P. 1
FACTORES_PROTECTORES_Y_DE_RIESGO_PARA_LA_SS1

FACTORES_PROTECTORES_Y_DE_RIESGO_PARA_LA_SS1

4.0

|Views: 2.418|Likes:
Publicado porJosé Luis

More info:

Published by: José Luis on May 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

FACTORES PROTECTORES Y DE RIESGO PARA LA SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA
Autora: Renata Ortega S.

Tradicionalmente, la salud de las personas ha sido entendida desde un enfoque biologicista, principalmente ligado a factores de orden biomédico. Los aspectos curativos y de rehabilitación frente a los síntomas o dolencias de las personas, se constituyeron por décadas, en la herramienta fundamental de los servicios de salud. Junto a ello, la corriente biomédica, focalizó sus esfuerzos en identificar aquellos factores predisponentes a los estados de enfermedad, lo que ha derivado en una atención sanitaria centrada en la disminución del riesgo frente a enfermar. Ello ha dado origen a lo que tradicionalmente se hace llamar enfoque de riesgo, una perspectiva que aborda el malestar y el síntoma centrándose en aquellas condiciones que se asocian a una elevada probabilidad de daño biológico o psicosocial, intentando su disminución o eliminación, de tal forma de devolver la salud a las personas o evitar la enfermedad. La redefinición del concepto de salud, ya no sólo como mera ausencia de enfermedad, sino más bien como bienestar integral y calidad de vida, ha obligado a ampliar la mirada sanitaria en orden a identificar y potenciar en las personas aquellos factores y/o condiciones que otorguen y mantengan el bienestar físico, psicológico, social y ambiental de los individuos. Así, en las últimas décadas, surge el enfoque promocional de la salud. promoción de la salud involucra una mirada integral y positiva del proceso salud-enfermedad, comprendiendo que el bienestar y la calidad de vida potencian a través de condiciones biopsicosociales que mantienen la salud de personas. La de se las

El enfoque promocional se traduce en una atención de salud que pone sus esfuerzos en identificar y desarrollar en las personas aquellas condiciones que actúan como factores protectores frente a amenazas que producen daño o enfermedad, atenuando e incluso eliminando sus efectos. Tanto el enfoque de riesgo como el enfoque de promoción de la salud son consecuencia de la aplicación del método epidemiológico a los fenómenos sociales. Ambos enfoques se refieren a aspectos diferentes del proceso de saludenfermedad, siendo complementarios. Así mientras el enfoque de riesgo aportará a evitar la enfermedad, a través de la supresión o control de las condiciones o eventos que hacen más susceptible a un sujeto de enfermar, el trabajo promocional proporcionará los medios para que las

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

personas mantengan su salud y tengan mayor control sobre ella, aportando al desarrollo individual y colectivo. La salud sexual y reproductiva: un abordaje integral En la actualidad, el perfil epidemiológico ha sufrido transformaciones producto de los cambios sociales, económicos y culturales acontecidos en nuestra sociedad. Problemas de salud emergentes han puesto en jaque el abordaje tradicional como forma de intervención. Problemas de fuerte determinación psicosocial, tales como los trastornos de la alimentación, las adicciones, las enfermedades crónicas, el SIDA por nombrar algunas, han planteado la necesidad de poner en marcha nuevos recursos en la atención y estrategias de salud. En este sentido, mantener la salud, prevenir la enfermedad, así como entregar asistencia en los momentos de no salud, ha significado visibilizar una nueva esfera de acción, en términos del impacto que poseen las condiciones y determinaciones psicosociales en la calidad de vida de las personas. Con estos antecedentes, la aproximación sanitaria ha debido entonces reformular sus estrategias de impacto para dar satisfacción a las necesidades de salud de la población. Trabajar en la curación y rehabilitación, en la actualidad, no parece ser suficiente para el éxito de las intervenciones y los tratamientos, y mucho menos para influir sobre los estilos de vida de las personas, que son en definitiva quienes en mayor o menor medida forjan su propia calidad de vida. La esfera sexual y reproductiva no ha estado ajena a esta transformación en términos de nuevas estrategias de intervención sanitaria. En el ámbito de la salud sexual y reproductiva, los mayores esfuerzos en las últimas décadas han estado orientados a controlar las condicionantes de riesgo así como a asistir los problemas, en términos de síntomas y malestares, que poseen las personas en éstos ámbitos. Así, las intervenciones se han enfocado a la disminución de los índices de embarazos no deseados, manejo de patologías ginecológicas y control de las enfermedades de transmisión sexual. Las tareas de curación y rehabilitación han ocupado gran parte de los esfuerzos tendientes a lograr que las personas restablezcan su “sentirse sano”, o más bien, no enfermo, controlando y disminuyendo aquellas condicionantes que ponen en riesgo la salud sexual y reproductiva de los individuos. En este contexto, adquiere relevancia el concepto de salud sexual y salud reproductiva, que al igual que la salud en general, comienza a visibilizar la importancia del bienestar, gratificación y enriquecimiento en el plano sexual y reproductivo. La sexualidad se reconoce como parte constitutiva del ser humano y

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

como tal aporta a la calidad de vida de las personas durante todo el ciclo vital. La salud sexual remite al placer, favorece la comunicación de emociones y aporta a las relaciones entre personas y consigo mism@. Las intervenciones promocionales en el ámbito sexual y reproductivo buscan como resultado final potenciar y fortalecer una vivencia sexual sana, libre y sin riesgos, garantizando la integridad física y afectiva, al mismo tiempo que asegurar el libre ejercicio del rol reproductivo, de forma protegida y segura, garantizando que las decisiones en estos ámbitos sean la expresión de la voluntad de la mujer y del hombre. El logro de estos fines, se traduce en modificar el foco de las intervenciones, primero, identificando los factores que posibilitan a las personas mantener su salud sexual y reproductiva (factores protectores); segundo, reforzando o bien desarrollando capacidades y destrezas que les permitan a los individuos mantener sus condiciones de salud y gozar de éstas en tanto aporte a su calidad de vida; y por último, favoreciendo el acceso a medios y contextos capaces de proveer las condiciones para el desarrollo de una madurez sexual. Lo anterior se relaciona con la complementación de enfoques: controlar el riesgo (entregando información sobre aquellos factores que pueden enfermarnos) y mantener y potenciar la vivencia sexual y reproductiva (a través de la identificación y manejo de factores protectores de la salud). En términos específicos, los factores protectores para la salud sexual y reproductiva son “aquellas condiciones o entornos que favorecen el desarrollo de un individuo, como hombre o como mujer, capaces de fortalecer la habilidad para reducir los riesgos asociados al ejercicio autónomo de su sexualidad y proceso reproductivo, así como de potenciar una vivencia placentera, saludable y digna en estos ámbitos de la vida” Trabajar sobre la base de potenciar los factores protectores de la salud sexual y reproductiva de las personas significa reconocer, en primer término, que las vivencias sexuales y las decisiones reproductivas no son ajenas al proceso vital como un todo, sino más bien se integran y desarrollan en un contexto social, relacional y cultural del que las personas formamos parte. En este sentido, los factores protectores no son sólo capacidades individuales o condiciones internas, sino también capacidades colectivas, oportunidades sociales o condiciones relacionales que operan en el ambiente para favorecer una vivencia saludable y gratificante en el ámbito reproductivo y sexual. Del mismo modo, intervenir la salud sexual y reproductiva desde lo promocional, implica trabajar con la salud de las personas, confiando en las potencialidades de

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

los seres humanos para fomentar su salud, y fortaleciendo sus capacidades y habilidades para la toma de decisiones en el plano sexual y reproductivo, contribuyendo así a la autogestión individual y colectiva. Factores protectores y de riesgo para la salud sexual y reproductiva. Fortalecer las habilidades de protección de hombres y mujeres en el plano sexual y reproductivo, se traduce también en reconocer los derechos sexuales y reproductivos de las personas. Mujeres y hombres tenemos derecho a una vivencia sexual y reproductiva grata, placentera y libre de riesgos, así como acceso a información y medios que nos permitan tal vivencia. La atención en salud sexual y reproductiva, desde este enfoque, implica fortalecer aquellas condiciones individuales y sociales que operan manteniendo la salud y bienestar, al mismo tiempo que controlar y evitar los riesgos. Ello hace necesario ampliar la búsqueda de información, más allá de condicionantes biomédicas individuales hacia factores de orden relacional, cultural y del entorno, de forma de obtener todos los antecedentes necesarios a la hora de evaluar la condición de salud sexual y reproductiva de nuestros usuarios y usuarias. La indagación sobre factores protectores y de riesgo para la salud sexual y reproductiva, implica entonces una mirada integral de las personas, en tanto esfera individual, relacional-interaccional, así como cultural. 1) Esfera individual En la esfera individual podremos considerar aquellos factores de orden genético, patologías o antecedentes mórbidos de origen orgánico, como también aquellas condicionantes individuales relacionadas con habilidades, destrezas, actitudes o capacidades que pudiesen constituirse en factores de riesgo o protectores para la salud sexual y reproductiva. Entre los factores de riesgo asociados a la SSR en el ámbito individual 1 es posible identificar: • Factores de orden genético • Presencia de enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes • Patologías asociados al tracto reproductivo • Infecciones de transmisión sexual • Infección urinaria • Trastornos hormonales
1

Los factores de riego y protectores enunciados a continuación no constituyen un listado exhaustivo de ellos, sino una recopilación de aquellos más frecuentemente mencionados en distintos estudios.

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

• • • • • • • • •

Fimosis Alteraciones neuroendocrinas Prácticas sexuales de riesgo para la transmisión del VIH/SIDA y ETS Niveles bajos de autoestima. Falta de autonomía en la acción y toma de decisiones. Incapacidad de autocontrol, impulsividad y baja tolerancia a la frustración. Actitud evasiva ante los problemas/conflictos. Dificultad para reconocer y expresar sentimientos. Patología psiquiátrica.

Se reconocen como factores protectores de la SSR en el ámbito individual, los siguientes: • Indemnidad del sistema neuroendocrino • Prácticas sexuales protectoras, abstinencia o utilización de medidas de protección contra las ITS, VIH/SIDA y embarazo no deseado • Concepto positivo de sí mismo. • Autonomía acorde a la edad. • Responsabilidad, en términos de conocimiento y manejo de las consecuencias de sus conductas • Interiorización de límites y normas • Habilidades para la resolución de problemas. • Autocontrol emocional y conductual. • Habilidades sociales: asertividad, petición de ayuda, habilidad para decir no, habilidades de negociación sexual • Capacidad para reconocer y expresar sentimientos. • Tolerancia a la frustración. • Presencia de metas personales y proyecto de vida. 2) Esfera relacional-interaccional En la esfera relacional- interaccional, es posible identificar, aquellas características que adoptan las relaciones con otros, tanto en términos de formas de vinculación como tipos y calidad de las relaciones que un sujeto establece con su entorno afectivo cercano y su entorno relacional inmediato (grupos sociales de pertenencia, ámbito laboral o educacional) 2.1 Familia Entre los factores de riesgo para la SSR en el ámbito familiar es posible identificar: • Falta de cohesión del grupo familiar y aislamiento emocional de sus miembros. • Ausencia de modelos genéricos y afectivos.

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

• Ausencia de límites y normas claras, respecto del cuidado del propio cuerpo, el pudor, la intimidad. • Incoherencia en la supervisión: excesiva exigencia en determinados aspectos y excesiva tolerancia en otros. • Exceso de protección; disciplina severa, restricción de espacios sociales • Falta de reconocimiento y aceptación del/la hijo/a. • Ausencia de participación y disfrute en el uso del tiempo libre. • Alcoholismo y/o drogadicciones de alguno de los miembros de la familia. • Situación de estrés de la familia por problemas económicos, de pareja, etc. • Presencia de Violencia intrafamiliar. Se reconocen como factores protectores de la SSR en el ámbito familiar, los siguientes: • Límites y normas claras. • Reconocimiento y aceptación del hijo/a. • Experiencias de refuerzos positivos ante el esfuerzo y valoración del rendimiento y motivación de la eficacia; apoyo para superar los fracasos. • Ambiente familiar afectivo. • Cohesión del grupo familiar. • Rechazo a las conductas de riesgo y refuerzo de conductas protectoras • Modelos de conducta positiva en los padres (o cuidadores). • Roles claros y presencia de modelos sexuales. • Supervisión y procedimientos de control adecuados sobre sus conductas. • Seguimiento y apoyo en el rendimiento y asistencia escolar. • Participación y disfrute en el tiempo libre familiar. • Adecuado estilo de resolución de conflictos (no violento), ambiente de humor y calidez. 2.2 Relaciones con el grupo de iguales Entre los factores de riesgo para la SSR asociados al grupo de pertenencia es posible identificar: • Excesiva dependencia del grupo. • Inclusión en grupos proclives a la trasgresión y con actitudes tendientes al riesgo. • Oportunidades para incurrir en conductas problemáticas. • Exposición y valoración de modelos que manifiestan conductas de riesgo. • Dificultad para establecer relaciones interpersonales. • Escaso desarrollo de habilidades sociales. • Pautas culturales de diversión asociadas a “descontrol”. • Escasez de alternativas de uso del tiempo libre.

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

Se reconocen como factores protectores de la SSR asociados al grupo de iguales, los siguientes: • • • • • • • • Capacidad crítica y desarrollo del criterio propio frente a la presión de los pares. Toma de decisiones personales. Habilidades para el desarrollo de relaciones de respeto, tolerancia y solidaridad. Inclusión en grupos con ausencia de conductas desadaptativas. Participación en grupos y sentido de pertenencia. Red amplia de amigos, que otorguen contención emocional. Competencia social para establecer relaciones interpersonales. Acceso a actividades y recursos positivos para el ocio y otras actividades informales.

2.3 Relaciones asociadas ámbito educacional y/o laboral Entre los factores de riesgo para la SSR asociados al ámbito educacional y/o laboral es posible identificar • • • • • • • • • Dificultades de adaptación. Sensación de inutilidad y desmotivación. Ambientes autoritarios o jerárquicos. Ausentismo y pasividad. Ausencia de modelos de referencia en los profesores/tutores. Experiencia de poca competencia: fracaso escolar y abandono temprano de los estudios. Falta de preparación y de oportunidades; intereses y niveles de aspiración bajos. Ausencia de programas de educación, consejería y atención en Salud sexual y reproductiva.

Se reconocen como factores protectores de la SSR asociados al ámbito educacional y/o laboral, los siguientes: • • • • • • • • Integración escolar y/o laboral. Adecuado rendimiento y autoconcepto positivo. Integración grupal, sentido de pertenencia. Interiorización de normas y adaptación grupal. Relaciones cercanas con los profesores, buena comunicación. Experiencias de reforzamiento positivo ante el esfuerzo y valoración del rendimiento y motivación de la eficacia: apoyo a superar los fracasos. Valoración institucional/organizacional de la Salud sexual y reproductiva. Presencia de programas de educación, consejería y atención en Salud sexual y reproductiva

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

3) Esfera social y cultural Las características presentes en el entorno físico, social y cultural, en términos de condiciones de vida, oportunidades de desarrollo, estilos de vida, así como valoración y significados culturales asociados a la sexualidad (valores culturales, creencias y mitos populares), pueden constituirse en riesgos o factores protectores para la SSR. Entre los factores de riesgo para la SSR asociados al ámbito social y cultural es posible identificar: • • • • • • • • • • • • • Situación socioeconómica precaria. Hacinamiento. Aislamiento geográfico. Problemas de integración e inclusión social. Desestructuración social. Ausencia de apoyo social: escasos recursos comunitarios. Degradación de la zona (barrios conflictivos del entramado urbano). Accesibilidad a sustancias ilícitas y tráfico de drogas. Ausencia de espacios recreativos. Desigualdad en la relación entre los géneros. Dificultades de acceso a servicios de salud. Discriminación social. Presencia de mitos y creencias erróneas en torno a la sexualidad.

Se reconocen como factores protectores de la SSR asociados al ámbito social y cultural, los siguientes: • • • • • • • • • Organización social adecuada. Cohesión social en el barrio. Relaciones positivas de vecindad. Apoyo social y protección a niñ@s y adolescentes. Recursos comunitarios suficientes, conocimiento y accesibilidad a los mismos. Accesibilidad a servicios de Salud. Integración e inclusión social. Oportunidades educativas y laborales. Tolerancia a la diversidad.

Mejoramiento de la Calidad de Atención en Salud Sexual de Usuari@s de Atención Primaria

¿Como mantener y fortalecer las condiciones de salud en el ámbito sexual y reproductivo? En el ámbito individual, trabajar sobre los factores protectores de la salud sexual y reproductiva implica fortalecer estrategias que aporten a hombres y mujeres en: • • • • • • • • El conocimiento del propio cuerpo y sus potencialidades. El reconocimiento e integración de las propias capacidades y necesidades en materia sexual y reproductiva. El fortalecimiento de la autoimagen y la valoración como persona única. El desarrollo de habilidades y destrezas para el cuidado y respeto de sus potencialidades sexuales y reproductivas. El fortalecimiento y desarrollo de la capacidad para decidir de acuerdo a su propia ética y respetando los derechos de los otros en materia sexual y reproductiva. El desarrollo de relaciones equitativas, dignas y respetuosas. El descubrimiento y fortalecimiento de las habilidades para negociar lo que se quiere o no hacer en términos sexuales. El desarrollo y valoración de las propias decisiones en materias reproductivas.

En lo colectivo, fortalecer factores protectores de la salud sexual y reproductiva implica también un trabajo intersectorial y comunitario que propicie el que hombres y mujeres tengan acceso a: • • • • • Conocimientos e información sobre sexualidad y proceso reproductivo. Atención en salud, respetuosa y específica de acuerdo a las propias necesidades en materia sexual y reproductiva. Desarrollo de redes sociales y vínculos afectivos que propicien el desarrollo de las capacidades como personas sujeto de derechos. Oportunidades de recreación, juego y diversión que conecten con el placer y el disfrute por la vida. Protagonismo y valoración de las capacidades individuales y colectivas para gestionar procesos de transformación social, que se traduzcan en relaciones equitativas, no discriminadoras y respetuosas de la diversidad de opciones en materia sexual y reproductiva.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->