TIPOS DE FALACIAS Desde Aristóteles las falacias se han dividido en dos clases, falacias verbales – fallaciae dictionis y falacias

relativas a las cosas – fallaciae extra dictionem-. Entre las primeras -llamadas también falacias de ambigüedad- se citan las de equivocación, anfibología, composición, división, acento, etc. Dentro de las segundas – llamadas también falacias materiales, o de relevancia -, se estudian las falacias ad baculum, ad hominen, ad ingnorantian, ad verecundiam, ignorantia elenchi, petición de principio, generalización apresurada, accidente, falsa causa, pregunta compleja, etc. Aunque la clasificación indicada se acepta casi sin discusión, es necesario revisarla, sobre todo la segunda clase, en la perspectiva de la teoría de la argumentación. La primera clase la aceptaré casi sin discusión bajo el título genérico de falacias lingüísticas. Le agregaré a esta clase la falacia de la pregunta compleja, por razones que explicaré más adelante. La segunda clase, en cambio, debe ser reelaborada totalmente. Ya hemos eliminado de esta clase el argumento ad hominem y la petición de principio; creo que lo que he dicho sobre ellas es más que suficiente. Los demás argumentos o falacias los estudiaremos en relación con elementos de la teoría de la argumentación: la adaptación del orador al auditorio, las premisas de la argumentación, la interpretación de los datos de la argumentación o diversos esquemas argumentativos. Al hacer esto se podrá constatar que la segunda clase es un hacinamiento de los más variados fenómenos argumentativos.

LAS FALACIAS LINGÜÍSTICAS Ocurren en argumentos cuya formulación contiene palabras o frase ambiguas cuyo significado cambia más o menos sutilmente en el desarrollo del argumento y lo hace falaz: estas falacias provienen fundamentalmente de la polisemia y la homonimia, tanto como de la contravención de reglas sintácticas, semánticas y pragmáticas del lenguaje ordinario. Lo cómico en este caso, nos invita a ser vigilantes frente a las trampas que nos tiende el lenguaje. La falacia de equivocación la explica Copi así: La mayoría de las palabras tiene más de un significado literal, por ejemplo, pluma. Cuando los distinguimos no hay problema, pero cuando los confundimos y usamos una palabra o frase en sentidos diferentes, las usamos de manera equívoca. Si el contexto es un argumento, cometemos la falacia de equivocación. Carney y Scheer nos ponen la siguiente ilustración de esta falacia: La existencia de un poder sobrenatural está presupuesto en la frase “ley de la naturaleza” tal como se usa corrientemente en la ciencia, porque donde hay una ley, hay un legislador, y se debe presumir que el legislador es capaz de suspender la operación de la ley. Es obvio que en este argumento el término ley se usa de dos maneras diferentes. En “ley de la naturaleza”, quiere decir la formulación de las relaciones descubiertas en el mundo; en la segunda frase, ley quiere decir regla de conducta impuesta por una autoridad.

Si sólo usáramos uno de los dos sentidos en el argumento, como lo sugieren Copi y CarneyScheer, llegaremos a un planteamiento absurdo, es decir ridículo. La existencia de un poder sobrenatural está presupuesto en la frase, una regla de conducta impuesta por una autoridad de la naturaleza, tal como se usa corrientemente en la ciencia... A veces –agrega Copi- algunas ilustraciones de esta falacia son tan absurdas que se vuelven chistes, como en este argumento: Algún perro tiene orejas peludas Mi perro tiene orejas peludas. Luego, mi perro es algún perro! (es decir, un perro cualquiera...) Una situación análoga se da cuando olvidamos la relatividad de muchos términos que tienen diferentes sentidos en contextos diferentes, por ejemplo, alto para referirme a hombres o edificios. Gris no es relativo, por ejemplo, “un elefante es un animal, luego un elefante gris es un animal”, pero será ridículo decir: “un elefante es un animal, luego un elefante pequeño es un animal pequeño”. Que los textos analizados sean parcial o totalmente cómicos no debe extrañarnos porque, de hecho, el recurso a la polisemia o a la homonimia en una argumentación seria es supremamente raro porque, si existe un acuerdo suficiente sobre la distinción entre las nociones, la argumentación que recurre a la homonimia no es sino un argumento cómico, caricatura de un argumento normal. No obstante el estafador, como todo hombre de espíritu, se vale de la polisemia y de la homonimia- y de su olvido en los destinatarios del mensaje- para lograr su objetivo, como puede verse en esta historia que nos cuenta L. Olbrechts-Tyteca:

Víctor Schwitz ofrecía en los avisos clasificados una máquina de escribir y una de coser en perfecto estado, por 500 francos antiguos. Enviaba a sus clientes un lápiz y una aguja. La estafa le produjo 2 millones en 3 años! Existe otra falacia de ambigüedad que no se da en los términos –como lo anterior-, sino en el enunciado: es la falacia llamada de anfibología, que se da cuando el significado de un enunciado es confuso debido a la manera descuidada o torpe de su construcción gramatical. El lenguaje ordinario, en todas las lenguas, se divierte con esta clase de ambigüedades: El caballo de Jorge tiene hambre. Se vende calzado para señores de cuero. Cirios para primeras comuniones de cera. Vestidos para señoras de seda. Escritorios para ejecutivos de metal. El club de astronomía se reúne los jueves por la noche con el señor Baldgum dividido en dos. Se alquila apartamento para dos. Se prefieren las parejas. Se vende escritorio antiguo para dama distinguida con patas curvas y gavetas anchas. Se saltó la tapa de los sesos después de despedirse afectuosamente de su familia con un revólver. O estos otros en inglés: Anthropology is the science of man embracing woman. Clara Shumann was too busy to compose herself Serve the meat when throughly stwed. Mourant nos dice que “la ambigüedad como falacia es fácilmente identificable porque casi siempre es de carácter humorístico”, lo que quiere decir que no hay tal falacia.

Lo cómico de la anfibología nos muestra las posibilidades de nuestro instrumento lingüístico, y nos invita a ser cuidadosos cuando lo usamos. La risa sanciona los descuidos, como puede verse, en más de una ocasión, en esta carta de una madre a su hijo: Querido hijito: Tomo la pluma para escribirte a lápiz, porque el gato regó el tintero. Tuve suerte porque no había tinta en él. Hace tiempo que está en el regimiento. Tanto como estabas aquí no nos dábamos cuenta de tu ausencia, pero ahora que te has ido, sentimos bien que no estás aquí. El domingo, el alcalde organizó una carrera de asnos, es una lástima que no hubieras estado. Seguramente hubieras ganado el primer premio... Te envío camisas nuevas hechas con las viejas de tu papá. Cuando estén muy gastadas, devuélvemelas para hacerle unas nuevas a tu hermano. El domingo fue de fiesta en el pueblo. Pensamos en ti porque hubo feria de cerdos... Un camión le cortó la cola a tu perro, pon cuidado cuando atravieses la calle. Aquí todo el mundo está bien menos el tío Jules que murió; espero que al llegar esta carta te encuentres lo mismo. Los oráculos son proverbiales en sus respuestas anfibológicas y se regocijan en ellas, aprovechando nuestros descuidos –lo mismo que el estafador se aprovecha del equívoco-, como en la respuesta que dio el oráculo a la pregunta de Creso, sobre la guerra que debía emprender. Si Creso, emprende la guerra contra Persia, destruirá un reino poderoso. Encantado con esta predicción, Creso inició la guerra y fue rápidamente derrotado por Ciro. Como se le perdonó la vida, después escribió una carta al oráculo, en la que se

se comete una falacia cuando se cambia el significado del enunciado por énfasis o acento: es la falacia de énfasis. A veces. Creso destruyó un poderoso reino: ¡El suyo propio!. amanecío?. es una premisa diferente. Y lo mismo con las otras inferencias falaces sugeridas... nos han acostumbrado a algo normal en toda argumentación: la selección de datos. o la prensa sensacionalista. que ¿Cómo amaneció? La prensa gubernamental y de oposición.. Pero si se extrae la conclusión de que podemos sentirnos libres de hablar mal de cualquiera que no sea nuestro amigo. porque su selección les concede la presencia. Copi nos propone el siguiente ejemplo: No debemos hablar mal de nuestros enemigos. la prohibición es perfectamente correcta. en este caso. a condición de hacerlo silenciosamente. También sería falaz un razonamiento que extrajera de la misma premisa la conclusión de que podemos hacer mal a nuestros amigos. dicen nuestros autores. Es cierto. Los sacerdotes de Delfos respondieron que el oráculo había hecho una predicción correcta: Al desencadenar la guerra. entonces esta conclusión deriva de la premisa solamente si ésta tiene el significado que adquiere cuando se subrayan las dos últimas palabras. no es lo mismo decir: ¿Cómo. ya no es aceptable como ley moral... Pero. con el siguiente comentario: Cuando se la lee sin ningún énfasis indebido. La selección de algunos elementos para presentarlos al auditorio implica que ellos son los importantes y los pertinentes en el debate. esencial para el .quejaba amargamente.

sí ha llovido. puede ser absolutamente verdadera. no sólo modifica los significados de los enunciados sino que también nos muestra que él es un elemento esencial en la comunicación.Pues verá usted señorito: (a) (Tono menor): como llover. el acento. que la argumentación es selectiva y se expone al reproche de ser parcial y tendenciosa. tomadas de L. O. quien pretenda argumentar de manera convincente.Y qué ¿ha llovido en el cortijo? . Este reproche deberá tenerlo en cuenta. cuasicómica porque su contenido defrauda las expectativas suscitadas por el título: “REVOLUCION EN FRANCIA. Tyteca: (a) Un padre lee indignado este telegrama de su hijo: (b) (Tono autoritario) “!Estoy arruinado. De todas maneras. y (b) Este de comedia andaluza: . o de tipo fónico como puede apreciarse en estas dos historias. sobre todo. mándame dinero”. sino también por interés de bando o por función. el énfasis. es decir válida para el auditorio universal. temen las autoridades”. mándame dinero!” Y comenta lamentándose: ¡Hijo irrespetuosos! Si al menos me hubiera telegrafiado así: (b’) (tono implorante) “Estoy arruinado. Este énfasis puede ser de tipo gráfico –como en la noticia de prensa vista antes-. de quien tomamos el ejemplo-. Pero no es sólo por sensacionalismo. en que se destaca en el periódico la convierte en una afirmación impresionante. La frase completa “una revolución en Francia temen las autoridades” –agrega Copi. pero la forma. lo que se llama llover.logro de sus efectos argumentativos. . aunque totalmente falsa. llover. como puede verse en esta noticia periodística.

Es algo que sabemos y por lo mismo. dio con la manera de vengarse. narrada por Copi. probablemente. es tan esencial a la comunicación que cuando la desconocemos la suplimos espontáneamente . un día en que el primer oficial había bebido más que de costumbre. El primer oficial no sabía qué hacer. pues el capitán era un fanático de la abstinencia y rara vez perdía oportunidad para regañarlo por su defecto. Suplicó al capitán que eliminara la constancia. el capitán registró el hecho en el diario de bitácora y escribió: “Hoy. pero el capitán se negó. el primer oficial estaba borracho”. El énfasis puede ser también semántico-pragmático como puede apreciarse en esta historia cómica. L. hasta que finalmente. hubo una disputa entre el capitán y su primer oficial. con malas referencias.. El propietario del barco iba a leer el diario y su reacción. En el segundo.. sería despedir al primer oficial. se horrorizó al ver esta constancia oficial de su mala conducta. no ha llovido. donde se ve de manera sobresaliente que en la comunicación debe darse la información que presumiblemente interesa al destinatario porque de otra manera podemos mentir diciendo la verdad: Casi a punto de partir cierto barco. Después de repetidas advertencias. La discusión sea agravada por la tendencia a beber del primer oficial. Inútil decir que sus sermones solo conseguían que el primer oficial bebiera aún más.(b) (tono mayor): Como llover. La entonación juega un papel compensatorio. . lo que se llama llover. reímos. aunque relativamente independiente del sistema estructural de la lengua. el orador describe con palabras opuestas una misma situación objetiva. llover. Esta posibilidad lingüística nos maravilla y regocija. Cuando le tocó al primer oficial hacer los registros en el libro. Olbrechts comenta las historias así: El primer ejemplo muestra que la entonación.

no podemos esperar entenderlo adecuadamente. y Carney y Scheer.Al final de los registros regulares que había en el diario ese día. sino que también se interpretan. La atinada observación de Toulmin nos invita a pensar que los datos de la argumentación no sólo se seleccionan para darles una presencia. . expositivo o analítico. ensamblar un vehículo. Existe otra forma más seria de la falacia de énfasis sobre la cual llaman la atención Copi. pero también puede verse como símbolo. Pueden ser de crucial importancia saber si el argumento particular estaba destinado a los miembros de un sindicato. y un mismo acto puede ser considerado en su aspecto más contingente y alejado de la situación. Sin esta información. introducir bastardillas donde no existen o eliminarlas donde existen. Así. los enunciados sólo se pueden interpretar con exactitud en los contextos más amplios en que aparecen. De manera análoga. Un mismo proceso puede ser descrito como apretar una tuerca. Sin esta información seremos incapaces de comprender sus tesis. mutilarlas. como quería el autor que se lo tomara. el capitán sobrio”. o si sus propósitos eran literarios. Toulmin. a los estudiantes del colegio o a un congreso científico. Las interpretaciones pueden ser incompatibles. como medio precedente o jalón en una dirección. porque siempre hay una escogencia entre los diversos modos posibles de significación . anota Perelman. científicos o morales. Esta consiste en sacar las citas del contexto. pero el hecho de resaltar una deja a las demás en la sombra. En efecto –agrega Toulmin-. agregó: “Hoy. su movilidad e interacción impiden reducirlas a una probabilidad numérica. Su infinita complejidad. ganarse la vida o favorecer la corriente de exportaciones. es crucial saber si el autor del pasaje era irónico.

Podemos extenderlo o limitarlo. que dijo la misma cosa doce siglos antes. donde otro comprenderá una serie maravillosa de consecuencias que nos hacen decir osadamente que no es la misma palabra. Precisamente Pascal – aludiendo a la polémica sobre el origen agustino del cogito cartesiano. de un hombre muerto. en una tierra abundante que la hubiera aprovechado por su fertilidad. luego soy”. y hacer de ella un principio firme y sostenido de toda una física como Descartes pretendió hacerlo. En verdad. conclusiones contrarias a las de Pascal. son los mismos en el espíritu de Descartes y en el espíritu de San Agustín. Gilson. aun cuando lo hubiera aprendido de la lectura de este gran santo. que prueba la distinción entre naturaleza material y espiritual. supongo que lo logró. y observar en esta palabra una serie admirable de consecuencias. sin examinar si tuvo éxito en su pretensión. como un árbol admirable no pertenece a quien lanzó la semilla. y que no la debe a quien la enseñó.Cuando se trata de signos lingüísticos –palabras o enunciados-. Pues. . Pero este contexto es fluido. Tal dirá una cosa sin comprender la excelencia. sin pensar y sin conocerla. porque se cuanta diferencia hay entre escribir una palabra al azar. Hasta dónde quisiera extenderlo su autor? O dónde quisiera limitarlo? E. estoy lejos de decir que Descartes no sea su verdadero autor. sin hacer una reflexión más amplia y extensa.tomaba partido en la discusión a partir del contexto y de las diferencias que él permite descubrir: Quisiera preguntar a personas equitativas si este principio: “la materia está en capacidad natural invencible de pensar” y este: “Pienso. ampliando el contexto a toda la obra de San Agustín ha podido sacar –con buenas razones-. como un hombre lleno de vida y fuerza. y es bajo esta suposición que digo que esta palabra es tan diferente en sus escritos de la misma palabra en los otros que lo han dicho de pasada. es indudable que sólo podemos conocer su función recurriendo al contexto.

acaso no se arriesga a imponerle interpretaciones que son función de nuestras convicciones. cuando el contexto no es puramente verbal. Los criterios de coherencia. cuando más prestigiosa es la obra. Esta incompatibilidad puede invitar a conservar el primero en desmedro del segundo. máxime cuando el texto beneficia de prestigio? Por esta razón la coherencia es recomendable pero no es una regla interpretativa suficiente. como sucede en este ejemplo cómico. “Astronauta” le es una palabra ignorada. y el contexto pueden entrar en conflicto. La televisión le es desconocida.A veces. Pero no siempre la situación es tan obvia. Las noticias sobre el CREST no le han llegado. porque la interpretación ha sido determinada por el conjunto de la situación.o exige-. Sostengo que esta es una edad de milagros. Es la aplicación del principio de caridad –o mejor. que nos pide . Por la interpretación no sólo es función del contexto. cuya comicidad puede ser inhibida en espíritus religiosos: El hombre que dice que “no hay milagros” es ciego como un topo en su madriguera. tratar de darle a la obra el máximo de coherencia posible. y este estará más dispuesto a un esfuerzo de interpretación. En estos casos cuando es obvia la mala interpretación de palabras o textos incurrimos en la falacia llamada ignorantia elenchi que consiste en malinterpretar –consciente o inconscientemente. . un término o un enunciado. de justicia-. en función de nuestras convicciones. de connivencia o de exclusión. se complica la interpretación: ¿qué elementos de la situación global abarca el contexto? El décimo grito del pastorcito mentiroso. es también función del intérprete. Podría nombrar miles más. Supongo que nunca ha oído hablar de la penicilina. Pero. En las situaciones obvias es difícil contener la risa. no llama la atención a pesar del peligro real.

cuyas aclaraciones –han producido dudas o las han aumentado y han sumergido el texto en la oscuridad. o su falacia. para nosotros. el argumento de Port Royal que ataca a Aristóteles de cometer una ignorantia elenchi. sigue siendo una ignorantia elenchi. depende de las circunstancias –históricas en este caso-. incurre en ignorantia elenchi fenómeno que él estudió pero no practicó a fondo. cuando refuta a Parménides y a Meliso. La eliminación de la interpretación constituye una situación excepcional y artificial. limitando el contexto en el cual hay que interpretarlo. La fuerza de un argumento. fines e intenciones de orador y auditorio. recuerda Perelman. Y también. A veces la claridad es producto de la ignorancia o de falta de imaginación. porque ningún texto es absolutamente claro . que es Dios. auque ya está dicho. la claridad de un texto o noción nunca es segura. de nuestro saber e imaginación. Es claro que. En efecto. aunque para ellos era un argumento sensato. como si ellos hubiesen entendido por ello el principio del que están compuestas. Locke. perdió toda su comprensión después de consultar comentaristas. y sólo puede establecerse convencionalmente.Traigo a colación el argumento que la lógica de Port Royal propone para aducir que Aristóteles –de nuevo Aristóteles-. . mientras que ellos entendían el único principio que ha originado todas las cosas. Es bueno repetir que no hay argumentos falaces en sí. de los auditorios. Dice así: (Aristóteles) refuta a Parménides y a Meliso por haber admitido sólo un principio de todas las cosas. nos llama la atención sobre estos hechos: Más de un hombre que en la primera lectura creyó comprender un pasaje de la Escritura o una cláusula del Código.

también lo es en nuestra lengua. El análisis lógico de esta cópula da por lo menos las siguientes significaciones para estos enunciados: 1. 4. Los hombres son numerosos o los apóstoles son doce. Inclusión de una clase (hombre) en otra clase (mortal). Mientras que las proposiciones copulativas ordinarias (concretas y universales) atribuyen distributivamente el predicado a los objetos denotados por el sujeto. Predica la propiedad (numeroso o doce) de la clase (hombres). o atribución de una propiedad a un individuo. 2. El hombre es un animal racional. Pertenencia de un individuo (Sócrates) a una clase (mortal). pero no de cada hombre en particular.FALACIAS DE COMPOSICIÓN Y DIVISIÓN La cópula es (son) es un término ambiguo en todas las lenguas indoeuropeas. Sócrates es mortal. La identidad entre un individuo y una descripción definida de objeto (el filósofo que bebió la cicuta). 3. Sócrates es el filósofo que bebió la cicuta. Que se comprenden respectivamente como: 1. El hombre es mortal. 3. La identidad entre la clase o propiedad (hombre) con la clase o propiedad (animal racional). 5. éstas lo atribuyen de manera colectiva. 2. . 5. 4.

si un bus gasta más gasolina que un carro. si las partes de una máquina son livianas. por ejemplo. en vista de que las ilustraciones tienen premisa(s) verdadera (s) y conclusión falsa. son aceptables. los indios colombianos están desapareciendo. y este hombre colombiano es indio. En la falacia de división procedemos al revés. son inválidos. razonamos (a) de las propiedades del todo a las propiedades de las partes. el cuerpo es microscópico. por ejemplo. En la falacia de composición podemos razonar (a) de las propiedades de las partes a las propiedades del todo. Estos “argumentos” desde el punto de vista de la forma –como razonamientos lógicos-. pero como esquemas argumentativos sólo son falaces en tanto que mezclan inadecuadamente la cópula distributiva o colectiva en la premisa con la cópula colectiva o distributiva en la conclusión.Cuando mezclamos estas formas de atribución. o si las células del cuerpo son microscópicas. luego sus partes son nuevas. cuando digo: este carro es completamente nuevo. o (b) de las propiedades de la colección a las propiedades de los elementos. Estas falacias son como las dos caras de la misma moneda y cada cara tiene dos aspectos. luego este indio está desapareciendo. He escogido a propósito de ilustraciones de cada falacia que tengan la forma de razonamientos inválidos. entonces todos los buses gastan más gasolina que todos los carros. es decir los argumentos. por ejemplo. incurrimos en las falacias de composición y de división. por ejemplo. porque a veces las inferencias. colectiva en una de las premisas –distributiva en la conclusión. con forma y contenido. el cloruro de sodio debe ser venenoso porque sus constituyentes sodio y cloruro lo son. por ejemplo. por ejemplo. a las propiedades de la colección. o (b) de las propiedades que tienen los individuos como miembros de una colección . cada ciudadano desea que x sea primer ministro. entonces la máquina es liviana. luego la nación desea que x sea . o viceversa-.

o del accidente. garantes. descontando accidentes. principios legales. por último. Veamos un argumento elemental que incluye sólo los tres primeros elementos. calificadores modales. lugares comunes. pero no lo son en el contexto de nuestra argumentación que busca mostrar en que casos la composición y la división son aceptables. Tales argumentos podrían parecer peticiones de principio. Tú puedes verlo (fundamento) . únicos pertinentes para nuestro propósito: A: Hay fuego (tesis) Q: Por qué lo dices? A: El humo. etc. un cuerpo general de información (backing) que presupone el garante utilizado en el argumento: teorías científicas bien corroboradas. probablemente. no todos los argumentos sostienen sus tesis con el mismo grado de certidumbre. teorías matemáticas aplicadas. según el caso. que especifican en que circunstancias podría no ser confiable nuestro argumento. fórmulas de ingeniería. enunciados que justifican el paso o la conexión entre el fundamento y la tesis: pueden ser leyes de la naturaleza. posibles refutadores. de las que hablaremos más adelante. a partir del ejemplo. luego este Renault es barato.primer ministro. vale la pena anotar que no deben confundirse las falacias de composición y división con las de generalización apresurada. sistemas legislativos. fundamento.. los calificadores modales matizan este grado: con frecuencia. etc. los Renault son baratos. Según Toulmin todo argumento debe contener por lo menos seis elementos: Tesis. que es la base o premisa sobre la que se apoya la tesis. En tales contextos pedagógicos las tautologías son aceptables! Aunque sea de poco interés. Para establecer esta distinción me valgo de los análisis que hace Toulmin con respecto a los elementos de un argumento. luego cada parte es roja. esta pared es roja.. es decir la conclusión a la que se quiere llegar con la argumentación. y de ilustración inadecuada.

.Q: Y qué? A: Donde hay humo. Tomemos el último ejemplo. en las falacias de generalización apresurada y del accidente se trata de formas indebidas de razonar. sobre reglas generales o garantes: la generalización apresurada trata de justificar una regla sobre muy pocas instancias (una golondrina no hace verano. porque presupone que ya se ha dado una respuesta a una o varias preguntas previas no formuladas. mientras que en las falacias de composición y división vamos de fundamentos aceptables a tesis inaceptables. hay fuego (garante) Ahora bien. FALACIA DE LA PREGUNTA COMPLEJA (O DE LA PREGUNTA EROTÉRICA) Abordaremos el estudio de esta falacia con algunas ilustraciones divertidas: “¿Ha abandonado usted sus malos hábitos?” “¿Ha dejado usted de pegarle a su esposa?” “¿En su pueblo la gente todavía anda armada?” “¿Has dejado alguna vez de mentir?” “¿Has dejado de ser imbécil?” “¿Has dejado de volar en tus alas?” “¿Es usted más feliz desde que murió su esposa?” La pregunta compleja es una pregunta múltiple a la que no se puede dar una simple respuesta de sí o no. la falacia del accidente sucede cuando no reconocemos que las reglas tienen excepciones y que las circunstancias alteran los casos. en virtud de la ambigüedad causada por la mezcla de usos distributivos y colectivos. Más tarde volveremos sobre estas dos falacias que estudiaremos en relación con los argumentos por el ejemplo y la ilustración.

ratifica la respuesta implícita a la o las preguntas no formuladas. y quizás más satisfactorios. Sólo J. La pregunta compleja se presenta debido a un fenómeno de la pragmática lingüística. Si la pregunta 2 no se plantea o si la respuesta es negativa. estudiando con mucho interés en los últimos treinta años. la pregunta 3 no es pertinente. Mourant. después de estudiarla entre las falacias extra dictionem. y una franca respuesta afirmativa o negativa. Mi respuesta es análoga pero la justificaré en términos más amplios. ¿Ha muerto? 3. puesto que la falacia proviene de su forma lingüística.A. ¿Tuvo usted una esposa? 2. está fuera de propósito. Todos los teóricos de las falacias han clasificado a la pregunta compleja como una falacia extralingüistica. cuando se niegan las respuestas a las preguntas propuestas. Por esta razón una respuesta simple por sí o no a la pregunta compleja. aunque sea gramatical y lógicamente posible. o estas no se plantean. ¿Es usted más feliz desde entonces? El hecho de plantear la pregunta 2 presupone una respuesta afirmativa a la pregunta 1. llamado la presuposición. El hecho de plantear la pregunta 3 presupone una respuesta afirmativa a la pregunta 2. En términos generales se puede decir que: . Si la respuesta 1 es negativa. la pregunta 2 no se plantea.¿Es usted más feliz desde que murió su esposa? De hecho aquí hay tres preguntas: 1. concluye: Ella puede clasificarse con más propiedad con las falacias de ambigüedad.

si aceptamos por un momento que “Juan no tiene hijos”. tienen por función mostrar cómo se da el juego de la presuposición en los intercambios lingüísticos y qué sucede cuando no existen o no son compartidos por el interlocutor. . porque no se plantea. si y solo si q debe ser verdadero para que p pueda ser verdadero o falso. El enunciado “los hijos de Juan están dormidos”. tenemos que aceptar que las expresiones “los hijos de Juan están dormidos” y “los hijos de Juan no están dormidos” no son ni verdaderas. presupone “Juan tiene hijos” Igualmente el enunciado “Los hijos de Juan no están dormidos”. Y. también se conserva en la transformación interrogativa del enunciado. y que la pregunta “¿están dormidos los hijos de Juan?” no tiene respuesta simple por sí o no. presupone “Juan tiene hijos” Lo anterior significa que la presuposición se conserva en la negación del enunciado. seguimos presuponiendo que Juan tiene hijos” Ahora bien. Pero hay situaciones más serias e insidiosas. ni falsas. Al preguntar: ¿Están dormidos los hijos de Juan?.Un enunciado p presupone un enunciado q. Si q es falso a p no se le puede asignar ningún valor de verdad. lo que más nos interesa. Una respuesta simple a la pregunta has leído la autobiografía de Hemingway? puede poner en tela de juicio la cultura del interrogado. Las ilustraciones –bromas que propusimos al principio.

por los dioses. tú ¿Cómo te atreves a venir por aquí? ¿Tanto es tu descaro y osadía que te presentas en mi casa. como puede verse en este slogan político: “Por qué el desarrollo privado de los recursos es más eficaz que cualquier control público?” O esta interpelación de Edipo a su cuñado Creonte: “Eh. como en el caso de la posición (afirmación). siendo tan claro y manifiesto que deseas matarme y arrebatarme la soberanía? ¡Ea! Dime. usurpar un trono que sólo se obtiene con el favor del pueblo y abundantes riquezas?” La insidia de la presuposición radica en que la información que ella transmite es impuesta al interlocutor de manera implícita y no se le concede aceptarla.Más grave aún es cuando la deontología lingüística lleva uniforme: el interrogatorio policial se aprovecha de la presuposición para hacer pasar en el discurso proposiciones que. Ella puede ser negada. interrumpe la conversación y cambia el rumbo del debate. o que aunque las descubriera no te iba a castigar? ¿No es insensato tu empeño de querer sin el apoyo de la muchedumbre. . y de los amigos. que te haya decidido a proceder de ese modo? ¿Creías acaso que yo no descubriría esas intrigas tuyas tan cautelosamente urdidas. ¿qué cobardía o qué necedad has visto en mí. pero su negación siempre es polémica. afirmadas directamente. serían fácilmente discutibles y plantean preguntas que presuponen lo que se quiere hacer confesar: “¿Dónde escondió su evidencia?” “¿Qué hizo usted el dinero robado?” La propaganda y el discurso político benefician también de la complicidad de la presuposición.

dado que los cambios en la significación de los términos pueden hacer falaz un razonamiento y dado que la ambigüedad puede evitarse mediante una cuidadosa definición de los mismos. Cuando se le presenta un proyecto de ley semejante. ciertas cláusulas adicionales –a menudo totalmente ajenas a la cuestión-. también que el presidente desaprueba.Para terminar este apartado citemos una ilustración de una pregunta compleja institucionalizada en el sistema jurídico norteamericano: En el procedimiento parlamentario. tener presente con toda claridad las significaciones de los términos. de las que se sabe. por tanto. a las medidas que se sabe cuentan con la aprobación del presidente. la moción de “dividir la cuestión” es una moción de privilegio. El presidente no puede dividir la cuestión. que usamos. esta restricción ha conducido a la práctica parlamentaria de adjuntar. el presidente debe promulgar algo que desaprueba o vetar algo que aprueba. se las puede considerar con mayor claridad si se las divide. tiene que responder “sí” o “no” a cualquier cuestión. CONCLUSIÓN DEL CAPITULO Los teóricos actuales de las falacias nos dicen que no hay “camino real” para evitar las falacias. . Para evitar estas falacias de ambigüedad. y “una manera de lograr esto es definir los términos claves que se usan. propone Copi. Esta regla implica el reconocimiento de que las cuestiones son complejas y. la definición es un tema importante para el estudiante de lógica”. Nuestra práctica con respecto al poder de veto del presidente es menos razonable. por compleja que sea. como “aditamentos”. El presidente puede vetar la parte que desaprueba y promulga el resto. Como es bien sabido. Las falacias de ambigüedad a veces son sutiles e insidiosas porque las palabras son resbaladizas y la mayoría de ellas tienen toda una variedad de sentidos diferentes y pueden originar nuevos sentidos.

Suponiendo que las falacias vistas provengan de ambigüedades terminológicas –lo que no es completamente cierto. que los lógicos representan con el esquema a = df B (A es igual por definición a B). En general. examinaremos si la definición puede servir al loable propósito de evitarlas. se define para a) acrecentar el léxico. Anotemos primero que la definición es un procedimiento cuasilógico que permite establecer identificaciones entre un término llamado definiens (el que define) y otro llamado definiendum (lo definido). o análisis y acudimos a las definiciones léxicas del diccionario. Aunque algunos niegan la sinonimia. vale agregar que cuando se habla de ellos no se dice “exactamente”. Es la definición ostensiva. Esto es cierto. Para acrecentar el léxico utilizamos el método de sinónimos de ejemplos. pero el contexto puede suplir la frase descriptiva: c) Por análisis. Algunos lógicos la consideran ambigua si no se le agrega una frase descriptiva: escritorio quiere decir esta clase de mueble. actitudes. sino tan parecidos que se puede ignorar la diferencia. b) eliminar la ambigüedad. por ejemplo. por lo visto-. y e) influir las . c) clarificar el significado de los términos vagos. y puede ser cierto que no hay sinónimos exactos. ilustrando la noción mediante un gesto físico o lingüístico mostrativo. que nos reportan como se usan las palabras en determinados momentos de una cultura. cuando indicamos la clase denotada por el término y las características que la distinguen en otras cosas. b) Por ejemplo. Hay diversos métodos para definir: a) mediante sinónimos. d) explicar teóricamente.

El chiquillo escribió: “El bombero bajó por la escalera preñado”. por ejemplo. como lo hace Perelman. técnicos. Esto da lugar a la ambigüedad y a la vaguedad. etc. Una definición exacta requiere que los términos definidos obedezcan a reglas exactas. son iguales. en intervalos de tiempo iguales.pidió la maestra. o no” porque no tiene linderos fijos. Pero las palabras del discurso ordinario no se usan de acuerdo con las reglas estrictas . sino un conjunto de enunciados que expliquen los fenómenos conectados con la luz y el calor. no buscamos una definición léxica. cuando tratamos de saber qué es el calor o la luz. . Para explicar teóricamente. que son decisiones no arbitrarias que determinan los linderos de palabras claves. Estas definiciones sólo se dan en ciertos contextos científicos. En este caso tratamos de dar definiciones exactas.Las definiciones lexicales. por lo general. que especifiquen las características que sean condiciones necesarias y suficientes para la aplicación del término.Haz una oración acerca de cualquier servidos público . Quiere decir que llevaba un niño. A veces se procede mediante definiciones estipulativas. nos contentaremos con llamarlos confusos. Es ambiguo un término “cuando en determinado con texto tiene distintos significados y el contexto no permite decidir cuál es el significado previsto” Es vago cuando existen casos límite tales que no se pueden determinar si se aplica a ellos.Claro. Aunque la distinción entre términos vagos y ambiguos es importante. legales. son insuficientes como puede verse en esta historia cómica: . como cuando Galileo define el movimiento uniforme: el movimiento en que las distancias recorridas por el móvil. ¿Sabes lo que quiere decir preñado? .

Veo que tratas de inventar algo... igualdad..No es verosímil!. según su uso ordinario. Cuando a Alicia le crece el cuello hasta que su cabeza llega a la cima de un árbol. etc. yo soy una . una paloma le grita: . una niñita. protestó Alicia. . soy una . Tal como son utilizadas en los textos jurídicos.¡Serpiente! . obsceno. pueden dar lugar a disputas de extensión del sentido de las nociones y disputas de definición . etc. belleza. en los taludes.He buscado en las raíces de los árboles. pero ninguna que tuviera tal cuello.Buena parte de las noticias ordinarias son confusas porque tienen una amplio margen de indeterminación de su sentido. libertad.. uno de Lewis Carroll y otro de William James. lo repito. como puede verse en estos dos pasajes.Soy.Qué eres pues? preguntó la paloma. socialista. . derechos humanos. equidad. .Yo no soy una serpiente. pero siempre estas serpientes! . . en las hojas. Déjeme tranquila. interés general. acordándose de todas las metamorfosis que había sufrido aquel día.. también son confusas las nociones filosóficas más prestigiosas. fascista. imperialista.. medieval. occidental. felicidad. justicia. bien. etc. por ejemplo. No. Tales nociones confusas por no obedecer a reglas estrictas y tener un margen de indeterminación en su significado.Pero yo no soy una serpiente. poder.. . He visto muchas niñitas en mi vida. oriental. respondió sin gran convicción. no! Usted es una . Son confusas.. pornográfico. respondió con indignación Alicia.Serpiente. orden público. como verdad. tanto como demócrata. buenas costumbres. exclamó la paloma con tono de desprecio. agregó la paloma con menos énfasis..

mientras que un hombre colocado al otro lado.. dijo Alicia que era una niña muy franca. Supongo que usted va a decirme que jamás ha saboreado un huevo! . Eso depende de lo que ustedes entiendan prácticamente por moverse alrededor de la ardilla. pero. inútil negarlo. trataba de verla. . pero sea cual fuese la velocidad. Yo me acordé del adagio escolástico que quiere que en presencia de una contradicción se haga un distinguo. El texto de James. la ardilla se desplaza aún más rápido en la dirección opuesta: siempre se interpone el árbol entre el hombre y la ardilla y éste no puede verla. una ágil ardilla. del norte al este. ¿Quién tiene razón? Les dije. pero si lo que usted dice es verdadero. los niños no son sino una variedad de serpientes.No creo. Se trataba de una ardilla. Las fuerzas se balanceaban y los dos bandos apelaron a mi intervención para resolver el problema. proviene de El Pragmatismo: Hace algunos años fui con varias personas a acampar en las montañas. es todo lo que puedo decir. colocada detrás del tronco de un árbol. ¿ se mueve él alrededor de la ardilla? .serpiente. luego del este al sur y luego al oeste.. Cada uno había tomado partido y se obstinaba en su opinión. Si se trata de pasar con relación a ella. los niños no tienen nada que envidiarle a las serpientes. . es claro.He saboreado los huevos. De allí este problema metafísico: ¿el hombre se mueve alrededor de la ardilla o no? El se mueve alrededor del árbol. dijo la paloma. en lo que se refiere a comer huevos. y la ardilla está en el árbol. encontré una gran discusión metafísica. De regreso de una excursión que había hecho solo. Nuestro espectador humano se desplaza rápidamente alrededor del árbol.

Vale preguntar entonces.. etc. en aritmética. en lógica. es evidente que el hombre se mueve alrededor de ella. De la misma manera. El legislador. si ustedes quieren decir que el hombre se encuentra primero frente a ella. le da al juez la posibilidad de crear nuevos sentidos. pero tan pronto como lo aplicamos a la metafísica. Al contrario. O también. Pero los problemas planteados por las nociones confusas.para luego ir al norte de nuevo. Pero la claridad y distinción de las nociones sólo es posible en un sistema formal –funtor de verdad.. los movimientos del segundo de vuestros personajes compensan los movimientos del primero. cuando la Corte Suprema de Carolina del Norte legisló que un yate no es vehículo automotor. cuando éste aplica estas nociones confusas a situaciones no previstas por el legislador o que deben ser entendidas en función de los contextos sociales.. cuando. como en la historia de Alicia.. debe pagar impuesto del 3% y no del 1%. dejará de tener la limpidez que tiene en la aritmética. explícitamente. utiliza nociones confusas. Vemos pues que la presencia de nociones confusas es irremediable. operación adición. ¿hasta dónde puede llegar esta clarificación?. en ajedrez. en aritmética. luego detrás. en ningún momento. no siempre son cuasi-cómicos. militar y política. por ejemplo.En ciertos contextos las nociones pueden ser claras o se pueden clarificar.. como la anécdota de James. de darle la espalda al hombre. por lo mismo. es también evidente que el hombre no llega a girar alrededor de ella. o cuasi-bizantinos. de tal manera que el animal no deja. esto tiene significación económica. como los vehículos. una noción . a su izquierda. y por último. sino una vivienda. El ideal de claridad es una tesis cartesiana: la búsqueda a ultranza de ideas claras y distintas se identifica con su proyecto filosófico. luego a su derecha. A veces la interpretación de estas nociones confusas tiene consecuencias. si hay que administrar una ley de ayuda financiera para países democráticos. y. como sucede con el concepto uno. pero que en determinados contextos se pueden clarificar. alfil. En efecto.

Las definiciones persuasivas son instrumentos de acción social que utilizan el sentido emotivo. su clarificación será inútil en la mayoría de los casos en que la noción confusa se empleaba antes. como lo piensa Perelman. se extenderá el campo del término peyorativo fascista para incluir a algunos adversarios. donde se define el status de hombres libres por oposición al de los esclavos. incapaz de adaptación y de renovación. Si la filosofía. que determina su sentido emotivo. pero en otros será factor perturbador. puede ser clarificada en un sistema jurídico. en algún contexto. y las pone al servicio de la argumentación. Por lo demás. su posibilidad de integrar experiencias nuevas y de adaptarse a circunstancias imprevistas. causante de confusión. Esta confusión de las nociones las hace plásticas y maleables. Sus frases son estereotipos vulgares. y se restringirá el término demócrata. del cual en adelante también deberemos tener en cuenta. H. Lefebvre con las nociones de materialismo dialéctico y de metafísica. Estas se aplican a nociones que además de tener un sentido descriptivo. como se colige de su conversación. sus referencias históricas y literarias son . que representa un valor positivo. para indicar que la noción expresa una doctrina superada. existe además la posibilidad de definiciones persuasivas. Dentro de esta maravillosa ingeniería conceptual.eminentemente confusa como la libertad. como puede verse en este diálogo propuesto por Stevenson: A: El tiene poca educación formal. Otra técnica análoga que permite la confusión. aún petrificar. Las nociones se pueden flexibilizar. respectivamente. es la extensión o restricción de las nociones para las necesidades de la causa. ella podrá clarificar nociones en ciertos contextos. aumenta la confusión de la noción porque a la confusión inicial se agregará el nuevo sentido. para mostrar su riqueza. por ejemplo. triturando su sentido conceptual para las necesidades de la causa. debe anotarse que una clarificación nueva cualquiera. Es lo que hace. o se puede endurecer. es el estudio sistemático de las nociones confusas . como algunos la llaman. tienen una fuerte coloración emotiva. positiva o negativa. para excluirlas.

B tritura el sentido conceptual de la noción confusa “cultura”. sino influir sobre los demás. Usted está enfatizando las formas externas. y su pensamiento carece de sutileza y sofisticación de un intelecto educado. un estado es verdaderamente justo cuando cada ciudadano realiza en la comunidad la función que debe cumplir por naturaleza. En definitiva. el significado emotivo. conservando el significado emotivo laudatorio.obvias. B: Parte de lo que usted dice es verdad. considera las nociones en una dimensión estática: este análisis yuxtapone dos elementos. Estas cualidades las tiene. Las definiciones persuasivas se reconocen por la presencia de las clasificaciones de “real”. carece de cultura. En su sentido verdadero y pleno la palabra cultura quiere decir sensibilidad imaginativa y originalidad. y así. la cáscara vacía de la cultura. el socialismo es realmente una democracia extendida al campo económico. “auténtico”.. porque su objetivo no es describir el uso del término o dar una explicación teórica. “genuino”. quiere decir. puedo agregar con no poca humildad que tiene una cultura mucho más profunda que muchos que han tenido las ventajas de la educación. etc. contrarias al verdadero sentido del término? B: No. pero a pesar de todo. yo lo considero un hombre de cultura sobresaliente. pero la distinción que se hace entre significado descriptivo y significado emotivo. dar no sólo dinero sino comprensión. A: ¿Acaso las características que menciono no son la antítesis de la cultura. es un elemento secundario y parásito que sirve al teórico preocupado de estudiar la complejidad . “verdadero”. el coraje real es la fortaleza frente a la adversidad pública. El análisis de las definiciones persuasivas es de gran valor porque es una de las posibilidades de usar nociones confusas. donde el segundo. proponiendo un estándar o ideal para apreciar si una persona es culta o no. el verdadero amor es sólo comunión de los espíritus. como puede apreciarse en estos otros ejemplos: la claridad. en su auténtico sentido.

Muchos pensadores se quejarán de esta falta de transparencia y de limpidez del lenguaje ordinario. que no da lugar a la ambigüedad. no es un agregado suplementario o parásito. incluso. Pero. en función de los usos argumentativos de la noción. ni a la controversia. No hay que olvidar que el lenguaje ordinario no es sólo medio de comunicación (de información). pero tampoco son simples . extraño al carácter simbólico del lenguaje”.de los efectos de sentido. los lógicos y los matemáticos. como la de la lógica formal. puede decirse que el vidrio constituye un material perfecto porque es transparente e indeformable? ¿Quién desearía confeccionar con él camisas y pantalones? No olvidemos que la lengua natural sirve a más de un uso y que algunos de ellos nos obligan a separarnos de las condiciones que se imponen a una lengua artificial. e. ser instrumento de comunicación perfecta. a porteriori. y estas discusiones serían absurdas si las definiciones fueran arbitrarias. la idea de que la significación es esencialmente descriptiva. porque no sólo se definen. para corregir. sino también instrumento de acción sobre los demás y medio de persuasión. Pero no es así. se ve que el campo de aplicación de la noción varía con estos usos. La definición de una noción no está inscrita en la naturaleza de las cosas como han pensado los realistas. sino que también surgen discusiones sobre el verdadero sentido de las palabras. tratarán de reemplazarlo por un lenguaje perfecto: El inconveniente de esta tentativa de reducir la lengua natural a una lengua perfecta supone que la lengua natural no tiene sino un uso. Cualquiera podría pensar que la indeterminación del sentido de las nociones justifica la arbitrariedad en su definición. Si se analiza la significación en una dimensión dinámica. y que la plasticidad de las nociones está ligada a ellos: “La significación emotiva hace parte integrante de la noción.

FALACIAS MATERIALES. Se puede decir que si . DE RELEVANCIA.nombres arbitrarios. lógicos o matemáticos. cuyo uso debe obedecer a ideales de responsabilidad. los argumentos cuasilógicos derivan actualmente su fuerza persuasiva de su cercanía a estos modos de razonamiento indiscutidos. en sistemas aislados y circunscritos. creemos que el razonamiento formal resulta de un proceso de simplificación que no es posible sino en condiciones particulares. El lenguaje es obra humana. O EXTRA DICTIONEM Estas falacias se estudiarán en relación con los esquemas argumentativos que ilustran pero de manera irrelevante o inatingente. Sin embargo ese no es nuestro pensamiento. El punto es crucial porque es indiscutible que tanto histórica como lógicamente el uso de argumentos no formales ha precedido a todo ensayo de formalización. pero los autores del Tratado de la Argumentación sostienen todo lo contrario: Nuestra técnica de análisis parece dar el primado al razonamiento formal sobre la argumentación que no sería sino una forma aproximada e imperfecta de él. Por el contrario. Perelman y Olbrechts distinguen tres grandes clases de argumentos que establecen nexos entre las premisas que aceptan el auditorio y la conclusión cuya adhesión busca lograr el orador en su audiencia. dada la existencia admitida de demostraciones formales de validez reconocida. Ellas son: Argumentos cuasilógicos de la cual hacen parte aquellos que se presentan como comparables o asimilables a razonamientos formales. Pero. DE ATINGENCIA. Su nombre ha dado lugar a malas interpretaciones que llegan a considerarlos como argumentos lógicos o matemáticos degradados.

el corte definitivo de su cordón umbilical. pero no su consecuencia de que hoy los argumentos cuasilógicos derivan su fuerza del parentesco con estos modos indiscutidos de razonamiento. metalenguajes y de sí misma. porque lo cómico nos despabila y nos incita a ser más cautelosos con las trampas y abusos que tiende y tolera el lenguaje ordinario. y además nos conduce por el camino de la precisión y de la formalización que impiden la reproducción de situaciones que han provocado la paradoja y la risa consecuente. la transitividad. pragmáticos. el metalenguaje de todos los lenguajes. el argumento por el sacrificio. Las lenguas lógicas nacen de las lenguas naturales y de ellas derivan su inteligibilidad y eficacia. Su inteligibilidad. la regla de justicia. Lo anterior corrobora la tesis central de Perelman y Olbrechts. no se pueden demostrar ni verificar. formas degradadas de las lenguas lógicas. La consecuencia es difícil de entender si no se parte de un mecanismo de retroalimentación: la lógica al separarse del lenguaje ordinario se objetivó y ahora ejerce su influjo sobre su tierra natal.el ambiente natural de la argumentación –el hábitat-. la comparación. la división del todo en sus partes. estéticos. Estas sólo son simbolismos artificiales inmersos en las lenguas naturales que son. Entre los argumentos cuasilógicos tenemos la incompatibilidad. ni tampoco su escogencia es arbitraria. quizás puede ejercer su influjo sobre ella porque aún no le ha llegado –ni le llegará-. etc. Su inteligibilidad y eficacia. es preciso reconocer que la argumentación es anterior a la formalización. es el lenguaje ordinario. porque si los sistemas deductivos y sobre todo. por lo menos se puede justificar la escogencia y las prácticas del teórico con argumentos coherentistas. la identidad. etc. porque las lenguas naturales no son. sus axiomas y reglas no son evidentes. ni cronológica ni lógicamente. en fin de cuentas. .

. Algo cuya actividad no es movimiento no es un cuerpo. ellos serán el sorites y el dilema. Luego el alma humana es inmortal. es algo cuya actividad se aprehende inmediatamente y sin ninguna representación de partes.) Esto indica que desde la perspectiva de la forma lógica todo sorites es válido si la relación que se establece entre las premisas o entre sus términos es transitiva.. Más importante nos parece destacar que formalmente todo sorites es la aplicación general de la ley de la transitividad –ya sea bajo la forma proposicional ((p q) & (q m) & . Algo cuya actividad no tiene partes es algo cuya actividad no es movimiento....A título ilustrativo hablaremos sólo de dos argumentos cuasilógicos los que nos permitirán ver “en vivo” las diferencias entre razonamiento lógico-formal y argumento. Algo cuya actividad es pensar.) o bajo la forma de inclusión de clases (A C B & B C C & . Lo que es indisoluble es incorruptible. pero no nos detendremos en esas sutilezas. El sorites o polisilogismo es un silogismo con más de dos premisas (s wros quiere decir montón). al final hablaremos de argumentos ad ignorantiam que tiene que ver con l os argumentos cuasilógicos. pero quién osará afirmar que todo sorites como argumento –es decir con forma y contenido-..) .. como este de Leibniz que nos cita Copi: El alma humana es algo cuya actividad es pensar. es aceptable o . Algo cuya actividad se aprehende inmediatamente y sin ninguna representación de partes es algo cuya actividad no tiene partes. (p . Lo que es incorruptible es inmortal.. Lo que no es susceptible de movimiento es indisoluble (porque la disolución es movimiento de partes). Lo que no está en el espacio no es susceptible de movimiento. Los manuales clásicos de lógica distinguen entre sorites progresivos y regresivos..

pues lo reciben los depositarios de la promesa del Mesías. El dilema se construye para arrinconar al contrincante. Luego los religiosos son aptos para la enseñanza. pero su efecto no es tan decisivo como podría pensar el lógico. sus enemigos? Si lo reciben. Desde el punto de vista lógico el dilema no presenta mucho interés. pero retóricamente es quizás el más poderoso instrumento de persuasión que se haya ideado: el dilema es una herencia de viejos tiempos cuando la lógica y la retórica estaba más estrechamente conectadas de lo que están hoy. La vida sobria y exenta de preocupaciones de familia de aptitud para los trabajos intelectuales. lo prueban con su recepción. pero más discutible aún es éste que tomamos de Lo cómico del discurso: Los religiosos llevan una vida sobria y exenta de preocupaciones de familia. conduce a una opinión o a una conducta del mismo alcance ya sea al mismo resultado o a dos resultados del mismo valor. como puede verse en este de Pascal que citan Perelman-Olbrechts: ¿Qué podían hacer los judíos. La aptitud para los trabajos intelectuales de aptitud para la enseñanza. cualquiera que se escoja. lo prueban por su rechazo.relevante? El sorites de Leibniz es indiscutible. si lo rechazan. . Es en el contenido y no en la forma donde se descubren la contingencia y lo aleatorio de los enlaces transitivos. El dilema es un argumento donde se examinan dos hipótesis complementarias para concluir que. El dilema ilustra de manera más espectacular aún la diferencia entre lógica formal y argumentación. generalmente desagradables.

Terminadas las lecciones el alumno no quería litigar y Protágoras quiere obligarlo: Protágoras: Te haré un proceso. Aquí aparece de nuevo la diferencia entre lógica y argumentación. por consiguiente. de cualquier forma no tengo que pagarte las lecciones. si l o gano. mostrando que la consecuencia que saca el orador de uno de los cuernos del dilema no es aceptable y.Frente a los dos cuernos del dilema se presentan varias posibilidades de escapar a sus cornadas. un dilema que utiliza los mismos materiales que el dilema de base pero que contradice sus conclusiones. aduciendo que las hipótesis complementarias no agotan el todo y. si lo pierdo no te pago las lecciones. Una de ellas consiste en meterse entre los cuernos del dilema. no te pago (pues es lo decidido por el juez). pagas las lecciones (pues es lo convenido). Este procedimiento de oponer un contradilema. que no son exhaustivas. es decir. pagas (pues es lo decidido). Pero el procedimiento más elegante y eficaz consiste en oponerle otro dilema más cornudo. por lo mismo. si lo pierdo. ha sido llamado la retorsión del dilema: el dilema termina corneando a su autor. tal cosa puede verse en la famosa corrida argumentativa que protagonizaron Protágoras y Eulato: Protágoras hizo un trato con su discípulo que no tenía cómo pagar sus lecciones. de todas maneras debes pagarme. Otra forma consiste en agarrar al dilema por uno de sus cuernos. Discípulo: Si lo gano. tampoco lo es la conclusión del dilema. Mientras que formalmente ambos dilemas son válidos – el primero de la forma ((p q) & (p q)) q y el segundo de la forma . que él las pagaría cuando ganara el primer pleito.

o que es falsa porque no se ha demostrado su verdad”. como cuando se afirma que debe haber fantasmas porque nadie ha podido demostrar que no los hay. que muchos califican de falacia. Cuando hacemos una división se requiere que las partes reconstituyan el todo y que las situaciones consideradas agoten el campo de las posibles. gran fragilidad en el argumento porque conduce a una perplejidad insoluble. pero –agrega Copi. o también que no hay fantasmas porque nadie ha podido demostrar que sí los hay. con la división del todo en las partes. no refuta la afirmación de que el argumentum ad ignorantiam constituye una falacia en todo otro contexto. es trivializar. e inutilizar. argumentativamente no tienen la misma fuerza. porque obviamente el contradilema es mucho más persuasivo. . la noción de evidencia. En estos casos hay falacia. el argumento se presenta como una aplicación del principio del tercero excluso: es esta situación la que da lugar al argumento ad ignorantiam. o por lo menos. Toulmin y todos los teóricos modernos de las falacias reconocen que el argumentum ad ignorantiam es falaz excepto en el contexto jurídico porque aquí el principio rector es la presunción de inocencia hasta que se demuestre su culpabilidad. tenemos el argumentum ad ignorantiam. Sin embargo Copi. Si las partes o posibilidades se limitan a dos. de manera más general. En relación con el dilema y.“dado que esta posición se basa en el particular principio legal mencionado.((p ~q) & (~p ~ q)) ~ q. En realidad nuestra incapacidad para demostrar o refutar una proposición no basta para establecer su verdad o su falsedad: considerar que la falta de prueba o de refutación es una clase de evidencia. que consiste en sostener que “una proposición es verdadera porque no se ha demostrado su falsedad .

y así refutar la concepción estrecha y reduccionista de Copi: el centro de mi crítica se reduce a ampliar el campo de las presunciones. Son presunciones comunes. Se citan con frecuencia las siguientes falacias. Las presunciones son premisas de la argumentación en general.Mi reflexión subsiguiente tratará de ampliar el campo de aceptabilidad de este argumento con la argumentación ordinaria y filosófica. como falacias ad ignorantiam: “Dios existe. “todo lo que se nos comunica presumiblemente nos debe interesar”. De manera más general existe la presunción de lo normal. según lo cual existe para cada categoría de hechos y de comportamientos un aspecto considerado normal que puede servir de base a nuestros razonamientos.” . la homóloga de la inercia física en las conciencias y sociedades. al ampliar el campo de las presunciones. pero también se dan en la argumentación ordinaria y en la filosófica. “admitimos como verdadero lo que nos dicen y lo admitimos tanto tiempo como no tengamos razones para desconfiar”. por ejemplo... so pena de arbitrariedad: así como en derecho “al que afirma y no al que niega le incumbe la prueba de los hechos”. el cambio debe justificarse: sólo se puede cambiar –y dudar también. “toda acción es sensata”. etc. Por el contrario.cuando hay razones suficientes para hacerlo. o Dios no existe porque . de la opinión aceptada o del estado de cosas existentes. La inercia psíquica y social. porque no se ha podido negar contundentemente su existencia. Claro está que lo normal es relativo a grupos de referencia y los argumentos basados sobre él deben tener cuenta de ello. de lo habitual. Pero esto mismo indica precisamente que un argumento ad ignorantiam puede ser razonable en determinado contexto y su contrario también puede serlo en otro. funda la presunción a favor de lo normal. se ampliará automáticamente el campo de aplicación razonable de este argumento. así también en la argumentación ordinaria “a quien toma iniciativas de cambio le incumbe el onus probandi. Existen en la argumentación jurídica. que “la cualidad de un acto manifiesta la de la persona que lo realiza”.

porque presume la existencia de Dios. nos invita a no utilizar inadecuadamente un argumento ad ignorantiam. y nos invita a no inferir la verdad de una teoría de su irrefutabilidad. más influida por el pensamiento científico. . o. pero el primer argumento puede ser razonable para San Anselmo.Si no hubiera presunciones. Un caso más sutil de utilización de este argumento lo encontramos en K. Otros ejemplos similares son: “Existe una cura para cada enfermedad infecciosa” y “Existe una fórmula latina que pronuncia en forma ritual cura todas las enfermedades”. Popper. Conjectures and refutations. existe un compuesto químico que cura el cáncer y no tiene efecto moral”: esta afirmación no quiere decir que tal compuesto es conocido o que será descubierto dentro de poco tiempo. pero curiosamente nos propone situaciones en que este argumento es utilizable razonablemente a partir de presunciones: Ejemplos de afirmaciones existenciales irrefutables que son de gran interés son las siguientes: “Existe una cura para el cáncer completamente eficaz. de otra manera no hubiera exclamado: “Dijo el insensato en su corazón: no hay Dios!”. El segundo puede ser razonable en una época como la nuestra. “Esta ultima afirmación es irrefutable empíricamente pero pocos la considerarían verdadera. Allí Popper analiza el status de enunciados que son verdaderos pero no verificables y enunciados falsos pero no falsables. Siempre queda la posibilidad lógica de que pueda existir tal fórmula con los poderes curativos que se les atribuyen”. Es irrefutable porque obviamente es imposible probar cada fórmula latina concebible en combinación con todas las maneras de pronunciarla. de manera mas precisa. estaríamos en un callejón sin salida. es decir. que presume su no existencia porque puede prescindir de esta hipótesis.

Por enésima vez Copi confunde la verdad con la aceptabilidad: es claro que la última vez que el pastorcito mentiroso pidió auxilio. y hacen que la primera conjetura sea más razonable que la segunda. tenemos justificación para creer que esta afirmación existencial irrefutable es falsa. varias o muchas.“Sin embargo. reduce ciertamente la confianza que puede asignarse al testimonio ofrecido. entonces este razonamiento es falaz y constituye un argumentum ad ignorantiam. Los éxitos de la quimioterapia crean una presunción en su favor y otra en contra de la búsqueda del elixir de la vida. decía verdad. la conjetura de que no existe tal fórmula es mucho más razonable que la conjetura irrefutable de que tal fórmula existe”. En otras palabras. su mentira crea una presunción de mentira para futuros testimonios.se sostiene que el argumentum ad hominem no es falaz cuando se lo usa en un tribunal de justicia con el propósito de arrojar dudas sobre la declaración de un testigo. Pero si se infiere de esto que la declaración del testigo establece la falsedad de lo que testimonia. Es indudablemente cierto que puede dudarse de la declaración de un testigo si se demuestra que es un mentiroso y un perjuro crónico. pero todo lo que sabemos sobre las enfermedades habla contra su verdad . pero su testimonio ya no era aceptable porque sus reiteradas mentiras habían creado una presunción en su contra. lo que puede hacerlos inaceptables. Es claro que si el testigo ha mentido a veces. Ciertamente no podemos probar su falsedad. En los casos en que esto puede demostrarse. en vez de concluir solamente que su testimonio no establece la verdad. nos hace nuevas reflexiones que infirman su punto de vista: A veces –agrega. . aunque no podemos establecer su falsedad. Copi tratando de eludir las consecuencias de su afirmación exclusivista.

consigue aportar pruebas de que x no es comunista. Bajo vestidos pudorosos podemos insinuar lo que negamos. sino en nuestro conocimiento de que si hubiera ocurrido lo sabíamos. Copi tiene razón. Descartes abusaba del argumento ad ignorantiam. expandía el rumor contrario. no ha demostrado que x es comunista. Pero en este último caso la conclusión “es perfectamente razonable” porque el F. Sin embargo Copi no termina de darnos contraejemplos contra su tesis. una duda que duda de todo no es razonable.I. no sacar una conclusión es tanto una validación del razonamiento correcto como sacar una conclusión equivocada.. En ciertos casos. concluye: En ciertas circunstancias puede afirmarse con seguridad que si ha ocurrido cierto acontecimiento. Pero creo que hay otra interpretación posible de la duda. ni es duda.B. fuera comunista.B. sino como abogado que descalifica a sus testigos –los sentidos-. como cuando Nixon en su campaña por la gobernación de California. en otra obra. el gobernador. Al contrario. Si la F. En tales circunstancias es perfectamente razonable tomar la ausencia de pruebas como pruebas como prueba positiva de que no se ha producido. No sacar tales conclusiones constituye el reverso de la moneda falsa que es la insinuación maliciosa. ha establecido que x no es comunista. sería erróneo decir que la investigación no aportó ningún conocimiento.I goza de esa presunción de “conocimiento” que . de la que hablaré en otra ocasión. x no lo es. negando que Brown.B. hay investigadores calificados que pueden descubrir pruebas del mismo. Claro está que esta prueba no se basa en nuestra ignorancia.A mi parecer es así como razona Descartes cuando duda de los sentidos. como cuando alguien dice que “no hay pruebas de que x sea un pillo”. porque a veces le han mentido. Igualmente es cierto que si el F. como lo demostró Wittgenstein.I. No hay duda que en esta crítica filosófica. entonces siempre. porque. Al finalizar su reflexión sobre la falacia de ignorancia. No razona por generalización indebida como lo sugería Wittgenstein –si a veces..

en efecto. el problema central de la llamada “lógica” inductiva consiste en la caracterización del razonamiento bueno o correcto en lo relativo a . el argumento pragmático. En esto están de acuerdo Toulmin y Copi.todos le concedemos: asunto que investiga y lo resuelve. mientras se demuestra lo contrario.. Existen dos grandes grupos que se forman de acuerdo con los nexos de sucesión y los nexos de coexistencia. No es fácil determinar el nexo causal entre dos acontecimientos o la causa de uno de ellos. Los primeros unen un fenómeno a sus consecuencias o a sus causas. o dados dos acontecimientos sucesivos unirlos mediante un lazo causal. porque las teorías y explicaciones sobre la causalidad en ciencias naturales y sociales son muy complicadas y hay una montaña de literatura sobre la causalidad en filosofía de la ciencia que atestiguan las múltiples dificultades que rodean este concepto. Cuando argumentamos por el lazo causal pueden presentarse tres tipos de casos: dado un acontecimiento. Non causa pro causa que consiste en tomar erróneamente como causa de un efecto lo que no es su causa real. etc. aquí tenemos el enlace causal. ARGUMENTOS FUNDADOS SOBRE LA ESTRUCTURA DE LO REAL Estos argumentos se sirven de la estructura de lo real para establecer una solidaridad entre juicios admitidos y otros que buscamos que acepte el auditorio. buscar la causa que lo ha determinado. o dado un acontecimiento mostrar el efecto que debe resultar. la relación medios-fines.. Argumentando a partir de estas tres posibilidades podemos incurrir en falacias de la falsa causa que son de dos tipos: 1.

Si esto es así. El último enunciado del argumento (la correlación estadística) es difícil de aceptar si no hay más investigación de detalle para este caso particular: “el razonamiento estadístico está llano de trampas. en parte. sin embargo situaciones en que la falacia es obvia. Evidentemente la relevancia causal de consideraciones estadísticas se debe establecer mediante otros argumentos. Pero veremos con sospecha tales descubrimientos tanto tiempo como se sustenten sólo sobre evidencias estadísticas. Es lo que sucede. con las correlaciones estadísticas. Los tests de inteligencia muestran si un estudiante tienen lo que necesita para lograr el éxito en la educación.. Existe toda una técnica para mentir con estadísticas.. por ejemplo aceptar que los gusanos se generan espontáneamente en la materia podrida. La falacia de la falsa causa sólo se da cuando el orador es responsable de su falta de información sobre el asunto. en los casos más obvios no toda atribución falsa de causalidad es falaz. Incluso.. porque puede ser que “el éxito en los tests de inteligencia en la escuela no sea.conexiones causales. Hay. En realidad en uno y otro caso él no disponía de una explicación.. que es posible correlacionar el éxito en la universidad con los cereales que el estudiante come al desayuno o aún con la comida que la madre le dio cuando era bebé. por ejemplo. porque se han descubierto fuertes correlaciones estadísticas entre buenos resultados en los tests de inteligencia en la escuela secundaria y el desempeño posterior en la universidad. como puede verse en este ejemplo tomado de Toulmin. también será difícil y complicado determinar si un argumento que emplea este nexo es falaz. alternativa para salvar las apariencias. Hay. El puede probar. Acusar a Alberto Magno de falacia por esto sería como acusarlo de falacia por haber aceptado el sistema geocéntrico. en todo caso. una última dificultad. agrega Toulmin. y además estas correlaciones estadísticas son causalmente significativas. o no. causa del “éxito en . con más frecuencia de lo que se cree. como lo pensaron Alberto Magno y Francisco Bacon.

aunque no estoy seguro de que sea falaz. con aquellos que hacen buenos tests y que son preferidos por las instituciones universitarias precisamente porque hacen buenos tests? En este caso las correlaciones estadísticas no están midiendo la inteligencia sino dando una justificación para preservar la estructura de nuestras instituciones. afirmar que x ha tenido un cambio de humor porque varió la presión atmosférica. por ejemplo. entonces B es la causa de A. Esta forma de argumentar es falaz porque la sucesión temporal no es fundamento suficiente para afirmar un lazo causal. 2. en el episodio en que el héroe cuenta los encantos que sufrió en la cueva de Montesinos.. En este caso. exclama: ¡Oh santo Dios!.. más bien hay que considerarla como una profecía autoverificante” Esta inversión del lazo causal que irónicamente hace Toulmin se ve aún mejor en esta caricatura de la argumentación por la causa tomada del Quijote.los estudios universitarios”. . el argumento no ilustrará más la falacia de la falsa ciencia. y vuelva por su honra. doblado de un juicio sobre el indicio que curiosamente pone en duda la realidad misma de esta causa. incrédulo. ¿Es posible que tal hay en el mundo y que tengan en él tanta fuerza los encantadores y encantamientos que hayan trocado el buen juicio de mi señor en una disparatada locura? ¡Oh señor. y no de crédito a esas vaciedades que le tienen menguado y descabalado el sentido!. Aquí se prueba un acontecimiento por la causa y recíprocamente: un argumento pragmático que juzga la potencia de la causa por sus efectos. si A ocurre después de B. Sancho. ya que en éste hay más: es probablemente falaz decir que z tuvo un ataque nervioso porque hubo cambio de luna. por quien Dios es que vuesa merced mire por sí. La otra falacia del lazo causal es un caso particular de la anterior y ha sido bautizada como post hocergo propter hoc: un acontecimiento es causa de otro porque el primero es anterior al segundo. señor. ¿Qué sucede.

.Pasé por debajo de una escalera.. bebió un frasco de una cocción de hierba secreta y dos semanas después se curó! .Lo cierto del caso es que casi todas nuestras supersticiones y credulidades cometen esta falacia: . cuyo prototipo es la relación entre la persona y sus actos... por ejemplo. pues una de ellas es más fundamental y explicativa que la otra. la de pasar por debajo de una escalera.El nativo pretende que el sol reaparece después de un eclipse porque ha hecho sonar los tambores.. La construcción de la persona humana y la oposición a sus actos depende de la distinción entre lo que se considera importante. y así se cubriría de oro.. como por arte de magia..x sufría de un fuerte resfriado. el personaje lo hizo y recibió en su cuerpo un baño de pintura dorada. propio al ser del que se habla.Se me quebró el espejo. .. Los nexos de coexistencia.Y tiene toda la razón. unen dos realidades de nivel desigual. .Las reses tenían gusanos. el curandero las “rezó” y tres semanas después salieron los gusanos. .Vi una mariposa negra y.Un gato se atravesó en el camino y luego tuvimos un accidente. luego llegó la mala suerte. dice x. Lo cómico evidencia la falacia como puede verse en este argumento irrefutable: .. La precariedad de la relación determina una interacción constante entre el acto y la persona. contesta y. . . y lo que se considera transitorio y manifestación exterior del sujeto. . Este lazo entre la persona y sus actos no es necesario y no posee la estabilidad que existe entre un objeto y sus cualidades: la repetición de un acto puede ocasionar la reconstrucción de la persona o la adhesión reforzada a la construcción anterior. natural. Siempre ha sucedido: no has hecho tú la experiencia? Recuerdo una historieta de tiras cómicas en que una bruja sensata recomienda a su paciente desafiar las supersticiones.

pueden ser “personas” (Darwin. en todos los dominios. que reaccionaron contra su abuso y contra la concepción paternalista que considera que el hombre es un niño que jamás llegará a ser adulto y que dependerá durante toda su vida. Por último. es ineludible recurrir a él en el proceso de aprendizaje. En segundo lugar. Estas pueden ser muy variadas. los estudié y llegué a esta conclusión: volaré a 9. los filósofos). como puede verse en esta simpática anécdota que cuenta Bochenski: Cuando me hallaba en la escuela de pilotos. lo más frecuente es que se ataque no el argumento como tal sino la autoridad invocada. cuando se presenta un conflicto entre las autoridades reconocidas. donde el prestigio de una persona o grupo se utiliza para lograr que se admita una tesis. aunque los escolásticos consideran que el argumento de autoridad es el más débil de todos. como la ciencia. de allí la importancia del argumento de autoridad – argumentum ad vrrecundiam-. de numerosas autoridades. Los realicé a conciencia lo mejor que pude.A veces la influencia de la persona sobre la manera de acoger sus actos se ejerce a través del prestigio. sin embargo. situaciones en que el uso de este argumento es normal: en primer lugar. Pero esta fue una reacción contra el abuso del argumento de autoridad. tuve que planear un vuelo más largo (300Hm). a veces la autoridad epistemológica tiene un peso mayor que muchas otras razones. en las controversias cuando se ataca el argumento de autoridad. la opinión común o el consentimiento universal. Hay. Este argumento ha sido considerado falaz y fue criticado acerbamente por filósofos y pensadores de los siglos XVII y XVIII. que es la cualidad de aquellos que crean en los demás la propensión a imitarlo. pero también puede ser impersonales. ya sea cuando nos iniciamos en las primeras letras.500 pies a través del punto A y después . Es curioso ver que el pensamiento crítico comienza a ejercerse en el niño – y con frecuencia en el adulto. la experiencia. los sabios. ya sea cuando nos iniciamos en un campo del saber especializado. Marx. Esto supone diversos conocimientos y cálculos bastante complicados.

por ejemplo. desde luego. Esto explica que “la mayor parte del saber en la época actual. Los fundamentos para invocar el argumento de autoridad son variados. creer que la misma investigación científica escapa a esa autoridad. La autoridad se emplea para apoyar otros argumentos. Pero siempre utiliza un gran número de resultados que otros han establecido con anterioridad. En este aspecto la diferencia entre el saber científico y la vida cotidiana consiste tal vez en que aquel suele analizar con mayor precisión lo que es una autoridad y lo que no lo es. Pero se vuelve falaz cuando se invoca como última palabra. los difusores de los resultados de la ciencia. intenta en la medida de lo posible experimentar y calcular por su propia cuenta. Es lo que sucedió con algunos científicos aristotélicos que se rehusaron a mirar por el telescopio de Galileo.hacia B. debido a la superespecialización de los conocimientos. que existen las ondas hertzianas. tanto para la vida cotidiana como en lo que a la ciencia se refiere. que hay nueve planetas. En la primera empleamos constantemente los resultados de la investigación científica. en nuestra época el más utilizado es la competencia. se funda en la autoridad epistemológica”. Pero después me dio mi maestro el profesor de vuelo: “!Eso es absurdo! No vuele tan alto. pueden ser la tradición. dónde se encuentran las islas Hawai. pero también la ciencia se apoya en la autoridad”. sobre los que no tenemos idea alguna. Sin duda que cuando alguien investiga en un ámbito perfectamente definido y delimitado. Todos nosotros sabemos. es suficiente 5. Sería un error.500. “La proposición vale. sin embargo. Mis ideas fundamentales me parecieron sin fallas y correctas. sino que subió a su avión y emprendió el vuelo. la antigüedad. y no a través de A-B sino de C-D. y miles de cosas parecidas. Y estos resultados se aceptan porque han sido promocionados por unas determinadas autoridades. ¿por qué? Le pregunté. que nos comunican autorizadamente los científicos. la universalidad. frente a evidencias más relevantes. No me dio respuesta alguna. . o mejor aún.

convencidos de que la opinión de Aristóteles no podía ser errónea y que ninguna observación podría contradecirla. la ilustración. se parte de la situación particular para fundar la regla o generalización.” . En el segundo. modelo y antimodelo. En derecho. como puede verse en esta historia. En el primer caso. ilustración de una ley o de una estructura reconocidas. mostrando su interés y la variedad de aplicaciones posibles. el ejemplo. ¿no es cierto? La noticia se encontraba en todos los periódicos. No estamos lejos de lo cómico del argumento de autoridad. o por el recurso a la analogía. pregunta una niña de dos años. por lo menos bajo algunos aspectos. invocar el precedente. que tienen por objeto reforzar la adhesión a la regla y corroborarla. o como muestras. Su empleo es frecuente en las ciencias y en derecho: “en ciencias. contraejemplo. es decir. ARGUMENTOS QUE FUNDAN LA ESTRUCTURA DE LO REAL Estos argumentos estructuran la realidad mediante el recurso al caso particular –ejemplo. Mamita. Para nuestro estudio sólo interesan los tres primeros argumentos. La argumentación por el ejemplo supone un acuerdo previo sobre la posibilidad de una generalización a partir de casos particulares o por lo menos sobre los efectos de la inercia psíquicosocial. la hermanita de cinco años se adelanta: Ella sabe leer. es tratarlo como ejemplo que funda una regla nueva. o como ejemplos que deben conducir a la formulación de una ley o a la determinación de una estructura. ¿cómo sabía la princesa Diana que iba a tener un hijo? Antes que la mamá pueda contestar. los casos particulares son tratados. se parte de la regla conocida y admitida para llegar a los casos particulares. ilustración.

ilustramos de manera adecuada o desafiamos el contraejemplo. puede ser más dudosa. éste pone en discusión el enunciado de la regla por la incompatibilidad que plantea. más de uno puede concluir que debe darse libertad a todos para consumir narcóticos. la generalización precipitada. Cuando generalizamos de manera indebida. pero la ilustración inadecuada no produce el mismo efecto que el contraejemplo. deberá ser indiscutible. el efecto repercute más que todo sobre el que la emplea y testimonia de su incomprensión. de la cual depende la adhesión a la regla. puesto que la regla no se discute. como la ilustración – supone que ya se ha efectuado la generalización y se dispone de una regla. El contraejemplo – caso invalidante o exemplum in contarium – impide una generalización indebida. .Mientras que en el argumento por el ejemplo. como se colige claramente de estas ilustraciones que da Copi: considerando el valor que tienen ciertas drogas para aliviar los dolores de una persona seriamente enferma. el ejemplo invocado deberá gozar del status de un hecho. mientras que en la ilustración inadecuada. se puede concluir que todo licor es dañino y exigir que la ley prohíba su uso. mostrando que es incompatible con él e indica en qué sentido esta permitida la generalización. pero debe golpear de manera más viva la imaginación para que se imponga a la atención. de su desconocimiento del alcance de la regla. Este argumento. falacia del accidente y desafío al contraejemplo. GENERALIZACIÓN PRECIPITADA (O DEL ACCIDENTE CONVERSO) Esta falacia se comete cuando se generaliza a partir de muy pocas instancias particulares o de ejemplos atípicos. porque lo que se busca con ella es aumentar la sensación de presencia. partiendo del efecto que el alcohol produce sobre los que se exceden. incurrimos en falacias. la ilustración.

se da cuando ilustramos inadecuadamente por desconocimiento de la regla o por incapacidad para reconocer su alcance. El autor pretendía poder programar al perfecto hombre latinoamericano: con la inteligencia del venezolano. agrega Copi. la aplicación de la regla. pero pocos conocen el cuento de la policía secreta que descubrió a los ¿debo . la belleza del ecuatoriano y la honradez del colombiano!. Hay que responderles más fuerte...Lo cómico de la generalización apresurada nos recuerda la extravagancia de ciertos comportamientos generalizantes. Algunos ejemplos de esta falacia no son sino chistes. Latón en La República propone un caso en que la regla general “Uno debe pagar las deudas y devolver lo que se le a confiado” de la siguiente manera: Supón que un amigo cuando estaba en sus cabales me ha entregado armas para guardárselas y me las pide cuando ha perdido su razón.. La falacia del accidente – llamada también a dicto simpliciter ad dictum secundum quid. ni que si lo hago. he obrado correctamente. la modestia del argentino. exclamó: “todos los colombianos son pelirrojos”. y a veces alteran. porque no nos damos cuenta de que las máximas ordinarias están sujetas a excepciones y que las circunstancias matizan. Pero puede apreciar mejor a aún en esta historia irónica que oí recientemente en la radio. con mucha clarividencia: los chistes muestran a lo vivo las formas inadecuadas o irrelevantes de este argumento: Hay que respetar a sus padres. Todos conocemos la historia del abogado que terminaba sus peroratas invocando su “clisé”: in dubio pro reo. devolvérselas? Nadie dirá que debo hacerlo. Si uno de ellos te grita. como se da en el caso del yankiee que al ser recibido en el aeropuerto El Dorado por una pelirroja colombiana.

.espías en las eternas reuniones del congreso del partido. Para evitar esta falacia y todas las demás. incluso de la incredulidad de los incrédulos que no creen en ella!.. y aquí –contra lo que pasa en la duda escéptica.. como lo ilustra Moliere en el Señor de Pourceaugnac.nunca estamos seguros de velar adecuadamente. El razonamiento que habéis hecho sobre el asunto es tan docto y tan bello que es imposible que él no esté loco y melancólico hipocondríaco. . que son teorías explicativas de todo. Lo cómico resalta esta incompatibilidad y la necesidad de un replanteamiento. que de no hacerse.! El desafío al contraejemplo se da cuando nos obstinamos en favor de la regla. sería preciso que se volviera. Esta falacia –llamada por Toulmin envenenamiento de los manantiales. repitiendo la sabia máxima del camarada Lenin: el enemigo no duerme. ha que velar. El caso invalidante y su incompatibilidad con la regla obliga a meditar sobre ella. provoca el ridículo. es característica de los dogmatismos reforzados. y aunque no lo estuviera. y la justeza de los razonamientos que habéis hecho. Nunca estamos seguros de estar despiertos o dormidos. por la belleza de las cosas que habéis dicho.

a promesas o a amenazas. Pero hay algo más. la pistola en la nuca. La argumentación sólo se interesa por ellas cuando. o la predicación con el ejemplo. No exactamente. un argumento? Todos los teóricos de las falacias están dispuestos a conceder que sólo se recurre a la fuerza cuando los argumentos han fracasado y que el recurso a ella produce s umisión pero no persuasión. Esta teoría sólo estudia técnicas discursivas que producen o acrecientan la adhesión. Toda justificación. ¿Pero será una falacia. Las acciones no discursivas pueden ser tan eficaces o más que las discursivas. dice Dupréel. es por esencia un acto moderador. por ejemplo. órdenes y amenazas porque pueden ser elementos coadyuvantes en una argumentación. es decir. Toda argumentación supone una comunidad de espíritus y mientras dura excluye la violencia. la caricia o la cachetada. por ejemplo. el uso de la argumentación implica que se ha renunciado a recurrir únicamente a la fuerza y que se aprecia su adhesión obtenida por el recurso a la persuasión razonada. También la teoría de la argumentación piensa lo mismo.CONCLUSIÓN A manera de conclusión estudiaremos el denominado argumento baculino –argumentum ad baculum. La . no porque sean en sí argumentos.que consiste en apelar a la fuerza o a la amenaza de la fuerza para provocar la aceptación de una conclusión. Pero ¿entonces las amenazas son argumentos?. recurriendo. gracias al lenguaje se les pone de relieve. La teoría argumentativa se interesa por las promesas. pero ellas desbordan el campo de la argumentación.

“Hazlo mi señor. aunque débil. pero no ignora su existencia en las relaciones humanas. aquí me tienes”. “Rápido. “Quiero amar a una mujer”. mi señor. te mataré y te arrojaré lejos”. es lo único que hace posible la vida del hombre. una daga filosa y corta tu garganta”. Cuando prima el elemento violento hablamos de dominación o de algo por el estilo. como lo piensa Dupréel. no ames. “No ames mi señor. qué es bueno?.argumentación. esclavo. Pero también me parece obvio que la razón argumentativa del esclavo es un . mi señor. Cuando prima el elemento persuasivo. El hombre que a ama a una mujer olvida penas y sufrimientos”. “Ama. prima uno de estos tres elementos. Quién es tan grande como para ascender a los cielos. mi señor. mientras se desarrolla excluye la violencia. “Aquí estoy mi señor. Eso es bueno. no lo ofrezcas. “Escúchame esclavo”. “No. hablamos de argumentación. ¿podrías vivir siquiera tres días más?”. no quiero ofrecer un sacrificio a mi dios”. “Entonces. ve en busca de agua y derrámala sobre mis manos. La mujer es un hoyo.? “No. “Entonces. de transacciones comerciales y de persuasión. aquí estoy”. Es obvio que algo de argumentativo hay en este intercambio: L. En realidad. “No lo ofrezcas. mi señor. “Aquí me tienes. una zanja: la mujer es daga de hierro. “No esclavo. “Escúchame esclavo”. limitada e insegura. hazlo. Fernández conjetura que la respuesta que clausura el poema deja sospechar que el esclavo es la personificación de una razón que. Así le enseñaré al dios a trotar detrás de ti como un perro”. donde con frecuencia. esclavo. Quiero ofrecer un sacrificio a mi dios”. “Torcer mi cuello y el tuyo y ser arrojados al río.. ama. como puede verse en este intercambio cuasi hegeliano que se da en el “Dialogo pesimista entre el amo y el esclavo”. no quiero amar a una mujer”. un pozo. El hombre que ofrece un sacrificio a su dios tiene un corazón jubiloso”. las relaciones humanas son un tramado de relaciones violentas..

Algunos. En ambos casos la argumentación sólo seria un engaño. Me parece que otra cosa es lo que sucede en el diálogo entre Edipo y Creonte -de Edipo Rey-. . una forma de coerción. la depone provisionalmente pidiendo razones.¿Qué quieres.. ya sea porque el auditorio sólo simula escuchar. quizás muchos.simple instrumento al servicio de la relación de violencia que se da entre el amo y el esclavo. De la misma manera los argumentos falaces circulan porque circulan también los legítimos. justificaciones. Edipo. Tal opinión es factible y a veces real. pero ella es comprensible y razonable sólo si por lo menos en ciertos casos hay persuasión verdadera.. un camuflaje de la violencia: la argumentación sólo existe en apariencia. Creonte.. no quiero que te escapes.. Creonte. si tu orden es injusta. dirán que el recurso a la argumentación no es sino una ficción.. De otra forma no tendrían sentido. del que transcribo algunos pasajes: Creonte.Siempre que me convenzas de la razón de tu odio. Edipo – ¡Oh Tebas. en el segundo un signo de “buena voluntad” o “tolerancia”.¿Qué dices? ¿Que no te vas a conformar ni a obedecer? Creonte – No veo que estés en tu cabal juicio.No. en el primero.¿Y si estuvieras mal informado? Edipo – De todos modos. ya porque el orador impone al auditorio la obligación de escucharlo. Tebas! Creonte – También puedo yo invocar a Tebas: no tú solo Aunque la violencia también está a la mano de Creonte. menester es que me obedezcas.. Edipo – Lo estoy para mí. sino que mueras. Creonte – No ciertamente. pues? ¿Desterrarme del reino? Edipo.Pues menester es que también lo estés para mí Edipo –Pero tú eres un traidor Creonte .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful