Está en la página 1de 1

MIÉRCOLES, 20 MAYO 2009 O PINIÓ N LA VANGUARDIA 17

Baltasar Porcel
Pilar Rahola

Quebrar el cordón umbilical En tiempo


de confusiones

M S
e dicen que el llamado sín- ral, no tiene precio. A pesar de ello, algu- distinta enviar mensajes equívocos que
drome Saramago lo inventó nos de nosotros podemos pensar que, aun- afectan seriamente a las relaciones huma- e está produciendo aquí una
Jordi Pujol. El molt honora- que se trate de oportunismo, bienvenido nas. Es decir, una cosa es establecer una curiosa y grave dualidad inte-
ble estaba en la tesitura de el oportunismo. Al fin y al cabo, cuestio- ley sobre el aborto y la otra meter a saco la lectual de mucha dimensión
intentar vender una medida política sobre nes de fondo como la ley del aborto necesi- ley en el comedor de casa, introducir la social y gubernativa. Y es que
la familia, cuya digestión se preveía pesa- taban una reforma profunda que nunca sospecha y el secretismo en las relaciones mientras los gobernantes y los gurús
da en los estómagos de la oposición de iz- acababa de llegar. familiares, quebrar la confianza entre pa- establecidos manifiestan cada vez
quierdas. Su gente estaba nerviosa, y ante Avanzo, pues, mi convicción de que era dres e hijos y convertir a una chica de 16 más su impotencia y estupefacción an-
las dificultades del consenso, Pujol espetó necesario regular seriamente el aborto, pa- años en un dechado de madurez. No sé si te la crisis, proliferan las reflexiones y
a los suyos: “Decid que Saramago está de ra evitar los abusos que permitía la ley ac- la culpa de esta radicalidad es de la minis- sentencias sobre la cuestión, pues cre-
acuerdo, y veréis que todo va oli amb un tual. También avanzo que no me escanda- tra Bibiana Aído, cuya única virtud políti- cen los blogs, boletines, reuniones y
llum”. Sin duda, Jordi Pujol sabía ca, hasta el momento, es su juven- cursos de asociaciones, los grupos de
que el pensamiento de mucha gen- tud –lo cual es pésimo, porque la opinión, las tertulias mediáticas, con
te no se estructura en función de juventud se cura con la edad–. O que remitimos una ingente cantidad
las ideas propias, sino de las con- si se trata de una decisión consen- de doctrina y en apariencia de solucio-
signas que esparcen los gurús per- suada dentro del socialismo. Pero nes. Pero nada se traduce en hechos
tinentes, la mayoría auténticos lí- en ambos casos lo cierto es que el ni influye en los centros de decisión,
deres de la fe ideológica. Por eso PSOE está jugando frívolamente que se continúan guiando por cual-
hay muchos más creyentes en las con cuestiones muy profundas quier mecánica, pero ajena al hervor
ideologías que pensadores, por- que, a pesar de ser vendidas como social y a la necesidad existentes.
que resulta infinitamente más fá- progresistas, me parecen seria- Mientras, los problemas objetivos
cil creer que pensar. De ese crite- mente regresivas. Lo preguntaba se agravan, y acaso sea a través de Cá-
rio debe ser el presidente Zapate- el otro día en un artículo sobre la ritas y de las parroquias donde más se
ro, sabedor de la facilidad con que píldora del día después, y la pre- palpan, pues ha aumentado muchísi-
se activan los mecanismos Pavlov gunta se mantiene en este caso: mo la gente que acude a ellas en busca
en esta España de dogmas de fe. Y ¿Dónde está el progresismo de la del más elemental sustento, a la par
por eso mismo los activa, conven- medida? ¿En enviar el mensaje de que lógicamente han disminuido las
cido de que no hay nada más se- que los padres no son necesarios donaciones de los fieles o del ciudada-
ductor, para la pelea ideológica en un trance tan importante? Es no piadoso, pues si antes los necesita-
gruesa, que las cuestiones que decir, ¿se considera una sociedad dos radicales se daban entre una po-
mezclan la moral con la política. más progresista aquella que con- blación marginal, ahora es ya la ciuda-
Ergo ¿qué puede ser más útil para vierte a los padres en sospecho-
un presidente del Gobierno atra- sos, los aleja de las decisiones difí-
pado en el drama de la recesión,
con un paro que hace el salto de
ciles de sus hijas adolescentes y si-
túa a estas ante la soledad de sus
Los problemas objetivos
pértiga olímpico, unas clases me- problemas? Por supuesto, estoy se agravan, y es a través
dias abandonadas y asustadas y
una crisis que hunde las expectati-
de acuerdo en que unos padres no
pueden obligar a una chica a te-
de Cáritas y las parroquias
vas? Sin ninguna duda, una buena ner un hijo no deseado. Pero hay donde más se palpan
pelea política que incorpore to- un abismo entre proteger el dere-
dos los elementos de la diversión: cho de esa joven a no ser madre
moral, religión, sexualidad, liber- obligada y apartar legalmente a danía habitual del país la que padece
ASTROMUJOFF
tad, derecho. Es cierto que el peor los padres de la decisión. Entre la necesidad extrema. El tejido perso-
momento de la historia de un pueblo, pa- liza la Iglesia, cuya actitud es absoluta- medias, ¿no podía articularse alguna medi- nal y colectivo se nos deshace, sin que
ra abrir un debate de este calado, es cuan- mente lógica. Lo expresaba muy bien el da conciliadora? No, a saco, 16 años y los atisbemos qué podemos hacer para
do una crisis económica golpea severa- arzobispo Martínez Sistach en su entrevis- padres no pintan nada, ni tan sólo para evitarlo. Y ello en medio, insisto, de
mente. Precisamente por ello, es el mejor ta de ayer con Josep Cuní: “Hemos de acompañar. Y así, de un plumazo, el una especie de concienciación y sabi-
momento para un presidente en apuros. adaptar la Iglesia a muchas cosas, pero lle- PSOE pretende quebrar el sutil cordón duría desbordadas. O sea, que se trata
En esta España que ha pasado de ir a misa ga un momento en que no podemos avan- umbilical que une a padres e hijas y que de un fenómeno que no es ya que no
diaria y vivir bajo palio a comerse a los zar más. Por ejemplo, el aborto. Nunca po- los ha ayudado, a lo largo de los siglos, a alcance a, por ejemplo, una barriada
curas crudos, nada es más rentable políti- dremos bendecirlo. Podremos perdonar, tirar adelante en momentos críticos. Esto de inmigración, sino que ni siquiera
camente que azuzar a la Iglesia con el comprender, acoger, pero nunca bende- no es progresismo. Esto es un bandazo ra- llega al Govern ni a los partidos que
aborto, la píldora y otras lindezas. Se gana cir”. Impecable, desde su perspectiva reli- dical, dirigido a buscar el aplauso fácil de votan, los que permanecen impávidos
perfil progre, se vende valentía y se marca giosa. Tanto como es también impecable los hooligans. ¿Será que cuanta menos de- en su protagonismo tan constante co-
paquete político. “Con la Iglesia hemos to- la postura de muchos de nosotros a favor cisión económica tiene el Gobierno más mo inoperante.
pado”, y todos a derribar molinos imagina- de una ley razonable. Sin embargo, una co- radicalidad ideológica necesita? ¿Qué ocurre, pues, con este disfun-
rios, mientras el paro quiebra las estadísti- sa es legislar una materia delicada y esta- cionalismo, no refleja acaso la pérdida
cas. Desde luego, como campaña electo- blecer unos plazos razonables, y otra muy www.pilarrahola.com del sentido de la realidad, del equili-
brio social y nacional con su juego de
interferencias? Es imposible que sea-
mos tan listos y no acertemos a dar
Gregorio Luri pie con bola. O, mejor dicho, que la
verdad y la práctica última deban es-

Cazadoras de PVC
tar en Cáritas, que, además, como per-
tenece a la Iglesia, tenemos que obser-
var con recelo por los líos que se traen
unos y otros sobre el preservativo, el
aborto, la píldora del día después y la

R
tensión entre derecha e izquierda.
ecientemente oí a Josep Maria compensó con dos regalos. Dos cazadoras che acusado de un delito de estafa por ven- Por lo demás, esta columna tam-
Espinàs comentar, a propósito de cuero, una tamaño XL y la otra XXL. der por 300 euros cuatro cazadoras falsifi- bién sufre una determinada confu-
de la publicación de su viaje a Tal cual. Es cierto que al llegar a casa com- cadas haciendo creer que eran de marca. sión, y así ayer repitió un texto que ya
pie al valle de Ricote, que “los probé que no eran de cuero, sino de PVC, Algo debió de sospechar el estafado, pues había aparecido días antes. Es eviden-
murcianos son como los catalanes...”. Y y que estaban hechas en China, pero eso apuntó la matrícula. El conductor era un te que corremos demasiado, sin a ve-
tras provocar en el auditorio el efecto de poco nos importó ni a mí ni al amigo al italiano de 40 años, con iniciales M.D.F., ces alcanzar la meta obligada y ópti-
perplejidad que pretendía, añadió: “... por- que le regalé la XXL. Quizás debí ofrecér- que tras asegurar que acababa de dejar un ma, para en cambio confundirnos a
que no hay dos iguales”. Tuve oportuni- sela en primer lugar a Espinàs. Mi hija sos- cargamento de cazadoras en un importan- nosotros mismos.
dad de hacer uso de esta fina observación pechaba de esta generosidad gratuita e in- te establecimiento de la ciudad, prefería El viejo símbolo de Babel, al tiempo
hace un par de semanas. Caminaba pláci- sinuaba que había gato encerrado, pero yo vender las sobrantes a precio de saldo an- que conmemoramos sin parar efemé-
damente por la calle Tànger cuando noté justifiqué lo sucedido suponiendo que un tes que volver con ellas a Italia. Cuando rides históricas desde perspectivas
que un coche se detenía a mi lado. El con- vendedor de ropa italiano había decidido fue detenido llevaba diez cazadoras más, progresistas, como si hubiéramos
ductor, una persona que me pareció ele- regalar dos prendas sobrantes a un tran- todas de piel sintética, y 1.635 euros. Le ha- transitado desde un oscuro milenaris-
gante, de unos 40 años, bajó la ventanilla y seúnte bien plantado. Lo que no podía pre- llaron también una factura de compra, mo a otro renacimiento. Menos mal
se dirigió a mí en italiano. “¿Puedo hacerle ver es el siguiente capítulo de la historia. emitida por una empresa italiana, de un que si seguimos yendo a Cáritas, al me-
una pregunta?”. “¡Dígame!”. “¿Qué piensa No habían pasado un par de semanas cuan- número importante de cazadoras a 6 nos Dios puede pillarnos confesados.
usted de los italianos?”. “Que son como los do tras comentar estos hechos con un ami- euros la unidad. No sé ustedes, pero yo, Aunque si los curas en lugar de dar de
catalanes... ¡No hay dos iguales!”. Encon- go de Pamplona (yo soy navarro), recibí además de confirmar que, como decía Bor- comer al hambriento tienen que ocu-
tró tan afortunada mi respuesta que la re- por e-mail un recorte del Diario de Nava- ges, hay cosas que sólo suceden en la reali- parse de nuestros líos babélicos, serán
rra que informaba de que la policía munici- dad, encuentro en esta historia no sé qué ellos los que deberán confesarse por
G. LURI, filósofo y pedagogo pal había detenido al conductor de un co- metáfora política.c perder el tiempo.c

Intereses relacionados