MITOS Y MODELOS DE COMPORTAMIENTO: AQUÍ NO HAY QUIEN MUERA

IES RÍO JÚCAR MADRIGUERAS (ALBACETE)

Nº 25 Donativo 2 euros. 2011-2012

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

CUADERNOS DE MITOLOGÍA Nº 25 MITOS Y MODELOS DE COMPORTAMIENTO: AQUÍ NO HAY QUIEN MUERA
IES RÍO JÚCAR MADRIGUERAS (ALBACETE) Donativo 2 euros. TEXTO: Alfredo Alcahut Utiel. CORRECCIÓN: Raúl Alcahut Utiel .D.L AB-286-2001 (REVISTA DIDÁCTICA DEL IES RÍO JÚCAR) 20112012 Avda., Levante S/N 02230 Madrigueras (Albacete) COLABORA: TALLER DE TEATRO DEL IES CAÑADA DE LA ENCINA (INIESTA) Y CEP DE MOTILLA DEL PALANCAR

El mito no ha muerto, pues es eterno. Algunos han hablado, en feliz expresión, de semilla inmortal. Cada momento histórico, civilización o pueblo necesita un referente moral, de valores o de contravalores, un espejo, en suma, con el que medirse, con el que soñar, al que acogerse o al que rechazar. La explicación del mundo que supone la mitología no ha muerto, ni mucho menos, con el advenimiento de la ciencia, sino que coexiste con ella. El lenguaje, la música, las artes plásticas y escénicas, como el cine, la ópera y el teatro, dejan ver que por sus venas corre la sangre de los antiguos héroes y dioses, a veces incluso sin conocimiento aparente del autor de las obras, que ha bebido de unas fuentes que a su vez tomaron su fértil caudal de los antiguos clásicos. Vamos aquí a mostrar un sencillo experimento: a partir de los personajes arquetípicos de una serie televisiva hemos construido una historia mítica, y este guion, que debe mucho a la ironía paródica de Luciano de Samosata, como se ve claramente en algunos fragmentos, tras un intento fallido en Madrigueras ha sido llevado finalmente a escena por alumnos del IES Cañada de la Encina en Iniesta, guiados por las sabias y cada vez más expertas manos de Carmen Roldán Ibáñez y de Raúl Alcahut Utiel, ayudados por Ana Isabel Cabañero Torres.

2

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

Las imágenes que acompañan al texto proceden de dicha representación, que tuvo lugar con colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Iniesta con motivo de la celebración del Día del Libro el 24 de abril de 2012. A manera de introducción mostramos un básico cuadro sinóptico en el que aparecen los más famosos personajes míticos, acompañados de su descripción en cuanto a su rol de conducta típico. ¿Objetivo de este proyecto? Demostrar que los prototipos siguen vigentes, que el mito es eterno, que los conflictos se siguen repitiendo y que nihil novum sub sole.

3

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

MODELOS DE COMPORTAMIENTO
Nombre griego Zeus Hera Poseidón Hades Afrodita Atenea Apolo Nombre latino Júpiter Juno Neptuno Plutón Venus Minerva Apolo Modelo de comportamiento Señorial, dominante, presuntuoso, tiránico Señorial, celosa, matrona Poderoso, rival, descuidado Taciturno, desconfiado Sensual, amorosa, etérea, seductora, adúltera Sabia, altiva, mujer de carácter, independiente, orgullosa Sensible, culto, amoroso, amante homosexual, rencoroso, envidioso, músico, racional Maternal, fértil Rico en recursos y ardides, comunicador, cambista, descifrador, embustero, pluriempleado Belicoso, temperamental, ardiente Independiente, casta, cazadora, natural, altiva, Borracho, sensual, lujuriosos, natural, instintivo Fuerte, valiente, esforzado, sacrificado Bella, irresistible, atractiva, seductora, irreflexiva y Generosos, buenos hermanos, valientes Músico, enamorado, atrevido

Deméter Hermes

Ceres Mercurio

Ares Ártemis Dioniso Heracles Helena Cástor Pólux Orfeo

Marte Diana Baco Hércules Helena y Cástor Pólux Orfeo

4

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

Aquiles Odiseo

Fuerte, rápido, luchador, arriesgado Astuto, pícaro, inteligente, curioso, perseverante, aventurero Penélope Penélope Fiel, amante Eneas Piadoso, responsable, familiar, cívico, Belerofonte Belerofonte Fiel, arrogante, orgulloso Midas Midas Avaricioso, ambicioso Filemón y Filemón y Generosos, fieles Baucis Baucis Sirenas Sirenas Tentadoras, seductoras Arpías Arpías Crueles, aprovechadas, torturadoras, malvadas

Aquiles Ulises

AQUÍ NO HAY QUIEN MUERA
VERSIÓN DE MADRIGUERAS ZEUS (Sr. Cuesta) Chema HERMES (Emilio) Randal HERA (Paloma) Alicia G. ANFÍTRITE (Yerbas) Tania POSEIDÓN (Andrés) Chelu APOLO (Mauri) Roberto SÉMELE (Marisa) Marisa AFRODITA (Alicia) Alba ÁRTEMIS (Pija) Reme ATENEA (Belén) Alicia J. DÉMETER (Concha) María G. HESTIA (Vicenta) Esther HEFESTO (Roberto) Rubio VERSIÓN DE INIESTA

ZEUS (Sr. Cuesta) Miguel Crespo HERMES (Emilio) Alberto Gento HERA (Paloma) María Gómez ANFÍTRITE (Yerbas) Andrea Virgili POSEIDÓN (Andrés) Daniel Soriano APOLO (Mauri) Juan Antonio «Toño» SÉMELE (Marisa) María José Soriano AFRODITA (Alicia) Ainhoa Lucas ÁRTEMIS (Pija) Elena Iniesta ATENEA (Belén) Isabel Mtez. Guaita DÉMETER (Concha) Juveni Tórtola HESTIA (Vicenta) Isabel Talavera HEFESTO (Roberto) Javier Gómez

5

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

AQUÍ NO HAY QUIEN MUERA
ESCENA 1 HERMES Y ZEUS Comienza con voces en off entrecruzándose las salidas y las entradas sin verse, de Hermes y Zeus: ZEUS: ¡Hermes! HERMES: ¡Voy! ZEUS: ¡Hermes! HERMES: ¡Voy! ZEUS: ¡Heermes! HERMES: ¡Vooy! ZEUS: ¡Heeeermeeees! HERMES: ¡Voooooy! ZEUS: No hace falta que vayas ni que te quedes a ninguna parte, Hermes, si con que te quedes en tu sitio, el sitio que te corresponde, ya es bastante. HERMES: ¿Qué tripa se le ha ro...? Estooo, ¿cuáles son sus órdenes, padre Zeus? ZEUS: Como bien habrás podido observar, Hermes, en este nuestro Olimpo reina una sensación de inquietud y desasosiego a la que hay que poner fin de un modo u otro. Por ello te reclamo para que convoques reunión asamblearia y urgente de las olímpicas deidades en esta nuestra sala de banquetes destinada a tales efectos y a tales eventos.
6

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HERMES: No sé si lo he entendido bien, pero creo que tengo que convocar a los dioses. ZEUS: LO has comprendido perfectamente. HERMES: Pues a ello, Hermes: ¡Dioses! ¡Diooooseees! ZEUS: Hermes, este no es modo de convocarlos. Has de ir uno por uno a decírselo personalmente a sus olímpicas mansiones. ¿Has comprendido? HERMES: Creo que demasiado bien. ZEUS: Me marcho, pues, por ahora. HERMES: Ya tenemos otra... Desde luego, ¿acaso hay en el cielo un dios más desgraciado que yo? Tengo tropecientos quehaceres y me tengo que multiplicar para atender a tantos servicios: -por la mañana nada más levantarme, tengo que preparar los cojines de los divanes y poner las cosas en orden, -luego, presentarme ante Zeus y llevarle los recados, corriendo todo el día arriba y abajo -a la vuelta, cubierto de polvo, servir el néctar y la ambrosía, -cuando hay asamblea, me toca a mí hacer los pregones -y lo peor de todo es que ni siquiera por la noche puedo dormir, pues tengo que acompañar a los muertos y llevarlos hasta el infierno. Y encima, ahora me va a tocar servir el néctar y la ambrosía en el banquete, seguro. ¡Un poquito de por favor!

7

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ESCENA 2 HERMES, ZEUS Y HERA Entran Zeus y Hera. ZEUS: ¿Decías algo, Hermes? HERMES: No..., que si tengo que servir también en el banquete... ZEUS: Pues no había pensado nada del banquete HERA: ¡Ah, no! Mira, esposo, yo te idolatro, pero de banquetes nada, aquí no, Zeus, ¿eh? Aquí no, que luego lo ponen todo perdido y luego ¿quién limpia? ¿Eh? ¿Quién limpia? Mira, Hermes, de banquetes, aquí, no, ¡y punto en boca! HERMES: No, si yo no digo nada. HERA: Pues eso mismo, tú a poner las sillas. ¡Ah! Y de paso les quitas el polvo, que llevas siglos sin limpiar, ¡hombre ya! HERMES: Vale, vale, aquí a mandar, que pa eso estamos. HERA: (A Zeus) Y de ese copero, el Ganímedes ese, que te has echado para servirte las copas, ya hablaremos, que eres tú muy crecido para andar con criaturas. ZEUS: Pero si lleva ya en el Olimpo más de 3000 años. HERA: Bueno, pero aún no he tenido tiempo de acostumbrarme. Ya sabes que a mí me cuesta mucho adaptarme a las novedades. Y ahora yo me voy a arreglarme, esposo, que esto de las reuniones me crea mucho estrés y puedo perder al niño.. (Se va) ZEUS: ¿Niño? ¿Pero qué niño? ¿Tú sabes algo, Hermes, porque yo no recuerdo...? HERMES: Hasta ahí podíamos llegar, padre Zeus, que llevara yo el recuento de los múltiples amoríos del padre de los dioses: que

8

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

si se disfraza de toro para ligarse a Europa, que se convierte en cisne para tirarse a Leda, que se vuelve águila y rapta a Ganímedes, que es padre de medio Olimpo y un cuarto de la humanidad... ¡Un poquito de por favor! ZEUS: Bueno, bueno, no hace falta que des más explicaciones. Tú a lo tuyo, a prepara la sala para la inminente reunión. (Se va) HERMES: ¡Pero qué cara tienen estos dos! Voy a ir poniendo las sillas. Va sacando sillas y las coloca y comenta algo sobre quién es cada cual.

ESCENA 3 HERMES, POSEIDÓN Y ANFÍTRITE ANFÍTRITE: Hermes, querido, ¿no está por ahí el padre Zeus? Es que quiero verle. HERMES: Un poquito de por favor, que estoy trabajando, y tanta interrupción me pone nervioso. ANFÍTRITE: ¡Ay! Pues eso es muy malo. Mira, (Alargando las sílabas) te voy a dar luego una infusión de algas que te relaja, te relaaaja y te pone como en el fondo del mar, y te sientes flotando, flotaaando... pero ahora llámame a Zeus, Hermes, hijo de Zeus y de Maya. HERMES: (Haciéndole el paso) ¡Voy volaaando, Anfítrite, diosa marina, esposa de Poseidón!

ESCENA 4: ZEUS Y ANFÍTRITE ZEUS: ¿Me buscabas, dilecta diosa, a mí, señor de este nuestro Olimpo?

9

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ANFÍTRITE: Te voy a hablar con franqueza, querido Zeeeus. Te noto últimamente muy alteraaado. Esto es un jaleeeo. Yo me voy muchas veeeces a meditaaar al fondo del maaar. Quizá convenga que los dos nos viéramos más a menudo en una gruuuta rumooorosa del hooondo maaar, rodeaaados de aaalgas y peces. ZEUS: Eso que me estás contando me honra, me ruboriza, me altera, Anfítrite. ANFÍTRITE: ¿A que te mejooor? ¿Sííí? sientes

ZEUS: Sí, y me turba muchísimo. ANFÍTRITE: ¿Por qué no nadamos juntos y paseamos un rato por las aguas del espumeante mar, respirando la brisa de las algas marinas? ZEUS: ¡Eso, respiremos, juntos! ANFÍTRITE: ¡A ver! ¡Iiinspirar... eeexpirar! ¡Inspirar... expirar! ¡Inspirar... expirar! ¡Inspirar... expirar! Se van los dos entre ejercicios de relajación... se cruzan con Hermes. Mirada de complicidad entre Hermes y Zeus. ESCENA 5 POSEIDÓN Y HERMES POSEIDÓN: Hermes, ¿se puede celebrar ahora una entrevista con Zeus?

10

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HERMES: De ninguna manera, Poseidón. POSEIDÓN: Anúnciame, de todas formas. HERMES: Te digo que no le molestes. No es un momento oportuno, de modo que no puedes verle por ahora. POSEIDÓN: ¿Es que está con Hera? HERMES: No, no, se trata de otra cosa. POSEIDÓN: Comprendo, es Ganímedes, el copero de Zeus, el que está dentro. HERMES: Tampoco es eso, es que está indispuesto. POSEIDÓN: ¿Cómo, Hermes? Pues estás diciendo una cosa muy rara: ¡Zeus indispuesto! HERMES: Me da vergüenza decírtelo, eso es lo que pasa. POSEIDÓN: Pero no debes tenerla de mí, que soy tu tío. HERMES: Mira, Poseidón, Zeus no está visible porque, porque... (Como contando un secreto) acaba de dar a luz hace un momento. POSEIDÓN: ¡Vamos, anda! ¿Él de parto? ¿Es que es andrógino? HERMES: No, verás: ¿no te acuerdas que una vez parió a Dioniso sacándolo de su muslo? POSEIDÓN: Sí, pero eso fue... HERMES: ¿Y otra vez no tuvo a Atenea de su cabeza? POSEIDÓN: ¡Sí, pero...! HERMES: Pues eso, pues eso. Y ahora déjame que hay mucho que hacer. Poseidón se va perplejo, no muy convencido.

11

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ESCENA 6 HERMES Y APOLO Vuelve Hermes riéndose. APOLO: ¡Huy! ¿De qué te ríes, Hermes? HERMES: De una cosa muy graciosa que he visto, Apolo. APOLO: Dímelo, pues, para que yo me entere y pueda reírme contigo. HERMES: Mmmm, pero que corra el aire. APOLO: Venga Hermes, dímelo, que parece que vas a contarme algo gracioso. HERMES: Afrodita ha sido sorprendida yaciendo con Ares, y su esposo... APOLO: ¿El esposo de quién, de Afrodita o de Ares? HERMES: ¿De quién va a ser? De Afrodita. Como te decía, si no me interrumpes más, han pillado a Afrodita en la cama con Ares,

12

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

y Hefesto, esposo de Afrodita, los ha cogido y los ha apresado con una red, para exhibir públicamente a la adúltera. APOLO: ¡Huy, huy, huy! ¿Y qué pasó? ¿Los soltó Hermes? HERMES: Todavía no, sino que llamó a los dioses y les mostró el adulterio: los dos desnudos, ruborizados, con las cabezas bajas. A mí el espectáculo me pareció divertidísimo, poco menos que viéndoles realizar el acto. APOLO: ¡Qué vergüenza y qué vergüenza! ¡No quiero ni pensar qué pasaría mi me hubieran pillado a mí en la cama con mi amado Jacinto, o con Cipariso! ¿Te lo imaginas, Hermes, a mí en la cama con...? HERMES: No, mira, ni me lo imagino, ni quiero, que no estoy preparado para sufrir traumas tan horrorosos. APOLO: Pues mira, chico, tú te lo pierdes, porque yoooo... me cuido. HERMES: Este es tu sitio, Apolo, siéntate y espera. APOLO: De acuerdo, he captado la indirecta. Hablas a quien lo comprende. (Se sienta)

ESCENA 7 AFRODITA Y HEFESTO AFRODITA: (Enfadada) ¡Desde luego, Hefesto, tienes unas cosas! HEFESTO: (Enfadado) cosas? ¿Qué cosas? ¿Qué

AFRODITA: Lo de atraparme en la cama con Ares. No me ha gustado nada.

13

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HEFESTO: (Muy enfadado) Menos me ha gustado a mí enterarme de lo que haces a mis espladas: ayer te enrollaste conmigo, me hago yo ilusiones, y hoy, mira. AFRODITA: ¿Cómo podéis ser tan posesivos los dioses? Me recordáis a algunos mortales a los que amé. HEFESTO: ¡Tú es que le tiras a pelo y a lana! AFRODITA: (Pícara, insinuante) A pelo, lo que se dice a pelo, la verdad es que sí. HEFESTO: Me callo, que no quiero que se me note el enfado en la asamblea. (Se sienta). AFRODITA: Me voy a sentar yo también, a ver en qué queda esto.

ESCENA 8 REUNIÓN GENERAL Van entrando y haciendo los comentarios pertinentes, de manera improvisada. SÉMELE: Yo vengo en lugar de mi hijo Baco que está indispuesto. ¿Cuándo se sacan las copas? HERMES: Bueno, a ver si ya hemos entrado todos y puede dar comienzo la sesión. Para hablar me levantan la mano, para insultar también me la levantan. ZEUS: Me congratula anunciaros que he convocado una reunión extraordinaria de este nuestro Olimpo… DÉMETER: ¡Váyase, señor Zeus, váyase! HERMES: Pero si aún no hemos empezado, Démeter. DÉMETER: Ay, hijo, es la costumbre.

14

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

APOLO: A ver qué se ha roto y cuánto hay que pagar. ATENEA: A ver, venga, que se nos diga para qué se nos ha convocado DÉMETER: Pero qué mona va esta chica siempre. HERA: Oye bonita, a ver si tienes aguante y te esperas a ver que nos dice mi marido, hombre, ya. ATENEA: Será si quiero, señora. HERA: ¡Huy, Zeus, lo que me ha dicho Atenea!, ¿cómo lo consientes?

APOLO: No empecéis así a darle movimiento al asunto. AFRODITA: Eso, eso movimiento, mucho movimiento. ANFÍTRITE: Movimiento ondulaaado, como las olas del maaar, relajándonos entre las aaalgaaas. SÉMELE: Yo si no es con una copa de ambrosía no funciono… HERA: ¡Zeus, borrachos aquí no, Zeus, ¿eh? borrachos, aquí no! ¡No teníamos bastante con su hijo Baco! AFRODITA: ¿Dónde está Baco, por cierto? APOLO: ¡Eso! ¿Dónde está Baco, que me interesa mucho? ¿Está ya bueno?

15

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

SÉMELE: Sí, ¡bueno está Baco! HESTIA: ¡Qué buenos son, cómo se preocupan de su primo indispuesto! POSEIDÓN: Venga, vamos al asunto que el tiempo es oro. Desembucha, padre Zeus. ZEUS: Como os iba diciendo el tema que nos ocupa es muy grave: puedo recordar y os recuerdo, dilecta familia olímpica, que llevamos casi 2000 años en el paro. HERA: Parece que fue ayer. ZEUS: Sí, parece que fue ayer cuando los humanos llenaban de ofrendas nuestros altares, ahora no hay quien crea en nosotros. Nos han olvidado. Y como somos eternos, y aquí no hay quién muera, ya me diréis: o nos preparamos a seguir viviendo en el Olimpo aburriéndonos durante millones de años o… TODOS: ¿O qué? ZEUS: O hacemos algún cambio. POSEIDÓN: ¿Pero cambio de qué? ¿Alguna reforma? SÉMELE: Lo sabía. Algo tan urgente sólo podía significar una derrama. ATENEA: ¿Qué? ¿Y cuánto nos va a costar a cada uno? DÉMETER: ¡Chorizo! ZEUS: No, nada de derramas, algo que altere nuestras vidas. HERA: Yo, esposo, necesito un palacio en otro lugar más… distinguido, no aquí entre estos. Ya sabes, un palacio adosado que se corresponda con nuestra categoría.

16

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ANFÍTRITE: Pues a mí me gusta el mar, con sus olas sus algas, su brisa marina... HERA: Ya te hemos escuchado, Anfítrite, diosa marina. ¡Qué pesada! POSEIDÓN: Pues estoy yo pensando… No es mala idea: podríamos vender este Olimpo, lo reurbanizan los mortales y nos vamos todos a vivir al fondo del mar, en mi palacio de nácar y coral. Yo os cobraría un módico precio por la operación, otro módico alquiler por las cuevas submarinas que os servirían de morada, y a otra cosa mariposa. APOLO: ¿Es por mí? ¿No serás homófobo? SÉMELE: A mí el agua, como que no me va. No sé él, pero yo sí que le tengo pánico al agua. A mí no me gusta el plan. HESTIA: ¿Y a mí de qué me va a servir ser la diosa del fuego del hogar debajo del agua? HEFESTO: ¿Y a mí, a Hefesto, dios de la fragua? ¿Cómo puedo yo hacer mi trabajo bajo el mar? Eso es imposible, ¿verdad Afrodita, amor mío? AFRODITA: No, el agua enfría, y a mí me gusta estar… caliente. HESTIA: ¡Sííí! Y a mí también. SÉMELE: Esta no sabe lo que es el calor de por abajo.

17

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HESTIA: Sí, un brasero. ATENEA: Yo no pienso irme a los reinos de Poseidón, no y no. Me quedo aquí. HERA: Eso, de aquí no se mueve nadie, ¡hombre ya! ANFÍTRITE: ¡Aaah! ¡Cómo te pones Hera! Creo que todos aceptan la proposición de mi marido, salvo tú que eres un poco rara. Te noto tensa, a ver, a ver… HERA: Ya está la Algas, con sus manías ANFÍTRITE: ¿Qué me has dicho? HERA: Lo que has oído. Por si no lo sabes, no le caes bien a nadie, y además te dicen la Loca, la Algas y la Brisa Marina. ANFÍTRITE: ¡Huuyyyy! APOLO: ¡Qué mal rollo tenéis todos! ¡A que me piro con mis Musas! DÉMETER: ¡Pero qué moderno habla este chico! ZEUS: Llegados a este punto me congratulo en declarar que, al no haber llegado a ningún acuerdo en torno al aserto de Poseidón, dios de los mares, dicha propuesta queda definitivamente excluida. HERMES: Padre Zeus, ¿eso significa que sí o que no? ZEUS: Que no, Hermes, que no., HERMES: Eso lo entiendo más. ZEUS: A ver si surge otra propuesta, porque de brazos cruzados no vamos a seguir. APOLO: Yo creo que nos merecemos una segunda oportunidad.

18

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ÁRTEMIS: ¿Cómo es eso? APOLO: Muy sencillo, deberíamos hace algo, como ha dicho este nuestro presidente. No es cuestión de que nos quedemos parados de brazos, podemos ir al mundo y conocer cómo son los mortales, qué sienten, qué desean, cómo aman… ÁRTEMIS: No sé, no sé. Lo veo muy… HEFESTO: Propongo que enviemos a Hermes al mundo para explorar sus inquietudes HERMES: ¡Cipote! ¿Y por qué siempre yo? ¡Que vaya el padre Zeus! HERA: ¡Ah, no! Mi marido no va. De eso nada, Zeus, que yo te idolatro, tú no vas y punto en boca. AFRODITA: Yo estoy dispuesta a ir... siempre y cuando me acompañe alguien… del sexo masculino. APOLO: A mí tampoco me importa ir… en esas mismas condiciones. DEMÉTER: Más vale que vayan los dos que así no hay peligro en el camino y aquí habrá más calma.

19

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HEFESTO: Sí, pero... ¡pobres mortales! AFRODITA: Yo bien que les gusto a los mortales. APOLO: Toma y yo. ÁRTEMIS: Y yo… ATENEA: Y yo… HERMES: Un poquito de por favor. DÉMETER: Que alguien ponga orden… ¡Váyase, padre Zeus, váyase! ZEUS: Yo, como señor y gobernante supremo de este nuestro Olimpo, me congratulo de haber tomado una decisión: vamos a ir todos. TODOS: ¿Todos? ZEUS: Sí, todos, todos. AFRODITA: Pero llamaremos demasiado la atención. ÁRTEMIS: Tú siempre la estás llamando. POSEIDÓN: No tenemos por qué: somos dioses, y podemos transformarnos a placer. Para disimular podríamos convertir nuestros palacios en pisos y vivir como una comunidad de vecinos. ZEUS: Eso, e indiscutiblemente yo seré el presidente. HERA: Y yo la mujer del presidente, vamos, la presidenta. ANFÍTRITE: Yo quiero ser la vicepresidente. POSEIDÓN: Tú será lo que quieras, cariño. HERMES: ¿Y yo?

20

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ZEUS: Tu, seguirás haciendo los recados, preparando las reuniones… tú, Hermes, serás el portero. HERMES: Hermes el portero, no sé, no sé. Sí pero el nombre.. me lo tendré que cambiar. Sí, porque Hermes, no… Herminio… Emilio es más corriente. Eso, voy a ser Emilio el portero. HERA: Y yo Hera, la diosa del pavo real, ¿cómo me puedo llamar? Hera, no ¿Pava reala? No. ZEUS: Un nombre que te dignifique, palomita mía, HERA: Eso, Paloma, Paloma, que me gusta más. No está mal. POSEIDÓN: Yo veo negocio, negociete… Pondré una tienda de artículos de pesca, caza, armas… Deportes Armas, Neptuno o Guerra… por ejemplo, eso, Deportes Guerra. ANFÍTRITE: Y yo, ¿cómo me llamaré? Porque Anfítrite… Me gustaría un nombre como Dulzura, Hidromiel POSEIDÓN: Pues… Isabel rima con miel. ANFÍTRITE: Pues eso, Isabel, que rima con miel. HERA: Y si ya no estás en el mar, en vez de la Algas te diremos la Yerbas. ANFÍTRITE: ¡Huy, lo que me ha dicho! APOLO: A mí si me gusta el mundo es para ir al mar, a las playas… SÉMELE: … nudistas APOLO: Pues sí, a playas nudistas a ponerme moreno en la arena. Lo del nombre me da igual. Me voy a recorrer toda la arena del Sáhara y de Mauritania. SÉMELE: Un moreno de Mauritania, pues llámate Mauritano.

21

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

APOLO: ¡Qué pedazo de nombre! Me conformo con Mauri… ¿Y tú, madre de Dioniso? Porque Sémele suena a semen y… que te llamen Dionisa… SÉMELE: Dionisa, Dionisa… Marisa parece más discreto. Pues con Marisa me quedo. HESTIA: Yo donde esté como no hago nada, estoy contenta: Llamadme Contenta. SÉMELE: No da más de sí la pobre. Ese nombre no es convincente. HESTIA: Pues yo sí que estoy convincente. ¡Eso! Me llamaré Convincenta. SÉMELE: Vicenta, que es más corriente… HESTIA: ¡Pues con Vicenta me quedo! DÉMETER: ¿Y tú, hija, como te vas a llamar…? AFRODITA: No sé, mira, yo nací de una concha del mar, de la espuma… DÉMETER: ¡Huy! Pues llámate Concha, que es un nombre muy normal por allí abajo… AFRODITA: No, no me gusta. Si te gusta el nombre, póntelo tú, te queda bien. DÉMETER: Concha, Doña Concha…Me gusta, me gusta. AFRODITA: Yo quiero ir como Cupido, por ahí libre flotando, con sus alas… Quisiera ser alada HEFESTO: Como la compresa. AFRODITA: Hefesto, ¡cómo eres! Si no puede ser Alada, pues Aladina, alida,

22

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

HEFESTO: ¡Salida! AFRODITA: ¡Alicia! Eso, las alas verdaderas de Alicia. HEFESTO: Yo, como soy un dios vulgar, tampoco voy a buscar un nombre especial… a ver si acierto…Soy el dios de la fragua… ¡Fragüerto!. AFRODITA: Quédate con Roberto, que no está mal. ATENEA: llamaré? ¿Y yo? ¿Cómo me

ÁRTEMIS: Como quieras. ATENEA: Me gusta un nombre acabado en ea, como el mío… Melibea, Estenebea… ÁRTEMIS: Mira confórmate con Bea. ATENEA: Pues, venga, sea, Bea. ¿Y tú, Ártemis? ÁRTEMIS: Yo estoy cansada de ser la casta y virginal Ártemis. Voy a ser mala: me llamaré Mandrágora, Gorgona, Karmele Marchante … ATENEA: ¿Tú? Pero si eres más infeliz que las ovejitas de un Belén. ÁRTEMIS: ¿Sí? ¿De verdad me ves así? ATENEA: ¡Sí! ÁRTEMIS: ¡De un Belén! ATENEA: (Gesto de afirmación) ¿Sí!

23

Cuadernos de Mitología nº 25

2012

ÁRTEMIS: Pues mira, me voy a llamar Belén, y punto en boca, como dice Hera. HERA: Oye, y tú Zeus, ¿Cómo te vas a llamar? ZEUS: (Pensándolo mucho) Yo, pueees... ¡Zeus! HERA: Mira esposo, yo te idolatro, pero que ese nombre te van a conocer enseguida: Llámate un nombre más normal, como Pepe, Juan, ... ZEUS: Pues ese mismo, ese nombre, Juan, me congratula, llámame Juan. POSEIDÓN: ¡Así me gusta, Juan, Juanito!

ESCENA FINAL TODOS: Nos vamos todos a la tierra, porque aquí no hay quien muera.

24

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful