P. 1
Agustin Libertad y Autoridad

Agustin Libertad y Autoridad

|Views: 4|Likes:

More info:

Published by: Jose Gabriel Escala Mèndez on Jul 05, 2013
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/30/2015

pdf

text

original

LIBERTAD Y AUTORIDAD: REFLEXIONES EN TORNO A UN TEXTO DE S.

AGUSTÍN

RAFAEL GOMEZ PEREZ

La reflexión teológica n o puede trabajar en el vacío, y por vacío pienso que cabe entender, al menos, dos situaciones: la de una t e o logía que prescinda de los data — l a Revelación, el Magisterio, los sistemas e intentos teológicos previos— y la de una teología que, partiendo de esos data, prescinda de las instancias actuales. Estos dos vacíos se dan actualmente, en mayor o menor medida, en lo que se refiere a una teología de la autoridad ( 1 ) . Son deficiencias que se han hecho hoy casi agobiantes, porque la actual crisis de autoridad (2) es, en gran parte, una crisis de inteligencia del sentido de la autoridad. La existencia de una autoridad en la Iglesia es de fe ( 3 ) ; pero la teología no puede desentenderse de la fides quaerens intellectum, y menos hoy, cuando los motivos vitalistas, existencialistas y situacionistas no logran ocultar la exigencia de un suplemento de inteligencia. Las diversas tomas de posiciones están fundadas en un entender previo; y las deficiencias que pueden observarse no se basan tanto, a mi parecer, en una volutad de subversión como en una deficiencia de entendimiento. Así, toda teología de la autoridad d e -

(1) El tema de la autoridad viene tratado en los libros de teología fundamental o de teología dogmática al hablar del Magisterio. Pero lá consideración suele prescindir de una vertiente filosófica (así en Schmaus, Bartman, Ott, Lang, etc.). Y , en todo caso, no se plantea el tema desde la perspectva de la persona sujeta a la autoridad. Hasta el momento, de la autoridad se ha ocupado la ética social o el derecho público eclesiástico y se ha hecho un tratamiento de filosofía política, más que de metafísica de la persona. <2) La existencia de esta crisis quizá no necesite demostración. De todos modos, véanse dos testimonios interesantes (del cardenal Heenan y del cardenal Rugambwa) en "L'Osservatore Romano" 28-4-1968 y 1-5-1968. (3) Cfr. los conocidos textos del Concilio de Trento y del Concilio Vaticano I sobre la constitución jerárquica de la Iglesia. Denz-Sch. 1176, 3050 y 3061.

149

400). Las páginas que siguen intentan sólo ofrecer un dato patrístico a la teología de la autoridad. TROELTSCH. TIGHER. Madrid 1944. Madrid 1958. Este texto tiene ima extensa historia bibliográfica. UTZ. U T Z sin embargo piensa que en san Agustín se trata en el fondo de una deficiencia de planteamiento teológico. SCHILLING. cito la edición de los maurinos. La derivación del tema a la cuestión de la esclavitud se hace inmediatamente ("Por eso en las Escrituras no vemos empleada la palabra siervo antes de que el justo Noé castigara con ese n o m - (4) "Rationalem factum ad imaginem suam noluit nisi irrationabilibus dominali: non hominem homini. t. entre otros. que dice: " E l yugo de la fe se impuso con justicia al pecador". t. V. 41. por lo menos. GIORGIANNI. sino el hombre a la bestia. Por lo general. X I X . p. REUTER. SCHOLZ. Moran. El texto latino es el del MIGNE. en A. supone un intento de explicar el pensamiento de san Agustín sin eludir el problema. sino que tratan de leer a san Agustín en sí mismo. pastores pecorum magis quam reges hominum constituti sunt: ut etdam sic insinuaret Deus. (De Cimiate Dei. Obras de San Agustín. en O . p. Barcelona 1961. Die Staats^und Soziallehre des hl. Il concetto di Diritto e di Stato in San Agostino. 1. 108rlll.R. que está afirmado tajantemente en el capítulo 15 del libro X I X de la Ciudad de Dios. h o m b r e al hombre. 643. en él se han apoyado numerosos autores (como O . H . F. I. 150 . A. y nada más. 113-122. 15. 40. H . 1910 y. SCHMIDT. La explicación de A. Inde primi iusti. G Ó M E Z PÉREZ berá incluir una filosofía de la autoridad o. X V I . p. A. E . p. el más agustiniano. hecho a su no el imagen. Dios con esto manifestaba qué pide el orden de las criaturas y qué exige el conocimiento de los pecados. recogiendo estas ideas. con distintos matices. s i cabe. que santo Tomás corregiría. de esta opinión puede encontrarse. pero además de la causa general de todo tipo de servidumbre.X V I I . En otras palabras: se trata de un intento de explicación desde otra perspectiva. TRTJYOL SERRA. GIERKE. en la ultima frase me aparto de la traducción del P. sed hominem pecori. CASSIRER. precisamente del libro X I X . dominara los irracionales. véase también CSEL. H . Condì tio quippe servitutis iure dntelligitur imposita peccatori". 274-275 es más teológica y. El Derecho y el Estado en San Agustín. im Br. Efectivamente se habla de la esclavitud. Padova 1951. JELLINEK. S . Con razón el yugo de la servidumbre es una imposición al pecador" ( 4 ) . Las reflexiones que hago en el texto no se enfrentan directamente con las posiciones de estos autores. Frib. una respuesta a la pregunta: " ¿ p o r qué h a y que obedecer a o t r o ? " . quizá el m á s denso de contenido y. El texto dice así: "Y quiso (Dios) que el hombre únicamente a racional.403. Augustinus. O .. La refutación. etc.) para defender la existencia en san Agustín de un pesimismo antropológico en su concepción de la autoridad y del Estado. Este es el motivo de que los primeros justos h a y a n sido pastores y n o reyes. E . DORNER. Etica Social. quid exigat meritum peccatorum. I I . A. que deriva del pecado. quid postulet ordo creaturarum. estos autores defienden que en estos textos agustinianos se habla de la institución de la esclavitud. reproducida por la BAC. en otras palabras. G . son un comentario a unos textos de la Ciudad de Dios.

Moran traduce particulam por fundamento. No hará falta multiplicar las citas en este sentido. la paz sigue siendo un bien. BAC 1. (11) "initium sive particulam debet esse civitatis" (ibidem. antequam hoc vocabulo Noe iustus peccatum filii vindicaret (Gen 9. despótico o s u a v e — deriva del pecado no lo convierte en modo alguno en una personalidad insufrible a la autoridad. el pecado. Debe haber paz en la casa.desiderantes atque optantes venire ad caelestem domum.405). llega a decir que es m á s dura la carga del que manda que la del que sirve (10). para san Agustín. está lleno de estos motivos.. X I X . (9) Que no era necesario antes del pecado lo ha repetido abundantemente en los textos anteriores. Tanto en la domus como en la civitas debe haber una "ordenada concordia entre los que mandan y los que obedecen" (12). pues. no lo será en la patria del cielo ( 9 ) . (8) "Nullus autem natura. AGUSTÍN bre el pecado de su h i j o " ( 5 ) . no la naturaleza" ( 6 ) . Ante un ejemplo tan patente de dominio de un hombre sobre otro. (7) "Prima ergo servitutis causa peccatum est. La convicción de san Agustín de que el dominio de un hombre sobre otro — s e a un dominio fuerte. BAC 1. El amor al orden domina todo el pensamiento agustiniano. que es "principio y fundamento de la ciudad" (11). non natura" (Ibidem). cualquier dominio de uno sobre otro es consecuencia del pecado: no era necesario en la situación antes del pecado. Y acaba diciendo: " L a primera causa de la servidumbre es. De Civ. la traducción se apoya en el contexto. todo el libro X X I I .. Es más. desde un punto de vista positivo: " p o r naturaleza. (6) "Nomen itaque istud culpa meruit. BAC 1. " L a servidumbre penal está regida y ordenada por la ley que (5) "Proinde nusquam Scripturarum legirnus servum. se cumpliría en la hipótesis de que el ordenado mundo jerárquico creado por Dios no hubiese sido perturbado por el p e cado. X I X . pero no en el término) (12) "ordinata imperandi obediendique concordia" (ibidem). fin de la Ciudad de Dios. La ley eterna se cumple siempre. pero enseguida se vuelve a elevar el motivo de fondo al pecado. que s o mete un hombre a otro con el vínculo de la posición social" ( 7 ) . y las perturbaciones de la paz deben ser corregidas e incluso castigadas duramente. En la situación histórica de una humanidad en pecado. 15. es comprensible que el tema sea abordado directamente. 16. (10) Cfr. BAC. X I X . como es la esclavitud. Pero. ut homo nomini conditionis vinculo subderetur". Y el orden es el cumplimiento de la ley eterna. 151 . que trata del cielo. X I X . la culpa. in qua prius Deus hominem condidit. aut peccati" (Ibidem). Pero se sigue cumpliendo en la situación posterior al p e cado. "Este nombre lo ha merecido. 16. (De Civ. Idéntica manera de presentar el tema se repite en las líneas siguientes: a una consideración sobre la esclavitud sigue un reenvío al tema del pecado. (De Civ. 15. tal como Dios creó al principio al hombre. 25)". Y .404).403). servus est hominis.405. Para la segunda parte de la afirmación: ".LIBERTAD EN S. pues. ubi necessarium non sit oficium imperandi mortalibus" (De Civ. nadie es esclavo del hombre ni del pecado" ( 8 ) . 1.

THONNARD. en "Revue des Etudes Augustiniennes". transmitiéndose esta situación naturaliter). al concebir en abstracto la sociedad. donde se habla de una naturaleza mudada in peius. en "Doctor Communis". 2. De legibus I I I . y F. Los sucesivos estados del hombre (sub peccato. BOYER. nihil esset poenali Servitute coercendum" (De Civ. ser social. sub gratia) marcan una cierta modificación de la naturaleza (cfr. que en esto. A pesar del esencialismo agustiniano —derivado de la influencia platónica—. 2 ) y está ya en CICERÓN (De legibus. S. San Agustín conoce una noción abstracta de naturaleza (cfr. RAMÍREZ. II. neccesse est in hominibus esse per quod multitudo regatur". ( 1 4 ) Un ejemplo dé este planteamiento: "Cum enim insitum nomini natura sit. Si se entiende servitus poenalis por esclavitud. De Trinitate. Augustin. p. Esta concepción de naturaleza es muy frecuente en san Agustín. 1 1 (1965). recogiendo la tradición griega— de una consideración abstracta de la esencia del hombre. sino una situación histórica: la del hombre antes del pecado ( 1 5 ) . Madrid 1952. Si no se obra nada contra esa ley. 18-19). puede verse C . Doctrina politica de santo Tomás. que tiende a hacer coincidir el pensamiento agustiniano con el tomista. ( 1 3 ) "Verum et poenalis servitus ea lege ordinatur. la Escritura 152 . 3 . en Eph. En san Agustín n o existe el planteamiento — q u e luego santo T o m á s hará clásico. ( 1 5 ) El tema de lo natural en san Agustin es difícil. Esta doctrina es también la de SUÁREZ (cfr. He traducido. O . 15. 239-265. P. La notion de nature ches S. no habría que castigar nada con esa servidumbre" ( 1 3 ) . iubet. 40-41.. III. G Ó M E Z PÉREZ manda conservar el orden natural y prohibe perturbarlo. cumque nulla possit societas salva consistere.R. lo hace siempre con la exigencia de una autoridad ( 1 4 ) . Es la doctrina de Santo Tomás en el De Regimine principum. V. (A. 3. entiende por orden natural no una consideración abstracta de la esencia humana. X I X . que se llega a la conclusión de que esta institución está ordenada por la ley eterna y que la esclavitud pertenece al orden natural. La notion de nature chez saint Augustin. quae naturalem ordinem conservan. 3 ) . X V entender el orden natural como la situación en la que fue creado el hombre. ut in societate civili vivat. qua regatur". efficitur civili hominum communitati necessariam esse auctoritatem. J. empleando el término servidumbre penal y no el de esclavitud penal. disintiendo de Moran.4004). Institutiones iuris publici ecclesiastici. Quizá las palabras que siguen sugieran que se está hablando de la esclavitud (es el consejo del Apóstol san Pablo a los siervos. v. por ejemplo. es más consecuente con todo el cap. 4 8 0 ) . Este planteamiento lleva a decir que la autoridad es una exigencia de ley natural. BAC 1. puesto que por ley natural el h o m b r e es social y la sociedad no puede existir sin autoridad. Se llama a eso la causa formal de la sociedad: cfr. OTTAVIANI. 3. 6. Cuando san Agustín afirma que el orden natural no suponía el dominio de un hombre sobre otro. 1 : " S i ergo naturale est nomini quod in societate multorum vivat. Romae 1960. X I I I . De Civ. 1 9 5 5 (II-III). pero esta secuencia no es apodíctica. que señala más el planteamiento propio de san Agustín. ordinans et communi impulsione omnia efficaciter dirigens cum vi obigandi. p. 5 ) . p. 1 ) . como intentaré mostrar más adelante. I. X X V I . planteamiento que. como en lo esencial de su doctrina política no hace sino recoger el pensamiento griego en una afortunada síntesis. ML 4 2 . nisi ea sit supremum quoddam principium regens. perturban vetat: quia si contra eam legem non esset factum. Pero la exigencia del orden no invalida la afirmación según la cual el officium imperandi es una consecuencia del pecado original. pero lo dominante en él es considerar natural lo creado en cuanto salido de Dios ("Id erit cuique rei naturali quod ille (Deus) fecerit". Contra Faustum.

en los que nacieron de ellos siguió (se derivó) naturalmente" (17). y cada naturaleza. BAC III. Saint Augustin et les dogmes du péché original et de la grâce. p. 12 Peché originel. De libero arbitrio. sino viciada. En el no bautizado la naturaleza no está destruida. La r a zón es que no mandan por deseo de dominio.402-1. (16) Cfr. antes del pecado. sobre todo. la condenación cambió la naturaleza en peor. AGUSTÍN San Agustín vuelve con frecuencia. X I X . lo hace ser existencial. (18) Cfr. 15. 6. Naissance d'un dogme. et adhuc ab illa caelesti civitate peregrinantis. no por orgullo de reinar. 211-248. El pecado es el desastre. Esa situación. de tal modo que lo que en los p r i meros hombres precedió a modo de pena. es como un acercamiento a lo que preceptuaba el orden natural. BAC. sirven. etiam naturaliter sequeretur in nascentibus caeterds" (De Civ. Obras de San Agustín V I . 371-402 y. 14. A. 270. además. ¿qué sucede cuando la naturaleza ha sido reparada por la gracia? " P e r o en la casa del justo que vive por la fe y peregrina aún lejos de la ciudad celestial. 153 . SAGE. quibus videntur imperare. a la situación en la que el hombre cumplía espontáneamente y gustosamente la ley eterna: esa ley según la cual todas las cosas estaban ordenadísimas (16). nec principiandi superbia. X I I I . MERLIN. sino por bondad de ayudar" (20). (17) "Pro magnitudine quippe culpae illius naturam damnatio mutavit in peius. de alguna manera se conserva algo del primitivo orden natural (18). Y a continuación hay unas palabras muy significativas. Sobre el pecado. atenerse. a la situación histórica del hombre creado. N. De natura et gratia. Sin embargo — y ésta es una de las numerosas complejidades del pensamiento agustin i a n o — no todo lo anterior se perdió: es decir.LIBERTAD EN S. la bibliografía agustiniana es amplísima. sirven también los que mandan a aquellos que en apariencia dominan. con la imaginación. Neque enim dominandi cupiditate imperant. 911-913. 861). X I I I (1967). ut quod poenaliter in peccantibus hominibus primis. a lo que ha sucedido y a lo que sucede. etiam qui imperant. véase un extenso resumen en DTC. en la que los que parecen mandar. porque aún tiene fuerzas para pedir la acción de "Christus medicus" (19). He modificado la traducción de la BAC : "cambiarse en peor" en lugar de "corromperse". sed officio consulendi. En el caso concreto del dominio. es decir. BAC. I. pero basándose en los datos que le proporciona el relato del Génesis. Péché originel. 1. Paris 1931. en cuanto naturaleza. que aquí interesa. col. (20) "Sed in domo iusti viventis ex fide. serviunt eis. es buena. (19) Ibidem. en "Revue des Etudes Augustiniennes". BAC.403). sed providendi misericordia" (De Civ. 54 y 55. Una y la misma es la naturaleza de los bautizados y de los n o bautizados. realmente llamativa. sino por deber de caridad. con proporciones grandiosas: " P o r la magnitud de la culpa. que confieren el sentido más profundo de la concepción agustiniana en este punto. 3.

La autoridad es un medio de corregir los excesos que sin duda se darán. En efecto. también aquí lo inferior estaba subordinado a lo superior. sobre la simple relación de dominio de un hombre sobre otro. y solo a Dios. San Agustín se basa en cambio. además. Y . las relaciones de imperio y servicio en la situación del hombre bajo la gracia significan en cierto modo una vuelta al orden natural. Nam Dominetur. a los peces del mar. Esta podría. La conclusión áue se impone es extremamente importante. Domine. el orden de Dios se cumple siempre: también en la situación histórica del hombre caído. al hacerlo. 154 . BAC. sino la soberbia? El principio de todo pecado es la soberbia. todos aspiran a la tranquilinas ordinis. es decir. 11. ita Deus hominem condidit. Por eso todos desean la paz —también los no creyentes—.R. una prefiguración de la vida del cielo. para caer luego en una abierta desobediencia. para s a n Agustín. y a las aves del cielo. y sin aplicarla todavía a una concepción política o a la vida en el interior de la Iglesia. en el texto del Génesis. pero esa paz no es sino un eco de la paz verdadera. BAC 1. ¿Cuál pudo ser el inicio de la mala voluntad. Pero la función de la autoridad se presenta difícil. 26). siendo la convivencia humana una red de relaciones entre personas que tienen una naturaleza viciada. la soberbia. leemos.392. y a todo reptil que se mueve sobre la tierra (21). la vita aeterna in pace (22). San Agustín ha resaltado frecuentemente la necesidad de la autoridad en toda sociedad humana. (22) De Civ. que la coloca frente a frente a Dios. en cuanto la concepción neoplatónica de la jerarquización natural incluía a los diversos hombres. et omnium repentium quae repunt super terram (Gen 1. inquit. Por otra parte. sino en la convicción de que es precisamente en la situación post peccatum cuando la necesidad de la autoridad a. piscium maris. siendo. porque precisamente el vicio de la naturaleza es la voluntad de no aceptar un superior. d e nota una actitud de radical oposición a toda "utilización" de una persona al servicio de otra. ser la posición general sobre la autoridad. 1. donde ningún hombre dominaba a otro hombre.parece. "Comenzaron a ser malos los hombres en su interior. Como puede verse. y esto es más notable. 15. donde no habrá necesidad del "officium imperandi". et volatilium caelì. ¿qué es la soberbia sino el apetito de un encumbramiento perverso? El encumbramiento perverso consiste (21) "Hoc naturalis ordo praescribit. dice. XEX. si no hubiese precedido la mala voluntad. tomada en sí misma. pero sobre todo en una concepción de la persona. no se ha basado e n una deducción. Así creó Dios al hombre. No se hubiese llegado a una obra mala.403). (De Civ. G Ó M E Z PÉREZ "Esto es prescripción del orden natural. X I X .

pero. commemoro vos. nisi perversae celsituddnis appetitus? Perversa enim celsitudo est. Quomodo autem revelaverit. X I V . La resistencia a aceptar la autoridad puede. Porro malae voluntatis initium quod potuit esse nisi superbia? Initium enim omnis peccati superbia est (Ecc: 10. esse in nomine liberum voluntatis arbitrium. Y se complace demasiado en sí mismo. deserto eo cui debet animus inhaerere principio. sibi quodammodo fieri atque esse principium. Esta descripción se refiere directamente a las relaciones del hombre con Dios. os lo recuerdo no con palabras humanas. los demás hombres. non 155 . Esto sucede cuando el ánimo se complace demasiado en sí mismo. precisamente. Esta libertad es p a (23) "Ui occulto autem mali esse coeperunt. refiere que Adán descargó la responsabilidad de su pecado en la mujer (Gen 3. quod ei magis placeré debuit quam ipse sibi" (De Civ. El tema de la libertad en San Agustín no es fácilmente abordable. nisi praecessisset mala voluntas. porque los mismos preceptos divinos de nada servirían al hombre si no tuviera libertad para c u m plirlos. sino de la resistencia —que puede traducirse en hechos o permanecer en el interior de la conciencia— a admitir que exista una autoridad y que la libertad humana deba doblegarse ante ella. y así llegar al premio prometido" (25). AGUSTÍN en abandonar el principio al que el ánimo debe estar unido y hacerse en cierta manera principio para sí mismo. la raíz más profunda de este desasosiego humano es. 955). 12-13). una obligación. 13. todo el capítulo 14 (BAC 958-959). escrito por san Agustín pocos años antes de su muerte. cum ab illo bono immutabili déficit. (24) Cfr. sin duda alguna. la característica peculiar que presenta la libertad humana después del pecado. lo revelara. que no sean un motivo de soberbia. Es innegable que el hombre goza de libre albedrío: " N o s reveló el Señor por sus santas Escrituras que el hombre posee un libre albedrío. con todo la soberbia busca descargar sobre otro el crimen que se ha cometido" (24). Non enim ad malum opus perveniretur. Cómo. Hoc fit. ut in apertam inobedientiam laberentur. De Civ. n o nieguen que lo han cometido (el pecado). sino divinas. Primero. siguiendo el relato del Génesis. Quid est autem superbia. X I V . Pero no se trata aquí de eso. quizá basten algunas r e ferencias a una obra donde la discusión central versa precisamente sobre el estado de la libertad del hombre post peccatum: el De grafía et libero arbitrio. cum sábi nimis placet. BAC.LIBERTAD E N S. incluso la resistencia a la autoridad será. 1. pero es lógico que una naturaleza así viciada por la soberbia se comporte del mismo modo en las relaciones con sus semejantes. estar basada en muchos motivos. para el objeto de estas páginas. 15). cuando. Para san Agustín. y serlo. (25) "Eevelavit autem nobds per Scripturas suas sanctas. Sibi vero ita placet. pues. Y lo dice expresamente en el caso de Caín: " A u n que como Caín. en algunos casos. San Agustín lo da a entender a continuación. cuando se separa del bien inmutable. que debería agradarle más de lo que se agrada él a sí mismo (23).

BAC 232). tune dicendum est opus bonum" (ibidem. San Agustín cita aquí el conocido texto de Eccli. porque. BAC 270). Dice san Agustín: "nec gratia sola nec ipse solus. " E l querer y el no querer es cosa de la propia volunt a d " (29). donde comenta el texto de 1 Cor 15. Ni tampoco. nisi haberet liberum voluntatis arbitrium. son muchísimos. La libertad supone siempre. y entonces es buena" (32). sino cúlpese a sí m i s mo.. VI. sed gratia Dei cum ilio". 5. el libre albedrío es. BAC. para san Agustín. porque si libremente obra entonces existe la obra buena" (28). o bien se ha liberado del pecado. II. En otras palabras. (30) "Sed timendum est ne ista omnia divina testimonia et quaeeumque alia sunt. Quando enim volens facit. pero no siempre esta es b u e n a . cuando peca. Non ego autem. " E s de t e mer que todos estos divinos testimonios a favor del libre albedrío y cualesquiera otros. (32) "Semper est autem in nobis voluntas libera. 3. adiutorio et gratiae Dei locus non relinquatur" (ibidem. a lo que tú quieras tenderás la mano. 11-18: " D i o s hizo al hombre desde el principio y le dejó en manos de su albedrío. siempre presenhumano eloquio. (28) "Nemo ergo Deus causetur in corde suo. II. GÓMEZ PÉREZ trimonio del hombre desde el principio. V. El pecado no suprime el libre albedrío. que permanece siempre. ut ad vitam piam et bonam conversatdonem. III. por cierto. (27) "Quid illud. BAC. s e parable del designio completo de Dios. cum peccat. quod tam multis locis omnia mandata sua custodiri et fieri iubet Deus? Quomodo iubet. quae sine dubitatione sunt plurima in defensione liberi arbitrii. Ante ti puso el fuego y el agua. 2. quo ea faoiens ad promissa praemia perveniret". juzgue el obrar como ajeno a su libertad. lo que cada uno quiere. se interpreten en forma de no dejar lugar ninguno al auxilio y gracia de D i o s " (30). sed sibi imputet quisque. 156 . Primum. BAC 234). (26) "Ecce apertissime videmus expressum liberum humanae voluntatis arbitrium" (De grat. sic ántelligantur. 230). sed divino. En cualquier situación histórica del hombre libertad y gracia están previstas juntamente. cuando sirve a la justicia. 12. IV. que. Más adelante dice: " ¿ Q u é significa que Dios mande tan repetidas veces guardar y cumplir todos sus preceptos? ¿Por qué mandar. le será d a d o " . quia ipsa divina praecepta nomini non prodessent. III. aut a peccato libera est. 31. (De grat. Aut enim a iustitia libera est. cuando obra bien. BAC. arb. 6. alienet hoc a propia volúntate. 9-10: Gratta eius in me vacua non fuit. 5. 228). cui merces aeterna debetur. Ante el hombre están la vida y la muerte. et lib. (29) "Velie enim et nolle propriae voluntatis est" (ibidem. Y comenta: "Aquí aparece clarísimamente el libre albedrío de la voluntad h u m a n a " (26). Neque cum aliquid secundum Deum operatur. la manera.. Pero la libertad no puede considerarse como un bien en sí. y entonces és m a l a . cuando sirve al pecado. y ninguna de estas dos realidades puede excluir a la otra (31). 234). ibidem. si non est liberum arbitrium? (ibidem... et lib.E. 4>. el auxilio y la gracia de Dios. X V . "Siempre gozamos de libre voluntad. y es de sabios hacer su voluntad. et tune est mala. en su verdadera esencia. sed gratta Dei mecum. si no hubiese libertad?" (27). Si tú quieres. arb. sed non semper est bona. "Nadie haga a Dios responsable. et lib. o bien se ha liberado de la justicia. 15. et tune est bona" (De grat. II. quando servit iustitiae. quando servit peccato. (31) Cfr. puedes guardar sus mandamientos.

Ecce osteñduntur etiam peccato minime potuisse.. habendi plenam cum immortalitate iustitiam. I. que precisamente por el libre albedrío peca. sí. Quis autem nostrum dicat. erais libres de la justicia. nisi alia libértate. 6. sino por la gracia del Salvador" (35) (que. 86. y gloriándose en él y no en el Señor (1 Cor 1.. escogen lo que les agrada. fratres. AGUSTÍN te. 20). non in Domino glorietur (1 Cor 1. dicente Domino: 'Si vos Pilius liberaverit. 3 6 ) . propter quod natura humana divina indiget gratia. quam de Domini adiutorio confidatur. el fundamental— de una actitud agustiniana que arroja mucha luz sobre su verdadero planteamiento de diversos problemas teológicos. "Defendiendo (los pelagianos) el libre albedrío. (35) "Liberum arbitrium defendendo praecipitant. entonces seréis verdaderamente libres (lo 8. hoc eis placet quod eos libet. ut de illo potius ad faciendam iustitiam. para hacer la justicia. (34) Tract. y el sucesivo crecimiento en libertad se confunde con el sucesivo crecimiento en justicia y santidad. nisi arbitrio voluntatis: liberi autem a peccato non fiunt. 3 1 ) . de "funcionar" la voluntad humana. en él que en la ayuda de Dios. s o bre todo teniendo en cuenta que el "uso para la justicia" del libre arbitrio proporciona los verdaderos bienes y la verdadera liberación. BAC X I V . porque esto es lo mandado por la ley de D i o s " (23).. ¿Quién entre nosotros dice que por el pecado del primer hombre pereció el libre arbitrio en el género humano? Pereció. la libertad a causa del pecado. no son libres de la justicia. BAC 256). Ni se hacen libres del pecado. Liberi ergo a iustitia non sunt. ut per illud peccent. tune veré liberi estis' (lo 8." (ibidem. en la tra- 157 . Baste un solo texto — p o r lo demás. serviré. 31). 2. confiando m á s . "Prima libertas est carere criminibus" (34). inquit. En lo cual se muestra que ni al mismo pecado pudieron servir sino con otro género de libertad. es decir. máxime omnes qui ¡cum delectatione peccant et amori peccati. 465. nisi gratia Salvatoris" (Contra duas epístolas pelagianorum. sed illa quae in paradiso fult. BAC IX. 22. amando el pecado. servi peccati. 9. liberi fuistis iustitiae' (Rom. Se dibuja así la concepción plenamente agustiniana de la l i bertad como "libertad para el bien". in lo. lo p r e cipitan. debetis quidem per liberum arbitrium non faceré mala. 5. Por eso dice el Apóstol: Cuando erais esclavos del pecado. quod primi hominis peccato perierit liberum arbitrium de humano genere? Libertas quidem periit per peccatum. "Por tanto. Tan es así que el libre albedrío no pereció en el pecador. Unde et Apostolus: 'Cum essetis. Por tanto. debéis no hacer el mal y practicar el bien. sino por una intervención del arbitrio de la voluntad. Nam liberum arbitrium usque adeo in peccatore non periit. 36): utique Uberi ad bene iusteque vivendum. 41.LIBERTAD E N S . con vuestro libre albedrío. sí. hoc enim nobis lex Dei praeeipit. X . libres para vivir bien y justamente. sobre todo los que pecan con deleite y. atque ut in se quisque. por eso la naturaleza humana necesita la gracia divina y el Señor dice: Si el Hijo os diere libertad. p o (33) "Itaque. et faceré bona. Ev. Pero el "uso para el pecado" de ese libre arbitrio difícilmente merece el nombre de libertad. pero la libertad que existía en el paraíso de poseer plena justicia junto con la inmortalidad.

sirve. cfr. ¿quién es mayor.4 5 : "pues tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido. actúa con el hombre: " n e c gratia sola nec ipse solus. sólo un contrato permite que la coexistencia de v o luntades autónomas no precipite en una confrontación violenta. ni por sórdido lucro. m á s que nada. Me 10. no reyes. Esta situación de in-justicia no admite el imperio de Dios (Non serviam! en la caída de los ángeles. es liberarse de todo laso con. por eso mismo. La autonomía de otra voluntad se advierte como un peligro latente para la propia voluntad. Porque. si acaso. un "verse libres de la justicia". Y esa modificación adquiere esta precisa característica: no todos mandan.R. sino convertir la propia voluntad en el principio. San A g u s tín interpreta las palabras Qui episcopatum desiderat bonum opus ducción me he separado algo del texto de la BAC que. ningún otro régimen heterónomo. He aquí algunos textos: " S e suscitó entre ellos una contienda sobre quién de ellos había de ser tenido por mayor. 24-27. la segunda frase no traducida es. Cuando la autonomía de la voluntad se entiende como el principio radical no cabe ya un orden en las voluntades sino. en este estado de cosas. 158 . sino que el mayor entre vosotros será como el menor y el que manda como el que sirve. una injusticia. sino a servir"). en profundidad. dice san Agustín p a ra señalar. G Ó M E Z PÉREZ dría añadirse. 1-16).3 ) . l o 10. Y esto. 4 2 . una nostalgia hacia una situación en la que la sociedad no incluyera la relación imperioservicio. Los primeros justos eran pastores. modifica — s i n suprimirla— la relación imperio-servicio. fundamental para entender el pensamiento agustiniano). El libre arbitrio para el mal es. Esta concepción encuentra fundamentos explícitos en el Evangelio. El que parece dominar. como decía K a n t . Los reyes de las naciones imperan sobre ellas y los que ejercen la autoridad sobre las mismas son llamados bienhechores. en el nivel de mayor profundidad. "ser como dioses" en la caída del hombre) y. una "coexistencia de libertades". es no admitir ningún principio fuera de la propia voluntad. sino con prontitud de ánimo. El les dijo. Cristo se presenta efectivamente como el buen pastor (cfr. no traduce las palabras que he subrayado en el texto latino. el que está sentado a la mesa o el que sirve? ¿No es el que está sentado? Pues yo estoy entre vosotros como quien sirve" (Le 22. Para san Agustín. sed gratia Dei cum i l l o " ) . Es. Y siempre queda. pero no así vosotros. Y San Pedro habla así del gobierno en la Iglesia: "Apacentad el rebaño de Dios que os ha sido confiado. sino sirviendo de ejemplo al rebaño" (1 Petr 5. 2 . la auto-nomía de la voluntad: el amor del hombre a sí mismo. no como dominadores sobre la h e r e dad. sin embargo. una prefiguración de la relación m a n d o servicio en la Ciudad de Dios. según Dios. la verdadera liberación operada por la gracia de Cristo. n o por fuerza. sino que todos sirven. por tanto. sino con blandura. entre otras cosas.

quippe. si velimus. Aquél es el nombre del oficio. fratribus suis i n serviunt. de tal manera restaura el valor de cada persona. non honoris. aquél es el n o m bre del peligro. Para vosotros soy obispo. sobre todo. éste el de la gracia. Graecum est enim. Esta concepción fuerte de la autoridad como servicio está en la. La palabra es griega y significa que el que está al frente es s u perintendente de los demás. tarnen indecenter appetitur'V (De Civ. el lugar superior. quod Ule qui praeficitur. A G U S T Í N desiderat (1 Tim 3. ha sido citada f r e cuentemente y recogida en la Constitución Lumen gentium: " C u a n to me aterra lo que soy para vosotros. non prodesse. Esa dignidad. etsi ita teneatur atque administretur ut decet. qui sacra potestate pollent. Una frase. Lumen gentium. base del respeto por el cristiano corriente que se advierte en las obras de san Agustín. vobiscum sum christianus. con vosotros soy cristiano. 1. Las palabras del sermón agustiniano. qui praesse dilexerit. entendidas en el contexto del pensamiento de san Agustín sobre la autoridad. sino de trabajo. atque inde ductum vocabulum. sino una estricta exigencia de la dignidad común a todos los miembros del Pueblo de Dios. al cuidado de la Secretaría General de Vaticano II. curam eorum scilicet gerens: *Em. BAC 1.. X I X . así me consuela lo que soy . OKOITOC. podría llamarse). es indecoroso desearlo. ML 38. hoc gratiae. se puede traducir éitiaKo-rteív por superintendere. Por eso. 1) de una manera m u y peculiar: "Quiso exponer qué es el episcopado: que no es nombre de honor. que el gobierno s e convierte en servicio (servicio de autoridad. 159 . Intentio est: ergo émaKOiraív. con tal de que se entienda que e s obispo quien desea ser útil. Super. a pesar de las concretas desviaciones que pueden haberse dado históricamente. que entra dentro del ocio laudable. por tanto. 32). Itaque a studáo cognoscendae veritatis nemo prohibetur. cfr. Cuando la constitución Lumen gentium dice que "ministri enim. Así pues. ut intelligat non se esse episcopum. no quien ama presidir. el Concilio trata explícitamente de la autoridad de los obispos: "Episcopi E c (36) "Exponere voluit quid sit episcopatus: quia nomen est operis. sine quo regi populus non potest.LIBERTAD E N S . éste es el de la salvación" (37). En un texto m u y claro. Vobis enim sum episcopus. ibi me consolatur quod vobiscum sum. aun cuando se obtenga y se administre como es debido" (36). eis quibus praeficitur superintendit. intención. es decir.. locus vero superior. (38) Las citas del Concilio están hechas según la edición típica. sin el que el pueblo no puede ser gobernado.con vosotros. latine Superintendere possumus dicere.482.. vero. illud periouli est. hacen ver que el peligro consiste en convertir la autoridad en dominio. hoc salutis" (Sermo 340. (37) "Ubi me terret quod vobis sum. — Puede observarse que es esta parte de la Constitución Lumen gentium la que más abundantemente se ve rodeada del testimonio de la tradición cristiana. está al cuidado de ellos. publicada en Roma (1966). 19. La concepción de la autoridad como servicio ha permanecido en la Iglesia.411). Illud est nomem officii. el " c o n vosotros soy cristiano" no es una "concesión graciosa" h e cha al pueblo cristiano. 1. quod ad laudabile pertinet otium.. 18) no hace sino repetir una tradición que se perpetúa desde el principio (38). todos pueden aplicarse a la búsqueda y al estudio de la verdad." (n. 'EuC significa sobre y CFKOTTÓC.

Todo sucede como si la desviación de voluntades —separadas del B i e n — tendiese a instrumentalizar a las otras voluntades. En estas situaciones.) que hace necesaria la relación autoridad-obediencia. pero no por eso menos violento. se corre el peligro de entender "pastoral" y "autoridad" en una convivencia no armónica. qua quidem nonnisi ad gregem suum in veritate et sanctitate aedificandum utuntur. Bajo la gracia. pero. Madrid 1968. consiliis. hay una " n a t u r a l " c o n cordia. Este cambio es enunciado con la paradoja de que " l o s que parecen mandar. 16. 360). Pueden verse también unas palabras del decreto sobre el ofioio pastoral de los obispos: "Al ejercer su oficio de padre y pastor. por tanto. en definitiva. corresponde a la teología üm minar más esta imagen con el particular sentido que la autoridad debe tener en la Iglesia. vivan y trabajen en comunión de caridad" (n. si pueden llamarse así. 160 . el único Bien que puede plenamente atraer la voluntad humana. el hombre sabe de nuevo dónde está el verdadero Bien. El texto citado es del n. trar ducción de la Edición de Palabra. memores quod qui maior est fiat sicut minor et qui praecessor est sicut ministrator (Le 22. Afrontando el peligro que supone todo resumen — y más en un tema ya en sí tan complejo— se podría decir que. una libre y convergente convivencia de amores. verdaderos padres que se distinguen por el espíritu de amor y solicitud hacia todos y a cuya autoridad. verum etiam auctoritate et sacra potestate. necesario.R. conscientes de sus deberes. (39) Podrían citarse. G Ó M E Z PÉREZ elesias particulares sibi commissas ut vicarii et legati Christi r e gunt. etc. los nn. sino cualitativamente. En el estado del hombre después del pecado aparece el dominio. juega con la antítesis " n o n praeesse. todos se someten con agrado. Pero esta necesidad no logra hacer desaparecer la innata resistencia a someterse a otro que n o es. 26-27). La pérdida del verdadero fin hace que se vea como fin último una categoría de fines subsidiarios (el bien de la ciudad temporal. San Agustín no utiliza el término servicio. sirven". que ciertamente Dios les ha conferido. ni en la convivencia eterna de la patria del cielo. sean los obispos en medio de los suyos como quienes sirven (cfr. Se puede notar también el empleo continuo de la imagen del pastor. casi enteramente. 2 6 2 7 ) " (39). sed prodesse". "Pastoral" y "autoridad" no necesitan convivir: son una sola y misma cosa. Congreguen y formen a la familia entera de su grey de tal modo que todos. Sin embargo. y en el mismo sentido comenta con frecuencia las palabras del Evangelio " n o vino a ser servido. 18-28 de la Lumen gentium. que debe ser extirpado cuanto antes. para san Agustín la relación de dominio no existe ni en el principio ni en el fin de la historia h u m a n a : ni en la convivencia de los hombres antes del pecado. p. la relación dominio-obediencia (que continúa existiendo) cambia y no sólo cuantitativamente. buenos pastores que conocen a sus ovejas y ellas los conocen. De otro modo. sino a servir". la paz terrena. tanto en este decreto como en la constitución Lumen gentium. exemplis. con la consecuencia de que la imagen aparece como un recurso retórico o como un residuo de un pasado "autoritario". en el caso concreto del oficio episcopal. aunque esta violencia pueda tener grados diversos. 27. suasionibus. Le 22.

se explican luego en profundidad. La obediencia. se trata. en definitiva. Pero en nuestros días quizá resulte desacertado emplear fórmulas teológicas que. etc. sino el objetivo soteriológico de todo el Pueblo de Dios. en un texto dirigido a los sacerdotes pero que corresponde a t o dos. a la autoridad es obediencia a la fe. AGUSTÍN Este planteamiento corre. en el mejor de los casos — y es el clásico tratamiento que se ha hecho de esta realidad cristiana— " c o m o una virtud moral que hace pronta la voluntad para ejecutar los preceptos del s u perior" ( 4 1 ) . es que el hombre. es cierto que en este Pueblo hay una estructura jerárquica. Porque el acto de fe es voluntario por su propia naturaleza. 5: 16. con la referencia a puntos fundamentales. pero que puede esclarecerse mejor acercándola a la realidad que está sustentándola: la libertad. (41) Summa Theologica. al destino salvífico de la Iglesia. pero no la única posible y. en la Iglesia. La obediencia a la fe ha de ser Ubre. (42) Cfr. ciertamente. por lo tanto. a la caridad. cae por tierra. " U n o de los principales puntos de la doctrina católica. La Ciudad de Dios es una obra de crisis y de anticipación. chocantes al principio. no la más adecuada hoy. 161 11. a su vez. La referencia a la caridad —forma de todas las virtudes— es. el motivo formal de la obediencia (la autoridad del superior) está íntimamente ligado al cumplimiento de la voluntad divina. ya que el hombre.! en sí misma excelente. Pero en san Agustín el tratamiento diverso no está visto desde un ángulo peyorativo para la sociedad no-eclesial. 538). Este modo de explicar las realidades cristianas se justifica en un contexto en el que no se pierde nunca de vista las líneas básicas del sistema. no un intento de modus vivendi con una civilización que se desploma. pero también esta estructura está ordenada al mismo fin. n a die puede ser forzado a abrazar la fe contra su voluntad. Que la obediencia sea una manera de decir libertad puede sonar extraño. 26. el principal instrumento teológico para evitar una concepción excesivamente exterior de la teología moral y de la teología dogmática. como se sabe. porque de la obediencia se ha hablado como de la virtud que exige el sacrificio de la propia actitud o. desde luego. de una concepción arquitectónica de la teología. c u a n do cree. Rom. 1. sino desde el ángulo de la afirmación de la conclusión de la h i s toria humana. contenido en la palabra de Dios y predicado por los Padres constantemente. al designio de redención. p. dejada a sí misma. 2-2 104 2 ad 3. La obediencia no tiene como último motivo formal la autoridad del superior. es decir. 15 (Palabra. El Concilio Vaticano ü . Esta última concepción. A la autoridad entendida como servicio (servicio de autoridad) deberá corresponder en la Iglesia una obediencia. como escribía frecuentemente san pablo (42). debe responder voluntariamente a Dios. el peligro de separar la relación autoridad-obediencia que se da en la Iglesia de la r e lación autoridad-obediencia que se da en el resto de la sociedad de los hombres. habla de una "obediencia que conduce a una más madura libertad de hijos de Dios" ( 4 0 ) . Para santo Tomás. sin él.LIBERTAD E N S . n. redimido por Cristo Salvador y llamado por Jesucristo a la (40) Decreto Presbyterorum ordinis. SCRIPTA THEOLOGICA . y este. que es también servicio. es claramente instrumental.

atraído por el Padre. al mismo tiempo. del sentido específico de la autoridad en la Iglesia. la libertad tiende a convertirse en servilismo o. La obediencia a la fe lleva consigo la obediencia plena a lo r e velado. * » « Quizá ahora pueda entenderse cuáles son las causas principales que ponen en crisis la autoridad. adhesión libre a esta disposición. Todos en el Pueblo de Dios están al servicio de la misión salvífica de la Iglesia. la relación autoridadobediencia tiende o convertirse en una relación dominio-servidumbre. es decir. . en la verdadera libertad. ante el Dios que se revela. convirtiéndose (según la terminología agustiniana) en libertad. Así se entiende que la obediencia sea. p. que no puede configurarse a semejanza de otras estructuras sociales. En otras palabras. este libre arbitrio se ejerce. en rebelión. por contraste. que se revela a Sí mismo. tampoco la corrección de una hipotética situación de este estilo puede estar inspirada en los esquemas forjados para salir de una previa (43) 162 Declaración Dignitatis humanae. aun en un clima de fe. a semejanza de la que se da en otras sociedades no inspiradas en la fe y en la caridad. sin m á s . que la obediencia signifique un negar tout-court lo propio h u m a n o : porque la fe es divina y humana al mismo tiempo. pero comprensible—. El libre arbitrio de la voluntad no desaparece nunca y. Si la fe pierde. Y como en lo revelado está la disposición jerárquica de Pueblo de Dios. G Ó M E Z PÉREZ adopción de hijos. n. es decir.R. en el subdito — p o r una desviación no justificable. si la autoridad no m a n tiene —interior y exteriormente— su verdadera naturaleza de servicio. servicio y libertad. y que pueda ser llamada servicio de libertad. de la advertencia continua del objetivo de la ciudad de Dios. la libre adhesión a lo revelado. quizá m á s claras. 10 (Palabra. porque esta misión — c o n oficios diversos— ha sido encomendada a todos. rinda Dios el homenaje racional y libre de la f e " (43). La primera puede ser la pérdida o el debilitamiento de un clima de fe. 589). Si la autoridad en la Iglesia no debe nunca ser entendida con los módulos de u n régimen político autoritario. que es la libertad para el bien. a n o ser que. Otra posible causa de la crisis de autoridad es la pérdida. Por eso no puede decirse. la libertad sea entendida como "liberación de la justicia" y n o como "liberación del p e cado". es del hombre. Y esta decisión. es humana. obra de la gracia con el hombre. en la persona — s e a superior o subdito— su radicalidad de principio fundante de la vida nueva. quiere decir. no puede adherirse a Dios. La pérdida — e n los que detentan la a u toridad— del sentido auténtico del servicio de autoridad crea entonces las condiciones para que. la obediencia en el Pueblo de Dios.

cada persona r e c o bra tal dignidad. para evitar equívocos. Que esta situación se haya dado m á s o menos. porque. Es cierto de todos modos que la relación servicio de autoridad-servicio de libertad se da a la Iglesia. sino por constitución. concreto. la teología prestaría un excelente servicio al Pueblo de Dios insistiendo y persistiendo en una ilustración racional de esta realidad de fe que se muestra además. que la misma autoridad está puesta a su servicio. La corrección de un posible estado anómalo de autoridad no ha de basarse en una imitación de las declaraciones de los Derechos del Hombre. finalmente. por el contrario. potenciados. etc. Pero todo esto quedaría vacío de sentido al faltar una comprensión sobrenatural de la verdadera esencia de la autoridad y de la obediencia. claro. ni sólo prefiguración de un estado futuro: es un rasgo esencial declarado explícitamente por Cristo. si cabe. que esté en peligro. los derechos de la persona son. por Cristo. A G U S T Í N existencia de tiranía. Como decía al principio. aunque no al servicio de su " a u t o n o m í a " .LIBERTAD E N S. sino al servicio de su personal misión en el seno del Pueblo de Dios. Sólo en la Iglesia existe el designio divino de que la autoridad sea servicio y la obediencia ejercicio completo de libertad. como una paradoja típicamente cristiana: sirven los que mandan. 163 . éste ha de ser preciso. que se dé. no c o m o un ideal solamente. en la fe. y esto. que el ejercicio de la autoridad en la Iglesia no excluye la existencia de un ordenamiento jurídico. no por t á c tica. son situaciones históricas que habrá que enjuiciar en cada caso. sino como una realidad que puede ser vivida gracias a esos principios infusos de nueva vida: la fe. son plenamente libres los que se someten. En la Iglesia. Podría advertirse. Y este designio no es mera imagen. la e s peranza y la caridad. sino porque en la Iglesia la autoridad no p u e de atentar nunca a los derechos de la persona. y no porque estas declaraciones sean falsas o inútiles.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->