Está en la página 1de 1

Aprendizaje portátil, la revolución que se viene

Nicolás Hellers

Estudiar desde un ordenador de mano, un móvil o una computadora con conexión wireless, no es ciencia ficción;
sino la realidad pujante e innovadora que han introducido los últimos adelantos tecnológicos.

Las soluciones de Mobile Learning o Aprendizaje Móvil ofrecen la libertad de capturar


pensamientos e ideas de manera espontánea, justo cuando la inspiración llega, logrando la
ampliación de los límites del aula, permitiendo acceder a las tecnologías de la información cuando
y donde el usuario lo necesite, y facilitando la posibilidad de implementar innovadores modos de
dar clase y aprender.

Se trata de implementaciones educativas con componentes hipertextuales y multimediales en


formatos digitales, que se utilizan para brindar capacitación e información a usuarios de diversos
tipos de dispositivos móviles (palms, pocket pc, celulares, notebooks, laptops...).

Sin duda, un nuevo paradigma que cuenta con precedentes en compañías como Vodafone, 3COM
o Nokia, y que podría sintetizarse como el punto de intersección en el que confluyen la informática
móvil y el e-learning, para producir experiencias educativas cuando uno quiera y desde cualquier
parte, literalmente.

Sin ir más lejos, los profesores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han llegado a
predecir que las Tablet PCs de Microsoft reemplazarán en poco tiempo a las laptop en el entorno
de aprendizaje, tanto en el ámbito estudiantil como en el profesorado. Mientras que la Universidad
Abierta de Cataluña (UOC) y la compañía electrónica multinacional, Casio, establecieron un
acuerdo de colaboración para desarrollar conjuntamente el aprendizaje a través de las PDA.