x x
÷
en los cuales P divide al intervalo [ , ] a b , y por tanto:
2
( )
i i i
M f x x = = y
2
1 1
( )
i i i
m f x x
÷ ÷
= = .
Puesto que la partición es regular,
2 0 2
, 1, 2, 3,
i
x i n
n n
÷
A = = = !
y
0 1 2
2 2
0, , 2 , x x x
n n
| |
= = =
|
\ ¹
!
1
2 2
( 1) , , , 2,
i i n
x i x i x
n n
÷
= ÷ = = "
entonces
2
2 2
1 1 1 1
2
3 3
1
2 2 2 2
( )
8 8 ( 1)(2 1)
, (F.12.1.2)
6
n n n n
i i i i
i i i i
n
i
i
M x x x
n n n n
n n n
i
n n
= = = =
=
| | | |
A = = =
| |
\ ¹ \ ¹
+ +
= =
¿ ¿ ¿ ¿
¿
Capítulo 3: Integral definida
131
Elementos básicos de cálculo integral y series
de donde
3
1
8 ( 1)(2 1)
.
6
n
i i
i
n n n
M x
n
=
+ +
A =
¿ (1)
Ahora,
( )
2
2 2
1 1
1 1 1 1
2
3 3
1
2 2 2 2
( 1)
1 ( )(2 1) 8 8
( 1) . , (F.12.1.2)
6
n n n n
i i i i
i i i i
n
i
m x x x i
n n n n
n n n
i
n n
÷ ÷
= = = =
=
| | (
A = = = ÷
|
(
\ ¹ ¸ ¸
÷ ÷
= ÷ =
¿ ¿ ¿ ¿
¿
de donde
3
1
8 ( 1)(2 1)
.
6
n
i i
i
n n n
m x
n
=
÷ ÷
A =
¿ (2)
De (1) y (2), y teniendo en cuenta que el área bajo la curva está entre estas dos
sumas, tenemos que:
3 3
8 ( 1)(2 1) 8 ( 1)(2 1)
.
6 6
n n n n n n
A
n n
÷ ÷ + +
s s
Tomando límites en los lados de esta desigualdad y teniendo en cuenta que A es un
número fijo, obtenemos:
3 3
8 ( 1)(2 1) 8 ( 1)(2 1)
lim lim .
6 6
n n
n n n n n n
A
n n
÷· ÷·
÷ ÷ + +
s s
Luego, por el teorema del sánduche,
8 8
3 3
A s s
, es decir,
8
3
A =
.
Encontramos una manera muy elegante de hallar el área comprendida entre
0, 2 x x = = e 0 y = (eje x) bajo la curva
2
y x = .
Observación
Si elegimos como altura del rectángulo
i
R el valor que asume la función en un
punto
i
t cualquiera del intervalo
1
[ , ]
i i
x x
÷
(figura 13.5), la suma de las áreas de
estos rectángulos es
1
( ) .
n
i i
i
f t x
=
A
¿
Módulo 13: Integral según Riemann
132
Figura 13.5
Tendremos en cuenta la discusión hecha hasta ahora para definir el área bajo una
curva, pero antes daremos algunas definiciones que nos llevan a precisar la
definición de la integral de Riemann y, con base en ella, definir el área bajo una
curva.
13.2 Sumas de Riemann
Definición 1
Sea f una función definida en [ , ] a b y tal que ( ) f x M s para todo x de [ , ] a b y
cierto M real positivo (función acotada en [ , ] a b ); sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una par-
tición de [ , ] a b y sean
1 2
, , ,
n
t t t ! puntos tales que
1 i i i
x t x
÷
s s para cada
1, 2, , i n = ! .
La expresión
1
( )
n
i i
i
f t x
=
A
¿ se llama suma de Riemann para f en [ , ] a b .
Ejemplo 2
Sea ( ) f x c = definida en [ , ] a b . Halle una suma de Riemann para ( ). f x
Solución
Sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una partición cualquiera de [ , ] a b . En consecuencia,
1
, ( ) ,
i i i i
x x x f t c
÷
A = ÷ = para todo 1, 2, 3, , i n = ! .
Entonces,
1 1 1
( ) ( ).
n n n
i i i i
i i i
f t x c x c x c b a
= = =
A = A = A = ÷
¿ ¿ ¿
Capítulo 3: Integral definida
133
Elementos básicos de cálculo integral y series
Obsérvese que para la función constante ( ) , f x c = todas las sumas de Riemann
son iguales a ( ) c b a ÷ .
Ejemplo 3
Sea f una función monótona creciente en [ , ] a b y sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una par-
tición de [ , ] a b . Demuestre que
1
( )( ) ( ) ( )( )
n
i i
i
f a b a f t x f b b a
=
÷ s A s ÷
¿ .
Solución
Si
i
t está en
1
[ , ]
i i
x x
÷
, entonces por ser f creciente ( ) ( ) ( ),
i
f a f t f b s s y puesto
que 0,
i
x A > se concluye que
( ) ( ) ( ) .
i i i i
f a x f t x f b x A s A s A (1)
Si en (1) efectuamos la suma variando i desde 1 hasta n, obtenemos:
1 1 1
( ) ( ) ( ) .
n n n
i i i i
i i i
f a x f t x f b x
= = =
A s A s A
¿ ¿ ¿
Luego
1 1 1
( ) ( ) ( )
n n n
i i i i
i i i
f a x f t x f b x
= = =
A s A s A
¿ ¿ ¿
(puesto que f (a) y f (b) son cons-
tantes)
y simplificando obtenemos finalmente
1
( )( ) ( ) ( )( ).
n
i i
i
f a b a f t x f b b a
=
÷ s A s ÷
¿
Definiremos ahora la integral definida de una función sobre un intervalo cerrado
[ , ] a b .
Definición 2
Sea f una función definida en el intervalo [ , ] a b .
Se dice que f es integrable en [ , ] a b (según Riemann) si existe un número real L que
satisface la siguiente propiedad:
Módulo 13: Integral según Riemann
Escuche el audio Nota histórica:
Ri emann en su multimedia de
Elementos básicos de cálculo
integral y series.
134
Para cada 0 e> , existe un 0 > o tal que
1
( )
n
i i
i
f t x L
=
A ÷ < e
¿
para toda partición P de [ , ] a b para la cual || || P < o y cualquiera que sea la elección
de
i
t en
1
[ , ], 1, 2, ,
i i
x x i n
÷
= ! .
Cuando una función f satisface la definición anterior, diremos que L es el valor de
la integral definida de f entre a y b. Este hecho lo expresamos diciendo que
0
1
lim ( ) .
n
i i
P
i
f t x L
÷
=
(
A =
(
¸ ¸
¿ (1)
Denotemos a L como ( )
b
a
f x dx
}
, llamada integral definida de f desde a hasta b. Es
decir,
0
1
( ) lim ( ) .
n
b
i i
a P
i
f x dx f t x
÷
=
(
= A
(
¸ ¸
¿
}
En la expresión ( ) ,
b
a
f x dx
}
a y b se llaman límite inferior y límite superior, respec-
tivamente, de la integral definida; ( ) f x se llama integrando y dx indica que x es la
variable independiente que toma valores desde a hasta b.
Observaciones
i. Si existen dos números
1
L y
2
L que satisfacen la definición 2, entonces
1 2
L L = ; es decir, el valor de la integral definida cuando existe, es único.
ii. La definición 2 nos dice también que podemos hacer la suma de Riemann
tan cerca al número L como se quiera, siempre y cuando la norma de la
partición sea menor que . o
iii. La noción de límite dada aquí es diferente a la noción de límite dada en el
módulo 2 del texto Elementos básicos de cálculo diferencial para funciones
presentada para funciones de variable real, ya que en el caso aquí conside-
rado se trata de la suma
1
( )
n
i i
i
f t x
=
A
¿
en la cual varían
i
x A y ,
i
t que es cual-
quier punto de
1
[ , ]
i i
x x
÷
.
iv. En la notación para la integral definida las variables que aparecen son varia-
bles «mudas». Es decir, se puede cambiar x por y o z o por cualquier otra
variable.
Capítulo 3: Integral definida
Vea la animación Construcción
de las sumas de Riemann en su
multimedia de Elementos básicos
de cálculo integral y series
135
Elementos básicos de cálculo integral y series
Así,
( )
b
a
f x dx
}
,
( )
b
a
f y dy
}
, ( )
b
a
f z dz
}
significarán la misma integral y
representan el mismo número real L.
Ejemplo 4
Sea ( ) f x C = , con x en el intervalo [ , ] a b (figura 13.6).
Analice si f es integrable en [ , ] a b .
Figura 13.6
Solución
Sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una partición de [ , ] a b y sea
i
t un punto cualquiera de
1
[ , ]
i i
x x
÷
con 1, 2, , i n = ! (figura 13.6).
Consideremos la siguiente suma de Riemann:
1
( ) .
n
i i
i
f t x
=
A
¿ (1)
Puesto que ( )
i
f t C = para todo
i
t , entonces:
1 1 1
( ) ( ).
n n n
i i i i
i i i
f t x C x C x C b a
= = =
A = A = A = ÷
¿ ¿ ¿
O sea que para cualquier partición la suma de Riemann dada en (1) es una constante
y, por tanto,
0
1
lim ( ) ( ).
n
i i
P
i
f t x C b a
÷
=
A = ÷
¿
Luego ( ) f x C = es integrable en [ , ] a b y además
( ) ( )
b
a
f x dx C b a = ÷
}
.
Módulo 13: Integral según Riemann
136
Ejemplo 5
Sea
0 si 1
( )
1 si 1
x
f x
x
= ¦
=
´
=
¹
Analice si f es integrable en [ 2, 3] ÷ .
Solución
Sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una partición de [ 2, 3] ÷ y sea
1
[ , ]
i i
x x
÷
un subintervalo
cualquiera de [ 2, 3] ÷ y
i
t un punto de
1
[ , ]
i i
x x
÷
con 1, 2, , i n = ! (figura 13.7).
Consideremos la siguiente suma de Riemann:
1
( )
n
i i
i
f t x
=
A
¿ .
Figura 13.7
Veamos dos casos:
a. Si ninguno de los
i
t es igual a 1, entonces ( ) 0
i
f t = y por tanto
1
( ) 0
n
i i
i
f t x
=
A =
¿
y
0
1
lim ( ) 0
n
i i
P
i
f t x
÷
=
A =
¿
.
Es decir, dado 0, e> existe 0 > o tal que
1
( ) 0
n
i i
i
f t x
=
A ÷ < e
¿ para
cualquier partición P con || || P < o . (1)
b. Si alguno de los
i
t es igual a 1, por ejemplo 1, 1
j
t j n = s s , entonces
( ) 1
j
f t = , y como los demás
i
t son diferentes de 1, se tiene que para
éstos
i
t ( ) 0.
i
f t = Por tanto,
1 1 2 2 1 1
0
1 2 1
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )
0 0 1 0 0 .
n
i i j j j j n n
i
j j n
f t x f t x f t x f t x f t x f t x
x x x x x
+ +
=
+
A = A + A + + A + A + + A
= A + A + + A + A + + A
¿
! !
! !
Capítulo 3: Integral definida
137
Elementos básicos de cálculo integral y series
1
( ) .
n
i i j
i
f t x x
=
A = A
¿
Puesto que || ||
j
x P A s , se tiene que
1
( ) || ||
n
i i
i
f t x P
=
A s
¿ .
Es decir, dado 0, e> elijamos la partición P de [ , ] a b tal que || || P < e, luego
tomando = e o se verifica que para cada 0 e> existe un
0 > o
tal que
1
( ) 0
n
i i
i
f t x
=
A ÷ < e
¿
para toda partición P de [ 2, 3] ÷ con || || . P < o (2)
De (1) y (2) se concluye que f es integrable en [ 2, 3] ÷ y además L = 0. Es decir,
3
2
( ) 0. f x dx
÷
=
}
Observaciones
i. El ejemplo anterior presenta una función igual a cero en todos los puntos de
[ 2, 3] ÷ excepto en x = 1, es decir, una función discontinua en x = 1.
Se puede demostrar que si ( ) 0 f x = salvo en un número finito de puntos
de [ , ] a b , entonces f es integrable en [ , ] a b y además
( ) 0.
b
a
f x dx =
}
ii . Cuando la función es continua y no negativa tomaremos los
1
[ , ]
i i i
t x x
÷
e de
tal forma que ( )
i
f t coincida con el máximo absoluto
i
M o con el mínimo
absoluto
i
m de la función en el i-ésimo subintervalo
1
[ , ]
i i
x x
÷
. Además, para
simplificar los cálculos asumiremos que las particiones son regulares y así
escribiremos:
0
1
( ) lim ( )
n
b
i i
a P
i
f x dx f t x
÷
=
(
= A
(
¸ ¸
¿
}
1
lim
n
i i
n
i
M x
÷+·
=
(
= A
(
¸ ¸
¿
1
lim .
n
i i
n
i
m x
÷+·
=
(
= A
(
¸ ¸
¿
Teniendo en cuenta además que:
„ Si f es creciente en [ , ] a b ,
1
( ) (rectángulos inscritos)
( ) (rectángulos circunscritos)
k k
k k
m f x
M f x
÷
= ¦
´
=
¹
Módulo 13: Integral según Riemann
138
„ Si f es decreciente en [ , ] a b ,
1
( ) (rectángulos inscritos)
( ) (rectángulos circunscritos)
k k
k k
m f x
M f x
÷
= ¦
´
=
¹
Ejemplo 6
Use la definición de la integral definida (según Riemann) para calcular
,
b
a
x dx
}
haciendo una partición regular y tomando rectángulos circunscritos.
Solución
En este caso ( ) , f x x = y consideremos la partición regular { }
0 1 2
, , ,...,
n
P x x x x =
para la cual:
1 2 n
b a
x x x
n
÷
A = A = = A = "
,
0 1 2
, , 2 ,
b a b a
x a x a x a
n n
÷ ÷ | |
= = + = +
|
\ ¹
!
1
( 1) , , , .
i i n
b a b a
x a i x a i x b
n n
÷
÷ ÷
= + ÷ = + = "
En la figura 13.8 aparece la gráfica de ( ) , f x x = la partición P de [ , ] a b y el elemento
representativo de área.
Figura 13.8
También,
( )
i i i
M f x x = =
b a
a i
n
÷
= +
(tomando rectángulos circunscritos).
Capítulo 3: Integral definida
139
Elementos básicos de cálculo integral y series
Así que:
1
1
1
lim
lim
lim
n
b
i i
a n
i
n
i
n
i
x dx M x
b a b a
a i
n n
b a b a
a i
n n
÷+·
=
·
÷+·
=
·
÷+·
=
(
= A
(
¸ ¸
÷ ÷ (
= +
(
¸ ¸
÷ ÷ (
= +
(
¸ ¸
¿
}
¿
¿
1 1
lim
n n
n
i i
b a b a
a i
n n
÷+·
= =
÷ ÷ (
= +
(
¸ ¸
¿ ¿ (propiedad i, teorema 1, sección 12.1)
( ) ( 1)
lim
2
n
b a b a n n
na
n n
÷+·
÷ ÷ + (
= +
(
¸ ¸
(propiedades ii, iii y F.12.1.1,
sección 12.1)
2 2 2
( )
( ) .
2 2 2
b a b a
a b a
÷
= ÷ + = ÷
De esta forma,
2 2
.
2 2
b
a
b a
x dx = ÷
}
Razonamientos similares al anterior nos permiten deducir que
3 3
2
.
3 3
b
a
b a
x dx = ÷
}
Los cálculos de
b
a
x dx
}
y
2
b
a
x dx
}
hacen pensar que el cálculo con integrales
definidas es generalmente difícil. De hecho, las integrales definidas de la mayor
parte de las funciones es imposible determinarlas con exactitud; sin embargo, como
vimos en el capítulo 2, la integral de muchas funciones puede calcularse fácilmente.
Este hecho, conjuntamente con el segundo teorema fundamental del cálculo que
presentaremos en el módulo 16, nos facilitarán las cosas para calcular la integral
definida de un gran número de funciones.
Módulo 13: Integral según Riemann
140
141
Elementos básicos de cálculo integral y series
14.1 Álgebra de funciones integrables
14.2 Relación entre la integral y la continuidad de una función de variable real
14
Propiedades de la integral definida
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Destacar la relación existente entre continuidad e integrabilidad mediante un
teorema que proporciona una gran familia de funciones integrables.
2. Enunciar y analizar las propiedades más importantes de la integral definida.
1. Si a < b < c < d, y f es integrable sobre [a, d], demuestre que f es integrable sobre
[b, c].
2. Si f y g son integrables en [a, b], y ( ) ( ) f x g x > para todo x de [a, b], entonces
( ) ( ) .
b b
a a
f x dx g x dx >
} }
Aunque la mayor parte de las integrales definidas no pueden ser calculadas exacta-
mente, es importante por lo menos saber cuándo una función es integrable sobre
[a, b], y ésta es la información más importante que proporciona el teorema 2 de este
módulo. Igualmente, en el teorema 1 se presentan otras propiedades importantes de
las funciones integrables y de esta forma se simplifican resultados que son difíciles
de demostrar recurriendo directamente a la definición de integral definida.
Thomas Simpson
Thomas Simpson, matemático inglés nacido
en Market Bosworth en 1710 y fallecido en
la misma ciudad en 1761, es conocido
principalmente por su trabajo en interpo-
lación y métodos numéricos de integración
(regla de Simpson) y por haber ideado un
método para calcular, por aproximación,
una integral definida. También trabajó la
teoría de la probabilidad y en 1740 publicó
Naturaleza y leyes de probabilidad. Parte de
su investigación en esta área se basó en las
ideas del matemático francés y pionero de
la teoría de la probabilidad y la trigonometría,
Abraham de Moivre. Trabajó, igualmente,
en la «teoría de errores» y probó que la
media aritmética era más importante que
una simple observación. La justificación de
esta afirmación apareció en su memoria de
1757 titulada «Un intento de mostrar la
ventaja de tomar la media de varias
observaciones en astronomía práctica». En
esta ciencia también abordó otros
problemas, tales como la precesión de los
equinoccios, que dejó plasmados en su
obra Folletos misceláneos.
Sus dos volúmenes de Doctrina y aplicación
de las fluxiones son considerados por
muchos como el mejor trabajo sobre la
versión del cálculo de Newton que fue
publicada en el siglo XVIII.
142
14.1 Álgebra de funciones integrables
Antes de enunciar e ilustrar el teorema que recoge las propiedades más importantes
de la integral definida se da la siguiente definición.
Definición
Si f es integrable en [a, b], entonces definimos:
i.
( ) 0.
a
a
f x dx =
}
ii.
( ) ( )
b a
a b
f x dx f x dx = ÷
} }
.
Teorema 1: Propiedades de la integral definida
Sean f y g dos funciones integrables en [a, b], k una constante real y a c b < < .
Entonces:
i. kf es integrable en [a, b] y
( ) ( ) .
b b
a a
kf x dx k f x dx =
} }
ii. ( f + g) es integrable en [a, b] y | | ( ) ( ) ( ) ( ) .
b b b
a a a
f x g x dx f x dx g x dx + = +
} } }
iii. Si ( ) 0 f x > para todos x de [a, b], entonces
( ) 0.
b
a
f x dx >
}
iv. f es integrable en [a, c] y en [c, b] y
( ) ( ) ( ) .
b c d
a a c
f x dx f x dx f x dx = +
} } }
v. Sean f y g dos funciones definidas en [a, b]. Si f es integrable en [a, b] y
( ) ( ) g x f x = para todo x de (a, b), entonces
( ) ( ) .
b b
a a
g x dx f x dx =
} }
Demostración
La demostración de las partes i, ii e iii pueden hacerse usando la definición de
función integrable presentada en el módulo 13, pero considero que no tiene mucho
interés demostrarlas en un primer curso de cálculo integral.
iv. Para este numeral sólo hacemos una interpretación geométrica.
Como se ilustra en la figura 14.1, el área de la región sombreada se puede
descomponer en dos regiones de tal manera que el área de la región entre a
y b sea igual a la suma de las áreas entre a y c y entre c y b.
Capítulo 3: Integral definida
Vea el módulo 14 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
143
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 14.1
v. Sea c un punto en (a, b), y puesto que f es integrable en [a, b], entonces f
es integrable en [a, c] y en [c, b] (propiedad iv).
Veamos que
( ) ( )
c c
a a
g x dx f x dx =
} }
y
( ) ( )
b b
c c
g x dx f x dx =
} }
.
Sea ( ) ( ) ( ) h x g x f x = ÷ para todo x de [a, c]. Puesto que f y g difieren
sólo en el punto , x a = entonces podemos escribir
0 si
( )
si
x a
h x
k x a
= ¦
=
´
=
¹
Y teniendo en cuenta el ejemplo 4 del módulo 13, h así definida es integrable
en [a, c] y además ( ) 0;
c
a
h x dx =
}
entonces, por la propiedad ii, ( ) ( ) h x f x +
es integrable y por tanto g(x) es integrable en [a, c] ya que
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( ) h x f x g x f x f x g x + = ÷ + =
y además
| | ( ) ( ) ( ) ( )
0 ( ) ( ) .
c c c
a a a
c c
a a
h x f x dx h x dx f x dx
f x dx g x dx
+ = +
= + =
} } }
} }
El caso entre c y b es similar (figura 14.2)
Figura 14.2
Módulo 14: Propiedades de la integral definida
144
Observaciones
i. La propiedad ii del teorema 1 se puede generalizar así:
| |
1 2 1 2
( ) ( ) ( ) ( ) ( )
( ) .
b b b
n
a a a
b
n
a
f x f x f x dx f x dx f x dx
f x dx
+ + + = + +
+
} } }
}
!
!
ii. En la propiedad iv del teorema si
1 2
,
n
a c c c b < < < < < ! entonces
1 2
1
( ) ( ) ( ) ( ) .
n
b c c b
a a c c
f x dx f x dx f x dx f x dx = + + +
} } } }
!
iii. Teniendo en cuenta la definición dada al principio se puede concluir que
( ) ( ) ( )
b c b
a a c
f x dx f x dx f x dx = +
} } }
para toda terna a, b, c de números reales que pertenezcan al intervalo donde
la función es integrable.
iv. De la propiedad iii del teorema podemos deducir las siguientes propiedades
adicionales:
a. Si f y g son integrables en [a, b] y ( ) ( ) f x g x > para todo x de [a, b],
entonces
( ) ( ) .
b b
a a
f x dx g x dx >
} }
b. Si f es integrable y
1 1
( ) m f x M s s para todo x de [a, b], entonces
1 1
( ) ( ) ( ).
b
a
m b a f x dx M b a ÷ s s ÷
}
Ejemplo 1
Sean f y g dos funciones tales que
4 7 7
1 4 1
( ) 3, ( ) 2 y ( ) 6. f x dx f x dx g x dx = = ÷ =
} } }
Calcule | |
1
7
5 ( ) ( ) . f x g x dx +
}
Solución
| |
1 1 1
7 7 7
5 ( ) ( ) 5 ( ) ( ) f x g x dx f x dx g x dx + = +
} } }
(teorema 1, parte ii)
Capítulo 3: Integral definida
145
Elementos básicos de cálculo integral y series
( ) ( )
( )
1 1
7 7
7 7
1 1
4 7
1 4
5 ( ) ( ) (teorema 1, parte i)
5 ( ) ( ) (definición 14.1,
parte ii)
5 ( ) ( ) ( 6) (teorema 1, parte iv)
5(3 2) 6 11.
f x dx g x dx
f x dx g x dx
f x dx f x dx
= +
= ÷ + ÷
= ÷ + + ÷
= ÷ ÷ ÷ = ÷
} }
} }
} }
Ejemplo 2
Calcule
5
2
3 . x dx
÷
÷
}
Solución
Note en primer lugar que ninguna de las propiedades establecidas hasta ahora
permite evaluar directamente la integral; sin embargo, de acuerdo con la definición
de valor absoluto podemos escribir:
3 si 3
3
3 si 3
x x
x
x x
÷ > ¦
÷ =
´
÷ <
¹
(1)
La gráfica de la función ( ) 3 f x x = ÷ en el intervalo [ 2, 5] ÷ aparece en la figura
14.3.
Figura 14.3
De otro lado,
5 3 5
2 2 3
3 3 3 x dx x dx x dx
÷ ÷
÷ = ÷ + ÷
} } }
(teorema 1, parte iv)
3 5
2 3
(3 ) ( 3) x dx x dx
÷
= ÷ + ÷
} }
(reemplazando (1))
Módulo 14: Propiedades de la integral definida
146
3 3 5 5
2 2 3 3
3 3 dx x dx x dx dx
÷ ÷
= ÷ + ÷
} } } }
(teorema 1 partes i y ii)
2 2 2 2
3 ( 2) 5 3
3(3 ( 2)) 3(5 3)
2 2 2 2
| | | | ÷
= ÷ ÷ ÷ ÷ + ÷ ÷ ÷
| |
\ ¹ \ ¹
(ejemplos 4
y 6 de la sección 13.2)
29
.
2
=
Ejemplo 3
Sea
1
( ) f x
x
=
definida en [1, 2]. Encuentre m y M tales que
2
1
1
(2 1) (2 1). m dx M
x
÷ s s ÷
}
Solución
La función
1
( ) f x
x
=
es decreciente para todo x > 0 ya que su derivada es negativa;
por tanto, en el intervalo [1, 2] el máximo absoluto es (1) 1 f = y el mínimo absoluto
es (2) 1/ 2 f = . Entonces se puede tomar como m cualquier número menor o igual
a 1/2 y como M cualquier número mayor o igual que 1.
14.2 Relación entre la integral y la continuidad de
una función de variable real
A continuación enunciamos un teorema que nos proporciona una gran familia de
funciones integrables, pero no lo demostraremos porque se sale del alcance de este
libro.
Teorema 2
Si f es continua en [a, b], entonces f es integrable en [a, b].
Obsérvese que el recíproco de este teorema no siempre se cumple (vea el ejemplo 4,
módulo13). No obstante que el teorema anterior nos garantiza la integrabilidad de
un gran número de funciones, el teorema no proporciona la manera de hallar el valor
de la integral. Más adelante presentaremos el teorema fundamental del cálculo que
nos permitirá hallar el valor exacto de la integral sin recurrir a la definición.
Ejemplo 4
Sabiendo que
2
2
0
3 8 x dx =
}
y
( )
5
2
2 1 24 x dx + =
}
, halle
5
0
( ) h x dx
}
si
2
3 si [0, 2]
( )
2 1 si [2, 5]
x x
h x
x x
¦ e
=
´
+ e
¹
(figura 14.4)
Capítulo 3: Integral definida
147
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 14.4
Solución
Sea ( ) 2 1 f x x = + con x en [2, 5]. Ya que h (x) en el intervalo [2, 5] difiere de f en el
punto x = 2, y puesto que
5
2
( ) 24 f x dx =
}
, entonces por la propiedad v se tiene
que:
5 5
2 2
( ) (2 1) 24. h x dx x dx = + =
} }
Además,
2
0
( ) 8 h x dx =
}
.
Luego empleando la propiedad iv tenemos que:
5 2 5
0 0 2
( ) ( ) ( ) 8 24 32. h x dx h x dx h x dx = + = + =
} } }
Nótese que h es integrable [0, 5]; sin embargo, no es continua allí.
Módulo 14: Propiedades de la integral definida
148
149
Elementos básicos de cálculo integral y series
15.1 Teorema del valor intermedio
15.2 Teorema del valor medio (TVM) para integrales
15
Teorema del valor medio (TVM) para
integrales
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Conocer los dos teoremas básicos para la demostración de los teoremas funda-
mentales del cálculo, del próximo módulo.
2. Relacionar el área bajo una curva con el área de un rectángulo.
La temperatura de un caldo que se saca del refrigerador (a 5 ºC) y se pone al fuego
durante 10 minutos, puede modelarse mediante la función
1
( ) 5 ( 1),
2
f t t t = + +
siendo f(t) la temperatura a los t minutos de haberse puesto al fuego.
1. Calcule la temperatura promedio que tuvo el caldo durante los 10 minutos en que
se calentó.
2. ¿A qué temperatura llegó a los 10 minutos?
3. ¿En qué instante de los 10 minutos de calentamiento tuvo el caldo la temperatura
promedio?
A pesar de que los dos teoremas básicos de este módulo tienen múltiples aplicacio-
nes en la vida diaria, nuestro interés está centrado en el uso que se hará de ellos en
la demostración del primer teorema fundamental del cálculo que presentaremos con
todo detalle en el módulo 16, el cual, conjuntamente con las técnicas de integración
del capítulo 2, nos permitirá determinar el valor de muchas integrales definidas y
que son el soporte básico para las aplicaciones que esperamos desarrollar en el
capítulo 4.
Eudoxio de Cnido
El matemático astrónomo, médico, geógra-
fo y retórico griego Eudoxio de Cnido nació
en el año 408 a.C. y murió en el 355. Alumno
del gran filósofo Platón, fue el inventor del
método de la exhaución, consistente en
calcular las áreas planas delimitadas por
curvas agotando el espacio disponible por
medio de áreas más sencillas de calcular
cada vez más pequeñas, que es precisa-
mente lo que ocurre en el cálculo integral,
por lo que podríamos decir que Eudoxio
fue el precursor de esta rama de la
matemática. Sin embargo, su método era
muy tosco. Quien verdaderamente usó
adecuadamente y perfeccionó dicho
método fue Arquímedes y con él calculó el
área de la parábola y el círculo, además de
elipses (obtuvo la fórmula para medir el
área de esta cónica), sectores parabólicos
y sectores de espiral. Se cree que el primer
teorema demostrado por Eudoxio desde
este punto de vista sea la proporcionalidad
entre dos círculos y los cuadrados
construidos sobre sus diámetros.
A Eudoxio se debe también uno de los
primeros sistemas geocéntricos, adoptado
y ampliado después por Aristóteles (384-
322 a.C.). En el sistema de Eudoxio, llamado
también de las esferas homocéntricas (es
decir, con un centro común), el planeta
Tierra estaba en el centro del universo y los
siete cuerpos celestes conocidos en aquella
época estaban fijados a siete grupos de
esferas de dimensiones crecientes. El primer
grupo, formado por tres esferas, pertenecía
a la Luna; el segundo, formado por otras
tres esferas, al Sol; los otros planetas
conocidos en ese entonces (Mercurio,
Venus, Marte, Júpiter y Saturno) ocupaban
cada uno un grupo de cuatro esferas. Cada
cuerpo celeste se creía que estaba fijado a
la esfera más interna del propio grupo y las
esferas de cada grupo estaban conectadas
entre sí mediante un sistema de ejes polares
desfasados. Todo este complicado meca-
150
15.1 Teorema del valor intermedio
Antes de demostrar el teorema básico de este módulo enunciaremos sin demostrar
una propiedad muy importante que tienen las funciones continuas en un intervalo
cerrado.
Teorema 1: Teorema del valor intermedio
Sea f una función continua en [a, b]. Si ( ) ( ), f a f b = entonces para cualquier
número r entre ( ) f a y ( ) f b existe al menos un número c entre a y b tal que
( ) f c r = .
Como la demostración de este teorema requiere algunos conocimientos más
avanzados, no la incluiremos en este libro. Presentaremos sin embargo la interpreta-
ción geométrica.
En la figura 15.1, ( ) ( ) f a f b < y ( ) ( ). f a r f b s s El punto (0, ) r es un punto
cualquiera entre (0, ( )) f a y (0, ( )). f b
El teorema establece que la recta y r = corta la curva de ( ) f x al menos en un punto
( , ). c r La hipótesis de continuidad en un intervalo cerrado es esencial ya que si f es
discontinua en [a, b] no siempre existe c tal que ( ) , f c r = como lo ilustra el siguien-
te ejemplo.
Figura 15.1
Sea
2 1 si 1
( )
si 1
x x
f x
x x
+ > ¦
=
´
<
¹
en el intervalo [ 2, 2]. ÷
Capítulo 3: Integral definida
nismo era necesario para justificar los
movimientos aparentes de los planetas que,
como se sabe, parecían tener según los
periodos del año movimiento directo,
retrógrado o estacionario.
Indudablemente la obra de Eudoxio es una
muestra de la madurez teórica y el rigor
lógico alcanzado por la geometría en su
época, que creó las condiciones previas
para lo que sería la época de mayor
esplendor de la matemática griega.
151
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 15.2
Esta función es discontinua en
1 x =
.
Ahora, si r es cualquier número entre 1 y 3, no existe ningún c en [ 2, 2] ÷ tal que
( ) f c r = . Es decir, la recta y r = no corta la curva en ningún punto (figura 15.2).
15.2 Teorema del valor medio (TVM) para integrales
Si f es continua en [a, b], entonces existe al menos un c tal que a c b s s y tal que:
1
( ) ( )( ) ( ) ( )
b b
a a
f x dx f c b a f c f x dx
b a
= ÷ · =
÷
} }
.
Al valor ( ) f c se le conoce como valor medio de la función en [a, b].
Geométricamente, cuando la función es no negativa, se puede interpretar el teorema
de la manera siguiente: el valor de la integral entre a y b es igual al área del
rectángulo cuya base es ( ) b a ÷ y su altura es ( ) f c (figura 15.3).
Módulo 15: Teorema del valor medio (TVM) para integrales
Vea el módulo 15 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
152
Figura 15.3
Demostración
i. Si f es constante, el teorema se cumple trivialmente.
ii. Si f no es constante, como f es continua en el intervalo cerrado, entonces f
alcanza un máximo absoluto y un mínimo absoluta en [a, b].
Sea
1
( ) f c M = el máximo absoluto y
2
( ) f c m = el mínimo absoluto de f en
[a, b]. Entonces, ( ) , m f x M s s y por la observación iv (parte b) del teore-
ma 1 del módulo 14, tenemos que
( ) ( ) ( ).
b
a
m b a f x dx M b a ÷ s s ÷
}
(1)
De donde
( )
.
b
a
f x dx
m M
b a
s s
÷
}
Como f es continua en [a, b], entonces por el teorema del valor intermedio
(sección 15.1) f toma todos sus valores entre m y M. Por tanto,
( )
b
a
f x dx
b a ÷
}
corresponde a uno de dichos valores funcionales. Es decir, existe c en [a, b]
tal que
( )
( )
b
a
f x dx
f c
b a
=
÷
}
,
de donde
( ) ( )( ).
b
a
f x dx f c b a = ÷
}
Capítulo 3: Integral definida
Un factor que desempeña un gran papel
en el desarrollo de la matemática es la
solución de problemas que durante
siglos desafiaron la capacidad de las
mejores mentes. Un ejemplo de lo
anterior es el famoso quinto postulado
que con clarividencia no trató de
demostrar Euclides y que durante 22
siglos mantuvo ocupados a muchos
matemáticos hasta que se crearon las
geometrías no euclidianas.
A continuación se presentarán algunos
de esos problemas.
Los tres problemas clásicos de la
matemática griega
Para el filósofo Platón los entes
geométricos ideales eran la recta y la
circunferencia. Por lo anterior, la
geometría habría que limitarla a las
construcciones con regla y compás (con
la aclaración de que la regla sólo se utiliza
para trazar rectas y por tanto no es
metrizada). Problemas de esta clase se
resolvieron después utilizando otros
instrumentos y permitieron encontrar
respuestas adecuadas a los tres
problemas clásicos de la matemática
griega: la duplicación del cubo, la
trisección del ángulo y la cuadratura del
círculo. Comentémoslos brevemente:
1. Duplicación del cubo. Se trata de
resolver el siguiente problema: construir,
utilizando solamente regla y compás, la
arista de un cubo que duplique el
volumen de un cubo conocido.
El problema de la duplicación del cubo
se caracteriza por la ecuación
3 3
, = x a 2 en donde a es la arista del
cubo conocido y x es la arista que tendrá
el cubo de volumen doble.
Un simple análisis de construcción con
regla y compás revela, empleando
algunas nociones de geometría analítica,
que los segmentos construidos a partir
de otros segmentos dados son
expresables por raíces cuadradas y al
iterar esas construcciones aparecen
nuevamente sólo raíces cuadradas y
nunca de otro índice.
153
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 1
Sea
2
( ) f x x = definida en [0, 1]. Encuentre el valor de c que satisface las condi-
ciones del TVM para integrales.
Solución
Como
2
( ) f x x = es continua en [0, 1], entonces de acuerdo con el TVM para
integrales existe por lo menos un [0,1] c e tal que:
1 1
2 2
0 0
( )(1 0) ( ) x dx f c f c x dx = ÷ · =
} }
.
En primer lugar, se sabe que
1
2
0
1
3
x dx =
}
. Así que:
1
2
0
1
1
3
( )
1 0 1 3
x dx
f c = = =
÷
}
,
y como
2
( ) , f c c = se tiene
2
1
3
c = , de donde
1
3
c = .
Ejemplo 2
Verifique la validez del TVM para integrales, con la función
2
( ) 4 f x x = ÷ en el
intervalo [0, 2].
Solución
Figura 15.4
La gráfica de la función
2
( ) 4 f x x = ÷
en el intervalo [0, 2] determina la porción
del círculo
2 2
4 x y + = en el primer cuadrante (figura 15.4), y cuya área es . t De
Módulo 15: Teorema del valor medio (TVM) para integrales
Ahora, en el problema de la duplicación
del cubo, el elemento de solución no es
expresable por raíces cuadradas de las que
pueden construirse con regla y compás,
ya que como
3 3
, = x a 2 entonces x a,
3
= 2
y
3
2
no puede construirse sólo con
estos dos instrumentos.
2. Trisección del ángulo. El problema se
enuncia del siguiente modo: divida un
ángulo dado en tres ángulos parciales
iguales, usando sólo regla y compás.
Se puede demostrar que el problema
anterior equivale a hallar un x tal que x
3

3x – 1 = 0; pero el x hallado sólo es
expresable como una raíz cúbica que no
es construible con tales instrumentos.
3. Cuadratura del círculo. El problema
de la cuadratura del círculo es aún más
profundo, ya que implica una
irracionalidad de naturaleza enteramente
diferente a las de las anteriores.
El problema se enuncia así: determine,
utilizando solamente regla y compás, el
lado de un cuadrado de área equivalente
al área de un círculo de radio dado.
La solución del problema de la cuadratura
conduce a la ecuación que tiene como
variable la medida del lado del cuadrado
de área equivalente al área del círculo de
radio unidad. Esta ecuación es x
2
= t , en
la cual el coeficiente t del término inde-
pendiente no es algebraico y por tanto no
puede ser raíz de una ecuación algebraica
con coeficientes racionales.
154
Capítulo 3: Integral definida
esta forma,
2 2
2
0 0
( ) 4 . f x dx x dx = ÷ =
} }
t
Ahora, como
2
( ) 4 f x x = ÷ es continua en el intervalo [0, 2], el TVM para integra-
les garantiza la existencia de por lo menos un [0, 2] c e tal que:
2
2
0
4
( )
2 0 2
x dx
f c
÷
= =
÷
} t
.
Es decir,
2
4 ,
2
c
t
÷ =
y resolviendo para c se obtiene:
2
16
[0, 2]
2
c
÷
= e
t
.
¿Cómo interpreta geométricamente el resultado?
155
Elementos básicos de cálculo integral y series
16.1 Primer teorema fundamental del cálculo: derivada de una integral
16.2 Segundo teorema fundamental del cálculo
16.3 Algunas propiedades que ayudan a simplificar los cálculos en algunas integrales
16
Los teoremas fundamentales del
cálculo
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Enunciar y demostrar los dos teoremas fundamentales del cálculo.
2. Establecer la relación entre derivación y primitivación.
La función logaritmo natural de x, denotada por ln x, se define como
1
1
ln ,
x
x dt
t
=
}
x > 0.
1. Dados A y B números reales positivos, pruebe que
1
1 1
.
A B B
A
dt dt
t t
·
=
} }
2. Use la definición dada de ln x y la parte 1 para deducir las propiedades de los
logaritmos.
Hasta ahora sólo hemos encontrado el valor de pocas integrales definidas. Sabe-
mos de muchas funciones que son integrables, como las funciones continuas, pero
no hemos encontrado su valor; además, no hemos utilizado los poderosos instru-
mentos desarrollados anteriormente, como son las técnicas de integración. Mostra-
remos ahora que las operaciones de derivación y de integración están íntimamente
relacionadas mediante un teorema que muestra cómo la derivada «deshace» la
acción de la integral de una función f (t). Posteriormente se presenta el tan esperado
segundo teorema fundamental del cálculo para poder completar así los fundamen-
tos teóricos del cálculo integral, cuyas herramientas básicas emplearemos en el
próximo capítulo de las aplicaciones.
Galileo Galilei
El famoso astrónomo Galileo Galilei nació el
15 de febrero de 1564 en Pisa y falleció el 8
de enero de 1642 en Arcetri (cerca de
Florencia).
Tenía 79 años de edad y su cabello y su
barba eran tan blancos como la espuma.
Sus ojos, que miraron al cielo a través de
sus telescopios y observaron más que
cualquier ser humano desde el principio de
los tiempos, estaban apagados por la edad.
Su reputación de ser uno de los más
brillantes científicos de su tiempo fue la razón
de que reyes y reinas disputaran sus
servicios. Ahora estaba arrodillado ante el
temido tribunal de la Inquisición, obligado
a confesar públicamente un error que no
era error: «Yo, Galileo Galilei..., abandono
la falsa opinión... de que el Sol es el centro
(del universo) y está inmóvil... Abjuro,
maldigo y detesto los dichos errores».
Algunos dicen que cuando el anciano se
puso de pie murmuró para sus adentros:
«E pur si mueve» [Y sin embargo (la Tierra)
se mueve (alrededor del Sol)].
Galileo nació en una familia de siete hijos,
con un padre que era un talentoso músico
y un hombre de considerable cultura. A
temprana edad, Galileo prometía mucho
tanto mental como manualmente. Tenía
diecisiete años cuando ingresó a la
Universidad de Pisa, donde se especializó
en medicina y estudió también matemáticas
y ciencias físicas.
Una vez, cuando todavía estudiaba en Pisa,
observó la regularidad con que oscilaba
una lámpara en la catedral. Apenas pudo
esperar hasta que volvió a su casa para
experimentar con bolitas de plomo atadas
a hilos de diferentes longitudes. Descubrió
que, cualquiera que fuese la magnitud de la
oscilación o el peso del plomo, la bolita
necesitaba el mismo tiempo para completar
un viaje de ida y vuelta. Sólo el cambio de la
156
16.1 Primer teorema fundamental del cálculo:
derivada de una integral
Antes de mostrar dicha relación estudiaremos algunos resultados previos.
Sea f una función integrable en el intervalo [a, b]. Por la propiedad iv del teorema 1
del módulo 14, f es también integrable sobre el intervalo [a, x] con , a x b s s y
puesto que para cada x de [a, b] el valor de la integral ( )
x
a
f t dt
}
es único, entonces
podemos definir la siguiente función:
( ) ( )
x
a
F x f t dt =
}
con x en [a, b].
Según vimos antes, si ( ) 0 f x > en [a, b], entonces la función ( ) F x definida ante-
riormente representa geométricamente el área de la región comprendida entre a y x
y bajo la curva de la función f (figura 16.1).
Obsérvese que
( ) ( ) 0
a
a
F a f t dt = =
}
y ( ) ( ) .
b
a
F b f t dt =
}
Figura 16.1
Teorema 1
Si f es integrable en [a, b] y F está definida por
( ) ( )
x
a
F x f t dt =
}
, con x en [a, b], entonces F es continua en [a, b].
Demostración
Sea C un punto cualquiera de ( , ) a b y h tal que . a C h b s + s Demostraremos que
F es continua en C, es decir, demostraremos que
0
lim ( ) ( ).
h
F C h F C
÷
+ =
Capítulo 3: Integral definida
longitud afectaba el tiempo de la oscilación
(periodo de vibración). Esta observación
condujo al invento del péndulo, usado en
los relojes y otros instrumentos para medir
con precisión el tiempo. Leyó las obras de
Arquímedes y usó las matemáticas para
probar algunos de los experimentos de este
último con líquidos y aleaciones.
Creó el concepto de la aceleración que se
usa en la física moderna y el concepto
moderno de la fricción y la inercia con
respecto a los objetos en movimiento.
Analizó los componentes de la fuerza,
demostrando, por ejemplo, que las fuerzas
que afectan a la trayectoria de una bala son
hacia abajo y hacia adelante, de tal manera
que pueden medirse sistemáticamente.
Estos experimentos, iniciados antes de
1590, fueron perfeccionados y publicados
en 1638 en su obra Diálogos sobre dos
nuevas ciencias (movimiento y mecánica).
La obra de Galileo, que inició la comprensión
de estas ciencias, llevó a la formulación de
las leyes de movimiento de Newton, más
precisas, y al perfeccionamiento que de
esas leyes hicieron más tarde otros
científicos.
Estableció un taller para fabricar instrumen-
tos como brújulas magnéticas, termó-
metros y telescopios. También llegó a ser
un experto en la construcción de
fortificaciones militares. A principios del
siglo XVII escuchó que un óptico holandés
había logrado unir una lente cóncava y otra
convexa, de tal manera que hacía que los
objetos distantes parecieran más cercanos.
Usando esa idea construyó un telescopio
que ampliaba los objetos treinta veces, y
en 1609 dio una demostración pública de
su uso. Cuando Galileo volvió su telescopio
hacia el cielo, por la noche, abrió nuevos
campos de conocimiento que describió en
su libro Mensajero de las estrellas. En él
dice: «Doy gracias a Dios, que ha tenido a
bien hacerme el primero en observar las
maravillas ocultas a los siglos pasados. Me
he cerciorado de que la Luna es un cuerpo
semejante a la Tierra... He contemplado una
multitud de estrellas fijas que nunca antes
se observaron... Pero la mayor maravilla
de todas ellas es el descubrimiento de cuatro
nuevos planetas (cuatro satélites de
Júpiter). He observado que se mueven
alrededor del Sol».
Descubrió que la Vía Láctea consistía en
una miríada de estrellas; que el Universo
no era fijo ni inmutable, como creían sus
contemporáneos, pues aparecían ante su
vista nuevas estrellas que luego desapare-
cían; y que los planetas Venus y Mercurio
se movían también alrededor del Sol y que
el Sol mismo giraba sobre su eje. Su libro
Diálogo sobre los dos principales sistemas
del mundo es una brillante sátira que
157
Elementos básicos de cálculo integral y series
Por la definición de F se tiene que
( ) ( )
C h
a
F C h f t dt
+
+ =
}
y
( ) ( ) .
C
a
F C f t dt =
}
Luego
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ( )
( ) .
C h C C h a
a a a C
C h
C
F C h F C f t dt f t dt f t dt f t dt
f t dt
+ +
+
+ ÷ = ÷ = +
=
} } } }
}
Es decir,
( ) ( ) ( )
C h
C
F C h F C f t dt
+
+ ÷ =
}
(figura 16.2).
Puesto que f es acotada en [a, b] (por ser f integrable), entonces existe 0 M > tal
que ( ) f t M s para todo t de [a, b].
Luego
( ) . M f t M ÷ s s (1)
Figura 16.2
Analicemos dos casos: cuando 0 h > y cuando 0. h <
Primer caso
Si 0, h > entonces, aplicando en (1) el teorema 1 módulo14 (observación iv),
obtenemos:
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
demostraba por medio del diálogo las fallas
del sistema geocéntrico tolomeico en
comparación con el sistema heliocéntrico
copernicano.
El trabajo experimental y teórico de Galileo
sobre el movimiento de los cuerpos, junto
con los trabajos de Kepler y René Descartes,
fue el inicio de la mecánica clásica
desarrollada por Sir Isaac Newton. Galileo
fue el pionero, al menos en la tradición
europea, en desarrollar experimentos
rigurosos insistiendo en la descripción
matemática de las leyes de la naturaleza.
Entre sus aportes fundamentales están la
transformación de Galileo entre sistemas
de referencia inerciales y el desarrollo del
concepto de inercia.
Uno de los mitos más famosos sobre Galileo
es aquel en que tira objetos de diferentes
masas desde lo alto de la Torre de Pisa, con
el fin de demostrar que la velocidad de
descenso era independiente de la masa.
Esto contradecía el pensamiento de
Aristóteles de que los objetos pesados
caerán más rápido que los ligeros, en forma
directamente proporcional a su peso. La
historia de la torre aparece en una biografía
de uno de sus alumnos, Vicenzo Viviani,
pero es considerada falsa. En realidad Galileo
nunca realizó, que se sepa, este experimento
de esta forma y de haberlo hecho su
resultado sería el opuesto, como él sabía.
La fuerza de resistencia del aire depende no
sólo de la forma del objeto sino indirecta-
mente también en parte de su masa, de
donde se originó la idea aristotélica. Sin
embargo, Galileo realizó experimentos que
implicaban el deslizamiento de objetos sobre
planos inclinados, para hacer más lenta la
caída, reduciendo los efectos de la
resistencia del aire que dependen de la
velocidad, aislando así la acción de la
gravedad y probando que la caída o
deslizamiento «libres» son acelerados
independientemente de la masa.
Sobre los años 1606-1607 (posiblemente
antes), Galileo construyó un termómetro
usando la expansión y contracción del aire
en un recipiente de cristal para mover el
agua de un tubo adjunto. Y en 1609 estuvo
entre los primeros en usar el telescopio
refractor como instrumento para observar
las estrellas, planetas y lunas. En 1610 utilizó
un telescopio como microscopio com-
puesto, e hizo mejoras en los microscopios
de 1623 en adelante.
Lamentablemente, a la edad de 74 años,
Galileo quedó ciego. Cuando murió,
venerado por los ciudadanos y muchos
hombres principales de la Iglesia y de los
seglares, la Inquisición se negó a permitir la
realización de un funeral público
158
( )
( ) .
C h C h C h
C C C
C h
C
M dt f t dt M dt
Mh f t dt Mh
+ + +
+
÷ s s
÷ s s
} } }
}
O sea que
( ) ( ) . Mh F C h F C Mh ÷ s + ÷ s
Si tomamos límite a esta expresión cuando h tiende a cero por la derecha, obtene-
mos:
| |
0 0 0
lim( ) lim ( ) ( ) lim( ),
h h h
Mh F C h F C Mh
+ + +
÷ ÷ ÷
÷ s + ÷ s
y puesto que
0
lim( ) 0
h
Mh
+
÷
÷ = y
0
lim( ) 0
h
Mh
+
÷
= , se concluye, por el teorema del
sánduche, que
| |
0
lim ( ) ( ) 0,
h
F C h F C
+
÷
+ ÷ =
y por tanto
0
lim ( ) ( ).
h
F C h F C
+
÷
+ =
(2)
Segundo caso
Si 0, h < entonces , C h C + < luego aplicando a (1) el teorema 2 del módulo 14
(observación iv) se obtiene:
( ) ( ) ( )
C
C h
M h f t dt M h
+
÷ ÷ s s ÷
}
.
Entonces:
( ) .
C h
C
Mh f t dt Mh
+
s ÷ s ÷
}
Al multiplicar esta desigualdad por ( 1) ÷ resulta:
M ÷
Es decir,
( ) ( ) . Mh F C h F C Mh ÷ > + ÷ >
Si tomamos límite a esta última expresión cuando h tiende a 0 por la izquierda,
obtenemos por el teorema del sánduche que
Capítulo 3: Integral definida
Escuche el audio En un tono
menos seri o: el probl ema del
pintor matemático en su multi-
media de Elementos básicos de
cálculo integral y series.
159
Elementos básicos de cálculo integral y series
| |
0
lim ( ) ( ) 0.
h
F C h F C
÷
÷
+ ÷ =
Luego
0
lim ( ) ( ).
h
F C h F C
÷
÷
+ =
(3)
De (2) y (3) podemos concluir que
0
lim ( ) ( ).
h
F C h F C
÷
+ =
(4)
Hemos probado así que F es continua en todo C de (a, b).
Cuando C a = ó C b = la demostración es similar pero considerando límites late-
rales.
El teorema anterior significa que, dada una función ( ) f x integrable en [a, b], la
función ( ) ( )
x
a
F x f t dt =
}
con a x b s s siempre es continua en [a, b].
Ejemplo 1
Sea
2 si 1
( ) con en [0, 2].
4 si 1
x
f x x
x
> ¦
=
´
÷ <
¹
Halle
0
( ) .
x
f t dt
}
Solución
Sea
0
( ) ( ) .
x
F x f t dt =
}
Para resolver esta integral es necesario hacerla en dos partes dependiendo de que
1 x > o que 1. x <
1. Si 1 x < , entonces
0 0
( ) ( 4) 4( 0) 4
x x
f t dt dt x x = ÷ = ÷ ÷ = ÷
} }
(ejemplo 4, módulo 13).
2. Si 1 x > , entonces
1 1
0 0 1 0 1
( ) ( ) ( ) ( 4) 2
4 2( 1) 2 6.
x x x
f t dt f t dt f t dt dt dt
x x
= + = ÷ +
= ÷ + ÷ = ÷
} } } } }
Entonces de 1 y 2 tenemos que, para todo x en [0, 2],
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
Vea el módulo 16 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
160
4 si 1
( )
2 6 si 1
x x
F x
x x
÷ < ¦
=
´
÷ >
¹
En las figuras 16.3a y 16.3b se muestran las gráficas de las funciones f y F. Obsér-
vese que la segunda es continua a pesar de ser discontinua la primera.
Figura 16.3
Ejemplo 2
Sea ( ) 3 f x = con x en [0, 3]. Halle
0
( ) ( ) .
x
F x f t dt =
}
Solución
0
( ) 3 3( 0) 3 .
x
F x dt x x = = ÷ =
}
Es decir, ( ) 3 F x x = con x en [0, 3]. Nótese que esta función es derivable en todo
x de [0, 3].
Teorema 2: Primer teorema fundamental del cálculo (derivada de una integral)
Sea f una función continua en [a, b] y F la función definida por
( F x
con x en [a, b].
Entonces, F es derivable en todo x de [a, b] y ( ) ( ). F x f x ' =
Demostración
Probemos que
0
( ) ( )
lim ( ).
h
F x h F x
f x
h
÷
+ ÷
=
Capítulo 3: Integral definida
161
Elementos básicos de cálculo integral y series
Sea x un punto fijo de [a, b], luego:
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) .
x h x x h
a a x
F x h F x f t dt f t dt f t dt
+ +
+ ÷ = ÷ =
} } }
(1)
Entonces, por ser f continua se tiene por el TVM que existe un punto c entre x y
x h + tal que:
( ) ( )
x h
x
f t dt f c h
+
=
}
(h puede ser positivo o negativo) (2)
Entonces, de (1) y (2) se tiene que ( ) ( ) ( ) F x h F x f c h + ÷ = , de donde
( ) ( )
( ).
F x h F x
f c
h
+ ÷
=
(3)
Ahora,
0
lim ( ) ( )
h
f c f x
÷
= ya que f es continua y c x ÷ · 0 h ÷
(figura 16.4).
Figura 16.4
Por tanto, tomando límite en (3) cuando 0 h ÷ , obtenemos:
0
( ) ( )
lim lim ( ) ( ).
h c x
F x h F x
f c f x
h
÷ ÷
+ ÷
= =
O sea que ( ) ( )
d
F x f x
dx
= para todo x en [a, b].
O, lo que es lo mismo,
( )
( ) ( ),
x
a
d
f t dt f x
dx
=
}
igualdad que indica que la derivada
«deshace» la acción de la integral de la función ( ) f t .
Ejemplo 3
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
Teorema fundamental del cálculo
El «teorema fundamental del cálculo»,
que se atribuye a Isaac Newton y
Gottfried Leibniz, marca el comienzo del
cálculo como disciplina unificada.
Newton desarrolló su cálculo a finales
del año 1660, pero no publicó sus
resultados hasta 1687. Leibniz los
redescubrió a mediados de 1670, pero
los publicó antes que Newton, en 1684
y 1686. La notación y terminología de
Leibniz (en buena parte todavía en uso)
es mejor que la de Newton. (Newton se
refería a las derivadas e integrales como
fluxiones y fluyentes.) Sin embargo,
Newton desarrolló las nociones básicas
antes que Leibniz. A raíz de un cruce de
cartas entre ambos, surgió una tensa
controversia sobre quién debía ser
considerado el creador del cálculo. La
disputa degeneró en una auténtica
guerra entre los matemáticos de
Inglaterra y los del resto de Europa. La
comunicación entre las dos comunida-
des matemáticas quedó en suspenso
durante un siglo, hecho que ejerció
influencia innegable en el desarrollo de
las matemáticas en el siglo XVIII.
162
Si
4 2
0
( ) 3 9 ,
x
F x t t dt = + +
}
halle ( ) F x ' .
Solución
Ya que
4 2
( ) 3 9 f t t t = + + es continua, entonces F es derivable y ( ) ( ). F x f x ' =
O sea que
4 2 4 2
0
( ) 3 9 3 9.
x
d
F x t t dt x x
dx
' = + + = + +
}
Ejemplo 4
Si
2
3 2
( ) 1 ,
x
F x t t dt = +
}
halle
2
3 2
1 .
x
x
D t t dt +
}
Solución
Para poder aplicar el teorema debemos intercambiar previamente los límites de inte-
gración. Esto es,
2
3 2 3 2 3 2
2 2
( ) 1 1 ( 1) ,
x x
x
F x t t dt t t dt t t dt = + = ÷ + = ÷ +
} } }
y puesto que
3 2
( ) 1 f t t t = ÷ + es continua, entonces:
( )
3 2 3 2
2
( ) 1 1.
x
d
F x t t dt x x
dx
' = ÷ + = ÷ +
}
Utilizando la regla de la cadena podemos extender el resultado del teorema 2.
Corolario 1
Sea h una función continua en [c, d], ( ) V x una función derivable en [a, b] y
( ) c V x d s s .
Si
( )
( ) ( ) ,
V x
c
F x h t dt =
}
entonces
( )
( ( )). .
dF x dV
h V x
dx dx
=
En efecto, sea ( ) ( ) .
V
c
G V h t dt =
}
Por el teorema anterior, G es derivable respecto a V, luego
( )
( )
dG V
h V
dV
=
y además
( ) ( )( ). F x G V x = D
Capítulo 3: Integral definida
163
Elementos básicos de cálculo integral y series
Entonces:
. ( ). .
dF dG dV dV
h V
dx dV dx dx
= =
Es decir,
( )
( ) ( ( )) .
V x
c
d dV
h t dt h V x
dx dx
=
}
Corolario 2
Sea h continua en [ , ], ( ) y ( ) c d U x V x derivables en [a, b] con ( ) c U x d s s y
( ) . c V x d s s
Si
( )
( )
( ) ( ) ,
V x
U x
F x h t dt =
}
entonces
( )
( )
( ) ( ( )) ( ( )) .
V x
U x
d dV dU
h t dt h V x h U x
dx dx dx
= ÷
}
Para la demostración basta aplicar el colorario 1 a la expresión
( ) ( )
( )
( ) ( ) ( ) .
V x u x
c x c
F x h t dt h t dt = ÷
} }
Ejemplo 5
Halle
2
3
3
0
( 5) .
x
x
D t dt
+
+
}
Solución
Puesto que
3
( ) 5 h t t = + es continua en todo 9 y
2
( ) 3 V x x = + es derivable en
todo , 9 entonces podemos aplicar el colorario 1.
2
3
3 2 3
0
( 5) ( 3) 5 (2 ).
x
d
t dt x x
dx
+
( + = + +
¸ ¸ }
Ejemplo 6
Sea
2
3
( ) ( 5 8) .
x
x
F x t t dt
÷
= + ÷
}
Halle
2
3
( 5 8) .
x
x
d
t t dt
dx
÷
+ ÷
}
Solución
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
164
Puesto que
3
( ) 5 8 h t t t = + ÷ es continua,
2
( ) V x x = y ( ) U x x = ÷ son derivables.
Entonces
2
3 2 3 2 3
6 2 3
( 5 8) ( ) 5( ) 8 (2 ) ( ) 5( ) 8 ( 1)
2 [ 5 8] [ 5 8].
x
x
d
t t dt x x x x x
dx
x x x x x
÷
( ( + ÷ = + ÷ ÷ ÷ + ÷ ÷ ÷
¸ ¸ ¸ ¸
= + ÷ + ÷ ÷ ÷
}
Ejemplo 7
Sea
2
1
( )
x
x
F x dt
t
=
}
con x > 0. Pruebe que F es una función constante.
Solución
Como
1
( ) h t
t
= es continua para todo 0, ( ) 2 y ( ) t V x x U x x > = = son
derivables. Entonces
2
1 1 1 1 1
( ) (2 ) ( ) 2 1 0.
2 2
x
x
d d d
F x dt x x
dx t x dx x dx x x
' = = ÷ = · ÷ · =
}
Es decir, ( ) 0 F x ' = para todo 0 x > , y de aquí F es una constante (ejercicio 19,
módulos 20-28, Elementos básicos de cálculo diferencial).
Ejemplo 8
Determine los intervalos donde crece y decrece la siguiente función, así como tam-
bién sus extremos relativos:
2
1
2
3
( ) .
1
x
t
f x dt
t
÷
=
+
}
Solución
Los intervalos donde crece y decrece una función, así como los extremos relativos,
los determina el signo de la primera derivada. Así que si
2
1
2
3
( ) ,
1
x
t
f x dt
t
÷
=
+
}
entonces
Capítulo 3: Integral definida
165
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 2
1
2 2 2
3
(1 )
( ) ( 2 )
1 1 (1 )
x
d t x
f x dt x
dx t x
÷
÷
' = = ÷
+ + ÷
} .
Esto es,
2 2
2 (1 ) (1 )
( ) .
1 (1 )
x x x
f x
x
÷ ÷ +
' =
+ ÷
El signo de ( ) f x ' depende del signo de los factores 2 , (1 ) y (1 ), x x x ÷ ÷ + como
se ilustra en el siguiente diagrama (figura 16.5):
Figura 16.5
Del diagrama anterior se deduce que:
f (x) decrece en: ( , 1] [0,1]. ÷· ÷
f (x) crece en: [ 1, 0] [1, ). ÷ +·
1 x = ÷ corresponde a un mínimo relativo. Entonces:
1 1 1
0
2
3
1
( 1, ( 1)) 1, 1, ln10
2 1
m m m
t
P f P dt P
t
| | | |
÷ ÷ = ÷ = ÷ ÷
| |
+
\ ¹ \ ¹
}
.
x = 0 corresponde a un máximo relativo. Entonces:
1 1 1
1
2
3
1
(0, (0)) 0, 0, ln5
2 1
M M M
t
P f P dt P
t
| | | |
= = ÷
| |
+
\ ¹ \ ¹
}
.
x = 1 corresponde a un mínimo relativo. Entonces:
2 2 2
0
2
3
1
(1, (1)) 1, 1, ln10
2 1
m m m
t
P f P dt P
t
| | | |
= = ÷
| |
+
\ ¹ \ ¹
}
.
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
166
16.2 Segundo teorema fundamental del cálculo
Teorema 3 : Segundo teorema fundamental del cálculo
Sea f una función continua en un intervalo cerrado [a, b] y F una función tal que
( ) ( ) F x f x ' = para todo x en [a, b]. Entonces,
( ) ( ) ( ).
b
a
f t dt F b F a = ÷
}
(1)
Demostración
Como f es integrable en [a, b], sea ( ) ( ) , .
x
a
G x f t dt a x b = s s
}
En consecuencia,
( ) ( ), G x f x ' = y como por hipótesis ( ) ( ), F x f x ' = entonces F y G difieren en una
constante, es decir, ( ) ( ) . G x F x C = + Esto es,
( ) ( ) ( )
x
a
G x f t dt F x C = = +
}
Por tanto,
( ) ( ) 0 ( ) ,
a
a
G a f t dt F a C = = = +
}
de donde ( ) . F a C = ÷
Además,
( ) ( ) ( ) ( ) ( ).
b
a
G b f t dt F b C F b F a = = + = ÷
}
Luego
( ) ( ) ( ).
b
a
f t dt F b F a = ÷
}
Observaciones
i. En el trabajo con integrales, la expresión ( ) ( ) F b F a ÷ se denota por
| | ( )
a
b
F x ,
que se lee: « ( ) F x entre a y b».
Con esta notación podemos escribir entonces | | ( ) ( ) ,
b
b
a
a
f t dt F x =
}
siendo
( ) F x una primitiva de f.
Capítulo 3: Integral definida
167
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. En muchas aplicaciones la conclusión del segundo teorema fundamental
del cálculo se escribe en la forma siguiente:
( ) ( ) ( ).
b
a
f t dt f b f a ' = ÷
}
iii. Si al evaluar
( )
b
a
f t dt
}
no podemos encontrar en forma directa una primiti-
va ( ) F x de f, la regla de sustitución puede emplearse en este caso en la
forma siguiente:
Si ( ), u g x = donde ( ) g x y ( ) g x ' son continuas en el intervalo
| | ( ), ( ) g a g b , y si ( ( )) f g x está definida y es continua en [ ( ), ( )], g a g b
entonces
( )
( )
( )
( ) ( ) ( ) .
b g b
a g a
f g x g x dx f u du ' =
} }
Nótese que al calcular la integral definida por la fórmula anterior no necesa-
riamente regresamos a la variable original sino que se halla una primitiva
de ( ) f u y la evaluamos desde ( ) g a hasta ( ). g b
iv. La fórmula de integración por partes también puede usarse para el cálculo de
integrales definidas. En este caso se tiene que si ( ) U x y ( ) V x son dos
funciones derivables en [a, b], entonces:
| | ( ) ( ) .
b b
b
a
a a
U dV U x V x V dU · = · ÷ ·
} }
Ejemplo 9
Calcule el valor de las siguientes integrales definidas.
a. , 1,
b
n
a
x dx n n = ÷
}
real.
b.
( )
3
3
1 2
.
3 1
x dx
x ÷
}
c.
3
3
0 2
.
9
x
dx
x +
}
Solución
a.
1 1 1
.
1 1 1
n n n
b
n
a
x b a
x dx C C C
n n n
+ + +
(
= + = + ÷ ÷
(
+ + +
¸ ¸
}
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
168
Luego
1 1
, 1,
( 1)
n n
b
n
a
b a
x dx n n
n
+ +
÷
= = ÷
+
}
real.
Nótese que en el proceso de evaluación de la integral, la constante C
desaparece. En adelante y por simplicidad omitiremos la escritura de ésta.
b. Para evaluar dicha integral, aplicamos la regla de sustitución.
Sea
2
( ) 3 1. u g x x = = ÷ (1)
De aquí, 6 , du x dx = de donde
6
du
x dx = .
Ahora, (1) 2 g = y (3) 26. g =
Por tanto,
26
2 2 2
3 26
2 3 3
1 2
2
1 1
7 26 2
.
12 12 338 (3 1) 6
x dx du u
x u
÷
(
÷
(
( ÷
¸ ¸
= = = ÷ =
(
÷
¸ ¸
} }
Podemos evaluar también dicha integral aplicando la regla de sustitución,
pero escribiendo el resultado en términos de la variable x. Así:
Sea
2
3 1 u x = ÷ . (2)
Entonces 6 , du x dx = de donde
6
du
x dx = .
Por tanto,
2
2 3 3 2 2 2
1 1
.
12 (3 1 6 12 12(3 1)
x dx du u
x u u x
÷
÷ ÷ ÷
= = = =
÷ ÷
} }
Ahora,
( )
( ) ( )
3
3
2 3 2
1 2
1
2 2
1
(3 1)
12 3 1
1 1 7
.
338
12 26 12 2
x dx
x
x
(
÷
(
=
( ÷
÷
¸ ¸
(
÷
= + = (
(
¸ ¸
}
c.
3 2
3 3
0 0 2 2
9 9
x x x
dx dx
x x
·
=
+ +
} } .
Capítulo 3: Integral definida
169
Elementos básicos de cálculo integral y series
Sea
2 2
9 . u x = + (3)
Entonces, 2 2 u du x dx = . u du x dx · =
2
9 u x = +
.
De aquí se tiene que
cuando 0, 3
cuando 3, 18 3 2
x u
x u
= = ¦
¦
´
= = = ¦
¹
Así que,
3 2
3 2 2 3
3 3 3 2
0 0 3 2 2
3
( 9)
9
3
9 9
x x x u u du u
dx dx u
u
x x
( · ÷
= = = ÷
(
+ + ¸ ¸
} } }
3 3
(3 2) 3
9(3 2) 27 18 9 2.
3 3
(
= ÷ ÷ + = ÷
(
¸ ¸
Se pide al estudiante calcular la integral anterior, haciendo la sustitución 3tan . x = u
Ejemplo 10
Demuestre que
2
sen , nxdx
t
t
t
÷
=
}
siendo . ne`
Solución
2
1 cos 2
sen
2
1 1 1 1
sen 2 sen 2 sen ( 2 )
2 4 2 4 2 4
.
2 2
nx
nx dx dx
x nx n n
n n n
÷ ÷
÷
÷
=
÷ ( ( (
= ÷ = ÷ ÷ ÷ ÷
( ( (
¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸
= + =
} }
t t
t t
t
t
t t
t t
t t
t
Ejemplo 11
Una función g(x) satisface las siguientes condiciones:
i. g(x) está definida en todo
x e9
.
ii. ( ) g x '' es continua.
iii. (0) (2) g g = .
iv. (2) 3. g' =
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
170
Demuestre que
2
0
( ) 6. x g x dx '' · =
}
Solución
Sea
( ) ( ) .
( ) ( ) ( existepor ).
u x x dV g x dx
du dx V x g x V ii
'' = =
' = =
Aplicando entonces integración por partes, se tiene:
| |
2 2
2
0
0 0
( ) ( ) ( ) . x g x dx x g x g x dx '' ' ' · = · ÷
} }
Pero,
| | | |
2
0
( ) 2 (2) 0 (0) 2 3 6 x g x g g ' ' · = · ÷ · = · = (condición iv).
También,
2
0
( ) (2) (0) g x dx g g ' = ÷
}
(2° TFC)
= 0 (condición iii).
Así que:
2
0
( ) 6 0 6. x g x dx '' · = ÷ =
}
16.3 Algunas propiedades que ayudan a simplificar los
cálculos en algunas integrales
El conocimiento de la simetría que presenta el integrando en un intervalo de longi-
tud 2a ayuda a simplificar los cálculos, como se muestra a continuación.
i. Si f es una función par ( ( ) ( )) f x f x ÷ = , esto es, si f es simétrica con
respecto al eje y, entonces
0
( ) 2 ( )
a a
a
f x dx f x dx
÷
=
} }
(figura 16.6a).
ii. Si f es una función impar ( ( ) ( )), f x f x ÷ = ÷ esto es, si f es simétrica con
respecto al origen, entonces
( ) 0
a
a
f x dx
÷
=
}
(figura 16.6b).
Capítulo 3: Integral definida
171
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 16.6
Así por ejemplo, en la integral
3
1
2 4
1
,
(1 )
x
dx
x
÷
+
}
el integrando
3
2 4
( )
(1 )
x
f x
x
=
+
es
una función impar, puesto que
3 3
2 4 2 4
( )
( ) ( )
(1 ( ) ) (1 )
x x
f x f x
x x
÷
÷ = = ÷ = ÷
+ ÷ +
.
En consecuencia,
3
1
2 4
1
0.
(1 )
x
dx
x
÷
=
+
}
La integral
2
2 3
2
(1 ) x x x dx
÷
+ + +
}
puede escribirse en la forma:
2 2 2 2 2
2 3 2 3
2 2 2 2 2
(1 ) 1 . x x x dx dx x dx x dx x dx
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
+ + + = + + +
} } } } }
Pero,
2 2
3
2 2
0 x dx x dx
÷ ÷
= =
} }
(por ser el integrando funciones impares).
También,
2 2
2 0
1 2 1 4 dx dx
÷
= =
} }
y
2
3
2 2
2 2
2 0
0
16
2 2
3 3
x
x dx x dx
÷
(
= = =
(
¸ ¸
} }
(por ser el integrando funciones pares).
Luego
2
2 3
2
16 28
(1 ) 4 .
3 3
x x x dx
÷
+ + + = + =
}
Módulo 16: Los teoremas fundamentales del cálculo
172
173
Elementos básicos de cálculo integral y series
17
Integrales impropias
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
17.1 Integrales impropias tipo I
17.2 Integrales impropias tipo II
1. Extender la noción de integral para funciones no acotadas y que no están defini-
das en todos los puntos de integración.
2. Dar sentido a integrales de las formas
( ) ,
a
f x dx

}
( )
b
f x dx
÷·
}
y ( ) , f x dx

÷·
}
o de la forma
( ) ,
b
a
f x dx
}
donde f (x) presenta una discontinuidad infinita en
[a, b], es decir, f (x) se hace infinita en algún punto del intervalo [a, b].
1. ¿Por qué
2
1
1
dx
x

÷·
+
}
existe?
2. ¿Por qué no existe , x dx

÷·
}
a pesar de que lim
N
N N
x dx
÷ ÷·
}
sí existe?
3. Demuestre que si ( ) f x dx

÷·
}
existe, entonces existe lim ( ) ,
N
N N
f x dx
÷ ÷·
}
y es
igual a ( ) . f x dx

÷·
}
En el módulo anterior de este mismo capítulo se hizo el estudio de la integral defini-
da
( )
b
a
f x dx
}
para una función f definida y acotada en el intervalo cerrado [a, b].
En este módulo se extenderá la noción de integración a funciones no acotadas y
funciones que no están definidas en todos los puntos del intervalo de integración.
Además se le dará sentido a integrales de las formas:
( )
a
f x dx

}
, ( )
b
f x dx
÷·
}
y ( ) , f x dx

÷·
}
Pierre-Simon Laplace
Pierre-Simon Laplace nació el 28 de marzo
de 1749 en Beaumont-en-Auge, Francia, y
falleció el 5 de marzo de 1827 en París.
A la edad de dieciocho años, Laplace
sobresalía como maestro y matemático en
la escuela militar de su pueblo natal. No
obstante, para él, París era la única ciudad
por la que entraría en el gran mundo de la
ciencia. Consiguió cartas de recomendación
y, en 1767, partió hacia allí a solicitar la
ayuda del distinguido matemático francés
Jean D’Alembert. Cuando se presentó en la
casa de éste fue recibido con corteses
excusas, pero lo despidieron sin que
pudiera entrevistarlo. Pasaron las semanas
y Laplace seguía sin obtener audiencia.
Persistente en su ambición, decidió
entonces usar un método distinto. Como
no surtieron efecto las cartas de recomen-
dación, trató de comunicarse por medio
del lenguaje de la ciencia. Escribió una
disertación sobre los principios de la
mecánica y se la envió a D’Alambert con la
solicitud de que le concediera una audiencia.
Era un lenguaje que podía entender y
apreciar un matemático. D’Alambert quedó
tan impresionado con el talento de Laplace,
que mandó llamarlo en seguida y le dijo:
«No necesitáis más presentación que la
recomendación de vuestro trabajo». Con
su ayuda, Laplace obtuvo más tarde el
nombramiento de profesor de matemáticas
en la Escuela Militar de París y quedó
asegurado su ingreso en el mundo de la
ciencia.
El primer trabajo científico de Laplace fue
su aplicación de las matemáticas a la
mecánica celeste. A Newton y otros
astrónomos les había sido imposible explicar
las desviaciones de los planetas de sus
órbitas, predichas matemáticamente. Así
por ejemplo, se determinó que Júpiter y
Saturno se adelantaban o retrasaban a veces
con respecto a las posiciones que debían
ocupar en sus órbitas. Laplace ideó
174
o de la forma
( ) ,
b
a
f x dx
}
donde f (x) presenta una discontinuidad infinita en [a, b], es decir, f (x) se hace
infinita en algún punto del intervalo [a, b]. A todas estas integrales se les denomina
integrales impropias.
A continuación se definirán estos dos tipos de integrales impropias.
Capítulo 3: Integral definida
entonces una teoría, apoyada en pruebas
matemáticas, que postulaba que las
variaciones eran normales y se corregían
solas en el transcurso de largas etapas de
tiempo. Esta teoría, de gran importancia
para entender las relaciones de los cuerpos
celestes en el universo, ha soportado la
prueba del tiempo sin sufrir más que
correcciones relativamente secundarias.
Los siguientes años fueron de exitosas
investigaciones para Laplace, que fue
aclarando los conocimientos científicos
sobre las fuerzas elementales de la
naturaleza y el universo. Escribió artículos
acerca de la fuerza de gravedad, el
movimiento de los proyectiles, el flujo y
reflujo de las mareas, la precesión de los
equinoccios, la forma y rotación de los
anillos de Saturno y otros fenómenos.
También estudió el equilibrio de una masa
líquida en rotación e ideó una teoría de la
tensión superficial que era semejante al
moderno concepto de la atracción o
cohesión molecular dentro de un líquido.
Trabajando con el químico francés Lavoisier,
estudió el calor específico y la combustión
de diversas sustancias y puso los cimientos
para la moderna ciencia de la termo-
dinámica. Inventó un instrumento,
conocido con el nombre de calorímetro de
hielo, para medir el calor específico de una
sustancia. El calorímetro medía la cantidad
de hielo fundido mediante el peso dado de
una sustancia caliente cuya temperatura se
conocía. Entonces, podía calcularse
matemáticamente su calor específico.
Al estudiar la atracción gravitacional de un
esferoide sobre un objeto externo, Laplace
ideó lo que se conoce hoy como «ecuación
de Laplace», que se usa para calcular el
potencial de una magnitud física en un
momento dado mientras está en movimien-
to continuo. Esta ecuación no sólo tiene
aplicación en la gravitación, sino también
en la electricidad, la hidrodinámica y otros
aspectos de la física.
Entre 1799 y 1825, Laplace reunió sus
escritos en una obra de cinco volúmenes,
titulada Mecánica celeste, en la que se
propuso dar una historia de la astronomía
sistematizando la obra de generaciones de
astrónomos y matemáticos, y ofreciendo
una solución completa a los problemas
mecánicos del sistema solar. Más tarde
publicó un volumen titulado El sistema del
mundo, y luego, en 1812, su Teoría analítica
de las probabilidades.
Laplace vivió hasta la avanzada edad de 78
años. En vida aún, fue elegido para ser
parte del selecto grupo de los «Cuarenta
inmortales de la Academia Francesa».
175
Elementos básicos de cálculo integral y series
17.1 Integrales impropias tipo I
Definiciones
i. Sea f una función integrable en [ , ). a + · Si lim ( )
a
f x dx
e
e÷+·
}
existe, se dice
que la integral impropia ( )
a
f x dx

}
es convergente y en este caso se
escribe:
( ) lim ( ) .
a a
f x dx f x dx
+· e
e÷+·
=
} }
Si el límite no existe, se dice que la integral impropia es divergente.
ii. Sea f una función integrable en ( , ]. b ÷· Si lim ( )
b
f x dx
e e÷÷·
}
existe, se dice
que la integral impropia ( )
b
f x dx
÷·
}
es convergente y en este caso se
escribe:
( ) lim ( ) .
b b
f x dx f x dx
÷· e e÷÷·
=
} }
Si el límite no existe, se dice que la integral impropia es divergente.
iii. Si f es integrable en ( , ) ÷· +· , y , c e9 entonces
( ) ( ) + ( ) .
c
c
f x dx f x dx f x dx
+· +·
÷· ÷·
=
} } }
Observaciones
i. El significado de la definición iii es el siguiente: si las integrales impropias
( )
c
f x dx
÷·
}
y ( )
c
f x dx

}
son convergentes, siendo c cualquier número
real, entonces la integral impropia ( ) f x dx

÷·
}
es convergente y su valor es
la suma de las dos integrales impropias; pero si al menos una de las dos
integrales impropias de la derecha es divergente, entonces la integral
( ) f x dx

÷·
}
es divergente.
ii. Cuando ( ) 0 f x > y la integral impropia ( )
a
f x dx

}
es convergente, en-
tonces el valor de dicha integral corresponde al área de la región acotada
por la curva y = f (x), el eje x y la recta x = a.
Módulo 17: Integrales impropias
176
Ejemplo 1
Analice la convergencia o divergencia de las siguientes integrales impropias:
a.
2
0
1
1
dx
x

+
}
b.
0
2
1
1
dx
x
÷·
+
}
c.
2
1
1
dx
x

÷·
+
}
Solución
a. De acuerdo con la definición i,
2 2
0 0
1 1
lim ,
1 1
dx dx
x x
+· e
e÷+·
=
+ +
} }
si dicho límite existe.
Pero
1 1 1 1
0 2
0
1
tan ] tan tan 0 tan .
1
dx x
x
e
÷ e ÷ ÷ ÷
= = e÷ = e
+
}
De esta forma,
1
2 2
0 0
1 1
lim lim(tan )
2 1 1
dx dx
x x
+· e
÷
e÷+· e÷+·
= = e =
+ +
} }
t
.
Esto significa que la integral impropia es convergente y se puede escribir:
2
0
1

2 1
dx
x

=
+
}
t
.
b. De acuerdo con la definición ii,
0 0
2 2
1 1
lim ,
1 1
dx dx
x x
÷· e e÷÷·
=
+ +
} }
si dicho límite existe.
Pero
0
1 0 1 1 1
2
1
tan ] tan 0 tan tan .
1
dx x
x
÷ ÷ ÷ ÷
e
e
= = ÷ e = ÷ e
+
}
De esta forma,
0 0
2 2
1
1 1
lim
1 1
lim( tan ) .
2 2
dx dx
x x
÷· e e÷÷·
÷
e÷+·
=
+ +
| |
= ÷ e = ÷ ÷ =
|
\ ¹
} }
t t
Capítulo 3: Integral definida
177
Elementos básicos de cálculo integral y series
Esto significa que la integral impropia es convergente y se puede escribir:
0
2
1
.
2 1
dx
x
÷·
=
+
}
t
c. De acuerdo con la definición iii,
0
2 2 2
0
1 1 1
.
2 2 1 1 1
dx dx dx
x x x
+· +·
÷· ÷·
= + = + =
+ + +
} } }
t t
t
El siguiente ejemplo será de gran utilidad en el trabajo con series numéricas ya que
permite determinar los valores para los cuales la llamada serie-p
1
1
p
n
n
·
=
| |
|
\ ¹
¿ es con-
vergente o divergente.
Ejemplo 2
Determine los valores de p para los cuales la integral impropia
1
1
p
dx
x

}
converge.
Solución
De acuerdo con la definición i,
1 1
1 1
lim .
p p
dx dx
x x
+· e
e÷+·
=
} }
Pero
1
1
1
( 1)
1
1 si
ln
p
p
p dx
x
÷
e
¦
e ÷
¦
÷ =
´
¦
e
¹
}
1
1
p
p
=
=
Así que:
1. Si p = 1, entonces
1 1
1 1
lim lim (ln )
p p
dx dx
x x
+· e
e÷+· e÷+·
= = e = + ·
} }
.
2. Si p > 1, entonces
1
1 1
1 1 1 1
lim lim ( 1)
1 1
p
p p
dx dx
p p x x
+· e
÷
e÷+· e÷+·
= = e ÷ =
÷ ÷
} } , puesto que
1
lim 0
p ÷
e÷+·
e =
. (Como 1 p > , 1 0 p ÷ < y
1
0.
p ÷
e ÷ cuando ) e÷+·
Módulo 17: Integrales impropias
Vea el módulo 17 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
178
3. Si p < 1, entonces
1
1 1
1 1 1
lim lim ( 1) ,
1
p
p p
dx dx
p x x
+· e
÷
e÷+· e÷+·
= = e ÷ = + ·
÷
} }
puesto que
1
lim
p ÷
e÷+·
e = + · . (Como 1 p < , 1 0 p ÷ > y
1 p ÷
e ÷+·, cuando ) e÷+·
Del análisis anterior se puede concluir que la integral impropia
1
1
p
dx
x

}
converge
para p >1, y en los demás casos diverge.
El siguiente teorema y su corolario, que se enuncian sin demostración, son útiles
porque en muchos casos permiten decidir si una integral impropia es convergente o
no.
Teorema 1
Sean f y g dos funciones integrables en su dominio, tales que 0 ( ) ( ) f x g x s s
para todo . x a > Por tanto,
1. Si ( )
a
g x dx

}
converge, entonces ( )
a
f x dx

}
también converge, y ade-
más
( )
a
f x dx

} s
( ) .
a
g x dx

}
2. Si ( )
a
f x dx

}
diverge, entonces ( )
a
g x dx

}
también diverge.
La parte 1 de este teorema puede interpretarse geométricamente así: si el área de la
región bajo la gráfica de g(x) es un valor finito, también tomará un valor finito el área
de la región bajo la gráfica de f (x).
Corolario
Sean f y g dos funciones integrables en su dominio, tales que ( ) 0 f x > , ( ) 0 g x >
para todo , x a > y además
( )
lim .
( )
x
f x
C
g x
÷+·
= Entonces:
1. Si 0, C = las integrales ( )
a
f x dx

}
y ( )
a
g x dx

}
ambas convergen o
ambas divergen.
2. Si C = 0 y la integral ( )
a
g x dx

}
converge, entonces la integral
( )
a
f x dx

}
también converge.
Capítulo 3: Integral definida
179
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 3
Analice la convergencia o divergencia de la siguiente integral impropia:
2 2
1
1
.
(1 )
x
dx
x x e

+
}
Solución
Para 1 x > , 1
x
e > , así que
2 2
0 1 ,
x
x x e s s + lo cual implica que
4 2 2
0 (1 ),
x
x x x e s s +
de donde
2 2 4
1 1
0 .
(1 )
x
x x e x
s s
+
Ahora,
4
1
1 1
3
dx
x

=
}
(ejemplo 2, parte 2).
Entonces, de acuerdo con la parte 1 del teorema 1, se puede concluir que
2 2
1
1
(1 )
x
dx
x x e

+
}
converge, y además
2 2
1
1 1
0
3 (1 )
x
dx
x x e

s s
+
}
.
Ejemplo 4
Demuestre que para cada s e9la integral impropia
1
x s
e x dx

÷
}
es convergente.
Solución
Para la demostración se utiliza el corolario del teorema 1 en su parte 2.
Sea
2
( ) g x x
÷
= y ( )
x s
f x e x
÷
= para x
>
1.
Pero,
2
lim 0.
s
x
x
x
e
+
÷+·
=
En efecto,
2
2
( )
lim lim lim
( )
x s s
x
x x x
f x e x x
g x x e
÷ +
÷
÷+· ÷+· ÷+·
= =
(1)
Módulo 17: Integrales impropias
180
„ Si 2, s s ÷ entonces
2
lim 0
s
x
x
x
e
+
÷+·
=
.
„ Si 2, s > ÷ entonces el límite
2
lim
s
x
x
x
e
+
÷+·
es de la forma indeterminada
·
·
.
Como s + 2 es un real fijo, se puede aplicar reiteradamente la regla de L´Hopital
hasta que el exponente de x sea negativo o cero. En ese momento el numerador es
una constante y el denominador tiende a infinito. En consecuencia,
2
lim 0.
s
x
x
x
e
+
÷+·
=
(2)
De (1) y (2) se concluye que
( )
lim 0
( )
x
f x
g x
÷+·
= .
Además,
2
2
1 1 1
1
( ) 1 g x dx x dx dx
x
+· +· +·
÷
= = =
} } }
(convergente),
y por el corolario del teorema 1 (parte 2) se puede concluir finalmente que la integral
impropia
5
1
x
e x dx

÷
}
es convergente para todo . s e9
A continuación se definirá el segundo tipo de integrales impropias.
La particularidad de este tipo de integrales es la discontinuidad infinita que presen-
ta el integrando en algún punto del intervalo cerrado [a, b].
17.2 Integrales impropias tipo II
A este tipo pertenecen integrales de la forma ( ) ,
b
a
f x dx
}
donde f (x) presenta una
discontinuidad infinita en [a, b], es decir, f (x) se hace infinita en algún punto del
intervalo [a, b].
Se presentan varios casos, dependiendo del punto donde el integrando se hace
discontinuo.
Caso 1. La función f presenta discontinuidad infinita en x = lim ( )
x a
a f x
+
÷
· = ·
(figura 17.1a) .
Capítulo 3: Integral definida
181
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 17.1
Definición
Si
0
lim ( ) lim ( )
b b
a
a
f x dx f x dx
+ +
e +e
e÷ e÷
=
} }
existe, se dice que la integral impropia
( )
b
a
f x dx
}
es convergente, y en este caso se puede escribir:
0
( ) lim ( ) lim ( ) .
b b b
a a
a
f x dx f x dx f x dx
+ +
e +e
e÷ e÷
= =
} } }
Si el límite no existe, se dice que la integral impropia es divergente.
Caso 2. La función f presenta discontinuidad infinita en x = b lim ( )
x b
f x
÷
÷
· = ·
(figura 17.1b) .
Definición
Si
0
lim ( ) lim ( )
b
a a
b
f x dx f x dx
÷ +
e ÷e
e÷ e÷
=
} }
existe, se dice que la integral impropia
( )
b
a
f x dx
}
es convergente, y en este caso se puede escribir:
0
( ) lim ( ) lim ( ) .
b b
a a a
b
f x dx f x dx f x dx
÷ +
e ÷e
e÷ e÷
= =
} } }
Si el límite no existe, se dice que la integral impropia es divergente.
Caso 3. La función f presenta discontinuidad infinita en x = a y en
lim ( ) lim ( )
x a x b
x b f x f x
+ ÷
÷ ÷
= · = · . = ·
(figura 17.2a).
Módulo 17: Integrales impropias
Precaución sobre integrales
impropias
No siempre ( ) lim ( ) f x dx f x dx
c
c c

÷· ÷ ÷·
=
} }
aunque es muy tentador escribirlo. En
algunas ocasiones el límite de la derecha
existe para algunas integrales impropias
divergentes como sucede por ejemplo
con la función f (x) = x.
Se puede probar que lim 0, x dx
c
c c ÷ ÷·
=
}
sin embargo la integral impropia x dx
c
c ÷
}
diverge.
(Tomado de «La precaución sobre
integrales impropias», página 526 del
texto Cálculo de Smith y Minton)
182
En este caso, y de acuerdo con las propiedades de la integral definida, la integral
impropia
( )
b
a
f x dx
}
puede escribirse en la forma:
( ) ( ) ( )
b c b
a a c
f x dx f x dx f x dx = +
} } }
, (1)
siendo c un número real tal que a < c < b, transformando así la integral inicial en la
suma de dos integrales impropias cuya convergencia o divergencia corresponde,
respectivamente, a las definiciones de los casos 1 y 2 inmediatamente anteriores.
Si alguna de las integrales impropias de la derecha de (1) es divergente, entonces la
integral impropia ( )
b
a
f x dx
}
es divergente.
Figura 17.2
Caso 4. La función f presenta discontinuidad infinita en x = c, con , c e9 tal que
a < c < b lim ( )
x c
f x
÷
· = · (figura 17.2b).
En este caso, y de acuerdo con las propiedades de la integral definida, la integral
impropia
( )
b
a
f x dx
}
puede escribirse en la forma:
( ) ( ) ( ) ,
b c b
a a c
f x dx f x dx f x dx = +
} } }
(2)
transformando así la integral inicial en la suma de dos integrales impropias cuya
convergencia o divergencia corresponde, respectivamente, a las definiciones de
los casos 2 y 1 inmediatamente anteriores.
Si alguna de las integrales impropias de la derecha de (2) es divergente, se dice
entonces que la integral impropia ( )
b
a
f x dx
}
es divergente.
Capítulo 3: Integral definida
183
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observación
Si la función f presenta un número finito de discontinuidades infinitas en los pun-
tos
1 2 1
, , , ,
n n
c c c c
÷
" , donde
1 2 1
,
n n
a c c c c b
÷
< < < < < < " entonces la integral im-
propia ( )
b
a
f x dx
}
se transforma en una suma finita de integrales impropias, a sa-
ber:
1 2
1 1
( ) ( ) ( ) ( ) ( ) ,
n
n n
b c c c b
a a c c c
f x dx f x dx f x dx f x dx f x dx
÷
= + + + +
} } } } }
"
(3)
cuya convergencia o divergencia se analiza de acuerdo con el caso 1, 2, 3 y 4 que
corresponda de los mencionados anteriormente.
Si al menos una de las integrales impropias de la derecha de (3) es divergente, se
dice entonces que la integral impropia ( )
b
a
f x dx
}
es divergente.
Ejemplo 5
Analice la convergencia o divergencia de la siguiente integral impropia:
1
2
1
1
. dx
x
÷
}
Solución
Como en x = 0 (punto interior del intervalo [ 1,1] ÷ ) la función
2
1
( ) f x
x
=
se hace
infinita, se tiene, de acuerdo con el caso 4, que
1 0 1
2 2 2
1 1 0
1 1 1
. dx dx dx
x x x
÷ ÷
= +
} } }
Pero
0
2 2
1 1
0 0 0
1
1 1 1 1
lim lim lim 1 . dx dx
x x x
÷ ÷ ÷
e
e
÷ ÷
e÷ e÷ e÷
÷
( (
= = ÷ = ÷ + = +·
( (
e
¸ ¸ ¸ ¸
} }
Igualmente,
1
1 1
2 2
0
0 0 0
1 1 1 1
lim lim lim 1 . dx dx
x x x
+ + +
e
e÷ e÷ e÷
e
( (
= = ÷ = ÷ + = +·
( (
e
¸ ¸ ¸ ¸
} }
Módulo 17: Integrales impropias
184
Es decir, ambas integrales divergen a , +· y en consecuencia la integral impropia
dada diverge.
Obsérvese que si no se tiene en cuenta la discontinuidad de la función en x = 0 y se
evalúa la integral directamente, se obtiene:
1
1
2
1
1
1 1
2, dx
x x
÷
÷
(
= ÷ = ÷
(
¸ ¸
}
lo que es un absurdo puesto que si
2
1
( ) 0, f x
x
= > entonces,
1
2
1
1
0. dx
x
÷
>
}
Ejemplo 6
Analice la convergencia o divergencia de la siguiente integral impropia:
1
0 2
1
.
1
dx
x ÷
}
Solución
Como en x = 1 la función
2
1
( )
1
f x
x
=
÷
se hace infinita, se tiene, de acuerdo con
la definición del caso 2, que
1
1 1
0 0 0 2 2 1 1
1 1
lim lim sen sen 1 ,
2
1 1
dx dx x
x x
÷ ÷
e e
÷ ÷
e÷ e÷
t
( = = = =
¸ ¸
÷ ÷
} }
lo cual indica que la integral impropia es convergente.
Ejemplo 7
Demuestre que para cada s > 0 la integral
1
1
0
t s
e t dt
÷ ÷
}
es convergente.
Solución
Nótese, en primer lugar, que la integral
1
1
0
t s
e t dt
÷ ÷
}
es una integral impropia puesto
que la función
1
1
( )
t
t s
s
e
f t e t
t
÷
÷ ÷
÷
= · =
se hace infinita en t = 0.
Capítulo 3: Integral definida
185
Elementos básicos de cálculo integral y series
Considérese entonces la integral
1
1 t s
x
e t dt
÷ ÷
}
, con x > 0, y en la cual al hacer el
cambio de variable
1
, t
u
= se obtiene:
1 1/
1 1/ 1
1
x
t s u s
x
e t dt e u du
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
= ·
} }
(compruebe el resultado).
Analícese entonces la integral impropia
1/ 1
1
.
u s
e u du

÷ ÷ ÷
·
}
Como
1
1
u
e
÷
s para u ≥ 1, entonces
1
1 1
0
s s
u
e u u
÷
÷ ÷ ÷ ÷
s · s , y por el ejemplo 2 se
sabe que la integral impropia
1
1
1
s
du
u

+ }
converge para (s + 1) > 1, es decir,
converge para s > 0.
De esta forma, de acuerdo con la parte 1 del teorema 1, se deduce que la integral
impropia
1
1
1
s
u
e u du
÷ +·
÷ ÷
·
}
también converge para s > 0, y en consecuencia su
integral impropia equivalente
1
1
0
t s
e t dt
÷ ÷
}
converge para s > 0.
Observación
Como
1
1
0
t s
e t dt
÷ ÷
}
converge para s > 0 y la integral
1
1
t s
e t dt

÷ ÷
}
converge para
todo s e9(ejemplo 4), se concluye que la integral impropia
1
0
t s
e t dt

÷ ÷
}
converge
para s > 0. A esta integral se le conoce como función gamma y se denota por ( ); s I
es decir,
( ) s I =
1
0
,
t s
e t dt

÷ ÷
}
s > 0.
Ejemplo 8
Use la definición de la función gamma para demostrar las siguientes propiedades
concernientes a ella.
a. (1) 1. I =
b. ( 1) ( ), s s s I + = · I s > 0.
c. ( 1) n n I + = !, para . ne฀
Módulo 17: Integrales impropias
186
Solución
a. De acuerdo con la definición de la función gamma, se tiene:
1 1
0 0 0
(1) lim lim 1 1.
t t t
e t dt e dt e dt e
+· +· e
÷ ÷ ÷ ÷ ÷e
e÷+· e÷+·
( I = = = = ÷ =
¸ ¸ } } }
b.
( 1) 1
0 0 0
( 1) lim .
t s t s t s
s e t dt e t dt e t dt
+· +· e
÷ + ÷ ÷ ÷
e÷+·
I + = = =
} } }
Para calcular la última integral se usa integración por partes, esto es,
sea
s
u t = y .
t
dv e dt
÷
=
Entonces
1 s
du st dt
÷
= y .
t
v e
÷
= ÷
De esta forma,
1
0 0 0
.
t s t s t s
e t dt e t s e t dt
e e e
÷ ÷ ÷ ÷
( = ÷ · + ·
¸ ¸ } }
Como
0
t s s
e t e
e
÷ ÷e
( ÷ · = ÷ · e
¸ ¸
y
lim 0
s
e
÷e
e÷+·
( ÷ · e =
¸ ¸
(usando la regla de
L´Hopital), se tiene entonces que:
( )
1
0 0
0
lim lim
0 lim ( ).
t s s t s
t s
e t dt e s e t dt
s e t dt s s
e e
÷ ÷e ÷ ÷
e÷+· e÷+·
e
÷
e÷+·
= ÷ · e + ·
= + · = · I
} }
}
En consecuencia, ( 1) ( ). s s s I + = · I
c. Al reemplazar n por s en la conclusión de la parte b se obtiene
( 1) ( ). n n n I + = · I
Al utilizar en forma reiterada en la última igualdad la conclusión de la
parte b, se puede escribir entonces:
( ) (( 1) 1) ( 1) ( 1). n n n n I = I ÷ + = ÷ · I ÷
( 1) (( 2) 1) ( 2) ( 2),..., (3) 2 (2) 2 (1 1) 2 1. n n n n I ÷ =I ÷ + = ÷ ·I ÷ I = ·I = ·I + = ·
Luego
( 1) ( 1)( 2) 2 1 ! n n n n n I + = ÷ ÷ · · · · =
Teniendo en cuenta b se deduce que:
0
!
x n
e x dx n

÷
=
}
Capítulo 3: Integral definida
187
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulos 12 al 17
I. Notación sigma
En los ejercicios 1 a 5 escriba en forma de sumatoria la suma dada.
1. 4 + 4 + 4 + 4 + 4 + 4 + 4 .
2. 1 + 5 + 9 + 13 + 17.
3.
1 1 1 1 1
.
4 5 6 7 8
+ + + +
4. ln 4 + ln 6 + ln 8 + ln 10.
5.
3 5 6 4
1 2 3 4 5. + + + +
6. Suponga que
10 10 10
1 1 1
( ) 8, ( ) 3 y ( ) 5.
i i i
f i g i h i
= = =
= = =
¿ ¿ ¿
Calcule el valor de la expresión indicada en los ejercicios a-e.
a.
10
1
[ ( ) ( ) ( )].
i
f i g i h i
=
+ +
¿ b.
10
1
[ 2 ( ) 3 ( ) 3 ( )].
i
f i g i h i
=
÷ + ÷
¿
c.
10 10
1 1
3 [ ( ) 2 ( )] 3 [2 ( ) ( )].
i i
f i g i g i h i
= =
+ ÷ +
¿ ¿ d.
10 10
1 1
[ ( ) 2 ( )] 4 ( ).
i i
f i g i h i
= =
÷ +
¿ ¿
e.
10 10 10
1 1 1
[ ( ) 2 ( )] + [2 ( ) ( )] + 2 [ ( ) f ( )] .
i i i
f i g i g i h i h i i
= = =
+ ÷ ÷
¿ ¿ ¿
7. Calcule el valor de las sumas dadas en los ejercicios a-g.
a.
5
1
(8 3 ).
i
i
=
+
¿ b.
7
2
1
(8 ).
k
k
=
+
¿ c.
5
3
1
(1 ) .
i
i
=
+
¿
d.
10
1
3
.
2
m
m=
¿ e.
5
2
2
1
.
4
i
i
i i
=
| |
+ +
|
\ ¹
¿ f.
40
1
1 1
.
1
k
k k
=
(
÷
(
+
¸ ¸
¿
g.
1
1
3
( ).
m
k k
k
a a
+
÷
=
÷
¿
Capítulo 3: Integral definida
188
8. Demuestre la siguiente fórmula:
1
1
= ; 1.
1
n n
i
i
r r
r r
r
+
=
÷
=
÷
¿
(Ayuda: llame
2 3
1
= = ... +
n
i n
i
S r r r r r
=
+ + +
¿
y considere la diferencia ). S rS ÷
9. En los literales a-f evalúe las sumas dadas.
a.
3
2
2
( ).
k
k k

+
¿ b.
4
2
(2 1).
j
j

÷
¿ c.
1 7
1
( 1)
.
k
k
k
+
=
÷
¿
d.
7
2
1
( 1) .
i
i
=
+
¿ e.
5
1
1
(2 2 ).
r r
r
÷
=
÷
¿ f.
3 3
1 1
2 3 .
i j
j i = =
| |
|
\ ¹
¿ ¿
10. Determine para cuál(es) de los literales a-d se verifica la igualdad:
a.
3
1 4
( 3) .
n n
i i
i i
+
= =
+ =
¿ ¿ b.
1 1
(2 ) 2 .
n n
j j
j j
= =
+ = +
¿ ¿
c.
5 5
0 1
.
k k
k k
a a
= =
=
¿ ¿ d.
2
2
1 1
.
n n
r r
r r
a a
= =
| |
=
|
\ ¹
¿ ¿
11. Demuestre que
1 1 1 1
. .
m n n n
i j i j
j i i j
a b a b
= = = =
| |
| | | |
=
|
| |
\ ¹ \ ¹
\ ¹
¿ ¿ ¿ ¿
12. a. Si
3 3 2
1 1
( 1) ( 3 3 1),
n n
k k
k k k k
= =
+ = + + +
¿ ¿
y si además
1
3 3
1 2
( 1) ,
n n
k k
k k
+
= =
+ =
¿ ¿
demuestre que
2
1
( 1)(2 1)
.
6
n
k
n n n
k
=
+ +
=
¿
b. Partiendo de la igualdad
3 3 2
1 1
[ ( 1) ] [3 3 1]
n n
k k
k k k k
= =
÷ ÷ = ÷ +
¿ ¿ demuestre que
2
1
( 1)(2 1)
.
6
n
k
n n n
k
=
+ +
=
¿
13. Demuestre las partes i, iii, iv y v del teorema 1 del módulo 12.
Ejercicios de los módulos 12 al 17
189
Elementos básicos de cálculo integral y series
II. Partición de un intervalo
1. Dadas las siguientes particiones:
{ }
1
0, 1 2, 5 4, 9 4, 3 P = una partición de [0, 3] ;
{ }
2
1, 5 3, 9 4, 8 3, 3 P = una partición de [1, 3] ;
{ }
3
0, 1 2, 3 4, 5 4, 3 2, 9 4, 3 P = una partición de [0, 3];
{ }
4
1, 1 3, 1 2, 1, 5 4, 2 P = ÷ ÷ una partición de [ 1, 2] ÷ :
a. Determine los subintervalos en los cuales cada partición divide al intervalo dado. Encuentre
1 2 3
, , P P P y
4
P .
b. Seleccione dos particiones del intervalo [0, 3] , tales que una de ellas sea más refinada que la otra.
2. Sea la función ( ) f x x = definida en el intervalo [0,1] y sea { } 0, 1 4, 1 3, 1 2, 2 3, 3 4, 1 P = una parti-
ción de [0,1] .
a. Halle los subintervalos en los cuales P divide al intervalo [0,1] . ¿Cuál es la norma de la partición?
b. Si
k
M y
k
m representan el máximo y mínimo valor de ( ) f x en el k-ésimo subintervalo, respecti-
vamente, halle
6
1
k k
k
M x
=
A
¿ y
6
1
.
k k
k
m x
=
A
¿
3. Sea { }
0 1 2
, , , ,
n
P x x x x = ! una partición de [ , ] a b . Demuestre que:
a. { }
1 0 1
, , ,
n
P x c x c x c = + + + ! una partición de [ , ]. a c b c + +
b. { }
2 0 1
, , ,
n
P kx kx kx = ! una partición de [ , ], ka kb si 0. k >
III. Integral de Riemann
En los ejercicios 1 a 7 use la definición de la integral definida (según Riemann) para calcular ( ) ,
b
a
f x dx
}
siendo f (x) la
función dada, tomando una partición regular del intervalo [a, b] y eligiendo las
i
t como se enuncia en cada caso.
1. ( ) f x x = en el intervalo [1, 3] ;
i
t : extremo derecho del i-ésimo subintervalo (rectángulos circunscritos).
2. ( ) 2 1, f x x = + en el intervalo [0, 5];
i
t : extremo izquierdo del i-ésimo subintervalo (rectángulos inscritos).
Capítulo 3: Integral definida
190
3.
2
( ) , f x x = en el intervalo [1, 4];
i
t : extremo derecho del i-ésimo subintervalo.
4. ( ) 2 3, f x x = + en el intervalo [0, 4];
4
i
i
t
n
= .
5.
2
( ) 1, f x x = ÷ en el intervalo [ 2];
3
1
i
i
t
n
= ÷ + .
6. ( ) 6 , f x x = ÷ en el intervalo [1, 4];
i
t : extremo derecho del i-ésimo subintervalo (rectángulos inscritos).
7. ( ) 6 , f x x = ÷ en el intervalo [0, 4];
i
t : extremo izquierdo del i-ésimo subintervalo (rectángulos
circunscritos).
8. Demuestre, usando la definición de la integral definida, que:
.
b
x b a
a
e dx e e = ÷
}
(Ayuda: tome una partición regular del intervalo [a, b],
i
t : extremo izquierdo del i-ésimo subintervalo. Use para
la suma el ejercicio número 8 del apartado I «Notación sigma» y en el límite use la regla de L´Hopital.)
IV. Propiedades de la integral definida y teorema del valor medio
1. En los literales a-i coloque una V o una F según sea verdadero o falso el enunciado correspondiente.
Justifique su respuesta.
a. ______ Si ( ) f x y ( ) g x son integrables en [a, b], entonces su suma es integrable en [a, b], y la integral
de la suma es la suma de las integrales de cada función.
b. ______ Si ( ) f x y ( ) g x son integrables en [a, b], entonces su producto es integrable en [a, b], y la
integral de su producto es el producto de las integrales de cada función.
c. ______ Si ( ) f x y ( ) g x son integrables en [a, b], entonces su cociente es integrable en [a, b], y la integral
de su cociente es el cociente de las integrales de cada función.
d. ______ Si ( ) f x y ( ) g x son integrables en [a, b] y ( ) f x
>
( ) g x para todo [ , ] x a b e , entonces
( ) ( ) .
b b
a a
f x dx g x dx >
} }
e. ______ Si ( ) f x es continua y ( ) f x
>
0 para todo [ , ] x a b e , entonces
( ) 0.
b
a
f x dx >
}
Ejercicios de los módulos 12 al 17
191
Elementos básicos de cálculo integral y series
f. ______ Si
( ) 0,
b
a
f x dx >
}
entonces ( ) f x
>
0 para todo [ , ]. x a b e
g. ______ Si ( ) 0,
b
a
f x dx =
}
entonces ( ) f x = 0 para todo [ , ] x a b e .
h. ______ Si ( ) f x
>
0 y ( ) 0,
b
a
f x dx =
}
entonces ( ) f x = 0 para todo [ , ]. x a b e
i. ______ Si ( ) ( ) ,
b b
a a
f x dx g x dx >
} }
entonces
[ ( ) ( )] 0.
b
a
f x g x dx ÷ >
}
En los ejercicios 2 a 11 suponga que f (x) y g (x) son funciones continuas en
9
y que además:
3 5 5
1 3 1
( ) 4; ( ) 3 ; ( ) 2. f x dx f x dx g x dx = = = ÷
} } }
Calcule el valor de la expresión indicada:
2.
1
1
( ) . f x dx
}
3.
5
1
[ ( ) 4 ( )] . f x g x dx ÷
}
4.
1
3
2 ( ) . f x dx ÷
}
5.
1
5
[ ( ) ( )] . f x g x dx +
}
6.
3 2 5
2 1 1
4 ( ) 4 ( ) 2 ( ) . f x dx f x dx g x dx + ÷
} } }
7.
3 3
1 5
( ) 4 ( ) . f x dx f x dx +
} }
8.
5 5 2
1 2 1
( ) 3 ( ) 3 ( ) . f x dx g x dx g x dx + +
} } }
9.
3 5
1 3
[2 ( ) ( )] ( ) . f x g x dx g x dx + +
} }
10.
5 3
3 1
[ 3 ( ) 4 ( )] 4 ( ) . f x g x dx g x dx ÷ + +
} }
11.
3 5
1 3
[2 ( ) + 7 ( )] [4 ( ) 7 ( )] . f x g x dx f x g x dx ÷ ÷
} }
12. Sean ( ) f x y ( ) g x dos funciones tales que
4 7 7
1 4 1
( ) = 3, ( ) = 2 y 3 ( ) 6. f x dx f x dx g x dx ÷ =
} } }
Calcule
1
7
[5 ( ) ( )] . f x g x dx +
}
Capítulo 3: Integral definida
192
13. Calcule
5
0
( ) f x dx
}
en cada uno de los siguientes casos:
a.
si 0 1
( ) 1 si 1 3
4 si 3 5
x x
f x x
x x
s < ¦
¦
= s s
´
¦
÷ < s
¹
b.
2 si 0 2
( )
6 si 2 5
x x
f x
x x
+ s < ¦
=
´
÷ s s
¹
14. En los literales a-f halle el valor de cada una de las siguientes integrales definidas:
a.
2
2
. x dx
÷
}
b.
5
3
3 . x dx
÷
÷
}
c. a b
3
3
. x dx
÷
}
d. a b ( )
3
3
x x dx
÷
÷
}
e.
4
0
1 . x dx ÷
}
f. a b ( )
4
2
2 3 x x dx
÷
÷
}
.
15. En los literales a-f siguientes encuentre un par de valores M y m tal que
( ) ( ) ( ).
b
a
m b a f x dx M b a ÷ s s ÷
}
a.
7
6
4 . x dx
}
b.
5
2
1
3 . x dx
÷
+
}
c.
1
3 2
3
( 8 5 3) . x x x dx
÷
÷
+ ÷ +
}
d.
1
0
1
.
2
x
dx
x
÷
÷
}
e.
2
2
0
(3 4 7) . x x dx + ÷
}
f.
3
2 1 3
0
( 3) . x dx +
}
16. Si f es continua en [ , ] a b , demuestre que
( ) ( )
b b
a a
f x dx f x dx s
} }
(sugerencia: ( ) ( ) ( ) f x f x f x ÷ s s ).
17. Encuentre el valor de c que satisface el teorema del valor medio para integrales si:
a.
2
2
1
7
.
3
x dx =
}
b.
0
3
2
4. x dx
÷
= ÷
}
c.
2
2
0
32
( 3 1) .
3
x x dx + + =
}
18. Para los literales a-e verifique la validez del teorema del valor medio para integrales y determine el valor (s) de C de
la conclusión:
a.
2
( ) 1 f x x = + en [0, 1].
b.
2
( ) 2 f x x x = + + en [ 1, ÷ 1].
c.
2
( ) 4 3 f x x = ÷ en [ 1, ÷ 1].
Ejercicios de los módulos 12 al 17
193
Elementos básicos de cálculo integral y series
d. ( )
x
f x e = en [0, 1].
e.
2
( ) 9 f x x = ÷
en [0, 3].
19. Demuestre que el teorema del valor intermedio garantiza que la ecuación
3 2
4 3 0 x x x ÷ + + = tiene una raíz
entre 1 y 2.
20. Dé un ejemplo de una función para la cual ( ) 0 f x > para todo x de [ , ] a b , ( ) 0 f x > para algún x de [ , ] a b
y además
( ) 0.
b
a
f x dx =
}
21. Supóngase que f es una función para la cual 0 ( ) 1 f x s s si 0 1. x s s Demuestre que existe al menos un
número c en [0,1] tal que ( ) f c c = (sugerencia: haga ( ) ( ) g x f x x = ÷ ).
V. Teoremas fundamentales del cálculo
En cada uno de los ejercicios 1 a 6 utilice el primer teorema fundamental del cálculo para calcular la derivada que se
indica.
1.
2
2
1
4 .
x
Dx t dt +
}
2.
3
2
2 .
x
Dx t dt +
}
3.
2
1
2
5 7
( 1) .
x
x
Dx t dt
+
÷
+
}
4.
2
2
( 2) .
x
x
Dx t dt
÷ +
+
}
5.
3
2
2
3 .
x
x x
Dx t dt
+
+
+
}
6.
2
2
2
8
1
, 0.
x
x
Dx dt t
t
>
}
7. Una función F está definida para todo x real por la fórmula
2
0
( ) 3 .
1
x
t
F x dt
t
= +
+
}
Halle un polinomio
cuadrático
2
( ) P x ax bx c = + + tal que: (0) (0), (0) (0) y (0) (0). P F P F P F ' ' '' '' = = =
8. Encuentre una función f y un valor de la constante c, tal que:
1
( ) cos
2
x
c
f t dt x = ÷
}
para todo . x e9
En los ejercicios 9 a 22 calcule la derivada de la función F(x) dada.
9.
5
4 2
1
( ) (sen ) . F x t dt =
}
10.
2 4
1
( ) (sen ) .
x
F x t dt =
}
11.
1
2 2
3
( ) sen cos .
x
x
F x t dt t dt = +
} }
12.
4
4
( ) .
x
t
F x e dt
÷
=
}
13.
2
2
( ) 1 .
x
F x t t dt = + +
}
14.
4
( ) .
x
t
F x x e dt = ·
}
Capítulo 3: Integral definida
194
15.
2
2
2
( ) 1 .
x
F x t dt = +
}
16.
3 1
1
( ) .
x
t
x
F x xe dt
+
÷
=
}
17.
2
2
( ) cos .
x
x
F x u du =
}
18.
3
3
2
2
2
( ) .
1
x
x
u du
F x
x
+
=
+
}
19. 3
2
3
4
( ) .
x
t
F x
e dt
÷
=
}
20.
2
3
4
3
( ) .
1
1
x
x
F x
dt
u
=
+
}
21.
2
3
2
2
3
2
( ) .
x
t
t
x
te dt
F x
t e dt
=
}
}
22.
1
( )
1
( ) ( ) .
x
g t dt
F x f t dt
}
=
}
En los ejercicios 23 a 28 calcule el límite indicado usando la regla de L´Hopital.
23.
0
0
sen
lim .
x
x
t
dt
t
x
÷
}
24.
2
1
2
1
1
lim .
1
x
x
t dt
x
÷
+
÷
}
25. 2
0
0
3
lim .
x
x u
x
e du
÷ ÷
}
26.
2
1
2
1
1
lim .
1
x
x
x t dt
x
÷
+
÷
}
27.
3
0
0
1
lim .
8
x
x
t t dt
x
÷
+
}
28.
0
3
0
(1 cos )
lim .
x
x
t dt
x
÷
÷
}
29. Determine los intervalos donde crece y decrece, así como también los extremos relativos, de la función:
2
1
2
3
( ) .
1
x
t
f x dt
t
÷
=
+
}
30. Determine los intervalos de concavidad de la gráfica, así como los puntos de inflexión, de la función:
2
1
( ) ( 2 1) .
x
t
f x t t e dt = ÷ +
}
31. En los literales a-t evalúe cada una de las siguientes integrales definidas:
a.
5
2
0
(3 5 1) . x x dx + ÷
}
b.
3
3
1
.
( 2)
dy
y
÷
+
} c.
3
2 3
1
.
(3 1)
x dx
x ÷
}
d.
2
2
3 . x dx
÷
÷
}
e.
1
1
. x x dx
÷
÷
}
f.
5
2
0
(3 5 1) . x x dx + ÷
}
g.
3
3
1
.
( 2)
dy
y
÷
+
} h.
3
2 3
1
.
(3 1)
x dx
x ÷
} i.
5
2
0
9 . x x dx ÷
}
Ejercicios de los módulos 12 al 17
195
Elementos básicos de cálculo integral y series
j.
1
2
0
sen ( ) . x x dx
}
t
k.
1
3
0
1
.
( 1)
dt
t t +
} l.
2
2
2
1
1 1
1 . dt
t t
| | | |
+
| |
\ ¹ \ ¹
}
m.
6
4sen 3
0
cos3 .
x
e x dx ·
}
t
n.
8
1
1
.
(3ln 4)
dx
x x +
} o.
4
4
0
.
x
dx
e
x
| |
|
\ ¹
}
p.
5
1
2
3 1
dx
x + ÷
}
, haciendo
2
1. t x = ÷
q.
3
1
3 1
7 8
x
dx
x
+
+
}
, haciendo 7 8. u x = +
r.
1
0
3
4
dx
x +
}
, haciendo . x u =
s.
5
2
2
(3 1)
x
dx
x +
} , haciendo 3 1. w x = +
t.
7
1
4
5 4 9
dx
x
÷
+ +
}
, haciendo 4 9 . x u + =
32. La ley de acción de masa en química resulta de la ecuación diferencial:
( )( ); 0, 0, 0,
dx
k a x b x k a b
dt
= ÷ ÷ > < >
donde x es la cantidad de sustancia en el momento t que resulta de la reacción de otras dos. Suponga que
x = 0 cuando t = 0.
i. Resuelva esta ecuación diferencial en el caso en que b > a.
ii. Demuestre que lim ( )
t
x t a
÷·
= (si b > a).
iii. Suponga que a = 2 y b = 4 y que se forma 1 g de la sustancia en 20 minutos. ¿Cuánto habrá en 1 hora?
iv. Resuelva la ecuación diferencial si a = b.
33. En muchos problemas de crecimiento de la población hay una cota superior que no puede rebasarse.
Supongamos que la Tierra no soporta una población de mas de 16.000 millones y que había 2000 millones
de habitantes en 1925 y 4000 millones en 1975. Entonces, si ( ) y t es la población en t años después de 1925,
un modelo apropiado para ésta es la ecuación diferencial:
(16 ).
dy
Ky y
dx
= ÷
Capítulo 3: Integral definida
196
i. Resuelva esta ecuación diferencial.
ii. Encuentre la población en el año 2015.
iii. ¿Cuándo la población será de 9000 millones?
34. Los bioquímicos han propuesto el modelo
( )( )
dy
k A y B y
dx
= ÷ +
como un modelo para la producción de la tripsina a partir del tripsinógeno en la digestión, donde k > 0, A
es la cantidad inicial de tripsinógeno y B es la cantidad inicial de tripsina. Resuelva la ecuación diferencial.
35. La ecuación diferencial
( )( ),
dy
k y m M y
dx
= ÷ ÷
con
0
0; 0 , k m y M > s < <
ha sido utilizada para modelar algunos problemas de crecimiento. Resuelva esta ecuación diferencial y
encuentre
lim ( )
t
y t
÷·
.
36. Si m, n son enteros positivos, demuestre que:
0 si
sen sen
si
n m
mx nx dx
n m
÷
= ¦
· =
´
=
¹
}
t
t
t
37. Calcule
cos cos mx nx dx
÷
·
}
t
t
; . m n =
38. Sea
1
( ) sen( )
N
n
n
f x a nx
=
=
¿
. Utilice el ejercicio 36 para comprobar cada una de las siguientes integrales:
a.
si 1
( ) sen ( )
0 si
m
a m N
f x mx dx
m N
÷
s ¦
=
´
>
¹
}
t
t
t
b.
2 2
1
1
( ) .
N
n
n
f x dx a
÷
=
=
¿
}
t
t
t
Las integrales de este tipo aparecen en las llamadas series de Fourier, que tienen aplicaciones en el calor,
la vibración de una cuerda y otros fenómenos físicos.
Recuerde que:
1
sen sen [cos ( ) cos ( )],
2
· = ÷ ÷ + o | o | o |
1
cos cos [cos ( ) cos ( )].
2
· = + + ÷ o | o | o |
Ejercicios de los módulos 12 al 17
197
Elementos básicos de cálculo integral y series
39. Teorema de Pitágoras para integrales definidas
Sean f, g y h tres funciones que satisfacen las siguientes condiciones:
( )
a c
g x f x
c a
| |
=
|
\ ¹
y
( ) ,
b c
h x f x
c b
| |
=
|
\ ¹
siendo a, b, c enteros positivos que cumplen
2 2 2
. a b c + =
Demuestre que:
0 0 0
( ) ( ) ( ) .
a b c
g x dx h x dx f x dx + =
} } }
Esto indica que las áreas de regiones similares construidas en dos catetos de un triángulo rectángulo es
igual al área construida sobre la hipotenusa.
Geométricamente es como se muestra en la figura 1:
Figura 1
V. Integrales impropias
1. Analice la convergencia o divergencia de las siguientes integrales impropias (a-n). Para las convergentes
determine su valor.
a.
2
1
.
x
x e dx

÷
}
b.
2
4
.
x
xe dx

÷
}
c.
2
5
.
dx
x
÷
÷·
}
d.
3 2
.
9
x dx
x

+
} e.
0
3
.
x
e dx
÷·
}
f.
1
.
3
dx
x

}
g. 2
2
(ln )
dx
x x

} h.
2
(ln )
dx
x x

} i.
0
3
.
(2 1)
dx
x
÷·
÷
}
j.
2
.
4
x
dx
x

÷·
+
} k. 2 2
.
( 9)
x
dx
x

÷·
+
} l.
2
1
.
2 5
dx
x x

÷·
+ +
}
m.
0
sen .
x
e x dx

÷
}
n.
0
( sen ) . x x dx

}
Capítulo 3: Integral definida
2. Analice la convergencia o divergencia de las siguientes integrales impropias del tipo II. Para las convergentes
determine su valor.
a.
2
1 3
1
.
( 1)
dx
x ÷
} b.
1
0 2
.
1
dx
x ÷
} c.
3
2
0
.
9
x
dx
x ÷
}
d.
4
2 3
2
.
(3 )
dx
x ÷
} e.
0
2 2 3
3
.
( 4)
x dx
x
÷
÷
} f.
2
2
0
3
.
2
dx
x x + ÷
}
g.
1
4
1
.
dx
x
÷
}
h.
2
0 2
.
2
dx
x x ÷
} i.
1 2
.
1
dx
x x

÷
}
3. La función gamma ( ) I está definida por:
1
0
( ) ;
u x
x e u du

÷ ÷
I = ·
}
0 x > .
a. Demuestre que
0
( 1) .
u x
x e u dx

÷
I + =
}
b. Integrando por partes, muestre que ( 1) ( ). x x x I + = I
c. Demuestre que (1) 1. I =
d. Usando los resultados b y c demuestre que si , n
+
e] entonces ( 1) ! n n I + =
4. Usando la función gamma calcule las siguientes integrales impropias:
a.
3
0
.
x
e dx

÷
}
b.
3
0
.
x
xe dx

÷
}
c.
2 2
0
h x
e dx

÷
}
(h constante).
5. Demuestre que
2 2
1
0
1
2
2
n h x
n
n
x e dx
h

÷
+
+ | |
I
|
\ ¹
=
}
;
1 n > ÷
.
6. En la teoría electromagnética, el potencial magnético u de un punto sobre el eje de una bobina circular está
dado por:
2 2 3 2
,
( )
a
dx
u Ar
r x
·
=
+
}
donde A, r y a son constantes. Evalúe u.
Ejercicios de los módulos 12 al 17
7. Demuestre que la integral impropia
3
x dx

÷·
}
diverge, pero
3
lim 0. x dx
e
÷e e÷+·
=
}
8. Demuestre que la integral impropia
2
x
x e dx

÷
÷·
}
converge a 0 (cero).
9. Pruebe que
2
0
R
x
R
x e dx
÷
÷
=
}
para todo
0. R >
10. Discuta la verdad o falsedad de la siguiente igualdad. Razone su respuesta.
( ) lim ( ) .
R
R R
f x dx f x dx

÷· ÷ ÷·
=
} }
Capítulo 3: Integral definida
4
Aplicaciones
de la integral
definida
Capítulo 4
En el capítulo 3 presentamos la relación existente entre la integral definida y las
llamadas sumas de Riemann. Vimos además la relación que establece el segundo
teorema fundamental del cálculo entre la integral definida y la primitiva o antiderivada
de la función y de la cual se dijo la importancia que tendría en las aplicaciones de la
integral definida.
En este capítulo veremos cómo todos estos conceptos pueden usarse para el cálcu-
lo de áreas de figuras planas, volúmenes de sólidos, longitudes de arcos de curvas
planas, momentos y centros de masa, etc. Todas estas medidas son límites de las
sumas de Riemann para cada caso, transformadas luego en integrales y soluciona-
das usando el segundo teorema fundamental del cálculo.
Módulo 18
Área de una región plana
Módulo 19
Volúmenes de sólidos por
secciones transversales
Módulo 20
Volúmenes de sólidos de
revolución
Módulo 21
Longitud de arco de una curva plana
y área de superficie de revolución
Módulo 22
Momentos y centros de masa
Módulo 23
Los teoremas de Pappus
Módulo 24
Trabajo mecánico
Módulo 25
Presión de líquidos
Ejercicios
Módulos 18 al 25
El puente de Occidente, erigido por el ingeniero antioqueño Jose Maria Villa, no solamente es un
trabajo original en su concepción sino que es orgullo de la ingenieria del país y es considerado
monumento nacional por ley de la República.
202
203
Elementos básicos de cálculo integral y series
18.1 Área entre curvas
18.2 Ejemplos resueltos de áreas entre curvas
18
Área de una región plana
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Usar la integración en aplicaciones geométricas. En particular, determinar el área
bajo una función positiva y definida en un intervalo [a, b].
2. Generalizar el objetivo anterior en determinar el área entre dos o más curvas en el
plano cartesiano.
1. El valor medio de una función f (x) en el intervalo [a, b] viene dado por
1
( ) .
b
a
M f x dx
b a
=
÷
}
Calcule el valor medio de f (x) = x
2
en el intervalo [0, 3] y
pruebe que el área comprendida entre y = M e y = f (x) es igual al área compren-
dida entre y = M y el eje x.
2. Sea R la región entre las curvas
1
y
x
=
e
1
1
y
x
=
+
y a la derecha de la recta
x = 1. ¿El área de R es finita o infinita? Si es finita, calcule su valor.
3. Sea R la región entre las curvas
1
y
x
=
e
2
1
y
x
=
y a la derecha de la recta x = 1.
¿El área de R es finita o infinita? Si es finita, calcule su valor.
En el módulo 13 del capítulo 3 se introdujo la integral definida para calcular el área
bajo una curva. En particular, cuando ( ) 0 f x > en [a, b] considerábamos una
aproximación para el área A la igualdad
1
( )
n
i i
i
A f t x
=
= A
¿ , y como valor real del área
el límite de las sumas de Riemann cuando el número de rectángulos aumentaba
indefinidamente, es decir,
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i
a n
i
A f t x f x dx
÷·
=
= A =
¿
}
Isaac Barrow
El teólogo y matemático inglés Isaac Barrow
nació en Londres en 1630 y murió allí
mismo el 4 de mayo de 1677. Barrow es
considerado por muchos como uno de los
matemáticos más relevantes de su tiempo
(sobre todo en geometría), pero histórica-
mente se le ha dado poco mérito al papel
que desempeñó en el desarrollo del cálculo
a pesar de que los métodos que empleaba
eran muy próximos a los que se usan
actualmente en esta rama de las
matemáticas.
Barrow empezó se formación académica
en el colegio Charterhouse de Londres
(donde era tan agresivo y combativo que
se cuenta que su padre rezaba a Dios para
pedirle que si algún día tenía que llevarse a
alguno de sus hijos, se llevara a primero a
Isaac) y completó su educación en el Trinity
College de la Universidad de Cambridge.
Fue muy estudioso y sobresalió especial-
mente en matemáticas. Tras graduarse en
1648 residió unos cuantos años en
Cambridge, luego viajó por Francia, Italia e
incluso Constantinopla, y tras varias
aventuras regresó a Inglaterra en 1659.
Fue ordenado al año siguiente, así como
nombrado profesor de griego en
Cambridge. En 1662 ocupó el cargo de
profesor de geometría en el colegio
Gresham y un año más tarde fue elegido
para ocupar la cátedra Lucasiana en
Cambridge. Mientras desempeñaba esta
cátedra publicó dos trabajos matemáticos
de gran importancia, el primero de ellos en
geometría y el segundo en óptica. En 1669
dejó la cátedra en favor de su alumno Isaac
Newton, quien fue considerado durante
mucho tiempo el único matemático inglés
que le ha superado. Durante este tiempo
también escribió, entre otras obras,
Exposiciones del credo, Decálogo y
Sacramentos. El resto de su vida fue muy
devota pues se dedicó al estudio de la
teología. En 1672 fue director del Trinity
204
En este módulo extenderemos la noción para dos funciones f y g continuas y tales
que
( ) f x >
g(x) en [a, b]. Para ello se considerarán rectángulos de área
| | ( ) ( ) ,
i i i
f t g t x ÷ A los cuales, al efectuar las sumas de Riemann y el paso al límite,
proporcionan el valor real del área entre las curvas como la igualdad
| | ( ) ( ) .
b
a
A f x g x dx = ÷
}
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
College, donde fundó una biblioteca que
regentó hasta su muerte, a la temprana
edad de 47 años.
Además de los trabajos ya mencionados,
escribió importantes tratados en mate-
máticas: Lecciones de matemáticas (que
hablan en su mayoría de fundamentos de
metafísica para verdades matemáticas),
Elementos de Euclides, Datos de Euclides,
Lecciones de geometría y Lecciones de
óptica. De esta última se dice en el prefacio
que el propio Newton las revisó y corrigió
personalmente, añadiendo ideas propias.
Como hombre, Barrow fue en todos los
aspectos digno de sus grandes talentos,
aunque tuvo una gran vena excéntrica. Ha
sido descrito como «bajo de estatura, flaco
y de pálido aspecto», despreocupado en
sus vestimentas y empedernido fumador.
Fueron notorias su fuerza y valentía, y se
cuenta que una vez cuando viajaba hacia el
Este logró esquivar el ataque de unos piratas
gracias a su destreza. Su predisposición e
ingenio le hicieron favorito del rey Carlos II,
quien indujo a sus cortesanos a respetarle
aunque no le mostraran aprecio.
205
Elementos básicos de cálculo integral y series
18.1 Área entre curvas
Sean f y g dos funciones continuas en el intervalo [ , ] a b tales que ( ) ( ) f x g x >
para todo x en [a,b].
Figura 18.1
Nos proponemos encontrar el valor del área A de la región R comprendida por las
funciones
( ), f x
( ) g x y las rectas y . x a x b = =
Realicemos una partición P de [ , ] a b así:
0 1
.
n
a x x x b = < < < = ! El intervalo
i-ésimo será
1
[ , ]
i i
x x
÷
, el cual tiene como longitud
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ .
Tomemos un punto
i
t en
1
[ , ]
i i
x x
÷
y un elemento rectangular que tenga como altura
( ) ( )
i i
h f t g t = ÷ y ancho
i
x A .
Su área será entonces:
[ ( ) ( )]
i i i i
A f t g t x A = ÷ A .
Por tanto, una buena aproximación para el área A de la región R será:
1
[ ( ) ( )] .
n
i i i
i
f t g t x
=
÷ A
¿
Si P tiende a cero, la sumatoria anterior converge a un valor A que llamaremos
el área de la región R. Esto es:
0
1
lim [ ( ) ( )] [ ( ) ( )] .
n
b
i i i
a P
i
A f t g t x f x g x dx
÷
=
= ÷ A = ÷
¿
}
(1)
Módulo 18: Área de una región plana
Vea el módulo 18 del
programa de televisión
Elementos básicos de
cálculo integral y series
Vea la animación Área entre
curvas en su multimedia de
Elementos básicos de
cálculo integral y series
206
La existencia del límite anterior está garantizada por ser f y g continuas en [ , ] a b .
Observaciones
i. En la definición anterior, si ( ) 0, g x = entonces la integral definida
( )
b
a
f x dx
}
será el valor del área de la región comprendida por la función
( ) 0, f x > las rectas , y el eje . x a x b x = =
ii. Si se quiere calcular el área encerrada por el eje x, las rectas , x a x b = = y
una curva ( ) g x situada por debajo del eje x basta hacer ( ) 0 f x = en la
fórmula (1) y se obtiene:
( ) .
b
a
A g x dx = ÷
}
(2)
Nótese que como ( ) 0 g x < , entonces ( ) 0
a
b
g x dx <
}
(propiedad iii, teorema 1 del
módulo 14) y, en consecuencia, 0. A >
18.2 Ejemplos resueltos de áreas entre curvas
Ejemplo 1
Encuentre el área de la región limitada por la recta 2 y x = + , la parábola
2
4 y x x = ÷ y las rectas 1 y 3. x x = =
Solución
La figura 18.2 ilustra la región definida.
Figura 18.2
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
207
Elementos básicos de cálculo integral y series
Tomemos el rectángulo i-ésimo de altura [ ( ) ( )]
i i
f t g t ÷ y ancho
i
x A .
Un valor aproximado del área A pedida estará dado por
1
[ ( ) ( )] .
n
i i i
i
A f t g t x
=
~ ÷ A
¿
Luego
0
1
lim [ ( ) ( )]
n
i i i
P
i
A f t g t x
÷
=
= ÷ A
¿
y por tanto
3
1
[ ( ) ( )] A f x g x dx = ÷
}
3
2
1
[ 2 ( 4 )] x x x dx = + ÷ ÷
}
3
2 3
2
1
46
2 2 .
2 3 3
x x
x x
(
= + ÷ + =
(
¸ ¸
Ejemplo 2
Encuentre el área de la región comprendida entre la curva
3 2
6 y x x x = ÷ ÷ y el
eje x.
Solución
La región se ilustra en la figura 18.3. Puesto que la función es positiva en el
subintervalo [ 2, 0] ÷ y negativa en [0,3], es necesario dividir la región en dos
subregiones
1 2
y . R R
Llamaremos
1
A al área de
1
R y
2
A al área de
2
. R Entonces,
Figura 18.3
Módulo 18: Área de una región plana
208
0
1
2 0
1
lim ( ) ( )
n
i i
P
i
A f t x f x dx
÷ ÷
=
= A =
¿
}
0
4 3
0
3 2 2
2
2
( 6 ) 3
4 3
x x
x x x dx x
÷
÷
(
= ÷ ÷ = ÷ ÷
(
¸ ¸
}
4 3
2
( 2) ( 2) 16
3( 2) ,
4 3 3
( ÷ ÷
= ÷ ÷ ÷ ÷ =
(
¸ ¸
y
| |
3
2
0 0
1
lim ( ) ( )
n
i i
P
i
A f t x f x dx
÷
=
= ÷ A = ÷
¿
}
3
4 3
3
3 2 2
0
0
( 6 ) 3
4 3
x x
x x x dx x
(
= ÷ ÷ ÷ = ÷ + +
(
¸ ¸
}
81 63
9 27 .
4 4
= ÷ + + =
Por tanto,
1 2
16 63 253
3 4 12
A A A = + = + = .
Ejemplo 3
Encuentre el área de la región comprendida entre la curva
2
6 , y x x = ÷ las rectas
2, 4 y el eje . x x x = =
Solución
La figura 18.4 corresponde a la gráfica de una parábola que pasa por los puntos
(0, 0) y (6, 0) y tiene vértice en (3, 9) ÷ .
Figura 18.4
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
209
Elementos básicos de cálculo integral y series
En el intervalo [2, 4],
2
( ) 6 0. g x x x = ÷ < Luego, para encontrar el valor del área de
la región señalada, se procede de acuerdo con la observación ii, y por tanto:
4
3
4
2 2
2
2
52
( 6 ) 3
3 3
x
A x x dx x
(
= ÷ ÷ = ÷ ÷ =
(
¸ ¸
}
.
Ejemplo 4
Encuentre el área de la región comprendida entre las parábolas
2
y x = ÷ e
2
6 . y x x = ÷
Figura 18.5
Solución
La región se ilustra en la figura 18.5. Para encontrar los puntos de intersección de
las dos curvas, resolvemos simultáneamente las ecuaciones que las representan;
esto es,
2 2
e 6 , y x y x x = ÷ = ÷ cuyas soluciones son (0, 0) y (3, 9) ÷ .
El área de un elemento rectangular como el que se muestra en la figura está dada
por
| | ( ) ( )
i i i i
A f t g t x A = ÷ A ,
y el área de la región por
| |
3
0
( ) ( ) A f x g x dx = ÷
}
3
2 2
0
( 6 ) x x x dx ( = ÷ ÷ ÷
¸ ¸ }
3
3 3
2
0
27
3 9.
3 3 3
x x
x
(
= ÷ ÷ + = =
(
¸ ¸
Ejemplo 5
Encuentre el área de la región comprendida entre la parábola
2
3 y x = ÷ y la recta
5. y x = ÷
Módulo 18: Área de una región plana
210
Solución
La región se ilustra en la figura 18.6. La gráfica corresponde a una parábola con
vértice en (3,0), abierta hacia la derecha, y la recta que pasa por los puntos (5,0) y
(0, 5) ÷ .
Figura 18.6
Para encontrar los puntos de intersección de las curvas se resuelven
simultáneamente las ecuaciones
2
3 y x = ÷ e 5 y x = ÷ cuyas soluciones son
(4, 1) y (7, 2) ÷ .
Si se analizan los rectángulos verticales de la figura 18.6, encontramos lo siguiente:
los situados en la región
1
R (a la izquierda de la recta x = 4) están limitados por las
dos ramas de la parábola; en cambio, en la región
2
R (a la derecha de la recta x = 4),
están limitados por la rama superior de la parábola y la recta.
Cuando esta situación se presenta es necesario dividir la región en subregiones y
resolver un problema de área para cada una de ellas. En nuestro caso, sea
( ) 3 f x x = ÷ la rama superior de la parábola, y ( ) 3 g x x = ÷ ÷ la rama inferior.
En la región
1
R el rectángulo i-ésimo (figura 18.7) tendrá un área
i
A A dada por
| |
1
( ) ( )
i i i i
A f t g t x A = ÷ A .
Luego,
| |
4 4
1
3 3
( ) ( ) 3 ( 3) A f x g x dx x x dx
(
= ÷ = ÷ ÷ ÷ ÷
¸ ¸
} }
4
4
3/ 2
3
3
4 4
2 3 ( 3) .
3 3
x dx x
(
= ÷ = ÷ =
(
¸ ¸
}
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
211
Elementos básicos de cálculo integral y series
En la región
2
R el rectángulo i-ésimo (figura 18.8) tendrá un área
| | ( ) ( )
i i i i
A f t h t x A = ÷ A con ( ) 3 f x x = ÷ y ( ) 5. h x x = ÷
Figura 18.7
Luego
7
2
4
3 ( 5) A x x dx
(
= ÷ ÷ ÷
¸ ¸
}
7
2
3 2
4
2
( 3) 5
3 2
x
x x
(
= ÷ ÷ +
(
¸ ¸
3 2 3 2
2 49 2 16 19
(7 3) 35 (4 3) 20 .
3 2 3 2 6
( (
= ÷ ÷ + ÷ ÷ ÷ + =
( (
¸ ¸ ¸ ¸
Figura 18.8
El valor del área pedida es por tanto
1 2
9
2
A A A = + =
.
Módulo 18: Área de una región plana
212
Ejemplo 6
Resuelva el ejemplo anterior utilizando elementos horizontes de área.
Solución
En la figura 18.9 se presenta la región cuya área se quiere calcular. Para resolver un
problema de área por elementos horizontales, se deben conocer las ecuaciones de
las curvas que limitan la región, en la forma ( ) x f y = , esto es, la x como variable
dependiente y la y como independiente.
En nuestro caso tenemos:
2
( ) 5 y ( ) 3 x f y y x g y y = = + = = + .
En la figura se observa que cualquier elemento horizontal de área está siempre
limitado por la recta y la parábola; por tanto, no es necesario subdividir la región.
El área del i-ésimo elemento (figura 18.9) será:
| |
2
( ) ( ) ( 5) ( 3)
i i i i i i i
A f t g t y t t y ( A = ÷ A = + ÷ + A
¸ ¸
Luego el área será:
2
2 2
1 0
1
lim ( 5) ( 3) ( 5) ( 3)
n
i i i
P
i
A t t y y y dy
÷ ÷
=
( ( = + ÷ + A = + ÷ +
¸ ¸ ¸ ¸
¿
}
2
2 3
1
9
2 .
2 3 2
y y
y
÷
( | |
= + ÷ =
( |
\ ¹ ¸ ¸
Figura 18.9
Observaciones
Un procedimiento práctico para calcular la medida del área de una región plana
determinada se tiene desarrollando los siguientes pasos:
i. Graficar las funciones hallando los puntos de intersección y determinando
la región cuya área se quiere calcular.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
213
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. Se debe tener en cuenta que cualquier elemento rectangular esté limitado
siempre por el mismo par de curvas. Si esto no se cumple, se divide la región
en subregiones apropiadas.
iii. Determinar los límites de integración correspondientes a la región o
subregiones y evaluar las integrales resultantes.
En lo sucesivo, en muchas aplicaciones adoptaremos, para simplificar, el siguiente
método informal. Tomaremos:
dA
en lugar de
i
A A .
dx o dy en lugar de
i
x A o
i
y A .
Ejemplo 7
Encuentre el área limitada por las curvas 2 ,
x
y
÷
=
1
,
x
y e
+
= el eje x y la recta
x = 1.
Solución
Puesto que
2
2
x xln
e
÷ ÷
=
y 1 ln 2 x x + > ÷ cuando 0, x >
entonces por ser la función exponencial de base e creciente,
1 ln 2 1
2
x x x x
e e e
+ ÷ + ÷
> · >
cuando
0 x >
( figura 18.10).
Figura 18.10
El área del elemento diferencial que aparece en la figura viene dado por:
1
1 1
1 2
0
( ) ( 2 ) ( 2 )
x x x x
dA y y dx e dx A e dx
+ ÷ + ÷
= ÷ = ÷ ¬ = ÷
}
1
1
0
2 1
( 1) .
ln 2 ln 4
x
x
e e e
÷
+
(
= + = ÷ ÷
(
¸ ¸
Módulo 18: Área de una región plana
214
En el módulo 14 del texto Elementos básicos de cálculo diferencial las preguntas
básicas estaban encaminadas a establecer una primera analogía entre las funciones
trigonométricas y las funciones hiperbólicas. Si aún no ha dado la respuesta a
ellas, aquí está la solución. Las funciones cosh x t = y senh y t = se identifican
con los puntos (x, y) de la rama derecha de la hipérbola unitaria
2 2
1 x y ÷ =
(figura18.11).
Figura 18.11
Otra analogía importante que nos proponemos demostrar es la que establece que
la variable t en ambos casos está relacionada con el área A por la fórmula 2 t A = .
Ejemplo 8
Demuestre que el área sombreada R de la figura 18.12a viene dada por
2
t
R =
.
Figura 18.12
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
215
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
De acuerdo con la figura 18.12 se tiene:
sombreada OPQ sector APQ
R A A = ÷
+
Pero,
1
senh cosh ,
2
OPQ
A t t = ·
+
y
cosh
2
1
1
t
sector APQ
A x dx = ÷ ·
}
De esta forma,
cosh
2
1
1
senh cosh 1 .
2
t
sombreada
R t t x dx = · ÷ ÷ ·
}
La integral
2
1 x dx ÷ ·
}
se resuelve haciendo la sustitución
sec x = u
y
sec tan , dx d = u u u y en la cual después de simplificar se obtiene:
cosh
cosh
2 2 2
1
1
1
1 1 ln 1
2 2
t
t
x
x dx x x x
(
÷ · = ÷ ÷ + ÷
(
¸ ¸
}
.
De esta forma:
cosh
2 2
1
1 1
senh cosh 1 ln 1
2 2 2
t
sombreada
x
R t t x x x
(
= · ÷ ÷ ÷ + ÷
(
¸ ¸
2 2
1 cosh 1
senh cosh cosh 1 ln cosh cosh 1 0
2 2 2
t
t t t t t
(
= · ÷ ÷ ÷ + ÷ ÷
(
¸ ¸
1 1 1 1
senh cosh senh cosh ln cosh senh ln
2 2 2 2
t
t t t t t t e = · ÷ · + + =
1 1
ln .
2 2
t
e t = =
En las últimas igualdades se han utilizado las identidades con funciones hiperbólicas
presentadas en el teorema 4 del módulo 14 del texto Elementos básicos de cálculo
diferencial.
Ejemplo 9
Usando integración, demuestre que el área de un sector circular de radio a y ángulo
central (0 2 ) o o t < s viene dada por
2
1
.
2
A a = o
Módulo 18: Área de una región plana
216
Solución
En la figura 18.13 hemos indicado el sector circular determinado por la porción del
circulo de radio a,
2 2 2
x y a + = y la recta (tan ) y x = o que pasa por el origen
formando un ángulo o con el eje x.
Figura 18.13
En primer lugar, las coordenadas ( , ) x y del punto Q vienen dadas por
cos , x a o =
sen . y a o =
Ahora
[ ]
C R
dA x x dy = ÷ (1)
Donde
R
x : es el x en términos de y, de la recta .
Esto es,
(cot ) ,
R
x y = o
C
x : es el x en términos de y, de la circunferencia
2 2 2
x y a + =
Esto es,
2 2
C
x a y = ÷
.
Sustituyendo en (1) estos dos valores, se tiene:
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
217
Elementos básicos de cálculo integral y series
sen
2 2 2 2
0
(cot ) (cot ) .
a
dA a y y dy A a y y dy
( (
= ÷ ÷ ¬ = ÷ ÷
¸ ¸ ¸ ¸
}
o
o o
Pero,
| |
2
sen
2 2
0
sen cos
2
a
a
a y dy ÷ = +
}
o
o o o (verifique haciendo la
sustitución sen ) y a = o
También,
sen
2
sen
0
0
(cot ) (cot )
2
a
a
y
y dy
(
=
(
¸
}
o
o
o o
2 2 2
1 1
(cot ) ( sen ) sen cos .
2 2
a a o o o o = · =
Por tanto,
| |
2 2 2
sen cos sen cos .
2 2 2
a a a
A = + ÷ = o o o o o o
Esto es,
2
1
.
2
A a = o
Módulo 18: Área de una región plana
218
219
Elementos básicos de cálculo integral y series
19.1 Volumen de un sólido con secciones planas paralelas conocidas
19
Volúmenes de sólidos por secciones
transversales
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
1. Usar la integración en aplicaciones geométricas. En particular, usar el principio de
Cavalieri para determinar el volumen de un sólido que tiene secciones planas de
área conocida, usando el método de rebanadas.
1. Sea Aun cilindro circular recto de radio a y altura h (figura 1a). Sea Bun cilindro
circular inclinado de radio a y altura h (figura 1b). ¿Tienen A y B el mismo volu-
men? Explique su respuesta.
Figura 1
2. ¿Cuál es el volumen de un octante de la región común a dos cilindros circulares
rectos de radio 1 y cuyos ejes se intersecan en ángulo recto? (figura 2)
Francesco Bonaventura Cavalieri
El matemático italiano Francesco Bonaventura
Cavalieri nació en 1598 en Milán y falleció el
30 de noviembre de 1647 en Bolonia.
Cuando aún era muy joven ingresó a la
orden jesuita en Milán y luego fue a Pisa a
continuar su formación religiosa. Su interés
por las matemáticas fue estimulado por los
trabajos de Euclides; pocos años después
fue discípulo del famoso astrónomo Galileo.
Cavalieri debe su celebridad a su teoría de
los «indivisibles», que llegó a ser un factor
importante en el desarrollo del cálculo
integral. Esta teoría, expuesta en su principal
obra Geometría de los indivisibles (1635),
estudia las magnitudes geométricas como
compuestas de un número infinito de
elementos, o indivisibles, que son los últimos
términos de la descomposición que se
puede hacer. La medida de las longitudes,
de las superficies y de los volúmenes se
convierte entonces en la suma de la infinidad
de indivisibles, o sea que es el principio del
cálculo de una integral definida.
Cavalieri fue el primer matemático italiano
que apreció en todo su valor los logaritmos
y figuró entre los primeros que enseñaron
la teoría copernicana de los planetas. Otros
trabajos suyos dignos de renombre son el
desarrollo dado a la trigonometría esférica,
así como el descubrimiento de las fórmulas
relativas a los focos de los espejos y de las
lentes. También describió la reflexión del
telescopio y trabajó sobre muchos otros
problemas de movimiento. Uno de sus
varios libros sobre astronomía es Tratado
de la ruta planetaria perpetua, publicado en
1646.
220
Figura 2
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
En este módulo se definirá el volumen de un sólido cuyas secciones transversales
son planos paralelos entre sí.
Existe un método conocido como el principio de Cavalieri para calcular volúmenes
de sólidos. Supongamos que tenemos un cuerpo sólido como el de la figura 19.1 y
denotemos por A(x) el área de su sección transversal medida a una distancia x de un
plano de referencia. De acuerdo con el principio de Cavalieri, el volumen V del sólido
esta dado por ( ) ,
b
a
V A x dx =
}
donde a y b son las distancias mínima y máxima a
partir del plano de referencia. Estas ideas son las que nos proponemos presentar de
manera intuitiva en la primera sección de este módulo.
Introducción
221
Elementos básicos de cálculo integral y series
19.1 Volumen de un sólido con secciones planas
paralelas conocidas
En esta sección estudiaremos el cálculo de volúmenes de sólidos para los cuales
es posible expresar el área de cualquier sección plana, perpendicular a una recta
fija, en términos de la distancia de la sección plana a un punto fijo de dicha recta.
En la figura 19.1 se muestra un sólido cuyas secciones perpendiculares al eje x
tiene un área conocida ( )
i
A t (parte sombreada), en donde ( ) A t es una función
integrable en [ , ] a b ,
i
t es un punto del intervalo
1
[ , ]
i i
x x
÷
y
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ es el
espesor del i-ésimo elemento de volumen.
Si reemplazamos cada elemento de volumen por un «cilindro» de base ( )
i
A t y
altura
i
x A , su volumen será
( )
i i i
v A t x A = A
y su suma
1
n
i
i
v
=
A
¿
tendrá un valor
aproximado al volumen real V del sólido, aproximación que mejora al disminuir la
norma de la partición.
Entonces,
0
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i
a P
i
V A t x A x dx
÷
=
= A =
¿
}
Figura 19.1
Observación
El volumen de un sólido de revolución que se presentará en el próximo módulo se
puede obtener como caso particular de la fórmula anterior si ( ) A x se cambia por el
área de un círculo o de un anillo circular, según el caso.
Módulo 19: Volúmenes de sólidos por secciones transversales
Vea el módulo 19 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
222
Ejemplo 1
Calcule el volumen de la cuña determinada por un cilindro recto de radio r, un
plano perpendicular al eje del cilindro y otro intersecando al primero con un ánguloo
a lo largo de un diámetro de la sección plana circular (figura 19.2).
Figura 19.2
Solución
Tomemos el plano xy perpendicular el eje del cilindro y el origen O sobre este eje.
La ecuación de la circunferencia C, que resulta de intersecar el cilindro con el plano
perpendicular a su eje, tiene como ecuación
2
x +
Toda sección plana del sólido perpendicular al eje x y formando un ánguloo en
la abscisa
i
t
es un triángulo rectángulo de base
2 2
i i
y r t = ÷ y altura
2 2
tan tan .
i i i
h y r t = = ÷ o o
Por tanto su área será:
2 2 2 2
1
. tan
2
i i
r t r t ÷ ÷ o
y en consecuencia su volumen estará dado por:
2 2 2 2
0
1
1
lim . tan
2
n
i i i
P
i
V r t r t x
÷
=
| |
= ÷ ÷ A
|
\ ¹
¿
o
2 2 2 2
0
1 1
( ) tan tan 2 ( )
2 2
r r
r
r x dx r x dx
÷
| |
= ÷ = · ÷
|
\ ¹
} }
o o
3
2 3
0
2
tan tan .
3 3
r
x
r x r
(
= ÷ =
(
¸ ¸
o o
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Vea la animación Volúmenes de
sólidos por secciones planas en
su multimedia de Elementos
básicos de cálculo integral y
series
223
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 2
Halle el volumen de una pirámide recta de altura h y una base cuadrada de lado a.
Solución
Tomemos el plano xy perpendicular al plano de la base y pasando por el eje principal
de la pirámide (figura 19.3).
Figura 19.3
Toda sección plana perpendicular al eje y es un cuadrado. Para calcular su lado,
consideramos los triángulos semejantes AMN y AOB. Tenemos entonces,
MN AM
OB AO
=
(1)
Pero , y .
2
i
OB AO h AM AO MO h t = = = ÷ = ÷
o
Reemplazando en (1) y despejando MN obtenemos:
( )
.
2
i
h t a
MN
h
÷
=
Por tanto el lado del cuadrado que estamos buscando será
( )
2
i
h t a
MN
h
÷
= y el
volumen se escribirá así:
2
2
0 0
1
( ) ( )
lim
n
h
i
i
P
i
h t a h y a
V y dy
h h
÷
=
÷ ÷ ( (
= · A =
( (
¸ ¸ ¸ ¸
¿
}
2
2 2 2
2
0
1
( 2 ) .
3
h
a
h hy y dy a h
h
| |
= ÷ + =
|
\ ¹
}
Módulo 19: Volúmenes de sólidos por secciones transversales
Pirámides de Gizeh
Una pirámide es un poliedro limitado por
una base que puede ser un polígono
cualquiera (es decir, un triángulo, un
cuadrilátero, un pentágono, etc.), y cuyas
caras, tantas en número como los lados de
aquél, son triángulos que se juntan en un
solo punto o vértice. Las pirámides de Giseh,
cerca de El Cairo (Egipto), tienen base
cuadrada y fueron construidas para albergar
la tumba de los faraones Keops, Kefrén y
Mikerinos.
224
225
Elementos básicos de cálculo integral y series
20.1 Método de las arandelas
20.2 Método de la corteza (cascarones) cilíndrica
20
Volúmenes de sólidos de revolución
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. ¿Es posible que una región plana con área infinita genere un sólido con volumen
finito? Explique su respuesta.
2. En una esfera sólida de radio b se perfora un hoyo redondo de radio a (a < b)
pasando por el centro. Determine el volumen que queda del sólido.
Vamos a extender el procedimiento visto en el módulo 18 para el cálculo del área al
cálculo del volumen de un sólido de revolución. El sólido de revolución se obtiene
al rotar una región del plano alrededor de una recta de ese mismo plano, pero
situada de tal manera que la región cae enteramente en uno de los dos semiplanos
en que dicha recta divide al plano en donde está situada (figura 1).
Figura 1
1. Usar la integración en aplicaciones geométricas. En particular, usarla para deter-
minar el volumen de un sólido de revolución.
2. Diferenciar entre el método del disco (secciones perpendiculares al eje de giro) y
el método de la corteza cilíndrica (secciones paralelas al eje de giro) para determi-
nar el volumen de un sólido de revolución.
Evangelista Torricelli
El físico y matemático italiano Evangelista
Torricelli nació el 15 de octubre de 1608 en
Faenza

y falleció en Florencia

el 25 de octubre
de 1647. Sus padres notaron el talento que
tenía, pero como no disponían de recursos
para educarlo lo enviaron a estudiar con su
tío, un monje camaldulense, a un colegio
jesuita en Faenza. Su tío dispuso que
estudiara bajo la tutela del monje Benedetto
Castelli, que enseñaba en la Universidad de
Sapienza, en Roma, y de quien se convirtió
en ayudante hasta 1632.
El 11 de septiembre de 1632 Castelli escribió
a Galileo una carta en la que informaba
sobre los notables progresos científicos de
Torricelli. Galileo le contestó a Castelli, pero
como éste no estaba en Roma, el mismo
Torricelli aprovechó para contestar la carta
de Galileo y explicarle directamente sobre
sus trabajos matemáticos. A partir de
entonces se hizo amigo del gran astrónomo
y más tarde se convirtió en su asistente y
discípulo. Torricelli permaneció viviendo al
lado de su maestro, cuidándolo hasta el día
de su muerte en enero de 1642. Un año
más tarde lo sucedió en el cargo de
matemático de la corte del Gran Duque
Fernando II de Toscana.
Para 1641 Torricelli había completado gran
parte de su Opera geometrica (Obra
geométrica), trabajo que iba a publicar en
tres partes, la segunda de las cuales, De
motu gravium, es un tratado sobre el
movimiento parabólico de los proyectiles.
Torricelli fue la primera persona en crear un
vacío sustentable. Su nombre se asocia a la
invención del barómetro de mercurio en
1644 para la medición de la presión
atmosférica. Este experimento, además de
la importancia de sus aplicaciones prácticas,
permitía demostrar la inconsistencia de las
afirmaciones de los que aún seguían las
teorías aristotélicas sobre la imposibilidad
226
Por ejemplo, si rotamos el semicírculo C de la figura 1 alrededor del eje de las x, el
sólido resultante es una esfera de radio r, y si giramos también alrededor del eje x el
triángulo T, el sólido resultante será un cono de altura h y base circular de radio a.
Para definir el volumen V de un sólido de revolución empecemos por aceptar como
medida del volumen de un disco o cilindro circular recto al producto
2
, r h t en donde
r es la medida del radio y h la de la altura.
Figura 2
Si el cilindro es hueco (se tiene una arandela), R y r son los radios externo e interno,
respectivamente, y h es la medida de la altura (figura 2), aceptaremos como medida
del volumen de la arandela el siguiente producto:
ð (R
2
– r
2
)h. (1)
Estos elementos geométricos son los que usaremos en el desarrollo de los módulos
siguientes.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
de la existencia de vacío, ya que por encima
de la columna de mercurio de su barómetro
se producía dicho vacío (una unidad de
medida, el torr, utilizada en física para
indicar la presión barométrica cuando se
trabaja en condiciones cercanas al vacío,
se denomina así en su honor). En De motu
gravium también probó que la velocidad
de salida de un líquido a través de un
pequeño orificio en la pared delgada de un
recipiente es proporcional a la raíz cuadrada
de la altura entre el orificio y la base del
recipiente, enunciado que ahora es
conocido como «teorema de Torricelli».
Algunos lo consideran el fundador de la
hidrodinámica. En esa publicación estudió
el movimiento de un proyectil, desarrolló
las ideas de Galileo sobre la trayectoria
parabólica de un proyectil lanzado
horizontalmente y dio una teoría sobre los
proyectiles disparados en cualquier ángulo.
Por otra parte, construyó los mejores
anteojos de la época. También construyó
telescopios y microscopios. Aparentemente
aprendió estas técnicas mientras vivió con
Galileo. Torricelli ganó mucho dinero por
sus habilidades en la construcción de lentes
durante la última parte de su vida en
Florencia y recibió muchos regalos del Gran
Duque Fernando II.
Otra contribución de Torricelli fue la
resolución del problema de Fermat, que
dice: «Dados tres puntos en un plano,
encontrar un cuarto punto tal que la suma
de las distancias a los tres dados sea la
menor posible» (dicho punto es conocido
como el centro isogónico).
Torricelli también determinó la longitud del
arco de una cicloide (curva plana descrita
por un punto dado de una circunferencia
cuando ésta rueda por una línea recta). El
tema de la cicloide surgió de una disputa
con el matemático Roberval. En una carta
fechada en octubre de 1643, Torricelli le
informó a Roberval sobre sus puntos de
vista y resultados sobre el centro de
gravedad de la parábola, la superficie de la
cicloide y su historia, el sólido de revolución
generado por una cónica y un sólido
hiperbólico. No hay duda de que ambos
matemáticos llegaron a descubrimientos
similares sobre la cicloide pero ninguno
influyó sobre las ideas del otro.
En 1647 Torricelli contrajo fiebre tifoidea y
murió a los 39 años. Como hombre de
ciencia había abierto el camino para conocer
el océano de aire o atmósfera en que
vivimos.
227
Elementos básicos de cálculo integral y series
20.1 Método de las arandelas
Supongamos ahora que se va a rotar alrededor del eje x la región B del plano
encerrada por las curvas ( ) y ( ), f x g x que supondremos continuas en el intervalo
[a,b], y las rectas y x a x b = = (figura 20.1).
Figura 20.1
El sólido resultante se muestra en la figura 20.2.
Figura 20.2
Supongamos además que ( ) ( ) f x g x > para todo x de [a, b].
Realicemos una partición P de [a, b] tal que
0 1 2
...
n
a x x x x b = < < < < =
donde el i-ésimo intervalo tiene longitud
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ .
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
Vea el módulo 20 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
Vea la animación Método de las
arandelas para volúmenes en su
multimedia de Elementos básicos
de cálculo integral y series
228
Escojamos un punto cualquiera
1
de [ , ].
i i i
t x x
÷
Al girar la región Balrededor del eje
x, el i-ésimo rectángulo forma una arandela o cilindro hueco como el de la figura 2
de la «Introducción» con radio exterior ( ),
i
R f t = con radio interior ( ),
i
r g t = y
i
h x = A . El volumen
i
v A de este disco, según la fórmula (1) de la «Introducción»,
está dado por
i
v A
La suma de los volúmenes de los n discos huecos que resultan será entonces
| | | |
( )
2 2
1 1
( ) ( )
n n
i i i i
i i
v f t g t x t
= =
A = ÷ A
¿ ¿ . (2)
El volumen V del sólido resultante lo podemos definir como el límite de la suma (2),
cuando P se aproxima a cero.
Este límite existe ya que
2 2
y f g son continuas en [a,b], al ser producto de funciones
continuas en el mismo intervalo.
La fórmula (2) puede utilizarse para encontrar un valor aproximado del volumen,
aproximación que mejora a medida que P se hace más pequeña.
Definición 1
Sean ( ) y ( ) f x g x dos funciones continuas en [a,b] tales que ( ) ( ) 0 f x g x > >
o ( ) ( ) 0 f x g x s s para todo x de [a,b]. Entonces el volumen V del sólido de
revolución generado al rotar sobre el eje x la región limitada por las curvas ( ), y f x =
( ) y g x = y las rectas y x a x b = = estará dado por la expresión:
| | | |
( )
2 2
0
1
lim ( ) ( )
n
i i i
p
i
V f t g t x t
÷
=
= ÷ A
¿
| | | |
( )
2 2
( ) ( ) .
b
a
f x g x dx = ÷
}
t
(3)
Observaciones
i. Si el eje de rotación no es el eje x, la integral de la fórmula (3) debe modificarse
en forma apropiada así: ( ) f x debe cambiarse por el radio exterior de los
discos huecos, ( ) g x por su radio interior y dx por la diferencial de la
variable independiente (ejemplo 3).
ii. Si la región B que se va a rotar alrededor del eje x está limitada por la curva
( ), y f x = el eje x y las rectas y x a x b = = (figura 20.3), el radio exterior
sigue siendo
( f x
pero el interior es ( ) 0. g x =
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
229
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 20.3
Los discos que resultan al girar el i-ésimo rectángulo ya no son huecos y el volumen
V total se puede obtener de nuevo a partir de (3) cambiando ( ) g x por cero.
Luego
| | | |
2 2
0
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i
a p
i
V f t x f x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
(4)
Ejemplo 1
Encuentre el volumen del sólido de revolución obtenido al rotar alrededor del eje x
la región comprendida por la parábola
2
, y x = el eje x y las rectas 1 y 3 x x = =
(figura 20.4).
Figura 20.4
Solución
El volumen del disco que resulta al rotar el i-ésimo rectángulo estará dado por
2
2
.
i i i
v t x t ( A = A
¸ ¸
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
230
Luego, de (4):
3
4 4
1 0
1
lim
n
i i
p
i
V t x x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
3
5
1
242
.
5 5
x t
t
(
= =
(
¸ ¸
Ejemplo 2
Halle el volumen del sólido de revolución obtenido al rotar sobre el eje x la región
limitada por la curva
2
y x = y las rectas
2
x
y =
,
1 x =
y
2 x =
(figuras 20.5 y 20.6).
Figura 20.5

Figura 20.6
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Vea la animación La paradoja de
l a trompeta de Gabri el en su
multimedia de Elementos básicos
de cálculo integral y series
231
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
Al rotar el i-ésimo rectángulo resulta un disco hueco con radio exterior
2
i
t , radio
interior
2
i
t
, altura
i
x A y volumen
2
2 2
( )
2
i
i i i
t
v t x t
(
| |
A = ÷ A (
|
\ ¹
(
¸ ¸
. El volumen V del
sólido resultante estará dado, según la expresión (3), por
2
4
0
1
lim
4
n
i
i i
p
i
t
V t x
÷
=
(
= ÷ A
(
¸ ¸
¿
t
2
2
4
1
4
x
x dx
| |
= ÷
|
\ ¹
}
t
2
5 3
1

5 12
x x (
= ÷
(
¸ ¸
t
31 7 337
.
5 12 60
= ÷ =
Ejemplo 3
Halle el volumen del sólido generado al rotar sobre el eje 1 x = ÷ la región encerrada
por la parábola
2
x y = y la recta 2 x y = (figuras 20.7 y 20.8).
Figura 20.7
Solución
Comencemos por hallar los puntos de intersección entre la parábola y la recta, para
lo cual resolvemos simultáneamente
2
y 2 . y x x y = =
Los puntos de intersección son entonces (0, 0) y (4, 2).
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
232
Al rotar el i-ésimo rectángulo alrededor de la recta 1, x = ÷ el disco hueco que
genera tiene por radio exterior (2 1),
i
t + por radio interior
2
( 1)
i
t + y por altura
i
y A .
Su volumen será
i
v A
y el volumen del sólido de
revolución generado estará dado por:
2 2 2
0
1
lim (2 1) ( 1)
n
i i i
p
i
V t t y t
÷
=
( = + ÷ + A
¸ ¸
¿
2 2
2 2 2 4 2
0 0
(2 1) ( 1) ( 2 4 ) y y dy y y y dy ( = + ÷ + = ÷ + +
¸ ¸ } }
t t
2
5 3 2
1
2 4 104
.
5 3 2 15
y y y (
= ÷ + + =
(
¸ ¸
t
t
Figura 20.8
Ejemplo 4
Calcule el volumen del sólido de revolución generado al rotar alrededor del eje x la
región del plano limitada por las curvas sen , y x = cos y x = y las rectas 0 x = y
4
x
t
=
.
Solución
En la figura 20.9 aparece sombreada la región que se va a rotar y el elemento
rectangular de área apropiado.
Al rotar dicho rectángulo alrededor del eje x se genera un disco cuyo radio exterior
es cos
i
t y radio interior sen
i
t .
El volumen V del sólido resultante estará dado por :
2 2
0
1
lim [cos sen ]
n
i i i
P
i
V t t x
÷
=
= ÷ A
¿
t
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
233
Elementos básicos de cálculo integral y series
4
4 4
2 2
0 0
0
(cos sen ) cos 2 sen 2 .
2 2
x x dx x dx x
(
= ÷ = = =
(
¸
} }
t
t t
t t
t t
Figura 20.9
Ejemplo 5
Sea
1
( ) f x
x
= la función definida en [1, ). +· Determine si es posible asignar un
valor real al volumen del sólido de revolución generado al rotar alrededor del eje x
la región comprendida entre la curva, el eje x y la recta x = 1(figura 20.10).
Figura 20.10
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
La trompeta de Gabriel
La trompeta de Gabriel (también
llamada trompeta de Torricelli) es una
figura ideada por el físico y matemático
italiano Evangelista Torricelli (1608-
1647), que tiene la característica de
poseer una superficie infinita pero un
volumen finito.
Cuando la curva y = 1/x en [1, ) +· se
hace girar alrededor del eje x (ejemplo
5) se genera un sólido de revolución
denominado trompeta de Gabriel, del
cual se puede afirmar que:
1. Su volumen V es finito.
2. Su área A es infinita.
Al poner estos resultados en la práctica
parecen decir que la trompeta puede
llenarse con una cantidad finita de
pintura, y que aun así no hay suficiente
pintura para cubrir la región que
generó el sólido. De allí surge la
paradoja.
La trompeta de Gabriel se llama así en
alusión al arcángel Gabriel, que según
el Nuevo Testamento anunció a María
que ella iba a ser la madre de Jesús. La
escena de la anunciación ha sido
representada por pintores tan famosos
como los italianos Fra Angelico,
Leonardo da Vinci y Sandro Botticelli, y
por el alemán Matthias Grünewald, y
en ella se muestra a Gabriel portando
un lirio, una flor o la trompeta que
sonará para anunciar la segunda venida
de Cristo.
(1Ts 4:16)
234
Solución
De ser posible asignar un volumen V al sólido resultante, éste debe ser el valor de
la integral impropia:
2
1
[ ( )] , V f x dx

=
}
t siempre y cuando sea convergente.
Pero,
2
2 2
1 1 1
1 1
[ ( )] lim f x dx dx dx
x x
+· +· e
e÷+·
= · =
} } }
t t t
1
1
lim
x
t
e
e÷+·
(
= ÷
(
¸ ¸
1
lim 1 .
e÷+·
(
= · ÷ =
(
e
¸ ¸
t t
Como la integral impropia converge al real , t se sigue entonces que el volumen V
del sólido resultante es V t = .
20.2 Método de la corteza (cascarones) cilíndrica
Para el cálculo del volumen de un sólido de revolución se tomaron, en la sección
anterior, elementos rectangulares de área perpendiculares al eje de revolución, lo
cual dio origen a elementos de volumen en forma de anillo circular o disco. En esta
sección se tomarán elementos rectangulares de área paralelos al eje de revolución,
los cuales al rotar generan un elemento de volumen que llamaremos corteza
cilíndrica (figura 20.11), que se puede asociar con la parte sólida de un tubo.
Figura 20.11
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
235
Elementos básicos de cálculo integral y series
A dicha corteza corresponde un radio interior
1
, r un radio externo
2
r y una altura
h. Si denotamos por
c
V el volumen de la corteza, entonces
c
V = volumen del
cilindro externo menos el volumen del cilindro interno, o sea
2 2 2 2
2 1 2 1
( ) .
c
V r h r h r r h = ÷ = ÷ t t t
(1)
Analicemos ahora una forma para calcular por medio de cortezas cilíndricas el
volumen del sólido de revolución, generado al rotar alrededor del eje y la región R
comprendida por las funciones y f g continuas en [ , ] a b , ( ) ( ) f x g x > para todo
x en [a,b] y las rectas x a = y , x b = con 0 x > (figuras 20.12 y 20.13).
Figura 20.12
Figura 20.13
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
Vea la animación Método de la
corteza cilíndrica en su multi-
media de Elementos básicos de
cálculo integral y series
236
Sea { }
0 1
, , ,
n
P x x x = ! una partición del intervalo [a,b].
Tomemos los elementos de área paralelos al eje y (figura 20.12). El rectángulo
i-ésimo tiene como base
i
x A y como altura
| ( f
, en donde
i
t es el punto
medio de
1
[ , ]
i i
x x
÷
, o sea
1
( )
.
2
i i
i
x x
t
÷
+
=
Al rotar este rectángulo alrededor del eje y obtenemos una corteza cilíndrica (figura
20.13), a la cual corresponde un volumen
i
v A .
Puede observarse además que el radio externo
2
r
de la fórmula (1) es
i
x y el radio
interno
1
r es
1 i
x
÷
, luego
| | | |
2 2
1
( ) ( ) ( ) ( ) .
i i i i i i i
v x f t g t x f t g t t t
÷
A = ÷ ÷ ÷ (2)
Factorizando, se tiene que
| |
1 1
( ) ( ) ( )( )
i i i i i i i
v f t g t x x x x t
÷ ÷
A = ÷ + ÷ .
Como
1 1
2 y
i i i i i i
x x t x x x
÷ ÷
+ = ÷ = A , entonces
| | 2 ( ) ( )
i i i i i
v t f t g t x t A = ÷ A .
Por tanto un valor aproximado del volumen está dado por:
| |
1
2 ( ) ( ) .
n
i i i i
i
t f t g t x
=
÷ A
¿
t
(3)
Puesto que la función | | ( ) ( ) x f x g x ÷ es continua en [a,b], entonces para cualquier
i
t de
1
[ , ]
i i
x x
÷
, | |
0
1
lim 2 ( ) ( )
n
i i i i
P
i
t f t g t x t
÷
=
÷ A
¿
existe, en particular para los
considerados en (3).
Lo anterior nos permite definir el volumen de la siguiente manera:
| | 2 ( ) ( )
b
a
V x f x g x dx = ÷
}
t
.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
237
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observaciones
i. Si ( ) 0 g x = para todo x en [a,b], entonces el volumen está dado por
0
1
lim 2 ( ) 2 ( ) .
n
b
i i i
a P
i
V t f t x xf x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
ii. Si se quiere hallar el volumen por cortezas cilíndricas sobre cualquier otro
eje de giro, hay que realizar los cambios pertinentes en la fórmula (2)
(ejemplos 5 y 6).
Ejemplo 4
Encuentre el volumen generado al rotar alrededor del eje y la región comprendida
por la parábola
2
4 , y x x = ÷ la recta 2 y x = + y las rectas 1 x = y 3. x = Tome
elementos de área paralelos al eje y.
Solución
La figura 20.14 nos muestra la región que genera el sólido y el elemento rectangular
de área, y la figura 20.15 muestra el sólido de revolución generado y la corteza
correspondiente al elemento rectangular.
Figura 20.14
El volumen de la corteza cilíndrica generada por el rectángulo i-ésimo está dado
por:
| |
2
2 ( ) ( ) 2 2 ( 4 )
i i i i i i i i i i
v t f t g t x t t t t x t t ( A = ÷ A = + ÷ ÷ A
¸ ¸
.
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
238
Por tanto el volumen del sólido es:
2
0
1
lim 2 5 2
n
i i i i
P
i
V t t t x t
÷
=
( = ÷ + A
¸ ¸
¿ .
Entonces,
3
3 4
3
2 2
1
1
5 188
2 (5 2) 2 .
3 4 3
x x
V x x x dx x
( | |
= ÷ + = ÷ + =
( |
\ ¹¸
}
t t t
Figura 20.15
Ejemplo 5
La región acotada por la recta , y x = el eje x y las rectas 2 y 4 x x = = es rotada
alrededor de la recta 2 x = ÷ . Tomando elementos rectangulares paralelos al eje y,
encuentre el volumen del sólido generado.
Solución
La figura 20.16 indica la región que genera al sólido y el elemento rectangular de
área, y la figura 20.17 muestra el sólido de revolución y la corteza cilíndrica
correspondiente al elemento rectangular.
Figura 20.16
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
239
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 20.17
El volumen de la corteza cilíndrica correspondiente al rectángulo i-ésimo está dado
por:
2 ( ) ,
i i i i
v r f t x A = A t puesto que ( ) 0, g x =
y como 2 ,
i i
r t = + entonces
2 (2 ) ( )
i i i i
v t f t x t A = + A .
Luego
0 0
1 1
lim 2 [2 ] ( ) lim 2 [2 ]
n n
i i i i i i
P P
i i
V t f t x t t x
÷ ÷
= =
= + A = + A
¿ ¿
t t
4
3
4
2 2
2
2
184
2 (2 ) 2 .
3 3
x
x x dx x
( | |
= + = + =
( |
\ ¹¸
}
t t t
Ejemplo 6
La región comprendida por las rectas , 2 y 3 y x y x x = = = gira alrededor del eje
x. Encuentre el volumen del sólido generado.
a. Tomando el i-ésimo elemento de área paralelo al eje x (método de la corteza).
b. Tomando el i-ésimo elemento de área perpendicular al eje x (método del
disco).
Solución
a. La figura 20.18 ilustra la situación cuando se toma el elemento i-ésimo de área
paralelo al eje x.
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
240
Figura 20.18
En la figura 20.18 se observan dos elementos rectangulares limitados a derecha e
izquierda por funciones diferentes. Por tanto, es necesario dividir la región que se
va a rotar en dos regiones
1 2
y . R R La primera, comprendida por las rectas
, 2 y 3, y x y x y = = = y la otra, comprendida por las rectas 2 , y x = 3 y = y 3. x =
Para cada caso se toma un elemento rectangular paralelo al eje x, que al rotarlo
alrededor de éste genera una corteza cilíndrica.
El volumen correspondiente a la corteza cilíndrica generada por el elemento de área
de la región
1
R (figura 20.19) está dado por:
1 1
2 , donde .
2
i
i i i i
t
v t h y h t A = · A = ÷ t
Luego
1
0
1
lim 2
2
n
i
i i i
P
i
t
V t t y t
÷
=
| |
= ÷ A
|
\ ¹
¿
3
3
3
0
0
2 9 .
2 3
y y
y y dy
(
| |
= ÷ = =
( |
\ ¹
¸
}
t
t t
El volumen correspondiente a la corteza cilíndrica generada por el elemento de área
de la región
2
R (figura 20.19) está dado por:
Figura 20.19
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
241
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 2
2 . , donde 3 .
2
i
i i i
t
v t h y h A = A = ÷ t
Luego
2
0
1
lim 2 3
2
n
i
i i
P
i
t
V t y
÷
=
| |
= ÷ A
|
\ ¹
¿
t
6
2 3
6
3
3
3
2 3 2 18 .
2 2 6
y y y
y dy
( | |
| |
= ÷ = ÷ =
( | |
\ ¹
\ ¹¸
}
t t t
Por tanto el volumen total generado por las rectas dadas es igual a
1 2
27 . V V V = + = t
Calculemos ahora el volumen tomando un elemento de área perpendicular al eje x
(figura 20.20). Para este caso se utiliza el método del disco.
Figura 20.20
El volumen del disco generado por el elemento de área esta dado por:
| | | |
( )
2 2
( ) ( )
i i i i
v f t g t x t A = ÷ A
.
Luego
| | | |
( )
2 2
0
1
lim ( ) ( )
n
i i i
P
i
V f t g t x t
÷
=
= ÷ A
¿
| | | |
( )
3
2 2
0
( ) ( ) f x g x dx = ÷
}
t
3 3
2 2 3
0 0
(4 ) 27 . x x dx x ( = ÷ = =
¸ }
t t t
Módulo 20: Volúmenes de sólidos de revolución
242
243
Elementos básicos de cálculo integral y series
21.1 Longitud de arco de una curva plana
21.2 Cálculo de la longitud de los cables en el puente de Occidente
21.3 Área de superficie de revolución
21.3.1 Área de superficie alrededor del eje x
21.3.2 Área de superficie alrededor del eje y
21
Longitud de arco de una curva plana
y área de superficie de revolución
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Usar la integración en aplicaciones geométricas. En particular, usarla para deter-
minar la longitud de arcos y el área de superficies de revolución o áreas laterales.
1. Determine una curva que pase por el punto (0, 1) y cuya integral que define la
longitud de arco viene dada por
2
4
1
1
1 . s dy
y
= + ·
}
¿Cuántas curvas cumplen con lo anterior? Justifique su respuesta.
2. Determine el área lateral (superficial) de una esfera de radio a.
Intuitivamente la longitud de un arco de curva plana es la «distancia» recorrida por
un móvil desde el punto (a, f (a)) hasta el punto (b, f (b)) siguiendo la trayectoria de
la curva y = f (x).
Cuando los puntos A(a, f (a)) y B(b, f (b)) están unidos por un segmento de recta, la
fórmula de la distancia entre dos puntos nos permite conocer la longitud del seg-
mento o la distancia recorrida por el móvil desde A hasta B, pero si los puntos A y B
están sobre una curva, dicha fórmula no es suficiente para determinar la longitud y
sin el cálculo no sabríamos a ciencia cierta cuál es la longitud de un arco de curva en
general. Para determinarla utilizaremos el concepto de distancia entre dos puntos,
lo que nos permitirá definir y calcular dicha longitud como una integral definida.
Christiaan Huygens
Christiaan Huygens vivió desde el año 1629
hasta el año 1695. Muchos historiadores
lo consideran como el más célebre
matemático geómetra de Europa tras la
muerte de Descartes. Entre las actividades
científicas a las cuales orientó su vocación
como investigador también se encuentra la
biología, al margen de ciencias relacionadas
con la matemática, como son la física y la
astronomía.
Huygens nació en La Haya, Holanda, y
murió en París. Su padre era un académico
y diplomático de renombre que cuenta a
su haber el hecho de haber descubierto a
Rembrandt. Se puede afirmar que Huygens
creció y se educó en el seno de un ambiente
familiar acomodado económicamente, en
el cual tuvo la suerte de relacionarse con
importantes científicos y pensadores de la
época. Pasó los años más fecundos de su
vida en París, invitado por Luis XIV.
Trabajó con Antoni van Leeuwenhoek en
los diseños de los primeros microscopios,
realizó algunas de las primeras obser-
vaciones de las células reproductoras
humanas y propuso la primera tesis sobre
el germen como causa de las enfer-
medades, 200 años antes de que ello se
hiciera popular. En 1658 logró construir el
reloj de péndulo (algo que Galileo había
intentado sin éxito), dotando así a la ciencia
de un verdadero cronómetro. Desde ese
momento quedaron en completa obsoles-
cencia y desuso las clepsidras y relojes de
arena de herencia babilónica que no había
sido posible reemplazar por instrumento
alguno antes del acierto del gran genio
holandés.
Huygens encontró un nuevo método para
pulir las lentes, con lo que obtuvo una
imagen más nítida que le permitió descubrir
el mayor satélite de Saturno, Titán, y dar la
primera descripción precisa de los anillos
de este planeta. También estudió las estrellas
244
21.1 Longitud de arco de una curva plana
Para calcular la longitud del arco de curva que une dos puntos A y B del plano
cartesiano subdividimos la curva en muchas partes y unimos los puntos de división
por segmentos de recta (figura 21.1). Este método fue utilizado por Arquímedes
(287-212 a.C.) para aproximar el perímetro de una circunferencia. A continuación
describiremos el procedimiento para una curva plana.
Consideremos una función continua en [a,b] y sea P una partición de [a,b] tal que
0 1 2 n
a x x x x b = < < < < = ! .
A cada
i
x de la partición corresponde un
i
P sobre la curva de coordenadas
( ) , ( )
i i
x f x . Si unimos todo punto
i
P con su correspondiente
1 i
P
÷
mediante un
segmento de recta obtenemos una poligonal denotada por
0 1 2 1 n n
P PP P P
÷
! cuya
longitud viene dada por
1
1
,
n
i i
i
P P
÷
=
¿ (1)
donde
2 2
1 1 1
( ) ( )
i i i i i i
P P x x y y
÷ ÷ ÷
= ÷ + ÷
es la longitud de cada uno de los segmentos de recta que forman la poligonal.
Figura 21.1
Ahora, si la norma de la partición es suficientemente pequeña, la suma en (1) es
una buena «aproximación» a lo que esperamos sea el valor asociado a la longitud
del arco. Podemos entonces definir la longitud del arco así:
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
de la nebulosa de Orión y las características
de la superficie de Marte, que lo llevaron a
concluir la rotación de este planeta sobre
su eje. También inventó un ocular de
telescopio que lleva su nombre.
En 1673, en París, publicó la obra
Horologium oscillatorium, en la que no
solamente desarrolló varias teorías sobre
la fuerza centrífuga en los movimientos
circulares que ayudaron al físico inglés Isaac
Newton a formular las leyes de la gravedad,
sino que describió una solución al problema
del péndulo compuesto, para el cual calculó
la longitud del péndulo simple equivalente.
En la misma publicación incluyó también
una fórmula para calcular el periodo de
oscilación de un péndulo simple y explicó
sus leyes de la fuerza centrífuga para
movimiento uniforme en un círculo. De
regreso en Holanda construyó algunas
lentes de grandes longitudes focales e
inventó el ocular acromático para
telescopios. Poco después de regresar de
una visita a Inglaterra, donde se encontró
con Newton, publicó su tratado sobre la
teoría ondulatoria de la luz. Para él, la luz
era un movimiento vibratorio en el éter,
que se difundía y producía la sensación de
luz al tropezar con el ojo. Con base en su
teoría pudo deducir las leyes de la reflexión
y la refracción y explicar el fenómeno de la
doble refracción. Pero la propuesta que
Huygens describe en este trabajo cayó en
el olvido, aplastada por la imagen y prestigio
de Isaac Newton.
245
Elementos básicos de cálculo integral y series
Definición 1
Si existe un L con la propiedad «para todo 0 e> , existe 0 o > tal que
1
1
n
i i
i
P P L
÷
=
÷ <e
¿
siempre que , P < o para toda partición P sobre [a,b]», a dicho
L se le llama longitud de arco de la curva ( ) y f x = desde el punto
0
P al punto
n
P
y se denota por
1
0
1
lim
n
i i
P
i
L P P
÷
÷
=
=
¿
.
Cuando dicho límite existe, se dice que la curva es rectificable. Además, si ( ) f x tiene
derivada continua, es decir, ( ) f x ' es continua, se dice que la curva es suave.
Procedemos ahora a encontrar una fórmula que nos permita calcular la longitud de
arco de una curva suave.
Tomemos un elemento de arco entre los puntos
1 1 1
( , )
i i i
P x y
÷ ÷ ÷
y ( , )
i i i
P x y (figura
21.2).
Figura 21.2
La longitud de la cuerda
1 i i
P P
÷
es
2 2
1 1
( ) ( )
i i i i
x x y y
÷ ÷
÷ + ÷ , y como
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ y
1
( ) ( ),
i i i
y f x f x
÷
A = ÷ se tiene que:
2
2 2
1
1
i
i i i i i
i
y
P P x y x
x
÷
| | A
= A + A = + · A
|
A
\ ¹
2
1
1
( ) ( )
1 .
i i
i
i i
f x f x
x
x x
÷
÷
| | ÷
= + · A
|
÷
\ ¹
(1)
Ahora, como f es continua y diferenciable en [a,b], lo es en particular en
1
[ , ],
i i
x x
÷
y entonces, de acuerdo con el TVM para derivadas, existe por lo menos un
1
[ , ]
i i i
t x x
÷
e tal que:
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
Vea el módulo 21 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
Vea la animación Área de
superficie de revolución: dibuje-
corte-desenrolle en su multime-
dia de Elementos básicos de
cálculo integral y series
246
1
1
( ) ( )
( ) .
i i
i
i i
f x f x
f t
x x
÷
÷
÷
' =
÷
(2)
Sustituyendo (2) en (1), se tiene:
2
1
1 ( ( ))
i i i i
P P f t x
÷
' = + · A . (3)
Un valor aproximado a la longitud de arco de curva s de ( ) y f x = desde el punto
0
( , ( )) P a f a al punto ( , ( ))
n
P b f b viene dado por:
2
1
1 1
1 ( ( ))
n n
i i i i
i i
s P P f t x
÷
= =
' ~ = + · A
¿ ¿ . (4)
Note que la última suma es una suma de Riemann para
2
( ) 1 ( ( )) g x f x ' = + en
[a,b].
La longitud real del arco de curva se obtiene tomando el límite de la suma en (4)
cuando 0 P n ÷ · ÷· , transformando la suma en la integral definida
2
1 ( ( ))
b
a
f x dx ' + ·
}
.
El razonamiento anterior nos conduce a la siguiente definición.
Definición 2
Sea f una función que tiene derivada continua en [a,b] y que determina una curva
suave C del punto ( , ( )) A a f a al punto ( , ( )). B b f b
Entonces, la longitud s del arco de curva C viene dada por:
2
1 .
b
a
dy
s dx
dx
| |
= + ·
|
\ ¹
}
(5)
Observaciones
i. En el caso de un arco de curva suave determinado por la ecuación ( ) x g y =
con y en el intervalo [c,d], entonces un análisis similar nos permite deducir
para s:
2
1 .
d
c
dx
s dy
dy
| |
= + ·
|
\ ¹
}
(6)
ii. Las fórmulas (5) y (6) pueden recordarse fácilmente usando la siguiente
forma nemotécnica:
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
247
Elementos básicos de cálculo integral y series
Asociar el diferencial de longitud de arco ds con la hipotenusa del triángulo
que aparece en la figura 21.3 y cuyos catetos son dx y dy.
Figura 21.3
Usando el teorema de Pitágoras, se tiene:
2
2 2 2 2
( ) ( ) ( ) 1 ( )
dy
ds dx dy dx
dx
| |
| |
= + = + |
|
|
\ ¹
\ ¹
(7)
(sacando factor común
2
( ) dx )
2
2
1 ( )
dx
dy
dy
| |
| |
| = +
|
|
\ ¹
\ ¹
(8)
(sacando factor común
2
( ) dy )
De (7):
2 2
1 1
b
a
dy dy
ds dx s dx
dx dx
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
.
De (8):
2 2
1 1
d
c
dx dx
ds dy s dy
dy dy
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
.
iii. Las fórmulas (5) y (6) para la longitud de arco, a pesar de ser simples, se
pueden calcular en forma exacta sólo para muy pocas funciones. Casi siempre
hay que recurrir a métodos numéricos para calcularla en forma aproximada.
Por esta razón en los ejercicios propuestos al final del capítulo se pide
únicamente escribir, sin calcular, la integral que representa la longitud de
arco para la función dada y en el intervalo dado.
Ejemplo 1
Use integración para calcular la longitud de una circunferencia de radio a.
Solución
Para simplificar, considere la ecuación
2 2 2
x y a + = , (1)
que representa una circunferencia centrada en el origen y radio a (figura 21.4a).
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
248
Una de las funciones que genera la ecuación anterior es
2 2
y a x = ÷ con
[ 2, 2] x e ÷ (figura 21.4b).
Figura 21.4
Si denotamos por
1
s la longitud del arco de la figura 21.4b, entonces la longitud
total s de la circunferencia es
1
2 . s s =
Ahora,
2
1
1
a
a
dy
s dx
dx
÷
| |
= + ·
|
\ ¹
}
. (2)
Pero
dy x
dx y
= ÷
(usando derivación implícita en (1)).
Así que
2
2
2 2
2
2 2
1 1
dy x x y a
dx y y
a x
| | + | |
+ = + ÷ = =
| |
\ ¹
\ ¹ ÷
.
Luego
2 2
1
2 0 2 2 2 2
2
a a
s dx dx
a x a x
÷
= · = ·
÷ ÷
} } (por ser el integrando una función
par).
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
249
Elementos básicos de cálculo integral y series
Al evaluar la última integral usando la sustitución sen x a u = y cos , dx a d = u u
se obtiene
1
, s a =t
y en consecuencia,
1
2 2 , s s a = = t
fórmula que coincide con la usada en geometría para la longitud de la circunferencia.
Ejemplo 2
Determine el perímetro de la hipocicloide de cuatro cúspides (figura 21.5a)
2 3 2 3
1 x y + = (1)
Solución
Figura 21.5
Una de las funciones que genera la ecuación anterior es
2 3 3
(1 ) , y x = ÷ con
[ 1,1] x e ÷ (figura 21.5b).
Pero
2 3 1 2 1 3
1 3 1 3
(1 ) dy x y
dx x x
÷
= ÷ = ÷
.
Note que la derivada de la función no existe en 0 x = (allí la tangente a la curva es
vertical), pero esto no es impedimento para determinar la longitud.
Si denotamos por
1
s
la longitud de la mitad del arco de la figura 21.5b, entonces la
simetría de la figura permite deducir que la longitud total s de la hipocicloide es
1
4 s s =
.
Ahora,
2
1
1
0
1
dy
s dx
dx
| |
= + ·
|
\ ¹
}
. (2)
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
250
De otro lado,
2
2
1 3 2 3 2 3
1 3
1 3 2 3 1 3
1
1 1
dy y x y
x
dx x x x
÷
| | + | |
+ = + ÷ = = =
| |
\ ¹
\ ¹
.
Luego
1
1
1 3 2 3
1
0
0
3 3
2 2
s x dx x
÷
(
= = =
(
¸ ¸
}
.
Por tanto,
1
4 6. s s = =
21.2 Cálculo de la longitud de los cables en el puente de
Occidente
Consideremos ahora un cable flexible de peso despreciable y que lleva una carga
horizontal uniformemente distribuida de intensidad w. Si suponemos que C y E
están a la misma altura (figura 21.6), entonces la distancia horizontal CE se llamará
cuerda o luz del cable (c).
La profundidad del punto más bajo del cable respecto a la horizontal que pasa por
C y E se llama flecha (f).
Con respecto a los ejes x e y de la figura 21.6, f es la ordenada del punto de
suspensión.
La relación
c
f
se llama relación de flecha.
Figura 21.6
Llamemos O el punto más bajo del cable y pasemos por O un eje horizontal x y un
eje vertical y.
Sea A(x, y) un punto del cable.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Escuche el audio Hi stori a del
puente de Occidente «José María
Vi l l a» en su multimedia de
Elementos básicos de cálculo
integral y series. (Adaptado, con
autorización, del trabajo que el
profesor Jaime Chica E. hizo sobre
esta obra de ingenieria.)
251
Elementos básicos de cálculo integral y series
Consideremos el equilibrio del tramo OA del cable. Como el cable es flexible, la
única fuerza que puede transmitir es una tensión T que es tangente al cable en cada
punto. Llamemos T
0
la tensión en el punto más bajo. El tramo OA de cable soporta
una carga vertical de intensidad wx y está en equilibrio bajo la acción de tres
fuerzas:
0
T , T y la carga vertical wx.
Como
0
T y T se cortan en C, punto medio de , OA' se tendrá que la carga vertical wx
está aplicada en C.
Figura 21.7
Del diagrama de cuerpo libre para el tramo OA (figura 21.7):
0,
x
F =
¿
de donde
0
,
x
T T = (1)
0,
y
F =
¿
de donde ,
y
T wx = (2)
0
0, M =
¿
de donde 0.
2
x y
x
wx yT xT
| |
÷ ÷ + =
|
\ ¹
(3)
Reemplazando (1) y (2) en (3),
2
2
0
0,
2
wx
yT wx ÷ ÷ + =
de donde
2
0
,
2
w
y x
T
| |
=
|
\ ¹
con
0
2
w
T
| |
|
\ ¹
constante, (4)
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
252
ecuación que nos demuestra que la curva que adopta el cable es una parábola de la
forma
2
y Qx = con
0
2
w
Q
T
=
.
Vamos ahora a ver que
2
4 f
Q
c
=
.
En (4), si ,
2
c
x = y = f . Entonces
2 2
0 0
,
2 4 8
w c wc
f
T T
= =
de donde
2
0
8
wc
T
f
=
y por tanto
2 2
0
4
.
2
2
8
w w f
Q
T wc c
f
= = =
La ecuación de la curva es entonces:
2
2
4 f
y x
c
= con
, .
2 2
c c
x
(
e ÷
(
¸ ¸
Ahora, como vimos en el módulo 14 del texto Elementos básicos del cálculo
diferencial, un cable colgante apoyado en extremos que están a la misma altura
adopta la forma de una catenaria de ecuación:
cos
H
y h x
H
| |
=
|
\ ¹
o
o
,
donde
H: tensión en el punto más bajo
o
: densidad del cable (libras/pie).
Pero cuando un cable está suficientemente tenso, es decir, cuando f es pequeño
comparado con c, se puede apreciar que s, longitud del cable, es ligeramente mayor
que la cuerda c y se puede asumir en estos casos que el peso del cable se halla
distribuido uniformemente a lo largo de la luz c.
Tal es el caso en el puente colgante de Occidente «José María Villa» de Santafé de
Antioquia, donde
956 (pulgadas) 291m.
35 (pulgadas) 10.5m.
0.0366 .
c
f
f
n
c
¹
¦ ' = ~
¦
' = ~
`
¦
¦ = =
)
(5)
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
253
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 3
Determine la longitud de uno de los cables en el puente de Occidente. Es decir,
determine la longitud de arco de curva
2
, y Qx = donde
2
4
y , .
2 2
f c c
Q x
c
(
= e ÷
(
¸ ¸
Solución
Si llamamos s el largo de cada uno de los cables comprendidos entre las torres
soportes, entonces
2
2
2
1
c
c
dy
s dx
dx
÷
| |
= +
|
\ ¹
}
.
Como
2
, y Qx = entonces
2 .
dy
Qx
dx
=
Así que
2
2 2
2
1 4
c
c
s Q x dx
÷
= +
}
2
2
2
2
1
2
4
c
c
Q x dx
Q
÷
= +
}
2
2
2
0
1
4
4
c
Q x dx
Q
= +
}
(por ser el integrando una función par).
Ahora, la integral
2
2
1
4
x dx
Q
+
}
puede escribirse en la forma:
2 2 2
2
1
.
4
x dx a x dx
Q
+ = +
} }
donde
2
2
1
4
a
Q
= .
Pero,
2 2 2 2 2 2 2
1
ln ( .
2
a x dx x a x a x a x c
(
+ = + + + + +
¸ ¸
}
(Vea la fórmula 28
de la tabla de integrales del Apéndice III)
Tomando como
2
2
1
,
4
a
Q
= se tiene:
2
2 2
2 2 2
0
1 1 1
2 ln
4 4 4
c
s Q x x x x
Q Q Q
( | |
= + + + + ( |
|
( \ ¹ ¸ ¸
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
Consulte el apéndice III «Tabla
de integrales» al final de este
texto.
254
2 2
2 2 2 2
1 1 1 1 1
2 ln ln
2 4 2 4 2 4 4 4 4
c c c c
Q
Q Q Q Q Q
( | |
( | = + + + + ÷
|
(
\ ¹ ¸ ¸
2 2
2 2
1 1 1 1 1
ln ln .
4 2 2 4 2 2 4 4
c c c
Qc
Q Q Q Q Q
| |
| = + + + + ÷
|
\ ¹
Si se sustituye
2
4 f
Q
c
= se obtiene luego de las simplificaciones necesarias:
2 2 2
2 2
2
4 16 1
16 ln
2 8
cf c c f c
s c f
f c
+ +
= + +
.
Como
f
n
c
= es la relación de flecha, y por tanto f = nc, se tiene que
2 2 2 2
2 2 2
2
4 ( ) 16 1
16 ln ,
2 8( )
c nc c c n c c
s c n c
nc c
(
+ +
( = + +
(
¸ ¸
esto es,
2 2
1 16 ln 4 1 16 ,
2 8
c c
s n n n
n
(
= + + + +
¸ ¸
y se tiene así que s = f (c, n). Es decir, la longitud s es una función de c y n.
En particular, al sustituir los valores de c y n que aparecen en (5) se obtiene el valor
de s:
960 pies. s ~
Observación
Existe otro procedimiento de cálculo para encontrar la longitud de cada cable usando
la serie binomial que aparece en el módulo 31 (vea el ejemplo 13 del módulo 31).
21.3 Área de superficie de revolución
En esta sección se presentarán fórmulas para expresar el área de la superficie de un
sólido de revolución en forma de integrales definidas. El área de superficie puede
interpretarse intuitivamente como la cantidad (en unidades de área) necesaria para
«envolver» el sólido. En particular, se mostrará que el área de superficie de una
esfera de radio a es cuatro veces el área del círculo que la genera. Éste fue uno de
los grandes descubrimientos de Arquímedes en el siglo III a.C.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
255
Elementos básicos de cálculo integral y series
Todas las ideas expuestas serán presentadas usando la forma diferencial o
aproximaciones locales dejando las usuales sumas de Riemman para un estudio
más avanzado del tema.
La forma diferencial está basada en tres pasos básicos:
1. Dibújese
2. Córtese
3. Desenróllese
21.3.1 Área de superficie alrededor del eje x
Supóngase que y = f (x) es una función con primera derivada continua en [a, b] y
además ( ) 0 f x > para todo [ , ] x a b e (figura 21.8a).
Figura 21.8
Cuando el arco de curva plana del punto A(a, f (a)) al punto B(b, f (b)) gira alrededor
del eje x, genera una superficie (área lateral) como la que aparece sombreada en la
figura 21.8b.
Usemos entonces la forma diferencial para expresar el área de superficie como una
integral definida. Para ello considere una pequeña sección (casi recta) del gráfico
de f (x) (figura 21.9a) que corresponde al diferencial de longitud ds.
Figura 21.9
Al girar ds alrededor del eje x genera la franja de área sombreada que aparece en la
figura 21.9b. Esta franja corresponde al diferencial de área de superficie que
denotaremos dS.
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
256
Supóngase que la franja se corta con tijeras por los puntos y AA BB ' ' y se
despliega como aparece en las figuras 21.10 a y b.
Figura 21.10
El diferencial de área de superficie dS puede considerarse ahora como el área de un
rectángulo cuya base 2 BB AA y ' ' = = t (longitud de la circunferencia de radio y) y
cuya altura es ds (diferencial de longitud).
Esto es:
2 . dS y ds = t (1)
Ahora se tienen dos posibilidades de escoger la ds de acuerdo con las ecuaciones
(7) y (8) de la sección 21.1. Esto es, si
2
1 ,
dy
ds dx
dx
| |
= +
|
\ ¹
entonces el diferencial de área de superficie dS depende sólo de la variable x, esto
es,
2 2
2 ( ) 1 2 ( ) 1 .
b
a
dy dy
dS f x dx S f x dx
dx dx
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
t t
(2)
Pero si
ds =
2
1 ,
dx
dy
dy
| |
+
|
\ ¹
entonces el diferencial de área de superficie dS depende sólo de la variable y, esto
es,
2 2
2 1 2 1 .
d
c
dx dx
dS y dy S y dy
dy dy
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
t t
(3)
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
257
Elementos básicos de cálculo integral y series
Cualquiera de las fórmulas (2) y (3) permite determinar el área de la superficie de
revolución generada al rotar alrededor del eje x un arco de curva de la función
positiva y con derivada continua y = f (x) en el intervalo [a, b].
21.3.2 Área de superficie alrededor del eje y
Al girar ds de la figura 21.9a alrededor del eje y se genera la franja de área sombreada
que aparece en la figura 21.11. Esta franja corresponde al diferencial de área de
superficie que denotaremos por dS.
Figura 21.11
Supongamos que la franja se corta con tijeras por los puntos y AA BB ' ' y se
desenrolla como aparece en las figuras 21.12 a y b.
Figura 21.12
El diferencial de superficie puede considerarse ahora como el área de un rectángulo
cuya base 2 BB AA x ' ' = = t (longitud de la circunferencia de radio x) y cuya
altura es ds (diferencial de longitud), es decir,
2 . dS x ds = t (4)
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
258
Al igual que en caso anterior, existen dos posibilidades de expresar la dS en términos
de x o de y, de acuerdo con la escogencia que se haga del diferencial de longitud ds
en las ecuaciones (7) y (8) de la sección 21.1.
Así, si
2
1 ,
dy
ds dx
dx
| |
= +
|
\ ¹
entonces, sustituyendo en (4), se puede escribir:
2 2
2 1 2 1 .
b
a
dy dy
dS x dx S x dx
dx dx
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
t t
(5)
Si
2
1 ,
dx
ds dy
dy
| |
= +
|
\ ¹
al sustituir en (4) la variable de integración para S es y, y por
tanto la variable x de la dS debe expresarse en términos de y.
Así que:
2 2
2 1 2 ( ) 1
d
c
dx dx
dS x dy S g y dy
dy dy
| | | |
= + ¬ = +
| |
\ ¹ \ ¹
}
t t
. (6)
Cualquiera de las fórmulas (5) y (6) permiten determinar el área de la superficie de
revolución generada al rotar alrededor del eje y un arco de curva de la función
positiva y con derivada continua y = f (x) en el intervalo [a, b].
Observaciones
i. Si el eje de rotación no es el eje x (eje y), en la integral de las fórmulas (2), (3),
(5) y (6) deben modificarse en forma apropiada los radios de giro. Así, si la
ds gira alrededor de la recta y = k, entonces el radio de giro es (y – k) (figura
21.13a). En este caso, 2 ( ) . dS y k ds = ÷ t
Figura 21.13
Si la ds gira alrededor de la recta x = k, entonces el radio de giro es
( ) x k ÷ (figura 21.13b). En este caso, 2 ( ) . dS x k ds = ÷ t
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
259
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. Se recomienda al estudiante no memorizar las cuatro fórmulas (2), (3), (5) y
(6). En lugar de esto se le sugiere seguir en cada caso los tres pasos básicos
dados al inicio de la sección: dibújese, córtese, desenróllese, y construir el
diferencial de área de superficie apropiado.
Los ejemplos siguientes ilustran la manera de proceder en cada caso.
Ejemplo 4
Use integración para hallar el área de la superficie de una esfera de radio a.
Solución
La superficie de la esfera se genera por rotación alrededor del eje x, del arco
superior de
2 2 2
x y a + = , es decir,
2 2
y a x = ÷
en el intervalo [ , ] a a ÷ (figura 21.14 a).
Figura 21.14
Al girar alrededor del eje x la ds, se genera la dS (diferencial de área de superficie),
franja de área sombreada que aparece en la figura 21.14b.
Al contar y desarrollar la dS se obtiene el rectángulo de la figura 21.15 con las
especificaciones allí dadas.
Figura 21.15
De acuerdo con la figura:
2
2 2
2 2
2 2 .
a
dS a x dx a dx
a x
= ÷ · =
÷
t t
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
260
Entonces
| |
0
0
2 2 2 4
a a
a
a
S a dx a dx ax
÷
= = =
} }
t t t
2
4 . a = t
Es decir, el área de la superficie de una esfera es cuatro veces el área de su sección
transversal.
Ejemplo 5
Determine el área de la superficie de revolución generada al rotar alrededor del eje
y la porción de la hipocicloide
2 3 2 3
1 x y + = en [0,1] y considerando:
a. Variable de integración x.
b. Variable de integración y.
Solución
El área de superficie se genera al rotar alrededor del eje y la porción de curva que
aparece en la figura 21.16.
En cualquier caso:
2 . dS x ds = t
a. Ahora, si escogemos como variable de integración a la x, entonces:
2
2 1
dy
dS x dx
dx
t
| |
= +
|
\ ¹
.
Pero
2
1/ 3
1
dy
x
dx
÷
| |
+ =
|
\ ¹
(ejemplo 2, sección 21.1).
Luego
1 3 2 3
2 2 dS x x dx x dx t t
÷
= · = .
Así que
1
1
2 3 5 3
0
0
3 6
2 2
5 5
S x dx x
(
= = =
(
¸ ¸
}
t
t t
.
b. Si escogemos como variable de integración a y, entonces:
2
2 1
dy
dS x dy
dx
t
| |
= +
|
\ ¹
(7)
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
261
Elementos básicos de cálculo integral y series
Como la variable de integración es y, debemos expresar x de la función en
términos de y. Esto es, si
2 3 2 3
1, x y + = entonces
( )
3 2
2 3
1 x y = ÷ (8)
Figura 21.16
También,
2
1 3
1
1
dy
dx y
| |
+ =
|
\ ¹
. (9)
Módulo 21: Longitud de arco de una curva plana y área de superficie de revolución
262
Sustituyendo (8) y (9) en (7) se puede escribir
( )
3 2
2 3
1 3
1
2 1 dS y dy
y
t = ÷
.
De aquí,
2 3 3 2
1
1 3
0
(1 )
2 2
y
S dy
y
÷
=
}
t t
.
La última integral puede evaluarse haciendo la sustitución:
( )
2 3 1 3
1 3
2 2
1
3 3
dy
u y du y dy
y
÷
= ÷ ¬ = ÷ = ÷
1 3
3
.
2
dy
du
y
¬ = ÷
De esta forma:
2 3 3 2
1 0
3 2
1 3
0 1
0
5 2
1
(1 ) 3
2 2
2
2 2 6
3 3 0 .
5 5 5
y
S dy u du
y
u
÷ | |
= = ÷
|
\ ¹
( (
= ÷ = ÷ ÷ =
( (
¸ ¸ ¸ ¸
} }
t t
t t t
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
263
Elementos básicos de cálculo integral y series
22.1 Centro de masa de una varilla o de un alambre
22.2 Centro de masa de una región plana o de una lámina delgada
22.3 Centro de masa de un sólido de revolución
22
Momentos y centros de masa
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Usar la integración en aplicaciones a la física. En particular, usarla para determinar
los momentos y centros de masa de varillas delgadas, de láminas planas y delga-
das y de sólidos de revolución.
1. Demuestre que si una región plana R es simétrica respecto al eje x, entonces su
centroide está sobre dicho eje. Demuestre además que el centroide de un círculo
se encuentra en su centro.
2. Demuestre que el centro de masa de un sistema formado por tres partículas de
igual masa está situado en el punto de intersección de las medianas del triángulo
formado por los puntos donde están localizadas las partículas.
Muchas estructuras y sistemas mecánicos modelados en ingeniería se comportan
como si sus masas estuviesen concentradas en un solo punto, llamado centro de
masa. Cuando las masas de los objetos son puntuales (caso discreto), el centro de
masa es un cociente de sumatorias, pero en el caso de cuerpos sólidos, que tienen
(al menos en el nivel macroscópico) una distribución continua de materia (caso
continuo), las sumatorias se reemplazan por integrales y nuestro propósito en este
módulo es usar la integral para determinarlo en el caso de varillas delgadas, láminas
planas delgadas y sólidos de revolución.
Acerca de tales problemas se puede decir en forma general que:
1. Si un cuerpo homogéneo (densidad constante) tiene un centro geométrico,
como una bola de hierro o un cubo de azúcar, el centro de masa está en el
centro geométrico.
2. Si un cuerpo tiene un eje de simetría, el centro de masa está sobre dicho eje.
Las torres Petronas
La aceleración debida a la gravedad en la
base de las torres Petronas de Kuala
Lumpur (capital de Malasia), cuya altura es
de 452 metros, es sólo 0.014% mayor que
en la punta. El centro de gravedad de las
torres está solo 2 centímetros abajo del
centro de masa. (Tomado del texto Física
universitaria, de Sears y otros, p. 407).
264
3. Ninguna ley establece que el centro de masa debe estar localizado dentro del
cuerpo. Así por ejemplo, el centro de masa de una dona está en el agujero. En
el ejemplo 9 se muestra que el centro de masa de un alambre en forma circular
está fuera de él.
Antes de iniciar el estudio del objeto básico de este módulo es conveniente y
metodológico hacer un comentario acerca de la densidad.
La densidad se define como el producto de la masa por la unidad de volumen; sin
embargo, en la práctica se utilizan unidades que pueden medirse de manera más
apropiada. Así por ejemplo:
„ Para alambres y varillas delgadas
. masa densidad longitud = × Asociar: N
N
N 1
. . dif masa dif longitud
densidad
dm dL o = ·
„ Para hojas planas y láminas delgadas
. masa densidad área = × Asociar:
N
N
N 2
. . dif masa dif de área
densidad
dm dA o = ·
„ Para sólidos
. masa densidad volumen = × Asociar:
N
N
N 3
. . dif masa dif de volumen
densidad
dm dV o = ·
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
265
Elementos básicos de cálculo integral y series
22.1 Centro de masa de una varilla o de un alambre
Caso discreto
Supongamos un conjunto de n masas
1 2
, , ,
n
m m m ! situadas sobre el eje x en los
puntos de abscisas
1 2
, , ,
n
x x x ! . El momento de cada masa
i
m con respecto al
origen será
i i
m x y su momento total será
1
.
n
i i
i
m x
=
¿
Se llama centro de masa al punto P de abscisa
x
dada por:
1 1 2 2 1
1 2
1
.
n
i i
n n i
n
n
i
i
m x
m x m x m x
x
m m m
m
=
=
+ + +
= =
+ + +
¿
¿
"
!
El centro de masa P tiene la siguiente propiedad física: si las masas son puntuales,
o sea que ocupan solamente un punto y están colocadas sobre una varilla ideal
sin peso o de peso despreciable, el sistema queda en equilibrio cuando se le
suspende de P.
Ejemplo 1
Cuatro masas de 3, 5, 6 y 8 gramos están colocadas sobre el eje x en las abscisas
–2, 3, 5 y –4, respectivamente. Halle el centro de masa del sistema.
Solución
4
1
4
1
3( 2) 5.3 6.5 8( 4) 7
.
3 5 6 8 22
i i
i
i
i
m x
x
m
=
=
÷ + + + ÷
= = =
+ + +
¿
¿
Caso continuo
Consideremos ahora una varilla rígida de diámetro pequeño y longitud L colocada
sobre el eje x de tal modo que uno de sus extremos coincide con el origen 0 (figura
22.1). Supongamos además que la densidad lineal (unidades de masa por unidad
de longitud) es una función
1
( ), x o integrable en [0, ] L .
Si hacemos una partición P de la varilla en n segmentos de longitud
1 i i i
x x x
÷
A = ÷ ,
una aproximación a la masa del i-ésimo intervalo será
1
( )
i i
t x o A , en donde
i
t es un
punto de
1
[ , ]
i i
x x
÷
y
i
x A su longitud, una aproximación a su momento con respecto
al origen será ( )
i i i
t t x o A .
Módulo 22: Momentos y centros de masa
Vea el módulo 22 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
266
Figura 22.1
La masa total m estará dada por:
1 1
0 0
1
lim ( ) ( )
n
L
i i
P
i
m t x x dx
÷
=
= A =
¿
}
o o
. (1)
El momento de masa total M será:
1 1
0 0
1
lim ( ) ( ) .
n
L
i i i
P
i
M t t x x x dx o o
÷
=
= A =
¿
}
(2)
El centro de masa estará dado por:
1
0
1
0
( )
.
( )
L
L
x x dx
x
x dx
=
}
}
o
o
(3)
Ejemplo 2
Halle el centro de masa de una varilla de diámetro pequeño, longitud L y densidad
uniforme (constante)
1
( ) . x k o =
Solución
De acuerdo con la fórmula (3) tenemos que:
| |
2
1
0 0
0
0 1
0 0
( )
2
2
( )
L
L L
L L L
x
k
x x dx x k dx
L
x
k x
x dx k dx
(
(
·
¸ ¸
= = = =
} }
} }
o
o
.
Este resultado confirma la propiedad bien conocida de que si una varilla de densidad
uniforme se suspende de su punto medio, queda en equilibrio.
Ejemplo 3
Una varilla de longitud 60 cm tiene una densidad lineal que varía proporcionalmente
al cuadrado de su distancia a uno de los extremos. Si la densidad en el extremo más
pesado es de 7200 g/cm, halle su masa total y el centro de masa.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
267
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
Coloquemos la varilla sobre el eje x con su extremo más liviano en el origen 0 (figura
22.2).
La densidad lineal será
2
1
( ) , x Rx = o de tal modo que cuando x = 60, P(60) = 7200,
luego
2
60 7200 R· = , de donde obtenemos 2, R = y por tanto
2
1
( ) 2 . x x = o
Figura 22.2
Para hallar la masa m utilizamos la fórmula (1) y para el centro de masa la (3).
Entonces:
60
3
60
2
0
0
2 2 144 000 g
3
x
m x dx
(
= = =
(
¸ ¸
}
y
60
4
60
2
0
0
2
2
4
45 cm.
144 000
x
x x dx
x
m
(
(
·
¸ ¸
= = =
}
Este último resultado nos indica que para que la varilla quede en equilibrio debe
suspenderse de un punto a 45 cm del extremo más liviano.
22.2 Centro de masa de una región plana o de una
lámina delgada
Caso discreto
Se tienen n partículas de masas
1 2
, , ,
n
m m m ! situadas sobre el plano xy en los
puntos
1 1 2 2
( , ), ( , ), , ( , )
n n
x y x y x y ! (figura 22.3).
Los momentos de estas masas respecto a los ejes x e y denotados por
y Mx My respectivamente, se definen así:
Módulo 22: Momentos y centros de masa
268
1 1
; .
n n
i i i i
i i
Mx y m My x m
= =
= =
¿ ¿
Figura 22.3
Las coordenadas e x y del centro de masa se definen por:
1 1
; .
n n
i i
i i
My Mx
x y
m m
= =
= =
¿ ¿
El punto ( , ) x y tiene la propiedad de que si las masas están colocadas sobre una
placa sin peso y dicha placa se suspende de él, debe entonces quedar en equilibrio.
Ejemplo 4
Se tienen masas de 5, 10 y 20 kg situadas en los puntos (1, 1), ( ÷ 3, 1) y (0, 3),
respectivamente. Halle los momentos de masa respecto a los ejes coordenados y el
centro de masa.
Solución
Mx
3
1
5 1 10( 3) 20.0 25 kg-m.
i i
i
My m x
=
= = · + ÷ + = ÷
¿
3
1
5 10 20 35 kg.
i
i
m m
=
= = + + =
¿
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
269
Elementos básicos de cálculo integral y series
25 5
m.
35 7
My
x
m
÷ ÷
= = =
75 15
m.
35 7
Mx
y
m
= = =
Caso continuo
Consideremos ahora una placa delgada con densidad de superficie
2
( , ) x y k o = (constante) en todos sus puntos y limitada por las curvas
( ) , ( ) y f x y g x = = ( ( ) y ( ) integrables en [ , ]) f x g x a b y las rectas x = a y x = b.
Supongamos además que ( ) ( ) f x g x > para todo en [ , ] x a b (figura 22.4).
Figura 22.4
La masa
i
m A del i-ésimo rectángulo que resulta al efectuar una partición P sobre
[a,b] será el producto de la densidad k por el área, esto es,
| | ( ) ( )
i i i i
m k f t g t x A = ÷ A ,
en donde
i
t es un punto cualquiera de
1
[ , ]
i i
x x
÷
.
El momento de masa correspondiente al i-ésimo elemento, respecto al eje y, estará
dado aproximadamente por | | ( ) ( )
i i i i i i
t m t k f t g t x · A = ÷ A y el momento de masa
total por:
| | | |
0
1
lim ( ) ( ) ( ) ( ) .
n
b
i i i i
a P
i
My kt f t g t x kx f x g x dx
÷
=
= ÷ A = ÷
¿
}
(1)
Módulo 22: Momentos y centros de masa
270
Para calcular el momento Mx respecto al eje x utilizaremos el resultado del ejemplo
2, o sea que para calcular el momento de una varilla de densidad uniforme, respecto
a uno de los extremos, basta colocar toda su masa en el punto medio. El i-ésimo
rectángulo de nuestra partición Pse puede asimilar muy bien a una varilla delgada,
asi que su momento respecto al extremo que se apoya sobre el eje x estará dado
por:
| |
1
( ) ( ) .
2
i i i
f t g t m + A
Es decir,
| | | |
2 2
1 1
( ) ( ) ( ) ( ) ( ( )) ( ( ))
2 2
i i i i i i i i
f t g t k f t g t x k f t g t x ( + ÷ A = ÷ A
¸ ¸
.
Entonces, el momento total podrá escribirse así:
2 2
0
1
2 2
1
lim ( ( )) ( ( ))
2
( ( )) ( ( )) .
2
n
i i i
P
i
b
a
Mx k f t g t x
k
f x g x dx
÷
=
| |
( = ÷ A
|
¸ ¸
\ ¹
( = ÷
¸ ¸
¿
}
(2)
La masa total m estará dada por
| |
| |
0 0
1 1
lim lim ( ) ( )
( ) ( ) .
n n
i i i i
P P
i i
b
a
m m k f t g t x
k f x g x dx
÷ ÷
= =
= A = ÷ A
= ÷
¿ ¿
}
(3)
Las coordenadas e x y del centro de masa se pueden obtener así:
| |
| |
( ) ( )
.
( ) ( )
b
a
b
a
x f x g x dx
My
x
m
f x g x dx
÷
= =
÷
}
}
(4)
| |
2 2
( ( )) ( ( ))
1
.
2
( ) ( )
b
a
b
a
f x g x dx
Mx
y
m
f x g x dx
( ÷
¸ ¸
= = ·
÷
}
}
(5)
Observaciones
i. En las fórmulas (4) y (5) se ha eliminado el factor k por aparecer en el
numerador y en el denominador, y en consecuencia las coordenadas e x y
sólo dependen de la geometría de la lámina y no de su masa, por lo que el
punto dado por las fórmulas (4) y (5) se llamará también el centroide de la
región.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
271
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. Si en las fórmulas (1) y (2) se elimina la densidad k (o mejor, se hace igual a
1), los valores resultantes los llamaremos los momentos de la región respecto
a los ejes coordenados.
Al hacer k = 1 en la fórmula (3), la masa coincide numéricamente con el área
de la región.
Ejemplo 5
Encuentre el centroide de la región limitada por la rama de parábola y x = , el eje
x y la recta 4 x = (figura 22.5).
Figura 22.5
Solución
En la figura 22.5 aparece el i-ésimo rectángulo indicando el punto medio en el cual
se asume que se concentra la masa total. El momento respecto al eje x del i-ésimo
rectángulo es el producto de su área por la distancia del punto medio al eje x. Esto
es,
1
.
2
i i i
t t x · A
Entonces, el momento total Mx será:
0
1
1
lim .
2
n
i i i
P
i
Mx t t x
÷
=
| |
= A
|
\ ¹
¿
4
2
4
0
0
1 1
4.
2 2 2
x
x dx
(
= = =
(
¸ ¸
}
Similarmente, el momento respecto al eje y del i-ésimo rectángulo es el producto de
su área por la distancia al eje y. Esto es,
Módulo 22: Momentos y centros de masa
272
.
i i i
t t x A
Entonces, el momento total respecto al eje y, My, será:
4
4 4
3 2 5 2
0 0 0
1 0
2 64
lim .
5 5
n
i i i
P
i
My t t x x x dx x dx x
÷
=
(
= A = = = =
(
¸ ¸
¿
} }
El área de la región está dada por:
4
4
3 2
0
0
2 16
.
3 3
A x dx x
(
= = =
(
¸
}
Las coordenadas x e y del centroide serán entonces:
64
12 4 3
5
; .
16 16
5 4
3 3
My Mx
x y
A A
= = = = = =
Ejemplo 6
Halle el centroide de la región limitada por la curva
2
y x = y la recta 2 y x = + (figura
22.6).
Figura 22.6
Solución
Los puntos de intersección de la parábola y la recta son ( 1,1) ÷ y
(2, 4
y se
obtienen resolviendo simultáneamente las dos ecuaciones.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
273
Elementos básicos de cálculo integral y series
El momento respecto al eje x del i-ésimo rectángulo se obtiene multiplicando su
área por la distancia de su punto medio al eje x.
Entonces el momento total será:
2 2
0
1
1
lim (( 2) )(( 2) )
2
n
i i i i i
P
i
Mx t t t t x
÷
=
| |
= + + + ÷ A
|
\ ¹
¿
2 2
2 2 2 4
1 1
1 1 36
(( 2) )(( 2) ) ( 4 4 ) .
2 2 5
x x x x dx x x x dx
÷ ÷
= + + + ÷ = + + ÷ =
} }
El momento respecto al eje y es:
2
2
1 0
1
lim ( )(( 2) ) (( 2) )
n
i i i i
P
i
My t t t x x x x dx
÷ ÷
=
= + ÷ A = + ÷
¿
}
2
2 3
1
9
( 2 ) .
4
x x x dx
÷
= + ÷ =
}
El área de la región es:
2
2
1
9
( 2 ) .
2
A x x dx
÷
= + ÷ =
}
Por tanto las coordenadas del centroide serán:
36 9
1 8
5 4
; .
9 9
2 5
2 2
My Mx
x y
A A
= = = = = =
Ejemplo 7
Demuestre que la figura plana A (figura 22.7), simétrica respecto al eje x, tiene su
centroide sobre dicho eje.
Figura 22.7
Módulo 22: Momentos y centros de masa
274
Solución
Como la figura A está limitada superiormente por la curva ( ) y f x = , entonces,
dada la simetría respecto al eje x, la curva que la limita inferiormente debe ser
( ). y f x = ÷
Para calcular la ordenada y del centroide utilicemos la fórmula (5) dada al comienzo
de esta sección en donde ( ) g x es la función ( ). y f x = ÷ Por tanto,
| |
2 2
( ( )) ( ( ))
1
0,
2
( ) ( )
b
a
b
a
f x f x dx
y
f x g x dx
( ÷ ÷
¸ ¸
= · =
÷
}
}
y en consecuencia el centroide está sobre el eje x, o sea que está localizado sobre
el eje de simetría.
Observación
De manera similar puede demostrarse fácilmente que si la región plana es simétrica
con respecto al eje y, su centroide estará localizado sobre dicho eje.
Ejemplo 8
Demuestre que el centroide de un círculo se encuentra en su centro.
Solución
Cualquier diámetro que se trace es un eje de simetría en el círculo. En consecuencia,
por el resultado del ejemplo 7, el centroide se debe encontrar localizado sobre
dicho eje. Si trazamos dos diámetros diferentes, el centroide pertenece
simultáneamente a los dos, luego pertenece a su intersección, que en este caso
coincide con el centro.
Ejemplo 9
Determine el centro de masa de un alambre delgado de densidad constante
1
o y
que tiene forma de una semicircunferencia de radio a.
Solución
Supongamos que el alambre tiene la forma de la semicircunferencia
y =
que aparece en la figura 22.8a.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
275
Elementos básicos de cálculo integral y series
Figura 22.8
Como el alambre es homogéneo, la distribución de masa es simétrica con respecto
al eje y; en consecuencia, 0 x = .
Ahora
.
x
M
y
m
=
(1)
Pero
2
1 1 1
2
2
1
dy a
dm ds dx dx
dx
a x
| |
= o = o + = o
|
\ ¹
÷
(ejemplo 4, sección 21.3).
Luego
1
1
2 2
a
a
a
m dx a
a x
÷
o
= = to
÷
}
(masa de media circunferencia). (2)
También, si denotamos por
x
dM el diferencial de momento con respecto al eje x,
del diferencial ds, entonces:
2 2
1 1
( ) (distancia al eje ) .
x
dM dm x ds y a x ds = · = o · = o ÷
Luego
2 2
1
2 2
a
x
a
a
M a x dx
a x
÷
= o ÷
÷
}
| |
2
1 1 1
0
0
2 2 2
a
a
a dx a x a = o = o = o
}
. (3)
Sustituyendo (2) y (3) en (1) se obtiene:
2
1
1
2 2
.
a a
y
a
o
= =
t o t
Por tanto, el centroide ( , ) x y del alambre está localizado en el punto
2
0,
a | |
|
t
\ ¹
(figura
22.8b).
Módulo 22: Momentos y centros de masa
276
Note que el centroide no está sobre el alambre sino sobre el eje de simetría.
Ejemplo 10
Determine el centro de masa de la lámina delgada de densidad constante
2
o y que
tiene la forma de un semicírculo de radio a.
Solución
Supongamos que la lámina tiene la forma de la región plana limitada por
y =
y el eje x (figura 22.9a).
Figura 22.9
Como la lámina es homogénea, la distribución de masa es simétrica con respecto al
eje y, y en consecuencia
0 x =
.
Ahora,
.
x
M
y
m
=
(1)
Pero
| |
2 2
2 2 2
( ) dm dA f x dx a x dx = o = o = o ÷ .
Luego
2
2 2 2 2 2
2 2
0
2 .
2
a a
a
a
m a x dx a x dx
÷
t o
= o ÷ = o ÷ =
} }
(2)
También, si denotamos
x
dM el diferencial de momento con respecto al eje x, del
diferencial de área dA, entonces:
( ) (distancia al eje )
x
dM dm x = ·
2 2 2 2
2
( ) .
2 2 2
y
dA y y dx a x dx
o o
= o · = · = ÷
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
277
Elementos básicos de cálculo integral y series
Luego
2 2 2 2 3 2
2 2
0
2
( ) ( ) .
2 3
a a
x
a
M a x dx a x dx a
÷
o
= ÷ = o ÷ = o
} }
(3)
Sustituyendo (2) y (3) en (1) se obtiene:
3
2
2
2
2
4
3
.
3
2
a
a
y
a
o
= =
t t o
Por tanto, el centroide ( , ) x y de la lámina semicircular y homogénea está localizado
en el punto
4
0,
3
a | |
|
t
\ ¹
(figura 22.9b).
22.3 Centro de masa de un sólido de revolución
El procedimiento que seguiremos para encontrar el centro de masa de un sólido de
revolución es análogo al utilizado para encontrar el centro de masa de una lámina
homogénea.
Consideremos un sistema de coordenadas tridimensionales, en el cual el eje z es un
eje que tomamos perpendicular al plano xy en el origen.
Entonces un punto P en tres dimensiones se denota por ( , , ); P x y z además, el
plano que contiene los ejes x e y se denota por xy, el plano que contiene los ejes x
y z será xz y el que contiene los ejes y y z es el plano yz.
Puesto que para un sólido de revolución el eje de giro es un eje de simetría, se
puede demostrar que el centro de masa está sobre dicho eje; por tanto, si el eje de
revolución fuera el eje x, las coordenadas , y z del centro de masa serían cero y en
tal caso la única coordenada que se debe buscar sería . x Si el eje de revolución
fuera el eje y, las coordenadas
x
y z son cero y la única coordenada que se
necesita buscar es y .
Caso continuo
Supongamos ahora que ( ) 0 f x > es una función continua sobre [a,b].
Tomemos una partición de [a,b] tal que
0 1 2 n
a x x x x b = < < < < = ! , y un
i
t en
1
[ , ]
i i
x x
÷
para cada 1, 2, , i n = ! .
Como se nota en la figura 22.10 se formarán n rectángulos con altura ( )
i
f t y
ancho
i
x A .
Módulo 22: Momentos y centros de masa
278
Si se rota la región definida por ( ), y f x = el eje x y las rectas x a = y x b =
alrededor del eje x, se genera el sólido de revolución de la figura 22.11 y cada
rectángulo i-ésimo generará un disco.
El volumen de cada disco está dado por
2
[ ( )]
i i i
v f t x t A = A .
Si el sólido de revolución es homogéneo (de densidad constante
3
( ) ), x k o = la
masa para cada disco está dada por:
2
[ ( )]
i i i
m k f t x t = · A . (1)
El centro de masa de cada disco está sobre el eje de revolución y en el centro del
disco, o sea aproximadamente en el punto ( , 0, 0)
i
t .
Como el momento con respecto a un plano es el producto de la masa por la distancia
al plano, entonces el momento de cada disco con respecto al plano yz está dado
por:
2
( [ ( )] )
i i i i
Myz t k f t x t A = A (2)
Figura 22.10
Figura 22.11
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
279
Elementos básicos de cálculo integral y series
De (1) inferimos que la masa total mestá dada por:
| | | |
2 2
0
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i
a P
i
m k f t x k f x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
De (2) inferimos que el momento del sólido con respecto al plano yz está dado por:
| | | |
2 2
0
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i i
a P
i
Myz k t f t x k x f x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
Llamaremos centro de masa del sólido al punto ( , 0, 0) x en donde
| |
| |
| |
| |
2 2
2 2
( ) ( )
.
( ) ( )
b b
a a
b b
a a
k x f x dx x f x dx
Myz
x
m
k f x dx f x dx
= = =
} }
} }
t
t
Observaciones
i. Se puede observar que en la fórmula final no aparece la densidad k, lo cual
significa que la posición del centro de masa no depende del material sino de
la forma del cuerpo.
Para estos cuerpos de densidad constante el centro de masa se llama
centroide.
ii. El centroide de un sólido de revolución también puede hallarse por el método
de la corteza cilíndrica.
Si se tiene una región limitada por el eje x, las rectas , x a = x b = y una
función ( ) 0 f x > continua sobre [a,b] y se rota alrededor del eje y (figura
22.12), el rectángulo i-ésimo da origen a la corteza cilíndrica de la figura
22.13.
Figura 22.12
Módulo 22: Momentos y centros de masa
280
El centroide del sólido resultante está en el punto (0, , 0) y .
El centroide de cada corteza cilíndrica está en el centro de la corteza, el cual
es el punto
1
0, ( ), 0
2
i
f t
| |
|
\ ¹
.
Figura 22.13
Por tanto, el momento de cada corteza con respecto al plano xz está dado por:
1
( )2 ( ) .
2
i i i i i
Mxz f t k t f t x A = A t
El momento total del sólido es
| |
2
0
1
lim ( )2 ( ) ( ) ,
2
n
b
i i i i
a P
i
k
Mxz f t t f t x k x f x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
y la masa del sólido es:
0
1
lim 2 ( ) 2 ( ) .
n
b
i i i
a P
i
m k t f t x k xf x dx
÷
=
= A =
¿
}
t t
De donde,
| | | |
2 2
( ) ( )
.
2 ( ) 2 ( )
b b
a a
b b
a a
k x f x dx x f x dx
Mxz
y
m
k xf x dx xf x dx
= = =
} }
} }
t
t
iii. Cuando el cuerpo es homogéneo, esto es, de densidad constante, el centro
de masa coincide con el centroide o centro geométrico.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
281
Elementos básicos de cálculo integral y series
Ejemplo 11
Encuentre el centro de masa del sólido de revolución generado al rotar alrededor
del eje x la región limitada por la parábola
2
1
,
2
y x =
el eje x y la recta
4 x =
.
Solución
La figura 22.14 muestra la región y el elemento rectangular de área. La figura 22.15
muestra el sólido de revolución y el elemento de volumen.
Figura 22.14

Figura 22.15
Como la región gira alrededor del eje x, el centro de masa es de la forma ( , 0, 0), C x
donde
Myz
x
m
= .
El momento con respecto al plano yz está dado por:
| |
2
0
1
lim ( )
n
i i i
P
i
Myz k t f t x t
÷
=
= A
¿
| |
4 6 5
4 4
2
5
0 0
4 4
( ) .
4 4 4 6 6
b
a
x k k
k x f x dx k x dx x dx k = = · · = = =
} } }
t t
t t t
Módulo 22: Momentos y centros de masa
282
La masa del sólido es:
| |
4 5
4
2
4
0 0
1
4
lim ( ) 4 .
4 4 5 5
n
i i
P
i
x k k
m k f t x k dx
÷
=
= A = = =
¿
}
t t
t t
De donde
10
,
3
Myz
x
m
= =
y por tanto el centro de masa está localizado en el punto
10
, 0, 0
3
| |
|
\ ¹
.
Ejemplo 12
Encuentre el centro de masa del sólido de revolución del ejemplo 11, tomando el
elemento rectangular de área paralelo al eje x.
Solución
La figura 22.16 muestra el elemento rectangular de área y el centro del mismo. El
centroide del sólido está en el punto ( , 0, 0) x (figura 22.17).
Figura 22.16
Figura 22.17
Para calcular x se requiere conocer el momento con respecto al plano yz. Puesto
que se va a utilizar el método de la corteza cilíndrica, el centroide de cada corteza
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
283
Elementos básicos de cálculo integral y series
está en el centro de ella, o sea en el punto
1
0, (4 2 ), 0
2
i
t
| |
+
|
\ ¹
. Luego,
0
1
lim (4 2 )2 (4 2 )
2
n
i i i i
P
i
k
Myz t t t y
÷
=
= + ÷ A
¿
t
8
0
(4 2 )2 (4 2 )
2
k
y y y dy = + ÷
}
t
8
3
8
2
0
0
2
(16 2 ) 8
3
y
k y y dy k y
( | |
= ÷ = ÷
( |
\ ¹¸
}
t t
3
3 3
2 8
8 8
3 3
k
k
t
t
| |
= ÷ =
|
\ ¹
.
Ahora, la masa del sólido esta dada por:
0
1
lim 2 (4 2 )
n
i i i
P
i
m k t t y t
÷
=
= · ÷ A
¿
8
8
2 5 2
0
0
2 2
2 (4 2 ) 2 2
5
k y y dy k y y
( | |
= · ÷ = ÷ ( |
|
( \ ¹¸
}
t t
2 5 2 2
2 2 2 2
2 2 8 8 2 2 8 8 2 2
5 5
k k t t
| | | |
= · ÷ = · ÷ · ·
| |
| |
\ ¹ \ ¹
3 2
2 2
8 2 4 8
2 2 8 2 8 .
5 5 5
k
k k
| |
| |
= · ÷ = · =
| |
\ ¹
\ ¹
t
t t
Por tanto,
3
2
8
10
3
.
3 4 8
5
k
Myz
x
m k
t
t
= = =
Ejemplo 13
Encuentre el centroide del sólido de revolución del ejemplo 11, si la región gira
alrededor del eje y.
Solución
La figura 22.18 muestra el elemento rectangular de área y el centro del mismo. La
figura 22.19 muestra el elemento de volumen, el cual es una corteza. El centroide del
sólido está en el punto (0, , 0). y
Módulo 22: Momentos y centros de masa
284
Figura 22.18
Figura 22.19
Para calcular y es necesario encontrar el momento con respecto al plano xz.
El centroide de cada corteza está en el punto
2
1
0, , 0
2
i
t
| |
|
\ ¹
. Luego,
2
0
1
1
lim 2 ( )
2
n
i i i i
P
i
Mxz k t t f t x t
÷
=
= · · A
¿
4
2
0
2 ( )
2
k
x x f x dx = ·
}
t
4
2 6 6
4
3
0
0
4
.
2 12 12
x k x k
k x dx
(
= · = =
(
¸
}
t t
t
Ahora, la masa del sólido es:
0
1
lim 2 ( )
n
i i i
P
i
m k t f t x t
÷
=
= · A
¿
4
4
4 4
3 3
0 0
0
1
2 ( ) 2 4 .
2 4
k x
k x f x dx k x dx k
(
= · · · = = = ·
(
¸
} }
t
t t t
Luego
6
3
3
4
4 16
12
12 3 4
k
Mxz
y
m k
t
t
·
= = = =
·
.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
285
Elementos básicos de cálculo integral y series
23.1 Teorema de Pappus para áreas de superficie
23.2 Teorema de Pappus para sólidos de revolución
23
Los teoremas de Pappus
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Relacionar el área de superficie con la longitud de arco y su centroide.
2. Relacionar el volumen de un sólido de revolución con el área y su centroide.
1. Determine el volumen del sólido de revolución generado al rotar alrededor de la
recta y = x – 2 la lámina homogénea limitada por la semicircunferencia
2
4 y x = ÷
y el eje x.
En el siglo III d.C. Pappus de Alejandría descubrió dos fórmulas que relacionan los
anteriores teoremas con las áreas de superficie y con los volúmenes de sólidos de
revolución. Dichas fórmulas simplifican notoriamente los cálculos que de la manera
usual serían largos y tediosos.
En este módulo presentaremos dichos teoremas y los ilustraremos con algunos
ejemplos ya desarrollados en los módulos anteriores.
Pappus de Alejandría
Último gran matemático griego de la escuela
alejandrina, Pappus escribió comentarios a
los Elementos de Euclides y a la Gran
sintaxis matemática de Tolomeo, llamada
Almagesto por los árabes. Su obra principal,
Colección matemática, escrita hacia el 340,
reviste una particular importancia desde el
punto de vista histórico porque, además
de ser una exposición completa y sistemática
de los conocimientos de su época, recoge
fragmentos, a veces íntegros, de las obras
que constituían los fundamentos de la
enseñanza de las matemáticas en la ciudad
de Alejandría, hoy en gran parte perdidas.
La Colección, compuesta por ocho libros,
casi todos conservados (excepto el primero
y parte del segundo), contiene una serie de
problemas que introducen nociones
geométricas importantes, como el foco de
una parábola o la directriz de una cónica, y
los enunciados de muchos teoremas, entre
ellos el que expresa la superficie y el
volumen de las figuras de revolución.
En geometría existen varios teoremas que
son conocidos con el nombre genérico de
«teorema de Pappus», atribuidos a él. Entre
ellos está el «teorema del centroide de
Pappus», que dice que el área de una
superficie de revolución generada mediante
la rotación de una curva plana C sobre un
eje externo a C sobre el mismo plano es
igual a la longitud de C multiplicada por la
distancia recorrida por su centroide. Es
decir que, por ejemplo, el área de la
superficie de un toroide de eje menor r y
eje mayor R es
t t t A r R Rr =(2 )(2 ) = 4 .
¿Saben matemáticas las abejas?
Esta cuestión fue «constatada» por Pappus
de Alejandría. Su «afirmación» se basaba
en la forma hexagonal que imprimen a sus
celdillas las abejas para guardar la miel. Las
286
23.1 Teorema de Pappus para áreas de superficie
Teorema 1
Si un arco de curva plana suave s gira alrededor de una recta L en el plano, de tal
forma que Lno corta el interior del arco (figura 23.1a), entonces el área de superficie
S es el producto de la longitud del arco por la distancia recorrida por el centroide
durante la rotación. Es decir,
2 . S ts = t (1)
donde t es el radio de la circunferencia que recorre el centroide y s es la longitud de
arco.
En particular, y es el caso que demostraremos, si el eje de rotación es el eje x,
entonces:
2 S y s = t . (2)
Figura 23.1
Demostración
Supongamos que el arco de curva es el determinado por la función positiva y con
derivada continua y = ( ) f x desde el punto ( , ( )) A a f a al punto ( , ( ) ) B b f b (figura
23.1b).
Sabemos que el área de superficie S viene dada por:
2 2
b b
a a
S y ds y ds = t = t
} }
. (1)
De otro lado, la coordenada y del centroide del arco viene dada por
1
1
.
b b
a a
x
b
a
y ds y ds
M
y
m s
ds
o
= = =
o
} }
}
(2)
Capítulo 4: Aplicaciones de la Integral Definida
abejas, cuando guardan la miel, tienen que
resolver varios problemas. Necesitan
hacerlo en celdillas individuales, de tal
manera que formen un mosaico sin huecos
ni salientes entre las celdillas, ya que hay
que aprovechar el espacio al máximo. Solo
podrían hacerlo con triángulos, cuadrados
y hexágonos. ¿Por qué? La respuesta es
un problema isoperimétrico (del griego
«igual perímetro»). Pappus había demos-
trado que, entre todos los polígonos
regulares con el mismo perímetro,
encierran más área aquellos que tengan
mayor número de lados. Por eso, la figura
que encierra mayor área para un perímetro
determinado es el círculo, que posee un
número infinito de lados. No obstante, un
círculo deja espacios cuando se rodea de
otros círculos. Así, de todas las figuras
geométricas que cumplen la condición
«mayor número de lados y adyacencia sin
huecos», matemáticamente es el hexágono
la más óptima. Debido a ello, las abejas
construyen sus celdillas de forma
hexagonal, ya que, gastando la misma
cantidad de cera en las celdillas, consiguen
mayor superficie para guardar su miel. La
pregunta es: ¿y quién les enseñó esto a las
abejas?...
Pappus vivió aproximadamente entre los
años 290 y 350.
287
Elementos básicos de cálculo integral y series
De (2) se deduce que
.
b
a
y ds y s = ·
}
(3)
Sustituyendo (3) en (1) se obtiene finalmente:
2 . S y s = t
Ejemplo 1
Use el primer teorema de Pappus para determinar el área de la superficie de una
esfera de radio a.
Solución
Como lo demostramos en el ejemplo 9 del módulo 22, el centroide de un alambre
delgado homogéneo en forma de una semicircunferencia de radio a es el punto
sobre el eje y
2
0,
a | |
|
t
\ ¹
(vea la figura 22.8b).
Ahora, el área de la superficie de una esfera se genera al rotar alrededor del eje x la
semicircunferencia de la figura 22.8a cuya longitud es . s a = t
Así que de acuerdo al teorema de Pappus,
2
2
2 2 4 ,
a
S ys a a
| |
= t = t t = t
|
t
\ ¹
resultado que coincide con el del ejemplo 4 de la sección 21.3.
23.2 Teorema de Pappus para sólidos de revolución
Teorema 2
Si una región R del plano gira alrededor de una recta L en el plano, de tal forma que
esta última no corta el interior de R (figura 23.2a), entonces el volumen V del sólido
de revolución es el producto del área de la región R por la distancia recorrida por el
centroide durante la rotación. Es decir,
2 V t A = t · , (1)
donde t es el radio de la circunferencia que recorre el centroide y A es el área de la
región R.
En particular, si el eje de rotación es el eje x, entonces:
2 . V y A = t (2)
Módulo 23: Los teoremas de Pappus
Vea el módulo23 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
288
Figura 23.2
Demostración de (2)
Supongamos que la región R de la figura gira alrededor del eje x (figura 23.2b).
Sea ( ) w y la longitud del elemento diferencial de área. Al girar dicho elemento
alrededor del eje x genera una corteza cilíndrica de radio y y altura ( ) w y . El
diferencial de volumen dV de la corteza viene dado por:
2 ( ) y 2 ( ) .
d
c
dV y w y dy V yw y dy = t = t
}
(1)
De otro lado, la coordenada y del centroide es tal que:
( )
( ) .
d
d
c
x
c
yw y dy
M
y yw y dy yA
m A
= = ¬ =
}
}
(2)
Sustituyendo (2) en (1) se tiene:
2 . V yA = t
Ejemplo 2
Use el segundo teorema de Pappus para determinar el volumen de una esfera de
radio a.
Solución
Como se demostró en el ejemplo 10 del módulo 22, el centroide de la lámina homogénea
y semicircular de radio a está en el punto
4
0,
3
a | |
|
t
\ ¹
sobre el eje y (figura 22.9b).
Ahora, el volumen de la esfera se genera al rotar alrededor del eje x el semicírculo de
la figura 22.9b y cuya área es
2
2
a
A
t
= .
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
289
Elementos básicos de cálculo integral y series
De otro lado, el centroide recorre una circunferencia de radio
4
3
a
t
.
Así que la longitud que recorre el centroide es
4 8
2
3 3
a
a
| |
t =
|
t
\ ¹
.
Por tanto,
2
3
8 4
,
3 2 3
a
V a a
t
= · = t
que corresponde al volumen de una esfera de radio a.
Ejemplo 3
Determine el volumen del sólido de revolución generado al rotar alrededor de la
recta 2 y x = ÷ la lámina homogénea limitada por la semicircunferencia
2
4 y x = ÷ y el eje x.
Solución
En la figura 23.3 aparece sombreada la región y el eje de giro escrito en su forma
general.
Figura 23.3
Los elementos teóricos dados en el módulo 21 serían insuficientes para determinar
el volumen del sólido. Sin embargo, el teorema 2 de Pappus nos permite determinar
el volumen exacto del sólido generado.
En primer término, de acuerdo con el ejemplo 10 del módulo 22, el centroide de la
lámina está en el punto
8
0,
3
| |
|
t
\ ¹
(figura 23.3).
Módulo 23: Los teoremas de Pappus
290
Al girar la región semicircular sombreada alrededor de la recta 2 0, x y ÷ ÷ = el
centroide recorre una circunferencia de radio d. Esto es, si l denota la longitud de
dicha circunferencia, entonces
2 l d = t
. (1)
Pero d es la distancia del punto
8
0,
3
| |
|
t
\ ¹
a la recta de ecuación:
2 0 x y ÷ ÷ = .
Así que
2 2
8
1 (0) ( 1) ( 2)
3
1 ( 1)
d
· + ÷ + ÷
t
=
+ ÷
(vea «Distancia de un punto a una recta»,
sección 2.5, Apéndice II del texto Elementos básicos de cálculo diferencial)
8
2
8 6 3
2 3 2
÷ ÷
+ t t
= =
t
. (2)
Es decir,
8 6 4
2 (4 3 ).
3 2 3 2
l
+ t | |
= t = + t
|
t \ ¹
También el área del semicírculo de radio 2 es 2 . A = t
Por tanto, de acuerdo con el teorema 2 de Pappus, el volumen del sólido viene dado
por:
4
2 (4 3 )
3 2
V l A = · = t· + t
4 2
(4 3 ).
3
= t + t
Ejemplo 4
Utilice el teorema de Pappus para sólidos de revolución para calcular el volumen
del toro (dona) generado al rotar un círculo de radio a, alrededor de una recta l
situada en su mismo plano y a una distancia b de su centro (b > a).
Solución
La figura 23.4 ilustra la situación en la cual asumimos que el círculo de radio a gira
alrededor del eje y.
Ahora, el centroide del círculo que está en su centro (ejemplo 8, módulo 22), al girar
alrededor del eje y, recorre una circunferencia de radio b. Entonces la longitud
recorrida por el centroide es
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
291
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 . l b = t
(1)
De otro lado, el área del círculo es
2
A a = t
. (2)
De acuerdo con el teorema 2 de Pappus:
. V l A = ·
(3)
Sustituyendo (1) y (2) en (3) se obtiene finalmente:
2 2
2 V a b = t
,
que corresponde al volumen pedido.
Figura 23.4
Se invita al estudiante a desarrollar el ejercicio anterior usando el método de la
corteza cilíndrica descrito en el módulo 21, para que note la ventaja del teorema de
Pappus frente a cualquier otro método para determinar el volumen de un sólido de
revolución.
Módulo 23: Los teoremas de Pappus
292
293
Elementos básicos de cálculo integral y series
24
Trabajo mecánico
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
24.1 Trabajo realizado por una fuerza variable
24.2 Ejemplos ilustrativos sobre trabajo
1. Usar la integración en aplicaciones físicas. En particular, usarla en la determina-
ción del trabajo necesario para desplazar un objeto bajo la acción de una fuerza
variable f (x) sobre un intervalo [a, b].
Un tanque de forma semiesférica de radio 5 mse llena de agua hasta una altura de 3 m.
1. ¿Cuál es el trabajo necesario para bombear el agua hasta la parte superior del
tanque?
2. ¿Cuál es el trabajo necesario para bombear el agua hasta 2 m por encima de la
parte superior del tanque?
Una aplicación de la integral definida en problemas de la Física se tiene en el estudio
del concepto de trabajo. Para calcular el trabajo realizado por una fuerza constante
que desplaza un cuerpo una distancia d basta multiplicar la magnitud de la fuerza
por la distancia recorrida. Si queremos calcular el trabajo realizado por una fuerza
cuya magnitud varía a lo largo del recorrido, es necesario utilizar la integral definida.
Asumiremos que se cumplen las siguientes propiedades:
1. Si sobre un sistema físico actúan las fuerzas F
1
(x), F
2
(x),…, F
n
(x) y realizan
trabajos W
1
, W
2
,…,W
n
, entonces el trabajo total W es la suma de los trabajos
parciales, esto es,
1
.
n
i
i
W W
=
=
¿
2. El trabajo realizado por una fuerza de magnitud F(x) para mover un objeto
desde a hasta b y luego hasta c es igual al trabajo que realiza dicha fuerza
para moverlo desde a hasta c.
3. Si se tienen dos fuerzas de magnitudes F(x) y G(x) tales que F(x)
s
G(x) en
[a, b], entonces el trabajo realizado por F en [a, b] es menor o igual al trabajo
realizado por G en [a, b].
Mediante estas propiedades y las consideraciones adicionales que haremos se
estudiará el concepto de trabajo realizado por una fuerza variable.
Robert Hooke
Robert Hooke nació el 18 de julio en 1635
en Freshwater, frente a la costa meridional
de Inglaterra, y falleció el 3 de marzo de
1702 en Londres. Fue un niño sensible y
enfermizo que no podía correr ni jugar
como los demás. Confinado en su hogar,
desarrolló su mente inventiva haciendo toda
clase de juguetes mecánicos, como relojes
de sol, molinos de agua y barcos. Su padre
lo instruyó no sólo en lectura y escritura,
sino también en aritmética y en las obras de
los autores clásicos.
Tenía dieciocho años de edad cuando
ingresó en Oxford y su pobreza fue, en el
fondo, una ventaja, pues el tiempo que
utilizaban los otros estudiantes en
diversiones frívolas, Hooke lo dedicaba a
ganarse la vida. Su aplicación en los estudios
y su genio científico incipiente atrajeron
pronto la atención de uno de sus maestros,
Robert Boyle, el notable químico y físico
que realizó en su laboratorio algunos
experimentos sobre la naturaleza de los
gases. Hooke se consideró muy afortunado
cuando Boyle le dio el puesto de ayudante
de laboratorio para auxiliarlo en sus
experimentos. Así nació entre los dos
científicos una amistad cordial que duró
toda la vida.
La primera misión de Hooke en el laboratorio
de Boyle fue la de diseñar y crear una bomba
para comprimir el aire y producir el vacío.
Boyle usó la bomba de aire construida
ingeniosamente por Hooke para completar
los experimentos que se tradujeron en la
formulación de la ley de los gases, o ley de
Boyle-Mariotte (pues también fue formu-
lada, en forma independiente, por su colega
francés Edme Mariotte), que establece que
a una temperatura constante la presión y el
volumen de un gas son inversamente
proporcionales.
Hooke realizó algunos de los descubri-
mientos e invenciones más importantes de
294
24.1 Trabajo realizado por una fuerza variable
Tomemos un intervalo cerrado [a,b] y sea P una partición del intervalo tal que:
0 1 2 n
a x x x x b = < < < < = ! .
Supongamos que ( ) f x es la magnitud de una fuerza variable que actúa sobre un
cuerpo desplazándolo sobre el eje x, desde un punto x a = hasta un punto x b = ;
además ( ) f x es continua sobre [a,b].
Ahora consideremos la cantidad de trabajo realizada por f para mover el objeto
cada
i
x A .
Si hacemos la norma de la partición suficientemente pequeña, la fuerza f cambia
muy poco en el subintervalo
1
[ , ]
i i
x x
÷
, es decir, es «casi constante» y la podemos
aproximar a ( ),
i
f t con
1 i i i
x t x
÷
s s .
Por tanto, un valor muy aproximado del trabajo realizado por la fuerza en el i-ésimo
subintervalo será:
( ) ,
i i i
W f t x A A
y aplicando la propiedad 1 de la «Introducción», una buena aproximación al trabajo
total es
1 1
( ) .
n n
i i i
i i
W f t x
= =
A
¿ ¿

Lo anterior nos permite definir el trabajo total W de la siguiente manera:
0
1
lim ( ) ( ) .
n
b
i i
a P
i
W f t x f x dx
÷
=
= A =
¿
}
Observaciones
i. Si ( ) f x es continua sobre [a,b] y c es un punto de [a,b], el trabajo
b
a
W que
realiza la fuerza para mover un objeto desde a hasta b se puede calcular
mediante la suma de las integrales definidas
( ) ( ) .
c b
b
a
a c
W f x dx f x dx = +
} }
ii. El trabajo realizado por la fuerza para mover el objeto desde b hasta a es el
opuesto del trabajo realizado por la misma fuerza para moverlo desde a
hasta b. Esto es, .
a b
b a
W W = ÷
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
su tiempo, aunque en muchos casos no
consiguió terminarlos. Formuló la teoría del
movimiento planetario como un problema
de mecánica, y comprendió, pero no
desarrolló matemáticamente, la teoría
fundamental con la que Newton formuló la
ley de la gravitación. Entre sus aportaciones
más importantes están la formulación
correcta de la teoría de la elasticidad (que
establece que un cuerpo elástico se estira
proporcionalmente a la fuerza que actúa
sobre él), conocida como ley de Hooke, y
el análisis de la naturaleza de la combustión.
Además fue el primero en utilizar el resorte
espiral para la regulación de los relojes y
desarrolló mejoras en los relojes de
péndulo. También fue pionero en
investigaciones microscópicas, entre las
que se encuentra el descubrimiento de las
células vegetales.
A Hooke se le considera el fundador de la
meteorología científica, pues ideó los
instrumentos usados para registrar los
cambios de las condiciones del tiempo y
perfeccionó los métodos para registrar
sistemáticamente la información obtenida.
En la lista de instrumentos que inventó
figuran el barómetro de cuadrante, un
termómetro de alcohol, un cronómetro, el
primer higrómetro, un anemómetro y un
«reloj» para registrar automáticamente las
lecturas de sus diversos instrumentos
meteorológicos. La supremacía sobre los
mares, que conservaría Inglaterra durante
varias generaciones, debió mucho al genio
inventivo de Hooke, pues en los días de los
barcos de vela el dominio de la navegación
dependía de la habilidad para predecir con
exactitud los cambios de tiempo.
295
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulo 24: Trabajo mecánico
Vea el módulo 24 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
24.2 Ejemplos ilustrativos sobre trabajo
Ejemplo 1
De acuerdo con la ley de Hooke, en un cuerpo elástico la fuerza restauradora es
proporcional a la deformación o cambio de longitud x. Con base en lo anterior,
encuentre el trabajo necesario para estirar un resorte de una longitud L, una distancia d.
Solución
La figura 24.1 ilustra la situación planteada. Inicialmente, el resorte tiene una longitud
igual a L (figura 24.1a). Luego se le aplica una fuerza ( ) f x en la dirección del eje
x que permite extenderlo a una distancia x (figura 24.1b).
De acuerdo con la ley de Hooke,
( ) . f x kx =
Por tanto, el trabajo realizado para
estirarlo a una distancia d está dado por:
2 2
0 0
0
( ) .
2 2
d
d d
kx kd
W f x dx k x dx
(
= = = =
(
¸
} }
Figura 24.1
Ejemplo 2
De acuerdo con el ejemplo anterior, encuentre el trabajo necesario para estirar un
resorte 2 pulgadas, si se sabe que la fuerza necesaria para mantenerlo extendido 1
pulgada es igual a 3 lb.
Solución
Como la fuerza necesaria para mantenerlo extendido 1 pulgada es igual a 3 lb, se
tiene, de la fórmula: ( ) . f x kx =
Así que,
3 1 k = ·
,
de donde 3 k = .
296
Por tanto, del ejemplo 1,
W =
, y como 2 d = pulgadas, se concluye entonces
que
W =
Ejemplo 3
Un tanque que tiene forma de cono circular recto de altura h y radio de la base r
está lleno de agua. Calcule el trabajo necesario para bombear toda el agua hasta la
parte superior del tanque.
Figura 24.2
Solución
La figura 24.2 muestra la forma como se toman las coordenadas y los elementos de
volumen.
El disco i-ésimo tendrá un volumen
2
i i i
v x y t A = A .
Por tanto, la fuerza necesaria para bombear el agua correspondiente a dicho elemento
será igual a su peso, o sea
2
i i
x y µt A (donde
µ
es la densidad por unidad de
volumen).
Ahora, la distancia que debe recorrer este elemento está dada por
i
d =
y el
trabajo realizado para bombearlo hasta la parte superior está dado por:
2
( )
i i i i
W h t x y µt = ÷ A .
De otro lado, los valores de
i
x y
i
t se pueden relacionar mediante la ecuación de la
recta que pasa por los puntos (0, 0) y ( , ), r h esto es,
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
297
Elementos básicos de cálculo integral y series
h
y x
r
=
,
de donde i i
r
x t
h
=
.
Por tanto, el trabajo necesario para bombear el agua a la parte superior será:
2 2
2 2
0 2 2
0 0
1
2 2 3 4
2 3 2 2
2 2
0
0
lim ( ) ( )
1
( ) .
3 4 12
n
h
h
i i i
P
i
h
h
r r
W t h t y y h y dy
h h
r r hy y
hy y dy r h
h h
÷
=
= ÷ A = ÷
(
= ÷ = ÷ =
(
¸ ¸
¿
}
}
µt µt
µt µt
µt
Módulo 24: Trabajo mecánico
298
299
Elementos básicos de cálculo integral y series
25.1 Fuerza hidrostática
25
Presión de líquidos
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Usar la integración en aplicaciones físicas. En particular, utilizarla en la determina-
ción de la fuerza ejercida por un líquido sobre una placa sumergida en él.
1. Calcule la fuerza total ejercida por el agua sobre la superficie de área A y limitada
por el eje x, la curva y = f (x) y las rectas x = a y x = b de la siguiente figura.
Demuestre que la fuerza total es la misma que resultaría si la placa se colocara
horizontalmente a una profundidad x , siendo la abscisa de su centroide.
Si se sumerge horizontalmente una placa dentro de un líquido, éste ejerce una
fuerza constante en todos los puntos de ella. Al cociente de dividir la magnitud de
la fuerza por el área de la placa se le llama presión del líquido.
La dirección de la fuerza es normal a la superficie de la placa y la magnitud está dada
por , w h a · · en donde w es el peso por unidad de volumen del líquido, h es la
profundidad de la placa sumergida y a es el área de la misma. La presión P estará
Blaise Pascal
El físico, matemático y filósofo francés Blaise
Pascal nació el 19 junio de 1623 en Clermont
y falleció el 19 de agosto de 1662 en París.
Su padre, Étienne, tenía una educación
ortodoxa y decidió educarlo él mismo.
Decidió que no estudiara matemáticas antes
de los quince años y todos los textos de
esta ciencia fueron sacados de su hogar.
Pascal, sin embargo, sintió curiosidad por
todo esto y comenzó a trabajar en geometría
a la edad de doce años. Pronto descubrió
que la suma de los ángulos de un triángulo
correspondía a dos ángulos rectos, y
cuando su padre lo comprobó, se
enterneció tanto que le entregó un texto de
Euclides.
A la edad de catorce años Pascal acudía a
las reuniones con el monje y matemático
jesuita Mersenne, cuyo cuarto en París era
lugar frecuente de reuniones de Fermat,
Gassendi y otros matemáticos famosos de
la época. A los dieciséis años presentó, en
una de las reuniones de Mersenne, un trozo
de papel con escritos que contenía algunos
teoremas de geometría proyectiva y que
incluían lo que se ahora se conoce como el
hexágono místico de Pascal. En años
posteriores trabajó en las secciones cónicas
y desarrolló importantes teoremas en la
geometría proyectiva. En su correspon-
dencia con Pierre de Fermat dejó establecida
la creación de la teoría de la probabilidad.
Pascal inventó la primera calculadora digital
en el año 1642. El aparato, llamado
«pascalina», se asemejaba a una calcula-
dora mecánica de la década de 1940.
También inventó la jeringa y llevó a cabo
estudios en geometría, hidrodinámica,
hidrostática y presión atmosférica.
Su más famoso trabajo en filosofía es
Pensées, una colección de pensamientos
personales del sufrimiento humano y la fe
en Dios. «Si Dios no existe, uno no pierde
nada al creer en él; mientras que si existe,
uno pierde todo por no creer», dijo alguna
vez.
entonces dada por la fórmula
.
wha
P wh
a
= =
Si tenemos una placa sumergida en un líquido y su posición no es horizontal,
entonces la presión ya no es uniforme, y es mayor en los puntos que están sobre la
misma horizontal. Estamos interesados en calcular la fuerza total que ejerce un
líquido sobre una placa vertical sumergida en él.
300
25.1 Fuerza hidrostática
Consideremos la placa que se muestra en la figura 25.1 y que está limitada por las
rectas , x a x b = = y por las curvas ( ) y ( ) y f x y g x = = que supondremos
integrables en [ , ] a b y tales que ( ) ( ) f x g x > para todo en [ , ], x a b sumergida en
un líquido de densidad de peso w.
Figura 25.1
La presión sobre todos los puntos del i-ésimo elemento de área variará entre
1
y ,
i i
wx wx
÷
y si se toma
i
t tal que
1 i i i
x t x
÷
s s ,
i
wt será un valor intermedio
entre los dos anteriores.
Un valor aproximado de la magnitud de la fuerza ejercida por el líquido sobre el
i-esimo elemento de área será [ ( ) ( )]
i i i i i
F wt f t g t x A = ÷ A , en donde los dos últimos
factores representan el área
i
A A del elemento.
Un valor aproximado de la magnitud de la fuerza ejercida sobre toda la superficie
estará dada por:
| |
1 1
( ) ( ) .
n n
i i i i i i
i i
F wt A wt f t g t x
= =
A = ÷ A
¿ ¿

La fuerza total será entonces:
| | | |
0
1
lim ( ) ( ) ( ) ( ) .
n
b
i i i i
a P
i
F wt f t g t x wx f x g x dx
÷
=
= ÷ A = ÷
¿
}
Ejemplo 1
Se sumerge verticalmente una placa en forma de triángulo isósceles de base 6 m y
altura 5 m de tal modo que su vértice superior queda a 3 m por debajo del nivel del
agua (figura 25.2). Calcule la fuerza total ejercida por el agua sobre la superficie del
triángulo.
Su último trabajo fue la cicloide, la curva
trazada por un punto en la circunferencia
de un rollo circular. Pascal murió a la edad
de 39 años, después de sufrir un dolor
intenso debido al crecimiento de un tumor
maligno en su estómago, que luego se le
propagó al cerebro.
El principio de Pascal y sus aplicaciones
La presión aplicada en un punto de un
líquido contenido en un recipiente se
transmite con el mismo valor a cada una de
las partes del mismo. Tal enunciado,
obtenido a partir de observaciones y
experimentos por este genial matemático,
se conoce como «principio de Pascal», y
puede ser interpretado como una
consecuencia de la ecuación fundamental
de la hidrostática y del carácter incom-
presible de los líquidos.
La prensa hidráulica constituye la aplicación
fundamental del principio de Pascal y
también un dispositivo que permite
entender mejor su significado. Consiste,
en esencia, en dos cilindros de diferente
sección comunicados entre sí, y cuyo
interior está completamente lleno de un
líquido que puede ser agua o aceite. Dos
émbolos de secciones diferentes se ajustan,
respectivamente, en cada uno de los dos
cilindros, de modo que estén en contacto
con el líquido. Cuando sobre el émbolo de
menor sección se ejerce una fuerza la
presión que se origina en el líquido en
contacto con él se transmite íntegramente
y de forma instantánea a todo el resto del
líquido; por tanto, será igual a la presión
que ejerce el líquido sobre el émbolo de
mayor sección (esto significa que si, por
ejemplo, una sección es veinte veces mayor
que la otra, la fuerza aplicada sobre el
émbolo pequeño se ve multiplicada por
veinte en el émbolo grande).
La prensa hidráulica es una máquina simple
semejante a la palanca de Arquímedes, que
permite amplificar la intensidad de las
fuerzas y constituye el fundamento de
elevadores, prensas, frenos y muchos
otros dispositivos hidráulicos de maquinaria
industrial.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
301
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulo 25: Presión de líquidos
Vea el módulo 25 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
Solución
La ecuación de la recta que pasa por los puntos (3, 0) y (8, 3) está dada por:
3 3
( 3) ( 3)
8 3 5
y x y x
| |
= ÷ · = ÷
|
÷
\ ¹
,
y la que pasa por (3, 0) y (8,
3 ÷
) tiene como ecuación
3
( 3).
5
y x = ÷ ÷
La fuerza sobre el i-ésimo elemento de área será:
3 3
( 3) ( 3)
5 5
i i i i i
F wt t t x
( | | | |
A = ÷ ÷ ÷ ÷ A
| | (
\ ¹ \ ¹ ¸ ¸
,
y la fuerza total:
8
3 0
1
6 6
lim ( 3) ( 3)
5 5
n
i i i
P
i
F wt t x wx x dx
÷
=
( | | | |
= ÷ A = ÷
| | (
\ ¹ \ ¹ ¸ ¸
¿
}
8
3 2
8
2
3
3
6 6 3
( 3 ) 95 .
5 5 3 2
w w x x
x x dx w
(
| | | |
= ÷ = ÷ =
( | |
\ ¹ \ ¹
¸ ¸
}
Como para el agua
3
1 ton/m , 95 ton. w F = =
302
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Figura 25.2
Ejemplo 2
Un depósito limitado en sus extremos por dos semicírculos de radio 20 cm (figura
25.3) está lleno con un líquido cuyo peso w es de 3 g por centímetro cúbico.
Calcule la fuerza total ejercida por el líquido sobre las paredes semicirculares.
Solución
La ecuación de la circunferencia de radio 20 cm y centro en el origen es
2
x +
Resolviendo para y obtenemos:
2
400 y x = ± ÷
.
Figura 25.3
La fuerza del líquido sobre el elemento de área es
2
2 400
i i i
wt t x · ÷ A ,
entonces la fuerza total será:
2
0
1
lim 2 400
n
i i i
P
i
F wt t x
÷
=
= ÷ A
¿
20
2
0
2 400 wx x dx = ÷
}
20
2 3/ 2
0
2
(400 )
3
w
x ( = ÷ ÷
¸
8000
8000 g.
3
w
= =
303
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulos 18 al 25
I. Áreas entre curvas
En las figuras 1 a 8 que aparecen a continuación elija el elemento diferencial de área más apropiado y luego calcule
el área de la región.
Figura 1 Figura 2
Figura 3 Figura 4
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Figura 5 Figura 6

Figura 7 Figura 8
9. Calcule las áreas de las regiones de las figuras 3, 8 tomando diferenciales de área perpendiculares al eje x.
10. Calcule las áreas de las regiones de las figuras 4, 6 tomando diferenciales de área paralelos al eje x.
11. En los ejercicios a-s dibuje la región limitada por las gráficas de las ecuaciones dadas, construya el diferencial de
área más apropiado y luego use una integral para calcular el valor del área.
a.
2 2
2 , 1. y x y x = = + b.
2
4 , 0, y x x y = ÷ = entre x = 1 y x = 3.
c. 4, 0 y 8. y x y x = ÷ = = d.
2
4 3, 1 0. y x x x y = ÷ + ÷ ÷ =
e.
2 2
2, 2 4. y x y x x = ÷ = + ÷ f.
2
2, 0. x y y x = ÷ + + =
g.
2
3 , 2 0. x y y x y = ÷ + ÷ = h.
2 2
2 0, 4 12 0. y x y x ÷ = + ÷ =
i.
2
2 , , . y x y x y x = ÷ = = ÷ J.
2
3 , 2 , 2 . y x y x y x = ÷ = = ÷
k.
2
, 3. y x y = = l.
2
, 2, 4. x y x x = = =
m.
2
9 0, 3 0. x y y x ÷ ÷ = ÷ + = n.
3
, 0. y x x y = ÷ =
Ejercicios de los módulos 18 al 25
o.
2 2
3, 9 y x y x = ÷ = ÷ considerando primero elementos verticales de área y luego elementos horizonta-
les.
p.
2
4 , 3 2 9 0, 9 3 0. y x y x y x = ÷ ÷ ÷ = ÷ ÷ =
q.
3 2
3 3
2 , , y el eje .
2 4
y x x x x x x
÷
= ÷ + ÷ = =
r.
2
2 4 7 0, . y y x y x ÷ + ÷ = = ÷
s.
2
, 1. x y x = =
12. Calcule por integración el área del triángulo determinado por las rectas , 2 , 3 2. y x y x y x = = = ÷
13. Calcule por integración el área del trapecio determinado por las rectas 3 y x = , 8 y x = ÷ , 3 y = y el eje x.
14. Encuentre el área de la región que está por encima de la parábola
2
x py = e interna al triángulo formado por las
rectas 3 , 3 y el eje y x p y p x x = + = ÷ .
15. Encuentre la razón de cambio de A con respecto a m
esto es,
dA
dm
| |
|
\ ¹
, si A es el área comprendida por la parábola
2
y x = y la recta . y mx =
16. Use el cálculo integral para demostrar que si S es un sector circular limitado por la circunferencia
2 2 2
x y a + = y
ángulo central o ,
0 / 2 < o < t
, entonces el área de S viene dada por
2 1
2
( ) A s a = o (ayuda: considere la figura 9).
Figura 9
17. Encuentre el área de la región limitada por la curva
x
y e
÷
= y la recta que pasa por lo puntos (0, 1) y (1, 1/ e) .
18. Sea R la región acotada por x = 0,
x
y e = y la recta tangente a
x
y e = que pasa por el origen. Determine
el área de R.
19. Encuentre el área de la región limitada por la curva ln , y x = el eje x y la recta . x e =
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
20. Encuentre el área de la región limitada por el eje de las x, la curva
2 2
18
9
y
x x
=
+
y las rectas
3 y 3 3. x x = =
21. Encuentre el área de la región limitada por
2
, 0, 6 y 0.
( 1)
x
y y x x
x
= = = ÷ =
÷
22. Encuentre el área de la región bajo la curva
2
2
4 1
y
x
=
÷
a la derecha de x = 1 (ayuda: use fracciones parciales).
23. Encuentre el área de la región bajo la curva
2
1
y
x x
=
+
a la derecha de x = 1.
24. Pruebe que el área de la región bajo la curva
1
y
x
= , el eje x, en el intervalo [1, ) +· es infinita.
25. Halle por integración el área del cuadrilátero, determinado por las rectas 3 8 21 0, x y ÷ + = 2 24 0 x y + ÷ =
y el eje x.
II. Volúmenes de sólidos por secciones planas
1. Encuentre el volumen de un sólido que tiene base circular de radio r, y todas las secciones planas perpendi-
culares a un diámetro fijo de la base son triángulos equiláteros.
2. Encuentre el volumen de un sólido que tiene base circular de radio r, y todas las secciones planas perpen-
diculares a un diámetro fijo de la base son triángulos rectángulos isósceles que tienen la hipotenusa en el
plano de la base.
3. Encuentre el volumen de un tetraedro que tiene tres caras mutuamente perpendiculares si las tres aristas
mutuamente perpendiculares tienen medidas a, b y c.
4. Dos cilindros circulares rectos de radio 3 cm cada uno se intersecan en ángulo recto. Encuentre el volumen
del sólido común a los dos cilindros.
5. Se corta una cuña en un cono circular recto por medio de un plano perpendicular al eje del cono y otro plano
que forma un ángulo de 60° con el primero y lo corta a lo largo de un diámetro de la sección plana circular que
resulta de la intersección del primer plano y el cono. Halle el volumen de la cuña si el cono tiene 6 m de altura
y el radio de la base es de 2 m.
6. Un sólido tiene como base la región acotada por las curvas ,
x x
y e y e
÷
= = y la recta 1. x = Si toda
sección plana perpendicular al eje x es un cuadrado, encuentre el volumen del sólido.
7. Un sólido tiene como base la región acotada por las curvas 3 , 3
x x
y y
÷
= = y la recta 1. x = Si toda sección
plana perpendicular al eje x es un semicírculo, encuentre el volumen del sólido.
8. La base de un sólido es el conjunto de ordenadas de una función no negativa f en el intervalo [0, a].
Todas las secciones perpendiculares a ese intervalo son cuadrados. El volumen del sólido formado viene
Ejercicios de los módulos 18 al 25
dado por
3 2
2 cos (2 ) sen , V a a a a a = ÷ + ÷ para todo 0. a > Suponiendo que f es continua en [0, a],
calcule ( ) f a .
III. Volúmenes de sólidos de revolución
1. Encuentre por integración el volumen del como circular recto de altura h y radio de la base a.
2. Encuentre el volumen de la esfera obtenida al rotar alrededor del eje x el área del semicírculo
2 2
. y R x = ÷
3. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar alrededor de la recta 4 x = ÷ la región limitada por esta
recta yla parábola
2
4 6 2 . x y y = + ÷
4. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar la región limitada por las curvas
2
4 e y x y x = = alrede-
dor del eje x.
5. Un tanque esférico de radio 3 m está lleno de agua hasta una altura de 1,5 m. Calcule por integración el
volumen de agua que contiene.
6. Encuentre el volumen del sólido obtenido al rotar el triángulo de vértices (0, 0), (2, 2) y (2, 1) alrededor del
eje y.
7. Encuentre por integración el volumen de un tronco de cono de altura h y radios R y r.
8. Halle el volumen del paraboloide obtenido al rotar alrededor del eje y la región encerrada por la parábola
2
y x = y la recta 5. y =
En los ejercicios 9 a 17 utilice el método de la corteza cilíndrica.
9. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar, alrededor del eje x, la región limitada por la parábola
2
y la recta 4. y x y = =
10. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar el triángulo comprendido por las rectas , 2 e 3 2 y x y x y x = = = ÷
alrededor de: a) el eje x, b) el eje y.
11. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar la región comprendida por la recta 2 y x = + y la parábola
2
4 y x x = ÷ alrededor de: a) la recta 1, x = ÷ b) la recta 4 y = ÷ .
12. Encuentre el volumen del sólido generado al rotar la región comprendida por las parábolas
2 2
, 6 y x y x x = ÷ = ÷
alrededor del eje x. Tome elementos de área paralelos al eje de giro.
13. Encuentre el volumen generado al rotar, alrededor del eje y, la región comprendida por la parábola
2
3 y x = ÷
y la recta 5 y x = ÷ .
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
308
14. Demuestre que el volumen del sólido generado al rotar alrededor del eje y la región comprendida por los
ejes coordenados y la recta que pasa por los puntos (R, 0) y (0, H) está dado por
2
1
.
3
V R H = t
15. Encuentre el volumen generado al rotar el rectángulo cuyos vértices son (0, 0), (R, 0), (0, H), (R, H), alrede-
dor del eje y.
16. Encuentre el volumen de la esfera generada al rotar la semicircunferencia superior al eje x, que tiene 5 cm de
radio y centro en (0, 0), alrededor del eje x.
17. a. Encuentre el volumen del sólido resultante si al sólido del ejercicio 8 se le hace un orificio de 2 cm
de radio, a lo largo del eje x.
b. Encuentre el volumen del orificio.
18. En los literales a-h calcule el volumen del sólido de revolución generado al rotar la región plana dada
alrededor del eje dado.
a. La región plana de la figura del ejercicio 1, sección 1, alrededor del eje x.
b. La región anterior alrededor de la recta 2. x =
c. La región plana de la figura del ejercicio 2, sección 1, alrededor del eje x.
d. La región plana de la figura del ejercicio 3, sección 1, alrededor del eje x y alrededor del eje y.
e. La región plana de la figura del ejercicio 4, sección 1, alrededor de: 1, 2, 2. x y x = = =
Ejercicios de los módulos 18 al 25
f. La región plana del ejercicio 6, sección 1, alrededor de: el eje y,
4
x
t
=
,
5
, 1.
4
x y
t
= =
g. La región plana de la figura del ejercicio 7, sección 1, alrededor de: el eje x, el eje y, x = 3.
h. La región plana de la figura del ejercicio 8, sección 1, alrededor de: 1, 1, 2. x y y = = ÷ =
19. La región plana limitada por la curva ( )
x
y f x e
÷
= = y el eje x gira alrededor del eje x. Determine el volumen
del sólido generado.
20. El mismo ejercicio anterior, girando alrededor del eje y.
21. La región plana limitada por la curva
1
( ) y f x
x
= = , el eje x y la recta x = 1 gira alrededor del eje x. Determine
su volumen.
22. Bosqueje la región R del plano limitada por
3
1
, 1, 3 e 0. y x x y
x
= = = = Formule (pero no evalúe) integrales
para cada uno de los literales a-d:
a. Área de R.
309
Elementos básicos de cálculo integral y series
b. Volumen del sólido generado al rotar R alrededor al eje y.
c. Volumen del sólido generado al rotar R alrededor al eje y = – 1.
d. Volumen del sólido generado al rotar R alrededor al eje x = 4.
23. En una esfera sólida de radio b se perfora un hoyo redondo de radio a (b > a) pasando por el centro.
Encuentre el volumen que queda del sólido.
24. Formule la integral (usando cortezas cilíndricas) del volumen del toro generado al rotar la región interior
del círculo
2 2 2
x y a + = alrededor del recta x = b (b > a).
25. La región sombreada (figura 10) entre un arco de sen , y x = 0 x s s t
y la recta , 0 1 y k k = s s se gira
alrededor de la recta , y k = generando un sólido V. Determine el valor de k para que:
a. V sea un volumen máximo.
b. V sea un volumen mínimo.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Figura 10
26. La gráfica de la región limitada por sen , 0, , y x x y x = + = = t gira alrededor del eje de las x. Encuentre el
volumen del sólido resultante.
27. La región acotada por
2 2
(sen ) , 0 y
2
y x y x
t
= = = se gira alrededor del eje y. Encuentre el volumen del
sólido resultante.
28. Sea R la región del primer cuadrante bajo la curva
2 / 3
y x
÷
= y a la izquierda de x = 1.
a. Demuestre que el área de R es finita y encuentre su valor.
b. Demuestre que el volumen del sólido generado al rotar R alrededor del eje x es infinito.
29. La región limitada por
2
, 0, 0 y 1
x
y e y x x
÷
= = = = gira alrededor del eje y. Encuentre el volumen del
sólido resultante.
310
30. Sea R la región acotada por 0,
x
x y e = = y la recta tangente a
x
y e = que pasa por el origen. Encuentre:
a. El área de R.
b. El volumen del sólido obtenido cuando R gira alrededor del eje x.
IV. Momentos, centros de masa y los teoremas de Pappus
1. Un conjunto de masas de 5, 10, 15 y 20 g están situadas sobre el eje x en los puntos de abscisas –3, –2, 0 y 5 cm,
respectivamente. Halle el centro de masa del sistema.
2. Halle el centro de masa de un conjunto de masas de 5, 10 y 50 kg situadas sobre el eje y en los puntos cuyas
ordenadas son –3, 0 y 10 m, respectivamente.
3. La longitud de una varilla es de 50 cm y la densidad lineal a una distancia x de uno de los extremos es
(3 1) g/cm. x + Encuentre la masa total de la varilla y su centro de masa.
4. Una varilla mide 2 m y su densidad lineal en cada punto es proporcional al cubo de la distancia de ese punto
a uno de sus extremos, siendo la densidad máxima de 16 kg/m. Encuentre la masa total de la varilla y su centro
de masa.
5. La longitud de una varilla es L cm y el centro de masa está situado a 3/ 4 del extremo izquierdo. Si la
medida de la densidad lineal en un punto es proporcional a una potencia de su distancia al extremo
izquierdo y la densidad lineal en el extremo derecho es de 20 g/cm, encuentre la densidad en cualquier
punto de la varilla y su masa total.
6. Demuestre que si la masa total de una varilla de longitud L y densidad lineal uniforme se coloca en su punto
medio, el momento respecto a cualquiera de los extremos es igual al de la varilla respecto al mismo extremo.
7. Una varilla de longitud 60 cm tiene una densidad lineal
2
1
( ) x kx o = (la densidad varía proporcionalmen-
te al cuadrado de la distancia x de uno de sus extremos). Si la densidad en el extremo más pesado es de
7200 g/cm, halle la masa total y el centro de masas de la varilla.
8. La longitud de una varilla es de 50 cm y la densidad lineal a una distancia x de uno de sus extremos
es
1
( ) (3 1) x x o = + g/cm. Determine su masa y el centro de masas.
9. En los ejercicios a-i encuentre el centroide ( , ) x y de la región limitada por las curvas dadas. Esboce la
gráfica de la región y use la simetría cuando sea posible.
a.
2
4 e 0. y x y = ÷ =
b. La parábola
2
x y y = ÷ y el eje y.
c.
2
1
, 0 y 4.
2
y x y x = = =
d. La curva
3
2 y x = y la recta 2 y x = en el primer cuadrante.
Ejercicios de los módulos 18 al 25
311
Elementos básicos de cálculo integral y series
e. El semicírculo
2
1 y x = ÷ y el eje x.
f. Las curvas
2 2
4 e 2 . y x y x x = ÷ = ÷
g.
2
y x = y la recta 2. y x = +
h.
2
3 4 y la recta 1. x y y x y = ÷ ÷ = ÷ ÷
i.
3
, 0 y 2. y x y x = = =
10. Use el teorema de Pappus para encontrar el volumen del sólido generado al rotar la región del ejercicio del
literal ianterior alrededor del eje y. Resuelva el volumen del sólido por cortezas cilíndricas para verificar su
respuesta.
11. Use el teorema de Pappus y la conocida fórmula del volumen de una esfera para encontrar el centroide de
una región semicircular de radio a.
12. Use el teorema de Pappus para encontrar el volumen del toro obtenido cuando la región interior del círculo
2 2 2
x y a + = gira en torno a la recta 2 . x a =
13. Considere el triángulo T de la figura 11.
Figura 11
a. Pruebe que
3
h
y =
(y, por tanto, que el centroide del triángulo está en la intersección de las medianas).
b. Encuentre el volumen del sólido obtenido cuando T se gira alrededor de y = k (use el teorema de
Pappus).
14. Use el teorema de Pappus para demostrar que el volumen del sólido obtenido mediante la rotación de la
región R limitada por sen , 0, 0, y x x y x = = = = t alrededor del eje y es
2
2 . t
15. Encuentre el centro de masa de tres partículas de 1, 3 y 5 g, situadas en los puntos (–1, 0), (2, 3) y (4,–2).
16. Demuestre que el centro de masa de un sistema formado por tres partículas de igual masa está situado en
el punto de intersección de las medianas del triángulo formado por los puntos donde están localizadas las par-
tículas.
17. Pruebe que la distancia del centroide de un triángulo a cualquiera de los lados es igual a un tercio de la
longitud de la altura sobre dicho lado.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
312
18. Encuentre el centro de masa de la lámina limitada por la parábola
2
2 18 3 y x = ÷ y el eje y, si la densidad de
superficie en cualquier punto ( , ) x y es
2
6 g/cm . x ÷
19. Utilice el teorema de Pappus para calcular el volumen del toro generado al rotar un círculo de radio a alrededor
de una recta situada en su mismo plano a una distancia b de su centro ( ). b a >
20. Utilice el teorema de Pappus para encontrar el centroide de la región limitada por un semicírculo y su diámetro.
21. Utilice el teorema de Pappus para encontrar el volumen de una esfera de radio a.
En los ejercicios 22 a 32 encuentre el centroide del sólido generado al rotar la región plana alrededor de la recta dada.
22. La región acotada por la parábola
2
y x = y la recta 4, x = alrededor del eje x. Tome elementos de área
perpendiculares al eje de revolución.
23. La región del ejercicio 22, tomando elementos de área paralelos al eje de revolución.
24. La región acotada por
2 3
2 3 y x = y la recta 3, x = alrededor del eje x. Tome elementos de área paralelos
al eje de revolución.
25. La región del ejercicio 22, alrededor del eje y. Tome elementos de área paralelos al eje de revolución.
26. La región acotada por la recta 2 y x = + y la parábola
2
4 , y x x = ÷ alrededor de la recta 1. x = ÷ Tome elemen-
tos de área perpendiculares el eje de revolución.
27. La región del ejercicio 26, tomando elementos de área paralelos al eje de revolución.
28. La región acotada por la parábola
2
3 y x = ÷ y la recta 5, y x = ÷ alrededor del eje y. Tome elementos de área
perpendiculares al eje.
29. La región del ejercicio 28, tomando elementos de área paralelos al eje de revolución.
30. La región acotada por
4
1 x y = y 4, y = alrededor del eje y. Tome elementos de área paralelos al eje de giro.
31. La región del ejercicio 30, alrededor del eje x.
32. La región acotada por los ejes coordenados y la recta que pasa por los puntos ( , 0) R y (0, ), H alrededor
del eje x. Tome elementos de área paralelos al eje (la densidad varía proporcionalmente a la distancia a la
base).
Ejercicios de los módulos 18 al 25
313
Elementos básicos de cálculo integral y series
33. Encuentre el centroide del sólido que resulta al rotar la semicircunferencia superior con centro en (0, 0) y
radio 2 cm, alrededor del eje x.
34. Demuestre que el centroide de un cono de altura h y radio de la base a está a 2/3 de la distancia del vértice
a la base.
35. Halle el centro de masa de una semiesfera sólida homogénea de radio r, si la densidad en cada punto P es
proporcional a la distancia de P a la base del hemisferio.
V. Longitud de arco y área de superficie
1. En los ejercicios a-f establezca y simplifique la integral que proporciona la longitud del arco de curva
suave de la función dada (no evalúe la integral).
a.
2
; 0 1. y x x = s s b.
5/ 2
; 1 3. y x x = s s
c.
3 2
2 3 ; 0 2. y x x x = ÷ s s d.
4 / 3
; 1 1. y x x = ÷ s s
e.
2
4 ; 0 1. x y y y = ÷ s s f. 1; 1 2. xy x = s s
2. En los ejercicios a-h establezca y simplifique la integral que da el área de la superficie de revolución generada
al girar el arco de curva suave alrededor del eje dado. No evalúe la integral.
a.
2
, 0 4, y x x = s s alrededor del eje x.
b.
2
, 0 4, y x x = s s alrededor del eje y.
c.
2
, 0 1, y x x x = ÷ s s alrededor del eje x.
d.
2
, 0 1, y x x = s s alrededor de la recta y = 4.
e. , 1 4, y x x = s s alrededor del eje x.
f. , 1 4, y x x = s s alrededor del eje y.
g.
3 2
, 1 4, y x x = s s alrededor de la recta y = –2.
h.
5 2
, 1 4, y x x = s s alrededor de la recta x = –1.
3. En los ejercicios a-e determine la longitud de los arcos suaves dados.
a.
2 3 2
2
( 1) ,
3
y x = + de x = 0 a x = 2.
b.
3 2
2
( 1) ,
3
x y = ÷ de y = 1 a y = 5.
c.
3
1 1
,
6 2
y x
x
= + de x = 1 a x = 3.
d.
4
2
1 1
,
8 4
x y
y
= + de y = 1 a y = 2.
e.
3 2
8 , y x = de (1, 2) a (8, 8).
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
Ejercicios de los módulos 18 al 25
4. En los ejercicios a-e determine el área de la superficie de revolución generada al girar la curva dada alrededor
del eje dado.
a. ; 0 1 y x x = s s , alrededor del eje x.
b.
3
; 1 2 y x x = s s , alrededor del eje x.
c.
5
3
1 1
; 1 2;
5 12
y x x
x
= + s s alrededor del eje y.
d.
3
3 ; 0 9, y x x = s s alrededor del eje y.
e.
3/ 2
2
; 0 8,
3
y x x = s s alrededor del eje x.
5. Use integración para calcular la longitud de una circunferencia de radio a.
6. Use integración para calcular el área superficial de un cono de altura h y radio de la base a.
7. Use integración para calcular el área superficial de una esfera de radio a.
8. Determine el perímetro de la hipocicloide de cuatro cúspides
2 3 2 3
1 x y + = (figura 12).
Figura 12
9. Determine el área de la superficie generada al girar la hipocicloide del ejercicio 8 alrededor del eje y.
VI. Trabajo mecánico y presión de fluidos
1. Un resorte tiene una longitud natural de 4 pulgadas. Si una fuerza de 5 lb lo estira 1 pulgada, encuentre el
trabajo realizado para estirarlo 4 pulgadas.
2. Un resorte tiene una longitud de 87 pulgadas. Si una fuerza de 1000 lb comprime el resorte media pulgada,
encuentre el trabajo necesario para comprimir el resorte 1 pulgada.
3. Cuál es el trabajo necesario para bombear el agua de un recipiente lleno que tiene forma cilíndrica de radio
2P y altura h pulgadas, hasta 1 pulgada por encima del recipiente.
4. Un tanque de forma semiesférica de radio 5 m se llena de agua hasta una altura de 3 m. ¿Cuál es el trabajo
necesario para bombear el agua hasta la superficie del tanque?
5. La fuerza de repulsión entre dos cargas
1 2
y Q Q esta dada por
1 2
2
QQ
F k
r
= , donde r es la distancia entre
ambas. ¿Cuál es el trabajo necesario para separar las cargas desde una distancia de 1 cm entre sus centros
hasta una distancia de 5 cm?
6. La fuerza gravitatoria ejercida por la Tierra, de masa M, sobre un cuerpo de masa m situado a una distancia
x de su centro está dada por
2
RmM
F
x
= , en donde R es la constante de gravitación universal. Halle el trabajo
realizado al mover una masa mdesde la superficie de la Tierra hasta una altura h, sabiendo que el radio de la
Tierra es r.
7. Un balde que pesa 5 lb y que contiene 10 lb de arena es amarrado al extremo inferior de una cadena que mide
20 pulgadas y peso 8 lb y que está colgada en un pozo. Encuentre el trabajo necesario para subir el balde al
borde del pozo.
8. Una lámina rectangular de 100 cm de ancho por 80 cm de alto se sumerge verticalmente en un tanque con
agua de tal manera que el borde de 100 cm queda a ras del agua. Encuentre la fuerza total ejercida por el
agua sobre cada cara de la lámina.
9. Resuelva el problema anterior cuando el borde superior queda a 200 cm por debajo del nivel del agua.
10. Una lámina en forma de triángulo rectángulo de catetos 30 y 40 cm se sumerge verticalmente en un líquido
de
3
5 g/ cm w = de tal manera que el cateto mayor coincide con la superficie del líquido. Encuentre la fuerza
total ejercida por el líquido sobre una de las caras de la lámina.
11. La cara en contacto con el agua en una presa es vertical y tiene la forma de un trapecio en donde la base
superior mide 50 m, la inferior 30 m y la altura entre las dos es de 10 m. Halle la fuerza total ejercida por el agua
sobre la cara expuesta al agua si el nivel del agua coincide con la base superior.
12. Resuelva el problema anterior cuando el nivel del agua ha bajado 30 m.
13. Un tanque tiene la forma de un cilindro circular recto de radio 1 m y está colocado con su eje horizontal. Si
se llena con aceite de
3
800kg / m , w = ¿cuál será la fuerza sobre cada una de las caras circulares?
14. Resuelva el problema anterior:
a. Si el cilindro se llena solamente hasta la mitad.
b. Si se llena hasta una altura de 1,5 m.
15. La cara en contacto con el agua en una presa forma un ángulo de 30° con la vertical. La forma de la cara es
rectangular, con 30 m de ancho y 20 m de profundidad. Halle la fuerza total que ejerce el agua sobre la presa
cuando ésta se encuentra llena de agua.
16. Resuelva el problema anterior cuando la forma de la cara es un trapecio de base superior 50 m, base inferior
30 m y altura 10 m.
Capítulo 4: Aplicaciones de la integral definida
316
17. Un tanque lleno de agua tiene una compuerta vertical en forma de círculo de 60 cm de radio con su centro
a una profundidad de 3 m. Halle la fuerza total ejercida por el agua sobre la compuerta.
18. Calcule la fuerza total ejercida por el agua sobre la superficie de área A y limitada por el eje x, la curva
( ) y f x = y las rectas x a = y x b = (figura 13). Demuestre que la fuerza total es la misma que resultaría si
la placa se colocara horizontalmente a una profundidad x , siendo x la abscisa de su centroide.
Figura 13
Ejercicios de los módulos 18 al 25
5
Series
numéricas
Capítulo 5
Hasta ahora hemos desarrollado los cuatro conceptos fundamentales del cálculo:
límite, continuidad, derivada e integral, y los tres últimos en términos del primero;
y como se nota en el mapa conceptual, aparece la palabra límite en el óvalo central
con los tres conceptos restantes emanando de él.
De todos los temas que conforman los cursos de cálculo sólo nos resta
desplazarnos hacia la izquierda en el mapa conceptual y considerar las series
infinitas como límites de sucesiones.
De hecho, las series infinitas tienen multitud de aplicaciones en la ingeniería (como
por ejemplo en el diseño y construcción de equipos musicales en lo concerniente
a la armonía musical) y en otras áreas tradicionales de la investigación científica,
como la holografía, la tomografía y la espectroscopia.
En este capítulo desarrollaremos las herramientas básicas que proporcionan los
criterios para series numéricas en lo referente a la convergencia y con ello se podrá
calcular la suma de un número infinito de términos, dejando para el próximo capítulo
las series de potencias, las cuales permiten aproximar por medio de polinomios
muchas funciones de gran importancia en la física y en la ingeniería.
Módulo 26
Sucesiones de números reales
Módulo 27
Series de términos constantes
Módulo 28
Criterios de convergencia y diver-
gencia de series
Módulo 29
Convergencia absoluta y convergen-
cia condicional
Ejercicios
Módulos 26 al 29
Las armonías musicales se corresponden con relaciones entre números naturales. La relación ½
produce el armónico, que es el doble de la frecuencia fundamental (tono o paso más bajo que se
oye al pulsar una cuerda).
318
319
Elementos básicos de cálculo integral y series
26.1 Definición y ejemplos de sucesiones de números reales
26.2 Gráfica de una sucesión
26.3 Límite de sucesiones
26.4 Clasificación de las sucesiones
26
Sucesiones de números reales
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Presentar las sucesiones de números reales, su clasificación y el cálculo de
límites de sucesiones.
2. Relacionar el límite de una función con el límite de una sucesión.
Definamos
(1 5) (1 5)
2 5
n n
n
n
u
+ ÷ ÷
= al n-ésimo término de una sucesión.
1. Demuestre que
1
u = 1 y
2
u = 1.
2. Demuestre que
2 1
.
n n n
u u u
+ +
= +
3. De 1 y 2 concluya que { }
n
u es una sucesión de Fibonacci.
Cuando se piensa en el concepto de sucesión, es natural pensar en ella como algo
que no necesita definición. Es decir, es como si se colocaran números u otros
objetos en un orden determinado.
Para indicar una sucesión infinita se escribe con frecuencia
1 2 3
, , ,..., a a a donde los
puntos suspensivos indican que los números
i
a continúan «indefinidamente» ha-
cia la derecha. No es difícil, sin embargo, formular una definición rigurosa de suce-
sión infinita mediante una correspondencia entre el conjunto `de los números
naturales y el conjunto 9 de los números reales. Esta correspondencia es la que se
quiere formalizar en el primer módulo de este capítulo.
Leonardo de Pisa
Leonardo de Pisa (o Leonardo Pisano o
Leonardo Bigollo) nació en la ciudad italiana
de Pisa y vivió entre 1170 y 1250. También
llamado Fibonacci, fue un matemático
famoso por la invención de la «sucesión de
Fibonacci», surgida como consecuencia del
estudio del crecimiento de las poblaciones
de conejos, y por su papel en la introducción
a Europa del sistema de numeración
posicional en base 10.
El apodo de Guglielmo, padre de Leonardo,
era Bonacci, que significa simple o bien
intencionado. Leonardo recibió póstuma-
mente el apodo de Fibonacci (de filius
Bonacci, es decir, hijo de Bonacci). Guigliel-
mo dirigía un puesto de comercio en Bugía,
en el norte de África, y de niño Leonardo
viajó a esa ciudad para ayudarlo. Allí
aprendió el sistema de numeración árabe.
Consciente de la superioridad de esta
numeración, Fibonacci viajó a través de los
países del Mediterráneo para estudiar con
los matemáticos árabes más destacados de
ese tiempo y regresó cerca del año 1200.
En 1202, a los 27 años de edad, publicó en
Liber abaci («Libro del ábaco» o «Libro de
los cálculos») lo que había aprendido. Este
libro mostró la importancia del nuevo
sistema de numeración en la contabilidad
comercial, la conversión de pesos y medidas,
el cálculo, los intereses, el cambio de
moneda, entre otras numerosas apli-
caciones. En sus páginas describe el cero,
la numeración de posición, la descom-
posición en factores primos y los criterios
de divisibilidad. El libro fue recibido con
entusiasmo en la Europa ilustrada y tuvo
un impacto profundo en el pensamiento
matemático europeo.
En matemáticas, la «sucesión de Fibonacci»
es una serie de números enteros que se
obtiene mediante la siguiente función
recursiva:
320
26.1 Definición y ejemplos de sucesiones de
números reales
Definiciones
i. Cualquier función : , f ÷9 ` tal que a cada n e` se le asigna el
( ) ,
n
a f n = e9 se llama sucesión infinita o simplemente sucesión de núme-
ros reales.
ii. Los valores reales del rango de la sucesión se llaman términos de la suce-
sión. Así,
1
a es el primer término,
2
a es el segundo término,
n
a es el término
n-ésimo o término general de la sucesión.
Observación
Estrictamente hablando, como una sucesión es una función, deberíamos escribirla
como un conjunto de pares ordenados en la forma:
{ } (1, (1)), (2, (2)), (3, (3)),..., ( , ( )),... , f f f f n f n = o
{ }
1 2 3
(1, ), (2, ), (3, ),..., ( , ),... ,
n
f a a a n a =
pero debido a la dificultad que entraña para su manejo esta forma de simbolizarla, en
adelante, cuando se haga referencia a una sucesión de reales, nos referiremos a los
elementos del rango. Es decir, se dirá «considere la sucesión
1 2 3
, , ,..., a a a », donde
los puntos suspensivos indican que los números
i
a continúan indefinidamente. O
también, escribiendo entre corchetes { } el término general o el término n-ésimo de
la sucesión.
Así por ejemplo, cuando se diga «considere la sucesión
2 1
n
n
¦ ¹
´ `
+
¹ )
», estamos ha-
ciendo referencia a la sucesión de números reales : f ÷9 ` ฀ definida por
( )
2 1
n
f n
n
=
+
y cuyo diagrama adjunto ilustra la correspondencia establecida en-
tre
`
y
. 9
1 2
1 2 ...
1 2
(1) (2) ... ( )
2 1 1 2 2 1 2 1
n
n
n
a f a f a f n
n
9 = = = = = =
· + · + +
`
8 8 8
También, los primeros términos de la sucesión son:
1 2 3 4
, , , ,...
3 5 7 9
Capítulo 5: Series numéricas
1, 1;
1, 2;
si 2;
= ¦
¦
= =
´
¦
+ >
¹
n
F n n
n n n
si
( ) si
F( - 1) F( - 2)



Los veinte primeros términos de esta
sucesión son
n F(n)
1 1
2 1
3 2
4 3
5 5
6 8
7 13
8 21
9 34
10 55
11 89
12 144
13 233
14 377
15 610
16 987
17 1597
18 2584
19 4181
20 6765
Algunas de las propiedades de esta
sucesión son:
· La razón (el cociente) entre un término y
el inmediatamente anterior varía continua-
mente, pero se estabiliza en un número
irracional conocido como razón áurea o
número áureo, que es la solución positiva
de la ecuación x ² – x – 1 = 0, y se puede
aproximar a 1,618033989.
· Cualquier número natural se puede
escribir mediante la suma de un número
limitado de términos de la sucesión de
Fibonacci, cada uno de ellos distinto a los
demás. Por ejemplo, 17 = 13 + 3 + 1, 65 =
55 + 8 + 2.
· Tan sólo un término de cada tres es par,
uno de cada cuatro es múltiplo de 3, uno
de cada cinco es múltiplo de 5, etc. Esto se
puede generalizar, de forma que la sucesión
de Fibonacci es periódica en las con-
gruencias módulo m, para cualquier m.
· Si F (p) es un número primo, p también
es primo, con una única excepción: F (4) =
3; 3 es primo, pero 4 no lo es.
· La suma infinita de los términos de la
sucesión F (n)/10
n
es exactamente 10/89.
321
Elementos básicos de cálculo integral y series
En muchas ocasiones nos presentan los primeros términos de una sucesión y,
cuando sea razonable, podemos determinar a partir de ellos el término general o
n-ésimo.
Ejemplo 1
Dé la regla o forma del término general de las siguientes sucesiones:
a.
1 1 1 1
1, , , , ,...
2 4 8 16
b.
1 2 3 4
, , , ,...
2 5 8 11
÷ ÷
Solución
a. Si se observan los términos de la sucesión, éstos son fracciones cuyo nu-
merador es siempre 1 y cuyos denominadores son todas las potencias de 2.
Así, la sucesión puede escribirse:
0 1 2 3 4
1 1 1 1 1
, , , , ,...
2 2 2 2 2
o
1 1 2 1 3 1 4 1 5 1
1 1 1 1 1
, , , , ,...
2 2 2 2 2
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
En consecuencia,
1
1
,
2
n n
a
÷
=
y la sucesión
1 1 1 1
1, , , , ,...
2 4 8 16
puede escri-
birse de una forma simplificada como
1
1
.
2

¦ ¹
´ `
¹ )
b. Nótese en primer lugar que los términos de la sucesión aparecen de manera
alterna, lo cual indica la presencia en el término general de
1
( 1)
n+
÷ o
1
( 1) .

÷
También, como en el caso anterior, los términos de la sucesión son fraccio-
nes cuyo numerador preserva la secuencia de los números naturales 1, 2, 3,
4,…, n,…, y cuyos denominadores son los múltiplos de 3 disminuidos en 1.
En consecuencia, los términos de la sucesión pueden escribirse en cual-
quiera de las siguientes formas:
(1).
1 1 2 1 3 1
1 2 3
( 1) , ( 1) , ( 1) ,...,
3 1 1 3 2 1 3 3 1
÷ ÷ ÷
÷ ÷ ÷
· ÷ · ÷ · ÷
y de esta forma
1
( 1) .
3 1
n
n
n
a
n
÷
= ÷
÷
(2).
1 1 2 1 3 1
1 2 3
( 1) , ( 1) , ( 1) ,...,
3 1 1 3 2 1 3 3 1
+ + +
÷ ÷ ÷
· ÷ · ÷ · ÷
y de esta forma
1
( 1) .
3 1
n
n
n
a
n
+
= ÷
÷
Módulo 26: Sucesiones de números reales
Vea el módulo 26 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
322
Ejemplo 2
La sucesión de Fibonacci { },
n
a denominada así en honor de Leonardo Fibonacci,
quien la introdujo aproximadamente en el año 1200 y de gran interés en la teoría de
los números, se define inductivamente como sigue:
2 1
1 si 1 o 2
si 2
n
n n
n n
a
a a n
÷ ÷
= = ¦
=
´
+ >
¹
Encuentre los cinco primeros términos de la sucesión.
Solución:
1
1 a = ,
2
1 a = ,
3 3 2 3 1 1 2
2, a a a a a
÷ ÷
= + = + =
4 4 2 4 1 2 3
1 2 3, a a a a a
÷ ÷
= + = + = + =
5 5 2 5 1 3 4
2 3 5. a a a a a
÷ ÷
= + = + = + =
Continuando de esta forma, podemos escribir la sucesión así:
1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55,…
Nótese que a partir del tercer término cada uno es la suma de los dos anteriores.
26.2 Gráfica de una sucesión
Por ser una sucesión una función de los naturales en los reales, su gráfica está
íntimamente relacionada con la gráfica de su función asociada de los reales en los
reales.
Así, en la figura 26.1 aparece una parte de la gráfica de la función
1
( ) .
2
x
f x
x
+
=
Figura 26.1. Gráfica de la función
1
( )
2
x
f x
x
+
=
Capítulo 5: Series numéricas
323
Elementos básicos de cálculo integral y series
Puesto que el dominio de la sucesión es el conjunto ` de los números naturales,
su gráfica la constituye únicamente el conjunto de los puntos (1,1), (2, 3/4), (3, 2/3),
(4, 5/8), etc., y que aparecen en la figura 26.2.
Figura 26.2. Gráfica de
1
2
n
n
a
n
+
=
Muchas veces se obtiene una representación más conveniente para una sucesión
marcando simplemente los puntos
1 2 3
, , ,... a a a sobre una recta.
En particular, para la sucesión
1
2
n
n
+ ¦ ¹
´ `
¹ )
asociada con la función anterior se tiene que:
1 2 3 4
3 2 5
1, , , ,...,
4 3 8
a a a a = = = =
y cuya representación aparece en la figura 26.3.
Figura 26.3. Gráfica de
1
2
n
n
a
n
+
=
Nótese que a medida que n crece, los valores de la sucesión se acercan cada vez
mas al valor 1/2, valor que corresponde al límite de la sucesión y que presentaremos
en la próxima sección.
26.3 Límite de sucesiones
Los límites de las sucesiones y los límites al infinito presentados en el módulo 15 del
texto Elementos básicos de cálculo diferencial están íntimamente relacionados.
Así por ejemplo, para la sucesión
3 4
2 3
n
n
+ ¦ ¹
´ `
+
¹ )
se pueden hacer consideraciones simi-
Módulo 26: Sucesiones de números reales
324
lares a las establecidas allí para la función
3 4
( )
2 3
x
f x
x
+
=
+
y para la cual se concluyó
finalmente que
3 4 3
lim ( ) lim
2 3 2
x x
x
f x
x
÷+· ÷+·
+
= =
+
. De esta forma se puede concluir tam-
bién que
3 4 3
lim
2 3 2
n
n
n
÷+·
+
=
+
.
En consecuencia, la definición del límite de una sucesión
( )
lim
n
n
a L
÷+·
=
se aproxima
mucho a la definición de lim ( ) ,
x
f x L
÷+·
= como puede notarse en la siguiente
definición:
Definición
Sea { }
n
a una sucesión de números reales y sea . Le9 Entonces:
lim
n
n
a L
÷+·
=
si y sólo si para cada 0 e> existe N e` tal que si , n > ` entonces
.
n
a L ÷ < e
La definición anterior significa geométricamente que, fijado un número positivo , e
siempre es posible encontrar un natural N a partir del cual todos los valores de la
sucesión están en la banda centrada en L y radio e (figura 26.4).
Figura 26.4. Valores de la sucesión determinados por L y e.
Ejemplo 3
Asumiendo que
1 1
lim ,
2 2
n
n
n
÷+·
+
=
y dado e = 0.05, determine el N e` que verifica la
definición de límite de una sucesión.
Capítulo 5: Series numéricas
325
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
1 1
lim
2 2
n
n
n
÷+·
+
=
si y sólo si dado e = 0.05 > 0 existe N e` tal que
1 1
0.05
2 2
n
n
+
÷ < (1), siempre que
. n N >
Para determinar N consideremos la desigualdad del lado izquierdo de (1).
1 1 1
0.05 0.05
2 2 2
n n n
n n
+ + ÷
÷ < · <
1
0.05
2n
· <
1
2
0.05
n · >
1
0.10
n · >
10. n · >
Así que, dado e = 0.05, existe 10 N = e` tal que si n >10, entonces
1 1
0.05,
2 2
n
n
+
÷ <
desigualdad que se puede verificar dándole a n sucesivamente los valores 11, 12,
13, …
El siguiente teorema, que se enuncia sin demostración y que establece una relación
entre los límites al infinito y el límite de una sucesión, nos permitirá obtener el límite
de algunas sucesiones de números reales partiendo de los resultados ya conocidos
de los límites de funciones de variable real.
Teorema 1
Sea f una función de variable real, ( ) f n la sucesión asociada y . Le9 Entonces,
lim ( ) lim ( ) .
x n
f x L f n L
÷+· ÷+·
= ¬ =
Observaciones
i. El recíproco del teorema anterior no siempre se cumple. Así por ejemplo, sea
( ) sen . f n nt =
Módulo 26: Sucesiones de números reales
326
Se tiene que lim sen 0;
n
nt
÷+·
= sin embargo, lim sen
x
x
÷+·
t no existe.
ii. Debido al teorema 1, podemos utilizar para sucesiones los teoremas 1, 2 y 3
para límites al infinito presentados en el módulo 15 de Elementos básicos
de cálculo diferencial.
Igualmente, la regla de L´Hopital (módulo 18 del citado texto) puede ser
aplicada conjuntamente con sus variantes reduciéndolas a la forma indeterminada
0
0
o
.
·
·
En particular, los teoremas 2 y 3 del módulo 15 pueden presentarse para sucesiones
en las formas siguientes:
Teorema 2
1
lim 0.
n
n
÷+·
=
Generalización: si , k e` entonces
1
lim 0.
k
n
n
÷+·
=
Teorema 3
Sea
1
1 1 0
1
1 1 0
...
( )
...
k k
k k
n t t
t t
a n a n a n a
a f n
b n b n b n b
÷
÷
÷
÷
+ + + +
= =
+ + + +
una sucesión racional con
, 0,
k t
a b = k, t .
+
e] Entonces:
1
1 1 0
1
1 1 0
0 si
si
...
lim lim
...
si y 0
si y 0
k
k k
k k
t n t t
n n
t t
k t
k t
k t
a
k t
a n a n a n a
b a
b n b n b n b
k t a b
k t a b
÷
÷
÷
÷+· ÷+·
÷
< ¦
¦
¦
=
+ + + + ¦
= =
´
+ + + +
¦
· > >
¦
÷· > < ¦
¹
Así por ejemplo,
3
5 3
lim 0 ( 1, 3).
2 8 4
n
n
k t
n n
÷+·
÷
= = =
+ ÷
2
2
3 5 7 3
lim ( 2, 2, 3, 4).
4 4 2 1
k t
n
n n
k t a b
n n
÷+·
+ +
= = = = =
÷ +
3
2
8 4 5
lim ( 3, 2).
4
n
n n
k t
n
÷+·
+ ÷
= · = =
+
Capítulo 5: Series numéricas
327
Elementos básicos de cálculo integral y series
4
3
4 5 2
lim ( 4, 3, 4, 7).
1 7
k t
n
n n
k t a b
n
÷+·
÷ +
= ÷· = = = = ÷
÷
Ejemplo 4
Pruebe que si a > 1, entonces
lim 0.
n
n
n
a
÷+·
=
Solución
Considere
lim
x
x
x
a
÷+·
·
÷
·
(indeterminado).
1
lim lim
(ln )
x x
x x
x
a a a
÷+· ÷+·
= (aplicando L´Hopital)
1 1
· lim 0.
ln
x
x
a a
÷·
= =
Como lim 0,
x
x
x
a
÷+·
= se concluye del teorema 1 que
lim 0.
n
n
n
a
÷+·
=
Otros dos teoremas de importancia teórica en las series numéricas, y que presenta-
mos sin demostración, son los siguientes:
Teorema 4: Teorema del sánduche para sucesiones
Sean { }
n
a , { }
n
b y { }
n
c sucesiones de números reales tales que
n n n
a c b s s para
todo n, y además lim lim .
n n
n n
a b L
÷+· ÷+·
= = Entonces,
lim .
n
n
c L
÷+·
=
Así por ejemplo, se sabe que
2
1 sen 1 n ÷ s s para todo . n N e
Entonces,
2
2 2 2
1 sen 1
,
n
n n n
÷ s s
pero
2 2
1 1
lim lim 0
n n
n n
÷+· ÷+·
| |
÷ = =
|
\ ¹
(teorema 2).
En consecuencia, de acuerdo con el teorema 4
Módulo 26: Sucesiones de números reales
328
2
2
sen
lim 0.
n
n
n
÷+·
=
Teorema 5
0 si 1
lim
si 1
n
n
r
r
r
÷+·
¦ <
¦
=
´
· >
¦
¹
Así por ejemplo,
2
lim 0,
3
n
n÷+·
| |
÷ =
|
\ ¹
puesto que
2 2
1.
3 3
r = ÷ = <
4
lim ,
3
n
n÷+·
| |
= ·
|
\ ¹
puesto que
4 4
1.
3 3
r = = >
26.4 Clasificación de las sucesiones
„ Sucesión convergente
Una sucesión { }
n
a es convergente si existe Le9 tal que lim ,
n
n
a L
÷+·
= y
en este caso se dice que { }
n
a converge a L.
„ Sucesión divergente
Una sucesión { }
n
a es divergente si no es convergente. Es decir, { }
n
a es
divergente si lim
n
n
a
÷+·
no existe, o cuando lim .
n
n
a
÷+·
= ±· En este caso se
dice que { }
n
a diverge a ±· según el caso.
„ Una sucesión { }
n
a es creciente si
1 2 3
... ...
n
a a a a s s s s s Es decir,
{ }
n
a es creciente si
1 n n
a a
+
s para todo . ne`
„ Una sucesión { }
n
a es decreciente si
1 2 3
... ...
n
a a a a > > > > > Es decir,
{ }
n
a es decreciente si
1 n n
a a
+
> para todo . ne`
„ Una sucesión { }
n
a es oscilante si no es ni creciente ni decreciente.
„ Una sucesión { }
n
a es monótona si es creciente o decreciente. En algunas
ocasiones la monotonía (creciente-decreciente) se define a partir de un natu-
ral p. Es decir, { }
n
a es creciente (decreciente) si existe pe` tal que
Capítulo 5: Series numéricas
329
Elementos básicos de cálculo integral y series
1 1
( )
p p p p
a a a a
+ +
s > .
„ Una sucesión { }
n
a es (está) acotada si existe M
+
e9 tal que
n
a M s para
todo n.
La siguiente afirmación, que en algunas ocasiones se considera como un axioma de
los números reales, relaciona las definiciones anteriores:
Teorema 6
Toda sucesión { }
n
a monótona y acotada es convergente.
Otro resultado útil con respecto a la convergencia de una sucesión, conocido como
la prueba de la razón y usado cuando a pesar de que la sucesión tiene la forma
indeterminada
·
·
no puede aplicársele la regla de L´Hopital, es el que enunciamos
a continuación.
Teorema 7: Prueba de la razón
Sea { }
n
a una sucesión de números reales.
Si
1
lim 1,
n
n
n
a
a
+
÷+·
< entonces lim 0.
n
n
a
÷+·
=
Por ejemplo, considere la sucesión
2
.
!
n
n
¦ ¹
´ `
¹ )
Si se quiere analizar la convergencia de la
sucesión, tendríamos que considerar
2
lim
!
n
n
n
÷+·
.
A pesar de tener la forma indeterminada
·
·
no es posible aplicar la regla de L´Hopital
porque, ¿cómo derivaría a n!?
Sin embargo,
1
1
2
2 ( 1)!
lim lim lim 0.
1 2
!
n
n
n
n n n
n
a n
a n
n
+
+
÷+· ÷+· ÷+·
+
= = =
+
Como
1
lim 0 1,
n
n
n
a
a
+
÷+·
= < se concluye entonces que la sucesión
2
!
n
n
¦ ¹
´ `
¹ )
converge.
Módulo 26: Sucesiones de números reales
330
331
Elementos básicos de cálculo integral y series
27.1 Definiciones y primeros ejemplos de series
27.2 Ejemplo 1: la serie geométrica
27.3 Ejemplo 2: la serie telescópica
27.4 Ejemplo 3: series aritmético-geométricas
27
Series de términos constantes
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Presentar las series numéricas como una sucesión de sumas parciales.
2. Determinar la convergencia o divergencia de una serie usando la definición.
1. Pruebe que
0
1
2.
2
n
n
·
=
=
¿
2. Use la serie geométrica para probar que 0.474747... =
47
.
99
Cuando se hace referencia a una serie infinita se quiere expresar la suma de un
número infinito de términos constantes. Como se sabe, la suma entre números
reales es una operación «binaria», es decir, sólo se pueden sumar dos números
reales para producir un número real. Así, cuando se quiere la suma 3 + 5 + 4 + 8, la
propiedad asociativa permite escribir:
3 + 5 + 4 + 8 = (3 + 5) + (4 + 8) = 8 + 12 = 20.
Pero, ¿qué significa sumar un número infinito de números reales? Y además, ¿es el
resultado de la suma anterior un número real?
Estas dos preguntas son las que trataremos de resolver en el desarrollo de este
módulo.
Srinivasa Ramanujan
Ramanujan nació en Erode, ciudad no lejos
de Madrás, en 1887 y murió en 1920 a la
edad de 32 años por causa de una deficiencia
vitamínica aguda. Fue hijo de un contador
que trabajaba para un mercader de paños
en Kumbakonam y de la hija de un modesto
oficial brahmán del juzgado de su ciudad
natal.
Es una de las mentes más asombrosas y
desconcertantes que jamás hayan existido.
Este hindú, de origen humilde, autodidacta
por obligación y matemático por predes-
tinación celestial, legó a la posteridad un te-
soro que apenas comienza a ser desen-
terrado: su cuaderno de notas. El impacto
pleno de su genio todavía no se ha sentido,
pues una parte importante de su obra aún
es inaccesible a muchos matemáticos. Por
su formación netamente autodidacta y fuera
de toda la tradición lógica de Occidente, los
métodos de su razonamiento se movían en-
tre el misterio absoluto y la intuición más
profunda. Los resultados obtenidos, que
lindan con el milagro, los atribuía Ramanujan
a revelaciones que en sueños le hacía la dio-
sa Namakkal. Contaba que al levantarse por
la mañana escribía con premura los teore-
mas soñados, aunque no siempre resulta-
ban correctos.
En la simplísima ordenación de los números
dígitos Ramanujan descubrió propiedades
maravillosas: congruencias, simetrías y
relaciones, que habían escapado a la
sagacidad de los más agudos teóricos. El
famoso matemático inglés Godfried Harold
Hardy, su descubridor, se expresó así sobre
sus fórmulas: «Ellas deben ser verdad, pues
si no lo fueran, nadie tendría la imaginación
suficiente para inventarlas».
Comenzó a ir a la escuela a los cinco años.
Sin haber cumplido los siete, y gracias a
una beca, le llevaron al colegio de Kumba-
konam. Según parece, casi de inmediato
reconocieron sus extraordinarias facultades.
Se divertía entreteniendo a sus amigos con
332
27.1 Definiciones y primeros ejemplos de series
Definiciones
i. Sea { }
n
a una sucesión de números reales y formemos otra sucesión
{ }
n
s de la siguiente forma:
1 1
s a = ÷Primera suma parcial
2 1 2 1 2
s a a s a = + = + ÷Segunda suma parcial
3 1 2 3 2 3
s a a a s a = + + = + ÷Tercera suma parcial
4 1 2 3 4 3 4
s a a a a s a = + + + = + ÷Cuarta suma parcial
# #
1 2 3 1 1
...
n n n n n
s a a a a a s a
÷ ÷
= + + + + + = + ÷ n-ésima suma parcial
A la sucesión { }
n
s de sumas parciales se le llama serie infinita o serie de
términos constantes, y a los elementos { }
n
a se les llama términos de la serie.
Comúnmente se denota la serie { }
n
s por el símbolo
1
n
n
a
·
=
¿ y en lo sucesivo
haremos referencia a ello diciendo: «Considere la serie:»
1 2 3
1
... ...
n n
n
a a a a a
·
=
= + + + + +
¿
pero sin perder de vista el hecho de que una serie es una sucesión de sumas
parciales.
ii. Si existe s e9 tal que
lim ,
n
n
s s
÷+·
=
se dice que la serie:
1 2 3
1
... ...
n n
n
a a a a a
·
=
= + + + + +
¿
es sumable o que la serie es convergente y en este caso podemos escribir:
1 2 3
1
... ... .
n n
n
a a a a a s
·
=
= + + + + + =
¿
iii. Si la sucesión { }
n
s diverge, se dice entonces que la serie
1
n
n
a
·
=
¿ diverge. De
esta manera, nuestra definición nos dice que una serie converge si y sólo si
la sucesión de sumas parciales converge. Como una sucesión puede ser
convergente o no, entonces una serie puede tener una suma o no tenerla.
Así también, al ser una serie una sucesión, la teoría y resultados del módulo
anterior se aplican a las series infinitas de términos constantes.
Capítulo 5: Series numéricas
teoremas y fórmulas, recitando la lista
completa de las raíces sánscritas y
repitiendo los valores de pi y de la raíz
cuadrada de 2 con cualquier número de
cifras decimales.
Su primer contacto con la matemática
formal le llegó de la mano de Sinopsis de
las matemáticas puras cuando tenía quince
años y estaba en el sexto grado de escuela.
El libro, perteneciente a la biblioteca del
colegio del gobierno local, se lo consiguió
prestado un amigo. Ante él se despertó el
genio de Ramanujan, quien se puso
inmediatamente a demostrar sus fórmulas.
Cada solución era un auténtico trabajo de
investigación original, ya que carecía de
cualquier tipo de ayuda. Primero ideó
métodos para construir cuadrados
mágicos, después se dedicó a la geometría,
donde trató la cuadratura del círculo y llegó
incluso a establecer un valor de la longitud
del círculo ecuatorial de la Tierra que difería
del verdadero sólo por unos pocos pies.
Después dirigió su atención al álgebra
porque encontraba limitado el campo de la
geometría.
En 1911 se publicó su primer trabajo en el
Journal of the Indian Mathematical Society
y el mismo año publicó su primer artículo
largo sobre algunas propiedades de los
números de Bernoulli. Al año siguiente
colaboró en la misma revista con algunos
problemas y dos notas. Entonces, un
matemático amigo suyo, con conexiones
en Londres, convenció a un ingeniero
inglés sobre el trabajo de Ramanujan, lo
que permitió que éste entablara corres-
pondencia con Hardy, miembro entonces
del Trinity College de la Universidad de
Cambridge. Hardy le consiguió una beca
para Cambridge y Ramanujan viajó a Gran
Bretaña. Hardy escribiría después: «Había
un gran rompecabezas: ¿qué método debía
seguirse para enseñarle matemáticas
modernas? Las limitaciones de su cono-
cimiento eran tan asombrosas como su
profundidad. Era un hombre que podía
trabajar con ecuaciones modulares y
teoremas de multiplicación compleja, con
medios desconocidos, pero nunca había
oído hablar de una función doblemente
periódica o del teorema de Cauchy ni tenía
la más remota idea de lo que era una función
de variable compleja. Describía nebu-
losamente su concepto acerca de lo que
constituía una demostración matemática.
Había obtenido todos sus resultados, nue-
vos o viejos, verdaderos o falsos, por un
proceso mixto de demostración, intuición
e inducción, del cual era completamente
incapaz de dar cualquier razón coherente.
Era imposible pedir a este hombre que se
333
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observación
Cuando se tiene una serie numérica lo que realmente interesa acerca de ella es saber
si converge o no y para ello se establecerán en los módulos siguientes los criterios
de convergencia y divergencia de series.
El problema de determinar la suma de una serie convergente se puede resolver en
muy pocos casos. Los tres ejemplos siguientes ilustran la situación en la cual se
puede determinar la suma cuando las series dadas son convergentes.
27.2 Ejemplo 1: la serie geométrica
Sean 0 a = , r e9. La serie:
1 2 2 1
1
... ...
n n n
n
ar a ar ar ar ar
·
÷ ÷ ÷
=
= + + + + + +
¿ (1)
se conoce como serie geométrica de primer término a y razón o radio r.
Analice la convergencia o divergencia de la serie (1).
Solución
Procederemos con el único recurso que tenemos a disposición, que es la definición.
Distinguiremos varios casos, pero antes téngase en cuenta que la sucesión de
términos de la serie es { }
1
.
n
ar
÷
Es decir, { }
2 3
, , , ,... . a ar ar ar
Caso 1: 1 r = . Esto es, 1 r = ±
Si r = 1, los términos de la sucesión { }
1
1
n
a
÷
· vienen dados por a, a, a, a,… Así,
n
s na = y
lim
n
na
÷+·
= ·
(diverge).
Si r = –1, los términos de la sucesión { }
1
( 1)
n
a
÷
· ÷ vienen dados por a, –a, a, –a,…
Así que,
0 si es par
si es impar
n
n
s
a n
¦
=
´
¹
Luego
lim
n
n
s
÷+·
no existe. Por tanto, la serie
1
1
n
n
ar
·
÷
=
¿ diverge si 1 r = .
Caso 2: 1 r =
En este caso, los términos de la sucesión
{ } { }
1 2 3
, , , ,...
n
ar a ar ar ar
÷
=
Módulo 27: Series de términos constantes
sometiera a una instrucción matemática,
que intentara aprender de nuevo matemá-
ticas desde el principio».
En Cambridge, Ramanujan publicó una
veintena de artículos, la mayoría de ellos
relativos a la teoría analítica de los números.
En 1918 fue elegido miembro de la Royal
Society, pero su incipiente tuberculosis y
una subvención de la Universidad de
Madrás lo indujeron a regresar a su país.
La teoría de funciones, las series potenciales
y la teoría de números fueron los campos
matemáticos en los que más destacó. Tenía,
por supuesto, una memoria extraordinaria.
Podía recordar las características de los
diferentes números de una manera casi
misteriosa. Tal vez fue un señor Littlewood
quien señaló que «cada entero positivo era
uno de sus amigos personales». Alguna
vez alguien fue a verle cuando yacía enfermo
en Putney (Inglaterra). Se cuenta que el
visitante había viajado en el taxi número
1729 y le comentó que el número le parecía
más bien insípido y esperaba que no le fuera
de mal agüero. «No» –contestó Rama-
nujan–, «es un número muy interesante.
Es el más pequeño expresable como suma
de dos cubos de dos maneras diferentes».
En la primavera de 1917 comenzó a
manifestarse su tuberculosis. En el verano
se trasladó a un sanatorio de Cambridge y
ya nunca llegó a disfrutar de un largo
periodo fuera de la cama. Pasó por
sanatorios en Wells, Marlock y Londres sin
mejora significativa hasta el otoño de 1918.
Estimulado probablemente por su elección
para la Royal Society de Londres, reanudó
el trabajo activo, produciendo en esa época
algunos de sus mejores teoremas.
A principios de 1919 volvió a la India, donde
murió al año siguiente. En 1923 Hardy editó
el capítulo XII del segundo cuaderno de
Ramanujan sobre series hipergeométricas
que contenía 47 teoremas principales,
muchos seguidos por corolarios y casos
particulares, pero el desarrollo de su obra
aún no ha concluido. El último cuaderno
de notas, el cuaderno «perdido», encon-
trado en 1976, contenía las 600 fórmulas
escritas durante su último año de vida.
Considerado, junto con Euler y Gauss, como
uno de los más grandes matemáticos de
todos los tiempos, nos dejó unos 4000
teoremas, a pesar de su corta vida.
334
dan lugar a las siguientes sumas parciales:
1
s a =
2
s a ar = +
2
3
s a ar ar = + +
2 3
4
s a ar ar ar = + + +
# #
2 3 2 1
...
n n
n
s a ar ar ar ar ar
÷ ÷
= + + + + + + (2)
De aquí:
2 3 4 1
... .
n n
n
rs ar ar ar ar ar ar
÷
= + + + + + (3)
Restando miembro a miembro las igualdades (2) y (3) se obtiene:
(1 ).
1
n n
n n n
a
s rs a ar s r
r
÷ = ÷ ¬ = ÷
÷
(4)
Lo que interesa ahora es calcular
lim
n
n
s
÷+·
usando (4) y así determinar la naturaleza de
la serie geométrica cuando 1 r = . Esto es,
lim lim (1 ).
1
n
n
n n
a
s r
r
÷+· ÷+·
= ÷
÷
Si 1 r < , y como lim1 1
n÷+·
= y lim 0
n
n
r
÷+·
= (teorema 5, módulo 26), entonces
lim
1
n
n
a
s
r
÷+·
= e9
÷
y la sucesión de sumas parciales converge y en consecuencia la serie (1) converge.
Si 1 r > , como lim ,
n
n
r
÷+·
= · entonces
lim lim (1 )
1
n
n
n n
a
s r
r
÷+· ÷+·
= ÷ ÷·
÷
y la suce-
sión de sumas parciales diverge y en consecuencia la serie (1) diverge.
En conclusión:
La serie geométrica
1 2 1
1
... ...
n n
n
ar a ar ar ar
·
÷ ÷
=
= + + + +
¿
i. Converge si 1, r < y en este caso podemos escribir:
1 2 1
1
... ... .
1
n n
n
a
ar a ar ar ar
r
·
÷ ÷
=
= + + + + =
÷
¿
Capítulo 5: Series numéricas
Vea el módulo 27 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
335
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. Diverge si 1. r >
Así por ejemplo, la serie
1
1
2 10 20 40
5 5 ...
3 3 9 27
n
n
÷
·
=
| |
÷ = ÷ + ÷ +
|
\ ¹
¿ es una serie
geométrica de primer término 5 a = y
2
1,
3
r = < y por tanto es una serie conver-
gente. Además, se puede afirmar en este caso que:
1
1
2 5
5 3.
2 3
1
3
n
n
÷
·
=
| |
÷ = =
|
| | \ ¹
÷ ÷
|
\ ¹
¿
También, la serie
1
3
4
2
n
n
·
=
| |
|
\ ¹
¿ puede transformarse en una serie geométrica escri-
biendo:
1 1 1 1
1 1 1 1
3 3 3 3 3
4 4 4 6 ,
2 2 2 2 2
n n n n
n n n n
÷ + ÷ ÷
· · · ·
= = = =
| | | | | || | | |
= = =
| | | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹\ ¹ \ ¹
¿ ¿ ¿ ¿
la cual corresponde a una serie geométrica de primer término
3
6 y 1
2
a r = = >
y
que es divergente.
La serie
1
1 1 1 1 1
...
2 2 4 8 16
n
n
·
=
| |
= + + + +
|
\ ¹
¿ puede escribirse como una serie geométrica
en la forma:
1 1 1
1 1 1
1 1 1 1
,
2 2 2 2
n n n
n n n
÷ + ÷
· · ·
= = =
| | | | | || |
= =
| | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹\ ¹
¿ ¿ ¿
que corresponde a la serie geométrica con
1 1
y
2 2
a r = =
.
Así que
1
1
1 1 1 1
2
... 1
1
2 2 4 8
1
2
n
n
·
=
| |
= + + + = =
|
\ ¹
÷
¿
.
Es decir:
1 1 1 1
... 1,
2 4 8 16
+ + + + =
suma infinita que es siempre posible de recordar con el diagrama de la figura 27.1.
Módulo 27: Series de términos constantes
Copo esféfico
Fractal generado por computador por Eric
Haines. (Un fractal es una figura plana o
espacial compuesta por un número infinito
de elementos, con la propiedad de que tanto
su aspecto como su distribución estadística
son invariables cualquiera sea la escala
mediante la cual se observe.)
336
Figura 27.1. Diagrama de la suma infinita
1 1 1 1
... 1
2 4 8 16
+ + + + =
Las series geométricas son ejemplos típicos de series convergentes y divergentes y
serán de gran utilidad en el próximo módulo, donde se establecen los criterios de
convergencia y divergencia.
27.3 Ejemplo 2: la serie telescópica
Analice la convergencia o divergencia de la serie:
1
1 1 1 1 1
... ...
( 1) 1 2 2 3 3 4 ( 1)
n
n n n n
·
=
= + + + + +
+ · · · +
¿ (1)
Solución
Considere la sucesión
1 1 1 1
, , ,... ,
( 1) 1 2 2 3 3 4 n n
¦ ¹
¦ ¹
=
´ ` ´ `
+ · · ·
¹ )
¹ )
que da lugar a la siguiente
sucesión de sumas parciales:
1
1
1 2
s =
·
2
1 1
1 2 2 3
s = +
· ·
3
1 1 1
1 2 2 3 3 4
s = + +
· · ·
# #
1 1 1 1
... .
1 2 2 3 3 4 ( 1)
n
s
n n
= + + + +
· · · +
Se puede demostrar usando inducción matemática que
1 1 1 1
... .
1 2 2 3 3 4 ( 1) 1
n
n
s
n n n
= + + + + =
· · · + +
(2)
Luego
lim lim 1.
1
n
n n
n
s
n
÷+· ÷+·
= =
+
Capítulo 5: Series numéricas
337
Elementos básicos de cálculo integral y series
En consecuencia, la serie (1) converge y podemos escribir:
1
1 1 1 1 1
... ... 1.
( 1) 1 2 2 3 3 4 ( 1)
n
n n n n
·
=
= + + + + + =
+ · · · +
¿
Otra técnica para demostrar (2) consiste en descomponer
1
( 1) n n +
en fracciones
parciales. Esto es,
1 1 1
.
( 1) 1 n n n n
= ÷
+ +
Así que la serie (1) puede escribirse de la forma:
1 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1
... ...,
( 1) 1 1 2 2 3 1
n n
n n n n n n
· ·
= =
( ( ( (
= ÷ = ÷ + ÷ + + ÷ +
( ( ( (
+ + +
¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸
¿ ¿
y para la cual la n-ésima suma parcial
n
s viene dada por
1 1 1 1 1 1 1 1
...
1 2 2 3 3 4 1
1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 2 3 3 4 4 1
1
1 .
1 1
n
s
n n
n n n
n
n n
( ( ( (
= ÷ + ÷ + ÷ + + ÷
( ( ( (
+
¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸
( ( ( (
= + ÷ + + ÷ + + ÷ + + + ÷ + ÷
( ( ( (
+
¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸ ¸
= ÷ =
+ +
27.4 Ejemplo 3: series aritmético-geométricas
Considere la serie de la forma:
1 1 2 2 3 3
1
... ...,
n n n n
n
a b a b a b a b a b
·
=
= + + + + +
¿ (1)
donde los a
i
están en progresión aritmética de diferencia d y los b
i
están en progre-
sión geométrica cuya razón r satisface 1 r < .
Este tipo de series se conocen con el nombre de series aritmético-geométricas.
Una fórmula que se puede deducir para el límite de la n-ésima suma parcial viene
dada por:
1 1 1
2
lim .
1 (1 )
n
n
a b b rd
s
r r
÷+·
= +
÷ ÷
Módulo 27: Series de términos constantes
338
De lo anterior se deduce que cualquier serie aritmético-geométrica es convergente y
puede determinarse la suma. Así por ejemplo, la serie
1
1
1 1
(2 1) 1
(2 1)
3 3
n
n
n n
n
n
÷
· ·
÷
= =
÷ | |
= ÷
|
\ ¹
¿ ¿
es una serie aritmético-geométrica convergente, puesto que { } 2 1 n ÷ forma una
progresión aritmética de primer término
1
1 a = y 2 d = y además
1
1
3

¦ ¹
¦ ¦ | |
´ `
|
\ ¹
¦ ¦
¹ )
forma
una progresión geométrica de primer término
1
1 b = y
1
1.
3
r = <
En consecuencia,
2
1
1 2
1 1 8 14
3
lim 2 .
1
3 3
1
1
1
2
2
n
n
s
÷+·
· ·
·
= + = + =
| |
÷
÷
|
\ ¹
De esta forma, la serie converge y además podemos escribir:
1
1
(2 1) 14
.
3 3
n
n
n
·
÷
=
÷
=
¿
Capítulo 5: Series numéricas
339
Elementos básicos de cálculo integral y series
28.1 Condición necesaria para la convergencia de series
28.2 Criterio de divergencia de series
28.3 Criterio de la integral
28.4 Criterio de comparación y comparación en el límite
28.5 Criterio del cociente
28.6 Criterio de la raíz
28.7 Criterio de Raabe
28.8 Álgebra de series convergentes
28
Criterios de convergencia y
divergencia de series
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Establecer los criterios de convergencia y divergencia de series.
2. Mostrar cómo usar los criterios con algún éxito en casos particulares.
1. ¿Es posible encontrar dos series
1
n
n
a
·
=
¿ y
1
,
n
n
b
·
=
¿ divergentes ambas y tales que
1
( )
n n
n
a b
·
=
+
¿ sea divergente?
2. ¿Es posible encontrar dos series
1
n
n
a
·
=
¿ y
1
,
n
n
b
·
=
¿ divergentes ambas y tales que
1
( )
n n
n
a b
·
=
+
¿ converge? Trate de hallarlas.
3. ¿Puede compararse en el límite una serie consigo misma y así determinar su
convergencia o divergencia?
De acuerdo con las definiciones establecidas en el módulo anterior, si se quiere
saber si una serie
1
n
n
a
·
=
¿ converge lo que se debe hacer es analizar la convergencia
Gerardus Mercator
Mercator, considerado como padre de la
cartografía moderna, nació en Amberes el
5 de marzo de 1512 y falleció el 2 de
diciembre de 1594. «Mercator» es la
latinización de su nombre, que significa
«mercader», porque su verdadero nombre
de pila es Gerard de Cremere (o Kremer).
Aunque nunca viajó mucho, desde muy
joven Mercator desarrolló un gran interés
en la geografía como un medio de ganarse
la vida. Mientras vivió en Leuven, su ciudad
natal, trabajó junto al astrónomo,
matemático y cartógrafo Reginer Gemma
Frisius y el cartógrafo Gaspar Myrica en la
construcción de un globo terráqueo.
Mercator cursó estudios en la Universidad
de Lovaina y se graduó en geografía,
geometría y astronomía. Luego se dedicó
al grabado de mapas y cartas de navegar.
Trabajó en la realización de un mapa de
Europa que completó en 1554 y también
se dedicó a enseñar matemática. Realizó
algunos otros mapas y, finalmente, fue
nombrado cosmógrafo de la corte de
Bélgica, en 1564. Durante estos años
concibió la idea de una nueva proyección
para su uso en los mapas, que usó por
primera vez en 1569; lo novedoso era que
las líneas de longitud eran paralelas, lo cual
facilitaba la navegación por mar al poderse
marcar las direcciones de las brújulas en
líneas rectas.
Mercator fue uno de los primeros en utilizar
la palabra atlas para designar a un conjunto
de mapas y estimuló al cartógrafo y geógrafo
holandés Abraham Ortelius a hacer el
primer atlas moderno, Theatrum orbis
terrarum, publicado en 1570.
Posteriormente Mercator produjo su propio
atlas en varios tomos, el primero de los
cuales salió a la luz en 1578 y consistía en
una versión corregida de los mapas de
Ptolomeo. Después publicó mapas de
340
de la sucesión { }
n
s , donde
1
.
n
n k
k
s a
=
=
¿
Como vimos en los ejemplos del módulo 27,
es posible obtener una fórmula para
n
s que nos facilita los cálculos de paso al
límite. Sin embargo, en la mayoría de los casos no es posible obtener una fórmula
para
n
s que nos sirva para determinar la convergencia de la sucesión { }
n
s . Por
esta razón es conveniente desarrollar criterios para la convergencia de la serie
1
n
n
a
·
=
¿
conociendo el comportamiento de los términos de la sucesión { }.
n
a Esto es lo que
nos proponemos presentar en este módulo.
Capítulo 5: Series numéricas
Francia, Alemania, Holanda, los Balcanes y
Grecia. El Museo Mercator en San Nicolás,
en Bélgica, tiene una exposición permanente
con trabajos sobre su vida y legado.
Las proyecciones
Una proyección puede definirse como una
red de paralelos y meridianos sobre la cual
puede ser dibujado un mapa. Para trazar
las proyecciones se emplean actualmente
cálculos matemáticos muy precisos, pero
la idea general se basa en la proyección de
las sombras de los meridianos y paralelos
de una esfera sobre una superficie que
puede convertirse en plana sin defor-
maciones, tal como la superficie cilíndrica
o la cónica.
Hay tres tipos básicos de proyección:
cilíndrica, cónica y polar. Cada una de ellas
ha dado lugar a muchas otras basadas en
cálculos matemáticos. Entre las más
usuales figura la Proyección Mercator,
creada por Mercator, favorita de los
marinos. En ella, las direcciones o rumbos
magnéticos pueden trazarse en línea recta
sobre el papel. Los meridianos y paralelos
se cortan en ángulos rectos. Los
meridianos están a igual distancia, los
paralelos se alejan hacia los polos y las
tierras árticas aparecen exageradas.
Corresponde al tipo cilíndrico, aunque
modificado.
341
Elementos básicos de cálculo integral y series
28.1 Condición necesaria para la convergencia de series
El siguiente teorema establece una condición necesaria para la convergencia de
una serie.
Teorema 1
Si la serie
1
n
n
a
·
=
¿ converge, entonces
lim 0.
n
n
a
÷+·
=
Demostración
Supongamos que la serie
1
n
n
a
·
=
¿ converge y veamos que
lim 0.
n
n
a
÷+·
=
Si
1
n
n
a
·
=
¿ converge, entonces existe s e9 tal que:
1
lim lim .
n n
n n
s s s
÷
÷+· ÷+·
= =
Ahora,
1
.
n n n
a s s
÷
= ÷
Así que
1
lim lim( ) 0.
n n n
n n
a s s s s
÷
÷+· ÷+·
= ÷ = ÷ =
Observaciones
i. El recíproco del teorema anterior no siempre se cumple, es decir que
si lim 0,
n
n
a
÷+·
= no siempre la serie
1
n
n
a
·
=
¿ es convergente, como se ilustra en
el ejemplo 2 de este módulo con la serie
1
1
n
n
·
=
¿ y para la cual
1
lim lim 0.
n
n n
a
n
÷+· ÷+·
= =
Sin embargo, y como se demuestra allí, la serie es divergente.
ii. El teorema 1 en su forma directa no tiene mucha utilidad, puesto que para
una serie dada nos interesa es conocer si converge o diverge. Por esta
razón, la forma contrarrecíproca del teorema proporciona un criterio de di-
vergencia de series.
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
Vea el módulo 28 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
342
28.2 Criterio de divergencia de series
Teorema 2: Criterio de divergencia
Si lim 0,
n
n
a
÷+·
= entonces
1
n
n
a
·
=
¿ diverge.
Recomendación
En lo sucesivo, cuando se pida analizar la convergencia o divergencia de una serie
1
n
n
a
·
=
¿ (si no es geométrica, ni telescópica, ni aritmético-geométrica), se recomienda
analizar inicialmente lim .
n
n
a
÷+·
Si lim 0,
n
n
a
÷+·
= concluimos directamente del teorema 2 que la serie
1
n
n
a
·
=
¿ diverge;
pero si lim 0,
n
n
a
÷+·
= no puede afirmarse nada acerca de la convergencia o divergen-
cia y debe analizarse otro criterio.
Ejemplo 1
Analice la convergencia o divergencia de las siguientes series:
a.
2
1
.
4 1 n
n
n
·
= +
¿
b.
2
3
.
(3 2)(3 1)
n
n n
·
=
÷ +
¿
Solución
a. Teniendo en cuenta la recomendación anterior, se tiene que:
2
lim lim
4 1
n
n n
n
a
n
÷+· ÷+·
=
+
2
lim
4 1
n
n
n
n
n
÷+·
=
+
(dividiendo el numerador y el denominador por n).
2
1 1 1
lim lim 0.
2 1 1
4 4
n n
n n
÷+· ÷+·
= = = =
+ +
Como
lim 0,
n
n
a
÷+·
=
se concluye entonces por el teorema 2 que la serie
2
1 4 1 n
n
n
·
= +
¿
diverge.
Capítulo 5: Series numéricas
343
Elementos básicos de cálculo integral y series
b. En primer lugar
3
lim 0.
(3 2)(3 1)
n
n n
÷+·
=
÷ +
Este hecho no permite concluir
algo con respecto a la convergencia o divergencia de la serie. Sin embargo,
al descomponer en fracciones parciales la fracción
3
(3 2)(3 1) n n ÷ +
se tiene
3 1 1
(3 2)(3 1) 3 2 3 1 n n n n
= ÷
÷ + ÷ +
transformando la serie inicial en la serie telescópica
1
1 1
3 2 3 1
n
n n
·
=
(
÷
(
÷ +
¸ ¸
¿ y
cuya n-ésima suma parcial
n
s viene dada por
1
1
3 1
n
s
n
= ÷
+
y
lim 1,
n
n
s
÷+·
=
lo cual indica que la serie dada es convergente.
28.3 Criterio de la integral
El siguiente teorema, de fácil uso cuando los términos de una serie
1
n
n
a
·
=
¿ son
positivos y forman una sucesión decreciente, relaciona las series con las integrales
impropias presentadas en el módulo 17.
Teorema 3: Criterio de la integral
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie de términos positivos y tal que { }
n
a es una sucesión decre-
ciente
1
(
n n
a a
+
> para todo 1), n > y sea ( )
n
f n a = . Entonces:
i. Si
1
( ) f x dx

}
converge, entonces
1
n
n
a
·
=
¿ también converge.
ii. Si
1
( ) f x dx

}
diverge, entonces
1
n
n
a
·
=
¿ también diverge.
Demostración
Como { }
n
a es una sucesión decreciente, entonces la función asociada f (x) es
decreciente; las gráficas de las figuras 28.1a y 28.1b ayudan a comprender la de-
mostración.
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
344
Figura 28.1. a. Rectángulos inscritos. b. Rectángulos circunscritos
i. La suma de las áreas de los rectángulos inscritos denotada por A
I
viene
dada por
2 3 4 1
... .
n n I
a a a a a A
÷
+ + + + + = (1)
Además el área real bajo la curva y = f (x) en el intervalo [1, ] n es:
1
( ) .
n
A f x dx =
}
(2)
De (1) y (2) se tiene que
2 3 4
1
... ( )
n
I n
A A a a a a f x dx < · + + + + <
}
1 2 3 4 1
1
... ( )
n
n
a a a a a f x dx a · + + + + + < +
}
1
1
( ) .
n
n
s f x dx a · < +
}
Tomando límite cuando n ÷· en ambos lados de la última desigualdad se tiene:
1
1
lim lim ( ) .
n
n
n n
s f x dx a
÷+· ÷+·
< +
}
Como por hipótesis
1
( ) f x dx

}
converge, esto significa que
1
lim ( )
n
n
f x dx
÷+·
}
es un número real I. En consecuencia, la última desigualdad puede escribir-
se como
1
lim ,
n
n
s I a
÷+·
< + lo que significa que todas las sumas parciales de
la serie
1
n
n
a
·
=
¿ están acotadas por (I + a
1
), lo que indica que la serie
converge y su suma es menor o igual a
1
( ). I a +
ii. La suma de las áreas de los rectángulos circunscritos denotada por
S
A viene
dada por
1 2 3 4 1
... .
n n S
a a a a a a A
÷
+ + + + + + = (3)
Además, el área real exacta bajo la curva ( ) y f x = en el intervalo [1, 1] n + es:
Capítulo 5: Series numéricas
345
Elementos básicos de cálculo integral y series
1
1
( ) .
n
A f x dx
+
=
}
(4)
De (3) y (4) se tiene que
1
1 2 3 4
1
... ( )
n
S n
A A a a a a a f x dx
+
> · + + + + + >
}
1
1
( ) .
n
n
s f x dx
+
· >
}
Tomando límite cuando n ÷+· en ambos lados de la última desigualdad y
teniendo en cuenta que la integral
1
( ) f x dx

}
tiende a , +· se deduce
que
n
s crece sin límite y esto significa que la serie
1
n
n
a
·
=
¿ diverge.
Observación
Puede llegar a suceder que para una serie dada la sucesión { }
n
a sea decreciente a
partir de cierto valor p > 1. En este caso los primeros términos de la serie no influyen
en la convergencia o divergencia de la serie (pero sí en su suma cuando sea conver-
gente). Cuando esto sucede, se analiza la convergencia o divergencia de la integral
impropia ( ) ,
p
f x dx

}
y si resulta ser convergente se puede garantizar que:
1 2
1
( ) ( ... ).
n p
p
n
a f x dx a a a
·

=
s + + + +
¿
}
Ejemplo 2
Analice la convergencia o divergencia de la serie:
1
1 1 1 1 1
1 ...
2 3 4 5
n
n
·
=
= + + + + +
¿ (serie armónica)
Solución
1
1
n
n
·
=
¿ es una serie de términos positivos y
1
n
¦ ¹
´ `
¹ )
es una sucesión decreciente
1
1 1
1
1
n n
a a n n
n n
+
> · > · + >
+
(para todo n).
Sea
1
( )
n
f n a
n
= =
.
Consideremos entonces la integral impropia
1
( ) , f x dx

}
es decir:
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
346
| |
| |
1 1
1
1
1 1
lim
lim ln
lim ln ln1 lim ln .
b
b
b
b
b
b b
dx dx
x x
x
b b

÷+·
÷+·
÷+· ÷+·
=
=
= ÷ = ÷+·
} }
Puesto que
1
1
dx
x

}
diverge, se concluye del teorema 3ii que la serie
1
1
n
n
·
=
¿ tam-
bién diverge.
Ejemplo 3
Analice la convergencia o divergencia de la serie
3
1
,
n
n
n
e
·
=
¿ y en caso de ser conver-
gente determine una cota para la suma.
Solución
La serie
3
1
n
n
n
e
·
=
¿ es una serie de términos positivos y
3
n
n
e
¦ ¹
´ `
¹ )
es una sucesión decre-
ciente
1
(
n n
a a
+
> para todo 3). n > Esta afirmación puede verificarla el estudiante
considerando la función
3
( )
x
x
f x
e
=
y analizando el signo de la primera derivada.
Consideremos entonces la integral impropia
3
3
x
x
dx
e

}
. Es decir,
3 3
3 3
3 2
3
3 2
3
lim
3 6 6
lim
3 6 6 78
lim .
b
x x
b
b
x
b
b
b
x e dx x e dx
x x x
e
b b b
e e

÷ ÷
÷+·
÷+·
÷+·
=
( ÷ ÷ ÷ ÷
=
(
¸ ¸
( ÷ ÷ ÷ ÷
= +
(
¸ ¸
} }
Pero
3 2
3 6 6
lim 0
b
b
b b b
e
÷+·
÷ ÷ ÷ ÷
= (usando la regla de L´Hopital).
Luego
3
3
3
78
3.88.
x
x e dx
e

÷
= ~
}
Por tanto, la integral impropia
3
3
x
x
dx
e

}
converge, y de acuerdo con el teorema 3i
Capítulo 5: Series numéricas
La escuela pitagórica y la serie
armónica
La escuela pitagórica prestó mucha
atención al desarrollo de la música como
ciencia abstracta y estableció relaciones
entre el tono y la longitud de una cuerda
vibrante. Observaron que las armonías
musicales se correspondían con
relaciones entre números naturales. Por
ejemplo, la relación 1 2 produce el
armónico que es el doble de la frecuencia
fundamental, y 1 3 produce el armó-
nico que es el triple, etc.
Se llama frecuencia fundamental el tono
o paso más bajo que se oye al pulsar
una cuerda.
347
Elementos básicos de cálculo integral y series
se concluye que
3
1
n
n
n
e
·
=
¿ también converge.
Además se puede garantizar, de acuerdo a la observación del teorema 3, que
3
3 2 3
1
78 1 8 27
6.66764...
n
n
n
e e e e e
·
=
s + + + ~
¿
El siguiente ejemplo de aplicación del criterio de la integral resuelve el problema de
la convergencia o divergencia de una infinidad de series.
Ejemplo 4
Sea 0. p > La serie:
1
1 1 1 1
1 ...
2 3 4
p p p p
n
n
·
=
= + + + +
¿
se llama serie-p o p-serie.
Analice la convergencia o divergencia de la serie-p.
Solución
En primer lugar, puede demostrarse fácilmente que la sucesión
1
,
p
n
¦ ¹
´ `
¹ )
con 0, p >
es decreciente.
Sea
1
( )
p
f n
n
= y considere la integral impropia
1
1
.
p
dx
x

}
Se sabe que
1
1
ln si 1
1
lim 1
1 si 1
1
p p
b
b p
dx
b p x
p

÷
÷+·
= ¦
¦
=
´
( ÷ =
¸ ¸ ¦
÷
¹
}
(ejemplo 2, módulo 17).
Analicemos cada uno de los casos que se presentan.
Caso 1: p =1
En este caso
1
1
lim ln
p
b
dx b
x

÷+·
= ÷+·
}
y la integral impropia diverge, y en con-
secuencia la serie también diverge.
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
348
Caso 2: 0 < p < 1
Como p
=
1,
1
1
1
1 1
lim 1
1
1
lim 1 .
1
p
p
b
p
b
dx b
p x
b
p

÷
÷+·
÷
÷+·
( = ÷
¸ ¸
÷
( = ÷
¸ ¸
÷
}
Pero lim1 1
b÷+·
= y
1
lim
p
b
b
÷
÷+·
= +· (puesto que 1 0). p ÷ > En consecuencia,
1
1
1 1
lim 1
1
p
p
b
dx b
p x

÷
÷+·
( = ÷ ÷+·
¸ ¸
÷
}
y la integral impropia diverge y por tanto la serie también diverge.
Caso 3: p > 1
Nuevamente, como 1 p = ,
1
1
1 1
lim 1 .
1
p
p
b
dx b
p x

÷
÷+·
( = ÷
¸ ¸
÷
}
Pero lim1 1
b÷+·
= y
1
lim 0
p
b
b
÷
÷+·
= (puesto que 1 0). p ÷ < De esta manera,
1
1 1
,
1
p
dx
p x

=
÷
}
lo cual indica que la integral impropia converge y en consecuen-
cia la serie
1
1
p
n
n
·
=
¿ también converge.
En conclusión:
„ La serie-p
1
1 1 1 1
1 ...
2 3 4
p p p p
n
n
·
=
= + + + +
¿ diverge si 0 < p < 1.
„ La serie-p
1
1 1 1 1
1 ...
2 3 4
p p p p
n
n
·
=
= + + + +
¿ converge si 1 p > .
En este último caso se puede garantizar además que:
1
1 1 1 1 1
1 ... 1.
1 2 3 4
p p p p
n
p n
·
=
= + + + + s +
÷
¿
Es decir,
1
1
.
1
p
n
p
p n
·
=
s
÷
¿
Capítulo 5: Series numéricas
349
Elementos básicos de cálculo integral y series
Así:
„ La serie armónica
1
1 1 1 1 1
1 ...
2 3 4 5
n
n
·
=
= + + + + +
¿ es una serie-p, con 1 p = ,
y por tanto es divergente.
„ La serie
3 3 3 3
1
1 1 1 1
1 ...
2 3 4 n n
·
=
= + + + +
¿ es una serie p, con
1
1,
3
p = < y por
tanto es divergente.
„ La serie
1
1 1 1
1 ...
2 3
n
n
t t t
·
=
= + + +
¿ es una serie-p, con 1, p t = > y por
tanto es convergente.
28.4 Criterio de comparación y comparación en el límite
Cuando los términos de una serie
1
n
n
a
·
=
¿ son no negativos, entonces la sucesión
{ }
n
s de sumas parciales es creciente. En consecuencia, la serie dada
1
n
n
a
·
=
¿ conver-
ge a un valor s o diverge a
·
según que la sucesión { }
n
s esté acotada o no.
El criterio de comparación y su corolario (comparación en el límite), que enunciamos
a continuación sin ninguna demostración, constituyen la prueba básica para deter-
minar la convergencia o divergencia de series con términos no negativos.
Teorema 4: Criterio de comparación
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie términos positivos cuya naturaleza se desea determinar, y sea
1
n
n
b
·
=
¿ una serie de términos positivos cuya naturaleza conocemos. Entonces:
i. Si
n n
a b s para todo , n p > e` y
1
n
n
b
·
=
¿ converge, entonces
1
n
n
a
·
=
¿ también
converge.
ii. Si
n n
a b > para todo , n p > e` y
1
n
n
b
·
=
¿ diverge, entonces
1
n
n
a
·
=
¿ también
diverge.
Nota: en un lenguaje informal (coloquial) el criterio de comparación se puede expre-
sar así:
„ Si la serie que «domina» tiene un límite s, entonces la serie «dominada»
alcanza a lo máximo el mismo límite s.
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
350
„ Si la serie «dominada» no tiene límite, entonces la serie que «domina» tam-
poco tendrá límite.
Otra forma del criterio de comparación que es generalmente más fácil de aplicar es el
llamado criterio de comparación en el límite y que se enuncia a continuación.
Teorema 5: Criterio de comparación en el límite
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie de términos positivos cuya naturaleza se desea determinar, y
sea
1
n
n
b
·
=
¿ una serie de términos positivos cuya naturaleza conocemos.
Considere el límite lim .
n
n
n
a
k
b
÷+·
= Entonces:
i. Si 0 k = y , k = · ambas series tienen la misma naturaleza (ambas series
convergen/divergen).
ii. Si 0 k = y
1
n
n
b
·
=
¿ converge,
1
n
n
a
·
=
¿ también converge.
iii. Si k = · y
1
n
n
b
·
=
¿ diverge,
1
n
n
a
·
=
¿ también diverge.
Observaciones
i. La utilidad de los criterios de comparación en el límite para determinar la
convergencia o divergencia de una serie estriba en el hecho de tener a
disposición una cierta cantidad de series convergentes y divergentes
para poder comparar.
Las series del tipo
1
1
,
p
n
n
·
=
¿ juntamente con las series geométricas
1
1
,
n
n
ar
·
÷
=
¿
proveen una reserva adecuada de series convergentes o divergentes para
su uso en el criterio de comparación.
ii. En algunas ocasiones, para usar el criterio de comparación en el límite es útil
el siguiente principio informal: «Dada una serie de términos positivos
1
n
n
a
·
=
¿ cuya naturaleza deseamos conocer, considérese entonces para com-
parar la serie
1
,
n
n
b
·
=
¿ cuyo término general
n
b se obtiene eliminando de
n
a
todas las potencias menores sin tener en cuenta las constantes.
Ejemplo 5
Analice la convergencia o divergencia de las siguientes series:
Capítulo 5: Series numéricas
351
Elementos básicos de cálculo integral y series
a.
3
1
2
.
5 2 1
n
n
n n
·
=
+
+ +
¿
b.
1
3 2
.
2 4
n
n
n
n
·
=
÷
+
¿
Solución
a. Usemos el principio informal:
Sea
3
2
;
5 2 1
n
n
a
n n
+
=
+ +
entonces,
3 2
1
n
n
b
n n
= =
(resulta de a
n
al eliminar en
el numerador y el denominador las potencias menores de n).
Así que si deseamos conocer la convergencia o divergencia de la serie
3
1 1
2
5 2 1
n
n n
n
a
n n
· ·
= =
+
=
+ +
¿ ¿
la comparamos en el límite con
2
1 1
1
n
n n
b
n
· ·
= =
=
¿ ¿ (serie 2 1 p = > , convergente).
Para ello considere el siguiente límite:
3 2
3
3
2
2
2 1
5 2 1
lim lim lim .
1
5 5 2 1
n
n n n
n
n
a n n
n n
b n n
n
÷+· ÷+· ÷+·
+
+
+ +
= = =
+ +
Como
1
lim 0
5
n
n
n
a
b
÷+·
= = , entonces, de acuerdo con el teorema 5i, ambas se-
ries tienen la misma naturaleza, y puesto que
2
1
1
n
n
·
=
¿ converge, se concluye
que la serie
3
1
2
5 2 1
n
n
n n
·
=
+
+ +
¿ también converge.
b. Usemos nuevamente el principio informal:
Sea
3 2
;
2 4
n
n n
a
n
÷
=
+
por tanto,
3 3
.
2 2
n
n
n n
b
| |
= =
|
\ ¹
Así que para conocer la convergencia o divergencia de
1 1
3 2
2 4
n
n n
n n
a
n
· ·
= =
÷
=
+
¿ ¿
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
352
la comparamos en el límite con la serie
1 1
3 3
.
2 2
n
n
n
n n
· ·
= =
| |
=
|
\ ¹
¿ ¿
Consideremos entonces el siguiente límite:
lim .
n
n
n
a
b
÷+·
3 2
2 (3 2)
2 4
lim lim lim
3 3 (2 4 )
2
n
n n
n
n
n n n
n n n
n
n
a
n
b n
÷+· ÷+· ÷+·
÷
÷
+
= =
+
( )
3 2
2
3
lim
3 2 4
3
n
n
n
n n
n
n
n
÷+·
| | ÷
|
\ ¹
=
+
(dividiendo numerador y denominador por 3
n
)
( )
2
2 1
3
lim
2 4
n
n
n
n
n
÷+·
| |
÷
|
\ ¹
=
+
2 2
lim 1 1 1 1 0.
2 4 3
n
n n
n
n
÷+·
| |
| |
= ÷ = · = =
| |
+
\ ¹
\ ¹
De acuerdo entonces con el teorema 5i ambas series tienen la misma natura-
leza, y como
1
3
2
n
n
·
=
| |
|
\ ¹
¿ diverge (serie geométrica con
3
1
2
r = > ), se conclu-
ye que la serie
1
3 2
2 4
n
n
n
n
·
=
÷
+
¿ también diverge.
28.5 Criterio del cociente
Formulemos ahora la siguiente pregunta: ¿Puede compararse en el límite una serie
consigo misma y así determinar su convergencia o divergencia?
El criterio del cociente que presentamos a continuación da la respuesta, a grandes
rasgos, de la pregunta anterior.
Teorema 6: Criterio del cociente
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie de términos positivos y considere el límite
1
lim .
n
n
n
a
a
+
÷+·
= µ
Capítulo 5: Series numéricas
353
Elementos básicos de cálculo integral y series
Entonces:
i. Si 1 < µ , la serie converge.
ii. Si 1 > µ , la serie diverge.
iii. Si 1 = µ , el criterio no proporciona información y debe analizarse su natura-
leza usando otro criterio.
Observaciones
i. No demostraremos el teorema; sin embargo, un análisis sencillo hace ver
el resultado del teorema como algo trivial.
En efecto, si
1
lim ,
n
n
n
a
a
µ
+
÷+·
= entonces
1 n n
a a
+
~ µ , aproximación que indica
que la serie se comporta como una serie geométrica, cuya razón es , µ y
sabemos que cuando 1 > µ la serie geométrica diverge.
ii. El criterio del cociente no proporciona información con respecto a la conver-
gencia o divergencia si
n
a es una función racional, puesto que siempre
1
lim 1
n
n
n
a
a
+
÷+·
=
.
iii. El criterio del cociente casi siempre proporciona información con respecto a
la convergencia o divergencia si el término
n
a contiene factoriales (n!),
formas exponenciales (
n
a ), potencias de potencias (
n
n ) o combinaciones
de las formas anteriores.
Ejemplo 6
Use el criterio del cociente para establecer la convergencia o divergencia de las
series dadas:
a.
1
2 !
.
n
n
n
n
n
·
=
¿
b. 2
1
(2 )!
.
3 ( !)
n
n
n
n
·
=
¿
Solución
a. Considere el límite
1
lim ,
n
n
n
a
a
+
÷+·
siendo
2 !
n
n n
n
a
n
= y
1
1 1
2 ( 1)!
.
( 1)
n
n n
n
a
n
+
+ +
+
=
+
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
354
Así que
1
1
1
1
2 ( 1)!
( 1)
lim lim
2 !
2 2( 1)!
lim
2 !( 1)
1
lim 2 2 lim
1
1
1
1
2 .
n
n
n
n
n n
n
n
n n
n n
n
n
n
n n
n
a n
a n
n
n n
n n
n
n
n
e
+
+
+
÷+· ÷+·
+
÷+·
÷+· ÷+·
+
+
=
· +
=
+
| |
= = ·
|
+
\ ¹
| |
+
|
\ ¹
= ·
Como
1
1
lim 2 1,
n
n
n
a
a e
+
÷+·
= · < se deduce que la serie
1
2 ( )!
( )
n
n
n
n
n
·
=
¿ converge.
b. Sea
2
(2 )!
3 ( !)
n n
n
a
n
= ,
1 1 2
(2( 1))!
.
3 (( 1)!)
n n
n
a
n
+ +
+
=
+
Entonces,
2
1
2
(2 2)! 3 ( !)
lim lim .
(2 )! 3 3 (( 1)!)
n
n
n
n n
n
a n n
a n n
+
÷+· ÷+·
+
= ·
· +
Pero
(2 2)!
(2 1)(2 2).
(2 )!
n
n n
n
+
= + +
Además,
2
2
2 2
( !) ! 1
.
( 1)! (( 1)!) ( 1)
n n
n n n
| |
= =
|
+ + +
\ ¹
Luego
2
1
1 (2 2)! !
lim lim
3 (2 )! ( 1)!
n
n n
n
a n n
a n n
+
÷+· ÷+·
| | +
= · ·
|
+
\ ¹
2
2
2
1 (2 1)(2 2)
lim
3 ( 1)
1 4 6 2 4
lim .
3 3 2 1
n
n
n n
n
n n
n n
÷+·
÷+·
+ +
= ·
+
+ +
= · =
+ +
Capítulo 5: Series numéricas
355
Elementos básicos de cálculo integral y series
Como
1
4
lim 1
3
n
n
n
a
a
+
÷+·
= > , se concluye de la parte ii del teorema 6 que la serie
2
1
(2 )!
3 ( !)
n
n
n
n
·
=
¿ diverge.
28.6 Criterio de la raíz
El siguiente criterio, conocido como el criterio de la raíz y estrechamente ligado con
el criterio del cociente en la conclusión, es útil para determinar la convergencia o
divergencia de series cuyo término general contenga sólo potencias de n, como
n
n
o .
n
a
Teorema 7: Criterio de la raíz
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie de términos positivos y considere el límite
lim .
n
n
n
a µ
÷+·
=
En-
tonces:
i. Si 1, < µ la serie converge.
ii. Si 1, > µ la serie diverge.
iii. Si 1, = µ el criterio no proporciona información y debe analizarse su natura-
leza usando otro criterio.
El siguiente ejemplo ilustra el uso del criterio de la raíz.
Ejemplo 7
Use el criterio de la raíz para establecer la convergencia o divergencia de las series
dadas:
a. 2
1
.
3
n
n
n
n
·
=
¿
b.
1
(3 1)
.
1
1 (2 1)
n
n
n
n
n
n
n
·
=
+
| |
+ +
|
\ ¹
¿
Solución
a. Sea 2
3
n
n
n
n
a =
y considere
lim .
n
n
n
a
÷+·
Es decir,
2
lim lim
3
n
n
n
n
n
n n
n
a
÷+· ÷+·
=
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
356
lim lim
3 3
n
n
n n
n n
n n
÷+· ÷+·
· | |
= = ÷
|
·
\ ¹
1
lim
(ln3)3
n
n÷+·
=
(aplicando L´Hopital).
= 0 .
Como lim 0 1,
n
n
n
a
÷+·
= < se tiene, de acuerdo con el criterio de la raíz, parte i,
que la serie 2
1 3
n
n
n
n
·
=
¿ converge.
b. Sea
(3 1)
.
1
1 (2 1)
n
n n
n
n
a
n
n
+
=
| |
+ +
|
\ ¹
Entonces,
(3 1)
lim lim
1
1 (2 1)
n
n
n n
n n
n
n
n
a
n
n
÷+· ÷+·
+
=
| |
+ +
|
\ ¹
(3 1)
lim
1
1 (2 1)
n
n
n
n
÷+·
+
=
| |
+ · +
|
\ ¹
1 (3 1) 3
lim lim .
1 (2 1) 2
1
n n
n
n
n
÷+· ÷+·
+
= · =
+ | |
+
|
\ ¹
Como
3
lim 1
2
n
n
n
a
÷+·
= >
, se concluye del criterio de la raíz, parte ii, que la
Capítulo 5: Series numéricas
serie
1
(3 1)
1
1 (2 1)
n
n
n
n
n
n
n
·
=
+
| |
+ +
|
\ ¹
¿
diverge.
Se pide al estudiante analizar la convergencia o divergencia de la serie del ejemplo
inmediatamente anterior usando el criterio del cociente para que observe la dificul-
tad del proceso.
28.7 Criterio de Raabe
Cuando para una serie dada falla el criterio del cociente
1
lim 1
n
n
n
a
a
+
÷+·
| |
=
|
\ ¹
o el criterio
de la raíz
( )
lim 1
n
n
n
a
÷+·
=
, el siguiente criterio suele aplicarse con éxito en la determi-
357
Elementos básicos de cálculo integral y series
nación de la convergencia o divergencia de la serie dada.
Teorema 8: Criterio de Raabe
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ una serie de términos positivos y considere el límite
1
lim 1 .
n
n
n
a
n
a
÷+·
+
| |
÷ =
|
\ ¹
ì
i. Si 1, > ì la serie es convergente.
ii. Si 1, < ì la serie es divergente.
iii. Si 1, = ì el criterio no proporciona información acerca de la convergencia o
divergencia de la serie.
Ejemplo 8
Analice la convergencia o divergencia de la serie:
1
1 3 5 7 ... (2 1)
.
(2 1) 2 !
n
n
n
n n
·
=
· · · · · ÷
+ · ·
¿
Solución
Por la forma del término n-ésimo nos vemos tentados a aplicar el criterio del cocien-
te.
En primer término,
1
1
1 3 5 7 ... (2 1)(2 1) (2 1)2 !
.
1 3 5 7 ... (2 1) (2 3) 2 ( 1)!
n
n
n
n
a n n n n
a n n n
+
+
· · · · · ÷ + + ·
= ·
· · · · · ÷ + · · +
Es decir,
2 2
1
2
(2 1) 4 4 1
.
2(2 3)( 1) 4 10 6
n
n
a n n n
a n n n n
+
+ + +
= =
+ + + +
Así que
2
1
2
4 4 1
lim lim 1
4 10 6
n
n n
n
a n n
a n n
+
÷+· ÷+·
+ +
= =
+ +
y el criterio del cociente nada dice acerca de la convergencia o divergencia de la
serie.
Apliquemos entonces el criterio de Raabe y para ello considere el límite:
2
2
1
4 10 6
lim 1 lim 1
4 4 1
n
n n
n
a n n
n n
a n n
÷+· ÷+·
+
| | | | + +
÷ = ÷
| |
+ +
\ ¹ \ ¹
2
6 5
lim
4 4 1
n
n
n
n n
÷+·
+ | |
=
|
+ +
\ ¹
Módulo 28: Criterios de convergencia y divergencia de series
358
2
2
6 5 6 3
lim .
4 2 4 4 1
n
n n
n n
÷+·
| | +
= = =
|
+ +
\ ¹
Como
1
3
lim 1 1,
2
n
n
n
a
n
a
÷+·
+
| |
÷ = >
|
\ ¹
el criterio de Raabe establece que la serie dada es
convergente.
Los criterios establecidos hasta ahora son los de más frecuente uso en un primer
curso introductorio sobre series. Existen muchos otros criterios, como el de Kummer,
el del logaritmo, el de Prinsheim, etc., que el estudiante puede encontrar en la biblio-
grafía del final del texto.
28.8 Álgebra de series convergentes
Todos los criterios dados hasta ahora han sido establecidos para series con único
término n-ésimo, pero son igualmente válidos para series de la forma
1
[ ].
n n
n
a b
·
=
±
¿
Daremos ahora algunas propiedades de las series de números reales que se corres-
ponden con propiedades sencillas de las sumas finitas de los números reales.
Teorema 9: Álgebra de series convergentes
Sean
1
n
n
a
·
=
¿ y
1
n
n
b
·
=
¿ dos series convergentes con sumas A y B, respectivamente, y
sea . c e9
i.
1 1 1
( )
n n n n
n n n
a b a b
· · ·
= = =
± = ±
¿ ¿ ¿
(es decir,
1
( )
n n
n
a b
·
=
±
¿ converge a (A
±
B)).
ii.
1 1
n n
n n
ca c a
· ·
= =
=
¿ ¿
(es decir,
1
n
n
ca
·
=
¿ converge a cA).
También son válidos los siguientes resultados:
„ Si
1
n
n
a
·
=
¿ diverge y 0, c = entonces
1
n
n
ca
·
=
¿ diverge.
„ Si
1
n
n
a
·
=
¿ diverge y
1
n
n
b
·
=
¿ converge, entonces
1
( )
n n
n
a b
·
=
±
¿ diverge.
Capítulo 5: Series numéricas
359
Elementos básicos de cálculo integral y series
29.1 Series alternas
29.2 Convergencia absoluta y convergencia condicional
29
Convergencia absoluta y
convergencia condicional
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Distinguir entre series de términos positivos y las series alternas.
2. Establecer criterios de convergencia para series alternas.
3. Hacer notar la diferenica entre convergencia absoluta y convergencia condicional.
1. ¿Si una serie converge, entonces la serie converge absolutamente?
2. ¿Dada una serie cualquiera y convergente, entonces la reordenación de sus
términos produce nuevas series convergentes y con igual suma?
Todo el desarrollo teórico sobre series considerado hasta aquí es aplicable sola-
mente a series con términos no negativos, pero las series con términos no positivos
pueden ser tratadas de la misma forma.
En efecto, al ser
1 1
( ) ,
n n
n n
a a
· ·
= =
| |
= ÷ ÷
|
\ ¹
¿ ¿ todas las consideraciones mencionadas para
series con términos no negativos pueden aplicarse para series con términos no
positivos.
Si
1
n
n
a
·
=
¿ es una serie con términos positivos y negativos, se puede considerar en su
lugar la serie
1
,
n
n
a
·
=
¿
cuyos términos son todos no negativos y son válidos todos
los resultados presentados en los módulos anteriores. La convergencia absoluta o
condicional de una serie está ligada a la convergencia o no de la serie
1
n
n
a
·
=
¿
formada por los valores absolutos de la serie dada.
Colin Maclaurin
El matemático escocés Colin Maclaurin nació
en Kilmodan en 1698 y murió en 1746 en
Edimburgo. Inició estudios superiores a la
edad de once años y fue profesor en la
Universidad de Aberdeen a los diecinueve.
En 1719 publicó Geometría orgánica, texto
que puede considerarse la más importante
de sus obras y que contiene, entre otros,
un original método para generar las
cónicas, y sentó las bases para una fun-
damentación lógica del cálculo infinitesimal
en el Tratado de las fluxiones, aparecida
dos años más tarde. En su Tratado de álge-
bra, obra póstuma publicada dos años des-
pués de su muerte, aplicó el método de los
determinantes a la resolución de ecuaciones
con cuatro incógnitas.
Maclaurin fue amigo de Newton y se pareció
a él no sólo en sus ideas políticas y religiosas
sino en sus concepciones científicas. Fue
precisamente Newton quien le recomendó
para la cátedra de matemáticas de la
Universidad de Edimburgo, cargo que
ocupó en 1725.
Trisectriz de Maclaurin
Esta curva fue estudiada por Maclaurin en
un intento de dar solución al problema de
la trisección del ángulo (de ahí su nombre
de trisectriz), lo que efectivamente consiguió
pero no como los antiguos griegos querían
pues la curva que inventó no se puede
trazar sólo con regla y compás. Y aunque
hoy en día es realmente fácil dibujarla con
mucha precisión con las nuevas tecno-
logías, debemos reconocer el mérito que
tuvo este notable matemático para lograrlo
con las limitaciones que tenía en aquellos
tiempos.
360
29.1 Series alternas
Definición
Sea { }
n
a una sucesión de términos positivos. Una serie de cualquiera de las for-
mas:
1 2 3 4
1
( 1) ... ( 1) ...
n n
n n
n
a a a a a a
·
=
÷ · = ÷ + ÷ + ÷ + ÷ · +
¿ (1)
o
1 1
1 2 3 4
1
( 1) ... ( 1) ...
n n
n n
n
a a a a a a
·
+ +
=
÷ · = ÷ + ÷ + + ÷ · +
¿ (2)
se denomina serie alterna.
Es decir, en las series alternas siempre aparece un término positivo seguido de un
término negativo o viceversa.
Es de observar que no todas las series que presentan en su término general una
expresión de la forma ( 1)
k
n
a ÷ es alterna; así por ejemplo, la serie
( 1)
2
2
1
1
( 1)
n n
n
n
+
·
=
÷
¿
no es alterna puesto que en la serie
( 1)
2
2
1
1 1 1 1 1 1
( 1) 1 ...
4 9 16 25 36
n n
n
n
+
·
=
÷ = ÷ ÷ + + ÷ ÷ +
¿
aparecen dos términos negativos, seguidos de dos términos positivos y así sucesi-
vamente.
El siguiente teorema, que enunciamos sin demostración y es conocido como el
criterio de Leibniz, establece un criterio de convergencia para series alternas.
Teorema 1: Criterio de Leibniz para series alternas
Sea
1
( 1)
n
n
n
a
·
=
÷ ·
¿ o
1
1
( 1)
n
n
n
a
·
+
=
÷ ·
¿
una serie alterna tal que:
i. { }
n
a es una sucesión decreciente.
ii.
lim 0.
n
n
a
÷+·
=
La serie
1
( 1)
n
n
n
a
·
=
÷ ·
¿
o
1
1
( 1)
n
n
n
a
·
+
=
÷ ·
¿
converge.
Capítulo 5: Series numéricas
Vea el módulo 29 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
361
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observación
Si en el teorema anterior se deja de cumplir alguna de las dos condiciones, la serie
alterna es divergente.
Por ejemplo, la serie alterna
( 1)
1
1 3 4 5
( 1) 2 ...
2 3 4
n
n
n
n
·
+
=
+
÷ = ÷ + ÷ +
¿
satisface i, pues
1 n
n
+ ¦ ¹
´ `
¹ )
es una sucesión decreciente,
pero no satisface ii, puesto que
1
lim 1 0.
n
n
n
÷+·
+
= =
Entonces, la serie es divergente (teorema 2, módulo 28).
Igualmente, la serie alterna
2 2 2
1 1 1 1 1
1 ...
3 5 2 4 6
÷ + ÷ + ÷ +
posee la particularidad de que la sucesión { }
n
a no es ni creciente ni decreciente
(no cumple i) a pesar de cumplirse que lim 0.
n
n
a
÷+·
= De aquí se deduce que la serie
es divergente.
Ejemplo 1
Analice la convergencia o divergencia de las siguientes series:
a.
1
1
1
( 1) .
n
n
n
·
+
=
÷
¿
b.
1
1
3
( 1) .
( 1)
n
n
n
n n
·
+
=
+
÷
+
¿
c.
( 1)
2
2
1
1
( 1) .
n n
n
n
+
·
=
÷
¿
Módulo 29: Convergencia absoluta y convergencia condicional
362
Solución
a. La serie
1
1
1 1 1 1
( 1) 1 ...
2 3 4
n
n
n
·
+
=
÷ = ÷ + ÷ +
¿ se conoce como serie armónica
alterna y verifica las siguientes condiciones:
i.
1
n
¦ ¹
´ `
¹ )
es una sucesión decreciente.
En efecto, puesto que para todo , ne` 1 , n n + > y esto equivale a
decir que 1
1 1
1
n n
a a
n n
+
s · s
+
para todo . ne`
ii.
1
lim 0.
n
n
÷+·
=
En consecuencia, de acuerdo con el teorema 1, se verifica que la serie
armónica alterna
1
1
1
( 1)
n
n
n
·
+
=
÷
¿
converge.
b. La serie alterna
1
1
3 4 5 6
( 1) ...
( 1) 1 2 2 3 3 4
n
n
n
n n
·
+
=
+
÷ = ÷ ÷ +
+ · · ·
¿ verifica las si-
guientes condiciones:
i.
3
( 1)
n
n n
¦ ¹ +
´ `
+
¹ )
es una sucesión decreciente.
En efecto, como para todo , n e` 6 0, n + > se tiene por tanto, de la
última desigualdad:
2 2
6 0 5 6 4 n n n n n + > · + + > +
(sumando en ambos lados n
2
+ 4n).
( 3)( 2) ( 4) n n n n · + + > + (factorizando)
( 3) ( 4)
( 2)
n n
n n
+ +
· >
+
1
( 3) ( 4)
,
( 1) ( 1)( 2)
n n
n n
a a
n n n n
+
+ +
· > · >
+ + +
para todo n.
ii. 2
3 3
lim lim 0.
( 1)
n n
n n
n n n n
÷+· ÷+·
+ +
= =
+ +
Por tanto, la serie alterna
1
1
3
( 1)
( 1)
n
n
n
n n
·
+
=
+
÷
+
¿ converge.
Capítulo 5: Series numéricas
363
Elementos básicos de cálculo integral y series
c. Para la serie
( 1)
2
2
1
1
( 1)
n n
n
n
+
·
=
÷
¿ se verifica que:
i.
2
1
n
¦ ¹
´ `
¹ )
es una sucesión decreciente.
ii.
2
1
lim 0.
n
n
÷+·
=
Pero el criterio de Leibniz no puede aplicarse, puesto que la serie dada no es
alterna. Sin embargo, la serie dada es convergente como puede deducirse
usando la convergencia absoluta, cuya definición y particularidad presen-
tamos a continuación.
29.2 Convergencia absoluta y convergencia condicional
Definiciones
i. Una serie cualquiera 1 2 3 4
1
...
n
n
b b b b b
·
=
= + + + +
¿ converge absolutamente
si la serie
1
n
n
b
·
=
¿ converge. Es decir, una serie converge absolutamente si la
serie formada por los valores absolutos de los términos de la serie dada
converge.
ii. Cuando una serie dada converge, pero la serie formada por los valores abso-
lutos de los términos de la serie dada diverge, se dice que la serie dada converge
condicionalmente o que es condicionalmente convergente.
Así por ejemplo, la serie
1
2
1
1
( 1)
n
n
n
·
+
=
÷
¿ converge absolutamente, puesto
que la serie
1
2 2
1 1
1 1
( 1)
n
n n
n n
· ·
+
= =
÷ =
¿ ¿ (serie-p con 2 1 p = > ) converge.
Comportamiento similar posee la serie
( 1)
2
2
1
1
( 1)
n n
n
n
+
·
=
÷ ·
¿ y en la cual
( 1)
2
2 2
1 1
1 1
( 1) .
n n
n n
n n
+
· ·
= =
÷ · =
¿ ¿
De otro lado, la serie armónica alterna
( 1)
1
1 1 1 1 1
( 1) 1 ...
2 3 4 5
n
n
n
·
+
=
÷ · = ÷ + ÷ + ÷
¿
es convergente (criterio de Leibniz); sin embargo, la serie formada por los valo-
res absolutos
( 1)
1 1
1 1
( 1)
n
n n
n n
· ·
+
= =
÷ · =
¿ ¿ (serie-p con p = 1) diverge.
Módulo 29: Convergencia absoluta y convergencia condicional
364
De esta forma, se deduce que la serie armónica alterna
( 1)
1
1
( 1)
n
n
n
·
+
=
÷
¿
conver-
ge condicionalmente o es condicionalmente convergente.
También, la serie alterna
2
( 1)
ln
n
n
n n
·
=
÷
·
¿ es convergente (criterio de Leibniz),
pero la serie formada por los valores absolutos
2
1
ln
n
n n
·
=
·
¿ es divergente.
Para demostrar la última afirmación usamos el criterio de la integral.
Considere para ello la integral impropia
2
1
.
ln
dx
x x

·
}
2 2
1 1
lim
ln ln
b
b
dx dx
x x x x

÷·
=
· ·
} }
| | | |
2
lim ln (ln ) lim ln (ln ) ln (ln 2) ,
b
b b
x b
÷· ÷·
= = ÷ ÷·
lo cual indica que la integral impropia
2
1
ln
dx
x x

·
}
diverge, y de acuerdo
con el criterio de la integral, la serie
2
1
ln
n
n n
·
=
·
¿ diverge.
En conclusión, la serie
2
( 1)
ln
n
n
n n
·
=
÷
·
¿
converge condicionalmente.
El siguiente teorema, que se enuncia sin demostración, establece una condición
necesaria para la convergencia absoluta de una serie y, como consecuencia, para
poder deducir la convergencia de la serie.
Teorema 2: Convergencia absoluta ¬ convergencia
Sea
1
n
n
b
·
=
¿ una serie cualquiera.
Si
1
n
n
b
·
=
¿ converge absolutamente, entonces
1
n
n
b
·
=
¿ converge.
Observaciones
i. El recíproco del teorema 2 no siempre se cumple, es decir, una serie puede
ser convergente y no ser absolutamente convergente, como lo ilustramos
anteriormente con las series
1
1
1
( 1)
n
n
n
·
+
=
÷
¿ y
2
( 1)
,
ln
n
n
n n
·
=
÷
·
¿
que son convergen-
tes pero no son absolutamente convergentes.
Capítulo 5: Series numéricas
365
Elementos básicos de cálculo integral y series
ii. Las series absolutamente convergentes tienen la siguiente propiedad: La
reordenación arbitraria de sus términos produce una nueva serie conver-
gente con igual suma que la serie inicial.
¿Será esta propiedad válida para cualquier serie? La respuesta es no, y de
paso estamos respondiendo la pregunta básica 2.
Considere por ejemplo la serie armónica alterna:
( 1)
1
1 1 1 1 1
( 1) 1 ...
2 3 4 5
n
n
n
·
+
=
÷ = ÷ + ÷ + ÷
¿
En el próximo capítulo (series de potencias) demostraremos que
1 1 1 1
1 ... ln 2
2 3 4 5
÷ + ÷ + ÷ =
(vea el ejemplo 4, módulo 31).
Sin embargo, si se reordena de la siguiente forma (dos términos negativos seguidos
de un positivo),
1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...,
2 4 3 6 8 5 10 12
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + demostraremos en el ejem-
plo 2 de este módulo que dicha suma es
1
ln2.
2
Los dos resultados diferentes provienen del hecho de ser la serie armónica alterna
convergente pero no absolutamente convergente.
Comentario
Sea x la suma de los términos de la serie armónica alterna.
Es decir, sea
1 1 1 1 1
1 ...
2 3 4 5 6
x = ÷ + ÷ + ÷ +
1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 4 3 6 8 5 10 12 7
x = ÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ +
(un término positivo seguido
de dos negativos)
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 4 3 6 8 5 10 12 7 14
| | | | | | | |
= ÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷
| | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹ \ ¹
1 1 1 1 1 1 1
...
2 4 6 8 10 12 14
= ÷ + ÷ + ÷ + ÷
1 1 1 1
1 ...
2 2 3 4
| |
= ÷ + ÷ +
|
\ ¹
1
.
2
x x =
Módulo 29: Convergencia absoluta y convergencia condicional
366
Si
0 x =
, entonces
1
1 ,
2
=
resultado paradójico que proviene de reordenar una serie
que no es absolutamente convergente.
Ejemplo 2
Considere el siguiente reordenamiento de la serie armónica alterna: dos términos
negativos seguidos de un positivo. Es decir:
1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 4 3 6 8 5 10 12
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ +
(1)
Demuestre que
1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ... ln 2.
2 4 3 6 8 5 10 12 2
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + =
Solución
En primer lugar, en el ejemplo 4 del módulo 31 (series de potencias) se demuestra que
1 1 1 1 1
1 ... ln 2.
2 3 4 5 6
÷ + ÷ + ÷ + =
(2)
Si asociamos de a dos los términos del lado izquierdo de (2) se puede escribir:
1
1 1 1 1 1 1 1
1 ... ... ,
2 3 4 5 6 2 1 2
n
n n
·
=
| | | | | | (
÷ + ÷ + ÷ + + = ÷
| | |
(
÷
\ ¹ \ ¹ \ ¹ ¸ ¸
¿
la cual es convergente y cuya suma también es ln 2. Es decir,
1
1 1
ln2 .
2 1 2
n
n n
·
=
(
= ÷
(
÷
¸ ¸
¿ (3)
Para analizar la convergencia de la serie (1) escribamos ésta en las siguientes formas
equivalentes después de agrupar de a tres términos:
1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 4 3 6 8 5 10 12 2 1 4 2 4
n
n n n
·
=
| | | | | | (
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + = ÷ ÷
| | |
(
÷ ÷
\ ¹ \ ¹ \ ¹ ¸ ¸
¿
1
1 1 1
2 1 2(2 1) 4
n
n n n
·
=
(
= ÷ ÷
(
÷ ÷
¸ ¸
¿
1
1 1 1
2 2 1 2
n
n n
·
=
(
= ÷
(
÷
¸ ¸
¿
Capítulo 5: Series numéricas
367
Elementos básicos de cálculo integral y series
1
1 1 1
.
2 2 1 2
n
n n
·
=
(
= ÷
(
÷
¸ ¸
¿
Esto es,
1
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ...
2 4 3 6 8 5 10 12 2 2 1 2
n
n n
·
=
| | | | | | (
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + = ÷
| | |
(
÷
\ ¹ \ ¹ \ ¹ ¸ ¸
¿ (4)
Como la serie armónica es convergente y su suma es ln 2 y la serie (4) es
1
2
de la
serie armónica, se concluye entonces de (3) y (4) que la serie (4) converge y su suma
es
1
ln2.
2
Es decir,
1 1 1 1 1 1 1 1 1
1 ... ln 2.
2 4 3 6 8 5 10 12 2
| | | | | |
÷ ÷ + ÷ ÷ + ÷ ÷ + =
| | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹
Todos los criterios establecidos en el módulo 28 para series con términos positivos
se convierten automáticamente en criterios para la convergencia absoluta de series
con términos negativos y series alternas. En particular, esto es cierto para el criterio
del cociente y de la raíz que reformulamos ahora.
El criterio del cociente absoluto que enunciamos sin demostración es un criterio
muy eficaz y es aplicable a series muy diversas y será de gran importancia en el
próximo capítulo para determinar el intervalo de convergencia y el radio de conver-
gencia de una serie de potencias dada.
Teorema 3: Criterio del cociente para convergencia absoluta
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ , con 0
n
a = una serie cualquiera.
Considérese el límite
1
lim .
n
n
n
a
a
µ
+
÷+·
= Entonces:
i. Si 1 < µ ,
1
n
n
a
·
=
¿ converge absolutamente y, en consecuencia, converge.
ii. Si 1 > µ ,
1
n
n
a
·
=
¿ diverge.
iii. Si 1 = µ , el criterio no proporciona información con respecto a la conver-
gencia absoluta, condicional o divergencia de la serie.
Similarmente el criterio de la raíz se puede reformular así:
Módulo 29: Convergencia absoluta y convergencia condicional
368
Teorema 4: Criterio de la raíz para convergencia absoluta
Sea
1
n
n
a
·
=
¿ , con 0
n
a = una serie cualquiera.
Considérese el límite lim .
n
n
n
a µ
÷+·
= Entonces:
i. Si 1 < µ ,
1
n
n
a
·
=
¿ converge absolutamente y, en consecuencia, converge.
ii. Si 1 > µ ,
1
n
n
a
·
=
¿ diverge.
iii. Si 1 = µ , el criterio no proporciona información con respecto a la conver-
gencia absoluta, condicional o divergencia de la serie.
Observaciones
i. Como en el caso para series de términos positivos, el criterio del cociente
absoluto es eficaz en aquellas series cuyo término general contenga factoriales
(n!), potencias n-ésimas ( )
n
a o potencias de potencias (
n
n ).
ii. En todos los resultados o teoremas con series de cualquier naturaleza (con
términos positivos, negativos o alternos) se usan las frases «absolutamen-
te convergente», «condicionalmente convergente» y «divergente» y ellas
son mutuamente excluyentes, es decir, no existe nada parecido a decir: «di-
vergencia absoluta».
Ejemplo 3
Analice la convergencia absoluta, convergencia condicional o divergencia de cada
una de las siguientes series:
a.
1
5
( 1) .
(2 )!
n
n
n
n
·
=
÷
¿
b.
1
1
3
( 1) .
2
n
n
n
n
n
·
÷
=
÷
·
¿
c.
1
3
1
( 1) .
1
n
n
n
n
·
+
=
÷
+
¿
d.
1
1
( 1)
.
1
n
n
n
n
÷ ·
=
÷
+
¿
Solución
a. Usemos el criterio del cociente absoluto. Para ello, considérese el límite:
Capítulo 5: Series numéricas
369
Elementos básicos de cálculo integral y series
1
lim
n
n
n
a
a
+
÷+·
siendo
5
( 1) .
(2 )!
n
n
n
a
n
= ÷
En este caso,
1 1
1
( 1) 5 (2 )!
lim lim
(2 2)! 5 ( 1)
n n
n
n n
n n
n
a n
a n
+ +
+
÷+· ÷+·
÷
= ·
+ ÷
5
lim 0.
(2 2)(2 1)
n
n n
÷+·
= =
+ +
Como
1
lim 0 1
n
n
n
a
a
+
÷+·
= < , se concluye del teorema 3i que la serie
1
5
( 1)
(2 )!
n
n
n
n
·
=
÷
¿ converge absolutamente.
b. Se puede resolver el ejercicio usando el criterio del cociente absoluto o el
criterio de la raíz.
En efecto, considérese el
1
lim
n
n
n
a
a
+
÷+·
, con
1
( 1) 3
.
2
n n
n n
a
n
÷
÷ ·
=
·
1
1
1 1
( 1) 3 2
lim lim
( 1) 2 ( 1) 3
n n n
n
n n n
n n
n
a n
a n
+
+
+ ÷
÷+· ÷+·
÷ · ·
= ·
+ · ÷ ·
3 3
lim .
2 2 2
n
n
n
÷+·
= =
+
Como
1
3
lim 1
2
n
n
n
a
a
+
÷+·
= >
, se concluye del teorema 3ii que la serie
1
1
3
( 1)
2
n
n
n
n
n
·
÷
=
÷
·
¿ diverge.
Para determinar la naturaleza de la serie, usando el criterio de la raíz (teorema 4),
considérese el límite
lim
n
n
n
a
÷+·
siendo
1
( 1) 3
.
2
n n
n n
a
n
÷
÷ ·
=
·
Esto es,
1
( 1) 3
lim lim
2
n n
n
n
n n
n n
a
n
÷
÷+· ÷+·
÷ ·
=
·
Módulo 29: Convergencia absoluta y convergencia condicional
370
Capítulo 5: Series numéricas
3
lim
2
n
n
n
n
n
÷+·
=
·
3 1
lim
2
n
n
n
÷+·
=
3 1
lim .
2
n
n
n
÷+·
=
Puede demostrarse usando una de las variantes de la regla de L´Hopital y
se deja como ejercicio que
lim 1
n
n
n
÷+·
=
. Por tanto,
3
lim 1,
2
n
n
n
a
÷+·
= >
y de
acuerdo con el teorema 4ii, la serie
1
1
3
( 1)
2
n
n
n
n
n
·
÷
=
÷
·
¿ diverge.
c. Aplicando el criterio del cociente absoluto se obtiene:
2 3
1
3 1
( 1) ( 1) 1
lim lim 1.
( 1) 1 ( 1)
n
n
n
n n
n
a n n
a n n
+
+
+
÷+· ÷+·
÷ + +
= · =
+ + ÷
De acuerdo con el teorema 3iii el criterio no proporciona información con
respecto a la convergencia absoluta, condicional o divergencia de la serie
dada.
Sin embargo, al considerar la serie
1
3 3
1 1
( 1)
1 1
n
n n
n n
n n
+ · ·
= =
÷ ·
=
+ +
¿ ¿ se puede
demostrar fácilmente (comparación en el límite con la serie
2
1
1
n
n
·
=
¿ ) que la
serie converge absolutamente.
d. Si usamos el criterio del cociente absoluto, se tiene:
1
1
( 1) 1 1
lim lim
2 ( 1)
n
n
n
n n
n
a n n
a n n
+
÷
÷+· ÷+·
÷ + +
= ·
+ ÷
1 1
lim 1.
2
n
n n
n n
÷+·
+ + | |
= · =
|
+
\ ¹
Así que el criterio del cociente absoluto no proporciona información. Sin
embargo, la serie
1
1
( 1)
1
n
n
n
n
÷ ·
=
÷
+
¿ es convergente (criterio de Leibniz para
series alternas).
De otro lado, la serie de valores absolutos
1
1 1
( 1)
1 1
n
n n
n n
n n
÷ · ·
= =
÷
=
+ +
¿ ¿ es
371
Elementos básicos de cálculo integral y series
divergente (comparación en el límite con
1/ 2
1
1
n
n
·
=
¿ que es una serie-p, con
1
1
2
p = <
divergente).
En consecuencia, la serie
1
1
( 1)
1
n
n
n
n
÷ ·
=
÷
+
¿ es condicionalmente convergente.
El objetivo básico de los ejemplos c y d es mostrar que cuando 1 = µ la serie puede
ser absolutamente convergente, condicionalmente convergente o divergente.
Se pide al lector construir un ejemplo de una serie para la cual al usar el criterio del
cociente, 1, µ = pero de tal forma que la serie dada sea divergente.
Módulos 26 al 29
I. Sucesiones de números reales
1. En el espacio correspondiente escriba V o F según sea verdadero o falso el enunciado dado. Justifique su
respuesta.
a.____
2
2
3 5 8 3
lim .
5 4 5
n
n n
n
÷+·
÷ +
=
+
b.____
3
3
5 8 1
lim .
4 4 6
n
n n
n
÷+·
÷ +
=
+
c.____
2
2
lim 0.
2 4 1
n
n
n n
÷+·
+
=
+ +
d.____
2
lim .
3
n
n÷+·
| |
= +·
|
\ ¹
e.____
1 1
lim 1 .
n
n
n e
÷+·
| |
÷ =
|
\ ¹
2. Escriba los cinco primeros términos de las sucesiones dadas.
a.
.
2 1
n
n
¦ ¹
´ `
÷
¹ )
b.
( 1) .
1
n
n
n
¦ ¹
÷
´ `
+
¹ )
c.
sen ( / 2)
.
n
n
t ¦ ¹
´ `
¹ )
d.
1
1 .
n
n
¦ ¹
¦ ¦ | |
+
´ `
|
\ ¹
¦ ¦
¹ )
e.
3
.
n
n
e
¦ ¹
´ `
¹ )
f.
( )
.
4
n
n
¦ ¹ ÷t
´ `
¹ )
3. Encuentre la fórmula general del término n-ésimo de las sucesiones cuyos primeros términos son:
a.
1 2 3 4 5
, , , , , ...
2 3 4 5 6
b.
2 3 4 5
1 1 1 1
, , , ,....
2 2 2 2
c.
2 3 4 5
1, , , , ,...
3 5 7 9
÷ ÷ ÷
d.
1 1 1
1, , , ,...
1 1/ 2 1 2/ 3 1 3/ 4 ÷ ÷ ÷
e.
1 4 9 16
, , , ,...
3 9 27 81
÷ ÷
f.
1 1 1 1 1 1 1
1 , , , , ...
2 2 3 3 4 4 5
÷ ÷ ÷ ÷
Ejercicios de los módulos 26 al 29
4. Evalúe los siguientes límites de sucesiones:
a.
4 3
lim .
2
n
n
n
÷·
÷
b.
1/
lim .
n
n
n
÷·
c.
1
lim 1 .
n
n
n
÷·
| |
+
|
\ ¹
d.
2
1
lim 1 .
n
n
n
÷·
| |
+
|
\ ¹
e.
1
lim .
1
n
n
n
n
÷·
÷ | |
|
+
\ ¹
f.
2
2
2
lim .
3
n
n
n
n
÷·
| | +
|
+
\ ¹
g.
lim .
2
n
n
e
÷·
| |
|
\ ¹
h.
2
2
2
2
lim .
3
n
n
n
n
÷·
| | +
|
+
\ ¹
II. Series numéricas
1. En el espacio correspondiente escriba V o F según sea verdadero o falso el enunciado dado. Justifi
que su respuesta.
a.____ Si lim 0,
n
n
a
÷+·
= entonces
1
n
n
a

=
¿ converge.
b.____ Si una serie converge, entonces también converge absolutamente.
c.____ La serie
1
1
2
3
n
n
÷

=
| |
|
\ ¹
¿ converge a 3.
d.____ La serie
1
1
n
n

t
=
¿ converge.
e.____ Cualquier reordenamiento de una serie convergente produce una serie convergente con igual suma.
f.____
1
1
n
n

=
| |
|
\ ¹
¿ converge.
g.____ 4
1
1
ln( 1)
n
n
n

=
+
+
¿ converge.
h.____
2 3 1000
1 1 1 1 1
...
3 3 3 3 2
| | | | | | | |
+ + + + <
| | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹ \ ¹
.
i.____
1
1
1
n
n
n
·
=
| |
÷
|
\ ¹
¿ converge.
Capítulo 5: Series numéricas
2. Use los criterios de convergencia y divergencia de series de términos positivos para determinar la conver-
gencia o divergencia de las series dadas.
a.
1
1
.
5
n
n
·
=
| |
|
\ ¹
¿ b.
1
1
1
.
3
n
n
÷
·
=
| |
÷
|
\ ¹
¿
c.
1
1 1
.
1
n
n n
·
=
(
÷
(
+
¸ ¸
¿ d.
1
1
1
3
.
5
n
n
n
+ ·
÷
=
¿
e.
1
1
.
n
n
e
÷
·
=
| |
|
t
\ ¹
¿ f.
2
3
1
1
.
4 3 5
n
n
n n
·
=
+
+ +
¿
g.
1
!
.
10
n
n
n
·
=
¿ h.
2
1
.
1
n
n
n
·
=
+
¿
i.
1
1
.
1 n n
·
= +
¿ j.
1
.
n
n
n
e
·
=
¿
k.
2
5
1
1
.
5
n
n
n
·
=
+
+
¿ l.
2
1
.
n
n
ne
·
÷
=
¿
m.
3
1
.
(2 )!
n
n
n
·
=
¿ n.
1
3
.
!
n
n
n
n
·
=
+
¿
o.
1
.
(2 )!
n
n
n
n
·
=
¿ p.
2
1
1 .
n
n
n
·
=
| |
÷
|
\ ¹
¿
q.
2
1
5
.
!
n
n
n
·
=
¿ r.
1
.
3 2
n
n
n
n
·
=
| |
|
+
\ ¹
¿
s.
1
1 1
.
2
n
n
n
·
=
| |
+
|
\ ¹
¿ t.
1
1
.
ln
n
n
n
·
=
| |
|
\ ¹
¿
3. Demuestre que cada una de las series alternas dadas es convergente.
a.
1
1
2
( 1) .
3 1
n
n
n
·
+
=
÷
+
¿ b.
1
1
1
( 1) .
n
n n
·
+
=
÷
¿
c.
1
1
( 1) .
ln ( 1)
n
n
n
·
=
÷
+
¿ d.
2
1
( 1) .
1
n
n
n
n
·
=
÷
+
¿
e.
1
1
ln
( 1) .
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿ f.
1
1
ln
( 1) .
n
n
n
n
·
÷
=
÷
¿
Ejercicios de los módulos 26 al 29
4. Demuestre que cada una de las series dadas converge absolutamente.
a.
1
3
.
4
n
n
·
=
| |
÷
|
\ ¹
¿ b.
1
1
( 1) .
n
n n n
·
=
÷
¿
c.
1
1
( 1) .
2
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿ d.
2
1
1
( 1) .
n
n
n
n
e
·
+
=
÷
¿
e.
1
1
( 1) .
( 1)
n
n
n n
·
=
÷
+
¿ f.
1
1
2
( 1) .
!
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿
5. Analice la convergencia absoluta, condicional o divergencia de las series alternas dadas.
a.
1
1
( 1) .
5
n
n
n
·
=
÷
¿ b.
1
11
1
1
( 1) .
5
n
n
n
·
+
·
=
÷
¿
c.
1
1
( 1) .
10 1
n
n
n
n
·
+
=
÷
+
¿ d.
1
1.1
1
( 1) .
10 1
n
n
n
n
·
+
=
÷
+
¿
e.
2
1
( 1) .
ln
n
n
n n
·
=
÷
¿ f.
1
1
1
( 1) .
n
n n n
·
+
=
÷
¿
g.
4
1
1
( 1) .
2
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿ h.
2
2
1
( 1) .
1
n
n n
·
=
÷
÷
¿
i.
1
2
1
( 1) .
1
n
n
n
n
·
+
=
÷
+
¿ j.
1
1
1
( 1) .
n
n
n
n
·
+
=
÷
÷
¿
k.
8
1
3
( 1) .
2
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿ l.
3
1
1
( 1) .
2
n
n
n
n
·
+
=
÷
¿
Capítulo 5: Series numéricas
6
Series de
potencia
Capítulo 6
Módulo 30
Intervalo de convergencia y radio
de convergencia de una serie de
potencias
Módulo 31
Representación de funciones por
medio de series de potencias
Ejercicios
Módulos 30 y 31
La velocidad de caída de un paracaidista de masa m viene dada como función del tiempo por
( )
· v t mg g/ m t ( ) = 40 tanh 40 . Usando series de potencia, se puede probar fácilmente que
2 3
( ) ( ) ÷ v t = gt g m t /120 .
En el apéndice 1 se presenta el análisis de aproximar muchas funciones por medio
de los polinomios de Taylor. Así por ejemplo, la función ( ) sen f x x = que aparece
allí en el ejemplo 4 puede aproximarse por un polinomio de Taylor de 5º grado en la
forma
3 5
sen .
3! 5!
x x
x x ~ ÷ +
En este capítulo veremos que muchas funciones, incluyendo a
sen x
x
,
2
,
x
e
÷
etc.,
pueden representarse exactamente por una serie de potencias y obtener el valor
numérico con el grado de aproximación que se desee de integrales como
2 1
0
x
e dx
÷
}
y
1
0
sen
,
x
dx
x
}
los cuales son imposibles de calcular por los métodos estudiados en
el capítulo 3.
Nuestro propósito fundamental en este capítulo es dar respuesta a las siguientes
378
preguntas: (1) ¿qué funciones pueden representarse por medio de series de poten-
cias?; (2) ¿cuál es el dominio de la función (intervalo de convergencia) para que
dicha función pueda representarse como una serie de potencias?
En el primer módulo de este capítulo presentamos los conceptos básicos que se
refieren a la segunda pregunta.
Capítulo 6: Series de potencia
379
Elementos básicos de cálculo integral y series
30.1 Serie de Taylor y serie de Maclaurin
30.2 Ejemplos ilustrativos sobre intervalo de convergencia absoluta y radio de
convergencia
30
Intervalo de convergencia y radio de
convergencia de una serie de
potencias
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Darle sentido al intervalo de convergencia absoluta y al intervalo de convergencia
de una serie de potencias.
2. Diferenciar entre intervalo de convergencia absoluta e intervalo de convergencia.
3. Darle sentido al radio de convergencia de una serie de potencias.
1. ¿Para qué valores de x se cumple la siguiente igualdad?:
2 3 4
1
1 ...
1
x x x x
x
= + + + + +
÷
2. Conteste verdadero o falso: si la serie de potencias
0
( 3)
n
n
n
a x
·
=
÷
¿ converge para
1.1 x = ÷
, ¿entonces también converge para x = 7?
En el ejemplo 1 del módulo 27 vimos que la serie geométrica
1 2 3 1
1
... ...
n n
n
ar a ar ar ar ar
·
÷ ÷
=
= + + + + + +
¿
es convergente siempre que 1 r < , y en este caso la suma converge al valor
,
1
a
r ÷
es decir:
1 2 3 1
1
... ... .
1
n n
n
a
ar a ar ar ar ar
r
·
÷ ÷
=
= + + + + + + =
÷
¿ (1)
Takakazu Seki Kowa
Takakazu Seki Kowa nació en una familia de
guerreros samurai en marzo de 1642 en
Fujioka, Japón.
Seki Kowa fue un niño prodigio en mate-
máticas. A lo largo de su vida acumuló un
gran número de libros japoneses y chinos
sobre matemáticas, llegando a convertirse
en un experto en esta ciencia. Fue conocido
como «El sabio de la Aritmética».
En 1674 Seki Kowa publicó su obra Hatsubi
sampo, en la que resolvió quince problemas
que había planteado cuatro años antes. La
obra es destacable por el cuidadoso análisis
que hace de los referidos problemas.
Seki Kowa fue el primer matemático que
estudió las determinantes, hacia el año 1683
(diez años más tarde Leibniz, en forma
independiente, las usó para resolver los
sistemas de ecuaciones). Además descubrió
los números de Bernoulli antes de que éste
lo hiciera, y estudió las ecuaciones tratando
las raíces positivas y negativas aunque no
tenía todavía el concepto de los números
complejos. En 1685 resolvió la ecuación
cúbica x
3
+ 5x
2
+ 14x + 30 = 0 usando el
mismo método que usaría el matemático
británico William Horner cien años más
tarde. También descubrió el método de
Newton-Raphson para resolver ecuaciones,
presentó una versión de la fórmula de la
interpolación de Newton y estudió las
ecuaciones diofánticas (ecuaciones con
varias incógnitas, estudiadas por Diofante,
matemático griego del siglo III a.C.).
Seki Kowa murió en Tokio el 24 de octubre
de 1708.
380
Si reemplazamos en la igualdad anterior a = 1 y r = x, se tiene
2 3 4
1
1 ...
1
x x x x
x
= + + + + +
÷
, (2)
igualdad que permite decir en primera instancia que la función
1
( )
1
f x
x
=
÷
puede
representarse por medio de una expresión polinómica de grado infinito.
Nótese que el dominio de f(x) son todos los reales , 1 x x = .
Sin embargo, si 2, x = + se tendrá
2 3 1
1
1 2 2 2 ... 2 ...,
1 2

= + + + + + +
÷
igualdad que carece de validez.
Cabe entonces la siguiente pregunta: ¿para qué valores de x tiene sentido la igual-
dad (2)? El propósito de este módulo es dar respuesta a esta pregunta.
Capítulo 6: Series de potencia
381
Elementos básicos de cálculo integral y series
30.1 Serie de Taylor y serie de Maclaurin
Definiciones
i. Sea ( ) x ¢ una función. Una serie de potencias en ( ) x ¢ es una expresión
de la forma:
2
0 1 2
0
[ ( )] ( ( )) ( ( )) ... ( ( )) ...
n n
n n
n
c x c c x c x c x
·
=
¢ = + ¢ + ¢ + + ¢ +
¿ (1)
ii. Si ( ) ( ), x x a ¢ = ÷ la serie:
2
0 1 2
0
( ) ( ) ( ) ... ( ) ...
n n
n n
n
c x a c c x a c x a c x a
·
=
÷ = + ÷ + ÷ + + ÷ +
¿
(2)
se llama serie de potencias en ( ) x a ÷ o serie de Taylor alrededor de x = a.
iii. Si ( ) , x x ¢ = la serie
2
0 1 2
0
... ...
n n
n n
n
c x c c x c x c x
·
=
= + + + + +
¿
(3)
se llama serie de potencias en x, o serie de potencias alrededor de x = 0, o
simplemente serie de Maclaurin.
Observaciones
i. Al hacer x = 0 en ambos lados de (3) o x = a en ambos lados de (2) se tiene
2 3
0 1 2 3
0
0 0 0 0 ...
n
n
n
c c c c c
·
=
= + + + +
¿
De aquí,
0
0 0
0 , c c = pero 0º no es un número, lo que indica una pequeña falla
en la definición y en la cual pasaremos inadvertidos.
En este caso se conviene entonces que
0
0
0 c es igual a c
0
.
ii. Los términos ( )
n
n
c x a ÷ en (2) y
n
n
c x en (3) son llamados términos genera-
les de las series (2) y (3), respectivamente.
iii. Una serie de potencias es un ejemplo de una serie de funciones. Para un
valor fijo de x, las series de potencias se transforman en series de términos
constantes y cuya convergencia o divergencia depende del valor de x.
Frecuentemente estamos interesados en responder la pregunta: ¿para qué
valores de x, una serie de potencias dada converge? La respuesta es sim-
ple: los valores de x para los cuales una serie de potencias converge
forman un intervalo de la recta real, un punto único o toda la recta real.
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
Vea el módulo 30 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
382
El siguiente teorema nos proporciona la respuesta adecuada. Se hará el
razonamiento inicial para series de potencias de la forma
0
,
n
n
n
a x
·
=
¿
pero los
resultados pueden extenderse de manera natural para series de la forma
0
( ) .
n
n
n
a x a
·
=
÷
¿
Teorema 1
Sea { }
n
a una sucesión de reales y
0 P =
. Supongamos que la serie de términos
constantes
0
n
n
n
a P
·
=
¿ converge. Si , x P < entonces
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge absoluta-
mente.
Demostración
Si la serie de términos constantes
0
n
n
n
a P
·
=
¿ converge, entonces, de acuerdo con el
teorema 1 del módulo 28, lim 0.
n
n
n
a P
÷+·
=
Es decir, dado 1 0, e= > existe N e` tal que si
, n N > entonces 1.
n
n
a P < (1)
Ahora
. .
n
n
n n n
n n n n
x x
a x a P a P
P P
| |
= =
|
\ ¹
Así que
.
n
n n
n n
x
a x a P
P
=
Como la serie
0
n
n
x
P
·
=
¿ converge absolutamente (pues por hipótesis
1
x
x P
P
< · < ), se concluye por el criterio de comparación que la serie
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge absolutamente y de aquí se deduce que la serie
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge.
Capítulo 6: Series de potencia
383
Elementos básicos de cálculo integral y series
Observación
i. De acuerdo con el teorema anterior, el conjunto en el cual la serie de poten-
cias
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge absolutamente es un intervalo abierto que contiene
al cero ( )
. x P P x P < ·÷ < <
ii. El conjunto I.C.A. { }
: x x p = e9 < se llama intervalo de convergen-
cia absoluta de la serie de potencias
0
.
n
n
n
a x
·
=
¿
Geométricamente corresponde al intervalo de la recta real que aparece en la
figura 30.1.
Figura 30.1
iii. El real positivo P se llama radio de convergencia y se denota por R. Es
decir, R P = .
iv. Para una serie de potencias
0
n
n
n
a x
·
=
¿ dada puede darse una de las siguientes
situaciones:
1. Si R = 0, entonces la serie sólo converge absolutamente para x = 0 y
diverge para 0. x =
2. Si R > 0, entonces la serie converge absolutamente para x R < y
diverge para x R > .
Para determinar si el I.C.A. es semiabierto o cerrado se debe hacer el
análisis de la serie numérica resultante al reemplazar en la serie
0
n
n
n
a x
·
=
¿ los valores extremos.
3. Si , R = +· entonces la serie de potencias
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge absolu-
tamente para todo x e9.
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
384
v. Si para una serie de potencias
0
n
n
n
c x
·
=
¿ hacemos ,
n
n n
a c x = entonces, de
acuerdo con el criterio del cociente absoluto (teorema 3, módulo 29), la serie
0
n
n
a
·
=
¿ converge absolutamente si
1
lim 1.
n
n
n
a
a
+
÷+·
<
Por tanto, para determinar el I.C.A. y el radio de convergencia R podemos
usar la última desigualdad.
vi. Observaciones similares a las cuatro anteriores pueden hacerse para las
series de potencia de la forma
0
( ) .
n
n
n
c x a
·
=
÷
¿
En particular, la observa-
ción iv puede enunciarse en este caso así:
Para una serie de potencias de la forma
0
( )
n
n
n
c x a
·
=
÷
¿ puede darse una de las
siguientes situaciones:
1. Si R = 0, entonces la serie converge absolutamente para x a = y diverge
para . x a =
2. Si R > 0, la serie converge absolutamente para x a R ÷ < y diverge
para . x a R ÷ >
En el caso de la convergencia, se tiene:
.
x a R R x a R
a R x a R
÷ < · ÷ < ÷ <
· ÷ < < +
Geométricamente corresponde al intervalo de la recta real que aparece en la
figura 30.2.
Figura 30.2
Capítulo 6: Series de potencia
385
Elementos básicos de cálculo integral y series
30.2 Ejemplos ilustrativos sobre intervalo de
convergencia absoluta y radio de convergencia
Ejemplo 1
Para las siguientes series de potencias determine el I.C.A. (intervalo de convergen-
cia absoluta), el IC (intervalo de convergencia) y el R (radio de convergencia).
a.
1
1
( 1) .
n
n
n
x
n
·
÷
=
÷
¿ b.
0
!
n
n
n x
·
=
¿ c.
0
!
n
n
x
n
·
=
¿
d.
0
n
n
x
·
=
¿
Solución
a. Sea
1
( 1) . .
n
n
n
x
a
n
÷
= ÷
Entonces la serie
1
1
( 1) .
n
n
n
x
n
·
÷
=
÷
¿ (1)
converge absolutamente si
1
lim 1
n
n
n
a
a
+
÷+·
<
.
Pero
1
1
1
( 1) .
lim 1 lim
( 1) ( 1)
lim lim 1
1 1
n n
n
n n
n n
n
n n
a x n
a n x
n n
x x x
n n
+
+
÷
÷+· ÷+·
÷+· ÷+·
÷
< · ·
+ ÷
· · = = <
+ +
,
es decir, la serie de potencias converge absolutamente si 1. x <
En conclusión:
I.C.A. { } { } : 1 : 1 1 . x x x x = e9 < = e9 ÷ < <
Geométricamente corresponde al intervalo de la recta real que aparece en la
figura 30.3.
Figura 30.3
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
386
Radio de convergencia R = 1.
Análisis en los extremos del intervalo
Si 1, x = ÷ entonces, sustituyendo este valor de x en (1), la serie de poten-
cias se transforma en la serie de términos constantes
1
1
( 1)
( 1) ,
n
n
n
n
·
÷
=
÷
÷ ·
¿
esto es, en la serie
2 1
1 1
( 1) 1 1 1 1 1
1 ... ,
2 3 4 5
n
n n
n n
÷ · ·
= =
÷
=÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ = ÷
¿ ¿
que corresponde a una serie divergente.
Si 1, x = entonces, sustituyendo este valor de x en (1), la serie de poten-
cias se transforma en la serie de términos constantes
1
1
1
( 1) ,
n
n
n
·
÷
=
÷ ·
¿
esto es, en la serie
1
1
1 1 1 1 1
( 1) 1 ...
2 3 4 5
n
n
n
·
÷
=
÷ · = ÷ + ÷ ÷ +
¿
que corresponde a la serie armónica alterna que es condicionalmente con-
vergente.
La figura 30.4 recoge toda la información anterior.
Figura 30.4
En conclusión:
I.C.A. ( 1, 1), = ÷ I.C. | ( 1, 1 = ÷ y R= 1.
b. Sea !
n
n
a n x = .
Considere la desigualdad:
1
lim 1.
n
n
n
a
a
+
÷+·
<
Capítulo 6: Series de potencia
387
Elementos básicos de cálculo integral y series
Esto es,
1
1
( 1)!
lim lim 1 lim( 1) 1.
!
n
n
n
n n n
n
a n x
x n
a n x
+
+
÷+· ÷+· ÷+·
+
= < · + <
Puesto que
lim( 1) ,
n
n
÷+·
+ =+·
entonces la última desigualdad tiene sentido sólo cuando 0, x = es decir,
cuando x = 0, lo cual indica que la serie de potencias
0
!
n
n
n x
·
=
¿ sólo converge
absolutamente para 0 x = y diverge si 0. x =
De esta forma:
I.C.A. { } 0 , = I.C. { } 0 = y
0. R =
c. Sea .
!
n
n
x
a
n
=
Entonces,
1
1
! 1
lim lim lim ,
( 1)! 1
n
n
n
n n n
n
a x n
x
a n n x
+
+
÷+· ÷+· ÷+·
= · = ·
+ +
y puesto que
1
lim 0,
1
n
n
÷+·
=
+
se sigue entonces que
1
1
lim lim 0 1,
1
n
n n
n
a
x
a n
+
÷+· ÷·
= · = <
+
desigualdad que se verifica independientemente del valor que tome la
variable x . Es decir, la serie converge absolutamente para todo . xe9
En conclusión:
I.C.A. ( , ) = ÷· +· = I.C. y . R = +·
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
388
d. Sea .
n
n
a x =
Entonces,
1
1
lim lim .
n
n
n
n n
n
a x
x
a x
+
+
÷+· ÷·
= =
Así que la serie
0
n
n
x
·
=
¿ converge absolutamente si y sólo si 1. x <
De esta forma:
I.C.A. { } { } : 1 : 1 1 ; x x x x = e9 < = e9 ÷ < < 1. R =
Análisis en los extremos del intervalo
Si 1, x = ÷ la serie de potencias
0
n
n
x
·
=
¿ se transforma en la serie numérica
0
( 1) 1 1 1 1 1 1 ...
n
n
·
=
÷ = ÷ + ÷ + ÷ +
¿ ,
la cual es una serie divergente.
Si x = 1, la serie de potencias
0
n
n
x
·
=
¿ se transforma en la numérica
0 0
1 1
n
n n
· ·
= =
=
¿ ¿
la cual es divergente (criterio de divergencia para series).
En conclusión:
I.C.A. = I.C. = ( 1,1) ÷ y 1. R =
Ejemplo 2
Determine el I.C.A., el I.C. y el radio de convergencia de las series de potencias
siguientes:
a.
1
( 3)
.
2
n
n
n
x
n
·
=
÷
¿ b.
0
( 3)
.
5
n
n
n
x
·
=
+
¿
c.
1
( 1)( 2)...( 1)
1.
!
n
n
k k k k n
x k
n
·
=
+ + + ÷
· >
¿
Capítulo 6: Series de potencia
389
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
a. Sea
( 3)
.
2
n
n
n
x
a
n
÷
=
La serie
1
( 3)
2
n
n
n
x
n
·
=
÷
¿ converge absolutamente si
1
lim 1.
n
n
n
a
a
+
÷+·
<
Esto es,
1
1
1
( 3) 2
lim lim 1,
( 3) 2 1
n n
n
n n
n n
n
a x n
a x n
+
+
+
÷+· ÷+·
÷
= · <
÷ +
o
3 3
lim lim 1.
2 1 2 1
n n
x x
n n
n n
÷· ÷+·
÷ ÷
· = <
+ +
Y como
lim 1,
1
n
n
n
÷·
=
+
se deduce que
3
1 3 2
2
2 3 2
1 5.
x
x
x
x
÷
< · ÷ <
·÷ < ÷ <
· < <
Por ahora se puede deducir que el I.C.A. { } :1 5 x x = e9 < < .
Análisis en los extremos del intervalo
Si 1, x = la serie de potencias
1
( 3)
2
n
n
n
x
n
·
=
÷
¿ se transforma en la serie numérica
1 1
( 2) ( 1)
,
2
n n
n
n n n n
· ·
= =
÷ ÷
=
¿ ¿
la cual es una serie condicionalmente convergente, puesto que:
la serie
1
( 1)
n
n n
·
=
÷
¿ es convergente (criterio de Leibniz),
pero la serie 1/ 2
1 1
( 1) 1
n
n n
n n
· ·
= =
÷
=
¿ ¿ diverge (serie p, con
1
1).
2
p = <
Si x = 5, la serie de potencias
1
( 3)
2
n
n
n
x
n
·
=
÷
¿ se transforma en la serie de térmi-
nos constantes
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
390
1 1
2 1
,
2
n
n
n n n n
· ·
= =
=
¿ ¿
la cual es divergente.
La figura 30.5 recoge toda la información.
Figura 30.5
En conclusión:
I.C.A. (1, 5); = I.C. |1, 5) = y R = 2.
b. Sea
( 3)
.
5
n
n n
x
a
+
=
Considere la desigualdad
1
lim 1.
n
n
n
a
a
+
÷+·
<
Es decir:
1
1
1
( 3) 5
lim 1 lim 1
( 3) 5
3
1
5
8 2.
n n
n
n
n n
n
a x
a x
x
x
+
+
+
÷+· ÷·
+
< · · <
+
+
· <
·÷ < <
A priori se puede afirmar que el I.C.A. { } : 8 2 x x = e9 ÷ < < .
Análisis en los extremos del intervalo
Si 8, x = ÷ la serie de potencias
0
( 3)
5
n
n
n
x
·
=
+
¿ se transforma en la serie:
0 0
( 8 3)
( 1) ,
5
n
n
n
n n
· ·
= =
÷ +
= ÷
¿ ¿ la cual es divergente.
Capítulo 6: Series de potencia
391
Elementos básicos de cálculo integral y series
Si 2, x = la serie se transforma en
0
1,
n
·
=
¿
que también es divergente.
En conclusión:
I.C.A. = I.C. = ( 8, 2) ÷ y 5. R =
La figura 30.6 recoge la información obtenida.
Figura 30.6
c. Sea
( 1)( 2)...( 1)
,
!
n
n
k k k k n
a x
n
+ + + ÷
= ·
con
1. k >
Entonces:
1
1
( 1)( 2)...( 1)( ) !
lim 1 lim 1
( 1)! ( 1)...( 1)
lim 1
1
1
1 1.
n
n
n
n n
n
n
a k k k k n k n x n
a n k k k n x
k n
x
n
x
x
+
+
÷+· ÷+·
÷+·
+ + + ÷ +
< · · <
+ + + ÷
+ | |
· · <
|
+
\ ¹
· <
·÷ < <
El I.C.A. { } : 1 1 x x = e9 ÷ < < y 1. R =
Análisis en los extremos del intervalo
Cuando 1, x = la serie dada se transforma en la serie de términos constan-
tes:
1
( 1)( 2)...( 1)
.
!
n
k k k k n
n
·
=
+ + + ÷
¿
(1)
Al usar el criterio del cociente se llega a obtener:
1
lim lim 1,
1
n
n n
n
a n k
a n
+
÷+· ÷+·
+
= =
+
Módulo 30: Intervalo de convergencia y radio de convergencia de una serie de potencias
392
y el criterio no proporciona información con respecto a la convergencia o
divergencia de la serie (1).
Al fallar el criterio del cociente, el criterio de Raabe (teorema 8, módulo 28)
puede proporcionar la información necesaria.
Considérese entonces el siguiente límite:
1
lim 1
n
n
n
a
n
a
÷+·
+
| |
÷
|
\ ¹
.
Esto es,
1
1 (1 )
lim 1 lim 1 lim 1 .
n
n n n
n
a n k n
n n k
a n k n k
÷+· ÷+· ÷+·
+
| | + ÷ | |
÷ = ÷ = = ÷ = ì
| |
+ +
\ ¹
\ ¹
Como por hipótesis, 1, 1 0, k k > ÷ s es decir, 1 ì < y la serie es divergente.
Dejamos al lector el análisis y consideración resultante al sustituir en la serie
inicial x por 1 ÷ y demostrar que la serie resultante es divergente.
Por tanto, la serie converge absolutamente en ( 1, 1). ÷
En conclusión:
I.C.A. = I.C. = ( 1, 1) ÷ y 1. R =
Observación
Para determinar el radio de convergencia de una serie de potencias de
cualquiera de las formas:
0
n
n
n
c x
·
=
¿ (1) o
( )
0
,
n
n
n
c x a
·
=
÷
¿ (2)
se puede usar la fórmula
1
lim .
n
n
n
a
R
a
÷+·
+
=
Ahora, como la serie (1) corresponde a una serie alrededor de x = 0, el inter-
valo de convergencia absoluta de la serie de potencias (1) es ( , ) R R ÷ .
Gráficamente corresponde al intervalo de la recta real que aparece en la
figura 30.7.
Figura 30.7
393
Elementos básicos de cálculo integral y series
Similarmente, como la serie (2) corresponde a una serie alrededor de x = a, el
intervalo de convergencia absoluta de la serie dada por (2) es ( , ) a R a R ÷ +
y corresponde al intervalo de la recta real que aparece en la figura 30.8.
Figura 30.8
394
395
Elementos básicos de cálculo integral y series
31.1 Representación en serie de Taylor
31.2 Serie binomial
31.3 Operaciones con series de potencias
31
Representación de funciones por
medio de series de potencias
Contenidos del módulo
Objetivos del módulo
Preguntas básicas
Introducción
1. Indagar qué tipo de funciones pueden representarse mediante series de potencias.
2. Interpretar el I.C. de una serie de potencias como el dominio de definición para
la función dada.
1. Sin usar derivación, determine la expansión en una serie de Maclaurin para la
función f(x) = sec x.
2. Use la serie binomial para conocer la expansión en una serie de Maclaurin para la
función
1
( ) sen . f x x
÷
=
Las series de potencias son herramientas útiles para aproximar funciones. Supon-
gamos que la serie de potencias
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge a una función f (x), es decir, f (x)
puede escribirse en la forma
2 3
0 1 2 3
0
( ) ... ...
n
n
n
f x a a x a x a x a x
·
=
= + + + + + =
¿
para cada valor de x perteneciente al intervalo de convergencia de la serie. Se dice
entonces en este caso que la serie de potencias
0
n
n
n
a x
·
=
¿ es una representación en
serie de potencias de f (x) .
James Gregory
James Gregory, matemático y astrónomo
escocés, nació en Drumoak en 1638 y
falleció en Edimburgo en 1675. Hizo sus
primeros estudios en el Marischal College
de Aberdeen y posteriormente se trasladó
a Londres, en donde completó su forma-
ción como matemático, publicó su primera
obra, Avances de la óptica, y trabó amistad
con el influyente Robert Moray, antiguo
presidente de la Royal Society. Con las cartas
de recomendación de Moray en su poder,
viajó a Francia e Italia, en donde estudió
geometría, mecánica y astronomía.
De regreso en Londres, sus estudios y
trabajos en Italia le sirvieron como tarjeta
de presentación ante sus colegas ingleses
y logró el respaldo del matemático John
Collins ante la Royal Society, que le aceptó
como socio en 1688. A finales de ese mismo
año fue nombrado catedrático de mate-
máticas de la Universidad de Saint Andrews,
probablemente también por intercesión de
Moray. Allí se dedicó a la enseñanza de la
matemática elemental y de los rudimentos
científicos y a mantener correspondencia
con Collins y los grandes matemáticos
británicos de la época: Isaac Barrow, René-
François de Sluse y, muy especialmente,
Isaac Newton.
Cuando publicó su Avances de la óptica en
1663, James Gregory apenas disponía de
una biblioteca suficiente sobre el tema y no
conocía la ley de refracción, ni tampoco la
obra Dióptrica de Descartes, aparecida en
1637. A pesar de ello, formuló una ley sobre
la refracción y construyó un modelo para
medirla, equivalente a la ley del seno,
basándose en la experiencia. Fue en esa
época cuando estableció los principios
teóricos del instrumento que se conoce
como telescopio refractor de Gregory.
396
Así por ejemplo, la serie del ejemplo 1d del módulo 30,
0
,
n
n
x
·
=
¿ es una representación
en serie de potencias de
1
( )
1
f x
x
=
÷
(vea la «Introducción» del módulo 30) en el
intervalo ( 1, ÷ 1). Igualmente, la serie del ejemplo 1c del mismo módulo,
0
,
!
n
n
x
n
·
=
¿
es
una representación en serie de potencias de ( ) ,
x
f x e = como lo veremos en este
módulo.
Capítulo 6: Series de potencia
Gregory escribió además La verdadera área
del círculo y de la hipérbola, obra en la cual
calculó las áreas por medio de series
convergentes –término que acuñó él
mismo, así como el de serie divergente–
que tienden a infinito, método precursor
del cálculo infinitesimal. Fue, así mismo, el
primero en expresar las funciones
trigonométricas en forma de desarrollos
de series.
Tras un incidente de rebelión estudiantil,
del que Gregory terminó pagando las
consecuencias, se trasladó en 1674 a la
Universidad de Edimburgo, en donde dictó
clases de matemáticas. Un año después
murió de un ataque de apoplejía mientras
mostraba a sus alumnos los satélites de
Júpiter a través del telescopio que había
ayudado a desarrollar.
397
Elementos básicos de cálculo integral y series
31.1 Representación en serie de Taylor
En el apéndice I, teorema 1.1 (fórmula de Taylor), se puede ver que la fórmula de
Taylor con residuo puede utilizarse para determinar una representación en serie de
potencias de una función dada.
El teorema establece que el polinomio de Taylor de grado n para ( ) f x en x a =
viene dado por:
( )
( ) ( )
( ) ( ) ( )( ) ... ( ) ( ) ,
2! !
n
n
n
f a f a
f x f a f a x a x a R x
n
''
' = + ÷ + + + ÷ +
(1)
donde
( 1)
1
( )
( ) ( )
( 1)!
n
n
n
f z
R x x a
n
+
+
= · ÷
+
(forma del Resto de Lagrange) con ( , ). z a x e
Existe una forma alternativa y muchas veces más simple de manejar para ( )
n
R x ,
conocida como la fórmula de Cauchy o forma integral del resto, dada por
( 1)
( )
( ) ( ) .
!
n
x
n
n
a
f t
R x x t dt
n
+
= · ÷
}
Al hacer que n ÷+· en la ecuación (1) se obtiene el teorema que enunciamos a
continuación.
Teorema 1: Representación en serie de Taylor
Supongamos que la función f (x) tiene derivadas de todos los órdenes en algún
intervalo I que contiene el punto a, y además lim ( ) 0
n
n
R x
÷+·
= para cada . x I e Enton-
ces:
( )
0
( )
( ) ( )
!
n
n
n
f a
f x x a
n
·
=
= · ÷
¿ para cada . x I e (2)
Para una función dada f (x), cuando se cumple (2) se dice que
( )
0
( )
( )
!
n
n
n
f a
x a
n
·
=
· ÷
¿
es la representación en serie de Taylor para ( ) f x en x a = .
Si a = 0, se obtiene:
( )
0
(0)
( )
!
n
n
n
f
f x x
n
·
=
= ·
¿
para todo , x I e (3)
y se dice en este caso que (3) es la representación en serie de Maclaurin para
( ) f x en x = 0.
Es importante anotar que toda serie de potencias define una función cuyo dominio
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
398
es el intervalo de convergencia de la serie.
Ejemplo 1
Encuentre la serie de Taylor para ( ) ln f x x = en , x a = a > 0.
Solución
Como ( ) ln , f x x = con x > 0, se tiene entonces que:
( ) 1
2 3
1 1! 2! ( 1)!
( ) , ( ) , ( ) ,..., ( ) ( 1) ,...
n n
n
n
f x f x f x f x
x x x x
+
÷
' '' ''' = = ÷ = = ÷
Luego
( ) 1
2
1 1! ( 1)!
( ) ln , ( ) , ( ) ,..., ( ) ( 1) ,...
n n
n
n
f a a f a f a f a
a a a
+
÷
' '' = = = ÷ = ÷
Así que la serie de Taylor para ( ) ln f x x = en x = a es, de acuerdo con (2):
2 3
2 3
1 1! 2!
( ) ln ln ( ) ( ) ( ) ...
2! 3!
f x x a x a x a x a
a a a
= = + ÷ ÷ ÷ + ÷ +
O también,
2 3 1
2 3
( ) ( ) ( ) ( 1) ( )
( ) ln ln ... ...
2 3
n n
n
x a x a x a x a
f x x a
a a a na
+
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
= = + ÷ + + + +
(4)
Para la función ( ) ln , f x x = la fórmula de Taylor con residuo en la forma de Lagrange
en x = a viene dada por:
2 1
1
2 1
( ) ( ) ( )
( ) ln ln ... ( 1) ( 1) ,
2 ( 1)
n n
n n
n n
n
x a x a x a x a
f x x a
a a n a n
÷
+
÷
÷ ÷ ÷ ÷
= = + ÷ + + ÷ · + ÷ ·
÷ c
donde ( , ).
n
a x c e
Ejemplo 2
Encuentre la serie de Maclaurin para la función
1
( ) .
1
f x
x
=
÷
Solución
Como
1
( ) (1 ) , f x x
÷
= ÷ entonces
2 3 ( ) 1
( ) (1 ) , ( ) 2!(1 ) ,..., ( ) !(1 ) ,...
n n
f x x f x x f x n x
÷ ÷ ÷ ÷
' '' = ÷ = ÷ = ÷
Luego
Capítulo 6: Series de potencia
Vea el módulo 31 del programa
de televisión Elementos básicos
de cálculo integral y series
399
Elementos básicos de cálculo integral y series
( )
(0) 1, (0) 2!,..., (0) !
n
f f f n ' '' = = =
De esta forma, la serie de Maclaurin para
1
( )
1
f x
x
=
÷
es:
2 3
1 1 1 2! 3! !
( ) ... ...
1 1 1 2! 3! !
n
n
f x x x x x
x n
= = + + + + + +
÷
Esto es,
2 3
0
1
1 ... ... .
1
n n
n
x x x x x
x
·
=
= + + + + + + =
÷
¿ (5)
En el ejemplo 1d del módulo 30 demostramos que la serie de potencias
0
n
n
x
·
=
¿ es
absolutamente convergente en el intervalo (–1, 1). Esto indica entonces que la
función
1
( )
1
f x
x
=
÷
puede representarse como una serie de potencias en la forma
0
1
1
n
n
x
x
·
=
=
÷
¿ siempre que 1. x <
Ejemplo 3
Determine la expansión en series de Maclaurin para las siguientes funciones:
a. ( )
x
f x e = b. ( ) sen g x x = c. ( ) cos h x x =
Solución
a. Como la función exponencial ( )
x
f x e = tiene la particularidad de que
( )
( ) ( ) ( ) ... ( ) ,
n x
f x f x f x f x e ' '' = = = = = se concluye entonces por susti-
tución que
( ) 0
(0) (0) ... (0) 1.
n
f f f e ' = = = = =
Por tanto, la serie de Maclaurin para ( )
x
f x e = es:
2 3
0
1 ... ... .
2! 3! ! !
n n
x
n
x x x x
e x
n n
·
=
= + + + + + + =
¿ (6)
Ahora, el radio de convergencia de la serie
0
!
n
n
x
n
·
=
¿ es
1
( 1)!
lim lim lim( 1) ,
!
n
n n n
n
a n
R n
a n
÷+· ÷· ÷+·
+
+
= = = + = +·
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
400
y la serie converge absolutamente para todo x e9 (vea el ejemplo 1c, módu-
lo 30).
Para demostrar que la serie (6) representa la función
x
e para todo , x e9
escogemos un valor arbitrario 0 x = y usamos la fórmula del Resto de
Lagrange para dicha función, esto es,
( ) ,
!
n
n
n
e
R x x
n
c
= ·
donde (0, ).
n
x c e
Demostremos que lim ( ) 0.
n
n
R x
÷·
=
Para ello, obsérvese inicialmente que para un x fijo el número
n
c no es
constante y depende de n; además satisface
n
x c < y, en consecuencia:
.
n
x
e e
c
<
Así que:
.
! !
n
n n
x
x x
e e
n n
c
<
Es decir,
( ) .
!
n
x
n
x
R x e
n
<
El problema ahora se reduce a demostrar que lim 0.
!
n
n
x
n
÷+·
= Pero este resulta-
do es evidente ya que
!
n
x
n
es el término general de la serie
0
!
n
n
x
n
·
=
¿ que es
convergente, y en consecuencia
lim 0.
!
n
n
x
n
÷·
=
b. Si ( ) sen , g x x = entonces en el ejemplo 4 del apéndice I aparecen la función
y las primeras siete derivadas de la función evaluadas en x = 0.
Nótese que los valores aparecen por ciclos así:
(0) 0, (0) 1, (0) 0, (0) 1 f f f f ' '' ''' = = = = ÷ (primer ciclo),
( ) ( ) ( )
(0) 0, (0) 1, (0) 0, 1
iv v vi vii
f f f f = = = = ÷ (segundo ciclo).
Entonces,
2 3 4 5
0. 0.
( ) sen 0 ... ( ).
2! 3! 4! 5!
n
x x x x
g x x x R x = = + + ÷ + + ÷ +
Es decir,
Capítulo 6: Series de Potencia
401
Elementos básicos de cálculo integral y series
3 5 7 2 1 (2 2)
2 1
0
sen ( )
sen ... ( 1) ( ) ,
3! 5! 7! (2 1)! (2 1)!
n n
x
n n
x x x x t
x x x t dt
n n
+ +
+
= ÷ + ÷ + ÷ + ÷
+ +
}
donde hemos expresado ( )
n
R x en la forma integral de Cauchy.
Para demostrar que lim ( ) 0,
n
n
R x
÷+·
= partamos del hecho de que
(2 2)
sen ( ) 1
n
t
+
s para todo t.
De esta forma,
(2 2)
2 1 2 1
0 0
sen ( ) 1
( ) ( ) .
(2 1)! (2 1)!
n
x x
n n
t
x t dt x t dt
n n
+
+ +
÷ s ÷
+ +
} } (7)
Ahora, como
2 2 2 2
2 1
0
0
( )
( ) ,
2 2 2 2
x
n n
x
n
x t x
x t dt
n n
+ +
+
( ÷
÷ = ÷ =
(
+ +
¸
}
deducimos de (7) que:
2 2
(2 2)
2 1
0
sen ( )
( )
(2 1)! (2 2)!
n
n
x
n
x
t
x t dt
n n
+
+
+
÷ s
+ +
}
y de esta forma
lim ( ) 0.
n
n
R x
÷+·
=
En consecuencia,
3 5 7 2 1
( 1)
sen ... ...
3! 5! 7! (2 1)!
n n
x x x x
x x
n
+
÷
= ÷ + ÷ + + +
+
2 1
0
( 1)
sen .
(2 1)!
n n
n
x
x
n
+ ·
=
÷
=
+
¿ (8)
c. Con un análisis similar al desarrollado para sen , x la fórmula de Taylor para
2 4 2 (2 1)
2
0
cos ( )
( ) cos 1 ... ( 1) ( ) .
2! 4! (2 )! (2 )!
n n
x
n n
x x x t
h x x x t dt
n n
+
= = ÷ + ÷ + ÷ + ÷
}
Análogamente se puede demostrar que:
2 1
(2 1)
2
0
cos ( )
( ) ,
(2 )! (2 1)!
n
n
x
n
x
t
x t dt
n n
+
+
÷ s
+
}
y por tanto
lim ( ) 0.
n
n
R x
÷+·
=
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
402
Así que:
2 4 6 2
cos 1 ... ( 1) ...
2! 4! 6! (2 )!
n
n
x x x x
x
n
= ÷ + ÷ + + ÷ +
(9)
Puede probarse fácilmente, y se deja como ejercicio para el lector, que las series de
potencias (8) y (9) que representan al sen x y al cos x son absolutamente conver-
gentes para todo . x e9
En lo sucesivo, para la representación de funciones por medio de series de Taylor o
de Maclaurin escribiremos éstas sin la forma de Resto, asumiendo que en dichos
casos
lim ( ) 0.
n
n
R x
÷+·
=
Ejemplo 4
Determine la expansión en serie de Maclaurin para la función ( ) ln(1 ). f x x = +
Solución
Si ( ) ln (1 ), f x x = + entonces (0) ln(1) 0. f = = Además,
1
1
( ) (1 )
1
f x x
x
÷
' = = +
+
, y (0) 1 0! f ' = =
2
( ) (1 ) f x x
÷
'' = ÷ + , y (0) 1 1! f '' = ÷ = ÷
3
( ) 2!(1 ) f x x
÷
''' = + , y (0) 2! 2! f ''' = =
4
( ) 3!(1 )
iv
f x x
÷
= ÷ + , y (0) 3! ......
iv
f = ÷
De esta forma,
( )
2 3
0
(0) (0) (0) (0) (0)
( ) ln (1 ) ...
! 0! 1! 2! 3!
n
n
n
f f f f f
f x x x x x x
n
·
=
' '' '''
= + = = + + + +
¿
2 3 4
1
ln (1 ) ... ( 1) ...
2 3 4
n
n
x x x x
x x
n
÷
+ = ÷ + ÷ + + ÷ +
(10)
En el ejemplo 1a del módulo 30 demostramos que la serie (10) es convergente en el
intervalo | ( 1, 1 ÷ y absolutamente convergente en el intervalo ( 1, 1) ÷ .
Luego
1 2 3 4
1
1
( 1)
ln (1 ) ... ( 1) ...
2 3 4
n n n
n
n
x x x x x
x x
n n
÷ ·
÷
=
÷
+ = = ÷ + ÷ + + ÷ +
¿
para todo | ( 1, 1 . xe ÷
Capítulo 6: Series de potencia
403
Elementos básicos de cálculo integral y series
En particular, si x =1 se tiene:
1
1 1 1 1 ( 1)
ln 2 1 ... ...
2 3 4 5
n
n
÷
÷
= ÷ + ÷ + ÷ + +
31.2 Serie binomial
En álgebra es conocida la fórmula del binomio para cualquier exponente . ne` Así,
si x e9 y , n e` entonces:
2 3
( 1) ( 1)( 2) ( 1)( 2)...1
(1 ) 1 ... .
2! 3! !
n n
n n n n n n n n
x nx x x x
n
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
+ = + + + + +
Nuestro propósito ahora es extender la fórmula binomial al caso en el cual ne9 y
x está en el intervalo de convergencia de la llamada serie binomial.
Ejemplo 5: La serie binomial
Determine la expansión en una serie de Maclaurin para la función ( ) (1 ) ,
m
f x x = +
donde . me9
Solución
Recuerde que la expansión en una serie de Maclaurin para una función dada
( ) f x está dada por
( )
0
(0)
( ) .
!
n
n
n
f
f x x
n
·
=
=
¿
Si
1
2
3
( ) ( )
( ) (1 ) , entonces (0) 1
( ) (1 ) , (0)
( ) ( 1)(1 ) , (0) ( 1)
( ) ( 1)( 2)(1 ) , (0) ( 1)( 2)
.
.
.
( ) ( 1)( 2)...( 1)(1 ) ; (0) ( 1)...( 1),...
m
m
m
m
n m n n
f x x f
f x m x f m
f x m m x f m m
f x m m m x f m m m
f x m m m m n x f m m m n
÷
÷
÷
÷
= + =
' ' = + =
'' '' = ÷ + = ÷
''' ''' = ÷ ÷ + = ÷ ÷
= ÷ ÷ ÷ + + = ÷ ÷ +
Si usamos el llamado coeficiente binomial denotado por el símbolo
,
m
n
| |
|
\ ¹
el cual se
define como:
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
404
( 1)( 2)...( 1)
,
!
m m m m m n
n
n n
| | ÷ ÷ ÷ +
= e
|
\ ¹
`
y
1,
0
m | |
=
|
\ ¹
entonces la serie de Maclaurin para ( ) (1 )
m
f x x = + puede escribirse en las formas
equivalentes:
2 3
( 1) ( 1)( 2)
(1 ) 1 ... ...
2! 3!
m n
m m m m m m
x mx x x x
n
| | ÷ ÷ ÷
+ = + + + + + +
|
\ ¹
0
(1 )
m n
n
m
x x
n
·
=
| |
+ =
|
\ ¹
¿ (serie binomial). (11)
Si , m
+
e] la serie binomial (1) tiene solamente un número finito de términos y
( ) (1 )
m
f x x = + converge para todo . xe9
Asumamos ahora que mno es un entero positivo. Ya que el radio de convergencia
R de la serie de potencias viene dado por
1
1
lim lim lim 1,
1
n
n n n
n
m
n a n
R
m a m n
n
÷+· ÷+· ÷+·
+
| |
|
+
\ ¹
= = = =
÷ | |
|
+
\ ¹
y como la serie de Maclaurin está centrada en x = 0, se concluye entonces que el
I.C.A. = (–1, 1).
Ahora, el comportamiento de la serie binomial (11) en los extremos del intervalo de
convergencia depende de los valores de m, como se describe enseguida sin demos-
tración:
i. Si 0, m > la serie (11) converge absolutamente a (1 )
m
x + para 1. x = ±
ii. Si 1, m s ÷ la serie (11) diverge para 1. x = ±
iii. Si 1 0, m ÷ < < la serie converge condicionalmente a (1 ) 2
m m
x + = para
1 x =
y diverge para 1. x = ÷
Ejemplo 6
Use la serie binomial para expandir en una serie de Maclaurin la función
1
( ) .
1
f x
x
=
+
Capítulo 6: Series de potencia
405
Elementos básicos de cálculo integral y series
Solución
La función
1/ 2
1
( ) (1 )
1
f x x
x
= = +
+
se identifica con el binomio (1 )
m
x + con
1
.
2
m = ÷
De esta forma, usando la serie binomial (11) podemos escribir para
1/ 2
1
( ) (1 )
1
f x x
x
= = +
+
1/ 2 2 3
1 1 1 1 1
1 1 2
1 1 2 2 2 2 2
(1 ) 1
2 2! 3! 1
1 1 1
1 ... 1
2 2 2
... ...
!
n
x x x x
x
n
x
n
÷
| || | | || || |
÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷ ÷
| | | | |
| | \ ¹\ ¹ \ ¹\ ¹\ ¹
= + = + ÷ + +
|
+ \ ¹
| || | | |
÷ ÷ ÷ ÷ ÷ +
| | |
\ ¹\ ¹ \ ¹
+ + +
2 3
1 3 1 3 5
1 2 2 2 2 2
1 ...
2 2! 3!
1 3 1
... 1
2 2 2
...
!
n
x x x
n
x
n
| || | | || || |
÷ ÷ ÷ ÷ ÷
| | | | |
\ ¹\ ¹ \ ¹\ ¹\ ¹
= ÷ + + +
| || | | |
÷ ÷ ÷ ÷ +
| | |
\ ¹\ ¹ \ ¹
+ +
2 3 4
2 3 4
1
1
1
0
1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
1 ...
2 1 2 2! 2 3! 2 4!
( 1) 1 3 5...(2 1)
1
2 ( 1)!
n
n
n
n
x x x x
n
x
n
+ ·
+
+
=
· · · · · ·
= ÷ + ÷ + ÷
· · · ·
÷ · · +
= +
+
¿
(12)
31.3 Operaciones con series de potencias
En los teoremas siguientes, que enunciamos sin demostración, se presenta la técni-
ca de sustitución, que conjuntamente con el álgebra de series de potencias y el
cálculo permiten conocer la expansión de muchas otras funciones a partir de las ya
descritas ( ln , , sen , cos , etc...)
x
x e x x en la sección 31.2.
Teorema 2: Álgebra con series de potencias
Supongamos que las funciones ( ) f x y ( ) g x pueden expandirse en series de
potencias de la forma:
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
406
2
0 1 2
0
( ) ...
n
n
n
f x a x a a x a x
·
=
= = + + +
¿
para todo
1
x I e (intervalo de convergencia de f ) y
2
0 1 2
0
( ) ...
n
n
n
g x b x b b x b x
·
=
= = + + +
¿
para todo
2
x I e (intervalo de convergencia de g).
Entonces, para todo
1 2
x I I e · se cumple que:
i.
| |
0 0 0
( ) ( )
n n n
n n n n
n n n
f x g x a x b x a b x
· · ·
= = =
± = ± = ±
¿ ¿ ¿
ii.
0 0 0
( ) ( )
n n n
n n n
n n n
f x g x a x b x c x
· · ·
= = =
| | | |
· = · =
| |
\ ¹ \ ¹
¿ ¿ ¿ (producto de Cauchy)
donde,
0
,
n
n k n k
k
c a b
÷
=
=
¿
n = 0, 1, 2, 3, ...
Teorema 3: Derivación e integración de series de potencias
Supongamos que una función ( ) f x puede expandirse en una serie de Taylor alre-
dedor del punto x = a y en un intervalo I . Es decir,
2
0 1 2
0
( ) ( ) ( ) ( ) ...
n
n
n
f x a x a a a x a a x a
·
=
= ÷ = + ÷ + ÷ +
¿
para . x I e
Entonces, en el intervalo I se cumple que:
i.
0 0
( ) ( ) ( ( ) )
n n
x n x n
n n
f x D a x a D a x a
· ·
= =
| |
' = ÷ = ÷
|
\ ¹
¿ ¿
1 2
1 2 3
0
( ) 2 ( ) 3 ( ) ...
n
n
n
na x a a a x a a x a
·
÷
=
= ÷ = + ÷ + ÷ +
¿
ii.
0 0
( ) ( ) ( )
n n
n n
n n
f x dx a x a dx a x a dx
· ·
| | |
o o o
= =
= ÷ = ÷
¿ ¿
} } }
1 1
0
( ) ( )
; ,
1
n n
n
n
a a
a I
n
+ + ·
=
( |÷ ÷ o÷
= o |e
(
+
¸ ¸
¿
En las secciones anteriores hemos restringido nuestra consideración a series de
potencias en x o en ( ). x a ÷ En el siguiente teorema supondremos, para facilitar la
Capítulo 6: Series de potencia
407
Elementos básicos de cálculo integral y series
colección y el agrupamiento de términos, que la función ( ) g x tiene en su expansión
en series de potencias término constante igual a cero.
Teorema 4: Técnica de sustitución de series de potencias
Sean:
2 3
0 1 2 3
( ) ... y f u a a u a u a u = = + + + + (1)
2 3
1 2 3
( ) ... u g x b x b x b x = = + + + (2)
donde ambas series tienen radio de convergencia positivo; entonces ( ( ) ) f g x
puede representarse por una serie de potencias en la forma:
2 2 2 2 3
0 1 1 2 2 1 2 3 1 2
( ( ) ) ( ...) ( ...) ( ...) ... y f g x a a b x b x a b x b x a b x b x = = + + + + + + + + + +
2 2 3 3
0 1 1 1 2 2 1 1 3 2 1 2 3 1
2 2 4
1 4 2 1 3 2 2 3 1 2
( ) ( 2 )
( 2 3 ) ...
a a b x a b a b x a b a b b a b x
a b a b b a b a b b x
= + + + + + + +
+ + + +
Ejemplo 7
Calcule un valor aproximado de las integrales:
a.
2 1
0
x
e dx
÷
}
b.
1
0
sen x
dx
x
}
Solución
a. De acuerdo con la ecuación (6) del ejemplo 3, se tiene que
2 3
( ) 1 ... ...,
2! 3! !
n
u
u u u
f u e u
n
= = + + + + + +
y sea
2
( ) . g x x = ÷
Entonces, usando la técnica de sustitución, podemos escribir:
2
2
2 2 2 3 2
2
( ( ) ) ( )
( ) ( ) ( )
1 ( ) ... ...
2! 3! !
n
x
f g x f x
x x x
e x
n
÷
= ÷
÷ ÷ ÷
= = + ÷ + + + + +
Es decir,
2
4 6 8 2
2
( 1)
1 ... ...
2! 3! 4! !
n n
x
x x x x
e x
n
÷
÷
= ÷ + ÷ + ÷ + +
Ahora, integrando en ambos miembros de la última igualdad de 0 a 1, se tiene,
de acuerdo con el teorema 3ii:
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
408
2
4 6 8 2
1 1
2
0 0
1
3 5 7 9
0
( 1)
1 ... ...
2! 3! 4! !
...
3 5·2! 7·3! 9·4!
1 1 1 1 ( 1)
1 ... ...
3 5·2! 7·3! 9·4! !(2 1)
n n
x
n
x x x x
e dx x dx
n
x x x x
x
n n
÷
| | ÷
= ÷ + ÷ + + + +
|
\ ¹
(
= ÷ + ÷ + +
(
¸ ¸
÷
= ÷ + ÷ + + +
+
} }
El grado de aproximación depende del número de términos que se elijan
en la última expansión.
b. De acuerdo con la ecuación (8) del ejemplo 3, se sabe que
3 5 7 2 1
( 1)
sen ... ...
3! 5! 7! (2 1)!
n n
x x x x
x x
n
+
÷
= ÷ + ÷ + + +
+
Así que:
2 4 6 2
sen ( 1)
1 ... ...
3! 5! 7! (2 1)!
n n
x x x x x
x n
÷
= ÷ + ÷ + + +
+
Ahora:
2 4 6 2
1 1
0 0
sen ( 1)
1 ... ...
3! 5! 7! (2 1)!
n n
x x x x x
dx dx
x n
| | ÷
= ÷ + ÷ + + +
|
+
\ ¹
} }
1
3 5 7 2 1
0
( 1)
... ...
3 3! 5 5! 7 7! (2 1)(2 1)!
n n
x x x x
x
n n
+
( ÷
= ÷ + ÷ + + +
(
· · · + +
¸ ¸
Esto es;
1
0
sen 1 1 1 ( 1)
1 ... ..
3 3! 5 5! 7 7! (2 1)(2 1)!
n
x
dx
x n n
÷
= ÷ + ÷ + + +
· · · + +
}
Ejemplo 8
Determine la expansión de ( ) cos f x x = en una serie de Taylor alrededor del punto
.
3
x
t
=
Solución
La fórmula de Taylor dada en 31.1 permite escribir para f (x):
( )
0
6
( ) .
! 6
n
n
n
f
f x x
n
·
=
t | |
|
t | | \ ¹
= ÷
|
\ ¹
¿
Capítulo 6: Series de potencia
409
Elementos básicos de cálculo integral y series
Sin embargo, la técnica de sustitución y algunas ayudas algebraicas nos permiten
escribir la expansión para ( ) cos f x x = sin usar derivación.
En efecto,
cos cos cos cos sen sen
3 3 3 3 3 3
x x x x
| t t | t t t t | | | | | |
= ÷ + = · ÷ ÷ · ÷
| | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹ \ ¹
1 3
cos sen .
2 3 2 3
x x
t t | | | |
= ÷ ÷ ÷
| |
\ ¹ \ ¹
(1)
Ahora, si
2 4 6 2
( 1)
cos 1 ... ...,
2! 4! 6! (2 )!
n n
u u u u
u
n
÷
= ÷ + ÷ + + + entonces, usando la técnica
de sustitución, se tiene:
2 4 6
( / 3) ( / 3) ( / 3)
cos 1 ...
3 2! 4! 6!
x x x
x
t ÷ t ÷ t ÷ t | |
÷ = ÷ + ÷ +
|
\ ¹
(2)
Igualmente, para sen
3
x
t | |
÷
|
\ ¹
se puede escribir:
3 5 2 1
( / 3) ( / 3) ( 1) ( / 3)
sen ... ...
3 3 3! 5! (2 1)!
n n
x x x
x x
n
+
t t ÷ t ÷ t ÷ ÷ t | | | |
÷ = ÷ ÷ + ÷ + +
| |
+
\ ¹ \ ¹
(3)
Sustituyendo (2) y (3) en (1):
2 4 3
2 3 4
1 ( / 3) ( / 3) 3 ( / 3)
cos 1 ... ( / 3) ...
2 2! 4! 2 3!
1 3 1 3 1
...
2 2 3 2 2! 3 2 3! 3 2 4! 3
x x x
x x
x x x x
( ( ÷ t ÷ t ÷ t
= ÷ + ÷ ÷ ÷ t ÷ +
( (
¸ ¸ ¸ ¸
t t t t | | | | | | | |
= ÷ ÷ ÷ ÷ + ÷ + ÷ +
| | | |
· · ·
\ ¹ \ ¹ \ ¹ \ ¹
Hemos expresado en esta forma la función cos , x en potencias de
.
3
x
t | |
÷
|
\ ¹
Ejemplo 9
Determine la expansión en una serie de Maclaurin para la función ( ) sen .
x
f x e bx =
Solución
Como
2 3 4
1 ... ...,
2! 3! 4! !
n
x
x x x x
e x
n
= + + + + + + +
y (1)
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
410
3 5 7
3 5 7
3 5 7
( ) ( ) ( )
sen ( ) ...
3! 5! 7!
...,
3! 5! 7!
bx bx bx
bx bx
b b b
bx x x x
= ÷ + ÷ +
= ÷ + ÷ +
(2)
se tiene entonces de (1) y (2), de acuerdo con el producto de Cauchy (teorema
2ii, sección 31.3):
2 3 3 5
3 5
2 2 3 2 4 2 4 5
sen 1 ... ...
2! 3! 3! 5!
(3 ) (1 ) (5 10 ) ...
6 6 120
x
x x b b
e bx x bx x x
b b b
bx bx b x b x b b x
( (
· = + + + + · ÷ + ÷
( (
¸ ¸ ¸ ¸
= + + ÷ + ÷ + ÷ + +
Ejemplo 10
Sin usar derivación, encuentre la expansión en una serie de Maclaurin hasta el
término de grado 6 de cada una de las siguientes funciones:
a.
cos x
e b.
sec x
Solución
a. Sabemos que
2 4 6
cos 1 ...
2! 4! 6!
x x x
x = ÷ + ÷ +
Pero como cos x tiene un término constante diferente de cero, no podemos
aplicar directamente la técnica de sustitución. Sin embargo, si escribimos
cos 1 ( ), x g x = + siendo ( ) g x la serie con término constante igual a cero:
2 4 6
( ) ...
2! 4! 6!
x x x
g x = ÷ + ÷ +
podemos entonces aplicar el teorema 4 y obtener para
cos
:
x
e
cos 1 ( ) ( )
2
2 4 6 2 4 2
2 4 6 4 6 6
2 4 6
1 1
1 ...
2 24 720 2 2 24 6 2
1
1 ...
2 24 720 2 4 24 48
1 1 31
1 ... .
2 6 720
x g x g x
e e e e
x x x x x x
e
x x x x x x
e
e x x x
+
= = ·
(
| | | | | |
( = + ÷ + ÷ + ÷ + + ÷ +
| | |
( \ ¹ \ ¹ \ ¹
¸ ¸
( | | | |
= + ÷ + ÷ + ÷ ÷ +
( | |
\ ¹ \ ¹ ¸ ¸
(
= ÷ + ÷ +
(
¸ ¸
Capítulo 6: Series de potencia
411
Elementos básicos de cálculo integral y series
b. Como
1 1
sec ,
cos 1 ( )
x
x g x
= =
÷
donde
2 4 6
1 1 1
( ) ...,
2! 4! 6!
g x x x x = ÷ + ÷
y
de acuerdo con la igualdad (5) de la sección 31.2, se tiene que
2 3 4
1
1 ... ...,
1
n
u u u u u
u
= + + + + + + +
÷
y aplicando la técnica de sustitución podemos obtener para sec x:
2 3
2 3
2 4 6 2 4 2
2 4 6 4 6 6
2 4 6
1
sec 1 ( ) ( ) ( ) ...
1 ( )
1 ...
2 24 720 2 24 2
1 ...
2 24 720 4 24 8
1 5 61
1 ...
2 24 720
x g x g x g x
g x
x x x x x x
x x x x x x
x x x
= = + + + +
÷
| | | | | |
= + ÷ + + ÷ + +
| | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹
| | | |
= + ÷ + + ÷ + +
| |
\ ¹ \ ¹
= + + + +
Ejemplo 11
a. Determine la serie de Maclaurin (sin usar derivación) para la función
2
1
( ) .
1
f x
x
=
+
b. Integre de 0 a 1 ambos miembros del desarrollo obtenido en a para encon-
trar una serie que aproxime al número . t
Solución
a. Como 2 2
1 1
,
1 1 ( ) x x
=
+ ÷ ÷
y teniendo en cuenta además que
2 3
1
1 ...,
1
u u u
u
= + + + +
÷
se tiene entonces:
2 2 2 2 3 2 4
2 2
1 1
1 ( ) ( ) ( ) ( ) ...
1 1 ( )
x x x x
x x
= = + ÷ + ÷ + ÷ + ÷ +
+ ÷ ÷
Esto es,
2 4 6 8 10
2
1
1 ...
1
x x x x x
x
= ÷ + ÷ + ÷ +
+
b.
1 1
2 4 6 8 10
2
0 0
1
(1 ...) .
1
dx x x x x x dx
x
= ÷ + ÷ + ÷ +
+
} }
(1)
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
412
Pero,
| |
1
1
2 0
0
1
arctan arctan 1 .
4 1
dx x
x
t
= = =
+
}
(2)
De otro lado,
1
2 4 6 8 10
0
(1 ...) x x x x x dx ÷ + ÷ + ÷ +
}
1
3 5 7 9 11
0
...
3 5 7 9 11
x x x x x
x
(
= ÷ + ÷ + ÷ +
(
¸ ¸
0
1 1 1 1 1 1
1 ... ( 1) .
3 5 7 9 11 2 1
n
n
n
·
=
= ÷ + ÷ + ÷ + = ÷
+
¿ (3)
Sustituyendo (2) y (3) en (1) se obtiene:
0 0
1 4
( 1) ( 1) .
4 2 1 2 1
n n
n n
n n
· ·
= =
t
= ÷ ¬t = ÷
+ +
¿ ¿
Ejemplo 12
a. Use la serie binomial para determinar la expansión en una serie de Maclaurin
para
2
1
( ) .
1
f t
t
=
÷
b. Integre de 0 a x ambos miembros de la serie obtenida en a para determinar la
serie de Maclaurin para
1
( ) sin g x x
÷
= .
Solución
a. En el ejemplo 6 de la sección 31.2 se obtuvo para
1
1 x +
la siguiente expre-
sión (fórmula (12)):
1
1
1
0
2 3 4
2 3 4
1 ( 1) 1 3 5...(2 1)
1 ( )
2 ( 1)! 1
1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
1 ...
2 1! 2 2! 2 3! 2 4!
n
n
n
n
n
x f x
n x
x x x x
+ ·
+
+
=
÷ · · +
= + =
+ +
· · · · · ·
= ÷ + ÷ + ÷
· · · ·
¿
Sea
2
( ) . g t t = ÷
Entonces,
2 2 2 2 2 3
2 3
1 1 3 1 3 5
( ( )) ( ) 1 ( ) ( ) ( ) ...
2 1! 2 2! 2 3!
f g t f t t t t
· · ·
= ÷ = ÷ ÷ + ÷ ÷ ÷ +
· ·
Es decir,
Capítulo 6: Series de potencia
413
Elementos básicos de cálculo integral y series
2 4 6 8
2 3 4
2
1 1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
1 ...
2 1 2 2! 2 3! 2 4!
1 ( )
t t t t
t
· · · · · ·
= + + + + +
·
+ ÷
Por tanto,
2 4 6 8
2 3 4
2
1 1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
1 ...
2 1! 2 2! 2 3! 2 4!
1
t t t t
t
· · · · · ·
= + + + + +
·
÷
b.
2 4 6
2 3
0 0 2
1 1 1 3 1 3 5
1 ...
2 1! 2 2! 2 3!
1
x x
dt t t t dt
t
· · · | |
= + + + +
|
· · ·
\ ¹
÷
} }
Pero,
| |
1
0
0 2
1
arcsen arcsen sin .
1
x
x
dt t x x
t
÷
= = =
÷
}
También,
2 4 6
2 3
0
3 5 7
2 3
0
3 5 7 9
2 3 4
1 1 3 1 3 5
1 ...
2 1! 2 2! 2 3!
1 1 3 1 3 5
...
2 1! 3 5 7 2 2! 2 3!
1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
...
2 1! 3 5 7 9 2 2! 2 3! 2 4!
x
x
t t t dt
t t t
t
x x x x
x
· · · | |
+ + + +
|
·
\ ¹
( · · ·
= + · + · + · +
(
·
¸ ¸
· · · · · ·
= + · + · + · + · +
·
}
Es decir,
1 3 5 7 9
2 3 4
1 1 3 1 3 5 1 3 5 7
sen ...
2 3 1! 2 2! 5 2 3! 7 2 4! 9
x x x x x x
÷
· · · · · ·
= + + + + +
· · · · · · · ·
Ejemplo 13
Use la serie binomial para determinar la longitud de uno de los cables del puente
de Occidente (vea el ejemplo 3 del módulo 21).
Solución
Sabemos que
2
1 ,
dy
ds dx
dx
| |
= +
|
\ ¹
donde
2 2
2
4
,
f
y Qx x
c
= = y de aquí:
2
8
2 .
dy f
Qx x
dx c
= =
Así que:
1
2
2
2
2
4
0
2
2
2
2
0
64
2 1
64
2 1 .
c
c
f
s x dx
c
n
x dx
c
= +
( | |
= +
( |
\ ¹ ¸ ¸
}
}
(1)
Módulo 31: Representación de funciones por medio de series de potencias
414
(Recuerde que
f
n
c
=
)
Pero el integrando de (1),
1
2
2
2
2
64
1 ,
n
x
c
( | |
+
( |
\ ¹ ¸ ¸
puede escribirse en la forma:
[1 ] ,
m
+ X donde
1
2
m = y
2
2
2
64
.
n
x
c
X =
Usando entonces la serie binomial (11) podemos escribir:
1 2 2 3
2 3
1 1 1 1 1
1 1 2
1 2 2 2 2 2
(1 ) 1 ...
2 2! 3!
1 1 1
1 ...
2 8 16
| | | || |
÷ ÷ ÷
| | |
\ ¹ \ ¹\ ¹
+ X = + X+ X + X +
= + X÷ X + X
En nuestro caso particular,
1 2 2 3
2 2 2 2
2 2 2 2
2 2 2 2
2 4 6
2 4 6
2 4 6
64 1 64 1 64 1 64
1 1 ...
2 8 16
32 512 16.384
1 ...
n n n n
x x x x
c c c c
n n n
x x x
c c c
| | | | | | | |
+ = + ÷ +
| | | |
\ ¹ \ ¹ \ ¹ \ ¹
= + ÷ +
Luego:
1 2
2 2 4
2 2 4
2 2
2 2 4
0 0
2 3 4 5
2
2 4
0
2 3 4 5
2 4
2 4
64 32 512
2 1 2 1 ...
32 512
2 · · ...
3 5
32 512
2 · · ...
2 24 160
8 32
1 ... .
3 5
c c
c
n n n
s x dx x x dx
c c c
n x n x
x
c c
c n c n c
c c
c n n
| | | |
= + = + ÷ +
| |
\ ¹ \ ¹
(
= + ÷ +
(
¸ ¸
(
= + ÷ +
(
¸ ¸
(
= + ÷ +
(
¸ ¸
} }
Esto es,
2 4
8 32
1 ... .
3 5
s c n n
| |
= + ÷ +
|
\ ¹
Para valores pequeños de n, que es el caso más general que se presenta en la
práctica, esta serie converge tan rápidamente que basta tomar sólo dos o tres térmi-
nos para obtener una aproximación suficiente.
Por tanto,
2
2
2
8 8 · 35
1 956 1 960 pies.
3 3 · 956
s c n
| |
| |
~ + = + ~
| |
\ ¹
\ ¹
Capítulo 6: Series de potencia
415
Elementos básicos de cálculo integral y series
Módulos 30 y 31
I. Series de potencia
1. En el espacio correspondiente escriba V o F según sea verdadero o falso el enunciado dado. Justifique su
respuesta.
a. ____ Si la serie de potencias
0
( 3)
n
n
n
a x

=
÷
¿ converge para 1.1, x = ÷ también converge para x = 7.
b. ____ Si
0
n
n
n
a x
·
=
¿ converge para 2, x = ÷ entonces también converge para x = 2.
c. ____ Toda serie de potencias converge para al menos dos valores de la variable.
d. ____La función
2 3
( ) 1 ... f x x x x = + + + +
tiene como intervalo de convergencia el intervalo ( 1, 1). ÷
e. ____Los primeros términos de la serie de Maclaurin, para la función
( ) 1 , f x x = +
son:
2 3
1 1 1
1 ...
2 8 16
x x x + ÷ + ÷
f. ____
2 4 6
2
1
( ) 1 ...
1
f x x x x
x
= = ÷ + ÷ +
+
g. ____
2
4 6 8
2
( ) 1 ...
2! 3! 4!
x
x x x
f x e x
÷
= = ÷ + ÷ + ÷
2. En los siguientes ejercicios encuentre primero una fórmula para las series de potencias dadas y luego deter-
mine el intervalo de convergencia y de convergencia absoluta. Analice los extremos.
a.
2 3 4 5
...
1 2 2 3 3 4 4 5 5 6
x x x x x
÷ + ÷ + ÷
· · · · ·
b.
3 5 7 9
...
3! 5! 7! 9!
x x x x
x ÷ + ÷ + ÷
c.
2 3 4
2 3 4 ... x x x x + + + +
d.
2 3 4
1 ...
2 3 4
x x x
x ÷ + ÷ + ÷
Capítulo 6: Series de potencia
416
e.
2 3 4
1 ...
1 3 2 4 3 5 4 6
x x x x
÷ + ÷ + ÷
· · · ·
f.
2 3 4
2 3 4
1 ...
2 2 2 2
x x x x
÷ + ÷ + ÷
g.
2 2 3 3 4 4
2 2 2
1 2 ...
2! 3! 4!
x x x
x + + + ÷ +
h.
2 3 4
( 1) ( 1) ( 1) ( 1)
...
1 2 3 4
x x x x ÷ ÷ ÷ ÷
+ + + +
i.
3 3
2 3
( 1) ( 1) ( 1)
1 ...
2 2 2
x x x + + +
+ + + +
j.
2 3 4
( 5) ( 5) ( 5) ( 5)
...
1 2 2 3 3 4 4 5
x x x x + + + +
+ + + +
· · · ·
k.
2 3
( 2) ( 2) ( 2)
1 ...
1! 2! 3!
x x x + + +
+ + + +
l.
2 3 4
( 3) 2( 3) 3( 3) 4( 3) ... x x x x + ÷ + + + ÷ + +
3. Encuentre el radio de convergencia, el intervalo de convergencia y el intervalo de convergencia absoluta de
cada una de las series dadas.
a.
2 1
1
1 2 3 4...
.
1 3 5 7...(2 1)
n
n
n
x
n
·
+
=
· · ·
· · · ÷
¿
b.
0
( )!
,
( !)
n
n
Pn
x
n P
·
=
¿ donde P es un entero positivo.
c.
1
(3 1)
.
2
n
n
n
x
n
·
=
+
·
¿ d.
1
(2 3)
( 1) .
4
n
n
n
n
x
n
·
=
÷
÷
¿
e.
3
0
.
1
n
n
x
n
·
=
+
¿ f.
1
0
( 2)
.
2 3
n n
n
x
n
+ ·
=
÷
+
¿
g.
0
( 1) ( 4)
.
1
n n
n
x
n
·
=
÷ ÷
+
¿ h.
2
0
3
.
(3 )!
n n
n
x
n
·
=
¿
i.
0
( 3)
.
2 1
n
n
n
x
·
=
÷
+
¿ j.
0
!( 1)
.
3
n
n
n
n x
·
=
+
¿
4. Escriba los cinco primeros términos de la expansión en una serie de Maclaurin para la función dada.
a.
1
( ) .
1
f x
x
=
÷
b.
2
1
( ) .
1
f x
x
=
+
c. ( ) .
x
f x e = d. ( ) sen . f x x =
e. ( ) cos . f x x = f. ( ) ln (1 ). g x x = +
Ejercicios de los módulos 30 y 31
417
Elementos básicos de cálculo integral y series
g. ( ) sen .
x
t x e x = h.
2
1
( ) .
1
p x
x
=
÷
i.
2
1 cos 2
( ) sen .
2
x
f x x
÷
= =
j. ( ) senh .
2
x x
e e
f x x
÷
÷
= =
k. ( ) cos .
x
f x e x
÷
=
5. Escriba los cinco primeros términos de la expansión en una serie de Taylor (potencias de (x – a)) para la
función dada.
a. ( ) , 1.
x
f x e a = = b.
( ) sen , .
6
f x x a
t
= =
c.
( ) cos , .
3
f x x a
t
= =
d.
( ) tan , .
4
f x x a
t
= =
6. Encuentre los cinco primeros términos de la serie de Maclaurin para la función
1
( ) sen . f x x
÷
=
Ayuda:
1
0 2
1
( ) sen .
1
x
f x x dt
t
÷
= =
÷
}
7. Calcule los cinco primeros términos de
1
2
0
cos ( ) . x dx
}
8. Encuentre la serie de Maclaurin de f (x) usando series conocidas.
a.
2
( ) .
x x
f x e
+
=
b.
sen
( ) .
x
f x e =
c.
2
2
0
1
( ) .
t
x
e
f x dt
t
÷
=
}
d.
cos cos 1
( ) .
x x
f x e e e
÷
= = ·
e.
2
( ) ln (cos ). f x x =
Capítulo 6: Series de potencia

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->