Está en la página 1de 2

El espritu y el cuerpo espiritual.

INTRODUCCIN: El cuerpo espiritual es aquel dado por N.S.J.C. a todos los creyentes en unidad con el espritu como iglesia. (Efe. 1:22-23, Col. 1:18, Col. 1:24)

I.

EL CUERPO DE JESUCRISTO EN LA TIERRA. a) El cuerpo de Jesucristo bajado de la cruz (Lucas 23:50-53) b) El cuerpo de Cristo, El Velo ( Hebreos 10:19-20) c) El cuerpo de Jesucristo, El Glorificado ( Juan 20:11-17, Juan 7:36-38) d) Recibido en Gloria (1 Timoteo 3:16) e) Subi y est a la diestra del Padre (Efesios 4:8-10, Romanos 8:34, f) Hechos 7:55-56). CMO NOS CONVERTIMOS EN EL CUERPO ESPIRITUALD E CRISTO? a) Al momento que llega a la gloria (Marcos 16:29) b) Derrama de su Espritu Santo y nos transmite su cuerpo espiritual ( Hechos 2:2-4). c) Cuando vuelve a su lugar en El Cielo (Juan 1:1, 14).

II.

III.

LA UNIDAD DEL CUERPO ESPIRITUAL. a) Por medio del Espritu Santo (Efesios 4:3) b) En la fe (Efesios 4:13) c) Para crecer Juntos (Efesios 4:11-12) d) Para ser desarrollados en el amor (Efesios 4:14-16) e) Somos un solo cuerpo (1 Corintios12:12-13) f) Tenemos comunin unos con otros y tenemos comunin con la Cabeza que es Cristo Jess (1 Corintios 10:16-17). g) Debemos entender y distinguir bien el cuerpo de Cristo (1 Corintios 11:27-31).

IV.

VISTINDONOS DEL CUERPO ESPIRITUAL O NUEVO HOMBRE, NUEVA NATURALEZA O NUEVA VIDA. (Efesios 4:24 y Colosenses 3:5-17) a) Dnde vive el viejo hombre? En nuestros Miembros (Romanos 8:23). b) Dnde vive el nuevo hombre, la nueva naturaleza o la naturaleza o la nueva vida? En nuestra Mente (Romanos 8:25) c) Por qu somos el cuerpo de Cristo? Por que todos los que han credo en Cristo y han sido bautizados morimos y resucitamos con l (Romanos 6:3-4 y Colosenses 2:12)

d) Por qu debo vestirme del nuevo hombre? Para no corrompernos como Iglesia (Efesios 4:22) Para no ser engaados (Efesios 4:22) Para cumplir la voluntad de Dios (Efesios 4:24). Para tener una vida recta y pura (Efesios 4:24). Para no sufrir el castigo de Dios (Colosenses 3:5-7) Para ser renovado a la imagen de Dios (Colosenses 3:10)

CONCLUSIN: VESTOS DEL NUEVO HOMBRE! (Efesios 4:24)