P. 1
Lectura 12 - Medidas conservatorias. Acción subrogatoria. Acción de simulación. Medidas de deslinde

Lectura 12 - Medidas conservatorias. Acción subrogatoria. Acción de simulación. Medidas de deslinde

|Views: 984|Likes:
Publicado porp85d10

More info:

Published by: p85d10 on Jul 13, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/19/2015

pdf

text

original

 

Módulo 2
Unidad 12
Lectura 12

Medidas Conservativas. Acción subrogatoria. Acción de simulación. Medidas de deslinde

Materia: Derecho Privado II (Obligaciones) Profesores: Ab. Sebastián Ferreyra Ab.Cristina González Unzueta

 

Unidad 12: Dinámica de la Garantía Común. Tutela Conservatoria del Crédito.
(Continuación)
Las obligaciones nacen para ser cumplidas y la expectativa del acreedor es hacer efectivo el crédito que el deudor le debe. Por esa razón, el Código Civil otorga al acreedor distintas herramientas entre otras que forman parte de la tutela conservatoria del crédito a fin de que el acreedor satisfaga su crédito.

A fin de llegar al momento del cumplimiento de la obligación y satisfacer ese interés generado existe la tutela conservatoria como medida de “cuidado” o custodia orientada a que el deudor pueda hacer frente a sus obligaciones cuya garantía está compuesta por su patrimonio.

12.1 EL PODER DEL ACREEDOR SOBRE LA GESTIÓN PATRIMONIAL DEL DEUDOR, ACCIONES CONSERVATORIAS DEL PATRIMONIO DEL DEUDOR. CLASIFICACIÓN E IMPORTANCIA.
Las acciones conservatorias son aquellas que tienden a mantener la integridad del patrimonio actual del deudor, impidiendo que salgan los bienes de su activo o que se disminuya el mismo para preservar la garantía común de los acreedores (el patrimonio del deudor).

Entre las acciones conservatorias encontramos:

-

Las medidas precautorias, Las medidas de garantía,    

                                                          Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 2    

  Las medidas de deslinde, Las medidas de integración y Las medidas cautelares.

Esta enumeración es la que trataremos a continuación:

12.2 MEDIDAS DE INTEGRACIÓN DEL PATRIMONIO DEL DEUDOR. ACCIÓN SUBROGATORIA.
La acción subrogatoria tiene lugar cuando un acreedor no ejercita el derecho que le compete en contra del deudor e impide que ingresen a su patrimonio los bienes que le corresponden en virtud de ese derecho perjudicando de esta manera a sus acreedores que se encuentran con un deudor insolvente cuando no debería serlo. Es por ello que a los acreedores del deudor reticente a cobrar sus créditos el ordenamiento jurídico les otorga la facultad de ejercer a través de la acción subrogatoria u oblicua los derechos no ejercitados por el deudor, colocándose de esta manera en “su” lugar para sustituirlo ante su indiferencia. Los acreedores podrán ejercer todos los derechos de su deudor con excepción de aquellos que sean inherentes a su persona. Esta disposición se refiere a la acción subrogatoria indirecta u oblicua la cual según Arauz Castex es la que se da al acreedor para ejercer los derechos y acciones patrimoniales no inherentes a la persona de su deudor remiso en su ejercicio. El fundamento de esta acción es preservar el patrimonio del deudor, toda vez que constituye la garantía común de los acreedores. La acción subrogatoria presenta la particularidad de formar una relación entre tres personas o sujetos participantes.

Por un lado encontramos al acreedor subrogante, que promueve la acción subrogatoria para ejercer los derechos que su deudor no ejerce en contra de un tercero, que es el deudor de su deudor. En esta acción es el actor quien ejerce los derechos de su deudor. • Luego encontramos al deudor subrogado, que es el deudor de quien ejerce sus derechos (sujeto inactivo), que no ejercita sus derechos contra su propio deudor. En consecuencia, esta persona es deudor de un acreedor por un lado, y a la vez es acreedor de otro sujeto por el otro. En muchos casos, esta persona no tiene incentivo de cobrar sus créditos en tanto sabe que son garantía de sus deudas y en consecuencia deberán ser utilizados para satisfacer las mismas. El                                                               Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 3    

  tercero, es el deudor del deudor subrogado, es decir el demandado en la acción subrogatoria por medio de la cual se intenta que este deudor cumpla su prestación. Ejemplo: El dueño de un inmueble se lo alquila a un inquilino, y recibe por esto un importe de mil quinientos pesos ($1.500) mensuales, a su vez el dueño del inmueble tiene una deuda con un empresario por la suma de pesos cinco mil ($ 5.000). Si el dueño del inmueble no actúa para cobrarle a su inquilino el importe mensual de alquiler, el empresario puede subrogarse en los derechos de su deudor (el dueño del inmueble alquilado) y demandar al inquilino a que pague la suma de dinero que le debe al dueño del inmueble, o sea los $1.500 mensuales de alquiler, y de ese modo lograr que la suma mencionada ingrese al patrimonio del dueño del inmueble, para luego él (el empresario) y todos los demás acreedores cobrar sus créditos de ese ingreso.

Fundamento de la acción.

El fundamento de la acción subrogatoria, está dada en que el patrimonio del deudor es la prenda común de los acreedores por tal razón se faculta a los acreedores a lograr el efectivo ingreso de bienes al patrimonio de sus deudores, a fin de cobrarse los suyos de ese patrimonio.

Naturaleza jurídica.

Según Pizarro y Vallespinos1, existen muchas otras teorías que intentanexplicar el fundamento de esta acción subrogatoria, entre las más importantes tenemos:

La teoría de la gestión de negocios: El ejercicio de este derecho o facultad sería una consecuencia de la gestión de negocios. La comparación no los convence a estos autores, toda vez que en la gestión de negocios ajenos, hay un claro interés y beneficio ajeno, en cambio en la acción subrogatoria el derecho que se ejerce es ajeno, pero el interés final es propio, y esto es, a través de esos bienes que ingresen al patrimonio de nuestro deudor, satisfacer nuestro propio crédito.

                                                            
1

Pizarro, Ramón Daniel y Carlos G. Vallespinos. Op. Cit. Tomo 2. Pág. 315.-

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 4    

  La teoría del mandato legal: Para esta teoría en la acción subrogatoria estaríamos ante un mandato legal. Pero tampoco encontramos justificativo, pues en el mandato no se puede obrar en interés del mandatario, y repetimos que en la acción subrogatoria el interés final es propio.

La teoría de la cesión tácita: Equipara esta acción a lo que se da en una cesión tácita, pasa que ante nada, no tenemos en la acción subrogatoria un acuerdo de voluntades, de hecho puede no haber voluntad del subrogado en el ejercicio de esta acción.

La teoría de la representación legal en interés del representante: Es la postura que comparten Pizarro y Vallespinos2. Sostienen dicho autores, que se trata de un instituto complejo, que participa de las características de otras instituciones. Es una representación legal, en interés del representante. Entre las demás teorías, encontramos: La teoría de la legitimación extraordinaria, la de la sustitución procesal, y la del título propio. La acción subrogatoria, tiene entre otros caracteres, el de ser individual, ya que la ejercita el acreedor, en forma personal y sin necesidad de manifestación de voluntad de otro sujeto. No es de orden público, por lo cual pueden el acreedor y el deudor suprimir, o restringir el ejercicio de esta acción. Condiciones de ejercicio. • Calidad de acreedor del subrogante: Es necesario, que para actuar en miras a un interés propio, que el actor, o sea el ejercitante de la acción, (subrogante) sea acreedor del subrogado, y que posea un crédito cierto. Debe existir en el actor (subrogante) un interés lícito y legítimo. Debe inacción del deudor subrogado de sus propios derechos. Estos derechos deben ser susceptibles de cobro, es decir que debe existir la acción a favor del subrogado, y éste por negligencia o simple dejo, no debe hacer uso de su acción. Debe ejercerse sobre derechos de contenido patrimonial, quedando excluidos los derechos inherentes a la persona.

• •

Efectos de la acción subrogatoria.

                                                            
2

Pizarro, Ramón Daniel y Carlos G. Vallespinos. Op. Cit. Tomo 2. Pág. 316.-

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 5    

  Para determinar los efectos relativos a esta acción, debemos distinguir entre las relaciones de cada uno de los sujetos integrantes o participantes directos e indirectos de esta acción. Habrá en consecuencia que tener en cuenta:

• • •

Los efectos entre el subrogante (actor) y el subrogado (deudor). Los efectos entre el subrogante (actor) y el tercero (demandado). Los efectos entre el subrogado (deudor) y el tercero (demandado).

Efectos entre subrogante y subrogado: El ejercicio de la acción subrogatoria, produce una sustitución en los derechos, de modo tal que el subrogante puede ir contra el subrogado procurando el ejercicio de los derechos éste contra el demandado. El dato saliente es que del resultado del ejercicio de estos derechos el beneficiado es el subrogado, los bienes ingresan directamente a su patrimonio, y podrá el subrogado disponer de estos bienes que ingresan a su patrimonio, toda vez que será el dueño de los mismos.

Efectos entre subrogante y el tercero: La acción subrogatoria no cambia la relación que había entre el subrogado y el tercero por lo tanto, el tercero tiene contra el subrogante todas las defensas que le correspondían contra el subrogado.

Efectos entre el subrogado y el tercero: No cambia para nada la relación entre ellos, simplemente le recaerán los efectos al subrogado, y el pago del crédito tendrá efectos extintivos de la obligación entre el tercero y el subrogado. Principales diferencias entre la acción subrogatoria y la acción directa. Si bien ya hemos visto este tema antes en un cuadro comparativo, no huelga una aclaración al respecto, veamos: La acción subrogatoria es netamente conservatoria, ya que tiene por finalidad mantener íntegro el patrimonio del deudor, en cambio la acción directa es ejecutiva, toda vez que con ella el actor, hace efectivo directamente su crédito. Los bienes en la acción subrogatoria ingresan al patrimonio del deudor (subrogado), en cambio los bienes en la acción directa ingresan al patrimonio del actor o ejercitante de la acción directa. La acción subrogatoria beneficia a todos los acreedores del deudor (subrogado), ya que los bienes al ingresar al patrimonio del deudor,                                                               Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 6    

  todos sus acreedores pueden ejercitar sus propios derechos contra el patrimonio del deudor que ha mejorado, Por el contrario, en la acción directa el único beneficiado es el actor de la misma, los bienes los aprovecha él directamente, recordemos que en la acción directa los bienes ingresan directamente al patrimonio del acreedor. La acción subrogatoria se ejerce por el importe que el tercero le debe al deudor íntegramente, no tiene límite ese ejercicio, en cambio en la acción directa, tiene el doble límite, es decir el importe del actor con el deudor, y el límite del importe del deudor contra el tercero. Ejemplo: si “A” le debe 80 a “B” y “B” le debe 90 a “C”, luego “C” puede ir contra “A” por la suma del monto menor es decir por 80. En otro ejemplo: si “A” le debe 180 a “B” y “B” le debe 90 a “C”. luego “C” puede ir contra “A” por 90 solamente, es decir que el límite siempre lo va a determinar el crédito menor entre las dos obligaciones. La acción subrogatoria se hace en nombre del deudor, en cambio la acción directa se hace en nombre e interés propio. Gráficamente entonces podemos representar los puntos principales de esta acción en el siguiente cuadro:

Medidas de integración
ACCIÓN SUBROGATORIA:
Sujetos: acreedor (subrogante), deudor (subrogado), 3º demandado Naturaleza jurídica: representación legal en interés del representante Caracteres:conservatoria, individual (cesa ante la quiebra), indirecta, facultativa, no subsidiaria, se puede pactar su no ejercicio Legitimación activa: acreedores quirografarios o privilegiados Condiciones de ejercicio: calidad de acreedor del subrogante, interés legítimo: inactividad del deudor+falta de patrimonio+utilidad Condiciones del deudor subrogado: inacción (inicial o sobreviniente), resultante de la negligencia, abuso del dcho, imposibilidad de ejercerlos. Citación del deudor. Condiciones del objeto:derechos de contenido patrimonial, acciones, vías de ejecución, excepciones, indemnizaciones por daño patrimonial, Efectos: solo se puede accionar por el monto que debe el 3º, intervención del deudor subrogado para negociar sobre el crédito, 3º opone las defensas contra su verdadero acreedor, si recupera el ejercicio efectivo el deudor no hay + inactividad, los bienes ingresan a su patrimonio (por lo tanto solo aprovecha a éste), no otorga privilegio alguno Cesación: cuando el deudor ejercita sus derechos en el proceso (el acreedor continúa en calidad de tercero)

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 7    

 

12.3 MEDIDAS DE INTEGRACIÓN DEL PATRIMONIO DEL DEUDOR (CONT.) ACCIÓN DE SIMULACIÓN.
Definición La simulación es la operación por la cual se crea una situación jurídica aparente, con una finalidad negocial distinta de la manifestada, declarándose actos o relaciones jurídicas inexistentes, o encubriéndose otros diferentes de los realmente concluidos. La simulación es un fenómeno complejo, que comprende dos actos: el negocio simulado, consistente en el acto no real o aparente, y el acuerdo simulatorio, que encierra la verdadera intención de las partes. “La simulación nos explica el artículo de nuestro Código que tiene lugar cuando se esconde o se tapa un acto verdadero, un acto real en la práctica, por otro que no es real, que no es verdadero”. 3: Es importante aclarar que el artículo 955 del Código Civil, suministra una definición descriptiva de supuestos en que un acto puede configurarse en simulado, pero esa enumeración no es taxativa ni mucho menos, es meramente enunciativa, por eso, más que la definición dada por el artículo del Código, debemos referirnos a la simulación, como todo acto que tiene una clara intención de ocultar lo real y mostrar una apariencia externa que no se adecua a la verdad real. Siguiendo una explicación de Eduardo A. Zannoni, decimos que “cuando se alude a la simulación como vicio de los actos jurídicos coexisten la apariencia negocial – aspecto externo del proceso simulatorio- y la oculta intención real de las partes que han concluido el negocio simulado – la que indiqué como apariencia negocial-, con una intención práctica diferente de aquella que el negocio simulado tiende a realizar. Es una discordancia entre la voluntad interna y su manifestación4”. La simulación jurídicamente hablando es igual que en la vida cotidiana cuando disfrazamos la realidad o la pintamos de otro color, siendo que lo real sigue siendo lo que este disfraz cubre. Cuando nos ponemos un anillo de casados, simulados estar casados ante todo aquel que nos vea, cuando en la realidad no estamos casados, y seguimos solteros.

                                                            
Art. 955C.C.. La simulación tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico de un acto bajo la apariencia de otro, o cuando el acto contiene cláusulas que no son sinceras, o fechas que no son verdaderas, o cuando por él se constituyen o transmiten derechos a personas interpuestas, que no son aquellas para quienes en realidad se constituyen o transmiten. Eduardo A. Zannoni en “Código Civil, comentado, anotado y concordado”, bajo la dirección de Augusto C. Belluscio y coordinado por el autor, T.4, pág. 387, Ed. Astrea, Bs. As., 1982.
4 3

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 8    

  La simulación es “una declaración de un contenido de voluntad no real emitida conscientemente- y de común acuerdo entre partes para producir – con fines de engaño-, la apariencia de un acto que no existe o que es distinto del que las partes efectuaron5. Elementos: La simulación supone ciertos elementos. Es un acto jurídico bilateral, por el cual las partes quedan externa y formalmente alcanzadas y vinculadas por el estatuto aparente. Requiere el acuerdo simulatorio de las partes. Marca la contradicción entre la apariencia y lo real. La simulación se completa con el negocio disimulado. Tiene por fin engañar a terceros, incluso aunque no produzca daños y perjuicios.

Clasificación. Puede ser lícita o ilícita, según la causa final, según la finalidad que persigan las partes con ella. Lícita es cuando no es reprobada por la ley, ni tiene por finalidad perjudicar a terceros 957 C.C:6. Es ilícita cuando se contraría la ley, o se perjudica a terceros. Puede ser absoluta o relativa El Código Civil en su art. 956 establece: "la simulación es absoluta cuando se celebra un acto jurídico que nada tiene de real, y relativa cuando se emplea para dar a un acto jurídico una apariencia que oculta su verdadero carácter". En este caso el bien continúa realmente en poder del deudor pero aparentemente ha pasado al de la otra persona, es decir se simula. En cambio en la relativa se “disimula” es decir, existe un acto de desapoderamiento pero se lo hace pasar por otro (hay una donación de un padre a su hijo y se dice que es una compraventa por ejemplo). Esta a su vez puede disimular un acto o también puede disimular una cláusula del acto (por ejemplo si se declara un precio inferior al pactado realmente).

                                                            
Francisco Ferrara, “La simulación de los negocios jurídicos”, en la Revista de Derecho Privado, trad. de R. Atard y J.A. de la Fuente, pág. 56, Madrid, 1961.
6 Art. 957 C.C.. La simulación no es reprobada por la ley cuando a nadie perjudica ni tiene un fin ilícito. 5

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 9    

  Por último puede ser total o parcial.

Es total si comprende todo el acto simulado (ya sea que no existe, ya sea que le de otro nombre), es parcial si solo afecta una cláusula del acto.

La acción de simulación: Definición: La acción de simulación es aquella que tiene por objeto lograr la declaración de la ineficacia del negocio simulado en sede judicial. Caracteres: Es un remedio conservatorio pues permite reestablecer la primitiva composición del patrimonio del deudor. Es un remedio de integración del patrimonio, pues recompone la garantía común. Es DECLARATIVA, pues tiene por efecto dar certidumbre a una situación jurídica real. Es una acción PERSONAL y no real, pues no está dirigida a reclamar ningún derecho real. Objeto y efectos de la acción: Existen diferentes teorías sobre los efectos de la acción de simulación,: 1. La doctrina de la inexistencia del acto: Sus precursores sostienen que es una declaración de inexistencia del acto (Llambías, Cámara, Acuña, Anzorena, Colmo). 2. La doctrina de la nulidad del acto: Su efecto es precisamente ése y siguiendo lo dispuesto por los art. 1044 y 1045 del C.C. (a cuya lectura remitimos) este acto vale para terceros, por lo tanto existe. En esta postura se encuentran Pizarro y Vallespinos . 3. Doctrina de la apariencia del acto: Para esta postura son actos aparentes porque disimulan la realidad, por ello se estaría ante la inexistencia del acto.

Las partes sólo pueden dejar sin efecto al acto simulado, cuando la simulación es lícita. No cuando es ilícita, (en virtud del principio por el cual nadie puede alegar su propia torpeza) art. 959 C.C.7.                                                             
7 Art. 959 C.C.. Los que hubieren simulado un acto con el fin de violar las leyes o de perjudicar a un tercero, no pueden ejercer acción alguna el uno contra el otro, sobre la

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 10    

  La prueba en estos casos es el contradocumento: Es una declaración de voluntad efectuada por las partes destinada a ser mantenida transitoriamente en secreto que tiene por finalidad, reconocer, declarar o probar el carácter simulado del acto al cual se refiere. La acción de simulación entre terceros. En el caso del sucesor universal la puede ejercer cuando ve la legítima afectada; en el caso del acreedor para preservar el patrimonio de su deudor, también puede ejercerla el síndico en la quiebra. Procede contra todos los participantes. Vale cualquier medio de prueba, no hay límites en esto. Presunciones: vínculo muy estrecho, imposibilidad de justificar la adquisición, no ejecución material del negocio, etc.

12.4 MEDIDAS DE INTEGRACIÓN DEL PATRIMONIO DEL DEUDOR (CONT.) ACCIÓN DE SIMULACIÓN.
Efectos, Entre partes. La nulidad Frente a terceros. La nulidad. Diferencias con la acción pauliana. La acción pauliana: Procura la declaración de inoponibilidad o ineficacia del acto. La de simulación: Es una acción de nulidad. La acción pauliana: Revoca el acto fraudulento. La de simulación: Descubre el verdadero acto, y anula el aparente. La acción pauliana: La legitimación activa en el acreedor, requiere que tenga un crédito de fecha anterior. La de simulación: Ese requisito es irrelevante. La acción pauliana: Es de carácter ejecutivo. La de simulación: Es netamente conservatoria del patrimonio del deudor. La acción pauliana: Para su ejercicio es requisito que el crédito sea EXIGIBLE. La de simulación: No es necesario que el crédito sea exigible. La acción pauliana: La inoponibilidad es solo respecto al ejecutante, lo beneficia a él sólo, La de simulación: Provoca la nulidad del acto, beneficia a todos los acreedores. La acción pauliana: Sólo prospera por el monto del crédito del actos.                                                                                                                                                        
simulación, salvo que la acción tenga por objeto dejar sin efecto el acto y las partes no puedan obtener ningún beneficio de la anulación.

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 11    

  La de simulación: Prospera por el total del crédito simulado. La acción pauliana: Prescribe al año. Art. 40338. La de simulación: Prescribe a los dos años. Art. 40309 Gráficamente los principales aspectos se pueden representar en este cuadro detallado:

Medidas de integración (cont)
ACCIÓN DE SIMULACIÓN:
Elementos: acuerdo simulatorio, negocio simulado, fin: engañar a 3º, Clasificación: 1) Lícita o Ilícita, 2)Absoluta (no hay negocio) o relativa (hay otro negocio) 3)total o parcial Caracteres: conservatoria, de integración, declarativa, personal, de ejercicio subsidiario con la acción revocatoria o de manera independiente Objeto y efectos: acción de nulidad Acción entre partes: solo cuando es lícita. Prueba: contradocumento o exepcionalmente: ppio de prueba por ecrito o imposibilidad de conseguirlo Ejercicio por terceros: caso del sucesor universal (legítima afectada), acreedor para preservar el patrimonio de su deudor, síndico en la quiebra. Contra todos los participantes. Vale cualquier medio de prueba.Presunciones: vínculo muy estrecho, imposibilidad de justificar la adquisición, no ejecución material del negocio, etc. Efectos: 1) entre partes: si es absoluta se desaparece el acto, si es relativa: queda el verdadero acto 2)por terceros: nulidad del acto

                                                            
8 Art. 4033 C.C.. La acción de los acreedores para pedir la revocación de los actos celebrados por el deudor, en perjuicio o fraude de sus derechos, se prescribe por un año, contado desde el día en que el acto tuvo lugar, o desde que los acreedores tuvieron noticia del hecho. 9 Art. 4030 C.C.. La acción de nulidad de los actos jurídicos, por violencia, intimidación, dolo, error, o falsa causa, se prescribe por dos años, desde que la violencia o intimidación hubiese cesado, y desde que el error, el dolo, o falsa causa fuese conocida. Prescribe a los dos años la acción para dejar sin efecto entre las partes un acto simulado, sea la simulación absoluta o relativa. El plazo se computará desde que el aparente titular del derecho hubiere intentado desconocer la simulación. (Párrafo incorporado por art. 1° de la ley 17711 B.O. 26/4/1968. Vigencia: a partir del 1° de julio de 1968.)

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 12    

 

12.5 MEDIDAS DE DESLINDE PATRIMONIAL. ACCIÓN DE SEPARACIÓN DE PATRIMONIOS.
Es aquella que confiere al acreedor del causante de una sucesión para evitar la confusión del patrimonio de su deudor con el del heredero, art. 3433 C.C:10.

Medida de deslinde
ACCIÓN DE SEPARACIÓN DE PATRIMONIOS:
Acreedor del causante de una sucesión y legatarios Objeto: preferencia en el pago respecto de los acreedores del heredero Se confecciona un inventario y separación de lo que se encuentra en el patrimonio del heredero. Crea un derecho de preferencia respecto de los acreedores del heredero pero no un privilegio

Por ejemplo si se presenta Hugo a la sucesión de Tomás como acreedor de un pagaré que Tomás le firmó, entonces Hugo debe pedir esta medida de separación de patrimonios para asegurarse el cobro de su deuda. Por eso decimos que esta también es una medida de conservación.

                                                            
Art. 3433 C.C.. Todo acreedor de la sucesión, sea privilegiado o hipotecario, a término, o bajo condición, o por renta vitalicia, sea su título bajo firma privada, o conste de instrumento público, puede demandar contra todo acreedor del heredero, por privilegiado que sea su crédito, la formación del inventario, y la separación de los bienes de la herencia de los del heredero, con el fin de hacerse pagar con los bienes de la sucesión con preferencia a los acreedores del heredero. El inventario debe ser hecho a costa del acreedor que lo pidiere.
10

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 13    

 

Bibliografía Lectura 12
Código Civil de la Nación Argentina Ferrara, F. (1961) La simulación de los negocios jurídicos. Revista de Derecho Privado, trad. de R. Atard y J.A. de la Fuente. Madrid. Pizarro, R. D. y Vallespinos, C. (1999) Instituciones de Derecho Privado. Tomos I, II y III. Buenos Aires: Ed. Hamurabi. Zannoni, E. (1982) Código Civil, comentado, anotado y concordado, bajo la dirección de Augusto C. Belluscio y coordinado por el autor. Bs. As.: Ed. Astrea

www.uesiglo21.edu.ar

                                                              Materia: Derecho Privado II (Obligaciones)  Profesores:  Ab.Sebastián Ferreyra – Ab.Cristina González Unzueta  | 14    

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->