Está en la página 1de 3

Referencias:

Implementación y aplicación progresivas Servicio de justicia penal. Arquitectura de locales

LOCALES Y FÁBRICA DEL NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL EN LA CORTE DE LIMA

CARLOS ALFREDO ESCOBAR ANTEZANO

JUEZ SUPERIOR TITULAR, MIEMBRO DE LA COMISION DE IMPLEMENTACION DE REFORMA PENAL DE LA CORTE DE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA

Un asunto particularmente preocupante para los jueces es la estructura y la fábrica de los locales en los cuales deba instalarse los ambientes destinados al funcionamiento de los sistemas de justicia penal, para entender este problema haremos un recuento del sistema actual, una estructura de otros sistemas ya en funcionamiento y una propuesta

Actualmente el centralismo de Palacio de Justicia ha sido desbordado por el crecimiento demográfico y la implementación de otros órganos de justicia jerárquicamente superiores como la Corte Suprema y los órganos de control que han copado el vetusto edificio; sin embargo, el sesgo es que se implemente en el radio urbano buscando edificios en desuso para ser adjudicados o tomados en arriendo, adaptando oficinas y carceletas de manera precaria. En algunos casos se ha descentralizado por crecimiento urbano tomando locales de las mismas características, resaltando el hacinamiento, inseguridad de expedientes y funcionamiento de locales de Juzgados de Paz debajo de escaleras o sótanos insalubres. No voy hacer escarnio de una realidad que la administración de justicia afectada por igual a magistrados, abogados y usuarios.

El nuevo sistema de justicia penal, respondiendo a un ideal de composición social aporta,

básicamente en el punto, accesibilidad y comodidad para los operadores y usuarios y nos debemos de remitir a la experiencia de otros sistemas que ya se han implementado o se encuentran en ese proceso. Veamos, el sistema chileno ha edificado estructuras

descentralizadas atendiendo el aspecto demográfico, acercando este servicio HA

CONSTRUIDO no adaptado fábricas que tiene pasadizos de acceso directo de las carceletas

a las salas de audiencias que no son muy grandes, sino, atienden a la necesidad de

exposición mínima del detenido el mobiliario para las partes y la instalación de algunos bancos para los que tengan interés para preservar la publicidad- el atrio del juez, tiene una mesa con una computadora implementada con información actualizada que le permite tomar decisiones inmediatas en ocho minutos en promedio. Colombia, tiene un sistema similar con toga y como un efecto psicosocial ubican al juez en una parte alta, para

resaltar la elevada función de composición. En Argentina, que tiene varios sistemas de justicia penal en procesos de reforma por provincias tratan de unificar y poner el acento en las labores del Ministerio Público con la implementación de estructuras funcionales utilizando módulos de prevención, que son suficientes para esta escueta apreciación. En nuestro medio Huaura, va a cumplir diez años, ha edificado una estructura y fábrica, también tomamos en cuenta Arequipa, Lambayeque y Trujillo Cortes que tienen problemas propios que el mismo sistema debe proponer superarlos. Lo que resaltamos es que se ha edificado en todo lo glosado, ya que el sistema de justicia penal es un cambio cultural de la región en los Estados de América, y organismos internacionales vienen trabajando en este rubro, hay prototipos de fábrica los cuales debemos tener en cuenta y considerarlos como un aporte para la reforma penal

Debe buscarse terrenos para edificar fábricas propias de acuerdo al prototipo de estructuras ya existentes, -es más barato edificar que adecuar- que deben ser complejos que atiendan todo el sistema de justicia penal, civil, tutelar, ministerio público, medicina legal laboratorio de criminalística y policía para investigar, lugares en los que los abogados tengan un lugar y herramientas para ejercer eficientemente la defensa. Esta concentración permitiría evitar costos y tiempo para todos los involucrados por la sencilla razón que el conflicto debe componerse rápidamente y establecer responsabilidad penal

Debe ser descentralizado por nuestra población de diez millones, un primer intento es que cada corte de la región Lima ubique un complejo teniendo en cuenta acceso vial, lugares amplios y adecuada distribución el que debe implementarse con los indicadores demográficos. No requiere grandes fábricas, grandes salones, adornos churriguerescos, espejos ni monumentos solo símbolos que identifiquen que es una repartición de estado donde se imparte un servicio.

En el caso de Lima, resaltamos que el centro histórico se encuentra abarrotado porque todo los poderes y entes autónomos se han ubicado en el llamado Damero de Pizarro, pensar hacerlo en el local que ocupamos en la avenida Abancay, estimo que va ser destinado para la liquidación de expedientes y es constantemente interrumpido por marchas que se dirigen al Congreso y por atascos vehiculares, son altamente contaminados y reiteradamente precarios, no existe ascensor por una deficiente administración que no puede solucionar en siete meses, es un edificio ya declarado por defensa civil en estado de emergencia y no reúne los mínimos requisitos de trabajo, con estos antecedentes propongo que busquemos un terreno que este por la avenida Javier Prado y Guardia Civil en la que estado tiene el dominio en la que podamos edificar una estructura poli funcional con las características que señalo. No pretendo descubrir nada

sino señalar lo que conocemos, lo que puede ser posible y sobre ello gastar el escaso dinero destinado para la reforma de justicia penal. Salvo mejor parecer

Lima, Julio 08 de 2013