P. 1
La Roya del Café es una enfermedad temible pero puede controlarse

La Roya del Café es una enfermedad temible pero puede controlarse

|Views: 196|Likes:

More info:

Published by: Jover Antony Varillas Alcantara on Jul 15, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/07/2013

pdf

text

original

La Roya del Café es una enfermedad temible pero puede controlarse

Contenido
[Ocultar]

        

1 Antecedentes 2 Claves para el control de la roya 3 Épocas de control de la roya 4 Tipos de fungicidas 4.1 Fungicidas de contacto 4.2 Fungicidas sistémicos 5 Tecnología de aplicación 6 Equipo de protección personal 7 Más información

Actualizado al 28 de febrero de 2013

Antecedentes
La roya es una enfermedad del café ocasionada por el hongo Hemileia vastatrix, ataca principalmente las plantaciones de las variedades Caturra, Catuaí, Bourbón, Typica, Pache y otras susceptibles. En Guatemala se le conoce desde el año 1980. Afecta hojas maduras y cuando el ataque es severo puede también infectar hojas jóvenes provocando una intensa caída de hojas y pérdidas en la producción. A la fecha, no se conocen hospederos alternos. Recientemente se identificó que la roya se manifiesta severamente en altitudes de 1968 a 3,937 pies sobre el nivel del mar (psnm). Esta enfermedad está relacionada con la alta carga fructífera, falta de fertilización, uso inadecuado de fungicidas y variabilidad climática, entre otros factores que debilitan la planta, haciéndola más susceptible a ataques severos. A partir del año 2011 se observó incremento de roya en las regiones cafetaleras del país, bajo diferentes condiciones a lo observado con anterioridad. Por ello, es necesario realizar inspecciones constantes en la plantación, acompañar los ciclos de producción del café, corregir deficiencias nutricionales y planificar las aplicaciones de fungicidas basado en información de la finca.

Claves para el control de la roya
El Centro de Investigaciones en Café de Anacafé (Cedicafé) validó los siguientes fungicidas, por lo que para cada aplicación se recomienda utilizar cualquiera de los productos de la siguiente lista:

Nombre comercial

Ingrediente activo

Dosis por manzana

FUNGICIDAS DE CONTACTO

Caldo Bordelés Hidróxido de cobre Óxido de cobre Oxicloruro de cobre

sulfato de cobre + hidróxido de calcio cobre cobre cobre

4 - 5 libras 4 libras 4 libras 5 libras

Timorex Gold Vigilante Opus 12.5 SC Alto 10 SL Caporal 25 DC Atlas 25 EW

Melaleuca alternifolia azufre + cobre epoxiconazole cyproconazole triadimenol tebuconazole

1000 cc 1000 cc 350 cc 280 cc 350 - 500 cc 400 - 560 cc

FUNGICIDAS SISTÉMICOS CON UN INGREDIENTE ACTIVO

FUNGICIDAS SISTÉMICOS EN MEZCLAS DE DOS INGREDIENTES ACTIVOS

Silvacur Combi 30 EC Duett 25 SC Amistar Xtra 28 SC Opera

tebuconazole + triadimenol epoxiconazole + carbendazim azoxystrobin + cyproconazole epoxiconazole + pyraclostrobin

350 - 500 cc 350 cc 350 - 400 cc 700 cc

*Consulte al Técnico de Anacafé más cercano a su localidad

Antes de utilizar cualquier producto para el control de la roya tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

Observe que el equipo opere correctamente y verifique que esté en condiciones adecuadas para su uso. Antes de agregar el producto verifique el pH del agua, si no es el adecuada, corríjalo tomando en cuenta lo siguiente: o Para fungicidas sistémicos el pH adecuado es de 4.5 a 5.5 o Para fungicidas de contacto el pH adecuado es de 6.5 a 7.0 Al realizar la premezcla, tenga cuidado de no hacer la mezcla directamente en la mochila asperjadora. o Premezcla: antes de iniciar la mezcla debe agitar el producto por 30 segundos. En una cubeta con agua limpia hasta la mitad, mezcle el producto de acuerdo a la dosis recomendada en el panfleto, luego complete con el volumen de agua requerido. Finalmente, agite para obtener una mezcla homogénea antes de aplicar. Utilice el producto en la dosis recomendada, la sobre dosificación ocasiona daños al cultivo. Utilice coadyuvante o adherente en dosis recomendada para optimizar y asegurar la penetración o “pegue” del producto en la planta. Siempre atienda las recomendaciones indicadas en el panfleto adjunto al producto, principalmente las relacionadas con: manejo, almacenaje y descarte del envase, uso de equipo de protección personal, periodo de reingreso, uso del producto y compatibilidad con otros productos.

Al finalizar la labor de aplicación se debe lavar el equipo y lo utensilios de preparación con suficiente agua y jabón. Las aguas del lavado o con residuos de producto no deben derramarse en áreas cercanas a fuentes de agua.

Épocas de control de la roya
Inicie un programa oportuno de control tomando en cuenta la época de aplicaciones de acuerdo a su región:

*Consulte al Técnico de Anacafé más cercano a su localidad

Tipos de fungicidas
Existen dos tipos de fungicidas para el control de la roya: sistémicos y de contacto. Para seleccionar el tipo de fungicida a utilizar debe tomar en cuenta lo siguiente:

Fungicidas de contacto
  

Solamente inhiben la germinación de esporas o evitan la penetración en la planta. El uso de estos productos requiere de buena cobertura del follaje, principalmente en el envés. El intervalo de aplicación de fungicidas debe ser entre 15 - 25 días. Pueden ser utilizados con niveles bajos de incidencia de roya alrededor del 5%.

Fungicidas sistémicos

Cuando el nivel de infección es muy alto se debe seguir el calendario de aplicaciones con productos de tipo sistémico para reducir el ataque de roya, previo a la maduración del café y de acuerdo a las fechas establecidas para la región. No utilice fungicidas a base de epoxiconazole en la tercera aplicación porque

puede generar problemas de residualidad.

Tecnología de aplicación
Es básico que la persona que realizará la aplicación del fungicida conozca sobre la enfermedad, los productos, dosis, cobertura, calidad del agua y cobertura y esté debidamente entrenada. Es recomendable capacitarlo, motivarlo, supervisarlo y proveerle del equipo de protección necesario. Para las aplicaciones se recomienda utilizar una boquilla de doble abanico (TJ 6011003VS) pues con esta se logra una mejor cobertura del follaje (más o menos 38 gotas por cm2), además, funciona bien en un rango de 30 a 60 PSI (libra-fuerza por pulgada cuadrada) en equipo de aspersión de motor o manual. Para el uso de la boquilla es necesario contar con un adaptador que puede ser de cobre o plástico, este lleva un filtro de metal mesh 50 que funciona adecuadamente con productos sistémicos y de contacto. La lanza debe ubicarse a la mitad de la planta y a una distancia de 25 centímetros; de esta manera se logra que la boquilla forme un abanico para asperjar toda la planta. Partes del adaptador para boquilla

1. 2. 3. 4.

Base del adaptador Filtro de metal mesh 50 Boquilla TJ6011003VS Rosca del cuerpo de la boquilla

Detalle de la boquilla TJ6011003VS

Equipo de protección personal

     

Guantes Lentes Mascarilla Gabacha de nailon Botas de hule Camisa manga larga y pantalón en buen estado exclusivos para aplicación de plaguicidas

Más información
 

Consulte al técnico de Anacafé más cercano a su localidad. Escuche el programa El Cafetal Radio en Radio Sonora, los martes y jueves a las 5 de la mañana.

Temas Relacionados
 
¿Qué es la roya del cafeto? Análisis sobre eficiencia de fungicidas contra la Roya del cafeto

COMPARTIR
E-mail: info@anacafe.org(+502) 2311-1969 / (+502) 2421-3700
Dirección:Calle del Café, 5ta calle 0-50 zona 14,Guatemala, Centro América.

Sugerencias Para el Control de la Roya del Cafeto (Hemileia vastatrix) José Miguel Morocoima, Nelson Antonio Vivas. TAI EE Táchira-Fonaiap.

La roya del cafeto es una enfermedad producida por el hongo Hemileia vastatrix y está considerada como la más importante de todas las enfermedades que atacan a este cultivo en los países productores del mundo. La enfermedad fue descubierta en el noreste de África en 1861, desde donde se extendió a Ceilán, La

India, Madagascar, Java, Tanganica, Malasia, Filipinas, Kenya, Uganda, El Congo, Angola, Camerún, Mozambique, Costa de Marfil, Nigeria y Guinea. En 1970 aparece en los estados de Bahía, Espíritu Santo y Minas Gerais (Brasil), y ya para 1972, se había extendido a los estados de Sao Paulo y Paraná, quedando invadidos por la enfermedad las zonas más importantes de producción cafetalera de ese país. Desde 1970, cuando es detectada en Brasil, se ha propagado a Paraguay, Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Guatemala, México, Honduras, Nicaragua, El Salvador, y en septiembre y diciembre de 1983 aparecen en Colombia y Costa Rica. En octubre de 1984 aparece en Venezuela específicamente en el estado Táchira.

Daños causados por la Roya

Uno de los problemas más graves que confronta Venezuela en materia cafetalera es la baja productividad de 5 quintales por hectárea (230 Kg. de café oro) rendimiento que apenas alcanzaría para efectuar los controles de roya anual. Si tomamos en consideración que alrededor del 80% son productores con pequeñas fincas entre 1 a 3 ha. podemos deducir que no están en capacidad ni económica ni técnica para hacerle frente a un control efectivo de la roya. el cual amerita un costo elevado (Bs. 3000 a 4000 estimados por hectárea anual). A esto se agrega que la mayoría de nuestros cafetales están muy deteriorados y no responden satisfactoriamente a los tratamientos en el control de la enfermedad.

Los estudios económicos realizados por los investigadores de la E. E. Táchira, señalan que, para convivir con la roya mediante tratamientos preventivos, es necesario producir entre 20 y 25 quintales de café por hectárea (920 a 1150 Kg. de café oro/ha), lo cual arrojaría un margen de utilidad para que el productor pueda subsistir con el cultivo del café (Bs. 6000 a 8000 de rentabilidad anual/ha). Al tener la roya en nuestro país, nos quedan dos alternativas bien definidas que debemos poner en práctica, si queremos seguir produciendo café. La primera, es usar cultivares de altos rendimientos, preferiblemente ! de porte pequeño, como son el 'Catuaí', 'Caturra', híbrido de 'Santa Ana' y otros que reúnan estas características, que facilitarían un mejor manejo en los controles de la enfermedad, recolección y demás prácticas del cultivo. Los centros de investigación del país han generado un Paquete Tecnológico que permite obtener altos rendimientos (50-90 qq/ha) y así poder convivir con la Roya, pero es necesario hacer buen uso de estas prácticas con el fin de lograr los objetivos perseguidos, como es el aumento de la producción y la productividad.

Este Paquete Tecnológico comprende, entre otros, los siguientes aspectos:

a. Uso de variedades o cultivares de altos rendimientos y buena adaptación a
las diferentes regiones cafetaleras del país.

b. Densidades de siembra adecuadas de 4000 a 5000 plantas por hectárea. c. Uso racional de fertilizantes de 2 a 3 aplicaciones anual (1500 a 2000 d. e. f. g.
Kg./ha/año). Controles preventivos de plagas y enfermedades (6 a 8 veces/año). Controles químicos de malezas (4 a 6 veces/año). Uso racional de la poca, empezando en forma sistemática a partir de la tercera o cuarta cosecha, de acuerdo con las condiciones generales de la plantación. Sombra adecuada, usando entre 50 a 120 guamos/ha, según la altitud y humedad relativa de la región.

Mediante el uso racional de las diferentes prácticas anteriormente indicadas, es completamente factible obtener rendimientos de 30 a 60 quintales por hectárea y poder convivir perfectamente con la roya en nuestros cafetales.

Plantas de café defoliadas por el ataque de la roya

La otra alternativa consistiría en la renovación de cafetales mediante la utilización de cultivares resistentes a la roya, como es el híbrido de Timor, único tipo de café en el mundo que es resistente a todas las razas de roya hasta ahora estudiadas y clasificadas; esta alternativa es a largo plazo, por cuanto no hay en el país disponibilidad suficiente de semilla de este cultivar para satisfacer la demanda nacional; también se podría incrementar los Catimor, resistentes a algunas razas de roya. Sin embargo, sería muy conveniente que a los productores se les recomiende, por lo menos, el establecimiento de un pequeño lote de híbrido de Timor, que puede ser de un cuarto, media o una hectárea, con el fin de ir propagando este material en las diferentes regiones cafetaleras del país. Igualmente, se sugiere que en aquellas zonas cafetaleras que por sus condiciones de lejanía, sin vías adecuadas de comunicación, topografía muy accidentada y donde los productores no puedan utilizar los cultivares de altos rendimientos, pues, lógicamente necesitan una buena tecnología, se les recomiende la sustitución de Typica por el híbrido de Timor en forma gradual y de acuerdo con las disponibilidades de semillas de este material en los centros de investigación o de algunas regiones cafetaleras donde ya se esté propagando el híbrido de Timor. Finalmente, le recomendamos a nuestros caficultores interesados en la problemática del mejoramiento de los cultivos, la necesidad de utilizar todas las prácticas desarrolladas en el cultivo de café y generadas por las Estaciones

Experimentales del país, las cuales están a la disposición de todos, incluyendo la asistencia técnica a través del Fondo Nacional del Café, organismo encargado del desarrollo de la caficultora a nivel nacional. Es preferible y aconsejable tener pequeñas extensiones (3 a 10 ha) bien atendidas con buenos rendimientos (30 a 40 qq/ha) y no grandes extensiones (50 a 100 ha o más) con una baja productividad (3 a 5 qq/ha) que en la mayoría de los casos, no alcanza ni para cubrir los costos de mantenimiento. Control químico de la roya del cafeto (Hemileia vastatrix) Si el productor se decide por la alternativa de mantener cultivares altamente productivos, pero susceptibles a la enfermedad, entonces será necesario que haga controles periódicos con agroquímicos. Los productos más usados son los compuestos cúpricos, los cuales se mezclan con agua y se aplican a la plantación. Es necesario acotar que se requiere de una plantación planificada, con calles que permitan libre acceso de operarios con asperjadoras. Por tal razón, recomendamos el uso de cultivares de porte bajo ('Caturra', 'Catuaí') , que por su estatura son de fácil manejo; sembrados en hileras, separadas 2.5 metros entre planta y planta en la hilera, sembrando una planta por hoyo. Caldo Vícosa - Fungicida para controlar Roya La Universidad Federal de Vicosa, en Brasil, después de minuciosos estudios, ha propuesto a los caficultores esta nueva arma que controla con eficiencia la roya, a la vez que suple de micronutrientes a la planta, con efectos positivos en la producción. Según reportes de dicha Universidad, el Caldo Vicosa, además de ser efectivo para controlar roya, ejerce cierto control en Cercospora y Minador de la hoja del café. A esto se le agrega que corrige deficiencias minerales produciendo plantas más vigorosas.
Composición del Caldo Vicosa El Caldo Vicosa, originalmente, este compuesto por: a. Sulfato de cobre b. Sulfato de zinc c. Sulfato de magnesio d. Ácido bórico e. Urea f. Cal hidratada (Estas dosis son para 100 litros de agua) 500 g 600 g 400 g 400 g 400 g 500 g

Preparación del Caldo Vícosa Materiales 2 baldes plásticos pequeños. 1 balde o tobo plástico de 120 litros de capacidad. 2 paletas o palos, uno pequeño otro grande para agitar las mezclas.

Preparación

1. Se llena con 90 litros de agua el pipote plástico o balde (el de 12 litros de
capacidad).

2. Se echan en un balde o tobo plástico pequeño 5 litros de agua y se le agrega
el sulfato de cobre, el zinc, el magnesia, el ácido bórico y la urea, en las dosis recomendadas. Luego, con la paleta o palo se bate vigorosamente hasta mezclar bien. Entre tanto, otra persona puede colocar 5 litros de agua en el otro tobo plástico pequeño y agrega los 500 gramos de cal hidratada agitando vigorosamente con la paleta o palo.

3.

Una vez que esté bien mezclado la cal con el agua (agua-cal}, se une esta mezcla en el pipote grande, que ya contiene los 90 litros de agua limpia, teniendo e cuidado de agitar fuertemente Cuando ya tenemos bien mezcla da el agua-cal, se agrega la mezcla del cobre, zinc, magnesio, ácido bórico y urea, agitando uniformemente. Preparada la mezcla, se procede c colocar la solución en la asperjadora para ser aplicada a las plantas. Precauciones

1. Deben usarse recipientes de plástico para evitar corrosión. 2. Se aplicará el mismo día de su preparación. 3. Al hacer las mezclas, colarlas en un liencillo y desechar los sedimentos de
los productos, para evitar tapar las boquillas. Dosis La cantidad de Caldo Vícosa a usa depende de la altura del café. En forma general, para 1500 plantas s pueden aplicar las siguientes dosis.
Altura del Café (metros) 0.50 1.00 1.50 2.00 Caldo Vícosa (litros) 100 200 300 400

Época de Aplicación El Caldo Vícosa o cualquier producto usado para prevenir la roya, debe ser aplicado, principalmente, en la época de invierno, a intervalos de 30 a 45 días, dependiendo de la intensidad de las lluvias. Señor Caficultor Recuerde que es mejor prevenir que lamentar. Tenga plantaciones bien atendidas, siembre variedades de alto rendimiento en hileras, abone, controle malezas, pode, controle plagas y enfermedades, regule bien la sombra y haga drenajes.

En caso de cualquier duda, consulte al técnico.

Tenga presente que invertir en cafetales en malas condiciones, es dinero perdido. Renove sus cafetales

Texto dirigido a promotores y familias

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->