P. 1
Ley 20.628. Antecedentes Parlamentarios. Argentina

Ley 20.628. Antecedentes Parlamentarios. Argentina

|Views: 1.465|Likes:
Ley de impuesto a las ganancias. Compilado por Wenceslao Wernicke
Ley de impuesto a las ganancias. Compilado por Wenceslao Wernicke

More info:

Published by: wenceslao@fibertel.com.ar on May 11, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

Antecedentes Parlamentarios

Ley 20.628
Ley de Impuesto a las Ganancias

Compilado por Wenceslao Wernicke

Índice cronológico
A continuación se presenta un cuadro donde se detalla el tratamiento cronológico de la ley 20.628 en el Congreso de la Nación, indicando su respectivo documento.

Cámara de Origen

Cámara Revisora

Promulgación y Publicación
Promulgación Decreto: 966/1973 Boletín Oficial: 31/12/1973 Publicación Boletín Oficial: 31/12/1973

CAMARA DE DIPUTADOS Proyecto Original Fecha de Entrada: 10/10/1973 Autores: Poder Ejecutivo (Juan D. Perón – José Gelbrad) Comisión Presupuesto y Hacienda Dictaminado sin fecha Sesión Debate: 06/12/193 Sanción Original Sanción: 06/12/1973 VUELTA A DIPUTADOS Ingreso de sanción Fecha de Entrada: 24/12/1973 Comisión Presupuesto y Hacienda Dictamen: 27/12/1973 Sesión Debate: 27/12/1973 Sanción Definitiva Sanción: 27/12/1973

CAMARA DE SENADORES Ingreso de sanción Fecha de entrada: 10/12/193

Comisión Presupuesto y Hacienda Dictamen: 21/12/1973 Sesión Debate: 21/12/1973 Sanción con modificaciones Sanción: 21/12/1973

Cámara de Diputados

CONGRESO MARA DE DPPDTADOs

NACIONAL

4633

471 REUNION - CONTINUACION DE LA la SESION EXTRAORDINARIA DICIEMBRE 6 DE 1973 Presidencia de los señores diputados Salvador F. Busacca e Isidro J. Odena Secretario: doctor Alberto L. Rocamora y señor Ludovico Lavia Prosecretarios: Manuel Rodríguez González y Alberto Rodríguez Gallardo
DIPUTADOS PRESENTES: ACEVEDO, Carlos Luis ACUÑA, Hipólito AGUIRRE. Mario D. AGUIRRE de SA IBENE. Luisa E. ALVAREZ GUERRERO, Osvaldo AMADO SALEME. José AMAOLO Mario O. AMAYA, Mario Abel AMERISE , José Carmelo ARAGONÉS, Carlos Osvaldo ARANA Tomás Pedro ARATA. Juan Carlos ARBO Tomás Ameghino ARCE, Rodolfo Juvenclo ARIANI. Adriano ARIGÓS, Ramón Eduardo ARRAVA, Jorge Francisco ARRUE . Willebrordo ASMAR, Ramón
AUVERO. Carlos Alberto Camilo AVILA. Agustín Alfredo AZURMENDI, BAJCZMAN, Ernesto Raúl 1. CROAT'TO, Armando Daniel CROCCO, Luis Ferdlnando CHAQUIREZ de PALACIOS, Mario D'ANGELO. Lorenzo Francisco DAVICO, Miguel Angel DAY. Alberto Ricardo DE LOCA Ricardo DESPERB.ASQUES. Rodolfo DIAZ ORTIZ, Enrique EGUIREUN ESI'ECIIE Juan Bautista ESI.ONDARURU . Raúl llorarlo ESQUIVEL. Faustino Agustín Tomás Francisco José Dance Dlonisio Juan Máximo Mariano ESTIGARRIA FALABFLLA. FARIAS, FERNANDEZ. FERNANDEZ. Eduardo Santiago Francisco LÓPEZ, Lysla Augusto LIMA, Hugo Ramán LITERAS. María Haydée A de LONCHARICH FRANICII, Cándido A. LÓPEZ, Domingo LÓPEZ. Horacio Fidel LÓPEZ. Miguel Angel LÓPEZ de GALLO Amelia LORENCES Mariano Rufino LUCENA, Luis Arnaldo LUMELLO José Erio LLORENS. Roberto Oscar MACRIS Antonio J MALDONADO Clemente MARINO, Rafael Francisco MARQIIEZ, Alfonso Carlos MARIiNEZ. lean Antonio MARTÍNEZ Pedro Nicolás MARTOS, Mario Saúl MASTOLORENZO. Vicente MA UH UM, Fernando Hugo MERA F1OUEROA. Julia T. MERCHENSRY Mareos MIGI.IOZZI, lolio Alberto MIRA. Jesús MOLINA Gilberto fi. MOLINA, Manuel Isauro MOLINA ZAVALIA , Armando MOLINARI ROMERO. Manuel Ernesto MOMBELLI Fausto J.

Eduardo Isidro

FERNANDEZ REDOMA.

FERNANDEZ GILL, Guillermo Carlos FERNÁNDEZ VAI.ONI, José Luis FERREVR.A Jorge Washington FLORES..Iosé María F. FONTE. Carlos A. FRANCO Hugo Armando FRESCRI_ Podre José FUENTES Pedro Alfredo GAITAN Adelmo Alberto GAI VAN Raúl Alfredo GALLO Carlos R GANEM Bévtor GARCIA. Luis Antonio GARRE Nilda Celia GASS. Adolfo GIMENEZ. Nicolás Alberto GOLF. Tomás Jnan B. GONZÁLEZ. Ricardo A. GRAU Mario Agustín « U ALCO Jorge Nelson GUERRERO. Antonio Isaac IIAIER, José HARRINGTON. Luis José D. IIUEYO Horacio ri F GHES Gilbert IMBAUD Carlos Alfredo (NSDA Carlos Raúl fTUREIRTA Aníbal A. RELLY Rodolfo Feliciano R FNREL Carlos Miguel LABARE Juan Gabriel LASTIRI Raúl Alberto LATRJTBESSE. Francisco Alberto LA V ALLE, Mario

BALESTRA Ricardo Ramón BARBARO Julio D.

REHERAN Arnoldo Mario BEI,LISIO, Victorio Alberto BENEDETTI. Osvaldo Ernesto BLANCO. Manuel
BONAS , Abraham Efrain BONIFATT 1 Arolinda S. A. BRAVO Carlos Alberto BRAVO. Federico S. BRITO LIMA_ Alberto BUSACCA, Salvador F. BUSTOS, Tomás Roberto CABANA, Manuel 1. CABEZAS. José Humberto CALABRESE. Pablo CAMPBELL. CAMUS Oscar S. CAMPOS. Ernesto Manuel Jorge M. José Juan Carlos Humberto Ruperto R. CAPILLO,

MÓNACO Horacio Miguel MONTERO TEL1.O, Régulo L, MOaAL. 4ngel MORENO Antonio E. MORINI. María Teresa Merciadri de MOYANO Francisco .1.
MUÑIZ RARRETO. Diego MUSACCItIO Vicente Miguel MUSSO Enferma NARANJO Decir B. NATALE, Ricardo T. NICOLICHF Lisardo Oscar NOSIGLIA Plácido Enrique ODENA Isidro J OSEIA.A MUÑ OZ Enrique Emilio PALACIO OFHEZA Carlos PARENTE Eodolf, Domingo PASCUAL Paulim Rubén PATALAGO1TIA PAZ. Guido Ulises PEDRIN' Ferdinando PEREIRA PONCE. Antonio Agustín PETRGCELLI. PORTERO. Osvaldo E.

CÁRDENAS, CARRERAS.

CARRAL TOLOSA.

Luis Angel CASAZZA CASTELLANO, Hugo Luis CATALANO . José Armando CITATI. Ángel

COLELLO. Clemente J. COMíNGUEZ, Juan Carlos COSSY ISASI, ldgar COSTARELLI. José

LAZZARINI. José Luis LENCINA. Luis A.

Rodolfo AntonIU Héctor

4634
PORTO, Jesús E. RABANAL. Rubén Francisco RACCHINI, Juan Nicolás RAFAEL, Juan RAMÍREZ, Juan Manuel RATTI, Luis Carlos RITVO. Miguel RIZO, Eusebio Víctor RODRÍGUEZ, Alfredo S. RODRÍGUEZ FLORES, Argentina ROJAS, Ramón Pablo ROLANDO, Esteban Domingo ROMAN, Irene Graciela ROMERO. Carlos Alberto ROMERO, Juana N. ROSAS, Alberto Horacio ROTA, Sllvana María 1. RUBEO, Luis RUIZ VILLANUEVA, Arturo SALOMÚN, Jorge SALVADOR, Nicolás SALVATIERRA. Julio Domingo SAMBUEZA, Osvaldo SÁNCHEZ AHUMADA, Luis Alberto SANCIIEZ TORANZO, Nicasio SANDLER, Héctor Raúl SANGIACOMO. Ricardo Arturo SANGUINETI, Virginia Luisa

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
SARBOLI , Rubén Juan SARLI , Osvaldo Raúl SERVINI GARCIA, Clara Cristina SILEONI , Nelo 1. SILVA, Analicio SLAMOVITS, Ludovico SOBRINO ARANDA, Luis Alberto SOLANA, Jorge D. STECCO, Alberto Eleodoro SUÁREZ, Humberto F. SUÁREZ, Leopoldo M. SULETA DE ARRAYA , Arminda TACHELLA, Eliberto S. J. TAGLIAFERRO. Jorge TOLLER , Roberto Lino TRABOULSI , Eduardo Ellas TRÓCCOLL Antonio A. TULA DURAN, Joaquín URDÍNEZ de VOLPE. Clotilde Isolina VACCAREZZA , Eduardo H. VALERI , Salvador VÁZQUEZ POL, José VIALE , Jorge Omar VIDANA , Roberto VILLADA, Mario Anselmo VILLALBA , Bernardo Samuel VINARDELL MOLINERO , Miguel VITTAR, Rodolfo Oscar

Reunión 479

ZAMANILLO, José Miguel ZAPATA, Hipólito Bernardo AUSENTES, CON AVISO: BARTOMIOLI , Héctor Luis DE APARICI, Ricardo José Manuel FADUL de SOBRINO , Esther Mercedes GUZMÁN de ANDREUSSI, María Cristina MASSOLO. Eduardo A. R. MIGUEL , Pedro Donorio MONSALVE, Evaristo A. VERGARA, Roque Antonio VINTI, Carmelo AUSENTES , CON LICENCIA: BARRIONUEVO , Roque R. BORRAS, Raúl Antonio FALO, Ricardo Munir GARONA, Alberto A. GLELLEL, Jorge LLANO. Juan Pedro MORENO FERRER , José Carlos W. SALIM. Luis SAUL. Roberto SUELDO , Horacio Jorge SVRSEK, Enrique A. VALENZUELA. Héctor R.

SUMARIO
1.-Consideración del dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda en el mensaje y proyecto de ley del Poder Ejecutivo sobre impuesto a las ganancias . Se sanciona. (Página 4634.) 2.-Consideración del dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales en la cuestión de privilegio planteada por el señor diputado Busacca relacionada con la afectación de los fueros parlamentarios de la señorita diputada Romero en un procedimiento policial , por el que se declara que hubo violación de los privilegios parlamentarios y se impone un arresto de 48 horas al agente de la Policía Federal protagonista del episodio. Se sanciona. (Página 4710.) 3.-Consideración del dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales por el que se acuerda permiso al señor diputado Crorco para aceptar el cargo de ministro de Gobierno de la intervención federal en la provincia de Formosa . Se sanciona. (Página 4714.) 4.-Apéndice: 1.-Sanciones de la Honorable Cámara . (Página 4718.) 11.-Inserción . (Página 4734.)

Dictamen de comisión

Honorable Cámara:
La Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el mensaje y proyecto de ley del Poder Ejecutivo por el que se propicia implantar un impuesto sobre las ganancias derivadas de fuente argentina, unificando en un solo régimen todos los beneficios obtenidos; y, por las razones que se expresan en el informe escrito y las que dará el miembro informante, aconseja la sanción del siguiente
PROYECTO DE LEY

El Senado y Cámara de Diputados, etc. Impuesto a las ganancias TITULO 1
Disposiciones generales

Sujeto y objeto del impuesto Artículo 19 - Todas las ganancias derivadas de fuente argentina, obtenidas por personas de existencia visible o ideal, cualquiera sea su nacionalidad, domicilio o residencia, quedan sujetas al gravamen de emergencia que establece esta ley.

-En Buenos Aires, a l,,s seis días del mes de diciembre de 1973, a ^a hora 15 y 43: 1 IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Sr. Presidente (Busacca). - Continúa la sesión.

Además de las personas indicadas en el párrafo anterior son contribuyentes las sucesiones indivisas, mientras no exista declaratoria de herederos o no se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad. Art. 29 -A los efectos de esta ley son ganancias, sin perjuicio de lo dispuesto especialmente en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas, los rendimientos, rentas o enriquecimientos derivados de la realización a ti-

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

4635

tulo oneroso de cualquier acta o actividad habitual o no. Así mismo, se consideran ganancias gravadas las provenientes de juegas de azar, de apuestas, concursos o competencias deportivas, artísticas, o de cualquier otra naturaleza, cuando no estén alcanzadas por la ley del impuesto a los premios de determinados Juegos y concursos.
A los fines indicados en esta ley por enajenación la venta, permuta, propiación, aporte a sociedades y, todo act ode disposición por el que el dominio a título oneroso. se entenderá cambio, exen general, se transmita

en la República, con prescindencia del lugar en que estén ubicados los bienes que garanticen el préstamo, o el país en que se ha efectuado la emisión.

Art. 89-La determinación de las ganancias que derivan de la exportación e importación de bienes se regirá por los siguientes principios: a) Las ganancias provenientes de la exportación de bienes producidos, manufacturados, tratados o comprados en el país, son totalmente de fuente argentina.
La ganancia neta se establecerá deduciendo del precio de venta el costo de tales bienes, los gastos de transporte y seguro hasta el lugar de destino, la comisión y gastos de venta y los gastos íncurridos en la República, en cuanto sean necesarios para obtener la ganancia gravada. Cuando no se fije el precio o el pactado sea inferior al precio de venta mayorista vigente en el lugar de destino, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior, correspondiendo tomar dicho precio mayorista en el lugar de destino, a los efectos de determinar el valor de los productos exportados. Se entiende también por exportación la remisión al exterior de bienes produ-

Art. 39 - Tratándose de inmuebles, se considera configurada la enajenación de los mismos cuando mediare boleto de compraventa u otro compromiso similar, siempre que se diere la posesión, o en su defecto, en el momento en que este acto tenga lugar, aun cuando no se hubiere celebrado la escritura traslativa de dominio.
Art. 49 -A todos los efectos de esta ley, en el caso de bienes recibidos por herencia, legado o donación, se considerara, salvo disposiciones expresas en contrario, corno valor de adquisición, el fijado para el pago de los impuestos que graven la transmisión gratuita de bienes y como fecha de la misma la de ingreso al patrimonio del contribuyente.

Si no se hubiera fijado dicho valor, se considerará el atributo al bien en la fecha indicada, en la forma que establezca la reglamentación. Fuente Art. 59-En general, y ,in perjuicio de las disposiciones especiales de Lis artículos siguientes, son ganancias de fuente argentina aquellas que provienen de bienes situados, colocados o utilizados económicamente Un la República, de la realización en el territorio de la Nación de cualquier acto o actividad „usceptible de producir beneficios, o de hechos ocurridos dentro del límite de la misma, sin tener en cuenta nacionalidad, domicilio o residencia del titular o de las partes que intervengan e nlas operaciones, ni el lugar de celebraci¿n de los contratos.
También están sujetos al gravamen las ganancias provenientes de actividades realizadas ocasionalmente en el extranjero por personas residentes en el país, las que podrán computar como pago a cuenta del impuesto (le esta ley las sumas efectivamente pagadas por gravámenes análogos en el lugar de la realización de tales actividades, a condición de reciprocidad. Art. 69 - Las ganancias provenientes de créditos garantizados con derechos reales serán consideradas de fuente argentina o extranjera, según sea el lugar de ubicación de los bienes afectados, salvo lo dispuesto en el artículo siguiente.

cidos, manufacturados, tratados o comprados en el país, realizada por medio de filiales, sucursales, representantes, agentes de compras u otros intermediarios de personas o entidades del extranjero;

b) Las ganancias que obtienen los exportadores del extranjero por la simple introducción de sus productos en la República son de fuente extranjera. Sin embargo, cuando el precio de venta al comprador del país sea superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen más -en su caso- los gastos de transporte y seguro hasta la República, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el importador del país y el exportador del exterior, constituyendo la diferencia ganancia neta de fuente argentina para este último. En los casos en que, de acuerdo con las disposiciones anteriores, corresponda aplicar el precio mayorista vigente en el lugar de origen o destino, según el caso, y éste no fuera de público

Art. 79 - Los intereses de debentures se consideran íntegramente de fuente argentina cuando la entidad emisora esté constituida o radicada

y notorio conocimiento o que existan dudas sobre si corresponden a igual o análoga mercadería que la importada o exportada, u otra razón que dificulte la comparación, se tomarán como base para el cálculo de las utilidades de

4636

. CAL4ARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 479

fuente argentina los coeficiente; de resultados obtenidos por empresas indepci,dientes que se dedican a idéntica o similar actividad. A falta de idéntica o similar actividad se faculta a la Dirección a aplicar el porciento neto que establezca la misma, a base de ramo; que presenten ciertas analogías con el que se considera. Art. 99 - Se presume, sin admitir prueba en contrario, que las compañías no constituidas en el país, que se ocupan en el negocio de transporte entre la República y paí:,es extranjeros, obtienen por esa actividad ganancias netas de fuente argentina, iguales al diez por ciento (10 %) del importe bruto de los fletes por pasajes y cargas correspondientes a esos transportes. Los agentes o representantes rn la República de tales compañías serán solidariamente responsables con ella del pago del impuesto y estarán obligados a presentar declaraci»mes juradas u otras informaciones en la forma y plazo que establezca la Dirección. La presunción establecida en el primer párrafo de este artículo no se aplicará cuando se trate de empresas constituidas en paises con los cuales, y en virtud de convenios o tratados internacionales, se hubiese establecido o se establezca la exención impositiva. Las ganancias provenientes del trape porte, obtenidas por compañías constituidas r, radicadas en el país, se consideran íntegramente de fuente argentina, con prescindencia de los puertos entre los que se realice el tráfico, y se determinarán en la forma que establece eta ley. Art. 10. - Se presume que Irr; agencias de noticias internacionales que, mediante una retribución las proporcionan a personas o entidades residentes en el país, obl.enen por esa actividad ganancias netas de fuente argentina iguales al diez por ciento (10 rf ) de la retribución bruta, tengan o no agencia o sucursal en la República. Facúltase al Poder Ejecutivo a fijar porcentajes inferiores al establecido en el párrafo anterior cuando presumiblemente la aplicación del diez por ciento (10 %) sobre la retribución bruta dé lugar a resultados no acordes con la realidad. Esta disposición será aplicable siempre que dentro de los ciento ochenta (180) días del cierre del ejercicio los contribuyentes aporten los elementos que justifiquen, a juicio de la Dirección, la menor utilidad obtenida. En caso contrario, entrará automáticamente a regir la presunción del diez por ciento (10 6;^%) contenida en el primer párrafo de este artículo. Art. 11.-Son de fuente argentina los ingresos provenientes de operaciones de seguros o reaseguros que cubran riesgos en la República o que se refieran a personas que al tiempo de la celebración del contrato hubiesen residido en el país.

presume, sin admitir prueba en contrario, que el diez por ciento (10 %) del importe de las primas cedidas, neto de anulaciones, constituye ganancia neta de fuente argentina. Art. 12. - Serán consideradas ganancias de fuente argentina las remuneraciones o sueldos de miembros de directorios, consejos u otros organismos -de empresas o entidades constituidas o domiciliadas en el país- que actúen en el extranjero. Así mismo, serán consideradas de fuente argentina los honorarios u otras remuneraciones originadas por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole prestado desde el exterior. Art. 13. - Se presume, sin admitir prueba en contrario, que el cincuenta por ciento (50 ,) del precio abonado a los productores, distribuidores o intermediarios de películas cinematográficas extranjeras, por la explotación de las mismas en el país, constituye ganancia neta de fuente argentina. Esta disposición también rige cuando el precio se abone en forma de regalía o concepto análogo. Art. 14. -Las sucursales y filiales de empresas o entidades del extranjero deberán efectuar sus registraciones contables en forma separada de sus establecimientos matrices, efectuando en su caso las rectificaciones necesarias para fijar su ganancia neta real de fuente argentina. A falta de contabilidad suficiente o cuando la misma no refleje exactamente la ganancia neta de fuente argentina, la Dirección podrá considerar que filial o sucursal y casa matriz forman una unidad económica y determinar la ganancia neta sujeta al gravamen. Las prestaciones originadas en contribuciones financieras o tecnológicas, incluso por asesoramiento técnico, suministradas a una empresa extranjera radicada en el país por su casa matriz, otra filial o sucursal, o un tercero económicamente vinculado a las mismas, no serán deducibles en los balances fiscales de la empresa a cargo de dichas prestaciones, debiendo otorgarse a las mismas el tratamiento que esta ley prevé para las utilidades de los establecimientos a que se refiere el artículo 63, inciso b) de esta ley. Se aplicará el mismo criterio, aun cuando no se haya probado que la empresa o persona radicada en el país tenga vinculación con el beneficiario de la acreditación o remisión, si el análisis de su situación patrimonial permite concluir que el centro de imputación de sus decisiones no está en poder de sus autoridades naturales, o que el contrato o convenio que dio lugar a aquéllas no hubiera sido celebrado con un tercero según los usos normales del comercio internacional. Así mismo, toda forma contractual que medie entre empresas o personas alcanzadas por este artículo carecerá de efectos fiscales, tratándose las prestaciones efectivamente realizadas con

En el caso de cesiones a compañías del extranjero -reaseguros y/o retroresiones- se

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4537

arreglo a los principios que regulan el aporte y la utilidad.
Art. 15. - Cuando por la ,lase de operaciones o por las modalidades de organización de las empresas no puedan establecerse con exactitud las ganancias de fuente argentina, la Dirección podrá determinar la ganancia neta sujeta al gravamen a través de promedios, índices o coeficientes que a tal fin establezca en base a resultados obtenidos por empresas independientes dedicadas a actividades de iguales o similares características. Art. 16. -- Además de lo dispuesto por el artículo 59, las ganancias provenientes del trabajo personal se consideran también de fuente argentina cuando consistan en sueldos u otras remuneraciones que el Estado abona a sus representantes oficiales en el extranjero o a otras personas a quienes encomienda la realización de funciones fuera del país. Ganancia neta y ganancia neta sujeta a impuesto Art. 17. - Para establec, r la ganancia neta se restarán de la ganancia eruta los gastos necesarios para obtenerla o, co su caso, mantener y conservar la fuente, cuya deducción admita esta ley, en la forma que la misma disponga. En ningún caso serán deducibles los gastos vinculados con ganancias exentas o no comprendidas en este impuesto. Cuando el resultado neto de las inversiones de lujo, recreo personal y similares, establecido conforme con las disposiciones de esta ley, acuse pérdida, no se computará a los efectos del impuesto. Esta disposición no alcanza al resultado de la enajenación de bienes. Año fiscal e imputación de las ganancias y gastos Art. 18.-El año fiscal comienza el 19 de enero y termina el 31 de diciembre. Los contribuyentes imputarán sus ganancias al año fiscal, de acuerdo con las siguientes normas: a) Las ganancias obtenidas como dueño de empresas civiles, comerciales, industriales, agropecuarias o mineras o como socio de las mismas con responsabilidad personal ilimitada o socio comanditario o industrial o socio de sociedad de responsabilidad limitada, se imputarán al año fiscal en que termina el ejercicio anual correspondiente. Las ganancias indicadas en el artículo 48 se consideran del año fiscal en que termina el ejercicio anual en el cual se han percibido o devengado. Cuando no se contabilicen las operaciones, e] ejercicio coincidirá con el año fiscal salvo otras disposiciones de la Dirección, la que queda facultada p:,ra fijar fechas de

cierre del ejercicio, en atención a la naturaleza de la explotación u otras situaciones especiales.

Se consideran ganancias del ejercicio las percibidas o devengadas en el mismo, según fuese el método habitualmente seguido por el contribuyente, salvo las provenientes de la enajenación de inmuebles efectuada por sujetos no comprendidos en los incisos a), b) y e) del artículo 48, las que se imputarán, a opción del contribuyente, al ejercicio de percepción o devengamiento.
Cualquiera fuese el sistema de imputación adoptado, los dividendos de acciones y los intereses de títulos, bonos y demás valores mobiliarios se imputarán al ejercicio en que hayan sido puestos a disposición. En los casos que expresamente autorice esta ley o su reglamentación, las ganancias podrán considerarse devengadas en el momento de producirse la respectiva exigibilidad; b) Las demás ganancias se imputarán al año fiscal en que hubiesen sido percibidas, excepto las correspondientes a la primera categoría, que se imputarán por el método de lo devengado. Las ganancias originadas en jubilaciones o pensiones liquidadas por las cajas de jubilaciones y las derivadas del desempeño de cargos públicos o del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia que como consecuencia de modificaciones retroactivas de convenios colectivos de trabajo o estatutos o escalafones, sentencia judicial, allanamiento a la demanda o resolución de recurso administrativo por autoridad competente, se percibieran en un ejercicio fiscal y hubieran sido devengadas en ejercicios anteriores, podrán ser imputadas por sus beneficiarios a los ejercicios fiscales a que correspondan. El ejercicio de esta opción implicará la renuncia a la prescripción ganada por parte del contribuyente. Cuando corresponda la imputación de acuerdo con su devengamiento, la misma deberá efectuarse en función del tiempo, siempre que se trate de intereses estipulados o presuntos -excepto los producidos por valores mobiliarios-, alquileres y otros de características similares. Las disposiciones precedentes sobre imputación de la ganancia se aplicarán correlativamente para la imputación de los gastos, salvo disposición en contrario. Los gastos no imputables a una determinada fuente de ganancias se deducirán en el ejercicio en que se paguen. Cuando corresponda imputar las ganancias de acuerdo con su percepción, se considerarán per-

4638

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 470

cibidas y los gastos se consi,lerarán pagados, cuando se cobren o abonen en efectivo o en especie y, además, en los casos en que, estando disponibles, se han acreditado en la cuenta del titular o, con la autorización o conformidad expresa o tácita del mismo, se han reinvertido, acumulado, capitalizado, puesto en reserva o en un fondo de amortización o de seguro cualquiera sea su denominación, o dispuesto de ellos en otra forma. Tratándose de erogaciones que resulten ganancias gravadas de fuente argentina para beneficiarios del exterior, la imputación al balance impositivo sólo podrá efectuarse cuando se paguen o configure alguno de los casos previstos en el párrafo anterior, o, en su defecto y siempre que el método seguido sea el de lo devengado, si alguna de las circunstancias mencionadas se configurara dentro del plazo previsto para la presentación de la declaración jurada del año fiscal en que se haya devengado la respectiva erogación. Compensación de quebrantos con ganancias Art. 19,-Para establecer el conjunto de las
ganancias netas, se compensarán los resultados netos obtenidos en el año fiscal, dentro de cada una y entre las distintas categorías. Cuando en un año se supiera una pérdida, ésta podrá deducirse de las Ganancias gravadas que se obtengan en los años inmediatos siguientes. Transcurridos diez (10) años después de aquel en que se produjo la pérdida, no podrá hacerse deducción alguna del quebranto que aún reste, en ejercicios sucesivos. A los efectos de este artículo no se considerarán pérdidas los importes que la ley autoriza a deducir por los conceptos indicados en los artículos 22 y 23.

jeros en la República; las ganancias derivadas de edificios de propiedad de países extranjeros destinados para oficina o casa-habitación de su representante y los intereses provenientes de depósitos fiscales de los mismos, todo a condición de reciprocidad;

d) Las utilidades de las sociedades cooperativas de cualquier naturaleza y las que bajo cualquier denominación (retorno, interés accionario, etcétera) distribuyan las cooperativas de consumo entre sus socios;
e) Las ganancias de las instituciones religiosas; f) Las ganancias que obtengan las asociaciones y entidades civiles de asistencia social, salud pública, caridad, beneficencia, educación e instrucción, científicas, literarias, artísticas, gremiales y las de cultura física o intelectual, siempre que tales ganancias y el patrimonio social se destinen a los fines de su creación y en ningún caso se distribuyan, directa o indirectamente, entre los socios, En caso de que estas ganancias provengan de dividendos de sociedades anónimas, la Dirección devolverá el veintidós por ciento (22 ^^ ) de los montos percibidos en tal concepto a condición de que las entidades beneficiarias mantengan en su patrimonio durante un lapso no inferior a dos (2) años las acciones que dieron origen a la devolución; en caso contrario deberán reintegrar a la Dirección los importes que hubieren percibido por tal concepto. Se excluye de la exención establecida en el párrafo anterior a aquellas entidades organizadas juridicamente como sociedades anónimas u otra forma comercial y las que obtienen sus recursos, en todo o en parte, de la explotación de espectáculos públicos, juegos de azar, carreras de caballos y actividades similares; g) Las ganancias de las entidades mutualistas que cumplan las exigencias de las normas legales y reglamentarias pertinentes y los beneficios que éstas proporcionen a sus asociados; h) Los intereses originados por los siguientes depósitos efectuados en instituciones sujetas al régimen del decreto ley 18.061/69, de entidades financieras:

Exeneioner Art. 20.- No están sujetos al gravamen:
a) Las ganancias de los fiscos nacional, provinciales y municipales y las de las instituciones pertene( .entes a los mismos. Las empresas formadas por capitales de particulares e inversiones de los fiscos nacional, provinciales y municipales estarán exentas en la parte de ganancias que corresponda a estos últimos; b) Las ganancias de entidades exentas de impuestos por leyes nacionales, en cuanto la exención que éstas acuerdan comprenda el gravamen de esta ley y siempre que las ganancias deriven directamente de la explotación o actividad principal que motivó la exención a dichas entidades; c) Las remuneraciones percibidas en el desempeño de sus funciones por los diplomáticos, agentes consulares y demás representantes oficiales de países extran-

1. Caja de ahorro.
2. Cuentas especiales de ahorro. 3. A plazo fijo.

4. Los depósitos de terceros u otras formas de captación de fondos del público conforme lo determine el Banco Central de la República Argentina en virtud de la ley 20.520.

mbre 6 de 1973

('AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4639 productos y/o sus materias primas y/o servicios; m) Las ganancias de las asociaciones deportivas y de cultura física, siempre que las mismas no persigan fines de lucro, exploten o autoricen juegos de azar y/o cuyas actividades de mero carácter social priven sobre las deportivas, conforme a la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo. La exención establecida precedentemente se extenderá a las asociaciones del exterior, mediando reciprocidad; n) La diferencia entre las primas o cuotas pagadas y el capital recibido al vencimiento, en los casos de seguros de vida y mixtos y en los de títulos o bonos de capitalización; o) El valor locativo de la casa-habitación, cuando sea ocupada por sus propietarios; p) Los sueldos que tienen asignados en los respectivos presupuestos los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, miembros de los tribunales provinciales, vocales de las Cámaras de Apelaciones, jueces nacionales y provinciales, vocales de los tribunales de Cuentas Fiscales de la Nación y provincias. Quedan comprendidos en lo dispuesto en el párrafo anterior los funcionarios judiciales, nacionales y provinciales que, dentro de los respectivos presupuestos, tengan asignados sueldos iguales o superiores a los de los jueces de primera instancia; q) Las dietas de los legisladores;

Los intereses producidos por las sumas que las empresas acrediten o paguen a sus empleados sobre depósitos o préstamos hasta la suma te tres mil pesos ($3.000). Lo dispuesto precedentemente no obsta la plena vigencia de las leyes especiales que establecen exenciones de igual o mayor alcance; i) Las indemnizaciones por antigüedad en los casos de despido y las que se reciban en forma de capital o renta por causa de muerte o incapacidad producida por accidente o enfermedad, ya sea que los pagos se efectúen en virtud de lo que determinan las leyes civiles y especiales de previsión social o como consecuencia de un contrato de , eguro. No están exentas las jubilaciones, pensiones, retiros, subsidios, ni la, remuneraciones que se continúen pecibiendo durante las licencias o ausenei;.s por enfermedad y las indemnizaciones por falta de pseaviso en el despido; j) Las ganancias provea. ntes de la explotación de derechos de autor, en la parte que no exceda de 1 'cinta mil pesos (S 30.000) por año f cal, siempre que las respectivas obras ;ean debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor y el beneficio proceda de la impresión y edir,ón de publicaciones unitarias en el p^ ís, cualquiera sea la nacionalidad y domicilio del titular o beneficiario. Los honol. arios u otras formas de retribución qur perciban los traductores de libros, en la parte que no exceda de veinte mil pesos (S 20.000) por año fiscal. Las restantes ganancias derivadas de derechos amparados por la ley 11.720. en la parte que no exceda de cuatro mil pesos (S 4.0,10) por el año fiscal y siempre que el impuesto recaiga
directamente sobre los autores y que las respectivas obras estén debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor; k) Las ganancias derivadas de títulos, acciones, cédulas, letras, )bligaciones y demás valores emitidos (, que se emitan en el futuro por entidad" oficiales o mixtas en la parte que corresponda a la

r) Los haberes jubilatorios y las pensiones
que correspondan por las funciones cuyas remuneraciones están exentas, de acuerdo con lo dispuesto en los incisos p) y q); Las ganancias resultantes de la enajenación del inmueble utilizado como vivienda propia del enajenante, siempre que el precio de venta no supere el límite que fije el decreto reglamentario; En el caso de personas físicas y sucesiones indivisas, los dividendos de acciones cuando el monto total percibido en el año no supere la suma de quinientos pesos ($ 500); Las ganancias provenientes de la enajenación de bienes muebles adquiridos para uso personal del contribuyente y sus familiares, salvo que se tratare de obras de arte o inversiones de lujo vendidas durante el año por un valor superior, en conjunto, a tres mil pesos ($ 3.000); Las ganancias de las instituciones latinoamericanas sin fines de lucro, con personería jurídica, con sede central establecida en la República Argentina;

s)

)

Nación, las provincia, o municipalidades, cuando exista una ley general o especial que así lo disponga o cuando In resuelva el Poder Ejecutivo; 1) Las sumas percibidas por los exportadores de bienes o se, vicios correspondientes a reintegros o reembolsos acordados por el Poder Ejecutivo nacional en concepto de impuestos abonados en el mercado interno, que incidan directa o indirectamente sobre determinados

)

v)

4640

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

w) Los intereses de los prl stamos de fomento otorgados por organismos internacionales o instituciones c ,ficiales extranjeras, con las limitacioro.s que determine la reglamentación. Art. 21. - El Poder Ejecutivo instrumentará los regímenes necesarios a fin de que las exenciones o desgravaciones total s o parciales que afecten al gravamen de esta ley no produzcan efectos en la medida en que de ello pudiera resultar una transferencia de ingresos a fiscos extranjeros. A tales efectos quedará facultado para limitar o eliminar las franquicias o para establecer las presunciones, sin admisión de pruebas en contrario, que c'.time pertinentes. Ganancia neta no imponible u cargas de familia Art. 22.-Con sujeción a las disposiciones del presente artículo, las personas de existencia visible residentes en el país deducirán para la determinación de la ganancia neta sujeta a impuesto: 19 De su ganancia neta comprendida en el artículo 78, hasta la suma de veinticuatro mil seiscientos pesos ($ 24.600). 29 De su ganancia neta comprendida en el artículo 48, en cuanta trabajen personalmente en la actividad o empresa, hasta la suma de dieciocho mil pesos ($ 18.000). En el supuesto de obtenerse ganancias netas anuales comprendidas en los dos puntos antes indicados, la deducción que autoriza el presente artículo será igual al imporlc que resulte mayor por aplicación de alguna de las siguientes normas:

cuatrocientos pesos ($ 20.400), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto:

19 Seis mil pesos ($ 6.000) anuales por el cónyuge.
29 Cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales por cada hijo o hijastro menor de edad o incapacitado para el trabajo y por cada hija o hijastra. 39 Cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales por cada descendiente en línea recta carón (nieto, bisnieto menor de edad o incapacitado para el trabajo); por cada descendiente en línea recta mujer (nieta, bisnieta); por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela padrastro y madrastra); por cada hermano varón menor de edad o incapacitado para el trabajo y hermana cualquiera sea su edad; por el suegro y la suegra; por cada yerno menor de edad o incapacitado para el trabajo y nuera cualquiera sea su edad; e) La suma de seiscientos pesos ($ 600) por el contribuyente e igual importe por cada una de las personas a su cargo, que se encuentren en las condiciones indicadas en el inciso b), en concepto de gastos médicos y odontológicos. Las deducciones de los incisos b) y c) sólo podrán efectuarlas el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles. Art. 24. - Las deducciones previstas en el artículo 23, inciso b), se harán efectivas proporcionalmente por períodos mensuales, computándose todo el mes en que ocurran las causas que determinen su cómputo o cese (nacimiento, casamiento, defunción, etcétera). En caso de fallecimiento del contribuyente, las deducciones previstas en el artículo 23 se harán efectivas proporcionalmente por períodos mensuales, computándose todo el mes en que tal hecho ocurra. La sucesión indivisa deducirá, aplicando igual proporción, los importes a que hubiera tenido derecho el causante. Para determinar las deducciones a que se refiere el articulo 22, se proporcionarán al tiempo -computándose para ambos sujetos todo el mes en que hubiere ocurrido el fallecimiento- los límites establecidos en cada caso por dicho artículo.

a) Cuando la ganancia mencionada en 19 sea igual o mayor de dieciocho mil pesos ($ 18.000), el monto a deducir será igual al importe de dicha ganancia y hasta un máximo de veinticuatro mil seiscientos pesos ($ 24.600); b) Cuando la ganancia mencionada en 29 sea inferior a dieciocho mil pesos ($ 18.000), el monto a deducir será igual al que resulte de la suma de dicha ganancia y la mencionada en 19 y hasta un máximo de dieciocho mil pesox ($ 18.000).
Art. 23. - Las personas di existencia visible tendrán derecho a deducir de sus ganancias netas: a) En concepto de ganancias no imponibles la suma de veinte mil cuatrocientos ($ 20.400), siempre cine sean residentes en el país; b) En concepto de carga ; de familia, siempre que las personas que se indican sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a veinte mil

Art. 25. - Los importes a que se refieren los artículos 20, 22, 23 y 87, incisos b) y d), serán actualizados anualmente en el mes de enero, a partir del año 1975 inclusive, mediante la aplicación del índice de actualización que fije la Dirección, sobre la base de los datos que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Diciembre 6 de 1973

('AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4641

El índice de actualización a aplicar tendrá en cuenta la variación producida en los índices de precios al consumidor en el período comprendido entre el 19 de enero y el 31 de diciembre del año fiscal inmediato anterior a aquel para el cual los respectivos importes se actualicen. La Dirección podrá redonder.r hacia arriba en múltiplos de doce pesos ($ 12) los importes que se actualicen en virtud de lo dispuesto en este artículo. Concepto de residencia Art. 26.-A los efectos de las deducciones previstas en los artículos 22 y 23, se considera residentes en la República a las personas de existencia visible que vivan enás de seis (6) meses en el país en el transcurso del año fiscal Las personas de existencia visible que se encuentren en el extranjero al servi, io de la Nación, provincias o municipalidades, también se consideran residentes en cl país. Conversión Art 27. -Todos los bienes introducidos en el país o dados o recibidos en paro, sin que exista un precio cierto en moneda crgentina, deben ser valuados en pesos a la fecha de su recepción en pago, salvo disposición espacial de esta ley. A tal efecto se aplicarán , cuando sea el caso, las disposiciones del artículo (i . Ganancias de los componentes de la sociedad conyugal Art. 28. - Las disposiciones del Código Civil sobre el carácter ganancial de los beneficios de los cónyuges no rigen a los fin, s del impuesto a las ganancias, siendo en cambio de aplicación las normas contenidas en los artículos siguientes. Art. 29. - Corresponde atril, lir a cada cónyuge las ganancias proveniente de: a) Actividades personales (profesión, oficio, empleo, comercio, indatria); b) Bienes propios; e) Bienes adquiridos con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria. Art. 30. - Corresponde atribuir totalmente al marido los beneficios de bienes gananciales, excepto: a) Que se trate de un bien ganancial adquirido por la mujer en las condiciones señaladas en el apartad,, e) del artículo anterior;

Ganancias de hijos menores de edad
Art. 31. - Las ganancias de los menores de edad deberán ser declaradas por la persona que tenga el usufructo de las mismas.

A tal efecto , las ganancias del menor se adicionarán a las propias del usufructuario. Sociedades entre cónyuges Art. 32. -A los efectos del presente gravamen sólo será admisible la sociedad entre cónyuges cuando el capital de la misma esté integrado por aportes de bienes cuya titularidad les corresponda de conformidad con las disposiciones de los artículos 29 y 30. Sucesiones indivisas
Art. 33. - Las sucesiones indivisas son contribuyentes por ras ganancias que obtengan hasta la fecha que se dicte declaratoria de herederos o se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad, estando sujetas al pago del impuesto, previo cómputo de las deducciones a que hubiere tenido derecho el causante, con arreglo a lo dispuesto en los artículos 22 y 23 y con las limitaciones impuestas por los mismos. Art. 34. -Dictada la declaratoria de herederos o declarado válido el testamento y por el período que corresponda hasta la fecha en que se apruebe la cuenta particionaria, judicial o extrajudicial, el cónyuge supérstite y los herederos sumarán a sus propias ganancias la parte proporciona] que, conforme con su derecho social o hereditario, les corresponda en las ganancias de la sucesión. Los legatarios sumarán a sus propias ganancias las producidas por los bienes legados. A partir de la fecha de aprobación de la cuenta particionaria, cada uno de los derechohabientes incluirá en sus respectivas declaraciones juradas, las ganancias de los bienes que se le han adjudicado. Art. 35. - El quebranto definitivo sufrido por el causante podrá ser compensado con las ganancias obtenidas por la sucesión hasta la fecha de la declaratoria de herederos o hasta que se haya declarado válido el testamento, en la forma establecida por el artículo 19. Si aún quedare un saldo, el cónyuge supérstite y los herederos procederán del mismo modo a partir del primer ejercicio en que incluyan en la declaración individual, ganancias producidas por bienes de la sucesión o herederos La compensación de los quebrantos a que se alude precedentemente, podrá efectuarse con ganancias gravadas obtenidas por la sucesión y por los herederos hasta el décimo año inclusive después de aquel en que tuvo su origen el quebranto. Análogo temperamento adoptarán el cónyuge supérstite y los herederos respecto a los quebrantos definitivos sufridos por la sucesión.

b) Que exista separación judicial de bienes; e) Que la administración de los bienes gananciales la tenga la mujer en virtud de una resolución judicial.

4642

C 'AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

La parte del quebranto definitivo del causante y de la sucesión que cada uno de los herederos y el cónyuge supérstite podrán compensar en sus declaraciones juradas, ser, la que surja de prorratear los quebrantos en Proporción al porcentaje que cada uno de los derechohabientes tenga en el haber hereditario.

cias de la primera categoría, y deben ser declaradas por el propietario de los bienes raíces respectivos: a) El producido en dinero o en especie, de la locación de inmuebles urbanos y rurales;

Art. 36. - Cuando un conti ibuyente hubiese seguido el sistema de percibido, a los efectos de la liquidación del impuesto , L+s ganancias producidas o devengadas pero no cobradas hasta la fecha de su fallecimiento serán consideradas, a opción de los interesados , en alguna de las siguientes formas: a) Incluyéndolas en la última declaración jurada del causante; b) Incluyéndolas en la declaración jurada de la sucesión , cónyuge supérstite, herederos y / o legatarios, en el año en que las perciban. Salidas no documentadas
Art. 37. - Cuando una erogación carezca de documentación y no se pruebe por otros medios que, por su naturaleza ha debido ser efectuada para obtener , mantener , conservar y percibir ganancias gravadas , no se adn, tiré su deducción en el balance impositivo y además estará sujeta al pago de la tasa del cuarenta y cinco por ciento ( 45 %) que se considerará definitiva.

b) Cualquier especie de contraprestación que se reciba por la constitución a favor de terceros de derechos reales de usufructo, uso habitación o anticresis;
c) El valor de las mejora, introducidas en los inmuebles, por los arrendatarios o inquilinos, que constituyan un beneficio para el propietario y en la parte que éste no esté obligado a indemnizar; d) La contribución directa o territorial y otros gravámenes que el inquilino o arrendatario haya tornado a su cargo;

e) El importe abonado por los inquilinos o
arrendatarios por el uso de muebles 'y otros accesorios o servicios que suministre el propietario; El valor locativo computable por los inmuebles que sus propietarios ocupen para recreo, veraneo, u otros fines semejantes;

f)

g) El valor locativo o arrendamiento presunto de inmuebles cedidos gratuitamente o a un precio no determinado.
Se consideran también de primera categoría las ganancias que los locatarios obtienen por el producido, en dinero o en especie, de los inmuebles urbanos o rurales dadcs en sublocación. Art. 42. - Se presume de derecho que e] valor locativo de todo inmueble urbano no es inferior al fijado por la Administración General de Obras Sanitarias de la Nación o, en su defecto, al establecido por las municipalidades para el cobro de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza. A falta de estos índices, el valor locativo podrá ser apreciado por la Dirección.

Art. 38. - No se exigirá el ingreso indicado en el artículo anterior , en los siguientes casos; a) Cuando la Dirección presuma que los pagos han sido efectuados para adquirir bienes;
b) Cuando la Dirección presuma que los pagos -por su monto, etcétera - no llegan a ser ganancias gravables en manos del beneficiario.

Retenciones Art. 39.-La percepción dei impuesto se realizará mediante la retención en la fuente, en los casos y en la forma que disponga la Dirección. Art. 40.- Cuando el contribuyente no haya dado cumplimiento a su oblinación de retener el impuesto de conformidad con las normas vigentes, la Dirección podrá, a los efectos del balance impositivo del contribuyente, impugnar el gasto efectuado por éste.
TITULO II Categoría de ganan»ias
CAPÍTULO 1

En los casos de inmuebles cedidos en locación, usufructo, uso, habitación o anticresis, por un precio inferior al arrendamiento que rige en la zona en que los mismos están ubicados, la Dirección podrá estimar de oficio la ganancia correspondiente.
Art. 43. - Los que perciban arrendamientos en especie declararán como ganancia el valor de los productos recibidos, entendiéndose por tal el de su realización en el año fiscal o, en su defecto, el precio de plaza al final del mismo. En este último caso, la diferencia entre el precio de venta y e] precio de plaza citado se computará como ganancia o quebranto del año en que se realizó la venta. Art. 44. -Los contribuyentes que transmitan gratuitamente la nuda propiedad del inmueble, conservando para sí el derecho a los frutos -de cualquier clase que sean-, uso o habitación, deben declarar la ganancia que les produzca la explotación o el valor locativo, según corres-

Ganancias de la primero categoría. - Renta del si 'lo Art. 41. -En tanto no corre;ponda incluirlas en el artículo 48 de esta ley cnristituyen ganan-

Diciembre 6 de 1973 (AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4643

ponda, sin deducir importe al;;uno en concepto de alquileres o arrendamientos, aun cuando se hubiere estipulado su pago. CAPÍTULO 11
Ganancias de la segunda categoría. - Renta de capitales Art. 45.- En tanto no corresponda incluirlas en el artículo 48 de esta ley, e nstituyen ganancias de la segunda categoría: a) La renta de títulos, cédulas, bonos, letras de tesorería debenture cauciones o cieditos en dinero o valor, -s privilegiados o quirografarios, consten l no en escritura pública, y Ledo suma q ¡e sea el producto de la colocacion del c^'pital, cualquiera que sea su denomina, len o forma de pago;
b) Los beneficios de la L,cación de cosas niel bles y derechos, 1 g regalias y los subsidios periódicos;

de socios comanditados de las sociedades en comandita por acciones y sociedades de personas , el reglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta a que se refiere el segundo párrafo.

Art. 46.-Se considera regalía, a los efectos de esta ley, toda contraprestación que se reciba, en dinero o en especie, por la transferencia de dominio, uso o goce de cosas o por la cesión de derechos, cuyo monto se determine en relación a una unidad de producción, de venta, de explotación, etcétera, cualquiera que sea la denominación asignada.
Art. 47.-A los efectos del impuesto se presume que toda deuda , sea ésta la consecuencia de un préstamo, de venta de inmuebles, etcétera, devenga un tipo de interés no menor al fijado oficialmente para descuentos comerciales.
CAPÍTULO III

e) Les rencas vitalicias y las ganancias o par:.icipaciones en sepa ls sobre la vida d) Les sumas percibidas. <l pago de obligaciones de io hacer i nos el abandono o no ejercicio de una a ividad Sin embargo, estas ganancias eran consideradas como de la tercer' o cuarta categoría, según el caso, cuando la obligación asea de no ejercer un :oniercio, industria, profesión, oficio o empleo: e) Les utilidades que baj-_o cualquier denominación (retorno, liO nés accionario, etcétera) distribuyan er Ire sus socios las cooperativas, excepto I.ls de consumo, sin tener en cuenta el .^' lgen de los fondos con los cuales se realiza su pago. Cuando se trate de las cooperativas denominadas de trabar será de aplicación lo dispuesto en 1 inciso d) del articulo 78, f) Los dividendos de aeci'ies en efectivo o en especie -incluido ficciones liberadas- de sociedades a,, stituidas en el pais, sin tener en caen!: el origen de los fondos _en los cual, s se realiza su pago (reservas anterior,,, rentas exentas de impuestos, etcélei.l). La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada dará derecho al cómputo corno pago a cuenta de la obligación fiscal del ejercicio, de uu importe igual al aumento de esta obligación producido por la inclusión de los dividendos, hasta el límite del quince con cincuenta centésimos por ciento (15,50 %) sobre el monto de los mismos, ^,ue se elevará al veintidós por ciento (22 Vio) cuando se trate de los sujetos e, nprendidos en el inciso a) del artículo 63. En el caso

Ganancias de la tercera categoría - Beneficios de las empresas y ciertos auxiliares de comercio
Art. 48.-Constituyen ganancias de la tercera categoría:

a) Las obtenidas por los responsables incluidos en el artículo 63;
b) Todas las que deriven de cualquier otra clase de sociedades o empresas unipersonales, así como las que correspondan a los socios comanditados en las sociedades en comandita por acciones. No están comprendidas en esta categoría las ganancias derivadas de sociedades dedicadas a las actividades indicadas en los incisos e) y f) del artículo 78, siempre que las mismas no se complementen con una explotación comercial, Tales ganancias se declararán en la cuarta categoría, sin perjuicio de que para su determinación se apliquen las disposiciones que rigen la presente categoría; c) Las derivadas de la actividad de comisionista, rematador, consignatario y demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría; d) Las derivadas de la enajenación de inmuebles, cualquiera fuere su uso o destino, cuando hubieran transcurrido menos de dos (2) años desde la fecha de adquisición o, en su caso, finalización de la construcción. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y en especie, los viáticos, etcétera, que se perciban por el ejercicio de las actividades incluidas en este artículo en cuanto excedan de las sumas que la Dirección juzgue razonables en concepto de reembolsos de gastos efectuados.

4644

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

Cuando la actividad profesional a que se refiere el artículo 78 se complen ente con una explotación comercial o viceversa (sanatorios, etcétera), el resultado total que ;e obtenga del conjunto de estas actividades se <onsiderará como ganancia de la tercera categoría. Art. 49. -El resultado del balance impositivo del único dueño y de las sociedades a que se refiere el inciso b) del artículo anterior se considerará íntegramente distribuido a aquél o entre los socios de estas últimas, :,un en el caso de no acreditarse en sus cuentas particulares. Tratándose de sociedades en comandita por acciones, el resultado del balance impositivo se considerará distribuido en la pai te que corresponda a los socios comanditados, la que se determinará aplicando la proporcion que, por el contrato social, corresponda a dichos socios en las utilidades o pérdidas. Art. 50. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes de cambio, excepto inmuebles, se entenderá por ganancia bruta el total de las ventas netas menos nl costo de adquisición, producción o, en su raso, valor a la fecha de ingreso al patrimonio o calor en el último inventario de los bienes de cambio vendidos. Tratándose de inmuebles se encenderá por ganancia bruta la determinada conforme a las disposiciones de los artículos 55 y 57. Se considerará venta neta el valor que resulte de deducir a las ventas brutas las devoluciones, bonificaciones, descuentos u otros conceptos similares, de acuerdo con las costumbres de plaza. Art. 51. - Para practicar el balance impositivo, la existencia de mercadería deberá computarse utilizando para su determinación algunos de los siguientes métodos: a) Costo de producción o adquisición: El costo de adquisición se establecerá de acuerdo con los valoras referidos -a opción del contribuyente - a costo de la última compra, precio ele las compras más recientes, promedio ponderado de la compra de un período dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, o promedio ponderado de la compra de un período dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, teniendo en cuenta el movimiento operado. Igual criterio se aplicará para la valuados de la materia prima y demás insumos físicos. El costo de producción para la valuación de la existencia de 1 roductos elaborados o semielaborados se determinará aplicando el mismo critc '.o indicado precedentemente; b) Costo en plaza; c) Precio en plaza menos castos de venta; d) Precio de venta menos ! astos de venta; e) Costo de producción o adquisición o costo en plaza, el que sea menor.

En el caso de inmuebles, éstos se inventariarán al precio de compra o valor de construcción pagado por el contribuyente, disminuido en las amortizaciones ordinarias que hubiera correspondido practicar en los balances impositivos.

Deberá entenderse en todos los casos que el precio a consignar será el efectivamente incurrido, teniendo en cuenta para su fijación las normas que establezca el reglamento.
En caso de forestación y reforestación, se podrá tomar como precio de inventario el que resulte de adicionar anualmente al costo de las plantaciones, el aumento del valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección. La Dirección podrá aceptar y/o aplicar el sistema de costo real de producción o adquisición. cuando se adapte a las modalidades del negocio, sea uniforme y resulte fácil la individualización del bien a que se refiere. Elegido uno cualquiera de estos métodos de valuación, no podrá ser variado sin autorización de la Dirección y previo los ajustes que deberán efectuarse de acuerdo con lo que disponga la reglamentación. Autorizado el cambio de método se aplicará a partir del ejercicio futuro que fije la Dirección. Los inventarios deberán consignar en forma detallada la existencia de cada artículo con su respectivo precio unitario. En la valuación de los inventarios no se permitirán deducciones en forma global por reservas generales, constituidas para hacer frente a fluctuaciones de precio o contingencias de otro orden. Las existencias de haciendas de un establecimiento ganadero serán valuadas conforme con alguno de los siguientes métodos y de acuerdo con las normas que al respecto fije la reglamentación:

a) Costo de producción;
b) Costo estimativo o precio fijo; c) Precio de plaza para el contribuyente; d) Costo de adquisición; e) Costo de producción o estimativo o precio en plaza para el contribuyente, el que sea menor. Los ganaderos criadores podrán optar por alguno de los sistemas indicados en los incisos a), b) e) o e). Por su parte, los invernadores optarán entre precio en plaza para el contribuyente o costo de adquisición. Las disposiciones sobre mercaderías serán de aplicación en lo pertinente para practicar los avalúos de hacienda. Art. 52. - A los fines de este impuesto se considera mercaderia toda la hacienda -cualquiera sea su categoría- de un establecimiento agropecuario. Sin embargo, a los efectos de lo dispuesto por el artículo 90 se otorgará el tratamiento de activo fijo a las adquisiciones de reproductores,

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

4645

incluidas las hembras, cuando fuesen de pedigree o puros por cruza. Art. 53. - Cuando el contribuyente retire para su uso particular o de su familia o destine mercaderías de su negocio a ael ividades cuyos resultados no están alcanzados por el impuesto (recreo, stud, donaciones a personas o entidades no exentas, etcétera, a los efectos del presente gravamen se considerará que tales actos se realizan al precio que se obtiene en operaciones onerosas con terceros.

Igual tratamiento correroonderá dispensar a las operaciones realizadas ]lor una sociedad por cuenta de y a sus socios. Art. 54. - Cuando las ranancias provengan de la enajenación de bienes amortizables -excepto inmuebles-, la ganancia bruta se determinará de acuerdo con lag siguientes normas:
1) Al valor de adqui^•ición o producción -excluida en su cano diferencia de cambio- se le restarán las amortizaciones ordinarias calculada, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90, punto 1), correspondientes a 1)s períodos de vida útil transcurridos . en su caso, las amortizaciones aplica das por el contribuyente en virtud de rr')rmas especiales. 2) Al valor residual a determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción que indique la tabla elaborada por la Dirección para el ultimo trimestre calendario vencido a I.a fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados con arre blo al decreto ley 17.335/67. de revalúo de activos, podrá optarse por deslucir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primar párrafo de este apartado, el monto que re, dte de agregar al valor residual (apartado 1) r1 saldo de revalúo, aún no amortizado. Art. 55. -En todos los casos en que las ganancias provengan de la najenación de inmuebles, la ganancia bruta :e determinará deduciendo del precio de enajenación el costo computable. Se considerará costo computable el valor de adquisición o construcción mis el costo del terreno -incluidos los gastos incurridos con motivo de la adquisición- disminuidos en la suma que resulte de aplicar el dos por ciento (2 %) anual sobre la parte atribuible al edificio o construcción, desde la fecha de ingreso al patrimonio.

Art. 56. -A los efectos d( la determinación de la ganancia neta, se deducirán -con las limitaciones establecidas en esta ley- todos los gastos que hubiesen sido necesarios para la obtención del beneficio, a condición de que no hubiesen sido ya considerado> en la liquidación de este gravamen.

Art. 57. -En los casos en que los inmuebles pertenecientes a los sujetos comprendidos en los incisos a), b) o c) del artículo 48, hubieran permanecido más de dos (2) años en el patrimonio de los mismos y en los casos de inmuebles comprendidos en el artículo 81, sobre el costo computable determinado de acuerdo con las normas del artículo 55 se aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción, según la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de enajenación. Art. 58. - Cuando se trate de inmuebles revaluados de conformidad con la ley 15.272 o el decreto ley 17.335/67, el costo computable se determinará en la forma expuesta precedentemente o estará dado por el que resulte de agregar al monto establecido, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 55, el saldo de revalúo en la parte no amortizada, a opción del contribuyente. De optarse por este último no será aplicable el índice de actualización a que se ha hecho referencia. Art. 59. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes que no sean inmuebles, bienes de cambio o bienes amortizables, el resultado se establecerá deduciendo del valor de enajenación el valor de adquisición, construcción y el monto de las mejoras efectuadas. En el caso de acciones y títulos públicos cotizables en bolsa se estará a lo dispuesto en el artículo U. Art- 60. - Cuando alguno de los bienes amortizables, salvo los inmuebles, quedara fuera de uso (desuso), el contribuyente podrá optar entre seguir amortizándolo anualmente hasta la total extinción del valor original o imputar la diferencia que resulte entre el importe aún no amortizado y el precio de venta, en el balance impositivo del año en que ésta se realice. En lo pertinente serán de aplicación las normas sobre ajuste de la amortización y del valor de los bienes contenidas en los artículos 54 y 90. Art. 61. - En el supuesto de reemplazo y enajenación de un bien muebles amortizable, podrá optarse por imputar la ganancia de la enajenación al balance impositivo o, en su defecto, afectar la ganancia al costo del nuevo bien, en cuyo caso la amortización prevista en el artículo 90 deberá practicarse sobre el costo del nuevo bien disminuido en el importe de la ganancia afectada. Dicha opción será también aplicable cuando el bien reemplazado sea un inmueble afectado a la explotación como bien de uso (incluidas las explotaciones agropecuarias), siempre que tal destino tuviera, como mínimo, una antigüedad de dos (2) años al momento de la enajenación y a condición de que el importe total obtenido en la enajenación se reinvierta en el bien de reemplazo o en otros bienes de uso afectados a la explotación. La opción para afectar el beneficio al costo del nuevo bien sólo procederá cuando ambas operaciones (venta y reemplazo) se efectúen dentro del término de un (1) año.

4646

CAIvARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

Art. 62. - Para contabilizar las operaciones en moneda extranjera deberá sei'uirse un sistema uniforme, y los tipos de cambio a emplear serán los que fije la reglamenta 'ión para cada clase de operaciones. Las diferencias de cambio se determinarán por revaluación' anual de los saldos impagos y por las que se produzcan entre la última valuación y el importe del pago total o parcia] de los saldos, y se imputarán al balance impositivo anual.

Sociedades de capital Art. 63. - Las sociedades de capital por sus ganancias netas imponibles, quedan sujetas a las siguientes tasas: a) Al veintidós por ciento (22 % ):
1) Las sociedades anónimas constituidas en el país. 2) Las sociedades en comandita por acciones constituidas en el país en la parte que no corresponda a los socios comanditados 3) Las asociaciones civiles y fundaciones constituidas en el país en cuanto no corresponda p r esta ley otro tratamiento impositwo. 4) Las sociedades de economía mixta por la parte de la- utilidades no exentas de impuesto; b) Al cuarenta y cinco por ciento (45 % ) los establecimientos comerciales. industriales, agropecuarios, min^ros o de cualquier otro tipo, organizados en Corma de empresa estable, pertenecientes a asociaciones, sociedades o empr,:as, cualquiera sea su naturaleza, constituidas en el extranjero o a personas fh cas residentes en el exterior. Quedan comprendidas un este inciso las empresas y personas que se encuentren en alguna de las situaciones previstas en el artículo 14 de es'a ley. Art. 64.-Los beneficios impositivos del ejercicio obtenidos por las entidades comprendidas en los apartados 1), 2) y 4) del inciso a) del artículo anterior, no distribuidos dentro de los plazos que fije el Poder Ejecutivo, estarán sujetos a la tasa del veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (29,50 %).

El gravamen ingresado conforme a lo dispuesto precedentemente dará lugar a un crédito de libre disponibilidad a favor del responsable en la medida en que se configure la posterior distribución de dichos beneficios. A los fines indicados y a los previstos en el inciso c ) del segundo párrafo los dividendos se considerarán integrados, en primer término, con beneficios impositivos. Art. 65. -Para la aplicación de lo dispuesto en el artículo anterior se entenderá por distribución de los beneficios su puesta a disposición a favor de los accionistas.

La entidad emisora o pagadora deberá retener e ingresar dentro de los plazos que fije el Poder Ejecutivo el veintinueve con cincuenta centésimos por ciento ( 29,50 %) del saldo impago de los dividendos puestos a disposición. Si se tratara de dividendos en especie o acciones liberadas, el ingreso de las retenciones indicadas será efectuado por la sociedad o el agente pagador, sin perjuicio de su derecho de exigir el reintegro por parte de los accionistas, a cuyo fin podrá diferir la entrega de los bienes o valores hasta que se haga efectivo dicho reintegro. Además, el aludido agente de retención, transcurridos treinta (30) días contados a partir del ingreso de la retención, queda facultado para ejecutar los bienes o valores cuya entrega hubiera diferido a los fines de efectivizar el mencionado reintegro.
Las retenciones practicadas de conformidad con lo dispuesto precedentemente podrán ser computadas por los beneficiarios de la renta en su declaración jurada anual.

Art. 66. - Cuando se distribuyan dividendos en especie -excepto acciones liberadas-, la diferencia entre el valor corriente en plaza a la fecha de distribución y su costo se considerará ganancia alcanzada por este impuesto y deberá incluirse en el balance impositivo de la sociedad correspondiente al ejercicio en que la distribución tenga lugar. Así mismo, dicha diferencia se considerará dividendo comprendido en el artículo 45, inciso f).
Los dividendos distribuidos en acciones liberadas serán considerados a su valor nominal a los fines indicados precedentemente, salvo respecto de acciones que coticen en bolsa o mercados de valores, en cuyo caso será optativo computar dichos dividendos, a los fines del artículo 45, inciso f), al valor de cotización conforme a la reglamentación. Casos especiales en la determinación de la renta - Explotaciones agropecuarias Art. 67.-A los efectos de la determinación de la renta neta de las explotaciones agropecuarias sólo serán de aplicación las normas de los artículos siguientes, salvo en los casos que expresamente se excluyan del régimen instituido por las mismas.

Se entenderá por beneficios impositivos no distribuidos al monto que resulte le deducir de los beneficios netos imponibles del ejercicio: a) El impuesto establecido el, el artículo anterior que recaiga sobre los mismos; b) El importe destinado en ( t ejercicio a
constituir el fondo de reserva legal;

c) El monto de los dividendos un efectivo o en especie -incluidas acci-mes liberadas- puestos a disposición de los accionistas.

Diciembre 6 de 1973 C AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Se considerará, sin admitir prueba en contrario, explotación agropecuaria a toda tierra con aptitud para esos fines, cualquiera sea su afectación y aun cuando permanezca inexplotada, considerándose titular de su renta a quien tenga el uso y goce de aquélla El Poder Ejecutivo queda facultado para determinar, en su caso, esta última circunstancia, teniendo en cuenta las características de las relaciones jurídicas existentes con relación a dichas tierras. Art. 68. - Quedan excluidos del régimen que establece el artículo anterior les siguientes predios o fracciones de predios:

4647

serán responsables por la parte de la renta que proporcionalmente corresponda a su participación; j) Los que el relevamiento catastral agrario determine que carecen de aptitud para la explotación agropecuaria. Art. 69. - El Poder Ejecutivo queda facultado para excluir del régimen a los predios ubicados en zonas que no contaran con el relevamiento catastral a que se refiere el artículo 39 de la ley 20.538. Art. 70. - Se considerará renta neta de las explotaciones agropecuarias la renta neta potencial normal por unidad de superficie multiplicada por la superficie total del predio o de los predios utilizables en cada explotación, según las normas del elevamiento catastral agrario. Cuando. por circunstancias excepcionales provocadas por caso fortuito o fuerza mayor, se verifiquen pérdidas de la renta neta efectiva de una explotación agropecuaria en cantidad mayor de un treinta por ciento (30 Có) del promedio anual del último quinquenio a valores constantes, el contribuyente tendrá derecho a una reducción proporcional de la renta neta potencial del año fiscal en que se verifiquen tales acontecimientos.

a) Los ubicados en zonas boscosas donde
se realice exclusivamr-nte explotación

forestal y los destinados a forestación o reforestación con fine:, de ulterior explotación industrial, de, ie el año de iniciación efectiva de los trabajos y a condición de que los respectivos planes de forestación y reforestación hubieran sido aprobados por la autoridad forestal

nacional o provincia] respectiva;
b) Los que fueran utilizad(, únicamente como soportes de instalacrmes productivas; c) Los que siendo áridos y reconocidos como tales por autoridades competentes,

Art. 71.-Los arrendatarios o aparceros deducirán de la renta neta total, determinada según las normas que anteceden, el monto de losa arrendamientos o del porcentaje de la aparcería. Art. 72. - Los titulares de explotaciones que se inicien podrán, durante un período que no exceda de los cinco (5) años. deducir de la renta neta potencial el porcentaje del valor de las inversiones efectuadas para la habilitación de las tierras, obras básicas de infraestructura e instalaciones fijas que establezca la reglamentación. Empresas de cmashuucción Art. 73. -En el caso de construcciones, reconstrucciones y reparaciones de cualquier naturaleza o iu terceros, en que las operaciones generadoras del bencfir!o afecten a más de un período fiscal, Cl resultado bruto de las mismas deberá ser declarado de acuerdo con alguno de los síguientca métodos, a opción del contribuyente: a) Asignando a cada período fiscal el bex vicio brot ae resulte de aplicar, so!)le, los i,nrro rs cobi -s, el p .-maje ganancia bruta r visto por el conll'ibUyen`^ p.ia toga la obra.

que fueran recuperado., e incorporados
por cualesquiera de lo, procedimientos técnicos que se aplican en el presente o se crearen en el futuro y destinados a producción agropecuaria en forma permanente: así como también los predios anegados que se recupc•' en para su uso agropecuario. Esta exclusión será optativa para el contribuyente y por un período de diez ( 10) año . a partir de la fecha de la puesta en producción del

predio: d) Los comprendidos dentro de los limites
urbanos; e) Los que forman extensií ies a urbanizar, luego de aprobado el p1 mo de subdivisión por Los organismo= oficiales competentes y rehivadas 1? obras de urbanización en la medida que fije la reglamentación: f) Los destinados en forma efectiva y permanente a establecimienios fabriles. instalaciones o depósitos rL' plantas industriales o comerciales: g) Los afectarlos a la explol ción de salinas, canteras y otros yacimierC os de m re ales
O rocas;

h) Los concedidos para fines esdusivos de cateo; i) Para los cedentes, los cedidos en uso y goce con arreglo a le dise uesto en el articulo 67 y siempre que u partieieuci, a en los resultados de la explotación no supere el porcentaje qr.,' fije la reglamentación. En caso de tus lo supere,

u lcho cccis lente podrá ser modificado r a; ra la ;.'irte corre :snondlente a ejerccies aún uo daclaradus en caso de evidente alteración de lo previsto al contratar. Los poreentaJes a que se ha hecho referencia precedentemente se hallan sufetos a la aprobación de la Dirección;

4648

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47'

b) Asignando a cada período fiscal el beneficio bruto que re.,irlte de deducir del importe a cobrar poi todos los trabajos realizados en el mismo los gastos y demás elementos determinantes del costo de tales trabajos.
Cuando la determinación lel beneficio en la forma indicada no fuera posible o resultare dificultosa, podrá calcularse la utilidad bruta contenida en lo construido siguiendo un procedimiento análogo al indicado en el inciso a). En el caso de obras que af(eten a dos períodos fiscales, pero su duración total no exceda de un año, el resultado podrá decla'arse en el ejercicio en que se termine la obra. La Dirección, si lo considera justificado, podrá :autorizar igual tratamiento para aquellas obra:. que demoren más de un año, cuando tal demora sea motivada por circunstancias especiales (huelga, falta de material, etcétera). En los casos de los incisos n ) y b), la diferencia en más o en menos que --e obtenga en definitiva, resultante de comparar la utilidad bruta final de toda la obra con la establecida mediante alguno de los procedimiento:: indicados en dichos incisos, deberá incidir en el año en que la obra se concluya. Elegido un método, el misino deberá ser aplicado a todas las obras, trabajos, etcétera, que efectúe el contribuyente y no podrá ser cambiado sin previa autorización expresa de la Dirección, la que determinará a partir re qué periodo fiscal podrá cambiarse el método

tículo, los resultados que pudieran surgir como consecuencia de la reorganización no estarán alcanzados por el impuesto de esta ley, siempre que la entidad continuadora prosiga, durante un lapso no inferior a dos ( 2) años desde la fecha de la operación , la actividad de la empresa reestructurada u otra vinculada con la misma.
En tales casos , los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente, correspondientes a los sujetos que se reorganizan, serán trasladados a la entidad continuadora. El cambio de actividad antes de transcurrido el lapso señalado tendrá efecto de ondición resolutoria. La reorganización deberá ser comunicada a la Dirección en los plazos y condiciones que la misma establezca. En los casos en que por el tipo de reorganización no se produzca la transferencia total de la o las empresas reorganizadas , el traslado de los derechos y obligaciones fiscales quedará supeditado a la aprobación previa de la Dirección.

Se entiende por reorganización de sociedades o fondos de comercio:
a) La fusión de empresas preexistentes a través de una tercera que se forme o por absorción de una de ellas; b) La división de una empresa en dos o más que continúen las operaciones de la primera;

c) Las ventas y transferencias de una entidad a otra que, a pesar de ser jurídicamente independientes , constituyan un mismo conjunto económico.
En los casos de otras ventas y transferencias de fondos de comercio , no se trasladarán los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente , y cuando el precio de transferencia asignado sea superior al corriente en plaza de los bienes respectivos , el valor a considerar impositivamente será dicho precio de plaza, debiendo disponerse al excedente el tratamiento que da esta ley al rubro llave.

Minas, canteras ?r bosques
Art. 74. - El valor impouitivo de las minas, canteras, bosques y bienes análogos estará dado por la parte del costo atribuible a los mismos, más, en su caso, los gastos ilcurridos para obtener la concesión. Cuando se proceda a la explotación de tales bienes en forma que impligi,e un consumo de la substancia productora de la renta, se admitirá la deducción proporcionalmente al agotamiento de dicha substancia, calculada en función de las unidades extraídas. La reglamentación podrá disponer, tomando en consideración las características y naturaleza de las actividades a que se refiere el presente artículo, índices de actualización aplicables a dicha deducción. La Dirección podrá autorizar otros sistemas destinados a considerar dicho agotamiento siempre que sean técnicamente justificados. Art. 75. - Cuando con lo: elementos del contribuyente no fuera factible determinar la ganancia bruta en la explotación de bosques naturales, la Dirección fijará los coeficientes de ganancia bruta aplicables.

Art. 77. -Los derechos y obligaciones fiscales trasladables a la o las empresas continuadoras, en los casos previstos en el artículo anterior, son: 1. Los quebrantos impositivos no prescritos, acumulados.
2. Los saldos de revalúos impositivos aún no amortizados. 3. Los saldos de franquicias impositivas o deducciones especiales no utilizadas en virtud de limitaciones al monto computable en cada período fiscal y que fueran trasladables a ejercicios futuros. 4. Los cargos diferidos que no hubiesen sido deducidos. 5. Las franquicias impositivas pendientes de utilización a que hubieran tenido derecho la o las empresas antecesoras, en virtud del acogimiento a regímenes especiales de promoción , en tanto se mantengan en la o las nuevas empresas las

Reorganización dr sociedades
Art. 76. - Cuando se reorganicen sociedades o fondos de comercio en los érminos de este ar-

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4649

condiciones básicas tenidas en cuenta para conceder el beneficio.
A estos efectos d'•berá expedirse el organismo de aplicación designado en la disposición respectiva

datario, gestor de negocios, director de sociedades anónimas y fideicomisario; f) Los derivados de las actividades de corredor, viajante de comercio y despachante de aduana.
También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y en especie, los viáticos, etcétera, que se perciban por el ejercicio de las actividades incluidas en este artículo, en cuanto excedan de las sumas que la Dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de gastos efectuados.
CAPÍTULO V

6. La valuación impositiva de los bienes de uso, de cambio e inmateriales, cualquiera sea el valor asignado a los fines de la transferencia.
7. Los reintegros al balance impositivo como consecuencia de la venta de bienes o disminución de exi::tencias, cuando se ha hecho uso de franquicias o se ha practicado el revalúo impositivo de bienes por las entidades antecesoras, en los casos en que así lo prevean las respectivas leyes.

8. Los sistemas de amo• tización de bienes de uso e inmateriales. 9. Los métodos de imputación de utilidades y gastos al año fiscal
10. El cómputo de los términos a que se refieren los artículos 57 y 61 cuando de ello depende el tratamiento fiscal.

Ganancias rle la quinta categoría - Ganancias no incluidas en las restantes categorías Art. 79. - Constituyen ganancias de la quinta categoría: a) Las obtenidas por todo acto que importe la disposición de bienes a título oneroso, excluidos los comprendidos en la tercera categoría; b) En general, toda clase de enriquecimiento que no esté expresamente incluido en las otras categorías. Art. 80. - La ganancia bruta obtenida por la enajenación de bienes que hayan sido amortizables en poder del contribuyente, excepto inmuebles, se determinará deduciendo del precio de venta el valor residual ajustado, el cual se determinará de acuerdo con las siguientes normas: 1. Al valor de adquisición o producción -excluidas en su caso las diferencias de cambio- se le restarán las amortizaciones ordinarias, calculadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90, correspondientes a los períodos de vida útil transcurridos. 2. Al valor residual así determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición, o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo al decreto ley 17.335/67, podrá optarse por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado, el monto que resulte de agregar al valor resultante del apartado 1 el saldo de revalúo no amortizado. Art. 81.-Cuando se trate de inmuebles, la ganancia se determinará con arreglo a lo dispuesto en los artículos 55 a 58 de esta ley.

11. Los sistemas de impulación de las previsiones cuya deducción autoriza la ley. Si el traslado de los sistemas a que se refieren los apartados 8, 9 y 11 del presente artículo produjera la utilización de criterios o métodos diferentes para similares situaciones en la nueva empresa, ésta deberá optar en el primer ejercicio fiscal por uno u otro de los seguidos por las empresas antecesoras, salvo que se refieran a casos respecto a los cuales puedan aplicarse, en una misma empresa o explotación, tratamientos diferentes. Para utilizar criterios o métodos distintos a los de la o las empresas antecesoras, la nueva empresa deberá solicitar autorización previa a la Dirección, siempre que las lisposiciones legales o reglamentarias lo exijan
CAPÍTULO 1V

Ganancias de la cuarta categoría - Renta del trabajo personal Art. 78.-Constituyen ganancias de cuarta categoria las provenientes: a) Del desempeño de cargos públicos; b) Del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia; c) De las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal; d) De los servicios personales prestados por los socios de las sociedades cooperativas mencionadas en la última parte del inciso e) del artículo 45 que trabajen personalmente en la (,xplotación, inclusive el retorno percibido por aquéllos;

e) Del ejercicio de procesiones liberales y de funciones de albacea, síndico, man-

Art. 82. - La ganancia bruta obtenida en la venta de bienes -excepto inmuebles y bienes

4650

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47;

amortizables- se determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición o aporte y el monto de las mejoras o nuevos aportes efectuados. Art. 83. - En el supuesto le acciones y demás valores mobiliarios cotizaba s en bolsa, adquiridos con anterioridad al 10 de enero de 1974, se presumirá, sin admitirse prueba en contrario, que el precio de adquisición es igual a la última cotización anterior a esa fecha. Art. 84. - En el supuesto de venta de una vivienda con el objeto de construir o adquirir otra destinada a casa-habitación propia del contribuyente, podrá optarse - siempre que la valuación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto que fije el Poder Ejecutivo- entre pagar el impuesto que resulte de I:t venta o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que determine la reglamentación, al costo del nuevo inmueble. Esta opción deberá ser flrrmulada antes del vencimiento del plazo para presentar las declaraciones juradas correspondientes al año de enajenación. Dentro del téi mino de un año a contar de la fecha de enajenación deberá producirse la adquisición del bien de reemplazo, o haberse producido con una ntelación no mayor a un año de la fecha de enajenación. Cuando se realice la cesil^n de inmuebles con el propósito de destinarlos a la construcción de un nuevo edificio incluido -[entro del régimen de la ley 13.512, recibiendo el cedente, como compensación por el bien ',edido, una o más unidades de la nueva propio Iad, podrá también optarse entre pagar el impuesto que resulte de la operación o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que fije la reglamentación, al costo de la o de la:: unidades recibidas.

Art. 87. - De la ganancia del año fiscal, cualquiera fuese la fuente de ganancia y con las Limitaciones contenidas en esta ley, se podrá deducir: a) Los intereses de deudas y los gastos originados por la constitución, renovación o cancelación de las mismas;
b) Las sumas que pagan los asegurados por seguros para casos de muerte; en los seguros mixtos sólo será deducible la parte de la prima que cubre el riesgo de muerte. Fijase como importe máximo a deducir por los conceptos indicados en este inciso la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales, se trate o no de prima única; c) Las donaciones a los fiscos nacional, provinciales y municipales y a las instituciones comprendidas en el artículo 20, incisos e), f) y g), realizadas en las condiciones que determine la reglamentación y hasta el límite del veinte por ciento (20 %) de la ganancia neta del ejercicio. La reglamentación establecerá así mismo el procedimiento a seguir cuando las donaciones las efectúen sociedades de personas; d) Los gastos de sepelios incurridos en el país, hasta la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000), cuando correspondan al contribuyente o a las personas a su cargo, y a condición de que se cumplan los requisitos que al efecto establezca la reglamentación;

e) Las contribuciones o descuentos para
fondos de jubilaciones, retiros, pensiones o subsidios, siempre que se destinen a cajas nacionales, provinciales o municipales;

Art. 85. - En el caso de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, será de aplicación lo dispuesto en el artículo 61.
TITULO Ilt De las deducciones

f) La amortización del saldo de revalúo del
decreto ley 17.335/67. Deducciones especiales de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta Art. 88.-De las ganancias de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta, y con las limitaciones de esta ley, también se podrán deducir: a) Los impuestos y tasas que recaen sobre los bienes que produzcan ganancias; b) Las primas de seguros que cubran riesgos sobre bienes que producen ganancias; c) Las pérdidas extraordinarias sufridas por caso fortuito o fuerza mayor en los bienes que producen ganancias, como incendios, tempestades u otros accidentes o siniestros, en cuanto no fuesen cubiertas por seguros o indemnizaciones; d) Las pérdidas debidamente comprobadas, a juicio de la Dirección, originadas por delitos cometidos contra los bienes de explotación de los contribuyentes por

Art. 86. - Los gastos cuya deducción admite esta ley, con las restricciones expresas contenidas en la misma, son los efectuados para obtener, mantener, conservar y percibir las ganancias gravadas por este impuesto y se restarán de las ganancias producidas por la fuente que los origina. Cuando los gastos se efectúen con el objeto de obtener, mantener, conservar y/o percibir ganancias gravadas y no gravadas, generadas por distintas fuentes productoras, la deducción se hará de las ganancias brutas que produce cada una de ellas co la parte o proporción respectiva. Cuando medien razones prácticas, y siempre que con ello no se altere el monto del impuesto a pagar, se admitirá que el total de uno o más gastos se deduzca de una de las fuentes productoras.

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4651

empleados de los mismos, en cuanto no fuesen cubiertas por seguros e indemnizaciones;
e) Los gastos de movilidad. viáticos y otras compensaciones análogas. en la suma reconocida por la Direccion; f) Las amortizaciones por desgaste y agotamiento y las pérdidas por desuso, de acuerdo con lo que establecen los artículos pertinentes. En los casos de los incisos c) y d), el decreto reglamentario fijará la incidencia que en el costo del bien tendrán las deducciones efectuadas. Art. 89. - En concepto de amortización de edificios y demás construccionres sobre inmuebles se admitirá deducir el dos por ciento (2 %) sobre el costo del edificio o construcción o sobre la parte del valor de adquisición atribuible a los mismos, teniendo en cuenta la relación existente en el avalúo fiscal o, en su defecto, según el justiprecio que se practique al efecto, hasta agotar dicho costo o valor. El monto resultante se ajustará conforme al procedimiento indicado en el artículo 90, apartado 2. Cuando se trate de bienes rr";aluadas conforme con el decreto ley 17.335/x7 podrá optarse por continuar con el procedimii-nto determinado en dicho decreto ley o por el sistema indicado precedentemente. En este último, cesará la amortización del saldo de revalúo. Art. 90. - En concepto de amortización impositiva anual para compensas el desgaste de los bienes -excepto inmuebles - empleados por el contribuyente para producir ganancias gravadas, se admitirá deducir la suma que resulte de acuerdo con las siguientes normas, 1. Se dividirá el costo o valor de adquisición de los bienes por in número igual a los años de vida útil probable de los mismos. La Dirección lrodrá admitir un procedimiento distinto • unidades producidas, horas trabajadas, etcétera) cuando razones de orden técnio lo justifiquen. 2. A la cuota de amortización ordinaria calculada conforme co?, lo dispuesto en el apartado anterior, o a la cuota de amortización efectuada por el contribuyente con arreglo a normas especiales, se le aplicará el índica de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción que indique la tabla elaborada por la Dirección General Inipositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de Fierre del período fiscal que se liquida. El importe así obtenido será la amortización anual deducible.

en dicho decreto ley o por el sistema indicaao precedentemente, en cuyo caso cesará la amortización del saldo de revalúo. Cuando los bienes importados para destinarlos al activo fijo lo sean por un importe superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen, más los gastos de transporte y seguro hasta la República Argentina, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el importador de la República y el exportador del exterior. En tales casos la diferencia que resulte no será amortizable ni deducible en forma alguna a los efectos impositivos. A los efectos de la determinación de] valor original de los bienes amortizables, no se computarán las comisiones pagadas v/o acreditadas a entidades del mismo conjunto económico, intermediarias en la operación de compra, salvo que se pruebe una efectiva prestación de servicios a tales fines. Sin embargo, el valor total de] bien adquirido, incluso la comisión de compra, no podrá ser superior en ningún caso al que corresponda admitir por aplicación de lo dispuesto precedentemente.

Deducciones especiales de la primera categoría Art. 91. - De los beneficios incluidos en la
primera categoría se podrá deducir también los gastos de mantenimiento del inmueble A este fin los contribuyentes deberán optar -para los inmuebles urbanos- por alguno de los siguientes procedimientos:

a) Deducción de gastos reales a base de comprobantes;
b) Deducción de los gastos presuntos que resulten de aplicar el coeficiente del cinco por ciento (5 %c) sobre la renta bruta del inmueble, por ciento que involucra los gastos de mantenimiento por todo concepto (reparaciones, gastos de administración, primas de seguros, etcétera). Adoptado un procedimiento, el mismo deberá aplicarse a todos los inmuebles que posea el contribuyente y no podrá ser variado por el término de cinco (5) años, contados desde el período, inclusive, en que se hubiere hecho la opción. La opción a que se refiere este artículo no podrá ser efectuada por aquellas personas que por su naturaleza deben llevar libros o tienen administradores que deben rendirles cuenta de su gestión. En tales casos deberán deducirse los gastos reales a base de comprobantes.

Para los inmuebles rurales, la deducción se hará, en todos los casos, por el procedimiento de gastos reales comprobados. Deducciones especiales de la segunda categoría Art. 92.-Los beneficiarios de regalías residentes en el país podrán efectuar las siguientes deducciones, según el caso:

Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo con el decreto ley 17.335/67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado

4652 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION a) Cuando las regalías se originen en la transferencia definitiva de bienes -cualquiera sea su naturaleza-, el veinticinco por ciento (25 %) de las sumas percibidas por tal concepto, hasta la recuperación del capital invertido, resultando a este fin de aplicación las disposiciones de los artículos 54, 55, 57, 58 y 74, según la naturaleza del bien transferido; b) Cuando las regalías se originan en la transferencia temporaria de bienes que sufren desgaste o agotamiento se admitirá la deducción del importe que resulte de aplicar las disposiciones de los artículos 74, 89 o 90, según la naturaleza de los bienes. Las deducciones antedichas serán procedentes en tanto se trate de costos y gastos incurridos en el país. En caso de tratarse de costos y gastos incurridos en el extranjero , se admitirá como única dedución por todo concepto (recuperación o amortización del costo, gastos para la percepción del beneficio, mantenimiento, etcétera) el veinte por ciento (21) %) de las regalías percibidas. Las normas del presente artículo no serán de aplicación cuando se trate de beneficiarios residentes en el país, que desarrollen habitualmente actividades de investigación, experimentación, etcétera, destinadas a obtener bienes susceptibles de producir regalías, quienes determinarán la ganancia por aplicación de las normas que rigen para la tercera categoría.

Reunión 474

ejercicio anterior, que no hubiesen sido utilizadas para abonar siniestros, serán consideradas como ganancia y deberán incluirse en la ganancia neta imponible del año; e) Las comisiones y gastos incurridos en el extranjero indicados en el artículo 89, en cuanto sean justos y razonables; f) En concepto de reserva para indemnización por despido, rubro antigüedad, se admitirá, a opción del contribuyente, la aplicación de cualesquiera de los sistemas que se mencionan en los dos puntos siguientes. Al fondo así formado se imputarán las indemnizaciones que efectivamente se paguen en los casos de despidos, rubro antigüedad: 1. El importe resultante de aplicar sobre las remuneraciones abonadas durante el ejercicio, al personal en actividad al cierre del mismo, el por ciento que representan en los tres últimos ejercicios las indemnizaciones reales por el rubro antigüedad pagadas sobre las remuneraciones totales abonadas. 2. Un por ciento a fijar por el Poder Ejecutivo -no superior al dos por ciento (2 %)- a aplicar sobre las retribuciones totales abonadas durante el ejercicio al personal en actividad al cierre del mismo; 9) Los gastos o contribuciones realizados en favor del personal por asistencia sanitaria, ayuda escolar y cultural, subsidios a clubes deportivos y, en general. todo gasto de asistencia en favor de los empleados, dependientes u obreros. También se deducirán las gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que se paguen al personal dentro de los plazos en que, según la reglamentación, se debe presentar la declaración jurada correspondiente al ejercicio. La Dirección podrá impugnar la parte de las habilitaciones, gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que exceda a lo que usualmente se abona por tales servicios, teniendo en cuenta la labor desarrollada por el beneficiario, importancia de la empresa y demás factores que puedan influir en el monto de la retribución. Las reservas y previsiones que esta ley admite deducir en el balance impositivo quedan sujetas al impuesto en el ejercicio en que se anulen los riesgos que cubrían (reserva para despido, etcétera).

Deducciones especiales de la tercera categoría Art. 93.-De las ganancias de la tercera categoría y con las limitaciones de esta ley también se podrá deducir: a) Los gastos y demás erogaciones inherentes al giro del negocio;
b) Los castigos y previ,iones contra los malos créditos en cantidades justificables de acuerdo con los usos y costumbres del ramo. La Dirección pod•á establecer normas respecto de la f,,rma de efectuar esos castigos; c) Los gastos de organiza(ión. La Dirección admitirá su afectación a] primer ejercicio o su amortización en un plazo no mayor de cinco (5) arios, a opción del contribuyente; d) Las sumas que las compañías de seguro, de capitalización y similares destinen a integrar las previsions por reservas matemáticas y reservas para riesgos en curso y similares, conforme con las normas impuestas sobre el particular por la Superintendencia de Seguros u otra dependencia oficial.

Deducciones especiales de la quinta categoría Art. 94.-De las ganancias de la quinta categoría y con las limitaciones de esta ley, se

En todos los casos, las previsiones por reservas técnicas correspondientes al

ciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4653 podrán deducir en el momento de la enajenación todos los gastos que fueran necesarios para la obtención de los beneficios, en tanto no hubiesen sido deducidos con anterioridad para la determinación de este impuesto (impuesto a la transmisión gratuita de bienes, gastos de ventas, tasas, etcétera).

h) La amortización de llave, marcas y activos similares; i) Las donaciones no comprendidas en el artículo 87, inciso c), las prestaciones de alimentos, ni cualquier otro acto de liberalidad en dinero o en especie;
j) Los quebrantos netos provenientes de operaciones ilícitas;

Deducciones no admitidas
Art. 95. - No serán deducibles, sin distinción de categorías: a) Los gastos personale+ y de sustento del contribuyente y de su familia, salvo lo dispuesto en los artículos 22, 23 y 87, inciso d); b) Los intereses de los capitales pertenecientes al contribuyente invertidos en la empresa, las sumas retiradas a cuenta de las ganancias o en calidad de sueldo y todo otro concepto que importe un retiro a cuenta de utilidades. Cuando se hubiesen deducido los importes a que se refieren tales conceptos, los mismos se adicioi arán, a los efectos del balance impositivo, a la participación del dueño o socios a quienes correspondan; e) La remuneración o sueldo del cónyuge o pariente del contribuyente. Cuando se demuestre una efectiva prestación de servicios, se admitirá deducir la remuneración abonada en la parte que no exceda a la retribucion que usualmente se pague a terceros por la prestación de tales servicios, no pudiendo exceder a la abonada al emplearlo -no parientede mayor categoría, salvo disposición en contrario de la Dirección; d) El impuesto de esta ley y cualquier impuesto sobre terreno: baldíos y campos que no se exploten: e) Las remuneraciones -1 sueldos que se abonen a miembros de directorios. consejos u otros organismos que actúen en el extranjero, y 'los horarios y otras remuneraciones pagada, por asesoramiento técnico-financiero o daa otra índole prestado desde el exterior, en los montos que excedan de los 1 miles que al respecto fije la reglamentación; f) Las sumas invertidas en la adquisición de bienes y en mejoras de carácter permanente y demás gastos vinculados con dichas operaciones, salvo el impuesto a las transmisión gratuita de bienes. Tales gastos integrarán el resto de los bienes a los efectos de esta ley; g) Las utilidades del ejercicio que se destinen al aumento de capitales o a reservas de la empresa cuya deducción no se admite expresamente en esta ley;

k) Los beneficios que deben separar las sociedades anónimas para constituir el fondo de reserva legal. Indice de actualización
Art. 96. - Los índices de actualización a que se refieren los artículos 54, 57, 80, 90 y 110 deberán ser elaborados por la Dirección General Impositiva sobre la base de los datos relativos a la variación del índice general de precios mayoristas no agropecuarios que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadística y Censos. La tabla correspondiente contendrá valores trimestrales promedio para los cuatro (4) años inmediatos anteriores y valores anuales promedio para los demás períodos, tomando como base el promedio de precios del último trimestre calendario vencido. TITULO IV
Tasas del impuesto para las personas de existencia visible y sucesiones indivisas

Art. 97. - Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras no exista declaratoria de herederos o testamento declarado válido que cumpla la misma finalidadabonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala:
Ganancias netas imponibles anuales PAGARAN Sobre el De mis a $ $ más el J excedente de$ de $

0 5.000 - 7 0 5.000 10.000 350 9 5.000 10.000 25.000 800 11 10.000 25.000 40.000 2.450 14 25.000 40.000 55.000 4.550 18 40.000 55.000 70.000 7.250 22 55.000 70.000 85.000 10.550 26 70.000 85.000 100.000 14 .450 30 85.000 100.000 130. 000 18 . 950 35 100.000 130.000 170. 000 29.450 40 130.000 170.000 - 45.450 45 170.000

TITULO V
Beneficiarios del exterior

Art. 98. - Cuando se pague a sociedades o empresas constituidas en el extranjero o a cualquier otro beneficiario del exterior, beneficios netos de cualquier categoría excepto dividendos

4654

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 470

y utilidades de los establecimientos a que se refiere el inciso b) del articulo 63, corresponderá que quien los pague retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo, el cuarenta y cinco por ciento (45 %) de tales beneficios. Se considerará que exi:de pago cuando se dé alguna de las situaciones previstas en el quinto párrafo del artículo 18, salvo que se tratara de la participación en los beneficios de sociedades de responsabilidad limitada, sociedades de personas o la correspondiente a los socios comanditados en las sociedades en comandita, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en el artículo 49. En estos supuestos corresponderá practicar la retención a la fecha de vencimiento para la presentación del balance impositivo si con anterioridad no se hubiera configurado el pago en los términos del artículo 18. Cuando se trate de dividendos pagados a beneficiarios del exterior corresponderá que la entidad pagadora retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo el veintinueve con cincuenta ^•.entésimos por ciento (29,50 %) de los dividendos. Se considerará beneficiario del exterior a aquel que perciba sus ganancias en el extranjero, directamente o a través de apoderados, agentes, representantes o cualquier otro mandatario en el país y a quien. percibiéndolos en el país, no acreditara re- idencia estable en el mismo. En los casos en que exi ;ta imposibilidad de retener, los ingresos indic;,dos estarán a cargo de la entidad pagadora, sin perjuicio de sus derechos para exigir el reint, gro por parte de los beneficiarios. Art. 99. -La ganancia neta sujeta a retención se determinará dedu, iendo del beneficio bruto pagado o acreditado, los gastos necesarios para su obtención que hayan sido reconocidos expresamente por la Dirección General Impositiva, salvo los casos en que la ley establece presunciones referidas a la ganancia neta obtenida o a los gastos deducibles. Art. 100. - Cuando se paguen al exterior sumas originadas en las situar,ones previstas en el artículo 29 del decreto ley 19.231171; en intereses de todo tipo; en honorarios u otras remuneraciones por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole; a los efectos del artículo anterior se presumirá, sin admitirse prueba en contrario, ganancia neta al ochenta por ciento (8054.) de las sumas pagadas o acreditadas. Art. 101. - Los artistas i esidentes en el extranjero contratados por el Estado -nacional, provincial o municipal- poi un periodo de hasta dos (2) meses en el ario calendario, para actuar en el país en instituciones oficiales (radioemisoras, teleemisoras, t( atros, anfiteatros y similares) que no tengan fines comerciales, pagarán con carácter de impuesto único y defini-

tivo el quince por ciento (15 r.) sobre las retribuciones brutas que según contrato les corresponda. Cuando la duración del contrato fuere superior al lapso señalado en el párrafo anterior, sobre el excedente serán de aplicación las normas contenidas en esta ley. Se presume de derecho que los gastos realizados, que afectan conjuntamente a retribuciones comprendidas en este régimen y en el general de la ley, guardan una relación proporcional con dichos ingresos. TITULO VI
Otras disposiciones

Art. 102.-Cuando se gestionen convenios internacionales relativos a la exención del impuesto sobre ganancias de personas o empresas extranjeras, el Poder Ejecutivo -a pedido de los interesados y mediante la garantía del caso- podrá autorizar a la Dirección General Impositiva la suspensión del cobro del gravamen de esta ley hasta tanto se resuelva en definitiva sobre tales gestiones. Art. 103. - Este gravamen se regirá por las disposiciones de la ley 11.683 (texto ordenado en 1968 y sus modificaciones), y su aplicación, percepción y fiscalización estará a cargo de la Dirección General Impositiva. Art. 104. - Las disposiciones de la presente ley, que regirá hasta el 31 de diciembre de 1983, tendrán la siguiente vigencia: a) Para las personas físicas y sucesiones indivisas, con relación a las ganancias que de acuerdo con las normas de la misma corresponda imputar a partir del 19 de enero de 1974, inclusive; b) Para las sociedades de capital y demás personas de existencia ideal a partir de los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive; e) Para la determinación de las ganancias de las empresas a que alude el inciso a) del artículo 18, a partir de los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive. Serán computables como ganancias gravadas por esta ley, los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados a partir del 19 de enero de 1974, inclusive. No están sujetos a su régimen los dividendos integrados con utilidades correspondientes a ejercicios anteriores. A los efectos de lo dispuesto precedentemente :e considerará, sin admitirse prueba en contrario, que los dividendos que se pongan a disposición con posterioridad al cierre del primer ejercicio terminado en 1974, están integrados en primer término por utilidades sujetas al régimen de la presente ley. Para los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad

Diciembre 6 de 1973 'JAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION al año 1974, serán de aplicacüm las normas de la ley de impuesto a los rédito-; vigentes para el año 1973. Lo dispuesto en los párralos anteriores será de aplicación, en lo pertinente, respecto de los sujetos comprendidos en el artículo 73, inciso b), cuando sus utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974 se giren al exterior o se disponga de ellos en cualquier forma, siempre que ello importe una desafectación del giro del negocio. Las normas de los artículos 67 a 72, ambos inclusive, serán de aplicación a partir del 19 de enero de 1975 o antes, una vez cumplidas las etapas general de relevamicoto catastral e individual de empadronamiento a que se refiere el artículo 39 de la ley 20.538. Las disposiciones de los artículos 98, 99, 100 y 101, se aplicarán sobre las ganancias pagadas a partir del 19 de enero de 1974, inclusive. Lo expuesto no alcanza a tos dividendos, los que se regirán por lo que a su respecto se dispone precedentemente. Art. 105. - El tributo que e crea por la presente ley substituye al impar to a los réditos, al impuesto sobre la venta de calores mobiliarios y al impuesto a las ganancial eventuales, en este último caso en la parte pertinente. No obstante, las normas de los impuestos substituidos incidirán en la dermminaeión de los réditos o ganancias por ellas alcanzados cuando en virtud de éstas se suped tan sus efectos a hechos o circunstancias que se configuren con posterioridad a su vigencia pr ro de acuerdo con sus previsiones. Así mismo. las normas mencionadas incidirán en la determinación de la materia imponible alcanzada Ior el tributo creado por esta ley, cuando por ellas se extienden sus efectos a ejercicios futuro;, en razón de derechos u obligaciones derivadas de hechos o circunstancias configurados durante su vigencia. A los fines del proceso d,' transición de los gravámenes substituidos al nuevo, quienes hubieran sido responsables de lichos gravámenes quedarán sujetos a todas las ^bligaciones,incluso substantivas, que sean necesarias para asegurar la continuidad del régimen reemplazado siempre que con ello no se Lesione el principio de que ninguna materia irnpi nible común a bis tributos substituidos y substituto, está alcanzada por más de uno de los gravámenes en cuestión El Peder Ejecutivo dictara las disposiciones reglamentarias necesarias par.t regular la transición a que se refiere este arl ¡culo, sobre la base del carácter substitutivo rneñalado y de los restantes principios indicados al efecto. Art. 106. - Cuando con arreglo a regímenes que tengan por objeto la promoción sectorial o regional -incluido el decreto ley 19.640/72sancionados con anterioridad al 25 de mayo de 1973, se hubieran otorgado tratamientos preferenciales en relación a los gravámenes que se

4655

derogan, el Poder Ejecutivo deberá disponer los alcances que dichos tratamientos tendrán respecto del tributo que se crea por la presente ley a fin de asegurar los derechos adquiridos y, a través de éstos, la continuidad de los programas aprobados con anterioridad a dicha sanción.
Art. 107. - Cuando los regímenes a que se hace referencia en el artículo anterior hubieran sido sancionados con posterioridad al 25 de mayo de 1973, el Poder Ejecutivo deberá reglamentar la aplicación automática de tales tratamientos preferenciales en relación al impuesto de la presente ley. Art. 108. - Pagarán el impuesto de esta ley, con un recargo del veinte por ciento (20 G7n), todas las ganancias imputables al año fiscal 1974 o sujetas a su pago con carácter definitivo durante dicho año. Por los dividendos comprendidos en el segundo párrafo del artículo 104 que deban incluirse como ganancias gravadas en el ejercicio fiscal 1974, el cómputo como pago a cuenta de hasta el quince con cincuenta centésimos por ciento (15,50 c7c ) o veintidós por ciento ( 22 nc) a que se refiere el artículo 45, inciso f), será de hasta el dieciocho con sesenta centésimos por ciento (18,60 q ) y veintiséis con cuarenta centésimos por ciento (26,40 M ), respectivamente. Cuando dichos dividendos fueren percibidos por las entidades a que se refiere el artículo 20, inciso f), la devolución pertinente será del veintiséis con cuarenta centésimos por ciento (26,40 %). Art. 109. - Los contribuyentes que edifiquen unidades de vivienda con destino a vivienda propia, renta o venta podrán deducir de sus ganancias gravadas la parte del total invertido en la construcción de cada una de dichas unidades que establezca el Poder Ejecutivo, el cual queda facultado para determinar la proporción deducible sobre la base del tipo de construcción, valuación fiscal unitaria, condiciones técnicas, ubicación, valor venal o precio de venta de las viviendas, así como en consideración a cualesquiera otras características que contribuyan a definir el interés social de la construcrión. Esta franquicia sólo podrá ser utilizada para los titules de los planes de construcción aprobados por organismos estatales a los efectos del otorgamiento de apoyos crediticios y siempre que la presentación de dichos planes se efectuare hasta el 31 de diciembre de 1973, inclusive. El Poder Ejecutivo determinará la forma, oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la franquicia. Art. 110. - Las personas de existencia visible residentes en el país, que no sean propietarias -a su nombre o en el de su cónyuge- de su casa habitación, y en cuanto demuestren fehacientemente al momento de la deducción el principio de ejecución de la compra o construcción de la misma ( incluido el terreno) o, en su caso,

4656

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47'

su incorporación efectiva a planes oficiales de ahorro y préstamo para vivienda propia o subscripción de créditos oficiales pura igual fin, podrán deducir sólo de sus rentas netas, comprendidas en el artículo 48 y artículo 78, en cuanto trabajen personalmente en la actividad o empresa, hasta la suma de quince mil pesos ($ 15.000). La deducción se podrá ejercitar únicamente durante cinco ejercicios fiscales consecutivos. En el caso de que en cualquier ejercicio la deducción exceda la renta neta de las categorías indicadas, el excedente será acumulable a las sumas deducibles en ejercicio,: posteriores.

percepción de dividendos en acciones liberadas, cuando las utilidades con que se integran se destinen a la forestación.

Art. 112. - Comuníquese al Poder Ejecutivo. Carlos Palacio Deheza. - Rodolfo
Eduardo Desperbasques. - Tomás Pedro Arana. - Agustín Alfredo

Avila. - Salvador F. Busacca. Santiago Francisco Díaz Ortiz. -

Hugo Ramón Lima. - Pedro Nicolás Martínez. - Manuel Isauro
Molina. - Alfredo S. Rodríguez - Luis Rubeo. En disidencia parcial: Ricardo Ramón Balestra. - Osvaldo Alvarez Guerrero. - Rubén Francisco Rabanal. - Roberto Oscar Llorens. - Antonio A. Tróccoli. Juan Bautista Espeche. - Héctor Raúl Sandler.
ANTECEDENTES Buenos Aires, 10 de octubre de 1973.

Dentro del sexto ejercicio fiscal deberá acreditarse fehacientemente la compra o finalización de la obra, según el caso.
Si el contribuyente que ejercitó la deducción decidiera no construir o comprar su casa habitación, o no acreditara fehacientemente lo indicado en el párrafo anterior, deberá -en el ejercicio fiscal inmediato siguiente a aquel en que tal hecho ocurra -adicionar a su ganancia neta el monto total de las deducciones realizadas hasta entonces, siendo considerad, dicho monto corno ganancia de quinta categoría. Igual tratamiento merecerá la diferencia entre el monto total de la deducción y el coslo de compra y/o construcción, si el primero fuera mayor. No podrán ejercitar esta deducción los contribuyentes acogidos a las disposiciones del artículo 109.

Al Honorable Congreso de la Nación.
Tengo el honor de dirigirme a vuestra honorabilidad a fin de someter a su consideración el adjunto proyecto de ley del impuesto a las ganancias. Dicho proyecto importa un substancial avance con respecto a la legislación vigente en materia de tributación de tipo personal y `directa -impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales-, en procura de metas perfectamente definidas y que han merecido el consenso de vastos sectores interesados. Una de las medidas de mayor importancia consiste en la integración en un solo régimen de todos los beneficios obtenidos, con prescindencia de que los mismos revistan los caracteres propios del rédito o de la ganancia de capital. Esta decisión, que procura una más justa apreciación de la capacidad contributiva de los sujetos, es recomendada por la doctrina moderna y ha sido comentada favorablemente por los especialistas de nuestro país. En resumen, se opina que la actual discriminación de los beneficios para sujetarlos a regímenes diferentes da como resultado la determinación de obligaciones fiscales de distinta magnitud frente a iguales montos de beneficios, según sea el origen o composición de los mismos o, en numerosos casos, según sea la forma adoptada para las operaciones. Por otra parte, la experiencia recogida durante el tiempo en que han coexistido ambos tributos ha puesto en evidencia la injusticia tributaria que conlleva la discriminación, con la agravante de las innumerables controversias originadas en la caracterización de los beneficios a los efectos de su encuadre en uno y otro gravamen. Por las razones expuestas, es que ya la ley del impuesto a los réditos habla avanzado sobre el régimen de las ganancias eventuales, determinando la aplicación de aquél en diversas situaciones en que, de acuerdo con las características reales de la operación, se trataba de ganancias de capital, Esta solución, sin embargo, significaba a su vez distintos tratamientos

La omisión o falsa declaración en el cumplimiento del presente artículo será considerada defraudación fiscal, de acuerdo con las leyes en vigencia a ese momento.
Art. 111. - Substitúyese el artículo 60 de la ley 13.273 por el siguiente: Artículo 60. - Para practicar el balance impositivo del impuesto las ganancias se podrá tomar como precio de inventario de las plantaciones el que rc;ulte de adicionar anualmente al costo de los mismos el aumento de valor de la madi+ra que para cada especie fije o acepte la Dirección Gen,_ral Impositiva. El mayor valo así obtenido, sin perjuicio de resultar computable como ^u^lo en la oportunidad de 1: venta de la madera, será deducible en la determinación del impuesto del año en que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determine la reglamentación. Serán deducibles, para la determinación de la materia imponible en el impuesto a las ganancias, las sumas que se inviertan en plantaciones forestales, y,i sea en forma directa o a través de integración de acciones. bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las inversiones. A los efectos indicador precedentemente, se considerará integraci,n de acciones la

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
fiscales frente a situaciones análogas o, más aún, resultaban con un tratamiento monos riguroso operaciones de verdadera especulación. En resumen, se estima que la , ituación actual da lugar a inequidades que no condicen con una política de redistribución justa y ecuánimo de la riqueza. En lo que respecta a la técnica utilizada para la integración, surge de inmediato el problema que supone someter a la imposición progresiva la exteriorización de ganancias que estrictamente cabe reconocer como generadas en más de un período fiscal. Al respecto, es frecuente que tinto la legislación comparada como los especialistas en la materia ofrezcan métodos tendientes a solucionarlo, mediante la aplicación de tasas que corrigen la progresividad según diversos métodos. Cabe, asimismo, recordar que eo oportunidad de crearse el impuesto a las ganancias eventuales, si bien se reconoció su íntima vinculación con el impuesto a los réditos, se optó por la no int,gración, procurando distinguir entre beneficio-renta y beneficio-capital, con el fin de no someter este último a la tasa progresiva. En el proyecto de ley que se elegí, se ha optado por la integración sin someter a un tratamiento discriminatorio a determinado tipo de beneficios, por cuanto es ésa la única integración real que elimina tratamientos diferenciales y soluciona los problemas de aplicación de las normas, dando v i a la ley las earacteristicas de simplicidad y fácil interpretación que es uno de los objetivos perseguidas. Sin embargo, la presión tributaria resulta moderada por normas que, sin crear los problemas que se han mencionado, soluciona satisfaetori mente el punto, a saber: 1) Se consagra el sistema de imputación del beneficio de acuerdo con su efectiva percepción, con lo que, a la vez que se distribuyen los beneficios según los periodos en que se produzca el cobro de los beneficios, s, contempla la real capacidad de pago. 2) Se posterga indefinidamenl,- el pago del gravamen en los casos de ventas de inmuebles, cuyos beneficios se destinan :a la adquisición de vivienda propia. 3) Se consagra la exención pira los beneficios derivados de la venta de la , asa-habitación del contribuyente, cuando no supere un limite a fijar por el Poder Ejecutivo 4) Se establece la facultad de mputur los beneficios obtenidos en la ventaa de inmuebles urbanos o rurales afectados a ama explotación. al costo de bienes que se útil ceo en dicha explotación. 5) La escala proyectada para ^ 1 cálculo del impuesto progresivo, presenta i:no substancial rebaja en los niveles bajos y nedios respecto a la vigente en el impuesto a I,-; réditos, mientras se han aumentado, couside, blemente las deducciones en concepto minino no imponible y cargas de familia. De tal manera puede afirmarse que solo en los casos de altos beneficios la medida proyectada supondrá un incremento de la presión tributaria, mientras redundará en una sensible reducción en los niveles de menores rentas. En el proyecto que se trata y con relación a la vigente ley del impuesto a los réditos, el Poder Eje-

4657

cutivo ha puesto especial énfasis para remediar una situación que vulneró los principios que fundamentaron su implantación. A través de sucesivas modificaciones agregadas, la ley mencionada sufrió el ataque de sistemas de desgravación, de exenciones, exclusiones y deducciones que se incorporaron en mérito a diversas razones cuya procedencia no es del caso juzgar hoy, pero que evidencian el uso abusivo del impuesto como instrumento de la política económica. Debe señalarse que las franquicias referidas, cuyo costo no ha sido evaluado y, por ende, tenido en cuenta a los fines de su relación con los beneficios obtenidos, han distorsionado el sistema en forma tal que imponen la necesidad ineludible de un replanteo general del tema. Al respecto, es pensamiento del Poder Ejecutivo que, salvo excepciones rigurosamente seleccionadas, los regímenes promocionales no formen parte de la ley impositiva, sino que se instrumenten por normas especiales de carácter sectorial o regional. Con ello, se logrará una visión cabal del conjunto de promociones e informaciones precisas que permitan la evaluación del costo-beneficio. Por las razones expuestas, en el proyecto adjunto se ha evitado la inclusión de franquicias de carácter promocional. En concordancia con los objetivos de equidad en la distribución de la carga tributaria perseguidos con la reforma, resulta de una legitimidad incontrastable la inclusión de los dividendos de acciones como materia imponible, a los efectos de una cabal tributación en relación a la capacidad contributiva de las personas. Ahora bien, ello hace necesario un replanteo del régimen a que vienen siendo sometidas las sociedades anónimas, pues si bien jurídicamente cabe sostener la personalidad distinta e independiente de ellas respecto a sus accionistas, es indudable que un criterio de tributación basado exclusivamente en tal consideración económicamente puede dar como resultado una imposición conjunta sobre las utilidades sociales superior a las que éstas tendrían de provenir de sociedades de personas. Si bien cabe reconocer que un sistema ideal sería el que lograra una total indiferencia respecto a la organización societaria, no es menos cierto que ello reulta de muy difícil implementación, máxime que, en' última instancia, es materialmente imposible desconocer efectos económicos derivados de la estructura jurídica societaria. En atención a tales razones, el proyecto compatibiliza, a juicio del Poder Ejecutivo, la problemática que al respecto se presenta. Las sociedades anónimas del país estarán sujetas a la tasa del veintidós por ciento (22 % ) sobre el total de sus ganancias impositivas y a la tasa del treinta y dos por ciento l32 (F) la parte de tales ganancias que no se distribuya La tributación indicada en último término será recuperable en la medida que se proceda a la respectiva distribución de las utilidades sobre las cuales recae. Tal imposición, en cierto modo transitoria, es indispensable a los fines de neutralizar las maniobras tendientes a postergar indefinidamente el impuesto que, en caso de distribución, correspondería ingresar al accionista. Los accionistas, por su parte, deberán incluir en sus respectivas declaraciones juradas los dividendos percibidos y tendrán derecho al cómputo como pago a cuenta de su impuesto final, de un importe igual

4658 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Reunión 479
al incremento de su obligación tributaria motivada por tal inclusión y hasta el limite del quince por ciento (15 %) de tales dividendos. Como se habrá advertido, aparentemente existe una doble imposición, ya quo para que ésta no se produjera cabría admitir un cómputo del pago a cuenta igual al ingresado por la sociedad, es decir, e] veintidós por ciento (22 5,, en lugar del quince por ciento (15 %). Sin embargo, cabe advertir que no necesariamente los dividendos están represent:-dos por utilidades sujetas a tributación por parte -le la sociedad (verbigracia, ganancias exentas, no alcanzadas o excluidas por razones promocionales, dr, fuente extranjera) y que sin embargo no cabe poi ello desconocerles el carácter de rendimiento de un capital y, como tal, afectado al gravamen en manes del accionista. Así mismo, no resulta del Iodo excluyente cierto grado de aceptación de que parte del gravamen a cargo de la sociedad resulta uasladable a los costos y por lo tanto recuperado poi la empresa. El régimen expuesto impone la necesidad de modificar el tratamiento de los beneficios obtenidos por empresas o personas del extr rior a través de sus sucursales o establecimientos rAtalales, a fin de que, en ningún caso. les alcance un tratamiento más favorable que a los contribuyentes del país: en virtud de ello se les fija una tasa del cuarenta y siete por ciento (47 %). Correlativamente se dispone que los beneficiarios del exterior, que perciban utilidades de cualquier categoría -excepto dividendos de acciones- sufran una retención del cuarenta y siete por ciento (47'7) de tales beneficios. En el supuesto de tratarse de participaciones en empresas del país que corresp,mdan a personas físicas o ideales del exterior, tal retención se practicará a la fecha de presentación d, l balance impositivo. Con ello se elimina el retra= que para el cobro del gravamen significa supedito' la retención a] giro de las utilidades y se anula I:. ventaja que, desde el punto de vista financiero, endrian con respecto a los contribuyentes del país. En el caso de pagos de dividendos a accionistas del exterior, se dispone una retención del treinta y dos por ciento (32 %). con lo cual v juntamente con el impuesto pagado por la socied.rd resulta alcanzado por la tasa máxima que rige poca los contribuyentes del país. Además, se ha procedido a incorporar tina norma -artículo 14- por la cual las p estaciones originadas en contribuciones financieras o 'etnológicas suministradas por la casa matriz, otra filial o sucursal o un tercero vinculado a empresas en el país, recibirán el mismo tratamiento que las utilidades obtenidas por las sucursales o establecimientos. que ya se ha señalado. De tal manera, se evitan ios problemas a que daban lugar reiteradas maniobr..s, algunas dirimidas en la justicia, la cual finalmeni' sostuvo el criterio que informa la norma que se comenta. Por último, corresponde señalar la sensible rebaja que en las tasas del impuesto se ha proyectado. Esta decisión, unida a otras medidas, algunas ya sancionadas como la ley de regularización impositiva, la de condonación y moratoria, la de renta normal potencial de la tierra y otras smnetidas a su consideración juntamente con ésta, coro, la que versa sobre nominatividad de las acciones, registros de documentos que respaldan créditos, y asimismo, la que proyecta la pena corporal por defrrudación, conforman un conjunto que tiende a asegurar un cambio fundamental en la conducta de los contribuyentes. Pero para que ello sea posible, para que se logre un comportamiento honesto es indispensable que la presión tributaria tenga una moderación que no impulse o imponga la evasión. El Poder Ejecutivo tiene fe en ta reacción que estas medidas provocarán en la masa de contribuyentes, los cuales sabrán comprender que solo e] fiel cumplimiento de los deberes permitirá mantener y aun aumentar las ventajas que este proyecto otorga con relación a los regimenes vigentes. Las razones que se han expuesto a lo largo de este mensaje han impulsado al Poder Ejecutivo a propiciar la sanción de este proyecto, esperando que vuestra honorabilidad comparta el criterio sustentado.
J UAN D. PERON.

José B, Gelbard.
PROYECTO DE LEY

El Senado y Cámara de Diputados, etc. IMPUESTO A LAS GANANCIAS TfruLO 1
Disposiciones generales Sujeto y objeto del impuesto Articulo lo-Todas las ganancias derivadas de fuente argentina, obtenidas por personas de existencia visible o ideal, cualquiera sea su nacionalidad, domicilio o residencia, quedan sujetas al gravamen de emergencia que establece esta ley Además de las persones indicadas en el párrafo anterior, son contribuyentes las sucesiones indivisas, mientras no exista declaratoria de herederos o no se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidadArt. 2° - A los efectos de esta ley son ganancias. sin perjuicio de lo dispuesto especialmente en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas, los rendimientos, rentas o enriquecimrentos derivados de la realizrción a título oneroso de cualquier acto o actividad habitual o no As¡ mismo, se consideran ganancias gravadas las provenientes de juegos de azar, de apuestas, con,ursos o competencirs deportivas. artísticas, o de cualquier otra naturaleza. cuando no estén alcanzadas por la ley del impuesto a los premios de determinados juegos y concursos. A los fines indicados en este artículo se entenderá por enajenación la -,nota. permute cambio, expropiación. aporte a sociedades Y. en general, todo acto de disposición por el que se transmita el dominio. Art 39-Tratándose de inmuebles. se considera configurada la enajenación de los mismos cuando mediare boleto de compraventa u otro compromiso similar siempre que se diere la posesión, o en su defecto, en el momento en que este acto tenga lugar, aun cuando no se hubiere celebrado la escritura trrslativa de dominio. Aro 49- A todos los efectos de esta ley, en el caso de bienes recibidos por herencia. legado o donación, se considerará, salvo disposiciones expresas en contrario, como valor de adquisición el fijado para el pago de los impuestos que graven la transmisión gratuita de bienes y como fecha de la misma, la de Ingreso al patrimonio del contribuyente.

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
Si no se hubiera fijado dicho valor se considerará el atribuible al bien en la fechit indicada, en la forma que establezca la reglamentación. Fuente Art. 59-En general, y sin perjuicio de las disposiciones especie les de los artícui s siguientes, son ganancias de fuente argentina aquellas que provienen de bienes situados, colocados o utilizados económicamente en la República, de la r' ahzación en el territorio de la Nación de cualquier acto o actividad susceptible de producir beneficios, o de hechos ocurridos dentro del límite de la misma, sin tener en cuenta nacionalidad, domicilio o residencia del titular o de las partes que intervengan en las operaciones, ni el lugar de celebración de los contratos. También están sujetas al gravamen las ganancias provenientes de actividades realizadas ocasionalmente en el extranjero por personas residentes en el país, cuando las mismas respondan a la actividad habitualmente realizada en éste y nc exista fuente habilitada en el exterior. Art. 6 ° - Lis ganancias provenientes de créditos garantizados con derechos reale.. serán consideradas de fuente argentina o extranjera según sea el lugar de ubicación de los bienes afectados salvo lo dispuesto en el artículo siguiente. Art. 70- Los intereses de debentures se consideran Integra mente de fuente argentina cuando la entidad emisora esté constituida o radicada en la República, con prescindencia del lugar en que estén ubicados los bienes que garanticen el pr»stamo, o el país en que se ha efectuado la emisión Art. 8°-La determinación d"` las ganancias que derivan de la exportación e importación de bienes se regirá por los siguientes principios: a) Las ganancias provenientes de la exportación de bienes producidos, manufacturados, tratados o comprados en el país, son totalmente de fuente argentina. La ganancia neta se esl iblecerá deduciendo del precio de venta el e, oto de tales bienes, los gastos de transporte y seguro hasta el lugar de destino, la comisión y gastos de venta y los gastos incurridos en la 'tepública, en cuanto sean necesarios para obtener la ganancia gravada. Cuando no se fije el pr'yo o el pactado sea inferior al precio de venta mayorista vigente en el lugar de destino, r.,• considerará, salvo prueba en contrario, en, existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior, coi respondiendo tomar dicho precio mayorista en el lugar de destino, a los efectos de determirar el valor de los productos exportados. Se entiende también por exportación la remisión al exterior de bici es producidos, manufacturados, tratados o comprados en el país, realizada por medio de filiales, sucursales, representantes, agentes de compras u otros intermediarios de personas o entidades del extranjero; b) Las ganancias que obtien,n los exportadores del extranjero por la simple introducción de sus productos en la República son de fuente extranjera. Sin embargo, •uando el precio de venta al comprador del país sea superior al

4659

precio mayorista vigente en el lugar de origen más -en su caso- los gastos de transporte y seguro hasta la República, se considerará, salvo prueba en contrario , que existe vinculación económica entre el importador del país y el exportador del exterior, constituyendo la diferencia ganancia neta de fuente argentina para este último. En los casos en que, de acuerdo con las disposiciones interiores, corresponda aplicar el precio mayorista vigente en el lugar de origen o destino, según el caso, y éste no fuera de público y notorio conocimiento o que existan dudas sobre si corresponden a igual o análoga mercadería que la importada o exportada, u otra razón que dificulte la comparación, se tomará como base para el cálculo de las utilidades de fuente argentina los coeficientes de restiltados obtenidos por empresas independientes que se dedican a idéntica o similar actividad. A falta de idéntica o similar actividad se faculta a la dirección a aplicar el porciento neto que establezca la misma, a bzse de ramos que presenten ciertas analogías con el que se considera. Art. 90-Se presume de derecho que las compañías no constituidas en el país, que se ocupan en el negocio de transporte entre la República y países extranjeros, obtienen por esa actividad ganancias netas de fuente argentina, iguales al diez por ciento (10 %) del importe bruto de los fletes por pasajes y cargas correspondientes a esos transportes. Los agentes o representantes en la República de tales compañías serán solidariamente responsables con ella del pago del impuesto y estarán obligados a presentar declaraciones juradas u otras informaciones en la forma y plazo que establezca la dirección. La presunción establecida en el primer párrafo de este artículo no se aplicará cuando se trate de empresas constituidas en paises con los cuajes. y en virtud de convenios o tratados internacionales, se hubiese establecido o se establezca la exención impositiva. Las ganancias provenientes del transporte, obtenidas por compañías constituidas o radicadas en el pris, se consideran íntegramente de fuente argentina, con prescindencia de los puertos entre los que se realice el tráfico y se determinarán en la forma que establece esta ley. Art. 10.-Se presume que las agencias de noticias internacionales que mediante una retribución las proporcionan a personas o entidades residentes en el país, obtienen por esa actividad ganancias netas de fuente rrgentina iguales al diez por ciento (10 %) de la retribución bruta, tengan o no agencia o sucursal en la República. Facúltase al Poder Ejecutivo a fijar porcentajes inferiores al establecido en el párrafo anterior curado presumiblemente la aplicación del diez por ciento (10 %) sobre la retribución bruta dé lugar a resultados no acordes con la realidad. Esta disposición será aplicrble siempre que dentro de los ciento ochenta (180) días del cierre del ejercicio los contribuyentes aporten los elementos que justifiquen, a juicio de la dirección, la menor utilidad obtenida. En caso contrario entrará automáticamente a regir la presunción del diez por ciento (10 %) . contenida en el primer párrafo de este artículo. Art. 11.- Son de fuente argentina los ingresos provenientes de operaciones de seguros o reaseguros que cubran riesgos en la República o que se refieran a personas que al tiempo de la celebración del contrato hubiesen residido en el país.

4660

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 473

En el caso de cesiones a compañías del extranjero -reaseguro y/o retrocesiones- se presume de derecho que el diez por ciento (10 %) del importe de las primas cedidas, neto de anulaciones, constituye ganancia neta de fuente argentina. Art. 12.-Serán considerada-; ganancias de fuente argentina las remuneraciones o sueldos de miembros de directorios, consejos u otros organismos que actúen en el extranjero y los honorarios u otras remuneracines percibidas por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole prestado desde el exterior. Art. 13.- Se presume de dci echo que el cincuenta por ciento (50 %) del precio abonado a los productores, distribuidores o intermediarios de películas cinematográficas extranjeras, por la explotación de las mismas en el país, constituye ganancia neta de fuente argentina. Esta disposición también rige cuando el precio se abone en forma de 'egalía Art. 14.-La dirección procederá a determinar la ganancia neta de fuente argentina de las sucursales y filiales de empresas o entidades del extranjero, sobre la base de la contabilidad separada de las mismas, efectuando las rectificaciones necesarias para fijar las ganancias reales de estos establecimientos. A falta de contabilidad suficiente o cuando no refleje exactamente la ganancia neta de fuente argentina, la dirección podrá , a los efectos del gravamen, considerar qué filial o sucursal y casa matriz forman una unidad económica y apreciar la ganancia neta sujeta al gravamen. Las prestaciones originadas en contribuciones financieras o tecnológicas, inclu: o por asesoramiento técnico, suministradas a una empresa extranjera radicada en el país por su casa matriz, otra filial o sucursal, o un tercero económicamente vinculado a las mismas, no serán deducibles en los balances fiscales de la empresa a cargo de dichas prestaciones, debiendo otorgarse a las mismas el tratamiento que esta ley prevé para las utilidades de los establecimientos a que se refiere el articulo 63, inciso b), de esta ley. Se aplicará el mismo criterio aun cuando no se haya probado que la empresa o persona radicada en el país tenga vinculación con el beneficiario de la acreditación o remisión si el análisis de su situación patrimonial permite concluir que el centro de imputación de sus decisiones no está en poder de sus autoridades naturales, o que el contrato o convenio que dio lugar a aquéllas no hubiera sido celebrado con un tercero según lo:: usos normales del comercio internacional. Art. 15.-En los casos no previstos en los artículos anteriores, cuando por la clase de operaciones o por las modalidades de organización de las empresas no puedan establecerse con exactitud sus ganancias de fuente argentina, la dirección procederá en la misma forma dispuesta en el segundo párrafo del articulo anterior. Art. 16.-Además de lo dispuesto por el artículo 59, las ganancias provenientes del trabajo personal se consideran también de fuente argentina cuando consistan en sueldos u otras remuneraciones que el Estado abona a sus representantes oficiales en el extranjero o a otras personas a quienes encomienda la realización de funciones fuera del país. Ganancia neta y ganancia neta sujeta a impuesto Art. 17.-Para establecer la ganancia neta se res-

obtenerla o, en su ceso, mantener y conservar la fuente, cuya deducción admita esta ley, en la forma que la misma disponga. En ningún caso darán lugar a deducción gastos vinculados con ganancias no sujetas a este impuesto. Cuando el resultado neto de las inversiones de lujo, recreo personal y similares, establecido conforme con las disposiciones de esta ley, acuse habitualmente pérdida no se computará a los afectos del impuesto. Esta disposición no alcanza al resultado de la enajenación de bienes. Para establecer la ganancia neta sujeta a impuesto se restarán de la ganancia neta las deducciones que se acuerdan por los artículos 22 y 23. Año fiscal e imputación de las ganancias y gastos Art. 18. -El año fiscal comienza el 1° de enero y termina el 31 de diciembre. Los contribuyentes imputarán sus ganancias al año fiscal, de acuerdo con las siguientes normas: a) Las ganancias obtenidas como dueño de empresas civiles, comerciales, industriales, agropecuarias o mineras o como socio de las mismas con responsabilidad personal ilimitada o socio comanditario o industrial o socio de sociedad de responsabilidad limitada, se imputarán al año fiscal en que termina el ejercicio anual correspondiente. Las ganancias indicadas en el artículo 48 se consideran del año fiscal en que termina el ejercicio anual en el cual se han percibido o devengado. Cuando no se contabilicen las operaciones , el ejercicio coincidirá con el año fiscal salvo otras disposiciones de la dirección, la que queda facultada para fijar fechas de cierre del ejercicio, en atención a la naturaleza de la explotación u otras situaciones especiales. Se consideran ganancias del ejercicio las percibidas o devengadas en el mismo, según fuese el método habitualmente seguido por el contribuyente, salvo las provenientes de la enajenación de inmuebles efectuada por sujetos no comprendidos en los incisos a), b) y c) del artículo 48, las que se imputarán al ejercicio de percepción. En los casos que expresamente autorice esta ley o su reglamentación, las ganancias podrán considerarse devengadas en el momento de producirse la respectiva exigibilidad; b) Las demás ganancias se imputarán al año fiscal en que hubiesen sido percibidas, excepto las correspondientes a la primera categoría, que se imputarán por el método de lo devengado. Las ganancias originadas en jubilaciones o pensiones liquidadas por las cajas de jubilaciones y las derivadas del desempeño de cargos públicos o del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia que como consecuencia de modificaciones retroactivas de convenios colectivos de trabajo o estatutos o escalafones , sentencia judicial, allanamiento a la demanda o resolución de recurso administrativo por autoridad competente, se percibieran en un ejercicio fiscal y hubieran sido devengadas en ejercicios anteriores, podrán ser imputadas por sus beneficiarios a los ejercicios fiscales a que correspondan. El ejercicio de esta opción implicará la renuncia a la prescripción ganada por parte del contribuyente.

tarán de la ganancia bruta los ga:-tos necesarios para

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

4661

Cuando corresponda la imputación de acuerdo con su devengamiento, la misma deberá efectuarse en función del tiempo. siempre qu, se trate de intereses estipulados o presuntos -excepto los producidos por valores mobiliarios- alquileres y otros de características similares. Las disposiciones precedentes sobre imputación de la ganancia se aplicarán correlativamente para la imputación de los gastos salvo disposición en contrario. Los gastos no imputables a una determinada fuente de ganancias se deducirnn en el ejercicio en que se paguen. Cuando corresponda imputar lis ganancias de acuerdo con su percepción, se considerarán percibidas y los gastos se considerarán pagados, cuando se cobren o abonen en efectivo o en especie y, además, en los casos en que, estando disponibles, se han acreditado en la cuenta del titular o, con li autorización o conformidad expresa o tácita del mismo, se han reinvertido, acumulado, capitalizado, puesto en reserva o en un fondo de amortización a de seguro cualquiera sea su denominación, o dispuesto de ellos en otra forma. Tratándose de erogaciones que resulten ganancias gravadas de fuente areentina para beneficiarios del exterior, la imputación al balance impositivo sólo podrá efectuarse cuando se paguen o configure alguno de los casos provistos en el párrafo anterior, o, en su defecto y siempre que el método seguido sea el de lo devengado, si alguna de las circunstancias mencionadas se configurara dentro del plazo previsto para le presentad in de la declaración jurada del año fiscal en que so haya devengado la respectiva erogación. Compensación de quebranto, con ganancias Art. 19.-Para establecer el conjunto de las ganancias netas, se compensarán los resultados netos obtenidos en el año fiscal, dentro de cada una y entre las distintas categorías. Cuando en un año se sufriera una pérdida, ésta podrá deducirse de las ganancias gravadas que se obtengan en los años inmediatos siguientes. Transcurridos diez (10) años despuéi, de aquel en que se produjo la pérdida, no podra hacerse deducción alguna del quebranto que aún reste, en ejercicios sucesivos. A los efectos de este artículo pu se consideran pérdidas los importes que la ley autoriza a deducir por los conceptos indicados en los artículos 22 y 23. Exenciones

agentes consulares y demás representantes oficiales de países extranjeros en la República: las ganancias derivadas de edificios de propiedad de países extranjeros destinados para oficina o casa-habitación de sus representantes y los intereses provenientes de depósitos fiscales de los mismos, todo a condición de reciprocidad: d) Las utilidades de las sociedades cooperativas de cualquier naturaleza y las que bajo cualquier denominación (retorno, interés accionario, etcétera) distribuyan las cooperativas de consumo entre sus socios; e) Las ganancias de las instituciones religiosas; f) Las ganancias que obtengan las asociaciones y entidades civiles de asistencia social, salud pública, caridad, beneficencia, educación e instrucción, científicas, literarias, artísticas, gremiales y las de cultura física o intelectual, siempre que tales ganancias y el patrimonio social se destinen a los fines de su creación y en ningún caso se distribuyan, directa o indirectamente, entre los socios. En caso de que estas ganancias provengan de dividendos de sociedades anónimas, la dirección devolverá el quince por cierto 115 %) de los muntos percibidos en tal concepto a condición de que las entidades beneficiadas mantengan en su patrimonio durante un lapso no inferior a dos (2) años las acciones que dieron origen a la devolución; en caso contrario deberán reintegrar a la dirección los importes que hubieren percibido por tal concepto. Se excluye de la exención establecida en el párrafo anterior a aquellas entidades organizadas jurídicamente como sociedades anónimas u otra forma comercial y las que obtienen sus recursos, en todo o en parte, de la explotación de espectáculos públicos, juegos de azar, carreras de caballos y actividades similares; g) Las ganancias de las entidades mutualistas que cumplan las exigencias de las normas legales y reglamentarias pertinentes y los beneficios que éstas proporcionen a sus asociados; h) Los intereses originados por los siguientes depósitos efectuados en instituciones sujetas al régimen del decreto ley 18.061 de entidades financieras: 1) Caja de ahorro. 2) Cuentas especiales de ahorro. 3) A plazo fijo. Los intereses producidos por las sumas que las empresas acrediten a sus empleados en concepto de depósitos o préstamos, con la limitación que establezca la reglamentación. Lo dispuesto precedentemente no obsta la plena vigencia de las leyes especiales que establecen exenciones de igual o mayor alcance; 1) Las indemnizaciones por antigüedad en los casos de despido y las que se reciban en forma de capital o renta por causa de muerte o incapacidad producida por accidente o enfermedad, ya sea que los pagos se efectúen en virtud de lo que determinan las leyes civiles y especiales de previsión social o como consecuencia de un contrato de seguro. No están exentas las jubilaciones, pensiones, retiros, subsidios,

Art. 20.-No están sujetos al g'avamen:
a) Las ganancias de los fiscos nacional, provinciales y municipales y las de las instituciones pertenecientes a los misma Las empresas formadas por capitales de particulares e inversiones de los fiscos nacional, provinciales y municipales estarán exen'is en la parte de ganancias que corresponda i estos últimos; b) Las ganancias de entidades exentas de impues. tos por leyes nacionales, r n cuanto la exención que éstas acuerdan comprenda el gravamen de esta ley y siempre que las ganancias deriven directamente de la explotación o actividad principal que motivó la exención a dichas entidades; e) Las remuneraciones percihidas en el desempeño de sus funciones p , >- los diplomáticos,

4662 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
ni las remuneraciones que se continúen percibiendo durante las licencias o ausencias por enfermedad y las indemnizaciones por falta de preaviso en el despido; j) Las ganancias provenienles de la explotación de derechos de autor, en la parte que no exceda de treinta mil peses ($30.000) por año fiscal, siempre que las respectivas obras sean debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor y el beneficio proceda de la impresión y edición d, publicaciones unitarias en el país, cualquier., sea la nacionalidad y domicilio del titular o beneficiario. Los honorarios u otras formas d,, retribución que perciban los traductores de libros, en la parte que no exceda de veinte mil pesos ($20.000) por año fiscal. Las restante,: ganancias derivadas de derechos amparados por la ley 11.723, en la parte que no exceda de cuatro mil pesos (34.0001 por el año fiscal y siempre que el impuesto recaiga directamente sobre los autores y que las respectiva:: obras estén debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor; ]c) Las ganancias derivadas de títulos, acciones. cédulas, letras, obligaciones y demás valores emitidos o que se emitan en el futuro por entidades oficiales o mixtas en la parte que corresponda a la Nación, las provincias o municipalidades, cuando exi--tu una ley general o especia] que así lo di,ponga o cuando lo resuelva el Poder Ejecutivo; 1) Las sumas percibidas p,,r los exportadores, correspondientes a reinb,gros o reembolsos acordados por el Poder Ejecutivo nacional en concepto de impuestos abonados en el mercado interno, que incidan directa o indirectamente sobre determinados productos y/o sus materias primas: ni) Las ganancias de las asociaciones deportivas y de cultura física, siempre que las mismas no persigan fines de lucro, exploten o autoricen juegos de azar y/o cuyas actividades de mero carácter social priven sitbre las deportivas, conforme a la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo. La exención establecida precedentemente se extender;, a las asociaciones del exterior, mediando reciprocidad: n) La diferencia entre las primas o cuotas pagadas y el capital recibido al vencimiento, en los casos de seguros de vida y mixtos y en los títulos o bonos de capitalivación; o) El valor locativo de la casa-habitación, cuando sea ocupada por sus propietarios; p) Los sueldos que tienen asignados en los respectivos presupuestos los ministros de la Corte Suprema de Justicia de b. Nación. miembros de los tribunales provine,:des, vocales de las Cámaras de Apelaciones, jueces nacionales y provinciales, vocales del Tribunal de Cuentas de la Nación y los vocales del Tribunal Fiscal de la Nación. Quedan comprendidos en lo dispuesto en el párrafo anterior los funcionarios judiciales, nacionales y provinciales que dentro de los respectivos presupuestos, tengan asignados sueldos iguales o superiores a los de los jueces de primera instancia;

Reunión 47t

q) Los haberes jubilatorios o las pensiones que correspondan por las funciones cuyos sueldos están exentos de acuerdo a lo dispuesto en el inciso anterior: r) Las dietas de los legisladores: s) Las ganancias resultantes de la enajenación del inmueble utilizado como vivienda propia del enajenante, siempre que el precio de venta no supere el límite que fije el decreto reglamentario; t) En el caso de personas físicas, los dividendos de acciones cuando el monto total percibido en el año no supere la suma de quinientos pesos ($ 500); u) Las ganancias provenientes de la enajenación de bienes muebles adquiridos para uso personal del contribuyente y sus familiares, salvo que se tratare de obras de arte o inversiones de lujo vendidas durante el año por un valor superior en conjunto a tres mil pesos ($ 30001. Art. 21.-El Poder Ejecutivo instrumentará las regímenes necesarios a fin de que las exenciones o desgravaciones totales o parciales que afecten al gravamen de esta ley. no produzcan efectos en la medida en que de ello pudiera resultar una transferencia de ingresos a fiscos extranjeros A tales efectos, quedará facultado para limitar o eliminar las franquicias o para establecer las presunciones, sin admisión de pruebas en contrario, que estime pertinentes. Ganancia neta no imponible y cargas de familia Art. 22.-Con sujeción a las disposiciones del presente artículo, las personas de existencia visible residentes en el país deducirán para la determinación de la ganancia neta sujeta a impuesto: 19 De su ganancia neta comprendida en el articulo 78. incisos a), b), e) y d): hasta In suma de treinta y cuatro mil quinientos sesenta pesos ($ 34560). 2s De su ganancia neta, comprendida en el artículo 78, incisos e) y f): hasta la suma de veinte mil ciento sesenta pesos ($ 20160). 30 De su ganancia neta comprendida en el artículo 48, en cuanto trabajen personalmente en la actividad o empresa: hasta la suma de ocho mil setecientos treinta y seis pesos ($ 8.736). En el supuesto de obtenerse ganancias netas anuales comprendidas en dos o en los tres puntos antes indicados. la deducción que autoriza el presente artículo será igual al importe que resulte mayor por aplicación de alguna de las siguientes normas: a) Cuando la ganancia mencionada en iv sea mayor de veinte mil ciento sesenta peeps ($ 20.160). el monto a deducir será igual al importe de dicha ganancia y hasta un máximo de treinta y cuatro mil quinientos sesenta ($ 34.560): b) Cuando la ganancia mencionada en 2° sea inferior a veinte mi] ciento sesenta pesos ($ 20 160), el monto a deducir será igual al que resulte de la suma de dicha ganancia y la mencionada en 19 y hasta un máximo de veinte mil ciento sesenta pesos ($ 20.160); e) Cuando la ganancia mencionada en 39 sea inferior a ocho mil setecientos treinta y seis pesas ($ 8.730), cl monto a deducir será igual al que

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4663
En caso de fallecimiento del contribuyente, las deducciones previstas en el artículo 23 se harán efectivas proporcionalmente por periodos mensuales, computándose todo e' mes en que tal hecho ocurra. La sucesión indivisa deducirá, aplicando igual proporción, los importes a que hubiera tenido derecho el causante. Para determinar las deducciones a que se refiere el artículo 22, primero y segundo párrafo. se proporcionarán al tiempo -computándose para ambos sujetos todo el mes en que hubiere ocurrido el fallecimiento- los límites establecidos en cada caso por dicho artículo. La deducción adicional prevista por el articulo 22 no será de aplicación para las sucesiones indivisas. Art. 25.-Los importes a que se refieren los artículos 22, 23 y 87. incisos b) y d) serán actualizados anualmente en el mes de enero, a partir de] año 1975 inclusive, mediante la aplicación del índice de actualización que fije la dirección, sobre la base de los datos que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadistica y Censos. El indice de actualización a aplicar tendrá en cuenta la variación producida en los índices de precios al consumidor en el período comprendido entre el 19 de enero y el 31 de diciembre del año fiscal inmediato anterior a aquel para el cual los respectivos importes se actualizan. La dirección podrá redondear hacia arriba en múltiplos de doce pesos ($ 12) los importes que se actualicen en virtud de lo dispuesto en este articulo. Concepto de residencia Art. 26. -A los efectos de las deducciones previstas en los artículos 22 y 23. se considera residentes en la República a las personas de existencia visible que vivan más de seis (6) meses en el país en el transcurso del año fiscal. Las personas de existencia visible que se encuentren en el extranjero al servicio de la Nación. provincias o municipalidades, también se consideran residentes en el país. Conversión Art. 27. -Todos los bienes introducidos en el país o dados o recibidos en pago, sin que exista un precio cierto en moneda argentina, deben ser valuados en pesos a la fecha de su recepción en pago, salvo disposición especial de esta ley. A tal efecto se aplicarán, cuando sea del caso, las disposiciones del articulo 62. Ganancias de los componentes de la sociedad conyugal Art. 28. -Las disposiciones del Código Civil sobre el carácter ganancia] de los beneficios de los cónyuges no rigen a los fines del impuesto a las ganancias, siendo en cambio de aplicación las normas contenidas en los artículos siguientes. Art. 29. - Corresponde atribuir a cada cónyuge las ganancias provenientes de: a) Actividades personales (profesión, oficio, empleo, comercio, industria); b) Bienes propios; c) Bienes adquiridos con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria, siempre y cuando, tratándose de la mujer, ésta haya hecho constar en la escritura

resulte de la suma de dicha ganancia y las mencionadas en 19 y 2". y hasta un máximo de ocho mil setecientos treinta y seis pesos ($ 8.736). Además, las personas mencionadas precedentemente cuya edad sea mayor de 55 años, tendrán derecho a una deducción adicional y su monto se calculará aplicando sobre la deducción que corresponda, de acuerdo con lo dispuesto en les párrafos anteriores, el coeficiente que resulte de 1) acumulación de un veinte por ciento (20%) por cada año de edad cumplido que exceda a la de 55 años al 31 de diciembre del año fiscal. El coeficiente ráximo a aplicar será del ciento por ciento (1001,1) . En ningún caso la suma de las deducciones previstas en este artículo podrá ser superior a las ganancias netas que la motivan. Art. 23.-Las personas de existencia visible tendrán derecho a deducir de sus gámancias netas: a) En concepto de ganancia no imponible. la suma de diez mil trescientos cuarenta y cuatro pesos ($ 10.344). siempre que sean residentes en el País; b) En concepto de cargas de familia, siempre que las personas que se indir.(n sean residentes en el país, estén a cargo d,-I contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a diez mil trescientos euoienta y cuatro pesos ($ 10.344), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto: 1° Cuatro mil quinientos pesos ($ 4.500) anuales por el cónyuge; 29 Cuatro mil quinientos pesos (S 4.500) anuales por cada hijo o hijastro menor de edad o incapacitado para el trabajo y por cada hija o hijastra; 39 Un mil cuatrocientos cuarenta pesos ($ 1.440) anuales por cada descendiente en línea recta varón (neto, bisnieto) menor de edad o incapacitado para el trabajo; por cada descendiente en línea recta mujer (nieta, bisnieta); oor cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastros madrastra); por cada hermano varón mono, de edad o incapacitado para el trabajo y hermana cualquiera sea su edad; por el suegro y la suegra; por cada yerno menor de edad o incapacitado para el "abajo y nuera, cualquiera sea su edad; e) La suma de cuatrocientos veinte pesos ($ 420) por el contribuyente e igual importe por cada una de las personas a eir cargo, que se encuentren en las condiciones indicadas en el inciso b), en concepto do gastos médicos y odontológicos. Las deducciones de los incisos b) y c) solo podrán efectuarla el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles. Art. 24. - Las deducciones provistas en el artículo 23, inciso b), se harán efectivo proporcionalmente por períodos mensuales, computándose todo e] mes en que ocurran las causas que determinen su cómputo o cese (nacimiento, casamiento, defunción, etcétera).

4664

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION de adquisición que el dinero proviene de alguno de esos conceptos y no se impugne de simulado el acto.

Reunión 471

A partir de la fecha de aprobación de la cuenta particionaria , cada uno de los derechohabientes incluirá en sus respectivas declaraciones juradas las ganancias de los bienes que se le han adjudicado. Art. 35.-El quebranto definitivo sufrido por el causante podrá ser compensado con las ganancias obtenidas por la sucesión hasta la fecha de la declaratoria de herederos o hasta que se haya declarado válido el testamento, en la forma establecida por el artículo 19. Si aún quedare un saldo, el cónyuge supérstite y los herederos procederán del mismo modo, a partir del primer ejercicio en que incluyan en la declaración individual ganancias producidas por bienes de la sucesión o heredados. La compensación de los quebrantos a que se alude precedentemente podrá efectuarse con ganancias gravadas obtenidas por la sucesión y por los herederos hasta el décimo año inclusive después de aquel en que tuvo su origen el quebranto. Análogo temperamento adoptarán el cónyuge supérstite y los herederos respecto a los quebrantos definitivos sufridos por la sucesión. La parte del quebranto definitivo del causante y de la sucesión que cada uno de los herederos y el cónyuge supérstite podrán compensar en sus declaraciones juradas será la que surja de prorratear los quebrantos en proporción al porcentaje que cada uno de los derechohabientes tenga en el haber hereditario. Art. 36. - Cuando un contribuyente hubiese seguido el sistema de percibido, a los efectos de la liquidación del impuesto, las ganancias producidas o devengadas pero no cobradas hasta la fecha de su fallecimiento serán consideradas, a opción de los interesados, en alguna de las siguientes formas: a) Incluyéndolas en la última declaración jurada del causante; b) Incluyéndolas en la declaración jurada de la sucesión, cónyuge supérstite, herederos y/o legatarios, en el año en que las perciban.

Art. 30.- Corresponde atribuir totalmente al marido los beneficios de bienes gan inciales , excepto: a) Que se trate de un bien ganancial adquirido por la mujer en las condiciones señaladas en el apartado e) del articulo anterior; b) Que exista separación judcial de bienes; e) Que la administración de los bienes gananciales la tenga la mujer en virtud de una resolución judicial. Ganancias de hijos mero^ es de edad Art. 31.-Las ganancias de Ine hijos menores de edad deberán ser declaradas por ly persona que tenga el usufructo de las mismas. A tal efecto las ganancias del menor se adicionarán a las propias del usufructuario.

Sociedades entre cónyuges
Art. 32.-A los efectos del presente gravamen no son admisibles las sociedades entre cónyuges. Cuando en una explotación . comercio, industria, etcétera, que realiza uno de los cónyuges el otro aportara bienes propios u otros que le pertenecen (entendiéndose por tales los enumerados en los incisos b) y e) del artículo 29). a los 'ines de la liquidación del gravamen, se presume de derecho que la ganancia que corresponde al cónyuge que aportó tales bienes equivale al interés que fila para descuentos comerciales la institución oficial 'encargada de ello, salvo en el caso de inmuebles en pie se considerará ganancia el valor locativo determ'nndo en la forma dispuesta en los artículos pertinentes. Dicho interés o valor locativo se aplicará ex,'usivamente sobre valores efectivamente aportados y necesarios para la explotación. comercio, etcétera, Cuando por la modalidad de la 1 xplotación u operación o atento a las características del bien apartado. etcétera, se justificara un tratamir::o distinto al precedentemente indicado. la dirección determinará la retribución que corresponde adopt:undo un procedimiento racional y equitativo.

Salidas no documentadas
Art. 37.-Cuando una erogación carezca de documentación y no se pruebe por otros medios que por su naturaleza ha debido ser efectuada para obtener, mantener, conservar y percibir ganancias gravadas, no se admitirá su deducción en el balance impositivo y además estará sujeta al pago de la tasa del cuarenta y ocho por ciento (48 %) que se considerará definitiva Art. 38.-No se exigirá el ingreso indicado en el artículo anterior, en los siguientes casos: a) Cuando la dirección presuma que los pagos han sido efectuados para adquirir bienes; b) Cuando la dirección presuma que los pagos -por su monto, etcétera- no llegan a ser ganancias gravables en manos del beneficiario. Retenciones Art. 39.-La percepción del impuesto se realizará mediante la retención en la fuente, en los casos y en la forma que disponga la dirección. Art. 40.-Cuando el contribuyente no haya dado cumplimiento a su obligación de retener el impuesto de conformidad con las normas vigentes, la dirección podrá, a los efectos del balance impositivo del contribuyente, impugnar el gasto efectuado por éste.

Sucesiones indivisaArt. 33.-Las sucesiones indivisa, son contribuyentes por las ganancias que obteng:ci hasta la fecha que se dicte declaratoria de herederos o se haya declarado válido el testamento que , umpla la misma finalidad, estando sujetas al pago d-•i impuesto, previo cómputo de las deducciones a qn' hubiere tenido derecho el causante, con arreglo a b" dispuesto en los artículos 22 y 23 y con las limitaciones impuestas por los mismos. Art. 34. - Dictada la declaratoria d.- herederos o declarado válido el testamento y por (1 período que corresponda hasta la fecha en que se :'pruebe la cuenta particionaria, judicial o extrajudicial, el cónyuge supérstite y los herederos sumarán a sus propias ganancias la parte proporcional que. conforme con su derecho social o hereditario, les corresponda en las ganancias de la sucesión. Los legatarios sumarán a sus propias ganancias las producidas por los bienes legados.

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4665
TÍTULO lI Categorías de ganancias
CAPITULO 1 CAPITULO fI

Ganancias de la segunda categoría - Renta de capitales Art. 45.-En tanto no corresponda incluirlas en el

Ganancias de la primera categoría - Renta del sueldo Art. 41. - En tanto no corresponda incluirlas en el articulo 48 de esta ley constituyen ganancias de la primera categoría y deben ser declaradas por el propietario de los bienes ralees respectivos: a) El producido en dinero o en especie, de la locación de inmuebles urbanos y rurales; b) Cualquier especie de contraprestación que se reciba por la constitución a favor de terceros de derechos reales de usufructo. uso, habitación o anticresis; e) El valor de las mejoras introducidas en los inmuebles , por los arrendatarios o inquilinos, que constituyan un beneficio para el propietario y en la parte que éste no esté obligado a indemnizar; d) La contribución directa o territorial y otros gravámenes que el inquilino o arrendatario haya tomado a su cargo; e) El importe abonado por los inquilinos o arrendatarios por el uso de muebles y otros acce. sorios o servicios que surninistre el propietario; D El valor locativo computable por los inmuebles que sus propietario,9 ocupen para recreo, veraneo, u otros fines semejantes; g) El valor locativo o arrendamiento presunto de inmuebles cedidos gratuitamente o a un precio no determinado. Se consideran también de primera categoría las ganancias que los locatarios obtienen por el producido, en dinero o en especie, de los inmuebles urbanos o rurales dados en sublocación. Art. 42.-Se presume de derecho que el valor locativo de todo inmueble urbano no es inferior al fijado por la Administración General de Obras Sanitarias de la Nación o, en su defecto, al establecido por las municipalidades para el cobro de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza. A falta de estos índices, el valor locativo podrá er apreciado por la dirección. En los casos de inmuebles , caídos en locación, usufructo, uso, habitación o anti, resis, por un precio inferior al arrendamiento que !ige en la zona en que los mismos están ubicados, la dirección podrá estimar de oficio la ganancia correspondiente. Art. 43. - Los que perciban ar•endamientos en especie declararán como ganancia 'ml valor de los productos recibidos, entendiéndose por tal el de su realización en el año fiscal o, en -;u defecto, el precio de plaza al final del mismo. Fu este último caso, la diferencia entre el precio de venta y el precio de plaza citado se computará emno ganancia o quebranto del año en que se realizó la venta. Art. 44. - Los contribuyentes que transmitan gra-

orienta 48 de esta ley, constituyen ganancias de la segunda categoría:
a) La renta de títulos, cédulas, bonos, letras de tesorería, debentures, cauciones o créditos en dinero o valores privilegiados o quirografatíos, consten o no en escritura pública y toda suma que sea el producto de la colocación del capital, cualquiera que sea su denominación o forma de pago;

b) Los beneficios de la locación de cosas muebles y derechos, las regalías y los subsidios periódicos;
c) Las rentas vitalicias y las ganancias o participaciones en seguros sobre la vida; d) Las sumas percibidas en pago de obligaciones de no hacer o por el abandono o no ejercicio de una actividad. Sin embargo, estas ganancias serán consideradas como de la tercera o cuarta categoría, según el caso, cuando la obligación sea de no ejercer un comercio, industria. profesión, oficio o empleo; e) Las utilidades que bajo cualquier denominación (retorno, interés accionario, etcétera) distribuyan entre sus socios las cooperativas, excepto las de consumo, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago. Cuando se trate de las cooperativas denominadas de trabajo, será de aplicación lo dispuesto en el inciso d) del articulo 78; f) Los dividendos de acciones de sociedades constituidas en el país, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago (reservas anteriores, rentas exentas de impuesto, etcétera). La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada dará derecho al cómputo como pago a cuenta de ta obligación fiscal del ejercicio de un importe igual al aumento de esta obligación producido por la inclusión de los dividendos, hasta el limite del quince por ciento (15 %) sobre el monto de los mismos, el que se elevará al veintidós por ciento (22 %) cuando se trate de Los sujetos comprendidos en el articulo 63 de esta ley. En el caso de socios comanditados de las sociedades en comandita por acciones y sociedades de personas, e] reglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta a que se refiere el segundo párrafo. Art. 46.-Se considera regalía, a los efectos de esta ley, toda contraprestación que se reciba, en dinero o en especie, por la transferencia de dominio, uso o goce de cosas o por la cesión de derechos, cuyo monto se determine en relación a una unidad de producción, de venta, de explotación, etcétera, cualquiera que set la denominación asignada. Art. 47. -A los efectos del impuesto se presume que toda deuda sea ésta la consecuencia de un préstamo, de venta de inmuebles, etcétera, devenga un tipo de interés no menor al fijado oficialmente para descuentos comerciales.

tuitamente la nula propiedad del inmueble, conservando para sí el derecho a 1m; frutos -de cualquier clase que sean-, uso o habitación, deben declarar la ganancia que les produzca la explotación

o el valor locativo, según corresponda, sin deducir
importe alguno en concepto de alquileres o arrendamientos, aun cuando se hubiere estipulado su pago.

4666

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Reunión 479
CAPITULO III

Ganancias de la tercera categoía. - Beneficios de las empresas y ciertos auxiliares de comercio Art. 48.-Constituyen ganarlas de la tercera categoría: a) Las obtenidas por los n'.ponsables incluidos en el artículo 63; b) Todas las que deriven de cualquier otra clase de sociedades o empresas unipersonales, así como las que correspondan a los socios comanditados en las sociedades en comandita por acciones. No están comprendidas en esta categoria las ganancias derivadas de sociedades dedicadas a las actividades indicadas en los incisos e) y f) del artículo 78, siempre que las mismas no se complementen con una explotación comercial. Tales ganancias se declararán en la cuarta categoría. sin perjuicio de que para su determinación se apliquen las disposiciones que rigen la presente categoría; c) Las derivadas de la actividad de comisionista, rematador, consignatario v demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría; d) Las derivadas de la enajenación de inmuebles. cualquiera fuere su uso e destino, cuando hubieran transcurrido menas de dos (2) años desde la fecha de adquir+lción, o en su caso, finalización de la construcción. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero v en especie, los viáticos, etcétera. que se perciban per el ejercicio de las actividades incluidas en este arl,culo en cuanto excedan de las sumas que la dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de ga: tos efectuados. Cuando la actividad profesional a que se refiere el articulo 78 se complemente con una explotación comercial o viceversa (sanatorios, etcétera). el resultado total que se obtenga del conjunto de esas activi. dades se considerará como ganancia de la tercera categoría. Art, 49 - El resultado del baL nce impositivo del único dueño y de las sociedades 1 que se refiere el inciso b) del artículo anterior se considerará íntegramente distribuido a aquél o entro los socios de estas últimas, aun en el caso de no acreditarse en sus cuentas particulares. Tratándose de sociedades en comandita por acciones, el resultado del balance impositivo se considerará distribuido en la parte que corresponda a los socios comanditados. la que se determinar:; aplicando la proporción que por el contrato social , corresponda a dichos socios en las utilidades o pérdidas, Art. 50.-Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes de cambio. excepto inmuebles, se entenderá por ganancia bruta el 'ata] de las ventas netas menos el costo de adquisición producción o, en su caso, valor a la fecha de ingreen al patrimonio o valor en el último inventario de lo, bienes de cambio vendidos, Tratándose de inmueble., se entenderá por ganancia bruta la determinada conforme a las disposiciones de los artículos 55 y 57. Se considerará venta neta el valor que resulte de deducir a las ventas brutas las devoluciones, bonificaciones , descuentos u otros conceptos similares, de acuerdo con las costumbres de plaza.

Art. 51.-Para practicar el balance impositivo, la existencia de mercaderías deberá computarse de acuerdo con alguno de los procedimientos que a tal efecto fije la reglamentación. En el caso de forestación y reforestación se podrá tomar como precio de inventario el que resulte de adicionar anualmente al costo de las plantaciones el aumento de valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección General Impositiva El mayor valor así obtenido, sin perjuicio de resultar computable como costo en la oportunidad de la venta de la madera, será deducible en la determinación del impuesto del año en que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determine la reglamentación. Elegido uno cualquiera de los procedimientos permitidos no podrá ser variado sin autorización de la dirección y previos los ajustes que deberán efectuarse de acuerdo con lo que disponga la reglamentación. Autorizado el cambio de procedimiento, se aplicará a Partir del ejercicio futuro que fije la dirección. Cuando la aplicación de lo dispuesto en el primer párrafo obligue a] abandono del procedimiento seguido con arreglo a normas que se modificaran. deberá optarse por alguno de los procedimientos permitidos dentro de los plazos y condiciones que al efecto se establezcan en el decreto reglamentario, el cual fijará, además, la oportunidad de la imputación de las utilidades o quebrantos impositivos que se produzcan exclusivamente por tal motivo. Los inventarios deberán consignar en forma detallada la existencia de cada artículo con su respectivo precio unitario. En la valuación de los inventarios no se permitirán deducciones en forma global, ni por reservas generales constituidas para hacer frente a fluctuaciones de precio o contingencias de otro orden. Art. 52. - A los fines de este impuesto se considera mercadería toda la hacienda -cualquiera sea su categoría- de un establecimiento agropecuario. Sin embargo, a los efectos de lo dispuesto por el artículo 90 se otorgará el tratamiento de activo fijo a las adquisiciones de reproductores, incluidas las hembras, cuando fuesen de pedigree o puros por cruza. Art. 53.-Cuando el contribuyente retire para su uso particular o de su familia o destine mercaderías de su negocio a actividades cuyos resultados no están alcanzados por el impuesto (recreo, stled donaciones a personas o entidades no exentas , etcétera), a los efectos del presente gravamen se considerará que tales actos se realizan al precio que se obtiene en operaciones onerosas con terceros. Igual tratamiento corresponderá dispensar a las operaciones realizadas por una sociedad por cuenta de y a sus socios, Art. 54. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes amortizables -excepto inmuebles- la ganancia bruta se determinará de acuerdo con las siguientes normas: 1) Al valor de adquisición o producción -excluida en su caso diferencia de cambio- se le restarán las amortizaciones ordinarias calculadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90, punto 1), correspondientes a los períodos de vida útil transcurridos o, en su caso, las amortizaciones aplicadas por el contribuyente en virtud de normas especiales; 2) Al valor residual así determinado se le aplicará el indice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción que indique la

Diciembre 6 de 1973 C'-MARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
tabla elaborada por la dirección para el último trimestre calendario vencido a la fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados con arreglo al decreto ley 17.335/67 de revalúa de activos, podrá optarse por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado, el monto que resulte de agregar al valor residual (apartado 1) el saldo de revalúo, aún no amortizado. Art. 55. -En todos los casos en que las ganancias provengan de ta enajenación de inmuebles, la ganancia bruta se determinará deduciendo del precio de enajenación el costo computable. Se considerará costo computable el valor de adqui. sición o construcción más el coser del terreno -incluidos los gastos incurridos con motivo de la adquisición- dismuuardos en la suma que resulte de aplicar el dos por ciento (2 %/,) anual sobre la parte atribuible al edificio o construcción, desde la fecha de ingreso al patrimonio. Art. 56 - A los efectos de la determinación de la ganancia neta. se deducirán -con las limitaciones establecidas en esta ley- todos los vastos que hubiesen sido necesarios para la obtención del beneficio, a condición de que no hubiesen sido ya considerados en la liquidación de este gravammri. Art 57 - En los casos en que 1' s inmuebles pertenecientes a los sujetos comprendidos en los incisos a), b) o c) del articulo 48 hubieron permanecido más de dos (2) años en el patrimonio de los mismos sobre el costo computable determinado [le acuerdo con las normas del articulo 55. se aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción, según la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de enajenación. Art. 58. - Cuando se trate de inmuebles revaluados de conformidad con la ley 15,27" o el decreto ley 17.335/67, el costo computable se determinará en la forma expuesta precedentemente o estará dado por el que resulte de agregar al monto establecido, de acuerdo con lo dispuesto en el articulo 55, el saldo de revalúo en la parte no amortizada, a opción del contribuyente. De optarse por e':(e último, no será aplicable el indice de actualización a que se ha hecho referencia, Art. 59. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes que no sean inmuebles, bienes de cambio o bienes amortizables, el resultado se establecerá deduciendo del valor de enajenación el valor de adquisición, construcción y el cinto de las mejoras efectuadas. En el caso de acciones y títulos públicos cotizables en bolsa se estará a lo dispuesto en el articulo 83. Art. 60. - Cuando alguno de los 1 ienes amortizables, salvo los inmuebles, quedara fuer., de uso (desuso), el contribuyente podrá optar erre seguir amortizándolo anualmente hasta la total extinción del valor original ) imputar la diferencia q te resulte entre el importe aún no amortizado y el precio de venta, en el balance impositivo del año en iue ésta se realice. En lo pertinente serán de aplicación las normas sobre ajuste de la amortización y del valor de los bienes contenidas en los artículos 54 y 91) Art. 61.-En el supuesto de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, podrá optarse por imputar la ganancia de la emrenación al balance impositivo o, en su defecto, afectar la ganancia al costo del nuevo bien, en cuyo Creo la amortización

4667

prevista en el artículo 90 deberá practicarse sobre el costo del nuevo bien disminuido en el importe de la ganancia afectada. Dicha opción será también aplicable cuando el bien reemplazado sea un inmueble afectado a la explotación como bien de uso ( incluidas las explotaciones agropecuarias). siempre que tal destino tuviera , como minimo una antigüedad de dos ( 2) años al momento de la enajenación y a condición de que el importe total obtenido en la enajenación se reinvierta en el bien de reemplazo o en otros bienes de uso afectados a la explotación. La opción para afectar el beneficio al costo del nuevo bien sólo procederá cuando ambas operaciones (venta y reemplazo) se efectúen dentro del término de un (1) año. Art_ 62. - Para contabilizar las operaciones en moneda extranjera deberá seguirse un sistema uniforme, y los tipos de cambio a emplear serán los que fije la reglamentación para cada clase de operaciones Las diferencias de cambio se determinarán por revaluación anua) de los saldos impagos y por las que se produzcan entre la última valuación y el importe del pago total o parcial de los saldos, y se imputarán al balance impositivo anual.

Sociedades de capital
Art. 63. - Las sociedades de capital por sus ganancias netas imponibles, quedan sujetas a las siguientes tasas: a) Al veintidós por ciento (22 %): 1) Las sociedades anónimas constituidas en el país. 2) Las sociedades en comandita por acciones constituidas en el país, en la parte que no corresponda a los socios comanditados. 3) Las asociaciones civiles y fundaciones constituidas en el país en cuanto no corresponda por esta ley otro tratamiento impositivo. 4) Las sociedades de economía mixta por la parte de las utilidades no exentas de impuesto. b) Al cuarenta y siete por ciento (47 %), los establecimientos comerciales, industriales. agropecuarios, mineros o de cualquier otro tipo organizados en forma de empresa estable pertenecientes a asociaciones, sociedades o empresas, cualquiera que sea su denominación. constituidas en el extranjero, o a personas físicas residentes en el exterior. Art. 64. - Los beneficios impositivos del ejercicio obtenidos por las entidades comprendidas en los apartados D. 2) y 4) del inciso e) del artículo anterior, no distribuidos dentro de los plazos que fije el Poder Ejecutivo, estarán sujetos a la tasa del treinta y dos por ciento (32 %), Se entenderá por beneficios impositivos no distribuidos, al monto que resulte de deducir de los beneficios netos imponibles del ejercicio: c) El impuesto establecido en el articulo anterior que recaiga sobre los mismos: b) El importe destinado en el ejercicio a constituir el fondo de reserva legal; c) El monto de los dividendos en efectivo o en especie percibido por los accionistas.

4668 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION El gravamen ingresado conforme a lo dispuesto precedentemente dará lugar a un crédito de libre disponibilidad a favor del responsable en la medida en que se configure la posterior distribu,eión de dichos beneficios.
A los fines indicados y a los previstos en el Inciso e) del segundo párrafo, los dividendos se considerarán integrados, en primer término, ron beneficios impositivos. Art. 65.-Para la aplicación de lo dispuesto en el artículo anterior se entenderá por distribución de los beneficios la efectiva percepción de los dividendos por los accionistas. Art. 66. - Cuando se distribuyan dividendos en especie -excepto acciones liberadas-, la diferencia entre el valor corriente en plaza a la fecha de la distribución y su costo se considera ,anancia alcanzada por este impuesto y deberá incluirse en el balance impositivo de la sociedad correspondiente al ejercicio en que la distribución tenga lugar. Casos especiales en la determinartón de la renta Explotaciones agropecuarias Art. 67.-A los efectos de la determinación de la renta neta de las explotaciones agropecuarias sólo serán de aplicación las normas de los artículos siguientes, salvo en los casos que expresamente se excluyan del régimen instituido peor las mismas. Se considerará, sin admitir pruebo en contrario, explotación agropecuaria a toda tierra con aptitud para esos fines, cualquiera sea su afectación y aun cuando permanezca inexplotada. considerándose titular de su renta a quien tenga el uso y goce de aquélla. El Poder Ejecutivo queda facultado para determinar, en su caso, esta última circunstancia, teniendo en cuenta las características de las 'elaciones jurídicas existentes con relación a dichas tia tras. Art. 68. -Quedan excluidos del régimen que establece el artículo anterior los siguientes predios o fracciones de predios: a) Los ubicados en zonas boscnr;as donde se realice exclusivamente explotación forestal y los destinados a forestación o reforestación con fines de ulterior explotación industrial, desde el año de iniciación efectiva de los trabajos y a condición de que los respectivos planes de forestación y reforestación hubieran sido aprobados por la autoridad fi restal nacional o provincial respectiva; b) Los que fueran utilizados únicamente como soportes de instalaciones productivas; e) Los que siendo áridos y rec""nocidos como tales por autoridades competente,, que fueran recuperados e incorporados p,r cualesquiera de los procedimientos técnicos -lue se aplican en el presente o se crearen en el futuro, y destinados a producción agropecuaria en forma permanente: así como también los predios anegados que se recuperen pala su uso agropecuario. Esta exclusión será optativa para el contribuyente y por un per lodo de diez (10) años a partir de la fecha de la puesta en producción del predio; d) Los comprendidos dentro de los límites urbanos; e) Los que forman extensiones a urbanizar, luego de aprobado el plano de subdivisión por los organismos oficiales competentes y realizadas las obras de urbanización rn la medida que fije la reglamentación;

Reunión 471

f) Los destinados en forma efectiva y permanente a establecimientos fabriles, instalaciones o depósitos de plantas industriales o comerciales;

g) Los afectados a la explotación de salinas, canteras y otros yacimientos de minerales o rocas;
h) Los concedidos para fines exclusivos de cateo; i) Para los cedentes, los cedidos en uso y goce con arreglo a lo dispuesto en el articulo 67 y siempre que su participación en los resultados de la explotación no supere el porcentaje que fije la reglamentación. En caso de que lo supere, serán responsables por la parte de la renta que proporcionalmente corresponda a su participación; j) Los que el relevamiento catastral agrario determine que carecen de aptitud para la explotación agropecuaria. Art. 69. -El Poder Ejecutivo queda facultado para excluir del régimen a los predios ubicados en zonas que no contaran con el relevamiento catastral a que se refiere el artículo 30 de la ley 20.538. Art. 70. -Se considerará renta neta de las explotaciones agropecuarias la renta neta potencial normal por unidad de superficie multiplicada por la superficie total del predio o de los predios utilizables en cada explotación, según las normas del relevamiento catastral agrario. Cuando, por circunstancias excepcionales provocadas por caso fortuito o fuerza mayor, se verifiquen pérdidas de la renta neta efectiva de una explotación agropecuaria en cantidad mayor de un treinta por ciento (30 %) del promedio anual del último quinquenio a valores constantes, el contribuyente tendrá derecho a una reducción proporcional de la renta neta potencial del año fiscal en que se verifiquen tales acontecimientos. Art. 71.-Los arrendatarios o aparceros deducirán de la renta neta total, determinada según las normas que anteceden, el monto de los arrendamientos o del porcentaje de la aparcería. Art. 72. -Los titulares de explotaciones que se inicien podrán, durante un período que no exceda de los cinco (5) años, deducir de la renta neta potencial el porcentaje del valor de las inversiones efectuadas para la habilitación de las tierras, obras básicas de infraestructura e instalaciones fijas que establezca la reglamentación.

Empresas de construcción
Art. 73.-En el caso de construcciones para terceros en que las operaciones generadoras del beneficio afecten a más de un periodo fiscal, el resultado bruto de las mismas deberá ser declarado de acuerdo con alguno de los siguientes métodos, a opción del contribuyente: a) Asignando a cada periodo fiscal el beneficio bruto que resulte de aplicar, sobre los importes cobrados, el porcentaje de ganancia bruta previsto por el contribuyente para toda la obra. Dicho coeficiente podrá ser modificado -para la parte correspondiente a ejercicios aún no declarados- en casos de evidente alteración de lo previsto al contratar. Los porcentajes a que se ha hecho referencia precedentemente se hallan sujetos a la aprobación de la dirección;

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4669
El cambio de actividad antes de transcurrido el lapso señalado tendrá efecto de condición resolutoria. La reorganización deberá ser comunicada a la dirección en los plazos y condiciones que la misma establezca. En los casos en que por el tipo de reorganización no se produzca la transferencia total de la o las empresas reorganizadas, el traslado de los derechos y obligaciones fiscales quedará supeditado a la aprobación previa de la dirección. Se entiende por reorganización de sociedades o fondos de comercio: a) La fusión de empresas preexistentes a través de una tercera que se forme o por absorción de una de ellas; b) La división de una empresa en dos o más que continúen las operaciones de la primera; e) Las ventas y transferencias de una entidad a otra que, a pesar de ser jurídicamente independientes, constituyan un mismo conjunto económico. En los casos de otras ventas y transferencias de fondos de comercio, no se trasladarán los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente y cuando el precio de transferencia asignado sea superior al corriente en plaza de los bienes respectivos, el valor a considerar impositivamente será dicho precio de plaza, debiendo disponerse al excedente el tratamiento que da esta ley al rubro llave. Art. 77. - Los derechos y obligaciones fiscales trasladables a la o las empresas continuadoras, en los casos previstos en el artículo anterior, son: no prescritos, 1. Los quebrantos impositivos acumulados. 2. Los saldos de revalúos impositivos aún no amortizados. 3. Los saldos de franquicias impositivas o deducciones especiales no utilizadas en virtud de limitaciones al monto computable en cada periodo fiscal y que fuerán trasladables a ejercicios futuros.

b) Asignando a cada período fiscal el beneficio bruto que resulte de deducir del importe a cobrar por todos los trabajase realizados en e] mismo los gastos y demás elementos determinantes del costo de tales trabajos. Cuando la determinación del beneficio en la forma Indicada no fuere posible o resultare dificultosa, podrá calcularse la utilidad bruta contenida en lo construido siguiendo un procedimiento análogo al indicado en el inciso a). En el caso de obras que afecten a dos períodos fiscales, pero su duración total no exceda de un año, el resultado podrá declararse en el ejercicio en que ee termine la obra. La dirección, si lo considera justificado, podrá autorizar igual tratamiento para aquellas obras que demoren más de un año, cuando tal demora sea motivada por circunstancias especiales (huelgas, falta de material, etcetera). En los casos de los incisos a) y b), la diferencia en más o en menos que se obtengo en definitiva, resultante de comparar la utilidad huta final de toda la obra con la establecida mediante alguno de los procedimientos indicados en dicb„s incisos, deberá incidir en el año en que la obra so concluya. Elegido un método, el mismo deberá ser aplicado a todas las obras, trabajos, etcéte'a, que efectúe el contribuyente y no podrá ser cambiado sin previa autorización expresa de la direcch"m, la que determinará a partir de qué período fiscal futuro podrá cambiarse de método.

Minas, canteras y bosques
Art. 74.-E] valor impositivo do las minas, canteras, bosques y bienes análogos notará dado por la parte del costo atribuible a los mismos más, en su caso, los gastos ¡ocurridos para ohiener la concesión, Cuando se proceda a la explotación de tales bienes en forma que implique un consume de la substancia productora de la renta, se admitirá la deducción proporcionalmente al agotamiento de dicha substancia, calculada en función de las unidades extraídas. La reglamentación podrá disponer, 1 mando en consideración las características y nato aleza de las actividades a que se refiere el presente articulo, índices de actualización aplicables a dicha deducción. La dirección podrá autorizar otros sistemas destinados a considerar dicho agotamiento siempre que sean técnicamente justificados. Art. 75. - Cuando con los elementos del contribuyente no fuera factible deter' Linar la ganancia bruta en la explotación de bosque; naturales, la dirección fijará los coeficientes (l'; ganancia bruta aplicables. Reorganización de so, edades Art. 76. -Cuando se reorganicen sociedades o fondos de comercio en los términos de este articulo, los resultados que pudieran surgir romo consecuencia de la reorganización no estarán alcanzados por e] impuesto de esta ley, siempre q'te la entidad continuadora prosiga, durante un laps'• no inferior a dos (2) años desde la fecha de la opet ación, la actividad de la empresa reestructurada u t,tra vinculada con la misma. En tales casos, ros derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente, correspondientes a los sujetos que se reorganizan, serán trasladados a la entidad continuadora.

4. Los cargos diferidos que no hubiesen sido deducidos.
5. Las franquicias impositivas pendientes de utilización a que hubieran tenido derecho la o las empresas antecesoras, en virtud del acogimiento a regímenes especiales de promoción, en tanto se mantengan en la o las nuevas empresas las condiciones básicas tenidas en cuenta para conceder el beneficio. A estos efectos deberá expedirse el organismo de aplicación designado en la disposición respectiva. 6. La valuación impositiva de los bienes de uso, de cambio e inmateriales, cualquiera sea el valor asignado a los fines de la transferencia. 7. Los reintegros al balance impositivo como consecuencia de la venta de bienes o disminución de existencias, cuando se ha hecho uso de franquicias o se ha practicado el revalúo impositivo de bienes por las entidades antecesoras, en los casos en que así lo prevean las respectivas leyes. 8. Los sistemas de amortización de bienes de uso e inmateriales. 9. Los métodos de imputación de utilidades y gastos al año fiscal.

4670

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Reunión 47` terminará deduciendo del precio de venta el valor residual ajustado, el cual se determinará de acuerdo con las siguientes normas: 1. Al valor de adquisición o producción -excluidas en su caso las diferencias de cambiose le restarán las amortizaciones ordinarias, calculadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90,• correspondientes a los periodos de vida útil transcurridos. 2. Al valor residual así determinado se le aplicará el indice de actualización referido a la fecha de adquisición, o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo al decreto ley 17,335:67, podrá optarse por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado, el monto que resulte de agregar al valor resultante del apartado 1, el saldo de revalúo no amortizado. Art. 81 . -Cuando se trate de inmuebles, la ganancia se determinará con arreglo a lo dispuesto en los artículos 55 a 58 de esta ley. Art. 82. - La ganancia bruta obtenida en la venta d- bienes -excepto inmuebles y bienes amortizablesse determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición o aporte, y el monto de las mejoras o nuevos aportes efectuados. Art 83. - En el supuesto de acciones y demás valores mobiliarios cotizables en bolsa, adquiridos con anterioridad al 19 de enero de 1974, se presumirá. sin admitirse prueba en contrario, que el precio de adquisición es igual a la última cotización anterior a esa fecha. Art. 84. - En el supuesto de venta de una vivienda con el objeto de construir o adquirir otra destinada a casa habitación propia del contribuyente, podrá optarse -siempre que la valuación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto que fije el Poder Ejecutivo- entre pagar el impuesto que resulte de la, venta o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que determine la reglamentación, al costo d_I nuevo inmueble. Esta opción deberá ser formulada antes del vencimiento del plazo para presentar las declaraciones juradas correspondientes al año de la enajenación. Dentro del término d^ un año a contar de la fecha de enajenación deberá producirse la adquisición del bien de reemplazo. Cuando se realice la cesión de inmuebles con el propósito de destinarlos a la construcción de un nuevo edificio incluido dentro del régimen de la ley 13.512, recibiendo el cedente, como compensación por el bien cedido, una o más unidades de la nueva propiedad, podrá también optarse entre pagar el impuesto que resulte de la operación o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que fije la reglamentación, al costo de la o de las unidades recibidas. Art. 85. - En el caso de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, será de aplicación lo dispuesto en el articulo 61. TITULO III De las deducciones Art. 86. - Los gastos cuya deducción admite esta ley, con las restricciones expresas contenidas en la misma, son los efectuados para obtener, mantener,

10. El cómputo de los término, a que se refieren los artículos 57 y 61 cuando de ello depende el tratamiento fiscal. 11. Los sistemas de imputación de las previsiones cuya deducción autoriza br ley. Si el traslado de los sistemas a que se refieren los apartados 80, 9" y 11 del presente artículo produjera la utilización de criterios o métodos diferentes para similares situaciones en la nueva empresa, ésta deberá optar en el primer ejercicio fiscal por uno u otro de los seguidos por las empresas antecesoras, salvo que se refieran a casos re:,uecto a los cuales puedan aplicarse, en una misma empresa o explotación. tratamientos diferentes. Para utilizar criterios o métodos distintos a los de la o las empresas antecesoras, la nueva empresa deberá solicitar autorización previa a la dirección. siempre que las disposiciones legales o reglamentarias lo exijan.
CAPITULO IV

Ganancias de la cuarta cateporla .- Rentó del trabajo personal Art. 78.-Constituyen ganancias de la cuarta categoría las provenientes: a) Del desempeño de cargos públicos; b) Del trabajo personal ejecuI ido en relación de dependencia; e) De las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie rn cuanto tengan su origen en el trabajo personal; d) De los servicios personalc: prestados por los socios de las sociedades ci Iperativas mencionadas en la última parte del inciso e) del artículo 45 que trabajen personalmente en la explotación, inclusive el ret.'rno percibido por aquéllos; e) Del ejercicio de profesiones liberales y de funciones de albacea, síndico, mandatario, gestor de negocios, director de sociedades anónimas y fideicomisario; f) Los derivados de las actividades de corredor, viajante de comercio y despachante de aduana. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y en especie, los viáticos, etcétera, que se perciban por el ejercicio de las actividades incluidas en este artículo, en cuanto excedan de las sumas que la dirección juzgue razanables en concepto de reembolso (1o gastos efectuados.
CAPITULO V

Ganancias de la quinta categ»rria. - Ganancias no incluidas en las restantes categorías Art. 79.-Constituyen ganancia:, de la quinta categoría: a) Las obtenidas por todo acto que importe la disposición de bienes a título oneroso, excluidos los comprendidos en la tercera categoría; b) En general , toda clase de niriquecimiento que no esté expresamente incluido en las otras categorías. Art. 80.-La ganancia bruta obtenida por la enajenación de bienes que hayan sido amortizables en poder del contribuyente, excepto inmuebles, se de-

iembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4671
conservar y percibir las ganancias gravadas por este impuesto y se restarán de las ganancias producidas por la fuente que los origina. Cuando los gastos se efectúen con el objeto de obtener, mantener, conservar y/o percibir ganancias gravadas y no gravadas, generadas por distintas fuentes productoras, la deducción se hará de las ganancias brutas que produce cada una de ellas, en la parte o proporción respectiva. Cuando medien razones prácticas, y siempre que con ello no se altere el monto del impuesto a pagar, se admitirá que el total de uno o más gastos se deduzca de una de las fuentes productoras. Art 87 - De la ganancia del año fiscal, cualquiera fuese la fuente de ganancias Y con las limitaciones contenidas en esta ley, se podrá deducir: a) Los intereses de deudas y los gastos originados por la constitución, renovación o cancelación de las mismas; b) Las sumas que pagan los asegurados por seguros para casos de muerte; en los seguros mixtos solo será deducible la parte de la prima que cubre el riesgo de muerte. Fijase como importe máximo a deducir por los conceptos indicados en esta inciso la suma de tres mil pesos 1$ 3.000) anuales. se trate o no de prima única; e) Las donaciones a los fir--os nacional provinciales y municipales y a las instituciones comprendidas en el articulo 21), incisos e) f) y g), realizadas en las condiciones que determine la reglamentación y hasta el limite del veinte por ciento (20 14) de la ganancia neta del e,lercicio La reglamentación establecerá así mismo e] procedimiento a seguir cuando las donaciones las efectúen sociedades de personas; d) Los gastos de sepelio incurridos en el país, hasta la suma de tres mil pesos ($ 3000), cuando correspondan al contribuyente o a las personas a su cargo, y a condición de que se cumplan los requisitos que al efecto establezca la reglamentación; e) Las sumas que efectivamente se inviertan en nuevas plantaciones forersales o en la ampliación de las existentes, de acuerdo a las normas que establezca la reglamer tación; f) Las contribuciones o descuentos para fondos de jubilaciones, retiros, pensiones o subsidios, siempre que se destinen a cajas nacionales. provinciales o municipales; g) La amortización del sald,, de revalúa del decreto ley 17.335/67. Deducciones especiales de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta Art. 88. - De las ganancias de las categorías 18 , 2', 3" y 4", y con las limitaciones de esta ley , también se podrán deducir: a) Los impuestos y tasas que recaen sobre los bienes que produzcan ganancias; b) Las primas de seguros que cubran riesgos sobre bienes que producen ganancias; c) Las pérdidas extraordinarias sufridas por caso fortuito o fuerza mayor en los bienes que producen ganancias , como incendios , tempestades u otros accidentes o siniestros , en cuanto no fuesen cubiertas por seguros o indemnizaciones; d) Las pérdidas debidamente comprobadas, a juicio de la dirección , originadas por delitos cometidos contra los bienes de explotación de los contribuyentes por empleados de los mismos, en cuanto no fuesen cubiertas por seguros o indemnizaciones: e) Los gastos de movilidad, viáticos y otras compensaciones análogas en la suma reconocida por la dirección; f) Las amortizaciones por desgaste y agotamiento y las pérdidas por desuso, de acuerdo con lo que establecen los articules pertinentes. En los casos de los incisos e) y el), el decreto reglamentario fijará la incidencia que en el costo del bien tendrán las deducciones efectuadas. Art. 89. - En concepto de amortización de edificios y demás construcciones sobre inmuebles se admitirá deducir el dos por ciento (2 'L_) sobre el costo del edificio o construcción o sobre la parte del valor de adquisición atribuible a los mismos, teniendo en cuenta la relación existente en el avalúo fiscal o, en su defecto, según el justiprecio que se practique al efecto, hasta agotar dicho costo o valor. El monto resultante se ajustará conforme al procedimiento indicado en el artículo 54. apartado 1. Cuando se trate de bienes revaluados conforme con el decreto ley 17.335.67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado en dicho decreto ley o por el sistema indicado precedentemente. En este último cesará la amortización del saldo de revalúo. Art 90. - En concepto de amortización impositiva anual para compensar el desgaste de los bienes -excepto inmuebles- empleados por el contribuyente para producir ganancias gravadas, se admitirá deducir la suma que resulte de acuerdo con las siguientes normas: 1. Se dividirá el costo o valor de adquisición de los bienes por un número igual a los años de vida útil probable de los mismos La dirección podrá admitir un procedimiento distinto (unidades producidas. horas trabajadas, etcétera) cuando razones de orden técnico lo justifiquen. 2. A la cuota de amortización ordinaria calculada conforme con lo dispuesto en el apartado anterior, o a la cuota de amortización efecluada por el contribuyente con arreglo a normas especiales, se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de cierre del periodo fiscal que se liquida. El importe así obtenido será la amortización anual deducible. Cuando se trate de arenes revaluados de acuerdo con el decreto ley 17335,'67, podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado en dicho decreto ley o por el sistema indicado precedentemente, en cuyo caso cesará la amortización de] saldo de revalúo. Cuando los bienes importados para destinarlos a] activo fijo lo sean por un importe superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen, más los gastos de transporte y seguro hasta la República Argentina, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el importador de la República y el exportador del exterior. En tales casos, la diferencia que resulte no será amortizable ni deducible en forma alguna a los efectos impositivos. A los efectos de la determinación del valor original de los bienes amortizables, no se computarán las

4672

(:AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47'

comisiones pagadas y/o acreditadas a entidades de] mismo conjunto económico, intermediarias en la operación de compra, salvo que se pruebe una efectiva prestación de servicios a tales fries. Sin embargo, e] valor total del bien adquirido, incluso la comisión de compra, no podrá ser superior, en ningún caso, a] que corresponda admitir por aplir ación de lo dispuesto precedentemente. Deducciones especiales de la nricaera categoría Art. 91. - De los beneficios im•uidos en la primera categoría, se podrá deducir también los gastos de mantenimiento del inmueble. A rste fin los contribuyentes deberán optar -para los inmuebles urbanospor alguno de los siguientes proadimientos: a) Deducción de gastos realrn^ a base de comprobantes: b) Deducción de los gastos presuntos que resulten de aplicar el coeficiente del cinco por ciento (5 %) sobre la renta bruta del inmueble. por ciento que involucra los gastos de mantenimiento por todo concepto (reparaciones, gastos de administración, primas rte seguros, etcétera). Adoptado un procedimiento, el mismo deberá aplicarse a todos los inmuebles qur posea e] contribuyente y no podrá ser variado por e] término de cinco (5) años contados desde el pe,iodo, inclusive, en que se hubiere hecho la opción La opción a que se refiere emte artículo no podrá ser efectuada por aquellas persm,as que por su naturaleza deben llevar libros o ti cen administradores que deben rendirles cuenta de ' u gestión, En tales casos deberán deducirse los gaFl-is reales a base de comprobantes. Para los inmuebles rurales, b, deducción se hará, en todos los casos, por el pror'•dimiento de gastos reales comprobados. Deducciones especiales de la egunda categoría Art. 92.-Los beneficiarios de regalías residentes en el país podrán efectuar las siguientes deducciones, según el caso: a) Cuando las regalías se ori-;finen en la transferencia definitiva de biene: -cualquiera sea su naturaleza-, el veinticinco' por ciento (25%) de las sumas percibidas pnr tal concepto, hasta la recuperación del capital invertido, resultando a este fin de aplicación las disposiciones de los articules 54. 55, 57, 58 v 74, según la naturaleza del bien transferid,,: b) Cuando las regalías se o, iginen en la transferencia temporaria de bienes que sufren desgaste o agotamiento, se admitirá la deducción del importe que resulte de aplicar las disposiciones de los artículos 'it, 89 ó 90, según la naturaleza de los bienes. Las deducciones antedichas serán procedentes en tanto se trate de costos y gasbis ¡ocurridos en el país. En caso de tratarse de costos y gastos incurridos en el extranjero, se admitirá como única deducción por todo concepto (recuperación o amortización del costo, gastos para la percepción del beneficio, mantenimiento, etcétera), el veinle por ciento (20%) de las regalías percibidas. Las i,ormas del presente artículo no serán de aplicación cuando se trate de beneficiarios residentes en el p:ús, que desarrollen

habitualmente actividades de investigación , experimentación , etcétera , destinadas a obtener bienes susceptibles de producir regalías, quienes determinarán la ganancia por aplicación de las normas que rigen para la tercera categoría. Deducciones especiales de la tercera categoría Art. 93.-De las ganancias de la tercera categoría y con las limitaciones de esta ley, también se podrá deducir: a) Los gastos y demás erogaciones inherentes al giro del negocio; b) Los castigos y previsiones contra los malos créditos en cantidades justificables de acuerdo con los usos y costumbres del ramo. La dirección podrá establecer normas respecto de la forma de efectuar esos castigos; c) Los gastos de organización. La dirección admitirá su afectación al primer ejercicio o su amortización en un plazo no mayor de cinco (5) años, a opción del contribuyente; d) Las sumas que las compañías de seguros, de capitalización y similares, destinen a integrar las previsiones por reservas matemáticas y reservas para riesgos en curso y similares, conforme con las normas impuestas sobre el particular por la Superintendencia de Seguros u otra dependencia oficial. En todos los casos, las previsiones por reservas técnicas correspondientes a] ejercicio anterior, que no hubiesen sido utilizadas para abonar siniestros, serán consideradas como ganancia y deberán incluirse en la ganancia neta imponible del año; e) Las comisiones y gastos incurridos en el extranjero indicados en el articulo 89, en cuanto sean justos y razonables; f) En concepto de reserva para indemnización por despido, rubro antigüedad, se admitirá, a opción del contribuyente, la aplicación de cualesquiera de los sistemas que se mencionan en los dos puntos siguientes. Al fondo así formado se imputarán las indemnizaciones que efectivamente se paguen en los casos de despidos, rubro antigüedad: 1. El importe resultante de aplicar sobre las remuneraciones abonadas durante el ejercicio, al personal en actividad a] cierre del mismo, el porciento que representan en los tres últimos ejercicios las indemnizaciones reales por el rubro antigüedad pagadas sobre las remuneraciones totales abonadas. 2. Un porciento a fijar por el Poder Ejecutivo -no superior a] dos por ciento (2 %)a aplicar sobre las retribuciones totales abonadas durante el ejercicio, al personal en actividad al cierre del mismo. g) Los gastos o contribuciones realizados en favor del personal por asistencia sanitaria, ayuda escolar y cultural, subsidios a clubes deportivos y, en general, todo gasto de asistencia en favor de los empleados, dependientes u obreros. También se deducirán las gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que se paguen al personal dentro de los plazos en que, según la reglamentación, se debe presentar la declaración jurada correspondiente al ejercicio.

Diciembre 6 de 1973 CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4673
La dirección podrá impugnar la parte de las habilitaciones, gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que exceda a lo que usualmente se abona por tales servicios, teniend,, en cuenta la labor desarrollada por el beneficiario, importancia de la empresa y demás factores que puedan infliur en el monto de la retribución. Las reservas y previsiones que esta ley admite deducir en el balance impositivo, quedan sujetas al Impuesto en el ejercicio en que rr anulen los riesgos que cubrían (reserva para despido, etcétera). Deducciones especiales de la quinta categoría Art 94 -De las ganancias de la quinta categoría y con las limitaciones de esta ley se podrán deducir en el momento de la enajenación todos los gastos que fueran necesarios para la obtención de los beneficios, en tanto no hubiesen sido deducidos con anterioridad para la determinación de este impuesto (impuesto a la transmisión gratuita de bienes, gastos de ventas, tasas, etcétera). Deducciones no admitidas Art. 95. - No serán deducibl(:: sin distinción de categorías: a) Los gastos personales y de sustento de] contribuyente y de su familia , salvo lo dispuesto en los artículos 22, 23 y n7, inciso d); b) Los intereses de los capitales pertenecientes al contribuyente invertidos en la empresa, las sumas retiradas a cuenta de las ganancias o en calidad de sueldo y todo otro concepto que importe un retiro a cuenta de utilidades. Cuando se hubiesen deducido los importes a que se refieren tales conceptos, los mismos se adicionarán, a los efectos del balance impositivo, a la participación del dueño o socios a quienes correspondan: c) La remuneración o suelde del cónyuge o pariente del contribuyente. Cuando se demuestre una efectiva prestación dt servicios, se admitirá deducir la remuneración abonada en la parte que no exceda a la retribución que usualmente se pague a terceros por la prestación de tales servicios. m, pudiendo exceder a la abonada al empleado -no pariente- de mayor categoría, salvo di:itosición en contrario de la dirección; d) El impuesto de esta ley , cualquier impuesto sobre terrenos baldíos y campos que no se exploten; e) Las remuneraciones o sueldos que se abonen a miembros de directorios, consejos u otros organismos que actúen en el extranjero y los honorarios y otras remuni raciones pagadas por asesoramiento técnico-fío; nciero o de otra índole prestado desde el exterior, en los montos que excedan de los límites que al respecto fije la reglamentación; f) Las sumas invertidas ea la adquisición de bienes y en mejoras de carácter permanente y demás gastos vinculados con dichas operaciones, salvo el impuesto a la transmisiór gratuita de bienes. Tales gastos integrarán el costo de los bienes a los efectos ele esta ley; g) Las utilidades del ejercicio que se destinen al aumento de capitales o ;t reservas de la empresa cuya deducción n,' se admite expresamente en esta ley; h) La amortización de llave, marcas y activos similares: i) Las donaciones no comprendidas en el artículo 87 inciso c ), las prestaciones de alimentos, ni cualquier otro acto de liberalidad en dinero o en especie: j) Los quebrantos netos provenientes de operaciones ilícitas; k) Los beneficios que deben separar las sociedades anónimas para constituir el fondo de reserva legal. Art. 96. - No serán deducibles para la determinación de los beneficios comprendidos en el artículo 79 y en el inciso d) del articulo 48 los gastos de conservación o mantenimiento de los bienes productores del beneficio.

TÍTULO IV
Tasas del impuesto para las personas de existencia visible y sucesiones indivisas Art. 97.-Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras no exista declaratoria de herederos o testamento declarado válido que eurnpla 1., misma finalidad- abonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala:
Ganancias netas PAGARAN impon;bles anuales De más de $ sobre el excedente de $

a $

$

más

el

0 5.000 10.000 25.000 40.000 55.000 70.000
85.000

5.000 10.000 25.000 40.000 55.000 70.000 85.000
100.000

- 7 % 350 9 % 800 11 % 2.450 14 % 4.550 18 % 7.250 24 % 10.850 30 %
15.350 37 %

0 5.000 10.000 25.000 40.000 55.000 70.000
85.000

100.000 120.000

120.000

20.900 45 % 29.900 48 %
Tifuco V

100.000 120.000

Beneficiarios del exterior Art. 98.-Cuando se pague a sociedades o empresas constituidas en el extranjero o a cualquier otro beneficiario del exterior, beneficios netos de cualquier categoría excepto dividendos y utilidades de los establecimientos a que se refiere el inciso b) del artículo 63, corresponderá que quien los pague retenga e ingrese a la dirección con carácter de pago único y definitivo, el cuarenta y siete por ciento (47 %) de tales beneficios. Se considerará que existe pago cuando se dé alguna de las situaciones previstas en el quinto párrafo del artículo 18, salvo que se tratara de la participación en los beneficios de sociedades de responsabilidad limitada, sociedades de personas o la correspondiente a los socios comanditados en las sociedades en comandita, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en el artículo 49. En estos supuestos corresponderá practicar la retención a la fecha de vencimiento para la presentación del balance impositivo si con anterioridad no se hubiera configurado el pago en los términos del artículo 18.

4674

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

Cuando se trate de dividendos pagados a beneficiarios del exterior corresponderá que la entidad pagadora retenga e ingrese a la dirección con carácter de pago único y definitivo el treinta y dos por ciento (32 %) de los dividendos. Se considerará beneficiario del e-.terior a aquel que perciba sus ganancias en e] extranj--ro, directamente o a través de apoderados, agentes, representantes o cualquier otro mandatario en el país y a quien, percibiéndolos en el país, no acredit.rra residencia estable en el mismo. En los casos en q,;e exista imposibilidad de retener, los ingresos indicados estarán a c-rgo de la entidad pagadora, sin perjuicio de sus derechos para exigir el reintegro por parte de los beneficiarios. Art. 99. - La ganancia neta sujeta a retención se determinará deduciendo del benefi- io bruto pagado o acreditado, los gastos necesarios para su obtención que hayan sido reconocidos expresamen'e por la Dirección General Impositiva, salvo los caeos en que la ley establece presunciones referidas a la ganancia neta obtenida o a los gastos deducibles Art. 100. - Cuando se paguen al exterior sumas originadas en las situaciones previstos en e] articulo 29 del decreto ley 19.231/71; en interee's de todo tipo: en honorarios u otras remuneraciones por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole: a los efectos del artículo anterior se presumirá. sin admitirse prueba en contrario, ganancia neta al ochenta por ciento (80 `7 ) de las sumas pagadas o acn•ditadas. Art. 101. - Los artistas residente: en el extranjero contratados por el Estado -nación, . provincial o municipal- por un periodo de hasta dos (2) meses en el año calendario, para actuar en 'd país en instituciones oficiales (radioemisoras, tcb'emisoras, teatros, anfiteatros y similares) que no teme, )n fines comerciales, pagarán con carácter de impuest, único y definitivo el quince por ciento (15 %) sobre las retribuciones brutas que según contrato les con esponda. Cuando la duración del contrato fuere superior al lapso señalado en el párrafo anterior, sobre el excedente serán de aplicación las normas contenidas en esta ley. Se presume de derecho q-ie los gastos realizados, que afectan conjuntamente a retribuciones comprendidas en este régimen y ro el general de la ley, guardan una relación propor'ional con dichos ingresos.
TÍTULO VI

b) Para las sociedades de capital y demás personas de existencia ideal a partir de los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive; e) Para la determinación de las ganancias de las empresas a que alude el inciso a) del artículo 18, a partir de los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive. Serán computables como ganancias gravadas por esta ley, los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados a partir del 19 de enero de 1974, inclusive. No están sujetos a su régimen los dividendos integrados con utilidades correspondientes a ejercicios anteriores. A los efectos de lo dispuesto precedentemente se considerará, sin admitirse prueba en contrario, que los dividendos que se pongan a disposición con posterioridad al cierre del primer ejercicio terminado en 1974, están integrados en primer término por utilidades sujetas al régimen de la presente ley. Para los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974, serán de aplicación las normas de la ley de impuesto a los réditos vigentes para el año 1973. Lo dispuesto en los párrafos anteriores será de aplicación, en lo pertinente. respecto de los sujetos conprendidos en el articulo 63, inciso b), cuando giren al exterior sus utilidades o dispongan de ellas en cualquier forma, siempre que ello importe una desafectación del giro del negocio. Las normas de los artículos 67 a 72, ambos inclusive, serán de aplicación a partir del 1" de enero de 1975 o antes, una vez cumplidas las etapas General de Rclevamiento Catastral e Individual de Empadronamiento a que se refiere el artículo 39 de la ley 20,533 Las disposiciones de los artículos 98, 99. 100 y 101, se aplicarán sobre las ganancias pagadas a partir del 19 de enero de 1974, inclusive. Lo expuesto no alcanza a los dividendos, los que se regirán por lo que a su respecto se dispone precedentemente. Art- 105.-El tributo que se crea por la presente ley substituye al impuesto a los réditos y al impuesto a las ganancias eventuales, en este último caso en la parte pertinente. No obstante, las normas de los impuestos substituidos incidirán en la determinación de réditos o ganancias por ellas alcanzados cuando en virtud de éstas se supediten sus efectos a hechos o circunstancias que se configuren con posterioridad a su vigencia pero de acuerdo con sus previsiones. Así mismo, las normas mencionadas incidirán en la determinación de la materia imponible alcanzada por el tributo creado por esta ley, cuando por ellas se extiendan sus efectos a ejercicios futuros, en razón de derechos u obligaciones derivados de hechos o circunstancias configurados durante su vigencia. A los fines del proceso de transición de los gravámenes substituidos al nuevo, quienes hubieran sido responsables de dichos gravámenes quedarán sujetos a todas las obligaciones, incluso substantivas, que sean necesarias para asegurar la continuidad del régimen reemplazado, siempre que con ello no se lesione el principio de que ninguna materia imponible común a los tributos substituidos y substituto, está alcanzada por más de uno de los gravámenes en cuestión. El Poder Ejecutivo dictará las disposiciones reglamentarias necesarias para regular la transición a que

Otras disposicionr% Art. 102 - Cuando se gestionen onvenios internacionales relativos a la exención cb 1 impuesto sobre ganancias de personas o empresas ,-xtranjeras, el Poder Ejecutivo -a pedido de los interesados y mediante la garantía del caso- podrá autor zar a la Dirección General Impositiva la suspensión del cobro del gravamen de esta ley hasta tanto se resuelva en definitiva sobre tales gestiones Art. 103. - Este gravamen se reí' rá por las disposiciones de la ley 11.683 (texto ordenado en 1968 y sus modificaciones). y su aplicación percepción y fiscalización estará a cargo de la Dice: ción General Impositiva. Art. 104. - Las disposiciones de la presente ley, que regirá hasta el 31 de diciembre d" 1983, tendrán la siguiente vigencia: a) Para lar personas físicas y so cesiones indivisas, con relación a las ganancias que de acuerdo con las normas de la misma corresponda imputar a partir del 19 de enero de 1974, inclusive;

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
ce refiere este articulo, sobre la base del carácter substitutivo señalado y de los restantes principios indicados al efecto. Art. 106.-Las disposiciones legales en vigor que, con fines de promoción regional o sectorial, otorgan o autorizan el otorgamiento de la exención o diferimiente del pago del impuesto a los réditos, no comprenden la exención o diferimiento del impuesto de esta ley. Sin perjuicio de ello el Poder Ejecutivo podrá acordar diferimiento para el pago de este impuesto. por Igual cantidad de ejercicios y en las mismas condiciones previstas en las disposiciones aludidas para el impuesto a los réditos. Art. 107. -Los sujetos al impuesto de esta ley que habían resultado beneficiados por una vigente exención del impuesto a los réditos o un vigente diferimiento del pago de éste, otorgados con anterioridad a la entrada en vigor de la pre^ente. continuarán en el goce de igual beneficio de exención o diferimiento con respecto al impuesto a las ganancias. El beneficio resultante de lo dispuesto en este articulo oo excederá el periodo esiiblecido en las leyes promocionales que lo otorgaren o autorizaron su otorgamiento, ni el fijado en su caso por el acto de otorgamiento respectivo. como .,si tampoco el sallo de ejercicios aún pendientes d, i goce del beneficio originalmente acordado. Art_ 108. - Pagarán el impue: lo de esta ley, con un recargo del treinta por ciento (30 todas tas ganancias imputables al año fi'.r, al 1974, o sujetas a su pago con carácter detinitivo durante dicho año Art, 109. - Los contribuyentes que edifiquen unidades de vivienda con destino a vivienda propia, renta o venta podrán deducir de su: ganancias gravadas la parte del total invertido en la ':onstrucción de cada una de dichas unidades que establezca el Poder Ejecutivo, el cual queda facultado para determinar la proporción deducible sobre la baae del tipo de construcción, valuación fiscal unitari-, condiciones técnicas, ubicación, valor vena] o precio de venta de las viviendas, as¡ corno en considel- ción a cualesquiera otras características que contribu van a definir el interés social de la construcción. Esta franquicia sólo podrá ser utilizada para los títulos de los planes de construcción aprobados pul organismos estatales a los cíen "s del otorgamiento de apoyos crediticio y siempre fue la presentación de dichos planes se efectuare ha: ta el 31 de diciembre de 1973. inclusive. El Poder Ejecutivo determinai.i la forma. oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la franquicia. Art. 110.-Comuniquese al Poder Ejecutivo.

4675

José B. Gelbard.

Sr. Presidente (Busaeca). - En consideración en general. Tiene la palabra el señor diputado Diez Ortiz, miembro informante del dictamen de la mayoría. Sr. Díaz Ortiz. - Señor presidente: en un estudio, titulado La política Impositiva en las econo>nías en desarrollo, presentado a la Primera Asamblea General de Administradores Tributarios realizada en Panamá en 1967, Carl Shoup dice que tarde o temprano el sistema tributario de un país refleja sus objetivos sociales, sus aspiraciones económicas y su sistema político. A

medida que los objetivos sociales y aspiraciones económicas de un país se extienden y se hacen más especificas, y a medida que cambia la distribución del poder político y económico, varía también la política impositiva y cambia el sistema tributario. Pero con frecuencia entre unos y otros cambios se produce un retraso considerable. La política impositiva queda rezagada con respecto a la política social y económica, y deja de reflejar los cambios cuantitativos y cualitativos en la distribución de la influencia política y económica. Este rezago provoca diferencias entre los objetivos fundamentales del país y el sistema tributario, lo cual origina diversos tipos de tensiones: se aumenta la evasión, la administración se hace menos eficiente y se depende más de la inflación que de la imposición. Esta situación -al decir del tratadista mencionadopuede continuar por décadas. Obsérvese, señor presidente, con cuánta claridad y en qué forma sencilla se expone la importancia del sistema tributario como factor fundamental de cualquier política económica y social. En la medida en que esto no se tenga muy en claro, cualquier política de redistribución de los ingresos fracasará. Por ese motivo y para que no exista un retraso entre los objetivos fijados por el gobierno del pueblo y los instrumentos adecuados para concretarlos, nos toca hoy analizar la reforma impositiva estructura] para lograr la evolución económica y social que nos hemos propuesto. El principio que sostiene nuestro movimiento en este aspecto de la tributación de que quien más riqueza tiene más debe tributar se traduce también en el mensaje que remitiera el Poder Ejecutivo juntamente con el proyecto de ley, cuando dice que sólo en los casos de altos beneficios la medida proyectada supondrá un incremento de la presión tributaria, mientras redundará en una sensible reducción en los niveles de menores rentas, En relación con este tema de la política tributaria, me voy a permitir leer unos párrafos de un distinguido y joven tratadista argentino, doctor Tulio Rosenbuj, quien en su libro La imposición como política refiere que ael elemento distintivo de los ingresos tributarios, en tanto ingresos públicos, radica en la posibilidad por parte del ente político de elegir sus fuentes. Y ello se verifica mediante la valoración, que es siempre política de las diferentes manifestaciones de capacidad contributiva. El contenido del criterio de la capacidad contributiva es esencialmente contingente y correlato obligado de la interpretación que asume la autoridad politica sobre sus alcances. El gobierno evalúa de acuerdo con la concepción de las fuerzas sociales y económicas a las cuales responde qué manifestaciones de capacidad contributiva coadyuvan a su propósito para no gravarlas o gravarlas en menor escala, y cuáles otras no hacen, para gravarlas en mayor grado o intensidad.

MARA

DE

CONGRESO DIPUTADOS

NACIONAL

4633

474 REUNION - CONTINUACION DE LA 14 SESION EXTRAORDINARIA DICIEMBRE 6 DE 1973

Presidencia de los señores diputados Salvador F. Busacca e Isidro J. Odena
Secretarios : doctor Alberto L. Rocamora y señor Ludovico Lavia Prosecretarios: Manuel Rodríguez González y Alberto Rodríguez Gallardo
DIPUTADOS PRESENTES:
ACEVEDO, Carlos Luis ACUÑA, Hipólito AGUIRRE, Ma,in D,

CROAT"I'O, Armando Daniel CROCCO. Luis Ferdinan do CRARULREZ de PALACIOS, Maria
D'ANGELO, DAVICO, Lorenzo Francisco Miguel Angel

LÓPEZ, Lysis Augusta LIMA. Hugo Ramón LITERAS, Maria Haydée A de LONCHARICII FRANICII, Cándido A. LOPEZ, Domingo LÓPEZ. Horacio Fidel LOPEZ . Miguel Angel LOPEZ de GALI e Amelia LORENCES Mariano Entino LUCENA. Luis Arnaldo

AGUIRRE de SB.IBF.N' E, Luisa E. ALVAREZ GUERRERO , Osvaldo
AMADO SAI.EME. José AMAOLO . Mario O. AMAYA, AMERISE , Mario Abel José Carmelo

DAY. Alberto Ricardo DE LOCA Ricardo DESPERRASOUES . Rodolfo Eduardo DIAL ORTIZ Santiago Francisco EGUIREUN Enrique
ESPECHE Juan Bautista

ARAGONÉS .
ABATA.

Carlos Osvaldo

LUMELLO José Erio LLORENS. Roberto Oscar MACÉIS. Antonio .1 MALDONADO Clemente MARINO, Rafael Francisco MAROVEZ, M.ART'LNEZ MARTÍNEZ Alfonso Carlos Juan Antonio Pedro Nicolás

ARANA Tomás Pedro Juan Carlos ARDO Tomás Ameghino ARCE, Rodolfo Juvencio ARIANI. Acciono ARIGOS, Ramón Eduardo

ESPONDARIIRU. Raúl Horacio ESQUIVEL, Faustino ESTIGARRIA Agustin Tomás
FALARFI. I.A. Francisco José

FARLAS, Eduardo Isidro
FERNÁNDEZ. Dante Dionlsio

ARRAVA, Jorge Francisco ARRUE. Willebrordo ASMAR, Ramón AUYERO , Carlos Alberto Camilo AVILA . Agustín Alfredo AZURMENDI, Ernesto BAJCZMAN, Raúl 1. BALESTRA Ricardo Ramón
BÁRBARO Julio D. BÉHÉR.AN. Arnoldo Marlo

FERNANDEZ. Juan Máximo FERNANDEZ RRDOYA . Mariano FERNÁNDEZ GILL , Guillermo Carlos FERNANDEZ VAI.ONI, José Luis FERREYRA Jorge Washington FLORES. José Mari. F. FONTE . Carlos A. FRANCO Hugo Armando
FRESCO Pedro José

MASTOLORENZO.

MARTOS. Mario Saúl Vicente MAUHUM, Fernando Ruga MERA FIGUEROA. Julio T.

MERCHENSKY Marcos MIGLIOZZI, MIRA. Jesús MOLINA Gilberto H. MOLINA, Manuel Isauro MOLINA ZAVALLA, Armando MOLINARI ROMERO, Manuel Ernesto MO MREIJ .1 Fausto J. MÓNACO Iloracio Miguel MONTERO TELLO, Régulo L. MOaAL. Angel julio Alberto

BELLISIO. Victorio Alberto BENEDETTI . Osvaldo Ernesto BLANCO , Manuel DONAS, Abraham Efraín BONIF'ATTI Arolinda S. A. BRAVO Carlos Alberto BRAVO, Federico S. BRITO LIMA Alberto BUSACCA, Salvador F. BUSTOS, Tomás Roberto CABANA, Manuel 1. CABEZAS. José Humberto CALABRESE. Pablo CAMPBELL. Oscar S. CAMPOS. Ernesto Manuel CAMUS Jorge M. CAPILLO, José CÁRDENAS, Juan Carlos CARRAL TOLOSA Humberto
CARRERAS Ruperto R. CASAZZA. Luis Angel

FUENTES Pedro Alfredo GAITAS Adelmo Alberto GAI VAN Raúl Alfredo
GALLO Carlos E.

GANEM Héctor GARCÍA . Luis Antonio GARRÉ Nilda Celia OASS. Adolfo GIMÉNEZ. Nicolás Alberto GOLÉ. romás Juan R. GONZÁLEZ, Ricardo A. GRAU Mario Agustin
G o. ALCA Jorge Nelson GUERRERO. ILAIEK. José Antonio Isaac

MORENO Antonio E. MORINI. María Teresa Merciadri de MOVANO. Francisco J.
MUÑIZ BARRETO. Diego MUSACCHIO Vicente Miguel MUSSO Eufemia NARANJO necio B. NATALE. NOSIGIIA OSELIA Ricardo T. Plácido Enrique NICOLICHE Lisardo Oscar QUEN A Isidro J

H.ARRINGTON . Luis José D. HUEVO Horacio
HUGRES Gilberl IMBADD Carlos INSOA Alfredo Carlos Raúl

MUÑOZ Enrique Emilio

PALACIO OFHEZA Carlos PARENTE ltodoih Domingo PASCUAL Paulim Rubén PATALAGOITIA PAZ Guido Ulises Osvaldo E.

ITURRIRTA, Aníbal A. RELLY Rodolfo Feliciano iC UNREL Carlos Miguel LARAKE Juan Gabriel

CASTELLANO, Rugu Luis CATALANO. José Armando CITATI. Angel COLELLO, Clemente J. COMiNGUEZ , Juan Carlos COSSY ISASl, cdgar COSTARELLI, José

LASTIRI Raúl Alberto LATRUBESSE . Francisco Alberto LAVALLE, Mario LAZZARINI. José Luis LENCINA. Luis A.

PEDRIN. Ferdinando PEREIRA Antonio
PETRUFELLI Agustín

PONCE Rodolfo Antonio PORTERO. Héctor

4634
PORTO , Jesús E. RABANAL. Rubén Francisco RACCHINI, Juan Nicolás RAFAEL, Juan RAMIREZ, Juan Manuel RATTI, Luis Carlos RITVO, Miguel RIZO. Eusebio Victor RODRiGUEZ, Alfredo S. RODRTGUEZ FLORES, Argentina ROJAS, Ramón Pablo ROLANDO, Esteban Domingo ROMÁN, Irme Graciela ROMERO, Carlos Alberto ROMERO, Juana N. ROSAS, Alberto Horacio ROTA, Silvana María 1. RUBEO, Luis RUIZ VILLANUEVA, Arturo SALOMDN, Jorge SALVADOR, Nicolás SALVATIERRA. Julio Domingo SAMBUEZA, Osvaldo
SÁNCHEZ AHUMADA, Luis Alberto SÁNCHEZ TORANZO, Nicasio SANDLER, Héctor Raúl SANGI.ACOMO, Ricardo Arturo SANGUINETI, Virginia Luisa

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
SARBOLI , Rubén Juan SARLI, Osvaldo Raúl SERVJNI GARCIA , Clara Cristina SILEONI, Nelo L SILVA, Analicio SLAMOVITS, Ludovico SOBRINO ARANDA, Luis Alberto SOLANA. Jorge D, STECCO, Alberto Eleodoro SUÁREZ. Humberto F. SUÁREZ, Leopoldo M. SULETA DE. ARRAYA, Arminda TACHELLA, Eliberto S. J. TAGLIAFERRO, Jorge TOLLER, Roberto Lino TRABOULSI, Eduardo Elías TROCCOLI. Antonio A. TULA DURAN, Joaquín URDiNEZ de VOLPE, Clotilde Isolina VACCAREZZA, Eduardo H. VALERI, Salvador VÁZQUEZ POL, José VIALE, Jorge Omar VIDANA. Roberto VILLADA, Mario Anselmo VILLALBA, Bernardo Samuel VINARDELL MOLINERO, Miguel VITTAR, Rodolfo Oscar

Reunión 47'

ZAMANILLO, José Miguel ZAPATA, Hipólito Bernardo AUSENTES, CON AVISO: BARTOMIOLI , Héctor Luis
DE APABICI, Ricardo José Manuel FADUL de SOBRINO , Esther Mercedes GUZMÁN de ANDREUSSI . María Cristina MASSOLO, Eduardo A. R.

MIGUEL, Pedro Honorio MONSALVE . Evaristo A. VERGARA . Roque Antonio VINTI , Carmelo AUSENTES , CON LICENCIA: BARRIONUEVO , Roque R. BORRAS, Raúl Antonio FALU, Ricardo Munir GARONA , Alberto A. GLELLEL, Jorge LLANO, Juan Pedro MORENO FERRER , José Carlos W. SALIM. Luis SAUL, Roberto SUELDO , Horacio Jorge SVRSEK , Enrique A. VALENZUELA. Héctor R,

SUMARIO
1.-Consideración del dictamen do la Comisión de Presupuesto y Hacienda en el mensaje y proyecto de ley del Poder Ejecutivo sobre impuesto a las ganancias . Se sanciona. (Página 4634.) 2.-Consideración del dictamen dr la Comisión de Asuntos Constitucionales en la cuestión de privilegio planteada por el señor 'dputado Busacca relacionada con la afectación <In los fueros parlamentarios de la señorita diputada Romero en un procedimiento policial , por el que se declara que hubo violación de los privilegios parlamentarios y se Impone un arresto de 48 horas al agente de la Policía Federal protagonista del episodio. Se sanciona. (Página 4710.) 3.-Consideración del dictamen de la Comisión de Asuntos Constitucionales por el que se acuerda permiso al señor diputado Croeco para aceptar el cargo de ministro de Gobierno de la intervención federal en la provincia de Formosa , Se sanciona. (Página 4714.) 4.-Apéndice: 1.-Sanciones de la Honorable Cámara. (Página 4718.)

Dictamen de comisión

NP

Honorable Cámara:
La Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el mensaje y proyecto de ley del Poder Ejecutivo por el que se propicia implantar un impuesto sobre las ganancias derivadas de fuente argentina, unificando en un solo régimen todos los beneficios obtenidos; y, por las razones que se expresan en el informe escrito y las que dará el miembro informante, aconseja la sanción del siguiente
PROYECTO DE LEY

El Senado y Cámara de Diputados, etc. Impuesto a las ganancias TITULO I
Disposiciones generales

Sujeto y objeto del impuesto Artículo 19 - Todas las ganancias derivadas de fuente argentina, obtenidas por personas de existencia visible o ideal, cualquiera sea su nacionalidad, domicilio o residencia, quedan sujetas al gravamen de emergencia que establece esta ley. Además de las personas indicadas en el párrafo anterior son contribuyentes las sucesiones indivisas, mientras no exista declaratoria de herederos o no se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad.
Art. 24-A los efectos de esta ley son ganancias, sin perjuicio de lo dispuesto especialmente en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas, los rendimientos, rentas o enriquecimientos derivados de la realización a ti-

II.-Inserción . (Página 4734.)

-En Buenos Aires, a ], s seis días del mes de diciembre de 1973, a la hora 15 y 43:

1 IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Sr. Presidente ( Busacca ). - Continúa la sesión.

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION
ee refiere este articulo, sobre la base del carácter substitutivo señalado y de los restantes principios indicados al efecto, Art. 106. - Las disposiciones legales en vigor que, con fines de promoción regional o sectorial, otorgan o autorizan el otorgamiento de la exención o diferimiento del pago del impuesto a los réditos, no comprenden la exención o diferimir rito del impuesto de esta ley. Sin perjuicio de ello el Poder 1jecutivo podrá acordar diferimiento para el pago de este impuesto. por igual cantidad de ejercicios y rn las mismas condiciones previstas en las disposiciones aludidas para el impuesto a los réditos. Art. 107. - Los sujetos al impuesto de esta ley que habían resultado beneficiados por una vigente exención del impuesto a los réditos o un vigente diferimiento del pago de éste, otorgados con anterioridad a la entrada en vigor de la presente, continuarán en el goce de igual beneficio de exención o diferimiento con respecto al impuesto a las ganancias. E] beneficio resultante de lo dispuesto en este articulo no excederá el periodo eslrblecido en las leyes promocionales que lo otorgaron o autorizaron su otorgamiento, ni el fijado en su caso por el acto de otorgamiento respectivo. como oil tampoco el saldo de ejercicios aíro pendientes del goce del beneticio originalmente acordado. Art. 108.-Pagarán el impue.^'o de esta ley, con un recargo del treinta por ciento (30 7, ) todas las ganancias imputables al año fiscal 1974, o sujetas a su pago con carácter definitivo durante dicho año Art. 109. - Los contribuyentes que edifiquen unidades de vivienda con destino a ivienda propia, renta o venta podrán deducir de su= ganancias gravadas la parte del total invertido en la construcción de cana una de dichas unidades que establezca el Poder Ejecutivo, el cual queda facultado para determinar la proporción deducible sobre la o¿¡ e del tipo de construcción, valuación fiscal unitari.' condiciones tócnicas, ubicación, valor venal o prrrio de venta de las viviendas, así corno en consideración a cualesquiera otras características que contribuyan a definir el interés social de la const acción. Esta franquicia sólo podrá ser utilizada para los títulos de tos planes de construr ,ión aprobados por organismos estatales a los efecti s del otorgamiento de apoyos crediticio y siempre ''uo la presentación de dichos planes se efectuare ha..'a el 31 de diciembre de 1973. inclusive. El Poder Ejecutivo determinar: la forma, oportunidad y condiciones en que se ha á efectiva la franquicia. Art. 110.-Co tuníquese al Pode Ejecutivo. José B. Gelbard.

4675

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración

en general. Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz, miembro informante del dictamen de la mayoría. Sr. Díaz Ortiz. - Señor presidente: en un estudio, titulado La política impositiva en las economías en desarrollo, presentado a la Primera

medida que los objetivos sociales y aspiraciones económicas de un país se extienden y se hacen más especificas, y a medida que cambia la distribución del poder político y económico, varía también la política impositiva y cambia el sistema tributario. Pero con frecuencia entre unos y otros cambios se produce un retraso considerable- La política impositiva queda rezagada con respecto a la política social y económica, y deja de reflejar los cambios cuantitativos y cualitativos en la distribución de la influencia política y económica. Este rezago provoca diferencias entre los objetivos fundamentales del país y el sistema tributario, lo cual origina diversos tipos de tensiones: se aumenta la evasión, la administración se hace menos eficiente y se depende más de la inflación que de la imposición. Esta situación -al decir del tratadista mencionadopuede continuar por décadas. Obsérvese, señor presidente, con cuánta claridad y en qué forma sencilla se expone la importancia del sistema tributario como factor fundamental de cualquier política económica y social. En la medida en que esto no se tenga muy en claro, cualquier política de redistribución de los ingresos fracasará, Por ese motivo y para que no exista un retraso entre los objetivos fijados por el gobierno del pueblo y los instrumentos adecuados para concretarlos, nos toca hoy analizar la reforma impositiva estructural para lograr la evolución económica y social que nos hemos propuesto. El principio que sostiene nuestro movimiento en este aspecto de la tributación de que quien más riqueza tiene más debe tributar se traduce también en el mensaje que remitiera el Poder Ejecutivo juntamente con el proyecto de ley, cuando dice que sólo en los casos de altos beneficios la medida proyectada supondrá un incremento de la presión tributaria, mientras redundará en una sensible reducción en los niveles de menores rentas. En relación con este tema de la política tributaria, me voy a permitir leer unos párrafos de un distinguido y joven tratadista argentino, doctor Tulio Rosenbuj, quien en su libro La imposición como política refiere que «el elemento distintivo de los ingresos tributarios, en tanto ingresos públicos, radica en la posibilidad por parte del ente político de elegir sus fuentes. Y ello se verifica mediante la valoración, que es siempre política de las diferentes manifestaciones de capacidad contributiva . El contenido

del criterio de la capacidad contributiva es esencialmente contingente y correlato obligado de la interpretación que asume la autoridad política sobre sus alcances. El gobierno evalúa de acuerdo con la concepción de las fuerzas sociales y económicas a las cuales responde qué ma-

Asamblea General de Administradores Tributarios realizada en Panamá en 1967 , Carl Shoup dice que tarde o temprano el sistema tributario de un país refleja sus objetivos sociales, sus
aspiraciones económicas y su sistema político. A

nifestaciones de capacidad contributiva coadyuvan a su propósito para no gravarlas o gravarlas en menor escala, y cuáles otras no hacen, para
gravarlas en mayor grado o intensidad.

4676

CA MARA. DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

'La valoración de la capacidad contributiva está permeada por las necesidades de los sectores sociales con poder político.
'Esto implica distinguir, entre otros, los ingresos tributarios interesantes y aquellos no interesantes para el poder pol,tieo. En efecto, no todos los ingresos tributarios se cualifican en modo análogo. Al menos para el gobierno. La calificación surgirá a partir de un orden de preferencias dictado por su interés y el de los sectores sociales que le respaldan, tendiente a preservar de la imposición determinadas manifestaciones de capacidad contributiva, distribuyendo la carga tributaria en un todo coherente con ese interés. 'Los ingresos tributarios interesantes suponen concebir la política del impuesto de modo que no afecte situaciones sociales consolidadas, coincidentes con la estabilidad del sistema de producción y (eventualmente) con los propósitos del gobierno de turno. Son interesantes aquellos ingresos que no alteran, en substancia, posiciones económicas de los sujetos a los cuales, en un sistema de producción determinado, se les atribuye cualidad de promotores de su existencia y vigencia: verbigracia, en el Estado liberal de base capitalista: gran empresa, gran propiedad agraria, titulares de altos ingresos o fortunas, etcétera. 'Los ingresos tributarios no 'nteresantes, en cambio. implican una concepción que es reverso de la anterior, y en virtud de la cual la distribución de la carga tributaria afecta cualitativa y cuantitativamente a los grupos sociales discrepantes o no solidarios con la visión politica expuesta por el gobierno. Son no interesantes aquellos ingresos que no alteran, en substancia, las posiciones económicas de sujetos a los cuales, en un sistema de producción determinado, no se les atribuye otra cualidad que la de ser útiles a los promotores de su existencia y vigencia; verbigracia, en rd Estado liberal capitalista: la clase trabajador:,. pequeña empresa, pequeño productor, titulares de bajos o medianos ingresos o fortunas. 'La consecuencia que se desprende de lo anterior radica en constatar que L, imposición no es un instrumento ingenuo en uta sociedad desigual, sino que percibe y recibe las disparidades de hecho, y a ellas ^,e amolda. 'El fenómeno tributario, en r onsectiencia, es producto de las tensiones políticas existentes en el seno del sistema social y sirve a la preponderancia de algunos sectores que afirman eoactivamente la vigencia de su poder. Quienes detentan el poder político, afirma Lolini, tienden a servirse en su propio beneficio o de sus amigos, patrones o clientes, del movimiento de la riqueza financiera, apelando para ello a una coacción sustancial.

sociedad desigual -donde para decirlo con palabras de Stuart Mill "no existió igualdad en el punto de partida"- las decisiones del poder político portan consigo una impronta de desigualdad originaria.' Y como no podía ser de otra manera, la reforma impositiva implica un cambio posible con relación al régimen impositivo vigente, y su análisis debe ser realizado desde dos puntos de vista diferentes, pero concurrentes. El primero de ellos, dentro del marco global de la economía y como parte del conjunto de medidas económicas propiciadas por el Poder Ejecutivo nacional que tienden a responder a una filosofía general compartida por más del ochenta por ciento de la población argentina. Esa filosofía propende a lograr un mayor bienestar general de la población, el acceso a niveles de vida compatibles con la naturaleza del ser humano, el derecho al acceso a la educación y a toda forma de desarrollo cultural, y todo ello como parte de un amplio proceso que implica el desarrollo de las propias fuentes culturales y económicas, con independencia de los factores externos o internacionales, que se rigen por pautas diferentes, en un ámbito -tal como la generalidad lo reclama- de decisión plural y compartida; es decir, en definitiva, un proceso popular, democrático y nacional. En segundo lugar, señor presidente, la reforma impositiva debe ser analizada desde un punto de vista técnico, como conjunto de medios idóneos y adecuados que tiendan a concretar la filosofía política del pueblo, dentro del marco de la ciencia económica y financiera. Cabe ahora enfrascarnos en el análisis de la filosofía que motiva este proyecto de ley de impuesto a las ganancias. En primer lugar, recordemos algunos principios fundamentales relativos a la existencia del tributo de acuerdo a los principios modernos de política tributaria, en función del medio económico y social, Estos principios son básicamente los siguientes aceptación por parte de la población: utilidad como instrumento de recaudación: carácter adecuado para concurrir, junto con el gasto, a la política de redistribución de los ingresos que orienta la política filosófica del gobierno: fácil administración, y que, razonablemente, constituya un instrumento de promoción económica. En primer lugar, el impuesto debe contar con la aquiescencia de la población Ningún tributo, si no está adecuado al estilo de vida y a la formación socioeconómica del pueblo. puede tener éxito A ciertos niveles de cultura social y política crecen los requerimientos de equidad en la distribución de las cargas y en el tipo de impuesto a través del cual ello se logra. Este nivel de cultura hace fundamentalmente al grado de acatamiento de la tributación y de conciencia tributaria que se haya formado. A su vez, este grado de acatamiento tiene una

'La premisa de una interpretación política de la imposición es la afirmación que en una

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4677

íntima vinculación con la im«,ven y sensación que el pueblo tiene de sus gobernantes y del uso que hacen del dinero que e recauda. La historia de nuestro país es, en ese sentido, sumamente demostrativa de la realidad de esta afirmación. Mientras existió el consenso de que los diferentes gobiernos no realizaban políticas adecuadas para el desarrollo riel país y no se preocupaban por invertir en obras de infraestructura que reportaran benefwios a la comunidad; cuando no existía consenso de que el dinero contribuía a redistribuir el ingreso de

El aspecto redistributivo del impuesto es otro aspecto a que hacen referencia las modernas doctrinas. En ese sentido existe un consenso unánime respecto a que es deseable y recomendable tal función. Por supuesto, esta finalidad debe estar estrechamente coordinada con la política del gasto público, la que a su vez se vincula íntimamente con el aspecto que mencionamos de cómo el Estado utiliza los recursos que recauda.
Los impuestos como el que nos ocupa, que a través de la aplicación de alícuotas progresivas extraen proporcionalmente más renta de los sectores de más altos recursos, tienen una más amplia aceptación desde este punto de vista, ya que acentúan la redistribución en favor de los

la comunidad hacia los sectores de menores recursos; mientras no existía una política nacional de seguridad que protegiera a las clases pasivas; en tanto el gobierno no mostrara con realidad concreta que invertía para el mejor funcionamiento de las escuelas y de los hospitales; mientras todo eso no se daba, existir una sensación de que el contribuyente tiraba su dinero en la medida en que pagaba sus impuestos. Este proceso, señor presidenta, ha sido revertido. Hoy en la Argentina exite un gobierno del pueblo y para el pueblo. lrn gobierno que ya ha enunciado que sus inversirnes sociales son de magnitud, que ha definido lr realización de importantes obras públicas de ¡ni aestructura; un gobierno que ha señalado objetivos muy concretos en materia de vivienda social; en suma, un

sectores de más bajos ingresos De esa manera se logra elevar los niveles de vida de la coinunidad, ya que son estos sectores de más bajos
ingresos quienes utilizan en mayor proporción los servicios generales e indivisibles que presta

el Estado y los que se ven favorecidos por la
orientación del gasto público en planes de vivienda, salud, educación, asistencia social, turismo, etcétera.

Cabe ahora analizar los aspectos fundamentales del proyecto en consideración, para lo cual me voy a permitir leer las referencias que a este respecto hiciera uno de los asesores inte-

gobierno que hace obras, un gobierno que no
tira el dinero del pueblo sino que lo revierte en el proceso en aquellas áreas que n1 mismo pueblo reclama. Una de las causas fundamentales de la evasión, o sea, la ausencia de un asentimiento a la acción dei gobierno, está en vías de da ;aparecer. Claro que también existen ocias causas de la evasión impositiva tales como lo:, canales legales que un ordenamiento puesto al aervicio de intereses no nacionales había creado y que también en este caso estamos decididos, cr n este proyecto y otros que integran la reforn,.i impositiva, a modificar substancialmente. El impuesto, dijimos antes, debe ser útil como instrumento de recaudación, es decir debe ser exitoso en cuanto a su rendimiento, y compatible este rendimiento con un costo adecuado y una fácil administración. En este aspecto, no caben dudas de que el hasta ahora llamado impuesto a los réditos, si bien adolecía de una serie de deficiencias, que con (,te proyecto se tratan de subsanar, reúne toda rsa serie de características que lo hacen apto eu el proceso de redistribución de la riqueza, es i azonablemente

grantes del equipo del Poder Fjecutivo que nos
acompañaron en las reuniones de comisión, el señor Rodríguez Silva , quien dice: «pienso que previamente debe hacerse notar que ésta no es una ley que nace de la nada, sino que es una simple reestructuración del impuesto a los réditos, en el que se han introducido las modificaciones necesarias para cumplir con los objetivos prefijados. El resto de las disposiciones de esa ley, que son muchas, se volcaron a la nueva ley de impuesto a las ganancias como estaban, sin modificaciones, salve raras excepcioues». Es decir que queda claro que, en realidad, sobre la base de la ley de impuesto a los réditos se han readecuado algunas de sus disposiciones para crear las condiciones de la modificación y del cambio que se propone.

Básicamente, estos cambios son susceptibles de ser agrupados en forma racional. Una de las
modificaciones es la integración de todo tipo de

beneficios que corresponden a los impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales. Generalmente se entiende por ganancia de capital el mayor valor logrado por toda clase de bienes a cuya negociación el contribuyente
no se dedica regularmente, y por renta la que se obtiene de aquellos bienes a cuya negociación el contribuyente se dedica regularmente, así como las remuneraciones que obtienen las per-

administrable y tiene un adecuarlo rendimiento. En ese aspecto es útil recordar algunas cifras.
En 1941, representaba un 13,72 por ciento de la recaudación total; en 1942 sube al 18,92 por ciento; y a partir de 1943 sube al 2:',86 por ciento,

manteniéndose entre 1952 y 1959 en límites cercanos al 30 por ciento de la recaudación total. A partir de 1960 se produce sintomatieamente una brusca caída en la recaudación di' este impuesto.

sonas por sus servicios o por el uso o disposición de sus bienes. Normalmente se engloban
en los conceptos precedentes los respectivos quebrantos ocasionados por operaciones del mismo

carácter, y usualmente, por su naturaleza, la

4678

CAMA RA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47a

mayoría de las rentas ordinarias son más o menos periódicas y regulares, en tanto que las ganancias de capital generalmente son fluctuantes en cuanto a su monto y a su frecuencia. Pareciera casi indiscutible que tanto las ganancias de capital como las rentar habituales u ordinarias son manifestaciones concretas de una misma capacidad contributiva de sus beneficiarios, y por ende es equitativo sujetarlas a un impuesto único. Esta integración de ambas manifestaciones de capacidad contributiva en un único impuesto es lo que ha dado lugar en doctrina a una serie de teorías aspecto de las posibilidades reales de su integración o no en mérito a consideraciones de equidad y de administración del tributo. No obstante ello, podríamos al irmar que ya existe un consenso casi unánime en cuanto a que por razones de equidad dichos ingresos deben ser gravados en un solo impuesto que los integre, aunque se difiere doctrinariamente en cuanto al método más adecuado para ello. Sr admitimos el argumento de que las ganancias de capital indican claramente una posibilidad económica de consumo o de inversión, es decir, manifestación de capacidad coatí ibutiva, y que el rasgo distintivo de que sean fluctuantes no las diferencia substancialmente de las otras -recuérdese que los ingresos tipicamente fluctuantes de empresas de construcción, artistas, autores, forestación, son sin ninguna discusión sujetos al impuesto a los réditos- , tenemos configurado el argumento fundamental en favor de que tales ganancias se incluya'] junto con las rentas ordinarias bajo un impuesto único que grave los ingresos netos, medido. éstos como la suma del incremento patrimonial entre dos momentos determinados y en consumo realizado Se argumenta en contra de lo expuesto quedado que las ganancias de capital son de tipo ocasional, a veces inesperadas. confieren una capacidad contributiva menor que la que otorga una fuente de réditos periódica y permanente. y que por lo tanto, si se las grava, debiera hacérselo bajo un tratamiento preferencial en comparación con el que se aplica a las rentas ordinarias. Pero se olvida fácilmente que este mismo argumento da e] fundamento para la solución contraria, ya que tratándose de ingresos que el contribuyente no cuenta para su desenvolvimiento o gastos normales, pueden soportar un impuesto mucho más nevero que aquél que recae sobre los réditos comunes. La doctrina ha evolucionado en el sentido de que la capacidad contributiva rse debe determinar en función del incremento del patrimonio y el monto de los consumos, denominándose a esta concepción «teoría del balance„ En cambio, las legislaciones de los diferentes países de antaño han tomado en consideración la noción del rédito como el flujo anual ordinario, caracterizado a su vez como teoría de la fuente. Pero razones de diverso orden han hecho que, paulatinamente y a través de vías de excepción, sr le fueran incor-

porando elementos de la teoría del balance. Esto ha sucedido en nuestro país, como bien lo manifiesta el mensaje del Poder Ejecutivo. En cambio, en la legislación de los Estados Unidos de América se define tan ampliamente el concepto de rédito o ingreso que incluye la ganancia de capital aunque a ésta la grava con una tasa preferencial. Es importante recalcar que el hecho de que se asigne un tratamiento impositivo diferente a las ganancias normales y repetitivas, de las que son ganancias de capital, fomenta una tendencia por parte del contribuyente a la creación de ganancias de capital, incluso disfrazando la naturaleza jurídica de las operaciones. A esto responde la administración fiscal con la incorporación de normas tendientes a restringirlas. Con ello, en definitiva, se logra agregar cada vez mayor complejidad a los sistemas tributarios, La integración de sistemas disímiles entre si se conjuga y tiende a hacer desaparecer la complejidad de un sistema que justamente en este proyecto se trata de eliminar drásticamente, con el objetivo de lograr una mejor administración del impuesto y una mayor facilidad de cumplimiento y control.
Creo que no cabe insistir en que la integración a que conduce la norma proyecta a habrá de permitir, sin duda, una mayor equidad en la distribución de la carga pública. Numerosos autores argentinos así se han expedido, como también las diferentes jornadas organizadas r,or congresos de profesionales en ciencias económicas Esto podría parecer interesado, pero creo importante recordar que autores nortear cricaoos también se han expedido en el mismo sentí io, con expresiones doctrinarias así corno propuestas concretas para diversos países en los que integraron misiones técnicas para reformas tributarias.

Se cita así a Clark. autor no s tea merirano, que afirma que el Congreso norteamericana nunca ha dejado de sostener que las ganancias de capital constituyen ingresos gravables, ni naroce haber aceptado acordarles el tratamiento prolerencial de que gozan en virtud del pretendido carácter de iluscirias o irreales que algunos les adjudican. Para este autor, el hecho le que se les acuerde un tratamiento preterencial es el resultado de una transarción entre grupos de presión y consecuencia de las muy altas tasas que se pretende imponer a los réditos en la legislación fiscal federal norteamericana. a las que el contribuyente procura oponer cuanta medida resulte de una reducción de la base imponible, Algunos autores sostienen que, como resultado de los artificios de que se vale el contribuyente norteamericano para transformar rentas ordinarias en ganancias de capital y de la acción del gobierno para contrarrestarla, que se manifiesta en la incorporación de nuevas y complejas normas, parecieran justificadas las opiniones de Surrey y de Clark de que las normas que re-

iembre 6 de 1973 CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4679

gulan el tratamiento de las ganancias de capital representan la mayor fuente de complejidad en el código norteamericano de la renta.
Y esta situación no es desconocida por nosotros. En efecto, tal como lo afirma el mensaje del Poder Ejecutivo, la experiencia recogida durante el tiempo de vigencia -coexistenciade ambos tributos, ha puesto en evidencia la injusticia tributaria que conlleva la discriminación en cuanto obligación fiscal de distinta magnitud frente a iguales montos (te beneficios, según sea el origen o composición de los mismos, o, en numerosos casos, según sea la forma adoptada para realizar las operaciones. Agravado esto por las innumerables controversias originadas en la caracterización de los beneficios a los efectos de su encuadre en uno u otro gravamen. La solución adoptada por la lev en sus artículos 79 y siguientes es la que, a nuestro juicio, respeta con mayor énfasis la equidad en el tributo. En efecto, no se hace discriminación alguna en cuanto al tipo de tasa a que es gravable esta ganancia, más aún, forma parle de la totalidad de las rentas del ejercicio y por ende, sujeta a la progresividad sobre la totalidad de las ganancias. Pero en aquellos casos en que razones de orden social lo justifican plenamente, situaciones perfectamente definidas en la ley, se atenúa la ganancia a considerar, eliminándosela incluso para otras situaciones. Me referiré ahora a otro de los aspectos de substancial modificación que contiene el proyecto en tratamiento: la eliminación de las desgravaciones impositivas del cuerpo de la ley. A nadie escapa que el impuesto constituye una herramienta significativa 'te promoción de la actividad económica. En términos técnicos, se habla del uso extrafiscal del impuesto, medio que utiliza el Estado para promover determinada actividad o zona geográfir a o para motivar al contribuyente a realizar inversiones adicionales, etcétera. Como herramienta, es incuc,tionable que su uso debe ser ponderado razonablemente y en función de objetivos y circun:tancias perfectamente delimitadas. Pero, en nuestro país, la multitud de exenciones, exclusiones y deducciones que se incorporaron a la ley del impuesto a los réditos, mediante numero:-isimas modificaciones, llevaron al borde del absurdo de que, prácticamente, la excepción sre convirtiera en norma. Esto indica un uso indiscriminado de esta herramienta, al que no i s ajeno el múltiple juego de intereses secto iales o influencias que se juegan tras los funcionarios para obtener una exención, una interpretación u otro tipo de normas complementarias. En fin, se trata de una serie de medidas que, tomadas en forma individual, pueden convertirse en elementos eficaces para motivar o promover aquello que el Estado entiende como significativo y

que, en forma global, constituye una de las vías legales más importantes para la evasión del pago del tributo.
Numerosos trabajos de especialistas en la materia coinciden con el criterio que sustentamos, considerando esta modalidad como un aspecto negativo del actual impuesto a los réditos. Así, Rehizo y Shindel afirman que la proliferación de exenciones, liberalidades y medidas de promoción, que no responden a una política coherente en la materia, también ha contribuido a desdibujar la base del impuesto, liberando del gravamen grandes porciones del ingreso, sin que pueda considerarse si realmente las medidas han sido lo suficientemente eficaces, computando no sólo el estímulo buscado en el sector privado sino también la merma de la recaudación del sector oficial, que ha debido ser suplida por otros medios, como ser la emisión de moneda. Otro especialista, Hilario Sánchez, dice, con mayor crudeza, que se deben eliminar substancialmente las deducciones especiales y las exenciones, para llegar a generalizar el tributo con el alcance conceptual que lo caracteriza. Debe marginarse la presión de grupos de intereses sectoriales, que habitualmente solicitan desgravaciones sin el menor sustento doctrinario. En las Primeras Jornadas Tributarias de Graduados en Ciencias Económicas de la Capital Federal, realizadas en Mar del Plata en 1971, se consideró que uno de los factores que contribuyeron a desdibujar la base del gravamen resintiendo su generalidad ha sido la profusión de deducciones, desgravaciones, franquicias y exenciones con fines extrafiscales, recomendando que «en materia de incentivos y desgravaciones, se estima esencial que estén coordinadas con los objetivos de un programa económico de mediano plazo que garantice su uso selectivo con respecto a actividades y/o zonas prioritarias, con una permanencia que asegure plenamente los efectos buscados y previa evaluación de su costo social, en especial el menor ingreso fiscal debidamente cuantificado». Es decir, señor presidente, que existe una coincidencia general respecto a la necesidad de que per las vías de franquicias indiscriminadamente otorgadas no se modifique la imposición y se distorsione el objetivo de gravar las rentas a tasas progresivas. Pero, además, cabe citar otro argumento fundamental. De esta manera, tal como sancionaremos el proyecto, el Congreso de la Nación retomará su potestad indelegable de conceder las franquicias, ya que lo hará con plena conciencia de hacerlo en coincidencia con los objetivos nacionales que se ha trazado el gobierno del pueblo, del que forma parte. Otra de las modificaciones substanciales es el sensible aumento de mínimos no imponibles y deducciones personales. El proyecto que estamos considerando significa un importante avance en cuanto se refiere a la actualización de las de-

4680

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

ducciones que los contribuyentes pueden realizar en concepto de mínimo no imponible, deducciones adicionales por trabajo personal, deducciones por cargas de familia y por gasto; médicos. En efecto, partiendo de un con, epto filosófico fundamental, de que el hombre debe tener el uso y goce total de aquella parlo de su ingreso que le permita vivir adecuadamente dentro de las pautas dadas por la situación económica general, sosteniendo su familia, y le permita un más fácil acceso a la educación en todos sus niveles y a las distintas manifestaciones de la cultura, se reconoce la intangibilidad de tales ganancias. El gobierno entiende que aquellos que desarrollan una actividad personal, sea como comerciantes, industriales, profesionales, trabajadores en relación de dependencia o prestación de servicios en forma independiente, es decir, en la medida en que haya efectivamente una actividad personal volcada a una tarea productiva, dichos trabajadores deben tener la posibilidad concreta no solamente de tener desgravado el mínimo necesario para el sostén de su familia, sino tambien deben tener la posibilidad muy concreta de capitalizarse paulatinamente. Con las restricciones fundamentales derivadas de la necesidad de incrementar substancialmente el gasto público para lograr una mayor redistribución de la riqueza. de manera de elevar substancialmente el nivel de vida dee los sectores de la población que obtienen recursos en el límite mínimo necesario para vivir, e me por ejemplo la clase pasiva. se ha establecido una serie de modificaciones no sólo en los montos sino en el aspecto conceptual de este tipa de deducciones. En efecto, se ha establecido un mínimo no imponible único para todos los cont-ibuyentes, cualquiera sea el origen de sus ganancias. Este minimo alcanza a la suma de 20 410 pesos anuales, lo que representa un promedio mensual de 1.700 pesos. estimado como el míninro adecuado para una subsistencia razonable.. En la estructura vigente- aquellos que realicen trabajo personal tienen una deducción adicional que es diferente si se presta servicios como dependiente o en forma de actividad independiente, fo aquellos casos de comerciales o industriales q^ e obtienen rentas de tercera categoría, se admitía hasta el presente una deducción adicional muy pequeña en la medida que efectivamente trabajaran personalmente en su actividad. En el proyecto que estamos considerando se ha procedido a unificar la deducción adicional para todos aquellos que obtienen rentas de la cuarta categoría, independientemente de la forma en que la realicen. De e;a manera se ha mejorado la equidad del impuesto, dado que no existe razón valedera alguna para establecer esta irritante diferencia.

en forma independiente que el otro que lo hacia como s.npleado en relación de dependencia en una empresa o como agente de la administración pública. De ahora en más, todos los contribuyentes que obtengan rentas de la cuarta categoría, es decir aquella establecida en el artículo 78 del proyecto, provenientes del desempeño de cargos públicos, del trabajo personal en relación de dependencia, de las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal; del ejercicio de profesiones liberales

y de funciones de albacea, síndico, mandatario, gestor de negocios, director de sociedades anónimas, y fideicomisario; los derivados de la actividad de corredor, viajante de comercio y des-

pachante de aduana; y los -servicios personales prestados por los socios de las sociedades cooperativas de trabajo, que trabajen personalmente en la explotación, incluida la renta percibida por retorno, tendrán derecho a deducir la suma de 24.600 pesos anuales, como deducción especial, lo que representa una reducción adicional

mensual de 2.500 pesos.
Obsérvese, señor presidente, que de esta manera un contribuyente que percibe rentas de la cuarta categoría, en caso que no tenga cargas de familia, no pagará un solo peso de impuesto,

si no supera el ingreso mensual neto de 4.200
pesos. Para los contribuyentes que obtengan rentas de la tercera categoría. es decir, preponderantemente actividades comerciales e industriales, en la medida en que trabaje efectivamente en su negocio, tendrá derecho a deducir anualmente, en forma adicional a su mínimo no imponible. la suma de 18-000 pesos, lo que representa una deducción mensual adicional de 1.500 pesos. Esta deducción, señor presidente, tiene el sentido de equiparar el pequeño comerciante o pequeño industrial que realiza trabajo personal a los contribuyentes de la cuarta categoría La diferencia con éstos reside también en un concepto de justicia tributaria, por cuanto es indudable que puede computar como deducciones de sus rentas una serie de gastos que normalmente el que las obtiene exclusivamente de su trabaje personal, sin aplicación de capital, no puede hacerlo. En otro orden de cosas, se ha mejorado sensiblemente la deducción por las cargas de familia. En efecto, se contempla para el año 1974 una deducción de 6.000 pesos por esposa y por año y, además, las cargas adicionales de hijos y parientes que contempla el articulo 23 se establecen en 4.000 pesos para cada una de ellas, sin discriminar respecto del tipo de relación que fuere, con lo cual se reconoce expresamente que el contribuyente deducirá una suma exactamen-

Comparando dos profesionales que percibían un ingreso mensual similar, pagaba mucho mayor impuesto aquel que lo obtenía trabajando

te igual para sus hijos, padres u otras personas a su cargo. Se establece así mismo la deducción de 600
pesos anuales por gastos médicos para el con-

tribuyente y cada una de las personas a su cargo,

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4681 sado de este beneficio de nuestro gobierno se establece como sanción el reintegro a su balance impositivo de dicha suma y en un solo período, con lo que deberán tributar a tasas mucho más altas. Entendemos, señor presidente, que el impuesto no recaerá, de este modo, sobre aquella parte del ingreso que por derecho natural se debe generar en cualquier medio en que la dignidad humana constituye el objetivo final de cualquier concepción política o económica. Elementales razones de justicia avalan esta consideración especial. Entendemos que por primera vez, en forma coherente, razonable y justa, se plantea de manera concreta y rigurosa que todos aquellos que viven de su trabajo personal, en cualquiera de las manifestaciones de la vida moderna. tienen derecho a disponer libremente de aquella parte de sus ingresos que sea necesaria para vivir libremente con sus familias, haciendo realidad aquello de que el hombre es el destinatario final de nuestra filosofía política. El impuesto de aquí en más recaerá sobre lo que excede de ese monto, con lo cual estamos iniciando la gran reforma a que nos hemos comprometido ante el pueblo argentino. Otro de los temas de la substancial reforma que contiene este proyecto es el que se refiere a la disminución de las tasas del impuesto y a la acentuación de la progresividad en los ingresos más altos. Fieles a la concepción que hemos expresado, entendemos, señor presidente, que para que el impuesto sea justo debe recaer progresivamente en mayor escala sobre las rentas mayores. De otra manera, no cabría la posibilidad de plantear una política de redistribución de la riqueza y de apoyo a los sectores de menores recursos. Esta concepción tiene validez universal a nivel político y a nivel técnico. Por ello, las escalas del impuesto incluidas en el artículo 97 del proyecto se diferencian substancialmente de las escalas vigentes. Se ha disminuido la incidencia impositiva en aquellas rentas o ingresos de las escalas inferiores de la tabla, aumentándoselo consiguientemente a los ingresos superiores. La ganancia neta imponible del contribuyente, es decir la obtenida de su actividad, deducidos los gastos que la misma ley establece y los mínimos no imponibles, cargas de familia, gastos de atención médica y deducción especial para compra de vivienda propia, tendrán en el primer escalón, y siempre que no supere los cinco mil pesos, un impuesto del siete por ciento. Ello significa, señor presidente, que, por ejemplo, el contribuyente que obtenga rentas de cuarta categoría, con familia tipo, es decir, esposa y dos hijos, y que haga uso de la opción para compra de vivienda, tendrá un monto total no imponible de 76.400 pesos anuales, por los cuales no abonará un solo peso de impuesto. De obtener ingresos por encima de esa cifra, por ejemplo, 80.000 pesos anuales, es decir apro-

sin ningún tipo de documentación; es decir, como presunción de haber efectuado realmente el gasto y sin necesidad de demostrarle.
Uno de los aspectos que han sido siempre señalados como negativos en la carca del impuesto a los réditos ha sido la constante desactualización de este tipo de deducciones año a año. La renuencia de la administración y del Parlamento, en su caso, a actualizar dichos montos en función del aumento en el costo del nivel de vida, por razones puramente fiscales, hizo que durante muchos ejercicios las deducciones que el contribuyente podía realizar fueran in:,ignif ¡cantes en relación con el gasto real de subsistencia. Esto contribuyó notablemente a que el responsable recurriera a cualquier medio para no abonar el impuesto sobre aquella parte de su ingreso que le era necesaria para sostener a su familia. Nosotros, compenetrados de esta -situación, y con la finalidad de eliminar aquellos disposiciones que tornaran inequitativa la apliración de la carga tributaria, hemos optado por no procedimiento de actualización permanente de estos valores. A través de las disposiciones del artículo 23 del proyecto se establece la obligatoriedad de su actualización en el mes de enero di todos los años mediante la aplicación del índice de actualización que fije la Dirección General Impositiva sobre la base de los datos que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadistica y Censos. Este índice a aplicar deberá tenor en cuenta la variación producida en los índices de precios al consumidor en el período comprendido entre el 19 de enero y el 31 de diciembre del año fiscal inmediato anterior a aquel para el cual los respectivos importes se actualizan. De esa manera habremos puesto definitivamente fin a un aspecto negativo en la ley vigente. Pero esto no es todo, señor presidente. Nuestro gobierno, imbuido de una ' ilosofía humanista que tiene como concepción fundamental la felicidad del hombre, ha agregado una nueva deducción. Todos aquellos contribuyentes que no tengan su vivienda propia tendrán derecho a deducir la suma de quince mil pesos anuales durante el lapso de cinco años con la finalidad de iniciar la adquisición de su Propia vivienda. El contribuyente podrá no abonar impuesto sobre esta suma como un estímulru adicional para adquirir su vivienda o construirla. Las disposiciones del artículo 110 son muy amplias al respecto, de manera que el contribuyente podrá, al cabo de cinco años, demostrar la iniciación de la construcción de la compra o su inclusión en los planes oficiales de ahorro y préstamo para la vivienda de la manera más simple y amplia. En el sexto año, es decir, luego de haber deducido durante cinco años la suma de 15.000 pesos anuales, lo que representa 75.009 pesos en todo ese período, deberá demostrar que la opción que ha tomado la ha concretado mediante cualquiera de las formas que dicho artículo admite. Correlativamente, para aquellos que, hubieran abu-

4682

(AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47*

ximadamente un sueldo neto de deducciones y retenciones de 6.150 pesos mensuales, tributará un impuesto del 7 por ciento , obre el excedente de 76. 400 pesos , es decir sobre 3.600 pesos, lo que representa un impuesto ele 252 pesos, que aproximadamente representa un impuesto mensual de 21 pesos. Así, señor presidente, paulatinamente la escala se va incrementando. En un contribuyente que obtiene rentas netas de toda deducción, es decir renta neta sujeta a impuesto de 70.000 pesos, el impuesto a abonar ,erá de 10.550 pesos, lo que representa una tasa real sobre ese monto de 15 por ciento. En el caso de un contribuyente cuya renta neta sujeta a impuesto sea del orden de los 100.000 pesos anuales, la tasa asciende al 18,95 por ciento ; en el tramo de los 130.000 pesos anuales de renta neta imponible, la tasa asciende al 23 por ciento ; cuando la renta neta sujeta a impuesto a lcance los 170.000 pesos, la tasa del impuesto trepa al 27 por ciento; por encima de esa suma la renta adicional sobre el excedente tributará el 45 por ciento. De esta manera se acentúa la progresividad del impuesto en las escalas superiores, con lo cual los contribuyentes de mayores recursos económicos participarán en mayor medida en la tributación, cumpliendo la exigencia de que la contribución es proporcionalmente mayor cuanto mayor capacidad contributiva se tenga. Otro de los aspectos somet,dos a una reforma esencial, en el proyecto sobre el cual estoy informando, es el que se refiere a la real situación de la sociedad conyugal, a los efectos impositivos. El proyecto plantea un carebio importante en un aspecto que ha sido controvertido desde el punto de vista económico. En efecto, el artículo 29 de la actual ley del impuesto a los réditos expresa que no son admisibles a los efectos del impuesto las sociedades entre cónyuges. Agrega que cuando un c^myuge aporta bienes propios u otros que le p rtenecen a una explotación, comercio o industria que realiza el otro, se presume de derecho que el rédito que corresponde al cónyuge que aportó tales bienes equivale al interés que fija para los descuentos comerciales la entidad oficial encargada de ello, y, tratándose de inmuebles, e considerará como rédito el valor locativo que corresponda a los mismos. As¡ mismo, se establece que cuando la modalidad de la explotación lo requiera, o atento a las características del bien aportado, se justificara un tratamiento distinto al explicado, la Dirección General Impositiva determinará la retribución que corresponda, adoptando un procedimiento racional y equitativo. Ello significa que si el cónyuge que no está al frente de la explotación aporta también trabajo, es decir que se trata de una verdadera sociedad, dado que se unen capitales y esfuerzos en comunidad para producir réditos de la terco"a categoría, la Di-

rección General Impositiva debe fijar la retribución que corresponde al cónyuge por el trabajo que efectúa, lo que equivale a decir que además de la retribución por el capital se fijará una retribución por el trabajo.
Por supuesto que esto no significa de manera alguna el reconocimiento de una sociedad real y de una distribución del beneficio entre ambos cónyuges. Esta situación, evidentemente, no es justa, dado que son muchas las sociedades reales constituidas por los cónyuges donde ambos aportan capitales propios independientemente de los gananciales, y además realizan trabajo personal efectivo. La nueva norma incluida en el artículo 32 admite la sociedad entre cónyuges como reconocimiento expreso a una realidad económica y social. Pero no admite la posibilidad de formas fraudulentas que, mediante simulación, justifiquen distribuciones de ganancias entre cónyuges para atenuar la progresividad del impuesto, ya que se establece la limitación de que sólo serán admisibles cuando el capital esté integrado por aportes de bienes cuya titularidad les corresponda de acuerdo con las disposiciones de los artículos 29 y 30 del proyecto. A su vez, el artículo 29 expresa que corresponderá atri• buir a cada cónyuge las ganancias provenientes de: a) Actividades personales (profesión, oficio, empleo, comercio, industria); b) Bienes propios; e) Bienes adquiridos con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria. En este último inciso se eliminó, respecto de la legislación vigente, la limitación que establecía que tratándose de la mujer debía hacerse constar en la escritura de adquisición que el dinero provenía de alguno de esos conceptos, y no se impugnara de simulado el acto, La eliminación de esta restricción responde a una situación de simplicidad de las normas. Muchas veces, las compras las realizaba efectivamente la esposa, pero dado que no se tenía pleno conocimiento de esta obligación no se inscribía adecuadamente esta aclaración, poniendo en distinto pie de igualdad a los contribuyentes. De ahora en más, los bienes propios de la mujer inscritos a su nombre le pertenecerán y se admitirá impositivamente así, sin establecer presunciones de simulación, por otra parte difíciles de probar. A su vez, el artículo 30 establece que «corresponde atribuir totalmente al marido los beneficios de bienes gananciales, excepto: a) Que se trate de un bien ganancial adquirido por la mujer en las condiciones señaladas en el apartado e) del artículo anterior; b) Que exista separación judicial de bienes; e) Que la administración de los bienes gananciales la tenga la mujer en virtud de una resolución judicial».

Con estas normas la nueva legislación impositiva reconoce un hecho económico incuestionable en esta época en que la mujer actúa en

iembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4883 83
1.-No son deducibles en el balance impositivo de una sociedad argentina las sumas abonadas o acreditadas a una sociedad extranjera -titular del 99,95 % del total de las acciones de la sociedad argentina-, en concepto de regalías convenidas por servicios y uso de fórmulas, en razón de la comunidad entre ambas empresas. 2. - De admitirse la deducción , la accionista mayoritaria percibiría: a) La retribución por el uso y explotación de marcas y patentes en el país por la sociedad concesionaria de las regalías, y b) El monto de Las utilidades que ellas produjeron, por la superposición de su calidad de regalista y concesionaria de la regala en un 99,95 %, Se cunfigui aria así una evidente exención impositiva que la ley no otorga en su letra ni en su espíritu. 3. - El concepto de la «realidad económica„ especificamente aceptado en las leyes impositivas nacionales (artículos 11 y 12 de la ley 11.683), da preeminencia, para configurar la cabal intención del contribuyente, a la situación económica real, con prescindencia de las estructuras jurídicas utilizadas, que pueden ser inadecuadas o no responden a esa realidad económica. 4. -El reconocimiento de la existencia de dos sociedades de capital perfectamente delimitadas conforme al orden jurídico privado y de la personería jurídica de la sociedad local -datos asentados en lis principios de derecho como materia secretario-, no es óbice para establecer la efectiva unidad económica de aquéllas y su comunidad de intereses , a través de la «significación económica de los hechos examinados., 5. - A pesar de su aparente autonomía jurídica, la sociedad local se encuentra sin lugar a dudas en relación orgánica de dependencia con la sociedad foránea por su incorporación financiera a la sociedad dominante . Esta relación de subordinación no suprime la personalidad jurídica de la sociedad dependiente; tampoco anula su capacidad jurídica tributaria. Califica una innegable falta de independencia real, con evidentes implicancias en la falta de libertad de elección respecto de los procedimientos contratados y aun de la real utilidad que los mismos puedan reportar, así como de la necesidad de haberlos contratado. 6. - En estricto derecho no puede concebirse la existencia de un contrato cuando, como en el caso, no existen dos sujetos en el negocio jurídico, en sus roles de acreedor y deudor. Si los intereses que concurren al acto no son opuestos , sino concurrentes o paralelos, no existe contrato sino acto complejo. No puede pensarse en la libertad de elección que informa el principio de la autonomía de la voluntad , habida cuenta de la falta de independencia real de las des empresas vinculadas mediante lo que se ha llamado contrato , pero que en realidad traduce aporte de capital. 7.-El convenio celebrado entre dos Estados en orden a evitar la doble imposición , es un estatuto específico entre dos sujetos del derecho internacional, que se endereza a otorgar un trato a favor de los residentes de ambos estados . Si la admisión de la cláusula antiórgano en los tratados quebrara la coherencia del sistema tributario argentino , al contradecir disposiciones contenidas en nuestra legislación, ello sólo produciría efectos en beneficio de los residentes de los estados contratantes, a los que esta disparidad de tratamiento solamente alcanzarla.

todas las manifestaciones de la vida económica del país y , en muchísimos casos, lo hace en sociedades reales y auténticas con su esposo.
La no admisión de las regalías como gasto en el balance impositivo es otro de los puntos en los cuales se establecen substanciales modificaciones con relación al régimen actualmente vigente. Esta norma representa un avance substancial con relación a la legislación existente, y está establecida en el artículo 14 del proyecto. La disposición está consubstanciarta con la filosofía política de nuestro gran movimiento en su lucha por la independencia de las ataduras económicas internacionales, en este proceso de retomar íntegramente todos los resortes d,! la decisión económica. Muchas de las filiales argentinas de empresas extranjeras y las de capital extranjero radicadas en el país trasladaban utilidades reales a sus países de origen, mediante la concertación de convenios o contratos de n ;esoramiento técnico, royalties por uso de patentes, marcas, fórmulas, etcétera, e incluso cono traslación de intereses financieros por aporh s financieros. Así enviaban al exterior ingentesumas que las deducían como gasto en su balance impositivo La tónica del nuevo gobierne nacional surgido de las elecciones del 11 de marzo fue señalada en esta materia por el ya famoso fallo de la Corte Suprema en el asunto Parke Davis. Dijo la Corte que: «1. No son deducibles en el balance impositivo de una sociedad argentina las sumas abonadas o acreditadas a una sociedad extranjera -titular del 99,95 uor ciento del total de las acciones de la sociedad argentina- en concepto de regalías convenidas por servicios y uso de fórmulas, en razón de ]n comunidad entre ambas empresas. 2. De admitirse la deducción, la accionista mayoritaria percibiría: a) la retribución por el uso y explotación de marcas y patentes en el país par la sociedad concesionaria de dichas regalías; y b) el monto de las utilidades que ellas produjeron, por ];, superposición de su calidad de regalista y concesionaria de la regalía en un 99,95 por ciento . S s configuraría así una evidente exención impositiva que la ley no otorga en su letra ni en su espíritu». Para no fatigar a la Honorable Cámara con la lectura de esta pieza jurídica de significativo valor económico y político, solicito la inserción íntegra del fallo, a esta altura de mi exposición. -Asentimiento. IMPUESTO A LOS RP.DITOS Regalías
Tratamiento fiscal de las pagadas a una sociedad del exterior , accionista mayoritaria de 1, sociedad argentina Causa: Parke Davis y Cia. de Argentina S. A. I. C. (Corte Suprema de Justicia de la (Nación , 31 de julio de 1973).

4684
CONSIDERANDO;

C.IMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 47'

1.-Que la Sala en lo Contencioso Administrativo

2 de la Excelentísima Cámara Nacional de Apelaciones en lo Federal confirmó la sentencia del Tribunal Fiscal de la Nación que, por mayoría, había confirmado a su vez las resoluciones d, la Dirección General Impositiva, de fecha 28 de mayo de 1968, la cual había determinado de oficio diferencias de gravámenes a favor del fisco correspondientes a Parke Davis de Argentina S.A.LC. por $ 39.484.811 moneda nacional; en concepto de impuesto a los réditos por los años 1963 a 1967; $6.820.472 moneda nacional por impuesto de emergencia 1962/64 y 1967, por los años 1963 , 1964 y 1967; y $ 6.575.434 moneda nacional por impuesto substitutivo del gravamen a la transmisión gratuita de bienes, por los años 1P63 a 1967. 2.-Que interpuestos por la actora los recursos ordinarios y extraordinarios que autoriza la ley, se concedió el primero a fojas 151, de conformidad con el artículo 24, inciso 6, apartado a) del decreto ley 1.285 /58, llamada ley 17.116, desestimándose el segundo por aplicación de la doctrina de Fallos: 266, 53; 250, 437; 247, 61, entre otros. 3.-Que en su memoria] la actora objeta: 1. La no deducibilidad como gasto por parto de la Dirección General Impositiva de las regalías pactadas entre Parke Davis y Compañía de Argentina SAIC, y Parke Davis and Co., de Detroit (Estados Unidos de América), por servicios y usos de fórmulas acreditadas a nombre de la segunda, accionista en el 99,95 por ciento de la primera, por considerarlas utilidades gravadas en cabeza de ésta y en razón de la comunidad de intereses entre ambas empresas vinculadas 2. La aceptación por el Tribunal F"-;cal de la Nación y por la Cámara Federal a quo del principio interpretativo de la «significación ecos ómica» previstos por los artículos 12 y 13 de la ley 11.683, t. o. en 1960 (actuales artículos 11 y 12 d, la misma ley) 3. La no aceptación como pauta de interpretación de los convenios celebrados con Suecia (decreto ley 12.821/62) y con la República Fedei al Alemana (llamada ley 17.349) conforme al artículo 31 de la Constitución Nacional. 4.-Que en apoyo de estas objeciones la actora transcribe en extenso en su memorial el voto de la minoría en el fallo del Tribunal Fiscal y sostiene: a) Que todo contrato de regalía implica de por sí comunidad de intereses; b) Que la existencia de un cointerés entre el titular del derecho y el concesionario de éste, no puede privar de efectos propios a los contratos de regalía previstos «m la legislación impositiva, citándose el fallo de la Corte en Lepeth Sociedad Anónima Química industi ial y Comercial sobre apelación impuesto a los réd tos (Fallos: 280, 112) (D. F., XXI-A, 220). Afirma también que al aplicarse el criterio de la signifi, ción económica sostenido por la Cámara a quo en t ompañia Massey Ferguson SRL, en sentencia del lP 'le abril de 1963 (D.F., XIII, 463), expresamente merl'uado en el fallo en recurso, se tuvo en vista un coi trato de regalía celebrado entre un socio mayoritario y una sociedad de responsabilidad limitada, careciep do este tipo de sociedad de la personalidad reconocida en la ley 11.682 para las sociedades anónimas. Añade que si el principio de la realidad económica sólo puede jugar en materia tributaria cuando su aplicación no implique extender exenciones o beneficios ., contribuyentes que no estén comprendidos en ell,.s, conforme se resolviera por la Corte en el caso Papelera Pedotti Sociedad Anónima (Fallos: 279, 247! (D.F., XXI-A,

519), tampoco sería viable denegar exenciones o deducciones expresamente admitidas en los artículos 59, 61, 65 y 68, inciso a) de la ley 11.682 , t. o. 1960 (actuales artículos 59, 60, 64 y 67 , inciso al de la misma ley). Agrega que el método analógico ha sido desechado en materia tributaria, citando diversos fallos de esta Corte y afirmando que en el caso se lo haría jugar al aplicar una norma que estaría destinada a las utilidades derivadas de los socios o componentes de sociedades de capital ( artículo 68, inciso bl, ley 11.682 ). Complementariamente se citan diversos fallos sobre el método interpretativo en la materia . Igualmente sostiene la actora, que la sentencia recurrida habría violado la garantía de legalidad prevista en los artículos 49, 17, 19 y 67, inciso 2 de la Constitución Nacional y la de igualdad del articulo 16, al desconocerse normas que admiten la distinta personalidad impositiva entre sociedades de capital y accionistas . También existirían dichas transgresiones. aun reconociendo tal distinta personalidad al tratar el caso como ocurrente entre una casa matriz y su sucursal, ya que la legislación admite la posibilidad de que entre tales entes puedan efectuarse operaciones normales. Se arguye por último , que rechazar la deducción de regalías en base a la vinculación económica «revelaría de parte del legislador argentino una ingenuidad que no puede aceptarse pues nada sería más fácil que eludir dicho criterio, con los distintos subterfugios que señala. 5.-Que mediante acta levantada ante el Tribunal Fiscal de la Nación, las partes convinieron los puntos que constituyen la materia en litigio , solicitando que el pleito fuera declarado como de puro derecho. 6. -Que a los efectos de la justa solución del litigio debe consignarse que el problema de interpretación a dilucidar, consiste en determinar si las deducciones efectuadas por Parke Davis y Compañía de Argentina, en su balance impositivo. en concepto de regalías convenidas por servicio y uso de fórmulas en el campo de la medicina y que deben abonarse o acreditarse a Parke Davis de Detroit, de los Estados Unidos de América, es conforme a las disposiciones de las leyes locales impositivas que regulan ese aspecto de los impuestos. Que a ello se agrega, como elemento propio. si en la estimación de los hechos ha de incidir la circunstancia de que la sociedad norteamericana sea titular del 99,95 por ciento del total de las acciones de la sociedad argentina. En otros términos, la cuestión a resolver debe ponderar si los importes que pretenden deducirse para el pago de los impuestos reclamados, pueden descontarse como gastos de experimentación y acreditarse en favor de la empresa extranjera, titular de las fórmulas, no obstante que ella sea propietaria del 99,95 por ciento de las acciones que constituyen e] capital de la sociedad local. 7. - Que parece conveniente, asi mismo, para la mejor valoración dei problema de interpretación lega] sometido a esta Corte, consignar que de acuerdo al Registro de recionistas de la actora, Parke Davis and Co. de Detroit, era titular en efectivo de $349817.000 moneda nacional del capital de $ 350 000jlo() moneda nacional de la sociedad argentina y que Pavdarco Inc., tembién sociedad estadounidense con sede en Detroit, era titular de S 176.00,1 moneda nacional, perteneciendo el resto del capital, por valor de $ 7.000 moneda nacional a 11 accionistas locales. Todo ello según resulta de las rctuaciones administrativas agre-

Diciembre 6 de 1973

CA MARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4685
económica=. Este enunciado se perfecciona en el artículo 12, disponiéndose que «para determinar la verdadera naturaleza del hecho impositivo se atenderá a los actos, situaciones y relaciones económicas que efectivamente realicen, persiguen o establezcan los contribuyentes, configurándose la intención legal del precepto en los párrafos siguientes. Tal regulación normativa da preeminencia, para configurar la cabal intención del contribuyente, a la situación económica real, con prescindencia de las estructuras jurídicas utilizadas quN pueden ser inadecuadas o no responder a esa realidad económica (Fallos: 237, 246, 249, 256 y 657, considerando 5, 251, 379 y en la sentencia dictada el 25/8177 in re L. 188 Lagazzio. Emilio Francisco s/apelación impuesto a los réditos fD.F.- XXII-A. 4521). 11 - Que para la recurrente, todo contrato de regalía implica de por si una comunidad de intereses que no puede privar de efectos propios a dicho negocio jurídico. Al respecto, cabe tomar en cuenta que por contrato se entiende el acto jurídico bilateral y patrimonial, en el cual están en presencia dos partes, que formulan una declaración de voluntad coman con directa atinencia a rehciones patrimoniales y que se traduce en crear, conservar, modificar, transmitir o extinguir obligaciones. El Código Civil, en el articulo 1.137, no habla de «parte' sino de personas, pero es preciso aprehender el concepto en relacion ron la clasificación que formula el legislador sobre los hechos y actos juridieos. Es menester considerar las l^luntades en sus diversas direcciones y en cuanto exresiones de un centro de intereses o de un fin propio. El tercer apartado del articulo 14 (hoy 12) del decreto reglamentario de la ley 11.632 se refiere al ajuste de los términos de los contratos de inipra y venta, pero parte indiscutiblemente de una premisa: la existencia de tal contrato. Esta figura juridica no puede concebirse, en estricto derecho, cuando, como en el caso, no existen dos sujetes en el negocio ,jurídico, en sus roles de acreedor y deudor. Si los intereses de los que concurren al acto no son opuestos sino concurrentes o paralelos, no existe contrato sino un acto complejo. Además no puede pensarse en la libertad de elección que informa el principio de la autonomía de la voluntad, habida cuenta de la falta de independencia real de las dos empresas vinculadas mediante lo que se ha llamado contrato pero en realidad traduce aporte de capital. 12. -Que para la solución del sub lile no se ha desconocido la existencia de dos sociedades de capital perfectamente delimitadas conforme al orden jurídico privado, ni tampoco la personería jurídica de la sociedad local. Pero tales datos, asentados en los principios del derecho común en materia de sociedades, no son óbice para establecer la efectiva unidad económica de aquéllas y su comunidad de intereses a través de la «significación económica de los hechos examinados.. La sociedad Parke Davis de Detroit resulta titular del 99,95 5^ del capital de la sociedad local. De este modo, la retribución por el uso de las fórmulas y procedimientos de que os titular la empresa extranjera, mediante las regalías, también volvería por vía de pago de la casi totalidad de las utilidades, sin que fueran afectadas por el pago de los correspondientes impuestos. El mismo accionista mayoritario vendria a percibir, por su calidad de regalista: a) La retribución por el uso y explotación de marcas y patentes puestas en explotación en el país por la sociedad

gadas al juicio en oportunidad de I:, asamblea general ordinaria del 31 de marzo de 1966 última que se conoce, anterior a la iniciación de l;, demanda. 8. - Que la argumentación de la recurrente, expuesta más arriba con la síntesis lebida, no ha afectado los fundamentos de la sentencia del a quo. Con respecto a la primera crítica a saber, que la Cámara habría aplicado indebidamente la doctrina del caso Refinerías de Maíz S.A., confirmada por la Corte (Fallos: 259, 141) (D.F., XIV, 328), por tratarse en el antecedente de una sociedad 4e responsabilidad limitada y en el sub lite, de don sociedades anónimas, esto es. de capita) y con rt gimen impositivo propio, cabe consignar que las razones de hecho son semejantes en uno y otro caso. y:, que los rcgalistas en e] primer supuesto, y la regalcta en el segundo, eran titulares de la casi totalidad del capital societario Tal circunstancia impide admitir diferencias sobre la regulación legal que debe aplicarse a los efectos impositivos, existiendo, corro existe, en ambos casos, una misma relación o participación en la formación del capital de propiedad «'u su casi totalidad de los beneficiarios de la regalía. 9-Que con ello nc se descono'-e la diferente regulación que para uno y otro tip- de sociedades ha consignado la ley 11.682. sino que se hace aplicación de una pauta de interpretación. S' acepta que el artículo 68. inciso b), de la ley 11.6:2, hoy articulo 65. citado por el e quo al analizar ri caso, se refiere a sociedades de hecho e de persona, y a las relaciones de sus socios con ellas a los ,¡,,tos de los rubros deducibles, pero el otro elemento o principio de la 'realidad económica', a que también hace referencia la Cámara en su fallo, permite extender aquellas disposiciones al caso sub examen sin que por ello se afecte como pretende la recur ente ni el principio de legalidad en materia impositiva ni el de igualdad, garantía constitucional, ya roe el sentenciante se ha limitado a aplicar a situaciones iguales soluciones análogas. En efecto: ya se trate de soci' dades de personas o de capital exclusiva riente, en lo- dos supuestos hay un socio mayoritario en grado r4: la casi totalidad del capital, que es al mismo tieiapc el que ha proporcionado las patentes o marca, e inventos o procedimientos registrados y que, además, se beneficiará en la misma medida con el pago ue las regalías consiguientes. En otros términos, le aceptare., la posición de la recurrente, una misma persona, seo física -si se trata de sociedades de personas- sea jurídica -si es una sociedad anónima-, se beneficiar:., como socia de las utilidades derivadas de la inversi"n y al mismo tiempo, por las acreditaciones que en r oncepto de regalías se considerarían gastos de la empresa argentina, deducibles'como tales. 10.-Que esta cuestión de la ce istencia de dos sociedades diferenciadas desde el punto de vista del derecho privado, pero unificadas económicamente, conduce al examen de otro problema propio de la materia en recurso, planteado por la apelante: el alcance del concepto de la «realidad económica' específicamente aceptado en las ley"., impositivas nacionales (artículos 11 y 12 de la ley 11683, texto ordenado en 1962). En el primero de esos artículos se dispone que «en la interpretación de las disposiciones de esta ley o de las leyes impositivas sujeta: a su régimen se atenderá al fin de las mismas Y a su significación

4686

('AMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

local concesionaria de las regalía s; b) El monto de las utilidades que ellas produjeran por la superposición de su calidad de regalista y de concesionaria de la regalía en un 99,95 %. En tal forma, computando la regalía como gasto en el balamz impositivo de la sociedad concesionaria de ésta, rr:'1 y evidente exención impositiva que la ley no lo otorga ni en su letra ni en su espíritu. A pesar de su aparente aut'inomía jurídica, la sociedad local se encuentra sin lugar a dudas en relación orgánica de dependencia, con la sociedad foránea por su incorporación fimnciera a la sociedad dominante. Esa relación dr subordinación no suprime la personalidad jurídica -le la sociedad dependiente, pero tampoco anula su capacidad jurídica tributaria. Califica una innegable falta de independencia real, con evidentes implicancias en la falta de libertad de elección respecto a los procedimientos contratados y aun a la real utilidad que los mismos puedan reportar, así como a la necesidad de haberlos contratado. 13. - Que no varían estas conclusiones los agravios basados en el voto del vocal disidente del Tribunal Fiscal, que se dejan contestados precedentemente, la doctrina de esta Corte in re Papelera Pedotti (Fallos. 279, 247), inclusive el voto en ni noria, o el argumento emergente de los convenios subscritos por el país con Suecia y la República Federal Alemana; también analizados por el a quo y con cuya valoración. respecto de la situación de autos, se coincide 14. - Que, como se ha adelantado, el fallo en el caso Papeles Pedotti no da base ]'ara la revocatoria que se pretende por la apelante, pues lo que estaba en luego en aquel juicio era la al licabilidad de las normas impositivas a una fusión de sociedades, ajena por esencia la relación que existe entre las dos sociedades -local y extranjera- en '-1 caso a examen. perfectamente separadas en vista de su regulación legislativa. 15-Que análogo rechazo merece 19 invocación que se hace respecto a los derechos r"conocidos en las sociedades comprendidas en los convenios celebrados con Suecia (decreto ley 12821/62) y con la República Federal Alemana (llamada ley 17:'49), El reconocimiento de derechos formulado en (lachos actos internacionales sólo puede ser aplicad,, y afecta a los súbditos o sociedades involucradas en esas disposiciones convencionales. El convenio celebrado entre dos Pistados en orden a evitar la doble imposición en un estatuto especifico entre dos sujetos del derecho internacional que se endereza a otorgar un trato de "avor a los residentes de ambos Estados. Si la admisión de la cláusula antiórgano en los tratados citados quebrara F. coherencia del sistema tributo:o argentino al contradecir disposiciones contenidas ',n nuestra legislación, ello sólo produciría efectos en beneficio de los residentes de los Estados contratantes, a los que esta disparidad de tratamiento solamente alcanzaría Basándose el tratamiento impositivo especial en el principio de la reciprocidad, va de su,o que no resulta afectada la garantía de la igualdad alegada, toda vez que según antigua y reiterada jurisp'udencia de esta Corte (Fallos: 16, 118 y 155, 96) «el principio de igualdad consiste en que no se establezcan excepciones o privilegios que excluyan a unos de t, que se conceda a otros en iguales circunstancias.. Es del caso decir que un fallo de un tribunal argentino únicamente puede enderez:'rse a establecer la igualdad ante una ley que es la del país, entre empresas sometidas a su propia jurisdicción. Va de

suyo, por lo tanto, que la igualdad reconocida por el artículo 16 de la Constitución no se halla afectada por las disposiciones convencionales invocadas, que regu. lan exclusivamente a la empresa externa receptora. 16.-Que, por último, ya sea por aplicación de la teoría de la penetración, como esta Corte lo ha hecho tanto en materia no impositiva (caso .Gómez, Gerardo contra Comisión Administradora de Emisoras Comerciales y L. S. 82 T. V. Canal 7., inserto en Fallos: 273, 111) cuanto impositiva (.Narden Argentina S. R. L.., Fallos: 280, 18 ID. F, XXI-A, 2181), como mediante los parámetros del principio de la realidad económica o de la teoría del órgano, de lo que se trata es de la consideración del fondo real de la persona jurídica. Esto se impone no sólo por los abusos a que se presta la complejidad de relaciones y actividades en ciertas estructuras sociales sino también por la dimensión creciente de numerosos grupos de empresas internaciona. les y los graves problemas jurídicos que su expansión plantea, Por ello. habiendo dictaminado cl señor procurador general acerca de la procedencia del recurso, se confirma la sentencia apelada. Con costas. - Miguel Angel Bercailz - Agustín Díaz Bialet. - Manuel Aráuz Castex - Ernesto A. Corvalán Nanclares. - Héctor Magno (te.

Sr. Díaz Ortiz. - Precisamente ese argumento que he referido es el que se establece claramente en la norma proyectada. Las prestaciones originadas en contribuciones financieras y tecnológicas, incluso por asesoramiento técnico, suministradas a una empresa extranjera radicada en el país por su casa matriz, otra filial o sucursal, o un tercero económicamente vinculado a las mismas, no serán deducibles en los balances fiscales de la empresa a cargo de dichas prestaciones, debiendo otorgarse a las mismas el tratamiento de utilidades afectadas al pago de la tasa del 47 por ciento que establece el artículo 63, inciso b), del proyecto. Dicho criterio será aplicable aun cuando no se haya probado que la empresa o persona radicada en el país tenga vinculación con el beneficiario de la acreditación o remisión, si el análisis de su situación patrimonial permite concluir que el centro de imputación de sus decisiones no está en poder de sus autoridades naturales, o que el contrato o convenio que dio lugar a aquéllas no hubiera sido celebrado con un tercero según los usos normales del comercio internacional. Por último quiero referirme al aspecto que se vincula con la introducción de substanciales modificaciones en la ley de réditos, una de las cuales es la inclusión de los dividendos de las acciones en la declaración anual individual. Es general la aceptación de la necesidad de complementar la tasa aplicable a las sociedades con el impuesto progresivo personal sobre los dividendos. Este principio tuvo general y unánime aceptación en la conferencia técnica celebrada bajo los auspicios de las Naciones Unidas en el año 1951. Se logró allí plena aceptación a la recomendación de la denuncia de las acciones para evitar la evasión, señalándose que la tenen-

Diciembre 6 de 1973 C\MARA DE DIPUTADOS DE LA NACION cia de acciones al portador, sir. ninguna individualización, no podía considerarse un incentivo a las inversiones deseadas. Podemos decir que este sistema es aceptado por los ordenamientos tributas ¡os más desarrollados, y que las discusiones sobre la imposición a las sociedades de capital dan por supuesto que los dividendos son gravables en manos de los accionistas y giran alrededor le la tributación de la sociedad como entidad separada de ellos. Con esta exposición doy por concluida la parte inicial de mi informe, agradeciendo a la Honorable Cámara la atención que me ha prestado. (Aplausos.)

4687

Sr. Presidente (Busacca). -Tiene ta palabra el señor diputado Rabanal,
Sr. Rabanal . - Señor presidente: he seguido atentamente la exposición del señor miembro informante de la mayoría que puso de resalto lo que a su juicio son los aspectos más salientes de esta ley de impuesto a las ganancias que estamas considerando. No podría decir, señor pre:idente, que me puedo substraer de la necesidad de formular una pequeña evaluación acerca de nuestro sistema tributario y fundamentalmente de la forma en que la renta ha sido gravada y será gravada en el futuro. Resulta indudable que este impuesto a la renta, que a partir de este momento no sé si con absoluta propiedad definiremos como impuesto a las ganancias, precisa de manera acabada una fórmula positiva que grava a las personas físicas e ideales que forman la sociedad en sus manifestaciones de rédito periódico, a los efectos nn solamente de subvenir a las necesidades del Estado sino, y más que eso, a producir una redistribución de la renta nacional y le la riqueza del país. Me voy a permitir reproducir unas palabras del doctor Antonio López Agua""o, quien ha sido un eficaz colaborador como integrante de la comisión asesora de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Decía López Aguado: «En t )do país civilizado, y hay autores que hacen <le esto el descubrimiento de una ley, en la me, ida en que está avanzado el impuesto a los ré<Irtos puede considerárselo adelantado. No sé si ^•s rigurosamente exacto o no, pero desde ya c.Lfica a quienes sostienen que hay que eliminan el impuesto a los réditos; no conocen suficientemente la historia tributaria del mundo. No conozco, en primer lugar, ningún país en el que se haya suprimido el impuesto a los réditos, pero si conozco algunos en los que todavía no hay posibilidad de imponerlo. Tenemos cuarenta años de experiencia y de jurisprudencia al i especto y pretender erradicarlo sería ocasionar una lesión tremenda al sistema tributario, con gran perjuicio para los sectores más débiles económi-

camente, porque cualquier sistema por el que se pueda optar para suplir ese recurso será con una mayor traslación sobre los precios». Con estas breves palabras, López Aguado quizá pudo resumir todo el trascendente contenido de este impuesto, porque lo que expresó es rigurosamente exacto: no resulta fácil admitir frente al estado socioeconómico del mundo un país adelantado, civilizado y progresista donde no se haya establecido el impuesto que grava los réditos. También es cierto, señor presidente, que existen algunos en los que resulta difícil aplicarlo porque los grupos dominantes, las minorías que existen en todos los continentes, impiden que elementos realizadores como el del impuesto a los réditos puedan llegar a concretarse. Adviértase que en la Argentina, desde hace ya muchos años -cuarenta años, para ser más preciso-, tenemos la posibilidad de contar con este instrumento redistribuidor. Además, tenemos que señalar la progresividad del impuesto a los réditos como uno 3e sus aspectos positivos. El padre de la economía, Adam Smith. sostenía que los impuestos debían ser proporcionales al ingreso, vale decir, que todos debían pagar en concepto de impuestos el mismo porcentaje de su ingreso. Es indudable que el mundo ha avanzado desde estos primeros intentos de ciencia económica, y hoy advertimos cómo en virtud de un proceso de progresividad en las tasas, se va logrando una paulatina transformación de la economía. El impuesto que hoy consideramos tiene la ventaja de no ser trasladable en forma inmediata, pues carece de las características negativas de los impuestos indirectos. Es sabido que estos últimos son directamente trasladables a los precios -por eso a muchos de ellos se los conoce como impuestos al consumo-, de modo que son soportados en forma igualitaria por toda la población, sin consideración a la capacidad económica de los habitantes. Como decía, el impuesto que ahora consideramos, por no ser trasladable, tiene la posibilidad de tomar en cuenta la posibilidad contributiva de cada persona. Dice al respecto el doctor Enrique García Vázquez, otro de nuestros importantes asesores en la comisión, en un artículo publicado en la revista «Derecho Fiscal», que «de acuerdo con la doctrina tradicional el impuesto a los réditos no es mayormente trasladable, y por lo tanto puede aplicársele buscando la equiparación de sacrificios, teniendo en cuenta la capacidad contributiva de cada persona. Es muy importante que esta característica prevalezca en el mas importante de los gravámenes del sistema impositivo nacional para que éste adquiera alguna progresividad, ya que otros impuestos del sistema son francamente regresivos». Precisamente por esto, por la posibilidad de hacer de este gravamen un instrumento realiza-

4688 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION dor -pese a que se lo ha atacado en más de una ocasión -, los hombre: de la Unión Cívica Radical lo apoyamos con todo entusiasmo. Entendemos que la Argentina no puede escapar a los preceptos de la ley de Wagner, según la cual a medida que los países incrementan su riqueza crece también la porte proporcional que de ella se apropia el Estado. Pero no es menos cierto que esto, que es toda una formulación económica pero que escapa a la economía para introducirse en el ámbito ele la política señala que esa porción de la riqura nacional que llega a manos del Estado debe ;er distribuida con el criterio social que requiere una población ávida de transformaciones y de nuevas posibilidades para un continuo ascenso rn la escala social. Vamos a analuar el impuesto a las ganancias con la absoluta certeza de que estamos dando al país un nuevo instrumente tributario, pero al mismo tiempo asignándole un sentido extrafiscal como herramienta para estructurar la transformación argentina Hace unos momentos escl,ehaba al señor diputado Díaz Ortiz señalar los aspectos del provecto que en su opinión resultan más salientes Pero quiero decir. señor presidente. que si bien es cierto que este Provecto al' anta a ese contenido .social, que yo estoy seguro que el diputado preopinante quiere que tenga toda esta legislación que se comienza a diseñas a partir del 25 de mayo. no es tan así , porquo en nuestra opinión no se considera dentro de' proyecto el ajuste automático v general de lo-; patrimonios Señor presidente, en la Argentina hasta ahora ha sido posible únicamente tina actualización o ajuste en los activos fijo-.. Pero tales activos, por rara paradoja. están en manos de empresas que tienen una dimensión t-ruy grande o importante, o pertoneeen a ciudadanos de otros países. La industria nacional es , cn su mayor medida, una industria de pequeño mediano volumen; y todo su activo lo tiene en inventarios y cuentas a cobrar. Esto significa que posibilitando únicamente la revaluación de los activos fijos, nosotros estamos fa voreerendo a aquellas empresas de capital intensivo -que no son. precisamente. la inmensa mayoría de las empresas de capital nacional-: y estamos dejando de lado a las de mano de obra intensivas, que corresponden a las empresas que siempre har' apuntalado y consolidado el esfuerzo argentino. Es por eso que en este rnomnento -Y esto ya lo adelanté en las reuniones de la Comisión de Presupueste v Hacienda-- habremos de proponer un nuevo artículo con la siguiente redacción: «A partir del 19 de enero de 1975. para la determinación de la matee a gravada se ajustarán los activos y pasivo- de manera general y obligatoria. quedando sir, efecto el actual istema de actualización parral de los rubros de activo de uso=.

Reunión 474

En la comisión, los funcionarios del Poder Ejecutivo nos señalaron que resultaba engorroso y difícil determinar el procedimiento para concretar esta actualización general del patrimonio, motivo por el que a esta norma no se la incorporaba en este momento en el contexto de la ley. Nosotros entendemos que la actualización integral no resulta de fácil realización, en cuanto a la determinación del sistema normativo a adoptarse para su implementación Es por eso que facilitamos la labor del Poder ElecuLvo. pues le concedemos la posibilidad de disponer de todo un año para organizar el nuevo sistema, que entraría a regir recién en 1975 De e_la manera no entorpecemos de forma alguna le que pueden ser circunstancias positivas contenidas en el proyecto en consideración, y que nosotros compartimos. Tiene razón el señor diputado Díaz Ortiz cuando señala que uno de los aspectos destacados del proyecto es que incluye --dentro del viejo concepto de réditos- a las rentas de capital Estay eran gravadas anteriormente por el impuesto a las ganancias eventuales. Ahora pasan a formar parte de una quinta categoría de rentas. en el contexto del proyecto que estamos considerando Pero si bien es cierto que la doctrina se ha pronunciado reiteradas veces por este sistema -que también se ajusta a la verdad. como lo ha propiciado la Unión Cívica Radical-, no es menos cierto que la forma en que se lo ha tratado en la redacción que contiene este provecto no= priva de encontrar algunos medio= que resulten más justos para la tribulación En general. las rentas de canita] no se producen en un período fijo sino que, por el contraria. exceden e] año fiscal que comprende la respectiva declaración jurada. Consecuentemente, oneror incluir -mediante una declaración de un lapso fijo, en este caso de 12 meses- el plus obtenido pm esa renta de capital, no se ajusta a un maneja eouatativo del sistema tributario Entendemos que debe realizarse un promedio de esta renta de capital v que se la debe distribuir en un lapso que alcance a los cinco años. Si tomamos por ejemplo una renta de capital de 100 e hiciéramos la tributación dividiendo esta renta de capital por cinco, nos daría 20 Si hacemos esa tributación en 120 y apelamos a !a escala incluida en la ley para saber cuál es el porcentaje que deben abonar estos 120 y luego a este excedente que se produce como consecuencia de la renta de capital lo multiplicamos por 5, crearíamos una fórmula que se ajustaría un poco más a la equidad que queremos darle al impuesto. Pero, puede ocurrir que, a pesar de las previsiones puestas en la ley, la renta de capital haga que el monto imponible exceda la tasa normal que la capacidad contributiva del obligado pueda

Diciembre 6 de 1973 CAIRARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4689 soportar y entremos en un proceso injusto en materia tributaria, lo que, estoy seguro, no ha sido la intención ni el criterio sustentado por la bancada de la mayoría,
-Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 29 de la Honorable Cámara, doctor Isidro J. Odena.

»A los fines indicados y previstos en el inciso c), del segundo párrafo, los dividendos se considerarán integrados en primer término con beneficios impositivos.» De esta manera entendemos preservar la posibilidad de inversión fija neta reproductiva de la empresa. Con estas palabras circunscribimos perfectamente el sentido del artículo que hemos propuesto, porque de ninguna manera queremos beneficiar a quienes extraigan los fondos de la sociedad para darle un destino suntuario o que no se relacione con el crecimiento nacional, sino que, por el contrario, a través de esta inversión fija neta reproductiva de la empresa se facilite la inversión en las empresas argentinas. En cuanto a las tasas contenidas en la escala del artículo 97, creemos que no se han contemplado perfectamente las inquietudes oue expusimos en la comisión. Sé que eso ha sido materia de ardua tarea por parte del Poder Ejecutivo y sé también que algunos miembros de la comisión honoraria asesora, como los doctores Vázquez y Allegue, han trabajo seria e intensamente en este problema. Desconozco si las posibilidades presupuestarias del Poder Ejecutivo permiten la modificación de esta tabla. Esta mañana, por medio de los diarios, advertí que quizás la explicación se encuentre en el proyecto de presupuesto que va a ser enviado a esta Cámara, fundamentalmente entre los recursos del Tesoro nacional. De acuerdo siempre con la información periodística, los recursos tributarios aumentaron de 18.710 millones, que significan el 75.6 por ciento de los recursos, a 27.199 millones. Es decir que el incremento de los recursos tributarios es de 8.489 millones de pesos y el aumento para afrontar el presupuesto de 1974. de esos mismos recursos, es del orden del 45,3 por cientoA pesar de este incremento, todavía estamos con un déficit de 13 mil millones de pesos Presumo que uno de los motivos de la forma en que ha sido diagramada esta escala es la de una necesaria activación de la recaudación que tiene el Poder Ejecutivo. No nos preocupa el coeficiente del 45 por ciento para la última escala o como tasa marginal, pero sí nos preocupa que lleguemos rápidamente a este porcentaje, que alcanzará a quienes tengan una ganancia neta imponible de 170,000 pesos en adelante. Para nosotros habría resultado más ajustado haber podido establecer escalones que hubieren hecho más fácil la protección de los sectores medios de nuestra población, porque dentro de los sectores populares y de los sectores medios es donde se afirma no sólo todo el proceso nacional de nuestra economía sino la inmensa base popular sobre la que se sustenta un programa que, como bien dijera recién el señor

Sr. Rabanal . - El señor diputado Díaz Ortiz, al referirse a uno de los aspectos que más polémica ha suscitado entre los distintos sectores interesados y los diversos centros de estudios que se ocupan de la materia tributaria, que es la forma de imposición de las sociedades de capital, decía bien cuando afirmaba que las posibilidades de que se impongan estos dividendos de las sociedades de capital no solamente en cabeza de la sociedad, sino también en cabeza de los accionistas, es un paso adelante. Creamos que es así, pero también pensamos que batió que encontrar fórmulas para que, mediante eife procedimiento de imposición no se ataque una posible capitclización que puedan realizar las empresas. Esta capitalización para una inversión futura es indispensable en la Argentina porque, precisamente, uno de los elementos rnas negativos que tiene nuestro proceso económico es la carencia de inversión, ya que la Argentina necesita en todos los campos una importante inversión para concretar su desarrollo. Considero que habría que encontrar algún sistema para que el artículo 64 posibilitara que esta inversión no se perjudique. A tal efecto, proponemos la siguiente redacción del artículo: «Los beneficios impositivos de' ejercicio obtenidos por las entidades comprendidas en los apartados 1, 2 y 4, del inciso a) del artículo anterior, no distribuidos dentro de los plazos que fije el Poder Ejecutivo, estarán sujetos a la tasa del 29,5 por ciento, que se reducirá al 10 por ciento en la medida q ie dichos beneficios se destinen a aumentar durante el ejercicio la inversión fija neta reproduet va de la empr-se (raaqui^ia ría, equipos, etcétera? »Se entenderá por beneficie impositivos no distribuidos al monto que re ulte de deduce de os henefieios netos imponible= del ejercicio (1) -I impuesto e^tab=acido en el artículo ,:nt1°ri(1r que re:•aiga sobre los mismo h) el importe de^tint:do en el ejercicio a om stitu ir el honda río Rrserv- Local; c) el monto le los dividendo; en efectivo o en especie -ircluidas acciones liberadas- puesto a disposicion de los accionistas. »El gravamen ingresado conforme a lo dispuesto precedentemente dará ligar a un crédito de libre disponibilidad a favor del responsable en la medida en que se confir.ure la posterior distribución de dichos beneficias, a cuyo efecto se considerarán distribuidos en primer término los que han abonado el 29,5 aS

4690

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

diputado Díaz Ortiz, ha sido apoyado por más del 80 por ciento de la población en eI último pronunciamiento popular. Por eso, nuestra preocupación no apunta a la protección de las escalas mayores, pues nunca ha sido ésa la posición de la Unión Cívica Radical. Sr. Lima. - ¿Me permite, señor diputado, una interrupción?

Sr. Rabanal. -Sí, señor diputado.
Sr, Lima . - En realidad, señor diputado, la escala proyectada sufrió una reducción en el seno de la comisión. De todas maneras, esto tiene una fina!idad, que es la de hacen frente al estado de emergencia por que atraviesa el país, a tal punto que se delega en el Poder Ejecutivo la facultad de reducir en el momento oportuno, cuando se haya superado esta situación de emergencia, las escalas ahora proyectadas. Por lo tanto, no puede hacerse unir argumentación como si estas escalas se establecieran para siempre. Ellas obedecen, como lo ha reconocido el señor diputado, a conjugar el déficit fiscal, en cierta manera. La presión ti butaria se ha llevado a un nivel compatible con las posibilidades económicas de la población en estos momentos. Sr. Rabanal . - ¿El señor diputado quiere decir que es compatible con el poder de 1 ago de la población? Sr. Lima . - Sí, señor diputado. Sr. Rabanal . -Ojalá que esté en lo rerto. Sr. Díaz Ortiz . - ¿Me permite una interrupción, señor diputado Rabanal? Sr, Rabanal . - Si, señor diputado. Sr. Diaz Ortiz . - También es necesario tener en cuenta que todo esto debe analizarse en función relativa Sería interesante poder exhibir en este momento las curvas de la presión tril-utaria que representa el actual impuesto a los réditos y las que resultan, en definitiva, en virtud del artículo 97 del proyecto, Es indudable que con respecto a la actual presión tributaria la escala que propone este proyecto significa una sensible mejora para los sectores de ingresos menores y medianos Los gráficos reflejan esto de manera muy clara y expresiva. Quiero decirle al señor diputado Rabanal que nosotros estaríamos de acuerdo en una reducción de las tasas, pero ello debe relacionarse con tasas anteriores que tenían una presión tributaria mucho más grande y que se distribuían en forma mucho más desigual, Es decir, es necesario plantear el problema en función de la reia'ividad de los términos, o sea, de la coyuntura. Sr. Rabanal . - Es cierto que los gráficos demostrativos de las escalas merecieron la preocu pación del señor diputado Díaz Ortiz, del diputado que habla y de todos los miembros de la Comisión de Presupuesto y Hacienda. E.s cierto también que el Poder Ejecutivo accedió a una

rebaja con respecto a la escala que figuraba en el mensaje y proyecto de ley original. Entiendo que no podía ser de otra manera., tratándose de un gobierno de neta extracción popular como el que rige los destinos del país, o sea, que tiene que respm der a los reclamos que nosotros formulemos en esta materia en nuestra condición de representantes del pueblo. Pero yo me refería a la preocupación en los primeros tramos, aquellos que apuntan precisamente a los sectores de más baja renta Nosotros podríamos haberlos favorecido aún más, si eso es ti) que pretendernos. Esto lo expreso en función de lo que prevé, como recargo excepcional del 20 por ciento para el año 1974, el artículo 108 del nrnvicetn en examen Vale '-rir que, como dije antes, no solamente afirmo que la curvad nr^+rlirP mente se transforma en una recta partir de los 170.000 pesos. sino que también llegamos muy rápidamente a esa cifra ron escalones muy ,hicos. mejor dicho, escalones cortos. De esa manera, vemos privada la posibilidad de ver apoyados a los sectores de me^nres recursos, que tienen una renta en crecim,Ii"tr como consecuencia de que en nuestro país hay grupos humanos importantes que tienen la posibilidad cie conformar una clase media que es la que sustenta indiscutiblemente el proceso que nosotros tenemos que tratar de afirmar en la República. En consecuencia, señor presidente, entiendo la preocupación de los señores diputados del Frente Justicialista, no solamente en función de la representación que ejercen, sino de la necesaria defensa de una línea que ha fijado el Poder Ejecutivo. Hubiera resultado quizá más ajustado haber tratado este paquete de medidas teniendo pleno conocimiento del presupuesto nacional, del que sólo conocemos algunas cifras, que han sido enunciadas en el día de ayer. Además, hubiese sido importante conocer en qué van a ser invertidos los fondos que le estamos entregando al Poder Ejecutivo, a través de todo este aparato tributario. También hubiese resultado muy útil contar con el plan trienal -que sabemos es una de las preocupaciones del gobierno-, que fijará la: pautas del desarrollo y en qué sectores se va a dar con mayor vehemencia. Por lo tanto, si hubiésemos contado con el trípode formado por el paquete de medidas tributarias, por el presupuesto nacional y por el plan trienal, hubiéramos podido formular un verdadero analisis de la cranom, a argetrtina. De esa manera se hub^ece esclarecido un poco más este par-supueeto que nosotros estamos manejando de si la tasa y la escala se acomodan o no a un sentido futuro. Sr. Lima. - ¿Me permite una interrupción, señor diputado?

Sr. Rabanal. - Si. señor diputado.

Diciembre 6 de 1973 CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Sr. Lima. - Le solicito al señor diputado Rabanal que me aclare si sostiene que el ensanche de la cantidad de contribuyentes es lo que afecta a este proceso. Sr. Rabanal . -No, señor diputado, eso no es lo que yo he expresado. Mi posición sustenta la tesis de proteger, mediante las escalas a aplicar, a los grupos menores y medio. A su vez, manifiesto que no me afectaría que se gravara más fuertemente a aquellos contribuyentes con rentas importantes. Además, he señalado que se llega, a través de la escala a aplicar, muy rápidamente a los 170.000 pesos, que es donde la curva se transforma en una línea recta. Sr, L`ma. - La escala a aplicar tiene una base matemática, señor diputado. Sr. Rabanal . - El señor diputado Lima sabe que he dialogado, con sumo pacer, tanto con él como con todos los demás miembros de la Comisión de Presupuesto y hacienda en las reuniones que tuvimos, y acept.iré las interrupciones que me soliciten en función de la aclaración de este tema, que indudablemente nos preocupa a todos. Lo que no deseo, señor presidente, es que esta tabla y el impuesto en general tengan un fin exclusivamente fiscalista sino que también apunten a un sentido socioeconómico y a un criterio político en su manejo. Por eso expresé que si conociéramos el destino que va a tener la recaudación que pudiéremos brindar al Poder Ejecutivo a través de estas medidas impositivas, y tuviéramos en nuestro poder el presupuesto y el plan trienal, podriamos tener una visión mucho más clara. Lo que nos preocupa es que con un incremento del 45 por ciento en los recursos tributarios, todavía no sepamos acabadamente cuál va a ser su destino. Continuando con mi exposición, recién hacia referencia al recargo que se prevé en el artículo 108 del proyecto de ley. que ha sido hecho exclusivamente con fines fiscali:tas. Es la reedición reducida en su monto dei 30 por ciento del impuesto de emergencia que propició e] ministro Wehhe. Vale decir que simplemente apunta a superar una coyuntura económi(-a, demostrando al país que el manejo financiero durante el gobierno militar qiw terminó el 25 de mayo no fue tan desastroso o, por lo menos, lo fue en grado menor, No entiendo cómo dentro de una legislación de un gobierno constitucional, que tiene otro tipo de recursos y que también llene instrumentos como el de toda esta reforma tributaria, se mantiene este recargo de emergencia del 20 por ciento. Nosotros propiciamos su supresión porque, por ser indiscriminado, poi ser proporcional, como decía nuestro maestro Adam Smith, será pagado por todos por igual sin tomar en consideración la capacidad contributiva de cada uno. Es en este recargo del 20 por ciento donde se quiebra fundamentalmente I:r progresividad de toda la escala, progresividad que fue motivo

4691

de elogio por parte del señor diputado preopinante y que es compartido por nosotros porque todo el sistema tributario debe apuntar a ello. Por eso no comprendemos, repito, la razón del mantenimiento de este recargo excepcional y coyuntural del 20 por ciento. Estas son las observaciones, de carácter global, que deseo formular con respecto al proyecto en consideración. Sin perjuicio de ellas, quiero decir que en la comisión hemos actuado con un alto grado de comprensión en cuanto a la receptividad de nuestras inquietudes por parte del Poder Ejecutivo. Un alto porcentaje de esas inquietudes han sido tomadas de las proposiciones de los legisladores de la Unión Cívica Radical y volcadas en el dictamen. Por ejemplo, la inclusión de los miembros de los tribunales de cuentas fiscales de las provincias entre los que no están sujetos al gravamen. De esta manera estábamos afirmando este proceso de volcarnos hacia el interior, receptando una inquietud que ya había sido puesta de manifiesto por los funcionarios de los tribunales fiscales de Córdoba v Salta, de la que habían sido portadores los señores diputados Zamanillo y Azurmendi. que me la hicieron llegar. Dentro de las deducciones, no se explica el motivo por el que dentro del inciso c) del artículo 23 no se incluyan los gastos de salud y de estudio, fundamentalmente, porque estas deducciones permitirían, en el caso de los gastos de salud, reconocer una realidad, y en el caso de los estudios, favorecer un proceso educativo, en relación al cual sabemos que en este recinto no ha de haber nadie que se oponga a tal incentivo. Creemos que también debe ser objeto de aclaración el inciso c) del articulo 48, que incluye entre las ganancias de la tercera categoría «las derivadas de la actividad de comisionista, rematador, consignatario y demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría». Si nos remitimos a la legislación común. advertimos que el Código de Comercio, en su artículo 87, establece quiénes revixten la condición de auxiliare,q de comercio, enumerando a los corredores, los rematadores o martilleros, los barraqueras, las adn r,ni,ai r-adores de casas de depósito. los factores o encargados v dependientes de comercio, los acarreadores. porteadores o empresarios de transporte Como se puede apreciar existen algunos auxiliares de comercio, entre los indicados por el código, cuyas ganancias podrían entrar en la cuarta categoria. por lo que entiendo que deberíamos fijar claramente que les «demás auxiliares» son tales y cuales incorporando en este inciso c) del artículo 48 no una expresión genérica sino definida acerca de cuáles son los auxiliares de comercio realmente alcanzados por la disposición. Otra modificación que entendemos positiva -acerca de la cual el doctor López Aguado hizo una interesante exposición en la comisión- es

4692

CAMA1iA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

la incorporación de cláusulas sobre los métodos de determinación del balance impositivo. En la norma respectiva del proyecto orilynariamente enviado poi el Poder Ejecutivo no si establecía con claridad cuáles debían ser tales métodos de determinación, dejando la cuestión iibrada a la reglamentación. Por nuestra parte, pensamos que este aspecto del impuesto corresponde al resorte exclusivo del Congreso. En el artículo 65 también se ha mejorado la redacción de [a norma legislativa. Se dispone que para la aplicación de la tasa del 29,50 por ciento sobre !as utilidades no distribuidas de las sociedades de capital se tomará en cuenta la circunstancia de que se entenderá por distribucinn de Iris beneficios la puesta de los mismos a disposición a favor de los accionistas, reemplazándose lo que disponía el artículo 65 en la anterior redacción, que hablaba de la efectiva percepción de los dividendos por parte de los accionistas, dejando en alguna forma Librada a ht voluntad de éstos la efectiva percepción de 1 1 renta y, consiguientemente, la generación del :teto imponible. En resumen, son muchas las inquietudes que han sido recogidas en el dictamen de la comisión, en tanto que otras han quedado pomo meras intenciones, registradas en las al tas de la comisión. Deseo sí señalar que el artículo 111, desde el punto de vista legislativo, e, poco ortodoxo, pues al modificar el articulo 60 de la ley 13.273 incorpora a un estatuto orgánico, como es éste de la legislación relativa a imposición de las ganancias, una modificación a una ley que no se refiere concretamente i las ganancias, sino al régimen de promociói forestal. Espero, recogiendo las palabras del senior diputado Díaz Ortiz, que ésta sea una de les únicas deducciones. En esta materia las primeras deducciones datan del año 1943 y estaban referidas a los astilleros. Posteriormente, y di manera inocente, fueron ingresando otras a la ley de réditos, para llegar, como dijera el di,ctor Rodríguez Silva, si mal no recuerdo, al )ideo de las 139. Es decir, que de esta mane a se ha desvirtuado toda la estructura del sistema de la imposición a las rentas. Además, este artículo 60 nuevo, tal ,un] está redactado, no sólo no se acomoda a la , rtodoxia legislativa, sino que, por el contrario, si leernos atentamente su texto, advertimos que e introduce la posibilidad de una duplicid.-r en las deducciones, porque dice así: «Para practicar el balance impositivo del impuesto a la ganancias se podrá tomar como precio de in'rentario de las plantaciones el que resulte de adicionar anualmente al costo de los mismos el aucl esto de valor de la madera que para cada espere fije o acepte la Dirección General Impositiva. El mayor valor así obtenido, sin perjuicio de resultar computable como costo en la oportunidad de la venta de la madera, será deducible en la deter-

minación del impuesto del año en que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determine la reglamentación.
»Serán deducibles, para la determinación de la materia imponible en el impuesto a las ganancias, las sumas que se inviertan en plantaciones forestales, ya sea en forma directa o a través de integración de acciones, bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las inversiones. »A los efectos indicados precedentemente, se considerará integración de acciones la percepc:on de dividen Ix en acc nne> Irh, r (1,1s o-rindo las ut;'ir ade_ con que se interar, se desuw.•n a la fol estación»
Es aren, señor presidente, que en el segundo párralo de este articulo, que suhsUtuve al articulo 66 de la ley 1527$, se esl r.blerc. la deducción por todo lo que se invierta en piantaciones forestales, y en el tercer párrafo se establece otra deducción pea las utilidades o di-

cine estas mismas plantaciones puedan producir. Considero que esta dun'tlcidad en las deducciones determina una injusticia que esta Cámara no puede reeeptar, y con estas palabras dejo plrsmade las preocupaciones de nuestro bloque en esta materia.
Creemos que este urmpuesto debe mantenerse con su prístina limpieza e sin fines extrafiscales. También nos haremos eco de la inquietud del señor diputado i,yra en el sentido de que deben suplo, en oLus leves especificas Ins deducciones cuc son suprimidas del impuesto a las canon, ias, porque no pueden detarse desprotegidns otras sectores ocie requieren el apoyo tributario de la Nación para poder desarrollar sus act ivictides.

Con una limpiad legislación, como la que ha querido hacerse, aun con fallas como las que hemos señalado, estaremos afirmando un proceso quizá diferente, más justo, más equitativo. más progresista y menos regresivo en nuestro sistema tributario. Se han planteado también otras iniciativas referidas per ejemplo, a la nominatividad de las acciones y al impuesto al capital y al patrimonio Este ! íltimo tribute, grava algunas manifestaciones de riqueza que pueden no ser alcanzadas por este impuesto a las ganancias, y que se complementaría con el impuesto el valor agregado Todo esto con el objeto de conformar una estructura tributaria cuya modificación ya solicitara nuestro bloque a través de un proyecto de declaración oportunamente presentado ante la Honorable Cámara, y cuyas pautas básicas ya fueron señaladas por el presidente de nuestro bloque, el doctor Tróccoli. al hacer el análisis general de este paquete de leyes impositivas. En definitiva, con un sistema tributario que apunte a ampliar la base imponible, que se estructure con más justicia y con más limpieza,

Diciembre 6 de 1973 CARIARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4693 esperamos que este gobierno tenga los recursos genuinos necesarios para realizar la transformación a la que tanto los señores liputados de la mayoría, como nosotros, los hombres de la oposición, nos hemos comprometido con el país. De este modo estaremos demostrando, en definitiva, que el compromiso del 11 de ma"zn_ reiterado el 23 de septiembre, no fue simplemente un esfuerzo realizado para la obtención de una victoria sino el comienzo de un camino que nos llevará a la transformación nacional (Aplausos.) Sr. Presidente (Odena).-Tiene la palabra el señor diputado Sandler. Sr. Sandler . - Señor president,!: conforme con la posición fijada er la reunión lel día martes, en la que fijáramos una serie dr críticas al esquenma filosófico del sistema impositivo propuesto, tendríamos que decir -desde luegoque en líneas generales no partir pamos del proyecto tal como ha sido elaborarlo porque él está condicionado poi la perspectiva ciobal del sistema adoptado. Si nosotros hubiésemos conseg, ido reorganizar el sistema impositivo, co hubiésemos dictado una ley de impuesto a los réditos, o i las ganancias, como se lo llama ahora, tal come está proyectada, sino que hubiésemos condicionado su propia estructura interna. Así, por ejemplo, en los contribuyentes de la primera categoría, que en el anual proyecto y en las tradicionales leyes de impuesto a los réditos son referidos como ganancias provenientes de la renta del suele,. hay en la corma que estudiamos una mescolanza, por así decirlo, de bienes. Está el suelo, considerado rimo cosa material, fija por su naturaleza, de acuerdo con los términos del artículo 2314 del C',digo Civil, junto a las mejoras, o sea las conste ucciones que se implementan sobre la tierra y qnc conforme con criterios económicos son bienes tic capital, cosas muebles, trabajados por el honore y afincados en el suelo. En este proyecto no podría habei ninguna separación al respecto, porque el ostema impositivo está aún condicionado piar un esquema general. Lo mismo se observa cuando se habla de las ganancias especiales y se hace referencia particularmente a las explotaciones agropecuarias. Aquí se encuentra la exclusión da las zonas boscosas, de las zonas urbanas y roe las zonas que van a ser urbanizadas, realizándose una distinción jurídica por medio dr la legislación impositiva que no resiste un análisis de tipo económico. También estos bienes deben ser gravados y no excluidos. Diría, señor presidente, que ano si se aceptara el supuesto que nosotros propiciamos de gravar directamente el valor del suelo sin distinciones topográficas, con un impuesto directo y simple, tendríamos que reestructuras la contextura interna de esta ley. Sin embargo, esta posición global que ya formulamos antes de ahora y que no vamos a repetir, no puede entorpecer el análisis del proyecto de ley que virtualmente tenemos que considerar como aprobado, detalle más o detalle menos, porque es coherente con las otras leyes que se han tratado y que se han propuesto. En este punto no puedo dejar de señalar, a pesar de las críticas generales, la sensible diferencia que media entre el proyecto elaborado finalmente por la Comisión de Presupuesto y Hacienda y el proyecto inicialmente remitido por el Poder Ejecutivo. Estas diferencias son de orden cualitativo y cuantitativo. Desde el punto de vista general el proyecto de la comisión, que el señor diputado Dmaz Ortiz acaba de informar, es superior al pruyecto inicialmente remitido por el Poder Ejecutivo. Desde este punto de vista, el Parlamento ha rescatado una facultad originaria muy importante, tal como lo señalé en mi disertación del día martes. Cualitativamente -dicho esto en términos concretos y no genéricos- es visible que el proyecto de la comisión señala con mucha más nitidez, precisión y eficacia la responsabilidad de la filial respecto de la matra. Y esto. después del fallo citado por el miembro informante, el caso Parke Davis, que ya es conciencia nacional, permite tener acabado srit.erio de las implicancias que guarda este problema con la dependencia económica Es muy feliz la fórmula encontrada por el proyecto de la comisión, ya que a través de un par de artículos, particularmente el 14 y el 15, se distingue entre matriz y filial con total claridad. Creo que también significa un progreso digno de ser señalado el haber incorporado realisticamente, creo que este es el término, la noción de los índices de actualización a través del costo de vida obtenidos por la Dirección de Estadistica y Censos. En los artículos 22 y 96 imperativamente se obliga a este reajuste, y esto es realmente buena apertura del criterio de esta ley impositiva a la realidad. Es cierto que hay síntomas de que la inflación ha sido frenada; ojalá mediante las distintas medidas que se han tomado sea detenida definitivamente, pero todos sabemos que la aceleración inflacionaria no se detiene de un día para el otro. Esta ley, que pretende tener una vigencia decenal, debía contener una norma como ésta, y afortunadamente la ha incorporado. Es sumamente atinado que se haya incorporado una norma como la del artículo 51, que, creo que lo ha dicho el señor diputado Rabanal, fue inspirada por el doctor López Aguado, circunstancia que yo desconocía. En esa dispos:ción se reglamenta con toda precisión, más allá de su contenido, en relación al cual puede haber discrepancia, cómo se debe elaborar el balance impositivo. Delegar esta facultad en el Poder Ejecutivo -y sin que esto signifique echar ningún tipo de sospecha sobre la conducta del

4694

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 473

Poder Ejecutivo- implica delegar facultades impositivas en el poder administrador. Esto implica que, llevado por su propias necesidades -legítimas, por supuesto-, la reglamentación del balance impositivo podría haber significado en los hechos una delegación de las facultades de nuestro Poder Legislativo. De tal manera que realmente felicito a la comisión, y lo subrayo, por haber reglamentado tan detalladamente las normas sobre confección del balance impositivo. También desde un punto (le vista social justicieramente introduce la desgravación para la construcción de viviendas por el artículo 110. Más allá de si es suficiente o insuficiente, creo que señala una distinción que yo creo necesaria en el impuesto a los réditos entre lo que es bien por naturaleza inmueble y lo que es capital o mejora. El hombre que trabaja y construye su casa trace una inversión y tiene que ser desgravado.
Desde el punto de vista cuantitativo -y son todas estas las felicitaciones iniciales para la comisión- hay dos aspectos que también tienen que ser puntualizados. En pi imer lugar, la rebaja genérica de las tasas; sc han rebajado unas más otras menos, pero los ;,rtículos 63 y 108 también significan una rebaja de las tasas impositivas que es complementada y auxiliada por el aumento del mínimo no imponible de los artículos 23 y 86. Es decir que se ha liberado a una mayor cantidad de personas, lo que es altamente positivo porque esta ley, más allá del cuestionamiento crítico general que formulé antes de ahora, para que no sea dañina y para que resulte lo más útil posible dentro de sus limitaciones tiene que tomar en cuenta dos dates muy precisos de la realidad concreta de la República Argentina. Y esta realidad concreta, no la teórica que se puede encontrar en algún libro de texto, sino la realidad que se ha ido construyendo históricamente en los últimos años, nos demuestra que, en primer lugar, las formas económicas argentinas reales y concretas han tomado incisivamente la forma oligopólica o monopólica del dominio del mercado interno, algunas veces por grupos nacionales pero lamentablemente mucho más por grupos internacionales. Esta es una realidad, y la presencia de monopolios y oligopolios como formas ordinaria : actuantes en el proceso económico no es otra r^:sa que el reconocimiento de la inserción violenta del poder -no me refiero al poder político, sino a los intereses económicos- dentro del orden económico. Este poder se traduce inexorablemente en la facultad que tienen los monopolios u oligopolios de imponer por la fuerza el precio de los productos que necesitan los consumidores.

tanto no resulta inmediatamente trasladable, ello es válido en tanto y en cuanto las formas del mercado no sean monopólicas u oligopólicas, ya que en tal caso el impuesto termina pesando en el bolsillo del consumidor. Además, por las mismas razones de poderío económico resulta que los guarismos que ha dado esta tarde el señor diputado Díaz Ortiz sobre la rebaja de la recaudación impositiva en materia de réditos en proporción al total recaudado, y que coinciden con las que diera yo el día martes, ponen de manifiesto el grave fenómeno de la evasión. Sr. Rabanal . - ¿Me permite, señor diputado? Sr. Sandier. - Sí, señor diputado. Sr. Rabanal . - Estoy de acuerdo con el señor diputado en que la sociedad argentina no es una sociedad perfecta, en cuanto existen dentro de ella situaciones de monopolio y de oligopolio. Pero no es menos cierto que, a pesar de ello, el impuesto a los réditos o a las ganancias no es trasladable en forma inmediata. si bien en plazos largos es probable que se produzca su traslación a los precios y que en definitiva lo soportemos todos los integrantes de la población. Pero de ningún modo tiene las consecuencias regresivas de los impuestos indirectos o a los consumos, que son inmediatamente trasladados y soportados por toda la población. Sr. Presidente (Odena). - Continúa en el uso de la palabra el señor diputado Sandler. Sr. Sandler . - Es oportuna la intervención del señor diputado Rabanal porque ratifica lo que acabo de decir, desde el momento que no he hecho referencia al tiempo. Es cierto que los impuestos al consumo son directamente trasladables; pero a medida que el mercado interno argentino resulte más penetrado por los monopolios, más trasladable resultará el impuesto a los réditos. Me estaba refiriendo al problema de la evasión. La caída de la recaudación en materia de réditos ha puesto de manifiesto la gran evasión que existe por vías legales en virtud de exenciones, deducciones, etcétera, y por otras vías no tan legales, como son las donaciones, a las cuales he de referirme más adelante. Lógicamente, esta evasión ha beneficiado a los poderosos, pues como dice Tulio Rosenbuj, citado ya por el señor diputado Díaz Ortiz, los asalariados no pueden evadir toda vez que se les descuenta en la fuente de trabajo. De aquí que la pretensión de aliviar al máximo posible los ingresos de menor categoría no solo es justiciera y humanitaria sino también realista, pues debemos tener en cuenta esta realidad distorsionante que se presenta en la aplicación del impuesto a los réditos.

Este primer dato de la realidad es gravísimo, porque si bien teóricamente -y en esto coincido con el señor diputado Rabanal- el impuesto a los réditos es directo por naturaleza, y por lo

Aquella descripción de la realidad que he hecho en cuanto a las dificultades de un mercado penetrado por los monopolios, sumada al problema de la evasión, son los elementos que me han sugerido algunas propuestas de reforma del proyecto elaborado por la comisión.

Diciembre 6 de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4695 otras- lo permanente es transitorio y lo transitorio resulta permanente. La tabla del artículo 97, con más el recargo del 20 por ciento que dispone el artículo 108 del proyecto, va a ser, a la postre, la tasa que se aplicará durante muchos años. Por eso prefiero que este artículo 108 no sea aprobado por esta Cámara, sin perjuicio de que, si a raíz de la presentación del presupuesto nacional para el próximo ejercicio los cálculos de la recaudación impositiva resultaran insuficientes, proyectemos en esa oportunidad los recursos tributarios que concretamente se requieran. ¡Cómo no vamos a ser comprensivos frente a esa situación! Pero ahora tenemos que sancionar esta ley de impuestos a las ganancias de la manera más limpia y pura, sin mescolanzas de ninguna especie, por transitoria y excepcional que ésta fuere. Con respecto a los mínimos no imponibles, he escuchado las cifras que con toda habilidad expusiera el señor miembro informante, tomando la conformación de una familia tipo, presuponiendo que ésta construyera su casa, etcétera. Por mi parte he hecho un cálculo en borrador -que por lo rápido posiblemente esté plagado de errores- también para el caso de una familia tipo cuyo jefe hubiera de obtener una ganancia de diez millones de pesos moneda nacional en todo el año 1974, lo que da aproximadamente unos novecientos mil pesos mensuales, y que no tuviera que construir su casa, porque ya la tiene. Esta persona tendrá que pagar un impuesto que frisa los novecientos mil pesos moneda nacional, teniendo en cuenta las tasas proyectadas y el gravamen de emergencia del 20 por ciento. Esto me parece excesivo, no en función del mínimo necesario para vivir sino en función de que esa persona pertenece inexorablemente al sector medio, y el mínimo no imponible que debemos asegurarle debe comprender un aceptable grado de capitalización. Si queremos hacer esto, tenemos entonces que rebajar las tasas y aumentar los mínimos no imponibles. Propongo concretamente, con respecto a los mínimos no imponibles que fijemos para los jefes de familia, 30.000 pesos anuales, modificando asi el artículo 23; para la esposa, que suele ser más barata de lo que creemos pero no tan barata como dice el proyecto, 12.000 pesos anuales; y para cada hijo, no abriendo juicio sobre si estudia o no, la suma de 6.000 pesos, con lo cual permitiremos un aumento del nivel del mínimo no imponible, no sólo un mínimo de supervivencia sino un cierto grado aceptable de capitalización. Sr. Presidente (Odena). - La Presidencia solicita a los señores diputados que propongan modificaciones durante el curso de sus exposiciones, que hagan llegar sus respectivos textos a la Secretaría, para poder ser consideradas durante la consideración en particular.

En el artículo 20 inciso 1) :se exime del gravamen a las sumas percibidas por los exportadores, correspondientes a reintegros o reembolsos. Temo que se haya confundido exportador con productor, y pienso que con referencia al exportador estamos en presencia de una verdadera ganancia, por lo cual debe oblar el impuesto. Se trata, pues, de una exención que con gusto vería suprimida. El artículo 87 consagra en su inciso c) una deducción por donaciones al fisco nacional, provincial o municipal, lo que me parece excelente. Pero también ese artículo incluye a instituciones religiosas y a asociaciones culturales y deportivas. En este aspecto, lamentablemente, la experiencia práctica indica que muchas veces el recibo de la donación no traduce el monto efectivamente donado. Es claro que si uno tuviese las pruebas al canto, no sería í'ste un argumento para modificar un artículo, sitio un motivo para una denuncia en el seno del Parlamento. Pero es que estos actos simulados en procura de evadir los impuestos son tan cuidadosamente hechos que solamente tenemos los rumores y los decires, no posibles de ser probados, pero de los que nadie conscientemente duda. Por eso propongo la supresión de esta deducción prevista en el inciso c) del artículo 87 del proyecto, salvo en la parte que se refiere a las donaciones al fisco, de la cical tenemos pleno control. Si estas instituciones necesitan auxilio económico, este Parlamento suficientemente popular y comprensivo habrá de acordarlo en base a los estudios que efectúe el Poder Ejecutivo. Pero no es posible que prosiga este intercambio oculto y velado de riqueza, que se traduce en el fondo en una evasión que luego pagarán los trabajadores. Tampoco me satisface el inciso e) del artículo 95 del proyecto, pues si bien es cierto que excluye la posibilidad de deducir los honorarios pagados al extranjero, ello es sólo en la medida en que se excedan los lím¡U s que al respecto fije el Poder Ejecutivo en la reglamentación. Yo me sentiría más satisfecho con este artículo si lisa y llanamente no concediera al Poder Ejecutivo la facultad de reglamentar sobre esta materia. Por supuesto que comparto totalmente lo sostenido aquí en contra del impuesto de emergencia, del 20 por ciento, para el año fiscal 1974. Participo de las razones expuestas por el señor diputado Rabanal, por lo que no he de reproducirlas. Pero agrego que esto distorsiona la escala del artículo 97 del proyecto, especialmente en los primeros tramos. Para el año fiscal 1974, dicha escala no se iniciará con la tasa del 7 por ciento, sino con la del 8,4 por ciento. Es decir que arrancamos más allá de lo previsto por la escala del artículo 97. No quiero que se genere una ilusión financiera; en materia impositiva -como en tantas

Sr. Sandler. - Con mucho gusto, señor presidente.

4696

CAMA RA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 474

Con respecto a las tasas, aunque estoy de acuerdo con ellas, por lo que acabo de decir, me parece que los tramos iniciales son excesivamente altos. Si bien este proyecto no goza -(Iesde el punto de vista filosófico- de mi simpal ía, reconozco que es muy superior a las leyes que antes existían, que no tuvieron vigencia de sól) una semana sino de varias décadas. Por eso hablaba de las brechas tremendas que se han producido entre los sectores modestos v de bajos ingresos frente a los de mayores recursos. Esta ley no puede ser neutra, tiene que morder directamente a los sectores de mayores ingresos y permitir un respiro -como decía antes- a los tramos menores. Por h tanto, voy a Lacer llegar la mesa de la Presidencia una modificación con respecto a las tasas determinadas en el artículo 97. Todo esto puede generar una expectativa que nos obligaría -como dijo el señor diputado Rabanal-- a hablar del presupuesto. Oiría un poco duramente, que si hubiéramos recibido el presupuesto antes que el paquete dr leyes impositivas. ya estaríamos solucionand,, el problema. Pero no nos vamos a quejar. Sancionemos las leyes impositivas para éste o cualquier otro presupuesto. Cuando llegue el presupuesto n esta Cámara examinaremos todas las necesidades y procuraremos darle las soluciones más adecuadas. Pero entre tanto y por sobre todo, exisu" una realidad concreta : la de contemplar las necesidades de los tramos inferiores. En cuanto a los tramos superiores, realmente no acepto que la escala se detenga en los 17 millones de Ilesos y estimo que la progresividad de los porcentajes debiera continuar según el orden dado hasta más allá de esa cifra. Entonces hay algo que está mal. no solamente en cuanto se refiere a la reducción de las tasas inferiores sino en cuanto al aumento de las tasas superiores. He anotado dos proposiciones que ha hecho la Unión Cívica Radical por intermedio del señor diputado Rabanal: una es la actualización a los efectos de los balances impositivos, y otra la posibilidad de reinversión, de acuerdo con el artículo 64. Estas dos proposiciones que ya había escuchado antes -ahora con más claridadme satisfacen. La proposición (lee modificar el artículo 64 me parece altamente razonable, porque si bien es cierto que si se produce una merma en la recaudación impositiva, ella estaría justificada -en cierta manera- por la reinversión que se autoriza a las empre:ais, Habiendo cumplido con el tiempo indicado por la Comisión de Labor Parlamentaria, dejo así concluida mi exposición. Sr. Presidente (Odena).-Tiene la palabra el señor diputado Moral. Sr. Moral . - Señor presidente: liemos señalado -y en esto hemos coincidido con otros expositores- que no podemos considerar cada uno de los proyectos que estamos tratando por separado

sino que debemos estimarlos en su conjunto y vinculados a una realidad económica. Si tomásemos este proyecto de ley de impuesto a las ganancias en una probeta , al vacío, es muy prohable que resultaría casi sin observaciones o con algunas que no corresponderían a nuestra realidad , por ejemplo , que no todos sean contribuyentes cuando en la pura ortodoxia tendríamos que ser contribuyentes absolutamente todos. Pero esto contradice una realidad argentina en materia económica , corno la contradicen algunos aspectos que no han sido contemplaJos totalmente en la ley. Sin perjuicio de señalar luego, tal vez en forma pormenorizada , algunas observaciones sobre el articulado del proyecto de ley quiero referirme a dos aspectos fundamentales que han de incidir exti aordinafiamente en el desenvolvimiento económico por la aplicación lisa y llana de este proyecto de ley, que quizá podamos corregir. Uno de ellos no resulta ahora tan pronunciado, ya que el despacho de la comisión ha mejorado sensiblemente el proyecto original en muchos aspectos. Se ha repetido en este recinto , y por nuestra parte lo anticipamos ayer como observación de fondo, la necesidad que tenemos de incluir en la ley la norma de la actualización patrimonial integral. Aun admitiendo un pequeño proceso inflacionario , esa norma responde siempre a una realidad cierta . Si la escalada de la inflación no es tan pequeña , con muchísima mayor razón debemos preverla dentro de la ley. Aunque sea como antecedente para el futuro vale la pena señalarlo porque es preciso que de una vez por todas incluyamos disposiciones de este tipo en nuestras leyes impositivas, cuya aplicación no sería tan difícil si se tuvieran en cuenta algunos precedentes que quiero recordar con orgullo de argentino porque es un tema que hace muchísimos años fue enfocado, no a nivel nacional sino a nivel internacional En conferencias interamericanas de contabilidad la delegación argentina planteó el problema hace muchos años , que no fue considerado porque otros países no presentaban esa característica y, por lo tanto , no le atribuían importancia. Pero cuando, con posterioridad , empezaron a sentir esa influencia , recogieron la iniciativa argentina, y se pusieron a trabajar sobre esa base Los profesionales argentinos han elaborado normas de actualización que han sido aceptadas a nivel universal, cuya aplicación daría solución, sin dificultad alguna, a la actualización patrimonial, que algunos llaman revalúo en forma indebida. ¿En qué consiste esta actualización patrimonial? No es difícil de comprender. Al establecer los resultados de un proceso económico nosotros estamos ante un aspecto contable y otro impositivo, como lo dijimos ayer. En el orden contable la ganancia surge de la diferencia entre el valor de venta y el valor de compra. Pero

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION en el aspecto impositivo la eua,tión es absolutamente diferente, porque contablemente vamos registrando resultados y valores sin tener en cuenta que ha habido una variación en el valor del patrimonio sin corregir y entonces, para establecer resultados impositivos iguales a los contables, estamos determinando ganancias que no se han producido, con una agravante: cuando hay que otorgar créditos para vender, estamos gravando un ingreso que no se ha producido. Teóricamente el impuesto trmdría que aplicarse sobre el ingreso financiero , y al no hacerse así es lógico que admitamos la actualización de los valores que en definitiva no son más que una corrección de la cantidad ate moneda y absolutamente ninguna otra cosa, pues no da mayor capacidad de adquisición, no incrementa el patrimonio sino simplemente actualiza en valores monetarios ese patrimonio. A través del artículo 51 la comisión ha corregido bien la actualización impositiva de los bienes de cambio. Y digo esto con énfasis porque ha establecido normas qne, si bien antes existían, fueron modificadas o uprimidas. Ahora se señalan algunas normas entre las cuales el contribuyente puede optar y ;e contempla, no con el alcance que debiera temer el problema, la actualización patrimonial, e incordantemente con las disposiciones que por el artículo 57 se aplican a otro tipo de bienes. Señalo también que quedan ,tres valores que no se actualizan y que, en equidad, tendrían que hacerlo. Lo ideal sería que recogiéramos la inquietud de muchos sectores y establecer una disposición por medio de la cual se establezca la actualización patrimonial in'nngral. De todos modos señalo que a través de ese artículo 51 se ha avanzado en la materia, lo que evitará algunas controversi.:s llevadas a la justicia por interpretación de 1u legislación impositiva referente a las normas de valuación de bienes de cambio, siendo conveniente avanzar algo más sobre este aspecto. Tengo mucha preocupación p, r la eliminación total y absoluta de las desgravaciones. Cuando hablamos de la filosofía gene al de los distintos proyectos de impuestos, habíamos anticipado algunas reflexiones co,' respecto a lo que significan las exenciones y as desgravaciones, de manera que no voy a volver sobre el tema pero sí a señalar que cometemos un error al no admitir algunos tipos dr desgravaciones que contemplen aspectos de la realidad nacional. Es cierto que la desgravación no es más que un subsidio que se da, pero dentro de nuestro proceso productivo -repito lo que dije ayereliminar en forma total y abs-rluta todo tipo de exenciones en las explotaciones agrarias puede llevar a cometer un grave error. Cuando digo esto no me refiero sólo a la pampa húmeda, al trigo, al mame o a las vacas, sino que también estoy pensando en la vid en

4697

Mendoza y San Juan, en el azúcar en Tucumán, en el algodón en el Chaco, en la yerba mate en Corrientes y Misiones , en los citrus en Entre Ríos, en la fruticultura, el maní, el olivo y demás actividades comprendidas en este proceso. Proceso que en el país sufre, por distintas razones, una paralización de su producción.y que necesitamos intensificar en cualquier forma, no para agredir a un proceso industrial ni mucho menos, sino para complementarlo. De esa intensificación hemos de obtener las materias primas para las industrias que el país debe explotar a fin de no limitarse a vender en el exterior dichas materias primas sino a hacerlas con valor agregado, lo que hará crecer el proceso económico. La producción agrícola-ganadera en general, con valores topes, con inversiones patrimoniales muy altas, como las de la tierra, la maquinaria utilizada, etcétera, se verá perjudicada. Además, todo eso va a estar gravado con el impuesto al patrimonio, con el ITAEA, que es bastante alto por más que pueda deducirse del impuesto a los réditos, aunque no es tan cierto que se libere de dicho impuesto ni mucho menos; con los gravámenes provinciales, lo que es lógico, porque las provincias tienen que contar también con recursos. La producción agrícola puede verse desalentada por la supresión de raíz de las desgravaciones. Estimo que puede cometerse un gravísimo error que provoque un nuevo desánimo en los hombres del campo argentino y que produzca una reacción en cadena. No solamente se trata de la explotación del campo argentino; es la industria de la maquinaria agrícola, son una gran cantidad de pequeñas empresas que trabajan en esas localidades cercanas; es el trabajo de mucha gente que vive en esos lugares. Por eso me preocupa mucho lo que ocurrirá al producirse un corte total, absoluto y drástico de todas las desgravaciones. Admito que lo que existía anteriormente era un exceso total y absoluto, siendo además aprovechado en muchos casos para adquirir bienes desgravables que no se empleaban, lo que tampoco puede ni debe ser aceptado. Pero un régimen de desgravación normal, vigilado y razonable, que vaya eliminándose en un período equis de años, con escalas decrecientes, evitaría quizás muchas dificultades de nuestro proceso económico, y eso es lo que tenemos que salvar. No voy a entrar en la filosofía de lo que es el impuesto a los réditos, porque no tiene sentido, sobre todo cuando este impuesto, que ahora se denomina a las ganancias , que se implantó en el año 1932 por un período limitado y por razones de emergencia, ya se ha institucionalizado en el país y no sé cuándo podremos modificarlo y cambiarlo.

Pero sí quiero referirme, en algunos casos como observaciones para el futuro y en otros,

4698

CAMAAA DE DIPUTADOS DE LA NACION Reunión 471 En relación con el inciso l), que exime del impuesto a las sumas correspondientes a reintegros o reembolsos, reiteramos la observación que hiciéramos al artículo 89, considerando conveniente agregar una cláusula optativa a favor del contribuyente. Como es preciso fomentar las exportaciones de nuestras propias industrias, estimamos conveniente disponer que los exportadores podrán optar por acreditar un porcentaje, que podría ser del 33 por ciento, del monto de los reintegros o reembolsos, con imputación a otros impuestos o contribuciones que deban abonar. Esto serviría para ayudar a las empresas argentinas que están trabajando a pérdida -y sabemos que hay una cantidad de ellas-, o que tienen capacidad ociosa. porque contarían con un incentivo para trabajar a pleno. De este modo se permitiría, además, un aumento de las exportaciones y, por lógica consecuencia, un mejoramiento en el in ¡ice de ocupación. El artículo 45, inciso f), incluye entre las ganancias de la segunda categoría a los dividendos de acciones de sociedades constituidas en el país, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago Me parece que el sistema es injusto porque habría ciertamente que contemplar el origen de los fondos con los cuales se han obtenido esos bienes. Por otro lado, este sistema de imposición al accionista resulta tarobién injusto en lo que atañe a los dividendos de acciones en especie, ya que tales dividendos no representan, en modo alguno, una renta directamente disponible. En tales casos se deberán vender las acciones recibidas en pago de dividendos, cuando ellas tengan cotización en bolsa, para lograr los fondos destinados a pagar el tributo, y si las acciones no se cotizasen en bolsa, se deberán afectar otros bienes o ingresos para hacer frente al impuesto que grava a los dividendos percibidos en acciones. Incluso habría que haber tenido en cuenta el caso de algunos contribuyentes, en relación de dependencia, que haciendo uso de las franquicias de la ley 19.061 optaron con sus reservas por el criterio de adquirir acciones con dividendos superiores a 500 pesos, y que van a tener que contribuir también al ser alcanzados por este tributo. En el artículo 48, en el inciso referido a la enajenación de inmuebles, cuando hubieran transcurrido menos de dos años desde la fecha de su adquisición, parecería que se consagra un criterio que tiene como mira considerar estas enajenaciones como una actividad puramente comercial. Esto traerá como consecuencia que el contribuyente no pueda utilizar los índices de actualización y que no pueda imputar la ganancia obtenida mediante la enajenación de bienes afectados a la explotación como bienes de uso al costo del nuevo bien de reemplazo. Esta situación debe tenerse en cuenta. En el artículo 64, referido al gravamen de las sociedades de capital, nos preocupa la posibili-

como observaciones para el presente, a diversas disposiciones del proyecto de ley eu consideración. En el artículo 8 inciso a), tercer párrafo, se dice que se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior, cuando hay una venta al extranjero sin fijar precio fijo. Se me ocurre -y no estoy en contra del espíritu de la disposición- que hubiera sido más aceptable señalar que la Dirección General Impositiva podrá exigir pruebas de que no existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior ¿Por qué lo digo? Porque a las industrias radicadas en el país vinculadas a empresas del exterior les importará muy poco esta disposición, ya que pagarán el impuesto y lo compensarán en su país de origen, pues existen disposiciones en tal sentido. Pero me temo que esto afecte a las industrias nacionales que con mucho esfuerzo y sacrificio están empezando a exportar productos argentinos, y que se vean tal vez trabadas en esa posibilidad por una disposición de este tipo. Acaso la aclaración que señalo pueda servir para evitar estos efectos. El artículo 20 legisla sobre la, exenciones, y en el inciso h) se eximen de impuesto los intereses de determinados depósitos, como los efectuados en caja de ahorro, en cuenl;,s especiales de ahorro, a plazo fijo, o con otras m,idalidades conforme lo determine el Banco ventral Estimo que lo más correcto sería aumentar las tasas de intereses de estos depósitos, si se los quiere alentar, en lugar de establecer desgravaciones impositivas. Según este criterio, "d impuesto podrá ser realmente amplio en la base, alcanzando en forma razonable y equitativa a todos los que perciben alguna renta, de cualquier modalidad. En cuanto a la exención contenida en el inciso j) sobre las ganancias provenierees de la explotación de derechos de autor y les honorarios de los traductores de libros, la aceptamos en virtud del principio de emergencia que tanto se ha invocado en esta Cámara y, además, porque por lo general tales beneficios son pequeños en su monto. Creemos sí, en última instancia, que habría que agregar una regla :obre ajuste por variaciones de los valores monetarios, para que la disposición sea equitativa en relación con otras normas establecidas en la misma ley. El inciso k) de este artículo exime de gravamen a las ganancias derivadas ,e títulos y valores emitidos por el Estado nacional o provincial, o por las municipalidades. Consecuentes con lo expresado con relación al inci;o h), pensamos que, en lugar de introducir esta exención impositiva, lo que correspondería en que al estructurarse el régimen financiero de esas operaciones de crédito se reconociesen int—reses más elevados, con análogo criterio al antes expuesto.

embre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4699 dad de que el sistema aplicado a través de esta ley conspire, por un lado, contra la capitalización de las empresas, porque :se establecen tasas elevadas cuando no se distribuyen dividendos, o que, por el otro lado, induzca a la distribución de dividendos como una forma de disminuir la imposición sin que haya reinversión. Este tratamiento impositivo puede producir un efecto contrario al buscado porque, si bien es cierto que puede haber un ocultamiento de dividendos en algunas empresas, lo normal y corriente dentro de nuestro proceso económico financiero, que es el que nos interesa al analizar estas leyes, es que muy pocas empresas y casi ninguna de las pequeñas v medianas, están financieramente en condiciones de distribuir dividendos porque dedican su€ utilidades a una reinversión productiva. Con cita disposición legal vamos a correr el riesgo de introducir el desánimo total, con la consiguiente descapitalización y disminución de la producción. Tal vez el efecto buscado, de corregir algún mal en centros muy grandes de población, donde se concentran algunas actividades empresarias y financieras, conspire contra el desenvolvimiento de la pequeña y medi.,na industria, que con grandes sacrificios está laborando silenciosamente en el interior de nuestro país para el porvenir de la Nación. En todo esto es necesario aclarar, señor presidente, que no nos interesa objetivamente el contribuyente ni tampoco el Estado, uno como pagador del impuesto y el otro corno recaudador. Nos interesa, sí, el estado de la economía argentina y la necesidad de su reactivación en el plazo más breve posible, con la mayor celeridad posible y con el esfuerzo de todos para concretar lo que todos los días decimos y clamamos dentro y fuera de este recinto. El artículo 84 es una copia casi textual del articulo 14 de la ley del impuesto a las ganancias eventuales. Sostengo, tal como lo hemos hecho en otras ocasiones, que ^e incurre en un error al delegar en el Poder I:jecutivo atribuciones que son propias del Poder Legislativo. Y digo esto porque se dispone que el Poder Ejecutivo determinará el monto límite de la nueva adquisición para poder afectar la utilidad obtenida al nuevo bien. En el artículo 97 hubiéramos deseado tramos más largos en las escalas y, tal vez, un incremento en las escalas superiores. Además hacemos otra ooservación. La tasa a aplicarse a las personas físicas resulta inferior a la tasa actual. Así, una renta que oscila alrededor de los 250.000 pesos, entra allí en un punto de indiferencia y empieza a crecer. Si se comparan las tasas que están actualmente en vigencia con las que van a empezar a regir, expresadas éstas en números, re:ultan muy ventajosas y nos satisfacen. Pero si tenemos en cuenta el incremento del 20 por ciento en virtud del articulo 108, la incorporación de los valores mobiliarios al patrimonio y la gravación de este, es muy posible que quede absolutamente neutralizada esa diferencia en razón del mayor monto imponible. El artículo 108, como ya se ha dicho aquí, desvirtúa en definitiva las escalas progresivas e incide con mucha intensidad, acumulando los distintos impuestos que tendrán que oblar los contribuyentes en los próximos años, aunque se considere esto como un sacrificio necesario para la recuperación del país. Tampoco vemos por qué -y esto viene de larga data- la ganancia neta no imponible en la carga de familia es diferente para los distintos habitantes del país. No vemos por qué se considera que debe deducirse más para unos que para otros. Inclusive se hacen distinciones dentro de una misma categoría. Esto está vinculado, por supuesto, con algo que dije al principio en cuanto a que en nuestro régimen no hemos podido llegar todavía a establecer que todos debemos contribuir. Y es lógico que todavía siga siendo así por la situación socioeconómica del país. Pero me parece que en algunos casos se cometen tremendas injusticias. Por ejemplo, por el artículo 92, apartado 29, el que realiza trabajos en forma personal en una empresa tiene una determinada deducción y no la tienen los que no realizan actividad personal. Se podrá decir que es porque estos últimos viven en otra forma y tienen otros ingresos. Yo no sé si siempre es así: personalmente conozco casos en que sucede así, pero también conozco otros en que esto no sucede. Hay personas con incapacidad física que no pueden hacer trabajos personales y cuyos únicos recursos provienen de esa fuente de ingresos que es la empresa. Entonces, por castigar a los ociosos también estamos castigando a los que sin serlo se encuentran en una situación de inferioridad para realizar determinadas funciones. Y esto con el agregado de que se va a seguir haciendo como en otros casos: esa persona va a aparecer trabajando personalmente sin hacerlo en realidad, con lo que se comete no diré una inmoralidad pero si una picardía que no tendría que suceder. En cuanto a los montos, tendrían que ser más elevados. Dijo bien el señor diputado Sandler -aunque yo no lo comparto- que las esposas son más baratas de lo que uno piensa pero que aquí se las considera todavía más baratas; y con los hijos ocurre lo mismo. Es decir que el proyecto es un poco egoísta con respecto a esas deducciones para las cargas de familia. Si bien se contempla en el inciso c) la deducción de los gastos médicos y odontológicos, lo es también en muy pequeña escala y no se contempla, por lo menos no lo he leído en el proyecto del que hecho una lectura minuciosa, la deducción de los gastos de sepelio, que en estos momentos también son muy gravosos.

4700

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 473

Es cierto que casi todo el mundo en estos momentos está mutualizado y, entonces, la deducción de la cuota mutual paree, cubrir esos aspectos. Pero hay una serie de lasos que no están cubiertos; cuando el proce::o es leve la incidencia no es tan grave; pero en indo se tiene la desgracia de un problema de otra naturaleza entonces el gasto es bastante elevado y la ley no contempla la posibilidad de su dedicción. También en el recinto se ha señalado la diferencia que puede existir con respecto al estudio. Sr. Presidente (Odena). -La Presidencia señala al señor diputado que ha vencido el término de que dispone para su exbosición y lo invita a que en algunos minutos más redondee su pensamiento. Sr. Moral . - Soy respetuoso del tiempo fijado y no quiero abusar en ese sentid,), por lo que dejo así señaladas las observaciones que el proyecto merece en general, así corto las que se refieren en particular a algunos artículos. Aliento la esperanza de que si nuestras preocupaciones no se recogen en este momento, en otra oportunidad serán tomadas en cuenta a fin de estructurar debidamente la ley del impuesto a las ganancias.

Sr. Presidente (Odena). - Tienr la palabra el señor diputado Arana.
Sr. Arana. - Señor presidente. no vamos a repetir aquí las discusiones que rbre este proyecto se han realizado en forma exhaustiva y largamente en la Comisión de 1',esupuesto. El bloque de la Alianza Popu',ar Revolucionaria, y el partido intransigente fue lo integra, ha fijado ya su posición favorabl ? a la sanción de estas leyes. La ley del impuesto a las ganancias junto con las de los gravámenes y patrimonios y al valor agregado componen fundamentalmente este sistema de reformas tributarias que el Poder Ejecutivo ha remitido para su consideración por esta Cámara. Esta ley tiene como elemento n^,vedoso -porque en definitiva se fundamenta ro dos impuestos de larga data en el país, los impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales- el de eliminar el concepto de rédito, qu, objetivamente tiene el sentido de la habitualidad, reemplazándolo por el de ganancia, que constituye un concepto genérico comprensivo d, todos los ingresos con los cuales se acrecienta el patrimonio individual. Nosotros estamos de acuerdo en general y también en particular porque la:; observaciones se han vertido oportunamente durante la discusión efectuada en la Comisión de Presupuesto en la cual participaron los diputados de este bloque y sus asesores así como II de los demás bloques representados en esta Cámara.

Por estas consideraciones, dejarnos establecida nuestra decisión de apoyar en general y en particular el proyecto remitido pa- el Poder Ejecutivo.

Sr. Presidente (Odena). - Tiene la palabra el señor diputado Mira. Sr. Mira . - Señor presidente: el proyecto de ley que ha enviado el Poder Ejecutivo tiene nuestro apoyo en general porque, como ya lo han señalado otros diputados, avanza en lo que se refiere al sistema impositivo anterior y, además, está dentro de un estilo moderno de imposición. Entendemos que quien más tiene más debe aportar al Estado en concepto de contribución impositiva. Este es un principio que nuestro partido, el Partido Comunista, lo ha reafirmado en su último congreso realizado en la ciudad de Buenos Aires y que además fue planteado por el ex presidente Cámpora al dar a conocer las pautas programáticas al señalar que «la política fiscal ha acompañado coherentemente la entrega del patrimonio nacional y la pauperización de los sectores populares durante los últimos diecisiete años». Y agregaba después de señalar que corresponde una revisión total del sistema impositivo: «Esta profunda revisión deberá realizarse teniendo en cuenta la imprescindible necesidad de simplificar substancialmente la determinación y recaudación de los impuestos, de otorgar a los mismos no sólo en la ley, sino en los hechos, el necesario grado de justicia, haciendo incidir las cargas públicas de acuerdo a las reales posibilidades de los contribuyentes». Por su parte, la plataforma electoral de la Alianza Popular Revolucionaria decía en su artículo 16: «La política fiscal será concebida como instrumento de reajuste estructural y de redistribución del ingreso nacional». A pesar de la disidencia que con este principio ha planteado en este recinto un diputado conservador, esta regla de que quien más tiene más debe pagar está tan profundamente arraigada y es tan justa que un matutino como «La Nación», al hacer algunas críticas a los proyectos que estamos discutiendo, tiene que admitir en su editorial de hoy lo siguiente: «Propósito esencial de la reforma, según las reiteradas manifestaciones oficiales, es la redistribución del ingreso en beneficio de las clases económicamente menos favorecidas. El objetivo es difícilmente cuestionable». Es decir, se reconoce que este principio es el que debe prevalecer en materia impositiva. Partiendo de ese principio justo, creemos que en el proyecto que consideramos hay un avance importante en el sentido indicado. Sin embargo -a pesar del arduo trabajo que ha realizado la comisión y de la contribución que han hecho los representantes del Poder Ejecutivo en las reuniones realizadas, como consecuencia de lo cual el proyecto ha sido mejorado en varios aspectos-, hay algunas cuestiones, y en esto disiento con otros diputados preopinantes, en las que el proyecto del Poder Ejecutivo se ha visto empeorado.

Así, en el artículo 97, que fija la escala según la cual deberá ser abonado el impuesto per las

Diciembre 6 de 1973

CA7\IARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4701

personas de existencia visible y sucesiones indivisas -escala que es positiva, dado su carácter progresivo-, la comisión ha introducido una enmienda justamente en los niveles más altos. En efecto, hasta el sexto escalón no hay niguna modificación; pero a partir de allí aparecen modificaciones, no para gravar más a las grandes ganancias sino para reducir la tasa a aplicarles. ¿Por qué planteo esta cuestion, señor presidente? Porque cuando discutamos el impuesto al valor agregado, impuesto que grava directamente al consumo, vamos a plantear una reducción de la tasa, y entonces, para contrabalancear el menor ingreso que habría poi tal motivo, propiciamos aumentar el impuesto que ahora consideramos en lo que se refiere a las grandes ganancias. De ahí que hayamos presentado una propuesta de modificación del artículo 97 a fin de que se mantenga tal como aparece en el proyecto del Poder Ejecutivo. El artículo 98, según ha sido propuesto por la comisión, dispone que respecto rte las sociedades o empresas constituidas en el extranjero su contribución será del 45 por ciento. Nosotros proponemos mantener la tasa del 47 por ciento proyectada originariamente par el Poder Ejecutivo Igualmente proponemos que se mantenga la tasa del 32 por ciento aplicable a lo:a dividendos pagados a beneficiarios del exterior, tal como figuraba en el proyecto del Poder Ejecutivo, en lugar de la tasa del 29,5 por ciento que se fija en el dictamen. En todo esto nos basamos en el principio de que quien más tiene más debe pagar. Con respecto a las facultades que los artículos 102 y 106 del proyecto otorgan al Poder Ejecutivo para exenciones de este gravamen, entendemos que para todos los casos pero muy especialmente el de personas o empresas que residen en el extranjero, no corresponden. Imponer impuestos y eximir de ellos es una potestad exclusiva de este Parlamento. Hay que tener en cuenta que la legislación que habremos de sancionar no lo es sólo con vista, al actual Poder Ejecutivo -que prevemos habrá de determinar las excepciones con un criterio de estricta justicia y para el desarrollo de áreas básicas-, por lo que la posibilidad de eximir, deber ser otorgada con acuerdo del Poder Lerislativo. Nosotros pensamos que todas las exenciones ya otorgadas deben ser revisadas por el Parlamento argentino, especialmente las dictadas durante los años del gobierno militar, en que se avanzó enormemente no en favor de los sectores populares ni de las pequeñas y medianas empresas nacionales sino, precisamente, en benefico de las grandes empresas multinacionales. En cuanto al artículo 108, el proyecto original del Poder Ejecutivo fijaba un recargo del 30 por ciento para el año fiscal 1974, el que fuera reducido a un 20 por ciento rn el despacho de la comisión. Porque partimos del supuesto de que quien más tiene, más debe pagar, nosotros entendemos que habría que mántener el recargo

anteriormente fijado por el Poder Ejecutivo. En esta materia, un señor diputado que planteó lisa y llanamente la anulación de este recargo, sostuvo que éste es un impuesto que lo pagarán todos por igual. Entiendo que no es así, señor presidente, sino que se trata de un impuesto progresivo que actúa como un plus del impuesto a las ganancias. Una persona que tuviera que pagar un impuesto a las ganancias de 800 pesos, tributaría en concepto de gravamen de emergencia la cantidad de 240 pesos; en cambio, quien tuviera que abonar 600.000 pesos en concepto de impuesto a las ganancias, tendría que pagar 180.000 pesos en concepto de gravamen de emergencia. Como se ve, se trata de una diferencia que afectaría a las grandes ganancias, y no a las pequeñas y medianas. De manera que el mantenimiento del recargo original redundaría en beneficio de las arcas fiscales, para posibilitar así las obras que ayer mismo se expresara en este recinto tiene planteadas el actual gobierno, propendiendo eficazmente a una política de expansión nacional.

Estas son nuestras disidencias con respecto al proyecto en consideración. Creemos que con la ley proyectada se ha avanzado en materia legislativa, y de allí que en general estemos de acuerdo con su estructuración. Ya hemos hecho llegar a la mesa de la Presidencia las propuestas de modificaciones a que hemos aludido, a los efectos de ser tenidas en cuenta en la pertinente oportunidad de la discusión en particular.
-Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 1° de la Honorable Cámara, doctor Salvador F. Busacca.

Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz. Sr. Díaz Ortiz . - Señor presidente: en primer término he de contestar algunas de las objeciones formuladas precedentemente. Lo hago con un espíritu realmente de complacencia, pues tales objeciones no agreden a la ley en su substancia, dado que las planteadas son cuestiones operativas del proyecto mismo, que han respondido a cuestiones concretas que se procuraron plasmar en este régimen que estamos analizando. Una de las objeciones, enunciada en primer término por el señor diputado Rabanal y que fuera recogida por otros oradores, se refiere a la revaluación de activos y pasivos. El tema es demasiado vasto y complicado como para afrontarlo en esta instancia. Consideramos -y así de alguna manera comprometemos la opinión del bloque mayoritario- que este tema deberá ser objeto de una opinión definitiva por parte de este Parlamento c'. próximo período de sesiones ordinarias; probablemente después del meduloso estudio que el tema merece, se dé solución definitiva al problema de la revaluación de activos y pasivos, tanto en sus aspectos inflacionarios como deflacionarios.

47á CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 470

También se ha hecho una crítica incidental a la inclusión de los dividendos ole las acciones en las declaraciones anuales individuales. Con relación a este tema la mayoría de la comisión y también el Poder Ejecutivo estiman que es una herramienta de política fiscal y es coherente con el criterio de sancionar una ley de ganancias neutra. Como eficaz herramienta de política fiscal va a ser motivo de consideración en los distintos rubros, sectores o aspectos de la actividad económica que se quiera promover en el futuro. Por lo tanto, deberá ser también motivo de una ley especial que trate exhaustivamente el tema. También se ha hecho una crítica genérica a las tasas que fija el proyecto de ley. Con respecto a este punto, debe tenerse en cuenta que la Comisión de Presupuesto y Hacienda ha aumentado los mínimos no imponibles y demás adicionales, con lo cual se ha desplazado la curva de las tasas progresivas en forma substancial. Por otra parte, la rebaja de la tasa del artículo 108, del 30 -cono venía en el proyecto original- al 20 por ciento implica un substancial y sensible mejora.
Con relación a la tasa del 20 por ciento, que da el artículo 108, de la cual -se ha dicho que es una tasa no permanente, y que en adelante tendría el carácter de permanente, con lo cual se desvirtúa el sentido de la política deflacionaria de las tasas que en gene, al este proyecto contempla, debo poner en evidencia lo que dijera anteriormente: la tasa fue reducida del 30 al 20 por ciento. Esta medida circunstancial, fundamentada en una causal concreta, como es un mayor sacrificio del conjunto de la población para salir de una situación bien conocida, que aspiramos a que, a través de estos y otros esfuerzos, pueda ser superada, no admite, en consecuencia, la imputación fácil de que esto que es accidental se va a convertir en permane:4e.

Se va a votar.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 29 a 13.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 14.
Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - En el artículo 14, cuarto párrafo, se hace referencia al «centro de imputación de sus decisiones». En el proyecto remitido por el Poder Ejecutivo se decía lo mismo. No sé si puede haber otra palabra que 9v adecue con mayor precisión a este concepto, que es el del centro de donde emanan las decisiones. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz. Sr. Díaz Ortiz . - E; empleo de esta palabra responde a una terminología que se origina en el fallo del caso Parke Davis. Fue usado por la Corte Suprema y, por la misma razón, se adoptó.

Para mantener una uniformidad en la interpretación estimo que debería dejarse tal cual está, por más que hubiere otro término que fuere más adecuado.
Sr. Rabanal .-Quiero dejar, por lo menos, como interpretación auténtica de esta Cámara que tiene el sentido de centro de toma de decisiones. Sr. Díaz Ortiz. - Efectivamente, es como dice el señor diputado Rabanal. El centro de imputación de decisiones de una empresa o una sociedad cualquiera es el lugar donde se toman las decisiones.

Sr. Presidente (Busacca). - Está suficientemente aclarado. Se va a votar el artículo 14.
-Resulta afirmativa.
-Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 15 a 19.

Quiero señalar la curiosa coincidencia que esta ley ha determinado en sil estructura y en sus aspectos substanciales en 1:+ casi generalidad de los bloques de esta Cámara. En ese sentido, podemos decir que ella indiscutiblemente viene a llenar una serie de expectativas y que, dentro de un marco de mayor profundización, dentro de una concepción revolucionaria a la cual el pueblo aspira, dentro de la relatividad de todas estas cuestiones, es lo mejor que se ha podido lograr. De ahí, la aceptación que este proyecto en sus términos generales ha merecido del conjunto de bloques de esta Cántara. Sr. Presidente (Busacca).- Se va a votar en general.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca). - Sn consideración el artículo 20. Por Secretaría se dará lectura a una observación del señor diputado Sandler. Sr. Secretario (Rocamora). - El señor diputado Sandler propone eliminar el inciso 1) del artículo 20.
Sr. Presidente (Busacca). - ¿La comisión acepta la supresión?

Sr. Díaz Ortiz. - La comisión no acepta, señor presidente. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 20.
-Resulta afirmativa.
-Sin observaciones , se votan y aprueban los artículos 21 y 22.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración en particular el artículo 19.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 23.

Inclembre U de 1973

CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4703 Sr. Presidente (Busacca). - Acepta la comisión el agregado propuesto?

Por- Secretaría se dará lectura a una observación formulada por el señor diputado Sandler,
Sr. Secretario (Rocamora). - El señor diputado Sandlei formula la siguiente observación: en el inciso a), donde dice $ 20400, debe decir: $ 30.000; en el inciso b), apartado 19, donde dice $ 6.000 , debe decir : $ 12.000 ; y en el apartado 29, donde dice $ 4.000, debe decir; $ 6.000. (Busacca). - ¿La comisión Sr. Presidente acepta la modificación propuesta?

Sr, Díaz Ortiz . - La comisión no acepta.
Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 41. -Resulta afirmativa. -Sin observaciones , se votan y aprueban los artículos 42 a 44. Sr. Presidente (Busacca ). - En consideración el articulo 45. Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz. Sr, Diaz Ortiz. - En el artículo 45, el inciso e) incluye una disposición cuyo texto reza: «Las utilidades que bajo cualquier denominación (retorno, interés accionario, etcétera) distribuyan entre sus socios las cooperativas, excepto las de consumo, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago. Cuando se trate de las cooperativas denominadas de trabajo, será de aplicación lo dispuesto en el inciso d) del artículo 78». El artículo 45 contiene la definición de lo que se entiende por ganancias de la segunda categoría; pero, con relación a este particular toma de las sociedades cooperativas, la mayoría de la comisión propone la substitución del inciso e) por un texto que diga: «E) interés acciocario que distribuyan las cooperativas, excepto las de consumo» El fundamento de esta modificación es el que paso a exponer El inciso e), cuyo reemplazo se propone, otorga el carácter de ganancias de la segunda categoría al retorno que las cooperativas distribuyen a sus socios. Esta categorización resulta inadecuada a poco que analicemos los fundamentos del retorno o de la utilidad roe las cooperativas hacen a sus asociados. En las cooperativas de venta -por ejemplo- el retorno está dado por los excedentes entre el precio de venta por parte de la cunperaliva v el orecin de adq,lisición abonado, menos le, eastns de la propia entidad En cons_ecuencia, el retorno es el reconocimiento al asodel niavor precio de venta Aquí no se trata, indudablemente, de una ganancia que se pueda definir como de secunda categoría sino Q [w tiene otra naturaleza. Igual razonamiento es aplicable a las cooperativas de compra, y ta,- `,,en a las de trabajo. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 45, con la modificación del inciso e) propuesta por el señor miembro informante de la mayoría de la comisión. -Resulta afirmativa. -Sin observaciones , se votan y aprueban los artículos 46 y 47.

Sr. Díaz Ortiz . - La comisiim no acepta, señor presidente. Sr, Presidente ( Busacca ). - Se va a votar el artículo 23.
-Resulta afirmativa.
-Sin observaciones, st votan y aprueban los artículos 24 a 30.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 31.
Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - Este artículo hablaba de las ganancias de hijos menores rle edad, según el proyecto remitido por el Pode' Ejecutivo En la comisión se acordó que se diría: «ganancias de los menores de edad», tal c,•mo figura en su texto. Pero en el título se dii e: «Ganancias de hi,j menores de edad»- Por lo tanto, habría que suprimir la palabra «hijo'». Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión la supresión propuesta en el título del artículo? Sr- Díaz Ortiz . - Si. señor presidente. Sr, Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 11 con la supresión del término «hijos», que figura en su título.
-Resulta afirmativa.

-Sin observaciones, ;e votan y aprueban los articules 32 a 40.
Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el articulo 41. Tiene la palabra el señor diputado Rabanal Sr Rabanal - En virtud di 1 inciso (1) 'te este articulo deben ser declarada corno ganancias por el pr„ lnetari,i de los hrene, respectivos «la eontríhución directa o terrtt•rial y otros gravámenes que el Inquilino o arrendatario haya tomado a su carga,» En realid-id. me parece que deben ser exceptuados aquellos gravámenes que sean consecuencia de la propia actividad del inquilino o arrendatario Hay ocupantes de inmuebles que están gravados cero tasas especiales, las que son exclusivas o inhci entes a su propia actividad; es el caso de las fábricas de soda, que pagan una tasa especial a Obras Sanitarias de la Nación, precisamente porque realizan una actividad que significa un elevado consumo de agua.

Por estos motivos, propongo que se agregue al inciso d) la frase siguiente: ..salvo los gravámenes que correspondan a la actividad que desarrolla el locatario».

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 48. Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - En la discusión en general señalé que el inciso c) habla de «auxiliares de co-

4704 CAM ARA DE DIPUTADOS DE LA NACION mercio», y creo que habría que hacer una excepción en cuanto a los corredoras. que están contemplados en la cuarta categoría, y están dentro de la enumeración que realiza el artículo 87 del Código de Comercio. Ocurre que están incluidos en el inciso f) del artículo 78. Creo que aquí habría que decir: con excepr,ón de los corredores, para establecer perfectamente cuál es la diferencia entre lo dispuesto en el articulo 78 y lo que se indica en el inciso e) riel artículo 48 Sr. Presidente (Busacca). - Señor diputado, ¿qué propone concretamente? Sr. Rabanal . - Que se agregue. señor presidente, al final del inciso e) del articulo 48 lo siguiente: «excepto los corredores. Sr, Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión? Sr. Díaz Ortiz . - La comisión io acepta, señor presidente, porque la naturale.a jurídica de la actividad del corredor es igual a la de los comisionistas, rematadores, consit:natarios, etcétera. Sr. Rabanal . - Como consecuencia de lo dicho por el señor diputado Diaz Ortiz habría que suprimirlo del inciso f) del artículo 78, que incluye esa actividad.

Reunión 471

de acuerdo con la armonía de la ley que la primera parte del articulo 111, en cuanto modifica al artículo 60 de la ley 13.273, se incluya a continuación de la última parte del artículo 51. Es decir que al final de la actual redacción del artículo 51 se agregue un párrafo que diga, «Para practicar el balance impositivo del impuesto a las ganancias se podrá tomar como precio de inventario de las plantaciones el que resulte de adicionar anualmente al costo de los mismos el aumento de valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección General Impositiva. El mayor valor asi obtenido, sin perjuicio de resultar computable como costo en la oportunidad de la venta de la madera, será deducible en la determinación del impuesto del año en que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determina la reglamentación» Sr. Guaico. -- El bloque justicialista apoya la modificación propuesta por el señor diputado Rabanal.

Sr, Díaz Ortiz . - La comisión acepta. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 51, con la redacción aceptada por la comisión.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 52 a 77.

Sr. Presidente misión?

(Busacca). - ¿Acepta la co-

Sr. Díaz Ortiz . - No acepta, señor presidente. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 48.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los articulos 49 y 50.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 51.
Tiene ta palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - Señoi presidente: en relación con este artículo, habíamos conversado sobre la posibilidad de modificarlo, porque en su texto original se hacía una referencia a la actividad forestal, que fue trasladada al articulo 111. Considerarnos que habría que realizar una inclusión en el texto de este artículo, y por ello solicito a la Presidencia pasar a un breve cuarto intermedio en las bancas para facilitar la consulta con los representantes del bloque de la mayoría.

Sr. Presidente (Busacca). - Con mucho gusto, señor diputado. La Presidencia invita a los señores diputados a realizar un breve cuarto intermedio en las bancas.
-Luego de unos instantes

Sr. Presidente (Busacea). - En consideración el artículo 78. Tiene la palabra el señor diputado Diaz Ortiz. Sr. Díaz Ortiz . - Constituyen ganancias de cuarta categuria las provenientes -dice el inciso e) del artículo 78- «de las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier esr pecie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal». Al final de este inciso proponemos la inclusión de la siguiente frase: «y de los consejeros de las sociedades cooperativas. El fundamento de este agregado, que propone la mayoría de la comisión. es que los consejeros de las sociedades cooperativas cumplen funciones similares a los directores de sociedades anónimas, y por lo tanto sus remuneraciones, por estricta justicia. deben ser tratadas impositivamente en la misma forma que los honorarios de los citados directores. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 78 con el agregado propuesto por la comisión al inciso c).
-Resulta afirmativa -Sin observaciones, se votan y aprueban los articulos 79 a 83.

Sr. Presidente (Busacca).- Continúa la sesión. Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - Señor presidente: como en el artículo 51 se fijan las pautas para la realización; del balance impositivo, considero que está más

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 84. Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - Señor presidente: en la discusión realizada en la comisión, si mal no recuerdo, quedó convenido que se iba a decir en

Diciembre 6 de 1973 CANTARA DE DIPUTADOS DE LA NACION

4705

este artículo «una o más viviendas», porque se tuvo en cuenta la posibilidad de que para adquirir la vivienda destinad:, a casa-habitación el contribuyente tuviera que enajenar más de una vivienda en razón del mayor precio que tendrá que pagar. Así fue a':eptado, en su momento, por los representantes del Poder Ejecutivo y también por la Comis ón de Presupuesto. Por eso hago indicación de que se modifique el primer párrafo de este artículo y quede redactado así: «En el supuesto de venta de una o más viviendas con el objeto... ». etcétera. Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión? Sr. Díaz Ortiz. - Hacienda fe en las palabras del diputado Rabanal, y en mi memoria es cierto lo que dice, la comisión acepta. Sr. Presidente (Busacca) - ¿Cómo quedaría redactado el artículo, señor diputado Rabanal? Sr. Rabanal . - En la primera parte se modificaría en este sentido: «En cl supuesto de venta de una o más viviendas... es decir, se pondría «una o más», y adem5s se incluiría «viviendas», es decir, en pluma'.. El resto del articulo quedaría como está. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Sandler. Sr, Sandler. - Hemos con ultado con algunos señores diputados en cuanto a que en el mismo artículo 84, en la mitad de su primer párrafo, se dice «siempre que la valuación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto que fije el Poder Ejecutivo». Como ésta es una ley de carácter permanente, tal disposición no ofrece suliciente elasticidad; por eso se propone que se di ?a: «...que no sucre el monto de ciento emeuenta mil pesos S 156.000)». Si se aceptara este temperamento también habría que modificar el artír Jo 96, incorporándolo a; articulo 84 modifica !o. Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión la propuesta del señor diputado Sandler? Sr. Díaz Ortiz. - Solicito que se pase a un breve cuarto intermedio en las bancas. Sr. Presidente (Busacca). - Invito a la Honorable Cámara a pasar a un 'a-eve cuarto intermedio.
-Luego de unos ir- Cantes:

porque es propietario de más de una vivienda. Yo entiendo que en este caso la protección tendría que limitarse única y exclusivamente al propietario de una sola y única vivienda. Formulo simplemente una pregunta para satisfacer mi curiosidad. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . - Creo que está totalmente justificada la inclusión de «una o más viviendas» como consecuencia de que el agregado tiene por objeto el mejoramiento social del individuo y, además, porque se piensa en la posibilidad de un aumento de su núcleo familiar; en el supuesto caso de que corno consecuencia del nacimiento de hijos tuviera necesidad de ampliar la capacidad habitable de la vivienda, es lógico que se desprenda de ella y adquiera otra que por su volumen mayor implique un precio superior. Además voy a proponer que en lugar de «viviendas,>, diga «inmuebles», para contemplar también la posibilidad de que quien se desprende de un terreno que no tiene la posibilidad de ser una vivienda en el concepto técnico, aunque sí es un inmueble, pueda también llegar a estar comprendido. Vale decir que el artículo quedaría: «En el supuesto de venta de uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir...». Sr. García . - En el supuesto de que se diga «uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir otra», también tendríamos que modificar el vocablo «otra», y poner «adquirir una vivienda».

Sr. Rabanal . - De acuerdo. señor diputado. Sr. Díaz Ortiz . - La comisión acepta.
Sr. Presidente (Busacca). - ¿Cómo quedaría redactado el artículo, señor diputado? Sr. Díaz Ortiz . - Ruego al señor diputado Rabanal que dé lectura a la redacción definitiva. Sr. Rabanal . - Su párrafo primero quedaría así: «En el supuesto de venta de uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir una vivienda destinada a casa-habitación propia del contribuyente, que no supere el monto de 150.000 pesos, podrá optarse, siempre que la valuación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto que fije el Poder Ejecutivo ...». Sr. Insúa. - Si me permite, señor presidente. No parece conveniente establecer una suma fija, porque podría ocurrir que esa suma llegara a ser insuficiente.

Sr. Presidente (Busacca). - Continúa la sesión. Tiene la palabra el señor d putado Díaz Ortiz. Sr. Díaz Ortiz. - La comí ón acepta la propuesta del señor diputado S:mdler. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado García. Sr. García . - Deseo pedir una aclaración al señor diputado Rabanal en el sentido de que cuando se vende más de una vivienda con el objeto de construir o adquirí- otra el contribuyente no sé si merece un tratamiento especial

Sr. Presidente (Busacca). - ¿El señor diputado objeta la inmovilidad de la suma?
Sr. Insúa . - Así es, señor presidente. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz.

Sr. Díaz Ortiz . - Es necesario tener en cuenta que ese valor debe estar referido al artículo 96, que determina precisamente la forma en que serán elaborados los índices de actualización a que se refieren diversos artículos que han establecido montos fijos.

4706

CAMA RA DE DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 479

En consecuencia, la preocupacion del señor diputado Insúa debe desecharse.
Sr. Rabanal . - Lo que ocurre (s que habría que señalar que este monto es reajustable y, además, en el artículo 96, debería agregarse el artículo 84 entre los que allí se (numeran. En definitiva, el artículo 84 podría quedar redactado así: «En el supuesto de venta de uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir una vivienda destinada n casa-habitación propia del contribuyente, podrá optarse, siempre que la valuación fiscal (!el nuevo inmueble no supere la suma de 150.000 pesos, la que será actualizada de acuerdo con el índice del articulo 96 de la presente ley, entre pagar el impuesto que resulte de la venta o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que determine la reglamentación, al costo del nuevo inmueble». Sr. Díaz Ortiz. - Considero innecesaria la referencia al artículo 96, porque en su texto -entre los que menciona- incluiríamos el artículo 84, con lo que ya quedara solucionada la cuestión, y además se simplifica la redacción del artículo.

Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 84 con la modificación que se acaba de leer.
-resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 85 y 86.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el articulo 87. Por Secretaría se va a dar cuenta de la proposición formulada por el señor diputado Sandler. Sr. Secretario (Rocamora) - El señor diputado Sandler propone eliminar en el inciso c) del artículo 87 la referencia a los incisos e), f) y g) del articulo 20. Es decir, propone suprimir la expresión «incisos e), f) y g)». Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión? Sr. Díaz Ortiz .-La comisión no acepta, señor presidente.

Sr. Presidente (Busarca). - Se va a votar el artículo 87.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 88 a 94.

Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado García.
Sr. García. - Señor presidente yo en alguna forma objetaría la redacción que uropone el señor diputado Rabanal. El supuesto de venta de una vivienda contenido en la prii,rera parte del artículo 84 puede llegar a compender el caso de una persona que posea más c. - un inmueble. Por eso entiendo que debe aclo arse que esta posibilidad está solamente referida al caso de que se trate de la vivienda única. No tenemos por qué proteger a un contribuyente que tenga varias propiedades. Sr. Presidente (Busacca). - A fin de aunar criterios sobre el particular, la Presidencia invita a la Honorable Cámara a pasar a un breve cuarto intermedio sobre las han, as.
-Luego de unos instanl,,s:

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 95.
Por Secretaría se va a dar cuenta de la modificación propuesta por el señor diputado Sandler. Sr. Secretario (Rocamora). - El señor diputado Sandler propone suprimir del inciso e) la última parte, desde donde dice: «en los mon-

Sr. Presidente misión?

(Busacca). - ¿Acepta la co-

Sr. Díaz Ortiz . - La comisión no acepta. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 95.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca).- Continúa la sesión. Tiene la palabra el señor diputado Díaz Ortiz. Sr. Díaz Ortiz . - Señor presidente: el nuevo texto que se propone para la primera parte del artículo 84 es el siguiente: «En el supuesto de venta de uno o más inmueble: con el objeto de construir o adquirir una viv enda destinada a casa-habitación propia y únh i del contribuyente podrá optarse, siempre q ie la valuación fiscal del nuevo inmueble no r apere el monto de 200.000 pesos, entre pagar 1 impuesto que resulte de la venta o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que determine la reglamentación, al costo del nuevo inmueble. Este tope de valuación fiscal erá actualizado conforme al artículo 96».

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 96.
Sr. Díaz Ortiz . - Señor presidente: en el artículo 96 debe incluirse correlativamente el artículo 84.

Sr. Presidente (Busacca). - Así se hará, señor diputado.
Se va a votar, con la inclusión propuesta por el señor diputado Díaz Ortiz.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 97. Por Secretaría se dará cuenta de las modificaciones propuestas.

Diciembre 6 de 1973

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION 4707 que por las características de su monto e importancia deben ser aprobados por el Poder Legislativo, de modo tal que el pedido del señor diputado Mira queda satisfecho de alguna manera.

Sr. Secretario (Rocamora). - El señor diputado Mira propone substituir la escala propuesta por la comisión, por la formulada originariamente por el Poder Ejecutivo. Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión? Sr. Díaz Ortiz . - No, señor presidente. Sr. Sandler. - Pregunto a la comisión si acepta la modificación de las escalas.

Sr. Presidente (Busacca). - ¿Insiste el señor diputado Mira en su proposición?
Sr. Mira . - Entiendo que lo que dice el señor diputado Díaz Ortiz se refiere a las inversiones. El agregado que formulo está planteado en relación con las exenciones de impuestos. Estimo que tenemos que legislar con vistas al futuro y, en lo que respecta a esta materia de exenciones impositivas, por todo lo que ha ocurrido en épocas recientes, es importante que sea el Parlamento el que dé su opinión y aprobación. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Rabanal. Sr. Rabanal . -Señor presidente: nuestro bloque no había formulado observaciones a este artículo en la inteligencia de que se había enfocado este problema, como bien lo dijo el señor diputado Díaz Ortiz, a': sancionarse la ley de inversiones estrr.njeras. De acuerdo con esta norma las inversiones se concretarán a través de contratos de inversión individuales, que deberán ser aprobados por el Poder Ejecutivo, salvo en los casos que se denominan «de capital extranjero», es decir. cuando éste represente el 51 por ciento de la inversión, en los que debe ser el Parlamento el que apruebe el contrato de inversión. Cuando en este artículo se habla de convenios internacionales relativos a la exención del impuesto sobre ganancias de personas o empresas extranjeras, resulta indudable que no podrá eximirse a esas ganancias más allá de lo que haya autorizado el contrato individual. Lo que se persigue es evitar el problema de la multiplicidad de imposiciones, que podría producirse en el caso de que no hubiera convenios de estas características. Para conocimiento y tranquilidad personal del señor diputado Mira, diré que al analizarse la cuestión de la fuente y de los sujetos y objeto del impuesto, se tuvo fundamentalmente en cuenta el principio de que en ningún Baso una exención puede significar un traslado de créditos impositivos al exterior. Este es el concepto con que se manejó el Poder Ejecutivo, que contó con la decidida aprobación de todos los sectores que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Sr. Díaz Ortiz . - Coincido plenamente con la aclaración del se or diputado Rabanal. De todos modos, voy a solicitar que pasemos a un breve cuarto intermedio para tener posibilidad de atender en forma más directa el pedido que formula el señor diputado Mira. Sr. Presidente (Busacca). - Invito a la Honorable Cámara a pasar a un breve cuarto intermedio, con permanencia de los señores diputados en las bancas.
-Transcurridos unos instantes:

Sr. Presidente (Busacca). - La comisión ha dicho que no acepta, señor diputado.
Sr. Sandler . - Pido entonces que se omita la lectura por Secretaría de la e:ecala correspondiente y se inserte en el Diario de Sesiones.

Sr. Presidente (Busacca). -- Si hay asentimiento, así se hará.
-Asentimiento (1).

Sr. Presidente (Busacca). - :3e va a votar el artículo 97.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca). - IEn consideración el artículo 98. Por Secretaría se va a dar mienta de la proposición del señor diputado Mira. Sr. Secretario (Rocamora). El señor diputado Mira propone substituir en el primer párrafo del dictamen, donde cl ee «45 %» por «47 g;, » y, además, substituir en el tercer párrafo del dictamen, donde dice «29,5 %» por «32 %e» Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión las modificaciones propuestas por el señor diputado Mira? Sr. Díaz Ortiz . - La comisiói i no acepta, señor presidente. Sr. Presidente (Busacca). - :le va a votar el artículo 98.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan y aprueban los artículos 99 a 101.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el artículo 102. Por Secretaría se va a dar leeLura de un agregado que propone el señor diptn. acto Mira. Sr. Secretario (Rocamora) - Consiste en agregar: «previo acuerdo del Congreso Nacional», después de las palabra, «podrá autorizar». Sr. Presidente (Busacca). - ¿Acepta la comisión el agregado propuesto? Sr. Díaz Ortiz . - La comisión no acepta, pero quiero formular una aclaración. De acuerdo con la ley de inversiones extranjeras hay cierto tipo de contratos de inversión

(1) Véase el texto de la inserción en el Apéndice,

4708

CAMARA Dei DIPUTADOS DE LA NACION

Reunión 471

Sr. Presidente (Busacca). - Continúa la sesión. Tiene la palabra el señor miembro informante. Sr. Díaz Ortiz . - La comisión propone la siguiente redacción para el artículo 102: Cuando se gestionen convenios internacionales ro'atives a la exención del impuesto sobre ganacia + de personas o empresas extranjeras, el Poder Ejecutivo -a pedido de los interesados y mediante la garantía del caso y previa conformidad Abel Poder Legislativo- podrá autorizar a la Dire,- ión General Impositiva la suspensión del cobro del gravamen de esta ley hasta tanto se resuelva en definitiva sobre tales gestiones».

tículo 106 por el siguiente: «Cuando con arreglo a regímenes que tengan por objeto la promoción sectorial o regional, sancionados con anterioridad al 25 de mayo de 1973, se hubieren otorgado tratamientos preferenciales en relación a los gravámenes que se derogan, el Poder Ejecutivo dispondrá los alcances que dicho tratamiento tentrá respecto del tributo que se crea por la presente ley, a fin de asegurar los derechos adquiridos y, a través de éstos, la continuidad de los programas aprobados con anterioridad a la sanción de la presente ley.

Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor miembro informante.
Sr. Díaz Ortiz. - La modificación que propone el señor diputado Guaico introduce mayor claridad en el texto del artículo, pero, como miembro informante de la comisión desearía poner especial énfasis en la cuestión de los derechos adquiridos por quienes han realizado inversiones o han comenzado a realizar distintas tareas en las zonas promocionadas por los anteriores regímenes, en el sentido de que esos derechos deben ser respetados de forma tal que para quienes iniciaron sus actividades bajo un determinado régimen se les habilite para continuar gozando de esos beneficios promocionales. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 106, en la forma propuesta por el señor diputado Gualco.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Rabanal.
Sr. Rabanal . - Quería hacer presenta que habiendo colaborado en la redacción de este artículo entendemos, con la mayoría, que va a dar más seguridad.

Sr. Presidente (Busacca). - Se va ir votar el articulo 102, tal como fue propuesto poi el señor miembro informante.
-Resulta afirmativa. -Sin observaciones, se votan , aprueban los artículos 103 a 105.

Sr. Presidente (Busaeea). -En con: ideración el artículo 106. Hay dos modificaciones propuestas: la primera presentada por el señor diputado Mi? a, que se va a leer por Secretaría. Sr. Secretario (Rocamora).-Dice así: «Las disposiciones legales en vigor que, con fines de promoción regional o sectorial, otorgan o autorizan el otorgamiento de la exención o diferimiento del pago del impuesto a los i éditos, no comprende la exención o el diferimiento de esta ley. »Quedan sin efecto, de ahora en adelante, todas las exenciones que se hayan oto, gado previamente y que prácticamente impa'ten la no aplicación del régimen de la presente ley. Todas ellas serán remitidas al Congreso No ional para su revisión y resolución definitiva.» Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Mira. Sr. Mira . - El motivo por el cual ;e propone esta redacción es similar al del u' tícula que recientemente hemos modificado. Q_, remos que sea el Parlamento nacional el que uo definitiva autorice las exenciones que se han hecho sin previo acuerdo de este Congreso, i anteniendo la potestad del Parlamento. Sr. Presidente (Busacca).- ¿Aceita la comisión el texto propuesto? Sr. Díaz Ortiz. - La comisión ni) acepta. Sr. Presidente (Busacca). - Por Secretaría se leerá la otra modificación al artículo 106, que propone el señor diputado Gualeo. Sr, Secretario (Rocamora). - El .eñor diputado Gualco propone substituir el t., xto del ar-

Sr. Presidente (Busacea). -En consideración el artículo 107. Por Secretaría se dará lectura de una modificación propuesta por el señor diputado Guaico. Sr. Secretario (Rocamora). - El señor diputado Guaico propone substituir el artículo 107 por el siguiente: «Cuando los regímenes a que hace referencia el artículo anterior, hubieran sido sancionados con posterioridad al 25 de mayo de 1973, el Poder Ejecutivo deberá reglamentar la aplicación automática de tales tratamientos preferenciales en relación al impuesto de la presente ley. »El tratamiento dispuesto precedentemente se aplicará al régimen instaurado por el decreto ley 19.640/72.» Sr. Presidente (Busaeca). - ¿Acepta la comisión la propuesta del señor diputado Guaico? Sr. Díaz Ortiz. - Sí, señor presidente. Sr. Presidente (Busacca). - Se va a votar el artículo 107 en la forma propuesta por el señor diputado Gualco.
-Resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Busacca). - En consideración el articulo 103. Por Secretaría se dará lectura de las observaciones formuladas.

Diciembre 6 de 1973 CAMARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Sr. Secretario (Rocamora) - El señor diputado Mira propone mantener el texto original del proyecto del Poder Ejecutivo, y el señor diputado Sandler propone eliminar el artículo 108. Sr. Presidente (Busacca t. - ¿La comisión acepta? Sr. Díaz Ortiz . -La comr^ión no acepta ninguna de las dos observaciorns. Sr. Presidente (Busacca). -Se va a votar el artículo 108.
-Resulta afirmativa -Sin observaciones. se votan y aprueban los artículos 109 y 110

4709

como para poder ampliar sus zonas de cultivo. Toda la región de Cuyo, La Rioja, Catamarca, Jujuy, Santiago del Estero, parte de Córdoba y algunas otras provincias tienen este problema. La única forma como se ha logrado aumentar las posibilidades económicas de esas provincias ha sido mediante la perforación y el uso de las

aguas subterráneas.
Ha sido demostrativo el resultado obtenido con la desgravación, que ha producido mayores beneficios al país. Bastaría al respecto con reparar en la cantidad de hectáreas que se han puesto en posibilidades de cultivo en La Rioja. Como saben bien los señores diputados representantes de esa provincia, en Chilecito se ha transformado totalmente la economía regional por medio de las plantaciones que se realizan mediante la utilización de las aguas subterrá-

Sr. Presidente (Busacca). -En consideración
el artículo 111. Por Secretaría se dará lertura de una nueva redacción propuesta por el señor diputado Leo-

poldo M. Suárez. Sr. Secretario (Rocamora). -El señor diputado Leopoldo M. Suárez propone una nueva redacción del artículo 111, que diría así: «Para la determinación de la matee a imponible, cualquiera fuese el origen de la ganancia, serán deducibles las inversiones en nuevas plantaciones forestales o en la ampliación de las existentes y aquellas destinadas a incorporar a la producción agropecuaria tierras áridas o anegadas, mediante la obtención de aguas subterráneas o implementación de sistemas de riego o de evacuación de aguas y, complementariamente, las inversiones en trabajo de desmonte, rozadu-

neas. En Mendoza se ha aumentado de modo realmente extraordinario el número de hectáreas bajo cultivo con este mismo procedimiento,

y esto está transformando también a Catamarca,
así como abre grandes posibilidades a las provincias de Santiago del Estero y San Luis. Con respecto a esta última provincia , el gobierno

de la Nación ha terminado hace pocos meses un
estudio de todo el valle del Conlara, ofreciendo

seguridades sobre los estudios realizados por
técnicos alemanes y argentinos, de que puede transformarse la economía de la provincia de

San Luis con la utilización de las aguas subterráneas en campos que actualmente son estériles y que a corto plazo pasarán a formar parte del

ras, nivelaciones, electrifica( ión, implantación
de cultivos permanentes, y s'ts gastos de mantenimiento, hasta tanto la ex)lotación entre en

sistema productivo argentino.
Con los fundamentos que dejo expuestos, propiciamos esta nueva redacción para el artículo

periodo de producción. El acogimiento a este
beneficio imposibilita el ejercicio de la opción del inciso c) in fine del artículo 68, e importa la nulidad de la exclusión del inciso a) del mis-

111, en consonancia con lo que la Honorable
Cámara ha resuelto anteriormente respecto del artículo 51. Sr. Presidente (Busacca). - Tiene la palabra el señor diputado Guaico. Sr. Guaico . -Voy a apoyar la proposición del señor diputado Suárez, sobre todo porque las tierras á ridas estaban desgravadas hasta ahora, y si no las incluyésemos en esta ley quedarían de hecho gravadas en el futuro. A propósito de la provincia que representa el señor diputado Suárez, quiero recordar que en Mendoza sólo había 250 mil hectáreas bajo cul-

mo artículo.
»Las inversiones antedicha.': podrán realizarse

en forma directa o a través de integración de
acciones, bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las in-

versiones.» Sr. Presidente (Busacca) .- Tiene la palabra el señor diputado Leopoldo NI. Suárez.
Sr. Suárez (L. M.). - Serrar presidente: la nueva redacción del artículo 111 ha sido convenida con el sector de la mayoría en la Comisión

tivo, superficie a la que se incorporaron 200 mil
hectáreas que fueron tomadas de las tierras áridas; vale decir, que la superficie bajo cultivo

de Presupuesto y Hacienda. Vale la pena señalar cuál es la razón por la
que se rompe una constante di la ley, de la que participamos, porque estamos: de acuerdo con que no haya excepciones sino cuando estén realmente muy justificadas. En este caso nos encontramos frente a dos

alcanza en la actualidad a 450 mil hectáreas, y ahora se abre la posibilidad de agregar un millón de hectáreas más. Por otro lado, toda esta cuestión tiene un gran
significado federalista. Hace quince días, el diario «Los Andes», de Mendoza, decía en un gran titular: «Triunfó la pampa húmeda», y evidentemente está afectado el federalismo cuando, como recordaba el señor diputado Suárez, zonas de gran importancia y de riqueza como !as de

problemas que son fundamentales para e] país. Uno, la forestación y otro, la modificación de la
situación económica en las pro' incias que tienen limitadas sus posibilidades en razón de no contar con precipitaciones pluc¡ales suficientes

Catamarca, La Rioja y Santiago del Estero no

4710

CAVARA DE DIPUTADOS DE LA NACION Reunión 479 ganancia, serán deducibles las inversiones en nuevas plantaciones forestales o en la ampliación de las existentes y aquellas destinadas a incorporar a la producción agropecuaria tierras áridas o anegadas, mediante la obtención de aguas subterráneas o implementación de sistemas de riego o de evacuación de aguas y complementariamente las inversiones en trabajo de desmonte, rozaduras, nivelaciones, electrificación, implantación de cultivos permanentes, y sus gastos de mantenimiento, hasta tanto la explotación entre en período de producción. El acogimiento a este beneficio imposibilita el ejercicio de la opción del inciso c) in fine del artículo 68, e importa la nulidad de la exclusión del inciso a) del mismo artículo. »Las inversiones antedichas podrán realizarse en forma directa o a través de integración de acciones, bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las inversiones.» Sr. Presidente (Busacca). - Si no se formulan observaciones, se va a votar el artículo 111 en la forma leída por Secretaria.
-Resulta afirmativa.

pueden, por falta de agua, hace" producir tierras que por su composición son fértiles.
En Mendoza, una hectárea de fierra árida representa un valor de 400 mil pesos viejos; la puesta en condiciones, con alambrados, insume unos 650 mil pesos, y el costo del riego asciende a 720 mil pesos, todo lo cual ría un valor de 1.700.000 pesos. Por el otro lado, la hectárea en condiciones de cultivo, con riego -si es que se puede comprar-, vale de dos millones a dos millones y medio de pesos. Si el gobierno nacional quiere ampliar las fronteras agrarias del país, debemos crear los instrumentos para que el proceso pueda llevarse a cabo en la mejor forma posible, a fin de que el aumento de la producción agropecuaria nos permita el despegue que el pail reclama. Hoy más que nunca, frente a los precios internacionales a que se están vendiendo los productos primarios y a la falta de proteínas y de alimentos en el mundo, es menester acelerar el proceso de ampliación de nuestras fronteras agrarias, para que no sigamos quejándonos de que dicha frontera surgió a través del tendido del ferrocarril. Por medio de esta cláusula 'le desgravación se hace posible montar un programa de incorporación de tierras para cultivo al margen del ferrocarril. Nuestro gobierno sabe lo que quiere y quiere ayudar a los que desean trabajar la tierra. Sr. Presidente (Busacca). - ;,Acepta la comisión la modificación propuesta por el señor diputado Suárez? Sr. Díaz Ortiz .-La comisión la acepta, por supuesto; pero desearía agregar una breve consideración. Sobre los argumentos contundentes expuestos por los señores diputados Suárez y Guaico aletea lo que en su momento se dispusiera sobre la necesidad de aumentar la productividad agraria del país. Es indudable que este objetivo, claramente fijado por el señor uresidente de la Nación, no se puede lograr si no es ampliando efectivamente los predios y Les lugares aptos para la realización de mayores y mejores obras agropecuarias. En ese sentido, las expresiones de los señores diputados Suárez y Guaico vienen a ser ratificadas con anterioridad por esas palabras del general Perón que expresamente quiero traer a la memoria de los señores diputados. Sr. Presidente (Busacca). - 'T`iene la palabra el señor diputado Humberto F. Suárez. Sr. Suárez (H.F.). - Deseo, señor presidente, que se vuelva a leer la redacción propuesta por el señor diputado Leopoldo Suárez. Sr. Presidente (Busacca). - Por Secretaría se va a dar lectura del texto del :artículo 111 propuesto por el señor diputado Leopoldo M. Suárez.

-El artículo 112 es de forma.

Sr. Presidente (Busacca). - Queda sancionado el proyecto de ley (1).
Se comunicará al Honorable Senado.
-Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 2° de la Honorable Cámara, doctor Isidro J. Odena.

2 VIOLACION DE LOS PRIVILEGIOS
PARLAMENTARIOS

Dictamen de la comisión (2) (3) Honorable Cámara: La Comisión de Asuntos Constitucionales ha considerado la cuestión de privilegio planteada por el señor diputado Busacca en la sesión del 5 del corriente; y, por las razones expuestas en el informe que se acompaña y las que dará el miembro informante, aconseja la sanción de los siguientes I Proyecto de declaración

La Camara de Diputados de la Nación
DECLARA:

Que las expresiones verbales vertidas por el agente de la Policía Federal Oscar Ignacio Peter -chapa número 13.977-, en ocasión del pro(1) (2) (3) mara Véase el texto de la sanción en el Apéndice. Articulo 90 del reglamento. Autorizado por resolución de la Honorable Cádel 5 de diciembre de 1973.

Sr. Secretario (Rocamora).--Dice así: «Artículo 111.-Para la determim, ción de la materia imponible, cualquiera fueae el origen de la

Cámara de Senadores

CONGRESO CÁMARA DE SENADORES

NACIONAL

2939

5521 REUNION - Continuación de la 64 SESION EXTRAORDINARIA - DICIEMBRE 21 DE 1973 Presidencia del doctor JOSE ANTONIO ALLENDE, vicepresidente 19 del Honorable Senado; del doctor AMERIC O ALBERTO GARCIA, vicepresidente 29 del Honorable Senado, y del doctor ALBERTO M. EONROUGE, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Administrativos y Municipales
Secretarios señor ALDO 11 N. CANTONI y escribana públrea IRMA S DE CESARETTI F'roserretanns. señores RAFAEL ARANCIBIA LABORDA Y DELFOR W CARESSI

SENADORES PRESENT'9S:

ALLENDE, José Antonio AVALOS, Pedro Isaac BARBORA de NASIF, Yamill BARONI. Danilo Luis BELENGUER. Emilio BRAVO, Leopoldo BRIZUELA, Guillermo Ramón BRIZUELA, Hugo Genaro CAMPORA, Pedro L. CANTONI, Apolo CARO , J. Armando CERRO, Francisco Eduardo CORNEJO LINARES, Juan Carlos CULASSO MATTEI, Luis CRAILE, Juan Carlos D'AGOSTINO, Lucio Roque DE LA ROA, Fernando DIAZ BIALET, Alejandro ESPERANZA, Joaquín Horacio EVANS, Carlos H. FONROUGE. Alberto M. FRANCO, Carlos A. FROIS , Domingo Andrés FRUGOLI, Amadeo Ricardo GARCIA, Américo Alberto GARCÍA, Justino GRUBISICH , Pablo Eliseo HERRERA , Dermidio Fernando L. HERRERA, José Jorge JAUREGUI, Rafael Zenón LEÓN, Luis A. LORENZO, Ramón LOSADA, Mario LUDER, Italo A. LUNA, Pedro Antonio MANCINI, Omar A.

MARTIARENA, José H. MARTINEZ, Julio César MAYA, Héctor Domingo MINICHELLI de COSTANZO. Martha S. MOREIRA, Miguel Orlando MORENO, Ramón Enrique MURGUIA, Edgardo P. V. NAPOLI, Antonio Oscar PAZ, Eduardo Alberto PENNISI, Afrio PERETTE, Carlos H. PERONI, Carmelo POSE, Jorge Juan PUGLIESE, Juan Carlos RODRIGUEZ, Ginés Froilán SAADI, Vicente Leónides SALAS CORREA, Luis 1. SALMOIRAGHI, José César SAPAG, Elías VAI, Buenaventura Justo VALLE de GONZALEZ, Len¡ Rosa VIVAS, Angel Juan Gregorio ZARRIELLO, Raúl Jorge
AUSENTES, CON LICENCIA:

ANGELOZ , Eduardo César BENI , Juan Carlos E.
AUSENTES, CON AVISO:

BLANCO, Rodolfo E. BRITOS , Oraldo Norvel CACERES , Rubén Osvaldo CARNEVALE, Luis ELLAS , Florencio LORENZO, Jorge Luis ROMERO , Humberto Antonio SOLARI YRIGOYEN , Hipólite

2940
SUMARIO

CAMARA DE' SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

-En Buenos Aires, a los veintiún días del mes de diciembre de 1973, a la hora 12 y 48, dice el

1.-Asuntos entrados:
1.-Comunicaciones de la Honorable Cámara de Diputados . (Página 2940.) 11.-Comunicación oficial . (Página 2951 ) ID.-Dictámenes de comisión . (Página -'-951.) VV.-Proyecto de ley del señor senador Oíaz Bialel sobre desgravación impositiva 4e las entradas de cine para menores de l4 nos. (Página 2952.) 2.-Continuación de la consideración del dictamen de la Comisión de Legislación General sobr,- reformas al Código Penal. Se aprueba con mod.ficaciones. (Página 2953.1 3.-Consideración del dictamen de la Comisión de Legislación General sobre iurisdieción y competencia de tribunales nacionales Se aprueba (P.. gina 2953.) 4.-A moción del señor senador Martiaren., se resuelve pasar a cuarto intermedio. ePagina 964.) 5.-Consideración de los dictámenes de 1., Comisión de Pre supuccto y Hacienda sobre relrTma tributaria. 1.-impuesto a las ganancias. Se aprueba. (Página 2964.) II. -Impuesto al valor agregada. 1le aprueba. (Página 2983.)
111.- Impuesto a los premies de juey-,s y sorteas.

Sr. Presidente (Allende). - Continúa la sesión. Por Secretaria se va a dar cuenta de los asuntos entrados.

Sr. Secretario (Cantoni). - (Leyendo):

1
ASUNTOS ENTRADOS 1 Comunicaciones de la Honorable Cámara de Diputados 1 Piórraga de la vigencia del impuesto creado por decreto lea 18.231 !43 (a las apuestos hípicas), PTOyeato de ley en revisión Buenos Aires, 19 de diciembre ae 1973. Seño,'a Presidenta del Honorable Senado: Tengo el honor da dirigirme a la señora presidenta, comunicándole que esta Honorable Cá:nara ha sancionado en se !tia de la [ccbn el siguiente urna -cero de ley que paso en oevisien al Honorable Senado: El Senado y Cdrner u de Diputados, etc.
Articulo i-ProrrS;;irse por el término de un año parte de su <coe ni;euto. o hasta lo candor' deftnitiva de la ley que se dicte como consecuencia de una nueve cree L;'ueturac:én de la entidades hípicas, previ_í;; ac ci , rc:rulo `. ', el impuesto creado por el dect eta ley 192.1 41 raid(cedo por tY 12922, y sus ad. c s r •.a e.. c.ad po Ic.y 13.295 y decreto ley 4 t;- 5e, ratifir, di: p„r ley 14.462 que fuera prorrogad por la ley 141(3 modcücadus pan decreto ley 0j1,12 U3 y raed. 11, 1s Y Prorrogados pm decreto ley 6.77865- ra tincas.us por la ley 16478.

Se aprueba. (Página 2989.) IV.-Impuesto sobre capitales y patrimonios Se aprueba. (Página 2991.) V.-Impuesto al enriquecimiento ottrimor.ial a titulo gratuito . Se aprueba. (I agina 3000.) VI.-Régimen de desgravación impositiva pata compra de titulas valores privados- Se aprueba. (Página 3009.) VIL-Régimen de coparticipación R ierai de impuestos nacionales . Se ape eba. (Págcna 3016.) VIII.-Normas complementarias de 1 reforma tributaria. Se aprueba (Página 10171 IX.-Emisión de documentos que instrumenten créditos . Se aprueba. (Pápir 3018.) X.-Reformas a la ley 11683, ubre pro.ed: mientos en materia imposit- a- Se aprueba. (Página 3019.) 6.-Apéndice: 1.-Sanciones del Honorable na 3077.) t lanado. (Pági

S°- llar e el dueto ley ratificado not rey 16 418. v declarase resol aodldc el convenio ci ol adc cutre lt _ rct_u ta de Estarlo de Hacie. -'a y ta P.- r c ^n Civil Jockey Club de la Capital Fcdcrn', que íuara aprobado, pm dicho reciclo ley, detnnnmanduse que la adnlinietraeidn y explotzción de los hipódromos de Polermo y San Isidro e.,tara a cargo ?:c Lotería de Beneflccn cia Nacional y Casinos.
?rt. Confióacune las deudas, roerrgos, intereintereses de prdrro.a, intereses puuítorios y cualq,ier otra sangro fiscal y honorario=. relactonzdos eón la=_ deudas a q-ia se refie.e el presente articulo, e;-: lar al S c . novten re d_ 1973, que nantenoan t'r:d ras de P'q. hdromes, reieri1, s o t ^Ta.de, r, 4.r. csuuv ra:r _ a la a ididao tu f cica- encabotreose o no r `.e.td's el c lineen l 1 e.:abl'ctdo Para 1 ln,ptt i seo-mal Actividad Elipira_ proci, veo = 1 - r,-° y dac;etos leyes i druaces cn

3079.)

el ic o]p1°, :r prc u: u -,u diesen sido pa_ad-as o cor,si oittliiís en papo. A t ?'- Cs rece de L br:ne tici-s que ohuga el artículo de 1 laye=ante ley a A;uci::clon Civil Joeltc-y Club de la Capital Eecerai Art. 5 - Dentro de los ciento ochenta (18;b días contados a Partir de le promuigacidn de la presente

2964
4

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 559

CUARTO INTERMEDIO

Sr. Martiarena . - Pido la palabra,
Sr. Presidente (Allende).-Tiene la palabra el señor senador por Jujuy.

Inciso u), primer párrafo: eliminar la siguiente expresión: —.fiscales de la Nación y provincias» y reemplazarla por la expresión . , y tribunales fiscales de la Nación y las provincias,. Inciso p), segundo párrafo: eliminar coma después de la palabra .,judiciales.. Incorporar como inciso x) lo siguiente: x) Los intereses originados por créditos obteni. dos en e] ext=rior para financiar importaciones destinadas al equipamiento de actividades beneficiadas por regímenes especiales de promoción. Artículo 30: inciso a): reemplazar la expresión ... un bien ganancial adquirido..., por . ... bienes adquiridos...,. Artículo 45: inciso f): reemplazar por el siguiente: f) Los dividendos le acciones en efectivo o en especie -incluido acciones liberadas -de sociedades constituidas en el país, en la' medida que respondan a utilidades impositivas de la entidad. Cuando se trate de dividendos percibidos en acciones liberadas cotizables en bolsa el monto a computar como ganancia gravada será el que resulte de aplicar sobre el valor por el cual se opte, según lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 66, la proporción gravada del dividendo que informe la sociedad emiso. ra, en la forma que establezca la reglamentación. La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada, dará derecho al cómputo como pago a cuenta de la obligación fiscal del ejercicio, de un importe igual al aumento de esta obli. gación producido por la inclusión del monto computable de los dividendos, hasta el límite del quince con cincuenta centésimos por cien. to (15,50 %) sobre el ponto de los mismos, que se elevará al veintidós por ciento (22 %) cuando se trate de los sujetos comprendidos en el inciso a) del artículo 6... En el caso de socios comanditados y socios de sociedades de personas, ^l eglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta que pudiera corresponder. Artículo 59: eliminar la expresión . ..cotizables en bolsa... ,. Agregar coma después de .títulos públicos. y reemplazar la expresión ..el articulo 83. por la expresión ....los artículos 82 u 83, según corresponda.. Artículo 61: segundo párrafo: eliminar la expresión ...a condición de que el importe total..., y reemplazar por la expresión .... en la medida en que el importe...,. Artículo 64: modificar en la forma que se indica a continuación: Segundo párrafo, inciso a): eliminar el punto y coma y agregar a continuación la siguiente expresión: . ..y el gravamen establecido en el titulo 1 de la ley de impuesto sobre capitales y patrimonios;,. Segundo párrafo: incorporar como inciso d) el siguiente: d) Otras reservas no deducibles, cuya constitución sea dispuesta con carácter obligatorio por organismos oficiales. Ultimo párrafo: reemplazar por el siguiente:

Sr. Martiarena . - Propongo el siguiente plan de trabajo, señor presidente: que pasemos a cuarto intermedio para realizar a continuación sesión secreta a los efectos de considerar acuerdos, y que luego prosigamos en sesión pública para tratar todos los despachos que haya producido hasta ese momento la Comisión de Presupuesto y Hacienda en las leyes sobre materia impositiva.
-Apoyado. Sr. Presidente (Allende). -Estando suficientemente apoyada, se va votar la moción formulada por el señor senador por Jujuy. -Se vota y resulta afirmativa. Sr. Presidente (Allende). - Invito a los señores senadores a pasar a cuarto intermedio. -Así se hace, a la hora 14 y 10, -Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Administrativos y Municipales del Honora. ble Senado, senador doctor Alberto M. Fonrouge.
-A la hora 18 y 25, dice el

Sr. Presidente (Fonrouge). - Continúa la sesión.
5 REFORMA TRIBUTARIA

Sr. Presidente (Fonrouge). - Corresponde considerar los dictámenes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda sobre reforma tributaria. Por Secretaría se les dará lectura Sr. Prosecretario (Arancibia Laborda).(Leyendo):
I Impuesto a las ganancias Dictamen de comisión Honorable Senado:
Vuestra Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el proyecto de ley, venido en revisión de la Honorable Cámara de Diputados, sobre impuesto a las ganancias ; y, por las razones que dará el miembro informante, os aconseja su aprobación con las siguientes modificaciones: Artículo 20: reemplazar el primer párrafo por el siguiente: Articulo 20.-Están exentos del gravamen: Artículo 20: modificar an la forma que se indica a continuación:

Inciso f ), primer párrafo : agregar luego de la palabra .asociaciones . la palabra .fundaciones..

A los fines indicados precedentemente y a los previstos en el inciso c) del segundo párrafo y en

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
el primer párrafo del Inciso f) del artículo 45, los dividendos se considerarán integrados, en primer término, con benefirlos impositivos, Articulo 65: modificar en la forma que se indica a continuación: Segundo párrafo: reemplazar por el siguiente: La entidad emisora pagadora deberá retener e ingresar dentro de f s plazos que fije el Poder Ejecutivo, el veintinuev ••.o1( cincuenta por ciento (29,50 %) del saldo imp go de los dividendos gravados puestos a disposicü'n. Incorporar como último párrafo: La entidad emisora deberá comunicar a los accionistas y a la Dirección General Impositiva la parte de los dividendos qua respondan a beneficios impositivos, en la forma, plazo y condiciones que la misma disponga. Artículo 82: reemplazar por el siguiente: Articulo 82. -El resulta ¡o bruto obtenido en la venta de bienes -excepto inmuebles y bienes amortizables- se determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición y el monto de las mejoras efectuadas. En el caso de realización de acciones liberadas cotizables en Bolsa, el costo computable será igual al valor por el que ,e optó de acuerdo con lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 66. Cuando se trate de venta de acciones no cotizables en Bolsa o de participantes en sociedades o empresas. el costo computable se determinará con arreglo a la proporción que representen sobre el capital, incluido reservas, -orrespondiente al último ejercicio cerrado a ti fecha de enajenación. A esos fines el capital mencionado se establecerá de conformidad con las normas del título 1 de la ley del impuesto sobre capitales y patrimonios, sin excluir del activo los bienes exentos y los no computables. Articulo 95: modifícase el artículo en la forma que se indica a continuación: Inci::n k): eliminar la palabra .anónimas.. Artículo 97: modificase la ,,cala en la forma que se indica a continuación:
Ganancias netas imponibles anuales PAGARAN

Artículo 98, tercer párrafo: reemplázase la expresión .Cuando se trate de dividendos pagados..,. por la siguiente expresión: Cuando se trate de dividendos gravados pagados...•. Artículo 104: reemplazar el segundo párrafo por el siguiente: Los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados a partir del lv de enero de 1974 inclusive, estarán alcanzados por el régimen de la presente ley. Artículo 105: agregar al segundo párrafo lo siguiente: En igual sentido, no se verán afectados los derechos a desgravaciones o a exenciones que tengan origen en hechos o actos realizados hasta el 31 de diciembre de 1973, en tanto, en su caso, los mismos mantengan su efecto hasta el cierre del ejercicio anual iniciado en dicho año. Artículo 109: reemplazar por el siguiente: Artículo 109. - Los contribuyentes que edifiquen unidades de vivienda con destino a vivienda propia, renta o venta, podrán deducir de sus ganancias gravadas la parte de las sumas efectivamente invertidas en su construcción. Cada vivienda deberá encuadrarse desde el punto de vista técnico, superficie y precio de venta en alguna de las categorías 1 y 11 establecidas en los planes oficiales de vivienda El Poder Ejecutivo podrá deducir los porcentajes establecidos a continuación, a cuyo efecto tomará en consideración cualesquiera otras características que contribuyan a definir el interés social de la construcción. Las deducciones admitidas alcanzan hasta el ochenta por ciento (80 %) para las viviendas que encuadren en la categoría I. y hasta el cincuenta por ciento (50 %) para las viviendas que encuadren en la categoría II, salvo las mencionadas en el párrafo quinto de este artículo. Para acogerse a esta franquicia los contribuyentes deberán obtener de la Secretaría de Vivienda y Urbanismo una certificación donde conste la categoría en que encuadra la vivienda y la aprobación del plazo de ejecución de las obras. Los contribuyentes titulares que edifiquen de acuerdo a planes aprobados por organismos oficiales con financiación acordada por entidades oficiales o privadas se regirán por las normas específicas fijadas por dichos planes. En este caso las deducciones admitidas alcanzarán hasta el cuarenta por ciento (40 %) para las viviendas que encuadren en la categoría 1, y hasta el veinticinco por cient (25%) para las viviendas que encuadren en la categoría 11. En ambos supuestos, el valor de la tierra afectada a dichas construcciones no podrá ser superior al precio de compra según escritura pública, actualizado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 57 de esta ley, o el de tasación especial realizada al efecto por el Banco Hipotecario Nacional, el que sea menor. Las disposiciones del presente articulo serán aplicables a las inversiones efectuadas desde el lv de enero de 1974, y siempre que las obras se inicien hasta el 31 de mayo de 1975, inclusive. El Poder Ejecutivo determinará la forma, oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la franquicia.

más Sobre el De más de a $ $ el excedente de $

0 6.000 - 7 0 6.000 12.000 4;'0 8 6.000 12.000 20.000 91(0 10 12.000 20.000 30.000 1.7(0 12 20.000 30.000 40.000 2.91V0 14 30.000 40.000 55000 4,310 16 40.000 55.000 70.000 6.71(0 19 55.000 70.000 90,000 9.550 22 70000 90.000 120.000 13.950 25 90.000 120.000 145.000 21.4150 28 120.000 145.000 175.000 28.4.-,0 31 145.000 175.000 210.000 37.750 34 175.000 210.000 250.000 49.651) 37 210.000 250.000 300.000 64.4.0 40 250.000 300.000 360.000 84.47,0 43 300.000 360.000 - 110.250 46 360.000

CAMARA DF SENADORES DE LA NACION Reunión 554
De acuerdo con lo dispuesto por el articula 91 del reglamento del Honorable Senado, este dictamen pasa directamente al orden del día. Sala de la comisión, 21 de diciembre de 19"3. Humberto Antonio Romero. - F lorencio Elías - Luis A León. - Joe' ton Horacio Esperanza. ANTECEDENTE Sanción de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación l6 de diciembre de 19731 El Senado y Cámara de Diputados, etc. Impuesto a las ganancias TITULO I Disposiciones generales Sujeto y objeto del impuesto Artículo 1°-Todas las ganancias derivados de fuente argentina, obtenidas por personas de ,-xistencia visible o ideal, cualquiera sea su nacionalid.id. domicilio o residencia, quedan sujetas al graiamen de emergencia que establece esta ley. Además de las personas indicadas en c1 párrafo anterior son contribuyentes Las sucesiones indivisas, mientras no exista declaratoria de hereder; o no se haya declarada valide el testamento que cumpla la misma finalidad. Art 29-A los efectos de esta ley son ganancias, sin perjuicio de lo dispuesto especialmeni,- en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas. los rendimientos, rentas o enriquecimientos derivados de la realización a titulo oneroso de cualquier acto o actividad habitual o no. Asi mismo, se consideran ganancias gravadas las provenientes de juegos de azar, de apuestas, concursos o competencias deportivas, artísticas, r de cualquier otra naturaleza, cuando no estén ilcanzadas por la ley del impuesto a los premios de determinados juegos y concursos. A los fines indicados en esta ley se enfi nderá por enajenación la venta, permuta, cambio, ex:iropiación, aporte a sociedades y en general, todo acta de disposición por el que se transmita el dominio a título oneroso. Art. 3° - Tratándose de inmuebles, se con .idera configurada la enajenación de los mismos cucado inediare boleto de compraventa u otro comproni so similar, siempre que se diere la posesión, o en -:u defecto en el momento en que este acto tenga lugar, aun cuando no se hubiere celebrado la escritura traslativa de dominio, Art 4-- A todos los efectos de esta ley. en el caso de bienes recibidos por herencia, legado „ donación se considerará, salvo disposiciones expres. ts en contrario, como valor de adquisición, el fijado para el pago de los impuestos que graven la tran:misión gratuita de bienes y como fecha de la miau , i la de io. greso al patrimonio del contribuyente Si no se hubiera fijado dicho valor, se considerará el atribuible al bien en la fecha indicada, en la forma que establezca la reglamentacónFuente Art. 59 - En general. y sin perjuicio (fi- las dispoganancias de fuente argentina aquellas que provienen de bienes situados, colocados o utilizados económicamente en la República, de la realización en el territorio de la Nación de cualquier acto o actividad susceptible de producir beneficios, o de hechos ocurridos dentro del limite de la misma, sin tener en cuenta nacionalidad, domicilio o residencia del titular o de las partes que intervengan en las operaciones, ni el lugar de celebración de los contratos. También están sujetos al gravamen las ganancias provenientes de actividades realizadas ocasionalmente en el extranjero par personas residentes en el país, las que podrán con.pute1 coma pago a cuenta del impuesto de e 12 ley las 'urnas etecti vamente pagadas por grsvám^nes análu^i,= en el ugor de realización de, tal:, activid:,Oes a eondir, ó-i de mci proci dad. Art 8°-Las ganancias provenientes de créditos garantizados con derechos r.ear serán eonside,-a das de ^? fuente argentina o extranjera, segun s_a el lugar de ub,cseión de los bienes afectad-s, salvo lo dispuesto en el articulo siguiente. Art 7° - Los intereses de. debentures se consideran íntegramente de fuente -r-,entina cuando la entidad emisora esté constituida o^radianda en L Ftogubbcn, con prescindencia del lugar en que estén ubicados los bienes que garanticen el préstamo, o el país en que se ha efectuado la emisión. Art 8° - La determinación de las ganancias que derivan de la exportación e importación de bienes se regirá por las siguientes principios: a) Las ganancias provenientes de la exportación de bienes producidos, manularturados, tratados o comprados en el pais son totalmente de fuente argentina La ganancia neta se establecerá deduciendo del precio de venta el costo de tales bienes, los gastos de transporte y seguro hasta el lugar de destino, la comisión y gastos de venta y los gastos incurridos en la República, en cuanto sean necesarios para obtener la ganancia gravada. Cuando no se fije el precio o el pactado sea inferior al precio de venta mayorista vigente en el lugar de destino, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior, correspondiendo tomar dicho precio mayorista en el lugar de destino, a los efectos de determinar el valor de los productos exportados. Se entiende también por exportación la remisión al exterior de bienes producidos. manufacturados. tratados o comprados en el país, realizada por medio de filiales, sucursales, representantes, agentes de compras u otros intermediarios de personas o entidades del extranjero; b) Las ganancias que obtienen los exportadores del extranjero por la simple introducción de sus productos en la República son de fuente extranjera. Sin embargo, cuando el precio de venta al comprador del país sea superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen más -en su caso- los gastos de transporte y seguro hasta la República, se considerará salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre e! importador del país y el exportador del exterior, constituyendo la diferencia ganancia neta de fuente argentina para este último.

siciones

especiales de los artículos sig!dentes, son

Diciembre 21 de 1973

CÁMARA DE SENADORES DE LA NACION

2967

En los casos en que, de acuerdo con las disposiciones anteriores, corresponda aplicar el precio mayorista vigente en el lugar de origen o destino. según el caso, y éste no fuera de público y notorio conocimiento o que existan dudas sobre si corresponden a igual o análoga mercadería que la Importada o exportada, u otra razón que dificulte lo comparación. se tornará corno base para el cálcul, de las utilidades de fuente argentina los coeficien!' de resultados obtenidos por empresas independieo'es que se dedican a idéntica o similar actividad. A falta de idéntica o similar actividad se faculta a ta dirección a aplicar el porciento neta, que est1blez" i la misma, a base de ramos que presenten ciertas an ilogis s con el que se considera Art. 9°-Se presume, sin admi Ir prueba en contrario.que las compaf]ías no con,! tui:1as en el pais, que se ocupan en el negocio de i°ansporte entre la República y paises extranjeros, obenen por esa actividad ganancias netas de fuente ar ;entina, iguales al diez por ciento 110 `!1 del importe bruto de los fletes por pasajes y cargas correspondientes a esos transportes. Los agentes o representantes cn la República de tales compañias serán solidan ameci responsables con ella del pago del impuesto y estar:-,i obligados a preaenrar declaraciones iuradas u o'trse informaciones en la forma y plazo que establezca la dirección La presunción establecida en el primor párrafo de este artículo no se aplicará cuando se rate de empresas constituidas en paises con los cual ;, y en virtud de convenios o tratados internacionale, se hubiese establecido o se establezca la exenciól, impositiva. Las ganancias provenientes del transp, -' te. obtenidas por compañías constituidas o radicadas en el país, se consideran integramente de fuente ar-entina, con prescindencia de los puertos entre los que se realice el tráfico. y se determinarán en la forma cine establece esta ley. Art. 10. - Se presume que las a}f'ncias de noticias internacionales que mediante un: retribución las proporcionan a personas o entidades residentes en el país obtienen por esa activida'" ganancias netas de fuente argentina iguales al diez oor ciento (10'%) de la retribución bruta, tengan o no agencia o sucursal en la República Facúltase al Poder Ejecutivo a fijar porcentajes inferiores al establecido en el párrat 1 anterior cuando presumiblemente la aplicación del diez por ciento 13 '; ) sobre la retribución bruta ^é lugar a resultados no acordes con la realidad. Esta disposición será aplicable si, npre que dentro de los ciento ochenta (180) dios de cierre del ejercicio les contribuyentes aporten 1 elementos que justifiquen. a juicio de la direccióc la menor utilidad obtenida En caso contra lo. ci'rará automáticamente a regir la presunción del diez por ciento t1o's ) ccatenida en el primer pá:-afo de este articulo. Art. 11.- Son de fuente yen na los ingresos preaenieutes de operaciones de s... :.aros o reaseguros que cubran rieagos en la Repíri lea o que se refieran a per=no:s que al tiempo la eelebración del contrate I:uoiesen residido en cl raíl En el caso óc cesiones a compañi s riel extranjero r =nsegu o, y: o ret c cienes- -.c resume, sin admitir prueba en contrario, que el diez por ciento (10 `t.) del importe de Iris pi ¡ni is •edidas, neto de anulaciones, constituye gerencia mla de fuente argentina.

Art. 12. - Serán consideradas ganancias de fuente argentina las remuneraciones o sueldos de miembros de directorios, consejos u otros organismos -de empresas o entidades constituidas o domiciliadas en el país- que actúen en el extranjero. Así mismo, serán considerados de fuente argentina los honorarios u otras remuneraciones originadas por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole prestado desde el exterior. Art 13.-Se presume, sin admitir prueba en contrario, que el cincuenta por ciento (50 %) del precio abonado a los productores, distribuidores o intermediarios de películas cinematográficas extranjeras, por la explotación de las mismas en el país, constituye ganancia neta de fuente argentina. Esta disposición también rige cuando el precio se abone en forma de regalía o concepto análogo. Art. 14.-Las sucursales y filiales de empresas o entidades del extranjero deberán efectuar sus registraciones contables en forma separada de sus establecimientos matrices, efectuando en su caso las rectificaciones necesarias para fijar su ganancia neta real de fuente argentina. A falta de contabilidad suficiente o cuando la misma no refleje exactamente la ganancia neta de fuente argentina. la Dirección podrá considerar que filial o sucursal y casa matriz forman una unidad económica y determinar la ganancia neta sujeta al gravamen. Las prestaciones originales en contribuciones financieras o tecnológicas, incluso por asesoramiento técnico, suministradas a una empresa extranjera radicada en el pais por su casa matriz, otra filial o sucursal, o un tercero económicamente vinculado a las mismas, no serán deducibles en los balances fiscales de la empresa a cargo de dichas prestaciones, debiendo otorgarse a las mismas el tratamiento que esta ley prevé para las utilidades de los establecimientos a que se refiere el articulo 63, inciso b) de esta ley. Se aplicará el mismo criterio, aun cuando no se haya probado que la empresa o persona radicada en el país tenga vinculación con el beneficiario de la acreditación o remisión, si el análisis de su situación patrimonial permite concluir que el centro de imputación de sus decisiones no está en poder de sus autoridades naturales, o que el contrato o convenio que dio lugar a aquéllas no hubiera sido celebrado con mu tercero según los usos normales del comercio internacional. As] mismo, toda forma contractual que medie entre empresas o personas alcanzadas por este articulo carecerá de efectos fiscales, tratándose las prestaciones efectivamente realizadas con arreglo a los principios que regulan el aporte y la utilidad. Art. 15. - Cuando por la clase de operaciones o por las modalidades de organización de las empresas no puedan establecerse con exactitud las ganancias de fuente argentina, la Dirección podrá determinar la ganancia neta sujeta al gravamen a través de promedios, índices o coeficientes que a tal fin establezca en base a resultados obtenidos por empresas independientes dedicadas a actividades de iguales o similares características. Art. 16. -Además de lo dispuesto por el artículo 5°, las ganancias provenientes del trabajo personal se consideran también de fuente argentina cuando consistan en sueldos u otras remuneraciones que el Estado abona a sus representantes oficiales en el extranjero o a otras personas a quienes encomienda la realización de funciones fuera del país.

2968

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 5511

Ganancia neta y ganancia neta sujeta a impuesto Art. 17 . - Para establecer la ganancia neta sa restarán de la ganancia bruta los gastos necesario, para obtenerla o, en su caso , mantener y conservar la fuente, cuya deducción admita esta ley, en la forma que la misma disponga. En ningún caso serán deducibles los gastos vinculados con ganancias exentas o no comprendidas en este impuesto. Cuando el resultado neto de las inversiones d, lujo, recreo personal y similares, establecido conforme con las disposiciones de esta ley, acuse pérdida, no se computará a los efectos de] impuesto. Esta disposición no alcanza al resultado de la enajenacirin de bienes. Año fiscal e imputación de las ganancias y vastos Art. 18 . - El año fiscal comienza el 19 de enero y termina el 31 de diciembre.

ción de recurso administrativo por autoridad competente, se percibieran en un ejercicio fiscal y hubieras sido devengadas en ejercicios anteriores, podrán ser imputadas por sus beneficiarios a los ejercicios fiscales a que correspondan. El ejercicio de esta opción implicará la renuncia a la prescripción ganada por parte del contribuyente. Cuando corresponda la imputación de acuerdo con su devengamiento, la misma deberá efectuarse en función del tiempo, siempre que se trate de intereses estipulados o presuntos -excepto los producidos por valores mobiliarios- alquileres y otros de características similares. Las disposiciones precedentes sobre imputación de la ganancia se aplicarán correlativamente para la imputación de los gastos salvo disposición en contrario. Los gastos no imputables a una determinada fuente de ganancias se deducirán en el ejercicio en que se paguen. Cuando corresponda imputar las ganancias de acuerdo con su percepción. se considerarán percibidas y los gastos se considerarán pagados, cuando se cobren o abonen en efectivo o en especie y, además en los casos en que, estando disponibles. se han acreditado en la cuenta del titular o. con la autorización o conformidad expresa o tácita del mismo, se han reinvertido, acumulado, capitalizado, puesto en reserva o en un fondo de amortización o de seguro cualquiera sea su denominación, o dispuesto de ellos en otra formaTratándose de erogaciones que resulten ganancias gravadas de fuente argentina para beneficiarios del exterior, la imputación al balance impositivo sólo podrá efectuarse cuando se paguen o configure alguno de los casos previstos en el párrafo anterior. o, en su defecto y siempre que el método seguido sea el de lo devengado. si alguna de las circunstancias mencionadas se configurara dentro del plazo previsto para la presentación de la declaración jurada del año fiscal en que se haya devengado la respectiva erogación. Compensación de quebrantos con ganancias Art. 19. -Para establecer el conjunto de las ganancias netas, se compensarán los resultados netos obtenidos en el año fiscal, dentro de cada una y entre las distintas categorías. Cuando en un año se sufriera una pérdida, ésta podrá deducirse de las ganancias gravadas que se obtengan en los años inmediatos siguientes Transcurridos diez (10) años después de aquel en que se produjo la pérdida, no podrá hacerse deducción alguna del quebranto que aún reste en ejercicios sucesivos. A los efectos de este artículo no se considerarán pérdidas los importes que la ley autoriza a deducir por los conceptos indicados en los artículos 22 y 23. Exenciones Art. 20.-No están sujetos al gravamen: a) Las ganancias de los fiscos nacional, provinciales y municipales y las de las instituciones pertenecientes a los mismos. Las empresas formadas por capitales de particulares e inversiones de los fiscos nacional, provinciales y municipales estarán exentas en la parte de ganancias que corresponda a estos últimos; b) Las ganancias de entidades exentas de impuestos por leyes nacionales, en cuanto la exención que éstas acuerdan, comprenda el gravamen de esta ley y siempre que las ganancias deriven

Los contribuyentes imputarán sus ganancias ni año fiscal, de acuerdo con las siguientes normas:
a) Las ganancias obtenidas como dueño de empresas civiles, comerciales, industriales, agropecuarias o mineras o como socio de las mismas con responsabilidad personal ilimitada o socio comanditario o industrial o socio de sociedad de responsabilidad limitada, se imputarán al año fiscal en que termina el ejercicio anual correspondiente. Las ganancias indicadas en el articulo 48 se consideran del año fiscal en que termina el ejercicio anual en el cual se han percibido o devengado . Cuando no se contabilicen las operaciones , el ejercicio coincidirá con el año fiscal salvo otras disposiciones de la Dirm•ción, la que queda facultada para fijar fechos de cierre del ejercicio , en atención a la naturaleza de la explotación u otras situaciones especiales. Se consideran ganancias del ejercicio las percibidas o devengadas en el mismo, según fuese el método habitualmente seguido por el nmtribuyente. salvo las provenientes de !a enajenación de inmuebles efectuada por sujet„s no comprendidos en los incisos a). b) y el del articulo 48, las que se imputarán, a opción del contribuyente, al ejercicio de percepción o devengamiento. Cualquiera fuese el sistema de imputación adoptado, los dividendos de acciones y lo': intereses de títulos, bonos y demás valores mobiliarios se imputarán al ejercicio en que hayan sido puestos a disposición. En los casos que expresamente autorice esta ley o su reglamentación, las ganancias p..drán considerarse devengadas en el momenio de producirse la respectiva exigibilidad. b) Las demás ganancias se imputarán al año fiscal en que hubiesen sido percibidas, excepto las correspondientes a primera categoria, que se imputarán por el método de lo devengad, Las ganancias originadas en jubilaciones o pi nsiones liquidadas por las cajas de jubilaciones y los derivados del desempeño de cargos públicos o del trabajo personal ejecutado en re¡ición de dependencia que como consecuencia da modificaciones retroactivas de convenios colectivos de trabajo o estatutos o escalafones, sentencia judicial, allanamiento a la demanda o rrsolu-

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
directamente de la explotación o actividad principal que motivó la exención a fichas entidades; e, Las remuneraciones percibidas en el desempeño de sus funciones por los diplomáticos, agentes consulares y demás representant-s oficiales de países extranjeros en la República; las ganancias derivadas de ediricios de propiedad de países extranjeros destinados para oficina o casa-habitación de su representante y los intereses provenientes de di-nósitos fiscales de los mismos, todo a condición de reciprocidad; d) Las utilidades de las s, ciedades cooperativas de cualquier naturaleza y las que bajo cualquier denominación (reb irno. interés accionario, etcétera ) distribuya las cooperativas de consumo entre sus socio,: e) Las ganancias de las ir etituciones religiosas; f) Las ganancias que obteovan las asociaciones y entidades civiles de asid' ncia social, salud pública. caridad , beneficem ia, educación e instrucción, científicas litoi arias. artísticas, gremiales y las de cultura física o intelectual, siempre que tales ganancias y el patrimonio social se destinen a los f nes de su creación y en ningún caso se distrinuyan. directa o indirectamente, entre los so, íos En caso de que estas ganancias provenga o de dividendos de sociedades anónimas, la 1irección devolverá el veintidós poi ciento (22') de los montos percibidos en tal concepto. a condición de que las entidades beneficiarias mantengan en su patrimonio, durante un lal ;o no inferior a dos (2) años, las acciones q1,, dieron origen a la devolución; en caso eonuario deberán reintegrar a la Dirección los importes que hubieren Percibido por tal concepl1-. Se excluye de la excepr ión establecida en el párrafo anterior a aquellas entidades organizadas jurídicamente como sociedades anónimas u otra forma comercial y las que obtienen sus recursos, en todo o en paf te. de la explotación de espectáculos públicos, fuegos de azar. carreras de caballos y actividades similares; g) Las ganancias de las entidades mutualistas que cumplan las exigencias d s las normas legales y reglamentarias pertinentes y los beneficios que éstas proporcionen a ;os asociados; h) Los intereses originados por los siguientes depósitos efectuados en in:- ituciones sujetas al régimen del decreto ley lat.061/69 de entidades financieras: 1. Caja de ahorro. 2. Cuentas especiales d, ahorro. 3. A plazo fijo, 4. Los depósitos de te], :ros u otras formas de captación de fnnd del público conforme lo determine el llanca Central de la República Argentina mn virtud de la ley 20.520. Los intereses producido por las sumas que las empresas acrediten o h pulen a sus empleados sobre depósitos o pró^lamos hasta la suma de tres mil pesos ($ 3.000'. Lo dispuesto prevedenl' mente no obsta la plena vigencia de las ley¡ especiales que establecen exenciones de ign il o mayor alearme: I) Las indemnizaciones por :rntigúe(iad en los casos de despido y las que !e reciban en forma de capital o renta por cau,i de muerte o inca-

2969

pacidad producida por accidente o enfermedad, ya sea que los pagos se efectúen en virtud de lo que determinan las leyes civiles y especiales de previsión social o como consecuencia de un contrato de seguro. No están exentas las jubilaciones, pensiones, retiros, subsidios, ni las remuneraciones que se continúen percibiendo durante las licencias o ausencias por enfermedad y las indemnizaciones por falta de preaviso en e] despido; j) Las ganancias provenientes de la explotación de derechos de autor, en la parte que no exceda de treinta mil pesos ($ 30.000) por año fiscal, siempre que las respectivas obras sean debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor y e] beneficio proceda de la impresión y edición de publicaciones unitarias en el país, cualquiera sea la nacionalidad y domicilio del titular o beneficiario. Los honorarios u otras formas de retribución que perciban los traductores de libros, en la parte que no exceda de veinte mil pesos 1$ 20.000) por año fiscal. Las restantes ganancias derivadas de derechos amparados por la ley 11.723. en la parte que no exceda de cuatro mil pesos ($ 4.000) por el año fiscal y siempre que el impuesto recaiga directamente sobre los autores y que las respectivas obras estén debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor: ic) Las ganancias derivadas de títulos, acciones, cédulas, letras. obligaciones y demás valores emitidos o que se emitan en el futuro por entidades oficiales o mixtas en l2 parte que corresponda a la Nación. las provincias o municipalidades, cuando exista una ley general o especial que así lo disponga o cuando lo resuelva el Poder Ejecutivo; 1) Las sumas percibidas por los exportadores de bienes o servicios correspondientes a reintegros o reembolsos acordados por el Poder Ejecutivo nacional en concepto de impuestos abonados en el mercado interno, que incidan directa o indirectamente sobre determinados productos y/o sus materias primas y/o servicios; m.) Las ganancias de las asociaciones deportivas y de cultura física, siempre que las mismas no persigan fines de lucro exploten o autoricen juegos de azar y/o cuyas actividades de mero carácter social priven sobre las deportivas, conforme a la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo. La exención establecida precedentemente se extenderá a las asociaciones del exterior, mediando reciprocidad; n) La diferencia entre las primas o cuotas pagadas y el capital recibido al vencimiento, en los casos de seguros de vida y mixtos y en los de títulos o bonos de capitalización; o) El valor locativo de la casi - habitación . cuando sea ocupada por sus propietanos: p) Los sueldos que tienen asignados en los respectivos presupuestos tos ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación miembros de los tribunales provinciales, vocales de lis Cámaras de Apelaciones. jueces nacionales y provinciales, vocales de los tribunales de Cuentas Fiscales de la Nación y provincias. Quedan comprendidos en lo dispuesto en el párrafo interior los funcionarios judiciales, nacionales y provinciales que. dentro de los respectivos presupuestos, tengan asignados sueldos

2970

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 55"

iguales o superiores a los de los iue,es de primera instancia: q) Las dietas de los Legisladores; r) Los haberes jubilatorios y las pensiones que correspondan por las funciones cuyas reinuneraciones están exentas. de acuerdo ion lo dispuesto en los incisos p) y q); s) Las ganancias resultantes de la enajenar i So de] inmueble utilizado como vivienda pronta del enajenarte, siempre que el precio de venta no supere e] limite que fije el decreto reto amen tario; t) En e] caso de personas físicas y sucesiones indivisas, los dividendos de acciones cuido el monto total percibido en el año no supere la suma de quinientos pesos ($500): tt) Las ganancias provenientes de la enajenación de bienes muebles adquiridos para u.) personal de] contribuyente y sus familiares: salvo que se tratare de obras de arte o inv s° siones de lujo vendidas durante el año por w valor superior, en conjunto. a tres mi] pesos ($ 3.000): v) Las grnariLias de las instituciones atinoamericanas sin fines de lucro, con persuneiia jurídica, con sede central establecida en la República Argentina; w) Los intereses de los préstamos de f' mente otorgados por organismos internacional< o instituciones oficiales extranjeras. con la_ limitaciones que determine la reglamentación. Art. 21. - El Poder Ejecutivo instrumentará los regimenes necesarios a fin de que las exencones o desgravaciones totales o parciale- que alerten al gravamen de esta ley no produzcan efectos en lo medida en que de ello pudiera resultar una transferida de ingresos a fiscos extranjeros. A tales efectos que.lará facultado para limitar o eliminar las franquicias o para establecer las presunciones, sin admr ión de pruebas en contrario, que estime pertinentes Ganancia neta no imponible y cargas de pnnilia Art. 22.-Con sujeción a las disposiciones le] presente articulo, las personas de existencia visible residentes en e] país deducirán para la determin ción de la ganancia neta sujeta a impuesto: 1? De su ganancia neta comprendida en el artículo 78, hasta la suma de veinticu tro mil seiscientos pesos ($24.600). 2° De su ganancia neta comprendida en el artículo 48, en cuanto trabajen personaje ente en la actividad o empresa, hasta la suma de dieciocho mil pesos (518.000). En el supuesto de obtenerse ganancias not. s anuales comprendidas en los das puntos antes indicados, la deducción que autoriza el presente artir ¡lo será igual al importe que resulte mayor per apfi, ción de alguna de las siguientes normas: a) Cuando la ganancia mencionada en 1° : ea igual o mayor de dieciocho mil pesos ($11'.0"0), el monto a deducir será igual al importe de dicha ganancia y hasta un máximo de veinticuatro mil seiscientos pesos (S24.690); b) Cuando la ganancia mencionada en 7" sea inferior a dieciocho mil pesos (S18.000). el monto a deducir será igual al que resulte de la suma de dicha ganancia y la mencionada en 19

y hasta un máximo de dieciocho mil pesos ($ 18.000). Art. 23. - Las personas de existencia visible tendrán derecho a deducir de sus ganancias netas: a) En concepto de ganancias no imponibles la suma de veinte mil cuatrocientos pesos (520.400). siempre que sean residente, en el país; b) En concepto de cargas de familia, siempre que las personas que se indican sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a veinte mil cuatrocientos pesos ($20.400), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto: 1° Seis mil pesos ($6.000) anuales por el cónyuge; 2° Cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales por cada hijo o hijastro menor de edad o incapacitado para el trabajo y por cada hija o hijastra. 30 Cuatro mil pesos ($4.000) anuales por cada descendiente en línea recta varón (nieto, bisnieto menas de edad o incapacitado para el trabajo): por cada descendiente en línea recta mujer (nieta, bisnieta); por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastro y madrastra)' por cada hermano varón menor de edad o incapacitado para el trabajo y hermana cualquiera sea su edad; por el suegro y la suegra; por cada yerno menor de edad o incapacitado para el trabajo y nuera cualquiera sea su odad; e) La suma de seiricutos pesos (S 600' por el contribuyente e igual importe por cada una de las personas a su cargo . que se encuentren en las condicione, indicadas en el inciso b), en concepto de gastos médicos y odontológicos. Las deducciones de los incisos b) y e) sólo podrán efectuarlas el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles. Art 24 - Las deducciones previstas en e] artículo 23. inciso b), se harán efectivas proporcionalmente por periodos mensuales, computándose todo el mes en que ocurran las causas que determinen su cómputo o cese (nacimiento. casamiento. defunción, etcétera), En caso de fallecimiento del contribuyente, las deducciones previstas en el articulo 23 se harán efectivas proporcionalmente por periodos mensuales. computándose todo el nos en que tal hecho ocurra, La sucesión indivisa deducirá, aplicando igual proporción, los importes a que hubiera tenido derecho el causante. Para determinar las deducciones a que se refiere el artículo 22, se proporcionarán al tiempo -computándose para ambos sujetos todo el mes en que hubiere ocurrido el fallecimiento- los limites establecidos en cada caso por dicho artículo. Art. 25. - Los importes a que se refieren los artículos 20, 22, 23 y 87, incisos b) y d), serán actualizados anualmente en el mes de enero, a partir del año 1975 inclusive, mediante la aplicación del índice de actualización que fije la Dirección , sobre la base de los datos que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadistica y Censos. El índice de actualización a aplicar tendrá en cuenta la variación producida en los índices de precios al

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
consumidor en el período comprendido entre el 19 de enero y el 31 de diciembre del año fiscal inmediato anterior a aquel para el cual los respectivos importes se actualicen. La Dirección podrá redondear han¡¡¡ arriba en múltiplos de doce pesos ($ 12) los impones que se actualicen en virtud de lo dispuesto en este artículo.

2971

Sucesiones indivisas
Art. 33.-Las sucesiones indivisas son contribuyentes por las ganancias que obtengan hasta la fecha que se dicte declaratoria de herederos o se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad, estando sujetas al pago del impuesto, previo cómputo de las deducciones a que hubiere tenido derecho el causante, con arreglo a lo dispuesto en tos artículos 22 y 23 y con las limitaciones impues. las por los mismos. Art. 33. - Dictada la declaratoria de herederos o declarado válido el testamento y por el periodo que corresponda hasta la fecha en que se apruebe la cuenta particionaria, judicial o extrajudicial. el cónyuge supérstite y los herederos sumarán a sus propias ganancias la parte proporcional que, conforme con su derecho social o hereditario, les corresponda en las ganancias de la sucesión. Los legatarios sumarán a sus propias ganancias las producidas por los bienes legados. A partir de la fecha de aprobación de la cuenta particionaria. cada uno de los dereehohabi entes incluirá en sus respectivas declaraciones juradas las ganancias de los bienes que se le han adjudicado. Art. 35. - El quebranto definitivo sufrido por el causante podrá ser compensado con las ganancias obtenidas por la sucesión hasta la fecha de la declaratoria de herederos o hasta que se haya declarado válido el testamento, en la forma establecida por el articulo 19. Si aún quedare un saldo. el cónyuge supérstite y los herederos procederán del mismo modo a partir del primer ejercicio en que incluyan en la declaración individual ganancias producidas por bienes de la sucesión o heredades. La compensación de los quebrantos a que se alude precedentemente podrá efectuarse con ganancias gravadas obtenidas por la sucesión y por los herederos hasta el décimo año inclusive después de aquel en que tuvo su origen el quebranto. Análogo temperamento adoptarán el cónyuge supérstite y los herederos respecto a los quebrantos definitivos sufridos por la sucesión La parte del quebranto definitivo del causante y de la sucesión que cada uno de los herederos y el cónyuge supérstite podrán compensar en sus declaraciones juradas será la que surja de prorratear los quebrantos en proporción al porcentaje que cada uno de los derechohabientes tenga en el haber hereditario. Art. 36. - Cuando un contribuyente hubiese seguido al sistema de percibido, a los efectos de la liquidación del impuesto, las ganancias producidas o deven_gadas pero no cobradas hasta la fecha de su fallecimiento serán consideradas. a opción de los fntere3adcs. en alguna de las siguientes formas: a) Incluyéndolas en la última declaración jurada del causante; b) Incluyéndolas en la declaración jurada de la sucesión, cónyuge supérstite, herederos y/o legatarios, en el año en que las perciban. Salidas no documentadas Art. 37.-Cuando una erogación carezca de documentación y no se pruebe por otros medios que por su naturaleza ha debido ser efectuada para obtener, mantener. conservar y percibir ganancias gravadas no se admitirá su deducción en el balance impositivo

Concepto de residencia
Art. 26.-A los efectos de las deducciones previstas en los artículos 22 y 23, se considera residentes en la República a las personas de exist' ncia visible que vivan más de seis (6) meses en el pis en el transcurso del año fiscal. Las personas de 'existencia visible que se encuentren en el extranjero al servicio de la Nación, provincias o municipalidade'. también se consideran residentes en el país.

Conversión
Art. 27. - Todos los bienes introducidos en el país o dados o recibiuos en pago, sin que exista un precio cierto en moneda argentina, deben ser valuados en pesos a la fecha de su recepción eu pago. salvo disposición especial de esta ley. A tal erecto se aplicarán, cuando sea del caso, las disposiciones del artículo 62. Ganancias de los componentes de la sociedad conyugal Art. 28.-Las disposiciones del Código Civil sobre el carácter ganancial de los beneficios de los cónyuges no rigen a los fines del impuesto a las ganancias, siendo en cambio de aplicación las normas contenidas en los artículos siguientes. Art. 29. - Corresponde atribuir a cada cónyuge las ganancias provenientes de: a) Actividades personales (procesión, oficio, empleo, comercio, industria); b) Bienes propios; e) Bienes adquiridos con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria. Art. 30 .-Corresponde atribuir totalmente al marido los beneficios de bienes gananciales , excepto: a) Que se trate de un bien ganancial adquirido por la mujer en las condiciones señaladas en el apartado c) del artículo anterior; b) Que exista separación judi=al de bienes: e) Que la administración de bs bienes gananciales la tenga la mujer en v rtud de una resolución judicial. Ganancias de menores le edad

Art. 31.-Las ganancias de loes menores de edad deberán ser declaradas por la p, sena que tonga el usufructo de las mismas. A tal efecto, las ganancias del menor se adicionarán a las propias del usufructu:.rio. Sociedades entre córnluges Art. 32. - A los efectos del pre.ente gravamen sólo será admisible la suciedad entre i-ónyuges cuando el capital de la misma esté integr do por aportes de bienes cuya titularidad les corre:soonda de conformidad con las disposiciones de lo, artículos 29 y 30

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
y además estará sujeta al pago de la tasa del cuarenta y cinco por ciento (45%) que se considerará definitiva.

Reunión 550

Art. 38.-No se exigirá el ingreso indicado en el articulo anterior en los siguientes casos:
a) Cuando la Dirección presuma que los pagos han sido efectuados para adquirir ¡ tienes; b) Cuando la Dirección presuma qur los pagos -por su monto, etcétera- no llegan a ser ganancias gravables en manos del beneficiario. Retenciones Art. 39. - La percepción del impuesto .e realizará mediante la retención en la fuente, en os casos y en la forma que disponga la Dirección. Art. 40.-Cuando el contribuyente no haya dado cumplimiento a su obligación de retener rl impuesto de conformidad con las normas vigentes, 11 Dirección podrá, a los efectos del balance impositivo del contribuyente, impugnar el gasto efectuado por éste.

En los casos de inmuebles cedidos en locación, usufructo. uso, habitación o anticresis por un precio inferior al arrendamiento que rige en la zona en que los mismos están ubicados la Dirección podrá estimar de oficio la ganancia correspondiente. Art. 43. - Los que perciban arrendamientos en especie declararán como ganancia el valor de los productos recibidos. entendiéndose por tal el de su realización en el año fiscal o, en su defecto, e] precio de plaza al final del mismo. En este último caso, la diferencia entre el precio de venta y el precio de plaza citado se computará como ganancia o quebranto del año en que se realizó la venta. Art. 44. - Los contribuyentes que transmitan gratuitamente la suda propiedad del inmueble conservando para si el derecho a los frutos -de cualquier clase que sean-, uso o habitación, deben declarar la ganancia que les produzca la explotación o el valor locativo, según corresponda, sin deducir importe alguno en concepto de alquileres o arrendamientos, aun cuando se hubiere estipulado su pago.
CAPITULO II

TITULO II Categoría de ganancias
CAPÍTULO I

Ganancias de la segunda categoría.-Renta de capitales Art. 45. - En tanto no corresponda incluirlas en el artículo 48 de esta ley, constituyen ganancias de la segunda categoría: a) La renta de títulos, cédulas, bonos. letras de tesoreria, debentures, cauciones o créditos en dinero o valores privilegiados o quirografarios, consten o no en escritura pública, y toda suma que sea el producto de la colocación del capital, cualquiera que sea su denominación o forma de pago; b) Los beneficios de la locación de cosas muebles y derechos, las regalías y los subsidios periódicos; e) Las rentas vitalicias y las ganancias o participaciones en seguros sobre la vida; d) Las sumas percibidas en pago de obligaciones de no hacer o por el abandono o no ejercicio de una actividad. Sin embargo, estas ganancias serán consideradas como de la tercera o cuarta categoría. según el caso, cuando la obligación sea de no ejercer un comercio, industria, profesión, oficio o empleo; e) El interés accionario que distribuyan las cooperativas, excepto la de consumo; f) Los dividendos de acciones en efectivo o en especie -incluido acciones liberadas- de sociedades constituidas en el país, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago (reservas anteriores, rentas exentas de impuesto, etcétera) La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada dará derecho al cómputo como pago a cuenta de la obligación fiscal del ejercicio, de un importe igual al aumento de esta obligación producido por la inclusión de los dividendos hasta el limite del quince con cincuenta centésimos por ciento (15,50 %) sobre el monto de los mismos, que se elevará al veintidós por ciento (22 %.) cuando se trate de los sujetos comprendidos en el inciso a) de' artículo 63 En el casa de socios comanditados de las sociedades en comandita por acciones y sociedades de perso-

Ganancias de la primera categoría Renta del suelo Art. 41. - En tanto no corresponda inch,irlas en el articulo 48 de esta ley constituyen ganancias de la primera categoría, y deben ser declaradas por el propietario de los bienes raíces respectivos: a) El producido en dinero o en especie de la locación de inmuebles urbanos y rurales; b) Cualquier especie de contraprestartón que se reciba por la constitución a favor de terceros de derechos reales de usufructo, uso, habitación o anticresis; c) El valor de las mejoras introducidas en los inmuebles por los arrendatarios o inquilinos que constituyan un beneficio para ' 1 propietario y en la parte que éste no esté obligado a indemnizar; d) La contribución directa o territoral y otros gravámenes que el inquilino o arrendatario haya tomado a su cargo; e) El importe abonado por los inquilinos o arrendatarios por el uso de muebles y otros accesorios o servicios que suministre el propietario; f) El valor locativo computable por lo! inmuebles que sus propietarios ocupen para r(creo, veraneo u otros fines semejantes; g) El valor locativo o arrendamiento resunto de inmuebles cedidos gratuitamente o un precio no determinado Se consideran también de primera en'egoria las ganancias que los locatarios obtienen por el producido, en dinero o en especie, de los inmuebles urbanos o rurales dados en sublocación_ Art. 42. -Se presume de derecho que el valor locativo de todo inmueble urbano no es inferir r al fijado por la Administración General de Obren. Sanitarias de la Nación o. en su defecto, al establecí o por las municipalidades para el cobro de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza. A falta de estos indices, el valor locativo podrá ser apreciado por la Dirección.

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 2973
Art. 50. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes de cambio, excepto inmuebles. se entenderá por ganancia bruta el total de las ventas netas menos el costo de adquisición , producción o, en su caso, valor a la fecha de ingreso al patrimonio o valor en el último inventario de los bienes de cambio vendidos. Tratándose de inmuebles se entenderá por ganancia bruta la determinada conforme a las disposiciones de los artículos 55 y 57. Se considerará venta neta el valor que resulte de deducir a las ventas brutas las devoluciones, bonificaciones. descuentos u otros conceptos similares, de acuerdo con las costumbres de plaza. Art. 51. - Para practicar el balance impositivo la existencia de mercadería deberá computarse utilizando para su determinación algunos de los siguientes métodos: a) Costo de producción o adquisición El costo de adquisición se establecerá de acuerdo con los valores referidos -a opción del contribuyente- a costo de la última compra, precio de las compras más recientes, promedio ponderado de la compra de un periodo dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, o promedio ponderado de la compra de un periodo dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, teniendo en cuenta el movimiento operado. Igual criterio se aplicará para la valuación de la materia prima y demás insumos físicos. El costo de producción para la valuación de la existencia de productos elaborados o semielaborados se determinará aplicando el mismo criterio indicado precedentemente; b) Costo en plaza; c) Precio en plaza menos gastos de venta; d) Precio de venta menos gastos de venta; e) Costo de producción o adquisición o costo en plaza, el que sea menor. En el caso de inmuebles, éstos se inventariarán al precio de compra o valor te construcción pagado por el contribuyente, disminuido en las amortizaciones ordinarias que hubiera correspondido practicar en los balances impositivos. Deberá entenderse en todos los casos que el precio a consignar será el efectivamente incurrido, teniendo en cuenta para su fijación las normas que establezca el reglamento. En caso de forestación y reforestación, se podrá tomar como precio de inventario el que resulte de adicionar anualmente al costo de las plantaciones el aumento del valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección. La Dirección podrá acepar y/o aplicar el sistema de costo real de producción o adquisición cuando se adapte a las modalidades del negocio, sea uniforme y resulte fácil la individualización del bien a que se refiere. Elegido uno cualquiera de estos métodos de valuación, no podrá ser variado sin autorización de la Dirección y previo los ajustes que deberán efectuarse de acuerde con lo que disponga la reglamentación. Autorizado el cambio de método se aplicará a partir del ejercicio futuro que fije la Dirección. Los inventarios deberán consignar en forma detallada la existencia de cada artículo con su respectivo precio unitario. En la valuación de los inventarios no se permitirán deducciones en forma global por reservas ge-

nas, el reglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta a que se refiere el segundo párrafo. Art. 46. - Se considera regalía, a los efectos de esta ley, toda contraprestación que se reciba, en dinero o en especie, por la transferencia de dominio, uso o goce de cosas o por la cesión de derechos, cuyo monto se determine en relación a una unidad de producción, de venta, de explotación, etcétera, cualquiera que sea la denominación asignada. Art. 47. -A los efectos del impuesto se presume que toda deuda, sea ésta la consecuencia de un préstamo, de venta de inmuebles, etcétera, devenga un tipo de interés no menor al fijado oficialmente para descuentos comerciales.
CAPITULO 111

Ganancias de la tercera categoría. - Beneficios de las empresas y ciertos auxiliares de comercio
Art. 48.-Constituyen ganancias de la tercera categoría: a) Las obtenidas por los responsables incluidos en el artículo 63; b) Todas las que deriven de cualquier otra clase de sociedades o empresas unipersonales, así como las que correspondan a los socios comanditados en las sociedades en comandita por acciones. No están comprendidas en esta categoría las ganancias derivadas de sociedades dedicadas a las actividades indicadas en los incisos e ) y f) del articulo 78, siempre que las mismas no se complementen con una explotación comercial. Tales ganancias se declararán en la cuarta categoría. in perjuicio de que para su determinación se apliquen las disposiciones que rigen la pn"sente categoría; c) Las derivadas de la actividad de comisionista, rematador, consignatario v demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría; d) Las derivadas de la enajenación de inmuebles, cualquiera fuere su uso , destino, cuando hubieran transcurrido menos de dos ( 2) años desde la fecha de adquisición o, en su caso, finalización de la construcción. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y en especie, los viáticos, etcétera, que se perciban por el ejercicio de las actividades incluidas en este artículo en cuanto excedan de las sumas que la dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de gastos efectuados Cuando la actividad profesional a que se refiere el artículo 78 se complemente con una explotación comercial o viceversa (sanatorios, etcétera). el resultado total que se obtenga del conjunio de esas actividades se considerará como ganancia de la tercera categoría Art. 49. - El resultado del balance impositivo del única dueño y de las sociedades a que se refiere el inciso b) del articulo anterior se considerará íntegramente distribuido a aquél o enlie los socios de estas últimas, aun en el caso de m• acreditarse en sus cuentas particulares. Tratándose de sociedades en comandita por acciones, el resultado del balance impositivo se considerará distribuido en la parte que corresponda a los socios comanditados, la que se determinará aplicando la proporción que, por el contrato social, corresponda a dichos socios en las utilidades o pérdidas.

2974

CAMARA DF SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

nerales, constituidas para hacer frente a fluctuaciones de precio o contingencias de otro orden. Las existencias de haciendas de un establecimiento ganadero serán valuadas conforme con alguno de los siguientes métodos y de acuerdo con la, normas que al respecto fije la reglamentación: a) Costo de producción; b) Costo estimativo o precio fijo; e) Precio de plaza para el contribuyente; d) Costo de adquisición; e) Costo de producción o estimativo o t recio en plaza para el contribuyente, el que snn menor. Los ganaderos criadores podrán optar po'- alguno de los sistemas indicados en los incisos o', b), e) o e). Por su parte, los invernadores optarán ristre precio en plaza para el contribuyente o costo de adquisición. Las disposiciones sobre mercaderías serán de aplicación en lo pertinente para practicar lo, avalúos de hacienda. Para practicar el balance impositivo del impuesto a las ganancias se podrá tomar como previo de inventario de las plantaciones el que resulte de adicionar anualmente al costo de los mismos 'd aumento de valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección General Impositiva. El mayor valor así obtenido, sin perjuicio di resultar computable como costo en la oportunidad de la venta de la madera, será deducible en la determinación del impuesto del año :n que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determine la reglamentación. Art. 52. - A los fines de este impuesto se considera mercaderia toda la hacienda, cualquiera sea su categoría, de un establecimiento agropecur rio. Sin embargo. a los efectos de lo dispuesto por el articulo 90. se otorgará el tratamiento de :-ctivo fijo a las adquisiciones de reproductores, incluid;,; las hembras, cuando fuesen de pedigré o puros por cruza, Art. 53. - Cuando el contribuyente retira para su uso particular o de su familia o destine mercaderías de su negocio a actividades cuyos resultados no están alcanzados por el impuesto (recreo, riud, donaciones a personas o entidades no exentas , etcétera). a los efectos del presente gravamen se considerará que tales actos se realizan al precio que se obtiene en operaciones onerosas con terceros. Igual tratamiento corresponderá dispensar a las operaciones realizadas por una sociedad por cuenta de y a sus socios. Art. 54. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes amortizables -exc(pto inmuebles-, la ganancia bruta se determinará ite acuerdo con las siguientes normas: 1) Al valor de adquisición o produccióni -excluida en su caso diferencia de cambio- se le restarán las amortizaciones ordinarias calculadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90, punto 1), correspondientes a los períodos de vida útil transcurrido, o, en su caso, las amortizaciones aplicadas por el contribuyente en virtud de normas especiales. 2) Al valor residual as¡ determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción que indique la tabla elaborada por la Dirección para imestre calendario vencido a la feel último cha de venta.

Cuando se trate de bienes revaluados con arreglo al decreto ley 17.33567 de revalúo de activos, podrá optarse por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado, el monto que resulte de agregar al valor residual (apartado 1) el saldo de revalúo aún no amortizado. Art. 55. - En todos :os casos en que las ganancias provengan de la enajenación de inmuebles, la ganancia bruta se determinará deduciendo del precio de enajenación el costo computable. Se considerará costo computable el valor de adquisición o construcción más el costo del terreno -incluidos los gastos incurridos con motivo de la adquisición- disminuidos er la suma que resulte de aplicar el dos por ciento (2 %) anual sobre la parte atribuible al edificio o construcción, desde la fecha de ingreso al patrimonio. Art. 56. -A los efectos de la determinación de la ganancia neta. se deducirán -con las limitaciones establecidas en esta ley- todos los gastos que hubiesen sido necesarios para la obtención del beneficio, a condición de que no hubiesen sido ya considerados en la liquidación de este gravamen. Art. 57. - En los casos en que los inmuebles pertenecientes a los sujetos comprendidos en los incisos a), b) o c) del artículo 48, hubieran permanecido más de dos (2) años en el patrimonio de los mismos y en los casos de inmuebles comprendidos en el artículo 81, sobre el costo computable determinado de acuerdo con las normas del artículo 55 se aplicará el indice de actualización referido a la techa de adquisición o construcción, según la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de enajenación. Art. 58. - Cuando se trate de inmuebles revaluados de conformidad con la ley 15.272 o el decreto ley 335,167, el costo computable se determinará en la 17.335, forma expuesta precedentemente o estará dado por el que resulte de agregar al monto establecido, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 55, el saldo de revalúo en la parte no amortizada, a opción del contribuyente. De optarse por este último no será aplicable el indice de actualización a que se ha hecho referencia. Art 59. - Cuando lis ganancias provengan de la enajenación de bienes que no sean inmuebles, bienes de cambio o bienes amortizables, el resultado se establecerá deduciendo del valor de enajenación el valor de adquisición, construcción y el monto de las mejoras efectuados. En el caso de acciones Y títulos públicos cotizables en bolsa se eaará a lo dispuesto en el articulo 83. Art. 60. - Cuando alguno de los bienes amortizables, salvo los inmuebles, quedara fuera de uso (desuso), el contribuyente podrá optar entre seguir amortizándolo anualmente hasta la total extinción del valor original o imputar la diferencia que resulte entre el importe aún no amortizado y el precio de venta en el balance impositivo del año en que ésta se realice. En lo pertinente serán de aplicación las normas sobre ajuste de la amortización y del valor de los bienes contenidas en los artículos 54 y 90. Art. 61. -En el supuesto de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, podrá optarse por imputar la ganancia de la enajenación al balance impositivo o, en su defecto, afectar la ganancia al costo del nuevo bien, en cuyo caso la amortización prevista en el artículo 90 deberá practicarse sobre

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

2975

el costo del nuevo bien disminuido en el importe de la ganancia afectada. Dicha opción será también aplicable cuando el bien reemplazado sea un inmueble afectado a la explotación como bien de uso (incluidas las explotaciones agropecuarias), siempre que tal destino tuviera, come mínimo, una antigüedad de dos (2) años al momento de la enajenación y a condicidm de que el importe total obtenido en la enajenación se reinvierta en el bien de reemplazo o en otros bienes de uso afectados a la explotación La opción para afectar el limeficio al costo del nuevo bien sólo procederá cuamlo ambas operaciones (venta y reemplazo) se efectúen dentro del término de un tL año Art. 62. - Para contabilizar I. v operaciones en moneda extranjera deberá seguirse un sistema uniforme. y les tipos de cambio a emplear serán los que fije la reglamentación para cada fase de operaciones Las diferencias de cambio se determinarán por revaluación anual de los saldos impagos y por las que se produzcan ertre la última valuación y el importe del pago total o parcial de los saldos, y se imputarán al balance impositivo anual. Sociedades de repital Art, 63. - Las sociedades de capital, por sus ganancias netas imponibles, que(1:m sujetas a las siguientes tasas: a) Al veintidós por ciento (22 %): 1) Las sociedades anónimas constituidas en el país. 2) Las sociedades en comandita por acciones constituidas en el país en la parte que no corresponda a los so-ios comanditados. 3) Las asociaciones civiles y fundaciones constituidas en el peis en cuanto no corresponda por esta ley otro tratamiento impositivo. 4) Las sociedades de er.)nomía mixta por la parte de las utilidades no exentas de impuesto; b) Al cuarenta y cinco por ciento (45 %) los establecimientos comercia bus, industriales, agropecuarios, mineros o de cualquier otro tipo. organizados en forma de -mpresa estable, pertenecientes a asociaciones sociedades o empresas, cualquiera sea su o;r uraleza, constituidas en el extranjero o a personas físicas residentes en el exterior. Quedan comprendidas en este inciso las empresas y personas que se , ncuentren en alguna de las situaciones previstas en el artículo 14 de esta ley. Art. 64. -Los beneficios impositivos del ejercicio obtenidos por las entidades ci mprendidas en los apartados 1), 2) y 4) del inciso u) del articulo anterior, no distribuidos dentro de I,,s plazos que fije el Poder Ejecutivo, estarán sujetos i la tasa del veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (29,50 %) Se entenderá por beneficios impositivos no distribuidos al monto que resulte de deducir de los beneficios netos imponibles del ejercicio: a) El impuesto establecido rn el artículo anterior que recaiga sobre los mismos; b) El importe destinado en rl ejercicio a constituir el fondo de reserva legal;

c) El monto de los dividendos en efectivo o en especie -incluidas acciones liberadas- puestos a disposición de los accionistas.
El gravamen ingresado conforme a lo dispuesto precedentemente dará lugar a un crédito de libre disponibilidad a favor del responsable en la medida en que se configure la posterior distribución de dichos beneficios -

A los fines indicados y a los previstos en el inciso c) del segundo párrafo los dividendos ce considerarán integrados, en primer término, con beneficios impositivos. Art 65. - Para la aplicación de lo dispuesto en el artículo anterior se entenderá por distribución de los beneficios su puesta a disposición a favor de los accionistas. La entidad emisora o pagadora deberá retener e ingresar dentro de los plazos que fije el Poder Eje, cutivo el veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (2950,1 del saldo impago de los dividendos puestos a disposición. Si se tratara de dividendos en especie o acciones liberadas, el ingreso de las retenciones indicadas será efectuado por la sociedad o el agente pagador, sin perjuicio de su derecho de exigir el reintegro por Partede los accionistas. a cuyo fin podrá diferir la entrega de los bienes o valores hasta que se haga efectivo dicho reintegro. Además, el aludido agente de retención, transcurridos treinta (30) dios contados a partir del ingreso de la retención, queda facultado para ejecutar los bienes o valores cuya entrega hubiera diferido a los fines de efectivizm el mencionado reintegro. Las retenciones practicadas de conformidad con lo dispuesto precedentemente podrán ser computadas por los beneficiarios de la renta en su declaración jurada anual. Art 66. - Cuando se distribuyan dividendos en especie -excepto acciones liberadas-, la diferencia entre el valor corriente en plaza a la fecha de la distribución y su costo se considerará ganancia alcanzrda por este impuesto y deberá incluirse en el balance Impositivo de la sociedad correspondiente al ejercicio en que la distribución tenga lugar. Asf mismo, dicha diferencia se considerará dividendo comprendido en el artículo 45, inciso f). Los dividendos distribuidos en acciones liberadas serán considerados a su valor nominal a los fines indicados precedentemente salvo respecto de acciones que coticen en bolsa o mercados de valores, en cuyo caso será optativo computar dichos dividendos, a los fines del articulo 45, inciso j), al valor de cotización conforme a la reglamentación. Casos especiales en la determinación de la renta. - Explotaciones agropecuarias Art. 67.-A los efectos de la determinación de la renta neta de las explotaciones agropecuarias sólo serán de aplicación las normas de los artículos siguientes, salvo en los casos que expresamente se excluyan del régimen instituido por las mismas. Se considerará, sin admitir prueba en contrario, explotación agropecuaria a toda tierra con aptitud para esos fines, cualquiera sea su afectación y aun cuando permanezca inexplotada, considerándose titular de su renta a quien tenga el uso y goce de aquélla. El Poder Ejecutivo queda facultado para determinar, en su caso, esta ultima circunstancia, teniendo en cuenta las características de las relaciones jurídicas existentes con relación a dichas tierras.

2976

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

Art, 68.- Quedan excluidos del régimen que establece el articulo anterior los siguiente, predios o fracciones de predios:
a) Los ubicados en zonas boscosas donde se realice +xclusivamente explotación forestal y los destinados a forestación o reforestación con fines de ulterior explotación industrial, desde el año de iniciación efectiva de los trabajos y a condición de que los respectivos planes de forestación y reforestación hubieran sido aprobados por la autoridad forestal nacional o provincial respectiva; b) Los que fueran utilizados únicamente como soportes de instalaciones produce vas; e) Los que siendo áridos y reconocidos como tales por autoridades competentes, que fueran recuperados e incorporados por cualesquiera de los procedimientos técnicos que se aplican en el presente o se crearen en el futuro y destinados a producción agropecuaria en forma permanente; asi como también los predios anegados que se recuperen para su uso agropecuario . Esta exclusión será optativa para el contribuyente y por un periodo de diez (10) años a partir de la fecha de le puesta en producción del predio; d) Los comprendidos dentro de los limitas urbanos; e) Los que forman extensiones a urbanizar, luego de aprobado el plano de subdivisión por los organismos oficiales competentes y realizadas las obras de urbanización en la medida que fije La reglamentación; f) Los destinadas en forma efectiva y permanente a establecimientos fabriles, instalaciones o depósitos de plantas industriales comerciales: g) Los afectados a la explotación d' salinas, canteras v otros yacimientos de minerales o rocas; h) Los concedidos para fines exclu='vos de cateo: i) Para los cedentes, los cedidos en uso y goce con arreglo a lo dispuesto en el artículo 67 y siempre que su participación en los resultados de la explotación no supere el iorcentaje que fije la reglamentación En caso de que lo supere. serán responsables par la parte de la renta que proporcionalmente corresponda a su participación: j) Los que el relevamiento cataste tl agrario determine que carecen de aptitud cara la explotación agropecuaria. Art. 69. - El Poder Ejecutivo queda facultado para excluir del régimen a los predios ubicados en zonas que no contaran con el relevamiento atastral a que se refiere el articulo 34 de la ley 20 [ 8. ArL 79 -Se considerará renta neta re las explotaciones agropecuarias la renta neta peo' encial normal po^ unidad de superficie multiplicada I^n la superficie total del predio o de los predios utili:able en cada explotación, según las normas del e¡ evamiento catastral agrario Cuando- por circunstancias exeepci(,oales provocadas por case fortuito o fuerza mayor se verifiquen pérdidas de la renta neta efectiva de ano explotación agropecuaria en cantidad mayor de un treinta por ciento (30 st,, del promedio anual do i último quinquenio a valores constantes, el contribuyente tendrá derecho a una reducción proporciornl de la renta neta potencial del año fiscal en qu, se verifiquen tales acontecimientos.

Art. 71. - Los arrendatarios o aparceros deducirán de la renta neta total, determinada según las normas que anteceden, el monto de los arrendamientos o del porcentaje de la aparcería. Art. 72 - Los titulares de explotaciones que se inicien podrán, durante un periodo que no exceda de los cinco (5) años, deducir de la renta neta potencial el porcentaje del valor de las inversiones efectuadas para la habilitación de las tierras, obras básicas de infraestructura e instalaciones fijas que establezca la reglamentación. Empresas de construcción Art. 73. - En el caso de construcciones, reconstrucciones y reparaciones de cualquier naturaleza para terceros, en que las operaciones generadoras del beneficio afecten a más de un período fiscal , el resultado bruto de las mismas deberá ser declarado dt acuerdo con alguno de los siguientes métodos, a opción del contribuyente: a) Asignando a cada periodo fiscal el beneficio bruto que resulte de aplicar, sobre los importes cobrados, el porcentaje de ganancia bruta previsto por el contribuyente para toda la obra. Dicho coeficiente podrá ser modificado -para la parte correspondiente a ejercicios aún no declarados- en caso de evidente alteración de lo previsto al contratar. Los porcentajes a que se ha hecho referencia precedentemente se hallan sujetos a la aprobación de la Dirección: b) Asignando a cada periodo fiscal el beneficio bruto que resulte de deducir del importe a cobrar por todos los trabajos realizados en el mismo los gastos y demás elementos determinantes del costo de tales trabajos. Cuando la determinación del beneficio en la forma indicada no fuera posible o resultare dificultosa podrá calcularse la utilidad bruta contenida en lo construido siguiendo un procedimiento análogo al indicado en el inciso a). En el caso de obras que afecten a dos períodos fiscales, pero su duración total no exceda de un año, el resultado podrá declararse en el ejercicio en que se termine la obra. La Dirección, si lo considera justificado, podrá autorizar igual tratamiento para aquellas obras que demoren más de un año, cuando tal demora sea motivada por circunstancias especiales (huelga, falta de material, etcétera). En los casos de los incisos a) y b), la diferencia en más o en menos que se obtenga en definitiva, resultante de comparar la utilidad bruta final de toda la obra con la establecida mediante alguno de los procedimientos indicados en dichos incisos, deberá incidir en el año en que la obra se concluya. Elegido un método, el mismo deberá ser aplicado a todas las obras. trabajos, etcétera. que efectúe el contribuyente y no podrá ser cambiado sin previa autorización expresa de la Dirección, la que determinara a partir de qué periodo fiscal podrá cambiarse el método. Minas, canteras y bosques Art 74. - El valor impositivo de las minas, canteras, bosques y bienes análogos estará dado por la parte del costo atribuible a Los mismos. más, en su caso, los gastos ¡ocurridos para obtener la concesión. Cuando se proceda a la explotación de tales bienes en forma que implique un consumo de la substancia

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
productora de la renta , se admitirá la deducción proporcionalmente al agotamiento de dicha substancia, calculada en función de las unidades extraídas La reglamentación podrá disponer , tomando en consideración las características y naturaleza de las actividades a que se refiere el presente artículo, índices de actualización aplicables a dicha deducción. La Dirección podrá autorizar otros sistemas destinados a considerar dicho agotamiento siempre que sean técnicamente justificados. Art. 75 -Cuando con los elementos del contribuyente no fuera factible determinar la ganancia bruta en la explotación de bosques naturales , la Dirección fijará los coeficientes de ganancia bruta aplicables. Reorganización dr sociedades Art. 76. - Cuando se reorganicen sociedades o fondos de comercio en los términos de este artículo, los resultados que pudieran surgir como consecuencia de la reorganización no est;irán alcanzados por el impuesto de esta ley. siempre que la entidad continuadora prosiga, durante un 'lapso no inferior a dos 12) años desde la fecha de la operación, la actividad de la empresa reestructurada u otra vinculada con la misma. En tales casos, los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el articulo siguiente, correspondientes a los sujetos que se reorganizan, serán trasladados a la entidad continuadora. El cambio de actividad antes de transcurrido el lapso señalado tendrá efecto de condición resolutoria. La reorganización deberá ser tomunicada a la Dirección en los plazos y condiciones que la misma establezca. En los casos en que por el tipo de reorganización no se produzca la transferencia total de la o las empresas reorganizadas. el traslado de los derechos y obligaciones fiscales quedara supeditado a la aprobación previa de la Dirección. Se entiende por reorganización de sociedades o fondos de comercio: a) La fusión de empresas preexistentes a través de una tercera que se forme o por absorción de una de ellas; b) La división de una empresa en dos o más que continúen las operaciones de la primera; c) Las ventas y transferencias de una entidad a otra que, a pesar de ser jurídicamente independientes, constituyan un mismo conjunto económico. En los casos de otras venlas y transferencias de fondos de comercio, no se trasladarán los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente. y cuando el precio de transferencia asignado sea superior al corriente en plaza de los bienes respectivos, el valor a considera' impositivamente será dicho precio de plaza, debienfo disponerse al excedente el tratamiento que da 'sta ley al rubro llave. Art. 77. - Los derechos y ol ligaciones fiscales trasladables a la o las empresc, continuadoras, en los casos previstos en el artículo anterior, son: 1. Los quebrantos impositivos no prescritos, acumulados. 2. Los saldos de revahios impositivos aún no amortizados. 3. Los saldos de franquicias impositivas o deducciones especiales ro utilizadas en virtud de limitaciones al monto computable en cada

2977

periodo fiscal y que fueran trasladables a ejercicios futuros. 4. Los cargos diferidos que no hubiesen sido deducidos. 5. Las franquicias impositivas pendientes de utilización a que hubieran tenido derecho la o las empresas antecesoras, en virtud de] acogimiento a regímenes especiales de promoción, en tanto se mantengan en la o las nuevas empresas las condiciones básicas tenidas en cuenta para conceder el beneficio. A estos efectos deberá expedirse el organismo de aplicación designado en la disposición respectiva. 6. La valuación impositiva de los bienes de uso, de cambio e inmateriales, cualquiera sea el valor asignado a tos fines de la transferencia. 7. Los reintegros al balance impositivo como consecuencia de la venta de bienes o disminución de existencias, cuando se ha hecho uso de franquicias o se ha practicado el revalúo impositivo de bienes por las entidades antecesoras, en los casos en que así lo prevean las respectivas leyes. 8. Los sistemas de amortización de bienes de uso e inmateriales. 9. Los métodos de imputación de utilidades y gastos al año fiscal. 10. El cómputo de los términos a que se refieren los artículos 57 y 61 cuando de ello depende el tratamiento fiscal. 11. Los sistemas de imputación de las previsiones cuya deducción autoriza la ley. Si el traslado de los sistemas a que se refieren los apartados 8, 9 y 11 del presente articulo produjera la utilización de criterios o métodos diferentes para similares situaciones en la nueva empresa, ésta deberá optar en el primer ejercicio fiscal por uno u otro de los seguidos por las empresas antecesoras, salvo que se refieran a casos respecto a los cuales puedan aplicarse, en una misma empresa o explotación. tratamientos diferentes. Para utilizar criterios o métodos distintos a los de la o las empresas antecesoras , la nueva empresa deberá solicitar autorización previa a la Dirección, siempre que las disposiciones legales o reglamentarias lo exijan.
CAPITULO IV

Ganancias de la cuarta categoría. - Renta del trabajo personal Art. 78. - Constituyen ganancias de cuarta categoría las provenientes: a) Del desempeño de cargos públicos; b) Del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia; c) De las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal y de los consejeros de las sociedades cooperativas; d) De los servicios personales prestados por los sucios de las sociedades cooperativas mencionadas en la última parte del inciso e) del artículo 45 que trabajen personalmente en la explotación, inclusive el retorno percibido por aquéllos; e) Del ejercicio de profesiones liberales y de funciones de albacea, sindico, mandatario, ges-

2978

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION tor de negocios, director de sociedades anónimas y fideicomisario;

Reunión 55a

f) Los derivados de las actividades de corredor, viajante de comercio y despachante de aduana. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y ,ir especie, los viáticos, etcétera, que se perciban poa el ejercicio de las actividades incluidas en este articulo, en cuanto excedan de las sumas que la Dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de gastos efectuados.
CAPITULO V

Ganancias de la quinta categoría. - Ganancias no incluidas en las restantes catenarias Art. 79.-Constituyen ganancias de la quinta categoría: a) Las obtenidas por todo acto que importe la disposición de bienes a titulo oneroso, excluidos los comprendidos en la tercera categoría; b) En general, toda clase de enriquecimiento que no esté expresamente incluirlo en las otras categorías. Art. 80. - La ganancia bruta obtenida por la enajenación de bienes que hayan sido amortizables en poder del contribuyente, excepto inmuebles, se determinará deduciendo del precio de vent.i el valor residual ajustado, el cual se determina-á de acuerdo con las siguientes normas: 1. Al valor de adquisición o produnción -excluidas en su caso las diferencias de cambio- se le restarán las amortizaciones rilinarias, calculadas de conformidad con L dispuesto en el artículo 90, correspondientes a los períodos de vida útil transcurridos. 2. Al valor residual así determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición, o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo al decreto ley 17.335/67, podrá optaras por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado , el monto que resulte de agregar al valor resultante del apartado 1 el saldo de revalúo no amortizado. Art. 81. - Cuando se trate de inmuebles, la ganancia se determinará con arreglo a lo dispuesto en los artículos 55 a 58 de esta ley. Art. 82. - La ganancia bruta obtenida en la venta de bienes -excepto inmuebles y bienes: amortizablesse determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición o aporte y el monto de las mejoras o nuevos aportes efectuados Art. 83.-En el supuesto de accionrrs y demás valores mobiliarios cotizables en bolsa, adquiridos con anterioridad al 19 de enero de 1974, sr presumirá. sin admitirse prueba en contrario, que el precio de adquisición es igual a la última cotización anterior a esa fecha.

luación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto de $ 200.000 entre pagar el impuesto que resulte de la venta o afectar la utilidad obtenida en la forma y condiciones que determine la reglamentación al costo del nuevo inmueble. Este tope de valuación fiscal será actualizado conforme al articulo 96. Esta opción deberá ser formulada antes del vencimiento del plazo para presentar las declaraciones juradas correspondientes al año de enajenación. Dentro del término de un año a contar de la fecha de enajenación deberá producirse la adquisición del bien de reemplazo, o haberse producido con una anteiación no mayor a un año de la fecha de enajenación. Cuando se realice la cesión de inmuebles con el propósito de destinarlos a la construcción de un nuevo edificio incluido dentro del régimen de la ley 13.512, recibiendo el cedente, como compensación por el bien cedido, una n más unidades de la nueva propiedad, podrá también optarse entre pagar el impuesto que resulte de la operación o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que fije la reglamentación, al costo de la o de las unidades recibidas. Art. 85. - En el caso de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, será de aplicación lo dispuesto en el artículo 61.

TITULO III De las deducciones
Art. 86.-Los gastos cuya deducción admite esta ley, con las restricciones expresas contenidas en la misma, son los efectuados para obtener, mantener, conservar y percibir las ganancias gravadas por este impuesto y se restarán de las ganancias producidas por la fuente que los origina. Cuando los gastos se efectúen con el objeto de obtener, mantener, conservar y/o percibir ganancias gravadas y no gravadas, generadas por distintas fuentes productoras. la deducción se hará de las ganancias bruta: que produce cada una de ellas en la parte o proporción respectiva. Cuando medien razones prácticas. y siempre que con ello no se altere el monto del impuesto a pagar, se admitirá que el total de uno o más gastos se deduzca de una de las fuentes productoras. Art. 87. - De la ganancia del año fiscal, cualquiera fuese la fuente de ganancia y con las limitaciones contenidas en esta ley, se podrá deducir: a) Los intereses de deudas y los gastos originados por la constitución, renovación o cancelación de las mismas; b) Las sumas que pagan los asegurados por seguros para casos de muerte; en los seguros mixtos sólo será deducible la parte de la prima que cubre el riesgo de muerte, Fijase como importe máximo a deducir por los conceptos indicados en este inciso la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales, se trate o no de prima única; c) Las donaciones a los fiscos nacional, provinciales y municipales y a las instituciones comprendidas en el artículo 20, incisos e), f) Y g), realizadas en las condiciones que determine la reglamentación y hasta el limite del veinte por ciento (20 %) de la ganancia neta del ejercicio. La reglamentación establecerá as¡ mismo el procedimiento a seguir cuando las donaciones las efectúen sociedades de personas;

Art. SI .- En el supuesto de venta de uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir una vivienda destinada a casa -habitación propia y única del contribuyente podrá optarse siempre que la va-

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

2979

d) Los gastos de sepelios ¡ocurridos en el país, hasta la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000), cuando correspondan al contribuyente o a las personas a su cargo , y a condición de que se cumplan los requisitos que al efecto establezca la reglamentación: e) Las contribuciones o descuentos para fondos de jubilaciones, retiros, pensiones o subsidios, siempre que se destinen a rajas nacionales, provinciales o municipales; f) La amortización del saldo de revalúo del decreto ley 17.335/67. Deducciones especiales de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta Art. 88. - De las ganancias de las categorías primera. segunda, tercera y cuarta, y con las limitaciones de -sta ley, también se podrán deducir: a) Los impuestos y tasas que recaen sobre los bienes que produzcan ganancias; b) Las primas de seguros que cubran riesgos sobre bienes que producen ganancias; c) Las pérdidas extraordinarias sufridas por caso fortuito o fuerza mayor en los bienes que producen ganancias, como incendios , tempestades u otros accidentes o siniestros , en cuanto no fuesen cubiertas por seguros o (ndemnizaciones; d) Las pérdidas debidamente comprobadas, a juicio de la Dirección , originadas por delitos cometidos contra los bienes di explotación de los contribuyentes por empleados de los mismos, en cuanto ro fuesen cubiertas por seguros o indemnizaciones; e) Los gastos de movilidad. viáti-os y otras compensaciones análogas en la -urna reconocida por la Dirección; f) Las amortizaciones por desga te y agotamiento y las pérdidas por desuso. d, acuerdo con lo que establecen los artículos pertinentes. En los casos de los incisos c) y d), el decreto regla. mentaría fijará la incidencia que en el costo del bien tendrán las deducciones efectuadas. Art. 89-- En concepto de amortiv ción de edificios y demás construcciones sobre inmu' bles se admitirá deducir el dos por ciento (2%) sobre el costo de) edificio o construcción o sobre la p rte del valor de adquisición atribi,i b le a los mismos, (, niendo en cuenta la relación existente en el avalúo fiscal o, en su defecto, según el justiprecio que se practique al efecto, hasta agotar dicho costo o valor. El monto resulrante .. ajustará conforme al procedimiento indicado en :1 articulo 90. apartado 2. Cuando se trate de bienes revalua'ios conforme con el decreto ley 17.335/67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado , n dicho decreto ley o por el sistema indicado prer.,dentemente. En este último, cesará la amortización del saldo de revalúo. Art. 90.-En concepto de amorti: ación impositiva anual para compensar el desgaste d, los bienes -excepto inmuebles- empleados por el contribuyente para producir ganancias gravadas, se admitirá deducir la suma que resulte de acuerdo ron las siguientes normas: 1. Se dividirá el costo o valor de adquisición de los bienes por un número igual a los años de vida útil probable de los mismos. La Dirección podrá admitir un procedimiento distin-

te (unidades producidas, horas trabajadas, etcétera) cuando razones de orden técnico lo justifiquen. 2. A la cuota de amortización ordinaria calculada conforme con lo dispuesto en el apartado anterior, o a la cuota de amortización efectuada por el contribuyente con arreglo a normas especiales. se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de cierre del periodo fiscal que se liquida. El importe así obtenido será la amortización anual deducible. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo con el decreto ley 17.335,67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado en dicho decreto ley o por el sistema indicado precedentemente, en cuyo caso cesará la amortización del saldo de revalúo. Cuando los bienes importados para destinarlos al activo fijo lo sean por un importe superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen. más los gastos de transporte y seguro hasta la República Argentina, se considerará. salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el importador de la República y el exportador del exterior. En tales casos la diferencia que resulte no será amortizable ni deducible en forma alguna a los efectos impositivos. A los efectos de la leterminación del valor original de los bienes amortizables, no se computarán las comisiones pegadas yio acreditadas a entidades del mismo conjunto económico, intermediarias en la operación de compra, salvo que se pruebe una efectiva prestación de servicios a tales fines Sin embargo el valor total del bien adquirido, incluso la comisión de compra, no podrá ser superior en ningun caso al que corresponda admitir por aplicación de lo dispuesto precedentemente. Deducciones especiales de la primera categoría

Art. 91. - De los beneficios incluidos en la primera categoría se podrá deducir también los gastos de mantenimiento del inmueble. A este fin los contribuyentes deberán optar -para los inmuebles urbanos- por alguno de los siguientes procedimientos: a) Deducción de gastos reales a base de comprobantes; b) Deducción de los gastos presuntos que resulten de aplicar el coeficiente del cinco por ciento (5 á) sobre la renta bruta del inmueble, por ciento que involucra los gastos de mantenimiento por todo concepto (reparaciones, gastos de administración, primas de seguros, etcétera). Adoptado un procedimiento, el mismo deberá aplicarse a todos los inmuebles que posea el contribuyente y no podrá ser variado por el término de cinco (5) años, contados desde el periodo, inclusive, en que se hubiere hecho la opción. La opción a que se refiere este articulo no podrá ser efectuada por aquellas personas que por su naturaleza deben llevar libros o tienen administradores que deben rendirles cuenta de su gestión En tales casos deberán deducirse los gastos reales a base de comprobantes.

2980

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

Para los inmuebles rurales, la deduccion se hará, en todos los casos, por el procedimientí• eje gastos reales comprobados. Deducciones especiales de la segunda - alegoría Art. 92.-Los beneficiarios de regrlía, residentes en el país podrán efectuar las siguientes 'leduciones, según el caso: a) Cuando las regalías se originen en la transferencia definitiva de bienes -cualquiera sea su naturaleza-, el veinticinco por choto (25 0) de las sumas percibidas por tal con- epto, hasta la recuperación del capital invertirte resultando a este fin de aplicación las rl sposiciones de los artículos 54, 55, 57, 58 y 71, según la naturaleza del bien transferido; b) Cuando las regalías se originen en la transferencia temporaria de bienes que xufren desgaste o agotamiento se admitirá la deducción del importe que resulte de aplicar las disposiciones de los articules 74, 89 ó 91). según la naturaleza de los bienes. Las deducciones antedichas serán procedentes en tanto se trate de costos y gastos incurrido. en el país En caso de tratarse de costas y gastos in urindos en el extranjero, se admitirá como única decocción por todo concepto (recuperación o amorlizar„m del costo, gastos para la percepción del beneficio mantenimiento, etcétera) el veinte por ciento 121E 17,1 de las regalías percibidas Las normas del prese,,te articulo no serán de aplicación cuando se trate de heneficiarios residentes en el pris, que desarrollen hahilualmente actividades de investigación experimentan en, etcétera, destinadas a obtener bienes susceptibles de producir regalías , quienes determinarán la g:mancia por aplicación de las normas que rigen para la tercera categoría. Deducciones especiales de la tercera (1rtegorw Art. 93. -De las ganancias de la tercer", categoría y con las limitaciones de esta ley tambin se podrá deducir: a) Los gastos y demás erogaciones inherentes al giro del negocio; b) Los castigos y previsiones contra los malos créditos en cantidades justificables de acuerdo con los usos y costumbres del rama, La Diree ción podrá establecer normas respecto de la forma de efectuar esos castigos; c) Los gastos de organización La Dire,-(:iéo admitirá su afectación al primer ejercicio o su amortización en un plazo no mayor dr cinco (51 años, a opción del contribuyente; d) Las sumas que las compañías de seguro, dr capitalización y similares destinen a integrar las previsiones por reservas matem:,ticas y reservas para riesgos en curso y similares, conforme con las normas impuestas sobre el particular por la Superintendencia de Seguros u otra dependencia oficial, En todos los casos, las previsiones por reservas técnicas correspondientes al e,jr^cicio anterior , que no hubiesen sido utilizada', para abonar siniestros , serán consideradas como ganancia y deberán incluirse en la ganancia neta imponible del año;

e) Las comisiones y gastos ¡ocurridos en el extranjero indicados en el artículo 80, en cuanto sean justos y razonables; f) En concepto de reserva para indemnización por despido, rubro antigüedad, se admitirá, a opción del contribuyente, la aplicación de cualesquiera de los sistemas que se mencionan en los dos puntos siguientes. Al fondo así formado se imputarán las indemnizaciones que efectivamente se paguen en los casos de despidos, rubro antigüedad: 1. El importe resultante de aplicar sobre las remuneraciones abonadas durante el ejercicio, al personal en actividad al cierre del mismo, el por ciento que representan en los tres últimos ejercicios las indemnizaciones reales por el rubro antigüedad pagadas sobre las remuneraciones totales abonadas, 2, Un porcentaje a fijar por el Poder Ejecutivo -no superior al dos por ciento (2 `á )a aplicar sobre las retribuciones totales abonadas durante el ejercicio al personal en actividad al cierre del mismo. g) Los gastos o contribuciones realizados en favor del personal por asistencia sanitaria, ayuda escolar y cultural, subsidios a clubes deportivos y, en general, todo gasto de asistencia en favor de los empleados, dependientes u obreros, También se deducirán las gratificaciones. aguinaldos, etcétera, que se paguen al personal dentro de los plazos en que, según la reglamentación, se debe presentar la declaración jurada correspondiente al ejercicio. La Dirección podría impugnar la parte de las habilitaciones, gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que exceda a lo que usualmente se abona por tales servicios, teniendo en cuenta la labor desarrollada por el beneficiario, importancia de la empresa y demás factores que puedan influir en el monto de la retribución Las reservas y previsiones que esta ley admite deducir en el balance impositivo quedan sujetas al impuesto en el ejercicio en que se anulen los riesgos que cubrían (reserva para despido, etcétera). Deducciones especiales de la quinta categoría Art. 94. - De las ganancias de la quinta categoría y con las limitaciones de esta ley, se podrán deducir en el momen,o de la enajenación todos los gastos que fueran necesarios para la obtención de los beneficios, en tant., no hubiesen sido deducidos con anterioridad para la determinación de este impuesto (impuesto a la transmisión gratuita de bienes, gastos de ventas, tasas, etcétera), Deducciones no admitidas Art. 95.- No serán deducibles, sin distinción de categorías: a) Los gastos personales y de sustento del contribuyente y de su familia, salvo lo dispuesto en los articulos 22, 23 y 87 inciso d); b) Los intereses de los capitales pertenecientes al contribuyente invertidos en la empresa, las sumas retiradas a cuenta de las ganancias o en calidad de sueldo y todo otro concepto que importe un retiro a cuenta de utilidades.

Di)iembre 21 de 1973 ('AMARA DE SENADORES DE LA NACION
Cuando se hubiesen dilucido los importes a que se refieren tales conceptos, tos mismos se adicionarán, a los eferius del balance impositivo, a la participación del dueño o socios a quienes correspondan; c) La remuneración o sueldo del cónyuge o pariente del contribuyente Cuando se demuestre una etc'etiva prestaci ín de servicios, se admitirá deducir la te ,n, nerarión abonada en la parte que no exceda a la retribución que usualmente se pague a t, rceros por la prestación de tales servicios, , o pudiendo exceder a la abonada al empleacb, -no pariente- de mayor categoría, salvo disposición en contrario de la Dirección; d) El impuesto de esta ley lr cualquier impuesto sobre terrenos baldíos y campos que no se exploten: e) Las remuneraciones o su' Idos que se abonen a miembros de directora- consejos u otros organismos que actúen el' el extranjero, y los honorarios y otras remunr aciones pagadas por asesoramiento técnico-fin.mciero o de otra índole prestado desde el e <terior. en los montos que excedan de los licites que al respecto fije la reglamentación; f) Las sumas invertidas en b, adquisición de bienes y en mejoras de cara( 1-r permanente y demás pastos vinculados con dichas operaciones, salvo el impuesto a la ti ,smisión gratuita de bienes. Tales gastos mtegi irán el costo de los bienes a los efectos de esta ley; g) Las utilidades del ejercicio que se destinen al aumento de capitales o ;^ reservas de la empresa cuya deducción ni se admite expresa mente en esta ley; h) La amortización de llave, marcas y activos similares: i) Las donaciones no comprendidas en el artículo 87, inciso e), las prestaciones de alimentos. ni cualquier otro acto de liberalidad en dinero 0 en especie; j) Los quebrantos netos provenientes de operaciones ilícitas; k) Los beneficios que deben separar las sociedades anónimas para construir el tundo de reserva legal. Indice de actuali ación Art. 96-Los índices de acto;,'ización a que se refieren los artículos 54, 57, 80. 84, 90 y 110 deberán ser elaborados por la Dirección Gen- cal Impositiva sobre la base de los datos relativos a ir variación del indice general de precios mayoristas no agropecuarios que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadística y Censos. La tabla correspondiente contendrá valores trimestrales promedio para los cuatro (4) años inmediatos anteriores y valores anuales promedio para los demás períodos, tomando como tase el promedio de precios del último trimestre cal- ndario vencido. TITULO fV Tasas del impuesto para ]As personas de existencia visible y sucesiones indivisas Art. 97 - Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras aro exista declaratoria

981

de herederos o testamento declarado válido que cumpla la misma finalidad- abonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala:

Ganancias nebns imponibles .. males PAGARAN
Sobre el De mes $ m_`s el excedente

de

$

de

s

0 5.000 0 5.000 10.000 350 9 5.000 10.000 25.000 800 11 10.000 25.000 40.000 2-450 14 25.000 40000 55.000 4-550 18 40.000 55.000 70-000 7250 22 55.000 70 000 85.000 10.550 26 70.000 85.000 100.000 14.450 30 85000 100.000 130.000 18.950 35 100.000 130.0(10 170.000 29.450 40 130.000 170.000 - 45.450 45 170.000

TITULO V
Beneficiarios del exterior Art. 98. - Cuando se pague a sociedades o empresas constituidas en el extranjero o a cualquier otro beneficiario del exterior, beneficios netos de cualquier categuria excepto dividendos y utilidades de, los establecimientos a que se refiere el inciso b) del articulo 63, corresponderá que quien los pague retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo, el cuarenta y cinco por ciento (45 %) de tales beneficios. Se considerará que existe pago cuando se dé alguna de las situaciones previstas en el quinto párrafo del artículo 18, salvo que se tratara de La participación en los beneficios de sociedades de responsabilidad timotada, sociedades de personas o la correspondiente a los socios comanditados en las sociedades en comandita, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en el articulo 49 En estos supuestos corresponderá practicar la retención a la fecha de vencimiento para la presentación del balance impositivo si con anterioridad no se hubiera configurado el pago en los términos del articulo 18. Cuando se trate de dividendos pagados a beneficiarios del exterior corresponderá que la entidad pagadora retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo el veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (29,50 %) de los dividendos. Se considerará beneficiario del exterior a aquel que perciba sus ganancias en el extranjero, directamente o a través de apoderados, agentes, representantes o cualquier otro mandatario en el país y a quien, percibiéndolos en el país, no acreditara residencia estable en el mismo. En los casos en que exista imposibilidad de retener, los ingresos indicados estarán a cargo de la entidad pagadora, sin perjuicio de sus derechos para exigir el reintegro por parte de los beneficiarios. Art. 99. - La ganancia neta sujeta a retención se determinará deduciendo del beneficio bruto pagado o acreditado, los gastos necesarios para su obtención que hayan sido reconocidos expresamente por la Dirección General Impositiva, salvo los casos en que la ley establece presunciones referidas a la ganancia neta obtenida o a los gastos deducibles.

2982 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Reunión 551
Art. 100. - Cuando se paguen al exterior i untas originadas en las situaciones previstas en el :.rtículo 29 del decreto ley 19.231/71; en intereses de toro tipo: en honorarios u otras remuneraciones por ase, oramiento técnico, financiero o de otra índole; a los , feetos del artículo anterior se presumirá, sin admitirte prueba en contrario, ganancia neta al ochenta nos ciento (80 %) de las sumas pagadas o acreditadas. Art. 101. - Los artistas residentes en el extranjero contratados por el Estado -nacional, provin ial o municipal- por un periodo de hasta dos (2) n eses en el año calendario. para actuar en el país en inaitnciones oficiales (radioemisoras. telcemisoras, teati, s, anfiteatros y similares) que no tengan fines comri cíales, pagarán con carácter de impuesto único y d' finitivo el quince por ciento (15 (71 ) sobre las retribuciones brutas que según contrato les corresponda. Cuando la duración del contrato fuere uperior al lapso señalado en el párrafo anterior, sobre el excedente serán de aplicación las normas c(m'.enidas en esta ley. Se presume de derecho que los t':stos realizados, que afectan consuntamente a retribio iones comprendidas en este régimen y en el general de la ley. guardan una relación proporcional con dich.singresos TITULO VI Otras disposiciones Art. 102.-Cuando se gestionen conveui.¡s internacionales relativos a la exención del imp' esto sobre ganancias de personas o empresas extranjc ras, el Poder Legislativo -a pedido de los interec;idos y mediante la garantia del caso y previa conformidad del Poder Ejecutivo- podrá autorizar a la Dirección General Impositiva la suspensión del cobro di i gravamen de esta ley hasta tanto se resuelva en defir itiva sobre tales gestiones Art. 103.- Este gravamen se regirá poi las disposiciones de la ley 11.683 (texto ordenado en 1968 v sus modificaciones), y su aplicación. percepcirin y fiscalización estará a cargo de la Dirección (;corral Impositiva. Art. 104. - Las disposiciones de la preso,te ley, que regirá hasta el 31 de diciembre de 1983. tendrán la siguiente vigencia: a) Para las personas físicas y sucesion, s indivisas, con relación a las ganancias que de icuerdo con las normas de la misma corresponda imputa¡ a partir del l9 de enero de 1974, U' lusive: b) Para las sociedades de capital y Iemás personas de existencia ideal a partir de Los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive; c) Para la determinación de las ganancias de las empresas a que alude el inciso a) del articulo 13, a partir de los ejercicios cerrados desde el le de enero de 1974, inclusive Serán computables como ganancias gi avadas por esta ley, los dividendos correspondientes n utilidades de ejercicios cerrados a partir del le de enero de 1974, inclusive. No están sujetos a su régimen los dividendos integrados con utilidades correspondientes n ejercicios anteriores. A los efectos de lo dispuesto precedc'temente se considerará, sin admitirse prueba en contrario, que los dividendos que se pongan a disposic ion con posterioridad al cierre del primer ejercicio terminado en 1974. están integrados en primer térnuno por utilidades sujetas al régimen de la presente ley. Para los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974, serán de aplicación las normas de la ley de impuesto a los réditos vigentes para el año 1973. Lo dispuesto en los párrafos anteriores será de aplicación, en lo pertinente, respecto de los sujetos comprendidos en el articulo 73, inciso bl_ cuando sus utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974 se giren al exterior o se disponga de ellas en cualquier forma, siempre que ello Importe una desafectación del giro del negocio. Las normas de los artículos 67 a 72, ambos inclusive, serán de aplicación a partir del 1° de enero de 1975 o antes, una vez cumplidas las etapas general de relevamiento catastral e indiv'dual de empadronamiento a que se refiere el articulo 30 de la Ley 20.538. Las disposiciones de los articules 98. 99, 100 y 101, se aplicarán sobre las ganancias pagadas a partir del 1° d' enero de 1974, inclusive. Lo expuesto no alcanza a los dividendos, los que se regirán por lo que a su respecto se dispone precedentemente. Art. 105. - El tributo que se crea por la presente ley substituye al impuesto a los réditos, al impuesto sobre la venta de valores mobiliarios y al impuesto a las ganancias eventuales, en este último caso en la parte pertinente. No obstante, las normas de los impuestos substituidos incidirán en la determinación de los réditos o ganan 'ras por ellas alcanzadas cuando en virtud de éstas se supeditan sus efectos a hechos o circunstancia- que se configuren con posterioridad a su vigencia pero de acuerdo con sus previsiones. As¡ mismo, las normas mencionadas incidirán en la determinación de la materia imponible alcanzada por el tributo creado por esta ley, cuando por ellas se extienden sus efectos a ejercicios futuros, en razón de derechos u obligaciones derivados de hechos o circunstancias configurados durante u vigencia. A los fines del proceso de transición de los gravámenes substituidos al nuevo, quienes hubieran sido responsables de dichos gravámenes quedarán sujetos a todas las obligaciones, incluso substantivas. que sean necesarias para asegurar La continuidad del régimen reemplazado, siempre que con ello no se lesione el principio de que ninguna materia imponible común a los tributos substituidos y substituto. está acanzada por más de uno de los gravámenes en cuestión. El Poder Ejecutivo dictará las disposiciones reglamentarias necesarias para regular la transición a que se refiere este artículo, sobre la base del carácter substitutivo señalado y de los restantes principios indicados al efecto. Art. 106.-Cuando con arreglo a regímenes que tengan por objeto la promoción sectorial o regional, sancionados con anterioridad al 25 de mayo de 1973, se hubieren otorgado tratamientos preferenciales en relación a los gravámenes que se derogan, el Poder Ejecutivo dispondrá los alcances que dicho tratamiente tendrá respecto del tributo que se crea por la presente ley. a fin de asegurar los derechos adquiridos y, a través de éstos, la continuidad de Les programas aprobados con anterioridad a la sanción de la presente ley. Art. 107. -Cuando los regímenes a que hace referencia el articulo anterior hubieran sido sancionaoos con posterioridad al 25 de mayo de 1973. el Poder Ejecutivo deberá reglamentar la aplicación automática de tales tratamientos preferenciales en relación al impuesto de la presente ley.

Diciembre 21 de 1975 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
El tratamiento dispuesto precedentemente se aplicará al régimen instaurado por el decreto ley 19.640/72, Art, 108. - Pagarán el impuesto de esta ley, con un recargo del veinte por ciento (L(, °7), todas las ganancias imputables al año fiscal 1974 o sujetas a su pago con carácter definitivo dur,,nte dicho ano.
Por los dividendos comprendl,'ns en el segundo párrafo del articulo 104 que duran incluirse cuino ganancias gravadas en el ejerccio fiscal 1974, el cómputo como cago a cuenta lo ',asta el quince con cincuenta centésimos por ciento x15.56%) o vemlidós

2983

tratamiento merecerá la diferencia entre el monto total de la deducción y el costo de compra y/o construcción, si el primero fuera mayor. No podrán ejercitar esta deducción los contribuyentes acogidos a las disposiciones del articulo 109. La omisión o falsa declaración en el cumplimiento del presente artículo será considerada defraudación fiscal, de acuerdo con las leyes en vigencia a ese momento. Art. 111.-Para la determinación de la materia imponible, cualquiera fuese el origen de la ganancia, serán deducibles las inversiones en nuevas plantaciones forestales o en la ampliación de las existentes y aquellas destinadas a incorporar a la producción agropecuaria tierras áridas o anegadas, mediante la obtención de aguas subterráneas o implementación de sistemas de riego o de evacuación de aguas y complementariamente las inversiones en trabajo de desmonte, rozaduras, nivelaciones, electrificación, implantación de cultivos permanentes, y sus gastos de mantenimiento, hasta tanto la explotación entre en período de producción. El acogimiento a este beneficio imposibilita el ejercicio de la opción del inciso c) in fine del articulo 68. e importa la nulidad de la exclusión del inciso a) del mismo artículo. Las inversiones antedichas podrán realizarse en forma directa o a través de integración de acciones, bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las inversiones. Art. 112. - Comuníquese al Poder Ejecutivo.
SALVADOR F. BuSACCA. Alberto L. Rocamora.

por ciento (22 °4) a aue se reto re el articulo 45, inciso f), será de hasta el dieciocl o con sesenta centésimos por ciento (18,60`7) y ''eintiséis con cuarenta centésimos por ciento (2,,40%), respectivamente, Cuando dichos dividend„ fueren percibidos por las entidades a que se refiere el artículo 20, inciso 1). la devolución pertinente será del veintiséis con cuarenta centésimos por cient , (26,40 7 1. ¡Art. 109. - Los contribuyentes • tue edifiquen un dados de vivienda con destino vivienda propia, renta o venta podrán deducir de z_s ganancias gravadas la parte del total invertido en la construcción de cada una de dichas unidades que establezca el Poder Ejecutivo, el cual queda 'acuitado para determinar la proporción deducible sobre la base del tipo de construcción, valuación fi ,al unitaria, condiciones técnicas, ubicación, valor venal o precio de venta de las viviendas, así como en consideración a cualesquiera otras características aue contribuyan a definir el interés social de la con trucción. Esta franquicia sólo podrá ser utilizada para los títulos de les planes de construn ión aprobados poi organismos estatales a los efecto, del otorgamiento de apoyos crediticios y siempre „ue la presentación de dichos planes se efectuare hasta el 31 de diciembre de 1973. inclusive. El Poder Ejecutivo determinara la forma, oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la fran. quicia. Art. 110. - Las personas de existencia visible residentes en el pais, que no sean propietarios -a su nombre o en el de su cónyuge- de su casa habitación, y en cuanto demuestren fehacientemente al momento de la deducción el principio de ejecuc,ón de la compra o construcción de la misma (incluido el terreno) o, en su caso, su incorporación etect.va a planes oficiales de ahorro y pré,iamo para vivienda propia o subscripción de créditos 'ificiales para igual fin, podrán deducir sólo de sus --cotas netas. comprendidas en el articulo 48 y articulo 78. en cuanto trabajen personalmente en la arlividad o empresa hasta la suma de quince mil pesos ($ 15000). La deducción s podrá ejercitar únicamente durante cinco ejercicios fiscales consecutivos. En el caso de que en cualquier ejercicio la deducción exceda la renta neta de las c.degorias indicad:,s, el excedente será acumulable a las sumas deducibles en ejercicios posteriores. Dentro del sexto ejercicio fiscal deberá acreditarse fehacientemente la compra o finidzación de la obra, según el caso. Si el contribuyente que ejercitó la deducción decidiera no construir o comprar su casa habitación, o no acreditara fehacientemente lo indicado en el párrafo anterior, deberá -en e] ejercicio 'isca] inmediato siguiente a aquel en que tal hecho ocurra- acondicionar a su ganancia neta el mono total de las deducciones realizadas hasta entonces. siendo considerado dicho monto como ganancia de quinta categoría. Igual

II Impuesto al valor agregado
Dictamen de comisión

Honorable Senado:
Vuestra Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el proyecto de ley, venido en revisión de la Honorable Cámara de Diputados, sobre el impuesto al valor agregado; y, por las razones que dará el miembro informante. os aconseja su aprobación con las siguientes modificaciones: Articulo 6°: en el primer párrafo después del vocablo .servicios, debe colocarse coma. En el penúltimo párrafo en vez de punto y coma va punto y seguido. Artículo 7e: en el primer párrafo después del vocablo ,gravados, va come. Articulo 90: en el primer párrafo la locución .que dan lugar al crédito fiscal, va entre comas Articulo 11: En el primer párrafo se reemplaza la locución ..compra a consumidores tinales no inscritos de bienes usados.. , por . . compra de bienes usados a consumidores finales no inscritos, _ ,. Articulo 17: en el inciso b) reemplazar el vocablo .comerciantes, por la locución .demás responsables,. En el tercer párrafo suprimir los incisos 1) y 4) reordenando los incisos restantes. Artículo 18: en el párrafo tercero eliminar la locución . . a que hace referencia el párrafo anterior,. Articulo 20: suprimir en el segundo párrafo la coma que va después del vocablo .ventas. y colocar coma después de .3°..

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
Art. 11. - El Poder Ejecutivo deberá sancionar, dentro dz los ciento veinte (120) dios de la fecha de promulgución de esta ley, el respectivo texto ordenado.

3029

Art. 12.-Derógase el artículo 89 de la ley 11.683. Art. 13. - Comuniquese al Poder 1".jecutivo.
SALVALOR F. BusAccA. Alberto L. Rocamora.

Sr. Presidente ción en general.

(Fonrouge). - En considera-

Sr. Romero. - Pido la palabra, Sr. Presidente (Fonrouge). - Tiene la palabra el señor senador por Corrientes.
Sr. Romero. - Señor presidente: como la agenda que tenemos en consideración es un conjunto armónico que significa una reforma integral del sistema tributario argentino, voy a hacer un informe general referido i este conjunto de leyes. Los proyectos que el Poder Ejecutivc ha elevado al Parlamento constituyen un conjunto coherente que tienden a estable-er un sistema impositivo que permita coadyuvar a la política económica encarada por el gobierno de la Nación.

Dicho sistema, articulado sobre la base de las coincidencias programáticas de los partidos políticos más representativos, según las dos últimas elecciones celebradas en el país, la Confederación General del Trabajo y d<i la Confederación General Económica, tiene como una de sus metas la de recompensar la carga tributaria con el objeto de contribuir a la redistribución del ingreso en favor de los sectores menos dotados.
Este propósito no es caprichoso: nace de la necesidad de restablecer la justicia social y la equidad que nunca debieron haberse perdido. En efecto, el sistema tributario aún vigente es tan injusto que a través de sus mecanismos consagra la elusión legal de los impuestos, originando de tal manera un desplazamiento de la carga impositiva de los contribuyentes de mayores ingresos hacia otros de ingresos menores. Justicia y equidad son premisas fundamentales para que un sistema tributar¡(, tenga consenso popular. La vulneración de estos principios origina la resistencia que se con-reta mediante la evasión y la defraudación fise:d. A partir de estos hechos la conducta tributaria de los contribuyentes en nuestro país durante los últimos años originó un círculo vicioso. Con tal motivo, el Estado, al ver merinar sus recursos, aumentaba la presión indivifual, cosa que irritaba aún más a los afectados y los inducía a una mayor evasión. Se establecía así un proceso sin fin generando un nudo gordiano imposible de desatar.

La nueva filosofía que anima las leyes tributarias que estamos analizando pretende cortar definitivamente ese nudo. Intensa conseguir, a través de una adhesión voluntaria o forzosa, que

todos los que deben aportar paguen sus impuestos de acuerdo con su capacidad de contribución; sobre todo para aquellos tributos que han disminuido la presión individual, Una reducción de esta presión unida a una más justa y equitativa distribución de la carga impositiva, fundada en la capacidad contributiva de cada persona, son parámetros con los cuales se maneja la nueva filosofía para lograr los recursos que requiere el Estado para cumplir con sus fines. Cuantos más sean los contribuyentes que cumplan, mayor podrá ser la reducción de la presión individual. A esta altura de la exposición es importante destacar la incidencia del sistema tributario en los aspectos referidos al ahorro y la inversión. Los regímenes de desgravación, que en número superior a cien estaban incluidos en las leyes tributarias -en especia] en el impuesto a los réditos-, quebraron un estado de indiferencia que promocionó todo, sin cuantificar ni calificar los beneficios ni fijar las prioridades necesarias para que los regímenes de promoción tuvieran resultados. El cambio de la filosofía en este sentido es terminante Salvo muy contadas excepciones -dos en la ley de ganancias- la ley impositiva no establece en sí los regímenes de promoción, sino que el espíritu de los proyectos fija un estatuto general aplicable a todos los contribuyentes. Luego, a través de regímenes de promoción, establecidos por leyes o decretos fundados en el mismo criterio, cuantifica, califica y establece las prioridades a fin de que en los casos en que la determinación política establezca la necesidad, el sacrificio que se solicita a los demás contribuyentes para compensar la disminución en los sectores promocionados de la carga tributaria tenga justificación económica y social. ¿A qué se debe este cambio? En la filosofía es quizá muy claro el panorama si tenemos en cuenta que la Argentina tiene -o ha tenidocapacidad de ahorro y también ha hecho inversión. Por no haberse determinado las pautas correctas en la promoción de ese ahorro y por haber sido indiscriminada la aplicación de esta promoción, los resultados están a la vista: el crecimiento del producto bruto no es satisfactorio. Es importante que tengamos conciencia de que no todo ahorro se convierte en inversión; además, no toda inversión es productiva y, finalmente, no toda inversión productiva lo es para el interés general del país. En consecuencia, no es por un estatuto general impositivo que debemos realizar promociones, sino por leyes especiales en las cuales el Parlamento determine políticamente -como dijimosqué, dónde y en cuánto debemos promocionar. De la importancia de lo antedicho deviene la insuficiencia de capitales en el mercado, y resulta primordial canalizarlo hacia aquellas actividades, sectores y regiones prioritarias que coadyuven a un desarrollo constante y sostenido que tenga un fin último: la Argentina potencia anhelada por todos. Claro es que no es éste el

3030 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION único fin buscado, ya que el mismo debe cumplimentarse como aquel acto que regule la participación , en los resultados de progreso mencionado, de todos los componentes de la sociedad que han contribuido a lograrlo.

Reunión 559

Debe revertirse el proceso que llevó a que una gran masa de contribuyentes se mantuviera a] margen en el cumplimiento de las obligaciones impositivas , para lo que también se han cumplimentado medidas tendientes a castigar la mala conducta fiscal como son la cédula fiscal, el proyecto de represión pena] a] delito de defraudación tributaria, la creación de la Dirección Nacional de Policía Fiscal Federal, que tendrá jurisdicción en todo el territorio y mediante convenios expresos con los fiscos provinciales y municipales podrá actuar coordinadamente y funcionar como suministro de información.
Corroborando lo expuesto, cabe señalar que el gobierno nacional ha declarado que en el curso del próximo año se reunirá con las provincias para depurar, coordinar y simplificar los regímenes impositivos vigentes en las distintas jurisdicciones, implementándose un programa de colaboración y ayuda permanente que permita la implantación de un sistema que evite problemas de superposición de gravámenes que perjudiquen en definitiva los planes de desarrollo sectoriales y regionales, dificultando por un lado la administración y fiscalización tributaria, reduciéndose el costo de recaudación y aliviando por otro la ingente tarea que deben cumplir los contribuyentes para responder a los requerimientos fiscales. Es bien conocido, por último, que de ruco vale un excelente sistema tributario si el mismo no está acompañado por una administración fiscal eficiente, que obligue a aquellos que no están dispuestos a cumplir voluntariamente con las obligaciones que se les han impuesto a que lo hagan, sufriendo, en su caso , las penalidades que el mismo sistema les impone. Va de suya, entonces, que al par que se perfecciona el sir tema se volcarán todos los esfuerzos necesarios para dotar al organismo recaudador de los elementos humanos y materiales que permitan la obtención de las premisas enunciadas. Como corolario, y antes de referirme en forma específica a cada proyecto de ley, es menester remarcar dos complementos básicos que se han tenido a la vista para concebir la reforma. El primero es el de conseguir la mayor simplificación posible en las normas. Sin embargo, es principio axiomático en materia tribul:,ria que la mayor simplicidad se refleja en una menor equidad. La simplificación se ha buscado de manera tal que no avance sobre el principio de equidad y justicia social que debe presidir en los impuestos. Ello se ha tratado de conseguir mediante la redacción objetiva de las normas para que no se presten a interpretaciones contradictorias.

El segundo concepto básico es el de incentivar el aumento de la producción y castigar la ineficiencia. Ejemplo de ello es la inclusión dentro de la ley del impuesto a las ganancias del régimen de renta normal potencia] para las explotaciones agropecuarias ya sancionada.

Componen el conjunto de normas que hacen a la reforma tributaria los siguientes proyectos de leyes que se someten a vuestra consideración y a los que a continuación me referiré.
El impuesto a las ganancias. Su ámbito de imposición se integra con los actuales impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales, cuya derogación se propicia a partir del 19 de enero de 1974. Es de suma trascendencia esta modificación, puesto que consiste precisamente en la integración en un solo régimen de todos los beneficios obtenidos, con prescindencia de que los mismos revistan los caracteres propios del rédito o de la ganancia de capital. Esta integración, que procura una más justa apreciación de la capacidad contributiva de los sujetos, es recomendada por la doctrina moderna y ha sido comentada favorablemente por los especialistas de nuestro país. La actual discriminación de los beneficios para sujetarlos a regímenes diferentes da como resultado la determinación de obligaciones fiscales de distinta magnitud frente a iguales montos de beneficios, según sea el origen o composición de las mismas o, en numerosos casos, según sea la forma adoptada para las operaciones. Ello tiene como consecuencia, además, innumerables controversias derivadas de la caracterización de los beneficios para su encuadre en uno u otro gravamen. Por otra parte, y en consideración al principio de no discriminación de los beneficios generados por la empresa, la ley del impuesto a los réditos había avanzado sobre el régimen de las ganancias eventuales, estableciendo la aplicación de aquél en diversas situaciones, que, estrictamente consideradas, eran utilidades de capital. Esta solución, sin embargo, significó distintos tratamientos fiscales frente a situaciones análogas o, más aún, resultaban con un tratamiento menos riguroso operaciones de verdadera especulación. En lo que se refiere a la técnica utilizada para la integración, surge de inmediato el problema que supone someter a la imposición progresiva la exteriorización de ganancias que, estrictamente, cabe reconocer como generadas en más de un período fiscal. Al respecto, es frecuente que tanto la legislación comparada como los especialistas ofrezcan sistemas tendientes a solucionarlo mediante la aplicación de tasas o de formas de imputación que corrigen la progresividad. En el proyecto de ley que se trata, se ha optado por la integración lisa y llana, único modo de integración real que elimina tratamientos diferenciales y que soluciona los difíciles problemas de aplicación, defendiendo así las características de simplicidad y fácil interpretación que se quieren para el sistema. Sin embargo, la presión tributaria resulta moderada por nor-

Diciemnre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3031

mas que, sin crear los problemas que se han mencionado, solucionan sa'isfactoriamente el punto, a saber: 19 Se imputa el beneficio por el sistema de lo percibido, con lo que, a la vez que se distribuye el beneficio en los períodos en que se produzca el cobro, se contempla la real capacidad de pago.
29 Se posterga indefinidamente el pago del gravamen en los casos de venta de inmuebles cuyos beneficios se destinen a la adquisición de vivienda propia.

de una empresa independiente o separada económicamente de aquélla.
Otra medida de significativa trascendencia, en cuanto a los objetivos de equidad en la distribución de la carga tributaria, es la inclusión de los dividendos de acciones como materia imponible en las liquidaciones del conjunto de ganancias. Mediante la aplicación de la tasa progresiva, se logra una cabal tributación con relación a la capacidad contributiva de las personas.

39 Se consagra la exención para los beneficios derivados de la venta de la casa habitación del contribuyente. 49 Se establece la facultad de imputar los beneficios obtenidos en la venta de inmuebles urbanos o rurales afectados a una explotación al costo de bienes que se utilicen en la misma.
59 La escala proyectada para el cálculo del impuesto progresivo presenta una substancial rebaja en los niveles bajos y medios, respecto a la vigencia en el impuesto a lo; réditos, mientras se han aumentado considerablemente las deducciones en concepto de mínimo no imponible y cargas de familia.

69 Los coeficientes de actualización del costo de los inmuebles también tienden a atenuar la progresividad, ya que en definitiva el tributo se abona sobre utilidades inflacionadas, y por ende, es lógico suponer que si la utilidad se produce, ella proviene de un verdadero aporte comunitario en pro de la valorización del bien enajenado, careciendo de relevancia el esfuerzo persona] realizado por su titular. Lo expuesto permite afirmar que si bien la ganancia por la venta de un inmueble está gravada en el año de su realización, no obstante que la misma se ha ido generando por el transcurso del tiempo, indirectamente se atenúa notoriamente el impacto de las escalas progresivas en función de las conexiones a que he hecho referencia.
De tal manera, puede afirmarse que sólo en los casos de altos beneficios la medida proyectada supondrá un incremento de la presión tributaria, mientras redundará 'm una sensible reducción en ]os niveles de minores rentas. Resulta relevante destacar que en el articulo 14 del proyecto se refleja la doririna de la Corte Suprema, por la que se desconnee el carácter de gasto deducible a las sumas giradas por las filiales en el país a su casa matriz en el exterior, en concepto de regalías, intennses financieros asesoramiento técnico, etcétera. ,ciando del análisis de la situación patrimonial de la empresa local se pueda inferu que la tara de decisiones no está en poder de sus autoridades nacionales sino que responden a directivas o oolíticas arenas al normal desenvolvimienti, de la empresa del pais. Es decir, que los convenios o contrataciones que dan origen a las rem,-sas a que hacía referencia, no tendrían razón di, ser de tratarse

Ahora bien, se ha considerado que en esta primera etapa por lo menos, debe establecerse un régimen que, a la vez que asegure en cierta medida la recaudación mediante la imposición previa de los beneficios obtenidos por la entidad, tenga en cuenta que esos beneficios son en definitiva los mismos que el accionista debe incluir en sus declaraciones juradas. De lo contrario, resultaría un régimen que castigaría a las sociedades de capital con relación a las sociedades de personas o empresas unipersonales, vulnerando el principio de neutralidad del impuesto, frente a las formas societarias. Por tales razones, el proyecto establece un gravamen en cabeza de la sociedad del 22 % sobre los beneficios. Los accionistas deberán incluir los beneficios en sus declaraciones, pero tendrán derecho a un cómputo del 15,50 % de los dividendos como pago a cuenta.
Si nos contentáramos con lo mencionado, la solución sería incompleta Hemos sido más ambiciosos, tendiendo a obtener que las personalidades de las sociedades de capital y sus accionistas guarden una relación más estrecha frente a las normas del impuesto y a su vez tienda a asimilarse el tratamiento de estos últimos con los socios de las sociedades de personas. En ese sentido, se dispone que la ganancia que debe incorporar el accionista en su declaración se corresponda exactamente con la que a su vez fue sujeta a imposición en cabeza de la sociedad. Como el régimen daba lugar a la maniobra de postergar indefinidamente e] pago del impuesto en cabeza de los accionistas. mediante la no distribución de los beneficios -sobre todo en las sociedades cerradas- se neutraliza dicha maniobra con la imposición de las utilidades no distribuidas a que se ha hecho referencia, con una tasa especial, gravamen éste que se recupera al efectuarse la distribución El régimen expuesto impone la modificación del tratamiento de los beneficios obtenidos por empresas o personas del exterior, a través de sucursales o establecimientos en el país, a fin de que, en ningún caso, les alcance un tratamiento más favorable que a los contribuyentes del país Por lo tanto, se ha fijado para los mismos 'a tasa del 45 %. igual tasa se fija para los beneficiarios del exterior que perciban utilidades de cualquier naturaleza Con relación a esos beneficiarios, y siempre con el objeto de

3032 CAMARA Dlr SENADORES DE LA NACION

Reunión 55*

no otorgar tratamientos favorables con relación a los del país, se han proyectado además las siguientes medidas: a) En el supuesto de participaciones en empresas, la retención del 45 % se practicará en la fecha de presentación del balance impositivo. Con ello, se elimina el atraso que para el cobro del impuesto significaba supeditar la retención al giro de las utilidades y se anula la ventaja financiera que tenían con respecto a los contribuyentes del país; b) En el caso de dividendos a accionistas del exterior, se dispone una retención del 29,50 %,
es decir, prácticamente la tasa máxima para re-

sidentes en el país. Otra de las medidas adoptadas, consiste en la eliminación, excepto en casos rigurosamente seleccionados, de los regímenes de desgravación que, por abuso en el uso extrafisca] del impuesto, habían distorsionado totalmente el sistema. Por ello, se ha proyectado un replanteo general del tema. La idea es que las medidas de promoción se instrumenten por normas especiales de carácter regional o sectorial, para así lograr una visión cabal del conjunto, y poder evaluar el costo-beneficio de los mismos. Por último, corresponde señalar la considerable rebaja que se proyecta en las tasas del impuesto . Esta decisión, unida a otras medidas, algunas ya sancionadas come la regularización impositiva , la de condonación y moratoria, la
de renta normal potencial de la tierra. también la de pena corporal por defraudación, y otras

que forman parte de este conjunto, como la de nominatividad de las acciones y registro de documentos que respaldan créditos, con más una intensificación de la verificación y, quizá fundamentalmente, el nuevo ordenamiento que en lo económico, social y político ha d,. imperar en el país, producirá un cambio rotundc en la conducta de los contribuyentes. Todo ello conduce a la conclusión de que la carga tributaria debe moderarse, de modo que no impulse ala evasión o signifique un peso demasiado tr:ravoso para el contribuyente. Se da como seguro, que el mejor cumplimiento de la: obligaciones tr]butarias, compensará dicha rebaja, al par de todas las consecuencias favorables qu,^ conlleva el juego limpio en las relaciones fisco-contribuyente. Una de las premisas que ha informado el paquete de la reforma tributaria es el de la racionalización y sistematización dei régimen
impositivo.

posición a los consumos. Y aquí creo . iecesarlo detenerme porque es de especial importancia señalar que el impuesto de patentes a que he hecho mención, de ninguna forma ha de ser una reedición del impuesto a las actividades lucrativas, sino que el mismo -a través de la política concertada que marcará en el futuro las relaciones de las distintas jurisdicciones integrantes de la comunidad de intereses y aspiraciones que ha de llevar a la Argentina Potencia-, tendrá como finalidad el diferenciar la presión tributaria en aquellos servicios o productos en los que por razones de simplicidad o de mejor administración no pudieren hacerlo los gravámenes nacionales. Desde ya que no podemos dejar de reconocer que la imposición a los consumos ha constituido y constituirá siempre un tema de difícil y ardorosa polémica, atento sus posibles repercusiones sobre la población y sus amenazas de regresividad. Sin embargo, tampoco podemos dejar de reconocer que en las actuales circunstancias sería imposible prescindir de os recursos que de ella devienen en cuanto los mismos son necesarios para la consecución de los planes que hacen al desarrollo y bienestar del país y en consecuencia al de cada uno de sus habitantes. Y, en especial, porque dichos recursos son de innegable importancia a los fines de una política de redistribución del ingreso que vaya más allá del nivel personal a nivel regional, ya que a través de dicha imposición los centros altamente desarrollados, que por lógica son los que más consumen y más tributan por aplicación del régimen de coparticipación, coadyuvarán solidariamente al esfuerzo que comunidades menos dotadas han de emprender para la superación de su estancamiento y para el mejoramiento de sus niveles de vida. Por ello, resulta necesario adoptar una posición valiente que ante la realidad de una inevitable imposición a los consumos permita la esquematización de aquella que ofrezca los menores inconvenientes y las mayores ventajas.

En tal sentido creemos que el régimen propuesto, y en especial el impuesto al valor agregado, satisface tales premisas.
En primer lugar, al contemplar exenciones para los consumos básicos de los sectores populares, al captar en forma diferencial los consumos que evidencian mayor capacidad contribu= tiva, y al incorporar a su base de imposición servicios que en general integran los consumos de los tramos de ingresos medios y altos, procura evitar que su aplicación llegue a afectar en mayor proporción a los sectores de menores recursos, solucionando los problemas de regresividad que surgirían de una imposición no discriminada.

En el campo de los impuestos a lo:: consumos el impuesto al valor agregado viene a cumplir dichos objetivos. Este tributo que substituirá a
los vigentes impuestos a las ventas y a las acti-

vidades lucrativas ha de integrar, junto con los impuestos internos y el de patentes, reservado a la potestad de las jurisdicciones locales, el esquema que ha de regir en el futuro la im-

Por otra parte, al someter a tributación a todas las etapas del ciclo de producción y distribución, mediante el régimen del fraccionamiento de pago, ofrece una mayor equidad en la distribución de la carga fiscal, uniformándola con prescin-

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3033

dencia de la mayor o menor integración del proceso de fabricación o distribución. Esto significará un aporte a la neutialidad, en cuanto su aplicación no provocará distorsiones en las formas de organización empresaria, superando los problemas que justamente acarreaban los tributos substituidos.

Además, la citada estructura minimizará los problemas que actualmente presentan dichos gravámenes en cuanto a su traslación a los precios en mayor medida que lo ingresado al fisco, fenómeno conocido come piramidación. Es también señalable que el régimen propuesto, al ampliar la base de imposición, provocará una descompresión impositiva de los sectores productivos y la co secuente liberación en éstos de recursos para la i versión.
Pero si existe un argumento contundente en apoyo del reemplazo de los impuestos a las ventas y a las actividades lucrativas por el IVA es el de la simplificación y la certeza que el mismo ha de significar para todos los contribuyentes que en la actualidad deben, por una misma operación, responder ante más de un fisco. La simplificación y certeza que el mismo ha de significar para los que en la actualidad tienen no sólo que conocer la legislacion de la jurisdicción central, sino la de cada una de las legislaciones locales y, además, las del convenio multilateral. Para los que en definitiva. señores senadores, deben sobrellevar la incertidumbre que la aplicación de estas últimas les depara, por cuanto en situaciones extremas, no obstante haber satisfecho su obligación total, se encuentran obligados a responder a reclamos de ciertas jurisdicciones sin encontrar el justo reintegro de las otras intervinientes. Es por estas razones que el IVA ha de representar para el contribuyente la certeza jurídica y la simplicidad que deviene de todo tributo que siendo exigido por un solo fisco, éste luego tiene la obligación de distribuir de acuerdo con las pautas que las jurisdicciones de común acuerdo hubieran fijado. A nivel macroeconómico, el régimen, al establecer una economía de ese, la, ha de implicar una mejor aplicación del gesto público, revirtiendo para las ,jurisdicciones locales en una real economía, al permitirles obtener iguales o mayores recursos sin costos de recaudación. El proyecto en su faz técnica viene avalado por los estudios que se re.i'izaran en nuestro país a través de varios año , contando con el inestimable aporte que a los mismos efectuara lo más granado de la doctrine tributaria argentina; ello sin contar el resp.ldo que le otorga el correcto funcionamiento dr sistemas similares no sólo en países del Mercad ) Común Europeo, sino en países hermanos con o Ecuador, Brasil y Uruguay.

minadas locaciones y prestaciones de servicios, en forma tal que, recayendo en última instancia sobre el consumidor final, es ingresado al erario público a través de los intervinientes en el proceso de producción, distribución y comercialización, en proporción con el valor que cada uno de ellos agrega. El sistema de liquidación propuesto es el de substracción a través del régimen de crédito de impuesto, o sea deduciendo del impuesto correspondiente a las ventas de un ejercicio el facturado por las compras del mismo período. Tratándose de la compra de bienes de capital, la deducción del impuesto que la misma supone se efectúa en tres cuotas anuales y consecutivas. El gravamen ha de liquidarse sobre el precio neto de venta excluido el impuesto, lo que presenta frente al régimen vigente en el impuesto a las ventas un real beneficio, atento a que en éste el tributo se liquida sobre el precio de venta incluido el propio impuesto. Es decir, que a igualdad de tasas, el impuesto al valor agregado implicará frente al impuesto a las ventas un menor pago, porque a diferencia de aquél, su base imponible no contiene al gravamen. En términos generales podemos decir que el campo de imposición se extiende a la etapa minorista. Sin embargo, con el fin de atenuar los problemas que supone tanto para la administración fiscal como para el contribuyente la inscripción de una numerosa cantidad de pequeños comerciantes cuyas ventas se realizan especificamente a consumidores finales, se establece para los mismos la inscripción optativa. Ello no significa que en caso de no inscribirse dejen de pagar el impuesto, sino que en tales casos el mismo les será retenido por los responsables inscritos que les efectuaren ventas, Debemos destacar que este impuesto tiende a establecer un autocontrol entre vendedores y compradores, a través de la contraposición de intereses que implica el hecho de sujetar la deducción del impuesto contenido en las compras a la facturación por separado del mismo. La experiencia en otros países indica que este autocontrol ha facilitado la represión de la evasión, no sólo en el propio impuesto al valor agregado sino en todos aquellos gravámenes que permitan con el mismo un control cruzado. Atento el carácter substitutivo del tributo, la tasa que el mismo fije tiene como única finalidad permitir similares recaudaciones a las que se producirían en el caso de regir los impuestos a las ventas

y a las actividades lucrativas.
Lo dicho nos anima a afirmar que desde el

punto de vista objetivo su implantación no debería producir variaciones sensibles del nivel
general de precios, aunque sí de los precios in-

dividuales, que podrán registrar alzas o bajas.
Por ejemplo, deberían bajar los productos integrantes de consumos populares , que hoy están gravados por actividades lucrativas y estarían

El impuesto al valor agregado es un tributo
que alcanza a las ventas de Comerciantes e industrí lea, las importaciones definitivas y doler-

3034

CAMARA DE S1tNADORES DE LA NACION

Reunión 55^

exentos bajo el régimen del impuesto al valor agregado.
Respecto de los productos industriales no se esperan repercusiones objetivas, ya que se entiende que la tasa del 13 por ciento suple la incidencia de los impuestos substituidos. Donde se puede esperar un alza es en el rubro de los servicios que se incorporan, o cuya presión tributaria se acentúa, pero estando exenta la vivienda económica, los restantes servicios finales gravados integran preponderantemente los consumos de los tramos de altos y medios int"'esos, por lo que las alzas que pudieran regis+rarse concuerdan con la política de redistribuci-in de ingresos del gobierno nacional. Del punto de vista subjetivo se ha di"erido en un año la aplicación del gravamen, a "in de efectuar una correcta difusión del régimen que evite cualquier efecto psicológico desfav:)rable y que permita superar el temor a lo desconocido que todo cambio implica. Además, también se espera actuar a través de la acción come'^rtada de los organismos oficiales y los distintris sectores de la actividad privada para evitar alzas no justificadas en perjuicio de los consumidores, Por otra parte, el proyecto prevé la facultad al Poder Ejecutivo para reducir la base di1 gravamen hasta en un 50 por ciento cuando estime que la misma no responde a la realidad económica vigente en el país o se han producido alteraciones que justifiquen tal proceder. La justeza de la tasa propuesta implica, más que la defensa de los ingresos de la Nación, la de los ingresos de las provincias, así como la del derecho de las mismas a la recuperación de la participación que les corresponde en el proceso de reconstrucción nacional, y esto lo der mes en razón de que una baja injustificada de la tasa ha de perjudicar en una proporción mucho mayor a aquellas provincias que más nece:.itan de estos ingresos para la satisfacción de sus necesidades. Como anticipáramos, el proyecto contiene exenciones a productos de consumo popular :así como a las exportaciones, estableciendo pula estas últimas un régimen especial por el cual no sólo se exime la operación sino que ademáis se le reintegra al exportador el total del g avamen que hubiera incidido en los costos de la mercadería exportada, estimulándose de l,il forma nuestra participación en los mercados internacionales.

esta comisión sólo le ha introducido modificaciones de forma que han buscado, a través de una mayor precisión en la redacción de sus normas, lograr que el mismo constituya un eficaz instrumento de la política impositiva y el efectivo cumplimiento de los objetivos que fundamentan su sanción.
Como consecuencia de la integración de los impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales en el nuevo impuesto a las ganancias, se ha estimado procedente dejar al margen de la imposición con la tasa progresiva a ciertos juegos de sorteos y concursos o apuestas sobre pronósticos deportivos (lotería, Prode y rifas), que hasta hoy están alcanzados por el último de los gravámenes citados. Ello, por cuanto las razones que avalan la integración no son totalmente aplicables a estos casos. En efecto, medir la capacidad contributiva en función de un beneficio totalmente aleatorio y que en la mayoría de los casos se da una sola vez en la vida de los beneficiarios, parece excesivamente riguroso, especialmente en los casos de beneficiarios de recursos modestos, existiendo una total falta de adecuación entre el beneficio obtenido y el capital puesto en juego. Por otra parte, se trata de actos que, por su sistema, ya dejan un margen apreciable de las apuestas al Estado, y, además, permiten la individualización fácil del beneficiario.

Por ello, se ha proyectado un tributo de carácter real y no personal, con lo que se alcanzan las metas de simplicidad, tanto para la administración como para el beneficiario.
Puede afirmarse en general que si el legislador quiere alcanzar a los sujetos pasivos mediante un sistema orgánico que capte en su justa medida sus capacidades contributivas individuales, tal sistema podría visualizarse mediante el cuerpo geométrico de un prisma. En una de sus caras tributan los ingresos mediante el impuesto a las ganancias; en la segunda, tributaría el gasto de los contribuyentes a través de impuestos generales a los consumos y, para captar consumos excedentarios, mediante impuestos específicos con tasas más gravosas. Quedaría por último una tercera cara que gravaría manifestaciones objetivas de riqueza que a la vez servirían de complemento a los tributos antes mencionados, en especial del que grava los ingresos. En este sentido, debe destacarse que dicho carácter complementario se funda en la necesidad de tener en cuenta que la distribución de riqueza e ingresos entre contribuyentes no es totalmente uniforme, que hay bienes que no producen ingresos por su carácter o, por lo menos, que no producen ingresos valorables monetariamente y que el consumo se conoce como variable no sólo al ingreso sino también a la riqueza. Esta imposición creará brechas de evasión recíprocamente con la imposición a las ganancias y produce una discriminación en favor a los ingresos derivados del trabajo.

Por último, deseo hacer notar que el proyecto faculta al Poder Ejecutivo para dictar un régimen de transición, que a través de la consideración de los stocks de mercaderías i xistentes al 31/12/74 permita superar esta etapa sin inconvenientes. He tratado de esbozar en un rápido panorama las principales características del impuesto al valor agregado venido en revisión a el te cuerpo luego de su sanción por la Honorable Cámara de Diputados. Al respecto me resta señalar que

Diciembre 21 de 1973 CAM Cuando el poder de imposición se encuentra, en virtud de disposiciones constitucionales, distribuido entre la Nación y las provincias resulta imprescindible, para una correcta captación de los tributos y en especial del impuesto que en estos momentos nos ocupa, que el mismo se encuentre en manos de la Nación, puesto que para poder aplicar la progresividad que el sistema lleva implícito es necesaria la sumatoria de todos los bienes poseídos, los que, sobre todo tratándose de patrimonios importantes, es dable esperar se encuentren diseminados en distintas jurisdicciones. Por el contrario, aquellos gravámenes específicos que se imponen por la tenencia de determinados bienes son los más aptos para ser recaudados por las autoridades locales, quienes, por estar más directamente v nculadas con el medio ambiente, son las que iuejor conocen de su existencia y pueden ponderar su imposición. El actual sistema de imposición directa y subjetiva y periódica sobre patrimonios está integrado por el impuesto substilutivo del gravamen a la transmisión gratuita de bienes y el impuesto al patrimonio neto d' personas físicas y sucesiones indivisas. Se propone transformar el pi mer tributo, hoy restringido a sociedades de capital, en su impuesto general al capital en t, dos los casos de producción de bienes y servicios organizado en forma de empresa, desligándo' )s de la imposición instantánea a la transmisión gratuita do bienes que aplican las jurisdicciones fecales Con ello se devuelve a la imposición local en materia de transmisión gratuita un inmortante volumen de materia imponible que le había sido substraído, en desmedro no sólo di' su recaudación sino también de la justicia tributaria, por substraerse a la progresividad. Ar í, este impuesto por su naturaleza trasladable dejará de producir el injusto efecto de que los consumidores -o sea la gran masa del país- vinieran a cargar con el impuesto de los herederos cirros, desobligando a éstos. El impuesto al capital de las mnpresas actuará como complemento del impuesto al patrimonio neto, pues los contribuyentes pueden computar como crédito en este último el pago efectuado por el primero. En cuanto al patrimonio neto ol impuesto mantiene su estructura actual, introduciéndose varias mejoras de carácter técnico. Se generaliza la imposición a toda forma empresaria, aunque incorporando un mínimo no imponible que contemple la situación de las pequeñas y medianas empresa, cuando se trate de capitales que a los efectos de la ley tengan el carácter de nacionales. En el impuesto al patrimonio, neto, un aspecto destacable y que refuerza rl carácter redistributivo de todo el paquete de reformas es que se grava mediante escalas progresivas, siendo

3035 muy reducida la tasa en el tramo inicial de la escala, y se incrementa la tasa marginal básica.
Por otra parte, y a efectos de evitar el carácter regresivo del tradicional impuesto substitutivo, se incorporan como materia gravable las acciones y participaciones en otras empresas, dándole al impuesto al capital en este supuesto el carácter de pago a cuenta a efectos de evitar una doble imposición. A efectos de determinar el monto de la materia gravada en cuanto a la tasa a aplicar, se consideran computables, así mismo, aquellos patrimonios que se encuentran expresamente exentos del tributo, con lo cual se adecua éste a la real capacidad contributiva de los titulares. Por otro proyecto de ley, se propone reimplantar en el orden local de la Capital Federal la imposición objetiva e instantánea sobre los enriquecimientos gratuitos obtenidos en virtud de transmisiones de bienes, más conocido como impuesto a la herencia o a la transmisión gratuita de bienes. Esta imposición fue dejada sin efecto a fines de 1972, entendiéndose que los argumentos esgrimidos para ello no son realmente validos. Sin embargo, se ha procedido a mejorar en varios aspectos su técnica Fundamentalmente. se fijan mínimos no imponibles y escalas de imposición progresivas, que se ajustan a Id realidad económica a la que se dirige el iributo Por otra parte, se compatibiliza dentro de la jurisdicción nacional un gravamen que tienen todas las jurisdicciones provinciales, situación que hasta hoy ha producido una ínsula perniciosa en esta Capital Federal. Una de las críticas más acerbas que se le formularon al anterior gravamen a la transmisión gratuita de bienes era, precisamente, la que se refería a que este impuesto alcanzaoa plenamente a los pequeños y medianos patrimonios, situación que se agravaba con la existencia de mínimos no imponibles exiguos y tasas altamente progresivas. Se daba la paradoja de que los pequeños patrimonios eran incididos substancialmente, mientras que los grandes usufructuaban la ventaja del anonimato en el régimen accionario. ingresando un impuesto substitutivo con tasa proporciona] que en definitiva -en mayor o menor medida- se trasladaba a los precios de los bienes negociados. Queda entonces claro que si se insiste en el tributo deben corregirse las causas que distorsionaban el sistema anterior. Esto se ha logrado. Por un lado desaparece el anonimato, y por otro se aumentan substancialmente los mínimos no imponibles y se atenúa la prcgresividad de su escala. Resulta importante señalar la vinculación de las materias imponibles, de los criterios de valuación que existen entre este impuesto con el de capitales y patrimonios, y a su vez de éste

3036 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 554

con el de ganancias, de forma tal que la sistematización alcanzada constituye un cerco a la evasión. En cuanto a la nominatividad de los títulos valores privados, el proyecto de ley pres'-ntado por el Poder Ejecutivo nacional al Congreso contiene, además, disposiciones que tienden a estructurar un nuevo orden jurídico en materia de títulos valores, a través de la adopción de medidas que, por un lado, consisten en la readaptación de un régimen de promoción bursátil y, por otro, en la creación de un sistema que importa un cambio substancial del imperante hasta ahora en nuestro país en materia de títulos privados. Como venimos desarrollando, el proyecto en consideración contempla globalmente d'stintos aspectos de la negociación de títulos valor es privados, tratando de mejorar las condiciones de operatividad de sus mercados y favoreciendo mediante incentivos su crecimiento.
La parte que ahora analizaremos toca También a estos títulos, pero en otro aspecto: se inserta en la filosofía global que inspira a la nueva estructura impositiva que propicia el gobierno del pueblo. Ya se ha dicho que la identificación de los titulares de la riqueza y la determinación de su circulación económica son piezas fundamentales, instrumentos sobre la base de los cuales se puede comenzar a edificar la estructura drt nuevo sistema. Dijimos que no existe equidad fiscal si todos no tributan de acuerdo con sus posibilidades reales, y para ello es esencial saber cuáles son estas posibilidades. Para lograr estos fines se ha considerado necesario determinar la nominatividad de los títulos valores privados. La iniciativa, como se sabe, ha sido sostenida reiteradamente en diversos sectores y forma parte de las bases sobre las que asentaron su actuación diversas organizaciones representativas. Sin embargo, sólo la fuerza del gobierno respaldado por cl pueblo ha logrado vencer las resistencias que se oponen a esta medida, muchas de ellas solamente fundadas en que el anonimato es el escudo eficiente tras el que burlan cualquier política que tienda a la justicia social y a la equidad económica, cuando no a la verdadera independencia del país. Claro está que esta medida no es un fin en sí misma, tiende fundamentalmente formar parte -esencial en cuanto es un presupuestode toda una nueva estructura que se base en la autenticidad y en el juego limpio de las fuerzas de la economía orientadas hacia la felicidad del pueblo. De allí la importancia de la medida que tratamos, lo que nos lleva a decir que e:. imprescindible, porque no puede imaginarse ' ealmente operativo el sistema global sin esta he ramienta instrumental y previa.

nocer ninguno de los caracteres de los títulos valores privados, en especial las acciones. Su aptitud circulatoria, como es conocido, no resulta afectada por la variación del régimen de transmisión. Solamente se modifican las condiciones en las que puede realizarse, compatibilizándolas con las líneas generales que definen la nueva estructura económica del país. Precisamente para evitar una eventual incidencia negativa en la agilidad de los mercados de valores, se ha promovido la adopción de una figura reclamada desde tiempo por sectores vinculados a esta actividad: la caja de valores, a la que me referiré por separado. Por otra parte, no puede afirmarse que el régimen actual de anonimato y de acciones al portador haya permitido un desarrollo adecuado de los mercados de capital en nuestro país. Por el contrario la realidad muestra su agotamiento progresivo durante muchos años y es notoria su insuficiencia actual si los comparamos con las necesidades de capitalización de las empresas y las reales potencias de nuestra economía. Pensamos que en un clima de estabilidad política y económica, un gobierno que representa los intereses del pueblo puede instrumentar un programa económico de expansión, confianza y estabilidad, bases éstas sí eficientes para el desarrollo de los mercados de valores, el crecimiento de las empresas y el estímulo al ahorro genuino y la inversión reproductiva. Tampoco creemos prudente tomar medidas parciales que, en el fondo, no respondan con eficacia a las finalidades que se persiguen. En principio, tanto la mera individualización fiscal de quienes cobran las rentas como otros sistemas ensayados ya sin éxito en nuestro país, sólo producirían la imagen de un aparato renovado, pero con los vicios, defectos e imperfecciones del anterior. La solución merece ser clara y con vocación de definitiva. Los paliativos o ciertos gradualismos difusos, sólo traerían desconfianza: por un lado, en la efectividad de las intenciones expuestas por el gobierno y por fin, en las futuras medidas que cabría esperar como complemento. El criterio de prudencia, pacificación y participación con que se orientan las soluciones del país, en medida alguna significa mantener concesiones que detengan indebidamente el proceso de liberación y la implantación de nuevas estructuras coherentes y adecuadas a las necesidades imperiosas de justicia social y económica. El fundamento positivo de estas medidas ha sido destacado en el mensaje de elevación por el Poder Ejecutivo. Debe conocerse concretamente quiénes son titulares de la riqueza mobiliaria y, por otra parte, eliminar la posibilidad de que reductos de anonimato creen fermentos de evasión fiscal que destruyan la equidad del sistema que se implantará.

Debemos señalar muy especialmente que el principio de nominatividad no tiende a deseo-

Con estas premisas, indiscutibles en cuanto a su coherencia, la nominatividad no endosable

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3037

proyectada respecto de títulos privados es la solución adecuada y la única que se nos ocurre completa y global. Tampoco puede pensarse que el anonimato absoluto del accionista y la acción al portador sean principios esenciales para ul funcionamiento de la sociedad anónima. Fuera de la tradición de su nombre, es cierto que el sistema en muchas legislaciones avanzadas y de fuerte circulación de capitales e inversión accionaria se asienta en acciones nominativas.
Tenemos plena confianza en la capitalización popular y en la solidez creciente de nuestra economía para sustentar a las unidades de producción. Por eso no creemos que los actores del proceso de reconstrucción económica argentina deban quedar en las sombras ni que sea genuino hablar de capitales que se muevan en el anonimato absoluto como requisito imprescindible para que alguien se atreva a invertir. Todo lo contrario: nuestros empresarios responsables y el pueblo todo saben que los anónimos no son tales cuando se trata de ejercer el poder o imponer condiciones económicas a las empresas; pero saben también que nada hay que temer cuando alguien pone su nombre en empresas lícitas e invierte en ello el producido de sus esfuerzos o de sus capitales honestos. La mayoría procede así, y sabe que en ello no encuentra obstáculos y que el gobierno del pueblo lo apoyará con medidas económicas eficientes. No creo necesario hacer un análisis exhaustivo del articulado concreto. Sólo señalaré que en la primera parte se establece el régimen de nominatividad, mientras que en la segunda se dispone sobre el proceso de conversión, que, siguiendo los lineamientos de prudencia y coherencia que hemos destacado, se hace gradual y se vincula con el funcionamiento de los mecanismos que aseguren el tránsito de un sistema a otro sin causar perjuicios innecesarios a la fluidez económica.

la traba real que significaría la incidencia refleja del cambio de forma de circulación al exigir la conformidad del cónyuge para la transferencia . Si en lo futuro necesitara conformidad lo que hasta ahora no la necesitó , la negociación y su seguridad resultarían seriamente afectadas, máxime cuando los terceros adquirentes de titulos tendrían sobre sí la amenaza jurídica de la inseguridad de la trasmisión del documento y las sociedades emitentes deberían tomar sobre sí la ímproba y casi imposible tarea de acreditar el estado civil de cada uno de sus sucesivos accionistas --de por sí cambiantes en el tiempo- y legalizar la autenticidad de la firma o conformidad de sus cónyuges en cada trasmisión. Esto último es impensable en un mercado ágil como el mobiliario , y de allí la recomendación de la comisión.
Queremos destacar muy especialmente que nuestra comisión apoya firmemente el régimen de justicia que pretende instaurar e] artículo 1.277 del Código Civil, sobre todo en cuanto protege a la mujer, en general desatendida en situaciones de crisis familiar . Nuestras ideas y nuestros programas son bien claros en estos puntos y no necesitan de una reafirmación reiterativa, pero tenemos la convicción de que el sistema de títulos nominativos no es adoptado ahora con fines de hacer ingresar esos documentos en la esfera del precepto indicado. Esto se refirma si señalamos que todo aporte societario de bienes registrables ya tiene que llevar conformidad del cónyuge. Por otra parte, los títulos no se inscriben en registros públicos, lo que afectaría la posibilidad de aplicación técnica y material de la norma tuitiva antes indicada. Finalmente, la solución no descarta la aplicación plena del régimen de la sociedad conyugal; por lo contrario, con la nominatividad que ahora implantamos se facilita enormemente la determinación de la riqueza a nombre de cada cónyuge y se simplifican las medidas de seguridad que sean necesarias en tutela de aquel régimen. Es decir, que la mujer tendrá más posibilidades de saber qué acciones están a nombre de su cónyuge, y las medidas precautorias que pueda necesitar podrán materializarse con la simple comunicación judicial a la sociedad emisora. Respecto a la fundamentación del proyecto de ley relativo a la caja de valores, digamos que el proyecto introduce una reforma substancial en el ordenamiento jurídico relativo al depósito y transmisión de los títulos valores sujetos al régimen de oferta pública, que por esa circunstancia son, precisamente, los que necesitan una mayor agilidad en su transinisióa. La innovación consiste en:

Párrafo especial merece el agregado que hemos sugerido hacer al artículo 23.
La comisión evaluó profundamente este tema y propicia la solución que allí se lee, convencida de que con ello no se produce a lravio al régimen de sociedad conyugal, que fundamentalmente tutela los derechos de l+r mujer, pero estimando que el agregado es imprescindible para asegurar el éxito del sistema global del que forma parte el proyecto.

En efecto, en la actualidad el régimen de títulos al portador determina que las acciones y otros valores similares no estén regidos por el artículo 1.277 del Código Civil, que indica la necesidad de la conformidad del cónyuge cuando se dispone de bienes registrables. La variación del sistema de titulos privados está orientada a las finalidades que hemos expuesto: detectar la riqueza mobiliaria, evitar la evasión y posibilitar la equidad impositiva. Estos fines chocarían, en su concreción práctica, con

1) Reglamentar un nuevo tipo de depósito colectivo de títulos valores, según el cual se posibilita que el ente depositario -denominado en el proyecto Caja de Valores-, si bien acepta en custodia títulos valores identificados, sólo

.3038

CAMARA i)} SENADORES DE LA NACION

Reunión 55*

tiene obligación de devolver al depositante igual cantidad de títulos de la misma clase y especie, pero no los mismos títulos depositad(j :. Estos pasan a constituir un condominio indiviso forzoso que pertenece en copropiedad a todos los que eran propietarios de los títulos en el momento en que se efectuó el depósito.
2) Implementar un sistema de transmi ; ión relativo a los títulos depositados , según el cual para la transferencia de los mismos no resulta necesaria ni la traslación física de las láminas ni la inscripción del acto en los registros del ente emisor de aquéllos. Estos recaudos :ie substituyen por simples anotaciones contables que efectúa el ente depositario en sus propios registros, de acuerdo a órdenes escritas que emiten los depositantes . A tal efecto el ente depositario deberá llevar los libros y registros n, cesarios para asegurar la rapidez y seriedad de las operaciones que se le ordenen. 3) Prever la creación de la mencionada caja de valores a cargo de las bolsas de comercio que se encuentren autorizadas a cotizas títulos valores y de los mercados de valores, organismos éstos a los que se les posibilita p:,rticipar a fin de que aporten su experiencia y responsabilidad para la eficacia e idoneidad del sistema. Con ello se concreta, una vez más, el amplio sentido de apertura e integración haca todos los sectores, en procura de la puesta en marcha de las medidas necesarias para la reconstrucción nacional. En lo que se refiere al régimen de desgravación impositiva para la compra de títulos privados, podemos expresar que la existencia de un mercado firme y vigoroso de títulos valores constituye uno de los presupuestos m cesarios para el desenvolvimiento de aquellas entidades que deseen hallar una fuente de capit,lización en el ahorro interno para financiar así los proyectos de desarrollo que aseguren el crecimiento de actividades productivas de importancia, a la par que genera fuentes de ocupación destinadas a absorber la demanda de trabajo en el país.

ner por un lapso más el sistema de promoción, ya que se estima que, dadas esas distintas bases, aquél ha de rendir los frutos esperados, máxime con las correcciones que se le han introducido. Además, las normas proyectadas han de impedir que al producirse el vencimiento del régimen de desgravación, la liberación de las acciones mantenidas en depósito e indisponibles produzca un abrupto impacto en las negociaciones de esos papeles, con la consiguiente disminución de los precios al incrementarse la oferta existente. Precisamente con el objeto de evitar las perjudiciales consecuencias derivadas de esa brusca interrupción del sistema se ha contemplado su prórroga, pero introduciendo la novedad de prever su desaparición gradual a través de la reducción anual de los montos y porcentajes de desgravación, la que se extingue definitivamente al finalizar el tercer año.
Además, las nuevas normas propuestas en esta materia presentan otras particularidades que pueden estimarse como coincidentes con algunas medidas adoptadas por el gobierno, tendientes a obtener un real y efectivo desenvolvimiento económico en todas las áreas de la producción. En este sentido ruede señalarse como relevante innovación la que prevé que las sumas provenientes de la desgravación podrán utilizarse en la adquisición de debentures o bonos emitidos o garantizados por la Corporación de la Mediana y Pequeña Empresa, el Banco Nacional de Desarrollo, bancos de inversión y ban-

cos oficiales de provincia, destinados a financiar inversiones que tengan por objeto la descentralización económica y la promoción regional. Es
importante destacar esta novedad, ya que ella permitirá que las entidades mencionadas puedan, para cumplir con sus fines de apoyo a la empresa nacional de mediana y pequeña enver-

gadura, tener acceso al dinero proveniente de la desgravación. Al mismo tiempo ello facilitará la finalidad, también perseguida por el gobierno del pueblo, de equilibrar y desarrollar las distintas regiones del país satisfaciendo a todos los sectores populares comprometidos por la inadecuada estructura actual de concentración

De ahí que la primera parte del proyecto se refiera al régimen de desgravación impositiva para la compra de títulos valores, establecido por primera vez en nuestro medio a través del decreto ley 19.061/71, en el que se introducen importantes modificaciones que tienden a perfeccionar el sistema con la finalidad de que cumpla los fines que se tuvieron en mira con su implantación. La desgravación impositiva aludida tiene por fundamento la necesidad de afianzar los efectos producidos por la franquicia acordada para la compra de acciones y cuotas partes de fondos comunes de inversión, de manera tal que el esfuerzo fiscal realizado hasta ahora ncr se vea frustrado. Las nuevas condiciones de estabilidad económica y política inauguradas con el actual gobierno constitucional hacen necesario mante-

económica. Debo destacar que la Comisión de Presupuesto y Hacienda aconseja introducir en este inciso a los bancos oficiales de las provincias, pues estima que esta inclusión responde perfectamente a las finalidades del proyecto del Poder Ejecutivo y facilita su mejor aplicación. Los representantes de las provincias sabemos del gran papel que desarrollan los bancos oficiales de los estados en la promoción de la actividad económica de nuestras regiones y cómo a veces son los únicos medios realmente eficaces para resolver agudos problemas crediticios de las empresas y los pobladores allí afincados. En el fondo, pues, operan como verdaderos bancos locales de desarrollo y promoción, y por su conocimiento

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3039

de la zona y la confianza que despiertan en los habitantes son los más aptos para canalizar los fondos depositados por los contribuyentes de la región hacia actividades allí radicadas. En el fondo, se cumple la meta de emplear el ahorro regional en la inversión destinada al desarrollo de la misma zona, creando así posibilidades para la solución de los problemas sociales particulares de cada provincia.
También el proyecto presentado ajusta algunos resortes técnicos que se ha entendido como necesarios para propender al mejor desarrollo de nuestro mercado de títulos valores, pudiendo citarse al respecto:

par, y de emitir con prima cuando dicha cotización se encuentre en un veinte por ciento o más por encima de la par.

Con respecto a la emisión por debajo de la par, el proyecto también prevé la reforma del régimen establecido por el decreto ley 19.060/61, a fin de adecuar sus disposiciones al nuevo régimen societario y, sobre todo, para eliminar trabas que se han opuesto, hasta ahora, a la plena utilización del instituto por parte de las empresas con cotización por debajo del valor nominal.
6) La obligación impuesta a las sociedades incluidas en el régimen de la ley de ofrecer en subscripción nuevas emisiones de acciones por un valor equivalente a por lo menos el cinco por ciento de su capital integrado, por año calendario. Con ello se pretende propender a la apertura de las sociedades al público y dar posibilidades de acceso al capital de la sociedad elegida como destinataria de la desgravación. En el titulo final se propicia la eliminación del impuesto a la venta de valores mobiliarios. Ello se fundamenta en que, por el proyecto de impuesto a las ganancias, las diferencias de valor de estos títulos son gravadas con este último tributo, mientras que con anterioridad estaban exentas. En consecuencia, corresponde derogar el impuesto tasado para evitar superposiciones indebidas. Me referiré ahora al proyecto de ley relativo al régimen para la emisión de documentos que instrumenten créditos. La profunda reforma al régimen fiscal debe ser más propiamente identificada como una reformulación de toda su estructura, su sistemática y sus soluciones desde el ángulo de la soberanía política, la justicia social y la libertad económica. Por ello exige que se corrijan también piezas de todo el aparato jurídico del Estado que antes estaban orientadas al servicio de otros intereses. En este sentido hemos señalado ya anteriormente cómo se pretende establecer un sistema fundado en la equidad fiscal, que parte de la base de que más paga quien más tiene. Para ello es absolutamente imprescindible saber con exactitud dónde se encuentra la riqueza del país. Sin este conocimiento previo la reforma sería ilusoria, y también ineficaz e injusta, pues no resultaría posible gravar con equidad si algunos pudieran disimular su verdadero patrimonio y cayera sobre los de menos recursos -generalmente los que no pueden ocultar nada- todo el peso del sostenimiento de la estructura del Estado. De tal forma, es evidente que, asi como debe saberse quién es -I titular de la riqueza mobiliaria representada por títulos valores como las acciones, debentures, etcétera, resulta imprescindible conocer también la parte que se moviliza y documenta a través de otros títulos -generalmente de corto plazo- que se utilizan para la aplicación del crédito y el ahorro nacional.

1) La posibilidad de que los contribuyentes dispongan la enajenación total o parcial de los valores depositados, con la condición de ordenar simultáneamente la inversión de su producido en la adquisición o subscripción de otros incluidos en el régimen, manteniendose, sin embargo, el término de indisponibilidad originario. Esta facultad permitirá establecer condiciones para que se cree un activo mercado a través de las negociaciones de los títulos adquiridos con fondos de la desgravación, los que hasta ahora debían quedar depositados sin que sus titulares pudiesen disponer negociaciones sobre ellos, lo que quizá ha impedido acrecentar el volumen de operaciones en los respectivos mercados.
2) La condición impuesta de 'fue las nuevas emisiones que han de poder subsel,ibirse con fondos de la desgravación tengan po' destino inversiones en activos fijos, y en capital de trabajo vinculado con esa inversión, d,, empresas de capital nacional, en los término; de ca ley de inversiones extranjeras. Ello con'ribuirá al mejor aprovechamiento social del sacrificio fiscal, al implementarse las inversiones reales y efectivas de nuestras empresas, que, como las mencionadas, constituyen factor de d(r;envolvimiento y ocupación. 3) La previsión de que el 90 S del monto de los depósitos correspondientes a l; franquicia no utilizados en término por los con'ribuyentes ingresará al Banco Central a fin 'e que éste los destine al financiamiento mediante adelantos a los bancos de inversión y a las co'apañias financieras, y de éstas a la Corporación de la Mediana y Pequeña Empresa para la pr"•financiacíón y colocación de emisiones de acciones, debentures o bonos. 4) La limitación impuesta a la:< sociedades de absorber fondos del régimen sobre la base de porcentajes fijados con relación su capital, a efectos de impedir que unas poco. s empresas se beneficien con los fondos aludidos en detrimento de otras que se ven excluidas d,, hecho por la preponderancia económica de aquellas. 5) La obligación de emitir poi debajo de la par, para el aprovechamiento de los fondos provenientes de esta desgravación, citando la cotización de las acciones de la sociedad se encuentre en un diez por ciento más por debajo de la

3040

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 55*

Así, sencillamente, queda expresada 1:a finalidad del proyecte que consideramos: herramienta imprescindible paia la aplicación de la política tributaria de equidad que propugnamos; medio para la determinación de la riqueza, su aplicación y circulación en el país; cnnrrelato necesario de otras medida. tendientes a iguales fines, como la nominatividad de los títul"s valores privados. Ademá_ de estas pautas futrdamental' , otras reflexiones son importantes respecte de bt novedad que se introduce. De entre ellas merece señalarse que el mantenimiento del régimen de absoluto de,conocimiento del Estado sobre la titularidad de estos documentos llevaría a crear un anónimo refugio proclive a la clandestinidad. Esto comportaría, por un lado, la permisión, no acorde con los principios de justicia antes señalados, de un privilegio respecto de cierto sector o cierta ciase de instrumentos; por otro lado toleraría la subsistencia de elementos 7ptos para la evasión del régimen tributario, lo que se desea eliminar de todas formas. Cuanto mayor es la cuota de justicia de todo el sistema, mayor es su aceptación por el pueblo, que debe cumplirlo y a cuya felicidad se destina. También es preciso destacar que si ate sector quedara indeterminado acudirían a él capitales y ahorro desplazados de otros sectores buscando substraerse al sistema general, lo que descompensaría indirectamente las fuerzas de la economía y, en lugar de producir el efecto de equidad, mantendría el injusto sistema actual, sólo que reubicado en otros sectores indebidamente legislados. Por fin, y sin que ello sea exhaustivo, el relevamiento de este enorme mercado financiero y comercial que se mueve a través de esta clase de documentos permitirá conocerlo m:is profundamente, y a partir de allí valorar sus modalidades y dimensión reales y dictar las pautas económicas adecuadas para que toda: las fuerzas de la economía se orienten eficazmente hacia el cumplimiento de los planes nacionales de grandeza y justicia social.
No se nos oculta que toda reforma substancial produce algunas reacciones y algunos temores. Descontando la oposición de quienes quieren seguir medrando con la usura y la evasión, otros quizá tengan esa actitud por el temer a lo desconocido.

sobre la marcha, pues es precisamente una de las facultades y de los deberes del ejecutor. Corresponde, por ende, que este Congreso otorgue al país y encomiende al Poder Ejecutivo las armas necesarias para que las finalidades puedan cumplirse en tiempo propio y con los instrumentos necesarios para conseguirlo, y por ello proponemos la aprobación del proyecto en estudio, que confía al Podei Ejecutivo la determinación del momento en que comenzará su aplicación efectiva, acorde con las circunstancias compiementación de todas las fuerzas de la economía. El sistema sobre el que se basa el proyecto -del que pueden encontrarse algunos antecedentes en otros paises- se fundamenta en un procedimiento que asegure los fines que se persiguen. Por ello se edifica sobre dos líneas principales: por un lado, la emisión de los docu.nentos debe hacerse en formularios oficiales cuya fecha de expendio se identifica, y, dentro de un lapso prudencial, debe registrarse; por otro lado, se priva de fuerza ejecutiva a los documentos que no cumplan estos requisitos, los que, sin perjuicio de otras sanciones que pudieran corresponder, tampoco pueden servir para acreditar pagos a los efectos fiscales. La implementación del sistema de expedición y registro de documentos se establece sobre bases simples, de forma que el Poder Ejecutivo pueda adecuarla ágilmente a la ya expuesta finalidad de no perturbar en absoluto el buen uso de estos documentos y la atención de las necesidades económicas. En cuanto al régimen de coparticipación general de impuestos nacionales, merece un profundo examen en materia de sistema de distribución, para ajustarlo a la equidad. Por ello se encuentra a estudio en la etapa de las consultas recíprocas entre las distintas jurisdicciones.

No obstante, ciertos aspectos que hacen a su funcionamiento requieren ajustes estructurales urgentes para salvar errores de importancia que afectarán a las jurisdicciones locales gravemente, y la reforma impositiva misma requiere su adecuación a ella. Este tipo de ajustes, por su naturaleza, no puede esperar las soluciones de fondo.
La reforma del régimen tiene por objeto, en esta primera instancia, solucionar estos aspectos. Para ello se ajusta el régimen en tres etapas, según lo requieran dichas necesidades.

Los legisladores tenemos confianza en la prudencia del gobierno del pueblo, y sabemos que en la implantación de las medida: necesarias para el acceso de las clases trabajadoras al disfrute de la felicidad y de los bienes a que tienen derecho se ha de proceder de forma de no perturbar el desarrollo económico del país. Sabemos que ambas cosas no son en ab>oluto antagónicas sino coincidentes, y en es l' aspecto la modulación de los tiempos exactos vara la aplicación de las medidas corresponde sea resuelta

Una parte de la reforma es de efecto retroactivo y persigue solucionar grandes problemas en curso.
Uno de ellos es la fecha límite de adhesión hoy vigente, y en virtud de la cual quienes hubieran adherido han perdido el derecho a la coparticipación y deberán devolver lo que han recibido a cuenta de ella. Actualmente todas las provincias se encuentran adheridas, por lo cual, en rigor de verdad, dicha cláusula no tiene objeto, pues el sistema funciona integralmente.

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Pero una provincia, Catamarca, lo hizo fuera de término, lo cual, de no removerse dicha disposición retroactivamente, le produciría un ingente perjuicio , sin justificativos ni beneficio alguno de las demás ni de la Nación. Por ello, dicha cláusula debe eliminarse. Como en el régimen actual de coparticipación se refundieron en uno solo los dos que le preexistían (e] de impuestos internos unificados y el de los restantes impuestos nacionales), el gobierno anterior incurrió en un serio error técnico al efectuar la refundición. El régimen de unificación de impuestos internos establecía la prohibición a las jurisdicciones locales de gravar en forma dc-;proporcionada -o sea con alícuotas diferentes--- a las actividades análogas a los expendios ale:anzados por dichos impuestos internos y actividades conexas. La razón de la medida era que ^ 1 impuesto interno en sí mismo era un gravamen a los consumos específicos y selectivos, por lo que no admitía grados adicionales de selectividad en la imposición. Al producirse la fusión de los régimenes, se extendió también al impuesto a las ventas, por error, la incompatibilidad antedicha, probablemente por creer que ella reposaba en el carácter indirecto de la imposición, lo cual es inexacto. pues se fundaba, en cambio, en su carácter específico y selectivo. Como el impuesto a las ventas es el impuesto general a los consumos , la resultante no perseguida fue, en los hechos, establecer la incompatibilidad de las alícuota, diferenciales para todos los productos y no sólo para algunos. Esto implicará que las provincias deberán devolver a sus contribuyentes de alícuotas diferenciales todo lo recaudado en el año, lo cual provocará una crisis institucional de enorme magnitud por causa de un error. Por esto se modifica retroactivamente la norma correspondiente, suprimiendo la inadecuad . mención del impuesto a las ventas, con lo cual la cláusula de incompatibilidad sólo juega dentro de sus justos límites, tal como lo vino haciendo siempre. La segunda parte del proyecto viene principalmente a recoger la modificación del sistema impositivo, que tendrá efeotos el año que viene. Consecuentemente, se substituyen en el régimen de coparticipación los impuestos nacionales substituidos para ese año ( réditos, ganancias eventuales. substitutivo. patrimonio neto) por los que los reemplazan (ganancias, premios, capital y patrimonio ), y se dan de baja los que se eliminan, como el impuesto a la venta de valores mobiliarios. La tercera parte del proyecto se hace cargo de los efectos de la reforma a partir de 1975 con el mismo criterio . Así, se reemplaza en el régimen de coparticipación el impuesto a las ventas por el impuesto al valor : agregado y se da de baja al impuesto al parque automotor.

3041

cara. Este impuesto , en primer lugar , viene a substituir un impuesto nacional (ventas) y otro local (lucrativas). Por ello las incompatibilidades destinadas a evitar una imposición múltiple deben alcanzar ahora al impuesto a las actividades lucrativas en su forma actual. Ello requiere por su parte la aclaración de que un impuesto local del tipo patentes, de posibilidades más reducidas y selectivas, que antes existió en el país,

no es incompatible. En segundo lugar, la aplicación lisa y llana del sistema de coparticipación sobre el total de valor agregado haría que la Nación viniera a percibir para sí una parte substancial de la llamada herencia del impuesto a las actividades lucrativas, que nunca fue suyo, y ello constituiría un

abuso injustificado. Así, pues, en lo referente al impuesto al valor agregado se toma debidamente en cuenta, para la distribución de su producido. su origen y diversidad de fuentes, a fin de que la implantación

del impuesto no resulte en el avance de alguna
jurisdicción en detrimento de otra. El criterio

aplicado ha sido el más justo y fuera de toda
posible impugnación: el proporcional. En la parte proporcional en que, medido en recaudaciones reales, el impuesto al valor agregado venga a reemplazar exclusivamente al impuesto a las ventas, se distribuirá entre la Nación y las provincias tal cual se distribuye ventas. En la parte en que el impuesto al valor agregado, medido sobre las mismas bases, reemplace al impuesto a las actividades lucrativas. se distribuirá exclusivamente entre las jurisdicciones a las que pertenece este impuesto reemplazado -lo que

excluye a la Nación-, y entre ellas, a su vez, también en proporción directa a su recaudación de lucrativas con respecto a lo que recaudan todas las jurisdicciones locales en conjunto por dicho impuesto.
La Nación es la que promueve el impuesto al valor agregado, y es sabido que todo nuevo impuesto que reemplace a anteriores presenta cier-

tas posibilidades de un riesgo que se asume so bre la base de cálculos serios: pero ello no lo elimina como posibilidad , sino que sólo lo minimiza como tal. Las jurisdicciones locales no
tienen por qué compartir financieramente este

riesgo, pues no lo han creado. Por esto, para el primer año de recaudación, que carece de antecedentes -todo ajuste en caso de error sólo podrá hacerse para el futuro, con lo cual no se solucionarán los efectos ya ocurridos- la Nación, además de admitir un régimen de coparticipación especial, debe ofrecer

una garantía en el sentido de que sus decisiones sólo puedan perjudicarla a ella sola, y que las
jurisdicciones locales por lo menos estén aseguradas de un ingreso equivalente al que se habría

La implantación del impuesto al valor agregado crea problemas propios cuya solución se en-

producido de mantenerse el impuesto a las ventas y el de actividades lucrativas. A este fin responde la última cláusula. Señor presidente: con esta última parte de mi exposición dejo hecho un informe global sobre

3042

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Reunión 55" zadas pueden ser palanca del cambio o herramienta de nuestra liberación dejar un poco en el camino la angustia tradicional de nuestros últimos tiempos y colocarnos definitivamente -al menos yo pretendo esto- en el camino de una esperanza argentina. No quiero mencionar ya quiénes son los culpables del fracaso de ayer, quiénes desnacionalizaron nuestra economía, quiénes crearon la frustración de nuestros trabajadores, quiénes empobrecieron nuestra clase media. Estamos viviendo las etapas iniciales de un proceso de estabilidad institucional que nc sólo debemos defender sino que tiene que , nerar, engendrar y concretar el cambio que exige la estructura del país y que alimentan con entusiasmo las nuevas generaciones argentinas. Los responsables, cualquiera sea la ubicación institucional en que estemos colocados -el Ejecutivo por un lado o nosotros, legisladores, por otro-, recibimos el mundo argentino con su producción destruida, caída su industria, descompuesto el agro, disminuido el salario, agrandado el centralismo que casi siempre es como una paralela cuando está en violación la soberanía del pueblo de nuestras regiones. Es pues necesario revertir esta marcha, y las coincidencias políticas y económicas engendradas por sectores políticos, empresarios y trabajadores muestran una disposición pa, a dejar un poco la política del sector y realizar la integración en función de las grandes necesidades del país como conjunto. Creo que todos estamos apurados. Tenemos que dinamizar una Argentina paralizada, desarrollarnos apresuradamente. Votamos la promoción industrial, nacionalizamos los depósitos, dijimos cómo queremos que debe ser la inversión. Pero también es cierto que todavía para nosotros, legisladores institucionalizados de la oposición en la República, en algunos campos aparece en mora el Poder Ejecutivo nacional. Los planes energéticos son lentos, los de viviendas se publicitan, pero la construcción insiste en su crisis. No está claro qué pasará con nuestro petróleo, y no sabemos qué indica el nuevo presupuesto cuando declara la facultad de traspasar empresas nacionales a esferas privadas. No se concretó un crecimiento económico sostenido. En el primer semestre hubo una disminución en la inversión de 1,3 %, y en el segundo semestre de un 2,7 %. Ha disminuido la producción de

las leyes que en este momento tenemos en consideración . Por ello pido su aprobación en general.
-Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 19 del Honorable Senado, senador

doctor José Antonio Allende.

Sr. León. - Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por el Chaco.
Sr. León. - Señor presidente: el Po ler Ejecutivo nacional ha promovido numero: as leyes orientadas a crear las condiciones de tina profunda reforma impositiva. Estas reformas, con matices modificatorios, fueron votadas por la Cámara de Diputados y han sido evaluadas por la Comisión de Presupuesto de este Senado. Todos sabemos que dentro de cual,iuier engranaje económico, el régimen impositivo puede ser una herramienta imponderable pa a determinar una orientación a la política ecom ,mica. En efecto, puede la tributación ser una lLcve esencial que sirva para abrir las puertas Fiel rumbo que en la política económica nosotros pretendemos recrear. Alguien dijo que un país crece a voces como el espejo de su propia política económica. Puede ser también que la imposición sea un firma que, aun con muy buenas intenciones, se use mal y nos lleve a un error en la legislación, ^,on resultados negativos para los intereses del conjunto de la comunidad. Porque esto es así y ese peligro se corre; quienes integramos el Senado de la Nación debemos actuar con toda responsabilidad para no equivocarnos. No vamos a votar esta tarde una declaración; vamos a votar leyes que hacen al valor del salario, a la- jerarquía del hombre, a la importancia de la tierra. a la posibilidad del trabajo, a la vocación federalista, afirmando esta coparticipación que informó con brillo el señor miembro informante de la comisión. Vamos a votar aquí un proceso di, transformación tributaria que encaja con acierto en el panorama de nuestra economía. Puede ser un motor que empuje la transformación o bien un freno que vuelva a la frustración de los últimos tiempos. De nuestro acierto, entonces, depende que podamos crear las condiciones de capitalización que nos libere. De nuestra responsabilidad depende la expansión o el desempleo, la inflación o la estabilidad. Y porque esto puede ser, aun con escaso tiempo hemos dado despacho a estas leyes con una alta intención: la de que no sirva sólo a un sector, porque marginaríamos todos los intereses de sectores que pasaron por nuestra comisión , para intentar una política que integre al conjunto y le ponga una vocación de solidaridad definitiva a nuestro pueblo.

petróleo, de carbón mineral, del arrabio, del acero, de laminados. También sé de algún otro parámetro que marca alguna etapa positiva, como es el contralor del proceso inflacionario. Tal vez convenga decir aquí que frente a este contralor no habrá que marcar los límites duros

de una rigidez que lesione el abastecimiento y
golpee sobre todo a la pequeña y mediana industria. Pero esto pertenece a otras áreas que,

Yo sé que vivimos tiempos de interrogantes difíciles de resolver ; pero quiero esta tarde, rol votar estas leyes importantes que bien utili-

si bien son trascendentales y son tocadas por la legislación que estamos considerando, tal vez

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3043

sean motivos• de un gran debate de la política económica -al menos es ésta nuestra aspiración- cuando a la brevedad debamos considerar el nuevo presupuesto de la República.
Nosotros integramos un partido político que viene a votar estas leyes no por capricho, no por una circunstancia bondadosa, sino porque queremos ser leales con firmes coincidencias extra partidarias, orientadas fundamentalmente a erradicar la evasión. Permítaseme leer las coincidencias firmadas por nuestro partido con otros sectores políticos para comprender por qué nosotros esta tarde con una gran tranquilidad vamos a votar con disidencias parciales estas leyes, que yo creo pueden ser perfectibles y que pienso pueden ser un ladrillo de mejoramiento en el organigrama de la política integral del gobierno argentino. En estas coincidencias decíamos que había que erradicar la evasión, simplificar el sistema total, tanto para los contribuyentes como para el Estado; reestructurar el impuesto a los réditos sobre la base de suprimir privilegios, restableciendo el principio de la universalidad esencial a este tributo y ampliando el concepto de renta gravada de acuerdo con la capacidad contributiva; terminar con el abuso de las deducciones por inversiones, derogando las injustificadas franquicias existentes; personalizar e] impuesto a los réditos de las sociedades anónimas volcando los dividendos a la declaración conjunta de rentas; institucionalizar e] concepto de renta como incremento neto de patrimonio más consumo; derogar el impuesto a las ganancias eventuales, incorporándolo al impuesto a las utilidades; modernizar el sistema de imposición a los consumos sobre la base de derogar los impuestos que producen distorsión de los precios en perjuicio de los consumidores; ampliar la materia gravada en el impuesto al patrimonio de manera que incluya el de las sociedades anónimas y los valores mobiliarios; incorporar el principio de la renta potencia] de la tierra en lugar del de la renta real del impuesto a los réditos de las explotaciones agropecuarias; sujetar a la imposición los enriquecimientos por transmisión gratuita con tasas que tengan en cuenta la capacidad contributiva del beneficiario y con mínimos no imponibles que preserven el patrimonio familiar; corregir la distorsión de la escala progresiva en los impuestos directos; crear mec:mismos automáticos para ajustar a la realidad les patrimonios y los resultados sujetos a imposición. Nuestro partido sostiene utas consignas y está comprometido en esta actitud con otros sectores de la vida argentina.

Por si esto fuera poco, en el programa sostenido por la Unión Cívica Radical en el último proceso electoral se establece claramente que es necesaria la reestructuración del sistema fiscal de manera que el mismo sirva como principal instrumento de la justa redistribución de

los ingresos , asegurando los recursos necesarios para el desarrollo nacional y la equidad cierta en la distribución de la carga impositiva. A estos efectos deberá aliviarse la posición del contribuyente por trabajo personal , gravarse el patrimonio neto individual, simplificar las declaraciones , afirmar el impuesto sucesorio en reemplazo del substitutivo, incorporar las rentas accionarias a la declaración individual , reducir las tasas de impuestos que gravan los consumos, y la eliminación de impuestos al bien de familia. Es decir que casi en un largo trecho y al margen de la implementación con que se ha. articulado la legislación que consideramos en esta sesión, la Unión Cívica Radical tiene el compromiso público de alentar este proceso de cambio, que -reitero- puede ser que nos coloque realmente en divergencias parciales, pero que a criterio del radicalismo son útiles para ir engendrando una política económica que cree las condiciones de equilibrio social y ponga definitivamente alas de despegue a la recuperación económica, cultural, política y social de los argentinos. Nosotros dijimos en debates anteriores, cuando tratamos el reajuste del presupuesto de 1973, que hubiera sido útil estudiar el nuevo presupuesto con estas reformas para saber cómo se va integrando esta planificación recuperadora que, a mi criterio, no señala una línea coherente que permita asegurar una continuidad. Con respecto a esto, y sobre la base de que es indispensable el ajuste entre la política tributaria y el cálculo de recursos para el presupuesto de 1974, y sin haber hecho un estudio exhaustivo de éste por que no ha tenido entrada oficial en este Senado, es evidente que surgen interrogantes sin respuesta para el trazado de este ajuste. Por ejemplo, el artículo 20 del nuevo proyecto de presupuesto dispone prorrogar por un año el gravamen del 5 por ciento establecido en 1971 sobre las ventas de ganado vacuno a todo destino. Yo no estoy en la posición de defender o avalar esta posibilidad; la marco como ejemplo. Este gravamen había sido establecido corno factor coyuntural en la política de carnes, en circunstancias no similares a las actuales. Esto tal vez merezca una respuesta, y también cabe la pregunta de por qué viene este artículo en la ley de presupuesto y no se incluyó dentro de la reforma tributaria. Nosotros, el radicalismo argentino, integramos un pensamiento político que pretende colocarse en la cresta de la ola de una revolución nacional signada por el símbolo de la justicia, y podemos votar hoy leyes impositivas que sirvan básicamente para la mejor distribución del ingreso, y para concretar esa justicia . Yo puedo votar recursos para que el Estado disponga, por ejemplo, una mejor atención de la salud, rubro que nos muestra una mortalidad infantil en crecimiento . El presupuesto de 1974 señala para la salud el 8 por ciento; para educación. 16 por

3044

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Reunión 551 Yo no sé si la evasión crecerá; creo que hay que crear las condiciones de una conciencia nacional que trate de que esto no pase. De todas maneras, y sin el control riguroso de la matemática, creo que la recaudación crecerá más que ese 18 por ciento que calcula el proyecto de presupuesto enviado, y permite deducir esto la corriente actual y la nueva legislación que estamos votando esta tarde- Espero acertar, y pienso que el cambio tributario que hoy auspiciamos sea utilizado definitiva y limpiamente como palanca esencial para la promoción de un espectro social equilibrado en nuestra República. Sobre estas leyes que nosotros consideramos esta tarde, se habló mucho hace un tiempo en el país, y todos los sectores de la Nación dieron su opinión. Pareciera que cada uno miraba la República con su propia imagen, con su propio espejo, y pareciera que en vez de mirar a lo largo y a lo ancho cómo estructurar un país para el conjunto, cada uno vino a esta Cámara a defender su propio egoísmo, su propia cuenta bancaria, su propia especulación. Por eso nosotros esta tarde estamos votando con alto sentido nacional estas leyes que tienen, como lo saben los señores senadores, nuestras discrepancias parciales. Estas leyes poseen -a nuestro criterio- algunos defectos. Por supuesto, hubiéramos preferido tal vez crear las condiciones de un revalúo paralelo a la pequeña y mediana empresa, y que no se permita sólo a las grandes empresas hacer el revalúo de los activos fijos, porque éstas, que poseen el capital, con estas medidas crean condiciones de inferioridad para aquellas que tienen otro proceso en su producción y en su comercialización. Esto no lo digo yo, ni es caprichoso, sino que puede leerse -aunque para ahorrar tiempo no lo hago- en las propias declaraciones del presidente de la Confederación General Económica, ingeniero Broner, que está totalmente integrado a la política económica de este gobierno y que se expresó con idénticas aspiraciones que las mías con respecto a esta etapa que yo entro a considerar en estas circunstancias. Decía recién que distintos sectores de la República, algunos interesados, con lealtad, y otros sin tanta generosidad, estuvieron en nuestra comisión y propusieron modificaciones. La comisión del Senado trabajó con una alta responsabilidad, porque estaba decidida a considerar todos estos aportes como integrantes del conjunto de la República. Nadie puso en la consideración de estas leyes su ideología ni su pasión ni su egoísmo. La comisión, pese al escaso tiempo que tuvo para considerar los temas, trabajó con un sistema de crear las mejores condiciones. Este paquete está integrado por diez proyectos de ley. Citemos, por ejemplo, uno de ellos: la nominatividad de las acciones, que crea también la desgravación impositiva para la compra de títulos, valores privados y su nominatividad.

ciento, y para vivienda, el 3,6 por < Lento, Todo esto se puede discutir, pero yo tem;o tranquilidad de argentino propiciando una tasa si ella sirve para la educación, la salud y la vivienda. Por eso me preocupa el nuevo art culo 59 del presupuesto, que autoriza la flexibilidad en la 'distribución del gasto ya que solicito se permita modificar la finalidad, la función y la jurisdicción dentro del volumen. Y esto ni me gusta porque no me asegura que la tasa 1'ue mi voto pueda imponer esta tarde no sea unida para el rumbo social y sí para inversiones no multiplicadoras. Sería odioso, y yo sé que esto no está en el ánimo de los señores legisladores, ;'utorizar en función de este artículo que las parí das creadas para educación se destinen a difusr=s gastos de seguridad, o que se argumente en alguna circunstancia que no se cumple con el Es+atuto del Docente porque, en uso de las far'ultades que pretende el Ejecutivo, se destinan fondas de educación para gastos de menor aliento ]ue sembrar abecedarios. El proyecto de 1974 parece orientarse a la contracción de la estruct:.ra no retributiva, y ello serenaría mi preocupación. Pero aquí está este bloque para controlar: y no dejaremos de cumplir ni de prodigar nu, stras mayores preocupaciones para que del =junto de nuestras discusiones surjan las condiciones de seguridad que todos buscamos. La estructura no retributiva se aumenta en un 16 por ciento, y en grado mayor la retributiva o de inversión y dentro de ella, por ejemplo, la de los combustibles, que espero se cumpla; sin embargo, los gastos de personal acrecen en un 31,70 por ciento. lo qc;e no es poco si pensamos en una inflación del 1':r por ciento. Tal vez hubiera sido más oportuno, y por eso hago esta incursión en el proyecto de presupuesto, esperar la planificación pi esupuestaria para una mejor estimación, ya col, la reforma impositiva votada, a los efectos de cálculos más ajustados a nuestra realidad. Observo que los cálculos de recursos están realizados sobre la base de los impuestos vigentes en 1973, es decir, que no se tiene en cuenta esta reforma impositiva. El cálculo para 1974 estima el aumento de los recursos corrientes, impuestos y tasas, en un 41,8 por ciento y en un 45,3 por ciento, respectivamente Los tributos que produjeron en 1973 aproximadamente 1,9 billones, deben producir en 1974 unos 2,7 billones, o sea 900 mil millones de peros más. Si a esto le agregamos el blanqueo, e;tariamos en una necesidad adicional de sólo 4011 mil millones de pesos, lo que muestra el pondei ado optimismo a que nos lleva al aumento dti más del 18 por ciento en la recaudación. En este aspecto, creo que el Poder Ejecutivo está entonces frente a una estrategia , o a una poca fe, frente a esta reforma impositiva que nosotros estamos alentando.

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Sobre esta ley la representación del radicalismo tenía sus dudas porque venía a mantenerse la continuidad de una ley, la 19.061, que databa de antes y estaba orientada a la deducción del diez por ciento para la compra de títulos de valores privado;: que se cotizaran. Esta ley fija porcentajes decrecientes. Como este ahorro y capitalización iban orientados a grandes empresas, resultaba más útil dejar en manos de los contribuyentes menores este dinero, si es que el Estado no lo iba a utilizar. Así lo interpretábamos nnr{otros. El señor miembro informante de la comisión, con alto sentido federalista, postuló que se agregara al articulado, que establece la posibilidad de compra de las acciones, a los bancos oficiales de provincias, lo que iba a permitir que este diez por ciento que puede deducirse tenga el sentido de alenlar la producción, el desarrollo y el optimismo de los hombres de las zonas más desposeídas del país.

3045

Hacienda del Senado, se amplía el plazo de 18 a 24 meses para el pago del impuesto en los enriquecimientos producidos por causa de muerte, lo mismo que en los casos de ausencia con presunción de fallecimiento. En cuanto al cobro compulsivo del impuesto, se lleva de tres a cuatro años.

En el artículo 24 del proyecto se amplía de un año a dos el tiempo durante el cual se pagará sólo el uno por ciento de interés mensual sobre el total de la deuda.
Tal vez podríamos decir que en este impuesto, que es complementario del gravamen a las ganancias y al patrimonio neto, hubiera sido útil también que se aumentaran los montos exentos de impuesto, establecidos en el artículo 59, cuando los beneficiarios fueren el cónyuge, ascendientes y descendientes en línea directa, y de esa manera aliviar la carga. En el artículo 11, inciso t), en cuanto a la forma de fijar el valor de los muebles de uso personal o del hogar, o de residencia temporaria, tal vez hubiera sido útil bajar el 5 por ciento del activo al 2 por ciento, como ya se hiciera en el impuesto al capital y al patrimonio.

Sobre esto se ha explayado con certeza el señor miembro informante y no lo voy a hacer yo ahora.
Hemos puesto nuestro voto en favor de este despacho porque estamos convencidos, primero, de que la nominatividad -.irve para la individualización: crea las condiciones de un agrandamiento de la base impoizitiva y, además, considero que podía no ser justa la declinación que tiene a los tres años, ya que los porcentajes que van quedando roe dan la impresión de que no tienen ya una incidencia trascendente en el proceso económico. Otra de las leyes es la que corresponde al proyecto en revisión sobre impuesto al enriquecimiento patrimonial a título gratuito. Sobre esto podría decir que el sistema vigente hasta 1972 era la ley nacional 11.287, que reglaba el impuesto a la transmisión gratuita de bienes y que a mi criterio era anticuado, de escueto articulado y que en parte se completaba a través del decreto reglamentario Las provincias, siguiendo el esquema de la ele Buenos Aires, fueron incorporando a sus en, rpos legales las mejoras de la doctrina y la i urisprudencia. Algunos países de habla inglesa utilizaban las dos formas posibles de aplicación de este impuesto, una, sobre el m mto total del patrimonio sucesorio, y otra corro la aplicaban entre nosotros, que grava la parle de cada beneficiaria. Este impuesto fue dei ido sin efecto en el orden nacional a partir del 19 de enero de 1973 y reemplazado por el impuesto al patrimonio. Ahora estaríamos frentt a la reimplantación del impuesto. Este proyecto puede ser considerado como aceptable, y r xterioriza y se integran en él todos aquellos aspectos que las provincias ya habían recogido, que hacen del impuesto un cuerpo -a mi criterio- definitivamente actualizado.

En el artículo 22, se podría haber implantado la liquidación del gravamen mediante declaración certificada por contador público, cuando el fisco no lo hiciere dentro de los quince días desde que el contribuyente le hubiera aportado los datos solicitados.
Este es, a grandes rasgos, el esqueleto de este proyecto de ley que lleva la firma del sector que represento, por creer también que conduce a una moralización y sirve a una más justa distribución en la medida que se creen las posibilidades que tuvo en cuenta la Comisión de Presupuesto y Hacienda de este Senado. Otro proyecto que consideramos es el venido en revisión, sobre tributo a los premios de juegos de sorteos y concursos o apuestas deportivas. Sobre esto no creo que haya mucho que hablar. En la Comisión de Presupuesto y Hacienda se hicieron modificaciones que constan en el dictamen impreso en el orden del día 132, que está en las bancas de los señores senadores Entre ellas, por ejemplo, señalo la del artículo 29. en el que se resolvió reemplazar la cantidad de diez mil pesos por cincuenta mil. También se ha elevado a cinco mil pesos la cantidad de tres mil que establecía la redacción anterior. Conviene aclarar que en este proyecto se establece que los premios cuyo derecho a la percepción se hubiera producido antes del 19 de enero de 1974 estarán alcanzados por el impuesto a las ganancias eventuales, con arreglo a las normas de aplicación en esas circunstancias. Otro de los proyectos que consideramos, señor presidente, está en el orden del día número 129, dividido en dos dictámenes producidos por la Comisión de Presupuesto y Hacienda. El pri-

Sobre este proyecto, en el articulo 21 y por modificación de la Comisión de Presupuesto y

3046

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

mero, en el proyecto de ley en revisión sobre normas complementarias de la reforma tributaria, y el segundo en el proyecto de ley en revisión sobre régimen para la emisión de documentos que instrumenten créditos. Este último dictamen está orientado a perseguir la evasión y castigar al capital negro x especulativo. En lo que respecta al primer dict:men sobre normas complementarias, hasta ahora, el sistema vigente es el de la primera ley cl,- sellos, la número 44, del 13 de septiembre cl-, 1855. Se vincula este gravamen con la existencia de un instrumento en el que se asienta la operación económica que las partes han concretado. Su propio origen histórico ha motivado lue muchos especialistas la hayan calificado de arcaica y reñida con la técnica financiera moderna. Yo podría hacer extensos comentarios sobre este proyecto pero, en tren de ahorrar Mempo, sólo diré a los señores senadores que por pedido de nuestro sector se dejó sin efecto, en la comisión del Senado, una disposición que establecía que de acuerdo con el artículo 49 del provecto debería entrar en vigencia el 19 de enero de 1974 un acuerdo sobre los problemas de la doble imposición, porque esta misma ley crea la necesidad de gestiones entre la Nación y las provincias para celebrar tratados, y evidentemente al 21 de diciembre no podemos pretender que en pocos días más se creen las condiciones de ese entendimiento. Los artículos 29 y 39 del proyecto están vinculados a la implantación del impuesto al valor agregado y a normas de delegación de la Capital Federal y el territorio nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, adecuando desde ya las normas a efectos de la supresión en esas jurisdicciones del impuesto a las actividades lucrativas, acorde ron la suspensión que los Estados provinciales deberán sancionar. Otra de las leyes que consideramos se refiere al régimen de coparticipación federal de impuestos. Tenemos un sistema vigente a partir del 19 de enero de 1973 que rige el instituido por el decreto 20.221, cuyos aspectos más importantes son: establecer un sistema único para distribuir todos los impuestos nacionales coparticipados, substituyendo a los de las leyes 14.188, 14.390 y 14.060, asignando por partes iguales un 48,5 por ciento a la Nación y al conjunto de todas las provincias, respectivamente.

Las provincias participaron durante los años 1968 a 1972 , en el 35,46 por ciento. desde 1964 al 67 , en el 40 por ciento, habiendo llegado antes de 1964 al 36 por ciento , como consecuencia del aumento progresivo del 2 por ciento anual iniciado en 1960 con el 30 por ciento. En años anteriores la participación provincial había sido menor del 30 por ciento.

De lo dicho, se desprende que ha dado comienzo algo que pretende ser más justo, más orgánico y más simpleEl resultado que el mismo arroje indicará las modificaciones futuras para introducirlas en los criterios en que se sustenta, fijados por: población, brecha de desarrollo y dispersión de población en los coeficientes de 65, 25 y 10 por ciento respectivamente, a través del Fondo de Desarrollo Regional fijado en el 3 por ciento. Todo ello, para dar lugar, en última instancia, a una mejor redistribución en favor de las zonas menos dotadas. En este proyecto de ley la modificación que solicitaba el Poder Ejecutivo no altera fundamentalmente el sistema vigente, sino que persigue lógicas adecuaciones formales como consecuencia de las nuevas denominaciones de los tributos. La media sanción de Diputados introduce, con el artículo 39, un artículo nuevo que no coincide con el proyecto de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de esa Cámara. Como ello provocaría el rompimiento del equilibrio buscado, se trata de garantizar a las provincias que para 1975 no pierdan su participación con motivo de la eliminación del impuesto a las ventas y a las actividades lucrativas. La Comisión de Presupuesto del Senado lo modifica, adoptando la redacción con que se expidió la similar comisión de Diputados. Al no proceder de esta forma, el Poder Ejecutivo podría dar su propia interpretación y hacer coparticipar a las provincias de las recaudaciones que se operen en 1975, correspondientes a ejercicios fiscales de años anteriores. Interpretarnos que esto sirve a un mejor ordenamiento, como lo he dejado expresado. Nosotros hemos dado nuestro voto apoyando está legislación que creo sirve a esta mejor distribución par sectores del interior de la República. Otra de las leyes que está en consideración es la referida al capital y al patrimonio. Sobre esto ha hablado con amplio conocimiento el señor miembro informante. Quisiera repetir, porque me parece que me veo obligado a ello, algunas de las modificaciones que como se ha expresado, han sido elaboradas con la colaboración del conjunto de la comisión. Por ejemplo, se redujo a dos años la transitoriedad de diez, del impuesto a los capitales de las sociedades, establecimientos estables y empresas o explotaciones unipersonales del título 1 de la ley. Se redujo la tasa de los responsables del punto anterior al uno por ciento, en lugar del 1,3 por ciento, y no sería deducible el impuesto a las ganancias corno lo establecen los artículos 49 y 79, respectivamente, de esta legislación. También los contribuyentes del mismo título estarán alcanzados por el gravamen cuando el capital exceda los 200 millones de pesos moneda nacional, en lugar de los 50 miliones. Creo que esta mejora es un alivio para el contribuyente; además se alientan y crean mejores condiciones en el artículo 69 para

CAMARA DE SENADORES DE LA N.4CION 3047 la pequeña y la mediana empresa. El no imponible del punto anterior alcanza a todos los responsables del título y no sólo a los del inciso d) del artículo 29 de] proyecto, que son los socios comanditarios y las explotaciones unipersonales. Otra modificación es la de haber reducido del 5 al 2 por ciento del valor total del activo el monto a consignar en concepto de objetos personales y del hogar. También vale la pena expresar que aquí se ha establecido un agregado al artículo 20 del título III de las disposiciones comunes, que está significando la posibilidad de otorgar reducciones de hasta el 50 por ciento cuando se trata de actividades que por su naturaleza requieren un capital intensivo en forma permanente, es decir que se caracterizan poi establecer una renta eventual con relación al Impuesto en condiciones de explotación económica eficiente inferior a la normalmente tenida en cuenta en la generalidad de la actividad, Esto e refiere fundamentalmente a la posible evaluación de estas tierras en la producción agropecua'ia. Con respecto a las ganancias, señor presidente, el proyecto de ley en consideración integra en un solo régimen el actual sistema de impuesto a los réditos y al impue>lo a las ganancias eventuales. Esta modificacio,i propuesta es producto de la aceptación de una corriente luctrinaria tendente a unificar y amplificar el sistema de tributación y contralor fiscal. Sin embargo, la simplificación trae aparejadas algunas dificultades que hace necesario tomar precauciones que las minimicen. El proyecto original del Poder Ejecutivo mereció nuestra aprobación en cuanto a su filosofía y a sus aciertos de tipo técnico haciendo del sistema una actitud más ágil. No obstante, consideramos que resultaron imprescindibles las modificaciones que fueron introducidas en nuestra Comisión de Presupuesto A pesar de ellas, creemos que por falta de tiempo, porque evidentemente la comisión ha puesto su mejor voluntad pero ha trabajado con calendarios un tanto restringidos en cuanto a la labor de analizar todo el paquet, de leyes impositivas, lo que no es fácil para hacerlo con absiluta responsabilidad, hemos creído necesario proponer algunas modificaciones En el artículo 23, por ejemplo, se debería restablecer la eliminada deducción adicional por familia numerosa. Esto lo manifiesto como un:- expresión de deseos, y por eso he apoyado el dictamen. Tal criterio es alentador, particularmente para aquellos sectores de menores ingrese;, con más de dos o tres hijos. Tampoco nos parece ideal que se haya eliminado la deducción con comprobantes por gastos médicos. Y en el artículo 87 no se considera ese aspecto. Entendemos, por los motivos de orden social ya mencionados. que la atención de la salud familiar es un factor importantísimo para el contribuyente y que, sobre todo en especialidades medicinales de alto costo, no tienen compen-

sación del gasto por parte de las obras sociales y de las mutuales correspondientes.
Pero, fundamentalmente, deseo destacar que la modificación introducida por la Comisión de Presupuesto y Hacienda en la escala de las tasas constituye el mejor aporte para el éxito de estos proyectos de leyes impositivas que, en conjunto, han sido elevados a nuestra consideración. La interrelación entre todos estos proyectos hacía imprescindibles estas modificaciones para posibilitar su viabilidad y para lograr los objetivos de redistribución del ingreso nacional, premisa indispensable para la paz social. Le política tributaria que atendía solamente el problema aislado del déficit fiscal, además de aten"ar contra un plan orgánico económicosocial, tampoco lograría el objetivo buscado, ya que la presión tributaria excesiva haría imposible su cumplimiento. Esta es una ley con articulado bastante frondoso, reitero, en la que hemos conseguido también equilibrar un poco las tasas, sobre todo a nivel medio de ros contribuyentes. Interpretamos que lo que había votado la Cámara de Diputados marcaba la posibilidad de que por arriba del tope de 17 millones se aplicara la tasa máxima, y a nuestro criterio esto lesionaba posibilidades de un amplio sector de nuestra clase media, que, evidentemente, hace a nuestra responsabilidad legislativa preservar y alentar porque es, junto con los sectores de trabajo, la producción, los empresarios y los profesionales, un motor importante de nuestro proceso de integración argentina. Por todo ello, y en razón de la responsabilidad que le cabe al Congreso de la Nación en la vida socioeconómica del país, particularmente en el aspecto tributario, la Comisión de Presupuesto y Hacienda ha propuesto estas modificaciones, que crean mayores condiciones de equilibrio. Otra modificación importante que no llegó a concretarse por razones de tiempo en el seno de la comisión es la correspondiente al artículo 48. Nuestra bancada propuso la aplicación de una medida que posibilite la atenuación de la tasa, para las personas físicas o para las sucesiones indivisas, en el caso de enajenación de un inmueble por no ser ganancia y no constituir una actividad habitual. Tengo sobre mi banca la escala modificada, que a mi criterio crea condiciones de mayor justicia y equidad, sobre todo en los niveles medios de tributación de las ganancias. Este proyecto también cuenta con el apoyo de nuestro sector.

En esta sintética exposición sólo me resta referirme al valor agregado, asunto en el que yo he votado en disidencia parcial, no por disentir con la filosofía de la ley sino por entender que las tasas que se establecen pueden crear una peligrosa actitud inflacionaria. No comparto el optimismo del miembro informante de la comisión, y de un planteo matemá-

3048

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

tico muy simple surge que este 13 por ciento que hoy va a votar e] sector mayoritario puede significar un alto porcentaje de incidencia en algunos consumos importantes. Justamente, como el sistema del valor agregado implica un impuesto a los consumos, debemos tener presentes su alcance y sus efectos. Este impuesto substituye al impuesto a las ventas, que desde 1949 fue del 8 por viento y en 1961 pasó al 10 por ciento como tasa reneral, que alcanzaba a las industrias y a las importaciones. Se gravaban las ventas, con deducción de las materias primas que ya habían pagado el impuesto, a efectos de que incidiera en una sola etapa. En los últimos años se fueron agregando algunos servicios con una tasa del 3 por ciento, y otros con tasas del 15 y del 20 por ciento. La tasa básica del 10 por ciento rigió hasta mayo de 1972, v pasó a ser del 9 por ciento hasta el 31 de diciembre de ese año, del 8 por ciento para el corriente año, y que por la acción del impuesto de emergencia pasa nuevamente al 12 por ciento. Los asesores del Ministerio de Hacienda en la comisión han hablado de un posible 14 por ciento para 1974, en razón de quedar sin efecto la rebaja de 1972 y por la aplicaión del impuesto de emergencia. También la reforma pretende substituir al impuesto a las actividades lucrativas, que grava los ingresos de todas las etapas del cielo económico con tasas básicas del 1,2 por ciento en la mayor parte de las provincias y del 1,1 por ciento en la Capital Federal, y con tasa,, recargadas o rebajadas según se trate de productos que exterioricen una mayor o menor capacidad de absorción. Todo lo que se pueda decir a favor o en contra de este proyecto relativo al impuesto al valor agregado es válido desde el punto 4e vista de la doctrina v de la técnica tributar a, pero erraríamos el camino si ignoramos la repercusión que el impuesto va a tener en la eronomíá familiar del mayor número de ciudadanos. Para ello debemos medir lo que se va a gravar, es decir que se imponen las ventas de mercaderías, servicios. obras o importaciones, deduci<ando en cada etapa las compras va gravadas. Todo esto está dicho en forma muy simple y pree' sa para facilitar nuestro propio entendimiento. En cuanto a la tasa del 13 por ciento, romo dije al comienzo. me parece excesiva. Al respecto valdría la pena recordar que la recaudación del impuesto a las ventas resulta económica y manejable por recaer en pocos contribuyentes, y si se extiende a las actividades mayoristas y minoristas y de servicios y obras, el croeimiento del número de contribuyentes hará que su administración resulte costosa y traiga rlificultades tremendas a un propósito fiscalista. No deberiamns olvidar que el impuesto al valor agregado ganó el terreno desde el punto de vista práctico . Ofrece la posibilidad de solucionar el principal inconveniente que tenía el im-

puesto a las ventas y que era la carga financiera que soportaba el contribuyente industrial. Al distribuirlo en las distintas etapas del ciclo económico resulta que se crearían todos estos nuevos contribuyentes sin lograr aquello que hizo que se buscara el cambio. Si bien se nos ha dicho que este impuesto substituye al impuesto a las actividades lucrativas, las necesidades lógicas y crecientes de las provincias pueden hacer que éstas establezcan nuevos gravámenes al consumo, con otro nombre, como patentes o uno semejante. Tampoco sabemos qué pasará con otros impuestos municipales que con distinto nombre también recaen sobre las ventas. Si lo manifestado en el párrafo anterior sucediera, estaríamos simplemente agravando el problema que se quiere evitar: suprimir la incidencia simultánea de impuestos nacionales, provinciales y municipales. Para que ello fuera posible y cierto debería. mos postergar la aprobación de este impuesto al valor agregado hasta haber convenido integralmente la solución buscada. Si el impuesto fuera aprobado, como parece ser la voluntad de la mayoría, esa aprobación nos merece algunas observaciones. En primer lugar, se repite el problema del actual impuesto a las ventas: o sea, el de no poder deducir la compra de un producto exento. Por lo tanto, el responsable tendría que tributar sobre un impuesto superior a su valor agregado.

En segundo término, como se proyecta la existencia de responsables inscritos y no inscritos, y como estos últimos no pueden facturar el impuesto, eso podría provocar la imposibilidad de deducir dicho impuesto por parte del adquirente.
Como tercera observación, no deberían gravarse los intereses del financiamiento de la compra, como actualmente se hace en el impuesto a las ventas. Eso provocaría que las grandes empresas se beneficiaran a costa de las pequeñas, ya que haría posible que el financiamiento apareciera realizado por terceros, y de esta manera disminuir el imponible, Pienso que tampoco deberá limitar el monto del crédito a computar y que lo hubieren facturado cuando las tasas que gravan las ventas del responsable sean menores que tas que gravan al proveedor. Si bien lleva implícito el autocontrol por parte del contribuyente, todo esto también es cierto que crea serias dificultades con la liquidación y fiscalización del impuesto, ya que lo hace a través de cada una de las facturas de compra y y de venta, en lugar del análisis simple tendiente a determinar si se trata de productos gravados o no. Yo pienso que podríamos postergar la aprobación de esta legislación en consideración a los efectos de la perfección de esta ley, cuya filosofía comparto pero que pienso viene implementada con el peligro de crear repercusiones no útiles a nuestra imaginación en construcción.

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Así, muy sintéticamente, dejo expresada esta disidencia parcial con esta ley cuya filosofía comparto -repito- y que, como expresé antes, está incluso en el pensamiento del partido que represento. Sin embargo, considero que a veces deberían crearse las condiciones de implementación para que la ley cumpla fundamental y efectivamente con la idea que queremos ver realizada. Este es el sentido de las leyes que consideramos, muy sintéticamente expresado. Yo no les voy a tomar más tiempo a los señores senadores expresando más ampliamente nuestro pensamiento. Sólo quiero señalar que vamos a votar con algunas disidencias parciales leyes que yo creo pueden ser herramientax útiles para el proceso de reconstrucción, de cambio y mejoramiento de la economía argentina. No me olvido de que vivimos con empresas nacionales empobrecidas, que debemos vencer la dependencia exterior, que debemos aliviar a la agobiada clase media argentina, que citemos comprender que nuestros trabajadores viven esforzadamente. Sé que es difícil para los argentinos de hoy financiar idealmente a] Estado y financiar condiciones que permitan crear una inversión de buena retribución al servicio del desarrollo argentino. Yo pienso que nadie podrá afectar su estándar existencial mínimo para pagar un impuesto. Esto hace a la filosofía y a esta vocación de justicia que pretendemos lograr nosotros para el conjunto nacional. Pero también es cierto que llegó la hora en qu,á loe que viven con holgura deben iretarse al cinturón. La Comisión de Presupuesto y Hacienda de este Senado ha producido mod,ficaciones a la media sanción de la Cámara dp Diputados con el objeto de perfeccionar el equilibrio social argentino. Estoy seguro de que estas leyes son perfectibles. La experiencia de su aplicación nos puede enseñar a modif ir arlas. Estoy seguro también de que todos lo, señores senadores estaremos siempre listos y responsablemente ubicados en estas bancas para crear las condiciones que permitan introducir las modificaciones tendientes a la oerfcrción de esta legislación que le vamos a dar a la República. La Unión Cívica Radical busca y pretende realizar una mayor justicia entre los argentinos, es un partido que interpreta al país como conjunto. Servimos a todos los sectores, pero queremos que éstos integren la Nación. El radicalismo nació como una requisitoria contra el régimen de la oligarquía dueña de la tierra, del dinero, del poder, que frustró en alguna etapa histórica a las nueva; generaciones incorporadas a la estructura :ocia] de la República. El radicalismo creció m esa lucha, ganó y perdió muchas veces pero siempre estuvo contra el privilegio.

3049

gislación que lleve un poco más de tranquilidad a los sectores que hasta ahora no la tuvieron. Para nosotros el hombre no puede ser una mercancía sino la idealización de una humanidad argentina que tiene que hacerse y realizarse mediante la salud, la vivienda, la educación, integrando un mundo de libertad para hacer que este país nunca vuelva a atarse al carro de ninguna actitud imperialista de la Tierra. No sacrificaremos el valor de nuestro hombre a la dura ley económica que dictan los almacenes nucleares de las grandes potencias. Por eso votamos esta ley que tiene rumbos de transformación. La Unión Cívica Radical no dejará que nuestro hombre caiga en la jungla de una sociedad de consumo donde muchas veces lo que aparece como objetivo social es el refleja de los fines de grandes empresas y de la tecnoestructura.
Quiero para mis compatriotas no el conformismo consumidor sino la rebeldía que hace de cada hombre un espíritu argentino actor de una revolución criolla, capaz de fecundar para siempre la paz, la tranquilidad y la vida entre los argentinos. Esta es la filosofía de nuestro voto. Deben pagar más los que acumularon más. Entre el llanto de muchos y las risas de unos pocos, yo voto esta tarde para que termine el llanto de muchos y se cree el equilibrio substancial que reclama la revolución contemporánea. Puede ser que mucho debamos corregir todavía. La realidad nacional nos encontrará siempre en estas bancas. Espero que estas leyes, señores senadores, producto de la imaginación patriótica de los legisladores, aunque las tengamos que corregir porque no son perfectas, sirvan para recrear la fraternidad entre los argentinos, reconstruir la igualdad y, definitivamente, mejorar las libertades de todos los argentinos. (Aplausos.)

Sr. Frugoli . -Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). -Tiene la palabra el señor senador por Mendoza.
Sr. Frugoli . - Señor presidente: esta tarde el Senado de la Nación ha iniciado el tratamiento de un conjunto de proyectos de ley referidos a la materia impositiva que constituye, sin duda, una profunda reforma al sistema tributario. Y unida al llamado impropiamente, a mi juicio, paquete de leyes económicas conforma, diríamos, la política económica del gobierno de la Nación que persigue, sin duda, el logro de determinados objetivos. En la situación histórica actual, los sistemas económicos, cualesquiera sean, persiguen el logro de metas, sobre cuya justicia y necesidad no creo que exista divergencia. Me refiero, por ejemplo, al logro de un crecimiento sostenido de la producción de bienes y servicios, a una redistribución del ingreso que favorezca a los sectores menos do-

Considero que esta tarde, por encima de los defectos de forma, estamos intentando una le-

3050 CAMARA D1 SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

tados y también a una absoluta indeprndencia sin la toma de decisiones por el país. El logro de estos objetivos se opera mediante la política fiscal, la política monetaria y, podríamos agregar -aunque la teoría n(r lo dice--, la política de ingresos. No lo die( la teoría por la razón de que la política de ingresos depende en cierto modo de cómo se instrumente la política monetaria y la política fiscal Dentro de esta última juegan el sistema tributario, el presupuesto, los tipos de cambio, los precios máximos y otros instrumentos. Considero que de acuerdo con lo que acabamos de señalar el sistema tributario c: uno y nada más que uno, de los instrumentos aptos para el logro de esos altos fines de polílica económica que he indicado.
De allí que tenga que repetir lo que expresé en ocasión de tratarse el proyecto de aumento general de sueldos de 200 pesos, en el sentido de que todos estos proyectos de ley de ,arácter económico e impositivo tienen que inserrarse en una estrategia económica global, que es una suerte de telón de fondo sobre el cual drben recortarse.

res senadores que me han precedido ene] uso de la palabra, un minucioso examen de este aspecto. Igualmente , voy a soslayar el análisis detallado de los proyectos desde el punto de vista jurídico , e incluso desde el de su instrumentación legislativa , para ir directamente a la consideración de lo que yo estimo fundamental, esencial, y determinar sobre la base de esa consideración si los objetivos que se pretende alcanzar con la reforma tributaria realmente se logran y, además, si a través de esta reforma tributaria servimos a la obtención de aquellos objetivos fundamentales de la política económica del gobierno.
De acuerdo con declaraciones públicas formuladas por el señor secretario de Hacienda, la reforma impositiva busca primordialmente tres objetivos que, según consta en un informe de prensa dado a publicidad por el Ministerio de Economía, son los siguientes : primero, la redistribución del ingreso nacional en beneficio de las clases menos dotadas: segundo , dotar al régimen de la mayor simplicidad posible en sus normas, y tercero -se ha aludido en varias partes de los mensajes del Poder Ejecutivo-, combatir la evasión fiscal. En lo que se refiere al primero de los objetivos señalados , que sería el de la simplicidad, aunque parezca quizá superfluo , creo que es muy conveniente ponerse un poco de acuerdo sobre el valor de las palabras. Simplificar significa hacer las cosas más sencillas , más fáciles, menos complicadas . Y considero que, desde cierto punto de vista, la simplificación que se ha logrado es óptima , en cuanto se han suprimido directamente algunos impuestos. Pero, evidentemente, desde otro punto de vista la simplificación no es tal, porque indudablemente nadie podrá decir que el impuesto al valor agregado simplifica un sistema tributario, sin entrar a analizar la filosofía de la que el mismo está imbuido , con el agregado, por otra parte , de que en e] país se viene hablando desde hace muchos años de establecer el impuesto al valor agregado . Así mismo , se restablece el impuesto a la transmisión gratuita de bienes, es decir, e] impuesto a la herencia, y se crea un registro de documentos de crédito que permita conocer con exactitud a las personas intervinientes en la relación contractual. Además se mantiene la complicación que significa el impuesto al patrimonio neto, que es absorbido por el proyecto de ley de capitales y de patrimonio , y que configura el título II del mismo. Es decir, señor presidente , que esta idea de la simplicidad hay que tomada un poco con pinzas , lo que yo comprendo , porque aquí de alguna manera entrarían en conflicto dos objetivos : el de la simplicidad y el de la evasión fiscal. Porque todos estos mecanismos que se crean, o por lo menos una gran parte de ellos, tienden a combatir la evasión fiscal . De allí que

Debemos incorporar un elemento fundamental al análisis, que es el presupuesto. Los mecanismos monetarios y fiscales en una estrategia global juegan un papel más equilibrado en la eficiente asignación de los recursos, lo que implica una mejor captación de los problemas y una adecuada solución a los mismos, De esta manera se logrará una mejor implementación de la política económica. Es necesario que exista, indudablemente, un equilibrio entre la presión tributaria y el financiamiento del Banco Central, con el mínimo de presiones inflacionarias y, fundamentalmente, que el aumento de la recaudación sea consecuencia de un aumento substancial del producto bruto . Yo deploro que ese análisis integral no lo hayamos podido realizar. Esta tarde el señor presidente de la Nación, en un discurso dirigido a todo el pueblo del país, ha anunciado e] lanzamiento de un plan trienal que, según sus propias manifestaciones, va más allá del aspecto puramente económico para encarar directamente todos los problemas que el gobierno debe enfrentar, y para lograr, de este modo , un desarrollo pleno de todas las posibilidades espirituales y materiales del país, y al decir 'del país» me refiero a su destinatario, que es el hombre argentino. El análisis de los proyectos de leyes impositivas también exige un enfoque global, para determinar si los objetivos que se persiguen con la reforma tributaria se logran o no en la realidad de los hechos.
En esta materia hay consideraciones de carácter técnico y jurídico que formular. Yo voy a omitir las técnicas, en primer lugar poi que no soy un especialista en el tema y, por otra parte, porque se ha hecho aquí , por parte de los seño-

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3051

con respecto a este tema adopte una actitud de prudencia y diga que asi como el movimiento se demuestra andando, la simplicidad del sistema habrá que demostrarla a medida que empiece a funcionar esta reforma. Pero aún hay que analizar este tema de la simplicidad desde otro punto de vista, que es el de] contribuyente. Y en esta materia considero que no hay absolutamente ringuna simplificación. La determinación del impuesto sigue siendo muy difícil para el contribuyente, que deberá recurrir necesariamente al asesoramiento técnico para poderlo liquidar, dejando subsistente en esta formar el problema tan debatido en congresos de derecho financiero y en mesas redondas, en las que participan expertos en sistemas impositivos, del alto costo que tiene la liquidación del impuesto, lo que de alguna manera vendría a gravitar aún más sobre la presión fiscal o tributaria. Y en este sentido -y abreviando al máximo, porque éste es un terreno difícil y en cierta forma árido- no puedo resi:.tir la tentación de leer una página de Luigi Einaudi, que como todo el mundo sabe, es uno de los autores de mayor prestigio en la materia. Y que junto con Due y Jarach son prácticamente dé lectura obligada en las facultades de ciencias económicas en materia tributaria. Einaudi une a sus calidades intelectuales el éxito en la función de l:obierno, de modo que sus palabras tienen el doble valor de la jr arquía intelectual y además el del sentido práctico en cuanto a la aplicación de medidas de gobierno. Dice EinaLdi -hago esto pensando en el contribuyente-: «Un impuesto no es moderno, no siente los tiempos nuevos de la moda universal, si no está ideado de manera que haga llenar al contribuyente formulario= extensos, que le haga correr en todo momento e] riesgo de tener que pagar alguna multa, que le haga desgraciada la vida con pequeñas molestias y con la privación de las comodidades que él se ha buscado tras larga experiencia y que te perjudican a nadie. Entre exigir 15 sin molestias, por medio de una simple retención, no entr:,ndo en los secretos de la vida de nadie, y exigir cinco, y acaso menos, a cambio de molestias indecibles, la elección no es dudosa. El justiciero doctrinario prefiere los 5. El objeto del impuesto no es -en este caso- procurar fondos :d erario, sino causar molestias al contribuyente. Si éste ofrece 15 con tal de que lo dejen en paz, hay gato encerrado. ¿Por qué no quiere que le conozcamos sus asuntos, todos sus asunto:?». Al hablar de la simplificación del sistema creo que hay que hacerlo no sólo con respecto a las cinco grandes leyes que significan la mayor tributación, sino sobre todo el sistema impositivo argentino y en las tres jurisdicciones: la nacional , la provincial y la municipal, donde

-y los señores senadores lo saben- existen evidentes casos de superposición, particularmente con respecto al impuesto a las ventas. El otro objetivo, muy importante por cierto, y que ha sido motivo de honda preocupación en esta Cámara y es permanente motivo de preocupación de todos los gobiernos. es el de la evasión fiscal. Hace pocos días en este recinto se ha discutido un proyecto de ley que fija penas serias y severas para quienes cayeren en la evasión fiscal. En un debate caracterizado por su jerarquía, en el que se mencionó desde la definición de justicia de Aristóteles, perfeccionada por Santo Tomás, hasta la opinión de tratadistas como Giuliani Fonrouge, Dino Jarach, Soler y otros, y donde se consideró si debía ser incluida la nueva figura penal en el código o si, por el contrario, ser objeto de tratamiento especial, se habló del problema de la represión fiscal en relación con penas. Pues bien, considero que más que con el Código Penal el problema de la evasión está vinculado con algunos principios básicos que se refieren a la administración tributaria y que tienen relación directa con la estructura lega del sistema y de la administración de los impuestos. indudablemente, no necesito decir a los señores senadores lo que todos conocen- que los principios consagrados por fa doctrina en cuanto a la certeza, justicia y economicidad de los impuestos siguen teniendo plena vigencia. Es necesario que las leyes definan con claridad el hecho imponible, determinen cuáles son los sujetos de la relación tributaria, establezcan una posibilidad sencilla de liquidación. Todo esto sí es una contribución importante para evitar la evasión fiscal. Por otra parte, no podemos olvidar de ninguna manera que en el país ya ha habido experiencia en esta materia. La ley que regula el procedimiento tributario sancionada, si mal no recuerdo, en el año 1932, establecía en el artículo 45 que: «Incurrirán en defraudación fiscal y serán pasibles de multas de uno hasta diez veces el impuesto en que se defraudó al fisco o se haya pretendido defraudarlo, sin perjuicio de la responsabilidad criminal por delitos comunes, los contribuyentes, responsables y terceros que realicen cualquier hecho, aserción, omisión, simulación, ocultación o maniobra que tenga por objeto producir o facilitar la evasión total o parcial de los tributos. Serán reprimidos con igual multa y, además, con prisión de un mes a seis años, los agentes de retención, etcétera». Esto se venía diciendo desde el año 1932 y, sin embargo, la evasión no logró ser disminuida; evasión que según cifras que dio en el debate uno de los señores senadores, ha llegado en el último año para el impuesto a los réditos a más del 63 %.

Creo que en esta materia se puede aplicar un criterio similar al que rige en materia penal con respecto a determinados delitos. Está pro-

3052

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

bado que la magnitud de las penas , concretamente, que la pena de muerte no es útil para evitar la comisión de determinados delitos. Lo que sí es útil, es la seguridad de la pena y la rapidez de la administración de justicia. Por eso yo creo que en el ánimo de un contribuyente más que esta legislación represiva pesa la convicción de que una computadora puede detectarlo y citarlo, porque esto sí es concreto y lo va a afectar directamente y con rapidez en lo que más le duele, que es su patrimonio. Las causas de la evasión fiscal, en síntesis, son múltiples. Están, indudablemente, vinculadas -como he dicho- con la complejidad de] sistema, con la magnitud de la tasa, ron el proceso inflacionario y, también -y esto es muy importante señalarlo-, con el destino que el Estado le dé al impuesto. Cuando el contribuyente piensa que e] impuesto va para gastos de administración central, para afrontar el déficit de empresas estatales que no funcionan convenientemente, o para la atención de los ingentes gastos que demandan aparatos burocráticos enormes, elefantiásicos, indudablemente la tentación de la evasión es muy grande. Y cuando la presión tributaria va más allá de ciertos límites la evasión fiscal es una alternativa de hierro, porque como dicen muchos comerciantes: es¡ pago los impuestos tengo que bajar la cortina. En consecuencia, no los pago y que suceda lo que Dios quiera». Quiero decir esto, porque me parece interesante puntualizarlo, por cuanto advierto quizá un exceso de optimismo en algunas expresiones del Poder Ejecutivo, en el sentido de que se va a resolver con cierta facilidad la evasión fiscal. El Poder Ejecutivo en uno de los mensajes -en este momento no lo tengo en mi bancaseñala que las medidas que se han tomado y que fueron expuestas por el señor miembro informante, más las rebajas en las tasas, van a ser decisivas con respecto a la evasión fiscal. Reitero que yo tengo mis dudas porque -repito- acá el problema de las tasas, lo vamos a ver en seguida, no está muy claro y, además pienso, como he dicho, que está vinculado con otros problemas que quizá no los contemple de manera integral la reforma que estamos considerando.

prácticamente unos minutos, no he podido actualizar, porque, repito, me he enterado prácticamente hace instantes de algunas reformas introducidas por la comisión , como, por ejemplo, la reducción de la tasa del impuesto al patrimonio del 1,3 al 1 por ciento, y del aumento de los escalones del ingreso en las escalas progresivas. Pero de todas formas creo que los cálculos que he hecho tienen alguna validez.
He confeccionado una planilla para determinar la presión tributaria, en la que se menciona la tasa del impuesto resultante sobre la utilidad bruta y e] porcentaje de rendimiento del capital después del impuesto. He calculado distintos capitales con tasas de ganancia bruta variable, que en alguna medida he elevado un poco. ' , 1 Dado que la comisión ha modificado los escalones -reforma que yo aplaudo- para un capital de dos millones de pesos, yo referiré el porcentaje de mi planilla correspondiente a la utilidad líquida de la escala anterior, es decir, a un capita] de un millón de pesos. Y así ocurre que un capital de dos millones de pesos que obtenga una ganancia del diez por ciento, es decir, de doscientos mil pesos, para un matrimonio con dos hijos, resulta un impuesto a las ganancias que, agregado al de emergencia, significa un porcentaje sobre la utilidad bruta del 23,5 por ciento. Evidentemente es alto, y esto va aumentando, como saben los señores senadores, a medida que crecen las ganancias. Y en cuanto al rendimiento sobre el capita] después de pagado el impuesto equivale a un 7,7 por ciento. Supongamos, dadas las reformas que recién conocemos, que haya una pequeña variación: que en lugar del siete sea el ocho o el nueve por ciento. Indudablemente no es un rendimiento satisfactorio, no porque se tenga un desmedido afán de ganancias sino porque están jugando factores reales que no podemos desconocer. Si los títulos públicos exentos de gravámenes dan una renta mucho más alta, si incluso el depósito en la Caja de Ahorro significa una tasa más alta, yo pienso que indudablemente esos porcentajes representan una importante carga tributaria sobre el contribuyente, que lo lleva a deprimir las inversiones. En el impuesto al patrimonio tengo que celebrar que la comisión haya reducido la tasa del 1,3 por ciento al 1 por ciento. Aparentemente la tasa del 1 por ciento es más baja, pero lo es en relación con el capital. Pero no ocurre lo mismo en relación con las utilidades, porque para un capital, por ejemplo, de dos millones de pesos, que obtiene 200.000 pesos de utilidad, significa el 10 por ciento de la ganancia; si tiene el 15, significa el 6 por ciento, y si tiene el 20, significa el 5 por ciento. Considero que esto es alto, y significa mayor presión tributaria. Además, tengo que señalar que la reforma introducida en cuanto al aumento

Tenemos que analizar ahora el tercer objetivo, que es e] de la redistribución del ingreso en beneficio de las clases menos dotadas Este es un objetivo fundamentalísimo, como que es uno de los que persigue, como he dicho al principio, toda política económica con sensibilidad social, sentido y conciencia histórica.
A los efectos de poder analizar con criterio práctico si esto realmente se logra o no, yo he hecho unas cuentas muy sencillas, en base a la sanción de Diputados, las que, desgrac,adamente, a raíz del mínimo tiempo de que hemos dispuesto para e] análisis de los dictámenes de comisión, que han llegado a mi poder hace

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3053

de los escalones del ingreso es positiva, pero esa ventaja desaparece cuando se establece que el impuesto al patrimonio no es deducible como gasto para el cálculo del impuesto a las ganancias que , entiendo, es una de las modificaciones que ha introducido la comisión. Sin duda, la modificación de los escalones hubiera sido más beneficiosa si no se hubiera hecho este agregado al artículo 69 de la ley.

En cuanto se refiere al problema del impuesto a] valor agregado, yo debo decir que desde el punto de vista técnico tiene sus ventajas, que fueran expuestas reiteradamente Por la doctrina y por especialistas en la materia. Fundamentalmente elimina el efecto de piramidación que existe, y es evidente en e] impuesto a las ventas que actualmente rige y alivia la carga financiera a la etapa industrial.
Yo también he confeccionado, con respecto al impuesto al valor agregado, una planilla para hacer algunas comparaciones. La que me parece más importante es la del impuesto a las ventas con una tasa del 14 por ciento -que es la que va a regir en 1974-, con la tpsa del 13 por ciento que será la del impuesto al valor agregado cuando la ley entre en vigencia, en 1975. En ese sentido quiero manifestar que no estoy de acuerdo con la sanción de este impuesto. No porque me oponga al impuesto en si, sino porque no encuentro razón suficiente para sancionar ahora un impuesto que se va a aplicar en 1975, con el agravante de que se fija una tasa del 13 por ciento para el impuesto que va a regir en aquel año. Si se quería urgir la implementación de este impuesto, por lo menos m, se hubiera fijado la tasa. Porque, indudablemente, habrá que seguir todo el proceso de la economía argentina a lo largo del año 1974 -en el que todos tenemos el ferviente deseo y la esperanza de que las cosas sigan con el buen rumbo que llevan, por ejemplo con respecto a la estabilidad de precios-, pero habrá que saber qué -+ignifica la aplicación de una tasa del 14 por ciento del impuesto a las ventas durante el año 1974. Si el justificativo para la sanción de erta ley es que la Dirección General Impositiva, o el organismo administrativo encargado de la spl`cación y administración del Impuesto, no está en condiciones de afrontarlo --lo que sería perfectamente comprensible-, creo que la lógica hubiera sido diferir el tratamiento de este proyecto de ley y, mientras tanto, sancionar una ley encarando el problema de la reorganización del organismo administrativo con vistas a la aplicación de este impuesto. Pero sancionar la ley ahora y fijar una tasa para el año 1975, no lo entiendo.

ventas se aplica nada más que en la etapa de transformación; no comprende la etapa de comercialización, a diferencia de le que ocurre con el valor agregado, que incorpora dos etapas más, es decir que aumenta la base imponible. En este caso partimos del supuesto de una industria con dos bocas de imposición. En la primera sobre 1.800 pesos, al 14 por ciento ya se ha pagado 152 pesos. Luego, en la segunda boca, hay que sumarle al costo de los insumos, incluido el impuesto pagado, el valor agregado, lo que da un determinado resultado sobre el cual se aplica el 14 por ciento, y restar lo vagado en la etapa anterior. Como conclusión, el producto, pasando por el mayorista y el minorista, llega a la venta al público a 5.034 pesos. El efecto piramidación llega a 239 pesos , porque se ha cargado impuesto sobre impuesto, y ganancia sobre impuesto. Dicho de otra manera, el precio que se traslada al público es mayor que lo que percibe el Estado. Evidentemente, el impuesto al valor agregado elimina este fenómeno. Con el impuesto al valor agregado incorporando el impuesto a las otras dos etapas del comercio mayorista y minorista, el mismo ejemplo da un precio de venta al público de 5. 299 pesos. Es decir que aun con una tasa nominalmente menor, el resultado es mayor. En resumen, significa un aumento del 6 por ciento, aproximadamente, y si le disminuimos el uno poi ciento, ya que el impuesto a las actividades lucrativas en la Capital Federal tiene como tasa básica el once por mil, nos queda un 5 por ciento, que es un aumento importante. Esto es grave, porque el impuesto al valor agregado , que es un impuesto directo, totalmente transmisible al consumo, conspira decisivamente ('entra la buena política de estabilidad en que está empeñado el gobierno nacional. Además poi,e en peligro el logro del objetivo de redistribución progresiva del ingreso. De allí que aparte 9e las objeciones que he formulado con respecto a la ocasión en que se sanciona el impuesto, 7-o añada estas piras referencias que acabo de formular.

Además en este impuesto al valor agregado se han incorporado al gravamen servicios y actividades, y se aumenta la tasa para algunos servicios. Eso sin duda también conspira contra los sectores de menores ingresos. Hay que tener en cuenta que si bien algunos artículos de la canasta familiar están exentos, hay muchos otros de menaje y vestido, que de -uerdo con la planilla anexa al artículo correspondiente no están exentos del gravamen.
Por otra parte, a pesar de enunciarlo como propósito y razón de ser -entre otras- de este impuesto, no se disminuye el costo financiero, distribuyéndolo en las distintas etapas. Repito que una de las críticas que se formulaban al impuesto a las ventas era que el costo financiero caía fundamentalmente sobre la etapa industrial, que generalmente vende a plazos. Pero ocurre que acá el problema no se resuelve, por-

El cálculo que yo he formulado, en base al 14 por ciento del impuesto a las ventas, se ubica en la etapa industrial. Porque comu todos los señores senadores saben, el impuesto a las

3054

CAM,ARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 554

que la tasa que se fija es exactamente la misma para todas las etapas, de modo que no hay tal solución del problema.
No quisiera extenderme en este tema porque es árido y hace mucho rato que estoy en él. Pero quiero decir, y voy a ser sintético y hasta telegráfico, que de este sencillo pero concreto y realista análisis que he hecho su! ge como conclusión que hay indudablemente en aumento de la presión tributaria. Luego demostraré que, sin ser muy suspicaces, podemos llegar también a la conclusión de que la filosofía de t„da la reforma parecería ser la de deprimir la inversión privada en beneficio de la inversión pública. Ahora quiero hacer una muy breve referencia al problema que se plantea con respecto a los títulos valores. Es indudable que existe un trato discriminatorio con respecto a tos títulos valores privados y a los títulos públicos. Los primeros son nominativos, lo que rce parece muy bien, porque no era posible que ;iguieran evadiendo el impuesto contribuyente; con posibilidades financieras muy grandes. Pero tampoco dichos títulos son endosables, y además soportan el gravamen, del cual están exentos los títulos públicos. Estos además tienen una tasa fija y circulan como valores al portador, lo que significa que las inversiones que •;e realicen en títulos privados han de ser prácti,^amente nulas, con su consecuencia negativa sobre la capitalización de las empresas y su expansión. Considero que lo que aquí hay que criticar no son las medidas tomadas con respecto a las acciones, sino el trato discriminatorio entre unos y otros títulos. Creo que hay que establecer condiciones de competencia leal en el mercado de valores entre el título o valor privado y el título público, porque creo que correrenlos el riesgo de que en esta materia desaparezca p-ácticamente el mercado de valores. He oído decir que la nominatividad de las acciones no ha t,,^rjudicado a la bolsa de Nueva York. Esto es cierto, pero hay que agregar que en los Estados Unidos tos títulos son endosables y circulan con failidad. De manera que en esta mata la habría sido muy importante que la comisión contemplara la posibilidad de encarar una situación igualitaria entre unos títulos y los otros. Considero necesario señalar alto que entiendo muy importante con respecto a 1;, ley de ganancias. Se refiere al problema de los inmuebles. Con una gran esperanza en la receptividad de la comisión, me voy a permitir prop<mer una reforma al artículo 57. Pero antes de hacerlo quiero fundamentar este pedido de reforma, que no es caprichoso. Pido que se me permita la lectura, aunque ésta sea un poco larga, dr un texto donde se expresa la opinión y qué es lo que se enseña en la cátedra de impuestos obre ganancias eventuales en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Existen algunos beneficios que no caben estrictamente en la definición de habitualidad que

damos de rédito. A estos beneficios se los conoce con el nombre de ganancias de capital. El rédito tiene las siguientes características: primero, es producto de una fuente permanente; segundo, es periódico; tercero, requiere la habilitación de la fuente. Si se gana un premio de lotería, si se obtiene una utilidad en la venta de un bien inmueble, no habiendo habitualidad, es evidente que se alcanza un mayor bienestar. En consecuencia, se genera una mayor capacidad contributiva, en la misma forma como se genera cuando se ganan honorarios o réditos. Sin embargo, a este tipo de beneficios les faltan alguno o algunos de los atributos que señalamos precedentemente. En primer lugar, dijimos que en su esencia el rédito es el fruto y la fuente es lo que lo genera, lo que permanece; en cambio, en este tipo de beneficios a que ahora nos referimos generalmente la fuente no permanece, porque, precisamente, su enajenación es lo que produce el beneficio. En segundo lugar, generalmente no son beneficios periódicos sino que se producen en forma esporádica, imprevista, accidental. En tercer lugar, aunque a veces la fuente no desaparece el beneficio no aparece en forma de fruto, independiente de la fuente, sino que está indisolublemente unido a ella. En cuarto lugar, se producen sin una actividad del contribuyente que habilite la fuente, sino por hechos externos ajenos a él.» No necesito decir cuál es el hecho externo ajeno a él que juega en la República Argentina, o que jugaba hasta hace muy pocos meses. «El no tomar en cuenta el beneficio acumulado por el mayor valor de los bienes a través del tiempo, y ceñirse al criterio de realización, es lo que hace inaplicable el impuesto a los réditos a este tipo de beneficios. Dejarían de ser ganancias de capital si se "realizaran" periódicamente; o sea, el conocido concepto de "habitua!idad" o "profesión habitual". El tipo de ganancia y, en consecuencia, el tipo de impuesto aplicable no dependen de los bienes que constituyen el objeto de las transacciones sino de la forma como se produce el beneficio. Por eso se encuentra, de pronto, con un tipo de beneficios de excepción, que no constituyen un flujo de renta, y se ve en la obligación de marginarlos del impuesto a los réditos; y se ve en la obligación de marginarlos principalmente por la inequidad que significaría aplicar a este tipo de beneficios las tasas progresivas. Al lado de ese argumento fundamental y relevante se afirma, además, que no es adecuado gravar con el impuesto a los réditos este tipo de utilidad en razón de que la capacidad contributiva que genera es menor por su propia accidentalidad y porque los fondos que se obtienen por esta vía no se destinan generalmente a la producción de réditos habituales sino a cierto tipo de inmovilizaciones. Otros autores consideran que este tipo de beneficios genera mayor capacidad contributiva que los réditos, porque generalmente los obtienen contribuyentes que están en una escala

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3055

superior de ingresos . Din manera que en este punto cabe la discusión.
»Descartada la posibilidad , por parte de casi todas las legislaciones , de tratar impositivamente en igual forma a los réditos y a las ganancias de capital , por las dificultades que acabamos de señalar -entre las que resalta el peso de la tasa progresiva-, en doctrinas se conocen tres posiciones : 1) no debe aplirarse gravamen alguno a las ganancias de capital ; 2) deben ser gravadas con un trato preferencial , al margen del impuesto a los réditos; 31 deben ser incluidas en el del régimen del impuesto a los réditos, pero con un cierto ajuste. »El primer temperame n to es rechazado por casi todas las legislaciones positivas . Se sostiene por cierto sector de la doctrina que la ganancia de capital no genera bienestar, no genera capacidad contributiva . Adeiri se dice que el impuesto tiende a inmoviliza, ' las inversiones. Sin embargo, los países que rm tienen una legislación especial para este tino de beneficios van incorporando al régimen del impuesto a los réditos las ganancias de capital, »La segunda posición es la de los países que consideran que la ganancia de capital comporta incremento de capacidad contributiva, pero que debe tratarse en forma diferencia] de réditos, para obviar los inconvenientes que hemos señalado. Entre esos países ;e encuentra la República Argentina , que ha sancionado el impuesto a las ganancias eventuales , a partir de 1946 . Sin embargo , como ra dijimos anteriormente -ver punto 5.17-, numerosos beneficios que constituyen ganancias de capital han sido incorporados al régimen de la ley del impuesto a los réditos. »El tercer temperamento es el de los países que propician la incorporación de estos beneficios al régimen del impuesto a los réditos, pero con ciertos ajustes según el tiempo de tenencia transcurrido.» Yo pido disculpas a la Cámara por esta larga lectura, pero quería señalar que solicito este reemplazo del artículo 57 n'- por capricho, sino sobre la base de una posición doctrinaria que tiene el aval de la cátedra de la materia en la Facultad de Ciencias Económicas.

Para no hacer muy extensa la exposición, voy a resumir -sobre la base de estos cuadros que he hecho conocer fragmentariamente a los señores senadores- las conclusiones . Reitero que la manera de tratar estos proyectos decidida por la mayoría me ha impedido ser exacto en algunas cifras de dichos cuadros, lo que en verdad no tiene mucha importancia , porque lo que cuenta es el argumento, que vale tanto para una cifra como para otra , como puede verse fácilmente. Pienso que, en general , esta reforma tributaria va a ser contraproducente con respecto al desarrollo del país. En esta materia lamento profundamente disentir con los señores senadores preopinantes y digo con toda sencillez y sinceridad que deseo fervorosamente estar equivocado y que los hechos me demuestren que ellos tenían la absoluta razón. Descuento que los sentimientos que nos animan a todos son generosos y elevados ; no necesito decir que ninguno de nosotros defiende privilegios ni quiere que se acumulen las injusticias ; que todos estamos animados del mismo propósito de redistribución progresiva del ingreso : que no queremos que en la Argentina haya sectores marginados o sumergidos; que nos duele el sufrimiento del Norte argentino , que nos avergüenza el índice de mortalidad infantil en una provincia como la mía, de la que me siento orgulloso , que en algunas zonas llega al treinta y cinco por mil; que necesitamos un sistema hospitalario distinto y una educación que facilite el acceso a la cultura de todos los sectores.

Indudablemente , para realizar esa tarea el Estado debe contar con los fondos necesarios. Sería muy cómodo para mí hacer una severa critica sobre esto y después exigirle al gobierno que cumpla con algunas medidas de bienestar social.
No es ése el espíritu. Estamos discutiendo cuestiones instrumentales , caminos para llegar a un resultado . Y en donde yo me permito modestamente -lleno de temores porque, repito, no soy un experto en la materia- disentir con los señores senadores del bloque de la mayoría y del radicalismo es con respecto a la instrumentación de esta política tributaria en relación con los objetivos generosos que todos , desde nuestras respectivas posiciones , perseguimos. He hecho esta aclaración , que creo es innecesaria porque estimo que el trabajo fecundo, armonioso y constructivo que se realiza en esta Cámara es posible porque tenemos un grado de madurez política muy grande, porque hemos aprendido sobre el dolor , las frustraciones y los errores del pasado -que todos hemos cometido, en mayor o menor medida-, y también porque aquí, en esta Cámara, todos partimos del hecho de que no hay un solo senador que responda a otro interés que no sea el colectivo ni a otras convicciones que no sean las de su propia conciencia, imbuida de un profundo sentido nacional.

Propongo el reemplazo del articulo 57 por el siguiente : « En los casos de inmuebles, sobre el costo computable determinado de acuerdo con las normas del artículo 55, se aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción , según ¡a tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de la enajenación».
En síntesis , creo que lo que se solicita está abonado suficientemente por la doctrina y por una posición ecuánime ; es decir , no se está en ninguna de las posiciones que podrían considerarse extremas.

Creo y reitero que va a ser negativa esta reforma tributaria . Evidentemente , va a haber

3056

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Reun cubierta totalmente y cuadruplicada. Y éste es un síntoma concreto de que está ocurriendo lo que yo señalo. No voy a extenderme más sobre el tema, pero entiendo que con este sistema vamos a llegar a perjudicar notablemente a las empresas de capital nacional, y en el país van a subsistir solamente las de capital extranjero y las estatales. ¿Y por qué las de capital extranjero, señor presidente? Porque generalmente tienen un giro muy grande y una gran capacidad de financiación y, además, pueden trabajar mucho tiempo con una bajísima rentabilidad. Pero, ¿qué va a pasar con las empresas argentinas? Yo no creo realmente que la pequeña y mediana empresa se vean favorecidas, y entiendo que la gran empresa tampoco. Considero que en este proceso, como ha sido señalado claramente a través de distintas expresiones del gobierno, desde la más encumbrada para abajo, necesitamos el aporte de todas las empresas, ya sean pequeñas, medianas, grandes e inclusive de aquellas de capital extranjero. Le he oído decir con complacencia al señor presidente de la Nación, en el día de la fecha, que se han fijado reglas de juego muy claras para las inversiones extranjeras y que, lógicamente, el poder de decisión con respecto a las áreas en las que invertirán es del Estado. Esto significa, señor presidente, que necesitamos el aporte de las empresas; que no podemos actuar con el prejuicio de que una empresa por el hecho de ser grande es mala, y menos aún con el prejuicio de que la ganancia también es mala, porque entonces estamos negando las bases mismas del sistema económico. No creo que sea el propósito de este gobierno -y la conferencia del señor presidente me lo confirma- el ir substituyendo gradualmente a la actividad privada por parte del Estado en todos los sectores de la economía. ¿Pero qué va a ocurrir con esta reforma? El Estado, si bien hará obras de infraestructura y de energía, no va a poder suplir a la iniciativa privada en la producción de todos los otros bienes que hacen posible y justifican precisamente la inversión en infraestructura, en puentes, caminos, puertos, energía, etcétera. Considero que esto evidentemente nos tiene que llevar un poco a la reflexión. Y para cumplir con mi palabra de que no seré más extenso, quiero referirme finalmente a un sector que es, en mi modesta opinión, el más perjudicado: el agropecuario. Todos los señores senadores saben que el gobierno subscribió con las entidades agropecuarias un Acta de Compromiso por una política concertada, que en el punto 4, inciso d), referido a la política impositiva dice así: «La política impositiva, atendiendo a la justicia, se orientará con el fin de ser un estímulo de la producción. A ese efecto, el impuesto a los réditos sobre la base de la renta normal potencial de la tierra será el instrumento idóneo que permitirá trans-

una gran transferencia de fondos del sector privado al sector público, lo que va a posibilitar una tasa de inversión pública elevada, en detrimento de la inversión privada.
A mí me preocupa que se piense que 'a inversión pública puede substituir a la privada. Creo que en el corto plazo la inversión publica puede lograr objetivos como mante.ier el nivel de la actividad económica, aumentar la demanda global, evitar la desocupación; pero esto será en el corto plazo. En el largo plazo empezarán a sentirse notablemente los efectos recesiv os de una economía cuyos mecanismos fundam,'ntales no funcionan. entre ellos la iniciativa privada. Creo que las declaraciones del señor secretario de Hacienda en esa materia no son tranquilizadoras. En un reportaje publicado en el diario «La Razón» del 6 de diciembre de 1973 figura lo siguiente: «(oncluyo la exposición diciendo que los estímulos a la inversión se otorgarán por leyes especiales que contemplen selectiva mente las necesidades prioritarias, tanto en lo que respecta a sectores de la producción como a regiones del país.... etcétera». Esta es una confesión clara de que la inversión privada va a deprimirse con el régimen tributario. Esto resulta de aplicar una lógi,'a muy elemental. Pero ocurre que yo considero que en un sistema de economía mixta, come es el nuestro, no es ése el papel que debe tener una reforma del sistema tributario, no es el papel que le correspond.E al Estado. Yo entiendo que el Estado, a través de un plan global, orienta la inversión, emplea algunos mecanismos financieros para canalizarla hacia un sector en detrimento de otro, pero deja siempre la posibilidad de que la inversión privada se oriente hacia aquellos sectores que considera más importantes. Y en esto juegan todos los mecanismos económicos que conocen s,-bradamente los señores senadores. De allí que yo reitere que es preocupante que de esta manera se pretende deprimir a la inversión privada. Ocurrirá en el campo industrial que no habrá expansión; no se instalarán nuevas empresas; no habrá una modernización , reemplazo de todo el utilaje industrial; habrá, evidentemente, un franco deterioro en los .quipos de producción, y todo eso se traducirá en la ineficacia del funcionamiento de todo el aparato económico del país. De esta manera va a resultar muy difícil lograr algunos de los objetivos que hemos mencionado. Indudablemente. cuando la tasa de utilidad sobre el capital, como hemos visto, es tan baja, ¿qué empresario va a invertir en una empresa, con todos los problemas que enciv ra una tarea de este tipo, para obtener un rendimiento del 7 o el 8 por ciento, en el mejor de los casos, si colocando el dinero en títulos públicos obtiene mucho más y en forma más segura? Entiendo que la última emisión de títulos públicos fue

iembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3057 ferir la presión impositiva actual sobre los productos al capital tierra, en función de su capacidad potencia] de producción, y eliminar en la medida de lo posible los impuestos que pesan actualmente sobre la producción. El impuesto a la renta potencial comenzará a aplicarse cuanto antes, y no después de] 10 de enero de 1975». Antes de continuar la lectura, voy a hacer una breve digresión. Creo que perjudica notablemente al sector agropecuario el hecho de que el impuesto a la ganancia se vaya a calcular sobre la renta neta potencial de la tierra. Esto me parece que es superponer impuestos, es decir, aumentar aún más la presión tributaria sobre el productor agrario. «El Poder Ejecutivo promoverá ante el Honorable Congreso de la Nación que hasta el 25 de mayo de 1977 no se establezcan otras modificaciones estructurales en el sistema impositivo aplicable a los productores rurales y toda nueva disposición que pudiera incidir en dicho régimen se:r consultada y elaborada con la participación -le la comisión permanente de política tributaria. Así mismo se procederá a analizar los sistemas vigentes a fin de evitar superposiciones tributarias y disparidades reglamentarias>.

en el futuro. Por el contrario, va a haber liquidación de vaquillonas y vacas.
Además el área sembrada, tanto de maíz como de trigo, ha sufrido una disminución, con respecto al año anterior, de un 35 a un 40 por ciento. Este sistema tributario va a acentuar esta tendencia regresiva, que es un hecho público y notorio que no necesita de mayores pruebas para llevar al ánimo de todos el convencimiento de que es así. Adviértase que hoy se dijo que había que terminar con los planes que eran simples juegos intelectuales, e ir a la solución concreta de los problemas, porque eso es lo que el pueblo nos está exigiendo. El país está harto de discursos, de dialéctica, de teorías y de exposiciones, y quiere soluciones concretas para los problemas concretos. Al pueblo, a los sectores de menores ingresos no los vamos a conformar nosotros con

magníficos discursos; quieren un mejoramiento,
en el nivel de vida, y tienen todos los derechos para que así sea. Voy a citar expresiones de un discurso del señor presidente de la Nación, porque me parece acertado el enfoque en relación con la filosofía que tiene que inspirar esta reforma tributaria respecto del agro. Y creo que esto no se cumple. Esto lo digo, es claro, como opositor -lo que aumenta la importancia-, pese a que en alguna oportunidad se incluyó en el «oficialismo= a todos los señores legisladores, lo que permitía pasar, en ese singular enfoque, de opositor a cuasi opositor, hasta llegar a cuasi oficialista y finalmente a oficialista. (Risas.)

Como se desprende claramente, las actividades prioritarias serán promovidas impositivamente sobre la base de la reinversión de los beneficios de la explotación, pero la tasa de beneficios es bajísima para e] sector industria] y lo es mucho más para el agropecuario -y aquí hay productores agropecuarios que podrán decir si es así o no-, en donde una tasa de utilidad del 7 por ciento es muy alta para capitales que muchas veces tienen que ser de gran magnitud.
De manera que aquí se di,^e: «reinversión de los beneficios de la explotación, apoyando la capitalización del sector a través de sistemas de diferimiento de obligaciones fiscales y en el marco de programas concertados de inversión que podrán incluir industrias transformadoras de los productos y proveedoras del agro,. Es notable el acierto de esa Acta de Compromiso. Pero lamentablemente reo que se desvirtúa en la instrumentación de las leyes impositivas. Acá evidentemente creo que esto ha quedado borrado en los hechos ,on la reforma tributaria que estamos considerando. Ocurrirá con el sector agropecuario que por la imposibilidad de alcanzar esos objetivos 1 in importantes se te va a impedir la reinversión, y esto, ¿qué va a significar? Que no va a haber tecnología moderna aplicada a la producción agraria. Y entonces yo pregunto: ;.,:ómo se van a alcanzar las metas señaladas para exportación, que alcanzan, de acuerdo a Io que creo informó el señor presidente de la Na( ón, a más de 3.500 millones de dólares? Bien saben los señores senadores -ha sido dicho con gran claridad en la Cámara de Diputados- que en este momento no hay retención de vientres y tampoco la habrá

Sr. Fonrouge . - Señor senador, está en una feliz carrera. (Risas.)
Sr. Frugoli . - No sé a cuál carrera se refiere. He aclarado que lo digo como opositor; por eso he hecho la digresión. Además, sería muy aburrido que no hubiera opositores. Sr. Fonrouge . - Sabe el señor senador con qué sentido de cordialidad le he hecho esta reflexión. Sr. Frugoli . -Por supuesto, señor senador. Reitero que decía el señor presidente de la Nación, que «en este mundo de tres mil quinientos millones de habitantes. la mitad está hambrienta. En granos, Europa no cubre sino el 69 por ciento de sus necesidades. El mundo entero se está quedando sin proteínas, y sin proteínas el hombre no puede vivir, como no puede vivir sin oxígeno, sin agua o sin tierra». Y continúa: «Solamente las grandes zonas de reserva del mundo tienen todavía en sus manos las posibilidades de sacarle a la tierra la alimentación necesaria para este mundo superpoblado y la materia prima para este mundo s uperindust rializa do Yo lamento que no esté presente el señor senador Saadi, porque en alguna oportunidad tuvimos diferencias con respecto a esto y yo no tenía en ese momento en mis manos este discurso.

3058 CAMARA DF SENADORES DE LA NACION «Nosotros constituimos -sigue diciendo el señor presidente- una de esas grande.: reservas. Ellos son los ricos del pasado» -yo aludí a esto- « . . Si sabemos proceder seriamente nosotros seremos los ricos del futuro, porque tenemos lo esencial en nuestras reservas, que ellos han consumido hasta agotarlas totalmente. Frente a este cuadro y desarrollados en lo necesario tecnológicamente, debemos dedicarnos a la gran producción de granos y de pnáeínas, que es de lo que está más hambriento el mundo actual. Debemos dedicarnos a la gran producción de granos...». Y decía en otra parte: «Como recién se dijo aquí, debemos alcancar los márgenes de producción que la Argentina puede producir. El agro argentino está explotado en un bajo porcentaje, pero esos índices pueden aumentar setenta veces. Pongámonos en la empresa de realizarlo. Para eso necesitamos que se cumplan dos circunstancias: primero, desarrollar una tecnología suficiente para sacarle a la tierra todo el producto que la tierra puede dar, sin tener tierras desocupadas o cotos de caza, como todavía existen en la República Argentina». Señores senadores: la tecnología se adquiere con inversiones, con capital, y si la presión tributaria es muy grande no hay ninguna posibilidad de concretar este objetivo.

Reunión 55`

Y decía finalmente el señor presidente: «Ese es un lujo que no se lo puede dar ya ningún país en el mundo. Segundo, utilicemos esa tierra para la producción ganadera. La República Argentina tiene 58 o 60 millones de vacas, cuando podría tener 200 millones, y ovejas en la misma proporción. Pongámonos a cumplir esos objetivos». Yo desde mi condición de opositor apruebo las palabras que acabo de leer y digo que esta reforma tributiria ha tomado un camino absolutamente distinto al que marca este discurso.
Voy a terminar señalando muy cordialmente al señor senador de la Unión Cívica Radical que a mí, más que preocuparme que los que más tengan se aprieten mucho el cinturón, mi, preocupa que se lo aprieten hasta donde corresponda, y me preocupa mucho más que no haya en el país argentinos que por deficiencias en las funciones de gobierno, por egoísmo, por pequeñez, por mezquindad, por ceguera o por lo que fuera, tengan que apretarse el cinturón hasta más allá de lo que la dignidad humana permite.

a este Honorable Congreso. Para orientarse debidamente en la política económico-financiera y analizar un conjunto de leyes impositivas -cualquiera sea su filosofía tienden a proveer recursos al Estado- no alcanza solamente conocer los proyectos sobre leyes impositivas. Estas leyes sólo nos indican las tasas que se van a cobrar sobre distintas actividades o patrimonios. Pero en modo alguno nos dicen el monto de lo que se va a recaudar ni tampoco en qué se va a invertir aquello que se recauda. Para poder pronunciarse acabadamente sobre la materia hubiera sido necesario y hubiera hecho falta conocer a fondo, en profundidad, debidamente estudiado, el Plan Trienal, y, juntamente, el proyecto de presupuesto para el año 1974, y quizá, al menos en forma tentativa, los de los años 1975 y 1976. Si tuviéramos esos elementos, podríamos hablar con propiedad sobre los alcances de los proyectos de leyes impositivas, pues nos permitiría observar si el esfuerzo que se demanda a los habitantes de la Nación a través de la carga impositiva se vuelca en realidad en el auténtico desarrollo del país, en la real distribución de la riqueza, en los planes de expansión y liberación nacional. Yo sé que se me va a decir que sí, que así se hará, pero hubiera preferido tener los elementos indispensables para poder orientarnos debidamente.

Sr. Culasso Mattei. - Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). - Tiene la Palabra el señor senador por Santa Fe.
Sr. Culasso Mattei . - Señor presidente: muy someramente, y sobre todo por las brillantes exposiciones de los señores senadores hreopinantes, trataré de fijar la posición de la democracia progresista en un conjunto tan importante de leyes que el Poder Ejecutivo ha enviado

El impuesto ha sido, a lo largo de los tiempos, el instrumento de política gubernativa más variable. Ha servido a veces para castigar a determinados sectores de una comunidad; se ha utilizado en otras para mantener regímenes de privilegio dentro del sistema económico, y muchas más ha sido simplemente un arma recaudadora sin ninguna connotación con la realidad económica y social del país. Nosotros, los demócratas progresistas, siempre lo hemos considerado como un instrumento vital para la función de gobierno que, junto al crédito, permitiría, cuando lo inspira una filosofía progresista y transformadora, modificar la estructura económica y social obsoleta que ha sido causa fundamental en la parálisis del país. Nosotros hemos señalado, a lo largo de muchos años de acción cívica, que la voracidad fiscal del Estado ha absorbido los recursos del interior argentino, sometiendo a las provincias a la condición de mendicantes del poder central para poder mantener su estructura administrativa y poder cumplir, medianamente, con los servicios asistenciales para la sociedad. También hemos destacado que la política impositiva argentina, a lo largo de muchas décadas, ha sido la resultante de la improvisación financiera del Estado y de una incoherente planificación de la acción fiscal. Nosotros afirmamos que la progresividad es uno de los principios fundamentales de toda política impositiva y, en cambio, hemos visto cómo, en los últimos tiempos, las leyes impositivas,

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3059 al abandonar ese principio, se transformaban en regresivas, acentuando la presión tributaria sobre los sectores de medianos y pequeños ingresos. En nuestra opinión, puede apoyarse un aumento impositivo o la creación de nuevos impuestos si el destino que se va a dar a la recaudación es el incremento de la capacidad productiva, el desarrollo en todos sus aspectos y la mejora de los distintos estamentos sociales. Pero no podemos apoyar si ella tiende a cubrir un déficit fiscal improductivo. De ahí, señores senadores, que hubiéramos deseado contar con el proyecto de presupuesto y con el Plan Trienal, a fin de determinar con exactitud qué destino se va a dar a las recaudaciones. Y aun dentro de ese Plan Trienal, opino que hay algunas premisas indispensables que deben tenerse en cuenta. permitan desarrollar otros esfuerzos en el orden interno. En el orden agropecuario, por ejemplo, hay que estimular el esfuerzo productor, que estas leyes impositivas parecen desalentar. Ese apoyo debe estar destinado a incrementar nuestras áreas de siembra y los rendimientos, en modo alguno para oponerlo a] esfuerzo industrial sino para complementarlo y asegurar el pleno empleo, la mayor producción y la total colocación de lo producido. Pero nada se logrará en profundidad y extensión si no dedicamos también un gran esfuerzo al desarrollo de las industrias básicas necesarias para afirmar nuestra soberanía y nuestra proyección: el acero, el aluminio, la petroquímica, la celulosa, y otras, son metas fundamentales que deben ser encaradas con rapidez, y hasta diría que con audacia, para lograr significativos progresos a corto plazo.

En primer lugar, saber si realmente va a actuar como elemento racionalizador y destinado a cumplir los objetivos que se han fijado.
No nos asustan, en modo alguno, los cambios; muy por el contrario, estamos con el cambio. Y no nos preocupa que aparentemente puedan tocarse algunos intereses que en nuestro país siempre fueron intocables. Si queremos hacer una auténtica transformación, debemos realizarla s:n miedo, sin temores, y ahí estaremos para apoyarla. Y bien: para llevarla a cabo es preciso que contemos con las herramientas necesarias. El aspecto financiero ,s fundamental, pero también lo es saber qué i.e quiere. A grandes rasgos, hay que partir de la base de que debe lograrse una más justa distribución de la riqueza, liberando a quien(; menos poseen y posibilitando un mejor nivel de vida.

Los planes de desarrollo energético, y particularmente los de desarrollo hidroeléctrico, no pueden postergarse más. Ya mismo, y con agresividad, es preciso que alcancemos niveles adecuados al más corto plazo.
Al mismo tiempo, debemos lograr también la liberación en materia tecnológica, desarrollando nuestra capacidad en ese sentido, que permitirá lograr altos niveles, sin despreciar, por supuesto, el conocimiento de la alta tecnología universal que puede ser apta para apoyar nuestros esfuerzos. Pero el conjunto de los proyectos que estamos considerando no nos dice si están destinados en su recaudación a tales fines. Si se agrega que ya hay otras leyes, como la de la renta potencial de la tierra, la de la defensa del trabajo, la de promoción industrial, y otras que están vinculadas a lo que estamos tratando, resulta necesario -repito- saber el destino de lo que se va a recaudar. Con respecto a la renta potencial de la tierra, mediante una ley que sancionó hace unos meses este Congreso, se creó una etapa intermedia en el impuesto a las tierras, que se dice tendrá vigencia solamente durante 1974, como antesala del impuesto a la renta normal potencial del suelo; pero ella no cumple en forma eficiente el propósito que guiaba a quienes propiciábamos este impuesto a la renta potencial. Este tiene sentido en la medida que esté destinado a ser la única y excluyente tributación que pague el productor agropecuario, de manera tal que al establecer las pautas tributarias de cada unidad agraria y gravar esa capacidad productiva con prescindencia de que el productor haya alcanzado o superado las pautas, probablemente consiga la ley castigar al productor ineficiente y alentar a aquel otro que logre superar los promedios mínimos de rentabilidad.

En ese sentido, señor presidente, es preciso combatir radicalmente la desnutrición, el desempleo y la falta de una adecuada educación; debemos obtener mejoras en la salud, la vivienda, la seguridad social y aun en la recreación. Pero a la par de la elevación del nivel de vida de nuestros conciuda,lanos y de todos los hombres y mujeres que viven en esta tierra debemos asegurar la liberación nacional y una independencia económica que nos aleje de la dependencia de los grandes monopolios y empresas multinacionales, que han estado aprovechando nuestra desunión y desencoentro. También hay que encarne con seriedad nuestro comercio exterior y no limitarnos a exportar materia prima. Es fundamental estimular -y como hombre del interior puedo afirmarlo- la creación de industrias transformadoras de materia prima, para lograr la exportación de productos que tengan incorporado el valor agregado. Así comenzaremos una etapa de real engrandecimiento nacional. Esas, y otras medidas, harán que nuestra balanza de pagos alcance niveles óptimos que

Pero insertada esa ley en el contexto global de la política impositiva, sin la eliminación del resto de los gravámenes que afectan a la explo-

3060 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION tación agropecuaria, no se hace más que sumar otra gabela sobre las tantas que están pesando negativamente en la capacidad productora de nuestro campo. Una prueba de lo que afirmo la rla el proyecto de ley de impuesto a las ganancias, que reemplaza al tradicional impuesto a I,,s réditos. La modificación incluye las rentas pri'venientes del suelo tomando como base la renta media potencial, y luego la incorpora a la declaración general de ganancias del contribuyente, con lo que la renta del suelo influye en la formación de la tasa que finalmente le será aplicada en concepto de este gravamen. En esa forma e] impuesto a la renta potencial deja de tener las características de :autonomia que constituían una de sus bases fundamentales: la de asegurar al productor agropecuario una certeza sobre su contribución al Estada. De cualquier manera, y a modo de adelanto sobre las observaciones que formularemos cuando se traten estas leyes en particular. debernos decir que nos alarman los altos índices que se incluyen en el impuesto al valor agregado, verdadera transformación del sistema impositivo. Debemos alertar sobre la eliminación de todo tipo de desgravaciones en e] impuesto a las ganancias, lo que desalentará principalmente al agro y a la pequeña y mediana industria. Hubiéramos deseado que esa eliminación de desgravaciones se fuera haciendo en forma paulatina, en un lapso de tres a cinco años, para que los que hasta ahora se beneficiaron pudieran adaptarse a las nuevas circunstancias. Nos preocupa un auténtico estímulo a la inversión, pero del texto de las leyes proyectadas surge un desaliento a la reinversión, que es el arma principal para el auténtico y serio incremento de nuestra economía. Si bien es cierto que se acentúa la carga por medio de impuestos directos, lo cual resulta satisfactorio, también lo es que se mantienen y aumentan los impuestos indirectos, como el del valor agregado, que no tienen nuestra aprobación. oraremos el sentido federalista y contribuiremos realmente al crecimiento armónico de la Nación. Tampoco vemos en estas leyes disposición alguna que permita la actualización automática de los patrimonios en relación a los índices de inflación. La inflación, grande o pequeña, es un mal mundial que nosotros también padecemos en mayor o menor escala. En consecuencia, deben tomarse los recaudos para atenuar sus efectos y combatirla. La actualización automática de los patrimonios es una de esas herramientas. Hemos de comentar, en el tratamiento en particular, la observación que nos merece el tratamiento de las sociedades de capital, a las que se puede llegar a perjudicar cuando no distribuyen dividendos, en especial tratándose de las medianas y pequeñas empresas. Esta observación puede alcanzar también al proyecto referido al impuesto al patrimonio, donde observamos una doble imposición, que al considerarse en particular destacaremos. De igual modo estimamos que las desgravaciones por mínimo no imponible no son equitativas para todas las categorías. No veo la razón para un tratamiento desigual. Señor presidente: dejo así brevemente sentada nuestra opinión en general sobre las leyes impositivas en relación a una auténtica política nacional. Hemos de votarlas en general, pero me he de permitir hacer observaciones en su tratamiento en particular para expresar nuestro deseo de que sean mejoradas, a fin de servir a los altos fines de la Nación en que todos estamos empeñados: hacer de nuestra patria la gran nación dentro de los estados soberanos del mundo.

Sr. Pugliese . - Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por Buenos Aires.
Sr. Pugliese . - Señor presidente: confieso que antes de tomar la decisión de participar en este debate vacilé, pensando si ello era necesario, sobre todo después de la brillante y apasionada exposición que hizo el señor senador León, representante de nuestro sector en la Comisión de Presupuesto y Hacienda. Pero leía un párrafo de un trabajo del doctor Enrique García Vázquez, distinguido economista que honrara la función pública en el cargo de vicepresidente del Banco Central durante el gobierno del presidente Illia, y ello me decidió a participar para hacer algunas apreciaciones sobre la política económica y la incidencia que sobre ella tiene la reforma tributaria, inserta en e] conjunto de leyes sometidas a la consideración del Congreso de la Nación.

Además, a través de ninguna de las disposiciones vemos que se haga efectiva una auténtica redistribución de la riqueza. Y si se produce un desaliento hacia la pequeña y mediana empresa, como todo parece indicarlo, tememos un acrecentamiento del índice de desocupación, lo que no sería en modo alguno favorable para nuestro futuro de gran nación,
Tengo que expresar muy especialmente que en casi todas estas leyes se acentúa el sentido centralista y antifederalista; la absorción por parte del Estado nacional de prácticamente todas las fuentes de recursos, restándoles a las provincias sus propios y auténticos derechos. Y no se me diga que por vía de la coparticipación las provincias obtendrán mayores ingresos, ya que lo que queremos es que a las provincias se les respete su derecho constitucional. Así afir-

Decía el doctor García Vázquez: «Generalmente, no se da al impuesto la importancia que tiene; no se observan en profundidad sus malos y buenos efectos para la economía globalmente considerada, sino que la atención se centra en

Diciembre 21 de 1973 CÁMARA DE SENADORES DE LA NACION

3061

la desagradable acción que principalmente algunos gravámenes directos ejercen sobre el individuo o la empresa. »Sin embargo, él cava profundamente en la tierra de la economía, daña raíces vitales, actúa como fértil abono otras veces y siempre su acción silenciosa, para bien o para mal, tiene efectos extraordinariamente importantes para el producto económico. En la reforma que esperamos, el impuesto debe rendir lo suficiente como para financiar genuinamente el gasto público, cuya orientación y no su monto debe ser profundamente revisada. No es posible que por falta de comprensión de] problema o por desorganización se siga alentando la inflación mediante la emisión monetaria sin control. Esto conduce a la injusticia social, a la inversión improductiva y al estancamiento económico.
De esta manera, sobre talas conceptos, la importancia de la política impositiva como un instrumento de la política económica global obliga a señalar, en primer término, que la dificultad de este debate radica en I:1 ausencia de tres condiciones que debieron darse hoy en este recinto: primero, conocer el monto estimado de lo que el Poder Ejecutivo piensa recaudar mediante estas reformas impositiva'+; segundo, conocer el Plan Trienal; y tercero, conocer el presupuesto. Yo agregaría todavía un cuarto requisito más, que es la presencia de los señores ministros responsables en este recinto, porque de lo contrario, en este último caso, estamos en la misma situación que durante el gobierno militar del general Onganía, quien decía que realizaba conferencias de prensa porque éstas le brindaban el medio de comunicación directa con el pueblo debido a la ausencia del Parlamento. La conducción económica sigue manejándose a través de conferencias de prensa en lugar del diálogo ante los representantes del pueblo, que han dado más de una muestra de que están imbuidos del más alto espíritu de colaboración, a pesar de que muchas veces no encuentra reciprocidad en una conducción económica que se jacta de mandar estas leyes, en virtud de coincidencias realizadas con nosotros, pero, hasta llegar aquí, somos convidados de piedra. Nuestra responsabilidad ante el país no está determinada por la conducta de un sector o de todos los sectores del Poder Ejecutivo. Nuestra responsabilidad ante el país parte de nuestra propia convicción acerca de cómo debe ser la conducta de las fuerzas políticas argentinas para salir de esta situación y conducir a la Nación por el camino de la institucionalización definitiva. Por ello, estos agravios no los computamos, porque no son ellos los que nos determinan sino que nos guía una concepción razonada y orientada a obtener logros definidos para el conjunto de la Nación.

muy ligeramente, a los últimos dieciocho años, porque es necesario que se diga con las cifras, y no con los discursos fáciles, que en 1966 el aumento del costo de la vida había llegado en el primer semestre al 4,6 por ciento. En consecuencia, cuando se habla de la pesada herencia recibida, ello debe ser imputado a los períodos que fueron responsables de esta desorganización económica y financiera del Estado y del abultado déficit de tres billones que heredó este gobierno. Esto nos lleva a decir también que en 1966 estaba en marcha un plan nacional de desarrollo que merecía el nombre de plan y era el primero que se hacía en el país, que contenía una diagnosis que fue elogiada por todos los sectores y que determinaba, en su capítulo especial, compatibilizando recursos con necesidades, lo que podía hacerse en un período determinado de tiempo. No era la mera creación de intelectuales, sino un trabajo razonado, sin antecedentes, que se hizo en muy poco tiempo. Todavía este plan trienal tiene que pasar por el examen de nuestra lectura para saber si el paraíso que se ofrece es el de un inventario de necesidades o si los recursos que se establecen están compatibilizados con las posibilidades del país y con las necesidades prioritarias que éste requiere. De tal manera que vamos a dejar estos aspectos negativos del tratamiento a fuerzas políticas que cooperan con la consolidación del frente interno, como decía esta mañana el señor presidente de nuestro bloque, y vamos a dejar también esas ligerezas que se cometen porque atentan no sólo contra una fuerza política que puede exhibir orgullosamente su paso por el gobierno, sino contra el más elemental sentido de la veracidad de los hechos.

Pero nuestra condescendencia a considerar las dificultades de la conducción económica no llega a tanto como para impedirnos realizar algunas críticas.
Podemos señalar, y conviene que empecemos por los aciertos de la conducción económica para que los desaciertos que les imputamos puedan ser considerados en forma de balance comparativo y no con un afán exclusivamente crítico. Señalamos, en la conducción económica, aciertos vitales en cuanto a la decisión y e] coraje con que enfrentó una inflación que se iba haciendo galopante en el país. Con una tasa del 80 por ciento no podía realizarse ni pensarse en ningún tipo de política económica. Es cierto que nos decidimos y somos los inventores del gradualismo y que algunas veces a tal sistema en los foros internacionales se lo llamó la teoría argentina. No estamos de acuerdo con el tratamiento de shock para resolver el problema de la inflación. Es cierto que se ha obtenido ese éxito, no por supuesto en la jactanciosa afirmación de que ahora la inflación es «cero., porque sabemos que no es así. Sabemos cuáles son los resquicios por los que se escapan algu-

Por esa razón también atenuamos nuestra crítica a algunas medidas de la política económica porque tenemos conciencia cabal de la pesada herencia recibida. No me refi„ro, como se dice

3062 CAMARA DF: SENADORES DE LA NACION nos precios oficiales, que no son los que en realidad se pagan. Advertimos en algunos productos cierto desabastecimiento y escasear. Pero, de cualquier manera, esto no sería suficiente para disminuir el reconocimiento que debemos hacer del éxito global en la lucha co•ktra la inflación. Sí creemos, en cambio, que han faltado políticas, especialmente en el sector agropecuario. Hemos dejado de exportar una cantid:td importante de toneladas de carne, y si podemos exhibir un aumento en el monto total de la exportación es porque hemos aprovech:'do las condiciones excepcionales del mercado internacional; pero, en volumen, la disminución ha llegado al 45 por ciento. Hemos señalado antes de ahora, cuando tratábamos las leyes que determinaban la organicidad de la Junta de Carnes y de la Junta de Granos, estos aspectos, y hemos reclamado estas políticas globales. En el área agraria hemos destacado la necesidad del seguro agríco'a, que no es un asunto de poca importancia, como parece dársele. Porque el seguro agrícola, lleva de suyo la posibilidad de una política crediticia que se asiente sobre el mismo para modificar la estructura comercializadora, que hasta aquí no fue ventajosa ni conveniente para lo: agricultores, sobre todo para los pequeños y medianos, que, como decimos reiteradamente, :en los que queremos proteger. Ya se ha señalado aquí que luego de nuestros reclamos se hizo rápidamente la llamada «Acta de compromiso con el agro», en la que s-^ fijaron una serie de pautas establecidas c°l este recinto, ninguna de las cuales ha sido cumplida. Además, este tema está incluido en el período de sesiones extraordinarias del congreso; y, sin embargo, los funcionan s del gobierno han dicho que la comisión que allí se menciona es simplemente asesora. Cuando llegue el momento de discutir este asunto tendremos que determinar cuál es la caract—istica de dicha comisión, porque si es simplemente asesora nos negaremos a su consideración en el Congreso, ya que el Poder Ejecutivo tiene facultades para hacerse asesorar por tantas comisiones como crea conveniente y sobre todo si, como ésta, son honorarias.

Reunión 554

a todos; y en segundo lugar, es un llamado de atención para que se ponga más el acento en las políticas de fondo, así como señalo el acierto de la conducción en la organización del Estado, que quiere convertirse en una empresa más eficiente. Y así hemos votado corporaciones de la pequeña y mediana empresa y de empresas nacionales, oportunidad en la que hemos indicado que todo ello constituye sólo la infraestructura de una política que debe realizarse en el país. Pero no hemos visto que podamos considerar políticas, en el sentido lato de la palabra, y pasado el período de la coyuntura, referidas al mediano y largo plazo. Lo que expreso para el sector agropecuario va también referido para otros sectores tan importantes del país como el de la petroquímica, en el que luego de anunciarse en un diario que por el plan petroquímico quedaba la producción en manos del Estado, posteriormente leímos anuncios referidos a la posibilidad de la construcción de una gran planta petroquímica por parte de una empresa italiana, a lo que, por supuesto, no me opongo a priori. El problema es conocer exactamente cuáles son los planes del gobierno y determinar las políticas en esta materia. Seguramente, si hubiéramos tenido el plan trienal, siguiendo el orden lógico en la consideración de estos asuntos, podríamos haber determinado este aspecto. A mí no me preocupa lo que se ha dicho de que las leyes impositivas tienden a desalentar la inversión privada para favorecer la pública, siempre que en el plan esté reflejado el monto de las inversiones tanto públicas como privadas determinando las reglas de juego de cada sector. De ese modo la crítica resulta subjetiva porque la respuesta tiene que estar dada por parámetros objetivos de realización gubernativa, que son los que no conocemos nosotros en este momento. El Poder Ejecutivo envió una reforma tributaria a la que luego me voy a referir en sus principios generales, descontando, al enviar el proyecto de presupuesto al Congreso, que esta reforma sería aprobada en primer término; cosa que teóricamente no puede pensar el Poder Ejecutivo sino una vez que tenga la ley. En segundo término determina, sin que nosotros lo sepamos, cuánto es lo que producirá la serie de impuestos fijados en esta reforma y luego anuncia un plan trienal que será de conocimiento del Congreso. Todos estos elementos hubieran sido vitales y necesarios para que este debate mereciera e] nombre de tal y pudiéramos nosotros hacer el análisis de esta reforma y responder, si es posible, cuál es la parte del sector público, cuál es la parte del sector privado y si estas leyes no desalientan tanto al sector privado que le impida cumplir la cuota parte que el plan trienal le ha determinado para los próximos años.

De modo que no quiero extenderme en lo que han expresado otros señores senadores con respecto a estas fallas de la política. Nosotros hemos tenido contacto durante mucho tiempo en el país con los hombres que tienen la responsabilidad de la conducción económica y hemos coincidido muchas veces, yo diría muchas más que las que hemos divergido. en la consideración de los problemas que alectan al país.
De modo que esta crítica que realizamos no es algo que nos complazca. La formulo, primero porque es un deber expresar con limpieza el pensamiento sobre una situación que nos afecta

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3063 que no es defendido dicho secreto cuando se trata de relaciones de banco a banco, porque éstos, que defienden el secreto bancario por una cuestión ética de la libertad del individuo que deposita allí en su banco, se olvidan de la ética de ese cliente que dicen defender cuando piden sus informes a otra institución para no sufrir un quebranto económico. Es decir que al fisco, que en definitiva es la Nación, le negamos lo que le acordamos a los bancos entre sí, como si estas instituciones fueran una entidad mayor que la Nación, lo que demuestra hasta qué punto estaba desquiciada la concepción del poder y de los grupos de poder que se consideraban dueños de] mismo. Por eso, cuando el Poder Ejecutivo -en parte recogido por el señor miembro informante a lo largo de toda su exposición- se refiere al agrupo de intereses», a los «intereses que van a reacionara, parecería que hubiese una especie de fantasmas, que no los hay pero que existen. Yo diría que tendríamos que ir más allá y señalar concretamente quiénes son estos fantasmas. También lo hemos dicho aquí, hace diez años, casi preanunciando que estos fantasmas se iban a corporizar para desalojarnos del gobierno, y sabíamos que estaban radicados en las veinte manzanas del puerto de Buenos Aires, que todos los señores senadores señalan cada vez que sus provincias sufren por esta centralización porteña. Pero si nosotros lo que hacemos con estas veinte manzanas es atacarlas en las personas, creo que nos equivocamos. Considero que hay que atacar al sistema, con gran respeto por las personas, porque en esas veinte manzanas puede haber, y yo lo reconozco, quienes pensando distinto consideren que de esa manera obtendrán los mismos objetivos que nosotros queremos. Pero lo que importa es que nosotros -y ahí sí estamos en las coincidencias programáticas-, como objetivo fundamental, deseamos conseguir un cambio revolucionario en paz. No nos olvidemos que este cambio lo tenemos que hacer, porque si no no tendremos autoridad moral para rechazar la violencia como medio. Entonces, lo que hace falta es que este grupo de intereses no se nos meta por los resquicios, por ninguna parte, ni maneje ningún sector o aparato del gobierno donde pueden hacer imposible lo que se pretende con una reforma que teóricamente es correcta. Es decir, que tenemos que señalar no al enemigo, porque yo también creo que todos somos argentinos, sino al adversario de una concepción mayoritaria que el país ha votado y que debe imponerla con la fuerza que es el respaldo popular. Se ha hecho un mundo en algunos sectores con respecto a las leyes impositivas enviadas por el Poder Ejecutivo. Ustedes me perdonarán -o me agradecerán- que no entre in extenso al análisis de esas normas, pero no lo hago sólo en beneficio del tiempo de mis colegas, sino

De manera que este criterio de la falta de políticas concretas y de conocimientos que no tenemos con respecto a la utilización y al monto que cada uno de estos impuestos va a producir, es lo que nos obliga a realizar una advertencia y una especie de requerimiento para que se abandone cierto elitismo excluyente de la conducción económica a pesar de que para defenderse se apoya en las coincidencias programáticas subscritas por los partidos políticos. Por otra parte, en cuanto a la reforma en sí y como lo ha dicho ya de una manera muy clara el señor senador León, nos cuesta poco trabajo apoyarla como filosofía, porque esos principios son, precisamente, los que hemos sustentado en este mismo recinto del Senado cuando tuvimos el honor de desempeñar el cargo de ministro de Economía de la Nación haca 8 ó 9 años lo mismo que en la Cámara de Diputados cuando considerábamos y discutíamos un presupuesto durante tres largos meses en comisión -porque el presupuesto lo habíamos presentado el 31 de agosto, como manda la ley. Allí se discutían también las leyes impositivas y no voy a recordar todo lo que se dijo en aquel debate que tal vez sea objeto y motivo de ilustración para señalar las contradicciones con palabras que se dijeron entonces y que no se repiten hoy. Lo digo para destacar una política coherente en esta materia que nadie nos puede negar porque está asentada, felizmente, en los Diarios de Sesiones de este Honorable Congreso. O sea, que la reforma impositiva era de todo punto de vista absolutamente necesaria. Nosotros hemos dicho antes que el sistema irpositivo argentino estaba desquiciado; que era necesario establecer el principio de la progresividad porque había llegado a un grado tal de regresividad en que los impuestos indirectos superaban a los directos y la recaudación de estos últimos disminuía año a año. El fenómeno de la evasión impositiva que aquí se ha referido obedece tal vez a algunas causas que se han señalado, como la inequidad del sistema impositivo por la falta de una política, por ejemplo; los vastos generales del Estado, en los que hay una conciencia en que al no ser útiles no se paga el impuesto, etcétera. Esto puede ser cierto. Pero tampoco hay que olvidarse que la evasión sc ha producido sobre la base de establecer dentro de las leyes una serie anárquica de desgravaciones y exenciones sin ningún sentido ni orientación, que prácticamente desquiciaron todo el sistema impositivo.

La frecuente costumbre de dar blanqueos o regularizaciones impositivas, o como quiera llamárselos, desalienta a los pocos contribuyentes leales que quedan, que cumplen con su obligación con el fisco. La negativa a que el fisco tenga medidas fuertes y coactivas para poder actuar, también es otra causa, como el caso del secreto bancario, que aquí ha sido defendido a muerte, mientras

3064 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION porque realmente no soy un técnico en la materia . Pero he visto y leído las cuatro o cinco objeciones fundamentales que se le hacen a la reforma tributaria, con la que he dicho que nosotros estamos de acuerdo, porque es prácticamente lo que se ha sostenido en todos los congresos de derecho fiscal, lo que han dicho los partidos políticos y casi todos los sectores, en cuanto a nominatividad de acciones, la estructura de la escala del impuesto a las ganancias y el valor agregado, que ha sido muy duramente censurado, y por nosotros en cuanto a la tasa, no en cuanto al sistema. Quiero referirme por ahora al problema de la nominatividad, a pesar de ser algo que ya no puede defenderse excesivamente. Se Habla de que la nominatividad en otros países ha prosperado porque es endosable, mientras que en el nuestro no. Yo no sé si la nominatividad debe ser o no endosable o si es suficiente la caja de valores: lo que se, en cuanto al espíritu que nosotros buscamos o buscaríamos de ser autores de la reforma, es pretender cambiar una situación por otra, en la que todos queden individualizados. La falta de individualización es la que ha provocado la falta de progresividad, porque al no tenerse la posibilidad de conocer los ingresos totales de todas las personas, es imposible realizar escalas progresivas del impuesto. Como no existía esa posibilidad y el Fisco no tenía recursos que necesitaba cada vez más, además de recurrir a la emisión monetaria. aumentaba la tasa con lo cual crecía la progresividad porque ésta se distribuye entre los pocos que pagan. En consecuencia. yo creo que la nominatividad no puede ser la causante unica de que en la bolsa no se activen las acciones, porque el régimen de nominatividad que todavía no hemos establecido, no ha estado vigente y, por lo tanto, no es el responsable de una situación que hace mucho tiempo se mantiene y que obedece a otras causas que deberían tratar de corregir estos sectores, porque en su:. manos está hacerlo. Cuando un pais no se desarrolla en forma general nadie puede pretenda que se desarrolle en forma sectorial De manera tal que esto no tiene absolutamente nada que ver. Yo quería señalar este punto, porque he leído, como todos los señores senadores, nna presentación hecha al Honorable Senado por la Cámara de Sociedades Anónimas que e: la que, en forma más ilustrada y detallada, r.iramos, hace la crítica del sistema de nominatividad expresando los perjuicios que ocurrirían en el caso de que este Senado le prestara aprobación. Señala en la nota -a pesar de haber rranejado números nunca he sido muy fiel a ell ns- que existen alrededor de trescientas sociedades que cotizan en bolsa, mientras que en el país hay cuarenta mi] que no cotizan.

Reunión 551

puede ser sostenido únicamente por quienes nos llevan insensiblemente al marxismo, es decir, que para esta manera de pensar, existen dos formas de conducir la economía de un país: el marxismo o el sistema que ellos proponen. O sea, no existe más, ni en la teoría ni en la acción política, que recurrir al marxismo -al cual confunden con estatización marxista-, o establecer las ventajas que tiene la moderna sociedad anónima en cuanto es una sociedad ágil para captar dineros del pueblo haciéndolo participar en las decisiones y en la capitalización del país. Y yo pregunto: ¿cuarenta mil sociedades anónimas en la República Argentina? No -onozco que existan 40 mil pedidos de subscripción de dinero público para realizar obras importantes que un empresario particular no puede hacer.

Me decía un distinguido comercialista que en nuestro país existen más sociedades anónimas que en Francia, Alemania e Italia juntos. Entonces queda la duda de que la mayoría de estas 40 mi] sociedades anónimas -y esto no implica un agravio total- pueden haberse constituido con el propósito de va, r o defraudar, porque esto ha ocurrido en el país.
Lo que manifiesto puede aparecer como una imputación gratuita, pero no la hago a una determinada persona sino que en última instancia respondería al agravio gratuito que se le ha hecho a todos los que defienden la reforma tributaria, computándoles ser marxistas. Lo que me preocupa es que busquemos ordenar definitivamente al país. No ')asta con que algunos sectores acepten el veredicto y se ubiquen dentro del mismo porque no queda otro camino. Es preciso promover el cambio mental para que se comprenda que e] país necesita el apoyo de estos hombres de empresa, pero ubicados dentro de una mayor comprensión del pensamiento mayoritario y dispuestos al esfuerzo sacrificado que ya realiza la clase obrera. De modo que cuando formulo la crítica a la conducción económica, también hago la correspondiente defensa de principios. Nosotros estamos de acuerdo con esta reforma, con su fundamentación filosófica, y consideramos que es importante, con las lógicas reservas formuladas por nuestros representantes en la Honorable Cámara de Diputados, y las que ha hecho en este recinto el señor senador León, particularmente señalando que nuestra diferencia fundamental está referida al impuesto al valor agregado. Y en tal sentido quiero agregar que comparto otra crítica que se ha formulado precedentemente, al manifestarse que resultaba innecesario establecer en este momento la tasa, ya que el impuesto tendrá vigencia en 1975. Así mismo, en cuanto al sistema de aplicación de dicha tasa, consideramos que debiera ser de reducción de las alícuotas en las distintas etapas.

En el memorial se señala -y de paso se quejan de no haber recibido respuesta- que esto

De ese modo, si se quisiera desalentar un determinado tipo de consumo, en la última etapa

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3065

se aumentaría dicha tasa para lograr el propósito perseguido. De esa manera se atenuaría el efecto piramidal, al que se ha hecho referencia.
Supongo que este asunto lo vamos a conversar en el transcurso del año próximo, porque si el impuesto va a aplicarse a partir del 19 de enero de 1975, tendremos oportunidad de conocer los efectos prácticos de la aplicación de este sistema y volver sobre la cuestión. Con respecto a la inversión privada en beneficio de la pública, la crítica está dirigida en este momento al hecho de saber cuál será la política monetaria y la participación de uno u otro sector. Pero en líneas generales voy a aceptar la crítica de que no deberían estar exceptuados los valores públicos. Incluso los que adquieren valores públicos, cuyas rentas están exceptuadas, son individuos iguales a los que adquieren valores privados. Por lo tanto, con respecto a ellos tampoco podernos aplicar la progresividad. Inclusive se podría hablar de esto con respecto a todos los patrimonios de propiedad del Estado, porque es necesario que sepamos cuál es el costo. Con respecto a estas excepciones, yo creo que toda empresa tiene que pagar un impuesto y si no le alcanza para hacerlo, el Estado debe dárselo, pero e] costo tiene que ser conocido si es que realmente queremos ordenar la economía. Con respecto a la práctica, yo debo formular una crítica que no apunta a la reforma tributaria sino a la política económica. Me refiero a la falta de una política agropecuaria que tienda a la modificación de la estructura agraria, ya que puede ser que esta reforma no dé los resultados apetecidos, en la medida en que una reforma tributaria no se hace solamente con sentido fiscalista, sino para obtener un objetivo político. Pero el mantenimiento de la actual estructura puede hacer que ella se fortalezca, si no realizamos fundamentalmente una política que tienda al aumento de la producción. Esto último no lo digo solamente por lo que afirmaba el señor senador Fiugoli con respecto a las palabras del presidente de la Nación, en cuanto al futuro que espera a nuestros paises como reservas de alimentos frente a otros paises hambrientos. Yo creo que esto no es nuevo y ha sido dicho muchas veces. Fero ocurre que este país, que alguna vez fue llamado el granero del mundo y que tenía ventajas relativas para obtener una importante producción agropecuaria, se encontraba muchas veces con que el hambre se localizaba en naciones que no tenían con qué pagarnos. Nosotros nu manejábamos el comercio porque queríamos, sino porque nos lo imponían dentro de un área determinada que en un momento dado se empezó a autoabastecer, creando la crisis de nuestro sector externo. Esta crisis fue señalada en e] diagnóstico de nuestro importante Plan Nacional de Desarrollo como la causa responsa.,le de las crisis periódicas arLentinas.

Lo que es nuevo y debe decirse, es que ha habido en el muado un proceso de liberación que ha incorporado millcnes de personas que antes no comían y ahora tienen economías desarrolladas que les permiten comerciar y pagar. Entonces es importante que desarrollemos una política, ya que tenemos asegurados los mercados. No hace muchos años, creo que en 1960, una misión comercial de China Continental nos visitó y se fue con las manos vacías por no haber podido conseguir siquiera las visas para manejarse dentro del país. De aquí se trasladó a Canadá, donde compró 400 mil toneladas de trigo y otra cantidad de productos que hubiese podido comprar en la Argentina, sobre todo en la Patagonia, a la que no pudo viajar por dificultades que tuvo en sus visas. Pero los sectores que impiden que se den visas a las misiones comerciales extranjeras señalan a Canadá como un ejemplo demostrativo del crecimiento que no ira alcanzado la Argentina. Ahora estamos conociendo el concepto de empresa multinacional, y seguramente los intereses de esas empresas que manejan las economías imponían entonces su sistema a nuestro país alegando que se trataba de materiales críticos que no podíamos vender al presunto enemigo. Pero sus propios aliados podían hacerlo y mantener relaciones que les eran fructíferas y provechosas. Si no tenemos la conciencia de la independencia y si creemos que la liberación es una mera palabra que nos basta pronunciarla para sentirnos satisfe'hos, no vamos a encontrar solución a los problemas. Es cierto que es necesario mejorar la eficiencia de los organismos del Estado, pero también que, simultáneamente, debe haber una política que tienda a este aumento de la producción, no manteniendo el status quo de la actual tendencia sino multiplicando la posibilidad productiva de los pequeños y medianos productores para convertirnos realmente en un país, como quiere el Presidente, que tenga cantidades suficientes de productos para un mundo cada vez más hambriento. Pero cuando esta posibilidad existe, tengamos la valentía de decirle al país, con confianza en el pueblo que al no existir suficiente carne roja o vacuna para exportación y consumo, en un momento de emergencia es necesario obtener divisas de nuestra propia producción para fundar en ello un proceso de liberación y de independencia. Si se explica claramente.. con la confianza con que se apoyan otras medidas, estoy seguro de que nuestro pueblo respondería inmediatamente, y se evitaría todo este mercadeo con el cual no se resuelve el problema del consumo popular, no se soluciona el problema de la producción ni se pueden obtener las divisas necesarias para fundar en ellas un plan de desarrollo independiente.

3066

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 55'

Esto es lo que estamos reclamando y no vemos: políticas que podamos discutir. Estamos votando medios, y hasta aquí vamos bien. E;s el primer año, es la infraestructura. Se asientan los principios de la reforma tributaria, pero aquí hacen falta políticas que no se ven y tienen que ser dadas con bastante tiempo Porque el país está esperando y el mundo esta esperando a la Argentina.

de nuestro pensamiento. No va contra nadie, no persigue fantasmas ni busca adversarios, pero tiene la firmeza suficiente de querer barrer todo obstáculo que impida un proceso auténtico de liberación, no declamado pero sí realizado en el más breve lapso posible. Sr. Perette . - Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por Entre Ríos.
Sr. Perette . - Señor presidente: los señores senadores doctores León y Pugliese se han referido tanto al aspecto impositivo como a] económico en alternativas que son fundamentales para el país. Coincido en un todo con el magnífico discurso del señor senador doctor León, cuando sintetizó su pensamiento al sostener que la reforma impositiva, en el buen camino, es una palanca transformadora substancial para el país. También valoro las expresiones del señor miembro informante senador Romero, en cuanto dio a la Cámara los antecedentes que se relacionan con las distintas leyes impositivas que deben tratarse. Así mismo, se acepten o se discrepe con ellos, valoro los conceptos enunciados medularmente por e] doctor Frugoli, así como también por el señor senador demócrata progresista Culasso Mattei y por el señor senador doctor Pugliese. -Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 29 del Honorable Senado, doctor Américo Alberto García.

Todo esto que se dice es cierto teóricamente, pero en la medida en que el país asuma la responsabilidad de hacer lo que estas buena; perspectivas le están ofreciendo.
Si realizamos una política de este tipo, si nos sinceramos frente al país y nos dejamos de hablar simplemente de liberación, hallaremos el camino. Si hablamos de liberación porque en lugar de 62 kilos de carne per cápita estamos consumiendo 85, y no hacemos el cálculo de estos 23 kilos per cápita, que son 466 mi] toneladas de carne que representan 600 millones de dólares para nuestras reservas de divisas, no estamos haciendo liberación, la estamos retardando con un populismo que tiene características similares al de la dictadura militar, que no tuvo política económica y a través de ese populismo provocó el desastre que heredó este gobierno. Debemos tener cuidado y ser suficientemente responsables y valientes como para afrontar esta situación. No es popular el que le dice al pueblo que come mucho más que antes porque paga más barato, sino e] que estableciendo una política de mediano y largo plazo crea la posibilidad de que éste sea realmente un país independiente y liberado y que todo el poder de decisión esté en manos argentinas. Ese día nos reiremos de las leyes de inversiones extranjeras, no; reiremos de los discursos, y tal vez nos tengamos que reír de la pretensión que tenemos de reprimir la violencia mediante leyes penales. Estas sí son coincidencias programáticas, señor presidente, y con respecto a éstas, reos gustaría que algún día se nos llegue a decir cómo las podremos implementar y qué precio estamos dispuestos a pagar. El precio de estas coincidencias ni puede estar solamente en manos de la oposición, que yo no llamaría constructiva sino realista. No es oposición realista o constructiva porque haya participado de todo lo que el gobierno hace o la mayoría dispone; hacemos oposición realista porque tenemos un compromiso fundamental con el país, a] que hemos visto de arriba y rle abajo Por eso hemos podido señalar en nuestra plataforma y en nuestro programa los principios que nos costó muy poco tiempo inscribir en las coincidencias programáticas.

Sr. Perette . - Entiendo, señor presidente, que estas leyes ponen a prueba los verdaderos sentimientos de pacificación nacional. Considero que no podemos negar lo que el gobierno necesita para realizar su obra. Lo digo con toda claridad y responsabilidad. No queremos negar lo que no pudimos disponer nosotros como gobierno. Cumplimos nuestra función opositora señalando críticas, aciertos y discrepancias. Queremos ayudar a construir, y de ninguna manera -sépase bien- queremos servir a la obstrucción, camino que solamente lleva a la frustración del país.
Quiero advertir, señor presidente -para evitar equívocos-, que el país ha tenido planes de gobierno e ideas claras y nacionales de gobierno. Nosotros, durante la gestión del período 19631966 dimos bases completas a un plan de desarrollo previsto entre los años 1965 y 1969. Sus objetivos eran: primero, asegurar la plena ocupación de la población creciente; segundo, mejorar el salario real y, consecuentemente, el nivel de vida de los habitantes; tercero, lograr un crecimiento más equilibrado de las distintas zonas del país, y cuarto, contribuir a frenar la inflación por el aumento de la producción de bienes y servicios, por la mejora de la situación

De manera tal que mi intervención, señor presidente, que se ha alejado un poco ¡el análisis de las leyes impositivas, está destinada a formular esta advertencia y a señalar estos Puntos, para que se determine cuál es la línea

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION financiera pública y privad i derivada de la mejor situación económica y con una eficiente administración. Además, señor presidente, repetimos que no se puede hablar indiscriminadamente de los «dieciocho años anteriores.. En el sector administrativo público afrontamos un reordenamiento total que abarcó inclusive el aspecto financiero, habiéndose establecido por primera vez el presupuesto por programas a fin de controlar la eficiencia del gasto público. Por otra parte, en materia impositiva se ejecutó el reordenamiento financiero que permitió un crecimiento espectacular de las recaudaciones del gobierno, de manera que el emisionismo tradicional para cubrir el deficit oficial jugó un papel de menor categoría ele el proceso. Además, se siguió al reupecto una política coherente tendiente a no ntorgar moratorias, blanqueos y otras medidas que enervan la moral impositiva, así como se limitó al máximo el número de franquicias impositivas. Señalo estos hechos, señ'^r presidente, para afirmar muy concretamente que en esta materia nosotros, desde e] gobiert o, hemos ejercitado los mismos postulados que ahora venimos a defender y a cuyo efecto vam,s a dotar al Poder Ejecutivo de los instrumenl's legales para que logre el aporte indispensable de la recaudación impositiva, con las críticas que señalamos en cada caso.

3067

impuestos que gravan los consumos, como también la eliminación de impuestos a] bien de familia. Esta es nuestra definición programática, que tiene también e] apoyo de la coincidencia con otras fuerzas políticas argentinas. Evidentemente, este sistema tributario se inscribe en los lineamientos generales de esas coincidencias.
El Poder Ejecutivo elimina con la reforma doce impuestos vigentes: a los réditos; a las ganancias eventuales; sobre la venta de valores mobiliarios; a las ventas; al parque automotor; al patrimonio neto; de emergencia al patrimonio neto; substitutivo del gravamen a la transmisión gratuita de bienes; de emergencia sobre el substitutivo a la transmisión gratuita de bienes: para la educación técnica; el 5 por ciento sobre la producción alimenticia y todos los impuestos provinciales y municipales a las actividades lucrativas. Substituye esos gravámenes por cinco impuestos: a las ganancias; sobre premios de juego y apuestas; al valor agregado, sobre capitales y patrimonio, y de enriquecimiento a título gratuito, a saber: herencias y donaciones. Es evidente, y en esto creo que hay coincidencia en todos los sectores, que es necesario introducir claridad en el orden tributario y reducir la multiplicidad de impuestos, y de este modo concentrar la recaudación sobre unos pocos. De esta manera el costo de la recaudación guardará relación adecuada con lo que se estime recaudar. Debo advertir, señor presidente, que los economistas y financistas han coincidido en las llamadas «cuatro reglas de oro de las finanzas», muy bien puntualizadas por Adam Smith: primero: el principio de la certeza, o sea, la que el contribuyente debe tener sobre su obligación tributaria en cuanto a monto, forma y lugar de pago. El principio de la certeza exige que el contribuyente sepa con precisión cuándo, cuánto y cómo debe pagar. En segundo lugar: el principio de la comodidad; el impuesto debe recaudarse en el tiempo y modo que cause menor perturbación al contribuyente. En tercer lugar: el principio de la justicia; e] impuesto será justo si se observa y respeta la capacidad económica de los sujetos llamados a tributar. La justicia tributaria comprende la necesidad de asegurar la observancia de dos condiciones, a saber: la «igualdad» y la «generalidad.. Y el cuarto principio es el de la economía de recaudación, o sea que la percepción del impuesto debe hacerse al menor costo posible.

Además, nuestro plan de desarrollo tuvo una profunda base nacional, y negarla es desconocer la vida misma del país.
Quiero señalar que en este caso se trata de un programa integral en materia de política tributaria. No se puede pretender que esto sea una panacea y una solución perfecta de los problemas impositivos. Pero, personalmente, creo que puede iniciar una etapa promisoria en la vida del país. Es un esfuerzo de bien público. El país necesita avanzar y cieeer, fundamentalmente con el esfuerzo y la obra de todos los sectores nacionales. En materia impositiva -y quiero hacer estas consideraciones para evitar después un debate en particular- el radicalismo tiene una posición ideológica muy clara: promover la reestructuración del sistema fiscal de manera que el mismo sirva como principal instrumento para la justa redistribución de los ingresoos, asegurando los recursos necesarios para el desarrollo nacional y la equidad cierta en la distribución de la carga impositiva. A estos efectos deberá aliviarse la situación de los contribuyentes por trabajo personal, gravarse 1 patrimonio neto individual, simplificar las declaraciones, afirmar el impuesto sucesorio en reemplazo del substitutivo, e incorporar las rentas accionarias a la declaración individual y reducir las tasas de los

Es evidente que esta reforma del sistema tributario tiende a lograr esas cuatro finalidades, y yo debo reconocerlo con toda claridad y con toda lealtad. Debo preguntarme si se cumple la reforma tributaria con un concepto integral. Dada la estructura actual de la administración fiscal,

3068 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION creemos que aún se estará lejos del propósito de lograr ese ideal de una reforma integral tributaria. Cabe advertir que seguirán en vigencia otros impuestos, a saber: internos unificados: de sellos; a la renta potencia] de la tierra; rl 5 por ciento del impuesto nacional de autopista;; combustibles; operaciones con divisas; derechos de exportación; derechos de importación >• derechos aduaneros. Salvo el impuesto a la renta potencia] de la tierra, es evidente que el resto de ellos son pasibles de traslación e incidencia hacia e] consumidor, al integrar el costa de los servicios y productos. Es decir que aún subsistirá una ancha franja de impuestos llamados «indirectos», que, en última instancia. serán tributados por la mayor parte de la población. En esta materia tributaria y proyectos en consideración, señalamos nuestras reservas y discrepancias, tal como fueron formuladas por la representación radical en la Honorable Cámara de Diputados y en este debate. Por lo tanto, la ansiada «redistribuciór de los ingresos» quedará enervada, porque se mantendrá en la recaudación el predominio de los «impuestos indirectos». ya que el gravamen a las ventas y a las actividades lucrativas se substituye por el valor agregado, los que recaen directamente sobre el consumo e integran el costo de los servicios y productos. Por eso estimamos que este sistema tributario, más que una reforma integral, se circunscribe a un reordenamiento jurídico, sin que por ello se logre aliviar a la población de las presiones consecuentes y de la amputación que sufre el salario al pagar la cuota de los sucesivos impuestos que se suman al precio de los productos. Son estas conclusiones e impugnaciones irrebatibles.

Reunión 55'

mía. En consecuencia, recaudar impuestos especiales con destino a la capitalización de ciertos sectores económicos, como el establecimiento del elenco de desgravaciones, se inscribe en el referido propósito del desarrollo. Finalmente, el tercer objetivo, como elemento para la redistribución de los ingresos de la riqueza, se orienta a gravar a quienes exhiben mayor capacidad contributiva, tanto en lo que concierne a la cuantía de las rentas personales como a las expresiones de la riqueza individual, gravando tanto el patrimonio como el enriquecimiento gratuito proveniente de las herencias y donaciones.
Es evidente, señor presidente, que nuestro sistema tributario ha tenido una deliberación cierta y una confusión permanente para lograr su debida organicidad. Por eso nosotros queremos reiterar que la política fiscal, como lo enseña la doctrina, es un arma importante contra el paro de ese desarrollo fundamental y para la redistribución de los ingresos. Entendemos, señor presidente, que esas enseñanzas de Keynes tienen todavía plena vigencia y actualidad. Cabe preguntarse hasta qué punto el sistema tributario puede afectar los ingresos de la población. Al respecto, y dadas las opiniones formuladas por los señores senadores preopinantes, debemos establecer cómo se manejan países como el Reino Unido y los Estados Unidos. La recaudación impositiva afecta casi el 30 por ciento del ingreso nacional. En cambio, en otros países incipientes en desarrollo económico, como la India o Nigeria, el porcentaje oscila entre el 5 y el 8 por ciento. Es decir que las grandes naciones industrializadas establecen un grado de recaudación impositiva que es trascendente y que debemos valorar.

La política tributaria, señor presidente y señores senadores, puede asumir múltiples objetivos, según la dirección que las autoridades pretendan darle. Primero, como simple instrumento de recaudación fiscal; segundo, como inste umento para el desarrollo económico; y tercero, como elemento para la redistribución de la riqueza.
Resulta evidente entonces que el primer objetivo, puramente rentístico para la cobertura del gasto público, ha quedado superado totalmente. En la actualidad, muy pocos autores -solamente la ortodoxia financiera en 'a materia- pretenden adscribirse a este esquema. Puede señalarse que a partir de la década del 30, a través de la irrupción del pensami, nto de Keynes, «la política fiscal» comenzó a per objeto de un sistemático estudio, tendiente a que la actividad del Estado conforme una importante contribución a la formación del producto bruto nacional, tanto en lo que se refiere al estímulo de la demanda global, a través del gasto, como a la inversión pública, que conforma el marco estructural y las economías externas necesarias para el desarrollo del área privada de la econo-

¿Qué ocurre en nuestro país? La presión tributaria, es decir el porcentaje de impuestos sobre el producto bruto nacional, alcanza oscilaciones notables. En 1966 era del 10,85 por ciento, ascendiendo en 1967 al 12,28 por ciento, para descender en los años posteriores hasta alcanzar el 8,53 por ciento en 1972. Esto tiene su debida explicación, pues se vincula con el retardamiento del aparato tributario en adecuarse al proceso inflacionario vivido.
Las discrepancias en los porcentajes de la presión tributaria autorizan a aquellos que opinan que el país puede idealmente alcanzar a tributar un 15 por ciento del ingreso nacional sin resentir el aparato productivo, pero en tanto y en cuanto la estructura impositiva determine que un 65 por ciento de las recaudaciones provengan de impuestos «indirectos», que gravan el consumo. Esta ampliación de la presión tributaria sólo se podrá resolver con una conclusión irrefutable: incidirá en una mayor disminución del «salario real» por la vía del aumento de los precios, incrementados por los impuestos respectivos.

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA N ACION 3069 Digo esto , señor presidente, porque nuestro apoyo, en términos generales , a estas decisiones tributarias tiene un contenido , una finalidad y también sus esperanzas por las reformas integrales del futuro. Nosotros (minamos -y lo ha dicho muy bien el doctor Pugliese - que la financiación de] presupuesto debe hacerse con recursos genuina provenientes de la imposición, recaudados en forma racional y simplificada, que permitan participar a las provincias en la proporción en que contribuyen en la formación de la riqueza nacional . En tal situación , la disminución de los gravámenes al consumo ocupa un lugar preponderante. Lamentablemente, ello no sucede aquí si se atiende a las altas tasas que se aplicarán por el impuesto al +valor agregado», que viene a substituir al tradicional de ventas y a los locales por actividades lucrativas. un elevado monto de ingreso ; ad valorem; con base de imposición amplia; sin exenciones; con tasa única y moderadamente baja ; neutro ante el proceso de producción y comercialización; con aptitud para determinar la carga impositiva en forma objetiva y con una aceptable capacidad de administración. El modelo impositivo presentado al Congreso carece de varias de esas condiciones , especialmente en lo relativo a la «tasa única» y «moderada » y en cuanto a la administración, es evidente que falta, y que gravitará no sólo sobre los grandes contribuyentes , sino también sobre el simple trabajador, como así mismo incidirá

Nosotros, señor presidente , debemos también señalar que estas reformas tributarias tienen dignos antecedentes que no hcc escuchado que se hayan invocado en este debate, y me refiero que se ajustan al modelo presentado en la III Conferencia Interamericana de Tributación, que se realizó en México del 3 al 8 de septiembre de 1972 , organizada por el Programa de Tributación de la Organización de los Estados Americanos , y que son el corolario de estudios profundos para establecer corno modelo para Latinoamérica. Lo señalo como adversario en la aspiración que este modelo que se ha elegido pueda servir para tas confrontaciones y desafíos económicos y estructurales que reclama el país. Nosotros hemos adelantado nuestra opinión general a favor de esta reforma , pero también hemos señalado nuestras discrepancias sobre el alto peso que tiene el impuesto al valor agregado que, por incidir sobre los consumos, causará notable impacto sobre la estructura de precios, por su fácil traslación hacia el consumidor final.
Algunos funcionarios pretenden, y lo han dicho, que la incidencia será poro significativa, y que serán los consumos de los grupos de alto poder económico los que serán mayormente gravados. Sin embargo, nosotros , ostenemos que la lesión impositiva sobre estos grupos, como te demuestra la teoría de la traslación e incidencia, será mínima, si se compara el sacrificio de tributar con la cuantía de sus ingresos personales o familiares.

sobre el salario real. De tal modo, los grupos de asalariados y de contribuyentes de ingresos fijos verán imposibilitada su capacidad de ahorro y la estructura regresiva de la recaudación se acentuará aún más. La verdad, señor presidente, es que nosotros sostenemos que debe recogerse la experiencia
de otros países. El sistema impositivo norteamericano se basa, fundamentalmente, en los

ingresos directos , a tal punto que éstos representan un 68 por ciento , y los impuestos indirectos sólo un 32 por ciento. Como se ve, este tipo de estructura tributaria permite una mejor redistribución del ingreso, lo cual estimula el consumo de las clases que
cuentan con menores entradas y obra como un

fuerte estímulo de la demanda global.
Yo creo, señor presidente , que es necesario

Yo recuerdo en este moment,, los estudios realizados por el doctor Enrique García Vázquez y el doctor Antonio López Aguaito, destacados estudiosos de la materia impositiva, como también los de un joven economista, el doctor Alberto J. Chueke, que ha escrito sobre este tema. Un especialista argentino, Juan P. Castro, en el año 1973 señaló que el impuesto al valor agregado debe reunir los siguientes requisitos: que se trate de un impuesto capa¡ de producir

considerar las experiencias que John Strachey refiere en su obre El capitalismo contemporáneo, cuando señala que la acumulación es hoy en día sin disputa la de un excedente socialmente producido. Esto nos hace recordar lo que ha ocurrido en el país con el sistema impositivo argentino de los últimos años con sus desgravaciones irritantes, los revalúos impositivos, las rebajas por inversión, las deducciones especiales , el tratamiento desigual de las ganancias de capital, los «blanqueos » periódicos, las prórrogas , etcétera, todo lo cual , al determinar una desigual distribución de capital , se reflejó también en una desigual distribución de la renta, que llevó a la participación de la minoría poseedora del capital a quedarse con el 60 por ciento de la renta y dejando sólo el 40 por ciento a los asalariados, a todo lo cual se agregó una política especialmente favorable a las radicaciones extranjeras que terminaron por monopolizar los sectores claves de la industria argentina , como lo hemos
demostrado en otras intervenciones y debates. Yo quiero analizar , señor presidente , muy sin-

téticamente, las distintas iniciativas en esta opor tunidad para evitar así una revisión en particular. Con respecto a la reforma de la coparticipación impositiva, el radicalismo postula y reclama una coparticipación automática de las provincias so-

3070 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION bre la base de que un porcentaje de la recaudación se distribuya en relación inver:,a al grado de desarrollo . Si bien el proyecto no satisface totalmente los postulados de nuestra plataforma, quedó establecido en el debate en Diputados que esa participación será creciente y se adoptó la aspiración y el principio de la distribución inversa al grado de desarrollo, es decir, que a menos desarrollo más coparticipación. Nosotros entendemos que, según el régimen, podrá llegarse a una coparticipación :ercana al 50 por ciento de la recaudación para las provincias. La desgravación impositiva para la compra de títulos privados: este proyecto es una repetición de la ley 19.061 del régimen militar, que a nuestro juicio es muy discutible, en cuanto importa una cesión de fondos que pertenecen al Estado que debió recaudar los impuestos a favor de sociedades anónimas privadas y que conforman un grupo muy reducidísimo por las notables exigencias de la ley para gozar de los beneficios de la misma. Durante el régimen de la ley 19.061 tan sólo cuarenta grandes sociedades anónimas que cotizan en bolsa se beneficiaron. Esto importa, además, una «capitalización forzosa» a favor de un grupo privilegiado por parte del contribuyente. Es decir que la única «inversión de capital» que va a ser desgravada en el futuro será ésta. Las sociedades pequeñas no van a tener esta suerte. Este es un proyecto que estimula la concentración de grandes capitales. Con respecto a la nominatividad de títulos privados, estamos de acuerdo para terminar con los «capitales negros» y poder gravar todas las expresiones de riqueza; pero también estimamos que el sistema se complicará burocráticamente en cuanto establece la «caja de valores», que funcionará como un registro de la propiedad accionaria y restringirá la movilidad necesaria de capital. En relación al régimen para la emisión de documentos que instrumenten créditos, resulta inexplicable. Es equivocado creer que porque no se pague el impuesto carecerán de fuerza ejecutiva. La omisión impositiva no puede relevar al obligado del cumplimiento de una obligación que haya firmado. Es decir, señor presidente, que en este análisis general y particular -sintéticamente hecho- de las distintas iniciativas, dejo fijada también nuestra opinión sobre cada uno de los capítulos que hacen a estas reformas tributarias. Nos preocupa la industria nacional. Nos inquieta la pequeña y mediana industria; la situación de la industria electromecánica argentina frente al futuro plan energético que se ha anunciado. También nos preocupa esencialmente el sector agropecuario, que no debe ser víctima de una doble incidencia; y hay un acta de compromiso -como aquí bien se ha señalado- que obliga al poder público a computar el esfuerzo vigoroso que representa la riqueza agropecuaria del país. La hora exige que el gobierno realice su obra. Hay que facilitarle para ello los recursos necesarios en un marco de justicia. Nadie pretende que esto pueda hacerse en un día, pero es una marcha indispensable.

Esto hace aconsejable el apoyo a la iniciativa a condición de que evolucione aún más erg el futuro, Con respecto a la reforma de la ley de sellos y
al establecimiento de los derechos rl'^ patente, entendemos en principio que los con' enios con las provincias evitarían la doble imposición en ese impuesto. En segundo lugar, el resurgimiento del derecho de patente es objetable por su anacionismo y también por su injusticia. En tercer lugar, en cuanto al impuerto al enriquecimiento patrimonial a título gratuito, el programa del radicalismo afirma el impuesto sucesorio en reemplazo del substitutivo a I:, transmisión gratuita de bienes.

En cuanto al impuesto al valor agregado, nosotros sostenemos que es necesario reducir las tasas que gravan los consumos. Si bien el proyecto extiende la masa de contribuyentes, la crítica más grave contra el mismo es Ira alta tasa a abonarse en cada etapa.
También el impuesto a los premios dé determinados juegos y concursos merece nuestro apoyo; pero también nos preocupa que esto pueda determinar el crecimiento de los juegos clandestinos. En cuanto al impuesto a las gananci. ts, en general se apoya en cuanto se integran Is ganancias periódicas con las de capital en un solo impuesto, eliminando un complicado régimen de desgravación que alivia a los contribuyentes por trabajo personal e incorpora las renta, accionarias a la declaración individual. Lógicamente, será necesario revisar el sistema de tasas y evitar complicaciones en la percepción del mpuesto. Con respecto a la reforma a la ley ele procedimientos para impuestos, sostenemos que esto sí debe ser analizado en forma profunda y analítica. A nuestro juicio, en varios aspectos, desprotege al contribuyente frente al fisco contrariamente a una doctrina que se habla venido asentando en los últimos años, especialmente la de creación del Tribuna] Fiscal, de otorgarle al contribuyente su debido derecho a la defensa. En el impuesto sobre capital y patrimonio, la Unión Cívica Radical sostiene que debe gravarse el patrimonio neto individual. Este impuesta cumple la formulación pro tramática. Ei, lógicamente, complementario del impuesto a las ganancias en cuanto se grava al patrimonio romo expresión de riqueza.

Es una responsabilidad de todos: de los que ejecutan en el gobierno y de nosotros, como fuerza de oposición, que debemos contribuir a esa ejecución. Esa será la adecuada respuesta al desafío de nuestros tiempos.

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3071

Lo importante es avanzar decididamente. En verdad. la arteriosclerosis ideológica es más peligrosa que la arteriosclerosis física.
Nosotros queremos que el país avance y para ello hemos de contribuir con nuestra misión opositora pero puesta, fundamentalmente, al servicio de la grandeza de la Nación. (¡Muy bien! ¡Muy bien! Aplausos.)
-Ocupa la Presidencia el señor vicepresidente 19 del Honorable Senado. doctor José Antonio Allerde.

tablece también cómo debe hacerse la evaluación, por ejemplo, de los stocks de mercaderías en existencia?
Sr. Elías . - La actualización de los stocks indudablemente requiere un tratamiento. Debe ser en la misma forma en que se evalúa la imposición a las ganancias. Volviendo al tema, decía que este impuesto tiene un carácter de emergencia, y se justifica por la brecha que se produce en la recaudación del impuesto substitutivo del gravamen a la transmisión gratuita de bienes y de su respectivo tributo de emergencia del 30 por ciento. Por esta razón se propone reducir su vigencia a dos años y así mismo disminuir la tasa proporcional del 1,3 To al 1 %. Para compensar esta rebaja, se proyecta eliminar el carácter de gasto deducible en el impuesto a las ganancias, lográndose de este modo mejorar la equidad general del sistema de imposición, toda vez que la admisión de su deducción sólo implicaría un beneficio para los contribuyentes que tengan rentas y otro mayor aún para los de mayores ingresos. Por otra parte corresponde recordar que este gravamen sobre el capital de las empresas es computable como pago a cuenta del impuesto al patrimonio neto individual, el cual tampoco es deducible como gasto en el impuesto a las ganancias.

Sr. Elías. - Pido la palabra.
Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por Salta. Sr. Elías. - Señor pree'.dente: bien se ha dicho que hubiese sido mejor estudiar estas reformas tributarias juntamente con el plan trienal y con el presupuesto de la Nación para 1974. Pero debo agregar, aun cuando comparto totalmente esa inquietud, que no hubiésemos avanzado gran cosa, porque el problema fundamental que tenemos para encarar este asunto con exacto conocimiento de las recaudaciones que se pueden obtener mediante estas reformas tributarias, es que carecemos de estadísticas y datos ciertos para hacer las evaluaciones correspondientes. Por eso es que estimo debidamente el desafío que el gobierno nacional hace para arreglar el desorden tributario en que vive nuestro país. Sin ánimo de extenderme excesivamente en mi exposición, al referirme a proyecto por proyecto voy a tratar de hace, algunas aclaraciones sobre determinadas críticas que se han formulado al conjunto de reformas tributarias. Con respecto al impuesto sobre capitales y patrimonios, se lo ha criticado diciendo que no se actualiza el valor de los patrimonios debido al decrecimiento de la inflación. Sobre el particular deseo señalar que en el artículo 12 del proyecto, a] definir lo que se entenderá por patrimonio neto, se establece la forma de actualización de los valores en cada uno de los casos, con el mismo criterio y con los mismos índices con que se deben actualizar los mínimos no imponibles Entendemos que debe remarcarse el carácter de gravamen de emergencia de este impuesto sobre capitales y patrimonios, y que su mayor justificación reside en la necesidad de cubrir la brecha de recaudación que producirá la eliminación del impuesto substii;utivo del gravamen a la transmisión gratuita dy bienes. Sr. Pugliese . - ¿Me per nite una interrupción, señor senador? Sr. Elías. - Sí , señor senador. Sr. Pugliese . - Es para salir de una duda, en virtud de la celeridad con que tratamos estos proyectos.

Con respecto al mínimo no imponible, se proyecta aumentarlo de 500.000 a 2.000.000 de pesos por contribuyente, con el objeto de no gravar a empresas relativamente pequeñas, cuyos dueños en muchos casos -cabe admitir- no tendrían oportunidad de aprovechar el carácter de pago a cuenta del impuesto al patrimonio neto individual.
Finalmente en este gravamen, además de varias correcciones de carácter técnico, se introduce un régimen por el cual se faculta al Poder Ejecutivo a aumentar el valor de los bienes suntuarios o superfluos hasta en un 100 % y a reducirlo en el caso de actividades que por su naturaleza requieran un capital intensivo en forma permanente para lograr resultados normalmente inferiores a los obtenidos en la generalidad de actividades. En este sentido se basa la incorporación de una norma por la cual en el caso de explotaciones agropecuarias, corresponderá una reducción del 50 % para el cómputo del valor inmueble rural. A este respecto, al tratarse el proyecto en particular vamos a proponer una alteración con respecto a la modificación ya propuesta para el artículo 20, por haberse deslizado un error de redacción. En lo relacionado específicamente con el impuesto al patrimonio neto individual, merece destacarse la propuesta de modificación en el cómputo del impuesto al capital como pago a cuenta, en cuanto éste se limita a la parte gravada del capital atribuible.

Usted acaba de decir que el artículo 12 establece exactamente cómo se debe hacer la actualización de los valores del patrimonio. ¿Es-

En el impuesto a las ganancias deseo hacer previamente una aclaración con respecto a un

3072 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION ejemplo mencionado aquí para la liquidación del impuesto y la determinación del porcentaje de desgravación . En e] ejemplo que se dio se trataba de una persona con un capital de dos millones y una utilidad bruta del 10 por ciento, o sea de doscientos mi] pesos. Seguramente se refiere -cabe puntualizar- a pesos ley. Si se tratara en ese ejemplo que se menciona de un empresario que trabaje en su propia empresa, su situación por la sanción de Diputados y la propuesta de esta comisión , en el impuesto a las ganancias será la siguiente . Supongamos una utilidad bruta de $ 200 . 000. Las deducciones son las siguientes: a) mínimo no imponible $ 20.400; b) adicional de empresario $ 18.000 : c) cargas de familia $ . 4.000 ; d) gastos médicon para tres personas $ 1.800, Total, $ 54.200. La renta sujeta a impuesto es de $ 145.800 ; el impuesto básico, $ 28.450 ; el adicional , $ 248. El impuesto a las ganancias total es de $ 28.698.

Reunión 55°

El impuesto al capital , para un total de $ 2.000.000, es no imponible en su totalidad, es decir, es cero. El impuesto al patrimonio, que se supone de $ 2.000.000, es por escala, de $ 4.2.50; el descuento por esposa y dos hijos, $ 300. el impuesto a pagar , $ 3.950 . E] total de impuestos a pagar es el siguiente: ganancias, $ 28 698, capital, cero; patrimonio, $ 3.950; total, $ 32.648.
Para una utilidad de $ 200.000, el porcentaje sobre la utilidad es 16,324 %. Y en el ejemplo que se nos menciona, se dilo que era 23,1 %. El porcentaje sobre el capital resulta del 1,632 %. La utilidad bruta es del 10 % y la utilidad neta ^, 8,368 %. Se señaló también la situación de los inmuebles por venta que no fuera habitual y su incorporación en el artículo 57. Esta situación está considerada en el artículo 81 d,- la ley de ganancias, que se remite al artículo '37. Con respecto a la doble imposición o a la doble incidencia de los impuestos pa!'a la actividad agropecuaria, no alcanzamos entender perfectamente la critica No sé si entendí mal la observación, pero pienso que se ba tomado la renta normal potencial como impuesto nuevo; sin embargo, debo aclarar que en este caso es una forma de liquidar el impuesto a las ganancias. Con respecto a las modificaciones que se proponen al proyecto con media sanción de la Honorable Cámara de Diputados, merecen destacarse los siguientes aspectos. Se incorpora como inciso x) del ,rtículo 20 una exención en favor de los intereses originados por créditos obtenidos en el exterior para financiar importaciones destinadas nl equipamiento de actividades neneficiada por regímenes especiales de promoción. Esta e, (,nción en los hechos implicará un menor rosto financiero para el importador del país , toda vez que en la generalidad de los casos se hace cargo del

impuesto que pueda corresponder sobre los intereses pertinentes. Con la modificación que se aconseja al inciso f) del artículo 45 se instrumenta un régimen por el cual sólo se computarán gravados los dividendos en la medida que respondan a utilidades impositivas de la entidad. Es decir, que las exenciones, desgravaciones, etcétera, de que pudiera gozar la sociedad serán mantenidas en cabeza de los accionistas en oportunidad de percibir los dividendos respectivos. De esta manera se afianzan los principios de neutralidad y subjetividad que caracterizan a este impuesto a las ganancias. A los fines de determinar los beneficios impositivos no distribuidos -y consecuentemente gravados al 29,50 %-, se incorpora la deducción del gravamen establecido en el título I de la ley de impuestos sobre capitales y patrimonio, como así mismo la de reservas no deducibles en el impuesto a las ganancias, pero cuya constitución sea dispuesta con carácter obligatorio por organismos oficiales tales como el Banco Central de la República o la Superintendencia de Seguros de la Nación. Con esta modificación se contempla una situación de justicia, toda vez que no podría exigirse a las sociedades que distribuyen dividendos con resultados que no poseen o que les está vedado disponer. Se proyecta una nueva escala progresiva para la determinación del gravamen que recae sobre las personas de existencia física y sucesiones indivisas, por la cual se adecuan los tramos y las alicuotas pertinentes elevándose la tasa marginal máxima del 45 % al 46 %. Esta tasa máxima sólo será aplicable para las ganancias gravadas que superen el limite de $ 360.000 en lugar del límite de $ 170.000 que indica el proyecto recibido de la Honorable Cámara de Diputados. De esta manera se logrará beneficiar a los sectores de bajos y medianos ingresos y se acentuará en cambio la imposición para beneficios gravados que superen los $ 2.000.000, mejorando -aunque a costa de un mayor sacrificio fiscal- la equidad general de sistema que pensamos habrá de redundar en favor de una mayor capacidad de ahorra y de inversión a la vez que en un mejor grado de cumplimiento voluntario por parte de los contribuyentes. Se propone agregar al segundo párrafo del artículo 105 una disposición por la cual se admiten las desgravaciones o exenciones que tengan origen en hechos o actos realizados hasta el 31 de diciembre de 1973, aun para los contribuyentes que cierren sus ejercicios durante el año 1974 y lo hubieran iniciado en 1973. De este modo se aceptan principios básicos de seguridad y respeto que deben brindarse a los contribuyentes.

Finalmente se substituye el artículo 109, referente a desgravaciones por construcción de

embre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3073 tributo vencido . 3) La Honorable Cámara de Diputados propone que mientras se mantenga la indivisión entre los coherederos cada uno de ellos responda solidariamente con los demás por la imposición que corresponda al total del activo indiviso. Dicha solución es correcta en cuanto se funda en el estado de inhibición, pero no lo es en cuanto pretenda que dicha solidaridad resulte ilimitada para cada deudor del impuesto, principio que por otra parte es el rector en materia de beneficios hereditarios. Por ello proponemos que dicha solidaridad tenga por límite el beneficio que corresponda a cada heredero en el activo indiviso. Es decir que cada uno responderá por el total de la deuda de impuestos que corresponde a todos los herederos sumados pero sólo hasta el límite de su herencia. Los ajustes técnicos que se han efectuado son los siguientes: los forzosamente derivados de la modificación del régimen de pagos indicados anteriormente, por lo que en consecuencia, salvo prórroga acordada, la Dirección General Impositiva sólo podrá iniciar el juicio luego de transcurridos 4 años de producido el deceso, si es que no se le ha abonado el impuesto. El plazo de un año que esta comisión propone elevar a dos años, durante el cual la deuda del impuesto sólo genera un 1 % de interés, estaba previsto, probablemente por omisión, sólo para el supuesto de transmisiones por causa de muerte, sin advertir que la situación era análoga en la declaración de ausencia con presunción de fallecimiento. Tanto era así que el plazo de espera sin intereses era común a ambos casos. Se propone que el plazo de espera con el 1 % de interés sea común a ambos casos. La sanción de la Honorable Cámara de Diputados pretendió que el beneficio obtenido por causa de muerte tuviera un margen de no imposición mayor cuando se produjera entre sucesores forzosos que exn los restantes casos en los que el mínimo no exento y no imponible específicamente previsto era de $ 10.000. Para los sucesores forzosos se propuso un importe de $ 30.000. Esta comisión comparte tanto la intención como los importes asignados, pero dicha medida se implementó defectuosamente desde el punto de vista técnico. Así como los mínimos no imponibles generales que alcanzan por igual a las herencias, anticipos, donaciones, etcétera, están en la parte de la ley que se refiere a exenciones, y están implícitamente en las escalas de progresividad de la ley, también lo estaban la exención general para el seguro en caso de muerte de $ 10.000, lo cual era correcto. En cambio el incremento de la exención del seguro a $ 30.000 para los sucesores forzosos, se introdujo en la norma de sujeción del impuesto donde se indican los hechos que originan la deuda impositiva, como tales, sin señalar en qué cuantía o en qué medida. Esa ubicación es técnicamente defectuosa, pues no se trata de una situación de no sujeción (y por ello las herencias

unidades de vivienda, ampliando la vigencia del régimen actual con modificaciones que permiten tipificar más expresamente el carácter popular de su destino. Por otra parte se introducen normas que tienden a evitar desviaciones a las que podrá conducir el sistema vigente. En general, con respecto al artículo 109, la desgravación para construcción de vivienda económica aprobada por la Subsecretaría de Estado de Vivienda de la Nación recibe el doble de beneficios en aquellos casos en que las empresas concurren con capitales propios con respecto a aquellos en que la construcción se realiza mediante la utilización ele créditos oficiales. Es importante destacar la sensible mejora que tiene la escala de imposición en el impuesto a las ganancias con respecto al impuesto a los réditos vigente, tanto en Io que se refiere al proyecto original del Podes Ejecutivo como al proyecto venido en revisión de la Cámara de Diputados. La presión tributaria que tenía la parte ascendente en los seclores de medianos y pequeños recursos en forma acelerada tiene ahora un desarrollo en su expresión gráfica que conforma ampliamente los principios que deben regir toda imposición tributaria justa. Con respecto a la ley de enriquecimiento gratuito, la comisión ha compartido en términos generales el proyecto sancirnado por la Honorable Cámara de Diputado:.. No obstante ha considerado necesario introducirle ciertas reformas, que no alteran la estr,,etura del proyecto, con el fin de brindarle m:,yor equidad y de corregir algún defecto técnico. Los ajustes por razones de equidad son fundamentalmente los siguiente:: 1) La sanción de la Honorable Cámara de Diputados prevé la deducción de los gastos por sepelio hasta un máximo, que esta cc misión camparte, pero que variaría según la condición económica y social del causante. Esta comisión ^:ree que la posibilidad de un trato discriminatorio, en función no ya de la realidad sino de una diferencia de status como el indicado, no resulta justificable y por ello propone su supre:uón. 2) En los casos de muerte o de ausencia declarada, la Honorable Cámara de Diputados propicia un régimen de pago del impuesto que consiste en una espera de dieciocho meses si¡, interés, luego un año con un 1 % de interés mensual y recién la posibilidad de exigencia compulsiva del impuesto, salvo la obtención de ura prórroga de las disponibles con carácter general para los restantes impuestos. Esta comisión ha considerado conveniente mejorar las facilidades de pago del impuesto para que en lo posible no venga a perjudicar la actividad de las pequeñas en presas el fallecimiento de un dueño. Por tal causa propone mejorar el sistema indicado or.orgando dos años sin intereses y luego otros dos años más, con el interés del 1 %, para recién luego de esos cuatro años asimilar la situación a la de otro

3074

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 55°

y otros casos figuran sin indicación d'? monto alguno) sino de exención, y eventualmente de mínimos no imponibles. Por tal causa se excluye la elevación a $ 30.000, mencionada de la norma que indica la sujeción del impuesto y se la incluye en el artículo del proyecto d, ley que prevé la exención general de $ 10.000 para los restantes seguros, así como también en las disposiciones de la ley que regulan la aplicación de la escala progresiva. Además se introducen otras pequeñas para compatibilizar, en materia de remisiones, el ajuste explicado. En cuanto al impuesto a los premios, la comisión ha compartido, en términos generales, el proyecto sancionado por la Honorable Cámara de Diputados; no obstante ha considerado necesario introducirle ciertas reformas, que no alteran la estructura del impuesto, a fin de brindarle mayor equidad y de corregir también aquí algunos defectos de carácter técnico. En la sanción que tenemos a consideración se estimó que cuando los premios no exn-edieran los $ 10.000 y se tratare de rifas o concursos organizados por entidades de beneficencia o para allegar fondos destinados a viaje, de finalización de cursos, no debía computarse el impuesto en adición al premio si éste no era descontado al pagarlo. Dada la naturaleza de las situaciones analizadas, que se explican por sí solas, se ha considerado conveniente ampliar substancialmente dicho importe máximo llevándolo a $ 50.000. Así mismo, la sanción de la Honorable Cámara de Diputados previó una exención del impuesto para los premios cuyo importe no excediera de $ 3.000, considerando esta ,omisión que en la actualidad dicha cifra resulta, exigua y proponiendo su incremento a $ 5.000. A este respecto considero oportuno destacar que en los casos en que las provincias han legalizado juegos clandestinos, éstos han estado siempre sujetos a la imposición de las ganancias eventuales. No obstante ello, se ha logrado erradicar definitivamente esos juegos clandestinos, por lo que consideramos necesario mantener ahora las disposiciones que se están observando para este tipo de juegos y no creemos que van a originar ningún problema. La última corrección es de índole puramente técnica y destinada a evitar problemas de interpretación. Por ello se substituye en el párrafo final del artículo 69 la palabra «producido» por «perfeccionado», dado que las derechos, que es a lo que se refiere el verbo, sólo sor' susceptibles de perfeccionarse pero no de producirse, calificativo propio de los hechos.

damentación aceptable, al olvidar la realidad del equilibrio de las finanzas y de las técnicas recaudatorias. En 1974, por impuesto a las ventas, la Nación y las provincias percibirán fondos que parcialmente correspondan a dicho ejercicio (en 1975 vencerán los anticipos y el saldo final de ventas 1974) y el saldo correspondiente a ejercicios anteriores por arrastre, incluidos anticipos finales y saldo de ventas 1973. Algo parecido ocurrirá en cada jurisdicción local con relación a su impuesto a las actividades lucrativas. La aparición del impuesto al valor agregado en 1975 no cambiará este aspecto recaudatorio, o sea que en dicho año sólo se recaudará una parte del impuesto del mismo (los anticipos y vencimientos finales recién ingresarán en 1976), pero se recaudarán los últimos anticipos y vencimiento de ventas 1974 y arrastres de ejercicios anteriores, y las jurisdicciones locales recaudarán arrastres de 1974 y años anteriores de actividades lucrativas. Esta situación no varía por que se aplique el impuesto al valor agregado o continúen los que pretenden reemplazarlo. De modo que la garantía de equilibrio financiero sólo puede pretender una igualación en base a situaciones iguales, y es absolutamente imposible que la recaudación de valor agregado de 1975 (substancialmente inferior en principio a la que corresponda a dicho impuesto por el año 1975) por sí sola pueda cubrir lo recaudado en impuesto a las ventas y a las actividades lucrativas en 1974, con más el incremento que pudiera producirse en los precios. Lo que se pretende, es que la recaudación por valor agregado en 1975, con más lo que se recaude en 1975 por impuesto a las ventas de 1974, y arrastres de ejercicios anteriores y con más lo que se recaude en 1975 por impuesto de lucrativas de 1974 y años anteriores, no sea inferior para las jurisdicciones locales a lo que se recaudó en 1974 en concepto de ventas y lucrativas, incrementado con el aumento de precios que pudiera producirse, lo que equivale al efecto de que se hubieren mantenido, sin aumentar sus alicuotas, y no se derogaran por la aparición de valor agregado. Por tal causa, esta comisión propone modificar en este punto la sanción de la Honorable Cámara de Diputados, propiciando en su reemplazo la que propuso oportunamente en su dictamen la Comisión de Presupuesto y Hacienda de dicha Honorable Cámara, que era correcta. El principio puro del impuesto al valor agregado es que cuando establecemos el gravamen del 13 %, el valor integro del bien está alcanzado con prescindencia del tratamiento de los integrantes del producto; esto, atento a que al establecerse una exención se la hace para el producto terminado o final, el que al incorporarse como materia de otro, pierde la calidad que la justificara.

A la ley de coparticipación la comisión le ha introducido una sola modificación. Tal es el espíritu equitativo, propuesto en la Cámara de Diputados que fue modificado en el recinto, simplificando su texto pero coca un resultado totalmente distinto y que carece de fun-

Diciembre 21 de 1972 1,

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3075

Por ejemplo: se exime la harina por ser producto de consumo popular, pero no las masas, las que no revisten tal carácter y por ello no justifican su desgravación o reducción de la tasa del 13 %, y el pan que también se elabora con harina, está igualmente exento. Se dijo que el impuesto al valor agregado no es simple. Sin embargo, su forma de liquidación es similar a la del actual impuesto a las ventas, No sólo reemplaza al impuesto a las ventas, sino también al impuesto a las actividades lucrativas. Por lo tanto se evitan aquí los enormes problemas que han devenido de la aplicación del convenio multilateral, por el cual, como se ha dicho en el informe general del señor senador Romero, con unu misma operación se debe responder ante distintos fiscos que tienen distintas legislaciones (pr,r ejemplo, ventas en Capital Federal, en Salta o en Corrientes), corriéndose el riesgo muy probable de ingresar a más a un fisco con el dificil recupero del ;mpuesto. Respecto al impuesto al valor agregado, también fue objetado en cuanto puede significar mayores costos de administración. Debemos destacar que la administración de este impuesto va a substituir a dos administraciones que se realizan ahora: la que corresponde al impuesto a las ventas y a las actividades lucrativas. Entendemos, además, que va a dar mucho mejor resultado y que simplificará a los contribuyentes su régimen d, liquidación. En cuanto a la tasa del 13 %, en forma muy breve debo decir que la tasa real que debió establecerse para este impuesto para substituir a los referentes a las venlas y actividades lucrativas de la actualidad y que lleguen al 19 %, tendría que haber sido del 14.5 %, en tanto que ahora se propone una del 13 %. con lo cual la presión tributaria va a disminuir también en este rubro. En general, con esta r"forma tributaria la presión es mucho menor para todas las personas físicas o jurídicas de pequeños y medianos recursos y se va a incrementar, como es lógico, para aquellas de grandes recursos, con lo cual se va a lograr la progresividad del impuesto. Finalmente, con este régimen tributario podremos saber cuál es el patrimonio real que tienen los ciudadanos arg, ntinos y poder determinar después con más al'ierto y seguridad las variaciones que el sistema rueda requerir. Sr. Presidente (Allende).-Se votarán por su orden los distintos proyectos de la reforma tributaria que se han informado en conjunto. I Impuesto a las ganancias

tamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda sobre impuesto a las ganancias.
- Se vota y resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Allende).-En consideración en particular. Sr. León. -Pido la palabra. Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por Chaco. Sr. León . - En nombre del bloque de la Unión Cívica Radical voy a decir que no vamos a participar en la discusión en particular, por cuanto con las argumentaciones que hemos expuesto en el trata miento en general consideramos suficientemente debatido el tema. Igual temperamento adoptaremos con el resto de los dictámenes que se van a votar. Sr. Culasso Mattei . - Pido la palabra.

Sr. Presidente (Allende). - Tiene la palabra el señor senador por Santa Fe.
Sr. Culasso Mattei. - Pensaba hacer consideraciones en particular sobre los proyectos que se están tratando. Pero en mérito a la brevedad voy a solicitar, si es que esto es reglamentario, que se inserte en el Diario de Sesiones lo que iba a expresar para fijar mi posición en relación a cada uno de los asuntos.
-Asentimiento (1).

Sr. Presidente (Allende). -Si no se hace más uso de la palabra, se va a votar en particular.
-Se vota y resulta afirmativa.

Sr. Presidente (Allende). - Queda aprobado
el proyecto de ley. Se comunicará a la Honorable Cámara de Diputados.

Impuesto al valor agregado

Sr. Presidente (Allende). - Si no se hace uso de la palabra, se va a votar en general el dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda sobre el impuesto al valor agregado.
-Se vota y resulta afirmativa. -En particular, sin observación, es igualmente aprobado.

Sr. Presidente (Allende). - Queda aprobado el proyecto de ley. Se comunicará a la Honorable Cámara de Diputados.

Sr. Presidente (Allende). - Si no se hace uso de la palabra se va a votar en general el dic-

Vuelta a la Cámara de Diputados

CONGRESO CÁMARA DE SENADORES

NACIONAL

2939

5521 REUNION - Continuación de la 64 SESION EXTRAORDINARIA - DICIEMBRE 21 DE 1973 Presidencia del doctor JOSE ANTONIO ALLENDE, vicepresidente 19 del Honorable Senado; del doctor AMERIC O ALBERTO GARCIA, vicepresidente 29 del Honorable Senado, y del doctor ALBERTO M. EONROUGE, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Administrativos y Municipales
Secretarios señor ALDO 11 N. CANTONI y escribana públrea IRMA S DE CESARETTI F'roserretanns. señores RAFAEL ARANCIBIA LABORDA Y DELFOR W CARESSI

SENADORES PRESENT'9S:

ALLENDE, José Antonio AVALOS, Pedro Isaac BARBORA de NASIF, Yamill BARONI. Danilo Luis BELENGUER. Emilio BRAVO, Leopoldo BRIZUELA, Guillermo Ramón BRIZUELA, Hugo Genaro CAMPORA, Pedro L. CANTONI, Apolo CARO , J. Armando CERRO, Francisco Eduardo CORNEJO LINARES, Juan Carlos CULASSO MATTEI, Luis CRAILE, Juan Carlos D'AGOSTINO, Lucio Roque DE LA ROA, Fernando DIAZ BIALET, Alejandro ESPERANZA, Joaquín Horacio EVANS, Carlos H. FONROUGE. Alberto M. FRANCO, Carlos A. FROIS , Domingo Andrés FRUGOLI, Amadeo Ricardo GARCIA, Américo Alberto GARCÍA, Justino GRUBISICH , Pablo Eliseo HERRERA , Dermidio Fernando L. HERRERA, José Jorge JAUREGUI, Rafael Zenón LEÓN, Luis A. LORENZO, Ramón LOSADA, Mario LUDER, Italo A. LUNA, Pedro Antonio MANCINI, Omar A.

MARTIARENA, José H. MARTINEZ, Julio César MAYA, Héctor Domingo MINICHELLI de COSTANZO. Martha S. MOREIRA, Miguel Orlando MORENO, Ramón Enrique MURGUIA, Edgardo P. V. NAPOLI, Antonio Oscar PAZ, Eduardo Alberto PENNISI, Afrio PERETTE, Carlos H. PERONI, Carmelo POSE, Jorge Juan PUGLIESE, Juan Carlos RODRIGUEZ, Ginés Froilán SAADI, Vicente Leónides SALAS CORREA, Luis 1. SALMOIRAGHI, José César SAPAG, Elías VAI, Buenaventura Justo VALLE de GONZALEZ, Len¡ Rosa VIVAS, Angel Juan Gregorio ZARRIELLO, Raúl Jorge
AUSENTES, CON LICENCIA:

ANGELOZ , Eduardo César BENI , Juan Carlos E.
AUSENTES, CON AVISO:

BLANCO, Rodolfo E. BRITOS , Oraldo Norvel CACERES , Rubén Osvaldo CARNEVALE, Luis ELLAS , Florencio LORENZO, Jorge Luis ROMERO , Humberto Antonio SOLARI YRIGOYEN , Hipólite

2940
SUMARIO

CAMARA DE' SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

-En Buenos Aires, a los veintiún días del mes de diciembre de 1973, a la hora 12 y 48, dice el

1.-Asuntos entrados:
1.-Comunicaciones de la Honorable Cámara de Diputados . (Página 2940.) 11.-Comunicación oficial . (Página 2951 ) ID.-Dictámenes de comisión . (Página -'-951.) VV.-Proyecto de ley del señor senador Oíaz Bialel sobre desgravación impositiva 4e las entradas de cine para menores de l4 nos. (Página 2952.) 2.-Continuación de la consideración del dictamen de la Comisión de Legislación General sobr,- reformas al Código Penal. Se aprueba con mod.ficaciones. (Página 2953.1 3.-Consideración del dictamen de la Comisión de Legislación General sobre iurisdieción y competencia de tribunales nacionales Se aprueba (P.. gina 2953.) 4.-A moción del señor senador Martiaren., se resuelve pasar a cuarto intermedio. ePagina 964.) 5.-Consideración de los dictámenes de 1., Comisión de Pre supuccto y Hacienda sobre relrTma tributaria. 1.-impuesto a las ganancias. Se aprueba. (Página 2964.) II. -Impuesto al valor agregada. 1le aprueba. (Página 2983.)
111.- Impuesto a los premies de juey-,s y sorteas.

Sr. Presidente (Allende). - Continúa la sesión. Por Secretaria se va a dar cuenta de los asuntos entrados.

Sr. Secretario (Cantoni). - (Leyendo):

1
ASUNTOS ENTRADOS 1 Comunicaciones de la Honorable Cámara de Diputados 1 Piórraga de la vigencia del impuesto creado por decreto lea 18.231 !43 (a las apuestos hípicas), PTOyeato de ley en revisión Buenos Aires, 19 de diciembre ae 1973. Seño,'a Presidenta del Honorable Senado: Tengo el honor da dirigirme a la señora presidenta, comunicándole que esta Honorable Cá:nara ha sancionado en se !tia de la [ccbn el siguiente urna -cero de ley que paso en oevisien al Honorable Senado: El Senado y Cdrner u de Diputados, etc.
Articulo i-ProrrS;;irse por el término de un año parte de su <coe ni;euto. o hasta lo candor' deftnitiva de la ley que se dicte como consecuencia de una nueve cree L;'ueturac:én de la entidades hípicas, previ_í;; ac ci , rc:rulo `. ', el impuesto creado por el dect eta ley 192.1 41 raid(cedo por tY 12922, y sus ad. c s r •.a e.. c.ad po Ic.y 13.295 y decreto ley 4 t;- 5e, ratifir, di: p„r ley 14.462 que fuera prorrogad por la ley 141(3 modcücadus pan decreto ley 0j1,12 U3 y raed. 11, 1s Y Prorrogados pm decreto ley 6.77865- ra tincas.us por la ley 16478.

Se aprueba. (Página 2989.) IV.-Impuesto sobre capitales y patrimonios Se aprueba. (Página 2991.) V.-Impuesto al enriquecimiento ottrimor.ial a titulo gratuito . Se aprueba. (I agina 3000.) VI.-Régimen de desgravación impositiva pata compra de titulas valores privados- Se aprueba. (Página 3009.) VIL-Régimen de coparticipación R ierai de impuestos nacionales . Se ape eba. (Págcna 3016.) VIII.-Normas complementarias de 1 reforma tributaria. Se aprueba (Página 10171 IX.-Emisión de documentos que instrumenten créditos . Se aprueba. (Pápir 3018.) X.-Reformas a la ley 11683, ubre pro.ed: mientos en materia imposit- a- Se aprueba. (Página 3019.) 6.-Apéndice: 1.-Sanciones del Honorable na 3077.) t lanado. (Pági

S°- llar e el dueto ley ratificado not rey 16 418. v declarase resol aodldc el convenio ci ol adc cutre lt _ rct_u ta de Estarlo de Hacie. -'a y ta P.- r c ^n Civil Jockey Club de la Capital Fcdcrn', que íuara aprobado, pm dicho reciclo ley, detnnnmanduse que la adnlinietraeidn y explotzción de los hipódromos de Polermo y San Isidro e.,tara a cargo ?:c Lotería de Beneflccn cia Nacional y Casinos.
?rt. Confióacune las deudas, roerrgos, intereintereses de prdrro.a, intereses puuítorios y cualq,ier otra sangro fiscal y honorario=. relactonzdos eón la=_ deudas a q-ia se refie.e el presente articulo, e;-: lar al S c . novten re d_ 1973, que nantenoan t'r:d ras de P'q. hdromes, reieri1, s o t ^Ta.de, r, 4.r. csuuv ra:r _ a la a ididao tu f cica- encabotreose o no r `.e.td's el c lineen l 1 e.:abl'ctdo Para 1 ln,ptt i seo-mal Actividad Elipira_ proci, veo = 1 - r,-° y dac;etos leyes i druaces cn

3079.)

el ic o]p1°, :r prc u: u -,u diesen sido pa_ad-as o cor,si oittliiís en papo. A t ?'- Cs rece de L br:ne tici-s que ohuga el artículo de 1 laye=ante ley a A;uci::clon Civil Joeltc-y Club de la Capital Eecerai Art. 5 - Dentro de los ciento ochenta (18;b días contados a Partir de le promuigacidn de la presente

2964
4

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 559

CUARTO INTERMEDIO

Sr. Martiarena . - Pido la palabra,
Sr. Presidente (Allende).-Tiene la palabra el señor senador por Jujuy.

Inciso u), primer párrafo: eliminar la siguiente expresión: —.fiscales de la Nación y provincias» y reemplazarla por la expresión . , y tribunales fiscales de la Nación y las provincias,. Inciso p), segundo párrafo: eliminar coma después de la palabra .,judiciales.. Incorporar como inciso x) lo siguiente: x) Los intereses originados por créditos obteni. dos en e] ext=rior para financiar importaciones destinadas al equipamiento de actividades beneficiadas por regímenes especiales de promoción. Artículo 30: inciso a): reemplazar la expresión ... un bien ganancial adquirido..., por . ... bienes adquiridos...,. Artículo 45: inciso f): reemplazar por el siguiente: f) Los dividendos le acciones en efectivo o en especie -incluido acciones liberadas -de sociedades constituidas en el país, en la' medida que respondan a utilidades impositivas de la entidad. Cuando se trate de dividendos percibidos en acciones liberadas cotizables en bolsa el monto a computar como ganancia gravada será el que resulte de aplicar sobre el valor por el cual se opte, según lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 66, la proporción gravada del dividendo que informe la sociedad emiso. ra, en la forma que establezca la reglamentación. La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada, dará derecho al cómputo como pago a cuenta de la obligación fiscal del ejercicio, de un importe igual al aumento de esta obli. gación producido por la inclusión del monto computable de los dividendos, hasta el límite del quince con cincuenta centésimos por cien. to (15,50 %) sobre el ponto de los mismos, que se elevará al veintidós por ciento (22 %) cuando se trate de los sujetos comprendidos en el inciso a) del artículo 6... En el caso de socios comanditados y socios de sociedades de personas, ^l eglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta que pudiera corresponder. Artículo 59: eliminar la expresión . ..cotizables en bolsa... ,. Agregar coma después de .títulos públicos. y reemplazar la expresión ..el articulo 83. por la expresión ....los artículos 82 u 83, según corresponda.. Artículo 61: segundo párrafo: eliminar la expresión ...a condición de que el importe total..., y reemplazar por la expresión .... en la medida en que el importe...,. Artículo 64: modificar en la forma que se indica a continuación: Segundo párrafo, inciso a): eliminar el punto y coma y agregar a continuación la siguiente expresión: . ..y el gravamen establecido en el titulo 1 de la ley de impuesto sobre capitales y patrimonios;,. Segundo párrafo: incorporar como inciso d) el siguiente: d) Otras reservas no deducibles, cuya constitución sea dispuesta con carácter obligatorio por organismos oficiales. Ultimo párrafo: reemplazar por el siguiente:

Sr. Martiarena . - Propongo el siguiente plan de trabajo, señor presidente: que pasemos a cuarto intermedio para realizar a continuación sesión secreta a los efectos de considerar acuerdos, y que luego prosigamos en sesión pública para tratar todos los despachos que haya producido hasta ese momento la Comisión de Presupuesto y Hacienda en las leyes sobre materia impositiva.
-Apoyado. Sr. Presidente (Allende). -Estando suficientemente apoyada, se va votar la moción formulada por el señor senador por Jujuy. -Se vota y resulta afirmativa. Sr. Presidente (Allende). - Invito a los señores senadores a pasar a cuarto intermedio. -Así se hace, a la hora 14 y 10, -Ocupa la Presidencia el señor presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Administrativos y Municipales del Honora. ble Senado, senador doctor Alberto M. Fonrouge.
-A la hora 18 y 25, dice el

Sr. Presidente (Fonrouge). - Continúa la sesión.
5 REFORMA TRIBUTARIA

Sr. Presidente (Fonrouge). - Corresponde considerar los dictámenes de la Comisión de Presupuesto y Hacienda sobre reforma tributaria. Por Secretaría se les dará lectura Sr. Prosecretario (Arancibia Laborda).(Leyendo):
I Impuesto a las ganancias Dictamen de comisión Honorable Senado:
Vuestra Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el proyecto de ley, venido en revisión de la Honorable Cámara de Diputados, sobre impuesto a las ganancias ; y, por las razones que dará el miembro informante, os aconseja su aprobación con las siguientes modificaciones: Artículo 20: reemplazar el primer párrafo por el siguiente: Articulo 20.-Están exentos del gravamen: Artículo 20: modificar an la forma que se indica a continuación:

Inciso f ), primer párrafo : agregar luego de la palabra .asociaciones . la palabra .fundaciones..

A los fines indicados precedentemente y a los previstos en el inciso c) del segundo párrafo y en

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
el primer párrafo del Inciso f) del artículo 45, los dividendos se considerarán integrados, en primer término, con benefirlos impositivos, Articulo 65: modificar en la forma que se indica a continuación: Segundo párrafo: reemplazar por el siguiente: La entidad emisora pagadora deberá retener e ingresar dentro de f s plazos que fije el Poder Ejecutivo, el veintinuev ••.o1( cincuenta por ciento (29,50 %) del saldo imp go de los dividendos gravados puestos a disposicü'n. Incorporar como último párrafo: La entidad emisora deberá comunicar a los accionistas y a la Dirección General Impositiva la parte de los dividendos qua respondan a beneficios impositivos, en la forma, plazo y condiciones que la misma disponga. Artículo 82: reemplazar por el siguiente: Articulo 82. -El resulta ¡o bruto obtenido en la venta de bienes -excepto inmuebles y bienes amortizables- se determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición y el monto de las mejoras efectuadas. En el caso de realización de acciones liberadas cotizables en Bolsa, el costo computable será igual al valor por el que ,e optó de acuerdo con lo dispuesto en el segundo párrafo del artículo 66. Cuando se trate de venta de acciones no cotizables en Bolsa o de participantes en sociedades o empresas. el costo computable se determinará con arreglo a la proporción que representen sobre el capital, incluido reservas, -orrespondiente al último ejercicio cerrado a ti fecha de enajenación. A esos fines el capital mencionado se establecerá de conformidad con las normas del título 1 de la ley del impuesto sobre capitales y patrimonios, sin excluir del activo los bienes exentos y los no computables. Articulo 95: modifícase el artículo en la forma que se indica a continuación: Inci::n k): eliminar la palabra .anónimas.. Artículo 97: modificase la ,,cala en la forma que se indica a continuación:
Ganancias netas imponibles anuales PAGARAN

Artículo 98, tercer párrafo: reemplázase la expresión .Cuando se trate de dividendos pagados..,. por la siguiente expresión: Cuando se trate de dividendos gravados pagados...•. Artículo 104: reemplazar el segundo párrafo por el siguiente: Los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados a partir del lv de enero de 1974 inclusive, estarán alcanzados por el régimen de la presente ley. Artículo 105: agregar al segundo párrafo lo siguiente: En igual sentido, no se verán afectados los derechos a desgravaciones o a exenciones que tengan origen en hechos o actos realizados hasta el 31 de diciembre de 1973, en tanto, en su caso, los mismos mantengan su efecto hasta el cierre del ejercicio anual iniciado en dicho año. Artículo 109: reemplazar por el siguiente: Artículo 109. - Los contribuyentes que edifiquen unidades de vivienda con destino a vivienda propia, renta o venta, podrán deducir de sus ganancias gravadas la parte de las sumas efectivamente invertidas en su construcción. Cada vivienda deberá encuadrarse desde el punto de vista técnico, superficie y precio de venta en alguna de las categorías 1 y 11 establecidas en los planes oficiales de vivienda El Poder Ejecutivo podrá deducir los porcentajes establecidos a continuación, a cuyo efecto tomará en consideración cualesquiera otras características que contribuyan a definir el interés social de la construcción. Las deducciones admitidas alcanzan hasta el ochenta por ciento (80 %) para las viviendas que encuadren en la categoría I. y hasta el cincuenta por ciento (50 %) para las viviendas que encuadren en la categoría II, salvo las mencionadas en el párrafo quinto de este artículo. Para acogerse a esta franquicia los contribuyentes deberán obtener de la Secretaría de Vivienda y Urbanismo una certificación donde conste la categoría en que encuadra la vivienda y la aprobación del plazo de ejecución de las obras. Los contribuyentes titulares que edifiquen de acuerdo a planes aprobados por organismos oficiales con financiación acordada por entidades oficiales o privadas se regirán por las normas específicas fijadas por dichos planes. En este caso las deducciones admitidas alcanzarán hasta el cuarenta por ciento (40 %) para las viviendas que encuadren en la categoría 1, y hasta el veinticinco por cient (25%) para las viviendas que encuadren en la categoría 11. En ambos supuestos, el valor de la tierra afectada a dichas construcciones no podrá ser superior al precio de compra según escritura pública, actualizado de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 57 de esta ley, o el de tasación especial realizada al efecto por el Banco Hipotecario Nacional, el que sea menor. Las disposiciones del presente articulo serán aplicables a las inversiones efectuadas desde el lv de enero de 1974, y siempre que las obras se inicien hasta el 31 de mayo de 1975, inclusive. El Poder Ejecutivo determinará la forma, oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la franquicia.

más Sobre el De más de a $ $ el excedente de $

0 6.000 - 7 0 6.000 12.000 4;'0 8 6.000 12.000 20.000 91(0 10 12.000 20.000 30.000 1.7(0 12 20.000 30.000 40.000 2.91V0 14 30.000 40.000 55000 4,310 16 40.000 55.000 70.000 6.71(0 19 55.000 70.000 90,000 9.550 22 70000 90.000 120.000 13.950 25 90.000 120.000 145.000 21.4150 28 120.000 145.000 175.000 28.4.-,0 31 145.000 175.000 210.000 37.750 34 175.000 210.000 250.000 49.651) 37 210.000 250.000 300.000 64.4.0 40 250.000 300.000 360.000 84.47,0 43 300.000 360.000 - 110.250 46 360.000

CAMARA DF SENADORES DE LA NACION Reunión 554
De acuerdo con lo dispuesto por el articula 91 del reglamento del Honorable Senado, este dictamen pasa directamente al orden del día. Sala de la comisión, 21 de diciembre de 19"3. Humberto Antonio Romero. - F lorencio Elías - Luis A León. - Joe' ton Horacio Esperanza. ANTECEDENTE Sanción de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación l6 de diciembre de 19731 El Senado y Cámara de Diputados, etc. Impuesto a las ganancias TITULO I Disposiciones generales Sujeto y objeto del impuesto Artículo 1°-Todas las ganancias derivados de fuente argentina, obtenidas por personas de ,-xistencia visible o ideal, cualquiera sea su nacionalid.id. domicilio o residencia, quedan sujetas al graiamen de emergencia que establece esta ley. Además de las personas indicadas en c1 párrafo anterior son contribuyentes Las sucesiones indivisas, mientras no exista declaratoria de hereder; o no se haya declarada valide el testamento que cumpla la misma finalidad. Art 29-A los efectos de esta ley son ganancias, sin perjuicio de lo dispuesto especialmeni,- en cada categoría y aun cuando no se indiquen en ellas. los rendimientos, rentas o enriquecimientos derivados de la realización a titulo oneroso de cualquier acto o actividad habitual o no. Asi mismo, se consideran ganancias gravadas las provenientes de juegos de azar, de apuestas, concursos o competencias deportivas, artísticas, r de cualquier otra naturaleza, cuando no estén ilcanzadas por la ley del impuesto a los premios de determinados juegos y concursos. A los fines indicados en esta ley se enfi nderá por enajenación la venta, permuta, cambio, ex:iropiación, aporte a sociedades y en general, todo acta de disposición por el que se transmita el dominio a título oneroso. Art. 3° - Tratándose de inmuebles, se con .idera configurada la enajenación de los mismos cucado inediare boleto de compraventa u otro comproni so similar, siempre que se diere la posesión, o en -:u defecto en el momento en que este acto tenga lugar, aun cuando no se hubiere celebrado la escritura traslativa de dominio, Art 4-- A todos los efectos de esta ley. en el caso de bienes recibidos por herencia, legado „ donación se considerará, salvo disposiciones expres. ts en contrario, como valor de adquisición, el fijado para el pago de los impuestos que graven la tran:misión gratuita de bienes y como fecha de la miau , i la de io. greso al patrimonio del contribuyente Si no se hubiera fijado dicho valor, se considerará el atribuible al bien en la fecha indicada, en la forma que establezca la reglamentacónFuente Art. 59 - En general. y sin perjuicio (fi- las dispoganancias de fuente argentina aquellas que provienen de bienes situados, colocados o utilizados económicamente en la República, de la realización en el territorio de la Nación de cualquier acto o actividad susceptible de producir beneficios, o de hechos ocurridos dentro del limite de la misma, sin tener en cuenta nacionalidad, domicilio o residencia del titular o de las partes que intervengan en las operaciones, ni el lugar de celebración de los contratos. También están sujetos al gravamen las ganancias provenientes de actividades realizadas ocasionalmente en el extranjero par personas residentes en el país, las que podrán con.pute1 coma pago a cuenta del impuesto de e 12 ley las 'urnas etecti vamente pagadas por grsvám^nes análu^i,= en el ugor de realización de, tal:, activid:,Oes a eondir, ó-i de mci proci dad. Art 8°-Las ganancias provenientes de créditos garantizados con derechos r.ear serán eonside,-a das de ^? fuente argentina o extranjera, segun s_a el lugar de ub,cseión de los bienes afectad-s, salvo lo dispuesto en el articulo siguiente. Art 7° - Los intereses de. debentures se consideran íntegramente de fuente -r-,entina cuando la entidad emisora esté constituida o^radianda en L Ftogubbcn, con prescindencia del lugar en que estén ubicados los bienes que garanticen el préstamo, o el país en que se ha efectuado la emisión. Art 8° - La determinación de las ganancias que derivan de la exportación e importación de bienes se regirá por las siguientes principios: a) Las ganancias provenientes de la exportación de bienes producidos, manularturados, tratados o comprados en el pais son totalmente de fuente argentina La ganancia neta se establecerá deduciendo del precio de venta el costo de tales bienes, los gastos de transporte y seguro hasta el lugar de destino, la comisión y gastos de venta y los gastos incurridos en la República, en cuanto sean necesarios para obtener la ganancia gravada. Cuando no se fije el precio o el pactado sea inferior al precio de venta mayorista vigente en el lugar de destino, se considerará, salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el exportador del país y el importador del exterior, correspondiendo tomar dicho precio mayorista en el lugar de destino, a los efectos de determinar el valor de los productos exportados. Se entiende también por exportación la remisión al exterior de bienes producidos. manufacturados. tratados o comprados en el país, realizada por medio de filiales, sucursales, representantes, agentes de compras u otros intermediarios de personas o entidades del extranjero; b) Las ganancias que obtienen los exportadores del extranjero por la simple introducción de sus productos en la República son de fuente extranjera. Sin embargo, cuando el precio de venta al comprador del país sea superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen más -en su caso- los gastos de transporte y seguro hasta la República, se considerará salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre e! importador del país y el exportador del exterior, constituyendo la diferencia ganancia neta de fuente argentina para este último.

siciones

especiales de los artículos sig!dentes, son

Diciembre 21 de 1973

CÁMARA DE SENADORES DE LA NACION

2967

En los casos en que, de acuerdo con las disposiciones anteriores, corresponda aplicar el precio mayorista vigente en el lugar de origen o destino. según el caso, y éste no fuera de público y notorio conocimiento o que existan dudas sobre si corresponden a igual o análoga mercadería que la Importada o exportada, u otra razón que dificulte lo comparación. se tornará corno base para el cálcul, de las utilidades de fuente argentina los coeficien!' de resultados obtenidos por empresas independieo'es que se dedican a idéntica o similar actividad. A falta de idéntica o similar actividad se faculta a ta dirección a aplicar el porciento neta, que est1blez" i la misma, a base de ramos que presenten ciertas an ilogis s con el que se considera Art. 9°-Se presume, sin admi Ir prueba en contrario.que las compaf]ías no con,! tui:1as en el pais, que se ocupan en el negocio de i°ansporte entre la República y paises extranjeros, obenen por esa actividad ganancias netas de fuente ar ;entina, iguales al diez por ciento 110 `!1 del importe bruto de los fletes por pasajes y cargas correspondientes a esos transportes. Los agentes o representantes cn la República de tales compañias serán solidan ameci responsables con ella del pago del impuesto y estar:-,i obligados a preaenrar declaraciones iuradas u o'trse informaciones en la forma y plazo que establezca la dirección La presunción establecida en el primor párrafo de este artículo no se aplicará cuando se rate de empresas constituidas en paises con los cual ;, y en virtud de convenios o tratados internacionale, se hubiese establecido o se establezca la exenciól, impositiva. Las ganancias provenientes del transp, -' te. obtenidas por compañías constituidas o radicadas en el país, se consideran integramente de fuente ar-entina, con prescindencia de los puertos entre los que se realice el tráfico. y se determinarán en la forma cine establece esta ley. Art. 10. - Se presume que las a}f'ncias de noticias internacionales que mediante un: retribución las proporcionan a personas o entidades residentes en el país obtienen por esa activida'" ganancias netas de fuente argentina iguales al diez oor ciento (10'%) de la retribución bruta, tengan o no agencia o sucursal en la República Facúltase al Poder Ejecutivo a fijar porcentajes inferiores al establecido en el párrat 1 anterior cuando presumiblemente la aplicación del diez por ciento 13 '; ) sobre la retribución bruta ^é lugar a resultados no acordes con la realidad. Esta disposición será aplicable si, npre que dentro de los ciento ochenta (180) dios de cierre del ejercicio les contribuyentes aporten 1 elementos que justifiquen. a juicio de la direccióc la menor utilidad obtenida En caso contra lo. ci'rará automáticamente a regir la presunción del diez por ciento t1o's ) ccatenida en el primer pá:-afo de este articulo. Art. 11.- Son de fuente yen na los ingresos preaenieutes de operaciones de s... :.aros o reaseguros que cubran rieagos en la Repíri lea o que se refieran a per=no:s que al tiempo la eelebración del contrate I:uoiesen residido en cl raíl En el caso óc cesiones a compañi s riel extranjero r =nsegu o, y: o ret c cienes- -.c resume, sin admitir prueba en contrario, que el diez por ciento (10 `t.) del importe de Iris pi ¡ni is •edidas, neto de anulaciones, constituye gerencia mla de fuente argentina.

Art. 12. - Serán consideradas ganancias de fuente argentina las remuneraciones o sueldos de miembros de directorios, consejos u otros organismos -de empresas o entidades constituidas o domiciliadas en el país- que actúen en el extranjero. Así mismo, serán considerados de fuente argentina los honorarios u otras remuneraciones originadas por asesoramiento técnico, financiero o de otra índole prestado desde el exterior. Art 13.-Se presume, sin admitir prueba en contrario, que el cincuenta por ciento (50 %) del precio abonado a los productores, distribuidores o intermediarios de películas cinematográficas extranjeras, por la explotación de las mismas en el país, constituye ganancia neta de fuente argentina. Esta disposición también rige cuando el precio se abone en forma de regalía o concepto análogo. Art. 14.-Las sucursales y filiales de empresas o entidades del extranjero deberán efectuar sus registraciones contables en forma separada de sus establecimientos matrices, efectuando en su caso las rectificaciones necesarias para fijar su ganancia neta real de fuente argentina. A falta de contabilidad suficiente o cuando la misma no refleje exactamente la ganancia neta de fuente argentina. la Dirección podrá considerar que filial o sucursal y casa matriz forman una unidad económica y determinar la ganancia neta sujeta al gravamen. Las prestaciones originales en contribuciones financieras o tecnológicas, incluso por asesoramiento técnico, suministradas a una empresa extranjera radicada en el pais por su casa matriz, otra filial o sucursal, o un tercero económicamente vinculado a las mismas, no serán deducibles en los balances fiscales de la empresa a cargo de dichas prestaciones, debiendo otorgarse a las mismas el tratamiento que esta ley prevé para las utilidades de los establecimientos a que se refiere el articulo 63, inciso b) de esta ley. Se aplicará el mismo criterio, aun cuando no se haya probado que la empresa o persona radicada en el país tenga vinculación con el beneficiario de la acreditación o remisión, si el análisis de su situación patrimonial permite concluir que el centro de imputación de sus decisiones no está en poder de sus autoridades naturales, o que el contrato o convenio que dio lugar a aquéllas no hubiera sido celebrado con mu tercero según los usos normales del comercio internacional. As] mismo, toda forma contractual que medie entre empresas o personas alcanzadas por este articulo carecerá de efectos fiscales, tratándose las prestaciones efectivamente realizadas con arreglo a los principios que regulan el aporte y la utilidad. Art. 15. - Cuando por la clase de operaciones o por las modalidades de organización de las empresas no puedan establecerse con exactitud las ganancias de fuente argentina, la Dirección podrá determinar la ganancia neta sujeta al gravamen a través de promedios, índices o coeficientes que a tal fin establezca en base a resultados obtenidos por empresas independientes dedicadas a actividades de iguales o similares características. Art. 16. -Además de lo dispuesto por el artículo 5°, las ganancias provenientes del trabajo personal se consideran también de fuente argentina cuando consistan en sueldos u otras remuneraciones que el Estado abona a sus representantes oficiales en el extranjero o a otras personas a quienes encomienda la realización de funciones fuera del país.

2968

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 5511

Ganancia neta y ganancia neta sujeta a impuesto Art. 17 . - Para establecer la ganancia neta sa restarán de la ganancia bruta los gastos necesario, para obtenerla o, en su caso , mantener y conservar la fuente, cuya deducción admita esta ley, en la forma que la misma disponga. En ningún caso serán deducibles los gastos vinculados con ganancias exentas o no comprendidas en este impuesto. Cuando el resultado neto de las inversiones d, lujo, recreo personal y similares, establecido conforme con las disposiciones de esta ley, acuse pérdida, no se computará a los efectos de] impuesto. Esta disposición no alcanza al resultado de la enajenacirin de bienes. Año fiscal e imputación de las ganancias y vastos Art. 18 . - El año fiscal comienza el 19 de enero y termina el 31 de diciembre.

ción de recurso administrativo por autoridad competente, se percibieran en un ejercicio fiscal y hubieras sido devengadas en ejercicios anteriores, podrán ser imputadas por sus beneficiarios a los ejercicios fiscales a que correspondan. El ejercicio de esta opción implicará la renuncia a la prescripción ganada por parte del contribuyente. Cuando corresponda la imputación de acuerdo con su devengamiento, la misma deberá efectuarse en función del tiempo, siempre que se trate de intereses estipulados o presuntos -excepto los producidos por valores mobiliarios- alquileres y otros de características similares. Las disposiciones precedentes sobre imputación de la ganancia se aplicarán correlativamente para la imputación de los gastos salvo disposición en contrario. Los gastos no imputables a una determinada fuente de ganancias se deducirán en el ejercicio en que se paguen. Cuando corresponda imputar las ganancias de acuerdo con su percepción. se considerarán percibidas y los gastos se considerarán pagados, cuando se cobren o abonen en efectivo o en especie y, además en los casos en que, estando disponibles. se han acreditado en la cuenta del titular o. con la autorización o conformidad expresa o tácita del mismo, se han reinvertido, acumulado, capitalizado, puesto en reserva o en un fondo de amortización o de seguro cualquiera sea su denominación, o dispuesto de ellos en otra formaTratándose de erogaciones que resulten ganancias gravadas de fuente argentina para beneficiarios del exterior, la imputación al balance impositivo sólo podrá efectuarse cuando se paguen o configure alguno de los casos previstos en el párrafo anterior. o, en su defecto y siempre que el método seguido sea el de lo devengado. si alguna de las circunstancias mencionadas se configurara dentro del plazo previsto para la presentación de la declaración jurada del año fiscal en que se haya devengado la respectiva erogación. Compensación de quebrantos con ganancias Art. 19. -Para establecer el conjunto de las ganancias netas, se compensarán los resultados netos obtenidos en el año fiscal, dentro de cada una y entre las distintas categorías. Cuando en un año se sufriera una pérdida, ésta podrá deducirse de las ganancias gravadas que se obtengan en los años inmediatos siguientes Transcurridos diez (10) años después de aquel en que se produjo la pérdida, no podrá hacerse deducción alguna del quebranto que aún reste en ejercicios sucesivos. A los efectos de este artículo no se considerarán pérdidas los importes que la ley autoriza a deducir por los conceptos indicados en los artículos 22 y 23. Exenciones Art. 20.-No están sujetos al gravamen: a) Las ganancias de los fiscos nacional, provinciales y municipales y las de las instituciones pertenecientes a los mismos. Las empresas formadas por capitales de particulares e inversiones de los fiscos nacional, provinciales y municipales estarán exentas en la parte de ganancias que corresponda a estos últimos; b) Las ganancias de entidades exentas de impuestos por leyes nacionales, en cuanto la exención que éstas acuerdan, comprenda el gravamen de esta ley y siempre que las ganancias deriven

Los contribuyentes imputarán sus ganancias ni año fiscal, de acuerdo con las siguientes normas:
a) Las ganancias obtenidas como dueño de empresas civiles, comerciales, industriales, agropecuarias o mineras o como socio de las mismas con responsabilidad personal ilimitada o socio comanditario o industrial o socio de sociedad de responsabilidad limitada, se imputarán al año fiscal en que termina el ejercicio anual correspondiente. Las ganancias indicadas en el articulo 48 se consideran del año fiscal en que termina el ejercicio anual en el cual se han percibido o devengado . Cuando no se contabilicen las operaciones , el ejercicio coincidirá con el año fiscal salvo otras disposiciones de la Dirm•ción, la que queda facultada para fijar fechos de cierre del ejercicio , en atención a la naturaleza de la explotación u otras situaciones especiales. Se consideran ganancias del ejercicio las percibidas o devengadas en el mismo, según fuese el método habitualmente seguido por el nmtribuyente. salvo las provenientes de !a enajenación de inmuebles efectuada por sujet„s no comprendidos en los incisos a). b) y el del articulo 48, las que se imputarán, a opción del contribuyente, al ejercicio de percepción o devengamiento. Cualquiera fuese el sistema de imputación adoptado, los dividendos de acciones y lo': intereses de títulos, bonos y demás valores mobiliarios se imputarán al ejercicio en que hayan sido puestos a disposición. En los casos que expresamente autorice esta ley o su reglamentación, las ganancias p..drán considerarse devengadas en el momenio de producirse la respectiva exigibilidad. b) Las demás ganancias se imputarán al año fiscal en que hubiesen sido percibidas, excepto las correspondientes a primera categoria, que se imputarán por el método de lo devengad, Las ganancias originadas en jubilaciones o pi nsiones liquidadas por las cajas de jubilaciones y los derivados del desempeño de cargos públicos o del trabajo personal ejecutado en re¡ición de dependencia que como consecuencia da modificaciones retroactivas de convenios colectivos de trabajo o estatutos o escalafones, sentencia judicial, allanamiento a la demanda o rrsolu-

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
directamente de la explotación o actividad principal que motivó la exención a fichas entidades; e, Las remuneraciones percibidas en el desempeño de sus funciones por los diplomáticos, agentes consulares y demás representant-s oficiales de países extranjeros en la República; las ganancias derivadas de ediricios de propiedad de países extranjeros destinados para oficina o casa-habitación de su representante y los intereses provenientes de di-nósitos fiscales de los mismos, todo a condición de reciprocidad; d) Las utilidades de las s, ciedades cooperativas de cualquier naturaleza y las que bajo cualquier denominación (reb irno. interés accionario, etcétera ) distribuya las cooperativas de consumo entre sus socio,: e) Las ganancias de las ir etituciones religiosas; f) Las ganancias que obteovan las asociaciones y entidades civiles de asid' ncia social, salud pública. caridad , beneficem ia, educación e instrucción, científicas litoi arias. artísticas, gremiales y las de cultura física o intelectual, siempre que tales ganancias y el patrimonio social se destinen a los f nes de su creación y en ningún caso se distrinuyan. directa o indirectamente, entre los so, íos En caso de que estas ganancias provenga o de dividendos de sociedades anónimas, la 1irección devolverá el veintidós poi ciento (22') de los montos percibidos en tal concepto. a condición de que las entidades beneficiarias mantengan en su patrimonio, durante un lal ;o no inferior a dos (2) años, las acciones q1,, dieron origen a la devolución; en caso eonuario deberán reintegrar a la Dirección los importes que hubieren Percibido por tal concepl1-. Se excluye de la excepr ión establecida en el párrafo anterior a aquellas entidades organizadas jurídicamente como sociedades anónimas u otra forma comercial y las que obtienen sus recursos, en todo o en paf te. de la explotación de espectáculos públicos, fuegos de azar. carreras de caballos y actividades similares; g) Las ganancias de las entidades mutualistas que cumplan las exigencias d s las normas legales y reglamentarias pertinentes y los beneficios que éstas proporcionen a ;os asociados; h) Los intereses originados por los siguientes depósitos efectuados en in:- ituciones sujetas al régimen del decreto ley lat.061/69 de entidades financieras: 1. Caja de ahorro. 2. Cuentas especiales d, ahorro. 3. A plazo fijo, 4. Los depósitos de te], :ros u otras formas de captación de fnnd del público conforme lo determine el llanca Central de la República Argentina mn virtud de la ley 20.520. Los intereses producido por las sumas que las empresas acrediten o h pulen a sus empleados sobre depósitos o pró^lamos hasta la suma de tres mil pesos ($ 3.000'. Lo dispuesto prevedenl' mente no obsta la plena vigencia de las ley¡ especiales que establecen exenciones de ign il o mayor alearme: I) Las indemnizaciones por :rntigúe(iad en los casos de despido y las que !e reciban en forma de capital o renta por cau,i de muerte o inca-

2969

pacidad producida por accidente o enfermedad, ya sea que los pagos se efectúen en virtud de lo que determinan las leyes civiles y especiales de previsión social o como consecuencia de un contrato de seguro. No están exentas las jubilaciones, pensiones, retiros, subsidios, ni las remuneraciones que se continúen percibiendo durante las licencias o ausencias por enfermedad y las indemnizaciones por falta de preaviso en e] despido; j) Las ganancias provenientes de la explotación de derechos de autor, en la parte que no exceda de treinta mil pesos ($ 30.000) por año fiscal, siempre que las respectivas obras sean debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor y e] beneficio proceda de la impresión y edición de publicaciones unitarias en el país, cualquiera sea la nacionalidad y domicilio del titular o beneficiario. Los honorarios u otras formas de retribución que perciban los traductores de libros, en la parte que no exceda de veinte mil pesos 1$ 20.000) por año fiscal. Las restantes ganancias derivadas de derechos amparados por la ley 11.723. en la parte que no exceda de cuatro mil pesos ($ 4.000) por el año fiscal y siempre que el impuesto recaiga directamente sobre los autores y que las respectivas obras estén debidamente inscritas en la Dirección Nacional del Derecho de Autor: ic) Las ganancias derivadas de títulos, acciones, cédulas, letras. obligaciones y demás valores emitidos o que se emitan en el futuro por entidades oficiales o mixtas en l2 parte que corresponda a la Nación. las provincias o municipalidades, cuando exista una ley general o especial que así lo disponga o cuando lo resuelva el Poder Ejecutivo; 1) Las sumas percibidas por los exportadores de bienes o servicios correspondientes a reintegros o reembolsos acordados por el Poder Ejecutivo nacional en concepto de impuestos abonados en el mercado interno, que incidan directa o indirectamente sobre determinados productos y/o sus materias primas y/o servicios; m.) Las ganancias de las asociaciones deportivas y de cultura física, siempre que las mismas no persigan fines de lucro exploten o autoricen juegos de azar y/o cuyas actividades de mero carácter social priven sobre las deportivas, conforme a la reglamentación que dicte el Poder Ejecutivo. La exención establecida precedentemente se extenderá a las asociaciones del exterior, mediando reciprocidad; n) La diferencia entre las primas o cuotas pagadas y el capital recibido al vencimiento, en los casos de seguros de vida y mixtos y en los de títulos o bonos de capitalización; o) El valor locativo de la casi - habitación . cuando sea ocupada por sus propietanos: p) Los sueldos que tienen asignados en los respectivos presupuestos tos ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación miembros de los tribunales provinciales, vocales de lis Cámaras de Apelaciones. jueces nacionales y provinciales, vocales de los tribunales de Cuentas Fiscales de la Nación y provincias. Quedan comprendidos en lo dispuesto en el párrafo interior los funcionarios judiciales, nacionales y provinciales que. dentro de los respectivos presupuestos, tengan asignados sueldos

2970

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 55"

iguales o superiores a los de los iue,es de primera instancia: q) Las dietas de los Legisladores; r) Los haberes jubilatorios y las pensiones que correspondan por las funciones cuyas reinuneraciones están exentas. de acuerdo ion lo dispuesto en los incisos p) y q); s) Las ganancias resultantes de la enajenar i So de] inmueble utilizado como vivienda pronta del enajenarte, siempre que el precio de venta no supere e] limite que fije el decreto reto amen tario; t) En e] caso de personas físicas y sucesiones indivisas, los dividendos de acciones cuido el monto total percibido en el año no supere la suma de quinientos pesos ($500): tt) Las ganancias provenientes de la enajenación de bienes muebles adquiridos para u.) personal de] contribuyente y sus familiares: salvo que se tratare de obras de arte o inv s° siones de lujo vendidas durante el año por w valor superior, en conjunto. a tres mi] pesos ($ 3.000): v) Las grnariLias de las instituciones atinoamericanas sin fines de lucro, con persuneiia jurídica, con sede central establecida en la República Argentina; w) Los intereses de los préstamos de f' mente otorgados por organismos internacional< o instituciones oficiales extranjeras. con la_ limitaciones que determine la reglamentación. Art. 21. - El Poder Ejecutivo instrumentará los regimenes necesarios a fin de que las exencones o desgravaciones totales o parciale- que alerten al gravamen de esta ley no produzcan efectos en lo medida en que de ello pudiera resultar una transferida de ingresos a fiscos extranjeros. A tales efectos que.lará facultado para limitar o eliminar las franquicias o para establecer las presunciones, sin admr ión de pruebas en contrario, que estime pertinentes Ganancia neta no imponible y cargas de pnnilia Art. 22.-Con sujeción a las disposiciones le] presente articulo, las personas de existencia visible residentes en e] país deducirán para la determin ción de la ganancia neta sujeta a impuesto: 1? De su ganancia neta comprendida en el artículo 78, hasta la suma de veinticu tro mil seiscientos pesos ($24.600). 2° De su ganancia neta comprendida en el artículo 48, en cuanto trabajen personaje ente en la actividad o empresa, hasta la suma de dieciocho mil pesos (518.000). En el supuesto de obtenerse ganancias not. s anuales comprendidas en los das puntos antes indicados, la deducción que autoriza el presente artir ¡lo será igual al importe que resulte mayor per apfi, ción de alguna de las siguientes normas: a) Cuando la ganancia mencionada en 1° : ea igual o mayor de dieciocho mil pesos ($11'.0"0), el monto a deducir será igual al importe de dicha ganancia y hasta un máximo de veinticuatro mil seiscientos pesos (S24.690); b) Cuando la ganancia mencionada en 7" sea inferior a dieciocho mil pesos (S18.000). el monto a deducir será igual al que resulte de la suma de dicha ganancia y la mencionada en 19

y hasta un máximo de dieciocho mil pesos ($ 18.000). Art. 23. - Las personas de existencia visible tendrán derecho a deducir de sus ganancias netas: a) En concepto de ganancias no imponibles la suma de veinte mil cuatrocientos pesos (520.400). siempre que sean residente, en el país; b) En concepto de cargas de familia, siempre que las personas que se indican sean residentes en el país, estén a cargo del contribuyente y no tengan en el año entradas netas superiores a veinte mil cuatrocientos pesos ($20.400), cualquiera sea su origen y estén o no sujetas al impuesto: 1° Seis mil pesos ($6.000) anuales por el cónyuge; 2° Cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales por cada hijo o hijastro menor de edad o incapacitado para el trabajo y por cada hija o hijastra. 30 Cuatro mil pesos ($4.000) anuales por cada descendiente en línea recta varón (nieto, bisnieto menas de edad o incapacitado para el trabajo): por cada descendiente en línea recta mujer (nieta, bisnieta); por cada ascendiente (padre, madre, abuelo, abuela, bisabuelo, bisabuela, padrastro y madrastra)' por cada hermano varón menor de edad o incapacitado para el trabajo y hermana cualquiera sea su edad; por el suegro y la suegra; por cada yerno menor de edad o incapacitado para el trabajo y nuera cualquiera sea su odad; e) La suma de seiricutos pesos (S 600' por el contribuyente e igual importe por cada una de las personas a su cargo . que se encuentren en las condicione, indicadas en el inciso b), en concepto de gastos médicos y odontológicos. Las deducciones de los incisos b) y e) sólo podrán efectuarlas el o los parientes más cercanos que tengan ganancias imponibles. Art 24 - Las deducciones previstas en e] artículo 23. inciso b), se harán efectivas proporcionalmente por periodos mensuales, computándose todo el mes en que ocurran las causas que determinen su cómputo o cese (nacimiento. casamiento. defunción, etcétera), En caso de fallecimiento del contribuyente, las deducciones previstas en el articulo 23 se harán efectivas proporcionalmente por periodos mensuales. computándose todo el nos en que tal hecho ocurra, La sucesión indivisa deducirá, aplicando igual proporción, los importes a que hubiera tenido derecho el causante. Para determinar las deducciones a que se refiere el artículo 22, se proporcionarán al tiempo -computándose para ambos sujetos todo el mes en que hubiere ocurrido el fallecimiento- los limites establecidos en cada caso por dicho artículo. Art. 25. - Los importes a que se refieren los artículos 20, 22, 23 y 87, incisos b) y d), serán actualizados anualmente en el mes de enero, a partir del año 1975 inclusive, mediante la aplicación del índice de actualización que fije la Dirección , sobre la base de los datos que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadistica y Censos. El índice de actualización a aplicar tendrá en cuenta la variación producida en los índices de precios al

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
consumidor en el período comprendido entre el 19 de enero y el 31 de diciembre del año fiscal inmediato anterior a aquel para el cual los respectivos importes se actualicen. La Dirección podrá redondear han¡¡¡ arriba en múltiplos de doce pesos ($ 12) los impones que se actualicen en virtud de lo dispuesto en este artículo.

2971

Sucesiones indivisas
Art. 33.-Las sucesiones indivisas son contribuyentes por las ganancias que obtengan hasta la fecha que se dicte declaratoria de herederos o se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad, estando sujetas al pago del impuesto, previo cómputo de las deducciones a que hubiere tenido derecho el causante, con arreglo a lo dispuesto en tos artículos 22 y 23 y con las limitaciones impues. las por los mismos. Art. 33. - Dictada la declaratoria de herederos o declarado válido el testamento y por el periodo que corresponda hasta la fecha en que se apruebe la cuenta particionaria, judicial o extrajudicial. el cónyuge supérstite y los herederos sumarán a sus propias ganancias la parte proporcional que, conforme con su derecho social o hereditario, les corresponda en las ganancias de la sucesión. Los legatarios sumarán a sus propias ganancias las producidas por los bienes legados. A partir de la fecha de aprobación de la cuenta particionaria. cada uno de los dereehohabi entes incluirá en sus respectivas declaraciones juradas las ganancias de los bienes que se le han adjudicado. Art. 35. - El quebranto definitivo sufrido por el causante podrá ser compensado con las ganancias obtenidas por la sucesión hasta la fecha de la declaratoria de herederos o hasta que se haya declarado válido el testamento, en la forma establecida por el articulo 19. Si aún quedare un saldo. el cónyuge supérstite y los herederos procederán del mismo modo a partir del primer ejercicio en que incluyan en la declaración individual ganancias producidas por bienes de la sucesión o heredades. La compensación de los quebrantos a que se alude precedentemente podrá efectuarse con ganancias gravadas obtenidas por la sucesión y por los herederos hasta el décimo año inclusive después de aquel en que tuvo su origen el quebranto. Análogo temperamento adoptarán el cónyuge supérstite y los herederos respecto a los quebrantos definitivos sufridos por la sucesión La parte del quebranto definitivo del causante y de la sucesión que cada uno de los herederos y el cónyuge supérstite podrán compensar en sus declaraciones juradas será la que surja de prorratear los quebrantos en proporción al porcentaje que cada uno de los derechohabientes tenga en el haber hereditario. Art. 36. - Cuando un contribuyente hubiese seguido al sistema de percibido, a los efectos de la liquidación del impuesto, las ganancias producidas o deven_gadas pero no cobradas hasta la fecha de su fallecimiento serán consideradas. a opción de los fntere3adcs. en alguna de las siguientes formas: a) Incluyéndolas en la última declaración jurada del causante; b) Incluyéndolas en la declaración jurada de la sucesión, cónyuge supérstite, herederos y/o legatarios, en el año en que las perciban. Salidas no documentadas Art. 37.-Cuando una erogación carezca de documentación y no se pruebe por otros medios que por su naturaleza ha debido ser efectuada para obtener, mantener. conservar y percibir ganancias gravadas no se admitirá su deducción en el balance impositivo

Concepto de residencia
Art. 26.-A los efectos de las deducciones previstas en los artículos 22 y 23, se considera residentes en la República a las personas de exist' ncia visible que vivan más de seis (6) meses en el pis en el transcurso del año fiscal. Las personas de 'existencia visible que se encuentren en el extranjero al servicio de la Nación, provincias o municipalidade'. también se consideran residentes en el país.

Conversión
Art. 27. - Todos los bienes introducidos en el país o dados o recibiuos en pago, sin que exista un precio cierto en moneda argentina, deben ser valuados en pesos a la fecha de su recepción eu pago. salvo disposición especial de esta ley. A tal erecto se aplicarán, cuando sea del caso, las disposiciones del artículo 62. Ganancias de los componentes de la sociedad conyugal Art. 28.-Las disposiciones del Código Civil sobre el carácter ganancial de los beneficios de los cónyuges no rigen a los fines del impuesto a las ganancias, siendo en cambio de aplicación las normas contenidas en los artículos siguientes. Art. 29. - Corresponde atribuir a cada cónyuge las ganancias provenientes de: a) Actividades personales (procesión, oficio, empleo, comercio, industria); b) Bienes propios; e) Bienes adquiridos con el producto del ejercicio de su profesión, oficio, empleo, comercio o industria. Art. 30 .-Corresponde atribuir totalmente al marido los beneficios de bienes gananciales , excepto: a) Que se trate de un bien ganancial adquirido por la mujer en las condiciones señaladas en el apartado c) del artículo anterior; b) Que exista separación judi=al de bienes: e) Que la administración de bs bienes gananciales la tenga la mujer en v rtud de una resolución judicial. Ganancias de menores le edad

Art. 31.-Las ganancias de loes menores de edad deberán ser declaradas por la p, sena que tonga el usufructo de las mismas. A tal efecto, las ganancias del menor se adicionarán a las propias del usufructu:.rio. Sociedades entre córnluges Art. 32. - A los efectos del pre.ente gravamen sólo será admisible la suciedad entre i-ónyuges cuando el capital de la misma esté integr do por aportes de bienes cuya titularidad les corre:soonda de conformidad con las disposiciones de lo, artículos 29 y 30

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
y además estará sujeta al pago de la tasa del cuarenta y cinco por ciento (45%) que se considerará definitiva.

Reunión 550

Art. 38.-No se exigirá el ingreso indicado en el articulo anterior en los siguientes casos:
a) Cuando la Dirección presuma que los pagos han sido efectuados para adquirir ¡ tienes; b) Cuando la Dirección presuma qur los pagos -por su monto, etcétera- no llegan a ser ganancias gravables en manos del beneficiario. Retenciones Art. 39. - La percepción del impuesto .e realizará mediante la retención en la fuente, en os casos y en la forma que disponga la Dirección. Art. 40.-Cuando el contribuyente no haya dado cumplimiento a su obligación de retener rl impuesto de conformidad con las normas vigentes, 11 Dirección podrá, a los efectos del balance impositivo del contribuyente, impugnar el gasto efectuado por éste.

En los casos de inmuebles cedidos en locación, usufructo. uso, habitación o anticresis por un precio inferior al arrendamiento que rige en la zona en que los mismos están ubicados la Dirección podrá estimar de oficio la ganancia correspondiente. Art. 43. - Los que perciban arrendamientos en especie declararán como ganancia el valor de los productos recibidos. entendiéndose por tal el de su realización en el año fiscal o, en su defecto, e] precio de plaza al final del mismo. En este último caso, la diferencia entre el precio de venta y el precio de plaza citado se computará como ganancia o quebranto del año en que se realizó la venta. Art. 44. - Los contribuyentes que transmitan gratuitamente la suda propiedad del inmueble conservando para si el derecho a los frutos -de cualquier clase que sean-, uso o habitación, deben declarar la ganancia que les produzca la explotación o el valor locativo, según corresponda, sin deducir importe alguno en concepto de alquileres o arrendamientos, aun cuando se hubiere estipulado su pago.
CAPITULO II

TITULO II Categoría de ganancias
CAPÍTULO I

Ganancias de la segunda categoría.-Renta de capitales Art. 45. - En tanto no corresponda incluirlas en el artículo 48 de esta ley, constituyen ganancias de la segunda categoría: a) La renta de títulos, cédulas, bonos. letras de tesoreria, debentures, cauciones o créditos en dinero o valores privilegiados o quirografarios, consten o no en escritura pública, y toda suma que sea el producto de la colocación del capital, cualquiera que sea su denominación o forma de pago; b) Los beneficios de la locación de cosas muebles y derechos, las regalías y los subsidios periódicos; e) Las rentas vitalicias y las ganancias o participaciones en seguros sobre la vida; d) Las sumas percibidas en pago de obligaciones de no hacer o por el abandono o no ejercicio de una actividad. Sin embargo, estas ganancias serán consideradas como de la tercera o cuarta categoría. según el caso, cuando la obligación sea de no ejercer un comercio, industria, profesión, oficio o empleo; e) El interés accionario que distribuyan las cooperativas, excepto la de consumo; f) Los dividendos de acciones en efectivo o en especie -incluido acciones liberadas- de sociedades constituidas en el país, sin tener en cuenta el origen de los fondos con los cuales se realiza su pago (reservas anteriores, rentas exentas de impuesto, etcétera) La inclusión de estos beneficios como ganancia gravada en la pertinente declaración jurada dará derecho al cómputo como pago a cuenta de la obligación fiscal del ejercicio, de un importe igual al aumento de esta obligación producido por la inclusión de los dividendos hasta el limite del quince con cincuenta centésimos por ciento (15,50 %) sobre el monto de los mismos, que se elevará al veintidós por ciento (22 %.) cuando se trate de los sujetos comprendidos en el inciso a) de' artículo 63 En el casa de socios comanditados de las sociedades en comandita por acciones y sociedades de perso-

Ganancias de la primera categoría Renta del suelo Art. 41. - En tanto no corresponda inch,irlas en el articulo 48 de esta ley constituyen ganancias de la primera categoría, y deben ser declaradas por el propietario de los bienes raíces respectivos: a) El producido en dinero o en especie de la locación de inmuebles urbanos y rurales; b) Cualquier especie de contraprestartón que se reciba por la constitución a favor de terceros de derechos reales de usufructo, uso, habitación o anticresis; c) El valor de las mejoras introducidas en los inmuebles por los arrendatarios o inquilinos que constituyan un beneficio para ' 1 propietario y en la parte que éste no esté obligado a indemnizar; d) La contribución directa o territoral y otros gravámenes que el inquilino o arrendatario haya tomado a su cargo; e) El importe abonado por los inquilinos o arrendatarios por el uso de muebles y otros accesorios o servicios que suministre el propietario; f) El valor locativo computable por lo! inmuebles que sus propietarios ocupen para r(creo, veraneo u otros fines semejantes; g) El valor locativo o arrendamiento resunto de inmuebles cedidos gratuitamente o un precio no determinado Se consideran también de primera en'egoria las ganancias que los locatarios obtienen por el producido, en dinero o en especie, de los inmuebles urbanos o rurales dados en sublocación_ Art. 42. -Se presume de derecho que el valor locativo de todo inmueble urbano no es inferir r al fijado por la Administración General de Obren. Sanitarias de la Nación o. en su defecto, al establecí o por las municipalidades para el cobro de la tasa de alumbrado, barrido y limpieza. A falta de estos indices, el valor locativo podrá ser apreciado por la Dirección.

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 2973
Art. 50. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes de cambio, excepto inmuebles. se entenderá por ganancia bruta el total de las ventas netas menos el costo de adquisición , producción o, en su caso, valor a la fecha de ingreso al patrimonio o valor en el último inventario de los bienes de cambio vendidos. Tratándose de inmuebles se entenderá por ganancia bruta la determinada conforme a las disposiciones de los artículos 55 y 57. Se considerará venta neta el valor que resulte de deducir a las ventas brutas las devoluciones, bonificaciones. descuentos u otros conceptos similares, de acuerdo con las costumbres de plaza. Art. 51. - Para practicar el balance impositivo la existencia de mercadería deberá computarse utilizando para su determinación algunos de los siguientes métodos: a) Costo de producción o adquisición El costo de adquisición se establecerá de acuerdo con los valores referidos -a opción del contribuyente- a costo de la última compra, precio de las compras más recientes, promedio ponderado de la compra de un periodo dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, o promedio ponderado de la compra de un periodo dentro del ejercicio a que se refiere el inventario, teniendo en cuenta el movimiento operado. Igual criterio se aplicará para la valuación de la materia prima y demás insumos físicos. El costo de producción para la valuación de la existencia de productos elaborados o semielaborados se determinará aplicando el mismo criterio indicado precedentemente; b) Costo en plaza; c) Precio en plaza menos gastos de venta; d) Precio de venta menos gastos de venta; e) Costo de producción o adquisición o costo en plaza, el que sea menor. En el caso de inmuebles, éstos se inventariarán al precio de compra o valor te construcción pagado por el contribuyente, disminuido en las amortizaciones ordinarias que hubiera correspondido practicar en los balances impositivos. Deberá entenderse en todos los casos que el precio a consignar será el efectivamente incurrido, teniendo en cuenta para su fijación las normas que establezca el reglamento. En caso de forestación y reforestación, se podrá tomar como precio de inventario el que resulte de adicionar anualmente al costo de las plantaciones el aumento del valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección. La Dirección podrá acepar y/o aplicar el sistema de costo real de producción o adquisición cuando se adapte a las modalidades del negocio, sea uniforme y resulte fácil la individualización del bien a que se refiere. Elegido uno cualquiera de estos métodos de valuación, no podrá ser variado sin autorización de la Dirección y previo los ajustes que deberán efectuarse de acuerde con lo que disponga la reglamentación. Autorizado el cambio de método se aplicará a partir del ejercicio futuro que fije la Dirección. Los inventarios deberán consignar en forma detallada la existencia de cada artículo con su respectivo precio unitario. En la valuación de los inventarios no se permitirán deducciones en forma global por reservas ge-

nas, el reglamento establecerá el procedimiento a seguir para el cómputo del pago a cuenta a que se refiere el segundo párrafo. Art. 46. - Se considera regalía, a los efectos de esta ley, toda contraprestación que se reciba, en dinero o en especie, por la transferencia de dominio, uso o goce de cosas o por la cesión de derechos, cuyo monto se determine en relación a una unidad de producción, de venta, de explotación, etcétera, cualquiera que sea la denominación asignada. Art. 47. -A los efectos del impuesto se presume que toda deuda, sea ésta la consecuencia de un préstamo, de venta de inmuebles, etcétera, devenga un tipo de interés no menor al fijado oficialmente para descuentos comerciales.
CAPITULO 111

Ganancias de la tercera categoría. - Beneficios de las empresas y ciertos auxiliares de comercio
Art. 48.-Constituyen ganancias de la tercera categoría: a) Las obtenidas por los responsables incluidos en el artículo 63; b) Todas las que deriven de cualquier otra clase de sociedades o empresas unipersonales, así como las que correspondan a los socios comanditados en las sociedades en comandita por acciones. No están comprendidas en esta categoría las ganancias derivadas de sociedades dedicadas a las actividades indicadas en los incisos e ) y f) del articulo 78, siempre que las mismas no se complementen con una explotación comercial. Tales ganancias se declararán en la cuarta categoría. in perjuicio de que para su determinación se apliquen las disposiciones que rigen la pn"sente categoría; c) Las derivadas de la actividad de comisionista, rematador, consignatario v demás auxiliares de comercio no incluidos expresamente en la cuarta categoría; d) Las derivadas de la enajenación de inmuebles, cualquiera fuere su uso , destino, cuando hubieran transcurrido menos de dos ( 2) años desde la fecha de adquisición o, en su caso, finalización de la construcción. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y en especie, los viáticos, etcétera, que se perciban por el ejercicio de las actividades incluidas en este artículo en cuanto excedan de las sumas que la dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de gastos efectuados Cuando la actividad profesional a que se refiere el artículo 78 se complemente con una explotación comercial o viceversa (sanatorios, etcétera). el resultado total que se obtenga del conjunio de esas actividades se considerará como ganancia de la tercera categoría Art. 49. - El resultado del balance impositivo del única dueño y de las sociedades a que se refiere el inciso b) del articulo anterior se considerará íntegramente distribuido a aquél o enlie los socios de estas últimas, aun en el caso de m• acreditarse en sus cuentas particulares. Tratándose de sociedades en comandita por acciones, el resultado del balance impositivo se considerará distribuido en la parte que corresponda a los socios comanditados, la que se determinará aplicando la proporción que, por el contrato social, corresponda a dichos socios en las utilidades o pérdidas.

2974

CAMARA DF SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

nerales, constituidas para hacer frente a fluctuaciones de precio o contingencias de otro orden. Las existencias de haciendas de un establecimiento ganadero serán valuadas conforme con alguno de los siguientes métodos y de acuerdo con la, normas que al respecto fije la reglamentación: a) Costo de producción; b) Costo estimativo o precio fijo; e) Precio de plaza para el contribuyente; d) Costo de adquisición; e) Costo de producción o estimativo o t recio en plaza para el contribuyente, el que snn menor. Los ganaderos criadores podrán optar po'- alguno de los sistemas indicados en los incisos o', b), e) o e). Por su parte, los invernadores optarán ristre precio en plaza para el contribuyente o costo de adquisición. Las disposiciones sobre mercaderías serán de aplicación en lo pertinente para practicar lo, avalúos de hacienda. Para practicar el balance impositivo del impuesto a las ganancias se podrá tomar como previo de inventario de las plantaciones el que resulte de adicionar anualmente al costo de los mismos 'd aumento de valor de la madera que para cada especie fije o acepte la Dirección General Impositiva. El mayor valor así obtenido, sin perjuicio di resultar computable como costo en la oportunidad de la venta de la madera, será deducible en la determinación del impuesto del año :n que se produzca dicho aumento de valor, en la forma que determine la reglamentación. Art. 52. - A los fines de este impuesto se considera mercaderia toda la hacienda, cualquiera sea su categoría, de un establecimiento agropecur rio. Sin embargo. a los efectos de lo dispuesto por el articulo 90. se otorgará el tratamiento de :-ctivo fijo a las adquisiciones de reproductores, incluid;,; las hembras, cuando fuesen de pedigré o puros por cruza, Art. 53. - Cuando el contribuyente retira para su uso particular o de su familia o destine mercaderías de su negocio a actividades cuyos resultados no están alcanzados por el impuesto (recreo, riud, donaciones a personas o entidades no exentas , etcétera). a los efectos del presente gravamen se considerará que tales actos se realizan al precio que se obtiene en operaciones onerosas con terceros. Igual tratamiento corresponderá dispensar a las operaciones realizadas por una sociedad por cuenta de y a sus socios. Art. 54. - Cuando las ganancias provengan de la enajenación de bienes amortizables -exc(pto inmuebles-, la ganancia bruta se determinará ite acuerdo con las siguientes normas: 1) Al valor de adquisición o produccióni -excluida en su caso diferencia de cambio- se le restarán las amortizaciones ordinarias calculadas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 90, punto 1), correspondientes a los períodos de vida útil transcurrido, o, en su caso, las amortizaciones aplicadas por el contribuyente en virtud de normas especiales. 2) Al valor residual as¡ determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción que indique la tabla elaborada por la Dirección para imestre calendario vencido a la feel último cha de venta.

Cuando se trate de bienes revaluados con arreglo al decreto ley 17.33567 de revalúo de activos, podrá optarse por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado, el monto que resulte de agregar al valor residual (apartado 1) el saldo de revalúo aún no amortizado. Art. 55. - En todos :os casos en que las ganancias provengan de la enajenación de inmuebles, la ganancia bruta se determinará deduciendo del precio de enajenación el costo computable. Se considerará costo computable el valor de adquisición o construcción más el costo del terreno -incluidos los gastos incurridos con motivo de la adquisición- disminuidos er la suma que resulte de aplicar el dos por ciento (2 %) anual sobre la parte atribuible al edificio o construcción, desde la fecha de ingreso al patrimonio. Art. 56. -A los efectos de la determinación de la ganancia neta. se deducirán -con las limitaciones establecidas en esta ley- todos los gastos que hubiesen sido necesarios para la obtención del beneficio, a condición de que no hubiesen sido ya considerados en la liquidación de este gravamen. Art. 57. - En los casos en que los inmuebles pertenecientes a los sujetos comprendidos en los incisos a), b) o c) del artículo 48, hubieran permanecido más de dos (2) años en el patrimonio de los mismos y en los casos de inmuebles comprendidos en el artículo 81, sobre el costo computable determinado de acuerdo con las normas del artículo 55 se aplicará el indice de actualización referido a la techa de adquisición o construcción, según la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de enajenación. Art. 58. - Cuando se trate de inmuebles revaluados de conformidad con la ley 15.272 o el decreto ley 335,167, el costo computable se determinará en la 17.335, forma expuesta precedentemente o estará dado por el que resulte de agregar al monto establecido, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 55, el saldo de revalúo en la parte no amortizada, a opción del contribuyente. De optarse por este último no será aplicable el indice de actualización a que se ha hecho referencia. Art 59. - Cuando lis ganancias provengan de la enajenación de bienes que no sean inmuebles, bienes de cambio o bienes amortizables, el resultado se establecerá deduciendo del valor de enajenación el valor de adquisición, construcción y el monto de las mejoras efectuados. En el caso de acciones Y títulos públicos cotizables en bolsa se eaará a lo dispuesto en el articulo 83. Art. 60. - Cuando alguno de los bienes amortizables, salvo los inmuebles, quedara fuera de uso (desuso), el contribuyente podrá optar entre seguir amortizándolo anualmente hasta la total extinción del valor original o imputar la diferencia que resulte entre el importe aún no amortizado y el precio de venta en el balance impositivo del año en que ésta se realice. En lo pertinente serán de aplicación las normas sobre ajuste de la amortización y del valor de los bienes contenidas en los artículos 54 y 90. Art. 61. -En el supuesto de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, podrá optarse por imputar la ganancia de la enajenación al balance impositivo o, en su defecto, afectar la ganancia al costo del nuevo bien, en cuyo caso la amortización prevista en el artículo 90 deberá practicarse sobre

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

2975

el costo del nuevo bien disminuido en el importe de la ganancia afectada. Dicha opción será también aplicable cuando el bien reemplazado sea un inmueble afectado a la explotación como bien de uso (incluidas las explotaciones agropecuarias), siempre que tal destino tuviera, come mínimo, una antigüedad de dos (2) años al momento de la enajenación y a condicidm de que el importe total obtenido en la enajenación se reinvierta en el bien de reemplazo o en otros bienes de uso afectados a la explotación La opción para afectar el limeficio al costo del nuevo bien sólo procederá cuamlo ambas operaciones (venta y reemplazo) se efectúen dentro del término de un tL año Art. 62. - Para contabilizar I. v operaciones en moneda extranjera deberá seguirse un sistema uniforme. y les tipos de cambio a emplear serán los que fije la reglamentación para cada fase de operaciones Las diferencias de cambio se determinarán por revaluación anual de los saldos impagos y por las que se produzcan ertre la última valuación y el importe del pago total o parcial de los saldos, y se imputarán al balance impositivo anual. Sociedades de repital Art, 63. - Las sociedades de capital, por sus ganancias netas imponibles, que(1:m sujetas a las siguientes tasas: a) Al veintidós por ciento (22 %): 1) Las sociedades anónimas constituidas en el país. 2) Las sociedades en comandita por acciones constituidas en el país en la parte que no corresponda a los so-ios comanditados. 3) Las asociaciones civiles y fundaciones constituidas en el peis en cuanto no corresponda por esta ley otro tratamiento impositivo. 4) Las sociedades de er.)nomía mixta por la parte de las utilidades no exentas de impuesto; b) Al cuarenta y cinco por ciento (45 %) los establecimientos comercia bus, industriales, agropecuarios, mineros o de cualquier otro tipo. organizados en forma de -mpresa estable, pertenecientes a asociaciones sociedades o empresas, cualquiera sea su o;r uraleza, constituidas en el extranjero o a personas físicas residentes en el exterior. Quedan comprendidas en este inciso las empresas y personas que se , ncuentren en alguna de las situaciones previstas en el artículo 14 de esta ley. Art. 64. -Los beneficios impositivos del ejercicio obtenidos por las entidades ci mprendidas en los apartados 1), 2) y 4) del inciso u) del articulo anterior, no distribuidos dentro de I,,s plazos que fije el Poder Ejecutivo, estarán sujetos i la tasa del veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (29,50 %) Se entenderá por beneficios impositivos no distribuidos al monto que resulte de deducir de los beneficios netos imponibles del ejercicio: a) El impuesto establecido rn el artículo anterior que recaiga sobre los mismos; b) El importe destinado en rl ejercicio a constituir el fondo de reserva legal;

c) El monto de los dividendos en efectivo o en especie -incluidas acciones liberadas- puestos a disposición de los accionistas.
El gravamen ingresado conforme a lo dispuesto precedentemente dará lugar a un crédito de libre disponibilidad a favor del responsable en la medida en que se configure la posterior distribución de dichos beneficios -

A los fines indicados y a los previstos en el inciso c) del segundo párrafo los dividendos ce considerarán integrados, en primer término, con beneficios impositivos. Art 65. - Para la aplicación de lo dispuesto en el artículo anterior se entenderá por distribución de los beneficios su puesta a disposición a favor de los accionistas. La entidad emisora o pagadora deberá retener e ingresar dentro de los plazos que fije el Poder Eje, cutivo el veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (2950,1 del saldo impago de los dividendos puestos a disposición. Si se tratara de dividendos en especie o acciones liberadas, el ingreso de las retenciones indicadas será efectuado por la sociedad o el agente pagador, sin perjuicio de su derecho de exigir el reintegro por Partede los accionistas. a cuyo fin podrá diferir la entrega de los bienes o valores hasta que se haga efectivo dicho reintegro. Además, el aludido agente de retención, transcurridos treinta (30) dios contados a partir del ingreso de la retención, queda facultado para ejecutar los bienes o valores cuya entrega hubiera diferido a los fines de efectivizm el mencionado reintegro. Las retenciones practicadas de conformidad con lo dispuesto precedentemente podrán ser computadas por los beneficiarios de la renta en su declaración jurada anual. Art 66. - Cuando se distribuyan dividendos en especie -excepto acciones liberadas-, la diferencia entre el valor corriente en plaza a la fecha de la distribución y su costo se considerará ganancia alcanzrda por este impuesto y deberá incluirse en el balance Impositivo de la sociedad correspondiente al ejercicio en que la distribución tenga lugar. Asf mismo, dicha diferencia se considerará dividendo comprendido en el artículo 45, inciso f). Los dividendos distribuidos en acciones liberadas serán considerados a su valor nominal a los fines indicados precedentemente salvo respecto de acciones que coticen en bolsa o mercados de valores, en cuyo caso será optativo computar dichos dividendos, a los fines del articulo 45, inciso j), al valor de cotización conforme a la reglamentación. Casos especiales en la determinación de la renta. - Explotaciones agropecuarias Art. 67.-A los efectos de la determinación de la renta neta de las explotaciones agropecuarias sólo serán de aplicación las normas de los artículos siguientes, salvo en los casos que expresamente se excluyan del régimen instituido por las mismas. Se considerará, sin admitir prueba en contrario, explotación agropecuaria a toda tierra con aptitud para esos fines, cualquiera sea su afectación y aun cuando permanezca inexplotada, considerándose titular de su renta a quien tenga el uso y goce de aquélla. El Poder Ejecutivo queda facultado para determinar, en su caso, esta ultima circunstancia, teniendo en cuenta las características de las relaciones jurídicas existentes con relación a dichas tierras.

2976

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

Art, 68.- Quedan excluidos del régimen que establece el articulo anterior los siguiente, predios o fracciones de predios:
a) Los ubicados en zonas boscosas donde se realice +xclusivamente explotación forestal y los destinados a forestación o reforestación con fines de ulterior explotación industrial, desde el año de iniciación efectiva de los trabajos y a condición de que los respectivos planes de forestación y reforestación hubieran sido aprobados por la autoridad forestal nacional o provincial respectiva; b) Los que fueran utilizados únicamente como soportes de instalaciones produce vas; e) Los que siendo áridos y reconocidos como tales por autoridades competentes, que fueran recuperados e incorporados por cualesquiera de los procedimientos técnicos que se aplican en el presente o se crearen en el futuro y destinados a producción agropecuaria en forma permanente; asi como también los predios anegados que se recuperen para su uso agropecuario . Esta exclusión será optativa para el contribuyente y por un periodo de diez (10) años a partir de la fecha de le puesta en producción del predio; d) Los comprendidos dentro de los limitas urbanos; e) Los que forman extensiones a urbanizar, luego de aprobado el plano de subdivisión por los organismos oficiales competentes y realizadas las obras de urbanización en la medida que fije La reglamentación; f) Los destinadas en forma efectiva y permanente a establecimientos fabriles, instalaciones o depósitos de plantas industriales comerciales: g) Los afectados a la explotación d' salinas, canteras v otros yacimientos de minerales o rocas; h) Los concedidos para fines exclu='vos de cateo: i) Para los cedentes, los cedidos en uso y goce con arreglo a lo dispuesto en el artículo 67 y siempre que su participación en los resultados de la explotación no supere el iorcentaje que fije la reglamentación En caso de que lo supere. serán responsables par la parte de la renta que proporcionalmente corresponda a su participación: j) Los que el relevamiento cataste tl agrario determine que carecen de aptitud cara la explotación agropecuaria. Art. 69. - El Poder Ejecutivo queda facultado para excluir del régimen a los predios ubicados en zonas que no contaran con el relevamiento atastral a que se refiere el articulo 34 de la ley 20 [ 8. ArL 79 -Se considerará renta neta re las explotaciones agropecuarias la renta neta peo' encial normal po^ unidad de superficie multiplicada I^n la superficie total del predio o de los predios utili:able en cada explotación, según las normas del e¡ evamiento catastral agrario Cuando- por circunstancias exeepci(,oales provocadas por case fortuito o fuerza mayor se verifiquen pérdidas de la renta neta efectiva de ano explotación agropecuaria en cantidad mayor de un treinta por ciento (30 st,, del promedio anual do i último quinquenio a valores constantes, el contribuyente tendrá derecho a una reducción proporciornl de la renta neta potencial del año fiscal en qu, se verifiquen tales acontecimientos.

Art. 71. - Los arrendatarios o aparceros deducirán de la renta neta total, determinada según las normas que anteceden, el monto de los arrendamientos o del porcentaje de la aparcería. Art. 72 - Los titulares de explotaciones que se inicien podrán, durante un periodo que no exceda de los cinco (5) años, deducir de la renta neta potencial el porcentaje del valor de las inversiones efectuadas para la habilitación de las tierras, obras básicas de infraestructura e instalaciones fijas que establezca la reglamentación. Empresas de construcción Art. 73. - En el caso de construcciones, reconstrucciones y reparaciones de cualquier naturaleza para terceros, en que las operaciones generadoras del beneficio afecten a más de un período fiscal , el resultado bruto de las mismas deberá ser declarado dt acuerdo con alguno de los siguientes métodos, a opción del contribuyente: a) Asignando a cada periodo fiscal el beneficio bruto que resulte de aplicar, sobre los importes cobrados, el porcentaje de ganancia bruta previsto por el contribuyente para toda la obra. Dicho coeficiente podrá ser modificado -para la parte correspondiente a ejercicios aún no declarados- en caso de evidente alteración de lo previsto al contratar. Los porcentajes a que se ha hecho referencia precedentemente se hallan sujetos a la aprobación de la Dirección: b) Asignando a cada periodo fiscal el beneficio bruto que resulte de deducir del importe a cobrar por todos los trabajos realizados en el mismo los gastos y demás elementos determinantes del costo de tales trabajos. Cuando la determinación del beneficio en la forma indicada no fuera posible o resultare dificultosa podrá calcularse la utilidad bruta contenida en lo construido siguiendo un procedimiento análogo al indicado en el inciso a). En el caso de obras que afecten a dos períodos fiscales, pero su duración total no exceda de un año, el resultado podrá declararse en el ejercicio en que se termine la obra. La Dirección, si lo considera justificado, podrá autorizar igual tratamiento para aquellas obras que demoren más de un año, cuando tal demora sea motivada por circunstancias especiales (huelga, falta de material, etcétera). En los casos de los incisos a) y b), la diferencia en más o en menos que se obtenga en definitiva, resultante de comparar la utilidad bruta final de toda la obra con la establecida mediante alguno de los procedimientos indicados en dichos incisos, deberá incidir en el año en que la obra se concluya. Elegido un método, el mismo deberá ser aplicado a todas las obras. trabajos, etcétera. que efectúe el contribuyente y no podrá ser cambiado sin previa autorización expresa de la Dirección, la que determinara a partir de qué periodo fiscal podrá cambiarse el método. Minas, canteras y bosques Art 74. - El valor impositivo de las minas, canteras, bosques y bienes análogos estará dado por la parte del costo atribuible a Los mismos. más, en su caso, los gastos ¡ocurridos para obtener la concesión. Cuando se proceda a la explotación de tales bienes en forma que implique un consumo de la substancia

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
productora de la renta , se admitirá la deducción proporcionalmente al agotamiento de dicha substancia, calculada en función de las unidades extraídas La reglamentación podrá disponer , tomando en consideración las características y naturaleza de las actividades a que se refiere el presente artículo, índices de actualización aplicables a dicha deducción. La Dirección podrá autorizar otros sistemas destinados a considerar dicho agotamiento siempre que sean técnicamente justificados. Art. 75 -Cuando con los elementos del contribuyente no fuera factible determinar la ganancia bruta en la explotación de bosques naturales , la Dirección fijará los coeficientes de ganancia bruta aplicables. Reorganización dr sociedades Art. 76. - Cuando se reorganicen sociedades o fondos de comercio en los términos de este artículo, los resultados que pudieran surgir como consecuencia de la reorganización no est;irán alcanzados por el impuesto de esta ley. siempre que la entidad continuadora prosiga, durante un 'lapso no inferior a dos 12) años desde la fecha de la operación, la actividad de la empresa reestructurada u otra vinculada con la misma. En tales casos, los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el articulo siguiente, correspondientes a los sujetos que se reorganizan, serán trasladados a la entidad continuadora. El cambio de actividad antes de transcurrido el lapso señalado tendrá efecto de condición resolutoria. La reorganización deberá ser tomunicada a la Dirección en los plazos y condiciones que la misma establezca. En los casos en que por el tipo de reorganización no se produzca la transferencia total de la o las empresas reorganizadas. el traslado de los derechos y obligaciones fiscales quedara supeditado a la aprobación previa de la Dirección. Se entiende por reorganización de sociedades o fondos de comercio: a) La fusión de empresas preexistentes a través de una tercera que se forme o por absorción de una de ellas; b) La división de una empresa en dos o más que continúen las operaciones de la primera; c) Las ventas y transferencias de una entidad a otra que, a pesar de ser jurídicamente independientes, constituyan un mismo conjunto económico. En los casos de otras venlas y transferencias de fondos de comercio, no se trasladarán los derechos y obligaciones fiscales establecidos en el artículo siguiente. y cuando el precio de transferencia asignado sea superior al corriente en plaza de los bienes respectivos, el valor a considera' impositivamente será dicho precio de plaza, debienfo disponerse al excedente el tratamiento que da 'sta ley al rubro llave. Art. 77. - Los derechos y ol ligaciones fiscales trasladables a la o las empresc, continuadoras, en los casos previstos en el artículo anterior, son: 1. Los quebrantos impositivos no prescritos, acumulados. 2. Los saldos de revahios impositivos aún no amortizados. 3. Los saldos de franquicias impositivas o deducciones especiales ro utilizadas en virtud de limitaciones al monto computable en cada

2977

periodo fiscal y que fueran trasladables a ejercicios futuros. 4. Los cargos diferidos que no hubiesen sido deducidos. 5. Las franquicias impositivas pendientes de utilización a que hubieran tenido derecho la o las empresas antecesoras, en virtud de] acogimiento a regímenes especiales de promoción, en tanto se mantengan en la o las nuevas empresas las condiciones básicas tenidas en cuenta para conceder el beneficio. A estos efectos deberá expedirse el organismo de aplicación designado en la disposición respectiva. 6. La valuación impositiva de los bienes de uso, de cambio e inmateriales, cualquiera sea el valor asignado a tos fines de la transferencia. 7. Los reintegros al balance impositivo como consecuencia de la venta de bienes o disminución de existencias, cuando se ha hecho uso de franquicias o se ha practicado el revalúo impositivo de bienes por las entidades antecesoras, en los casos en que así lo prevean las respectivas leyes. 8. Los sistemas de amortización de bienes de uso e inmateriales. 9. Los métodos de imputación de utilidades y gastos al año fiscal. 10. El cómputo de los términos a que se refieren los artículos 57 y 61 cuando de ello depende el tratamiento fiscal. 11. Los sistemas de imputación de las previsiones cuya deducción autoriza la ley. Si el traslado de los sistemas a que se refieren los apartados 8, 9 y 11 del presente articulo produjera la utilización de criterios o métodos diferentes para similares situaciones en la nueva empresa, ésta deberá optar en el primer ejercicio fiscal por uno u otro de los seguidos por las empresas antecesoras, salvo que se refieran a casos respecto a los cuales puedan aplicarse, en una misma empresa o explotación. tratamientos diferentes. Para utilizar criterios o métodos distintos a los de la o las empresas antecesoras , la nueva empresa deberá solicitar autorización previa a la Dirección, siempre que las disposiciones legales o reglamentarias lo exijan.
CAPITULO IV

Ganancias de la cuarta categoría. - Renta del trabajo personal Art. 78. - Constituyen ganancias de cuarta categoría las provenientes: a) Del desempeño de cargos públicos; b) Del trabajo personal ejecutado en relación de dependencia; c) De las jubilaciones, pensiones, retiros o subsidios de cualquier especie en cuanto tengan su origen en el trabajo personal y de los consejeros de las sociedades cooperativas; d) De los servicios personales prestados por los sucios de las sociedades cooperativas mencionadas en la última parte del inciso e) del artículo 45 que trabajen personalmente en la explotación, inclusive el retorno percibido por aquéllos; e) Del ejercicio de profesiones liberales y de funciones de albacea, sindico, mandatario, ges-

2978

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION tor de negocios, director de sociedades anónimas y fideicomisario;

Reunión 55a

f) Los derivados de las actividades de corredor, viajante de comercio y despachante de aduana. También se considerarán ganancias de esta categoría las compensaciones en dinero y ,ir especie, los viáticos, etcétera, que se perciban poa el ejercicio de las actividades incluidas en este articulo, en cuanto excedan de las sumas que la Dirección juzgue razonables en concepto de reembolso de gastos efectuados.
CAPITULO V

Ganancias de la quinta categoría. - Ganancias no incluidas en las restantes catenarias Art. 79.-Constituyen ganancias de la quinta categoría: a) Las obtenidas por todo acto que importe la disposición de bienes a titulo oneroso, excluidos los comprendidos en la tercera categoría; b) En general, toda clase de enriquecimiento que no esté expresamente incluirlo en las otras categorías. Art. 80. - La ganancia bruta obtenida por la enajenación de bienes que hayan sido amortizables en poder del contribuyente, excepto inmuebles, se determinará deduciendo del precio de vent.i el valor residual ajustado, el cual se determina-á de acuerdo con las siguientes normas: 1. Al valor de adquisición o produnción -excluidas en su caso las diferencias de cambio- se le restarán las amortizaciones rilinarias, calculadas de conformidad con L dispuesto en el artículo 90, correspondientes a los períodos de vida útil transcurridos. 2. Al valor residual así determinado se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición, o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de venta. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo al decreto ley 17.335/67, podrá optaras por deducir del precio de venta, en lugar del valor residual ajustado en la forma dispuesta en el primer párrafo de este apartado , el monto que resulte de agregar al valor resultante del apartado 1 el saldo de revalúo no amortizado. Art. 81. - Cuando se trate de inmuebles, la ganancia se determinará con arreglo a lo dispuesto en los artículos 55 a 58 de esta ley. Art. 82. - La ganancia bruta obtenida en la venta de bienes -excepto inmuebles y bienes: amortizablesse determinará deduciendo del precio de enajenación el valor de adquisición o aporte y el monto de las mejoras o nuevos aportes efectuados Art. 83.-En el supuesto de accionrrs y demás valores mobiliarios cotizables en bolsa, adquiridos con anterioridad al 19 de enero de 1974, sr presumirá. sin admitirse prueba en contrario, que el precio de adquisición es igual a la última cotización anterior a esa fecha.

luación fiscal del nuevo inmueble no supere el monto de $ 200.000 entre pagar el impuesto que resulte de la venta o afectar la utilidad obtenida en la forma y condiciones que determine la reglamentación al costo del nuevo inmueble. Este tope de valuación fiscal será actualizado conforme al articulo 96. Esta opción deberá ser formulada antes del vencimiento del plazo para presentar las declaraciones juradas correspondientes al año de enajenación. Dentro del término de un año a contar de la fecha de enajenación deberá producirse la adquisición del bien de reemplazo, o haberse producido con una anteiación no mayor a un año de la fecha de enajenación. Cuando se realice la cesión de inmuebles con el propósito de destinarlos a la construcción de un nuevo edificio incluido dentro del régimen de la ley 13.512, recibiendo el cedente, como compensación por el bien cedido, una n más unidades de la nueva propiedad, podrá también optarse entre pagar el impuesto que resulte de la operación o afectar la utilidad obtenida, en la forma y condiciones que fije la reglamentación, al costo de la o de las unidades recibidas. Art. 85. - En el caso de reemplazo y enajenación de un bien mueble amortizable, será de aplicación lo dispuesto en el artículo 61.

TITULO III De las deducciones
Art. 86.-Los gastos cuya deducción admite esta ley, con las restricciones expresas contenidas en la misma, son los efectuados para obtener, mantener, conservar y percibir las ganancias gravadas por este impuesto y se restarán de las ganancias producidas por la fuente que los origina. Cuando los gastos se efectúen con el objeto de obtener, mantener, conservar y/o percibir ganancias gravadas y no gravadas, generadas por distintas fuentes productoras. la deducción se hará de las ganancias bruta: que produce cada una de ellas en la parte o proporción respectiva. Cuando medien razones prácticas. y siempre que con ello no se altere el monto del impuesto a pagar, se admitirá que el total de uno o más gastos se deduzca de una de las fuentes productoras. Art. 87. - De la ganancia del año fiscal, cualquiera fuese la fuente de ganancia y con las limitaciones contenidas en esta ley, se podrá deducir: a) Los intereses de deudas y los gastos originados por la constitución, renovación o cancelación de las mismas; b) Las sumas que pagan los asegurados por seguros para casos de muerte; en los seguros mixtos sólo será deducible la parte de la prima que cubre el riesgo de muerte, Fijase como importe máximo a deducir por los conceptos indicados en este inciso la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000) anuales, se trate o no de prima única; c) Las donaciones a los fiscos nacional, provinciales y municipales y a las instituciones comprendidas en el artículo 20, incisos e), f) Y g), realizadas en las condiciones que determine la reglamentación y hasta el limite del veinte por ciento (20 %) de la ganancia neta del ejercicio. La reglamentación establecerá as¡ mismo el procedimiento a seguir cuando las donaciones las efectúen sociedades de personas;

Art. SI .- En el supuesto de venta de uno o más inmuebles con el objeto de construir o adquirir una vivienda destinada a casa -habitación propia y única del contribuyente podrá optarse siempre que la va-

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

2979

d) Los gastos de sepelios ¡ocurridos en el país, hasta la suma de cuatro mil pesos ($ 4.000), cuando correspondan al contribuyente o a las personas a su cargo , y a condición de que se cumplan los requisitos que al efecto establezca la reglamentación: e) Las contribuciones o descuentos para fondos de jubilaciones, retiros, pensiones o subsidios, siempre que se destinen a rajas nacionales, provinciales o municipales; f) La amortización del saldo de revalúo del decreto ley 17.335/67. Deducciones especiales de las categorías primera, segunda, tercera y cuarta Art. 88. - De las ganancias de las categorías primera. segunda, tercera y cuarta, y con las limitaciones de -sta ley, también se podrán deducir: a) Los impuestos y tasas que recaen sobre los bienes que produzcan ganancias; b) Las primas de seguros que cubran riesgos sobre bienes que producen ganancias; c) Las pérdidas extraordinarias sufridas por caso fortuito o fuerza mayor en los bienes que producen ganancias, como incendios , tempestades u otros accidentes o siniestros , en cuanto no fuesen cubiertas por seguros o (ndemnizaciones; d) Las pérdidas debidamente comprobadas, a juicio de la Dirección , originadas por delitos cometidos contra los bienes di explotación de los contribuyentes por empleados de los mismos, en cuanto ro fuesen cubiertas por seguros o indemnizaciones; e) Los gastos de movilidad. viáti-os y otras compensaciones análogas en la -urna reconocida por la Dirección; f) Las amortizaciones por desga te y agotamiento y las pérdidas por desuso. d, acuerdo con lo que establecen los artículos pertinentes. En los casos de los incisos c) y d), el decreto regla. mentaría fijará la incidencia que en el costo del bien tendrán las deducciones efectuadas. Art. 89-- En concepto de amortiv ción de edificios y demás construcciones sobre inmu' bles se admitirá deducir el dos por ciento (2%) sobre el costo de) edificio o construcción o sobre la p rte del valor de adquisición atribi,i b le a los mismos, (, niendo en cuenta la relación existente en el avalúo fiscal o, en su defecto, según el justiprecio que se practique al efecto, hasta agotar dicho costo o valor. El monto resulrante .. ajustará conforme al procedimiento indicado en :1 articulo 90. apartado 2. Cuando se trate de bienes revalua'ios conforme con el decreto ley 17.335/67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado , n dicho decreto ley o por el sistema indicado prer.,dentemente. En este último, cesará la amortización del saldo de revalúo. Art. 90.-En concepto de amorti: ación impositiva anual para compensar el desgaste d, los bienes -excepto inmuebles- empleados por el contribuyente para producir ganancias gravadas, se admitirá deducir la suma que resulte de acuerdo ron las siguientes normas: 1. Se dividirá el costo o valor de adquisición de los bienes por un número igual a los años de vida útil probable de los mismos. La Dirección podrá admitir un procedimiento distin-

te (unidades producidas, horas trabajadas, etcétera) cuando razones de orden técnico lo justifiquen. 2. A la cuota de amortización ordinaria calculada conforme con lo dispuesto en el apartado anterior, o a la cuota de amortización efectuada por el contribuyente con arreglo a normas especiales. se le aplicará el índice de actualización referido a la fecha de adquisición o construcción, que indique la tabla elaborada por la Dirección General Impositiva para el último trimestre calendario vencido a la fecha de cierre del periodo fiscal que se liquida. El importe así obtenido será la amortización anual deducible. Cuando se trate de bienes revaluados de acuerdo con el decreto ley 17.335,67 podrá optarse por continuar con el procedimiento determinado en dicho decreto ley o por el sistema indicado precedentemente, en cuyo caso cesará la amortización del saldo de revalúo. Cuando los bienes importados para destinarlos al activo fijo lo sean por un importe superior al precio mayorista vigente en el lugar de origen. más los gastos de transporte y seguro hasta la República Argentina, se considerará. salvo prueba en contrario, que existe vinculación económica entre el importador de la República y el exportador del exterior. En tales casos la diferencia que resulte no será amortizable ni deducible en forma alguna a los efectos impositivos. A los efectos de la leterminación del valor original de los bienes amortizables, no se computarán las comisiones pegadas yio acreditadas a entidades del mismo conjunto económico, intermediarias en la operación de compra, salvo que se pruebe una efectiva prestación de servicios a tales fines Sin embargo el valor total del bien adquirido, incluso la comisión de compra, no podrá ser superior en ningun caso al que corresponda admitir por aplicación de lo dispuesto precedentemente. Deducciones especiales de la primera categoría

Art. 91. - De los beneficios incluidos en la primera categoría se podrá deducir también los gastos de mantenimiento del inmueble. A este fin los contribuyentes deberán optar -para los inmuebles urbanos- por alguno de los siguientes procedimientos: a) Deducción de gastos reales a base de comprobantes; b) Deducción de los gastos presuntos que resulten de aplicar el coeficiente del cinco por ciento (5 á) sobre la renta bruta del inmueble, por ciento que involucra los gastos de mantenimiento por todo concepto (reparaciones, gastos de administración, primas de seguros, etcétera). Adoptado un procedimiento, el mismo deberá aplicarse a todos los inmuebles que posea el contribuyente y no podrá ser variado por el término de cinco (5) años, contados desde el periodo, inclusive, en que se hubiere hecho la opción. La opción a que se refiere este articulo no podrá ser efectuada por aquellas personas que por su naturaleza deben llevar libros o tienen administradores que deben rendirles cuenta de su gestión En tales casos deberán deducirse los gastos reales a base de comprobantes.

2980

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

Reunión 551

Para los inmuebles rurales, la deduccion se hará, en todos los casos, por el procedimientí• eje gastos reales comprobados. Deducciones especiales de la segunda - alegoría Art. 92.-Los beneficiarios de regrlía, residentes en el país podrán efectuar las siguientes 'leduciones, según el caso: a) Cuando las regalías se originen en la transferencia definitiva de bienes -cualquiera sea su naturaleza-, el veinticinco por choto (25 0) de las sumas percibidas por tal con- epto, hasta la recuperación del capital invertirte resultando a este fin de aplicación las rl sposiciones de los artículos 54, 55, 57, 58 y 71, según la naturaleza del bien transferido; b) Cuando las regalías se originen en la transferencia temporaria de bienes que xufren desgaste o agotamiento se admitirá la deducción del importe que resulte de aplicar las disposiciones de los articules 74, 89 ó 91). según la naturaleza de los bienes. Las deducciones antedichas serán procedentes en tanto se trate de costos y gastos incurrido. en el país En caso de tratarse de costas y gastos in urindos en el extranjero, se admitirá como única decocción por todo concepto (recuperación o amorlizar„m del costo, gastos para la percepción del beneficio mantenimiento, etcétera) el veinte por ciento 121E 17,1 de las regalías percibidas Las normas del prese,,te articulo no serán de aplicación cuando se trate de heneficiarios residentes en el pris, que desarrollen hahilualmente actividades de investigación experimentan en, etcétera, destinadas a obtener bienes susceptibles de producir regalías , quienes determinarán la g:mancia por aplicación de las normas que rigen para la tercera categoría. Deducciones especiales de la tercera (1rtegorw Art. 93. -De las ganancias de la tercer", categoría y con las limitaciones de esta ley tambin se podrá deducir: a) Los gastos y demás erogaciones inherentes al giro del negocio; b) Los castigos y previsiones contra los malos créditos en cantidades justificables de acuerdo con los usos y costumbres del rama, La Diree ción podrá establecer normas respecto de la forma de efectuar esos castigos; c) Los gastos de organización La Dire,-(:iéo admitirá su afectación al primer ejercicio o su amortización en un plazo no mayor dr cinco (51 años, a opción del contribuyente; d) Las sumas que las compañías de seguro, dr capitalización y similares destinen a integrar las previsiones por reservas matem:,ticas y reservas para riesgos en curso y similares, conforme con las normas impuestas sobre el particular por la Superintendencia de Seguros u otra dependencia oficial, En todos los casos, las previsiones por reservas técnicas correspondientes al e,jr^cicio anterior , que no hubiesen sido utilizada', para abonar siniestros , serán consideradas como ganancia y deberán incluirse en la ganancia neta imponible del año;

e) Las comisiones y gastos ¡ocurridos en el extranjero indicados en el artículo 80, en cuanto sean justos y razonables; f) En concepto de reserva para indemnización por despido, rubro antigüedad, se admitirá, a opción del contribuyente, la aplicación de cualesquiera de los sistemas que se mencionan en los dos puntos siguientes. Al fondo así formado se imputarán las indemnizaciones que efectivamente se paguen en los casos de despidos, rubro antigüedad: 1. El importe resultante de aplicar sobre las remuneraciones abonadas durante el ejercicio, al personal en actividad al cierre del mismo, el por ciento que representan en los tres últimos ejercicios las indemnizaciones reales por el rubro antigüedad pagadas sobre las remuneraciones totales abonadas, 2, Un porcentaje a fijar por el Poder Ejecutivo -no superior al dos por ciento (2 `á )a aplicar sobre las retribuciones totales abonadas durante el ejercicio al personal en actividad al cierre del mismo. g) Los gastos o contribuciones realizados en favor del personal por asistencia sanitaria, ayuda escolar y cultural, subsidios a clubes deportivos y, en general, todo gasto de asistencia en favor de los empleados, dependientes u obreros, También se deducirán las gratificaciones. aguinaldos, etcétera, que se paguen al personal dentro de los plazos en que, según la reglamentación, se debe presentar la declaración jurada correspondiente al ejercicio. La Dirección podría impugnar la parte de las habilitaciones, gratificaciones, aguinaldos, etcétera, que exceda a lo que usualmente se abona por tales servicios, teniendo en cuenta la labor desarrollada por el beneficiario, importancia de la empresa y demás factores que puedan influir en el monto de la retribución Las reservas y previsiones que esta ley admite deducir en el balance impositivo quedan sujetas al impuesto en el ejercicio en que se anulen los riesgos que cubrían (reserva para despido, etcétera). Deducciones especiales de la quinta categoría Art. 94. - De las ganancias de la quinta categoría y con las limitaciones de esta ley, se podrán deducir en el momen,o de la enajenación todos los gastos que fueran necesarios para la obtención de los beneficios, en tant., no hubiesen sido deducidos con anterioridad para la determinación de este impuesto (impuesto a la transmisión gratuita de bienes, gastos de ventas, tasas, etcétera), Deducciones no admitidas Art. 95.- No serán deducibles, sin distinción de categorías: a) Los gastos personales y de sustento del contribuyente y de su familia, salvo lo dispuesto en los articulos 22, 23 y 87 inciso d); b) Los intereses de los capitales pertenecientes al contribuyente invertidos en la empresa, las sumas retiradas a cuenta de las ganancias o en calidad de sueldo y todo otro concepto que importe un retiro a cuenta de utilidades.

Di)iembre 21 de 1973 ('AMARA DE SENADORES DE LA NACION
Cuando se hubiesen dilucido los importes a que se refieren tales conceptos, tos mismos se adicionarán, a los eferius del balance impositivo, a la participación del dueño o socios a quienes correspondan; c) La remuneración o sueldo del cónyuge o pariente del contribuyente Cuando se demuestre una etc'etiva prestaci ín de servicios, se admitirá deducir la te ,n, nerarión abonada en la parte que no exceda a la retribución que usualmente se pague a t, rceros por la prestación de tales servicios, , o pudiendo exceder a la abonada al empleacb, -no pariente- de mayor categoría, salvo disposición en contrario de la Dirección; d) El impuesto de esta ley lr cualquier impuesto sobre terrenos baldíos y campos que no se exploten: e) Las remuneraciones o su' Idos que se abonen a miembros de directora- consejos u otros organismos que actúen el' el extranjero, y los honorarios y otras remunr aciones pagadas por asesoramiento técnico-fin.mciero o de otra índole prestado desde el e <terior. en los montos que excedan de los licites que al respecto fije la reglamentación; f) Las sumas invertidas en b, adquisición de bienes y en mejoras de cara( 1-r permanente y demás pastos vinculados con dichas operaciones, salvo el impuesto a la ti ,smisión gratuita de bienes. Tales gastos mtegi irán el costo de los bienes a los efectos de esta ley; g) Las utilidades del ejercicio que se destinen al aumento de capitales o ;^ reservas de la empresa cuya deducción ni se admite expresa mente en esta ley; h) La amortización de llave, marcas y activos similares: i) Las donaciones no comprendidas en el artículo 87, inciso e), las prestaciones de alimentos. ni cualquier otro acto de liberalidad en dinero 0 en especie; j) Los quebrantos netos provenientes de operaciones ilícitas; k) Los beneficios que deben separar las sociedades anónimas para construir el tundo de reserva legal. Indice de actuali ación Art. 96-Los índices de acto;,'ización a que se refieren los artículos 54, 57, 80. 84, 90 y 110 deberán ser elaborados por la Dirección Gen- cal Impositiva sobre la base de los datos relativos a ir variación del indice general de precios mayoristas no agropecuarios que deberá suministrar el Instituto Nacional de Estadística y Censos. La tabla correspondiente contendrá valores trimestrales promedio para los cuatro (4) años inmediatos anteriores y valores anuales promedio para los demás períodos, tomando como tase el promedio de precios del último trimestre cal- ndario vencido. TITULO fV Tasas del impuesto para ]As personas de existencia visible y sucesiones indivisas Art. 97 - Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras aro exista declaratoria

981

de herederos o testamento declarado válido que cumpla la misma finalidad- abonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala:

Ganancias nebns imponibles .. males PAGARAN
Sobre el De mes $ m_`s el excedente

de

$

de

s

0 5.000 0 5.000 10.000 350 9 5.000 10.000 25.000 800 11 10.000 25.000 40.000 2-450 14 25.000 40000 55.000 4-550 18 40.000 55.000 70-000 7250 22 55.000 70 000 85.000 10.550 26 70.000 85.000 100.000 14.450 30 85000 100.000 130.000 18.950 35 100.000 130.0(10 170.000 29.450 40 130.000 170.000 - 45.450 45 170.000

TITULO V
Beneficiarios del exterior Art. 98. - Cuando se pague a sociedades o empresas constituidas en el extranjero o a cualquier otro beneficiario del exterior, beneficios netos de cualquier categuria excepto dividendos y utilidades de, los establecimientos a que se refiere el inciso b) del articulo 63, corresponderá que quien los pague retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo, el cuarenta y cinco por ciento (45 %) de tales beneficios. Se considerará que existe pago cuando se dé alguna de las situaciones previstas en el quinto párrafo del artículo 18, salvo que se tratara de La participación en los beneficios de sociedades de responsabilidad timotada, sociedades de personas o la correspondiente a los socios comanditados en las sociedades en comandita, en cuyo caso será de aplicación lo dispuesto en el articulo 49 En estos supuestos corresponderá practicar la retención a la fecha de vencimiento para la presentación del balance impositivo si con anterioridad no se hubiera configurado el pago en los términos del articulo 18. Cuando se trate de dividendos pagados a beneficiarios del exterior corresponderá que la entidad pagadora retenga e ingrese a la Dirección con carácter de pago único y definitivo el veintinueve con cincuenta centésimos por ciento (29,50 %) de los dividendos. Se considerará beneficiario del exterior a aquel que perciba sus ganancias en el extranjero, directamente o a través de apoderados, agentes, representantes o cualquier otro mandatario en el país y a quien, percibiéndolos en el país, no acreditara residencia estable en el mismo. En los casos en que exista imposibilidad de retener, los ingresos indicados estarán a cargo de la entidad pagadora, sin perjuicio de sus derechos para exigir el reintegro por parte de los beneficiarios. Art. 99. - La ganancia neta sujeta a retención se determinará deduciendo del beneficio bruto pagado o acreditado, los gastos necesarios para su obtención que hayan sido reconocidos expresamente por la Dirección General Impositiva, salvo los casos en que la ley establece presunciones referidas a la ganancia neta obtenida o a los gastos deducibles.

2982 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION Reunión 551
Art. 100. - Cuando se paguen al exterior i untas originadas en las situaciones previstas en el :.rtículo 29 del decreto ley 19.231/71; en intereses de toro tipo: en honorarios u otras remuneraciones por ase, oramiento técnico, financiero o de otra índole; a los , feetos del artículo anterior se presumirá, sin admitirte prueba en contrario, ganancia neta al ochenta nos ciento (80 %) de las sumas pagadas o acreditadas. Art. 101. - Los artistas residentes en el extranjero contratados por el Estado -nacional, provin ial o municipal- por un periodo de hasta dos (2) n eses en el año calendario. para actuar en el país en inaitnciones oficiales (radioemisoras. telcemisoras, teati, s, anfiteatros y similares) que no tengan fines comri cíales, pagarán con carácter de impuesto único y d' finitivo el quince por ciento (15 (71 ) sobre las retribuciones brutas que según contrato les corresponda. Cuando la duración del contrato fuere uperior al lapso señalado en el párrafo anterior, sobre el excedente serán de aplicación las normas c(m'.enidas en esta ley. Se presume de derecho que los t':stos realizados, que afectan consuntamente a retribio iones comprendidas en este régimen y en el general de la ley. guardan una relación proporcional con dich.singresos TITULO VI Otras disposiciones Art. 102.-Cuando se gestionen conveui.¡s internacionales relativos a la exención del imp' esto sobre ganancias de personas o empresas extranjc ras, el Poder Legislativo -a pedido de los interec;idos y mediante la garantia del caso y previa conformidad del Poder Ejecutivo- podrá autorizar a la Dirección General Impositiva la suspensión del cobro di i gravamen de esta ley hasta tanto se resuelva en defir itiva sobre tales gestiones Art. 103.- Este gravamen se regirá poi las disposiciones de la ley 11.683 (texto ordenado en 1968 v sus modificaciones), y su aplicación. percepcirin y fiscalización estará a cargo de la Dirección (;corral Impositiva. Art. 104. - Las disposiciones de la preso,te ley, que regirá hasta el 31 de diciembre de 1983. tendrán la siguiente vigencia: a) Para las personas físicas y sucesion, s indivisas, con relación a las ganancias que de icuerdo con las normas de la misma corresponda imputa¡ a partir del l9 de enero de 1974, U' lusive: b) Para las sociedades de capital y Iemás personas de existencia ideal a partir de Los ejercicios cerrados desde el 19 de enero de 1974, inclusive; c) Para la determinación de las ganancias de las empresas a que alude el inciso a) del articulo 13, a partir de los ejercicios cerrados desde el le de enero de 1974, inclusive Serán computables como ganancias gi avadas por esta ley, los dividendos correspondientes n utilidades de ejercicios cerrados a partir del le de enero de 1974, inclusive. No están sujetos a su régimen los dividendos integrados con utilidades correspondientes n ejercicios anteriores. A los efectos de lo dispuesto precedc'temente se considerará, sin admitirse prueba en contrario, que los dividendos que se pongan a disposic ion con posterioridad al cierre del primer ejercicio terminado en 1974. están integrados en primer térnuno por utilidades sujetas al régimen de la presente ley. Para los dividendos correspondientes a utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974, serán de aplicación las normas de la ley de impuesto a los réditos vigentes para el año 1973. Lo dispuesto en los párrafos anteriores será de aplicación, en lo pertinente, respecto de los sujetos comprendidos en el articulo 73, inciso bl_ cuando sus utilidades de ejercicios cerrados con anterioridad al año 1974 se giren al exterior o se disponga de ellas en cualquier forma, siempre que ello Importe una desafectación del giro del negocio. Las normas de los artículos 67 a 72, ambos inclusive, serán de aplicación a partir del 1° de enero de 1975 o antes, una vez cumplidas las etapas general de relevamiento catastral e indiv'dual de empadronamiento a que se refiere el articulo 30 de la Ley 20.538. Las disposiciones de los articules 98. 99, 100 y 101, se aplicarán sobre las ganancias pagadas a partir del 1° d' enero de 1974, inclusive. Lo expuesto no alcanza a los dividendos, los que se regirán por lo que a su respecto se dispone precedentemente. Art. 105. - El tributo que se crea por la presente ley substituye al impuesto a los réditos, al impuesto sobre la venta de valores mobiliarios y al impuesto a las ganancias eventuales, en este último caso en la parte pertinente. No obstante, las normas de los impuestos substituidos incidirán en la determinación de los réditos o ganan 'ras por ellas alcanzadas cuando en virtud de éstas se supeditan sus efectos a hechos o circunstancia- que se configuren con posterioridad a su vigencia pero de acuerdo con sus previsiones. As¡ mismo, las normas mencionadas incidirán en la determinación de la materia imponible alcanzada por el tributo creado por esta ley, cuando por ellas se extienden sus efectos a ejercicios futuros, en razón de derechos u obligaciones derivados de hechos o circunstancias configurados durante u vigencia. A los fines del proceso de transición de los gravámenes substituidos al nuevo, quienes hubieran sido responsables de dichos gravámenes quedarán sujetos a todas las obligaciones, incluso substantivas. que sean necesarias para asegurar La continuidad del régimen reemplazado, siempre que con ello no se lesione el principio de que ninguna materia imponible común a los tributos substituidos y substituto. está acanzada por más de uno de los gravámenes en cuestión. El Poder Ejecutivo dictará las disposiciones reglamentarias necesarias para regular la transición a que se refiere este artículo, sobre la base del carácter substitutivo señalado y de los restantes principios indicados al efecto. Art. 106.-Cuando con arreglo a regímenes que tengan por objeto la promoción sectorial o regional, sancionados con anterioridad al 25 de mayo de 1973, se hubieren otorgado tratamientos preferenciales en relación a los gravámenes que se derogan, el Poder Ejecutivo dispondrá los alcances que dicho tratamiente tendrá respecto del tributo que se crea por la presente ley. a fin de asegurar los derechos adquiridos y, a través de éstos, la continuidad de Les programas aprobados con anterioridad a la sanción de la presente ley. Art. 107. -Cuando los regímenes a que hace referencia el articulo anterior hubieran sido sancionaoos con posterioridad al 25 de mayo de 1973. el Poder Ejecutivo deberá reglamentar la aplicación automática de tales tratamientos preferenciales en relación al impuesto de la presente ley.

Diciembre 21 de 1975 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
El tratamiento dispuesto precedentemente se aplicará al régimen instaurado por el decreto ley 19.640/72, Art, 108. - Pagarán el impuesto de esta ley, con un recargo del veinte por ciento (L(, °7), todas las ganancias imputables al año fiscal 1974 o sujetas a su pago con carácter definitivo dur,,nte dicho ano.
Por los dividendos comprendl,'ns en el segundo párrafo del articulo 104 que duran incluirse cuino ganancias gravadas en el ejerccio fiscal 1974, el cómputo como cago a cuenta lo ',asta el quince con cincuenta centésimos por ciento x15.56%) o vemlidós

2983

tratamiento merecerá la diferencia entre el monto total de la deducción y el costo de compra y/o construcción, si el primero fuera mayor. No podrán ejercitar esta deducción los contribuyentes acogidos a las disposiciones del articulo 109. La omisión o falsa declaración en el cumplimiento del presente artículo será considerada defraudación fiscal, de acuerdo con las leyes en vigencia a ese momento. Art. 111.-Para la determinación de la materia imponible, cualquiera fuese el origen de la ganancia, serán deducibles las inversiones en nuevas plantaciones forestales o en la ampliación de las existentes y aquellas destinadas a incorporar a la producción agropecuaria tierras áridas o anegadas, mediante la obtención de aguas subterráneas o implementación de sistemas de riego o de evacuación de aguas y complementariamente las inversiones en trabajo de desmonte, rozaduras, nivelaciones, electrificación, implantación de cultivos permanentes, y sus gastos de mantenimiento, hasta tanto la explotación entre en período de producción. El acogimiento a este beneficio imposibilita el ejercicio de la opción del inciso c) in fine del articulo 68. e importa la nulidad de la exclusión del inciso a) del mismo artículo. Las inversiones antedichas podrán realizarse en forma directa o a través de integración de acciones, bonos, certificados o cualquier otro tipo de valores destinados a financiar las inversiones. Art. 112. - Comuníquese al Poder Ejecutivo.
SALVADOR F. BuSACCA. Alberto L. Rocamora.

por ciento (22 °4) a aue se reto re el articulo 45, inciso f), será de hasta el dieciocl o con sesenta centésimos por ciento (18,60`7) y ''eintiséis con cuarenta centésimos por ciento (2,,40%), respectivamente, Cuando dichos dividend„ fueren percibidos por las entidades a que se refiere el artículo 20, inciso 1). la devolución pertinente será del veintiséis con cuarenta centésimos por cient , (26,40 7 1. ¡Art. 109. - Los contribuyentes • tue edifiquen un dados de vivienda con destino vivienda propia, renta o venta podrán deducir de z_s ganancias gravadas la parte del total invertido en la construcción de cada una de dichas unidades que establezca el Poder Ejecutivo, el cual queda 'acuitado para determinar la proporción deducible sobre la base del tipo de construcción, valuación fi ,al unitaria, condiciones técnicas, ubicación, valor venal o precio de venta de las viviendas, así como en consideración a cualesquiera otras características aue contribuyan a definir el interés social de la con trucción. Esta franquicia sólo podrá ser utilizada para los títulos de les planes de construn ión aprobados poi organismos estatales a los efecto, del otorgamiento de apoyos crediticios y siempre „ue la presentación de dichos planes se efectuare hasta el 31 de diciembre de 1973. inclusive. El Poder Ejecutivo determinara la forma, oportunidad y condiciones en que se hará efectiva la fran. quicia. Art. 110. - Las personas de existencia visible residentes en el pais, que no sean propietarios -a su nombre o en el de su cónyuge- de su casa habitación, y en cuanto demuestren fehacientemente al momento de la deducción el principio de ejecuc,ón de la compra o construcción de la misma (incluido el terreno) o, en su caso, su incorporación etect.va a planes oficiales de ahorro y pré,iamo para vivienda propia o subscripción de créditos 'ificiales para igual fin, podrán deducir sólo de sus --cotas netas. comprendidas en el articulo 48 y articulo 78. en cuanto trabajen personalmente en la arlividad o empresa hasta la suma de quince mil pesos ($ 15000). La deducción s podrá ejercitar únicamente durante cinco ejercicios fiscales consecutivos. En el caso de que en cualquier ejercicio la deducción exceda la renta neta de las c.degorias indicad:,s, el excedente será acumulable a las sumas deducibles en ejercicios posteriores. Dentro del sexto ejercicio fiscal deberá acreditarse fehacientemente la compra o finidzación de la obra, según el caso. Si el contribuyente que ejercitó la deducción decidiera no construir o comprar su casa habitación, o no acreditara fehacientemente lo indicado en el párrafo anterior, deberá -en e] ejercicio 'isca] inmediato siguiente a aquel en que tal hecho ocurra- acondicionar a su ganancia neta el mono total de las deducciones realizadas hasta entonces. siendo considerado dicho monto como ganancia de quinta categoría. Igual

II Impuesto al valor agregado
Dictamen de comisión

Honorable Senado:
Vuestra Comisión de Presupuesto y Hacienda ha considerado el proyecto de ley, venido en revisión de la Honorable Cámara de Diputados, sobre el impuesto al valor agregado; y, por las razones que dará el miembro informante. os aconseja su aprobación con las siguientes modificaciones: Articulo 6°: en el primer párrafo después del vocablo .servicios, debe colocarse coma. En el penúltimo párrafo en vez de punto y coma va punto y seguido. Artículo 7e: en el primer párrafo después del vocablo ,gravados, va come. Articulo 90: en el primer párrafo la locución .que dan lugar al crédito fiscal, va entre comas Articulo 11: En el primer párrafo se reemplaza la locución ..compra a consumidores tinales no inscritos de bienes usados.. , por . . compra de bienes usados a consumidores finales no inscritos, _ ,. Articulo 17: en el inciso b) reemplazar el vocablo .comerciantes, por la locución .demás responsables,. En el tercer párrafo suprimir los incisos 1) y 4) reordenando los incisos restantes. Artículo 18: en el párrafo tercero eliminar la locución . . a que hace referencia el párrafo anterior,. Articulo 20: suprimir en el segundo párrafo la coma que va después del vocablo .ventas. y colocar coma después de .3°..

Diciembre 21 de 1973 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION
Art. 11. - El Poder Ejecutivo deberá sancionar, dentro dz los ciento veinte (120) dios de la fecha de promulgución de esta ley, el respectivo texto ordenado.

3029

Art. 12.-Derógase el artículo 89 de la ley 11.683. Art. 13. - Comuniquese al Poder 1".jecutivo.
SALVALOR F. BusAccA. Alberto L. Rocamora.

Sr. Presidente ción en general.

(Fonrouge). - En considera-

Sr. Romero. - Pido la palabra, Sr. Presidente (Fonrouge). - Tiene la palabra el señor senador por Corrientes.
Sr. Romero. - Señor presidente: como la agenda que tenemos en consideración es un conjunto armónico que significa una reforma integral del sistema tributario argentino, voy a hacer un informe general referido i este conjunto de leyes. Los proyectos que el Poder Ejecutivc ha elevado al Parlamento constituyen un conjunto coherente que tienden a estable-er un sistema impositivo que permita coadyuvar a la política económica encarada por el gobierno de la Nación.

Dicho sistema, articulado sobre la base de las coincidencias programáticas de los partidos políticos más representativos, según las dos últimas elecciones celebradas en el país, la Confederación General del Trabajo y d<i la Confederación General Económica, tiene como una de sus metas la de recompensar la carga tributaria con el objeto de contribuir a la redistribución del ingreso en favor de los sectores menos dotados.
Este propósito no es caprichoso: nace de la necesidad de restablecer la justicia social y la equidad que nunca debieron haberse perdido. En efecto, el sistema tributario aún vigente es tan injusto que a través de sus mecanismos consagra la elusión legal de los impuestos, originando de tal manera un desplazamiento de la carga impositiva de los contribuyentes de mayores ingresos hacia otros de ingresos menores. Justicia y equidad son premisas fundamentales para que un sistema tributar¡(, tenga consenso popular. La vulneración de estos principios origina la resistencia que se con-reta mediante la evasión y la defraudación fise:d. A partir de estos hechos la conducta tributaria de los contribuyentes en nuestro país durante los últimos años originó un círculo vicioso. Con tal motivo, el Estado, al ver merinar sus recursos, aumentaba la presión indivifual, cosa que irritaba aún más a los afectados y los inducía a una mayor evasión. Se establecía así un proceso sin fin generando un nudo gordiano imposible de desatar.

La nueva filosofía que anima las leyes tributarias que estamos analizando pretende cortar definitivamente ese nudo. Intensa conseguir, a través de una adhesión voluntaria o forzosa, que

todos los que deben aportar paguen sus impuestos de acuerdo con su capacidad de contribución; sobre todo para aquellos tributos que han disminuido la presión individual, Una reducción de esta presión unida a una más justa y equitativa distribución de la carga impositiva, fundada en la capacidad contributiva de cada persona, son parámetros con los cuales se maneja la nueva filosofía para lograr los recursos que requiere el Estado para cumplir con sus fines. Cuantos más sean los contribuyentes que cumplan, mayor podrá ser la reducción de la presión individual. A esta altura de la exposición es importante destacar la incidencia del sistema tributario en los aspectos referidos al ahorro y la inversión. Los regímenes de desgravación, que en número superior a cien estaban incluidos en las leyes tributarias -en especia] en el impuesto a los réditos-, quebraron un estado de indiferencia que promocionó todo, sin cuantificar ni calificar los beneficios ni fijar las prioridades necesarias para que los regímenes de promoción tuvieran resultados. El cambio de la filosofía en este sentido es terminante Salvo muy contadas excepciones -dos en la ley de ganancias- la ley impositiva no establece en sí los regímenes de promoción, sino que el espíritu de los proyectos fija un estatuto general aplicable a todos los contribuyentes. Luego, a través de regímenes de promoción, establecidos por leyes o decretos fundados en el mismo criterio, cuantifica, califica y establece las prioridades a fin de que en los casos en que la determinación política establezca la necesidad, el sacrificio que se solicita a los demás contribuyentes para compensar la disminución en los sectores promocionados de la carga tributaria tenga justificación económica y social. ¿A qué se debe este cambio? En la filosofía es quizá muy claro el panorama si tenemos en cuenta que la Argentina tiene -o ha tenidocapacidad de ahorro y también ha hecho inversión. Por no haberse determinado las pautas correctas en la promoción de ese ahorro y por haber sido indiscriminada la aplicación de esta promoción, los resultados están a la vista: el crecimiento del producto bruto no es satisfactorio. Es importante que tengamos conciencia de que no todo ahorro se convierte en inversión; además, no toda inversión es productiva y, finalmente, no toda inversión productiva lo es para el interés general del país. En consecuencia, no es por un estatuto general impositivo que debemos realizar promociones, sino por leyes especiales en las cuales el Parlamento determine políticamente -como dijimosqué, dónde y en cuánto debemos promocionar. De la importancia de lo antedicho deviene la insuficiencia de capitales en el mercado, y resulta primordial canalizarlo hacia aquellas actividades, sectores y regiones prioritarias que coadyuven a un desarrollo constante y sostenido que tenga un fin último: la Argentina potencia anhelada por todos. Claro es que no es éste el

3030 CAMARA DE SENADORES DE LA NACION único fin buscado, ya que el mismo debe cumplimentarse como aquel acto que regule la participación , en los resultados de progreso mencionado, de todos los componentes de la sociedad que han contribuido a lograrlo.

Reunión 559

Debe revertirse el proceso que llevó a que una gran masa de contribuyentes se mantuviera a] margen en el cumplimiento de las obligaciones impositivas , para lo que también se han cumplimentado medidas tendientes a castigar la mala conducta fiscal como son la cédula fiscal, el proyecto de represión pena] a] delito de defraudación tributaria, la creación de la Dirección Nacional de Policía Fiscal Federal, que tendrá jurisdicción en todo el territorio y mediante convenios expresos con los fiscos provinciales y municipales podrá actuar coordinadamente y funcionar como suministro de información.
Corroborando lo expuesto, cabe señalar que el gobierno nacional ha declarado que en el curso del próximo año se reunirá con las provincias para depurar, coordinar y simplificar los regímenes impositivos vigentes en las distintas jurisdicciones, implementándose un programa de colaboración y ayuda permanente que permita la implantación de un sistema que evite problemas de superposición de gravámenes que perjudiquen en definitiva los planes de desarrollo sectoriales y regionales, dificultando por un lado la administración y fiscalización tributaria, reduciéndose el costo de recaudación y aliviando por otro la ingente tarea que deben cumplir los contribuyentes para responder a los requerimientos fiscales. Es bien conocido, por último, que de ruco vale un excelente sistema tributario si el mismo no está acompañado por una administración fiscal eficiente, que obligue a aquellos que no están dispuestos a cumplir voluntariamente con las obligaciones que se les han impuesto a que lo hagan, sufriendo, en su caso , las penalidades que el mismo sistema les impone. Va de suya, entonces, que al par que se perfecciona el sir tema se volcarán todos los esfuerzos necesarios para dotar al organismo recaudador de los elementos humanos y materiales que permitan la obtención de las premisas enunciadas. Como corolario, y antes de referirme en forma específica a cada proyecto de ley, es menester remarcar dos complementos básicos que se han tenido a la vista para concebir la reforma. El primero es el de conseguir la mayor simplificación posible en las normas. Sin embargo, es principio axiomático en materia tribul:,ria que la mayor simplicidad se refleja en una menor equidad. La simplificación se ha buscado de manera tal que no avance sobre el principio de equidad y justicia social que debe presidir en los impuestos. Ello se ha tratado de conseguir mediante la redacción objetiva de las normas para que no se presten a interpretaciones contradictorias.

El segundo concepto básico es el de incentivar el aumento de la producción y castigar la ineficiencia. Ejemplo de ello es la inclusión dentro de la ley del impuesto a las ganancias del régimen de renta normal potencia] para las explotaciones agropecuarias ya sancionada.

Componen el conjunto de normas que hacen a la reforma tributaria los siguientes proyectos de leyes que se someten a vuestra consideración y a los que a continuación me referiré.
El impuesto a las ganancias. Su ámbito de imposición se integra con los actuales impuestos a los réditos y a las ganancias eventuales, cuya derogación se propicia a partir del 19 de enero de 1974. Es de suma trascendencia esta modificación, puesto que consiste precisamente en la integración en un solo régimen de todos los beneficios obtenidos, con prescindencia de que los mismos revistan los caracteres propios del rédito o de la ganancia de capital. Esta integración, que procura una más justa apreciación de la capacidad contributiva de los sujetos, es recomendada por la doctrina moderna y ha sido comentada favorablemente por los especialistas de nuestro país. La actual discriminación de los beneficios para sujetarlos a regímenes diferentes da como resultado la determinación de obligaciones fiscales de distinta magnitud frente a iguales montos de beneficios, según sea el origen o composición de las mismas o, en numerosos casos, según sea la forma adoptada para las operaciones. Ello tiene como consecuencia, además, innumerables controversias derivadas de la caracterización de los beneficios para su encuadre en uno u otro gravamen. Por otra parte, y en consideración al principio de no discriminación de los beneficios generados por la empresa, la ley del impuesto a los réditos había avanzado sobre el régimen de las ganancias eventuales, estableciendo la aplicación de aquél en diversas situaciones, que, estrictamente consideradas, eran utilidades de capital. Esta solución, sin embargo, significó distintos tratamientos fiscales frente a situaciones análogas o, más aún, resultaban con un tratamiento menos riguroso operaciones de verdadera especulación. En lo que se refiere a la técnica utilizada para la integración, surge de inmediato el problema que supone someter a la imposición progresiva la exteriorización de ganancias que, estrictamente, cabe reconocer como generadas en más de un período fiscal. Al respecto, es frecuente que tanto la legislación comparada como los especialistas ofrezcan sistemas tendientes a solucionarlo mediante la aplicación de tasas o de formas de imputación que corrigen la progresividad. En el proyecto de ley que se trata, se ha optado por la integración lisa y llana, único modo de integración real que elimina tratamientos diferenciales y que soluciona los difíciles problemas de aplicación, defendiendo así las características de simplicidad y fácil interpretación que se quieren para el sistema. Sin embargo, la presión tributaria resulta moderada por nor-

Diciemnre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION 3031

mas que, sin crear los problemas que se han mencionado, solucionan sa'isfactoriamente el punto, a saber: 19 Se imputa el beneficio por el sistema de lo percibido, con lo que, a la vez que se distribuye el beneficio en los períodos en que se produzca el cobro, se contempla la real capacidad de pago.
29 Se posterga indefinidamente el pago del gravamen en los casos de venta de inmuebles cuyos beneficios se destinen a la adquisición de vivienda propia.

de una empresa independiente o separada económicamente de aquélla.
Otra medida de significativa trascendencia, en cuanto a los objetivos de equidad en la distribución de la carga tributaria, es la inclusión de los dividendos de acciones como materia imponible en las liquidaciones del conjunto de ganancias. Mediante la aplicación de la tasa progresiva, se logra una cabal tributación con relación a la capacidad contributiva de las personas.

39 Se consagra la exención para los beneficios derivados de la venta de la casa habitación del contribuyente. 49 Se establece la facultad de imputar los beneficios obtenidos en la venta de inmuebles urbanos o rurales afectados a una explotación al costo de bienes que se utilicen en la misma.
59 La escala proyectada para el cálculo del impuesto progresivo presenta una substancial rebaja en los niveles bajos y medios, respecto a la vigencia en el impuesto a lo; réditos, mientras se han aumentado considerablemente las deducciones en concepto de mínimo no imponible y cargas de familia.

69 Los coeficientes de actualización del costo de los inmuebles también tienden a atenuar la progresividad, ya que en definitiva el tributo se abona sobre utilidades inflacionadas, y por ende, es lógico suponer que si la utilidad se produce, ella proviene de un verdadero aporte comunitario en pro de la valorización del bien enajenado, careciendo de relevancia el esfuerzo persona] realizado por su titular. Lo expuesto permite afirmar que si bien la ganancia por la venta de un inmueble está gravada en el año de su realización, no obstante que la misma se ha ido generando por el transcurso del tiempo, indirectamente se atenúa notoriamente el impacto de las escalas progresivas en función de las conexiones a que he hecho referencia.
De tal manera, puede afirmarse que sólo en los casos de altos beneficios la medida proyectada supondrá un incremento de la presión tributaria, mientras redundará 'm una sensible reducción en ]os niveles de minores rentas. Resulta relevante destacar que en el articulo 14 del proyecto se refleja la doririna de la Corte Suprema, por la que se desconnee el carácter de gasto deducible a las sumas giradas por las filiales en el país a su casa matriz en el exterior, en concepto de regalías, intennses financieros asesoramiento técnico, etcétera. ,ciando del análisis de la situación patrimonial de la empresa local se pueda inferu que la tara de decisiones no está en poder de sus autoridades nacionales sino que responden a directivas o oolíticas arenas al normal desenvolvimienti, de la empresa del pais. Es decir, que los convenios o contrataciones que dan origen a las rem,-sas a que hacía referencia, no tendrían razón di, ser de tratarse

Ahora bien, se ha considerado que en esta primera etapa por lo menos, debe establecerse un régimen que, a la vez que asegure en cierta medida la recaudación mediante la imposición previa de los beneficios obtenidos por la entidad, tenga en cuenta que esos beneficios son en definitiva los mismos que el accionista debe incluir en sus declaraciones juradas. De lo contrario, resultaría un régimen que castigaría a las sociedades de capital con relación a las sociedades de personas o empresas unipersonales, vulnerando el principio de neutralidad del impuesto, frente a las formas societarias. Por tales razones, el proyecto establece un gravamen en cabeza de la sociedad del 22 % sobre los beneficios. Los accionistas deberán incluir los beneficios en sus declaraciones, pero tendrán derecho a un cómputo del 15,50 % de los dividendos como pago a cuenta.
Si nos contentáramos con lo mencionado, la solución sería incompleta Hemos sido más ambiciosos, tendiendo a obtener que las personalidades de las sociedades de capital y sus accionistas guarden una relación más estrecha frente a las normas del impuesto y a su vez tienda a asimilarse el tratamiento de estos últimos con los socios de las sociedades de personas. En ese sentido, se dispone que la ganancia que debe incorporar el accionista en su declaración se corresponda exactamente con la que a su vez fue sujeta a imposición en cabeza de la sociedad. Como el régimen daba lugar a la maniobra de postergar indefinidamente e] pago del impuesto en cabeza de los accionistas. mediante la no distribución de los beneficios -sobre todo en las sociedades cerradas- se neutraliza dicha maniobra con la imposición de las utilidades no distribuidas a que se ha hecho referencia, con una tasa especial, gravamen éste que se recupera al efectuarse la distribución El régimen expuesto impone la modificación del tratamiento de los beneficios obtenidos por empresas o personas del exterior, a través de sucursales o establecimientos en el país, a fin de que, en ningún caso, les alcance un tratamiento más favorable que a los contribuyentes del país Por lo tanto, se ha fijado para los mismos 'a tasa del 45 %. igual tasa se fija para los beneficiarios del exterior que perciban utilidades de cualquier naturaleza Con relación a esos beneficiarios, y siempre con el objeto de

3032 CAMARA Dlr SENADORES DE LA NACION

Reunión 55*

no otorgar tratamientos favorables con relación a los del país, se han proyectado además las siguientes medidas: a) En el supuesto de participaciones en empresas, la retención del 45 % se practicará en la fecha de presentación del balance impositivo. Con ello, se elimina el atraso que para el cobro del impuesto significaba supeditar la retención al giro de las utilidades y se anula la ventaja financiera que tenían con respecto a los contribuyentes del país; b) En el caso de dividendos a accionistas del exterior, se dispone una retención del 29,50 %,
es decir, prácticamente la tasa máxima para re-

sidentes en el país. Otra de las medidas adoptadas, consiste en la eliminación, excepto en casos rigurosamente seleccionados, de los regímenes de desgravación que, por abuso en el uso extrafisca] del impuesto, habían distorsionado totalmente el sistema. Por ello, se ha proyectado un replanteo general del tema. La idea es que las medidas de promoción se instrumenten por normas especiales de carácter regional o sectorial, para así lograr una visión cabal del conjunto, y poder evaluar el costo-beneficio de los mismos. Por último, corresponde señalar la considerable rebaja que se proyecta en las tasas del impuesto . Esta decisión, unida a otras medidas, algunas ya sancionadas come la regularización impositiva , la de condonación y moratoria, la
de renta normal potencial de la tierra. también la de pena corporal por defraudación, y otras

que forman parte de este conjunto, como la de nominatividad de las acciones y registro de documentos que respaldan créditos, con más una intensificación de la verificación y, quizá fundamentalmente, el nuevo ordenamiento que en lo económico, social y político ha d,. imperar en el país, producirá un cambio rotundc en la conducta de los contribuyentes. Todo ello conduce a la conclusión de que la carga tributaria debe moderarse, de modo que no impulse ala evasión o signifique un peso demasiado tr:ravoso para el contribuyente. Se da como seguro, que el mejor cumplimiento de la: obligaciones tr]butarias, compensará dicha rebaja, al par de todas las consecuencias favorables qu,^ conlleva el juego limpio en las relaciones fisco-contribuyente. Una de las premisas que ha informado el paquete de la reforma tributaria es el de la racionalización y sistematización dei régimen
impositivo.

posición a los consumos. Y aquí creo . iecesarlo detenerme porque es de especial importancia señalar que el impuesto de patentes a que he hecho mención, de ninguna forma ha de ser una reedición del impuesto a las actividades lucrativas, sino que el mismo -a través de la política concertada que marcará en el futuro las relaciones de las distintas jurisdicciones integrantes de la comunidad de intereses y aspiraciones que ha de llevar a la Argentina Potencia-, tendrá como finalidad el diferenciar la presión tributaria en aquellos servicios o productos en los que por razones de simplicidad o de mejor administración no pudieren hacerlo los gravámenes nacionales. Desde ya que no podemos dejar de reconocer que la imposición a los consumos ha constituido y constituirá siempre un tema de difícil y ardorosa polémica, atento sus posibles repercusiones sobre la población y sus amenazas de regresividad. Sin embargo, tampoco podemos dejar de reconocer que en las actuales circunstancias sería imposible prescindir de os recursos que de ella devienen en cuanto los mismos son necesarios para la consecución de los planes que hacen al desarrollo y bienestar del país y en consecuencia al de cada uno de sus habitantes. Y, en especial, porque dichos recursos son de innegable importancia a los fines de una política de redistribución del ingreso que vaya más allá del nivel personal a nivel regional, ya que a través de dicha imposición los centros altamente desarrollados, que por lógica son los que más consumen y más tributan por aplicación del régimen de coparticipación, coadyuvarán solidariamente al esfuerzo que comunidades menos dotadas han de emprender para la superación de su estancamiento y para el mejoramiento de sus niveles de vida. Por ello, resulta necesario adoptar una posición valiente que ante la realidad de una inevitable imposición a los consumos permita la esquematización de aquella que ofrezca los menores inconvenientes y las mayores ventajas.

En tal sentido creemos que el régimen propuesto, y en especial el impuesto al valor agregado, satisface tales premisas.
En primer lugar, al contemplar exenciones para los consumos básicos de los sectores populares, al captar en forma diferencial los consumos que evidencian mayor capacidad contribu= tiva, y al incorporar a su base de imposición servicios que en general integran los consumos de los tramos de ingresos medios y altos, procura evitar que su aplicación llegue a afectar en mayor proporción a los sectores de menores recursos, solucionando los problemas de regresividad que surgirían de una imposición no discriminada.

En el campo de los impuestos a lo:: consumos el impuesto al valor agregado viene a cumplir dichos objetivos. Este tributo que substituirá a
los vigentes impuestos a las ventas y a las acti-

vidades lucrativas ha de integrar, junto con los impuestos internos y el de patentes, reservado a la potestad de las jurisdicciones locales, el esquema que ha de regir en el futuro la im-

Por otra parte, al someter a tributación a todas las etapas del ciclo de producción y distribución, mediante el régimen del fraccionamiento de pago, ofrece una mayor equidad en la distribución de la carga fiscal, uniformándola con prescin-

Diciembre 21 de 1973

CAMARA DE SENADORES DE LA NACION

3033

dencia de la mayor o menor integración del proceso de fabricación o distribución. Esto significará un aporte a la neutialidad, en cuanto su aplicación no provocará distorsiones en las formas de organización empresaria, superando los problemas que justamente acarreaban los tributos substituidos.

Además, la citada estructura minimizará los problemas que actualmente presentan dichos gravámenes en cuanto a su traslación a los precios en mayor medida que lo ingresado al fisco, fenómeno conocido come piramidación. Es también señalable que el régimen propuesto, al ampliar la base de imposición, provocará una descompresión impositiva de los sectores productivos y la co secuente liberación en éstos de recursos para la i versión.
Pero si existe un argumento contundente en apoyo del reemplazo de los impuestos a las ventas y a las actividades lucrativas por el IVA es el de la simplificación y la certeza que el mismo ha de significar para todos los contribuyentes que en la actualidad deben, por una misma operación, responder ante más de un fisco. La simplificación y certeza que el mismo ha de significar para los que en la actualidad tienen no sólo que conocer la legislacion de la jurisdicción central, sino la de cada una de las legislaciones locales y, además, las del convenio multilateral. Para los que en definitiva. señores senadores, deben sobrellevar la incertidumbre que la aplicación de estas últimas les depara, por cuanto en situaciones extremas, no obstante haber satisfecho su obligación total, se encuentran obligados a responder a reclamos de ciertas jurisdicciones sin encontrar el justo reintegro de las otras intervinientes. Es por estas razones que el IVA ha de representar para el contribuyente la certeza jurídica y la simplicidad que deviene de todo tributo que siendo exigido por un solo fisco, éste luego tiene la obligación de distribuir de acuerdo con las pautas que las jurisdicciones de común acuerdo hubieran fijado. A nivel macroeconómico, el régimen, al establecer una economía de ese, la, ha de implicar una mejor aplicación del gesto público, revirtiendo para las ,jurisdicciones locales en una real economía, al permitirles obtener iguales o mayores recursos sin costos de recaudación. El proyecto en su faz técnica viene avalado por los estudios que se re.i'izaran en nuestro país a través de varios año , contando con el inestimable aporte que a los mismos efectuara lo más granado de la doctrine tributaria argentina; ello sin contar el resp.ldo que le otorga el correcto funcionamiento dr sistemas similares no sólo en países del Mercad ) Común Europeo, sino en países hermanos con o Ecuador, Brasil y Uruguay.

minadas locaciones y prestaciones de servicios, en forma tal que, recayendo en última instancia sobre el consumidor final, es ingresado al erario público a través de los intervinientes en el proceso de producción, distribución y comercialización, en proporción con el valor que cada uno de ellos agrega. El sistema de liquidación propuesto es el de substracción a través del régimen de crédito de impuesto, o sea deduciendo del impuesto correspondiente a las ventas de un ejercicio el facturado por las compras del mismo período. Tratándose de la compra de bienes de capital, la deducción del impuesto que la misma supone se efectúa en tres cuotas anuales y consecutivas. El gravamen ha de liquidarse sobre el precio neto de venta excluido el impuesto, lo que presenta frente al régimen vigente en el impuesto a las ventas un real beneficio, atento a que en éste el tributo se liquida sobre el precio de venta incluido el propio impuesto. Es decir, que a igualdad de tasas, el impuesto al valor agregado implicará frente al impuesto a las ventas un menor pago, porque a diferencia de aquél, su base imponible no contiene al gravamen. En términos generales podemos decir que el campo de imposición se extiende a la etapa minorista. Sin embargo, con el fin de atenuar los problemas que supone tanto para la administración fiscal como para el contribuyente la inscripción de una numerosa cantidad de pequeños comerciantes cuyas ventas se realizan especificamente a consumidores finales, se establece para los mismos la inscripción optativa. Ello no significa que en caso de no inscribirse dejen de pagar el impuesto, sino que en tales casos el mismo les será retenido por los responsables inscritos que les efectuaren ventas, Debemos destacar que este impuesto tiende a establecer un autocontrol entre vendedores y compradores, a través de la contraposición de intereses que implica el hecho de sujetar la deducción del impuesto contenido en las compras a la facturación por separado del mismo. La experiencia en otros países indica que este autocontrol ha facilitado la represión de la evasión, no sólo en el propio impuesto al valor agregado sino en todos aquellos gravámenes que permitan con el mismo un control cruzado. Atento el carácter substitutivo del tributo, la tasa que el mismo fije tiene como única finalidad permitir similares recaudaciones a las que se producirían en el caso de regir los impuestos a las ventas

y a las actividades lucrativas.
Lo dicho nos anima a afirmar que desde el

punto de vista objetivo su implantación no debería producir variaciones sensibles del nivel
general de precios, aunque sí de los precios in-

dividuales, que podrán registrar alzas o bajas.
Por ejemplo, deberían bajar los productos integrantes de consumos populares , que hoy están gravados por actividades lucrativas y estarían

El impuesto al valor agrega