Está en la página 1de 2

SECRETOS

La gente tenemos tentaciones y, por seguirlas, evadimos los acuerdos sociales y caemos en sancin que puede llevarnos a pasar tiempo precioso de nuestra vida en prisin. Cul es el Secreto? Los caminos para hacernos de los recursos escasos que necesitamos conllevan a la competencia entre nosotros. Esta competencia no siempre es sana y digna de los seres humanos, ni la obtencin de recursos tiene el lmite de las necesidades, sino que la ambicin nos presiona y nos lleva a los linderos e, incluso a rebasarlos y caer en el extremo que puede llevarnos a la zona de castigo. En la interaccin que llevamos entre nosotros, al fin y al cabo gregarios por naturaleza, siempre nos damos encontronazos, que nos llevan, incluso a rebasar linderos humanos y hasta a privar de la vida a otros, solo por mencionar uno de los ms graves, sin dejar el secuestro y otros delitos que son igual de lesivos y ofensivos para la sociedad. El secreto est en discernir la complejidad de nosotros mismos, empezando por uno y ese es trabajo personal, seamos hombres o mujeres estamos obligados a identificar con claridad cmo somos y hasta dnde somos capaces de llegar por la lucha de la sobrevivencia o de la acumulacin de recursos. Dejar que nos gane el instinto es mantenernos en el filo de la navaja, donde los lados nos pueden dejar como lo que somos: personas, o bien, orillarnos a perder la esencia humana y quedar prcticamente en seres sin sentimiento, ni racionalidad y en un mar de confusiones que se acercan a lo que no es humano pero sigue siendo un ser vivo. Djese de tentaciones, preserve su esencia humana y haga lo que est a su alcance e, incluso vaya ms all, en un esfuerzo extraordinario por sobresalir, pero no se acerque a los terrenos de lo instintivo y de las reacciones propias de otros seres vivos pero que no alcanzan la categora de seres humanos. Los chacales son seres vivos pero no alcanzan la categora de humanos aunque sigan siendo criaturas de Dios. Cualquier comentario por favor a: filsofocrnico@gmail.com POR filsofo callejero