Está en la página 1de 1

Me pongo en tus manos

Padre, me pongo en tus manos, haz de m lo que quieras; sea lo que sea, te doy las gracias. Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo, con tal que tu voluntad se cumpla en m y en todas sus criaturas, no deseo nada ms, Padre. Te confo mi alma, te la doy con todo el amor de que soy capaz, porque te amo y necesito darme, ponerme en tus manos sin medida, con una infinita confianza, porque t eres mi Padre. (Charles de Foucauld)

Ven delante
Oh, Seor, ve delante de nosotros para guiarnos, ve detrs de nosotros para impulsarnos, ve debajo de nosotros para levantarnos, ve sobre nosotros para bendecirnos, ve alrededor de nosotros para protegernos, ve dentro de nosotros para que, con cuerpo y alma, te sirvamos para gloria de tu nombre. (N. Sderblom)

Seor Jess

Seor Jess, que llamas a quien quieres, llama a muchos de nosotros a trabajar contigo. T que iluminaste con tu palabra a los que llamaste, ilumnanos con el don de la fe en ti. T que los sostuviste en las dificultad aydanos a vencer nuestras dificultad de jvenes de hoy. Y si llamas a alguno de nosotros para consagrarlo como tuyo, que tu amor caldee esta vocacin desde su nacimiento y la haga crecer y perseverar hasta el fin. Amn. (Juan Pablo II)