Está en la página 1de 1

Dicen que los besos enferman, Eso a mí me lo contaron... Pero sígueme besando, Que a mí ya me vacunaron...

Dicen que la maya inca cogiéndola por la punta pero más inca una lengua cuando con otra se junta. Si la mar fuera cerveza, y el rio fuera ron, yo me la pasaría nadando como un campeón. Del cielo cayo un pañuelo, bordado en cuatro pedazos, así yo daría mi vida, por tenerte a ti en mis brazos. Cuando supe la noticia, de que ya no me querias, hasta la perra de mi casa, me miraba y se reia. Yo quiesiera ser el sol, para entrar por tu ventana, y dartes los buenos dias, acostadito en tu cama.

Tendré que subir al cielo, escalón por escalón, para buscar a esa mami, que me robó el corazón.

Si te dicen triqueñito nunca niegues tu color porque de to’s los colores el trigueño es el mejor. En el patio de mi casa hay una mata de rosas tiene un letrero que dice el que no aprieta no goza Bomba pide el trovador y yo le doy un bombazo si te sigues arrimando te voy a dar un toltazo! Que triste es cruzar el mar en una noche sin luna, pero más triste es amar sin esperanza ninguna... Dicen que el negro es tristeza y yo digo que no es verdad, porque tus ojos son negros y son mi felicidad! Dicen que a todas las suegras las van a tirar al mar, que suerte la que yo tengo ¡la mía sabe nadar! Dicen que tu padre es juez que encarcela a los ladrones debía encarcelarte a ti por robar los corazones. Eres mujer ejemplar simpática y halagueña, tienes el tipo ideal de mujer puertorriqueña...

Cada ves que veo la cama, maldigo la suerte mia, para que quiero tanta cama, sino tengo compañia. Si a tu novia tu la dejas, no la vuelvas a querer, porque aquello que se bota, no se vuelve a recoger. Quisiera ser pensamiento, para estar dentro de ti, y saber lo que tú piensas, cuando no estoy junto de ti. Puerto Rico para arriba, Puerto Rico para abajo, y al que no le guste eso, que se vayan pal trabajo.