Está en la página 1de 1

Un anciano seor italiano viva solo en Nueva Jersey.

Quera plantar sus tomates, como cada ao, pero era un trabajo difcil, ya que la tierra estaba dura. Su nico hijo, Vincent, que sola ayudarle, estaba en prisin. El anciano le escribi una carta y le cont su problema. Querido Vincent, Estoy bastante triste porque parece que este ao no podr plantar mis tomates. Me estoy haciendo demasiado viejo para cavarlo. S que se si estuvieses aqu no tendra ese problema. S que te gustara cavarlos por mi, como en los viejos tiempos. Te quiere, Pap. Unos das despus recibi una carta de su hijo: Querido pap, no caves en el jardn. Ah es donde enterr los cuerpos. Te quiere, Vinnie. A la maana siguiente los agentes del FBI y la polica local llegaron y cavaron por todo el rea sin encontrar ningn cuerpo. Se disculparon con el hombre y se fueron. Ese mismo da el anciano recibi una carta de su hijo. Querido pap, ahora puedes plantar los tomates. Es lo mejor que he podido hacer en mi situacin. Te quiere, Vinnie