Está en la página 1de 1

En tiempos en que la dinmica para formar mentes sanas y capaces cambia da a da, creando ventajas a la vez que obstculos

para nuestros maestros, surge la necesidad de devolverle al magisterio la importancia que se merece, y a los docentes el reconocimiento necesario para su labor. La lucha del gremio de educadores por unas garantas que les permitan ejercer su profesin en un ambiente adecuado, propicio para educar las mentes de los nios y jvenes que tomarn las riendas del pas en el futuro, ha sido constante y valiente. Hoy, aunque muchas cosas faltan por lograr, los avances que se han hecho en el pas en materia de educacin deben agradecerse a los maestros, quienes con su entusiasmo e inters por la docencia no han descansado en su objetivo de "hacer las cosas mejor", abanderando el dilogo, la discusin, el anlisis y la crtica.

También podría gustarte