P. 1
Ensayo La importancia de la Educación a Distancia en el Perú

Ensayo La importancia de la Educación a Distancia en el Perú

|Views: 5.200|Likes:

More info:

Published by: Luis Armando Jaeger Fernandez on Jul 16, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2014

pdf

text

original

La importancia de la Educación a Distancia en el Perú

Estuve estudiando (y con bastante éxito, debo decirlo), Ingeniería Civil en una universidad nacional de las más prestigiosas en la especialidad. Llegué a terminar el tercer año, comencé el cuarto y hasta rocé algo del quinto año cuando tuve que tomar una importantísima decisión.

Como todo un joven despistado y alocado, había embarazado a mi novia, que dicho sea de paso, también estudiaba Ingeniería Civil; no es propósito de este ensayo describir situaciones o circunstancias personales y/o familiares, pero sí establecer un fundamento personal fruto de la experiencia, de este modo solo mencionaré que, nos vimos confrontados a una situación que supongo son miles de parejas de jóvenes que la pasan eventualmente como fruto de su irresponsabilidad y nada más, hay que decirlo también.

En mi posición de varón, la situación exigía una decisión así que medité mucho al respecto, no podía dejar a la mujer que amo embarazada y no podía cometer la cobardía de muchos, de huir dejando atrás una madre joven y un bebé por nacer en la indefensión; por otro lado, tenía una carrera por terminar y eso también era importante.

Decidí, decidimos ambos, hacer frente a la situación con valentía y así fue, abandonamos la universidad, la pasamos muy difícil pero hoy, pasados más de treinta años, no nos arrepentimos, nuestros hijos van terminando cada uno su carrera universitaria, son ejemplo de esfuerzo y dedicación, acaba de terminar

nuestra segunda hija y no consiguió trabajo, la llamaron y pudo escoger, tuvo ese privilegio y aún en eso fue ejemplo, escogió con libertad, con esa libertad acompañada de responsabilidad.

Bien, ¿y yo?, pues ahora, con dos nietos encima, siento una deuda sobre mí, una deuda conmigo mismo, me debo una realización a la que renuncié en aras de una familia que debía ser formada con esa solidez que solo una conducta llena de sacrificio, ejercicio de principios más que de valores, ejemplo y liderazgo puede dar, sin dejar de lado la presencia de Dios en el centro familiar, claro.

Hice una buena carrera administrativa en mi trabajo y fue difícil, el doble de difícil sin contar con un título profesional, pero lo logré y aún sigo sintiendo esa deuda, también con mis hijos pues sembré en ellos la idea de la realización más profesional y profunda que la sola obtención del título profesional y son sentimientos encontrados en cierta medida.

Por un lado el haberlo logrado sin poder exhibir un título profesional en un medio laboral rodeado de gente que sí lo tiene; por otro, toda una capacidad sin el respaldo formal y legal que la competitividad actual requiere, necesita más allá de la exigencia del medio por sí sola.

Así que, llegado el momento de abordar nuevamente el tema, me enfrento a una situación que ya no es la misma que antes, el tiempo no es el mismo de antes, las distancias a recorrer para asistir a una clase en el aula física son

cada vez mayores en medio de la vorágine que además implica todavía la responsabilidad de sostener un hogar, para ir con sinceridad, tal vez la disposición no es tampoco la misma.

Una alternativa sólida se ofrece en la modalidad de estudio A Distancia, los argumentos a favor son muchos: Tecnología al máximo, estudio desde casa u oficina, horarios flexibles, necesidad de desplazamiento casi cero, etc. etc. sin olvidar que el ver “malas caras” como suelen decir los jóvenes, se reduce a la insignificancia más absoluta.

Pienso que el problema más grande del Perú es el problema de una educación deficiente, desorganizada, irresponsable y hablo en todos los niveles, desde el inicial hasta el profesional e incluso desde la educación que se imparte en cada hogar. De modo que es un problema que se debe abordar con urgencia y por todos los medios.

Puede ser una situación contrastante y alguno podrá tildar de incoherente el pretender suplir la deficiencia permitiendo el estudio a distancia puesto que los paradigmas que aún se arrastran exigen la vigilancia del docente, la asistencia al dictado de clase en el aula, la presentación de trabajos en persona y el sustento de los mismos, todos esos mecanismos tradicionales.

Pero analizando más fondo el asunto, el sistema de Educación a Distancia permite la puesta en práctica de la esencia de los principios personales que cada uno haya podido interiorizar a lo largo de su vida: responsabilidad frente a

sí mismo, fundamental; honestidad en lo privado (la mayor, quizá la única valedera), básica para construir una vida aportando positivamente al desarrollo de la comunidad; capacidad intelectual, imprescindible para quien pretenda alcanzar un nivel profesional; habilidad para usar tecnología, vital en el mundo moderno bajo pena de ser declarado disfuncional; iniciativa, capaz de desarrollar a la persona por sobre el riesgo de solo llegar al límite impuesto por el docente del aula; y podríamos seguir enunciando y larguísima lista que tampoco es propósito del presente trabajo.

Lo expuesto debe alimentar la idea de que, lejos de merecer el menosprecio (soy testigo de ello), el sistema de Educación a Distancia adquiere una importancia creciente para un país como el Perú, tan lleno de limitantes, de prejuicios, desigualdades y falta de oportunidad. ¿Qué esperanza tienen los habitantes de las comunidades alejadas de las capitales? La sola economía constituye una barrera infranqueable puesto que además de procurar el costo de la pensión educativa, tiene que vérselas con el gasto de desplazarse, casi siempre mudarse a la ciudad incrementando sus gastos por concepto de alojamiento y alimentación que por lo demás es pésima.

La tecnología viene en auxilio y su integración al sistema la ha llevado a ser el punto medular. Claro, hay que guardar ciertos factores, no se debe descuidar el rigor científico y académico, de lo contrario la formación no alcanzaría el nivel profesional; sin embargo, debe quedar claro que el sistema tradicional no está exento de esta falencia y de allí tenemos una gran cantidad de “profesionales”

que no logran superar las limitaciones que los convierten en apenas portadores de un título profesional y la diferencia debe quedar clara.

Por todas estas razones y algunas que quizá se me escapen por el momento, creo que la Educación a Distancia es de vital importancia para el Perú, de manera que me incorporo firmemente convencido de que la calidad de la formación depende por igual de ambos componentes y ambos componentes: estudiante e institución educativa deben ser desarrollados en todo su potencial.

En resumen, la Educación a Distancia es sumamente importante para el país por cuanto pone en valor el factor fundamental en el desarrollo social, la materia prima social que viene a ser el propio ser humano. Pone a prueba su integridad y de integridad está hecho el sólido fundamento de una nación; y no por ello descuida la seriedad, la solidez de la formación profesional en aquellas carreras que por su naturaleza se adecuen al sistema y esto también debe quedar claro puesto que no todas las ramas se prestan a ello. Bibliografía: Metodología de Estudio, Mery Izaguirre Arroyo – Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote, sistema de Educación Abierta. La educación a distancia vista desde la perspectiva bibliotecológica , Brenda Cabral Vargas, obtenido de INTERNET. Educación virtual y universidad pública: la experiencia de la Universidad Nacional de Cuyo, obtenido de INTERNET. Creciendo interiormente: haciéndonos a nosotros mismos, Guillermo Descalzi Picaso, Editorial San Marcos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->