Está en la página 1de 2

Secretos

Por filsofo callejero Dnde radica lo difcil y complicado de la convivencia entre todas las personas, porqu es de suyo complejo entenderse con los dems, sin importar si son extraos o son familiares. Cul es el secreto? Con los extraos la situacin es ms sencilla porque al no tratarlos cotidianamente estamos menos expuestos a sus apetitos mundanos, claro, con las excepciones de estar en el lugar equivocado en el tiempo equivocado. Tambin hay que tomar en cuenta que los delitos cibernticos pueden hacernos dao a travs de un extrao, pero esto, todava es como sacarse la lotera. La conclusin primera es que con los extraos corremos menos peligro, si usted me acepta la expresin de peligro. Con la gente que conocemos y tratamos si corremos peligro, por la cercana, por la oportunidad y por la interaccin que se da entre personas que se tratan sean familiares o no. Empecemos por los no familiares. Con la gente que hemos tenido oportunidad de intimar o de hacer tratos o una simple amistad, generalmente empezamos haciendo un favor, crame que es lo nico que se requiere para quedar mal. Si, aunque le parezca increble, usted empez con un favor y eso bastar en algn momento de su vida para quedar mal. Con los familiares es otra cosa, sobre todo cuando se trabaja con ellos, porque lo nico seguro es que tendr problemas permanentes para administrar el conflicto. El secreto est en que usted est preparado para administrar la convivencia con cada una de las personas con las que convive y se topa cada da. Efectivamente, la nica manera de convivir con otras personas cercanas o lejanas es aprendiendo a administrar esa interaccin que se presenta espontnea o permanente, lo que es igual a que siempre debemos estar alertas para administrar todo aquello que ocurra en el momento que ocurra. No se trata de ser robots cerebrales ni la manifestacin de acciones emocionales controladas, sino de ser como somos una combinacin de emocin y raciocinio pero con plena conciencia de que somos complejos y difciles siempre y por lo tanto hay que estar dispuestos a una administracin permanente de nuestra convivencia. Espero ayudar y no reburujar. Cualquier comentario a filosofocronico@gmail.com