UNIVERSIDAD DE ALCALÁ

Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática

INGENIERÍA TÉCNICA EN INFORMÁTICA DE SISTEMAS

Trabajo Fin de Carrera Estudio cognitivo sobre la evolución de las democracias en el siglo XXI, aplicación de la tecnología para mejora de éstas

Autor: Carlos Manuel Arias Moreno Director: Luis Usero Aragonés

i

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

You are free:
  to Share — to copy, distribute and transmit the work to Remix — to adapt the work

Under the following conditions:
   Attribution — You must attribute the work in the manner specified by the author or licensor (but not in any way that suggests that they endorse you or your use of the work). Noncommercial — You may not use this work for commercial purposes. Share Alike — If you alter, transform, or build upon this work, you may distribute the resulting work only under the same or similar license to this one.

With the understanding that:
   Waiver — Any of the above conditions can be waived if you get permission from the copyright holder. Public Domain — Where the work or any of its elements is in the public domain under applicable law, that status is in no way affected by the license. Other Rights — In no way are any of the following rights affected by the license:     Your fair dealing or fair use rights, or other applicable copyright exceptions and limitations; The author's moral rights; Rights other persons may have either in the work itself or in how the work is used, such as publicity or privacy rights.

Notice — For any reuse or distribution, you must make clear to others the license terms of this work. The best way to do this is with a link to this web page.

ii

Dedicatoria

A mis padres, a mi hermana y a Virginia. Por su amor y apoyo incondicional.

iii

iv

Agradecimientos
Quiero dar las gracias a todos aquellos que me han acompañado por el arduo camino que ha supuesto la redacción de este proyecto. En especial a mi tutor y amigo Luis Usero Aragonés, por ofrecerme la posibilidad de realizarlo.

No puedo sino adorar a mi padre y a mi madre por su paciencia infinita y apoyo recibido durante estos años de Universidad. Gracias a mi hermana por las largas conversaciones que me animaron a llevarlo a cabo y por sus influencias.

Mil amores a Virginia, mi compañera, sin la cual nunca hubiera terminado. Gracias por no haber parado un instante de darme ánimos, por la confianza, y por tu incansable trabajo de coproductora y proofreader.

Por último, agradezco a la Tuna de Alcalá de Henares los viajes, las risas y los buenos momentos que me han hecho crecer como persona.

v

vi

Índice
DEDICATORIA ...........................................................................................................III

AGRADECIMIENTOS ................................................................................................. V

ÍNDICE ........................................................................................................................ VII

RESUMEN ................................................................................................................. XIII

1. INTRODUCCIÓN ................................................................................................... 15

2. UN MUNDO CIENTÍFICO .................................................................................... 19

3. LAS NECESIDADES .............................................................................................. 23
3.1. Las necesidades humanas son finitas ............................................................................... 23 3.1.1. Necesidades básicas ....................................................................................................... 24 3.1.2. Necesidades de orden superior ..................................................................................... 25

3.2. La violencia como estrategia para satisfacer las necesidades .......................................... 26

3.3. Datos macroeconómicos de pobreza ............................................................................... 27

4. LA FUNCIÓN EXPONENCIAL ............................................................................ 29

5. SISTEMA CAPITALISTA ..................................................................................... 31
5.1. Estructura y finalidad ....................................................................................................... 31

5.2. Qué es el dinero............................................................................................................... 33 5.2.1. Economía........................................................................................................................ 33

vii

5.2.2. Interdependencia ........................................................................................................... 34 5.2.3. El dinero es una estrategia para cubrir nuestras necesidades ....................................... 35

5.3 Distribución del capital ..................................................................................................... 36 5.3.1. Explicación científica de la distribución ......................................................................... 40

5.4. Crisis energética .............................................................................................................. 42 5.4.1. Introducción sobre la formación del petróleo y carbón ................................................ 42 5.4.2. Dependencia absoluta del petróleo ............................................................................... 43 5.4.3. Pico del petróleo ............................................................................................................ 45 5.4.4. Demanda energética a medio plazo .............................................................................. 46 5.4.5. Oil Crash ......................................................................................................................... 47

5.5. Dinero y energía. Dos sistemas económicos independientes. .......................................... 49

5.6. La energía se paga ........................................................................................................... 54

5.7. Consumismo Cíclico, obsolescencia innecesaria............................................................... 56 5.7.1. Obsolescencia Competitiva ............................................................................................ 57 5.7.2. Obsolescencia Programada ............................................................................................ 57 5.7.3. Más servicios con menos materiales ............................................................................. 61

5.8. Labor humana. Un sistema obsoleto................................................................................ 62 5.8.1. Por qué no hay trabajo si hay mucho por hacer ............................................................ 62 5.8.2. La utilidad de la automatización en el trabajo ............................................................... 62 5.8.3. El poder de decisión individual en el mercado .............................................................. 64 5.8.4. El sentido de ganarse la vida .......................................................................................... 66 5.8.5. La alternativa.................................................................................................................. 67

5.9. Los valores sociales del Capitalismo................................................................................. 69 5.9.1. Adicción, egoísmo y avaricia. ......................................................................................... 69 5.9.2. Indefensión aprendida ................................................................................................... 71

viii

5.9.3. La cadena de obediencia ................................................................................................ 72 5.9.3.1. El experimento de Milgram .................................................................................... 72 5.9.3.2. Carencia de información ......................................................................................... 74 5.9.3.3. Publicidad y consumo ............................................................................................. 76 5.9.4. Cambiando el entorno cambiamos los valores .............................................................. 77

5.10 Nuestra dependencia del sistema ................................................................................... 79

5.11. Analfabetismo tecnológico ............................................................................................ 83

5.12. Problemas para la biosfera causados por el sistema capitalista ..................................... 88

5.13. Contradicciones y defectos del Sistema ......................................................................... 91

6. ECONOMÍA BASADA EN RECURSOS .............................................................. 93
6.1. Introducción .................................................................................................................... 93

6.2. Una idea general.............................................................................................................. 93

6.3. Energía ............................................................................................................................ 96 6.3.1. Energías renovables ....................................................................................................... 97 6.3.2. Producción Distribuida ................................................................................................... 99

6.4. Gestión y uso de recursos .............................................................................................. 101 6.4.1. Alimentación ................................................................................................................ 101 6.4.1.1. Huertos verticales ................................................................................................. 101 6.4.1.2. Producción de carne ............................................................................................. 102 6.4.1.3. Agua ...................................................................................................................... 103 6.4.2. Inventario de recursos ................................................................................................. 104 6.4.3. Extracción de recursos ................................................................................................. 105

6.5. Manufacturación y distribución ..................................................................................... 107

ix

6.5.1. Diseño óptimo .............................................................................................................. 108

6.6. Servicios ........................................................................................................................ 111 6.6.1. Salud ............................................................................................................................. 111 6.6.2. Educación ..................................................................................................................... 113 6.6.2.1. Formación Básica .................................................................................................. 114 6.6.2.2. Investigación ......................................................................................................... 115 6.6.2.3. Arte y humanidad ................................................................................................. 116 6.6.3. Transporte e Infraestructura ........................................................................................ 117 6.6.3.1. Ciudad ................................................................................................................... 117 6.6.3.2. Distancia media .................................................................................................... 119 6.6.3.3. Largo recorrido ..................................................................................................... 119

6.7. Acceso vs. Propiedad ..................................................................................................... 121

6.8. Motivación y Productividad ........................................................................................... 124

6.9. Competición vs. Cooperación ........................................................................................ 126 6.9.1. Open Source Everything ............................................................................................... 127

6.10. Gobierno, Ley e Igualdad ............................................................................................. 131

7. TRANSICIÓN A UNA EBR ............................................................................... 137
7.1. Movimientos y proyectos en la línea de una EBR ........................................................... 137 7.1.1. Decrecimiento y Transition Towns ............................................................................... 137 7.1.2. Felicidad Interior Bruta (FIB) ........................................................................................ 137 7.1.3. Economía del bien común ............................................................................................ 138 7.1.4. Automatización del trabajo .......................................................................................... 139 7.1.5. Renta básica ................................................................................................................. 140 7.1.6. Jornada laboral de 4 horas ........................................................................................... 141 7.1.7. Educación ..................................................................................................................... 142

x

7.1.8. Crowdfunding............................................................................................................... 142

8. CONCLUSIONES................................................................................................. 143

9. BIBLIOGRAFÍA .................................................................................................. 147

10. ANEXO ............................................................................................................... 162
10.1. Imagenes ..................................................................................................................... 162

10.2. Tablas .......................................................................................................................... 163

11. PRESUPUESTO ............................................................................................... 164

xi

xii

Resumen
La esencia de este proyecto se centra en el análisis de las necesidades humanas y el importante papel que la tecnología juega en las sociedades del siglo XXI.

Para ello, este proyecto consta de dos bloques claramente diferenciados:

En el primero de ellos, se estudian los problemas que presenta el sistema capitalista a la hora de satisfacer las necesidades de toda la población humana. Se hará un repaso detallado de los síntomas que el sistema produce sobre: comportamiento humano, medio ambiente, energía, economía, democracia y desarrollo de la ciencia.

La segunda parte trata de proponer una alternativa conjunta y progresiva hacia un nuevo sistema eficiente, cooperativo y sostenible de la sociedad y su economía. Siguiendo el tren de pensamiento de una Economía Basada en Recursos, se plantearán las pautas científicas y tecnológicas para dar solución a nuestros problemas como civilización global.

Palabras clave: Necesidades, Economía Basada en Recursos, Automatización, Open Source, Democracia.

xiii

xiv

1. Íntroduccion
El propósito de este proyecto es exponer un nuevo modelo organizativo de la sociedad basándome en diversos estudios económicos y sociales. Este nuevo modelo se basa en la idea de aprovechar al máximo todo nuestro potencial científico y tecnológico, para liberar a los humanos de los trabajos repetitivos y crear abundancia de bienes y servicios. Creando una nueva sociedad en la cual nos desharemos de estructuras obsoletas como el uso del dinero, fronteras nacionales, gobiernos y otras formas de control opresivo. Este sistema reconoce la interconectividad de todos y cada uno de los seres vivos que habitan el planeta y considera no sólo inaceptable, sino absolutamente innecesario el sufrimiento de cualquier ser humano por privación de sus necesidades básicas. Este sistema se llama Economía Basada en Recursos (EBR). Puesto que toda organización social y económica se constituye cooperativamente para facilitar la supervivencia de los individuos, es primordial conocer las necesidades humanas, saber si estas son variables y si son finitas. Nos centraremos en los autores cuyos estudios se basan en identificar y clasificar las necesidades humanas, así como descubrir las motivaciones que nos llevan a una conducta violenta en un intento por satisfacerlas: 

Abraham Maslow, doctor en psicología por la Universidad de Wisconsin en

1934, es conocido por idear una ayuda visual a su teoría sobre la jerarquía de las necesidades humanas.  Manfred Max Neef ha trabajado para organizaciones de la ONU y en diversas

universidades de EE.UU. y América Latina. Realizando estudios sobre desarrollo humano, modeló sistemas alternativos basados en la igualdad y en la idea de cubrir las necesidades básicas.  Marshall Rosenberg es doctor en Psicología Clínica por la Universidad de

Wisconsin desde 1961. Es fundador del “The Center for Nonviolent Communication” en el cual se exploran las causas que nos llevan a una conducta violenta y como evitarla.

Según Gary F. Marcus, doctor en Ciencias Cognitivas del MIT, el cerebro humano es apaño evolutivo. Ha ido evolucionando desde formas de organización más simples y adaptándose a las circunstancias ambientales de cada época. Somos producto de las circunstancias históricas que nos preceden. 15

Es evidente que nuestra civilización es el resultado de las condiciones medioambientales; en cualquier otro entorno medioambiental nuestra organización como sociedad sería totalmente diferente. Al igual que el cerebro, la sociedad ha ido colocando parches para mejorar su funcionamiento, construyendo sobre lo que funciona. El sistema económico actual, es por tanto, consecuencia de estos parches aplicados sucesivamente a lo largo de la historia. Este sistema económico debido a las diferencias de riqueza y población en el mundo, se encuentra bastante lejos de ser perfecto.

Figura 1. Distribución de la riqueza doméstica, PIB y población en el año 2000. (James Davies, 2012)

Ahora comenzamos a disponer del conocimiento, tecnología y recursos para dejar atrás un sistema basado en ciclos de abundancia y escasez, y comenzar una era de abundancia material y creativa, un auténtico renacimiento comparable al sucedido en el siglo XV. Lamentablemente estamos mediatizados por los diferentes medios de información que han conseguido dividirnos, mellando las relaciones sociales y generando un sistema de valores distorsionado que nos impide evolucionar en sociedad. Por todo ello la civilización actual se encuentra en claro declive. Vamos a explorar el sistema económico y social, el sistema educativo, los valores sociales y los mecanismos de auto-preservación del estatus quo y de control de la población; tratando de encontrar la raíz de los problemas que impiden a la economía acometer su fin y poder evitar las causas que los generan en la construcción de un nuevo sistema.

16

Enfrentaremos varios conceptos clave (Tabla 1) entre la Economía de Mercado y la Economía Basada en Recursos:

Economía de Mercado Consumismo Obsolescencia Propiedad Crecimiento infinito Competición Trabajo asalariado Escasez / Desigualdad

Economía Basada en Recursos Preservación Diseño óptimo Acceso Estado estable Colaboración Automatización del Trabajo Abundancia / Igualdad

Tabla 1. Características de la Economía de Mercado en contraposición con la Economía Basada en Recursos. (Joseph, The Big Question, 2012).

Para ello nos apoyaremos en los datos ofrecidos por diferentes estudios científicos sobre sociología, psicología, economía, medio ambiente y energía para poder plantear un plan de transición sobre una base cercana a la realidad. Será un proceso de depuración donde la experiencia empírica de la ciencia seleccione sólo aquellas partes óptimas, desechando el resto. Por último, se darán varias soluciones que podrían implementarse o que incluso ya se están llevando a cabo y que se encuentran en la línea que sigue la EBR.

17

18

2. Un mundo científico
En términos generales, la evolución del entendimiento humano, puede ser vista como una transición; desde las observaciones superficiales, procesadas por nuestros limitados cinco sentidos y filtradas a través de nuestro marco educacional y de valores; a un método basado en la medición objetiva de parámetros y procesos analíticos diseñados para llegar a conclusiones mediante el testeo persistente de pruebas. Nuestro entendimiento de la realidad ha evolucionado a la par que evolucionaban las formas de comunicación y transmisión de la cultura y el conocimiento del momento; desde la cultura oral sumida en la conciencia mitológica; pasando por la cultura escrita de conciencia teológica; las culturas con imprenta que dieron lugar a la conciencia ideológica; hasta las culturas con electricidad y telecomunicaciones de conciencia psicológica (Rifkin, 2010, pág. 40). A lo largo de esas etapas hemos ido desarrollando herramientas cognitivas necesarias para la aplicación del método científico. Los grandes avances y el uso predictivo de las matemáticas, física, biología y otras disciplinas científicas, nos demuestran que como especie, estamos comenzando lentamente a entender los procesos de la naturaleza y seguimos ampliando nuestra capacidades para emular, acentuar o reprimir algunos de estos, lo que confirma nuestro progreso en su comprensión. El mundo que nos rodea, rebosante de tecnología e inventos que modifican nuestra vida, es un testamento de lo que el Método Científico es capaz. Las “Leyes Naturales” del universo, existen tanto si elegimos reconocerlas como si no. Estas reglas inherentes al universo existieron mucho antes de que los seres humanos evolucionaran las herramientas cognitivas para reconocerlas. Podemos debatir sobre la exactitud con la que medimos los parámetros de la naturaleza en esta etapa de nuestra evolución intelectual, pero parece evidente que estamos atados por unas fuerzas relativamente estáticas que tienen una lógica determinada y medible. A diferencia de las tradiciones religiosas, donde el estancamiento de los dogmas religiosos sigue siendo habitual, la ciencia busca el reconocimiento de las “Leyes Naturales”, cuyas características desafían profundamente la estabilidad de las creencias que muchos mantienen sagradamente. El método científico, persigue la verificación mediante la metodología objetiva y empírica. La ciencia está claramente comprometida con el último descubrimiento y no mantiene nada como sagrado, siempre dispuesta a corregir las anteriores conclusiones falsas cuando surge

19

nueva información. Aceptar tal incertidumbre requiere una sensibilidad muy diferente a la que vive hoy día la mayoría de la sociedad. En ciencia a menudo se dice que las teorías nunca pueden ser probadas, solamente refutadas. Siempre existe la posibilidad de que una nueva observación o un nuevo experimento entre en conflicto con una teoría de larga duración. En el corazón del Método Científico se encuentra el escepticismo y la consistencia. La Ciencia está interesada en la aproximación más cercana a la verdad que pueda encontrar y si hay algo que la Ciencia reconoce explícitamente, es que virtualmente todo lo que conocemos será corregido en el tiempo según surja nueva información. De igual forma, lo que en un principio pudiera parecer improbable, imposible o incluso “supersticioso”, podría en el futuro ser probado como útil una vez validada su integridad. La implicación de esto constituye una Emergencia de Pensamiento - Emergencia de la “Verdad”, si se prefiere. Si examinamos detenidamente la historia, esta nos muestra un amplio espectro de comportamientos siempre cambiantes y prácticas basadas en el conocimiento más recientemente actualizado, y este humillante reconocimiento es crítico para el avance humano. Sin embargo, según Masanobu Fukuoka, biólogo y filósofo japonés, “El método científico consta de cuatro etapas básicas. La primera es la de enfocar conscientemente la atención sobre algo, observarlo y examinarlo mentalmente. La segunda etapa consiste en usar la propia potencia de discernimiento y raciocinio, para edificar una hipótesis y formular una teoría basada en las observaciones efectuadas. El tercer paso es descubrir empíricamente un principio singular o "ley", a partir de los resultados acumulados a través de experiencias análogas y experimentación repetida. Y, finalmente, cuando los resultados de la experimentación inductiva hayan sido aplicados y tengan un punto de agarre, el paso final es el de aceptar ese conocimiento como verdad científica y afirmar su utilidad para la Humanidad. Dado que este proceso comienza con una investigación que discrimina y analiza, las verdades que pueda descubrir nunca serán absolutas ni universales. Así, el conocimiento científico es, por definición, fragmentario e incompleto (a pesar del profundo rechazo del director de este proyecto a esta afirmación). No importa cuántas porciones de conocimiento incompleto puedan ser reunidas juntas, pues nunca formarán un todo completo. El Hombre cree que la disección continuada y el desciframiento de la Naturaleza le permitirán hacer amplias generalizaciones, las cuales ofrecerán, en conjunto, una visión plena de la Naturaleza, pero

20

esto solo fragmenta a la Naturaleza en pedazos pequeños y lo reduce todo a una imperfección todavía mayor” (Fukuoka, 1985, págs. 73, 74). A pesar de las imperfecciones de la ciencia, es la mejor herramienta que tenemos para ampliar nuestra comprensión de la naturaleza. Por tanto, vamos a basar el desarrollo de este proyecto estrictamente en el método y conocimiento científico.

21

22

3. Las necesidades
3.1. Las necesidades humanas son finitas
Según Marshall Rosenberg, la motivación esencial de toda acción gira en torno a la satisfacción de algún tipo de necesidad, propia o ajena. Si echamos la vista atrás, podemos comprobar que en los últimos milenios, la humanidad ha ido rompiendo a pasos agigantados el vínculo que mantenía con la naturaleza, considerándola algo externo a sí misma. Debido a la despoblación de áreas rurales y concentración alrededor de las ciudades esta desvinculación con la naturaleza se hace patente (Massey, 1993). Pontevedra, por ejemplo, lidera el ranking de despoblación en España, con un descenso del 99,7% de su población rural (INE). El individualismo que sufrimos nos hace creer que estamos aislados, incluso que ejercemos cierta superioridad sobre el resto de seres de la Tierra. La realidad es que nuestras necesidades fisiológicas son prácticamente idénticas a las del resto de seres vivos; no existe un solo ser vivo en el planeta que pueda vivir sin agua. ¿Cuáles son las necesidades humanas? A menudo, en la historia, se ha creído que las necesidades humanas tienden a ser infinitas, a cambiar constantemente, a variar de una cultura a otra y en cada periodo histórico. Sin embargo, frecuentemente cometemos el error de no saber distinguir entre las necesidades propiamente dichas y las estrategias para satisfacerlas. Por ejemplo, uno podría sentir la “necesidad” de tener una bicicleta -o un Ferrari. Sin embargo, las necesidades realmente subyacentes residen en la libertad de movimiento, la total disponibilidad temporal de la misma, la necesidad de ocio y ejercicio, conexión con la naturaleza, etc. Tener esa bici es tan sólo una estrategia de las infinitas posibilidades para satisfacer esa necesidad de libre movilidad. Según Manfred Max Neef (Desarrollo a Escala Humana, 1993)– "Las necesidades humanas fundamentales son finitas, pocas y clasificables, son las mismas en todas las culturas y en todos los períodos históricos. Lo que cambia, a través del tiempo y de las culturas, es la manera o los medios utilizados para la satisfacción de las necesidades". A mediados del s.XX Abraham Maslow teorizó esta cuestión en la llamada pirámide de Maslow (Figura 2):

23

Figura 2. Pirámide de Maslow que representa la jerarquía de necesidades humanas. (Finkelstein)

Según Maslow, los niveles superiores no pueden ser plenamente alcanzados sin haber satisfecho las necesidades que se encuentran por debajo. A los cuatro niveles inferiores, les llamó “necesidades de déficit” y al nivel superior “autorrealización o “motivación de crecimiento”. La idea básica es que las necesidades de autorrealización toman importancia cuando se han satisfecho las necesidades de la base.

3.1.1. Necesidades básicas Las necesidades básicas se centran en cubrir las demandas fisiológicas del organismo: nutrición, respiración, reproducción, crecimiento, etc. Estas necesidades son comunes a todos los seres vivos del planeta, y deben cubrirse para asegurar la vida del individuo. Para garantizar la conservación de las funciones fisiológicas, el organismo posee unas necesidades de seguridad, mediante las cuales se protege tanto a sí mismo como a su núcleo familiar o grupal, asegurando su abastecimiento, su territorialidad; es decir, mediante la conservación de los recursos necesarios para su supervivencia. Cuando nos referimos a las necesidades de afiliación hablamos de una de las funciones vitales de todo organismo: la relación. Las relaciones de un individuo con otros de su misma especie, diferente, o con su entorno, le permiten el correcto desarrollo de las demás necesidades básicas, como pueden ser la obtención de alimentos, la reproducción o la seguridad en el entorno. Quizá esta debería ser la necesidad más básica, ya que precede a las demás; desde el momento en que nacemos, estamos relacionándonos con un entorno completamente nuevo.

24

3.1.2. Necesidades de orden superior Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, alta y baja:

La estima alta concierne a la necesidad del respeto a uno mismo, e incluye

sentimientos tales como confianza, competencia, maestría, logros, independencia y libertad.

La estima baja concierne al respeto de las demás personas: la necesidad de

atención, aprecio, reconocimiento, reputación, estatus, dignidad, fama, gloria, e incluso dominio.

La merma de estas necesidades se refleja en una baja autoestima y el surgimiento de un complejo de inferioridad. La satisfacción de esta necesidad apoya el sentido de vida y la valoración como individuo y profesional, que tranquilamente puede escalonar y avanzar hacia la necesidad de la autorrealización. Este punto es de vital importancia para el desarrollo de una sociedad sana, pues los sentimientos de inferioridad, superioridad y baja autoestima, son muy comunes en individuos de sociedades altamente jerarquizadas, y afectan a la salud del conjunto. En casi todo el mundo el estatus de una persona se mide directamente por su nivel de riqueza y bienes materiales. Cuando este estatus se traslada de lo puramente económico al terreno personal, a la autoestima - lo cual ocurre muy a menudo - y existe un trato desigual entre las personas, emerge la violencia.

25

3.2. La violencia como estrategia para satisfacer las necesidades
“La violencia es el miedo a los ideales de los demás.” – (Mahatma Gandhi)

Durante toda nuestra historia, las guerras entre los pueblos se han sucedido en un intento por satisfacer sus necesidades ante la escasez de recursos como el agua, animales, tierra fértil, minerales, etc. Así como por asuntos religiosos que conciernen la integridad espiritual, independencia, autodeterminación, dominio y otras necesidades relativas a las necesidades de reconocimiento y autorrealización. En la sociedad contemporánea también lo podemos observar el caso particular -de menor daño pero semejante categoría- del insulto, grito o amenaza. Esta es una estrategia frecuentemente utilizada para satisfacer una necesidad cualquiera que, si bien logra su objetivo en algunas ocasiones, lo hace a costa de aumentar la hostilidad o violencia en la relación de las personas involucradas. La violencia es una estrategia capaz de satisfacer las necesidades de una parte implicada, pero que deja a la otra en una posición de vulnerabilidad e inferioridad, generando sentimientos de odio, desconfianza, desconexión y baja autoestima que dificultan la empatía y la búsqueda de estrategias comunes para satisfacer las necesidades de ambas partes. El lenguaje es una herramienta que permite la comunicación entre individuos. Puede considerarse una tecnología, un protocolo (Mark Changizi, 2011). El resultado obtenido, depende de la intención y el uso que se le dé a esa comunicación o tecnología. Si la comunicación se lleva a cabo de forma violenta por una, o ambas partes, el resultado será diferente al de una comunicación completamente no violenta. Está demostrado que, a la hora de satisfacer necesidades, una comunicación no violenta permite la creación de un vínculo de calidad con el cual es más fácil alcanzar un resultado beneficioso para ambas partes. El lenguaje que utilizamos hoy día está cargado de violencia y no somos verdaderamente conscientes. Este mal uso de la lingüística es el mayor causante de conflictos y malentendidos de toda la historia. Cuando de verdad consigamos comunicarnos sin ofender, al igual que se comunica un ingeniero chino con uno inglés mediante el lenguaje científico, seremos capaces de encontrar las estrategias adecuadas a fin de satisfacer nuestras necesidades.

“Cada crítica, juicio, diagnosis, y expresión de ira es la trágica expresión de unas necesidades no satisfechas” – Marshall Rosenberg

26

3.3. Datos macroeconómicos de pobreza
En la actualidad miles de personas carecen de acceso a las necesidades básicas para la vida. Se estima que el 95% de la población relativa a los países en desarrollo vive con menos de 10$ al día. Casi la mitad de la población, más de tres mil millones de personas, viven con menos de $2,50 al día (Ravallion, 2008). Más del 80% de la población vive en países donde las diferencias económicas están aumentando. (UN.Development, 2007). Según UNICEF alrededor de 21.000 niños mueren cada día en el mundo por falta de acceso a necesidades básicas (UNICEF, 2010 , pp. 18,19). Parece evidente que si una persona no puede satisfacer estas necesidades, difícilmente buscará satisfacer las necesidades de orden superior. Una sociedad que compite por el acceso a lo más básico no puede optar a desarrollar plenamente sus capacidades sociales e intelectuales. Como el actual sistema económico no es capaz de esto, el diseño de un sistema que garantice las necesidades fisiológicas de todas las personas, alimento, agua potable, aire limpio; y libere el tiempo que necesitamos para desarrollarnos plenamente en sociedad, debe de ser el objetivo principal de la civilización emergente, sin olvidarse de que la educación es un proceso que dura toda la vida y exige un tiempo y esfuerzo que puede considerarse un auténtico lujo hoy en día. En resumen, podemos concluir que una sociedad verdaderamente civilizada es aquella capaz de satisfacer todas sus necesidades, desde las fisiológicas hasta las de orden superior investigando y aplicando estrategias no violentas que favorezcan y mejoren el funcionamiento de todo el sistema económico y social.

27

28

4. La funcion exponencial
Antes de entrar en materia sobre los tipos de sistema que podemos utilizar para cubrir nuestras necesidades, vamos a revisar uno de los conceptos más importantes de nuestras vidas y aun así más incomprendidos: la naturaleza de la función exponencial. Cualquiera que haya estudiado una ingeniería o una carrera científica conoce su significado. Pero incluso en este ámbito, la mayoría fallamos a la hora de comprender su alcance real. Va a ser imprescindible para conocer las motivaciones y advertencias de este documento. Nuestra supervivencia depende de la comprensión que tengamos de esta función, pues la vamos a encontrar en el ámbito de la economía, crecimiento de la población, consumo y uso de recursos energéticos, minerales y orgánicos, por mencionar algunos. Esta sentencia es compartida por numerosos científicos. “El mayor defecto de la raza humana es nuestra incapacidad para entender la función exponencial” (Bartlett, 2008). Lo dice Albert Bartlett, profesor de Física en la Universidad de Colorado, quien ha dado más de 1600 charlas de Aritmética, Población y Energía, tratando de advertir a la mayor cantidad de gente posible de los peligros que conlleva no entender este concepto. Vamos a poner un ejemplo práctico. Supongamos que ponemos en un vaso vacío a cultivar una bacteria. La tasa de reproducción sigue una tendencia exponencial, de modo que al alimentarla, se duplica la población a cada minuto que pasa. Después de 60 minutos, el vaso estará lleno y al no haber más comida para mantener a la población la bacteria muere. Pregunta, ¿qué porcentaje del vaso ocupa la población bacteriana en el minuto 55?

Figura 3. A la izquierda, en el minuto cero, no hay bacterias en el vaso. A la derecha, después de varias duplicaciones, las bacterias han llenado el vaso. ¿Qué ocurre en el minuto 55 (vaso central)? (Pistono, 2012).

29

Dividiendo el porcentaje total entre dos a cada minuto vamos a obtener rápidamente la solución: Tiempo transcurrido 60 minutos 59 minutos 58 minutos 57 minutos 56 minutos 55 minutos 54 minutos 53 minutos 52 minutos 51 minutos Porcentaje ocupado 100.000% 50.000% 25.000% 12.500% 6.250% 3.125% 1.563% 0.781% 0.391% 0.195%

Tabla 2. Porcentaje de vaso que han ocupado las bacterias en los últimos 10 minutos. (Pistono, 2012).

A falta de 5 minutos para llenar el vaso, la bacteria sólo ocupa el 3,125% (Tabla 2). Podrían pensar que lo están haciendo realmente bien y que su rápido crecimiento goza de buena salud. Pero como vemos, a esta tasa de reproducción, en el minuto 59 el vaso estará medio lleno. ¡Oops! Vaya sorpresa, resulta que en el próximo minuto van a morir... ¡si no encontramos una solución! ¿Qué hacemos? ¿Cogemos otro vaso para mantener su crecimiento sostenido? ¿Y después? ¿Cuánto espacio necesitaremos para el minuto 62? ¿Y para el 65? ¿Qué tal si cambiamos de estrategia? Visto el ejemplo somos un poco más conscientes de la importancia de esta función y lo complicado de asumir un simple factor de crecimiento dos. Sólo nos queda hacer una comparación con nuestro sistema actual. En los próximos apartados veremos cuánto nos parecemos a las bacterias del ejemplo.

30

5. Sistema Capitalista
Capitalismo: “ m. Régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza.”- (Diccionario de la Real Academia de la lengua Española, 2001)

5.1. Estructura y finalidad
Vamos a imaginar que nuestra estructura socio-económica global actual es una gran máquina que consta de: Engranajes: o Personas: Son los creadores del sistema y parte esencial del mismo.

Educados por y para encajar en el sistema según nacen. o Empresas: Entidades creadas por las personas para mover los recursos

del sistema. Pilares fundamentales: o o Búsqueda del máximo beneficio privado: empresarial e individual. Consumismo cíclico: necesita una circulación constante de dinero.

Herramientas: o Dinero: Herramienta que facilita los intercambios. Motivador

extrínseco. o Democracia: Decide la dirección y el funcionamiento del sistema socio-

económico. Energía: o o o Combustibles fósiles 85% Energías renovables 2% Otras 13%

Red de comunicación: o o Públicas: Internet Privadas: televisión y radio.

-

Características: o o o o Reparto desigual de la riqueza Obsolescencia competitiva y programada Generador de avaricia y egoísmo. Alta jerarquización

31

o o o

Violencia estructural Poder democrático en manos de las grandes empresas. Depredación de recursos y destrucción del medio ambiente.

A partir de aquí vamos a hacer un análisis de la influencia que tiene el capitalismo en el comportamiento humano, en sus valores y en la utilidad que el sistema nos brinda, así como los perjuicios para el medio ambiente que el consumismo cíclico conlleva. Además expondremos las contradicciones propias del sistema que hoy se muestran claramente, demostradas por Marx y Engels en el pasado, así como los mecanismos de control para el mantenimiento del status quo. Por último hablaremos sobre el futuro que imaginaban personajes como Keynes y que cada vez está más cerca gracias a la automatización del trabajo. Pero antes que nada, sería justo hablar de la energía que requiere el sistema para su completo funcionamiento, y por qué hoy este sector fundamental se encuentra en crisis.

32

5.2. Qué es el dinero
Vamos a comenzar definiendo lo que el dinero no es: el dinero no es riqueza. El dinero es tan sólo un indicador utilizado para dar valor a lo material y al esfuerzo o trabajo de una persona. El dinero es cualquier objeto o anotación que es utilizada habitualmente como método de pago a cambio de bienes, servicios y el reembolso de deudas dado un entorno socioeconómico o país (Smithin, 2000). Mientras uno pueda cambiar su dinero por cosas reales, su dinero tiene valor de cambio según el acuerdo social. Debido a que tendemos a realizar la mayoría de las transacciones con dinero, nuestra perspectiva sobre el mismo puede estar tan distorsionada que lleguemos a pensar que el dinero en sí tiene valor. La economía se mide en unidades de este indicador. Pero el dinero no es lo mismo que la economía. El dinero no tiene valor por sí mismo, tan sólo posee valor en relación a las cosas que podemos intercambiar con él. Su principal misión en la historia ha sido reducir el alto coste que suponía el trueque y servir de estándar para realizar estas transacciones. Es un protocolo.

5.2.1. Economía Economía: “3. f. Ciencia que estudia los métodos más eficaces para satisfacer las necesidades humanas materiales, mediante el empleo de bienes escasos.”- (Diccionario de la Real Academia de la lengua Española RAE, 2001)

La economía consiste en una serie de necesidades y deseos reales, no sólo materiales, que necesitan ser cubiertas. En un lado del espectro tenemos lo básico, como agua, comida, casa, sanidad, y otras necesidades. Al otro lado, podemos encontrarnos un masaje de relax de 15 minutos en el aeropuerto. El dinero, no es más que un facilitador para el intercambio de estos bienes. Una estrategia. Si miramos a la economía de la forma más simplista posible, en realidad consiste en un número creciente de personas tratando de cubrir sus necesidades. Más gente (~80 millones cada año) significa una mayor demanda de los limitados recursos terrestres. En la actualidad hemos basado nuestro sistema económico en el dinero y hemos pensado que es imprescindible para nuestra forma de vida. Pero no es dinero lo que realmente necesitamos; tan sólo el trabajo de otros - incluidas máquinas. Esta construcción artificial del dinero permite que seamos fácilmente engañados, y nos deja extremadamente vulnerables ante manipulaciones que pretenden hacernos creer que el dinero posee valor en sí mismo.

33

5.2.2. Interdependencia Interdependencia: Relación en la cual cada miembro es mutuamente dependiente de los demás. - (Streeten, 2001)

Entonces, ¿cómo obtenemos estas necesidades? Estamos obligados a trabajar para conseguirlas. Si no hay dinero en la economía, se vuelve difícil pagar a la gente y muchas tareas no se llevarán a cabo. La gente depende de los trabajos y los trabajos dependen del dinero en circulación. Así que por asociación, las personas necesitan dinero para vivir. ¿Por qué nos hemos permitido llegar a ser dependientes del dinero cuando ya teníamos lo que necesitábamos? Fundamentalmente, hemos creado un paso artificial innecesario en el proceso de obtener lo que necesitamos, pero a cambio nos beneficiamos con otras ventajas. Inicialmente, los humanos simplemente cazaban y recolectaban, construían sus casas y tejían sus prendas. El trabajo y la recompensa de ese trabajo más o menos se correspondía directamente. En aquellos tiempos había poca elección; trabajar para vivir. Si no trabajas, no comes. De ahí la poca falta de “puestos de trabajo” en los días pre-monetarios. Pero esta forma de vida rápidamente se volvió más compleja, a medida que los seres humanos comenzaron a trabajar juntos, repartiendo el trabajo, separando tareas. De esta separación del trabajo emergió el concepto de intercambio. Este concepto creó “un momentum para la especialización” -la cual incrementó la productividad y la prosperidad. Trabajar para otros ha incrementado nuestro estándar de vida de manera espectacular. Nuestra sociedad quedó interconectada mediante el comercio, y un cerebro colectivo surgió. Este cerebro colectivo nos ha permitido sobrepasar nuestras capacidades individuales y crear tecnología increíble cuyos beneficios disfrutamos en nuestra vida diaria. Se espera que este “cerebro” aumente de forma exponencial ahora que Internet se ha convertido en una plataforma aún más poderosa de intercambio donde las ideas pueden encontrarse y evolucionar. No obstante, esta interconexión ha causado interdependencia. Todo está tan conectado al resto que una fisura en esta conexión causa que el sistema completo, y el mundo tecnológico del que dependemos, se venga abajo. Es infinitamente frágil - especialmente con algunos eslabones de la cadena cuyos comportamientos basados en la corrupción y engaño, y a raíz de comportamientos de avaricia y egoísmo fuertemente recompensados e incentivados por el propio sistema, ponen en peligro al resto. El continuo incremento de falta de empleo está creando un hueco devastador en esta conectividad. Podemos rellenar este espacio para permitir que nuestra evolución tecnológica continúe, incrementando la calidad de vida de todos nosotros. Pero va a necesitar un cambio 34

fundamental en nuestra sociedad. Es simplemente imprescindible que los empleos y la economía sean desconectados uno de otro. En otras palabras, la satisfacción de las necesidades humanas y el trabajo deben desvincularse, a fin de evitar una situación de caos, causada por el creciente número de personas que quedan fuera del sistema laboral. Si sacamos al dinero de la ecuación, ¿los millones de desempleados alrededor del mundo simplemente se quedarían sentados y muriéndose de hambre porque no tienen dinero o no pueden encontrar trabajo? Por supuesto que no, deberían tomar las riendas de sus problemas, aprendiendo a encontrar y cultivar su propia comida, volviéndose autosuficientes. No se preocuparían por el dinero porque no es dinero lo que realmente necesitan, es comida, agua, casa, ropa, amor. Pero, ¿qué entendemos hoy por autosuficiencia? ¿Ser pobre? ¿No morir de hambre? En nuestra sociedad el concepto de autosuficiencia equivale esencialmente a la pobreza. En realidad significa “Estado o condición de quien se basta a sí mismo”. Para aumentar nuestro estándar de vida tan sólo es necesario cooperar con el trabajo del resto.

5.2.3. El dinero es una estrategia para cubrir nuestras necesidades Nuevamente, hemos basado nuestro sistema económico en el dinero, su herramienta de funcionamiento, y nos hemos llegado a creer que el dinero es esencial para nuestro modo de vida, pero lo que en realidad necesitamos es el trabajo de otras personas o máquinas. No necesitamos dinero para sobrevivir, el dinero no se puede comer, es sólo una de las infinitas estrategias para cubrir nuestras necesidades. Podemos lograrlo por nuestros medios, de la misma forma que hacen el resto de seres vivos. Igualmente, no necesitamos dinero para permitir a nuestra “avanzada” sociedad tecnológica seguir evolucionando, tan sólo necesitamos que el trabajo sea llevado a cabo por quien sea, con la tecnología que sea. Por supuesto, si un individuo tiene la mayor calidad y cantidad de conocimiento, herramientas y tecnología a su alcance, y cuanto mejor sea su capacidad de resolver problemas y pensar críticamente, más fácilmente logrará la autosuficiencia fuera de cualquier sistema. Una vez sabemos esto, caemos en la cuenta de que después de eliminar el dinero, podemos construir una sociedad realmente asombrosa si encontramos un sustituto más efectivo que permita organizar y realizar el trabajo que de verdad necesitamos que sea llevado a cabo.

35

5.3 Distribución del capital
“La acumulación capitalista produce constantemente, en proporción a su intensidad y a su extensión, una población obrera excesiva para las necesidades medias de explotación del capital, es decir; una población obrera remanente o sobrante". - (Marx, 1848)

Es importante hacernos una idea de cómo está distribuido el dinero en el mundo para poder entender los problemas del capitalismo, y como quedan además reflejadas en él las distorsiones de los valores culturales y adicciones propias de la especie humana. El profesor Michael Norton de Harvard y el profesor Dan Ariely de Duke University realizaron recientemente un estudio sobre la percepción que los americanos tenían de la distribución de la riqueza en su país para compararlo con la distribución real (Michael I. Norton, 2011). Se les hicieron dos preguntas a 5.000 personas. Separaron en quintiles a la población para representar el porcentaje de riqueza que a cada sector le correspondía. Primero se les preguntó por su opinión sobre la distribución de la riqueza, y luego sobre cómo consideraban que debía ser la distribución ideal y justa. Este fue el resultado (Figura 4):

Figura 4. Distribución de la riqueza real, percibida y deseada por los encuestados. (Michael I. Norton, 2011).

Los datos obtenidos son cuanto menos inquietantes y reflejan claramente dos hechos: nuestra percepción está bastante alejada de la realidad y deseamos un mundo más justo e igualitario. Resulta que en la distribución real, el 20% de la población más rica acapara más del 80% de la 36

riqueza, mientras que el 80% restante apenas le corresponde un 17%. Afinando un poco más, dentro del 20% de las personas más ricas que controlan ese 80% de la riqueza, encontramos que el 1% controla el 40% del total. Podemos observar que la distribución ideal según los encuestados parece bastante equitativa, a pesar de la distancia que guarda respecto a su percepción. Pero incluso su percepción queda muy lejos de los datos reales. Queremos un mundo muchísimo más justo del que tenemos, pero no somos siquiera capaces de intuir la verdadera naturaleza del sistema Capitalista. Si analizamos por sectores, podemos ver una legión de incansables trabajadores en el tercer y cuarto quintil, clase media, que desean ganar más dinero para mejorar su nivel de vida pero que nunca llegarán arriba. Los quintiles primero y segundo tienen tan poco que prácticamente luchan por sobrevivir, esto es el 40% de la población. La verdadera fuerza trabajadora del sistema se centra en aquellos trabajadores de clase media-alta que, engañándose a sí mismos con la promesa de alcanzar un estatus económico - y social - superior, dedican su vida a los caprichos del sistema; pero el 1% más alto, dista enormemente del 19% de adinerados que controlan ese 40% de la riqueza mundial. (Michael I. Norton, 2011) La base queda formada por una masa homogénea de esclavos que luchan por sobrevivir, mientras se pelean por puestos de trabajo que no aportan nada a sus vidas más que un salario de subsistencia. Un panorama realmente desolador.

Figura 5. Distribución actual de la riqueza en EE.UU. (Michael I. Norton, 2011).

Vamos a ver la evolución de los salarios en los últimos 30 años, para averiguar dónde han acabado los beneficios derivados del aumento de la productividad. 37

Figuras 6 y 7. Salario medio sin impuestos (izquierda) y cambio en el salario desde 1979 sin impuestos (derecha). (Jones, 2011).

Correcto, el sueldo medio del 80% de la población apenas se ha movido en los últimos 30 años. El del 19% más rico en nada se puede comparar con el del 1%. En la segunda gráfica vemos como en realidad desde los años 90 en realidad el poder adquisitivo del 80% de la población estadounidense ha disminuido paulatinamente. Sin embargo, no hay que desmoralizarse, no estamos tan mal como creemos ya que estos datos corresponden a la pequeña región de los Estados Unidos. Si estás leyendo esto, significa que estás en el por encima del 70% del resto de la población mundial, así que puedes sentirte afortunado. Veamos la distribución poblacional del planeta:

38

Figura 8. Distribución de la población en el mundo. (United-Nations, World Population Prospects, the 2012 Revision, 2012)

Podemos observar que la población occidental apenas abarca un quinto de la población (Figura 8). Incluso los individuos más pobres de occidente, tienen mejores condiciones de vida en general que la “clase media” de otras regiones, donde la esperanza de vida se sitúa en la mitad de los primeros (PNUD, 2013). Parece que esta historia no tiene nada que ver con la realidad que vivimos en occidente, vistas las comodidades que disfrutamos. Resulta que los avances científicos son los responsables de nuestro alto nivel de vida, a pesar de ser considerados como clase media. La eficiencia, la mejora de la técnica y la automatización, han hecho posible que hoy, vivamos a un nivel de vida impensable para cualquier rey de cualquier siglo pasado. Insisto, no ha sido la economía capitalista, el mecanismo de intercambio, han sido las invenciones y progresos de la ciencia los responsables del aumento en nuestra calidad de vida; de hecho, el capitalismo sólo ha impulsado aquellas tecnologías de las que ha podido obtener un beneficio económico, resultando la financiación un impedimento en la mayoría investigaciones científicas.

39

5.3.1. Explicación científica de la distribución Démonos cuenta de que esta desigualdad en la distribución de la riqueza no implica necesariamente que algunos individuos posean prerrequisitos o habilidades especiales de acumulación (Dobelli, 2013). Es decir, que no es meritoria, sino casual. De hecho, consideremos el siguiente supuesto: Asumimos que a cada instante de tiempo los individuos realizan transacciones económicas, y que algunos de ellos son perdedores y otros ganadores. Supongamos además, que esto es esencialmente una cuestión de probabilidad, quién gana y quién pierde. Por supuesto, es un principio básico de la teoría económica que los intercambios, en los que los socios participan voluntariamente, son beneficiosos para todos. Sin embargo, en cuanto aparece algo de incertidumbre, esto se convierte en una mera expectativa y algunos individuos salen perdiendo. Nuestro argumento es válido también cuando todos los socios salen ganando, siempre y cuando las ganancias sean desiguales, en cuyo caso, los que se describen como "perdedores" son simplemente aquellos que ganan menos. Entonces, en el transcurso de las transacciones, habrá algunos más ricos y otros más pobres dadas las leyes de la estadística. Por supuesto, los más ricos finalmente ganarán más poder, y además, como resultado de su riqueza tendrán más posibilidades de éxito en el futuro (S. Ispolatov, 1998, pp. 267-276), lo que les abrirá oportunidades especiales que sus contrincantes más pobres no tendrán. Todo esto significa que los ricos tienden a hacerse más ricos y los pobres más pobres, el llamado “Matthew effect” (Merton R. K., The Matthew Effect in Science, 1968, pp. 56-63). Como resultado de este mecanismo, incluso si todo el mundo fuera igual de rico (o pobre) en el inicio, en el sistema evolucionaría una organización jerárquica, con unos pocos ricos y muchos participantes pobres en el mercado. Esto corresponde a lo que se conoce como la Ley de Zipf (PlanetMath.org). Este simple proceso, por el que aquellos que más tienen adquieren más, es un mecanismo fundamental. De acuerdo que esto no es más que una teoría que explica esta particular distribución. Pero, ¿qué ocurre en realidad? La distribución de la riqueza expuesta anteriormente se confirma con un reciente estudio (Stefania Vitali, 2011) realizado sobre una muestra de 43.000 empresas multinacionales, del que se extrajo como resultado a una pequeña y concentrada red de 147 de las mismas que poseen en torno al 40% del valor económico y financiero de todas las multinacionales del mundo. Alejando un poco la lupa, 737 de estas entidades controlan el 80% del valor total. Las 50 más grandes están formadas por bancos como Barclays, JP Morgan, Merrill Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley; y un grupúsculo de aseguradoras. Esto parece demostrar de momento la teoría de acumulación del capital descrita anteriormente. Tenemos que menos de un 0.1% de la población acumula una amplia riqueza, con un poder y unas 40

intenciones que en principio desconocemos. Aunque podemos intuir que su principal objetivo es conservar su posición, mantener el estatus quo del sistema a costa del resto. Si llegara vida inteligente al planeta podría pensar que estamos definitivamente locos por permitirlo.

41

5.4. Crisis energética

Figura 9. Porcentajes de consumo energético en el mundo. (British-Petroleum, 2006)

Todo sistema u organismo vivo necesita una fuente de energía que le permita realizar las funciones para las que está diseñado. De igual forma que las plantas necesitan la energía solar para realizar fotosíntesis y crecer; igual que nuestros músculos obtienen energía de la degradación de los alimentos que ingerimos; igual que un ordenador necesita electricidad para operar; nuestra compleja estructura social necesita una fuente de energía para mantenerse en funcionamiento. En el último siglo, esta fuente de energía ha sido, principalmente, sin duda alguna, extraída de los combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas natural. ¿Cómo nos las ingeniaremos en el futuro para mantener nuestro sistema energético en ausencia de este recurso limitado?

5.4.1. Introducción sobre la formación del petróleo y carbón

Entre hace 150 y 90 millones de años se dieron unas condiciones específicas de temperatura y presión en determinados puntos de la tierra, que permitieron la formación de pozos petrolíferos. Existen diferentes hipótesis sobre su formación. La más conocida sugiere que fue la descomposición anaeróbica de organismos muertos que quedaron enterrados por un proceso de sedimentación en mares, lagos y desembocaduras de ríos, junto con altas temperaturas, la que dio lugar a la creación de pozos petrolíferos y de gas
42

natural. De un proceso similar en tierra firme resultó la formación de vetas de carbón. Hicieron falta millones de años para crear todo el petróleo del que disponemos en el planeta y se estima que desde que comenzamos a utilizarlo hemos consumido cerca del 50%, contando con los pozos que aún están por descubrir. El petróleo que hoy consumimos en un año tardó 5 millones de años en formarse. Nos encontramos claramente ante una fuente de energía no renovable, pues el tiempo que necesita para su regeneración excede con creces el de su consumo (O'Connor, 2012).

5.4.2. Dependencia absoluta del petróleo

La ciencia ha conseguido refinar el crudo para darle infinidad de usos. Vivimos en la era del plástico. Tan sólo hace falta echar un vistazo a nuestro alrededor para darse cuenta de hasta qué punto somos absolutamente dependientes del petróleo. Teléfonos móviles, prendas, muebles, electrodomésticos, utensilios, envases, juguetes, champús, medicinas, fertilizantes, pesticidas, cosméticos, asfalto, neumáticos, vehículos, etc. El petróleo ha inundado nuestra vida material hasta tal punto que sería imposible concebir esta civilización sin él. Pero el petróleo es además responsable del espectacular crecimiento de población que hemos experimentado en los últimos 100 años. Hemos pasado de un crecimiento prácticamente lineal de los pasados 10.000 años a un crecimiento exponencial en tan sólo un siglo (Figura 10). Los fertilizantes petroquímicos nos permitieron rendimientos nunca vistos en los campos de cultivo y el acceso a los alimentos dejó de ser un problema (para los países desarrollados). Actualmente producimos el doble de alimentos de los que la población mundial necesita (Vivas, 2001). Por primera vez en la historia somos capaces de producir abundancia. Se estima que con el actual modelo de producción y distribución, por cada caloría de alimento que llega al consumidor final se requiere una media de unas ocho calorías de combustible fósil. Lo utilizamos para mover maquinaria agrícola, producir pesticidas y fertilizantes, transporte de la mercancía, envasado, etc. Toda la cadena de producción depende exclusivamente de la misma fuente de energía. Podríamos decir que “comemos y vivimos” del petróleo.

43

Figura 10. Crecimiento poblacional en los últimos 50.000 años (arriba) y en los últimos 2.000 años (abajo). (UnitedNations, The World at Six Billion, 1999).

De igual forma, los avances en medicina, en medicamentos y productos higiénicos también favorecieron este increíble crecimiento. Con el aumento de la calidad de vida, las tasas de mortalidad infantil cayeron y la esperanza de vida se incrementó, permitiendo a nuestra especie alcanzar los 7.000 millones de individuos en el año 2012. A pesar de disponer de otras fuentes energéticas para hacer funcionar nuestra sociedad en el siglo XX y XXI, el fácil acceso a los combustibles fósiles, su bajo coste y alto rendimiento energético bastaron para coronarlo como la principal fuente de energía. Una sociedad cuyo sistema económico depende tan fuertemente de un único recurso, es muy vulnerable, pues cualquier variación en su precio por pequeña que sea, un corte en el

44

suministro o una guerra por este recurso, puede afectar la supervivencia de millones de personas.

5.4.3. Pico del petróleo

Ahora sabemos que si no fuera por esta fuente energética la mayoría de nosotros ni siquiera existiría. Ni hablar del nivel de vida que nos ha proporcionado. En definitiva, le debemos la vida al petróleo por todos los avances tecnológicos que nos ha facilitado directa e indirectamente y por la rapidez con los que han llegado. Los recursos minerales no son extraídos de una forma constante, sino que siguen una curva de producción. De igual forma, la extracción de petróleo se asemeja a la de los minerales. A principios de los cincuenta Marion King Hubbert modelizó una buena aproximación de la curva de producción petrolífera (Figura 11) (CSIC, 2010):

Figura 11. Curva de Hubbert. (CSIC, 2010)

El “Peak Oil” o Cénit de producción de petróleo, es el momento en el que la producción mundial del petróleo llega a su valor máximo. A partir de este punto, comienza su declive en la producción. Comienza cayendo lentamente y va acelerando de forma exponencial según pasa el tiempo (Oil Crash, 2010). En el tramo ascendente de la Curva de Hubbert (antes de llegar al máximo), podemos observar una tendencia exponencial, el petróleo es abundante, de buena calidad y fácil de extraer, pero en el tramo descendente cada vez es más escaso, costoso de extraer, de peor calidad y de menor pureza.

45

Este patrón se ha repetido en todos y cada uno de los pozos individuales descubiertos. Si la evolución de la producción de cualquier pozo petrolífero muestra esta curva en forma de campana, lógicamente, la suma de las producciones de varios de ellos nos dará una curva muy similar. Al final, cuando estos pozos dejan de ser rentables, se dejan de explotar a la espera de nuevas tecnologías o simplemente se abandonan. Basándose en los datos actuales de producción, la Asociación para el Estudio del Pico del Petróleo y el Gas, considera que el pico del petróleo habría ocurrido en 2010 (ASPO International, 2000). De hecho, en la actualidad ya hay países pertenecientes a la OPEP que han dejado de explotar sus recursos al máximo para mantener plana la curva de producción durante unos pocos años, antes de llegar al cénit. Es difícil saber el momento exacto del cenit de la producción mundial de petróleo hasta que no veamos un claro descenso en el ritmo de producción, pero las estimaciones actuales más fiables lo sitúan en algún momento entre los años 2004 y 2010. La fecha exacta no es lo trascendente, sino el hecho de que estamos en los tiempos en que la producción ya no va a poder incrementarse de forma significativa, y en todo caso la tendencia que se espera para los próximos años es que comience a disminuir.

Figura 12. Pico de la extracción de petróleo. (ASPO International, 2000).

5.4.4. Demanda energética a medio plazo

El impresionante crecimiento que están experimentando los países en desarrollo como China e India, equivalen a un aumento de la demanda de combustible y un grave problema de suministro para el resto del planeta. Una excesiva demanda junto con una producción en rápido declive, producirán un aumento exponencial en el precio del crudo. Todos los
46

engranajes de nuestra sociedad dependen directa o indirectamente de esta fuente energética, así que de no encontrar un sustituto, podemos vaticinar la paralización completa de la producción de bienes, de su transporte, y en general, de toda la sociedad de consumo. Surgirán conflictos entre naciones de no encontrar alternativas a tiempo.

Figura 13. Disminución del número de pozos encontrados. (ASPO International, 2000).

5.4.5. Oil Crash

Es una afirmación falsa que vayamos a acabar con todo el petróleo. Al menos, mientras el sistema capitalista esté vigente, pues, la rentabilidad de los pozos de petróleo se reduce drásticamente cuanto más difícil es extraerlo, aumentan los costes de búsqueda de nuevos pozos, más pequeños o de peor calidad. Para cuantificar esta rentabilidad existe una medida llamada Energy Return On Investment (EROI), que expresa la relación entre la energía invertida y la energía obtenida. Al inicio de las primeras explotaciones petrolíferas el EROI tenía una ganancia de uno a cien. Hoy, la relación apenas llega a los 6 barriles por cada barril invertido en su extracción (López, 2008). El futuro del suministro global de petróleo aparece plagado de desafíos e incertidumbres. No existe acuerdo sobre los recursos y reservas disponibles, ni sobre la fecha exacta de cuándo se alcanzará el cenit de la producción de crudo convencional, aunque cada vez hay más consenso sobre que dicho cenit constituye un riesgo real que podría concretarse en el presente decenio. El panorama es inquietante. El delicado equilibrio entre oferta y demanda, junto con el creciente riesgo de interrupciones del suministro, podría acentuar
47

la tendencia a la volatilidad en los mercados financieros, propiciar el juego geopolítico y aumentar las tensiones entre los grandes consumidores. Asegurar tales suministros, cada vez más concentrados en Oriente Medio, requerirá enormes inversiones en exploración y producción, el acceso a áreas cada vez más remotas y la perforación a mayores profundidades. Todo ello nos acercará inexorablemente al fin de la era del petróleo abundante y barato, con su consiguiente repercusión negativa sobre la economía. Una nueva situación que requerirá una reestructuración en profundidad del sistema energético global y muy particularmente del sector del transporte. La búsqueda de fuentes energéticas alternativas al petróleo es uno de los grandes retos que la humanidad tiene hoy en día planteados.

48

5.5. Dinero y energía. Dos sistemas económicos independientes.
El universo consta de unas leyes físicas que permanecen o varían en el tiempo. Nos gusten o no, existen, son las que son, se nos aplican a cada instante y no podemos hacer nada por cambiarlas según el conocimiento científico actual. Una de las leyes más conocidas es primera ley de la termodinámica, que dice: "La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma."- (Carnot, 1824)

Se mueve en determinada forma y siempre lo hace en la misma dirección: de estar disponible a no estarlo, de lo caliente a lo frío, de lo ordenado a lo desordenado. Pensemos en el sol, la estrella más cercana a nuestro planeta, es una esfera de gases incandescentes que terminará por acabar su combustible y enfriarse.

La segunda ley de la termodinámica formula: “La cantidad de entropía del universo tiende a incrementarse en el tiempo.”- (Rudolf Clausius ,1850)

Cuando se transforma energía, se pierde parte de la energía disponible y ya no se puede generar trabajo útil. A está perdida de energía utilizable se le llama entropía. La entropía busca una respuesta que indique el sentido de los sucesos en la naturaleza, cómo se organizan los sistemas vivos en ella. Refleja la medida en que la energía disponible en un subsistema del universo se transforma en una forma que deja de ser utilizable. La energía es la moneda de intercambio en la naturaleza. Cada intercambio de energía supone una transformación en la materia. Se crean y se rompen los enlaces químicos que componen el universo según las interacciones aleatorias de los átomos movidas por las diferentes fuerzas naturales. Esta aleatoriedad está determinada por la entropía, que tiende a la forma más estable de distribuir la energía. “Las sociedades se organizan y se mantienen convirtiendo la energía del medio en energía para sustentar la vida humana. Como dijo Frederick Soddy, premio Nobel de Química:

“En última instancia, [las leyes de la termodinámica] deciden el ascenso y la caída de sistemas políticos, la libertad o la esclavitud de pueblos, los movimientos del comercio y de la industria, el origen de la riqueza y la pobreza, y el bienestar material de la humanidad en general.” (Soddy, 1911, pp. 10,11)

49

Pero si la energía se transforma continuamente pasando de un estado disponible a un estado no disponible, del orden al desorden, de la concentración a la dispersión, ¿cómo se explica el hecho de que la vida y los sistemas sociales parezcan mantener un nivel elevado de orden y de energía en aparente contradicción con los dictados de la termodinámica?” (Rifkin, 2010, págs. 37-38) Hay que entender que la vida, la organización de la misma en sus diferentes formas y dimensiones, está muy lejos de permanecer en equilibrio. El sol es una fuente energética inmensa, casi infinita si la comparamos con nuestro consumo energético. Las plantas toman energía del sol por medio de la fotosíntesis y ofrecen una fuente de energía concentrada, directamente a los animales que se alimentan de plantas, e indirectamente a los animales que se alimentan de otros animales. Nos mantenemos vivos al procesar constantemente esta energía con nuestro cuerpo. Si el flujo de energía cesara por falta de alimentos o por enfermedad nuestro cuerpo pasaría a estar muerto y en equilibrio energético. La vida genera una alta entropía en el medio, es decir, energía que no se puede utilizar más. La economía energética del planeta Tierra, que recibe su “moneda” o “liquidez” del Sol, invierte todo el capital energético en mantener la biosfera dentro de los parámetros que permiten la vida tal y como la conocemos. Mantiene la temperatura, alimenta las plantas, evapora el agua, genera movimiento y cambio constante. Nuestro sistema económico se resume en que, un individuo o conjunto de los mismos toman cosas de la naturaleza - vivas o inertes – y les dan un valor en función del trabajo realizado, del transporte, de su calidad, y de lo preciado que sea el producto para la sociedad (Figura 14). El trabajador obtiene unos papeles moneda a cambio del valor asignado según estos parámetros que le permite cubrir sus “costes de vida”, los cuales varían en función de la propia economía regional - y además puede ahorrar algo para el futuro o invertirlo en otra actividad económica. En otras palabras, la economía se establece en el proceso de extraer y convertir los recursos naturales en dinero.

50

Figura 14. Tira cómica que representa el funcionamiento esencial del capitalismo. (Owsley).

Así que tenemos una gran economía universal cuya moneda es la energía, y que tiende a un cierto orden que llamamos vida. A su vez, de forma recursiva, existe una especie de entre toda la vida existente, la humana, que ha creado su propia economía con una moneda ficticia representada por trozos de metal y papel con la que mide el valor de los recursos naturales. Esta tasación, no está basada en los parámetros de la economía natural, la energía y las actividades que mueve, sino en los valores subjetivos propios de la especie en un lugar y tiempo concretos. Existe una gran desvinculación entre la economía humana y la economía natural. Por poner un ejemplo, ¿cuál es el precio de un árbol? ¿Y el de una estrella? ¿De la luna? ¿De un trozo de tierra? ¿Es ese precio justo? ¿Se corresponde con el valor en el mundo real, natural?

51

Figura 15. El valor de un árbol según el coste de sus actividades en la naturaleza. (Beckham, 1991).

Si tomamos en cuenta las funciones vitales para todos los seres del planeta que realiza por nosotros un árbol, nos damos cuenta de que su mera existencia se vuelve imprescindible (Figura 15). Quizás nos hayamos olvidado de esto y por eso depredamos y arrasamos todos los recursos naturales sin pensar en las consecuencias como si no hubiera mañana. Una sociedad más avanzada y adaptada a su planeta podría considerar que la mejor opción para construir, digamos, una mesa, es utilizar un material inerte y abundante cuya extracción y procesado no perjudique los sistemas naturales que les mantienen con vida. Esta visión de la economía energética, que es real, carece de relevancia para nuestro sistema económico, lo que supone uno de los mayores fracasos como civilización. Seguir ignorando esta cuestión llevará inevitablemente, tarde o temprano, a un cambio radical en la organización de la vida, donde cabe la posibilidad de otra extinción masiva de especies, incluyendo la humana. Encontramos entonces que el sistema de precios no se ajusta a la economía natural. Al mismo tiempo distorsiona peligrosamente nuestro sistema de valores, haciéndonos creer que un diamante, por el hecho de ser escaso, es más valioso que un montón de excrementos, sin los

52

cuales la tierra sería completamente estéril, donde los árboles no podrían crecer y regular los ciclos vitales para la vida.

“When the last tree has been cut down, the last fish caught, the last river poisoned, only then will we realize that one cannot eat money.” – Dicho popular Nativo Americano (Wasserman, 1983 )

53

5.6. La energía se paga
A pesar de la distorsión cultural, donde la sociedad en general conoce el precio de todo y el valor de nada, el sistema de precios mantiene una ligera relación con la energía. Cuando compramos un producto o servicio, estamos pagando el coste energético que supone. Si por ejemplo compramos un billete de avión estamos pagando:    

Queroseno para el avión Gasolinas para los vehículos de pista Electricidad para mover los equipos informáticos, luces y aclimatación del

aeropuerto Salarios de todos los empleados, que necesitan energía, alimentos en su caso.

Si ahora hiciéramos un cálculo de las calorías necesarias para ese viaje, eliminásemos toda tecnología de los últimos cuatro siglos, y la sustituimos sólo con mano de obra humana, podríamos contar por miles las personas necesarias para realizar el trabajo (Kcal) de un viaje Madrid - Barcelona en un Airbus A-380:

Datos: 1 litro Queroseno = 8322 Kcal; Consumo Airbus A-380: 2.9 litros* pasajero / 100 km Tiempo de vuelo: 1 hora Distancia = 500km = 120.669 Kcal Calorías Hombre = 2500 Kcal/día = 105 kcal / hora Resultado: Número de personas por pasajero: 1150 aprox.

Fuentes: (Riviera, 2006), (Bouille), (Slavery Footprint).

Este es un claro ejemplo de cómo la tecnología nos ha permitido

aumentar nuestra

productividad y cómo el petróleo condensa el trabajo que equivaldría a miles de millones de personas cada día. Pero, ¿cuál es el coste monetario de una caloría? ¿Tiene un precio fijo o varía según el servicio, la región o incluso el género? Según el Informe mundial sobre salarios, la remuneración neta por hora en Dinamarca era en 2010, de $34,78 frente a los $1,41 en Filipinas (OIT, 2013). Lo que está claro es que la energía supone un coste dentro del precio del producto o servicio, la energía se paga. Este es uno de los motivos para la diferencia en los salarios y precios de los 54

diferentes países del mundo. Cuanto más ha de transportarse un producto, mayor distancia recorre y mayor número de intermediarios participan en su producción y venta, más aumenta su coste energético. Pero, ¿qué ocurriría si dispusiéramos de energía ilimitada? Para empezar, y según la oferta de la ley y la demanda, la abundancia ilimitada de energía -entendiendo por ilimitada nuestra capacidad de consumirla- haría que su precio tienda a cero. Podemos compararlo con el aire que respiramos, nadie vende aire porque es abundante y está libremente disponible –de momento. Entonces el porcentaje del precio correspondiente a la energía desaparece. Este punto es clave: el sistema capitalista necesita la energía de los combustibles fósiles para mover toda su actividad económica. El sistema de precios varía en función del combustible. El resultado de un uso libre de la energía, no controlado por ningún gobierno o corporación, junto con un alto grado de automatización y conocimiento, nos dejaría libres para vivir con lo que el propio planeta nos ofrece. Sin embargo, y regresando al punto principal del anterior apartado, un mayor uso de energía conlleva consigo un aumento en la complejidad de organización, y por tanto mayor entropía, mayor coste y pérdida energética. Quizás, y sólo quizás, la solución a nuestros problemas energéticos como especie no se encuentre en disponer de energía ilimitada -cosa que no existe- sino en optimizar nuestra tecnología, simplificar las relaciones sociales y económicas para reducir al máximo su consumo, cubrir nuestras necesidades eficientemente, mitigando el impacto negativo en la naturaleza, respetando sus límites y ajustándonos holgadamente a sus leyes energéticas, físicas, químicas, etc. En resumen, la naturaleza no entiende de leyes democráticas, ni le importan nuestras sofisticadas finanzas, ni la eficiencia de nuestro sistema económico. La naturaleza es una dictadura, con unas leyes que debemos aprender a ver, escuchar y sentir, a percibir, a través de todos los medios que dispongamos. Si no atendemos a su cumplimiento sufriremos inevitablemente las consecuencias. Ya las sufrieron en sus carnes el imperio británico cuando arrasó sus bosques debido a las necesidades de su Armada, las civilizaciones hidráulicas con la salinización y agotamiento del sustrato, y nos tocará a nosotros cuando era del petróleo barato acabe (Rifkin, 2010). La economía humana y la economía natural son dos mundos separados. No nos va a servir de nada salvar una economía inventada, la natural estaba antes y persistirá después de nosotros.

55

5.7. Consumismo Cíclico, obsolescencia innecesaria.
El sistema de libre mercado capitalista se fundamenta estructuralmente en la interacción entre “Propietarios”, “Trabajadores” y “Consumidores”. La demanda del consumidor satisface la necesidad de producción de los “Propietarios” (capitalistas), que emplean a los “Trabajadores” para producir bienes y servicios (Figura 16). Este ciclo se origina esencialmente con la demanda y por tanto el motor real del mercado es el interés, capacidad y acto de comprar de todo el mundo en los mercados. Todas las recesiones y depresiones son resultado, en un nivel u otro, de una pérdida en las ventas. Resulta entonces que la excusa y necesidad más esencial para mantener a la gente empleada, y por tanto mantener la economía en un estado de “estabilidad” o “crecimiento”, es el consumo cíclico y constante.

Figura 16. Relaciones entre propietarios, trabajadores y consumidores en el mercado. (Arias, Carlos M.)

Entonces, el bienestar de la economía requiere un equilibrio entre la creación de puestos de trabajo y la destrucción de los mismos por el avance en la técnica. Esta frágil dependencia se encuentra amenazada por la realidad tecnológica que vivimos. El ritmo de destrucción de empleo causado por las máquinas, software o hardware, avanza ya mucho más rápido que nuestra capacidad de crear nuevos puestos de trabajo que generen “beneficio” o “crecimiento” económico. Tenemos el caso de Foxconn, China, donde se planea sustituir a los empleados con un millón de robots dedicados a tareas repetitivas fácilmente automatizables (Yan, 2011). Los Estados occidentales con sistema de Seguridad Social, han tejido una malla de resiliencia que permite mantener un alto porcentaje de desempleados viviendo gracias a la actividad

56

productiva del resto de trabajadores. Tanto es así que en España se estima que aproximadamente el 40% de la población mantiene al restante (INE, 2013). Ahora vemos cómo esta malla, pensiones, paro, seguridad social y ayudas a la dependencia, llega a su límite de carga y podría ceder ante el previsible incremento del desempleo.

5.7.1. Obsolescencia Competitiva De la problemática del consumismo cíclico derivan problemas energéticos, sociales y medioambientales. La necesidad de mantener cualquier negocio a flote requiere vender nuevos productos constantemente, forzando a los fabricantes a construir productos de media o mala calidad a fin de mantenerse competitivos. Pongamos por ejemplo la construcción de un coche, buscando maximizar su eficiencia, durabilidad y calidad, de la forma más óptima, basándonos en los materiales y no en su coste. El resultado sería un producto diseñado para durar en el tiempo, de la más alta calidad. Podríamos decir que si este coche dura en promedio 3 veces más que uno convencional, estaríamos reduciendo el desperdicio de materiales que supone la creación de un mayor número coches con menor durabilidad. Es matemáticamente imposible para una empresa competitiva producir el mejor producto, ya que en la economía de mercado, “la eficiencia económica” siempre favorece la creación del producto por debajo de lo óptimo.

5.7.2. Obsolescencia Programada La obsolescencia programada se trata de un acto deliberado de las empresas por poner fecha de caducidad a un producto. Reparar no genera tanto movimiento económico como producir algo nuevo, publicitarlo, venderlo, asegurarlo y volverlo a fabricar cuando se estropea o acaba su tiempo de uso. Es una buena forma de asegurar el consumismo cíclico, aumentando el ritmo de producción de bienes. En la rama de la electrónica e informática, encontramos el mayor ritmo de obsolescencia, ya que desde hace casi medio siglo viene cumpliéndose la Ley de Moore (Moore, 1965). Esta enuncia que el número de transistores en un circuito integrado se duplica cada dos años aproximadamente.

57

Figura 17. Crecimiento exponencial de la computación en los últimos 110 años. (Kurzweil, 2001).

Si nos fijamos en la Figura 17 observaremos que la ley de Moore se encuentra en la quinta parte de la curva de crecimiento computacional. Démonos cuenta de que el eje Y refleja datos en escala logarítmica, y aun así vemos una tendencia exponencial dentro de la curva exponencial. Y así, cada año cambiamos de teléfono móvil, los ordenadores quedan anticuados y siempre hay que comprar lo último en tecnología para poder ejecutar las aplicaciones más potentes. Resulta que el reciclaje de estos componentes es muy caro, contaminante y no genera beneficios económicos, así que nos limitamos a desecharlos, creando auténticos cementerios de electrónica en los países pobres. Europa genera 50 millones de toneladas de basura electrónica al año (Guardiola, 2012).

58

Figura 18. Almacén para las cajas de PC de sobremesa reutilizables en Ghana. (Guardiola, 2012).

El primer ejemplo claro de obsolescencia programada lo encontramos en Ginebra. “En la Navidad de 1924 se creó en secreto el primer cártel mundial para controlar la producción de bombillas y repartirse así el pastel de las ventas del mercado mundial. El cártel se denominaba Phoebus, e incluía a los mayores fabricantes de bombillas y lámparas de Europa y de Estados Unidos. Su objetivo era intercambiar patentes de invención y fabricación, controlar la producción y al consumidor. Querían que la gente comprara lámparas y bombillas con regularidad. Si las lámparas duraban mucho, era una desventaja económica. En poco menos de 2 años la vida útil de las bombillas pasó de 2.500 horas a menos de 1.000” (RES, 2012). Lejos del mundo occidental capitalista, en la Rusia comunista, la realidad de su economía planificada era bien diferente. Los productos estaban regulados por el estado y los métodos de fabricación e investigación estaban diseñados para producir los bienes de más alta calidad, eficiencia y durabilidad. Sin ir más lejos, en la Alemania del Este las normas de fabricación estipulaban que una nevera debía durar al menos 25 años. Otro ejemplo lo encontramos en el parque de bomberos nº 6 de Livermore en California, donde una bombilla instalada en 1901 se mantuvo funcionando ininterrumpidamente hasta hace unos años (RES, 2012).

59

Figura 19. Bombilla encendida ininterrumpidamente desde hace más de un siglo en el parque de bomberos de Livermore. (RES, 2012).

De aquí podemos deducir que nuestra capacidad de producir bienes de gran calidad y durabilidad no es tan limitada como pensamos, y que la verdadera eficiencia del sistema capitalista reside en la ineficiencia y obsolescencia de sus productos de consumo. En otras palabras, cuanto más se derrocha, mejor para la economía.

Figura 20. Obsolescencia competitiva en el sector móvil.

Si consideramos que la necesidad de comunicarnos a distancia no significa tener un teléfono móvil, caemos en la cuenta de que es innecesario fabricar toda la gama de teléfonos que nos ofrece el libre mercado cada año. El objeto en sí, es una herramienta, una posibilidad, una vía 60

más de satisfacer una necesidad. Si mañana mismo fuéramos capaces de comunicarnos telepáticamente, la industria telefónica se hundiría en pocas horas. El único motivo que existe para esta desmesurada producción es el mantenimiento del sistema económico, y con él, la necesidad del consumo cíclico.

5.7.3. Más servicios con menos materiales La revolución del “better with less” (Leadership through resource performance) sigue creado una nueva realidad donde el avance de la tecnología desafía la lógica de eficiencia económica donde “más trabajo, más energía y más recursos” proporcionan resultados económicamente eficientes y crecimiento del PIB. Los principios de eficiencia técnica, donde menos trabajo, menos energía y menos recursos van claramente en contraposición con los principios de eficiencia económica, en los que el consumo cíclico, y el modelo económico basado en el crecimiento son fundamentales para su correcto funcionamiento. Este desafío a la lógica del mercado le sitúa en una posición vulnerable, pues un pequeño avance técnico podría en cualquier momento, cubrir de forma eficiente, barata y óptima, las necesidades de las personas sin tener estas que participar en el propio sistema económico.

61

5.8. Labor humana. Un sistema obsoleto
5.8.1. Por qué no hay trabajo si hay mucho por hacer Existe otro indicativo de que el actual sistema capitalista adolece graves fallos: falta de empleo en un mundo lleno de problemas. Los trabajos existen porque existen tareas que deben ser realizadas. Las empresas, procuran que el coste de aquellas actividades imprescindibles sea el mínimo posible mantenerla rentable. Este hecho por sí mismo hace que el trabajo sea escaso, pero como vemos, el mayor destructor de empleo y causante de su escasez es debido a la automatización. El funcionamiento esencial de una empresa se basa en vender un producto o un servicio de valor para el consumidor. Del beneficio del cliente depende el éxito de este producto en el mercado y de la empresa. Sin embargo, el beneficio que puede aportar a la sociedad en conjunto puede no ser más que una ilusión. Por ejemplo, en el caso de disponer de un automóvil, es necesario un combustible fósil que lo haga funcionar, derivado del petróleo, y mientras unas pocas personas pueden beneficiarse de la disponibilidad de un transporte privado, el resto del planeta sufre las consecuencias ambientales derivadas de la combustión generada. Por tanto, el sistema genera beneficio privado para un bajo porcentaje de personas y comparte los perjuicios. La solución individual de un problema como es la movilidad, genera otros tantos. El caso es que una empresa no está motivada a solucionar un problema si no se asegura un beneficio económico. De ahí que se abandonen tantos trabajos y proyectos a pesar de ser altamente beneficiosos para la sociedad, por el simple hecho de no ser rentables. Un ejemplo puede ser el reciclaje de toda la actividad productiva, que permitiría cerrar el ciclo de un producto imitando a la naturaleza, la cual no genera nunca desperdicio. Esto es potencialmente beneficioso para el planeta y por asociación, para nosotros y el resto de seres vivos, pero no se lleva a cabo en su totalidad por ser económicamente “ineficiente”.

5.8.2. La utilidad de la automatización en el trabajo Resulta que desde siempre, la tecnología, desde el fuego hasta el ordenador personal, nos ha facilitado las labores que debían ser realizadas. Sin embargo, en Inglaterra, en el siglo XVIII surgió un movimiento obrero a raíz del odio hacia las máquinas, cuyos seguidores se hacían llamar luditas. El Ludismo era la respuesta de los obreros ante los despidos realizados por aquellas industrias que introducían la automatización en su negocio. Era un movimiento desorganizado y dirigido por el miedo; pensaban que si iban a perder su trabajo era por culpa

62

de las máquinas, no del empleador, y estas debían ser destruidas. Hoy nos parecería absurdo labrar la tierra a mano disponiendo de tractores y máquinas de siembra automáticas. Y aun así, la mayoría de gente estaría en contra de que un software o robot le quitara el puesto de trabajo. Vamos a ver cómo afecta a las partes implicadas:  Los trabajadores, desde la primera revolución industrial, han temido siempre

perder su empleo, pues sin dinero para subsistir quedan en una posición muy vulnerable. Cuando un trabajador quedaba desplazado por una máquina, inmediatamente se recolocaba en otro puesto o sector. La liberación de mano de obra, permitía ofrecer nuevos servicios y crear nuevos sectores, que al poco tiempo volvían a automatizar procesos. Si analizamos los trabajos más ocupados de los últimos 50 años, comprobaremos que ninguno de estos existía anteriormente y conforman el 45.58% de la fuerza trabajadora de Estados Unidos (Pistono, 2012). El mundo que conocemos hoy nada tiene que ver con el de hace un siglo. Hoy sería inconcebible el transporte de mercancías sin aviones, barcos y camiones, sector que aún genera empleo y que no queda tan lejos de su completa automatización. En el campo de la medicina contamos con una ingente cantidad de tecnología de diagnóstico de enfermedades que facilita enormemente la labor del personal sanitario. Podemos decir, que la tecnología permite aumentar enormemente la productividad de cualquier actividad, pues nos ahorra tiempo de trabajo en tareas repetitivas donde las máquinas son muy eficientes, trabajan a mayor velocidad y con menor tasa de error. Se lleva a cabo más trabajo, con menos esfuerzo y se genera mayor riqueza. Este desplazamiento constante de la mano de obra del sector primario y de producción hacia el sector servicios, no tuvo vuelta atrás. Allí donde una máquina reemplazaba un trabajador este no volvía jamás. Podríamos alcanzar de nuevo el pleno empleo sustituyendo los tractores por azadas, pero sería bastante ilógico. Nadie lo cuestiona. La tecnología nos hace la vida más fácil, nos ahorra trabajo inútil. La automatización es un proceso imparable.

Podemos observar (Tabla 3) que la productividad de un empleado en términos económicos ha crecido espectacularmente, reduciendo de forma drástica el número de trabajadores en las empresas más grandes del planeta.

63

Compañía
McDonald’s (1940) Walmart (1962) Intel (1968) Microsoft (1975) Google (1998) Facebook (2004) 400,000

Empleados

Ingresos por empleado
$60,000 $200,000 $540,000 $767,000 $1,170,000 $1,423,000

2,100,000 100,000 90,000 32,000 3,000

Tabla 3. Disminución del número de empleados en las empresas multimillonarias y beneficio generado por empleado. (Pistono, 2012).

Desde el punto de vista del empresario y del mercado, la tecnología es un arma

de doble filo. Por un lado las máquinas no descansan, no piden vacaciones, no necesitan seguridad social, no organizan sindicatos, son más eficientes, no se quejan y no hay que pagarlas más que una vez (excepto si se averían). Es natural para las empresas buscar eficiencia económica a través de la automatización. Por otro lado al mercado le da igual el tipo de trabajo mientras mantenga el consumismo cíclico al ritmo adecuado, mientras se creen empleos nuevos que sustituyan los destruidos. Aquí vemos un gran problema. Si de la noche a la mañana automatizamos y optimizamos cada negocio que existente, no habría suficiente gente recibiendo un salario con el que consumir. Si nadie consume los productos y servicios producidos, las empresas se hunden. Deducimos que la eficiencia proporcionada por la automatización es positiva y negativa al mismo tiempo tanto para el sistema capitalista como para las personas. Esta es una de las mayores contradicciones del sistema y el principal impedimento impuesto por él mismo para el desarrollo de tecnología potencialmente beneficiosa para la sociedad. Si no hay beneficio económico suficiente o elimina demasiados empleos, no interesa.

5.8.3. El poder de decisión individual en el mercado La distribución del trabajo tiene mucho que decir en cuanto a las relaciones de poder entre trabajadores y empleadores. En la situación actual, donde el desempleo no hace más que crecer y existe una mala distribución del trabajo, el poder se sitúa claramente en el lado del empleador. Si tenemos un puesto de trabajo para dos personas, es el empleador el que elige y 64

los aspirantes deberán competir, en función de su desesperación, permitiendo al empleador ajustar su salario a los requerimientos de la empresa. Si hubiera dos puestos de trabajo en dos empresas diferentes y sólo un trabajador aspirante, éste se encontraría en posición de exigir unas condiciones de trabajo favorables. Además, el tener que ganarse el pan, literalmente, le fuerza a ganarse ese empleo. Resulta que ante la introducción de maquinaria, software o cualquier otra tecnología que facilite una labor existen dos caminos posibles para la empresa: Aumento de la productividad o reducción de la carga laboral para el empleado (Global Campaign for the 4-Hour Work Day). Es decir, si tuviéramos una empresa de hacer camisetas, donde cada empleado hace una media de cuatro camisetas por día, y de repente introducimos una máquina con la que son capaces de producir ocho camisetas por día, el empresario bien podría aumentar la productividad y con ella sus beneficios, o producir el mismo número de camisetas a cambio de reducir la jornada de sus empleados a la mitad, manteniendo su salario, por supuesto. Si quisiera duplicar la producción debería contratar el doble de empleados para que trabajen las cuatro horas restantes. No cabe duda que si por el trabajador fuera, ante la introducción de esta automatización, casi sin dudarlo escogería reducir su carga laboral. Pero en el mundo, la mayoría de decisiones las toman aquellos que ostentan el tienen poder, los Capitalistas. El poder de decisión lo tiene el Empleador, al que le conviene la existencia de una bolsa de parados que reafirme ese poder. Ante la feroz competencia a la que se expone una empresa en el mercado, donde ha de sobrevivir, por su bien y el de sus empleados, la elección obvia será aumentar la productividad. Producir más, bajar los precios y mantenerse competitivo. Si además puede hundir a la competencia, mejor. En un sentido Darwinista, el Capitalista no tiene apenas poder de elección, elige competir o sucumbir, beneficiar a la empresa o al empleado. Todo negocio sin regulación tiende al monopolio. Esta es la “mano invisible” que regula el mercado según Adam Smith: la competencia del libre mercado y la autorregulación de la oferta y la demanda. Podrían reducirse las horas laborales solamente si, todas las empresas eligieran unánimemente hacerlo. En el momento que una sola empresa decidiera tomar el camino del aumento de productividad, estaría cometiendo un acto de competencia desleal y forzaría al resto a no quedarse atrás, de no existir regulación por parte del Estado. La expresión de este comportamiento es propia de sociedades poco avanzadas donde existen relaciones de superioridad-inferioridad muy fuertes, en las que el instinto de autopreservación actúa de forma agresiva contra sus “semejantes”.

65

5.8.4. El sentido de ganarse la vida Ahora, sabiendo que el ritmo al que la automatización reemplaza trabajadores ya es superior a nuestra capacidad de crear nuevos puestos de trabajo, y con la seguridad que supone disponer la tecnología para cubrir nuestras necesidades, ¿por qué seguimos manteniendo el sistema de trabajo? Para ponerlo en otras palabras… Supongamos que nos vamos al siglo XVI, donde más del 90% de la población se dedicaba a la agricultura. De la noche a la mañana les cedemos nuestra tecnología de producción agraria con la que pasan a trabajar del 90 al 10% de la población. Imaginemos que se las apañan para manejar la maquinaria y además se reparten el trabajo de forma justa, tocándole trabajar a cada persona solamente 1 hora al día. ¿Qué harían con esta recién encontrada libertad? ¿En qué se centraría el foco principal de sus vidas ahora que el problema de su supervivencia ha sido eliminado? ¿Inventarán nuevos trabajos simplemente porque pueden? ¿Se quedarían en sus casas sin hacer nada? ¿Se alzarían contra sus dueños? ¿Pasarían de ellos? En nuestra cultura existe la concepción de que es imprescindible “ganarse la vida”, y es fácil comprender por qué los políticos se empeñan en reducir el desempleo, pero ¿no desarrollamos tecnología precisamente para eliminar carga laboral necesaria? ¿No deberíamos estar de hecho, destruyendo empleos repetitivos que no nos aportan nada? ¿Qué es el progreso, un PIB en constante crecimiento, o la aplicación de tecnología para el bien común? Los valores culturales que apoyan esta idea de ”ganarse la vida”, no han sido cuestionados suficientemente y asumen que las personas siempre querrán tener un empleo, independientemente de cuál sea este y su finalidad.

66

“Debemos acabar con la noción absolutamente engañosa de que todo el mundo tiene que ganarse la vida. Es un hecho que hoy, una persona de cada mil puede crear una innovación tecnológica capaz de mantener a todos los demás. La juventud de hoy tiene toda la razón al reconocer esta tontería de ganarse la vida. Seguimos inventando trabajos por esa falsa idea de que todo el mundo debe estar empleado en algún tipo de trabajo pesado, ya que, según la teoría Malthusiana-Darwiniana, debe justificar su derecho a existir. Así que tenemos inspectores de inspectores y gente haciendo instrumentos para inspectores para inspeccionar inspectores. La verdadera ocupación de la gente debería ser volver a la escuela y pensar lo que estuvieran pensando antes de que alguien llegara para decirles que tenían que ganarse la vida.” - (Buckminster Fuller, 1981 )

5.8.5. La alternativa La necesidad del empleo para la supervivencia causa una actitud muy defensiva del trabajador con respecto a su puesto. Pensamos que el trabajo es nuestro derecho sagrado y vigilamos atentamente que nada ni nadie nos lo quite. El punto en cuestión es que las personas no deberían necesitar un trabajo. Este sistema donde trabajar es esencial para la supervivencia causa el empobrecimiento de aquellos que no pueden trabajar o acceder a un empleo. Sólo crea empleos si hay a cambio un beneficio, y este no está relacionado con la mejora de la sociedad necesariamente. Necesitamos un nuevo sistema con varios prerrequisitos:

Las necesidades básicas de supervivencia son garantizadas a todo individuo, así

que el trabajo no es indispensable.

El propósito del trabajo es la mejora de la sociedad, movida por la motivación

intrínseca, no la recompensa económica o la fuerza de la supervivencia.

El conocimiento humano en su totalidad está abierto y disponible para toda

persona del planeta y es utilizado para el bien común.

Derecho al tiempo libre.

Este sistema sólo creará trabajos que quieran ser realizados por las personas, el resto será automatizado. Hay mucho trabajo que hacer para mejorar la sociedad. Desde el punto de vista de la tecnología, satisfacer las necesidades de la especie humana no ha sido nunca tan posible como ahora. Es fácil observar que sin la interferencia de la lógica del mercado en nuestra capacidad técnica, que irremediablemente inhibe su máximo potencial,

67

podríamos alcanzar una abundancia jamás experimentada que cubriera las necesidades para la vida de toda la población mundial, eficiente, eficaz y sosteniblemente. Por tanto, es de vital importancia que la nueva tecnología comience a quedarse del lado del ciudadano de a pie, mientras se ve capacitado para crear con sus propias manos, necesitar cada vez menos los productos del sistema capitalista y convertirse finalmente en el “homo autosuficiensis” a lo largo de este siglo XXI. Es el movimiento Open Source, que comparte libremente su conocimiento con toda la especie, el pilar fundamental que permitirá forjar la nueva estructura socio-económica. Si el poder de la tecnología y el conocimiento queda al alcance de todo individuo, se acaba el único motivo para trabajar en algo que uno no desea, su supervivencia queda garantizada gracias al esfuerzo aportado por la comunidad.

68

5.9. Los valores sociales del Capitalismo
Podemos decir que el dinero, para un individuo partícipe del sistema, equivale a poder. Poder comer, viajar, comprar bienes materiales, comprar servicios, comprar favores, e incluso poder para comprar personas. Como reserva de valor, nos indica las posibilidades que tenemos de hacer cosas en la vida. Cuanto más dinero tenga uno, más posibilidades se le abren. Crea una capa de abstracción que nos evita las molestias y el trabajo directo para obtener lo que queremos conseguir. Por contra, nos encontramos que sin dinero, no podemos aparentemente hacer nada en la vida, o eso es lo que nos han inculcado. Esta arraigada idea en la cultura es válida dentro de la lógica del sistema, pero no es una verdad absoluta y resulta muy peligrosa, ya que forma parte de las limitaciones impuestas por este, ocultando además un mecanismo de control conocido como “indefensión aprendida”. Tener mucho dinero no significa saber aprovechar las posibilidades que se le abren, ni es necesario para intercambiar experiencias, objetos, ideas o crear impacto en el mundo. La trampa se encuentra en el acuerdo social. Sin dinero, muchas veces quedamos sin acceso al conocimiento, incapacitados para movernos y relacionarnos dentro de la sociedad. Si uno no se relaciona, puede quedar aislado del resto, separado, anulado. De momento, no nos queda otra que relacionarnos más o menos con él. Un individuo bien adaptado al sistema no intentará mejorarlo; trabajará sus 8 horas diarias (en el mejor de los casos) y se ocupará de sobrevivir, pasando por la vida discretamente. El sistema dice que si deseas cambiar algo, debes primero participar en él, acumulando riqueza y poder. Esta es otra trampa mortal. Primero porque “ganándose la vida” y “trabajando duro” la gran mayoría no va a poder acumular riqueza; de hecho, si el 99% de las personas que trabajan duro llegaran a ser “ricas”, serían todos iguales y no habría ricos ni pobres (Mark Changizi, 2011); y segundo porque no se puede acumular poder en el sistema capitalista sin pasar por encima de todos los que tienen que quedar debajo. Esto a menudo supone tomar decisiones que afectan negativamente a miles o millones de personas, lo que deja fuera de juego a la gran mayoría de personas con algo de ética. La corrupción, económica y moral, así como la carencia de empatía son requisitos del sistema para llegar a lo más alto.

5.9.1. Adicción, egoísmo y avaricia. Las adicciones juegan un papel muy importante en la sociedad ya que son comportamientos repetitivos que activan nuestros circuitos de recompensa neuronales. A través de las adicciones de la población, podemos detectar los comportamientos compulsivos de la sociedad y hacer un diagnóstico de las carencias que esta tiene. 69

El doctor Gabor Maté (Maté, 2012) está especializado entre otras cosas, en el tratamiento de las adicciones. En su conferencia TEDx en Rio, nos ofrece una serie de cuestiones muy interesantes que nos permiten descubrir la verdadera naturaleza de una adicción. ¿Qué tiene de bueno la adicción? Cuando uno “consume” la sustancia a la que es adicto, obtiene un alivio del dolor, una sensación de paz, calma, de control, aunque muy temporal. Cabe preguntarse entonces por qué uno carece de estas cualidades en su vida para que necesite buscarla en algo externo a sí mismo. Si bien la pregunta no es el porqué de la adicción, debemos preguntarnos el porqué del dolor. Mate asegura que todos los pacientes adictos que ha tratado, han sido abusados desde niños, sexualmente, físicamente, y han sido abandonados emocionalmente una y otra vez. Resulta que los primeros años de vida son cruciales en el desarrollo del cerebro. El lenguaje y las interacciones con sus padres moldean su carácter y le preparan para el mundo. La dopamina es la sustancia que incentiva nuestro sistema de recompensa. Las drogas no son adictivas por sí mismas, ya que la mayoría de personas que prueban las drogas no se vuelven adictas. De igual forma que la comida no es adictiva pero para algunas personas sí lo es, ir de compras, jugar videojuegos e incluso el trabajo. Sin embargo ciertas personas son vulnerables a ser adictas. Cuando las personas son abusadas de niños sus circuitos de recompensa no se desarrollan adecuadamente y es entonces cuando comienza la búsqueda de dopamina y endorfinas en el exterior. Algunas drogas provocan la liberación de estas sustancias, causantes de la sensación de felicidad, seguridad e incluso amor. Cuando los adictos, que no han desarrollado correctamente los circuitos de recompensa que les permiten liberar dichas sustancias, toman drogas que les permite sentirse normales, alivian su dolor. Resulta que cuando nos referimos al poder, este resulta ser también una adicción para algunas personas. Aquellas que hoy ostentan y desean el poder, por lo general son personas que han sufrido y necesitan esa sensación que activa sus circuitos de recompensa para sentirse bien. El sistema capitalista tiene una particular forma de castigar los comportamientos de avaricia y egoísmo. En el 2008 y a lo largo de este tiempo, hemos visto como lejos de castigar a las entidades financieras que especularon salvajemente, se las ha rescatado con una inyección masiva de dinero público. Esto es como intentar curar a un adicto de cocaína con una dosis de heroína (Pictures, 2012). Estamos diciéndole al adicto que lo está haciendo bien, y que puede continuar especulando salvajemente y poniendo en juego la estabilidad del sistema. Reforzando los comportamientos que nos han traído hasta aquí, no ayudará a solucionar nuestros problemas.

70

5.9.2. Indefensión aprendida A finales de los 60, el psicólogo Martin Seligman realizó el siguiente experimento (Seligman, 1975). Dentro de una caja de laboratorio, colocó a dos perros que eran expuestos a shocks eléctricos. Uno de los perros podía detener las descargas pulsando un botón, y el otro recibía los shocks eléctricos sin posibilidad de evitarlos. El perro que tenía la posibilidad de detener los shocks, lo hizo en cuanto descubrió el mecanismo. El otro perro sin embargo, ante la aleatoriedad de las descargas, agotando todas las posibilidades que pudiera imaginar para evitar los shocks, acabaría aceptando que es un hecho natural que no puede controlar, resignándose a recibir las descargas. En la segunda parte del experimento, se situaba a los dos perros sobre una superficie electrificada que emitía pequeñas descargas de forma aleatoria. Los dos perros podían evitar las descargas saltando una pequeña barrera que dividía la zona electrificada de la tierra. El perro que había podido controlar los shocks previamente, buscaba una solución y acababa saltando fuera de la zona de shock, mientras que el otro perro, en lugar de buscar una solución exitosa a la situación adversa, a la que se le había acostumbrado a aceptar, permanecía en la zona eléctrica aguantando las descargas de manera pasiva, pensando que cualquier intento por controlar el fenómeno resultaría inútil. Había aprendido que, hiciese lo que hiciese, las descargas continuarían y no podría hacer nada por evitarlas. Había aprendido a aceptar su indefensión. La indefensión aprendida es la antesala de la depresión, nos prepara con la resignación y nos desanima en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas. Es una práctica tan habitual en las escuelas que ni siquiera somos conscientes. En otro experimento, esta vez con alumnos de una clase de secundaria, una profesora propone la resolución de un sencillo problema. Se les da a los alumnos 3 palabras, y deben encontrar para cada palabra, otra diferente que contenga las mismas letras. Por poner un ejemplo, con la palabra ‘Jamón’, podemos formar la palabra ‘Monja’. Lo que los alumnos no saben es que se han repartido 2 modelos de problema diferentes. Estos son los casos de estudio. Uno de los modelos contiene palabras con las que es muy fácil crear otras nuevas, y en el otro se han dado palabras con letras con las que resulta imposible formar otras palabras diferentes. El resultado es que una parte de la clase termina rápido y la otra se siente incapaz de resolver la tarea. A continuación se les asigna el mismo ejercicio a todos, pero esta vez con 3 palabras cuyas letras son fácilmente combinables. El grupo que en primer lugar recibió la tarea imposible y sobre los que pesaba la vergüenza o el sentimiento de inferioridad de no haber sido capaces de resolver el problema, no tuvo resultados tan positivos como el grupo que pudo resolverlos.

71

Este experimento demuestra lo sugestionables que somos y la influencia que el grupo tiene en nosotros. La indefensión aprendida explica el mantenimiento del status quo en la actualidad y el adormecimiento o ceguera general de la población ante las injusticias ajenas e incluso propias, cuando las considera como normales. En otras palabras, “así ha sido siempre y así ha de ser”.

"No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma." (Krishnamurti, 1970)

5.9.3. La cadena de obediencia 5.9.3.1. El experimento de Milgram Este experimento de psicología social llevado a cabo por Stanley Milgram, pretende medir el grado de obediencia de una persona hacia una autoridad, aun cuando las órdenes entran en conflicto con su escala de valores y conciencia moral. “Los aspectos legales y filosóficos de la obediencia son de enorme importancia, pero dicen muy poco sobre cómo la mayoría de la gente se comporta en situaciones concretas. Monté un simple experimento en la Universidad de Yale para probar cuánto dolor infligiría un ciudadano corriente a otra persona simplemente porque se lo pedían para un experimento científico. La férrea autoridad se impuso a los fuertes imperativos morales de los sujetos (participantes) de lastimar a otros y, con los gritos de las víctimas sonando en los oídos de los sujetos (participantes), la autoridad subyugaba con mayor frecuencia. La extrema buena voluntad de los adultos de aceptar casi cualquier requerimiento ordenado por la autoridad constituye el principal descubrimiento del estudio.” (Milgram, 1974) El fin del experimento se trata de una investigación sobre la obediencia a la autoridad. El experimento requiere tres personas: El experimentador (investigador de la universidad), el "maestro" (voluntario) y el "alumno" (un cómplice del experimentador que se hace pasar por participante en el experimento). El experimentador le explica al participante que tiene que hacer de maestro, y tiene que castigar con descargas eléctricas al alumno cada vez que falle una pregunta. A los participantes se les comunicaba que el experimento estaba siendo grabado, para que supieran que no podrían negar a posteriori lo ocurrido.

72

Se comienza dando tanto al "maestro" como al "alumno" una descarga real de 45 voltios con el fin de que el "maestro" compruebe el dolor del castigo y la sensación desagradable que recibirá su "alumno" si responde mal una pregunta. Existen 30 niveles de preguntas que irán aumentando la potencia de las descargas desde los 15 hasta los 450 voltios. A medida que aumentan descargas, las fingidas reacciones del “alumno” se vuelven más escandalosas con el fin de alertar al “maestro” y ponerle en una situación de compromiso. Por lo general, cuando los "maestros" alcanzaban los 75 voltios, se ponían nerviosos ante las quejas de dolor de sus "alumnos" y deseaban parar el experimento, pero la férrea autoridad del investigador les hacía continuar. Al llegar a los 135 voltios, muchos de los "maestros" se detenían y se preguntaban el propósito del experimento. Cierto número continuaba asegurando que ellos no se hacían responsables de las posibles consecuencias. El desconcierto fue grande cuando se comprobó que el 65% de los sujetos que participaron aplicaron la descarga de 450 voltios, aunque se sintieran incómodos al hacerlo. Todos pararon en cierto punto y cuestionaron el experimento pero ningún participante se negó rotundamente a aplicar más descargas antes de alcanzar los 300 voltios. En “El juego de la muerte”, un documental coproducido en 2009 por la radio televisión suiza y France télévision (Nick, 2009), realizan una variante de este experimento, pero esta vez se le hace creer al participante que está en un programa de televisión. El resultado fue que un 85% de los sujetos aplicaron la descarga máxima. Con este pretexto, se podría haber ejecutado a una persona públicamente en televisión, mediante la coacción del participante y la presión de una falsa autoridad (presentador del programa) que le “libera de responsabilidades”. Este experimento explica muy bien los acontecimientos de la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial. No fue la cadena de mando, sino la cadena de obediencia la que hizo posible ejecuciones masivas. Según Milgram, lo que sucedió fue que los sujetos entraron en lo que él llamó "estado de agente", caracterizado por el hecho de que el individuo se ve a sí mismo como un agente ejecutivo de una autoridad que considera legítima. Aunque la mayoría de las personas se consideran autónomas, independientes e iniciadoras de sus actos en muchas situaciones, cuando entran en una estructura jerárquica pueden dejar de verse de ese modo y descargar la responsabilidad de sus actos en la persona que tiene el rango superior o el poder. Este es el fundamento del respeto militar a la autoridad: los soldados seguirán, obedecerán y ejecutarán órdenes e instrucciones dictadas por los superiores, con el entendimiento de que la responsabilidad de sus actos recae en el mando de sus superiores jerárquicos. Por supuesto, esto exige renunciar a la libertad individual, lo que no exime de la responsabilidad de los actos propios. 73

Figura 21. La cadena de obediencia. (Milgram, 1974).

En otra variante del experimento de Milgram, se midió la obediencia cuando el maestro podía ver directamente el daño infligido a su alumno. En este caso, la obediencia disminuyó notablemente. Se deduce que a mayor número de intermediarios en la ejecución de la orden, menor es la presión que el sujeto experimenta. No es lo mismo apretar el gatillo de un fusil, que dar una orden de lanzamiento de un misil; como no es lo mismo comerse un cordero asado en un restaurante, que tener matar al lechazo antes de cocinarlo. La responsabilidad sigue estando en cada individuo de la cadena, pero es más fácil obedecer ciegamente y evadir la responsabilidad si uno no ve la consecuencia derivada de sus actos.

5.9.3.2. Carencia de información "Sin libertad de pensamiento, la libertad de expresión no tiene ningún valor" - Jose Luis Sampedro (Sampedro, 2012)

La estructura jerárquica funciona, pero tiene un grave defecto de forma, la obediencia ciega. Una sociedad libre, necesita ciudadanos con pensamiento crítico capaces de desobedecer a cualquier autoridad, moral, económica o familiar si tiene evidencias de que otra acción diferente a la ordenada o sugerida es mejor para el bien común. Por supuesto, que para 74

formar un pensamiento crítico sólido, el modelo escolar debería fundamentarse en los principios del mismo (Critical Thinking), cosa que no ocurre. Sin embargo, la libertad de pensamiento crítico, resulta poco útil cuando uno carece de información veraz y no fragmentada. El cuarto poder, el periodismo, en particular el “mainstream media” es una empresa más que se encuentra subordinada a unos intereses económicos. En Estados Unidos, el 90% de los medios de comunicación privados están en manos de 6 empresas (Ainger, 2001). La falta y ocultación de información nos deja vulnerables en un mar de incertidumbre. Por tanto, una sociedad democrática debe crear mecanismos que le proporcionen información veraz y transparencia en sus estructuras de poder. Por suerte, con la explosión de Internet y los Bloggers, cada usuario se convierte en un potencial emisor de información, pudiendo dar, en muchos casos, testimonios directos sobre los hechos acontecidos, investigaciones propias, etc. El cuarto poder comienza a quedar distribuido, en manos de la población y la memoria de Internet se encarga de no olvidar. Wikileaks ha trabajado desde su fundación por alcanzar este fin. La publicación de información sensible referente a las comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense y sus respectivas embajadas por todo el mundo (Cablegate) (Guardian, 2010), registros sobre los crímenes de la guerra de Irak y la filtración de correos electrónicos de la agencia de inteligencia privada Stratfor (Wikileaks, 2012) son algunas de sus hazañas. Desde entonces ha sufrido censura gubernamental, cancelación de servicios que le permitían financiarse como Paypal (Watters, 2010), Visa (Zetter, 2012) y Amazon (Arcos, 2010), y varios ataques cibernéticos DDoS (Silva, 2010). Julian Assange, su fundador, permanece atrapado en la embajada de Ecuador en Reino Unido a pesar del salvoconducto del primero (Baltasar Garzón: Reino Unido debe dar salvoconducto a Assange, 2012), bajo amenaza de arresto y extradición a Estados Unidos si decide abandonarla. Parece evidente, que las informaciones relativas a comportamientos no éticos y poco ortodoxos incomodan tanto a gobiernos como a corporaciones. El arresto lo llevarían a cabo las fuerzas policiales londinenses obedeciendo las órdenes de su Gobierno. Pero ¿y sí todos los policías se negaran a obedecer esta orden de detención, sabiendo que ni siquiera proviene del Estado que les mantiene? ¿Y si fueran capaces de sobreponer su interés particular al interés general? ¿No debería una democracia publicar toda la información referente a sí misma a sus ciudadanos? ¿No es así como se autorregulan los Gobiernos? ¿Dónde reside la responsabilidad individual?

75

Si estas empresas privadas han sido capaces de ejecutar semejantes bloqueos con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos, no es porque al Gobierno le interese ocultar sus cables diplomáticos (que también), sino porque el poder democrático se encuentra, literalmente, secuestrado por el poder económico, que presiona mediante préstamos y lobbies al poder legislativo a fin de legitimar y perpetuar sus actividades. La lógica es tan obvia, dice Chomsky, que “debería enseñarse en las escuelas. El apoyo millonario a un candidato significa que las elecciones son compradas y que los compradores esperan ser recompensados por la inversión” (Majfud, 2012). En nombre de los bancos, de las empresas armamentísticas, constructoras, petroleras, de su crecimiento económico, del PIB y toda la cadena de obediencia, las guerras se siguen sucediendo. La destrucción genera movimiento económico, aumentan el PIB, se construyen muchas armas y se destruyen edificios muy caros que luego hay que volver a reconstruir. La guerra es buena en un sentido estricto de eficiencia económica. Mientras, la población, asume las consecuencias. Sin armas, las guerras serían más difíciles de llevar a cabo. ¿Por qué no se niega toda la sociedad a trabajar en las empresas de producción armamentística? ¿A caso no saben lo que están fabricando? ¿Es quizás, la presión económica la que obliga a los más pobres que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas a aceptar estos trabajos? ¿La ocultación de alternativas al sistema capitalista en los centros de educación es una forma de manipulación? Más fácil aun, ¿por qué guardar el dinero en un banco que financia con sus préstamos a la industria armamentística? ¿Sabemos cuáles son esos bancos? (Banksecrets)

"La primera víctima de una guerra es la verdad" - (Esquilio, 500 a.c.)

5.9.3.3. Publicidad y consumo Este punto es clave en la relación que guarda la sociedad con el consumismo. La publicidad es una forma de autoridad que nos repite constantemente que consumamos productos. Puede que ciertos productos no sean ecológicamente éticos, o incluso dañen gravemente a otras personas, animales, ambiente, etc. La responsabilidad no sólo se encuentra en la cadena de producción, se encuentra a lo largo de toda la cadena hasta llegar al consumidor. Sin embargo, este recibe por lo general poca información sobre lo que está consumiendo, y delega su responsabilidad de investigación en los mecanismos del Estado, e incluso en el propio fabricante. Tenemos el caso de Bangladesh, donde 336 personas han perdido la vida mientras trabajaban a causa del derrumbe de la fábrica en la que trabajaban, por defectos en la 76

construcción del edificio (Ugarte, 2013). La obligación ética y moral de cada persona es documentarse e informar al resto de la sociedad sobre los métodos y consecuencias del consumo de un producto particular. Ignorar esta cuestión significa evadir responsabilidades que nos corresponden individual y colectivamente. Cada compra es un voto a favor de seguir manteniendo las condiciones de producción. La población tiene el poder de elegir cada día, pero no parece darse cuenta, o no le afecta lo suficiente. Asimilamos cierto nivel de daño cuando la cadena de obediencia es larga y no vemos directamente las consecuencias de nuestra compra. "Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada.”Edmund Burke (Burke)

Basta seguir haciendo lo que hasta ahora para acabar con el equilibrio natural, y ocurrirá tarde o temprano. Esta otra cita de Leibniz complementa bastante bien la anterior: “El mal no es un ser sino una carencia de ser, nada. Un mal es un bien limitado.”- (Leibniz, 1982 , pág. 99).

Vivir dos años es un bien, aunque sea mejor vivir cuatro mil; ser pobre es un modo limitado de ser rico. En el futuro, seremos juzgados por omisión de responsabilidad, por no hacer nada a pesar de disponer de los datos y la evidencia. Serán nuestros hijos los que nos juzguen. Si queremos un mundo mejor no basta con desearlo, deberemos de ejercer nuestra responsabilidad ética y moral, única y exclusiva de cada individuo ahora mismo y en cada instante, acorde con nuestro conocimiento.

5.9.4. Cambiando el entorno cambiamos los valores A pesar de los miles de años de existencia de las religiones, y a pesar de que la mayoría comparte el mantra “No hagas en otros lo que no desees en ti”, seguimos manteniendo comportamientos egoístas y anti-sociales. Esto no se debe únicamente al comportamiento cultural, sino a la necesidad de cubrir las necesidades individuales. Cuando hay lucha por cubrir esas necesidades, la ética deja paso a la supervivencia. Si somos capaces de cubrir estas necesidades básicas y además proporcionar seguridad individual a todas las personas una revolución empática puede surgir (Ronald Inglehart, 2005), permitiéndonos reconectar con nosotros mismos, con la naturaleza y el resto de seres. Los comportamientos de sometimiento, avaricia, egoísmo y violencia inherentes al sistema (jerárquico) podrán cambiar si las

77

condiciones ambientales y socio-económicas varían y las necesidades de las personas quedan cubiertas.

78

5.10 Nuestra dependencia del sistema
En este punto me gustaría hacer una analogía entre nuestro sistema capitalista y el sistema económico referente al mundo descrito por Andrew Niccol en el guión de la futurista película In Time. Este mundo se ambienta en el futuro próximo a finales del siglo XXI, donde el ser humano ha conseguido burlar a la muerte gracias la modificación del gen responsable del envejecimiento. El dinero, la moneda de cambio, ha sido sustituido por el tiempo. Toda persona puede ser "virtualmente" inmortal, eternamente joven, si dispone del "tiempo" para ello; los ricos viven infinitamente jóvenes, y los pobres mueren pronto. El tiempo que uno consume en el trabajo se paga con más tiempo, para vivir, comer, consumir… y volver a trabajar. Pero al igual que en la actualidad, el trabajo de unos se paga más o menos que el de otros en función de su zona de residencia, no de su trabajo. Estas zonas se encuentran organizadas jerárquicamente y en las más pobres las personas mueren a las puertas de sus lugares de empleo cuando su tiempo se agota. La tecnología ha cambiado pero el sistema socio-económico sigue intacto.
“Cuando compras con plata, no compras con plata… compras con tiempo de tu vida”- (Mujica, 2013)

Si somos capaces de ver que el dinero tan sólo es un intermediario, apreciaremos que no es éste el que pone un precio a nuestro tiempo. ¿A cuánto se paga la hora de trabajo? Tal y como está establecido legal y socialmente, cobramos un dinero determinado por las horas firmadas en un contrato de trabajo. En general, uno paga la casa con la mitad de su tiempo de trabajo, se alimenta con un cuarto y le queda otro cuarto para su ocio. Señalamos anteriormente que existen diferencias salariales según el país, el género y el estatus (OIT, 2013), pero los porcentajes se adaptan a cada región. Si unos trabajadores hacen huelga para que les suban el salario y lo consiguen, inmediatamente sube el precio del pan. Según la “ley de hierro de los sueldos”, los salarios siempre tienden a disminuir hasta el mínimo valor que permita cubrir estas necesidades (Pearce, 1999). En la película ocurre esto mismo, y en cada zona económica, las personas viven acorde a su nivel de renta. Todo producto tiene un precio directamente proporcional al de su zona económica.

79

Figura 22. Reloj bio-digital integrado mediante modificación genética. (In Time, 2011).

Es fácil hacer una analogía entre nuestra realidad y esta película de ficción porque esencialmente no cambia nada; consigue llevar hasta el extremo el hecho de que si una persona no tiene trabajo con el que “ganarse la vida”, muere. La diferencia entre ambos radica en el tiempo que tarda en morir una persona. En la película las necesidades básicas están garantizadas incluso en la zona más pobre, así que el sistema requiere un mecanismo de control del individuo, cuya supervivencia depende directamente del tiempo que “se gana” trabajando para el sistema. Cuando su dinero-tiempo se agota, cae fulminado. Sus habitantes, no tienen elección ya que nacen modificados genéticamente. Todo ser humano, independientemente de su clase social, rico o pobre, es propiedad del sistema. Por suerte para nosotros, no estamos irremediablemente encadenados al sistema mediante un reloj “bio-digital” que cuenta el tiempo de vida que nos queda. Lo que sí tenemos es un reloj biológico que decide el momento de nuestro fallecimiento en función de las necesidades que tengamos cubiertas y en general de nuestra salud, física, mental y emocional. Esta depende de nuestra riqueza y de la riqueza de nuestra nación o “zona”- en la película. En los países desarrollados el Estado se encarga de gestionar y proporcionar un sistema sanitario y educativo para toda su población. Este encuentra su financiación en los impuestos que pagados por los ciudadanos, que ganan su dinero con trabajo en la empresa privada y en los préstamos obtenidos por la venta de bonos. Por tanto, los ingresos del Estado, esto es, su poder de producir y dar dichos servicios, depende exclusivamente de la salud del sistema económico. ¿No es un poco peligroso dejar la gestión de nuestra salud a la suerte de los vaivenes del mercado? Visto esto, es comprensible que la educación en colegios y universidades tienda a la estandarización, produciendo trabajadores cualificados para los requisitos del mercado. El
80

sistema educativo forma parte, seamos conscientes o no, del mecanismo de control del sistema económico. Si queremos asegurar nuestra supervivencia, ¿no sería más inteligente digamos, identificar los problemas a los que nos enfrentamos, formar gente con capacidad de solucionarlos, y herramientas para llevar a cabo el trabajo imprescindible de la forma más eficiente y sostenible? Haciendo alusión a la Alegoría de la caverna de Platón (Mora, 1979, págs. 396-408), en la que sus personajes no eran capaces de ver la naturaleza de la realidad más allá de sus sombras, he identificado hasta el momento las siguientes barreras psicológicas y físicas que nos impiden desligarnos del sistema:  Barreras psicológicas: El sistema educativo no favorece el desarrollo del pensamiento

divergente ni creativo. La enseñanza se centra en una única estrategia para cubrir nuestras

necesidades: el uso del dinero. Carecemos del conocimiento y las habilidades para sobrevivir en la

naturaleza de forma autosuficiente. La interdependencia limita nuestra libertad individual. Aún existe una presión social que empuja a cada individuo a

“ganarse la vida”. La publicidad adoctrina en el consumismo No existe un ente o individuo visible contra el que actuar ante los

problemas económicos, sociales y ambientales. La red de mercado es tan inmensa y se encuentra tan interconectada que contribuimos a su mantenimiento consumiendo productos poco “éticos” sin ser conscientes de ello. El capitalismo se mantiene y legitima con nuestro consumo.  Barreras físicas: Las necesidades fisiológicas son difíciles de cubrir fuera del sistema. Sin el soporte médico e higiénico del sistema, se pueden llegar a

desarrollar enfermedades a las cuales el organismo humano no está habituado. La práctica totalidad de la tierra está en propiedad privada

(particular, empresa), o pública (municipio, comunidad autónoma, estado),
81

lo que limita las posibilidades de autosuficiencia sin tener problemas legales.

Llegados a este punto cabe preguntarse, ¿quién depende de quién? ¿Quién controla a quién? Cualquier sistema creado por nosotros va a ser siempre dependiente de nosotros mismos, de otra forma no hubiera existido en primer lugar. En el otro sentido, deberíamos preguntarnos frecuentemente si nuestra supervivencia depende directamente del sistema y si así lo deseamos. Regalarle esta virtud nos convierte en esclavos del mismo. Un sistema económico y social, cualquiera que sea, debe ser una herramienta, una extensión de nuestras capacidades, que nos permita evolucionar libremente y ser independientes del mismo cuando así lo deseemos.

82

5.11. Analfabetismo tecnológico
Disponemos de gran variedad de tecnología, pero la mayoría de la población no sabe ni cómo, ni para qué utilizarla. Existe un amplio conocimiento científico en comparación con el siglo pasado, pero una parte importante (desconocemos cuánto) nos es ocultado por las empresas privadas o se nos priva de su aplicación por la existencia de patentes. Existe además en la población un sentimiento generalizado de rechazo y miedo a la tecnología, así como un descontrol en cuanto a su uso. Resulta cuanto menos curioso cuando, sin embargo, ponemos literalmente nuestras vidas en ella cada día, al coger un coche, visitar a un médico, ingerir medicación, comer, etc. La sociedad está dividida en dos: los productores de tecnología, considerados creadores de nuevas necesidades o “deseos”, guiados en su mayor parte por el beneficio económico, y los consumidores, que finalmente deciden con su compra qué triunfa en el mercado y que no. Podríamos decir que el motor que hace avanzar nuestra tecnología hoy día está sujeto casi exclusivamente al beneficio económico que sea capaz de producir y no al beneficio común proporcionado a las especies del planeta. La conciencia sobre el uso y aplicación de la tecnología para el bien común queda a menudo eclipsada por la búsqueda del máximo beneficio económico. Resulta que las ideas de “valor” –humano y medioambiental- no producen beneficios a las empresas. Las curas a enfermedades hoy “incurables” no son rentables, las farmacéuticas prefieren medicamentos “de por vida” (Steitz, 2011). En otras palabras, solucionar problemas no genera beneficios, mantenerlos a raya el mayor tiempo posible, sí. Por tanto, solucionar problemas no es bueno para la economía en un sentido estricto. Esta no es la percepción que nos venden en los medios de comunicación. Tan sólo hace falta poner el canal de “teletienda” para ver la cantidad de inventos inútiles que nos intentan vender a fin de solucionar nuestros problemas con los michelines, limpiar la casa o pelar todo tipo de frutas y verduras. Primero se crea el producto, luego la necesidad y por último, la publicidad para venderlo. En palabras de Peter Joseph: “No es que exista gente “mala”, o nada parecido. Esto es lo que el sistema ha creado. Simultáneamente, vamos a recordar que el sistema de mercado requiere constantes problemas. A fin de que se mantenga el consumo por el interés público, se requieren problemas en la influencia cultural. Cuantos más problemas haya, mejor será la economía, en términos generales. En este sistema es intrínsecamente “bueno” que los coches se rompan. Es “bueno” que la gente padezca cáncer. Es “bueno”
83

que los ordenadores se vuelvan rápidamente obsoletos. ¿Por qué? Más dinero. Para ponerlo en una sentencia: Cambio, abundancia, sostenibilidad y eficiencia son enemigos de la estructura del beneficio. Los avances progresivos en ciencia y tecnología, que pueden resolver los problemas de ineficiencia y escasez de una vez por todas, están convirtiendo de facto en obsoletas las tareas de mantenimiento de estos problemas. Por tanto, en un sistema monetario, las corporaciones no están simplemente en competición con otras corporaciones; están de hecho en competición con el progreso mismo.”- (Joseph, Zeitgeist: Moving Forward, 2011). El desconocimiento de la mayoría de la población sobre la vanguardia tecnológica, le impide generalmente comprender que el sistema capitalista actual es además de ineficiente energética y materialmente, completamente innecesario para la satisfacción de nuestras necesidades. La escasez de recursos que nos “venden” es, en muchos casos, artificial. Me explico, si el precio de cualquier bien, depende de la producción frente a la demanda, las toneladas de comida que se tiran para mantener su precio deben significar que su coste es literalmente cero. Que haya gente que pase hambre por motivos puramente especulativos es una tragedia fácilmente evitable (Schutter). Si se trata de cómo distribuir los alimentos, ya hay sistemas informatizados en todos los comercios de occidente capaces de llevar un inventario y aprovisionar en función de las necesidades. Es un problema técnico que está resuelto. La principal oposición para dar una solución a esta necesidad fisiológica, parte de los propietarios, terratenientes, del mercado financiero y de la cadena de trabajadores que conforman el sistema de producción alimenticia. Hay recursos más que de sobra en el mundo para cubrir las necesidades humanas (Vivas, 2001), existe la tecnología para automatizar el proceso por completo como veremos más adelante; el problema está la propia definición de eficiencia económica. Por otro lado, si hiciéramos extensible el sobreconsumo material de los países occidentales a cada habitante del planeta, necesitaríamos 5 planetas como la Tierra (Armstrong, 2009).

“En la tierra hay suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de algunos.” – Mahatma Gandhi

Las buenas noticias las encontramos en la filosofía de “dMass - Design Matters: Doing Better with Less” (Leadership through resource performance), y la tendencia natural del progreso

científico-tecnológico. A cada instante somos más capaces de fabricar mejores
84

herramientas con menos materiales. Basta con comparar los primeros ordenadores con un Rasberrypi (Figura 23), o las innovadoras Google Glass con el primer teléfono móvil (Figura 24) para comprender el ritmo de evolución de nuestra tecnología.

Figura 23. ENIAC vs Rasberrypi.

Figura 24. Primer teléfono móvil vs Google Glass.

Estamos rodeados cada vez más de tecnología, telecomunicaciones, autómatas, inteligencia artificial, ingeniería biomédica, robots, etc. Las comparaciones son odiosas, pero inevitables. Mientras llevamos un móvil en el bolsillo miles de veces más potente que el primer ordenador que utilizó la NASA para lanzar el Apollo XI, confiamos nuestra supervivencia a un sistema económico fundado en el siglo XVIII (Smith, 1776). Este sistema socio-económico es tan rudimentario que no es capaz de evitar la muerte en guerras, hambrunas y epidemias de miles de personas y niños cada día, a pesar de disponer de los medios técnicos necesarios. No sólo no somos capaces de evitarlo, sino que la población general cierra los ojos ante la evidencia. Esta desensibilización es fruto de la indefensión aprendida y la cadena de obediencia. Nos hemos engañado pensando que no importamos y que no podemos hacer nada contra lo establecido.
85

Las ideas de cada generación suelen quedar limitadas así mismo a los conocimientos tecnológicos de esta. Lo podemos observar directamente en la dificultad que muchas personas mayores de 50 años encuentran utilizando internet, en comparación con los “nativos tecnológicos” que se mueven por la red como pez en el agua. Del mismo modo, las generaciones adultas carecen muchas veces de la visión y posibilidades que internet presenta a la evolución de la humanidad. Mientras la adaptación tecnológica sigue una tendencia inevitablemente lineal asociada a las etapas generacionales de aprendizaje, vimos que el desarrollo tecnológico seguía una tendencia exponencial (Figura 25).

Figura 25. Comparación de la evolución tecnológica y su aceptación social. (Arias, Carlos M.)

La inteligencia ahora está distribuida, y es más fácil que nunca compartir una idea, crear en comunidad, difundir, aprender, enseñar. Es triste pensar que “uno sólo no puede hacer nada”, y que esa lección se siga implantando en las cabezas de los más pequeños con tanta frecuencia, ya que acaba mellando la voluntad de pequeñas acciones de valor que suman al conjunto. De verdad pienso que uno cambia el mundo –su entorno- en función de su comportamiento con respecto a los demás, de la aceptación de su situación, y de la intención de sus palabras, actividad y pensamientos, así como la asunción de su responsabilidad consciente. De todo esto dependerá el bienestar o malestar de su entorno.

86

Las ideas y pensamientos son los precursores de cualquier tipo de acción. Uno no debe intentar cambiar a los demás, debe cambiarse a sí mismo.

"Sé el cambio que quieras ver en el mundo." – (Mahatma Gandhi)

Conociendo la tendencia evolutiva tecnológica-científica, y el ritmo de adaptación al sistema social, podemos deducir que ni siquiera un cambio estructural del sistema económico, ni una revolución tecnológica, podrán solucionar nuestros problemas a no ser que se produzca en consonancia un cambio en los valores y comportamientos humanos. A pesar de la utilización de la tecnología a fin mejorar el bienestar del ser humano y su integración en la biosfera, sea capaz de modificar a largo plazo los comportamientos no cooperativos como el egoísmo, la violencia, el individualismo y egocentrismo; tenemos que en el otro sentido, debe surgir además una voluntad de cambio generalizada en los comportamientos y valores de la sociedad, así como la puesta en práctica de un tren de pensamiento orientado al beneficio común de donde irán surgiendo las pautas de desarrollo tecnológico y social. La creación de tecnología carente de dirección nos puede llevar a cualquier situación, incluyendo la autodestrucción. Si aplicamos la tecnología para crear armas y crecimiento económico, más guerras serán creadas en consecuencia. Si aplicamos la tecnología para beneficio común, más herramientas para el beneficio común serán creadas. Por esto es crítico desarrollar ahora mismo herramientas que permitan la cooperación científica, tecnológica y cohesión social, que eliminen la posibilidad de unas pocas personas dirigiendo nuestro destino por la senda del máximo beneficio económico, empresarial e individual, y que faciliten el camino hacia el bien común sobre el bien individual.

87

5.12. Problemas para la biosfera causados por el sistema capitalista
Hasta ahora, se han dado datos y estudios suficientes que permiten afirmar que nuestra economía capitalista se encuentra lejos del verdadero propósito de una economía: economizar. El consumismo cíclico necesario para su funcionamiento, es la mayor fuente de desperdicio y basura de todo el planeta. Sabemos que naturaleza no genera desperdicio, pues lo que se desecha por unos, acaba siendo aprovechado por otros y todo se reutiliza. Debemos pensar que el universo al fin y al cabo, está compuesto de vacío, átomos, electrones, etc. Las leyes del universo tienden al equilibrio de fuerzas, y por tanto, donde hay un desajuste en un lado, en otro sitio se ha de compensar. Nuestro sistema, subsistema de la biosfera, no tiende al equilibrio. Se fundamenta en el principio del crecimiento continuo, y por tanto infinito, a costa de convertir recursos naturales en artículos o servicios que se ponen a la venta, para aumentar así el PIB. La lógica nos dice que si el ritmo de renovación y recuperación de estos recursos es inferior al ritmo al que se extraen, llegaremos a un momento en el que nos quedemos sin estos recursos. Si le añadimos a esta ecuación que la parte que reciclamos con respecto a lo que producimos es ínfima, tenemos como resultado un sistema altamente ineficiente, derrochador y destructor. La analogía perfecta de nuestra sociedad actual la encontramos en una célula cancerosa. Al igual que ésta, la población humana experimenta un crecimiento

exponencial, expandiéndose cual metástasis por toda la superficie terrestre. De la misma forma que actúa una célula cancerígena, la sociedad altera el material genético (los recursos naturales) de La Tierra, consumiéndolos a un ritmo creciente hasta agotarlos. Lo que conlleva al cuerpo (el planeta) a la muerte, si no se controla a tiempo.
“Growth for the sake of growth is the ideology of the cancer cell.” – (Edward Abbey)

La selva Amazónica junto con las algas y microalgas de los océanos, son los grandes pulmones de La Tierra. Esto (Fig.26) es a la vista lo que la explotación de los recursos genera.

88

Figura 26. Evolución de la explotación de bosques en la Amazonia. (Science Photo Library).

El dicho popular dice que “una foto vale más que mil palabras”. Pero no es el caso cuando se trata de una sociedad completamente desinformada, la cual carece de las herramientas y conocimiento necesarios que le permitan entender las consecuencias de semejante explotación de recursos. Hablamos de la destrucción de los ecosistemas naturales: cambios en el pH y temperatura de los océanos, consecuencia del cambio climático, provocan al año numerosas extinciones de su fauna y flora; los organismos se ven obligados a asumir cambios vertiginosos en las condiciones del medio que, si no consiguen superar, les llevarán a la extinción. El aumento de la contaminación ambiental provoca que el agua de lluvia de numerosos lugares del mundo abrase literalmente bosques enteros, con la desertificación de suelos añadida. El uso de aerosoles y productos químicos provoca reacciones que favorecen la eliminación de la capa de ozono, sin la cual la radiación UV del sol mataría a todos los organismos sobre la faz de La Tierra. El uso de transgénicos disminuye la diversidad de organismos, con los graves problemas que esto conlleva sobre otros organismos. Los llamados gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, monóxido de carbono), a pesar de su intento de regulación (Naciones-Unidas, 1998), sigue siendo uno de los principales problemas medioambientales. Las condiciones del planeta cambian a pasos agigantados. Y esto, directa o indirectamente, nos afecta a todos, especialmente a la especie humana, ya que realizamos un consumo exhaustivo de los recursos naturales del planeta. El caso es que, por mucho que nos creamos con el
89

suficiente poder de dominar el planeta, cuando acabemos con él, los únicos que perderemos seremos nosotros: el planeta seguirá su curso, y se regenerará como ya ha hecho en ocasiones anteriores (Wilson, 1994).

90

5.13. Contradicciones y defectos del Sistema
Para finalizar el capítulo cinco, vamos a hacer un resumen de las contradicciones y defectos encontrados en el Sistema actual:  El sistema democrático, que debe controlar los asuntos económicos, acaba

siendo controlado por el propio poder económico. Directamente a través de la presión de los lobbies y corporaciones, e indirectamente cuando los servicios prestados a su ciudadanía dependen de sus impuestos y de la venta de bonos, quedando el país en deuda (Majfud, 2012).  No permite que sus ciudadanos sean independientes del sistema. El sistema

educativo, lejos de permitir una autosuficiencia, moldea, encuadra y estandariza la personalidad de sus nuevas generaciones. Se producen personas a fin de que se adecuen a la realidad económica imperante (Robinson, 2006).  La eficiencia económica es ineficiente desde el punto de vista natural. Para el

sistema económico es bueno que haya problemas y que estos no se solucionen completamente sino parcialmente. Ante las crisis, las guerras mueven grandes sumas de dinero que hacen resurgir las economías.  Hay una desconexión total entre el valor de la energía y su precio. El sistema

económico humano no se ajusta al sistema económico de la Tierra. Estamos derrochando ingentes cantidades de energía en trabajos que no aportan nada a la sociedad y destruyen el medioambiente en que vivimos.  Hay una relación directa entre el uso de combustibles fósiles y el crecimiento

exponencial de la población y el dinero en circulación (Martenson). En lugar de preservar la energía y buscar la estabilización previa al decrecimiento, ante la crisis, la economía propone consumirla aún más rápido hasta el colapso.  La automatización de trabajos repetitivos favorece y perjudica el sistema al

mismo tiempo. Aumenta la productividad a cambio de desplazar a los trabajadores a otro sector. Como el ritmo de destrucción de empleo por automatización es mayor a nuestra capacidad de crear nuevos empleos (Brynjolfsson & McAfee, 2011), llegará un punto en el que el consumo se detenga por falta de trabajadores con un salario.  El sistema no es capaz de cubrir ni siquiera las necesidades de la base de la

pirámide de Maslow (Maslow, 1943, pp. 370-396). Visto el último punto, y además de los problemas causados por el sistema, se hace evidente la necesidad de un cambio en la estrategia económica para satisfacer nuestras necesidades como especie. 91

92

6. Economía basada en recursos
6.1. Introducción
Comencé a escribir este apartado convencido de que la tecnología era la solución a nuestros problemas. Sin embargo, esto es ingenuo. Si no lo ha hecho ya, con el desarrollo alcanzado en los últimos cincuenta años, no lo hará nunca. De hecho, ya en el siglo XVIII se podía intuir la desaparición del trabajo gracias a los avances tecnológicos. Sin embargo, no hace falta más que mirar alrededor para darse cuenta de que la tecnología avanza, aumenta la productividad, pero la carga laboral sigue siendo la misma. Es necesaria una voluntad firme de la sociedad para dirigirse hacia el destino deseado. La historia nos dice, que volveremos a repetir los mismos errores si no aprendemos de ella. Aprendamos pues. Vamos a eliminar por este instante cualquier idea preconcebida o prejuicio. Pensemos fuera de la caja. “No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos.” - Einstein

6.2. Una idea general
La idea esencial de la Economía Basada en Recursos, está incluida en su propia definición, es decir, esta economía gestiona directamente los recursos, sin dinero, sin intermediarios, sin intencionalidades externas a la del propio sistema económico. Donde hoy día los sistemas económicos basan su funcionamiento en el intercambio de moneda entre las personas para la obtención de bienes y servicios, una EBR es un sistema cuyo fin se fundamenta en gestionar los recursos que disponemos de la manera más eficiente y económica posible, simulando los procesos de la propia naturaleza. Mientras que el principal objetivo del capitalismo es su pervivencia a costa de un crecimiento continuado de la economía en el tiempo y por ende, crecimiento infinito, la meta de una EBR es proveer las necesidades humanas para toda la especie, considerando la especie humana una gran colonia en cooperación, que se ocupa de no romper el delicado equilibrio del resto de procesos y sistemas biológicos que conforman la Tierra. Dicho de otra forma, en esta organización socio-económica, un individuo no tiene la necesidad de ganar su derecho a existir a través de un trabajo que encaje acorde a las necesidades y condiciones impuestas del mercado. Trabajar para consumir, consumir para vivir, vivir para trabajar, trabajar para reproducirse, volver a consumir y morir. De la cuna a la tumba, sin pena ni gloria. No se le trata como un engranaje más del sistema. En su lugar, se le procuran no sólo las necesidades necesarias para su supervivencia fisiológica, sino además las herramientas sociales y conocimientos requeridos para medrar en una sociedad sana y auto93

regulada. No hay nada que le ate al sistema, más allá de su voluntad. La disponibilidad de tiempo absoluta del individuo dará lugar a una sociedad más compleja, con relaciones sociales de mayor calidad, y una auténtica explosión del conocimiento sobre nuestro universo y la realidad que percibimos. En esta sociedad cualquier tipo de moneda o deuda desaparecerá, pues se sitúa en un paradigma de creación de abundancia, no de escasez. Al principio resultará en grandes cambios y ventajas: ningún individuo volverá a estar guiado por el motivo del beneficio económico sin límites, pilar fundamental de la economía actual; dejarán de existir todos los empleos relacionados con la gestión del dinero, los mercados financieros, las estructuras de persecución de fraude, leyes, policía, ejércitos, anuncios publicitarios, política y en consecuencia, toda la escala de valores, conocimiento e información obsoleta que afectan directamente el comportamiento de los individuos.

Actualmente, combatimos la eficiencia de las máquinas y retrasamos su implantación en numerosos puestos de trabajo porque la población los necesita para subsistir. Luchamos en contra del desarrollo e implantación de energías renovables que reduzcan la contaminación del planeta porque nuestra economía se sostiene sobre la energía barata obtenida del petróleo. Sin las limitaciones que nos impone el sistema actual, todo el razonamiento anterior se desmorona. Ante una eventual transición, abrazaremos la automatización para liberarnos de empleos repetitivos, que aportan poco a nuestro enriquecimiento personal. La producción de herramientas y máquinas para el transporte, alimentación, ocio, investigación, etc, estarán construidas con la mínima cantidad de material y optimizando su resistencia, durabilidad y reciclaje. Abrazaremos las energías renovables para mejorar la salud de nuestro planeta y la propia. El desarrollo de nuevas tecnologías permitirán olvidarnos de la quema de material inorgánico y potencialmente peligroso para la vida en la tierra. Por último, una de las mayores diferencias de la EBR con el sistema económico actual, será la ausencia de cualquier tipo de gobierno, ley y fronteras nacionales; ninguno de estos será necesario. ¿Cómo vamos a conseguir todo esto? Lo mejor para entender el funcionamiento de una EBR será comenzar desde cero. Vamos a olvidarnos por completo del actual sistema y a comenzar explicando desde lo más básico, cómo podría funcionar este sistema. Como toda teoría, está fundamentada en el conocimiento científico actual. No pretende ser un sistema perfecto y acabado, sino un sistema que se adapte a la realidad científica del momento, que resuelva de raíz los problemas más urgentes de las sociedades contemporáneas y los que surjan en el futuro. Las siguientes páginas serán una interpretación particular de este sistema socio-económico sin leyes, gobiernos o dinero. La mayoría de las ideas expuestas en este libro están extraídas de algunos de los miles de 94

personas que ya trabajan para hacer este concepto una realidad. Otras son construcciones propias basadas en la evidencia científica de la actualidad. Sin entrar en excesivo detalle, vamos a dar una visión general de su funcionamiento. A lo largo de la redacción de este libro, tecnologías emergentes y novedosas dejarán obsoletas a las que aquí queden expuestas. Por tanto, sería insensato pretender que lo reflejado en estas páginas represente un modelo final y acabado. Lo único verdaderamente constante que conocemos hasta ahora en el universo, es el cambio. Tan sólo pretendo demostrar que una EBR es posible con la tecnología que hoy día conocemos, y sin embargo, la tecnología es tan sólo una herramienta. El éxito o fracaso de este sistema depende principalmente del sistema social y la escala de valores que se adopte. En otras palabras, esto tan sólo es un prototipo, y cuando llegue a implementarse, será muchísimo más avanzado de lo que pueda quedar reflejado en estas líneas, pero no será suficiente si al mismo tiempo no modificamos nuestra forma de vivir, educar y relacionarnos. ¿Cuál es nuestro propósito en la vida?

95

6.3. Energía
La energía, es la capacidad de realizar un trabajo. Es irrelevante nuestro nivel de tecnología si no disponemos de energía para hacerla funcionar. A lo largo de la historia hemos ido evolucionando nuestras formas de uso de la misma. Al principio, tan sólo contábamos con la energía de nuestros músculos, obtenida de la ingesta de alimentos. Con el desarrollo de herramientas conseguimos optimizar su obtención y aplicación. Llegó el uso de animales de carga, y comenzamos a tener un cierto dominio de la naturaleza con la agricultura y la ganadería. El fácil acceso a los alimentos y la acumulación de excedentes para épocas duras nos permitió la construcción de civilizaciones cada vez más complejas. En la época del imperio romano, la fuerza que movía la sociedad eran los esclavos. Mano de obra barata que servía para cualquier propósito, transporte, agricultura, extracción de recursos naturales, construcción, servicios domésticos, etc. Junto la explotación del suelo esta fue la principal fuente de energía de entonces. Llegamos a la primera revolución industrial donde la madera y el carbón pasan a ser el combustible principal de las recién inventadas máquinas de vapor, cuya fuerza supera con creces la de cualquier ser vivo. Desde aquí hasta nuestros días hemos evolucionado nuestra tecnología sin descanso, pero no hemos cambiado la fuente de la que procede nuestra energía. Esta sigue siendo extraída en su mayor parte de la combustión de residuos fósiles o vegetales. Ya sabemos que esta fuente es finita, así que deberemos en los próximos años buscar alternativas eficaces y limpias, si no queremos asistir a la decadencia tecnológica del siglo XXI. Si hacemos una comparación con todos los tipos de fuentes de energía descritos anteriormente, nos damos cuenta de que en todos ellos hay algo en común. La energía que obtenemos de quemar carbón o petróleo, del esfuerzo humano o animal, de los músculos, proviene del mismo sitio; de las plantas. En último término, las plantas recogen la energía solar directamente y obtienen alimento mediante el proceso de fotosíntesis. Almacenan en su estructura una fuente importante de energía química que es aprovechada por el resto de seres vivos en toda la cadena trófica. Ahora, debemos seguir investigando para eliminar estos pasos intermedios, recolectando directamente la energía de nuestra estrella como hacen las plantas, y lograr una eficiencia cercana al 100%. El poder del sol hace mover a nuestro alrededor infinidad de elementos. La energía fluye constantemente por todo el planeta en forma de corrientes frías y calientes de aire agua, reacciones metabólicas de los seres vivos, movimientos de tierra, volcanes y géiseres. Toda esta energía es aprovechable. Podemos desarrollar tecnologías que aprovechen la energía del viento, de las olas y las mareas, corrientes marinas, diferencias de presión y temperatura de

96

los océanos profundos, cascadas, la energía geotérmica y electroestática, creación de combustibles mediante algas y bacterias, utilizar el campo electromagnético de la Tierra, rayos gamma, y como no, directamente recolectar la energía solar y termosolar. Estoy convencido que se me escapan muchísimas otras formas de obtener energía, pero ya tenemos buen encuadre de todo lo que nos queda aún por desarrollar. Al diseñar una nueva civilización debemos ser capaces de recolectar energía sin dañar el medio ambiente. Una sociedad sostenible debe aprender a usar los recursos como lo hace la naturaleza; aprovechando la energía y guardando siempre los límites de su regeneración, teniendo siempre presente que vivimos en un mundo con recursos limitados (Meadows, Meadows, Randers, & Behrens, 1972). La energía es el recurso principal utilizado para cubrir las necesidades y el bienestar de la población.

6.3.1. Energías renovables El sol se encuentra a 150 millones de kilómetros de la tierra y tiene un poder asombroso. Según el Dr. Michio Kaku, físico teórico, el sol desprende a cada segundo mil veces la energía que se consume en todo el planeta (Channel, 2012). Tan sólo una minúscula fracción de la energía que desprende llega la tierra, y el principal problema es cómo recolectarla.

Figura 27. Tamaños de los planetas del sistema solar comparados con el Sol. (Ziche)

97

La obtención directa de energía mediante paneles solares está aún en una fase primitiva de desarrollo. Sin embargo, ante la previsión de agotamiento de los combustibles fósiles, nos encontramos ante una auténtica explosión de descubrimientos y avances en esta tecnología. A día de hoy la alemana Heliatek posee el récord de eficiencia del 10,7% (se espera que alcance el 15% en los próximos años) en sus placas orgánicas fotovoltaicas (McKeegan, 2012), las cuales son más baratas de producir, más flexibles y ligeras, con un mayor rango de aplicación que las placas inorgánicas de silicio. Por contra, su eficiencia es menor que las últimas, que aprovechan entre un 15% y un 25% y se espera lleguen a un 40% en el 2013. Que Alemania haya conseguido batir el récord de producción de energía solar alcanzando el 50% de la demanda eléctrica de un día, nos da esperanzas para saber con certeza que sí es posible sustituir las prácticas actuales de consumo energético. La energía geotérmica ya es utilizada en países como Islandia, que gracias a la descarga natural de calor a través de géiseres y fuentes termales, les permite cubrir el 85% de la demanda eléctrica. Es una fuente de energía limpia que utiliza el calor de la tierra para producir vapor agua, que mediante un sistema de tuberías y turbinas lo transforma en electricidad. También puede ser utilizada directamente para calentar y refrigerar edificios mediante intercambio directo de temperatura. Si desarrolláramos tecnología para recolectar tan sólo el 1% de la energía geotérmica disponible en la corteza terrestre nuestros problemas energéticos se acabarían. Un reciente estudio del MIT asegura que en 50 años Estados Unidos podría obtener hasta 100.000 Megavatios anuales, lo cual supone 2.000 veces el consumo del país en 2005. La energía nuclear de fusión sería sin duda, una pieza clave para solucionar la crisis energética sin los efectos negativos y residuos que genera la actual energía de fisión. El proceso de fusión, que ocurre constantemente en el sol y en otras estrellas, se basa en la combinación de dos átomos ligeros, como el hidrógeno y el litio, en plasma a altísimas temperaturas. Cuando esto ocurre, se libera una gran cantidad de energía que puede ser utilizada para generar electricidad. Aún quedan muchos retos por delante para llegar a dominar esta técnica, pero de conseguirlo, podríamos tener energía limpia durante millones de años. Ya en Abril del 2012, los físicos del U.S. Department of Energy's Princeton Plasma Physics Laboratory dieron a conocer una posible solución a una de las barreras críticas que plantea la fusión (Greenwald, 2012). Mucho se ha hablado sobre ‘energía libre’ desde que la electricidad pasó a ser parte de nuestra vida cotidiana. El concepto de ‘energía libre’ se basa en la asunción de que si fuésemos capaces de aprovechar una las leyes físicas para obtener fuentes ‘ilimitadas’ de energía, esta sería gratuita de la misma forma que lo es hoy día el aire. Recientemente, The Keshe Foundation ha liberado las patentes de su tecnología para ponerla a disposición de todos los gobiernos y habitantes del mundo (Mehran, 2005). Esta tecnología se basa en la utilización de 98

los campos magnéticos naturales terrestres para producir energía ilimitada. De funcionar, nos encontramos ante un importante hito en la historia de la humanidad. La libre disposición de energía para toda la población hará incrementar el nivel de vida a nivel mundial a un ritmo sin precedentes. Problemas como el hambre, la sequía, educación y movilidad, podrían desaparecer de la sociedad en un plumazo. La energía libre sería, no sólo una solución de los actuales problemas energéticos, sino además un gran paso en la creación de una nueva civilización basada en la abundancia.

6.3.2. Producción Distribuida Estamos acostumbrados a que la energía sea extraída de grandes centrales y enviada a grandes distancias para ser consumida, con sus correspondientes pérdidas de calor por el efecto Joule (Santamaría, 2009). Sin embargo todo apunta a que en el futuro la producción será en su mayoría local. Una red distribuida globalmente de plantas de energía en las que cada edificio generase su propia energía y envíe sus excedentes allá donde se necesiten eliminaría la necesidad y riesgos que suponen las centrales. Según el Dr.Bissett, quien ha viajado por diferentes universidades del mundo para encontrar las mejores soluciones energéticas, la central de energía del futuro, es aquella que no existe, y la red por la que se distribuye su energía, invisible. Células fotovoltaicas transparentes, compuestas de nanotubos de carbono, podrían ser instalados en las ventanas de los edificios y ser capaces de enviar a edificios cercanos aquella energía que les sobra (Bissett, 2012). Además una red global inteligente que utilizase internet podría gestionar la demanda energía, enviando los excedentes a los lugares con déficit. Como hemos podido ver, hay una gran cantidad de fuentes de energía limpia, sostenible y respetuosa con la biosfera que podrían cubrir las necesidades energéticas de nuestra sociedad. La cuestión es, que no hay razón alguna por la que no podamos utilizar exclusivamente energías limpias, aparte del hecho de que no son, de momento, tan rentables económicamente como los combustibles fósiles. En una economía basada en recursos, un detallado análisis del impacto ambiental, humano y social, debe ser cuidadosamente revisado antes de comenzar la construcción de cualquier proyecto. De todos los esfuerzos, la preocupación principal será proteger y restaurar el medio ambiente de las prácticas perjudiciales derivadas del gasto innecesario de energía, para beneficio de todos los seres vivos. En los próximos años deberemos desarrollar nuestra capacidad para extraer toda energía de las fuentes renovables apropiadas a cada localización geográfica, así como crear redes y 99

sistemas inteligentes a nivel global que aprovechen al máximo la producción, consumo y distribución de la electricidad de la manera menos dañina a los ecosistemas. Mejorar la eficiencia energética de nuestra tecnología será clave para reducir el su consumo. Podemos considerar que la energía ahorrada es igual a la energía encontrada. Pero además, es necesario hacer un uso responsable de la energía, tarea que por el momento sólo puede ser llevada a cabo por cada individuo. En resumen, el futuro nos plantea la necesidad de un panorama basado en la energía gratuita y no dañina para el medio ambiente, así como un uso responsable de la misma.

100

6.4. Gestión y uso de recursos
Con la problemática de la energía resuelta, estamos en condiciones de abordar el primer problema a nuestra supervivencia como civilización global. Esto es, satisfacer nuestras necesidades fisiológicas más básicas.

6.4.1. Alimentación Comencemos con la alimentación. Desde el comienzo de la agricultura hasta nuestros días se han mejorado, especializado y desarrollado nuevas técnicas que nos permiten una mayor producción de los cultivos. A pesar de ello, la calidad de los productos alimenticios sufre aún grandes variaciones, consecuencia generalmente de la demanda, competitividad y beneficio del mercado. Como siempre, el principal afectado de las “malas prácticas” de las empresas es el consumidor, quien raramente obtiene la máxima calidad. En una EBR se pretende garantizar a todo individuo comida saludable; será necesario investigar y utilizar las mejores técnicas para producir alimentos de la mayor calidad posible sin dañar el entorno. Esto supone dejar de utilizar todo tipo de pesticidas y fertilizantes químicos derivados del petróleo, así como recuperar y aplicar conocimientos sobre permacultura, hidroponía y agro-acuicultura.

6.4.1.1. Huertos verticales El transporte de alimentos a escala mundial supone un gasto energético monstruoso. Actualmente las empresas producen en países con pocos recursos económicos para comercializar en los desarrollados por el simple hecho de obtener un mayor beneficio económico. La producción de las grandes empresas se realiza generalmente en países en desarrollo, lo que conlleva limitaciones y perjudica a los productores locales, que generan unos recursos que no pueden consumir. Mientras, los países consumidores, y por tanto conocidos como desarrollados, disfrutan de un superávit de alimentos que cubren sus demandas biológicas. Es un auténtico sinsentido que algo que puede ser producido localmente se genere al otro lado del planeta. En una EBR sólo serán transportados aquellos productos que sean incapaces de obtenerse localmente. Es fundamental conocer las condiciones ambientales y los recursos disponibles en cada zona antes de elegir los tipos de cultivo adecuados a la región (CR, Vandermeer, & Rosset, 1990). Sin embargo, la idea de los huertos verticales comienza a ser una realidad. Este concepto, ideado por el microbiólogo Dickson Despommier (Despommier D. , 2010), consiste en concentrar nuestras cosechas en edificios de gran altura, reduciendo el espacio en lo necesario para cada

101

planta; aumentando la eficacia y productividad de los cultivos. Estos huertos, en contraposición a la agricultura tradicional, controlan de forma completamente automatizada el ciclo de crecimiento de los vegetales, proporcionando las condiciones ambientales adecuadas y los nutrientes necesarios para su óptimo desarrollo. La diversificación de los productos cultivados estará completamente ligada al nivel de tecnología existente. Si somos capaces de producir las condiciones ambientales en interior para hacer crecer el plátano de Canarias, tendremos producción de esta variedad en cualquier rincón del planeta. Para muchas variedades vegetales es completamente prescindible la utilización de sustrato, y los sistemas hidropónicos (Resh, 2001) y aeropónicos (Stoner & Clawson, 1998) aprovechan el agua y los nutrientes desperdiciados por los actuales sistemas de cultivo. Al ser un sistema que bombea agua con nutrientes en un ciclo cerrado, se evita el posible impacto que pudiera tener en el medio externo este tipo de cultivo. Estos sistemas son algunos ejemplos de lo que podría ser utilizado en los huertos verticales, pero como siempre, depende del nivel de tecnología disponible. Si en algún momento diseñamos algo mejor, y sin duda que así será, esto pasará a sustituir o complementar las instalaciones existentes. Esta es una de las soluciones existentes más atractivas actualmente para ciudades, pues pasarían a controlar una producción local en función de las necesidades de sus habitantes y evitarían el enorme coste que supone el transporte de alimentos importados de otras ciudades, países y continentes (Despommier D. D., 2011).

6.4.1.2. Producción de carne El ganado es uno de los principales responsables de los graves problemas medioambientales de hoy en día. Se requiere una acción urgente para hacer frente a esta situación” - (Henning Steinfeld)

La actividad ganadera es responsable de la emisión del 18% de dióxido de carbono procedente de las actividades humanas, así como óxido nitroso (65%), metano (37%) y amoníaco (64%). Conlleva contaminación de agua, peligro de epidemias, deforestación, desertificación, explotación agrícola para alimento de ganado. Según un informe de la FAO (Steinfeld, 2006), la ganadería ocupa el 30 % de la superficie terrestre. La tala de bosques es una de las principales causas de deforestación, sobre todo en Latinoamérica, donde un 70% de los bosques han desaparecido para dar lugar a pastizales. Cerca del 70% de las tierras de pastoreo en las zonas áridas están degradadas, a causa del exceso de pastoreo, la compactación de la tierra y la erosión causada por el ganado, y lo mismo sucede con 20% de los pastizales de rebaños. Y 102

estos son solo algunos de los problemas. Nuestro consumo de carne per cápita ha aumentado estrepitosamente en las últimas décadas y es absolutamente insostenible; en la década 19912001 el consumo de carne se elevaba a 229 millones de toneladas, y va en aumento (Steinfeld, 2006). Los costes ambientales de la cría de ganado son excesivamente grandes y nuestro consumo debe disminuir drásticamente. Pero, ¿podemos producir carne de otra forma? Sí. Actualmente ya se trabaja en laboratorios la creación de tejidos musculares a partir de células madre. Es posible que en el futuro no sea necesario criar un animal para obtener su carne, ahorrando todos los costes que supone su mantenimiento, de una forma menos dañina para nosotros mismos y nuestro entorno, eliminando además el sufrimiento animal. El crecimiento de tejido muscular en un entorno controlado haría posible la producción masiva de productos cárnicos de alta calidad (Bhat & Bhat, 2011, pp. 441-459). Además, permitiría producir carne localmente como si de un huerto vertical de se tratara, reduciendo el transporte y los problema asociados a él. Por supuesto, aún hace falta mucha investigación en este campo para llegar a una producción a gran escala, pero los potenciales beneficios que ofrece esta técnica lo convierten en una interesante vía de investigación para el futuro.

6.4.1.3. Agua Ahora que ya hemos encaminado el futuro de la alimentación, vamos a por el elemento base de la vida: el agua potable. La contaminación de las aguas superficiales a causa de los vertidos tóxicos; contaminación subterránea por el uso de pesticidas y fertilizantes, el aumento de la lluvia ácida y la acidificación de los océanos (todo consecuencia directa de la acción humana); está llevando la situación del agua a niveles alarmantes. Desde siempre, la historia del acceso al agua dulce ha sido un problema, motivo de guerras en infinidad de territorios por su escasez. Hoy en día, la contaminación debida a vertidos tóxicos, residuos, contaminación biológica y térmica, restringen la disponibilidad de las aguas superficiales. Una de las mayores reservas de agua dulce, entre ellos los acuíferos, se ven afectados por la contaminación por lixiviación de productos tóxicos provenientes de pesticidas o fertilizantes químicos. El agua es el origen y sustancia fundamental en la que se desarrolla la vida. Es razonable entonces que procuremos una serie de medidas que preserven los acuíferos naturales, que racionalicen al máximo el uso de agua dulce y que eviten su contaminación. Una de las opciones para obtener agua más extendida es el uso de desalinizadoras, destinadas a la desalación del agua de mar para poder obtener agua potable, convirtiéndola en apta para su consumo. El problema es que requieren grandes cantidades de energía para llevar a cabo el proceso de ósmosis inversa (RO) (Torres Corral, 2004). Solucionando nuestros problemas energéticos, esto no debería ser un problema, 103

pero ¿por qué no hacer más con menos? En un nuevo estudio, dos científicos de materiales del MIT han demostrado en simulaciones que nano-poros de grafeno podrían filtrar el agua salada hasta 3 veces más rápido que la mejor tecnología desalinizadora actual (Cohen-Tanugi & Grossman, 2012). Este tipo de desalinización necesita mucha menos energía. La nanotecnología está aún en pañales (G.C., 2002), pero sus aplicaciones son muy diversas, por lo que no será raro que en el futuro encontremos formas eficientes y baratas de producir este tipo de productos. Pero ¿qué pasa con las regiones que no tienen costa? Por suerte, la atmósfera llega a todos los rincones del planeta y contiene vapor de agua, gracias de nuevo al calor y energía proporcionadas por nuestro amigo el sol, motor de la vida en el planeta. Marc Parent, inventor y empresario francés, ha desarrollado una tecnología que extrae la humedad del aire utilizando la energía eólica (Parent). Se trata de una turbina que condensa el agua de la atmósfera (White, 2011), según explica - “Esto no es más que una máquina que produce lluvia”. Puede producir unos 1.000 litros diarios si la velocidad del viento es de 35 Km/h y se registran niveles medios de humedad. No se requiere más que viento, no produce residuos y es completamente ecológico.

6.4.2. Inventario de recursos Bien, ahora ya sabemos que tenemos el potencial de acabar con el hambre y asegurarnos el agua necesaria para la vida de forma eficiente y sostenible. No está mal para empezar. Sin embargo, hay muchos otros recursos a parte de la comida y el agua que necesitamos tener en consideración, muchos de los cuales pueden ser directamente extraídos del entorno. La pregunta es ¿quién o qué decide cómo son extraídos estos recursos? Antes de contestar, deberíamos conocer la cantidad de recursos que existen en nuestro hogar. Luego es necesario tener un sistema que mantenga actualizado cuánto tenemos de qué recurso, dónde se encuentra y cuál es su periodo de regeneración, si tiene. Este proceso puede ser llevado a cabo de forma automática. De hecho, llevamos años funcionando con este tipo de sistema. Cada almacén y comercio cuenta con un software y un modelo organizativo donde los productos son etiquetados, clasificados y cuantificados. Tan solo debemos aplicar esta tecnología para hacer lo mismo a nivel global. Hacer un inventario de lo que tenemos es una tarea titánica, pero no nos queda más remedio si lo que queremos es administrarlos eficientemente. Tecnologías como SAAB Rapid 3D Mapping (Vricon-Systems), podrían ayudar en el reconocimiento y en la construcción de un mundo virtual que refleje con máximo detalle las propiedades de la Tierra y nos ayude comprender mejor su funcionamiento y cómo gestionar sus recursos. 104

Por ejemplo, digamos que queremos hacer un seguimiento de la cantidad de árboles que hay en un bosque. Primero, enviaríamos un equipo de personas (o robots) a hacer una estimación del número de árboles del bosque, cogiendo una muestra de la densidad en un área pequeña y suficientemente representativa y multiplicando por la extensión total del bosque. Esta información pasaría a formar parte de la Base de Datos de Administración de Recursos (BDAR). Esta base de datos deberá conformar una red distribuida para evitar que la caída de un único servidor afecte a todo el sistema, de la misma forma que funciona Internet. Una vez que tenemos una estimación, podríamos desarrollar un sistema de sensores que nos den información sobre los árboles en esta área y mantengan la base de datos actualizada. Uno de los datos más importantes es el tiempo de regeneración del recurso, utilizado para garantizar que cualquier extracción sea sostenible a lo largo del tiempo, y no altere o destruya ecosistemas fundamentales para su renovación. Es de gran importancia hacer un seguimiento de las reservas de agua fresca, población de animales y metales raros, pero además conseguir información detallada de la localización, periodos de regeneración y cantidad de todo elemento en la superficie terrestre facilitará la administración de los mismos. Esta información estará siempre disponible para cualquier persona que quiera acceder a ella, pues la transparencia es un punto clave. El uso por tanto de herramientas Open Source se hace no sólo necesario sino totalmente imprescindible. De esta forma, la extracción de los recursos no se subordina a los intereses de ningún individuo en concreto. Si necesitamos llevar a cabo un proyecto, un software libre será el encargado de evaluar los parámetros y necesidades del mismo y analizar su viabilidad con los datos de la BDAR. La decisión de llevar a cabo grandes proyectos estará sujeta al interés general, como bien declara nuestra Constitución (Constitución Española, 1978), pero a diferencia del actual sistema político, programas de democracia directa o líquida y encuestas periódicas dirigidas a la población, harán posible llevarlo a cabo. Aunque este proceso está lejos de ser perfecto, el avance de la tecnología irá automatizando cada vez más el proceso y mejorando la precisión en las mediciones y algoritmos.

6.4.3. Extracción de recursos Ya sabemos qué cantidades de qué recursos tenemos y dónde están localizados. Ahora, necesitamos ser capaces de extraer y refinar estos recursos para poder utilizarlos. Por suerte para nosotros, ya existen sistemas de extracción de recursos completamente automatizadas. Por ejemplo, en la minería. Radares de superficie son capaces de mapear un área subterránea y proporcionar información en tiempo real al operador (E. Widzyk-Capehart et al, 2008, pp. 105

139-165). En una EBR, el operador sería simplemente un ordenador que recibe información de la Base de Datos de Administración de Recursos (BDAR) y de la Base de Datos de Demanda Global (BDDG). Una vez el área está mapeada, sistemas autónomos de excavación se moverán a la zona ordenada y determinarán con precisión cómo extraer el mineral deseado (Lever, 2011). El transporte de los minerales puede ser llevado a cabo utilizando vehículos autónomos (Bellamya & Pravica, 2011), de los cuales hablaremos más adelante. Una vez los minerales han sido extraídos y transportados, deben ser refinados para su uso concreto. De nuevo, tenemos la suerte de que el proceso de refinamiento de minerales automatizado es completamente posible hoy día (Steen et al, 2010). Una vez el proceso de refinamiento finaliza, estamos listos para hablar de la manufacturación y distribución.

106

6.5. Manufacturación y distribución
Este punto resulta muy interesante, porque rompe con todos los esquemas creados hasta el día de hoy. El objetivo principal de una EBR es proveer de los bienes y servicios que una persona necesita para tener una vida saludable, productiva y feliz. Pero, ¿cómo se consigue esto? En una sola palabra: automatización. La automatización consiste en la sustitución de las labores humanas con máquinas que hacen la misma tarea, de forma más eficiente y sin cansarse, dejando tiempo libre a todas las personas para poder medrar en sociedad. La automatización tiene la capacidad de dejar obsoletos todos los puestos de trabajo relacionados con la manufacturación y la distribución hoy mismo; vamos a ver cómo. Vamos a empezar hablando de una tecnología específica que es la clave de todo el proceso de manufacturación en una EBR: fabricación por adición. Más conocido como “impresión 3D”, es un proceso en el que un objeto tridimensional es construido mediante la superposición de capas. De la misma forma que una impresora de tinta imprime en 2D línea a línea lo escrito en un editor de texto, el diseño del objeto tridimensional se realiza mediante un programa de diseño 3D de ordenador y la impresora 3D imprime capa a capa, una encima de otra. Lo mejor de este proceso es que nos permite crear cualquier tipo de estructura compleja, que de otra forma sería muy difícil o imposible con otros métodos. Es más, es posible construir formas con partes móviles y de diferentes materiales. Esto es de una importancia crítica, pues significa que no necesitaremos nunca más una cadena de montaje, donde partes diferentes de un objeto se ensamblan para fabricar el producto final. En cambio, podemos fabricar cualquier objeto de una sola vez, una sola pieza, permitiendo a los materiales combinarse e integrarse de formas que simplemente no son posibles utilizando los procesos de fabricación tradicionales. Podemos construir impresoras 3D de diferentes tamaños en función de lo que vayamos a construir. Podemos ir desde la escala métrica a la nanométrica. Las técnicas varían en función del tamaño, pero el resultado es el mismo: la construcción de cualquier objeto imaginable de forma completamente automática. Las

impresoras de nivel usuario suelen utilizar termoplásticos, que son plásticos biodegradables derivados de material vegetal, como la maicena ( Drumright et al, 2000) (Södergårdb & Stolta., 2002). La impresión 3D de gran tamaño es más conocida como “Contour Crafting”, y utilizando esta técnica es posible construir una casa de múltiples habitaciones, con toda la instalación eléctrica y de cañerías completamente integrada en un solo día, sin necesidad de trabajo humano. Este método, no genera los desperdicios propios de la construcción tradicional, donde se desecha hasta el 50% de los materiales utilizados, elimina el riesgo de accidente humano y facilita el diseño de viviendas más resistentes a las adversidades climáticas como

107

terremotos e inundaciones (Khoshnevis., 2004). Si a esto le sumamos el nivel de detalle que podemos llegar a alcanzar con las impresoras 3D nanométricas, situando átomo a átomo, nos encontramos ante una auténtica revolución industrial, en la que podremos construir cualquier objeto imaginable con tan sólo un ordenador, una impresora y nuestra creatividad (Sells et al, 2010) (Kwon, 2002). El hecho de que la mayoría de impresoras 3D a nivel de usuario utilicen termoplásticos, resultará en unos niveles de eficiencia sin precedentes. Como los termoplásticos están hechos de materia vegetal, no necesitaremos combustibles fósiles para hacer plástico. En lugar de esto, podremos, literalmente, cultivar nuestros plásticos en los ya mencionados huertos verticales (Despommier D. , 2010). Como estos plásticos son biodegradables, no tendremos que volver a tirar a la basura ningún objeto creado, y en lugar de esto, será enviado de vuelta a los huertos verticales para su compostaje. Los nutrientes obtenidos podrán alimentar a las plantas de nuevo, que servirán para crear los nuevos termoplásticos, cerrando así un ciclo de creaciónutilización-reciclaje. Los basureros de hoy serán inconcebibles en una EBR. Por supuesto no podía faltar en este tema la siempre agradecida colaboración del querido Open Source. Ya se ha gestado en torno al 3D printing toda una comunidad de diseñadores profesionales y amateur que contribuyen a su crecimiento con sus propios diseños de objetos y mejoras en las impresoras. Si miramos hacia el futuro, se pueden derivar infinidad de aplicaciones para que uno mismo pueda rediseñar o modificar modelos creados por otros usuarios, cambiar características físicas, tamaños, colores, ampliar y actualizar, así como llevar a cabo grandes proyectos de diseño entre personas de todo el mundo. Ropa, edificios, robots, órganos humanos (Cellab et al, 2013), nanotecnología...Las posibilidades son infinitas, y trabajando poco a poco en comunidad, pronto lo veremos, siempre y cuando las patentes de empresas privadas no impidan el desarrollo de estos proyectos.

6.5.1. Diseño óptimo Ahora que ya conocemos en qué pilar basaremos la fabricación de objetos en una EBR, podemos discutir sobre sus diferencias con el actual modelo de producción. La mayor diferencia entre una EBR y el sistema “económico” actual, es que nunca más estaremos forzados a construir nada que no sea de la máxima calidad posible por mantener costes de producción dentro de lo asequible por la clase media. En otras palabras, en una EBR no hay motivo alguno para no crear cada objeto con la mejor tecnología y calidad disponible, diseñado para no romperse y dar el mejor servicio posible. Por ejemplo, si uno fuera a construir una mesa para su casa, y fuera a invertir su tiempo, esfuerzo y digamos, un árbol 108

centenario que tiene en el jardín, procuraría construirla de la mejor forma posible para que durara toda la vida, gastando la menor cantidad de recursos. En una EBR se sigue el mismo principio. Máxima eficiencia y mínimo desperdicio material, energético y temporal; así como máxima durabilidad del producto final. Esto debe ser aplicable a todos los campos conocidos y por descubrir. En el campo de la electrónica, seremos capaces de desarrollar un hardware fácilmente actualizable, que evite deshacerse de un ordenador completo simplemente porque ha quedado obsoleto. Personalmente me ha molestado siempre haber comprado ordenadores de alta gama por el hecho de aumentar su durabilidad y encontrarme con que, pasados 5 años, ya no existen microprocesadores compatibles con el socket de la placa base. En el caso de que la actualización de un producto no sea posible, será imprescindible que en su fabricación se empleen materiales biodegradables o fácilmente reutilizables, los cuales no generen residuos. La propia naturaleza nos da las pautas. Los ciclos biogeoquímicos (Schlesinger, 2000) y de materia (Curtis & Barnes, 2001) se basan en la renovación y aprovechamiento constante de los recursos, impidiendo que estos generen residuos inútiles. Qué menos que no intervenir en los procesos naturales con nuestros desperdicios, capaces de contaminar hasta destruir ecosistemas, y crear en su lugar ciclos cerrados de producción-uso-reciclaje. En estos ciclos, todo lo que no sirviere por avería u obsolescencia, se reciclaría para la fabricación de nuevos productos, aprovechando constantemente los materiales; por lo que no se producirían deshechos. La fabricación de productos siguiendo estas normas nos lleva indudablemente a un destino: estandarización. Si creamos los productos de la mejor manera posible, ¿no acabarán siendo todos los productos idénticos? De la misma forma que se diseña un ala de un avión para conseguir la mejor eficiencia aerodinámica, y todos los aviones de un tipo utilizan el mismo tipo de ala, cualquier diseño que busque la máxima eficiencia en una característica particular acabará por ser construida según el estándar acordado. ¿Y quién decide ese estándar? Indudablemente las leyes de la física, la naturaleza, que ha seleccionado a lo largo de millones de años las estructuras y estándares que mejor se adaptan a unas condiciones ambientales concretas. Todas las abejas construyen sus panales con la misma estructura en todas las partes del mundo, porque las leyes físicas determinan que la estructura más sólida para la función que requieren es el hexágono con ángulos de 109º 28’ (Réaumur, 1734 - 1742). Del anterior patrón surge una pregunta: si todos los productos son estandarizados ¿no serán todos los productos completamente idénticos? Esta es una preocupación habitual de muchas personas, que temen una reducción de su individualidad y expresión personal cuando sus posesiones son idénticas a las de los demás. Afortunadamente, existe una cosa muy simple para evitar que esto ocurra: la personalización. Ya que cada producto es creado desde cero, el potencial de 109

personalización es muchísimo mayor que el actual. El mejor ejemplo para representar esto es la ropa. ¿Quién no se ha encontrado a alguien por la calle con la misma camiseta que uno lleva? La gente utiliza a menudo la moda para mostrar externamente su individualidad, pero los modelos existentes se han fabricado en serie, y son todos iguales. Si a esto le sumamos la brevedad de las modas, en realidad las posibilidades de vestir único no son tantas. Vamos a pensar que vivimos en una EBR y uno quiere una camiseta. Este se sentaría frente a su ordenador, y se bajaría el modelo de camiseta estándar, con sus propiedades textiles y composición por defecto, cumpliendo con los estándares de durabilidad, comodidad, eficiencia, etc. A partir de aquí la ajustaría a su talla corporal, le cambiaría colores o dibujos, forma, diseño o cualquier otro ajuste superficial que quisiera hacerle. Todo ello sin descartar la posibilidad de que en el futuro esta ropa pudiera llevar diferentes dispositivos que pudiera agregar o quitar como control de la temperatura corporal, transpiración, música incorporada, etc. El producto final tendrá la durabilidad propia del estándar, y además es una expresión externa de su individualidad y creatividad. Así que en una EBR tenemos que cualquier bien personal disponible es tanto estandarizado como personalizable. Para bienes públicos, sin embargo, no habría ningún tipo de necesidad de este tipo de personalización. Lo que se intentaría es ahorrar materiales y cada unidad sería esencialmente igual, pues es una cuestión puramente superficial. En resumen, en una EBR los productos son creados desde cero, de una sola pieza, sin necesidad de trabajo humano, más allá del diseño por ordenador del modelo deseado, con la más alta calidad disponible del momento, con materiales reciclables o biodegradables, y de modo estandarizado; actualizable en el caso de la electrónica y completamente personalizable para cosas como ropa y complementos. Todo esto resulta en un sistema de manufacturación que no malgasta recursos, mucho más eficiente y con un nivel de personalización hasta ahora nunca visto. Hasta aquí, hemos solucionado el primer escalón de la pirámide de Maslow (Maslow, 1943). Tenemos comida y agua potable para toda la población, así como vivienda y todo tipo de bienes materiales gracias a los diferentes tipos de impresión 3D, contando además con tecnología que en su mayor parte ya está disponible.

110

6.6. Servicios
Necesitaremos algo más que bienes materiales para que la sociedad funcione. Continuando con nuestra filosofía de liberar a los humanos del trabajo cuando sea posible, casi todos los trabajos del sector servicios serán también automatizados. Esto puede parecer imposible en un primer momento, pero debemos tener en cuenta que muchos de los servicios que hoy existen no existirán en una EBR. Cualquier ocupación que tenga relación con finanzas, leyes, publicidad, negocios o política dejarán de existir, pues ya no serán ocupaciones necesarias. Vamos a intentar explicar esto. ¿Qué servicios seguirán existiendo en una EBR? Seguiremos necesitando aquellos servicios que nos proporcionen seguridad en el desarrollo de las necesidades básicas y el avance de la sociedad: un sostén sanitario que asegure nuestra salud; un sistema educativo y un sector de investigación que garantice el avance, desarrollo y sostenibilidad de la sociedad; una comunidad artística que permita la expresión de la creación y la relación entre personas... eso es casi todo. Servicios como restaurantes y vendedores de comida automatizados seguirán existiendo, perpetuando lugares públicos en los que se desarrollen relaciones personales que favorezcan un pleno desarrollo de la sociedad (Torrey et al, 2006). Hoy día ya tenemos restaurantes y chefs robóticos (Rosenberg S. , 2008) (ABS-CBNNews, 2009) capaces de cocinar cualquier plato, así que esto pasará a ser una realidad tanto en restaurantes como en los hogares que así lo deseen. Vamos a hablar un poco más sobre los servicios mayoritarios e imprescindibles y cómo funcionarían. Insisto que esto son interpretaciones personales de cómo podrían operar, y no implica que finalmente sea así. (De hecho no lo será, pues la EBR es un sistema en continua actualización y mejora, no hay un final en el progreso)

6.6.1. Salud Hoy es casi imposible automatizar los servicios médicos completamente, puesto que la interacción social sigue siendo necesaria y en la mayoría de los casos, deseada; pero sí que es posible reducir drásticamente la carga de trabajo del personal sanitario. Gracias a un sistema de EBR, podremos evitar muchos de los problemas actuales de salud: la eficiencia y avances tecnológicos permitirán evitar enfermedades a causa de la excesiva exposición del cuerpo humano a sustancias o radiaciones nocivas (Díaz, 2008); además de la eliminación de la contaminación generada por fuentes de energía no renovables, una dieta orgánica tenderá a la “creación” de organismos más saludables y resistentes a enfermedades (Huber M. et al, 2011); una educación básica y gratuita proporcionará los conocimientos necesarios para conocer y 111

cuidar el propio cuerpo; además, cada individuo será capaz de monitorear su salud fácilmente, gracias a inventos como el espejo inteligente capaz de conocer su pulso, presión arterial, niveles de oxígeno en sangre y otros tan solo mirándose en él (Mone, 2011). Es lógico entonces que, favoreciendo una sociedad con menos propensión a caer enferma, reduciremos la carga de trabajo de los médicos. Dicho esto, la idea de aumentar la automatización de los servicios médicos no queda tan lejos como uno pueda pensar. Actualmente, ya hay robots capaces de utilizar agujas para inyecciones con gran precisión (Stoianovici, et al., 2003). Nanorobots que se mueven con el torrente sanguíneo para monitorear la salud desde dentro (Kosa, Shoham, & Zaaroor, 2005). “Robots cirujanos” que pueden realizar intervenciones quirúrgicas con mayor precisión de la que pudiera alcanzar un humano, así como brazos robóticos por control remoto que permiten realizar operaciones a gran distancia entre paciente y cirujano (Danilchenko, et al., 2011) (Herman, Benoît, Docquier, Nicolas, Collard, & Jean-François, 2011). Existen ya proyectos como el 3D printing de órganos completos (Cellab et al, 2013), capaces de curar heridas en muy poco tiempo, que pueden hacer un escaneo de una zona dañada y a continuación imprimir los tejidos necesarios directamente sobre el paciente. Esto deja técnicamente fuera a todo cirujano. Además, el campo de la medicina y la farmacia tienden de la generalización a la particularización en las dosis según las características del organismo de cada persona, administrando dosis exactas de los principios activos para tratar la enfermedad de cada paciente, minimizando los posibles efectos secundarios. Seguirán siendo necesarios puestos humanos en actividades que no puedan ser automatizadas, pero estas serán mínimas. En las primeras etapas de una EBR, los robots llevarán a cabo el rol de médico/a y enfermera/o, realizando tareas básicas como examinar un paciente y dar diagnósticos sencillos, así como llevar a cabo el “trabajo sucio” de inyecciones, operaciones o curas. Mientras, los doctores dispondrán de más tiempo libre para estudiar los casos especiales e infrecuentes, así como dedicar más tiempo al paciente o poder investigarlo con cautela. Esto evitará situaciones de masificación y estrés del personal sanitario actual. Con el tiempo, más y más tareas realizadas por médicos y enfermeros serán llevadas a cabo por autómatas, y las personas quedarán completamente relegadas a las tareas de investigación y estudio de casos especiales. Por supuesto, las escuelas y universidades de medicina no dejarán de existir.

112

6.6.2. Educación La educación en una EBR será muy diferente de los sistemas educativos actuales, basados en la competición, donde los estudiantes son enfrentados unos contra otros en una lucha por las mejores calificaciones y popularidad (Simon & Bellanca, 1976). Frecuentemente, hasta las asignaturas más emocionantes son enseñadas bajo un adoctrinamiento, que prácticamente obliga a los alumnos y alumnas a memorizar y “vomitar” el temario en el examen, impidiendo en muchos casos el placer de aprender. Todo ello para conseguir un número que se supone califica el conocimiento de cada persona. La vieja noción de que cada niño debe aprender y memorizar unas asignaturas concretas ha quedado obsoleta. En múltiples estudios se ha demostrado que nuestra capacidad de aprender está íntimamente relacionada con el juego (Baquero, 1996 ) (Sarlé, 2001) y con lo que disfrutamos haciendo: un tipo de aprendizaje que de manera general las escuelas no promueven dentro de las clases, salvo casos muy concretos. La educación no debería estar centrada en los contenidos que se deben aprender; en lugar de esto, se debería fomentar el autoaprendizaje, mediante la facilitación de las herramientas necesarias para ello. El objetivo de una educación buscaría la sociabilidad, la empatía y el aumento de la capacidad cognitiva de los más pequeños. La rígida estructura del sistema educativo actual separa a los niños según su edad, condición social, e incluso sexual, impidiendo el aprendizaje por experiencia y compartición de conocimientos (Robinson, 2006). Existen otros modelos educativos que eliminan esta barrera y permiten a mayores y pequeños interactuar y aprender unos de otros. Mientras los menores aprenden de la experiencia de los mayores, estos a su vez refuerzan lo aprendido enseñando a otros. En lugar de profesores con un rol muy activo, que limitan las clases a un mero traspaso de contenidos (o adoctrinamiento) a los alumnos desde el encerado, estos pasarán a ser guías, con un rol de observador, más personalizado, tutorizando y facilitando su aprendizaje cuando sea necesario. Este tipo de sistemas educativos se han demostrado igual de efectivos (e incluso más) que la escuela tradicional cuando se trata de aprender una materia en concreto: (Lopata, Wallace, & Finn., 2005) (Lillard & Else-Quest, 2006) (Rathunde., 2003) lo que genera que en un futuro esas personas presenten un desarrollo social superior. Es justo este tipo de escuela la necesaria para el éxito de una EBR; los ciudadanos y ciudadanas serán más cooperativos, menos hostiles, más sociables, menos agresivos, capaces de gestionar y expresar correctamente sus emociones, y tendrán en general un desarrollo psicosocial superior comparado con aquellos que fueron forzados a seguir en los deteriorados y desfasados sistemas educativos actuales (American Montessori Society, 2011).

113

6.6.2.1. Formación Básica ¿Cómo será la educación en una sociedad altamente automatizada? Lo que se describe a continuación es una visión de lo que podría ser un sistema educativo libre, abierto y sin los límites actuales. Predecir cómo será en el futuro es una locura. De la misma forma que es una locura educar a los niños en el sistema actual sin saber cómo será la sociedad en los próximos años; cómo educar para el trabajo del futuro, sin siquiera conocer su forma o mera existencia. El desarrollo de párvulos estará principalmente en manos de los padres y la comunidad, como hasta ahora ha venido siendo. La responsabilidad de los padres será enseñar al niño habilidades básicas como leer, escribir y manejar ordenadores, para que esté preparado para el colegio, así como una formación básica de supervivencia autosuficiente en la naturaleza. En lugar de forzar al niño a ir a la escuela a una determinada edad, este podrá visitar un centro educativo cuando se sienta preparado, si así lo desea. Durante las primeras etapas de educación, los niños podrían compartir un área con juguetes y otros objetos que favorezcan su desarrollo cognitivo. Esta área podría tener ordenadores que les permitan acceder libremente a lecciones básicas de matemáticas, ciencias naturales, arte, literatura e historia. Este proceso no tiene por qué requerir la presencia de un profesor o unos padres, puesto que los niños aprenderán unos de otros y los ordenadores podrían servir de guías ofreciéndoles un amplio espectro de conocimientos según su curiosidad. Sin estar forzados a un trabajo, muchos padres serán libres para estar con sus hijos tanto tiempo como quisieran y estar más involucrados en su aprendizaje. Se podría requerir a cada niño pasar un test diseñado para evaluar sus habilidades en todas las áreas de conocimiento básico antes de avanzar al programa de educación general. En este nivel, personas de todas las edades, desde niños de primaria hasta adultos y seniors, compartirían las mismas áreas de aprendizaje. Estas áreas podrían ser similares a los espacios anteriores, con objetos más complejos para jugar, así como materiales para una expresión artística más compleja (instrumentos, pinturas, etc) y experimentación científica básica. Los ordenadores estarían conectados a la Base de Datos Global de Conocimiento, la cual presentaría un estilo enciclopedia ‘wiki’ Open Source, donde todos pueden contribuir con nuevo conocimiento. Más grande, mejor documentada, creada con ayuda de ordenadores más potentes y la mejor inteligencia artificial. Sin necesidad de depender de potencias contratadas o donaciones. De esta manera, personas de todas las edades y niveles de experiencia serían libres de aprender sobre cualquier temática de su interés, de una manera cómoda y sencilla. Seguramente estos métodos favorezcan la curiosidad de las personas, que comenzarían a indagar rápidamente.

114

La disponibilidad de múltiples ejercicios prácticos en la base de datos permitirá desarrollar las habilidades del estudiante en cada tema. Al mismo tiempo, uno podría ir obteniendo logros y progreso en su “ficha personal” que quedarían registrados para revisión propia o ajena de los conocimientos adquiridos. Esto puede ser útil a la hora de analizar la capacidad de un individuo para resolver problemas de cierta índole en proyectos grandes y complejos. Los niños y adultos aprenderían simultáneamente unos de otros y de la Base de Datos de Conocimiento, accediendo desde el nivel más básico de conocimiento hasta el más avanzado. Sin limitaciones basadas en la edad; un niño muy dedicado de 13 años enseñando a un adulto de 31 sobre física cuántica no estaría fuera de lo normal. Los individuos con gran conocimiento en determinadas áreas (marcado por su habilidad de resolver problemas de gran complejidad) serían alentados a dar conferencias y discusiones de grupo, así como contribuir a la resolución de nuevos problemas de la Base de Datos de Conocimiento. De esta forma el sistema educativo crecería a medida que nuestra especie siguiese desarrollándose. Ya que la curiosidad y el aprendizaje son prácticamente infinitos, podrían cubrirse con este sistema educativo, disponible para todos. El desarrollo y especialización de la inteligencia emocional permitirá aplicar diferentes metodologías y optimizar las ya existentes para un mejor aprendizaje, adecuado a cada persona.

6.6.2.2. Investigación El avance y desarrollo de una sociedad se basa en la fuerza de la investigación científica y tecnológica. Desde el dominio del fuego y la invención de la rueda, el lenguaje verbal y escrito, el matemático, los vehículos a motor, la medicina, la electrónica (Buckminster Fuller, 1981 , pp. 347-355); ha sido siempre el conocimiento adquirido de la investigación y su aplicación práctica la que ha conseguido incrementar nuestra calidad de vida a lo largo de la historia. Se hace absolutamente necesario para una EBR tener un fuerte sector de investigación. Para ello no habría limitaciones basadas en la edad; cualquier persona con suficiente conocimiento en un área de trabajo sería libre y animada a contribuir en investigación de la manera que quisiera o pudiera. La mayor diferencia entre la investigación de hoy y la de una EBR; el incentivo económico, ausencia de un sistema monetario. Actualmente, el mayor obstáculo para la investigación es el dinero, o más bien, la ausencia del mismo: la investigación es cara. Los científicos tienen que invertir una gran cantidad de tiempo mendigando a agencias y empresas en busca de dinero para financiar su proyecto, muchas de las cuales lo negarán si no hay posibilidades de que sea rentable a corto o medio plazo. Cuando uno realmente considera la cantidad de avances tecnológicos y de investigación que se han realizado en el último siglo, a 115

pesar de la barrera del sistema monetario, resulta inimaginable los que se darían en una EBR. No hay duda de que una EBR llegaría a ser una sociedad tecnológica extremadamente avanzada en muy poco tiempo. No habría necesidad de esperar a que el ‘Mercado’ aceptase las nuevas tecnologías; cualquier cosa con uso práctico y que haya sido testado por seguridad, será implementado lo antes posible en beneficio de la sociedad, sin incentivo económico. La investigación será aún más sencilla gracias a la información disponible en la Base de Datos Global de Conocimiento: alguien que esté interesado en realizar un experimento, podrá consultar ella el material que mejor se adecúe al mismo, obteniendo una lista basada en conocimientos anteriores. Esto no es nada nuevo, pero sí requiere un arduo trabajo de planificación e implementación, estandarización global, y procesos de documentación automatizados para ahorrar tiempo a los investigadores. Utilizando todo el potencial tecnológico disponible, el desarrollo y aparición de servicios puede ser desconcertante e inimaginable hoy en día. La base de

datos constantemente actualizada sería un ensayo-error continuo, conservando todo el conocimiento. De esta manera, la investigación científica se aceleraría; el sistema educativo se renovaría constantemente.

6.6.2.3. Arte y humanidad Pero la investigación científica y la educación no es lo único que una sociedad necesita para progresar. Una sociedad completamente funcional también debe ofrecer a sus ciudadanos oportunidades para la expresión personal y la estimulación emocional, a través de una vibrante comunidad artística. De nuevo, sin la barrera del dinero, el arte florecerá de formas que hoy son simplemente imposibles. En numerosas ocasiones, el arte queda subordinado a los intereses económicos del “artista” o del público comprador. Muy a menudo, artistas en potencia abandonan sus sueños para encontrar un trabajo que pueda mantenerles bien para sobrevivir. Un reciente estudio refleja la decadencia cultural causada por el sistema capitalista (Serra, Corral, Boguña, Haro, & Arcos, 2012). Las métricas, timbres y patrones musicales de occidente cada vez se parecen más, como si una estandarización de lo que más gusta dirigiera la producción hacia las ventas, o “música comercial”. En una sociedad donde las necesidades básicas de todas las personas están cubiertas, la expresión artística estallaría, creando una sociedad no solamente avanzada tecnológica y científicamente, sino además rica en arte y cultura de todo tipo. Música, poesía, teatro, literatura, pintura, escultura, filosofía y otras formas de expresión serían al fin libres de mostrarse a sí mismas sin ninguna preocupación por la censura o la ganancia de dinero. Al igual que la investigación, las contribuciones artísticas 116

también serían constantemente añadidas a la base de datos para beneficio del sistema educativo, dando acceso a los trabajos de la humanidad. Una EBR no sería una civilización gris, sin emociones, (como a muchos les pudiera parecer), sino que permitiría una explosión de creación gracias al conocimiento compartido y las nuevas formas de expresión. La automatización de los trabajos supondría una liberación, lo cual se traduce en una población menos preocupada, más empática, más concienciada.

6.6.3. Transporte e Infraestructura Hay pocas cosas en nuestro sistema que requieran tantos recursos, energía y tiempo como el transporte. Ya sea para el movimiento de personas, cargas, o ambos, gastamos gran parte de nuestras vidas moviendo cosas de un sitio a otro. Piensa en el tiempo que te toma llegar al trabajo cada día y la cantidad de cargamentos que se mueven por el planeta, con el riesgo que esto supone. La conducción humana es peligrosa, está sujeta a múltiples fallos. Ya hablemos de accidentes de coche, avión, derrames de crudo, o atropellos, los errores humanos a menudo resultan ser arriesgados y hacen peligrar la vida de los involucrados. En una EBR los sistemas de transporte deberían alcanzar altas tasas de eficiencia en cuanto a recursos y minimizar la necesidad del control humano de cualquier tipo.

6.6.3.1. Ciudad El transporte de corta distancia, así como el transporte a zonas rurales y remotas, será llevado a cabo por coches. Sin embargo, estos coches no se parecerán en absoluto a los coches de gasolina que dominan hoy la carretera. La introducción de vehículos eléctricos sigue progresando lenta pero imparablemente en el mercado. Su principal ventaja es que no necesitan de la combustión de gasolina, y mientras la energía eléctrica que utilicen sea obtenida de fuentes renovables, no emiten gases contaminantes (Kampman, 2010). Otra ventaja es la reducción de su complejidad mecánica: al disminuir el número de piezas móviles se reduce el riesgo de rotura de alguna de ellas. Los coches eléctricos no son nuevos, de hecho los primeros se construyeron entre 1832 y 1839, antes que el motor de cuatro tiempos en el que está basado el automóvil actual. Otro ejemplo más reciente es el prototipo EV1 de General Motors (Sperling, Daniel, & Gordon, 2009) que fue el primer vehículo eléctrico moderno comercializado en 1996 y cuyas unidades fueron destruidas pocos años después (Paine, 2006).En general los coches eléctricos son más eficientes energéticamente que los de gasolina ya que los picos de potencia que los motores eléctricos imprimen sobre los ejes rotores se transmiten casi sin pérdidas. Además, los coches tradicionales deben sacrificar eficiencia 117

combustible para obtener mejor rendimiento mientras que los eléctricos se vuelven más eficientes cuanto más potentes son (Bargalló, Llaverías, & Martín). En cuanto al aparcamiento y la movilidad en ciudad están surgiendo opciones muy interesantes que amenazan con modificar el orden establecido de los grandes coches. Ha sido presentado Hiriko (Bit Car), un mini-coche eléctrico desarrollado en el MIT y que posee unas características idóneas para su utilización en ciudad. Sus dimensiones de 2,60 m x 1,65 m x 1,50 m y cuatro ruedas direccionales le dotan con una gran agilidad, pero lo interesante es el metro sesenta de largo al que queda reducido cuando se pliega. La idea del Bit Car es eliminar ampliamente el concepto de ‘automóvil personal’, y cambiar a un sistema de coches de uso público. Podría funcionar básicamente como los sistemas de bicicletas públicas, uno va a la estación donde se encuentra la cola de coches, se monta en uno y conduce hasta su lugar de destino, dejando el coche en la estación más cercana. Las estaciones podrían servir como puntos de recarga de batería para asegurar que los trayectos se realizasen siempre con carga suficiente. Con este sistema, se maximizaría el uso de cada automóvil, puesto que este es compartido por un gran número de personas, recuperando un espacio ahora ocupado por los coches. Aunque este concepto, eficiente y lógico, pueda encontrar problemas en la sociedad contemporánea, podría ser utilizado en una EBR (Vairan, 2010). Además de la eficiencia en el transporte, debemos tener muy en cuenta otro factor deseable en el vehículo del mañana; la seguridad. La mayoría de los problemas de seguridad actual en automóviles se deben al control humano. Este problema puede ser resuelto utilizando coches completamente automatizados, sin conductor. A día de hoy, ya existe tecnología que permite este tipo de conducción autónoma, con coches capaces de navegar por terrenos fuera de carretera, así como lidiar con las complicadas interacciones de las intersecciones (Hoffmann, Tomlin, Montemerlo, & Thrun., 2007). Uno de los primeros prototipos fue presentado por Google en 2012 (Thrun, Marzo 2011) y otras importantes compañías de automóviles como BMW ya están trabajando en soluciones de este tipo. Como consecuencia, en un período relativamente corto, la mayoría de los automóviles no tendrán conductor, reduciendo el riesgo de error humano prácticamente a cero. Seguirá existiendo la posibilidad de una conducción manual para usos recreativos y utilitarios, pero las necesidades diarias de transporte estarán cubiertas completamente por coches autónomos. Así, para realizar viajes cortos, únicamente haría falta solicitar el coche a través de una aplicación móvil o similar, esperar a que el coche pase a recoger a la persona solicitante y llevarla a su destino. Sería algo parecido a un servicio de taxis automático, respetuoso con el medio ambiente, silencioso y tan eficiente y seguro como fuera posible.

118

6.6.3.2. Distancia media El transporte de media distancia, entre los sectores más lejanos de una ciudad y entre ciudades cercanas, será llevado a cabo por sistemas como SkyTranTM, un sistema de levitación magnética pasiva (maglev), en el que cabinas de 2 personas cuelgan de una pequeña guía magnética. Esta tecnología es similar a los trenes maglev de hoy día (Sanchanta, 2010), donde se utiliza un campo magnético para hacer levitar el tren unos centímetros por encima de la pista, resultando en una reducción importante de la fricción y permitiendo alta velocidad y eficiencia. Como en los sistemas actuales de tren, tendría estaciones en determinados puntos de la ciudad, donde la cabina quedaría a la espera de pasajeros en la vía de recogida. A diferencia de los trenes actuales, el resto de cabinas seguirían en marcha aunque una se parase. Sería un buen sistema para combinar con las estaciones de bit car. Las pequeñas guías sobre las que se mueven las cabinas y el reducido tamaño de las estaciones se traducirían en un incremento del espacio disponible para viandantes. La combinación de velocidad, eficiencia y las ventajas que ofrecen respecto a otros sistemas, hacen de SkyTranTM una forma de transporte eficiente para una EBR (Sky Tran TM).

6.6.3.3. Largo recorrido El transporte de larga distancia entre ciudades muy distantes, países o continentes, estará cubierto por una nueva tecnología innovadora, llamada ‘Evacuated Tube Transport’ o ET3 (Oster, 2010) Esta tecnología es muy similar a los trenes maglev de hoy día, con la diferencia de que el tren no estará simplemente suspendido sobre la vía, sino además completamente dentro de un tubo cuya presión de aire ha sido extraída. Se trata de un tren dentro de un tubo de vacío, en el que la combinación de resistencia nula al aire y cero fricciones permitirá alcanzar velocidades de hasta 6.500 km/h. Además de transportar personas, estos vactrains podrían ser utilizados para transportar cargamento y reemplazar el sistema de camiones y barcos usados actualmente. En resumen, los vactrains nos proporcionarían transporte seguro, cómodo, eficiente e increíblemente rápido (Oster, 2010). Sería la forma de transporte ideal en una EBR. La eficiencia del sistema también podría ser maximizada haciendo uso de un sistema de tubos más pequeños para el reparto de pequeños bienes, así como para los desechos orgánicos y reciclaje. Los sistemas de tubos neumáticos aún son utilizados en muchos hospitales para transportar pequeños objetos por el interior del edificio (Plebani & Zaninotto., 2011). Escalando este sistema a uno mayor, o usando versiones reducidas de la tecnología vactrain, sería posible crear una extensa infraestructura que conecte cada edificio de una ciudad. Se 119

podrían encargar pequeños objetos, que llegarían rápidamente a los hogares. Los tubos de reciclaje podrían ser usados para enviar los viejos termoplásticos de vuelta a los huertos verticales para ser descompuestos y reciclados. Los tubos para el desecho asegurarían que cualquier cosa que necesitara ser tirada, fuera movida al emplazamiento más seguro donde pueda causar el menor daño posible (aunque habría muy pocas cosas que tuvieran que desecharse). El sistema de aguas estaría construido para que nuestros desechos fueran reciclados y reutilizados, y el agua depurada de nuevo. Los desechos orgánicos serían enviados a grandes sistemas de compostadoras, que mediante descomposición generarían fertilizante natural para parques, jardines, bosques, o huertos, reduciendo la necesidad de fertilizantes químicos o sintéticos. Con la tecnología actual es posible reciclar el agua de desechos y recuperar hasta el 90% del agua, lo que nos permitiría utilizar la misma reserva de agua una y otra vez (Jossa, et al., 2011, pp. 6141-6151). Podría parecer desagradable la idea de beber agua reutilizada de heces, pero al fin y al cabo es lo que ocurre constantemente gracias al ciclo del agua (Ibáñez, 2004). Estos sistemas permitirían el reciclaje, aprovechamiento y reducción del consumo de agua.

120

6.7. Acceso vs. Propiedad
Vivimos en un sistema basado en la propiedad. Esto es porque, en un entorno de escasez, se deben encontrar formas que aseguren que los bienes por los que se lucha permanezcan bajo posesión. Se necesita un reconocimiento ajeno del trabajo propio. Así, se reclaman ciertas cosas como “propiedad”, de tal manera que permanezcan protegidas por el sistema legal vigente. Esto resulta en una sociedad increíblemente ineficiente y desperdiciadora, donde cada individuo debe poseer ‘uno de cada cosa’, incluso sin tener la necesidad de utilizarlas. Por ejemplo, un coche pasa la mayoría del tiempo aparcado, sin otra funcionalidad más que ocupar espacio. Lo mismo ocurre con un juego completo de palos de golf y demás accesorios, que serán utilizados en escasas ocasiones a lo largo del año; después, se guardarán en un armario. No sólo es un sistema derrochador, sino que además contribuye a la relativa escasez que está presente en la economía de hoy día; se producen muchos más coches de los que realmente son necesarios, lo que conlleva un gasto de recursos que pudieran haber sido utilizados de manera más productiva. Para abordar este problema en una EBR, cambiaremos de un sistema de ‘propiedad’ a un sistema de ‘acceso’. Un sistema de acceso simplemente se traduce en que la mayoría de bienes no son ‘poseídos’ por nadie, sino que son prestados temporalmente según la necesidad de cada uno. Se trataría de un sistema similar al utilizado para los BitCar (Bit Car), o a las actuales bibliotecas. Este mismo sistema se aplicaría a cosas como equipación deportiva, material audiovisual especializado, e infinidad de objetos. Igual que las bibliotecas de hoy, cada artículo tendría un seguimiento de devolución o retirada del circuito de préstamo (avería, obsoleto, etc.), de tal forma que siempre exista un inventario renovado. También sería interesante que cada objeto tuviera un seguimiento de su uso a lo largo del tiempo, de forma que se puedan predecir las necesidades de la población de manera precisa. Para esto, seguramente haga falta una Base de Datos de Suministros, que mantenga el seguimiento de todos los bienes públicos y su uso. Este sistema no es esencialmente diferente de los ya existentes en los supermercados de hoy, excepto por su tamaño. Incluso las viviendas estarían organizadas en un sistema de acceso. Por un lado, mucha gente preferiría vivir en una vivienda fija. Estas casas estarían registradas en la Base de Datos Global como ‘viviendas a largo plazo’ y no se incluirían en el sistema de acceso hasta que los ocupantes decidan cambiar de vivienda. Por otro lado, en una EBR no hay necesidad de asentarse en un lugar inamovible para mantener un trabajo específico, por lo que se podría cambiar a un modo de vida más nómada, constantemente moviéndose de un lugar a otro. Muchas viviendas serán construidas de forma genérica, y serán sucedidas en ocupación, sin

121

necesidad de un propietario. La tendencia de los patrones de asentamiento serán seguidos en el tiempo para que la Base de Datos de Suministros Global sea siempre capaz de ofrecer la demanda de cualquier tipo de vivienda. Por supuesto, hay ciertos bienes que mucha gente considera personales, estos bienes no serán prestados a través del sistema de acceso. Cosas como ropa, no serían compartidas por la población en general, mayormente por razones higiénicas, al igual que objetos con valor sentimental, como regalos o reliquias familiares. Utilizando un sistema de acceso que maximice el uso de cada bien, junto con la inteligencia de la administración de recursos y con la automatización casi completa de los servicios y manufacturación de bienes, podríamos crear una sociedad de increíble eficiencia y abundancia. Todo esto daría lugar a un suceso nunca acontecido en la historia de la humanidad; la creación de una economía post-escasez. Una economía post-escasez es aquella en la que los bienes y servicios están disponibles en tal abundancia, y con tan poca necesidad de trabajo humano, que no habría literalmente ninguna razón para la existencia del dinero, trueque, comercio o deuda de ningún tipo. Por supuesto, esta producción de abundancia, resultaría en una reducción masiva de comportamientos violentos. ¿Por qué querría alguien robar o pelear para obtener un bien que necesita, cuando todo lo que necesita para vivir está disponible gratuitamente? En un sistema equitativo, en el que todas las personas tuviesen las mismas posibilidades, las jerarquías sociales dejarían de existir. Así como no habría ningún impulso para alcanzar el ‘éxito’ monetario que vemos hoy en día puesto que todo el mundo tendría acceso a las mismas cosas. Esta sería una verdadera sociedad igualitaria; una reivindicación que ha sido planteada infinidad de veces en el pasado siglo (Marx, 1848) pero que nunca ha sido alcanzada a gran escala. La pregunta verdaderamente importante es: ¿Podría todo esto funcionar? El condicionamiento al que nos hemos visto sometidos por la sociedad contemporánea día tras día puede ser una barrera dura de superar, pero no imposible. La cultura del consumismo crea sentimientos de superioridad, poder y superación; que a menudo se traducen en el bienestar de unos pocos y el perjuicio del resto. La idea de la propiedad es muy poderosa, y aprendida en edades muy tempranas, incluso en niños pequeños. Vamos a ver por qué... Poseer algo es poder usar eso exclusivamente, con consentimiento propio. En nuestra sociedad, la propiedad representa el estatus de una persona libre e independiente. Después de todo, a los esclavos se les denegaba toda propiedad - incluyendo sus propios hijos (Zoya, 2007). Ellos mismos eran propiedad. A las personas a las que se les niega la propiedad suelen ser vistas como seres inferiores. Las mujeres, por ejemplo, a lo largo de la historia han estado limitadas de la posesión de ciertos bienes (Bravo, 1998, págs. 7-8). Eran vistas como 122

ciudadanas de segunda clase, ligeramente por encima de los esclavos, y técnicamente propiedad de sus maridos, lo que sigue vigente en la sociedad actual (Marcos, 2004). Estas son las razones por las que el concepto de propiedad privada es tan importante para la sociedad y es tan defendido - todo son razones psicológicas. En una EBR el concepto de propiedad queda muy lejos de lo que hoy conocemos, y esto asusta por lo general a la gente. No se puede poseer nada en este universo, sino al contrario. Nosotros mismos pertenecemos al universo. Estamos formados por los mismos átomos que forman las estrellas. No podemos llevarnos las posesiones personales con nosotros una vez hemos muerto. Técnicamente, todo lo que tenemos es simplemente prestado por un tiempo y puede sernos arrebatado por un poder mucho mayor que nuestros ‘derechos de propiedad’. La propiedad es una ilusión y si lo que realmente queremos es poder utilizar una herramienta, transporte, o cualquier objeto para un fin en el momento que lo precisemos, este sistema de acceso debería funcionar tan bien como las ganas que tengamos de poder aprovechar toda nuestra capacidad tecnológica. La eliminación de este concepto es una liberación para las personas. Todas las personas del planeta vivirán mejor, puesto que la tecnología seguirá evolucionando y tendrán acceso a todos los bienes materiales e inmateriales.

123

6.8. Motivación y Productividad
¿Por qué querría alguien hacer cualquier tipo de ‘trabajo’ sin dinero? Si todo es accesible gratuitamente, ¿no se quedaría la gente simplemente sentada sin hacer nada de importancia? ¿Qué le pasaría a la productividad en una sociedad sin necesidad de competición? La principal causa de pereza actualmente es la obligación de tomar ciertos tipos de trabajo (Pelusi, 2007) que dejan poca ocasión para la creatividad o recreación mental, cuyo único incentivo es económico. En una EBR este tipo de trabajos desaparecerían por completo. La automatización se asegurará de que toda labor mundana o trivial, toda tarea de servicios repetitiva y prácticamente toda ocupación que fomente la pereza, deje de existir. Para demostrar que esto es posible, vamos a remitirnos a un experimento realizado por varios profesores economistas, uno del MIT, dos de la Universidad de Chicago y otro de Carnegie Meilon (Dan Ariely, 2011). Estas son dos reglas de oro que en general damos por hecho a nivel subconsciente: 1. Si recompensas algo, obtienes más de ese mismo comportamiento. 2. Si castigas algo, obtienes menos de ese comportamiento.

Se reta a unos estudiantes del MIT a realizar una serie de pruebas simples y se les ofrece 3 niveles de recompensa. El nivel 1 tiene un incentivo económico bajo, el nivel 2 se recompensa bien y el nivel 3 se recompensa con una cantidad significativa de dinero. Este es un esquema bien conocido por todos en el mercado laboral, a mayor nivel, mayor paga. Ahora, los alumnos realizan los test, reciben los incentivos correspondientes en función de su nivel, y esto es lo que nos encontramos: 1. Siempre y cuando la tarea a realizar requiera sólo habilidades mecánicas, los bonuses se corresponden con lo esperado, a mayor paga, mejor realización. 2. Si la tarea a realizar requiere sólo habilidades cognitivas rudimentarias, los alumnos a los que se les ofreció la recompensa más elevada, realizaron en promedio peor su trabajo. Una vez que la tarea exige habilidades cognitivas por encima de las rudimentarias, el sistema de recompensas no funciona como se espera. Una recompensa superior no da como resultado un mejor trabajo si este necesita ciertas habilidades cognitivas complejas. Esto parece desafiar las ‘leyes físicas’ del comportamiento humano. Entonces pensaron que igual cincuenta dólares no eran suficiente recompensa en un país como EE.UU. y decidieron repetir el experimento en un lugar donde esos cincuenta dólares fueran algo importante, como el salario de un mes, así que marcharon a la India. El primer

124

nivel de recompensa correspondía a un salario de dos semanas, el segundo a un salario de un mes y el tercero a un salario de dos meses. Estas cantidades parecen ajustarse más a la realidad y uno pudiera pensar que esta vez sí se cumplirían las “reglas de oro”. Mayor incentivo, mejor trabajo. Lo que encontraron es que a la gente que se le ofreció la recompensa media, no lo hizo mejor que aquellos con la recompensa más pequeña, y sin embargo, aquellos con la mayor recompensa, lo hicieron, de nuevo, peor que el resto. Los mayores incentivos llevaron a una peor realización del trabajo. Lo interesante de esto es que no es algo anómalo. Este experimento ha sido replicado una y otra vez por psicólogos, sociólogos y economistas. Es un hecho que el dinero es un motivador, y si no pagas a la gente lo suficiente no estarán motivados. Y aquí encontramos una paradoja: se debe pagar a la gente lo suficiente como para que el dinero no sea un motivador extrínseco y puedan centrarse en el trabajo que deben realizar con una motivación intrínseca (Kohn, 1993 ). Volviendo al tema que nos ocupa, podemos predecir que en una EBR los trabajos que prevalecerían son aquellos que permiten a las personas desarrollar su creatividad, la cual, hemos visto, es la propia recompensa para uno mismo. Se debe puntualizar que no habría motivo de culpabilidad, pues la relajación es fundamental para un buen estado físico y mental (Herbert Benson, 1986). De hecho, la mayoría de la población probablemente pasase menos tiempo ‘trabajando’ y mucho más tiempo realizando actividades ociosas. El objetivo de una EBR sería ‘trabajar eficiente e inteligentemente’ en lugar de ‘trabajar duro’. Con un equilibrio adecuado entre trabajo y descanso en nuestras vidas, las personas se desarrollarían mucho más felices y sanas, y por lo tanto, más productivos en general (Skidelsky & Skidelsky, 2012).

125

6.9. Competición vs. Cooperación
Una EBR le proporcionaría un incentivo adicional al trabajo, gracias al hecho de que no sería una sociedad basada en la competición. Podría existir la competitividad, pero en términos generales, su base sería la cooperación, que estaría fomentada por los beneficios prácticos que provee. La ayuda en beneficio de los demás se trata de una acción que beneficia por asociación al propio individuo, ya que forma parte de la sociedad. Todas las personas se encuentran interconectadas, por lo que sus acciones tienen consecuencias sobre los demás. Un ejemplo claro es la infancia: todo el tiempo dedicado a niños y niñas proporcionará un beneficio en el futuro, de la que se beneficiará toda la sociedad. En las sociedades competitivas se premia el individualismo, el elitismo o la exclusividad para conseguir un trabajo deseado, dinero o mejores resultados académicos. En una sociedad cooperativa, sin embargo, la ayuda mutua se verá favorecida por el beneficio de la sociedad. A lo largo de la historia, los capitalistas y comunistas han discernido sobre si la naturaleza era competitiva (Darwin, 1859) (Wallace, 1870) o colaborativa (Kropotkin, 1902 ). Sin embargo, la naturaleza es una mezcla de ambos comportamientos, y realmente necesitan ser considerados conjuntamente. ¿Cómo utiliza la naturaleza estas herramientas? En la naturaleza se diferencian dos tipos de estrategias de desarrollo del ciclo vital (McArthur & Wilson, 1967):

Estrategas de la r: Podrían considerarse los organismos pioneros. Presenta un

ciclo de vida corto y una reproducción rápida, dando lugar a abundantes descendientes. Son capaces de colonizar nuevos territorios, y su estrategia se fundamenta en la competitividad, por lo que su comportamiento podría considerarse darwiniano. Se corresponde con una población que se encuentra en un ambiente impredecible (con periodos favorables y desfavorables de duración variable).

Estrategas de la k: Se trata de organismos que siguen unas estrategias más

estables. Podría decirse que poseen un comportamiento Kropotkoniano, ya que su desarrollo se basa principalmente en la cooperación. Poseen ciclos de vida más largos, una menor descendencia y son organismos más perdurables en el tiempo. Se corresponden con un hábitat constante y predecible; suele fluctuar poco, permaneciendo con tamaños próximos a los límites impuestos por la disponibilidad de recursos.

Estos dos tipos de estrategias se corresponden generalmente con la sucesión ecológica de un hábitat. En primer lugar, los estrategas de la r colonizan nuevos espacios; pero serán los

126

estrategas de la k los que se sucederán con el tiempo, originando una comunidad cada vez más estable de organismos (Krebs, 1986) Ahora bien, desde un punto de vista antropológico, podemos diferenciar dos tipos de civilizaciones humanas. La sociedad actual se correspondería con los llamados estrategas de la r; en un ambiente inestable, con períodos favorables y desfavorables, traducidos en crisis económicas, encuentra sitio el sistema capitalista, un sistema competidor. Los productos presentan un ciclo de vida corto, que se traduce en un consumismo cíclico, alimentado por la lucha económica y el consumo constante e ilimitado de recursos. Podría considerarse un primer estadio inmaduro de civilización. En cambio, una EBR podría bien considerarse una sociedad correspondiente a estrategas de la k: ante una estabilidad constante y predecible, la civilización se adecúa a la disponibilidad de recursos. Presentan ciclos de producción más largos y estables, perdurables en el tiempo. En este sistema predominaría la cooperación ante la competitividad. Se trataría pues, de un estadio maduro de civilización. Para poder actuar conjuntamente, es esencial tener un conjunto de valores comunes que den forma a la cultura popular. Si es nuestra meta crear una sociedad más justa y sostenible no podemos esperar que la cultura contemporánea funcione en el nuevo sistema. Los valores que funcionaron en el siglo XX, y funcionan en el XXI, no nos llevarán al futuro deseado. Es más sencillo trabajar sobre lo que ya funciona, y avanzar desde ese punto. Existen en la sociedad actual ejemplos de comunidades colaborativas, de las que tomar las partes prácticas y eficientes para integrarlas en un nuevo modo de vida por el bien individual y global. Será imposible crear una sociedad perfecta, puesto que el cambio es constante y siempre habrá caos que reformule el nuevo orden. Pero se podrá elegir la dirección general que tomar. Si esta es la colaboración, y la meta crear un sistema que permita el desarrollo pleno como individuos y como colectivo, se avanzará un paso más hacia el futuro de una civilización próspera. La fe, convicción o cultura, ejerce sobre la población una fuerza vital: redirigir el comportamiento, actuar para el cambio, compartir con el resto...son pasos en esa dirección.

6.9.1. Open Source Everything "The future is open-source everything" – (Linus Torvalds)

La recientemente creada comunidad Open Source apuesta claramente por esta estrategia, poniendo a disposición de todo aquel que quiera colaborar el conocimiento, las ideas y el fruto que beneficiará tanto al individuo como a la sociedad. Como modo ejemplificativo; hace unos 127

años, en la década de los 90 los gastos necesarios para llevar a cabo un proyecto de infraestructura informático serían: sistema operativo y software básico para tres ordenadores, herramientas de colaboración virtual (calendario compartido, foro y correo electrónico), página web para el márketing, herramientas de eLearning y una enciclopedia en CD para los miembros con la información que necesitan. Es bastante el precio al que elevan estos materiales. En cambio, actualmente es bastante diferente: Existen sistemas operativos gratuitos (Linux) y Open Office como ofimática. En cuanto al uso de herramientas virtuales; ofrecidas en una cuenta de correo de Google con todas sus herramientas y un foro gratuito (phpbb) con facilidad. Para el montaje de la página web se podrían usar servicios como Joomla (Joomla), Drupal (Drupal) o Wordpress (Wordpress). Una enciclopedia libre (Wikipedia), un navegador sin coste (Opera) y una comunidad eLearning (Moodle). El coste total es nulo. En tan sólo una década todo esto se ha puesto a disposición gratuita gracias a las personas que han invertido largas horas para desarrollar este software en comunidades Open Source (Open Source) por simple afición. Pero el campo Open Source no se limita al software. Ya presentamos anteriormente proyectos de impresoras 3D open como Reprap (RepRap Oficial Web), hardware abierto con el que construir casi cualquier cosa llamado Arduino (Web Oficial Arduino), construcción de máquinas para trabajar el campo en Open Source Ecology (Open Source Ecology), conocimientos y experiencias de nuevos modelos sociales como Transition Towns (Transition Networks), y un largo etc. No hay limitaciones para la comunidad Open Source, que se basa esencialmente en crear conocimiento y ponerlo gratuitamente a disposición del resto del mundo. Detrás de esta simple idea se esconde una auténtica revolución y un cambio de valores global. Además de la posibilidad de beneficiarse de todas las herramientas sin coste alguno, empodera a todo individuo a crear y a participar libremente en la construcción de la comunidad. Internet se está convirtiendo en el espacio cada vez más habitual en que se forman las más excitantes comunidades colaborativas online. No hay duda que esta participación libre y abierta fue posible gracias a Internet - una plataforma accesible a todo el mundo sin derechos restrictivos creada por Tim Berners Lee, el inventor de los protocolos HTTP y HTTML. Si él y su empleador - CERN - hubieran sido egoístas y avariciosos, probablemente no seríamos una especie globalmente interconectada. El Código de Conducta de la comunidad Linux Ubuntu comienza diciendo: “Ubuntu es un concepto Africano de ‘humanidad hacia otros’. Es ‘la creencia de un vínculo universal de compartir la que conecta toda la humanidad”. Estas mismas ideas son centrales en la forma en la que la comunidad Ubuntu colabora. Sus miembros trabajan juntos eficazmente. El código de conducta se sustenta en unas reglas básicas para la cooperación: “sé considerado; sé 128

respetuoso; sé colaborador; cuando estés desacuerdo, consulta otros; cuando estés inseguro pide ayuda; y retirate consideradamente” (Ubuntu Linux). Estas reglas son tan ingeniosas que cualquier padre podría aplicarlas directamente a sus hijos, un profesor a su clase o cualquier jefe en su equipo. Los beneficios de la organización Open Source Software incluyen fiabilidad, estabilidad, beneficios de coste, flexibilidad, libertad, soporte y responsabilidad. Muchos gobiernos ya están incluyendo el Open Source como herramientas de sus estructuras, ahorrando costes, evitando encasillarse en un producto particular y reutilizando lo que ya se ha comprado. El Open Source ha sido uno de los avances culturales más importantes en la informática y en las últimas dos décadas: ha demostrado que individuos, trabajando juntos en Internet, pueden crear productos que compiten e incluso vencen aquellos de las grandes corporaciones; ha demostrado cómo las propias corporaciones, y Gobiernos, pueden ser más innovadoras, más ágiles y más eficientes económicamente construyendo sobre los frutos del trabajo de la comunidad; y cómo el movimiento Open Source ha proporcionado el liderazgo al nuevo pensamiento sobre los derechos de propiedad intelectual y la disponibilidad de información para re-uso por otros. Esta realidad se forma construyendo cosas tangibles, que el resto pueda ver, tocar, experimentar, de las que aprender y utilizar gratuitamente, y que sirvan de inspiración para dar paso a nuevas ideas que sigan modificando nuestra realidad en constante cambio. Aprender del entorno, relacionarse con él, recibir y dar, son parte fundamental para el surgimiento de nuevas ideas. ¿Qué podemos aprender de las comunidades Open Source? En estos puntos básicos se centra la finalidad, desarrollo y estrategias de cualquier comunidad Open Source:

Ubuntu en co-creación: “Yo soy porque tú eres porque nosotros somos”

proporciona un sentimiento de unidad para la comunidad Open Source. Cada uno contribuye con su tiempo, ayudándose unos a otros a construir algo conjuntamente a escala global.

Riqueza de oportunidad: Cualquiera puede unirse a proyectos alineados con

sus motivaciones y talentos. Esto permite a la gente trabajar en varios proyectos simultáneamente y aportar lo mejor de sí mismos sin aburrirse.

Soluciones basadas en necesidades: Es típico de los proyectos Open Source

que respondan a necesidades reales.

La importancia de la calidad: Los productos comerciales tienen normalmente

gran cantidad de funciones y características visibles que les hacen más atractivos, mientras que la importancia de los productos Open Source se centran en cualidades más difícilmente medibles como son estabilidad, seguridad y otros atributos menos 129

‘glamurosos’. Además, la vida de la tecnología Open Source es mayor, ya que no está sujeta al motivo del beneficio económico y se actualiza gratuita y constantemente.

Interacción entre individuos: Las comunidades Open Source ponen gran énfasis

en la comunicación y el diálogo. Las personas se ayudan entre sí para resolver problemas y compartir la información abiertamente.

Aceptación de cambio: Reconocer que el cambio es inevitable ha formado

exitosos desarrolladores ‘agile’. A pesar de tener una visión general del proyecto, desarrollan la solución paso por paso y realizan correcciones a lo largo del camino.

En resumen, nuestra dirección es clara y se basa en un cambio de valores hacia la cooperación; mediante la creación de sistemas que beneficien al conjunto de la humanidad, integrándose acorde a las reglas naturales, de forma sostenible y abierta, dejando de lado el actual paradigma del trabajo para el sistema en pro de la construcción de un sistema que trabaje para nosotras, las personas. Aprende, crea, enseña y vuelve a empezar. Y todo esto sucederá sin la necesidad de forzar a las personas con un salario esclavizante dentro del sistema basado en la deuda.

“Esta crisis es biológica, o cooperamos o nos extinguimos” - (Sahtouris, 2011)

130

6.10. Gobierno, Ley e Igualdad
La palabra ‘anarquía’ ha tenido un amplio rango de acepciones a lo largo de los años. Para la mayoría de las personas,se asocia con un estado de caos y destrucción; de hecho, mucha gente piensa que es esto precisamente lo que esta palabra significa. En realidad la palabra ‘anarquía’ simplemente significa ”ausencia de cualquier tipo de gobierno, clase dominante, u otra forma de autoritarismo que justifique por qué debe ser obedecido” (RAE, 2013). En su lugar, la gente trabaja junta para ‘gobernarse’ a sí mismos (Malatesta, 1974). Por supuesto que esto podría resultar inmediatamente en caos y destrucción, particularmente si estamos hablando de una sociedad pobremente educada en la competitividad. Pero, ¿sería cierta esta afirmación en una sociedad altamente educada (auto) y cooperativa, como en una EBR? Una EBR sería una sociedad completamente Open Source, en la que cualquiera pudiera contribuir a cualquier aspecto de la sociedad que deseara, suponiendo que posee los conocimientos y habilidades necesarias para ello. En este sentido, es similar a la democracia, en la que cada individuo tiene la oportunidad de contribuir al desarrollo de la sociedad. Sin embargo, este método incluiría un mecanismo interno que aseguraría la integridad de las ideas: sólo aquellos individuos capaces de entender un sistema en particular serán aptos para trabajar en él. Aunque pueda parecer un nuevo tipo de dictadura o meritocracia, donde deciden aquellos que poseen los conocimientos y habilidades superiores, se debe tener en mente que esta sería una sociedad en la que la educación en cualquier materia estaría completamente disponible para todo el mundo, por lo que que cualquier persona sería potencial contribuidora en cualquiera de las áreas en que estuviese interesada. ¿Quién decide entonces si una persona está capacitada para contribuir en cierta tarea? Simplemente, la tarea en sí. Con los conocimientos y habilidades suficientes para comprender la tarea y la capacidad de aportar sugerencias coherentes de cómo debe ser llevada a cabo. Así, las formas de autoridad serían aquellas que pudiesen demostrar sus ideas confiables. La confianza se basaría pues en el conocimiento sobre diversos temas. ¿Cómo averiguar las necesidades de la población? para la cual la respuesta es clara: preguntando. Una encuesta anual pudiera ser una buena base para hacer un sondeo de la demanda poblacional. Cada año, una encuesta online a disposición de la población daría unas indicaciones generales sobre los bienes y servicios necesarios. Esta encuesta podría incluir preguntas como “¿En qué consiste normalmente tu dieta semanal?” , “¿Vives en una casa de largo o corto asentamiento?”, “¿Cuáles son los bienes y servicios que más utilizas?”, “¿Qué otras cuestiones te gustaría ver en la encuesta del próximo año?”. El objetivo de este sondeo se centraría en establecer una Red de Demanda Global que albergase una base de datos sobre

131

la demanda de los bienes y servicios más solicitados de la civilización. Esta red podría actuar como guía para la Red de Administración de Recursos y la Red Global de Suministros, asegurando que los recursos de la Tierra fuesen utilizados de la forma más eficiente posible, atendiendo las demandas de las personas. Empleando este tipo de sistema, seremos capaces de evitar la escasez y sobreproducción de las economías de Mercado, puesto que cada individuo tendría control directo sobre su propia vida económica. Aunque este sistema suene complicado, no es nada más que una gran calculadora, dispersa a lo largo de toda la red global, capaz de ajustar la demanda de bienes y servicios a los suministros. De nuevo, esto es muy similar a los sistemas de inventario automático que se utilizan en los grandes y pequeños centros comerciales, pero en una escala mucho mayor. Otra encuesta importante sería una de valoración de habilidades. En esa encuesta, la gente podría indicar sus habilidades y áreas de conocimiento. En un futuro, esta ficha personal podría ser actualizada automáticamente según una persona adquiera un conocimiento o habilidad. El fin de esto es crear una Base de Datos de Habilidades Global, donde cualquiera pudiese buscar para ponerse en contacto con alguien que poseyera una habilidad en concreto. Todo esto ya existe, de forma descentralizada. Redes sociales (Linkedin), que permite buscar entre los perfiles de los usuarios aquellos con las características adecuadas. La red de Science Exchange (ScienceExchange), que permite dar visibilidad a proyectos científicos y facilitar la comunicación entre diversos grupos de investigación, así como acceso a múltiples herramientas. En general, existen ya redes sociales para casi cualquier ámbito. Una red social Open Source, que permitiese a sus usuarios controlar completamente su privacidad y al mismo tiempo abriese todas las posibilidades que la sociedad ofrece, sería una estrategia para favorecer la cooperación a escala global. La programación y mantenimiento de los ordenadores e infraestructuras, diseño de encuestas. Las encuestas serán creadas en función de las respuestas obtenidas en las anteriores encuestas. Cada encuesta incluirá una sección donde la gente pueda indicar preguntas para próximas encuestas o sugerir cualquier cambio conveniente para mejorar el proceso. La primera encuesta a realizar podría estar diseñada online por los propios ciudadanos. En cuanto a la programación y mantenimiento de los ordenadores; sería llevado a cabo por personas interesadas y con conocimientos adecuados. Un software de código abierto y libre tomará las mejores decisiones basándose en las encuestas, en los recursos disponibles, y en miles o millones de variables que afectan a cada aspecto de la vida de cada especie en el planeta. Directrices marcadas por la sociedad. Por lo que la responsabilidad sigue recayendo sobre nuestras decisiones diarias, y no sobre las máquinas. En nuestras manos queda finalmente actuar de forma acorde a la naturaleza o a nuestro egoísmo particular. En cualquier caso, la 132

perfección no es posible, pero esta estrategia nos permitirá realizar un uso más razonable de nuestro entorno, en pro de su conservación. En este sistema no habría motivo alguno para la existencia de un gobierno. El ‘Gobierno’ en una EBR consiste literalmente en cualquier individuo que desee contribuir en algún aspecto de la sociedad. Un claro síntoma de la enfermedad de nuestro sistema actual es que, a pesar de la cantidad de problemas que tenemos sin solucionar, cada vez hay más gente parada. El Gobierno actual se limita a legislar para parchear las fallas de los comportamientos civiles y aplicar el código penal, sin entrar en profundidad en la raíz de los problemas. Con una población educada, con acceso a todas las necesidades del ser humano, la mayoría de comportamientos aberrantes dejarán de producirse. Sin esos comportamientos, como puede ser el robo, la estafa, la destrucción, asesinato, etc, muchas de las leyes carecen de sentido. En una EBR el gobierno y la planificación económica serán instituciones completamente Open Source, potencialmente en manos de toda la población. Las decisiones que gobiernan la sociedad serán tomadas directamente por las personas en lugar de ‘representantes’, que a menudo no cumplen con las expectativas de aquellos que les votaron. El tipo de democracia que tenemos hoy en día, con los tres poderes, legislativo, ejecutivo y judicial separados solo en teoría, se parece bastante más a una dictadura elegida por voto popular que a una ‘democracia’ (demos: pueblo, kratos: poder; poder del pueblo) en el sentido etimológico de la palabra. Así, una EBR sería un sistema completamente anárquico; sin ningún tipo de gobierno o clase dominante. Pero en lugar de caos, tendríamos una dirección explícita votada por el conjunto de la población, y cooperación a escala masiva. Comparando con la situación actual, esto que puede parecer utópico o imposible ya se está llevando a cabo. Aquí entra el concepto de democracia líquida. Un sistema que combina lo mejor de la democracia representativa (no tener que preocuparse por cada asunto, grande o pequeño) y lo mejor de la democracia directa (control directo sobre tu voto en cada asunto). Consiste en una delegación del voto separada según el ámbito de cada cuestión o ley. En otras palabras, la decisión de delegar el voto sobre temas de educación, sanidad, economía, medio ambiente, etc, a diferentes personas de mi confianza. Este mecanismo, basado en la confianza, crea rápidamente una red flexible para aplicar eficazmente el conocimiento a los problemas a solucionar. Este puede ser un buen inicio para la transición a una EBR, que permita a cada individuo involucrarse en la medida que lo desee en las cuestiones que le preocupan. Cada persona puede elegir si votar directamente una cuestión, o delegar esta decisión a alguien con mayor conocimiento que el suyo. Por supuesto, este mecanismo es algo más enrevesado que lo propuesto anteriormente, pero puede ser el caballo de Troya perfecto que empodere por primera vez en la historia a cada ciudadano. 133

Una vez cubierto el asunto del gobierno, la siguiente pregunta es sobre leyes. ¿Qué tipo de leyes existirán en una EBR, y quién las determinará? ¿Quién aplicará la ley? Aquí las cosas se ponen interesantes. En una EBR no hay motivos para tener leyes de ningún tipo. Si un gobierno anarquista no resulta en caos, seguro que la ausencia de leyes tampoco, ¿verdad? La mayoría de bienes estarían gratuitamente disponibles al público, y los bienes personales se podrían encargar o imprimir. Una economía que carece de sistema monetario o propiedad, en el cual cada persona recibe lo que necesita para vivir, resultaría por definición en una caída masiva del crimen comparado con el sistema actual. No habría razón alguna para robar y nada para vender (Merton, 1938). Las personas no se comportan de forma criminal sin un motivo; sin la necesidad o motivación de quitar a otras personas, el crimen de todo tipo quedaría reducido drásticamente. Este sería un sistema post-escasez, y con todas las necesidades materiales cubiertas, el materialismo como lo conocemos hoy día dejaría de existir. No son los bienes materiales lo que la gente quiere, sino el servicio que les ofrece; no se necesitan bombillas, se necesita luz. La presión y el estrés producidos por la manutención de una sociedad competitiva favorece la aparición de comportamientos criminales y delictivos. De nuevo, un entorno de bajo estrés se traduciría en una reducción del crimen. Cabe resaltar y recordar en este punto, que el bienestar y felicidad de las personas está directamente relacionado con el nivel de igualdad de su sociedad, y no por el tamaño de su Producto Interior Bruto. “Steven Pinker ha estudiado los comportamientos violentos del ser humano a lo largo de la historia, y la conclusión de su estudio es que estamos caminando hacia sociedades con unos índices de violencia cada vez menores y unos índices de altruismo y solidaridad cada vez mayores”- Redes Punset (Pinker, 2011). Por último, un criminal no nace criminal, es resultado de los traumáticos eventos que ocurrieron en su pasado, y sobre todo, de aquellos que debieron ocurrir y no lo hicieron, como el cariño y amor de su entorno, seguridad para formarse como individuo y exploración del mundo en su más amplia plenitud. Esta es la importancia de nuestros actos cada día. Sin una actitud positiva frente a los demás, sin respeto, sin amor, despreocupada y egoísta. Si no vivimos acorde al mundo que queremos, es imposible que este emerja, pues los niños aprenden de todo lo que ven y lo repiten. Debe deshacerse una parte importante de los comportamientos aprendidos durante nuestras vidas para comprobar día a día si lo que hemos hecho se alinea con nuestro ideal de felicidad. En el extraño caso de que alguien actuara violentamente en una sociedad basada en recursos, ¿cómo lo castigaremos? La pregunta en sí falla desde la base. En lugar de castigar al violento, trataríamos su comportamiento como una enfermedad mental, intentando resolver sus problemas con asesoramiento psicológico. Las prisiones de hoy en día son en realidad generadores masivos de comportamientos violentos, en contraposición a solucionarlos 134

(Gilligan, 2011). En lugar de tratar el comportamiento violento con relaciones sociales positivas (que es precisamente lo que estos individuos necesitan para estar mentalmente saludables), llevamos individuos violentos a un lugar donde se les anima a ser más violentos; una prisión llena de estrés y violencia. Tratando la violencia como una enfermedad que necesita ser tratada, en lugar de algo que tiene que ser castigado, se reduciría la violencia incluso más de lo que ya lo hemos hecho. Las adicciones a las drogas serían tratadas exactamente de la misma forma, como un un problema de salud, puesto que son causa de los mismos motivos; experiencias traumáticas y estresantes. Resumiendo, una EBR sería una sociedad no competitiva, sin estrés, en la que cada uno recibe lo que necesita para vivir; la violencia y la adicción serían tratadas como problemas de salud en lugar de ser castigadas, y como consecuencia, todos los tipos de violencia y experiencias traumáticas se verían reducidas ampliamente. Esto resultaría en un ciclo de ‘no-violencia’, donde los comportamientos ‘criminales’ de todo tipo serían extremadamente raros, y continuarían disminuyendo con el tiempo. Todo esto sin hablar de la educación. Una sociedad educada es mucho menos propensa a cometer ‘crímenes’. Se enseñaría a las personas que la violencia y la adicción no son problemas de moralidad, sino de salud, lo que favorecería la pedida de ayuda y un menos sentimiento de vergüenza. De todas formas, debido a la pequeña pero existente posibilidad de que una persona violenta se negase a buscar ayuda, podría ser necesario mantener algún tipo de fuerza de policía voluntaria. Consistiría en individuos entrenados lo suficientemente bien para detectar y retener al individuo violento de alguna manera, para que poder tratar con él de forma conciliadora. El reducido número de personas violentas se traduciría en comportamientos casi ausentes, y esta fuerza de policía estaría la mayor parte del tiempo desocupada. La completa ausencia de gobierno o ley en cualquier región significaría la desaparición de esas líneas imaginarias y sin utilidad que llamamos fronteras. Estas ficticias líneas crean divisiones superficiales en nuestra especie, a menudo basadas en las primitivas nociones de 'etnia'. Desde un punto práctico, el propósito de estas fronteras es dividir la tierra en varios 'estados', cada uno con su propio gobierno y sistema de leyes. Sin gobiernos de ningún tipo, no habría ningún motivo para esta separación. El planeta podría finalmente quedar unificado como una única familia; un organismo único que trabaja para el beneficio de toda la especie humana, en lugar de para un pequeño porcentaje de él. Hay un beneficio más que estaba guardando para el final. Sin gobiernos, fronteras, estratificación social, escasez, o una tendencia a la violencia, se pondría fin oficialmente al negocio más horrible, violento, y universalmente degradante de la historia humana: la guerra. Para empezar, no habría gobiernos que forzaran a su gente a ir a la guerra, y tampoco 'países' 135

contra los que luchar. ¿Por qué hacen guerra los países? A veces, porque quieren un recurso que otro país posee; en una EBR a todo el mundo se le da lo que necesita para tener una vida saludable y ser feliz. Otras guerras se han hecho para defenderse de la amenaza que supone otra nación; en una EBR no habría casi violencia ni amenazas de las que protegerse. Demasiado a menudo, las guerras se hacen por puro beneficio económico; como no se utilizaría un sistema monetario que alente la explotación y el sufrimiento por beneficios económicos. Así que, en una sociedad no estresante, altamente educada, igualitaria, post-escasez, no hay razón alguna para que las gentes de todas las culturas, sexos, orientación sexual, creencias religiosas y no religiosas, y todo lo que hay en medio, no pudieran convivir en pacífica coexistencia. No habría motivo alguno para la existencia de una clase privilegiada o dominante que manejase la sociedad, o estableciese un conjunto de leyes o normas para restringir su libertad. Sin guerras, pobreza, desempleo, crisis de mercado, y todas las situaciones traumáticas que plagan la primitiva sociedad actual, sin nadie a quien echar la culpa, nadie con quien enfadarse o agredir, sin cabezas de turco de los problemas actuales de la sociedad; la mayor parte de estos problemas dejarían de existir. A pesar de esto, es totalmente seguro que otro tipo de problemas que ni siquiera podemos imaginar terminasen por aparecer. No importa cuánto intentemos ‘arreglar’ la sociedad, siempre habría problemas nuevos con los que lidiar. No nos engañemos pensando que esta civilización sería ‘perfecta’. Simplemente sería una gran mejora en la sociedad actual; una mejora lo suficientemente buena como para que parezca ilógico no perseguir, al menos, algo parecido a esto.

136

7. Transicion a una EBR
Puede que todo lo descrito anteriormente en el apartado de EBR parezca lejano en el tiempo e incluso desconectado del mundo en que vivimos, pero no estamos tan lejos de crear un modelo económico que se aleje del capitalismo y se vaya pareciendo cada vez más a una economía basada en recursos, muchas comunidades han comenzado el proceso de localización de la producción y el consumo, aplicando los valores humanos de solidaridad, cooperación, humildad y respeto a la naturaleza a su economía. Vamos a dar un repaso a varios proyectos que ya están en marcha.

7.1. Movimientos y proyectos en la línea de una EBR
7.1.1. Decrecimiento y Transition Towns Los pueblos en transición (Transition Network) plantean la necesidad de abordar cuanto antes la problemática del pico del petróleo y el cambio climático mediante una reducción en sus hábitos de consumo y una mejora cualitativa de los mismos. Buscan el autoabastecimiento energético utilizando fuentes de energía renovable, reciclaje de aguas residuales y otros desechos, así como aplicación de técnicas de permacultura en sus cultivos evitando todo uso de fertilizantes químicos no naturales y pesticidas. Estas prácticas permiten crear resiliencia, es decir, medios y fuerza necesaria para un eventual colapso de la sociedad basada en el consumo de energía barata. El movimiento surgió en Irlanda para ser posteriormente extendida por Inglaterra allá por el 2005 y 2006. Actualmente existen oficialmente registrados cientos de pueblos en transición en toda Europa y hasta en Estados Unidos.

Son pioneros en cuanto al nuevo modelo de ciudad o pueblo que veremos en el futuro cercano, cuando la extracción de combustibles fósiles deje de ser rentable para las empresas energéticas. Realizan una labor activista de gran potencia; siendo su estilo de vida un ejemplo para las nuevas generaciones.

7.1.2. Felicidad Interior Bruta (FIB) El término fue propuesto por Jigme Singye Wangchuck, rey de Bután en 1972 (Mars, 2010) como respuesta a las críticas de la constante pobreza económica de su país. Este concepto se aplicaba a las peculiaridades de la economía de Bután, cuya cultura está basada principalmente en el budismo (Ezechieli, 2003 ). 137

Mientras que los modelos económicos convencionales observan el crecimiento económico como objetivo principal, el concepto de FIB se basa en la premisa de que el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y espiritual. El indicador se sostiene en los cuatro pilares que, según el gobierno, posibilitan a una sociedad ser feliz: la economía, el patrimonio cultural, el medio ambiente y la buena gobernabilidad. Estos se subdividen en nueve dominios: bienestar psicológico, salud, educación, cultura, ecología, uso del tiempo, nivel de vida, vitalidad de la comunidad y gobernabilidad. Cada uno de ellos adquiere un peso en la fórmula y se analiza utilizando otros 72 indicadores. Finalmente, el Gobierno orienta su política en función de estos indicadores. Aunque la FIB no sea infalible, es mucho mejor que no tener indicador alguno. Así que es un buen momento para sustituir o complementar el uso del PIB por la FIB, ahora que ha quedado patente que el primero no es capaz de medir el bienestar de la población.

7.1.3. Economía del bien común La economía del bien común (Felber, y otros, 2008), al igual que la FIB, se posiciona como nuevo medidor de la actividad económica. Si bien reconoce que la gran mayoría de estados recogen en su Constitución la voluntad de dirigir sus acciones hacia el bien común, destaca que los valores principales de la economía son el “ánimo de lucro” y la “competencia”. La gran mayoría de personas está de acuerdo en que las relaciones humanas florecen si existe honestidad, confianza, respeto, empatía, cooperación, solidaridad y costumbre de compartir; y sin embargo las reglas del juego de la economía actual genera y recompensa valores completamente opuestos. Por eso, la economía del bien común propone cambiar estas reglas por otros dos pilares: “búsqueda del bien común” como meta principal de todas las empresas, y “cooperación”. El éxito económico se mide en función de la acumulación de medios de la empresa, sino en una serie de parámetros que valoren el sentido del producto, si es ecológico, si las relaciones humanas de los trabajadores son de calidad, si hay una distribución justa del salario respecto al género, si se toman las decisiones de forma democrática, etc. En función de la puntuación obtenida se basa el factor de bien común. A nivel nacional se hace un balance del producto de las empresas y resulta este nuevo medidor, que indica el verdadero fin de una economía: la calidad de vida de las personas y la satisfacción de sus necesidades. Las empresas con mejores puntuaciones reciben además del apoyo de sus clientes, reducción de impuestos, aranceles, créditos baratos, y un total apoyo por parte del estado. Esto resulta en productos ecológicos, 138

justos, responsables y éticos, con precios menores para los consumidores que los productos con menor puntuación, menos éticos. Además, propone una serie de restricciones a la riqueza y cantidad de propiedad privada para evitar abusos de poder y comportamientos antidemocráticos. Esto se consigue estableciendo unos límites - elegidos por el pueblo soberano- a partir de los cuales la acumulación de riqueza es cada vez más complicada, dificultando así las situaciones de desigualdad. En una encuesta realizada en varios países de la Unión Europea (Felber, Economía del Bien común , 2012), se preguntó a 50.000 ciudadanos cuál debería ser el factor máximo de diferencia en la renta, y el resultado fue diez. Es decir, el salario más alto en ningún caso debería ser diez veces superior al más bajo. Actualmente, este factor es de 800 en Austria, 1.000 en Alemania y 350.000 en Estados Unidos. Estos datos reflejan una sociedad anticonstitucional y antidemocrática que no permite un reparto justo de los recursos, ni procura alcanzar el bien común de sus ciudadanos Ahora mismo hay cientos de empresas en Austria aplicando el modelo de la economía del bien común, y otros tantos en diferentes países de la Unión Europea se siguen sumando a este modus operandi. En los próximos años, veremos si finalmente triunfa este modelo, que si bien intenta corregir los comportamientos y valores del sistema capitalista, así como hacer de la moneda una herramienta y no un fin en sí mismo, en ningún caso promete satisfacer las necesidades de todas las personas ni cuenta con la tendencia de desplazamiento laboral a causa de la tecnología.

7.1.4. Automatización del trabajo En los próximos años veremos una gran cantidad de máquinas y software quitándonos trabajo innecesario, peligroso y repetitivo como:        Transporte con vehículos terrestres. Restaurantes de comida rápida. Construcción: viviendas, objetos, órganos. Almacenamiento y embalaje. Agricultura. Tareas domésticas. Asistencia médica primaria y cirugía.

Si a la larga le sumamos la eliminación de la necesidad de utilizar dinero desaparecerán además trabajos como:

139

Abogados, jueces, legisladores, cárceles etc. Debemos recordar que la inmensa

mayoría de leyes son referentes a la economía. En cuanto al crimen, será tratado como un problema de salud mental.  Vendedores: al fundamentarse la economía en el consumismo cíclico, existe un

porcentaje muy alto de trabajos relacionados con la venta. Si no hay dinero es que no hay nada que vender, y si todo lo necesario está garantizado por un sistema diferente, este tipo de trabajo y derivados desaparecerán: publicistas, vendedores mayoristas, minoristas, intermediarios, etc.    Empleados de banca. Corredores de bolsa: producto del mercado financiero. Administración: actividad contable y burocrática de cada empresa.

En resumen, tenemos la capacidad técnica y los recursos necesarios para cambiar por completo la organización económica, social y laboral. La automatización no nos llevará a un mundo de pleno empleo, pero sí a un mundo post-escasez.

7.1.5. Renta básica La Renta Básica es el derecho de toda persona a acceder a los recursos necesarios para llevar una vida digna. Dicho derecho tiene las siguientes características:    Es universal: toda persona tiene derecho a una Renta Básica. Es personal: es un derecho de la persona, no de la familia o cualquier otro

grupo. Es independiente del nivel económico de la persona: tanto ricos como pobres

tienen igual derecho a la Renta Básica. Tampoco dependen de sus ingresos, ni de sus propiedades, ni de su trabajo.

El objetivo principal de la Renta Básica es dar la posibilidad a todas las personas de decir no al trabajo, además supone la desvinculación del trabajo a la supervivencia individual, el acceso a las necesidades básicas, y una liberación absoluta para elegir una ocupación a gusto del individuo que satisfaga sus necesidades de reconocimiento y autoestima. De esta forma, los primeros trabajos en automatizarse por completo serán aquellos que la gente no disfrute y sean absolutamente necesarios para la sociedad, el resto simplemente desaparecerán. La renta básica puede tener múltiples formas:  Servicios públicos de educación y sanidad 140

  

Percepción económica en metálico Parque público de viviendas Bonos de comida

Sin duda, de estas opciones, la más peligrosa para el sistema de consumo actual sería el acceso gratuito a alimentos locales. Puesto que la alimentación es un elemento de consumo diario necesario para cada individuo, supondría un gran avance hacia una EBR y un duro golpe para el sistema de consumismo cíclico.

7.1.6. Jornada laboral de 4 horas Se trata de un reajuste en las horas que debe durar la jornada laboral sin modificar los salarios. Puede parecer una idea descabellada, pero si hoy tenemos un trabajo de ocho horas y no de dieciséis o más es gracias a los movimientos obreros que comenzaron a reclamar este tipo de regulación hace ya más de dos siglos. La reducción es necesaria por varios motivos:

1.

Los avances tecnológicos han permitido aumentar la productividad de las

empresas y sin embargo esto no ha quedado reflejado en un aumento de salario o reducción de la jornada para el empleado, siendo así en los beneficios de los Propietarios-empresarios. 2. Expusimos las relaciones de poder entre empleador y empleado concluyendo

que una redistribución del trabajo supone devolver el poder de elección al trabajador y evitar abusos de las empresas con amenazas de despido. Este problema también queda solucionado con la Renta Básica. 3. El tiempo libre que nos queda puede ser utilizado para hacer cosas que un

desee: pasar más tiempo con la familia y amigos, educar a los hijos, involucrarse en los asuntos públicos y mejorar la salud democrática. También permitirá al movimiento Open Source despegar, pues sus colaboradores estarán más disponibles para trabajar por el bien común. 4. Una sociedad más igualitaria y horizontal: La redistribución de la riqueza

reducirá los problemas causados por la posición dominante de unos sobre otros. 5. Menor huella ecológica: La reducción de la jornada supone menor gasto

energético de las empresas y, por tanto, menor impacto en la biosfera.

141

En definitiva, la reducción de la jornada es un paso más hacia el fin del trabajo remunerado como lo entendemos hoy. Siempre hay trabajo por hacer, siempre hay cosas que uno quiere hacer y suponen un esfuerzo, cuidar de los amigos y familiares, investigar, hacer deporte... así que no hay motivo para preocuparse por el fin del trabajo. El juego es esencial en la vida, y de algún modo, el trabajo que se hace porque uno quiere, acaba siendo un juego. Si seguimos reduciendo la jornada en el futuro, al final sólo nos quedará eso, juego. Keynes ya escribió en 1930 un ensayo llamado “Las posibilidades económicas para nuestros nietos” (John Maynard Keynes, 1930) haciendo referencia a la reducción de la jornada a 3 horas después de 100 años de incrementos en la productividad. Nos encontramos a sólo 20 años de esta predicción. Hagámosla pues realidad.

7.1.7. Educación La formación superior por internet pasará a ser la opción personalizable y gratuita, que complemente a la universidad tradicional. Existen diversas plataformas que han demostrado su éxito:
    

Khan Academy Moodle Free University P2P University Coursera

7.1.8. Crowdfunding A la hora de lanzar proyectos, uno casi siempre se encuentra con el problema de la financiación. Los bancos no conceden créditos a no ser que puedan asegurarse la devolución del préstamo. El Crowdfunding es una plataforma que permite apoyar un proyecto a través de donaciones de particulares a través de internet. En caso de no recibir los apoyos suficientes, la donación se cancela y nadie pierde dinero. Si todo sale bien, el proyecto sale adelante y el consumidor consigue su producto una vez desarrollado. Esta forma de financiación permite lanzar proyectos que favorezcan el bien común y que puedan estar en contra de los intereses financieros de los bancos, corporaciones y el beneficio económico en sí mismo. otras grandes

142

8. Conclusiones
“Uno nunca cambia las cosas luchando la realidad existente. Para cambiar algo, construye un nuevo modelo que deje al actual obsoleto.” – Buckminster Fuller (Institute, 2011)

No hay nada realmente importante en la vida. Llevo dedicando mi tiempo los dos últimos años a encontrarle un sentido a la vida, a saber qué es, a ser consciente de mis limitaciones y las de la sociedad, y a cada instante la realidad parece más ficticia, más amplia de lo que cualquiera puede abarcar. Quizás lo más importante de todo sea darse cuenta de que cada momento es único e irrepetible, que solo tenemos una partida que jugar en la que empezamos sin nada y nos vamos exactamente igual, en la que lo importante es sentirse bien con uno mismo y liberarse de esa imagen auto-formada -comúnmente llamada ego-, pensando que el único legado que dejaremos a las siguientes generaciones quedará reflejado en cómo vivimos nuestra vida en relación al resto de seres. Vamos viajando en una nave diminuta a través del cosmos, y aunque no sabemos a dónde vamos, sabemos que estamos dentro y que de momento no podemos salir de ella. El planeta está lleno de problemas, así que trabajo no nos falta. Ayudar a los demás con la cosa más pequeña es mejor que no hacer nada. Hemos demostrado que el actual sistema, además de no satisfacer ni siquiera nuestras necesidades básicas, es altamente ineficiente, destructor, paralizante y generador de valores anti-sociales. La EBR no es una utopía, ya que no se trata de un sistema perfecto y final, pero sí es infinitamente mejor que el actual, con unos objetivos claros y una metodología asentada en “lo que funciona”; abierta a mejoras con base científica. Después de todo lo escrito anteriormente, uno puede sentirse pequeño, diminuto e inútil a la hora de abordar tantos problemas como hemos expuesto. Sin embargo, las personas que crean el mundo son millones de veces más numerosas que aquellas que lo “dirigen”. Aprovechando nuestras redes de comunicación y permitiendo el libre acceso de los avances científicos al resto de la “colmena”, ya estaremos contribuyendo enormemente al desarrollo del mundo en el que creemos. Si tuviera que elegir un trabajo hoy mismo, seguramente estaría orientado a eliminar los trabajos necesarios para nuestra supervivencia que más penosos resultaran, a promover plataformas de acceso a los recursos, o bien relacionado con la educación. Todo con el fin de comenzar a construir la alternativa que deje atrás el penoso legado capitalista; un sistema diseñado para las personas que trabaje para ellas, y no al contrario.

143

Así que mi conclusión es, vive en paz y sé egoísta, ayudando al prójimo te ayudarás a ti mismo. No pretendamos cambiar las reglas del juego, juguemos a otra cosa.

"The Earth is the only world known, so far, to harbor life. There is nowhere else, at least in the near future, to which our species could migrate. Visit, yes. Settle, not yet. Like it or not, for the moment, the Earth is where we make our stand. It has been said that astronomy is a humbling and character-building experience. There is perhaps no better demonstration of the folly of human conceits than this distant image of our tiny world. To me, it underscores our responsibility to deal more kindly with one another and to preserve and cherish the pale blue dot, the only home we've ever known."

Figura 28. Nuestra Tierra vista a lo “lejos” parece una mota de polvo en el espacio. (Sagan, 1997 ).

144

145

146

9. Bibliografía
(s.f.). Obtenido de Banksecrets: http://www.banksecrets.eu/#/es Drumright et al. (2000). Polylactic Acid Technology. Advanced Materials. ASPO International. (2000). Retrieved from http://www.peakoil.net/ Diccionario de la Real Academia de la lengua Española RAE. (2001). Madrid. Oil Crash. (2010). Obtenido de Prontuario:

http://oilcrash.net/recursos/promptuarium/prontuario/ Baltasar Garzón: Reino Unido debe dar salvoconducto a Assange. (16 de Agosto de 2012). Obtenido de Diario El telégrafo:

http://www.telegrafo.com.ec/?option=com_zoo&task=item&item_id=50177&Itemid= 2 ABS-CBNNews. (2009, Agosto 8). Japan launches 'ramen robot chef'. Retrieved from Reuters: http://www.abs-cbnnews.com/lifestyle/08/05/09/japan-launches-ramen-robot-chef académicos, P. d. (2001). Diccionario de la Real Academia de la lengua Española. Madrid. Ainger, K. (2001, Abril 1). New Internationalist Magazine. Retrieved from

http://newint.org/features/2001/04/01/keynote/ American Montessori Society. (2011, Agosto 16). Introduction to Montessori. Retrieved from American Montessori Society:

http://www.amshq.org/Montessori%20Education/Introduction %20to%20Montessori. aspx Arcos, E. (4 de Diciembre de 2010). Se convoca a un boicot a PayPal y Amazon por negar el servicio a WikiLeaks. Obtenido de alt1040: http://alt1040.com/2010/12/se-convoca-aun-boycot-a-paypal-y-amazon-por-negar-el-servicio-a-wikileaks Armstrong, F. (Director). (2009). The Age of Stupid [Motion Picture]. Baquero, R. (1996 ). Vigotsky y el aprendizaje escolar.

147

Bargalló, R., Llaverías, J., & Martín, H. (n.d.). El vehículo eléctrico y la eficiencia energética global. Retrieved from Universitat Politécnica de Catalunya:

http://www.aedie.org/11chlie-papers/199-Bargallo.pdf Bartlett, A. (2008). Sustainability 101: Arithmetic, Population, and Energy . Beckham, N. (1991). Trees: finding their true value. Australian Horticulture. Bellamya, D., & Pravica, L. (2011). Assessing the impact of driverless haul trucks in Australian surgace mining. Resources Policy. Bhat, Z., & Bhat, H. (2011). Animal-Free Meat Biofabrication. American Journal of Food Technology. Bissett, M. (2012, Marzo 20). Nanotechnology solar cell turns windows into power generators. Retrieved from Nano Werk: http://www.nanowerk.com/news/newsid=24652.php Bit Car. (n.d.). Retrieved from http://hiriko.com/ Bouille, D. H. (s.f.). Fundación CENACE. Obtenido de Fundación Bariloche:

http://biblioteca.cenace.org.ec/jspui/bitstream/123456789/826/40/Tema%20I%20%20Unidades%20y%20otros.pdf Bravo, M. A. (1998). La mujer en la historia. Madrid: Ediciones encuentro. British-Petroleum. (2006). BP Statistical review of world energy. UK: British Petroleum. Brynjolfsson, E., & McAfee, A. (2011). Race Against The Machine. Buckminster Fuller, R. (1981 ). Critical path,. Burke, E. (s.f.). wikipedia. Obtenido de Wikiquote:

http://es.wikiquote.org/wiki/Edmund_Burke Carnot, N. L. (1824). Reflexiones sobre la potencia motriz del fuego y sobre las máquinas adecuadas para desarrollar esta potencia. Cellab et al. (2013). Microtécnica Biomédica. Universidad de Heriot Watt. Channel, D. (Dirección). (2012). La vida Dentro de 50 años [Película].

148

Cohen-Tanugi, D., & Grossman, J. C. (2012, Junio 22). Water Desalination across Nanoporous Graphene. Retrieved from Phys.org: http://phys.org/news/2012-06-nanoporousgraphene-outperform-commercial-desalination.html#jCp Constitución Española. (1978). Título VII. Economía y Hacienda. Artículo 128. CR, C., Vandermeer, J., & Rosset, P. (1990). Agroecology. New York: McGraw Hill Publishing Company. Critical Thinking. (n.d.). Retrieved from http://www.criticalthinking.org/ CSIC. (18 de Febrero de 2010). Oil Crash. Obtenido de The Oil Crash: El futuro inminente de una España sin energía: http://oilcrash.net/media/pdf/OilCrash.pdf Curtis, H., & Barnes, N. (2001). Biología. España: Editorial Médica Panamericana, S.A. Dan Ariely, U. G. (2011). Large Stakes and Big Mistakes. Retrieved from Federal Reserve Bank of Boston: http://www.bos.frb.org/economic/wp/wp2005/wp0511.pdf Danilchenko, A., Balachandran, R., Toennies, J. L., Baron, S., Munske, B., Fitzpatrick, J. M., et al. (2011). Robotic Mastoidectomy. Otology & Neurotology. Darwin, C. (1859). El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida. Despommier, D. (2010). The Vertical Farm: Feeding the World in the 21st Century. Despommier, D. D. (2011, Marzo 9). A Farm on Every Floor. Retrieved from NY Times OP-ED Contributor: http://www.nytimes.com/2009/08/24/opinion/24Despommier.html?pagewanted=pri n Díaz, R. (2008). Los Campos Electromagnéticos de Frecuencia Industrial y los Riesgos Para la Salud. Dobelli, R. (2013). Outcome Biasin. In The Art of Thinking Clearly: Better Thinking, Better Decisions. Sceptre. Drupal. (s.f.). Obtenido de https://drupal.org/ 149

E. Widzyk-Capehart et al. (2008). Millimetre Wave Radar Visualisation System: Practical Approach to Transforming Mining Operations, Mechatronics and Machine. Vision in Practice . Einstein, A. (s.f.). Ciencia Net. Obtenido de http://ciencianet.com/citas.html Esquilio. (500 a.c.). Wikiquote. Obtenido de http://es.wikiquote.org/wiki/Esquilo Ezechieli, E. (2003 ). Beyond Sustainable Development: Education for Gross National Happiness in Bhutan. Retrieved from Stanford University:

http://www.emissionizero.net/tesi_eric_ezechieli.pdf Felber, C. (6 de Junio de 2012). Economía del Bien común . Obtenido de Para Todos La 2: http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/para-todos-2-entrevista-christianfelber-economia-del-bien-comun/1429661/ Felber, C., Crüsemann, F., Duchrow, U., Füssel, H. F., Hensche, D., Katterle, S., y otros. (2008). Economía del Bien Común. Obtenido de Un modelo de economía con futuro: http://economia-del-bene-comune.it/es Autor: Finkelstein, J. Pirámide de Maslow. Fukuoka, M. (1985). La Senda Natural del Cultivo - Regreso al cultivo natural. Japón: Terapión. FuturICT. (2013, Marzo 19). “Networked Minds” Require A Fundamentally New Kind of Economics. Retrieved from FuturICT:

http://futurict.blogspot.com.es/2013/03/networked-minds-requirefundamentally_19.html?spref=fb G.C., D. R. (2002). Promesas y peligros de la nanontecnología. Mexico: Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). . Gandhi, M. (s.f.). wikipedia. Obtenido de Wikiquotes: Wikiquote, la colección libre de citas y frases célebres. Garcha, J. (2012). The First Civilization. Gilligan, J. (2011). Preventing Violence (Prospects for Tomorrow. New York, NY. 150

Global

Campaign

for

the

4-Hour

Work

Day.

(n.d.).

Retrieved

from

http://4hourworkdaycampaign.wordpress.com/ Greenwald, J. (2012, Abril 23). Scientists propose a solution to a critical barrier to producing fusion. Retrieved from Princeton Plasma Physics Laboratory:

http://www.pppl.gov/news/press-releases/2012/04/scientists-propose-solutioncritical-barrier-producing-fusion Guardian, D. T. (2010, Diciembre 28). US embassy cables: browse the database. Retrieved from theguardian: http://www.guardian.co.uk/world/interactive/2010/nov/28/us-embassycables-wikileaks Guardiola, J. A. (Dirección). (2012). CiberBasura sin fronteras [Película]. Herbert Benson, W. P. (1986). La relajación: una terapia imprescindible para mejorar la salud. Editores Grijalbo. Herman, Benoît, Docquier, Nicolas, Collard, & Jean-François. (2011). Multibody-aided design, control and performance assessment of a novel minimally invasive surgical robot. Proceedings of the ECCOMAS Thematic Conference Multibody Dynamics. Hoffmann, G. M., Tomlin, C. J., Montemerlo, M., & Thrun., S. (2007). Autonomous Automobile Trajectory Tracking for Off-Road Driving: Controller Design, Experimental Validation and Racing. Stanford: Stanford University. Huber M. et al. (2011). Organic food and impact on human health: Assessing the status quo and prospects of research. Retrieved from Wageningen Journal of Life Sciences: http://estrip.org/content/users/tinypliny/0911/ScopeofOrganicInorganicresearch.pdf Ibáñez, C. A. (2004). Los sistemas terrestres y sus implicaciones mediambientales. Ministerio de educación. INE. (2013). Registro Central de Personal. Institute, t. B. (Dirección). (2011). The Buckminster Fuller Challenge Movie [Película].

151

James Davies, R. L. (2012, Octubre 17). OECD World Forum. Retrieved from Measuring the Global Distribution of Wealth: http://www.oecd.org/site/worldforumindia/Davies.pdf John Maynard Keynes. (1930). Economic Possibilities for our Grandchildren. Retrieved from Yale Department of Economics:

http://www.econ.yale.edu/smith/econ116a/keynes1.pdf Jones, M. (2011). US Congressional Budget Office. Retrieved from Mother Jones: http://www.motherjones.com/politics/2011/02/income-inequality-in-america-chartgraph Joomla. (s.f.). Obtenido de http://www.joomla.org/ Joseph, P. (Director). (2011). Zeitgeist: Moving Forward [Motion Picture]. Joseph, P. (2012, Febrero 29). The Big Question. Retrieved from TEDx Ojai, CA, United States: http://www.youtube.com/watch?v=4qKAse8388k Peter Joseph Jossa, A., Baenningera, C., Foab, P., Koepkea, S., Kraussa, M., McArdella, C. S., et al. (2011). Water reuse: >90% water yield in MBR/RO through concentrate recycling and CO2 addition as scaling control. Water Research. Kampman, B. (2010). Green Power for Electric Cars. Khoshnevis., B. (2004). Automated Construction By Contour Crafting. Journal of Automation in Construction – Special Issue: The best of ISARC 2002, Vol 13, Issue 1, pp 5-19. Kohn, A. (1993 ). Punished by Rewards. Boston. Kosa, G., Shoham, M., & Zaaroor, M. (2005). Propulsion of a Swimming Micro Medical Robot. Robotics and Automation. Krebs, C. J. (1986). Ecología. Ediciones Pirámide. Krishnamurti, J. (1970). Wikiquote. Obtenido de

http://es.wikiquote.org/wiki/Jiddu_Krishnamurti Kropotkin, P. (1902 ). El apoyo mutuo: un factor en la evolución. Inglaterra.

152

Kurzweil, R. (2001, Mayo 7). The Exponential Growth of computing power over the last 110 years. . Retrieved from The Law of Accelerating Returns :

http://www.kurzweilai.net/the-law-of-accelerating-returns Kwon, H. (2002). Experimentation And Analysis of Countour Crafting (CC) Process Using Uncured Ceramic Materials. Retrieved from Universisty of Southern California: http://craft.usc.edu/CC/Welcome_files/resources/HK-Thesis.pdf Leadership through resource performance. (n.d.). Retrieved from dMASS:

http://www.dmass.net/ Leibniz, G. W. (1982 ). Escritos filosóficos. Buenos Aires: Ezequiel de Olaso. Lever, P. J. (2011). Mining Automation: The Future, and an Excavation Automation. Australia: Conference on Robotics and Automation. Lillard, A., & Else-Quest, N. (2006). Evaluating Montessori Education. Science 313. Linkedin. (s.f.). Obtenido de http://es.linkedin.com/ Linux. (s.f.). Obtenido de http://www.joomla.org/ Lopata, C., Wallace, N. V., & Finn., K. V. (2005). Comparison of Academic Achievement Between Montessori and Traditional Education Programs. . Journal of Research in Childhood Education, Vol. 20, No. 1. López, C. (18 de Junio de 2008). El País. Obtenido de El coste energético de la producción de energía: http://elpais.com/diario/2008/06/18/opinion/1213740004_850215.html Majfud, J. (13 de Octubre de 2012). Noam Chomsky, el incómodo susurro de la conciencia occidental. Obtenido de Diario El Huffington Post:

http://www.huffingtonpost.es/jorge-majfud/noam-chomsky-el-incomodo_b_1954595.html Malatesta, E. (1974). Anarchy: Freedom Press . London, UK: Translated by V. Richards. Marcos, S. (2004). Religión y género. Enciclopedia Iberoamericana de las Regiones. Madrid: Editorial Trotta. 153

Mark Changizi, P. (2011). Harnessed: How Language and Music Mimicked Nature and Transformed Ape to Man. USA: BenBella Books. Mars, A. (28 de Noviembre de 2010). Midan mi felicidad interior bruta. Obtenido de Diario El País: http://elpais.com/diario/2010/11/28/sociedad/1290898801_850215.html Martenson, C. (n.d.). Crash Course. Retrieved from Peak Prosperity:

http://www.peakprosperity.com/crashcourse/espanol Marx, E. &. (1848). Manifiesto comunista. Maslow, A. (1943). A Theory of Human Motivation. New York: Psychological Review. Massey, D. S. (1993). Theories of International Migration: A Review and Appraisal. Maté, G. (2012). The Power of Addiction and The Addiction of Power: Gabor Maté at TEDxRio+20. Retrieved from TED: http://www.youtube.com/watch?v=66cYcSak6nE Matus, M. (2012, Agosto 8). MIT Study Shows Geothermal Could Produce 100,000 Megawatts of Energy in the US Within 50 Years. Retrieved from Inhabitat:

http://inhabitat.com/mit-study-shows-geothermal-could-produce-100000-megawattsof-energy-in-the-us-within-50-years/ Max-Neef, M. A. (1993). Desarrollo a Escala Humana. Barcelona, España: Nordan Comunidad. McKeegan, S. (2012, Mayo 1). New world record claimed for organic solar cell efficiency. Retrieved from Gizmag: http://www.gizmag.com/heliatek-organic-solar-cell-efficiencyrecord/22358/ Meadows, D., Meadows, D., Randers, J., & Behrens, W. (1972). The Limits to Growth. Universe Books. Mehran, K. T. (2005). Patent No. G21K1/EP1770717 (A1) . Blegica. Merton. (1938). Social structure. Merton, R. K. (1938). Social Structure and Anomie. American Sociological Review. Merton, R. K. (1968). The Matthew Effect in Science. Science 159 (3810).

154

Michael I. Norton, D. A. (2011). Building a Better America – One Wealth Quintile at a Time. Perspectives on Psychological Science. Milgram, S. (1974). The Perils of Obedience . Mone, G. (2011, Mayo 26). 2011 Invention Awards: A Mirror That Monitors Vital Signs. Retrieved from Popsci: http://www.popsci.com/diy/article/2011-05/2011-inventionawards-picture-health Moodle. (s.f.). Obtenido de https://moodle.org/?lang=es Moore, G. (1965). Cramming more components onto integrated circuits. Electronics Magazine, 4. Mora, F. (1979). Caverna de Platón. Diccionario de filosofía. Madrid: Alianza. Mujica, J. (31 de Mayo de 2013). Los desayunos de TVE: José Mujica, presidente de Uruguay. (RTVE, Entrevistador) Naciones-Unidas. (1998). Protocolo de Kioto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Obtenido de

http://unfccc.int/resource/docs/convkp/kpspan.pdf Niccol, A. (Director). (2011). In Time [Motion Picture]. Nick, C. (2009). FilmAffinity. Retrieved from El juego de la muerte (TV):

http://www.filmaffinity.com/es/film487351.html O'Connor, D. (Director). (2012). There's no tomorrow [Motion Picture]. OIT. (2013). Informe Mundial sobre Salarios 2012/2013. Los salarios y el crecimiento equitativo. Ginebra: Organización Internacional del Trabajo. Open Source. (s.f.). Obtenido de http://opensource.org/ Open Source Ecology. (n.d.). Retrieved from http://www.arduino.cc/es/ Opera. (s.f.). Obtenido de http://www.opera.com/es, Oster, D. (2010). Evacuated Tube Transport Technologies. Retrieved from et3.com . Owsley, A. Capitalism. 155

Paine, C. (Director). (2006). Who Killed the Electric Car? [Motion Picture]. Parent, M. (n.d.). Eolewater. Retrieved from From Wind To Water:

http://www.eolewater.com/gb/company/history.html Pearce, D. W. (1999). Diccionario Akal de economía moderna. . Mcmillan press limited. Pelusi, N. (2007). The Lure of Laziness. Psycology Today, 64-65. phpbb. (s.f.). Obtenido de (https://www.phpbb.com/ Pictures, J. (2012). Overdose: The Next Financial Crisis. Obtenido de

http://www.youtube.com/watch?v=4ECi6WJpbzE Pinker, S. (4 de 11 de 2011). Lo que importa son los demás. (E. Punset, Entrevistador) Pistono, F. (2012). Robots Will Steal Your Job. But that's OK. Createspace. PlanetMath.org. (n.d.). Retrieved from Zipf's law (version 4):

http://planetmath.org/ZipfsLaw.html Plebani, M., & Zaninotto., M. (2011). Pneumatic tube delivery systems for patient samples: evidence of quality and quality of evidence. Clin Chem Lab Med . PNUD. (2013). Indicadores internacionales sobre desarrollo humano. Obtenido de Informes sobre desarrollo humano: http://hdrstats.undp.org/es/indicadores/69206.html Rathunde., K. (2003). A Comparison of Montessori and Traditional Middle Schools: Motivation, Quality of Experience, and Social Contex. . The NAMTA, Vol. 28, No. 3. Ravallion, M. (2008). Dollar a Day Revisited. World Bank. Réaumur, R. (1734 - 1742). Mémoires pour servir à l'histoire des insectes. Imprimerie Royale. RepRap Oficial Web. (s.f.). Obtenido de http://reprap.org/wiki/Main_Page RES. (2012). Ecointeligencia. Obtenido de La obsolescencia programada y las bombillas: http://www.ecointeligencia.com/2012/11/la-obsolescencia-programada-y-lasbombillas/ Resh, H. M. (2001). Cultivos Hidropónicos. Nuevas técnicas de Producción. Departamento de Ciencia de las Plantas. Vancouver: Editorial Mundi Prensa. 156

Rifkin, J. (2010). La civilización empática - La carrera hacia una conciencia global en un mundo en crisis. Paidós. Riviera, A. (31 de Mayo de 2006). Diario El País. Obtenido de Airbus define su nuevo avión A380 como el 'gigante verde' por su bajo consumo:

http://elpais.com/diario/2006/05/31/futuro/1149026403_850215.html Robinson, K. (2006). Ken Robinson dice que las escuelas matan la creatividad. Retrieved from TED: http://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity.html Ronald Inglehart, C. W. (2005). Modernization, Cultural Change and Democracy: The Human Development Sequence. Cambridge: Cambridge University Press. Rosenberg, M. (2003). Nonviolent communication: a language of life. Encinitas. Rosenberg, S. (2008, Abril 8). Fast Food, German Style. Retrieved from BBC: http://news.bbc.co.uk/2/hi/7335351.stm S. Ispolatov, P. K. (1998). Multiplicative asset exchange. EPJB. Sagan, C. (1997 ). Pale Blue Dot: A Vision of the Human Future in Space. Sahtouris, E. (2011). Entrevista a Elisabet Sahtouris. (I. Sanchiz, Entrevistador) Sampedro, J. L. (2012). Entrevista a Jose Luís Sampedro. (J. Evolé, Entrevistador) Sanchanta, M. (2010). High-Speed Rail Approaches Station. Wall Street Journal. Santamaría, G. (2009). Electrotecnia. EDITEX, S.A. Sarlé, P. M. (2001). Juego y aprendizaje escolar: los rasgos del juego en la educación infantil. Schlesinger, W. H. (2000). Biogeoquímica. Un análisis del cambio global. España.: Editorial Ariel, S.A. Schutter, O. d. (s.f.). Naciones Unidas Derechos Humanos. Obtenido de Especulación con alimentos básicos y crisis de los precios de alimentos:

http://www.ohchr.org/Documents/Issues/Food/BN2_SRRTF_Speculation_SPANISH.pdf Science Photo Library. (s.f.). Obtenido de http://www.sciencephoto.com/ ScienceExchange. (s.f.). Obtenido de https://www.scienceexchange.com/ 157

Seinfeld, H. (2006). La sombra alargada de la ganadería-aspectos medioambientales y alternativas. (FAO, 2006). FAO. Seligman, M. E. (1975). Helplessness: On Depression, Development, and Death. San Francisco: W. H. Freeman. Sells et al. (2010). RepRap: The Replicating Rapid Prototyper: Maximizing Customizability by Breeding the Means of Production. Handbook of Research in Mass Customization and Personalization. Serra, J., Corral, Á., Boguña, M., Haro, M., & Arcos, J. L. (2012). Measuring the evolution of Contemporary Western Popular Music. Scientific Reports. CSIC. Silva, P. O. (1 de Diciembre de 2010). La web de Wikileaks se muda a los servidores de Amazon. Obtenido de Publico: http://www.publico.es/internacional/349549/la-web-de-

wikileaks-se-muda-a-los-servidores-de-amazon Simon, S. B., & Bellanca, J. A. (1976). Degrading the Grading Myths: A Primer of Alternatives to Grades and Marks. Washington, D.C.: Association for Supervision and Curriculum Development. Skidelsky, R., & Skidelsky, E. (2012, Junio 18). In Praise of Laisure. Retrieved from The Chronicle Review: http://chronicle.com/article/In-Praise-of-Leisure/132251 Sky Tran TM. (n.d.). Sky TranTM: 21st Century Transportation. Retrieved from SkyTran.net: http://www.skytran.net/ Slavery Footprint. (n.d.). Retrieved from http://slaveryfootprint.org/ Smith, A. (1776). An Inquiry into the Nature and Causes of the Wealth of Nations. Londres: W. Strahan & T. Cadell. Smithin, J. N. (2000). What Is Money? Routledge. Soddy, F. (1911). Matter and Energy. Nueva York: H. Holt and Company. Södergårdb, A., & Stolta., M. (2002). Properties of lactic acid based polymers and their correlation with composition. Progress in Polymer Science. 158

Sperling, Daniel, & Gordon, D. (2009). Two billion cars: driving toward sustainability. New York: Oxford University Press. Steen et al. (2010). A Unique Concept for Inline Melt Refining. Minerals, Metals and Materials Society. AIME. Stefania Vitali, J. B. (2011, October 26). The Network of Global Corporate Control. Retrieved from Plos One:

http://www.plosone.org/article/fetchObject.action?uri=info%3Adoi%2F10.1371%2Fjo urnal.pone.0025995&representation=PDF Steinfeld, H. (2006). La sombra alargada de la ganadería-aspectos medioambientales y alternativas. FAO. Steitz, T. (26 de Agosto de 2011). Thomas Steitz, premio Nobel: "Muchas farmacéuticas cierran sus investigaciones sobre antibióticos porque curan a la gente". Obtenido de Diario La Vanguardia: http://www.lavanguardia.com/salud/20110826/54205577068/index.html Stoianovici, D., Cleary, K., Patriciu, A., Mazilu, D., Stanimir, A., Craciunoiu, N., et al. (2003). AcuBot: A Robot for Radiological Interventions. IEEE TRANSACTIONS ON ROBOTICS AND AUTOMATION. Stoner, R., & Clawson, J. (1998). A High Performance, Gravity Insensitive, Enclosed Aeroponic System for Food Production in Space. NASA. Streeten, P. (2001, Junio). Paul. Integration, Interdependence, and Globalization. Retrieved from International Monetary Found:

http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2001/06/streeten.htm Thomson, W. (1851). Kelvin, Perry y la edad de la Tierra. En P. M. Philip C. England, Investigación y ciencia. Thrun, S. (Director). (Marzo 2011). Google's driverless car TED Video [Motion Picture]. Torres Corral, M. (2004). Avances Técnicos en la Desalación de Aguas, en ambienta. Centro de Estudios Hidrográficos (CEDEX). 159

Torrey et al. (2006). Effects of Adaptive Robot Dialogue on Information Exchange and Social Relations. Transition Network. (n.d.). Retrieved from http://www.transitionnetwork.org/ Transition Networks. (s.f.). Obtenido de http://transitionnetwork.org Ubuntu Linux. (s.f.). Obtenido de http://www.ubuntu.org.ve/codigodeconducta Ugarte, I. S. (27 de Abril de 2013). El Rasatreador. Obtenido de El diario: http://www.eldiario.es/rastreador/maldicion-Bangladesh-empieza-EuropaEEUU_6_126397362.html UN.Development. (2007). Human Development Report (HDR). UNICEF. (2010 ). State of the World’s Children . United-Nations. (1999). The World at Six Billion. Retrieved from United Nations: http://www.un.org/esa/population/publications/sixbillion/sixbilpart1.pdf United-Nations. (2012). World Population Prospects, the 2012 Revision. Retrieved from United Nations, Department of Economic and Social Affairs:

http://esa.un.org/unpd/wpp/Excel-Data/population.htm Vairan, F. (2010). Bit Car: Concept for a stackable city car. MIT. Vivas, E. (3 de Julio de 2001). Los porqués del hambre. Obtenido de esthervivas.com: http://esthervivas.com/2011/07/30/los-porques-del-hambre/ Vricon-Systems. (n.d.). Saab Group. Retrieved from Rapid 3D Mapping:

http://www.saabgroup.com/Rapid3DMapping Wallace, A. R. (1870). Contributions to the Theory of Natural Selection. Londres: Macmillan and Company. Wasserman, H. ( 1983 ). America Born and Rebor. Watters, A. (2010, Diciembre 4). PayPal Announces It Will No Longer Handle Wikileaks Donations. Retrieved from Readwrite:

160

http://readwrite.com/2010/12/04/paypal_announces_it_will_no_longer_handle_wikil eak#awesm=~o93533ejlwuAFy Web Oficial Arduino. (s.f.). Obtenido de http://www.arduino.cc/es/ White, K. (2011). Patent No. 2 010 057 371. U.S. Wikileaks. (2012, Febrero 27). The Global Intelligence Files. Retrieved from Wikileaks: http://wikileaks.org/the-gifiles.html Wikipedia. (s.f.). Obtenido de http://es.wikipedia.org/ Wilson, E. O. (1994). La diversidad de la vida. Editorial Crítica. Wordpress. (s.f.). Obtenido de http://es.wordpress.com/ Yan. (30 de 7 de 2011). News Xinhuanet. Obtenido de

http://news.xinhuanet.com/english2010/china/2011-07/30/c_131018764.htm Zetter, K. (2012, Julio 7). WikiLeaks Wins Icelandic Court Battle Against Visa for Blocking Donations. Retrieved from Wired:

http://www.wired.com/threatlevel/2012/07/wikileaks-visa-blockade/ Ziche, R. Planetary textures. NASA. Zoya, L. G. (2007). Propiedad y esclavitud en el pensamiento económico de Aristóteles.

161

10. Anexo
10.1. Imagenes
Figura 1. Distribución de la riqueza doméstica, PIB y población en el año 2000. (James Davies, 2012). Figura 2. Pirámide de Maslow que representa la jerarquía de necesidades humanas. (Finkelstein). Figura 3. A la izquierda, en el minuto cero, no hay bacterias en el vaso. A la derecha, después de varias duplicaciones, las bacterias han llenado el vaso. ¿Qué ocurre en el minuto 55 (vaso central)? (Pistono, 2012). Figura 4. Distribución de la riqueza real, percibida y deseada por los encuestados. (Michael I. Norton, 2011). Figura 5. Distribución actual de la riqueza en EE.UU. (Michael I. Norton, 2011). Figuras 6. Salario medio sin impuestos. (Jones, 2011). Figura 7. Evolución en el salario desde 1979 sin impuestos (Jones, 2011). Figura 8. Distribución de la población en el mundo. (United-Nations, World Population Prospects, the 2012 Revision, 2012). Figura 9. Porcentajes de consumo energético en el mundo. (British-Petroleum, 2006). Figura 10. Crecimiento poblacional en los últimos 50.000 años (arriba) y en los últimos 2.000 años (abajo). (United-Nations, The World at Six Billion, 1999). Figura 11. Curva de Hubbert. (CSIC, 2010) .

Figura 12. Pico de la extracción de petróleo. (ASPO International, 2000). Figura 13. Disminución del número de pozos encontrados. (ASPO International, 2000). Figura 14. Tira cómica que representa el funcionamiento esencial del capitalismo. (Owsley). Figura 15. El valor de un árbol según el coste de sus actividades en la naturaleza. (Beckham, 1991). Figura 16. Relaciones entre propietarios, trabajadores y consumidores en el mercado. (Arias, Carlos M.). Figura 17. Crecimiento exponencial de la computación en los últimos 110 años. (Kurzweil, 2001). Figura 18. Almacén para las cajas de PC de sobremesa reutilizables en Ghana. (Guardiola, 2012). Figura 19. Bombilla encendida ininterrumpidamente desde hace más de un siglo en el parque de bomberos de Livermore. (RES, 2012). 162

Figura 20. Obsolescencia competitiva en el sector móvil. Figura 21. La cadena de obediencia. (Milgram, 1974). Figura 22. Reloj bio-digital integrado mediante modificación genética. (In Time, 2011). Figura 23. ENIAC vs Rasberrypi. Figura 24. Primer teléfono móvil vs Google Glass. Figura 25. Comparación de la evolución tecnológica y su aceptación social. (Arias, Carlos M.). Figura 26. Evolución de la explotación de bosques en la Amazonia. (Science Photo Library). Figura 27. Tamaños de los planetas del sistema solar comparados con el Sol. (Ziche). Figura 28. Nuestra Tierra vista a lo “lejos” parece una mota de polvo en el espacio. (Sagan, 1997 ).

10.2. Tablas
Tabla 1. Características de la Economía de Mercado en contraposición con la Economía Basada en Recursos. (Joseph, The Big Question, 2012). Tabla 2. Porcentaje de vaso que han ocupado las bacterias en los últimos 10 minutos. (Pistono, 2012). Tabla 3. Disminución del número de empleados en las empresas multimillonarias y beneficio generado por empleado. (Pistono, 2012). Tabla 4. Presupuesto del Proyecto.

163

11. Presupuesto
Material Lenovo Ideapad Z580 Linux Ubuntu 12.04 LTS Libre Office 730 horas Libro “La civilización Empática”. Jeremy Rifkins Libro “Robot’s Will Steal Your Job. But That’s OK”. Federico Pistono. Libro “Critical Path”. Buckminster Fuller Total Precio 699 € Gratis Gratis 29.200 € 28,18 € 15,19 € 17,32 € 29.959 €

Tabla 4. Presupuesto del Proyecto.

164

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful