Está en la página 1de 27

Ecosistemas

1. Principales ecosistemas del país

Descripción general del ecosistema peruano

El marco geográfico del Perú se caracteriza por el mar frente a


sus costas, la cordillera de los Andes, la selva amazónica, y su
ubicación latitudinal.

1. El mar territorial: Del Perú es heterogéneo por la


confluencia de dos corrientes marinas de características
distintas.
2. La Corriente Peruana o de Humboldt, de aguas frías y que
se desplaza de sur a norte, hasta los 5º L. S., hace que la
costa sea de clima, templado y no tropical.
3. La Corriente de El Niño, de aguas cálidas y que ejerce su
influencia permanentemente en la parte norte del mar, y
temporalmente más hacia el sur, cuando se produce el
Fenómeno de El Niño.
4. La cordillera de los Andes: Determina la heterogeneidad
geográfica, expresada en:
• Tres grandes masas continentales: la costa, entre el
mar y la cordillera; la región andina o sierra, como masa
montañosa; y la Amazonía, al este de los Andes.
• Tres cuencas hidrográficas: la del Pacífico, la del
Atlántico y la del Titicaca.
• Distintas zonas en la sierra: la del páramo, al norte de
la depresión de Porculla; la de la jalea, entre la
depresión mencionada y la cordillera Blanca; la de la
puna del centro y sur; y la del Altiplano, alrededor de la
cuenca del lago Titicaca.
• El desplazamiento altitudinal de los Andes determina
diferentes pisos verticales, desde el nivel del mar y de la
selva amazónica hasta las altas cordilleras, en los
flancos o vertientes occidentales andinas y en las
vertientes orientales.
• Por el mayor ancho hacia el sur se origina una porción
árida de la sierra hacia el oeste y una húmeda hacia el
este.
• La compleja disección de la cordillera es responsable
de una gran heterogeneidad local en la distribución de
las precipitaciones, dando origen a bolsones de aridez
en los valles interandinos paralelos a las cadenas de
montañas, como es el caso de los valles del Marañón,
de Huaylas, de Huánuco, del Mantaro, del Apurímac-
Pampas y del Vilcanota, entre otros.

5. La ubicación latitudinal: Del territorio peruano, desde casi


la línea ecuatorial hasta poco más de los 18º L.S., es
responsable de variaciones ecológicas como la duración del
día y las horas de luz solar (menor al sur en el invierno). La
conjunción de la latitud con la altitud de la cordillera y las
corrientes marinas, determinan una variación importante de
las condiciones climáticas y de la vegetación de sur a norte,
en la costa y en las vertientes occidentales, y de norte a sur
en la Amazonía.

Tipos de ecorregiones en el Perú

En el Perú se han hecho varias regionalizaciones desde


enfoques muy diversos como el clima (tipos de clima), las
aguas (cuencas hidrográficas), los suelos (regiones edáficas),
la flora (formaciones vegetales y fitogeografía), la fauna
(provincias de fauna), y las tradiciones locales (chala, yunga,
quechua, suni, puna, janca, rupa-rupa, omagua).

En el Perú se han determinado 11 ecorregiones y son las


siguientes:

1. El mar frío de la Corriente Peruana: Comprende la porción


del Pacífico oriental, donde ejerce su influencia la Corriente
Oceánica Peruana de aguas frías, con un ancho de unas 100
millas.

El mar frente a las costas peruanas, al cual por ley se le ha


puesto el nombre de Mar de Gran, comprende cuatro zonas
bien definidas por sus características distintas: el mar frío de la
Corriente Peruana; el mar tropical, en el extremo norte; el
pelagial nerítico o agua libre, al oeste de la Corriente Peruana;
y una zona de transición entre el mar frío y el mar tropical.

El mar frío comprende la zona donde ejerce su influencia la


Corriente Peruana y se extiende desde cerca de los 5º L. S.
hasta el centro de Chile. Dentro de la clasificación geográfica
de los mares a nivel mundial, forma parte del Reino de los
Mares del Sur del Pacífico Oriental y de la Región Peruano-
Chilena. Limita hacia el norte con el mar tropical y hacia el
oeste con la región tropical del Pacífico de alta mar.

Las aguas, influenciadas por la Corriente Peruana, son


relativamente frías, con temperaturas promedio de 13 a 14º C
en invierno (mayo-octubre) y de 15 a 17º C en verano
(noviembre-abril). La Corriente Peruana, a veces llamada de
Humboldt, que va con dirección sur a norte, trae hacia la costa
masas de agua subantártica y subtropical, que determinan las
bajas temperaturas.

La presencia de aguas frías también es influenciada por el


afloramiento de aguas subsuperficiales, causado por los
vientos que soplan hacia la costa y producen el efecto de
alejar aguas superficiales de la misma, que son sustituidas por
aguas más profundas y frías.

A los 5º L. S., en Punta Pariñas, la corriente se desvía hacia el


oeste, llegando hasta las islas Galápagos (Ecuador). Debido al
desplazamiento latitudinal, las aguas de la Corriente Peruana
van aumentando en temperatura hacia el norte, de tal manera
que frente a las costas de Lambayeque y Piura existe una
zona de transición, con aguas ya más cálidas.

La temperatura baja de las aguas, la ubicación tropical de


nuestro mar y los afloramientos de aguas subsuperficiales le
dan características muy especiales, que determinan una
extraordinaria abundancia y variedad de especies.

La baja temperatura determina que el agua tenga mayor


contenido de oxígeno. Se sabe que las aguas cálidas tienen
menor contenido de este elemento que las aguas frías.

El afloramiento de aguas lleva a la superficie nutrientes


minerales (nitratos, fosfatos y silicatos), que de otra manera se
depositarían en el fondo marino. Estos nutrientes provienen de
la descomposición de los organismos marinos y de los
excrementos de las aves guaneras, que caen al mar.

La baja temperatura y la alta salinidad determinan una mayor


viscosidad o densidad del agua, que permite una mejor
Notabilidad del plancton.

La ubicación tropical, o sea, cerca de la línea ecuatorial,


determina que la energía solar disponible sea alta en
comparación con zonas no tropicales.

2. El mar tropical: Comprende la porción marina al norte de


los 50 L. S. y se extiende hasta Baja California. Se caracteriza
por aguas cálidas y por flora y fauna propias de los mares
tropicales.

Como ya se ha explicado en el capítulo anterior, gran parte de


la Corriente Peruana se dirige hacia el oeste, a los 60 L. S.,
dejando sentir su influencia hasta las islas Galápagos
(Ecuador), y sólo parcialmente influencia hasta los 51 y 40 L.
S., a lo largo de la costa. Hacia el norte de los 4' L. S., dicha
corriente deja sentir su influencia sólo en determinadas
ocasiones, cuando el anticiclón del Pacífico Sur es muy fuerte
y los vientos alisios empujan aguas frías muy al norte.

Esto determina que frente a las costas de Pinta y Tumbes


predominen temperaturas del agua de tipo cálido, con
características muy diferentes al mar frío.

El mar tropical se ubica al norte de los 5' L. S., hasta Baja


California. Forma parte del Reino Tropical y de la Región del
Pacífico Oriental, desde el norte del Perú hasta el sur de
California.

Cuando se produce un Fenómeno de El Niño, las masas de


agua tropical avanzan más hacia el sur, creando condiciones
tropicales similares a las del mar tropical en la zona de
influencia normal de la Corriente Peruana.

Las características del mar tropical son las siguientes:

• Aguas cálidas durante todo el año, por encima de los 19º C.

• Menor salinidad de las aguas por la influencia de las lluvias


tropicales.

• Menor viscosidad de las aguas, por la temperatura cálida y


la menor salinidad.

• Menor contenido de nutrientes (fosfatos, nitratos y silicatos)


y oxígeno, por la temperatura cálida y la falta de
afloramientos de aguas subsuperficiales.

• Menor productividad del mar por el menor contenido de


nutrientes, a pesar de que la radiación solar disponible es
mayor que en el mar frío.
• La concentración del fitoplancton es menor y, en
consecuencia, la productividad también es menor.

• Flora y fauna propias de los mares tropicales, con especies


de amplia distribución desde América Central.

• Desarrollo de manglares en las desembocaduras de los


ríos Tumbes, Zarumilla, Piura y Chira.

• Influye sobre las condiciones cismáticas de la costa norte.


El clima es de tipo tropical seco, las neblinas invernales son
muy escasas, y la temperatura es superior a los 25º C
durante todo el año. Las precipitaciones son mayores. La
vegetación es más abundante, siendo posible la existencia
de bosques secos y húmedos.

Estas características confieren un carácter único a la costa y al


mar en el norte del Perú, y diferencian a este último del mar
hacia el sur.

 La Corriente de El Niño es aquí un factor importante,


estableciendo condiciones oceánicas peculiares de
carácter tropical, lo que se refleja también en la flora y la
fauna del mar, y en el clima de las zonas adyacentes del
continente. Como consecuencia, en el mar del norte del
Perú predominan masas de agua ecuatorial superficial
con temperaturas superiores a los 22º C en verano y a
los 19º C en invierno. Ya desde las islas Lobos de Tierra
se observan diferencias graduales, existiendo una amplia
zona de transición entre el mar frío y el mar tropical.

3. El desierto del Pacífico: Se extiende a lo largo de la costa,


desde los 5' hasta los 270 L. S., con un ancho variable, siendo
su límite altitudinal promedio los 1 000 msnm, en el centro del
Perú.
A lo largo de la costa del Pacífico, desde el norte del Perú (60
L. S.) hasta el norte de Chile (220 L. S.) se extiende uno de los
desiertos más áridos del mundo, conocido como el desierto del
Pacífico. A pesar de las extremas condiciones de aridez, el
desierto ofrece una interesante variedad de ecosistemas y una
diversidad biológica muy original. Forma una angosta franja a
lo largo de la costa, de unos 30 a 60 km de ancho, y hasta los
600 a 1 000 msnm. , Limita con el bosque seco ecuatorial al
norte, y al este con la serranía esteparia.

1. El clima es semi-cálido muy seco (desértico o árido


subtropical), con precipitaciones promedio anuales inferiores a
los 150 mm y temperaturas medias anuales de 18 a 19 OC. La
causa de la falta de lluvias se debe a que los vientos alisios
húmedos, al pasar sobre las aguas frías de la Corriente
Peruana, se enfrían y producen un colchón de neblinas hasta
los 800 a 1 000 msnm, con temperaturas bajas de cerca de 13
OC. Encima de dicho colchón la temperatura aumenta de 13 a
24 OC, y el aire cálido absorbe la humedad, impidiendo la
formación de nubes de lluvia.

2. La geomorfología es de planicies sedimentarlas, cerros y


colinas bajas, que se elevan cada vez más hacia el este.

La región es cortada por más de 40 ríos pobres en agua,


cuyas cuencas colectoras están situadas en los altos Andes,
no recibiendo afluentes en la región costera, y secándose
muchos de ellos antes de llegar hasta el mar. Existen, además,
muchos cauces secos, que conducen agua sólo cuando en las
partes altas caen lluvias excepcionalmente altas o cuando
llueve en la costa, fenómeno muy raro.

Son frecuentes las lagunas y pantanos, especialmente cerca


de las orillas marinas, muchos de ellas salobres y con
abundante vegetación acuática.
3. Los suelos predominantes son desérticos arenosos
(yermosoles), con zonas pedregosas (litosoles) y salobres. En
los valles de los ríos existen suelos aluviales, ampliamente
aprovechados para la agricultura intensiva de riego. En el sur
predominan los suelos derivados de cenizas volcánicas,
mientras en el norte y centro predominan los dunosos
desérticos.

4. Las formaciones vegetales se pueden reducir a cuatro tipos:


los desiertos, sin vegetación o sin ella; los valles u oasis
fluviales, con bosques de galería; las lomas cosieras, con
vegetación muy variada y que se desarrolla gracias a las
abundantes neblinas invernales o camanchacas; y los
ambientes acuáticos, con abundancia de totorales, juncales y
gramadales.

 La humedad relativa es alta, generalmente por encima del


60%, llegando en invierno hasta el 1 00%. Cuando
sobrepasa el 1 00% se produce una fina llovizna conocida
como garúa. Las precipitaciones son escasas. En Lima son
de un promedio de 48 mm. En años excepcionales, cuando
hay un Fenómeno de El Niño, pueden ser muy superiores.
En 1925 llovieron en Lima 1254 mm y en 1926, 1245 mm.
Durante el verano desaparece la capa de neblinas y es
cuando llueve en la sierra, y los ríos llevan abundante agua.
Los vientos soplan generalmente del sur y sudoeste,
variando de dirección según las horas del día. Entre la 21:00
horas y las 08:00 horas son débiles y soplan desde tierra
(tierra-mar); entre las 08:00 horas y las 18:00 horas son más
fuertes y soplan desde el mar (mar-tierra).

4. El bosque seco ecuatorial: Comprende una faja costera


de 100 a 150 km de ancho en los departamentos de Tumbes,
Piura, Lambayeque y La Libertad, hasta los 71 L. S. en las
vertientes occidentales y la porción seca del valle del Marañón,
hasta los 90 L. S.
En el norte del Perú existe un área de bosques tropicales
secos, que se extiende por la costa a través de los Dptos. de
Tumbes, Piura, Lambayeque y el norte de La Libertad, y a lo
largo del piso inferior del valle del Marañón. Las dos áreas
están comunicadas a través del paso de Porculla (2,100
msnm), la depresión más baja de los Andes en el Perú. A esta
ecorregión se la conoce con el nombre de bosque seco
ecuatorial.

Comprende una franja costera de 100 a 150 km de ancho, que


llega desde los 0º 30' hasta los 5º L. S., desde la península de
Santa Elena (Ecuador) hasta la cuenca media del río Chicama
(Dpto. de La Libertad), y en el valle del Marañón hasta los 9º L.
S. En el Dpto. de Tumbes llega hasta el nivel del mar y luego
se va alejando hacia las vertientes occidentales de la cuenca
del Pacífico, hasta poco más de los 1 500 msnm; y en el valle
del Marañón, ocupa el piso inferior hasta los 2 800 msnm.

El clima es del tipo tropical, cálido y seco, con altas


temperaturas, más fresco hacia el este por el aumento de la
altitud. La temperatura media anual está entre 23º C y 24º C.
Las precipitaciones son en verano (diciembre a marzo), muy
variables, y excepcionalmente altas cuando se produce un
Fenómeno de El Niño. Lo normal son lluvias cerca de los 500
mm/año en la parte norte y 100 mm/año en la parte sur, con
nueve meses de sequía. Las neblinas matutinas y vespertinas
son de gran importancia para la vegetación. Las lluvias hacen
reverdecer el bosque y las estepas, cambiando totalmente la
fisonomía de un bosque seco a un bosque intensamente verde
e intrincado.

El relieve es por lo general llano, con ondulaciones, más


montañoso al este y al sur, comprendiendo los cerros de
Amotape en Piura y Tumbes.

Los suelos son de tipo árido, variables, con predominancia de


los arenosos, salinos, francos y arcillosos. En las planicies
predominan los suelos arenosos y salinos; en los valles, los
aluviales; y en las vertientes y cadenas de cerros, los
pedregosos. Los suelos de las planicies tienen, por lo general,
un alto contenido de sales, que afloran a la superficie con la
evaporación de las aguas.

Las lagunas de agua dulce son escasas y temporales, siendo


las principales de agua salobre como Lamederos, Salitral
Grande y Salitrillo, en Tumbes; y Ramón y Ñapique, en Piura.
Dos embalses artificiales juegan un rol importante en la región:
el de Poechos, en el río Chira, y el de San Lorenzo, en el río
Piura.

Las formaciones vegetales más importantes son el bosque


seco, con árboles caducifolios y muchas plantas epifitas; la
sabana, conformada por árboles dispersos de sapote, faique y
algarrobo; y la algarroba, con predominancia del algarrobo.

El bosque seco ecuatorial es un bioma único en el mundo, que


se encuentra sólo en el sur de Ecuador y en el norte del Perú,
con muchas especies endémicas.

5. El bosque tropical del Pacífico: Se extiende a lo largo de


la costa del Pacífico desde el norte del Perú hasta América
Central. En el Perú comprende un área poco extensa en el
interior del departamento de Tumbes, en El Caucho.

Desde América Central y hasta el interior del Dpto. de Tumbes,


en el Perú, se extiende una formación boscosa conocida como
el bosque tropical del Pacífico, cuya fauna pertenece a la
provincia pacífica del dominio amazónico. En el Perú, esta
ecorregión abarca una pequeña área en El Caucho, Dpto. de
Tumbes, en la frontera con Ecuador. Limita con el bosque seco
ecuatorial.

El clima es de tipo tropical húmedo con altas temperaturas,


encima de los 25 'C. La época de lluvias es entre diciembre y
marzo, con una época seca de 8 meses, durante la cual no
faltan neblinas matutinas. Hacia el norte (Ecuador y Colombia)
las precipitaciones aumentan considerablemente.

Los suelos son, por lo general, aluviales, con predominancia


de latosoles, podsoles rojo-amarillentos y lateríticos castaños.

La orografía es de colinas, que raras veces superan los 500


msnm, con numerosas quebradas. En algunos sectores es
bastante abrupta, especialmente en las partes en que el río
Tumbes corta los cerros de Amotape (bocana Murciélago y
cañón de Ucumares).

Los ríos principales son el Tumbes, que limita la región por el


lado peruano, al este y sur, y el Zarumilla, cuya cuenca alta
drena el área. Existen una serie de afluentes secundarios, que
drenan hacia los ríos principales y que tienen agua
permanente sólo en las partes altas.

La vegetación está formada por un bosque tupido con árboles


altos, que superan los 30 m, y un denso sotobosque. Las
formaciones vegetales existentes se reducen a cuatro:

• El bosque tropical denso, en las partes altas y más


húmedas. El sotobosque es intrincado, con numerosas
especies espinosas y bulbosas (begonias, aráceas,
amarilidáceas, etc.). Los árboles más altos tienen una
abundante flora epífita (orquídeas y bromelias).

• El bosque de transición con el bosque seco ecuatorial, con


especies caducifolias.

• Los bordes de los bosques.

• Las zonas intervenidas con predominancia de matorrales y


gramíneas.
Los árboles más altos están cubiertos por epifitas (bromearas,
orquídeas) y lianas. En el sotobosque son abundantes las
plantas bulbosas, algunas de ellas con hermosas flores. La
flora está relacionada con la del bosque tropical de la costa
ecuatoriana; pero es más pobre en especies por la menor
precipitación de lluvias.

La fauna de esta ecorregión es de origen amazónico jaguar,


ocelote, primates, venado colorado, armadillo, boa), con
elementos propios y otros relacionados con el bosque seco
ecuatorial, con el cual limita. Es el límite de la distribución
meridional de muchas especies que se extienden por la costa
del Pacífico, desde América Central, a través de Colombia y
Ecuador.

6. La serranía esteparia: Se extiende a lo largo del flanco


occidental andino, desde el departamento de La Libertad (70
L. S.) hasta el norte de Chile, entre los 1 000 y 3 800 msnm en
promedio.

Desde el Dpto. de La Libertad hasta el norte de Chile, en las


vertientes occidentales andinas, el desierto costero va
pasando de la aridez casi total a formaciones de suculentas,
estepas andinas, bosques andinos y formaciones de chocho
(Lupinus) hasta limitar con la puna.

En el centro del Perú el límite del desierto costero está hacia


los 1 000 msnm, donde también termina la influencia de las
neblinas invernales. El límite superior está hacia los 3 800
msnm. En el sur el desierto llega a más altura, como también
el límite con la puna. Hacia el norte es más bajo a medida que
se acerca a la línea ecuatorial.

A la región mencionada, que limita al oeste con el desierto


costero, al norte con el bosque seco ecuatorial y al este con la
puna, se le denomina serranía esteparia, tomando el nombre
de la formación vegetal más sobresaliente.
1. El clima está condicionado por la elevación de las vertientes
andinas, desde los 1 000 hasta los 3 800 msnm. Se distinguen
dos tipos de clima: el clima templado subhúmedo, entre los 1
000 y los 3 000 msnm, con temperaturas superiores a los 20º
C y precipitaciones que están por debajo de los 500 mm/año; y
el clima ftío, encima de los 3 000 msnm, con precipitaciones
alrededor de los 700 mm/año, temperatura media anual
alrededor de los 12º C, y veranos lluviosos e inviernos secos,
con heladas por encima de los 3 200 msnm.

2. La orografía es muy compleja, con valles estrechos y


laderas muy empinadas, y disección en quebradas con muy
pocas planicies.

3. Los suelos son predominantemente pedregosos, con


afloramientos de roca en las laderas, o sea, litosoles. En las
partes altas aparecen suelos castaños. Los suelos de aptitud
agrícola son muy escasos.

4. Los ríos son de aguas rápidas y tormentosas, disminuyendo


su temperatura con la altitud, con una interesante zonación de
especies acuáticas. Los lagos y lagunas son muy raros y de
poca extensión.

5. La vegetación va aumentando con la altura y puede ser


agrupada en cuatro pisos:

• El semidesierto: entre los 1 000 y los 1 400 - 1 600 msnm.


Por las escasas precipitaciones (debajo de los 500 mm), la
vegetación es exigua y está conformada especialmente por
plantas suculentas y xerófitas, como achupallas (Tillandsia),
cactos, vegetación rala de gramíneas y algunos huarangos.

• La serranía esteparia baja: entre los 1 400 - 1 600 y los 2


400 - 2 600 msnm. Con vegetación de estepa, donde el
mito (Carica candicans), el huanarpo (Jatropha sp.) y varias
cactáceas (Espostoa) alternan con pajonales y formaciones
de bromeliáceas (Pitcairnia spp.).

• La serranía esteparia media: entre los 2 400 - 2 600 y los 2


900 - 3 200 msnm. La vegetación se caracteriza por el
bosque ralo y zonas peñascosas cubiertas de bromelias y
cactos.

• La serranía esteparia alta: de los 2 900 - 3 200 a los 3 800 -


4 000 msnm. Con estepa de gramíneas y arbustos
diversos, especialmente de chocho.

7. La puna y los altos andes: Se extiende encima de los 3


500-3 800 msnm desde Cajamarca, al sur del paso de
Porculla, hasta Chile y Argentina.

La cordillera de los Andes ha modificado el ambiente tropical


del Perú, condicionando en las zonas altas el desarrollo del
bioma de la puna y encima de los 5 200 msnm la formación de
los glaciares. La región de la puna se extiende, en promedio,
desde los 3 800 msnm hasta los 5 200 msnm, y desde allí
hasta más de los 6 700 msnm se extienden las nieves
perpetuas.

1. El clima de la región es en extremo rudo, debido a las


siguientes condiciones:

• La rarefacción atmosférica por la disminución de la


presión, a causa de la altura. Esto implica una menor
concentración de oxígeno en el aire, por la menor
densidad del mismo.

• Las temperaturas medias bajas y las grandes variaciones


de la misma entre el día y la noche. La temperaturas
promedio están por debajo de los 6 'C, pero por la altura y
la latitud la radiación es considerable y la diferencia entre
el día y la noche es muy marcada, pudiendo sobrepasar
los 30 C.

• Los vientos son fríos y secos, y contribuyen enormemente


a bajar la temperatura y a secar el ambiente.

Predominan dos tipos de clima:

• Clima frígido o de puna: entre los 4 000 y 5 000 msnm. Se


caracteriza por presentar precipitaciones promedio de 700
mm anuales y temperaturas promedio anuales de 6 'C. Los
veranos (diciembre-marzo) son lluviosos y nubosos, y los
inviernos (junio-agosto) son secos y con heladas nocturnas
continuas.

• Clima gélido o de nieves perpetuas: encima de los 5 000


msnm. Se caracteriza por temperaturas promedio por
debajo de los 0 C.

2. El relieve es variado, con mesetas (Bombón y Collao o


Altiplano) y zonas onduladas, no faltando las zonas altamente
escarpadas.

3. Los suelos predominantes son andosoles y paramosoles,


con variaciones importantes, como en el sur donde son
volcánicos. Existen extensas zonas de suelos salobres en las
cercanías de los lagos salados, los suelos rocosos en las
zonas escarpadas, suelos pantanosos en los bofedales y
zonas con aguas estancadas.

4. Las aguas se caracterizan por la presencia de numerosos


cursos, lagunas y glaciares. Los ríos y riachuelos son de curso
por lo general tranquilo y de aguas frías. Los lagos y lagunas
superan los 12 000, distinguiéndose varios tipos: (1) De aguas
salobres (Parinacochas, Salinas, Loriscota, etc.) o dulces, que
son la mayor parte; y (2) Con vegetación acuática (totorales y
plantas flotantes) o sin ella. Encima de los 5 200 msnm existen
los glaciares, que no están distribuidos en forma continua, sino
puntual. Las mayores áreas glaciares se encuentran en la
cordillera Blanca, en la de Huayhuash, en la cordillera
Occidental (La Viuda, Ticlio, varios volcanes) y en la Oriental
(Salcantay).

5. Las formaciones vegetales predominantes son los


pajonales, con tolares, bosques de keuña, rodales de ccara y
formaciones de plantas almohadilladas.

6. La fauna es de origen andino-patagónico, con elementos


originarios del norte (camélidos sudamericanos) y muchas
formas propias.

8. El páramo: Se extiende desde Venezuela hasta el norte del


Perú, al norte del paso de Porculla, en las alturas andinas
encima de los 3 500 msnm.

En la parte septentrional del Perú, al norte del paso de


Porculla (2 145 msnm) y encima de los 3200 - 3400 msnm se
encuentran formaciones vegetales parecidas a la puna, pero
mucho más húmedas y con características especiales que
distinguen esta región, la que se conoce como páramo. Se
extiende por los altos Andes a través de Ecuador y Colombia
hasta Venezuela. La porción peruana es muy pequeña y es la
más meridional de la región de los páramos.

En el Perú, el páramo no ha sido estudiado a profundidad y se


encuentra en las cuencas altas de los ríos Quirós,
Huancabamba y San Ignacio, en los departamentos de Piura y
Cajamarca. Por su poca extensión es una zona muy
vulnerable y la destrucción avanza inconteniblemente,
especialmente por las quemas.

Está caracterizado por la presencia de pajonales, pero con


mayor abundancia de arbustos y bosques de altura, debido a
su mayor humedad, de manera que se lo puede calificar como
formaciones alternantes de pajonales y matorrales. El páramo
es muy húmedo, con alta incidencia de neblinas nocturnas. Al
amanecer las plantas están cubiertas de agua, que chorrea
hasta el suelo por la condensación.

Los suelos son muy húmedos y anegados, con abundante


materia orgánica. En las zonas más escarpadas afloran las
rocas.

La fauna del páramo es de origen amazónico con elementos


del hemisferio norte, que han migrado en tiempos pasados.

9. La selva alta: Se extiende por todo el flanco oriental andino.


En el norte del Perú penetra profundamente hacia ambos
flancos del valle del Marañón y pasa a las vertientes del
Pacífico en Piura, Lambayeque y Cajamarca.

En las vertientes occidentales andinas del norte y en las


vertientes orientales de todo el flanco este de los Andes
existen bosques lluviosos y secos, cuya estructura y
características ecológicas van cambiando con la altura.
Reciben diversos nombres: selva alta, bosques lluviosos de
altura y ceja de montaña.

En los flancos occidentales del norte se ubican en las cuencas


altas de los ríos Chicama, Saña, La Leche, Pinta y Chira. En el
valle del Marañón ocupan las partes medias.

En la parte superior esta región limita con la puna y el páramo,


y en la parte inferior con el bosque seco en las vertientes
occidentales y el valle del Marañón, y con la selva baja o
bosque tropical amazónico al este de los Andes.

1. El clima está caracterizado por temperaturas cálidas en las


partes bajas y más frías en las partes altas. La temperatura
disminuye de 22º C a los 500 msnm hasta los 4º C a 3 500
msnm. Las precipitaciones en las vertientes orientales están
generalmente por encima de los 2 000 mm/año, pudiendo
superar los 6 000 mm en algunas zonas. En las partes medias
(1 500 a 2 500 msnm) son frecuentes las neblinas durante la
noche y la mañana.

Predominan dos tipos de clima:

• Clima semicálido muy húmedo: entre los 800 y los 2 500


msnm. Es muy húmedo, con precipitaciones encima de los
2000 mm anuales y temperaturas promedio alrededor de
los 22º C.

• Clima frío: entre los 2 500 y 3 800 msnm, con


precipitaciones de unos 700 mm anuales y temperaturas
promedio de 12º C.

2. La orografía es muy compleja, con pendientes extremas y


valles estrechos entre los 2 000 y los 3 500 msnm. Debajo de
los 2 000 msnm los valles se tornan más amplios y el relieve
es más moderado.

3. Los suelos son pedregosos (litosoles) en las partes altas,


cambisoles en las partes intermedias y acrisoles en las partes
bajas. La conjunción de las pendientes pronunciadas, las altas
precipitaciones y la tala de los bosques hacen que esta región
esté expuesta a una erosión acelerada, con deslizamientos de
tierra muy fuertes.

4. Los hidrografía está caracterizada por la complicada


orografía. De las montañas descienden numerosos riachuelos
y ríos muy tormentosos y con el lecho de piedras. Los ríos
tienen frecuentes caídas de agua y cañones muy hermosos.
Los ríos mayores no son navegables.

5. La vegetación es muy variada en especies arbóreas y


epífitas, especialmente orquídeas, aráceas, bromelias o
achupallas, helechos, musgos y líquenes. El bosque se va
haciendo menos alto conforme aumenta la elevación del
terreno y las epifitas ocupan una proporción cada vez mayor,
culminando en los bosques enanos o la ceja de montaña. El
bosque es muy intrincado y difícil de penetrar. La vegetación
muestra una zonificación muy característica en pisos desde las
partes bajas hacia la más altas, con cambios pronunciados en
la configuración de las especies.

6. La fauna es de origen amazónico con muchos endemismos


por el factor aislamiento, favorecido por la compleja orografía
de cadenas de montañas y valles aislados.

10. El bosque tropical amazónico o selva baja: Comprende


la Amazonía por debajo de los 800 msnm, y es la más extensa
del país.

La ecorregión más extensa del país es la de los bosques


tropicales amazónicos o la se va baja. Su límite superior está
alrededor de los 800 msnm.

El clima es cálido tropical y se caracteriza por:

• Temperaturas bastante constantes, con promedios


mensuales de entre 24 y 26º C, con valores mínimos entre
18 y 20º C y los máximos entre 33 y 36º C. La variación
diaria de la temperatura oscila de 5 a 8º C, que es mucho
mayor que la variación anual, que apenas llega a los 1 ó 2º
C.

• La humedad relativa es generalmente superior al 75%.

• Las precipitaciones mínimas para mantener el bosque


húmedo son de 1 800 mm anuales, siendo el óptimo de 2
000 mm, distribuidos más o menos regularmente durante
todo el año. Si existen dos o tres meses con precipitaciones
inferiores a los 50 o 100 mm, ya se dejan sentir los cambios
en la vegetación, apareciendo un bosque tropical más
seco, en el cual algunas especies pueden ser caducifolias.

Los suelos son muy heterogéneos, pero casi todos son de


origen fluvial, es decir, provienen de los sedimentos
arrastrados desde los Andes a través de millones de años y
que han sufrido procesos de transformación, dando origen a
diversos tipos de suelos. Los principales son:

• Suelos rojos y amarillos, ácidos y de baja fertilidad natural


(ultisoles), profundos, bien drenados y con contenido de
arcilla. Se encuentran en los terrenos no inundables y en
las terrazas antiguas. Conforman el 49,2% de la selva baja
peruana.

• Suelos jóvenes de perfil poco diferenciado y superficiales


(entisoles). Se encuentran en terrazas recientes.
Conforman el 12,8% de la selva baja peruana.

• Suelos jóvenes con diferenciación en horizontes


(inceptisoles). Se encuentran en gran parte en zonas mal
drenadas (aguajales). Conforman el 10,5% de la selva baja
peruana.

• Suelos moderadamente fértiles y bien drenados (alfisoles,


vertisoles, molisoles). Conforman el 3% de la selva baja
peruana.

• Suelos muy infértiles arenosos (spodosoles), formados por


arenas blancas y totalmente lavadas. Conforman el 0, 1 %
de la Amazonía peruana.

Los ecosistemas naturales más frecuentes en la selva baja


son los siguientes:

1. Ecosistemas terrestres. Con dominancia de árboles


(bosques inundables o bajiales, bosques no inundables o de
altura, y bosques ribereños). Con dominancia de otras plantas
(palmares diversos, especialmente los aguajales, y los pacales
o formaciones de bambú Guadua).

2. Ecosistemas acuáticos. Lagos y lagunas (cochas), ríos de


aguas negras y de aguas turbias o blancas, y pantanos.

11. La sabana de palmeras: Se presenta en el Perú sólo en


las pampas del río Heath, en el departamento de Madre de
Dios.

En las pampas del río Heath, en la frontera con Bolivia y en el


departamento de Madre de Dios, existe un ecosistema
conocido como sabana de palmeras, y que es único en el
Perú. Es la extensión más hacia el norte de extensas
formaciones similares del oriente boliviano y muy relacionado
con el Chaco.

Contiene cuatro formaciones vegetales:

1. El bosque de galería, en las orillas de los ríos con árboles y


alta predominancia de la palmera aguaje (Mauritia flexuosa), y
esparcidas el huasaí (Euterpe sp.) y el ungurahui (Jessenia
sp.). Este bosque es denso y se inunda durante las crecientes.

2. El pajonal de la pampa, con predominancia de gramíneas


(Panicum sp., Tachypogon plumerosa) y arbustos dispersos. El
suelo es muy pobre y durante la época de lluvias se inunda,
siendo de carácter pantanoso. Durante la época seca es
totalmente seco.

3. Los bosquetes en las partes colinosas, con arbustos más


densos de Curatella americana, y árboles dispersos de tajibo o
tahuarí (Tabebuia suberosa) y algunas palmeras. Estos
bosquetes destacan entre las formaciones de gramíneas.
4. Los bosques adyacentes están compuestos por especies de
Calophyllum, Inga, Hymenaea y Jessenia. Los suelos son
mejor drenados y con pH entre 4,5 y 5,9.

Los suelos son aluviales antiguos, con mal drenaje y muy


ácidos (pH 5,7 a 4,4), con poca materia orgánica. Durante la
época seca, el suelo presenta resquebrajamientos de hasta 70
cm de profundidad. Durante la época de lluvias las sabanas
son inundadas (diciembre a marzo) y la época seca dura cerca
de 7 meses.
Esta región alberga fauna relacionada con el Chaco y muy
especial para el Perú.

Especies Representativas por Ecorregión

Ecorregión Flora Fauna

Mar Frío de la Fitoplancton de los Géneros Anchoveta, Sardina,


Corriente Endophyton, Ectocarpus, Guanay, Ballena Azul
Peruana Goniotrichium

Mar Tropical Mangle Dulce, Mangle Cachalote, Concha Negra,


Colorado y Algas de los Petrel Gigante, Pez
géneros Monostrama y Espada, Ave Fragata
Gelidium

Desierto del Géneros Tillandsia, Venado Gris, Zorro,


Pacífico Prosopis, Carica Cernícalo, Jergón de Costa

Bosque Seco Guayacán, Hualtaco, Ceibo, Zorro de Sechura, Chilalo,


Ecuatorial Algarrobo Venado Colorado, Pacaso

Bosque Géneros Alseis, Hurón, Mono Aullador del


Especies Representativas por Ecorregión

Tropical del Centrolobium, Cederla Pacífico, Armadillo, Águila


Pacífico Negra, Cocodrilo
Americano

Serranía Gigantón, Mito, Tola Puma, Halcón Peregrino,


Esteparia Vizcacha

Puna Queñua, Puya, Yareta Vicuña, Cóndor, Puma,


Suri, Taruca

Páramo Géneros Diplostephium, Pinchaque, Picaflor


Calamagrostis, Espeltia Gigante, Jambato

Selva Alta Géneros Podocarpus, Ucumari, Gallito de las


Heliconia, Chusquea Rocas, Jergón

Selva Baja Lupuna, Caoba, Castaño Jaguar, Guacamayo,


Yacumama

Sabana de Aguaje, Géneros Jessenia, Lobo de Crin, Tucán,


Palmeras Tabebuia Ciervo de los Pantanos,
Oso Hormiguero Bandera.

2. Actividades económicas y el impacto de la población


La especie humana, a pesar de su gran desarrollo técnico,
forma parte de¡ medio ambiente, pues depende de él para vivir.
Sin el medio ambiente o la naturaleza los seres humanos no
sobrevivirían, pues su dependencia de los seres de los
ambientes, tanto animados como inanimados, es total para
satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, vestido,
vivienda, cultura y recreación.

Los seres humanos necesitan del aire para respirar, pues sin el
oxigeno morirían en pocos minutos; del agua para calmar su
sed, lavar y cocinar sus alimentos; de las plantas para
alimentarse, obtener madera y medicamentos; de los animales
para obtener alimentos, lana, cuero y otros productos; del suelo
para cultivar y cimentar sus viviendas; y del Sol como fuente de
calor y de energía, porque el petróleo, el gas, la leña y otras
fuentes energéticas no son más que energía solar acumulada.

A pesar que el ser humano es parte del medio ambiente y


depende de él, con su desarrollo industrial está causando un
impacto cada vez mayor en la naturaleza y produce
alteraciones funestas como:

• La destrucción de los bosques; con la tala y quema de los


bosques desaparecen miles de especies y el hábitat de
muchas otras es reducido. En el Perú se han destruido casi
la totalidad de los bosques de la costa y unas 6 millones de
hectáreas en la selva alta y baja. El ritmo de destrucción de
bosques es de unas 250 000 hectáreas por año en la selva.

• El exterminio de plantas y animales por la extracción


exagerada; la tala y quema de los bosques, y otras
actividades. En la actualidad decenas de especies de
plantas y animales están en peligro de extinción y algunas,
como la chinchilla, se han extinguido para siempre en
nuestro territorio.

• La contaminación del agua, del aire y del suelo por los


desechos tanto del hogar como industriales. La mayor parte
de los ríos costeros están fuertemente contaminados por las
actividades mineras, los pesticidas y los desechos de las
ciudades. La fauna acuática, como el camarón de río, va
desapareciendo paulatinamente.
• La erosión de los suelos agrícolas y la pérdida de fertilidad
de los mismos por prácticas no adecuadas, que reducen la
producción de alimentos y comprometen la seguridad
alimentarla de las generaciones futuras. En la costa el 50%
de las tierras agrícolas está afectado por procesos de
salinización; en la Sierra el 60% de las tierras está siendo
afectado por la erosión; y en la selva cerca de 4 millones de
hectáreas han perdido su fertilidad.

• La pérdida de recursos genéticos de plantas y animales


domésticos y de sus variedades adaptadas a las diversas
condiciones ambientales. El Perú es un país con gran
diversidad de especies y variedades domésticas de
plantas y animales: posee 128 especies de plantas
nativas domesticadas y cuatro especies de animales
nativos domésticos (alpaca, llama, cuy y pato criollo). De
algunas especies se tienen decenas y hasta miles de
variedades, como en el caso de las papas. La pérdida de
variedades es muy intensa.

3. Ecosistemas en riesgo
En los últimos años, las investigaciones científicas que se
realizan en diversos lugares del planeta advierten de la grave
desaparición de muchos ecosistemas debido principalmente a
los efectos del calentamiento global, pero también por la acción
del hombre.

Nuestro país no escapa a esta dramática realidad, pues a la


mutilación de territorios de áreas protegidas y reservas se
suma ahora la sobreextracción de recursos naturales, la
expansión de zonas agrícolas, la acelerada urbanización y la
peligrosa contaminación ambiental.

Ante este problema y con el objetivo de evitar la degradación


progresiva de importantes ecosistemas de nuestro país, el
Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena), reveló la
lista que identifica y propone los ecosistemas frágiles y áreas
prioritarias para la conservación a lo largo de todo el territorio
nacional.

La valiosa investigación subraya que la riqueza biológica de


estos ecosistemas está siendo afectada por diversas
amenazas, por lo que es necesario tomar medidas urgentes
para salvarla y preservarla.

Los registrados

Entre los ecosistemas frágiles y áreas prioritarias para


conservación propuestas figuran: 37 lagunas altoandinas
costeras, 29 humedales costeros, ocho humedales
amazónicos, 55 lomas costeras, 55 bosques de queñoales y 11
bofedales altoandinos.

El estudio identificó, además, ecosistemas prioritarios


particulares para conservar especies de flora y fauna que se
encuentran en peligro de extinción. Entre estas áreas se
estableció la zona de bofedales altoandinos de Tacna, Puno y
Moquegua, donde habita el suri; la zona de Jesús y Cocotea,
ubicada en el límite entre Moquegua y Arequipa, donde hay
importantes poblaciones de nutria marina y del pingüino de
Humboldt; los páramos de Piura y Cajamarca, donde habita el
tapir pinchaque; y la provincia de Chincha, que concentra el
guanaco, cuya situación es sumamente crítica.
Riqueza forestal

En lo que respecta a riqueza forestal, se ha considerado el


valle de Cinto en Tacna, por su concentración de carzo o jasi
(especie forestal declarada en veda indefinida desde el año
1977); el ecotono de transición entre los ecosistemas de
manglar y bosque seco de Tumbes y Piura; los bosques secos
del Marañón y Apurímac; así como la cuenca baja del río Lurín,
la cuenca media y alta del río Rímac y la cuenca media-baja
del río Chillón, refugios de las cactáceas (plantas únicas que
crecen en estas zonas áridas de Lima).

Otras áreas prioritarias son: las lomas de cactáceas gigantes


costeras en Arequipa y Moquegua, los ecosistemas de yungas
peruanos y los sitios importantes para la conservación de aves,
conocidas como IBAS (130) en el Perú.

En el mar

La lista también considera áreas en el mar peruano, por ello se


ha propuesto 14 islas costeras y diez puntas como importantes
para la conservación.

Este estudio de ecosistemas frágiles y áreas prioritarias para la


conservación fue presentado por el biólogo Miguel Llellish,
autor del proyecto, con el objetivo de identificar nuevos
ecosistemas de interés donde se pueda promover la
conservación conjunta con los gobiernos regionales,
municipales y locales.