P. 1
Concepto de intertextualidad

Concepto de intertextualidad

5.0

|Views: 61.957|Likes:
Publicado pormaterialesvarios

More info:

Published by: materialesvarios on May 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/28/2015

pdf

text

original

CONCEPTO DE INTERTEXTUALIDAD "Es necesario tomar en consideración el peso psicológico que tienen en la vida las palabras de los otros sobre

nosotros, y la importancia que tiene para nosotros el modo en que entendemos e interpretamos esas palabras de los otros" Mijail Bajtin BAJTIN: La base del concepto "intertextualidad" es el carácter dialógico del discurso que proviene de Bajtin. Julia Kristeva se basó en las teorías del filólogo ruso para crear dicho término. Bajtin nos habla de fuerzas centrípetas de la vida del lenguaje que actúan dentro de un plurilingüismo efectivo. El discurso literario no es un todo autónomo y cerrado sino un diálogo entre voces y el lector no es un ser pasivo sino que se convierte en un oyente activo. La novela según Bajtin es una hibridación o mezcla de diferentes lenguajes sociales. El híbrido novelesco tiene como objetivo iluminar un lenguaje con la ayuda de otro ya que no tiene sentido estudiar la palabra desde su interior ignorando su orientación hacia afuera: "el prosista utiliza las palabras ya pobladas de intenciones sociales ajenas y las obliga a servir a sus nuevas intenciones, a servir al segundo amo".

GENETTE: Intertextualidad es la "relación de copresencia entre dos o más textos" o "presencia efectiva de un texto en otro". Según Génete esta presencia puede darse de tres formas: cita, plagio o alusión. • • • Cita: "forma más explícita y literal. Con comillas, con o sin referencia precisa". Plagio: "forma menos explícita y menos canónica. Es una copia no declarada pero literal". Alusión: "enunciado cuya plena comprensión supone la percepción de su relación con otro enunciado al que remite necesariamente tal o cual de sus inflexiones".

ISER: Wolfgang Iser utiliza un término muy útil para el estudio de la intertextualidad: el de "repertorio", es decir, la realidad extraestética que proporciona previamente al lector un saber determinado: las convenciones, normas, tradiciones, contexto socio-cultural, valores de la época y hábitos de percepción que permiten la descodificación del texto. Es decir: "Aquella parte constitutiva del texto en la que se supera la inmanencia del mismo". Tambien debemos a Iser el concepto de “espacios vacíos” (Leerstellen) o lugares de indeterminación en los que se reclama la integración del lector. Ya Gadamer en "Texto e interpretación" nos habla de que la escritura debe abrir un horizonte de interpretación y comprensión que el lector ha de llenar de contenido.

JAUSS: " La obra literaria no es un objeto existente para sí que ofrezca a cada observador el mismo aspecto en cualquier momento". Para Jauss la historia de la literatura es un proceso de recepción y producción estética que se realiza en la actualización de textos literarios tanto por el lector, por el crítico como por el propio escritor. Así como Iser habla del repertorio, Jauss utiliza el término "horizonte de expectativas", lo que el receptor espera del texto teniendo en cuenta la poética inmanente del género, las relaciones con otras obras conocidas del entorno histórico y literario y la oposición entre realidad y ficción. El texto puede cumplir las expectativas o frustrarlas, haciendo tambalear la moral canonizada.

KRISTEVA : El término intertextualidad se lo debemos a Julia Kristeva quien considera que: "Tout texte se construit comme une mosaïque de citations, tout texte est absortion et transformation d'un autre texte". (Todo texto se construye como un mosaico de citas, todo texto es absorción y transformación de otro texto).

RIFFATERRE: "An intertext is one or more texts which the reader must known in order to understand a work of literature in terms of its overall significance". (Un intertexto es uno o más textos que el lector debe conocer para poder

entender un trabajo de literatura en términos de su significado completo); entendiendo significance como el significado relevante para comprender el texto a un segundo nivel, el de la connotación. El autor utiliza el término silepsis muy útil para el estudio de las relaciones intertextuales. Riffaterre diferencia entre un sentido literal y uno figurativo, lo semático y lo semiótico. En tanto que el significado proviene de la semiosis y no de la mimesis, considera que la lectura tiene que apuntar hacia adentro y que la palabra tiene significado en la estructura del texto y en relación con las otras palabras. Según el autor, los textos literarios no se agotan en la denotación, sino que su intención de representación apunta a lo que no está dado, a un amplio universo de interrelaciones que carece de sentido sin un lector. Por tanto, considera la intertextualidad no tanto como producción sino como recepción: "Un phénomène qui oriente la lecture du texte, qui en gouverne éventuellement l'interprétation, et qui est le contraire de la lecture linéaire" (Un fenómeno que orienta la lectura del texto, que gobierna eventualmente la interpretación y que es lo contrario de la lectura lineal). Sin embargo, el margen de acción del lector está limitado: "Text leaves little leeway to readers and controls closely the response" (El texto deja a los lectores un pequeño margen y controla estrechamente la respuesta). Para concluir, Riffaterre refuerza la idea de que la intertextualidad no es un privilegio de la buena memoria o de la educación sino algo necesario para la decodificación del texto. En ese sentido él separa los conceptos de intertexto e intertextualidad, considerando al primero como un corpus de textos que vienen a la mente del lector cuando está leyendo y que varían con el tiempo, mientras que la intertextualidad no depende de esa cultura previa y tiene lugar en tanto el texto es una secuencia de presuposiciones, un encadenamiento de pistas a las que el lector debe dar respuesta y que dependen únicamente de la competencia lingüsítica. Por esa razón para Riffaterre las alusiones y las citas no son intertextualidad sino relaciones aleatorias que dependen de la experiencia del lector.

Bajtin, M. (1989),Teoría y estética de la novela, Madrid, Taurus. Genette, G. (1982), Palimpsestes: La littérature au second degré, Paris, Éditions du Seuil. Iser, W. (1987), El acto de leer, Madrid, Taurus. Jauss, H.R. (2000), "La historia de la literatura como provocación de la ciencia literaria". En: La historia de la literatura como provocación, Barcelona, Península, 137-193. Kristeva, J. (1969), Semeiotiké: recherches por une sémanalyse, París, Seuil. Riffaterre, M. (1981), "L'intertexte inconnu". En: Littérature, n.41, p. 4-5. Riffaterre, M. (1990), "Compulsory Reader Response: the Intertextual Drive". En: M. Worton y J.Still (eds.), Intertextuality: Theories and Practices, Manchester University Press, p. 56-78. Riffaterre, M.(1980), "Syllepsis".En: Critical Inquiry 6, p.625-638 Riffaterre, M.(1987), "The intertextual unconscious".En: Critical Inquiry 13, p.371-385

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->